Revolución #132, 15 de junio de 2008

Revolución #132, 15 de junio de 2008

voz del partido comunista revolucionario, eu

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.


Revolución #132, 15 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

La nueva concepción de la revolución y el comunismo

¿QUÉ ES LA NUEVA SÍNTESIS DE BOB AVAKIAN?

Parte IV: La nueva síntesis: Implicaciones políticas – Dictadura y la democracia

A continuación presentamos la cuarta parte del texto de un discurso pronunciado en varios lugares del país esta primavera. Se han hecho leves cambios en preparación para su publicación. Revolución publicará la charla en cinco entregas. En adelante, se colocará la charla íntegra en revcom.us.

La nueva síntesis también tiene implicaciones sumamente importantes con respecto a la dictadura del proletariado, que Marx dijo que era el punto necesario de transición hacia la sociedad comunista. En una palabra: ¿cómo se mantiene el estado socialista como poder en transición hacia una sociedad comunista mundial sin estados, sin convertirse en un fin en sí mismo? ¿cómo sigue desarrollándose, y no dejarse volver al capitalismo?

Avakian ha estudiado a fondo la experiencia de las revoluciones socialistas en la Unión Soviética y China por más de 30 años, y las concepciones, suposiciones, métodos y enfoques de los grandes líderes que dirigieron esas revoluciones. Aquí también, principalmente voy a esbozar en pocas palabras ciertos puntos clave y recomendar ciertas obras que Avakian ha escrito.

En buena medida, lo que Avakian dijo en Hacer la revolución y emancipar a la humanidad se aplica a toda la primera etapa del movimiento comunista:

En la historia del movimiento comunista y de la sociedad socialista, la orientación básica ha sido tratar la realidad material y las circunstancias de las masas populares como la prioridad, como el punto central y la base, en contraste con el enfoque burgués de ignorar —o, de hecho, reforzar— las circunstancias opresivas de las masas populares, la gran mayoría de la humanidad. Y es muy importante captar firmemente que, a nombre del individuo y los “derechos del individuo”, los partidarios de una u otra forma de este enfoque burgués en realidad defienden los intereses de una clase —y la dinámica de un sistema en que esa clase, la burguesía, gobierna—, en que a las masas populares, a miles de millones de individuos de las clases explotadas y oprimidas, las explotan y muelen despiadadamente, y en que descartan totalmente su individualidad y todo concepto de su dignidad individual 1 .

Los comunistas de la Unión Soviética y China dirigieron a las masas a usar el poder revolucionario para hacer cosas maravillosas y sin precedentes. Se socializó la propiedad socialista de los medios de producción, los cuales se dedicaron a satisfacer los requisitos materiales de la sociedad y las primeras necesidades de la gente. En unos pocos años, las mujeres de esos países pasaron de ser entre las más esclavizadas y oprimidas del mundo a las más emancipadas. La gente pasó de ser principalmente analfabeta a casi completamente alfabetizada, y se pusieron las escuelas y la cultura a la disposición de quienes antes estaban excluidos. La Unión Soviética en particular dio grandes pasos hacia la igualdad de lo que se conocía antes como una prisión de las nacionalidades y pueblos oprimidos. Empezaron a poner los servicios médicos a la disposición de todos, donde antes de la revolución la mayoría jamás había sido atendida por un médico.

Pero no se puede dejar las cosas ahí. Por necesario que eso sea, no basta simplemente mantenerse firme y defender —y acariciar— esos logros ante la incesante oleada de calumnias y distorsiones. No basta solo estudiar de dónde surgían esas revoluciones, y las fuerzas feroces, implacables e insoportables ante las que se encontraban.

Defender los logros, tomar en cuenta las críticas

Además, es necesario tomar en cuenta y examinar a fondo las críticas a esa experiencia —desde todos los ángulos— y preguntar: ¿pero a qué precio? El estado proletario tiene que mantenerse en el poder ante la resistencia de vida o muerte de los explotadores derrotados y los feroces ataques desde afuera; ¿pero quiere decir eso que hay que restringir y hasta ahuyentar y reprimir el disentimiento, la efervescencia política, y una diversidad de ideas y enfoques, como las ideas y enfoques que se oponen al socialismo? Al nuevo poder se le plantea la tarea histórico-mundial de incorporar a las masas en la vida intelectual y las artes, y de forjar una nueva cultura, y en particular en China se hicieron maravillas con respecto a eso; ¿pero tiene que significar eso que hay que restringir la búsqueda, la investigación y la experimentación de parte de gente formada como artistas y científicos en la vieja sociedad, o aun en la nueva sociedad? Por primera vez existe la base —y la gran necesidad— de abordar el problema de la libertad como una tarea positiva y colectiva: “cómo nosotros mismos vamos a transformar el mundo y servir al pueblo” y no “quiero lo mío”; ¿pero quiere decir eso que no hay necesidad o poco papel positivo para la individualidad y el espacio del individuo? Existe una necesidad de “llevar a cabo cosas”; ¿pero qué tiene eso que ver con el estado proletario como una forma de estado radicalmente diferente, que incorpora cada vez más a las masas en la dirección y la administración directa del estado?

Ahora bien, no es posible contestar bien esas preguntas de manera simplista. Piensen un minuto en la guerra de Secesión de este país, y del período de Reconstrucción que la siguió, inmediatamente después de la liberación de los esclavos cuando supuestamente les iban a dar tierras y derechos políticos. Por muchos años lo que se nos decía en la escuela —y especialmente en la cultura, con películas como Lo que el viento se llevó y El nacimiento de una nación— fue que la Reconstrucción fue un período terrible durante el cual los blancos sufrieron horriblemente. (Eso debería darles una perspectiva sobre lo que casi cada semana se dice en las reseñas de libros del New York Times sobre las revoluciones socialistas).

Lo que en realidad sucedió fue que para desmantelar el poder de los hacendados en el Sur de Estados Unidos, por un tiempo los capitalistas del Norte les privaron de ciertos derechos políticos y con la fuerza de las armas respaldaron a los esclavos emancipados en su intento de votar, postularse para posiciones en el gobierno y obtener tierras. Pero a medida que reintegraron a los hacendados del Sur a la clase dominante, en una posición subordinada, y a medida que otras contradicciones en otras partes del país empezaron a hervir, los capitalistas del Norte retiraron sus soldados y les permitieron a sus ex enemigos organizar el Ku Klux Klan, imponer un sistema parecido a la esclavitud de trabajos forzados de presos y la aparcería, y privar a las masas de negros de todo derecho, y eso se hizo cumplir tanto por leyes como por las chusmas de linchamiento. La orgía de venganza que revocó la Reconstrucción se llamaba oficialmente “La redención”. Y los vencedores volvieron a escribir la historia, hasta que una nueva generación, la de los años 1960, destapó la verdad objetiva de lo que pasó.

Para cumplir los objetivos de la Reconstrucción hubieran tenido que privar a los ex esclavistas de los derechos políticos y hacer cumplir eso. Francamente, hubieran tenido que derramar sangre, y es posible que algunos inocentes hubieran sufrido... pero hubiera valido la pena.

¿Para evitar los casi 5.000 linchamientos que ocurrieron inmediatamente después de la derrota de la Reconstrucción, y el efecto de eso en millones de personas?

Hubiera valido la pena.

¿Para evitar la destrucción del espíritu la cual causó el sistema de segregación?

Hubiera valido la pena.

¿Para parar la institucionalización de cosas como el trabajo forzado de los presos, las cuadrillas de trabajo forzado, las pésimas escuelas y todo lo demás que pesa sobre la gente hoy, a veces en formas diferentes y a veces en formas que casi no han cambiado?

Hubiera valido la pena.

Ahora, demos vuelta a la página y hablemos de la revolución comunista, que es mucho más profunda, fundamental y radical que la Reconstrucción se propuso ser, y que llegó al poder en situaciones mucho más difíciles. Contra esas revoluciones no solo estaban los explotadores derrotados —quienes, como dijo Lenin, conservan sus conocimientos, sentido de derecho y conexiones de antes, y que se lanzan contra uno mismo con diez veces más ferocidad y artimañas una vez que han perdido su paraíso— sino también las potencias imperialistas y sus fuerzas armadas mucho más poderosas. Los soviéticos no solo libraron una guerra civil de 1918 a 1921 que les costó millones de vidas y en lo básico la destrucción de la poca industria que tenían, sino que en esa guerra civil tuvieron en su contra la intervención e invasión de 17 potencias militares, entre ellas Estados Unidos. Y menos de 20 años después de ganar la guerra civil vino la invasión nazi.

Sin embargo, aun si comprendemos eso a fondo, tenemos que examinar lo que se hizo, analizar los puntos débiles tanto en la teoría como en la práctica, y de veras prepararnos a nosotros mismos —así como a las masas— para hacerlo mejor en la próxima oportunidad.

Romper de manera más profunda con la democracia burguesa

Como parte de hacerlo mejor —y aun para poder contestar sobre una base correcta la pregunta de “a qué precio”— ha sido necesario romper de una manera más profunda con las influencias de la democracia burguesa y la concepción general de la “democracia sin clases” en el movimiento comunista. En su libro histórico Democracia: ¿Es lo mejor que podemos lograr?, Avakian planteó esa pregunta y la contestó enérgicamente: ¡NO!

Quisiera adentrarme en esto citando dos pasajes breves de Avakian que a menudo publicamos en nuestro periódico. El primero es:

La esencia de lo que existe en Estados Unidos no es democracia, sino capitalismo-imperialismo y las estructuras políticas que lo imponen.

Lo que Estados Unidos lleva al resto del mundo no es democracia, sino imperialismo y las estructuras políticas que lo imponen.

Luego, desde otro ángulo, lo siguiente:

En un mundo de profundas divisiones de clase y grandes desigualdades sociales, no tiene caso hablar de la “democracia” sin señalar su carácter de clase y a qué clase beneficia. Mientras exista la sociedad dividida en clases no puede haber “democracia para todos”: dominará una clase u otra, y la clase que gobierna defenderá y promoverá el tipo de democracia que concuerde con sus intereses y metas. Por eso, debemos preguntar: ¿qué clase dominará y si su gobierno, y sistema de democracia, sirve para continuar las divisiones de clase, y las relaciones de explotación, opresión y desigualdad que corresponden a ellas, o lleva a abolirlas?

Hablemos de lo que eso implica. En primer lugar, no se puede recurrir a los instrumentos de la dictadura capitalista —los ejércitos, las prisiones, las cortes y la burocracia que este sistema ha desarrollado y refinado a fin de reforzar y extender la explotación y el imperialismo—, no se puede usar esos mismos instrumentos para abolir la explotación, erradicar la opresión y defenderse ante el imperialismo. Y no se puede recurrir a los instrumentos de la democracia burguesa —que, en primer lugar, han sido diseñados para resolver desacuerdos entre los explotadores y, segundo, para atomizar y engañar y volver pasivas a las masas— como un medio para movilizarlas y desencadenarlas para conocer y transformar conscientemente el mundo entero. Si bien es cierto, como dijo Lenin, que el socialismo es un millón de veces más democrático para las masas populares, el socialismo no es y no puede ser la extensión de la democracia burguesa (que se basa en la explotación) a los explotados. Esa lección no solo se ha establecido científicamente sino que se ha pagado en sangre.

Las “4 todas”

La dictadura del proletariado —y el sistema proletario de democracia— tiene que ser diferente. Tiene que estar al servicio de la abolición de las divisiones antagónicas entre la gente y de las relaciones, instituciones e ideas que brotan de esas divisiones y las refuerzan. Ahora bien, el nuevo poder avanzará mucho, inmediatamente, hacia ese fin. Por ejemplo, se apoderará de esos medios de producción socializados y empezará a usarlos para satisfacer las necesidades materiales de la gente y para hacer avanzar la revolución mundial.

Pero al día siguiente de la victoria se encontrará con una sociedad en la que la gente ha vivido como miembros de diferentes clases sociales. Aun si se deja a un lado a los grandes capitalistas —lo cual no se debe hacer, ya que andarán por ahí sin querer aceptar lo que han perdido—, todavía existirán las diferencias entre la gente, entre quienes han estudiado medicina, administración e ingeniería, por un lado, y por el otro quienes no han tenido ese tipo de formación y han tenido que trabajar en fundiciones, hospitales o el campo, o que no han podido encontrar ningún trabajo. Además, está la fuerza de la costumbre, de los siglos en que la única manera en que la gente se ha juntado para llevar a cabo la producción de las primeras necesidades se ha hecho —o se ha llevado a cabo— mediante unas relaciones en que una clase principal explota a otra, y en que existe una división estricta entre quienes hacen el trabajo intelectual y quienes trabajan con el cuerpo.

Además, habrá que abordar todas las relaciones sociales e ideas que esas relaciones de explotación han condicionado y reforzado. Inmediatamente, el nuevo poder emprenderá la destrucción de los pilares de este sistema, como la supremacía blanca y la supremacía masculina, para instituir la igualdad de a de veras. Pero aun después de haberse iniciado esas transformaciones, y de hecho aun después de que el pensamiento de la gente empiece a liberarse de muchas maneras y empiece a reflejar las nuevas relaciones socialistas; aun después de todo eso, los siglos de explotación seguirán afectando enormemente el pensamiento de la gente. Será como el síndrome de estrés postraumático tras una violación. A esta sociedad, y a todos los que viven en ella, los han traumatizado cientos y miles de años de opresión, y eso ha impactado en el pensamiento de la gente. Habrá que luchar contra las manifestaciones de eso en el pensamiento de la gente, cosas como el racismo, el sexismo, el chovinismo nacional de USA número uno y la xenofobia (odio a personas de otros países), así como el elitismo y aun los sentimientos de inferioridad que inculcan en las masas… pero esas cosas no simplemente desaparecerán. Y esas ideas se alimentarán de las desigualdades y relaciones económicas que aún quedan, que contienen aspectos de relaciones tipo capitalistas pero que no se puede eliminar de la noche a la mañana, lo que se llama el “derecho burgués”. Las ideas y programas políticos que representan esas relaciones crecerán en ese suelo y se impondrán, y sentarán una base para que los nuevos elementos capitalistas contiendan por el poder. Y el nuevo poder tendrá que movilizar a las masas para identificarlos, analizarlos y superarlos.

Así que no es tan sencillo como “bien, cambiaremos las relaciones económicas y lo demás vendrá como anillo al dedo”. En la medida que los comunistas hayan pensado así o sigan pensando así, eso hace mucho daño. Habrá que transformar y revolucionar toda esfera social, a lo largo de un período mucho más largo de lo que anticipaban Marx y Lenin. Y en todas estas esferas, como Marx lo dijo científicamente, habrá que abolir todas las diferencias de clase, todas las relaciones de producción en que estas descansan, todas las relaciones sociales que corresponden a esas relaciones de producción y todas las ideas que surgen de estas relaciones sociales —o, en una frase, las “4 todas”— para llegar al comunismo, como parte del proceso de alcanzarlo 2.

Un tipo diferente de
dictadura y democracia

Así que se necesitará ejercer la dictadura sobre los antiguos explotadores y quienes quieren restaurar la explotación; y también se necesitará la democracia entre las masas para poder llevar a cabo plenamente las transformaciones que se necesitan. Pero estas tendrán que ser una dictadura y una democracia con un carácter cualitativamente diferente de lo que tenemos ahora. Repito, no se puede simplemente voltear las cosas, y tener a diferentes personas que utilizan los mismos instrumentos. Tiene que haber formas a través de las cuales las masas populares empiezan a participar en la vida social y a crear una sociedad muy diferente, y a transformarse a sí mismas en el proceso, a una escala que, francamente, es difícil de imaginar a partir de los confines mentales de “lo que existe” en este sistema.

Eso quiere decir movilizar —y desencadenar— a la gente, dirigirla y aprender de ella, para así superar las desigualdades y las relaciones sociales de la vieja sociedad, que estorban el avance hacia una nueva forma de sociedad. Quiere decir armar a las amplias masas populares con los instrumentos teóricos que les permitan analizar críticamente la sociedad y valorar si está avanzando hacia el comunismo y cómo, y cuán concretamente, y qué hay que hacer para ir lo más lejos posible en esa dirección en todo momento.

Este enfoque se opone directamente a la idea de que lo principal que hay que hacer bajo el socialismo es “cumplir con lo prometido”: asegurarse de que esté creciendo el nivel de vida de la gente, de que su vida sea más estable, y cosas por el estilo… y dejarlo todo en manos de quienes “saben hacer eso”. Mejor dicho, “darles de comer y dirigirlas”. Eso es lo que se conoce como un enfoque revisionista: quedarse con el nombre del comunismo, pero quitarle su corazón revolucionario. Esa era la línea de quienes tomaron el poder en China después de la muerte de Mao y derrotaron a quienes se habían agrupado en torno a Mao, y hemos visto a qué lleva eso: a un infierno capitalista con etiqueta socialista.

Por ende, la pregunta que hay que hacer es: ¿es el papel de las masas solo luchar y producir? ¿O van a ser emancipadores de la humanidad? ¿Es posible que las masas conozcan al mundo tal y como es, lo comprendan y lo transformen?

La respuesta es, SÍ LO PUEDEN HACER, pero no de manera espontánea y sin dirección. La gente no puede tomar iniciativa consciente para cambiar el mundo si no sabe cómo funciona. Eso requiere ciencia. Y como la situación es tal que a las masas se les ha privado de la posibilidad de trabajar con las ideas, tienen que obtener esa ciencia de quienes han tenido la oportunidad de bregar con ella. O sea, necesitan dirección.

Para que no quede ninguna confusión, en esta sociedad, a todos los están dirigiendo, en una dirección u otra. Hoy mismo, muchos que dicen que no los dirige nadie están dedicando mucho esfuerzo, recursos y esperanza a la campaña de Clinton vs. Obama. Y una vez que Clinton, Obama o McCain tome el cargo, el o la que gane establecerá las pautas a seguir — ellos te dirán qué hacer y —como han venido diciéndote— lo harán en beneficio del dominio estadounidense del mundo y del “orden social” en Estados Unidos.

Así que no se trata de si habrá líderes, sino de qué clase de líderes habrá, al servicio de cuáles metas. Avakian lo dijo así en Hacer la revolución y emancipar a la humanidad:

Y mientras eso sea cierto, el interrogante esencial seguirá siendo: ¿cuál es el contenido y el efecto de esa dirección—adónde llevará y cómo? ¿Qué le permite a la gente hacer o qué le impide hacer? ¿Contribuye a su capacidad de entender la realidad, y a cambiarla conscientemente, de acuerdo con los intereses fundamentales de la humanidad—o dificulta y mina que haga eso? 3

Es importante pensar en esto con relación a lo que dije antes sobre las ventajas y el poder que todavía conservan los imperialistas derrocados así como sus conexiones internacionales. El proletariado no puede compartir el poder con la burguesía, porque esta se lo comería vivo. Como dije antes, se ha abordado esto científicamente, tal como en las obras polémicas de Avakian como “Democracia, ahora más que nunca, podemos y debemos hacer algo mejor” (en la revista Un Mundo Que Ganar No. 1992/17) y, sí, estas lecciones se han pagado con sangre. A un nivel aún más profundo, solo corresponde a los intereses del proletariado como clase abolir las “4 todas”, y el estado tiene que ser un instrumento o para abolirlas o para fortalecerlas.

Por eso, en el estado socialista el partido del proletariado todavía tendrá que desempeñar un papel dirigente institucionalizado, mientras que sigan existiendo clases antagónicas y el suelo en que puedan cultivarse esos antagonismos de clase. (Una vez abolidas esas clases, no habrá necesidad de una dirección institucionalizada ni un estado).

Al mismo tiempo, tenemos que reconocer y abordar eso como una contradicción, y revolucionar y revitalizar constantemente al partido para que siga dando ese tipo de dirección y no se convierta en un nuevo opresor.

Este no es un problema pequeño, y es un problema al que Avakian ha dedicado muchísima atención y es una buena parte de lo que abordaré a continuación: un enfoque cualitativamente diferente —y una nueva síntesis— sobre la dictadura del proletariado.

El núcleo sólido,
con mucha elasticidad

Que quede bien claro: estamos hablando de cambios y rupturas con gran parte del enfoque de las sociedades que hasta la fecha se puede decir que fueron auténticamente socialistas y auténticamente revolucionarias pero que, no obstante, tenían deficiencias importantes. No es, como alguien dijo de manera graciosa, “pasemos las buenas jugadas, no las malas”. Estamos hablando de un enfoque completamente nuevo, que se basa en los avances hechos en la concepción del mundo y la epistemología comunistas que mencioné antes; una manera de contestar correctamente la pregunta “¿a qué precio?” y una manera diferente de dirigir las cosas hacia un nivel superior.

Hablemos del tema de tener una ideología oficial, que ha sido una de las características de las sociedades socialistas previas. Como dije, el partido tiene que dirigir en la sociedad socialista, y el partido mismo tiene que estar unificado en torno a la ideología comunista, lo cual le permite dirigir a comprender correctamente y transformar la realidad. Sin embargo, el partido es una asociación voluntaria. ¿Pero qué pasaría si todos los miembros de la sociedad, dentro o fuera del partido, tuvieran que expresar su acuerdo con esa ideología para que se le oiga o simplemente para llevarse bien?

Bueno, el hecho es que inmediatamente después de la revolución, apenas saliendo del capitalismo, la mayoría no va a adoptar esto como su punto de vista. Bob Avakian ha usado la metáfora de un paracaídas para describir cómo en el momento de la revolución las cosas se comprimen y la sociedad se escinde en dos polos: uno que se adhiere fuertemente al campo revolucionario y el otro que defiende a la reacción. Pero después de la revolución ese carácter comprimido del polo del pueblo se abre de nuevo, como un paracaídas. Como Avakian escribió en La base, las metas y los métodos de la revolución comunista, una vez que la revolución ha conquistado el poder:

...toda la diversidad de programas políticos, concepciones del mundo, inclinaciones, etc. (que son un reflejo de las relaciones de producción y de las relaciones sociales características de la vieja sociedad que quedan, así como de lo que se está gestando en la nueva sociedad como resultado de la toma revolucionaria del poder y de la consolidación del poder), todas esas cosas se imponen, o se vuelven a imponer. Pero si se da por hecho que como esas personas acudieron al lado de los comunistas en el momento crítico en que solo ese programa podía abrir una brecha, si se identifica eso con la noción de que todos van a tener pleno acuerdo en todo momento a lo largo del proceso de avance al comunismo, se cometerán serios errores... 4

Gracias a dios, no es el segundo advenimiento de Jesucristo, cuando todos se salvan y “ven la luz”. Es una sociedad socialista. Se puede dirigir a hacer muchas cosas nuevas, muchas cosas importantes y emancipadoras, e iniciar un proceso general en que la gente cambia la sociedad y a sí misma en una dirección positiva... pero no se puede hacer como si todos, de repente, no solo han entendido sino que también han empezado a adoptar y aplicar el método, la posición y el punto de vista comunista. Y si se trata de dirigir como si así son las cosas, a) no se va a actuar de acuerdo con la verdad y, como resultado, b) se va a trabar y distorsionar el proceso general a través del cual la gente llega a conocer la verdad y va a engendrar un ambiente falso, sofocante y apagado.

Tiene que haber una ideología dirigente —y la diferencia en la sociedad socialista es que la vamos a proclamar abiertamente, y no lo vamos a ocultar como hacen los capitalistas— pero los que no están seguros de si están de acuerdo deben sentirse libres de decirlo, y los que no están de acuerdo lo deben expresar sin ambages, para que se debata.

Hay que aplicar un principio similar a la política. En un plano, el partido tiene que tomar la iniciativa, movilizar a la gente y desencadenarla en torno a objetivos importantes. Tiene que establecer las pautas del debate. Y claro, este puede ser y tiene que ser un proceso vibrante e inspirador que abre la mente, y se dio eso en el pasado, no solo en China sino también en la primera década y media de la existencia de la Unión Soviética.

¿Y qué de la espontaneidad desde abajo? ¿Y qué de las cosas que parecen ir en direcciones completamente diferentes, o que se oponen a las principales pautas y actividades políticas que el partido está promoviendo? ¿Y qué de las escenas en las artes que surgen por sí solas, como los cafés de los años 50 y 60 con los “beatniks”, la onda hiphopera y los grafiteros en el Bronx hace 30 años, o las escenificaciones de poesía de palabra hablada de los años 90… cosas que surjan de entre las masas, muchas de las cuales podrían tener un carácter de oposición, o por lo menos “fuera del control”? ¿Y qué de los grupos políticos que quieren llevar a cabo debates políticos sin la presencia de militantes del partido, o que quieren emprender acciones en oposición a proyectos, incluso importantes proyectos, en los que el partido y el gobierno están metidos? ¿Y qué de los maestros que quieren enseñar teorías e interpretaciones que no cuadran con la manera que el partido entiende las cosas?

Para ser franco, en las sociedades socialistas previas no ha habido mucho espacio para estas cosas. En Hacer la revolución y emancipar a la humanidad,Avakian critica una tendencia en China y especialmente en la Unión Soviética “a una restricción… del proceso de la transformación socialista; y, en la medida en que esa tendencia se impuso, condujo a llevar mal en cierto grado la relación entre la meta y el proceso, para que lo que pasara en un momento determinado pasó a ser, o tendió a identificarse como, la meta en sí — en vez de ser visto como una parte del proceso hacia una meta mayor. Y, junto con esto, hubo una restricción de la relación entre la dirección principal necesaria, en el sentido fundamental, y lo que eran objetivamente “desvíos” o alejamientos —pero que se veían y trataban como desviaciones peligrosas— de la dirección principal. Esto, en cierto grado y a veces a un grado importante, llevó a sofocar en cierto grado la creatividad, iniciativa, expresión individual y, sí, los derechos individuales en el proceso de conjunto, especialmente cuando parecían estar en conflicto —o en realidad estaban en conflicto, a corto plazo— con las metas expresadas del estado socialista y su partido de vanguardia 5.

A un nivel muy básico, se necesita la efervescencia intelectual para conocer el mundo. La efervescencia intelectual, el debate y la experimentación —el “aire” intelectual— ofrecen un vistazo a toda la agitación debajo de la superficie de la sociedad en un momento dado, así como los posibles caminos hacia la resolución y el avance que esa agitación hace posible; ayudan a ver cuando se está actuando de manera equivocada o unilateral. Sin eso, la dialéctica entre el partido y las masas —entre los que dirigen y los dirigidos— tendería a ir demasiado en una sola dirección; por ambas partes, el espíritu crítico y creativo perdería su filo.

Pues, si a la gente se le enseña los criterios críticos en un invernadero, esos criterios no “echarán raíces”; hay que dirigirla, pero la gente también tiene que aprender por su cuenta y, en el curso de eso, la dirección también tiene que transformarse y revolucionarse. Para que ese proceso sea óptimo, se requiere la efervescencia política, un ambiente contestatorio y de plano el desenfreno. Hubo mucho de eso durante la Revolución Cultural de China, pero con la nueva síntesis estamos hablando de algo a una escala mucho mayor, con elementos y una dinámica diferentes.

Seamos francos y reconozcamos que después de diez años de la Revolución Cultural de China —lo mejor de la concepción previa del socialismo—, la mayoría de la población no entendía bien lo que estaba en juego en esa última gran batalla. Bueno, el carácter diferente y la mayor dimensión que tendrán la efervescencia política en la nueva síntesis son una buena parte de la respuesta a cómo hacer las cosas mejor la próxima vez.

“Ir al borde de ser descuartizado”

Avakian ha contrastado la metáfora de tirar un sedal, como en la pesca... y el “núcleo sólido con mucha elasticidad” que esa clase de movimiento expresa. Veamos un ejemplo. Imaginen una situación en que el gobierno socialista ha decidido construir una represa en cierto lugar en respuesta a las necesidades apremiantes de la población —dicho sea de paso, ¡la sociedad revolucionaria tendrá requisitos y necesidades materiales apremiantes porque ya no vamos a estar chupándoles la sangre a los pueblos del mundo!— y alguien como Arundhati Roy (una muy destacada novelista y activista progresista india que no es comunista) hace una campaña en contra. Según la nueva síntesis, no simplemente se toleraría eso, se le daría acceso a los medios de comunicación y a fondos, aunque ella esté organizando y dirigiendo manifestaciones y quizás un plantón masivo en contra de la represa. Habría que meterse en eso, revolverlo todo y debatirlo. Si ella tuviera razón —aunque solo en parte—, se tendría que aprender de ella. Y si ella no tuviera la razón, todavía habría que convencer a los demás en el debate, y no contra una caricatura de su posición sino contra un defensor apasionado, que se expresa bien y que está convencido de esa posición 6.

Eso NO es sin riesgo, porque habrá personas cuyas intenciones no son buenas que casi por seguro se meterán y maniobrarán, e intentarán convertir ese proceso en actos para destruir el estado socialista. Y no olvidemos que si entregamos el poder, si permitimos que las fuerzas burguesas (sean viejas o nuevas) restauren el capitalismo, eso será un gran crimen contra todos aquellos que hicieron sacrificios para conquistar el poder y, de mayor importancia, contra la humanidad en general.

El núcleo sólido establecerá las pautas y el marco. Pero dentro de eso, desencadenará y permitirá la máxima elasticidad posible en un momento determinado sin abandonar el poder, y se mantendrá ese poder de una forma que siga avanzando hacia el comunismo, hacia la realización de las “4 todas”, junto con la lucha mundial general. Ahora bien, en cualquier momento dado habrá limitaciones a la capacidad del núcleo sólido de hacer todo eso, por ejemplo en vista de las amenazas del imperialismo. A veces será posible aflojar mucho las riendas, y a veces habrá que apretarlas; pero en un sentido estratégico y general, principalmente se va a fomentar y trabajar con la elasticidad, y procurar aprender de ella y determinar cómo se puede dirigir de tal manera que todo se convierta en una fuerza motriz que de hecho contribuye —si bien no directa ni inmediatamente, a corto plazo— pero que contribuye en un sentido general a donde se quiere ir. Y aprender a hacer eso será un reto y algo muy complejo y lleno de riesgos.

Por eso, Avakian habla tanto de “ir al borde de ser descuartizado” —¡y de BUSCAR hacer eso! El papel del disentimiento es una parte INTEGRAL de este modelo del socialismo, a pesar de que en todo momento hay maneras en que el disentimiento podría dificultar radicalmente el proceso general. Repito, a menos que uno esté dispuesto a ir al borde de ser descuartizado —¡una tortura en que jalan las cuatro extremidades en diferentes direcciones!— el núcleo sólido se volverá muy rígido y quebradizo... y la elasticidad no será… pues, muy... elástica. Y que quede bien claro: este es un concepto estratégico que no es lo mismo que verse jalado en muchas direcciones por una gran variedad de retos, o tener muchas tareas diferentes que hacer—y no se debe identificar con esto ni reducir simplemente a esto. Esta concepción de “ir al borde de ser descuartizado” se refiere a algo muy diferente, algo mucho más complejo y profundo y de una importancia mucho más estratégica que eso.

Además de ese tipo de disentimiento, Avakian ha propuesto debatir, como parte de este modelo, la idea de elecciones competitivas en las cuales se debaten vigorosamente asuntos importantes ante el estado con verdaderos resultados y efectos; una constitución (y las limitaciones que impondría al partido); una concepción más amplia de los derechos individuales; la existencia de una sociedad civil, con asociaciones independientes del gobierno; y una manera totalmente nueva de abordar la contradicción entre el trabajo intelectual y el manual, con una idea diferente del papel de los intelectuales—todo lo cual solo puedo mencionar someramente, pero que me encantaría discutir durante la sesión de preguntas.

Una última pregunta sobre esto: ¿quién ES el núcleo sólido? El núcleo sólido no es idéntico al partido ni al proletariado, de una manera monolítica. En cualquier momento determinado, el núcleo sólido representa una minoría: en las primeras etapas de la sociedad socialista, son quienes están firmemente comprometidos con el objetivo global de llegar al comunismo; y luego habrá diferentes gradaciones de personas, de diferentes clases y capas sociales, que se agrupan con relación a eso. El núcleo sólido tiene que tener raíces en el proletariado, y la dirección tiene que movilizar y desencadenar constantemente a nuevas personas de entre aquellos que quedaron “perjudicados” a raíz de las contradicciones restantes del capitalismo; por ejemplo, las personas que en la vieja sociedad no recibieron formación para hacer el trabajo intelectual, o las mujeres de diferentes capas (así como hombres) que quieren hacer avances en la emancipación de la mujer.

Pero el proletariado en sí no es estático, tiene mucha diversidad y pasa por cambios muy dinámicos, debido a su participación en todas las esferas de la sociedad, y a la experiencia de vivir con las capas medias, de transformarlas — y también de aprender de ellas. Habrá diferentes clases, y diferentes niveles de compromiso con el proyecto comunista, y se estará tratando de trabajar con esa contradicción y solucionarla, pero no de arriba pa’ bajo. Se trata de desencadenar un proceso y luego meterse en ese proceso con las masas.

Esta es una concepción muy diferente a las anteriores, que se basaban en una especie de “reificación” del proletariado, un punto de vista que confunde el papel histórico mundial del proletariado de ser la clase que encarna las nuevas relaciones de producción, con los individuos que son miembros de esa clase en algún momento determinado. Como mencioné antes en la discusión sobre la “verdad de clase”, una manifestación de esa “reificación del proletariado” era darle mucha importancia al origen de clase de las personas en el proceso de valorar sus opiniones y de nombrarlas a posiciones de dirección o de responsabilidad, y decir que el nombramiento de obreros y campesinos a esas posiciones impediría el revisionismo. Esa tendencia fue muy marcada en Stalin, pero también se vio de diferentes maneras con Mao y la revolución china.

Una vez más acerca de
la nueva síntesis

Hemos hablado mucho sobre las implicaciones políticas de la nueva síntesis, particularmente con respecto al socialismo. Pero antes de pasar a cuestiones de estrategia, y sobre la base de todo lo que acabo de decir, quisiera que piensen en cuánto expresa y en la profunda importancia que expresa la siguiente descripción de la nueva síntesis, de la primera parte de Hacer la revolución y emancipar a la humanidad:

Esta nueva síntesis abarca reconfigurar y recombinar los aspectos positivos de la experiencia hasta la fecha del movimiento comunista y la sociedad socialista, mientras se aprende de los aspectos negativos de esa experiencia, en las dimensiones filosóficas e ideológicas tanto como las políticas, y así tener una orientación, método y enfoque científicos con raíces más profundas y firmes, no solo en cuanto a hacer la revolución y conquistar el poder, sino también, sí, en cuanto a satisfacer los requisitos materiales de la sociedad y las necesidades de las masas populares, con una base cada vez mayor, en la sociedad socialista —para superar las profundas cicatrices del pasado y continuar la transformación revolucionaria de la sociedad, mientras al mismo tiempo apoyar activamente la lucha revolucionaria mundial y actuar conforme con el reconocimiento de que la arena y la lucha mundiales son las más fundamentales e importantes, en un sentido global— junto con abrir cualitativamente más espacio para dar expresión a las necesidades intelectuales y culturales del pueblo, entendidas en el sentido amplio, y posibilitar un proceso más diverso y rico de exploración y experimentación en los campos científicos, artísticos y culturales, y en la vida intelectual en general, con mayor campo para la competencia de diferentes ideas y escuelas de pensamiento, y para la iniciativa y creatividad individuales y la protección de los derechos individuales, con espacio para que los individuos interactúen en la “sociedad civil” independientes del estado — todo en un marco general cooperativo y colectivo y al mismo tiempo a la medida que el poder estatal se mantiene y se sigue desarrollando como un poder estatal revolucionario al servicio de los intereses de la revolución proletaria, en el país en particular y por todo el mundo, donde este estado es el elemento dirigente y central de la economía y la dirección general de la sociedad, mientras el estado en sí se transforma continuamente en algo radicalmente diferente de todos los estados previos, como una parte crucial del avance hacia la abolición posterior del estado al llegar al comunismo a nivel mundial7.

Permítanme decirlo de esta manera: la primera etapa de nuestro movimiento hizo época y fue heroico; exige y se merece que se estudie más profundamente y hay que defenderla y apoyarla. Pero por sí solo, lo mejor de lo que se entendía en esa etapa no llevaría ni llevará a la humanidad al comunismo. Con la nueva síntesis, esa posibilidad se plantea de nuevo. Como me dijo un camarada: es como una nueva rama del árbol de la evolución. 

LA SEMANA ENTRANTE: PARTE V: IMPLICACIONES ESTRATÉGICAS — HACER LA REVOLUCIÓN

 

FOOTNOTES:

1.  Hacer la revolución y emancipar a la humanidad, en el folleto de Revolución, Revolución y comunismo: Fundamento y orientación estratégicos (1º de mayo de 2008), p. 31. En línea: revcom.us. [back]

2. Carlos Marx, La lucha de clases en Francia de 1848 a 1850, en C. Marx y F. Engels, Obras escogidas en tres tomos, tomo 1. [back]

3. Hacer la revolución y emancipar a la humanidad, en el folleto de Revolución, Revolución y comunismo: Fundamento y orientación estratégicos (1º de mayo de 2008), p. 52. En línea: revcom.us.[back]

4. La base, las metas y los métodos de la revolución comunista, en revcom.us.[back]

5. Hacer la revolución y emancipar a la humanidad, en el folleto de Revolución, Revolución y comunismo: Fundamento y orientación estratégicos (1º de mayo de 2008), p. 35. En línea: revcom.us. [back]

6. Pregunta tres de la sesión de preguntas y respuestas de Las 7 Charlas (en audio en inglés), colocada en bobavakian.net el 4 de agosto de 2006; hay una versión impresa en español: “La revolución que queremos debe ser capaz de incluir a los Arundhati Roy; y más que incluirlos debe darles la bienvenida”, Revolución #67, 29 de octubre de 2006, en revcom.us. [back]

7. Hacer la revolución y emancipar a la humanidad, en el folleto de Revolución, Revolución y comunismo: Fundamento y orientación estratégicos (1º de mayo de 2008), pp. 35-36. En línea: revcom.us. [back]

Envíenos sus comentarios.

Revolución #132, 15 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

El discurso de Obama sobre Israel

Una audición a comandante en jefe

Nota de la redacción: La semana pasada, Barack Obama recibió la “presunta nominación” presidencial para el Partido Demócrata, y Hillary Clinton lo endosó. ¿Qué significa, y qué NO significa, que por primera vez en la historia de Estados Unidos han nombrado a una persona negra como candidato presidencial de un importante partido político? Esto es un asunto muy importante y lo examinaremos en futuros números del periódico, por ejemplo la semana entrante. Pero, en este número quisiéramos señalar la importancia del primerísimo acto de Obama tras adjudicarse la nominación de su partido: un discurso sobre Israel ante el Comité Estadounidense-Israelí de Asuntos Públicos (AIPAC, por sus iniciales en inglés). Este comité es un organismo poderoso e influyente que se describe como el “cabildo pro-israelí de Estados Unidos”, y la Conferencia del AIPAC es un evento de peso, pues también hablaron ahí Clinton, McCain, Condoleezza Rice y el primer ministro israelí Ehud Olmert.

En su discurso, Obama dijo muchas cosas acerca del origen y la naturaleza del estado de Israel y subrayó su “compromiso inquebrantable con la seguridad de Israel”, a partir de “intereses y valores comunes”. Lo hizo en un momento en que están usando la “seguridad de Israel” como potencial justificación o pretexto, o parte de un panorama mucho mayor, que obligaría a Estados Unidos (o Israel, con el apoyo de Estados Unidos) a atacar a Irán.

La fundación de Israel:
Mito vs. realidad

Un hilo del discurso de Obama es la tesis fundamental de que el establecimiento del estado de Israel se justifica en vista del holocausto nazi. Dice: “También aprendí del horror del holocausto y de la terrible urgencia que eso le dio a la travesía de regreso a Israel”. Y: “Solo unos pocos años después de la liberación de los campamentos [de exterminio nazis], David Ben-Gurion declaró la fundación del estado judío de Israel”.

El genocidio nazi contra los judíos fue uno de los mayores crímenes del imperialismo. Pero ¿cómo justifica el genocidio contra los judíos cometido por el régimen nazi de Alemania durante la II Guerra Mundial la expulsión de casi un millón de palestinos de sus tierras hacia el exilio y su sufrimiento bajo la constante limpieza étnica de parte del estado de Israel? ¿O, los ataques israelíes a otros países? Los palestinos y la población del Medio Oriente en general no tienen nada que ver en absoluto con los crímenes de los nazis.

El discurso de Obama saca esta conclusión: “Sabemos que el establecimiento de Israel fue justo y necesario, arraigado en siglos de lucha y décadas de trabajo paciente. Pero 60 años después, sabemos que no podemos aflojar el paso, no podemos ceder, y como presidente jamás transigiré en cuanto a la seguridad de Israel”.

Pero el establecimiento de Israel fue principalmente un producto de las maniobras de los imperialistas para dominar al Medio Oriente. En 1917, los imperialistas británicos dieron su aval a la colonización sionista de Palestina, como vehículo para imponer sus propios intereses en la región. Los británicos se establecieron como administradores coloniales de Palestina. Ronald Storrs, el primer gobernador militar británico de Jerusalén, explicó que el apoyo de su gobierno al “proyecto [de los sionistas] fue el que lo bendijo, que le dio así como le quitó, creando para Inglaterra ‘un pequeño Ulster leal” en un mar de arabismo potencialmente hostil’”.

Después de la II Guerra Mundial, cuando Estados Unidos se puso a dominar a las ex colonias de Inglaterra y Francia, Israel se alió con Estados Unidos.

Obama moviliza opinión pública a favor de apoyar de manera incondicional a Israel, no por un imperativo moral de apoyar a un pueblo oprimido, sino por las necesidades estratégicas de Estados Unidos. El discurso le declara a la clase dominante que, como presidente, él seguirá ese camino.

El papel estratégico de Israel

Cuando Obama dice que “nuestra alianza se basa en intereses y valores comunes”, es la verdad. Pero los intereses (y valores) comunes entre Estados Unidos y sus secuaces israelíes no tienen nada que ver con la “libertad y la justicia, la justicia social y la oportunidad equitativa”, como alega Obama.

En una reciente columna de opinión a favor de darle ayuda militar a Israel, el representante Steve Rothman (quien ha sido un firme partidario de Obama), reiteró a sus colegas del congreso yanqui que en el Medio Oriente: “Un aliado estratégico en particular siempre se ha sobresalido sobre los demás: el estado de Israel”. Agregó que Israel proporciona a “Estados Unidos importante ayuda de seguridad en el Medio Oriente y en el mundo”. Rothman señala los “literalmente cientos de ejemplos en que Israel ha ayudado a Estados Unidos en pro de sus metas de seguridad nacional: inteligencia, mejorar la tecnología militar americana, capturar equipo iraní y soviético, destruir el reactor nuclear iraní, erradicar una instalación nuclear siria y muchos más ejemplos clasificados [secretos] y no clasificados”.

Dice que “sin nuestra asociación con las Fuerzas de Defensa Israelíes [el ejército israelí], quizá Estados Unidos tendría que apostar una cantidad adicional de cien mil soldados o más de manera permanente en ese parte del mundo para compensar la protección de los intereses e inteligencia crucial estadounidenses que Israel surte ahora a Estados Unidos”.

Rothman señala: “Con las actividades en marcha en Irán para adquirir tecnología para fabricar armas nucleares”, el papel de Israel es “más crucial que nunca” (“U.S.’s valuable, strategic relationship with Israel”, The Hill, 3 de junio de 2008).

Es esta clase de cálculos la que obliga a la clase dominante estadounidense en general, y a Obama como candidato a comandante en jefe, a hacer que su apoyo a Israel sea incondicional, sobre todo ahorita.

La “seguridad de Israel”: ¿quién amenaza y mata a quién?

Una parte de justificar el apoyo incondicional a Israel y movilizar opinión pública a su favor es presentar a ese país como la víctima en la región. En su discurso, Obama dijo: “Desde hace mucho he entendido la búsqueda de paz y la necesidad de seguridad de Israel. Pero más que nunca la entendí durante un viaje hace dos años a ese país. Mientras me transportaban en un helicóptero [de las Fuerzas de Defensa Israelíes], vi una franja angosta y hermosa de tierra anidada al lado del Mediterráneo. Al aterrizar, conocí a una familia que había presenciado la destrucción de su casa por un proyectil Katyusha. Hablé con los soldados israelíes quienes, todos los días bajo amenazas, mantienen la seguridad cerca de la línea azul”. Agregó: “No creo que nadie puede contentarse con que la reciente política exterior estadounidense haya hecho que Israel sea más seguro”.

Obama habla de “soldados israelíes quienes, todos los días bajo amenazas, mantienen la seguridad cerca de la línea azul”. ¿Qué es la “línea azul”? Es la actual frontera entre Israel y el Líbano. ¿Quién ha traído la muerte y la destrucción cruzando esa línea? En 1982, Israel invadió al Líbano. El saldo oficial es de 19.000 muertos. En el sur del Líbano, la región que colinda con Israel (justo al norte de la “línea azul”), han arrasado comunidades enteras.

Durante la invasión israelí del Líbano, en julio y agosto de 1982 los aviones cazas israelíes bombardearon masivamente a la capital, Beirut. A comienzos de agosto de 2002, el periódico Financial Times informó que las bombas de fósforo y de fragmentación israelíes habían destruido ocho de los nueve orfanatos de la ciudad. El Los Angeles Times escribió: “En las últimas horas del último ataque aéreo sobre Beirut, los cazas israelíes lanzaron bombardeos de saturación sobre Borj el Brajne (un campamento de refugiados palestinos). No quedaron combatientes masculinos con vida, solamente las casas dañadas de las familias palestinas, quienes de nuevo tendrían que irse y encontrar otro lugar en que vivir. Al final, todo Beirut Occidental vivía en escombros, basura y pérdidas” (29 de agosto de 1982).

En medio del bombardeo de Beirut, un sobreviviente judío del holocausto nazi que vivía en Israel, el Dr. Shlomo Shmelzman, protestó con una huelga de hambre. Escribió: “Durante mi niñez, padecía miedo, hambre y humillación cuando pasé por el ghetto de Varsovia, los campamentos de trabajos forzados, a Buchewald [un campamento de exterminio nazi]. Hoy, como ciudadano de Israel, no puedo aceptar la sistemática destrucción de ciudades, pueblos y campamentos de refugiados. No puedo aceptar la crueldad de los tecnócratas de bombardear, destruir y matar a seres humanos… Hay muchísimas cosas en Israel que me traen a la memoria muchísimas cosas de mi niñez” (citado en Noam Chomsky, El triángulo fatal: Estados Unidos, Israel y Palestina).

Durante la invasión del Líbano en 1982, las fuerzas militares israelíes rodearon y sellaron los campamentos de refugiados Sabra y Chatila en Beirut mientras que sus aliados libaneses masacraron de 750 a 3.500 personas. Por 18 años, las fuerzas militares de Israel y sus aliados ocuparon el sur del Líbano.

De nuevo, en 2006, más de 40.000 soldados israelíes invadieron al Líbano, mataron a más de mil personas, desplazaron a más de un millón y bombardearon al sur del Líbano con más de un millón de bombas de fragmentación antipersonales las cuales hoy día siguen lisiando y matando a campesinos y niños libaneses.

Hoy ocurren horrores similares en la Gaza, donde un millón y medio de palestinos están mantenidos como presos, privados de sus necesidades primarias y sujetos a un constante terror israelí (ver el artículo sobre la Gaza).

Hoy Israel tiene una ventaja militar cualitativa sobre cualquier otro país vecino y recibe más de 3 mil millones de dólares en ayuda militar de Estados Unidos al año. En una declaración ampliamente difundida en el resto del mundo, pero no en Estados Unidos, el ex presidente Jimmy Carter dijo el 26 de mayo que Israel tiene “150 o más” armas nucleares.

Israel nunca ha reconocido públicamente que tiene armas nucleares aunque es un “secreto a voces” en el Medio Oriente. Además, Israel es uno de los cuatro países que no han firmado el Tratado de No Proliferación Nuclear.

¿Prueba todo eso que Israel sea un país sitiado en busca de la paz y seguridad?

Apoyo incondicional a Israel

En el marco del papel crucial que juega Israel en la región como brazo de los intereses estadounidenses en el Medio Oriente y a medida que Estados Unidos aumenta las presiones y amenazas contra Irán, el discurso de Obama señala que su apoyo a Israel es incondicional.

En este contexto, Obama le presenta al pueblo palestino una oferta que no puede rechazar, una “solución de dos estados”, basada en “la identidad de Israel como un estado judío con fronteras seguras, reconocidas y defendibles” y que Jerusalén “debe permanecer indivisa” (bajo el control absoluto de Israel).

De otorgarle “independencia” a las zonas administradas por la Autoridad Palestina, ésta solo podría tener el carácter de los bantustanes “independientes” como los que estableció el régimen del apartheid de Sudáfrica (ver el mapa de las fronteras entre Israel y las zonas de Cisjordania gobernadas por la Autoridad Palestina).

Luego, Obama critica a “aquellos que ubican todos los problemas del Medio Oriente en las manos de Israel y sus defensores, como si el conflicto entre Israel y Palestina fuera la raíz de todas las broncas de la región. Esas voces culpan a la única democracia del Medio Oriente por el extremismo de la región”.

Tal como hemos venido señalando, Israel existe en una red de relaciones de poder en el Medio Oriente y es una parte integral de la manera en que Estados Unidos domina a esa parte del mundo en el marco mayor de imponerse como superpotencia mundial única.

Como solo podríamos empezar a esbozar en este artículo, la fundación y el actual papel de Israel han resultado en una enorme cantidad de sufrimiento, humillación y muerte. Es cierto, todo esto ha provocado una ira profunda y generalizada en toda la región, en contra de Israel y Estados Unidos. Hoy una buena parte de esa ira se expresa por medio del fundamentalismo islámico, que en realidad no desafía al imperialismo estadounidense, y respalda relaciones sociales reaccionarias, como la opresión de la mujer. Ese no es solo un movimiento sin salida, sino que pesa sobre el pueblo. El ascenso del fundamentalismo islámico es el resultado de todo un complejo de relaciones políticas y militares en que Estados Unidos financiaba y apoyaba a esos movimientos durante la “guerra fría” contra la Unión Soviética, y que Israel y Estados Unidos tomaban medidas para aplastar la resistencia nacionalista, laica y especialmente comunista contra el imperialismo en la región. ¡Ahora, Estados Unidos quiere salirse con las suyas culpando al propio movimiento que respaldó en un principio como pretexto para apretarle las clavijas de dominación y agresión!

Además, la situación en la región, con regímenes salvajes y corruptos que refuerzan el papel de los diferentes países en la matriz mundial del imperialismo, se mantiene mediante el chantaje y agresión militares de Estados Unidos (como en Irak), y las operaciones militares y de espionaje de Israel son una parte importante de eso.

Irán en la mira

El discurso de Obama, con el hilo omnipresente de “un compromiso inquebrantable con la seguridad de Israel” es muy significativo, en parte porque sucede en medio de señales muy ominosas de que Estados Unidos podría estar preparando un ataque contra Irán.

En su discurso, Obama dijo: “El régimen iraní apoya a extremistas violentos y nos desafía en toda la región. Sigue desarrollando una capacidad nuclear que podría desatar una peligrosa carrera armamentista y la posibilidad de pasar sus conocimientos nucleares a los terroristas. Su presidente dice que el Holocausto no ocurrió y amenaza con borrar Israel del mapa. El peligro de Irán es grave y real y mi objetivo será eliminar esa amenaza”.

El discurso viene en medio de afirmaciones de los gobiernos de Estados Unidos, Europa e Israel que el gobierno de Irán está desarrollando armas nucleares y que, para ellos, es intolerable que Irán enriquezca el uranio, un nivel de tecnología que dista mucho de la producción de armas nucleares.

En tal contexto del verdadero peligro de una guerra y de promover todas las condiciones y mentiras que la justificarían, Obama plantea: “Al final, que no queden dudas: siempre mantendré sobre el tapete la amenaza de la acción militar para defender nuestra seguridad y la de nuestro aliado Israel. A veces no hay ninguna alternativa salvo la confrontación. Pero eso solo subraya la importancia de la diplomacia. Si tenemos que usar la fuerza militar, habrá más probabilidades de éxito y tendremos mucho más apoyo aquí y en otros países si ya hemos agotado nuestros recursos diplomáticos”.

En su discurso Obama dijo: “Haré todo lo que esté en mi poder para prevenir que Irán obtenga un arma nuclear”. Al pronunciar el discurso, se apartó del texto preparado y repitió esa oración, y después, por si acaso esa repetición no fuera suficiente para dejar en claro su intención, dijo con énfasis una tercera vez: “todo”.

Todo significa todo (especialmente cuando se repita una y otra vez). En el primer debate televisado de los candidatos presidenciales demócratas, el senador Mike Gravel dijo con respecto a los principales candidatos de entonces (como Obama): “Les digo, después de estar con estas personas, algunas de ellas me dan miedo. En verdad, miedo. Cuando los candidatos de peso dicen que todas las opciones están en consideración en cuanto a Irán, eso es una frase en clave a favor de usar armas nucleares”. (Más tarde, las redes televisivas se negaron a que Gravel participara en los debates televisados, aunque las encuestas electorales demostraban que su popularidad era similar a la de otros candidatos a que sí permitieron participar).

En su resumen de este discurso de Obama, la reaccionaria revista republicana Weekly Standard dijo: “Así comienza la gran transformación en que un candidato, de línea medio paloma en las elecciones primarias, se convierte en un nominado de línea halcón moderado”.

La audición para ser el comandante en jefe

Si seleccionan a Obama para ser el comandante en jefe de Estados Unidos, heredará y tendrá que someterse al rumbo que puso el gobierno de Bush con la “guerra contra el terror”. Las diferencias que tenga con Bush y McCain se tratarán en el marco de ese rumbo. En el discurso ante el AIPAC, en lo fundamental Obama jura seguir ese rumbo.

Obama dijo: “Mi presidencia fortalecerá nuestra posición a la vez que reestablece nuestro prestigio. Nuestra aceptación de la vía diplomática nos facilitará movilizar a los demás en apoyo a nuestra causa. Si Irán se niega a cambiar de camino cuando Estados Unidos le presente esta elección, quedará claro —al pueblo de Irán y al mundo— que el régimen iraní es el autor de su propio aislamiento. Esto fortalecerá nuestra posición ante Rusia y China cuando pedimos sanciones más duras en el Consejo de Seguridad”.

Aparte del hecho de que su argumento es que la diplomacia crearía los términos más ventajosos para un ataque militar si los gobernantes estadounidenses así lo decidieran, la diplomacia imperialista sigue siendo imperialismo: sigue siendo intimidación, agresión e intervención injusta directamente en contra de los intereses del pueblo. Por ejemplo, antes de la invasión estadounidense de Irak, “la diplomacia y las sanciones” dejaron un saldo de más de 500.000 personas muertas, en su mayoría niños.

¿Qué derecho tiene el imperialismo estadounidense a determinar el panorama político del Medio Oriente e imponerle su dominio? Esto ha sido la realidad durante más de 60 años. Durante gran parte de ese período, Israel, con su arsenal nuclear, ha obrado como el gendarme estratégico para ese dominio. La dominación imperialista en el Medio Oriente ha traído al pueblo de la región solo una pesadilla tras otra. El que esté al mando de Estados Unidos será el capataz de todo eso.

“Desde el holocausto, lo peor que le ha pasado al pueblo judío es el estado de Israel”

Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, EU

Envíenos sus comentarios.

Revolución #132, 15 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Entrevista de Revolución

Neil Shubin
Jornada para descubrir la historia de la vida de la tierra, Parte 2

    Neil Shubin es uno de los paleontólogos más reputados del mundo. Los paleontólogos son científicos que estudian los fósiles a fin de aprender de la evolución de la vida en el planeta. Es asimismo un profesor y decano asociado de Biología y Anatomía de Organismos en la Universidad de Chicago y provost del Museo Field. En 2004 Shubin y su equipo descubrieron un fósil en el Ártico canadiense que acaparó la atención del mundo cuando fue dado a conocer dos años más tarde. Este fósil es Tiktaalik roseae, tiene 375 millones de años, y es una criatura que fue un intermediario entre el pez y los animales terrestres.
    A comienzos del año, Neil Shubin publicó su libro Your Inner Fish: A Journey Into the 3.5-Billion-Year History of the Human Body (Tu pez interior: Una jornada de 3.5 mil millones de años en la historia del cuerpo humano) (Pantheon Books). ¡Es un trabajo vivaz y accesible que está lleno de ciencia fascinante y es tremendamente entretenido!
    Revolución entrevistó a Neil Shubin en su laboratorio en la Universidad de Chicago, donde dedica sus investigaciones a los genes y el desarrollo de los embriones junto con los fósiles. Esta es la segunda parte de la entrevista; la primera salió en el número 131 y está en revcom.us.

REVOLUCIÓN: Tu libro contiene ejemplos fascinantes de cómo varias estructuras del cuerpo humano pueden ser reconstituidas a través de la historia de la evolución en formas a veces inesperadas. Por ejemplo, señalas que uno podría creer que los esqueletos empezaron con características parecidas a columnas vertebrales o armadura corporal de criaturas anteriores, pero que ese no es el caso. ¿Podrías explicarnos cómo estuvo la evolución del esqueleto humano?

NEIL SHUBIN: El esqueleto es duro, ¿verdad? Golpeo la mesa, es muy duro, y eso está muy bien, pues si no tuviésemos un esqueleto duro, seríamos al igual que una masa de goma, y no seríamos capaces de vivir en la tierra, seríamos como unas manchas de materia deslizándose por allí. Hay varias teorías para explicar el desarrollo de las partes duras. ¿Se desarrollaron para proteger a los animales? ¿Como armazones óseos? ¿Se desarrollaron para apoyar el esqueleto o para mantener un equilibrio mineral? Resulta que lo primero que encontramos que es duro en nuestro linaje (y hay otras cosas duras, como las almejas por ejemplo), pero nuestro tipo de dureza, la que causa una molécula llamada hidroxiapatita, apareció originariamente en una estructura parecida a los dientes. De manera que las primeras estructuras duras no aparecieron para proteger a las criaturas sino para masticarlas [se ríe]. Los dientes son muy importantes.

REVOLUCIÓN: En relación a lo de los dientes, existían esos fósiles comunes de los antiguos océanos, llamados conodontos, que por mucho tiempo fueron un misterio para los científicos.

NEIL SHUBIN: Sí, no sabían que eran. Si vas a algunos sitios en la tierra y partes las rocas de digamos 250 millones de años de edad, como por ejemplo la edad de los océanos donde el Tiktaalik fue descubierto, encontrarás lugares con esos conodontos. Partes una roca, encontrarás esos muy pequeños... ponlos bajo el microscopio y aparecen como pequeñísimos dientes, honestamente. Por mucho tiempo la gente no sabía qué eran, porque nunca habían encontrado un animal que tuviese esas cosas. Resulta que lo que llamamos conodontos son los dientes de una criatura grande que ahora llamamos el animal conodont. El misterio se resolvió cuando se descubrieron animales enteros. Poseían dientes, los primeros conocidos.

REVOLUCIÓN: Señalas que “uno de los placeres de ser un científico es que el mundo de la naturaleza tiene el poder de sorprender y maravillar”. ¿Nos podrías dar un ejemplo de esto? ¿Qué cosa te ha maravillado y sorprendido?

NEIL SHUBIN: Cuando me gradué en la universidad a principios de los años 80, la gente estaba empezando a trabajar en moscas. Estaban estudiando el desarrollo, la embriología, observando ranas, moscas y ratones. Me acuerdo que yo me preguntaba ¿en qué forma nos va a enseñar acerca de la formación de nuestros cuerpos la manera en que se desarrolla una mosca?

Bien, he aquí el poder de la sorpresa. Muchas versiones de los mismos genes que participan en la conformación de nuestros cuerpos con una espalda y una parte frontal, que definen el eje longitudinal del cuerpo, están presentes en las moscas, con su propia versión. De manera que lo que me sorprendió a mí como a otras gentes fue el descubrimiento de mediados a fines de los años 80 de una colección común de herramientas genéticas con que formar los cuerpos de organismos tan diferentes como moscas, seres humanos y gusanos. Yo jamás lo habría predicho (o imaginado). Y hay algo que es realmente bello, elegante, aparte del elemento de sorpresa, y eso es el orden en que esto está inscrito. Nuestro mundo no se hizo pieza por pieza. A medida que aprendemos más, empezamos a descubrir que cuanto más sepamos de la historia, más las cosas empiezan a ordenarse a cierto grado, y empezamos a ver el significado de las cosas. En la misma manera como tiene sentido entender tu disposición a ciertas enfermedades genéticas si conoces tu linaje genético, en el marco del ambiente en que vives. Aprendes un montón acerca de ti mismo.

REVOLUCIÓN: Como parte del título de tu libro lo indica, el organismo humano tiene una historia de 3.5 mil millones de años. Ahora bien, hace 3.5 mil millones de años, los únicos organismos vivientes en la tierra eran los microbios, de una sola célula. Por el otro lado el cuerpo humano está formado por millones de millones de células. ¿De qué manera podemos hablar de nuestro “microbio interior”?

NEIL SHUBIN: Bueno, la selección del título fue completamente arbitraria. Veamos, en realidad no fue arbitraria. Como científico pude haberlo titulado “Tu gusano interior”, “Tu microbio interior” y muchas otras cosas. Pero yo trabajo con peces. El pez es una manera maravillosa de recapacitar en nuestros propios cuerpos. Por eso le puse el título de “Tu pez interior”. Pude haber escogido muchos otros aspectos de nuestro pasado evolutivo para decidir sobre el título. Mi decisión fue muy personal, un tanto sesgada, lo admito. Pero piensa, si quieres conocerte a ti mismo, tienes que conocer diferentes partes de nuestro árbol a fin de explicar las diferentes partes de nosotros mismos. Si quieres comprender por qué somos seres únicos relativos a otros primates, pues bien, tienes que conocer nuestra propia humanidad. Si quieres comprender por qué nuestra cabeza tiene la forma que tiene, necesitas conocer la historia que compartimos con los primates, y asimismo la historia que compartimos con otros mamíferos, y con los reptiles, con el pez. Son esas capas profundas encima de otras capas de historia lo que nos hace ser lo que somos.

REVOLUCIÓN: Pero ¿cómo podemos rastrear nuestra historia hasta los microbios unicelulares?

NEIL SHUBIN: Es magnífico, porque si estudias la estructura de nuestro ADN y la manera en que funciona, si estudias cómo nuestras células funcionan, cómo metabolizan el oxigeno, si miras la estructura molecular que guía el funcionamiento de nuestras células, y cómo nuestras células interactúan entre sí, esa es la pieza que corresponde al microbio. Te lo repito, son las capas y capas de historia dentro de nosotros mismos. De manera que las pequeñas porciones de pez que portamos se pueden apreciar bien en nuestros esqueletos. Lo aprecias en nuestros nervios, y en otras partes. Lo del microbio en particular se encuentra en la estructura de nuestras células, en nuestros genes. He ahí un ejemplo de nuestros 3.5 mil millones de años de historia. Bueno, tenemos material de un mil millón de años atrás. La manera en que nuestras células fabrican energía… nosotros respiramos oxigeno y comemos, ejercitamos nuestros músculos, usamos energía. Bueno, toda la maquinaria para hacer eso es una característica microbiana. En realidad, la capacidad de poder estar conversando contigo en este mismo momento, y tu capacidad de escucharme, así como tu capacidad de movimiento, la tenemos gracias a los microbios [se ríe].

REVOLUCIÓN: Escribes en tu libro que la vida en tu laboratorio de investigaciones puede ser muy “esquizofrénica” porque está directamente dividida en dos, una parte dedicada a los fósiles y la otra a embriones y ADN. Hablaste de eso un poco, pero dime, ¿cómo están vinculadas estas dos áreas de estudio?

NEIL SHUBIN: Para descifrar el árbol de una familia, necesitas muchas líneas de evidencia. Piensa por ejemplo cómo se resuelve un misterio. Ha ocurrido un crimen. ¿Cómo hace un buen detective para resolver el misterio? Bien, tiene que obtener la mayor cantidad posible de líneas de evidencia (o pistas). Con suerte habrá algún testigo. Pero sin eso va a necesitar toneladas de líneas de evidencia independiente. Es lo mismo con nosotros. Extraemos la mayor cantidad posible de pistas para poder entender nuestra historia. Los fósiles proveen una línea de evidencia. Los registros de ADN son otra. En realidad cuando ambas líneas apuntan hacia el mismo objetivo, el caso es más fuerte. Cuando el ADN dentro de las células nos provee la misma historia que obtenemos de los fósiles que encontramos en el Ártico, sabemos que estamos frente a algo muy poderoso. Esa es la idea.

REVOLUCIÓN: Hay un pasaje muy poético en tu libro: “Si sabes cómo mirar, nuestro cuerpo se convierte en una cápsula de tiempo, que, una vez abierta, nos informa de momentos críticos en la historia de nuestro planeta y de un pasado muy distante en los antiguos océanos, riachuelos y bosques. Cambios en la atmósfera del pasado se reflejan en las moléculas que permiten a nuestras células cooperar entre sí para formar cuerpos. El medio ambiente de los antiguos riachuelos delinearon la anatomía de nuestras extremidades. La vista que distingue colores y el sentido del olfato los ha modelado la vida en los antiguos bosques y planicies. La lista no se acaba aquí. Esta historia es nuestra herencia, la que afecta nuestra vida actual y que afectará nuestra vida futura”. ¿Cómo afecta esta herencia nuestra vida presente y futura?

NEIL SHUBIN: Yo nací con una hernia que tuvo que ser reparada [se ríe], que es un buen ejemplo. Evolucionamos en diferentes ambientes. Nuestros antepasados comunes con los cuales compartimos la vida en este planeta vivían en ambientes enormemente diferentes al presente, lo cual a veces genera problemas. Los peces no caminan sobre dos piernas, nosotros sí. Sin embargo nosotros usamos algunas de las mismas estructuras que se originaron en los peces. De manera que lo que tenemos es un cuerpo que puede ser considerado un tanto imperfecto o parchado. Cada pieza de nosotros ha sido modificada o canalizada a otros fines en diferentes formas a través del proceso evolutivo. Y lo que eso significa, cuando canalizas ciertas cosas hacia otros fines, no es la solución ideal. No hemos sido diseñados muy inteligentemente. Esto se aplica a muchas otras situaciones. Hemos sido diseñados históricamente. Nuestros cuerpos son un testamento al poder de la historia. Nada es más demostrativo que la manera estrafalaria en que están organizados nuestros vasos arteriales y venosos y nuestros nervios. La manera en que el cordón espermático en los hombres, con sus bucles poco afortunados, nos confiere a los hombres una mayor tendencia a desarrollar un tipo de hernia en la parte inferior de la pared abdominal. Repitiendo, la historia es nuestra herencia, y no pocas veces esa herencia nos causa no pocas zozobras [se ríe], debido a que vivimos en un mundo diferente. Yo me siento en una silla muy suave ocho horas al día. Yo les puedo asegurar que nuestro antecesor común que compartimos con otros mamíferos no se sentó jamás en una silla suave por ocho horas [se ríe].

REVOLUCIÓN: ¿Podría elaborar lo de que la herencia afecta el futuro?

NEIL SHUBIN: Piensa en los seres humanos como criaturas. En muchos aspectos somos tan diferentes debido a nuestras habilidades cognitivas. Nosotros somos capaces de crear aparatos y tecnologías a fin de sobreponernos a nuestra herencia, hasta cierto límite. Yo tenía esa hernia de la que hablaba, eso es el pasado, pero adivina, nuestra tecnología actual logró reparar el problema. Padezco una miopía bastante avanzada. Esto significa que dejado a mis propios medios, la selección natural me hubiera sacado de en medio. Pero tenemos esta magnifica tecnología [mostrando sus lentes] que nos ha ayudado, ¿no es cierto?

Lo que significa todo esto es que, si piensas en el futuro, este lo van a estimular más y más las selecciones que hagamos con nuestras estructuras sociales, nuestra tecnología, cómo las despleguemos, cómo las usemos, qué son. Francamente cuanto más entendamos nuestros cuerpos, cuanto más lo vamos a cambiar. No es inconcebible que en el futuro dispongamos de tecnologías que afecten nuestra capacidad de pensar, recordar, correr, brincar, saltar, anotar jonrones [se ríe]. Ya lo estamos viendo, el rendimiento puede cambiar usando la tecnología. De manera que, francamente, nuestra propia evolución, en cierta manera, en términos de rendimiento, la va a afectar en el futuro nuestra capacidad de cambiarnos a nosotros mismos, conscientemente. Y todas esas decisiones van a tener toda clase de ramificaciones. Vamos tener que tomar decisiones de cómo desplegar o no esa capacidad. Esto va a ocurrir, estoy seguro. Vamos a reflexionar acerca de la validez de nuestra decisión. Regresa en 150 años, te lo garantizo: los seres humanos estaremos corriendo más rápido, pensando más, por ejemplo si quieres aprender francés, toma este chip, colócalo en tu cerebro, y cosas así.

REVOLUCIÓN: Al final de tu libro hablas del “poder de la ciencia para explicar y hacer conocible el Universo” y que “lo desconocido no debe provocar suspicacia, temores o supersticiones, sino que nos debe motivar para seguir cuestionando y buscando respuestas”. ¿Podrías ampliar más este punto?

NEIL SHUBIN: En cuanto a mí, me criaron en la tradición de que lo desconocido debe llegar a conocerse. Un cuarto oscuro inspira temor a un niño, pero cuando se enciende la luz, deja de ser aterrador. Y eso es lo que hace el conocimiento. Es como encender la luz en un cuarto oscuro. Piensa en cómo nos imaginábamos que era la luna, por años, había un montón de mitología acerca de la luna. Pero una vez que la humanidad hizo el viaje a la luna y regresó, la luna se convirtió en parte de nuestro mundo. Uno puede ver fotografías de la luna en el Internet. Uno puede ver personas caminando en su superficie. Se puede ver rocas lunares en el Museo de Ciencias e Industria. Se puede decir lo mismo de todas las ramas de la ciencia. Cuanto más conocemos acerca del ADN, más aprendemos acerca de cómo se han formado nuestros cuerpos, nuestra historia evolutiva, más nos desprendemos de los mitos y supersticiones. Cuanto más hacemos eso, cuanto mayor poder alcanzamos sobre nuestras vidas. Ahora bien, esto significa que nos enfrentamos a opciones frente a las cosas. Pero eso no debe infundir temor; hay que hacer elecciones basadas en información adecuada. Yo veo la ciencia como la luz en el cuarto oscuro. Cuando mi hijo está con miedo en un cuarto oscuro, yo prendo la pequeña lámpara de noche. Muy bien, esa luz es conocimiento en mi propio mundo.

REVOLUCIÓN: A los mismos tiempos siempre habrá  más misterios… se contesta una pregunta y surgen otras.

NEIL SHUBIN: Exactamente. Mi mundo está lleno de preguntas. ¿Cómo piensas que estoy abordando Tiktaalik? Hemos podido contestar algunas preguntas con el conocimiento de Tiktaalik, pero hay más preguntas que han surgido. La ciencia tiene una cantidad infinita de preguntas. Los seres humanos nunca entenderemos el 100 por ciento de las cosas, obviamente. Es siempre una gran batalla para aprender la verdad. La verdad científica es diferente a otras verdades en cuanto nos esforzamos por alcanzarla. Nunca, en realidad pretendemos haberla alcanzado completamente, porque a veces se nos escurre de los dedos. Lo que tenemos es un método que nos puede conducir a ella. La verdad científica es importante porque tú y yo la podemos compartir. La puedo poner en la mesa y decirte el porqué de esa verdad. Podemos ponernos de acuerdo en los principios para falsarla o confirmarla, ¿no es cierto? Eso es algo muy importante en la ciencia. Otras formas de la verdad, las aceptas basado en tus propios antecedentes o en tus creencias. En las verdades científicas están lo correcto y lo incorrecto. Eso es lo que me atrae.

REVOLUCIÓN: Tú eres el provost del Museo Field de Chicago, que ha presentado una exhibición muy popular llamada “Nuestro planeta en evolución” y otras exhibiciones. Has escrito un libro muy bien recibido. Has llevado el fósil de Tiktaalik a las escuelas. ¿Cómo evalúa la importancia de que mucha gente conozca la ciencia y el método científico?

NEIL SHUBIN: Lo que los científicos tenemos que hacer es transmitir lo que hacemos. Esto es importante en diferentes aspectos. No solamente que la evolución es un hecho, y los hechos relativos a los registros de los fósiles y del ADN. Existe un par de cosas adicionales: La primera, la ciencia es un proceso. ¿Cómo logramos esto los científicos? No es simplemente abrir un libro y decir “¡AJÁ!”, aquí está el hecho. Mi “libro” está en el Ártico, y tuvimos que trabajar muy duro para obtener nuestros datos. Tuvimos que correr ciertos riesgos. De manera que los “libros” de ciencia están en los tubos de ensayo y en el campo y demás cosas. La segunda es transmitir que el proceso es divertido. Me agrada más que nada recibir cartas de profesores y estudiantes que quieren aprender más. Si son suficientemente afortunados de vivir cerca a un gran museo, tanto mejor. Pero a falta de eso, el Internet es un excelente medio y de muchas maneras ha logrado igualar el terreno creando oportunidades para que gente de lugares apartados pueda ver museos, encontrar fósiles u otras cosas. Eso es muy importante en nuestra sociedad. Mira, en los Estados Unidos, o sea en la sociedad donde vivimos, más del 60 por ciento de la gente —en realidad no sé las estadísticas actuales— cree en la historia del Génesis por encima de la ciencia de la evolución. Ahí hay una gran brecha. Henos aquí en una sociedad de creciente tecnología, y sin embargo a pesar de lo que acabo de decir acerca de la importancia de la tecnología en el futuro, tenemos una sociedad completamente mal equipada para evaluar estos procesos. Tenemos una deuda y un compromiso con nuestros niños y a la población en general —que podrían estar temerosos de la ciencia debido a experiencias negativas en las escuelas y otras partes— de transmitirles el verdadero poder de la ciencia, y lo que estamos haciendo. Ese es el espíritu de mi libro. Asimismo, por eso los museos son tan importantes.

REVOLUCIÓN: En tu opinión, ¿cuáles son los temas y las controversias claves en la paleontología y en la ciencia de la evolución hoy en día?

NEIL SHUBIN: Hay un montón de cosas buenas. Las cuestiones de vanguardia incluyen, yo creo, entender la dinámica de la extinción: cómo y por qué las especies desaparecen. Otra cuestión es por qué hay ciertas áreas en el mundo o ciertos períodos de tiempo donde hay más diversidad de especies que en otros. ¿Por qué hay mayor diversidad en el trópico que en otros lugares? ¿Por qué hay patrones de diversidad? ¿Cómo explicarlos? ¿Cuáles son los mecanismos? Estas cuestiones son muy importantes. En este momento, la paleontología está haciendo grandes avances en estas áreas, y eso es muy importante. El otro tema que es realmente muy grande, con respecto a mi pequeña parcela en este mundo, es el conocimiento de los cuerpos. En primer lugar, ¿cómo se formaron los cuerpos? Conocemos mucho más que cinco anos atrás, y dentro de cinco anos conoceremos aún más. Y eso va a ser emocionante a medida que vayamos aprendiendo más cómo las células se juntaron para formar otros cuerpos y otras cuestiones muy importantes.

REVOLUCIÓN: Esto nos lleva de regreso a los microbios, a los microbios de una sola célula que fueron la única forma de vida por miles de millones de años, antes de que las criaturas multicelulares emergieran.

NEIL SHUBIN: Estos microbios unicelulares llevaban mucho tiempo juntándose. Pero no habían formado cuerpos. Se juntaban para constituir marañas o laminas de células. Lo que es un cuerpo, y lo que es muy importante en el cuerpo es que esas células necesitaban que tener un mecanismo que les permitiera interaccionar las unas con las otras. Los cuerpos poseen una integridad única que otros tipos de organización no tienen. Lo que pasa es que esta capacidad de interacción de las células, de los microbios, ha evolucionado con el tiempo. Lo más interesante es que los microbios hacen exactamente eso. Los microbios interactúan. Los microbios sienten el mundo exterior. Y lo que realmente tenemos, el equipo o el mecanismo que forma cuerpos, no es sino una versión modificada de eso. Este mecanismo ayuda a los microbios a interactuar entre sí y con el mundo exterior. Pues bien, por eso todavía hay una continuidad hoy día. Para mí, como científico, no me queda la menor duda de que eso es lo que ha sucedido. Hay enigma muy interesante en cómo eso sucedió, en qué marco de tiempo, etc.

REVOLUCIÓN: ¿Cómo te decidiste a ser un científico y cómo escogiste tus áreas particulares de investigación? ¿Tu interés empezó a temprana edad?

NEIL SHUBIN: Yo era ese tipo de niño, y todavía sigo siendo el mismo, al que le gustaba tener un pasatiempo nuevo cada mes. Los volvía locos a mis padres. Me compraron un telescopio, porque “me encantaba la astronomía”. Me suscribí a la revista Sky and Telescope (El cielo y el telescopio) y aprendí un montón de astronomía. Después de cuatro meses, me aburrí. Empecé a coleccionar estampillas, y me dediqué con ahínco a esto. Me iba de pasatiempo a pasatiempo a veces en forma circular. O sea que a un punto volví a lo de antes, a la astronomía. Felizmente no había botado el telecopio. En efecto, todavía lo tengo por ahí. De manera que yo he sido siempre curioso, y la ciencia siempre me ha ofrecido el terreno propicio para mi curiosidad. La paleontología de hoy combina muchos aspectos interesantísimos que me atraen mucho. Entre ellas la energía… es importante escoger una actividad o carrera que te permita usar tus puntos fuertes, no tus debilidades [se ríe]. Me encanta ir a trabajar al campo, a encontrar fósiles. Mi fuerte es el de encontrar fósiles. Siempre he tenido ese don. Es agradable tener una carrera donde puedo poner ese don en buen uso. Pero lo que es importante es que realmente tienes que disfrutarlo, pues las más de las veces no encuentro nada. Estoy de cacería. Es la euforia. Me encanta empezar una nueva expedición, de tener las expectativas y el riesgo. Es realmente divertido. En lo que respecta a la paleontología uno de los atractivos inmediatos es el momento del “¡eureka!”. Hay un momento en la paleontología, si tienes éxito, en que encuentras algo. Ese algo te hace decir “¡AJÁ!”, como cuando encontré Tiktaalik. Este es el momento que buscas. Por el momento estoy esperando la siguiente oportunidad.

La entrevista de Revolución
Una sección especial para que nuestros lectores se familiaricen con las opiniones de importantes figuras del arte, la música y la literatura, la ciencia, el deporte y la política.  Los entrevistados expresan sus propias opiniones, naturalmente, y no son responsables de las ideas que aparecen en otras partes de este periódico o nuestra página web.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #132, 15 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Estudiantes de la secundaria de Berkeley vs. redadas fascistas del ICE

“Nuestro miedo y nuestra ira nos unieron”

Durante la hora del almuerzo el 22 de mayo, más de 2000 estudiantes de la secundaria Berkeley (Berkeley High) de distintas nacionalidades se salieron de clases y formaron una cadena humana alrededor de la escuela para protestar contra los crecientes ataques a los inmigrantes. Mientras que se entrelazaron los brazos, corearon “¡los inmigrantes son personas!” Una joven del grupo Luchar por los Derechos y la Igualdad de los Inmigrantes (FIRE), que organizó la protesta, dijo: “La mayoría de la escuela se salió con nosotros… Ay, hizo que toda la escuela se sintiera muy bien, como si fuéramos una familia, no importa la raza que seas ni nada, como si estuviéramos juntos”.

En las primeras tres semanas de mayo, el ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, del Departamento de Seguridad de la Patria) hizo 900 arrestos en California. El día después del 1º de mayo, día en que miles de inmigrantes se manifestaron en las calles, agentes del ICE hicieron redadas en una cadena de restaurantes en el Área de la Bahía de San Francisco y arrestó a 63 personas. El día después del Cinco de Mayo, camiones del ICE rondaron las calles de Berkeley y el este de Oakland, como cerca de Berkeley High. Una familia de cuatro fue arrestada en su hogar cerca de la escuela. Mientras que la noticia se propagaba, padres preocupados corrieron a la escuela para recoger a sus hijos.

En Oakland, que se ha declarado una ciudad “de santuario” para los inmigrantes, el alcalde Ron Dellums fue a la Primaria Esperanza después de enterarse de las recorrías de camiones del ICE; declaró: “No queremos esta intimidación. Los inmigrantes son seres humanos, y se les debe tratar con respeto”. Dellums dijo que se colocarían a policías en la escuela al día siguiente para prevenir que el ICE entrara en la escuela.

Estudiantes de las secundarias Berkeley y Oakland protestaron en los días siguientes. Pero creían que tenían que hacer algo más grande. Un estudiante de Berkeley dijo sobre la familia arrestada: “Los conocíamos, así que eso nos afectó muchísimo… Nos decíamos: ‘Tenemos que hacer algo’, ni modo que íbamos a aceptarlo, como si estuviera bien”. Muchos estudiantes, especialmente los latinos, cuando oyeron que el ICE rondaba por ahí, describieron el temor de que su familia o amigos pudieran ser detenidos.

Un estudiante blanco dijo: “El hecho de que [el ICE] llegó a la escuela nos abrió los ojos. Algunos más o menos sabían que algo así pasaba, pero ¿cómo pueden creerlo? Pero cuando llegaron aquí, demuestra que no cazan solamente a ciertas personas… Es real. Está de cara a nosotros”.

En Berkeley, algunos maestros y administradores adoptaron una actitud firme ante las amenazas del ICE. Maestros llevaron a casa a algunos estudiantes, y en un mensaje por teléfono el superintendente de las escuelas de Berkeley aseguró a todos los padres que el distrito “no permitiera que ningún niño sea llevado de la escuela”. Un maestro de Berkeley le dijo a Revolución: “Los maestros estaban aquí para ayudar. El superintendente envió un mensaje inmediatamente. No se debería dar por supuesto que no va a pasar aquí, porque no pasa en todas partes, pero pasó aquí”.

La protesta del 22 fue algo que los estudiantes mismos se decidieron a hacer, y recibieron apoyo de muchos maestros y empleados, hasta del director. Al principio algunos maestros estaban un poco reticentes, especialmente por el fin del semestre, pero los organizadores estudiantiles se los ganaron.

Un estudiante le dijo a Revolución: “La función general del ICE es de cazadores de esclavos. Estos [inmigrantes] huyen de pobreza extrema. Probablemente morirían de hambre si no vinieran a Estados Unidos… El gobierno, tal vez finja que quiera echar a todos los inmigrantes ‘ilegales’ pero no es verdad porque quiere seguir explotándolos. No más pretende atemorizarlos para que trabajen por poco dinero como ya los obliga a hacer. Los cazan constantemente. Básicamente los están convirtiendo en esclavos. Les están quitando todos sus derechos. Todo eso tiene su raíz en el capitalismo. En una sociedad no capitalista no necesitaríamos esta clase de cosas”.

Los estudiantes de Berkeley han adoptado una actitud justa diciendo que rehúsan a aprender a vivir con la nueva “normalidad” en este país donde la policía migratoria armada siembra terror en comunidades enteras y deporta a decenas de miles cada mes. Un estudiante dijo: “El hecho de que esa gente viene y pone en la mira a todo un grupo de gente es algo nuevo para nosotros. Es algo que no solemos ver… Es nuestro miedo y nuestra ira que nos unieron. Alguna gente tomó el tiempo para educarse. No tenemos que tener miedo de ello, pero tenemos que decirle no”.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #132, 15 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

¡Basta ya con pelear entre sí – únense con la revolución!

¡Luchar contra el sistema, y transformar al pueblo, para la revolución!

Seiscientos estudiantes se pelearon entre sí el 9 de mayo. Estudiantes negros y latinos se pelearon entre sí. Las autoridades sabían que la pelea iba a pasar y no hicieron nada para prevenirla. En lugar de ello, una vez que empezó y se propagó, la policía entró para atacar a los estudiantes con mace y porras.

Todos los canales de noticias repitieron una y otra vez el reportaje de una pelea de negros y latinos entre sí en la escuela secundaria Locke. Había artículos en el Los Angeles Times. El reportaje aun apareció en el New York Times y las noticias nacionales.

El sistema traficó con los estudiantes y los engañó.

¿Dónde estaban los artículos noticiosos cuando en septiembre 800 estudiantes negros y latinos de Locke se unieron y abandonaron la escuela en apoyo a los 6 de Jena? ¿Dónde estaban las entrevistas sobre los más de 200 de ellos que marcharon por millas sobre Imperial Highway por entre barrios de distintas pandillas, algo que la gente de allí apoyó?

Al sistema no le interesa promover ESA clase de actividad de las masas negras y latinas. Pero sí le interesa muchísimo mantenerlas peleadas entre sí.

Los inmigrantes expulsados de sus tierras en México y América Central, obligados a arriesgarse la vida para cruzar la frontera militarizada sólo para encontrarse en los barrios más pobres y en las peores chambas, explotados por patrones que se aprovechan de su estado ilegal, y encarcelados en centros de detención tras las redadas del ICE/la Migra. Negros descartados por este sistema, impedidos a tener chamba y dejados encerrados en prisiones. De la esclavitud a la segregación “Jim Crow” y Katrina, Estados Unidos ha sido un infierno para la gente negra. ¿Qué clase de sistema mantiene a la gente compitiendo entre sí para que nos exploten en las pésimas chambas, cazados, encarcelados, asesinados por la policía y robados de nuestra humanidad? Un sistema capitalista. Para tener posibilidad alguna de resolver estos problemas, necesitamos la revolución.

Los capitalistas y los imperialistas que manejan este sistema se divierten mucho cuando escuchen sus propias palabras en la boca de aquellos a quienes oprimen y mantienen divididos entre sí. Mi clica, mi pandilla, mi barrio, mi territorio, mi raza, mi nacionalidad sobre la tuya, todo eso no es sino la ideología capitalista de competencia despiadada que mantiene a la gente atrapada en una competencia capitalista en que solo los capitalistas ganen. Dejen de pelear entre sí y únanse con la revolución, y háganse emancipadores de toda la humanidad.

La sociedad no necesita estar organizada de esta manera. No tiene sentido que la riqueza creada por la labor colectiva de miles de millones por todo el mundo sea apropiado por unos pocos, cuando hoy día eso impide que se resuelvan los problemas más básicos de la gente del mundo. No tiene razón de ser que no se pueden satisfacer las necesidades más básicas de la gente, ni que la gente padezca hambre como los niños de Haití que comen galletas de lodo, ni que haya racismo que oprime a la gente ni destrucción del medio ambiente, salvo el funcionamiento de un sistema que bloquea el avance de la humanidad. Con el poder estatal revolucionario, la gente de todas las nacionalidades puede ser parte de un proceso colectivo de superar todas las divisiones que han existido por generaciones a fin de transformar la sociedad para el beneficio de la humanidad. Ya es hora de construir un movimiento revolucionario y hacer los preparativos políticos para llevar a cabo esta clase de cambio en el mundo.

Lo que haces ahora importa. Ponte una cinta negra y café. Ven al picnic de unidad. Consigue y difunde el periódico Revolución/Revolution (en versión impresa y en revcom.us).

Checa las obras de Bob Avakian, a la venta en Libros Revolución (213) 488-1303.

Partido Comunista Revolucionario, EU

Rama de Los Angeles

Envíenos sus comentarios.

Revolución #132, 15 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar

¡Libertad para los 1.5 millones de gazanos!

Nota de la redacción de Revolución: El siguiente artículo habla, entre otras cosas, de la decisión del Departamento del Estado de negar las becas Fulbright otorgadas a 7 palestinos de Gaza para estudiar en Estados Unidos. Atribuyó su decisión al bloqueo israelí de Gaza que impide que los palestinos salgan. Desde que se publicó el artículo, el Departamento del Estado dijo (2 de junio) que ha reinstituido las becas. Para conseguir su permiso de salida, los estudiantes tendrán que someterse a “revisiones de seguridad” de parte del Ministro de Defensa israelí. Según el New York Times, los gobiernos estadounidense e israelí quieren reinstituir las becas porque “formar a jóvenes ambiciosos y talentosos con becas Fulbright es una manera de restarle peso al atractivo de las fuerzas radicales en la sociedad palestina”. Mientras tanto, como explica este artículo, Israel continúa su vil encierro de Gaza; por ejemplo, en abril los recortes de electricidad provocaron el cierre de media docena de universidades e instituciones de estudios superiores ahí.

Además, la nota del Servicio Noticioso habla del arresto y deportación por Israel de Norman Finkelstein, a quien, por su férrea crítica al tratamiento que da Israel a los palestinos y a los defensores estadounidenses de Israel, la universidad DePaul le negó titularidad hace un año. Esa indignante decisión sigue en vigor, al igual que la decisión del gobierno israelí de abril de impedir que Richard Falk, un renombrado profesor de derecho internacional y recién nombrado funcionario de la ONU, entre a Israel para llevar a cabo su encomienda de investigar los abusos de derechos humanos en Israel y Palestina.

* * * * *

2 de junio de 2008. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. En septiembre, el gobierno israelí declaró formalmente que Gaza es un “territorio hostil”, y desde entonces muy pocas personas han podido salir de ahí, sin importar la razón. Antes, cada año viajaba a estudiar en otros países de mil a dos mil jóvenes palestinos. Ahora los estudiantes, aunque las universidades del extranjero ya los han aceptado y becado, tienen pocas esperanzas de ir, y ni hablar de la vasta mayoría para quienes viajar fuera del país  simplemente es imposible.

Dos acontecimientos han puesto esa situación bajo la lupa. Primero está el anuncio del destacado profesor estadounidense David Mumford de que donará el dinero que recibió de un prestigioso premio israelí de matemáticas a una universidad de Cisjordania y a un grupo israelí que se opone a las restricciones de viaje impuestas a los palestinos. El segundo es la decisión del Departamento de Estado estadounidense de cancelar las becas Fulbright otorgadas a siete estudiantes de Gaza para estudiar en Estados Unidos. El gobierno israelí había prohibido que los estudiantes fueran y Washington tomó la decisión para que Tel Aviv no saliera mal parado. La coincidencia de esos dos acontecimientos fue inoportuna para los dos gobiernos. La postura moral y considerada de Mumford subrayó aún más la hipocresía y la inhumanidad de la superpotencia y su estado clientelar.

Mumford, de casi 71 años de edad, tiene renombre por sus contribuciones a la geometría algebraica y la teoría de visión y reconocimiento de formas, realizadas a lo largo de muchas décadas en la Universidad Harvard y luego una cátedra en la Universidad Brown. El Premio de la Fundación Wolf, uno de los más importantes de ese campo, se otorgó a tres matemáticos este año y es solo uno de los varios premios que Mumford ha recibido. Al hablar al periódico israelí Ha’aretz el 26 de mayo, mientras estaba en Tel Aviv para aceptar el premio de manos del presidente israelí Shimon Peres en el parlamento israelí (el Knesset), Mumford explicó su donación: “Decidí donar mi porción del premio Wolf para posibilitar la supervivencia y el florecimiento de la comunidad académica de Palestina ocupada. Me agradezco mucho haber recibido el premio, pero creo que los estudiantes palestinos deben tener la oportunidad de ir a otros países para recibir una educación. Los estudiantes de Cisjordania y Gaza hoy no tienen esa oportunidad”. Agregó: “Mis logros en el campo de matemáticas se hicieron posibles gracias a mi capacidad de trasladarme libremente e intercambiar ideas con otros académicos. No hubiera sido posible sin un consenso internacional acerca del intercambio de ideas”.

Hablando el mismo día a la agencia noticiosa Associated Press, dijo: “Creo firmemente que las matemáticas son un proyecto internacional, un campo que en realidad se ha desarrollado básicamente en todos los países. Es muy importante que todos tengan acceso a la educación superior, a la comunidad internacional que estudia matemáticas”.

Es una señal del tipo de mundo en vivimos hoy que incluso esos sentimientos pueden considerarse una traición y equivalentes al “terrorismo”. Es posible que, por su edad y su renombre, Mumford está exento de las presiones que los sionistas y las autoridades estadounidenses han ejercido contra otros académicos, y muchos comentaristas israelíes compararon su caso con el de Norman Finkelstein, arrestado el 23 de mayo tras su llegada a Israel y detenido por 24 horas por Shin Bet (la policía de seguridad interna) hasta que otro detenido le ayudó a contactar a un abogado; lo deportaron y le prohibieron entrar en Israel por 10 años.

Los padres de Finkelstein, judíos polacos, sobrevivieron los campos de concentración nazis. El año pasado, la Universidad DePaul obligó a Finkelstein a renunciar por haber escrito reseñas críticas de los libros de otros importantes académicos en que los acusó de tergiversar la historia documentada para defender la política y las acciones del gobierno israelí. El politólogo estadounidense de 55 años de edad se describe como simpatizante de “la solución de crear dos estados” y “no un enemigo de Israel”, pero agrega que, en su opinión, al buscar la verdad es “posible unir una rigurosa exactitud académica a una feroz indignación moral”. Sus investigaciones lo han llevado a calificar de “patraña” los supuestos hechos históricos que fundamentan las reivindicaciones sionistas a Palestina.

Esa clase de actitud represiva hacia el disentimiento académico está llegando a ser más flagrante en Israel y, cuando se trata de Israel, en países como Estados Unidos y Gran Bretaña. El año pasado Ilan Pappé —un historiador israelí muy conocido que ha investigado y sacado a la luz que mucho antes de la independencia de Israel, la dirección sionista ya tenía planes de expulsar a los palestinos mediante una deliberada campaña militar— tuvo que renunciar a su puesto como profesor de ciencias políticas en la Universidad de Haifa y dejar el país debido a las amenazas de muerte a su familia. Ahora da clases en Gran Bretaña.

Hace poco la University and College Union [Unión de Universidades y Colegios], la mayor organización profesional de académicos de Gran Bretaña, exhortó a sus colegas a considerar las implicaciones morales y políticas de tener enlaces educativos con instituciones israelíes y a hablar con sus colegas israelíes sobre “la catástrofe humanitaria que el gobierno de Israel ha impuesto en Gaza”. El año pasado, debido a amenazas jurídicas y la condena del gobierno británico, el grupo abandonó una convocatoria a un boicot contra Israel. Un grupo que se llama Amigos Académicos de Israel ha amenazado con entablar una demanda contra la Unión por violar las leyes británicas contra el racismo. El gobierno británico llamó la gestión más reciente de la Unión, que no llama para un boicot, una amenaza contra la “libertad académica”. Evidentemente para el gobierno británico, dicha libertad les pertenece solo a los sionistas, no a sus críticos y de ninguna manera a los palestinos.

La decisión de cancelar las becas Fulbright a los siete estudiantes de Gaza asombra aún más porque el Departamento de Estado ya les había entrevistado y los había aceptado para un programa del Departamento orientado explícitamente a beneficiar los intereses estadounidenses en política exterior. Su propósito es identificar y capacitar a los/las jóvenes que en el futuro puedan ejercer una influencia amiga a favor del imperio estadounidense. Cuando en medio del citado torbellino de sucesos se le cuestionó sobre eso a la secretaria de Estado Condoleezza Rice en una rueda de prensa, afirmó no saber nada de la decisión tomada por el mismísimo departamento que lidera.

Un miembro del parlamento israelí, el rabino Michael Melchior, presidente del comité de educación, era mucho más honesto que Rice. Al enterarse de la controversia sobre las becas Fulbright, comparó la política de Israel y Estados Unidos a la manera en que a los judíos “les negaron educación superior” los nazis e históricamente les restringieron el acceso a puestos académicos en universidades europeos y estadounidenses. Al momento de escribir este artículo, parece que el Departamento del Estado podría revocar su decisión.

Bir Zeit, la universidad cerca de la ciudad de Ramallah en Cisjordania a la cual Mumford donó parte de su premio, es parte del sistema universitario palestino de 11 universidades, cinco colegios universitarios y 25 colegios de comunidad. Sus estudiantes son laicos, musulmanes y cristianos. A pesar de las restricciones israelíes, los palestinos por lo general siguen manteniendo una de las tasas de alfabetización más altas del mundo.

Aunque Israel no declaró a Cisjordania “territorio enemigo” (a diferencia de Gaza) y no la sometió al mismo encarcelamiento total, mantiene 572 retenes, y frecuentemente prohíben los cruces; por lo tanto los estudiantes suelen hacer cola durante horas para llegar a las universidades si es que alcanzan a llegar. La Network for Education and Academic Rights (Red por los Derechos Académicos y de Educación) del Reino Unido señala que las restricciones israelíes dificultan particularmente los estudios de las mujeres palestinas. También indica que la falta de fondos es tan dramática que la Universidad Al-Quds en Jerusalén, con 6.000 estudiantes, solo cuenta con mil libros en la biblioteca.

El gobierno israelí siempre ha obstaculizado que los gazanos estudien en Cisjordania, a fin de mantener desligados los dos territorios palestinos —separados por solamente 40 km— y ha dejado que sea un poco más fácil estudiar en el extranjero. Ahora ha quitado toda oportunidad. La organización israelí Gisha, el otro destinatario del premio de Mumford, cuenta de los 710 alumnos universitarios de Gaza que no pueden ir a sus escuelas en el exterior donde estaban matriculados o admitidos en octubre del año pasado. Tampoco se permite entrar en Gaza a conferencistas o especialistas extranjeros.

Aunque hay media docena de universidades y colegios en Gaza, todos se cerraron en abril por falta de electricidad cuando Israel la recortó. De por sí no podían ofrecer carreras en muchos campos importantes incluso al nivel de licenciatura, mucho menos el posgrado. El aislamiento de académicos y profesionales gazanos de sus colegas en otras partes afecta necesariamente la calidad de la educación. Es particularmente cruel la imposibilidad de estudiar las varias disciplinas de medicina porque mantiene a los gazanos dependientes de los servicios médicos israelíes que muchas veces se les niegan.

Israel asegura que hace excepciones para “casos humanitarios” pero que no considera la educación una necesidad “humanitaria”.

La verdad es que la política israelí es no tratar al palestino como ser humano. Dejando de lado la cuestión de si los palestinos tienen o no el derecho a la educación superior, y enfocándose solo en la cuestión indiscutiblemente “humanitaria” del tratamiento médico, Israel está literalmente matando a palestinos. Claro, lo hace de manera directa al disparar misiles y balazos a civiles casi a diario (el ejército israelí abrió fuego contra una manifestación de miles de personas identificadas como partidarios de Hamas en Gaza el 30 de mayo e hirió a por lo menos seis). Pero también lo hace al negarles servicios médicos, lo que equivale a seleccionar a los más débiles para la muerte.

Ha’aretz, otras fuentes noticiosas israelíes y la prensa palestina han publicado muchos relatos de los palestinos que han muerto esperando el permiso para salir de Gaza para tratamiento. El 20 de mayo, un paciente palestino de cáncer de 22 años y 11 otros habitantes con graves males presentaron una petición a la Corte Superior de Israel por la negativa de las fuerzas armadas a permitirlos salir. En una declaración jurada que presentó Israeli Physicians for Human Rights (Médicos Israelíes en Defensa de Derechos Humanos), el joven, Ahmed al-Baghdadi, afirmó que los Servicios de Seguridad General Israelíes le dijeron que solo tendría esperanzas de recibir tratamiento médico si se volviera informante. A otros pacientes les dan permiso escrito de salir pero los rechazan al llegar a la frontera, incluso en ambulancia. Un doctor que representa el grupo de médicos israelíes calificó esta práctica de “tortura”. También en ocasiones es asesinato. A principios de abril, la Organización Mundial de Salud informó que 32 palestinos habían muerto mientras esperaban un permiso de salir o porque nos les habían permitido cruzar la frontera a pesar de tener el permiso.

La cuestión de los estudiantes, al igual que la del tratamiento médico, es solo una dimensión más de las políticas israelíes que han convertido a Gaza, con sus 1.5 millones de habitantes hacinados en 360 km cuadrados, en el campo de prisioneros al aire libre más grande del mundo.

 

El Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar es un servicio de Un Mundo Que Ganar (aworldtowin.org), una revista política y teórica inspirada por la formación del Movimiento Revolucionario Internacionalista, el centro embrionario de los partidos y organizaciones marxista-leninista-maoístas.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #132, 15 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

¡Con "Abajo todos los dioses", fuimos al campeonato de atletismo!

Cada año el campeonato de atletismo de las prepas de California atrae a miles de aficionados ávidos de todas partes del estado para una de las más emocionantes competencias deportivas del país. Por dos días una multitud multinacional se reúne para celebrar los esfuerzos y logros de atletas de prepas de todas las nacionalidades, algunos a solamente unos años de ser atletas de nivel mundial. Un grupo de nosotros decidió ir al campeonato de este año en el Colegio de Cerritos en la área de Los Ángeles y llegar temprano para mezclarnos con la multitud que entra en el estadio y entablar conversación con la gente sobre el daño que hace la religión—y especialmente el crecimiento de la religión fundamentalista—en este país y el mundo, y la necesidad de que la gente se aparte del servilismo que promueve y que se una con la revolución y el comunismo.

Muchos de los actuales récords nacionales de atletismo de prepas se establecieron en este torneo en años previos por atletas que después llegaron a ser campeones mundiales. Este año no fue una excepción. Este año los eventos de larga distancia del 30-31 de mayo sobresalieron. Christine Babcock, en su último año en la escuela Woodbridge-Irvine, batió el récord nacional de las jóvenes en la carrera de 1600 metros con 4:33.82—¡batió el récord que ella misma estableció hace 8 días! Y German Fernandez de Riverbank del Valle Central batió el récord del torneo en la carrera de 1600 metros para los jóvenes, y unas horas después regresó para ganar la de 3200 metros con 8:34.23—¡batiendo el récord nacional por casi 8 segundos!

Llegamos al torneo con muchas camisetas con el famoso cuadro de los velocistas Tommie Smith y John Carlos en el estrado de medallas de los Juegos Olímpicos de 1968 en el Distrito Federal de México con sus puños con guantes negros levantados en apoyo a la lucha del pueblo negro en Estados Unidos. Se escribe al lado del cuadro “Necesitamos mucho más de esto…” Al revés de la camiseta hay un cuadro en que el jugador de fútbol estadounidense Terrell Owens de rodillas apunta su dedo al “cielo”—con las palabras “…y no esto”. Y llevábamos tarjetas de promoción del libro nuevo de Bob Avakian, Abajo todos los dioses, desencadenar la mente y cambiar radicalmente el mundo, para asegurar que la más gente posible supiera del libro. También vendimos el periódico Revolución. El título del libro le llamaba la atención a alguna gente, que quería saber qué tenía que decir un líder comunista sobre la religión y adquirió el periódico para informarse. En general, fue una tarde emocionante, controvertida por supuesto, pero también una tarde de desafío e inspiración para nosotros así como para los aficionados.

El cuadro en el pecho de la camiseta resonó a muchos aficionados del atletismo. Hizo que algunos sonrieran, clamaran sus nombres, y hablaran del sentido especial que les tenía ese momento histórico. Un aficionado asistió con ellos a la Universidad Estatal de San José; otros han corrido con ellos, o han sido entrenados por ellos. Muchos se acordaron de haberlos visto en la tele; y una persona se acordó del idiota George Foreman, quien se opuso a lo que hicieron y ondeó una enorme bandera estadounidense en el cuadrilátero antes de su pelea. Y muchos sabían el precio que ellos tuvieron que pagar por su acto de valor.

Cuando la gente vio el revés de la camiseta y las tarjetas de “Abajo todos los dioses”, las cosas se agudizaron. Algunos de inmediato captaron el mensaje y dijeron estar de acuerdo. Sabían de Terrell Owens, y que muchos atletas “les dan las gracias a dios” por sus hazañas, y querían la camiseta. Mucha gente ha tenido una experiencia directa con la opresión nacional y tenía más disposición a conocer la política revolucionaria. Logramos abordar la conexión entre romper con esta mentalidad de esclavo y cambiar radicalmente el mundo. Entre estos vendimos 17 camisetas. Un par de jóvenes, uno latino y uno blanco, preguntaron, “¿Es esa una camiseta atea?” El latino quería saber de todo, incluso por qué no creíamos en Dios. Su amigo verdaderamente quería conseguir una para llevar puesta en la escuela.

Muchos otros dudaron de la posibilidad de “cambiar el mundo radicalmente”, o que hay que “desencadenar la mente” para lograrla. Un joven no podía entender cómo uno quisiera contribuir cualquier cosa a la sociedad sin dios, si uno creía que no será nada después de la muerte. Algunas personas tenían puestas camisetas de Obama.

A la gente firmemente religiosa no le gustó la camiseta, frente o revés, y a menudo se fue afectada—especialmente cuando vieron el título del libro. Algunos se quedaron para afirmar que rezar a Jesús importaba en su vida. Y a menudo dijeron que la gente es culpable por sus propias condiciones, ya sean aquellos que murieron después de Katrina; o el uno-en-cada-nueve jóvenes negros en prisión; o el pueblo de Haití tan desesperado que tiene que comer galletas hechas de lodo.

Una conversación con tres jóvenes negros captó algo de lo contradictorio de lo que experimentamos en general fuera del torneo. El más religioso entre ellos era a la vez él que tenía la mente más cerrada. Rechazó los castigos extremos reclamados por el Viejo Testamento contra los gays, hijos rebeldes, adúlteros, etc. diciendo que Jesús “cambió” todo eso. Su creencia le aseguraba que si trabajabas duro puedes tener éxito. Los otros compartían esta idea, al menos en cuanto a ellos mismos. Y esencialmente su punto de vista acerca de las condiciones del pueblo aquí y alrededor del mundo era que debe dejarlo en manos de dios.

Pero mientras seguíamos conversando sobre el golfo entre la realidad que confronta el pueblo aquí y en el mundo y cómo podrían ser las cosas—el índice de encarcelamiento de jóvenes negros y latinos, y el futuro sin salida que la mayoría ve; la explotación y el sufrimiento increíbles del pueblo a través del planeta debido al imperialismo—, los otros reaccionaron de una manera distinta. El segundo joven quería saber por qué no podía unirse con la resistencia contra todo eso y a la vez creer en dios. Nos unimos con lo que era positivo en su sentimiento y lo alentamos a actuar de acuerdo con ello. Explicamos que la religión promueve el servilismo entre las mases y que tiene raíces en la idea de la existencia de alguna clase de ser divino y todopoderoso, y que la gente tiene que romper con eso y enfrentarse a la realidad tal como es de verdad para poder cambiarla.

La joven con los primeros dos aceptaba que era un crimen la enorme opresión y desigualdad en este país y lo que hace Estados Unidos alrededor del mundo, de la guerra de Irak a la explotación global, e intentaba entender lo que explicábamos sobre el papel de la religión en esclavizar la mente del pueblo cuando lo que necesita es oponer resistencia a todo eso y ser emancipadores de la humanidad. Empezamos a platicar del hecho de que todas las religiones principales firmemente promueven el patriarcado –una palabra que ella conocía—y los grilletes que esta “moral tradicional” imponen en la mente de la gente, y el enorme daño que causan. Cuando la conversación empezó a abarcar otros temas, ¡el primer joven decidió que teníamos que terminarla!

Casi nos arrestaron al fin cuando cinco patrullas llegaron. Por mucho tiempo buscaron en su libro de códigos algo de que acusarnos. La gente se acercó para comprar la camiseta y estaba escandalizada por lo que hacía la policía. La policía nos dio una citación por vender sin licencia, y nos expulsaron. A un joven negro quien había pagado para ver el torneo pero se quedó y miró porque quería una camiseta, le ordenaron que se fuera también. Él había participado en este torneo desde hace unos años, ahora está en una universidad en Atlanta, y sintió que lo que nos pasó le recordó de Atlanta. En total, cientos de personas consiguieron la tarjeta y oyeron de “Abajo todos los dioses”, y regresamos a casa con una camiseta, un periódico y algo estimulante e inspirador en que pensar. ¡Ahora estamos a la expectativa de la siguiente oportunidad que tengamos para hacerlo otra vez!

Envíenos sus comentarios.

Revolución #132, 15 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Enchúfate con la revolución:

Actividades en Libros Revolución

Las actividades de esta página se llevarán a cabo en inglés a menos que se indique que están en español. Pero en muchos casos la traducción al español es posible. Por favor llama a la librería con anticipación para pedir traducción.

Nueva York

212-691-3345
146 W. 26th Street, between 6th + 7th Ave
revbooksnyc@yahoo.com
revolutionbooksnyc.org

Martes 27 de mayo, mediodía
¡Se abre la nueva Libros Revolución!
Ver en la página 12 para una lista de actividades


Chicago

1103 N. Ashland Avenue
773-489-0930
revbookschi@yahoo.com
http://chicagorevolutionbooks.blogspot.com/

Miércoles 28 de mayo, 7 pm
“Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian. Revolución: estereotipos, directores de escena y el proceso vivo. La revolución se desprende de la interacción compleja de las contradicciones, en un país específico y en el mundo, y la interpenetración entre esos niveles o dimensiones. ¿Cómo entender eso en los hechos y no con recetas o estereotipos?

Todos los miércoles, empieza 4 de Junio, 7 pm
Nueva serie de discusiones sobre “La nueva concepción de la revolución y el comunismo: ¿QUÉ ES LA NUEVA SÍNTESIS DE BOB AVAKIAN?”, a partir de una charla dada esta primavera.

 

Berkeley

2425 Channing Way
cerca de la avenida Telegraph
510-848-1196
 www.revolutionbooks.org

Martes 27 de mayo, 7 pm

“Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian: “Luchar contra el sistema, y transformar al pueblo, para la revolución”

Jueves 5 de junio, 7 pm

Khalil Bendib, autor de Mission Accomplished: Wicked Cartoons by America’s Most Wanted Political Cartoonist

Sábado 7 de junio, 7 pm

Presentación de ciencias: De la gran explosión al presente—la formación de galaxias y la evolución


Los Ángeles

Libros Revolución
312 West 8th Street 
213-488-1303  
librosrevolucion.blog.com

Martes 27 de mayo, 7 pm

Discusión en español de “La ciencia de la evolución: Saber lo que es real y por qué importa”, primera sesión sobre esta sorprendente obra de Ardea Skybreak. ¿Por qué es importante que todo mundo sepa de la evolución? ¿Qué descubrió Darwin? 2ª sesión, martes 3 de junio, 7 pm: ¿Es la evolución algo que no más ocurrió en el pasado o es un proceso que ocurre todos los días en todas las cosas vivientes? ¿Qué ejemplos hay de los cambios evolutivos que podemos observar a nuestro alrededor?

Jueves 29 de mayo y 5 de junio, 7 pm

Discusión bilingüe del número actual de Revolución/Revolution. Ver en nuestro diario digital los artículos recomendados. Trae tus preguntas y sugerencias para artículos a discutir.

Domingo 1º de junio, 3 pm

“Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian. ¿Cómo hacer la revolución y gestar un movimiento revolucionario con un periódico como arma política principal?


Honolulu

2626 South King Street
808-944-3106

Cada lunes, 6:15 pm

Lectura de Revolución y grupo de discusión

 


 

Boston/Cambridge

1158 Mass Ave, 2º piso
Cambridge  617-492-5443 
revbooks@netzero.net

¡Serie de discusiones de Away With All Gods!

Discusiones semanales centradas en el nuevo libro Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World 
Martes 27 de mayo, 6:30 pm (sesión reprogramada)
Lunes 2 de junio, 6:30 pm

 

Sábado 31 de mayo, 6:30 pm

Discusión del artículo “La crisis de los préstamos subprime y el crédito: El derrumbe financiero y la locura del imperialismo”, de Raymond Lotta, Revolución 127, en revcom.us.


Seattle

1833 Nagle Place
206-325-7415
seattlerevolutionbooks.blogspot.com

Todos los domingos, 3 pm
Lectura y discusión del número de esta semana del periódico Revolución

Sábado 7 de junio, 7 pm

Grupo de Libros de la librería discute Away With All Gods!, de Bob Avakian.


Cleveland

2804 Mayfield Rd (esquina con Coventry)
Cleveland Heights  
216-932-2543
revbookscle@hotmail.com
Wednesday-Saturday, 3-8 pm 

Cada miércoles, 7 pm
Discusiones de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad”—Parte 2: Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución.

A partir del domingo 15 de junio
Libros Revolución patrocinará cinco sesiones centradas en el nuevo libro, Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World*


 Detroit

406 W.Willis
(entre Cass y 2nd, al sur de la Forest)
313-204-2906
rbodetroit@yahoo.com
myspace.com/rbodetroit

Miércoles 28 de mayo, 6:30 pm

Discusión de Away With All Gods! Unchaining the Mind and Radically Changing the World (¡Abajo todos los dioses! Desencadenar la mente y cambiar radicalmente el mundo), Taquería Arandas, 1807 Livernois Ave (al sur de la Vernor), Detroit, 313-297-7533


Atlanta

4 Corners Market of the Earth
Little 5 Points, 1087 Euclid Avenue
404-577-4656 & 770-861-3339
rbo-atlanta.blogspot.com
Abierto miércoles y viernes 4 pm - 7 pm
sábado 2 pm - 7 pm

Domingo 8 de junio (y cada domingo), 4-6 pm
Discusión de “Hacer la revolución y emancipar a la humanidad” de Bob Avakian, segunda parte, “Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución”: Una cultura de aprecio, promoción y popularización”. Se anunciará el lugar en nuestro diario digital y por correo electrónico.

Envíenos sus comentarios.

Revolución #132, 15 de junio de 2008

Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

¡Campaña para ampliar la circulación de Revolución y recaudar $500,000!

Haz algo que vale la pena con el cheque de devolución de los impuestos federales

En un momento en que buena parte de la humanidad vive en un infierno, en que el horror de la ocupación yanqui de Irak amenaza con escalar a una guerra contra Irán, en que el futuro del planeta está en riesgo, el periódico Revolución tiene que circular mucho más y con más empuje; tiene que desenmascarar lo que está sucediendo; tiene que mostrar el porqué y la solución revolucionaria que beneficiará a la gran mayoría de la humanidad.

de "¡La verdad… en preparación para la revolución!" (en revcom.us)

Se logró mucho en la campaña para recaudar fondos y ampliar la circulación del periódico Revolución. Gente de muchas capas participó y recaudó dinero. Ahora exhortamos a contribuir el cheque de devolución de los impuestos federales "para estimular la economía" a algo que vale la pena: la campaña de recaudar fondos y ampliar la circulación de Revolución.

Hay mucho en juego. Para que verdaderamente se entienda lo que está pasando hoy y para que algo bueno surja de las tormentas actuales, el periódico Revolución, con una circulación mucho mayor, tiene que estar en el corazón de ese proceso.

Envíen cheques o giros postales a: RCP Publications, Box 3486 Merchandise Mart, Chicago IL 60654, o contribuyen en línea en: http://revcom.us/fund_es.php

Envíenos sus comentarios.

Revolución #132, 15 de junio de 2008


Número actual  |   Números Anteriores  |   Bob Avakian  |   PCR  |   Temas  |   Comunícate

Revolución y Comunismo: Fundamento y Orientación Estratégicos


11x17 pdf
8 x 11 jpg

 

Envíenos sus comentarios.