Revolución #35, 19 de febrero de 2006

voz del partido comunista revolucionario, eu

El propósito de esta página es imprimir rápidamente todo el número. Es posible que unos enlaces no funcionen y que no aparezcan ciertas imágenes. En este caso recomendamos ir directamente al artículo

Espías, mentiras, matones y tortura

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

El 6 de enero, el secretario de Justicia, Alberto Gonzales, defendió ante un comité del Senado el programa secreto de espionaje del gobierno de Bush, que mandó a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) a intervenir las comunicaciones telefónicas y electrónicas de individuos en territorio nacional sin orden ni autorización judicial.

El programa es ilegal; contraviene la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA), que dice que solo se pueden realizar intervenciones electrónicas siguiendo sus reglas y que es "el medio exclusivo por el cual se autoriza la intervención electrónica". En una carta al Congreso, 14 expertos en derecho constitucional escribieron: "A primera vista, el programa contraviene la ley federal".

Bush contravino la ley a pesar de que los tribunales establecidos por FISA son secretos y siempre aprueban las solicitudes de espionaje. Por ejemplo, en el 2004 el tribunal no rechazó ni una de las 1,758 solicitudes. Incluso le permitió a la NSA intervenir primero y pedir permiso después.

¿Qué se sabe del programa?

El programa de espionaje salió a flote el 16 de diciembre de 2005 en un artículo del New York Times de James Risen y Eric Lichtblau. Según los funcionarios del gobierno que entrevistó el Times,en cualquier momento la NSA espía, sin orden ni autorización judicial, las comunicaciones internacionales de 500 estadounidenses (además de 5,000 a 7,000 personas en el extranjero). Dado que la lista siempre está cambiando, con toda probabilidad ha espiado a miles de estadounidenses desde que empezó.

Pero, como explicó Thomas Powers en un artículo del New York Review of Books: "Es probable que la verdadera cantidad de llamadas intervenidas sea mucho mayor y que vaya más allá de las comunicaciones entre las personas especificadas. Los métodos de espionaje modernos no se parecen a los de antaño, cuando agentes del FBI con audífonos grababan centenares de horas de conversaciones de un don mafioso con sus tenientes en el barrio italiano de Nueva York. Hoy la idea es averiguar si la voz de una persona en Nueva York o New Jersey se parece a la del don. Cenar en un restaurante frecuentado por la Mafia puede ser lo suficiente para atraer atención. Los números de teléfono de Al Qaeda son apenas el pretexto para intervenir más números o direcciones de correo electrónico, que a su vez llevan a otros del torrente de comunicaciones de las grandes compañías de telecomunicaciones, que a diario transmiten dos mil millones de llamadas telefónicas y diez veces más correos electrónicos".

Esto explica otro aspecto del programa que mencionó el Times pero que ha recibido poca atención de los medios: además de intervenir conversaciones específicas, la NSA espulga grandes cantidades de comunicaciones (lo llaman "minería de datos"). El Times y USA Today informaron que las compañías de telecomunicaciones le han dado a la NSA acceso por medio de una "puerta de atrás" al equipo que transmite gran parte de las comunicaciones y datos del mundo. Estas compañías también han ayudado a la NSA de otras maneras. Por ejemplo, AT&T le ha dado acceso a una base de datos llamada Datona, que mantiene una lista de todos los números de teléfono (de ambos lados de una conversación) y de la duración de las llamadas no celulares.

El gobierno contraataca

Poco después de que el Times destapó el programa de espionaje, Bush se lanzó al contraataque. Dijo que el periódico cometió una "acción vergonzosa" y agregó: "El simple hecho de hablar de este programa ayuda al enemigo".

Al cierre de esta edición (12 de febrero), el Times informó que "está en marcha una investigación penal" de quienes divulgaron el programa de espionaje. La revista Commentary (que se presenta como "la revista que leen los que moldean la opinión pública") comenta: "Lo que ha hecho el New York Times es poner en peligro nuestra principal arma defensiva en la guerra contra el terrorismo". Agrega que el Times se podría ver en problemas legales por contravenir la Ley de Espionaje.

Glenn Greenwald, abogado de libertades civiles, comentó sobre las implicaciones de todo esto: "Lanzar acusaciones penales para amenazar a los que filtran secretos e intimidar a periodistas no son más que tácticas de matones y juntas militares" (HuffingtonPost.com, 12 de febrero).

¿Por qué Bush contravino la ley FISA?

Dado que los tribunales de FISA aprueban casi todas las solicitudes de espionaje, ¿por qué Bush se vio en la necesidad de contravenirla? Una posibilidad es que quiere espiar el disentimiento y la oposición internos sin siquiera dejar las huellas de FISA (ver recuadro).

Otra posibilidad es que un programa secreto le permite dedicar todo el aparato de la NSA a espiar a sus contrapartes y rivales de la clase dominante.

Durante las audiencias del Senado sobre la nominación de John Bolton como embajador a la ONU, este admitió que por lo menos 10 veces pidió transcripciones de conversaciones de funcionarios del gobierno grabadas por la NSA. El gobernador Bill Richardson de Nuevo México dijo que le preocupaba que entre esas conversaciones figuraran las suyas con el secretario de Estado, Colin Powell. Las audiencias terminaron sin concluir porque Bush aprobó la nominación durante las vacaciones.

Teoría fascista de "ejecutivo unitario"

La interpretación del poder ejecutivo del gobierno de Bush, que llama "ejecutivo unitario", es un cambio radical del sistema político estadounidense. En esencia dice que el presidente puede tomar decisiones sin que las aprueben el Congreso o los tribunales. La división de poderes entre las tres ramas del gobierno (ejecutiva, legislativa y judicial) es el mecanismo por el cual la democracia burguesa estadounidense ha impedido que un sector de la clase dominante suprima a otros (aunque la supresión política de los oprimidos es una realidad diaria de este sistema, especialmente cuando se ve amenazado).

Pero ahora el gobierno de Bush piensa que ese mecanismo lo restringe y quiere concentrar más poderes en la rama ejecutiva. La revista Newsweek (6 de febrero) informó que los abogados de Bush "creen que las secuelas de la guerra de Vietnam y el escándalo de Watergate debilitaron lamentablemente la rama ejecutiva. Por miedo a los periodistas y a las citaciones congresionales, los soldados y espías se han vuelto tímidos y no quieren correr riesgos…".

Esto no es un debate académico sobre la organización del gobierno. El artículo de Newsweek, sobre las riñas intestinas por la interpretación del "ejecutivo unitario", describió un producto central del proceso: un memorando de un abogado del gobierno, John Yoo:

"El polémico documento, que recibió la etiqueta de ‘memorando de tortura’ cuando se filtró dos años después, restringió tanto la definición de tortura que, si el preso no muere ni termina mutilado, los interrogadores pueden hacer lo que quieran. Además, le atribuyó al presidente la autoridad para ordenar otros métodos que equivalen a tortura según todas las definiciones, y de hacerlo sistemáticamente, y no solo en casos específicos. Otro memorando parecido, de marzo de 2003, es más laxo y le permitió a los interrogadores militares hacer caso omiso de muchas leyes y de las reglas que tradicionalmente rigen los interrogatorios militares".

Estos cambios radicales de la doctrina constitucional tienen consecuencias horrorosas. El gobierno de Bush está maniobrando para impedir que salgan más fotos y videos de lo que pasó en el penal Abu Ghraib. Un juez mandó publicarlos, pero la Casa Blanca ha apelado. El periodista Seymour Hersh, que ha visto varias fotos y videos, dijo que muestran violaciones de niños iraquíes frente a su madre.

El decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Yale, Harold Koh, analizó las afirmaciones de la Casa Blanca sobre los poderes presidenciales y dijo: "Si el presidente como comandante en jefe tiene el poder de cometer torturas, pues tiene el poder de cometer genocidio, permitir la esclavitud, promover el apartheid y autorizar la ejecución sumaria".

Lo que se necesita urgentemente: Una oposición de verdad

Gran parte de las críticas del Congreso al programa de espionaje se limitan a "cómo" llevarlo a cabo; no cuestionan si se debe hacer. Por ejemplo, Charles Schumer, senador demócrata de Nueva York, dijo: "Como todos los que estamos en este salón, quiero que el presidente tenga todas las herramientas judiciales necesarias para garantizar la seguridad y libertad de nuestra nación, entre ellas la intervención electrónica".

Si la oposición sigue limitada a los políticos demócratas u otras figuras de la clase dominante, seguirá en un callejón sin salida. Ya hay señales de sumisión y acuerdo mutuo. Lindsay Graham, senador republicano de Carolina del Sur (New York Times, 11 de febrero), dijo: "Hay dos aspectos. Los demócratas están abandonando la retórica de ‘ustedes contravinieron las leyes’ y los republicanos han adoptado una actitud más pensativa sobre cómo deben ser las leyes. Así que ha emergido un debate muy positivo". Piensen en lo que llaman un "debate positivo": se acepta que el presidente puede contravenir toda ley con impunidad y solo se debate la mejor manera de espiar a millones de personas para facilitar un programa de guerras de agresión, mentiras y tortura.

Lo que se necesita urgentemente es que los millones de personas que no quieren que el gobierno espíe todo aspecto de la vida, que rechazan todo el rumbo de esta sociedad, tomen la delantera. Hay una dinámica mortífera con cada nueva infamia de la Casa Blanca. Si no se construye un poderoso movimiento capaz de oponerles resistencia, derrotarlas y sacar corriendo al gobierno de Bush, pues esas infamias serán la nueva normalidad y otro paso más hacia el fascismo.

Si estás esperando que el gobierno te proteja…

Mucha gente se opone al programa de espionaje del gobierno, pero de todos modos piensa que debe hacer más para proteger a la población, incluso si hay que sacrificar unos derechos civiles. Esa es la misma lógica que llevó a no oponer resistencia al internamiento en masa de centenares de miles de japoneses-americanos durante la II Guerra Mundial. ¿Realmente estás dispuesto a vivir en un estado policial, con un gobierno que tortura y libra guerras contra los pueblos del mundo entero para sentirte seguro?

Bob Avakian respondió nítidamente a esto en el 2002 en una conversación con Carl Dix:

"En fin, esa postura de ‘protéjanme a mí como sea, no importa lo que hagan con los pueblos del mundo’ no dará el resultado deseado desde ningún punto de vista; o sea, es fundamentalmente inmoral y reaccionaria, y desde el punto de vista práctico tampoco funciona porque los imperialistas yanquis tienen sus propios planes y no son proteger al pueblo. Lo único que les importa es mantener la estabilidad de su dominio en Estados Unidos como base para su sistema internacional. No les importa un comino la seguridad del pueblo, pues la policía mata a cientos de personas cada año en los ghettos y barrios pobres del país. Atacan salvajemente a cualquiera que se oponga. Su proyecto no es proteger al pueblo. De plano eso no les importa y todo lo que están haciendo no dará ningún resultado en ese sentido".

Si piensas que el espionaje gubernamental no apuntará contra la oposición política, lee el siguiente informe de MSNBC (14 de diciembre de 2005):

"Washington: Hace un año, en un centro de reuniones cuáquero de Lake Worth, Florida, un pequeño grupo de activistas se reunió para trazar planes para una protesta contra el reclutamiento militar en las secundarias. Pero no sabían que habían llamado la atención de las fuerzas armadas.

"El noticiero NBC News obtuvo un documento secreto de 400 páginas del Departamento de Defensa que califica la reunión de ‘amenaza’ y dice que es uno de más de 1,500 ‘incidentes sospechosos’ de los últimos 10 meses en este país.

" ‘Es increíble que tildaran de amenaza a este grupo pacífico, cuya meta es educativa’, dice Evy Grachow, miembro del grupo, que se llama The Truth Project…

"El documento del Departamento de Defensa da el primer vistazo de los esfuerzos de las fuerzas armadas para amasar información sobre actividades en el país tras el 11 de septiembre, lo que incluye a grupos pacíficos opuestos a la guerra y al reclutamiento militar".

Si estás esperando que el gobierno te proteja…

Mucha gente se opone al programa de espionaje del gobierno, pero de todos modos piensa que debe hacer más para proteger a la población, incluso si hay que sacrificar unos derechos civiles. Esa es la misma lógica que llevó a no oponer resistencia al internamiento en masa de centenares de miles de japoneses-americanos durante la II Guerra Mundial. ¿Realmente estás dispuesto a vivir en un estado policial, con un gobierno que tortura y libra guerras contra los pueblos del mundo entero para sentirte seguro?

Bob Avakian respondió nítidamente a esto en el 2002 en una conversación con Carl Dix:

"En fin, esa postura de ‘protéjanme a mí como sea, no importa lo que hagan con los pueblos del mundo’ no dará el resultado deseado desde ningún punto de vista; o sea, es fundamentalmente inmoral y reaccionaria, y desde el punto de vista práctico tampoco funciona porque los imperialistas yanquis tienen sus propios planes y no son proteger al pueblo. Lo único que les importa es mantener la estabilidad de su dominio en Estados Unidos como base para su sistema internacional. No les importa un comino la seguridad del pueblo, pues la policía mata a cientos de personas cada año en los ghettos y barrios pobres del país. Atacan salvajemente a cualquiera que se oponga. Su proyecto no es proteger al pueblo. De plano eso no les importa y todo lo que están haciendo no dará ningún resultado en ese sentido".

Si piensas que el espionaje gubernamental no apuntará contra la oposición política, lee el siguiente informe de MSNBC (14 de diciembre de 2005):

"Washington: Hace un año, en un centro de reuniones cuáquero de Lake Worth, Florida, un pequeño grupo de activistas se reunió para trazar planes para una protesta contra el reclutamiento militar en las secundarias. Pero no sabían que habían llamado la atención de las fuerzas armadas.

"El noticiero NBC News obtuvo un documento secreto de 400 páginas del Departamento de Defensa que califica la reunión de ‘amenaza’ y dice que es uno de más de 1,500 ‘incidentes sospechosos’ de los últimos 10 meses en este país.

" ‘Es increíble que tildaran de amenaza a este grupo pacífico, cuya meta es educativa’, dice Evy Grachow, miembro del grupo, que se llama The Truth Project…

"El documento del Departamento de Defensa da el primer vistazo de los esfuerzos de las fuerzas armadas para amasar información sobre actividades en el país tras el 11 de septiembre, lo que incluye a grupos pacíficos opuestos a la guerra y al reclutamiento militar".

Pasajes de:

La Constitución de los Estados Unidos: Una visión de libertad según los explotadores

Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, EU

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

Los siguientes pasajes son del folleto La Constitución de los Estados Unidos: Una visión de libertad según los explotadores (RCP Publications, 1987).

James Madison, que fue el principal autor de la Constitución de los Estados Unidos, también fue un gran defensor de la esclavitud y de los intereses de los esclavistas. Madison, cuarto presidente de la nación y vigoroso paladín de la Constitución en sus escritos, defendió con especial vigor la sección que declara que los esclavos solo eran tres quintas partes de persona (la estipulación de contarlos en esa proporción para fijar el número de representantes y las contribuciones correspondientes a cada estado--Artículo 1, Sección 2, 3).

En sus escritos de defensa, Madison alabó el "transigente arbitrio de la Constitución", que trata a los esclavos como "habitantes, pero rebajados por la servidumbre a un nivel inferior al de los habitantes libres; que considera al esclavo despojado de dos quintas partes del hombre".Madison explicó: "La verdad de la situación es que tienen algo de estas dos cualidades: considerados por nuestras leyes, en algunos sentidos, como personas, y en otros sentidos como propiedad... Tal es efectivamente su verdadero carácter. Es el carácter que les han asignado las leyes bajo las cuales viven; y no se negará que ellas son el debido criterio". Madison va al meollo del asunto, a la esencia de la Constitución, cuando en su defensa de la decisión de tratar a los esclavos como tres quintas partes de persona, expresa acuerdo con el siguiente principio: "El gobierno se ha instituido para la protección de los bienes de propiedad no menos que la protección de la persona de los individuos"1. Los derechos de propiedad: con ese fundamento se han defendido constantemente la esclavitud franca y otras formas de explotación, discriminación y opresión. Y en los 200 años que lleva en vigor esta Constitución, hasta el día de hoy, a pesar de que proclama derechos formales de la persona y a pesar de haber sido enmendada para prohibir la esclavitud franca (que una persona sea dueña de otra), es un documento que siempre ha defendido y le ha dado autoridad legal a un sistema que usa a las masas populares, o su capacidad de trabajar, como una propiedad que crea riquezas para ganancia de unos pocos.

Con la abolición de la esclavitud por medio de la guerra de Secesión, se eliminó una forma de explotación, y se impulsaron y extendieron otras formas. Como escribí en Democracia: ¿Es lo mejor que podemos lograr?,"a pesar de los esfuerzos de los abolicionistas, y de la resistencia y las rebeliones de los esclavos --y de su lucha heroica en la misma guerra de Secesión-- el gobierno de la Unión, en el Norte, y su presidente, Lincoln, no libraron esa guerra con el objetivo de abolir la atrocidad de la esclavitud en un sentido moral. Ninguna de estas razones --que hasta la fecha todavía se plantean como explicaciones de las causas y las fuerzas motrices de la guerra de Secesión-- llega al meollo del asunto: la guerra de Secesión surgió del conflicto entre dos modos de producción, el sistema de esclavitud en el Sur y el sistema capitalista, con su centro en el Norte; esto estalló en un antagonismo abierto, la guerra, cuando ya no era posible que estos dos modos de producción coexistieran dentro del mismo país"2.

La victoria del Norte sobre el Sur en la guerra de Secesión representó el triunfo del sistema capitalista sobre el sistema de esclavitud. Representó el triunfo de la forma capitalista de usar a los seres humanos como medio de crear riqueza. En el sistema de esclavitud, el esclavo es propiedad del esclavista, textualmente. En un sistema capitalista, se vive bajo esclavitud asalariada: la clase explotada de trabajadores no es propiedad directa de la clase explotadora de capitalistas (los dueños de fábricas, tierras, etc.), pero su posición es tal que debe venderle su capacidad de trabajar a un capitalista para ganar un salario. El capitalismo necesita una masa de obreros que sea "libre" en dos sentidos: deben ser "libres" de todos los medios de vivir (todos los medios de producción), excepto su capacidad de trabajar; y deben ser "libres" para hacer cualquier trabajo que se les exija, "libres" para mudarse de un lugar a otro, ¡y "libres" para ser contratados y despedidos conforme a las necesidades del capital! Si su trabajo no puede enriquecer a un capitalista, pues no pueden trabajar, no pueden ganar salario. Pero aun si no pueden encontrar un capitalista que explote su fuerza de trabajo, aun si están desempleados, siguen bajo el dominio de la clase capitalista y del proceso capitalista de acumulación de riqueza; mientras gobierne el sistema capitalista, la vida misma de los proletarios (los obreros) depende de la clase capitalista y del sistema capitalista. Y precisamente ese gobierno, ese sistema de explotación, es lo que ha defendido y hecho cumplir la Constitución, y tanto más desde la abolición de la esclavitud franca con la guerra de Secesión.

Pero pasemos a otro hecho de suma importancia: en las condiciones concretas de Estados Unidos después de la guerra de Secesión y por un buen tiempo, la esclavitud asalariada no fue la única forma de explotación en grande. Hasta hace muy poco tiempo (hasta la década del 50), millones de negros vivieron explotados como siervos en las plantaciones sureñas, trabajando como aparceros y arrendatarios para enriquecer a los grandes terratenientes (y a los banqueros y otros capitalistas). Para mantener esa relación de explotación y opresión se impuso todo un sistema de leyes, conocidas como las leyes Jim Crow. A los negros del Sur --y en realidad de todo el país-- los sometieron a la discriminación, brutalidad y terror sin disimulos que permitían y estimulaban dichas leyes. Todo esto también lo defendió e hizo cumplir la Constitución y su interpretación y aplicación por las más altas autoridades políticas y judiciales del país. Y, en las últimas décadas, cuando desplazaron a la mayoría de los negros de los campos del Sur y los empujaron a las ciudades del Norte (y del Sur), aunque les dieron ciertos derechos civiles formales, han seguido siendo víctimas de discriminación, segregación y continuo terror.

Esto concuerda con los intereses de la clase dominante capitalista y del sistema capitalista. Concuerda con el principio que enunció James Madison: que los gobiernos deben proteger la propiedad no menos que la persona de los individuos. De hecho, lo que obviamente quería decir Madison --y lo que claramente ha sido la realidad de Estados Unidos-- es que el gobierno debe proteger la propiedad de los blancos, especialmente de los blancos acaudalados, más que los derechos de los negros. Jamás debe olvidarse que a lo largo de la mayoría de su historia en lo que hoy es los Estados Unidos de América, los negros fueron propiedad de los blancos, específicamente de los dueños de plantaciones. Incluso después de la abolición de la esclavitud directa, a los negros jamás se les ha permitido obtener igualdad con los blancos: han sido subyugados, se les ha mantenido como una nación oprimida y se les ha negado el derecho de autodeterminación. El capitalismo no puede existir sin la opresión de las naciones, y mucho menos cuando el capitalismo llega a su etapa superior: el capitalismo-imperialismo de monopolio. La historia de Estados Unidos lo demuestra palmariamente.

*****

Las clases dominantes burguesas por lo general hablan a nombre del pueblo, de todo el pueblo. Bueno, desde su punto de vista, es lógico: a fin de cuentas, gobiernan a las masas populares. Pero desde un punto de vista más fundamental y objetivo, su declaración de que representan a todo el pueblo es un engaño. Fue un engaño en los tiempos de la fundación del país y de la adopción de la Constitución, y lo es mucho más ahora. Porque ahora, el gobierno de los capitalistas es fundamentalmente antagónico a los intereses de la gran mayoría del pueblo, no solo de un país determinado, sino del mundo. Ahora la cuestión decisiva no es superar obstáculos económicos y políticos al desarrollo del capitalismo y su correspondiente sistema político. El momento de la historia en que eso era oportuno y progresista pasó hace mucho tiempo. Ahora, la tarea del momento histórico es derrocar el capitalismo y eliminar todos los sistemas de explotación, todas las relaciones sociales opresivas, todas las diferencias de clase, por medio de la revolución de la clase explotada en el sistema capitalista: el proletariado.

Para darnos una idea escueta de lo condicionales históricamente --lo anticuados y completamente reaccionarios-- que son los intereses y sumas inquietudes de los "fundadores" y de sus descendientes, los gobernantes imperialistas de hoy, consideremos el hecho de que al escribir la Constitución, Madison y otros, "En cuanto a inspiración teórica… se apoyaron fuertemente en Locke y en Del espíritu de las leyes de Montesquieu. Ambos escritores enfatizaron que hay que separar los poderes para prevenir una tiranía; para Montesquieu, ni siquiera a los representantes del pueblo en la legislatura se les podía confiar poder ilimitado"3. Al leer Del espíritu de las leyes de Montesquieu, realmente me impresionó ver lo anticuado que es su marco de referencia y ver que su cosmovisión es la de las clases explotadoras cuyo momento de ascenso histórico hace mucho que pasó. Como ejemplo patente, veamos lo siguiente:

"Si yo tuviera que defender el derecho que hemos tenido los blancos para hacer esclavos a los negros, he aquí todo lo que diría.

"Exterminados los pueblos de América por los de Europa, estos últimos necesitaron, para desmontar las tierras, llevar esclavos de ?frica.

"El azúcar sería demasiado caro si no se obligase a los negros a cultivar la caña.

"Esos esclavos son negros de los pies a la cabeza, y tienen la nariz tan aplastada que es casi imposible compadecerlos.

"No se concibe que Dios, un ser tan sapientísimo, haya puesto un alma en un cuerpo tan negro, y un alma buena…

"La prueba de que los negros no tienen sentido común, es que prefieren un collar de vidrio a uno de oro, cuando el oro es tan estimable en los países cultos.

"Es imposible suponer que tales seres sean hombres, porque si lo supiéramos, deberíamos creer que nosotros no somos cristianos"4.

¡Que los "fundadores" y sus descendientes deriven inspiración teórica de Montesquieu y otros por el estilo! Que defiendan la esclavitud y la explotación contemporánea con alusiones a los derechos de propiedad, siguiendo el ejemplo de James Madison, el principal autor de la Constitución. Por lo que respecta al proletariado, nuestra meta es "la visión de Marx de la eliminación completa de las relaciones burguesas de propiedad y de todas las relaciones en que los seres humanos se confrontan como dueños de propiedades (o carentes de ellas) en vez de entrar en una asociación consciente y voluntaria"5

Para las clases explotadoras, y en un sistema de gobierno de ellas, lo básico y fundamental es reducir a las masas populares a la categoría de propiedad que crea riqueza; y hoy, bajo el dominio de los imperialistas, los mayores explotadores de todos los tiempos, la masa de la humanidad es tratada como un medio para amasar mayor fortuna y poder en las manos de unos pocos y para su beneficio. ¡Y a qué costo! Ese costo debe medirse en un colosal sufrimiento humano, degradación y destrucción. Imaginemos el mayor costo en sufrimiento humano, degradación y destrucción que tendrá que pagar el mundo hasta que las víctimas explotadas y oprimidas de este sistema, o sea la gran mayoría de la humanidad, se levanten y tumben este sistema y finalmente acaben con todas las relaciones sociales de explotación y opresión.

En conclusión, la Constitución de los Estados Unidos es una visión de libertad propuesta por explotadores: es su visión de libertad. Es una carta para una sociedad basada en la explotación, en la esclavitud de una u otra forma. Los derechos y libertades que proclama están subordinados y al servicio del sistema de explotación que defiende. Esa Constitución se ha aplicado y se sigue aplicando en conformidad con esa visión y con los intereses de la clase dominante de este sistema; y en su aplicación se ha vuelto más y más cabalmente el instrumento del dominio, dictadura, opresión, conquista y saqueo de la burguesía.

Nuestra respuesta es clara a los que sostienen: "Incluso si la Constitución de los Estados Unidos no es perfecta, es la mejor que se ha inventado y ofrece un modelo al cual aspirar". Nuestra respuesta es: ¿por qué fijar nuestras miras tan por lo bajo, cuando tenemos el Manifiesto comunista para proponer un modelo muy superior de lo que puede aspirar a lograr la humanidad y de lo que es capaz de lograr: una visión muy superior de libertad.

Notes:

1. Las citas de James Madison son del "Federalist Paper No. 54", en The Federalist Papers (Nueva York: New American Library, 1961), páginas 336-341, y en particular páginas 339 y 337.

[Regrese al artículo]

2. Bob Avakian, Democracy: Can’t We Do Better Than That? (Democracia: ¿Es lo mejor que podemos lograr?) (Chicago: Banner Press, 1986), páginas 110-11.

[Regrese al artículo]

3. "The Origins of the Constitution", en The Constitution of the United States,editado por Edward Conrad Smith (Nueva York: Barnes & Noble, 1979), p. 18.

[Regrese al artículo]

4. Carlos Montesquieu, Del espíritu de las leyes,libro XV, capítulo V, "De la esclavitud de los negros" (México: Editorial Porrúa, 1971).

[Regrese al artículo]

5. Avakian, Democracy,p. 212.

[Regrese al artículo]

Entrevista de Revolución

Dahr Jamail: Testigo presencial de los crímenes de guerra yanquis en Irak

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

La entrevista de Revolución: Una sección especial para que nuestros lectores se familiaricen con las opiniones de importantes figuras del arte, el teatro, la música y la literatura, la ciencia, el deporte y la política. Los entrevistados expresan sus propias opiniones, naturalmente, y no son responsables de las ideas que aparecen en Revolución o en nuestra página web.

Cuando la Comisión Internacional se reunió en enero, entrevistamos a Dahr Jamail, quien dio un apasionante testimonio sobre los crímenes de guerra del gobierno. Dahr Jamail es un periodista independiente muy respetado que fue a Irak en julio del 2003 por ocho meses. Fue testigo presencial del sitio de Faluya en abril del 2004. No pudo entrar a Faluya durante el sitio de noviembre del mismo año, pero entrevistó a médicos y refugiados que salían de la ciudad y contaban los horrores que presenciaron. Escribe para Inter Press Service, Asia Times, The Nation, Islam Online, Guardian e Independent, entre otros.

Revolución: ¿Qué crees que es lo más importante que entiendan nuestros lectores sobre la situación de los iraquíes hoy?

Dahr Jamail: Lo que describí en la Comisión fue, en resumen, la destrucción total de un país soberano por las fuerzas armadas de Estados Unidos bajo órdenes de su comandante en jefe: George Bush. Irak era en un país que en los años 70 y 80 tenía el mejor sistema médico del Medio Oriente. Era el país del planeta que tenía más profesionales con Ph.D. per cápita. Tenía una infraestructura sólida. En cuanto a los derechos de la mujer, era uno de los países más progresistas del Medio Oriente; no era un bastión de derechos, pero comparativamente era uno de los mejores países, quizá solo con excepción de El Líbano, en cuanto a educación, derechos y respeto de las mujeres.

Adelantemos la cámara a la ocupación y a ahora, casi tres años después. La infraestructura está destruida. Ahora las mujeres, si es que salen de la casa, más les vale salir con la cara tapada y definitivamente con una hijab. El desempleo supera el 50% y el sistema médico se desintegró. Las fuerzas militares de Estados Unidos atacan a las ambulancias, los trabajadores médicos y los hospitales. Ahora es reglamentario atacar la infraestructura médica en las zonas de combate. El castigo colectivo también es reglamentario. En Haditha, Faluya, Al Qaim, Ramadi, Samarra, Saniya, por nombrar unas ciudades que se me ocurren, esto es lo usual: si atacan mucho a las tropas de Estados Unidos, les cortan el agua y la electricidad, prohíben la entrada de equipo médico, ponen francotiradores a dispararle a todo lo que se mueva y ponen toque de queda. Eso es lo usual ahora. Empezó en Faluya, cuyos habitantes decían que vivían en un campo de concentración o en una cárcel después del sitio y de las "medidas de seguridad" que les clavaron. Bueno, ahora nos cuenta lo mismo la gente de Saniya, de Ramadi, de Samarra, de Al Qaim, de Haditha y de otras partes e incluso de sectores de la capital.

Irak está destruido. La ocupación no tiene final a la vista; las bases militares son permanentes. Conforme a este gobierno, jamás habrá una retirada total. Sí quiere reducir la cantidad de tropas, pero no tiene planes de retirarlas. Las bases son permanentes; eso quiere decir albercas, cines, McDonald's, Pizza Hut, centros de telefonía de AT&T, barracas de concreto, o sea, permanentes.

Revolución: Tú comparaste lo que hicieron las tropas de Estados Unidos en Faluya con lo que hicieron los franquistas en España durante la guerra civil con el bombardeo de Guernica.

Dahr Jamail: En efecto. Jonathan Steele y yo escribimos un artículo para el periódico Guardian y le pusimos "Esta es nuestra Guernica" porque fue lo mismo que pasó en Faluya. Como castigo colectivo, bombardearon toda la ciudad, destruyeron el 70%. Pero ha sido un fracaso rotundo porque los ataques continúan casi a diario contra las fuerzas de seguridad iraquíes y los soldados estadounidenses. Ahí odian a Estados Unidos. Ahora odian al ejército, no lo toleran en la ciudad. Los ataques sin duda continuarán. Pero no se le puede restar importancia a la dureza, la brutalidad de los métodos que usan contra Faluya, y esa ciudad es apenas un modelo. Cuando hablamos de Faluya es apenas el punto de partida. Como dije, eso mismo lo sufren otras ciudades, no con la severidad de Faluya, pero con tácticas similares. Ahora a la gente de Faluya le escanean la retina y las huellas dactilares para entrar y salir de la ciudad; hay toque de queda; no hay reconstrucción. Eso mismo lo están haciendo en mayor o menor grado en otras ciudades.

Revolución: ¿Qué impacto crees que puede tener este tribunal? ¿Qué puede contribuir a lo que se debe entender para que la gente se galvanice más y sienta la urgencia de oponerse a estos crímenes contra la humanidad y estos crímenes de guerra?

Dahr Jamail: Creo que este tribunal hará una contribución muy importante a plantear el tema de la guerra, a poner en la conciencia popular que gente como Bush, Cheney, Rumsfeld, Colin Powell, Condoleezza Rice son criminales de guerra, a revitalizar el debate público, a hablar no solo de destitución o desafuero sino de que hay que llevarlos a la justicia. Hay que llevarlos a juicio. A revitalizar el debate público con esos términos. Me encantaría ver que como resultado de esto los acusen en un tribunal penal. Pero de modo más realista creo que para el público general es una valiosa contribución insertar esos términos en el debate: criminales de guerra, destitución o desafuero, juicios, la Carta de Nuremberg, los Convenios de Ginebra, violaciones del derecho internacional. Es necesario que la gente esté muy enterada de esto, junto con lo que nos contaban los colegas del Centro pro Derechos Constitucionales, porque vivimos en un estado policial y han usurpado los tribunales, han tirado a la basura partes de la Constitución que no les convienen. Este momento es crítico; o sea, es como la última oportunidad que vamos a tener en los próximos años para frenar esto. De otro modo, creo que estamos como Alemania a mediados de los años 30.

Mes de la historia de los negros

Una historia de opresión y resistencia

Primera parte: De la esclavitud a la guerra de Secesión

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

(Haz clic para ampliar)

                    

"Todo mundo sabe que los negros no ‘vinieron a este país en busca de una vida mejor’. Fueron raptados de sus tierras nativas en África, encadenados y apiñados en barcos; tratados como objetos y no como seres humanos, como mercancías para comprar y vender, y enriquecerse. Docenas de millones de africanos murieron en la travesía, así de horrible era el viaje. Los que sobrevivieron fueron vendidos a los dueños de plantaciones como herramientas. Los esclavistas acostumbraban llamar a los esclavos ‘herramientas que hablan’. Así trataron a los negros en sus primeros 250 años en Estados Unidos".

*****

"Los líderes políticos de ese entonces, los ‘padres de la patria’, defendieron la esclavitud y los intereses de los esclavistas contra los esclavos. Así es el caso del ‘padre de la nación’ George Washington, un esclavista, como lo fueron también los hombres que escribieron la Declaración de independencia y la Constitución de los Estados Unidos, hombres como Thomas Jefferson y James Madison".

*****

"De nuevo vemos que a los pueblos africanos y los indígenas de Norteamérica los trataban como menos que seres humanos, como si fueran ‘bestias’ o ‘animales’ que jamás habían alcanzado y serían incapaces de alcanzar los ‘altos niveles de civilización’ de los europeos. El hecho de que tanto en África como en Norteamérica existían sociedades y culturas altamente desarrolladas mucho antes de que vinieran a dominar los europeos lo negaron y lo ‘borraron de la historia’ los conquistadores y esclavizadores europeos".

*****

"La ‘historia oficial’ niega o menosprecia el importante papel que desempeñaron los negros en la lucha contra la esclavitud. La verdad es que hubo más de 200 rebeliones de esclavos; entre las más famosas se cuentan las que dirigieron Nat Turner en Virginia y Denmark Vesey en Carolina del Sur, pero hay otras ‘borradas de la historia’ por los esclavistas".

*****

"También ocultan su papel en la guerra de Secesión que puso fin a la esclavitud. Cuando se les permitió, los negros ingresaron en masa en el ejército norteño de la Unión y lucharon valientemente, con gran sacrificio, en las primeras líneas de combate, pese a que seguían sufriendo segregación y discriminación; por ejemplo, ¡se les pagaba solamente la mitad del sueldo de los soldados blancos! Casi 200,000 negros combatieron en el ejército de la Unión y uno de cada cinco (o sea casi 40,000) entregaron la vida en esa guerra".

*****

"La guerra de Secesión surgió del conflicto entre dos sistemas económicos y sociales: el sistema de esclavitud del Sur, con sus grandes plantaciones, y el sistema capitalista del Norte, con sus fábricas y otras formas de trabajo asalariado. Llegó un momento en que ya no era posible que estos dos sistemas coexistieran en paz en el mismo país".

*****

"Los esclavistas y los capitalistas se disputaban el control del país y de la expansión hacia el Oeste. La expansión se llevó a cabo aniquilando a los indígenas (que llamaban ‘indios salvajes’), robándoles sus tierras y robándole en una guerra grandes territorios a México".

*****

"Quien sea serio y honesto sabe que en gran medida lo que ha enriquecido y dado poder a la clase dominante de este país ha sido la esclavitud y explotación del pueblo negro: una riqueza y poder que esos canallas usan hoy para explotar y oprimir más a las masas de aquí y por todo el mundo. Y quien sea serio y honesto sabe que para que triunfe la revolución en este país --una revolución que acabe con toda esta opresión y explotación y transforme la sociedad fundamentalmente-- el pueblo negro tiene que desempeñar un papel de gran importancia en ella".

*****

    

    

Estas citas son de La pura verdad, verdad liberadora: Cómo este sistema siempre ha oprimido al pueblo negro, cómo se puede acabar finalmente con toda la opresión (en revcom.us/puraverdad/index.htm).

Aplausos

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

Aplausos al Rdo. Joseph Lowery (ex presidente de Southern Christian Leadership Conference, grupo de derechos civiles) por decirle la neta a George Bush… directo en la cara. El 7 de febrero, Lowery habló en el entierro de Coretta Scott King (esposa del Dr. Martin Luther King). Con George y Laura Bush sentados al lado, dijo:

"Ella extendió el mensaje de Martin contra la pobreza, el racismo y la guerra. Condenó el terror que siembran nuestras bombas inteligentes en el extranjero. Ahora sabemos que no había armas de destrucción masiva allá. Pero Coretta sabía y nosotros sabemos que aquí hay armas de mal encauzamiento. Millones de personas no tienen seguro médico y la pobreza abunda. Miles de millones de dólares a la guerra, pero nada a la pobreza".

El público se puso de pie y lo aplaudió, y millones de televidentes lo oyeron.

¿Y tú?

¡Apoya a Revolución!

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

Hace dos semanas anunciamos que este periódico inició una ambiciosa campaña para recaudar en las próximas cinco semanas ¡contribuciones anuales por $50,000 en abonos mensuales! La respuesta inicial nos ha dado un vistazo de lo central que es este periódico para mucha gente. Los lectores, ya sea un abogado de libertades civiles, un jubilado con ingresos fijos, un profesor o un proletario, han enviado dinero y/o han trazado planes para recaudar fondos para apoyar este periódico.

¿Y tú?

Los lectores de Revolución reciben una perspectiva que solo se encuentra en un periódico que representa a la clase de este planeta que no tiene nada que perder, que no tiene ningún interés creado en este sistema, que no necesita andarse con miramientos ni barnizar los atropellos del sistema. Los lectores de Revolución también se enteran de un extraordinario panorama de protesta y rebelión de una gran variedad de sectores: clérigos progresistas, artistas rebeldes, gente del fondo de la sociedad y desertores de la estructura de poder.

Además de documentar las atrocidades que tapa la prensa grande, y la gama de descontento y resistencia de la sociedad, Revolución analiza las causas de los problemas y por qué es posible el cambio revolucionario. Así, conecta a cientos de miles, ahora, con Bob Avakian.

Bob Avakian es el líder del Partido Comunista Revolucionario y mucho más: es un pensador innovador y crítico que ha llevado el marxismo a un nuevo nivel. Es un comentarista singular sobre el baloncesto, la religión, la música doo-wop, la ciencia y muchos otros temas. Es un incasable luchador contra la opresión que no ha abandonado ni su solemne claridad de metas ni su sentido del humor. El periódico Revolución se enorgullece de ser un medio importante para que la gente de este país y de otras partes del mundo se conecte con Bob Avakian.

Una base sólida de contribuidores económicos es especialmente importante ahora, cuando hay tanto en juego, y cuando Bush (como concentración de los horrores de este sistema) está encaminando el país hacia un rumbo muy peligroso para el pueblo, aunque ese rumbo también tiene el potencial de crear oportunidades para la lucha revolucionaria. Con una base de contribuidores, podemos ampliar y profundizar nuestros informes, multiplicar la circulación, mejorar el diseño y la accesibilidad de la edición impresa y electrónica, responder a los pedidos de presos y aumentar radicalmente nuestro impacto en la sociedad.

Hasta la fecha, solo un pequeño porcentaje de lectores ha respondido a la campaña. Como dijimos al anunciar la campaña: Ustedes cuentan con nosotros, y nosotros contamos con ustedes.

Exhortamos a todos los lectores de Revolución (de la edición impresa o electrónica) a contribuir cada mes de una de dos formas: entrar a revcom.us, ir a "Sustain" y comprometerse a abonar mensualmente $5, $10, $20, $40 o más por medio de una tarjeta de crédito. O si no tienen tarjeta de crédito, mandar un cheque o giro postal a:

RCP Publications Sustainer Drive
P.O. Box 3486 Merchandise Mart
Chicago, IL 60654

Por ejemplo, grupos del fondo de la sociedad, de todas las nacionalidades, se pueden comprometer a recaudar cada mes cierta cantidad y dársela a su distribuidor o mandarla a RCP Publications.

Cuando te comprometas a mandar una contribución mensual por internet o por correo, mándanos una nota para que todos sepan por qué nos apoyas.

Carta abierta a los lectores de Revolución

Miles de personas, y tú también, leen Revolución por su perspectiva singular, las denuncias, el análisis y los relatos que no se encontrarán en ninguna otra parte. Revolución "no necesita andarse con miramientos", ya que representa a la clase que no tiene nada que perder más que sus cadenas. Pero este periódico no solo muestra todo lo que está mal en el mundo actual; también explica las razones y que el mundo podría ser muy diferente, al servicio de la humanidad. Como lector, sabes de los aportes teóricos y políticos de Bob Avakian, el presidente del PCR, al comunismo y a la emancipación de la humanidad. Millones tienen que conocer y sopesar esas ideas. El que eso suceda depende en gran parte de ti.

En diciembre informé sobre un debate en Chicago con uno de los arquitectos de la política de Bush sobre la tortura, John Yoo, quien defendió el derecho del presidente Bush a torturar niños. Yo no era el único periodista presente, pero Revolución fue el periódico que publicó la noticia. Muchos de ustedes leyeron eso, les puso los pelos de punta y reconocieron lo importante que era que se publicara. Revolución ha seguido denunciando la tortura y haciendo ver que la política de Estados Unidos sobre la tortura busca sembrar terror en todo el mundo.

Logramos dar a conocer la posición de John Yoo sobre la tortura de niños porque yo estaba en Chicago durante el debate. Pero hace unas de semanas tuve que viajar a Nueva York para informar sobre el valiosísimo testimonio ante la Comisión sobre los Crímenes de Bush, y anduve a locas recaudando fondos para el boleto. Si has leído los artículos sobre la labor de ese tribunal, sabes lo importante que es difundir esa información, especialmente en estos tiempos. Podríamos hacer mucho más: ¿cuán importante es para ti?

Sabes que en estos tiempos hay mucho en juego, existen serios peligros y oportunidades en potencia, inclusive para cambios revolucionarios. Revolución, la voz del Partido Comunista Revolucionario, tiene un papel crucial que desempeñar. Como alguien que siente orgullo de poder contribuir a este periódico y que toma muy en serio el dar a conocer la verdad, te pido que apoyes a Revolución,que te comprometas a abonar mensualmente $5, $10, $20, $40 o más. Hazlo con tarjeta de crédito, cheque o giro postal. Y cuando lo hagas, mándanos una nota para publicar para que el mundo sepa por qué apoyas a Revolución.

En lucha,

Philip Watts, corresponsal de Revolución

¡Apoya Ya!

Todas las personas que se comprometan a abonar $5 o más al mes por internet (o una contribución con tarjeta de crédito, cheque o giro postal por $60 o más) recibirán gratis un ejemplar de la colección La guerra civil que se perfila y la repolarización para la revolución en la época actual de Bob Avakian. Si mandas cheque o giro postal, manda una dirección para enviarte el folleto.

Por abonos de $10 mensuales o más (o una contribución con tarjeta de crédito, cheque o giro postal por $120 o más) recibirás una playera de "Se busca". Si mandas cheque o giro postal y quieres la playera, manda una dirección para enviártela e indica el tamaño (S, M, L, XL. XXL).

Por abonos de $25 mensuales o más (o una contribución con tarjeta de crédito, cheque o giro postal por $300 o más) recibirás el libro que escojas de entre estos: From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist A Memoir de Bob Avakian, Observations on Art and Culture, Science and Philosophy de Bob Avakian, Preaching from a Pulpit of Bones: We Need Morality But Not Traditional Morality de Bob Avakian, Dispatches from the People's War in Nepal de Li Onesto, o Oil, Power, & Empire: Iraq and the U.S. Global Agenda de Larry Everest. Si mandas cheque o giro postal, manda una dirección para enviarte la playera y el libro. No olvides de señalar qué libro quieres y el tamaño de la playera (S, M, L, XL, XXL).

Con motivo del 10° aniversario de la guerra popular de Nepal

Li Onesto

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

Viajé a Nepal en 1999, en los primeros años de la guerra popular. Recuerdo cruzar la frontera a Rolpa llena de júbilo, sabiendo que era un bastión de la revolución. Recuerdo que en todas las aldeas encontré jóvenes guerrilleros, líderes del partido, mujeres organizadoras, campesinos y familias de mártires que me decían que estaban luchando por la liberación de Nepal como parte de la revolución mundial.

Cuando partí de Nepal, un dirigente del Partido Comunista de Nepal (Maoísta) (PCN[M]) me dijo: "La primera parte de tu viaje está a punto de terminar. Ahora empieza la segunda fase: dar a conocer a todo el mundo todo lo que has visto y oído". Y eso es lo que he hecho desde mi viaje. He hablado sobre la guerra popular; he combatido las mentiras y desinformación que difunde la prensa para desacreditar y tergiversar el carácter y los propósitos de la lucha maoísta de Nepal.

Los artículos que escribí sobre mi viaje y la extensa entrevista que le hice al presidente del PCN(M), el camarada Prachanda, salieron en el Obrero Revolucionario (ahora Revolución). Mi libro Distpaches from the People’s War in Nepal salió hace un año y una edición en nepalés acaba de salir en Katmandú. Tanto Dispatches como la entrevista a Prachanda han salido en varios idiomas (incluido el español) en muchas partes del mundo. He dado conferencias en Estados Unidos y Europa. Dondequiera que he hablado, contar lo que he visto y que la guerra popular ha crecido y ahora controla buena parte del campo da alegría. Alienta conocer las transformaciones que se están dando en las bases de apoyo e inspira profundamente ver que la mujer está desempeñando un tremendo papel en la revolución. Es un ejemplo, en vivo, de la "esperanza de los desesperados": de cómo los maoístas dirigen a las masas para efectuar cambios sociales, económicos y culturales en las bases de apoyo; de cómo la guerra popular está erradicando la opresión de la mujer, la discriminación de las nacionalidades oprimidas y el sistema de castas en su totalidad.

Muchos se han enterado de la guerra popular de Nepal por medio de mis fotografías. En una exhibición, una señora afroamericana de Chicago me dijo: "Esta gente de veras está luchando por algo. Viven en condiciones primitivas, pero están orgullosos de lo que tienen. En los ojos se ve lo que es un pueblo orgulloso, fuerte. La juventud, los niños, las muchachas. Es asombroso verlos a todos luchando por una causa, en vez de pelear entre ellos mismos, como nosotros aquí. Es hermoso. Me encantaría ir a ver con mis propios ojos... Yo sé que es difícil para ellos, pero es bueno ver que tienen ese brillo adentro que alumbra para que la lucha siga adelante".

En este mundo, en el que un puñado de potencias imperialistas dominan y explotan a los países pobres del tercer mundo, ver una auténtica lucha de liberación en Nepal comprometida a acabar con la dominación extranjera es motivo de júbilo.

La guerra popular de Nepal se libra en medio de una situación mundial en que los propósitos y las ambiciones de la cruzada yanqui de total hegemonía mundial definen el contexto de buena parte de las relaciones internacionales. Un aspecto de esto es cómo Estados Unidos (y otras potencias) ven su necesidad y libertad de intervenir en Nepal. Bajo el pretexto de la "guerra contra el terrorismo", Estados Unidos, Gran Bretaña, India y otros países han brindado apoyo político y militar al reaccionario poder estatal de Katmandú.

Como ha dicho Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, EU: "Con arrogancia Estados Unidos proclama que no permitirá que el pueblo de Nepal se libere y tome control de su propio país. Naturalmente, eso es algo que hay que tomar en serio, y no solo por quienes dirigen la revolución en Nepal, nuestros camaradas, sino también por nosotros que queremos que los pueblos del mundo se liberen. Y nosotros aquí tenemos una responsabilidad especial porque es nuestra potencia imperialista arrogante la que por medio de India o con India o de alguna otra manera, quiere ahogar en sangre eso... No podemos permitir que los imperialistas estadounidenses cumplan con su proclamación de que el pueblo de Nepal no puede llevar a cabo su liberación. Nos incumbe a nosotros dar a conocer eso, denunciar lo que están haciendo y apoyar políticamente en la medida posible la lucha en Nepal porque está cargando el futuro para todos nosotros".

La guerra popular empezó contra viento y marea en 1996, emprendió el camino de la revolución maoísta de nueva democracia y en "solo" 10 años el PCN(M) ha obtenido enormes éxitos: en la lucha militar contra el reaccionario gobierno nepalés, y también en la construcción del poder popular y de nuevas formas de poder revolucionario en las bases de apoyo.

La movilización de millones de personas para ejercer el poder popular, para que empiecen a construir la futura sociedad socialista, en medio de combates del Ejército Popular de Liberación contra el ejército real nepalés (respaldado por Estados Unidos e India), es una epopeya asombrosa e histórica.

Los éxitos de la guerra popular en Nepal sorprenden a muchos en Estados Unidos, donde todo el tiempo se dice que el "comunismo ha muerto", que el socialismo "fracasó" y por tanto el capitalismo es el "mejor mundo posible". Pero cualquiera puede ver el estado del planeta y que el sistema imperialista es responsable de la enorme pobreza y sufrimiento de las masas. Las revoluciones socialistas de la Unión Soviética y China fueron los primeros pasos hacia la construcción de sociedades sin explotación o opresión. Si bien sufrieron derrotas y reveses, las lecciones de esas revoluciones, primordialmente positivas y secundariamente negativas, son indispensables para el avance de la revolución proletaria mundial.

A la luz de todo esto, la guerra popular de Nepal es una inspiración para quienes sueñan con un mundo mejor.

En Nepal, se enfrentan y chocan dos futuros. Uno es la continuación, en una u otra forma, de la sociedad actual, dominada por fuerzas de clase retrógradas, aliadas del sistema imperialista, que imponen relaciones económicas, políticas y sociales de explotación y opresión. El otro futuro es el camino que dirige el proletariado para zafarse de este orden, realizar una revolución de nueva democracia, construir una sociedad socialista, forjar nuevas relaciones sociales, políticas y económicas, y continuar la revolución para abolir toda explotación y opresión.

Tengo mucho deseo de regresar a Nepal: a un nuevo Nepal socialista revolucionario, sin la dominación y la opresión de las potencias extranjeras, en el cual las masas se movilicen conscientemente para construir una sociedad nueva y liberada, como parte de la revolución mundial.

Notas de nuestra corresponsal

Voces de la manifestación del 4 de febrero: "¡Bush: Lárgate!"

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

Miles de personas se dieron cita el 4 de febrero en Washington, D.C., para proclamar El Mundo No Puede Esperar… Hay que Sacar Corriendo al Gobierno de Bush--¡Bush: Lárgate con todo y tu programa! Un equipo de reporteros de Revolución habló con docenas de personas para ver qué las motivó a emprender el viaje. Unos viajamos en un autobús desde Chicago y ahí realizamos varias entrevistas. Pedimos que hablaran sobre lo grave que es la situación y sobre la necesidad de oponer resistencia.

Nos impresionó la diversidad y la seriedad de las respuestas.. Unos conocieron poco antes el movimiento El Mundo No Puede Esperar y se lanzaron sin vacilación a su primera protesta. También conocimos a activistas de larga trayectoria. Muchos iban como individuos. Unos no se habían lanzado a la calle en más de 30 años. Oímos estos comentarios.

Curtis, un joven negro que sobrevivió al huracán Katrina y ahora vive en la capital, nos dijo: "Estaba en la Internet, viendo cosas de FEMA, pero era puro rollo. Así que fui a CNN y vi un artículo sobre El Mundo No Puede Esperar y me conecté con su página web y dije, pues tengo que acercarme a esa gente. Yo tuve que dejar todo en Nueva Orleáns y eso duele… Yo sé que están sucediendo muchas cosas, pero para mí es difícil no hablar de eso cuando todavía se está muriendo gente en el lago Pontchartrain [Nueva Orleáns], todavía encuentran cadáveres flotando, ¡para mí eso es genocidio! Sin rodeos, te voy a decir que mientras ese tipo esté ahí [Bush] tengo miedo; soy un adulto y no le temo a nada. Pero cuando él sale por la TV y ladra mentiras y se siente orgulloso, eso no es bueno".

Elizabeth es una señora blanca de Peoria, Illinois, que trabaja para la Cruz Roja, se enteró de la manifestación unos días antes y compró un boleto de autobús. "En este país se piensa que lo único que se puede hacer es votar. Eso es lo que se oye hasta la saciedad: vota. Pero hay tanto más que hacer. A veces pienso que eso no tiene efecto, eso de votar; lo que se hace a nivel local, lo que uno defiende, lo que uno rechaza y el tener la valentía de hacer todo eso vale más que llenar una papeleta".

Julia, una artista de la prepa Lincoln Park de Chicago, ávida lectora, supo de la manifestación en la capital durante la protesta de El Mundo No Puede Esperar del 2 de noviembre. Nos dijo: "Sentí cierta obligación de expresar mi descontento con muchas cosas que ha hecho este gobierno. Si no fuera capaz de hacer algo como esto sentiría que no me estaría apoyando a mí misma, a mis creencias, y pensé que sería una experiencia fabulosa, nunca he participado en algo así".

James, un universitario de Columbia College, Chicago, ya conocía el movimiento desde hace un tiempo y dio el paso de ir a la protesta del 31 de enero para ahogar el Informe presidencial. Nos dijo: "Con respecto a la situación, a veces pienso que es demasiado tarde, que hay muchas cosas negativas. Por ejemplo, la protesta del martes contra el Informe presidencial. Mira, yo vivo en Chicago, una ciudad de millones de personas, pero la concurrencia no estuvo a tono; me sorprendió la cantidad de gente que fue, esperaba que mucha más gente hubiera ido. Al fin y al cabo, es una de las ciudades más liberales. La poca cantidad de gente fue un tanto decepcionante, pero mi propia filosofía es que no importa tanto la cantidad de gente sino el compromiso. Yo estoy dispuesto a entregarme y sé que hay muchos como yo… Creo que no importa que haya un porcentaje creíble de la población dispuesta a hacer eso porque a mi modo de ver el curso de los acontecimientos está a nuestro favor; puede que sea difícil, pero creo que va a salir bien".

Ladonna y su amiga Audrey, dos universitarias de Chicago State, se enteraron del viaje a la capital después de escuchar el Informe presidencial. Ladonna dice que emprendió el viaje porque "soy joven y es hora de que los jóvenes se responsabilicen, que empiecen a interesarse en el futuro… espero poder influenciar a otros de mi edad para que se interesen y hagan algo en situaciones como esta. Es hora de tomar una posición así y esta fue la oportunidad perfecta".

Se ve que muchos se están viendo a sí mismos con relación a este movimiento. Tori, una señora que viajó desde San Francisco con su compañero, nos dijo: "Si teníamos la oportunidad de ir a la capital, ¿por qué no hacerlo, por qué no unirnos al movimiento? Estaba pensando en eso, porque es fácil ir a la protesta a la vuelta de la esquina y decir, hice mi aporte. Pero es algo que vivimos, no que nos gusta, será una inconveniencia y estamos dispuestos a esa molestia para efectuar cambios positivos para nuestra comunidad… en vez de vivir como individuos, cada quien en lo suyo, yo quiero vivir en una comunidad que se preocupa de los demás y eso me parece es lo que estoy viendo. Se necesita que muchos más corran la voz".

También preguntamos sobre la comparación que hace la convocatoria de El Mundo No Puede Esperar entre Bush y Hitler.

George, un señor grande de los Demócratas del Condado Du Page [Illinois], nos dijo: "En el verano viajé al parque nacional Yellowstone, y la mejor parte del viaje fue cuando hice escala en Sauk Center, Minnesota, y visité el Museo Sinclair Lewis. Él recibió el Premio Nobel y escribió un libro en 1934 que nadie conoce; se llama It Can't Happen Here [No puede suceder aquí] y dice que cuando el fascismo llegue a Estados Unidos vendrá envuelto en la bandera y esgrimiendo un crucifijo. Pues eso me dejó pasmado. Va poco a poco, pero ahora están en peligro nuestras libertades civiles; es como Watergate, eso de que si Osama Bin Laden llama a Estados Unidos queremos saber con quién habla, ¿qué piensan, que son niños? ¿Acaso piensan que va a llamar por celular a una de sus células? Es espionaje interno, tal como Watergate, 30 años después, con mejor tecnología, acceso a conversaciones telefónicas, de celular o lo que sea. Lo que están haciendo es espiar a sus enemigos políticos...; pueden escuchar las llamadas entre los del Partido Demócrata. Pueden decir lo que quieran, pueden decir que es espionaje interno o espionaje en anticipación de un ataque de una organización terrorista extranjera; no deja de ser espionaje y control social, eso es lo que es".

Alexis, un egipcio que estudia en la Universidad Loyola [Chicago], fue con sus hermanas y su papá, y dijo bromeando: "La familia que tumba al gobierno de Bush unida permanece unida". Su hermana dijo: "Eso de que 'están con nosotros o están contra nosotros', por eso Hitler pudo condenar a alemanes que no eran pro nazi, es lo mismo, todo ese patriotismo…".

Terry, una cincuentona de un suburbio de Chicago, dijo que no había ido a una manifestación en 30 años. Dijo que era ex hippie, que estaba muy desilusionada de haber trabajado con Moveon.org y que se sentía traicionada por el congresista para quien trabajó. Escuchó el anuncio de El Mundo No Puede Esperar que la emisora Air America transmitió cada 20 minutos y por eso decidió participar. Nos dijo: "Cuánto más me entero de lo que está pasando, siento más miedo. Yo entiendo que el país se está resbalando rápido hacia el fascismo, aunque uno no quiera reconocerlo. Como en los tiempos de Hitler, la gente hoy se dice que 'eso no puede suceder aquí'. Todo está bien, eso no puede suceder aquí, pero sí ha sucedido. Por lo general la gente de este país quiere una vida cómoda, vivir sin problemas, con su familia, sus amigos, pagar las cuentas. Pero uno no puede darse el lujo de sentirse satisfecho, porque nos están quitando todo rapidísimo en nombre del terror. Y van a seguir haciendo eso hasta más no poder, van a seguir asustando a la gente lo más que puedan, para hacer lo que les dé la pinche gana. Y yo no estoy de acuerdo con eso".

Hablamos con James, un organizador del sur de California, y Usher, un estudiante de Massachusetts. Con respecto a la comparación de Bush con Hitler, Usher dijo: "Al principio me pareció que era una declaración un tanto fuerte, porque Bush no ha matado a millones de personas, pero lo importante es hacia dónde va. Es muy similar a lo que estaba sucediendo en los primeros años del gobierno de Hitler. Cuanto uno más se da cuenta de eso y ve lo que está pasando, ya no parece una declaración tan radical".

James dijo: "Completamente de acuerdo… estuve en las sesiones del tribunal sobre los crímenes de Bush y lo que escuché sobre lo que les están haciendo a los presos de Abu Ghraib me dejó pasmado. Lo primero que Hitler abolió cuando llegó al poder fue el derecho al aborto, el nombramiento de Alito; si esto no sucede, si no logramos que esto dé resultados, eso será lo primero que desaparecerá".

En medio de la vigorosa marcha, compartimos el paraguas de Daya, un técnico de computadoras negro que trabaja para una corporación de Nueva Jersey. Se enteró de El Mundo No Puede Esperar por medio de dos emisoras. Parecía que la lluvia torrencial consolidó su compromiso. "Estoy aterrado de lo que está haciendo el gobierno de Bush, de la manera que funciona el mundo entero. Yo soy de esas personas que dice: soy un ciudadano consciente. Pienso que debo estar aquí. Podría ser cierto que la única diferencia entre Hitler y Bush es que Bush todavía no está aniquilando a estadounidenses. Así que me parece que debemos sacarlo antes de que eso suceda".

Cuando terminó la marcha, los manifestantes abordaron los autobuses para regresar, triunfantes, empapados, cansados y robustecidos, y coreando "¡Bush, lárgate, Bush, lárgate!". Muchos hablaron hasta bien tarde, conversando sobre las experiencias del día.

Hablamos con Brad, un trabajador de unos 30 años del sindicato United Auto Workers, quien nos dijo: "Este país está retrocediendo, estamos perdiendo todo lo que ganamos con luchas, nos lo están quitando; y no solo eso, mira lo que estamos haciendo en el resto del mundo. Antes, cuando oía el himno nacional lloraba de orgullo, ahora lloro de vergüenza". También habló de los 30,000 trabajadores que van a despedir y de la desaparición de los sindicatos bajo el gobierno de Bush. Con respecto a la manifestación, dijo: "Mi fuego interior se ha vuelto a prender. Me he encontrado con gente que piensa igual. Aguantamos ahí parados en medio del aguacero. Voy a darlo a conocer en los sindicatos".

Jack y Gene O'Mally, una pareja mayor de Indiana, manejaron a Chicago para tomar el autobús. Jack dijo: "Tengo 14 nietos y nietas, y temo que Bush les ha fregado el futuro. Esta es la primera manifestación a la que vamos y quisiera agradecer a los organizadores".

Una joven latina con facha de punk que se llama Anti nos dijo: "La juventud de hoy ve el mundo como debe ser, no como es. Bush es un malvado, y tenemos que aplaudir a la juventud por estar presente. Yo le temía al futuro, pero quiero voltear las cosas para que Bush nos tema a nosotros".

Tribunal internacional condena al gobierno de Bush de crímenes contra la humanidad

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

El 2 de febrero, la Comisión Internacional Investigadora sobre Crímenes contra la Humanidad presentó sus conclusiones preliminares en el National Press Club de Washington, D.C. Las leyó Ajamu Sankofa, director ejecutivo de Médicos en pro de Responsabilidad Social (rama de Nueva York) y ex secretario nacional de Negros pro Indemnización.

La Comisión oyó cinco días de testimonios públicos en Nueva York en octubre y enero de una combinación excepcional de ex funcionarios del gobierno, expertos en derecho internacional, miembros de grupos de derechos humanos y víctimas de los crímenes investigados. Es una Comisión de gran peso jurídico, ético y moral debido a su integridad, el rigor con que se presentaron las pruebas y la talla de los participantes. Sopesando los testimonios, las pruebas y los documentos examinados, la Comisión llegó a la conclusión de que el gobierno de Bush es culpable de crímenes contra la humanidad en las áreas de guerras de agresión, detención ilegal y tortura, destrucción del ambiente mundial y destrucción de Nueva Orleáns.

Sobre la primera acusación de cometer guerras de agresión, la Comisión concluyó: "Son abrumadoras las pruebas de que el gobierno de Bush autorizó y está llevando a cabo una guerra de agresión contra Irak en incumplimiento del derecho internacional, como los Principios de Nuremberg, el Convenio de Ginebra de 1949, la Carta de las Naciones Unidas y la Declaración Universal sobre Derechos Humanos. Por lo tanto, el gobierno de Bush ha cometido crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad".

Con respecto a tortura y detención ilegal, la Comisión concluyó: "Por medio de testimonios y documentos se presentaron una gran cantidad de pruebas de que el gobierno de Bush ha cometido crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en su 'guerra contra el terror'. Ha impulsado y aplicado medidas y prácticas que violan el derecho internacional y los derechos humanos internacionales con el fin de sacarles información a los detenidos y castigar a quienes considera 'combatientes enemigos'".

Sobre la acusación de la destrucción del ambiente global: "El testimonio de científicos y de los documentos científicos, así como de otros informes presentados, apoya la conclusión de que el gobierno de Bush, con sus medidas y prácticas para el ambiente, ha cometido crímenes contra la humanidad".

Sobre la acusación por la destrucción de Nueva Orleáns: "Son abrumadoras las pruebas de indolencia consciente y deliberada del gobierno de Bush para evitar la destrucción y muerte previstas del huracán Katrina, especialmente en Nueva Orleáns, así como su negligencia después del huracán. Esto constituye crímenes contra la humanidad".

En www.bushcommission.org está el texto completo de las acusaciones y las conclusiones preliminares, los testimonios y demás información.

No nos atrevemos a decir su nombre

Reverendo Rich Lang

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

Como parte del análisis y la denuncia del crecimiento y la fuerza del movimiento fascista cristiano en este país, Revolución está presentando las voces de pensadores y escritores religiosos y de clérigos que ven tal peligro y están dando la alarma. Naturalmente ellos expresan sus propias perspectivas y no son responsables de lo que dice este periódico ni nuestro website.

Este es un artículo del reverendo Rich Lang, pastor de la iglesia Trinity United Methodist Church en Seattle, Washington, que se publica con el permiso del autor.

¿Entonces, cuándo usamos la palabra? ¿Cuándo lo decimos realmente? ¿Cuándo practicaremos el evangelio de Ezequiel y le advertiremos a nuestra gente de lo que viene (Ezequiel 33:1-9)?

Hasta ahora nos hemos negado a decir la palabra. No hemos tenido el valor de practicar el evangelio de Ezequiel. Quizás tenemos miedo de que si damos la alarma no nos escucharán ni nos entenderán (Isaías 6). Por nuestro silencio, nuestra gente vive asaltada por miedos y sospechas mientras espera el sueño, que paso por paso viaja hacia el mismo abismo donde han llegado otros imperios antes que el nuestro (Revelaciones 18).

Las señales nos rodean. La misión y el propósito de Estados Unidos es ser una economía permanente de guerra que patrulla el mundo y extermina a los infieles (1 Samuel 8). El presidente, con la complicidad del Congreso, ha adquirido el poder de un dirigente supremo que puede cambiar la ley con el hecho de "firmar declaraciones" y extinguir la ley por medio de poderes de tiempos de guerra. Nos hemos convertido en un país que practica la tortura, un país que mata a civiles y los desaparece. Encerramos a personas sin respetar el proceso legal establecido. Escuchan lo que hablamos, a quién, cuándo y dónde. Todo eso se hace en nombre de la libertad y la justicia. Todo está cubierto por el silencio y lo bendice el clero que no tocará la trompeta.

Las señales nos rodean. Los estudiantes espían a sus profesores. Las agencias del gobierno nos espían. Ven lo que hacemos en la computadora. Los reclutadores militares acosan a nuestros hijos en la escuela, por el correo, por los medios, en los centros comerciales. El costo de la guerra asciende a miles de millones, pero el dinero deja de llegar a los pobres y a los obreros. Mas, desde el púlpito, no nos atrevemos ni a decir su nombre: el nombre que se ha hecho realidad en nuestro tiempo.

Dentro de la Iglesia vemos una división irreparable (1 Juan 2:18-19). Por un lado vemos que nacen los Pastores Patriotas en Ohio y, por el otro, hay iglesias liberales que el gobierno investiga. Hay Domingos de Justicia y crece el nacionalismo teocrático; por otra parte, meten a muchos fieles en la cárcel porque se oponen a la guerra. Desde los púlpitos de la nación, el Sermón del monte, la identificación cristiana con los pobres, la declaración de amar a nuestros enemigos, todo se ha reemplazado con estrategias de crecimiento para la iglesia o de formas de infiltrar a partidos políticos. Se insiste que el clero no diga su nombre y que se quede en su papel de sacerdote y golfista. Que el clero sea solamente guía y terapeuta. Entonces el clero, con su cheque en la mano y el deseo de ascender, hace lo que le dicen con las falsas palabras de "paz, paz" (Jeremías 8).

¿Cuándo lo dirán? ¿Cuándo hablaremos sobre Samuel 8, Isaías 9, Jeremías 8, Ezequiel 33, 1 Juan 2, Revelaciones 18? ¿Cuándo prepararemos a nuestra gente para el próximo acto de terrorismo y toma de poder? ¿Cuándo declararemos que apoyar al estado militar de seguridad para la guerra permanente es idolatría? ¿Cuándo dejaremos de apoyar un gobierno que manda tropas a oprimir, dominar y morir, mientras repite las palabras vacías "apoyar a nuestras tropas"?

En otras palabras: ¿diremos el nombre de la enfermedad que es nuestra realidad presente? ¿Cuándo lo diremos desde nuestro púlpito? ¿Qué estamos esperando? ¿Qué otras señales estamos esperando? ¿Qué otras señales necesitamos? ¿Estamos esperando que arresten a los disidentes? ¿Esperamos la próxima invasión, y la siguiente? ¿Esperamos casos de herejía, hostigamiento de la iglesia, fricción cultural? ¿Esperamos hasta que las aguas del diluvio económico nos lleguen hasta la barbilla? ¿Cuándo tendremos el valor de tocar la trompeta y advertirle a nuestra gente? ¿Cuándo podremos hacer a un lado la comodidad de la popularidad, la prosperidad y el privilegio para que podamos decir su nombre? Cuando lo hayamos dicho desde el púlpito, desde el estudio de la Biblia, desde cada visita pastoral que hacemos, cuando hayamos dicho la Palabra, entonces quizás podremos guiar a nuestra gente a hacer lo que solo la Iglesia puede hacer: aventar el demonio y arrepentirnos del pecado de esta república que se ha convertido en imperio. Como cuando Jesús se encontró con el hombre en las tumbas, tenemos que empezar el exorcismo diciendo su nombre: unos lo llaman militarismo pero creo que se entiende mejor como fascismo (Marcos 5).

25 de enero de 2006

El socialismo es mucho mejor que el capitalismo, y el comunismo será un mundo mucho mejor

Décima parte: La Gran Revolución Cultural Proletaria en China - No una purga fanática, sino el camino socialista contra el camino capitalista

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

Cada vez más personas se preocupan por el estado del mundo y la suerte del planeta. ¿Tiene que ser así el mundo? No; hay una alternativa mundial concreta: el socialismo y el comunismo. Pero constantemente nos remachan que el socialismo fracasó y que el capitalismo es lo máximo. Toda una generación no ha oído más que el socialismo es una pesadilla. Esa "revisión de la historia" también ha afectado a muchos intelectuales progresistas. El proyecto Pongamos las cosas en claro se propone convertir este ataque ideológico contra el comunismo en un debate enérgico en las universidades sobre el pasado del comunismo y el futuro del comunismo. El economista político maoísta Raymond Lotta está dando una serie de conferencias por todo el país con ese fin. La conferencia "El socialismo es mucho mejor que el capitalismo, y el comunismo será un mundo mucho mejor" confronta las mentiras sobre el socialismo, analiza la experiencia y los logros de la revolución bolchevique de 1917 a 1956 y de la revolución china de 1949 a 1976, y plantea la nueva visión de Bob Avakian sobre el proyecto comunista. Revolución está publicando por entregas la conferencia:

Primera parte: Introducción
Segunda parte: Comunismo y socialismo
Tercera parte: La revolución bolchevique estremece al mundo
Cuarta parte: El experimento soviético: El poder proletario abre paso a la revolución social
Quinta parte: El experimento soviético: Se establece la primera economía socialista
Sexta parte: La II Guerra Mundial y sus secuelas
Séptima parte: El gran avance de Mao:La revolución conquista el poder
Octava parte: El avance de Mao: Romper con el modelo soviético
Novena parte: El Gran Salto Adelante

Debido a la crisis de alimentos y a los trastornos industriales que ocurrieron en los difíciles años del Gran Salto Adelante, durante los cuales los soviéticos retiraron de la noche a la mañana toda ayuda y asistencia técnica, era necesario hacer ciertos ajustes económicos y organizativos. Sin embargo, eso creó oportunidades para las fuerzas conservadoras del Partido Comunista, quienes de hecho estaban en contra del Gran Salto Adelante e incluso trataron de sabotearlo.

Al empezar los años 60, esas fuerzas conservadoras estaban cobrando fuerza. Querían que las decisiones económicas se guiaran por criterios de ganancias y consolidar un sistema educativo elitista. Hay que recordar que el sistema de educación universitaria post-1949 en China seguía el modelo soviético de jerarquía, especialización y reclutamiento de los estudiantes "más preparados". Las fuerzas conservadoras estaban bien atrincheradas en la esfera cultural, que era un baluarte de la tradición. La ópera, una expresión artística muy popular, aún presentaba los antiguos temas y personajes feudales.

Los conservadores querían concentrar los recursos de salud pública en las ciudades a expensas del campo. Les dijeron a los obreros y campesinos que se olvidaran de la política, que la dejaran en manos de los políticos "preparados", que se colgaran el yugo y se dedicaran a trabajar nada más.

Esos neo-capitalistas tenían un programa coherente... y ya para mediados de la década andaban viendo cómo arrebatar el poder.

Mentiras sobre la Revolución Cultural

Se repite mucho que la Revolución Cultural fue una purga fanática que lanzó Mao Tsetung contra quien le cayera gordo. El reaccionario libro Mao: The Unknown Story afirma que fue una cruel venganza de Mao contra los líderes del partido que se atrevieron a contrariarlo... que fue una gran locura de terror y manipulación. Son mentiras patentes.

En primer lugar, Mao no se estaba inventando enemigos. En realidad, fuerzas burguesas de gran peso se confabulaban para arrebatar el poder y establecer un sistema de capitalismo de estado. Si alguien cree que exagero o que Mao haya sido paranoico, basta con echar un vistazo a China hoy: un paraíso de mano de obra barata para el capitalismo internacional.

En segundo lugar, la Revolución Cultural era la antítesis de una purga o una orgía de sangre. Mao analizó que las purgas que hizo Stalin no resolvieron el problema de prevenir la contrarrevolución en la Unión Soviética. Dejaron a las masas en una posición pasiva. No se les movilizó política ni ideológicamente. Limitarse a esos tipos de medidas administrativas no enseña a las masas a distinguir entre programas y puntos de vista que impulsan la sociedad hacia el comunismo, y los que la arrastran atrás al capitalismo. El reto para Mao era cómo desencadenar a las masas a jugar su papel consciente decisivo para impulsar la sociedad hacia adelante.

Mao había buscado una solución al problema de que la revolución pierde energías y corre peligro de retroceder. Como dijo en 1967: "En el pasado libramos luchas en las zonas rurales, en las fábricas, en los círculos culturales, y realizamos el movimiento de educación socialista. Sin embargo, todo esto no pudo resolver el problema, porque no habíamos encontrado una forma, un medio de movilizar a las amplias masas de manera abierta, en todos los terrenos y de abajo arriba para exponer nuestro lado oscuro".1

Mao bregaba con un problema histórico internacional de la revolución comunista. Bob Avakian lo expresa así: "Mao bregaba precisamente con la cuestión de cómo responder a las cada vez más fuertes embestidas para derrocar el gobierno del proletariado y, a la vez, cómo potenciar la dictadura del proletariado como el gobierno de las masas, concretarla, institucionalizarla y hacer que cuanto más se fortalezca, tanto más se distinga cualitativamente de todos los estados anteriores".2 Es decir, cómo prevenir la contrarrevolución de una manera coherente con los medios y las metas de la revolución comunista?

Más adelante ampliaré la experiencia concreta de la Revolución Cultural. Pero primero hay que explorar cuestiones teóricas que plantea el reto de continuar la revolución durante el socialismo.

Mao enfatizó la importancia de la teoría. Sostenía que la línea política e ideológica es decisiva. Esto se refiere a nuestro conocimiento del mundo a fin de transformarlo: al análisis teórico de las leyes que gobiernan el movimiento y desarrollo concretos de la sociedad y el mundo, y a las medidas que se desprenden de tal conocimiento.

Los líderes del Partido Comunista que querían llevar a China por el camino capitalista estaban formulando una teoría y argumentos para su programa. A ellos se oponía Mao, quien dirigía a las fuerzas revolucionarias y estaba haciendo una contribución histórica al conocimiento de la dinámica de la sociedad socialista. Este choque de perspectivas teóricas era una parte clave de la lucha de clases en la China revolucionaria.

Notas

1. Citado en "Informe ante el IX Congreso Nacional del Partido Comunista de China", de Importantes documentos de la Gran Revolución Cultural Proletaria,Pekín: Ediciones en Lenguas Extranjeras, 1970, p. 26.

[Regrese al artículo]

2 "Parte 11: Situaciones de vida o muerte... El ejercicio del poder y los derechos del pueblo", de la serie "Sobre la democracia proletaria y la dictadura del proletariado: Un punto de vista radicalmente diferente sobre cómo dirigir la sociedad" (en revcom.us).

[Regrese al artículo]

Del Servicio Noticioso Un Mundo que Ganar

La controversia de los cartones antiislámicos: Nada que ver con la "libertad de expresión"

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

El siguiente texto es parte de un artículo del Servicio Noticioso Un Mundo que Ganar:

6 de febrero de 2006. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. En septiembre del año pasado el director de Jyllands-Posten,un periódico danés de derecha, encargó a caricaturistas que dibujaran al profeta Mahoma y publicó 12 de esas ilustraciones. Según explicó en entrevistas, lo hizo con la intención expresa de ofender a los musulmanes practicantes, muchos de los cuales creen que no se deben representar gráficamente los rostros de quienes ellos consideran profetas. Algunas de estas caricaturas insultan deliberadamente al islam como religión y a quienes creen en él. Las caricaturas representan a los seguidores del islam como una banda de sanguinarios pone bombas bárbaros y locos. En conjunto humillan y degradan a gran parte de la población mundial.

En el mes de enero, una revista noruega cristiana avivó la controversia al reimprimir las caricaturas. Desde entonces, periódicos de Francia y Alemania, entre otros países, han hecho lo mismo. Todo en nombre de la "libertad de prensa".

Pero esta controversia no tiene nada que ver con la "libertad de prensa".

Probablemente no es coincidencia que el ojo del huracán esté en Dinamarca, país con uno de los gobiernos europeos más antiinmigrantes (a pesar de que Dinamarca tiene el menor porcentaje de inmigrantes de Europa Occidental) y con ejércitos en Irak y Afganistán.

Se argumenta que las publicaciones de estas caricaturas deberían verse con "tolerancia". Pero todo este asunto es una demostración de la intolerancia oficialmente respaldada contra "los otros" --los que no son como "nosotros"--, contra gente empujada a dejar sus tierras debido a las condiciones impuestas por países imperialistas como Francia, Alemania, Dinamarca y Estados Unidos en la delantera, y cuya labor ha contribuido en gran medida a que estos países se enriquezcan.

Nos dicen que la publicación de estas caricaturas debe respaldarse en nombre de los ideales de la Ilustración. Sin embargo, el ascenso de la razón y la ciencia durante ese período estuvieron acompañados de la depredación y esclavización de gran parte de la población mundial en nombre de esos valores. ¿No es esta hipocresía lo que aún está sucediendo hoy en el mundo, cuando Occidente, con los Estados Unidos de George W. Bush a la cabeza, está librando su propia guerra santa cada vez con más intensidad?

Todos los discursos beatos acerca de los valores seculares europeos actuales son igualmente hipócritas. La constitución danesa hace del luteranismo la religión oficial y establece que el gobierno debe proteger, apoyar financieramente y administrar la Iglesia Evangélica Luterana. De hecho, el cristianismo es la religión oficial en Francia y Alemania, aunque no lo sea en términos legales, y ni hablar de Estados Unidos, donde muchos de los principales seguidores de George W. Bush (y el mismo presidente) creen que él fue elegido por dios para ser presidente.

Es verdad, también, que la respuesta contra esas caricaturas ha sido manipulada con fines reaccionarios. El gobierno de Egipto, sucursal totalmente estadounidense, tomó deliberadamente la delantera en contra de estas caricaturas en un esfuerzo por moverle el tapete a la oposición islámica. Los ataques a las embajadas en el Líbano y Siria están muy entrelazados con la lucha por el poder de varias fuerzas reaccionarias en esos países.

Es probable que la oposición del gobierno de Siria (que Estados Unidos busca sacar) haya estado más metida en los ataques que el gobierno laico. Parece particularmente ridículo que se haya puesto a la cabeza de la reacción a las caricaturas Muqtada Sadr, quien parece muy feliz de convocar el ataque a las tropas danesas en lugar de atacar las tropas de Estados Unidos, con quien ha tratado de evitar conflictos e incluso querría llegar a un acuerdo.

Como puede verse en Irak y Afganistán, donde los gobiernos islámicos fundamentalistas han llegado al poder a punta de armas estadounidenses (y de una manera menos obvia pero no menos real en todos los países del Medio Oriente), Estados Unidos y otras naciones imperialistas han jugado un doble juego con la religión. Izan el estandarte de una guerra santa cristiana para su propio pueblo cuando les conviene, y con no menos conveniencia apoyan el surgimiento del fundamentalismo musulmán religioso en los países que dominan como medio para limitar la resistencia del pueblo a canales religiosos estrechos y para imponer gobiernos represivos.

Los maoístas nos oponemos a estas caricaturas no por razones religiosas, sino porque son una manifestación de la dominación de gran parte de la población mundial por los gobernantes de unas cuantas potencias imperialistas y de la opresión en que se basan sus sistemas. Al denunciar y oponernos a estas incitaciones nazis al odio religioso desde una perspectiva revolucionaria, podemos fortalecer la unidad de los pueblos del mundo contra tales gobernantes y llegar a un conocimiento libre de los grilletes de cualquier religión.

Del Servicio Noticioso Un Mundo que Ganar

Marcha en Europa por la liberación de la mujer en Irán

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

A continuación publicamos parte de un artículo del Servicio Noticioso Un Mundo que Ganar:

30 de enero de 2006. Con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el 8 de marzo, las mujeres de la Campaña para Abolir todas las Leyes Islámicas Misóginas, de Género y Punitivas en Irán está organizando una marcha que empezará en Francfort (Alemania) el 4 de marzo y terminará en La Haya (Holanda) el 8. Las organizadoras esperan que a lo largo de la marcha se unan curdos, alemanes, turcos, iraníes, europeos orientales y muchas otras nacionalidades. La marcha recorrerá las ciudades a pie y viajará de ciudad en ciudad en caravanas de autos. Habrá manifestaciones en Francfort, Mainz, Colonia y Dusseldorf, así como al llegar a La Haya. Ahí las protestas se centrarán en dos puntos: la embajada de la República Islámica de Irán y el Tribunal Internacional Penal, escogido como lugar simbólico para condenar el apoyo de las potencias imperialistas (a veces discreto, a veces abierto) al criminal gobierno iraní.

La convocatoria de la marcha dice: "¡Si te opones a la lapidación! ¡Si te opones al velo obligatorio! ¡Si te opones al arresto y juicio de mujeres! ¡Si te opones a que les den latigazos! ¡Si te opones a cualquier forma de patriarcado! ¡Si te opones a las leyes medievales de la República Islámica de Irán que imponen sumisión a la mujer! ¡Súmate el 8 de marzo a la gran marcha contra las leyes de la República Islámica de Irán que atacan a la mujer!".

Cientos de activistas y personalidades de Irán y de otros países que luchan por los derechos de las mujeres (y que han pasado años en las mazmorras de la República Islámica) han respondido a la convocatoria. La han firmado más de cien mujeres y hombres que luchan por los derechos de la mujer en Europa y en otras partes del mundo. El pilar de la campaña han sido grupos de mujeres y activistas individuales, académicos y artistas exilados de Irán, como la Organización de la Mujer 8 de Marzo (Irán-Afganistán). Se han unido muchos sectores del movimiento de oposición iraní en el exilio: de activistas comunistas y del movimiento sindical a demócratas progresistas.

En los últimos 27 años las leyes islámicas han arrebatado a la mujer sus derechos más básicos de seres humanos, la han marginado más y han creado una segregación que ha convertido la sociedad en un infierno para la mujer y ha llevado a muchas al suicidio, la prostitución y la drogadicción. Muchas mujeres se prenden fuego. Estas leyes representan e imponen un estado de relaciones sociales de semiesclavitud. Han fortalecido el patriarcado y la supremacía masculina en el país, que ya eran brutales. El gobierno ha creado un enorme aparato de policía de la moral para vigilar a las mujeres y castigarlas si infringen estas normas de conducta medievales. Esto es la edad media en el siglo 21.

Por qué es importante esta campaña

Al apuntar contra las leyes islámicas, la campaña tiene el potencial de unir a la mayoría de las mujeres y ataca el corazón del gobierno religioso. El éxito de esta campaña puede ser un fuerte golpe contra la República Islámica porque apunta contra los pilares del estado teocrático. Además, como estas leyes se basan en tradiciones centenarias, la lucha contra ellas es una lucha contra esas tradiciones y las relaciones sociales en que se basan. Eso animará a las mujeres y a toda la sociedad a luchar por metas más elevadas.

Llama a todos, especialmente a las mujeres de todo el mundo, a expresar solidaridad y abrazar esta lucha. Un volante de la campaña explica: "El gobierno estadounidense... declara que quiere liberar a las mujeres del Medio Oriente del yugo del fundamentalismo islámico. Es una declaración ridícula, una burla de la verdadera liberación y un insulto a las mujeres del Medio Oriente. La marcha de los sucesos en Afganistán e Irán debería abrir los ojos a los que se dejaron engañar por los supuestos libertadores de las mujeres del Medio Oriente. Si alguien cree que George Bush y gente de esa calaña son libertadores de la mujer, que por favor hable con las mujeres estadounidenses que están luchando para impedir que les quite el derecho al aborto y luchando contra los esfuerzos de los fascistas cristianos de dominar todos los aspectos de la vida de la mujer en Estados Unidos. George Bush no dará a las mujeres de Irán, Irak, Afganistán ni ningún otro país lo que está arrebatando a las mujeres de Estados Unidos".

La ofensiva de hegemonía global de Estados Unidos y los obstáculos que ha encontrado han impelido a Irán hacia el centro de la situación mundial. En este contexto, la posición que plantea este movimiento de mujeres podría contribuir a que la alineación internacional con respecto a Irán y dentro de Irán sea más favorable para el pueblo y para una solución revolucionaria, y no para una solución impuesta por el imperialismo.

La convocatoria exhorta: "Celebren este 8 de marzo con nosotros y ayúdennos a fortalecer las filas independientes de mujeres contra el imperialismo estadounidense, así como contra los gobiernos reaccionarios de estos países". (Para mayor información, consultar el portal de la campaña: www.karzar-zanan.com).

La policía hiere a soldado al volver de Irak

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

El 29 de enero, Elio Carrión, un soldado latino de la Fuerza Aérea de 21 años, que estaba de licencia de Irak, iba de pasajero en un automóvil que chocó con una cerca en Chino, una ciudad a 60 km al este de Los Ángeles.

Carrión y su amigo, el conductor, celebraban su regreso tras pasar seis meses en Irak. No se sabe con precisión qué pasó antes del accidente, pero un vecino grabó lo que pasó después de la llegada de los sheriffs.

Carrión está en el suelo, con la cara iluminada por la linterna de un sheriff, a medio metro sobre él, apuntándole la pistola. Es una imagen que se ve mucho en las ciudades iraquíes, como Faluya o Mosul: los soldados estadounidenses con armas pesadas tumban puertas en medio de la noche y apuntan a iraquíes desarmados.

El Los Angeles Times informó que el sheriff le gritaba obscenidades y le decía "que se callara". Luego lo mandó pararse. En el video se ve que Carrión obedece las órdenes, dice que no está armado y que es militar. Le dice al sheriff: "Estamos del mismo lado". Pero en tal situación no importan un comino las palabras. En Irak Carrión es parte de una fuerza militar de ocupación que trata a las masas como "el enemigo"; ahora que ha regresado a Estados Unidos, lo tratan igual a él.

"Me voy a parar", Carrión dice. Pero cuando lo hace, el sheriff le pega tres tiros. Mariela Carrión, esposa de Elio, dijo que también le dieron patadas en la cabeza, lo esposaron y lo arrastraron.

Pero la cosa no paró ahí. Lo llevaron al hospital con tres heridas de bala; una bala le hizo pedazos el fémur (el hueso que va de la pelvis a la rodilla). Días después, unos detectives llegaron a la casa de sus padres y les preguntaron dónde estaba.

Como en otros casos de brutalidad policial, al vecino cubano que lo grabó, José Luis Valdés, lo arrestaron con una orden de detención de hace ocho años de la Florida. Después lo entregaron a la Migra. El sheriff está de licencia (pagada) y no lo han acusado de nada.

La prensa repitió las excusas de los voceros de la policía: "Estaba nervioso", "Quería decir ‘agáchate’ en vez de ‘párate’", o que temía que Carrión lo matara (a pesar de que él tenía la pistola).

Elio Carrión entró a la Fuerza Aérea directamente después de terminar la secundaria y fue un militar leal en Irak Esa noche hizo todo lo que "se debe hacer" en tal situación: obedeció las órdenes del sheriff, no se movió sin permiso y le informó que se iba a parar para no asustarlo. ¡Pero de todos modos el sheriff le disparó! ¿Qué dice esto sobre el tratamiento de la policía a los negros, latinos y otras nacionalidades oprimidas en este sistema? Es una declaración fría de que "vamos a matar a quienes queramos, por lo que sea y como sea, y no pueden hacer nada para pararnos".

Del Servicio Noticioso Un Mundo que Ganar

Los huracanes, el cambio climático y el calentamiento global

Cuarta parte: ¿Qué hacer al respecto?

Revolución #035, 19 de febrero de 2006, posted at revcom.us

21 y 28 de noviembre de 2005. Servicio Noticioso Un Mundo que Ganar. El gobierno estadounidense dice que el calentamiento global no existe, pero la mayoría de los científicos están convencidos de lo contrario. Varios investigadores han dicho que fue un factor importante en la serie de huracanes y ciclones que devastó el Caribe, Centroamérica y Estados Unidos el año pasado.

En una cumbre internacional sobre cambios climáticos realizada en Montreal del 28 de noviembre al 9 de diciembre (la primera desde la de Kioto de 1997), los representantes estadounidenses siguieron negando los peligros e inclusive la existencia del calentamiento global, a pesar de que un científico inglés dijo que es tan peligroso para el futuro de la humanidad como las armas de destrucción masiva. Los observadores de la cumbre, a la que asistieron 190 países, no tenían esperanzas de que llegara a acuerdos internacionales para controlar las emisiones de los gases de invernadero: el principal causante del rápido aumento de las temperaturas globales. Aunque las metas de reducción de emisiones pactadas en Kioto son criminalmente inadecuadas (reducir en el año 2012 las emisiones al 5% por debajo del nivel de 1990), en realidad han aumentado; ni la Unión Europea, que apoyó el acuerdo de Kioto, ha reducido las emisiones como prometió.

¿Cuál es la conexión entre el calentamiento global y las tormentas tropicales? ¿Cuáles son las causas del calentamiento global? ¿En qué medida es el resultado de las actividades de los seres humanos? ¿Qué se puede hacer para pararlo? ¿Qué tan peligroso es? ¿Por qué los gobiernos de Estados Unidos y las demás grandes potencias no hacen nada serio para combatirlo, a pesar de que presagia un desastre para la humanidad? Este artículo examina esos interrogantes. Lo presentamos en cinco entregas.

Primera parte: Cambios climáticos naturales

Segunda parte: Los cambios provocados por el ser humano

Tercera parte: ¿Qué tan peligroso es el calentamiento global?

La investigación científica, especialmente durante los últimos 30 a 40 años, ha demostrado que el futuro de la Tierra está en peligro si los seres humanos continúan conduciéndose como hasta ahora. A pesar de que la actividad humana de los últimos 150 años puede tener resultados funestos, Mark Maslan (del Centro de Investigación del Cambio Ambiental, Departamento de Geografía, University College de Londres) ha dicho que el calentamiento global no es necesariamente el "fin del mundo".

El calentamiento global es un problema multidimensional que pone en peligro la existencia de la civilización humana, pero hay soluciones multifacéticas que podrían ser efectivas si contaran con la voluntad, creatividad y fuerza organizada de miles de millones de personas. Es cierto que algunos elementos que contribuyen al calentamiento global, tales como los gases invernadero que permanecen largo tiempo en la atmósfera, continuarán teniendo efectos adversos sobre el medio ambiente, aunque se tomaran de inmediato medidas para eliminar nuevas emisiones. Algunas emisiones han causado daños irreversibles, por ejemplo, los glaciares antárticos y partes de la capa de hielo de Groenlandia ya están perdidos, si no para siempre, al menos hasta la próxima edad de hielo. La biodiversidad está gravemente amenazada. Pero asumir una actitud fatalista sería tan malo como ignorar el problema y esperar el desastre.

Las soluciones técnicas y el desarrollo de medidas que beneficien al medio ambiente se encuentran al alcance humano, tales como disminuir la cantidad de gases invernadero, y especialmente reducir y terminar la emisión de bióxido de carbono completamente, tal como se hizo con los gases fluorados utilizados en productos industriales y domésticos. ¿Por qué no se están dedicando grandes recursos a la investigación y desarrollo de energía renovable limpia, tal como la energía hídrica, solar y eólica? Incluso un simple reajuste de las plantas de energía a carbón, la peor fuente individual de gases invernadero, podría cortar las emisiones de bióxido de carbono a la mitad inmediatamente.

Un problema es que lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer depende del sistema global imperialista basado en la ganancia. A causa de la competencia entre los distintos capitalistas, la ley fundamental es expandirse o morir. Obtener ganancias instantáneas sin importar cómo (sin importar el costo para los seres humanos y su entorno) es el modo fundamental de operar del capitalismo. Los costos de resolver problemas versus la necesidad de obtener ganancias inmediatas ponen obstáculos gigantescos a las soluciones de largo plazo.

Ninguna compañía, y en último término ningún país capitalista, quiere destinar vastos recursos a algo cuyo costo reduciría la rentabilidad general, con el objetivo de abordar un problema que solo se está perfilando en el horizonte. Es cierto que los países, y en particular los países imperialistas gobernados por un puñado de capitalistas monopolistas, gastan gigantescas cantidades de dinero en empresas improductivas como el armamento y la guerra, pero tienen que hacerlo debido a la competencia entre sí y a la esperanza de ganar (o perder) ventajas competitivas con relación a otros grupos de capitalistas. Del modo como Estados Unidos y países semejantes prefieren verlo, la inversión masiva para lidiar con el calentamiento global perjudicaría sus economías con relación a la competencia, es decir, los demás países imperialistas. Por eso los demás países imperialistas no quieren tomar medidas a menos de que Estados Unidos lo haga y por eso justifican su propia pasividad bajo el pretexto de la inacción estadounidense.

El diagrama del IPCC que se encuentra a continuación ilustra la correlación entre la emisión de bióxido de carbono y la producción económica (el producto interno bruto, o PIB) de Estados Unidos, de la anterior Unión Soviética (un país imperialista desde los años 50, mucho antes de que colapsara) y Japón.

( Haz clic aquí para ampliar)

Correlación del PIB y las emisiones de bióxido de carbono (CO2) de países selectos
Emisiones de CO2 (línea delgada)
PIB (línea gruesa)
Miles de millones de dólares EU de 1990
Estados Unidos
Anterior Unión Soviética
Japón
Crisis de petróleo


Por ende, Estados Unidos ha rechazado y saboteado (y en el mejor de los casos, la Unión Europea le ha dado una aprobación tibia) el débil protocolo de Kioto, el cual pide reducir apenas un 8% las emisiones de gases invernadero a su nivel de 1990 para 2012, y que hasta ahora no ha sido implementado.

El que no se hayan tomado más medidas acerca del calentamiento global y el que algunos gobiernos, como el de Bush, hayan negado el problema, tiene otra causa. Primero, el capital se basa en estados nacionales, y segundo, el mundo está dividido entre los países imperialistas y los países del tercer mundo a los cuales oprimen. Aceptar que esta situación es eterna, es un obstáculo fundamental a la solución de un problema global.

Por ejemplo, Estados Unidos ha señalado que no se comprometerá a reducir las emisiones de gases invernadero a menos que los países del tercer mundo lo hagan. Otros países imperialistas se han escudado en la falta de voluntad de China, India y Brasil como pretexto para su propia renuencia a tomar medidas más fuertes. Eso es hipocresía por dos razones. La primera, obviamente, es que Estados Unidos lleva la batuta como mayor contaminador del mundo, seguido del resto de los países imperialistas, especialmente en vista de su responsabilidad por el desarrollo de la situación del mundo durante el último siglo y medio. Pero la segunda razón, más sustantiva, es que el gigantesco traspaso de la manufactura mundial a los países del tercer mundo (con China como el mayor y principal ejemplo) no se debe a un desarrollo de las economías de esos países que pudiera beneficiar al pueblo. En ningún lugar esto es más obvio que en China, donde se restauró el capitalismo tras el golpe de estado reaccionario posterior a la muerte de Mao Tsetung, y donde el llamado "desarrollo" la ha transformado en la mayor maquiladora de mano de obra barata del mundo. Docenas de millones de proletarios chinos trabajan días de 12 e incluso 16 horas, siete días a la semana, con salarios de subsistencia para fabricar productos para los mercados japonés, norteamericano y europeo que rinden enormes ganancias para los capitalistas de esos países. El capital financiero imperialista es el que dicta el desarrollo acelerado, sin importar el bienestar del pueblo de China ni del mundo. Eso ha contribuido en gran medida a traspasar la contaminación del oeste al este y del norte al sur. El problema de la contaminación industrial en el tercer mundo no radica solo en esos países; en un mayor grado radica en la red mundial de relaciones capitalistas que hay que derrocar y arrancar de raíz para salvar al planeta.

Continuará

Quinta parte: Conclusión: Un reto histórico