Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

voz del partido comunista revolucionario, eu

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.


Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Asesinato policial de Bell

¡TODO EL MALDITO SISTEMA ES CULPABLE!

Cientos de miles de personas se han lanzado a las calles de Nueva York, indignados y resueltos a no permitir que se mantenga vigente la decisión de que los policías que mataron a Sean Bell no son culpables. Ya varias veces se ha visto hermosas manifestaciones de cientos de jóvenes de secundaria y universitarios cerca de donde Sean vivió y murió, en el concurrido sector comercial de Jamaica, Queens, donde han parado el tráfico e incorporado a transeúntes a que se unieran a su protesta. Se han careado con policías con uniformes para motín frente a la odiada delegación de policía en la calle 103 y han denunciado el asesinato de Sean y la manera que la policía los hostiga, maltrata, detiene por tonterías, agrede y hasta mata todo el tiempo, sin que nada cambie. Algunos, pero no todos, los activistas y otros de todas las edades y partes de la ciudad, se han unido a los jóvenes que protestan en Queens.

El viernes 2 de mayo, docenas de jóvenes se pasearon por Jamaica, Queens en un camión con plataforma y decorado con anuncios para la marcha de más tarde ese día, distribuyendo volantes, haciendo protestas en diferentes esquinas y frente a prepas, retando a la gente a que se movilice ya para parar esto. Uno de los jóvenes que se subió al camión abandonó su trabajo en ese instante que arrancaba el camión. El camión se detuvo frente a una mezquita y cientos de inmigrantes sudasiáticos, al principio inseguros, poco a poco se acercaron al camión y empezaron a leer el volante y a escuchar lo que los jóvenes estaban diciendo sobre el asesinato de Sean Bell y de la manera que la policías les trata todos los días. Para las 3 de la tarde, docenas de jóvenes, mujeres en su mayoría, marchaban desde una prepa al punto de concentración.

La marcha creció y ya eran cientos después de pasar por un centro comercial concurrido. Muchos se habían enterado el día antes a través de la radio, mensajes por teléfono o volantes. Los manifestantes llamaban a sus parientes y amigos para decirles que se pongan las pilas y se hagan presentes. Muchos se unieron a la marcha. El tráfico se paralizó, los choferes tocaron la bocina y se bajaron para conseguir volantes y ver la marcha. Desde la banqueta se veía puños en alto, se escuchaba las bocinas y coros que hacían un eco que se escuchaba por varias cuadras. La gente coreaba: “Al diablo la NYPD—Justicia para Sean Bell”, “Todos somos Sean Bell—Al diablo el NYPD” y “Cincuenta balazos—Que se chingue la policía”. También contaron hasta 50. Muchos en la marcha y en otras partes de la ciudad han levantado las pancartas del Club Revolución de Harlem que dice: “¡Todos somos Sean Bell—Todo el maldito sistema es culpable!”

El 7 de mayo, cientos de personas de todas las edades y nacionalidades pararon el tráfico en cinco entradas a los puentes y túneles de Manhattan y Brooklyn. Acusaron de desobediencia civil a más de 200 personas. El reverendo Al Sharpton, Nicole Paultre, que se iba a casar con Sean Bell, los amigos de este, que por poco no murieron esa misma noche, Joseph Guzman y Trent Benefield, también fueron arrestados en una protesta cerca a la delegación de la policía y el puente Brooklyn. Hazel Dukes de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP—sus siglas en inglés), el concejal Charles Barron y el reverendo Herbert Daughtry también fueron arrestados.

Por toda la ciudad la gente se organizó en grupos de docenas y se tomaron las calles. De una iglesia, 50 personas bloquearon el tráfico frente al Madison Square Garden y unos días después marcharon por Jamaica, Queens, y 20 artistas marcharon desde el lugar donde se reúnen hacia una la delegación de policía cercana. Varias docenas de personas marcharon en Washington Heights, un barrio dominicano, y están planeando más acciones.

La ira popular es profunda. Mucho, pero muchos no aceptan como normal que los tribunales han autorizado a los policías a que disparen a matar a jóvenes negros y latinos de la ciudad, por ninguna razón o aunque no tengan razón. Como dijo una joven antillana durante la protesta frente a One Police Plaza el miércoles, la policía siempre “le ponía” una pistola a la persona que mataban para decir que se vieron amenazados. Ahora el juez en el caso de Sean Bell ha dicho que solo tienen que decir que “pensaron” que estaban en peligro.

Muchos esperaban una migaja de justicia de parte del juez después de haber escuchado el testimonio sobre la madrugada en la que se iba a casar Sean. Michael Hardy, el abogado de Nicole Paultre, dijo: “Ahora está claro para esta familia lo que vale la vida de una persona inocente de nuestra comunidad”.

Ha quedado claramente evidente una realidad sobre cómo se hace cumplir en Estados Unidos la añeja opresión y explotación. La gente está hablando de cómo acabar con un sistema que mata a nuestra juventud y aplasta la vida de gente por todo el mundo. Como dice un volante del Club Revolución de Harlem: “Eso de que la policía se salga con la suya una y otra vez, cada vez que mata a jóvenes negros y latinos, tiene que parar. Lo que tiene que empezar a florecer es que el sistema es el problema, y que hay que acabarlo con la revolución, desarrollando un movimiento revolucionario y forjando un pueblo revolucionario, gente que sabe que necesitamos una revolución y está resuelta a luchar por ella. Tenemos que seguir luchando para que se haga justicia para Sean Bell, lanzándonos a las calles y quedándonos en las calles. Mucha más gente, de diferentes sectores sociales, de diferentes razas y nacionalidades, tiene que unirse a esta lucha. Tenemos que organizarnos mejor y fortalecernos. El mundo entero está mirando”.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Furia en las calles tras veredicto en caso de Sean Bell

 

Un joven negro del barrio de Sean Bell:

“Entran al barrio y revisan tu coche, luego te empujan contra el parachoques con mucha intimidación. Nos ponen cosas y nos roban dinero. Así trabajan. Los odio con vehemencia. Necesitamos un movimiento revolucionario para acabar con eso, necesitamos decírselo a todo el mundo”.

*****

Una filipina el 2 de mayo:

“Con mi presencia, sola, brindo apoyo, porque hay algo malo con el sistema. Cuando vivía en las Filipinas, creía que había justicia en Estados Unidos, pero cuando llegue, descubrí que no la hay. Apoyo a la familia [de Sean Bell] pero no solo a ella. ¿Qué pasará con el futuro de nuestros nietos?”

*****

Un universitario de primer año que vive cerca del Club Kalua en la marcha del 2 de mayo:

“Me metí en esto porque tengo hijos y como negro, me han tratado muchas veces con perfiles raciales. Tengo pendiente un caso de alterar el orden público porque un agente se me acercó diciendo que yo cuadraba con la descripción de un negro armado. Le dije que no más venía de la escuela, de la oficina del secretario, pero no me hizo caso, violó mis derechos y me esculcó, y me encabroné y le dije un par de obscenidades. Me acusaron de alterar el orden público, así de sencillo. Eso es usar un perfil racial, ¿no? Tengo que participar porque tenemos que ponerle fin a este estado fascista, a esta mentalidad tipo estado policial. Esta mentalidad capitalista tiene que acabar, ¿no? No funciona para mí, ni para la familia de Sean Bell ni mucha gente de Irak. No funciona en absoluto, tiene que acabar, no es bueno para la salud. No estoy con él”.

*****

Pasaje de una declaración de Elaine Brower, integrante del Comité de Dirección de El Mundo No Puede Esperar, Fuera Bush y su Gobierno, arrestada por desobediencia civil el 7 de mayo:

“Lo que llamamos ‘justica’ en esta ciudad, y yendo hasta Bagdad, no es justa. La gente no cuenta con protección, sino opresión. ¡Ya es hora de responder! De hecho, esa hora ya pasó. Hemos esperado tanto y visto a la policía neoyorquina infligir tanto dolor y sufrimiento. Tienen cancha libre para ‘detener y esculcar’, sobre todo a jóvenes de las comunidades de color. A nombre de la seguridad, han instalado miles de sistemas de videovigilancia en nuestra ciudad. Tienen la libertad de abrir fuego a voluntad o, como los reglamentos del Departamento de Policía dicen, hacerlo ‘…hasta que se acabe la amenaza o la percepción de una amenaza…’. Solamente con la unidad de todos contra las cosas de costumbre podremos empezar a cambiar la conducta de los perpetradores de violencia”.

*****

Carl Dix, del Partido Comunista Revolucionario:

Lo que tiene que iniciarse aquí es un movimiento que dice Justicia para Sean Bell, Todos somos Sean Bell, Al diablo el Departamento de Policía de Nueva York. Tiene que decir: ¡Todos somos Sean Bell, todo el maldito sistema es culpable! El Club Revolución de Harlem tenía afiches con esas consignas y los manifestantes del miércoles se llevaron todos los que teníamos a la mano.

Hermanos y hermanas: necesitamos otro mundo. Un mundo en que se satisfacen las necesidades de la gente y todos participan, masas básicas, ingenieros, artistas y de otra índole para ver cómo solucionar los problemas y conocer el mundo y cambiarlo. En esta clase de sociedad, los agentes de seguridad protegerán y caerán en lugar de matar a la gente. El sistema en que vivimos no lo hará; para lograrlo tenemos que hacer una revolución, una revolución comunista.

Una de las compañeras aquí es maestra, necesitamos a maestros/as que ven cómo llevar esto a los alumnos. Necesitamos sermones sobre cómo poner fin a esto. Necesitamos que recorra la resistencia por la sociedad. Debemos armar estrategias con gente de diversos sectores sobre cómo parar esto, y tenemos que seguir difundiéndolo en la calle.

Un tío que platicaba de esto con un revolucionario dijo: “Así que me estás diciendo que tenemos que enterrar este sistema o seguiremos enterrando a nuestros hijos”. Esa es la realidad que vivimos. Estoy harto de enterrar a nuestros hijos. Todos somos Sean Bell, y todo el maldito sistema es culpable. Cincuenta tiros es asesinato y 50 razones más para la revolución”.

*****

Un joven negro de 22 años:

“El veredicto me ha afectado muchísimo. No podía dormir la víspera y me levanté para ver las noticias de las 5:30 de la mañana. Cuando salió el veredicto, vi las reacciones y si yo hubiera estado en el tribunal, habría sentido lo mismo. Fui a la marcha el miércoles; era la primera vez que tuve la oportunidad de estar en la calle. Alguien dijo que nos divertíamos. Sí, muchísimo, y estuvo mucho mejor que pleitear cuando alguien me pise el tenis. Prefiero ir contra el sistema. Esta es una llamada de atención para la generación hiphopera, para la nuestra. Irak es el Vietnam de esta generación, Sean Bell es nuestro movimiento de derechos civiles. Ahora son 50 tiros, ¿qué sigue? ¡Uno es demasiado! Soy un joven negro y quiero tener una vida pero también necesito una conciencia. Estoy dispuesto, listo y preparado para hacer lo que sea para lo que se requiera”.

*****

Will, del Club Revolución de Harlem:

“La gente piensa y cambia mientras que lucha, y se tiene que ir más allá de lo que es ‘lo mejor para mí’. Alguien nos dijo a algunos de nosotros: ‘No puedo hacer esto ahorita, tengo que pensar en mis estudios y chamba’; otro tipo respondió: ‘¿Por qué tiene tanta importancia eso en un momento en que acaban de matar a una persona y salirse con la suya?” En cierto momento tenemos hacer que esto alcance a toda la humanidad. Si no, al pensar solamente en ti mismo, en tu barrio, tu escuela, tus cuates, acabarás vendiéndote. Cuando tengamos un movimiento que hable de [liberar] a toda la humanidad, ellos tendrán un chingo de problemas”.

*****

Un haitiano-norteamericano joven:

“Lo primero que oí cuando vine a Nueva York desde Miami hace nueve meses era lo de Sean Bell. Pensaba que tal vez los agentes caerían presos por los 50 tiros y cuando oí el veredicto, casi me hizo llorar. Pero tampoco me sorprendió. A Diallo le dispararon 41 veces, y no pasó nada. George Bush bombardeó a Irak con lo de las armas de destrucción masiva y se salió con la suya.

“Hace 200 años, libramos una revolución en Haití. Toussaint dirigió una revolución de esclavos y si ellos lograron hacer eso, podremos hacer lo que sea. Estoy listo, hablemos de cómo hacerlo. Necesitamos una solución sobre cómo hacer que se acerque la revolución. Vayamos a la calle, unidos, con conciencia, en sus narices. Un individuo me dijo, nos matamos entre nosotros y nadie hace nada. Le dije, pero ¿deberíamos dejar que la policía nos balee y no hacer nada? Otro dijo, balearon a mi hermano y nadie hizo nada. Dije, con mucha más razón tienes que estar con nosotros, no puedes estar cruzado de brazos. Alguien más me dijo que Sean Bell seguro hizo algo indebido. Esa mentalidad acepta que puedes andar haciendo lo que sea o nada, no más ser negro, y esto te puede pasar. Tenemos que estar en la calle. Cuando vi lo que pasó en Filadelfia, el video de los policías que dieron una paliza a esos señores, me dio tristeza. Todo mundo tiene que saber de esto. No podemos dejar que esto ocurra y no hacer nada, ellos seguirán matándonos. Tenemos que luchar contra el sistema”.

*****

Una maestra con la playera “NYPD, KKK: no maten a inocentes hoy”:

“Fui al juicio de Sean Bell todos los días. Quedó claro el veredicto fraguado. El fiscal andaba tan despreocupado, que incluso sin preparación en derecho veíamos que no protestó cuando correspondía. Nunca protestó cuando Ricco [uno de los abogados de los policías] atacaba a Joseph Guzman [uno de los hombres baleados por la policía], quien estaba muy en su derecho de encabronarse. ¡Para colmo, el juez tuvo el descaro de fundamentar el veredicto en la conducta de Guzman!

“Mi hija de 17 años fue víctima de la brutalidad policial. Le dieron una paliza en la calle, me esposaron a mí y me obligaron a observar. Estamos en un proceso federal contra la alcaldía de Nueva York. Es una farsa… el juez está del lado de la policía. Dicen que la policía no hizo nada malo y luego nos ofrecieron $10.000. Respondí, si no hicieran nada malo, ¡que no ofrezcan dinero!

“Tenemos que avanzar juntos. No se trata del color de la tez, sino de derechos humaos y civiles. Eso nos afecta a todos”.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

 

La nueva concepción de la revolución y el comunismo

¿QUÉ ES LA NUEVA SÍNTESIS DE BOB AVAKIAN?

 

A continuación presentamos la primera parte del texto de un discurso pronunciado en varios lugares del país esta primavera. Se han hecho leves cambios en preparación para su publicación. Revolución publicará la charla en cinco entregas. En adelante, se colocará la charla íntegra en revcom.us.

Parte I: “La humanidad necesita la revolución y el comunismo”

Hoy vamos a hablar de la nueva síntesis de Bob Avakian, de una nueva concepción de la revolución y el comunismo. Para abordar eso primero tenemos que hablar de por qué necesitamos una revolución y el comunismo.

Quiero leer algo de nuestro periódico, Revolución, que informa sobre una investigación de la Unión Americana de Libertades Civiles sobre la conducta de 4.600 policías en el distrito escolar de Nueva York. El informe relata, con detalles, el hostigamiento diario, la humillación verbal y el constante maltrato físico. Entre otras cosas, habla sobre el caso de Biko Edwards, que iba caminando a una clase de química cuando lo detuvo un vicedirector. Cuando Biko se quejó de que no le permitían ir a la clase, el vicedirector llamó a la policía. El informe de la Unión Americana de Libertades Civiles describe lo que sucedió:

El agente Rivera lo agarró y lo estrelló contra un muro de ladrillos; le laceró la cara y Biko empezó a sangrar. Luego el agente Rivera le roció mace en los ojos y la cara, así que le empezaron a arder los ojos. En vez de ayudarlo, el agente Rivera pidió refuerzos y lo esposó… [a Biko] lo llevaron al hospital, y lo trataron unas dos horas; pasó casi todo el tiempo esposado a una silla… Lo acusaron de cinco delitos1.

Para los que saben de Stephen Biko, el revolucionario sudafricano por el cual probablemente le nombraron a este joven, hay una clara —y amarga— ironía, pues Biko murió en una prisión a consecuencia de una paliza que le dieron policías sudafricanos en los años del apartheid, cuando había un gobierno racista cuyo principal aliado era Estados Unidos. La infamia que sufrió Biko Edwards es un eco de eso y es algo que sucede todos los días en todas las escuelas de todos los ghettos de Nueva York y el resto del país.

¿Qué clase de sistema le hace ESO a su juventud?

Quisiera leerles parte de un artículo que salió hace unas semanas en la revista del New York Times sobre una unidad de contrainsurgencia estadounidense en Afganistán. Entre otros horrores, describe un asalto que duró toda la noche contra una aldea y dice, después del asalto: “El teniente Matt Piosa, un joven serio de 24 años recién egresado de West Point... informó por radio que los ancianos de la aldea querían permiso para enterrar los muertos. También había civiles heridos. El saldo fue malo: cinco muertos y 11 heridos, todos mujeres, niñas y niños”. Les invito a leer el artículo entero para que vean un ejemplo de lo que en realidad están haciendo los asesinos que Barack Obama y Hillary Clinton llaman “nuestros valientes hombres y mujeres en uniforme”2.

Un ejército es una extensión de la sociedad que defiende; ¿qué clase de sociedad produce un ejército que combate de esta manera?

Demos una vuelta por este mejor de todos los mundos globalizado. Hablen con las familias de los 150.000 campesinos de India que, arruinados por el capitalismo global, en la última década se han suicidado, por lo general tomando pesticidas. Viajen a Angola donde, para citar a otro artículo del Times, “los niños en calzoncillos bailan en arroyos atascados de aguas negras y se deslizan por los vertederos de basura en trineos hechos de metal hacia charcos llenos de mierda”, mientras que ejecutivos de corporaciones petroleras entran y salen en jets para cerrar tratos en hoteles lujosos3. Hagan escala en Europa del este, donde cada año secuestran a miles de mujeres y las convierten en esclavas sexuales para el mismo mercado global4. De ahí viajen a México y visiten a la familia de cualquiera de los 400 hombres y mujeres que mueren de sed cada año al cruzar el desierto de Arizona en una búsqueda desesperada de trabajo5. Piensen en esas personas, y díganme a mí — a ellos—, díganse a sí mismos, que este mundo no necesita cambios fundamentales, de arriba pa’ bajo. Díganme que este mundo no necesita una revolución.

Pero se presenta esta pregunta: ¿puede HABER una revolución que realmente cambie la situación? ¿Acaso no se intentó eso y fracasó? Y, aun si una revolución pudiera cambiar todo eso, ¿cómo se podría hacerla en un país como este?

Estos interrogantes han sido temas primordiales de la obra de Bob Avakian —lo que llamamos la nueva síntesis—, y de eso hablaré hoy. Es obvio que no puedo tratar en dos horas los 30 años de el trabajo de Bob Avakian, pero lo que espero hacer es darles un sabor de una manera completamente nueva de abordar la emancipación humana y el cambio fundamental, partiendo de lo mejor de lo que se ha hecho antes pero llevándolo a un nuevo nivel.

Entrémosle.

Emprender una nueva etapa de la revolución

Hace 160 años, Marx y Engels proclamaron en el Manifiesto Comunista que los trabajadores del mundo —el proletariado internacional— no tenían nada que perder más que sus cadenas y un mundo que ganar. El Manifiesto presentó los elementos básicos de la teoría pionera que guiaría esa lucha.

Vienticinco años después, el primer breve intento de revolución proletaria ocurrió con la Comuna de París; y casi 50 años después de eso se dio el primer gran avance —la culminación de la primera revolución socialista— en la Unión Soviética bajo la dirección de Lenin y, después de su muerte, bajo la dirección de Stalin. A esa le siguió la revolución en China, que conquistó el poder en 1949, y donde 17 años después el líder de esa revolución, Mao Tsetung, lanzó la Gran Revolución Cultural Proletaria, una revolución dentro de la revolución para impedir que China volviera al capitalismo y para que, al contrario, avanzara más hacia el comunismo.

A la muerte de Mao en 1976, esa primera etapa de la revolución comunista concluyó con un golpe de estado contrarrevolucionario en China, donde encarcelaron o ejecutaron a quienes tomaron partido con Mao para dirigir la Revolución Cultural. Las medidas contra las cuales lucharon con tan energía entraron en vigor y se restauró el capitalismo. Hoy en el mundo no existen auténticos países socialistas. Y por todo el mundo la gente siente y lucha con ese peso todos los días, esté consciente o no de eso.

Entonces, ¿cómo se puede avanzar frente a ese peso? ¿Cómo se puede emprender una nueva etapa de la revolución? Ante esa situación, Bob Avakian ha dirigido en la defensa, el apoyo y el desarrollo sobre la base de los logros monumentales de esas revoluciones y de los aportes analíticos de sus mayores pensadores y dirigentes, y a seguir avanzando a partir de ellos. Pero también ha analizado a fondo los errores, así como los puntos débiles en cuanto a concepción y método que contribuyeron a esos errores. Sobre esa base, ha forjado un marco teórico cohesionado, integral y global, o sea, una síntesis. Aunque sin duda alguna este avance surge de lo que ha venido antes y avanza a partir de ello, implica también, como elemento crucial, auténticas rupturas con la concepción y las experiencias anteriores, por lo cual la llamamos una nueva síntesis.

Hoy hablaré sobre esta nueva síntesis con relación a tres esferas: la filosofía, o sea, la manera de conocer el mundo; la política, especialmente las concepciones políticas que guiaron los primeros intentos de construir sociedades socialistas y de llevar a cabo transformación socialista, pero no limitándome a esas; y la concepción estratégica, que se enfoca en cómo se haría en realidad la revolución en un país como este. 

La semana entrante: Parte II: Una filosofía para conocer, y cambiar, el mundo

1. “Criminalizing the Classroom: the Over-Policing of New York City Schools”, NYCLU, ACLU, marzo 2007. [back]

2. “Battle Company Is Out There,” Elizabeth Rubin,revista New York Times, 2/24/2008 [back]

3. “In Oil Rich Angola, Cholera Preys Upon Poorest,” Sharon LaFraniere, New York Times, 16 de junio de 2008. [back]

4. Anita Gradin, comisionada de la Unión Europea, Martina Vandenberg, “The Invisible Woman,” The Moscow Times, 8 de octubre de 1997. [back]

5. Latin American Working Group [back]

 

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Pescados en video:

Policías de Filadelfia dan vil paliza a tres hombres negros

Esto pasa todo el tiempo, y por todo el país; por lo general el público ni sabe, pero esta vez, al igual que la paliza que le dieron en Los Ángeles a Rodney King, la captaron en video.

Filadelfia, lunes 5 de mayo. Un camarógrafo de Fox News captó las imágenes desde un helicóptero:

Unos radiopatrullas persiguen a un sedán dorado. Lo obligan parar. Inmediatamente, de seis a ocho policías se bajan y atacan el sedán. Abren las puertas a la fuerza y sacan al chofer y dos pasajeros. A los tres hombres negros los tiran al suelo e inmediatamente empieza la paliza sin piedad.

Llegan más chotas. En grupos empiezan a golpear a cada uno de los hombres. Unos van de golpear a uno a golpear a otro. A los tres hombres tirados en el suelo les patean una y otra vez, en la cabeza, el torso. Les dan puñetazos y una y otra vez cachiporrazos. También tienen un perro policía.

*****

Por lo menos 15 policías, todos blancos, participaron en ese salvaje ataque contra Dewayne Dyches, Peter Hopkins y Brian Hall.

La prensa grande, cuando informa sobre este incidente, como si para justificarlo dice que la policía de Filadelfia está "bajo estrés", porque hace poco mataron a un policía durante un robo. Pero en realidad lo que están diciendo, y sin querer, es que esta paliza fue un descarado y completamente injusto acto de venganza brutal.

Leomia Dyches, la madre de Dewayne Dyches, le dijo a la cadena CNN: "Yo no creo que se deba al estrés. Lo que se ve es a 14 policías blancos dando una paliza a tres hombres negros. Aquí, por donde yo vivo, eso se ve todo el tiempo". Cuando a Leomia Dyches no la dejaron ver a su hijo en la cárcel, ella dijo: "Nadie se merece que le golpeen de esa manera. Si le tratas a un animal de esa manera, te meten preso si le haces eso a un perro pit bull. ¿Cómo pueden los policías de Filadelfia llamarse oficiales si tratan a un ser humano de esa manera?".

La policía, los capataces armados del sistema, tratan a las masas como criminales. Los policías de Filadelfia supusieron que los tres hombres que sacaron a rastras del vehículo eran culpables, y que había que juzgarlos y castigarlos ahí mismo, sin piedad alguna.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar:

¿Es aceptable que Estados Unidos “borre del mapa” a Irán?

5 de mayo de 2008. Servicio Noticioso Un Mundo que Ganar (Traducción de Revolución). La amenaza reciente del candidato presidencial de Estados Unidos Hillary Clinton, de “borrar del mapa” a Irán, fue verdaderamente alarmante, no solamente por lo que dijo, sino por lo que no ocurrió: por la ola de denuncia y repudio que no ocurrió, ni en Washington ni en ninguna otra capital del Occidente. Aun su rival para la nominación del Partido Demócrata, Barack Obama, se limitó a regañarle suavemente por sus palabras inapropiadas: “No es el lenguaje que necesitamos ahora”. Lo que no dijo, y lo que tampoco dijo ningún otro político estadounidense de peso, es que lo que ella amenaza es el genocidio, que el genocidio es un crimen, y que las amenazas de genocidio tampoco son aceptables.

La espantosa amenaza de Clinton reveló mucho sobre sus propias ambiciones. Salió a la luz un cierto ambiente en Washington, un consenso de que Irán es una amenaza a los intereses estadounidenses y que Estados Unidos debe prepararse para lo que se requiera para cumplir las metas políticas en que todos están de acuerdo, y llevar a cabo las mismas.

Así que no tiene sentido la idea de que la salida inminente de Bush de la Casa Blanca pudiera amainar el peligro de un ataque contra Irán, antes o después de que saliera Bush.

En noviembre de 2007, un Estimado Nacional de Inteligencia de Estados Unidos (U.S. National Intelligence Estimate) concluyó que Irán probablemente ya no trabajaba en un programa de armas nucleares. El hecho de que este documento se salió al público indicó las inquietudes sobre la prudencia de atacar a Irán y la contienda entre aquellos que toman tales decisiones. Pero la situación se ha desarrollado un poco desde entonces. Irónicamente, mientras el fin declarado del mandato de Bush como presidente se vislumbra en el horizonte, parece que la evaluación estratégico que hizo en su discurso del 10 de abril, se había aceptado entre aquellos que toman tales decisiones. “Irak es el punto de convergencia de las dos amenazas más grandes a América en este siglo: Al Qaeda e Irán”.

Al contrario de lo que él y otros sugieren o alegan, las dos amenazas tienen diferencias en varios sentidos. Son enemigos, y nadie ha evidenciado ninguna conexión de la más mínima entre ellos. Pero solamente se tiene que cambiar el orden de estas palabras un poco para descifrar lo que Bush verdaderamente quería decir, y lo que es la verdad: la República Islámica de Irán chiíta y los fundamentalistas islámicos sunitas anti-estadounidenses son las amenazas más agudas en contra de la solidificación del “siglo americano” global que busca Estados Unidos. Ambos reflejan una ola islámica fundamentalista, y el que cualquiera de los diversos y mutuamente opuestos componentes de esta tendencia logre confrontar a Estados Unidos envalentona y anima a los demás.

Aún más irónicamente, si la ironía sea apropiada en cuanto a exigencias para la matanza en masa, las palabras de Bush son más acertadas ahora que cuando lanzó la “guerra contra el terror” y unió a Irán con Irak en el “eje del mal”. Lo que las ha hecho más acertadas es la agresión internacional a troche y moche de Estados Unidos desde el ataque contra el World Trade Center en 2001. La invasión de Afganistán dirigida por Estados Unidos resucitó a un Talibán que había llegado a ser odiado y desacreditado entre muchos afganistaníes. Los planes estadounidenses de seguir dominando a Pakistán han hecho que el fundamentalismo islámico armado se saliera de control ahí. Al otro lado del horizonte, la invasión israelí en el Líbano, apuntalado por Estados Unidos, llevó a un empate sin precedente del ejército israelí y estimuló el crecimiento de Hezbolá como uno de los aliados de Irán militares y políticos más potentes, con un verdadero ejército y armas modernas a su disposición y probablemente más simpatía alrededor del Medio Oriente que cualquiera de los gobernantes dependientes de Estados Unidos.

En el ojo de este huracán se sienta Irak. Por supuesto que Bush miente cuando echa la culpa a Irán por la guerra contra la ocupación estadounidense de Irak. Pero no se puede negar que la guerra es la mejor cosa que ha pasado a los mullahs de Irán desde que llegaron al poder. Si están demasiado confiados de que Estados Unidos no osaría atacar o que tal guerra terminaría en una derrota de Estados Unidos, quizás sea porque si existe un dios, es cierto que ha sido munífico hacia ellos en esto. Les dio una ocupación estadounidense en Irak que, como concluyó un estudio reciente de Joseph Collins, analista del Departamento de Defensa de Estados Unidos, este no puede ganar y no puede soportar una derrota. (“Escogiendo la guerra: La decisión de invadir a Irak y las consecuencias”, Instituto de Estudios Estratégicos, Universidad de Defensa Nacional). Pero hay poca esperanza para una solución política que permitirá que Estados Unidos siga gobernando a Irak sin la ayuda de fuerzas conectadas al fundamentalismo islámico en general y especialmente a la República Islámica de Irán, el régimen que es cuate del gobierno islámico que Estados Unidos tuvo que imponer en Irak.

Si las autoridades estadounidenses presentan con mayor frecuencia la guerra en Irak como un asunto de Irán, una “guerra de sustitutos”, como dijo recientemente Ryan Crocker, embajador estadounidense para Irak, será porque la invasión de Irak nunca se trataba solamente del régimen de Saddam Hussein, ni solamente de Irak en sí, sino del plan de Estados Unidos de dominar la región y eso hizo inevitable una colisión con Irak. Mientras los mullahs gobernantes en Teherán están midiendo cuidadosamente sus pasos (por ejemplo, apoyando a las fuerzas chiítas que están en el gobierno iraquí instalado por Estados Unidos u opuestas al mismo), e intentando evitar o posponer una colisión directa con Estados Unidos sobre Irak, seguramente pretenden promover sus intereses en lo que es una situación ventajosa para sí mismos.

Hay otra cara de la medalla para el régimen iraní: está completamente cercado por el ejército estadounidense, en Irak, Afganistán, Pakistán y los países del Golfo Pérsico y Asia Central. Cerca del pueblo Kut en el sureste de Irak, a unos 58 kilómetros de la frontera iraní y cerca de un cruce fronterizo importante entre los dos países, contratantes estadounidenses están afanándose para extender los cuarteles para alojar cómodamente a 6.000 tropas estadounidenses. Hasta ahora, la instalación ha sido una base importante para espiar a Irán. Estados Unidos envió al Golfo primero una y hace poco otra flota de asalto con portaaviones, y hay otra en el este del Mediterráneo cerca del Líbano. Pocas veces en la historia se ha concentrado tanta fuerza militar. Ya en varias ocasiones, Estados Unidos e Inglaterra han provocado choques navales cerca de la costa de Irán. La cantidad adicional de armas de destrucción masiva que Estados Unidos puede desplegar desde el Océano Índico, Europa y la “patria” imperialista misma es horrorosa.

Además, después de mucho esfuerzo, Estados Unidos ha tenido algún éxito en halagar e intimidar a las otras potencias imperialistas para que impongan un bloqueo económico. Muchos de los fondos para importaciones y exportaciones iraníes han sido interrumpidos en los últimos meses. En mayo, Yahoo y Microsoft se alistaron en esta campaña, borrando a Irán de la lista de países en que la gente puede registrarse para usar sus servicios de e-mail. Esto pone un ejemplo grave a las compañías más pequeñas por todos lados que apoyan al gobierno estadounidense o que temen sus amenazas de castigarlas. Obviamente, millones de iraníes confrontan la posibilidad de convertirse en “daños colaterales” de las sanciones que supuestamente se apuntaban originalmente al liderazgo del régimen.

Básicamente, el régimen iraní amenaza con estorbar las metas geopolíticas de Estados Unidos para seguir como el explotador número uno del mundo. Estados Unidos amenaza con “borrar del mapa” a Irán, que quiere decir no solamente el régimen pero muchos, tal vez muchísimos individuos de la población del país.

¿Cómo demonios pueden justificar los imperialistas estadounidenses esto, al menos a algunas gentes en Estados Unidos, si no en el mundo? (El vicepresidente Dick Cheney ha declarado públicamente que bastaría tener el apoyo de una tercera parte de la población estadounidense para hacer políticamente viable una guerra.) En su discurso de abril, Bush, como sus generales y embajadores desde entonces, acusó a Irán de matar a estadounidenses en Irak. Esta clase de charlas iba en aumento el mes pasado. Entre los estadounidenses que no se preguntan en primer lugar qué hacían en Irak esos soldados, este argumento puede ser cautivante.

Hay otra justificación moral que se despliega, y también es potencialmente muy seria: la “defensa” del único puesto de avanzada verdaderamente fiable en el Medio Oriente, Israel.

Las amenazas de Clinton (y Obama) hicieron eco al discurso de Bush de abril en que justificó las amenazas de genocidio para salvar vidas israelíes: “Irán ha declarado que quiere una arma nuclear para destruir a personas, algunas de ellas en el Medio Oriente. Y eso no es aceptable para Estados Unidos, y es inaceptable para el mundo”, le dijo a la emisora Farda, financiada por Estados Unidos, que transmite a Irán en persa.

Así se presenta el consenso entre la clase dominante estadounidense: no se puede permitir que Irán obtenga armas nucleares.

Otra vez, las palabras de Bush deben descifrarse, pero tienen significado concreto. La República Islámica de Irán (RII) ha dicho que no busca armas nucleares, y que el Islam prohíbe el uso de armas nucleares por cualquiera. Es cierto que el presidente Mahmoud Ahmadinejad no dijo que Israel debiera ser borrado del mapa, como se asevera muy a menudo. Pero si la RII construyera unas cuantas armas nucleares, su uso más lógico sería para disuadir un ataque nuclear israelí por medio de alguna “balanza de terror” como aquello en que se metieron Estados Unidos y la Unión Soviética. Eso podría cambiar la balanza de poder, o mejor dicho, la falta de una balanza de poder o terror, en el Medio Oriente.

Al mismo tiempo, que sepamos, parece que al menos hasta ahora hay un consenso contrario en las clases dominantes iraníes: no van a abandonar su programa nuclear. En cambio, lo han acelerado enormemente. En el mundo real, y no solamente en la palabrería de cualquiera, Irak, Irán, Israel y las armas nucleares son partes de un único paquete.

Defender un estado colonizador ilegal sería ilegítimo en sí, pero la “defensa” de Israel no es el quid del asunto. Como guarnición y gendarme regional de Estados Unidos, Israel casi seguramente jugaría un papel clave en los combates de una guerra. Puede servir como fulminante para una guerra en la cual intervendría Estados Unidos. Hay un sentimiento entre un sector importante de las masas israelíes, así como en los círculos dominantes, a favor de una desesperada solución final a un status quo insostenible. Durante un ejercicio de defensa civil de cinco días en abril, un alto funcionario del consejo de ministros israelí advirtió que Irán “nos provoca” apuntalando a Hezbolá y amenazó: “Un ataque iraní llevará a una represalia severa por Israel, que llevará a la destrucción de la nación iraní” (CNN, 7 de abril). La implicación es que suministrar armas a Hezbolá, como ya lo hace Irán, podría considerarse un ataque. Cabe advertir que, en el caso de Clinton, la amenaza no es una “represalia proporcional” sino genocidio. Advirtió que los israelíes deben prepararse, lo cual era el propósito del ejercicio, para una lluvia de cohetes sobre todo el país.

En Israel, como en Irán y seguramente en la Casa Blanca de hoy y de mañana, hay gente que tiene una idea bien clara de lo que la guerra podría significar, y, confiando en su dios y en su misión a nombre de su dios, ni modo que van a retroceder ante el espectro de mares de sangre.

La decisión del gobierno de Bush de divulgar el video y otra información acerca del misterioso ataque aéreo israelí en contra de un edificio en Siria a fines de 2007 es otro elemento inquietante de los preparativos concretos para esto. Para algunos expertos civiles nucleares, la “evidencia” que supuestamente mostraba que el ataque dio con una instalación para fabricar armas nucleares sin terminar parecía mostrar lo opuesto. Un portavoz del gobierno sirio hizo un argumento plausible preguntando por qué construirían una fábrica de armas estratégicas al campo abierto, muy visible a los satélites de espionaje estadounidenses, sin protección anti-aérea ni militar. Y, puesto que Siria es signatario del Tratado de No-Proliferación Nuclear, la Agencia Internacional de Energía Atómica podría haber exigido que Siria permitiera una inspección sin aviso.

Cuándo y cómo Washington hizo estas acusaciones da a entender que ha decidido aumentar la presión contra el único estado aliado de Irán a fin de aislar a Teherán más. Pero su carácter engañoso también da más peso al argumento común de que Israel envió aviones de guerra a Siria para localizar el radar sirio y probar su capacitad de respuesta. Se considera probable que un ataque aéreo israelí contra Irán volara sobre espacio aéreo sirio. Esto hace aún más siniestro el despliegue en el este del Mediterráneo de naves de guerra estadounidenses especializadas en apoyo aéreo. Un ataque israelí, una respuesta iraní, un presidente estadounidense, republicano o demócrata, quien anuncia por televisión que aunque quiera mucho la paz, no tiene opción salvo “proteger” vidas israelíes… es muy fácil imaginarlo todo eso, ¿no?

Esto, claro, dista de ser el único escenario posible. Pero los otros no son mejores.

Alguna gente espera que se pueda evitar la guerra como resultado de que la República Islámica se eche para atrás. Puede pasar, pero puede que no, y no se puede contar con ello. Al igual que los imperialistas estadounidenses, el régimen iraní tiene su propia necesidad poderosa. Un artículo del número de Haghighat de noviembre de 2007, el órgano del Partido Comunista de Irán (Marxista-Leninista-Maoísta), dice: “Al igual que los imperialistas estadounidenses, los reaccionarios no tienen opciones ‘buenas’ disponibles. Como resultado de la confrontación con Estados Unidos, las contradicciones en Irán se han intensificado: la existente entre el régimen y el pueblo de Irán, y las contradicciones al interior de las clases dominantes de la República Islámica. Pero si el régimen de la República Islámica retrocediera ante las demandas estadounidenses, estaría suicidándose” (sarbedaran.org). A pesar de las mortíferas riñas intestinas entre las facciones del régimen, a esta hora todas parecen resueltas a preservar a la República Islámica.

Muchos integrantes del régimen islámico esperan que Estados Unidos no se atreva a atacar a Irán porque Rusia no lo toleraría. Es verdad que, entre otras cosas, un ataque estadounidense a Irán apuntaría a hacer que el petróleo mesooriental caiga más firmemente bajo su control y que Rusia tenga menos capacidad de utilizar su propio petróleo y gas para proyectar su poder político. (Otro propósito sería refrenar más a China e India, dos países con que Irán ha buscado amarrar lazos económicos para reemplazar sus lazos con el occidente.) Pero ante una amenaza nuclear estadounidense, el papel de Rusia sería muy difícil de predecir. Para repetir, sería una locura contar con Rusia, a causa de sus tentativas de retomar un papel dirigente en el escenario imperialista, a jugar un papel positivo en el desarrollo de esta situación.

Además, mientras que haya fuerzas en la RII que quisieran llegar a un “gran compromiso” con Estados Unidos, “eso no excluye un ‘gran ataque’ para asegurar que el compromiso ocurra según condiciones estadounidenses”, como dice el artículo en Haghighat. “Otra facción de la RII”, continúa, “cree que una guerra con Estados Unidos es la única opción del régimen para sobrevivir, porque como resultado de una guerra, la RII puede posponer o suprimir las agudas contradicciones internas latentes que amenazan con derrocarlo”.

Esto se demostró dramáticamente en el desfile anual del Día del Ejército de la RII el 17 de abril. Ahmadinejad se jactó de que ninguna potencia se atrevería a atacar a Irán mientras que los tanques y lanzadores de misiles rodaban detrás de él y casi 200 aviones sobrevolaban en lo que funcionarios del régimen dijeron era la manifestación de poderío aéreo más grande jamás.

Cabe notar cómo ha evolucionado el debate en la clase dominante estadounidense. Hace más de dos años, el periodista Seymour Hersh reveló el esquema estadounidense para “ataques quirúrgicos”, operaciones de comandos y otros planes de atacar a Irán y provocar el derrocamiento de la RII. En ese momento, muchos comentaristas dudaban que Estados Unidos pudiera lograr sus metas sin desencadenar de lleno su poderío militar. Algunos de ellos advirtieron que Estados Unidos pudiera encontrarse con más guerra de lo que podría manejar. Ahora, con más propaganda de “por todos los medios necesarios”, oímos amenazas a “borrar del mapa” a Irán.

No se trata de predecir lo que no pueden predecir la gente común ni aquellos que toman las decisiones en los países en cuestión, como Estados Unidos. Las contradicciones en juego son complejas y pueden influirse de maneras inesperadas. Pero hay una cosa muy clara, y nadie inteligente lo niega: de una manera u otra, Estados Unidos planea tomar el control político y económico de Irán. De hecho, no tiene opción. Si no, su campaña para obtener el control sin rival y sin precedente sobre el Medio Oriente, y sobre esa base del mundo entero, podría deshilacharse. Si lo lograra, sería muy malo para la humanidad, sea debido a una guerra o a una amenaza de guerra, y puede que nadie tenga el poder de decisión en caso de que las amenazas de guerra se conviertan en una guerra real.   

El Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar es un servicio de Un Mundo Que Ganar (aworldtowin.org), una revista política y teórica inspirada por la formación del Movimiento Revolucionario Internacionalista, el centro embrionario de los partidos y organizaciones marxista-leninista-maoístas.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Estados Unidos acelera intimidación y maniobras de guerra contra Irán

Larry Everest

Desde el 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos ha estado impulsando una reaccionaria cruzada imperialista para aplastar al fundamentalismo islámico, tumbar gobiernos que no están bajo su bota y reestructurar a la fuerza la región del Medio Oriente y Asia Central. Hoy, Estados Unidos está apuntando contra Irán, diciendo que es el mayor problema que tiene a nivel mundial. En las últimas semanas, las amenazas contra Irán han escalado de manera significativa en muchos frentes. En el menor de los casos, eso indica que Estados Unidos busca intimidar y aislar más a Irán, en combinación posiblemente con ataques a Irán, y un posible ataque israelí contra Hamás en Gaza, Hezbolá en el Líbano y Siria también.

Los funcionarios de la administración Bush han redoblado el ámbito, la vehemencia y el carácter estratégico de sus acusaciones y amenazas contra Irán.

El secretario de Defensa, Gates, alega que Irán está “empeñado” en obtener armas nucleares, haciéndole eco a las alegaciones de Israel de que Irán está buscando armas nucleares y que las podría usar para un ataque preventivo. El general Petreaus imputa que Irán es la principal fuente de inestabilidad en Irak, y el 30 de abril, el director de la CIA, Michael Hayden, declaró que la política de los niveles más altos del gobierno iraní es ayudar a matar a estadounidenses en Irak. Unos días después, el New York Times del 5 de mayo agregó otra dimensión a esas acusaciones al informar que los interrogadores estadounidenses habían obtenido información de combatientes chiítas capturados, de que “militantes del grupo libanés Hezbolá han estado entrenando a combatientes de milicias iraquíes en un campamento cerca de Teherán”. Hace poco el Departamento de Estado dijo que Irán es el principal promotor del “terrorismo” en el mundo. La secretaria de Estado, Rice, dice que Irán está librando una “guerra de sustitutos” con Israel a través de Hamás en la Gaza, y hace poco también, funcionarios del Pentágono alegaron que Irán está armando a combatientes talibanes en Afganistán, y el 9 de mayo, la administración Bush le echó la culpa a Irán y a Siria por las escaramuzas que se dieron recientemente en el Líbano entre las fuerzas progubernamentales y Hezbolá, grupo al que apoya Irán.

El régimen de Bush está preparando el terreno para una posible guerra contra Irán, tal como hizo con las alegaciones de que Saddam Hussein apoyaba al “terrorismo” y tenía armas de destrucción masiva antes de la invasión de Irak.

Las acusaciones contra la República Islámica de Irán son una mezcla de mentiras, distorsiones y exageraciones, así como un reflejo de las verdaderas necesidades que tiene el imperialismo estadounidense. El reaccionario gobierno iraní está tomando medidas para contrarrestar a Estados Unidos, pues tiene sus propias ambiciones e intereses reaccionarios en muchos frentes, y su influencia en la región ha cobrado fuerza, lo cual es intolerable para Estados Unidos que quiere imponerse como potencia hegemónica sin rivales. Esta dinámica, de maniobra y contra maniobra, se está intensificando y contiene muchos posibles “fulminantes”.

El 25 de abril, por primera vez, el comandante de las Fuerzas Armadas Conjuntas de Estados Unidos, el almirante Mike Mullen, afirmó que el Pentágono está activamente contemplando opciones militares contra Irán y advirtió que “sería un error suponer que no contemos con los recursos bélicos”.

El 29 de abril, la red noticiosa CBS informó que “Un segundo portaaviones estadounidense entró al golfo Pérsico el martes, mientras que el Pentágono ordenó a comandantes militares desarrollar nuevas opciones para atacar a Irán”. (En marzo Estados Unidos despachó un submarino nuclear.) Según CBS, “Entre los blancos figuran las fábricas donde elaboran las armas y hasta los cuarteles de la organización conocida como la Fuerza Quds que dirige operaciones en Irak”. A medida que Estados Unidos demanda que Irán cese sus supuestas intervenciones en Irak (y ¡eso en boca del país que invadió a Irak!), y el Departamento de Estado también, según CBS, “empezó a redactar un ultimátum que les diría a los iraníes: si no paran, ya verán”.

El 2 de mayo, Andrew Cockburn dijo: “Hace seis semanas, el presidente Bush firmó un dictamen secreto que autoriza una ofensiva clandestina contra el régimen iraní que, según los que están familiarizados con su texto, ‘no tiene precedente en su alcance’. La instrucción secreta de Bush cubre acciones en un área geográfica inmensa  —desde el Líbano a Afganistán— pero es también aún más arrolladora en el tipo de acciones permitidas bajo sus líneas directivas, hasta e incluyendo el asesinato selectivo de responsables”. Cockburn también dijo: “La fecha de partida de una fuerza anfibia de la Armada que originalmente debía partir de San Diego hacia el golfo Pérsico a mediados de junio, fue abruptamente adelantada al 4 de mayo”.

El Sunday Times de Londres, del 4 de mayo, informa: “Estados Unidos está preparando un ‘ataque quirúrgico’ contra un campamento de entrenamiento de insurgentes en Irán si los Guardias Republicanos persisten con sus planes de desestabilizar a Irak”.

El reciente asalto contra Basora por fuerzas conjuntas de Estados Unidos e Irak, su actual campaña contra las fuerzas chiítas en ciudad Sadr, el rebrote de combates en el Líbano (supuestamente instigados por el gobierno respaldado por Estados Unidos para sacar a gente de Hezbolá de sus posiciones en el aeropuerto y cerrar sistema telefónico manejado por este grupo), así como el ataque israelí septembrino contra Siria, podrían estar relacionados a preparativos militares para una guerra contra Irán.

Las maniobras de Estados Unidos para confrontar a Irán y posicionarse para una posible guerra son en sí actos de intimidación y agresión imperialista. Y de darse un ataque estadounidense contra Irán ¾sin importar a qué escala o qué ámbito, sin importar el pretexto o la excusa¾, sería una agresión criminal y un crimen de guerra. Las posibles consecuencias para la gente de Irán y la región entera son horripilantes. Urge que se denuncie y se proteste contra estas amenazas y preparativos de guerra de parte de Estados Unidos, y que se suene la alarma, ¡ya!

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

1º de mayo de 2008:

Decenas de miles marchan, hacen paros y huelgas

http://www.revcom.us/a/129/Mayday_centerfold-es.pdf

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Marchas desafiantes por los derechos del inmigrante

Mientras que el gobierno lanza una vil campaña anti-inmigrante de redadas y muchas detenciones, decenas de miles de inmigrantes y sus partidarios marcharon en ciudades por todo Estados Unidos el 1º de Mayo. En el último año, el ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos) deportó a más de 275.000 individuos, y en la frontera méxico-estadounidense, donde mueren cientos al año en el cruce, levanta nuevos muros y otras medidas “de seguridad”. Los Minutemen y otros paramilitares extremistas aceleran sus actividades contra los inmigrantes.

Contra todo eso y más, marcharon los inmigrantes que se tomaron las calles el 1º de Mayo. Muchos manifestantes han visto cómo la policía migratoria armada les arrebatan familiares y amigos. Una latina de 20 años de Reno dijo que su familia lucha tras la deportación de su padre: “Dividen a familias y no se dan cuenta de lo malo que eso es. Todos somos seres humanos. Deben de tratarnos como iguales”.

En Los Ángeles, 10 mil personas demandaron derechos para todos los inmigrantes y un fin a las redadas del ICE. Dos marchas se reunieron en el centro, desde el distrito de la costura y desde el parque MacArthur, donde en 2007 la policía atacó con violencia la marcha por derechos de los inmigrantes y apaleó a muchos. Los inmigrantes latinos, por ejemplo, un grupo de obreros de una fábrica de Van Nuys donde hace poco el ICE hizo detenciones, marcharon con inmigrantes sudcoreanos, filipinos y de otros países. En varias secundarias, los estudiantes hicieron un paro en apoyo a la marcha; en algunos casos el ICE ha deportado a sus familiares. En el parque MacArthur, un joven salvadoreño dijo: “El ano pasado la policía agredió a la gente por exigir ser tratados como se le debe tratar a cualquier ser humano—con dignidad. Escuché muchos rumores que inmigración estaría presente en las marchas y pienso que la gente tiene temor de eso y tal vez por esa razón muchos no están aquí, pero necesitamos enfrentar lo que pasa y actuar para ponerle un alto a todo esto. Nosotros no hemos actuado mal, son las autoridades las que actúan mal”.

En el Área de la Bahía de San Francisco, más de 10 mil protestaron en diversas acciones. En San Francisco, más de 2000 marcharon desde el parque Dolores del distrito La Misión a la alcaldía, y más de 600 alumnos de la Universidad Estatal hicieron un paro, bloquearon el tránsito por los recortes presupuestales en educación y se unieron a la marcha  de los inmigrantes. En San José, 5000 marcharon al Centro Cívico. En Oakland, miles marcharon sobre el bulevar International hacia el centro. En Santa Rosa, en el condado de Marin al norte de San Francisco, se calcula que 2500 personas marcharon, entre ellas cientos de alumnos paristas de la secundaria Poner. Se celebraron mítines en apoyo a los derechos de los inmigrantes en los planteles de la Universidad de California de Berkeley y Santa Cruz.

En Chicago, unas 15.000 personas (según la agencia Associated Press), entre ellas obreros inmigrantes de las afueras de la ciudad y muchos alumnos de secundaria, marcharon y se reunieron en la plaza Federal. Se celebraron actos del 1º de Mayo en Milwaukee, St. Paul, Detroit, la ciudad de Nueva York, Washington, D.C., Charlotte (Carolina del Norte), Miami, Tucson, Albuquerque, Dallas, El Paso, Houston, Seattle, Salem (Oregon), Reno, Fresno
y otras ciudades.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Estibadores cierran puertos del Pacífico el Primero de Mayo con protestas contra guerras de Estados Unidos

El Primero de Mayo, el International Longshore and Warehouse Union (ILWU – sindicato internacional de estibadores y almacenistas) cerró 29 puertos de la costa oeste de Estados Unidos. Más de 25.000 estibadores rehusaron ir al trabajo y exigieron el cese inmediato de la guerra y la ocupación en Irak y Afganistán.

“Esta es la primera vez que los trabajadores se han negado a trabajar...y exigido que se termine esta guerra y que se retiren las tropas”, dijo Jack Heyman, un miembro de la junta ejecutiva del sindicato que trabaja en el puerto de Oakland, en el programa Democracy Now! Los estibadores tuvieron que desafiar a las empresas de transporte y a los dueños de los puertos quienes trataron de hacer que se declarara ilegal el paro y contra un árbitro que tomó partido con los dueños. Heyman agregó que para salir en huelga, los trabajadores tuvieron que desafiar a los charros del sindicato.

Hubo manifestaciones para apoyar a los estibadores a lo largo de la costa del Pacifico. En Seattle, hubo mil manifestantes; en San Francisco, mil personas acudieron a una protesta en la que hablaron el actor y activista Danny Glover, Cindy Sheehan y la ex congresista Cynthia McKinney.

El Primero de Mayo, para solidarizarse con el sindicato ILWU, la Unión General de Trabajadores Portuarios de Irak llevó a cabo un paro de una hora en los puertos de Umm Qasr y Khor Al Zubair. En una declaración a los “Hermanos y hermanas del ILWU”, la unión dice: “Su valiente decisión de hacer un paro el Primero de Mayo para oponerse a la guerra y ocupacion  de Irak hace avanzar nuestra lucha contra la ocupación y para lograr un futuro mejor para nosotros y para el resto del mundo”. La declaración de los estibadores de Irak también habla de lo que la ocupación estadounidense significa para ese país: “Los cinco años de invasión, ocupación y guerra no han traído sino muerte, destrucción, pobreza y sufrimiento para el pueblo”.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Propagar con osadía la revolución y el comunismo

Comunistas revolucionarios repartieron ampliamente entre los manifestantes por los derechos del inmigrante, estibadores en huelga y otros sectores sociales el número del 1º de mayo del periódico Revolución y el folleto Revolución y comunismo: Fundamento y orientación estratégicos, que se lanzó ese día. ¡Qué mejor manera de conmemorar el nuevo comienzo revolucionario representado simbólicamente por el Primero de Mayo! El folleto aborda poderosamente por qué la revolución comunista es necesaria y también posible, y cómo se podría hacer. Un equipo que vendió docenas de folletos en el mitin de apoyo a los estibadores en huelga en San Francisco informó: “Hubo mucho debate y forcejeo. Muchos querían ver una revolución pero tenían dudas sobre las posibilidades del comunismo debido a los reveses de las revoluciones de la Unión Soviética y China. Un trabajador negro dijo que estaba encabronado pero pensaba que el sistema no funciona como debe. Eso suscitó una discusión sobre si nuestro objetivo debería ser hacer que el sistema funcione como debe o derrocar al sistema”. Otro corresponsal, que fue a la marcha por los derechos del inmigrante del área de San Francisco escribió: “Algunos jóvenes chicanos compraron unos ejemplares, diciendo que odian cómo la sociedad siempre los trata como el enemigo. Querían ver la revolución y conocer más qué es y de qué se trata un enfoque científico y estratégico hacia la revolución. Dos estudiantes de una universidad católica, uno de los cuales tenía una estrella roja en el gorro, dijeron que siempre les había atraído el comunismo. Preguntaron cómo la nueva síntesis se distinguía de lo que Stalin hizo en la Unión Soviética”. Un camarada que llevó el periódico y el folleto a la marcha de Chicago escribió: “Un obrero inmigrante jubilado nos dijo que se necesita una revolución porque el problema es el capitalismo estadounidense, y mencionó la necesidad de ayudar a la gente a romper con la religión. ‘Necesitamos un cambio para la gente de todo el mundo’, concluyó”.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

1º de Mayo revolucionario, Berlín

Según un informe del 5 de mayo del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar: “Este año, por todo el mundo hubo batallas campales. En Hamburgo y Nuremburgo, Alemania, hubo protestas contra las manifestaciones del neo-nazi Partido Democrático Nacional, donde unos carros quedaron quemados y se lanzaron piedras y botellas ante un ataque por la policía con lanzaaguas y gas pimienta. Respectivamente, unas 7 a 10 mil personas participaron en las protestas”. En Berlín, centenares de personas se reunieron y marcharon en el barrio trabajador e inmigrante de Kreuzberg para celebrar un Primero de Mayo revolucionario. En los días antes de la marcha, “hubo una campaña política para promover conciencia revolucionaria en las escuelas y universidades, así como entre las capas inferiores en los barrios obreros e inmigrantes. Entre estos sectores de la población se distribuyeron unos 30.000 volantes con la convocatoria al Primero de Mayo”. Durante la manifestación del Primero de Mayo: “La multitud multinacional coreaba consignas en pro del derrocamiento del sistema imperialista mundial a través de la revolución, y manifestaron su solidaridad internacional con el pueblo de Palestina, y condenaron a Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y Francia por su colaboración y agresión imperialistas. También dejaron en claro que ‘no habrá liberación sin revolución’”.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Berkeley/Oakland: Estudiantes contra amenazas del ICE

Cuatro días después de que estudiantes de las prepas Berkeley y Oakland se salieron de clases para ir a la marcha del Primero de Mayo por los derechos a los inmigrantes, y uno después del Cinco de Mayo, agentes del ICE sembraron terror y pánico en la prepa Berkeley y la primaria Stonehurst, en el este de Oakland. El 6 de mayo, agentes del ICE se paseaban en sus radiopatrullas. En la prepa Berkeley maestros escondieron a alumnos, padres de familia corrieron a las escuelas a sacar a sus hijos, y se lloraron muchas lágrimas. Los distritos escolares de Berkeley y Oakland emitieron directivas de que no se les permitiera entrar a terreno escolar a los agentes del ICE. Se informa que la administración de la prepa Berkeley organizó transporte al hogar para unos estudiantes. A pesar de que los agentes del ICE no entraron en territorio escolar, cerca de la prepa Berkeley arrestaron a una familia de cuatro y a una mujer en el este de Oakland cerca de la primaria.

El 7 de mayo, estudiantes de la prepa Berkeley hicieron una protesta contra las amenazas del ICE. Al día siguiente, unos 100 estudiantes de la prepa Oakland se tomaron la calle en protesta contra el ICE. En las protestas había negros y latinos. En una declaración contra las redadas del ICE, un estudiante de la prepa Oakland dice: “Me hace pensar en la II Guerra Mundial, porque estos inmigrantes están en la misma situación que estaban los judíos, con miedo, esperando el momento cuando los nazis vendrían por ellos”.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Lectores responden sobre Obama

Nota de la Redacción: Las siguientes cartas fueron seleccionadas de comentarios de lectores y cartas a Revolución. Las publicamos aquí (y seguiremos publicando más cartas) para dar al lector una idea de lo que el periódico recibe, y para animar más interactividad entre el periódico y sus lectores y entre los lectores. La selección y publicación de una carta no implica concordar con ni discrepar de las opiniones que expresa.

No tienen ningún sentido de estrategia

Un problema que he tenido en el pasado con los revolucionarios y que sigo teniendo hoy es que en la mayoría de los casos, tienen una visión miope y obstinadamente rígida (a la par de cualquier conservador que he observado) y su pasión y fervor llegan a ser su peor enemigo.

Si Barack Obama hubiera usado la táctica de descaro y la retórica de “te las veremos, gabacho”, estaría más lejos de la presidencia que Dennis Kucinich. Eso sí, a ustedes los “progresistas” les encantaría que hiciera lo que ustedes quieren que haga, pero [si actuara así] ni él ni ningún otro como él estaría a 20 años luz de la presidencia. Eso lo sé, tal vez no es como ustedes quieren, pero la postura que describe en The Audacity of Hope [La audacia de la esperanza], aunque no tan izquierdista ni tan incendiaria como quieren y sin lanzar ataques raciales, es infinitamente más progresista que cualquier persona que JAMÁS hemos tenido en la Casa Blanca.

Ahora que los republicanos lo están atacando, al igual que los falsos demócratas, los “peritos” progresistas y conservadores de los medios de comunicación y los racistas blancos (muchos de ellos progresistas falsos), ustedes creen que ellos necesitan su ayuda.

Pues, gracias por nada.

¿Por acaso han leído The Spook who Sat by the Door [El espía sentado a la puerta], o han visto la película? Deben hacerlo.

Debido a “progresistas” como ustedes, el movimiento de derechos civiles es ahora una historia que ya casi nadie recuerda. A causa de ustedes, el movimiento progresista no ha podido avanzar en 40 años. Porque no tienen ningún sentido de estrategia.

Deben pasar el tiempo criticándole a Hillary Clinton, que está resuelta a entregarle la campaña (con la ayuda de ustedes) a McCain. Estoy seguro que estarían contentos con ese resultado, o con Hillary y su esposo en el poder, pues durante dos turnos Clinton fue responsable de meter a más negros y más gente en la cárcel que cualquier otro presidente, y de mandar a más trabajos a otros países que cualquier otro presidente, con la excepción tal vez de Ronald Reagan, y de contribuir al mayor desempleo y subempleo del que tengo memoria, y ustedes dicen que Obama debe estar gritando a los cuatro vientos que este país es racista. No voy a comentar sobre lo que para mí son sus verdaderos motivos ni sobre su inteligencia ni su verdadero sentimiento acerca de cuestiones raciales, pero les dejo con esto: ningún candidato remotamente progresista ha llegado dentro de un radio de un millón de kilómetros de la victoria en más de dos o tres elecciones primarias. Tenemos la oportunidad de poner en la Casa Blanca a un hombre que tiene una trayectoria verdaderamente progresista, que caminaba por el “southside” (sur) de Chicago organizando a gente de color cuando pudo haber sido un abogado corporativo bien pagado.

Cuando yo era un joven revolucionario en los años 60, me acusaron de ser “oreo” [negro por fuera, blanco por dentro, como la galleta], de ser un vendido, un Tío Tom, porque mi retórica no era suficientemente incendiaria, porque no estaba del todo de acuerdo con la retórica incendiaria de Malcolm X y porque me ponía corbata. Bueno, ¿saben qué?, fue Malcolm quien reconoció el error de su retórica anterior y empezó a hablar más como yo, y no como hablaba en los primeros años de su vida islámica…

Las organizaciones de inteligencia del gobierno me identificaron por primera vez cuando tenía 15 años, debido a esa retórica incendiaria en la conferencia de Stony Brook, Nueva York, de jóvenes progresistas, revolucionarios, moderados y conservadores. Logré denunciar a un participante sospechoso que a muchos nos había pedido nuestros datos, pero desgraciadamente no fue hasta después de darle los míos.

Así empecé a aprender cómo es el juego....

Ustedes y otros iguales ignoraron profundamente ese concepto y por eso hoy el movimiento progresista es tan marginado políticamente que casi no se piensa en él, ni siquiera en el baluarte de la política liberal, San Francisco.

Pónganse en la onda. Si quieren realmente ser un factor de cambio en la manera en que el país se gobierna, despiértense y no sean infantiles. Esto no es un juego, es una política de vida o muerte. Prefiero ver a un medio progresista en el poder que a cualquier otro candidato que anda de por ahí. Ustedes deben hacer lo mismo y actuar como progresistas verdaderos. Dicen que en la política se forjan alianzas peculiares, pues les aseguro que Obama no es tan peculiar, ni con mucho, como los políticos que ustedes apoyan tácitamente con sus ataques a Obama.

Si me pueden encontrar a un candidato perfecto, no votaré por él; erigiré una iglesia y lo adoraré.

*****

¿Quiénes son ustedes para decir que Obama no puede traer un cambio?

¿Quiénes son ustedes para decir que Obama no puede traer un cambio? Es ignorancia no tener fe en alguna forma de democracia. Ha habido líderes que encarnan lo bueno de la gente, como John F. Kennedy, Franklin Roosevelt y Abraham Lincoln. ¿Hay algo en el mundo que es muchísimo mejor? Hasta Canadá tiene sus deficiencias, pues depende de Estados Unidos para su defensa. Así que nunca puede alzar la voz contra la injerencia militar estadounidense. Estoy de acuerdo de que Estados Unidos es una nación imperialista y hay que cambiarlo. Pero ese cambio tiene que ser gradual, tal vez comenzará con la elección de Barack Obama. No hagan que el pueblo estadounidense pierda la esperanza al despotricar contra Obama. ¿Cómo puede decir que él no puede dar empuje al cambio social? Seguramente será un comienzo.

*****

Esta vez se incluirán a los negros

no importa quién llegue a la casa blanca, se necesitarán muchos años para reparar este desastre (bush y bush), esto es lo mejor de la política, ¿conocen a algún político 100% honesto? (almibarar) su llamamiento y hacer lo necesario para llegar donde necesita estar, obama hará lo que puede para todo el pueblo pero esta vez se incluirán a los negros, lo que temo es que esta vez con todo ese drama de hillary terminemos con otro bush, porque sé que la gente negra se dará por vencida, no irá a votar y se quedará en algún lugar compadeciéndose de sí misma…

*****

Buscando una esperanza

Como mujer blanca de 67 años y maestra jubilada, creo que la gente simplemente está buscando una ESPERANZA. Este período de nuestro país me hace recordar los finales de los años 50 y los comienzos de los 60, cuando la economía estaba atroz. Mi esposo, recién salido del ejército, perdió su trabajo y no había otro en el horizonte. Habían disminuido los trabajos industriales. Con el carro cargado de todas nuestras pertenencias, y yo encinta, fuimos para el oeste. Ahí tenía un hermano mayor que nos dijo: “Tal vez encontrarán algo”. Fue como Las uvas de la ira. Luego vino John F. Kennedy y, como Obama, ofreció una esperanza. La gente estaba tan desesperada que se aferróa esa esperanza y a él. Llegamos a Nuevo México, Kennedy ganó e invirtió dinero en los parques, las carreteras, etc. Mi esposo consiguió un trabajo que pagaba $1.26 la hora. Encontramos un departamento bonito con dos recámaras, amueblado, y gas y luz pagados por $35 al mes. Estábamos más o menos bien. Nuestro hijo nació en 1960, no teníamos seguro médico pero pagamos $5 cada mes para saldar la cuenta de $97 del hospital, y $5 para el médico (un total de $75). No había esos trabajitos de Walmart, etc., pero podíamos vivir con lo que ganamos. En la actualidad, acabo de jubilarme del sistema escolar y hay mucha gente trabajadora que sufre. No hay dinero en este país para invertir en algo para darle trabajo a la gente. Pero estamos invirtiendo seis mil millones de dólares en Irak. Oí en la radio esta mañana que el total ha subido a 12 mil millones. Ese dinero es principalmente para los contratistas y el Congreso ha calculado que el 70% es pura ganancia de la corrupción. No le ayudan al pueblo iraquí ni dan dinero al soldado estadounidense. Los soldados realmente están sufriendo y eso lo sé porque dos de ellos son mis hijos. He hablado con muchos soldados, y no son soldados jóvenes sino los que han servido de 15 a 22 años, y te dirán: “TODO ES DINERO, LOS SOLDADOS NO ESTÁN ENRIQUECIÉNDOSE, TAMPOCO LOS IRAQUÍES NI LOS CONTRIBUYENTES, ¡PERO LOS CONTRATISTAS SÍ!” Los estadounidenses sienten una ESPERANZA y los soldados creen que Obama hará algo. Nuestros soldados están agotados y necesitan ayuda. Y los cristianos de este país que estaban de acuerdo con esta mierda y todavía la apoyan. ¡¿Por qué NO AYUDAN?!           

¿Por qué este presidente no ha congelado los precios de la gasolina, como otros hicieron? Todavía es ganancia y avaricia. Tenemos mucho DESEO, buscando la ESPERANZA. Gracias.

 

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Respuesta de la redacción:

Pregúntese: ¿Es dañino dejarse llevar por la lógica de la candidatura de Obama?

Como señalan las cartas de los lectores en este número, nuestro argumento, de que apoyar y dejarse llevar por la lógica de la candidatura de Barack Obama es dañino, ha puesto el dedo en la llaga de algunos. Pero no se trata de “qué derecho tenemos” de decir esto. Para ser directos, y no desilusionarnos, la pregunta que hay que hacer es: ¿es cierto?

Para contestarlo, con seriedad y objetividad, tenemos que analizar lo que Obama dice y hace, y no lo que queremos que diga, ni cómo elegimos interpretar lo que dice, ni esta o aquella promesa de campaña que hizo por ahí. Tenemos que analizar el marco básico de donde parte y en el cual opera, lo que eso representa y a donde lleva.

Los cimientos de la agenda de Obama

Para llegar a la esencia de qué se trata la campaña de Obama, el periódico Revolución se ha dedicado en parte a analizar el “discurso sobre la raza” de Obama del 18 de marzo. Los comentaristas compararon el discurso con el discurso Gettysburg de Abraham Lincoln y el de Martin Luther King, Jr., “Tengo un sueño”, y es obvio que es una declaración que define de lo que se trata Obama.

En ese discurso, Obama, de principio a fin, sostiene que la constitución estadounidense es “donde empezó la perfección” y afirma su propia misión: “Continuar la gran marcha iniciada por quienes vinieron antes de nosotros, una marcha por un Estados Unidos más justo, más igual, más libre, más comprensivo y más próspero”.

Pero si la constitución estadounidense en realidad es un mecanismo perfecto para imponer la explotación y opresión capitalistas; si desde el día en que se firmó hasta hoy ha tenido el propósito de institucionalizar e imponer la subyugación de los afroamericanos; si la historia de los negros en Estados Unidos no es una “gran marcha” por la igualdad y la libertad, sino una progresión de diversas formas de opresión; y si la candidatura de Obama se basa en peligrosas mentiras sobre todo eso y las promueve, pues eso sí importa.

He aquí tres ejemplos:

* Obama dice que cuando se fundó Estados Unidos, “la respuesta al problema de la esclavitud se encuentra dentro de la Constitución, una Constitución que tenía en su esencia la idea de la igualdad de los ciudadanos bajo la ley”. Efectivamente esa constitución consagró la esclavitud. Se eliminó la esclavitud varias generaciones después, con el  fin de la guerra de Secesión. El motivo de esa guerra no fueron los principios constitucionales sino una compleja combinación de factores militares, políticos y económicos surgidos del mayor conflicto entre la clase capitalista en el Norte y el sistema esclavista en el Sur (ver “La esclavitud, el capitalismo y la ‘unión perfecta’”, Revolución 125, 6 de abril de 2008, en revcom.us).

* El “discurso sobre la raza” de Obama pasa por alto o le quita importancia a la época de la aparcería y las leyes racistas Jim Crow y nunca menciona el linchamiento. Eso encubre una época que duró varias generaciones después de la guerra de Secesión. La Suprema Corte avaló todo eso, bajo la Constitución estadounidense, en el fallo de “separado pero (dizque) igual” de 1896, Plessy v. Ferguson.

* El discurso de Obama equipara, por un lado, el “resentimiento” de los blancos a los que se les ha lavado el coco y embaucado de modo que vean a los negros como una amenaza y un enemigo, y por el otro lado, la justa ira de los negros contra el legado y la realidad actual de la subyugación sistémica como pueblo. En nuestro análisis, desenmascaramos que la base de los prejuicios raciales estriba en el funcionamiento del sistema capitalista y los programas gubernamentales conscientes, tal como el Nuevo Trato de Roosevelt, que incluía la institucionalización de la vivienda segregada, y cuán necesario es no halagar sino desafiar la supremacía blanca (ver “‘Separado pero igual’… y el mito de ‘nosotros el pueblo’”, Revolución 128, 1º de mayo de 2008, en revcom.us).

En el discurso, Obama sostiene que superar el racismo es el “verdadero genio de esta nación”. Pero el verdadero “genio” que motiva la charada de “nosotros el pueblo” ha sido conseguir que muchos blancos se identifiquen con los intereses del sistema, sobre la base de la sistemática exclusión de los negros, amerindios y otra gente. Esta exclusión ha asumido diversas formas: la esclavitud, la aparcería y la superexplotación en los ghettos urbanos y en el encarcelamiento en masa. En la historia de este país, el mito de “nosotros el pueblo” ha justificado de manera nociva la subyugación de pueblos enteros y promovido ilusiones tóxicas en la población en general sobre la sociedad y su verdadera naturaleza.

Recomendamos enérgicamente a los lectores a que aborden con seriedad nuestro análisis del “discurso sobre la raza” de Obama y que lo discutan y debatan.

¿Un candidato sigiloso?

Algunos dicen o esperan que Obama esté en una misión “sigilosa” con el propósito de entrar a la Casa Blanca haciendo lo que sea que tenga que hacer para lograrlo, y que una vez adentro, efectué cambios fundamentales en la vida de la población. No hemos visto evidencia de ello, pero digamos que así lo fuera. No funcionaría y no podría funcionar.

Veamos un ejemplo marcado: En 2000, un informe de Human Rights Watch documentó que los negros y los latinos constituyen el 62.6% de los presos estatales y federales aunque solo representan el 24% de los habitantes del país y que casi el 10% de los hombres negros de 25 a 29 años de edad estaban en la cárcel, en comparación con el 1.1% de los blancos de las mismas edades. Qué pasaría si Obama fuera elegido y declarara de inmediato (y tratara de hacerse cumplir) un fin a la criminalización sistémica de los jóvenes negros; un fin inmediato al encarcelamiento de grandes cantidades de ellos; y un fin inmediato de las condiciones de estado policial en que viven en las comunidades y escuelas.

Llevar a cabo un cambio fundamental de esta situación no es posible bajo este sistema porque las causas de la criminalización en masa de los negros se hallan en las profundidades de la naturaleza estructural y funcionamiento del capitalismo. Hoy, el sistema no ofrece chamba ni futuro para millones de negros. Antes y durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial, la pobreza y el terror racista obligaron a millones de afroamericanos a huir del Sur a las ciudades del Norte. Durante generaciones, trabajaban en los empleos fabriles más peligrosos e inestables de baja paga. Pero después de la Segunda Guerra Mundial, la desindustrialización de los centros urbanos dejó a grandes cantidades de negros sin chamba.

Con el desarrollo de las poderosas luchas de liberación negra de los años 1960, el gobierno empezó a ver con mayor frecuencia en los afroamericanos una amenaza política peligrosa. En 1969, el máximo asesor del presidente Nixon escribió lo siguiente en su diario: “[Nixon] subrayó que hay que reconocer el hecho de que de verdad el problema general son los negros. La respuesta es inventar un sistema que reconoce eso sin dar la apariencia de hacerlo”.

Lo que vino después fueron décadas de leyes de mayor represión y medidas para dictar sentencias racistas y draconianas, por ejemplo, sentencias dramáticamente más punitivas por cargos de poseer cocaína sintética (crack) que prevalecía en los ghettos urbanos en comparación con sentencias mucho más leves por poseer cocaína en polvo que es más prevaleciente entre los blancos. Impusieron estas leyes al mismo tiempo que una combinación de desempleo generalizado y programas gubernamentales inundó las comunidades negras de Estados Unidos con cocaína sintética.

Hoy, los barrios y ghettos de los centros urbanos están diezmados: desprovistos de empleos dignos con suficientes ingresos para vivir, servicios sociales y oportunidades de una vida digna. Un resultado de estos factores, del funcionamiento del capitalismo y de los programas gubernamentales conscientes a su servicio, es que hoy millones de jóvenes negros y latinos no tienen futuro salvo la cárcel, ser baleados por la policía o balearse entre sí, o tal vez inscribirse en las fuerzas armadas para matar y morir por el mismo sistema que engendró todo eso.

Si de alguna manera, por alguna razón, Obama lograra entrar a la Casa Blanca y tratara de arrancar de raíz los factores que crearon e impusieron la criminalización de los jóvenes negros, tendría que desenmarañar la cadena de relaciones políticas y económicas subyacentes que generó esas atrocidades, y el sistema tomaría medidas para impedir eso mucho antes de que llegara a las salas de planeación.

Audición para ser mentiroso en jefe

Antes de descartar nuestro argumento (o reemplazarlo con parodias tontas), de que el problema es el sistema y que la supremacía blanca es un elemento fundamental del sistema, tienes la responsabilidad de presentar un argumento de que eso no es cierto. En nuestra respuesta al “discurso sobre la raza” de Barack Obama, y de muchas otras maneras, como en cada número de este periódico, argumentamos de manera convincente que en los hechos la subyugación de los negros está arraigada en los cimientos de este sistema.

Pero dejamos de lado eso por un momento. No se trata de que no puedes decir verdades fundamentales acerca de la naturaleza de este sistema y a la vez ser un candidato presidencial. Ni siquiera puedes decir ni tener una asociación con un individuo que diga hechos básicos sobre la historia de este país.

Por ejemplo, respecto a la situación de los afroamericanos, el reverendo Jeremiah Wright dijo: “El gobierno les da estupefacientes, construye cárceles más grandes, aprueba una ley de tres golpes y fuera y quiere que cantemos Que Dios bendiga a América”. Sobre la historia de Estados Unidos, dijo: “Bombardeamos a Hiroshima, y a Nagasaki, matando con esas bombas nucleares a mucha más gente que los miles de muertos en Nueva York y el Pentágono, sin jamás inmutarnos”.

Obama criticó esas declaraciones en el “discurso sobre la raza” del 18 de marzo y ahora lo ha repudiado de plano.

Recuerda lo que pasó cuando el propio Obama, al hablar sobre la gente blanca de la clase obrera que ha visto su empleo y estilo de vida venirse abajo, dijo que ellos se aferran a otras cosas, a la “religión o a la antipatía hacia las personas que no son como ellos”. Los medios grandes se apresuraron para declarar eso fuera de los límites de lo que puedes decir si eres candidato a la presidencia. Un columnista del New York Times le recordó a Obama que una cosa es estudiar las palabras de Marx de “que ‘la religión es el suspiro de la criatura oprimida’, pero el que un candidato presidencial estadounidense diga que ‘nos aferramos… a la religión’ debido a frustraciones económicas”, es algo muy diferente.

En otras palabras, sobre casi todo tema o asunto de peso, no se trata solo de que no puedes desenmascarar al sistema desde una perspectiva revolucionaria si te postulas para la presidencia, sino de que ¡ni siquiera puedes reconocer ni discutir verdades básicas y evidentes acerca de las cosas más fundamentales de esta sociedad!

¿Qué clase de sistema tiene un proceso para seleccionar a un presidente, en que un requisito básico para ser un candidato “creíble” es que él o ella tenga la capacidad de mentir de manera sistemática con cara de palo sobre verdades y hechos básicos? No se trata solamente de “corrupción” o “intereses especiales”. Ni se trata, en lo fundamental, de rendir pleitesía al atraso y al prejuicio para ser elegido. Para ser un candidato presidencial creíble en Estados Unidos, tienes que ser un mentiroso sistemático y consumado, porque estás dando una audición para supervisar a un sistema basado en la opresión y explotación que no concuerda con los intereses de la abrumadora mayoría de la población de este país, o del mundo.

Una mejor cara para el imperio…

El que Barack Obama, un afroamericano, haya avanzado tanto en las audiciones para la presidencia no refleja “hasta qué punto hemos llegado” como nación en la eliminación de los prejuicios raciales ni refleja el poder de un movimiento desde abajo. Ningún candidato avanza tanto sin someterse a un proceso de selección y aceptación de parte de la clase dominante estadounidense.

La candidatura de Obama indica que los gobernantes del país están ante una fuerte polarización de la sociedad y fuertes retos a su posición como superpotencia dominante del planeta. Ante eso, un comentarista de la clase dominante dijo que la cara de Obama sería “la reconceptualización más eficaz de Estados Unidos desde Reagan. Esta reconceptualización no es nada trivial; es la clave para a una estrategia bélica eficaz” (“Adiós a todo eso: Por qué importa Obama”, de Andrew Sullivan, The Atlantic, diciembre de 2007).

Cuando Obama asume posiciones que parecen estar en contra de las de Bush, McCain o Clinton, hay que tener en cuenta tres cosas: sus diferencias se compaginan bien con la lógica del imperio estadounidense; figuran de manera abrumadora en el marco de cómo hacer aceptar la dominación estadounidense del mundo; y en toda circunstancia ha dejado en claro muchas veces que cumpliría las decisiones del consenso de la clase dominante estadounidense. Por ejemplo, examinemos el “debate” entre Obama y Hillary Clinton sobre la bárbara amenaza de esta de “borrar del mapa a Irán”: Obama respondió que ese “no es el lenguaje que necesitamos hoy”. Pero, léase, agregó: “A mi parecer, los iraníes pueden estar seguros de que yo responderé con energía, y no será nada aceptable si atacan a Israel o a cualquier aliado nuestro de la región, con armas convencionales o nucleares”.

A través de este “debate”, están estableciendo los términos según los cuales se daría por sentado el derecho de que Estados Unidos lance un ataque militar contra Irán. Obama deja en claro que estaría tan dispuesto a atacar a Irán que Clinton. Desarrolla un análisis falso de quién es el agresor en el Medio Oriente y del papel de Israel como perro de presa estadounidense en la región.

¿Paralizarse y esperar migajas?
¿O gestar otro camino?

Al bregar con nuestro análisis, algunos han dicho que no es realista construir un movimiento revolucionario y que, al contrario, lo mejor que podemos esperar o en lo que deberíamos centrar nuestras energías, es trabajar por la elección de Obama para que haya al menos una posibilidad de alivio para el pueblo. En algo que escribió anteriormente en la campaña, el comentarista Andrew Sullivan presentó un argumentó a la clase dominante y a aquellos que se identifican con ella, de que ante posibles retos desestabilizadores, Obama podría desempeñar un papel singular canalizando el descontento de la gente hacia actividades dentro de los cauces que acepta el sistema: “Si como yo, se da cuenta de que el mayor peligro viene, y que la combinación de nuestras divisiones e historia reciente ha hecho más vulnerable nuestro sistema y nuestro orden constitucional, pues el cálculo del riesgo cambia. Específicamente en esta campaña electoral, es improbable que gane Obama. En el panorama general, él es necesario. En un momento en que el riesgo de que el distanciamiento de Estados Unidos ante el mundo se incline hacia un desequilibrio peligroso, en que un país en guerra con enemigos letales se halla con más frecuencia en guerra consigo mismo, en que las añoranzas espirituales de la humanidad rebotan entre un exceso de certidumbre y una incapacidad de creer en nada en absoluto, y en que las divisiones sectarias y raciales parecen tan intransigentes que nunca, un hombre que es un puente entre estos mundos podría ser indispensable” (“Adiós a todo eso: Por qué importa Obama”, de Andrew Sullivan, The Atlantic, diciembre de 2007).

Al dejar intactas las trayectorias actuales, la polarización que señala Sullivan no llevará a nada bueno. Pero estas grandes divisiones que señala Sullivan presentan retos y oportunidades fundamentales para quienes sueñan con un mundo mejor y lo exigen.

El sistema no lo tiene todo en sus manos. Debajo de la superficie hay contradicciones latentes que amenazan con salir a la superficie. Los gobernantes del país están sentados sobre una situación volátil en potencia y una buena parte del papel de Obama es enganchar a la gente, incluyendo a quienes están muy descontentos con el rumbo de las cosas, para que trabajen dentro del marco de la situación actual, para que se pongan debajo del ala de los gobernantes.

En lugar de encadenarnos dentro del marco de esta elección, lo que se necesita es un poderoso movimiento de oposición a la dirección general en que el país está encaminado, defendiendo los intereses de la humanidad y partiendo de los mismos, y la necesidad de la revolución. Eso requiere que se rompa con la lógica y agenda generales de la candidatura de Obama.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Entrevista a comunista revolucionaria de Irán:

Una historia de valor, visión y resolución de luchar por un mundo diferente

 

INTRODUCCIÓN

A comienzos del año, Michael Slate entrevistó a S., una mujer iraní que había viajado a Los Ángeles para participar en el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. Su experiencia revolucionaria empezó cuando era una estudiante en Los Ángeles. Entonces el cha estaba en el poder en Irán; cuando fue depuesto por la revolución iraní, ella se unió a millares de estudiantes de Irán que retornaban para proseguir las metas de la revolución, la que después de mucha turbulencia desembocó en la reaccionaria República Islámica de Irán.

Después de años de lucha revolucionaria, prisión y por fin encontrar de nuevo una organización comunista revolucionaria, la historia de S. es una historia de coraje, visión y determinación para luchar por un mundo mejor. La entrevista ha sido revisada para su publicación en dos partes.

PARTE 1

M.S.: Comenzaremos preguntándote algunos elementos de tu vida, tu origen y antecedentes, tu familia y tu actividad cuando vivías en Irán.

S.: Mi vida no es diferente de las de muchas mujeres que han vivido en el régimen islámico donde la mujer es odiada. A pesar de ser consciente de la esencia del sistema fundamentalista, que está íntimamente ligado al mundo imperialista, yo he vivido bajo la opresión y sufrido todas las consecuencias de ella bajo este régimen, de la misma manera que las otras mujeres bajo este sistema.

Aproximadamente hace 32 años, yo y mi familia, que ha estado inmersa en la lucha política contra el régimen del cha aliado de los Estados Unidos, vinimos a este país a proseguir mis estudios.

Yo era una estudiante de secundaria y me enrolé en el Colegio Santa Mónica. Después de completar mi secundaria proseguí estudios en ciencia aeroespacial en la universidad. Sin embargo, debido a mi actividad política, que requería mucho tiempo, no pude proseguir mis estudios.

MS: ¿Cómo deviniste políticamente activa?

S: Cuando llegué a los Estados Unidos en 1976, tuve que matricularme en una clase para aprender el inglés. Creo que el curso se llamaba “ISC”. Muchos representantes de la confederación de estudiantes vinieron a expresar sus ideas y actividades y fue así como nos relacionamos con ellos.

MS: Muy bien, excelente, chido. ¿Qué pasó cuando te asociaste con ellos? ¿Qué empezaste a hacer?

S: La primera reunión a la que asistí se abordó qué cosa pensar acerca del Partido Tudeh y del Partido Fedayi, ambos de Irán [otras organizaciones de izquierda]. Igualmente se emitieron opiniones acerca de la lucha armada. Yo estaba muy interesada y a favor de estos tópicos y asistí a las reuniones con entusiasmo. Así me interesé en el grupo.

MS: La Asociación de Estudi-antes Iraníes, la Confederación de Estudiantes Iraníes, era un grupo poderoso en el sentido de lo que ofrecían y en la manera como organizaban a los iraníes así como por su impacto en el pueblo de los Estados Unidos. Estas organizaciones ayudaron a crear un impulso revolucionario en el movimiento. Fue muy significativo ver a los iraníes manifestando en las calles en contra del cha y lo que el cha significaba. Explíca qué es lo que se sentía cuando se estaba en las calles.

S: Lo primero que me impresionó en esa organización fue su ética revolucionaria y la manera en que se conducían como revolucionarios. También me impresionó que en el primer curso formal al que asistí, el tópico fue “Materialismo y dialéctica”. Esta fue una introducción muy poderosa que mantuvo mi interés en el grupo y las ideas.

MS: Así que tu familia estaba aquí y tú tenías esta actividad revolucionaria mientras vivías en los Estados Unidos. ¿Por qué decidiste retornar a Irán? ¿Qué esperabas encontrar allá?

S: Lo primero es que yo me sentía responsable con el proceso de cambio que se venia operando en Irán, así como con aquellos en Irán que habían iniciado ese proceso de cambio. Esas fueron las razones principales. Yo creo en el liderazgo del proletariado y yo quería dar mi contribución directamente o dirigir a las masas, contribuyendo al cambio y lo que ocurría.

MS: ¿Qué encontraste allá a tu regreso? ¿Qué pasaba en Irán en esos días? Fue justo después del derrocamiento del cha. Recuerdas que cuando dejaste Irán, SAVAK y el cha estaban en el poder. Era horrible. Dime, ¿qué encontraste?

S: Cuando retorné, encontré una atmósfera muy abierta, políticamente muy progresista. La gente discutía en las calles. Se debatía. Era un ambiente muy animado y abierto.

MS: ¿Eso ocurría solamente en Teherán o en todo el país?

S: Esta atmósfera era muy prevaleciente en Teherán, pero había familias en todo el país participando activamente en política. Había debates tanto en las calles como en los hogares. Participaban en el debate grupos de gente religiosa que estaban en contra del régimen del cha pero que habían ayudado a que la revolución empezara y la gente de izquierda, los comunistas, que trataban de persuadir a los grupos religiosos que sus métodos no eran correctos.

MS: ¿En qué grupo estabas? ¿Cuál era tu actividad?

S: Con lo que aprendí aquí en los campos de la filosofía, ciencias políticas y economía, yo traté de transmitir mis conocimientos a la gente. Traté de crear discusiones animadas e ir con los universitarios para hablar de lo que había aprendido y enseñarlo a otros lo más que pudiera.

MS: ¿Cuánto duró esto y cuándo empezaste a ver cambios?

S: En los primeros 10 días después de la revolución, hubo un levantamiento de las mujeres contra la hijab. Poco tiempo después empezó la opresión contra los kurdos, al norte de Irán, en Kurdistán. Sin embargo, la atmósfera general como describí antes, duró cerca de dos años. Durante ese tiempo, se exponían libros en mesas al aire libre en los barrios de los trabajadores y se discutían con los interesados temas afines a los libros. Yo estaba a cargo de una de esas mesas.

Las gentes de Jezbolá, o gente religiosa de entonces, merodeaban a menudo y confrontaciones verbales y a veces físicas ocurrían.

Los Jezbolá no tenían uniformes, pero todo el mundo sabía que eran grupos organizados por el gobierno.

MS: ¿Cuánto tiempo duraron estas confrontaciones? ¿Cuándo fue evidente que Jomeini había comenzado a consolidar su régimen?

S: En primer lugar, hubo una gigantesca protesta con participación de todos aquellos que ya se habían dado cuenta de las intenciones. Los participantes más numerosos pertenecían a los rangos de la revolución. En algunas confrontaciones los militares usaron armas de fuego. Inicialmente la intención fue de hacer protestas pacíficas. Esto ocurrió a mediados de junio. Inmediatamente después de la protesta hubo represión contra todos los grupos participantes en las discusiones y debates en los barrios y la atmósfera general devino muy oscura y cerrada.

MS: ¿Qué hiciste entonces?

S: Tratamos de organizarnos en la clandestinidad y desaparecimos del público. Para debatir o llevar a cabo actividad, tuvimos que hacerlo a escondidas.

La organización se dividía en dos grupos: uno se encargaba de organizar la lucha que ocurría en Amol. El grupo se llamaba Sarbedaran. Ese es el grupo que se encargaba de que los planes se organizaran y se cumplieran. Yo medio participaba en este grupo, tras bambalinas.

MS: ¿Podrías explicarnos el impacto que tuvo el levantamiento de Amol?

S: La gente en esa región estaba fuertemente influenciada por los sucesos y la manera como los veían. Ellos estaban familiarizados con la ética y el camino revolucionarios que asumían. Los sucesos los hizo más concientes de las teorías maoístas y la manera como conducir la lucha. El norte estaba aislado y por lo tanto no había mucha actividad allá. Sin embargo, cuando ocurrió el levantamiento, capturaron el interés para esta clase de activismo político. Los puso en contacto con lo que sucedía en otras partes del país.

MS: Pero el régimen derrotó el levantamiento. ¿Qué pasó con los revolucionarios y la gente?

S: Los planes de la organización fallaron estrepitosamente y cada uno de los insurgentes fue ejecutado. El impacto de estas ejecuciones fue que el pueblo los recordara siempre como héroes. Fue algo único. Nunca habían visto tanto coraje. Siempre permanecerán en la memoria colectiva los insurgentes revolucionarios como héroes y el levantamiento en general.

MS: ¿La represión aumentó? ¿Qué pasó contigo?

S: Como dijiste, la represión se incrementó. La gente entró en la clandestinidad, hizo actividad política en la clandestinidad, oculta. En ese entonces yo tenía un bebe de dos meses de edad. Esto limitaba mi participación. Todo lo que podía hacer era esperar las noticias y lo que ocurría.

MS: ¿Tu esposo sobrevivió el levantamiento de Amol?

S: Sí...

MS: Después del levantamiento, tú permaneciste en casa. ¿Tuviste más niños?

S: Sí. Después del levantamiento, mi hija tenía un año y medio y mi hijo tenía dos meses.

MS: ¿Cómo te capturaron? ¿Cuánto tiempo después del levantamiento de Amol ocurrió esto?

S: Ocho meses después, yo estaba en casa. La invadieron y se llevaron a mis hijos. Me dijeron a gritos que yo tenía que ser sometida a investigación.

MS: ¿Y tu esposo fue también arrestado?

S: Él había sido arrestado cuatro meses antes.

MS: ¿De qué se le acusaba?

S: Debido a  que él era un teórico, se le acusó que por  tener mucha educación en las teorías que habían influido en la insurgencia y de haberlas enseñado a otra gente, tendría que ser penalizado más fuertemente que el resto. Le sentenciaron a muerte.

MS: Cuatro meses más tarde vinieron a tu casa. Dime nuevamente qué pasó entonces.

S:   Me llevaron a la misma cárcel donde estaba recluido mi esposo. Escuché su voz y estuve tan feliz, por el minuto que duró, pues sabía que estaba vivo. Después de eso, me llevaron a una celda solitaria donde permanecí por ocho meses.

MS: ¿De qué se te acusaba?

S: Supusieron que, como mi esposo era uno de los líderes del movimiento, yo debí haber ocupado una posición importante también y hecho muchas contribuciones. Me dijeron que por ese motivo, yo también tendría que ser ejecutada.  Tenían en sus manos cartas y esquemas de la jerarquía de cada grupo, quiénes eran los líderes, quiénes trabajaban en cada grupo, bajo cuál líder. Sin embargo, debido a que yo había permanecido en casa al cuidado de mis niños los ocho meses previos, no pudieron encontrar información incriminatoria. Debido a esto último, no me sentenciaron a muerte como me lo dijeron al principio.

MS: ¿Qué sentencia te dieron?

S: Antes de pronunciar la sentencia, me preguntaron por la religión que profesaba. Desde que no tenía ninguna, me sentenciaron a 10 anos de cárcel.

MS: ¿Qué pasó contigo en la prisión?

S: Cuando estuve en confinamiento solitario, no existían condiciones de salubridad en absoluto. La nutrición era terrible. Se escuchaba constantemente los ruegos e imploraciones de los prisioneros torturados.

Cada mañana nos llevaban a ser interrogados con los ojos vendados, mientras nos pateaban y golpeaban a fin de que confesásemos lo que ellos querían oír.  Los torturados pasaban gateando para que viésemos qué es lo que nos podía esperar.

Debido a que me negué a decir plegarias y a profesar una religión, me pusieron en confinamiento solitario. Desde que no pudieron obtener información, dejaron de interrogarme pero me mantuvieron en aislamiento. No me torturaban. Sin embargo, arreglaron las cosas de manera que pudiera escuchar los llantos de mi padre mientras le daban latigazos. Mi padre estaba en la misma prisión; había contribuido al levantamiento de Amol de muchas formas. A él lo azotaban diariamente en esa cárcel. Lo torturaban muchísimo, y como dije, me hacían escuchar sus gritos de dolor. A mi madre la ofendían verbalmente, con gritos e imprecaciones obscenas cada día muy cerca de donde yo estaba. Es así como me torturaron mentalmente.

MS: ¿Qué les pasó a tus padres?  ¿Sobrevivieron?

S: Debido a que la gente con que mis padres habían trabajado y los líderes con los que habían colaborado no dijeron bajo tortura nada acerca de los participantes en esos grupos, el gobierno no tuvo nada en su contra, no tuvo ninguna información acerca de mis padres, y por eso los puso en libertad después de tres años de prisión.

MS: Dijiste que habías escuchado la voz de tu esposo cuando te llevaron a la cárcel. ¿Cuánto tiempo lo tuvieron en prisión? ¿Lo volviste a ver?

S: Lo vi ocho meses más tarde, antes de que fuera ejecutado, cuando nos permitieron vernos. Esa fue la última vez que lo vi.  

LA SEMANA ENTRANTE: PARTE 2

 

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar

Irán: “La lucha por salvar la vida del líder de los obreros Mahmood Salehi”

Última noticia: 21 de abril de 2008. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. Después de tenerlo preso un año, la República Islámica de Irán (RII) puso en libertad a Mahmood Salehi el 6 de abril. En la ciudad de Sanandaj del Kurdistán iraní, lo recibieron con alegría cientos de amigos y colegas y lo llevaron en coche a su pueblo natal de Saghez. En los siguientes días, acudieron a su casa muchas personas de varias partes del Kurdistán. Según observadores, más de mil personas fueron a verlo en unos pocos días.

Pero continúa la lucha por su libertad absoluta, pues tiene pendientes tres casos más con posibles sentencias de cárcel. Lo pusieron en libertad bajo una fianza de 40 millones de toman (unos 45.000 dólares estadounidenses).

Dos días después de salir, dijo: “Seguirá defendiendo los derechos de los trabajadores” (agencia noticiosa en línea Amir Kabir).

*****

7 de abril de 2008. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. Hoy en día la población iraní vive momentos muy duros, quizá la situación más difícil en décadas en varios frentes. El gobierno islámico ha tomado férreas medidas para reprimir las protestas y demandas de cambio. Dos docenas de estudiantes universitarios han estado presos desde las acciones del Día del Estudiante en diciembre de 2007. Según sus familias y otras fuentes, las autoridades han estado sometiéndolos a torturas para obligarlos a mostrar una actitud más “islámica”. Se dice que han violado o matado a algunas jóvenes o que las han orillado al suicidio. Después de arrestar a un joven activista nacionalista kurdo, el gobierno arrestó a varios familiares suyos y los ejecutó delante de su hermana. Este año no se celebraron actividades del Día Internacional de la Mujer, ni siquiera de manera semipública, debido a las redadas y arrestos antes del 8 de marzo y la amenaza de más. A su vez, la mayoría de la población sufre penurias económicas a un nivel no visto en muchos años. La tasa oficial de la inflación es de 19 por ciento, pero el precio del pollo, arroz, fruta y otros comestibles de primera necesidad está subiendo con tanta rapidez que los tenderos se quejan de que algunos días tengan que cambiar las etiquetas de los precios tres veces al día. En el último año, los arriendos han subido al doble. Tantas mujeres se han visto obligadas a prostituirse a fin de mantener a sus familias que el fenómeno ya es un escándalo nacional.

A continuación presentamos un comunicado del Partido Comunista de Irán (Marxista-Leninista-Maoísta), del portal www.sarbedaran.org y del correo electrónico haghighat@sarbedaran.org.

*****

El Irán de hoy, mientras que sufre bajo el brutal gobierno teocrático, es el centro de una combinación de la aguda explotación y la “legitimación” fundamentalista islámica que ha generado horrorosas condiciones para el pueblo trabajador del país. Esto genera constantes protestas de los trabajadores. Mientras que el gobierno de los capitalistas burocráticos del país aplica políticas neoliberales impulsadas por la globalización cada día más profundas y más amplias, se cierran unos tras otros los talleres, fábricas y empresa agrícolas. Cada mes que pase, miles más quedan sin empleo ni recursos con que subsistir. Los desempleados se suman a los millones de jóvenes que jamás tendrán acceso a trabajos que importan.

La República Islámica de Irán (RII) cuenta con el respaldo y la ayuda de los centros internacionales del capitalismo y de la llamada Organización Internacional del Trabajo (a la cual se le debería llamar de manera más acertada la Organización Internacional Contra los Trabajadores). ¡Cada año, este organismo de la ONU vuelve a afirmar que los representantes de la RII son los representantes “legítimos” de los intereses de los trabajadores!

En su desbocada carrera por hacer que Irán rinda superganancias para el sistema mundial del capitalismo e imperialismo, la RII hace todo a su alcance por que los trabajadores acepten los niveles infrahumanos de explotación y una vida de humillación. Aumenta rápidamente la cantidad de trabajadores que se suicidan. Cuando protesten los trabajadores y los hambrientos de las barriadas proletarias, son blanco de la represión militar aérea y terrestre. Los Guardianes de la Revolución (Pasdaran) del gobierno garantizan la superexplotación y super-humillación de los trabajadores. Durante muchos años, la RII dividía a los trabajadores según los criterios del fundamentalismo islámico. Hoy, el gobierno mismo es blanco de odio y aislamiento. Los trabajadores han tomado mayor conciencia de cómo se ha usado la religión para legitimar la brutal explotación y humillación en este mundo mientras que ofrece premios en el “otro” mundo. Los Consejos Islámicos de los Trabajadores o las Casas de los Trabajadores están desacreditados y no tiene futuro salvo como pandillas islámicas criminales que reciben un salario de los patrones de la élite a cambio de chupar la sangre de los trabajadores. ¡A estas pandillas la OIT les reconoce como los “representantes de los trabajadores de Irán”!

Como advertencia acerca de cómo tratará a la resistencia, el gobierno islámico ha mantenido preso a un líder muy querido de los trabajadores, Mahmood Salehi. El compañero, quien ha estado preso varias veces, ahora corre el peligro de morirse en la cárcel porque sus riñones le están fallando y el gobierno de la RII se niega a darle tratamiento médico. El compañero ya ha cumplido su sentencia de cárcel “según la ley” y, “según la ley”, le correspondió salir en libertad el 25 de marzo, pero no lo pusieron en libertad. Las autoridades dicen que esta situación se debe a que el compañero mandó mensajes de solidaridad a los estudiantes con motivo del Día del Estudiante y con motivo del 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer.

Mahmood Salehi cobró fama en 2004 cuando él y otros trabajadores tuvieron el valor de celebrar el Primero de Mayo, el Día Internacional del Trabajador, en la ciudad de Saghez en el Kurdistán iraní. Según la RII, este crimen conlleva la tortura y el encarcelamiento. La policía atacó y arrestó a estos trabajadores. Cuando se conoció el caso a nivel mundial y quedó al descubierto que la OIT colaboraba con la RII para hacerse pasar a las pandillas criminales como los “representantes legítimos de los trabajadores de Irán”, el gobierno tuvo que dar marcha atrás y ponerlos en libertad.

En un momento en que Estados Unidos amenaza con atacar a Irán y se presenta como el “liberador” del pueblo iraní, Mahmood asumió una firme posición contra la guerra del imperialismo estadounidense y la RII y se ha negado a pedir una “reconciliación nacional” con el gobierno islámico.

Mahmood ha rechazado las dudosas tretas de una “comisión trilateral” propuestas por la OIT y ha afirmado el derecho fundamental de los trabajadores a organizar resistencia y unidad mediante organizaciones independientes de los trabajadores y no mediante las “organizaciones de los trabajadores” aprobadas por el Estado.

Pero la RII sostiene que la lucha de los trabajadores por este derecho básico es una amenaza a su futuro, pues la considera un acto político de rebelión y rebeldía que se castiga.

Esto evidencia el hecho de que la RII está profundamente aislada y odiada en Irán. En las calles de Irán, la población se burla de su propaganda “antiimperialista” en el escenario mundial, pues la considera una treta para amarrar jugosos negocios con los patrones capitalistas e imperialistas del mundo. Nadie debería dejarse embaucar por esta falsa imagen de la verdadera naturaleza del Estado de la RII y de las clases reaccionarias brutales que han insertado al país de manera íntegra en la telaraña internacional del sistema capitalista y que han intensificado la superexplotación y pobreza de la población del país.

Muestren su indignación contra este gobierno antipopular y su solidaridad con los trabajadores y los pueblos de Irán… luchen por la libertad y la vida de Mahmood Salehi. Mahmood es un trabajador valiente y digno al cual todas las masas trabajadores y personas progresistas del mundo deberían apoyar.

Tomen iniciativas para dar a conocer este caso ante la opinión pública del mundo. ¡Organicen protestas frente de las embajadas de la RII en todo el mundo!

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Enchúfate con la revolución:

Actividades en Libros Revolución

Las actividades de esta página se llevarán a cabo en inglés a menos que se indique que están en español. Pero en muchos casos la traducción al español es posible. Por favor llama a la librería con anticipación para pedir traducción.

 

Nueva York

212-691-3345
revolutionbooksnyc.org

¡Mantente pendiente de la apertura del nuevo local de Revolution Books en 146 W. 26th Street, entre las avenidas 6 y 7. Los voluntarios son bienvenidos para ayudarnos con la restauración y salir con la tienda móvil de Libros Revolución. Llama a 212-691-3345.

Martes 13 de mayo, 7 pm

Discusión de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad”, de Bob Avakian.
7 pm en Think Coffee, 248 Mercer, entre las calles 3 y 4, en el plantel de la universidad NYU.  Toma parte en estas animadas discusiones semanales todos los martes.


Chicago

1103 N. Ashland Avenue
773-489-0930
revbookschi@yahoo.com
http://chicagorevolutionbooks.blogspot.com/

Miércoles 14 de mayo, 7 pm
 “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian. Dando un vistazo al panorama se ve toda clase de contradicciones negativas, como el extremo individualismo, el parasitismo intensificado y el consumismo incesante. Pero, como dice Avakian: "si bien gran parte de este individualismo extremo, parasitismo aumentado y consumismo incesante causa auténticos problemas y encarna auténticos obstáculos desde la perspectiva de nuestros objetivos revolucionarios, también plantea problemas significativos para la clase dominante, aunque los promueve también". ¿Cómo debemos responder y reaccionar ante el complicado terreno político e ideológico de hoy? ¿Se podría repolarizar todo eso a favor de la revolución?


Berkeley

2425 Channing Way
cerca de la avenida Telegraph
510-848-1196
 www.revolutionbooks.org

Cada jueves, 7 pm (a menos que haya otra actividad programada)
Discusión de artículos del número actual del periódico Revolución

Martes 13 de mayo, 7 pm

¿Prepara Estados Unidos un ataque a Irán? ¿Qué se puede hacer? Reunión de emergencia con Larry Everest

Martes 20 de mayo, 7 pm

Presentación y discusión de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian: ¿Qué pasó en las sociedades socialistas? ¿Qué significaría, y como sería, ‘construir un socialismo mejor’, y es posible? (Parte 1)

Martes 27 de mayo, 7 pm

Presentación y discusión de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian: ¿Qué pasó en las sociedades socialistas? ¿Qué significaría, y como sería, ‘construir un socialismo mejor’, y es posible? (Parte 2)

Martes 3 de junio, 7 pm

Presentación y discusión de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian: “Necesitamos una revolución. Cualquier otra cosa, en el último análisis, es una pendejada”. ¿Qué es la labor revolucionaria significativa hoy, cuando todavía no existe una situación revolucionaria? ¿Es propagar la revolución y el comunismo parte de esa labor revolucionaria significativa?

Jueves 5 de junio, 7 pm

Khalil Bendib, autor de Mission Accomplished: Wicked Cartoons by America’s Most Wanted Political Cartoonist

Martes 10 de junio, 7 pm

“Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian: “Luchar contra el sistema, y transformar al pueblo, para la revolución”.


Los Ángeles

Libros Revolución
312 West 8th Street 
213-488-1303  
librosrevolucion.blog.com

Miércoles 14 de mayo, 7 pm

Cine Revolución – Jesus Camp, película que documenta la sorprendente movilización de los fascistas cristianos. (Lee la reseña de la película en el periódico Revolución #66, 22 de octubre de 2006).

Jueves 15 de mayo, 7 pm

Discusión bilingüe de los artículos del número actual del periódico Revolution/Revolución. Ve en nuestro diario digital los artículos recomendados. Trae tus preguntas y sugerencias para artículos que quieres discutir.

Domingo 18 de mayo, 3 pm

Empieza una nueva serie de discusiones de domingo de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian. Primera discusión: ¿Es el marxismo una ciencia o una religión? ¿Eso importa? ¿Qué importancia tiene una actitud intrépida ante la verdad?

Domingo 25 de mayo, 3 pm

“Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian. Discusión: Acelerar mientras se aguarda—no someterse a la necesidad. Como no estamos en una situación revolucionaria, ¿qué hacemos? ¿Esperamos a que la situación se empeore mucho y que la gente se encuentre muy desesperada? ¿O “aceleramos mientras se aguarda”, trabajamos para acelerar la situación y preparar el terreno para cuando sea posible levantarnos?  Bob Avakian dice: “Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución”. ¿Se puede aplicar esto a la situación hoy?


Honolulu

2626 South King Street
808-944-3106

Cada lunes, 6:15 pm

Lectura de Revolución y grupo de discusión

Sábado y domingo, 17 y 18 de mayo

Acude al puesto de Libros Revolución en el festival del libro y la música de Hawai, Honolulu Hale, de 10 am – 4 pm.


 

Boston/Cambridge

1158 Mass Ave, 2º piso
Cambridge  617-492-5443 
revbooks@netzero.net

¡Serie de discusiones de Away With All Gods!

Libros Revolución patrocina una serie de discusiones semanales centradas en el libro Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World (¡Abajo todos los dioses! Desencadenar la mente y cambiar radicalmente el mundo). Para quienes han estado leyendo este importante libro de Bob Avakian, esta será una oportunidad para abordar los debates actuales sobre los dioses, el ateísmo y la moral, la necesidad de romper más decididamente con todas formas de superstición y asumir un enfoque plenamente científico para conocer y transformar la realidad.

Lunes 19 de mayo, 6:30 pm

Parte 2: EL CRISTIANISMO, EL JUDAÍSMO Y EL ISLAM—ARRAIGADOS EN EL PASADO, BLOQUEAN EL CAMINO AL FUTURO

Martes 27 de mayo

Parte 3 RELIGIÓN—UNA CADENA MUY, PERO MUY PESADA

Lunes 2 de junio

PARTE 4 DIOS NO EXISTE—NECESITAMOS LA LIBERACIÓN SIN DIOSES


Seattle

1833 Nagle Place
206-325-7415
seattlerevolutionbooks.blogspot.com

¡Se anuncia nuevo local de Libros Revolución de Seattle!

Colabora con nosotros en los planes para la renovación y expansión de nuestro nuevo local. Comunícate con nosotros para participar.

Sábado 17 de mayo, 7 pm

Grupo de Libros de la librería discute Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World (¡Abajo todos los dioses! Desencadenar la mente y cambiar radicalmente el mundo), de Bob Avakian.

Domingo 18 de mayo, 3 pm

Lectura y discusión de artículos del número actual del periódico Revolución

Sábado 24 de mayo, 7 pm

Grupo de Libros de la librería discute Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World (¡Abajo todos los dioses! Desencadenar la mente y cambiar radicalmente el mundo), de Bob Avakian.  Esta semana: Dios no existe—Necesitamos la liberación sin dioses.

Domingo 25 de mayo, 3 pm

Lectura y discusión de artículos del número actual del periódico Revolución


Cleveland

2804 Mayfield Rd (esquina con Coventry)
Cleveland Heights  
216-932-2543
revbookscle@hotmail.com
Wednesday-Saturday, 3-8 pm 

 

Cada miércoles, 7 pm

Discusiones de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad”—Parte 2: “Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución”, de Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

Sábado y domingo 17-18 de mayo, 12 pm-8pm

Visita y sé voluntario en el puesto de Libros Revolución en el festival Hessler Street Fair, una cuadra al oeste de Euclid y Mayfield en University Circle

Domingo laico, 1º de junio, 4 pm

Serie de discusiones del libro: Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World (¡Abajo todos los dioses! Desencadenar la mente y cambiar radicalmente el mundo), de Bob Avakian


 Detroit

406 W.Willis
(entre Cass y 2nd, al sur de la Forest)
313-204-2906
rbodetroit@yahoo.com
myspace.com/rbodetroit

Miércoles 14 de mayo, 6: 30 pm

Discusión de Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World (¡Abajo todos los dioses! Desencadenar la mente y cambiar radicalmente el mundo), de Bob Avakian. Parte 2: El cristianismo, el judaísmo y el islam – Arraigados en el pasado, bloquean el camino al futuro. Bengal Masala Cafe, 9335 Conant Avenue, Hamtramck (una cuadra al norte de Holbrook).

Sábado 17 de mayo, 7 pm

Una noche de lecturas seleccionadas de Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World de Bob Avakian, seguida de discusión. 555 Art Gallery, 4884 Grand River Ave.


Atlanta

4 Corners Market of the Earth
Little 5 Points, 1087 Euclid Avenue
404-577-4656 & 770-861-3339
rbo-atlanta.blogspot.com
Abierto miércoles y viernes 4 pm - 7 pm
sábado 2 pm - 7 pm

Miércoles 14 de mayo, 8 pm

Libros Revolución y otros presentan:

50 artistas, 50 tiros
Todos somos Sean Bell
Artistas responden al veredicto en el caso de Sean Bell
Eyedrum ( HYPERLINK “http://www.eyedrum.org” www.eyedrum.org), 290 MLK Jr. Drive Se, Atlanta, GA 30312

Cada domingo, 4-6 PM

Discusión de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian. Accede a nuestro diario digital o llama para información acerca del lugar. 

 

Envíenos sus comentarios.

Revolución #129, 18 de mayo de 2008


Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Revolución #128



11x17 pdf (1.5m)
8x11 jpg (124K)

 

 

Envíenos sus comentarios.