Revolution #158, 8 de marzo de 2009

Voz del Partido Comunista Revolucionario, EU

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.


Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Enlace a corrección para la edición impresa.
Link to correction sticker for print edition

 

UNA DECLARACIÓN: POR LA LIBERACIÓN DE LA MUJER Y POR LA EMANCIPACIÓN DE TODA LA HUMANIDAD

Déle una vuelta al globo terráqueo. En cualquier parte que se mire, se está manteniendo a las mujeres subordinadas y forzosamente en una posición atrasada.

Desde China…

Donde el nacimiento de un varón es motivo de celebración y alegría. Pero el de una niña trae condolencias y a menudo esta aparece en un relleno sanitario al lado de basura apestosa… 1

Hasta El Salvador…

Donde arrestan a las mujeres en salas de urgencia del hospital por sospecha de abortar, y donde el estado ha confiscado su historial médico e incluso ha usado su útero como evidencia para encarcelarlas. 2

¡NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN!

Desde Bangkok, Bangalore y Moldova…

Donde literalmente millones de mujeres jóvenes son víctimas del secuestro, sus familias famélicas las venden, o salen vendidas en el comercio transfronterizo de esclavas sexuales a una escala nunca antes vista en la historia después de ser atraídas con promesas de empleo...

Hasta China, Vietnam y el Valle Silicon, Estados Unidos…

Donde el trabajo de las mujeres en la red de maquiladoras mundiales potenció las últimas dos décadas de expansión capitalista... y donde estas mismas mujeres ahora vuelven a casa, con las manos vacías, acabadas y abandonadas en la crisis capitalista.

¡NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN!

Desde los focos de privilegio en las afueras de las ciudades…

Donde las chicas de la clase media tienen que sortear una vida de mensajes mutuamente excluyentes —de ser sexy pero a la vez guardarse la “pureza”; para subir la escalera corporativa, pero a la vez recordar que lo más significativo que pueden hacer es ser una madre que pone su familia ante todo— y donde en algunos lugares se ha fomentado un culto de la virginidad arraigado en la Biblia, en que los padres les dan a sus hijas “anillos de pureza” y millones asumen “juramentos de abstinencia”; y donde las mismas mujeres adolescentes se cortan y pasan hambre en proporciones epidémicas.

Hasta las calles desesperadas de las zonas urbanas…

Donde entre los más oprimidos ha crecido una generación en una cultura que ridiculiza a las mujeres como “putas” y “perras”, ensalza abiertamente a los proxenetas y la violencia contra las mujeres; donde a pesar de sus alardes de “grandes libertades”, en Estados Unidos están una tercera parte de todas las presas del mundo 3 ; donde se hace pensar a las mujeres adolescentes que su único valor y sentido en la vida está en tener un hijo y luego las obligan a aguantar la pobreza y la humillación y a menudo a tomar medidas desesperadas y degradantes para dar de comer a sus hijos; y donde mujeres de México y otras partes de América Latina corren el peligro de la violación o de morir de hambre en el desierto, a fin de llegar a “El Norte” y así trabajar horas interminables para apoyar a su familia en su tierra natal, a quienes a menudo las presionan agentes migratorios, patrones y otros hombres a cambio de favores sexuales traficando con su vulnerabilidad porque no tienen papeles.

¡NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN!

Desde los países destrozados por la guerra…

Donde en el Congo, tal como en Bosnia antes, la violación de las mujeres ha sido una parte sistemática de una guerra civil y donde decenas de miles de mujeres y chicas han sido violadas tan brutalmente que sus entrañas están desgarradas y ya no se pueden controlar la vejiga o los intestinos. 4

Hasta el hogar de la familia…

Sea en Estados Unidos, donde cada 15 segundos una mujer padece una golpiza de parte de su pareja y todos los días tres mujeres mueren a manos de amantes posesivos y esposos abusivos 5 ... o en partes del África, donde la tradición dicta que las familias mutilen a sus propias hijas, cortándoles los genitales a niñas pre-púberes a fin de eliminar para siempre el placer sexual y “prepararlas” para la posición de una “esposa leal y correcta”, sin la tentación de alejarse de su marido... o la India, donde todos los años una vez que han pagado la dote (el dinero pagado a la familia del novio), maridos o suegros prenden fuego o matan a cientos, tal vez miles, de esposas… o por todo el mundo, donde bajo la influencia del fundamentalismo religioso y las relaciones sociales atrasadas, los hermanos y los padres matan a las mujeres si estas “le traen vergüenza” a la familia.

¡NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN!

Desde los “votos sagrados”…

Cuando el ritual de la “reina por un día”, la novia vestida de un “blanco virginal” el día de la boda —ahora fomentado en proporciones descabelladas en países como Estados Unidos— señala el paso de una mujer a lo que es con vertiginosa frecuencia una vida de trabajo doméstico y subordinación, sin importar que ella trabaje fuera de la casa y muy a menudo aun cuando ella tiene una educación superior y una posición en una profesión prestigiosa.

Hasta los “textos sagrados”…

En los que las religiones dominantes consagran la subyugación de las mujeres mediante el mito (que Eva causó “la caída del hombre”), mediante el código (el Corán y la sharia [las leyes islámicas] en que el testimonio de una mujer vale la mitad de él de un hombre y se autoriza que un hombre le pegue y azote a su esposa a fin de que ella siga obedeciéndolo) y mediante oraciones (la oración judía de un hombre que le agradece a Dios por no haber nacido mujer).

¡NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN!

Desde las cunas…

En que apenas nace una niña y se le pone en un camino que —a pesar de las afirmaciones de que en los países “modernos” como Estados Unidos no hay límites a lo que una joven pueda llegar a ser— en realidad se caracterizará por muchísimas limitaciones y degradaciones impuestas por la sociedad sobre las niñas y las mujeres.

Hasta la “vejez”…

Donde la mujer mayor es, la mayoría de las veces, víctima del abandono, insulto, olvido, ridículo y devaluación…

Hasta la tumba…

Las mujeres mueren innecesariamente: en el parto, por abortos mal practicados, por falta de cuidado médico y sin comida o agua potable. Las mujeres mueren de manera violenta: a manos de sus maridos y hermanos, de padres y parientes políticos, de soldados conquistadores y proxenetas. Las mujeres mueren subvaloradas: pulverizadas e ignoradas en los trabajos más peligrosos, zonas de guerra y calles desconocidas.

¡NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN —UNA REVOLUCIÓN DE VERDAD—
LA REVOLUCIÓN MÁS RADICAL Y LIBERADORA EN LA HISTORIA!

* * * * *

La estructura de la opresión de la mujer ha sido tallada profundamente en las manos callosas de las trabajadoras de las maquiladoras y fábricas de superexplotación de China y Honduras. Ha cubierto los rostros de las jóvenes de Arabia Saudita e Indonesia. Ha desnudado a las jóvenes de Moldova y Bangkok vendidas en burdeles por todo el mundo y la asumen como premio las preadolescentes estadounidenses y europeas a quienes les enseñan a vestirse y contonearse como objetos sexuales mucho antes de entender ni siquiera de qué se trata el sexo. Esta estructura entrelaza todas las épocas de la historia, sigue un sendero sinuoso alrededor del mundo, forra todas las religiones dominantes y “códigos morales” y está entretejida en cada aspecto de la sociedad humana. Es un velo pesado que arroja las tinieblas de las primeras divisiones opresivas de la humanidad sobre la vida, los sueños y los proyectos de los seres humanos en cada rincón del globo en el siglo 21.

No se justifica vivir así en este planeta en el siglo 21 y no se debe aceptar. No se debe tolerar ni permitir nada de eso con el consejo de la paciencia.

NOSOTROS DECLARAMOS: ¡NUNCA MÁS!

La mujer necesita la emancipación. Necesita liberarse de las milenarias cadenas de la tradición. Esta declaración se fundamenta en reconocer claramente que para el avance de todo ser humano, es necesario quitarle a la mitad de la humanidad la centenaria condena de ser la propiedad del hombre y de vivir despiadadamente explotada, humillada y degradada de mil maneras.

La mujer no es una reproductora. No es un ser de menos. No es un objeto creado para el gozo sexual del hombre. La mujer es un ser humano capaz de participar plena e igualmente en toda esfera de la actividad humana. Cuando a la mujer se le restringe, eso frena el avance de la humanidad en conjunto. La mujer tiene que conquistar la liberación y solamente se liberará por medio de la transformación revolucionaria del mundo y la emancipación de toda la humanidad y al ser una poderosa fuerza motriz en dicha revolución.

En este momento en que muchos proclaman que es necesario, o además deseable, encontrar “puntos en común” con los fundamentalistas religiosos, esta declaración no acepta la esclavización de la mujer y no le hará concesiones. No les tiene paciencia a los que nos aconsejan ser “realistas” conformándose con hacer pequeños ajustes a los horribles confines del mundo como es. Esta declaración desenmascara la bancarrota moral e ideológica de los que se adjudican el estandarte del avance de la mujer, pero cuya única intención es “sacar una tajada” del mundo como es — de librar una batalla perversa y perdida por el “derecho” de la mujer de conseguir una parte igual en el manejo del imperio, la explotación de los demás o hasta el nivel humillante de hacer promoción y venta de sus propios cuerpos como mercancía sexual.

En un momento en que tan pocos se atreverán a hacerlo, esta declaración clama por algo que no se ha visto en generaciones: una resistencia masiva consecuente de mujeres y hombres por todo el mundo que no permiten que se oprima a la mujer, que la golpeen, la encarcelen, la insulten, la violen, abusen de ella, la acosen, la exploten, la asesinen, que le escupen o que le echen ácido, que la manoseen, la avergüencen y la subvaloren sistemáticamente.

Esta declaración clama por una revolución, de la cual una piedra angular será la plena emancipación de la mujer. Una revolución que desencadena la furia de la mujer como una fuerza poderosa y que capta lo central que es esta cuestión para arrancar de raíz y abolir toda la explotación, opresión y relaciones sociales degradantes y las ideas acompañantes, en toda la humanidad a través del mundo.

Es una declaración comunista, que convoca a un movimiento revolucionario de emancipadores de la humanidad.

Es este, y nada menos, el reto ante nosotros.

LA OPRESIÓN DE LA MUJER NO ES “NATURAL”: SURGE CON LA DIVISIÓN DE LA SOCIEDAD EN EXPLOTADORES Y EXPLOTADOS Y ES UNA PARTE INTEGRAL DEL CAPITALISMO “MODERNO”, EL CUAL LA PERPETÚA...

Al crecer en una sociedad dada, es fácil creer que sean “naturales” nuestro modo de vivir, todo lo que se da por sentado y las relaciones cotidianas de que estamos acostumbradas o además, según nos dicen a menudo, que los haya decretado algún dios u otros seres o fuerzas sobrenaturales. Es probable que esta situación no se dé más que en el caso del modo de pensar y la experiencia de la gente con respecto a la familia y las relaciones entre el hombre y la mujer.

Sin embargo no existe NINGÚN orden natural, ni divino ni biológico, que no se cambia y no se puede cambiar. La historia de la familia, como la de la “naturaleza humana”, es una historia de la transformación continua.

En la mayoría de las sociedades humanas primitivas, contaban el linaje de los niños por la  descendencia de la madre. Si bien en estas sociedades existía una división de trabajo entre el hombre y la mujer, basada entonces principalmente en el papel de la mujer en el parto y la necesidad de amamantar prolongadamente, no tenían relaciones institucionalizadas de opresión ni dominación entre mujer y hombre. Solo cuando la sociedad logró desarrollar la capacidad de producir un excedente por encima de lo que fuese suficiente para la mera supervivencia y el surgimiento de la propiedad privada sobre esa base, se llegó a presentar la división entre explotador y explotado y surgió un estado para imponer el dominio de una clase sobre otra. Aunado con ese desarrollo, se transformó más la división inicial de trabajo por género en una relación opresiva del dominio del hombre sobre la mujer.

Las familias y la institución del matrimonio no se originaron en la asociación romántica de hombre y mujer y un hogar para criar y cuidar a los hijos, sino al contrario surgieron en forma de una unidad económica y social que apuntalaba las relaciones de riqueza y poder dentro de una sociedad así como el linaje de la sucesión para legar la riqueza y el poder acumulados (o la falta de los mismos) de una generación a otra. El origen de la palabra “familia” revela mucho sobre su función original. Proviene de la palabra en latín “familia” que significaba “una familia de esclavos” y se refería en la Roma antigua a un hogar encabezado por un hombre en el cual se contaba como su propiedad no solo los esclavos y sirvientes sino también las esposas e hijos, sobre los cuales tenía el poder de vida y muerte.

No se pueden romper todas las cadenas menos una. No se puede decir que uno quiere eliminar la explotación y la opresión, pero quiere que persista la opresión de la mujer por el hombre. No se puede decir que uno quiere liberar a la humanidad, pero mantener a una mitad esclavizada por la otra. La opresión de la mujer está íntimamente ligada a la división de la sociedad en amos y esclavos, explotadores y explotados, y acabar con todo esto es imposible sin liberar completamente a la mujer. Por eso la mujer desempeñará un enorme papel en el proceso de hacer la revolución y garantizar que no pare a medias. Es imprescindible desencadenar la furia de la mujer como una fuerza poderosa para la revolución.

Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

Desde que surgió la propiedad privada de la riqueza que la sociedad produce en conjunto y desde que con ella surgieron las divisiones de clases —las divisiones entre los seres humanos según sus diferentes papeles en la producción de esa riqueza y la parte correspondiente mayor o menor de la riqueza que reciben—, se suponía que la mujer conservara su virginidad hasta contraer el matrimonio y luego ser madre subordinando sus sueños y proyectos incondicionalmente y canalizándolos a satisfacer al marido y criar a los hijos de él. Se le ha considerado como “puta” o se le ha sometido a otras formas de degradación y persecución a la mujer que no se portó así o se negó a hacerlo, haciendo de ella blanco del desdén y muchas veces de la violencia, cuya única utilidad es como objeto de gratificación sexual y botín, o de la marginación completa. Mediante diversas culturas, períodos históricos y mitos religiosos —de las figuras bíblicas de la Virgen María y Jezabel a los “iconos” de la cultura popular como Britney Spears y su transición en la prensa sensacionalista de niña inocente a seductora despreciada)—, estos modelos de la “mujer casta” y de la “puta” han perdurado (e incluso se han combinado perversamente, tal como en la imagen de la “puta virgen”, o sea, la tentadora que siempre está allá pero no la puedes tocar, que crean los que moldean la “cultura de masas” en países como Estados Unidos). Desde el embate religioso actual contra el aborto y los anticonceptivos, hasta las redes mundiales de la esclavitud sexual y la prostitución, estos dos modelos siguen destrozando la vida de miles de millones de personas en este planeta y envenenan el ambiente en el cual se relacionan todo hombre y toda mujer.

De este modo, durante miles de años se ha desperdiciado y asfixiado el potencial humano de generación tras generación de mujeres y niñas —o sea, a la MITAD DE LA HUMANIDAD— y se ha estropeado su espíritu y su vida. Han quedado reducidas a nada menos que su capacidad biológica de dar a luz y de tener utilidad para el hombre.

Todo eso es la verdadera raíz de la familia que se dice que es la piedra angular más importante de la sociedad. Por todo eso la realidad de la vida de la familia se vuelve para tantas mujeres una prisión que con crueldad convierte en una parodia el amor, la compasión y apoyo que ellas buscaban en primer lugar en ella. Por todo eso, incluso cuando los seres humanos se unen sobre la base de lazos genuinos de amor y un verdadero deseo de tener igualdad y respeto, a menudo la manera en que se estructura la familia y la sociedad como parte de las relaciones generales de dominación, explotación y opresión que imperan en cada rincón del mundo de hoy, los mete en un papel que nunca juraron desempeñar. Por todo eso la familia, para tantas mujeres así como niños, es el lugar de horrores aplastantes y degradantes.

Estas brutalidades y restricciones de la familia no son traiciones de una institución romántica, cariñosa y querida. Son sus verdaderas raíces y su papel continuo en las sociedades de hoy, sean “atrasadas” o “modernas”, que surgen incluso de las mejores intenciones de la gente y las deforman.

La primera división de la sociedad en explotadores y explotados —en que algunos capturaron y esclavizaron a otros— estaba fuertemente relacionada con la aparición de las relaciones opresivas entre los hombres y las mujeres. (Tomar a mujeres como “botín de guerra” y mantenerlas como concubinas —esclavas sexuales— tuvo un rol importante en el desarrollo de las relaciones amo-esclavo. Los “textos sagrados” de las mayores religiones, por ejemplo la escrituras “judeocristianas” y el Corán del islam, consagran y de hecho celebran esta situación.) Desde los tiempos de las antiguas sociedades esclavistas, en que la economía se basaba en la agricultura y/o el pastoreo, tener muchos hijos les era importante a los terratenientes y dueños de propiedad masculinos como una fuente de trabajadores para trabajar la tierra o pastorear los rebaños y en el caso de los varones, una fuente de guerreros para hacer incursiones y librar batallas contra tribus y aldeas rivales o guerras contra imperios rivales. El papel esencial de la familia y en particular de la mujer (esposa y madre) en la familia era darle a la cabeza masculina del hogar hijos y criarlos para así cumplir su papel “correcto” según la división del trabajo de la sociedad, que incluye a la división entre los hombres y las mujeres; mantener y perpetuar las relaciones de propiedad de entonces en que los hijos de un hombre así como su esposa eran su propiedad, todo lo que se imponía por ley o al menos por las tradiciones, costumbres y códigos imperantes. De este modo la familia sirvió de “célula” básica de la sociedad más amplia, la cual era crucial para reproducir no solo la población de esa sociedad sino también sus relaciones sociales dominantes (entre ellas la de tener o no tener propiedad), relaciones de desigualdad y explotación.

Donde la industrialización y el capitalismo han reemplazado a la agricultura y al pastoreo como base principal de la economía, la familia ha seguido siendo una “célula” importante de la sociedad, que desempeña un papel esencial para mantener y reproducir las relaciones de explotación y opresión típicas del capitalismo. El capitalismo es una forma de sociedad en que se producen y cambian como mercancías (objetos que se compran y se venden) las necesidades materiales para la vida y los productos y servicios en general. En esta sociedad, la propia capacidad de trabajar (la fuerza de trabajo) se convierte en una mercancía: esta capacidad de trabajar, cuando se pueda encontrar trabajo, se vende a un empleador (capitalista) que la usa en beneficio propio a cambio de un sueldo o salario.

Los capitalistas están enfrascados en la competencia despiadada con otros capitalistas y no pueden escaparse de ella debido a la necesidad de expandirse o morir. Es por medio del proceso de contratar la fuerza de trabajo de otros (que no tienen ningún capital) que los capitalistas constantemente procuran aumentar sus existencias de capital. Aunque el capitalismo requiere y mantiene a varias capas sociales que le sirven a él y a su sistema político y a otras que juegan un papel para continuar la sociedad capitalista y darle mantenimiento (o, de todos modos, que son capas que son compatibles con esta sociedad), a algunas de las que les paga bien, de fondo al obligar de manera más extensa e intensa a los que llevan a cabo el proceso concreto de producción y al explotar más despiadadamente a estos trabajadores (proletarios), los capitalistas procuran aumentar constantemente sus existencias de capital, y si no lo logran en la necesaria escala, corren el peligro de hundirse. Por otro lado, a los que explotan de este modo les dan un sueldo que solo basta para sobrevivir, para mantenerlos en una situación en que pueden seguir trabajando y seguir siendo objeto de explotación, y reproduciendo nuevas generaciones que estarán en la misma posición. Este es el impulso fundamental y lógica del capitalismo. A veces, según las necesidades de la acumulación de capital y la presión de la dinámica y los dictados de este proceso, los capitalistas despedirán a parte de la fuerza de trabajo mientras que explotarán más intensamente a la parte que quede. O cerrarán centros de producción enteros y trasladarán su capital a esferas de la economía, áreas o regiones geográficas o partes del mundo donde la gente es más vulnerable a la explotación y parecen mayores las opciones para “inversiones rentables”.

Hoy más que nunca, todo esto ocurre a escala mundial con las víctimas más desesperadamente pobres y despiadadamente explotadas por el capitalismo, principalmente en el tercer mundo de América Latina, África, Asia y el Medio Oriente. Inclusive en un país como Estados Unidos, hay una masa de decenas de millones de empobrecidos y duramente explotados y oprimidos.

En las relaciones básicas del capitalismo, en gran parte se “canaliza” el sueldo o salario de los empleados por medio de la institución de la familia: se satisfacen por medio de la familia las necesidades materiales para la vida (al grado que se pueda) y nacen nuevas generaciones, lo que reproduce de nuevo no solo la población sino las relaciones imperantes de desigualdad y explotación de la sociedad entera. En los confines del capitalismo, aun cuando muchas mujeres tengan trabajo y perciban un salario, las masas de mujeres todavía no pueden evitar las divisiones más importantes en la sociedad, como la división de trabajo opresiva entre los hombres y las mujeres en que la mujer sigue teniendo la principal responsabilidad de criar a los hijos (y en que principalmente ellas son las que cuidan a los miembros de la familia de todas las edades) y en que el valor de la mujer tiene que ver esencialmente con su utilidad, para el hombre, como madre, esposa y objeto de placer sexual. Estas relaciones son una herencia de miles de años de la sociedad patriarcal (dominada por hombres) y se refuerzan no solo mediante la tradición poderosa sino también mediante el funcionamiento y efectos del capitalismo en que todo, incluidas las relaciones en el matrimonio y relaciones sexuales, constan en lo fundamental de relaciones de propiedad y del intercambio de mercancías y por las cuales en general un lado, el masculino, sigue dominando. Aunque dejemos a un lado las crudas expresiones respectivas, por ejemplo los “acuerdos prenupciales”, ¿cuántos matrimonios u otras relaciones íntimas entre hombres y mujeres en esta sociedad hay que no encarnan de parte del hombre la demanda de tener relaciones sexuales (así como la responsabilidad de manejar el hogar y criar a los hijos del hombre) a cambio de que este “sea el sostén económico” (y tal vez “ayude en el quehacer de la casa” de vez en cuando); y de parte de la mujer, entregar placeres sexuales (y otros “servicios” para el hombre) a cambio de la seguridad financiera (o simplemente la supervivencia)?

¿Por qué es que la prostitución es un rasgo común de cada sociedad basada en la explotación y que como elemento importante de ella incorpora las relaciones y tradiciones del patriarcado y de la dominación masculina? ¿Por qué está tan generalizada la pornografía junto con la prostitución y la acompañante degradación general de la mujer en un país como Estados Unidos? ¿Por qué existen “dos criterios” distintos según los cuales a la mujer que tenga relaciones sexuales con muchas personas diferentes la tachan de “zorra” mientras que a un hombre que haga lo mismo lo ensalzan como “semental”? Esta es una extensión de las relaciones básicas de propiedad entre hombres y mujeres y en particular de las relaciones en el matrimonio por las cuales los hombres en general pretenden controlar la actividad sexual de sus esposas, mientras que al mismo tiempo buscan y creen que están en su “derecho” a tener placer sexual y que cuando creen que las relaciones sexuales con sus esposas ya no les satisfacen, a menudo no procuran resolver la situación buscando una relación de más amor e intimidad con sus esposas sino al contrario se sienten impelidos, con el permiso y el poder de acudir a otras mujeres en pos del placer sexual, por ejemplo en la forma de la prostitución y/o la pornografía. O los hombres evitan o dejan para el futuro el matrimonio, y las “complicaciones” y “restricciones” que en teoría este les impone, como los “compromisos” de la monogamia, y al contrario recurren (aunque sea por un momento) al placer sexual sin compromisos en encuentros promiscuos y en la pornografía y/o prostitución. ¿Y por qué hay mujeres de las que usar y de las que abusar por medio de la prostitución y la pornografía? Porque como resultado de la naturaleza fundamental y el funcionamiento esencial de un sistema basado en el afán de los capitalistas de acumular constantemente más capital por medio de la explotación de las masas populares que no tienen capital, con las relaciones opresivas generales estrechamente relacionadas con todo eso, especialmente las estructuras e influencia ideológicas del patriarcado y la dominación masculina, hay gran cantidad de mujeres pobres, desesperadas, sin poder y vulnerables a quienes es posible atrapar, engañar, coaccionar, secuestrar, golpear, inyectar con droga y obligar de otras maneras a vender el cuerpo y porque la cultura dominante en los países capitalistas promueve en toda esfera la idea de que el cuerpo de la mujer es una mercancía y condiciona y alienta no solo a los hombres sino a las propias mujeres a ver las mujeres y a usarlas como tal. En el mundo de hoy este es un fenómeno internacional en que millones y millones de mujeres y además jóvenas son objeto de la trampa y la brutalidad del comercio internacional del sexo y la “industria del sexo” que es una fuente de miles de millones de dólares de ganancias y capital.

Junto con todo esto, están los incidentes muy comunes en un país como los Estados Unidos, donde una mujer trata de romper con un novio o marido abusivo, pero resulta acosada o incluso asesinada por él y a veces sus niños asesinados junto con ella. Esto también es una expresión en forma extrema de las tradiciones y las relaciones en las que una mujer y los hijos son propiedad del hombre; es el resultado de la mentalidad de que, si él ya no puede tener esta propiedad, ¡pues nadie la tendrá! Esta es la misma mentalidad básica y refleja el mismo tipo de relaciones de opresión, como cuando en otras culturas una mujer soltera o niña es asesinada, a menudo por los varones de su propia familia, porque ha “perdido la virginidad” y así —aunque sea como resultado de una violación—, con ello, ella no tiene el valor de la propiedad que su familia, y en particular su padre, espera canjear en los arreglos del matrimonio.

La conclusión que podemos sacar de todo esto no es que en lo fundamental es la “culpa” de los hombres ni que “los hombres son el enemigo”. Más bien, lo que refleja y se revela es que las relaciones entre los seres humanos, que se han desarrollado a lo largo de miles de años, desde el momento en que surgió la propiedad privada de la tierra (y otros medios de producción) y la división de la sociedad en explotados y explotadores, han sido y siguen siendo arraigadas en opresión… que el capitalismo es la encarnación última y altamente desarrollada de estas relaciones de opresión... que derrocar el capitalismo y arrancar de raíz y abolir completamente todas esas relaciones en todo el mundo corresponde a los intereses de la inmensa mayoría de los seres humanos, tanto hombres como mujeres... y que la emancipación de la mujer es y debe ser tanto un objetivo fundamental y una parte decisiva de la lucha para finalmente eliminar todas las relaciones opresivas.

El capitalismo, especialmente como el que se ha desarrollado cada vez más como un sistema mundial de imperialismo capitalista, ha incorporado, dentro de su proceso global de acumulación de riqueza y de capital, muchas relaciones de explotación y opresión que surgieron antes del capitalismo. Especialmente en el vasto tercer mundo, se trata de la opresión de la mujer en formas que critican fuertemente los defensores del capitalismo “moderno”, “ilustrado” y “democrático”, al mismo tiempo que este capitalismo “moderno”, “ilustrado” y “democrático” prospera y no lo podría hacer sin estas formas de opresión y que por lo tanto trabaja para mantener en el “atraso” a las partes del mundo que domina y explota, junto con el mantenimiento de los modos de explotación y opresión específicos, entre ellos la opresión de las mujeres, que están profundamente entretejidos en la base de estos mismos países capitalistas. La extrema pobreza y la degradación de las masas populares a través de los grandes barrios de tugurios y en los vastos campos del tercer mundo son un elemento vital para el sistema vampiresco que es el imperialismo capitalista. Estas masas son una fuente aparentemente interminable de seres humanos desesperados y más fácilmente explotables, y a los ojos de los explotadores, “desechables”, unos objetos que estos pueden usar y exprimir cuando sea rentable y que pueden dejar de lado cuando la explotación de otras fuentes parezca más rentable. Y en todo eso, la explotación y la opresión de la mujer son indispensables para el capital imperialista, como una fuente de “mano de obra barata” y para la procreación y la crianza de nuevas generaciones de “mano de obra barata”. Por eso, de fondo, el imperialismo capitalista “democrático” e “ilustrado” no pretende eliminar, sino más bien perpetuar no solo las formas “modernas” sino también “medievales” de la opresión de la mujer.

En resumen: la sociedad capitalista “moderna”, o, en realidad, el sistema mundial del imperialismo capitalista, ha heredado la opresión de la mujer de las sociedades anteriores de las que el capitalismo ha surgido y si bien cambia algunas formas en que esta opresión se lleve a cabo, no ha eliminado y no puede eliminar esta opresión; ha incorporado formas pre-capitalistas de esta opresión en diversas partes del mundo, especialmente el tercer mundo, en el sistema mundial de explotación y opresión en conjunto; y perpetúa todo esto mediante las relaciones fundamentales, el actual proceso de acumulación y el funcionamiento general de este sistema capitalista imperialista en sí.

LA OPRESIÓN DE LA MUJER ES ABSOLUTAMENTE INNECESARIA: LA REVOLUCIÓN ES LA SALIDA Y EL CAMINO A SEGUIR

Ya no existe la necesidad de que la función biológica de la mujer de dar a luz dicte su papel en la sociedad. Ya no existe la necesidad para que la humanidad se encuentre limitada por las tradiciones patriarcales y la opresiva moral religiosa. Hoy, esta situación es tan descabellada como es cruel, como absolutamente innecesaria.

Por primera vez en la historia humana, no solamente es posible soñar sino hacer realidad un mundo que ya no se caracteriza por la subyugación de la mitad de la humanidad. Hoy es posible romper las cadenas que sujetan a las mujeres así como arrancar de raíz y dejar atrás la división de clases y las tradiciones correspondientes que afianzan e imponen la opresión de la mujer.

El capitalismo con su desarrollo tecnológico, transporte, comunicaciones y medios masivos de producción socializada ha creado la base material para que toda la humanidad viva en una abundancia colectiva — siempre y cuando se arrebaten esos medios de producción a las manos de la clase dominante capitalista y se pongan al servicio de la humanidad y siempre y cuando se transformen radicalmente todas las relaciones entre las personas y todas las ideas tradicionales.

Para lograr todo eso se requiere de la revolución. Es decir, derrocar este sistema y la clase imperialista capitalista que lo encarna y lo dirige — y establecer un nuevo poder estatal revolucionario.

Como explica la Constitución del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos:

“Este nuevo poder revolucionario tiene que despojar, y despojaría, de inmediato a la clase capitalista imperialista de su propiedad y su poder. De inmediato se pondría a atender las necesidades más urgentes del pueblo y a resolver lo que hasta ahora al parecer han sido los problemas más ‘espinosos’. Haría todo esto al servicio y como parte de algo más grande: una revolución mundial, que lleve a la emancipación total de la humanidad. Este nuevo poder, un estado socialista con raíces en la actividad consciente de decenas de millones de personas, se embarcaría en una serie de luchas adicionales para arrancar las meras raíces de la explotación y la opresión en cada esfera, de la producción a las instituciones sociales, a las ideas, en un proceso lleno de retos monumentales y de vitalidad y diversidad reales” 6 .

Y, además de todo lo que hemos señalado arriba, esta transformación histórica de la sociedad y en efecto del mundo como un todo, tendría como una de sus piedras angulares —como una meta decisiva y fundamental y fuerza motriz— la lucha por la emancipación completa de la mujer.

* * * * *

Hoy, la historia de la revolución comunista ha sido objeto del olvido y del desprecio, y los llamados paladines del progreso la han tachado de “fracaso”.

Pero, si existiera un sistema que se debería evaluar de acuerdo a su monumental fracaso y a la manera en que ha desperdiciado y saqueado a la humanidad entera y además en particular a la mujer, ese sistema sería el capitalismo. Como hemos visto, el capitalismo no ha liberado a las mujeres, meramente lo que ha hecho es actualizar la milenaria opresión e integrarla en la forma de organización humana más violenta, más opresiva e inmensamente más empobrecedora jamás vista en este planeta. A diario aumenta su alcance, pulveriza la vida y cuerpos de millones y los echa al olvido como tanto desperdicio humano, hasta que no queda ninguna parte del globo sin tocar.

Encontramos que las y los que una vez se adjudicaban el estandarte de la liberación de las mujeres se han colapsado de plano y se han claudicado ante los “límites de lo que sea posible”, a pesar de estos horrores y del hecho que son productos inevitables de este sistema caduco en que vivimos hoy.

En un momento en que pende de un hilo el derecho fundamental de una mujer para decidir cuándo y si quiere tener hijos, cuando el aborto y hasta la contracepción están bajo ataque, el movimiento “feminista” raras veces está en posibilidades de pronunciar siquiera la palabra “aborto”, aceptando incorrecta y vergonzosamente que tenga algo que es moralmente incorrecto. Tales “feministas” han olvidado o se han alejado de la verdad imprescindible de que a las mujeres a que les han negado el derecho y la capacidad de decidir por sí mismas cuándo y si quiere tener hijos y que ni siquiera tienen ese grado de control sobre el propio cuerpo, las han reducido a una posición equivalente a la esclavitud.

En un momento de una crisis masiva de alimentación, de crisis económica general y de guerras imperialistas que roban millones de vidas, en que se necesita con más urgencia que nunca crear un mundo radicalmente diferente en que se eliminen las cadenas sobre toda la humanidad, estas “líderes feministas” no aspiran a nada más elevado que la lucha de las mujeres individuales por poder obtener una parte de los privilegios que acompañan la vida en la cima de este país de competencia despiadada. Aunque se comprometen a mejorar la suerte de las mujeres más oprimidas y pobres del globo, lo hacen con sus esperanzas y actividades aún atadas al actual orden opresivo — una tarea verdaderamente desesperanzadora y desalentadora.

NO SE HA LOGRADO Y NO SE PUEDE LOGRAR LA IGUALDAD Y LA EMANCIPACIÓN DE LA MUJER BAJO ESTE SISTEMA: LO QUE EL MOVIMIENTO PARA LA LIBERACIÓN DE LA MUJER DE LOS AÑOS 1960 Y COMIENZOS DE LOS 70 LOGRÓ Y LO QUE NO LOGRÓ.

Para entender el porqué de estas miras bajas, es necesario señalar algunos avances así como deficiencias en el movimiento para la liberación de la mujer que, a un grado muy significativo, remodeló la cultura de los Estados Unidos en los años 60 y 70, así como algunos cambios importantes desde entonces.

¡En primer lugar y de más importancia, esa fue una lucha enormemente positiva!

Entender lo espantosa que era la situación para la mujer en los años 50 en Estados Unidos es muy difícil para las personas que no vivían en esa época. Las mujeres llevaban una vida de asfixia y brutalidad detrás de una pantalla idílica de felicidad doméstica bajo la consigna “Father Knows Best” (Papá sabe lo todo o Papá es el que siempre tiene razón). Esta situación hundió a millones en la depresión profunda y la locura del aislamiento. Sus interacciones sociales se limitaron en una gran medida a los hijos y se suponía que no podían aspirar a más que los horizontes encarnados en la revista Buen Hogar. En muchos estados estaban penalizados el aborto y el control de la natalidad (o al menos muchas formas del control de la natalidad) y no existía ningún derecho general en el país al control de la natalidad o al aborto. Muchas formas de empleo excluyeron a las mujeres, la mujer casada tuvo poco o ningún control sobre la propiedad y las finanzas sin el aval de su marido y en la mayoría de los estados por ley el esposo tenía el derecho de violar a su esposa.

¡Desafiar todo eso con energía en los años 60 y 70 fue algo muy bueno para toda la gente! Fue algo muy bueno que las mujeres levantaran la cabeza y demandaran la igualdad. Las mujeres formaron grupos para elevar la conciencia que rompieron su aislamiento, inspiradas por la lucha para la liberación negra y con reuniones de “contar agravios” tal como hicieron los campesinos cuando se sublevaron en la China revolucionaria. Cobraron fuerza y recibieron apoyo para salir de los matrimonios abusivos y establecer nuevas normas para las parejas. Cada vez más mujeres entraban a la escuela y a toda esfera del trabajo. Desafiaban las costumbres que sofocaban las relaciones humanas, explorando la sexualidad femenina y cuestionando los estigmas sobre la misma. ¡De mucha importancia, lucharon por el derecho al aborto y lo obtuvieron! Además, los hombres comenzaron a cambiar: muchos de ellos cambiaron de actitud y comenzaron a ver lo importante que era la lucha por la emancipación de la mujer para cualquier lucha por un mundo mejor. Los cambios que ocurrían en la estructura de la economía estadounidense y en la economía mundial que sacaron a las mujeres del hogar y las incorporaron a la fuerza laboral estimularon este proceso y le dieron más iniciativa.

Estos cambios también ocurrieron en un contexto de levantamientos revolucionarios por todo el mundo. Era una época de gran agitación social, enorme fermento ideológico y abnegación y lucha osadas. En los Estados Unidos, en toda una generación se suscitó un profundo descontento acerca de la guerra de Vietnam y muchos soldados se rebelaron en su contra. La lucha para la liberación negra sacudió al país hasta los cimientos y la cultura bullía de desafío y elevados sueños de un mundo diferente.

Pero, aun en sus comienzos, dos corrientes diferentes contendían en el movimiento de la mujer. Una corriente era el feminismo burgués; hizo una separación entre la cuestión de la condición de la mujer y otras formas de opresión y simplemente luchó por reformas y por el derecho de la mujer a la igualdad en el mundo como existe hoy. La otra, una corriente mucho más radical con los revolucionarios al centro, reconoció que básicamente la emancipación de la mujer era parte de la lucha para liberar a la humanidad de toda forma de opresión y explotación y al mismo tiempo captó que no sería posible lograr ningún progreso verdadero si se mantenía a la mujer en una situación subordinada.

Desafortunadamente, el auge de lucha revolucionaria de ese tiempo llegó a un apogeo sin llegar a hacer la revolución. Aquí cabe señalar que por revolución no queremos decir simplemente un cambio importante en actitudes o una agitación social importante. La revolución se refiere al derrocamiento de una clase por otra y al establecimiento de un nuevo poder estatal con relaciones radicalmente nuevas de producción y relaciones generales radicalmente nuevas entre los seres humanos. Al contrario, el sistema capitalista —su base económica y su tejido social, apuntalados por su maquinaria de poder y violencia— permaneció intacto y por ende no era posible continuar ni siquiera mantener mucho de lo que se había ganado.

Contra todo lo positivo que se había logrado se desató muy rápidamente un contragolpe, lo que en verdad se consolidó bajo la presidencia de Ronald Reagan en los años 1980. Muchos de los que antes habían aspirado a rehacer el mundo entero comenzaron a rebajar los sueños. A través de la sociedad y en todo el mundo se revirtió la iniciativa. Para los gobernantes de los Estados Unidos, la reafirmación de la “familia tradicional” y de los “valores de la familia” se convirtió en una parte imprescindible no solo de reafirmar el patriarcado sino también de volver a unificar el tejido reaccionario de la sociedad que se había desgastado de manera importante.

Unas fuerzas de la clase dominante dieron poderosos apoyos a los fascistas cristianos y los desataron bajo el estandarte de los “valores de la familia” para que persiguieran y acosaran a las mujeres que pretendían hacerse un aborto. Han alcanzado el extremo de volar clínicas con bombas e incluso asesinar a médicos. Han pregonado la vergüenza y la ignorancia de la “abstinencia” en las escuelas públicas y han atacado la enseñanza del hecho científico de la evolución. Han trabajado por eliminar los derechos ganados por los gays y por legitimar de nuevo la homofobia intolerante. Además, de manera perversa, esta afirmación de la religión y del patriarcado llegó a ser una manera de atraer a muchos de los que estaban profundamente descontentos y todavía duramente oprimidos a su redil reaccionario.

Ante este contragolpe, junto con la decaída de los movimientos revolucionarios y de la orientación de luchar por el cambio mediante la acción política masiva independiente por parte de la gente, la corriente de feminismo burgués viene a identificarse como la única salida para quienes se preocupen por la condición desigual y oprimida de la mujer, aun cuando este feminismo burgués esté cada vez más atado a la clase dominante y al Partido Demócrata en particular y que se haya subordinado cada vez más a los mismos.

La absorción del “movimiento oficial de la mujer” al interior del Partido Demócrata y su subordinación absoluta a los confines de la política electoral ha hecho un enorme daño. Desde hace más de dos décadas este “movimiento feminista” ha influenciado y alentado a la gente progresista a que se acomode a la dinámica donde la atrocidad de ayer se vuelve “la posición de compromiso” de hoy y mañana los límites de lo que se puede imaginar. La posición defensiva y de cobardía de este “movimiento” ante los fascistas cristianos en particular —para tomar un ejemplo concentrado, su negativa a darles una batalla en serio sobre la moral del aborto— ha contribuido a la desorientación de dos generaciones de mujeres jóvenes, y hombres también.

Esta marcha de los acontecimientos en los años 1980 —y en particular este contragolpe reaccionario contra la mujer a nivel mundial— llevó a la situación descrita hace 20 años por el presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, Bob Avakian, el cual en muchas maneras resuena aún más fuerte hoy:

“La cuestión general de la posición y el papel de la mujer en la sociedad se presenta cada día más agudamente en las extremas circunstancias de hoy... No se puede concebir la resolución de todo esto salvo de la manera más radical… La cuestión que pende es: ¿será una resolución radical reaccionaria o una resolución radical revolucionaria, implicará reforzar las cadenas de la esclavitud o destruir los eslabones más decisivos de esas cadenas y abrir la posibilidad de realizar la eliminación completa de todas las formas de dicha esclavitud?” (Balas, de los escritos, discursos y entrevistas de Bob Avakian, RCP Publications, 1985, p. 202).

Con todo eso en juego, es necesario examinar y desenmascarar algunos falsos caminos y callejones sin salida que se interponen en el camino de la emancipación.

BARRERAS CONTRA LA EMANCIPACIÓN

1

EL IMPERIALISMO YANQUI Y EL FUNDAMENTALISMO ISLÁMICO: UNA ELECCIÓN ENTRE “PERDER O PERDER” Y UNA TRAMPA MORTAL

Lo más obsceno entre estos puntos de vista equivocados son los que cantan las alabanzas de la democracia imperialista yanqui como la mejor de todas las posibles sociedades y quienes van al extremo de alardear que el ejército de los Estados Unidos es una fuerza que puede liberar a las mujeres. Señalan los indecibles horrores del fundamentalismo islámico, donde matan a pedradas a las mujeres y las mantienen encerradas en su casa y cubiertas de pies a cabeza por la burka, como “prueba” de la superioridad del “estilo de vida norteamericano”. Y señalan el ascenso de mujeres como Hillary Clinton —quien como secretaria de Estado ahora puede ser parte del aparato de saqueo, muerte y destrucción en masa de los Estados Unidos— como un gran paso hacia la realización de la igualdad de las mujeres.

En realidad, no hay “elección” para las mujeres —ni para la humanidad en general— entre el imperialismo yanqui y el fundamentalismo islámico. Las mujeres no solo son objeto de subyugación y opresión en los países imperialistas, también está el marcado fenómeno del ascenso de los fascistas cristianos en Estados Unidos, quienes son milímetro a milímetro tan reaccionarios, misóginos y “medievales” como cualquier clérigo islámico y quienes son defensores y luchadores fanáticos por lo que en realidad es la fuerza más opresora en el mundo de hoy: el imperialismo yanqui.

Además, nunca se puede obtener la liberación para las mujeres por medio de las armas, botas y navíos de guerra de un ejército imperialista. Un reciente comunicado de la Organización de Mujeres 8 de Marzo (Irán-Afganistán) expresa este asunto muy poderosamente:

“El imperialismo estadounidense invadió a Irak y Afganistán en nombre de una ‘guerra contra el terror’ y la ‘liberación de la mujer’. Acabó soltando terror sobre el pueblo de Afganistán e Irak y reforzando a todas las autoridades patriarcales, tribales y religiosas. Antes de la ocupación estadounidense, las mujeres iraquíes gozaban de una condición jurídica y social de más igualdad. Podían desplazarse libremente por las ciudades sin ponerse el hejab islámico [pañuelo]”.

Hoy, bajo la ocupación yanqui en Basora, Irak, para contratar a alguien para llevar a cabo un “asesinato de honor” contra su esposa o hija, un hombre tiene que pagar meramente 100 dólares.7

Aunque la burka y la tanga parezcan muy diferentes, la burka que imponen los fanáticos fundamentalistas islámicos por un lado y la tanga ampliamente publicitada y promocionada como “ropa interior sexy” para las mujeres en las sociedades capitalistas “modernas” por el otro son horribles símbolos y encarnaciones de la degradación de la mujer. Lo fundamental que tienen en común es que son manifestaciones de un mundo caracterizado por horrendas formas de opresión “tradicionales’ y “modernas” —un mundo dominado sobre todo por el capitalismo-imperialismo— un mundo que hay que poner patas arriba y transformar radicalmente.

Como lo señaló Bob Avakian respecto a un fenómeno que está afectando cada vez más la vida de millones alrededor del mundo:

“Lo que vemos en contienda, con la jihad por un lado y McMundo/McCruzada por el otro, son sectores históricamente anticuados de la humanidad colonizada y oprimida contra sectores dominantes históricamente anticuados del sistema imperialista. Estos dos polos reaccionarios se oponen, pero al mismo tiempo se refuerzan mutuamente. Apoyar a uno u otro de esos polos anticuados, acabará fortaleciendo a los dos”.

Entre estos dos “sectores anticuados” están las clases dominantes imperialistas, particularmente la de los Estados Unidos, las cuales le han hecho mucho más daño a la humanidad y representan la más grande amenaza. En realidad, la dominación imperialista misma en el Medio Oriente, Indonesia y más allá —junto con la dislocación y trastorno generalizados que esta dominación causa y la corrupción, venalidad y vil represión características de los gobiernos locales que son dependientes del imperialismo y al cual le sirven— le echa mucha leña al fuego del fundamentalismo islámico como respuesta a todo esto, si bien de una manera reaccionaria. Cualquiera que use sus credenciales feministas para legitimar alguna parte de la salvaje agresión imperialista yanqui está moralmente en bancarrota. Si logran hacer eso mientras que se las arreglan para creer en su propia ilusión falsa de que a aquellos que realmente manejan la estructura de poder les importa lo que piensan, bien pueden haberse pasado al reino de la demencia criminal.

Lo que urgentemente se necesita es forjar otro camino — uno que se oponga a AMBAS fuerzas anticuadas y reaccionarias. Y cuanto más se forje esta clase de movimiento y resistencia poderosa en los Estados Unidos, más aire para respirar y más iniciativa dará para los auténticos revolucionarios en aquellas partes del mundo que son justificadamente nidos de odio contra el imperialismo yanqui.

Y lo que se necesita, sobre todo, es una revolución para barrer por completo el capitalismo-imperialismo y todos los sistemas y relaciones reaccionarios y anticuados… todas las formas en que se ha mantenido a la mitad de la humanidad subordinada, degradada, saqueada y despojada por la otra mitad… y todas las formas en las cuales un sistema podrido y asesino gobernado por un puñado relativo de explotadores despiadados esclaviza y oprime a las masas de la humanidad.

Como lo hemos discutido, el capitalismo, especialmente en esta era de capitalismo-imperialismo altamente globalizado, es un sistema mundial de explotación. El capitalismo “moderno” y “democrático”, como se manifiesta en países como los Estados Unidos, encarna y en realidad descansa sobre la explotación, dominación, subordinación, degradación y enajenación de las masas populares dentro de las fronteras de su propio territorio y del cual es inseparable y que una vez más descansa sobre formas aún más extremas de todo eso en otras partes del mundo, particularmente en el tercer mundo. Ningún intento de “reformar” o “perfeccionar” las formas más “modernas” y “democráticas” de esto en la “patria” imperialista podrá arrancar de raíz ni cambiar en lo fundamental las relaciones de opresión “en su territorio”. Para colmo, llevará —en verdad si no siempre con intención— a un intento perverso de unirse al saqueo del resto del mundo para “en el mejor de los casos” negociar a favor de una mejora de la situación de algunos de los oprimidos y discriminados en el país imperialista mismo a cambio de apoyar a los gobernantes imperialistas en su afán de fortificar y expandir su imperio de explotación y saqueo. No solo no liberará a las mujeres, y a otros oprimidos, en ninguna parte, sino que también llevará a la complicidad con los inenarrables crímenes de este sistema y/o a la desilusión y la desmoralización. Una vez más, esta situación tiene una causa simple y básica: este sistema capitalista imperialista se fundó y se basa en relaciones de explotación y opresión y no puede existir sin tales relaciones, sean más “tradicionales” o más “modernas”. No tiene el potencial para abolir todo eso, pero es la fuente principal de todo eso y es el motor principal que lo impulsa y lo impone en el mundo de hoy.

2

¡BASTA YA CON EL CULTO A LA MATERNIDAD!

Después de tres décadas del embate de los fascistas religiosos y la clase dominante que pretende revivir la moral tradicional, “el movimiento de las mujeres” se ha acomodado cada vez más al culto en torno a la maternidad. Estas feministas burguesas se han puesto a la defensiva acerca del aborto y muchas hasta han empezado a presentar la siguiente “ola” de feminismo como la lucha por los “derechos de las madres”.

Pero, aunque hay muchos casos en que mediante engaños o presiones esterilizan a algunas mujeres o les privan de otra forma de la capacidad de tener hijos, particularmente en el caso de las mujeres que son pobres y/o parte de las minorías oprimidas —lo que es algo a que oponerse y combatir vigorosamente—, el principal problema hoy en el mundo respecto a la opresión de las mujeres en particular no es que el derecho de la mujer a tener hijos esté bajo ataque. ¡Todos los días se obliga a millones y millones de mujeres a tener hijos en contra de su voluntad! El derecho de las mujeres a sentirse realizadas como seres humanos plenamente emancipados corre el peligro de ser eliminado.

Luchar por “el derecho de la mujer al respeto como madre” NO es lo mismo que luchar para que las mujeres sean seres humanos plenos en pie de igualdad. Hasta que usted rompa con la noción de que el rol esencial de la mujer es criar hijos, y especialmente si se es defensora de esta idea, aun cuando tenga la mejor de las intenciones, solo terminará reforzando los mismos horrores y atrocidades contra las mujeres y sus niños los cuales estaba decidida a eliminar.

La maternidad no tiene nada de “sagrado”. El papel biológico de la mujer en el parto y la crianza de hijos por necesidad moldeó las primeras divisiones del trabajo en las sociedades en que la gente llevaba principalmente una vida de subsistencia. Entonces, durante miles de años en diferentes formas de sociedades de clase, esta división del trabajo se transformó en una relación de opresión y subyugación impuesta por la familia, por las costumbres y por el estado. Esta la respaldaban la superstición religiosa y la ideología de la supremacía masculina. Pero desde hace mucho ya ha quedado atrás el tiempo en que era necesario que el rol biológico de la mujer de dar a luz y amamantar definiera la vida o el rol de la mujer en la sociedad en general. ¡Eso es algo muy bueno!

No es más “natural” que la mujer participe en la crianza de los hijos que los hombres. Pero por la forma en que se han organizado las sociedades por miles de años y en que se les adoctrina a las personas incesantemente desde que nacen, puede que esta situación parezca natural. No es cierto que la única o la mejor forma para que crezcan los niños y florezcan es estar en una unidad familiar atomizada con la mujer como la principal cuidadora. No se forman los lazos constructivos entre los seres humanos a través de genes o a través de hormonas. Se forman por medio del cariño y la cercanía, el proceso de escuchar y mostrar empatía, enseñar así como aprender y de compartir luchas y alegrías y dolores y el humor y el proceso de descubrimiento. Todas estas son —o pueden ser— cualidades de los seres humanos en general y no deberían ser el terreno —o el deber— exclusivo de un solo género.

Cuando se levante el estandarte de la maternidad como la “próxima ola” de feminismo, ya es hora de decir: ¡Basta! Puede que esta se vista al estilo de Michelle Obama, un poderoso ejemplo de mujer de carrera que dice que “sus hijas están primero”. O esta se puede manifestar en la forma de un personaje ficticio en la taquillera película Juno, acerca de una chica de secundaria que es elogiada por elegir con osadía tener un bebe —y no un aborto— y luego se presenta como una heroína por haberle dado su bebe a una mujer que cree que nunca podrá sentirse realizada si no puede ser madre. Se remacha constantemente el mensaje: la maternidad es la esencia, es el logro supremo y decisivo de ser una mujer. Esto es solo la misma vieja estupidez — una versión ligeramente nueva de la asfixiante vida de los años 1950, con cierta “actualización” pero que aún constituye el mismo reaccionario paquete.

Desde hace muchísimo ha sido necesario establecer un nuevo criterio. Es imposible defender el rol de la madre como la condición típica y más elevada de la mujer sin todo lo que eso conlleva, lo que incluye apresar a la mujer en su biología, la crianza de los hijos, la subordinación al hombre, sujeta a las opiniones y castigos de la supremacía masculina. Alguien que busca sinceramente la emancipación de las mujeres —y de la humanidad como un todo— tiene que romper decisivamente con el culto a la maternidad. Las mujeres son seres humanos con capacidad de estar en pie de igualdad con los hombres y con plena participación en todas las esferas de la sociedad y es necesario valorarlas como tales y que ellas descubran su propia identidad como tales.

Una vez más, para emancipar a la mujer de una condición que de muchas formas es igual a la de los esclavos y para concebir y plasmar un mundo radicalmente diferente y un futuro mucho mejor para la mujer y para la humanidad como un todo, es crucial que la mujer tenga el derecho y la libertad de decidir cuándo o si quiere tener hijos o no, y si quiere casarse o no, y romper con los confines sofocantes de definir el propósito y el valor de una mujer en términos de ser una esposa y madre.

3

UNA “FAMILIA FUERTE” NO ES LA SOLUCIÓN PARA LOS OPRIMIDOS

Mucha gente cree que hoy los oprimidos necesitan “unidades familiares intactas encabezadas por el padre”, que es una creencia que repiten constantemente los portavoces y diversos “modelos de conducta” para la clase dominante, empezando por el propio Barack Obama. Hemos tratado este tema en nuestra declaración “Sobre la opresión del pueblo negro, los crímenes de este sistema y la revolución que necesitamos(Revolución #144, en revcom.us):

“Aunque se ha dado una extendida desintegración de las familias negras en las últimas décadas, esa también ha surgido del funcionamiento de este sistema, que ha asignado a muchos hombres negros a los márgenes de la sociedad, con casi un millón de ellos en prisión mientras lees esto. La base económica para las familias ‘estables, biparentales’ ha sido socavada. Si cada padre negro pudiera participar activamente en el cuidado de cada niño negro, el siguiente hecho aún sería cierto: este sistema no tiene futuro para millones y millones de estos jóvenes, con o sin la presencia del padre.

“Si verdaderamente crees que la familia ‘estable, biparental’ resolverá el problema, échate una mirada a los años del terror del Ku Klux Klan, los linchamientos y la segregación de tipo Jim Crow (con el aval de la ley) en el Sur. En esos tiempos la gran mayoría de las familias negras fueron familias tradicionales biparentales. Pero eso no previno y no pudo prevenir los efectos devastadores de la supremacía blanca y la explotación y opresión capitalistas.

“Pero hay un problema aún más profundo con esta explicación vacía: dirige a los oprimidos hacia un punto de vista que fortalecerá las cadenas de la opresión y los apartará más de la liberación... ‘Restaurar al hombre como cabeza de la familia’ oculta la realidad de lo que eso significa para la mujer — que es exactamente sufrir el trato de esclava, o de ‘favorecida’, o las golpizas, el abuso, el engaño, el acoso sexual y la violación dentro de los ‘sagrados confines’ de la familia (que es muy frecuentemente lo que sucede de hecho). Cuando ves la esencia, esta tontería del ‘derecho legítimo del hombre’ es solamente la cháchara y la mentalidad de un aspirante a amo de esclavos. Toda esta cháchara de la calle de ‘putas y zorras’… todo este odio a los homosexuales, con la cháchara de ‘maricas y putos’, la persecución y las palizas y los asesinatos de alguien cuyos sentimientos sexuales son distintos a ‘lo normal’… toda esta mierda, también, es la misma mentalidad jodida y destructiva.

“No necesitamos eso, ¡y nunca conducirá a la liberación ni a un mundo mejor! Si bien la revolución comunista eliminará inmediatamente las formas en que la sociedad ha obstaculizado el desarrollo de las familias negras, NO lo hará basado en las relaciones y las ideas tradicionales que dominan las familias en la sociedad capitalista, sino basado en la igualdad y el amor y el respeto mutuos, y de mirar hacia adelante a la transformación de toda la sociedad, tal como desencadenar la plena participación de las mujeres en cada esfera. Los hombres negros, y otros hombres, no tienen que ‘aprovechar’ su ‘derecho’ de imponer su dominio en la familia sobre las mujeres y los niños; tienen que alzarse junto con las mujeres en pie de igualdad como parte de emancipar a toda la humanidad.

“Los niños negros no necesitan ‘modelos masculinos de conducta’; necesitan un fin de las condiciones agobiantes que les cortan el paso en cada momento. Necesitan la revolución, y necesitan modelos revolucionarios de conducta, tanto de mujeres como de hombres.Tienen que ver a hombres y mujeres quienes se ponen de modelos del respeto y la igualdad mutuos que reflejan el mundo por el que estamos luchando: un mundo liberado completamente nuevo en que las jóvenes se crecen fuertes sin temor a la violación, la degradación ni el abuso, en que no se tacha a ningún niño de ‘ilegítimo’ y en que los hombres, tal como los demás, se sienten valorados contribuyendo a la mejora de toda la humanidad por medio de la transformación revolucionaria de toda la sociedad, en lugar de beneficiarse de un poquitín de la opresión de este mundo de pesadilla”.

4

“ELEGIR” SER UN OBJETO SEXUAL NO TIENE NADA DE LIBERADOR

Una de las cosas buenas de las luchas de los años 60 y 70 fue la manera que desafiaron el estigma y la vergüenza en torno a la sexualidad de la mujer. La “revolución sexual”, como se le ha llamado, tenía muchos aspectos positivos: alentar la discusión franca y sana acerca de la sexualidad de la mujer, el cuerpo de la mujer, la homosexualidad y aun el derecho de la mujer a disfrutar el sexo sin trabas y a explorar su propia sexualidad sin ser objeto de degradación por ello.

Al mismo tiempo, se desarrolló esta situación en un contexto más amplio del patriarcado y la mercantilización capitalista de todo, por ejemplo la sexualidad. Por consiguiente, se tergiversó y se deformó una buena parte de estos logros en formas poco disfrazadas de la centenaria supremacía masculina. La pornografía proliferó y asumió un nuevo aire de “respetabilidad”, aunque se volvió más violenta, degradante y sádica. En lugar de luchar por eliminar de plano la cosificación sexual y las relaciones íntimas de que te usen y de que abusen de ti, alguna gente luchó por el “derecho” de la mujer a también sacar una tajada. Se consideraba como “mojigata”, “beata” y “puritana” a la gente que se oponía a esto.

Hoy, los varones de universidades elitistas y colegios urbanos proclaman abiertamente el código de “los hermanos antes que las putas”. Las chicas aprenden de joven que si no quieren ser objeto de exclusión de parte de sus coetáneos tienen que encontrar su lugar en un paisaje de ligues casuales y mamadas o chupadas “sin contenido” (siempre a la manera de él). Y se halla siempre cerca de la superficie la realidad de que las mujeres que no participen “de manera voluntaria” con frecuencia se encuentran ante la coacción o la franca obligación de tener relaciones sexuales y a menudo descubren fotos o videos degradantes de sí mismas circulando como hazmerreíres en móviles con cámaras y en Facebook.

Mientras que se felicita a los chicos que participan en esta actividad o al menos se les disculpa (“Ya sabes, los chavos siempre se portarán como chavos”), a las chicas las avergüenzan, las aíslan y las desprecian. Los fundamentalistas cristianos propagan vilmente esta vergüenza y luego le sacan provecho predicando que el valor de la chica se reduce a su virginidad e insistiendo que los padres ejerzan un control y vigilancia aún más severos.

Y está la generación “post-feminista” aparentemente más sofisticada, pero muy confundida, amamantada con los “logros femeninos” y la vinculación afectiva entre mujeres al estilo de Sexo en la ciudad. Pero francamente sería bochornosa si no fuera tan venenosa la idea de que comprar zapatos escandalosamente carísimos, coger o follar a charlatanes financieros de pesos pesados y obsesionarse sin fin con las llamadas “amiguitas”, de alguna manera “le da poder a la mujer”. Lo único que ello hace es apuntar la mira de la mujer joven hacia la vacuidad, estrechez, narcisismo y en esencia la satisfacción propia con el mundo como es, del cual ocupa una buena parte su propia posición subordinada como mujer.

Y las que por un tiempo logran convencerse de que de alguna forma esta “elección” les da poder, solo pueden hacerlo aceptando los términos que las degradan a ellas mismas y a otras mujeres en un contexto de supremacía masculina. Y yendo más a fondo, una no tiene el “derecho de ser sexy” o de ser la “dueña de su propio cuerpo como una mercancía sexual” sin un mundo que alienta la noción de que se debe valorar a la mujer por su cuerpo y su atractivo sexual, y ese mundo dicta y se ceba del envío transfronterizo de muchas mujeres como esclavas humanas en burdeles y “centros de recreo y placer” para las tropas estadounidenses y novias hechas al pedido. Nadie debería tener el deseo de hacer las paces con eso ni buscar su camino en eso.

Junto con estas ideas distorsionadas y vacías de “dar poder”, se promueve muy ampliamente la ilusión falsa de que, en los países como Estados Unidos, las mujeres —y en particular las mujeres que son blancas y de la clase media— ya no tienen “ningún límite y ninguna restricción” sobre lo que puedan ser, cuando en realidad sus proyectos, además de sus aspiraciones, están condicionados y en última instancia confinados dentro de las relaciones imperantes de esta sociedad. Para las mujeres —y entre ellas hay muchas, sobre todo entre las jóvenes— que se dejan llevar por tales ilusiones, en muchos, muchos casos esta situación las conduce de nuevo a la desilusión, la desmoralización y la depresión, pues o no pueden realizar sus aspiraciones y “sueños”… o en general sus esperanzas y sueños se tropiezan con la realidad de que Estados Unidos sigue siendo una sociedad caracterizada por el patriarcado y la dominación masculina y por las muchas formas en que en una sociedad como esta “se subvalora” y se degrada a las mujeres, además de otros… y todo eso rodea a las mujeres —no solamente a las más pobres sino a las mujeres con más privilegios— desde todos los ángulos y se inmiscuye en sus relaciones más personales e íntimas.

MUCHO MÁS RADICAL,
MUCHO MÁS LIBERADOR

Los caminos falsos y callejones sin salida que hemos examinado son inútiles si no peores. No solamente se quedan cortos de lo que los tiempos exigen y el potencial que existe ya para la emancipación auténtica — conducen en sentido contrario a la verdadera solución. Llevan a la gente a pensar con estrechez, como individuos que se ocupan solamente de sí mismos y que están atrapados por los horribles límites de la realidad actual.

El capitalismo no ha traído la emancipación de la mujer, y no lo puede hacer. El capitalismo meramente ha cambiado las formas de la opresión de la mujer y ha disfrazado la naturaleza estructural de ella dejando que las mujeres, así como los hombres, se vean como individuos aislados — lo que así oculta la subyugación sistémica y sistemática que ellas, y otros que son objeto de la opresión, enfrentan. Mientras que la lucha por la igualdad para la mujer es una parte absolutamente esencial de liberar a la mujer, en sí ni siquiera es lo suficientemente radical. Si se limita la lucha por la igualdad a los estrechos horizontes del mundo capitalista y si se deja intacto el propio sistema del capitalismo, la mujer puede llegar a ser “en el mejor de los casos” la “dueña” de sí misma como mercancía o puede tener control sobre otros, tratándolos en efecto como mercancías — pero nunca puede romper con los confines estrechos y restrictivos de este sistema explotador.

En muchos sentidos, y particularmente para los hombres, la cuestión de la mujer y el querer eliminar por completo (o preservar) las relaciones de propiedad y sociales existentes, con su correspondiente ideología, que esclavizan a la mujer (o quizá “solo un poquito de ella”) es un criterio de prueba entre los mismos oprimidos. Es una línea divisoria entre “querer ser parte” o realmente “querer zafarse”: entre luchar por acabar con toda la opresión y explotación —y la mismísima división de la sociedad en clases— o por conseguir una tajada en última instancia.

Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

De hecho, como hemos explicado, la opresión de las mujeres surgió con la primera división de la humanidad en clases. Aunque el capitalismo no puede liberar a la mujer, ha creado la base para una revolución que por fin podría poner fin no solamente a esta o aquella forma de opresión o explotación, sino a la explotación y la opresión en general. Pero a fin de hacer eso, esta revolución debe hacer suya, como componente fundamental y central, la emancipación de la mujer.

Esta revolución y este futuro sí son posibles. Y es la visión de este mundo que ha de ser nuestra guía hoy, con respecto a la dirección en que proponemos ir como a la manera en que vivimos y nos relacionamos a través de la lucha para alcanzar ese futuro.

Esto quiere decir que hoy tenemos que luchar para romper todos los obstáculos en el camino hacia la plena emancipación de la mujer en todas las esferas de la sociedad y su plena participación en todos los aspectos de la lucha para transformar la sociedad. Esto quiere decir librar la lucha para transformar todas las relaciones entre hombres y mujeres, para crear una atmósfera que no solo apoye el desafío e impaciencia de la mujer por alcanzar la plena emancipación sino que efectivamente aumente y aliente dicha impaciencia como una fuerza que puede conducirnos a todos hacia adelante. Esto quiere decir que los hombres tienen que cambiar de actitud, ahora mismo y no en algún momento del futuro, para que estén luchando por un mundo en que en serio valga la pena vivir y creando la mejor atmósfera para desencadenar plenamente a las mujeres en la lucha que libramos hoy.

EL PODER ESTATAL REVOLUCIONARIO,
LO MÁS LIBERADOR

Imagínese que si tanto la rabia reprimida como la creatividad y el anhelo de vivir de un modo diferente que arden al interior de las mujeres se desencadenaran y contaran con una dirección consciente; si se convirtieran en chispa no solo para desafiar toda forma de opresión contra las mujeres sino contribuir al desarrollo y a la revolucionarización de la sociedad y el mundo entero.

Imagínese que si la mitad de la humanidad ya no estuviera obligada a vivir siempre consciente de que en cualquier momento del día o de la noche, en la casa o en la calle, pudiera ser objeto de un ataque y violación, de parte de soldados conquistadores, depredadores desconocidos y las más de las veces sus propios “amantes”. Imagínese cómo se sentiría si las mujeres pudieran recorrer la tierra verdaderamente libres de ese tipo de miedo.

No es solo un sueño — es posible.

Imagínese que si nunca jamás una mujer tuviera que saber qué significa vender su propio cuerpo como último recurso desesperado para poder dar de comer a sí misma o a sus hijos o de otra forma vivir la sexualidad bajo la coacción o de manera obligatoria.

Imagínese que si la sexualidad y la intimidad fueran algo en que pudieran participar todos solamente de manera libre y voluntaria y sobre la base del respeto mutuo, la igualdad y el deseo compartido. Imagínese un mundo en que los jóvenes crecieran con la educación y apoyo que necesitan para poder explorar relaciones personales y sexuales sanas cuando estén listos sin estar agobiados por amenazas físicas o el daño emocional innecesario.

No es solo un sueño — es posible.

Piense en qué quiere decir que hoy para los hombres no hay ningún insulto que les duela más que se le llamara un “puto” o “maricón”. Ahora, imagínese un día en que la gente del futuro repasara las restrictivas nociones de género de hoy —de lo que implica ser un “hombre” y lo que implica ser una “mujer”— como si fueran alucinantes idioteces del pasado opresivo de la humanidad.

Imagínese una sociedad en que no se valorara a la mujer según las normas de la belleza física y no se redujera su valor y potencial humano a una u otra parte del cuerpo sino en que al contrario se relacionara con ellas como seres humanos en el sentido completo.

Imagínese que si todas las mujeres tuvieran acceso al aborto y al control de la natalidad cuando los quisiera, sin estigmas ni disculpas. Imagínese que si todo el mundo aprendiera tanto la ciencia con respecto a la biología de la mujer como la ciencia y el método científico más ampliamente, para que nunca jamás los llamados “santos varones” pudieran traficar con la ignorancia de la gente para amontonar sobre las mujeres el peso de la tradición, los grilletes de la maternidad obligatoria y la asfixia de la vergüenza por haberse ejercido esos derechos más fundamentales.

Esto no es solo un sueño —es posible— y clama con urgencia por concretarse.

Pero imagínese más que eso.

Imagínese que un nuevo estado revolucionario y su dirección comunista insistieran en todo eso y que le dieran orientación y recursos. Ahora imagínese si en ese contexto y sobre esa base se desencadenara un proceso general en que se alentaran el debate y el disentimiento a lo largo de la sociedad; en que no hubiera represión contra quienes tuvieran impaciencia con el ritmo del cambio, sino que al contrario se les diera una plataforma desde la cual hacer críticas y se les diera espacio para experimentar. Imagínese si personas de todas partes de la sociedad y de diferentes orígenes estuvieran trabajando juntas para echar al vacío y cambiar radicalmente todas las relaciones humanas establecidas a través de miles de años de cadenas de tradición.

Imagínese que en vez de ser un lugar donde con frecuencia se frustran las necesidades de amor y compasión de la gente y en que hasta se burla de ellas, las familias mismas se sometieran a una transformación radical. Imagínese que los matrimonios y las relaciones de pareja estuvieran forjados sobre una base verdaderamente voluntaria donde el amor, el respeto, la compasión y la igualdad caracterizaran cada vez más la manera en que las personas se relacionaran entre sí en toda la sociedad. Imagínese que la gente tuviera privacidad y pudiera estar libre de presiones dentro de sus casas, pero al mismo tiempo que todo el mundo supiera que si sufriera algún abuso o cualquier forma de degradación, que en caso de denunciarlos, luchar en su contra o marcharse, contaría con apoyo en la sociedad y sus instituciones.

Imagínese que las personas pretendieran ir aún más lejos, desarrollando nuevas formas de comunidad y nuevos caminos en que se respaldaran entre sí y se florecieran mutuamente, que cada vez más desmantelaran la institución de la familia que está basada en los lazos limitados, y que se vienen achicando, del parentesco biológico y crearan cada vez más la base para por fin trascender esa institución.

Imagínese que de diversas formas en la transición a ello, entre comunidades diferentes y sus interrelaciones, la sociedad en conjunto —tanto hombres como mujeres— empezara a asumir la responsabilidad y a encontrar dicha en la crianza de las nuevas generaciones. Los niños ya no serían la propiedad de los padres ni se esperaría que cumplieran los sueños de estos, ni carecerían de opciones a causa de las penurias que vivían sus padres — y la idea de “ilegitimidad” de nuevo perdería vigencia y se le consideraría la noción anticuada y atroz que es. Imagínese que una nueva generación entera creciera con juegos que no inculcaran en su mente la noción de que los niños son mejores que las niñas o que existen personas mejores que otras. Imagínese que creciera cada nueva generación imbuida de los valores de una nueva sociedad que le da prioridad al bien común mientras desencadena el pensamiento crítico, la creatividad y la expresión individual.

Imagínese una sociedad en que ya no se encauzaran las energías creativas por nuevos caminos siempre más bajos de degradar a la mujer y agravar las opresivas divisiones sociales, sino que en vez de eso, se integrara a las amplias masas, libres de las restricciones del género o cualquier otra división social desigual y opresiva, al proceso de crear arte que eleve el espíritu de la gente, que rete a pensar de manera crítica y que expanda sus horizontes. Imagínese que los niños y los hombres no estuvieran enredados en la estúpida y explotadora “cultura machista”, que ya no fueran objeto de la influencia de toda una vida de bombardeo de imágenes de cuerpos de mujeres, semidesnudas y medio muertas de hambre, que se usan para vender desde los bienes de consumo hasta ideologías y guerras, sino que en cambio, los niños y los hombres fueran capaces de relacionarse con las mujeres como seres humanos en pie de igualdad. Imagínese el florecimiento de esta cultura radicalmente nueva y liberadora basada en la igualdad y el respeto mutuo entre hombres y mujeres, entre diferentes culturas y nacionalidades, rebosante de diversidad, llena a la vez de diversión como también de seriedad, de significado como de humor, pensamiento crítico así como también exploración y belleza.

Imagínese la manera en que todo eso crearía una atmósfera totalmente distinta en que las personas se conocerían y se relacionarían entre sí. Imagínese por eso las conversaciones que nacerían y la nueva manera de pensar que surgiría. Imagínese que, como dijo una joven mujer que ya había expandido sus horizontes entrando al movimiento revolucionario, “entraras a una cafetería y oyeras a las mujeres conversando sobre filosofía y sobre cómo resolver los problemas más grandes de humanidad en vez de estar hablando del tamaño de sus nalgas”. Imagínese cómo todo eso pudiera contribuir a avivar y a dar iniciativa a innovaciones en las ciencias y en los deportes, en la educación y la filosofía, y en otras esferas de la actividad y pensamiento humano y a interactuar de forma positiva con ellas.

Imagínese que no se aplastaran ni se suprimieran los brotes de lucha en contra de los vestigios de la opresión de la mujer sino que se les alentaran, dándoles vida y habilitándolos a jugar un papel crucial en el proceso de cambiar al mundo — aunque se estuvieran topando con otras actividades importantes para resolver necesidades sociales concretas o que los “interrumpieran”. Si se dispusiera de una dirección de forma tal que estos retos también llegaran a ser parte de aprender más a fondo acerca de las transformaciones sociales que se necesitarían y cómo se podría satisfacer las necesidades de la sociedad de nuevas formas que concordarían con la meta final de un mundo comunista libre de todas las formas de opresión y explotación y que representarían un avance vivo en esa dirección.

¿Utópico? No, en absoluto.

Todo eso no solamente es posible, sino que se lograron enormes avances en esa dirección durante la primera etapa de la revolución comunista. Así fue el caso en particular en China de 1949 a 1976, bajo la dirección de Mao Tsetung. Ahí, en menos de una década la prostitución había desaparecido como fenómeno social y las mujeres podían caminar solas y sin miedo en la noche en grandes ciudades como Shanghai. El dicho, común entre los hombres campesinos, de que “Una esposa es como una yegua comprada; la cabalgaré y le pegaré a gusto”, se reemplazó con uno nuevo: “¡Las mujeres sostienen la mitad del cielo!”. Muchas tareas que habían mantenido a la mujer encerrada en la casa —por ejemplo el cuidado de los niños, la cocina y la lavandería— se hacían de nuevas formas colectivas. Las mujeres se sumaban a las labores de producción, abordaban los asuntos del estado, entraban a las fuerzas armadas, iban a la escuela y llegaban a ser líderes del partido revolucionario. Los hombres también empezaban a cambiar y relacionarse con las mujeres de una nueva manera, trabajando juntos a ellas en la esfera pública y transformando el ámbito doméstico al compartir el cuidado de los niños y los quehaceres de la casa, partiendo de una visión de igualdad.

Un aspecto muy importante fue que las artes y la cultura en general se transformaron radicalmente, de manera que toda una generación de muchachas y mujeres jóvenes crecieron con héroes que eran mujeres fuertes y seguras de sí mismas, y nunca se les ocurrió que no pudieran hacer las mismas cosas que hacían los muchachos. Veamos un ejemplo concentrado: antes de la llegada de la revolución al poder, la práctica de “vendarse los pies” —de romper los huesos de los pies de las muchachas y luego vendárselos para que apenas pudieran caminar, en nombre de hacerles “tener más atractivo sexual”— fue muy generalizada y así fue por cientos de años. La revolución china puso fin a esa práctica cruel y, es más, en menos de dos décadas las mujeres del ballet chino desafiaron la tradición para representar a luchadoras revolucionarias y soldadas, y abrieron nuevos caminos con la creación de nuevas formas de atletismo femenino y una nueva estética en el ballet, ¡y en el arte y la cultura en general!

Claro, la opresión de la mujer no se eliminó por completo. Miles de años de relaciones opresivas no desaparecen de la noche a la mañana; de hecho se requiere una lucha persistente, incluso después de la toma del poder, para arrancar esos vestigios de la vieja sociedad. Cada avance descrito arriba se logró solo después de una lucha aguda de decenas y cientos de millones de mujeres, y de hombres. Pero lo más increíble es que se lograron tantos cambios y la rapidez con que los cambios se hicieron de maneras radicalmente nuevas. El poder estatal estaba en manos de las masas y la dirección revolucionaria de la sociedad respaldó y dio la iniciativa a los que impulsaban los avances, y luego luchó para extender esos avances por toda la sociedad.

Es cierto que en China se revirtió la revolución y se restauró el capitalismo después de la muerte de Mao Tsetung en 1976 (siguiendo a la restauración del capitalismo en la anteriormente socialista Unión Soviética dos décadas antes). Como parte esencial de esta restauración del capitalismo, ha vuelto con creces la opresión de la mujer, no solamente con la discriminación sistemática  contra las mujeres y la degradación de ellas sino la endémica prostitución y la matanza de bebitas conforme a la situación reinante en que de nuevo se les considera a las mujeres de menos valor que los varones. En El comunismo: El comienzo de una nueva etapa, un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos 8 , hemos analizado no solamente los motivos de esta revocación del socialismo y las lecciones que se deben extraer de este duro revés sino también los enormes logros de la revolución y la experiencia del socialismo en China (así como la experiencia más amplia del movimiento comunista revolucionario en conjunto en el mundo y a lo largo de la historia), todo lo cual es crucial para poder volver a forjar el camino hacia adelante, llevar a cabo nuevos adelantos grandes y lograr cosas aún mejores en el camino de la revolución y el comunismo. Es importante señalar aquí que la realidad de lo que se logró durante el período relativamente corto del socialismo en China (así como los otros avances importantes, si bien sin un alcance tan trascendental, en la Unión Soviética cuando esta era un país socialista) señala de modo muy potente el potencial para la realización final de la emancipación de las mujeres, y de la humanidad en su totalidad, de todas las cadenas de la tradición, de todas las relaciones explotadoras y opresivas y de todos los modos de pensar que acompañan y refuerzan dichas relaciones.

Resumiendo y analizando tanto los enormes logros como las deficiencias de la concepción, método y práctica de estas primeras revoluciones, junto con exploraciones más amplias en otros campos, Bob Avakian, el presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, ha forjado una nueva síntesis acerca de la revolución y el comunismo. Jamás ha existido una corriente de pensamiento o actividad humana más radical con respecto a la emancipación de las mujeres que el comunismo; y el comunismo jamás ha sido más visionario, radical y científico que en su desarrollo por medio de la dirección de Bob Avakian.

Con respecto a la lucha para derrocar el dominio del capitalismo-imperialismo y luego al avance en la nueva sociedad por el camino socialista hacia la meta final de un mundo comunista, Bob Avakian ha hecho hincapié en un papel aún mayor para la lucha en la esfera de la ideología. Ha subrayado tanto la necesidad de la vitalidad y fermento en general en la sociedad como la necesidad de un intercambio continuo entre las transformaciones económicas y políticas que se llevan a cabo y los debates que arden en las esferas de la ciencia, la filosofía y las artes. Ha reconocido la necesidad de poner en marcha aún más formas para derribar las barreras que impiden la participación en todas las esferas de la sociedad y la lucha por cambiar la sociedad de parte de las personas a que anteriormente se les excluyó del trabajo intelectual. En una parte importante de esta nueva síntesis ha venido insistiendo en una orientación de reconocer el papel constructivo de la actual lucha para arrancar de raíz todo vestigio de la opresión de la mujer (así como otros restos de la sociedad opresiva) en el proceso global de revolucionar todas las relaciones y modos de pensar de los seres humanos y la dirección revolucionaria debe acoger todo eso y desencadenarlo como parte de prevenir cualquier tendencia a “sentarse sobre los laureles” en vez de hacer avanzar y forjar la lucha hacia el comunismo. Avakian ha señalado la necesidad de analizar más profundamente las estructuras de esta opresión y los medios para poder dejarla atrás, por ejemplo, por medio de más síntesis científica de la experiencia de las sociedades revolucionarias del pasado, y de emprender de una forma aún más potente resistencia en la práctica a dicha opresión, incluso la lucha revolucionaria, no solo después sino también antes de la toma del poder estatal, empezando ahora mismo.

Durante todo el tiempo que Bob Avakian ha desempeñado el papel de líder del Partido Comunista Revolucionario, ha venido insistiendo en que hoy el movimiento revolucionario sea una manifestación viva de las nuevas relaciones sociales entre los hombres y las mujeres y una nueva moral que engendre el respeto e igualdad mutuos. Como lo expresó ya hace casi tres décadas:

“En muchos sentidos, y particularmente para los hombres, la cuestión de la mujer y el querer eliminar por completo (o preservar) las relaciones de propiedad y sociales existentes, con su correspondiente ideología, que esclavizan a la mujer (o quizá ‘solo un poquito de ella’) es un criterio de prueba entre los mismos oprimidos. Es una línea divisoria entre ‘querer ser parte’ o realmente ‘querer zafarse’: entre luchar por acabar con toda la opresión y explotación —y la mismísima división de la sociedad en clases— o por conseguir una tajada en última instancia”.  (¿Un fin horroroso, o un fin al horror?, RCP Publications, 1986, p. 58. )

ESTA REVOLUCIÓN SÍ ES POSIBLE.
ESTE MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO SE NECESITA AHORA MISMO.

UN RETO

En las mujeres de todo el planeta bulle una reserva de furia latente.

Traerla a la superficie, desencadenar esta furia y templarla como una fuerza poderosa para una revolución en realidad...

Emprender la lucha por la liberación de la mujer como una parte esencial de la emancipación de la humanidad en conjunto...

Desarrollar una poderosa y consecuente resistencia contra todo ataque a las mujeres hoy...

Modelar una moral completamente distinta y emancipadora con raíces en la meta y la lucha para arrancar de raíz toda forma de explotación y opresión...

Estudiar y aplicar la ciencia radical y verdaderamente liberadora del comunismo la cual este Partido y su líder, Bob Avakian, han hecho avanzar...

Todo eso es la responsabilidad —y la oportunidad— de todos los que anhelan un mundo diferente.

Estamos viviendo en un tiempo de gran peligro — un tiempo cuando las mujeres por todo el planeta se encuentran bajo un embate implacable. También estamos viviendo en un tiempo cuando por primera vez en la historia de la humanidad es posible no solo soñar sino también luchar por alcanzar un mundo cabalmente distinto en que podrá florecer la humanidad en conjunto; por deshacernos por fin y de una vez para siempre del velo y el gran peso de la opresión de la mujer y hacer surgir un nuevo día liberador para todo el mundo.

De nuevo citamos la Constitución de nuestro Partido:

“No existe ninguna causa mayor, ningún objetivo mayor a que dedicarnos la vida”.

 

Notas

1 Eric Baculinao, “China grapples with legacy of its ‘missing girls,’” MSNBC, 14 de septiembre de 2004 [regresa]

2 Jack Hitt, “Pro-Life Nation,” New York Times Magazine, 9 de abril de 2006 [regresa]

3 Roy Walmsley, “World Female Imprisonment List,” (King’s College, Londres, 2006) [regresa]

4 “War Against Women: The Use Of Rape As A Weapon In Congo’s Civil War,” 60 Minutes, 17 de agosto de 2008; “Gang Rape, Torture and Enslavement of Muslim Women Charged in ICTY’s First Indictment Dealing Specifically With Sexual Offences,” comunicado de prensa de ICTY (Tribunal Criminal Internacional Criminal para la ex Yugoslavia), 27 de junio de 1996 [regresa]

5 “Stop Violence Against Women Campaign,” Amnistía Internacional Estados Unidos. Según “Intimate Homicide Victims by Gender” (Departamento de Justicia estadounidense, Buró de Estadísticas de Justicia), 1.181 mujeres en Estados Unidos eran víctimas de “homicidio íntimo” en 2005. O sea, aproximadamente tres al día. [regresa]

6 Constitución del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, RCP Publications, 2008, pp. 3-4. En línea en revcom.us [regresa]

7 Afif Sarhan, “Hitmen charge $100 a victim as Basra honour killings rise,” Guardian, 20 de noviembre de 2008 [regresa]

8 El comunismo: El comienzo de una nueva etapa, un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, RCP Publications, 2008. En línea en revcom.us [regresa]

 

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Tortura, entrega y detención… al estilo de Obama

Aquellos que pensaban que terminaran la pesadilla de entregas, prisión indefinida y tortura cuando Obama reemplazara a George Bush deberían dar una mirada al caso de Binyam Mohamed.

En el 2002 Mohamed, un etiope de 32 años que vivía con condición de refugiado en Gran Bretaña, se volvió víctima de entrega cuando estaba de visita en Pakistán. “Entrega” es la práctica de Estados Unidos de detener a personas en el extranjero y meterlas en una prisión secreta de la CIA o llevarlas a un tercer país donde pueden torturarlos y/o asesinarlos. Esta práctica empezó en 1993 bajo el presidente demócrata Clinton y Bush la llevó a otro nivel, cuando llegó a ser conocida como “entrega extraordinaria”.

Mohamed fue llevado desde Pakistán en un avión operado por Jeppesen DataPlan, Inc. —una subsidiaria de Boeing y contratista de la CIA— a Marruecos, donde fue torturado por 18 meses por agentes de inteligencia marroquíes. Fue de nuevo entregado en un avión operado por Jeppesen a Afganistán donde fue torturado aún más. En 2004 fue entregado por tercera vez al campo de tortura de Guantánamo. Poco antes de su puesta en libertad a fines de febrero de 2009, Mohamed se unió a una huelga de hambre con otros 45 detenidos de Guantánamo, donde lo alimentaron a la fuerza amarrado a una silla.

En el 2007 la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) entabló una demanda federal contra Jeppesen DataPlan a favor de Mohamed y otros cuatro detenidos. La demanda sostiene que Jeppesen colaboraba con la CIA en la violación de leyes internacionales para proveer aviones y tripulación para “desaparecer” a cinco hombres, torturarlos y detenerlos sin cargo alguno.

De acuerdo a un memorial legal en esta demanda, en Marruecos Mohamed “fue golpeado rutinariamente sufriendo ruptura de huesos y en ocasiones pérdida de conciencia. Le quitaron la ropa con un bisturí y con ese bisturí se le hicieron incisiones en el cuerpo incluyendo el pene. Vertieron un líquido caliente y ardiente en las heridas del pene…”.

Tan pronto como se puso la demanda, la administración Bush convenció a un juez federal de que se anulara el caso por poner en riesgo “secretos de estado”. El uso del “privilegio de secretos de estado” por el gobierno estadounidense para suprimir evidencia específica en los tribunales tiene una larga historia. Pero como parte de su estrategia para expandir mucho sus poderes presidenciales, el régimen de Bush usaba ese instrumento para anular casos enteros, como las demandas que cuestionan las detenciones indefinidas o el programa de intervención telefónica ilegal que espiaba a millones de personas.

Glenn Greenwald señala en su diario digital de asuntos legales muy leído en Salon.com que esta aplicación del privilegio de secretos de estado “pone al presidente y sus aliados más allá y por encima del estado de derecho, porque le da poderes para violar la ley y luego impedir que las víctimas u otra persona los hagan responsables ante un tribunal”.

La ACLU apeló la decisión a mediados del 2008, cuando la campaña de Obama estaba fustigando la política de Bush sobre los secretos de estado. El website barackobama.com dijo entonces: “La administración Bush ha ignorado las reglas de revelación pública y ha invocado un recurso legal conocido como privilegio de ‘secretos de estado’ más que cualquier otra administración anterior para hacer que se anulen los casos en tribunales civiles”.

Pero ahora como presidente, Obama está tomando la misma posición de Bush en el asunto de secretos de estado. El9 de febrero en una audiencia de una corte federal en el caso de Mohamed, Douglas Letter del Departamento de Justicia de Obama invocó el “privilegio de secretos de estado” para exigir que la demanda de ACLU sea desestimada. Según se informa, esa demanda tomó por sorpresa a los jueces. Un juez “sorprendido” le preguntó a Setter: “¿No pesa el cambio del presidente del gobierno federal?” Letter respondió: “No” y dijo que “se había examinado detenidamente esta posición con los funcionarios apropiados de la nueva administración”. Incluso emitió una advertencia: “Los jueces no deberían jugar con fuego”.

Ben Wizner, defensor de ACLU para los cinco detenidos de Guantánamo, dijo: “Esta fue una oportunidad para que la nueva administración tomara medidas concretas de acuerdo a su condena de la tortura y la entrega pero en cambio ha elegido seguir en lo mismo”.

Las órdenes de Obama

El 22 de enero, el segundo día de su presidencia, Obama firmó tres órdenes ejecutivas que al inicio causaron entusiasmo entre aquellos que odian profundamente la tortura y los crímenes realizados por el régimen de Bush.

La primera orden pide el cierre de Guantánamo “tan pronto como sea viable, no más de un año”  y suspender los juicios de las Comisiones Militares de Bush, que en esencia son farsas de juicios donde los acusados no tienen derechos. Los detenidos serán llevados a sus países de origen, traídos a Estados Unidos para continuar en detención, o enjuiciados en una corte civil.

La segunda orden, sobre las políticas de detención, pide un grupo de trabajo especial para “identificar opciones legales para la disposición de individuos capturados o detenidos en conexión con conflictos armados y operaciones contraterrorismo”. 

La tercera orden, sobre interrogatorios, dice que el tratamiento de los detenidos debe acatar las prohibiciones de  la tortura y otros abusos bajo los Convenios de Ginebra y otras leyes internacionales y de Estados Unidos.

Estas órdenes son distintas en cierta forma a las que salieron de la Casa Blanca de Bush. ¿Pero precisamente qué es lo que ha cambiado?… y ¿qué es lo que NO ha cambiado? En la demanda de la ACLU a favor de los cinco detenidos de Guantánamo, Obama actuó exactamente como Bush, utilizando la justificación de los “secretos de estado” para anular un juicio.  En las últimas semanas ha habido indicaciones reveladoras de las políticas de Obama que deberían inquietar profundamente, y exigir resistencia, de parte de todos los que han sido convencidos con la promesa de un “cambio” real bajo la nueva presidencia.

Entregas sin duda

En su libro Contra todo enemigo: La guerra americana contra el terror desde adentro, Richard Clarke, ex funcionario de “contraterrorismo” de Clinton, recuerda las objeciones de un abogado de la Casa Blanca a una entrega planeada porque violó el derecho internacional. El entonces vicepresidente Al Gore se rió y dijo: “Sin duda alguna. Claro que es una violación del derecho internacional. Por eso es una acción encubierta. El tipo es un terrorista. Vayan y deténganlo, carajo”.

Es verdad que las entregas experimentaron un salto con Bush, quien descaradamente anunció que Estados Unidos estaba secuestrando a personas de la calle y torturándolas. Pero como revela Clarke, las entregas eran la norma —sin duda— bajo Clinton. La diferencia principal al gobierno de Bush es que Clinton mantenía esta práctica “encubierta” en general, y ahora Obama retoma la política de “no diga nada, hágalo, punto” en cuanto a las entregas. O como dijo Walter Slocombe, el subsecretario de Defensa de Clinton, la única diferencia entre la entrega demócrata y la republicana es que los demócratas “taladraron agujeros en las cajas” (según Reuel Marc Gerecht, ex agente de la CIA, en un artículo de opinión-editorial en el New York Times del 13 de diciembre de 2008, “Out of Sight” [Fuera de la vista]).

El primer día de la sesión de su confirmación ante el Senado al principio de febrero, Leon Panetta, el nominado a nuevo jefe de la CIA, criticó a Bush por entregar presos “para la tortura”. Pero el siguiente día, el republicano Kit Bond lo interrogó y le exigió que Panetta mostrara la evidencia en apoyo a su afirmación o que la retractara. Panetta se retractó públicamente: “No me di cuenta de la validez de aquellas afirmaciones”. En otras palabras, Panetta estaba declarando que el testimonio de víctimas como Binyam Mohamed y otra evidencia de la tortura yanqui no tienen validez ni fundamento.

En el mismo testimonio, Panetta dejó en claro que Obama continuaría las entregas a otros países, pero solamente con “garantías” de que los presos “no recibirían un trato inhumano”. Pero Bush y compañía también afirmaron haber recibido “garantías” de que los presos sujetos a entrega no sería objeto de maltrato, aunque surgió mucha evidencia de que aquellos presos de hecho fueron objeto de tortura o asesinato.

No torturamos... a menos que tengamos que hacerlo

Los abogados de Bush impulsaron una doctrina legal alegando que el presidente, como comandante en jefe en tiempos de guerra, no está sujeto a ninguna restricción respecto a dar órdenes para aplicar la técnica de ahogamiento simulado (submarino) u otros métodos de tortura. En contraste, Obama dice que la interrogación de detenidos debe acatar los lineamientos del Manual de Campo del Ejército de Estados Unidos. Pero ese Manual incluye el “Anexo M”, el que permite el aislamiento de presos por períodos de 30 días (que se pueden repetir) y el uso de técnicas como la privación de sueño, los cuales son ampliamente considerados como tortura.

Y Panetta dijo abiertamente en la audiencia sesión de confirmación que aprobaría la tortura cuando un preso supuestamente tuviera información sobre un ataque inminente a Estados Unidos. Dijo, “Si tuviéramos la situación de una bomba haciendo tictac y yo pensara que lo que estábamos haciendo no bastaba, no dudaría en acudir al presidente y pedir cualquier autorización adicional que necesitáramos”.

La insidiosa lógica que motiva las palabras de Panetta es: “No torturamos... a menos que realmente tengamos que hacerlo”. La diferencia ahora es que en los tiempos de Bush, su equipo prácticamente se jactó de que torturaba, mientras que el nuevo equipo de Obama, al reconocer que esa actitud había alienado fuertemente a una enorme cantidad de personas por todo el mundo y en Estados Unidos y que había puesto en duda la legitimidad general de su “guerra contra el terror”, está retomando partes esenciales de la misma política, mientras que pronuncian palabras de doble faz y engaños.

Continúan las detenciones indefinidas

Las órdenes de Obama del 22 de enero piden el cierre de Guantánamo y las prisiones secretas de la CIA. Pero él no va a cerrar las prisiones yanquis en Irak donde están presos 50.000 civiles, ni tampoco la enorme nueva prisión yanqui en Bagram, Afganistán. Y sus órdenes no han puesto fin a las detenciones sin juicio por períodos indefinidos.

El nuevo procurador general de Obama, Eric Holder, dijo en su audiencia de confirmación que está permitida la detención preventiva de los presos capturados por Estados Unidos, sin cargos ni juicio, “mientras dure un conflicto”. Y ya que Obama es un gran promotor de la “guerra contra el terror”, que los gobernantes del país han dicho que podría durar décadas, “mientras dure un conflicto” básicamente quiere decir “detención indefinida”.

Otra persona nominada por Obama, Elena Kagan, también defendió la detención indefinida en su audiencia de confirmación para subsecretaria de Justicia. El Los Angeles Times informó que Kagan y Holder “estaban de acuerdo que Estados Unidos estaba en una guerra contra Al Qaeda y sugirieron que la ley de guerra permite que el gobierno capture y detenga a presuntos terroristas sin cargos”.

Obama sí ordenó una suspensión de los “juicios” de las Comisiones Militares de Bush, que no eran sino farsas de juicio contra los presos de Guantánamo. Pero dejó la puerta abierta a la posibilidad de otros procedimientos al estilo de estas comisiones o “Cortes de Seguridad Nacional” para “los malos”, en que el acusado tiene poco o ningún derecho a ver la evidencia en su contra ni a interrogar a testigos.

En su audiencia de confirmación, Panetta dijo: “Si capturamos un preso de alto valor, creo que tenemos el derecho de detener a ese individuo temporalmente para poder sacarle información y asegurar que sea encarcelado correctamente”. ¿Pero quién determinaría cuál preso tuviera “alto valor”? Desde luego el presidente y sus funcionarios. ¿Y qué quería decir Panetta por “temporalmente” — una semana, un mes, un año, o más?

¿De qué manera difiere eso a la escandalosa afirmación de Bush de que, como “presidente en tiempos de guerra”, tenía poderes ilimitados para declarar que a su parecer una persona fuera “combatiente enemigo” y encarcelarla indefinidamente?

Comandante en jefe de un imperio

Lo que todo esto señala es el hecho de que tanto los demócratas como los republicanos representan los intereses de la clase dominante de Estados Unidos, la cual está librando una guerra por un imperio global mayor y más poderoso, disfrazada con el velo de la “guerra contra el terror”. Hoy Obama es el comandante en jefe de este sistema imperialista que confronta desafíos profundos y sin precedentes. Para mantener y extender este imperio, los gobernantes yanquis necesitan sus bases militares en 180 países. Necesitan la capacidad de secuestrar y torturar a cualquiera que sea un impedimento. Necesitan que se desboquen aún más su CIA y sus otros espías y (en las palabras del mismo Obama) que no “tengan que desperdiciar su tiempo cuidándose la espalda y sorteando minucias legaloides”.

Las personas que se preocupan por la humanidad, ansían un mundo radicalmente nuevo y creen que la vida de los norteamericanos NO es más importante que la de otros tienen que enfrentarse con cuáles horrores se llevarán a cabo bajo una “prohibición de la tortura” que no prohíbe la tortura. Aquellos que permiten que ocurran esas cosas sin oposición están permaneciendo en silencio, si no son cómplices activos, frente a grandes injusticias y crímenes monstruosos.

¿Qué va a hacer USTED para detener esos crímenes?

 

“Una enorme cantidad de personas en este país, quienes por años odiaron profundamente las políticas y los crímenes del régimen de Bush pero quienes en su inmensa mayoría no emprendieron acciones políticas significativas de resistencia activa con el objetivo de parar todo eso en serio, ahora se han unido en apoyo a Barack Obama, quien de hecho llevará a cabo una buena parte de las mismas políticas y seguramente continuará presidiendo los crímenes monstruosos que este sistema no puede sino seguir cometiendo. Y la verdad es que, si la gente persiste en seguir este camino de apoyar a Obama, eso no solamente reforzará la complicidad pasiva de su parte en estos crímenes sino de hecho hará que muchos pasen a tener una complicidad activa. Hay que debatir y luchar fuertemente sobre esto con la gente, como parte de la lucha que hay que librar para convencerla a que se aleje de este camino desastroso y que tome el camino que verdaderamente representa el cambio radical que necesita urgentemente la gran mayoría de la gente de todo el mundo y en Estados Unidos”.

Bob Avakian, presidente del
Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

 

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Reflexiones suscitadas por los comentarios de los pastores en el entierro de Oscar Grant

by Joe Veale

En el entierro de Oscar Grant un pastor se paró y dijo: “Pensé que Oscar iba a ser un pastor pero dios tuvo otros planes”. Piensen en eso: “…pero dios tuvo otros planes”.

Otro pastor se paró y dijo: “Debemos responder con prudencia. Entiendo que los jóvenes están alterados, no obstante tenemos que confiar en dios. Esta pelea no es tuya”.
Piénsenlo: “…con prudencia… confiar en dios…esta pelea no es tuya”.

En otras palabras, que “pensemos de manera responsable y razonable”... que no seamos aventados.

¿Por qué se atribuyen cosas escandalosas como la ejecución policial pública de Oscar Grant, otros asesinatos policiales de hombres negros y la opresión y sufrimiento general de las masas de acá y de todo el mundo, al “plan de dios”, a “confiar”, cuando conocemos o se puede conocer por qué ocurren estas cosas y por qué siguen ocurriendo, y de más importancia, cuando es posible luchar por cambiar y eliminar el sistema que es la causa de todo eso?

¿Por qué se permite que estos pastores y su religión se salgan con la suya regando e imponiendo estos grilletes mentales sobre la mente del pueblo? ¿Y tachar de avenados a los que empiecen a tomar acción contra las verdaderas causas de su opresión?

¿A quién y qué sirven al hacer todo eso?

Veamos “la neta”, en el lenguaje popular. Los predicadores y la religión en general sirven para mantener a la gente en la esclavitud mental. Creer en cosas que no existen y racionalizar, pretextar y justificar el daño que le hacen a la gente las “cosas reales” todos los días bajo este sistema. Pretenden mantener intacta una sociedad, un sistema que no puede existir sin la brutalidad y discriminación brutal y asesina en sus cimientos.

Veamos más de cerca la mentalidad esclavista de la religión.

Hace poco asistí al entierro de un amigo. También era un muchacho negro de 22 años. Le gustaba que le llamaran Dred.

Dred se encontró en una situación en que se rebotaba entre empleos del salario mínimo y la venta de drogas. Estas son las opciones que tenía ante sí, no a causa de algún dios inexistente sino al funcionamiento concreto del sistema y las medidas conscientes de lo que lo dominan.

No obstante, así se mantenía vivo por un tiempo, así se mantenía a flote y sobrevivía.

Tenía esperanzas de complementar los ingresos de su mamá que trabajaba en dos trabajos, a veces tres a la vez. Dred tenía seis hermanos y hermanas que vivían con su mamá.

Quería la revolución y andaba en la onda del PCR un tiempo. Era un soñador y luchador, pero como tantos millones en este país y miles de millones en el mundo, el sistema le prensaba la vida en sus brazos grandes, poderosos y mortíferos antes de que tuviera chance de tomar conciencia en serio de todo esto, pues esos brazos lo prensaron tan fuerte que le segaron la vida a una edad muy temprana.

En este caso lo mataron a balazos otras personas atrapadas en la misma situación, unos vendedores de droga del rumbo en rivalidad por la calle donde su mamá vivía. Los paramédicos tardaron en llegar y murió desangrado mientras gritaba: “¡Ayúdenme! ¡Ayúdenme!”

Después de su muerte su mamá me dijo a mí y a otros que quería que el ataúd se quedara cerrado. No quería que la gente mirara con desprecio el cadáver. Toda la vida la gente los veía con desprecio y no quería otro recuerdo insultante.

En su entierro la pastora se paró y dijo: “Dios ha llamado a Dred a casa...” y otras ridiculeces al estilo de la superstición y esclavitud mental.

Inmediatamente después de la pastora fui al frente para decir algunas cosas:

Si fuera justo el orden social, el sistema en que vivimos, si fuera un sistema revolucionario, Dred aún estaría entre nosotros.

Era un artista asombroso, autodidacto. Podía observar un paisaje por unos minutos para luego reproducir toda la belleza y también las cosas que no eran tan bellas en sus dibujos y bosquejos. Captaba más de lo que percibía un lego en lo artístico.

Hay decenas de millones de personas como él en este país y miles de millones más por todo el mundo a quienes este sistema les sofoca el potencial o les da una muerte prematura.

Cuando nacen personas como Dred, son como la letra de esa canción antigüita de Earth, Wind, and Fire:

Lucero radiante, tu origen no es importante, se vislumbra por tu brillar, lo que tu vida podría lograr.

En un sistema revolucionario (y diría bajo la dictadura del proletariado en oposición a la dictadura de la clase capitalista imperialista bajo la que vivimos hoy), las personas como Dred nos asombrarían a nosotros y a los chiquillos con su arte y de muchas otras maneras, que ni siquiera nos imaginamos todavía.

Necesitamos un nuevo orden social. Un nuevo sistema. Una revolución. Un orden social revolucionario, en transición a un mundo nuevo en que no habrá gente que mire “con desdén”, porque no habría ningún sistema que defendiera a algunos mientras mantuviera abajo a la mayoría, en que todos los individuos son verdaderos ciudadanos del planeta con su gran diversidad cultural y de idiomas, en que todos recibirían de la sociedad lo que necesitan para darle a continuo a la sociedad lo que son capaces de dar en los frentes material e intelectual.

En este sistema, los jóvenes como Dred chocan con la realidad de que ellos y su vida no valen nada en el actual arreglo económico-social.

Pues este es un orden social injusto, un sistema que vive de la brutalidad y de oprimir y explotar a la abrumadora mayoría, en que jamás se conocerá el potencial de miles de millones de personas. Nos quitan ese potencial de manera fría, brutal, distorsionada, perversa y despiadada todos los días, minuto tras minuto.

Bueno, ya cuando yo había expresado todo lo anterior, hablaron otras personas, entre ellas la pastora. Pero ya no repetían más esa cháchara de esclavitud mental de que “Dios lo llamó a casa” ni del “plan de Dios”. Hablaban de Dred, del dolor que sentían, su pena, su pérdida.

Pero se les elevó el espíritu al saber que esa pérdida no se debe a algún “plan misterioso” de un dios que no existe, sino a cosas reales que podemos conocer y sí, ¡luchar contra ellas y cambiarlas!

Irónicamente en cuanto se terminó el entierro, la pastora se puso a buscarme y decirme que lo que yo dije tenía más sentido que lo que ella había dicho.

Volviendo a lo que dijeron los pastores en el entierro de Oscar Grant, les digo: Quítense de en medio y al carajo su religión y sus intentos de dejar que las masas sean esclavos mentales sin poder, sin esperanzas, creyentes en la superstición.

Al pueblo le digo: si ellos no se quitan de en medio, pues quítenlos a empujones a ellos y su religión con un conocimiento revolucionario de la realidad, “la neta”. Hagan que ellos se pasen al asiento trasero. Sigan haciéndolo de maneras cada vez más profundas mientras que construyamos un movimiento revolucionario para arrancar de raíz y barrer este sistema.

¿Cuántas más Dred habrá? ¿Cuántas más madres como la suya? ¿Cuántos más Oscar Grant y Sean Bell? Todos los días en este país y en todo el mundo la gente clama de formas indirectas y directas: “¡Ayúdenme! ¡Ayúdenme!”

Y las figuras religiosas los están insultando y lesionando diciéndoles que todo es parte del “plan de Dios”.

¿Cuántas personas y niños pequeños más de la Gaza tendrán que vivir los bombardeos con armas químicas del sicario israelí de los Estados Unidos? ¿O de parte de Estados Unidos en Afganistán e Irak? ¿Cuántos más tendrán que clamar “¡Ayúdenme! ¡Ayúdenme!” antes de que dejes de lado TODOS los grilletes mentales de la religión y te pongas en la onda de la revolución?

Nada de eso es el “plan de Dios”. Todo se debe a las necesidades, el funcionamiento y las medidas conscientes de este sistema global de imperialismo, encabezado por Estados Unidos de América.

Estas son cosas concretas de las cuales la humanidad EXIGE su emancipación y de las cuales SE PUEDE emancipar con un enfoque basado en un conocimiento científico, revolucionario y serio de las cosas y no un enfoque basado en la superstición y religión.

Envíenos sus comentarios.

Si le gusta este artículo, suscríbase, done y contribuya regularmente al periódico Revolución.

Basics
Revolución: por qué es necesaria, por qué es posible, qué es
From Ike to Mao and Beyond

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

¡A la venta!

 

¡FUERA CON TODOS LOS DIOSES! Desencadenando la mente y cambiando radicalmente el mundo

Bob Avakian

¿Es dañino creer en dios? ¿Cómo ha servido el cristianismo durante siglos como una ideología de conquista y subyugación? ¿Por qué es el "cinturón de la Biblia" de Estados Unidos también el "cinturón de los linchamientos"? ¿Por qué va en aumento el fundamentalismo religioso en todo el mundo? En la intensificación del conflicto entre el imperialismo estadounidense y el fundamentalismo islámico, ¿es la única opción elegir entre uno u otro lado? ¿Por qué representan el patriarcado y la opresión de la mujer elementos fundamentales de tantas religiones? ¿Pueden ser buenas las personas sin dios? Estas son solamente algunas preguntas que explora esta obra provocadora de Bob Avakian.

Al llevar una voz comunista revolucionaria singular al actual discurso sobre dios, el ateísmo y la moral, Avakian desmistifica las creencias religiosas y examina la manera en que la religión, incluso en sus interpretaciones más progresistas, representa un obstáculo en el camino a la emancipación de la humanidad. Un hilo que recorre profundamente ¡Fuera con todos los dioses! es la necesidad de hacer una ruptura completa con todas las formas de superstición y, en su lugar, asumir un enfoque verdaderamente científico para conocer y transformar la realidad.

Sea usted creyente, agnóstico o ateo, Bob Avakian le lanzará un reto con su poderosa crítica de las tradiciones establecidas desde hace mucho y su visión liberadora de un mundo radicalmente diferente.

* * * * *

"Dispongámonos a leer el libro de Bob Avakian, que enriquece nuestro pensamiento hermenéutico y que dará luz en estas tinieblas del capitalismo salvaje. Es un libro cuya verdad nos hará más libre".

Dr. Fausto Trejo F., psiquiatra y psicoterapeuta; ex maestro de psiquiatría de la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Nacional Autónoma del Estado de México; ex director del Departamento de Orientación Vocacional del Instituto Politécnico Nacional

* * * * *

"Convincente, mordaz y oportuno. Aunque no estoy de acuerdo personalmente con todo lo que dice Bob Avakian en el libro, creo que expresa sus argumentos de modo convincente y provocador. Enojado, humorístico, provocador y optimista en igual medida, es una lectura agradable que hace pensar".

Phil Zuckerman, profesor adjunto de Sociología, universidad Pitzer College

* * * * *

"…mucha gente realmente no ha estudiado lo que dice la Biblia; Bob Avakian sí la ha estudiado. Pone al descubierto lo mentirosa y lo hipócrita que es… Esta es una lectura seria".

Eric G., ex Pantera Negra

* * * * *

"Uno no tiene que ser marxista para aprender mucho de este libro. Especialmente me gustó la franca crítica de la epistemología ofuscadora de la religión y de sus consecuencias atroces para la mujer".

Laura Purdy, profesora de Humanidades y de Filosofía, universidad Wells College

* * * * *

"…podría ser la punta de lanza de un regreso a la Edad de la Razón".

Harry Lennix, actor, instructor

En rústica: $12.95

Haga su pedido ahora

RCP Publications
Box 348
Merchandise Mart
Chicago, Illinois 60654-0486 USA
revcom.us
rcppubs@hotmail.com

ÍNDICE

Primera parte: ¿De dónde vino Dios… y quién dice que lo necesitamos?

"Dios se manifiesta de maneras misteriosas"
Un Dios cruel y verdaderamente monstruoso
La interpretación textual de la Biblia es un horror
Los fundamentalistas cristianos, los fascistas cristianos
Jesús tal como fue
¿Y qué de los Diez Mandamientos?
No hay Nuevo Testamento sin el Antiguo
El cristianismo fundamentalista y el cristianismo de "buffet"
La religión y las clases dominantes opresoras
La evolución, el método científico — y el oscurantismo religioso
Si los dioses no existen, ¿por qué la gente cree en ellos?
¿Por qué la gente cree en dioses distintos?

Segunda parte: El cristianismo, el judaísmo y el islam — arraigados en el pasado, bloquean el camino al futuro

El desarrollo histórico y la función del cristianismo: La doctrina y las pugnas políticas
El cristianismo como nueva religión: El papel fundamental y la influencia de Pablo
Desmistificar a Jesús y el cristianismo
El islam no es mejor (ni peor) que el cristianismo
El fundamentalismo religioso, el imperialismo y la "guerra contra el terror"
¿Por qué está creciendo el fundamentalismo religioso en el mundo actual?
Rechazar la "arrogancia engreída de los ilustrados"
El crecimiento de la religión y el fundamentalismo religioso: Una expresión peculiar de una contradicción fundamental

Tercera parte: La religión — Una cadena muy, pero muy pesada

La religión, el patriarcado, la supremacía masculina y la represión sexual
El cinturón de la Biblia es el cinturón de los linchamientos: Esclavitud, supremacía blanca y religión en Estados Unidos
Fascismo y genocidio
La religión, el fundamentalismo y la mentalidad del esclavo

Cuarta parte: Dios no existe — Necesitamos liberación sin dioses

El libro "La mano izquierda de Dios"— y la manera correcta de ganar la liberación
El mito de la veracidad y el papel positivo del mito religioso
La razón no "nos ha fallado" —la razón es absolutamente necesaria— aunque en sí no es suficiente
La "fe" religiosa — llamémosla lo que es: Irracional
Dios no existe — y no hay ninguna razón válida para creer en Dios
La religión es un opio del pueblo — y un obstáculo a la emancipación
No existe una naturaleza humana que no cambia y que no se puede cambiar
Liberación sin dioses

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Carta de un lector

Injusticia racista en el Dollar Tree

Era el deseo de Taneka Talley de ver a Larry, su hijo de 8 años de edad, ir a la universidad cuando creciera. Por eso trabajó turnos extras en la tienda Dollar Tree en Fairfield, California, ganando $220 a la semana. Pero en la mañana del 29 de marzo de 2006, un poco después de entrar a trabajar, su sueño se terminó. Fue brutalmente asesinada, apuñalada a muerte por un hombre blanco al que nunca antes había conocido o visto – un racista quien después declaró que se levantó por la mañana pensando, “Voy a matar a un negro”. Taneka fue la primera persona negra que vio.

Como si este asesinato premeditado a sangre fría no fuese suficientemente criminal, la familia de Taneka es nuevamente víctima de otro crimen despiadado.  Las tiendas Dollar Tree y su portador de seguros, Specialty Risk Services (SRS), están negando la solicitud de prestación de defunción para Larry, que ahora tiene 11 años de edad. Carol, la madre de Taneka, quien ahora está al cuidado de Larry, dijo a Revolución: “Este joven ha pasado por mucho. Una batalla de custodia, estuvo en un accidente de automóvil, todavía llora por su madre. La quería mucho y ella a él.”

Las leyes de compensación al trabajador en California indican que se puede negar la prestación de defunción si hay una “conexión personal” entre el atacante y su víctima, eximiendo al empleador de toda responsabilidad. SRS argumenta que el hecho de que el asesino escogió a Taneka por ser negra, estableció una “conexión personal” entre ellos y exime a Dollar Tree de responsabilidad y a SRS de pagar. En su carta al abogado de la familia, ellos indican que el apuñalamiento de Taneka Talley fue “de motivo puramente racial. Como tal, es nuestra opinión que nuestro rechazo es apropiado en este caso”.

Taneka trabajó arduamente en el Dollar Tree por su hijo, Carol dijo, “…para sobresalir y para conseguirle las cosas que quería y que no deberían ser negadas por el simple hecho del color de la piel. El racismo tuvo que haberse acabado hace mucho tiempo. No debería de haber racismo. No debería de haber discriminación. Pero en este caso, mi nieto y yo estamos siendo discriminados y negados por el color de nuestra piel”.

Un trabajador del Dollar Tree que conocía a Taneka dijo, “a Dollar Tree no se preocupa por sus empleados. Tú puedes dar el 120% y ellos no lo reconocen, todo lo que les interesa es el dólar. Me enfurece que hagan esto. Ella no se merece esto”. 

Tomemos un momento para ubicar esos sucesos en un contexto más amplio.  Dollar Tree is una compañía grande y lucrativa. El año pasado la compañía registró $4,6 mil millones de ingresos. Los productos en sus estantes son de manera abrumadora hechos por gente proletaria en todas las regiones del mundo, quienes solo reciben centavos por su trabajo esclavizado en las maquilas. Los clientes de Dollar Tree también son aquellos en este país que no les alcanza el dinero para comprar en otro lado. Y el número de pobres aumenta al mismo tiempo que las ganancias de Dollar Tree subieron en un 20% en el último trimestre.

Y detrás de Dollar Tree, el que toma las decisiones en última instancia en el caso de Taneka es Hartford Insurance Group (quien reportó ingresos de $25,9 mil millones en el 2007), empresa matriz de SRS. Hartford es uno de los grupos en la cumbre del capitalismo estadounidense: grandes bancos y compañías de seguros que se han expandido grotescamente durante las últimas dos décadas y han extendido sus tentáculos financieros y su búsqueda de mayores ganancias más altas hasta cada rincón de un sistema mundial de explotación y miseria.

La riqueza de estas empresas financieras se fundó históricamente en una economía estadounidense basada en gran parte en la esclavitud y la venta del pueblo negro como propiedad. Se fundó Hartford Insurance (Seguro de Hartford) en el año 1810 en Connecticut, un estado donde, en aquel tiempo, la esclavitud se permitía. Además, desde aquel entonces un pilar clave de este sistema ha sido la explotación y opresión constante del pueblo negro aunque las formas han cambiado de cadenas literales a chusmas de linchamiento y Jim Crow, hasta el encarcelamiento de casi un millón de negros hoy en día. Negando a dar préstamos o vender seguro en zonas donde viven los negros, empresas de seguro como Hartford desempeñaron un papel importante en el desarrollo de comunidades segregadas, y a través de todo eso han fomentado viles ideas racistas entre los blancos para servir su dominio. Ahora Hartford afirma que el asesinato de Taneka fue solamente un “asunto personal”.

Desde los tiempos de la esclavitud hasta la globalización de hoy, estos capitalistas ven su sistema como lo mejor de los mundos y justifican sus actos tal como morales y apropiadas. De hecho, Hartford fue nombrado una de “Las Empresas Más Éticas del Mundo” en 2008.

La negación de prestaciones del Dollar Tree al hijo de Taneka provocó mucho interés e indignación. Un blanco que se mudó recientemente a Fairfield se enfureció cuando supo de la decisión inhumana del Dollar Tree y aunque no conocía la familia de Taneka era resuelto a no permitir que el Dollar Tree se saliera con la suya. Solito organizó una manifestación en frente de la tienda y llamó a los medios de comunicación locales.

Cuando le preguntó Revolución si anteriormente había hecho algo semejante, su respuesta fue, “No, nunca. Realmente soy una persona tranquila.” Y luego agregó, “Si fuera yo quien andaba trabajando duro y algo me pasara en el trabajo, claro que quisiera que alguien estuviera aquí haciendo lo mismo para mis hijos”.

Aunque por la mañana de la manifestación empezó solito con los 100 volantes que escribió y copió (pues dijo que se dio cuenta la noche anterior que debía tener algo para repartir), pronto lo acompañaron unos jóvenes primos y sobrinas de Taneka quienes llevaban puestas camisetas estampadas a mano en memoria de ella. Otros parientes políticos y después su hermana y últimamente su padre y madre llegaron para acompañarlos.

Cuando ellos le contaron la historia de Taneka a la gente, muchos al oír de que la empresa negó la prestación por defunción se dieron la vuelta y regresaron al carro rehusando hacer compras en el Dollar Tree.

Relató su hermana que Taneka andaba trabajando de modelo y tuvo la esperanza de ser modista un día, andaba comprando diseños y juntas planearon empezar un pequeño negocio de modas. También relató el cuñado que Taneka extendía la mano a todos y que fue una “persona bastante amable”. Su padre lamentó de no regresarle una llamada en que pedía prestado el carro — tal vez Taneka hubiera perdido el trabajo ese día y se le salvara la vida.

Aunque la manifestación era pequeña, sí reunió a la familia de una joven  —otra vida preciosa robada prematuramente— con un desconocido quien les llegó desde otro lugar, motivado a actuar al ver una injusticia. ¡Necesitamos mucho más de esto!

Taneya Talley (segunda de  la derecha, hermana de Taneka) y Javon Ezell (extrema derecha, cuñado de Taneka) con unas sobrinas y un sobrino de Taneka. Están en frente de la tienda Dollar Tree donde un hombre racista blanco asesinó a Taneka en Fairfield, CA.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Harlem

Condenando el asesinato policial de Oscar Grant

De un lector

Harlem, 6 de febrero de 2009. La temperatura bajaba hasta los 30° Fahrenheit en tanto que la gente se congregaba a las afueras del edificio estatal de Harlem (Harlem State Building) situado en la esquina de la calle 125 y la séptima avenida, para unirse así con las protestas contra la brutalidad policial en Oakland, California. La esquina se encendió cuando personas de distintas nacionalidades expresaron la profunda rabia contra la policía que días antes había asesinado a Oscar Grant, un muchacho de tan solo 22 años. También se pronunciaron en contra de la opresión del pueblo negro y los crímenes de este sistema. Hablaron de sus incidentes amargos, leyeron poemas, sostenían pancartas y afiches; hubo mucho debate, se distribuyeron más de 100 ejemplares del periódico Revolución, y armaron estrategias.

Muchas personas han visto el video en YouTube o han oído hablar del asesinato de Oscar Grant. Aún así no muchos saben del nivel de resistencia al que ha llegado en la región de San Francisco. Recibieron la noticia con entusiasmo.

* * * * *

Jóvenes negros estudiantes de secundaria aun sin haber oído nada de Oscar se unieron a cargar pancartas por la 125.

Algunos lectores del periódico Revolución en español escribieron y cargaron pancartas que decían: “Justicia para Oscar Grant — ¡Todo el maldito sistema es culpable!”

Una joven francesa se quedó a escuchar los testimonios de la gente; tampoco había oído nada acerca de Oscar, pero minutos después estaba sosteniendo un extremo de la manta hecha por el Club Revolución neoyorquino que decía: “Justicia para Oscar Grant — Democracia estadounidense = Brutalidad policial – La humanidad necesita la revolución y el comunismo”. El otro extremo lo estaba sosteniendo un joven que al principio dijo que no tenía tiempo pero luego cambió de idea cuando leyó las páginas centrales del periódico Revolución.

Un anciano que vive en la calle miraba desde la otra acera silenciosamente pero cuando le propusieron unirse a la manifestación, dijo: “Mírenme. No estoy en condiciones de cargar ningún afiche”. Entonces se le dijo: “Tú puedes y debes hacerlo”. Cuando una hora después dejó el afiche que decía “Este sistema no ofrece ningún futuro para la juventud negra, pero la revolución si”, se sintió tan entusiasmado que le dijo a uno de los colaboradores del Club Revolución: “Eso estuvo a todo dar. ¡Que no se rindan!”. Se fue con un buen paquete de periódicos debajo del brazo.

Una estudiante y actriz de una universidad de Vermont hizo un conmovedor monólogo de dos minutos en que le daba voz a una víctima de la brutalidad policial en los últimos segundos de vida.

Tres mujeres del Barnard College querían saber quién había organizado la marcha y cómo se podían poner en contacto para participar.

Después de que Carl Dix leyó un poema que se publicó en el periódico Revolución #155, la gente comenzó a aplaudir muy entusiasmada:

“Este sistema no ve nada en los millones de jóvenes salvo un ‘problema social’, jóvenes a que faltarles el respeto, degradar, menospreciar.

“Este sistema no le ofrece a la juventud ningún futuro, ni vida de valor, ni nada por lo cual vivir.

“Pero la revolución sí”.

El momento más emotivo fue cuando la señora Dale Batiste tomó el altavoz, reinó el silencio en la esquina donde estaba congregada la gente, envió su solidaridad y simpatía a la familia de Oscar Grant y a la gente de Oakland que está resistiendo. Dijo que sabía del dolor que sentía la familia de Oscar pues una tarde de octubre del año pasado la policía de Nueva York disparó y mató por la espalda a Dwayne Davis y a Kayshawn Forde. Ellos eran hermanos, eran sus hijos.

Un hombre por el altavoz decía el racismo y los asesinatos por la policía no tienen cabida en estos Estados Unidos nuevos representados por la elección de Barack Obama, que tenemos que luchar por esos Estados Unidos nuevos. Al oír esto otro hombre que estaba presente se paró en frente de él y argumentó apasionadamente que realmente los Estados Unidos que representa Obama son los que ocasionan la muerte de personas por todo el mundo. Después de los íres y venires de la discusión el mismo hombre dijo que la revolución solamente sería posible si tuviéramos más que un poco de ayuda divina.

Una lectora de Revolución y inquilina de un proyecto multifamiliar de vivienda en Harlem iba de un lado para otro vendiendo el periódico sin aceptar tan fácilmente un “no” como respuesta. Luchaba con los transeúntes cuando se dirigió a la multitud: “Tengo hijos y ustedes también tienen hijos; este sistema racista los encierra como animales y los mata como si nada; podría ser mi hijo o el suyo el muerto por esos asesinos; ¡le puede pasar a cualquiera! Esto tiene que acabar y tenemos que luchar juntos para conseguirlo. ¡Si tú no te llevas este periódico y miras lo que realmente está pasando y lo que podemos hacer al respecto, entonces ¡qué vergüenza!

Otra mujer habló del papel que tiene la policía de entrampar, encerrar y asesinar a los presos políticos.

Un señor habló de su sobrino Clifford Glover, de 10 años, asesinado por la policía en 1973. Una señora que sostenía un pancarta que decía “Todos somos Oscar Grant — Todo el maldito sistema es culpable”, dijo que el día anterior el esposo de su hermana fue golpeado y arrestado por la policía y no lo han podido encontrar. Otro hombre que por casualidad llegaba a la manifestación contó que su hijo había sido asesinado a manos de policías.

Un hombre negro de unos 70 años se dirigió al lugar y nos retó duramente: “¿Cuándo vamos a hacer algo más que marchar?” “¿Cuándo?” Se desarrolló una lucha acerca de la clase de revolución que necesitamos y cómo son los preparativos a conciencia para esa revolución.

* * * * *

Ese viernes la manifestación y los discursos lograron darle voz a la vasta experiencia del pueblo negro y su profunda odio por los asesinatos que hacen parte de la estrategia asesina de la policía exaltada en “la buena vida en Estados Unidos”. Le dio voz al deseo de un auténtico cambio revolucionario. Fue una declaración de corazón y solidaridad con el Club Revolución del Área de la Bahía de San Francisco y con todos los que luchan contra los crímenes de este sistema. Nos unimos con ustedes diciendo: ¡BASTA YA!

¡NO MÁS VIDAS ROBADAS!

 

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

De un lector

Colectivo de lectura de Libros Revolución sobre From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, la autobiografía de Bob Avakian

Yo era de un grupo de personas quienes se reunieron en Libros Revolución una vez a la semana por dos horas para hablar del libro From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, la memoria de Bob Avakian, abarcando 6 capítulos a la vez. Participar en estas discusiones ha aumentado mi comprensión de las miríadas sobre miríadas de lecciones que hay que extraer de este libro. Se extraen lecciones políticas siguiendo la historia de su travesía e igual de importante llegas a entender que él es profundamente apasionado y romántico, y una persona de principios.

Cada uno de nosotros leía en voz alta un pasaje de los capítulos asignados y luego hablábamos de ellos. Al hacerlo así, nos resultaron discusiones variadas e improvisadas. Es asombroso cuántas lecciones profundas hay en cada sección, bueno se trata de la historia de su vida pero al mismo tiempo toca muchos temas bien amplios. Por ejemplo, cuenta que en la primaria fue monitor del tráfico (encargado de ayudar a los más chicos a cruzar las calles). Tanto la policía y como el director de la escuela le tendieron una trampa al monitor principal, poniéndolo a prueba para ver si se quedaría o abandonaría su puesto cuando recibió un mensaje de que su madre está enferma. Decidió salirse del grupo para informarse sobre la condición de su madre, por lo tanto lo criticaron las autoridades. Le habían echado mentiras nomás para saber lo que iba a hacer. El presidente indicó que fue injusto que los adultos hayan expuesto a un niño tan chamaco a una situación tan desgarradora.

También está el momento cuando, después de dar un discurso en el mitin de Free Huey (Liberar a Huey) en Oakland, se encuentra solito en un cuarto con el primer actor Marlon Brando. Se acuerda que pensó que por nada en el mundo iba a perder la oportunidad de estar con Marlon Brando sin decirle nada. ¿Y qué le dice? “Soy comunista”. Suena un poco sencillo pero demuestra su desarrollo y su buena disposición de ser “jugador de primera”. Brando aprecia esa declaración y le cuenta al presidente una historia de lo colectivas que eran las sociedades indígenas de América del Norte.

Sea el joven que discutía con la policía sobre el “derecho” de hacer lo que le diera la gana en la vía pública defendiendo el principio que su padre le enseñó o su negativa a urdir una fracción y violar el centralismo democrático durante una lucha contra los mencheviques sobre la batalla de vida o muerte para rescatar al partido de sus garras revisionistas, Avakian se aferra a los principios en un momento en que muchos no lo harán.

Vemos su afinidad y relación especial con los negros. Su admiración y descubrimientos de la manera en que llevan la vida, la opresión que sufren, sus aspectos culturales y demás. Él no nació con todo eso sino que lo aprendió en una experiencia como joven blanco en los campamentos de veraneo del YMCA y la ayuda que recibió de chavos negros a que de hecho ni siquiera les caía bien, y sus íntimas relaciones en la secundaria y más allá.

Las cosas sencillas como su buen cuate Billy que lo hizo sentirse normal a pesar de tener el rostro desfigurado por una enfermedad grave. Billy se porta como si no ocurriera nada malo. Durante años, el presidente conserva para sus adentros esas pequeñas cosas. Así lo es, punto.

¡El presidente es un tipazo! En capítulo tras capítulo siempre hace cosas fuera de las aburridas normas establecidas, como su caminar “mac” en la aula de tardar para siempre en llegar a su lugar, hablar de Platón en la cancha de básquetbol o sentarse con las estudiantes japonés-americanas durante la hora de comer para charlar sobre los “grandes asuntos”.

Amaba tanto los deportes que para cuando llegara a la universidad para jugar el fútbol americano, ya no le gustaba cómo habían estropeado ese deporte. Hay enormes presiones sobre estos jóvenes jugadores del nivel colegial, y él deja el equipo. Pero aún contempla una chamba como entrenador de un equipo de secundaria de básquetbol.

Dos personas comentaron lo afortunada que es la gente en Estados Unidos de tener a un presidente con tanta integridad, visión y corazón: una de México y otra de Irán.

Leer el libro en un ambiente colectivo en que cada quien expresa sus observaciones es una manera estimulante de volver a leer el libro o si no lo hayas leído aún, de leerlo por vez primera.

Por la manera en que la travesía de su vida detalla tanta riqueza, sería una equivocación minimizar lo poderosas que son estas reminiscencias. Insto a todos a empezar círculos de lector de este libro.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Recaudar dinero para Revolución:

Dar la bienvenida a las preguntas peliagudas, ¡efectivamente!

Estimado Revolución:

Yo quisieracomunicarles algo de mis experiencias de plantear a la gente contribuir a la audaz iniciativa de masas para transformar de maneras importantes el alcance, el papel y el contenido del periódico Revolución.

Varias de las personas con quienes hice contacto se habían apuntado en una reunión en Libros Revolución. En vez de dejar pasar tanto tiempo que se les olvidaría lo que les había inspirado a apuntar sus números de teléfono, dividimos la lista de nombres entre varios y les echamos una llamada al día siguiente. Logré comunicarme con varias personas e hice cita con muchas. Algunas no habían oído del periódico Revolución ni del PCR [Partido Comunista Revolucionario] antes de la reunión, sin embargo se habían apuntado para participar. Les pregunté qué impresión tenían de la reunión, y cité la primera parte del editorial titulado “Una audaz iniciativa” (Revolución #147) para explicar el motivo de mi llamada. Ya para cuando se terminó la llamada, cada persona ya tenía una idea básica de que se trataba de un periódico comunista revolucionario y por qué le urgía apoyarlo en este momento.

No donaron todas las personas que se reunieron conmigo, pero así debe ser en mi opinión: si donara cada persona a quien se lo hayamos pedido, significaría que no estamos echando la red muy ampliamente. Pero un número de personas sí donaron, y un par decidieron ser cuotizantes y donar regularmente a Revolución. Más allá de donar, algunos aceptaron ayudar la campaña de recaudar fondos, y lo han hecho, incluso alentando a otros a donar también.

Cuando me reunía con los contactos, realmente trataba de aprender del método y enfoque concentrados en el titular del artículo en Revolución #153, “Entrevista sobre recaudar fondos entre profesores: Dar la bienvenida a las preguntas peliagudas” y de aplicar los mismos. Está en línea, y recomiendo en serio a los lectores que lo lean de nuevo. Tras mis experiencias, cobró vida para mí el punto sobre dar la bienvenida a las preguntas peliagudas, no esquivarlas ni eludirlas ni tratar de “hacer un arreglo” con las personas basado en su nivel de acuerdo actual. A partir de discutir y luchar sobre las discrepancias, realmente se prendían las pláticas con ellas e incluso quedó más contundente y convincente lo que la propia gente le gusta... y le encanta... de este periódico, desde su propia perspectiva. Creo que es importante tender los brazos alrededor de la gente en sentido amplio, ubicar la discusión en el mayor contexto que podamos y emprenderla con profundidad y sustancia, y luego invitarles a aportar todas sus propias perspectivas y observaciones al movimiento revolucionario. En estas discusiones, sentía como si fuéramos, con las personas con que me reuní, un equipo de científicos que buscaban entender lo que le hace falta al mundo, el camino para remediarlo, y el papel de este periódico en hacerlo.

Me reuní con una amplia gama de personas de diferentes sectores sociales y distintas perspectivas políticas. Una cosa que encontré es que el análisis y el desenmascaramiento de Obama en Revolución son atractivos para un sector de personas (alineadas con fuerzas como el Partido Verde, el movimiento de Verdad sobre el 11 de septiembre y otras). Algunas están, como decía Mao, indignadas por los “funcionarios corruptos” pero no están dispuestas aún a rebelarse contra el “emperador”. Es decir, creen que Obama se está cediendo ante las corporaciones o se está vendiendo, no captan de lleno que él es el comandante-en-jefe de un sistema imperialista. Sin embargo no encuentran en ningún otro medio de comunicación la crítica sustancial de lo que Obama representa que Revolución imparta semana tras semana. También les inspiran cosas como el afiche “El Tío ‘Bam te quiere... ¡NO lo hagas!” (Revolución #153) y nuestro trabajo político en Washington, D.C., durante la toma de posesión que desenmascaraba el papel verdadero de Obama y su programa y retó a la gente a dejar de beber la Obamanada.

Con todas las personas, presenté la audaz iniciativa en torno al periódico en el contexto de EL COMUNISMO: EL COMIENZO DE UNA NUEVA ETAPA: Un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos. Lo hice más o menos formalmente, enseñándoles cada sección y leyéndoles los subtítulos. Todos, donaran o no, compraron el Manifiesto, lo que es en sí importante, y ayudó mucho a ubicar nuestras conversaciones dentro del marco del estado del mundo, la revolución comunista mundial y adónde necesita ir ahora. Indiqué cada sección del Manifiesto y les alenté a estudiarlo, y de ahí presenté los puntos principales de la audaz iniciativa y el presupuesto de fondos que se necesitan.

Una pregunta “peliaguda” con algunas personas trataba Israel. Una persona que había aceptado reunirse conmigo sobre la recaudación de fondos decidió no contribuir porque yo insistí en que el estado de Israel surgió de la limpieza étnica del pueblo palestino, es una avanzada violenta del imperialismo y que Estados Unidos no lo apuntala porque el cabildo pro-israelí controle el gobierno estadounidense sino porque los gobernantes estadounidenses lo consideran un factor crítico para preservar y expandir su dominación del mundo. Y por ende no hay ningún “derecho legítimo de defensa propia” para tal estado. Esa persona apoya a fuerzas liberales en Israel y también está influenciada por la política del falso comunismo (el revisionismo). A un amigo que milita en un partido “comunista” revisionista en Europa, le mandó el artículo de Revolución, “No se trata del cabildo pro-israelí ni tampoco de ‘los judíos...’, Israel es un sicario de los intereses IMPERIALISTAS de Estados Unidos” (Revolución #154). El amigo le escribió una carta larga para disuadirlo de contribuir a Revolución, formulando un argumento pseudo-“izquierdista” de que el autor del artículo en Revolución no se dio cuenta de lo mucho que los grupos influyentes de intereses especiales han corrompido el gobierno de Obama. Tras esta discusión, por lo menos se nos aclaró a los dos que una diferencia crítica entre los comunistas revolucionarios y aquel amigo “comunista” (revisionista) es que los revolucionarios consideran el sistema como el problema y la revolución como la solución, mientras los revisionistas buscan solucionar el sistema perfeccionándolo. Esa persona no donó, pero sí compró cinco números pasados de Revolución y empezó a leer el Manifiesto, y después de esa discusión me ha mandado varios mensajes electrónicos y hemos entablado varias conversaciones telefónicas.

Posiblemente la conversación más estimulante que tuve fue con un activista respetado que lee el periódico; al final hizo una donación sustancial y está alentando a otros a hacerlo, por lo cual probablemente será duramente criticado por otros en el movimiento que insisten que la revolución no está “a la orden del día”. Esa persona expresó un enorme respeto por el papel que ha desempeñado el PCR a través de los años y le encantó el trabajo que hizo el Partido en la capital en turno a la toma de posesión. Dijo que coincidimos en que se necesitan la revolución y el comunismo y que éstos penden de un hilo, pero cree que la revolución debe ganarse más influencia enganchándose con los movimientos de masas. Tras una discusión sobre el Partido, el Manifiesto y la nueva síntesis de Bob Avakian, esa persona dijo que no considera a Bob Avakian como “otro Mao”. Basándome en lo que yo conocía de su trabajo y punto de vista políticos, sugerí que nos ahondáramos en los escritos de Bob Avakian sobre la religión para aclarar sus discrepancias con Avakian, discutirlas y examinarlas juntos para trazar el camino hacia dónde tiene que dirigirse la revolución. La persona argumentó que las masas hacen la revolución y solo después llegan a entender que la religión es un impedimento pero que por ahora, incluso las fuerzas islámicas fundamentalistas pueden desempeñar una especie de papel positivo. Al entrarle a eso, lo que surgió y lo que discutimos eran temas en el Manifiesto que contrastaban lo que se necesita para la liberación de la humanidad con conceptos que han influido mucho en el movimiento comunista y han trabado incluso los mejores de ese movimiento a cierto grado, el concepto de que basten los esfuerzos espontáneos de los oprimidos para liberarse a sí mismas y a toda la humanidad. También que la obra de Bob Avakian subraya la necesidad de poner mucho más énfasis en el trabajo ideológico, y como parte de ello luchar sobre cuestiones de la moral, incluyendo luchar con la gente sobre temas como la religión. Y le señalé que muchas de las cosas que más le gustan de Revolución —su reto a los lectores sobre Obama, el impacto que tiene entre los presos y especialmente las citas sucintas del mismo Bob Avakian que tanto hacen reflexionar y tanto gusto le dan— son expresiones de un método y un enfoque que Avakian ha profundizado y por los cuales ha luchado. Aceptó leer de nuevo su ejemplar de Fuera con todos los dioses, sobre el cual le echaré una llamada pronto.

Como mencioné, surgió con varias personas en diferentes formas la cuestión de lo arriesgado de ser parte del movimiento revolucionario, incluido lo de dar una donación mensual al periódico Revolución. Eso destacó la importancia de que el movimiento revolucionario defienda a los que han sido atacados, y la extrema importancia de luchar por el derecho de leer el periódico Revolución, distribuirlo y apoyarlo. Pero aún más fundamentalmente, cuando las personas planteaban la cuestión de los riesgos (y los sacrificios financieros), era una oportunidad para plantearles de nuevo las “preguntas peliagudas” de qué es realmente lo que la humanidad requiere de nosotros.

Desde los principios de cada discusión, presenté la situación concreta del periódico y el presupuesto para la primera fase de esta audaz iniciativa de expandir su contenido y su alcance. En casi todos los casos sugerí una cantidad sustancial que la persona con quien estaba reunido podría y debería donar. Si me respondían con que “estoy jodido”, traté de recordarle del marco de lo que la humanidad necesita ahora mismo y el papel del periódico en eso. Entre más nos ahondábamos en las “preguntas peliagudas”, más lográbamos encontrar una forma en que podrían contribuir para hacerlo realidad.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Carta de un lector

La tamaliza audaz

Estimada Revolución,

Después que leímos “Una iniciativa audaz” (artículo que salió en Revolución el 16 de noviembre de 2008) que anunció la iniciativa REVOLUCIÓN, nos llenamos de entusiasmo por recolectar fondos para contribuir a ella. Nos inspiró la parte que menciona cómo va a transformarse el alcance del periódico: “Mañana, Revolución se difundirá en muchos más sectores por toda la ciudad…alcanzando y afectando a decenas de miles”. Decidimos que como ya venía la temporada navideña podíamos vender tamales, “hay que hacer una tamaliza para Revolución”.

Como hay muchos gustos, debemos hacer tamales de puerco, pollo, queso con rajas de chile, dulces y hasta vegetarianos. Vamos a necesitar: masa, hojas de elote, pollo, queso, chile California, chile de árbol, ajo, cebolla y otras verduras. Inmediatamente fuimos con las masas para solicitar su ayuda y hablarles de esta audaz iniciativa. Una persona que trabaja en una bodega de abastos —y que compra el periódico regularmente— donó $50, él quiere que el periódico se distribuya ampliamente y le dio mucho gusto que tuviéramos tanto entusiasmo para recolectar fondos. Su hermano nos vendió la verdura a muy buen precio — casi regalada. Otra persona que trabaja en una pollería nos consiguió el pollo bien barato y varias personas (dos equipos de cuatro) que leen el periódico ayudaron a hacer los tamales, una de ellas hasta no fue a trabajar un día para poder llenar las órdenes que teníamos.

Hicimos un formulario para que las personas puedan hacer su orden y así sepan que el dinero es para Revolución: una docena a $20.00, media docena a $10.00 y cada uno a $2.00. La librería Libros Revolución ayudó en este esfuerzo; mandaron el formulario por correo electrónico y algunas personas recogieron sus órdenes allí. ¡Y sí que tuvimos órdenes! Algunos querían tamales para sus fiestas de oficina, para sus estudiantes o para compartir con sus seres queridos. En total vendimos 400 tamales y recolectamos $530.

Hacer tamales vegetarianos fue un reto, pues resulta que para hacerlos tenemos que romper con las costumbres pasadas. O sea que tenemos que cambiar la receta —regularmente la masa es preparada en los molinos con manteca— y pues no podemos decir que son vegetarianos si los hacemos así — es como decirle a un vegetariano que sólo se coma las verduras del caldo de res o que solamente le quite el peperoni de la pizza. Tenemos que amasar la masa con aceite de verdura y no con manteca. Fue algo nuevo. La masa nos quedó más o menos buena pero tenemos que mejorar con los ingredientes. Fue un proceso de aprender, pero con las sugerencias de los demás los vamos hacer mejor — vamos hacer unos tamales vegetarianos chingones. 

Aun después de la navidad recibimos órdenes de personas que querían tamales para el año nuevo. Este esfuerzo nos llenó de entusiasmo y motivación para continuar con la recolección de fondos, involucrando a más y más personas, incluso entrenando a los que quieran aprender a hacer tamales. Nos comprometemos a hacer una actividad al mes, ya sea vender tamales, o tal vez elotes o chiles rellenos, promoviendo el periódico y así despertando el interés en otras personas, continuando de hablar de la importancia a lo que estamos contribuyendo — a  forjar un movimiento revolucionario con el periódico al centro.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Fiesta en Harlem recauda dinero para el periódico Revolución

En noviembre de 2008, el periódico Revolución anunció una audaz iniciativa de masas para transformar de maneras importantes el alcance, el papel y el contenido de este periódico: La Iniciativa REVOLUCIÓN supone saltos significativos para construir un movimiento revolucionario alrededor de este periódico.

La Iniciativa REVOLUCIÓN llega en un momento de seria crisis económica... un momento de dos invasiones yanquis con la amenaza de más invasiones... y un momento de cambios importantes en el pensamiento del pueblo en cuanto a qué es posible y —si aprehendemos con urgencia las oportunidades— qué se necesita. Es un momento que exige un periódico (y un portal electrónico) mucho más poderoso y con una distribución mucho más amplia, que pueda contribuir de manera más plena, directa y profunda al trabajo de acelerar el avance hacia una situación revolucionaria y de preparar al pueblo para ella.

Esta iniciativa supone atraer a muchas personas nuevas al trabajo concreto de distribuir este periódico, recolectar fondos para él y producirlo... Y esta iniciativa tiene que contar con TU colaboración.

* * * * *

El domingo 8 de febrero, se celebró una Fiesta de Recolección de Fondos para el periódico Revolución en la iglesia Saint Mary de Harlem. Al entrar en la sala, las paredes lucían gráficos deslumbrantes y acuciantes de las páginas de Revolución, se presentaban transparencias de Revolución, había música y buenas vibras en general. Varias mesas tenían exhibiciones sobre la producción del periódico revolucionario, como la maquetación, el portal electrónico y la traducción al español, y alrededor la gente podía hablar y participar. Se podía visitar también una mesa de Libros Revolución, un rincón para niños con libros sobre la evolución y una fascinante “excavación de fósiles”. Unas 80 personas, entre ellos inmigrantes de muchas partes del mundo, se reunieron para festejar y hablar de las cuestiones más grandes que la humanidad enfrenta hoy, cómo importa Revolución en el mundo y la necesidad de apoyar y contribuir regularmente a un periódico así. Recaudamos unos 1.200 dólares, después de deducir los gastos.

Para auspiciar un evento exitoso que realmente pusiera en práctica el espíritu de la audaz iniciativa de ampliar el alcance, el papel y el contenido de Revolución, no dependimos solamente de nuestros conocidos para hacer correr la voz. Los voluntarios del banquete partieron de una visión ambiciosa respecto a cómo popularizar el periódico y su misión, entablando discusiones sobre ello y solicitando el apoyo de los conocidos para contribuir más. Sin embargo, fue crucial encontrar a nuevas personas que iban a ser parte del movimiento revolucionario. Así que hicimos lo siguiente: Decidimos propagar la audaz iniciativa y usar también la cobertura reciente [de Revolución] sobre las elecciones, que es única en la sociedad, y damos a todos nuestros conocidos el número de Revolución que tiene “El comunismo: El comienzo de una nueva etapa, Un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos”. En el curso de discusiones sobre temas como la revolución, el internacionalismo, la Obamanía y la religión, muchas personas con perspectivas diferentes empezaron a participar y unas hicieron donaciones de comida y postres. ¡Qué festín fue! Había pollo cocido, un restaurante cubano donó arroz con fríjol, había verdura sofrita al estilo oriental, ensalada, pan y ¡más postres de lo que se podía contar!

El banquete juntó a una amplia gama de personas, como unos jóvenes que conocieron el periódico Revolución por primera vez en una protesta de Harlem contra el asesinato de Oscar Grant y querían saber más; unos amigos de dos jóvenes baleados en Brooklyn, que ya habían leído y distribuido el periódico y hablaron de su sorpresa al ver que eso tiene una naturaleza sistémica y sistemática, y de que necesitamos la revolución; varios padres de jóvenes negros y latinos asesinados a manos de la policía, que por décadas han sido activistas de la lucha contra la brutalidad y el asesinato policiales; y activistas contra la guerra.

La abogada Lynne Stewart y su compañero Ralph Poynter anunciaron, y contribuyeron, una donación de $100 al periódico Revolución. Lynne Stewart anunció también un evento emocionante: Un Acto Benéfico para el Fondo de Literatura Revolucionaria para Presos, Una Velada con Lynne Stewart y Ralph Poynter, programada para el 15 de marzo en la ciudad de Nueva York. En 2005, el gobierno condenó a Stewart y a dos ex trabajadores legales de muchos delitos graves. Su verdadero delito fue representar legalmente a un cliente que el gobierno consideraba que no merecía ningún derecho jurídico. La lucha para anular su condena y sentencia (que están en proceso de apelación) son batallas importantes en la lucha por defender los derechos básicos.

Muchos artistas y actores fueron al banquete y varios participaron en el entretenimiento principal de la noche, la lectura de pasajes de Revolución. En los pasajes figuraban cartas a Revolución de presos y de un distribuidor, una lectura poética de los titulares de varios artículos del periódico, el desenmascaramiento y análisis agudos del imperialismo estadounidense y en particular las matanzas recientes en Gaza, y los Tres Puntos Principales de Bob Avakian. El plato fuerte fue una lectura impactante de un pasaje del capítulo final de la autobiografía de Bob Avakian, “Money Can Make Friendship End” [El dinero puede poner fin a una amistad]. (Varios pasajes impresos en español de la autobiografía, From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, están en línea en revcom.us y en audio en inglés en bobavakian.net/audio3.html). A eso le siguió Sunsara Taylor, una corresponsal de Revolución, que dijo que el mundo no tiene que ser así y que, con el poder estatal, la sociedad podría ser radicalmente diferente casi de inmediato, y que el periódico Revolución desempeña un papel importante en construir un movimiento revolucionario hoy.

No creo que sea una exageración decir que durante todo el programa la gente estaba absorta. ¡Esas lecturas fueron una experiencia conmovedora y profunda para los intérpretes también! Dieron vida a las páginas del periódico. La gente sigue comentando que a pesar de haber leído y disfrutado los artículos en el periódico, cuando los escuchaba en esa forma podía sentirlos palpablemente, que los artículos resonaban en diferentes maneras y a unos hasta les hicieron llorar. En cuanto a la experiencia de trabajar con actores, poetas, artistas de “la palabra hablada” y otros profesionales del mundo de teatro e invitar su participación, apunté en mi libreta que fue una experiencia de trabajar aplicando las palabras de Mao y de Bob Avakian sobre “abarcar pero no reemplazar”, de entrar en una esfera determinada en que la línea revolucionaria dirige, pero no reemplaza las leyes y la dinámica de esa esfera, aunque sí puede interactuar con ellas y hasta cambiarlas. Es importante bregar con esta cuestión y no equivocarnos cuando trabajamos en esta audaz iniciativa para transformar Revolución y hacer que muchísimas personas más participen en el movimiento revolucionario.

Las lecturas también catalizaron nuevas discusiones y polémicas más tarde, en un ambiente animado de entablar amistades y hablar entre sí. Unas personas tenían fuertes discrepancias sobre cuestiones como la oposición del periódico a Israel o la manera en que critica la religión, pero todo eso las impulsó a querer saber más y a contribuir en diferentes formas, sea haciendo donaciones mensuales al periódico, o llevando bultos de ejemplares para distribuir o continuando la conversación. Se vendieron bizcochos de chocolate caseros, y dos pasteles y una torta a precio reducido se subastaron. Había mucha energía creativa y la gente encontró maneras de apoyar al periódico a raíz de captar la vital importancia de conocer y cambiar el mundo. La gente habló también de cómo ir adelante y qué se necesita para que el periódico tenga una presencia más amplia en la sociedad.

Aparte del Acto Benéfico para el Fondo de Literatura Revolucionaria para Presos, Una Velada con Lynne Stewart y Ralph Poynter, programado para el 15 de marzo (en un lugar por anunciarse), se anunció una cena de recolección de fondos para la traducción de Revolución al español.

Se puede contribuir una vez o mensualmente al periódico Revolución en  http://revcom.us/fund_es.php, o enviar un cheque o giro postal a RCP Publications, Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654-0486. Haz el cheque a nombre de “RCP Publications”.

Las contribuciones a RCP Publications no son desgravables de los impuestos federales como contribución de beneficencia. En estos momentos, RCP Publications no puede aceptar contribuciones o regalos de lectores que viven fuera de Estados Unidos.

Ver más cartas sobre la recaudación de fondos en línea en revcom.us:

Carta de lectores que invitaron a una comida-convivio de Año Nuevo y recolectaron $840.

Carta de un lector: Recaudar dinero para Revolución: Dar la bienvenida a las preguntas peliagudas, ¡efectivamente!

Informe de una reunión de recolección de fondos organizada por un Club Revolución

Declaración del padre Luis Barrios

Recaudar fondos y ampliar la circulación de Revolución

El periódico Revolución es un vehículo en inglés y español que concientiza acerca de los verdaderos problemas. Por ejemplo, sobre la migración hace un análisis crítico de por qué los migrantes vienen, cómo vienen, la interdependencia de la lucha aquí y en los países de donde vienen, los vínculos con la lucha de clases, la xenofobia y las leyes de control de inmigración.

El periódico Revolución presenta un reto: ¿qué vas a hacer al respecto? Señala soluciones revolucionarias. ¿Por qué suscribirse? Es una inversión revolucionaria. Suscríbete, amigo, porque es importante. Suscribirse es un acto revolucionario.

Quienes podemos contribuir más lo debemos hacer para que otras personas reciban el periódico.

Como digo siempre: “Conocimiento es poder”. Tenemos que darle poder al pueblo para la revolución.

Como persona religiosa, creo que la espiritualidad está vinculada a la búsqueda de la verdad. Este periódico lleva la verdad al pueblo. Este periódico es un vehículo importante para la revolución.

Saco fotocopias de los artículos para mis estudiantes. Muchos artículos tratan los temas que enseño en mis clases, como “Latinos y latinas en el sistema carcelario estadounidense”. Estos son artículos poderosos muy pertinentes para mis estudiantes.

Nota de la redacción: Una entrevista al padre Barrios salió en Revolución #157, p. 10 y está en línea en revcom.us.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Fiesta de fin de año para recaudar fondos

Inspirados por la idea de “Dar un regalo que realmente importe”, unos colaboradores del periódico Revolución decidieron organizar una fiesta para el año nuevo en la que se invitaron a lectores y distribuidores del periódico. Fueron casi una docena de personas, casi todas lectores y lectoras regulares del periódico.

Entre todos los asistentes a la fiesta se recaudaron $480 dólares, en parte por medio del “intercambio de regalos”; como el certificado de regalo dado por un familiar a alguien que fue comprado por otro. Otra persona que asistió al evento se dio cuenta que solo llevaba consigo 7 dólares pero quería aportar con una donación considerable que daría próximamente. Se hicieron planes para discutir con él una propuesta de hacer una donación mensual.

Convivimos y comimos, sin complicarnos tanto con lo que trajimos todos de comer, disponíamos de un par de mesas y una para exponer el periódico. Las personas conversaron bastante entre sí. Pero también tuvimos dos discusiones grupales. Una fue acerca del plan de expansión de Revolución. Una persona habló del papel que tiene el periódico a nivel internacional. Se puso en el contexto del Manifiesto, de cómo es el mundo y cómo podría ser. Parte de la discusión trató cómo el comunismo pende de un hilo y el papel que el periódico puede jugar como actor transformador de la dinámica, en particular en cómo promueve la nueva síntesis de Bob Avakian en sus páginas.

Hubo mucha discusión acerca de los “dos sectores anticuados”. Una persona que sigue muy de cerca las luchas que se sostienen en el Medio Oriente opinó que en esta nueva arremetida contra Palestina, fuerzas como el grupo Hamas estaban luchando contra el imperialismo. Otras dos personas provenientes de esa región hablaron acerca de la naturaleza reaccionaria de la República Islámica de Irán y que con ello no hay ninguna alternativa liberadora para la humanidad. Uno de ellos expuso que en los hechos las fuerzas fundamentalistas islámicas no son antiimperialistas y que están tratando de sacar provecho de la situación para así conseguir una mejor posición como explotadores. Dijo que solamente el partido, su presidente y el periódico están luchando en serio por la emancipación de toda la humanidad diciendo la verdad acerca del imperialismo-capitalismo y del fundamentalismo islámico, los dos sistemas anticuados en contienda. También señaló la necesidad de hacer surgir otro camino, la revolución comunista. También señalaron a qué llevará el camino de seguir a la cola de estas fuerzas. Un veterano de la lucha de liberación negra en los años 60 señaló el papel opresor y reaccionario que ha tenido el Islam en el sometimiento de África.

Esta fue una fiesta como para dar los primeros buenos pasos para este año y la segunda discusión que tuvimos fue acerca de las ideas para recaudar fondos. Había algunas buenas ideas. Y se logró desarrollar una sinergia entre personas que usualmente no trabajan juntas. De todo esto salieron más planes: hablar con aquellos que no pudieron asistir a la fiesta e invitarlos a contribuir, vender las camisetas “Se busca” así como otras cosas como computadores usados por medio de Craig’s list. Un fotógrafo profesional se ofreció a donar algunas fotos de los años 60 y de Nueva Orleáns después del huracán Katrina para una venta en línea o en eventos culturales universitarios.

Haremos próximamente otra fiesta para recaudar fondos. El tema principal va a ser la evolución y Darwin, seguido de una discusión sobre el impacto de la ciencia contra la religión en el proceso de conocer la realidad. Sacaremos mucho provecho del periódico en la discusión.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

La Fiebre — Una obra de teatro para nuestros tiempos

Acto para recaudar fondos para Libros Revolución

Del personal de Libros Revolución, Chicago

¡Fue una velada muy agradable y estimulante! Los que presenciaron la fascinante interpretación de David Shapiro en la obra de teatro La Fiebre, escrita por Wallace Shawn, en beneficio de Libros Revolución de Chicago, se quedaron profundamente conmovidos y animados. Las 75 personas en asistencia en esa noche de enero de un frío tan bárbaro experimentaron una apasionante presentación de una obra altamente oportuna y significativa. El Teatro Chopin, donde se llevó a cabo el evento, es un teatro importante y popular en el barrio Wicker Park que es conocido por las creativas y despertadoras obras de teatro que allí se presentan, incluyendo a menudo obras con artistas y temas internacionales. El Teatro Chopin, tildado “encantadoramente fonqui” recientemente en el New York Times, fue un excelente sitio para llevarse a cabo tanto la presentación como la recepción.

En la audiencia se encontraron asistentes al Teatro Chopin, aficionados de Wallace Shawn y simpatizantes de la librería. Al terminar la presentación nos bajamos por la escalera para ir a la recepción en donde pudimos conocer en persona a David Shapiro y a todos los demás en la audiencia al igual que el personal de Libros Revolución. Como corresponde a una obra artística compleja y matizada, la presentación provocó muchos y varios sentimientos e ideas. Una mujer nos dijo más tarde que se quedó tan trastornada que esa noche no pudo conciliar el sueño. Otra conversación después de la presentación inició así: “De veras me relaciono con los sentimientos (del personaje de la obra)”. Su amiga le respondió: “Yo no”.

Uno de los espectadores escribió una carta a la librería acerca de este “notable monólogo teatral” de esta manera: “El personaje único que se encuentra en La Fiebre nos hace recordar que no estamos solitos en este mundo a pesar de los muchos grados de separación entre todos nosotros … ¿Dónde conseguimos nuestros zapatos? ¿Quién fue aquel niño que cosió la etiqueta en nuestra ropa interior? ¿Quién corta nuestro zacate, lava nuestros trastes, pizca nuestra fruta y verdura o prepara nuestra comida en restaurantes de lujo? ¿Por qué tantas personas trabajan tan duro y ganan tan poquito, y por qué a nadie le importa un carajo? Nosotros de las clases medias y altas de la humanidad tenemos la tendencia a olvidar que las comodidades de este mundo que todos disfrutamos no aparecen por arte de magia por sí mismas, sino que son fabricadas y provistas a través de una fluida y casi invisible red de relaciones productivas que en mayor parte desconocemos”.

Otra espectadora se acordó de manifestaciones contra las maquiladoras que explotan a los obreros que ocurrieron cuando ella era estudiante de la universidad en Taiwán y relató una polémica alrededor de unos estudiantes que llevaban puestos pantalones de mezclilla de marca durante las manifestaciones. Dijo que, con el paso de los años (ya tiene casi treinta años), piensa menos en las causas más grandes y más en las soluciones inmediatas. Propuso que aunque el capitalismo global entrelaza la humanidad a través de la explotación, abriga la esperanza de que por el sufrimiento de hoy el mercado capitalista a la larga conduzca a un nivel de vida más alto y una vida mejor para todo el mundo. De ahí surgió una conversación sobre la naturaleza humana y la historia del socialismo, cuestiones que figuran fuertemente en su perspectiva.

Otro tema de conversación se trataba de la culpabilidad. El sitio electrónico Chicago Time Out anunció el evento describiéndolo como “Culpabilidad primermundista desde una librería maoísta”, haciéndose eco del New York Times que caracterizó La Fiebre como un vehículo de Wallace Shawn para la “culpabilidad liberal” cuando la obra fue presentada por primera vez hace 20 años. Había varias perspectivas sobre la cuestión de la culpabilidad y se hizo claro que este concepto se volvió en un portal para discutir cuestiones de ¿cómo están entrelazadas las personas en su vida por todo el mundo? ¿cómo se conecta el sufrimiento de una persona con la opulencia de otra persona? ¿y qué tiene todo esto que ver con cuestiones de la moral y la responsabilidad?

Uno de los espectadores describió el contenido de la obra como la culpabilidad religiosa en que el nacer en el privilegio de la clase media es equivalente al pecado original. En esta conversación surgieron inquietudes muy terrenales a medida que esta persona iba relatando un dilema en la obra con respecto a cuánto se debe dar como limosna a un pordiosero, y además, ¿por qué una persona es pordiosera y otra persona vive en la opulencia en primer lugar?

Además de la presentación de David Shapiro, La Fiebre también está a la venta en forma de libro, de audio por Wallace Shawn y como película HBO protagonizada por Vanessa Redgrave en DVD. ¡Léela, escúchela, discútela y disemínela! Como señaló la persona que escribió la carta a Libros Revolución: “La Fiebre representa de manera dramática la importancia de pensar en voz alta sobre cuestiones de la justicia social existentes en un mundo alienado por el consumismo y estratificado por la explotación”.

Esta función benéfica tuvo lugar seis días después de la toma de posesión de Barack Obama cuando éste declaró ante el mundo: “No vamos a pedir disculpas por nuestro modo de vida”. Así inició esta oración singular que terminó con las palabras: “y los venceremos a ustedes”. La Fiebre de Wallace Shawn explora de una manera dramática algunas de las suposiciones éticas y políticas en este respecto.

En un mensaje de bienvenida y para recaudar fondos, un miembro del personal de Libros Revolución hizo un reto a que el público “dejara de pensar como estadounidenses y empiece a pensar acerca de la humanidad” y habló del papel que desempeña Libros Revolución en la construcción de un vibrante movimiento revolucionario que entabla todas las grandes cuestiones ante la humanidad. Este memorable acto cultural recaudó fondos vitales para Libros Revolución.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Club Revolución, Houston

Una reunión de recolección de fondos

Revolución recibió la siguiente carta del Club Revolución de Houston:

Como parte de la Iniciativa Revolución nuestro club organizó una reunión para recaudar fondos. Hicimos preparativos para este evento resaltando la importancia del rol del periódico en la sociedad; cómo el periódico está ubicado en el núcleo de la construcción de una gente y un movimiento revolucionarios. También hablamos sobre la disposición del evento con la gente, invitando a reunirse y a discutir, en torno al DVD Revolución: por qué es necesaria, por qué es posible, qué es, de Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos (capítulos 1, 2, 5, 6,7 del disco 2).

La concurrencia fue espectacular; y no en el sentido de que tuvimos una casa llena sino por la gente que vino. Tuvimos gente que solo recién había conocido Revolución, alguna gente que había tenido más contacto con el periódico pero que aún no creía que el comunismo vaya a “funcionar” y gente que estaba disgustada y harta del capitalismo pero que no estaba segura que el comunismo sería la solución.

Empezamos con las primeras dos secciones del disco dos, las cuales tocan los puntos sobre qué significa el capitalismo y qué clase de sistema es.

Inmediatamente después de que las secciones terminaron hubo una pregunta sobre el tener una sociedad donde no hay mercancías o si eso es siquiera posible. La gente empezó a hablar sobre las diferencias entre producir para satisfacer las necesidades de las personas y producir para tener una ganancia. Esto hizo que la gente hiciera preguntas sobre cómo en el capitalismo, como Avakian lo explica, es necesario el valor de venta comercial domina al valor de uso. En base a esto también hablamos de cómo sería diferente en el comunismo y el socialismo. Discutimos sobre “el uso directo”: si la comida sería producida y usada por aquellos que viven más cerca o por gente alrededor del mundo, si sería considerado como uso directo, si la comida no fuese producida con la finalidad de obtener ganancias y la capacidad de invertir más, sino para ser usado para llenar estómagos y darle energía a la gente.

Una persona pareció estar consternada con que en el comunismo la gente estaría muy preocupada en intentar alimentar al mundo y que la ciencia no estaría avanzando. Se recalcó un punto en el sentido que en el capitalismo se excluye a la gente. También se dijo que una de las ciencias a la que se le presta mucha atención en el capitalismo y que es una ciencia que consume inmensas cantidades de energía y recursos es la mortal ciencia de la guerra y la destrucción.

Alguien preguntó si en realidad estábamos hablando de derrocar al estado en una situación futura en un país como este. Esta pregunta interpenetraba con algunas cosas que se habían dicho sobre la naturaleza del estado y en el que se puso en claro muy enfáticamente de que lo que ahora tenemos es un estado capitalista que sirve al capitalismo como un vehículo para la dictadura de la burguesía y lo que realmente se necesita es una revolución que barra con toda esa trampa con la finalidad de establecer un nuevo sistema económico, político, social como una transición al comunismo.

Hubo también mucha brega sobre lo que pasa en realidad en situaciones de emergencia; cuando la policía fue a Nueva Orleáns después del huracán Katrina, ¿tuvieron una razón legítima para estar allí? ¿Para proteger la propiedad? Cuando alguien mencionó que la policía protege la propiedad privada y no a la gente y por qué eso es exactamente lo que el capitalismo es, alguien respondió: “La gente es propiedad, la gente TIENE propiedad privada”. Esta es la lógica torcida del capitalismo y el mismo sistema atrasado y pasado de moda es exactamente el que es responsable de impedir que la gente haga cosas radicalmente más grandes y diferentes.

La discusión muy intensa y a veces muy acalorada salía de las secciones que fueron seleccionadas del DVD Revolución. Empezamos con la contradicción fundamental del capitalismo, la dictadura del proletariado y la necesidad de una vanguardia, y terminamos con la sección “Imagina”. Estas secciones fueron capaces de alcanzar a la gente de toda clase de niveles y creó una discusión muy enriquecida, donde todos estaban enganchados. La gente estaba muy metida en los temas e intentaba entenderlos todos juntos. Una persona expresó que ella había escuchado estas cosas antes pero que nunca en la manera en que Bob Avakian las explicaba, lo cual afectó la manera en que ahora ve la revolución y el comunismo.

Cerramos la noche con una declaración que capturó el propósito del periódico Revolución, el cual es estar al centro de la construcción de un movimiento revolucionario, es decir, un movimiento que atraiga a que las masas de gente para que asuman conscientemente la ideología y el método del comunismo. Para construir un movimiento de gente que está saliendo del brutal cuadro del capitalismo y que aplica el comunismo para poner un fin a la opresión y explotación de este sistema a través de una revolución comunista. El rol del periódico Revolución es el de ser una guía para la gente, para unirla, para alcanzar a las personas aun cuando uno no pueda estar ahí en persona y para crear a líderes que a su vez usen el periódico Revolución como su propia herramienta y guía.

Estuvimos felices de ver que la gente ya había tomado iniciativa para hacer donaciones antes de que se lanzara la declaración y mucho antes de que se terminara la discusión. Estamos felices de haber recaudado $130 dólares para el periódico y traído a la gente más cerca al movimiento revolucionario. Sabemos que el objetivo es grande y que nuestra contribución es pequeña pero anhelamos ayudar al traslado a Nueva York y al fortalecimiento de la capacidad del periódico de actuar como un andamiaje de una revolución apuntada a la emancipación de la humanidad.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Entrevista de Revolución a Adam Shapiro

Movimiento de Solidaridad Internacional — Denunciar la brutalidad del ejército israelí

La entrevista de Revolución
Una sección especial para que nuestros lectores se familiaricen con las opiniones de importantes figuras del arte, la música y la literatura, la ciencia, el deporte y la política. Los entrevistados expresan sus propias opiniones, naturalmente, y no son responsables de las ideas que aparecen en otras partes de este periódico o nuestra página web.

En los momentos en que Israel y los EE.UU. anunciaban el “cese al fuego” de la masacre israelí de Gaza apoyada por EE.UU., el corresponsal de Revolución Alan Goodman se sentó con Adam Shapiro, co-fundador del Movimiento de Solidaridad Internacional, en Libros Revolución en la ciudad de Nueva York, para hablar de la actual situación en el terreno en la Gaza, las amenazas y ataques contra el Movimiento de Solidaridad Internacional y sus corresponsales en la Gaza, cómo responder a la pregunta “¿y qué de los proyectiles de Hamas?” y la nueva serie en película de Adam Shapiro, “Las crónicas de un refugiado”, un documental en seis partes.

 

Revolución: ¿Por qué no empezar compartiendo lo que usted sabe acerca de la situación en Gaza?

Shapiro: Como estábamos hablando ahora parece que un cese al fuego se está dando. Este no es un cese al fuego en términos de un acuerdo pero parece ser que ambos lados acordaron no disparar armas entre sí por el momento. Y tenemos, yo creo, cinco voluntarios con el Movimiento de Solidaridad Internacional que están en el territorio de Gaza y han estado allí durante toda la arremetida. Lo que escucho ahora de ellos es que ahora pueden moverse un poco y también lo que escuché de otros habitantes de Gaza es puras escenas de absoluta devastación.

En la misma ciudad de Gaza sí hubieron ataques aéreos y disparos de tanques en ciertas áreas, particularmente en el campo de refugiados, en el Campo Jabalia había un intenso combate. Pero cuando uno sale de la ciudad de Gaza al sur y al norte, al sur a lugares como Rafah y Khan Younis y aún a pueblos más pequeños, supongo que podemos casi llamarlos así aunque no necesariamente están organizados como tal. Destrucción completa y absoluta: edificios completamente demolidos por kilómetros alrededor. Quiero decir, nada quedó de pie. Las familias que están volviendo solo están examinando cuidadosamente las ruinas para ver si encuentran algo de su propiedad o de sus recuerdos de algo que tuvieron y encontrar también cuerpos. Esta es la historia que la gente, mis colegas, ahora están reportando y es que docenas y docenas de cuerpos se hallan en las ruinas del pueblo que quedaron atrapados en las casas cuando fueron golpeados por bombas o tanques bombarderos o cualquier cosa. Y así el recuento de muertos se incrementa en Gaza.

No está claro… es posible que algunas de esas personas murieron instantáneamente, pero tal vez algunas resultaron solo heridas y fallecieron desangradas por falta de que llegara asistencia médica. Escuché de un amigo que tiene familia en Gaza que hace solo dos días su padre y dos hermanos conducían un carro en que trataban de escapar de un área donde había fuertes bombardeos y fueron alcanzados por estos. Un hermano murió instantáneamente. El otro estaba herido y murió después de 14 horas desangrado. El padre estaba herido y requirió cirugías; esperamos que al final esté bien. Con esta historia pudimos atraer la atención en el sentido que llamamos a los periodistas israelíes y a otras personas en Israel con la ubicación exacta de donde estaba el carro para tratar de que el ejército permitiera ingresar personal médico para tratar al hermano que estaba sangrando. Y esto nunca pasó. No había permiso para que ninguna clase de ambulancia llegara y finalmente el hermano de mi amigo sucumbió. Esto es similar al caso del doctor palestino que fue cubierto por las noticias quien perdió a sus tres hijas en un ataque aéreo, ah, perdón, los bombardeos de un tanque bombardero.

Creo por los recuentos de mis colegas allá y de hablar con las personas de que la gente en Gaza está conmocionada por los bombardeos. Pero pienso que esto no lo capta todo porque se está hablando de una población que ya había sido severamente traumatizada no solo por 18 meses de sitio y bloqueo sino por —de lo que estamos hablando es de cerca de una década desde el 2000— intensas campañas lanzadas por el ejército israelí para aterrorizar a la población e intimidarla. Inclusive en los días que no caían bombas, los aviones israelíes rompían constantemente la barrera del sonido para dar la impresión de que estaban cayendo bombas.

Esto fue ampliamente reportado, al menos por las agencias de salud palestinas y grupos internacionales defensores de los niños y de salud: los efectos que esto tiene en términos de traumatizar a la población. Entonces ¿cómo añadiría usted la cantidad adicional de trauma que las personas han estado experimentando por las últimas tres semanas? Y ¿cómo puede usted imaginarse hasta qué punto estaban ellos ya traumatizados y entonces qué cantidad adicional puede un ser humano aguantar?

Estaba solo anotando con un amigo y con frecuencia he dicho esto antes: los israelíes deberían estar enviando notas de agradecimiento a los palestinos de que no son millones de personas sujetadas con bombas suicidas listas a explotarse por lo que Israel les ha hecho; naturalmente, no defiendo que los palestinos tomen tales acciones. Existe frecuentemente esta línea que los israelíes o pro israelíes acostumbran a decir: “Mira lo que los palestinos nos han hecho hacer. Ellos nos han hecho… Mira en lo que nos han convertido”. Los líderes israelíes usan esos términos todo el tiempo: “Nosotros no queremos hacer eso pero mira lo que nos han hecho hacer…”. Si ellos pudieran salirse con la suya con decir esto, pues los palestinos están ciertamente justificados al sugerir eso y mostrar en lo que se han convertido como un pueblo y como individuos, en términos de los sentimientos que podrían tener hacia los israelíes y hacia su situación entera inclusive como defensores de Israel; están más que justificados para sentir cualquier cosa que sientan.

Pienso que es notable que uno pueda sostener una conversación con un palestino en cualquier parte pero especialmente aquellos que viven en Gaza y no sentir odio de su parte. Es una medida extraordinaria de la humanidad del pueblo de Gaza que uno pueda tener una conversación y que no estén completamente llenos de odio. Eso es lo que escucho de mis colegas en Gaza. Esto no es sorprendente porque si uno pasa un tiempo entre los palestinos, esto no le sorprendería para nada. Pero esto aun es un despertar, en un sentido un nuevo despertar, para darse cuenta que el pueblo que ha experimentado todo esto de alguna manera tiene esperanza. No quiero decir que cifran sus esperanzas en sus líderes. No estoy seguro hacia dónde están sus esperanzas dirigidas. Pero hay esperanzas y eso es, pienso yo, algo absolutamente extraordinario.

Revolución: Definitivamente volveremos a eso. Pero yo me pregunto si usted puede hablar un poco más del telón de fondo de la actual situación de pesadilla humanitaria en Gaza en términos de la historia del bloqueo israelí y además de la complicidad de Egipto en esto y la clase de situación que esto ha creado en términos de la carencia de alimentos, suministros médicos y el intercambio con el mundo exterior.

Shapiro: Desde hace 18 ó 19 meses hasta ahora Israel ha impuesto lo que se conoce como el bloqueo sobre la franja de Gaza sellando esencialmente todos los puntos de entrada. Esto incluiría los numerosos puestos de control y los puntos de cruce entre la franja de Gaza y el mismo Israel así como por supuesto, el bloqueo del puerto, el cual ha estado bloqueado por más de 40 años por un bloqueo naval. Y entonces por supuesto convencer a Egipto de mantener completamente cerrada la frontera en Rafah. Ahora, por todas las consideraciones, Egipto cerró la frontera con Egipto no solamente como una petición de Israel pero también como un requerimiento de la Autoridad Palestina de Mahmoud Abbas en Cisjordania que también buscaba durante el bloqueo usar la presión económica y humanitaria para arrancar concesiones políticas a Hamas. Así que hay muchas manos sucias.

Revolución: Parte del acuerdo del cese al fuego, muy extrañamente entre los Estados Unidos, Israel y Egipto, es para apretar aún más esas pinzas.

Shapiro: Claro que sí, quiero decir que hay grandes implicaciones políticas que están tratando de imponer. Pero esa es una buena observación, aunque también, respecto al bloqueo de Gaza, Israel era el principal bloqueador, pero Egipto y la Autoridad Palestina también eran cómplices. Pero también cómplices eran Estados Unidos y la Unión Europea. Y francamente todos los estados árabes lo eran. La comunidad internacional toda es culpable. Nadie buscaba romper el bloqueo. Nadie. Ni siquiera Venezuela, ni Bolivia. Ni aun Irán. Sí había túneles de contrabando pero estos no eran un esfuerzo para romper el bloqueo y sí para el enriquecimiento, quiero decir ciertas mafias esencialmente surgieron como resultado del mercado negro de contrabando y mercadeo tanto en Gaza como en el Sinaí y otras partes, o sea, algunas gentes se enriquecían de estas cosas. Así que en realidad esto no debe ser visto como una maniobra política, esto es solamente una maniobra económica.

Así que esta era la situación de Gaza por los últimos 18 meses, los precios de los alimentos subieron, las mercancías bloqueadas. El cemento no se podía traer dentro de la franja de Gaza, un lugar que requería de una cantidad enorme de reconstrucción y edificación antes de que ocurriera la actual guerra ahí. Toda clase de mercancías que nosotros en los EE.UU. deberíamos estar de alguna manera familiarizados porque impusimos o intentamos imponer una clase similar de sanción sobre Irak antes de la guerra de 2003 en la que se prohibió la exportación a Irak de cualquier cosa que podía ser clasificada como una mercancía de doble uso, inclusive un lápiz porque tenían pequeñas porciones de plomo. En Gaza fueron también prohibidas esta clase de cosas. O sea que Gaza en realidad estaba en una situación desesperada así antes de que empezara la guerra.

El telón de fondo más amplio que se tiene que tomar en cuenta antes del bloqueo es que Gaza cada vez más pudo ser y ha sido una prisión desde los Acuerdos de Oslo de 1993. Se selló a Gaza completamente después de los acuerdos de Oslo. No había ningún cierre en Gaza antes de eso e incluso durante la primera Intifada cuando había gran tensión y violencia. En esos días aún era posible desplazarse en carro e ir a Cisjordania, a Israel, a cualquier parte. Solamente desde 1993 que empieza este proceso de paz, esta farsa de un proceso, que Gaza se vuelve en mayor grado una prisión de máxima seguridad y es ese el paso siguiente de un contexto más amplio. Y finalmente, no finalmente, pero el siguiente contexto más amplio por supuesto es 40 años más de ocupación israelí en que se deterioraron las condiciones de vida en Gaza y esta se convirtió en el lugar más superpoblado de la tierra. Donde hace poco los colonos israelíes tenían carta blanca en Gaza para pasearse, hacer lo que les pegara la gana, tomarse el territorio, el agua, destruir cosas, y es necesario señalar que todo eso lo autorizaba el gobierno israelí, y el ejército israelí lo facilitaba y de lo que era cómplice.

Y entonces el contexto más amplio más allá de ese nivel es volver 60 años atrás, lo que por supuesto es cómo esta gente llegó a Gaza en primer lugar. Naturalmente que antes había una población originaria de Gaza, previamente a lo que sucedió en 1948. Pero con los sucesos de la Nakba [la limpieza étnica de la población palestina — Nota de la redacción] de 1947-1948, se termina con una situación donde más del 80% de los gazanos son refugiados y refugiados de lugares no tan lejos. Quiero decir de lugares que están a kilómetros de la frontera de Gaza. Necesitamos tener en mente todos estos diferentes niveles del contexto para poder entender la realidad de la franja de Gaza, tanto la realidad interna entre los palestinos y la realidad de lo que han tenido que soportar. A mi parecer, es justo preguntar si otra población confinada en un espacio geográfico en cualquier lugar de la tierra ha experimentado lo que la población de Gaza ha experimentado durante los últimos 60 años.

Revolución: Retornemos a este tema de la ira justificada de la gente palestina. Yo sé que todos aquellos que estamos discutiendo con la gente allá fuera, que nos bombardean con esto de “¿y qué de los cohetes que Hamas lanza?”. Y mi respuesta en resumen es: “está haciendo la pregunta equivocada. Cuando alguien dice que los EE.UU. fue construido sobre la tierra que le fue robada a los indígenas de América del Norte y que millones de indígenas fueron borrados del mapa por los colonizadores europeos, se pregunta ¿y qué de esos indios que le sacaban el cuero cabelludo a la gente? La otra noche en la Asamblea Popular de Emergencia de Nueva York donde hablamos, usó el ejemplo de Sudáfrica y la lucha contra el apartheid, y el objetivo de esa lucha no era la “paz” sino fin al apartheid. Habló de algo que me pareció fue un punto muy importante, aun para algunas personas buenas para ponerlo de esa manera, sobre la necesidad de ir más allá de este paradigma de la paz y en realidad mirar las cosas basadas en la realidad de la situación.

Shapiro: La pregunta de los cohetes es la interrogante equivocada a plantearse, por dos razones. Como dijo. En primer lugar, porque en gran parte no viene al caso porque, desde una perspectiva militar, desde el ángulo de cómo la gente de Gaza puede luchar contra toda la opresión bajo la cual está sufriendo, y dejemos claro, hay una guerra constante sobre la gente de Gaza, la gente que vive en Gaza y los palestinos en general, pero especialmente esos que están en Gaza, es decir, no es solamente en aquellos días cuando los israelíes eligen desplegar su poder militar. Es una guerra constante la que está aconteciendo, que empezó con la limpieza étnica de Palestina en 1947 y antes de 1947 y está en marcha cada día que un palestino viva en un campamento de refugiados y por cada día que priven a la gente palestina de sus derechos. Esa es esencialmente una guerra contra los palestinos. Así que si estos respondieran disparando cohetes y no se le entendiera de esa manera, sería una carencia total de conocimiento de lo que está pasando allí. Y de acuerdo a ciertos propósitos, claro. Creo que la pregunta que hay que plantear en serio, si bien no tanto en el caso de los que apoyan a Israel o de aquellos que cuestionan a los palestinos, pienso que es una cuestión interna de los palestinos, que es por qué, para el propósito de quiénes, está disparando Hamas esos cohetes, y eso es un debate muy diferente y una conversación diferente en su totalidad. Y para mí esa es la única pregunta válida a que plantear sobre los cohetes, así que déjenlo así como está.

Sin embargo, si la gente quiere de veras debatir el tema, lo pueden hacer de esta manera, la cual es que en todos los meses que Hamas estaba disparando cohetes a Israel antes del comienzo de esta guerra en Gaza, creo que hubo solamente un israelí muerto durante todo ese tiempo. Y aunque hubo daños materiales limitados, la aplastante mayoría, olviden la palabra mayoría, estamos hablando de más del 99% de esos cohetes cayeron en espacios despoblados. Pero desde que la guerra empezó, los cohetes de Hamas fueron capaces de matar a cuatro israelíes y no solo alcanzar lugares más lejanos sino dañar más propiedad. Así que no pienso, pienso que hablando tecnológicamente, no son capaces de controlar específica y precisamente dónde esos cohetes están cayendo. Pero en general son capaces de controlar dónde estos cohetes están cayendo. Y hemos visto un tremendo cambio en dónde esos cohetes caen desde el comienzo de la guerra. Así que ustedes pueden ver hacia dónde los cohetes fueron lanzados antes del 27 de diciembre cuando Israel empezó su campaña, como una maniobra política, como un esfuerzo para intentar presionar a Israel, si se quiere verlo de esa manera, para hacer cambios, por ejemplo el cruce de la frontera, lo cual es lo que Hamas estaba pidiendo, lo cual era parte de los arreglos de alto al fuego y potencialmente como solo una expresión de ira, cuando quiera que el ejército israelí conducía una operación en Cisjordania, lo cual es seguidamente cuando los cohetes son disparados, algo como disparos de revancha. Así que aun para esos que quieren argumentar algo como ¿y qué hay de los cohetes de Hamas?, bien, miremos a los detalles de eso. No hay ni una sola bomba israelí que haya caído en Gaza que no haya buscado matar intencionalmente, durante y antes de esta guerra, pero ha estado bien claro que Hamas estaba disparando esos cohetes sin esa intención. Pienso que por ahí es a donde el debate debe dirigirse, si se quiere alegar eso.

En términos de tratar los asuntos más grandes y contextualizar lo que Hamas o lo que la resistencia palestina esté haciendo, se necesita ponerlo en el contexto de que, a pesar de la clase oficial del carácter del discurso sobre un proceso de paz, la verdad es que ha habido una guerra contra la gente palestina desde mucho antes de 1947 y continúa hasta hoy en día. Y así es la vida para los palestinos. Se debe entenderlo en ese sentido, entendido de la misma manera en que cada día el apartheid estuvo en efecto, hubo una guerra contra la gente negra de Sudáfrica, la gente de color de Sudáfrica. Al igual que en el caso de cualquier otra lucha previa que se quiera mencionar, en que el sistema de opresión terminó legal u oficialmente en X fecha, hubo guerra contra esas personas. Así que entenderlo de alguna manera diferente es como imponer la propia perspectiva desde fuera y no entender lo que de hecho está sucediendo y pienso que en términos del paradigma de la paz, del proceso de paz del que tanto se habla, eso es lo que disfraza todo esto. Y claro está, ha habido palestinos, más notablemente, obviamente, ahora mismo la Autoridad Palestina en Cisjordania liderada por Mahmoud Abbas.

Pero francamente esto fue un error estratégico de Yasser Arafat al envolverse en un proceso de paz que no se trataba verdaderamente sobre la paz, por la cual en esencia él le dio su aval al fin de un movimiento de liberación a cambio de tener un lugar en las cenas de estado y cosas así. Pero no se trata de decir que Yasser Arafat no era un buen líder ni tampoco decir que esto era su único error, hubo muchos errores a lo largo del camino, como también hubo muchas cosas buenas, es un panorama complicado. Pero lo que se necesita entender es que el paradigma de la paz que se aplica al conflicto palestino confunde y confunde adrede los asuntos reales de justicia y opresión los cuales están en el corazón de este conflicto. Y no hay nada más. No se trata de lograr que dos partes en conflicto lleguen a términos en los cuales puedan ser buenos el uno con el otro. Eso no es de lo que esto se trata. Esto se trata claramente sobre la opresión. Todo lo que uno necesita hacer es pasar un par de días en el lugar de los hechos, en los territorios palestinos, para ver claramente sin que nadie le filtre o le explique todo eso, uno lo puede ver por sí mismo.

Revolución: ¿Por qué no habla un poquito sobre el trabajo del Movimiento de Solidaridad Internacional y comparte algo de lo que estabas explicando en la Asamblea Popular de Emergencia (en la ciudad de Nueva York el 13 de enero para exigir un fin a la masacre israelí en Gaza y denunciar el papel de Estados Unidos en este crimen de guerra) sobre la clase de amenazas contra la gente que hace que el mundo esté al tanto de algunas de las cosas que mencionó al principio de esta entrevista.

Shapiro: El Movimiento de Solidaridad Internacional empezó al principio de esta Intifada por aquellos como nosotros, extranjeros y palestinos que estaban allí y que eran testigos de la brutalidad del ejército israelí contra la gente civil, y abrumadoramente manifestantes no violentos, quienes se lanzaron a las calles, primero para protestar por el asesinato de palestinos, lo que ocurrió el primer día de la Intifada y en segundo lugar mientras se convertía en un movimiento político para oponerse a la constante ocupación y todo lo que andaba ocurriendo.

Pensamos que nuestro enfoque de la MSI estaba básicamente bien, primero, mientras el conflicto permanezca entre palestinos e israelíes, los israelíes debido a su posición en el ámbito global, su acceso a los medios de prensa, todas estas cosas nos mostraban obviamente que era una pelea desigual e injusta y que la versión palestina no estaba siendo bien expuesta. Segundo, no es solamente una pelea entre israelíes y palestinos porque Israel, claro está, recibe una tremenda ayuda política y militar de los EE.UU., principalmente y también de otros países, de países europeos. Así que entender esto solo como un conflicto israelí-palestino no es la realidad. La realidad es que son Israel y la comunidad internacional contra el pueblo palestino. Así que nosotros creímos que si al menos pudiésemos lograr que extranjeros y civiles extranjeros se unan a los palestinos en su protesta, que al menos en la ecuación más básica en el lugar de los hechos cara a cara en confrontación a los soldados, eso primero sería un cambio e idealmente lo que eso haría, sería mitigar el uso de la fuerza letal contra los palestinos. Ese fue uno de los objetivos que teníamos.

Y en segundo lugar tener a extranjeros que puedan reportar y decirlo a sus propios compatriotas en sus propios países y en sus propios idiomas, que puedan explicar lo que están viendo, sin darle una tendencia política, sin representar una facción política, sino reportar lo que están viendo, lo que están viviendo día a día y tratar de alterar la opinión pública en países alrededor del mundo con esa clase de reportes y esa clase de testigos oculares.

Y hemos tenido un tremendo éxito si hablamos de la cantidad de gente que ha venido y ha producido proyectos, películas y documentales, toda clase de cosas que la gente ha hecho independientemente. El MSI es un grupo popularmente organizado, desde abajo, estamos descentralizados al extremo, algunas veces en detrimento propio. Pero así es cómo ha funcionado y cómo tiene que funcionar.

Ahora hemos tenido a gente constantemente desde el 2000, en los territorios palestinos, en Gaza inclusive, aunque hubo un período en que fue imposible llevar a gente a Gaza. Pero sí logramos llevar a gente a Gaza y lo que hemos visto a través del tiempo han sido amenazas hechas mayormente en el internet pero también en Israel inclusive de hecho, la gente que hace amenazas a los voluntarios del MSI o a los organizadores que lideran el MSI, como a mí mismo. Lo que hemos visto últimamente es una aceleración o algo como un incremento de los esfuerzos por singularizar a nuestros cinco voluntarios que están actualmente en Gaza. Algo así como una semana o diez días atrás hubo una página en el internet que puso todas las fotos e información biográfica de estas personas. Lo que quiero decir es que nadie realmente intenta ocultar mucho su identidad, algunas veces no queremos que la gente sepa los nombres reales o cosas así, pero mayormente los voluntarios del MSI están muy abiertos y públicos sobre lo que realmente son. Hemos visto fotos en el internet con una gran cantidad de información sobre ellos, y no solo ha sido una invitación sino una invocación a que el ejército israelí encuentre y ataque a estas personas, lo cual es obviamente una cosa seria. Quiero decir que de muchas maneras es una barbaridad y hemos buscado ayuda legal para que nos ayuden a sacar estas páginas del internet porque creemos que esencialmente esto es una conspiración para asesinar, eso es exactamente lo que es. Felizmente logramos sacar de la red la página que estaba promoviendo esto apenas hace dos días. Pero este es el nivel en el cual las cosas se encuentran.

Los soldados israelíes han usado violencia contra los voluntarios del MSI. Los dos casos más notorios y bien conocidos claro está, son el de Rachel Corrie que fue asesinada por un conductor israelí de buldózer de quien sabemos que le señaló muy bien a ella ante sus superiores y al que se le dio la orden de arrasarla. Y esto está en la propia grabación de audio del ejército israelí de la comunicación entre el conductor y sus superiores. También sabemos de otro caso sobre Tom Hurndall que era un ciudadano británico, que fue baleado y asesinado por un francotirador israelí; ese soldado israelí ha sido condenado a prisión solo por la presión que le impuso el gobierno británico. Sin embargo no creemos que él tomó la decisión por cuenta propia y dio testimonio en ese sentido diciendo que le fueron dadas órdenes de disparar. Y los superiores que le dieron esa orden no han sido enjuiciados. También está el caso de Brian Avery, que fue disparado en la cara por soldados israelíes; el era ciudadano estadounidense.

Hemos tenido otros casos en los cuales la gente ha sido herida de menor grado y otras cosas. Quiero decir, otra vez, no recibieron mucha atención, pero bueno son por sí solos un escándalo. Pero al mismo tiempo, palidece en comparación con lo que los palestinos han estado viviendo. Francamente, la única razón por la que los casos de Rachel Corrie, Tom Hurndall, Brian Avery han logrado recibir atención es que ellos son de tez clara (blanca) y son ciudadanos extranjeros. Y lo que le pasa al ciudadano palestino en un día cualquiera no obtiene la misma atención que debería porque ellos no son menos inocentes o se merecen menos derechos para la vida. Y Rachael y Tom habrían sido los primeros en decir la misma cosa.

Revolución: Pienso que ese trabajo es muy importante. Por último hablemos un poquito acerca de su proyecto de vídeo.

Shapiro: A mí mismo ya no me dejan entrar a los territorios palestinos. Me tienen proscrito, hasta ahora continúa esta prohibición, ahora ya son casi 7 años. Así que de alguna forma, entiendo, de alguna forma tengo algo de experiencia; me echaron a la fuerza y no me permitieron recuperar mis pertenencias de la casa donde vivía ni nada por el estilo, así que en una forma muy superficial y menor, creo que al menos tengo algo de relación personal con la experiencia de los refugiados palestinos. Desde entonces he pasado mucho tiempo con refugiados palestinos en todo el mundo, incluyendo en campamentos de refugiados a lo largo de la región. Y una cosa que he aprendido de mi experiencia al interior de la Gaza y Cisjordania y también de entre los palestinos en lo que ahora se llama Israel y de lo que ahora se llaman las comunidades de la diáspora palestina, es que los palestinos… en primer lugar cabe resaltar que hoy no hay ningún lugar en el mundo donde los palestinos puedan estudiar su propia historia cuando van al colegio. En Israel obviamente su historia les es negada. Son 1.2 millones de palestinos allí en Cisjordania y la Gaza, los libros de texto aún son del nivel de secundaria del período egipcio, así que son libros escrito por el gobierno egipcio en Cisjordania, son libros escrito por el gobierno jordano y aunque sí tocan algunos aspectos de la historia palestina, desde luego según las respectivas perspectivas de los gobiernos egipcio y jordano, los cuales en ambos casos tienen tratados de paz con Israel, y que también tienen en ambos casos un interés en suprimir la identidad palestina. En Jordania, obviamente son libros del gobierno jordano; en el Líbano, el capítulo palestino que era parte del libro de historia del gobierno libanés ha sido sacado de los libros por el gobierno libanés. Siria es probablemente el único país donde se puede encontrar un monto decente de historia palestina , pero aun en Siria, Palestina es considerada parte de la gran Siria del sur, así que hay cierta perspectiva en la manera en que esa historia ha sido enseñada, y efectivamente está dentro de los restricciones y los límites y ciertamente propensa a los caprichos de las relaciones entre Yasser Arafat y Bashar Assad en el pasado y más recientemente entre Abbas y el gobierno de Siria. Y por supuesto Egipto no enseña nada sobre la historia palestina exceptuando cómo encaja en el rol de Egipto como líder del nacionalismo árabe y eso también está allí. Y lo mismo es cierto a lo largo del resto de la región. Y claro está en los EE.UU. y Europa Occidental, si eres palestino y quieres llegar al nivel de la universidad y quieres estudiar algo sobre su parte del mundo, siempre se presenta en el contexto del conflicto o de la resolución del conflicto, por ende uno termina estudiándolo por ese prisma solamente o desde la perspectiva de paz o hacer la paz. Y para repetir, no se trata de la historia o la identidad de uno. Y de tal forma, hay una tremenda carencia de conocimiento de la historia palestina. Hay desde luego en la diáspora palestina, una muy fuerte y de alguna forma asombrosa comunidad cultural e identidad que la gente tiene, sobre la comida, las canciones, la música o tal o cual. Pero en términos de conocer en serio una historia política o una especie de historia social de la gente palestina, hay una gran carencia de conocimiento y experiencia. Y aun dentro de la academia no se encontrará mucho apoyo para que los etnógrafos vayan y hagan estudios sobre la historia palestina y el estudio palestino. Se encontrará que hay mucho apoyo financiero para escribir sobre el proceso de paz, para escribir algo sobre… hay un libro reciente sobre demografía entre los palestinos y la mujer que escribió el libro descubrió que solamente obtendría apoyo para sus estudios si ponía el libro en el contexto de cómo la situación era una amenaza para Israel. Por supuesto que los vientres palestinos son la última amenaza para la población israelí.

Revolución: Nadie está contando la historia desde la perspectiva de la gente palestina así que la están modelando los gobernantes de estas otras potencias.

Shapiro: Es cierto y en algún grado en el pasado, cuando la OLP era más vibrante y tenía instituciones, particularmente en el Líbano había muchos esfuerzos para hacer eso dentro de Palestina. Ahora claro está, su capacidad de publicar todo eso fue restringida severamente. Así que solía haber un esfuerzo pero por supuesto ha muerto realmente, por la expulsión de la OLP del Líbano así como por toda la trayectoria que la OLP ha tomado políticamente. Así que pensé que yo como alguien que ha estado en estos lugares podría hacer algo y trabajar con dos colegas palestinos fue literalmente recorrer todo el mundo y entrevistar a palestinos, primeramente a los refugiados, pero terminamos, quiero decir que los asuntos que discutimos no estaban limitados a los que eran oficialmente refugiados, mirando a lo que ha sido la experiencia palestina en los últimos 60 años en todo el mundo y después tratar algunos asuntos en términos de debates y discusiones internos que a mi parecer necesitan darse en el seno de los palestinos, respecto a asuntos de identidad, representación y liderazgo, mirando a la cuestión de retornar a su territorio y quién está trabajando por ese objetivo, cómo, por qué y qué clase de mecanismos se necesitan organizar y esas cosas en general. No tenemos respuestas, no proponemos que hay respuestas en este momento. Lo que proponemos es que tiene que haber debate, discusión y más interacción.

Revolución: ¿Dice que ustedes no proponen que hay respuestas o ustedes no proponen respuestas?

Shapiro: No proponemos ni respuestas ni en este momento que hay respuestas. Es necesario desarrollar las respuestas a través de esta clase de discusiones. Podría haber más de una respuesta o múltiples maneras de hacerlo, pero pienso que todavía se tiene que desarrollarlo.

Pienso que es verdad que la nueva generación de los palestinos que llegando a la madurez ahora, quienes están en los últimos años de la adolescencia o son veintiañeros han sorprendido a la generación de sus padres en términos de su interés y acoplamiento a Palestina y han agarrado a la generación de sus padres un poquito desprevenida o con la guardia baja por su capacidad de interactuar con las sociedades en que viven, vivan en el Medio Oriente, en Europa, en los Estados Unidos, en Sudamérica o donde sea. La nueva generación se ha vuelto increíblemente adepta, está enchufada, tiene una visión más global, así que entiende la lucha palestina no solo como una lucha limitada, se entiende como una lucha humana, se entiende como estar en solidaridad con otras luchas alrededor del mundo. Pienso que se está desarrollando esta nueva generación de una manera mucho más sofisticada desde abajo que lo que tal vez la OLP solía representarlo en el pasado como decir no más que estaba en solidaridad con todas las luchas de liberación pero eso no se tradujo en nada importante excepto presentarse a una reunión de vez en cuando. Así que pienso que estamos viendo ese fenómeno pero que al mismo tiempo está esa sed y hambre por tener la capacidad de participar. Y debido a las decisiones políticas que tomó el liderazgo palestino personificado en la OLP, de en esencia renunciar a la diáspora bajo el pretexto de un estado en la Gaza y Cisjordania, la gente no ve que hay una manera de participar y los palestinos que no están en la Gaza y Cisjordania no pueden siquiera votar en las elecciones que se celebraron para el liderazgo de la Autoridad Palestina. Así que a ese nivel y mucho más allá de ese nivel, aún está un deseo, un fuerte deseo de los palestinos por todo el mundo, de hablar, de participar. Y con este film lo que esperamos lograr es atraer la atención a esta clase de debates y discusiones y después usar lo que surja como una herramienta y plataforma para ir más allá. De una forma, mis colegas y yo tenemos una clase visionaria o revolucionaria de objetivo pero al mismo tiempo, pienso que este objeto lo impulsa lo que hemos escuchado y experimentado al hablar y vivir entre palestinos alrededor del mundo. Y tal vez para mí como un fuereño, tengo esa capacidad de dar un paso atrás, un paso más alejado, una capacidad de ver el panorama más amplio que los que están enredados más en la situación de lo que yo estoy. Así que de eso se trata la película y eso es lo que estamos tratando de hacer. Hasta ahora lo hemos presentado en los campamentos del Líbano.

Revolución: Dígale a la gente cómo obtener el vídeo.

Shapiro: El título de la serie filmada es Crónicas de un refugiado, es un documental de seis partes. Con nuestros propios esfuerzos estamos distribuyendo el DVD, así que el portal electrónico al que acceder para comprarlo es: palestineonlinestore.com. Y se pueden adquirir en Libros Revolución-Nueva York. Si alguien quiere organizar un evento para presentarlo, nos interesa presentarlo desde cinemas grandes a alguien que lo haga en casa con la familia. Hay como siete millones de palestinos, el tamaño promedio de una familia es de siete y nueve miembros, que es solo la familia nuclear más inmediata. Si alguien pudiese organizar su familia y su familia extendida y ver este film, sentarse juntos y verlo, solamente necesitamos distribuir menos de un millón de copias, así que eso no está tan mal ni es tan difícil de imaginar. Si uno va a YouTube y busca Crónicas de un refugiado, tenemos el trailer allí. Ya lo tenemos en inglés, árabe y español. Y ya viene en francés y otros idiomas. La película misma está traducida al inglés con subtítulos en inglés y también con subtítulos en español, y estamos en eso de lanzarla con subtítulos en francés, sueco, alemán, portugués y hebreo.

Nueva York: Asamblea Popular condena masacre israelí en Gaza

Adam Shapiro intervino en la Asamblea Popular de Emergencia de Libros Revolución el 13 de enero en el Centro de Cultura Ética, Manhattan. La asamblea, con un público de más de 500 personas, exigió un fin a la masacre israelí en Gaza y condenó el papel de Estados Unidos en este crimen de guerra. También hablaron el ex jefe del buró de los estados centrales del New York Times, Chris Hedges; Peter Weiss, vicedirector del Centro pro Derechos Constitucionales; el corresponsal de Revolución, Alan Goodman; y la ex congresista y candidata presidencial por el Partido Verde, Cynthia McKinney, quien habló de la embestida de buques de guerra israelíes cuando intentó llevar a Gaza las toneladas de ayuda de socorro que tanto urgen. La actriz Najla Said representó una escena autobiográfica de su obra de teatro Palestina, acerca de una visita a Gaza.

El acto se celebró a pesar de amenazas abiertas contra Adam Shapiro y Alan Goodman de parte de un grupo que se llamaba “Organización de Defensa Judía”.

Se puede ver el acto íntegro en YouTube: http://www.youtube.com/user/joefriendly

 

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Lo siguiente es de worldcantwait.org:

VAYAN a la primera protesta nacional antibélica de la presidencia de Obama.

¡ALTO A LAS OCUPACIONES Y LA TORTURA ESTADOUNIDENSES EN PRO DE IMPERIO! ¡ESTADOS UNIDOS FUERA DE IRAK Y AFGANISTÁN! ¡NO A LA GUERRA CONTRA IRÁN, PAKISTÁN, GAZA! ¡EL MUNDO NO PUEDE ESPERAR!

JUEVES 19 de marzo: Salgan del trabajo y de la escuela para PROTESTAR con motivo del 6º aniversario de la guerra de Irak.

SÁBADO 21 de marzo frente al Pentágono

Barack Obama dice que:

• dejará en Irak 80.000 soldados, miles de contratistas particulares y 17 bases militares;

• mandará 30.000 soldados más a Afganistán, lo que llevará a la muerte de más civiles;  

• seguirá mandando a aviones teledirigidos no tripulados a volar sobre Pakistán, lo que dejará a más civiles muertos;

• mandará portaaviones nucleares con un arsenal suficiente para aniquilar cualquier país del Medio Oriente;  

• apoyará el sitio israelí a Gaza;  

• mantendrá el programa de “entregas secretas” que Bush usaba para torturar a los detenidos;

• continuará el espionaje oficial a los ciudadanos y, al igual que Bush, lo justifica en nombre de los “secretos de estado”;

• aumentará las fuerzas armadas estadounidenses con 92.000 soldados adicionales, mandando a más soldados a morir por imperio;  

• rehusará investigar y llevar a juicio a los responsables de crímenes de guerra y tortura del régimen de Bush.

La elección del primer presidente negro está teniendo el efecto de cambiar la imagen de las guerras ilegales y preventivas de agresión, para hacernos quedar complacidos con ellas y alistarnos a “servir y sacrificar” en pro de horrores que no tenemos ninguna razón buena por apoyar.

La guerra estadounidense contra Afganistán es una guerra injusta de agresión, el máximo crimen de guerra, librada no para traer democracia y liberación al pueblo afganistaní, sino para controlar ese país con miras a la dominación permanente del Medio Oriente.

¡Pero no tenemos que acceder a eso! Es inmoral la actitud de “esperemos a ver” o esperar que todo salga bien con Obama. Si les importa la humanidad, salgan a la calle para que el mundo vea que somos millones los que no queremos que esos crímenes se cometan.

Ya es hora que tomar acción y hacer que nuestras demandas se vean por todas partes.

Busquen las protestas u organicen otras en www.worldcantwait.org.

Firmen la “Carta al movimiento antibélico”.

Accedan a wearenotyoursoldiers.org (ex combatientes hablan con estudiantes de secundaria para que opongan resistencia al reclutamiento militar).

The World Can’t Wait
866.973.4463 • worldcantwait_la@yahoo.com

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

A nuestras lectoras y lectores:

¡Agitemos el ambiente
con esta Declaración pionera!

Después de leer este número de dos semanas de Revolución, “Una declaración: Por la liberación de la mujer y por la emancipación de toda la humanidad”, respira profundo y empieza a armar planes audaces y creativos a la medida de esta Declaración pionera. Esta desenmascara de manera contundente la opresión de la mujer en la sociedad de clases y va mucho más allá de eso desarrollando y profundizando la teoría comunista existente y el análisis teórico sobre los orígenes de esta opresión, por qué existe y qué tenemos que hacer para eliminarla y eliminar toda la opresión en el proceso de emancipar a toda la humanidad. Pone al descubierto los mezquinos programas y la bancarrota moral e ideológica de los que se adjudican el estandarte del progreso de la mujer pero solo quieren sacar una tajada del mundo tal como es. Presenta una visión de cómo podría ser el socialismo y el comunismo, a partir de la experiencia de las sociedades socialistas hasta ahora y más allá de ellas. ¡De hecho, nunca ha existido nada semejante a esta Declaración!

Esta Declaración tiene que llegar a las manos de todos los se preocupan por la opresión de la mujer. A las mujeres y hombres jóvenes de las secundarias y universidades del país, profesores progresistas, grupos de estudiantes extranjeros, multifamiliares en las zonas urbanas, barrios progresistas en las afueras de las ciudades, inmigrantes y organizaciones de inmigrantes, masas de Harlem y Oakland, organizaciones contra la guerra, grupos de gays y lesbianas, personajes intelectuales y culturales y muchos, muchos más.

Hace falta discusiones y debates que hacen pensar en los salones, salas, conferencias, en la calle, en Libros Revolución, actos del Día Internacional de la Mujer, en los Starbucks’s y los McDonald’s del barrio.

Esta Declaración puede refutar las ideas preconcebidas que tiene la gente, cuestionar algunas ideas profundamente sostenidas que le rebajan su visión y liberar su pensamiento. Puede inspirar y hacer surgir una nueva generación que buscara otro camino adelante. Pero puede hacer todo eso únicamente si llega a manos de la gente, hombres y mujeres por igual.

Habrá desacuerdos, gente que la acoge, y desacuerdos, tal vez con mucha vehemencia. Invitamos las preguntas espinosas y las indagaciones más penetrantes.

Y después de hacer todo eso, envíenos una carta al periódico y díganos qué está aprendiendo, qué está diciendo la gente y dónde y cómo se está difundiendo en la sociedad.

¡Que salgamos a agitar el ambiente!

Envíenos sus comentarios.

Revolution #158, 8 de marzo de 2009


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Celebre la resistencia y el internacionalismo —

Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo

 

Los Ángeles 

Sabado, 7 de marzo

Celebre la resistencia y el internacionalismo,
Día Internacional de la Mujer

1 pm • Mitin y marcha
Mitin en Pico y Westwood Blvd. y marcha por Westwood Blvd. (West Los Angeles)

5 pm • Mitin y marcha de antorchas
Mitin en Wilshire y Westwood Blvd., y marcha de antorchas por Westwood Village (West Los Angeles)

Coalición del Día Internacional de la Mujer, Los Ángeles, 2009. Contacto por teléfono: 323.490.2647; por e-mail: iwdla2009@yahoo.com; o myspace.com/intlwomensdayla.

Domingo, 8 de marzo, 2 pm

“Las mujeres sostienen la  mitad del cielo — ¡Solo una revolución comunista puede emancipar a las mujeres!”, una presentación del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, con motivo del Día Internacional de la Mujer. En Cal State University Los Ángeles, teatro de la Student Union

Cooperación: $10. No se negará entrada por falta de recursos. Cuidado de niños con reservación por adelantado.

Auspiciado por Libros Revolución, 312 West 8th Street, Los Ángeles, 213.488.1303, librosrevolucion.blog.com


Ciudad de Nueva York

Domingo, 8 de marzo, 1:30 pm  Chelsea Studios, 151 West 26th Street

Celebración del Día Internacional de la Mujer, en respuesta al llamado de la Organización 8 de Marzo (Irán-Afganistán), “Las mujeres revolucionarias claman: La revolución es la salida para la humanidad”.

Ponentes: Sunsara Taylor, articulista para Revolución; Bai Di, profesora, Universidad Drew; y ponentes por anunciarse.

Lecturas dramáticas:  “Del Medio Oriente y el Occidente — pasado, presente y futuro…”

Reception: Libros Revolución, 4 pm, en frente.


Chicago

Domingo 8 de marzo, 5 pm

Celebración del Día Internacional de la Mujer: Únete con nosotros para la discusión: “Una Declaración: Por la liberación de la mujer y por la emancipación de la humanidad” y una comida a las 5 pm. (ubicación por anunciarse)

Información: Libros Revolución Books, 1103 North Ashland Avenue, 773.489.0930, revbookschi@yahoo.com, chicagorevolutionbooks.blogspot.com


Cleveland

Sábado 14 de marzo

Un día de resistencia e internacionalismo, en solidaridad con las acciones convocadas por las mujeres de Irán y Afganistán. Los planes incluyen una marcha y mitin de denuncias, tiempo al aire en la radio, presentaciones en salones y más. Información: Libros Revolución-Cleveland, 2804 Mayfield Rd esquina con Coventry, Cleveland Heights, 216.932.2543, revbookscle@hotmail.com

También se celebrarán programas del Día Internacional de la Mujer en las librerías Libros Revolución de Atlanta, Boston/Cambridge y Honolulu. (Vea arriba la información de contacto).

 

Envíenos sus comentarios.