Revolución #131, 1 de junio de 2008

Revolución #131, 1 de junio de 2008

voz del partido comunista revolucionario, eu

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.


Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

El asesinato de Sean Bell y la re-klanificación de Estados Unidos

Este artículo salió por primera vez en el portal de El mundo no puede esperar – Fuera el 
gobierno de Bush (worldcantwait.org) y se pub-lica a continuación con permiso del autor.

Al comienzo de su charla de 2003 “Revolución: Por qué es necesaria, por qué es posible, qué es”, Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, describe los ríos de sangre negra que vierten en el océano de la historia estadounidense. Tras relatar con coraje unos de los incidentes de linchamiento más horrorosos que han ocurrido en suelo estadounidense, cita al autor de un libro sobre el asunto, que dijo: “Es dudable que cualquier hombre negro criado en el sur rural en el período de 1900 a 1940 no haya sido traumatizado por el temor de ser linchado”.

Un poco más tarde, Avakian modifica la observación del autor para ponerla al tanto de la sociedad moderna: “Pero hoy es más que nada la policía ⎯que abiertamente como policías⎯llevan a cabo la brutalidad y el terror contra los jóvenes negros y la gente negra en general”. Agrega: “Aplicando lo que dijo ese autor acerca del linchamiento, se puede decir: ‘Es dudable que haya un joven negro cri-ado en Estados Unidos hoy, sea en el sur o en el norte, que no tiene un verdadero temor de ser brutalizado o incluso asesinado por la policía’”.

Tras el 25 de abril, ha sido muy difícil no oír el eco de las palabras de Avakian. Desde luego, ese fue el día en que el sistema esta-dounidense de “justicia criminal” nos acordó que la ejecución de negros a manos de la policía es legal en este país.

¿Será que tal caracterización del veredicto de no culpable que recibieron los policías de Nueva York ⎯Marc Cooper, Gescard F. Is-nora y Michael Oliver⎯ por el asesinato de Sean Bell, un hombre negro de 23 años, es muy extrema? Si te parece así al principio, tal vez es porque los principales medios de comunicación y grandes sectores de la población, aun aquellos que honestamente sienten in-dignación por el veredicto, son muy reacios al describirlo en esos términos. “Se pasaron de la raya”, dirían en coro.

Fue un asesinato, lisa y llanamente

Pero, imagínate que eres Sean Bell: estás celebrando con tus amigos antes de casarte al día siguiente. Te subes al carro para salir de la pachanga, cuando de repente varios hombres te encañonan con sus revólveres. Ni tú ni tus amigos están armados; ni siquiera están cometiendo un delito. Sin embargo, los hombres disparan 50 veces. ¡50 veces! Por un momento, imagina el sonido, la sensación, el estallido de 50 balas que vuelen hacia ti. Imagina la sensación cuando 11 de esas balas te pegan en la cara, los hombros y las piernas (como le pasó al amigo de Bell, Joseph Guzman) o cuando cuatro disparos mortales te entran por los brazos, los pulmones y el hígado (como le pasó a Bell).

Ahora imagina ser los padres de Sean Bell. Llegas desesperado al hospital, ya enterado de que algo horrible le pasó a tu ser querido. Pero los médicos no te permiten ver a tu hijo ni te dicen qué está pasando. Cuando al final lo ves, está sin vida. Al igual que sus amigos acribillados, está esposado a una camilla.

¿Qué otro nombre tiene eso, sino una ejecución? Y después de un proceso de dos meses en que parecen enjuiciar a los amigos de Bell y no a los agentes que les dispararon, un juez declara que esos matones literalmente no hicieron nada malo, entonces ¿qué con-clusión puedes sacar sino que para el sistema judicial de Estados Unidos no hay nada malo en ejecutar a la gente negra?

Para llegar a otra conclusión diferente, tendrías que argumentar básicamente una de dos cosas: 1) que Sean Bell y sus amigos hicieron algo que justificara los 50 disparos policiales, o 2) aunque de hecho son ultrajes el asesinato de Sean Bell y la declaración de no culpable a los tres policías, son excepciones al trato normal de los afroamericanos en el sistema de “justicia penal”.

Respecto al primer punto, empecemos con la versión del Departamento de la Policía de Nueva York sobre los sucesos del 25 de oc-tubre de 2006 frente al club Kalua: Los policías que están ahí le oyen decir a Guzman: “¡Tráeme la pistola!” durante un altercado con un grupo de hombres en el club. Los agentes persiguen a Guzman, Bell y sus amigos hasta que llegaron a su coche y les permitiron salir del club, pero luego lo bloquean en una calle cercana. Los agentes desenfundan sus armas y se identifican claramente como policías. Bell y sus amigos tratan de salir del estacionamiento, el coche con sacudidas avanza hacia los policías. Los agentes empiezan a disparar.

Bueno, antes de proceder, hay que señalar o cuestionar varios detalles: 1) Guzman ha negado rotundamente haber dicho: “Tráeme la pistola”. Dijo en el tribunal: “No dije eso. De donde yo soy, ese farol no sirve”. 2) Si los policías creían realmente que Guzman o uno de sus amigos tenían un arma, y estaban dispuestos a usarla, ¿por qué los permitieron subirse al coche y salir del club Kalua? 3) Los amigos de Bell y otros testigos disputan la afirmación de que los agentes se identificaron como tal. 4) Si los amigos de Bell están diciendo la verdad y los policías no se identificaron como tal, ¿quién no hubiera salido del lugar al ver las armas encañonadas? 5) Una bailarina del club Kalua dijo en su testimonio que, en realidad, el agente Oliver les disparó a Bell y a sus amigos en cuanto el ve-hículo policial chocó con el de Bell, al tratar de bloquearles el paso.

Ahora bien, a pesar de todo eso, pongamos que la policía está diciendo la verdad. Digamos por un momento que la historia no está repleta de policías que mienten sistemáticamente para justificar la brutalidad o el asesinato de gente de color. Imaginemos que los hue-cos de clavo en el departamento de Fred Hampton fueron realmente huecos de bala; que el ex detective de Los Ángeles y ahora comentarista del Noticiero Fox, Mark Fuhrman, nunca se pilló en una grabación, jactándose de “sembrarles” pruebas a personas de color; que el escándalo de Rampart ⎯que comprobó la existencia de muchos más Fuhrmans en el departamento⎯nunca ocurrió; que no se descubrió que desde los años 70 a los años 90, la policía de Chicago torturaba muchísimas veces a los afroamericanos para sacar-les confesiones. En otras palabras, pongamos que no hay razón alguna para dudar de la versión de la policía de Nueva York sobre lo que le pasó a Sean Bell, y por un ratito vamos a aceptar la versión policial como hecho irrefutable.

Entonces, según su versión de los hechos, la policía disparó 50 veces ⎯tantas veces que tuvieron que dejar de disparar para recar-garse⎯ contra unos hombres desarmados y que no estaban cometiendo delito alguno.

Entonces, ¿en qué universo se justificarían los disparos contra Sean Bell?

No fue la primera vez... 
ni la segunda... ni la tercera

No obstante, ¿es la muerte de Sean Bell verdaderamente emblemática del trato que las leyes y la sociedad estadounidenses les dan a los afroamericanos? ¿O es simplemente testimonio de unos cuantos policías fuera de control y un juez corrupto?

Pregúntales a las familias de Nicholas Heyward, un niño de 13 años que la policía de Nueva York mató mientras jugaba con una pistola de juguete en 1994... o de Michael Ellerbe, de 12 años de edad, que la policía estatal de Pennsylvania asesinó en 2002... o de Paul Childs III, un joven de 15 años con discapacidad que la policía de Denver mató en 2003... o de Timothy Stansbury Jr., un joven negro de 19 años que la policía de Nueva York asesinó en 2004... o de Devin Brown, un muchacho de 13 años que la policía de Los Ángeles mató en 2005... o de DeAunta Farrow, de 12 años de edad, que la policía de West Memphis asesinó en 2007, otra vez mien-tras jugaba con una pistola de juguete. En todos esos casos, las víctimas eran negras. En ningún caso se enjuició a los agentes, ni hablar de condenarlos.

Si quieres captar de una manera aún más profunda lo comunes que son estos asesinatos, he aquí un experimento rápido: Simple-mente haz una búsqueda en Google de las palabras “Policías matan a niño desarmado”. Nota cuántos resultados salen, cuántos niños asesinados no eran de color, y cuántas veces se acusaron a los agentes involucrados. Recuérdate que se trata solamente de los inciden-tes conocidos, recopilados por Google y en que las víctimas eran niños.

Y como dice la cita de Avakian al comienzo de este artículo, así como los linchamientos aterrorizaban a los afroamericanos en gen-eral y no simplemente a los miles colgados de los árboles, por igual el impacto del asesinato policial se extiende mucho más allá de las personas muertas. Millones de jóvenes negros y latinos se despiertan en la mañana sabiendo que nada les protegerá de la policía, que los puede matar a tiros igual como le hizo a Sean Bell.

Los que logran evitar tal destino viven con la amenaza constante de que la policía los hostigue física o psicológicamente, aun al re-alizar actividades cotidianas como pasear en el parque o ir a la tienda de la esquina para comprar una gaseosa. La policía de Nueva York detiene y esculca a cientos de miles de jóvenes y hombres negros y latinos cada año, y la gran mayoría no está cometiendo ningún delito. En 2006, la policía de Nueva York detuvo a más de 500.000 personas en la calle, pero en el 90% de los casos no hubo citaciones ni arrestos. La inmensa mayoría eran negros y latinos. Esa es otra realidad que ninguna persona de color puede evitar, y no importa si la han detenido 20 veces, 10 veces o ni una sola vez.

Tras el veredicto...

A dos semanas de declararles no culpables a los policías que asesinaron a Sean Bell, dos incidentes ocurrieron que sirven para acordarnos con especial contundencia que su muerte de ninguna manera fue un caso aislado.

El primero fue el 2 de mayo: Douglas Zeigler ⎯el comandante negro de más alto rango del departamento de policía de Nueva York⎯ estaba sentado en su coche en el distrito de Queens cuando dos policías blancos se le enfrentaron y trataron de abrir la puerta de su coche a la fuerza, después de que Zeigler se identificó como jefe del departamento de asuntos comunitarios de la policía. Por lo visto, para los dos agentes el hecho de que posiblemente sea su superior era de menor importancia a que era negro. El departamento de policía ha reconocido que los agentes lo trataron con “descortesía”.

El senador estatal Eric Adams, hablando sobre el incidente, dijo: “La única diferencia entre Sean Bell y el comandante Zeigler es, en mi opinión, que el jefe Zeigler no movió la mano hacia la guantera. Si lo hubiera hecho, habría ido al mismo destino [que Bell] en el depósito de cadáveres, en vez de ir a casa”.

Luego, la noche del 6 de mayo, la ciudad de Filadelfia vio lo que se podría llamar, y con toda justicia, el Rodney King II: se pilló en video a un grupo de 10 a 15 policías que a la fuerza sacaron de su coche a tres hombres negros, y les pegaron a puntapiés y con macanazos despiadados mientras los hombres estaban en el suelo completamente indefensos. El video realmente da rabia y hay que verlo para apreciar que fue una atrocidad horrenda (http://abcnews.go.com/TheLaw/wireStory?id=4801701). Si las víctimas fueran perros en vez de afroamericanos, seguramente habrían estallado protestas airadas por todo el país.

Ahora los tres hombres golpeados están en la cárcel, acusados de tentativa de asesinato. A los policías responsables de las golpizas no los acusaron de nada.

¿Qué más pruebas se necesitan para ver que la violencia y la crueldad policiales contra los negros están profundamente arraigadas en la sociedad estadounidense?

Un aumento vengativo de la violenta supremacía blanca tradicional

Pero el cuadro más amplio en que ocurrió el asesinato de Sean Bell incluye más que la brutalidad policial sistemática contra perso-nas de color. Su muerte es parte de un panorama social, cultural y político en que la violencia física y psicológica contra los afroameri-canos es cada vez más común y legítimo.

Las decenas de miles de personas que fueron a Jena en el invierno para demandar libertad para los 6 de Jena, y las miles que han protestado con valentía y desafío para condenar la absolución de los policías que asesinaron a Sean Bell, son ejemplos de “esperanzas” reales para un “cambio” real.  Pero la resistencia a la re-klanificación de Estados Unidos, así como la resistencia al programa de Bush en general, tiene que sostenerse y extenderse sin tregua.

Tomemos, por ejemplo, el caso de Megan Williams, una desconocida para una persona del pueblo, aun en los círculos progresistas del país.
En el otoño, una chusma de blancos secuestró a Williams, una mujer negra de 23 años de Virginia del Oeste, y la sometieron a una pesadilla que duró una semana. En su cautiverio la violaron y la golpearon repetidas veces; la obligaron a comer excremento de rata; la quemaron con agua caliente; la asfixiaron con un cable; y le apuñalaron la pierna mientras le decían “nigger”. Cuando la policía la encontró, ella gritó “Ayúdenme”.

Los fiscales, en vez de pedir la sentencia máxima para los acusados, ofrecieron reducir la gravedad de las acusaciones. A dos acusa-dos los condenaron a diez años de cárcel, y a otros dos les dieron penas más largas que conllevan la posibilidad de salir en libertad condicional en menos de diez años. Megan Williams y su familia han expresado indignación por las sentencias y las acusaciones re-ducidas, y han pedido protestas.

Sin embargo, increíblemente, no han surgido significativas manifestaciones públicas de coraje, ni atención prolongada de parte de los importantes medios de comunicación. De hecho, es probable que la mayoría de la población nunca lo haya oído mencionar.

Más o menos dos meses después del secuestro y la tortura a Williams, al mariscal de campo de la NFL Michael Vick, un negro, lo condenaron a 23 meses de cárcel por matar y torturar a perros. ¿Y cuál incidente suscitó más atención mediática y más indignación pública?

Piensa en todo lo que hemos visto en los últimos tres años. En agosto de 2005, tras el huracán Katrina, las autoridades abandon-aron a ahogarse o a morirse de hambre a miles de afroamericanos de Nueva Orleáns, y por días se hizo caso omiso de sus gritos de socorro desde los techos. Miles de residentes intentaron cruzar el puente sobre el río Misisipí para llegar al pueblo de Gretna, de may-oría blanca, y escaparse de la ciudad inundada, pero la policía los hizo regresar a punta de pistola. A los que sacaron comida y agua de las tiendas, que el gobierno no les daba ⎯o que se volvieron locos temporalmente por los horrores que los rodeaban⎯ los tildaron de “saqueadores” y la gobernadora de Luisiana, Kathleen Blanco, mandó a la Guardia Nacional para “tirar a matarlos”. La compañía Blackwater ⎯sí, esa Blackwater⎯ patrullaba las calles de la ciudad con metralletas. Para colmo, Barbara Bush dio esta evaluación de las masas evacuadas al Astrodome de Houston: “Mucha gente aquí en el estadio, pues es gente desfavorecida y estar aquí les cae muy bien”. El representante Richard S. Baker dijo del huracán: “Por fin se ha limpiado la vivienda pública de Nueva Orleáns. No lo pudi-mos hacer nosotros, pero Dios lo hizo”. Durante el invierno, el gobierno de Nueva Orleáns empezó a demoler cuatro unidades de vivi-enda pública con aproximadamente 4.500 departamentos, que alojaban principalmente a gente de color.

Un año después, en el otoño de 2006 y de nuevo en el estado de Luisiana, un estudiante negro se atrevió a sentarse bajo un árbol “solo para blancos”; sí, “solo para blancos”. Al día siguiente, se colgaron dogales del árbol. Sí, dogales. Un grupo de estudiantes negros se sentó bajo el árbol como protesta. En vez de felicitarlos por su valentía frente a un delito de odio, el fiscal estatal, Reed Wal-ters, los amenazó en una reunión escolar, advirtiéndoles: “Tengo el poder de arruinar su vida de un plumazo”. Unos estudiantes blan-cos atacaron a un estudiante negro en una pachanga, pero el castigo máximo que recibieron fue una condena condicional probatoria para uno de ellos. Luego, unos estudiantes blancos le encañonaron con un revólver a un estudiante negro en un estacionamiento. Se presen-taron acusaciones... contra los estudiantes negros, por haberles arrebatado el revólver. Al final, estalló una pelea a puñetazos y se in-ternó brevemente en un hospital a un estudiante blanco. A seis estudiantes negros los acusaron de tentativa de asesinato. Hasta la fecha, los 6 de Jena están todavía en la cárcel.

Pronto, aparecieron dogales en ciudades y pueblos de todo el país, por ejemplo en la puerta de la oficina de la profesora negra Constantine Madonna, de la universidad Teachers’ College en la ciudad de Nueva York, en octubre de 2007. Se tomó acción... contra Madonna, pues actualmente la están investigando por plagio. No se ha arrestado a nadie por colgar el dogal en su puerta.

En enero de este año, el día de Martin Luther King, los supremacistas blancos marcharon en Jena. Con armas. ¿Es necesario decir más?

En los últimos tres años, el “cómico” Michael Richards le gritó “nigger” varias veces a un espectador negro que lo estaba hostigando, y le dijo: “Hasta hace 50 años, te habríamos puesto patas arribas con un pinche tenedor metido por el culo”.

Asimismo, el queridito personaje de la radio Don Imus se refirió al equipo de baloncesto femenil de la Universidad Rutgers, que tiene una mayoría de jugadoras negras, como “putas de pelo chino”; y por supuesto, ha regresado al aire.

Una “cultura de avaricia, odio, intolerancia e ignorancia”

Podría darles un montón de ejemplos más, pero he aquí lo importante: Muchas veces se señala que si el fascismo llega a Estados Unidos, no vendrá literalmente con svásticas y hombres de camisas pardos que marchan a paso de ganso. De la misma manera, si se deshacen los logros del movimiento de poder negro y Estados Unidos vuelve a ser el estado de supremacía blanca abierta que existió en los tiempos de la esclavitud y las leyes Jim Crow, no se manifestará con plantaciones, el látigo, la fuente de agua “para gente de color” ni el árbol para linchamientos.

No, el racismo violento contra los negros no empezó con el gobierno de George W. Bush; ese fenómeno era parte de la vida del país siglos antes de que Bush naciera y continuara aun durante su primer turno. Sí, aun después de los logros de los años 60, el país ha vivido una “segregación de facto”: es decir, la severa discriminación institucionalizada en la vivienda, el empleo, la educación y toda faceta de la sociedad. Es más, en las últimas décadas, la población negra en las cárceles ha crecido vertiginosamente, obligando a mil-lones de afroamericanos a pudrirse en reclusión, muchas veces por delitos no violentos causados por la pobreza.

Sin embargo, un pasaje de la Convocatoria ⎯la declaración de la misión de El Mundo no Puede Esperar/Fuera Bush y su Go-bierno⎯ señala la conexión muy significativa entre el gobierno de Bush y los incidentes de patente racismo asesino, como el asesi-nato de Sean Bell: “Tu gobierno impone una cultura de avaricia, odio, intolerancia e ignorancia”.

El resultado del programa de Bush de asesinato, tortura y deshumanización sistemáticos, y la falta hasta ahora de una resistencia so-cial masiva a ese programa, es que las fuerzas que quieren regresar el país a los tiempos del linchamiento y el Ku Klux Klan se han envalentonado para tomar la iniciativa.

¿Es inevitable que esas fuerzas de supremacía blanca tengan éxito? De ninguna manera. Las decenas de miles de personas que fueron a Jena en el invierno para demandar libertad para los 6 de Jena, y las miles que han protestado con valentía y desafío para condenar la absolución de los policías que asesinaron a Sean Bell, son ejemplos de “esperanzas” reales para un “cambio” real.

Pero la resistencia a la re-klanificación de Estados Unidos, así como la resistencia al programa de Bush en general, tiene que sosten-erse y extenderse sin tregua. Porque las fuerzas del otro lado no la ablandarán.

Me parece apropiado concluir con la letra de hace 12 años del rapero NAS:

“Creí que jamás la iba a ver, pero me golpeó la realidad.
Mejor entérate antes de que tu tiempo se acabe, qué chinga’os”.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

“TODOS SOMOS SEAN BELL”
¡TODO EL MALDITO SISTEMA ES CULPABLE!

NUEVA YORK
JUEVES 29 DE MAYO


CONCENTRACIÓN 4:00 PM UNION SQUARE
[líneas 4, 5, 6, R, N, Q a la calle 14/Union Square] 

MARCHA AL AYUNTAMIENTO
MITIN EN EL MISMO A LAS 6:00 PM
[líneas R, 4, 5, 6, J, Z a City Hall/Brooklyn Bridge;
líneas  2, 3 a Park Place; líneas A, C a la calle Chambers] 


Club de Revolución de Harlem

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

La nueva concepción de la revolución y el comunismo

¿QUÉ ES LA NUEVA SÍNTESIS DE BOB AVAKIAN?

Parte III: La nueva síntesis: Implicaciones políticas — La dimensión internacional


A continuación presentamos la tercera parte del texto de un discurso pronunciado en varios lugares del país esta primavera. Se han hecho leves cambios en preparación para su publicación. Revolución publicará la charla en cinco entregas. En adelante, se colocará la charla íntegra en revcom.us.

Aquí quiero enfocarme en dos cosas: el internacionalismo; y la democracia y la dictadura en la transición al comunismo.

Una vez más tengo que hablar sobre unos antecedentes. Marx y Engels exhortaron a los obreros del mundo a unirse. La base material para esa exhortación fue el hecho de que el capitalismo no solo había dado a luz la época de las naciones y estado-naciones modernas sino también a la existencia de un mercado mundial; y que el proletariado era una sola clase internacional y que tenía que superar la división en naciones, así como en clases, para llegar a un mundo sin antagonismos entre la gente.

A finales del siglo 19, el monopolio había llegado a dominar a los países capitalistas avanzados, y los capitales bancario e industrial se habían combinado para formar enormes bloques financieros; esas naciones no solo exportaban bienes a las naciones menos desarrolladas sino que empezaban a exportar el propio capital. Construían fábricas y ferrocarriles en esos países y los incorporaban a la “vida moderna” de una manera nueva. La contienda entre las grandes potencias por esferas de influencia intensificó, al igual que el militarismo y la guerra para respaldarla; todo eso ha continuado e intensificado hasta la fecha, por medio de dos guerras mundiales —¡en las que murieron más de 60 millones de personas!— y el triunfo de Estados Unidos contra la Unión Soviética en la llamada guerra fría. Hoy, más que nunca, el carácter de la producción es internacional; pero la propiedad, el control y la organización del capital siguen siendo anclados en naciones separadas y en contienda, y estas naciones siguen siendo divididas básicamente entre oprimidas y opresoras.

Las naciones opresoras como Estados Unidos no simplemente saquean a naciones oprimidas como México. Más bien, integran estrechamente toda la economía de una nación oprimida al proceso de acumulación imperialista de una manera subordinada, tergiversada y desarticulada al servicio de ese proceso. Las crisis hoy se manifiestan en intensos conflictos geopolíticos sobre el reparto del mundo entre las potencias imperialistas, conflictos que pueden estallar y han estallado en conflagraciones—como las dos guerras mundiales. Estas guerras presentaron crecientes oportunidades para la revolución... aunque si uno fuera empirista o positivista, parecería todo lo contrario, ya que cuando estalló la I Guerra Mundial, por ejemplo, casi todo el movimiento socialista mundial, con la importante excepción de los bolcheviques bajo la dirección de Lenin, y unas cuantas otras fuerzas, se derrumbó en traición.

Al mismo tiempo, estas guerras desempeñaban el papel de “crisis clásicas” del capitalismo: la destrucción del viejo marco de acumulación capitalista, que se había vuelto una traba, y el desarrollo de uno nuevo. Avakian dirigió en la profundización del análisis de Lenin sobre el imperialismo y el modelo que acabo de describir también rompió con lo que había venido a ser la línea dominante del movimiento comunista: que el imperialismo estaba en una crisis general y se iba directamente hacia el derrumbe.

Basándose en eso, Avakian desarrolló el principio de que la lucha de clases en un país dado la determina más la situación internacional que el desenvolvimiento de las contradicciones en ese país apartado o divorciado de ese contexto. La situación revolucionaria que le permitió a Lenin dirigir a los bolcheviques a conquistar el poder surgió de la coyuntura internacional de la guerra mundial que afectó de una manera radical a la situación en Rusia y permitió que se abriera paso; el internacionalismo de Lenin y su conocimiento cualitativamente más profundo del materialismo y de la dialéctica le permitieron ver esa posibilidad cuando, por lo menos al principio, todos los demás dirigentes se opusieron a la idea de aprehender el momento y hacer la revolución. Asimismo, la Revolución China se dio en un contexto internacional específico de la II Guerra Mundial y la invasión del Japón.

Ahora bien, uno podría distorsionar eso para decir que no se puede hacer nada si la “correlación de fuerzas” internacional es desfavorable. Eso no es cierto, y las revoluciones, o incluso las tentativas de hacer la revolución, en países específicos pueden afectar la correlación de fuerzas de una manera radical. Pero se está desenvolviendo en un contexto internacional, y hay que entender la dinámica a ese nivel; el “conjunto” del sistema imperialista es más que la suma de las naciones separadas que conforman las partes individuales.

Así que no es posible entenderlo desde la perspectiva de “mi país hacia fuera” y, de hecho, verlo de esa manera es otro ejemplo del positivismo. Tampoco se puede ver al internacionalismo como algo que se “extiende” a otros países; el mundo entero tiene que ser el punto de partida. Hay que ver la revolución en “su” país como parte de la revolución mundial. Los comunistas NO representan a esta o aquella nación; (se supone que) nuestro objetivo es la eliminación de todas las naciones, aunque sabemos que vamos a tener que “bregar” con un mundo en el que las naciones existirán por mucho tiempo, aun naciones socialistas, y todo un período en el que primero habrá que lograr la igualdad de las naciones para poder superarlas. Pero durante todo ese período, el movimiento comunista debe “tener en la mira” la meta de una comunidad mundial de la humanidad, y relacionar todo lo que hace a eso.

Irónicamente, si uno lo abarca desde el punto de vista de “mi país hacia fuera”, perderá las verdaderas posibilidades revolucionarias en el país en el que uno se encuentra. No captará cómo trastornos inesperados en esta o aquella parte del mundo, o en este o aquél aspecto del sistema, pueden plantear oportunidades que se pueden asir. Se quedará sin litoral mental, por decirlo así, sumido en el nacionalismo, y será incapaz de ver la base para librar una lucha triunfante por la liberación nacional. Y esa mentalidad sin litoral ha sido un factor que ha llevado al conservadurismo y, aun peor, a la capitulación en tiempos de grandes peligros... pero que eran también tiempos de grandes posibilidades para avances revolucionarios.

Todo ese enfoque equivocado se consolidó en el contexto de una situación en la que la Unión Soviética se encontraba rodeada de potencias imperialistas antagónicas que la querían estrangular, y cuyo punto culminante fue el ataque nazi que cobró más de 20 millones de vidas soviéticas. La defensa del primer estado socialista era una verdadera necesidad. Pero esa defensa existía en contradicción con la necesidad de hacer avanzar, al mismo tiempo, la revolución en otros países, y con relación a la misma. Como no reconoció o negó la existencia de esa contradicción, la Unión Soviética muy a menudo sacrificó, o intentó sacrificar, la lucha revolucionaria en esos países en beneficio de su propia defensa. Y, hay que decirlo, en Mao persistió ese mismo punto ciego. Si no se reconoce que esa es una contradicción, y si no se aborda eso a partir del hecho fundamental de que el imperialismo ha integrado al mundo entero en un solo conjunto y que el proceso revolucionario es un proceso integrado mundial —a pesar de que los diferentes países tienen sus propias revoluciones diferenciadas, aunque relacionadas—, no se tendrá la posibilidad de resolver esto.

Avakian de ninguna forma ha sido simplista o escolástico en sus críticas; ha insistido en un pleno reconocimiento de los serios retos ante los estados socialistas. Pero sobre esa base estudió lo que pensaban que hacían y por qué, e hizo una crítica penetrante de su concepción teórica.

Como parte de eso, Bob Avakian desarrolló el principio de que el proletariado en el poder “tiene que poner ante todo el avance de la revolución mundial, aun por encima del avance de la revolución en el país particular, y construir el estado socialista ante todo como una base de apoyo para la revolución mundial”. Además, y de mucha importancia, formuló el principio de que los revolucionarios tienen que, al mismo tiempo, buscar hacer los mayores avances posibles en la construcción del movimiento revolucionario y prepararse para la situación revolucionaria en todos los países, al mismo tiempo que están atentos también  “a situaciones concretas que en cierto momento se vuelven puntos de concentración de las contradicciones mundiales y posibles eslabones débiles... y por tanto donde, de manera concentrada, el proletariado internacional debería enfocar especialmente su atención y energía”. Aquí quisiera recomendar varias obras en que se aborda este principio a profundidad: ¿Conquistar el mundo? Deber y destino del proletariado internacional y Avanzar el movimiento revolucionario mundial: Cuestiones de orientación estratégica1 .

Además de eso, Avakian defendió y profundizó la concepción de Lenin de que la división del mundo entre potencias imperialistas y naciones oprimidas había generado en las potencias imperialistas un sector de la clase obrera, y un sector aun mayor de la clase media, que no solo se beneficiaba materialmente del parasitismo y saqueo del imperialismo, sino que llegó a identificarse con sus amos imperialistas. Él siguió la lógica de Lenin sobre la necesidad de basarse en los sectores de las masas que no se benefician tanto o que están, en todo caso, más dispuestos a oponerse al imperialismo. Eso quiere decir que los comunistas tienen que estar dispuestos a tomar posiciones que no son populares e ir contra la corriente del chovinismo nacional en los países imperialistas — aunque esta tenga la forma de repugnantes brotes de chovinismo pro-estadounidense o la forma igualmente mortífera de complicidad pasiva.   

1. ¿Conquistar el mundo? Deber y destino del proletariado internacional, número 50 de la revista Revolución, enero de 1982, próximo a salir en revcom.us, y Avanzar el movimiento revolucionario mundial: Cuestiones de orientación estratégica, en Obrero Revolucionario, Nos. 316-317, 5 y 12 de agosto de 1985, próximo a salir en revcom.us. [back]

LA SEMANA ENTRANTE: PARTE IV: LA NUEVA SÍNTESIS: IMPLICACIONES POLÍTICAS – DICTADURA Y DEMOCRACIA

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Un llamado urgente de los científicos a:

Defender la ciencia

Este importante llamado de científicos está en línea (en inglés) en defendscience.org. La traducción es de Revolución:

HOY EN ESTADOS UNIDOS LA CIENCIA, COMO CIENCIA, ESTÁ BAJO ATAQUE COMO NUNCA ANTES.

Las señales se ven en todas partes. El ritmo de los ataques está acelerando con frecuentes intervenciones de poderosas fuerzas, dentro y fuera del gobierno de Bush, dispuestas a rechazar las verdades científicas, trastornar la investigación científica, bloquear el progreso científico, socavar la educación científica y sacrificar la integridad del proceso científico… con el fin de poner en práctica su agenda política. Hoy esa agenda política dominante está profundamente entrelazada con la agenda ideológica extremista (y sumamente anticientífica) de poderosas fuerzas religiosas fundamentalistas conocidas como la Derecha Religiosa. Esos fundamentalistas tienen amplia influencia y representantes en las principales instituciones del gobierno federal, hasta en el Congreso y la Casa Blanca. Esa es una de las principales razones de este ataque sin precedentes contra la ciencia.

Es común y corriente que el gobierno actual niegue fondos, censure informes científicos y socave de otras formas la investigación científica que podría descubrir hechos que no quiere oír; que manipule, tergiverse o censure directamente descubrimientos científicos que no le gustan; que cambie las comisiones científicas para que den recomendaciones sobre temas tan diversos como la salud pública y el medio ambiente basadas menos en las conclusiones científicas y más en lo que dicta el gobierno.

La situación es tan grave que más de 6,000 científicos ya han firmado la declaración “Restaurar la integridad científica” de la Union of Concerned Scientists (Unión de Científicos Preocupados), que critica al gobierno de Bush por “abuso de la ciencia”; asimismo, la revista Scientific American publicó un editorial titulado “Bush-League Lysenkoism: The White House Seeks to Bend Science To Its Will” (Lysenkoismo de Bush: La Casa Blanca busca doblegar la ciencia a su voluntad).

CONSIDEREN LO SIGUIENTE:

Ciertos “códigos morales” fundamentalistas cristianos imponen restricciones a los temas que pueden investigar los científicos y a las respuestas que pueden ofrecer. Ha habido ataques contra estudios sobre cómo prevenir el VIH por estudiar las prácticas sexuales. Los fundamentalistas, dentro y fuera del gobierno, que creen que el estudio científico del VIH-SIDA debe empezar y terminar con programas de “abstinencia” (cueste lo que cueste en términos humanos y sociales), han eliminado fondos y hostilizado a los investigadores. Han suprimido las investigaciones de la sexualidad humana en general, y el gobierno ha diseminado estudios incorrectos y desinformación acerca de la eficacia de los condones y otros métodos de control de la natalidad. El Departamento de Salud y Servicios Humanos borró de su portal información científica sobre la salud que está en conflicto con la posición  gubernamental de que el único método de educación sexual debe ser enseñar “abstinencia”… ESTO ES INACEPTABLE.

En respuesta a las objeciones de los fundamentalistas, el gobierno ha negado fondos federales a nuevos campos de investigación científica, como las células tronco (o células madre), que tienen el potencial de llevar a grandes avances médicos… ESTO ES INACEPTABLE.

Los científicos cuyas conclusiones están en conflicto con los intereses corporativos o las medidas del gobierno de Bush reciben amenazas de represalias o de recortes de fondos. A los científicos gubernamentales les han prohibido hablar en público de importantes temas científicos y usar términos como “calentamiento global”. Altos funcionarios políticos han cambiado el título y tachado pasajes enteros de estudios de científicos gubernamentales sobre el calentamiento global y sus consecuencias potencialmente devastadoras para el planeta y la humanidad. Funcionarios del gobierno invalidan las conclusiones de los científicos sobre asuntos como qué especies de plantas y animales colocar en la lista de “especies en peligro”, qué hábitats naturales tienen una necesidad crítica de preservación, cómo establecer las normas de calidad del agua y el aire, etc… ESTO ES INACEPTABLE.

En una práctica que muchos científicos llaman “macartismo científico”, a los científicos nominados para participar en consejos y comisiones de asesoría científica les han preguntado cómo votaron o si apoyan ciertas medidas del gobierno, y en ciertos casos los han rechazado por sus puntos de vista políticos… ESTO ES INACEPTABLE.

Las librerías oficiales del Gran Cañón venden libros sobre la versión bíblica de que el Cañón data del “diluvio universal”, hace unos pocos miles de años, a pesar de la enorme cantidad de pruebas geológicas y del consenso científico de que tiene rocas de miles de millones de años y de que lo excavó un río en un proceso muy largo hace millones de años… ESTO ES INACEPTABLE.

Y eso no es todo: ¡hoy, en el siglo 21, el jefe del gobierno, George W. Bush, no acepta que la evolución es un hecho científico! ESTO ES INACEPTABLE.

El presidente dice: “En cuanto a la evolución, todavía no se ha establecido cómo Dios creó la tierra”, y luego mira con satisfacción mientras los creacionistas atacan la evolución en los salones de clase, los museos, las bibliotecas, las librerías gubernamentales y hasta los cines IMAX y de ciencias.

No, señor presidente, YA está establecido. LA EVOLUCIÓN ES UN HECHO; ES UNO DE LOS HECHOS MÁS COMPROBADOS Y MEJOR DOCUMENTADOS DE LA HISTORIA DE LA CIENCIA. NEGAR Y ATACAR LA EVOLUCIÓN ES NEGAR Y ATACAR UNO DE LOS HECHOS MÁS FUNDAMENTALES DE LA NATURALEZA Y LA REALIDAD, Y UNA DE LAS PIEDRAS ANGULARES MÁS CRUCIALES DE TODA LA CIENCIA MODERNA.

La evolución no es tema de “polémica” en la comunidad científica: para la abrumadora mayoría de los científicos de Estados Unidos y de todo el mundo, es un hecho comprobado. La evolución está tan rotundamente demostrada como el hecho de que la Tierra gira alrededor del Sol: o sea, es una verdad científica comprobada que, hace varios siglos y por mucho tiempo, fue atacada y reprimida por una inquisición religiosa, lo que causó grandes daños a la ciencia y la humanidad. No podemos permitir, y no permitiremos, que lo mismo pase con la evolución.

Por lo tanto, nosotros, los científicos y los miembros de la comunidad científica suscritos, hacemos llegar este llamado urgente a toda la sociedad para que cada persona acepte el desafío de DEFENDER LA CIENCIA.

Seamos claros: muchos que tienen creencias religiosas pueden y deben apoyar este llamado a DEFENDER LA CIENCIA. No se trata de que la ciencia destruya la religión. Se trata de defender la ciencia ante una agenda política derechista específica que, junto con una ideología fundamentalista que interpreta textualmente la Biblia, busca poner en práctica un programa que fundamentalmente pervertirá y minará la ciencia y el proceso científico.

Los científicos pueden ser ateos o agnósticos, o tener varias creencias religiosas; pueden cubrir todo el espectro de opiniones políticas. Pero una cosa que la abrumadora mayoría de los científicos tienen en común es que entienden que, al realizar investigación científica y aplicar el método científico, es esencial tomar como punto de partida el conocimiento científico acumulado, el caudal de pruebas científicas comprobadas sobre la realidad, adquiridas por medio de observación y experimentación científicas concretas y sistemáticas, y sujetas a rigurosa revisión y prueba científicas. De ahí partimos los científicos, esa es nuestra fundación, cuando proponemos investigar la realidad y hacer nuevos descubrimientos. De esa manera se ha practicado y ha avanzado la ciencia durante siglos, y esto le ha permitido beneficiar a la humanidad de innumerables formas.

La ciencia genuina nunca toma como punto de partida un conjunto de “creencias” subjetivas, “opiniones” o “edictos basados en la fe” transmitidos por autoridades religiosas o laicas que se colocan por encima del cuestionamiento, las pruebas y la investigación de los seres humanos. Incluir en el proceso científico suposiciones religiosas o de otra índole, no sustentadas por los métodos científicos y que, por definición, no se pueden probar por métodos científicos, destruiría la ciencia como ciencia.

En conclusión: no podemos aceptar una situación en que se bloquea la investigación científica o se invalidan sus conclusiones porque no obedecen a los objetivos del gobierno, a los intereses corporativos o a la ideología de los fundamentalistas religiosos; en que el dogma impuesto por el gobierno y las autoridades religiosas ocupa el lugar de la ciencia; en que se suprime el enfoque científico de buscar explicaciones naturales de los fenómenos naturales. Debemos exigir una atmósfera que permita a los científicos indagar la verdad, incluso cuando la verdad está en conflicto con las opiniones y las medidas de los que detentan el poder; una atmósfera que estimule el espíritu científico, que aprecie la educación científica y la popularización del método científico, que aliente a la sociedad a captar cómo y por qué las cosas son como son; que tome como punto de partida para la investigación de la realidad todo lo que hasta hoy ha aprendido la humanidad y todo lo que se ha comprobado repetidamente.

ESTÁ EN NUESTRAS MANOS. ES HORA DE TOMAR UNA POSICIÓN CLARA Y DEFINITIVA EN DEFENSA DE LA CIENCIA. ESTO ES DE IMPORTANCIA CRUCIAL Y URGENTE, PARA LOS CIENTÍFICOS Y PARA LA SOCIEDAD ENTERA, LA HUMANIDAD Y LAS GENERACIONES FUTURAS.

LO QUE SE PUEDE HACER

Los científicos y miembros de la comunidad científica:

Firmar y circular este llamado; recaudar fondos para imprimirlo en periódicos por todo el país  y el mundo; hacer que lo adopten asociaciones científicas y educativas, y otras instituciones; exhortar a participar.

Miembros de la sociedad civil:

Reproducir y difundir este llamado; correr la voz; aportar ideas sobre cómo se debe librar esta batalla crucial; unirse a la comunidad científica y demás para librarla.

Lista parcial de los signatorios de la declaración Defender la ciencia:

Gerardus’t Hooft, profesor de Física teórica, Universidad Utrecht, Holanda, premio Nobel en Física (1999)

Philip W. Anderson, profesor en Física (emérito), Princeton, premio Nobel (1977), integrante de la Academia Nacional de Ciencias

Michael Atiyah, prof. honorario de Matemáticas, Universidad de Edinburgh, medallista Field, premio Abel, integrante de la Academia Nacional de Ciencias

Prof. Robert Curl, químico, premio Nobel, profesor investigativo, Profesor emérito, Universidad Rice

Richard Dawkins, catédra Charles Simonyi en el Conocimiento Público de las Ciencias, Universidad de Oxford

Paul Ehrlich, profesor Bing de Estudios demográficos, Universidad Stanford

Donald A. Glaser, PhD, premio Nobel en Física, profesor de Física y Neurobiología, Universidad de California-Berkeley

Roger Guillemin, MD, PhD, premio Nobel en Medicina y Fisiología (1977), integrante de la Academia Nacional de Ciencias

Michael G. Hadfield, profesor de Zoología, Universidad de Hawai

Carl Heiles, facultad de Astronomía, Universidad de California-Berkeley

Prof. Dudley Herschbach, Fac. de Química y Biología Química, Harvard, premio Nobel (1986)

Gerald T. Keusch MD, decano adjunto de Salud Global, Centro Médico, Universidad de Boston

Prof. James L. Kinsey, Fac. de Química, Universidad Rice, integrante de la Academia Nacional de Ciencias (1991)

Prof. Herbert Kroemer, premio Nobel en Física (2000)

Harold Kroto, profesor de Química, Universidad Florida State, premio Nobel (1996)

Paul C. Lauterbur, profesor de Química y Ciencias en Información Médica, Universidad de Illinois, premio Nobel (2003)

Prof. Jean-Marie Lehn, Estrasburgo, Francia, premio Nobel en Química (1987)

Geoff Marcy, profesor de Astronomía, Universidad de California-Berkeley

Christopher F. McKee, Fac. de Física y Astronomía, Universidad de California-Berkeley, integrante de la Academia Nacional de Ciencias

Douglas Osheroff, profesor de Física, Universidad Stanford, premio Nobel (1996)

Kevin Padian, profesor, facultad de Biología Integrativa, Universidad de California-Berkeley

Stephen R. Palumbi, profesor de Ciencias Biológicas, Estación Marítima Hopkins, Universidad Stanford

David Politzer, Universidad Caltech, premio Nobel en Física (2004)

Theodore A. Postol, profesor de Ciencias, Tecnología y Política de Seguridad Nacional, Universidad MIT

Irwin Rose, profesor de Fisiología y Biofísica, Universidad de California-Irvine, premio Nobel en Química (2004)

Edwin E. Salpeter, profesor emérito en Ciencias Físicas, Universidad Cornell, integrante de la Academia Nacional de Ciencias y la Sociedad Real (Inglaterra)

Randy Schekman, profesor de Biología Molecular y Celular, director del centro de investigación de células madre, Universidad de California-Berkeley, integrante de la Academia Nacional de Ciencias

Andrew Sessler, ex presidente de la Sociedad Americana de Física, integrante de la Academia Nacional de Ciencias

Peter Singer, profesor Ira W. DeCamp de Bioética, Universidad Princeton

Ardea Skybreak, autora de Science of Evolution (La ciencia de la evolución)

E. Donnall Thomas, premio Nobel (1990), Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson

Dr. Charles Yanofsky, profesor emérito de Ciencias Biológicas, Universidad Stanford, recipiente de la Medalla Nacional de Ciencias, integrante de la Academia Nacional de Ciencias

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

The Science of Evolution and the Myth of Creationism: Knowing What's Real and Why It Matters

Ardea Skybreak

Revolución #131



11x17 pdf (1.5m)
8x11 jpg (124K)

 

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Terremoto sacude al terreno capitalista en China

Li Onesto

Lunes, 12 de mayo, 2:28 pm. Un enorme terremoto, de la magnitud 8.0 en la escala de Richter, golpeó la provincia Sichuan del suroeste de China. Duró más de un minuto y arrasó a pueblos y ciudades pequeñas enteras. El domingo 25 de mayo una poderosa réplica dejó miles de edificios más colapsados.

El número de víctimas ya es de más de 62.000 muertos y 160.000 heridos. Cinco millones quedaron sin hogar. En Sichuan, más de 200.000 casas se desplomaron y cuatro millones sufrieron daños.

El terremoto ocurrió al mediodía cuando las escuelas estaban llenas de niños dormitando, sentados a sus pupitres, jugando en los patios de recreo. Algunos informes dicen que el 30-40% de los muertos eran niños. En Mianzhu, siete escuelas, incluidos dos kinders, se desplomaron, y más de 1.700 alumnos quedaron enterrados.

* * * * *

Lo que pasa cuando tal catástrofe natural ocurra se determina profundamente por la manera en que se organiza una sociedad. Y este desastre ha revelado mucho sobre la naturaleza de China. La mayoría de los habitantes del mundo que miraban esta tragedia desgarradora creen que China es un país socialista, dirigido por un gobierno comunista. Pero el hecho es que desde el reaccionario golpe de estado encabezado por Deng Xiao-ping después la muerte de Mao Tsetung en 1976, China ha sido un país capitalista, dependiente del imperialismo y subordinado al mismo. Y algunas verdades muy duras sobre la naturaleza explotadora y opresiva de la China capitalista han salido a la luz después de este terremoto devastador.

Escuelas de “tofu” se volvieron trampas mortales

Casi 7.000 escuelas, un número desproporcionadamente alto de los edificios, cayeron en la provincia de Sichuan. En algunos pueblos, una generación entera casi desapareció.

Escenas de dolor convertido en ira se repitieron en muchos pueblos cuando los padres acusaron al gobierno de levantar construcciones chapuceras para ahorrar dinero. Pu Changxue, cuyo hijo murió aplastado en un aula, dijo: “Este era un proyecto de tofu y el gobierno debe asumir la responsabilidad. Todos sabemos que los terremotos son desastres naturales. Pero lo que pasó con nuestros niños tiene causas humanas también, que son aún más espantosas”.

En Juyuan, una escuela secundaria se desplomó. Aproximadamente 900 niños quedaron enterrados, mientras que edificios cercanos quedaron en pie. Un señor dijo: “Mire el material de construcción que usaban. No mezclaron el cemento con el agua en la proporción correcta. No hay suficientes vigas de acero. La arena no está limpia”.

Supuestamente hay normas y requisitos sísmicos para edificios de diferentes clases. Pero porque hay poco dinero del gobierno para la educación, no han reemplazado los viejos edificios. Y muchas veces, aun cuando se construyan nuevas escuelas, se usa material chapucero y no hacen caso a las normas de construcción a fin de reducir costos.

Los cuerpos de los niños sacados de los escombros revelan una fea realidad sobre la sociedad de clases de China: que las escuelas para los niños de los de abajo son muy distintas a aquellas para los niños de familias acomodadas. Los niños de las capas altas cuentan con mejores, y más seguras, instalaciones educativas. Ante el terremoto eso fue asunto de vida o muerte.

Según el New York Times, en Dujiangyan, la escuela primaria Xinjian, de pésima construcción, “nunca recibió su parte de los fondos oficiales de reconstrucción debido a su rango inferior en la burocracia y al bajo nivel social de los alumnos”. Los padres con hijos en esta escuela son pobres y muchos perdieron su trabajo cuando se cerró una cementera del rumbo, otros reciben pequeños pagos de ayuda pública y trabajan de milusos para mantener a sus familias, otros dejaron atrás a sus hijos para ir a buscar trabajo por otro lado. El terremoto dejó a cientos de niños muertos en Xinjian. Mientras tanto, otra primaria, Beijie, tuvo poquísimos daños y los niños sobrevivieron. Beijie se construyó para la élite con las mejores instalaciones y los mejores maestros” (“Chinese Are Left to Ask Why Schools Crumbled”, New York Times, 25 de mayo de 2008).

Los medios del Occidente, y los informes noticiosos en China, han dicho que los desarrolladores intentaban maximizar las ganancias con material inferior, recortando trabajos necesarios y sobornando a funcionarios corruptos. El gobierno anunció que habría investigaciones sobre si se debe a obras de construcción chapuceras vinculadas con la corrupción. Y sin duda, habrá acusaciones oficiales de soborno y encontrarán a chivos expiatorios en una campaña de “limpiar la corrupción”.

Pero el problema fundamental NO es corrupción, funcionarios ineptos y sobornos en la construcción de escuelas. Claro, eso es horrendo y resultó en la muerte de miles de niños. Pero esa no es la raíz del problema. El verdadero problema es la dinámica del capitalismo: cómo el afán de ganancias eclipsa todo lo demás, cómo el crecimiento económico lo rigen la intensificación de la explotación, las ganancias a corto plazo y la minimización de costos. La corrupción es muy real, pero es el resultado del desarrollo capitalista.

Algunas personas dicen que tiene que haber más transparencia en China. Dicen que el problema es el existente entre la apertura y el cerrazón de China; que escuche o no; que censure el internet o no, etc., etc. Pero eso elude la verdadera pregunta: ¿Qué clase de sociedad es China? ¿Qué es su relación al capitalismo global? ¿Qué quiere decir que es una gigantesca maquiladora para el mundo; que crece la brecha entre ricos y pobres en China; que los campesinos están desesperados y empobrecidos, y que hay millones ya muy pobres porque China está subordinada al imperialismo, que de repente se hallan en un infierno aún mayor debido a este terremoto?

Mayores disparidades

Sichuan es una de las zonas más pobres y tiene pocas fábricas, pero es un importante centro de producción de cereales y puercos y tiene las reservas más extensas de gas natural de China.

En la última década ha habido un auge de construcción en Sichuan y otras zonas rurales. Pero continúan las enormes disparidades entre las zonas urbanas y rurales. Y esta brecha se manifiesta aún más en el desarrollo de los pueblos y ciudades pequeños.

Mucha gente de las zonas más afectadas por el terremoto son campesinos pobres. En Wenchuan, en el epicentro, el ingreso anual promedio era alrededor de 1.600 yuan en 2002 (la última estadística disponible), que es menos de un quinto del ingreso promedio en Chengtú, la capital de la provincia. La muerte, daños y sufrimiento por el terremoto reflejan esta brecha. Vivir en condiciones empobrecidas antes del terremoto llevó a más devastación y ahora más privaciones. Y las disparidades entre la ciudad y el campo también tienen un impacto. Por ejemplo, las personas que viven en las zonas rurales tienen mucho menos acceso a los servicios sanitarios que las que viven en las ciudades, que quiere decir que desde el principio son menos sanas y ahora tienen menos acceso a la asistencia médica que desesperadamente necesitan.

Cuando China fue un país auténticamente socialista, un objetivo consciente del gobierno y la sociedad era reducir continuamente e ir eliminado a la  larga las desigualdades sociales, entre clases, entre hombres y mujeres, entre las nacionalidades y entre ciudad y campo. Hoy, por el funcionamiento del capitalismo, se están aumentando estas diferencias.

Un artículo de la revista Time habló de cómo las “reformas económicas” han reducido el tratamiento médico disponible desde cuando China era socialista, cuando en muchos casos los servicios sanitarios eran elementales pero ampliamente accesibles a cada ciudadano: “Los famosos ‘médicos descalzos’, generalmente jóvenes egresados de escuelas secundarias capacitados en primeros auxilios, iban a pie por los pueblitos ofreciendo exámenes prenatales y componiendo piernas y brazos rotos. Este servicio, esencialmente gratis, ayudó a erradicar casi totalmente las enfermedades de transmisión sexual en China y la esperanza de vida casi se duplicó de 35 a 65 de 1949 a mediados de los años 70. A comienzos de los años 80, el país empezó a cambiarse del comunismo al capitalismo, y los campesinos tenían que usar sus escasos ingresos para pagar los servicios sanitarios. Al mismo tiempo, los gobiernos locales con poco dinero recortaban las subvenciones a los hospitales y clínicas rurales, en esencia los privatizaban…. Los habitantes de las ciudades estaban en mejores condiciones, principalmente porque seis de cada diez de ellos tienen alguna forma de seguro de salud. Solamente el 10% de los habitantes del campo lo tiene, en su mayoría empleados del gobierno o de las zonas ricas costeras, donde muchos trabajan en fábricas” (“China’s Mailing Health System”, Time, 12 de mayo de 2003).

Esta clase de mayores desigualdades sociales y económicas ahora existe en muchos aspectos de la sociedad de China, que puede determinar si uno vive o muere cuando ocurra algo como un terremoto.

El desarrollo para enriquecerse rápidamente

En las últimas décadas, China se ha integrado y subordinado más al sistema capitalista mundial. Las inversiones extranjeras han inundado al país. Entre las empresas extranjeras con inversiones en Sicuani están PepsiCo, Procter & Gamble, Toyota, United Technologies, McDonalds, Lufthansa, Sony, Intel, Cisco Systems y Archer Daniel Midland.

Ha habido muchos esquemas de desarrollo económico para “enriquecerse rápidamente”, principalmente en las zonas de la costa oriental del país, donde hay concentraciones de mano de obra barata y acceso a empresas de carga. En los últimos años, esta clase de crecimiento económico rápido se ha extendido hasta las zonas del interior, como las ciudades y pueblos golpeados por el terremoto del 12 de mayo.

En muchos casos, tal expansión ha llevado a reubicaciones forzosas. Este empuje para crecer rápidamente obliga a las constructoras a recortar tiempos, a las compañías y al gobierno a pisotear los derechos de los inquilinos y a no hacer caso a las normas de seguridad en construcciones. Movilizaron a la policía para hacer cumplir los desalojos.

Hay reportes de personas opuestas de demoliciones y desalojos que se han prendido fuego y suicidado.

Hace cinco años se llevaron a cabo renovaciones en masa principalmente en las ciudades grandes. Ahora suceden en ciudades medianas y pequeñas, como la capital de Sichuan, Chengtú, a 240 kilómetros del epicentro. Los funcionarios de la ciudad anunciaron un plan para erogar 10 mil millones de yuan (1.4 mil millones de dólares) para construir un nuevo pueblo en los suburbios al norte.

Miles de ciudades pequeñas están brotando en lo que eran tierras de pastoreo despobladas. Esta clase de urbanización rápida ha transformado a Sichuan en una de las más grandes provincias del país con una población de cerca de 82 millones. La demolición y la construcción rápida han creado condiciones de corrupción desenfrenada y la construcción chapucera que ahora la gente denuncia tras el terremoto. Estas zonas rurales y pueblos pequeños han sufrido la peor destrucción del terremoto.

Esta clase de desarrollo económico, impulsado por las ganancias de corto plazo, el crecimiento rápido y la minimización de costos, también afecta la construcción de presas en el país. Y ahora, tras el terremoto, existe una situación sumamente peligrosa en que las presas construidas de manera chapucera están dañadas, lo que pone en peligro de inundaciones a millones, especialmente debido a las continuas réplicas.

Hay reportes de danos a cientos de presas. Por ejemplo, construyeron la presa Zipingpu, terminada en 2006, a pesar de las objeciones de los sismólogos porque estaba muy cerca a unas grandes fallas geológicas. Después del terremoto, los soldados se apresuraron a ir a la presa tras informes de que se le abrían grietas.

Lágrimas de cocodrilo ocultan un sistema criminal

Algunos comentaristas de noticias dijeron que el terremoto es como un “regalo de dios” al gobierno chino, porque en cuanto a la opinión pública global, las cosas no han sido buenas para China. Su represión brutal de Tíbet ha acaparado las primeras planas por semanas, al mismo tiempo que China prepara su mega-campaña de relaciones públicas por los Juegos Olímpicos. Por eso, tuvieron lugar muchas protestas durante el recorrido de la antorcha olímpica a través del mundo.

Con el terremoto, China tiene la oportunidad de cambiar la opinión pública en beneficio del reaccionario régimen. Altos funcionarios del gobierno volaron sin demora a las zonas devastadas, llorando lágrimas de cocodrilo y montando un espectáculo de preocupación ante las cámaras de TV, conscientes de que se transmitirá en China y sobre todo en el mundo. El gobierno chino sabe bien que, especialmente tras el ciclón en Myanmar, lo que hace en cuanto a este desastre estará bajo la lupa en China y en el mundo, con su rollo de cuán competentes, compasivas y controladas han sido las labores de rescate y socorro.

Los gobernantes chinos tienen mucha necesidad, en el frente interno y en el mundo. Tienen que mantener el control social ante mayores disparidades y descontento, y ante una polarización política y económica cambiante y compleja en el mundo a medida que prosiguen sus ambiciones internacionales. Desde el comienzo, el gobierno ha considerado los Juegos Olímpicos como una manera de crear condiciones políticas más favorables en el país y en el mundo.

Las lágrimas de cocodrilo derramadas por los funcionarios del gobierno tras el terremoto solamente ocultan la verdad: la economía china está profundamente integrada y subordinada al sistema capitalista global. El desarrollo del capitalismo en China ha sido y sigue siendo un infierno sobre la tierra para cientos de millones de personas. Y lo que China necesita es otra revolución que apunte a derrocar a la nueva clase dominante capitalista, obtener de nuevo la independencia nacional y crear una sociedad socialista auténtica y verdaderamente liberadora.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Entrevista de Revolución

Neil Shubin: Jornada para descubrir la historia de la vida de la tierra, Parte 1

     Neil Shubin es uno de los paleontólogos más reputados del mundo. Los paleontólogos son científicos que estudian los fósiles a fin de aprender de la evolución de la vida en el planeta. Es asimismo un profesor y decano asociado de Biología y Anatomía de Organismos en la Universidad de Chicago y provost del Museo Field. En 2004 Shubin y su equipo descubrieron un fósil en el Ártico canadiense que acaparó la atención del mundo cuando fue dado a conocer dos años más tarde. Este fósil es Tiktaalik roseae, tiene 375 millones de años, y es una criatura que fue un intermediario entre el pez y los animales terrestres.
     A comienzos del año, Neil Shubin publicó su libro Your Inner Fish: A Journey Into the 3.5-Billion-Year History of the Human Body (Tu pez interior: Una jornada de 3.5 mil millones de años en la historia del cuerpo humano) (Pantheon Books), que es un trabajo vivaz y accesible que está lleno de ciencia fascinante y es tremendamente entretenido!
     Revolución entrevistó a Neil Shubin en su laboratorio en la Universidad de Chicago, donde dedica sus investigaciones a los genes y el desarrollo de los embriones junto con los fósiles. Esta es la primera parte de la entrevista.

REVOLUCIÓN: ¿Podrías dar a los lectores una corta descripción general del significado del fósil Tiktaalik que has descubierto, y de qué se trata el libro Tu pez interior?

NEIL SHUBIN: Tiktaalik, junto con otros fósiles del pez sarcopterigio (de aletas lobulares) y los anfibios, representan una época crucial en la evolución. Lo que vemos es cómo los descendientes del pez con aletas evolucionaron para vivir en tierra firme. Este es un hito en la historia del planeta y en nuestra propia historia humana. Muchas características que evolucionaron por primera vez en los peces como Tiktaalik son partes de nuestros propios cuerpos y nuestra propia historia. El cuello que vemos por primera vez en el Tiktaalik es algo que llegó a ser nuestro propio cuello. La muñeca funcional del Tiktaalik es el antecesor de nuestra propia muñeca. Este es el tema general de Tu pez interior. Cada uno de nosotros lleva adentro una historia de 3.5 mil millones de años. Cada órgano, cada célula y cada gen de nuestro cuerpo es una conexión profunda al resto de la vida en este planeta. Además la historia de nuestro cuerpo está escrita en los fósiles, los cuerpos y los ADN de criaturas tan disímiles como los gusanos, los peces y las esponjas. Este es el contenido del libro.

REVOLUCIÓN: Tú te estás preparando para la sesión de campo en el Ártico canadiense para este verano. ¿Vas a ir a la misma área donde el fósil Tiktaalik fue descubierto? ¿Hay un tipo específico de fósil que estás buscando?

NEIL SHUBIN: Tenemos dos objetivos este verano: el primero es el de retornar al lugar donde encontramos al Tiktaalik. Este es un lugar que tiene una longitud de aproximadamente 20 pies que hemos despejado un poco, y que contiene una ruma de esqueletos de peces. De manera que creemos que hay más Tiktaalik por encontrar. Estaremos allí un par de semanas. La sesión entera durará unas cinco semanas. De modo que el resto del tiempo, habremos seis individuos, nos organizaremos en dos equipos muy móviles de tres miembros cada uno, algo así como equipos de reconocimiento. La meta será la de identificar nuevos sitios.

REVOLUCIÓN: Dijiste que esperas encontrar más Tiktaalik. ¿Qué otros tipos de fósiles piensas encontrar?

NEIL SHUBIN: Lo que es fascinante acerca del sitio del Tiktaalik es que hay muchas clases de peces allí, no solamente el Tiktaalik. De manera que tendremos la oportunidad de trabajar el sitio con más detalle, estudiando la geología del lugar, y esto incluye las rocas por debajo y por encima del mismo, tendremos un mejor sentido del medio en el que el Tiktaalik vivió. ¿Era pantanoso? ¿Cómo fue el ecosistema? Lo que queremos hacer en un lapso de unos años es establecer con cierto grado de certidumbre en qué tipo de ecosistema vivió el Tiktaalik. La única manera de obtener esta información es trabajando asiduamente, mancomunadamente con otras personas que tienen otro tipo de conocimiento que el mío, como en el campo de la geología y otros. De manera que vamos a pasar una cuantas semanas en esto.

Estamos siempre curiosos por conocer más. De manera que la idea es la de trabajar en dos equipos muy móviles de tres, en dos campamentos, como ya lo dije, e ir a explorar nuevas rocas, más jóvenes. Tiktaalik tiene 375 millones de años. Las rocas que estamos explorando son de 365 a 370 millones, o cinco millones de años más jóvenes. La idea es encontrar algo que sea más parecido a los tetrápodos que el Tiktaalik. [Nota de la redacción: Los tetrápodos son animales con cuatro extremidades.] En cierto modo esta búsqueda parece no tener fin. Cada vez que encontramos una respuesta surgen nuevas preguntas. Esto es lo que hace el proyecto tan interesante (esto es mejor que divertido). Y hay todavía tanto que descubrir en el Ártico. En cierta medida somos las propias víctimas de nuestro éxito. Cuando encuentras un lugar, ese es el lugar donde trabajas, como el lugar del Tiktaalik. Pero existe todavía este vasto continente ártico que todavía no hemos explorado. De manera que tendremos que meternos un poco en esto este verano.

REVOLUCIÓN: En tu libro señalas que este mundo está tan “altamente organizado” que es posible predecir el tipo de fósiles que yacen en diferentes capas de roca alrededor del planeta y que esas predicciones pueden dar lugar a descubrimientos sobre acontecimientos de la historia de la vida del planeta. Al mismo tiempo hablas del rol que juega la suerte y el hallazgo fortuito en tu trabajo. ¿Qué papel jugaron esos dos factores en el descubrimiento del Tiktaalik?

NEIL SHUBIN: Nos llevó un montón de planeamiento para localizar el Tiklaalik. En primer lugar tuvimos que estar seguros que queríamos trabajar en el Ártico. En segundo lugar en qué parte del Ártico. Encontrar un fósil en el Ártico es como encontrar una aguja en un pajar. El Ártico es un lugar inmenso y los fósiles son pequeños. ¿Cómo lograrlo? Necesitamos un montón de planeamiento. Tuvimos que conocer la geología del área. Había dos elementos esenciales obviamente. Aprender del excelente trabajo de Ashton Embry y su equipo de geólogos del Canadá, en los anos 70, que mapearon esos lugares minuciosamente. Pero no hay nada como la experiencia directa de mirar las rocas por ti mismo. Nos tomó mucho tiempo conocer la geología local desde nuestra perspectiva, y eso nos permitió focalizar una área concreta que fuera la más productiva para nuestro trabajo. Sabíamos que los mejores lugares son aquellos que están situados en antiguos arroyos. De manera que básicamente buscábamos rocas que tenían las características de antiguos arroyos. Esto era parte del plan. Planeamos esto como locos para poder llegar allí. Además hay un montón de trabajo administrativo, obtener permisos, trabajar con los gobiernos locales, tratar de obtener fondos, pues esas expediciones no son baratas y vivimos en tiempos en que están muy pedidos los fondos para las ciencias, sobre todo las ciencias básicas. Como puedes ver tomó mucho planeamiento.

Pero muchas veces el momento mismo del descubrimiento es algo tonto, un acto de suerte, de veras. Un buen día tú estas caminando, ves un espejeo o algo que parece no pertenecer al terreno. Lo recoges y ¡vaya sorpresa, es un hueso! ¿Qué hubiera pasado si en lugar de un día soleado, hubiera sido un día nublado? ¿Qué tal si la luz hubiera venido de un ángulo diferente? ¿O qué tal si tú no estabas mirando en esa dirección o estabas pensando en tu casa o algo así, entiendes lo que te digo? Hay un montón de serendipia en ese momento final. De hecho, el momento en que descubrimos el sitio del Tiktaalik fue un hecho en cierto grado fortuito. Jason Downs fue el que lo descubrió. Jason era un estudiante universitario que se sumó a nosotros. Sucedió que estaba en el sitio un poco embobado (o en la Luna). Si él hubiera caminado 10 pies en otra dirección, ni siquiera se hubiera percatado. Unos trabajan como locos para encontrar el lugar. Pero en muchas ocasiones el acto mismo de descubrir el sitio preciso es un acto de azar [se ríe]. Esto es gracioso, a veces hilarante.

REVOLUCIÓN: ¿Cómo?

NEIL SHUBIN: Por ejemplo, cuando me gradué, allá en los años 80, yo estaba trabajando en Nueva Escocia. Habíamos planificado como locos. En esos tiempos yo estaba interesado en el origen de los mamíferos, un acontecimiento evolutivo que ocurrió alrededor de 200 millones de años atrás. De manera que habíamos hecho toda clase de planes para ir a la bahía de Fundy en Nueva Escocia. Ese sitio era excelente para encontrar fósiles, pero no estábamos encontrando lo que buscábamos. Resulta que en ese lugar había una marea extremadamente alta. Si no planeas tu exploración para ir a la playa en el momento indicado, te vas a meter en problemas. No era necesariamente un peligro mortal, pero tú te encuentras allá sentado en un pináculo de rocas por un par de horas, haciendo rebotar piedras sobre la superficie del mar, o algo así. A un punto decidimos una noche aceptar la invitación de ser jueces en un concurso de belleza en el pueblo donde estábamos. Nos quedamos hasta altas horas de la noche y nos despertamos tarde la mañana siguiente. Debido a esto perdimos la marea, y estuvimos atrapados en ese pináculo por dos horas y los planes de trabajar al otro lado del pináculo se esfumaron. Estábamos aburridos allí, en ese pináculo, y empezamos a mirar las rocas, unas rocas en las cuales nunca buscarías fósiles, pues más bien parecían volcánicas. Pero resulta que ¡había fósiles en ellas! Y zas, si no hubiéramos estado en ese concurso de belleza, ¡nunca hubiéramos estado atrapados y nunca hubiéramos descubierto estos fósiles magníficos en el pináculo de rocas!

REVOLUCIÓN: En tu libro Tu pez interior escribes acerca de la “ley biológica de todo”, que consiste en que “cada ser viviente en este planeta tiene padres”, y escribes que esta ley es “tan profunda que muchos de nosotros la damos por sentada”. ¿Por qué es tan importante el hecho de que cada ser viviente tiene padres?

NEIL SHUBIN: Lo que quiere decir es que cada uno de nosotros como individuos puede rastrear una estirpe biológica. Tenemos familias biológicas. Se puede construir un árbol genealógico biológico. Mis hijos son adoptados. Ellos son parte de mi familia, pero tienen un linaje biológico que es diferente de su linaje social. Independientemente de eso, todos tenemos un linaje biológico que podemos trazar desde mis padres a mis abuelos, mis tatarabuelos biológicos, y así sucesivamente. Y eso es verdad debido a que soy un descendiente modificado de mi padre y mi madre. Mis padres son descendientes modificados de sus padres. Bueno, sucede que nosotros podemos usar las mismas técnicas que se usan en biología para descifrar nuestro propio árbol genealógico; por ejemplo los proyectos del mapeo del ADN de los que se lee en estos días, o los métodos forenses que determinan a quién meter preso, cosas así. Podemos usar esos métodos para hallar árboles genealógicos más grandes, literalmente para extendernos hasta el árbol genealógico de nuestra especie y mostrar que nosotros, como miembros de una especie, somos descendientes modificados de otras especies, etcétera. De manera que este concepto del árbol de la vida, del cual conocemos en nuestra propia vida personal, tiene un significado más profundo, porque significa que hay un árbol más profundo que nos relaciona a todo, desde los monos que hoy día están caminando en este mundo, hasta la medusa y el calamar… y dejo el resto a tu imaginación. Lo que es interesante es que muchas veces las técnicas para estudiar esto son idénticas. La belleza de todo esto es que estamos íntimamente conectados al resto de la vida. Y no solamente eso, somos parte del árbol genealógico de la vida en general. Somos parientes. Este árbol familiar se puede conocer. Esta es la parte divertida. Lo podemos descifrar. Lo podemos hacer mirando a las moléculas, el ADN, o estudiando los huesos o los fósiles.

REVOLUCIÓN: Algunos animales solo tienen un padre en lugar de dos.

NEIL SHUBIN: Sí, algunos son clones. Pero aun así se puede rastrear su historia genética. De manera que por el momento apartémonos del concepto paternal/maternal y pensemos en linajes genéticos. Haciéndolo así se puede trazar la continuidad genética. Se puede inclusive hacer esto con cosas que ya no viven, de muy atrás en el tiempo. Quiero decir, las moléculas ADN, ARN mismas tienen un linaje que empieza en una molécula muy simple. De manera que el linaje o estirpe es algo muy importante, me refiero al linaje genético. Esto no quiere decir que la crianza o cómo nos crían no son importantes. Dentro de cada uno de nosotros existe un linaje interno, todo un árbol familiar.

REVOLUCIÓN: En los años 1800, el anatomista Richard Owen hizo, como lo has descrito “un descubrimiento sorprendente”, que las extremidades de criaturas tan disímiles como ranas y seres humanos eran muy similares, básicamente eran “variaciones del mismo tema”. Para Owen, estas similitudes demostraban el plan de un Creador. Un poco más tarde vino Darwin con una “explicación elegante” de dichas similitudes. ¿Cuál fue el salto del conocimiento que dio Darwin? ¿Por qué lo describes como “elegante”?

NEIL SHUBIN: El salto consiste en que, el plan de Owen —el patrón de un hueso, dos huesos, huesos pequeños y extremidades, que pertenecen al brazo de un murciélago, al ala de un pájaro o al brazo del hombre— representó para Darwin evidencia de un antecesor común. Las criaturas no tenían un patrón similar debido a la existencia de un creador altamente organizado. Este patrón similar es evidencia material del hecho de que esas criaturas comparten un antecesor común en el pasado distante, y que por lo tanto están relacionados. Ahora bien, digo que es elegante porque no solo explicaba el patrón de Owen, sino porque hizo predicciones que podían ser objeto de corroboración. Esa es la belleza del asunto. Desde la perspectiva de Owen, se queda allí. Claro, el Creador lo hizo, muy bien, sigamos adelante, busquemos el siguiente plan. Este plan es diferente: partamos de la evidencia material. Conocida esta, deberás saber que tienes que ser capaz de averiguar. Cómo ese plan se aplicó a los peces, o aun antes que eso, a las criaturas que llamamos gusanos hoy en día, y así sucesivamente. Debe haber una historia. Esa historia tú deberías de ser capaz de encontrarla. Eso es lo que nos llevó a Tiktaalik.

Parte 2 en el siguiente número: nuestro “microbio interior”; cómo nuestra historia evolutiva afecta a nuestra vida de hoy y del futuro; la importancia de la verdad científica… y más.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Redadas de inmigración fascistas y farsa de juicios en Iowa


Entre el 19 y 22 de mayo, en un tribunal federal improvisado, en el recinto del National Cattle Congress (una feria de ganado), en Waterloo, Iowa, sentenciaron a más de 300 trabajadores inmigrantes a cinco meses de prisión y luego serán deportados. La redada ocurrió el lunes 12 de mayo, los agentes descendieron sobre la planta procesadora de carnes Agriprocessors, Inc., en Postville, con órdenes de detención para casi 700 trabajadores de los 968 que trabajaban ahí. Funcionarios dicen que en la redada participaron agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, que es parte del Departamento de Seguridad Interna), y más de una docena de otras dependencias federales, estatales y locales. Esta fue la mayor redada en un solo centro de trabajo en la historia de Estados Unidos.

Ese día, los agentes se llevaron a 389 trabajadores. Esto forma parte de la creciente ofensiva fascista contra los inmigrantes, que incluye: redadas en los centros de trabajo y las comunidades, la movilización de paramilitares derechistas, la aprobación en municipios y estados de leyes represivas contra los inmigrantes, la construcción de muros y la aceleración de operativos y medidas militares en la frontera. El 23 de mayo, el ICE anunció que sus agentes habían efectuado más de 900 arrestos en California durante un operativo de tres semanas para capturar a personas contra las que se habían girado ordenes de deportación. El año pasado, el ICE deportó a 275.000 inmigrantes.

Según el gobierno, los inmigrantes detenidos en Agriprocessors son “culpables” del uso fraudulento de  números de seguro social y otros documentos. Estos trabajadores, casi todos de Guatemala, son parte de esos millones de personas de Centroamérica, México y otras partes del mundo que ya no podían alimentarse a sí mismos ni a sus familias en sus países donde el dominio y saqueo del imperialismo ha diezmado economías y sociedades enteras. Viajaron al norte, en muchos casos arriesgando la vida en desiertos en la frontera, a trabajar en la planta procesadora de carnes en el campo de Iowa, obligados a trabajar en condiciones peligrosas por un salario bajo. Para conseguir esos trabajaos, primero tuvieron que obtener identificaciones, a cómo dé lugar, y ahora, por eso, dicen que son “criminales”.

La enorme redada en Agriprocessors, que de golpe metió a la prisión al 10% de la población de Postville, ha devastado y aterrado a los inmigrantes y el pueblo (y ha estremecido a comunidades de inmigrantes en todo el país). Al día siguiente, la mitad de los 600 alumnos del sistema escolar se ausentaron, porque sus padres o estaban presos o escondidos. La administración de las escuelas dijo que la situación era “como un desastre natural, pero creado por seres humanos”. En la localidad, cientos de inmigrantes se refugiaron en una iglesia, y docenas de negocios tuvieron que cerrar. Un empresario le dijo al periódico de Inglaterra, Globe & Mail, “Este lunes nos violaron y nos saquearon. Todos los que vivimos aquí debemos estar indignados” (“Hardening the line on illegal workers”, 23 de mayo de 2008).

Criminalizan a trabajadores inmigrantes

Pero el tamaño de la redada no es la única cosa alarmante sobre lo que está sucediendo aquí. Anteriormente, si a un inmigrante lo detenían por no tener los “papeles apropiados”, por lo general se celebraba una audiencia en que lo acusaban de incumplir las leyes migratorias, que es un asunto civil. Pero ahora, con una maniobra sin precedente, el gobierno ha acusado a los cientos de trabajadores de delitos penales, simplemente por trabajar sin los documentos “apropiados”. Esta es una escalada peligrosa del gobierno para criminalizar a inmigrantes sin documentos, y de someterlos más a una vida de casta, más salvajemente explotados, siempre bajo la amenaza de ser arrestados y deportados. Juliet Stumpf, una profesora de derecho migratorio de la Escuela de Derecho Lewis & Clark, le dijo al New York Times: “A mi entender, la magnitud de estas acusaciones no tiene precedente. La manera de usar un proceso penal como parte de aplicar las leyes migratorias es lo que hace a esto fuera de lo ordinario, es una asombrosa intensificación de la penalización de leyes migratorias” (“270 Illegal Immigrant Workers Sent to Prison in Federal Push”, 24 de mayo de 2008).

Durante los cuatro días que duró el proceso en el recinto de la feria de ganado, a los inmigrantes los tuvieron en una especie de campo de concentración improvisado, con alambre de púas y guardias armados. A los inmigrantes, esposados y con grilletes, los hacían pasar en grupos por un tribunal improvisado donde tenían que declararse, luego pasaban a otra sala donde les dictaban la sentencia.

Según la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), y otros, la fiscalía federal obligó a los inmigrantes a aceptar acuerdos de culpabilidad con amenazas de que si no aceptaran declararse culpables de delitos “menores” y aceptaran el “acuerdo”, se les podría acusar de cargos más graves como robo agravado de identidad, por lo cual se les podría sentenciar a por lo menos dos años e imponerles fuertes multas.

Además, les negaron el derecho a tener un abogado y al proceso legal establecido, que supuestamente todo el que esté en este país tiene, sin importar su situación migratoria. En un comunicado del 21 de mayo, la ACLU describió el tipo de procedimiento injusto que se está llevando a cabo en Iowa: “Típicamente, un solo defensor representa a un grupo de 20 trabajadores, para quienes tiene que tomar decisiones sobre complejos asuntos de migración, determinar la responsabilidad penal y aconsejar a clientes que no hablan inglés. El abogado, que no se especializa en derecho migratorio, tiene que cumplir esta tarea bajo la presión de la fecha límite, impuesta arbitrariamente por la Procuraduría federal, de 7 días. En ese marco, cada abogado y cada cliente tendrán que tomar decisiones posiblemente irrevocables de declarase culpable e ir a la cárcel y así perder todo derecho migratorio, o cuestionar los cargos penales y correr el riesgo de ir a la prisión por hasta 2 años por el cargo de ‘robo agravado de identificación’ para poder trabajar.

“A los inmigrantes los someten a apresuradas audiencias en masa que solo duran unos minutos. En esas audiencias tienen que renunciar al derecho a una audiencia de migración a cambio de un mejor acuerdo de culpabilidad. Al parecer, como parte del acuerdo, a los trabajadores que tienen demandas legítimas para quedarse en el país legalmente, sean inmigrantes que tienen familiares que son ciudadanos o que han obtenido asilo legítimo o son perseguidos políticos, les han prohibido ejercer ese derecho”.

El 22 de mayo, la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) le envió una carta al secretario del Departamento de Seguridad Interna, Michael Chertoff y al procurador general federal, Michael Mukasey, en que expresan su “grave preocupación” por “claramente hacer caso omiso del derecho a tener consejería significativa de un abogado y al proceso legal debido” para quienes fueron detenidos durante la redada de Agriprocessors. La AILA señaló lo que le parece un “punto muy saliente”: el 12 de mayo, el tribunal de distrito federal para el noreste de Iowa emitió un comunicado de prensa —el mismo día de la redada en Agriprocessors— en que anuncia el traslado temporal de funciones para jueces federales y del personal del tribunal a Waterloo “debido al proceso... de numerosos extranjeros ilegales...”. Como señala la AILA, se emitió el comunicado de prensa “antes de determinar que los arrestados y acusados eran ‘extranjeros ilegales’”.

Mejor dicho, el gobierno ha estado operando abiertamente en este caso bajo el indignante principio de que a los inmigrantes se les presume culpables de los cargos aun antes de que se haga un juicio.

La represión fascista — y la resistencia que se necesita

Agriprocessors, la mayor planta procesadora de carnes “kosher” en el país, se estableció en las afueras de Postville en 1987. Al principio, la mayoría de los trabajadores que contrataba eran de países del ex bloque soviético, de Europa del este. El Globe & Mail informó: “Stephen Bloom, el autor de Postville: A Clash of Cultures in Heartland America [Postville: Un choque de culturas en el corazón de América], dice que los esteeuropeos no trabajaron ni un solo día más de lo que era absolutamente necesario. En cuanto se establecieron, buscaron mejores trabajos que no eran tan peligrosos”.

En los años 1990, la fuerza de trabajo de la planta pasó a ser principalmente latina, primero vinieron los mexicanos y después los guatemaltecos. En 2006, el periódico Jewish Daily Forward denunció las condiciones de trabajo ahí: “Uno de esos trabajadores, una mujer que aceptó usar el seudónimo de Juana, llegó hace un año a este rincón rural de Iowa desde Guatemala. Desde entonces ha trabajado entre 10 y 12 horas en el turno de noche 6 días a la semana. La mano con que corta está hinchada y deformada, pero como no tiene seguro médico, no ha podido ir a hacerse un examen. Al comienzo, les pagan $6.25 la hora pero no aumenta a más de $7 la hora. Varios expertos de la industria dicen que ese es el salario más bajo que se paga en una planta procesadora de carnes en el país. Juana, y los otros trabajadores de Agriprocessors... no reciben casi nada de capacitación, lo cual es una anomalía para una industria en que las herramientas tienen el propósito de cortar y moler carne y huesos. En un mes el verano pasado, a dos jóvenes les tuvieron que hacer una amputación; y los trabajadores dicen que desde entonces ha habido otros casos. Los animales pasan a paso veloz colgados de ganchos de metal y los trabajadores dicen que les reprenden por no trabajar suficientemente rápido”.

Juana dijo: “Aquí podemos ver que hay mucha injusticia. Pero es un pueblo pequeño. Es la única fábrica aquí. No nos queda de otra” (“In Iowa Meat Plant, Kosher ‘Jungle’ Breeds Fear, Injury, Short Pay”, 26 de mayo de 2006).

Este tipo de superexplotación ha hecho a los inmigrantes sin documentos indispensables para los gobernantes capitalistas. Los necesitan para que la economía sea rentable, y porque el dinero que los trabajadores remiten a sus países ayuda a mantener cierta estabilidad en esos países que le conviene al imperialismo. Sin embargo, esto encierra una intensa contradicción para los gobernantes, que tienen la necesidad de reforzar el “pegamento aglutinador” de la sociedad para, desde el punto de vista de sus intereses, “mantenerlo todo unido”. A esta luz, el hecho de que en este país hay millones de personas que están viviendo “fuera de la ley” les presenta a los gobernantes un grave problema, y por eso han tomado medidas salvajes para aterrar y reprimir a los inmigrantes, y a todos aquellos que acuden a su socorro. Y la descarada violación de derechos fundamentales —como los juicios en masa contra los trabajadores de Agriprocessors— es parte de la acelerada represión y “normas” fascistas que se están imponiendo en el país.

Lo que está pasando con los inmigrantes en este país hoy es lo que pasó con los judíos y otros en la Alemania nazi. Hay que preguntar con urgencia: ¿Se permitirá que se sigan cometiendo estos horrores, con solo unas pocas protestas de personas de conciencia... o habrá una enorme protesta y resistencia resuelta en toda la sociedad para poner alto a estos crímenes?

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

El desastre del ciclón de Myanmar… y la tragedia humana del capitalismo global

Li Onesto

El 2 de mayo de 2008, el ciclón Nargis azotó al país de Myanmar dejando un desastre humano catastrófico. El saldo estimado de 100.000 muertos sigue en aumento y la tormenta se llevó a pueblos y aldeas enteros. En un pueblo de la costa hubo 10 mil muertos.

Azotó durísimo a la delta densamente poblada del río Irauadí de 6 millones de personas, con muchas comunidades de pescadores. Se anegó completamente Yangon, la antigua capital, al borde de la delta, con una población de 6.5 millones. Demolió las chozas de los tugurios pobres de la ciudad. El ciclón, con vientos de 190 kph y olas de casi 4 metros que llegaron hasta 11 k tierra adentro, afectó a 24 millones de personas de los 5 estados golpeados por el desastre, casi la mitad de la población de 57 millones del país.

Además, en las zonas no tan afectadas escasean los alimentos y el agua. Quedaron arruinados los cultivos, ganado y otros animales, y peces, más los sistemas de riego, molinos de arroz y silos de almacenamiento. Las zonas afectadas constituyen la mitad de las tierras de riego, donde se siembra el 65% del arroz del país. Los millones que sobrevivieron ahora padecen hambre, enfermedades y falta de techo.

*****

Ante todo el mundo se está desenvolviendo la horrible situación de la población de Myanmar. Ante tal tragedia humana tan enorme, se espera que se haga todo lo posible para dar ayuda y aliviar el gran sufrimiento.

Hay enormes riquezas, recursos y tecnología en el mundo que podrían usarse para responder a este desastre. Hay muchas personas con los conocimientos y la compasión que se podrían movilizar para ayudar. Es obvio que eso no está ocurriendo.

Los grandes medios occidentales dicen que esto se debe a que Estados Unidos y otros países están tratando de ayudar pero que el régimen despótico de Myanmar se niega a cooperar y por tanto tiene la culpa por el gran saldo de muertos y sufrimiento.

Este artículo desmenuzará este argumento, analizará las causas del mismo, y lo comparará con la realidad.

No podemos entender la situación actual de Myanmar sin examinar dos contradicciones que se interpenetran. La primera son las relaciones entre el sistema imperialista mundial y Myanmar como país pobre dominado y oprimido por el capitalismo global. La otra es la importancia geoestratégica que tiene Myanmar para el imperialismo y la rivalidad entre los países capitalistas de la región. Estos factores de peso han afectado profundamente el alcance y el carácter de la destrucción causada por el ciclón, y el trabajo de rescate y socorro.

DESASTRES NATURALES Y CONDICIONES CREADAS POR EL HOMBRE

El argumento oficial dice: Ante los desastres naturales como el ciclón Nargis, la ayuda humanitaria lo es todo. Condeleezza Rice dice: “Lo que cabe es que el gobierno birmano permita que la comunidad internacional ayude a la población. Es un asunto sencillo. No se trata de la política”.

La esencia de lo que existe en Estados Unidos no es democracia, sino capitalismo-imperialismo y las estructuras políticas que lo imponen. Lo que Estados Unidos lleva al resto del mundo no es democracia, sino imperialismo y las estructuras políticas que lo imponen.”

Bob Avakian

La realidad: Existen terribles desastres naturales sobre los cuales los seres humanos tienen poco control, pero la organización de la sociedad humana afecta profundamente lo que ocurre en respuesta a tal catástrofe. Por tanto, en respuesta a Condeleezza Rice: NO es un “asunto sencillo” de labores de socorro. De cabo a rabo, TIENE mucho que ver con la política, las relaciones económicas y las relaciones del poder.

La ayuda y socorro en el caso de un desastre, en un país particular y entre países distintos, no se da en un vacío.

Vivimos en un planeta en el que la vida humana es vulnerable a tornados, tsunamis, ciclones y terremotos. Existen conocimientos científicos para predecir y prepararse en cierta medida para tales sucesos de la naturaleza. Pero el que este proceso funcione y cómo funcione y lo que ocurra después de tales desastres lleva las profundas huellas del funcionamiento del sistema capitalista mundial y pasa por medio del mismo.

Veamos lo que ocurrió y no ocurrió antes, durante y después del huracán Katrina que azotó a Nueva Orleáns. Todo mundo atestiguó cómo las relaciones del poder de la sociedad, la pobreza y la opresión de los negros determinaron quiénes lograron salir y quiénes no, quiénes murieron y quiénes sobrevivieron, y cómo todas las desigualdades que ya existían afectaron lo que ocurrió a medida que subían las aguas anegadas.

Los desastres naturales no “discriminan”: los tornados, huracanes y terremotos azotan a regiones en todo el mundo. Pero diferentes pueblos y diferentes países no padecen los mismos afectos.

Vivimos en un mundo enormemente desequilibrado en el que un puñado de países imperialistas ricos domina al resto del planeta. Estados Unidos está en la cima de un sistema capitalista global impulsado y modelado por la maximización de las ganancias. La mayoría de la población del mundo vive en países pobres del tercer mundo oprimidos y dominados por el imperialismo y por las estructuras socio-económicas que reflejan y refuerzan los intereses de las elites internas subordinadas al imperialismo. El imperialismo ha truncado y distorsionado el desarrollo de estos países. Todo eso afecta profundamente la sociedad y la capacidad del gobierno y la población de responder cuando ocurra un desastre.

Myanmar ya tenía altos precios de alimentos y productos básicos, sobre todo los energéticos. El 10% de la población no recibía suficientes alimentos para subsistir. En muchas zonas rurales, el 70% de la población vivía por debajo del umbral de la pobreza absoluta. Las ciudades estaban rodeadas de cinturones de miseria.

Lo que vemos ahora es un ejemplo vívido de cómo la pobreza y el desarrollo distorsionado surgidos de la dominación y opresión de las potencias extranjeras puede convertir un desastre natural en una tragedia humana catastrófica. Debarati Guha-Sapir, directora del Centro de Investigación sobre la Epidemiología de las Enfermedades, dijo: “Las aldeas padecen niveles tan altos de desesperación, como la calidad de la vivienda, la condición nutricional, los caminos, los puentes y las represas, que las pérdidas se determinan más por su situación que por la fuerza del ciclón”.

Además, las relaciones políticas internacionales con Myanmar, en que las potencias imperiales occidentales en general muestran hostilidad hacia el régimen militar de Myanmar, tienen que ver con los pleitos sobre la entrega de la ayuda a Myanmar. Los intereses económicos y la relación política de China con Myanmar han afectado las labores internacionales de socorro. Las relaciones económicas y políticas de Myanmar con los otros países sudasiáticos también han afectado la ayuda que se haya ofrecido.

¿“AISLADO” DEL MUNDO?

El argumento oficial dice: Una bola de dictadores gobierna a Myanmar que elige aislarse del resto del mundo.

La realidad: La sociedad de Myanmar es represiva y relativamente cerrada al mundo exterior. El reaccionario régimen militar quiere conservar el poder y controlar la sociedad con una combinación de fuerza sanguinaria y poco contacto con el resto del mundo. Pero Estados Unidos no critica a Myanmar por eso.

Lo que Estados Unidos quiere decir cuando dice que Myanmar se ha “aislado” es que no ha abierto de par en par sus puertas al imperialismo estadounidense. El régimen militar no ha estado completamente maleable, dócil y servil a Estados Unidos. Ahora se ha negado a aceptar ayuda de Estados Unidos con muchas condiciones y potenciales “requisitos obligatorios”, tal como las presiones de Bush para que Myanmar deje entrar a los funcionarios, rescatistas y personal militar  de Estados Unidos.

No es de sorprenderse que Myanmar dudara en aceptar la ayuda estadounidense puesto que se especula y se discute abiertamente acerca del uso de aviones militares, soldados y buques de guerra estadounidenses para entregarla. La revista Time llevaba el titular: “¿Es hora de invadir a Birmania?” Para entregar la ayuda, Francia recomienda activar una doctrina de la ONU sobre la “responsabilidad de proteger”… sin el permiso de Myanmar.

Estados Unidos ha impuesto sanciones contra Myanmar desde 1997 y las prorrogó en julio de 2003, con una prohibición de nuevas inversiones e importaciones de ese país. Dice que lo hace debido a abusos de los derechos humanos pero en los hechos, el “aislamiento” estadounidense de este país apunta a socavar y desestabilizar al gobierno y generar condiciones para poner en el poder a un régimen más servil a Estados Unidos.

La realidad: Myanmar no está “aislado” y separado del resto del mundo. En la historia y hoy día, su desarrollo lo ha condicionado su integración al sistema global del imperialismo y su subordinación al mismo.

Birmania (que cambió de nombre a Myanmar en 1989) era una colonia del imperialismo inglés por más de 60 años. La producción comercial del petróleo de Myanmar se inició en 1871 cuando los colonizadores ingleses establecieron la Compañía Petrolera Rangún.

Desde declarar su independencia formal en 1948, diferentes potencias imperialistas han explotado a la población y saqueado los recursos del país. Rebasa el ámbito de este artículo repasar esa historia, pero un ejemplo de la manera en que el imperialismo controla y desarrolla los recursos energéticos del país da un vistazo a su relación con el sistema capitalista mundial.

Myanmar ocupa el décimo lugar en reservas de gas en el mundo. Ha estado produciendo gas natural desde los años 1970. Hoy, las exportaciones de gas son la fuente más importante de ingresos del país.

En los años 1990, Myanmar dio concesiones a empresas extranjeras de Francia e Inglaterra. Luego, Texaco y Unocal (ahora fusionada con ChevronTexaco) también obtuvieron derechos al gas de Myanmar.

En 2005, China, Tailandia, Corea del Sur y otros países de la región invirtieron en la industria petrolera y de gas de Myanmar.

¿Qué implicaciones ha traído todo eso para las masas populares de Myanmar?

En 1996, se entabló una demanda de derechos humanos contra la Corporación Unocal con sede en Estados Unidos. Un grupo de aldeanos de Myanmar la acusó de ser responsable de trabajos forzados bajo soldados del gobierno, violaciones, asesinatos y reubicaciones forzosas durante la construcción de un gasoducto de 1.2 mil millones de dólares hacia Tailandia, iniciada en 1990.

La demanda, en que Unocal pagó una indemnización, puso al descubierto la clase de horrendos crímenes que estaban cometiendo un consorcio de Unocal y otras empresas extranjeras, quienes contaban con el apoyo y protección del régimen militar.

Una señora testificó que los soldados llegaron a su casa, balearon a su esposo y mataron a su bebé. Otros aldeanos relataron que ejecutaron a sus vecinos porque se negaron a dejar las tierras que Unocal quería. Dos niñas dijeron que los soldados las violaron con amenazas de cuchillo (The Nation, 30 de junio de 2003). Human Rights Watch entrevistó a cientos de aldeanos expulsados de sus hogares y tierras y obligados a trabajar a punta de fusil y golpeados por guardias.

La ONU emitió advertencias de graves abusos de derechos humanos en 1995. Después de salir a la luz estos hechos tan incómodos, Texaco abandonó al país en 1997, pero Unocal conservó una participación de 28% en el gasoducto.

El Departamento del Estado estadounidense reconoció que aún existían trabajos forzados. No obstante, el gobierno estadounidense defendió abiertamente a Unocal en la demanda. Luego, el procurador general John Ashcroft registró una impugnación que recusó el intento de los aldeanos de demandar a Unocal, diciendo que habría que desechar la demanda (y demandas similares) porque interfieren con la política exterior estadounidense y socavan su “guerra contra el terrorismo”.

Hoy, sobre la sangre y los huesos del pueblo de Myanmar, el gasoducto de Unocal transporta unos 700 millones de pies cúbicos de gas al día.

Esta situación da un vistazo a la relación de Myanmar con el imperialismo mundial: cómo la integración de Myanmar y subordinación al sistema global del imperialismo ha condicionado su desarrollo.

Aparte del interés del imperialismo en lucrar con los recursos y población de Myanmar, está la importancia geoestratégica de esto en el mundo. Eso es un importante factor en la manera en que Estados Unidos y las diversas fuerzas internacionales ven su relación con Myanmar y cómo han respondido al actual desastre.

LOS INTERESES GEOESTRATÉGICOS ESTADOUNIDENSES EN MYANMAR

El argumento oficial dice: Laura Bush se sumó al coro de críticos estadounidenses diciendo que el gobierno de Myanmar es “inepto”, porque no avisó a la ciudadanía sobre el ciclón y porque ahora estorba la ayuda humanitaria.

La realidad: Es una hipocresía total y descarada que Estados Unidos critique a cualquier gobierno por no ayudar a la ciudadanía durante un desastre natural. Estados Unidos tiene más dinero y recursos que los demás países, y definitivamente mucho. mucho más de lo que tiene un país pobre como Myanmar. Pero cuando el huracán Katrina azotó a Nueva Orleáns, el régimen de Bush fue responsable de horrorosos crímenes humanitarios. No evacuó a la población hacia lugares seguros, abandonó a la muerte a miles de personas en las zonas anegadas y luego sometió a decenas de miles, en su abrumadora mayoría afroamericanos, al trato más infrahumano y degradante.

Las deficiencias y fracasos del gobierno de Myanmar en su respuesta al desastre del ciclón tienen mucho que ver con dos hechos delimitantes: su naturaleza reaccionaria y la mayor dinámica geoestratégica.

El régimen militar es una fuerza corrupta y opresora que ha estado en el poder desde 1962. No ha dudado en usar los métodos más brutales para aplastar toda resistencia popular.

Los militares dominan y administran importantes sectores de la economía nacional. Se permite que solamente el personal militar tenga acciones en las corporaciones militares paraestatales que constituyen una parte importante de la economía. Los militares ocupan altos puestos en casi todas las dependencias del gobierno. Supervisan una sociedad y economía de grandes disparidades y una vil explotación capitalista y semifeudal.

En los últimos 15 años, la economía se ha integrado más a la economía capitalista mundial, sobre todo mediante el desarrollo de las industrias del petróleo y gas del país. Los militares han participado en varias empresas conjuntas con empresas extranjeras de energéticos y, en el caso de Unocal (ver la primera parte), les han suministrado trabajadores contratados a la fuerza.

La realidad: La crítica estadounidense al gobierno de Myanmar no tiene nada que ver con una preocupación por las víctimas del ciclón. Tiene que ver con los fríos cálculos sobre cómo usar el desastre en beneficio de los intereses estadounidenses: meterse más en el país, debilitar al régimen militar y generar condiciones más favorables para un cambio general de régimen. Estados Unidos quiere poner en el poder a un gobierno que obedece más a los intereses políticos y económicos suyos, como la relación de la contienda estadounidense con otras potencias capitalistas. Para entender esto, primero tenemos que analizar los intereses geoestratégicos que persigue Estados Unidos en Myanmar.

Tres grandes regiones de Asia se confluyen en la parte del planeta donde Myanmar se encuentra: China al norte, el sur de Asia al sur e India al oeste. En un mapa se puede ver por qué Myanmar es tan importante para establecer los lazos terrestres entre el centro de Asia al oeste, Japón al este y Rusia al norte.

Cerca de la costa de Myanmar está el estrecho de Malaca. Ubicado entre Malasia e Indonesia, es una de las vías marítimas más estratégicas del mundo. Conecta los mares Índico y Pacífico y es la vía marítima más corta entre el golfo Pérsico y China. Los buque-tanques con más de 12 millones de barriles de petróleo pasan por este estrecho todos los días. Más del 80% de las exportaciones de petróleo de China pasan por esta vía.

Desde el 11-S, Estados Unidos ha estado fortaleciendo su influencia militar en la región, diciendo que es parte de la “guerra contra el terror”. Se ha puesto a extender y profundizar su dominación del mundo y el actual eje de su plan es dominar y controlar al Medio Oriente. A su vez, está una serie de contradicciones mundiales en que el control del sudeste de Asia es sumamente importante.

Estados Unidos ha hecho críticas virulentas contra el gobierno militar de Myanmar, pero no por la naturaleza reaccionaria del régimen. La verdadera raíz de su hostilidad hacia Myanmar es porque su gobierno no es la clase de estado neocolonial dócil que Estados Unidos quiere y necesita en la región.

Se sabe que Estados Unidos quiere un “cambio de régimen” en Myanmar. Utiliza la “carta de los derechos humanos”, respaldando a movimientos antigubernamentales proestadounidenses y procura satanizar y estrangular al régimen con sanciones y otras medidas. A su vez, el régimen militar ha respondido fortaleciendo sus lazos con China y otros países de la región. En parte, Estados Unidos quiere más influencia y control en el sudeste de Asia (y en Myanmar) porque quiere contrarrestar la creciente fuerza regional de China.

La China capitalista ha invertido mucho en los países del sudeste de Asia y busca sacar ganancias de la madera, los minerales y el gas natural de Myanmar. Myanmar también es una ruta terrestre para los productos chinos hacia el mar Índico. Ha crecido el comercio entre los dos países. Desde 1989 China le ha dado al régimen unos 1.5 mil millones de dólares en armamento.

En el caso de Estados Unidos, Myanmar es un importante eje en cuanto a sus intereses geoestratégicos y económicos. Ahora Estados Unidos está buscando formas de traficar con la devastadora tragedia de Myanmar a fin de acelerar sus maniobras para un “cambio de régimen” ahí. Bush dijo: “Estamos preparados para trasladar fuerzas navales estadounidenses a fin de ayudar a encontrar a aquellos que han muerto, a encontrar a los desaparecidos, a estabilizar la situación. Pero para hacer eso, la junta militar debe permitir que nuestros equipos de valoración de desastres entren al país”.

El economista y autor F. William Engdahl ha escrito sobre los planes estadounidenses para llevar a cabo un “cambio de régimen” en Myanmar y el papel específico de la National Endowment for Democracy (NED, o la Fundación nacional para la democracia), una entidad financiada por el gobierno estadounidense cuyo propósito es apoyar las metas de su política exterior. Dice:

“El Departamento del Estado estadounidense ha reclutado y formado a importantes dirigentes de oposición de diversos grupos antigubernamentales en Myanmar. Desde 2003, Estados Unidos le ha dado más de 2.5 millones de dólares al año a la NED para actividades que promueven un cambio de régimen en Myanmar. La NED da fondos a importantes medios de la oposición, como el New Era Journal, Irrawady y la emisora Voz Democrática de Birmania…”.

Todo eso ocurre tras bambalinas y ahora es un factor claro en los ofrecimientos estadounidenses de ayudar a Myanmar tras el ciclón Nargis. Tal “ayuda humanitaria” trae condicionamientos políticos y una agenda imperialista global. La administración de Bush dice que una condición para recibir la ayuda es permitir que funcionarios de su gobierno, rescatistas y personal militar entren a Myanmar y manejen directamente las operaciones de socorro y rescate, en lugar de dejar que las autoridades de Myanmar administren y entreguen la ayuda.

En 1997, Estados Unidos impuso sanciones contra Myanmar, que prohibieron nuevas inversiones en el país. En 2003, Estados Unidos prohibió la importación de productos de Myanmar y restringió las transacciones financieras con ciertos funcionarios del gobierno. En 2007, Bush impuso nuevas sanciones financieras contra Myanmar y congeló las acciones y cuentas de otos integrantes del gobierno militar. Una semana antes del ciclón, Estados Unidos reforzó las prohibiciones de comercio e inversiones y congeló cuentas y acciones. El 17 de mayo, dos semanas después del ciclón, Bush ordenó que siguieran en vigor las sanciones. Eso agravó más la situación económica de la población. Mientras tanto, ChevronTexaco sigue operando su gasoducto en Myanmar, que es el proyecto de inversión extranjera más grande en el país y la mayor fuente de ingresos para el régimen militar.

*****

Cuando un terrible desastre natural azota a un país como Myanmar, eso afecta a millones de personas; muchas vidas penden de un hilo. Hay que juntar los conocimientos y recursos de la humanidad. Hay que movilizarse para salvar vidas, dar servicios médicos y entregar alimentos. Pero en el mundo en que vivimos hoy, dominado por el sistema global del capitalismo, mandan los apremiantes intereses de las ganancias y no las necesidades del pueblo.

Hoy, en tales catástrofes humanas, quedan mucho más al desnudo las anticuadas relaciones sociales, políticas y económicas del imperialismo. El mundo necesita la revolución, y las cosas se podrían hacer de otra forma. En una nueva sociedad socialista, el poder estaría en las manos del pueblo. Los recursos y conocimientos de la sociedad y, sobre todo, la compasión, la creatividad y la conciencia política de las masas, podrían movilizarse y se movilizarían para construir una nueva sociedad emancipadora que podrá identificar y resolver toda clase de problemas, como desarrollar las formas de responder a desastres naturales.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Hay Que Ver!

El visitante

Hace poco, un artículo del New York Times de Nina Bernstein informó sobre la muerte de Boubacar Bah, un sastre guineano de 52 años. Describe el tratamiento de Sr. Bah en el centro de detención de Nueva Jersey, donde lo tuvieron por quedarse más tiempo de lo debido según su visa de turista: “Esposado y sujeto al suelo de la unidad médica mientras gemía y vomitaba, después dejado en una celda de castigo más de 13 horas, a pesar de repetidas anotaciones de que no respondía y echaba espumarajos a ratos”.

The Visitor (El visitante), una nueva película del director/escritor Tom McCarthy, da un destello de la vida de algunos de los inmigrantes detenidos en estos horrendos centros de detención.  Pero es mucho más.  La película sencilla y conmovedora cuenta lo de cuatro personas cuyas vidas se entrelazan: Walter, un profesor de economía blanco que medio deambula sin rumbo por la vida, más muerto que vivo; Walter, enviado por su colegio a dar un discurso en una conferencia en Nueva York, descubre que dos inmigrantes, Tarek, un baterista de Siria, y Zainab, su novia senegalesa quien vende joyería hecha a mano en tianguis, viven en su apartamento.  Mientras se desarrolla la película, se relacionan e introducen en la vida de los unos y los otros una parte del mundo en que vivimos, de maneras sorprendentes pero también reales. Cuando un desastre ocurre, Walter tiene que decidir si apoyar a Tarek, Zainab y la madre de Tarek, Mouna; o hacerse de la vista gorda.

En la película vemos uno de los “centros de detención”, una especie de bodega sin ventanas en Queens, que desde afuera uno jamás supondría que alojara cientos de inmigrantes que no hayan cometido ningún crimen salvo ser expulsados de sus tierras natales hasta Estados Unidos por el funcionamiento económico y político del imperialismo. Los inmigrantes se quedan aquí por meses o hasta años, trasladados a través del país sin previo aviso al inmigrante ni su familia. A los presos, la mayoría de quienes no tienen para contratar a abogados, los tienen en pequeñas celdas, y la única luz que ven viene de un agujero en el techo de una celda a que se les permite entrar por períodos breves. Y sus familias a menudo no pueden visitarlos por miedo de que también sean encarceladas.

McCarthy dice que la idea de la película se le ocurrió cuando visitaba Líbano con su previa película, The Station Agent, y dirigía un taller de actores. Muchos artistas jóvenes a que encontraba llegaron a ser los modelos para el personaje de Tarik. Al regresar a Nueva York, empezó a hacer amistades con gente de la comunidad mesooriental y a visitar a gente en los centros de detención. “Lo único que puedo hacer es presentarlo, y sí sé que todas estas experiencias son, para mí, personales. No son experiencias imaginarias”, dijo McCarthy en una entrevista.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

¡El martes 27 de mayo, al mediodía, se abrirá la nueva Libros Revolución en la ciudad de Nueva York!

Más que una librería, Libros Revolución es un centro de efervescencia revolucionaria, un crisol donde bulle la nueva concepción del comunismo revolucionario con muchas corrientes de vida revolucionaria, radical y progresista.

La librería parte del análisis de que el mundo actual es capitalismo-imperialismo y que el mundo comunista generado por una revolución será mucho mejor, y es posible.

El eje de Libros Revolución es la obra de Bob Avakian. Su nueva concepción radical de la revolución y el comunismo va más allá de lo mejor de las anteriores sociedades socialistas. La nueva síntesis está alentando una nueva conversación en la librería.

Sobre su base comunista, Libros Revolución ofrece una diversa colección de vanguardia de libros sobre historia, política, filosofía, ciencia, ecología, las artes, poesía, religión y ateísmo, libros infantiles, una sección de libros en español y una gran variedad de publicaciones.

Casi todas las noches habrá una actividad, como discusiones políticas, sesiones con autores, debates, películas, presentaciones artísticas, conciertos o plática informal.

Actividades de junio:

Martes 3, 10, 17 y 24 de junio, 7 pm: Discusión de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad”, de Bob Avakian

Jueves 5 de junio, 7 pm: Jeff Sharlet, autor de THE FAMILY: The Secret Fundamentalism at the Heart of American Power (LA FAMILIA: El fundamentalismo secreto en el centro del poder norteamericano)

Jueves 19 de junio, 7 pm: Julie Salamon, autora de HOSPITAL

Lunes 23 de junio, 7 pm: David Shapiro presenta la obra de teatro THE FEVER (La fiebre), de Wallace Shawn

Urgen donaciones para adquirir nuevos libros para la re-apertura y costear los estantes, el piso, los sanitarios y la máquina para expreso, pues la librería estuvo cerrada seis semanas para remodelar el nuevo local. Esta librería de voluntarios es el pueblo y depende de las donaciones para mantenerse y crecer en la ciudad de Nueva York.

Aquellos que dan $500 o más recibirán un descuento de 10% de un año sobre sus compras. Contribuye a algo que importa.

Envía tu cheque a:  Revolution Books  •  146 W. 26th Street  •  New York City, NY 10001

O accede a www.revolutionbooksnyc.org y contribuye en línea.

Únete a nuestro equipo de voluntarios, de tiempo completo, por horas o unas horas por semana.

Horario: lunes-sábado, 12-7, domingo, 12-5  •  212-691-3345

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

¡En YouTube!

“Ateísmo, dios y la moral en un tiempo del imperialismo y el fundamentalismo en ascenso: Un diálogo”, con Chris Hedges y Sunsara Talor (en inglés)

En un estimulante diálogo el 23 de abril en Nueva York, Chris Hedges habló de su nuevo libro I Don’t Believe in Atheists (No creo en los ateos) y Sunsara Tayulor habló del nuevo libro de Bob Avakian, Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World (¡Abajo todos los dioses! Desencadenar la mente y cambiar radicalmente el mundo).

Las dos charlas de este estimulante diálogo del 23 de abril en Nueva York se hallan en ocho segmentos en YouTube: http://www.youtube.com/AtheismGodMorality o buscar “Chris Hedges Sunsara Taylor” en YouTube

¡Ve las charlas y corre la voz con tus conocidos!

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Protesta en graduación de la Escuela de Derecho de la Universidad de California, Berkeley, demanda despido de profesor de tortura

De un corresponsal:

BERKELEY, 17 de mayo – Cuando los padres, estudiantes, profesores y directivos entraron a la ceremonia de graduación de la escuela de derecho Boalt Hall de la Universidad de California-Berkeley en el Teatro Griego, encontraron una protesta de más de 200 personas, algunas de ellas vestidas de los monos anaranjados y capucha negra de los prisioneros de las cárceles de tortura. La protesta la organizaron los grupos Actúe Contra la Tortura, el Gremio Nacional de Abogados y El Mundo no Puede Esperar. Los manifestantes exigían que John Yoo fuera despedido de su posición de profesor de derecho constitucional. El Gremio Nacional de Abogados junto con un creciente número de otros grupos e individuos ha pedido que Boalt Hall despida a John Yoo y que se investigue y se castigue a algunos altos oficiales y abogados de la administración de Bush por su papel en la tortura de prisioneros.

La protesta retó a los presentes a reconocer la realidad sobre la tortura que está llevando a cabo los Estados Unidos. Había una jaula con “dos prisioneros de Guantánamo” y grandes fotos ampliadas de prisioneros iraquíes bajo tortura en la cárcel de Abu Ghraib. Los manifestantes mostraban ejemplares del East Bay Express, un periódico semanal de amplia difusión regional, que contenía en la primera página un artículo sobre Yoo titulado “El profesor de la tortura”. Un hombre, encapuchado, se paró sobre un cajón con los brazos extendidos, una pose que se ha convertido en el símbolo de la tortura estadounidense. Miembros del Club Revolución del Área de la Bahía tenían una pancarta que decía “El imperialismo estadounidense necesita guerra y tortura. La humanidad necesita revolución y comunismo”.

Carlos Mauricio, sobreviviente de la tortura en manos de los escuadrones de la muerte respaldados por los Estados Unidos en El Salvador en los años 80 habló de cómo alrededor del mundo los Estados Unidos entrena a fuerzas militares en la tortura para aterrorizar a la gente.

Los manifestantes retaron a los estudiantes, sus familias y los profesores a que llevaran los listones anaranjados y que se opusieran a la tortura. Los organizadores estimaron que cerca del 5% de los graduados y del 10% de los familiares se pusieron los listones. Un organizador de “El mundo no puede esperar” dijo: “Hicimos un llamado a los estudiantes a que aprovecharan esta oportunidad para que salgan a luchar contra esta injusticia.  Que salgan con sus diplomas a enjuiciar a John Yoo por crímenes de guerra”. Una de las partes más dramáticas de la protesta ocurrió cuando un avión sobrevoló por 15 minutos la graduación con una pancarta que decía “Qué vergüenza Yoo, Universidad de California-Berkeley – Detengan la tortura”.

Durante la ceremonia, dos estudiantes tenían una pancarta que exigía el despido de John Yoo. Uno le dijo a Revolución: “He querido hacer algo así por mucho tiempo, como levantar esa pancarta sabiendo que mucha gente me apoyaba y saber que eso era lo que la situación requería. Al fin y al cabo, tienes que confrontar la situación, con la frente en alto y mantenerte fuerte”.

Algunos estudiantes de derecho cuestionaban la demanda de exigir el despido de Yoo porque les parecía una amenaza a la libertad académica y al principio de la titularidad. Pero como Reggie Dylan escribió en Revolución: “La demanda de despedirlo no se debe a sus conocimientos académicos. John Yoo ha cometido crímenes de guerra. Es el principal arquitecto de la política de tortura, abierta, legal de Estados Unidos… Según Human Rights Watch, más de cien personas han muerto en detención estadounidense durante la supuesta guerra contra el terror. Encontró 11 casos en que la muerte resultó de la tortura, y otros conectados con la tortura… John Yoo jugó un papel activo, deliberado y dirigente en posibilitar todo eso” (ver “Controversia por negativa de la Escuela de Derecho de Berkeley de despedir al ‘facilitador’de Bush: ¡El profesor John Yoo tiene sangre en las manos!”, en revcom.us).

Es un ultraje y un reto que alguien como John Yoo esté enseñando derecho constitucional en una de las escuelas de derecho más prestigiosas del país, una escuela con una historia de política progresista y radical. Piense en lo que esto significa para los familiares de aquellos que han muerto en las manos de los torturadores estadounidenses (y para los pueblos del mundo), que Yoo enseñe en la Universidad de California-Berkeley o que otros criminales de guerra del régimen de Bush como Donald Rumsfeld (quien hace poco fue nombrado miembro distinguido del Instituto Hoover de la Universidad de Stanford) estén tomando sus puestos entre la élite académica de la sociedad. El hecho de que no exista un movimiento de protesta grande por toda la sociedad contra la legalización y el uso oficial de la tortura demuestra cuán lejos ha llegado los Estados Unidos para aceptarla como “un hecho cotidiano”. La población está aprendiendo a vivir con la tortura y guerras imperialistas, sin derechos básicos y otras cosas. Esta situación se tiene que transformar urgentemente y como parte de esto, se debe apoyar y unirse a aquellos que exigen el despido de Yoo, y que se responsabilice a éste y otros integrantes del régimen de Bush por los crímenes de guerra.  

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Fe de errata

El articulo de la semana pasada, “Respuesta al ‘discurso sobre la raza’ de Obama, parte 3: Los años 60, el sistema y la verdadera solución”, incluyó una lista de factores que condicionaron y generaron cambios para el pueblo negro en Estados Unidos en los años 1960. El primer factor que se cita fue: “las presiones ante el imperialismo yanqui en el mundo”. Sin embargo, para entender a fondo el contexto en que estallaron los años 60 en Estados Unidos, es necesario identificar con más precisión esos factores. Entre ellos están la contienda con la Unión Soviética, el auge de luchas de liberación nacional en el mundo y la China revolucionaria. Como señaló el artículo, entonces Estados Unidos se hacía pasar como el “paladín de la democracia”, en contraste a las antiguas potencias coloniales en el tercer mundo. Pero Estados Unidos también estaba en contienda con la Unión Soviética que era reconocida en el mundo por sus grandes logros. Esa contienda, por ejemplo, fue parte del ambiente que hizo que en 1954 la Suprema Corte anulara el histórico principio de “separado pero [dizque] igual” que había avalado jurídica y formalmente el sistema de leyes racistas Jim Crow en el Sur. La Unión Soviética mantenía su credibilidad como oponente del racismo y del imperialismo aun después de que se restauró el capitalismo ahí y que la naturaleza de esa sociedad cambió radicalmente a mediados de los años 1950. Cuando la Unión Soviética se desarrolló en una potencia imperialista rival, socialista de palabra pero imperialista en los hechos, denunció la opresión de los negros en Estados Unidos para decir que aliarse con el bloque soviético era una alternativa supuestamente “liberadora” a Estados Unidos. Todo eso representó un problema real para el imperialismo estadounidense, y afectó algunos de los cambios de las leyes y programas de Estados Unidos en los años 1950-60; fue parte de una compleja mezcla de factores por medio de la cual se desarrollaron en Estados Unidos la lucha de los negros y los movimientos de los años 60.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Enchúfate con la revolución:

Actividades en Libros Revolución

Las actividades de esta página se llevarán a cabo en inglés a menos que se indique que están en español. Pero en muchos casos la traducción al español es posible. Por favor llama a la librería con anticipación para pedir traducción.

 

Nueva York

212-691-3345
146 W. 26th Street, between 6th + 7th Ave
revbooksnyc@yahoo.com
revolutionbooksnyc.org

Martes 27 de mayo, mediodía
¡Se abre la nueva Libros Revolución!
Ver en la página 12 para una lista de actividades


Chicago

1103 N. Ashland Avenue
773-489-0930
revbookschi@yahoo.com
http://chicagorevolutionbooks.blogspot.com/

Miércoles 28 de mayo, 7 pm
“Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian. Revolución: estereotipos, directores de escena y el proceso vivo. La revolución se desprende de la interacción compleja de las contradicciones, en un país específico y en el mundo, y la interpenetración entre esos niveles o dimensiones. ¿Cómo entender eso en los hechos y no con recetas o estereotipos?

Todos los miércoles, empieza 4 de Junio, 7 pm
Nueva serie de discusiones sobre “La nueva concepción de la revolución y el comunismo: ¿QUÉ ES LA NUEVA SÍNTESIS DE BOB AVAKIAN?”, a partir de una charla dada esta primavera.

 

Berkeley

2425 Channing Way
cerca de la avenida Telegraph
510-848-1196
 www.revolutionbooks.org

Martes 27 de mayo, 7 pm

“Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian: “Luchar contra el sistema, y transformar al pueblo, para la revolución”

Jueves 5 de junio, 7 pm

Khalil Bendib, autor de Mission Accomplished: Wicked Cartoons by America’s Most Wanted Political Cartoonist

Sábado 7 de junio, 7 pm

Presentación de ciencias: De la gran explosión al presente—la formación de galaxias y la evolución


Los Ángeles

Libros Revolución
312 West 8th Street 
213-488-1303  
librosrevolucion.blog.com

Martes 27 de mayo, 7 pm

Discusión en español de “La ciencia de la evolución: Saber lo que es real y por qué importa”, primera sesión sobre esta sorprendente obra de Ardea Skybreak. ¿Por qué es importante que todo mundo sepa de la evolución? ¿Qué descubrió Darwin? 2ª sesión, martes 3 de junio, 7 pm: ¿Es la evolución algo que no más ocurrió en el pasado o es un proceso que ocurre todos los días en todas las cosas vivientes? ¿Qué ejemplos hay de los cambios evolutivos que podemos observar a nuestro alrededor?

Jueves 29 de mayo y 5 de junio, 7 pm

Discusión bilingüe del número actual de Revolución/Revolution. Ver en nuestro diario digital los artículos recomendados. Trae tus preguntas y sugerencias para artículos a discutir.

Domingo 1º de junio, 3 pm

“Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian. ¿Cómo hacer la revolución y gestar un movimiento revolucionario con un periódico como arma política principal?


Honolulu

2626 South King Street
808-944-3106

Cada lunes, 6:15 pm

Lectura de Revolución y grupo de discusión

 


 

Boston/Cambridge

1158 Mass Ave, 2º piso
Cambridge  617-492-5443 
revbooks@netzero.net

¡Serie de discusiones de Away With All Gods!

Discusiones semanales centradas en el nuevo libro Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World 
Martes 27 de mayo, 6:30 pm (sesión reprogramada)
Lunes 2 de junio, 6:30 pm

 

Sábado 31 de mayo, 6:30 pm

Discusión del artículo “La crisis de los préstamos subprime y el crédito: El derrumbe financiero y la locura del imperialismo”, de Raymond Lotta, Revolución 127, en revcom.us.


Seattle

1833 Nagle Place
206-325-7415
seattlerevolutionbooks.blogspot.com

Todos los domingos, 3 pm
Lectura y discusión del número de esta semana del periódico Revolución

Sábado 7 de junio, 7 pm

Grupo de Libros de la librería discute Away With All Gods!, de Bob Avakian.


Cleveland

2804 Mayfield Rd (esquina con Coventry)
Cleveland Heights  
216-932-2543
revbookscle@hotmail.com
Wednesday-Saturday, 3-8 pm 

Cada miércoles, 7 pm
Discusiones de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad”—Parte 2: Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución.

A partir del domingo 15 de junio
Libros Revolución patrocinará cinco sesiones centradas en el nuevo libro, Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World*


 Detroit

406 W.Willis
(entre Cass y 2nd, al sur de la Forest)
313-204-2906
rbodetroit@yahoo.com
myspace.com/rbodetroit

Miércoles 28 de mayo, 6:30 pm

Discusión de Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World (¡Abajo todos los dioses! Desencadenar la mente y cambiar radicalmente el mundo), Taquería Arandas, 1807 Livernois Ave (al sur de la Vernor), Detroit, 313-297-7533


Atlanta

4 Corners Market of the Earth
Little 5 Points, 1087 Euclid Avenue
404-577-4656 & 770-861-3339
rbo-atlanta.blogspot.com
Abierto miércoles y viernes 4 pm - 7 pm
sábado 2 pm - 7 pm

Domingo 8 de junio (y cada domingo), 4-6 pm
Discusión de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian, segunda parte, “Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución”: Una cultura de aprecio, promoción y popularización”. Se anunciará el lugar en nuestro diario digital y por correo electrónico.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #131, 1 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

¡Campaña para ampliar la circulación de Revolución y recaudar $500,000!

Haz algo que vale la pena con el cheque de devolución de los impuestos federales

En un momento en que buena parte de la humanidad vive en un infierno, en que el horror de la ocupación yanqui de Irak amenaza con escalar a una guerra contra Irán, en que el futuro del planeta está en riesgo, el periódico Revolución tiene que circular mucho más y con más empuje; tiene que desenmascarar lo que está sucediendo; tiene que mostrar el porqué y la solución revolucionaria que beneficiará a la gran mayoría de la humanidad.

de "¡La verdad… en preparación para la revolución!" (en revcom.us)

Se logró mucho en la campaña para recaudar fondos y ampliar la circulación del periódico Revolución. Gente de muchas capas participó y recaudó dinero. Ahora exhortamos a contribuir el cheque de devolución de los impuestos federales "para estimular la economía" a algo que vale la pena: la campaña de recaudar fondos y ampliar la circulación de Revolución.

Hay mucho en juego. Para que verdaderamente se entienda lo que está pasando hoy y para que algo bueno surja de las tormentas actuales, el periódico Revolución, con una circulación mucho mayor, tiene que estar en el corazón de ese proceso.

Envíen cheques o giros postales a: RCP Publications, Box 3486 Merchandise Mart, Chicago IL 60654, o contribuyen en línea en: http://revcom.us/fund_es.php

Envíenos sus comentarios.