Qué es un aborto y por qué la mujer debe tener ese derecho

La vida no se puede y no se debe preservar siempre

A.S.K. | 30 de enero de 2005 | Obrero Revolucionario [now] Periódico Revolución | revcom.us

 

El movimiento fascista cristiano lleva décadas organizándose y extendiendo su influencia en la sociedad con grupos religiosos, centros de "investigación", juntas escolares, cabildeo, programas de "educación sexual" que recomiendan "abstinencia", películas como La pasión de Cristo y otras obras culturales, etc. Con la reelección de George Bush, se ve que el movimiento fascista cristiano está firmemente atrincherado en los altos niveles de la clase dominante y del gobierno. Tiene mucha iniciativa y está marcando la pauta, y ningún otro sector de la clase dominante tiene ni las ganas ni el empuje para oponérsele. Envalentonado por la victoria de Bush y guiado por un programa social de valores tradicionales, el movimiento fascista cristiano está en una cruzada contra el aborto para restringir los servicios y los fondos disponibles, fortalecer grupos de oposición, fomentar nociones anticientíficas (como que el feto es un "ser humano") y preparar el terreno para prohibir el aborto totalmente con un nuevo fallo de la Suprema Corte.

El derecho a controlar su propia reproducción es un elemento esencial de la liberación de la mujer; por eso, prohibir el aborto y controlar más a la mujer es un aspecto central y un grito de batalla del programa social fascista cristiano. Por eso mismo, todos los que no quieren vivir en una nueva Edad Media de pesadilla, tienen que sumarse a la batalla política por el aborto. Para librar esta batalla, se necesita la verdad y conocimiento científico.

El artículo que publicamos a continuación, con leves cambios editoriales, salió por primera vez en el OR No. 897.

 

¿Es cierto que el feto es una forma de vida? Claro que sí. Lo forman células vivas, está creciendo y procesando energía, tiene la capacidad de madurarse y reproducirse, tiene un sistema genético y demás.

¿Matará el aborto esa forma de vida? Sí, cómo no.

Bueno, ¿entonces el aborto, no es matar a otro ser humano? No, claro que no.

Un feto todavía no es un ser humano. Es más bien como una semilla o un germen de ser humano. Está vivo, pero también están vivas todas las otras células del cuerpo de la mujer. Todavía no tiene vida propia. Todavía no es una vida separada de la vida de la mujer en cuyo útero está.

El hecho de que algo tenga las características de la "vida" no implica que hay que preservarlo. Esto es obvio. Pensemos en eso por un momento: los seres humanos matamos seres vivos todo el tiempo por un bien mayor. Lo hacemos cada vez que comemos: todas las frutas, verduras y carnes vienen de plantas y animales que han muerto para alimentarnos. Lo hacemos cada vez que cortamos un árbol para hacer leña, cada vez que tomamos antibióticos para matar los microbios que nos enferman, cada vez que matamos a otro ser humano en defensa personal o para impedir que le cause sufrimientos y muerte a otros seres humanos.

Mejor dicho, matamos unos seres vivos para preservar y enriquecer otras vidas.¿Y la vida de la mujer ?

La vida de la mujer obligada a continuar un embarazo indeseado está en peligro. Puede tener que hacerse un legrado clandestino, que la puede matar. Y si tiene un hijo que no quería, su vida quedará debilitada y degradada. Perderá orgullo y respeto por sí misma porque la sociedad le ha dicho que no vale nada: ¡a un montón de células que ni siquiera son un ser humano todavía le dan más respeto y más valor que a ella! Como no le permiten controlar su propio cuerpo, su propia reproducción, como no le permiten decidir si quiere ser madre ni cuándo, no tiene más libertad que una esclava.

Si una mujer quiere interrumpir un embarazo (por la razón que sea), debe tener la libertad de hacerlo sin complicaciones. Esto es por un bien mayor: por la salud y bienestar general de esa mujer, cuya vida debemos valorar más que la de un feto en formación. Y por el bien de la humanidad. Al fin y al cabo, ¿no le conviene a toda la humanidad que las mujeres no sean esclavas?

Los grupos "pro-derecho a la vida" no están de acuerdo, en absoluto. Han mostrado con toda claridad que para ellos la vida del feto es más importante y tiene más valor que la vida de la mujer en cuyo útero está. Desde un punto de vista social, la gente que quiere arrebatarle a la mujer el derecho al aborto no es más que una bola de perros rabiosos.

Pero desde un punto de vista científico, son unos tontos ignorantes o unos mentirosos calculadores.

Un feto no es un bebé: Es parte del cuerpo de la mujer

¿Han visto las fotos que muestran? Son ampliaciones de fetos casi a punto de nacer (pero en Estados Unidos más del 90% de los abortos se hacen en los tres primeros meses de embarazo). Muestran esas fotos para hacer creer que todos los fetos abortados son como bebitos preciosos que dan ganas de cargar. ¡Pero no lo son! ¡Para nada!

¿Y han notado cómo esos fetos flotan solos, como si no estuvieran dentro de una mujer? ¿Dónde está la mujer? Hasta en la mayoría de los textos escolares los fetos se ven dentro del útero, ¡pero no dentro de una mujer! ¿Se les olvidó que ahí hay una mujer?

La Operación Rescate aprovecha el hecho de que a mucha gente la mantienen en la ignorancia y no sabe cómo funciona su cuerpo: qué pasa dentro del cuerpo, el desarrollo de un embarazo, etc. Veamos cómo se desarrolla un feto.

La verdad es que el embarazo es un proceso que toma tiempo. Y no es un suceso misterioso guiado por fuerzas externas. Es parte de los procesos normales del cuerpo de la mujer. No del hombre, que no tiene nada que ver con el embarazo, fuera de poner el semen. No de la iglesia ni del gobierno ni de ninguna otra persona. Ocurre en el cuerpo de la mujer.

El óvulo pasa a ser un feto y crece nueve meses solo porque la fisiología de la mujer (el funcionamiento de su cuerpo) hace que ocurran esos cambios.

Repasemos lo que pasa en el primer trimestre de embarazo (de 1 a 13 semanas desde la última menstruación):

Todo comienza con un óvulo (célula de reproducción de la mujer) y un espermatozoide (célula de reproducción del hombre). Los dos están vivos.

Durante más o menos 30 años de la vida de una mujer, los ovarios sueltan uno o más óvulos vivos cada mes. ¡Eso es una gran cantidad de óvulos a lo largo de la vida! ¡Cada vez que un hombre eyacula suelta de 200 a 400 MILLONES DE ESPERMATOZOIDES VIVOS! La mayoría se muere. Es curioso, ¿verdad?, que aunque los óvulos y los espermatozoides también son "vida", ¡los pro-derecho a la vida no se han puesto a "salvarlos"!

Si uno solo de esos espermatozoides entra por la vagina al útero, sube por uno de los tubos de Falopio (los tubos situados a los lados de los ovarios que recogen el óvulo que estos sueltan) y se tropieza con un óvulo maduro, puede fertilizarlo. Eso quiere decir que se juntan. El resultado se llama óvulo fertilizado.

El óvulo fertilizado baja por el tubo. Comienza como una célula pero rápidamente se divide en dos, en cuatro y así sucesivamente. Cuando el óvulo llega al útero (un músculo en forma de pera, hueco en el interior), todavía es mucho más pequeño que el punto al final de esta oración.

Si ese óvulo se pega a las paredes del útero, el embarazo continúa. Si no se pega, será expulsado con la próxima menstruación. Cuando eso pasa —una forma de aborto espontáneo— la mujer no se alcanza a dar cuenta de que estaba embarazada.

Cuando el óvulo se implanta en el útero, comienzan una serie de cambios hormonales que hacen que la mujer no tenga la próxima menstruación. Los análisis para ver si una mujer está embarazada miden el nivel de esas hormonas en la sangre o en la orina.

Al óvulo implantado ahora se le llama embrión. Sus células comienzan a cambiar de posición y él comienza a cambiar de forma. Las células están comenzando a "diferenciarse". Eso quiere decir que están empezando a tener diferentes funciones y a formar diferentes tejidos, que más tarde serán las partes del cuerpo. Por ejemplo, unas células serán de la piel, otras de los ojos, otras del corazón.

A las tres semanas de embarazo, el embrión apenas mide 2 mm (2 milímetros) de largo, o sea, como el tamaño de la letra "o".

La placenta se forma por una combinación de tejidos del útero de la mujer y tejidos del embrión. Es una masa de tejido con muchas venitas, que conecta el embrión al sistema circulatorio de la mujer. Durante todo el embarazo el feto permanece conectado a la placenta por el cordón umbilical.

La placenta demuestra que el feto es parte del cuerpo de la mujer durante todo el embarazo. El embrión no puede alimentarse, eliminar sus desperdicios ni respirar por su cuenta. Recibe oxígeno y alimentos (y a veces cosas perjudiciales) de la sangre de la mujer a través de la placenta y el cordón umbilical. De la misma forma elimina sus desperdicios: la sangre de la mujer se lleva el dióxido de carbono y la urea.

Del mismo modo que una sola célula viva no puede sobrevivir independientemente de un cuerpo, el embrión no puede sobrevivir independientemente del cuerpo de una mujer porque en realidad es parte de ella.

A las cuatro semanas, el embrión comienza a parecerse a un renacuajo. ¡Inclusive tiene agallas de pescado y cola! Los embriones de muchas especies de animales pasan por esa etapa; esto nos recuerda que todos evolucionamos de los mismos animales. El embrión ahora mide 5 mm, menos que esto: ooo.

Al tercer mes el embrión, ahora llamado feto, comienza a tomar forma "humana": le salen brazos, piernas, dedos y órganos sexuales. Está pasando por una etapa de cambios rápidos, pero sus órganos internos, músculos, esqueleto y sistema nervioso todavía están sin desarrollar. Ahora mide 25 mm, más o menos como esto: oooooooooooooo.

ABORTO EN EL PRIMER TRIMESTRE:
(1 a 13 semanas desde la última menstruación)

Más del 90% de los abortos que se practican en Estados Unidos se hacen en los tres primeros meses.

Es el mejor momento para hacerlo. Es más fácil, tiene menos complicaciones y es más barato. Se puede hacer en una clínica, sin tener que hospitalizarse; se puede hacer sin anestesia general.

Para hacer un aborto en los primeros tres meses, se mete un tubo flexible del tamaño de un popote por la vagina al útero. El tubo está conectado a una botella que tiene un mecanismo de succión y aspira las paredes del útero. Lo que sale parece sangre; el embrión o feto es muy pequeño para verse. El aborto por lo general no duele mucho. Es como un cólico fuerte. Se demora de 5 a 15 minutos. Después, uno descansa un rato y puede irse.

No hay duda de que si una mujer está embarazada y no quiere ese embarazo, debe hacer todo lo posible por ir a una clínica a abortar en los primeros tres meses desde la última menstruación. Cuanto antes mejor.1

SEGUNDO TRIMESTRE:
(14 a 24 semanas desde la última menstruación)

En este tiempo el feto crece mucho. Más o menos al quinto mes la mujer lo siente moverse y patear, aunque solo mide unos 20 cm (8 pulgadas). Puede chuparse el dedo, porque ese es un reflejo programado por los genes para facilitar la alimentación cuando nazca. Sus órganos internos, huesos y músculos siguen desarrollándose. En el sexto mes crece mucho y mide unos 30 cm (más o menos un pie).

Pero es importante darse cuenta de que todavía no está "completo" y que tiene que desarrollarse mucho. Inclusive al final del segundo trimestre no puede sobrevivir fuera del útero sin medidas especiales.El cerebro todavía está a medio formar; los pulmones no están listos para respirar aire. Todavía es parte del cuerpo de la mujer y depende completamente de él.

En el segundo trimestre todavía se puede abortar. Pero es difícil encontrar un médico y un hospital que lo haga. Como el útero está más suave y el feto es más grande, hay más chances de complicaciones, como una perforación del útero o infecciones. Estos abortos de segundo trimestre necesitan buena atención médica.

Hay varias formas de hacerlos. A veces un médico o médica pone una inyección de solución salina en el útero; eso mata al feto y hace que comiencen los dolores de parto. Es como un parto y la mujer "da a luz" el feto. A veces, después de poner la inyección, dejan a la mujer sola o con una enfermera a "dar a luz". Esto es cruel, difícil para todos y completamente innecesario. Hay otros métodos.

El mejor método para un aborto de segundo trimestre es una combinación de dilatación, raspado y evacuación (llamado D & E). La entrada del útero se abre (se dilata), se mete una cucharilla de metal, se raspa el útero y luego se aspira. Este método es mucho mejor: tiene menos complicaciones y es menos doloroso para la mujer y el personal médico que los abortos "inducidos" (que hacen que la mujer pase por los dolores del parto hasta "dar a luz"). Este método se puede usar de las 12 a las 24 semanas desde la última menstruación.

Dado que el aborto es más fácil (a nivel físico y emocional), menos complicado y más barato en los primeros tres meses de embarazo, ¿por qué hacerse un aborto después? La respuesta es que a veces las pruebas de embarazo fallan, o una mujer estaba tomando la píldora o tenía un IUD y no se da cuenta ahí mismo que está embarazada. A veces tiene que luchar contra las presiones del hombre o de su familia que se oponen al aborto por retrógrados. A veces tiene que luchar contra su propia ignorancia, miedo y falta de información antes de tomar una decisión. Pero la principal causa de la demora es falta de dinero — y eso es criminal. Muchos estados han decretado períodos de espera antes de un aborto, y la falta de clínicas en zonas rurales obliga a muchas mujeres a hacerse un aborto en el segundo trimestre.

La gran mayoría de las mujeres que se hacen un aborto tardío son jóvenes, pobres y de las nacionalidades oprimidas. Este es otro ejemplo que muestra que la mujer negra o latina sufre una doble opresión. Y si el gobierno obliga con nuevas leyes a las menores de edad a presentar el permiso de los padres, la cruel consecuencia será más demoras y más abortos tardíos.

Aunque se debe recomendar que un aborto se haga en el primer trimestre y facilitarlo, es importante defender el derecho de la mujer a interrumpir un embarazo en cualquier momento y darle las facilidades para hacerlo con el método menos doloroso y menos arriesgado.

TERCER TRIMESTRE:
(25 semanas o más desde la última menstruación)

En el tercer trimestre casi nunca se hacen abortos; solo se hacen en emergencias, cuando hay que salvar la vida de la mujer. En esos casos, hay que operar: cortar el útero y sacar el feto y la placenta.

En los últimos tres meses el feto todavía tiene que desarrollarse mucho. Crece mucho. Pero en el séptimo mes todavía tiene muy poco chance de sobrevivir si nace prematuro porque los órganos internos no están completamente desarrollados. En esos casos, hay que ponerlo en una incubadora para que se acabe de desarrollar.

Los órganos se terminan de desarrollar en el octavo y noveno mes. Para entonces los pulmones pueden empezar a funcionar. Hasta que los pulmones no estén completamente formados el feto no puede respirar fuera del útero.

Durante este tiempo también se forman células del cerebro y se desarrollan conductos nerviosos en el cerebro. En los seres humanos el cerebro sigue desarrollándose hasta seis meses después de nacer. Pero al fin del noveno mes el feto está lo suficientemente desarrollado para sobrevivir independientemente y el cuerpo de la mujer tiene que expulsarlo antes de que crezca demasiado para pasar por entre los huesos de la pelvis. El cuerpo empieza las contracciones del parto, que poco a poco expulsan el feto hasta que sale.

Tan pronto como se corta el cordón umbilical, el recién nacido deja de recibir oxígeno de la mujer y respira por su cuenta por primera vez. Es su primer acto como ser humano independiente. Ahora sí es un "bebé". Por primera vez es un ser vivo completamente separado y un ser social separado. A partir de ese momento realmente es un ser humano separado y debe ser tratado como tal.

A.S.K., la autora de "¡La vida no se puede, no se debe, preservar siempre!", es una colaboradora del Obrero Revolucionario con experiencia en la lucha por la experimentación científica, así como en la lucha revolucionaria.

*****

 

NOTAS

1 Nota de la redacción: La píldora RU-486 es otro método de aborto. Hace que el embrión se "despegue" del útero y comience la menstruación. Solo se puede usar al comienzo del embarazo. Los grupos opuestos al aborto atacan este método regando información falsa y diciendo que es peligroso.

La derecha también está atacando una píldora anticonceptiva de emergencia llamada "Plan B", que se toma hasta tres días después de tener relaciones sexuales. Esta píldora no produce un aborto; básicamente es una dosis alta de anticonceptivos que previene el embarazo porque a) impide la fertilización del óvulo, b) retrasa la ovulación o c) impide que el óvulo fertilizado se implante en el útero, dependiendo de cuándo se tome en el ciclo menstrual y después de las relaciones sexuales. La derecha ha impedido la venta de esta píldora sin receta médica (lo que demora conseguirla) y ha creado una red de hospitales y farmacias que se niegan a dársela a mujeres violadas, aunque deben hacerlo por ley. [regresa]

 

Se necesitan: Voluntarios para revcom.us y Revolución

Envíenos sus comentarios.

Si le gusta este artículo, suscríbase, done y contribuya regularmente al periódico Revolución.

REVOLUCIÓN Y RELIGIÓN: La lucha por la emancipación y el papel de la religión
Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian
CONSTITUCIÓN Para La Nueva República Socialista En América Del Norte (Proyecto De Texto)
Lo que la humanidad necesita: Revolución, y la nueva síntesis del comunismo Una entrevista a Bob Avakian
No sabes lo que crees que 'sabes' sobre… La revolución comunista y el VERDADERO camino a la emancipación: Su historia y nuestro futuro Una entrevista a Raymond Lotta.
No sabes lo que crees que 'sabes' sobre… La revolución comunista y el VERDADERO camino a la emancipación: Su historia y nuestro futuro Una entrevista a Raymond Lotta.