Revolución #123, 16 de marzo de 2008

Revolución #123, 16 de marzo de 2008

voz del partido comunista revolucionario, eu

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.


Revolución #123, 16 de marzo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Obama:

¿Un nuevo día para los negros… o una nueva cara para el mismo sistema?

Hay mucha gente entusiasmada con la posibilidad de que Barack Obama sea el primer presidente negro. Espera que como presidente podría hacer cambios auténticos, que pondría fin a las guerras de Irak y Afganistán, y que haría algo para parar la destrucción del medio ambiente, la opresión horrenda de los negros y demás minorías, las redadas de los inmigrantes al estilo de la Gestapo y los ataques a los derechos fundamentales.

Pero los que apoyan a Obama tienen que examinar lo que realmente representa su candidatura y lo que Obama haría, y podría y no podría hacer, como presidente. Y después tienen que preguntarse si esta es la clase de “cambio” que realmente se necesita para responder a todos los males que les preocupan, y qué significará si ponen todas sus esperanzas y energías en elegirlo.

La posición de Obama sobre la opresión nacional

En su libro, The Audacity of Hope (La audacia de la esperanza), Obama reconoce que existe desigualdad racial en Estados Unidos. Pero dice que el racismo y la opresión nacional están disminuyendo. NO es cierto. Dice que quizás se necesitan algunas medidas para combatir el racismo y la supremacía blanca, como la acción afirmativa. Pero afirma que las medidas que se oponen fundamentalmente a la opresión nacional son contraproducentes. Al reprender a un legislador negro que, según Obama, se centra demasiado en la opresión de los negros, escribió: “Justa o injustamente, la culpabilidad blanca se ha agotado en Estados Unidos; incluso los blancos más justos, a quienes les gustaría ver un fin a la desigualdad racial y aliviar la pobreza, tienden a rechazar la idea de victimización racial, o sea, las reivindicaciones específicas a una raza basadas en la historia de la discriminación racial en este país”. (Audacity, p. 247) Obama dice que “en el pasado ha sido cierto que cuando la marea sube, lleva los barcos de las minorías” (p. 246) y ofrece lo que los comentaristas llaman una política post racial, lo que quiere decir que en su campaña hace todo lo posible para evitar hablar de la raza.

Obama reconoce: “Hacer cumplir las leyes contra la discriminación, la injusticia que todavía existe en nuestro sistema de justicia criminal y la disparidad del tratamiento en este país continúan”. Pero dice: “Ha mejorado, y nunca debemos negarlo”. (charla de Selma, 5 de marzo del 2007)

Pero la situación no ha mejorado para los negros en este país, sino que ha empeorado. El valor neto de una familia blanca promedia es más de diez veces más que el de una familia negra promedia ($6,166 en comparación con $67,000). (Informe de la Liga Nacional Urbana: La condición de la América negra 2005) Lo mismo que en 1990. La tasa de encarcelamiento de los hombres negros ha subido tanto que hoy uno de cada nueve hombres negros de 25 a 29 años de edad está en la cárcel o en el penal. En el 2003, la mortalidad infantil negra (la cantidad de bebés que mueren antes de cumplir un año) fue 13.6 por cada mil nacimientos, o sea casi 2.5 veces mayor que para los blancos. (childstats.gov) Las escuelas públicas son cada vez más segregadas (Civil Rights Project UCLA) y la decisión del 2007 de la Suprema Corte que revocó el fallo Brown vs. Board of Education acelerará ese proceso.

Y es una gran mentira decir, como escribe Obama: “Este patrón —cuando la marea sube lleva los barcos de las minorías— ha sido cierto en el pasado”. Mentira. ¿Qué pasó en Nueva Orleáns tras el huracán Katrina? FEMA dedicó $116 millones a la reconstrucción del Superdome, $60 millones al centro de convenciones Morial y $37 millones a un nuevo estacionamiento para los barcos de lujo que salen del puerto de Nueva Orleáns. Pero cienos de miles de habitantes viven en casas rodantes tóxicas con poca esperanza de regresar a la ciudad, los hospitales y escuelas siguen cerrados años después y la alcaldía está tumbando los multifamiliares de vivienda pública para asegurarse de que no regresen los negros pobres.

Katrina, y todo lo que ha pasado desde el huracán, ha demostrado dos hechos básicos: Primero, que existe un sector grande de negros que siguen siendo oprimidos implacablemente por el funcionamiento de este sistema. Y segundo, que al funcionamiento del sistema lo refuerzan y redoblan las medidas conscientes del gobierno, con implicaciones genocidas.

Obama ha criticado fuertemente al gobierno de Bush por abandonar a docenas de miles de personas en Nueva Orleáns. Pero ha dicho claramente que a su juicio lo que pasó con Katrina no tiene nada que ver con la opresión de los negros como pueblo: “En los programas matinales de domingo rechacé la idea de que el gobierno respondió lentamente porque las víctimas de Katrina fueron negros. Dije: ‘La incompetencia fue daltónica’”. (Audacity, p. 229-230)

El gobierno abandonó a gente de todas las nacionalidades en Nueva Orleáns. Pero cuando Obama dice que el gobierno de Bush no fue racista en su respuesta a Katrina, no es cuestión de “trascender las divisiones”. Es cuestión de tapar la realidad de que lo que pasó es una concentración de la opresión de los negros que es un elemento central de los cimientos de este país.

No es cierto que “lo compartimos todo”, como sugiere una consigna de la campaña de Obama. Los negros no son beneficiarios de una prosperidad que se extiende hasta abajo y en la que “lo que es bueno para Estados Unidos es bueno para todos, ricos y pobres, negros y blancos”. Es una vil mentira decir, como dice Obama: “No existe un Estados Unidos blanco, no existe un Estados Unidos negro…”. Básicamente esto niega que a los negros todavía se les discrimina sistemáticamente.

El problema no es polarización, sino la polarización que existe actualmente. Lo que se necesita es la repolarización para la revolución. Y en cuanto a la unidad de la gente de todas las nacionalidades… la unidad que propone Obama es una unidad reaccionaria al servicio de metas e intereses reaccionarios e imperialistas. Lo que es bueno para Estados Unidos no es bueno para las masas populares. No se necesita la unidad en defensa de Estados Unidos; se necesita la unidad y la lucha en defensa de los intereses de los pueblos del mundo y en contra de los intereses de la clase dominante estadounidense. Esta es una sociedad de clases donde una clase se ceba de otra. En Estados Unidos y por todo el mundo, la superexplotación y opresión de los negros y las demás nacionalidades oprimidas es crucial para el funcionamiento del capitalismo/imperialismo.

Los cimientos de este país son la esclavitud y el genocidio, y estas desempeñaron un papel clave en la acumulación de sus riquezas. Incluso después de la abolición formal de la esclavitud, la opresión de los negros desempeñó un papel económico central tanto en el Norte como en el Sur. Hoy, los negros se encuentran atrapados en un sistema como de castas, que es un elemento integral del sistema capitalista aquí. Las relaciones políticas y sociales de supremacía blanca son integrales en todos los niveles; refuerzan las relaciones económicas y cobran fuerza de ellas.

No se puede oponerse al racismo y a la opresión nacional en este país sin oponerse a la supremacía blanca. Y oponerse a la supremacía requiere alterar a los blancos que piensan que el racismo y la opresión nacional les beneficia. La gente de ascendencia europea en Estados Unidos, incluso los que son pobres, que no tienen poder y viven explotados, comparten la posición de ser “blanco” y todo lo que esto les confiere. Pero en realidad, lo que está en los intereses más fundamentales de la gran mayoría de la población, incluso de la mayoría de los blancos, es vivir en una sociedad libre de la supremacía blanca, de la desigualdad y de todas las demás formas de opresión. No se puede forjar esta clase de unidad sin retar a los blancos a oponerse a la opresión de los negros. Esto es algo que Barack Obama no hace como candidato presidencial, y que no hará y no podrá hacer si llega a la Casa Blanca, porque requeriría hacer añicos los cimientos del sistema que la presidencia representa.

La lógica y el funcionamiento de la política “post-racial” de Obama

Un artículo del 12 de febrero del New York Times (“Seeking Unity, Obama Feels the Pull of Racial Divide”) desenmascara la lógica de la política “post-racial” de Obama y adónde lleva.

El artículo habla de la tensión en su campaña al atraer a los votantes blancos y al mismo tiempo atraer y mantener el apoyo de los negros. Muestra que es parte de su estrategia hablar muy poco de temas raciales (para atraer a los blancos). En cuento a los negros, la estrategia es “apelar al orgullo que se sienten por su candidatura,” como dijo su estratega principal, David Axelrod. Es decir, es NO hablar conscientemente del racismo y la opresión de los negros (a no decir nada de acabar con ellos) en la campaña.

El artículo demuestra que Obama ha tratado de evitar hablar ante públicos predominantemente negros. Dice que Obama le pidió a su pastor, el Rdo. Jeremiah Wright, no estar con él cuando anunció su candidatura a la presidencia. Wright le dijo a la revista Rolling Stone que en su lista de hechos esenciales sobre Estados Unidos: “¡El racismo es cómo fundaron este país y es cómo todavía lo gobiernan!” y “Este país está muy metido en el narcotráfico, en la exportación de armas y en el adiestramiento de ASESINOS profesionales…”. Obama busca distanciarse de ESTAS VERDADES.

Obama se opuso a las indignantes acusaciones contra los 6 de Jena (los jóvenes negros de Jena, Louisiana, acusados por oponerse a los dogales y a la supremacía blanca). Pero lo hizo sin atraer atención y tapó lo esencial del caso —que el racismo y la opresión nacional siguen vivitos y coleando— al decir que “no es cuestión de negros vs. blancos sino de bien vs. mal”.

Especialmente en la clase media negra, pero también más ampliamente, hay quienes dicen que la estrategia de Obama es necesaria, que no puede condenar fuertemente la historia y la realidad actual de supremacía blanca en Estados Unidos porque si lo hace perderá el apoyo de los blancos que necesita para ganar.

¡Un momentito, por favor! ¿Adónde lleva esa lógica? Si eso es lo que dicta lo que dice y hace ahora, ¿por qué sería diferente si fuera presidente?

“Bueno”, dice esa lógica, “solo tiene que hacer esto durante la campaña, pero cuando gane podrá tomar partido”. Pero esto es engañar a otros y engañarse a sí mismo. ¿Qué le hace a uno pensar que un candidato que se ha comprometido con los intereses del sistema durante toda la campaña va a cambiar de repente y hacer algo distinto? El candidato demócrata “se desplazará” hacia la derecha una y otra vez en el curso de la pelea con John McCain para la presidencia. Después de complacer y conciliarse “para ganar las elecciones”, ¿no tendrá que obedecer ese “mandato”? Y si un nuevo presidente hace algo que va en contra de los intereses de la clase dominante, esta sacaría a él o a ella con un escándalo político o de otra manera.

Obama ya ha demostrado, muchas veces, que pone la estabilidad del sistema político POR ENCIMA DE los derechos de los negros. Su primera acción como senador fue no tomar partido con el Grupo de Congresistas Negros en oposición a la anulación de cientos de miles de votantes negros en Ohio. Al hacerlo, demostró que puso los intereses de la clase dominante y de la estabilidad del sistema por encima de los derechos de cientos de miles de votantes negros, porque retar el voto en Ohio hubiera desestabilizado al sistema. Esto es algo que Obama, como representante de esa clase, no está dispuesto a hacer.

Peor que nada

“Quizás no pueda hacer mucho”, se dice, “pero no cabe duda de que no sea peor que los demás candidatos, y el mero hecho de que es negro infundirá con esperanza y tumbará unas barreras para los negros. Y atrae mucha gente al sistema político”.

Pero como presidente Obama sería una nueva cara para el mismo imperio. Y es como el cuento de La Caperucita Roja, cuando el lobo se disfraza de la abuelita, “para comerte mejor”.

Tras las luchas populares de los años 60 y comienzos de los 70, cuando los negros se rebelaron contra su opresión, la clase dominante se esforzó por apaciguar la situación, acallar la indignación popular y restaurar la fe en el sistema. Una manera de hacer esto fue poner “caras negras en altas posiciones”. ¿Pero qué hizo para ayudar a las masas? Veamos la historia de los alcaldes negros en Estados Unidos, que gobernaban en una situación de más pobreza, el deterioro social y recortes de servicios sociales. ¿Y qué de Wilson Goode, el alcalde de Filadelfia que autorizó el bombardeo de un barrio negro en 1985 que mató a 11 vecinos, entre ellos cinco niños, y destruyó 61 casas? ¿O Colin Powell, Condoleezza Rice y Clarence Thomas? ¿Y tener más policías negros ha parado la epidemia de asesinatos policiales?

Se dice: “¿bueno, no será Obama u otro demócrata mejor que un republicano? ¿No es nuestra responsabilidad votar y apoyar al candidato que matará unos pocos miles menos en Irak?” ¡NO! Encauzar las energías a elegir a un demócrata, a pesar de las intenciones, solo llevará a la parálisis política o peor que la parálisis. Solo fortalecerá el “mandato” que tendrá cualquier presidente de llevar a cabo los crímenes de este sistema. El marco de la política de “lo posible” significa complacer la política de horrores.

Cuando Obama habla del patriotismo y de la “grandeza de Estados Unidos”, su meta es alistarnos para apoyar la guerra. Lo que se necesita es basarnos en los intereses de los pueblos del mundo, que son todo lo contrario de los intereses del imperialismo yanqui.

Obama quiere que aceptemos el racismo y a la opresión nacional. Pero lo que se necesita es luchar inflexiblemente contra la supremacía blanca y la opresión sistemática de los negros.

Hablemos de por qué en realidad le están considerando a Obama como un candidato legítimo. Unos dicen que es un “indicio de progreso” que un negro pueda postularse en serio para la presidencia. Pero la candidatura de Obama refleja la urgente necesidad de la clase dominante de confinar y encauzar la indignación popular, deseo, actividad política y esperanzas al proceso político aceptable. Bajo el gobierno de Bush, millones de personas se sienten alienadas del sistema y pierden la “fe” en el gobierno. Hay una gran indignación contra los ataques a los derechos constitucionales y las normas. En tal situación, existe el potencial de que mucha gente “pierda su lealtad” y busque medidas más radicales de realizar el cambio. Para la clase dominante esto le da más necesidad de “volverlos al redil”, bajo su control y acorralados dentro de los confines de una política aceptable que no cambia al sistema, y que más bien lo refuerza. Hoy, Obama es quien desempeña ese papel.

Es por eso que el comentarista conservador Andrew Sullivan escribió hace poco en la revista The Atlantic Monthly, desde el punto de vista de la clase dominante, sobre por qué se debe apoyar a Obama: “Si cree que la actual crisis de Estados Unidos no es muy profunda, si cree que el pragmatismo será suficiente para navegar en un mundo al borde de más guerras religiosas, si cree que la polarización ideológica actual no es peligrosa y que lo que parece oscuro hoy es una falsa ilusión alimentada por el trauma que persiste de la presidencia de Bush, pues el argumento a favor de Obama no es muy fuerte”. “Pero”, continúa, “si como yo se da cuenta de que el mayor peligro viene, y que la combinación de nuestras divisiones e historia reciente ha hecho más vulnerable nuestro sistema y nuestro orden constitucional, pues el cálculo del riesgo cambia”. (“Goodbye to All That: “Why Obama Matters”, diciembre del 2007)

Obama lleva gente a trabajar dentro del sistema cuando lo que se necesita es que esa gente vea que los verdaderos problemas que le preocupan (la guerra injusta, la pobreza, el racismo y todo tipo de desigualdad, etc.) tienen sus orígenes en el sistema. El sistema capitalista (que Obama quiere dirigir como comandante en jefe) se basa en la propiedad privada, la explotación y la opresión. La humanidad necesita la revolución y el comunismo. Y ahora mismo no se necesitan ilusiones falsas y mortíferas ni esperanzas falsas y desalentadoras. No se necesita encauzar las energías hacia el callejón sin salida del proceso electoral, lo que se necesita es entender profundamente el problema y la solución, y tener un movimiento revolucionario.

Quienes se han dejado arrastrar por la campaña de Obama tienen que examinar lo que realmente representa y lo que significará y no significará si llega a la Casa Blanca. Eso sería como despertarse de un sueño agradable a una realidad desagradable. Pero para que las esperanzas y los sueños tengan la posibilidad de realizarse, tienen que basarse en la realidad.

Se debe soñar con el cambio y con cómo puede ser el mundo. Pero el “cambio” que promete Obama en realidad es cubrir con azúcar un sistema que es una pesadilla para la abrumadora mayoría de la humanidad. ¿Y qué hay de bueno en un “movimiento de base” que infunde de energía y esperanza si termina dando un mandato a una nueva cara (y una cara más eficaz) para defender el mismo imperio opresor?


Los hombres han sido siempre, en política, víctimas necias del engaño ajeno y propio, y lo seguirán siendo mientras no aprendan a descubrir detrás de todas las frases, declaraciones y promesas, religiosas, políticas y sociales, los intereses de una u otra clase. Los que abogan por reformas y mejoras se verán siempre burlados por los defensores de lo viejo mientras no comprendan que toda institución vieja, por bárbara y podrida que parezca, se sostiene por la fuerza de determinadas clases dominantes.

—V.I. Lenin

Envíenos sus comentarios.

Revolución #123, 16 de marzo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Mientras tanto...

Delimitar el asunto a “seguridad nacional” y patriotismo

Si bien muchos quisieran que las elecciones presidenciales fueran sobre sacar a Estados Unidos de la guerra en Irak, el sistema electoral ha establecido un marco muy diferente para todos los que quieren entrar en ese camino. En las últimas semanas la campaña electoral se ha convertido en un referéndum sobre quién será el mejor comandante en jefe de la “guerra contra el terror” y quién podrá proteger, representar y promover los intereses del imperio yanqui en el mundo hoy.

A lo largo de la campaña ha habido una “contracorriente” de ataques contra Obama, como la muy difundida calumnia de que es un fundamentalista islámico. Pero tan pronto ganó 11 elecciones primarias consecutivas y le pasó a Clinton, los ataques pasaron a la prensa grande. El canal Fox News hizo un escándalo del hecho de que Obama no siempre se pone una bandera yanqui en la solapa, que por lo general es obligatorio para cualquier candidato. Circularon una foto de un número pasado de la revista Time de Obama y Hillary Clinton parados de atención mientras tocaba el himno nacional; él no tiene la mano sobre el corazón y ella sí la tiene. A la esposa de Obama, Michelle, la criticaron por decirle a una multitud que por primera como adulta se siente orgullosa de su país.

Esto dio otro salto cuando Hillary Clinton empezó a acusar a Obama de ser blando con respecto a la “guerra contra el terror”. Ella dijo que es el único candidato lo suficientemente duro para derrotar a John McCain, ya que las elecciones “serán sobre la seguridad nacional”. Sacó anuncios de mal agüero que advierten que, a diferencia de Obama, ella está “lista para dirigir en un mundo peligroso” a las “3 de la mañana”. En Waco, Texas, con más de 20 ex combatientes y abanderados detrás de ella (¿ven?), Clinton hizo suya la retórica de McCain para atacar a Obama por estar “fuera de combate” durante el debate en el Senado sobre seguridad.

¿Cómo “respondió” Obama a todo eso? Dijo que “amo a este país” tanto como los demás.

¿Quién necesita el patriotismo?

¿Y quién no?

Esta es la verdad sobre el patriotismo yanqui: el patriotismo yanqui no tiene nada de bueno. Aunque se interprete el patriotismo como “mi país aunque sea correcto o incorrecto” o “mi país, ámalo y cámbialo”, el patriotismo solo significa algo en el contexto de aliarse con los intereses de la clase dominante de Estados Unidos en contra de los intereses de los pueblos del mundo. ¿Si no es así, qué es? Simplemente diga que está por la justicia. O simplemente diga que se opone a la opresión. Pero si enmarca su posición, cualquiera que sea, dentro de la bandera yanqui, está tomando partido con el lado equivocado de los mayores problemas ante el mundo.

Desde “los corredores de Montezuma” (cuando los Marines invadieron a México para defender a las compañías petroleras yanquis) hasta “las costas de Trípoli” (donde la marina yanqui defendió el comercio —incluyendo la trata de esclavos— en el norte de África), este país es y ha sido un país capitalista (ahora imperialista) que explota y oprime a los pueblos del mundo. “El estilo de vida estadounidense” se basa en la exterminación y genocidio de los amerindios y en la esclavitud. No se puede resolver de una manera buena la enorme brecha entre la riqueza de países como Estados Unidos y la pobreza mortal y opresión que vive la mayor parte del mundo, si el punto de partida es “lo que más le conviene a Estados Unidos” o tratar de convertir a Estados Unidos “en una fuerza para el bien en el mundo”. Y si el punto de partida de uno es el “patriotismo estadounidense” de cualquier forma, incluso “los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos”, se está dejando manipular para apoyar cualquier guerra de agresión que la clase dominante de este país decida lanzar para reforzar su posición contra el resto del mundo.

Los intereses de la gran mayoría de la población de este país son diferentes a los de la clase dominante. El internacionalismo es un marco mucho más noble para medir nuestros objetivos. ¿No debería ser eso el criterio para juzgar a quienes respetamos como líderes?

Envíenos sus comentarios.

Revolución #123, 16 de marzo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Revolution Books/Libros Revolución presenta:

La nueva concepción de la revolución y el comunismo

¿QUÉ ES LA NUEVA SÍNTESIS DE BOB AVAKIAN?

Presentación seguida por discusión

EN UN PLANETA EN QUE MÁS DE MIL MILLONES DE PERSONAS SUBSISTEN CON MENOS DE $2 AL DÍA, AL BORDE DEL HAMBRE… en que millones de niños mueren de enfermedades curables… en que brutales guerras se libran sin parar en Irak y Afganistán y mazmorras como Guantánamo siguen abiertas… en que dogales brotan como malas hierbas, a los inmigrantes los cazan y el derecho al aborto se está desvaneciendo rápidamente… en que a la juventud la tratan como criminales o mercancías… y en que todo esto es completamente INNECESARIO… el mundo clama por la revolución.

El poder estatal revolucionario se dedicará a poner fin a estos horrores y a satisfacer las necesidades urgentes de la gente. Pero un socialismo auténticamente emancipador tiene que hacer mucho más que eso. Tiene que sentar las bases, y tomar medidas concretas, hacia una sociedad en la que la gente cambia el mundo y a sí misma conscientemente, en una sociedad de seres humanos que se asocian libremente y en la que se ha superado la necesidad de cualquier clase de estado.

En vista de eso, Bob Avakian ha hecho una labor pionera que permite ir más allá de hasta lo mejor que han dado las sociedades socialistas previas y ha elaborado una nueva concepción del socialismo que a la vez plantea una visión del futuro y es viable. Su “nueva síntesis” ha abordado una amplia gama de interrogantes, como:

Vengan a oír la presentación y bregar con todo esto.

Bob Avakian es el líder del Partido Comunista Revolucionario, EU, y mucho más: es un pensador innovador y crítico que ha llevado el marxismo a un nuevo nivel. Es un comentarista singular sobre el baloncesto, la religión, la música doo-wop, la ciencia y muchos otros temas. Es un incansable luchador contra la opresión que no ha abandonado ni su solemne claridad de metas ni su sentido del humor.

Bob Avakian no asistirá a este programa.


Chicago
Sábado 22 de marzo • 1-5 p.m.
University Center*

525 al sur de la calle State
(esquina de la State y la Congress)
Línea roja a Harrison, una cuadra al norte.
Líneas café, rosada y naranja a Library,
una cuadra al este y una cuadra al sur.

Habrá interpretación simultánea al español.

Accesible a los minusválidos
Llama si necesitas información sobre estacionamiento/aventón

Más información:
773-489-0930
revbookschi@yahoo.com
Descargar volante en PDF para el programa en Chicago

*Este programa no está auspiciado por el University Center ni afiliado con él.


Los Ángeles
Sábado 22 de marzo • 1-5 p.m.

The New LATC
514 al sur de la calle Spring
Una cuadra al este de la Broadway
en el centro entre las calles 5 y 6

Habrá interpretación simultánea al español.

$10 (entrada de escala móvil)
Reservaciones y más información:
213-488-1303
librosrevolucion.blog.com
librosrevo@yahoo.com
Descargar volante en PDF para el programa en Los Angeles


San Francisco/Área de la Bahía
Sábado 22 de marzo • 2 p.m.

Black Repertory Theater
3201 Adeline Street, Berkeley
Una cuadra al sur de la parada Ashby de BART

Habrá interpretación al español

$10 entrada de escala móvil
Información sobre dirección y traducción:
510-848-1196
www.revolutionbooks.org
Hay más información en revcom.us
Descargar volante en PDF para el programa en Berkeley

Envíenos sus comentarios.

Revolución #123, 16 de marzo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Esta información es del portal de El Mundo no Puede Esperar

¡El mundo no puede esperar
Fuera Bush y su gobierno!

Movilización 19 de marzo miércoles

En Washington, D.C.
Parque Lafayette
1:30 pm

¡Demasiados años de un gobierno criminal!
¡Cinco años de guerra ilegítima! ¡Párenla!
¡Sacar del poder a los criminales de guerra!

(Traducción de Revolución)

El 19 de marzo, El Mundo no Puede Esperar y otras organizaciones trastornarán la rutina en Washington, D.C. ¡Vengan al hogar de los criminales!

Reunámonos en el parque Lafayette a la 1:30 de la tarde en un mar de monos naranjas, en solidaridad con los torturados en las prisiones de Guantánamo, Abu Ghraib, Bagram, en Afganistán, y “sitios negros” de la CIA en todas partes del mundo. Directamente enfrente de la residencia del mayor criminal de guerra de la historia, habrá una demostración de que el "submarino" SÍ es tortura. ¡Unámonos para llevar a cabo actos de resistencia civil no violentos!

El parque será el punto de convergencia de quienes están resueltos a poner fin a esta ilegítima e inmoral guerra y de quienes exigen justicia sacando del poder a los criminales de guerra, ¡y no esperar hasta el 2009! Ya estamos hartos de las entregas secretas, el espionaje, las mentiras al público, el uso de “declaraciones de firma” para burlar las leyes, las redadas y detenciones de migrantes. ¡Lo decimos en serio!

Los grupos Veteranos por la Paz y Veteranos contra la Guerra de Irak se congregarán aproximadamente a las 3:30 de la tarde frente a la Casa Blanca, y nosotros estaremos presentes para participar y apoyar su protesta en el lugar de los hechos. Al anochecer, veremos la película que denuncia los mayores crímenes cometidos por este gobierno: "The Bush Crimes Commission!" (La comisión sobre los crímenes del gobierno de Bush), en el parque Lafayette Square. [bushcommission.org]

Visita los portales 5yearstoomany.org y resistinmarch.org para información sobre las actividades durante el día en Washington.

Investigación del Soldado de Invierno. Del 13 al 16 de marzo, ex combatientes de Irak y Afganistán darán testimonio sobre lo que verdaderamente está pasando a diario con estas ocupaciones. La investigación Winter Soldier se llevará a cabo en la universidad National Labor College, en Silver Spring, Maryland. El audio y el video del testimonio estarán en línea en vivo.

Actividades del 19 de marzo por todo el país

Berkeley
¡Resistencia civil masiva no violenta en la oficina de reclutamiento de la Infanter´ıa de la Marina de Berkeley!
64 Shattuck Square, (cerca de la parada de Berkeley de BART)
Después ven al mitin y marcha en San Francisco de la Coalición ANSWER. Congregarse a las 5 pm en el Centro Cívico (esquina de la Polk y la Grove)
Ponte en contacto con: sf@worldcantwait.org
415-864-5153 myspace.com/sfbaycantwait

Chicago 6 pm

Mitin en la plaza Federal (Adams & Dearborn)

20 de marzo: Día de acciones creativas por todo el centro y la zona metropolitana, “convergencia” oficial a las 5 pm en la plaza Federal. Auspiciado por la Coalición contra la Guerra Quinto Año de Chicago

Los ´Angeles 4 pm

El Mundo no Puede Esperar, ANSWER y otros se unirán para cerrar el Centro de Reclutamiento de las Fuerzas Armadas de Hollywood, 7080 Hollywood Blvd. (a la La Brea)

Auburn, AL 5-6 pm

vigilia, Toomer's Corner (esquina de la N. College y la avenida Magnolia)
6-7 pm, cena gratuita en AUUF
7-9 pm, película gratuita “No End in Sight”. Auspiciado por la Alianza pro Paz y Justicia. www.peaceeagle.org

Providence, RI 4 pm - 5:30 pm

Reunirse en el parque Burnside (calle Exchange y la plaza Kennedy) para una marcha y mitin a las 5 pm frente al capitolio estatal.

Seattle, WA 2 am - mediodía

Resistencia no violenta para cerrar centros de reclutamiento militares por toda la ciudad.

2 pm Rueda de prensa, plaza Fisher (140 4th Ave N)

Tacoma, WA (15 de marzo) 12:30 pm

Centro de Reclutamiento Militar del centro comercial Tacoma

Waikiki, Hawai, (15 de marzo) 5 pm

Reunirse frente al zoológico de Honolulu (esquina de la Kalakaua/Kapahulu) para marchar.

Cleveland, OH (20 de marzo) 4 - 6 pm

Mitin y marcha del monumento Soldiers & Sailors
(plaza pública Cleveland—calle Ontario & avenida Superior)

Más información y últimas noticias en línea en worldcantwait.org.

¡El Mundo no Puede Esperar - Fuera Bush y su gobierno!

worldcantwait.org / 866-973-4463

Envíenos sus comentarios.

Revolución #123, 16 de marzo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Análisis de una invención imperialista:
La “provocación” iraní en el golfo Pérsico

Larry Everest

¿Te acuerdas de todo el jaleo que hicieron el gobierno y la prensa estadounidenses a comienzos de enero acerca de las lanchas iraníes que supuestamente “enfrentaron” y amenazaron a unos buques de guerra yanquis en el golfo Pérsico? ¿El incidente que Bush condenó como una “provocación” y una “situación peligrosa”?

Resulta que fue un encuentro de poca importancia, y hasta rutinario, que el gobierno exageró desmesuradamente, con descaradas invenciones. Hoy no es tema de los titulares, pero sigue siendo parte de la amplia narrativa que promueve (y crea) sin cansar el gobierno: Irán es un país peligroso gobernado por unos locos irresponsables, al que hay que responder con la fuerza. Al examinar lo que realmente pasó, se puede ver cómo la clase dominante y sus medios se inventan cuentos en aras de promover su programa imperialista agresivo, en este caso en el Medio Oriente.

El “cuento” empezó el lunes 7 de enero, cuando un vocero del Pentágono anunció una provocación iraní muy seria en el estrecho de Hormuz, en el golfo Pérsico. Cinco lanchas iraníes supuestamente se acercaron a tres buques de guerra estadounidenses (en medio de una patrulla rutinaria) de una manera “imprudente y peligrosa”. Dijo que las lanchas dejaron caer cajas en el agua que hubieran podido contener “explosivos”. Además, supuestamente oyeron a un iraní decir por radio: “Vengo hacia ustedes. Van a estallar en un par de minutos”. El Pentágono dijo que el incidente les preocupó tanto a los buques que estaban “a un latido” de abrir fuego en defensa propia.

Las redes televisivas, las emisoras y los periódicos repitieron inmediatamente ese cuento. El 7 de enero, NBC informó: “Estados Unidos: Lanchas iraníes hostigaron buques de guerra”. Al día siguiente, el titular del Washington Post decía: “En ‘provocación’ seria, lanchas iraníes cargan contra buques de la Marina estadounidense”. El New York Times decía: “Lanchas iraníes confrontan buques estadounidenses en golfo Pérsico”. Los informes de las redes televisivas fueron más desmesurados: Fox News sugirió que Irán había atacado a Estados Unidos.

Altos funcionarios del gobierno ampliaron el cuento. Bush dijo que era “una situación peligrosa” y una “provocación”. La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, dijo que “Irán no debe participar en tales provocaciones” y advirtió: “Estados Unidos defenderá sus intereses. Defenderá a sus aliados”.

El gobierno iraní respondió que no había ocurrido nada extraordinario: “Este es un suceso normal que ocurre cada de vez en cuando y que se resuelve al identificar a ambos lados”. La prensa estadounidense pasó por alto o recibió con recelo la versión iraní de los sucesos (aunque fue más verosímil que la de Estados Unidos) y se oyó muy poco.

A la medida que su versión se deshizo, la retórica del gobierno de Bush aumentó.

* Orden cronológica desenmascara exageraciones y mentiras. El incidente ocurrió en la madrugada del domingo 6 de enero, hora de Washington. Pero, como informó Gareth Porter: “No dijeron nada públicamente acerca del incidente hasta más de 24 horas después, lo que indica que inicialmente no lo consideraban urgente… ni muy diferente de muchos otros incidentes en el Golfo desde hace más de una década”. Por ejemplo, la prensa casi no mencionó un encuentro del 19 de diciembre, en que un buque estadounidense abrió fuego como advertencia contra una lancha iraní (AP, 11 de enero del 2008)

La Marina anunció el incidente por primera vez en la madrugada del 7 de enero, pero lo trató como un encuentro relativamente rutinario. Porter informó: “Como de costumbre, el buque Hopper hizo advertencias, trató de comunicarse con las lanchas y maniobró para evitarlas”. En ese entonces no mencionaron las amenazas por radio, los objetos peligrosos en el agua ni que los buques estadounidenses estaban a punto de abrir fuego. Esas afirmaciones se oyeron por primera vez más tarde ese día, en una rueda de prensa de Bryan Whitman, el encargado del Pentágono de relaciones con los medios. El 9 de enero, el Pentágono dio a conocer un video de la Marina que supuestamente corroboró su versión de los hechos, con una grabación de una voz que dice: “Vengo hacia ustedes. Van a estallar en un par de minutos”.

Porter informó que la decisión sobre el contenido de la rueda de prensa y el video “la tomaron altos funcionarios del Departamento de Defensa”. Es decir, fue una decisión política dictada por los objetivos de los imperialistas.

* Grabación inventada. Pronto salió que la parte más provocadora del “incidente” (las amenazas grabadas) fue una grabación no relacionada que el Pentágono empalmó en el video. No tiene el ruido “ambiental” que debe ser parte de una grabación hecha en una lancha que se desliza sobre el mar. Además, es de un canal radial conocido desde hace muchos años por “cháchara” e insultos verbales.

Un iraní escribió en el portal Huffington Post acerca de la supuesta amenaza: “La persona que habla no tiene acento iraní y, lo que es más, suena más como Boris Karloff en una película de horror que un marinero de una unidad elite iraní”. Un ex oficial de la Marina estadounidense escribió al blog del New York Times el 10 de enero: “Todos los barcos en alta mar utilizan una frecuencia común de UHF, el canal 16, también conocida como radio ‘puente a puente’… Pero en el Golfo, 16 es como un radio CB malo. Todo el mundo lo utiliza… especialmente en esa parte del Golfo, los insultos, amenazas y cháchara son comunes”.

Surgieron tantas preguntas condenatorias que la Marina tuvo que admitir que no podía verificar la fuente de las “amenazas” ni tampoco si tenían que ver con las lanchas iraníes: “Hubiera sido una amenaza dirigida a otro país o una miríada de otras cosas”.

* El video estadounidense desmiente su propia versión. El video del Pentágono (que tiene cuatro minutos de un incidente que duró de 20 a 30 minutos) no mostró las cajas en el agua, ni tampoco que las lanchas se acercaron a menos de 100 metros de los buques estadounidenses (a no decir nada de que “los atacaron”, como informó CBS News). Sin embargo, Gareth Porter informó: “La única lancha que se acercó lo suficiente para ser visible a los buques estadounidenses no estaba armada, como se ve en una foto ampliada de la lancha en el video de la Marina”.

Por su parte, los iraníes dieron a conocer un video al día siguiente del video del Pentágono que muestra un encuentro rutinario sin provocaciones. La grabación iraní también indica que fue un incidente rutinario: “ ‘Buque 73 de la Coalición, esta es una lancha patrullera iraní’, dice una voz en inglés con un acento fuerte. ‘Este es el buque 73 de la Coalición en aguas internacionales’, responde una voz estadounidense”. (AP, 11 de enero)

* La “amenaza” se esfuma. El 11 de enero, debido a estas pruebas el Pentágono tuvo que abandonar su versión inicial. “‘Nadie de las fuerzas armadas ha dicho que la transmisión vino de esas lanchas’, dijo [el vocero del Pentágono Geoff] Morrell”, informó Porter. “El comandante del crucero de misiles teledirigidos Port Royal, el capitán David Adler, rechazó la versión del Pentágono de que se sintió amenazado por las cajas blancas en el agua… Adler dijo: ‘Las vio flotando en el agua. No me parecían una amenaza”.

Estos hechos demuestran que el gobierno de Bush inventó a propósito esa versión de los sucesos en el golfo Pérsico para reforzar su “argumento” de que Irán es un país peligroso e irracional dirigido por unos locos que son capaces de provocar una guerra. La conclusión sin decir es que Estados Unidos podría tener que recurrir a la fuerza para pararlo.

La prensa grande ha cooperado plenamente con todo esto. Incluso los medios que informaron sobre algunas lagunas en la versión oficial nunca “ataron los cabos” para demostrar que fue una mentira. Una pregunta que NUNCA hizo la prensa burguesa fue: ¿quién realmente está amenazando a quién? ¿Por qué tiene Estados Unidos el “derecho” de despachar buques de guerra a la costa iraní? ¿Qué haría Estados Unidos si unos buques de guerra iraníes llegaran a su costa?

Enterrado en un informe del Washington Post está lo siguiente: “La presencia estadounidense en las aguas internacionales del Golfo es un tema polémico en Irán porque el buque USS Vincennes, otro crucero Aegis, derribó un avión civil iraní en 1988 y mató a los 290 pasajeros. Al comienzo Estados Unidos dijo que fue un avión de combate, que estaba fuera del corredor para los aviones civiles y no respondió a las llamadas radiales. No fue cierto. Las llamadas las hicieron en frecuencias militares a las que no tenía acceso el avión civil”.

Pero estos hechos salen muy poco en los medios y son excepciones secundarias a lo que Estados Unidos ha hecho muchas veces en el pasado y está haciendo ahora en el caso de Irán: inventa mentiras descaradas, “provocaciones” y “amenazas” para justificar la agresión imperialista.

En el debate de los candidatos republicanos el 10 de enero, los moderadores les preguntaron qué pensaba de la “confrontación” en el Golfo y si pensaban que el comandante de la Marina respondió con suficiente fuerza o si hubiera debido abrir fuego. Solo el candidato libertario, Ron Paul, hizo preguntas acerca de lo que realmente pasó. Ninguno de los candidatos demócratas ha puesto en duda la versión del Pentágono, a no decir nada de desenmascarar las provocaciones estadounidenses contra Irán.

Así que ahora las acciones “imprudentes” de Irán en el Golfo se han vuelto parte de la “opinión común” y de los “documentos oficiales”. Además, Estados Unidos está generando “documentos oficiales” sobre el programa nuclear iraní. El Informe Nacional de Inteligencia de diciembre del 2007 concluyó que aunque Irán no tiene un programa de armas nucleares actualmente, lo tenía hasta el 2003. Esta declaración no se debe creer, puesto que es de las mismas agencias de inteligencia que produjeron la mentira acerca de las “armas de destrucción masiva” de Irak. Pero el supuesto “hecho” de que Irán elaboraba armas nucleares (y podría volver a elaborarlas) ahora es parte del pretexto para más sanciones y amenazas yanquis.

Irán todavía está en las miras de Estados Unidos, y estos cuentos inventados no son inocentes sino parte del pretexto para un ataque militar. La vida de miles y quizás millones de personas está en juego; estas provocaciones estadounidenses podrían escapar del control y tienen el potencial de provocar una guerra, no importa las intenciones.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #123, 16 de marzo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

935 mentiras comprobadas que llevaron a la invasión de Irak

Poco después del “incidente” del estrecho de Hormuz, el Centro por la Integridad Pública y el Fondo por la Independencia del Periodismo publicaron un estudio que documenta 935 “declaraciones falsas” que hicieron funcionarios del gobierno de Bush acerca de Irak en los dos años antes de la invasión de marzo del 2003. El estudio, titulado “Guerra de Irak: Engaño orquestado en el camino a la guerra” (http://www.publicintegrity.org/WarCard/), dice que Bush y otros altos funcionarios del gobierno dijeron en un mínimo de 532 ocasiones que Irak sin lugar a dudas tenía armas de destrucción masiva o trataba de elaborarlas u obtenerlas, o que Irak tenía lazos a Al Qaeda, o las dos cosas. Fueron mentiras descaradas. Bush mintió 259 veces, 231 de ellas acerca de las armas de destrucción masiva de Irak (que no las tenía).

El estudio dice que las “declaraciones falsas” no fueron tergiversaciones al azar sino “metódicas” y parte de una “campaña orquestada”. Concluyó: “El efecto acumulativo de esas declaraciones falsas (amplificadas por los miles de informes periodísticos) fue enorme, y los informes de los medios crearon un estruendo casi impenetrable durante los meses críticos antes del comienzo de la guerra”.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #123, 16 de marzo de 2008


Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

¡ABAJO TODOS LOS DIOSES!



11x17 pdf (3.6M)

8 x 11 jpg(143K)

 

Envíenos sus comentarios.

Revolución #123, 16 de marzo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

La creciente pesadilla para los inmigrantes en Arizona

La Migra arrestó a cuatro estudiantes de una prepa de Phoenix durante un viaje escolar a Niagara Falls y amenazó con deportarlos.. [Photo: AP]

Condado Maricopa, Arizona: Una adolescente embarazada se encuentra atrapada en una casa con otros 50 inmigrantes. Se encuentran encerrados en cuartos sin muebles pero con cubos de excrementos humanos. Cuando su familia en México no paga los miles de dólares que demandan, la arrastran a un baño. Su joven esposo oye los gritos durante la media hora que dura la paliza que le dan. Ella aborta y la ropa ensangrentada queda en el suelo.

Así y todo, a ella y las demás personas en la casa las acusan del delito grave de “conspirar con ellos mismos” para cruzar la frontera. A unos los arrestan y a todos los deportan. Ese es solo un ejemplo de la pesadilla que viven los inmigrantes en el condado Maricopa, donde la situación ha empeorado dramáticamente como resultado de la dinámica compleja y subyacente de este sistema.

Los inmigrantes del condado Maricopa dicen que temen salir de sus hogares. Hace poco el Phoenix New Times entrevistó a varios inmigrantes, como a Daniela, que vino a este país hace 13 años.

Daniela no se aleja a más de tres cuadras de su hogar, y eso solo para ir a la escuela primaria donde están sus hijos. Jamás maneja; es muy posible que la paren por el color de la piel. Jamás camina sola; si la detienen nadie sabrá lo que le pasó. Tiene muy pocos amigos; debido a la atmósfera antiinmigrante y la “Línea directa sobre inmigrantes ilegales”, cualquier persona la puede denunciar. No puede hacer compras; el sheriff ha colocado sus hombres en el mercado Food City. No puede llamar a la policía si es testigo de un delito; le preguntarán sobre su situación y la deportarán. Sus hijos no pueden dormir tranquilos; tienen pesadillas de que desaparezcan a sus padres.

Esa es la situación para cientos de miles en el condado, y no solo para los inmigrantes sino para todos los de piel café. Literalmente viven en las sombras, en sus hogares, apartados los unos de los otros. En las iglesias de inmigrantes, la asistencia ha bajado en un tercio ya que los feligreses temen ir.

Además de las leyes, redadas policiales y violencia de paramilitares, han aumentado los crímenes contra los migrantes. Al igual que en el Sur (y otras partes), donde no había delito que no se podía cometer con impunidad contra los negros, el sistema ha declarado “la temporada de inmigrantes” para los que quieran agredirlos.

En los últimos años, Arizona ha aprobado una serie de leyes draconianas contra los inmigrantes. Una medida aprobada en las elecciones y reforzada por el Senado estatal les niega fianza por delitos graves. Otra medida declara que el inglés es el idioma oficial. Una ley penaliza transportar, albergar o contratar inmigrantes indocumentados. Y una ley que supuestamente apunta contra los “coyotes” que traen a los inmigrantes a este país se ha interpretado de tal manera que cualquier inmigrante indocumentado es culpable del delito grave de conspiración para traerse él mismo. (Otros estados han seguido el ejemplo de Arizona. Oklahoma, por ejemplo, les niega fianza a los inmigrantes indocumentados y Colorado, Nebraska e Idaho están considerando medidas parecidas).

Estas leyes, junto con la muy difundida promoción de odio hacia los inmigrantes, han apretado las clavijas contra ellos en Arizona y han sentado un precedente judicial para atacar a las comunidades inmigrantes.

El sheriff Arpaio del condado Maricopa acosa a inmigrantes arrestados en Phoenix.. [Photo: AP]

En el condado Maricopa, el sheriff Joe Arpaio y el fiscal Andrew Thomas están encabezando una campaña de terror racista. Arpaio es tristemente célebre por humillar a los presos y sospechosos. Ha institucionalizado a escala masiva la detención de personas por el color de la piel y desatado una campaña que permite parar a quienquiera que parezca “ilegal”, ya sea un vendedor ambulante, universitario o jornalero; a todos los someten a insultos racistas y tienen que mostrar documentos de ciudadanía. Si los detienen, hay enormes presiones para firmar declaraciones de culpabilidad y aceptar la deportación.

En su campaña electoral, Thomas se opuso vehementemente a los inmigrantes. Una de las primeras cosas que hizo fue anunciar que no iba a acusar a un paramilitar que tuvo a siete inmigrantes mexicanos de rehenes con un arma de fuego en un lugar de descanso en la autopista. Invocó retórica tipo nazi para declarar que ciertas personas no son seres humanos y dijo que Estados Unidos está “tolerando una subclase de personas”.

La Ley de Trabajo Justo y Legal

Además de todo eso, el 7 de febrero un juez federal confirmó la Ley de Trabajo Justo y Legal de Arizona, que prohíbe contratar inmigrantes indocumentados; suspende la licencia de un empresario por el primer incumplimiento y la revoca para el segundo. Requiere que los empresarios verifiquen los documentos de cualquiera que solicite trabajo en E-Verify, un banco de datos federal experimental y temporal que se sabe que tiene muchos errores.

Según la Universidad Estatal de Arizona, esta ley afecta a los 500,000 o más inmigrantes indocumentados que son entre el 9% y el 12% de la fuerza de trabajo de Arizona, predominantemente en los oficios de servicio, construcción y jardinería. También le obliga al procurador estatal y a las autoridades del condado investigar todas las quejas sobre trabajadores sin autorización. Representa un salto en la represión sistemática y persecución de los inmigrantes en este país.

La gobernadora de Arizona, la demócrata “moderada” Janet Napolitano que aprobó la ley, dice que podría resultar en una “pena de muerte” para los negocios. Sin embargo, dijo que es mejor que otra medida “más draconiana” que se podría proponer si no se hace nada por hacer cumplir las leyes de inmigración. Tras firmarla, está haciendo cumplir esta ley draconiana. El 1º de marzo, las autoridades de Arizona recibieron órdenes de cumplir con esta ley laboral antiimigrante, la mayor y más estricta de todo el país. El fiscal Thomas ha prometido hacerla cumplir enérgicamente, y hasta ha dicho que se la puede imponer retroactivamente.

Los patrones ya han empezado a despedir a trabajadores inmigrantes, y eso ha tenido repercusiones en sus comunidades. Restaurantes y tiendas han tenido que cerrar por falta de clientes. Una gran cantidad de familias latinas se han mudado fuera del estado y su ausencia se ha notado en las escuelas, multifamiliares y vecindarios. Una escuela primaria en el oeste de Phoenix informó que la inscripción bajó un total de 525 alumnos.

Contradicciones en la cúpula y la necesidad de avances en la base

Empresarios y organizaciones como la Cámara de Comercio, la Asociación de Contratistas de Arizona, la Cámara de Comercio Hispana de Arizona y la Asociación de Contratistas Jardineros de Arizona se oponen fuertemente a la Ley de Trabajo Justo y Legal. Dicen que Arizona se estó disparando en el pie al expulsar a los inmigrantes, que son claves para la economía. Hace poco el Wall Street Journal citó a Judith Gans, experta en asuntos de inmigración, que dijo: “La expulsión de los trabajadores [indocumentados] quiere decir que hemos decidido como asunto de política encoger la economía”.

A fin de cuentas, los capitalistas necesitan a los inmigrantes, tanto porque enriquecen a la economía estadounidense como porque las remesas que mandan a sus familias ayudan a mantener la estabilidad en México. Esa necesidad fundamental está en conflicto con la necesidad de mantener y fortalecer la “goma” de chovinismo nativista antiinmigrante, que es un elemento clave de mantener intacta la sociedad estadounidense.

Empleados del sheriff del condado Maricopa, Joe Arpaio, anuncian en rueda de prensa que harán cumplir la nueva ley contra los inmigrantes.. [Photo: AP]

Esa es una contradicción aguda para la clase dominante de Estados Unidos. Por un lado, tiene la necesidad de superexplotar a los inmigrantes indocumentados, y por otro, tiene la necesidad de fortalecer la estructura coherente de la sociedad, para “mantenerla unida” y mantener intacto su sistema. Además, están las contradicciones dentro de la clase dominante sobre cómo manejar todo eso, que se están desenvolviendo de diferentes maneras. El pasado verano, el Congreso no logró aprobar una “reforma” sumamente represiva contra los migrantes que respaldaba Bush. Hubiera intensificado la militarización de la frontera; establecido un programa de “trabajadores huéspedes” para permitir que los inmigrantes trabajen como esclavos; y establecido un sistema de “legalización”, que como principal condición los hubiera obligado a inscribirse con el gobierno. La oposición reaccionaria dentro de la clase dominante impidió aprobarla, junto con feroces ataques contra los inmigrantes. Desde ese entonces esos ataques han aumentado. A nivel federal, la militarización de la frontera ha proseguido. Las redadas en fábricas por agentes armados de la Migra (ICE) han sembrado terror en las comunidades de inmigrantes. A nivel local, por todo el país los gobiernos municipales están expulsando a los migrantes con leyes que castigan a los empresarios que los contratan o los dueños que los rentan un hogar. La represión en Arizona está a la vanguardia de todo esto.

La pesadilla que están viviendo los inmigrantes del condado Maricopa ilustra la clase de sociedad en la que vivimos y hacia donde vamos: en la que la gente cada vez más vive aterrorizada, perseguida, apartada de sus hijos y deportada simplemente por no tener documentos oficiales.

Ante esta situación, todos los sectores de la población, inclusive el proletariado de todas las nacionalidades, deben librar con urgencia una lucha política para derrotar esos crecientes ataques contra los inmigrantes, con miras hacia los mayores trastornos venideros y la posibilidad de levantamientos revolucionarios.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #124, 23 de marzo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Enchúfate con la revolución

Actividades en Libros Revolución

Las actividades de esta página se llevarán a cabo en inglés a menos que se indique que están en español. Pero en muchos casos la traducción al español es posible. Por favor llama a la librería con anticipación para pedir traducción.

 

Nueva York

9 West 19th St. (entre las avenidas 5 y 6)
212-691-3345
revolutionbooksnyc.org

Martes 18 de marzo, 7 pm
Te invitamos a una serie de discusiones animadas de la segunda parte de la serie “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad”. “Necesitamos una revolución. Cualquier otra cosa, en el último análisis, es una pendejada”. ¿Qué es la labor revolucionaria significativa cuando no existe una situación revolucionaria? ¿Es propagar la revolución y el comunismo una parte de esa labor revolucionaria significativa?

Jueves 20 de marzo, 6:30 pm
Las escritoras se rebelan: Autoras hablan del feminismo y el activismo. La Organización Nacional para la Mujer de Nueva York auspicia un grupo de autoras que hablarán de sus contribuciones únicas a la ficción, la poesía y la no ficción, y cómo inspiran, movilizan e inician debate sobre temas feministas. Con: Felice Belle, poetisa, dramaturga y ex conservadora y presentadora de la serie Friday Night Slam en el Nuyorican Poets Café; Courtney Martin, corresponsal, profesora de Temas del género, autora de Perfect Girls and Starving Daughters; y Sofía Quintero, guionista, activista y autora de Divas Don’t Yield. Co auspiciado por Libros Revolución. $10 donación sugerida para los que no son miembros.

Sábado 22 de marzo, 9 pm
La música es la revolución
Invitado especial: “Myself”, artista de Universal Music Recording, y su banda (X) Patriots. $10, todas las edades.

Martes 25 de marzo, 7 pm
Te invitamos a una serie de discusiones animadas de la segunda parte de la serie “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad”. Discusión: “Luchar contra el sistema, y transformar al pueblo, para la revolución”.


Chicago

1103 N. Ashland Avenue
773-489-0930
revbookschi@yahoo.com

 

Sábado 22 de marzo, 1-5 pm
Libros Revolución presenta:
La nueva concepción de la revolución y el comunismo ¿QUÉ ES LA NUEVA SÍNTESIS DE BOB AVAKIAN?

Presentación seguida por discusión
University Center* 525 al sur de la calle State (esquina de la State y la Congress)
Línea roja a Harrison, una cuadra al norte. Líneas café, rosada y naranja a Library, una cuadra al este y una cuadra al sur.

Habrá interpretación simultánea al español.

*Este programa no está auspiciado por el University Center ni afiliado con él.

Martes 25 de marzo, 7 pm
Después de la importante presentación sobre la nueva síntesis de Bob Avakian, más discusión, especialmente sobre la experiencia de las revoluciones en la Unión Soviética y China, con Raymond Lotta.

 

 


Berkeley

2425 Channing Way
cerca de la avenida Telegraph
510-848-1196
 www.revolutionbooks.org

Martes 18 de marzo, 7 pm
Irak: Cinco años de muerte y destrucción sin fin
Por qué necesitamos la revolución y el comunismo para llegar a un mundo sin el imperialismo y la guerra injusta
Con Larry Everest (corresponsal de Revolución y autor de Oil, Power & Empire, Iraq and the U.S. Global Agenda) y Sunsara Taylor, (corresponsal de Revolución y miembro de la junta nacional de El Mundo no Puede Esperar—Fuera Bush y su Gobierno).

Jueves 20 de marzo, 7 pm
Discusión del periódico Revolución

Sábado 22 de marzo, 2 pm
Libros Revolución presenta:
La nueva concepción de la revolución y el comunismo
¿QUÉ ES LA NUEVA SÍNTESIS DE BOB AVAKIAN?
Presentación seguida por discusión
Black Repertory Theater 3201 calle Adeline, Berkeley Una cuadra al sur de la parada Ashby de BART
Con interpretación al español.
$10 entrada escala móvil

Martes 25 de marzo, 7 pm
Discusión: Pongamos las cosas en claro:
La mujer y el proyecto socialista, con pasajes de películas de la China revolucionaria.

Jueves 27 de marzo, 7 pm
Discusión del periódico Revolución

Se anunciará la fecha
Después de la importante presentación sobre la nueva síntesis de Bob Avakian, más discusión, especialmente sobre la experiencia de las revoluciones en la Unión Soviética y China, con Raymond Lotta.

8 de abril, martes, 7 pm
Programa con motivo de la publicación de Away With All Gods! (¡Abajo todos los dioses!)


Los Ángeles

Libros Revolución
312 West 8th Street 
213-488-1303  
librosrevolucion.blog.com

Martes 18 de marzo, 7 pm
Discusión en español del DVD de Bob Avakian: “Revolución: Por qué es necesaria, por qué es posible, qué es”. Veremos y hablaremos de: “De cada cual, según su capacidad; a cada cual, según sus necesidades”, “Impulsar la revolución en el socialismo” y “Valorar el disentimiento en la sociedad socialista”.

Jueves, 20 de marzo, 7 pm
Discusión bilingüe del periódico Revolución. Busca en nuestro blog los artículos recomendados; ven con preguntas y sugerencias de los artículos de que quieres hablar. Después hablaremos de lo importante que es ir a la presentación y discusión el sábado (ver abajo), y de las ideas y planes para hacer correr la voz.

Sábado 22 de marzo, 1-5 pm
Libros Revolución presenta:
La nueva concepción de la revolución y el comunismo
¿QUÉ ES LA NUEVA SÍNTESIS DE BOB AVAKIAN?
Presentación seguida por discusión
The New LATC 514 al sur de la calle Spring
Habrá interpretación al español $10 entrada escala móvil

Domingo 30 de marzo, 2-4 pm
Helena María Viramontes hablará y firmará su nuevo libro Their Dogs Came With Them, un retrato emocionante de la vida de las chicanas en el East Los Ángeles en los años 60. Nacida en East Los Ángeles, la señora Viramontes es United States Artist Fellow de 2007 y profesora de Inglés de la Universidad Cornell. Escribe sobre las luchas de la mujer en la cultura chicana.

 

 


Honolulu

2626 South King Street
808-944-3106

Todos los lunes, 6:15 pm
Lectura y discusión de la charla de Bob Avakian “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad”.

Jueves 20 de marzo, 6 pm
Fiesta de publicación de libro, cena, lectura, firma
Activista de Guam y autor Julian Aguon leerá de “What We Bury at Night; Disposable Humanity”, su nuevo libro que describe la actual relación de Estados Unidos y Micronesia por los ojos de los más afectados.

Domingo 30 de marzo, 3 pm
Presentación de “Judgement Day: Intelligent Design on Trial”. Este documental de NOVA sobre el juicio Kitzmiller vs. Dover School District examina: “¿Qué es la evolución?” y “¿Cumple el diseño inteligente los requisitos de una ciencia?”.


 

Boston/Cambridge

1158 Mass Ave, 2º piso
Cambridge  617-492-5443 
revbooks@netzero.net

Lunes 23 de marzo, 6:30 pm
Away With All Gods! Discusión preliminar del nuevo libro. Empezamos una serie de discusiones sobre el propósito, contenido y potencial de este libro y de las ideas para popularizarlo, basadas en el índice, los pasajes que publicó Revolución e ideas iniciales sobre el libro.

Sábado 19 de abril
La Harvard Square Business Association auspicia una serie de actividades de todo un día para celebrar las librerías de Harvard Square. Entre ellas es una caminata por la plaza, en que los participantes tendrán un pasaporte que todas las librerías (entre ellas Libros Revolución) sellarán para recibir premios. Se necesitan voluntarios para preparar la librería y hacer volantes.


Seattle

1833 Nagle Place
206-325-7415

¡Un nuevo Libros Revolución de Seattle!
Ven a trazar planes para la revigorización y expansión de la nueva librería. Ponte en contacto para participar.

Sábado 22 de marzo, 7 pm
Lectura y discusión de pasajes del nuevo libro Away With All Gods! (¡Abajo todos los dioses!), de Bob Avakian.

Domingo 23 de marzo, 2:30 pm
Lectura y discusión del periódico Revolución

Se anunciará la fecha
¡Lleva Revolución al cine! Únete con los de Libros Revolución para ver y hablar de películas importantes y polémicas y distribuir el periódico Revolución, cintas de naranja, volantes, etc. Veremos: “Chicago 10”, “Taxi to the Dark Side” y “Battle in Seattle”.


Cleveland

2804 Mayfield Rd (esquina con Coventry)
Cleveland Heights  
216-932-2543
revbookscle@hotmail.com

 

Todos los lunes, 7 pm
Discusión de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad, Segunda parte: Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución”, de Bob Avakian, presidente del Partico Comunista Revolucionario, EU.

Miércoles, 26 de marzo, 7 pm
Discusión de “¡Romper las cadenas! ¡Desencadenar la furia de la mujer como una fuerza poderosa para la revolución!”. La causa de la opresión de la mujer y la solución.

Domingo 30 de marzo, 4 pm
Película: “Jesus Camp”, con motivo de la publicación del nuevo libro de Bob Avakian Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World (¡Abajo todos los dioses! Desencadenar la mente y cambiar radicalmente el mundo).


 Detroit

406 W.Willis
(entre Cass y 2nd, al sur de la Forest)
313-204-2906

Todos los domingos, 4 pm
Discusión de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad—Segunda parte: Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución”, de Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, EU

Se anunciará
Celebración de la publicación del nuevo libro de Bob Avakian Away With All Gods!


Atlanta

4 Corners Market of the Earth
Little 5 Points, 1087 Euclid Avenue
404-577-4656 & 770-861-3339
rbo-atlanta.blogspot.com
Abierto miércoles y viernes 4 pm - 7 pm
sábado 2 pm - 7 pm

Domingo 30 de marzo, 3:30 pm

Cuarta de una serie de discusiones de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad”, de Bob Avakian.

 

 

 

 

 

 

Envíenos sus comentarios.

Revolución #123, 16 de marzo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

La respuesta de Revolución sigue esta carta.

Carta de un lector:

Los revolucionarios deben apoyar la democracia burguesa en oposición al islamismo, y apoyar a quienquiera que se opone al genocidio

Revolución recibió esta carta de un prisionero:

Quisiera recibir el periódico Revolución, ¿si lo pueden enviar a un prisionero pobre? Habiendo establecido eso quisiera mencionar unos puntos que a mi juicio no han sido correctamente analizados por la izquierda estadounidense. Los esbozaré pero quisiera una opinión de ustedes sin demasiada retórica.

Mi primera inquietud es sobre la posición que nosotros como socialistas y comunistas debemos tomar con respecto a los tal llamados estados “islamistas” y la persecución de estos con tácticas terroristas. Al hacerles esta pregunta estoy pensando en cómo Marx veía a la religión. Y les pido que por favor no traten de embellecer lo que es esencialmente una ideología opresiva y reaccionaria que por todo lo que enseña (con pocas excepciones) es un obstáculo al progreso.

Si bien Revolución es lo suficientemente honesto para decir que los islamistas son reaccionarios, todavía siento que ustedes prefieren el dominio del islam en lugares como Afganistán, Somalia o Sudán si la alternativa es la guerra del Occidente (Estados Unidos, Inglaterra, etc.) para llevar la democracia a esos países.

En vista de la crueldad con que oprimiría a la mujer y acabaría con muchos derechos civiles del pueblo en general, tengo que cuestionar cómo es que la izquierda pueda tomar semejante posición. A pesar de las fallas de la democracia burguesa, yo preferiría vivir aquí que en una sociedad islámica. Y dudo que alguien diría que gozamos de menos libertades y derechos que las tales llamadas naciones musulmanas.

Sea como sea, no veo que la izquierda haga distinciones claras al respecto al abordar las luchas islámicas o su estrategia neofascista por todo el mundo.

Por contraste, sin embargo, aun Revolución no vacila antes de publicar noticias que caracterizan a los cristianos en Estados Unidos como “fascistas teocráticos” (ver Revolución, 14 de enero de 2007, página 4, “Científicos debaten la ciencia y la religión”), y lo hace a pesar de que la derecha religiosa de Estados Unidos no usa la violencia que usan los fascistas del mundo islámico. Cochebombas, suicidas, matanzas en masa de rivales religiosos o mujeres que no se ponen el velo, etc.

Desde mi punto de vista, uno puede estar en contra de la democracia burguesa y al mismo tiempo preferirla ante una forma de gobierno islamofascista. Eso no quiere decir que en cierto momento no se quiera acabar eso e instituir un estado proletario unipartidario. Todo lo contrario, solo quiere decir que uno representa el progreso en comparación con el otro y es suficientemente sofisticado para reconocerlo.

Yo personalmente me sentí aliviado cuando Estados Unidos tumbó a los talibanes y al Qaeda. Y hubiera sentido lo mismo quienquiera hubiera logrado eso, y las razones que digo eso las he mencionado arriba.

Lo que no entiendo es cómo la izquierda podría sentirse diferente a sabiendas de que ha restaurado ciertas libertades y privilegios a las mujeres de Afganistán y a otros en general.

Podemos hablar incansablemente del petróleo y el dominio mundial, etc., pero uno no tiene que aprobar la explotación de los recursos de un país por Estados Unidos, Rusia, China, etc., para estar a favor de terminar el dominio islámico neofascista.

Quería abordar el tema del genocidio y la manera que la izquierda lo trata, pero estoy muy cansado. Brevemente, para mí es un asunto de principio que los revolucionarios deberían apoyar a cualquiera que se opone al genocidio. Me atrevería a decir que el gobierno de Estados Unidos debió haber intervenido para parar las masacres en Ruanda y otros países, como Sudán (Darfur).

Cuando están en peligro las vidas de cientos y miles de personas, no me importa en absoluto los sistemas económicos o caracterizaciones políticas (democracia burguesa, etc.). Lo que es sumamente importante y completamente ignorado por todos en la II Guerra Mundial fue impedir el genocidio basado en la raza, religión o origen étnico. Puedo ver cómo en ciertas ocasiones los de la izquierda nos aliaríamos con el gobierno y en otras estaríamos en contra.

Sin embargo, como en casos como Darfur, no veo que la izquierda haya tomado una posición de principios. Lo único que leo es sobre las maniobras de guerra de Estados Unidos o de Inglaterra en cierto país, o de cómo buscan explotarlo, etc.

Todo eso está bien, ¿pero qué carajos de las víctimas del genocidio? ¿Si esos países intervienen para pararlo qué es nuestra posición? ¿Con los que cometen el genocidio o con los que quieren pararlo?

En conclusión, tengo que decir que su posición con respecto a Irán me desconcierta. Recuerdo que el Obrero Revolucionario [el nombre anterior de Revolución —Red.] fue prohibido en Irán y que los clérigos islamistas cerraron sus centros de distribución. (El periódico publicó fotos de cómo los “guardias revolucionarios” atacaron sus puestos de distribución).

¿Cómo diablos les puede importar si le tumban al gobierno y lo reemplazan con una democracia? ¡Por lo menos bajo una democracia podrían vender su periódico y expresar opiniones a los neofascistas del islam!

Sírvanse de publicar esta carta en Revolución junto con una respuesta.

Cordialmente, XX

 

La intervención yanqui es el problema, no la solución

De un grupo de escritores de Revolución

Al responder, nos enfocaremos en dos argumentos relacionados y fundamentales que hace la carta: 1) que “A pesar de las fallas que tenga la democracia burguesa”, es mejor que la vida en un país islámico; y 2) a veces, “la izquierda” debería apoyar invasiones yanquis de lugares como Afganistán o Darfur.

Al hablar sobre esto, tenemos que examinar seria y honestamente de lo que se trata la democracia burguesa en Estados Unidos. Y, relacionado a eso, tenemos que entender a fondo y bregar con la clase de mundo que impone Estados Unidos a través de invasiones en todas partes del mundo.

La esencia de la democracia estadounidense

La carta alega: “A pesar de las fallas que tenga la democracia burguesa, yo preferiría vivir aquí que en una sociedad islámica”.

Pero la palabra clave en “democracia burguesa” es burguesa. La democracia es la forma por medio de la cual la burguesía ejerce su dictadura sobre los demás. Esto es cierto porque, en todas las sociedades, el aparato político solo funciona si está al servicio del sistema económico sobre el cual está sentado.

Este sistema capitalista-imperialista está edificado sobre la explotación de los pueblos del mundo entero. Si el sistema político estorbara ese proceso, el sistema entero se derrumbaría. Por ejemplo, ¿qué pasaría si “el pueblo decidiera” que no quería invadir a un país para someterlo al imperialismo? Todo el orden mundial sobre el que cabalga Estados Unidos se derrumbaría de tal manera que sería intolerable al funcionamiento de la explotación imperialista. Ya vimos esa democracia burguesa en operación con la guerra de Irak: millones de personas aquí y por todo el mundo se lanzaron a la calle para oponerse a la invasión de Irak, pero no les hicieron caso, las reprimieron y dijeron que no importaba lo que decían, porque la clase dominante burguesa decidió que la invasión fue esencial para los intereses de su imperio.

La verdadera naturaleza de la democracia burguesa se ve cuando hay un auténtico desafío a todo su aparato de explotación y opresión. Por ejemplo, durante los años 60, usaron agentes secretos, acusaciones penales falsas y el descarado asesinato para reprimir al Partido Pantera Negra, al Movimiento Indígena Americano (AIM) y otros radicales y revolucionarios. Hoy, el presidente de Estados Unidos puede meter preso a cualquiera sin siquiera acusarlo o darle un juicio creíble. Si uno se pasa de la raya, verá que la democracia burguesa estadounidense no lo tolerará. Repetimos, la esencia de la democracia burguesa es que es una forma de dictadura, por medio de la cual la clase dominante de capitalistas-imperialistas ejerce su dominio sobre la población y la impone con violencia.

El “derecho a quejarse” —por mínimo que es— en Estados Unidos se debe a que la clase dominante de este país normalmente supervisa una sociedad relativamente estable que saquea al resto del mundo. Esa relación la hace cumplir con soldados y armas nucleares.

Lo que Estados Unidos impone en el mundo

Ya sea que su blanco es un imperio rival, un gobierno de oposición o un movimiento popular de liberación, los imperialistas estadounidenses se han cobijado con el manto de “libertad”, “derechos humanos” y “democracia” para llevar a cabo invasiones, golpes de estado, ocupaciones y tortura. Pero esa retórica tapa el hecho de que esas invasiones son para imponer un dominio neocolonial y saquear. Por ejemplo, a principios del siglo 20, Estados Unidos “apoyó” la lucha de liberación del pueblo filipino contra los colonialistas españoles para apoderarse ellos mismos de Filipinas, donde usaron la tortura del agua, masacraron, establecieron campos de concentración y mataron a un millón de filipinos.

El escritor alega: “Cuando están en peligro las vidas de cientos y miles de personas, no me importa en absoluto los sistemas económicos o caracterizaciones políticas (democracia burguesa, etc.)”. ¿Pero por qué están en peligro esos millones de personas? ¿Qué ha causado su sufrimiento? ¿Y cómo acabar con eso? No se puede parar ese sufrimiento —¡que es en serio!— sin entender y responder al hecho de que está arraigado en los sistemas económicos bajo los cuales viven.

La situación en que vive la gente no existe separada del sistema económico en que vive y, en última instancia, está determinada por él. Las relaciones sociales surgen a base del sistema económico. Estos sistemas económicos significan algo, y el imperialismo significa la superexplotación. Las economías de los países dominados por el imperialismo son tergiversadas y distorsionadas, para que naciones enteras sean molidos y alimenten la insaciable hambre por ganancias de los imperialistas. Ese proceso lo impone la fuerza militar de Estados Unidos, ya sea en la forma de ejércitos mercenarios, dictadores lacayos o intervenciones militares directas. Y el sistema económico capitalista-imperialista se refleja en las ideas, costumbres, etc., como la opresión de la mujer y la promoción de la religión, y estas lo refuerzan.

¿Qué pasa cuando la gente se rebela contra la opresión o cuando apenas quiere implementar reformas que no cuadran con los intereses de los imperialistas? La historia está repleta de sangrientas operaciones destinadas a aplastar a las fuerzas que representaban un obstáculo a la explotación yanqui. Veamos un ejemplo: cuando el gobierno nacionalista de Mossadegh intentó nacionalizar el petróleo en Irán a principios de los años 50, la CIA lo tumbó y lo reemplazó en 1953 con el sha de Irán. El gobierno del sha, respaldado por Estados Unidos, torturó y ejecutó a muchos revolucionarios. Es cierto que la República Islámica de Irán ha reprimido ferozmente a comunistas, sus organizaciones y hasta sus ideas (como menciona el autor de la carta, incluso los distribuidores de este periódico). Pero también es cierto que el gobierno del sha de Irán, respaldado pro Estados Unidos, torturó y ejecutó a comunistas revolucionarios.

Este es un mundo grotescamente desequilibrado, en el cual un puñado de países imperialistas controlan, dominan y se ceban de los países pobres y oprimidos del tercer mundo. Actualmente Estados Unidos quiere imponerse como superpotencia sin rival en el mundo. Cualquier cosa que fortalezca la dominación de Estados Unidos en un país, donde pueda invadir, librar guerras o intervenir, etc., solo fortalecerá su posición por todo el mundo.

El ascenso del fundamentalismo islámico

En este contexto, ¿cómo entendemos el ascenso del fundamentalismo islámico y los movimientos yijadistas el mundo hoy? ¿Y qué es nuestra posición cuando el imperialismo estadounidense invade y ocupa países con el cuento de que está “liberando” a las víctimas del fundamentalismo islámico represivo?

En parte el ascenso del fundamentalismo islámico se debe directamente a lo que ha hecho el imperialismo estadounidense. Estados Unidos está desmantelando el statu quo del Medio Oriente de tal manera que ha trastornado la vida cotidiana. Ha expulsado a mucha gente de la tierra —lo llama modernización— y ha causado masivas migraciones a las ciudades. Eso ha desmantelado tradiciones a las que la gente estaba acostumbrada por miles de años. Al desmantelar relaciones sociales tradicionales, el imperialismo forja alianzas con y usa las fuerzas de clase feudales reaccionarias para mantener su control de las naciones oprimidas. Así que, aun cuando impone su “modernización”, aun cuando hay una capa delgada de democracia burguesa, el imperialismo refuerza opresivas estructuras feudales tribales en el campo y costumbres feudales retrógradas (como la cruel opresión de la mujer).

El imperialismo yanqui y el fundamentalismo islámico se oponen el uno al otro, pero al mismo tiempo se refuerzan. Cuanto más el imperialismo estadounidense bombardee aldeas, apoye los ataques israelíes contra Palestina y Líbano y siga ocupando Irak y Afganistán, tanto más tiende la gente a agruparse en torno a esas reaccionarias fuerzas del fundamentalismo islámico. Esas fuerzas condenan los masivos desplazamientos de la gente y su cultura. Dicen que la respuesta a todo el sufrimiento que causa el imperialismo es volver a tomar y reforzar el fundamentalismo y las formas tradicionales. Esas son las mismas formas tradicionales (las mismas opresivas relaciones feudales) que el autor de la carta detesta. Sin lugar a dudas, los fundamentalistas islámicos son una “alternativa” sin salida al imperialismo. Así que no “preferimos” ni el fundamentalismo islámico ni el dominio del imperialismo estadounidense en países como Afganistán. De hecho, cuando uno apoya el uno contra el otro, termina contribuyendo a la terrible situación en la que demasiada gente ve como la única “alternativa” posible el McMundo o la jihad, y así termina fortaleciendo a los dos.

Un ejemplo que viene al caso: lo que Estados Unidos ha impuesto en Afganistán

El autor de la carta dice que cuando Estados Unidos tumbó a los talibanes en el 2001 restauró “ciertas libertades y privilegios a las mujeres de Afganistán y a otros en general”.

Tomemos una perspectiva más amplia: para empezar, hace décadas la intervención estadounidense ayudó a someter a la mujer afgana al infierno fundamentalista de los talibanes. Aun antes de que la Unión Soviética invadiera Afganistán en 1979, Estados Unidos financiaba y apoyaba a las fuerzas reaccionarias teocráticas de Afganistán. Por sus propias razones, los soviéticos (en ese entonces una potencia imperialista en contienda mundial con Estados Unidos) y su gobierno lacayo llamado “marxista” promovieron el reparto de la tierra y ciertos derechos para la mujer. Mientras tanto, los teócratas aliados con Estados Unidos, como Gullbadin Hekmatyer, se ganaron fama por echarle ácido en la cara de las mujeres que no la tenían tapada. Esas fuerzas apoyadas por Estados Unidos pelearon contra los revolucionarios que se oponían a la invasión soviética, y hasta mataron a los maoístas de Afganistán. Estados Unidos mandó miles de millones de dólares a esos “luchadores por la libertad” en una guerra que dejó muertos a más de un millón de afganos y que condujo al ascenso los extremistas fundamentalistas del Talibán una vez que derrotaron a la ocupación soviética.

¿Y ahora qué? Bajo la ocupación estadounidense la República Islámica de Afganistán combina la ley islámica con uno que otro símbolo de la democracia burguesa. La mujer puede trabajar; sin embargo, en muchas partes del país se ve obligada a cubrirse completamente. La mujer tiene el “derecho” a votar y a postularse en las elecciones, pero si se queja demasiado, también tiene la “libertad” de ser excluida del parlamento por los narcotraficantes y señores de la guerra feudales que dominan el gobierno. A la mujer todavía la pueden encarcelar o matar a pedradas por adultero, simplemente si el esposo u otro hombre la acusa. Ahora la mujer corre mayor riesgo de violación o secuestro que antes, la prostitución ha crecido astronómicamente y todavía se impone matrimonios forzados. Para muchas mujeres, el suicidio es la única alternativa. En Afganistán, la ocupación yanqui no solo no ha significado la liberación, lo que es más, la manera que ha gobernado y oprimido a la población le ha dado más ímpetu a las fuerzas fundamentalistas islámicas que se le oponen.

La intervención estadounidense empeora la situación para el pueblo

Algunas personas que podrían estar de acuerdo con mucho de lo que hemos dicho hasta aquí dicen que tal vez, en algún lugar, de alguna manera, en medio de una terrible situación como se vive en Darfur, una invasión militar estadounidenses ayudaría a la gente.

Si Estados Unidos invadiera Darfur, o cualquier otro lugar, con el pretexto de parar el genocidio, el resultado sería que la situación empeoraría. Lo que es más, le apretaría las clavijas con las que somete a los pueblos del mundo.

El imperialismo estadounidense (incluso a través de la ONU) tiene un largo historial de aprovechar las intervenciones bajo la bandera de humanitarismo para apretar las clavijas de la opresión en las naciones oprimidas. Por ejemplo, en el 2004 los Marines invadieron a Haití supuestamente por razones humanitarias. Había una “crisis humanitaria” en Haití. Pero en primer lugar, la crisis tiene sus orígenes en la opresión imperialista del país. Luego, ¿qué hicieron los Marines? Secuestraron al presidente elegido Jean Bertrand Aristide a quien Estados Unidos consideraba un obstáculo al saqueo imperialista. Además, han cometido masacres contra las multitudes haitianas como hacen ahora en las calles de Bagdad.

Las terribles matanzas que se ha visto en los últimos años en África y otras partes son el resultado directo e indirecto del imperialismo. El colonialismo y el imperialismo llegaron a África en la forma de algunas de las más horripilantes masacres y genocidios en la historia humana. Bélgica, por ejemplo, sacó más de mil millones de dólares del Congo y mató entre ocho y diez millones de africanos. Hoy, las “guerras civiles” y masacres en África están relacionadas a la contienda entre diversas potencias imperialistas y compañías por el control de los recursos naturales, como diamantes, petróleo o minerales estratégicos. Las fuerzas que llevan a cabo esas masacres reciben armas y respaldo, y están al servicio de, un capitalista u otro. Otros episodios de matanza en África tienen que ver con el legado del colonialismo y el neocolonialismo actual, y la manera en que las potencias imperialistas han manipulado a la gente para dividirlas y conquistarlas.

Más allá de los efectos inmediatos de una intervención estadounidense en un país, en un sentido general y fundamental tales intervenciones empeoran la situación para los pueblos del mundo. La invasión y ocupación de Irak por Estados Unidos viene al caso. Recuerde que eso también se presentó (junto con las armas de destrucción masiva) como una “misión humanitaria” para rescatar a la gente de un dictador opresivo. Ahora los iraquíes están sufriendo de manera horripilante bajo la ocupación yanqui que los “liberó”. Además, la ocupación yanqui de Irak ayuda a Estados Unidos a proteger y expandir su dominación de la región y el mundo.

Un verdadero camino hacia la liberación

De todos los monumentales problemas ante los pueblos de las naciones oprimidas de África, Asia y Latinoamérica, el más crucial es la falta de poder político para efectuar los cambios radicales necesarios en las relaciones económicas y sociales. Eso no se resolverá de ninguna manera si a la herida se le echa más veneno imperialista, sino con la revolución de nueva democracia.

Una revolución de nueva democracia —a través de la cual un partido comunista dirige al proletariado y una amplia alianza de clases oprimidas a tomar el poder— hace posible que los pueblos del tercer mundo tomen el primer paso para abordar y resolver las agobiantes necesidades que enfrentan. Con ese poder es posible quitarles a los imperialistas el control que tienen sobre la economía. Con ese poder se puede emancipar al campesinado de las relaciones semifeudales, por medio de la redistribución de la tierra que estaba en manos de los terratenientes y los capitalistas ligados al imperialismo. La revolución de nueva democracia puede empezar a erradicar el terreno que hace posible las divisiones étnicas que han manipulado los imperialistas y sus lacayos. Por fin se podrá eliminar la opresión de la mujer, porque ya no estarán en el poder las fuerzas feudales y sus amos imperialistas que mantienen el control social por medio de esas relaciones sociales. Y en cuanto a lo que Marx dijo acerca de las cadenas de la religión, la revolución de nueva democracia desatará lucha para romper esa cadena también.

La meta de la revolución de nueva democracia es continuar al socialismo como parte de la lucha mundial contra todas las formas de opresión y explotación, y a fin de cuentas un mundo comunista.

*****

Los pueblos del mundo no necesitan que la gente de este país (¡y mucho menos los revolucionarios!) apoye o sea una porra para la agresión del imperialismo estadounidense por todo el mundo. Lo que necesitan ver es un movimiento de resistencia política mucho más visible, amplio y poderoso a los crímenes que está cometiendo “nuestro” gobierno, ya sea en Irak, Afganistán o donde sea. Y tenemos que concentrar nuestros esfuerzos en la construcción de un movimiento revolucionario en este país y no en “ayudar” a nuestro gobierno a extender su poder.


La esencia de lo que existe en Estados Unidos no es democracia, sino capitalismo-imperialismo y las estructuras políticas que lo imponen. Lo que Estados Unidos lleva al resto del mundo no es democracia, sino imperialismo y las estructuras políticas que lo imponen.

Bob Avakian

Envíenos sus comentarios.

Revolución #123, 16 de marzo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Carta

Continúa la batalla de Berkeley…

De un organizador de la juventud del Club Revolución del Área de la Bahía

El 12 de febrero se armó un enfrentamiento político de gran importancia en la ciudad de Berkeley. Cientos de estudiantes de la prepa Berkeley se lanzaron a la calle, juntos con activistas de Code Pink, El Mundo no Puede Esperar, A.N.S.W.E.R., Veteranos por la Paz y el Club Revolución del Área de la Bahía. Fueron para demandar el cierre de la oficina de reclutamiento de la Infantería de Marina en el centro de Berkeley y apoyar la posición del consejo municipal, que había provocado controversia nacional al anunciar que los reclutadores “no son bienvenidos y son unos transgresores”. Al otro lado estaban cientos de derechistas que agitaban banderas estadounidenses en apoyo a la guerra, y policías de motín con cachiporras. (Ver “La batalla de Berkeley: ¡Hay que parar esta guerra!”, Revolución #212, en línea en revcom.us)

La siguiente carta informa de lo ocurrido después.

El 13 de febrero, algunos fuimos a la prepa Berkeley. Muchos estudiantes todavía usaban sus pañuelos de color naranja. Todo mundo platicaba de lo que ocurrió en la oficina de reclutamiento; trataban de entender por qué la policía reaccionó con violencia y por qué Berkeley llegó a ser el blanco de este ataque derechista. Lo que hicimos ese día fue algo hermoso, pero para las autoridades “nos pasamos de la raya”. No esperábamos a Obama para parar la guerra. No pedíamos como niños buenos a “nuestros representantes elegidos” que por favorcito, algún día que les sea conveniente, cambien la disposición de las tropas a otro lado. En cambio, declarábamos que “¡Hay que parar esta guerra!” y que haremos todo lo posible para oponernos políticamente a la máquina bélica que está obrando aquí mismo en Berkeley y para extender este espíritu de resistencia al resto del país. Esto es lo que las autoridades quieren aplastar.

Los dos días viernes siguientes, El Mundo no Puede Esperar regresó a la oficina de reclutamiento. En las dos protestas participaron cantidades significativas de jóvenes decididos y vestidos de color naranja. Y las dos veces la policía atacó con cachiporras a la manifestación pacífica para luego pretextar a la prensa que respondió así por el comportamiento supuestamente agresivo y revoltoso de El Mundo no Puede Esperar. El 15 usó el pretexto de que unos letreros de piquete estaban pegados con cinta adhesiva a la ventana de la oficina de reclutamiento (cerrada) para dispersar violentamente a los manifestantes de la banqueta y escoltar a los Marines para que despegaran los letreros. ¡Pero los manifestantes no se dejaron intimidar tan fácilmente! En cuanto se retiraron los policías de motín, se reagruparon en frente de la oficina de reclutamiento, más decididos que nunca.

El 22, la policía atacó so pretexto de que el uso de un altoparlante contravenía ordenanzas sobre el ruido, en una parte de la ciudad que ha sido tradicionalmente una “zona de libertad de expresión” y donde no había reprimido protestas con ese nivel de agresión durante muchos años. Arrestó a dos jóvenes: un organizador de la juventud de 26 años de El Mundo no Puede Esperar, a quien había claramente escogido para atacar; y un ex soldado de 21 años y “objetor de conciencia”, que tenía el uniforme de preso de Guantánamo color naranja. Las chotas golpearon a los jóvenes en la cara con cachiporras y hasta atacaron a personas de la tercera edad: a un organizador de El Mundo no Puede Esperar lo arrojaron de cabeza a un muro de ladrillo y a una miembro de Code Pink la tiraron al suelo, así que ahora anda con muletas. Tras el ataque los manifestantes se juntaron de nuevo y terminaron el día frente a la oficina de reclutamiento.

Continúa el ataque derechista

El consejo municipal de Berkeley se retractó de su posición original y anunció que ahora “reconocemos que los reclutadores tienen el derecho de estar en nuestra ciudad” y que “tenemos un profundo respeto por los hombres y las mujeres de nuestras fuerzas armadas”. A pesar de eso, el senador DeMint y otros senadores que promueven el proyecto de ley “Semper Fi” insisten en sus esfuerzos para quitar fondos federales del sistema de educación pública de Berkeley y entregarlos a la Infantería de la Marina. Un representante estatal presentó un proyecto de ley para negarle millones de dólares al sistema de transporte público. La organización fascista “pro-soldado” Move America Forward (Mover a Estados Unidos Adelante) lanzó una campaña nacional de anuncios televisados que critica la ciudad de Berkeley y exige que pida disculpas plenamente “para que ninguna ciudad estadounidense vuelva a faltarles respeto a nuestras tropas”.

Además, los medios de comunicación siguen “informando” sobre el efecto de las protestas en los negocios. Aparentemente algunos negocios están perdiendo dinero ¡por el ruido o porque les da miedo a los clientes entrar por ahí! Otros informes tratan los millones de dólares de sobretiempo para los policías. Respondemos a todo eso: ¡ELEVAR LAS MIRADAS! ¡Estamos hablando por los pueblos del mundo: el millón de muertos y los cuatro millones de refugiados en Irak, las víctimas de la tortura y el sinfín de otras víctimas de Estados Unidos! ¿Es esta oficina de reclutamiento simplemente un negocio como cualquier otro que vende un producto? No, lo que vende es la muerte.

El Mundo no Puede Esperar prepara para el quinto aniversario de la guerra

El Mundo no Puede Esperara tiene grandes planes para marzo. Ha exhortado realizar una audiencia pública de la comisión especial inspectora sobre la policía por la brutalidad policial contra los manifestantes. Hay que documentar la violencia de la policía de Berkeley y movilizar a la comunidad contra ella. También hay otro motivo para la indignación, porque por primera vez en cinco años la policía de Berkeley ha matado a alguien: a una abuelita afroamericana, Anita Gray, de 51 años, la baleó en la espalda frente a su casa el 16 de febrero.

El Mundo no Puede Esperar ha convocado una celebración de la resistencia de Berkeley a la guerra el 16 de marzo, en el parque en frente de la prepa Berkeley. Y con motivo del aniversario de la guerra, el 19 de marzo, está organizando un día de resistencia en la oficina de reclutamiento militar y paros estudiantiles.

Aprender lecciones y tratar cuestiones importantes

Durante todo el transcurso de esta lucha, los participantes, especialmente los estudiantes, han debatido cuestiones y aprendido lecciones muy importantes. ¿Qué sistema de guerra y opresión apoyan estos derechistas? ¿Qué tiene de malo la consigna “apoyar las tropas”? ¿A quiénes sirven y protegen las policías? ¿Cuál fue el papel de los administradores de la escuela que mandaron que los estudiantes regresaran a clase? ¿Y los maestros que animaron a los estudiantes a entrarle al debate? ¿Qué onda con nosotros, los activistas contra la guerra… cuál futuro representamos? El Club Revolución del Área de la Bahía ha estado en medio de todo esto, luchando contra el sistema y transformando al pueblo para la revolución. Como planteó la bandera que cargaba el Club Revolución el 22 de febrero: “¿Cuál futuro para la juventud: Asesinos por el imperio o emancipadores de la humanidad?”

Envíenos sus comentarios.