Revolución #216, 14 de noviembre de 2010

Voz del Partido Comunista Revolucionario, EU

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.


Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

22 de octubre de 2010: Un espíritu de desafío

Se caracterizó el 15º Día Nacional de Protesta para Parar la Brutalidad Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación por un espíritu de desafío ante la epidemia de brutalidad y asesinato policial que azota a esta sociedad. ¡BASTA YA! En casi dos docenas de ciudades y pueblos de Estados Unidos y en Montreal, Canadá, los manifestantes desfilaron y se reunieron. Muchísima gente se vistió de negro ese día. Las familias y los amigos de aquellos que la policía ha matado se juntaron con jóvenes, nacionalidades oprimidas y otros a los cuales de rutina se les priva de sus derechos básicos y la policía los brutaliza ilegal y gratuitamente. Estudiantes de secundaria y universidad se juntaron con otros que arde con furia e indignación debido a este trato. Diversas organizaciones endosaron el Día, se unieron a las manifestaciones y alzaron la voz. Los revolucionarios y comunistas estaban en el ambiente, señalando la realidad de que podemos deshacernos del horror que la gente sufre en esta sociedad y en el mundo. Un mundo completamente diferente es posible. Tenemos que luchar por ese mundo, por ese futuro.

Pegó duro el testimonio desgarrador de las familias y los amigos de las personas que ha matado la policía, tales como Oscar Grant, Aiyana Stanley-Jones, Manuel Jaminez y John T. Williams. Grupos de personas irrumpieron en las acciones para rendir testimonio y hablar agravios sobre el trato que reciben a manos de la policía. Salieron muchas historias, por ejemplo, la de una joven quinceañera en Nueva York que contó que unos policías, sin razón, la zamparon sobre el cofre de una patrulla. Sobresalieron letreros caseros que documentaban el abuso policial.

En este 15º Día Nacional para Parar la Brutalidad Policial nacieron unos importantes brotes de resistencia, y una dinámica entre los estudiantes y la gente básica. (Ver "Algo nuevo e importante" y "Carta: Se agita el caldo en la Universidad de California-Berkeley".)

Entre los hitos:

En el Área de la Bahía de San Francisco, las actividades arrancaron el 21 de octubre cuando un grupo de familiares de las víctimas y otros de los barrios y ghettos llegaron a la Universidad de California-Berkeley. Un gigantesco "muro de vidas robadas" puso ante los estudiantes la realidad de la brutalidad policial sistémica y sistemática. Los estudiantes respondieron apuntando mensajes conmovedores sobre una manta del 22 de octubre. La gente de los vecindarios se inspiró por la experiencia de ir al plantel y por ejercer un impacto sobre los estudiantes. (Ver "Carta: Se agita el caldo en la Universidad de California-Berkeley".) El propio 22 de octubre, se dieron mítines en la plaza del metro Fruitvale (donde Johannes Mehserle, el policía del metro BART, mató a Oscar Grant) y luego en el este de Oakland cerca del lugar donde la policía mató a Brownie Polk, donde habló Cephus Johnson, el tío de Oscar Grant. En el este de Oakland, se celebró una marcha animada y combativa seguida de un mitin que electrizó el vecindario normalmente tranquilo.

En Los Ángeles, unas 500 personas, en su mayoría jóvenes, desfilaron con familiares de las víctimas y activistas. Muchos llevaban imágenes de Oscar Grant, Manuel Jaminez y otras que ha matado la policía, marcharon del centro angelino al barrio de inmigrantes de Pico Union donde la gente se levantó por el asesinato de Manuel Jaminez. Unas decenas de estudiantes negros de cuatro planteles de la Universidad de California acudieron a causa del asesinato de Oscar Grant y lo que eso concentra acerca de la violencia policial sobre los negros, incluido un contingente que manejó 480 km en carro desde el plantel de Merced. Un grupo de alumnos de secundaria de Watts llevaba una pancarta con fotos de Oscar Grant, Manuel Jaminez, Aiyana Stanley-Jones y otros con la inscripción: "¡Alto a la brutalidad policial, basta de la criminalización — luchar por aquellos que se han ido!" En el mitin al fin de la marcha, la gente habló acerca del asesinato de sus seres queridos por la policía y se les unieron miembros de la Afrikan Black Coalition, una coalición de Uniones de Estudiantes Negros y Uniones de Estudiantes Afrikanos que había movilizado a los estudiantes de la Universidad de California, maestros de la Asociación de Educadores de Raza y sus alumnos y Michael Slate del periódico Revolución.

En la Ciudad de Nueva York, en preparación para el 22 de octubre unos estudiantes negros y latinos de Harlem grabaron y escribieron sobre sus experiencias con el abuso policial. Cuando las clases terminaron el 22, siete de esas historias, escritas a mano sobre grandes tablas, estaban expuestas muy a la vista en un parque del Alto Manhattan. Grupos de hasta 25 personas se juntaron alrededor para hablar acerca de cómo han sido objeto del abuso y brutalidad de la policía. Luego en Union Square, hablaron en un mitin los representantes de siete familias cuyos seres queridos han sido asesinados por la policía. Después del mitin, de 150 a 200 personas marcharon y corearon una y otra vez con los nombres de otras víctimas del asesinato policial: "¡Todos somos Oscar Grant! ¡Todo el maldito sistema es culpable!...".

Al día siguiente, el 23 de octubre, se celebraron manifestaciones en la costa oeste que exigieron justicia para Oscar Grant. El policía que lo mató fue sentenciado el 5 de noviembre en Los Ángeles. (Ver: "Condena simbólica contra asesino de Oscar Grant: Furia en las calles de Oakland".) El sindicato de estibadores (ILWU) paralizó los puertos del Área de la Bahía de San Francisco. En Oakland, mil personas, entre ellas la familia de Oscar Grant, miembros de sindicatos, estudiantes, activistas y gente básica participaron en la manifestación.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Carta:

Se agita el caldo en la Universidad de California-Berkeley

"Llevemos a los campus el día de protesta contra la brutalidad policial y la represión, el 22 de octubre, y que nos acompañen varias de las personas que viven bajo eso todos los días. Tomemos a pecho la respuesta de un estudiante de una universidad élite que asistió a una conferencia sobre construir el movimiento para la revolución, cuando conoció a personas que viven en los proyectos de vivienda pública y platicó con ellas sobre sus vidas: '¡La gente en el campus no sabe NADA NADA de eso!' ¿Cuál impacto tendría si un par de personas que SÍ viven ese infierno todos los días fueran a las universidades con letreros con la inscripción: 'Pregúnteme cómo es la vida en el infierno llamado Estados Unidos'? ¿Cuál impacto tendría en algunos de los estudiantes hacer una gira de los ghettos y barrios, guiada por esas mismas personas?"

"A los revolucionarios, los radicales y los que resisten: Lleven ESTA revolución a las universidades", Revolución #212

El 21 de octubre, el día anterior al 22 de octubre Día Nacional de Protesta para Parar la Brutalidad Policial, algo nuevo y diferente vino a la universidad de California-Berkeley. Siete proletarios de mentalidad revolucionaria y miembros de las familias de las víctimas del asesinato policial se sintieron inspirados a venir al plantel, junto con un equipo de revolucionarios, para ayudar a organizar el 22 de octubre y retar a los estudiantes para asumir esta lucha.

En preparación, discutíamos el hecho que los estudiantes aquí no saben mucho de lo que sucede en lugares como el este de Oakland, a menos de 15 km de distancia, y debemos hacer concreta esa realidad para los estudiantes y retarlos para que salgan con nosotros a protestar. Hablamos acerca de que el 22 de octubre es el primer día de "La Semana Revolución" en la universidad, una semana de imaginación radical y eventos importantes, sobre la brutalidad policial, el estado de Israel, el desastre del petróleo del capitalismo en el golfo de México y el Mensaje y Llamamiento del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, "La revolución que necesitamos... La dirección que tenemos".

Levantamos un gran "mural de vidas robadas" en la entrada principal de la universidad con algunas imágenes, incluyendo la foto muy poderosa del Mensaje y Llamamiento que muestra unos cerdos blancos arrodillados sobre el cuello de un joven negro. Casi inmediatamente los estudiantes empezaron a acercarse, diferentes tipos de estudiantes, y recibieron nuestros volantes. Uno de los revolucionarios empezó a agitar con un megáfono, hablando sobre la epidemia de brutalidad policial, qué tan sistemática lo es en todos los ghettos y barrios en todo el país, cómo los cerdos actúan igual que un ejército de ocupación en vecindarios como el este de Oakland. Invitó a los estudiantes a mirar el mural con los nombres y fotos de vidas robadas por las fuerzas del orden, para hablar a los miembros de las familias presentes cuyos seres queridos fueron asesinados por la policía y definitivamente salir al día siguiente a protestar. Hablaba acerca del rol que tiene la policía en asegurarse que los oprimidos sigan subyugados y sobre todo mantener el status quo, por eso es que vienen a golpear y hacer retroceder a los estudiantes por levantarse por su derecho a una educación digna. Y las fuerzas armadas de Estados Unidos e Israel básicamente juegan el mismo rol a nivel internacional, reforzando brutalmente el imperialismo por todo el globo. Retó a los estudiantes a atar cabos y llegar a la raíz del problema y ser parte de la Semana Revolución.

Danny García, el hermano de Mark García (asesinado por la policía de San Francisco), tomó el megáfono. Señalaba a las diferentes caras de la gente por él conocida que estaban el mural y contó sus historias. Un joven proletario centroamericano de Oakland habló en español sobre la necesidad de la revolución y que los estudiantes sean parte. En un momento, un par de jóvenes negros que no eran estudiantes se acercaron y dijeron que eran amigos de Gary King, Jr. (asesinado por la policía de Oakland). Teníamos una foto grande de Gary King, Jr. que sostuvieron por un rato. Otras dos estudiantes, afroamericanas, llegaron y firmaron una gran manta contra la brutalidad policial que teníamos, diciendo que sus amigos habían sido asesinados por la policía. Un estudiante negro de Atlanta vino y miró la foto de los cerdos arrodillados sobre el joven blanco y dijo: "Ése podría ser yo".

Ésta era una escena MUY diferente del activismo tan usual en la universidad y no era algo que podía ser ignorado. En cierto momento tomamos la gran pancarta del 22 de octubre y marchamos a través de la Plaza Sproul a un espacio concurrido entre los dos edificios académicos. Al principio un gentío se reunió a ver lo que estaba pasando. Los estudiantes firmaban la manta, escribiendo comentarios muy serios sobre la brutalidad policial. En un momento dejamos de hacer la fuerte agitación para que los estudiantes se sintieran más cómodos para venir y firmar la manta o hablar a las familias. La firma de la manta fue una buena manera de atraer a los estudiantes y muchos de ellos vinieron a firmar. Incluso alguien la firmó en chino.

Nos costó más trabajo hacer que los estudiantes vinieran hablarles a las familias. Hubo unos cuantos intercambios, como entre un joven estudiante latino que habló un rato a uno de los familiares en español. Otro familiar dijo que sintió que pudo haber hecho un trabajo mejor de romper el hielo con los estudiantes, simplemente acercándoseles y presentándoseles. Una mujer joven que era parte de nuestro grupo, la hermana de alguien asesinado por la policía, se estaba sintiendo frustrada con tantos estudiantes que simplemente nos pasaban y seguían su camino (aunque para nosotros ésta era una respuesta mucho mejor que de costumbre), así que le dijimos: "¿Por qué no vas y les hablas?" Y eso fue lo que hizo el resto del día.

En general, las familias de las víctimas y otros que llegaron del este de Oakland parecían vigorizados por el día. Parece ser que gran parte de lo que los motivó a venir era algún sentido que la Universidad de California-Berkeley era un lugar importante a que ir si se quiere cambiar la sociedad. Y es verdad, las universidades son centros de ideas, de las ideas dominantes y potencialmente de las ideas revolucionarias, y en ese sentido éstas son donde se quiere estar si se quiere desafiar el discurso dominante y tener un impacto a nivel de la sociedad. Además, Bob Avakian ha enfatizado la importancia estratégica de la "transferencia de la lealtad" de un sector de los intelectuales, desde el orden burgués hasta el orden revolucionario, y el impacto desproporcionado que podrían tener. Y los estudiantes han tenido un rol crucial en todo movimiento revolucionario. Al mismo tiempo, al desarrollarse el movimiento revolucionario en las universidades y en la clase media, y al desarrollarse entre los más oprimidos por este sistema, existe un rol decisivo que los de abajo de la sociedad que "soportan el infierno todos los días" y no tienen tal temor del trastorno y agitación pueden jugar "encender la chispa" en el sentido metafórico en los frentes político e ideológico, radicalizando al resto de la sociedad.

Algo de esta clase de sinergia de estire y afloje realmente se dio el 21 de octubre. De lo que sabemos, ningún estudiante de la Universidad de California-Berkeley salió a protestar al día siguiente. Así que queda pendiente un reto tanto a los estudiantes como a los proletarios de cruzar esta inmensa división social y todas las barreras que existen. También queda pendiente un reto para los revolucionarios: de darle a la gente un sentido de cómo esta clase de cosas encaja en nuestra estrategia para la revolución y una visión de la clase de sociedad por la que estamos luchando y realmente dirigir a la gente con el análisis y la confianza de que todos (sin importar de donde vengan) son capaces de pensar y actuar por lo que respecta a la emancipación de la humanidad. Al hacerlo de esta manera, todos los que participaron estarán en un lugar diferente más elevado. Todo eso fue una primera experiencia muy buena y nos hace falta mucho más.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

CONSTITUCIÓN
Para La Nueva República Socialista En América Del Norte
(Proyecto De Texto)

Del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

Preámbulo

La Nueva República Socialista en América del Norte sólo pudo haber nacido como resultado de una lucha heroica de grandes sacrificios por parte de millones y millones de personas obligadas a vivir bajo un sistema de explotación y opresión en los antiguos Estados Unidos de América que ya no toleraban más los ultrajes y las injusticias perpetrados constantemente por el sistema del capitalismo-imperialismo y las estructuras y las instituciones de poder y represión que imponían todo eso con violencia y brutalidad así como mentiras y engaños; quienes se rehusaron a seguir aceptando que eso fuera la mejor sociedad posible y el mejor mundo posible, y que cada vez más venían conociendo e inspirándose por la posibilidad de una sociedad y mundo radicalmente diferente y mejor; que por eso se alzaron, con la dirección del Partido Comunista Revolucionario, para derrotar, abolir y desmantelar el sistema imperialista en los antiguos Estados Unidos de América con sus instituciones y aparato de represión y violencia. Al mismo tiempo, este nuevo estado socialista sólo pudo haber resultado de todo un proceso de trabajo y lucha revolucionaria, tanto en la esfera de la teoría como en la de la actividad práctica-política, por parte del Partido Comunista Revolucionario, en su papel de vanguardia del proceso revolucionario, para permitirle al mismo Partido y a una cantidad cada vez más amplia de las masas prepararse para el surgimiento de una situación revolucionaria y luego aprovecharla, para derrotar y desmantelar las fuerzas del antiguo orden represivo y establecer el nuevo estado socialista. En todo ese proceso, un elemento decisivo para el éxito de la revolución y la fundación del nuevo estado socialista revolucionario es: la interacción y el refuerzo mutuo entre el papel de vanguardia del Partido Comunista Revolucionario —con su base teórica en la ciencia del comunismo y los avances en el desarrollo de esa ciencia por medio de la nueva síntesis forjada por Bob Avakian— y la creciente conciencia y la lucha cada vez más decidida de las masas populares. La Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte es una continuación, en las condiciones de la nueva sociedad, de los principios fundamentales y las fuerzas motrices que constituyen la base para el establecimiento de este nuevo estado socialista, y les permite plasmarse y cobrar más iniciativa.

A diferencia de cómo el estado capitalista imperialista sirve e impone los intereses de un pequeño grupo dominante de explotadores, la Nueva República Socialista en América del Norte, continuando con la dirección del Partido Comunista Revolucionario, toma como base y punto de partida los intereses fundamentales de aquellos que fueron explotados y oprimidos de la manera más despiadada bajo el viejo sistema y las masas populares en general, y les proporciona los medios para que desempeñen un papel cada vez mayor en el ejercicio del poder político y el funcionamiento de la sociedad conforme a dichos intereses, a fin de continuar la lucha para transformar la sociedad, con la meta de arrancar de raíz y por fin eliminar todas las relaciones opresivas y explotadoras entre los seres humanos, y los conflictos antagónicos y destructivos a que dan origen.

Todo eso es un proceso y un objetivo que en lo fundamental y en el análisis final, sólo se podrán lograr a escala global con el avance al comunismo por todo el mundo. La orientación y los principios de este estado, encarnados en la presente Constitución, son internacionalistas: si bien presta la debida atención a satisfacer, sobre una base cada vez más amplia, las necesidades materiales, intelectuales y culturales de los habitantes en este estado y a fomentar la mayor transformación de esta sociedad para seguir arrancando de raíz las desigualdades sociales y los aspectos que queden de explotación y opresión, el estado socialista debe darle la prioridad fundamental al avance de la lucha revolucionaria y el objetivo final del comunismo por todo el mundo y adoptar y llevar a cabo políticas y acciones que concuerden con esta orientación internacionalista y la pongan en práctica.

A pesar de las diferencias en las estructuras políticas, instituciones y principios-guía, incluso diferencias enormes y cualitativas, todos los estados cuentan con un definido contenido social y carácter de clase: son un reflejo de las relaciones sociales prevalecientes y en última instancia las relaciones económicas (relaciones de producción) que juegan un papel decisivo y fundamentalmente determinante por lo que se refiere a la manera en que funciona y está organizada una sociedad específica. El estado sirve para proteger y expandir esas relaciones y para imponer los intereses del grupo social —la clase dominante— que ocupa la posición dominante en la sociedad, como resultado de su papel en la economía y en particular su posesión y control de los principales medios de producción (entre ellos la tierra, las materias primas y otros recursos, la tecnología y las estructuras físicas como fábricas, etcétera). En la sociedad capitalista, es la clase capitalista la que ocupa esa posición dominante: controla las estructuras y procesos gubernamentales —en primer lugar los organismos del estado como instrumento del dominio y represión de una clase (las fuerzas armadas, la policía, las cortes y prisiones, el poder ejecutivo y las burocracias)— para ejercer su dominio sobre la sociedad y su represión de aquellas fuerzas cuyos intereses están en oposición de manera importante a ese dominio y/u oponen resistencia a dicho dominio. En pocas palabras, todo estado es un instrumento de dictadura —del monopolio del poder político, concentrado como el monopolio de la fuerza armada y la violencia "legítimas"— que ejerce una clase u otra de acuerdo a sus propios intereses. Cualquier democracia practicada en esa situación es una democracia según los términos de la clase dominante y el ejercicio de su dictadura y en lo fundamental sirve a los intereses de dicha clase y dictadura. Seguirá siendo cierto que habrá un estado y que el estado representará una dictadura de un tipo u otro, que sirve a los intereses de una clase dominante u otra, siempre y cuando la sociedad esté dividida en clases (y otros grupos) con intereses fundamentalmente antagónicos — una división arraigada en las relaciones sociales subyacentes y sobre todo las relaciones de producción que predominan en la sociedad dada.

La Nueva República Socialista en América del Norte es, como todo estado, una forma de dictadura —la dictadura del proletariado—, lo cual significa que, en su carácter esencial y sus principios, estructuras, instituciones y procesos políticos básicos, debe expresar y servir a los intereses fundamentales del proletariado, una clase cuya explotación es el motor de la acumulación de riqueza capitalista y del funcionamiento de la sociedad capitalista y cuya emancipación de su condición explotada sólo se puede dar por medio de la revolución comunista, con su meta de abolir toda relación de explotación y opresión y de emancipar a toda la humanidad. En este sentido, los organismos gubernamentales y los procesos de este estado socialista a todos los niveles deben ser vehículos para el avance de la revolución comunista; y, como una dimensión clave de eso, deben proporcionar los medios a los anteriormente explotados y oprimidos en la vieja sociedad —los cuales en efecto estuvieron excluidos de ejercer el poder político y de gobernar la sociedad así como de las esferas de la actividad intelectual y de trabajar con las ideas en general— para que participen cada vez más en esas esferas, con el objetivo de transformar la sociedad continuamente en la dirección del comunismo. Todo eso se expresa a través de los principios y disposiciones, y las instituciones, estructuras y procesos, establecidos y estipulados en la presente Constitución.

Al mismo tiempo, la Nueva República Socialista en América del Norte es una continuación de la orientación estratégica del Frente Unido bajo la Dirección del Proletariado, en las condiciones de la nueva sociedad creada por medio de la lucha revolucionaria. Por eso, si bien hay que reconocer que la naturaleza esencial, y los principios y procesos básicos, de esta República tienen una orientación que concuerda con los intereses del proletariado, como clase, en el sentido fundamental y más amplio —de abolir todas las relaciones de explotación y opresión por medio del avance al comunismo por todo el mundo—, la lucha para alcanzar esa meta no puede ser y no será llevada a cabo simplemente por los PROLETARIOS, como una idealizada "encarnación perfecta de principios comunistas", ni en un sentido uniforme y lineal. Como ha enfatizado la nueva síntesis desarrollada por Bob Avakian, el proceso de hacer la revolución y luego continuarla en el nuevo estado socialista hacia el objetivo final del comunismo debe abarcar la participación activa de grandes números de personas de diferentes sectores y procederá por muchos diferentes "canales", con muchas fuerzas diferentes en el pueblo en muchas esferas diferentes de la actividad humana, y no sólo aquellas que son más directamente políticas y que están relacionándose más directamente en un momento dado al funcionamiento y los objetivos del liderazgo de la revolución y el nuevo estado socialista; y la orientación y el objetivo, asumidos conscientemente por una creciente cantidad de personas, deben ser obrar de modo que todo eso contribuya, en lo fundamental, a la lucha para transformar más la sociedad en la dirección del comunismo.

De acuerdo con esta orientación y estos objetivos, se debe aplicar el principio de "núcleo sólido, con mucha elasticidad". Eso significa que, por un lado, debe darse una fuerza en la sociedad que se expande continuamente, que cuenta con el partido comunista revolucionario como su elemento dirigente, que esté firmemente convencida de la necesidad de avanzar al comunismo y que se comprometa de corazón a llevar a cabo esa lucha, ante todas las dificultades y obstáculos que se den; y sobre la base de ese "núcleo sólido" y a la vez al reforzarlo continuamente, debe haber previsiones y espacio para una amplia diversidad de pensamiento y de actividad del pueblo en toda la sociedad, "que exploren en muchas direcciones diferentes", que breguen y experimenten con muchas ideas y programas y campos de actividad diferentes —y, cabe recalcar, el partido de vanguardia y el "núcleo sólido" en un sentido general debe "abarcar" todo eso y se debe facilitar que todo eso contribuya por muchas vías divergentes al avance por un ancho camino hacia la meta del comunismo. Esta orientación y enfoque están encarnados en la Constitución para una Nueva República Socialista en América del Norte.

La Nueva República Socialista en América del Norte es un estado multinacional y multilingüe que se basa en el principio de igualdad entre diferentes nacionalidades y culturas y uno de sus objetivos esenciales es eliminar por completo la opresión nacional y la desigualdad entre las nacionalidades, lo que fue una parte tan fundamental de los Estados Unidos de América imperialistas a lo largo de su historia. Es posible vencer y superar por fin las divisiones en la humanidad entre países y naciones y construir una comunidad mundial de seres humanos en libre asociación únicamente sobre la base de estos principios y objetivos. Esta orientación también está encarnada en las diversas instituciones del estado y el funcionamiento del gobierno en la Nueva República Socialista en América del Norte.

La opresión de la mujer surgió junto con la aparición de las divisiones explotadoras de clase entre los seres humanos hace miles de años, y en todas las sociedades dominadas por clases explotadoras se ha mantenido y se ha arraigado profundamente, y fue un rasgo pronunciado de los Estados Unidos de América imperialistas y de su dominio e influencia en el mundo. Abolirla y arrancarla de raíz es uno de los objetivos más importantes de la Nueva República Socialista en América del Norte. Eso se concreta en la igualdad legal completa entre la mujer y el hombre, pero más allá de eso, en la declarada orientación y política de esta República de superar todas "las cadenas de la tradición" encarnadas en los papeles y divisiones tradicionales de género y en todas las relaciones opresivas correspondientes, en toda esfera de la sociedad, y de facilitar que las mujeres participen y contribuyan, tan plenamente como los hombres, a todo aspecto de la lucha para transformar la sociedad y el mundo con el fin de arrancar de raíz y abolir todas las relaciones de opresión y explotación y emancipar a toda la humanidad.

En un sentido general y en conformidad con los principios y las disposiciones de la presente Constitución, el Partido Comunista Revolucionario da dirección al estado y sus instituciones principales. Los miembros del Partido a todos los niveles se dedican a defender, propagar y ejecutar la Constitución del Partido así como la Constitución de la Nueva República Socialista en América del Norte. Si bien existen diferencias entre estas dos Constituciones —ya que los elementos del punto de vista, los objetivos y las responsabilidades de los miembros del Partido, encarnados en la Constitución del Partido, van más allá de lo establecido en la Constitución para una Nueva República Socialista—, existe una unidad fundamental entre los principios de las dos Constituciones; el Partido y todos sus miembros son responsables ante la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte y no podrán violarla y al contrario deben actuar de manera consecuente sobre la base de ella y en conformidad con ella.

Como ha demostrado la experiencia histórica, la sociedad socialista —durante un período bastante largo— contendrá y de hecho regenerará elementos de explotación, desigualdad social y opresión, heredados inevitablemente de la antigua sociedad, los cuales no es posible arrancar de raíz y abolir de golpe ni en el momento después del establecimiento del estado socialista. Es más, es probable que durante un período prolongado surjan los nuevos estados socialistas en una situación en que estarán cercados en un grado u otro por estados imperialistas y reaccionarios, los que continuarán ejerciendo una influencia y fuerza importante y hasta podrán gozar de una posición dominante en el mundo durante algún tiempo. Durante un tiempo largo, esos factores seguirán generando fuerzas en la misma sociedad socialista así como en las partes del mundo aún dominadas por el imperialismo y la reacción, los que intentarán derrocar cualquier estado socialista que exista y restaurar el capitalismo ahí. Además, la experiencia histórica demuestra que, debido a esas contradicciones, surgirán fuerzas al interior del mismo partido de vanguardia, incluso en sus niveles más altos, las cuales lucharán por las líneas y las políticas que de hecho conducirán a socavar el socialismo y restaurar el capitalismo. Todo eso recalca la importancia de continuar la revolución en la sociedad socialista y de hacerlo en el marco general de la lucha revolucionaria por todo el mundo y con la orientación internacionalista de darle prioridad fundamental al avance de esa lucha mundial hacia la realización del comunismo, lo cual sólo se podría alcanzar a escala mundial, y recalca la importancia de la lucha al interior del propio partido así como en la sociedad en general a fin de mantener y fortalecer el carácter y papel revolucionario del partido en concordancia con sus responsabilidades de actuar como el liderazgo de la revolución en marcha hacia el objetivo final del comunismo y derrotar las iniciativas de transformar al partido en su contrario, en un instrumento para la restauración de la vieja sociedad explotadora y opresora.

Después de la abolición de las divisiones de clase y de todas las otras relaciones explotadoras y opresivas entre las personas de todo el mundo, aún se necesitará un gobierno, en el sentido de contar con un marco organizado para tomar decisiones y administrar los asuntos que tienen en común los seres humanos que constituyen la sociedad a diferentes niveles y para la búsqueda, por parte de individuos y grupos en la sociedad, de sus inclinaciones, preferencias e inquietudes particulares en el funcionamiento y el etos cooperativos de la sociedad en general. Pero se habrá eliminado la necesidad y la base para un estado —como organismo de dominio de clase y de represión de las clases y los grupos que estén en oposición antagónica a la clase dominante— y se habrá abolido el estado. En esas condiciones, también se habrá superado la base y la necesidad para un grupo organizado de personas que influya desproporcionadamente en la esfera del gobierno y en la sociedad en general y se habrán eliminado los partidos de vanguardia con un papel especial en el gobierno de la sociedad. Avanzar a tal sociedad comunista, creando las condiciones que la hagan posible y alcanzable —por medio de la lucha revolucionaria que continúa para transformar todas las esferas de la sociedad en un estado socialista en particular y en el mundo en conjunto— es el objetivo fundamental del estado socialista y del partido de vanguardia que desempeña un papel dirigente en ese estado. Si bien reconocen la naturaleza compleja y prolongada de la lucha para superar las relaciones y divisiones que hacen necesarios un estado y una vanguardia, el estado socialista y su partido dirigente, en cada etapa de ese proceso, no sólo deben propagar ese objetivo sino promover y hacer efectivas medidas concretas encaminadas en esa dirección.

Lo anterior constituye la base y los cimientos para los Artículos que siguen en la presente Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Un paso radical hacia el futuro

Existe un gran potencial de que la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto) tenga un impacto e inspire a una amplia gama de personas, incluidos aquellos que arden con un deseo de un mundo mejor, pero que tendrán diferencias o dudas sobre elementos de esta Constitución o hasta sobre la orientación básica de la misma. Difundirla por todas partes en el mundo debería prender y prenderá debate y efervescencia generalizada sobre cómo vivimos hoy y cómo podríamos vivir mañana.

En el mundo actual, es importante no subestimar la importancia de eso.

Los artículos de Revolución (sobre todo en los números 214 y 215) dan una orientación básica e importante para difundir por todas partes la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto).

ALGUNOS PUNTOS QUE TENER EN MENTE

  1. Encontrar un montón de formas de integrar a la gente y apoyarse en ésta en todos los planes para difundir la Constitución a muchas personas diferentes y recaudar fondos para su impresión y promoción. Las fiestas de lanzamiento del 10 de noviembre deberían representar cierto salto en la unión de aquellos a que hemos llegado con la Constitución y un trampolín desde el cual salir aún más ampliamente. Urge salir de las fiestas con muchas personas a bordo para difundir, leer y hacer planes para discutir la Constitución. Tome en cuenta que antes de difundirla, muchos querrán leer y discutirla primero, y actuar en consecuencia con maneras de hacer eso.
  2. Combinar el trabajo muy amplio de distribución y popularización de la Constitución con la profunda discusión con la gente, alentando a leerla y a bregar con su contenido y de ser posible, reunirse con la gente para entrarle.
  3. Se debería concebir y ejecutar planes sistemáticos con el fin de maximizar el impacto de la Constitución. Por ejemplo, en universidades importantes no sólo deberíamos tener a la mano y estar distribuyendo la Constitución (y materiales de promoción) entre los estudiantes y organizando discusiones de la misma sino también deberíamos estar concentrando en departamentos claves... viendo que todos los profesores de dichos departamentos así como clases específicas reciban estos materiales. ¡Los afiches y tarjetas de mano con el anuncio de esta histórica publicación deberían aparecer por todos lados!
  4. Urgen recaudar los necesarios fondos para promover en grande esta Constitución en todo el país y mundo, lo que incluye hacer que muchísimos ejemplares vayan a dar a manos de las y los presos. Deberíamos integrar en todas nuestras labores en torno a esta Constitución la propagación de esta necesidad en diversos sectores del pueblo.
  5. En todo lo piense y haga, parta del potencial que la Constitución tiene que contribuir a la repolarización para la revolución y al cambio de la manera en que piensa la gente acerca de la posibilidad de una verdadera alternativa al actual sistema, y la necesidad de trabajar para forjar esa alternativa.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

El miércoles 10 de noviembre, únase a las celebraciones de lanzamiento a través del país. Celebre el lanzamiento de este histórico documento en el mundo, consiga un ejemplar, contribuya a los grandes planes de promoción y aporte ideas y haga preguntas. A continuación los lugares y horas en varias ciudades. Busque las direcciones e información de contacto de Libros Revolución en la página de las librerías.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

De la autobiografía de Bob Avakian

del capítulo 7: "...Están fuera de su control"

Conflictos en la familia

Huey y Bobby fundaron el Partido Pantera Negra por la Defensa Propia en 1966, y poco después Eldridge se juntó con ellos. He escrito sobre eso en otras partes, pero hoy en día quizás resulte difícil captar lo realmente radical y sí, chocante, que caían los Panteras cuando aparecieron en el ámbito político. Andaban esos jóvenes negros que vestían uniforme de chamarra de piel negra y boinas negras, que cargaban armas no para usar en "guerras de pandillas" sino para defender a las masas de la violencia policíaca; y pretendían aplicar el Libro Rojo de Mao1 a la revolución en Estados Unidos. Eso llevó el ámbito político a otro nivel totalmente nuevo. No existía nada ni remotamente parecido en términos del espectro que planteaba y el impacto que tenía, y voy a adentrarme más en ese punto en el próximo capítulo. Pero aquí quisiera hablar del impacto que tuvieron mis relaciones con los Panteras sobre mis relaciones familiares.

Poco después de fundarse el Partido Pantera Negra, empecé a colaborar con ellos y apoyarlos, hasta escribí artículos para su periódico. Con eso, realmente me pasé de una raya tanto para mi familia como para la de Liz — e incluso para la misma Liz. Me acuerdo que hicieron un tipo de "cumbre" en que los dos pares de padres vinieron a nuestro apartamento y básicamente me leyeron la cartilla por lo que yo hacía.

El papá del Liz, que era el más político, de hecho trató de discutir conmigo a escala ideológica, criticando al Partido Pantera Negra por hablar en nombre del "lumpen proletariado" como si éste fuera la fuerza más revolucionaria. En realidad los Panteras hablaban de sectores del pueblo negro que por lo general eran proletarios, que conseguían empleo de a ratos sí y a ratos no, especialmente muchos jóvenes — mientras que el "lumpen proletariado" realmente se refiere a personas que se dedican a la delincuencia para hacer la vida. Bueno, tampoco se puede compartimentar con exactitud las personas, especialmente tratándose de un pueblo oprimido, pero realmente las personas atraídas a los Panteras eran en su mayoría jóvenes proletarios. Algunos de ellos habían estado presos, porque eso era la situación de una enorme cantidad de negros, especialmente jóvenes, en ese tiempo (y la sigue siendo ahora con creces). Y la policía los hostigaba constantemente. Pero muchos también trabajaban de vez en cuando según conseguían empleo, y realmente estaban en una posición más bien proletaria.

Bueno, el papá de Liz me decía: "El lumpen proletariado no es una fuerza revolucionaria. Ahí estás cometiendo un gran error". Trató de convencerme ideológica y políticamente de por qué los Panteras estaban equivocados y por qué yo me equivocaba al unirme con ellos y colaborar estrechamente con ellos. Pero fue una discusión que cubría de pe a pa. Todos los padres reclamaban que yo estaba destruyendo el futuro de todos: mi futuro, el futuro de Liz, el futuro de todos, todo venía abajo por lo que yo estaba haciendo. Así que todo era muy intenso, muy emocional.

También mi relación con Liz iba cambiando. Como ya mencioné, cuando nos conocimos Liz era más políticamente experimentada, avanzada y activa que yo, y en ese sentido me influyó de manera muy positiva. Pero en cierto momento —y trataré de explicar una parte de lo compleja que era la cosa— ella empezó a retrocederse de las posiciones más radicales, y especialmente de retirarse de la actividad política. Bueno, eso se basaba en parte en que el movimiento feminista empezaba a desarrollarse, las ideas feministas empezaban a plantearse más fuertemente dentro del movimiento y también más ampliamente en la sociedad, aunque todavía se trataba de las primeras etapas del proceso, de los mediados a finales de los años sesenta. Ella empezó a examinar su propia vida y su propio papel, y también tenía críticas sobre nuestra relación porque tenía unos aspectos más tradicionales a pesar de que teníamos en común muchos intereses intelectuales y opiniones políticas. Por ejemplo, se disgustó porque cuando dejé de estudiar, ella trabajaba mientras yo me dedicaba a la militancia política, y ella sentía que eso era la forma tradicional en que siempre se han hecho las cosas —la mujer trabaja para mantener al hombre que se dedica a lo que le apasiona— aunque esa situación cambió una vez que conseguí un empleo en Ramparts y los dos estábamos ganando un sueldo.

Pero esa contradicción tenía muchos diferentes aspectos. Las mujeres estaban analizando su posición y papel en la sociedad — y reclamaban cambios en sus relaciones personales. Liz era parte de ese ámbito en general, pero como un aspecto de ello empezó a ver las cosas en términos más personales, a ensimismarse más y a dejar de militar en luchas políticas. Dado que yo empezaba a calificar el problema como el sistema en conjunto y considerar la cuestión del comunismo, me acuerdo de un momento en que surgió una discusión cuando ella estaba leyendo un libro y me dijo: "Escucha esto. Escucha esto". Y me leyó de ese libro donde uno de los personajes dice: "Una sola enfermera que carga una sola bacinica en un solo hospital una sola noche ha beneficiado a la humanidad más que todos los comunistas en el mundo". Y lo leyó en un tono que quedó claro que estaba de acuerdo. Y le dije: "Sabes qué, precisamente eso está mal. Precisamente eso pone todo patas".

Se puede decir que esa discusión concentró las distintas direcciones en que partían nuestras vidas. Yo luchaba con ella: "Mira, tenemos que hacernos más radicales, más revolucionarios". Como parte de eso, hablaba de mudarnos de Berkeley —donde vivíamos— a Richmond, que era, como mencioné antes, una ciudad más proletaria. "Debemos salir a integrarnos con el proletariado y llevar la política radical al proletariado". Por eso luchábamos mucho porque ella se le oponía. Aún era progresista, aún guardaba ideas ilustradas sobre todas esas cuestiones, aún simpatizaba con todas esas luchas; sin embargo, en parte por inquietudes feministas y en parte porque —como ejemplifica el pasaje que leyó de aquel libro— no veía cómo se podría cambiar las cosas en la sociedad a escala mayor, y se estaba volviendo en contra de las actividades de hacer eso. Ella creía que el enemigo era demasiado poderoso, que los obstáculos eran demasiado insuperables o que en todo caso eso no era la manera correcta de cambiar las cosas. En cambio, la idea que empezó a atraerle más fue la de cambiar las personas como individuos o una por una — que cada uno debe cambiarse "por dentro" y que al final eso cambiaría la sociedad. Así que en ese entonces íbamos encaminados en rumbos muy distintos, y era muy difícil emocionalmente porque aún teníamos mucho en común, pero teníamos esas diferencias fundamentales sobre la dirección de nuestras vidas y nuestras prioridades se estaban haciendo cada vez más distintas.

Continuará.

1. Citas del Presidente Mao Tsetung (Pekin: Ediciones en Lenguas Extranjeras, 1966). [regresa]

 

Insight Press • Rústica $18.95
Escuche las grabaciones en inglés de la autobiografía hechas por Bob Avakian.

Busque en línea en bobavakian.net/audio3.html o
revcom.us/avakian/ike2mao-realaudio/ike-to-mao-intro.html

Esta edición de la autobiografía de Bob Avakian sólo está en inglés.
Hay pasajes en español de los capítulos 1-6 y 27 en línea en
revcom.us/a/195/memoir-es.html.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

¡Difundir la autobiografía de Bob Avakian por todas partes!

Revolución está publicando una serie de pasajes de la autobiografía de Bob Avakian, From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist. Los pasajes anteriores salieron en #208-212, 214-215; la serie continúa esta semana.

De la descripción del libro: "Bob Avakian ha escrito una autobiografía que conjuga tres experiencias: la primera es la de un joven de clase media que crece en la década de los 50 y va a estudiar en una prepa integrada que le sacude el mundo; la segunda es la de un universitario que supera una enfermedad que casi lo mata y se zambulle en el torbellino político de Berkeley en la década de los 60; y la tercera es la de un militante radical que madura como dirigente comunista revolucionario templado. Todo el que piense en el pasado y se preocupe por el futuro... que quiera oír una voz innovadora que combina realismo y humanidad... que esté dispuesto a que le sacudan sus ideas y estereotipos... no se debe perder este libro".

Se publican estos pasajes a fin de alentar a todos a difundir la autobiografía muy ampliamente, como una parte de lo que siempre hacen, y a introducir a muchas más personas a Bob Avakian. La autobiografía da una idea muy concreta de por qué el Mensaje y Llamamiento de la campaña, "La revolución que necesitamos... La dirección que tenemos", dice respecto a Avakian: "Él es un gran paladín y un gran recurso para la gente en este país y, de hecho, la gente en todo el mundo".

Algunas maneras de difundir la autobiografía:

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Algo nuevo e importante

Se anunció con osadía algo nuevo e importante —las Patrullas Populares del Barrio— en varias acciones que tuvieron lugar durante el 15º Día Nacional de Protesta para Parar la Brutalidad Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación.

El 22 de octubre de 2009, grupos de personas en unas ciudades importantes empezaron a patrullar en barrios en una forma organizada y altamente disciplinada, observando la actividad policial con el fin de "ser testigos, protestar y hacer frente a todas y cada una de las acciones ilegales de la policía en contra del pueblo". Han seguido haciendo esto durante el último año, dando a conocer su presencia y propósito en unas comunidades y empezando a establecer una norma diferente.

El orador de la patrulla de Nueva York leyó una declaración: "Nuestra patrulla no inicia ni iniciará ningún acto de violencia ni realizará actos ilegales ni ninguna actividad en contra de los intereses del pueblo, pero SÍ haremos frente a las acciones ilegales de la policía y las violaciones de los derechos del pueblo y SÍ defenderemos constantemente los intereses del pueblo".

Se han lanzado estas patrullas en un contexto en que la policía está pisoteando a la gente y, al hacerlo, las leyes mismas. Pero los tribunales no hacen nada parar prevenirlo y hacen todo para permitirlo. Estas patrullas están empezando a proyectar una "autoridad alternativa", la cual por sus acciones y código moral desafía la actual autoridad ilegítima y abusiva.

En algunas ciudades, los integrantes de la Patrullas Populares del Barrio asistieron al Día Nacional de Protesta, e instaron e invitaron a la gente a observar la patrulla al cierre del mitin o poco después. En una ciudad, veinte personas se unieron a la patrulla con entusiasmo, alzando los celulares con cámaras para avisarles a las autoridades: les estamos ojeando a ustedes y vamos a grabar cualquier cosa ilegal que intenten hacer.

En la manifestación de Nueva York, leyó la siguiente declaración un integrante de la Patrulla Popular del Barrio:

Los días en que este sistema simplemente puede seguir haciendo lo que le hace a la gente en este país y en todo el mundo, en que la gente no tiene la inspiración ni la organización para hacerle frente a estas barbaridades y acumular las fuerzas para poner fin a esta locura... esos días deben TERMINAR. Y esto SE PUEDE hacer.

Cada día en los barrios y ghettos de este país, la policía brutaliza y viola los derechos básicos de jóvenes afroamericanos y latinos, inmigrantes y blancos pobres. Los paran, registran, detienen, esposan y con demasiada frecuencia los someten de rutina al procedimiento policial de uso letal de la fuerza. Balearon a dos personas en un fin de semana en Los Ángeles; a cuatro el mes pasado en Nueva York. Matan a niños y abuelas en sus propios hogares. Ya ni siquiera un encabezado de un diario lo menciona, pues se supone que estemos acostumbrados a ello. ¿Por qué? Sin ninguna buena razón, ninguna buena causa, la policía actúa de rutinaria de juez, jurado y verdugo.

Pararon a dos mil personas en Nueva York en un solo día. ¿Por QUÉ? Los capitanes de policía en Brooklyn lo llaman "owning the street" [hacerse dueño de la calle]. Dan órdenes al principio del turno para salir y "ground and pound" [moler y machacar]. Bajo el programa "stop and frisk" [parar y registrar] afirman que pueden parar a cualquiera por "sospecha probable". ¿Como qué? Por meterte una torta en el bolsillo mientras caminas a la escuela, como testificó un joven de 14 años. O te paran y matan por tener un inhalador de asma en el bolsillo. O te matan por celebrar con tus amigos tu inminente boda como le pasó a Sean Bell o por celebrar un importante partido de fútbol norteamericano de tu universidad como le pasó a DJ Henry (un estudiante de la Universidad Pace cerca de Nueva York) o por volver a casa la noche de fin de año en el transporte público, como se supone que deberías hacer, y te balean mientras estás tendido boca abajo en el andén a la vista de cientos de personas, como le pasó a Oscar Grant. No ser libre de simplemente regresar a tu apartamento después del trabajo sin tener que preocuparte que te vayan a parar rumbo al hogar. Saber que un "encuentro" al azar, en la jerga de la policía, puede resultar en que te maten, y luego a ti y tu familia los hacen objeto de calumnias y mentiras.

Todo eso es ilegal e ilegítimo.

Déjame decirlo otra vez.... TODO ESO ES ILEGAL e ILEGÍTIMO.

El 22 de octubre del año pasado, el Día Nacional de Protesta para Parar la Brutalidad Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación, empezamos una forma de actividad disciplinada y organizada que puede contribuir de manera importante a que la gente tenga la inspiración y organización para hacer frente a estas atrocidades y que sin duda puede ayudar a la gente a juntar la fuerza para poner fin a esta locura.

Nosotros de la Patrulla Popular del Barrio hemos estado caminando por los barrios de los oprimidos —donde no tiene freno el abuso policial con la placa de autoridad— para atestiguar, protestar y hacer frente a todas y cada una de las acciones ilegales de la policía en contra del pueblo.

Nuestra patrulla no inicia ni iniciará ningún acto de violencia ni realizará actos ilegales ni ninguna actividad en contra de los intereses del pueblo, pero SÍ haremos frente a las acciones ilegales de la policía y las violaciones de los derechos del pueblo y SÍ defenderemos constantemente los intereses del pueblo.

La dura experiencia ha demostrado una y otra vez que los tribunales y sus procedimientos no impiden las acciones ilegales de la policía. Ya es hora de ponernos de pie y actuar por nosotros mismos. ¡Y hemos comenzado a concretar eso! Y continuaremos.

Insistimos en el respeto y la defensa de los derechos del pueblo. Ser joven y afroamericano, ser latino o ser inmigrante NO constituye causa probable para la acción de la policía, ni hablar de la brutalidad y hasta el asesinato.

Llamamos a todos aquellos que crean en la justicia y tengan sed de la emancipación a que apoyen estas patrullas y a que organicen para que puedan avanzar a partir de ahora.

Lea nuestra proclamación y chequee los puntos de disciplina de nuestra patrulla.

Iremos de patrulla esta noche y los invitamos a ustedes a observar, para conocer el impacto que SÍ está teniendo y el efecto que SÍ está ejerciendo. Decimos que ustedes no tienen que soportar la indignidad de ser tratados como si fueran delincuentes ustedes y su comunidad. Ustedes no tienen que soportar estas humillaciones como individuos que se sientan aislados y solitos. Ustedes no son personas de menos, sin derechos, que no merecen ningún respeto. Ustedes no tienen que soportar esto simplemente porque parece que nada puede cambiar...porque sí se puede. Ustedes son personas cuya vida tiene significado y cuya vida realmente puede contar para algo ahora. Por eso digo: "Luchar contra el poder, transformar al pueblo, para la revolución".

Instamos a todos aquellos que atestigüen acciones ilegales de la policía o que reconozcan las amenazas de actividad ilegal de la policía en contra del pueblo, a que entreguen informes a "A Dar Testimonio" (bearwitness@yahoo.com) para que lleguen al conocimiento de todos.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Condena simbólica contra asesino de Oscar Grant:

Furia en las calles de Oakland

Johannes Mehserle, un policía del Bay Area Rapid Transit (BART), baleó y mató a Oscar Grant, mientras que éste yacía boca abajo en la plataforma de BART el Día de Año Nuevo del 2009. Después de una serie de resueltas protestas en el Área de la Bahía y más allá, Mehserle fue acusado y condenado más tarde, pero sólo por "homicidio involuntario".

El viernes 5 de noviembre, Mehserle fue sentenciado en Los Ángeles. Le dieron dos años de prisión, con el crédito por el tiempo pasado en la cárcel, la condena más leve posible que pudo haber recibido. El juez desestimó la decisión del jurado de condenar a Mehserle por un cargo separado por el disparo de un arma de fuego de forma intencionada, lo que quiso decir que el juez podía darle la pena mínima. En primer lugar, después de decirle a la gente que confiara en los tribunales para conseguir justicia para Oscar Grant, condenaron a Mehserle sólo por homicidio involuntario y no homicidio en segundo grado. Para colmo, ¡anularon uno de los únicos dos cargos por los cuales Mehserle fue condenado! La reacción inmediata de muchos fue la conmoción, pero no necesariamente una sorpresa. Esta sentencia muestra una vez más que existe una gran injusticia implantada en este sistema.

A medida que el rumor de la sentencia de solo un jalón de orejas impuesta a Mehserle circulaba entre las personas en el centro de Oakland, una multitud comenzó a formarse para una celebración en memoria a Oscar Grant, donde había un altar a su memoria creada por jóvenes activistas y artistas.

Esto no fue una reunión para llorar, sino para expresar su voz de indignación contra la sentencia, y su determinación de continuar resistiendo. Las personas se reunieron en el mismo lugar de la poderosa rebelión de miles de jóvenes de enero del 2009 que, junto con otras protestas, obligó a que el sistema detuviera en primer lugar a Mehserle. Y ahora, casi dos años después, la sentencia de dos años menos 290 días ya pasados en la cárcel es otro recordatorio de que el sistema está configurado para proteger a la policía y aquellos a quienes sirve, no a las personas. En las narices de cientos de policías de Oakland y refuerzos macizos del condado de Alameda y otras ciudades, el mitin creció de unos 200 jóvenes a más de 500 personas, provenientes de toda la ciudad de Oakland y las ciudades vecinas. Cuatro horas después casi 200 personas se tomaron las calles, marchando hacia la estación del metro de Fruitvale donde Oscar fue asesinado. Cuando la marcha entró a un barrio proletario, la policía la cercó con una enorme fuerza que no dejaba que nadie se fuera e hizo arrestos en masas.

Al cierre de esta edición, los medios informan de 152 arrestos. En el lugar de los hechos, la gente decía que esa cifra incluía observadores, periodistas y manifestantes.

Algunas personas en la calle parecían sorprendidas o consternadas por lo leve de la condena. Cuando se le preguntó acerca de lo que pensaba, una mujer blanca joven dijo: "Vivimos en un mundo muy injusto". Pero la congregación hervía de indignación. Una mujer negra de Sacramento, dijo: "Ellos atropellan a la gente, matonean a las personas, le faltan el respeto a las mujeres, a las que les llaman 'perras', le quitan la vida a las personas. Esto no le sorprende a ninguna de las personas en Oakland. Definitivamente no a una persona negra, estoy seguro. Pero cuando le pasa algo a un oficial de policía, el mundo se detiene. Así que debemos continuar exigiendo justicia".

Un ex combatiente negro de 55 años de edad, dijo: "Quiero decir que esto es tan injusto, tan jodidamente injusto. Lo puedes ver en video. Ni siquiera se puede justificar lo que hizo ese desgraciado. Uno sabe la diferencia entre una pistola Taser y un maldito revólver de verdad. [La defensa de Mehserle incluyó la absurdo afirmación de que le disparó a Oscar Grant, con un revólver de verdad, pero pensaba que iba a sacar una pistola Taser.] Tiene un peso diferente. Yo he estado en el ejército. Que no me vengan con esos disparates. Todo estaba listo para dejarlo ir". Añadió: "Estoy muy enojado, hombre. Por eso vengo aquí. Estoy cansado de toda esta injusticia en este país. Si esto continúa por este camino, vamos a tener una guerra civil aquí mismo. Ellos van a vérselas con nosotros en combate pronto".

Los revolucionarios en el lugar le dieron una copia del Mensaje y Llamamiento del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, "La revolución que necesitamos... La dirección que tenemos", y leyeron la parte que dice: "sí, es cierto — hoy aún no es el momento, en este país, de jugárselo todo para tomar el poder de los que nos gobiernan y crear un nuevo poder al servicio de nuestros intereses. Pero ahora SÍ ES el momento de estar TRABAJANDO PARA LA REVOLUCIÓN —de estar aumentando la resistencia mientras que se está forjando un movimiento para la revolución— a fin de prepararse para el momento en que SÍ SERÁ posible jugárselo todo para tomar el poder". El señor se llevó unos ejemplares del Mensaje y Llamamiento para distribuir. Luego, de oídas se enteró que le dijo a un reportero: "Creo que no se puede componer este sistema. ¡Nos hace falta una revolución, un sistema completamente diferente!"

Los jóvenes negros hicieron cola ante el micrófono para hablar contra el veredicto, contra la brutalidad que enfrentan todos los días y contra el racismo que pone la vida de todo negro y latino en peligro. Desde el asesinato de Oscar, el Club Revolución en el Área de la Bahía de San Francisco popularizó la consigna: "¡Justicia para Oscar Grant! Todo el maldito sistema es culpable". Y en este mitin, era claro que algunas personas la habían hecho suya. Orador tras orador hablaron contra "el sistema" y por "la revolución". Para algunos esto significaba un sistema en que la policía no pueda matar más a los jóvenes negros y salir impune. Para otros significaba ver la policía como un sistema, en particular su manera de tratar y oprimir al pueblo negro.

Se debatieron diferentes ideas sobre qué clase de cambio es necesaria, las cuales se reflejaron en las cosas contradictorias que decían, incluso de parte de la misma persona. Un activista dijo: "Es todo el maldito sistema que estamos combatiendo, pero tenemos que seguir luchando por una comisión de supervisión de la policía del BART. Tenemos que sacar algo de esta lucha". Una mujer mayor negra dijo (en respuesta a un orador que dijo que el sistema está roto y que tenemos que arreglarlo): "El problema es el sistema. No está roto. Así se estableció". Pero agregó que teníamos que aprender de Martin Luther King, Jr. y luchar para cambiar las leyes.

Un ex combatiente de Irak, un rapero, dijo que no es ajeno a la brutalidad policial. Su tío fue asesinado por la policía de Los Ángeles. Habló sobre la similitud entre tumbar a patadas las puertas y asesinar a la gente en Irak y lo que sucede en Estados Unidos. Por todo el mundo "Al carajo la policía", lo que suscitó una poderosa respuesta de la muchedumbre.

Una vocera del Club Revolución dijo que el veredicto era ilegitimo y que todo el maldito sistema es ilegitimo. Habló del tipo de revolución que necesitamos y la que estamos construyendo, por el socialismo y el comunismo, y no solamente contra los ultrajes amontonados sobre el pueblo de este país sino los ultrajes que este sistema está perpetrando en todo el mundo. Leyó un fragmento del Mensaje y Llamamiento e invito a todos a leer el texto completo. "Hagan que hoy sean el día que ustedes le entren en serio a lo que será necesario para cambiar este sistema en serio. Hagan que hoy sea el día en que ustedes se pongan serios sobre eso de hacer la revolución". Fue aclamada con muchos aplausos y ahí muchas personas estaban ojeando el Mensaje y Llamamiento.

Es un crimen dejar libre a un policía que mató a un joven negro a sangre fría, frente a cientos de testigos, y darle una sentencia simbólica. ¡Pero exigir justicia para Oscar Grant no lo es! Todos los que fueron arrestados en la protesta del 5 de noviembre en Oakland deberían ser liberados inmediatamente sin cargos.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Debajo de la propaganda de "mandatos" y "movimientos del péndulo", debajo de las fantasías de "que el pueblo ha hablado", se halla la realidad. Tras las elecciones intermedias, instamos al lector a chequear los siguientes artículos en línea:

"La validez e importancia continua del 'análisis de la pirámide'
un pasaje de
"Contradicciones todavía por resolver, fuerzas que impulsan la revolución
una trascripción revisada de una charla de
Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos
otoño de 2009

"Este 'análisis de la pirámide' fue presentado por primera vez hace más de cinco años en la sesión de preguntas y respuestas de la charla 'Revolución' (Revolución: por qué es necesaria, por qué es posible, qué es). Para resumir brevemente, lo importante es que se pueden concebir las estructuras políticas y la manera en la cual se relacionan con la sociedad más amplia en Estados Unidos como una especie de pirámide: en la cima están las fuerzas de la clase dominante que, hablando a grandes rasgos y para fines generales, están divididas entre el Partido Republicano por un lado y por el otro el Partido Demócrata y entre lo que representan estos partidos en términos del 'conservadurismo' y del 'liberalismo' (sobre los cuales voy a hablar más en adelante); y luego, continuando con la metáfora de la pirámide, las líneas se extienden (o salen en una pendiente) desde la cima de la pirámide, donde se sienta la clase dominante con sus dos alas básicas, hacia las bases sociales de abajo a las cuales piden apoyo estas alas diferentes de la burguesía de la cima de la pirámide: en un lado la 'derecha' y en el otro la 'izquierda' en los términos que por lo común se usan en el marco de la política burguesa. Estas dos fuerzas de la clase dominante y los partidos políticos que en general las representan pretenden atraer a la gente en los dos lados de esta pirámide pidiendo su voto y también, al menos a veces, llamándola a participar políticamente — pero siempre lo hacen en el marco del sistema capitalista dominante y según los términos que corresponden a los intereses de la clase capitalista dominante, de la cual estos dos partidos políticos son representantes".

Lea el artículo completo en revcom.us/avakian/driving/driving_toc-es.html

 

REVOLUCIÓN:
por qué es necesaria
por qué es posible
qué es

De una charla filmada de Bob Avakian

En 2003, el presidente Bob Avakian dio una charla de importancia histórica en Estados Unidos, que se ha reproducido en video. La charla es toda una expedición revolucionaria que abarca muchos temas. Examina la naturaleza de la sociedad y plantea que la humanidad ha llegado a un momento histórico en que es posible crear una sociedad radicalmente distinta. Avakian habla con mucho entusiasmo, humor y gran seriedad. Da mucho que pensar y echa a volar la mente y el corazón.

revolutiontalk.net

"La pirámide del poder y la lucha por cambiar de base el mundo
de las preguntas y respuestas de
Revolución: por qué es necesaria, por qué es posible, qué, una charla filmada de Bob Avakian
Véala en revolutiontalk.net

"¿Podrán conservar la cohesión?... Una pirámide como dos escaleras" de Bob Avakian
Léalo en revcom.us/a/004/avakian-podran-conservar-cohesion-s.htm

Otros artículos en revcom.us (Revolución #211, 12 de septiembre de 2010):

"¡Una revolución NO es un Partido del Té!"
Léalo en revcom.us/a/211/tea_party-es.html

"Glenn Beck... los 'Padres Fundadores'... y una alternativa radical REAL"
Parte 1

Léalo en revcom.us/a/210/glenn_beck-es.html

Este sistema es lo que nos ha metido en la situación en que nos encontramos hoy y que nos mantiene ahí. Y es por medio de la revolución que se acabe con este sistema que nosotros mismos podríamos dar origen a un sistema mucho mejor. El objetivo final de esta revolución es el comunismo: un mundo en que las personas trabajen y luchen juntas por el bien común... en que todos contribuyan a la sociedad lo que puedan y reciban lo que necesitan para tener una vida digna de un ser humano... en que ya no haya divisiones entre las personas en que algunas gobiernan y oprimen a otras, arrebatándoles no sólo los medios para obtener una vida digna sino también el conocimiento y un medio para entender bien el mundo y tomar acciones para cambiarlo.

Esta revolución es necesaria y posible a la vez.

Este sistema capitalista imperialista está en crisis... este es un sistema en bancarrota... este es un sistema podrido hasta la médula... este sistema se basa en la explotación despiadada... este sistema comete tantos crímenes monstruosos y causa tanto sufrimiento innecesario. No hace falta sacrificarnos aún más para "rescatar" este sistema. Hace falta barrer con este sistema... parar en seco sus crímenes contra la humanidad... desmantelar sus instituciones y reemplazarlas con unas que le den el poder a la gente con el que construir una nueva sociedad sin explotación y opresión.

—De: "La revolución que necesitamos... La dirección que tenemos Un mensaje, y un llamamiento, del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos", en revcom.us

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

La entrevista de Revolución

Ethan McCord: De atrocidades en Irak a oponer resistencia a las guerras de Estados Unidos

Una sección especial para que nuestros lectores se familiaricen con las opiniones de importantes figuras del arte, la música y la literatura, la ciencia, el deporte y la política. Los entrevistados expresan sus propias opiniones, naturalmente, y no son responsables de las ideas que aparecen en otras partes de este periódico.

En abril de este año, la organización Wikileaks difundió un vídeo filtrado desde el interior de las Fuerzas Armadas, que muestra un ataque no provocado desde un helicóptero Apache que mató a 12 iraquíes en Bagdad en 2007. Las víctimas civiles incluyeron a un fotógrafo periodístico y un hombre que había llegado a la escena, en una furgoneta con sus dos hijos pequeños, para ayudar a los heridos. Ethan McCord era especialista en la unidad del ejército involucrada en esa matanza brutal. Ahora es un ex combatiente antibélico y ha estado hablando públicamente en contra de las guerras estadounidenses de Irak y Afganistán. Revolución le entrevistó antes de su intervención en una presentación y transmisión por internet del vídeo de Wikileaks, llamado Asesinato colateral, que se hizo hace poco en Nueva York. Unos días después, Wikileaks divulgó casi 400.000 documentos militares estadounidenses acerca de la guerra de Irak que sacan a la luz el encubrimiento masivo de la tortura, los miles de muertes de civiles que no se han reportado y otros detalles.

* * * * *

Revolución: Cuando ocurrió el ataque que muestra el vídeo de Wikileaks, tú estabas con la unidad que estaba ahí sobre el terreno. Descríbenos lo que pasó ese día.

Ethan McCord: Antes de que los Apaches atacaran a los civiles sobre el terreno, pues yo estaba con mi unidad, mi compañía, a una distancia de unas cinco cuadras. Estábamos entablados en nuestra propia escaramuza, digamos un tiroteo, y oí que los Apaches abrieron fuego. Es un sonido muy distinto, como que corta el cielo. Y nos dijeron que había que movernos inmediatamente a esa posición. Yo era uno de los pocos soldados que estaban a pie, los demás estaban en vehículos; había como seis otros a pie y corrimos hacia ese lugar. Cuando llegué al escenario, la primera cosa que vi fue un grupo de tres hombres en la esquina que estaban completamente destripados. Uno de los hombres había quedado con la parte superior de la cabeza completamente cortada. Me acuerdo que estuve mirando la escena y no me parecía real. Tal vez fue mi propia forma de ahuyentar lo que estaba viendo, pero no me parecía real; al mirar los cadáveres no parecían humanos.

Recuerdo que escuché un grito, como de un niño que lloraba. No fue un grito de dolor; fue como si mi propio hijo se despertara de una pesadilla horrible, fue de miedo. Percibí que venía de la furgoneta y corrí hasta ahí. Otro soldado estaba conmigo y él miró dentro de la furgoneta, y luego se apartó, se vomitó y se fue corriendo. Miré dentro y vi a una niña de como cuatro años de edad que estaba sentada en el asiento del pasajero. Tenía una herida en el estómago y pedazos de vidrio en el pelo y en los ojos. Al lado estaba un niño, como de siete u ocho años, que descansaba en el suelo con la cabeza en el banco de la furgoneta. Al otro lado, en el asiento del chofer, estaba un hombre que yo suponía que era su padre. Estaba inclinado hacia los niños de una manera protectiva. Supe de inmediato que estaba muerto. Le había pegado un par de esas ráfagas en el pecho.

El muchacho parecía muerto; tenía una herida grave al lado derecho de la cabeza y no se movía. Así que agarré a la muchacha y corrí hacia la casa que daba al lugar donde había chocado la furgoneta. Llevé a la muchacha dentro de la casa. Grité a que viniera un soldado médico, y llegó. Me quité mis guantes y le saqué el vidrio de sus ojos hasta que pudiera parpadear. Vendé las heridas y las lavé para que pudieran atenderla. Luego vino el soldado médico y la llevó al Bradley [un vehículo de combate de la infantería].

Regresé afuera a la furgoneta y el muchacho hizo un movimiento como de respiración dificultosa. Así que empecé a gritar: "¡El niño está vivo, el niño está vivo!" Alcancé para agarrarlo y lo abracé contra mi pecho, y empecé a correr hacia el Bradley. Él me miró por un máximo de tal vez dos segundos. Le dije: "Estás bien, te tengo aquí, te tengo aquí" y lo abracé más fuertemente. Luego sus ojos se pusieron en blanco y mi corazón desplomó. Sentí que ese muchacho simplemente había muerto en mis brazos. Lo abracé más y le dije algo como "no mueras, no mueras, no mueras". Y lo coloqué en el Bradley.

Cuando lo coloqué en el Bradley, el líder de mi pelotón estaba ahí y él me regañó que tenía que "dejar de preocuparte por esos niños de mierda y vete a vigilar por la seguridad". Ya para ese punto, se había terminado lo que yo quería hacer. Yo había logrado poner a los niños en un vehículo que podía llevarlos adónde los ayudaran. Así que subí al techo para hacer seguridad.

Revolución: En la transcripción de la conversación de los soldados del Apache que hicieron el ataque, se oye decir a uno, cuando era evidente que la ráfaga les había pegado a niños: "Bueno, es culpa suya por traer niños a la batalla".

Ethan McCord: Sabes, con los soldados, es que nos enseñan a autojustificar nuestras acciones, y creo que esa fue una autojustificación, una manera de hacer que [el soldado] se sintiera mejor en el momento. Porque si prestas atención al vídeo, cuando se entera de que hay niños heridos, dice: "Maldición". Y enseguida da un giro y dice que, bueno, no debiera haber llevado a sus hijos al campo de batalla. Y el soldado junto a él dice que así es. Es una forma de hacerte sentir mejor por lo que acabas de hacer. Siempre nos han enseñado a autojustificar lo que hacemos. Es un mecanismo para enfrentarte a la situación y decir que la culpa es de ellos, no es mía. Yo solo estoy haciendo mi trabajo, esa clase de reacción.

Revolución: Algunos dicen que era malo lo que pasó, pero fue un "accidente trágico". ¿Qué piensas de esa forma de verlo?

Ethan McCord: Bueno, lo único que tiene de especial este vídeo de Wikileaks es que la gente de a pie puede ver lo que pasa en una guerra real. Desafortunadamente, en Irak incidentes como este ocurren con más frecuencia de lo que esperarías. Vi masacres de mujeres y niños e incluso de hombres inocentes, casi a diario. Cuando estuve ahí, no vi ni una vez a ningún "insurgente miliciano". Vi a gente que estaba protegiendo sus casas. Lo que sentía era esto: si atacaran a mi tierra y mataran a mi hijo, segurísimo que pelearía contra la gente responsable, porque simplemente no puedes ir a un país ocupado y esperar que la gente tolere el asesinato de su familia sin hacer nada. Es sistemático, porque nos enseñaron a deshumanizar a la gente de Irak y Afganistán. Ese adiestramiento es lo que ves realizado en el vídeo de Wikileaks.

En realidad, el comandante de nuestro batallón nos ordenó responder con un fuego rotatorio de 360 grados a cualquier explosión de artefactos explosivos improvisados. Y nos dijeron matar a toda persona en la calle, fueran mujeres o niños u hombres; tampoco era necesario que fueran armados. Muchas veces vi cumplir esa orden. Yo y un grupo de otros soldados nos asegurábamos que disparáramos contra los techos de los edificios y no contra la gente. Ni modo iba a disparar mi arma a una persona inocente. Yo balearía a una persona que estaba tratando de balearme a mí, pero contra una persona inocente, no.

Revolución: Obviamente fue muy traumático el incidente ese día en Bagdad. ¿Qué pasó en los días siguientes?

Ethan McCord: No podía autojustificar lo que estaba haciendo en Irak. Comprendí en ese momento que yo estaba en total oposición a la guerra de Irak. Pero aún tenía que permanecerme en el país. Aún tenía que "hacer mi trabajo". Así que mi trabajo se convirtió en asegurar que mis soldados no cumplieran con las órdenes ilegales, que no hicieran nada ilegal y tratar de asegurar que regresaran a casa sanos y salvos, y yo también. Conocí a muchos iraquíes y nos hicimos amigos. Me gustaba su compañía, y me di cuenta de que tenía más en común con el iraquí de a pie que con la gente que me había enviado a la guerra. Eso fue una sacudida que me hizo despertar: esta gente a quienes me enseñaron a odiar y a considerar inferiores a un animal, pues una vez que llegué a su país, capté que, qué sorpresa, esta gente es igual que yo. Estos niños no están haciendo nada diferente de lo que hacen mis propios hijos.

Revolución: ¿Qué circunstancias te llevaron a alistarte en las Fuerzas Armadas? ¿Cómo miraba las cosas en ese tiempo?

Ethan McCord: Me criaron en un ambiente muy conservador. Por eso siempre creía, tú sabes, que el gobierno tiene razón, que las guerras son justificadas y las necesitamos. Justo después del 11 de septiembre es la razón por la cual me alisté. Tenía 25 años, así que yo era mucho mayor que los demás. Ocurrió lo del 11 de septiembre y comprendí que no podía gozar las libertades que yo tenía aquí en Estados Unidos sin sacrificar algo. Sentí coraje, me dio rabia que nos habían atacado esos llamados "terroristas que odian nuestras libertades". Me caí en todo ese temor que siembran los medios de comunicación, sabes, de que esa gente como por arte de la magia van a matar a tu familia y cosas así. Para ser franco, me alisté para pelear contra musulmanes. Y una vez ahí, me di cuenta de que todo mi proceso de pensar estaba equivocado.

Llegué a Irak a principios de 2007; ese fue mi primer destino como soldado. Yo había prestado servicio en la Marina de los principios de 2002 a 2006, pero en la Marina no sentía que cumplía con mi parte y, por eso, hice una conversión lateral al Ejército y me alisté en la infantería, porque quería derribar puertas, yo quería hacer todo eso. Pensé que iríamos a Irak e iba a estar dándole libertad y democracia a la gente que quería eso. Y fui y me di cuenta de que nadie quería que estuviéramos ahí. Al principio, no podía comprender, por nada del mundo, por qué así era la cosa. Pero luego comenzaron a ocurrir incidentes como Asesinato colateral, y empecé a comprender que no nos odian debido a nuestras libertades. Nos odian porque estamos matándolos. Estamos asesinando a sus familias. Estamos matando fríamente a musulmanes. Es por eso que los musulmanes nos odian.

Revolución: ¿Cómo evolucionaste de pensar así, justo después del incidente de Asesinato colateral, a tomar una postura pública hoy contra las guerras, alzar la voz y exhortar a otros a oponerse a lo que el gobierno está haciendo?

Ethan McCord: En las Fuerzas Armadas, alzar la voz es tabú, te pueden acusar de un delito por alzar la voz sobre lo que pasa. Yo había tratado de suicidarme. Me pusieron en un hospital psiquiátrico, y yo tenía un enorme cargo de conciencia y un enorme sentido de culpabilidad. No sabía qué hacer con el peso de todo eso. Me arruinó mi matrimonio, por un tiempo arruinó mi relación con mis hijos y en general estaba arruinándome como persona. Me estaba convirtiendo en una persona iracunda y llena de odio.

Empecé a escribir y eso parecía ayudarme. Luego empecé a alzar la voz. Traté de alzar la voz incluso antes de que saliera el vídeo, pero nadie quiso escucharme. Yo era solamente otro "ex combatiente loco" que relataba historias. No sé si esto tiene sentido, pero me pesa un gran cargo emocional. Y cada vez que hablo sobre esto, es como quitarme el peso y dárselo a la persona con quien estoy hablando, y decirle: bueno, no me importa lo que haces con esta información y este peso que te di, pero ya no lo cargo yo. Entonces, tú puedes cargarlo o dárselo a otra persona, pero ya se me quitó. Así que mi forma de desahogar gran parte de la rabia y el sentido de culpabilidad es alzar la voz.

Revolución: Una cosa que hiciste fue escribir una carta abierta, junto con otro ex combatiente de tu unidad, a los sobrevivientes del ataque representado en el vídeo de Wikileaks.

Ethan McCord: Sí, bueno, Josh Steiber y yo estábamos conversando y pensamos que una manera en que podríamos expresar a las familias nuestra pena por lo que pasó, sería escribirles una carta, una especie de carta para cicatrizar las heridas. No fue para nosotros realmente, aunque sí lo era. Fue una forma de desahogo para nosotros también, decir que bueno, esto es lo que sentimos. Sentimos mucho lo que le pasó a su familia. Aunque no apretamos el gatillo nosotros mismos, de alguna manera somos responsables porque somos parte del sistema. Así que escribimos esa carta.

Originalmente se destinaba a las familias de los afectados por el incidente de Wikileaks, pero luego decidimos escribirla a todos los iraquíes. Hemos recibido muchas buenas respuestas. Hasta se llevó la carta a la viuda del hombre y la madre de los niños en Irak. Y la madre dijo que podía perdonarme. Me perdonó porque si no fuera por mí, sus hijos estarían muertos; otra persona no hubiera sacado a sus hijos de la furgoneta. Eso fue un gran alivio para mí, y me quedé agradecido. El perdón es una cosa poderosa.

También ella me pidió seguir alzando la voz. Así que esta causa no es tanto para mí, sino para esa familia, alzar la voz para que podamos poner fin a esas atrocidades.

Revolución: Has difundido tus propios vídeos acerca del abuso psicológico que hacen los soldados estadounidenses a los detenidos iraquíes.

Ethan McCord: Sí, hace poco publiqué tres vídeos y también una foto de lo que yo considero humillación y abuso a los detenidos. Un vídeo muestra a un soldado estadounidense que le está diciendo a un iraquí detenido y con los ojos vendados, que está llorando, que este se va a la prisión, básicamente está riéndose y burlándose de él. El otro muestra a un detenido iraquí sentado en un catre y un soldado estadounidense le dice que ponga las manos arriba y luego que las baje una y otra vez, así sucesivamente, me dijeron que fue por unos 45 minutos. No estuve ahí yo; empecé a coleccionar estos vídeos de otros soldados cuando llegué a la conclusión de que la guerra era mala y yo quería juntar evidencias sobre ella. El tercer vídeo muestra a dos soldados que le están cantando a un detenido iraquí y uno de los soldados le está gritando en el oído, a voz en cuello.

Sabes, no es el abuso físico, sino el abuso emocional, el abuso mental, que la gente tiene que seguir viviendo. Las cicatrices y el dolor pasan con el tiempo. Pero las cicatrices emocionales perduran para siempre. Esos detenidos van a mirar a los estadounidenses solo como unas gentes duras de corazón y crueles, que se burlaron de ellos. El islam es una religión que habla mucho del respeto, y somos unos soldados irrespetuosos de 19 años que, al irnos para allá, básicamente tratamos todos sus valores como si fueran una mierda. Así hacemos reventar a mucha gente.

Muchas personas que ven el vídeo dicen: no veo el abuso. Bueno, si no ves el abuso, algo está mal contigo. Francamente, algo está mal contigo si no ves el abuso ahí. Tienes que mirarte en el espejo y preguntarte: ¿estoy haciendo eso cada día? ¿Harías eso a tu hijo? ¿A tu madre? ¿Quieres que hagan eso a tu hijo? No, no vas a querer eso. Eso es abuso. Como dice nuestra carta, les hemos hecho a ustedes lo que no quisiéramos que nadie hiciera a nosotros.

Revolución: Las Fuerzas Armadas están acusando de delitos a Bradley Manning, un especialista en inteligencia del Ejército, por presuntamente filtrar el vídeo Asesinato colateral, y el gobierno está tratando de hacer lo mismo contra Wikileaks. ¿Han tratado de silenciarte el gobierno o las fuerzas armadas?

Ethan McCord: No he tenido repercusiones personales. He recibido amenazas de muerte de soldados con quienes presté servicio. También han amenazado con matar a mis hijos. Pero las considero bravuconadas vanas. Publicaron algo contra Josh Steiber, diciendo "queremos encontrarle a Josh Stieber y hacerle daño" y cosas así. Pueden decir lo que quieran, pero nadie puede decir que somos mentirosos. Hemos dicho la verdad. En todo lo que he publicado y en todo lo que he dicho, he presentado las evidencias también. No se puede disputar lo que estamos diciendo porque hemos presentado las evidencias.

Revolución: Has hablando en muchos lugares diferentes y ante muchos públicos diferentes. ¿Qué es tu mensaje básico y qué clase de respuesta has recibido?

Ethan McCord: Acabo de hablar en una escuela aquí [en la Ciudad de Nueva York] y había unos 50 estudiantes, jóvenes de 16 y 17 años. Les dije que tienen que examinar en realidad si las fuerzas armadas son la opción correcta para ellos personalmente. Les digo: si puedes vivir con lo que este vídeo muestra, a diario y por el resto de tu vida, pues, claro, alístate. Piensas que puedes vivir con eso. Pero tan pronto que todo eso te pasa en verdad y en lo concreto, te darás cuenta de que no puedes vivir con eso. Les digo que hay muchísimas alternativas para la universidad en vez de alistarse en las fuerzas armadas. Los reclutadores militares te van a mentir, van a pintar todo como glorioso. Y la guerra no es gloriosa. Es sucia, es fea y es horrible. Trato de explicarles, lo mejor que puedo, desde mi punto de vista, qué tan horrible es.

Esta fue en realidad la primera vez que he hablado con jóvenes. Estaban muy dispuestos a escuchar. Algunos estaban llorando. Hacia el final de mi presentación estaban diciendo cosas como jamás me alistaría en las fuerzas armadas. Para mí, esto es como un contra-reclutamiento.

Revolución: Hace unas semanas, Obama anunció el supuesto fin de las operaciones de combate en Irak. ¿Cómo es la verdadera situación ahí?

Ethan McCord: No pusieron fin a la guerra, solo cambiaron el nombre. Lo cambiaron a Operación Nuevo Amanecer, que parece un nombre de detergente para la ropa. Tú sabes, están haciendo una limpieza. Acaban de desplegar a tres mil soldados del Fuerte Hood, en Texas, una brigada de combate. Los enviaron a Irak. Los soldados todavía están muriendo en Irak, así que las operaciones de combate obviamente no han terminado. Por supuesto, simplemente están centrándose en lo que Obama diría que es la "guerra buena" de Afganistán. Para decir que "la guerra ha terminado", pues habría que decírselo a los 50.000 soldados que están todavía en Irak; todavía hay tropas de combate ahí.

Revolución: Una cosa en que te estás centrando ahora es la demanda de no desplegar a los soldados que quedaron traumatizados.

Ethan McCord: Estoy trabajando con Veteranos de Irak Contra la Guerra (VICG) en la Operación Recuperación. La Operación Recuperación quiere que el gobierno pare el despliegue de soldados traumatizados, sea por trauma sexual militar, lesiones traumáticas del cerebro, trastornos de estrés postraumático; siguen enviando a estos soldados a zonas de combate. Dicen que cuando menos el 20 por ciento de los miembros de las Fuerzas Armadas sufre algún tipo de trauma, y hasta el 50% experimentan estos traumas. Se está viendo que esos traumas están entrando en juego en ciertas situaciones, como en los "equipos de matar" de Afganistán. No se trata de nada nuevo, pues eso ha pasado por mucho tiempo ya, pero ahora está llegando a los medios de comunicación. Lo que pasa es que están armando a soldados que toman psicofármacos por el estrés postraumático o por lesiones cerebrales traumáticas, y los están devolviendo al trauma recibido y les están diciendo que mataran a afganos. ¿Qué pensaban que iba a pasar cuando pusieron a estos soldados en la misma situación de antes? Si vamos a poner fin al despliegue de soldados traumatizados, necesitamos el máximo apoyo posible. Necesitamos que todos alcen la voz: oigan ustedes, detengan el despliegue de soldados traumatizados. Esto es como llegarle al gobierno por la puerta de atrás. Porque estamos diciendo: detengan el despliegue de soldados traumatizados. Bueno, hasta el 50% de los soldados está traumatizado. Si paramos el despliegue de soldados traumatizados, ¿qué efecto tendrá? Le obligará al gobierno a librar una guerra sin soldados. Y eso no puede pasar.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

¡Primicia: Todas las 19 cartas en español ahora están en línea!

Una contradicción histórica: Cambiando el mundo en lo fundamental sin "apagar las luces"

Introducción:

Hace poco, Bob Avakian, el presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, llamó la atención a la siguiente contradicción y luego invitó a algunas personas asociadas con el partido o con responsabilidades respecto al partido, a responder con sus ideas sobre esta contradicción. Avakian escribió lo siguiente:

En la polémica contra la filosofía política de Alain Badiou de la revista teórica electrónica Demarcations, aparece la siguiente denuncia concisa del reformismo básico de Badiou y del reformismo en general:

"Y el mundo sigue sin cambiar en lo fundamental. El capitalismo-imperialismo sigue operando en el 'fondo', aplastando vidas y destruyendo espíritus en este molino de explotación. Y los horrores continúan sin cesar".

Esta es nuestra refutación poderosa y constante de las demás tendencias en el mundo. De otro lado, la manera en que muchas personas entienden lo que nosotros representamos —y no es que no tengan ninguna justificación en absoluto— es: "Ahí vienen los comunistas, apaguen las luces, ya se acabó la fiesta".

Todo eso encierra una contradicción real y profunda con que tenemos que seguir bregando.

* * * * *

Nos da mucho entusiasmo publicar las siguientes respuestas a la invitación de Avakian*.

* Nota de la redacción:

Las siguientes respuestas se escribieron originalmente como cartas personales y por lo tanto suponían cierto "lenguaje en común" entre Bob Avakian y el corresponsal. Como resultado, se ocupa bastante abreviatura. En algunas ocasiones el significado de esos términos se explica en el contexto o queda claro; en otras, no es así. Algunos de dichos términos son:

La nueva síntesis: El gran avance en la teoría comunista que Bob Avakian desarrolló, en las dimensiones de la filosofía y el método; internacionalismo; el carácter de la dictadura del proletariado y de la sociedad socialista como transición a la sociedad comunista, contando con el concepto particular del "núcleo sólido con mucha elasticidad"; y el enfoque estratégico hacia la revolución. [Para más información sobre la nueva síntesis, vea especialmente el Manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, EE.UU: El comunismo: El comienzo de una nueva etapa, Un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos.]

Las 4 todas: Esta formulación se ocupaba frecuentemente para destacar el carácter profundo y completo de la revolución comunista por parte de los comunistas chinos partidarios de Mao en la última batalla para prevenir la restauración del capitalismo en China. (La restauración capitalista se inició con un golpe de estado militar un poco después de la muerte de Mao en 1976, que detuvo y/o mató a sus seguidores más estrechos, entre ellos su viuda Chiang Ching.) La formulación de Marx (de La guerra civil en Francia) era: "Este socialismo es la declaración de la permanencia de la revolución, la dictadura de clase del proletariado como punto necesario de transición para la abolición de todas las diferencias de clase en general; la abolición de todas las relaciones de producción en que estas descansan; la abolición de todas las relaciones sociales que corresponden a esas relaciones de producción; y la revolucionarización de todas las ideas que brotan de estas relaciones sociales".

Las dos grandes cuestas: Bob Avakian usó esta formulación en una charla a mediados de los años 90, "Cómo vencer las dos grandes cuestas: Más ideas sobre conquistar el mundo". Estas "grandes cuestas" se refieren al proceso de 1) llegar al punto en que las fuerzas de la revolución proletaria hayan cobrado suficiente fuerza como para tomar el poder en un país particular, y 2) llegar al punto en que la "correlación de fuerzas" relativa a escala internacional en general haya cambiado a favor del proletariado y la cuestión de realizar el comunismo concretamente esté más concretamente a la orden del día.

El "Ohio": el proceso del "Ohio" es una metáfora que se refiere a la banda de desfile de la Universidad Estatal de Ohio y el número de desfile en que los miembros de la banda forman la palabra "Ohio" en letra pegada; los primeros miembros de la banda van atravesando por cada letra de "Ohio" y formando parte de ella — o sea la idea es que las personas que se acercan al movimiento revolucionario pasan por un proceso de desarrollo.

Verdad de clase: se refiere a la idea, a la cual se adhieren muchos en el movimiento comunista internacional, de que "la burguesía tiene su verdad y el proletariado tiene su verdad", como si la verdad misma tuviera un carácter de clase. En realidad, la verdad no tiene carácter de clase; una idea es cierta al grado que refleja correctamente el mundo objetivo. Bob Avakian es el primer comunista que ha identificado y criticado este concepto de "verdad de clase", la cual termina por restringir, y en última instancia obstaculizar, la búsqueda de la verdad concreta.

El proletariado, debido a su posición como una clase que no tiene nada que fortalecer en el orden actual, se interesa muchísimo en descubrir lo más cabalmente posible la verdad de las cosas; y la ciencia del comunismo, y su punto de vista y método de la dialéctica materialista, es el mejor método para llegar a la verdad; en esos sentidos se podría decir que el comunismo es partidario y verdadero al mismo tiempo. Pero eso NO significa que los comunistas siempre hagan observaciones y conclusiones correctas, y que los que no son comunistas nunca hagan eso; como punto relacionado, hay que evaluar toda declaración según su grado de concordancia con la realidad, y no según quién la dijo o cuál interés parece beneficiar (muchas veces concebido superficialmente).

La reificación: literalmente, convertir un proceso en una "cosa". Como se aplica al proletariado, se refiere a un punto de vista, que tampoco ha sido cuestionado muy explícitamente en el movimiento comunista hasta la crítica de Avakian, que confunde los intereses fundamentales del proletariado como clase y los sentimientos, puntos de vista y programas que se conforman con esos intereses histórico mundiales con las posiciones, sentimientos, puntos de vista y programas a los cuales se adhiere uno u otro sector del proletariado en un momento dado.

El reduccionismo: un método filosófico que reduce fenómenos complejos a una sola causa determinante — p. ej., reducir las causas de un comportamiento social complejo a un gen (o grupo de genes) y descartar los factores sociales que afectan y modelan el comportamiento social y restringen las formas que puede/podría tomar. Tiene vínculos con el positivismo, una escuela filosófica que limita a causas inmanentes la búsqueda de la verdad y el especio para las declaraciones sobre la dinámica de la realidad. Frecuentemente se contrastan esos puntos de vista con la metáfora que usa Bob Avakian que describe la verdad como un mapa de múltiples niveles y capas que está en movimiento constante.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Estrategia revolucionaria

Algunos principios para forjar
un movimiento para la revolución

Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

En cada momento, tenemos que estar buscando las concentraciones importantes de las contradicciones sociales y los métodos y las formas que puedan fortalecer la conciencia política de las masas, así como su capacidad combativa y organización para emprender la resistencia política contra los crímenes de este sistema; que para una cantidad cada vez mayor de personas, puedan darle vida a la necesidad y la posibilidad de un mundo radicalmente diferente; y que puedan fortalecer la comprensión y la determinación de las masas avanzadas de inclinaciones revolucionarias en particular de modo que asuman nuestros objetivos estratégicos como cosas por las cuales luchar de manera enérgica y hacia las cuales aspirar, y no solamente como metas (o ideales) lejanos y en esencia abstractas.

Es necesario que el objetivo y orientación sea el de llevar a cabo el trabajo que, junto con el desarrollo de la situación objetiva, pueda transformar el terreno político, de modo que en un sentido agudo y activo en toda la sociedad se ponga en tela de juicio la legitimidad del orden establecido y el derecho y la capacidad de la clase dominante de gobernar; de modo que la resistencia a este sistema cobre cada vez más amplitud, profundidad y determinación; de modo que se fortalezcan muchísimo el "polo" y la fuerza de vanguardia organizada del comunismo revolucionario; y de modo que, en el momento decisivo, esta fuerza avanzada pueda liderar la lucha de millones y decenas de millones de personas para hacer la revolución.

 

 

Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

Lea y difunda el periódico Revolución

Tenemos una estrategia, y nuestro periódico es, como se dice en "La revolución que necesitamos... La dirección que tenemos", la "base, guía y andamiaje organizativo para todo este proceso" de llevar a cabo dicha estrategia. Este periódico va al grano para decirle POR QUÉ ocurren las cosas... para demostrar que no tiene que ser así... y para darle las formas de ACTUAR para cambiarlas. Es un llamado a la acción y un mecanismo de lucha. Es, y tiene que ser en mucho mayor medida, el andamiaje sobre el cual se construye este movimiento, donde aquellos que le están entrando y siguiéndole podrán bregar por medio de sus páginas y en su portal sobre la manera en que podemos construirlo mejor. Es una guía, donde hoy miles pero pronto decenas de miles y con el tiempo millones de personas, de todas partes, se mantienen conectadas y aprenden a actuar de una manera poderosa y unida. Es la base, donde aquellos que lo leen aprenden acerca de los objetivos mayores de la revolución y el comunismo y llegan a ver las maneras en que las luchas de hoy están conectadas con esos objetivos mayores... donde llegan a entender el punto de vista comunista científico mediante su aplicación a todos los diversos sucesos, ultrajes y fenómenos en la sociedad... y donde se vinculan a nivel organizativo con esta revolución.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

¡CONTRIBUIR cada mes a Revolución!

El periódico Revolución es la base, guía y andamiaje organizativo para el movimiento que estamos construyendo para la revolución. Tome un momento y píenselo: ¡¿qué tan fundamental es eso?! Pero la realidad es que esto no ocurrirá sin que más gente le contribuya dinero regularmente. Apúntese para hacer una contribución cada mes. Luego, donde quiera que ande, en una protesta, en un concierto, en la venta de Revolución, en Facebook...o nada más en el cotorreo..., luche con la gente, incluso con la gente que acababa de conocer, para contribuir regularmente a Revolución. Una vez a la semana, hágase un chequeo: ¿cómo va esto? ¿cuántos contribuidores nuevos se apuntaron?

Para contribuir regularmente a Revolución, haga clic en el icono "Se cuotizante" en revcom.us o envíe una cantidad determinada al comienzo de cada mes a RCP Publications, Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654-0486.

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

¿Qué es una revolución comunista?

Este sistema es lo que nos ha metido en la situación en que nos encontramos hoy y que nos mantiene ahí. Y es por medio de la revolución que se acabe con este sistema que nosotros mismos podríamos dar origen a un sistema mucho mejor. El objetivo final de esta revolución es el comunismo: un mundo en que las personas trabajen y luchen juntas por el bien común... en que todos contribuyan a la sociedad lo que puedan y reciban lo que necesitan para tener una vida digna de un ser humano... en que ya no haya divisiones entre las personas en que algunas gobiernan y oprimen a otras, arrebatándoles no sólo los medios para obtener una vida digna sino también el conocimiento y un medio para entender bien el mundo y tomar acciones para cambiarlo.

Esta revolución es necesaria y posible a la vez.

De: La revolución que necesitamos. . . La dirección que tenemos
Un mensaje, y un llamamiento, del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

Envíenos sus comentarios.

Revolution #216, 14 de noviembre de 2010


Current Issue  |   Previous Issues  |   Bob Avakian  |   RCP  |   Topics  |   Contact Us

¿Quién es Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario?

En Bob Avakian, el Presidente de nuestro Partido, tenemos la clase de líder valioso y poco común que se presenta con muy poca frecuencia. Un líder que ha dado su corazón y todo su conocimiento, destrezas y capacidad al servicio de la causa de la revolución y la emancipación de la humanidad. Bob Avakian cobró vida como revolucionario en los años 60 — participando en los grandes movimientos de aquellos días y en especial trabajando y luchando de cerca con la fuerza revolucionaria más avanzada en Estados Unidos en aquel entonces, el Partido Pantera Negra. Desde ese entonces y aunque muchos otros se han rendido, Bob Avakian ha trabajado y luchado de manera incansable para hallar el camino hacia adelante, tras aprender lecciones cruciales y forjar organización duradera con el potencial de continuar la lucha, y proponerse llevarla a un nivel más alto, al mismo tiempo que se une con la misma lucha en todo el mundo. Ha seguido desarrollando la teoría y la estrategia para hacer la revolución. Desempeñó el papel clave en la formación de nuestro Partido en 1975 y desde ese entonces ha continuado la batalla para mantener al Partido en el camino revolucionario, para llevar a cabo el trabajo con una orientación revolucionaria fuerte. Ha estudiado a fondo la experiencia de la revolución —las deficiencias así como las grandes hazañas— y muchas diferentes esferas de la actividad humana a lo largo de la historia y en todo el mundo — y ha llevado la ciencia y el método de la revolución a un nivel completamente nuevo de manera que no solo podamos luchar sino luchar en serio para ganar. Bob Avakian ha desarrollado la teoría científica y la orientación estratégica de cómo hacer concretamente la clase de revolución que necesitamos y está dirigiendo nuestro Partido como una fuerza avanzada de esta revolución. Él es un gran paladín y un gran recurso para la gente en este país y, de hecho, la gente en todo el mundo. Debido a Bob Avakian y a la dirección que está dando, es mucho mayor la posibilidad de la revolución aquí en este mismo país y del avance de la revolución en todo el mundo. Y nos toca a nosotros conectarnos con su dirección... conocer más acerca de Bob Avakian y del Partido que encabeza... aprender de su método y enfoque científico de cambiar el mundo... forjar este movimiento revolucionario con nuestro Partido al centro... defender a esta dirección por lo valiosa que es... y a la vez contribuir nuestra propia experiencia y entendimiento a fortalecer el proceso de la revolución y a capacitar a la dirección que tenemos para seguir aprendiendo más y dirigiendo aún mejor.

De: La revolución que necesitamos. . . La dirección que tenemos
Un mensaje, y un llamamiento, del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

Envíenos sus comentarios.