Revolución #260, 19 de febrero de 2012

Voz del Partido Comunista Revolucionario, EU

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.

Revolución #260, 19 de febrero de 2012

 

Permalink: http://revcom.us/a/260/avakian-on-cultural-revolution-in-china-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

La Revolución Cultural de China... el arte y la cultura... el disentimiento y la efervescencia... y el avance de la revolución hacia el comunismo

Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

13 de mayo de 2016, publicado originalmente 19 de febrero de 2012 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota de la redacción: En este número reimprimimos una parte de una entrevista a Bob Avakian de 2004, que salió al aire en el show radial de Michael Slate Beneath the Surface de KPFK en Los Ángeles, el 29 de julio de 2005. En preparación para su publicación, se le hizo leves modificaciones, sobre todo para fines de claridad, en algunos casos se agregaron cortas explicaciones entre corchetes. También se agregaron los subtítulos.

MS: Adentrémonos en la Revolución Cultural [de China, de mediados de los años 1960 a mediados de los 1970]. Le diste dirección a los comunistas en todo el mundo en la lucha por entender el significado de la Revolución Cultural y defenderla como cuestión divisoria y de verla como el pináculo de la lucha de clases de la historia humana, la mayor altura alcanzada por la lucha de clases en la historia humana. Eso no es precisamente —por lo que se refiere a la opinión común hoy— lo que uno encuentra en las librerías. Ahí es posible encontrar 70 libros acerca de — y es posible escuchar a personas que tienen 32 años de edad hablando acerca de la manera en que la Revolución Cultural les destruyó la carrera, y tuvieron carreras sorprendentes cuando tenían unos dos años de edad. Pero eso afectó a la gente. Ha ejercido un gran impacto sobre la gente.

Algunos músicos anteriormente eran importantes simpatizantes de la Revolución Cultural pero ahora salen estas historias de personas, de los artistas provenientes de China, por ejemplo, que dicen: “Me engañaron. No entendía todo lo que pasaba porque no conocía el sufrimiento que el pueblo soportaba”. O, las formas culturales populares, El violín rojo, por dios: una película que no tuvo nada que ver con China pero en ella había una escena en que presenta a los Guardias Rojos tumbando puertas y sacando a individuos de sus hogares, en busca de este violín rojo que tenían que hacer añicos. Pues, éste era un símbolo de libertad y creatividad artística.

Además, Adiós a mi concubina, una película que pesa muchísimo entre — conozco a muchos amigos, muchos artistas e intelectuales que fueron a ver esa película dos tres veces y en serio la consideraban una señal de lo que estuvo mal y la manera en que la Revolución Cultural no era un avance para la humanidad, pero algo que en realidad era parte de la represión, en particular la represión de los intelectuales y los artistas.

Quisiera preguntarte sobre eso — hablemos un poco sobre la cuestión de la libertad intelectual. Creo que esto está relacionado con la cuestión del disentimiento, pero podemos ver eso aparte, pero concretamente, creo que esta idea de —lo que has venido mencionando desde el principio y uno de los motivos de mi pregunta sobre la cuestión del partido y lo demás cuando las personas empiezan a acomodarse y cosas afines— lo que mencionaste anteriormente acerca de la necesidad de un verdadero bullicio total y tremendamente creativo entre las personas y en el partido y entre los comunistas, esa constante aplicación creativa y luego que el marxismo en sí es una ciencia que en realidad, en una forma viva, efectivamente hace eso en serio. Cuando comentabas eso, yo pensaba, qué tan refrescante lo es escucharlo porque da energía con un sentido de [cómo] es nuestra ciencia en verdad — desencadena la mayor creatividad, cuando se capte, desencadena la mayor creatividad posible.

Escena callejera antes de la revolución en China.

Escena callejera antes de la revolución en China.

Pero existe la opinión común, o convencional, que de hecho —he aquí este avance crucial en la lucha de clases, este avance crucial de la ciencia del marxismo-leninismo-maoísmo— pero se presenta este avance como algo que representaba la represión de la libertad intelectual y artística.

BA: Bueno, de nuevo, odio sonar como un disco rayado, pero esto es una cuestión compleja y un problema complejo con el que la Revolución Cultural procuraba lidiar y con el que lidiaba. Para repetir, es necesario ubicar esta cuestión en lo que pasaba en el desarrollo de la Revolución Cultural y no abordarla desde la óptica con la que demasiadas personas lo hacen en esta sociedad. No entienden la dinámica concreta — por qué era necesario tener estas revoluciones en primer lugar, sus causas y las contradicciones con las que tuvieron que lidiar cuando nacieron. Algunas personas tienen cierto sentido de que, vale, en China, la gente era pobre. Si uno ha leído esas novelas de Pearl Buck, o sea, la gente de nuestra generación, éstas dan una idea de la terrible vida de los campesinos y se puede entender por qué la gente quisiera deshacerse de esa opresión y demás. Pero mucha gente ni conoce de eso, en especial ahora. No tienen una idea concreta de cómo era China y por qué era necesario tener una revolución y cómo esa revolución tuvo que darse.

La práctica de vendar los pies rompió el arco del pie y los dedos del pie de una muchacha (de dos y seis años de edad) y para colmó, vendó cada pie fuerte y dolorosamente para impedir su crecimiento. Se practicó principalmente en las clases acomodadas. Se consideraba que los minúsculos pies puntiagudos eran hermosos, haciendo más femeninos y delicados los movimientos de la mujer.
   Los pies vendados propiciaron la dependencia de la mujer hacia la familia, en particular los hombres de la familia. Cuando triunfó la revolución en 1949 y se estableció la nueva sociedad, se prohibió esta práctica como un paso hacia la liberación de la mujer.

Así que eso es un problema. Pero no sólo tuvieron que superar la formidable perspectiva, o más bien la formidable realidad, de la dominación imperialista y su reparto de China, pero también tuvieron una larga historia de feudalismo, de la explotación en masa del campesinado y cientos de años —de hecho, miles de años— en que la gran mayoría de la población estaba de plano desesperadamente empobrecida y explotada. Además, en esa sociedad, por la dominación del imperialismo y por el feudalismo que aún quedaba, no tenían tantos avances tecnológicos o [solamente] tenían unos avances tecnológicos en unos pocos enclaves. Pero, de ahí la vasta extensión del país y la gente que en ella vivía estaban enmarañadas en un mar de atraso forzoso.

Por eso, había esos antecedentes, los esfuerzos de dar saltos para superar la pobreza y la opresión de las masas populares. Subieron al poder en 1949 y de inmediato, en cosa de un año, se vieron envueltos a empujones en una guerra con Estados Unidos, en Corea — una guerra en que MacArthur decía: Llevemos la guerra a China. Eso fue un gran pleito con Truman. Llevemos la guerra a China. Vayamos directamente a China y crucemos la frontera. No sólo cerca de la frontera sino cruzar la frontera y hacer retroceder la revolución china1.

De ahí, de inmediato, casi ni tuvieron tiempo para celebrar y consolidar su triunfo y de repente se ven envueltos en esta batalla con esta poderosa potencia imperialista ahí mismo en su frontera en el sentido literal. Además, combatieron contra Estados Unidos hasta un empate y de hecho hasta derrotarlo — porque, en materia de sus objetivos en Corea, una vez que Estados Unidos entrara a la guerra, resultaron trabados sus objetivos, en gran parte por la participación de los chinos en esa [guerra].

Así que llegaron a ese punto. Ahora, tratan de transformar este país que es pobre y atrasado, que ha sido dominado por el imperialismo — una situación en que [había] un famoso letrero en un parque de Shanghai: “Se prohíbe el paso a perros y chinos”. Eso fue una manera escueta de expresar cómo era su vida, hasta en las zonas urbanas, aunque uno viniera de las clases con mayor educación, por ejemplo. Por eso, lo que mencionaste anteriormente — de que muchas personas o volvieron a China [después del triunfo de la revolución en 1949] o muchas personas en China, intelectuales y otros, estuvieron muy entusiasmadas por la nueva sociedad que se gestaba, porque ésta iba a superar la situación general en que China estaba sometida y repartida por diversos imperialistas, y el pueblo chino y la nación china iban a tener la capacidad de ponerse en pie y no dejarse pisotear y señorear por esas potencias extranjeras, y así sucesivamente.

Las contradicciones, y los retos, del camino socialista en China

Pero eso también encierra una contradicción, la de que muchas personas están — de algún modo lo capta lo que dijo Mao: “Sólo el socialismo puede salvar a China”. Lo que quiero decir aquí — de hecho, ésta es una declaración contradictoria porque él dice que, sin tomar el camino socialista, China no puede quitarse de encima la pobreza y la dominación de parte del imperialismo y por ello, ése es el único camino para China. Eso quiere decir que muchas personas — digo que esa declaración era contradictoria porque quería decir que muchas personas que no estaban del todo convencidas de la visión comunista apoyarán la revolución y hasta apoyarán que se tome el camino socialista porque es cierto que objetivamente no existe ninguna otra forma en que se puede poner fin al atraso y dominación del imperialismo.

Por un lado, eso obviamente tiene un elemento positivo. Muchas personas, entre ellas gente de las capas más burguesas, estaban entusiasmadas acerca del camino socialista porque efectivamente representa la salida para China. Pero, por otro lado, éstas más bien lo ven desde la óptica del nacionalismo o un punto de vista más burgués. Quieren que China ocupe su justo lugar en el mundo —y no quieren que la pisoteen los extranjeros, etc.— lo que sin duda es una posición legítima y algo con lo que se puede unir. Pero es una posición contradictoria.

Ese fenómeno existía en China, no sólo fuera del partido sino en una medida muy grande, al interior del partido. Muchas personas ingresaron al Partido Comunista de China por razones de ese tipo. En su concepción del mundo, no necesariamente habían llegado a ser comunistas en toda su extensión ideológica y en realidad no se guiaban por el concepto general de llegar a un mundo comunista —ni el internacionalismo, de hacerlo como parte de la revolución mundial en su conjunto y de hacer sacrificios por esa revolución mundial cuando fuera necesario—, sino más bien por el punto de vista de que: ésta es la única manera de que China puede ponerse en pie y asumir su justo lugar en el mundo. Bueno, muchas personas semejantes estaban en el partido durante mucho tiempo. Muchas de ellas eran veteranos de la Gran Marcha e hicieron heroicos sacrificios pero nunca hicieron una ruptura completa y real para asumir el punto de vista comunista, que sin duda abarca la idea de que China debería deshacerse de la dominación extranjera y de la pobreza y atraso del campo y el feudalismo, pero constituye mucho más que eso, y va mucho más allá de eso.

Así que eso es uno de los problemas, de las contradicciones que existían al interior del Partido Comunista de China, y que caracterizaban la lucha a su interior, desde el mero principio. De ahí, hay otra dimensión, de que todos tienen las marcas de nacimiento de la entraña de la cual proceden, digamos. Eso era cierto en el caso de China con relación al mundo y la revolución china. Ahí, la nueva sociedad surgió de la vieja y traía sus marcas de nacimiento, desigualdades y otras cosas.

Rompiendo con el modelo soviético y yendo más allá de él

BA continúa: Pero eso también fue cierto en otra dimensión importante: de que se hizo la revolución china como parte del movimiento comunista internacional en la que la Unión Soviética era el modelo de la manera de hacer una revolución y cómo construir el socialismo. Bueno, es interesante — he aquí otra contradicción: Mao rompió con una parte de eso. Para hacer la revolución en China, tuvieron que romper con el modelo soviético, el cual sostenía que era necesario centrar la revolución en las ciudades, basarla en la clase obrera y tomar el poder en las ciudades y luego extenderla al campo.

El enfoque chino que Mao forjó, después de muchas derrotas y unos reveses serios, el derramamiento de sangre y los baños de sangre que sufrieron al tratar de hacerlo en las ciudades y salir aplastados por las fuerzas del gobierno central, o las fuerzas de Chiang Kai-shek2, era finalmente hacerlo de la forma contraria — de sostener que era necesario empezar desde el campo: en vista de que es un país atrasado, podemos iniciar una guerra de guerrillas en el campo donde vive la mayoría del pueblo y hacer avances para por fin tomar las ciudades. Así que, eso fue el camino opuesto al de la revolución en Rusia. Bien, es cierto que en Rusia la mayoría de la población vivía en el campo, pero era un tipo de país distinto a China. Concretamente, no tenían posibilidades de librar una guerra de guerrillas desde el campo en Rusia del mismo modo que lo hicieron en China. Así que, ahí mismo, Mao tuvo que romper con el modelo soviético y forjar un nuevo modelo de la manera de hacer la revolución en China y en los países que en líneas generales se parecen a China.

Pero luego, cuando llegaron concretamente —vale, ya estamos aquí, ya estamos en el poder, ahora vamos a construir el socialismo— la Unión Soviética existía, y le ofrecía cierta cantidad de apoyo y ayuda material para hacerlo. No tuvieron ningún otro modelo. No reconocieron de inmediato que en primer lugar, el modelo de la Unión Soviética de todos modos traía problemas inherentes y en segundo lugar, no necesariamente era el modelo adecuado para las condiciones concretas de China. Así que si bien en la Unión Soviética bajo Stalin, dieron énfasis al desarrollo de la industria pesada, en detrimento de la agricultura, etc., en China eso era un problema aún mayor que en la Unión Soviética, aunque causó problemas reales ahí3. Por eso, en cierto momento Mao, de nuevo, tal como hizo al hacer la revolución en primera instancia, se da cuenta de que, tras quizá una década y pico de experiencia y esfuerzos en la construcción del socialismo en China, este modelo soviético tiene muchos problemas inherentes. Por ejemplo, su excesivo énfasis en la industria pesada. Eso no es la manera en que vamos a hacer que en realidad el campesinado esté en el camino socialista, sacrificándolo todo simplemente en beneficio del desarrollo unilateral de la industria pesada, etc.

Comedor comunitario en una comuna popular durante el Gran Salto Adelante, 1959. Las comunas populares eran una cosa nueva que, bajo la dirección comunista, reunió a millones de campesinos a trabajar la tierra colectivamente y transformar las relaciones entre la gente.

Por ello, Mao procuró zafarse de ese modelo. De hecho, de eso se trataba el muy calumniado Gran Salto Adelante4. Además, los soviéticos, cuando Mao intentó romper con ese modelo y dejar de estar bajo el ala de los soviéticos, éstos se volvieron en su contra, apoyaron a la gente en el partido chino que querían, si no derrocarlo, pues obligarlo a volver a estar bajo el modelo soviético y la dominación soviética en los hechos, y [los soviéticos] retiraron su apoyo, sus planos, su ayuda técnica y demás, justo en el momento en que los chinos trataban de dar un salto en su economía.

Así que Mao trataba de forjar ese camino para el socialismo en China, al igual que lo hizo antes en relación al camino para obtener concretamente el poder. Ahora, tienen el poder. Él trata de forjar otro camino para el socialismo. Pero Mao tiene en su contra no sólo a la Unión Soviética sino a un sector importante del partido chino. Por una parte, muchos de ellos [los miembros de ese partido] no rompieron en realidad — tal como lo dijo Marx, en los hechos no lograron ir más allá del estrecho horizonte del derecho burgués. De hecho, todavía pensaban según los términos de simplemente —tal como aplicó abiertamente Deng Xiao-ping después de su ascenso al poder— cómo hacer de China un país poderoso, aunque eso implicara hacerlo con el capitalismo. En realidad, no pensaban en cómo llegar al comunismo como parte de la lucha mundial general. Así que se manifestaba ese fenómeno. Además, estaba el fenómeno de que muchas personas, en la medida en que trataban de construir el socialismo, lo hacían según el modelo soviético y con los métodos que utilizaba la Unión Soviética (los cuales ya comentamos un poco) como el modo de hacerlo. Mao trata de determinar cómo romper con eso y cómo tener en realidad un socialismo que en una medida cada vez mayor vaya incorporando a las masas sobre la base de su conciencia en el proceso. Por ejemplo, Mao criticó a Stalin al comentar a comienzos de los años 1960 algunos escritos de éste sobre el socialismo — dijo que Stalin habla demasiado de la técnica y las cosas técnicas y no habla lo suficiente de las masas; y habla demasiado de los cuadros, los administradores y el personal técnico y no habla de las masas y no habla lo suficiente acerca de la conciencia.

Por eso, también de esas formas, él trataba de luchar por otro modelo del socialismo que en una medida cada vez mayor iba incorporando a las masas al proceso sobre la base de su conciencia. Además, aunado a eso, el sistema educativo, la cultura —toda esa superestructura tal como la describimos nosotros— no había cambiado en realidad en comparación con la vieja sociedad. Muchas personas, incluso en el Partido Comunista, no veían ningún problema en la cultura china tradicional, aunque ésta tenía contenido feudal a un grado muy importante y aunque en líneas generales repetía o adoptaba sin crítica cosas que provenían de esos países imperialistas que habían dominado a China. Por eso, Mao decía: ¿cómo romper con ese molde el que en realidad no va a llevarnos a donde tenemos que llegar por lo que se refiere a la construcción del socialismo en China?

Mao tiene en su contra a algunas personas que en realidad se motivan poco por lo de transformar la sociedad entera, de eliminar todas las relaciones desiguales y divisiones opresivas, sino solamente quieren construir un país poderoso. Tiene en su contra a personas que, en la medida en que siquiera lo consideren, lo ven en el marco de lo que había hecho la Unión Soviética bajo Stalin (y la Unión Soviética bajo Jruschov5 modificaba pero no obstante todavía continuaba algunos elementos de ella en esta manera de desarrollar la economía). Además, tiene en su contra a toda una cultura y superestructura que todavía refuerza las viejas relaciones del pasado. Ensaya varios métodos.

Digo “Mao”. Pero no estaba Mao ahí solito aunque en una medida importante, seamos francos, él estaba ahí solito. Puesto que no tantas otras personas en la dirección del partido reconocían esas contradicciones y veían que eso iba a llevarlos a un lugar que no fuera [adonde] quería ir y a la larga de regreso a una forma de capitalismo. Así que, en una medida importante, si bien había unas cuantas otras personas en la dirección, en lo principal no las había. En lo principal era Mao el que decía: Tenemos que abrirnos paso y hacer algo distinto acá.

Él intentó hacer cosas como iniciar los movimientos de educación socialista, que mediante los cauces del partido elevaran la conciencia de los miembros del partido y de las masas en general acerca de por qué se necesitaba construir el socialismo en China y lo que eso significaba y lo que tenía que ver con la transformación de las relaciones económicas de las personas en la producción y las relaciones sociales entre hombres y mujeres y diversas desigualdades sociales importantes adicionales las que hacía falta superar, y las estructuras políticas y la cultura. Pero eso solamente logra ir hasta cierto punto y en realidad no fue al grano o a la raíz del problema: que existían todas esas fuerzas que llevaban a China de vuelta al capitalismo, si bien de una forma levemente distinta, una combinación de emular lo que se hacía en los países imperialistas y lo que se había hecho en la Unión Soviética — lo que, al repetirlo en las condiciones de China, habría conducido de regreso al capitalismo, tal como Mao iba reconociendo cada día más.

Los estudiantes universitarios de Pekín cuelgan cartelones de grandes caracteres, una forma de democracia de masas mediante la cual el pueblo podía expresar sus puntos de vista sobre importantes asuntos económicos, sociales, políticos y culturales.

Así que todo eso es el trasfondo —por eso, trato esto en mucho detalle— todo eso es el trasfondo de por qué era necesario tener la Revolución Cultural. Mao dijo, al inicio de la Revolución Cultural: ensayamos varias formas de solucionar este problema, el de que nos llevaban de regreso por el camino del capitalismo. O sea, el sistema soviético — la crítica de Mao, en parte, también trataba cosas como la gestión de mando único en las fábricas, en lugar de efectuar una integración concreta cada vez mayor de los obreros en la administración y otras tareas afines y en el desarrollo de la tecnología y la planeación de la tecnología, la planificación de la producción. En lo básico, simplemente congelaban las viejas relaciones en su lugar, en el marco de la propiedad estatal y en lo básico reproducían las mismas relaciones en dicho marco. Eso fue un gran problema que traía el modelo soviético del socialismo. Mao venía reconociendo este problema. Ellos [los soviéticos] hacían otras cosas que eran conocidas en la sociedad capitalista, tal como motivar a las personas mediante el trabajo a destajo e incentivos, en lugar de trabajar para motivarlas en el plano ideológico para que desearan aumentar la producción a fin de hacer avanzar la revolución en China y apoyar a la revolución por todo el mundo.

Así que Mao decía: Tenemos que barrer todo eso, pero hemos intentado hacerlo vía los cauces del partido, mediante cosas como los movimientos de educación socialista, y en realidad éstas no han dado resultado por la forma en que está estructurado el partido y la forma en que la dirección del partido — la mayor parte de la dirección del partido concibe el socialismo de una forma que de plano va a alejarse del socialismo. Así que si simplemente lo hacemos vía los cauces del partido, de plano no va a ir a dar a ninguna parte o irónicamente va a terminar por reforzar lo que ya tenemos. Para romper con todo eso, nos hace falta algo radicalmente distinto — a fin de transformar lo que sucede en la economía, transformar lo que sucede en relación a la manera de tomar las decisiones concretas en la sociedad, transformar la cultura y el modo de pensar de la gente. Así que eso es finalmente — Mao dijo que por fin en la Revolución Cultural, encontramos la forma de movilizar a las amplias masas de abajo a arriba para exponer nuestro lado oscuro, nuestro lado negativo.

La Revolución Cultural: Sus metas, sus métodos, sus contradicciones

BA continúa: En realidad eso es lo que proponían hacer vía la Revolución Cultural, lo que es — mi motivo para analizar todos esos antecedentes es que Mao trataba [de lidiar con] algo dificilísimo que en serio constituía un enorme reto: hacer una ruptura para dejar un camino, de hecho, e ir por otro camino. Aunque la sociedad todavía, en un sentido general, era socialista, muy rápidamente iba de regreso al capitalismo debido a todas las influencias que he venido comentando. Mao reconocía que, a menos que nosotros hagamos una ruptura y vayamos hacia otra cosa, el proceso de desgaste, por decirlo así, nos va a agotar y llevarnos de vuelta por el camino capitalista.

Así que todo eso es lo que él en realidad se proponía hacer y reconoció que al hacerlo, no se permite apoyarse en los mismos cauces del partido que padecen un esclerosis y están congelados en esos mismos modos gastados de ver de qué se trata, según esta idea burguesa de nada más hacer que China llegue a ser un poderoso país que juegue su justo papel propio en el mundo — y, en la medida en que alguien piense en el socialismo, piensa en el modelo soviético, el que trae muchas cosas que en realidad son sobras del capitalismo.

Mao Zedong

Por ello, Mao reconoció que no iba a ser posible simplemente solucionar este problema vía los cauces del partido. Dijo que por eso, es necesario tener algún trastorno y revuelo desde abajo y en masa. Ahí está el fenómeno general de la juventud — que a menudo representa la fuerza que está dispuesta a criticar y desafiar todo y que no está enredada en lo convencional. Los jóvenes fueron desencadenados —los Guardias Rojos, me entiendes— para desafiar en concreto ese rumbo general, lo que incluía desafiar a los dirigentes del partido y las estructuras del partido que constituían la maquinaria para conducir la situación por ese rumbo que Mao reconoció que iba a llevar de regreso al capitalismo, por toda la combinación de razones que he venido comentando. Eso en realidad es lo que trataban de lograr y trataban de hacer cambios en la forma de administrar la sociedad, integrar a las masas; por ejemplo, hacer cambios en la forma de ofrecer servicios médicos de modo que no se limitaran únicamente a las ciudades y solamente para las capas acomodadas, sino que se extendieran al campo donde las masas nunca habían contado con servicios médicos. Todos esos eran asuntos sobre los que se libró una férrea batalla en la Revolución Cultural.

La cultura empezó a poner a las masas populares —pero de más importancia, poner contenido revolucionario— en el escenario, en lugar de poner viejos temas feudales y los emperadores y diversas figuras parecidas de las clases altas como los héroes.

Levantamientos de masas, luchas revolucionarias, excesos y el panorama más amplio

BA continúa: Eso es lo que se propusieron hacer. Creo que muchos cuentos de horror que escuchamos sobre la Revolución Cultural —creo que lo que describen esas personas expresa cierta realidad— de que sí se dieron excesos. Pero [esos cuentos de horror] también reflejan un punto de vista muy miope según el que un pequeño sector privilegiado de la sociedad pone sus inquietudes y necesidades por encima del panorama más amplio de lo que las masas populares en la sociedad en su conjunto vivían. He hecho la siguiente analogía. Algunas personas se quejan: bueno, obligaron a los intelectuales a ir al campo durante la Revolución Cultural; pero nadie nunca le preguntó a los campesinos, quienes conformaba 80 o 90% de la población, si ellos querían estar en el campo. Simplemente se daba por sentado que ellos estarían ahí, cultivando alimentos y materia prima para ropa, etc., mientras que otras personas estarían en las ciudades, disfrutando una existencia de mayores privilegios, sobre todo en el caso de gente de estas capas ajenas al proletariado.

Así que eso es un aspecto de la situación. Creo que sí había excesos. Mao habló de un levantamiento campesino el que fue a investigar en China durante los años 1920, al inicio del proceso revolucionario, e hizo la siguiente declaración: los campesinos se sublevaban, desafiaban todas las antiguas autoridades y las tumbaban, y algunas personas decían, ai, qué tan terrible, eso es ir muy lejos. Mao dijo: Fíjense, en esencia podemos tratar de ponernos al frente de eso y dirigirlo, podemos quedarnos a su zaga gesticulando y criticando, o podemos tratar de salirle al paso y combatirlo. Además, aunado a eso, dijo: Para rectificar los males, inevitablemente habrá excesos cuando las masas se levanten para rectificarlos o, si no, no será posible rectificarlos. Al echarle agua fría, criticar y tratar de controlar la situación en cuanto se den excesos, pues la situación nunca se saldrá de los límites aceptables — y al no salirse la situación de los límites aceptables, no se darán cambios fundamentales. Así que lo mismo tuvo aplicación en la Revolución Cultural.

Se dieron excesos. Mao le dijo a Edgar Snow, cuando éste le entrevistó en 1971, que estuvo muy decepcionado por algunos excesos que se dieron y por algunas formas en que la gente llevó a cabo la lucha sin escrúpulos. Estuvo muy decepcionado de que evolucionara el fraccionalismo entre los Guardias Rojos, en lugar de lograr la amplia unidad del pueblo en torno a los temas generales de la Revolución Cultural tales como he venido describiéndolos. Se enfrascaron en pleitos entre fracciones y de hecho empezaron a guerrear entre sí. A veces en el sentido literal, se hicieron de armas para determinar quiénes constituían la única fuerza revolucionaria y que las demás personas eran contrarrevolucionarias. Por ende, si bien estuvo decepcionado e incluso expresó su desilusión a causa de una parte de eso, también reconoció que los mismos principios obraban — de que si no se diera un levantamiento de masas, no tendrían posibilidades de hacer una ruptura y sacar la situación del camino en que iban y que muy rápidamente volverían al capitalismo, por todas las razones que he venido señalando. Pero si efectivamente se diera un levantamiento de masas, habría excesos. De ahí Mao se puso a rectificar esos excesos.

Pero no es posible — en primer lugar, la situación no tenía parecido a la caricatura que ellos pintan, de que una persona estaba sentada ahí y se hacía de director de todo el escenario y en el sentido literal oprimía los botones y movía las palancas [de todo]. Se dio un levantamiento de masas. Se dio una lucha revolucionaria. Es decir, sí derrocaron la dirección establecida de la ciudad de Shanghai vía el levantamiento de un millón de personas y su reemplazo por un cuartel general revolucionario, un comité revolucionario, que puso en primer plano e integró a muchas masas las que se habían levantado en esos grupos de Guardias Rojos, entre ellos no sólo los estudiantes sino los obreros en la ciudad, y los campesinos del campo de los alrededores. Así que eso fue una auténtica revolución — y las auténticas revoluciones no son ordenadas y arregladitas.

Una brigada de mujeres en una comuna se detiene para leer un cartelón de grandes caracteres que anuncia el IX Congreso del Partido de 1969, el que resumió las lecciones de la Revolución Cultural hasta ese momento.

Sí emitieron instrucciones cuyo objetivo era fijar pautas generales para la lucha — como reducir el grupo de personas que identificaban como enemigos a un pequeño grupo de personas en el partido que, como dijo Mao, eran los dirigentes en el poder seguidores del camino capitalista; que entre los intelectuales y en el mundo académico, era importante distinguir entre un grupúsculo de tiranos académicos burgueses que aspiraban a señorear a la gente e imponer viejas normas burguesas y feudales, y una cantidad mayor de intelectuales que recibieron su formación en la vieja sociedad y traían una buena parte de la concepción del mundo de dicha sociedad pero que eran amigos de la revolución y que era necesario ganarlos hacia la revolución, aun cuando hubiera contradicciones ahí. Así que Mao emitió las instrucciones para lidiar con su análisis de que inevitablemente habría excesos.

Pero la Revolución Cultural fue un acontecimiento masivo de cientos de millones de personas. Muchísimas personas se zambulleron en ella, y algunas personas adrede la condujeron a excesos a fin de sabotearla. Esas personas en la cúpula que querían desviar la lucha de sí mismas y de las políticas y las líneas que representaban, fomentaban el fraccionalismo y llevaban adrede la situación hacia excesos, a fin de desacreditarla, para que pudieran meterse y decir: ya ven, toda la cosa se ha salido de control, por ello tenemos que ponerle fin.

Así que esta revolución traía toda esa complejidad. No dudo en que en la Revolución Cultural hubiera individuos que fueron victimados injustamente. Eso es algo casi inevitable en esta clase de acontecimiento. Pero, ello no quiere decir que de eso no hay problema, de que está bien. Como dije, Mao estuvo decepcionado por algunas de esas cosas. Pero, a otro nivel, para tener una revolución de masas que hiciera una ruptura más completa en la sociedad a fin de tomar el camino socialista y para impedir el capitalismo —que es lo que hicieron— e inclusive reestructurar y revolucionar completamente el partido sobre la marcha —lo que también hicieron—, en esencia, suspendieron el partido y lo disolvieron y luego lo volvieron a organizar sobre la base de la participación de las masas en la crítica a los miembros del partido e inclusive se celebraron reuniones de crítica de masas en que se reconstituyera el partido como parte de las reuniones de masas en que éstas planteaban críticas al partido y evaluaban a los miembros del partido. Eso no tuvo precedentes en ninguna sociedad, obviamente, pero incluso en una sociedad socialista. Además, se cometieron muchos errores. Así que eso es una dimensión de la cosa.

El destacamento rojo de mujeres (1964) fue una de las más populares Óperas Revolucionarias Modelo creadas durante la Revolución Cultural de China. Combinó hermosa y conmovedora música con ballet increíble e innovador en una historia que se ambienta en los años 1930 durante la guerra de liberación. Una joven esclava huye de un terrateniente brutal y se une a un destacamento de mujeres del Ejército Rojo. Durante la Revolución Cultural, se presentaron en el escenario a las masas populares — pero, más importante aún, se presentó el contenido revolucionario en lugar de viejos temas feudales, y en lugar de emperadores y figuras de la clase alta como los héroes. Las obras como El destacamento rojo de mujeres fueron parte de desarrollar un nuevo arte y cultura en la sociedad socialista, como parte de revolucionar toda la sociedad.

Cuestiones de arte y cultura, cuestiones de punto de vista y método

BA continúa: He aquí otra dimensión: creo que las personas que la dirigían cometían algunos errores de concepción y metodología — quizá de parte de Mao en cierta medida, pero especialmente de parte de gente como Chiang Ching y otras personas que hicieron enormes esfuerzos para crear estas obras modelo culturales revolucionarias, las que de veras fueron hazañas de calibre mundial por su contenido revolucionario pero también por su calidad artística: los ballet, las óperas de Pekín, etc. Pero, a mi parecer, esas personas también tenían ciertas tendencias hacia la rigidez y el dogmatismo y no entendían a fondo la diferencia entre lo que por necesidad encierra la creación de obras modelo culturales y lo que habría de ser la expresión artística más amplia, que podría asumir muchas formas diferentes y que no sólo no se podría supervisar pero no se debería supervisar del mismo modo y al mismo grado detenidamente calibrado como el que fuera necesario para la creación de esas obras modelo culturales completamente sin precedentes.

A mi parecer, era necesario tener una comprensión más dialéctica — y aquí pongo unas ideas provisorias mías sobre el tema, porque no lo he investigado a fondo y es necesario conocer mucho más, así que quiero recalcar eso — pero tiendo a creer que era necesario tener una comprensión más dialéctica acerca de la relación dialéctica entre algunas obras que eran objeto de un liderato y una dirección muy detenidamente calibrados desde los máximos niveles, con la movilización de las y los artistas en ese proceso, y otras cosas en que se propiciara muchas expresiones adicionales de mucho mayor creatividad y experimentación y se permitiera que ocurrieran muchas cosas de este tipo, y de ahí se pasara todo eso por el tamiz y se vieran los elementos positivos que nacían y se aprendiera de diferentes iniciativas en que las personas se esforzaban por crear algo nuevo que de hecho tuviera un contenido revolucionario, o que ni siquiera lo tuviera pero que no obstante tendría que ser parte del ambiente, de modo que la gente pudiera sacar lecciones de varias cosas y criticarlas y decidir lo que querían defender y popularizar y lo que no. Así que creo que se puede aprender más cosas al respecto.

Además, creo que existe una tercera dimensión. Existía un elemento, incluso en Mao — y esto lo he criticado, decir eso es controvertido, pero critico algo que [se ha señalado] en varias cosas que he escrito o discursos que he dado, en particular el que se titula ¿Conquistar el mundo?6 — de que existía una tendencia, incluso en Mao, a tener cierto grado de nacionalismo. Creo que eso se expresó en algunos sentidos en que los intelectuales y los artistas que se habían formado en la cultura occidental y estaban bajo su influencia o tenían un interés en esa cultura — existía cierta actitud sectaria hacia partes de ese fenómeno. Mao tenía una consigna: tenemos que hacer que el pasado sirva al presente y las cosas extranjeras sirvan a China. Bueno, en mi opinión, eso —en particular la segunda parte de esa consigna— no es precisamente la forma correcta de plantearlo. No se trata de China y cosas extranjeras, se trata de —provenga el arte de otro país, de China o del país que sea— ¿cuál es su contenido objetivo? ¿Es principalmente progresista o es principalmente reaccionario? ¿Es revolucionario o es contrarrevolucionario? ¿Contribuye a impulsar las cosas en la dirección de transformar la sociedad hacia el comunismo, o contribuye a hacer retroceder las cosas y poner obstáculos a esa transformación? Creo que esa formulación, aun la formulación de “que las cosas extranjeras sirvan a China” —si bien tiene algo de correcto al no rechazar todo lo extranjero, permítame expresarlo así—, tiene un aspecto de no ser totalmente correcto y de padecer la influencia de cierto grado de nacionalismo, en lugar de un punto de vista plenamente internacionalista inclusive [por lo que se refiere a] la cuestión de la cultura.

MS: Eso hasta dio lugar a parte de esa rarísima cosa en torno al jazz, ¿qué no?

BA: Claro, el jazz y el rocnrol. Ellos no entendían su aspecto positivo. Como es sabido, existe mucha basura en el rocnrol en particular. En realidad ellos no entendían qué era el jazz como una onda en Estados Unidos, y simplemente — lo negaron unilateralmente. También negaron unilateralmente el rocnrol, que en muchos sentidos tuvo un empuje muy positivo en esos tiempos, en los años 1960, a fines de los 1960, en Estados Unidos. Tuvo mucho espíritu rebelde, y hasta se creaban algunas obras de arte más conscientemente revolucionarias, aunque con sus propias limitaciones. Así que lo que todo eso encerraba también era parte de lo que influyó en la manera en que a algunos intelectuales de China, en particular aquellos que tal vez se inclinaran más hacia la cultura occidental o se interesaran más en esa cultura, los convirtieran en enemigos o los persiguieran de formas indebidas.

Unos miembros del comité revolucionario de una fábrica se reúnen con los obreros.

Pero esas son unas ideas provisorias mías. Tenemos que investigarlo más a fondo. Pero lo que yo intentaba hacer era describir los antecedentes que hicieron que fuera necesaria la Revolución Cultural en primer lugar y lo que ellos trataban de lograr al respecto y por qué era legítima y además necesaria y de enorme importancia y por qué y cómo creó todas esas cosas nuevas. Sí creó una nueva cultura revolucionaria. Sí extendió los servicios sanitarios al campo. Sí incorporó a las masas populares que anteriormente nunca habían participado en las ciencias, en la experimentación e investigación científica e incluso en la teoría científica junto con los científicos, y en las mismas formas de transformación en la educación, en las mismas formas de transformación en el lugar de trabajo, en que iban eliminando la gestión de mando único y de hecho empezaban a tener a los administradores, gerentes y técnicos participando parte del tiempo —no sobre una base completamente igual pero parte del tiempo— en el trabajo productivo y de tener a algunos trabajadores de producción participando en esas otras esferas y de tener, en lugar de la gestión de mando único, un comité revolucionario compuesto de un número importante de representantes de los obreros así como de la gerencia o del personal técnico y gerencial de tiempo completo y de los cuadros del partido.

Así que se dieron enormes hazañas, inclusive en el campo del arte, en el campo de la educación, a grandes rasgos en todo el campo intelectual. Leí artículos de esa época de China acerca de la física, la física teórica, de bregar con la naturaleza de la materia y todo el — la manera de analizar la cuestión del movimiento de la materia en las distintas formas que podría asumir, no solo acerca de las cosas cotidianas sino acerca de un constructo de la física teórica.

Así que se crearon muchísimas cosas grandiosas. Esos no eran tiempos en que se apagaron las luces en el frente intelectual. No obstante, existían deficiencias y yo sí creo que en ese proceso, algunas personas sufrieron una persecución indebida; y eso, me parece, también es parte de la ecuación.

Arte creado durante la Revolución Cultural.

El papel del arte, y el artista, y su relación al estado

MS: Quiero continuar este tema. Antes de tratar la cuestión de continuar abordando concretamente el problema de la libertad artística e intelectual y el disentimiento como una necesidad en la futura sociedad, quisiera tocar un par de cosas en torno al papel de los artistas en particular. Éste es un tema interesante, pues, hace diez años, le hice una entrevista a Haile Gerima, el cineasta que creó Sankofa, Bush Mama. Él es un cineasta de Etiopía, pero lleva mucho tiempo en Estados Unidos. Ha estado empapado, muy formado en la teoría revolucionaria alrededor del mundo. Lo influenció mucho la Revolución Cultural. Algo que él planteó era la idea de que el papel del artista en la sociedad socialista es oponerse constantemente —me esfuerzo para recordar precisamente cómo él lo planteó— siempre oponerse al aparato gobernante. He aquí su punto de vista: la Revolución Cultural fue hasta cierto punto pero no fue lo suficientemente lejos porque de hecho no se desenvolvió ni se abrió paso de esa forma — de que los artistas no llegaron a hacer eso, se quedaron cortos de hacer eso.

Además, hace poco tuve la oportunidad de entrevistar y pasar un tiempo con Ngũgĩ wa Thiong'o, el escritor keniano, y él tiene un par de cosas en que habla de la naturaleza del arte y la relación entre el artista y el estado en cualquier sociedad. Algo de lo que menciona es que existe una parte conservadora del estado, la que constantemente procura salvarse y conservar su dominio y conservarse a sí mismo, y por otra parte, en los hechos el arte — dice que el arte es algo que cambia constantemente. Se trata de que siempre — el arte es distinto, pues constantemente se esfuerza para conocer el carácter cambiante de las cosas. Se basa en la manera en que se desarrollan las cosas, en que se mueven y en lo que es esencial y no siempre en lo que existe en realidad. Por eso, él también considera que estas dos cosas están en contradicción la una con la otra y dice que de hecho el artista constantemente debería estar cuestionando al estado. El artista tiene un papel — su punto de vista sobre el artista en la sociedad es que éste más bien tiene el papel de hacer preguntas que el papel de dar respuestas, y eso es algo que él estima que habría que consagrarse en cualquier sociedad. Yo me preguntaba cómo eso encajaría en tu análisis del socialismo y el papel del arte y la cuestión de la libertad artística y el disentimiento.

BA: Bueno, de lo que describes y tu manera de presentarlo, con cortas citas, me parece que eso tiene un elemento de la verdad, pero es parcial, sólo presenta un aspecto de la situación. Hace unos 15 años yo di un discurso titulado “El fin de una etapa — El comienzo de una nueva etapa”, que en lo esencial resumió que, con la restauración del capitalismo en China después del mismo lamentable desenlace como el de la Unión Soviética, nosotros habíamos llegado al fin de cierta etapa que se inició con la Comuna de París aproximadamente y que terminó con la revocación de la revolución china y la restauración del capitalismo en China7 . En ese entonces era necesario reagruparnos y sacar un balance profundo de las lecciones, positivas y negativas, de todo eso y de seguir adelante en un nuevo conjunto de circunstancias en que temporalmente, ya no existían países socialistas. Al fin de ese [discurso], algo que empecé a plantear eran ciertos principios que yo consideraba que era necesario que el partido aplicara para dirigir una sociedad socialista. Un principio era que éste tendría que ser un partido en el poder y una vanguardia de lucha contra aquellas partes del poder que se entrepusieran en el camino de continuar la revolución. De hecho, yo creo que eso es una manera más correcta, un contexto más correcto o una analogía más correcta, de la manera de evaluar el papel del arte en particular en una sociedad socialista. En otras palabras, a manera de analogía, considero que el arte no sólo debería criticar a ese estado [socialista], sino que debería criticar aquellas cosas en la sociedad —inclusive en el estado, inclusive en el partido, inclusive en la dirección— que representan en realidad lo que es viejo y lo que se tiene que dejar atrás. No necesariamente hablo de lo que es capitalista en el sentido clásico sino de lo que ha pasado de ser un avance a ser un obstáculo — porque todo, incluido el socialismo, sí avanza mediante etapas y al desbrozar más profundamente el suelo en que está arraigado lo viejo y al arrancarlo de raíz más completamente. Así que las cosas que representaban avances en un momento pueden convertirse en obstáculos o incluso en cosas que, de persistir, volverían la situación hacia atrás.

EL COMUNISMO: EL COMIENZO DE UNA NUEVA ETAPA, Un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

Se puede descargar en alemán, árabe (borrador) español, inglés, persa, portugués y turco.

Por eso, considero que es necesario que el arte critique todas esas cosas. Pero también es necesario defender —e incluso, claro, elogiar y popularizar— aquellas cosas que sí representan el camino hacia adelante, inclusive aquellas cosas acerca del estado. El estado en una sociedad socialista no es lo mismo que el estado en una sociedad capitalista. Se trata del estado que, en sus elementos principales —siempre y cuando sea una auténtica sociedad socialista— representa los intereses de las masas populares, que hace que sea posible que éstas, ofrece el marco en que éstas pueden continuar la revolución y que sea posible defenderla contra los enemigos tanto al interior del país como contra los imperialistas y otras fuerzas que desde afuera atacarían y tratarían de ahogar la nueva sociedad en sangre. Así que el estado tiene otro carácter y siempre que su aspecto principal haga todo eso —que represente en realidad el dominio de parte del proletariado en que éste y las amplias masas populares vayan participando con conciencia en el proceso de tomar las decisiones y de formular políticas para continuar la revolución— dondequiera que eso siga siendo el aspecto principal, habría que apoyar esas cosas y hasta elogiarlas. Pero incluso en eso, incluso donde eso existe, habrá muchas maneras en que no sólo se cometerán errores sino que habrá cosas que lleguen a convertirse en obstáculos, de formas en que en las políticas del gobierno, en las políticas del partido y en las acciones del estado, [existirán] cosas que en realidad van contra los intereses de las masas populares —no sólo en un sentido limitado sino hasta en el sentido más fundamental por lo que se refiere al avance hacia el comunismo— y que presentan obstáculos en lo concreto. Por ello, habría que criticar esas cosas.

Yo sí creo que encierra una verdad la idea de que los artistas tienden a crear cosas nuevas — si bien no es cierto en un sentido uniforme. Algunos artistas —la misma cosa gastada y trillada una y otra vez, me entiendes, la misma cosa muy formulaica— y sobre todo aquellos cuyo arte tiene un contenido que pretende reforzar o restaurar lo viejo, que a menudo es poco innovador. A veces hasta eso es bueno [en el sentido artístico]; a menudo no lo es. Pero creo que es verdad en cierta medida que mucho arte tiene un carácter que es muy innovador y tiende a sacudir las cosas y abordar las cosas desde nuevos ángulos y presentar los problemas de otros modos o de hecho sacar a la luz los problemas que no se han reconocido en otras esferas o no los han reconocido las personas que tienen una responsabilidad más inmediata en las cosas o las personas que tienen una participación más inmediata en los asuntos políticos de una sociedad. Considero que es necesario que los artistas tengan mucha libertad de hacer eso. Pero, además, considero que una parte de su responsabilidad y una parte de lo que deberían asumir es buscar aquellas cosas que son —que efectivamente encarnan los intereses del pueblo— incluido el estado. Además, deberían popularizar y defender eso, porque habrá muchísimas personas que quieren arrastrar hacia atrás y destruir dicho estado. Pero considero que no se entiende con suficiente claridad la diferencia fundamental —inclusive con todas las contradicciones en juego de que he venido mencionando— la diferencia fundamental entre un estado proletario, un estado en una sociedad socialista, y un estado burgués que existe para oprimir a las masas y para reforzar las condiciones de su explotación, como base general de esa sociedad y [que] emprende viles ataques contra cualquier iniciativa de rebelarse en contra de ese sistema entero ni hablar de derrocarlo.

Así que pienso que es importante distinguir — y de ahí, una vez reconocida esa diferencia fundamental, es importante, de nuevo, como decimos, dividir el estado socialista en dos. ¿Cuáles partes de ese estado constituyen un poder que encarna y representa los intereses de las masas en aras de hacer la revolución y continuar hacia el comunismo, y cuáles partes se han envejecido y han llegado a entreponerse en el camino de su continuación? Elogiar al primero, popularizarlo; y criticar al último y movilizar a la gente, instarla a luchar en su contra.

La Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto) del PCR fue escrita con el futuro en mente. Tiene la intención de plantear un modelo básico, y los principios y las pautas fundamentales, para el carácter y el funcionamiento de una sociedad y un gobierno radicalmente diferentes a los ya existentes: la Nueva República Socialista en América del Norte, un estado socialista que encarnaría, institucionalizaría y fomentaría relaciones y valores radicalmente diferentes entre las personas; un estado socialista cuyo objetivo final y fundamental sería lograr, junto con la lucha revolucionaria por todo el mundo, la emancipación de toda la humanidad y el inicio de una época completamente nueva en la historia humana —el comunismo— mediante la abolición final de todas las relaciones explotadoras y opresivas entre los seres humanos y de los conflictos antagónicos destructivos que surgen de esas relaciones.

Lea la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto), del PCR, en revcom.us/pcr.

Revolución, liderazgo, poder estatal, el objetivo del comunismo y la importancia del disentimiento y la efervescencia — Núcleo sólido y elasticidad

MS: Una de las cosas que te opone a una buena parte de la anterior experiencia de las sociedades socialistas, de los pensadores marxistas, etc., es lo que dices acerca de no sólo permitir el disentimiento, de no sólo permitir esta clase de amplitud de exploración entre las personas que trabajan con las ideas y entre los artistas, etc., sino hablas concretamente de la necesidad de su existencia. ¿Por qué crees que eso es necesario y no simplemente algo que hay que tolerar?

BA: Bueno, en la actualidad estoy bregando con la cuestión de cómo se puede tener todo eso al interior del partido y la relación entre tenerlo al interior del partido y en la sociedad en su conjunto, y cómo hacerlo sin perder el núcleo esencial al que hay que aferrarse a fin de tener el poder estatal en realidad cuando se consiga y a fin de avanzar concretamente hacia el comunismo, en lugar de dejarse arrastrar de vuelta al capitalismo. Así que eso, para mí — eso es algo con lo que estoy bregando muchísimo. Eso es una contradicción dificilísima.

Pero para responder directamente a tu pregunta: Creo que se necesita eso porque si las personas van a emanciparse plenamente —Marx dijo que la revolución comunista encierra una transición a lo que los maoístas han llegado a llamar, en abreviatura, “las 4 Todas”. Dijo: se trata de la transición a la abolición de todas las diferencias de clase (o, creo que dijo en el sentido literal: “las diferencias de clase en general”, pero es lo mismo) y a la abolición de todas las relaciones de producción, todas las relaciones económicas sobre las que esas diferencias de clase descansan; la transformación o la abolición de todas las viejas relaciones sociales que corresponden a esas relaciones de producción —por ejemplo, las relaciones opresivas entre los hombres y las mujeres— y la revolucionarización de todas las ideas que corresponden a esas relaciones sociales. Bien, al ver esas “4 Todas” tales como las llamamos y al tener el objetivo de llegar a esas “4 Todas”, pues solamente las pueden alcanzar un número creciente de las masas populares que emprendan de manera consciente la tarea de conocer y cambiar el mundo tal como es en los hechos, tal como se mueve y se desarrolla en los hechos y tal como se puede transformar concretamente en beneficio de sus intereses. Así que si se entiende de esa manera lo que se busca y cómo se va a conseguir en última instancia —y que no se consiga de modo que unos cuantos individuos pongan a los demás en formación y los hagan desfilar en un camino recto hacia adelante con las filas muy cerradas—, pues se entiende que ese proceso va a abarcar muchas cosas. El socialismo que yo concibo, y hasta en cierto sentido el partido que yo concibo, es uno que esté lleno de mucho tumulto, uno que le daría a sus líderes un colosal dolor de cabeza, porque habría un montón de cosas volando en muchas direcciones diferentes al mismo tiempo, a la vez que se trataría de mantener unido el núcleo de todo eso y no abandonarlo todo.

Yo hablaba con un poeta y artista de la palabra hablada y trataba de describir estas cosas que vengo describiendo aquí —las cosas con las que estoy bregando en su aplicación al arte y a muchísimas otras cosas— y finalmente él me dijo, y creo que hizo una observación muy buena: Dijo, Me parece que te refieres a un núcleo sólido con mucha elasticidad. Le dije, Atinaste, eso es muy bueno — porque él logró combinar en una sola formulación una buena parte de las cosas con las que yo estaba bregando.

Science...Revolution BA Science...Revolution Framework and Guidelines for Study and Discussion Framework and Guidelines 11x17 PDF Framework and Guidelines text Excerpt 2 Excerpt 1

Pero eso es — ¿cómo mantener ese núcleo sólido de modo que no se pierda la revolución? Permítame hablar con franqueza. Se necesita una vanguardia, se necesita un partido para dirigir una revolución y estar al centro de una nueva sociedad. Cuando la alcancemos, no vamos a devolver el poder y no vamos a dejar el poder para quien lo arrebate ni vamos a ponerlo a una votación. No vamos a celebrar elecciones a fin de decidir si es necesario volver a la vieja sociedad. En mi opinión, habría que institucionalizar eso en una constitución. O sea, la constitución estipulará: ésta es una sociedad socialista que avanza hacia el comunismo. Estipulará qué papel tendrá el partido al respecto y con cuáles derechos contarán las masas populares y cómo será el papel de las masas populares en la realización fundamental de todo eso — lo que abarca, tal como lo veo, celebrar algunas elecciones al nivel de las localidades y algunos aspectos de elecciones del nivel de las localidades a un nivel nacional, en que haya contienda en ese marco de ir hacia adelante pasando por el socialismo hacia el comunismo y se expondrá, en ciertos términos fundamentales (no en todo detalle) lo que eso implicará y lo que no implicará en líneas esenciales, en una constitución, en unas leyes, lo que en una medida cada vez mayor las masas populares mismas estén formulando y decidiendo8 .

Pero no vamos a decir simplemente: “Vale, tendremos el socialismo y luego se lo devolveremos a ellos [los capitalistas] y veremos si la gente quiere [el socialismo] de nuevo”. Si uno hace eso, más vale no molestarse en hacer una revolución. Pues, piense en todo lo que comentábamos anteriormente y todas las cosas con las que se tendría que lidiar — en caso de tener una actitud así, no es de su incumbencia en absoluto promoverse a sí mismo como líder de nada, pues no tiene seriedad. Hacer la revolución es un proceso de forcejeos, y seguir en el camino hacia adelante al comunismo y apoyar la revolución mundial en las narices de todo lo que estará en su contra será un proceso sumamente arduo y lleno de forcejeo, y será necesario tener un núcleo de individuos que comprenden eso, a la vez que se siga expandiendo constantemente ese núcleo. He planteado —cuando digo “planteado”, no tengo la intención de darle aires de una proclamación, más bien planteo unos puntos sobre los que estoy pensando, sobre los que estoy bregando— que este núcleo tiene que conseguir cuatro cosas, cuatro objetivos. Es necesario mantener el poder a la vez que hacer que valga la pena mantenerlo. He aquí los cuatro objetivos mencionados:

Uno, que el núcleo tenga que aferrarse al poder y dirigir a las masas populares para impedir que sean arrastradas de vuelta a la vieja sociedad — no aferrarse solito al poder pero que esté decidido a aferrarse al poder y movilizar a las fuerzas en la sociedad que se podría ganar en cualquier momento dado para que vean que es necesario aferrarse al poder y aferrarse al rumbo revolucionario hacia adelante.

Dos, que el núcleo extienda constantemente las bases de ese núcleo de modo que no se trate simplemente de los mismos pocos individuos en el sentido relativo — aunque se hable de cientos de miles o millones de personas, el mismo sector relativamente pequeño de la población en comparación a un país como éste, digamos. Pero ¿se extiende constantemente, en constantes olas que atraen e incorporan a números más amplios de personas para formar parte de ese núcleo de este proceso?

Tres, que se guíe constantemente por el objetivo de llegar, finalmente, al momento en que ya no sea necesario ese núcleo, puesto que ya se han superado las diferencias que hacen que fuere necesario.

Por fin, cuatro, que en cada momento sobre la marcha, se dé la mayor elasticidad posible sin destruir ese núcleo.

Así que en relación a este proceso, estoy bregando con todo eso. Para mí, este proceso dista muchísimo de ser un proceso en que todos marchan hacia adelante con las filas cerradas, aunque en ciertos momentos es necesario hacer eso — frente a un ataque militar directo, es necesario cerrar filas. Pero, en general, lo veo como un proceso muy alborotado de mucho revuelo, por así decirlo, en que las personas vayan en distintas direcciones y la responsabilidad de la dirección, de ese núcleo dirigente es, tal como dije anteriormente, tratar de poner los brazos alrededor de todo eso —en el sentido de un abrazo, y no en el sentido de exprimirlo y sofocarlo— ver que siga yendo hacia donde tiene que ir y que atraiga e incorpore a cada vez más personas hacia el proceso de hacerlo.

Así que, visto de esa manera, eso es algo muy tumultuoso. Creo que en cierto sentido inclusive, el partido tiene que ser así. Que este principio del “núcleo sólido con mucha elasticidad” tenga que aplicarse incluso al interior del partido, porque he estado bregando con la cuestión: en realidad es posible tener efervescencia, efervescencia intelectual, creatividad, efervescencia y experimentación artística en una sociedad, en una sociedad socialista en general, sin tener todo eso al interior del partido que está al centro de la misma. En mi opinión, no. Si el partido no tiene eso, pues lo va a sofocar en la sociedad. Habrá demasiada uniformidad proveniente del partido, el que ejerce mucha influencia y por ende va a tender a asfixiar y suprimir esa [creatividad y efervescencia]. Por eso, ¿cómo tener un núcleo sólido y elasticidad incluso al interior del partido en general, sobre las políticas pero también en su aplicación al arte y a la esfera intelectual en el sentido más amplio, etc.? Tomemos una analogía de la física: hasta un núcleo sólido —pues, hay contradicción en todo y sea cual fuere el nivel que se mire, hay contradicción— por lo tanto, un núcleo sólido es sólido en un sentido, pero a su interior, también hay elasticidad. Porque, si se metiera todo tan apretadamente en el núcleo, digamos —siguiendo torturando esa metáfora—, pero si se metiera todo tan apretadamente en el núcleo, pues no se tendría ninguna vida ahí, de modo que no se podría tener la elasticidad.

Así que yo lo veo como una cosa muy tumultuosa con mucho movimiento. Por una parte, no devolveremos el poder y ni siquiera lo vamos a poner a una votación — y, por otra parte, tampoco estaremos haciendo que todo el mundo marche en línea recta por el camino, pero más bien tendremos toda clase de lucha tumultuosa, hasta en eso habrá personas que quieren volver al capitalismo echando sus ideas al ruedo. Al mismo tiempo, estaremos supervisando a los explotadores derrocados y refrenando su actividad política y, por otro lado, al mismo tiempo habrá personas que se ha comprobado —que mediante procedimientos legales se ha comprobado— que son contrarrevolucionarios activos, en el sentido de que lleven a cabo actos concretos de sabotaje o lo que ahora llamamos “terrorismo”, en contra de la nueva sociedad (volar cosas, cometer asesinatos o activamente, y no en algún sentido vago, fraguar activamente complots para hacer eso). Creo que se necesitan una constitución, leyes y procedimientos para lidiar con esas personas. Pero más allá de todo eso, en la esfera de las ideas, incluso las personas que sostienen que el capitalismo es mejor que el socialismo — es necesario que se difundan esas ideas y las personas que quieren defender esas ideas tengan que contar con posibilidades de hacerlo, de modo que las masas populares puedan desmenuzarlo todo.

Además, tenemos que derrotarlos en la esfera de las ideas así como en la práctica. Ahora mismo, lo hacemos todo el tiempo. Nuestra actitud ahora hacia alguien que quiere defender el capitalismo es — ¡que traigan a todos sus defensores, que tengamos un debate! ¡No podemos lograr que estos [blíp] vengan a debatir con nosotros! Eso nos causa frustración. Por eso, he aquí mi actitud: sí, las cosas están cambiadas [una vez que lleguemos a una sociedad socialista]; existirá un nuevo conjunto de circunstancias; nosotros estaremos al centro de dirigir a las masas populares. Todo eso es nuestra responsabilidad. Pero además, ¿habríamos de tener menos ganas de tener esos debates y forcejear sobre esas cosas y hacer que muchas más personas tengan una participación? ¿Por qué habríamos de temer eso en ese momento en una manera que no tememos ahora? Le damos la bienvenida ahora, así que ¿por qué no habríamos de darle la bienvenida [en ese momento]?

Te cuento que, tal como lo concibo, todo esto me da un dolor de cabeza porque puedo ver qué tan difícil sería mantenerlo todo yendo en la dirección hacia adelante en que tiene que ir. Pero si no estamos dispuestos a correr ese riesgo, pues no creo que podemos llegar a donde tenemos que ir.

 

NOTAS

1. La guerra de Corea duró del 25 de junio de 1950 al 27 de julio de 1953. De 1950 al 1951, el general Douglas MacArthur estuvo al mando del Comando de la Organización de las Naciones Unidas en la guerra de Corea. En abril de 1951, el presidente estadounidense Harry S. Truman lo sacó de su mando. [regresa]

2. Chiang Kai-shek era un general con el aval de Estados Unidos quien encabezó el Kuomintang (el Partido Nacionalista de China) contra las fuerzas revolucionarias comunistas aproximadamente a partir de 1927. La guerra de liberación pasó por diversas etapas, a veces muy complejas y finalmente terminó por triunfar el 1º de octubre de 1949. [regresa]

3. Ver: Bob Avakian, “Sobre el comunismo, el liderazgo, Stalin y la experiencia de la sociedad socialista”, un pasaje de una entrevista que le hizo Michael Slate a Bob Avakian en 2004. Este pasaje salió impreso en Revolución #168, 21 de junio de 2009, http://revcom.us/avakian/on_communism-es.html. [regresa]

4. Ver: Raymond Lotta, “El socialismo es mucho mejor que el capitalismo, y el comunismo será un mundo mucho mejor, Novena parte: El Gran Salto Adelante”, Revolución #33, 5 de febrero de 2006, http://revcom.us/a/033/socialismo-communismo-mucho-mejor-capitalismo-9-s.htm. [regresa]

5. Nikita Jruschov fue jefe de estado en la Unión Soviética de 1956, cuando se restauró el capitalismo ahí, a 1964. [regresa]

6. Bob Avakian, ¿Conquistar el mundo? Deber y destino del proletariado internacional, revista Revolución #50, RCP Publications, enero de 1982. Un discurso pronunciado por BA en 1981. [regresa]

7. Bob Avakian, “El fin de una etapa — El comienzo de una nueva etapa”, publicado en la revista Revolución #60, RCP Publications, otoño de 1990. [regresa]

8. En esta conexión, ver Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto), del Partido Comunista Revolucionario (Chicago: RCP Publications, 2010). Se puede descargar en línea en http://revcom.us/constitucionsocialista/SocialistConstitution-es.pdf. [regresa]

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/260/study_guide_from_a_reader-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

Carta de un lector

Acerca del estudio de Bob Avakian acerca de la Revolución Cultural de China y el papel del artista en la sociedad socialista

12 de febrero de 2012

A la redacción:

Estoy muy complacido de escuchar que Revolución está publicando la entrevista a Bob Avakian sobre la Revolución Cultural de China y el rol del artista en la sociedad socialista. Recientemente he usado esta entrevista en dos diferentes sesiones de estudio con personas con diferentes puntos de vista que están estudiando el Manifiesto del PCR y la nueva síntesis del comunismo de BA, y quiero compartir esa experiencia y hacer una recomendación.

Para empezar, usé el mismo audio de la entrevista, que está disponible en línea. No hice una presentación con mi propia interpretación de lo que dijo, ni les pregunté a las personas lo que pensaban del contenido; solo lo puse. Sugeriría que hicieran lo mismo. Aunque las personas la han leído, esta entrevista es muy profunda y tiene muchos niveles y es buena idea escucharla repetidas veces. Además, para esta generación el contenido de lo que se discute no es muy familiar. Escucharlo de nuevo refrescaría a las personas por lo que respecta a su contenido. (Si está llevando esta discusión en prisión o de alguna manera no puede usar el audio, quizás alguien pueda leer el contenido en voz alta y después detenerse en algunos puntos).

Cuando di las clases, empecé con una orientación que expone la importancia de BA y el trabajo que ha hecho, lo que incluye, de manera muy importante, la experiencia de la primera etapa de la revolución comunista; que es crucial que nosotros conozcamos esa primera etapa y sus grandes avances y también sus reveses, si realmente vamos a iniciar una nueva etapa de esta revolución; y que nuestro enfoque tiene que ser científico y no religioso, que estamos tratando de entender profundamente la realidad, no convencernos de "los principios de la fe" o decirnos cuentos de una "edad dorada" a fin de reanimar nuestros espíritus o pasar una noche discutiendo algo interesante solo por discutir (¡aunque es interesante!). Se trata de aprender cómo hacerlo mejor la próxima vez. Por supuesto, un programa en una librería atraería a una audiencia muy amplia, incluyendo a aquellos que lo están chequeando por primera vez, y deberíamos ocuparnos de ser incluyentes (tener "amplios brazos", por decirlo así); pero esta debería ser la orientación fundamental.

Esta orientación fue relativamente breve. Después la sesión prosiguió así: ponía una sección del audio, y después lo detenía y hacía algunas preguntas sobre el contenido. Esto no era al azar, pues para hacerlo bien, se tiene que escuchar el audio algunas veces y calcular dónde están los puntos importantes y parar ahí. Por ejemplo, en un momento BA discute "las marcas de nacimiento" del capitalismo en la nueva sociedad; en un grupo nos detuvimos ahí y discutimos un rato a qué se refiere esto realmente. En el transcurso de esto, las personas plantearon muchas preguntas y había mucha discusión y debate. En otra sesión, al discutir otra parte de la entrevista donde BA compara el enfoque de Mao con el de Stalin, alguien planteó: "Sí, bueno, usted puede decir todo eso, pero para ser francos, Stalin no tenía elección". Esto también llevó a cierta discusión y debate muy vivo. He aquí lo importante: al poner el audio y detenerlo ocasionalmente, la discusión se mantuvo enfocada sobre el contenido del material como el núcleo sólido, y la elasticidad de la discusión (partiendo de diferentes conceptos que BA discute y las experiencias de la primera etapa de revolución comunista) se desenvolvió en torno a eso. No trataré y no puedo tratar todo lo que discutimos, pero sí nos adentramos profundamente, y una de esas discusiones, que tomó lugar en la tarde, duró más de cuatro horas hasta que tuvimos que terminar para abrir el espacio para otro programa. Algunos temas importantes: la necesidad de ser científicos (y revisamos lo que eso quiere decir), aprender del contenido pero también del enfoque de BA y que hacer todo esto a partir de entender que el mundo realmente necesita una nueva etapa de revolución comunista, y la responsabilidad de formar a esos iniciadores y de ser esos iniciadores está frente a nosotros.

Otra manera de entrarle a esto sería tocar la entrevista completa, del comienzo al final, y de ahí centrarse en puntos clave de discusión. Las personas que dirigen las sesiones deberían decidir qué forma funcione mejor en su situación.

Segundo, de hecho esas discusiones NO llegaron a la segunda parte de la entrevista; no llegaron a las críticas a Mao y al rol del artista en la sociedad socialista. Lo haremos, pero simplemente no lo pudimos hacer en una sola sesión y no creo que pudimos y realmente pudimos hacer justicia con la primera parte de la entrevista. Así que yo recomendaría fuertemente que si se están planeando discusiones de esta, y creo fuertemente que se debería hacer, que se conciban como dos discusiones consecutivas.

En el curso de estas discusiones, se debería dirigirle a la gente al Manifiesto del PCR, El comunismo: El comienzo de una nueva etapa. Este documento capta el gran desfile de la historia y la coyuntura actual, constituye los fundamentos esenciales concretos para cualquiera que desee conocer el contexto histórico de esta entrevista. Además, les insto fuertemente a los que dirijan estas discusiones que revisen y, francamente, se metan a fondo en las otras obras de BA que tratan esto así como en la polémica contra Alain Badiou, el Manifiesto y el apéndice de la Constitución del partido sobre la ciencia del comunismo; ahora mismo algunas personas tienen una sed de conocer más y adentrarse más profundamente; por ejemplo, en cierto momento alguien preguntó: "¿Porfa, puedes explicar lo que pasó en la GRCP?" Eso dio lugar a una discusión interesante en que varias personas expusieron su entendimiento de esta, y fue muy importante usar la polémica contra Badiou, por ejemplo, para aclarar las cosas.

Pero repito, sobre todo, basarse en la entrevista misma. ¡Tiene muchísimo! No hay nada más importante que formar iniciadores de una nueva etapa, y esta es una herramienta de mucho valor para ello.

 

Permalink: http://revcom.us/a/260/260BA-everywhere-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

BA en Todas Partes:
Imagínese qué tanto pudiera importar

BA en Todas Partes es una campaña cuyo objetivo es recaudar muchísimo dinero para proyectar la voz y la obra de Bob Avakian en toda la sociedad, para que BA sea conocido en toda la sociedad. La campaña le llega a todos los que están profundamente descontentos por lo que pasa en el mundo y suscita discusión y debate sobre el problema y la solución. Cuestiona la opinión común de que este sistema capitalista es lo mejor que la humanidad puede alcanzar, y le da vida a la realidad de que con la nueva síntesis del comunismo desarrollada por BA, existe una visión y estrategia viable para una sociedad y un mundo radicalmente nuevos y mucho mejores y que existe la dirección que se necesita para la lucha hacia ese objetivo.

Si prospera esta campaña, se podría efectuar un cambio radical y fundamental en el ambiente político y social al insertar toda la visión y marco de BA en todos los rincones de la sociedad donde no exista o todavía es muy poco conocida y propicie que personas de muchos tipos la chequeen y breguen con ella.

BA en Todas Partes es una campaña multifacética, con diversas iniciativas clave e hitos. A la vez que echa raíces en muchos sectores del pueblo y de muchas maneras creativas, le llega a amplios sectores sociales. En el periódico Revolución todo el mundo podrá enterarse de qué pasa en la campaña en general: informes sobre lo que hace la gente, planes futuros, importantes editoriales, etc. Pedimos que las y los lectores nos expediten cartas sobre lo que hacen para recaudar fondos para BA en Todas Partes, por qué las personas hacen contribuciones y qué dicen.

Esta semana en Revolución publicamos: "'Manos a la obra' — Informe de la Gira del Autobús Lo BAsico", que se puso en marcha la semana pasada; y una carta de un preso: "Cada página está abarrotada de conocimientos liberadores".

 

Permalink: http://revcom.us/a/260/260BA-bus-tour-lets-go-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

"Manos a la obra" — Informe de la Gira del Autobús Lo BAsico

"Manos a la obra" era el ánimo de las primeras horas del proyecto piloto de dos semanas de la Gira del Autobús Lo BAsico. El ambiente cambió al ponerse en marcha el vehículo recreativo de 20 metros, cubierto de pies a cabeza con enormes forros de la portada y contraportada de Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian, en español e inglés, y No se puede cambiar el mundo sin conocer lo BAsico, y una manta de la charla Revolución de Bob Avakian, la que está en línea, por encima de la cabina para que la viera todo el tráfico en la calle... tocando la música de un disco compacto especial para el camino y All Played Out (Todo gastado y trillado) y otras grabaciones de audio de BA... y de mayor importancia, adentro había personas de toda edad con la capacidad de conectarse en español e inglés, llenos de ganas de cambiar el mundo y ver que para eso la clave es poner este libro en las manos de muchísimas personas y que miles de personas lleguen a conocer de BA... y, sí, repleto de cajas del libro Lo BAsico y con el equipo para pasar donde sea la charla filmada Revolución: por qué es necesaria, por qué es posible, qué es.

El primer destino del autobús fue el barrio angelino de Pico Unión, el más densamente poblado de inmigrantes en la ciudad y escena el año pasado de días de resistencia de las masas contra el asesinato policial de Manuel Jaminez. Al recorrer el barrio, la gente se ponía atención y se llevaba ejemplares del número especial sobre Lo BAsico (Revolución #244) y se vendía Lo BAsico. En el terreno, se sacó mucha lección y se plasmó todo el carácter del proyecto piloto de esta gira, de conocer y transformar cada hora y a diario, al prepararse para el siguiente barrio alrededor de Libros Revolución, que era trampolín para la celebración de lanzamiento.

UC Riverside

Al mediodía, las personas se reunieron para lanzar la gira en Libros Revolución. Las exhibiciones de citas de Lo BAsico estaban alineadas en la acera y la música llenaba el aire. Michael Slate, un corresponsal del periódico Revolución y locutor del Michael Slate Show de la emisora KPFK, trabajaba de maestro de ceremonias para un programa con declaraciones de partidarios y personas que habían decidido viajar en el autobús. Describieron muchos importantes destinos de la ruta: zonas rurales del estado con inanición en el sentido literal y extrema pobreza en medio de las tierras de cultivo más ricas del país, en el valle central de California; planteles universitarios en regiones alejadas (de la Universidad de California de Davis y de Riverside, donde el movimiento estudiantil y el movimiento Ocupar fueron objeto de extrema brutalidad de parte del estado, siendo Riverside el plantel "de diversidad" para un estudiantado de minorías que rápidamente viene desapareciendo en el sistema de la Universidad de California, ubicado en uno de los condados de California con mayor devastación económica); y el condado de Orange, ese símbolo quintaesencial del "suburbanismo" en este país, donde la policía mató a golpes a un joven y la comunidad respondió con manifestaciones a diario.

Leyeron unas declaraciones de apoyo (verlas próximamente en línea en revcom.us) y además tres declaraciones de participantes en la gira. Una joven habló de la cita de Lo BAsico que le dio inspiración... en que BA habla de su amigo que se dedicaba la vida a encontrar un cura para el cáncer... y en esa cita, habla de la alegría de responsabilizarse de cambiar el mundo (6:18). Se representó una obrita de teatro, basada en el número de palabra hablada de BA All Played Out. El programa concluyó con unas palabras de Clyde Young del Partido Comunista Revolucionario acerca de qué tanto podría importar que BA llegara a ser conocido en todas partes, que BA llegara a ser conocido en toda la sociedad y que llegara a ser un punto de referencia para los individuos que buscan una manera de cambiar el mundo. Alcanzar esa meta quiere decir recaudar plata para proyectar la visión y obra de BA en todos los rincones de la sociedad.

El programa concluyó con las palabras "Manos a la obra"... con mucho ánimo y decisión, el autobús emprendió su camino... La siguiente escala: Watts... y a salir de la ciudad...

La Gira del Autobús Lo BAsico ya lleva una semana recorriendo el sur de California. El autobús ya ha visitado la Universidad de California-Riverside (UC-Riverside) y la Universidad Estatal de Fullerton en el condado de Orange. Los viajeros en el autobús leyeron citas de Lo BAsico en una librería de Santa Ana (la sede del gobierno del Condado de Orange). Los unitarios de Anaheim nos ofrecieron una cena. Los revolucionarios platicaron con los jóvenes de secundaria en Watts. Presentaron una obrita teatral basada en All Played Out. Este autobús y sus viajeros están en una misión de sentar las bases para una gira nacional, a fin de llevar Lo BAsico a todas partes. Mediante todo eso, la gira ha conocido a muchas personas y las ha introducido a Lo BAsico y, de manera inicial, a Bob Avakian.

Cuando el autobús baja por la calle, los transeúntes voltean la mirada. Una mujer dijo: "¡Me paró en seco!" La gente compró Lo BAsico y BAsics adentrándose en el libro y ahora algunas personas anticipan la oportunidad de discutirlo de modo colectivo.

Un estudiante de la UC-Riverside, al enterarse de BA, hizo su propia investigación en el internet. Volvió al día siguiente, diciendo que se enteró que BA había trabajado con el Partido Pantera Negra y eso le causó buena impresión. Preguntó: ¿Están promoviendo a él o sus ideas? Le contestamos: ambas cosas, que la gente tiene que conocer su obra y a BA como una persona, y la gente tiene que defender y proteger a este líder.

Algunas personas que la gira ha conocido ya saben algo de BA, pero muchas más nunca ha oído de BA, su visión y su obra. No han sabido del movimiento para la revolución que estamos construyendo. ¡La Gira del Autobús Lo BAsico se une a otros que están en una misión para cambiar esto!

Watts

Cuando el autobús llegó a Watts, al principio estaba en calma la calle con unos pocos transeúntes. Pero la escena cambió cuando, al salir de una vecina secundaria, los jóvenes negros y latinos empezaron a pasar por el autobús y sus exhibiciones.

Se aproximaba un ruidoso bullicio desde más adelante por la calle y un estudiante lo notó y le comentó a sus amigos: "¡Ahí vienen los muchachos locos!" De repente muchos jóvenes se detenían cerca del autobús y leían las exhibiciones de citas de Lo BAsico. Un joven tenía Lo BAsico en las manos y unos otros se burlaban de él. Éste les dijo con fiereza que retrocedieran, y los revolucionarios entraron en la refriega retando a los otros jóvenes a chequear a BA. La escena se puso muy viva. En la acera concurrida, la curiosidad se transformó en discusión y debate más serio e intenso.

La Gira del Autobús Lo BAsico es parte de una campaña para recaudar muchísimo dinero para proyectar la visión y la obra de BA por toda la sociedad, hacer que BA sea conocido en todas partes, proyectar toda la visión y marco de BA a todos los rincones de la sociedad donde aún no exista o aún no se conozca suficientemente. Sobre la marcha, ver que mucha gente investigue y bregue al respecto.

Durante este proyecto piloto, el autobús recorrerá el norte y luego el centro de California. Todos los que están leyendo este artículo tienen un papel importante que jugar. Existen muchas formas en que todos pueden ser parte de la campaña para recaudar muchísimo dinero para difundir la campaña BA en Todas Partes. El periódico Revolución insta a todos a donar y recaudar dinero para que esta gira se extienda a nivel nacional. Urgen fondos para que la gira alcance comunidades en todos los rincones del país.

La Gira del Autobús Lo BAsico insta a las y los lectores de Revolución a seguir la gira en basicsbustour.tumblr.com y en Facebook (hágase amigo de "BAsics Bus Tour"). Descargue el audio, video y entradas del diario digital en basicsbustour.tumblr.com.

Además, para conocer las muchísimas formas en que usted podrá contribuir y unirse a la gira, llame a 323-463-3500.

 

Permalink: http://revcom.us/a/260/letter-from-prisoner-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

"Cada página está abarrotada de conocimientos liberadores"

La siguiente carta de un preso fue enviada al Fondo de Literatura Revolucionario para Presas y Presos (Fondo):

29 de enero de 2012

Estimados Señores del Fondo:

¡Saludos revolucionarios! Espero que todo les vaya bien y que su personal se encuentre de buen humor.

Les escribo para agradecerles por un libro que recibí hace un par de semanas (Marxism and the Call of the Future). El sobre en que llegó tuvo el franqueo del 8 de diciembre de 2011. Si no les escribo muy pronto para agradecerles después de que me hayan mandado algo para leer, lo más probable es porque el personal de la cárcel haya demorado la entrega. Ya he terminado de leer Marxism and the Call of the Future. Ya he aprendido mucho y he sacado mucho de ello como hago siempre de las cosas que me mandan. Ya estudio El comunismo y la democracia jeffersoniana ahora. He leído solo un par de páginas, pero puedo observar que cada página está abarrotada de conocimientos liberadores que se debe diseminar a través de la sociedad, inclusive en el sistema de cárceles. Estoy muy agradecido por toda la literatura que ya me han mandado hasta ahora, y anticipo el día en que puedo mostrar mi reconocimiento.

Todos los libros que me han mandado ya han tenido un impacto tremendo en la manera en que veo el mundo, y en el papel que debo tomar. He leído literatura comunista en el pasado, pero sólo al leer Revolución y las obras de Bob Avakian me inspiraba a ser yo mismo un comunista. Prefiero leer tan ampliamente como sea posible, y ha sido muy poco probable que yo promueva los puntos de vista de cualquier individuo particular por encima de aquellos de una gama muy amplia de otros. He hecho una excepción necesaria en el caso de Bob Avakian. He venido a reconocer que la dirección que él da es indispensable en la lucha por un mundo mejor. He recomendado Lo BAsico para todos mis seres queridos en las calles y lo he estado discutiendo con todos los presos anuentes de escuchar. Es posible que nunca se me hubiera remediado mis puntos de vista pesimistas del futuro si no fuera por Bob Avakian y el PCR. Una de las primeras cosas que planeo hacer cuando me pongan en libertad (un poco menos de dos años desde ahora), es encontrar la más próxima tienda de Libros Revolución.

Gracias otra vez por el libro así cómo por la suscripción subvencionada del periódico Revolución. Se aprecia altamente el trabajo que ustedes hacen. Manténganlo así.

En lucha, un preso en California

P.D. Incluyo un librito de 20 estampillas. Espero que puedan usarlas por algo.

 

Permalink: http://revcom.us/a/260/outrageous-nypd-murder-of-ramarley-graham-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

El brutal asesinato de Ramarley Graham por la policía neoyorquina

Jueves 2 de febrero de 2012. En el Bronx, un confundido muchacho de seis años se para frente a su casa llorando. Los vecinos dicen que le escucharon decir: "Ellos le dispararon a mi hermano".

Ramarley Graham, 18, yace agonizándose en el piso en el baño. Un oficial del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) acababa de dispararle en el pecho, a quemarropa con un revólver semiautomático 9 mm.

Un video de una cámara de seguridad muestra a Graham caminando a su casa, entrando y cerrando la puerta. Unos segundos más tarde dos oficiales del NYPD, revólveres desenfundados, aparecen en la imagen. Corren hacia la puerta y empiezan a patearla. Irrumpen en la casa. Momentos más tarde le disparan a Graham.

Los reportes iniciales de las noticias repiten que la policía decía que Graham tenía una pistola, pero esas historias rápidamente se desmintieron cuando los testigos, el video de seguridad (el que al menos 63.000 personas han visto) y la no existencia de un arma revelan que de hecho ¡no había ninguna arma! La policía también afirmó que encontró en la casa un pequeño paquete de marihuana. A esto, un joven habló por mucha gente cuando dijo: "Nos están diciendo que él tenía hierba. ¡Y eso qué! ¡Ellos le quitaron la vida a un hombre por una simple bolsita de hierba! ¡Puras tonterías!".

Aun hay más. La policía se llevó a Patricia Hartley, la abuela de Graham, en custodia. Ella estaba en la casa en el momento que entró la policía y lo asesinó. La señora Hartley fue detenida por cinco horas y media en contra de su voluntad y de acuerdo a los reporteros, la policía y representantes de la oficina de la fiscalía del distrito la interrogaron acerca de lo que vio. La familia informó que la coaccionaron a la Sra. Hartley para que firmara una especie de declaración. Todo ello a la vez que a ella le privaron del derecho de tener un abogado o contacto con la familia y simpatizantes.

Unos días antes del asesinato de Ramarley Graham, cuatro oficiales del NYPD fueron captados en un video de celular, en otro vecindario del Bronx, golpeando salvajemente a Jatiek Reed, 19. El video muestra que tiran al suelo a Reed y repetidamente lo patean, le dan puños y lo golpean con las porras mientras que los transeúntes le gritaban a los policías que dejaran de golpearlo. Después se ve a un policía acercarse a la persona que graba el incidente, amenazándolo con rociarlo con mace. Después de eso, la policía buscó a un hombre que había gritado a los policías desde la ventana de su apartamento para que éstos dejaran de golpearlo. Cuando lo encontraron, también le dieron una paliza.

Furia en las calles

En los días posteriores al asesinato de Ramarley Graham y el ataque a Jatiek Reed, cientos de personas del Bronx y de los alrededores de la ciudad se congregaron para condenar esos ultrajes y apoyar a las familias de las víctimas. Las personas con el Movimiento Ocupar y la campaña Alto al "Parar & Registrar", estudiantes, artistas y jóvenes negros, latinos y blancos se unieron a otros y marcharon sobre la comisaría de la policía del rumbo.

Una muchedumbre de cien personas escucharon a los representantes del gobierno del rumbo en una rueda de prensa el sábado 4 de febrero, los que pedían una investigación de la muerte de Graham. De repente un joven en bicicleta entró entre la multitud gritando cosas duras contra la policía. Algunos funcionarios trataron de callarlo pero era implacable. Cuando dos policías de civil empezaron a acercársele, el ambiente en la muchedumbre en un instante se prendió. La furia e impaciencia, justo debajo de la superficie, hizo erupción y se cuajó en defensa del derecho de alzar la voz del joven. La muchedumbre empezó a marchar, coreando: "Al carajo la policía" y "La policía NO es parte del 99%".

A lo largo del camino la gente se llevó las copias, que distribuían los revolucionarios, del "Mensaje y llamamiento del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, La revolución que necesitamos... La dirección que tenemos". Una joven le dijo a Revolución, después de enterrarse del movimiento para la revolución y la posibilidad de una clase de mundo diferente. "Ya es hora. Necesitamos un plan B porque este plan no está funcionando".

En el mitin frente a la comisaría 47, la hermana de Ramarley Graham le dijo a la furiosa muchedumbre: "No se trata solamente de Ramarley. Se trata de todos los hombres jóvenes negros". Las pancartas decían: "¡Justicia para Ramarley y Jatiek!" y "¡NYPD = KKK!" Los manifestantes desafiantes se pusieron cara a cara con la policía.

El lunes 6 de febrero, cientos de personas se presentaron en el mitin y marcharon en el Bronx. Frank Graham, el padre de Ramarley, le dijo a la muchedumbre: "Nosotros somos seres humanos. Dejen de tratarnos como animales". "Mi hijo no hizo nada malo. Quiero justicia para mi hijo, mi bebé".

La indignación contra estos dos incidentes ha alentado a los oprimidos para que den testimonio, una denuncia colectiva sobre toda clase de experiencias amargas con la policía; parar y registrar; detenciones ilegales; registros sin ninguna orden; arrestos sin razón; golpizas; revólveres desenfundados; sentencias de cárcel; y asesinatos a sangre fría. Una y otra vez la gente expresaba su profundo odio por tener que vivir así. Mucha gente que no han experimentado directamente este abuso se está enterando del mismo y movilizándose para oponérsele.

 

Permalink: http://revcom.us/a/260/death-of-prison-hunger-striker-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

Situación urgente en Corcoran: Se informa de la muerte de un preso huelguista de hambre

Una vez más, los heroicos presos están arriesgándose la vida para cambiar las condiciones torturadoras que los obligan a soportar. Desde fines de diciembre de 2011, los presos en la Unidad de Segregación Administrativa (ASU) de la Prisión Estatal Corcoran de California emprendieron una huelga de hambre. Ahora se informa que un preso, un presunto participante en la huelga, ha muerto.

Según la página web de Solidaridad con la Huelga de Hambre de los Presos (PHSS), del 10 de febrero:

"Un preso de Corcoran, que habla anónimamente por temor de represalias, declaró en una carta que se recibió el 5 de febrero: 'Cerca del 2 o 3 de febrero de 2012, murió en ayuno un interno, lo que ha estado pasando por acá en la ASU de Corcoran. Los internos se están desmayando y teniendo otros problemas médicos y parece que no se lo toma en serio. Habrá más víctimas si no se aborda esto o no se saca a la luz'.... Aunque esta muerte no está confirmada, plantea preocupaciones de que el CDCR [Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California] no esté tomando en serio esta huelga de hambre ni las demandas de los presos".

Solitary Watch también informa de la muerte de este preso: "Si bien la causa de la muerte y su posible relación con la huelga de hambre siguen sin confirmar, [el vocero del CDCR Terry] Thornton respondió a las preguntas de Solitary Watch con una aparente afirmación de que había ocurrido la muerte de un interno y la declaración: 'No conozco los resultados de la autopsia'. En respuesta a una llamada telefónica, Tom Edmonds, el forense subdirector en jefe del Condado de Kings, confirmó que murió el interno Christian Gómez el 2 de febrero en Corcoran pero no proporcionó la causa de la muerte".

¡Eso es TOTALMENTE ESCANDALOSO, INTOLERABLE e INACEPTABLE! Los carceleros mantienen un control total sobre la información que sale de la cárcel (y la censuran y tergiversan). Ahora admiten que un preso ha muerto pero rechazan divulgar la causa de su muerte a los familiares, los amigos y los partidarios de la huelga de hambre.

La situación es URGENTE y el pueblo tiene que exigir respuestas: que el CDCR diga la verdad sobre la situación de los presos participantes en la huelga de hambre y las circunstancias y causas de la presunta muerte de Christian Gómez; y que de inmediato permitan que los periodistas tenga acceso a las prisiones.

Demandas justas

Anteriormente en 2011, más de 12.000 presos por todo el estado, inclusive en Corcoran (con apoyo en otros estados) participaron en dos grandes huelgas de hambre que iniciaron los presos en la Unidad de Vivienda de Seguridad (SHU) de la Prisión de Pelican Bay.

Después de iniciar la huelga en diciembre, los presos de Corcovan la suspendieron a principios de enero cuando el alcaide prometió cumplir con sus demandas. Cuando éste no cumplió, los presos reanudaron la huelga a fines de enero, en la que participaron por diferentes plazos. El CDCR dijo que al 9 de febrero, 30 internos seguían en huelga. Es posible que en verdad más presos estén participando en la huelga dado que, como señala PHSS, el CDCR ha falsificado con regularidad el número de presos en huelga.

Los huelguistas de Corcoran se unen en torno a 11 demandas. En diciembre, tres presos en la ASU de Corcoran (uno blanco, uno negro, uno asiático) mandaron una lista de 11 demandas al jefe del CDCR y al alcaide de Corcoran que documentó las condiciones en la ASU y demandó "la reparación y reforma de las actuales condiciones inhumanas a las que nos someten que violan nuestros derechos constitucionales". Las demandas incluyeron: televisores y/o radios; una biblioteca de derecho adecuada; que no los pongan en la ASU al concluir su estancia en la SHU; asistencia médica aceptable y oportuna; lavandería aceptable; el proceso legal debido en las audiencias; acceso al teléfono; comida del comedor no contaminada; programas y/o oportunidades para la educación y rehabilitación; los mismos privilegios que los internos en la SHU; y ninguna represalia por ejercer su derecho de peticionar. (Ver la petición completa en sfbayview.com: "New hunger strike: Petition for improved conditions in Administrative Segregation Unit at Corcoran State Prison", 30 de diciembre de 2011).

En el sistema penal de California, mantienen a todos los presos de la Segregación Administrativa (Ad-Seg) y de las ASU en un aislamiento parecido al de la SHU. Dicen que la Ad-Seg es "temporal", pero han mantenido a muchos presos en la ASU por años, a menudo a la espera de su traslado a una SHU. Las condiciones en Ad-Seg a menudo son peores aún que en la SHU. El CDCR ha validado como pandilleros a muchos de los presos en las varias ASU en California y ahí languidecen, durante años en unos casos, a la espera de su traslado a otras instituciones como Pelican Bay, donde algunos presos han estado en el aislamiento por más de 20 años.

Ocupar Oakland ha convocado a un Día Nacional Ocupar en Apoyo a los Presos, el lunes 20 de febrero. Se organizan mítines por todo el país. En todas partes, hay que encontrar formas de tomar acción para exigir que el CDCR responda de inmediato a las justas demandas de los heroicos presos de Corcoran.

Ver en revcom.us las noticias actualizadas de esta lucha.

En 2011, Revolución publicó extensa cobertura de las huelgas de hambre de los presos de California, que se puede descargar en revcom.us.

 

Permalink: http://revcom.us/a/259/prison_industrial_complex-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

Pregúntale a un comunista:

Hay 2.4 millones de personas en prisión en Estados Unidos — ¿Por qué? ¿Qué HAREMOS al respecto? ¿Qué tiene de malo la noción de un "complejo industrial de prisiones"?

En los últimos 30 años hemos presenciado en este país un encarcelamiento masivo y sin precedentes de millones de personas. Por ejemplo, ¡la actual cantidad de personas en las prisiones supera más de ocho veces la de 1970! En total, 2.4 millones de personas (y eso ni siquiera incluye los "centros de deportación", muchos de los cuales son peores que prisiones, en que 363.000 inmigrantes están a la espera de la deportación). Además, controlan a millones de personas más mediante la libertad condicional. Ningún otro país en el planeta se acerca a esta cifra, ni tiene una proporción tan alta de personas presas en la población.

El aspecto fundamental de este encarcelamiento masivo, casi más importante que la cantidad misma de presos, ha sido el hecho de que se centra en los negros y latinos en particular. Por ejemplo, la proporción de presos negros a blancos se ha duplicado en los últimos 40 años; y hoy encarcelan a negros a un ritmo 7 veces mayor que a los blancos. Un estudio de 2007 señala que "un varón negro joven sin diploma de secundaria tiene una probabilidad de 59% de ser encarcelado antes de que cumpla 35 años"1. Hoy en Estados Unidos, ¡hay más hombres negros en prisión o atrapados de otra forma en el sistema penal mediante la libertad condicional, etc. que hombres esclavizados en 1860!

Mientras tanto, las condiciones en las prisiones se han empeorado aún más y se han vuelto más severas, con aproximadamente 50.000 personas encerradas en aislamiento ¡en condiciones que el derecho internacional ha denunciado como tortura!

Este programa tiene elementos genocidas ahora mismo y un claro rumbo genocida. Hemos visto en la historia lo que pasa cuando, sea por medio de explícitas leyes raciales o simplemente por el aparente "funcionamiento del sistema", quitan de la sociedad a grupos enteros de personas, los estigmatizan como enemigos de "la GENTE decente", y luego los almacenan en prisiones o condiciones parecidas; el genocidio no tiene que darse de la noche a la mañana, se puede desarrollar por etapas. Es preciso que la gente no se deje engañar, embaucar o intimidar de modo que acepte todo eso. Al contrario: necesitamos —necesitamos urgentemente— un movimiento enorme y resuelto que se niegue a aceptar eso y ponga en tela de juicio la legitimidad misma de un sistema que cometería semejante crimen.

La explicación errónea del "complejo industrial de prisiones"

Sí, existe un creciente movimiento en contra de eso. En este movimiento, hay debate y lucha sobre la causa del problema y la solución de esta horrorosa atrocidad. ¿Qué motiva la destrucción de literalmente millones de vidas, lo que también pone en la sombra a otras decenas de millones?

Una explicación popular es que este problema se rige por un "complejo industrial de prisiones". Angela Davis, la más prominente de aquellos defensores de esa explicación, o línea, ha escrito que este encarcelamiento masivo surgió como una oportuna "respuesta de primer recurso a muchísimos problemas sociales que pesan sobre la gente que está encerrada en la pobreza"2. Una vez que se da eso, escribe ella, la encarcelación en masa de la gente de las comunidades oprimidas "se convierte en un gran negocio en el sentido literal". Agrega:

Todo este trabajo, que solía ser de la competencia primaria del gobierno, ahora lo hacen también corporaciones privadas, cuyos enlaces con el gobierno en el campo que se llama eufemísticamente "correccionales" resuenan de manera peligrosa con el complejo militar-industrial. Los dividendos que se devienen de las inversiones en la industria de castigos, como aquellos que se devienen de las inversiones en la producción de armas, simplemente constituyen la destrucción social. Teniendo en cuenta las similitudes estructurales y la rentabilidad de los eslabonamientos negocios-gobierno en las esferas de la producción militar y el castigo público, el sistema penal en expansión ya se puede caracterizar como un "complejo industrial de prisiones"3.

Otras personas que sostienen este punto de vista señalan que casi siempre se construyen estas prisiones en zonas rurales, aunque la mayoría de los presos ahí son de las zonas urbanas. Cuentan a esos presos como habitantes de esas zonas rurales aunque no les dejan votar allí ni en ninguna otra parte. Eso aumenta la influencia y recursos para los lugares rurales de esas prisiones en detrimento a los de las zonas urbanas. Por último, algunos que plantean esta explicación, entre ellos Davis, vinculan eso a lo que ella llama "el racismo estructural en la economía" y la satanización del pueblo negro y otra gente de color en las instituciones y la cultura en general, así como toda la historia de la supremacía blanca. Además, dicen que el supuesto complejo industrial de prisiones está relacionado directamente con los recortes de la asistencia social, el destripamiento de la educación y el sistema de salud y otras necesidades esenciales, y que un movimiento contra todo eso podría hacer que al contrario, ese dinero se erogue para esas necesidades.

Algo de eso revela una parte de la verdad sobre la encarcelación en masa; una vez emprendido este programa, varias corporaciones sí metieron el hocico en el comedero y ahora existe toda una estructura de intereses que tiene una especie de vida propia y trata de influenciar la situación. Pero una buena parte de eso está mal. Este programa NO fue una especie de respuesta equivocada o incluso cínica a la delincuencia ni menos a los "problemas sociales que pesan sobre la gente que está encerrada en la pobreza". Eso no causó el destripamiento de la educación, la salud y la vivienda, tampoco "liberará" dinero para dichas necesidades la revocación de ese programa entero (dinero y necesidades por los que definitivamente hay que luchar). (Eso se debe a la manera en que los imperialistas estadounidenses ven sus "opciones" en un período de competencia despiadada sumamente intensa con sus rivales internacionales. Se tiene que recortar todo el que no sea absolutamente esencial para el mantener y expandir su proporción del saqueo mundial; y hasta las fuerzas armadas, las que estiman que son un elemento esencial de su proporción del saqueo mundial, y las mismas prisiones, las que estiman que son un elemento esencial para reforzar el orden y la estabilidad "en el frente interno", están sujetas a ciertos recortes "quirúrgicos" a la vez que las prisiones siguen reventándose, hacinadas de formas que se remontan a los barcos negreros de los "albores" del capitalismo, y las fuerzas armadas retienen su aplastante ventaja contra otras potencias y los países oprimidos en el campo de matanzas y destrucción.)

Este paradigma del "complejo industrial de prisiones" en su conjunto está muy equivocado. NO describe el problema acertadamente y por ello, le quita el filo a la necesaria lucha y lleva a callejones sin salida.

Ello, por dos grandes razones:

Una: La tremenda expansión del encarcelamiento, principalmente contra los negros y otra gente de color, NO se ha dado porque algunos grupos de presión divisaron una manera de sacarle dinero y manipular la maquinaria del gobierno, haciendo uso del racismo blanco para hacerlo; tampoco y de ningún modo fue una respuesta a los "problemas sociales que pesan sobre la gente que está encerrada en la pobreza" (de nuevo, haciendo uso de la descripción extrañamente neutral de Davis). Principalmente se ha dado porque a aquellos que tienen el poder les sacudieron profundamente los años 1960 y en particular la lucha de la liberación negra y el crecimiento del sentimiento revolucionario. Para lidiar con eso, emprendieron esfuerzos para aplastar el movimiento para la revolución e impedir que surgiera de nuevo. Con ese fin y además, para lidiar con otros cambios y trastornos sociales generados por el funcionamiento del capitalismo, "reestructuraron" y reforzaron las profundas raíces de la opresión del pueblo negro y de otras minorías. El resultado: un "nuevo Jim Crow", es decir, una nueva etapa aún más perversa y peligrosa de la opresión del pueblo negro y otras minorías de parte de este sistema. Al no captar esto o en el mejor de los casos, al subestimarlo, la línea del complejo industrial de prisiones tapa las raíces profundas de la opresión del pueblo negro en este país, el potencial revolucionario del levantamiento de masas en los años 1960 y el salvajismo del contraataque de los que tienen el poder.

Dos: Esta línea describe o da a entender que las instituciones núcleo del estado —las cortes, policía, prisiones, ejército, burocracia y poder ejecutivo— son neutrales o al menos es posible usarlos para algo bueno. Dice o da a entender que es posible usar el estado para servir a los grupos oprimidos así como al opresor, como si esos grupos oprimidos pudieran aprender a trabajar la maquinaria del sistema en beneficio propio. De hecho, históricamente se desarrolló y estructuró esta maquinaria estatal —tanto sus herramientas de represión violenta como sus "procedimientos democráticos"— para servir a los intereses de la clase capitalista imperialista. Es una dictadura burguesa (capitalista imperialista) que sirve a los intereses burgueses. No puede servir a los intereses de ninguna otra clase. Tratar de hacer que lo haga no sólo no llevará a ningún cambio fundamental sino que le hará el juego a los gobernantes y a fin de cuentas ayudará sus esfuerzos para impedir el desarrollo de un movimiento para la revolución entre el pueblo y a aplastarlo si surgiera y echara raíces. Eso no quiere decir que no es posible obtener concesiones, que no se puede cambiar el modo de entenderlo de la sociedad, que las masas no pueden transformar su conciencia y que no es posible poner a la defensa a la clase dominante en el sentido político. Todo eso sí es posible como consecuencia de una lucha de masas resuelta e implacable y en ciertas ocasiones, esa lucha podría ser muy importante y se tendría que librar, como parte de "preparar mentes y organizar fuerzas para la revolución" y además para impedir que el pueblo salga amolado y pulverizado, tal como sucede ahora. Pero, esos cambios serán parciales y temporales sin una revolución, lo que se evidencia en mucha historia amarga. En una palabra, la línea del complejo industrial de prisiones oculta la verdadera naturaleza de la maquinaria estatal capitalista — las prisiones, las fuerzas policiales, las cortes, los ejércitos, etc.

Para determinar correctamente tanto el diagnóstico como la cura, hay muchísimo en juego; usamos de manera muy seria la formulación "elementos genocidas y un claro rumbo genocida". Así que examinemos ambos puntos.

Punto número uno: La encarcelación en masa es consecuencia de la opresión sistémica del pueblo negro y otras minorías, y la intensifica

En muchas obras publicadas por nuestro partido4, explicamos cómo la supremacía blanca —la opresión del pueblo negro, al igual que el genocidio contra los pueblos indígenas, el robo de las tierras de México y muchos otros horrores— ha estado un pilar de Estados Unidos desde el primer día. Esta opresión ha experimentado cambios a medida que se vaya desarrollando el sistema y la gente se vaya levantando en lucha contra la supremacía blanca. Pero a cada paso del camino, inclusive después de la guerra de Secesión de los años 1860, aun después de la lucha de liberación negra de los años 1960, a diferencia de abolir esa opresión, los capitalistas que en realidad gobiernan esta sociedad la desarrollaron con nuevas formas.

El movimiento de los años 1960 llegó a ser uno con un empuje revolucionario y sacudió al sistema, poniéndolo a la defensiva. Pero no se hizo una revolución y los gobernantes de este sistema —el capitalismo-imperialismo— se reagruparon y contraatacaron. Como una parte clave de este contraataque, estos opresores desarrollaron el programa de encarcelación en masa a niveles sin precedentes.

Este horroroso programa no era la creación de unos pocos "intereses especiales". El programa de la encarcelación en masa era y es parte de toda una ofensiva a múltiples niveles orquestada desde los niveles más altos y diseñada para aplastar la revolución e impedir que nuevos movimientos revolucionarios echen raíces. El programa de la encarcelación en masa lo desarrollaron importantes dirigentes de la clase dominante de los imperialistas, y lo ha mantenido y empeorado cada representante político de alto nivel de este sistema durante los últimos 40 años, a partir de Nixon, pasando por Reagan, Clinton (quien presidió la duplicación de la población carcelaria y la mutilación de los derechos legales), Bush padre e hijo y sí, Barack Obama, con su odioso discurso del "Día del padre" que le echa la culpa de este desastre directamente al mismo pueblo negro.

Esta estrategia imperialista contrarrevolucionaria abarca muchas cosas, de las que solo podremos tratar algunos aquí. Reprimieron violentamente a una buena parte de la organización y liderato revolucionario de ese tiempo y respaldaron a otras fuerzas que llamaban a "trabajar dentro de este sistema". Abrieron algunas oportunidades para una minoría de los negros y otras nacionalidades oprimidas en la educación, empleo, cultura y pequeños negocios, a la vez que se empeoraban las condiciones para la mayoría de esas comunidades. (Luego, también atacaron a estas concesiones, como la acción afirmativa). Los políticos desataron abiertamente por toda la nación a los blancos racistas como una fuerza aún más potente y fea.

Además de esta política consciente de los imperialistas y un motivo de esa política, se dieron importantes sacudidas y cambios en la economía de Estados Unidos. Las dinámicas económicas del sistema, es decir, las leyes del capitalismo de "la ganancia al mando", "expandirse o morir" y "explotación al máximo", han seguido desarrollándose. Estas dinámicas llevaron a la eliminación de muchos trabajos industriales en que trabajaban los negros en los años 40, 50 y 60. Agilizaron la producción fabril y la trasladaron desde los centros urbanos a las zonas suburbanas o al exterior. La tasa del desempleo de los afroamericanos en los centros urbanos se disparó por las nubes. En respuesta, los gobernantes capitalistas intensificaron una política de encerrar a los negros en los centros urbanos (o en algunos casos, en las zonas suburbanas más viejas y derruidas) y recortaron dramáticamente la educación, el cuidado de salud y la vivienda, y reforzaron a la policía, dándoles extensos poderes nuevos y armas.

Una parte clave de todo eso fue la llamada guerra contra la droga. Las autoridades canalizaron las drogas hacia los ghettos y barrios, para aumentar la adicción y la desmoralización de las masas Y ADEMÁS para dar un pretexto para expandir dramáticamente la población carcelaria y los poderes y armas de la policía. Este tráfico de drogas también llenó el vació económico causado por el retiro de la industria. Como parte de todo eso, permitieron que floreciera y se reforzara toda una cultura de "perro-come-perro", "valerse del yo primero" y "nuestro vecindario primero que todo" en torno a las pandillas y el "pandillerismo".

A la vez, eso fue parte de una ofensiva ideológica mayor (es decir, una ofensiva para moldear el modo de pensar de la gente) no solo para echarle la culpa a los afroamericanos por los problemas de su opresión, sino para hacer que los negros se culparan a si mismos. Esto último abarcaba no solamente la promoción de la vileza de Bill Cosby sino su reforzamiento especialmente por parte de Clinton y Obama, y eso también abrió paso al mayor fortalecimiento de la iglesia en la comunidad afroamericana.

Una piedra angular de esta ofensiva acerca del modo de pensar de la gente fue la siguiente noción de la clase dominante y sus títeres: "Ahora los negros son iguales. Nos libramos de esas viejas leyes que los discriminaban. Así que si las personas tienen 'problemas' —si carecen de educación, o están desempleadas o desalojadas, o terminan en la prisión—, eso es resultado de 'lo que eligieron mal' y por lo tanto es su propia culpa". Pero la realidad es lo siguiente: se han reemplazado las viejas formas de desigualdad por nuevas formas que son más profundas y brutales, precisamente porque están enmascaradas. No han abolido la desigualdad — la han "reestructurado" y le han dado una nueva forma aún más letal, engañosa y destructiva.

Y los gobernantes lanzaron una gran campaña en la esfera de la política, los medios informativos y las instituciones educativas con el objeto de revocar los verdaderos logros que se habían hecho en los años 1960: insistieron en la mentira de que se había alcanzado la igualdad y que ahora el problema era que los negros, al igual que los latinos, los indígenas y otras nacionalidades oprimidas, exigían demasiado y no "trabajaban duro", y que eran los blancos los que supuestamente eran blanco de la discriminación. Ahora, para repetir, le echaron la culpa a las mismas victimas por sus condiciones opresivas — las que se intensificaban para la mayoría de los afroamericanos y otras nacionalidades oprimidas.

Para resumir este primer punto: el núcleo del problema no es que algunos grupos de presión, haciendo uso del profundo racismo que existe en Estados Unidos, aprovecharon su influencia en el gobierno para enriquecerse a si mismos encarcelando a millones de personas y que de ese modo han privado a esas comunidades de los necesarios servicios sociales. Sí, eso ha sucedido — y eso es un feo testimonio de cómo funciona el sistema. Pero no obstante, eso es una descripción, no un diagnóstico correcto, y es una descripción que pasa por alto la parte más importante. El rol del racismo, que es en realidad un componente central, no se trata principalmente de que esos intereses se aprovechen de ese racismo o que lo promuevan para sacar ganancias — no, el rol de la enorme promoción nueva de la basura racista en la sociedad a) está vinculado mucho más directamente a una ofensiva contrarrevolucionaria multifacética que se ha lanzado desde los niveles más altos de la clase dominante en contra del legado de los años 1960 y en particular el empuje revolucionario del movimiento de liberación negra; b) su propósito se orienta mucho más a impedir que otra vez surja cualquier levantamiento futuro que posiblemente pudiera formar parte de un movimiento para la revolución contra el sistema; y c) es una campaña verdaderamente insidiosa para justificar de alguna forma las horrendas condiciones de los afroamericanos e impedir que cualquier lucha seria que pudiera desarrollarse gane aliados de otros sectores del pueblo. (Tienen cierto fundamento los escritores o pensadores, algunos de los cuales están vinculados a la clase dominante, que hayan denominado dinamita social en potencia a la juventud de las minorías en los centros urbanos y también se hayan preocupado de su influencia sobre la cultura más amplia).

Ni se trata del problema de que la llamada "democracia americana" no está cumpliendo su supuesta promesa. El problema es que "la democracia americana" siempre ha implicado la opresión sistémica y sistemática del pueblo negro y otras nacionalidades oprimidas; que "la democracia americana" siempre ha respondido a cada cambio y desafío adoptando nuevas formas de esta opresión y no aboliéndola; y que ahora "la democracia americana" le ha dado a esta opresión una nueva forma más enmascarada y más intensa y potencialmente más letal.

Al dar a entender que su causa estriba en los reducidos intereses de este u otro sector de los capitalistas, la teoría del "complejo industrial de prisiones" encubre el carácter esencial del auge de la encarcelación en masa: esta es una política forjada desde los niveles más altos para reforzar los cimientos supremacistas blancos del imperio de Estados Unidos de una nueva forma. Al quitarle el carácter concientemente contrarrevolucionario a esta ofensiva, la línea del "complejo industrial de prisiones" subestima en mucho la profundidad, el carácter sistémico y la dirección del ataque — y subestima y encubre el potencial latente de un movimiento para la revolución.

Punto número dos: El poder estatal en Estados Unidos sirve, y solo puede servir, a la clase capitalista imperialista; no es posible reformarlo para que sirva al pueblo, hay que desmantelarlo y reemplazarlo con un nuevo poder estatal revolucionario

Así llegamos al punto dos: la naturaleza del aparato estatal. Al hablar del "estado", NO estamos hablando de las diferentes regiones geográficas que forman Estados Unidos, como el estado de Illinois, el estado de Georgia, etc. Aquí "el estado" quiere decir las instituciones centrales del gobierno: el poder ejecutivo (el presidente, el gabinete y la burocracia) y la maquinaria de fuerza que este ejerce o encarna, que incluye las prisiones. Este es el centro del gobierno porque aquí recae el monopolio del "uso legítimo de la fuerza armada y la violencia": estas son las instituciones principales que la clase dominante usa para ejercer su dominación sobre las demás clases de la sociedad y para promover sus intereses en el mundo.

El estado NO es un instrumento neutral. No es una maquinaria que puede servir igualmente a una clase que a otra. Las instituciones centrales de este estado —el ejército, la policía, las prisiones y los tribunales— las moldeó una forma específica de dominio de clase y fueron desarrolladas para servir y asegurar dicha forma: el capitalismo, que ahora ha evolucionado mundialmente en el imperialismo. El capitalismo-imperialismo estadounidense se cimentó durante los primeros 90 años de su existencia (y durante 150 años antes cuando fue una colonia de Gran Bretaña) en la esclavitud, en la guerra abiertamente genocida contra los pueblos indígenas y en el robo por medio de la guerra de vastos territorios de México, todo ello realizado y defendido por el ejército. Esta forma de dominio de clase también ha llevado a cientos de guerras, ocupaciones y acciones militares contra otros países, todas ellas al servicio de la construcción o la defensa de construir y defender un imperio mundial de saqueo5.

Con respecto específicamente a las prisiones, el sistema de encarcelamiento en Estados Unidos ha reflejado hasta hoy las profundas huellas de la esclavitud en esta sociedad (tal como plantea convincentemente la entrevista de Revolución a Robert Perkinson, el autor del libro Texas Tough6). Y hay cientos de ejemplos en que instituciones como las prisiones, la policía, los tribunales y el ejército se han moldeado para reflejar, conservar y reforzar los valores de una clase y un sistema que se ceban de la explotación de miles de millones de personas, que oprimen a la mayoría de los países y nacionalidades del planeta como un aspecto de eso, que está saturado hasta la médula de supremacía blanca y que subyugan a la mitad de la humanidad, las mujeres. Además de los numerosos ejemplos en este artículo, se puede leer sobre esto cada semana en este periódico.

Ningún intento de reformar tal maquinaria jamás ha cambiado ni nunca cambiará su carácter esencial de ser la maquinaria de dominación de la clase capitalista imperialista. A pesar de toda la palabrería acerca de la "democracia", no existe ninguna democracia por encima de las clases; como Bob Avakian ha dicho:

En un mundo de profundas divisiones de clase y grandes desigualdades sociales, hablar de la "democracia" sin señalar su carácter de clase y a qué clase beneficia no tiene sentido o tiene implicaciones peores. Mientras exista la sociedad dividida en clases no puede haber "democracia para todos": dominará una clase u otra, y la clase que gobierna defenderá y promoverá el tipo de democracia que concuerde con sus intereses y metas. Por eso, debemos preguntar: ¿qué clase dominará y si su gobierno, y sistema de democracia, sirve para continuar las divisiones de clase, y las relaciones de explotación, opresión y desigualdad que corresponden a estas, o lleva a abolirlas? (Lo BAsico 1:22)7

Es más: no existe ninguna democracia que no sea también una dictadura, que no ejerza un monopolio del uso de la fuerza y la violencia "legítimas" contra "aquellas fuerzas cuyos intereses están en oposición de manera importante a ese dominio y/u oponen resistencia a dicho dominio"8. Mientras que existan diferentes clases en la sociedad, todo estado será o una dictadura de la burguesía, con una democracia (y una dictadura) que reflejan y refuerzan el mantenimiento y la expansión de la explotación y la opresión... o será una dictadura del proletariado, con una democracia (y una dictadura) cuyo objetivo es superar las relaciones de explotación y opresión y las instituciones e ideas que reflejan y refuerzan dichas relaciones y, con el tiempo, superar la necesidad de un estado en sí. Éste es lo que se necesita: un nuevo poder estatal que "tome como base y punto de partida los intereses fundamentales de aquellos que fueron explotados y oprimidos de la manera más despiadada bajo el... sistema [capitalista] y las masas populares en general, y les proporcione los medios para que desempeñen un papel cada vez mayor en el ejercicio del poder político y el funcionamiento de la sociedad conforme a dichos intereses, a fin de continuar la lucha para transformar la sociedad, con la meta de arrancar de raíz y por fin eliminar todas las relaciones opresivas y explotadoras entre los seres humanos, y los conflictos antagónicos y destructivos a que dan origen" 9.

Estas dos líneas en torno al estado — "un instrumento neutral que diferentes clases o grupos de personas pueden utilizar" en oposición a "una maquinaria de represión desarrollada por la clase dominante de capitalistas imperialistas y que solo pueda servirles a éstos"— concentran a final de cuentas dos caminos muy distintos. La segunda línea va al meollo del problema y demuestra con precisión los motivos de la encarcelación en masa: sus profundas raíces históricas en la opresión del pueblo negro en este sistema y las actuales necesidades de la clase dominante de mantener esa opresión en nuevas formas. Demuestra que la encarcelación en masa era en realidad parte de la respuesta contrarrevolucionaria a la turbulencia revolucionaria de los años 1960. Señala el camino hacia delante en un movimiento para la revolución, que desencadena al pueblo de nuevo, pero esta vez con un análisis más claro del problema y de la solución y con una dirección revolucionaria que tenga la visión, la estrategia y las formas de organización y de lucha que pueden llevar las cosas a la plena liberación, una vez que surjan las condiciones que posibilitan eso. Aquellos que hagan suya esta línea participan en la lucha contra la encarcelación en masa y la construyen, llegando a sectores tan amplios como sea posible y luchando con una férrea determinación, como parte de construir ese movimiento para la revolución.

La línea del "complejo industrial de prisiones" oculta la verdadera naturaleza del estado y de esa manera ata a la gente a los confines de este sistema. Hace que las personas desvíen la mirada de qué tan profundas son las raíces del problema y qué tan radical tiene que ser en realidad la solución, y las deja pensando que unas pocas reformas pueden solucionar el problema. Así lleva a las personas por un camino de pequeños ajustes a la maquinaria de opresión, en lugar de llevarlas a arrancar de raíz esa opresión y a desmantelarla ahí donde está su fuente. A últimas instancias las conducirá a entrar, o tratar de entrar, en esa misma maquinaria. Tal es la lógica de esa línea; y esa lógica se impondrá a pesar de las buenas intenciones de muchos que la sostienen y la plantean. En resumen, esa línea no sólo es incorrecta sino, de seguirla, conducirá al desastre.

Respecto a Angela Davis, ella tiene una larga trayectoria de promover conscientemente la reforma en oposición a la revolución. A pesar del hecho de que el estado la atacó a ella dura e injustamente en 1970, en realidad el papel que ella desempeñó durante ese tiempo, mediante la línea que puso en práctica y para la cual luchó y la organización que construyó, fue el de trabajar para apaciguar las expresiones más revolucionarias del movimiento. En un tiempo en que el Partido Pantera Negra (PPN) y otras fuerzas trataban en serio de construir un movimiento revolucionario, ella trabajaba para desviar a la gente hacia un partido que se hacía pasar por comunista, pero que de hecho no trabajaba para derrocar el estado pero para entrar en él: el llamado Partido "Comunista", EUA10. El P"C"EUA durante ese tiempo hizo un esfuerzo concertado de apartar al PPN del camino de la revolución, y Davis fue un elemento importante de ese esfuerzo. Hoy ella resume ese período de una manera que borra el contenido revolucionario de grupos como los Panteras y lo mezcla con fuerzas que en realidad se oponían al camino de la revolución y que trabajaban para la reforma, como Martin Luther King11. (Ver por ejemplo, "The Two Nations of Black America"12, una entrevista a Angela Davis en el programa de PBS Frontline, en que ella reduce la lucha entre el PPN y la tendencia cultural-nacionalista a un debate sobre si los jóvenes debieron unirse a las "campañas contra la violencia policial" o si debieron "ponerse ropa africana", sin mencionar el contenido revolucionario del PPN y su lucha a favor de una posición internacionalista, incluida su orientación hacia la China revolucionaria en un tiempo en que Mao la dirigía).

Hoy, esta línea del "complejo industrial de prisiones" trafica con la indignación y la furia de las personas, despistándolas en cuanto a la causa. Las lleva por un camino falso que deja sin tocar la fuente del problema y deja el imperialismo en el poder. Además, oculta este punto esencial: ESTE SISTEMA NO PUEDE FUNCIONAR NI FUNCIONARÁ DE ACUERDO A LOS INTERESES DEL PUEBLO Y HAY QUE VOLTEARLO RADICALMENTE.

Otras personas adoptan esta línea por diferentes motivos. De hecho, algunas nunca han escuchado una explicación revolucionaria o una comparación penetrante de las dos líneas. Otras se oponen sinceramente a las grotescas disparidades y horrores del imperialismo, pero al mismo tiempo se atraen por los análisis que sitúan el problema fuera del funcionamiento esencial del sistema mismo. Les atraen la idea de que el problema surgió porque las personas en el poder violaron las reglas del sistema y que la solución tiene que ver con hacer que esas personas obedezcan esas reglas, en oposición a la pura verdad de que las mismas "reglas" (la división básica en clases y las relaciones sociales del capitalismo, y lo que el capitalismo requiere para funcionar) SON el problema. Al final de cuentas, esta perspectiva refleja la posición en la sociedad de los que se encuentran "atrapados en el medio" entre los capitalistas imperialistas de arriba, por un lado, y los que "viven las más duras formas de este infierno todos los días bajo este sistema"13, por el otro, y cuyos intereses más fundamentales solo pueden satisfacerse mediante una revolución total.

Así que, una vez más, esa posición de aquellos que están "en el medio" da lugar a esfuerzos para hallar soluciones que estén por encima del antagonismo o conflicto fundamental que divide a la sociedad y que tienden a negar la profundidad de dicho conflicto; pero eso es imposible, porque dicho antagonismo define y condiciona todo en la sociedad, y solo es posible resolverlo o en una dirección (hacer la revolución que lleve a la emancipación) o en otra (continuar e intensificar la explotación y la opresión). Los revolucionarios tienen que bregar con esta cuestión del verdadero problema y la verdadera solución con las personas que se dejan atraer por esa línea del complejo industrial de prisiones y/o que plantean esa línea, al mismo tiempo que nos unimos a éstas a fin de seguir adelante en la lucha contra ese ultraje.

En estos momentos, la batalla contra la encarcelación en masa es crucial. El programa de encarcelación en masa tiene elementos genocidas y una dinámica genocida. Ya es una catástrofe humana de dimensiones horribles; si no se logra dar marcha atrás a ese rumbo, se empeorará muchísimo. Las personas se sumarán y deberían sumarse a esta lucha a partir de muchos distintos puntos de vista, y es sumamente importante unir a todos los que se puedan unir. Eso debería significar que se juntaran personas con muchas diferentes perspectivas sobre por qué esto está pasando y qué se debe hacer al respecto, para decir ¡NO! Y debería significar y tiene que significar que haya discusiones animadas y lucha para tener claridad sobre el verdadero problema y la verdadera solución, y que los comunistas revolucionarios planteen y luchen por un análisis científico. Tal lucha, sobre una base de principios, puede fortalecer la unidad y dar mayor impulso a un movimiento... y es esencial para preparar la base para la lucha por un mundo en que la humanidad en realidad PUEDA emanciparse de todas las relaciones de explotación, de todas las instituciones que reflejan esas relaciones y las mantienen en pie y todas las ideas que surgen de esa explotación y esa opresión y las refuercen.

 

1. Douglas Massey, Categorically Unequal: The American Stratification System, Russell Sage Foundation, Nueva York, 2007. [regresa]

2. Angela Davis, "Masked Racism: Reflections on the Prison-Industrial Complex", colorlines.com, 10 de septiembre de 1998. [regresa]

3. Aquí Davis usa de manera explícita la formulación "un complejo militar-industrial" la que desarrolló el mismísimo Dwight Eisenhower, ex presidente y general estadounidense. Eso en realidad es aleccionador: Eisenhower señaló ciertos efectos de la enorme expansión del imperio de Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial y el galopante gasto militar que la acompañó, como advertencia de ciertos "efectos no intencionados" de este imperio y NO del imperio en sí ni hablar de pedir que lo desmantelara (¡!), de que algunas industrias de defensa y las propias fuerzas armadas pudieran poner sus propios intereses, concebidos estrechamente, por encima de los del imperio (nuestra palabra, y no la de Eisenhower) en conjunto. Como veremos, el complejo industrial de prisiones también examina ciertos efectos, pero, al igual que el complejo "militar-industrial" de Eisenhower, se aleja de un conocimiento acertado de cómo el sistema requiere esa expansión del poder estatal y hace que la gente crea que se puede solucionar este problema según los términos y el marco de este sistema. [regresa]

4. Bob Avakian, Communism and Jeffersonian Democracy (El comunismo y la democracia jeffersoniana) (Chicago: RCP Publications, 2008), en inglés. "La opresión  del pueblo negro, los crímenes de este sistema y la revolución que necesitamos", Revolución #144, 5 de octubre de 2008. Se puede descargar ambas obras en línea en revcom.us. [regresa]

5. En la guerra de Secesión, el ejército se desplegó en contra de la clase esclavista, pero eso sucedió porque el sistema de esclavitud había entrado en conflicto con una mayor expansión del capitalismo; y después de la guerra, habiendo sometido a esa otrora clase de esclavistas, se volvió a integrar relativamente pronto en las estructuras gobernantes, aunque en una forma distinta, y el ejército se convirtió una vez más en un instrumento de dominación del pueblo afroestadounidense. [regresa]

6. "La entrevista de Revolución — 'Robert Perkinson: Texas duro: El auge del imperio carcelero de Estados Unidos'", Revolución #208, 25 de julio de 2010. [regresa]

7. Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian (Chicago: RCP Publications, 2011). [regresa]

8. Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto), p. 3. [regresa]

9. Obra citada, p. 2. [regresa]

10. Rebasa el ámbito de este artículo una discusión de todo el papel e influencia del P"C"EUA — el cual funcionó como instrumento de los intereses imperialistas de la Unión Soviética, que en ese tiempo ya era socialista en nombre aunque imperialista en su esencia, ADEMÁS de fomentar, como parte de eso, su propio programa de reformismo y de buscar hacerse parte del sistema. Como partido, el P"C"EUA desempeñó el papel doble de atacar abiertamente las expresiones más avanzadas de ese tiempo —en particular cualquier tendencia o individuo atraído por el ejemplo y la línea de lo que era entonces el ejemplo revolucionario de China, dirigida por Mao Tsetung— y también de socavar esas fuerzas, en unos casos procurando forjar unidad sin una base de principios, para lo cual usó como palanca la influencia que sí tenía entre ciertos sectores del pueblo y en ciertas instituciones de la sociedad. Ese partido era revisionista: afirmó ser marxista (o marxista-leninista, en su caso), pero le quitó (o revisó) del comunismo todo su espíritu revolucionario. [regresa]

11. Como hemos dicho en otros lugares, "Martin Luther King hizo muchos sacrificios, incluso el máximo sacrificio, al buscar realizar lo que externó en su discurso de 'Tengo un sueno'. Pero, como indicó ese discurso, su perspectiva era precisamente la de buscar que Estados Unidos 'cumpliera sus promesas', aunque esas promesas siempre se han tratado, como uno de sus elementos básicos, de primero esclavizar directamente al pueblo negro y después continuar oprimiendo al pueblo negro con otras formas horrorosas... De hecho, a pesar de la intención de King, la realización de ese sueño solo se podría dar, a lo sumo, para un porcentaje reducido de la población negra, y en realidad se daría a las costillas de las masas negras, y de millones, incluso miles de millones, de personas más aquí y en el mundo a las cuales el funcionamiento de este sistema capitalista imperialista y de su explotación y opresión sistemáticas e inmisericordes, con el aval de su máquina organizada de matanza en masa y destrucción, seguirá cazando y haciendo sufrir de manera horrorosa.

"De acuerdo con esta perspectiva, el programa de King proponía abiertamente las reformas, se oponía directa y explícitamente a la revolución..." (de: "Por qué el 'sueño' es un callejón sin salida", de la sección "Falsos caminos y callejones sin salida", en "La opresión del pueblo negro, los crímenes de este sistema y la revolución que necesitamos", Revolución #144, 5 de octubre de 2008) [regresa].

12. "The Two Nations of Black America: Interview Angela Davis", Frontline, PBS. [regresa]

13. "Una declaración del Partido Comunista Revolucionario: Sobre la estrategia para la revolución", Revolución en línea, 12 de febrero de 2011. [regresa]

 

Fuentes adicionales:

"Immigration Detention", Unión Americana de Derechos Civiles (ACLU)

"Conservatism, Christian Fundamentalism, Liberalism and Paternalism ... Bill Cosby and Bill Clinton ... Not All "Right" But All Wrong!"(Conservatismo, fundamentalismo cristiano, liberalismo y paternalismo... Bill Cosby y Bill Clinton... ¡no todo está "bien" sino mal!), audio en inglés, Bob Avakian, 2006

"Promueven ese veneno de responsabilidad personal: Obama, primera voz en coro 'Echarle la culpa a los pobres'", Carl Dix, Revolución #139, 10 de agosto de 2008

"Why Does the United States Lock Up So Many People?", Karen Franklin, Psychology Today, 30 de enero de 2012

"Hellhole: The United States holds tens of thousands of inmates in long-term solitary confinement. Is this torture?", Atul Gawande, New Yorker, 30 de marzo de 2009

"The Caging of America: Why do we lock up so many people?", Adam Gopnik, New Yorker 30 de enero de 2012

"1 in 31 U.S. Adults are Behind Bars, on Parole or Probation", Pew Center on the States, 2 de enero de 2009

"Subjective and Objective Indicators of Racial Progress", Betsey Stevenson y Jason Wolfers, 12 de mayo de 2010

"Prisoners in 2010", Departamento de Justicia del gobierno estadounidense, Buró de Estadísticas sobre Justicia, 15 de diciembre de 2011

"Jail Inmates at Midyear 2010", Departamento de Justicia del gobierno estadounidense, Buró de Estadísticas sobre Justicia, 14 de abril de 2011

 

Permalink: http://revcom.us/a/260/stand-with-occupy-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

"Tome partido con el Movimiento Ocupar"

Crece el apoyo para acción de masas del 28 de febrero

Crece el apoyo para una acción de masas el 28 de febrero en la Ciudad de Nueva York contra la supresión y represión del Movimiento Ocupar. (Se puede descargar "Llamado a la acción de masas contra la represión del Movimiento Ocupar" en dontsuppressows.org). George Packard, un obispo episcopaliano jubilado detenido por la policía neoyorquino mientras llevaba agua al parque Zuccotti y luego en una acción de Ocupar Wall Street (OWS), dijo que la acción del 28 "es el prólogo absoluto de cualquier otra acción. Se trata del proceso aún antes de que nos tomemos la calle, ¡¿cómo es que existe un esfuerzo coordinado de sofocar nuestra libertad de palabra?! ¿Los alcaldes con sus conferencias telefónicas que simultáneamente desalojan campamentos? ¿Policías renegados que toman iniciativas agresivas porque le hace sonreír a sus superiores? ¿Gas lacrimógeno y balas de goma disparados contra las bases de Ocupar Oakland? ¡Basta ya!"

La Asamblea General de OWS alcanzó un consenso el 11 de febrero en apoyo al Llamado a la acción de masas contra la represión del Movimiento Ocupar y específicamente en apoyo a la Acción de Masas del 28 de febrero en Union Square, Ciudad de Nueva York. Ocupar Cleveland también votó unánimemente por apoyar al Llamado. Los activistas de Ocupar Oakland Scott Olsen, el ex combatiente de Irak baleado en la nuca por la policía de Oakland en octubre, y Boots Riley de The Coup firmaron el Llamado, al igual que Robert Hass, ex poeta laureado de Estados Unidos y profesor de la Universidad de California-Berkeley. (Ver la lista de firmantes en línea en dontsuppressows.org.)

El martes 28 de febrero, F28, se iniciará con un mitin en Union Square. Se lanzó hace poco una campaña virtual para recaudar 10 mil dólares para el esfuerzo en http://www.indiegogo.com/Dont-Suppress-the-Occupy-Movement. Los hashtag de Twitter para la acción son #F28 y #Dontsuppressows. Los organizadores neoyorquinos del Comité Provisional Contra la Represión del Movimiento Ocupar llama a otras ocupaciones a firmar el Llamado, llevarla a las Asambleas Generales y organizar actos locales el F28, con las demandas: "¡Tomen partido con el Movimiento Ocupar! No a las balas de goma – No a las golpizas – No al gas lacrimógeno – No a los arrestos en masa. Anulen todos los cargos contra los ocupantes".

Comuníquese al Comité Provisional Contra la Represión del Movimiento Ocupar en dontsuppressows@yahoo.com o en línea en dontsuppressows.org.

Martes 28 de febrero, Union Square, Ciudad de Nueva York

4 pm, A congregarse; 5 pm, Mitin;
6 pm, Marcha

 

Permalink: http://revcom.us/a/259/end-pornography-and-patriarchy-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

¡Fin a la pornografía y el patriarcado:
La esclavitud y la denigración de la mujer!

¡Aborto a solicitud y sin disculpas!

¡Luchar por la emancipación de la mujer en todo el mundo!

Nos dicen que "se ha ganado la igualdad para la mujer" y que "no hay límites para lo que las jóvenas puedan lograr". ¡MENTIRAS!

Cada 15 segundos una mujer es golpeada. Todos los días tres o cuatro mujeres mueren a manos de sus parejas. Una de cada cuatro estudiantas de universidad será violada o sexualmente asaltada durante los años de la universidad.

En los últimos años, la pornografía se ha tornado cada vez más violenta, cruel, denigrante hacia la mujer; se refieren a las mujeres como "ranuras para semen" y "cubetas para corridas"; eyacular en la cara de la mujer es la norma; la humillante crueldad —como la penetración violenta "del culo a la boca"— es algo normal; y el prejuicio racista es sexualizado. Al mismo tiempo la cultura en general ha sido pornificada: enseñan el baile del tubo en los gimnasios, "sextear" es un fenómeno nacional entre los adolescentes y se acepta el club de striptease como lugar de compañerismo entre machos. Todo esto va de la mano y refuerza la compraventa de millones de mujeres y jóvenas como propiedad esclavizada en la industria internacional del sexo.

Esta sociedad NO está llegando a sentirse más cómoda con el sexo. La está saturando la denigración sexualizada de la mujer. Si no te puedes imaginar el sexo sin porno, ya te jodiste.

Al mismo tiempo, por un embate impulsado por los fundamentalistas cristianos, peligran el aborto, el control de la natalidad, la verdadera educación sexual y la vida de las mujeres. Las personas lesbianas, gay, bisexuales y transgéneras (LGBT) que no se conforman con las normas patriarcales tradicionales del género y sexo son objeto de la satanización y amenazas. Asesinan a los doctores que practican abortos. Estigmatizan a las mujeres que buscan abortar o incluso el control de la natalidad. El año 2011 presenció la mayor avalancha de restricciones legales sobre el aborto desde Roe v. Wade en 1973.

¡HAY QUE DETENER TODO ESTO!

¡El feto no es bebé! ¡La mujer no es incubadora! ¡El aborto no es crimen!

La mujer no es objeto. No es cosa para el placer sexual de los hombres NI es incubadora. ¡ES UN SER HUMANO CAPAZ DE PLENA IGUALDAD EN TODA ESFERA!

Desde hace mucho ya es hora de que esta nueva generación se ponga de pie, rechace y SE OPONGA RESISTENCIA a esta cultura de violación y pornografía; esta cultura que tacha a las mujeres de "egoístas" si eligen no ser madres; esta cultura que reduce a las mujeres y jóvenas a objetos sexuales a la vez que les privan de su plena humanidad multidimensionada (con su derecho, como un elemento esencial, de explorar su sexualidad sin vergüenza ni estigma); esta cultura sataniza y mangonea a las personas LGBT.

Nuestro propósito NO es cabildear para una nueva legislación que prohíba la pornografía ("las leyes de la moral y las buenas costumbres" siempre han servido para reprimir más la homosexualidad, el arte que va contra los límites y la educación sexual científica). Nos oponemos a la criminalización de las mujeres en la industria del sexo. Nuestra misión es llamar a la nueva generación en particular a que libre una férrea resistencia política y cultural que despierte a otros y geste una nueva cultura liberadora que celebre la plena igualdad y liberación de la mujer.

Contacto: stoppatriarchy@gmail.com

 

Permalink: http://revcom.us/a/259/IWD-2012-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

¡Fin a la pornografía y el patriarcado:

La esclavitud y la denigración de la mujer!
¡Aborto a solicitud y sin disculpas!
¡Luchar por la emancipación de la mujer en todo el mundo!

Celebremos el Día Internacional de la Mujer
Protesta y marcha, Ciudad de Nueva York
Sábado 10 de marzo - 12:00 mediodía

Foto: Faris Mansor

Cita cerca del St. Patrick's Cathedral (punto preciso por anunciarse):

MARCHA al TIMES SQUARE:

¡MARCHA a CLUBES DE STRIPTEASE (por anunciarse) por el rumbo!

POR EL CAMINO: Protestar contra los Centros de Crisis del Embarazo (CPC) Anti-Aborto y Celebrar el Día de Aprecio de los Proveedores del Aborto

 

Contribuya a que suceda el
Día Internacional de la Mujer:

  • Organice una marcha/protesta con motivo del Día Internacional de la Mujer donde usted vive para poner ¡Fin a la Pornografía: La esclavitud y denigración de la mujer! ¡Díganos qué hace!
  • Lleve un contingente a la marcha en la Ciudad de Nueva York
  • Ofrézcase de voluntario: ¡Venga a la Ciudad de Nueva York en los días previos al 10 de marzo!

Contacto:
stoppatriarchy@gmail.com

 

Permalink: http://revcom.us/a/259/mass-incarceration-talk-by-carl-dix-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

Un discurso de Carl Dix

¡ENCARCELACIÓN EN MASA + SILENCIO = GENOCIDIO!

¡Encarcelación en masa: Su fuente, la resistencia que se necesita al rumbo actual y la revolución que necesitamos!

Carl Dix dice: "Todo esto constituye un genocidio lento que fácilmente puede acelerarse".

El 18 de febrero, Dix analizará todo esto y hablará a donde conducirá el rumbo actual si no se toma acción. Hablará de "qué tipo de revolución se necesita para eliminar de una vez por todas la encarcelación en masa y toda la brutalidad y sufrimiento que este sistema capitalista impone sobre la humanidad".

Sábado 18 de febrero, 4 pm en
la Riverside Church, Salón de Asambleas, 490 Riverside Drive, Nueva York

Miércoles 29 de febrero, 6:30 pm
Salón Maude Fife, Wheeler Hall, Universidad de California-Berkeley

Información y patrocinadores de los eventos:
Libros Revolución en Nueva York (212-691-3345) y en Berkeley (510-848-1196)

Carl Dix es un revolucionario de larga trayectoria y miembro fundador del Partido Comunista Revolucionario. En 1970, participó en el mayor rechazo en masa de soldados estadounidenses a sus órdenes de ir a Vietnam. En 1996, co-fundó la Coalición 22 de Octubre para Parar la Brutalidad Policial. En 2006, coordinó las Audiencias sobre Katrina de la Comisión sobre los Crímenes de Bush. Hace poco, participó en el cuarto diálogo con Cornel West "En la era de Obama... Terror policial, encarcelamiento, falta de empleos, educación errónea: ¿Qué futuro hay para nuestra juventud?" En 2011, fue co-emisor de un Llamamiento a una campaña de desobediencia civil ALTO al "Parar y Registrar".

 

Permalink: http://revcom.us/a/260/lotta-challenge-to-zizek-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

Un reto de Raymond Lotta a Slavoj Žižek: Que debatamos la naturaleza del imperialismo, las perspectivas de una revolución y lo que significa el proyecto comunista

El levantamiento en Egipto y los movimientos Ocupar han iniciado una nueva ola de protesta y resistencia; además han abierto una conversación y debate vital sobre el estado del mundo y cómo podría ser diferente.

En estos tiempos, usted se ha presentado a sí mismo como una voz y una fuerza de pensamiento radical: escribiendo sobre las rebeliones del verano en Inglaterra, hablando a los manifestantes en el parque Zuccotti, apareciendo en el show de Charlie Rose. Durante esta misma coyuntura de levantamiento y cuestionamiento, usted también ha lanzado un ataque irresponsable y sin escrúpulos (la versión en inglés está en línea en platypus1917.org/2011/12/01) contra la nueva síntesis de comunismo de Bob Avakian y contra el Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos.

Le he escrito una respuesta ("Vilipendiando el comunismo y acomodándose con el imperialismo: La farsa y la vergüenza del 'pesimismo sincero' de Slavoj Žižek"). Ahora le estoy retando a usted a que realicemos un debate público:

Profesor Žižek, debatamos estos puntos en el escenario público. Con gusto participará en este debate en Nueva York o en Londres.

Este debate trata los grandes interrogantes que tiene la gente. Tiene que ver con la responsabilidad intelectual... las posibilidades humanas... y los desafíos y senderos para crear un mundo en que verdaderamente podrían florecer los seres humanos.

Les pido a los académicos y profesores progresistas, estudiantes y activistas y todos aquellos que reconozcan la importancia de estas cuestiones: difundan este llamamiento y dejen saber a Slavoj Žižek que este debate tiene que darse.

Raymond Lotta

 

Permalink: http://revcom.us/a/259/protests-against-war-with-iran-es.html

Revolución #260 19 de febrero de 2012

4 de febrero:

Protestas en 80 ciudades reclaman: "NO a una guerra yanqui contra Irán"

En un día de acción unida en masa iniciada por El Mundo no Puede Esperar junto con otras 59 organizaciones, tuvieron lugar unas 80 protestas, principalmente en Estados Unidos y Canadá, en contra de la intensificación de las amenazas contra Irán por parte de Estados Unidos e Israel. El llamado a la protesta se difundió ampliamente durante las dos semanas antes del 4 de febrero. Cientos de personas protestaron en Nueva York y San Francisco. Una protesta estuvo frente a la Base MacDill de la Fuerza Aérea en Tampa, Florida, sede del Comando Central de Estados Unidos que comanda las fuerzas militares de Estados Unidos en la región del Medio Oriente y el Golfo Pérsico. Decenas de personas protestaron en ciudades como Rochester, Nueva York y Defiance, Ohio. A continuación unos informes cortos de los corresponsales de Revolución en varias ciudades:

Nueva York: 500 personas se unieron en Times Square y utilizaron el "micrófono humano" para oír a los oradores que destripaban las justificaciones yanqui-israelíes para las sanciones y guerra contra el pueblo de Irán. Los participantes les dijeron a los organizadores que la unidad forjada bajo las demandas "no a la guerra, no a las sanciones, no a la intervención, no a los asesinatos" les pareció un buen primer paso para construir un movimiento llamativo, urgente y decidido contra una tercera guerra yanqui en el Medio Oriente. Veteranos anti-guerra, el Granny Peace Brigade [Brigada de Abuelas por la Paz], activistas de Ocupar Wall Street y otros contribuyeron al espíritu de la muchedumbre. Entre las voces más jóvenes y fuertes contra un ataque yanqui se encontraron simpatizantes del "movimiento verde" en oposición de la República Islámica de Irán. Los manifestantes marcharon a la Misión de Estados Unidos ante la ONU y al consulado israelí.

San Francisco: 600 personas marcharon sobre la calle Market por el centro de San Francisco. Los ánimos muy caldeados, pero serios. Se palpaba un sentido concreto de urgencia e indignación sobre las posibilidades de que Estados Unidos e Israel se estén preparando lanzar otra guerra y el terrible costo humano que eso llevaría para Irán. El público escuchó atentamente mientras orador tras orador describían la situación desde muchos ángulos. Muchos participantes dijeron durante y después de la protesta que esta fue una de las más poderosas protestas del movimiento anti-guerra desde hace mucho tiempo por su diversidad pero además por la pasión de la gente al querer y crear la unidad para hacer que retumbe la demanda de "los 4 No".

Seattle: Hasta 150 personas tuvieron un mitin en el parque Westlake, que ha sido la sede del Movimiento Ocupar Seattle hasta que la policía lo expulsó. El grupo diverso incluyó a veteranos del ejército, activistas de Ocupar Seattle, indígenas, personas sin techo e iraníes y otros de origen mesooriental. Luego se tomaron las calles y marcharon por el centro de Seattle.

Atlanta: Unas 60 personas llevaron letreros y estandartes en la intersección frente al Centro CNN. Participaron activistas por la paz y justicia, personas de Ocupar Atlanta y muchos iraníes que trajeron a sus familias enteras.

Houston: Casi 100 personas se reunieron en un concurrido cruce en el centro comercial Galleria para exigir "No Más Guerra Sobre Irán". Hubo una mezcla de antiguos activistas anti-guerra, gentes de las comunidades de Irán y de musulmanes junto con personas de Ocupar Houston así como algunas personas quienes sencillamente no querrían ver otra guerra iniciada por los Estados Unidos. Hubo un micrófono abierto donde se expresaron distintos puntos de vista, con muchas denuncias de crímenes cometidos por los Estados Unidos alrededor del mundo y las mentiras usadas para justificarlos.

Entre las mantas había mantas atrevidas y coloridas "No Más Guerra Sobre Irán", hechas por un activista local de Pacifica quién es un artista gráfico. Algunas mujeres de Irán levantaban un cartel de las páginas centrales "Una lección sobre los mentirosos" de Revolución #255, que describe las mentiras usadas para justificar la guerra de agresión sobre Irak. Una mujer iraní que vivía en Irak durante los años iniciales de la guerra explicó cómo le hizo llorar enterarse de los jóvenes cuyos cuerpos se hacían en pedazos por la guerra aquella.

Algunos oradores, al denunciar los planes de guerra de los Estados Unidos y de Israel, y desenmascarar muchos de los crímenes de los Estados Unidos, insistían que los Estados Unidos debe volver a sus principios fundadores. Un distribuidor de Revolución obtuvo un acuerdo fuerte del grupo, especialmente de los del Medio Oriente al señalar que aquellos "principios fundadores" eran el genocidio contra los pueblos indígenas y la esclavización de millones de gentes negras, e indicó al artículo en Revolución sobre Newt Gingrich quien recientemente dio apoyo al legado de Andrew Jackson en sus discursos en Carolina del Sur.

Una corriente fuerte fue la idea que "el cabildo Israel" es responsable por la política de los Estados Unidos en el Medio Oriente. Al indicar correctamente que Israel ya tiene centenares de armas nucleares y que Irán no tiene ninguna, casi ni se mencionó nada sobre el arsenal de los Estados Unidos. El distribuidor de Revolución dijo que no podemos darle a los Estados Unidos una luz verde al respecto, que el arsenal nuclear de Israel es parte de su papel como el perro de ataque de los Estados Unidos en el Medio Oriente, que los Estados Unidos en sí tiene MILES de armas nucleares que usa para amenazar al mundo entero... a Irán inclusive, y que los Estados Unidos es el único país que jamás HAYA USADO armas nucleares. Eso, aunado a la denuncia del legado continuo de defectos de nacimiento en Vietnam causados por las armas químicas de los Estados Unidos (¡40 años después de usadas!), fue especialmente bien recibido. Él citó a Avakian, "Si te puedes imaginar un mundo sin Estados Unidos —sin todo lo que representa Estados Unidos y lo que hace en el mundo— pues, ya has dado grandes pasos y has comenzado a tener por lo menos una vislumbre de un mundo completamente nuevo" (de Lo BAsico 1:31) y habló también de la nueva concepción del proyecto comunista de BA como un mundo en que querría vivir la gente del mundo sin todos esos crímenes.

Se vendieron muchas copias de Revolución, con interés especial en el desenmascaramiento que hace Bob Avakian del fundamentalista cristiano Tim Tebow, y también se vendieron dos copias de Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian.

Los distribuidores de Revolución también trajeron un letrero con una cita de Lo BAsico: "La vida de los estadounidenses no es más importante que la de la gente de otros países".