Revolución #351, 1° de septiembre de 2014 (revcom.us)

Voz del Partido Comunista Revolucionario, EU

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.

 

Permalink: http://revcom.us/revolution-and-religion/revolution-and-religion-a-compartirlo-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Revolución y Religion

La lucha por la emancipación y el papel de la religión
Un diálogo entre Cornel West y Bob Avakian

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

¡A compartirlo!

Pdf para imprimir | Jpg para la red | Volante del evento

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/la-nueva-situacion-el-asesinato-de-michael-brown-la-resistencia-del-pueblo-y-el-mes-de-resistencia-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

La nueva situación: El asesinato de Michael Brown, la resistencia del pueblo y el Mes de Resistencia en octubre

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El derramamiento desafiante de resistencia al asesinato policial de Michael Brown ha cambiado radicalmente el rostro de la sociedad. ¿Qué ha revelado esta lucha? ¿Qué nueva situación existe? ¿Qué nuevos retos plantea la situación a los revolucionarios y a las personas en general que buscan la verdadera justicia? ¿Y cómo está relacionado todo eso al Mes de Resistencia contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación, en octubre, convocado por Carl Dix y Cornel West e impulsado por la Red Parar la Encarcelación en Masa, junto con muchos otros grupos e individuos?

¿Qué revelan el asesinato de Michael Brown y la resistencia a ese asesinato?

Ferguson, 18 de agosto de 2014. Foto: Li Onesto/revcom.us

El asesinato de Michael Brown revela, una vez más, que el asesinato a sangre fría de los jóvenes afroamericanos, latinos y de otras “minorías” por la policía no es un incidente aislado, sino "lo de siempre" en Estados Unidos. La resistencia al asesinato de Michael Brown obligó a la sociedad a hacer frente a la verdad de que cada año cientos de jóvenes mueren baleados de la misma forma, y nadie jamás sale castigado por ello. ¿Qué enseña cuando millones de jóvenes negros y latinos sienten y dicen que esto podría haber sido uno de ellos? ¿Qué enseña cuando sale a la luz que estas fuerzas policiales están plagadas de agentes abiertamente nazis y asesinos sanguinarios y que casi todos los policías en toda su extensión apoyan a estos matones y, como mínimo, no los criticarán? ¿Qué enseña que, cuando las personas exigen con razón la justicia, el estado los acorrala y, de no gustarles, toma medidas drásticas en su contra con una fuerza abrumadora y brutal?

Enseña que este brutal asesinato y la represión brutal contra los que protestaron no constituyen un incidente aislado, sino parte de una "forma de vida" general que está profundamente arraigada en esta sociedad. Enseña que no proviene de los individuos sino de las instituciones de un sistema. Ese sistema es la forma "peculiar" del capitalismo estadounidense, que está profundamente entrelazado con la supremacía blanca y el racismo. De hecho, en Estados Unidos no se puede hacer una separación entre la supremacía blanca y el capitalismo.

Resistencia y cambio

Pero el último mes enseña algo más, de igual importancia: que cuando las personas se resisten con desafío, pueden cambiar radicalmente la situación.

Ferguson, 18 de agosto de 2014. Foto: Li Onesto/revcom.us

En primer lugar, la resistencia evoca a la clase de espíritu que yace dentro de millones de personas, pero rara vez sale a la superficie: el espíritu de lucha sin cuartel. El sábado 30 de agosto en Ferguson, cuando los manifestantes desafiaron de nuevo las órdenes de mantenerse obedientes, una manifestante le dijo a la prensa: "Ya no hay temor. Es o estar de pie o morir".

La resistencia permite que los de abajo de la sociedad levanten la cabeza con esperanza. Los que constantemente están inculcados con la idea de que todo el mundo los odia aprenden que en efecto hay personas que tomen partido con ellos, en espíritu y en realidad, si se levantan. La resistencia rompe la pasividad de la clase media: algunos se dejan expresar con un racismo abierto, pero otros que han estado muy callados durante mucho tiempo responden al reto de presentarse en defensa del pueblo y al final la situación se divide en dos campos.

La resistencia pone a los de arriba a la defensiva. Los revolucionarios y radicales en la resistencia ponen en tela de juicio la legitimidad de la forma general en que se ordenan y organizan las cosas en la sociedad y eso obliga a los de arriba a enviar a sus "bomberos" para echar baldes de agua fría sobre las cosas. Cuando los “bomberos” (aquellos representantes que se concilian y se acomodan con el opresor) se ven obligados por la situación a exhibir más su verdadera naturaleza, y cuando los revolucionarios y radicales ponen aun más al descubierto que las soluciones que dichos bomberos proponen a este programa genocida horrible y totalmente innecesario de encarcelación en masa y asesinato policial endémico en efecto no son ninguna solución en absoluto, eso muestra ante muchos lo ruines que son sus programas en realidad.

Sin resistencia, sin una resistencia real, las personas no tienen posibilidad alguna para obligar a los que las oprimen a retroceder; con resistencia, pueden levantar la cabeza y la posibilidad de la revolución comienza a parecer más real para muchas más personas.

¿Qué exige de inmediato este levantamiento?

En una palabra, más. Más lucha contra este sistema... más toma de conciencia acerca del carácter del problema, las causas de la misma y la solución... más participación de muchas maneras diferentes de muchas personas diferentes en esta lucha, especialmente en las universidades donde tanta efervescencia estalló... más movilización de los en la base de la sociedad, los parias que se presentaron tan poderosamente en Ferguson... y más promoción de la revolución en todo esto...

Todo esto, en conjunto, puede cambiar radicalmente la forma en que millones de personas ven el mundo. Puede atraer a nuevas personas para adentrarse en las ideas revolucionarias, adoptar valores revolucionarios y el enfoque revolucionario de las cosas y acercarse hacia la organización revolucionaria. Y puede reforzar y fortalecer las filas de los revolucionarios dedicados, conscientes y su vanguardia.

En esta situación y en las primeras líneas de la misma, es preciso no dejar que “se amaine” la lucha por la justicia en el caso de Michael Brown, es preciso no dejar que se encauce hacia los callejones sin salida de las investigaciones del Departamento de Justicia, campañas de empadronamiento de votantes, etc. EN PARTICULAR, ES PRECISO NO DEJAR QUE SE ECHE A UN LADO LA URGENTE EXIGENCIA DE QUE ESTE PERRO POLICÍA SEA ACUSADO Y, DE HECHO, ¡ES PRECISO LUCHAR POR ESTA EXIGENCIA Y GANARLA, YA! Este caso es un parteaguas — es preciso no permitir que se silencie o que lo “maneje el proceso judicial”. No existe justicia en este sistema — no podemos tener otro caso como el de Sean Bell o Amadou Diallo, donde unos policías asesinos salen impunes, o en el caso de Oscar Grant, en el que al oficial, quien sujetó a Oscar Grant con esposas por la espalda boca abajo en el suelo, le aplicaron un tirón de orejas por matar a balazos a este joven sin arma.

¿Qué es el papel del Mes de Resistencia en octubre en todo esto?

El Mes de Resistencia no sólo debe construirse a partir la resistencia que ya ha surgido en Ferguson, es preciso ampliarla y fortalecer partes fundamentales de la misma. Para fines de octubre, debe quedar en claro ya para todos que ha surgido en esta sociedad un polo creciente y activo de oposición a este programa genocida, polo que exige que TERMINE y que todos tienen que entrarle y tomar partido con un lado o el otro.

¿Qué tiene que darse para cambiar el rumbo de esta sociedad en un mes? En una palabra, denunciar y oponer resistencia a todo el programa de la encarcelación en masa, los asesinatos policiales y la criminalización de los jóvenes negro, latino y de otras "minorías" tiene que salir a saltos desde todos los rincones de la sociedad de modo que obligue a millones de personas a prestar atención a esta situación y a hacer frente a su papel al respecto. ¿Van a dejar que siga este programa horrible? ¿O van a oponerle una resistencia activa?

Ante todo, esta resistencia tiene que surgir de dos manantiales esenciales de la sociedad. El movimiento estudiantil que se ha estado gestando de diferentes maneras en los últimos años y dio un salto ante el asesinato de Michael Brown, sobre todo en las escuelas históricas para estudiantes negros y entre los estudiantes negros de manera más en general — todo lo que tiene que ir mucho más allá. Ya es el momento para que los estudiantes se conviertan de nuevo en la conciencia de la sociedad, que se conviertan una vez más en la fuerza decidida a dar forma al futuro, de rechazar las formas en que la generación de más edad ha aprendido a "seguir con la corriente a fin de seguir con su vida".

En segundo lugar, la resistencia tiene que surgir de las personas para quienes este sistema no tiene lugar y las que este sistema ha condenado a una vida "de fugitivo", perseguidas, hostigadas, golpeadas y encarceladas y a veces asesinadas abiertamente por los agentes armados de este sistema. Es necesario conectarse con los jóvenes negros y latinos de Estados Unidos, que han estado internados en celdas de prisión y en la satanización, y movilizarlos para dar un paso adelante de nuevo, y esta vez en todo Estados Unidos. Esto implica extender en serio el movimiento de "sonar el silbato " profundamente en este sector de la población, donde comunidades enteras estén sonando silbatos cada vez que se presente la policía para hostigar y reprimir al pueblo. Implica que la gente difunda “el Mes" en el lugar de los hechos de cada ultraje y cada brote de protesta y resistencia. También implica encontrar las maneras para que el Mes de Resistencia se propague en las prisiones infernales de Estados Unidos, donde millones de personas han estado acorraladas en brutales condiciones, infrahumanas. En todo esto en particular, habrá una tremenda concatenación y sinergias entre el trabajo de poner BA (Bob Avakian) en todas partes de la sociedad y la resistencia concreta sobre el terreno.

Puede haber y tiene que haber muchas formas que esta dinámica adopta, lo que trataremos en adelante. Pero tiene que haber algunos importantes eventos de anclaje para ejercer el máximo impacto. En particular, es preciso que se exprese poderosamente el 22 de octubre en sí, en paros estudiantiles y manifestaciones desafiantes, verdaderamente de masas en todo Estados Unidos. Además, es necesario que haya otras acciones focalizadas, a principios del mes, que encarnan, impulsan y difunden el filo desafiante, radical que surgió en Ferguson. También hay que emprender acciones políticas, a principios de mes, hasta por grupos relativamente pequeños de personas, que dejen en claro que hay una fuerza decidida a actuar ahora con audacia de acuerdo con su conciencia y a decir “no” en términos radicales.

Dejar que la gente se entere de todo esto y le entre

Para ello, las personas que trabajan en torno a este Mes de Resistencia tendrán que reunir y construir sobre los importantes puntos fuertes que existen, pero más aún necesitarán "construir nuevos músculos" — muy, muy rápidamente. Hay muchas personas que se han ofrecido ya, con muchas ideas y recursos, que podrían desempeñar un papel muy activo en todos los niveles de este Mes. Justo en base de las personas que ya han firmado la convocatoria al Mes de Resistencia —en un momento en que en efecto no ha llegado muy lejos en la sociedad—, sale a relucir que hay muchas personas que quieren ACTUAR para hacer que esta situación termine. Este es un gran recurso para este nuevo movimiento, y es preciso que la gente cuente con una forma de actuar en torno a lo que ha firmado. Al mismo tiempo, sería importante que esta convocatoria, y tal vez otras declaraciones fuertes, se difundieran mucho más ampliamente.

También hay diversas organizaciones y personas que ya están trabajando en torno a uno u otro aspecto de este problema, desde muchos ángulos diferentes, ¡que hasta ahora ni siquiera han oído hablar de este Mes de Resistencia! Es necesario que cualquiera que está trabajando en torno a este problema y de manera sincera quiera acabar con éste, tenga las posibilidades de encontrar una manera de ser parte de este Mes. Esto incluye a todos, desde personas que están dando cursos de alfabetización en la cárcel hasta las personas que trabajan en las comunidades para dar alternativas a las y los jóvenes que están en la mira y aquellos que están haciendo trabajo académico, etc. Un excelente ejemplo de la clase de cosas que se necesitan es la iniciativa puesta en marcha por el Rdo. Jerome McCorry de un fin de semana nacional coordinado de sermones contra la encarcelación en masa durante el mes de octubre. Otro buen ejemplo es la reciente historia publicada en revcom.us de un maestro del 12 grado sobre la manera en que hizo sus alumnos se adentraran en las cuestiones planteadas por el asesinato policial de Michael Brown. ¿No sería posible que iniciativas como éstas se multiplicaran por miles? Y si eso se diera de una manera que atrajera muchos esfuerzos individuales hacia un unificado mensaje y enfoque —por ejemplo, si alguien desarrollara un cursillo sobre la encarcelación en masa o la brutalidad policial, y pidiera un día en el que las clases de alumnos de todas partes lo tomaran—, ¿no sería que eso pudiera tener un poderoso efecto social? Y ¿es posible adoptar un enfoque similar en las expresiones culturales o para suscitar expresiones en los campos del derecho, la salud, etc.? Es necesario conectarse con todas estas personas y conducirlas hacia una participación activa. Es preciso que todas éstas tengan un papel en esto.

Para hacer todo eso, se requiere que los que están en el núcleo del Mes de Resistencia hagan bien y mejoren el trabajo de divulgación muy amplia y escuchen de maneras muy activas y se conecten con el deseo ahora suprimido de tomar la iniciativa que existe en muchos lugares diferentes.

¡El filo radical — en pleno vigor!

Al mismo tiempo, también es necesario hacer que surja el filo radical sin cuartel que luchó para expresarse en Ferguson, y contar con una expresión mucho más poderosa. Esto tiene varias dimensiones. En especial el 22 de octubre pero durante todo el Mes de Resistencia — es necesario encontrar  y desencadenar más a las fuerzas según el espíritu de la mujer citada al principio de este artículo quien desafiaba a las actividades de los autoproclamados líderes de frenar las cosas cuando dijo: "Ya no hay temor. Es o estar de pie o morir". Es preciso forjar nuevas alianzas y fortalecer las de antes.

En todo esto y como elemento que influencia todo eso, la alternativa revolucionaria planteada por Bob Avakian y el partido que él dirige, el Partido Comunista Revolucionario, debería estar y tiene que estar en pleno vigor durante este mes de octubre. Es necesario difundir mucho más ampliamente la película Habla BA: ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS!, con el histórico discurso de Bob Avakian. Es necesario que la camiseta de promoción de esta película, que comenzó a ser icónica durante Ferguson, llegue a conocerse ampliamente en la sociedad y que se superen las barreras a su distribución. En particular, las actividades de propagar muy ampliamente en la sociedad el venidero diálogo entre Bob Avakian y Cornel West pueden tener un efecto positivo muy poderoso sobre las cosas, a pesar de que no sea un "proyecto" del Mes de Resistencia (aunque deberían promoverla los revolucionarios que trabajen en torno al Mes de Resistencia). En toda esta actividad, el preciso que los Clubes Revolución estén reclutando audazmente a nueva gente. Y en todo esto, es preciso que se conozca ampliamente que este genocida programa de encarcelación en masa y terror policial es un escándalo y que, además, el Partido Comunista Revolucionario tiene un programa concreto para una sociedad completamente diferente en la que por fin se podría arrancar de raíz por completo la supremacía blanca empotrada en el corazón del capitalismo estadounidense así como muchas otras formas de opresión que envenenan a esta sociedad... y que este Partido tiene una estrategia para alcanzar esa sociedad.

Como un elemento esencial en la construcción tanto del Mes de Resistencia en sí como en su vinculación con lo demás que ocurra en el mundo y las formas en que todas estas cosas suponen la necesidad de una revolución, es preciso que revcom.us se transforme en el sito web que “hay que ver”. Al mismo tiempo, es importante que las personas que visiten la página web en inglés de la Red Parar la Encarcelación en Masa puedan obtener orientación inmediata sobre lo que hacer y tener posibilidades de descargar los materiales, incluyendo plantillas para camisetas, pegatinas y los pdf de otro material que la red elabora en las próximas semanas.

Todo esto requerirá que todos se pongan a nuevas alturas. Pero todo eso es la necesidad que tenemos ante nosotros, y si trabajamos juntos... si aplicamos la ciencia a esta tarea y somos buenos para aprender... si retomamos constantemente lo que es la fuente de todo esto, cómo está relacionado con lo demás que está jodido y atrasado en la sociedad, por qué no es necesario y cómo es posible por fin superarlo... podemos hacer todo eso.

Y debemos hacerlo.

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/carta-de-una-lectora-el-ebola-y-la-bancarrota-moral-del-capitalismo-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Carta de un/a lector/a:

El ébola y la bancarrota moral del capitalismo

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Estimado Revolución:

He estado siguiendo las noticias del horrible brote del virus ébola en África, y quería compartir algunas breves reflexiones sobre la forma en que a este contagio se le está enfrentando e informando en el Occidente.

Al menos 1.500 personas en África Occidental han sufrido muertes terribles y atroces a causa del virus ébola en el último par de meses. Los funcionarios de salud dicen que el número real es probablemente mucho mayor. Una declaración reciente de la Organización Mundial de la Salud dijo: “En algunas partes de Liberia, se ha producido un brote de ébola como nunca antes visto. Tan pronto como se abre un nuevo establecimiento de tratamiento, se llena inmediatamente de pacientes, muchos de ellos no identificados previamente. Este fenómeno indica fuertemente la existencia de una gran cantidad invisible de pacientes no detectados por el sistema de vigilancia”.

Las personas en las zonas afectadas por el virus se han visto azotadas por la represión feroz alimentada por la desenfrenada desinformación sobre el ébola. Se utiliza el hecho de que el ébola es contagioso como pretexto para enviar tropas armadas para asaltar los vastos barrios pobres, disparando y golpeando a la gente, y levantando barricadas para encerrarla. Estos métodos son similares a los de la era del oscurantismo en Europa, cuando la religión basada en la ignorancia estaba casi generalizada y no existía ningún conocimiento científico del tratamiento de enfermedades contagiosas.

El brote del ébola ha sido mortífero y devastador, y está ocasionando enormes crisis médicas, sociales y políticas en varios países. Tiene el potencial para llegar a ser una catástrofe global de alcance sin precedentes. Lejos de ser un “desastre médico que no se podía prevenir”, el brote de ébola ha sacada a la luz crimen tras crimen cometidos contra el pueblo por el sistema del capitalismo-imperialismo.

Los Horrores del Ébola

Este virus debe su nombre al río Ébola en África central, donde se descubrió por primera vez en 1976. Los brotes se han producido repetidamente casi todos los años desde entonces, causando la muerte a cientos de personas. Las personas afectadas de ébola padecen fiebre alta y diarrea y, en cuestión de días, sangran violentamente por todos los orificios del cuerpo, incluyendo los ojos, oídos y nariz. Hasta el 90 por ciento de las personas con ébola mueren. Los expertos médicos creen que el ébola se transmite por contacto directo con la sangre u otros fluidos corporales de las personas y de los animales infectados. Los cadáveres de las personas que murieron de ébola todavía contienen el virus y de estos se puede proliferar.

Los brotes anteriores de ébola ocurrieron en áreas rurales relativamente aisladas. Las autoridades médicas y políticas eran capaces de contenerlos un poco. El brote actual es el primero en las zonas densamente pobladas a lo largo de la costa occidental africana. Y es el brote más extendido y complejo hasta la fecha.

El ébola se ha encontrado en la población de Lagos, Nigeria — la ciudad más grande de África, un área urbana con una población calculada en unos 20 millones de personas. Muchas personas han muerto por el ébola en West Point, un barrio pobre de Monrovia, capital de Liberia. Ahora todo el distrito se ha puesto en cuarentena militar, y los soldados de Liberia han atacado con saña a la gente tratando de abandonar el lugar. La revista National Geographic informó que más de un millón de personas en las zonas rurales de Sierra Leona, Guinea y Liberia han sido completamente aisladas y privadas del acceso a alimentos y suministros por los bloqueos militares. Un médico del grupo “Médicos Sin Fronteras” describió la situación en Monrovia como “catastrófica” y “en caída libre”.

Un puñado de médicos y personal médico heroicos y valientes han luchado para controlar la propagación del ébola y para dar tratamiento médico a las personas infectadas. Muchas de estas personas han muerto. Sheik Umar Khan, el médico que dirigió los esfuerzos para contener el ébola en Sierra Leona, murió a finales de agosto, una semana después de que se hizo público el hecho de que se había infectado con el virus. Un médico que trabajaba con el Dr. Khan dijo que su muerte fue “una pérdida grande e irreparable para Sierra Leona ya que fue el único especialista del país en las fiebres hemorrágicas virales.”

Pero las medidas que los gobiernos imperialistas occidentales han adoptado para aliviar esta espantosa crisis han sido débiles y han tenido el objetivo de protegerse a sí mismos. El brote solamente atrajo la verdadera atención en el Occidente cuando surgió la preocupación de que el virus se extendiera fuera de África. Administraron a dos estadounidenses infectados que estaban asociados con los ministerios cristianos en África dosis de un medicamento experimental y caro llamado ZMapp, el que fue “secretamente transportado a sus camas en Monrovia” por los esfuerzos del ministro cristiano, la empresa farmacéutica que fabricó ZMapp y el gobierno de EE.UU. Cuando los dos se habían estabilizado los trasladaron a Estados Unidos y les observaron muy de cerca los niveles de electrolitos y la capacidad de coagulación de la sangre hasta que los declararon curados del ébola.

Pero no hay tal vigilancia, ni mucho menos tratamiento, para los de África occidental que van a los centros de tratamiento. Estas personas reciben solamente una prueba —para detectar el virus del ébola— antes de morir o recuperarse.

La bancarrota moral del capitalismo

Las causas de la rápida y desenfrenada propagación de este virus mortal en las enormes barrios urbanos y las extensas zonas rurales, y las acciones que efectuaron (y no efectuaron) los países imperialistas europeos y estadounidenses que dominan al África occidental y las empresas farmacéuticas en estos países, todas indican una verdad básica. El sistema global de capitalismo-imperialismo es responsable de forma muy directa de esta crisis espantosa.

La distribución de los servicios médicos, el personal, los recursos y la investigación médicos es grotescamente desigual en un mundo dominado por el capitalismo-imperialismo. Los enormes recursos productivos controlados por los países imperialistas, y la mayoría de la investigación médica que se realiza en el mundo de hoy, se benefician y enriquecen a un puñado de personas. Miles de millones de dólares que financian la investigación médica se destinan al desarrollo de tratamientos para enfermedades y condiciones que afectan principalmente a las personas relativamente acomodadas en los países imperialistas; mientras que las enfermedades y condiciones que existen principalmente en las vastas y empobrecidas regiones oprimidas de Asia, África y América Latina se quedan en gran medida descontroladas, poco investigadas, y sin los fondos suficientes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que “las enfermedades tropicales desatendidas” como el dengue afectan a más de mil millones de personas en el mundo y causan la muerte de hasta 500.000 al año. Un estudio comisionado por la OMS encontró que entre 1974 y 2004, de los 1.500 nuevos medicamentos que se pusieron a disposición del mundo, sólo 10 se dirigieron a estas enfermedades tropicales.

Una expresión de este “delito de omisión”: desde que se descubrió el letal virus de ébola en 1976, no se ha aprobado ningún fármaco para el tratamiento de la enfermedad, y se ha realizado poca investigación. John Ashton, presidente de la Facultad de Salud Pública del Reino Unido en Londres, describió esta situación como una indicación de “la bancarrota moral del capitalismo funcionando en la ausencia de un marco ético y social”.

Un artículo en la revista New Yorker sobre el aspecto económico de la investigación sobre el ébola declaró sin rodeos que “las enfermedades que afectan principalmente a las personas pobres de los países pobres no son una prioridad de investigación, porque es poco probable que esos mercados resulten en ganancias”. Las dosis de ZMapp administradas a los dos estadounidenses en Liberia pueden haber sido las únicas dosis existentes en el mundo. Además, se argumenta que, aunque existiera la medicación, sería demasiado cara para aplicarla a una población tan enorme.

Sin embargo se utilizan a los africanos, y las personas de Asia y América Latina, en la experimentación para desarrollar nuevos medicamentos para el uso en el Occidente. Harriet Washington, autora del importante libro “Medical Apartheid” [Apartheid Médico], dijo en una entrevista reciente que el 40 por ciento de las pruebas clínicas de nuevos medicamentos se llevan a cabo en “el mundo en desarrollo”. Ella dijo que las compañías farmacéuticas “van al mundo en desarrollo no porque quieren hacer que los medicamentos sean disponibles para la gente de allí, sino porque la prueba es más barata y más rápida, y el tiempo representa el dinero en la prueba”.

Washington agregó: “Yo siempre digo que aunque se consideran a los africanos como gente pobre y se habla de su incapacidad para pagar los medicamentos, en realidad somos nosotros los que les debemos a ellos. Ellos hacen posibles estos medicamentos. Hacen posibles el desarrollo de estos medicamentos. Luego, no tienen acceso a los mismos. Así que en realidad estamos en deuda con ellos. Si tenemos que pagar una gran cantidad de dinero para ellos tengan acceso a las drogas para el ébola, eso es lo que debemos hacer, no sólo desde el punto de vista ético, sino también desde un punto de vista económico. Constituiría la justicia económica”.

El virus de ébola se propaga rápidamente, sin control, y de manera impredecible en los enormes barrios urbanos y en las grandes pero densamente pobladas zonas rurales. Los servicios sanitarios, el alcantarillado y las instalaciones para el tratamiento del agua son deficientes o inexistentes para decenas de millones de personas en estas condiciones. Aún más raras están las instalaciones médicas adecuadas, y la mayoría de estas están prácticamente inaccesibles para la gente pobre; la proporción de médicos a la población general es 100 veces mayor en EE.UU. que en el África occidental.

Los colonialistas occidentales saquearon a los países africanos como Liberia y Nigeria, y durante más de un siglo lo ha hecho el capitalismo-imperialismo. Grandes cantidades de riqueza han fluido a los bancos y las instituciones financieras europeos y estadounidenses debido a los recursos ricos y la mano de obra de las masas populares en África, pero los africanos siguen estando sin aún las más básicas necesidades de la vida, como el agua pura. Se ha desarrollado un escenario infernal en el que los gobiernos de Liberia, Sierra Leona, Guinea y Nigeria, dominados por los imperialistas occidentales, han impuesto, por medio de acciones militares y policiales brutalmente represivas, cuarentenas y toques de queda a la gente atrapada en los barrios pobres infestados de enfermedades.

Durante las últimas décadas las medidas de austeridad impuestas por los imperialistas, las que han destruido o socavado gran parte de las economías agrícolas tradicionales de los países de África y en otros lugares, han provocado la mayor migración rural-urbana en la historia del mundo. Desplazamientos masivos de población del campo a los improvisados barrios urbanos que carecen de las necesidades básicas como la vivienda y el agua puro en ciudades como Lagos y Monrovia han creado las condiciones propicias para los brotes masivos de ébola y otras enfermedades mortales.

La aceleración del cambio climático también podría ser un factor en este desastroso brote de ébola. El Washington Post informó que un estudio de 2002 indicó que “los cambios repentinos de condiciones secas a lluviosas se relacionaron con los brotes del ébola de 1994-1996 en la África tropical.... A medida que el mundo se calienta, se prevé un aumento en las precipitaciones extremas... aquellas áreas que ven aumentas en la variabilidad de las precipitaciones —con cambios bruscos de períodos extremadamente húmedos a extremadamente secos— estarían más vulnerables a los brotes de ébola”.

La enfermedad y la muerte son inevitables. Y aunque la revolución llegara a suceder en todo el mundo mañana, el desarraigar el legado de la dominación imperialista del mundo y sus grotescas desigualdades asesinas tomaría mucho tiempo. Pero habría una distribución mucho más generalizada de las instalaciones médicas, y una comprensión de la higiene esencial. Habría el conocimiento y los materiales para poder crear las condiciones de esterilidad para las personas con enfermedades contagiosas, y los métodos para proteger a los no afectados. En los casos en que fuera necesario el aislamiento médico, sería consciente y tan voluntario como sea posible. No significaría dejar a las personas solitas y sin cuidado mientras se mueren; sería respetuoso y cariñoso, no punitivo y represivo.

Y, aunque no se conoce mucho acerca del ébola —sus orígenes, exactamente cómo se transmite, cómo se trata—, esto no es igual a decir que es imposible de conocer. La investigación médica y las campañas de educación en masa aumentarían el conocimiento de la gente sobre el virus, y desarrollarían enfoques conscientes para su prevención y tratamiento que las masas populares acojan y desarrollen aún más.

Eso señala otro hecho básico de este brote, que las cosas no tienen que estar así — donde disparan a la gente, les lanzan gases lacrimógenos y los atrapan en barrios pobres infestados de enfermedades cuando comience una epidemia: donde un puñado de personas reciben tratamiento, mientras miles de otros sufren una muerte espantosa; donde la investigación sobre las enfermedades como la malaria y la tuberculosis, las que les causan la muerte a más de dos millones de personas al año, principalmente en Asia, África y América Latina, recibe una fracción de la investigación sobre los medicamentos que se usarían en EE.UU. y Europa.

Se podría movilizar a las masas populares, y se podría juntar su activismo consciente para contener la enfermedad y curar a los afligidos con la experiencia médica de los profesionales que no son motivados por las ganancias, sino por servir a la humanidad. Millones de personas podrían ser parte de los esfuerzos para establecer ambientes de vida y de trabajo saludables y sanitarios en lugar de los barrios miserables. Miles y decenas de miles de personas podrían aprender habilidades médicas básicas — como los famosos “doctores descalzos” en la China revolucionaria, mientras en China también se esforzaron para enseñar a más personas con los niveles mayores de la medicina. La investigación y los esfuerzos médicos y científicos podrían ser dirigidos a la tarea de curar las enfermedades de decenas de millones de personas.

Existe un obstáculo — el sistema del capitalismo-imperialismo. No podría llegar demasiado pronto una revolución con el fin de llevar a la mayor cantidad de la humanidad como sea posible a un lugar completamente diferente.

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/protestas-exigen-alto-al-genocidio-estadounidense-israeli-en-la-gaza-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Protestas exigen: ALTO al genocidio estadounidense-israelí en la Gaza

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

En julio y agosto, los gobernantes de Israel llevaron a cabo una salvaje intensificación de sus ataques genocidas contra el pueblo palestino. Asesinaron a más que 2.000 palestinos, la cuarta parte de ellos niños. Cientos de miles de personas están desalojadas. Casi dos millones de palestinos en la Gaza están atestados en lo que en efecto es la prisión al aire libre más grande del mundo — cortados de contacto con el mundo exterior, privados de la capacidad de vivir. En agosto, una resistencia en oposición a estos crímenes —avalados y posibilitados por Estados Unidos— emergió en Estados Unidos. Unos ejemplos:

 

 

 

 

 

 

Se puede encontrar recursos, noticias e información sobre lo que usted puede hacer para PARAR el genocidio estadounidense-israelí contra el pueblo palestino en revcom.us.

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/de-que-lado-estan-ustedes-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

¿De qué lado están ustedes?

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Durante el mes pasado, la gente se ha levantado — muy notablemente en Ferguson, Misuri en contra del asesinato policial, pero también en otras partes contra otros ultrajes y abusos. Deberían haberse deslindado muy claramente los campos: aquellos que toman partido con la justicia y con los oprimidos contra aquellos que toman partido con los opresores y sus agentes.

Pero en el curso de estos levantamientos, algunas personas que dicen que están del lado del pueblo han llevado a cabo acciones que las ubican en el campo de los opresores. No se trata de desacuerdos políticos, ni siquiera de fuertes desacuerdos, sobre las mejores maneras de oponer resistencia y buscar la justicia; los desacuerdos de ese tipo surgirán y deberían surgir como parte de toda lucha o movimiento político. Pero en esta situación, se trata de pasarse al otro campo, al de los opresores, aunque digan al mismo tiempo que son los luchadores más firmes POR el pueblo.

Así que, propongamos algunas normas sencillas, todas derivadas de los acontecimientos concretos del mes pasado, con las cuales todos deberían tener posibilidades de estar de acuerdo:

Si ustedes ayudan a los perros policías a arrestar a las personas, señalándolas y hasta tacleándolas al servicio de esos perros, pues están trabajando con los perros policías y están en el campo de los opresores.

Si andan citando los blogs abiertamente fascistas y racistas como si fueran hechos cuando atacan a los revolucionarios, pues ustedes les están prestando credibilidad a los fascistas y están en el campo de los opresores.

Si tienen una plataforma periodística y la usan para hacer acusaciones falsas a los revolucionarios y otros que están poniéndose de pie para oponer resistencia, acusándoles de cometer delitos o a la ligera tachándolos de agentes provocadores, pues ustedes están tendiéndoles trampas para que las personas sean procesadas y ustedes están en el campo de los opresores.

Si ustedes inician o amenazan con la violencia contra alguien en el movimiento para la justicia sobre diferencias políticas, pues ustedes están ayudando al enemigo y ustedes están en el campo de los opresores.

Si, en lugar de participar en debates de principios sobre diferencias políticas, ustedes activamente rechazan tal debate y trabajan para suprimirlo y en efecto riegan las más mezquinas calumnias y ataques, pues están tendiéndoles trampas para que las personas sean atacadas por el enemigo y ustedes están en el campo de los opresores.

Si ustedes acosan, se entrometen y trabajan para divulgar información privada sobre la identidad, el paradero y la vida de aquellos que oponen resistencia en situaciones peligrosas, especialmente situaciones en que previamente los contrarrevolucionarios y/o el estado han atacado o hasta ha asesinado a otros, pues ustedes son cómplices de esa violencia reaccionaria y están en el campo de los opresores.

Si ustedes lanzan ataques calumniosos o amenazantes a los líderes revolucionarios, a la vez que ni conocen y comentan sus actividades concretas, obra o ideas, pues ustedes están facilitando el que el estado y los fascistas ataquen a tales líderes y están ayudando a los opresores.

Han ocurrido todas dichas actividades escandalosas — y es preciso que eso no tenga lugar en cualquier movimiento serio. La gente debe de abstener de estas actividades y además luchar en su contra cuando ocurran. Hay hartas experiencias amargas, pagadas en sangre, cuando NO se ha hecho eso. Es preciso que todos luchemos par a construir un movimiento que se base en enfrentarse valientemente al enemigo y no le dé ningún cuartel, Y ADEMÁS que ese movimiento se imbuya de un nutrido debate sobre bases de generosidad de espíritu y la amplitud de miras en el campo del pueblo.

Para antecedentes, lea “Una reflexión sobre las cochinadas — antes y ahora”.

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/no-a-la-escalada-de-intervencion-militar-estadounidense-en-irak-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Brutal potencia mundial condena la brutalidad del EIIL
¡NO a la escalada de intervención militar estadounidense en Irak!

Larry Everest | 1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

“Violencia con saña”, el “rostro de un nuevo mal”, “asesinos”. Así opinaron los funcionarios estadounidenses después de que el grupo sunita yihadí Estado Islámico (o EIIL) decapitó al periodista estadounidense James Foley el 19 de agosto. El presidente Obama dijo que el EIIL eran “terroristas brutales” y un “cáncer” que hay que “erradicar”.

Todo eso es parte de una campaña de crear apoyo público para los ataques militares estadounidenses en Irak y el Medio Oriente. Pero la intervención militar de Estados Unidos y las fuerzas que ésta ha desatado directa o indirectamente es responsable de la mejor parte del terrorismo brutal que ha sacudido a Irak, Siria y la región, durante las últimas dos décadas y medio en particular.

¿Cuál ES la potencia mundial más brutal?

¿Brutales? ¿Violentos con saña? ¿Asesinos? Sí, el EIIL es todo eso. Ha asesinado a muchas personas y ha amenazado a pueblos enteros por no aceptar su versión del fundamentalismo sunita. Ha masacrado a muchos presos, en particular los seguidores del islam chiíta. Propone imponer con violencia un patriarcado estricto que suprime a las mujeres. Su programa conserva el capitalismo y la opresión.

Pero los gobernantes de Estados Unidos no se relegan al segundo lugar después de nadie cuando se trata de matanzas, brutalidad y saña. He aquí una pequeña muestra:

• Estados Unidos se fundó sobre la base de la esclavitud y el genocidio de los pueblos originarios, con la matanza de millones —literalmente millones— en el proceso. ¡Una brutalidad asesina en escala masiva!

• Estados Unidos es el único país que jamás haya usado las armas nucleares —y lo hizo dos veces— lo que incineró a Hiroshima y Nagasaki, Japón (aunque el gobierno japonés intentaba rendirse), y llevó a la muerte de más de 215.000 personas dentro de seis meses, por quemaduras, trauma y radiotoxemia. Si eso no se califica de “terrorismo brutal”, ¿qué sí se califica?

Madeleine Albright: “La muerte de 500 mil niños iraquíes vale la pena”.

• Mientras que los imperialistas estadounidenses se hacen pasar por los defensores del pueblo iraquí, han estado imponiendo sanciones económicas, bombardeando o invadiendo a Irak por 24 años — matando despiadadamente a más de 500.000 niños por hambre o enfermedades durante los años 1990; luego bombardeando, invadiendo y ocupando al país de 2003 a 2011, lo que asesinó directamente a más de 120.000 iraquíes y causó la muerte de otros 600.000 a 1.4 millones y expulsó de sus casas a 4.5 millones de personas. (El gobierno estadounidense generalmente evita llevar una cuenta de las bajas civiles causadas por sus campañas de bombardeos.) ¿No es eso brutalidad contra una nación entera?

• Al mismo tiempo que Estados Unidos criticaba hipócritamente al EIIL, estaba apoyando abiertamente la destrucción de la Gaza y el asesinato de más de 2.000 palestinos por Israel.

• ¿Y qué de la saña y la brutalidad de los gobernantes de Estados Unidos hacia las masas de oprimidos aquí en Estados Unidos, en particular hacia los negros y los latinos? Esos gobernantes aterrorizan, brutalizan y encarcelan a millones, y asesinan fríamente a miles, como Mike Brown. ¡Y tienen el descaro de hablar de saña!

¡Los crímenes que el EIIL ha cometido no se comparan con lo que Estados Unidos ha hecho —y hace todos los días— a la humanidad y al planeta!

¡Forjar otro camino! ¡NO a la acción militar en Irak!

El paisaje-no-visto es bello

Dwayne Booth (Sr. Fish) es un premiado caricaturista y autor cuya obra ha salido en diversas revistas y sitios web en todo Estados Unidos y en el mundo. Además, es autor de Go Fish: How to Win Contempt and Influence People, y su libro que saldrá en septiembre sobre el arte como comentario. Vea más obras cuyas en su sitio web: clowncrack.com.

“El EIIL demuestra qué tanto más incivilizado y brutal sea un cuchillo cuando se utilice ante la cámara para matar con saña a un solo ser humano indefenso, que las bombas y proyectiles y helicópteros artillados cuando los utilicen fuera de cámara unos burócratas perfumados y sobrios para masacrar con saña a cientos y miles de seres humanos indefensos”.

Los crímenes de Estados Unidos y de Israel han hecho que muchas personas se acercaran a grupos como el EIIL. Ésa es una situación horrible. Tanto el imperialismo como el fundamentalismo religioso son reaccionarios, y se refuerzan mutuamente, al mismo tiempo que chocan el uno contra el otro. Apoyar al uno o al otro fortalece a los dos. Trece años de la llamada “guerra contra el terror” de Estados Unidos dan la prueba de eso.

El mundo necesita otro camino, uno que rompe con toda explotación y opresión. La nueva síntesis del comunismo de Bob Avakian ES la alternativa concreta, radical, viable y visionaria del futuro, en contraste con el imperialismo occidental y el fundamentalismo islámico, y hacer que la nueva síntesis se vea como opción real en estos momentos es crítico para la humanidad — y, como parte de eso, es crítico para abrir brecha en medio de la dinámica mortífera de McMundo vs. Yihad.

Hacer que ese camino completamente distinto se vea mundialmente como una opción real implica que en todo el mundo las personas necesitan ver que en Estados Unidos opongamos resistencia a los crímenes de “nuestro” gobierno. Eso implica protestar ahora mismo contra la escalada de acciones militares estadounidense en Irak.

En los últimos dos meses, Estados Unidos ha enviado a casi mil efectivos militares a Irak. Ha realizado aproximadamente 100 ataques aéreos ahí. Los aviones sin tripulación (drones) están haciendo espionaje. Y Estados Unidos está armando y asesorando directamente al gobierno iraquí y a las milicias kurdas de Irak. El gobierno de Obama hasta la fecha ha mantenido en secreto los objetivos precisos de esta campaña estadounidense. El New York Times informa (26 de agosto) que Estados Unidos quiere movilizar a sus aliados a apoyar una expandida campaña de bombardeos contra el EIIL en Irak y Siria, y aumentar el apoyo a los “rebeldes” pro-Occidente en Siria.

¡No se lo crea! Esas misiones no se guían por el apoyo humanitario ni sirven a ese propósito. Son medidas para defender, afianzar y expandir la dominación estadounidense de un mundo de explotación y opresión.

¿Qué resultado tendrán esas medidas estadounidenses para intensificar sus acciones militares en Irak? ¿Terminarán por echar más leña al fuego en un círculo vicioso en que los crímenes imperialistas engendran fuerzas yihadíes más virulentas, y después una intensificada intervención imperialista... y así sucesivamente?

O será que las personas se pongan de pie para exigir ¡Fuerzas armadas estadounidenses FUERA de Irak!

¡Nuestras acciones puedan importar muchísimo, ahora mismo!

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/por-que-libra-estados-unidos-una-guerra-en-el-medio-oriente-una-vez-mas-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

¿Por qué libra Estados Unidos una guerra en el Medio Oriente... una vez más?

Larry Everest | 1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

¿Por qué Estados Unidos está bombardeando e interviniendo militarmente a Irak una vez más, y pensando en intervenir militarmente en Siria, aunque Obama dijera hace dos años que la guerra de Irak se terminó y estaba bajando la “marea de la guerra”?

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, dijo que Estados Unidos está tomando acción porque el EIIL (Estado Islámico de Irak y el Levante) representa “una amenaza inminente para todos nuestros intereses, sean en Irak o en cualquier otra parte”.

¿Pero cuáles son esos “intereses” de los que habla Hagel? Son los intereses de los gobernantes imperialistas estadounidenses, cuyo sistema se basa en explotar y reprimir a cientos de millones de personas en todo el mundo.

Controlar al Medio Oriente ha sido un eslabón clave de ese imperio mundial por más de 60 años.  Esta región tiene enormes recurso de petróleo y gas natural. Controlar el flujo de esos recursos le da a Estados Unidos una gran capacidad de apalancar a la economía capitalista mundial y a otras potencias. El Medio Oriente es un punto de enlace con Europa, Asia y África; por eso tiene una crucial importancia militar y está al centro de esenciales rutas comerciales.

Estados Unidos y los imperialistas que le precedieron elaboraron todo un sistema para dominar la región. Ese sistema implica instaurar y respaldar a tiranos despiadados dependientes de Estados Unidos, que reprimen a sus populaciones — como en Egipto. Implica respaldar al estado de colonos que es Israel y reforzarlo para ser el perro de ataque de Estados Unidos. También implica atacar violentamente o librar guerras contra cualquier fuerza o régimen que amenace a esa situación.

A eso se refiere Hagel cuando dice que el EIIL es una “amenaza para todos nuestros intereses.”  El EIIL se ha extendido rápidamente y ahora controla gran parte del norte de Irak y Siria.  Si sigue extendiéndose, podría amenazar a todo el orden dominado por Estados Unidos, al destrozar estados como Irak, Jordania y Arabia Saudita. Podría abrir paso para que otras potencias regionales y potencias rivales fomentaran sus intereses a expensas de Estados Unidos. Además, una región controlada por el EIIL podría llegar a ser un imán para muchos más combatientes yihadíes antiestadounidenses.

Por lo tanto, Estados Unidos se siente obligado a meterse más de lleno en Irak para detener al EIIL y hacer que éste se repliegue. Obama declara que en últimas instancias la meta es “erradicar” al EIIL, y que eso “no será fácil ni rápido”. Olvídese la palabrería acerca de misiones humanitarias o liberar a rehenes: Estados Unidos está aprovechando esta crisis para lidiar con un mar de problemas que confronta ahí y mantener su control sobre una región en la que, más que cualquier otro factor, Estados Unidos representa el problema y no la solución. 

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/un-comentario-sobre-los-sucesos-en-siria-e-irak-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Un comentario sobre los sucesos en Siria e Irak

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Cualquier ideología o conjunto de creencias que no tolera la crítica y que denuncia como “herejes” a las personas que no estén de acuerdo, y que asesina o intenta silenciar de otras formas a las personas que no estén de acuerdo, es una ideología cobarde y ruin, y con la que nadie debería tener nada que ver...

Hoy los representantes de Estados Unidos expresan asombro e indignación ante tales tácticas. Pero fundamentalmente, para Estados Unidos y otros imperialistas, apoyar o no a ese tipo de fascismo fundamentalista es una cuestión de conveniencia — su único criterio es si conviene o no a sus intereses, tal como los ven en una determinada situación. Piense en la Arabia Saudita, ¡donde Estados Unidos le ha suministrado una masiva cantidad de armamento y apoyo político para reforzar un estado religioso reaccionario que va hasta el extremo de prohibir que las mujeres tengan el derecho de manejar! Y, aunque ellos no lo mencionan hoy, fíjese en el hecho de que Estados Unidos financió y dio apoyo militar a Osama bin-Laden y otras fuerzas similares en Afganistán durante los años 1980, cuando hacerlo correspondió a sus intereses.

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/gestando-ideas-sobre-la-importancia-crucial-del-trabajo-ideologico-hoy-y-de-ganar-cuando-llegue-el-momento-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Gestando ideas sobre la importancia crucial del trabajo ideológico hoy y de ganar cuando llegue el momento

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

De un lector:

En muchos de sus escritos y discursos, BA presta repetido énfasis a la necesidad de llevar a cabo no sólo el trabajo político y organizativo polifacético sino también el trabajo ideológico en el período previo al desarrollo (y como parte de acelerar el surgimiento) de una situación revolucionaria y un pueblo revolucionario que cuente con millones y decenas de millones de personas. Y he estado pensando mucho acerca de la relación entre el trabajo ideológico que estamos haciendo hoy y de ganar en concreto cuando llegue el momento (cuando se dé un cambio cualitativo en la situación objetiva). Eso no es lo único ya que hay trabajo político y organizativo. Y ahí está el trabajo de seguir desarrollando la teoría de una doctrina militar que concretamente podría derrotar y desmantelar el viejo sistema y su aparato violento, represivo (cuando llegue el momento para eso). Al mismo tiempo, al enfrentarse en serio a todo de lo que encierre el proceso de acometer la toma del poder (y de tener una buena oportunidad de ganar), es necesario concluir que se trata de una cuestión muy decisiva la de hacer una ruptura en un creciente número de personas de todos los sectores de la sociedad (pero en particular las masas básicas y los jóvenes básicos) con la ideología burguesa y de transformar su concepción del mundo y método y activarlos como emancipadores de la humanidad. No debemos subestimar el papel de la ideología comunista si vamos en serio para ganar cuando llegue el momento.

Veamos algo al que habría que enfrentar (y su relación con las cuestiones ideológicas) una vez que las condiciones hayan cambiado y sea hora de acometer a toda máquina la toma del poder: la "sanguinaria destrucción" que los imperialistas (y otras fuerzas reaccionarias) probablemente desaten sin piedad. BA habla de esta contradicción en Los pájaros no pueden dar a luz cocodrilos, pero la humanidad puede volar más allá del horizonte, Segunda parte (en la sección "Más ideas relacionadas a ‘Sobre la posibilidad de la revolución’”) en la que señala que los imperialistas (y otras fuerzas reaccionarias) "no prescindirán de esfuerzo alguno para aplastar y pulverizar de tajo cualquier iniciativa de crear una nueva sociedad mediante una lucha revolucionaria, sobre todo en las entrañas de su base de poder”. Como ejemplo de este tipo de "sanguinaria destrucción", habla de lo que los imperialistas estadounidenses hicieron a Faluya (una ciudad iraquí) hace varios años y la manera en que lo hicieron a fin de "vengarse y ‘darle una lección’ a las personas en esa ciudad y además a ese país y al mundo en general”. Ahí, señala: “es obvio que en una situación en que se diera un desafío frontal contra su propio poderío y capacidad de dictar y explotar por todo el mundo, no dudarían en desatar una sanguinaria destructividad y crueldad en masa”.

A la vista de eso, ¿qué harían las personas? ¿Cómo responderían? ¿Aguantarían? ¿Soportarían todo eso y lucharían desde los escombros y voltearían todo eso contra los imperialistas y otras fuerzas reaccionarias? Además, ¿distinguirían entre los verdaderos amigos y los verdaderos enemigos? ¿Rechazarían las necedades o se dejarían embaucar o engañar por los llamamientos políticos e ideológicos no solo de los imperialistas y otras fuerzas reaccionarias, sino de los representantes de otras capas sociales que promuevan perspectivas y propuestas que no estén a favor de la revolución y de la humanidad? ¿Para qué estarían dispuestas a vivir y por qué estarían dispuestas a hacer sacrificios?

La doctrina militar que toma en cuenta todo eso sería decisiva, y hay una necesidad de estudiar la historia y seguir desarrollando la teoría sobre esto. Pero también lo es la preparación ideológica de la gente ampliamente en la sociedad y en particular entre las masas básicas y los jóvenes básicos. Se trata de una profunda verdad científica, como BA señala en la película Habla BA: ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS! que "Aquellos que el sistema ha desechado, aquellos que el sistema ha tratado como menos que humanos, podrían constituir la columna vertebral y la fuerza motriz de una lucha para eliminar su propia opresión y además eliminar por fin toda opresión y emancipar a toda la humanidad". Pero para materializarse este potencial científicamente determinado, se necesitará mucho trabajo y lucha política e ideológica hoy. Y este es uno de los grandes retos que enfrenta la vanguardia en este momento: la necesidad de trabajar y luchar acerca de esto y de luchar por que esto ocurra.

Veamos este ejemplo: Ha habido una situación en la que durante las últimas décadas, aquellos a los que el sistema ha "desechado" y "tratado como menos que humanos" han estado matándose entre sí en "guerras de pandillas". Decenas de miles de personas han muerto y decenas de miles más han resultado afectadas como consecuencia de eso. ¿Cómo se superará esta dolorosa experiencia? ¿Cómo es que todos los afectados superen todo el dolor y los sentimientos profundamente sentidos (pero muy equivocados y perjudiciales) de querer "vengarse" y desquitarse con otros iguales a sí mismos? ¿Cómo es que esta potencial "columna vertebral y fuerza motriz" para la revolución llegue a desempeñar ese papel cuando llegue el momento de jugárselo el todo por el todo para tomar el poder (en condiciones diferentes a las de hoy)? ¿De qué manera esta "columna vertebral y fuerza motriz" lleguen a luchar POR la revolución y NO terminen por combatir por algo diferente, algo menos que la "emancipación de la humanidad"? ¿Y cómo es que diferentes sectores de los oprimidos no se opongan los unos contra los otros, sino que se junten y se sumen a la lucha para derrotar y desmantelar el viejo sistema?

Estas son algunas cuestiones que me han estado manteniendo despierto "toda la noche", y creo que están muy relacionadas con cuestiones profundamente ideológicas que tenemos que estar tratando en estos momentos. Tenemos que elevar el nivel político e ideológico de las masas básicas y de los jóvenes básicos para que sean emancipadores de la humanidad e internacionalistas ("el mundo entero ante todo") y llevar a cabo una ruptura en las personas con la ideología burguesa, sea "el yo primero" o "mi familia primero" o "mi barrio primero" o "mi gente en primer lugar". Un creciente número de masas populares que viven y luchan por un mundo nuevo y radicalmente diferente y mejor, con una "amplitud de miras" y un "espíritu de autosacrificio" y NO tratar las cosas según el "interés estrecho de preocuparse solo de uno mismo" (como BA lo expresaba en la entrevista de 1991 “Después de la guerra del golfo Pérsico, más sobre ‘¿Verdaderamente podríamos ganar?’ Las perspectivas de la revolución”. Eso importaría mucho para poder llevar las cosas hasta el final y no resultar "aplastado y derrotado".

Y BA ha expuesto un modelo de cómo ponerse a hacer eso. Y, en particular, quisiera hacer un llamamiento a que todos estudien en serio "Un mensaje de Año Nuevo — Un Llamamiento a la REVOLUCIÓN", con todo eso en mente — de ganar cuando se dé el momento indicado.

 

Permalink: http://revcom.us/a/350/viendo-fruitvale-station-con-bob-avakian-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Viendo Fruitvale Station con Bob Avakian

Actualizado el 08/02/2015 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Para los que no la conocen, Fruitvale Station es una película muy impactante, conmovedora y dolorosa que retrata el último día en la vida de Oscar Grant. Oscar, un muchacho negro de 22 años, siendo no armado, fue asesinado por la policía del Tránsito Rápido del Área de la Bahía en el Año Nuevo de 2009. Venía de regreso a casa tras celebrar el Año Nuevo, cuando los policías pararon a Oscar y los amigos que lo acompañaban, los hostigaron y los golpearon, sentaron a horcajadas sobre Oscar después de tirarlo boca abajo en el andén del tren y le dieron un tiro en la espalda a quemarropa que lo mató.

Hace poco, vi a Fruitvale Station con Bob Avakian (BA), el presidente del Partido Comunista Revolucionario. En el final de la película, pasan escenas que impactan fuertemente, parten el corazón y dan rabia. El policía que le tira el balazo a Oscar en la espalda; la novia de Oscar que corría en pánico al lugar para descubrir lo que había ocurrido; los seres queridos reunidos en el hospital a la espera desesperada de que él se recuperara, sólo para enterarse de que se había partido para siempre.

Al desenvolverse estas escenas, giré hacia BA. Estaba llorando desconsoladamente. No que le salían lágrimas solamente sino que el llanto lo sacudía. Y siguió llorando lágrimas de angustia y coraje durante varios minutos, mientras pasaban los créditos finales.

Eso me impresionó bastante. BA no conocía personalmente a Oscar Grant. Sin embargo, la tragedia e injusticia de su asesinato le afectó de una manera extremadamente visceral e inmediata. Creo que su reacción revela mucho sobre quién es Bob Avakian, qué es lo que él representa y encarna.

BA en efecto ha estado luchando contra este sistema durante 50 años. Ha sido un comunista revolucionario durante unos 45 años. Ha asumido la responsabilidad de dirigir el Partido Comunista Revolucionario durante casi 40 años. Y durante el curso de las últimas décadas, ha forjado la teoría y profundizado la ciencia para la revolución que la humanidad necesita para liberarse, al mismo tiempo que ha dado dirección práctica al partido y al movimiento que obran para esa revolución. Todo eso no solamente ha requerido enormes esfuerzos sino también enorme riesgo y sacrificio por parte de BA, como bien ha de entender cualquier persona que conozca un poco de la historia de Estados Unidos y/o la historia personal de BA — específicamente, que la historia revela que el gobierno estadounidense siempre reprime de la manera más aferrada y sanguinaria a los líderes revolucionarios. Y durante todas esas décadas, y por medio de todo lo descrito, BA nunca ha perdido ni un comino de su amor y empatía hacia las masas populares, su indignación y odio por todo lo que sufren innecesariamente y su pasión por la revolución para emancipar a las masas por todo el mundo. Ni una fibra de su cuerpo se ha desensibilizado.

Hay mucho más que yo podría decir sobre la experiencia de ver Fruitvale Station con BA, pero quiero centrarme en dos puntos.

Primero, creo que la reacción de BA a esta película da mucho en qué reflexionar y de aprender para los comunistas revolucionarios y para cualquier persona que se inquiete por la humanidad y odie la opresión y la injusticia. Incluso tras todo el trabajo que ha hecho y continúa haciendo BA en la esfera de la teoría, para forjar un entendimiento más profundo de por qué siguen ocurriendo asesinatos policiales como la ejecución de Oscar Grant y un sinfín de otros ultrajes, el contexto mayor en el cual se conectan y la posibilidad de eliminarlos por medio de la revolución; aunque BA ha andado en eso durante décadas; e incluso con todos los horrores que se amontonan con cada segundo que el sistema siga , BA no recurre para nada a esa indiferencia hastiada ni al derrotismo, cuando ocurre algo como el asesinato de Oscar Grant. No reacciona, de ninguna manera, con eso de “Claro, por supuesto, eso casos ocurren todo el tiempo, ¿qué otra cosa esperan?” Al contrario, llora lágrimas de coraje y angustia, tanto porque le parte el corazón que le hayan robado la vida a Oscar como también porque sabe que ultrajes como eso son completamente innecesarios y que la humanidad no tiene que vivir así.

Eso me trae al segundo punto que quiero recalcar aquí — en el cual quisiera dar aún más énfasis, al mismo tiempo que el primer punto es muy importante y muy relacionado. El punto con el que quiero terminar esta carta es: Hemos de reconocer y apreciar plenamente lo que tenemos en BA, y actuar en consecuencia.

Repito: Hemos de reconocer y apreciar plenamente lo que tenemos en BA, y actuar en consecuencia.

Cuando digo “hemos”, el sujeto “nosotros” se dirige a muchas diferentes personas y públicos. Sí, definitivamente me dirijo a los revolucionarios y a los comunistas y a todos los que ya estamos bien familiarizados con BA y lo apoyamos. Pero también al decir “hemos”, me dirijo a los que ahorita —o recientemente— están aprendiendo de este líder revolucionario y conociendo de él — entre ellos, para citar a BA, “Aquellos que el sistema ha desechado, aquellos que el sistema ha tratado como menos que humanos”, que “podrían constituir la columna vertebral y la fuerza motriz de una lucha para eliminar su propia opresión y además eliminar por fin toda opresión y emancipar a toda la humanidad”.

A todas las masas populares, en Estados Unidos y en todas partes del mundo, que sufren una opresión tan cruel minuto tras minuto, día tras día... y a todos aquellos que quizás no la sufren directamente pero anhelan un mundo donde ya no exista, quiero decirles: Si no han oído de Bob Avakian, o apenas supieron de él recientemente, ustedes no tienen la culpa. Pero ustedes, y millones de personas más, necesitan captar lo increíblemente raro y precioso que lo es para el pueblo de este planeta contar con este líder revolucionario y actuar en consecuencia de esa realidad.

BA no solamente es el líder de la revolución, también es un amigo íntimo de las masas populares. Es un líder que ha obrado durante décadas en la esfera de la teoría para desarrollar el método, la estrategia y la visión científicos necesarios para hacer la revolución y gestar un mundo radicalmente diferente en que ya no existan todos los horrores por los cuales la humanidad sufre tan innecesariamente. Sigue desarrollando el método científico avanzado que ha forjado y sigue aplicándolo a todas las cuestiones y obstáculos importantes ante la revolución. Tiene la capacidad de hacer todo eso entendible para el pueblo de una forma que toda persona pueda entender, discutir y aplicar, e inspirarse, sin moderarlo o simplificarlo ni en lo más mínimo. Ha asumido la responsabilidad diaria de dirigir a un partido y a un movimiento para hacer la revolución aquí en Estados Unidos, el país imperialista más poderoso del mundo. Ha dedicado la vida a la emancipación de la humanidad. Y, en el curso de todo eso, ha guardado una conexión profunda y visceral con las masas populares que necesitan más desesperadamente esta revolución.

Un líder como éste se presenta muy, pero muy raramente. Y, al ocurrir, lo peor de lo peor que podamos hacer es no reconocerlo, no actuar en consecuencia, no tomarlo en serio o darlo por sentado. Al contrario, todos nosotros —que incluye los que hemos sabido de BA desde hace décadas, los que están aprendiendo apenas sobre él y lo que él representa o los que se encuentran en medio, y sin importar si uno está de acuerdo con BA en todos los aspectos o no— debemos reconocer de lleno y apreciar lo que BA significa para la gente del mundo. Debemos estudiar, y aprender todo lo que podamos de su increíble obra sobre las cuestiones más importantes de la revolución y la emancipación humana, así como las lecciones sobre quién es él y qué es lo que representa como un líder revolucionario. Debemos captar que no solamente nosotros necesitamos saber de BA, su obra y su visión, y la dirección que está dando a este partido y a este movimiento para la revolución: millones de personas deben saber de todo eso y eso debe impactar en toda la sociedad.

Además, y muy crucialmente, tenemos que confrontar plenamente la realidad de lo que significaría para el pueblo del mundo perder a este líder y debemos tomar con extrema seriedad el hecho de que hay personas y fuerzas —los que oficialmente son las autoridades así como los que están dispuestos a hacerle su trabajo sucio a las autoridades— que odian lo que BA representa y les encantaría más que nada calumniarlo, silenciarlo y arrebatarlo a las masas populares. Y nosotros debemos estar cien por ciento decididos a no permitir que eso ocurra.

Eso significa tomar muy en serio la necesidad de hacer todo lo que podamos para proteger y defender a BA. Significa denunciar y no permitirles ni un milímetro de espacio a los que calumnian a BA y lo atacan personalmente, porque esos ataques y calumnias son parte de crear un ambiente y condiciones tóxicos que facilitarían que las autoridades, o los que les hacen los mandados, le arrebataran BA a la gente del mundo. Proteger y defender a BA y construir un muro a su alrededor también significa retar audaz y fuertemente a los que quizás no sean parte del campo del enemigo, pero quienes se regodean en, o al menos dejan influenciarse por, la arrogancia, cinismo y bajeza y pretenden desestimar sin ni siquiera considerar seriamente lo que BA ha desarrollado; esa arrogancia, bajeza, cinismo y desestimación, independientemente de las intenciones de aquellos que caen en eso, obstaculiza que BA y todo lo que ha desarrollado tenga el alcance y la influencia que urge tener. También crea condiciones más favorables para los que intentan silenciar y aislar a BA y arrebatarlo a las masas.

Hay pocas cosas en la vida más trágicas que una lección crítica que se haya aprendido ya tarde. Y sería una tragedia de verdad si se le arrebatara BA a la gente y la gente dijera después: “Vaya, ojalá que me hubiera dado cuenta antes lo que teníamos en él”.

Pero hay una buena noticia: No es muy tarde. Nosotros, y las masas del planeta, tenemos a BA ahora mismo. Hemos de darnos cuenta, y hacer saber a todos, lo que eso vale.

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/juez-dicta-en-contra-de-mas-cierres-de-clinicas-de-aborto-en-texas-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Juez dicta en contra de más cierres de clínicas de aborto en Texas

Una declaración de StopPatriarchy.org y el Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Es muy importante que la decisión del juez Yeakel haya evitado —por lo menos por ahora— el cierre de clínicas de aborto que estaba programado para el 1º de septiembre del año en curso y que haya sentado la base para la posible reapertura de las clínicas en El Paso y el Valle del Río Grande.*

Sin embargo, es un aplazamiento temporario. Es lejos de ser una victoria completa o final.

El Fiscal General ya está apelando esta decisión correcta a la Corte del Quinto Circuito en Nueva Orleáns. Además, incluso con esa decisión positiva, Texas sólo cuenta con una mitad del número de clínicas de aborto comparado con sólo hace tres años, siendo eso indicativo de una norma nacional de cierres de clínicas y de un gran aumento en las restricciones, estigma y obstáculos ante la mujer.

Como señaló Merle Hoffman, miembro de la junta de asesoría del Viaje Por la Libertad Pro Derecho al Aborto: “Mientras celebramos esta victoria, es crítico acordarnos que ésta es una batalla en una guerra que continúa, y debemos mantenernos alertas”.

Agregó Sunsara Taylor, iniciadora de StopPatriarchy.org (Fin al Patriarcado) y uno de los Viajeros por la Libertad Derecho al Aborto arrestados este mes en protesta de HB2: “El movimiento antiaborto no se detendrá hasta haya criminalizado todo aborto para toda mujer en toda circunstancia. No se ha terminado la emergencia que la mujer enfrenta. Ahora es el momento para intensificar nuestros esfuerzos”.

¡El aborto tiene que ser accesible a solicitud y sin pedir disculpas! La maternidad obligatoria constituye la esclavización femenina. Sin el derecho de decidir por sí mismas si tener un hijo ni cuando, la mujer no es libre. Si la mujer no es libre, nadie es libre.

 

* Ese dictamen significa que el acceso al aborto no se restringirá más en el estado de Texas en el plazo muy corto. También es posible que el aborto se vuelva más accesible en el Valle del Río Grande y en el oeste de Texas de lo que ha sido en el año pasado, si es que esas clínicas tienen la capacidad de reabrir. [regresa]

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/entrevista-a-sunsara-taylor--un-parteaguas-en-la-batalla-por-el-derecho-al-aborto-y-por-la-liberacion-de-la-mujer-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Entrevista a Sunsara Taylor, 24/08/2014:

Un parteaguas en la batalla por el derecho al aborto y por la liberación de la mujer

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota de la redacción: A lo largo de agosto, el Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto ha estado enfrentando a los esfuerzos de cerrar todas menos seis clínicas de aborto en el estado de Texas. Hablamos con Sunsara Taylor sobre la situación, los riesgos y la urgencia de que la gente actúe ya.

 

REVCOM.US: ¿Cómo es la situación en Texas ahora?

Houston, August 2014

Sunsara Tayor (derecha) en el Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto

Sunsara Taylor: Estamos en una cuenta regresiva a la más dramática ronda de cierres de clínicas que azotara a un solo estado desde Roe v Wade despenalizó los abortos en Estados Unidos. Y la situación en Texas es una concentración de la emergencia nacional frente al derecho de la mujer al aborto.

Una la ley de Texas, HB2, está a punto de entrar totalmente en vigor (unas partes ya se han aplicado) el 1º de septiembre. Estamos a la espera de una decisión acerca del recurso de amparo ante los tribunales contra HB2, pero si nada cambia, todas menos seis clínicas se cerrarán en Texas. Es absolutamente esencial que la gente de todo Estados Unidos se ponga de pie en este momento y alce la voz y actúe en contra de esta situación, y que lo haga de una manera tal que forje una resistencia del calibre necesario para hacer retroceder toda la trayectoria y el ímpetu de la guerra contra la mujer de todo Estados Unidos y más allá.

REVCOM.US: Danos una idea de la situación en el lugar de los hechos ahora.

Sunsara Taylor: Lo que hemos presenciado en el lugar de los hechos, en todo el estado, es que enormes sectores de mujeres viven en condiciones en las que esencialmente los servicios de aborto están fuera de su alcance o son de extremadamente difícil acceso. Incluso en los puestos de tacos o lugares donde nos detenemos para pedir direcciones, nos encontramos con personas que nos cuentan qué tanto nos apoyan. Al principio, las personas se sorprenden por la forma abierta y sin pedir disculpas en que hablamos sobre el aborto y la liberación de la mujer, y de ahí salen sus historias. Ayer, una joven me dijo que a los 17 años de edad, su madre le impidió hacerse un aborto y que a pesar de que ella ama a su hija de cinco años de edad, todavía estaba enojada y esperaba que se hubiera hecho un aborto. No quiere que otras mujeres pasen por lo que ella y su hija mantenido que pasar.

La noche anterior, un tipo negro mayor, cuyo jefe lo mandó impedir que nosotros volanteáramos en un evento, cuando se dio cuenta de lo que nosotros representábamos, se abrió en conversación con nosotros. Resulta que tiene 16 hermanos y hermanas, su madre casi se muere teniendo todos estos bebés, pero no podía detenerse, pues esos tiempos eran antes de Roe v Wade. Para colmo, este tipo fue enviado a la cárcel a los 14 años de edad y cumplió una condena de 40 años. 40 años. Él era solamente un bebé cuando lo encerraron. Ahí mismo en esa historia se halla casi todo lo que es necesario saber acerca de lo que está mal con Estados Unidos, por lo que se refiere al total desprecio por la humanidad de la mujer así como de los negros. Quiero decir, ¿cómo se puede escuchar una historia como ésa, y en serio pensar en lo que eso significa, y negar la necesidad de una revolución? Y como le dije, la revolución no sólo es necesaria y posible, sino que una gran parte de hacer esa revolución —aparte de promover y luchar por que amplios sectores de la gente conozcan y apoyen a esta revolución y a su dirección, Bob Avakian y el Partido Comunista Revolucionario— es ponerse de pie y luchar contra todos estos ultrajes y trabajar para unir a todos los demás que ven o que es posible convencer para que vean, lo escandalosos que son.

REVCOM.US: ¿Qué has logrado hasta ahora?

Sunsara Taylor: El Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto, con decenas de voluntarios que han estado de viaje durante casi un mes y toda la amplia gama de personas que han formado parte de este viaje en todo Estados Unidos con muchas perspectivas diferentes, ha tenido un enorme impacto. Nos hemos conectado con millones de personas vía los medios de comunicación. Hemos comenzado a establecer nuevos términos: de que el derecho al aborto no se trata de "matar a bebés" pero si la mujer será esclavizada por la maternidad obligatoria o no. Cientos de miles de personas han visto u oído nuestro mensaje: Aborto a solicitud y sin pedir disculpas. Estamos poniendo en claro para todos lo que representa esta batalla objetivamente. Y estamos estableciendo una norma de lo que significa oponer resistencia.

El Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto ha traído claridad a muchas personas. Hemos estado en el lugar de los hechos durante un mes, en todo el estado de Texas. Hemos estado en las profundidades de las comunidades. Hemos hecho trabajo de divulgación en las escenas culturales y entre los estudiantes. Nos hemos puesto a nosotros mismos en las primeras líneas para hacer todo eso: nos han arrestado, brutalmente y nos han metido en la cárcel, y nosotros hemos vuelto más fuertes.

Y todo eso ha suscitado una respuesta profunda. Las personas han compartido historias de mujeres que se murieron antes de Roe v Wade. En Brownsville, en la línea con México, hemos escuchado historias de violación de mujeres durante el cruce de la frontera. Y acerca de lo difícil que es obtener anticonceptivos, con el efecto represivo y el avergonzamiento que proviene de la iglesia católica. Y hemos presenciado el terrible impacto de la falta de clínicas de aborto a cientos de kilómetros a la redonda.

Week of Defiance

Del 25 de agosto al
1o de septiembre
¡SEMANA DE DESAFÍO!

REVCOM.US: Dinos acerca de los retos de esta venidera semana de desafío.

Sunsara Taylor: Ahora, a una semana antes de que esté programado el cierre de todas estas clínicas de aborto, ¡estamos organizando una Semana de Desafío! A diario, estaremos en frente de la mansión de gobernador Rick Perry en Austin con fotografías de mujeres que se han muerto a causa de abortos ilegales. Traeremos ganchos de ropa ensangrentadas (los que las mujeres utilizaron para inducirse abortos antes de Roe v Wade). Nos pondremos grilletes en representación de la esclavización femenina.

Estamos convocando a todos en todo el estado, en todo Estados Unidos, a unirse a nosotros en la Zona Cero en la batalla contra la guerra a la mujer, aquí en Texas. Y a emprender acciones donde quiera que estén — para llevar los rostros de las mujeres en pancartas en público, enviar sus planes y sus imágenes a Fin al Patriarcado (StopPatriarchy.org).

Habrá más acciones valientes, más voces prominentes como los que firmaron el anuncio Alto a la Maternidad Obligatoria en el diario Austin Statesmen, entre ellos muchos muy queridas personas que firmaron la declaración. Contaremos con la participación de personas de diferentes ámbitos de la vida, que alcen la voz.

Éste es un parteaguas. Lo que hacemos tendrá un impacto dramático en cómo se desarrolla esta batalla. Por lo tanto, únanse a nosotros. Póngase en acción. Y actúen de maneras acorde con lo que está en juego: la esclavización de la mujer o la liberación de la mujer.

REVCOM.US: Desde luego que la gente podrá seguir el Viaje y participar, y adentrarse en lo que hay detrás de todo esto y qué hacer al respecto en revcom.us. Y hay materiales de organización adicionales en stoppatriarchy.org. ¿Cierto?

Sunsara Taylor: ¡Sí!

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/barrio-oeste-de-chicago-centenares-marchan-por-justicia-para-roshad-mcintosh-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Barrio Oeste de Chicago:
Centenares marchan por justicia para Roshad McIntosh y contra TODOS los abusos policiales

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Carta de un(a) lector(a)

27 de agosto—Cientos de personas marcharon en el Barrio Oeste (West Side) de Chicago por justicia para Roshad McIntosh y contra TODOS los abusos policiales. La policía acribilló a Roshad, de 19 años, el 24 de agosto en frente de testigos, e inmediatamente se soltó mucho coraje en la comunidad. (Vean “Aprendiendo de Ferguson; En Chicago, se ponen de pie contra el asesinato policial de Roshad McIntosh de 19 años”.)

Leyenda: Chicago, Barrio Oeste (West Side), 27 de agosto. Foto cortesía Nader Awad @nawadNYC.

La mayoría de la multitud era joven — los hombres y mujeres (y niñas y niños) que sufren el hostigamiento policial día tras día. Pero toda la comunidad estaba presente — y las personas de edad marcharon orgullosas con sus jóvenes, coreando, “¡Que acusen, condenen y apresen al asesino policía! ¡Pues, TODO EL MALDITO SISTEMA es culpable, CARAJO!”, también, “¡No somos sospechosos! ¡Somos seres humanos!”.

Cynthia Lane, la madre de Roshad McIntosh, habló en el punto de partida —el lugar donde asesinaron al joven— y también en frente de la delegación policial cuando la marcha llegó ahí. Sus palabras, y su grito por la justicia, parada junta a la madre del hijo de Roshad, provocaron lágrimas en muchos asistentes.

El llamado para marchar surgió del barrio en el próximo día después del asesinato de Roshad y el ataque por la policía a manifestantes que estaban reclamando justicia. Lo apoyó y lo difundió Tio Hardiman de Violence Interrupters, Inc., junto con la Red Parar la Encarcelación en Masa de Chicago y el Club Revolución Chicago. También fue difundido por redes callejeras.

Los manifestantes marcharon desde el barrio hasta la odiada delegación del Distrito Harrison, energéticos y decididos — empezaron en la banqueta pero luego tomaron toda la calle. Jóvenes bajaron de sus porches y dejaron las esquinas de las calles para sumarse. Al pasar las patrullas en la ruta, coreaban, “¡Manos arriba! ¡No disparen!” y ¡”Chotas, óigannos, ya no maten los jóvenes!”. Diferentes puntos de vista sobre el problema y la solución fueron promovidos desde el sistema de sonido — llamados que iban de obligar al alcalde a “controlar la policía o perder nuestro voto” a construir un movimiento para la revolución para barrer con el sistema que es la raíz de los largos años y ultrajes diarios de la opresión del pueblo negro.

Se distribuyeron más o menos doscientos periódicos Revolución, y muchos los alzaron como pancartas de protesta. También salieron cientos de copias de la Proclamación del Club Revolución (revcom.us/a/348/una-proclamacion-del-club-revolucion-chicago-es.html), y asistentes se ofrecieron a distribuirlos. Muchos hablaban unos a otros de la necesidad de fortalecer, ampliar y extender esa unidad y resistencia, inspiradas por las acciones de la gente de Ferguson.

 

Permalink: http://revcom.us/a/348/de-michael-brown-a-eric-garner-esto-tiene-que-terminar-YA-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Ferguson está en todas partes
¡TIENEN QUE TERMINAR la brutalidad y asesinato policial!

Actualizado 9 de febrero de 2015 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Día ... y el asesino policía sigue suelto

Lea más...

¡JUSTICIA PARA MICHAEL BROWN, ERIC GARNER Y TODAS LAS VÍCTIMAS DE LOS POLICÍAS ASESINOS!

 

Wilson sale impune
¡AMÉRIKKKA TIENE QUE PARAR EN SECO! ¡¡¡HAY RESISTENCIA JUSTA Y USTED TIENE QUE SER PARTE DE ELLA!!!

Carl Dix

25 de noviembre de 2014

Lea más...

ES PRECISO INTENSIFICAR LA LUCHA CONTRA EL ASESINATO POLICIAL Y LA ENCARCELACIÓN EN MASA

27 de noviembre de 2014

Lea más...

El gran jurado: Un chanchullo enfermo, una farsa obscena

25 de noviembre de 2014

Lea más...

Por la decisión del gran jurado, indignación por todo el mundo

30 de noviembre de 2014

Lea más...

 

Furia en Ferguson contra la represión del estado policial

Actualizado 02/12/2014

En todo Estados Unidos, la policía ataca con violencia a las protestas que reclaman la justicia para Michael Brown y un fin a la brutalidad y asesinato policial contra los negros y singulariza a los líderes para detenerlos. Es preciso oponerle resistencia a esta represión, en los tribunales y en las calles. Cuando atacan a las personas que se han puesto en pie, lo que incluye cuando amenazan, persiguen y detienen a los líderes y los revolucionarios, es preciso defenderlos. Y es preciso que no dejemos que estos ataques desbaraten nuestra lucha. Es preciso convertir cada ataque en una manera de ampliar y fortalecer el movimiento.

»La represión, la resistencia y la rebelión en el estado policial de Ferguson, de Larry Everest

Lea más...

»Ante agresión de la policía, amenazas y 11 cargos por dirigir la resistencia:
¡Defienda a Noche Díaz, del Club Revolución-Nueva York!

Lea más...

» Del Club Revolución de Chicago:
¡Retirar los cargos contra Grant Newburger y todos los detenidos! ¡Quieren castigar a un revolucionario y difundir el miedo de levantarse!

Lea más...

» Chicago: Los manifestantes por Ferguson sujetos a una represión con saña de parte de la policía y las cortes

Lea más...

» Ante cientos de arrestos en Los Ángeles: "¡Pongan en libertad a los manifestantes, metan a la cárcel a los policías asesinos!"

Lea más...

El oficial Darren Wilson tardó 30 segundos en pegarle 6 tiros a Michael Brown. No debería haber requerido más tiempo para levantarle cargos penales. No obstante, la situación avanza inexorable sin cambiar.

Esta situación “deja que el sistema funcione”. En efecto, implica desgastar y cansar a la gente, calumniar a Michael Brown una y otra vez y transmitir historias mediáticas necias para confundir a la gente. Hay más que suficientes testigos para acusar a este perro policía. Pero lo que se dice en realidad es que por ser negros, esos individuos no cuentan para nada.

Si se invirtiera la situación: si de alguna manera Michael Brown hubiera logrado pegarle 6 tiros a Darren Wilson, Michael Brown nunca habría sobrevivido. Y si de alguna manera Michael Brown hubiera sobrevivido, lo habrían encerrado en una cárcel sin fianza. Por lo que, si “así funciona el sistema”, pues sirve en un sentido a los perros policías y en otro, al pueblo.

Y no nos digan que “hay otra norma para la policía”. En efecto nosotros estamos muy conscientes de eso: la norma es que ellos pueden cometer estos crímenes con impunidad, sin castigo. En la sociedad nueva después de triunfar la revolución, las fuerzas de seguridad del pueblo no dudarían en arriesgar la vida que matar a alguien de las masas. Es preciso que ESO sea la norma.

Si eso es la manera de funcionar del sistema, y lo es, pues esa razón se suma a por qué ¡necesitamos una revolucionar para deshacernos de este sistema! Pues, es preciso deshacernos de un sistema que obra para facilitar que con impunidad, la policía siga matando a negros y latinos, ni hablar de los demás grandes crímenes que comete.

 

Bob Avakian,"La policía, los jóvenes negros y qué tipo de sistema es éste?"

 

Una declaración y convocatoria de la Red Parar la Encarcelación en Masa, rama de Ferguson-San Luis

2 de febrero de 2015

Se espera que el Departamento de Justicia (DOJ) decida pronto si presentará cargos contra Darren Wilson de la violación de derechos civiles. Todo parece indicar que NO le van a presentar cargos. Si es así, tal decisión encubre y le da un sello de aprobación para el asesinato policial de Michael Brown. Da luz verde a los policías asesinos en todas partes. Es una bofetada a la familia de Michael Brown, a todos los que lucharon contra esta injusticia, y a los millones de personas cuyas esperanzas se elevaron cuando la gente se levantaron con desafío y dijeron: “Esta vez, ¡en absoluto!”

Lea más...

Sobre la "filtración" del Departamento de Justicia de que el asesino de Michael Brown TAMPOCO será procesado por cargos de derechos civiles...
¡En efecto, TODO el maldito sistema es culpable, carajo!

31 de enero de 2015

De un lector: Suponiendo que resulten ciertos los informes que se han publicado recientemente de que el Departamento de (In)Justicia no presentará cargos contra Darren Wilson por violar los derechos civiles de Michael Brown, para nada habrá sorpresas. Pero la ausencia de sorpresas no disminuye para nada el ultraje que representa tal decisión. Creo que es importante reconocerla como una complicación, reforzamiento y escalada de los ultrajes originales del asesinato de Michael Brown y la posterior decisión del gran jurado de Ferguson de no procesar a Darren Wilson por dicho asesinato. En otras palabras, no creo que la reacción a esta noticia debería ser "vaya bien, ¿qué más se puede esperar?"

Lea más...

Declaración de los profesores de la Facultad de Derecho de la Universidad de California en Berkeley expresa "La desesperación y la indignación" por los asesinatos policiales de Michael Brown y Eric Garner

9 de febrero de 2015

Lea más...

En las calles de Ferguson: "Es nuestro deber luchar"

2 de febrero de 2015

El 10 de enero, 50 personas salieron a las calles en Ferguson, Misuri, para bloquear el tráfico en el oeste de la avenida Florissant donde la rebelión comenzó en agosto de 2014 después de que Michael Brown fue asesinado por el policía Darren Wilson.

Lea más...

13 de diciembre: Decenas de miles de personas marchan en todo Estados Unidos contra el asesinato policial

15 de diciembre de 2014

Sábado, 13 de diciembre, decenas de miles se reunieron en Washington, DC para la marcha "Justicia para Todos". También tuvieron lugar protestas ese día en decenas de otras ciudades de Estados Unidos, entre ellas la Ciudad de Nueva York donde decenas de miles de personas protestaron, Los Ángeles, Chicago, San Francisco-Oakland, Houston, Boston y otras. Había una gran presencia policial en estas protestas, e informes de múltiples detenciones en Chicago, Boston, Houston y Oakland.

Lea más...

Escenas en Ferguson: El alcance del levantamiento, y la reacción

15 de diciembre de 2014

Martes, 9 de diciembre, Ferguson, Misuri — He estado en Ferguson desde el 22 de noviembre, y creo que no ha pasado ni un día sin protesta, las más de las veces protestas múltiples. Pueda que hagan una en frente de la delegación de policía de Ferguson, y otra en el barrio Shaw de San Luis, justo al sur del Centro Cívico, o en uno de la universidades: Universidad Washington, Universidad de San Luis, Universidad de Misuri en San Luis, y / o en Clayton o el Condado Oeste.

Lea más...

Un lector comparte unas ideas sobre los Clubes Revolución y la consigna "Organícense para una revolución concreta"

15 de diciembre de 2014

Lea más...

1000 estudiantes de la secundaria Berkeley High School realizan un paro

15 de diciembre de 2014

Lea más...

Berkeley: Más de 1.500 paran tren y autopista 80 en tercera noche de protestas "Si no somos libres, no permitiremos que el sistema funcione"

15 de diciembre de 2014

8 de diciembre — Tras enfrentar las cachiporras de policías antimotines, gas lacrimógeno y balas de goma durante las dos noches anteriores, más de 1.500 personas se lanzaron a la calle en Berkeley el lunes por la noche, marchando durante horas, bloqueando autopistas, acostándose en las vías ferrocarrileras para parar un tren de Amtrak, y confrontando policías, en reclamo de justicia para Eric Garner, Michael Brown, y otros negros y latinos asesinados por la policía.

Lea más...

Martes, 2 de diciembre, Ferguson, Misuri
Cientos de estudiantes de secundaria efectúan un paro: "¡Tomen parte, no se nieguen! ¡Lo hacemos para Mike Brown!"

8 de diciembre

Cientos de estudiantes de secundaria de Ferguson y el condado de San Luis efectuaron un paro, saliendo de sus escuelas el 2 de diciembre en respuesta a la llamada de #HandsUpWalkOut [#ManosArribaOrganizarUnParo] para paros en escuelas en todo el país...

Lea más...

Jugadores de fútbol norteamericano del equipo Rams de San Luis: "Manos arriba" en apoyo a la lucha en Ferguson

2 de diciembre de 2014

San Luis, 30 de noviembre — El domingo, al entrar en la cancha antes su partido de la Liga Nacional de Fútbol Americano contra el equipo de Oakland, varios jugadores de los Rams (Carneros) de San Luis hicieron el gesto de “¡Manos arriba, no dispare!” en solidaridad con la lucha en Ferguson.

A compartir esto

Día "La Vida de los Negros Importa" en todo Estados Unidos, 28 de noviembre de 2014

A tomarse las calles cuando el gran jurado de Ferguson pronuncie su decisión
SI EL PERRO POLICÍA ASESINO SALE IMPUNE, ¡HAY QUE PARAR EN SECO A AMÉRIKKKA!

18 de noviembre de 2014

Lea más...

El estado de emergencia de Nixon: Ilegítimo y escandaloso

8 de noviembre de 2014

Lea más...

¡QUE ACUSEN A DARREN WILSON!
¡QUE HAYA JUSTICIA!

10 de noviembre de 2014

Lea más...

Autoridades siembran miedo en Ferguson — No pueden tapar el asesinato de Michael Brown

10 de noviembre de 2014

Lea más...

De Carl Dix y Travis Morales:
El gobernador Nixon prepara violencia contra los que exigen Justicia para Michael Brown

15 de noviembre de 2014

Lea más...

 

San Luis, Misuri: Dramático simulacro de muerte con motivo de 100 días de injusticia y lucha

18 de noviembre de 2014

Lea más...

Los padres de Michael Brown ante el panel de las Naciones Unidas sobre la Tortura: "Es preciso que el mundo sepa lo que pasa en Ferguson y nos hace falta la justicia"

1° de diciembre de 2014

Lea más...

Cornel West y Carl Dix, co-fundadores de la Red Parar la Encarcelación en Masa, dicen:
Prepárese para responder a las decisiones de los grandes jurados y estar presente en el Diálogo entre Cornel West y Bob Avakian el 15 de noviembre

10 de noviembre de 2014

Lea más...

De Carl Dix y Travis Morales:
YA ES HORA DE PREPARARSE PARA LA DECISIÓN DEL GRAN JURADO
¡NO ES ACEPTABLE EL QUE LOS POLICÍAS ASESINOS SALGAN IMPUNES O RECIBAN UN TIRÓN DE OREJAS!
¡JUSTICIA PARA MICHAEL BROWN, ERIC GARNER Y TODAS LAS VÍCTIMAS DEL ASESINATO POLICIAL!

10 de noviembre de 2014

Lea más...

El Sistema se prepara para la decisión del Gran Jurado: Justifica el asesinato de Mike Brown, vuelve a armar a la policía

7 de noviembre de 2014

Lea más...

 

Vea presentación de imagenes del periódo inmediatemente después del asesinato de Mike Brown

» Despachos desde Ferguson - de Li Onesto

» De Ferguson, en todo Estados Unidos y por todo el mundo

» Artistas y activistas alzan la voz sobre Ferguson

» Vea presentación de imágenes

» ¿De qué lado están ustedes?

» ¿¿Y qué de la violencia??

Puntos de orientación acerca de las rebeliones justas

La gente de Ferguson se ha puesto de pie y se ha rebelado justa y repetidamente. Se ha negado a retroceder ante perros, gases lacrimógenos, armas y tanques. En un momento cuando los de arriba están contraatacando con calumnias totalmente irrelevantes contra Michael Brown y las almibaradas palabras de Ron Johnson, es preciso que esta lucha no se amaine.

Dos pautas acerca de seguir adelante:

1) Si las personas no se rebelan contra tal opresión y represión, lo único que pueden esperar es que las cosas vayan de mal en peor y que la vida se vuelva aún más intolerable. Cuando las personas en posiciones de poder les dicen que no protesten y no se rebelen, son parte del problema, y no de la solución.

2) Hay que evaluar toda acción de acuerdo a su contribución a la justa rebelión contra la injusticia. Eso es la pauta. Decirle a las personas que dejen de rebelarse no contribuye a poner fin a esos ultrajes e injusticias; más bien socava la lucha en su contra.

Para imprimir, postear o tuitearlos, haga clic aquí.

 

Michael Brown, 18, caminaba por la calle con un amigo cuando los policías lo mataron con múltiples balazos. Foto: Página de Facebook de Justicia para Michael Brown.

Calumnias

Hay una sola cuestión, y solamente una cuestión, respecto al asesinato de Michael Brown: una vez más, un racista perro policía le ha robado la vida a un joven negro que no tenía ninguna arma — en este caso un joven que trataba de entregarse. ¡No dejen que ellos cambien el maldito tema!

Estas necedades que están vomitando acerca de un incidente que no tiene nada que ver no es nada salvo la satanización, con el único objetivo de lavarle el cerebro a la gente. No es nada salvo una estrategia para desviar la lucha justa, muy pero muy necesaria, la que debía haber ocurrido desde hace mucho tiempo — una lucha de parte de muchas personas en muchas formas diferentes, en Ferguson y en todo el mundo, en contra de esta injusticia horrenda y todo el programa más amplio de la que es parte.

Para imprimir, postear o tuitearlos, haga clic aquí.

De Michael Brown a Eric Garner
¡Esto tiene que terminar YA!

¡La gente está poniéndose de pie en Ferguson!
¡Se justifica la rebelión!

¡Ya se le acabó el tiempo para este sistema!

¡Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución!

¡A tuitear estas consignas!


Si quieres enterarte de un mundo diferente y trabajar para plasmarlo en realidad —y si quieres ponerte de pie y luchar contra lo que se le hace a la gente—, aquí es donde lo haces. Vas a este partido, lees el periódico de este partido [y revcom.us], estudias al líder de este partido y lo que él presenta.

Bob Avakian
Lo BAsico 3:34

Un llamamiento para actuar contra el asesinato de Michael Brown

A TOMARSE LAS CALLES —en los centros de las ciudades, en los barrios y ghettos— para dar a conocer que la gente está poniéndose de pie y actuando en unidad con los que se han puesto de pie en Ferguson para protestar contra el asesinato de Michael Brown.

Lleven, distribuyan y suenen los silbatos. Lleven muchos ejemplares del afiche "¡Tres strikes y fuera!" y afiches de “¡No aceptaremos la esclavitud de ninguna forma!” con revcom.us en grandes letras. Difunda los afiches ampliamente a todos.

¡Distribuyan REVOLUCIÓN! Con las manos arriba y los puños en alto. A marchar. ¡¡¡A ACTUAR, A ACTUAR, A ACTUAR!!!


 

 

"Habla Bob Avakian, el Presidente del Partido Comunista Revolucionario,
con un mensaje de Año Nuevo —

Un llamamiento a la REVOLUCIÓN...”

▶ Léase
▶ Descargue el volante
Descargue el afiche (doble carta): PDF | JPG
Escuche a este mensaje de Bob Avakian en inglés.

La peculiar historia de los Estados Unidos: Esclavitud, "derechos de los estados" y gobierno federal

Bob Avakian

Nota de la redacción: El gobierno federal despachó al procurador general Eric Holder a Ferguson, Misuri, con el propósito de echar agua fría sobre el valiente levantamiento contra el asesinato policial de Michael Brown. En ese respecto así como por la verdad esencial que explica acerca de las ilusiones en torno al papel del gobierno federal en relación a la opresión del pueblo negro, compartimos el siguiente pasaje del discurso de Bob Avakian, Los pájaros no pueden dar a luz cocodrilos, pero la humanidad puede volar más allá del horizonte.

Artículos anteriores

Carl Dix, arrestado en Ferguson y llamado "elemento criminal externo", dice que la sistemática brutalidad y asesinato policial es lo criminal, no el pueblo protestando.

24 de agosto de 2014


Última noticia: Vil ataque policial en Ferguson el domingo por la noche — A ACTUAR YA

18 de agosto de 2014


Ferguson, Misuri:
Ya no es hora de que "se calme" — Ya es hora de intensificar la lucha

August 15, 2014


Declaración de Carl Dix sobre el levantamiento del pueblo en Ferguson

14 de agosto de 2014

La valiente gente que está poniéndose de pie en Ferguson, Misuri, está cambiando la forma en que en Estados Unidos, todos ven lo que está pasando.

La exigencia es clara: Identifique, acuse & aprese al policía asesino.

Algo más: ¡es preciso que estos serviles Tíos Tom se quiten del maldito camino de la gente que sí está poniéndose de pie y luchando!


¡La policía ha asesinado a un hombre negro! ¡¡Una vez más!! ¡¡¡Esto tiene que detenerse!!!

Carl Dix | 11 de agosto de 2014


La gente se toma las calles después de que la policía asesina a Michael Brown, 18

10 de agosto de 2014

 

11 de agosto. Foto: AP


De un comentario en línea en el Washington Post, 13 de agosto:

Manifestantes blancos fuertemente armados obligan a autoridades a retirarse de Rancho de Cliven Bundy pese a alegaciones de robo de más de millón de dólares de derechos de uso de tierras federales. Policía y FBI no hacen nada.

Autoridades gasean, balean y golpean a manifestantes negros no armados en sus propios patios cuando se congreguen pacíficamente para denunciar crimen cometido por policía presenciado por muchos. Policía moviliza portatropas blindados, helicópteros, perros de ataque y armamento antimotín contra manifestantes.

 

CIERREN EL PICO, MALDITOS LAMESUELAS

 

LZ Granderson

15 de agosto de 2014

Tras el asesinato gratuito de Michael Brown en Ferguson por la policía, la furia y justa indignación están recorriendo Estados Unidos.

Photo: AP

En la CNN, LZ Granderson dice que está cansado del asesinato de hombres negros no armados. Pero luego dice:

“Odio a los saqueadores negros en los mítines pacíficos al igual que odio al Ku Klux Klan”.

y:
“En primer lugar, es muy importante que la comunidad de Ferguson identifique a los sujetos que están involucrados en los saqueos y se asegure de que se detenga y arreste a dichos sujetos”.

Usted suplica que los crueles opresores dejen de matar a los negros. Pero cuando aquellos que este sistema considera menos que humanos se pongan de pie y exijan un trato como seres humanos, usted dice que son tan malos como las asesinas turbas de linchamiento klanistas supremacista blancas.

Y usted apunta su verdadero veneno a las valientes personas que rechazan suplicarle misericordia al opresor e insisten en ponerse en pie, fuertes, cuando el opresor somete a la gente a brutalidad y asesinato.

Así se define a un lamesuelas.

Por eso, CIERREN EL PICO, MALDITOS LAMESUELAS.

El 19 de agosto, la policía de St. Louis mató a balazos a Kajieme Powell, 25, un hombre negro, a unos km de donde la policía de Ferguson mató a Michael Brown. Informaremos al respecto pronto. Vea este video, que demuestra qu se trata de otro asesinato frío por parte de la policía.

Nota de la redacción: En 1998 la policía de Riverside, California, mató a Tyisha Miller, una afroamericana de 19 años de edad. Miller había perdido la conciencia en su coche, por un ataque epiléptico. Los policías dijeron que ella se despertó de repente y que tenía un arma; le dispararon 23 veces, dándole al menos 12 veces y matándola. Bob Avakian habló de la situación.

Si esa es su manera de manejar la situación, ¡que se vayan al carajo! Que se larguen, que se vayan al carajo, que se quiten de la faz de la tierra y dejen en paz a las masas, porque es obvio que hay mil maneras de manejar esa situación que hubieran sido mucho mejores. Y francamente, si nosotros tuviéramos el poder del estado y ocurriera algo así, habríamos preferido que un policía del pueblo diera la vida primero, antes de matar sin sentido a uno de las masas. Así actúan los verdaderos servidores del pueblo, o sea, se juegan la vida por defender al pueblo. ¡Al carajo con su maldito lema de “servir y proteger”! Si esa fuera su intención, habrían encontrado otra manera mil veces mejor de solucionar el problema. ¿Cómo lo manejaría el proletariado? La historia demuestra que cuando el proletariado tiene el poder, pone por encima de todo la vida de las masas, pero cuando la burguesía tiene el poder, el papel de su policía es sembrar terror y matar a las masas a sangre fría sin ninguna provocación, matarlas sin necesidad, precisamente porque cuanto más arbitrario sea el terror, más asusta. Precisamente por eso lo hacen y es una parte importante de su oficio.

Lo BAsico 2:16

Conozca a los perros policías que están atacando a la gente que exige justicia en Ferguson

Lea más


Llama a la policía. Esto es lo que ocurre cuando llama a la policía — Rob Hustle ft. Liv


A los que votaron por Obama: Evaluemos la realidad

18 de agosto de 2014

Seis años más tarde, tenemos que evaluar la realidad. ¿Y qué conclusiones deben sacarse?

Lea más


Los medios de comunicación de la clase dominante en Ferguson: Cómplices en el asesinato

24 de agosto de 2014

Lea más


Lección importante sobre cochinadas políticas:
Cómo el COINTELPRO del FBI puso en la mira a grupos radicales

24 de agosto de 2014

Lea más

 

Photo: Reuters

A tuiterear lo siguiente:

[retuit de https://twitter.com/Carl_Dix] Obama, Ya es hora de cura, paz y calma en #Ferguson. Yo, Ya es hora de impulsar la lucha. Identifique, acuse & aprese al policía asesino.

Dejen de calumniar a la víctima y metan al asesino en la cárcel www.revcom.us #Ferguson #MichaelBrown

La cosmetización no sirve de nada. Un perro policía sigue siendo un perro policía. www.revcom.us #Ferguson #MichaelBrown

Negro, blanco o latino: Uniformado sirve al sistema y reprime al pueblo. El problema básico no es el color del perro policía. www.revcom.us #Ferguson #MichaelBrown

Lobo o zorro, simplemente otra manera de comerte. www.revcom.us #Ferguson #MichaelBrown

¿Cálmense? ¡Para nada, carajo! El perro policía sigue en la calle... y todo el programa genocida continúa a toda máquina. www.revcom.us #Ferguson #MichaelBrown

¿Tiempo para curar? ¡Para nada! ¡Ya es hora de intensificar la lucha! www.revcom.us ¡Los perros siguen en la calle! http://bit.ly/1yHkE6p #Ferguson #MichaelBrown

De Ferguson, en todo Estados Unidos y por todo el mundo

Envíe anuncios y planes de protestas a revolution.reports@yahoo.com.

En el lugar de los hechos, Ferguson...


De Ferguson, en todo Estados Unidos y por todo el mundo

 

Artistas y activistas alzan la voz sobre Ferguson

Activista antiguerra Cindy Sheehan apoya la valiente rebelión en Ferguson
24 de agosto de 2014

Lea: "Por qué el movimiento climático debe tomar partido con Ferguson" posteado en 350.org. Deirdre Smith, Coordinadora de Alianzas Estratégicas
25 de agosto de 2014

Hedy Epstein, sobreviviente del Holocausto, arrestada en protesta contra despliegue de Guardia Nacional
24 de agosto de 2014

Protestas en Ferguson: ¿Dónde tomamos partido? Russell Brand The Trews (en inglés)

 

Jesse Williams y cómo presentan a Michael Brown (por la CNN) (en inglés)

 

Last Week Tonight with John Oliver: Ferguson, Misuri y la militarización policial (por la HBO) (en inglés)

 

Cornel West sobre Misuri: "Obama apesta a premeditación política y no convicción moral" — BBC Newsnight (en inglés)

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/y-que-de-la-violencia-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

¿¿Y qué de la violencia??

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

A lo largo de las protestas y rebelión tan justas en Ferguson, Misuri, los voceros mediáticos y los loros políticos de los gobernantes alegaban que el gran problema era “la violencia” del pueblo que estaba rebelándose. ESO, decían, es lo que hay que parar, al mismo tiempo que la policía disparaba gases lacrimógenos y balas de goma a los manifestantes y se abalanzaba sobre ellos para arrestar a aquellos que denunciaban la brutalidad y asesinato que esos policías de rutina llevan a cabo. Y algunos de estos lamesuelas aun lograron engañar a varias personas y hacer que éstas salieran ante las masas para tratar de “calmar” las protestas.

Bueno, ¿ustedes quieren detener en serio la violencia?

En primer lugar, ¿cuántos policías han asesinado violentamente a negros y latinos que no tenían ningún arma? Nótese bien que unas semanas antes de Michael Brown, una pandilla de policías de Nueva York mataron por estrangulamiento a Eric Garner, otro hombre negro sin arma, por haber protestado verbalmente contra su arresto. Y luego de Mike Brown ocurrió el asesinato de otro hombre negro, Kajieme Powell, unos días después y a unos kilómetros en San Luis. ¡Y estos asesinatos ocurren cientos de veces cada año!*

¿Y qué de la violencia contra las familias desalojadas a la fuerza porque no pueden pagar la renta? ¿O la violencia y coacción contra los niños obligados a asistir a escuelas que se parecen más a prisiones que a centros de enseñanza?

Pues, escúchenme ustedes, quienes llaman a “poner fin a la violencia”. Pónganse de pie frente a la policía cuando ésta comete estos asesinatos y deténganLOS. Si ustedes hicieran eso, con gusto les tomaríamos partido. Pero si lo único que ustedes pueden hacer es oponérsele al pueblo cuando éste se ponga de pie en contra de esta violencia, pues quítense del maldito camino, ¿qué no?

¿La violencia? Visiten a Centroamérica, donde Estados Unidos financió y dirigió el asesinato de literalmente cientos de miles de personas en las décadas de 1970 y 1980. Allá, pregúntenles acerca de la violencia. Visiten a Vietnam y otras partes de Indochina donde las fuerzas estadounidenses mataron directamente a 3 millones de personas en sus guerras. Hasta Martin Luther King, Jr. se sentía obligado en los años 1960 a describir al gobierno estadounidense como “el mayor promotor de la violencia en el mundo contemporáneo”. Rap Brown lo expresó de forma más sencilla cuando respondió a las mismas objeciones moralmente ciegas en ese período, cuando la gente se levantaba en rebelión en cientos de ciudades: “La violencia es tan estadounidense como lo es el pastel de cerezas”.

Pero no es necesario remontarnos en la historia. Simplemente visiten a Irak, donde las guerras y sanciones de Estados Unidos les han robado la vida a millones de personas durante los últimos 25 años.

Ninguno de esos “comentaristas neutrales” de la CNN habla y menea la cabeza con desaprobación acerca de qué tan importante lo es poner fin a ESA violencia. No, esa violencia, nos dicen, es distinta porque es la violencia de “los buenos” — es decir, los que llevan a cabo el asesinato de alta y baja tecnología AL SERVICIO DE los intereses de los gobernantes de Estados Unidos.

¿En serio quieren poner fin a la violencia? Pues, pónganse de pie frente a los que la aplican en masa por todo el mundo — lo que, a propósito, han hecho varias personas que se adhieren sinceramente a una filosofía de la no violencia pero quienes reconocen de dónde viene la mayor violencia — y a gran costo personal.

El hecho es que si la gente de Ferguson NO se hubiera levantado y como resultado, si no hubiera inspirado a otros a ir a unírseles —si habrían seguido obedientemente a Al Sharpton y a los demás “bomberos” de la burguesía quienes solamente quieren echarles un balde de agua fría a las masas—, muy poca gente siquiera se hubiera enterado de quién es Michael Brown. ¿Y estos mismos lamesuelas quieren denunciar a la gente por eso y además tratar concretamente de pararla?

En efecto, eso es como denunciar a la víctima de una violación por luchar contra el violador y hasta impedir enérgicamente que ella luche en su contra, a la vez que no hace ni dice nada para parar al violador.

Para nada. Si ustedes no pueden hacer algo justo, pues quítense del maldito camino y de NINGUNA manera sirvan a “los mayores promotores de la violencia” a nombre de pararla.

A fin de cuentas, queremos un mundo sin violencia, y sin las divisiones de clase y la opresión de grupos de personas que se refuerzan mediante la violencia de los de arriba y que hasta generan la violencia entre las mismas personas. Para eso, se requiere una revolución — una revolución que tendría que derrotar y desmantelar esas instituciones de la violencia. Todavía no existen las condiciones para esa revolución, pero estamos trabajando para forjar un movimiento para la revolución mientras las condiciones cambian. Pero si uno no reconoce las diferencias entre la represión sumamente violenta de parte de los que refuerzan estas divisiones y reprimen al pueblo, por un lado y por otro, las acciones del pueblo para oponerle resistencia — pues nunca se creará ese mundo, y las generaciones de personas seguirán muriéndose por la violencia reaccionaria e innecesaria.

 

* Vea “Operation Ghetto Storm: 2012 Annual Report on the Extrajudicial Killings of 313 Black People by Police, Security Guards and Vigilantes”, publicado por el Malcolm X Grassroots Movement.

 

Permalink: http://revcom.us/a/350/donde-nos-encontramos-en-la-revolucion-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Trascripción de importante discurso del PCR:
Dónde nos encontramos en la revolución

24 de agosto de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

A continuación presentamos la trascripción revisada de este importante discurso del Partido Comunista Revolucionario, pronunciado en varias ciudades de Estados Unidos en mayo de 2014.

 

Hoy hablaré de nuestra estrategia concreta para hacer una revolución a la brevedad que sea posible, y dónde nos encontramos en la implementación de esta estrategia. Como una manera de empezar y para explicar el enfoque de este tema y lo que no es el enfoque de este tema, y cualquier otra cuestión de importancia, quiero hablar acerca de una discusión que tuve hace poco. Yo daba vueltas y vueltas con esta persona sobre el tema en cuestión, sobre lo que era cierto o no, y luego, a manera de concluir el argumento, ella dijo: “Bueno, todo el mundo sólo se cuenta a sí mismo una historia que le da sentido a su mundo y le permite pasar a otro día”. Yo le respondí, no, eso es precisamente el problema — porque hay historias de toda clase que dan la impresión de encajar con la forma en que ves o quieres ver el mundo y que luego te permiten seguir adelante, pero que no son ciertas. Es decir, que dichas historias NO corresponden a la realidad concreta y su curso esencial de desarrollo. Y lo que necesitamos es la verdad.

Esta situación se ve por todos lados. Por ejemplo, la religión: las personas dirán que sí, existe un sufrimiento innecesario, pero “todo eso es parte del plan de Dios”. Y al presionarles para que aporten pruebas, algunas personas dirán, bueno, no puedo probarlo, pero para sus adentros, dirán, yo lo sé Y ADEMÁS yo necesito creerlo para poder aguantar otro día.

O la gente habla de “narrativas” — que es sólo una palabra elegante para las historias. Esto se puede ver en gran escala en algo como Israel, y su despojo, dominación y progresiva asfixia brutalmente violenta del pueblo palestino. ¿Cómo se trata este tema en los medios de comunicación? Cuando no sean puras y simples mentiras y tergiversaciones a favor de los israelíes, algunos dicen: “Bueno, está la narrativa israelí contra la narrativa palestina”, como si sólo se tratara de que cada lado contara una historia distinta y nadie puede distinguir cuál es cierta. Un lado dice que los sionistas fueron a Palestina, se apoderaron de las tierras y eliminaron o subyugaron al pueblo autóctono mediante engaños o a menudo masacres — de hecho, más de 30 masacres en la guerra de 1948 para desterrar a los palestinos y establecer el estado de Israel. El otro lado dice que “ésta era una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra”, como se dice en la película ganadora del Oscar Éxodo. SOLAMENTE una de esas “narrativas” corresponde a lo que es verdad — a la realidad objetiva concreta y a las características esenciales de esa realidad. Nosotros sabemos cuál es, y por eso los partidarios de Israel ponen el grito en el cielo cuando alguien los compara con la Sudáfrica durante el apartheid.

Pero en el mundo actual, en lugar de la verdad frente a la mentira, todo se reduce a “narrativas en competencia”. O cuando exista una verdad, se dice que es verdad porque es “lo que sirve para mí” — y NO porque es posible verificarla mediante el estudio y la comprobación de la realidad objetiva.

Estoy empezando con este tema porque penetra tan totalmente a la cultura en este momento y sirve de una barrera concreta a que la gente actúe... algo que trataré en adelante... y además porque el movimiento revolucionario, el movimiento comunista tiene una historia de caer en este modo de pensar también. Ha resultado dificilísimo, como mínimo, hacer una revolución y luego eliminar toda explotación y opresión. Y ante ese problema, ha habido tendencias a caer en ese modo de pensar de narrativas o hasta caer en una especie de enfoque religioso — de decirnos a nosotros mismos que tal cambio es inevitable... de idealizar o romantizar a los oprimidos... de centrarse casi exclusivamente en los hechos “favorables” o en la experiencia positiva y no fijarse mucho en las dificultades, los contratiempos y los errores... o a caer en un modo de esperar que una fuerza casi sobrenatural intervenga y elimine los muy concretos obstáculos a todo esto que nosotros, colectivamente como un movimiento, hemos aprendido en estos últimos 150 años.

Voy a hablar en adelante sobre Bob Avakian, el presidente de nuestro partido, y sus contribuciones fundamentales al comunismo — la nueva síntesis del comunismo que él ha desarrollado. Pero en la propia base de todas las contribuciones de BA es un enfoque más científico de buscar la verdad — de estudiar al mundo material, incluyendo el propio mundo material de la sociedad humana, utilizando el método científico. Yo sólo voy a referirme a eso hoy, pero se ha posteado un nuevo discurso muy bueno de BA en nuestra página web de BA que trata este tema, y que los presentes deberían escuchar: “La base material y el método para hacer una revolución” (en inglés); próximamente saldrá la traducción al español.

Bien, ¿qué quiero decir con el método científico? En la serie televisiva muy buena Cosmos, Neil deGrasse Tyson habla de esto en el tercer episodio. Primero, habla de la capacidad del ser humano de reconocer patrones. Eso es la base de la ciencia — las personas confrontan al mundo material, determinan los patrones o posibles patrones en su experiencia, desarrollan ideas para explicar esos patrones y ponen a prueba sus ideas para ver si corresponden a la realidad... de ahí, resumen si su idea es cierta o a qué grado es cierta, y a su vez eso les permite detectar aún más patrones, y desarrollar explicaciones más profundas y acertadas. Es necesario no simplemente conformarse con los fenómenos superficiales — es necesario adentrarse más profundamente.

Además, Tyson también habla del “reconocimiento de falsos patrones” — por ejemplo, los primeros pueblos afirmaban que los cometas eran una expresión de la ira de los dioses. Por lo tanto, en esto es necesario aplicar mucha rigurosidad y una orientación muy contundente. No sólo es necesario ver los patrones, es necesario ir a la esencia, o al corazón, de estos patrones. ¿Qué es lo que motiva este patrón que estoy detectando? ¿Por qué ocurre? ¿Qué es lo que la causa? ¿Qué pasa cuando yo trato de afectarlo? Y ¿qué puedo aprender de eso?

Por eso, cuando hablamos de una estrategia para hacer una revolución hoy, tendremos que preguntarnos a nosotros mismos: ¿es cierta? Lo que significa: ¿esta estrategia corresponde a la realidad concreta que enfrentamos? ¿Ubica y hace frente a las posibilidades materiales concretas del cambio que existen dentro de esa realidad? Si emprendiéramos esta estrategia, ¿habría una oportunidad concreta de ganar?

Bien, nuestro partido tiene una estrategia, y se expone de manera muy sucinta y entendible en nuestra declaración sobre la estrategia, “Sobre la estrategia para la revolución”, reimpresa en Lo BAsico, un libro de discursos y citas de Bob Avakian. Esta declaración sobre la estrategia comienza por reconocer la realidad sin tapujos: “Muchas personas insisten: ‘Nunca podría haber una revolución en este país: el orden establecido es tan poderoso, la gente está hecha un desastre y está tan atrapada en tragarse las cosas como son, las fuerzas revolucionarias son tan pequeñas’”.

Las personas que dicen eso señalan cosas reales; pero sacan la conclusión equivocada. Este es el reconocimiento de falsos patrones. Mi discurso explicará por qué, al tomar plenamente en cuenta —y entender correctamente— la realidad reflejada en esas objeciones, la revolución SÍ es posible en concreto. Y lo haremos sobre la base de reconocer plena y profundamente la realidad y buscar la verdad.

* * * * *

Examinemos esta primera objeción: que el orden establecido es demasiado poderoso. Muchas personas ven la enorme riqueza que estos explotadores le han exprimido a la gente en todo el mundo y la inmensa fuerza de los organismos de la violencia y la represión que han forjado sobre esa base y concluyen muy rápidamente que no hay manera de que sea posible derrotarlos.

Pero las personas aún ven la necesidad del cambio, por lo que buscan algo menos que la revolución. Por ejemplo, en una persona como Chris Hedges, el periodista, quien ve con mucha claridad la capacidad de violencia de este sistema —él se inició como corresponsal de guerra— y sale con ideas acerca de una “revolución no violenta”. Cuando las cosas van bien, él se deja llevar con esta idea. Durante el movimiento Ocupar, dijo que dicho movimiento era “tan grande que no pudiera fracasar”.

Bueno, ¿qué le pasó a Ocupar? Hoy los medios de comunicación actúan como si Ocupar simplemente “se viniera abajo”. De hecho, la policía destrozó a Ocupar de manera masiva, sistemática y muy violenta. Según la alcaldesa de Oakland, se coordinó la represión policial violenta y masiva mediante una conferencia telefónica nacional de los alcaldes de varias ciudades — casi puros demócratas. Retomaré en adelante por qué los demócratas se sintieron obligados a destrozar a Ocupar pero que hoy se sienten obligados a dejar que Cliven Bundy, el ranchero racista ese de Nevada, tuviera la libertad de amenazar a los agentes federales con armas de fuego y por qué la clase dominante en su conjunto lo convirtió en una celebridad y le dio una plataforma para sus desvaríos racistas de odio.

Pero por ahora, lo importante es que Ocupar, así como cientos de otros ejemplos, muestran que incluso en el caso de un desafío relativamente leve —y para repetir, el gran “delito” de Ocupar era ocupar pacíficamente unos espacios públicos al tiempo que señalaba las enormes disparidades en la riqueza de Estados Unidos— la respuesta es la fuerza. Después de que los gobernantes se han quedado sin argumentos, siempre salen con su argumento de pesos pesados: No hay razón como la del bastón. “Nuestra ‘narrativa’ tiene un ejército, y la suya no”. Yo podría hablar a partir de ahora hasta el otro año con ejemplos parecidos, y no obstante no podría ver el fin — este es un patrón muy básico de la vida social desde que hace miles de años la humanidad se dividió en clases — entre explotadores y explotados, opresores y oprimidos. Cuando las clases que se benefician de un orden social empiezan a considerar que las personas sobre las que gobiernan amenacen a su posición o hasta la cuestionen en serio, movilizan al ejército y la policía para contener o destrozar la amenaza o, en el caso de una amenaza internacional, van a la guerra.

Y este gobierno no cede ante nadie en su disposición de desplegar esa fuerza. Hoy algunos integrantes de la clase dominante están en una campaña seria de “rehabilitar el legado” de Lyndon Johnson, que fue presidente de Estados Unidos en los años 1960. Hasta le han montado una obra de teatro en Broadway, con la estrella de Breaking Bad, para hacer que sintiéramos empatía y “apreciáramos” a ese sujeto... a ese criminal que presidió cosas tan viles y monstruosas que no caben en la imaginación. No quieren hablar del papel de Johnson en el asesinato de 3.000.000 —¡tres millones!— de vietnamitas, mediante el lanzamiento de una guerra no provocada con el fin de destrozar a una revolución que no representaba ninguna amenaza directa a Estados Unidos, pero que quizá sirviera de “ejemplo negativo”, según ellos, para otros oprimidos. Y emprendieron esa guerra con una política — y aquí cito el título de un excelente libro de Nick Turse, que descubrió los archivos secretos del Pentágono que detallan la monstruosidad de unos crímenes de guerra que rivalizan a los nazis — una política de “matar todo lo que se mueva”. Es decir, una política de masacre tras masacre, sea desde el aire o en tierra, una política de una sociedad muy enferma.

Con razón se maldice a Hitler por asesinar a seis millones de judíos — bueno, ¿y qué de los tres millones de vietnamitas y otros millones de indochinos en Camboya y Laos cuyo asesinato Johnson puso en marcha, o que al menos impulsó? ¿Y qué del medio millón a un millón de asesinatos en Indonesia orquestados y fraguados por la CIA en 1965, a órdenes de Johnson? Se podría pasar revista de manera similar a casi todos los presidentes. Y ningún presidente nunca ha denunciado ni nunca denunciaría a ninguno de sus antecesores por cualquiera de estos crímenes de lesa humanidad. De hecho, todos los ex presidentes con vida, junto con Obama, hace poco honraron a Johnson en una ceremonia en su biblioteca y nadie murmuró ni una palabra acerca de las atrocidades que a sabiendas Johnson presidió y, además, acerca de las que mintió a fin de emprenderlas y luego justificarlas.

Por lo tanto, estos son verdaderos monstruos con colmillos reales, y utilizarán esos colmillos a la menor provocación y a veces sin ninguna provocación. No se hará ningún cambio fundamental sin lidiar con eso. Citemos Lo BAsico:

La revolución no es una especie de cambio de estilo, o un cambio de actitud, ni es meramente un cambio de ciertas relaciones en una sociedad que sigue igual en lo fundamental. La revolución significa nada menos que derrotar y desmantelar el estado opresor existente, el que le sirve al sistema capitalista imperialista —y en particular los organismos de represión y violencia organizada, incluyendo las fuerzas armadas, la policía, las cortes, las prisiones, las burocracias y el poder administrativo— y el reemplazo de dichos organismos reaccionarios, esas concentraciones de coacción y violencia reaccionaria, por organismos revolucionarios de poder político y otras instituciones y estructuras de gobierno revolucionarias cuya base se ha forjado por medio del proceso de construir el movimiento para la revolución y luego la toma del poder, cuando las condiciones para eso hayan surgido.... (Lo BAsico 3:3)

Por eso, hay que enfrentarse a eso: “derrotar y desmantelar el estado opresor existente, el que le sirve al sistema capitalista imperialista —y en particular los organismos de represión y violencia organizada”. BA ha señalado que eso puede dar la sensación de que estuviéramos encerrados en un enorme patio penitenciario rodeado por un enorme muro de acero más alto que nuestro campo visual y que parece increíblemente grueso. Nosotros mismos somos lo único que tenemos en contra de esta situación, además de que —¿y qué más?— tenemos el método científico. Pero eso es mucho. Este método científico es como tener un microscopio y un equipo de radiografía. Podemos usar ese microscopio y equipo de radiografía y así podemos empezar a ver y rastrear las grietas dentro de ese muro... podemos ver las debilidades estructurales dentro de ese muro que han hecho que el acero se oxidara, aquí y allá... podemos ver dónde están las vigas y las juntas que no se montaron tan bien y podrían ceder bajo la tensión... podemos ver que el tiempo afectará al muro de diferentes maneras y lo irá desgastando.

En términos claros, podemos investigar y estudiar la realidad y buscar los patrones y las dinámicas subyacentes y las fuerzas impulsoras. Hagamos algunas preguntas acerca de los patrones y veamos lo que podemos aprender al respecto. ¿Alguna vez haya derrotado una fuerza que comienza con fuerzas pequeñas, sin experiencia y con armas ligeras, a una fuerza que comienza con experiencia, tamaño y armas pesadas? Resulta que eso sí ha ocurrido. ¿Alguna vez haya sido tal fuerza el equivalente a la que nosotros enfrentamos, cuando se desarrollen las cosas así? Resulta que eso sí ha ocurrido. ¿Qué pasó? Resulta que si bien, efectivamente, ha habido muchas más victorias de parte de las fuerzas más poderosas contra las fuerzas más pequeñas con armas ligeras —¡vaya sorpresa!— también ha habido algunos empates y al menos una gran derrota — esa misma guerra de Vietnam que ya mencioné.

Veamos un minuto lo que pasó en Vietnam. Los vietnamitas no sólo derrotaron al final a Estados Unidos sino que hacia el fin de la guerra, después de repetidas derrotas en batalla y el crecimiento de un movimiento decidido y muy desafiante contra la guerra en Estados Unidos, cundía un cierto desgaste del propio ejército estadounidense. Los soldados expresaban disentimiento y hasta resistían de formas diversas y a veces muy frontales. El que el gobierno de Estados Unidos tuviera la capacidad de movilizar de manera confiable a ese ejército comenzó a incidir y figurar en sus cálculos acerca de su manera y posibilidades de llevar a cabo esa guerra.

He aquí otra lección muy importante acerca de esa guerra y otras cosas que ocurrían en Estados Unidos en ese momento. Las más de las veces, a la gente no le gusta la forma en que el estado aprieta las clavijas de su represión, pero no cuestiona el derecho del estado a hacer eso. Las más de las veces, la gente tiende a concederle al estado un monopolio sobre el uso legítimo de la violencia. Se oye todo el tiempo: “No estoy en contra de todos los policías, solamente contra los malos”, sin ver que “los malos” y “los buenos” trabajan en conjunto para jugar un papel general de mantener a la gente acorralada.

Eso es lo que se entiende por “legitimidad”: el estado puede usar la violencia para reforzar el orden que está defendiendo. Bien, durante los años de Vietnam amplios sectores de la sociedad empezaron a dejar de creer en la legitimidad de la violencia dirigida por el estado, debido al creciente movimiento político que cuestionaba la justicia del orden que esa fuerza defendía, así como en ocasiones debido a los desafíos directos a ese monopolio de fuerza que se daba en la sociedad en ese entonces. El que las personas dejaran de creer en el gobierno sería un componente importante de cualquier situación revolucionaria — sería una importante “grieta en el muro”. Cuando la gente empiece a reconocer la ilegitimidad del uso de la fuerza por parte de la estructura de poder —y en consecuencia, cuando la gente empiece a reconocer la legitimidad de las fuerzas revolucionarias—, eso representará una dinámica esencial cuando la lucha sin cuartel por el poder efectivamente esté a la orden del día y a lo largo de esa lucha. Además, ésa es una grieta en el muro sobre la que nosotros tenemos que empezar a trabajar ahora, aun antes de que esa lucha total esté en marcha o a la orden del día en lo inmediato.

De nuevo se trata de una ciencia. No podemos experimentar directamente la experiencia histórica pero sí la podemos estudiar. Podemos estudiar las cosas positivas y negativas que ocurren en el mundo hoy. Podemos leer los escritos de los revolucionarios y podemos estudiar el trabajo de los autores del lado del enemigo que han examinado las potenciales deficiencias y que han señalado estas debilidades en esas estructuras de represión violenta, y podemos aprender de sus observaciones y recombinarlas. Además, tal como los demás científicos, tenemos que usar nuestra imaginación pero no dejarnos regir por ésta.

Bien, esas cuestiones son sólo el comienzo de determinar si es posible enfrentar y derrotar a esas fuerzas tan imponentes de la represión violenta en una revolución. La experiencia de otros países, si bien es muy importante, difiere en algunos muy importantes aspectos — por ejemplo, cuando los vietnamitas expulsaron al ejército estadounidense de Vietnam, NO tuvieron que derrotar completamente, hacer desintegrar y desmantelar a la fuerza represiva del viejo orden. Y es casi seguro que se tendría que hacer eso en una revolución en un país imperialista. Hay otros problemas y cuestiones propios de un país imperialista que es necesario tratar. ¿Cómo evitar que la base principal de esta revolución salga cercada en las ciudades y pulverizada? ¿Cómo ejercer la dirección de tal lucha en contra de la vigilancia y la represión de los de arriba? ¿Cómo, en tal situación, hacer frente a las fuerzas reaccionarias que estarían movilizando a la gente... y por lo mismo, cómo analizar la posibilidad de hacer que se desprendan algunas fuerzas a los de arriba, incluidas en sus fuerzas armadas, cuando esa lucha se ponga a la orden del día y se desarrolle? ¿Y cómo está relacionado el trabajo político e ideológico que se hace hoy cuando la lucha sin cuartel aún no esté a la orden del día y NO debería emprenderse, con el momento en que las cosas sí cambien?

Nuestro partido ha hecho eso: hemos analizado y explicado las contradicciones y cuestiones esenciales, hemos sentado las bases y el marco esencial de una estrategia que podría ganar en una situación distinta a la de hoy, una situación revolucionaria. Lo hemos hecho en obras tales como el artículo “Sobre la posibilidad de la revolución”, la película Habla BA: ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS! Bob Avakian en vivo (en inglés) y el discurso de BA Los pájaros no pueden dar a luz cocodrilos, pero la humanidad puede volar más allá del horizonte (Primera parte: Revolución y el estado. Segunda parte: Construyendo el movimiento para la revolución). Esas obras exponen, aplican y desarrollan algunos principios básicos de lo que los comunistas revolucionarios llaman la “guerra popular”.

Tomemos un momento para ver, ¿qué se entiende por una guerra popular? En China, Mao Tsetung desarrolló una “guerra popular” en el proceso de dirigir al partido para dirigir al pueblo durante 22 años de guerra hacia la toma del poder en 1949. Mao lideró al partido para tomar un grupo relativamente pequeño de personas y forjar un ejército de abajo hacia arriba. El propósito de ese ejército era el de servir a las masas para llegar al comunismo, derrotando al opresor y representando un mundo completamente diferente. Debido a que eso era su propósito y razón de ser —y NO el saqueo ni la defensa del saqueo—, ese ejército tenía y podía llevar a cabo una forma diferente de estrategia y tácticas. Lo que se convirtió en el Ejército Popular de Liberación podía contar con el apoyo de la gente para hacer una guerra que le permitiera ir desgastando y haciendo desintegrar gradualmente a un enemigo mucho más fuerte. Pudo privarle a ese enemigo de la clase de combate que el enemigo deseaba y de la posibilidad de aplicar su ventaja abrumadora de fuerza para pulverizar al Ejército Popular de Liberación. Los revolucionarios, al contrario, obligaban a los reaccionarios a combatir de acuerdo a los términos que más beneficiaran a la revolución. El Ejército Popular de Liberación practicaba entre sus soldados, y entre sus soldados y el pueblo, formas de relaciones distintas al caso del ejército reaccionario contra el que combatía — se puede leer en el Libro Rojo, las Citas de Mao, las reglas de disciplina y advertencias que elaboraron para garantizar y reforzar esas relaciones. Aparte de ser esencial para la meta de la lucha y la manera en que la emprendían, fortaleció la legitimidad de las fuerzas revolucionarias y socavaba las afirmaciones de legitimidad del régimen gobernante. Y con el tiempo, al usar la estrategia científica desarrollada por Mao, este ejército emprendió batallas y cobró fuerzas y jugó un papel importante en la derrota de los japoneses que invadieron en los años treinta y cuarenta, y luego derrotaron e hicieron desintegrar totalmente al ejército chino regular que contaban con armamento, asesoría y apoyo de Estados Unidos y finalmente, en el combate contra el ejército estadounidense hasta un empate en Corea, ni siquiera un año después de haber tomado el poder a nivel nacional en China.

Pero hoy sabemos que el momento actual no es lo mismo que esos años. Una buena parte de esa experiencia no se aplica y no se aplicaría hoy a un país como Estados Unidos. Pero hay principios que sí son de aplicación — por lo que personas como Petraeus, ese general criminal de guerra, estudia la obra de Mao y por lo que nosotros también deberíamos hacerlo. Además, las citadas obras SÍ tratan directamente lo que las fuerzas revolucionarias enfrentarían en un país como Estados Unidos y hay más ideas y “exploraciones” sobre diversos problemas “puntiagudos”. No trataré de hacer otros comentarios sobre los detalles de eso, pero SÍ pido que ustedes hagan más estudio de estas y otras obras y que forcejeen con este tema, de manera correcta, entre sí y que participen en el trabajo muy importante —déjenme recalcar, en la esfera de la teoría— para adentrarse más en este tema.

Lo importante, para repetir, es lo siguiente: a partir de abordar este tema concretamente, con un método y enfoque científico, lo cierto ES que ES posible derrotar a esta fuerza... en las condiciones, retomando esa cita, de “una profunda crisis en la sociedad y el surgimiento de un pueblo revolucionario de millones y millones de personas, que cuente con la dirección de una vanguardia comunista revolucionaria y esté consciente de la necesidad del cambio revolucionario y esté resuelto a luchar por el mismo”. Para nada hay garantías y claro que no se haría sin sacrificios — pero eso sería posible. Por lo tanto, eso es la primera parte de la respuesta a “dónde nos encontramos en la revolución”: hemos desarrollado este marco, el que es sumamente valioso y es un importante adelanto concreto.

Bien, aparte de nuestro microscopio y equipo de radiografía metafóricos o imaginarios —o sea, las imágenes con las que nos referimos al método científico— tenemos un telescopio. Aparte de ver adentro del muro, podemos ver por encima y más allá de ese muro. Volvamos a esa cita que acabo de citar y leamos la siguiente parte:

la toma del poder y el cambio radical en las instituciones dominantes de la sociedad, cuando las condiciones para eso hayan surgido, hacen que sea posible un cambio más radical en toda la sociedad — en la economía y en las relaciones económicas, en las relaciones sociales y en la política, la ideología y la cultura imperantes en la sociedad. El objetivo final de esta revolución es el comunismo, lo que significa y requiere la abolición de todas las relaciones de explotación y opresión y de todos los conflictos antagónicos destructivos entre los seres humanos, en todo el mundo. A la luz de este análisis, la toma del poder, en un país específico, es crucial y decisiva y abre paso a más cambios radicales y a fortalecer y a avanzar más la lucha revolucionaria a través del mundo; pero al mismo tiempo, por crucial y decisiva que sea eso, es solamente el primer paso —o el primer gran salto— en una lucha general que tiene que continuar hacia el objetivo final de esta revolución: un mundo comunista radicalmente nuevo.

¿Y qué implica para las masas que por fin caiga ese alto muro de hierro? Una amiga mía limpiaba el ático de sus padres y encontró una revista Life de 1950, el año justo después del triunfo de la revolución en China, que era un número especial sobre Asia. Esta revista era una revista ilustrada muy popular en los años cincuenta y sesenta. La revista publicó una imagen de los campesinos en la China recién liberada —los campesinos que antes de la llegada al poder de los comunistas habían estado bajo una férrea explotación, privados de tierras, bajo los grilletes del endeudamiento, quienes a menudo se morían en las periódicas hambrunas y en ocasiones tuvieron que vender a sus hijas a los terratenientes, todo ello avalado por las leyes de China y por el ejército— en la que muestra con muchísima desaprobación a los campesinos quemando las escrituras de las tierras de los terratenientes y los registros de sus deudas, en una jubilosa celebración.

La revista Life, de nuevo con muchísima desaprobación, publicó otra imagen, que muestra a algunos campesinos con armas de fuego en la mano y afirma que las milicias populares impiden que los terratenientes hagan algo al respecto. Y si uno sabe algo acerca de la vida de miseria que estos campesinos soportaban antes de la revolución, de las injusticias terribles que sufrían, dirá: “¡Adelante, Milicia Popular!” Debido a que también uno sabría que sin el poder armado que los respalda, estos campesinos hubieran permanecido desunidos. Los terratenientes hubieran traficado con los temores de los campesinos y los hubieran aprovechado, hubieran manipulado la mentalidad del servilismo y la sumisión inculcada por los miles de años de explotación, hubieran desplegado sus propios esbirros e incluso con todas las leyes en el mundo nada hubieran cambiado en concreto.

Pero las cosas SÍ cambiaron: se hizo añicos el dominio de los terratenientes sobre el campo y se repartieron las tierras; de ahí se formaron diferentes clases de cooperativas, las que paso a paso se iban colectivizando en mayor grado. Para mediados de los años 1960 por primera vez en la historia, China había resuelto en lo fundamental el problema de la alimentación — en lo fundamental había desarrollado la capacidad de satisfacer las necesidades alimentarias de la población entera y además, de tener reservas — y además por primera vez llevaron la alfabetización, la educación y la atención sanitaria al campo. Todo eso se realizó con una enorme lucha y también errores y sacrificios. Tuvieron que hacer frente a Estados Unidos y la Unión Soviética a la vez — pero lo lograron. Y todo eso no es ninguna “narrativa” de nadie — todo eso es la verdad, y tenemos los hechos para demostrarlo.

Todo eso me llevó a pensar de nuevo en la Reconstrucción en Estados Unidos hace 150 años, justo después del fin de la guerra de Secesión. Para obtener su libertad concreta en esos momentos, para garantizar los derechos más básicos, esos ex esclavos hubieran tenido que apoderarse de las tierras que su sangre había trabajado durante generaciones. Hubieran tenido que forjar organismos de poder armado para garantizar que se impidiera que los ex amos de las plantaciones “volvieran a dominar de nuevo”. Hubieran tenido que usar ese poder para así transformar la sociedad entera, empezando con el sistema educativo. Pero NO se hizo eso. Al contrario, el poder se quedó en manos del Ejército de la Unión del Norte, que era un instrumento de los capitalistas que lo controlaban... y cuando ya no les convenía a estos capitalistas que se capacitara a los ex esclavos para ejercer siquiera los derechos mínimos obtenidos a raíz de la guerra de Secesión, el Ejército de la Unión se retiró y dejó a esos ex esclavos a la merced del dogal del linchamiento y del Ku Klux Klan, y lo que se convirtió en generaciones de explotación brutal. Sin un ejército popular —un ejército completamente nuevo— como baluarte de un poder estatal completamente nuevo resuelto a apoyar a las masas en la eliminación de todos los vestigios de la esclavitud, no había ninguna posibilidad. Eso fue cierto en ese entonces y es cierto sobre todo para la sociedad socialista que tenemos que crear en estos tiempos.

Claro que el ejercicio de ese poder nuevo y su ejercicio de una manera correcta encierran un montón de cosas complicadas. La manera de hacer eso es una gran parte de la nueva síntesis del comunismo desarrollada por BA. Se puede encontrar esta pionera nueva síntesis, que retoma los logros y también reconoce y analiza científicamente las debilidades de las revoluciones anteriores, en muchas obras de BA y se concentra en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto), la que efectivamente trata la complejidad de todo eso, además de ser muy concreta y accesible.

Pero hay algunas cosas muy sencillas en que se puede comenzar a trabajar el día después de la toma del poder. En ese momento, se habría desmantelado y dispersado al antiguo ejército y policía. Ahora existirían nuevos organismos de poder —en términos de las nuevas estructuras políticas y las nuevas fuerzas armadas que esas estructuras organizarían— sobre la base de las fuerzas que se hubieran templado y probado en la lucha para derrotar a ese viejo orden. Recuerde que una de las formas esenciales en que siquiera se pudiera imaginar la posibilidad del triunfo de estas fuerzas revolucionarias es la manera en que combaten y se conducen — que encarnan los valores de la sociedad que están creando y NO los valores de la sociedad que están luchando para superar y trascender, y al hacerlo trazar un marcado contraste con el enemigo.

Por lo tanto, desde el primer día, a medida que estos nuevos organismos ejerzan su autoridad: ¡primero, la policía ya no mataría a balazos a los jóvenes negros y latinos en las calles! Están los padres en nuestro movimiento que han sufrido eso —conocemos a muchas personas que en ocasiones han llamado a la policía para pedir su ayuda con un miembro de la familia con una enfermedad mental o por un pleito en la familia que se sale de control, pero que la policía acude y asesina a un miembro de la familia — en un caso horrible asesinaron al esposo y al hijo de una mujer en el mismo momento. Bueno, no más de eso. No más muertes de desesperados inmigrantes hambrientos en el desierto, pues más de 6.000 inmigrantes se han muerto en los últimos 15 años debido a las crueles políticas del gobierno estadounidense y su Patrulla Fronteriza que aplica estas políticas con la violencia, al mando del “deportador en jefe” Obama — no más de eso; y no más saqueo y dominación de los países de origen de estos inmigrantes, cosa que hace que viajen a ese implacable desierto en primer lugar. No más jóvenes que se matan entre sí porque no saben a dónde canalizar su furia —ese problema se tendría que eliminar mediante la misma lucha revolucionaria total por el poder, la que en sí podría canalizar dicha furia— por el camino indicado, ¡hacia la emancipación consciente de toda la humanidad!

Desde el primer día: No más millones de personas sin hogar en las ciudades de Estado Unidos, que viven en los albergues en el mejor de los casos, en medio de rascacielos de lujo al lado de las personas a las que les urgen empleo y quienes, de tener las oportunidades, podrían construir viviendas. No más fanáticos homicidas acosadores a las mujeres las que quieren ejercer su derecho a decidir si tener hijos y cuándo. No más niños obligados a sobrevivir de Gatorade y emparedados de azúcar al fin del mes porque la sociedad más amplia elige no darles de comer cuando se agote el dinero de sus padres. ¡No más de eso! No más parálisis mientras el capitalismo obliga a nuestro planeta a marchar a paso de ganso a su fin — al contrario, tendríamos un poder estatal que inmediatamente pondría a los científicos capacitados a trabajar para resolver esos problemas y activaría la participación de las masas populares, para conocer y contribuir a resolver esos problemas, determinando cómo la humanidad podría forjar un futuro sustentable en medio de este desastre ambiental — y sin que la camisa de fuerza del capitalismo les impida explicar plenamente las dimensiones del problema. Sería posible hacer todo eso, y solamente se podría hacer, mediante la toma del poder y la creación de un poder NUEVO.

Ahora, habiendo hablado de lo que REPRESENTA la toma del poder y para qué sirve, tenemos que hablar un poco sobre lo que la toma del poder NO representa. Sobre esta cuestión, hay mucha confusión. La toma del poder NO es un golpe de estado militar fraguado por un sector del ejército que profesa simpatías por el pueblo ni es la elección de un populista que cuenta con el apoyo de un sector importante del ejército y de las masas oprimidas. Eso se ha probado en varias ocasiones, recientemente en Venezuela, donde Hugo Chávez intentó primero subió al poder mediante un golpe de estado y luego llegó al poder mediante las elecciones, con el respaldo de un sector del ejército. En la mayoría de los casos, los dirigentes de estos golpes de estado militares o hasta de los movimientos populares representan los esfuerzos de los nacionalistas burgueses frustrados en los países oprimidos. Cuando me refiero a un “nacionalista burgués”, no es un insulto, utilizó un término científico. Se refiere en este caso a los representantes de una clase de personas de los países oprimidos que aspira a desempeñar el papel de la burguesía o de la clase dominante capitalista, o en cierta medida lo hace, pero se frustra debido a la dominación de la economía y vida política del país por el imperialismo. Sueñan con la autonomía para distanciarse de los grandes imperialistas y a veces entran en conflicto, incluso conflicto violento, con los imperialistas. Es posible establecer cierta unidad con estas fuerzas, pero si se les deja arreglárselas por sus propios recursos y si llevan el liderazgo, no pueden forjar un camino aparte del orden mundial imperialista y con el tiempo buscan alguna especie de acomodación con ese orden, aunque gocen de “mejores términos y condiciones” que lo que había antes. Para ello, en ocasiones movilizarán a un sector de las masas en torno a un programa de reformas y lo llamarán el socialismo. El propio ejército en esos países, aun cuando esas fuerzas lleven la batuta, sigue siendo un instrumento moldeado por la estructura neocolonial al servicio de fines neocoloniales.

Parte del problema es que el socialismo no es un fin en sí. El socialismo NO constituye solamente unas pocas reformas y la distribución más equitativa de la riqueza. El socialismo es un estado de transición, cuyo propósito es el de dirigir a las masas para arrancar de raíz concretamente toda la explotación, todas las instituciones sociales opresivas que surgen de ésta y todas las ideas atrasadas que ese sistema engendra y refuerza. Es una transición al comunismo, en el que la humanidad haya superado todas las divisiones antagónicas y ya ni siquiera necesite un poder estatal. Estos nacionalistas no tienen por objetivo la liberación del mundo entero, pero solamente la consecución de mejores términos y condiciones para su parte del mundo — y la experiencia demuestra que si de eso se trata, ni siquiera se romperán las cadenas del imperialismo. Hugo Chávez instituyó reformas y repartió concesiones materiales a los pobres y hasta dejó que la gente estableciera “instituciones alternativas”, pero en realidad él no movilizó la actividad consciente de las masas para poner a la economía sobre nuevas bases, no revolucionó las instituciones de la sociedad ni tampoco desencadenó a las masas para desafiar las ideas atrasadas y la ignorancia dominantes en la sociedad y las que las encadenaban — de hecho, en muchos casos reforzó esas ideas atrasadas y se cebó de éstas, por ejemplo, mediante la promoción de la religión.

Algo más que NO representa “la toma del poder” es que de alguna manera se construyan comunidades alternativas dentro de este sistema putrefacto las que se convertirán en las incubadoras de nuevas relaciones sociales y nuevas relaciones económicas, incluidas las relaciones con el medio ambiente, y que poco a poco obtendrán el poder. En primer lugar, todavía estarías atrapado en el funcionamiento general del imperialismo en el mundo, serías parte de eso, y estarías en un país en el que en el mejor de los casos pudieras disfrutar algunos despojos de la economía imperialista. Es posible que pienses que estás logrando una salida, pero mientras tanto el molinillo de carne sigue operando sin tregua. Ellos pueden dejar que hagas eso y que incluso te den ánimos, si deciden que les conviene. Y en el momento en que deciden que no, pueden llamar a la policía.

Del mismo modo, no se puede hacer esto mediante la elección de una mayoría por el socialismo y la ratificación de una enmienda constitucional para socializar la propiedad privada, que al menos solía ser una fantasía promovida por el Partido Comunista de Estados Unidos revisionista —o sea, ese partido NO revolucionario y CONTRA-revolucionario. En primer lugar, en un país como Estados Unidos las reglas que se establecen y el propio proceso de hacer las cosas mediante las elecciones —en las que las personas actúan como individuos atomizados, pasivos— garantizan que nunca tengas una mayoría. Pero si de alguna manera lo lograras, el ejército volvería a destruirte — por ejemplo, tal como se hizo en Indonesia en 1965 y en Chile en 1973, bajo la guía de la CIA.

¿Por qué? Debido a que los ejércitos no caen del cielo, tal como ilustra el ejemplo anterior de China. Los crean personas que en última instancia representan a una clase u otra para reforzar los intereses de esa clase. Como tales, son concentraciones de las relaciones sociales y los valores de la clase que su creación sirve. ¿POR QUÉ es que el ejército estadounidense, en sólo una de sus múltiples pútridas relaciones sociales y prácticas, tienen una incidencia tan alta de violaciones de personas no combatientes, pero incluso de sus propias sus filas, hasta el extremo que los soldados femeninos no salen a ir al baño por la noche por temor a un asalto? Porque ese ejército refleja las relaciones sociales y la moralidad del perro-come-perro y del yo primero de la sociedad que lo engendró y a la cual este ejército defiende y, en particular, la misoginia —el desprecio y odio a las mujeres— que constituye una parte tan grande de su “aglutinante social”.

Por otro lado, ¿por qué el Ejército Popular de China pudo instituir unas relaciones y valores completamente diferentes? Para repetir, porque se creó ese ejército sobre la base de las relaciones sociales propias de una clase diferente, la clase que no tiene nada que perder salvo sus cadenas pero que sólo puede poner fin a su propia explotación mediante la eliminación de TODA la explotación y opresión.

Por ello, no existe un camino fácil ni atajo al poder — al menos no un poder que representaría concretamente el proceso de ponerse a eliminar toda la explotación y opresión, y todas las relaciones potencialmente antagónicas entre las personas. Y al pensar en esto, se ve directamente el sacrificio que esto conllevaría. Aquellos que defienden a este orden descargarán una enorme destrucción sobre aquellos que quieren un poder nuevo. Esta cuestión no es algo insignificante.

Pero piense en lo que enfrentamos en este momento: piense en los millones de personas que el orden actual ha encauzado hacia las infernales jaulas carcelarias de Estados Unidos desde los años 1970 y las formas en que ha denigrado a generación tras generación de esos jóvenes, y los ha puesto en una posición en la que no tienen ningún futuro real y ninguna esperanza real, de modo que estos jóvenes se desquiten el uno al otro y terminen en una muerte temprana o en las tumbas en vida para las que Estados Unidos es el líder mundial sin par... piense en los inmigrantes, orillados a acudir a Estados Unidos por unas condiciones tan pésimas que arriesgan la vida en el desierto sólo para encontrar trabajo, y cientos sufren una terrible muerte cada año y millones más viven en las sombras... piense en el hecho de que una de cada cinco mujeres será violada en las universidades en Estados Unidos al año y de la cultura dominante, pervertida y pornificada que exacerba aún más esta situación y satura y denigra a todos, y las formas en que a grandes zonas de Estados Unidos se les está despojando del derecho al aborto y sí el control de la natalidad... piense en el hecho de que millones y millones de niños se mueren sin necesidad al año en todo el mundo debido a enfermedades prevenibles o el hambre, piense en la vida de la dura explotación y desesperación que sufren los que sobreviven, y piense en las guerras fomentadas por estas grandes potencias para apuntalar todo eso, ya sea directamente o por sustitutos o mediante asesinatos a control remoto por aviones no tripulados... piense en que tan sólo en los últimos 20 años, seis millones de personas se han muerto en el Congo, en la continuación del matadero en Irak y Siria, y así sucesivamente... y piense en el medio ambiente, en el que el capitalismo tiene de rehén al futuro de la humanidad. Carajo, piense en una cultura en la que tantas personas tienen que adormecerse nada más para poder soportar la vida. Esas son las opciones concretas ante la humanidad. Nuestra orientación tiene que ser lo siguiente: todo lo que estos monstruos hacen en contra del pueblo, toda la destrucción que causan en su defensa del capitalismo, tiene que convertirse en una razón más para acelerar el final de su sistema y todo su estilo de vida... y el camino de la muerte. Y hoy tenemos que comenzar a entrenar a la gente en esa manera de ver las cosas.

Por último, déjeme decir lo siguiente sobre este punto general, para que no haya ningún malentendido sincero y no hay intentos insinceros de distorsionar lo que digo. Cualquier intento de “iniciar algo” en este momento... de intentar hacer una revolución, cuando no estén dadas las condiciones que he descrito... perdería y sería muy perjudicial. Primero, destruiría las esperanzas de los millones de personas que hoy ni siquiera se atreven a tener esperanzas. Y dos, provocaría una enorme represión. Por eso, al explicar esto a la gente, es necesario explicar exactamente lo que queremos decir... y exactamente lo que NO queremos decir. No se trata de dar aires de grandeza o “de vender engaños amedrentadores”... esto va muy en serio, en que la vida y los sueños y el futuro de miles de millones de personas están en juego. Esto no quiere decir que las personas oprimidas no tengan el derecho de defenderse contra la injusticia; cualquiera que cree en la justicia debe apoyar ese derecho. Pero sí significa que cualquier intento de jugárselo el todo por el todo en estos momentos sería muy equivocado.

Así que ahora nos toca un segundo problema, pues no es posible hacer esto simplemente con unas cuantas personas. Es necesario que millones de personas tomen partido con la revolución, listas y dispuestas para jugárselo el todo por el todo para tener una oportunidad de ganar. Sería necesario que se diera una crisis entre los gobernantes mismos que se extendiera hacia el gobierno, en la que todo lo que hicieran para salir de su crisis lisa y llanamente empeorara la situación. Sería necesario que se diera una situación en que los defensores de reformas se paralizaran por la indecisión y las personas dejaran de confiar en éstos. Además, sería necesario que existiera una fuerza de vanguardia que estuviera lo suficientemente templado, con suficiente conocimiento, buena organización y raíces suficientemente profundas, como para dirigirlo todo hacia una revolución. Y no tenemos nada de eso hoy día.

Pero, de hecho, estamos trabajando hacia tal situación en la que EXISTA una profunda crisis y en la que millones de personas SÍ estén dispuestas a poner las cosas en juego, pero que cuenten con la orientación y la organización y suficiente conciencia para poder ganar. Y eso es lo que yo quiero comentar ahora. ¿Cómo podemos posicionarnos para que la gente pueda tener una oportunidad concreta de enfrentar y derrotar a las fuerzas de la represión violenta?

* * * * *

Hace unas semanas oí conferenciar a un ex Pantera Negra, Jamal Joseph, en Libros Revolución de Nueva York. Habló de aquellos tiempos con los Panteras, y de que la gente en ese entonces tenía otras ideas. Además, mencionó que no se ha cumplido ni una de las demandas del programa de 10 puntos del Partido Pantera Negra —que básicamente exigían vivienda digna; educación; un fin a la violencia policial, al racismo en las cortes y al robo a la comunidad por los capitalistas, etcétera— aunque hayan transcurrido décadas. Después me acerqué a uno en el público que resultó ser un joven cineasta. Me dijo: “¿No es aún peor hoy, en ciertos sentidos? Pero en realidad la gente no hace mucho. Y en vez de oponer resistencia al sistema, ¿por qué muchas personas se hacen daño y degradan unas a otras y a sí mismas, o simplemente ‘tratan de sobrevivir’?” Este cineasta había hecho una película que trataba algunas maneras en las que los oprimidos se desquitan su coraje unos contra otros, y tiene ganas de hacer una sobre los años sesenta — claramente era algo que le angustia. Y no solamente a él.

Bueno, hagamos frente a esta cuestión plena y científicamente, y contestémosla. Primero, ¿qué motiva la manera de pensar de las personas?

Carlos Marx, el fundador del comunismo científico junto con Federico Engels, señaló que las ideas dominantes de cualquier época son las de la clase dominante. Considere lo siguiente: las escuelas en que estudiamos nos enseñan a competir unos contra otros por las calificaciones, en vez de cooperar para el conocimiento. Los programas populares de televisión como Sobreviviente nos enseñan lo mismo: tu equipo contra el otro, y además, en tu equipo, cada uno busca ventaja y le clava al compañero un puñal por la espalda. ¿Y los noticieros? Dan Rather, el ex presentador del noticiero para la CBS, dijo una vez que si él no acatara la doctrina oficial respecto temas importantes, su probable destino sería comparable a los informantes en Sudáfrica a los cuales les colgaban una llanta en llamas alrededor del cuello. Efectivamente, utilizó esa metáfora.

Pero, si bien es ciertamente una gran pregunta la de por qué hoy la gente está pensando de formas tan aisladas, fragmentadas e individualistas, es igual de grande e importante otra pregunta: ¿cómo es que la gente llegó a tener un ánimo tan revolucionario al final de los sesenta, en primer lugar? Quizás si investigáramos cómo se cambió de un ánimo a otro, podríamos conocer con mayor precisión el ánimo hoy y qué se podría hacer — qué se necesita hacer — para cambiarlo.

Retomemos la metáfora, o comparación, del muro. Sí, se diseñó la estructura para inculcar ciertas ideas y reforzarlas. Sin embargo, contiene puntos débiles, puntos donde otras ideas surgen y contienden.

No podemos darnos el lujo de perder el punto de Marx. Pero también es necesario entender que también existen otras clases y grupos sociales y las personas salen a formular y representar las ideas que representan a esas clases y luchan por esas ideas. Veamos al mismo Marx: no era de origen proletario, pero fue fuertemente influenciado por las luchas tempranas del proletariado y como resultado, junto con el curso más amplio de sus estudios, llegó a desarrollar el primer gran conjunto de ideas que representaban los intereses, punto de vista y papel histórico de esa clase.

Por eso, éste es un tema controvertido. El modo de pensar de millones de personas se moldea principalmente por medio de las instituciones de la sociedad, pero en ocasiones estas otras ideas pueden cobrar gran influencia — especialmente cuando se den trastornos y dislocaciones, por la razón que sea, y las cosas no parecen tan sólidas y permanentes, o las respuestas de siempre ya no funcionan. Por eso, la gente tiene que ver las cosas de modo diferente, y por ello muy a menudo cambia su modo de pensar.

Consideremos de nuevo a los años sesenta. A un nivel, uno tendría que regresar hasta la Primera Guerra Mundial, hace cien años, para captar bien la mayor parte de los factores que llevaron a los enormes trastornos en esa década, tanto las acciones como los modos de pensar. Por una parte, se dieron enormes cambios en las estructuras sociales y económicas que afectaron profundamente la manera en que la gente veía y experimentaba el mundo. Veamos un momento la experiencia de los afroamericanos, que tenían un papel social tan central en ese momento, hubo diferencias concretas entre el período cuando vivían principalmente en las zonas rurales del Sur como aparceros, y los años cuarenta y cincuenta, cuando empezaban a reubicarse principalmente en las ciudades y trabajaban por un salario.

Durante esos años, empezando con la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos cambió, por medio de dos guerras mundiales, de una potencia cualquiera, a ser el mero capo de los imperialistas. Al mismo tiempo, surgía una marea revolucionaria en otras regiones del mundo — en gran parte a partir de la dislocación generalizada y los cambios generados por la Segunda Guerra Mundial en los años cuarenta. Anteriormente, hablamos de China. Los movimientos inspirados por ese ejemplo y que le sacaron lecciones a ese ejemplo se prendían por todo el mundo en los años cincuenta y sesenta, y frecuentemente entraron en conflicto directo con el mismo Estados Unidos, que ahora —siendo ahora el mero capo— tenía la obligación de imponer el orden mundial imperialista.

En el mismo Estados Unidos, habían calificado a los años cincuenta de la época de la “Generación Silenciosa” — la década conformista. Pero incluso en esa situación, los negros empezaron a exigir sus derechos civiles básicos y no dejaban que se les detuvieran, especialmente en el Sur al principio pero en cada vez más regiones, en respuesta a los nuevos horizontes por migrar a las ciudades y en parte, envalentonados e inspirados por los levantamientos por todo el mundo. En esos tiempos, la legitimidad —ahí está otra vez esa palabra— la legitimidad de Estados Unidos se basaba en su imagen como la “gran democracia” que había ganado la guerra. Pero en Estados Unidos, linchaban a los negros, los asesinaban por inscribirse para votar, los golpeaban por entrar en una escuela o sentarse en el autobús — aquí mismo en la supuesta mayor democracia en el mundo.

Mientras tanto, los movimientos de liberación en el mundo afectaban a Estados Unidos y tenían repercusiones ahí — especialmente sobre los afroamericanos. Robert Williams, un ex combatiente negro de la guerra de Corea, organizó a otros ex combatientes negros en su pueblo en Carolina del Norte para defenderse con rifles contra el Ku Klux Klan, al cual sacaron huyendo cuando trató de quemar una cruz en la comunidad negra. Como resultado, Williams fue corrido de Estados Unidos y se exilió primero en Cuba y después en China. Los dirigentes importantes como Malcolm X, Stokely Carmichael y más adelante el Partido Pantera Negra se inspiraron muy directamente por esas luchas internacionales y ese auge de lucha popular, incluyendo muy específicamente China, y se identificaron con ello. Malcolm X retaba al público muy tajantemente con la contradicción — ustedes se sienten muy valientes cuando se trata de viajar ocho mil kilómetros para matar a un vietnamita por el Tío Sam, pero ¿dónde está su valentía cuando niñitas negras fueron asesinadas en Birmingham y no se hizo nada al respecto? Otra vez, la legitimidad de su monopolio de la fuerza... el derecho a gobernar... la autoridad moral — todo eso estaba en tela de juicio.

Al mismo tiempo, respondiendo en parte a los cambios en su papel social y en parte a las mencionadas corrientes políticas e ideológicas, el movimiento de liberación femenina surgió para desafiar y confrontar lo que durante miles de años, la sociedad había considerado como la “naturaleza humana”. Y al mismo tiempo, se dio una desafección y revuelta generalizada sin precedentes contra una guerra genocida de imperio librada por Estados Unidos en Indochina — entre los jóvenes de la “patria”. La desafección y la revuelta se extendieron, como dije anteriormente, hasta las fuerzas armadas.

En ese período, todo estaba en tela de juicio —de ser joven en ese tiempo, uno no confiaba para nada en los de arriba— de hecho, como se decía en ese entonces, ¡no había que confiar en nadie que tuviera más que 30 años de edad! — y uno se comprometía a que de una manera u otra, iba a ser parte de forjar algo nuevo y liberador. No sabíamos exactamente qué, y no sabíamos exactamente cómo, pero nosotros —cientos de miles y a veces millones de personas— estábamos decididos a crear un mundo nuevo y deshacernos de este mundo tan evidentemente injusto, genocida y sofocante y estábamos dispuestos a arriesgar muchísimo para hacer que eso ocurriera.

Se dio una situación en 1968 en la que, primero con la gran ofensiva militar por parte de los vietnamitas y luego, con el asesinato de Martin Luther King, concretamente surgió una crisis de legitimidad. El pueblo negro se levantó en más de 125 ciudades. Jamal Joseph dijo la otra noche —y he oído a muchas pero muchas personas decir cosas parecidas— que cuando asesinaron a King, aunque Jamal tenía solamente 15 años, fue a inscribirse en el Partido Pantera Negra, porque quería hacer la cosa más radical que había y estaba dispuesto a todo. Los jóvenes empezaron a rebelarse en las universidades. Se denunció rotundamente al presidente estadounidense Johnson, por criminal de guerra, y éste se vio obligado a retirar su candidatura a la reelección. Durante todo un período, la revolución y el pueblo tenían la iniciativa — es decir, los que decíamos que este sistema era injusto, inmoral e ilegítimo determinábamos las condiciones en la sociedad y desafiábamos y cambiábamos el modo de pensar de grandes grupos de personas.

En ese contexto general, la idea de la revolución —de la revolución comunista— también empezaba a influenciar a las personas. El lavado de cerebro anticomunista de los años cincuenta empezó a producir el resultado contrario — la clase dominante estadounidense había perdido tanta credibilidad, que era de esperar que la gente se interesara en todo lo que las autoridades difamara. Los grupos de concientización en el movimiento de la mujer se inspiraron por formas semejantes de China durante la guerra revolucionaria. El Partido Pantera Negra difundía y usaba el Libro Rojo, las Citas de Mao Tsetung, como luego también lo hicieron la Unión Revolucionaria, predecesor de nuestro partido, y otros grupos de jóvenes, y el Libro Rojo se convirtió en todo un fenómeno social popular. El etos maoísta de “Servir al pueblo” llegó a ser un lema del movimiento.

Y no se trataba de solamente unas cuantas personas. Era un fenómeno muy amplio. Hace poco leía un artículo de 1971 escrito por el jefe del American Friends Service Committee — un pacifista cuáquero que había trabajado en China antes de la revolución durante los años cuarenta y luego en 1971 visitó la misma zona. Habla de los cambios asombrosos en el bienestar material, en la salud, vigor y confianza de los niñitos, en el desarrollo de las ciudades y del campo en términos de capacidad productiva, educación, servicios de salud y especialmente en el etos social de servir al pueblo y la creatividad de las masas. Sí, él también tenía críticas. Pero concluye: “El visitante a China hoy día no tendría que estar de acuerdo ni aprobar la ideología y retórica china para sentir el reto moral radical que China pone ante nuestro propio país”. Nótese bien: el reto moral radical.

Así que, las personas que habían pensado de una forma en los años cincuenta ahora pensaban de forma diferente. ¿Por qué? Porque se veían impelidos a confrontar la realidad, debido a las sacudidas radicales al sistema — la guerra; los cambios radicales en el modo de vivir de los afroamericanos; las maneras en que las mujeres dejaban al hogar y entraban a la fuerza de trabajo; las acciones de la gente en respuesta a esas sacudidas; y las ideas que se promovían para explicar todo eso y para señalar el camino adelante.

Pero de ahí, ¿qué pasó? El enemigo se adaptó, se reagrupó y contraatacó al movimiento de los sesenta. Reprimió con una enorme represión —directa y descaradamente asesinó a líderes importantes y valerosos como Fred Hampton y George Jackson y fomentó otros asesinatos por medio de sus informantes y agentes dentro de los grupos— al mismo tiempo que inundó a los ghettos de heroína y otras drogas adictivas desmoralizadoras.

Asimismo, los de arriba concedieron ciertas cosas. Se retiraron de Vietnam para no perder aún más. Ofrecieron ciertas oportunidades a un sector de negros para establecer una capa social amortiguadora, si bien dichas oportunidades eran muy precarias y disputadas, y ahora las están arrebatando de nuevo. Promovieron el trabajo dentro del sistema para reformarlo. Y empezaron a forjar un movimiento fascista reaccionario, basado en los valores arraigados del racismo, chovinismo estadounidense ignorante y las creencias reaccionarias adoctrinadas en los hombres según las que merezcan dominar a las mujeres.

Ahora, para que quede claro, no se trata de que los movimientos estén condenados a fracasar cuando les caiga la represión, algo que es inevitable. Al contrario, si pueden aguantar la represión y movilizar al pueblo a volver con aún más fuerza, es posible tomar de nuevo la iniciativa. De hecho eso es lo que pasó en China, tras la destrucción del 90% de las fuerzas revolucionarias a mediados de los años treinta y Mao se vio obligado a hacer una “gran marcha” al noreste de China, para combatir desde una posición más ventajosa; y eso será un patrón en cualquier revolución — de aprender cómo volver con aún más fuerza contra la represión y la contrarrevolución. De hecho, muchos individuos de nuestro partido se dedicaron la vida a la revolución como respuesta a los ataques al Partido Pantera Negra. Pero hace falta una línea muy fuerte —es decir un fuerte enfoque científico y un fuerte entendimiento de la teoría— y hace falta una organización sólida para hacer eso. En ese caso, las herramientas teóricas que teníamos, hablando en términos generales del movimiento revolucionario en su conjunto, no eran suficientes para hacer frente a los retos y nuestras organizaciones no contaban con estructuras muy buenas. Ahora, que quede claro: algunas personas no abandonaron la revolución y se pusieron a forjar esas herramientas y esa organización — en eso inciden BA y nuestro partido; pero ante los reveses y la desorientación, la mayoría de las personas no pudieron mantener el compromiso y sus ideas subyacentes.

Todo eso se interactuaba recíprocamente con los cambios grandes en el mundo en su conjunto. Al igual que en los años sesenta, la marcha de los acontecimientos en el mundo determinaba el contexto, condicionaba profundamente e influenciaban la lucha en Estados Unidos... después de los años sesenta y a principios de los setenta también moldeaba la situación. Las luchas de liberación de Vietnam, otras partes de Asia, África y América Latinas se toparon con limitaciones y, en muchos casos, la derrota. De mayor importancia, la revolución china dio marcha tras — después de la muerte de Mao Tsetung en 1976, los contrarrevolucionarios consumaron un golpe de estado; es decir, utilizaron al ejército para arrestar a los revolucionarios aliados con Mao y consolidaron al grupo que con el tiempo restaurara el capitalismo en China, aunque guardaron el nombre de comunismo y ciertos adornos superficiales de la revolución.

Esta derrota en China tuvo y sigue teniendo un efecto devastador. Hoy casi nos hemos acostumbrado a las interminables ráfagas anticomunistas de verdades a medias, distorsiones, burdos inventos y simples diatribas vertidos después de la muerte de Mao y la contrarrevolución. Se nos olvida que una vez, millones de personas conocían la verdad.

La contrarrevolución de 1976, y las calumnias contra la revolución desde ese entonces, han reducido muchísimo las aspiraciones de la gente sobre lo que es posible. En los países imperialistas, la clase dominante ha promovido un sentimiento —una creencia— de que no hay ninguna alternativa concreta a lo que existe ahora. Los gobernantes pusieron al presidente Reagan, y todo eso del empresarialismo, la “derecha” cristiana —más bien, los fascistas cristianos— y demás. En los países oprimidos en particular, aunque no solamente ahí, el fundamentalismo religioso de un tipo u otro llenó el vacío y creció como un cáncer, con la promesa de una salida, aunque dicha “salida” es falsa y cargada de ignorancia, opresión y asesinato. En el caso de otras personas, cundieron una parálisis, y para ser franco, una insensibilidad y egoísmo.

Así que, la forma de pensar de la gente cambió radicalmente en los años sesenta... y de ahí, sí, se afirmó de nuevo que en última instancia las ideas dominantes de la época SÍ son las ideas de la clase dominante. Fíjese que las personas con ideas revolucionarias pueden cambiar mucho el pensar popular sin hacer una revolución; eso representa la gran lección de los años sesenta y setenta. Eso puede ser una fuente de esperanza, para también de falsas ilusiones — la idea de que la situación no va a volver atrás. Pero con el tiempo, ejerce un efecto el hecho de que la gente sigue viviendo bajo el capitalismo, sometida a enormes presiones de diverso tipo para que se conforme, y si NO se hace una revolución, pues su manera de pensar empieza a volver atrás... a veces de forma muy marcada.

Al mismo tiempo, se han dado cambios importantes desde ese período en el modo de vida de la gente en el mundo y en Estados Unidos, que también afectan el pensar de la gente. En muchas partes del mundo la vida tradicional en las zonas rurales se ha transformado radicalmente, obligando a cientos de millones de personas a emigrar a las ciudades, y muchos se han ido a los países imperialistas, en una búsqueda desesperada de empleo. Las mujeres han salido cada vez más de la casa para entrar en la fuerza de trabajo. Sin embargo, debido a que todo eso ha ocurrido sin una revolución y sin una lucha para transformar el pensar de la gente en una dirección emancipadora, irónicamente a esta situación la ha acompañado un movimiento muy radicalmente reaccionario y vengativo de parte de los hombres — en formas diversas del fanatismo fundamentalista religioso a epidemias de violaciones, campañas de penalizar el aborto y el control de natalidad en Estados Unidos y la pornificación de la cultura en su conjunto.

También, es de tremenda importancia en este período lo que Michelle Alexander ha documentado y analizado como el surgimiento de una nueva forma del Jim Crow, o la supremacía blanca, contra los afroamericanos y latinos. Hablo de la criminalización en masa y encarcelación en masa de los jóvenes minoritarios, con la cuadruplicación de la población penitenciaria en Estados Unidos desde 1970, de la cual casi la mitad son negros y muchos son latinos. Para tener una idea del respectivo alcance, el Buró de Estadísticas de Justicia calcula que un niño negro nacido en 2001 tiene una probabilidad de 32.2 por ciento de ir a la prisión. ¡Imagínese eso! ¡Una probabilidad de uno en tres de terminar tras rejas! ¡Uno de cada tres hombres o jóvenes marcados por la vida en cadenas, y todo afroamericano vive bajo la sombra de esa realidad! ¡¿ESO es el cacareado Estados Unidos post racial?! ¿¡ESO es su “realizar las promesas de los años sesenta”, eso es su “unión más perfecta”, eso es su “prueba de la grandeza de nuestra democracia”?!? Eso es un horror para las víctimas, es una vergüenza para los que no le oponen resistencia y es un PELIGRO. Enseña mucho sobre la legitimidad —o con mayor precisión, la ilegitimidad— de cualquier orden social que no le ofrece mejor futuro que la prisión a una tercera parte de cualquier nacionalidad.

Pero la situación es peor. El documental La casa donde vivo analiza que los genocidios típicamente progresan en etapas — la satanización, la contención, la exterminación. Reto a que se me diga por qué no nos encontramos en la segunda etapa de ese proceso — y por qué no nos urge actuar para ponerle fin y al mismo tiempo plantear con urgencia la cuestión de qué TIPO de sistema ofrece ESO como su respuesta al “sueño diferido” [se refiere el poema de Langston Hughes, A Dream Deferred].

Este nuevo Jim Crow se desató en respuesta a dos cosas: primero, para hacer frente a los cambios económicos que estaban ocurriendo en ese tiempo y que el capitalismo estadounidense ya no tenía una manera rentable de explotar a los millones de jóvenes negros, y con mayor frecuencia, los jóvenes latinos; y segundo, una medida preventiva, una estrategia de “la contrainsurgencia antes del surgimiento de una insurgencia”: una forma de desmoralizar a las masas y ponerlas bajo el control del sistema de justicia penal con el fin de impedir cualquier estallido de rebelión que fuera similar o de mayor magnitud al de los años 1960. Como parte de eso, por décadas han inundado las comunidades de los oprimidos con drogas: primero con la heroína y luego la cocaína “piedra”. A propósito, eso no tiene nada de nuevo para estos monstruos. Los británicos lo hicieron en China con el opio y hasta fueron a la guerra cuando China intentó prohibir el opio. Estados Unidos lo hizo con los amerindios, llegando con aguardiente —y, sí, la Biblia— como refuerzos para el fusil. Para colmo, aunque siempre han surgido espontáneamente pandillas entre los jóvenes desposeídos de las ciudades, las pandillas cobraron mayor peso después de la derrota del movimiento revolucionario de los años 1960 y en cierto grado el sistema las promovía como una alternativa, al mismo tiempo que se ponía a controlarlas en diversos sentidos — tal como muestra el documental Los bastardos del partido.

Por lo tanto, todo eso —junto con otras transformaciones en otras esferas— ha obrado para refrenar a las personas e impedir que siquiera contemplen la idea de la posibilidad de desafiar concretamente a estos monstruos, y hasta para obligar a la gente a abandonar en gran parte toda lucha colectiva. En realidad no es ningún misterio por qué “la gente está hecha un desastre y está tan atrapada en tragarse las cosas como son” — en pocas palabras, el lado equivocado salió victorioso, por lo menos temporalmente, de la primera etapa de la revolución comunista y del desafío particular planteado por el levantamiento revolucionario mundial de los años 1960 y comienzos de los 1970. Los de arriba aprovecharon esa derrota y su poder para joder a la gente y atraparla en sus engaños.

Así que ese es otro aspecto de la respuesta a “dónde nos encontramos en la revolución”: que no, la gente no tiene un ánimo combativo por lo general en estos momentos, aunque sí podemos ver algunos atisbos de cambio, pero conocemos por qué es así y cómo cambia.

Recuerden que ya mencioné lo que se necesitará concretamente para emprender una lucha total por el poder. Esto incluye a una profunda crisis en la sociedad y gobierno, y un pueblo revolucionario que cuente con millones de personas, junto con una vanguardia capaz de dirigir a esas personas a la victoria. Esos factores, sin embargo, no son tres cosas separadas — están entrelazados, y es necesario entenderlos de esa manera.

¿De dónde surgiría una crisis? Regresemos a ese muro alto, y recordemos que tiene grietas — grietas ocultas por las cuales todo el muro podría venirse a pedazos. Ahora retomemos a la declaración sobre la estrategia de nuestro partido:

La posibilidad de una crisis revolucionaria se encuentra en la propia naturaleza de este sistema capitalista — con las repetidas convulsiones económicas, el desempleo y la pobreza, las profundas desigualdades, la discriminación y la degradación, la brutalidad, la tortura y las guerras, la destrucción sin sentido. Todo esto causa gran sufrimiento. A veces conduce a la crisis en uno u otro nivel — sacudidas y fallas repentinas en el “funcionamiento normal” de la sociedad, que estimulan a muchas personas a cuestionar y resistir lo que suelen aceptar. Nadie puede decir de antemano exactamente qué va a pasar en estas situaciones — qué tan profunda la crisis pueda llegar a ser, de qué maneras y en qué medida podría plantear desafíos para el sistema en su conjunto y en qué medida y de qué maneras podría suscitar el descontento y la rebelión entre las personas que en tiempos normales se dejan llevar por lo que hace este sistema o se sienten incapaces de ponerse de pie en su contra. No obstante, he aquí dos puntos muy importantes:

1) Estas “sacudidas” en el “funcionamiento normal” de las cosas, aun cuando no se desarrollen completamente hacia una crisis fundamental para el sistema en su conjunto, sí crean situaciones en las que muchas más personas están buscando respuestas y se encuentran receptivas a considerar un cambio radical. Es necesario llevar a cabo el trabajo sistemático de construir el movimiento para la revolución en todo momento, pero en estas situaciones de rupturas profundas con la “rutina normal” hay una mayor posibilidad y un mayor potencial para lograr avances. Es necesario reconocer eso en toda su extensión y partir de ello en la mayor medida posible, de modo que mediante estas situaciones, se den saltos en la construcción del movimiento y la acumulación de las fuerzas organizadas para la revolución, creándose así una base más sólida desde la cual trabajar para seguir avanzando.

2) En determinadas situaciones, los sucesos importantes o los grandes cambios pueden darse en la sociedad y en el mundo y pueden combinarse de modo que se sacuda el sistema hasta sus cimientos... se abran y amplíen profundas grietas en las estructuras y las instituciones de poder... queden al descubierto más nítidamente las descarnadas relaciones de opresión... se profundicen los conflictos en el orden establecido y no sea posible resolverlos fácilmente, y se vuelva mucho más difícil que ellos mantengan la situación intacta bajo su control y mantengan sometida a la gente. En ese tipo de situación, para un gran número de personas, se podría poner en tela de juicio seria y directamente la “legitimidad” del sistema actual y el derecho y la capacidad del orden imperante de continuar gobernando, y millones de personas tendrían sed de un cambio radical que solamente una revolución pueda plasmar.

Veamos un ejemplo: el huracán Katrina, que azotó a Nueva Orleáns en 2005, inundando la ciudad y matando a más de mil personas. Fue una situación en la que las masas populares, en su mayoría pobres y negras, estaban atrapadas en una Nueva Orleáns devastada por el desastre. El gobierno aisló a esas masas sin absolutamente ninguna ayuda y simultáneamente desató la represión en su contra por tratar de sobrevivir, represión que incluyó matar a balazos a unas personas que iban por un puente para salir de la ciudad. Al mismo tiempo, las masas populares desmintieron poderosamente las calumnias en su contra, inclusive en los primeros días del huracán. En el importante documental Trouble the Water con escenas filmadas durante el huracán por las mismas masas, dos hombres jóvenes arriesgan la vida para rescatar a muchas personas atrapadas en la crecida. Y lo que me impactó mucho fue que estos dos jóvenes fueron antes rivales en el comercio de las drogas —cuyo ingenio, iniciativa y osadía bajo este sistema no podían encontrar ninguna otra salida, y quienes probablemente se hubieran matado el uno al otro en sus circunstancias cotidianas “normales”. Pero en una crisis, se posibilita un potencial totalmente distinto.

Lenin, quien lideró a la revolución monumental y pionera en Rusia, dijera que la verdadera prueba de la seriedad de un partido NO es el que nunca cometa errores; todos los partidos y todas las personas cometen errores. La verdadera prueba es si reconoce sus errores y la manera en que lo hace, y les extrae lecciones. Bien, en Hacer la revolución y emancipar a la humanidad, BA habla muy francamente de las deficiencias de nuestro partido en los tiempos del huracán Katrina, cuando muy a menudo nos rendíamos ante las dificultades reales y no DIRIGÍAMOS para abrir paso, y él nos pidió que sacáramos plenamente las lecciones, “para hacerlo mejor en el futuro, especialmente en las muchas ocasiones en las que importantes sucesos estallarán de repente, muchas veces al parecer ‘de la nada’”.

Bueno, ¿qué se debió haber hecho? ¿Qué se pudo haber hecho? Esos dos jóvenes no eran ejemplos aislados — había muchas otras personas que actuaron heroicamente, y más personas que lo hubieran hecho si hubieran tenido la oportunidad y la respectiva dirección. Con la orientación correcta, es posible movilizar a quienesquiera que se pueda para ir allá y encontrar las maneras de entrar en esa ciudad —de lograr cruzar los cordones de la Guardia Nacional— para unirse a las personas y darles dirección, orientarlas y organizarlas para ponerse de pie contra los poderes represivos y hacerles frente, para defenderse a sí mismos de modo concreto contra los asesinos que intentaban atraparlos en la ciudad y al hacerlo, tomar partido con ellos, a fin de abrir paso, y al mismo tiempo que exponer el verdadero problema y la verdadera solución. Tales acciones hubieran hablado más fuerte que muchas palabras — o, mejor dicho, esas acciones hubieran magnificado y expresado las palabras muy importantes que revelan la ilegitimidad del uso de violencia de este sistema contra el pueblo, y la legitimidad de la defensa justa del pueblo contra esa violencia injusta. De esa manera, durante los tiempos álgidos cuando se capte la atención de todos, cuando “muchas más personas están buscando respuestas y se encuentran receptivas a considerar un cambio radical”, la gente necesita de las soluciones en los hechos y las palabras, y la transformación de las ideas y el modo de pensar de millones de personas en el proceso.

Darle dirección a eso —pasar al frente y propagar la revolución— lleva riesgos, sacrificios y pérdidas. Pero eso es una parte necesaria del proceso, una parte absolutamente necesaria de “abrir grietas en el muro”, a lo largo del proceso — y eso es lo que nosotros HAREMOS.

Inclusive ahora se puede ver, usando nuestro telescopio y microscopio, otras potenciales grietas en ese muro. Veamos otro ejemplo muy aleccionador: el cierre del gobierno de octubre de 2013. Este realzó otro suceso desde los años sesenta, especialmente durante los últimos treinta años y pico — el surgimiento de una escisión fuerte en el seno de los gobernantes de Estados Unidos. BA lo ha descrito como una pirámide — en cuya cima están dos lados que corresponden aproximadamente a los demócratas y a los republicanos. Los republicanos han estado guardando y cultivando un agresivo movimiento fascista mientras que los demócratas han estado conciliándose con eso y dándole legitimidad — dicen, “tenderle la mano al otro lado”. Mientras tanto, estos demócratas han estado refrenando a las personas las que quieren confiar en los mismos para dirección — las personas más o menos progresistas. Ahora bien, los conflictos entre estos dos campos en la cima no se tratan simplemente de “la política” —en concreto, reflejan divisiones muy profundas— no sobre si Estados Unidos debería dominar al mundo o si se debería conservar este sistema, pero CÓMO hacerlo. Y estas divisiones están muy agudas en materia de qué debería ser “el aglutinante” ideológico y político que mantenga la cohesión de la sociedad — o, volviendo a nuestro concepto de la legitimidad, ¿en cuáles principios e ideales es que el gobierno debería basar su declaración de un monopolio de la fuerza y violencia legítima? Esto tuvo una expresión muy aguda en octubre de 2013 con el cierre del gobierno, en que estas contradicciones repercutieron por el planeta y casi provocaron una crisis económica global de proporciones extremas.

En términos de una amplia gama de temas — los derechos de los inmigrantes; el papel y posición de los negros en la sociedad; los derechos y posición de la mujer; la ciencia contra la interpretación textual de la biblia; y sí, los derechos de las personas del mismo género — estos fanáticos religiosos NO se han resignado en absoluto a aceptar el matrimonio entre las personas del mismo género y yo creo que nosotros vamos a ver una reacción explosiva, y hemos de prepararnos para contrarrestarla — estos reaccionarios de ese lado de la pirámide están furibundos, y los republicanos los están atizando y dándoles legitimidad. Los republicanos tratan a aquellos en su base de la misma forma en que tratan a unos perros dóberman que gruñen y se tensan contra la correa, y de vez en cuando les arrojan un trozo de carne sin cocer aunque en ciertos sentidos no les ejercen un control total, a la vez que los demócratas envían a su base a una escuela de obediencia.

Esto explica por qué estos fascistas cristianos “pro vida” pueden asesinar a los médicos que practican abortos, como al doctor George Tiller en Kansas hace unos años, y los republicanos se hacen de la vista gorda... ¡mientras los supuestos demócratas “pro derecho a decidir” ni siquiera mandan a un solo representante al funeral! Por eso ni le tocan al vil racista ese, Cliven Bundy, cuando él moviliza a unos justicieros armados para enfrentarse a los agentes de la Oficina de Administración de Tierras, pero luego le dan una plataforma para vomitar sus desvaríos racistas y seguir pronunciándolos durante días no sólo en el canal Fox, lo que es muy malo, sino también en la CNN. ¡La gente esa —como Bundy y el otro fascista ese de la serie de televisión Dinastía de Patos— habla de regresar a la esclavitud! Y se están armando y preparándose para una guerra civil, en ocasiones de manera muy abierta, y con mayor frecuencia, por ejemplo, en torno a los asesinatos de Trayvon Martin y Jordan Davis, “toman las cosas en manos propias”. Así que es muy posible que se desarrolle en esta sociedad una situación en la que el gobierno no defienda a las personas contra alguna forma de ataque concentrado por parte de estas personas —tal como hoy al no acusar y procesar debidamente a estos racistas que sí asesinaron a Trayvon y Jordan—, y las masas populares que están bajo ataque recurren a aquellos que “están dispuestos y decididos a dirigirlos... y a hacer algo de a de veras”. O algo similar podría suceder acerca del derecho al aborto, o los derechos de las personas del mismo género — podría ocurrir un levantamiento en México que repercuta en Estados Unidos — o un “punto álgido” que ni podemos prever ahora mismo.

Aparte de mostrar el peligro que nos enfrenta, esto muestra que este conflicto podría salirse del control de los de arriba — aquellos que nos gobiernan NO son todopoderosos, no son los “Illuminati” ni otra conjura secreta mítica y supuestamente todopoderosa, y su sistema sí tiene PROFUNDAS grietas que podrían convertirse en cuarteaduras o aberturas muy anchas. Todo eso concierne a la legitimidad y quién la tiene — pues la cuestión de la legitimidad está relacionada no sólo con lo que inculcan en las personas para hacer que éstas sigan la corriente sino también los principios y reglas básicos que se supone que la propia clase dominante acate para zanjar sus divergencias. Cuando esos principios y reglas dejen de funcionar, tal como empezaron a hacer en octubre de 2013, por lo tanto el supersticioso respeto de la gente también puede empezar a esfumarse. La última vez que eso pasó en Estados Unidos a una escala comparable a lo que vemos ahora fue el período inmediatamente antes de la guerra de Secesión. Pues, ¡considérelo!

No podemos predecir qué combinación de cosas —cuáles sacudidas de grietas— podría prender tal crisis. Podemos ver unos potenciales contornos y podemos estudiar y hacer preparativos. Pero nadie puede decir exactamente cuándo esta grieta podría surgir y de dónde. En Hacer la revolución y emancipar a la humanidad, BA señala que cuando tales crisis se desarrollen, se vuelven sumamente tormentosas, con una gran variedad de fuerzas que actúan e influencian las condiciones — no sólo los distintos sectores de los imperialistas y de nosotros, sino muchas otras tendencias políticas que entran en la refriega. Y BA indica que “nadie puede decir con exactitud” lo que las fuerzas revolucionarias activas tal vez puedan lograr en ese caldo tormentoso — que no se puede pronosticar eso simplemente al ver la fuerza relativa de las diversas fuerzas al comienzo, sino que es necesario entrar en acción para cambiar la situación y aprender más sobre la marcha.

Así que esos son algunos puntos de lo que tratamos en esa declaración acerca de las sacudidas y una parte del telón de fondo — algunas grietas en ese muro, inclusive acerca de su legitimidad. Y lo que nosotros SÍ hacemos frente a estas grietas, puede transformar el primer tipo de sacudida en una situación tal en la que, para retomar la declaración de estrategia, “para un gran número de personas, se podría poner en tela de juicio seria y directamente la ‘legitimidad’ del sistema actual y el derecho y la capacidad del orden imperante de continuar gobernando, y millones de personas tendrían sed de un cambio radical que solamente una revolución pueda plasmar”.

Pero —PERO— no podemos esperar cruzados de brazos a que eso ocurra. ¡Tenemos que estar trabajando ahora mismo! De nuevo, de la declaración sobre la estrategia:

...nunca madurará en serio la posibilidad de la revolución a menos que aquellos que reconocen la necesidad de la revolución estén preparando el terreno político e ideológico para esto, incluso ahora: trabajando para influir en el modo de pensar de la gente en una dirección revolucionaria, organizando a la gente en la lucha contra este sistema y ganando a un número creciente de la gente para participar activamente en la construcción del movimiento para la revolución. De eso se trata nuestro Partido, y eso es lo que queremos decir cuando decimos que estamos “acelerando mientras aguardamos” los cambios que hagan posible la revolución. Ésta es la clave para abrir paso en esta situación en la que todavía no existen las necesarias condiciones y fuerzas para hacer la revolución, pero nunca se darán esas condiciones ni surgirán esas fuerzas simplemente aguardando su surgimiento.

¿Así que cómo hacemos esto? Nuestra consigna capta una gran parte de cómo hacerlo: Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución. De nuevo, de la declaración sobre la estrategia:

Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución es una parte clave de nuestro enfoque estratégico, que proporciona una forma para que el partido pueda unirse con la gente y proporcione el liderazgo para que la gente se cambie a sí misma a medida que participa en la lucha para cambiar el mundo... para levantar la cabeza y ampliar su visión, a reconocer qué clase de mundo es posible, cuáles son sus verdaderos intereses y quiénes son sus verdaderos amigos y sus verdaderos enemigos, a medida que se levanta en contra de este sistema... para asumir un punto de vista revolucionario y los valores y la moral revolucionarios mientras se unen con otros para resistir a los crímenes de este sistema y construir y acumular la base para la lucha revolucionaria final y sin cuartel para deshacerse de este sistema y hacer nacer una forma completamente nueva de organizar la sociedad, una forma totalmente nueva de ser... para ser los emancipadores de la humanidad.

Eso no quiere decir “primero luchamos contra el poder, y luego añadimos los otros ingredientes”. Todas estas cosas tienen que trabajar recíprocamente... desde el mero comienzo. Las personas sí tienen que ponerse de pie — pero en muchos casos no pueden ponerse de pie sin que llevemos lucha sobre sus ideas y formas de pensar en el curso de ponerles retos a ponerse de pie... en otras palabras, transformar al pueblo. Si las personas creen que odian lo que los de arriba les han hecho, pero al mismo tiempo odian las cosas monstruosas y degradantes que ellas mismas han hecho Y ADEMÁS piensan que para sus adentros, así es su propio carácter básico y no es posible cambiarlo... pues, tenemos que luchar con ellas. Es importante no rendirles pleitesía y decirles que no hay problema con eso... al contrario, tenemos que luchar con ellas para que rompan con todo eso Y ADEMÁS para que vean el contexto más amplio en que esto ocurre y quiénes tienen la culpa en última instancia. Las personas se echan la culpa a sí mismas por tomar “malas decisiones”, pero ¿quiénes determinaron que ÉSAS iban a ser las decisiones?

Pero si solamente tratamos de transformar el modo de pensar de las personas, una a una, pues olvídelo... nunca llegaremos a una revolución ni transformaremos el pensar de mucha gente. Ponerse de pie y luchar contra las formas de opresión de este sistema... forcejear sobre la fuente de los problemas y las soluciones sobre la marcha... y empezar a conocer que hay una manera totalmente diferente según la que podríamos vivir y que existe la posibilidad concreta de realizar eso mediante la revolución... todo eso es un conjunto de cosas que operan recíprocamente.

Es interesante ver en nuestro sitio web revcom.us la entrevista al estudiante de la Universidad de Rutgers que participó en la lucha victoriosa para impedir que la criminal de guerra Condoleezza Rice diera el discurso en la ceremonia de graduación ahí. Unos profesores habían tomado una posición en contra y convencieron a unos estudiantes para que participaran. Pero el discurso de Rice todavía estaba programado, y la mayoría de la gente no le hacía caso. Pero, unos estudiantes —un grupito relativo— llevaron a cabo la acción desafiante —y, sí, arriesgada y claramente “fuera de los cauces apropiados”— de un plantón, y como resultado polarizaron a la universidad y prendieron el debate, y de repente las personas estaban aprendiendo, al mismo tiempo que los que lo hacían estaban experimentando cambios también; y cuánto más las personas entraran en debates sobre esto, más se mejoró la polarización, y a fin de cuentas ganaron la concesión que buscaban. Es necesario difundir cosas así, y necesitamos ser parte del proceso y aprender del mismo y apoyarlo y a la vez introducir nuestro análisis del problema y la solución, y hacerlo parte de forjar un nuevo día en estas universidades, junto con las acciones de los estudiantes negros en muchos lugares acerca de Trayvon Martin y la acción afirmativa, las acciones de los estudiantes sobre el medio ambiente y Palestina y las acciones de los estudiantes de la Universidad Brown quienes impidieron el discurso del jefe de policía de Nueva York, Ray Kelly. Si no queremos simplemente lamentar la falta de ánimo de los jóvenes pero sí cambiar la situación, los estudiantes tienen que ser una gran parte de eso, y nosotros tenemos que trabajar para hacer que eso ocurra.

La consigna —Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, PARA la revolución — capta el proceso entero. Ahora mismo, tenemos lo que llamamos un conjunto de trabajo revolucionario que tiene unos ejes de concentración fundamentales, al mismo tiempo que estamos atentos al desarrollo de otras cosas de formas inesperadas.

Trataré brevemente este tema ahora — pero quisiera remitir a los presentes al nuevo discurso de BA al respecto que hace poco se posteó en revcom.us en inglés — “El enfoque estratégico de revolución y su relación a las cuestiones básicas de epistemología y método” (próximamente en español en revcom.us).

Así que ¿cuáles son estos ejes de concentración?

Para empezar, nuestro partido se ha unido con otras personas para lanzar dos iniciativas de masas: la una en contra del nuevo Jim Crow de la encarcelación en masa, el terror policial y la criminalización de pueblos enteros; y la otra para detener la guerra contra la mujer, en pocas palabras — la campaña para poner fin a la pornografía y el patriarcado, la denigración y la esclavización de la mujer. Es necesario que estas dos iniciativas impacten concretamente el terreno político de modo muy poderoso. Cada una ha desarrollado planes muy ambiciosos, centrados en varios elementos, con formas muy concretas de participación ahora mismo. Si te interesa uno de estos temas, tienes una verdadera responsabilidad de hablar con las respectivas personas en este salón y conocer sus planes. Tienen formas grandes y pequeñas en que puedes participar o apoyar — una manera en que puedes ser parte de cambiar los términos acerca de la manera en que grandes sectores de la gente en Estados Unidos piensan sobre estas cuestiones, a la vez que aprendes más.

En torno a la encarcelación y criminalización en masa, se vislumbra un estado de ánimo diferente, más combativo. Se ha venido creciendo por un tiempo y nuestro partido, y otros, han sido parte de construirlo. Y ahora, de repente, los demócratas —después de al menos 25 años de superar a los republicanos en la encarcelación de las masas de jóvenes negros y latinos y de eliminar el derecho a las apelaciones, de superar a los republicanos en sus sermones a estos jóvenes sobre lo de que “no hagas excusas” y de promover la tristemente célebre expresión racista: “la mano dura con el delito”—, se están haciendo pasar por personas “muy preocupadas por la encarcelación en masa”. Te prometerán todo con el fin de apaciguar tus luchas y conducirte por un callejón sin salida. No dejes que te engañen; y no dejes que otros sean parte de engañarte. Esta es una coyuntura crítica.

Un botón de muestra de cómo NO entender lo que hacen estos gobernantes y los peligros concretos implicados: Angela Davis, quien hace poco salió en el programa de Amy Goodman sobre la encarcelación en masa. Dijo, en referencia al súbito “interés” de Obama en la encarcelación en masa:

Es una lástima que él haya esperado hasta ahora para pronunciarse, pero es bueno que se haya pronunciado.... Pienso que después de estas elecciones histórico-mundiales, fuimos a casa y decidimos que este hombre en Washington por sí solo iba a encargarse de las cosas para nosotros, y no reconocimos que en realidad era presidente de los Estados Unidos imperialistas y militaristas. Y pienso que pudiéramos haber tenido más victorias durante la era de la administración de Obama si nos hubiéramos movilizado, si le hubiéramos presionado constantemente y además si hubiéramos creado las posibilidades para que él adoptara posiciones más progresistas. (Democracy Now! 6 de marzo de 2014)

Esto es precisamente el modo de pensar que ha facilitado el camino al horror de los últimos 40 años. Se trata de un falso camino — es un camino peligroso, pero no necesariamente tiene esa apariencia. Así que desglosémoslo.

Primero, Obama está “pronunciándose” al respecto solamente porque con mayor frecuencia otros países están usando el ultraje de la encarcelación en masa para neutralizar las afirmaciones de Estados Unidos de que se es el gran paladín de los derechos humanos Y ADEMÁS porque crece la frustración del pueblo negro así como de muchas otras personas que habían cifrado sus esperanzas en Obama. Si él no “se pronunciara”, correría el riesgo de perder el control de “la base demócrata” — es decir, las masas oprimidas que los demócratas tiene la responsabilidad de engañar y controlar. Segundo, ¿de qué se trata este “pronunciamiento”? ¿Él está llamando a las personas a mover cielo y tierra para eliminar este ultraje o al menos a protestar? No. En su esencia este “pronunciamiento” ha tomado la forma, en su discurso del 27 de febrero en la Casa Blanca, de echarles la culpa a los negros por ser supuestos malos padres — y aquí digo que se requiere mucho descaro para encerrar por años y años a millones de hombres y miles de mujeres por cargos de posesión de drogas, a cientos de kilómetros de sus hijos empobrecidos, los que no tienen dinero para ir de visita ni hablar de llamarles... o poner a las mujeres negras pobres en situaciones en las que tienen que trabajar cuando no tienen dinero para una guardería infantil, gracias a Clinton quien puso fin a “la ayuda pública tal como la conocemos” y a menudo estas mujeres batallan contra el desahucio si es que no están sin techo a la vez... y luego les echa la culpa a éstas por ser supuestas malas madres. Por tanto, para nada es “bueno” que Obama “se esté pronunciando”.

Tercero, el principal “significado histórico mundial” de la elección de Obama fue la manera en que tantas personas progresistas conscientemente se engañaron a sí mismas y a otros acerca de una “narrativa que hace que se sienta bien” sobre lo que esas elecciones iban a significar y por qué los que seleccionan a los candidatos (y aquí no se refiere a ustedes y a mí) decidieron elegir a Obama — precisamente para servir como “mejor carta” con el fin de convencer de nuevo a los millones de personas que habían empezado a dejar de “creer en Estados Unidos” durante los años de Bush.

Y, a propósito, no es cierto que todos “desconocieron” que Obama era imperialista y militarista — por nuestra parte, lo reconocimos pero también insistimos en arruinar la fantasía de los demás —la “narrativa” de los demás— al no cejar en decir esa verdad “incómoda”. Si por fin va a admitir la verdad ahora, pues como mínimo que diga la verdad tal como es: que él es un criminal de guerra. Las palabras “imperialista” y “militarista” no son palabras de moda sin contenido cuyo propósito es demostrar que uno entiende; más bien contienen significados específicos — se refieren a alguien que es jefe de un sistema que se caracteriza por actividades de dominar la mayor parte del mundo que sea posible y de hacerlo por medio de la violencia militar o la amenaza de la misma. El imperialismo y el militarismo no son un conjunto de políticas o actitudes que se pueden encender o apagar o de alguna forma mitigar según quien esté al mando: describen a un SISTEMA. Si alguien es el jefe de ese sistema, pues eso implica que cada cálculo que él —o ella— hace se basa en la promoción de los intereses de ese sistema. Lo que Obama decide hacer o no hacer sobre la encarcelación en masa se basa en eso, por ejemplo, al tomar unas pocas medidas dilatorias o hasta simplemente decir algunas cosas, con el fin de impedir que las personas se levanten o, cuando sí comiencen a agitarse en concreto, con el fin de desviarlas hacia cauces que no perjudicaran al sistema y que, en los hechos, ni siquiera empezaran a afectar a la encarcelación en masa y por ello, terminaran por desalentar y desmovilizar a la gente. Nosotros no lo “olvidamos” ni tampoco lo olvidaron otras personas, y no “fuimos a casa” — nos unimos para LUCHAR contra estos ultrajes, con unos arrestos en torno al parar y registrar, apoyo para la heroica huelga de hambre de los presos en California y otras prisiones; trabajamos con las patrullas barriales del pueblo para detener el abuso ilegítimo e ilegal al amparo de la autoridad, y otras cosas.

Si termináramos por encauzar nuestra lucha a fin de “crear la posibilidad para que Obama haga algo mejor”, no haríamos nada mejor que unos becerros que balan para entrar en el corral de engorda porque ahí hay más comida, con la esperanza de que el ganadero no nos lleve al matadero. La Red Parar la Encarcelación en Masa ha convocado a un mes de resistencia en octubre — y durante los meses preparatorios, si bien esta lucha tiene muchas formas en que pueden participar muchísimas personas con muchos puntos de vista distintos, también tiene que romper las ataduras de la respetabilidad, encontrar los medios de sacar a las personas en Estados Unidos de su espacio de seguridad y comodidad y confrontarlas con la realidad de lo que están dejando ocurrir y poner en claro que hay gente con una creciente determinación de ¡ya NO aguantar esto! Y no se puede hacer eso en concreto al pensar acerca de “abrir espacios para Obama”. ¿Sabes qué? Él no quiere esos espacios. Además, él lo dirá, tal como llamó comparecer en la Casa Blanca esta primavera a los activistas de derechos del inmigrante y exigió que aflojaran sus protestas. Si uno entiende bien que Obama representa a un sistema — un sistema que dice que está en el camino de encarcelar a la tercera parte de los bebés varones negros que nacen en cualquier año dado... un sistema que en realidad NO tiene ningún derecho de gobernar ni ninguna legitimidad en absoluto por ese único hecho...... pues, que actúe según esa creencia y llévela a otros. Sea parte de debilitar ese muro, y no les siga a las personas que trabajan para parchar las grietas del muro y poner pintura sobre el óxido.

De la iniciativa contra la opresión de la mujer, se trata de un muy amplio movimiento con muchos elementos, como una lucha crucial para cambiar en concreto la situación en que la pornografía ha saturado fuertemente la cultura, con efectos devastadores y desmoralizantes. Pero quiero tratar brevemente la emergencia acerca del aborto. Ahora mismo el derecho al aborto no sólo pende de un hilo, pero en muchas partes de Estados Unidos de hecho no existe o va por el camino de desaparecer. Eso no es una narrativa, es simplemente la pura verdad. Sin embargo, aquellos que están dispuestos a emprender esta lucha se enfrentan a una increíble barrera de negativas. Escuché un debate entre Sunsara Taylor —quien ayuda a darle dirección a esta iniciativa— y la jefa nacional de la Organización Nacional de la Mujer (NOW). Y Sunsara hacía sonar la alarma y esta mujer de la NOW rondaba en la tierra de las fantasías, diciendo que “no hay motivo de preocupación, que los republicanos van a perder, que la Suprema Corte va a proteger este derecho, bla, bla bla”. Por favor, ¿no es posible que todos nos despertemos, carajo, y veamos lo que ha estado pasando? Los locos esos del entorno de los republicanos no estarán satisfechos hasta que hayan eliminado el derecho al aborto Y el control de la natalidad, en todos los estados que puedan. Si crees que la Suprema Corte —la que ha estado reinstaurando la doctrina de los derechos de los estados y despojándoles vilmente los derechos a los afroamericanos— protegerá a las mujeres, de veras te niegas a ver la realidad. Y si confías en los demócratas para protección —aunque éstos han rendido la autoridad moral completamente en relación a este tema y de hecho constantemente están transigiendo elementos básicos de este derecho— pues, por favor, de nuevo, dejes de contradecir la evidencia de los resultados de 40 años de esta clase de “defensa”.

Además, algunas personas dicen que no tomarán una posición porque el aborto es solamente “cosa de mujeres blancas”. ¿Cómo es que sea “cosa de mujeres blancas” cuando las actividades de eliminar este derecho se centran en Texas, en la frontera, en Misisipí, etc., donde viven muchas personas de color — ni hablar de las zonas rurales pobres que sí tienen una población mayoritariamente blanca? Sí, deberíamos tener plenos derechos reproductivos para TODAS las mujeres y sí, el movimiento tradicional de la mujer, junto con el Partido Demócrata, se equivocaron muy seriamente cuando permitieron que se adoptara la Enmienda Hyde, la que prohibió que el gobierno federal financiara abortos por medio de Medicaid y tuvo un impacto sumamente racista, sin que se armara un gran escándalo al respecto. Pero quedarse al margen ahora, mientras arde una batalla que es tan unilateral, exacerba el primer error y lo empeora. ¿Saben ustedes que ocho de cada diez mujeres y niñas que cruzan la frontera desde México en su desesperada búsqueda de empleo o simplemente para reunirse con su familia, son víctimas del abuso sexual durante la travesía? ¿Que las adolescentes que emprenden su viaje en Honduras tratan de encontrar píldoras anticonceptivas porque saben que pueden resultar embarazadas por una violación — y que muy a menudo no pueden conseguir esas píldoras y su única esperanza es una clínica cerca de Brownsville, Texas, la que ahora está clausurada? ¿Que las mujeres de diversas nacionalidades, no importan sus circunstancias, necesitan el derecho muy básico de decidir si tener un hijo y cuándo? Obligar a una mujer a tener un hijo constituye la esclavización para la mujer. ¿Por qué se debería considerar como legítimo a un sistema que está en el camino de adoptar una prohibición de ese derecho mediante una ley en la mayor parte de Estados Unidos? ¿Y cómo sería que alguien no participara en esta lucha bajo pretextos tan mezquinos y, francamente, reaccionarios?

En particular con relación a esta cuestión pero también en general, tenemos que llevar una aguda lucha sobre cómo las personas están viendo el mundo y, en particular, la política de identidad muy reaccionaria que está asfixiando a la juventud. Unos jóvenes van a la universidad listos para estudiar el mundo y cambiarlo, y luego un profesor “experimentado” o un estudiante mayor los acusa de “querer apropiarse de la lucha de otra persona” y en muchísimos casos, de ahí se ponen a la defensiva y al día siguiente terminan por mirar su propio ombligo. Así que digámoslo directamente a estos gastados y trillados promotores sabihondos de la política de identidad:

¿Quieres “ser dueño” de tu propia opresión, guardándola celosamente y criticando a aquellos que quizá de alguna manera “se adueñen de ella” mediante una lucha contra las escandalosas expresiones de esa opresión? ¿O quieres PONER FIN a toda la opresión?

¿Quieres crear “espacios seguros” para unas pocas personas en esta sociedad muy peligrosa? ¿O quieres luchar por cambiar una sociedad inhumana y al hacer eso, crear comunidades en las que vivimos las nuevas relaciones por las cuales estamos luchando?

He hecho estas críticas agudas porque hay mucho en juego acerca de cuál camino las personas tomen. Esta lucha no se trata de un “pleito”. Es una lucha sumamente seria hoy, y las luchas como ésta efectivamente serán de vida o muerte para millones de personas cuando surja una situación revolucionaria, cuando todo esté en juego e importará muchísimo el que las personas puedan distinguir entre la verdad, y el engaño y el engaño propio

También hay otras batallas que es necesario emprender y apoyar — acerca del medio ambiente o acerca la inmigración. Ahora mismo, haremos todo lo que podamos para apoyar a esas luchas y conectarnos con ellas por medio de nuestro sitio web revcom.us — a fin de mostrar su fuente común en este sistema y su solución común en la revolución. Pero la punta de lanza de todo esto, la que pone las demás batallas en un contexto y marco revolucionario, es la gran campaña multifacética de recaudar muchísimo dinero para BA en Todas Partes.

Ya comenté los golpes de la contrarrevolución en China en los años setenta, encima de los ataques de la clase dominante a los movimientos de los sesenta en Estados Unidos. Esos momentos eran como si estuvieras en un muelle de un río turbulento, preparando tu barco para cruzar al otro lado, consciente de gran violencia y rocas de los rápidos pero tenías ganas de cruzar — y de ahí un bombazo hace pedazos su barco en el puerto y como resultado te encuentras fuertemente desorientado sobre el porqué de lo sucedido y qué hacer. La mayoría de las personas descartaron la idea de alcanzar al otro lado. Pero una persona se puso al frente para defender las hazañas de la revolución y la necesidad de la revolución... y además se puso a ir más allá, a analizar críticamente toda la experiencia que comenzó con Marx y Engels, que pasó por la Comuna de París y luego la revolución soviética de Rusia y al final alcanzó su pináculo en China y la Revolución Cultural. Se puede encontrar la nueva síntesis del comunismo desarrollada por BA en muchísimas obras. La expone la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto)... se encuentra en nuestra estrategia, tanto en la declaración sobre la estrategia como en el gran conjunto de trabajo científico que contribuyó a ésta... en las luchas sobre ideología que llevamos a nivel internacional para que las personas en otros países puedan hacer suyo este método, enfoque y marco básico, a fin de acelerar el desarrollo de la revolución mundial. La nueva síntesis desarrollada por BA retoma y desarrolla las grandes contribuciones fundamentales que hicieron los anteriores líderes comunistas a nuestro entendimiento, a la vez que en algunos sentidos importantes, hace una ruptura con dichas contribuciones y a la vez abre nuevos caminos. Como tal, constituye la esperanza sobre una base científica sólida y es necesario propagarla. Y ésa es la misión de la campaña BA en Todas Partes.

Sin hacer eso, como punta de lanza, en realidad el movimiento para la revolución no SERÁ para la revolución... degenerará hasta convertirse en nada más que otro mezquino intento de reformar a este sistema infernal. ¿Por qué? Porque existe una atracción casi gravitacional a “acomodarse”, a encajar lo que haces en los “cauces apropiados” —a “cobijarse bajo el ala de la burguesía” o de la clase dominante como se ha dicho— tal vez por ninguna otra razón salvo que uno simplemente no tiene ninguna guía para ir a ninguna parte salvo eso.

Tenemos que llevar esta campaña a todas partes — exponer claramente lo que representa BA y el mensaje general de la revolución y al mismo tiempo abrir la puerta para que otras personas, quienes tal vez no estén de acuerdo con elementos ni gran parte de esta campaña, pero de todos modos participen porque pueden ver como mínimo que es muy pero muy necesario que ESTA alternativa se circule en la sociedad y que ÉSTA sea un punto de referencia que se debate en la sociedad en general — un “reto moral radical”, por decirlo así. Y esta campaña TIENE que recaudar muchísimo dinero — mismo que puede poner concretamente las ideas y la dirección de BA ante millones de personas.

Ahora bien, ¡no se trata de que esta campaña NO vaya a suscitar polémica! No. Esta es una lucha de clases en la esfera ideológica. Se trata de forcejear con las personas sobre si se necesita una revolución o algo menos; y sobre qué clase de revolución se necesita. Esto desafiará o habrá de desafiar directamente las ideas de la gente sobre el problema y la solución. ¿Cómo que esto no podría suscitar polémica? Esto es algo controvertido —lo que es de esperarse— a algunas personas les va a encantar mucho, otras lo van a detestar y la mayoría de las personas van a estar de acuerdo con algunos aspectos y no con otros. Deberíamos recibir todo esto con gusto y deberíamos aprender de lo que ha que ser un proceso amplísimo progresivo.

Al reflexionar sobre esto, volví al episodio de Cosmos que mencioné al principio. Neil deGrasse Tyson habla de Edmund Halley, el científico que descubrió al cometa de Halley. En un momento Halley le pidió ayuda con un problema a un académico muy poco conocido, Isaac Newton; y cuando habló con Newton y vio el trabajo que éste hacía, Halley dijo: “Vaya, esto es algo diferente; esto está a otro nivel; y si yo no me dedico a la misión de ayudarle a hacer su trabajo y a darlo a conocer muy ampliamente en el mundo científico, la humanidad perderá algo sumamente importante y valioso”. Y Newton, por supuesto, en esencia fundó la física moderna. Aquellos que entienden lo que ha hecho BA deberían considerar que, como Halley, tienen la responsabilidad y la ALEGRÍA de difundir esto por todos lados.

Tengo entendido que algo que los comités BA en Todas Partes están tratando ahora es la promoción de la camiseta Revolución — Nada Menos y la recaudación de fondos con la perspectiva de que los jóvenes se pongan estas camisetas por todos lados. Esta es la camisa que tengo puesta en este momento — y es importante. Esta película deja que la gente conozca BA y hace que estos avances científicos sean muy accesibles. Junto con Lo BAsico, las personas pueden adentrarse en todo esto y de ahí adentrarse, con mayor profundidad, en el proceso de hacer una revolución.

Permítame hacer una sugerencia — y al hacerlo, ponerme una camiseta con la imagen de BA. Una camiseta a menudo vale mil palabras. Una persona que lleva puesta una camiseta de Cara Cortada dice, “Me han tratado como un animal y si alguien se mete conmigo, yo lo trataré como algo peor que un animal”. Las personas se ponen la camiseta del Che Guevara —el revolucionario latinoamericano barbudo con boina ejecutado por Estados Unidos en Bolivia— y es como si estuvieran diciendo que llevan en el corazón el sueño de la revolución, pero temen que en lo fundamental no sea posible triunfar en las revoluciones y que los revolucionarios vayan a convertirse en mártires. Una persona con la camiseta de Bob Marley puesta da la idea de que él o ella arde de furia por la opresión del pueblo africano y los descendientes de África en todo el mundo, pero la única salida que ve está relacionada con un mundo espiritual — un mundo que es, después de todo, imaginario. O los manifestantes contra el asesinato policial en Albuquerque que se ponen las máscaras o emblemas de Guy Fawkes dan la impresión de que se oponen a muchos ultrajes y quieren trastornar las cosas, y eso es bueno, pero no tienen ningún programa concreto para salir de esa locura.

Pues, yo quiero que, cuando caminemos por la calle con las camisetas de BA puestas, la gente sepa quién es ESTA persona: un líder revolucionario —no sólo una imagen— y que él representa lo de ganar en el sentido inmediato y completo de la palabra: ganar mediante la derrota de estos monstruos; y ganar sin convertirse en monstruos en el proceso de derrotarlos.

También he mencionado el encierro en las prisiones de generaciones enteras de personas; y la implacable ofensiva anticomunista. Pero hasta esta ofensiva anticomunista puede convertirse en cierto momento en su contrario, cuando se propague audazmente todo esto y con certeza les decimos a las personas que los de arriba les han mentido y les damos los argumentos respectivos. Además, la encarcelación de las personas por años ha obligado a algunas de éstas a convertirse en lectores no solamente para pasar el tiempo sino para descubrir POR QUÉ están en la cárcel — y al hacer eso, un gran sector de presos se ha conectado de manera profunda con BA y lo que él ha desarrollado.¿No es posible que estos presos, que se han “rehabilitado” concretamente mediante el estudio de BA, comiencen a jugar papel parecido a los presos de los años sesenta —como Malcolm X, Eldridge Cleaver y George Jackson— quienes salieron de las cárceles para despertar a una generación entera? Yo sé que la campaña BA en Todas Partes tiene planes para hacer esto, para hacer que opere esta conexión y para fortalecerla, y se puede leer de estos planes en revcom.us o hablar con gente hoy al respecto.

Todas estas iniciativas tienen que dar grandes saltos en estos próximos meses, lo que incluye a nuestro sitio web revcom.us. Éste es un gran sitio: ofrece una imagen del mundo y sirve de andamiaje del movimiento general de la revolución. Las personas de todo el mundo lo visitan, algo que tiene que multiplicarse muchas veces. A la vez, revcom.us tiene que desempeñar mucho más plenamente el papel del sitio web de un grupo dedicado a dirigir a las masas a tomar el poder lo más pronto que sea posible, mismo que hierve de vida y debate y en que las masas populares puedan ver lo mejor de sí mismas, escuchar sus preguntas y sentimientos y forcejear sobre cómo evaluar nuestra experiencia y seguir adelante. Este sitio tiene que postear análisis agudos de las más grandes cuestiones del día... tiene que bregar no sólo con lo que piensan las personas sino CÓMO piensan... y tiene que sacar de su espacio de seguridad y comodidad a todos los que lo visiten. Y al hacer eso, el sitio debería darle a la gente la más plena imagen que sea posible del mundo en el que vivimos, la manera en que cada fuerza social importante —inclusive nuestro movimiento— está trabajando para transformarlo y lo que tenemos que estar haciendo ahora.

Pero permítame plantear cuatro puntos muy amplios con relación a este conjunto de trabajo:

Primero, el todo es mayor que la suma de sus partes. Es decir, el efecto de la combinación del trabajo de todas estas iniciativas, de su retroalimentación recíproca y su sinergia recíproca, es mucho mayor que cualquier cosa específica considerada en sí o construida como “algo en sí y de por sí”. Que no creemos divisiones donde no las necesitamos. En noviembre de 2013 en el mismo fin de semana la corte rindió una decisión negativa muy importante sobre el parar y registrar en Nueva York y también hacían falta protestas a nivel nacional para defender a la única clínica de aborto en Jackson, Misisipí. Alguien de Harlem llegó con la idea de convocar a una acción de ambas cosas, bajo el lema de “No aceptaremos la esclavitud de ninguna forma” y asegurarse de que todos recibieran el periódico Revolución y materiales de BA en Todas Partes al mismo tiempo; y eso era formidable. Más en general, tenemos que sostener una visión y crear una situación en que todo el torbellino de cosas influya en la manera de pensar de la gente... en que la gente que participa en una batalla se encuentre con otras personas que estén en otra batalla, todo ello en una situación en que se debata la revolución con otras soluciones y tendencias... donde haya una efervescencia y energía dinámica... donde la gente de los barrios y ghettos se vaya a las universidades para conectarse con los estudiantes y viceversa.

Segundo, sigamos retomando lo que representa todo esto — preparando a las personas para tomar el poder. Hay formas en que hay que hacer cada una de estas cosas y todas estas cosas en su conjunto con al menos un ojo y medio puesto sobre el cambio cualitativo que estamos trabajando para acelerar — la situación revolucionaria. ¿Cómo estamos viendo todo? Permítame dar un ejemplo — si no se hubiera acumulado una base de simpatía política y de apoyo en los suburbios y las zonas rurales, pues sería muy fácil que el enemigo pulverizara a la revolución en los ghettos y barrios si se iniciara una revolución, incluso con millones de personas a su lado al inicio. Por eso, desde esa perspectiva, ¿qué tanta importancia tiene cuando sucede algo como El anaranjado es el nuevo negro, la serie de televisión que representa gráficamente a las presas como seres humanos, y no demonios subhumanos? ¿Es eso simplemente algo genial, qué bueno por nuestro lado, algo que podemos ver en la televisión — o es algo con una importancia estratégica potencial? ¿Y qué de las alianzas forjadas entre los negros, latinos y blancos enajenados en las huelgas de hambre en las prisiones, basadas en los principios? Cuando vemos las cosas por el prisma de “hacer caer ese muro”, cuando vemos las cosas desde la perspectiva de mañana, pues todo lo de hoy asume una importancia distinta.

O veamos lo que pasa cuando los jóvenes y otras personas de la comunidad tomen los silbatos y los hagan sonar cada vez que un policía salga a hacer que alguien se ponga contra la pared con las manos arriba, tal como ocurrió en algunas ciudades hace rato. Obviamente, ¡lo de hacer sonar los silbatos no tiene una relación directa o lineal con la toma del poder! Pero lo de hacer sonar silbatos contra la policía hoy desmitifica y deslegitimiza su monopolio del uso de la fuerza. Ensancha las “grietas en el muro”. ¿Importa para “mañana” el que hoy grandes sectores de la comunidad aprendan a trabajar en conjunto, a organizarse y a oponer resistencia de forma unida cuando salga la policía a amenazar a los padres de esos jóvenes quienes hacen suyos los silbatos? ¿Es posible que aquellos se fortalezcan unos “músculos” importantes que podrían entrar en juego de otro modo en una situación distinta, cuando esté en marcha la lucha total por el poder contra toda la fuerza de represión del enemigo?

En general, en todo lo que he comentado —es decir, BA en Todas Partes, la lucha contra la encarcelación en masa, la lucha contra la esclavización y la denigración de las mujeres—, es necesario que forjemos constantemente conexiones con el futuro: ir contra la legitimidad del sistema; desarrollar y organizar conexiones revolucionarias en todas partes; elevar la conciencia sobre las tácticas de doble faz que la clase dominante utiliza hoy y que lo hará a una escala mucho mayor cuando mucho más esté en juego. Todo eso está fuertemente relacionado con el potencial surgimiento de una situación en la que se podría tomar el poder; y de desarrollarse tal situación, si las masas contarán con dirección para aprehenderla.

Tercero, hace falta que las personas conozcan que existe un partido que lidera todo esto... que este partido es para la toma de poder y tiene un plan para hacerlo... que tiene un plan para lo que hacer CON ese poder... y que hay un lugar para la gente en relación a este partido. Es algo genial que este partido haya salido de ese periodo anterior, a pesar de todas las dificultades, decidido a dirigir. Así que, citemos de nuevo —¡sí! — la declaración sobre la estrategia:

Cuanto más el punto de vista y la estrategia revolucionarios de nuestro Partido se difundan y cobren influencia en toda la sociedad... cuanto más la gente llegue a entender y estar de acuerdo con lo que el Partido representa, y sobre esa base se una a sus filas... cuanto más el “alcance” del Partido se extienda a todos los rincones del país... cuanto mayor sea su fuerza organizativa y su capacidad de resistir y de dirigir a las personas hacia adelante en las narices de la represión del gobierno la cual procure aplastar la resistencia y matar la revolución, más se sentarán las bases para la revolución y más favorables serán las posibilidades de ganar.

Cuarto, es necesario que se haga este trabajo en todos los sectores de la sociedad, y que el movimiento construya su base más fuerte y despliegue sus mayores esfuerzos, retomando la declaración sobre la estrategia “[e]ntre los millones y millones de personas que viven las más duras formas de este infierno todos los días bajo este sistema” a la vez que movilice a “los muchos otros que tal vez no sientan a diario el filo más duro de la opresión de este sistema pero los que el funcionamiento de este sistema, las relaciones que éste promueve y refuerza entre las personas y la brutalidad que esto encarna, someten al envilecimiento y menosprecio y les provocan enajenación y a menudo indignación”.

También tenemos que formar comunidad y al hacerlo, representar una nueva moral — a fin de empezar a ser una fuerza atractiva que se basa ahora en vivir según los valores comunistas que queremos tener en el futuro y de acoger en un sentido amplio a otras personas quienes desde sus propios puntos de vista, se niegan a agacharse ante la locura, el culto al dinero, la misoginia y el racismo y los prejuicios y chovinismo anti gay, la falta general de respeto para la naturaleza, pero quienes al contrario quieren luchar por un mundo totalmente diferente y vivir en éste. Como parte de todo eso, urge que trabajemos con artistas y otras personas para crear una cultura de revuelta en contra una cultura que revuelve el estómago.

Por último, mientras hacemos todo eso, tenemos que estar conscientes y atentos a las crisis y sacudidas que ocurran por caminos en los que no estamos trabajando y a los que sólo podemos prestar una atención limitada, tales como cosas en el mundo cultural que de repente se conviertan en algo controvertido y acontecimientos internacionales importantes. Y por eso, si alguien piensa que Estados Unidos es el amo sin rival en el mundo o que la marcha de los acontecimientos no puede salirse de control, yo le pediría que observara a Ucrania —y en especial que viera nuestro sitio web revcom.us acerca de esto— y que se pusiera a considerar que la Primera Guerra Mundial, cuyo centenario observamos este año, se inició debido a los cálculos equivocados de las distintas potencias que estaban en una situación a punto de reventarse. Tenemos que estar muy atentos a los acontecimientos de este tipo y tenemos que estar listos a cambiar de enfoque en un instante. De ocurrir una guerra, tendríamos que tener la orientación de desenmascarar los verdaderos intereses imperialistas que subyacen a los argumentos que nos van a dar y los pretextos que ahora mismo están propagando y hacer todo que podamos para asegurar que algo comienza de una manera que pueda resultar de otra manera.

Y todo esto tiene un objetivo muy concreto, una perspectiva muy clara en comparación con la que podemos evaluarnos a nosotros mismos. Tenemos que preguntarnos a nosotros mismos: aparte de emprender luchas e influenciar la opinión pública en todo momento, por tan importante que sea hacer todo eso, ¿estamos acumulando fuerzas PARA la revolución en todo momento? No digo solamente conectarse con más personas pero más bien acumular... fuerzas... para la REVOLUCIÓN. Nuestro criterio tiene que ser lo que voy a citar de la declaración sobre la estrategia:

Todo eso [el citado trabajo revolucionario] puede capacitar al movimiento revolucionario, con el Partido al centro, para enfrentar y superar los obstáculos muy reales en el camino... para avanzar y crecer mediante el trabajo constante, y mediante una serie de saltos críticos en los tiempos de sacudidas y rupturas repentinas con la “rutina normal”... para preparar el terreno y acumular fuerzas para la revolución — y tener una oportunidad seria de ganar. De esta manera, es posible atraer y orientar, organizar y capacitar de una forma revolucionaria a miles de personas, a la vez que empezar a llegarles e influenciar a millones más, aun antes de que se dé una situación revolucionaria... y luego, cuando se dé una situación revolucionaria, esos miles pueden ser una columna vertebral y fuerza fundamental para ganar a millones de personas a la revolución y para organizarlas en la lucha para llevar a cabo la revolución hasta el final.

Por lo tanto, sobre todo, en todo lo que hacemos: ¿estamos activando la participación ahora de los miles de personas que podrían dirigir a los millones de personas en el momento cuando todo dependiera de eso?

* * * * *

Bueno... ¿dónde nos ENCONTRAMOS en la revolución? Ya hemos hablado del método científico que necesitamos para tratar la realidad y la manera en que BA lo ha desarrollado y aplicado. Hemos hablado de la existencia de un marco estratégico y las bases de una doctrina para enfrentar y derrotar a los poderes represivos violentos del estado, en un momento en que haya una crisis aguda y millones de personas se hayan convertido en un pueblo revolucionario. Hemos hablado de la estrategia de trabajar ahora mismo para sentar las bases para que esto suceda— para activar la participación de miles a fin de influenciar a millones de personas hoy en esa dirección, y de ahí dirigirlas cuando se opere un cambio radical en las condiciones — y nos hemos adentrado en algo de lo que tenemos que representar ahora mismo cuando nos vayamos de este salón, para trabajar en todo eso. Pero, ¿qué clase de movimiento, qué clase de organización se necesitan para hacer todo eso? ¿Y en esto dónde encajan USTEDES?

Empecemos con la invitación formulada por BA hace unos años:

Juntos, tomemos un viaje crucial — lleno de unidad y de animada lucha acerca de la fuente del problema y acerca de la solución. Siga sus propias convicciones —de que son intolerables los ultrajes que le conmueven— a su conclusión lógica y esté resuelto a no cejar hasta que sean eliminados dichos ultrajes. Además, si al hacer eso así como al conocer otros ultrajes, y las ideas acerca de la manera en que todo eso se articula y surge de una fuente común —y la manera en que se podría poner fin a todo eso y crear algo mucho mejor— si todo eso lleva en la dirección de ver no sólo la necesidad de una resistencia resuelta y osada sino también la necesidad de la revolución y en lo fundamental el comunismo, pues no le dé la espalda a todo eso debido a que eso le hace salir de su espacio de seguridad y comodidad, a que eso desafía lo que han sido sus sentidas creencias o debido a prejuicios y calumnias. Al contrario, busque activamente conocer más acerca de esta posible solución. De ahí, actúe en consecuencia.

Desmenucémosla un poco. “Juntos, tomemos un viaje crucial — lleno de unidad y de animada lucha acerca de la fuente del problema y acerca de la solución”. ¿No es esa la clase de movimiento que queremos — conscientes de que lo que estamos haciendo SÍ importa y sobre esa base apreciar la unidad y al mismo tiempo hablar de nuestras diferencias sobre una base de principios, para conocer la verdad? “Siga sus propias convicciones” — NO descarte sus convicciones, por estar del todo equivocadas, pero sí “siga sus propias convicciones” acerca de lo intolerables que son estos ultrajes “a su conclusión lógica y esté resuelto a no cejar hasta que sean eliminados dichos ultrajes” — no unos ultrajes atenuados pero sí la eliminación de esos ultrajes. Y si usted empieza a reconocer la necesidad de la revolución y el comunismo, “no le dé la espalda a todo eso debido a que eso le hace salir de su espacio de seguridad y comodidad” — “Al contrario, busque activamente conocer más acerca de esta posible solución. De ahí, actúe en consecuencia”.

Éste es el espíritu que ha de animar e irradiar desde nuestro movimiento. Tiene que haber formas para que todo aquel que quiera —todos los presentes hoy, y muchas personas más allá de aquí—le entren a esto, que sean parte de este tipo de proceso. Por ejemplo, en las iniciativas contra el nuevo Jim Crow y la denigración y la esclavización de la mujer, en que debería participar todo aquel que se oponga a esos ultrajes o al que sea posible convencer para que se oponga a esos ultrajes. En la campaña BA en Todas Partes en que, para repetir, debería participar todo aquel que quiera que BA y lo que él representa se difundan ampliamente en la sociedad como un punto de referencia o al que es posible convencer de eso. En las librerías Libros Revolución, en las que en todas las ciudades donde existan hacen falta voluntarios y una base concreta de contribuidores económicos y clientes que quieren que estas librerías sobrevivan y prosperen. En nuestra página web revcom.us, que necesita a reporteros, fotógrafos y videografos, genios de la red, traductores, correctores, recolectores de fondos y cualquiera que quiera aprender cómo hacer estas cosas. Y además, el acto muy, muy importante de donar fondos y, al hacerlo, contribuir con sus ideas, y las actividades de recaudar fondos a otras personas.

Hay una necesidad concreta de fortalecer el papel de los Clubes Revolución. Estos clubes pueden tener sus raíces en el barrio, a nivel de toda una ciudad o en una escuela, que atraen a diversas personas, especialmente los jóvenes, quienes quieren ver una revolución. Los clubes mismos necesitan resumir lo que han logrado y aprendido y cómo hacer grandes avances en el período inmediato. Pero he aquí algunas cosas para tomar en cuenta al hacer todo esto:

• Cómo estos clubes pueden tener más aceptación para todas las personas que en serio quieren poner fin a los días en que las personas no cuenten con la inspiración y la organización para hacerle frente a los de arriba; cómo pueden servir más como un lugar a donde uno va si quiere hacer algo que de veras se siente revolucionario, que se atreve a desafiar a estos monstruos y reunir a otros para que lo hagan; un lugar que atrae a aquellos que no pueden tolerar otro día de esta locura, los que no tienen la paciencia de soportar la opresión y el atraso de ningún tipo...

• Cómo los clubes pueden ser lugares donde la gente tiene todo tipo de oportunidades informales para hablar de las ideas que motivan las dos consignas principales en que se basan los clubes: es decir, que la humanidad necesita la revolución y el comunismo, y, específicamente, la nueva síntesis del comunismo; y luchar contra el poder, y transformar al pueblo, PARA la revolución. Las reuniones son buenas y pueden tener importancia, pero cómo los clubes generan mucho más colectividad y vida informal como la principal forma de discutir las cosas...

• De mayor importancia, ¿cómo es que el espíritu de lo que se comentó hoy imbuya mucho más a los clubes —de que nosotros representamos lo de la toma del poder— y la estrategia acompañante, para la lucha total por el poder y por lo tanto cómo encaja en eso lo que hacemos hoy?

Estos clubes tienen gran potencial y cada revolucionario tiene la responsabilidad de ayudarles a materializar ese potencial. Pero quiero terminar mencionando a este partido. Volvamos a las cuestiones planteadas al principio: que los gobernantes son demasiado fuertes... que la gente está hecha un desastre... y las fuerzas revolucionarias son muy débiles. Hemos hablado de dónde nos encontramos con las primeras dos cuestiones, y cómo las cosas pueden cambiar. Pero sin un partido —sin ESTE partido—, la gente no tiene ninguna oportunidad real.

Así que, de nuevo, veamos de frente la realidad. Este partido tiene una gran línea, y tiene a un gran líder en BA, y sus miembros tienen mucha dedicación. Es muy genial y muy valioso tener a este partido — es sumamente importante que los avances, las lecciones, de toda una etapa de revolución comunista, incluyendo las grandes luchas de la década de 1960 en el mundo, no sólo no se han perdido sino que se han desarrollado en la nueva síntesis del comunismo Y ADEMÁS que existe una organización decidida a aplicar esa nueva síntesis, esa línea a la realidad, a fin de llevarla a cabo y hacer una revolución.

Pero aparte de no estar ni de lejos un partido tan grande como tenemos que ser y podríamos ser en concreto, inclusive en las condiciones de hoy, nos enfrentamos a otros problemas. Durante la última década hemos estado pasando por una Revolución Cultural al interior de nuestro propio partido — una que va directamente contra la forma en que todas las tendencias que mencioné que surgieron después de la derrota de la década de 1960 y luego, de aún más importancia, después de la revocación del socialismo en China, habían estado afectando al mundo en su conjunto y también a nuestro partido —un partido que después de todo, no podía y no debe ser herméticamente separado del mundo— lo que ha hecho que algunas personas le dieran la espalda a la revolución, pensaran que no es posible y ni siquiera deseable. Esta Revolución Cultural, liderada por BA, ha sido abrumadoramente algo positivo y rejuvenecedor — en un sentido muy concreto, salvó a nuestro partido como un partido de la revolución — a la vez que continúa la lucha en nuevas formas. Pero también nos ha costado — algunos individuos lo han abandonado y algunos se han metido en el Internet y se han dedicado a una misión para justificar dicho abandono mediante ataques en nuestra contra —y en contra de BA en particular—, ataques en formas que sirven objetivamente al enemigo.

Al mismo tiempo, si bien tenemos a personas jóvenes a todos los niveles de nuestra dirección, una gran parte de nuestro núcleo dirigente son veteranos de la década de 1960 — y no nos estamos volviendo más jóvenes; la edad está cobrando un saldo.

Para decirlo sin rodeos —para decir las cosas muy directamente—, nos encontramos en una etapa en la que o vamos a reascender los picos de la revolución, vamos a emprender una trayectoria en la que esta línea y este partido vayan cobrando influencia en la sociedad y vayan cobrando fuerzas, a la vez que vaya luchando contra la represión, los ataques y las dificultades de diverso tipo... o vamos a salir con los huesos rotos y vamos a dejar de existir; y de ocurrir lo último, eso tendrá consecuencias negativas y dolorosas de inestimable valor para el mundo.

Y sin embargo, ¡hay un mundo por conquistar! Piense en Egipto, donde hace tres años aparentemente de la nada —pero NO de la nada—, millones de personas se levantaron contra el régimen gobernante. ¿Qué hubiera implicado eso si, por ejemplo, en 2006 o hasta en 2008 alguien en Egipto hubiera dado un discurso similar al que di hoy — un discurso que expusiera las posibles formas en que esa sociedad —que en ese momento, recuérdense, parecía MUY estable si solo se considerara la superficie— posiblemente pudiera venirse a pedazos, donde las fuentes de estabilidad de la noche a la mañana se convirtieran en fuentes de desafíos y cambios? Piense en los retos que se presentaban en 2011 y desde ese entonces para el pueblo de Egipto que durante décadas había anhelado un cambio real. Piense en qué tanto hubiera importado la presencia de una vanguardia como éste, con una base de apoyo y una orientación activa, una vanguardia que pudiera dar dirección en esa situación... piense en qué tanto hubiera importado eso.

No hubiera comenzado con una mayoría, ni siquiera cerca de eso; y sí, hubiera tenido que luchar contra diversas ilusiones acerca de “movimientos sin líderes” y “revoluciones en Facebook” y “el ejército y el pueblo son una mano”, y que hubiera tenido que ir directamente contra el fundamentalismo religioso violento y la misoginia violenta y todo eso. Como mínimo, hubiera implicado un camino muy difícil. Pero eso ha ocurrido en todas las revoluciones — ninguna revolución comunista auténtica nunca tuvo un camino fácil, las auténticas revoluciones comunistas van en contra de la tradición y en contra de los cauces espontáneos en los que el pensar y la actividad de la gente tienden a fluir; las revoluciones triunfan mediante la superación y transformación de esos obstáculos y no mediante retoques.

Pero ¿qué hubiera implicado el que algunas personas hubieran dicho, hace cinco, seis o hasta dos años antes de que la situación hiciera erupción, “hagamos esto — pongámonos a forjar la dirección que en realidad podría liderar a una revolución y utilicemos el tiempo que tenemos ahora para sentar las bases y acumular fuerzas PARA esa revolución”? Sin embargo, en parte debido a todo lo que he descrito, incluyendo la debilidad internacional del comunismo, nadie lo hizo, y ahora veamos el espectáculo de horrores que se produjo — que casi se ha empeorado porque las esperanzas de la gente, después de haber crecido, terminaron por desvanecerse. Eso es lo que ocurre —ya sea por la represión o por el caos— cuando NO haya una vanguardia que puede liderar a las personas a llevar las cosas hasta el final. No es una elección entre tener trastornos y no tener trastornos. No es una elección entre sufrir y no sufrir. Es una elección acerca de lo que podría resultar del trastorno y el sufrimiento.

Y no se trata de si los imperios caerán; todos los imperios en la historia han caído. Se trata de qué reemplaza a ese imperio. Si nada más se reemplaza por una nueva forma de opresión, levemente embellecida, con otros rostros... según lo dicho por BA, pues no nos interesa. Necesitamos que se difunda este método y este marco en todo el mundo, y en Estados Unidos tenemos que fortalecer al único instrumento que puede hacer eso — el Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos.

Por lo tanto, el partido es muy crucial — por eso hemos introducido en nuestra consigna “NOSOTROS estamos construyendo un movimiento para la revolución”, una frase que abarca al partido, de modo que ahora nuestra consigna es:

“Nosotros ESTAMOS construyendo un movimiento para la revolución y estamos construyendo el Partido como su núcleo dirigente”.

Esto es algo en lo que todos pueden pensar — si conociste a nuestro partido hoy por primera vez, que lo conozcas; si lo apoyas, profundices ese apoyo; si trabajas con él, que fortalezcamos ese vínculo; si ya eres un miembro, ponte a tomar mayor responsabilidad e iniciativa y a contribuir todo lo que puedas; y si te estás acercando a él, como en el caso de algunos de los presentes, pues forcejees activamente con lo de ingresar en él.

Algunas personas están haciendo esto hoy. Estas personas, a medida que comiencen a ingresar al partido y a contribuir a ese nivel al proceso de la revolución y a fortalecerlo, pueden desempeñar un papel que va más allá de unos pocos individuos. Son, en un sentido concreto, parte de  los nuevos iniciadores de una nueva etapa del comunismo, a escala internacional.

Ahora, tenemos que dejar muy en claro: que nadie deba ingresar a este partido de no estar convencido de los principios básicos del comunismo. Todos tienen dudas, y todos tienen que hacer rupturas en su modo de pensar para que estén en condiciones de considerar seriamente hacer el compromiso de por vida de ingresar a este partido. Yo lo sé porque lo hice. Además, lo que me condujo a cambiar mi pensar y a hacer esas rupturas era entender más a fondo, estar más convencido y tener un mayor sentido de urgencia de que nada menos que una revolución iba a ocuparse de lo que descubrí que es y era indignante acerca de la sociedad y que iba a ser necesario tener algún tipo de fuerza organizada.

Para aquellos que están bregando ahora con esta posibilidad, sabemos que ésta para nada es una decisión que se tome a la ligera. Pero dos cosas: una, que forcejees con estas cuestiones, no dejes que estas cuestiones nada más ronden por ahí; y dos, evites la perspectiva de “no cuenten conmigo” — que trates esta posibilidad desde la perspectiva de lo que la humanidad enfrenta en estos momentos, y lo que necesita en concreto, y luego a ver tu vida en ese contexto.

Dónde nos encontramos en la revolución es que EXISTE un partido que tiene la línea, la dirección y la determinación de derrotar concretamente a estos opresores... una estrategia que puede preparar mentes y organizar fuerzas PARA la revolución, para activar la participación de los miles hoy que encabezarían a los millones de personas de mañana... que estén dispuestas a asumir la responsabilidad de hacer lo que hay que hacer... pero en que hay una necesidad objetiva para que aquellos que quieran ver una nueva etapa de la revolución comunista den un paso adelante para asumir la mayor responsabilidad que puedan por este partido y para fortalecerlo.

Esto no es necesariamente una vida fácil —no recibirás mucha aceptación social o “aprobación”— existe la posibilidad constante de la represión y muchas veces la realidad de la misma, y eso sólo se intensificará... pero tampoco tienes que encogerte los hombros y alejarte de las duras verdades, y “decirte a ti mismo una historia que te permite aguantar el día”... no tienes que adormecerte a ti mismo hasta que toda tu pasión se haya ido... Pero, además, contarás con la alegría y el regocijo que acompañan los momentos en los que las masas populares EFECTIVAMENTE rompan las cadenas y la porquería de este sistema y muestren su potencial y en los momentos en que se hagan avances, avances concretos, hacia la solución de los problemas de la revolución, tanto en la teoría como en la práctica. Y contarás con la alegría general, tal como BA dijo en la Declaración del Año Nuevo, de “luchar por un mundo donde habrán desaparecido el sufrimiento y la locura que ahora expresan la vida cotidiana de las masas de la humanidad, y se abrirán dimensiones totalmente nuevas de la libertad y el potencial humano para las personas en todas partes, ya sin las divisiones entre rico y pobre, amo y esclavo, gobernante y gobernado. Ya no se pelearán y se matarán entre sí, pero sí trabajarán juntos por el bien común. Ya no destruirán la tierra, pero sí actuarán como los dignos guardianes de la misma. Eso es el comunismo, la meta de nuestra revolución, un futuro —para la juventud, para toda la humanidad— al cual en verdad vale la pena dedicar nuestra vida.... Ahí está el reto. Ahí está la dirección. Lo que hace falta... es usted”.

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/aprendiendo-de-ferguson-en-chicago-se-ponen-de-pie-contra-el-asesinato-policial-de-roshad-mcintosh-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Aprendiendo de Ferguson

En Chicago, se ponen de pie contra el asesinato policial de Roshad McIntosh de 19 años

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

NOTICIA ACTUALIZADA DE PARTE DE UN REVOLUCIONARIO ARRESTADO

26 de agosto 9 pm Hora Central

En la sala de registro de la delegación en Chicago, entró un comandante y dijo a un revolucionario, “Aquí no va a ocurrir lo de Ferguson, así que vamos a acusarte de los cargos más pesados que podamos para que nadie se imagine volver a hacer eso”. Más tarde otro policía dijo, “Entiendo que el caos conlleva cierta belleza, pero tienes que entender que Ferguson—no podemos permitirlo”. Un detective dijo, “¿Qué chingados estaban pensando al alborotar a los salvajes?”.

El 24 de agosto, un domingo, a esos de las 7 p.m., la policía de Chicago mató a balazos a Roshad McIntosh, de 19 años, en frente de testigos. Según los testigos, los policías llegaron a un lote baldío en el barrio Lado Oeste donde los señores de tercera edad juegan baraja, y pusieron a varios muchachos a postrarse en el suelo. En cierto momento, Roshad huyó, y la policía lo correteó hasta un pasillo y le dispararon múltiples veces.

Los residentes de la comunidad, amigos y familiares dejaron claro que no dan crédito al cuento de los puercos de que Roshad traía un arma.

Un testigo dijo que Roshad estaba arrodillado rogando por su vida cuando la policía le disparó múltiples veces. Los residentes del barrio inmediatamente respondieron con coraje y convocaron a otros a salir a la calle. Más de 30 policías más llegaron en furgones y alejaron a empujones a los residentes del lugar del asesinato. Muchas personas estaban grabando a la policía y al escenario con sus celulares.

El próximo día, la madre de Roshad, Cynthia Lane, dijo llorando, “Quiero a mi bebé, mataron a mi bebé”. La novia de Roshad, la madre de su hijo, contó desolada que, “se rindió para salvarse la vida, y aun así lo mataron a balazos. Son tan racistas”.

Los revolucionarios y manifestantes estaban en camino a casa desde Ferguson, Misuri, donde habían tomado posición con las personas que se levantaron contra el asesinato a balazos de Michael Brown, de 18 años, el 9 de agosto, cuando supieron de otro asesinato policial de un joven negro. Alguien recibió un text de que la policía había acribillado a un muchacho múltiples veces. Estas personas sintieron la urgencia de estar presentes en ese escenario, entre ellas algunas que habían experimentado personalmente el asesinato policial de sus seres queridos, y que el encubrimiento oficial y la difamación de la víctima empiezan luego luego en el lugar de los hechos.

Casi siempre dice la policía que la víctima les apuntó un arma y de alguna otra manera los amenazó cuando matan a sangre fría. En el contexto del asesinato de Mike Brown y el levantamiento del pueblo de Ferguson, los que venían de regreso de Ferguson a Chicago esa noche entendieron que las autoridades estarían bien preocupadas y harían todo lo posible para suprimir la verdad e incluso la noticia de que los testigos y las personas en el lugar estaban furiosos. Los que regresaban de Ferguson querían fortalecer la resistencia en Chicago y sacar la verdad al mundo sin importar lo noche que era.

Cuando llegó el primer carro, aún estaban en el lugar unas 50 personas, la mayoría en un grupo central, y unas 15 más en un porche, con unas otras personas que apoyaban desde una distancia. No estaban ningunos medios de comunicación, pero las personas estaban grabando con sus teléfonos. Una de las mujeres que estaba regresando de Ferguson habló por micrófono a la multitud de que la policía de Chicago mató a su sobrino de 15 años y que el pueblo necesita ponerse de pie contra este ultraje así como hizo el pueblo en Ferguson. Animaron a los residentes a corear, “¡Manos arriba! ¡No disparen!” y “¡Que acusen, condenen y apresen al asesino policía! ¡Pues, todo el maldito sistema es culpable, carajo!”, se pusieron a marchar por el barrio, y las personas estaban expresando su coraje.

Los chotas alejaron a la gente a empujones del lugar del asesinato, y anunciaron que si bien la gente tenía el derecho a protestar, eran las 10 de la tarde del domingo, y el sistema del sonido estaba en contra de la ordenanza sobre ruido, y ¡dieron una multa a un revolucionario bien conocido! De ahí los policías empezaron a atrapar a la gente entre la línea de policías y el furgón, e insistieron en que se quedaran en el zacate ¡en vez de en la banqueta PÚBLICA!

En eso llegó un reverendo y trató de dispersar a las personas diciéndoles que el pueblo en Ferguson tuvo éxito porque ¡¡¡¡líderes como Al Sharpton y Jesse Jackson fueron y calmaron la situación!!!! Una mujer que había llegado directamente de las protestas en Ferguson lo confrontó cara a cara y dijo que la gente no debe calmarse, que la razón porque todo el mundo sabía de Mike Brown era que el pueblo se levantó, y que el pueblo tenía que ponerse de pie y seguir luchando, no calmarse. Dijo que los reverendos en Ferguson estaban batallando para que el pueblo abandonara su posición.

Las personas continuaban coreando, y salió un hombre enfurecido por este asesinato. Estaba gritándoles a la policía en la cara. Los policías empujaron a las personas hasta el zacate. El revolucionario animó a la multitud a corear, “¡Manos arriba! ¡No disparen!”, y seis puercos se le echaron encima, lo aventaron a un SUV y lo llevaron a la cárcel acusado de alborotar la muchedumbre y resistirse al arresto. Arrestaron a por lo menos tres personas más esa noche. Un hombre dijo que estaba orgulloso de haber puesto de pie, que “tenemos que aprender de Ferguson y ponernos de pie”.

Tras el arresto del revolucionario, dos otros activistas que habían ido a Ferguson llegaron en el escenario donde seguían protestando el asesinato de Roshad. En cierto momento la policía decidió calmar la situación largándose. Se les oía decir, “estos son manifestantes profesionales”. Dijeron a uno de los revolucionarios, “Ustedes que se las arreglen como puedan”. Las personas quedaron hasta las 2:30 de la madrugada, otras hasta las 6 am.

El lunes las protestas y vigilias seguían todo el día; el revolucionario que salió de la cárcel en la tarde el lunes fue directamente ahí. Se planean más protestas, que incluyen una marcha el miércoles a las 6 pm en la zona del asesinato policía, convocada por la Red Parar la Encarcelación en Masa en Chicago y Tio Hardiman. Aportes en las redes sociales vinculan las protestas e información sobre este asesinato policial con las protestas que siguen sobre Ferguson.

¡Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución EN TODAS PARTES!

 

Permalink: http://revcom.us/a/347/marcha-climatica-de-los-pueblos-un-llamado-a-todos-los-que-quieren-cambiarlo-todo-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Marcha Climática de los Pueblos: Un llamado a todos los que quieren "cambiarlo todo"

El capitalismo está destruyendo el planeta... ¡Necesitamos la revolución, y nada menos!

28 de julio de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Es preciso reproducir el siguiente llamado y distribuirlo en el movimiento ambiental, especialmente a aquellos que se movilicen para la protesta del 21 de septiembre. Es preciso disponer de copias del llamado en las librerías Libros Revolución.

 

El 21 de septiembre, decenas de miles de personas se convergerán en la ciudad de Nueva York por una "Marcha Climática de los Pueblos" sin precedentes. Un enorme sentido de urgencia y responsabilidad para el futuro del planeta está motivando a la gente a acudir a la marcha.

El Partido Comunista Revolucionario hace un llamado a la gente a unirse a esta marcha, a movilizar a amplios sectores de la población y a hacer que este brote de protesta sea lo más potente posible.

El bloqueo de la avenida Pensilvania, Washington, D.C., en una protesta por el oleoducto Keystone XL, marzo 2014. Foto: AP

La emergencia climática está afectando a todo el planeta y se está acelerando hacia la catástrofe. Millones de personas en los países pobres ya enfrentan un infierno ambiental insostenible, y el futuro de la civilización humana está en duda. Las especies y los ecosistemas críticos enfrentan degradación y colapso.

Este es un momento para aprovechar, un momento para empezar a arrancar al planeta del camino de destrucción en que se encuentra.

Sí tenemos que "cambiarlo todo", a "cambiar el curso de la historia", como la convocatoria de la marcha de septiembre 21 de marzo declara. Pero ¿qué se necesita para "cambiarlo todo"? ¿Es posible hacerlo bajo este sistema, con su economía, su política y sus prioridades? No se puede. Debido a que este sistema capitalista es una barrera a donde tenemos que ir. Para "cambiarlo todo", ¡necesitamos una revolución, y nada menos!

El sistema capitalista imperialista es el problema

Necesitamos la comprensión más científica de los procesos físicos del cambio climático, la acidificación, la aceleración de la extinción de las especies y las muchas manifestaciones entrelazadas de la destrucción ecológica. Pero TAMBIÉN necesitamos la comprensión más científica de por qué los gobiernos, los países y los que están sentados en las posiciones del poder del mundo no están tratando esta loca trayectoria de las formas que serían necesarias para detenerla en realidad e revertirla.

Un sistema global de competencia despiadada con fines de lucro entre los capitalistas y entre los estados-nación no puede y no va a satisfacer las necesidades de la humanidad. No puede y no va a dejar de hacer guerras y ocupaciones que engendran gran destrucción y desplazamientos. Tampoco puede salvaguardar la rica diversidad de la vida en este planeta.

El problema es más grande que el "gran petróleo"... más grande que "las corporaciones". El capitalismo-imperialismo es todo un sistema basado en las ganancias que trata a las personas como objetos de explotación y el mundo natural como algo para ser saqueado y metido en la producción para sacar ganancias. Los combustibles fósiles son fundamentales para el funcionamiento rentable de este sistema. Y en términos de sus requerimientos estratégicos: las fuerzas armadas estadounidenses, un aparato de imperio, depende del petróleo; y el control de gran potencia sobre el petróleo y el gas natural y la energía genera presión sobre la economía mundial.

En el afán de vencer a sus rivales a nivel mundial, el capital no toma en cuenta la destrucción de la atmósfera, los mares y los ríos de la Tierra, las magníficas especies que pueblan la Tierra.

El capitalismo es completamente incapaz de ser un guardián digno del planeta.

La revolución es la única solución viable

El sistema capitalista imperialista nos ha llevado al borde de la catástrofe. Sólo la revolución más radical de la historia humana, que libere a los seres humanos y termine la devastación del planeta, puede hacer frente a la crisis ambiental en la escala y con la urgencia requerida.

Bob Avakian ha desarrollado una estrategia para la revolución real y una visión y un marco para un poder estatal radicalmente nuevo. La revolución comunista representa la emancipación de toda la humanidad. Se trata de capacitar a la humanidad a convertirse en los guardianes del planeta. La Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto), que se inspira en la nueva síntesis del comunismo de Bob Avakian, expone, como uno de los principios fundamentales que rigen la nueva sociedad, "Proteger, conservar y mejorar los ecosistemas y la biodiversidad del planeta para las actuales y futuras generaciones”.

Necesitamos una sociedad y economía de tipo muy distinto: con los medios y la orientación para priorizar el florecimiento del potencial humano y para dedicar los necesarios recursos, creatividad y experiencia para hacer frente a la emergencia ambiental planetaria.

No va a ser fácil. Pero ésta es nuestra única oportunidad de crear una sociedad verdaderamente sustentable y comenzar el proceso de restauración de los ecosistemas del planeta.

Esto no es un sueño imposible; nosotros estamos construyendo un movimiento para la revolución

La gente suele decir que la situación está muy grave como para "esperar" para la revolución, que necesitamos algo más "práctico". Sí, la situación es urgente, crítica. Pero he aquí la pregunta: ¿Hay que hacer frente a esta situación de emergencia esperando que el capitalismo "entre en sus cabales", o poniendo fin a un sistema que, en su ciego y despiadado afán de ganancias nos ha conducido a este precipicio?

Y ¡no estamos esperando! Estamos de pie y luchando ahora. estamos construyendo un movimiento para la revolución.

Sea fiel a sus convicciones, no retroceda

Este número especial de Revolución se centra en la emergencia ambiental frente a la humanidad y los ecosistemas de la tierra. En este número mostramos:

  • las dimensiones de la emergencia...
  • la fuente de sus causas en el sistema capitalista, y por qué es imposible que ese sistema solucione esta crisis...
  • una salida y un camino adelante para la humanidad — una sociedad revolucionaria en la que podamos realmente vivir como los guardianes de la naturaleza, en lugar de saquearlo.

Léalo en línea...

A todos aquellos que se preocupan por el planeta, y especialmente a los que salen al 21 de septiembre, les decimos: Sea fiel a sus convicciones. Siga sus principios hasta el fin para salvar el planeta, sean cuales fueren los obstáculos, presiones y dificultades. No deje caer sus aspiraciones ante la magnitud de lo que estamos enfrentando, o cuando las personas que dirigen este sistema muestran su enorme poder y crueldad.

Si se es un activista, no se acomode a las llamadas "realidades del sistema", de que no se puede ir más allá de ciertos límites. Si se es un científico, no diluya sus hallazgos y sus implicaciones debido a las presiones de la industria, el gobierno o del mundo académico.

Esta posición es una línea divisoria esencial en un momento en que el futuro del planeta está en juego.

Al mismo tiempo, la revolución estará con usted: en medio de las batallas importantes, de pie y hombro a hombro y aportará nuestra perspectiva revolucionaria plena en el remolino.

Una invitación

Invitamos a ustedes que busquen alternativas a esta locura a que se enteren de esta revolución... y que sean parte del movimiento para la revolución:

Aportamos una pasión para salvar la Tierra y emancipar a la humanidad del mundo a estas protestas y este movimiento.

  • Invitamos a las personas que palpan la profundidad y la urgencia de la situación y que quieren luchar para salvar el planeta a unirse al contingente que estamos construyendo para el 21 de septiembre. Del contingente emanarán el espíritu, el poder y el internacionalismo de que existe una salida, un camino adelante. Los estudiantes, la gente de las comunidades oprimidas, los activistas y otros marcharán bajo el lema El capitalismo está destruyendo el planeta... ¡Necesitamos la revolución, y nada menos!

Empecemos esta dinámica de lucha e intercambio mutuo ahora, a medida que avanzamos hacia el 21 de septiembre. Pongamos un proceso emocionante en marcha; abriendo todo tipo de discusión, diálogo y debate; aprendiendo unos de otros; explorando diferentes ideas y perspectivas; movilizando a millones de personas. Y no nos detengamos hasta que hayamos cambiado de veras el curso de todo.

 

Para conocer más, comuníquese con la librería Libros Revolución más cercana o con RCP Publications a rcppubs@hotmail.com.

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/hay-que-ver-on-the-brink-de-alice-rothchild-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Hay que ver: On the Brink de Alice Rothchild

Alan Goodman | 1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Alice Rothchild's On the Brink

El nuevo libro de Alice Rothchild, On the Brink: Israel and Palestine on the Eve of the 2014 Gaza Invasion [Al borde: Israel y Palestina en la víspera de la invasión de la Gaza de 2014] (Just World Press, 2014) se deriva de las entradas en su diario durante su visita a la región cisjordana de Palestina en la víspera de la masacre salvaje del pueblo palestino en Gaza en julio y agosto de 2014 — una masacre posibilitada y avalada financia, militar y diplomáticamente por Estados Unidos.

Alice Rothchild es una médica, autora, periodista y activista de larga data. En la introducción del libro, escrito en el contexto de la actual masacre israelí en Gaza, escribe “esa idea de que el sufrimiento y excepcionalismo judío ‘nos da a nosotros’ el derecho de eliminar o oprimir a otro pueblo, creaba el ambiente para este estallido. No se trata de los últimos diez o veinte años, se trata de las consecuencias muy perturbadoras del propio sionismo”.

Además añade: “He llegado a estas conclusiones al presenciar los hechos sobre el terreno, planteando las preguntas difíciles, retándome a mí mismo a ir más allá de mis zonas de confort y sí, viéndome a los ojos de mi supuesto enemigo”.

Alice Rothchild invita a los lectores a caminar a su lado en “un viaje que empodera a uno, un viaje desafiante a un lugar más honesto donde el potencial para el cambio político y social duradero se base en nuestra humanidad común y el reconocimiento de las injusticias, dondequiera y a quienquiera que caigan”.

Acepte esa invitación.

El emblemático muro de separación de hormigón, ocho metros de altura, en Qalqilya (ciudad palestina en la región cisjordana de Palestina), con sus cámaras de seguridad y atalayas, cambió el alcantarillado y creó áreas de aguas negras al aire libre, las que se inundan durante las lluvias, y les confiscó vastas tierras agrícolas a los palestinos, minando la economía local y creando una enorme prisión urbana.
Foto: Alice Rothchild / On the Brink - Israel and Palestine on the Eve of the 2014 Gaza Invasion

El meollo de On the Brink es este viaje — repleto de viñetas inesperadas y perspicacia implacable que excavan bajo la superficie y dan vida a la verdadera naturaleza y rol de Israel. Todo hombre palestino que nos encontramos parece haber pasado tiempo duro en cárceles israelíes por la sospecha de participar en la resistencia. (Han arrestado a ochocientos miles de palestinos desde 1967, ¡el 40% de la población masculina!) En el capítulo “Caminando con fantasmas” visitamos las ruinas de Lifta — un próspero centro de comercio, comunidad y cultura palestinos hasta que fue uno de los más o menos 650 ciudades y pueblos palestinos arrasados por la limpieza étnica sionista. Experimentamos los virulentos gases lacrimógenos y balas de goma israelíes con los palestinos y sus aliados que tratan de llevar a cabo protestas pacíficas. Experimentamos la humillación más abierta y obscena al estilo apartheid a la que están sometidos los palestinos no sólo cada hora del día, sino incluso redadas nocturnas y madrugadoras en sus comunidades y sus hogares. Y nos enfrentamos a la terminología genocida omnipresente en la cultura israelí. (Por ejemplo, “zona limpia” es un término usado por los militares israelíes para describir las áreas donde no viven ningunos palestinos.)

Una y otra vez, incluso con una selección de fotos, Alice Rothchild nos ayuda a sentir y arroja luz sobre las maneras en que la Nakba —la orgía de violencia sionista en 1948 mediante la cual se estableció el Estado de Israel— proyecta su oscura sombra sobre la vida cotidiana de todos los palestinos. Ella insiste en retarles a los lectores a hacer frente a la realidad de que “la limpieza étnica de Palestina es una parte integral de la historia de la creación del Estado de Israel, tanto como la historia de los indígenas americanos o los esclavos africanos es parte de la historia de Estados Unidos. No existe ninguna ‘narrativa doble’ aquí. La Nakba no es una historia alternativa.... Es una historia que debe ser conocida.”

Lo que sale es una crítica penetrante y subversiva de la legitimidad de un estado que se basa en la limpieza étnica.

¡Hay que verlo!

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/material-basis/the-material-basis-and-the-method-for-making-revolution-en.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/strategic-approach/the-strategic-approach-to-revolution-and-its-relation-to-basic-questions-of-epistemology-and-method-en.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

 

Permalink: http://revcom.us/a/350/gestando-ideas-de-un-lector-algunas-ideas-en-preparacion-para-salir-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Gestando ideas, de un lector:

Algunas ideas en preparación para salir en el Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto

28 de agosto de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

24 de agosto de 2014. Este Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto tiene como objetivo lograr muchísimo. Me gustaría comentar algunos aspectos, pensar en ello desde la perspectiva de acumular de fuerzas para la revolución y cómo contribuye a acercarse a la época en que sería apropiado y posible jugárselo el todo por el todo para tomar el poder. En otras palabras, al mirarlo desde los más grandes objetivos estratégicos de la revolución comunista.

Con frecuencia se me ha venido a la mente la siguiente cita de BA (originalmente de 1985, actualmente en la nueva edición de muestra de ¡A romper TODAS las cadenas! Bob Avakian sobre la emancipación de la mujer y la revolución comunista):

“La cuestión general de la posición y el papel de la mujer en la sociedad se presenta cada día más agudamente en las extremas circunstancias de hoy... No se puede concebir la resolución de todo esto salvo de la manera más radical... La cuestión que pende es: ¿será una resolución radical reaccionaria o una resolución radical revolucionaria, implicará reforzar las cadenas de la esclavitud o destruir los eslabones más decisivos de esas cadenas y abrir la posibilidad de realizar la eliminación completa de todas las formas de dicha esclavitud?”

Esto es en cierto sentido un precursor de todo lo que BA analiza en "Contradicciones todavía por resolver, fuerzas que impulsan la revolución" acerca de la opresión y la liberación de la mujer. En el discurso "Dónde nos encontramos en la revolución", se señala cómo tenemos que usar nuestra máquina de rayos X para ver las grietas en el muro de acero del sistema que nos rodea. BA lleva décadas examinando cómo los avances en el sistema de capitalismo-imperialismo han impactado a la opresión de la mujer y de maneras horrendas la han intensificado considerablemente en los últimos tiempos de la globalización intensificada.

Y la forma en que esta misma contradicción, mientras que en la superficie no es favorable para la revolución como en el caso de muchas otras, en realidad ha profundizado la base material para la forma en que puede desempeñar un papel clave en la revolución. Esta es una contribución teórica muy importante suya. Por supuesto, esto no sucederá sin que, uno, veamos los acontecimientos reales como lo que son, y, dos, que analicemos la contradicción desde la perspectiva de Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución. Esto incluye ver cómo encaja en el funcionamiento del sistema imperialista y su contradicción fundamental —me refiero al artículo de la edición de muestra, “¿Es posible que este sistema elimine la opresión de la mujer o que exista sin ésta? — Una pregunta fundamental, un enfoque científico de la respuesta” y la necesaria pregunta que plantea: “¿Con cuál modo de producción se lidiará con cualquier problema social?”

La opresión de la mujer se ha intensificado considerablemente en muchos aspectos: el fenómeno mundial de la violación en grupo, el tráfico sexual en una escala masiva, la pornografía cada vez más violenta, ya que se vuelve cada vez más común y aceptada en la sociedad. El objetivo de hacer que el aborto no sea disponible y con el objetivo de penalizar completamente el aborto y los anticonceptivos es una concentración particular de esta opresión.

Al hablar con personas de todo el país en preparación para este Viaje, una pregunta sobre la que muchos están agonizando es: "¿Por qué está pasando esto? ¿Por qué estos fanáticos religiosos son tan intransigentes y fanáticos? ¿Por qué todos los aspectos del gobierno del estado al nivel nacional o apoyan abiertamente esta campaña de hacer que el aborto no sea disponible o de 'buscar puntos en común’ con ésta?" No podemos entender eso o ayudar a otros a conocer la respuesta sin adentrarnos en el análisis de la pirámide de BA Y ADEMÁS, de mucha importancia, su análisis de la guerra civil que se perfila. La obra impresa La guerra civil que se perfila y la repolarización para la revolución en la época actual, tiene dos artículos que son particularmente relevantes. El uno, "La pirámide del poder Y la lucha por cambiar de base el mundo” y el otro, "La guerra civil que se perfila y la repolarización para la revolución en la época actual". Estos son también los dos temas los que retomó y desarrolló el discurso "Dónde nos encontramos en la revolución".

En pocas palabras, la pirámide: Veamos la sociedad como una pirámide. En la cima están las personas que gobiernan esta sociedad, más o menos en el lado derecho las personas representadas por el Partido Republicano y en el lado izquierdo las representadas por el Partido Demócrata, y no hay lucha entre sí acerca de cómo debería ser gobernada la sociedad. De ahí, por el lado derecho de la pirámide está la base social de los republicanos de fanáticos religiosos y tontos fundamentalistas. Al lado izquierdo está la base social de los demócratas compuesta por personas progresistas y todos los oprimidos. Los republicanos no temen azuzar y sí azuzan a su base social en diversas formas, inclusive a los que luchan para eliminar el aborto y el control de la natalidad. Los demócratas están muertos de miedo de desatar a su base social, ya que no representan en realidad los intereses de dicha base —el papel de los demócratas es mantener a todas aquellas personas confinadas dentro del sistema electoral— y tienen miedo de que de desatar a esas fuerzas, éstas podrían participar en mucho más que las elecciones, incluyendo la rebelión y la revolución.

Los republicanos no temen azuzar a su base social, ya que están dispuestos a ir hasta el final a una sociedad fascista si sienten que es a donde tienen que ir. Los demócratas tienen fuerftes contradicciones con una visión de cómo gobernar la sociedad —no prefieren el fascismo—, pero si todo se redujera al fascismo o la revolución, aceptarían el fascismo.

En pocas palabras, la guerra civil que se perfila: BA habla de cómo Newt Gingrich (republicano y ex presidente de la Cámara de Representantes) observó que lo que está sucediendo en la sociedad estadounidense es análogo a lo que estaba sucediendo en Estados Unidos en la década de 1840-década de 1850 y que sólo se puede resolver cuando uno u otro bando triunfe. Eso representa conflictos muy reales en la clase dominante, conflictos que corresponden a lo que se describe en el artículo sobre "la pirámide del poder". Del artículo “La guerra civil que se perfila”: "En realidad hay dos fuerzas fundamentalmente opuestas en la sociedad, en potencia... hay dos campos en conflicto antagónico. Esto se puede desenvolver y resolver de distintos modos, conforme a distintos intereses y, fundamentalmente, a distintas clases, y encaminarse en distintas direcciones para el futuro de la sociedad y del mundo... en efecto, estas son concepciones del mundo irreconciliables y posiciones fundamentalmente irreconciliables sobre cómo debe ser la sociedad y en qué debe basarse”.

En esta batalla en torno al aborto, realmente podemos ver en microcosmos, el desarrollo de la guerra civil y de la situación revolucionaria. De ahí la pregunta: ¿cómo podemos hacer avances, qué método y enfoque usamos para poder ver la realidad que se desarrolla (en todo su carácter cambiante y vaya que las cosas están cambiando rápidamente en esta batalla, aun antes de que comience el Viaje), para poder reconocer la necesidad que enfrentamos y arrebatarle libertad, ver las vías para poder hacer eso? Esto es esencial porque en la superficie, la polarización actual es tan desfavorable y las ideas así como el poder que las respalda parecen tan poderosas.

Al reflexionar sobre todo esto, me pareció muy esclarecedor mi estudio de dos textos de BA posteados hace poco en revcom.us: "La libertad y la necesidad, y partiendo de una perspectiva estratégica: Unos puntos sobre métodos y dirección" y "Las iniciativas de masas y su relación con nuestros objetivos estratégicos". Además, los dos discursos de audio y texto posteados hace poco en revcom.us en inglés.

Para repetir, la polarización en torno al aborto es muy desfavorable ahora. La trayectoria ahora va mucho más hacia la resolución reaccionaria radical mencionada en lo que cité al comienzo de esta carta. Se necesita una intervención masiva. Como señala el artículo sobre las iniciativas de masas, no podemos eliminar la opresión de la mujer al interior del sistema actual, pero sí podemos cambiar los términos políticos e ideológicos en torno a los atropellos, es posible transformar la manera de pensar de las masas y es posible poner a la defensiva a la clase dominante sobre esta cuestión. Hay que forjar muy en grande la batalla en torno al aborto y la opresión general de la mujer — que pronto actúen cientos, de ahí miles y con el tiempo millones de personas, porque eso es lo que se necesita para cambiar la sociedad en torno a esta cuestión.

El artículo de BA sobre las iniciativas de masas da dirección sobre cómo manejar los aspectos de la construcción del movimiento contra la opresión de la mujer y la batalla en torno al aborto de una manera verdaderamente de masas y al mismo tiempo expone el panorama completo y la necesidad de la revolución. Hay mucho en eso para estudiar y aplicar. En el Anexo 2014 a ese artículo, él habla de la necesidad de construir este movimiento muy grande por derecho propio, con el fin de activar la participación de miles y en última instancia millones de personas. Y agrega: "Al mismo tiempo, NOSOTROS, como comunistas revolucionarios (y aquellos que a grandes rasgos están de acuerdo con nosotros en esto), deberíamos estar exponiendo, en relación con estas iniciativas de masas así como de una manera general, que estos y otros ultrajes que de hecho constituyen concentraciones de contradicciones sociales importantes, están arraigados en la naturaleza y dinámica fundamental de este sistema y que solamente mediante al revolución comunista es posible terminarlos final y completamente, y crear una sociedad y mundo radicalmente diferente y mucho mejor por medio de una revolución comunista, trabajando sobre la base de la nueva síntesis del comunismo que se ha desarrollado mediante el trabajo realizado por BA durante muchas décadas”.

Al reflexionar sobre el análisis de "la guerra civil que se perfila" y la forma en que la eliminación del aborto y lo de obligar a las mujeres de nuevo a ser incubadoras son parte de las relaciones sociales fascistas por las que las fuerzas esas están luchando, podemos ver que los riesgos son muy altos para ambos bandos en esta batalla sobre el aborto. ¿Cómo podemos arrancarle la libertad a la necesidad que enfrentamos, que incluye esta polarización muy desfavorable? "¿De dónde viene la libertad? Viene de un análisis correcto de la realidad objetiva y su carácter contradictorio. Y eso tiene una base material. La espontaneidad no está de nuestro lado, pero sí contamos con la realidad, en los términos más fundamentales. Ahí estriba una buena parte de nuestra libertad — en el reconocimiento de eso”. La realidad es que los horrendos ataques sobre el aborto son una parte crucial de la base material para que las mujeres (y los hombres) se activen tanto para luchar por el aborto como por los anticonceptivos. También contribuye un aspecto, junto con muchas otras formas de opresión, que capaciten a la gente para que ésta empiece a ver la necesidad de la revolución, la toma del poder. Como dice en "Sobre la estrategia para la revolución" en Lo BAsico: "La posibilidad de una crisis revolucionaria se encuentra en la propia naturaleza de este sistema capitalista...."

Lanzamos el Viaje por la Libertad, con sus tres objetivos de construir un movimiento nacional para derrotar a este asalto sobre el aborto, cambiar los términos del debate a la esclavización de la mujer o de liberación de la mujer y forjar la resistencia política de masas independiente. Muchos estaban emocionados, según sus muchas perspectivas diferentes. Pero algunos en el movimiento de "izquierda", "pro derecho a decidir" se sentían muy amenazados y enojados. Se desató una tormenta de necedades en Twitter de ataques sin escrúpulos, vitriólicos, diciendo que el Viaje no era bienvenido, que a nosotros nos va muy bien aquí en Texas [para continuar la misma estrategia perdedora gastada y trillada de esperar que un salvador vengan del Partido Demócrata] y "nosotros los tejanos no necesitamos a ningún 'fuereño' venido desde Nueva York que nos grite y chille" y confronten a los antiaborto y al sistema que los mueve.

Todo eso sorprendió a algunos simpatizantes del Viaje, medio los sacó de onda hasta cierto punto. "Aquí estamos, el ARFR [Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto], presentes para forjar la lucha por defender el aborto. ¿Por qué esta gente 'pro derecho a decidir' está tan en contra de nosotros?" En " El enfoque estratégico de revolución y su relación a las cuestiones básicas de epistemología y método”, punto 1, en una sección acerca de la relación entre lo que hacemos ahora y de aprovechar las condiciones para emprender una revolución, BA dice que, para parafrasear, podemos ver ahora en microcosmos una situación revolucionaria. Nos encontramos en la confrontación directa no sólo con la burguesía, sino con MUCHAS OTRAS FUERZAS DE CLASE.

¿No podemos ver en microcosmos eso y la guerra civil que se perfila en lo que ocurre de manera concentrada ahora en esta batalla sobre el aborto? Mire las personas pro derecho a decidir a la luz de "otras fuerzas de clase que están en confrontación directa con nosotros". Se desató una tormenta de necedades de odio en contra de la gente venida desde fuera, los neoyorquinos, los carpetbaggers (¡sí, utilizaron ese término! Si usted no está familiarizado con esta palabra, busque en Wikipedia para conocerla. Se refiere a los miles de personas que se fueron al Sur de Estados Unidos después de la derrota de la Confederación en la guerra de Secesión a fin de unirse a los negros en la reconstrucción de una sociedad con un lugar para la gente negra, como enseñar a los niños negros en las escuelas donde podían estudiar por primera vez. Es como que esas fuerzas derecho a decidir chillaran: "Eso malditos yanquis están llegando para interferir en nuestra vida", tal como hicieron los partidarios derrotados de la Confederación.), el ARFR, Sunsara Taylor, el Partido Comunista Revolucionario y Bob Avakian, diciéndonos que no nos vayamos y amenazándonos con la violencia contra los Viajeros y a Sunsara Taylor en particular. Son las fuerzas de clase las que representan a la pequeña burguesía (dudo en darles crédito por ser "los representantes políticos y literarios de la pequeña burguesía", pero eso es lo que son, aunque de manera burda). Y están ESFORZÁNDOSE para cobijarse bajo el ala de la burguesía. Consideran que las fuerzas desplegadas en contra del aborto son demasiado poderosas como para derrotarlas, por lo que es necesario buscar aliados en algún lugar de la clase dominante para que hagan algunos retoques menores en los bordes de este horror, mientras la situación general sigue a toda velocidad hacia la derecha. Y en estos momentos el ARFR reta y perturba su programa, se sienten amenazados y están desesperados para detenerlo.

Esto se aplica también a los dos grupos antiaborto que se están movilizando para protestar contra el Viaje. Han identificado al Viaje como una fuerza más seria y decidida que los otros grupos pro aborto. En un programa de radio, Mike Harrington, el jefe de uno de esos grupos antiaborto, dijo: "No somos abogados caza-litigios, no seguimos a los grupos a favor del aborto, pero cuando algo especial surja [el ARFR], el preciso que lo contrarrestemos".

Al aproximarse una situación revolucionaria, al aproximarse una guerra civil, todas las fuerzas de clase estarán luchando con todo a su alcance por sus programas, por la sociedad que quieren defender o crear. Eso es lo que pasa en esta batalla en Texas y en la oposición al ARFR / Fin al Patriarcado / Sunsara Taylor / Bob Avakian / Partido Comunista Revolucionario.

Si no vemos la situación de esa manera, perderemos nuestro rumbo y no sabremos qué hacer. Es decir, no estaremos en condiciones de arrebatarle la libertad a la necesidad (y la palabra exacta es "arrebatar", repitiendo que la espontaneidad no nos llevará a una situación favorable. Se requerirá una intensa lucha política e ideológica.). Un reto nuestro será el de ayudar a todos los Viajeros (y muchos más) a comprender estas dinámicas más amplias a la vez que todavía todos aquellos están bienvenidos a unirse al Viaje y a forjar este movimiento que ven la situación de emergencia en torno al aborto y quieren luchar en su contra. Pero como dijo, muchos quieren conocer el panorama más amplio acerca de por qué todo esto está ocurriendo.

Estos ataques de parte de las fuerzas pequeño burguesas son mucho más intensas que durante el Viaje por la Libertad de 2013. Además, si bien los antiaborto no nos confrontaron directa y físicamente en 2013, ya sabemos que dos grupos antiaborto ya han lanzado llamamientos a que muchos se les unan para contrarrestar específicamente al Viaje en Austin y San Antonio. La creciente intensidad se debe a la situación general sintetizada en el análisis de la guerra civil que se perfila y el análisis de la pirámide. Como se dice en el discurso "Dónde nos encontramos en la revolución", las fuerzas en la cima de la pirámide al lado derecho (generalmente asociadas con el Partido Republicano) están azuzando a su base social en la base de la pirámide —están azuzando a sus perros de ataque Doberman—, a la vez que en el lado izquierdo de la pirámide, los demócratas están enviando a sus perros a escuelas de obediencia, con pasividad, conciliación, acomodación, la búsqueda de puntos en común, lo que lisa y llanamente deje que se encargue el Partido Demócrata, todo resultará bien si simplemente no agitamos las cosas demasiado.

Los antiaborto son unos perros Doberman azuzados. El liderazgo de las fuerzas esas trabajan muy de cerca con el Partido Republicano y círculos de la clase dominante y en sí algunas son agentes de derecha ahí.

BA, en el artículo sobre la Libertad / Necesidad sobre otras fuerzas de clase, dice: "De no reconocer que la realidad cambia constantemente Y ADEMÁS que existen otras fuerzas de clase en el mundo que están trabajando para influenciar a la gente de varias maneras directas e indirectas, se perderá el rumbo y la orientación. A menudo, las personas que se han unido y trabajado con nosotros luego caen bajo ataque como resultado de haber dado el paso de trabajar con nosotros. O tienen un sentido de que dar otro paso en unirse con nosotros podría poner en peligro su carrera, o hacer que sea más difícil alcanzar ciertos objetivos suyos cortoplacistas. No tener esto en cuenta implica desconocer el hecho de que en el mundo existe una realidad más grande que cambia constantemente que también está afectando e influenciando a otras personas”.

Un recordatorio de algo muy importante. Creo que en uno de los dos discursos de audio y texto en inglés, BA señala que todas las otras fuerzas de clase no se olvidarán de luchar por sus intereses de clase, son únicamente las fuerzas que representan al proletariado y la emancipación de toda la humanidad las que se "olvidarán" de luchar por sus intereses de clase. Eso es otra manera de decir que tenemos que luchar conscientemente por los intereses de clase del proletariado y constantemente tenemos que ubicar esta batalla en el contexto de los intereses estratégicos más amplios.

Por lo tanto, aun antes del lanzamiento del Viaje en Texas, se ha suscitado una batalla de estire y afloje entre todas las fuerzas de clase en el campo, en lucha por sus intereses. La legislatura de Texas continúa presionando en los tribunales y en la opinión pública de que las mujeres no deberían tener acceso al aborto, y punto. Los antiaborto están llamando a movilizaciones de "contra-protesta" al Viaje en Austin y San Antonio. He mencionado los ataques de Twitter contra el Viaje de parte de las fuerzas pro derecho a decidir.

Los ataques en diversas formas, sin duda, se multiplicarán y se intensificarán. Estamos iniciando este ARFR, nos están atacando y nos atacarán y tendremos que contrarrestar esos ataques, reconociendo y arrebatándole la libertad a la necesidad, y de ahí continuar ese proceso hasta el final, sin dejar de ver los aspectos de la realidad que están en constante cambio, a medida que todas las fuerzas de clase actúen para incidir en la realidad más amplia e intenten moldearla según sus intereses de clase.

Ya, por medio de este proceso, por medio de esta batalla, los Viajeros y sus simpatizantes se han fortalecido y templado y se han convencido de modo que vean los programas opuestos y por lo tanto se han inspirado para conectarse aún más ampliamente con el público meta del Viaje, o sea, todo aquel que vea la emergencia en que se halla el aborto y la necesidad de actuar ya para luchar en su contra y todos los que es posible convencer para ver eso. Todos, desde muchas perspectivas diferentes.

Este proceso se telescopará y se intensificará casi a diario en medio de estas luchas políticas intensas. Ello sienta las bases para que muchos se fortalezcan y de templen rápidamente.

Así que nos enfrentamos a la necesidad. Actuamos y creamos la libertad a partir de esa necesidad. Ya logramos algunas cosas. Pero de ahí se presenta una nueva necesidad. Tanto de los avances que se han hecho con la gente y en la batalla global como, ¿adivinen qué?, de todas las otras fuerzas de clase que no se queden quietas y digan: "Ay, Dios mío, supongo que nos dieron ahora". No, contraatacan. Vemos eso ahora en esta batalla en torno a las fuerzas pro derecho a decidir. Pero lo veremos mucho más intensamente a medida que los antiaborto se suban al escenario y el estado en la forma de la policía desempeñará un papel y seguro que no estará de nuestro lado.

Hemos formado un amplio grupo de personas para participar en este Viaje. Hemos trazado líneas divisorias correctas acerca de oponerse a los ataques contra el aborto. Hemos forjado cierta unidad. Y hemos profundizado en la unidad con los simpatizantes y el núcleo en la preparación del Viaje. Y a lo largo de este proceso, hemos aprendido muchísimo de todos. Al forjar más unidad, habrá la tendencia a no querer "romper la unidad" con la gente. Habrá una tendencia a no querer "recalcar" las grandes cuestiones de la revolución y el comunismo. A no explicarle a la gente el panorama más amplio del contexto en el que estos ataques están ocurriendo. A no explicarle a la gente la visión más amplia de la realidad que nosotros entendemos ahora.

BA de nuevo: “La presión constante es una presión para adoptar el determinismo — a temer que se pierdan los avances que se han hecho. ¿Se quiere jugar para ganar, o jugar para no perder? A nombre de jugar para ganar, se puede jugar de modo temerario — pero la tendencia errónea mucho mayor es cuando las personas obtengan un avance y luego se vuelvan conservadoras y de ahí pierdan. Empiezan a proteger lo que tienen y empiezan a temer que arriesgar eso a fin de hacer más avances y por ende empiezan a echar por la borda lo que han logrado”. Lea la carta de Lenny Wolff en revcom.us, "El Verano de Libertad de Misisipí: Profundas e importantes lecciones”. Para hacer avances en un cierto momento se requirieron correr grandes riesgos, para llevar a 800-1.000 voluntarios a Misisipí. Tomaron la decisión de que tenían que apostarse para ganar. Eso creaba nueva necesidad y se daba en medio de gran riesgo y peligro. Frente a la muerte de los tres voluntarios del Verano de Libertad, ¿debían haber "apostado a no perder"? La ironía es que si lo hubieran hecho, hubieran perdido. De ninguna manera podían haber catapultado a nivel nacional la opresión de los negros y obligado a millones de personas a verla y a que muchas de éstas se activaran para luchar en su contra sin hacer esa osada jugada para llevar a cientos de voluntarios de Misisipí.

“Al continuar el trabajo a partir de lo que se ha logrado, es necesario reconocer que los logros en sí generan una nueva necesidad; es necesario anticipar eso y trabajar para sentar las bases para transformar la nueva necesidad en una nueva libertad (misma que conllevará una necesidad)”.

¡Nosotros SÍ ESTAMOS construyendo un movimiento para luchar contra los ataques sobre el aborto, como parte de la lucha por la liberación de la mujer y de toda la humanidad! Estamos preparando el terreno, preparando al pueblo y preparando a la vanguardia, y haciendo los preparativos para el momento en que sea posible liderar a millones de personas para acometer la revolución. ¡Nosotros SÍ ESTAMOS luchando para ganar!

Mantenga el objetivo más amplio firmemente en mente

De ahí, BA subraya uno de los puntos más importantes que constantemente retoma, en el artículo Libertad / Necesidad y en general. "Otro factor importante que contribuye a la tendencia de someterse a la necesidad es el de perder de vista el objetivo más grande del cual todo esto es una parte. No habrá ninguna toma del poder estatal sobre la base de lo que se logró en el evento del 11-4 [se refiere al evento del 11 de abril de 2011 con motivo de la publicación de Lo BAsico en que él se basa para señalar unos puntos]. Por positivo que fuera, representaba solamente un pequeño componente básico de lo que se tiene que hacer. De tener eso en mente, habrá mayores bases para evitar el determinismo en la siguiente ronda de cosas, porque se sabrá que tenemos que alcanzar una posición completamente nueva. Si eso se pierde de vista, se vuelve más fuerte la presión de jugar para no perder, por ver las cosas en términos más limitados. Las cosas tienen que ir mucho más lejos que cualquier evento particular o cualquier movimiento o lucha particular, por lo que, ¿qué hacemos para hacer que avancen las cosas? Al trabajar sobre esa base, habrá una mayor capacidad de manejar la dialéctica entre el núcleo sólido y la elasticidad. Esto implica una combinación de la dialéctica entre la libertad y la necesidad, y el que constantemente se retome en serio la perspectiva estratégica más amplia y se ubiquen las cosas en ese contexto, y se determine cómo llevar la lucha para transformar la necesidad en la libertad y hacer que las cosas avancen aún más hacia la meta a la que todo esto tiene que contribuir”.

Por lo que se refiere a las muchas personas quienes no están de nuestro lado ahora y quienes hasta se nos oponen a nosotros y al Viaje, es necesario tener la orientación de, por un lado,  Una invitación de BA (en la que invita a todos a sumarse y a luchar contra la opresión desde sus propias perspectivas y a no alejarse si eso les lleva a ver la necesidad de la revolución y el comunismo), lo que incluye salir de manera muy amplia entre muchos estratos de la gente. Y, por otro lado, la Cuestión controvertida en torno a BA (debido a lo que BA representa: la revolución, el comunismo para liberar a toda la humanidad) y los Guantes de boxeo (se refiere a otro escrito de BA, "Poniéndonos los guantes de boxeo — y otros esenciales métodos, principios y objetivos”). La referencia a los guantes de boxeo se refiere a la necesidad de tener polémicas y otras formas de intensa lucha política con contendientes programas, ideologías y concepciones del mundo.

Qué tanta libertad podremos arrancar a la necesidad que enfrentamos, tanto qué necesidad existe ahora como qué nueva necesidad se presentará a medida que las cosas cambien desde las acciones del estado, las acciones de los antiaborto y otras fuerzas de clase, hasta a nuestras acciones, se determinará en gran parte por qué tan bien nosotros, los comunistas, comprendamos y apliquemos este método científico por el que BA está luchando (y que de manera crucial tengamos en cuenta los objetivos estratégicos generales de la revolución y el comunismo), dirijamos a otras personas con este método y las capacitemos para que lo hagan suyo. El liderazgo es crucial. No son tan obvios los caminos por una selva o en este caso, por algún pantano asqueroso (para mezclar metáforas y paisajes). Es necesario forjarlos a machetazos con un método científico. De esa manera, podremos identificar, en medio del torbellino de la realidad en constante cambio, los caminos para alcanzar los objetivos del ARFR y los objetivos estratégicos más amplios de la revolución y el comunismo.

Una reflexión adicional

Lenny Wolff escribió el "Posdata: El Verano de Libertad de Misisipí — Profundas e importantes lecciones”. Ahí, habla de los aspectos importantes en que la experiencia del Verano de Libertad les cambió la vida a los viajeros, que muchos de éstos decían en varios sentidos que ese viaje era lo más importante que habían hecho en su vida. Lenny Wolff capturó eso, al referirse a lo que dijo un voluntario: "...mediante el proceso de subordinarse a algo más grande, de subordinar sus propios intereses a algo más grande, se abrió un mundo entero. En el curso de hacerlo, algo poderoso e importante les pasó a aquellos que participaron”. (Una nota: Una voluntaria del Verano de Libertad que sale al final de la película es Susan Brownmiller, quien firmó la declaración publicada en un periódico importante de Texas el 4 de agosto, "Emergencia en Texas. Alto a la maternidad obligatoria. Aborto a solicitud y sin pedir disculpas".)

Recomiendo que la gente lea "El Verano de Libertad de Misisipí: Profundas e importantes lecciones”, "Posdata: El Verano de Libertad de Misisipí — Profundas e importantes lecciones” y la cita de BA ahí incluida, Lo BAsico 5:23.

Digo eso a fin de decir que es preciso no subestimar el poderoso impacto que este ARFR tendrá sobre los Viajeros actuales, los viajeros que reclutaremos para a unírsele a medida que progresemos y los muchos miles de personas con las cuales nos conectaremos por medio de nuestras acciones, los medios de comunicación, etc. Debemos anticipar y planear para desarrollar este proceso que Lenny Wolff describe tan lejos que sea posible al momento de cambiar lo que la gente planea hacer con su vida y lo que incluye dar saltos en el proceso de convertirse en revolucionarios y comunistas. En Lo BAsico 5:23, BA dice: "Y no se puede dedicar la vida a nada más grande que contribuir lo máximo que pueda a la transformación revolucionaria de la sociedad y del mundo, a ponerle fin a todos los sistemas y las relaciones de opresión y explotación y a todo el sufrimiento y destrucción innecesarios que traen”.

 

Permalink: http://revcom.us/a/350/awtwns-editorial-israel-gaza-irak-y-el-imperialismo-el-verdadero-problema-y-los-verdaderos-intereses-del-pueblo-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar:

Editorial: Israel, Gaza, Irak y el imperialismo: el verdadero problema y los verdaderos intereses del pueblo

28 de agosto de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

18 de agosto de 2014. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. Recientemente el columnista británico Robert Fisk escribió que si la gente quería “abordar ‘las cuestiones subyacentes’ de la guerra entre Israel y Palestina”, como lo aconsejó John Kerry, secretario de estado de Barack Obama, debería preguntarse por qué los palestinos están en Gaza. La respuesta no es lo que Kerry tenía en mente.

Dos terceras partes de la gente de Gaza son refugiados. Las fuerzas israelíes deportaron gente a Gaza porque ésta no hacía parte de la tierra que ellos querían en 1948, cuando el ejército sionista expulsó violentamente al 90% de la población árabe para abrir paso a lo que se convirtió en Israel ese año. Destruyeron sus casas y trajeron colonos judíos del extranjero para ocupar los nuevos poblados construidos sobre las ruinas. Luego Israel se tomó Gaza en 1967, primero tratando de llenarla con más colonos judíos y luego convirtiéndola en una cárcel. Ahora matan de hambre y les disparan a quienes están prisioneros allí —a nombre de proteger los pueblos del sur de Israel como Ascalón y Sederot de donde proceden muchos gazanos.

Pero la “cuestión subyacente” aún más grande es por qué Estados Unidos y otros gobiernos de Occidente arman, financian y respaldan políticamente a Israel y hasta más colonos. ¿Por qué declaran que su poderío militar estará siempre respaldando el “derecho de Israel a defenderse”, a pesar de ocasionales roces? Es porque lo que están defendiendo es el principal puesto de avanzada confiable de Estados Unidos en el Medio Oriente, un pilar de la dominación imperialista de la región y sus pueblos. El llamado “lobby judío” no es lo que motiva el respaldo de Estados Unidos a Israel, simplemente ayuda a crear opinión pública para justificarlo. El papel indispensable de Israel para Estados Unidos es la razón fundamental de la incesante agresión, soberbia brutalidad e ilimitada arrogancia de los sionistas.

La “cuestión subyacente” fundamental es la opresión. Este es el punto de vista desde el que debemos ver a Hamás. No podemos respaldarlo porque no representa la liberación de la opresión. Su programa político, social e ideológico es reaccionario, es contrario a los intereses de la inmensa mayoría de los palestinos y del pueblo del mundo. Hamás representa una concepción oscurantista, un régimen religioso y la subyugación de la mujer.

En vez de desesperarnos o paralizarnos por esta complejidad, comprender correctamente las cuestiones subyacentes haría posible e irresistible tomar acciones políticas, especialmente oponernos a la agresión israelí, una agresión que nunca, bajo ninguna circunstancia, se puede justificar como “defensa propia”. Al comprender que el sionismo no es solo racismo sino una herramienta imperialista esencial, podemos desenmascarar y denunciar la mano estadounidense y europea que sostiene al Estado de Israel fundado sobre la limpieza étnica y que permite que esos asesinos masacren una y otra vez a palestinos no armados, ya sean niños y jóvenes baleados en las manifestaciones en Cisjordania o familias enteras masacradas en Gaza.

Y aún más, con esta comprensión debemos respaldar la exigencia de levantar el bloqueo a Gaza —una exigencia común del pueblo palestino— como una cuestión elemental de justicia y solidaridad con los gazanos y todos los palestinos.

La “cuestión subyacente” en Irak, para continuar con el mismo método, es también el imperialismo. ¿Cómo es posible que Obama hable de dar “ayuda humanitaria” a los yazidíes, los kurdos o cualquier otro cuando Estados Unidos hizo posible el desastre humanitario en Gaza (por no hablar de Afganistán, Libia, Haití y demás lugares en los que Estados Unidos ha intervenido)? El bloqueo, los bombardeos, la invasión y la ocupación estadounidenses crearon el lío que es Irak, y ahora Obama y sus secuaces de Inglaterra y Francia quieren bombardear y merodear más. Tenemos que oponernos a esto.

En cuanto a las divisiones religiosas y étnicas en Irak por las que Occidente afirma que se requiere su intervención: desde el pacto Sikes-Picot durante la Primera Guerra Mundial cuando Francia y Gran Bretaña se repartieron la región, los imperialistas hicieron todo lo que pudieron por establecer regímenes coloniales y semicoloniales basados en divisiones étnicas y religiosas en Palestina, Líbano, Siria e Irak, aliándose con las elites reaccionarias en el poder hasta la actualidad.

El crecimiento del fundamentalismo islámico es el resultado de una confluencia de factores, incluyendo los cambios económicos y sociales generados por la globalización de la economía imperialista, el hastío con la hipocresía y la ruina moral tras los valores promovidos por los imperialistas de Occidente y sus lacayos y matones locales, la incapacidad de los movimientos árabes nacionalistas de concebir una ruptura completa con el mercado mundial imperialista, las calumnias que son lo único que la mayoría de las personas conocen acerca de las revoluciones socialistas en Rusia y China y los años que Estados Unidos y otras potencias pasaron respaldando a grupos islamistas en beneficio de sus propios intereses inmediatos (como la ayuda pasiva y a veces activa que los servicios secretos israelíes le dieron a Hamás para contrarrestar el movimiento laico de liberación nacional en Palestina). Si bien las corrientes islamistas se han salido de control y sus acciones se han convertido en un verdadero problema para estas potencias hoy, la amplia influencia del islamismo entre los oprimidos constituye también un problema desde el punto de vista de la liberación de los pueblos del Medio Oriente y el mundo.

Lo que ahora llaman el Estado Islámico (antes llamado ISIS, EIIL o Da’ash) es un tormento para los pueblos de Irak y Siria, y cualquiera que argumente algo diferente tendría que explicar cómo lo de cortar cabezas para imponer el terror religioso, la limpieza étnica y la dominación patriarcal pueden unir a los pueblos del Medio Oriente para luchar contra sus verdaderos enemigos. Al mismo tiempo, los imperialistas con sus armas de alta tecnología han acabado con muchas más vidas que cualquiera que use espadas, a pesar del discurso “democrático” y “civilizado” que ellos usan para justificar sus masacres. Esta situación es un ejemplo extremo de una verdad básica: el fundamentalismo islámico y el imperialismo occidental están trabados en una batalla real, pero si se apoya a alguno de ellos se termina apoyando a ambos.

Tenemos que denunciar a las potencias imperialistas y su sistema que constituyen la raíz del problema, forjar resistencia a sus cruentas intervenciones que tanto han contribuido a llevar al Medio Oriente a donde está hoy, y también denunciar y oponernos al islamismo (y los regímenes religiosos en general), que no tendrían el poder que tienen hoy en el mundo sin el funcionamiento y los crímenes del sistema imperialista.

Es especialmente importante que la gente bregue con los hechos para entender la situación como realmente es, y que los que tienen cierta comprensión al respecto actúen de una forma en que puedan empezar a conectarse con más gente y movilizarla muy ampliamente y convertirse en un eje de movilización para la resistencia y una fuente de esperanza en una situación que de lo contrario sería sombría. Además, es muy necesario que la gente levante los estandartes de la revolución en oposición tanto al imperialismo como a las fuerzas religiosas que solo buscan modificar el orden opresivo mundial para su provecho y según su concepción y no cambiarlo en una forma liberadora. El surgimiento de crecientes movimientos reales y vivos decididos a derrocar al viejo orden y a construir un nuevo poder estatal y una visión de sociedades radicalmente nuevas y completamente liberadoras en donde la gente de todas partes quiera vivir, podría hacer que sea posible comenzar a arrebatarles la iniciativa a los enemigos del pueblo.

 

El Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar es un servicio de Un Mundo Que Ganar, una publicación política y teórica inspirada por la formación del Movimiento Revolucionario Internacionalista, el centro embrionario de los partidos y organizaciones marxista-leninista-maoístas.

 

Permalink: http://revcom.us/a/339/avakian-las-iniciativas-de-masas-y-su-relacion-con-nuestros-objetivos-estrategicos-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Las iniciativas de masas y su relación con nuestros objetivos estratégicos

Bob Avakian
Presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

19 de mayo de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota de la redacción: A continuación presentamos algunas observaciones de Bob Avakian, que se distribuyeron originalmente en el Partido Comunista Revolucionario a principios de 2012. Se publican ahora como la primera parte de la serialización de estas observaciones. Avakian hizo estas observaciones en los momentos en que el movimiento "Ocupar" estaba teniendo un impacto importante, y en general positivo, pero también iba cada vez más en contra de la fuerza represiva del estado, así como sus propias limitaciones. Si bien este fue un importante elemento particular de la situación general en ese momento, lo que se refleja en estas observaciones de BA, éstas tratan en términos más generales la situación y los retos que enfrentan el PCR y el movimiento comunista en el mundo en su conjunto. Por esa razón y debido a que estas observaciones siguen teniendo relevancia e importancia en ese sentido, se ha decidido publicar estas observaciones. Además, se incluye, como un anexo al final, un documento más reciente, "Orientación básica acerca de las dos iniciativas de masas (y el conjunto general de trabajo revolucionario)", escrito por Bob Avakian y distribuido en el PCR a principios de este año (2014). Se han hecho algunas modificaciones, y se han agregado notas, en preparación para su publicación.

 

I.

Tenemos que reubicar las dos iniciativas —la que va en contra de la encarcelación en masa, y la que va en contra de la degradación de la mujer— en el contexto del enfoque y los objetivos más amplios encarnados en la Campaña en su conjunto que estamos llevando a cabo, con sus tres metas: poner la revolución y el comunismo concretamente a la orden del día; hacer que se conozca BA en toda la sociedad y que lo que BA representa sea un tema de debate y discusión de fondo en toda la sociedad; y atraer y activar la participación de olas de nuevos iniciadores de la revolución comunista. Al mismo tiempo, tenemos que tener en cuenta que, si bien estas iniciativas de masas forman parte de un enfoque o conjunto estratégico general, no son artimañas para alcanzar las metas de la Campaña. Hay dos errores "reflejos opuestos": el economismo de "el movimiento lo es todo, el objetivo final, nada", que separa estas iniciativas de los objetivos estratégicos más amplios (y más en lo fundamental, reduce la encarcelación en masa al Fin al Parar y Registrar, por ejemplo); o no construir en serio estas iniciativas como movimientos y luchas verdaderamente de masas.

Estas iniciativas de masas forman parte de un enfoque estratégico, pero también tienen una identidad relativa en sí. Son luchas concretas que estamos emprendiendo — ultrajes concretos y concentraciones de importantes contradicciones sociales. Y lo que dijo Marx se aplica en ambos casos: si no se les opone resistencia, eso denigrará a las masas como unos miserables jodidos, incapaces de ponerse en pie por algo mayor. Piense en ese informe que resume una discusión agitada con unas masas básicas acerca de la opresión y la degradación de la mujer — y todas las necedades atrasadas que salieron de la boca de esas masas muy oprimidas, incluidas de las mujeres, sobre la degradación de la mujer, para justificarla e incluso en algunos aspectos para participar en esta. Y estas no son las masas más atrasadas — de hecho, en algunos sentidos estas masas son avanzadas. No se trata sólo de la degradación de las masas oprimidas directamente debido a la degradación de la mujer, pero de arrastrar hacia abajo a las masas en su conjunto. Y lo mismo se aplica a la encarcelación en masa. No se trata sólo de que a las masas de jóvenes de los barrios pobres de las ciudades les cuesta trabajo ponerse de pie en estas condiciones —inclusive el aspecto de la auto-denigración cuando han estado metidos en estas condiciones— sino también los efectos sobre la sociedad en su conjunto. Estos son viles ultrajes, concentraciones agudas de importantes contradicciones sociales, y las masas efectivamente tienen que ponerse en pie en su contra. Es necesario convencer a personas de diversas capas sociales para que se opongan a esto. "Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución" tiene que estar yendo hacia adelante y no que estas cosas arrastren hacia abajo a las personas.

Y, sin ninguna exageración, debemos reconocer y exponer a la gente lo que encierran concretamente estas concentraciones de contradicciones sociales. Lo que está pasando con la encarcelación en masa es una forma de genocidio lento. Eso no es ninguna exageración. La degradación de la mujer que encierran estas dos expresiones —la pornografía y la ofensiva encabezada por los cristianos fascistas a favor de la maternidad obligatoria— tampoco es una exageración. La maternidad obligatoria —la negación del derecho al aborto así como del control de la natalidad— constituye la esclavitud. Es necesario que haya una lucha verdaderamente de masas a las que se convoque en la sociedad en contra de estas cosas.

No vamos a derrocar y eliminar la opresión nacional y la opresión de la mujer en el sistema actual. Pero tampoco somos trotskistas con "demandas transitorias", con el fin de embaucar a las personas de modo que luchen contra el sistema en torno a ciertas reivindicaciones, y luego, cuando se den cuenta de que no pueden obtener estas reivindicaciones bajo este sistema, supuestamente se convencen de la necesidad de algún otro sistema (sea lo que eso signifique en la mente de los trotskistas). Pero eso no quiere decir que no se puede desarrollar una lucha de masas real, y que no es posible cambiar las condiciones políticas e ideológicas en torno a estos ultrajes, que no es posible transformar la conciencia de las masas; y no implica que no se puede poner a la clase dominante a la defensiva en torno a estas cosas. Si trabajamos correctamente en relación con esto —si nuestro enfoque para todo esto se basa en una comprensión y orientación de que todo esto es parte de construir un movimiento para la revolución y que solamente es posible resolver completa y finalmente estas contradicciones por medio de la revolución, a la vez que es necesario que las personas no toleren esto ahora sin luchar en su contra—, pues las personas pueden avanzar, en lugar de salir desmoralizadas.

Por lo tanto, dos puntos: Uno, lo que encierran estas iniciativas de masas son batallas concretas en sí que hay que construir para cambiar el terreno ideológico y político, en términos de quién tiene la iniciativa en esto y cómo las masas se están transformando; y dos, la cuestión de cómo estas iniciativas están relacionadas a todo el sistema opresivo y a la realización de una revolución.

Es necesario que, de nuestra parte, se emprendan estas iniciativas de masas en el marco de "Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución"; tenemos que elevar constantemente las cosas a ese punto de vista y marco. Al mismo tiempo, aunque nosotros partimos de ese marco y tratamos las cosas desde esa perspectiva, es necesario que EFECTIVAMENTE se emprendan estas iniciativas como problemas concretos, como concentraciones concretas de importantes contradicciones sociales. Estos ultrajes NO son tolerables, y es necesario emprender una lucha de masas en muchas formas diferentes a partir del hecho de que no son tolerables. Las masas populares no tienen que soportar todo esto mediante presiones, engaños y malos consejos. Si no tratamos esto con esta orientación, el resultado será "vamos a poner algunas cosas en marcha ", y nada va a cambiar.

Es por eso que sigo volviendo al párrafo de la polémica contra Badiou1 acerca de la maquinaria del capitalismo-imperialismo que sigue operando en el fondo: "Y [con el reformismo] el mundo sigue sin cambiar en lo fundamental. El capitalismo-imperialismo sigue operando en el 'fondo', aplastando vidas y destruyendo espíritus en este molino de explotación. Y los horrores continúan sin cesar". Esas palabras concentran poderosamente la diferencia entre la reforma y la revolución. Ese punto básico de orientación tiene que imbuir la manera en que construimos estas dos iniciativas y la manera en que manejamos la relación entre éstas y los objetivos estratégicos generales que tenemos que tener muy presente y los que tenemos como guía.

Es necesario que veamos cada una de estas iniciativas de masas en sí, pero no perder de vista los principios sólidos fundamentales relativos al panorama general, la situación estratégica general. Y es necesario que expongamos a la gente un argumento convincente de por qué estos ultrajes son intolerables y por qué es necesario construir una lucha de masas en su contra. Si no les damos a las personas una idea de qué tan intolerables son estos ultrajes, no convocamos a la sentida compulsión de luchar en su contra; pero si solamente hacemos eso y no les explicamos el panorama completo, estas personas se desmoralizarán debido a las dificultades y los giros, curvas y vaivenes en la lucha y/o otras fuerzas las cooptarán y las mal encaminarán y no conducirán las cosas en la dirección que tienen que ir, ni en términos de construir concretamente la lucha de masas contra estos ultrajes, ni hablar de la solución fundamental. Si logramos poner algo en marcha, pues otras fuerzas se meterán; si nosotros no exponemos el panorama más amplio, pues la lucha se dejará conducir de nuevo bajo el ala de la burguesía, se desviará y se disipará y/o se saldrá aplastada.

II.

Para recalcar de nuevo: Es necesario luchar contra estos ultrajes — la encarcelación en masa y la denigración de la mujer, y podemos cambiar el terreno en torno a estas cosas. "Ocupar" no ha "ganado" nada, pero sí ha contribuido de manera significativa a cambiar el terreno político. Estas iniciativas de masas tienen, como mínimo, aún más potencial para hacer eso. Estos ultrajes son en realidad tan bárbaros, y forman una parte tan integral de este sistema, como nosotros decimos que lo son. Al mismo tiempo, estoy de acuerdo (con lo planteado por otro camarada dirigente) en que una meta clave del trabajo de nuestros camaradas en estas iniciativas sea la de conducir a la gente hacia los dos pilares angulares del trabajo que estamos realizando2.

Todavía no estamos pensando en términos lo suficientemente grandes acerca de estas iniciativas. Con la encarcelación en masa, estamos hablando de los millones de personas afectadas por ésta y generaciones enteras de jóvenes de los barrios y ghettos de las ciudades. Por un lado, desde la época de la década de 1960, han surgido importantes capas sociales medias de negros — aunque su posición sigue siendo precaria. Por otro lado, la encarcelación en masa concentra lo que este sistema le ha hecho a las masas negras en las comunidades pobres de las ciudades. Esta situación no es mejor que el Jim Crow. Durante la época de la segregación del Jim Crow y el terror del Ku Klux Klan, sí había justificaciones de diversa índole de que esto era necesario y hasta bueno. La encarcelación en masa es algo muy grande. Por otro lado, en el caso de la cuestión de la mujer, estamos hablando de la opresión y la denigración de la mitad de la raza humana.

Estos son los ultrajes en torno a los cuales es necesario convocar a una lucha de masas de verdad. Tenemos que volver constantemente a eso. Y de ahí, a su vez, a un nivel más fundamental, estamos emprendiendo esto porque se trata de dos concentraciones muy importantes de lo que es este sistema y parte del panorama general más amplio de lo que es este sistema — por qué es necesario deshacerse de este sistema. Así es nuestra orientación en torno a estas iniciativas, por eso estamos trabajando por hacer una revolución y por eso estamos conduciendo a la gente hacia las dos piedras angulares. Sin la revolución, continuará la vil opresión y sus muchas formas. Y el mundo irá de mal en peor — ahí están las guerras y la tortura, la pobreza y el hambre, la represión brutal de la gente, la devastación del medio ambiente. Todo esto tiene su origen en el mismo sistema. Y por eso es necesario explicar la cuestión de qué representa nuestro partido. No podemos manejar mal esto en ninguno de los dos sentidos: o en efecto tratar estas iniciativas como artimañas, en torno a las cuales no tenemos ninguna intención concreta de cambiar nada, o tratarlas como cosas en sí y de por sí. Muchas otras personas pueden y deben participar en estas iniciativas de masas, por una diversidad de razones, pero nuestra orientación ha de ser: "Vamos a cambiar la sociedad entera en torno a estas cosas como parte de preparar el terreno y acumular las bases para acometer el paquete entero". Si no nos disponemos a cambiar la sociedad en torno a estas cosas, no estamos emprendiendo estas iniciativas correctamente. Hay una diferencia entre decir que se eliminarán todos estos ultrajes sin hacer una revolución, y decir que se cambiará la sociedad entera, es decir, el terreno político entero, en relación con éstas — lo primero no es cierto, en cuanto al segundo más vale que lo sea. Y luego está la cuestión fundamental de la manera en que nuestro trabajo en relación con todo esto está sentando las bases y acumulando las bases para la revolución.

El cambio de la sociedad en torno a estas cosas —si bien no es lo mismo que hacer una revolución y no debe confundirse con lo de hacer una revolución— sin embargo representa un objetivo real que es necesario emprender y por el que hay que luchar — pero, por nuestra parte, es necesario luchar por este objetivo como una importante parte de acumular las bases para la revolución y de construir el movimiento y acumular fuerzas para la revolución, y crear algo mejor. Es necesario que constantemente estemos volviendo a fortalecer el entendimiento de nuestra propia gente en esto, y esto es lo que las colectividades responsables del partido han de retomar constantemente: ¿cómo nos va en el tratamiento de estos diferentes aspectos y su relación correcta?

III.

En cuanto a la transformación de las personas frente a la noción de una naturaleza humana que no cambia. En varias ocasiones —y por muy buena razón— hemos recalcado lo de que el problema no es la naturaleza humana, el problema es la naturaleza del sistema. Aquí hay una analogía a lo que se dice en la Segunda parte de "Pájaros/Cocodrilos"3: ¿cómo es que la gente logra salir de la auto-denigración, la que SÍ ES real? En particular en lo que respecta a los jóvenes de los barrios y ghettos de las ciudades, cunde esta noción, de manera muy extendida, hasta entre las masas básicas, de que "todos están hechos un desastre". El problema concreto con la situación en la que se encuentran muchos de estos jóvenes en estos momentos —las necedades en las que se han dejado llevar— no se cambiará al decirles que no usen pantalones guangos, que se suban los pantalones y que se pongan respetables. Al contrario. Mediante una aguda lucha en contra de lo que los mantiene abajo y sobre todo a medida que vayan viendo la perspectiva de un mundo totalmente diferente y que para ellos eso llegue a ser algo concreto y viable, PUEDEN transformarse a sí mismos — pero eso es la ÚNICA manera en que es posible que esto suceda en una escala de masas. Así es la única manera en que eso cambiará hacia lo mejor. Para repetir, tenemos que exponer eso con audacia.

Por lo que se refiere a lo que estas dos iniciativas están tratando, obra un elemento de auto-denigración de parte de las masas. Pero, ¿cómo lidiar con eso? Esta es la única forma en que eso va a cambiar — por medio de la construcción de una resistencia de masas contra estos ultrajes y, por nuestra parte en particular, emprender la lucha para ganar a la gente hacia la revolución. En otras palabras, "Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución". Como se ha recalcado, las personas no eligen en el vacío, lo hacen en el contexto de las relaciones sociales en las que están enredadas y las opciones que tienen en esas relaciones. Dichas relaciones no son de su propia elección. Se enfrentan a esas relaciones, no las eligen. En segundo lugar, si las personas sienten por la razón que sea que quieren elegir perjudicarse a sí mismas y a los demás, vamos a llevar una lucha con ellas pero no vamos a echarles la culpa — les vamos a mostrar la raíz de todo esto y les vamos a pedir que luchen en contra de esto4. No existe otra forma, aparte de "Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución", en que esta situación cambie hacia lo mejor en  algún sentido fundamental.

IV.

Un punto sobre la manera en que los responsables de representar públicamente a nuestro partido y su línea se presentan a sí mismos en relación a BA. No queremos "mantras preliminares" (o "mantras" de ningún tipo) "en alabanza a BA". No somos, y no debemos dar la impresión como si fuéramos, una especie de secta religiosa que tiene que empezar todo lo que decimos alabando a nuestro "dios". Lo que queremos, lo que necesitamos, es expresar de una manera dinámica lo que representamos. Lo importante es que tenemos a un partido que se base en ciertas cosas fundamentales. Es necesario que nosotros expongamos eso bien. En términos esenciales, hemos de exponer lo siguiente: tenemos a un partido que se basa en el comunismo tal como BA lo ha desarrollado hacia una nueva síntesis, un partido liderado por BA. Es necesario que nosotros hagamos esto de una manera dinámica, en oposición a las "mantras" de tipo religioso.

No es necesario en absoluto que sea difícil hacer eso. Simplemente es necesario exponerlo de forma natural — de una manera clara y al mismo tiempo convincente. Es necesario exponerlo con audacia y con el contenido esencial — y si a las personas no les gusta... pues, guantes de boxeo — lucha ideológica. Pero es necesario que no demos una impresión como si se tratara o tuviera que tratarse de una especie de "mantra" religiosa. Es necesario que no dejemos que las formas de pensar pequeño burguesas, con su prejuicio contra los líderes, o al menos contra los líderes comunistas en particular, establezcan los términos de lo que hacemos. Pero también es necesario que no nos convirtamos de hecho en una secta, y tácticamente es importante que tomemos en cuenta cómo las cosas afectan a las personas.

¿De dónde parte todo esto y a dónde tiene que ir? ¿Cómo se explica eso, y no otra cosa — cómo se expone eso de la mejor manera — dada la particularidad de la audiencia y la particularidad de las circunstancias? Es necesario que nosotros —no sólo unas pocas personas sino nuestra gente en su conjunto— demos otro salto en términos de la forma de exponer esto, con contenido, de una manera dinámica y convincente.

Si estamos hablando de alguien como Sunsara Taylor, Andy Zee, Carl Dix o Raymond Lotta, por ejemplo, ¿cómo será la síntesis correcta? Las personas deben tener una idea viva de que estas personas sostienen determinado punto de vista —con contenido y dinamismo— que para nada son puros autómatas. Si nuestra gente da una clara impresión de que se basan en una línea desarrollada, en la nueva síntesis y en la dirección de BA, y al mismo tiempo da la impresión de que son personas creativas y dinámicas, y así sucesivamente — pues, eso es lo que necesitamos. Vaya, aquí hay algunas personas que se basan en esta línea y dirección y, vaya, pueden pensar en serio y con agilidad y tienen mucho que decir — eso es lo que debería salir a relucir, eso es lo que va a afianzar el conjunto entero.

Estos dos puntos tienen que salir a relucir de manera prominente: 1. que las personas parten de la nueva síntesis del comunismo y de la dirección de BA — que es el fundamento; y 2. que lo que dicen y la forma en que lo exponen es muy iluminador y hace reflexionar — que no encajan en el estereotipo de un comunista dogmático, no son de una secta, etc., pero por otro lado son individuos que son pensadores dinámicos, creativos y críticos, con un método y enfoque científico. Y, en un sentido general, debe salir a relucir que el 2 se deriva del 1 en un sentido fundamental. Esa es la síntesis correcta —no debe haber siquiera un indicio de la actitud defensiva en todo esto, pero sí tiene que haber la síntesis correcta— y que eso contribuirá a acercar a las personas hacia las piedras angulares.

Debería salir a relucir que: este individuo (una ST, AZ, CD, RL, etc.) es genial porque en lo fundamental ha llegado a sostener esta comprensión y orientación, este comunismo; lo que tiene un contenido específico en el mundo de hoy y el individuo es parte de un partido o está relacionado con un partido que tiene como base la nueva síntesis del comunismo y la dirección que da BA. Esto encarna una síntesis de dos cosas, que deberían reforzarse mutuamente, de una manera positiva: el individuo específico con sus propias experiencias, cualidades positivas, su propia manera de tratar las cosas, como un aspecto, lo que es real; y la base y la dirección que le dan su carácter en su aspecto más fundamental.

V.

Todo esto está relacionado a la interconexión (la relación dialéctica) entre el hecho de que lo que nosotros representamos es la revolución y el comunismo, y que la nueva síntesis y la dirección que ha desarrollado ésta es crucial en relación con todo eso. En términos finales y fundamentales, la gente se molesta sobre mi papel y dirección por la realidad de que estamos trabajando concretamente para hacer una revolución, con el objetivo final de un mundo comunista. El terreno hoy no es lo que era a comienzos de los años 1970, cuando había una gran lucha sobre lo que es el auténtico comunismo. Las personas se desaniman tanto hoy porque no están por la revolución y el comunismo — o todavía no se les ha ganado al respecto. No se puede entender por qué es necesario dedicarle tanta importancia a un individuo, a menos que se entienda qué es lo que hay que hacer —que se necesita una revolución y qué clase de revolución— y qué papel tiene este individuo en relación a eso.

Esto está relacionado con lo que está concentrado en el Capítulo 6 de Lo BAsico5, sobre la responsabilidad y dirección revolucionarias y el papel de los líderes individuales sobresalientes, en relación con el reto de hacer una revolución y avanzar hacia el objetivo final del comunismo. En esos años a fines de los 1960, nosotros sosteníamos: no se puede ser comunista sin ser maoísta. El comunismo se ha desarrollado — si uno no está con Mao, no es un comunista.

Hoy, el comunismo ha avanzado de nuevo, por medio de la nueva síntesis. Es, y debe ser, muy fácil, para nada difícil, presentar ésta, y argumentar a favor de ésta, con contenido y de una manera dinámica y convincente. Inclusive con las personas, o al menos con las personas sinceras, que quizá no estén de acuerdo, que quizá no vean ni estén de acuerdo que la revolución comunista es lo que se necesita — inclusive con tales personas, más vale presentar las cosas de esa manera. El que alguien esté de acuerdo o no esté de acuerdo, es necesario ir a la cuestión fundamental: el que uno esté a favor del comunismo o no, el que deba haber una revolución con el objetivo de la revolución comunista o no. Esas son las condiciones fundamentales que queremos alcanzar. Es necesario ponerse los guantes de boxeo en esencia para llevar la lucha en torno a eso. Problema — solución. Es así de simple con ese punto de partida — si en ese contexto se presentan las cosas de una manera dinámica y se explica el papel de la dirección y líderes individuales y en concreto de mí mismo, tiene sentido, pone las cosas en el marco de los términos adecuados, proporciona el marco adecuado para luchar sobre las cosas.

Retomando las dos iniciativas de masas —y esto se aplica a todo lo que hacemos—, en nuestro enfoque no podemos dejar que se separen estas cosas del comunismo y lo que eso significa. Si las iniciativas de masas se convierten en cosas en sí, en realidad no se construirán de manera tan poderosa, de masas, como es posible y necesario hacerlo, y que definitivamente no contribuirán a la construcción del movimiento para la revolución, de la forma en que es posible y necesario hacerlo. Si hacemos nuestro trabajo correctamente, en relación con estas iniciativas de masas —y en general—, un número creciente de personas comenzarán a ver la necesidad de la revolución y la necesidad del comunismo. Al final de cuentas, cuando las personas no se convenzan de la necesidad de la revolución y el comunismo, no llegaremos a ninguna parte y las masas no se quitarán de encima todas las diferentes maneras en las que son víctimas de opresión, explotación y degradación.

Las personas no entenderán ni apreciarán de fondo a nuestro partido y mi papel en particular si no les vaya convenciendo de ver que necesitamos una revolución y que ésta tiene que ser una revolución comunista. Tenemos que hacer todo nuestro trabajo de modo que explique eso. Se promueve y populariza BA y la nueva síntesis porque se necesitan para hacer frente a los problemas del mundo y resolverlos. Esto está relacionado con la formulación “Por”, la que nuestro partido ha planteado como una declaración concentrada acerca de este tema: “Por Bob Avakian y el trabajo que ha hecho durante varias décadas, de sintetizar las experiencias positivas y negativas de la revolución comunista hasta hoy y de aprender de una amplia gama de experiencias de la humanidad, se ha desarrollado una nueva síntesis del comunismo — existen en realidad una visión y estrategia viables para una sociedad y mundo radicalmente nuevos y mucho mejores, y existe la dirección crucial que se necesita para hacer avanzar la lucha hacia ese objetivo”.

Volvamos a la pregunta básica: ¿qué significa esto para la humanidad? Las personas no tienen que vivir así. He aquí lo que representa el comunismo, y he aquí, en la nueva síntesis, otro salto al mismo. Las personas viven de terribles formas y he aquí una manera que no tengan que hacerlo. No digo que será fácil y no digo que las personas no tendrán que hacer sacrificios, pero no tenemos que vivir así. ¿Por qué no es posible que las personas se entusiasmen acerca de eso? Puedo entender por qué ciertas personas lo atacan y no lo quieren. Pero ¿por qué no es posible que se entusiasmen acerca de esto las personas que trabajen por un mundo diferente? Debemos tener la capacidad de transmitir esto de una manera dinámica: he aquí lo que representamos, por eso estamos emprendiendo esta iniciativa de masas, así como otras cosas importantes que estamos haciendo, y es por eso que somos parte de una fuerza de vanguardia organizada, o que estamos con esa fuerza de vanguardia, que está luchando para hacer de esto una realidad, y para activar la participación de otras personas para hacer lo mismo. La gente debe estar profundamente por todo eso y tener pasión por el mismo, y debe arder por presentarlo a muchos otros; y la presentación de todo eso debería entusiasmar mucho a las personas. No porque uno es una especie de “miembro mentalmente trastornado de una secta”, sino porque la gente podría vivir de una forma mucho mejor que el estercolero en el que mantienen a las personas encadenadas. Si uno se es miembro del partido o simpatizante muy partidario del partido, debería irradiar esto — no de una manera religiosa “beatífica”, pero con una pasión viva, porque esto es un análisis con una fuerte base científica de lo que es, y lo que podría ser, y la manera de cerrar la brecha entre lo uno y lo otro.

Si nos basamos en eso, no tendremos estos problemas recurrentes de salirnos del camino en esto y hasta ponernos a la defensiva cuando no hay por qué estar a la defensiva. El partido y todos aquellos a su alrededor deben estar imbuidos de eso. Sí, lo que nos estamos proponiendo hacer es muy difícil — pero es algo por lo cual tener mucha pasión.

Como el Manifiesto de nuestro partido6 dice, ha habido esta larga noche de tinieblas, desde el surgimiento de las divisiones de clases entre los seres humanos, y todo lo que eso supone. No queremos volver a la sociedad comunal primitiva, que tenía problemas reales. Pero ha habido una larga noche de tinieblas desde entonces, de esclavización, explotación y opresión. Y puede terminar. Podría terminar mal, o podría terminar bien y alcanzar algo completamente diferente y mucho mejor. Por eso estamos luchando — y se trata de una lucha. Si uno se conecta con unas personas que tienen una idea de que el mundo podría ser completamente diferente y mucho mejor — eso habría de ser emocionante.

VI.

En términos de estas iniciativas de masas, para repetir, se trata de la transformación de los términos de toda la sociedad en torno a esto y de movilizar en serio a las masas para que lleven una lucha política contra ciertas formas concentradas de opresión. Es necesario llevar una masiva lucha para hacer eso — a fin de modificar los términos, la forma de pensar de la gente y afectar en concreto quiénes tengan la iniciativa política e ideológica. Al mismo tiempo, en términos de nuestra orientación y enfoque, tenemos que hacer todo esto, desde el mero comienzo y de manera sistemática, como parte de construir el movimiento para la revolución. Tenemos que retomar constantemente nuestra base en esa síntesis — de construir en serio la lucha en torno a estas iniciativas de masas, en contra de estos ultrajes concentrados, a una escala verdaderamente de masas, y al mismo tiempo tenemos que hacerlo como parte de construir el movimiento para la revolución. De parte de los camaradas que participan en estas iniciativas, y de nuestro partido en su conjunto, es necesario que las personas que tienen la responsabilidad de dar dirección, en relación a estas iniciativas y en general, apliquen, representen y luchen de manera sistemática por esta orientación, todo lo que debería ir estableciendo de fondo y en creciente grado los términos y la orientación para las personas a nuestro alrededor y las personas para las cuales crece la atracción de nuestra línea. Tenemos que cambiar la sociedad en torno a estas cuestiones —en términos de las importantes contradicciones sociales que estas iniciativas están tratando— como parte de acumular las bases para hacer un cambio fundamental en toda la sociedad y dar un salto cualitativo en términos de arrancar de raíz las diferentes formas de opresión, en esta sociedad y en última instancia en todo el mundo.

Con respecto a estas iniciativas de masas, constantemente tenemos que ver que estas cosas sigan en camino y que rindan fruto. Tiene que haber una lucha de masas de verdad contra estos ultrajes. Estas cosas son intolerables. Y objetivamente son intolerables para millones y millones de personas. Estos son los asaltos a las masas que van en contra de sus intereses, y es posible convencer a las masas para que vean que esos asaltos son intolerables y por lo tanto con esa conciencia se sienten impelidas a actuar. Tenemos que convencerlas de eso y darle expresión. Tenemos que decir en serio lo que decimos —estas cosas son intolerables— y tenemos que oponerles resistencia y movilizar a amplias masas de personas que consideran que son intolerables y por ello quieren actuar. Y, en cuanto a nuestra orientación fundamental, nosotros tratamos todo esto —y presentamos todo esto a otras personas— como parte de nuestro trabajo para construir las bases para la revolución que se necesita.

VII.

Más sobre el papel de la página web/periódico y polémicas. La página web/periódico tiene que ser una herramienta clave para refutar las líneas que hay que refutar, y tiene que representar cómo hacerlo. Así es la manera en que hay que ver mi declaración sobre “Ocupar”7 — como una herramienta con la cual salir en la sociedad y unirse con las personas y llevar lucha con éstas. Unirse — y llevar lucha.

Nosotros efectivamente necesitamos que las personas estudien a fondo cosas como “Pájaros/Cocodrilos” y toda la complejidad respectiva. No todo ha de ser “corto y conciso”. La polémica sobre Badiou, la polémica en contra de Popper en Hacer la revolución y emancipar a la humanidad8 — esas cosas son muy buenas, y muy importantes. Un creciente número de personas deberían venir conociendo cosas de este tipo, y debería recibir dirección para “estudiarlas con detenimiento”. Ello es muy importante, es esencial. Pero también es necesario tener polémicas concisas, cortas y agudas — y la página web/periódico tiene que ser una fuente y modelo importante de las mismas. Instemos a la gente a utilizar la página web/periódico de esta manera: “Me topé con tal opinión, y no sé cómo responderle”. Utilice la página web/periódico para responderle, y que el proceso avance. Tenemos que representar y dirigir a ver que esto suceda y cobre vida. Y si lo hacemos, las personas querrán utilizar la página web/periódico de esa manera. Si no podemos responder a las cosas con las que las personas se topan, pues deberíamos nada más levantar la sesión y largarnos. Pero nosotros PODEMOS —y deberíamos— responderle utilizando la página web/periódico como recurso y herramienta fundamental para hacerlo.

* * * * *

ANEXO, 2014

Orientación básica acerca de las dos iniciativas de masas (y el conjunto general de trabajo revolucionario)

Claro que es necesario e importante bregar con cuestiones de teoría y línea (inclusive la política para las iniciativas específicas, etc.), y eso tiene un papel claro que desempeñar en el proceso general de hacer una revolución. PERO TAMBIÉN ES IMPORTANTE RECALCAR LO SIGUIENTE: que no compliquemos demasiado las cosas — que no hagamos que las cosas pierdan su camino y se atasquen en la parálisis, cuando hay una necesidad apremiante de que las cosas avancen, y que se hagan avances y adelantos, en la construcción concreta de estas dos iniciativas de masas, como movimientos de masas/luchas de masas, y la promoción del conjunto de nuestro trabajo revolucionario en general, con BA en Todas Partes como punta de lanza. Tiene que ser muy clara la orientación básica que hay que adoptar —y aplicar activamente— acerca de las dos iniciativas de masas (así como BA en Todas Partes y el conjunto general). Nos hace falta una simplicidad radical, aquí y ahora, sin complicar demasiado lo que debería ser muy claro.

A continuación ofrezco la orientación básica para lo que hay que hacer acerca de las dos iniciativas de masas y el conjunto general, y los lineamientos básicos para pasar ahora a hacerlo.

Existe una profunda base en el mundo objetivo —en las contradicciones de este sistema y cómo vienen manifestándose— para estas iniciativas de masas (y el conjunto general). Y existe una base clara y poderosa en el factor subjetivo —es decir, en la línea de nuestro partido— en nuestra línea en general y específicamente en relación con estas iniciativas de masas (y el conjunto en su totalidad).

¿Quiénes deberían formar parte de estas iniciativas masas — con quiénes deberíamos estar trabajando para participar en éstas? Todo el que acepte —o que sea posible convencer para que vea— que lo que estas iniciativas de masas están tratando (en esencia: la encarcelación en masa y todas sus consecuencias, y la denigración de la mujer, sobre todo el eje actual en torno a los ataques al derecho al aborto y hasta el control de la natalidad, y la pornografía y la degradación sexual de las mujeres) es intolerable y es necesario luchar en su contra. Es necesario que eso implique que, en un futuro muy próximo, participen activamente cientos de personas, sobre la marcha, para forjar estas iniciativas, con el objetivo de activar la participación de miles y con el paso del tiempo millones de personas de diversas maneras y a diversos niveles. Es necesario crear la situación y ambiente en que amplios grupos de personas que cumplen con este criterio (de quiénes deberían estar participando) reconozcan y palpen que estas iniciativas de masas les ofrecen un importante lugar y papel y es necesario desarrollar los medios prácticos para facilitar su participación activa y contribuciones concretas a las iniciativas.

Al mismo tiempo, NOSOTROS, como comunistas revolucionarios (y aquellos que a grandes rasgos están de acuerdo con nosotros en esto), deberíamos estar exponiendo, en relación con estas iniciativas de masas así como de una manera general, que estos y otros ultrajes que de hecho constituyen concentraciones de contradicciones sociales importantes, están arraigados en la naturaleza y dinámica fundamental de este sistema y que solamente mediante al revolución comunista es posible terminarlos final y completamente, y crear una sociedad y mundo radicalmente diferente y mucho mejor, trabajando sobre la base de la nueva síntesis del comunismo que se ha desarrollado mediante el trabajo realizado por BA durante muchas décadas.

Mediante la evolución de este proceso y por medio del tratamiento correcto de las contradicciones (las relaciones dialécticas) en juego, de una manera general tienen que crecer y cobrar fuerza tanto las iniciativas de masas —como iniciativas verdaderamente de masas en las que participa un número creciente de personas que cuentan, en cualquier momento dado, con distintos puntos de vista pero quienes en su conjunto están en unidad básica con el reconocimiento de que estos ultrajes son intolerables y es necesario luchar en su contra— como el movimiento para la revolución y el partido como su núcleo dirigente.

DE MUCHÍSIMA IMPORTANCIA: Claro que nosotros deberíamos considerarnos a nosotros mismos entre aquellos que de hecho están indignados por estos ultrajes y se sienten profundamente que éstos son intolerables y es necesario luchar en su contra. El que nosotros —como comunistas revolucionarios, con nuestra base en el punto de vista, método y enfoque científico del comunismo (el materialismo dialéctico) y su desarrollo por medio de la nueva síntesis— entendamos que solamente es posible terminar final y completamente estos ultrajes (y los muchos otros que reconocemos que surgen de la naturaleza y dinámica fundamental de este sistema) mediante la revolución comunista y en última instancia la realización de un mundo comunista, ¡ha de hacer que nos indignemos aún más —y ciertamente no menos— acerca de todo esto y que estemos aún más decididos a luchar en su contra, ahora y de forma progresiva! Todo eso ha de expresarse en todo lo que hacemos. Y, en efecto, una parte muy importante de lo que deberíamos estar haciendo es (como otro camarada dirigente decía) ORGANIZAR Y MOVILIZAR LA FURIA DE LA GENTE. A este respecto, así como en general, tenemos que estar trabajando sistemáticamente —de maneras correctas— para que todo esto sirva a la construcción del movimiento para la revolución, y a la construcción del partido como su núcleo dirigente.

Y ¿qué de BA en Todas Partes? ¿Con quiénes deberíamos estar trabajando para participar en eso? Es posible y necesario activar a todo el que acepte —o que es posible convencer para que vea— que es muy importante que lo que representa BA/la nueva síntesis se convierta en un importante punto de referencia y en tema de discusión y debate en toda la sociedad, para que de diversas maneras participe y contribuya a BA en Todas Partes. Al mismo tiempo, aquellos que somos comunistas revolucionarios, con nuestra base en la nueva síntesis, deberíamos estar exponiendo sistemáticamente, de forma audaz y convincente, nuestro análisis de la importancia de BA en Todas Partes, y su papel como punta de lanza de un conjunto general de trabajo revolucionario, y deberíamos estar trabajando sistemáticamente para construir el movimiento para la revolución, y para convencer a un número creciente de personas para que estén de acuerdo con lo que es en realidad la línea de nuestro partido y que ingresen al partido sobre esa base. En relación dialéctica con eso, también debería crecer progresivamente el número de personas que participen y contribuyan, de diversas maneras, a BA en Todas Partes — entre ellas muchas personas que no están del todo convencidas (o aún no están del todo convencidas) con lo que representa BA/la nueva síntesis del comunismo, pero que están de acuerdo en que amplios sectores de la gente conozcan y discutan y debatan activamente en toda la sociedad esto y las grandes cuestiones que plantea.

Lo importante ahora es tener bases en este análisis esencial, e implementar éste, construir en serio las iniciativas de masas que sean iniciativas de masas de manera objetiva y creciente —y construir BA en Todas Partes, en las formas y al nivel que se requiere construirlo, para que tengan un gran impacto societario concreto— todo ello como parte de un conjunto general, cuyo todo es mayor que la suma de sus partes.

Como se ha recalcado, al ponerse a avanzar esto concretamente, será necesario confrontar y tratar correctamente diversas contradicciones, entre ellas las que son complicadas y difíciles, y habrá una necesidad, y un papel, para retomar constantemente la base y los lineamientos fundamentales que se han dado — y, sin duda, los lineamientos adicionales que tendrán que desarrollarse a la vez que avancen las cosas, partiendo de la citada base esencial. Pero, para recalcar de nuevo: La base y lineamientos fundamentales existen, para ponerse a construir en serio estas iniciativas de masas como movimientos y luchas verdaderamente de masas en torno a estas grietas cruciales —en las que participe un número creciente de personas, con puntos de vista diversos, pero quienes estén unidas en torno al hecho de que son intolerables los ultrajes contra los que estas iniciativas de masas están luchando y es necesario luchar en contra de éstos— y construir BA en Todas Partes sobre la base correcta, a la vez que trabajemos NOSOTROS (y aquellos que están de acuerdo con nosotros en esto en cualquier momento dado), de las maneras correctas, para que todo esto contribuya a la construcción del movimiento general para la revolución, y a la construcción del partido como su núcleo dirigente — al aprender y profundizar nuestra comprensión y nuestra capacidad de tratar las contradicciones que hay que confrontar y resolver mediante lucha, A LA VEZ QUE AVANCEMOS.

En conclusión, permítanme volver al punto de partida y recalcar lo siguiente una vez más: como punto básico de orientación y sobre todo ahora: no deberíamos enredarnos en exageradas complicaciones y parálisis. Una vez más, la simplicidad radical. Es necesario e importante bregar con cuestiones de línea y teoría, y desarrollar conceptos, planes, etc.; sin embargo, es importante no dejar que esto llegue a ser, o se convierta en otros obstáculos autoimpuestos. En este momento nos hacen falta la concepción y los planes que facilitaran en concreto, que ofrecieran los medios y vehículos para aplicar la línea acerca de las dos iniciativas de masas (y el conjunto general, con BA en Todas Partes como la punta de lanza) de una manera activa, de ahora en adelante. Sobre la base de lo que ya he escrito aquí y de lo que concentra, y al retomar y profundizar esto constantemente, A LA VEZ QUE AVANCEMOS... ¡SALGAMOS EN LA SOCIEDAD, AHORA, Y HAGAMOS LO QUE URGE HACER — LO QUE CLAMA HACER!

 

1. Alain Badiou's "Politics of Emancipation": A Communism Locked Within the Confines of the Bourgeois World, de Raymond Lotta, Nayi Duniya y K. J.A, Demarcations, A Journal of Communist Theory and Polemic, No. 1, verano-otoño 2009. [regresa]

2. Estos dos pilares angulares son la promoción y popularización de la dirección de Bob Avakian (BA) y la nueva síntesis del comunismo que él ha desarrollado; y la página web revcom.us/periódico Revolución. [regresa]

3. Bob Avakian, Los pájaros no pueden dar a luz cocodrilos, pero la humanidad puede volar más allá del horizonte (2010-2011). Primera parte: Revolución y el estado. Segunda parte: Construyendo el movimiento para la revolución. [regresa]

4. Se habla de este punto en el siguiente artículo de Bob Avakian, "Sobre lo que uno elige... y cambios radicales", Revolución #254, 25 de diciembre de 2011:

Sobre lo que uno elige... y cambios radicales

En primer lugar, uno no elige en un vacío. Lo hace en el contexto de las relaciones sociales en el que está enredado y las opciones que tiene dentro de dichas relaciones — las que no son de su propia elección. Enfrenta esas relaciones, no las elige.

En segundo lugar, si uno siente, por las razones que sean, que quiere elegir hacerles daño a sí mismo y a otros individuos, nosotros vamos a bregar con usted — pero no le vamos a echar la culpa. Vamos a mostrarle la fuente de todo ello en el sistema y pedir que luche contra el sistema y que se transforme a sí mismo sobre la marcha. El que un joven "elija" vender droga y una mujer "elija" cosificarse a sí misma en lo sexual no quiere decir que han elegido tener esas elecciones. Para que todo ello cambie hacia lo mejor, no existe otro camino salvo luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución. Echarles la culpa a las masas por hacer malas elecciones solamente refuerza las condiciones que las oprimen.

En una palabra, uno efectivamente elige — pero lo hace estando enredado y confinado dentro de relaciones sociales que no son de su elección. Tenemos que gestar diferentes relaciones y condiciones sociales para que las masas populares puedan tener otro actuar y otras relaciones entre sí. En lo fundamental, eso requiere una revolución que tiene por objeto el comunismo. [regresa]

5. Bob Avakian, Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian (RCP Publications, 2011), Capítulo 6, “Responsabilidad y dirección revolucionarias”. [regresa]

6. El comunismo: El comienzo de una nueva etapa, Un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, septiembre 2008 (RCP Publications, 2009). [regresa]

7. “Una reflexión sobre el movimiento ‘Ocupar’: Un comienzo inspirador... y la necesidad de ir más allá”, de Bob Avakian, el presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, Revolución #250, 13 de noviembre de 2011. [regresa]

8. Bob Avakian, “Marxismo como ciencia — Refutación de Karl Popper” en Hacer la revolución y emancipar a la humanidad, Primera parte: “Más allá del estrecho horizonte del derecho burgués“. Esta obra, con la Segunda parte: “Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución“, salió en Revolución, de octubre 2007 a febrero 2008. También se incluye en Revolución y comunismo: Fundamento y orientación estratégicos, un folleto de Revolución, 2008. [regresa]

 

Permalink: http://revcom.us/a/341/avakian-la-libertad-y-la-necesidad-y-partiendo-de-una-perspectiva-estrategica-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

La libertad y la necesidad, y partiendo de una perspectiva estratégica: Unos puntos sobre métodos y dirección

Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

11 de junio de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota de la redacción: A continuación presentamos algunas observaciones de Bob Avakian, que se distribuyeron originalmente en el Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos (PCR) a principios de 2012. A continuación se publica la segunda parte de la serialización de estas observaciones. Se posteó la primera parte, “Las iniciativas de masas y su relación con nuestros objetivos estratégicos”, el 19 de mayo de 2014 y se publicó en la edición impresa de Revolución a partir del #339 (19 de mayo de 2014). Avakian hizo estas observaciones en los momentos en que el movimiento “Ocupar” estaba teniendo un impacto importante, y en general positivo, pero también iba cada vez más en contra de la fuerza represiva del estado, así como sus propias limitaciones. Si bien este fue un importante elemento particular de la situación general en ese momento, algo que se refleja en estas observaciones de BA, éstas tratan en términos más generales la situación y los retos que enfrentan el PCR y el movimiento comunista en el mundo en su conjunto. Por esa razón y debido a que estas observaciones siguen teniendo relevancia e importancia en ese sentido, se ha decidido publicar estas observaciones. Se han hecho algunas modificaciones, y se han agregado notas, en preparación para su publicación.

* * *

I.

Un gran y recurrente problema tiene que ver con la relación entre la libertad y la necesidad. Históricamente, el movimiento comunista y nuestro propio partido han tenido dificultades con este problema. A otro nivel, este se manifestó con relación a “Ocupar” y lo que tuvo en su contra. Se ha topado con la necesidad, particularmente en la forma de la represión del estado burgués, y existe el fenómeno de que en esa situación muchas personas no ven ninguna forma de forjar ninguna libertad — y, al contrario, intentan encontrar alguna forma de trabajar dentro de la necesidad que se ha impuesto de la que no ven ninguna formar de zafarse y hacer avances. Eso es lo que objetivamente está pasando a un grado importante.

De nuevo en el caso de nuestro partido, cuando se celebre un evento exitoso como el 11-4 (el programa del 11 de abril de 2011 con motivo de la publicación de Lo BAsico1), hasta el avance muy real representado por ese evento crea una nueva necesidad. De repente, algunas personas se han acercado que han hecho un compromiso a cierto nivel, y es necesario reconocer que ahora éstas forman parte del panorama, por lo que se refiere a qué hacer para aprovechar la nueva situación y avanzar a partir de la misma. Pero surgirán problemas de no ver que la libertad en esta situación se basa en captar el aspecto principal de esta contradicción y de ahí ponerse a trabajar sobre las cosas. El aspecto principal es que HABÍA un núcleo sólido que efectivamente cohesionó ese evento y le dio una expresión central a lo que representaba ese evento; pero al avanzar a partir de ahí, es necesario volver y llevar otras rondas de conversaciones y lucha con estas personas a partir de continuar poniendo el núcleo sólido y desarrollando la elasticidad sobre esa base.

Pero existe una tendencia recurrente: en lugar de ver la libertad, se siente abrumado por la necesidad. Cuando se han hecho avances y cuando en general existe una situación más avanzada, más personas toman en serio y se interesan en lo que se les dice, y eso genera una nueva necesidad. La presión constante es una presión para adoptar el determinismo — a temer que se pierdan los avances que se han hecho. ¿Se quiere jugar para ganar, o jugar para no perder? A nombre de jugar para ganar, se puede jugar de modo temerario — pero la tendencia errónea mucho mayor es cuando las personas obtengan un avance y luego se vuelvan conservadoras y de ahí pierdan. Empiezan a proteger lo que tienen y empiezan a temer que arriesgar eso a fin de hacer más avances y por ende empiezan a echar por la borda lo que han logrado.

Bueno, tenemos una nueva necesidad — ¿cómo llegamos a este punto? Confrontamos la necesidad y la transformamos. Cuando nos comunicamos con las personas para participar en el programa del 11-4, ¿dijeron todos de inmediato que “¡estupendo!”? No, claro que no, tuvimos que luchar para transformar la necesidad en la libertad. Y de ahí, surge una nueva necesidad. Así que, ¿por qué, en esa situación —o en cualquier otra situación en que se han hecho avances— deberíamos dejar de usar el enfoque de transformar la necesidad en la libertad? Al continuar el trabajo a partir de lo que se ha logrado, es necesario reconocer que los logros en sí generan una nueva necesidad; es necesario anticipar eso y trabajar para sentar las bases para transformar la nueva necesidad en una nueva libertad (misma que conllevará una necesidad).

Otro factor importante que contribuye a la tendencia de someterse a la necesidad es el de perder de vista el objetivo más grande del cual todo esto es una parte. No habrá ninguna toma del poder estatal sobre la base de lo que se logró en el evento del 11-4. Por positivo que fuera, representaba solamente un pequeño componente básico de lo que se tiene que hacer. De tener eso en mente, habrá mayores bases para evitar el determinismo en la siguiente ronda de cosas, porque se sabrá que tenemos que alcanzar una posición completamente nueva. Si eso se pierde de vista, se vuelve más fuerte la presión de jugar para no perder, por ver las cosas en términos más limitados. Las cosas tienen que ir mucho más lejos que cualquier evento particular o cualquier movimiento o lucha particular, por lo que, ¿qué hacemos para hacer que avancen las cosas? Al trabajar sobre esa base, habrá una mayor capacidad de manejar la dialéctica entre el núcleo sólido y la elasticidad. Esto implica una combinación de la dialéctica entre la libertad y la necesidad, y el que constantemente se retome en serio la perspectiva estratégica más amplia y se ubique las cosas en ese contexto, y se determine cómo llevar la lucha para transformar la necesidad en la libertad y hacer que las cosas avancen aún más hacia la meta a la que todo esto tiene que contribuir.

Para dirigir y no constantemente perder la orientación y no dejarse caer, estas son cuestiones clave de ideología y metodología, así como de orientación política acerca de nuestra meta. Al ver las cosas particulares como “cosas en sí”, habrá una tendencia a inclinarse hacia la derecha y a volverse conservador (sería concebible que eso hiciera que se inclinara hacia la “izquierda”, pero eso es menos probable), porque se perderá de vista el motivo más grande de por qué es necesario hacer una ruptura con las cosas al nivel actual que han logrado, hacia algo más grande.

¿De dónde viene la libertad? Viene de un análisis correcto de la realidad objetiva y su carácter contradictorio. Y eso tiene una base material. La espontaneidad no está de nuestro lado, pero sí contamos con la realidad, en los términos más fundamentales. Ahí estriba una buena parte de nuestra libertad — en el reconocimiento de eso. Aquí se me viene a la mente un reciente comentario del actor Johnny Depp acerca de Marlon Brando. Éste, dijo, tenía “el gran don de no preocuparse”. En otras palabras, no le preocupaba, no le abrumaba mucho, lo que otros pensaban de sus actuaciones y cómo consideraban que él debiera hacerlo. He aquí una analogía acerca de constantemente mantener en mente el panorama más amplio. Pienso, por ejemplo, en la reunión del Comité Central de 1977, cuando la lucha con los mencheviques en nuestro partido alcanzó el punto crítico — concentrada en la cuestión de cómo evaluar y qué posición tomar en relación con lo que en efecto fue un golpe de estado revisionista en China tras la muerte de Mao en 1976. Hablo de esto en mi autobiografía2. En esa situación, una buena parte de la libertad surgía del reconocimiento de que, aunque no ganáramos la batalla en esa reunión del Comité Central, quienes luchábamos por la línea revolucionaria y nos oponíamos al golpe de estado revisionista no podíamos perder porque en todo caso teníamos que tomar la posición de oponernos a ese golpe de estado y luchar por ganar a todas las personas que fuera posible a esa posición, aunque eso causara una escisión en el partido o que tuviéramos que dejar al partido y luchar por formar uno nuevo. La cuestión del golpe de estado revisionista en China era una cuestión cardinal de esa magnitud sobre la cual no se podía hacer compromisos. Y aunque esa situación nos presentaba mucha necesidad, al mismo tiempo encarnaba una clara libertad. ¿Por qué? Porque quienes defendíamos y luchábamos por la línea revolucionaria y nos oponíamos al golpe de estado revisionista partíamos de un reconocimiento de la realidad más profunda y de las implicaciones mucho mayores que simplemente lo que iba a ocurrir en esa reunión del Comité Central, o hasta lo que ocurrió en términos de nuestro partido, tal como había existido hasta ese momento. De una u otra forma, el partido iba a ser cualitativamente diferente después de esa reunión del Comité Central — o iba a salir fortalecido como una vanguardia comunista revolucionaria o iba a caer arrastrado hacia la traición revisionista. Nos proporcionó las bases para no someternos a la necesidad lo de reconocer las implicaciones de esos términos y partir de la perspectiva estratégica más amplia de que el partido en efecto tenía que ser una auténtica vanguardia comunista revolucionaria, o al contrario si se transformara en un instrumento del revisionismo, pues no valdría conservarlo ni permanecer en él — y que para reconstituir las fuerzas revolucionarias que quedaban, sería necesario crear algo nuevo.

Lo que se presenta en lo inmediato ante nosotros no debería moldear nuestro pensar y enfoque. ¿Por qué podemos llevar lucha —atrevernos a llevar lucha— con las personas, entre ellas algunas con las cuales hemos tenido cierto nivel de unidad? Porque estamos emprendiendo una lucha por algo más grande, Y ADEMÁS entendemos que esta se basa en una realidad material más profunda. Y aunque las cosas sean más difíciles a corto plazo, la realidad es lo que es — y eso se impondrá. No podemos dejarnos regir y determinar, restringir y confinar, por los altibajos del movimiento de masas o de cualquier lucha o iniciativa en particular, o los cambios y bemoles de la situación en cualquier momento dado. Tenemos que tomar en cuenta estas cosas, pero no podemos someternos a éstas de modo determinista. Tenemos que partir de un análisis y síntesis científicos y materialista-dialécticos de la realidad más profunda y de sus dinámicas contradictorias.

Por eso, la libertad estriba en el reconocimiento de la base material para lo que nos estamos proponiendo hacer, en lo estratégico. Al reconocer eso y al partir de la perspectiva más amplia correspondiente, es posible arrebatar la libertad a la necesidad, por ver las cosas desde la perspectiva de a dónde las cosas tiene que ir en lo fundamental y en última instancia, partiendo de una evaluación científica, materialista y dialéctica de la realidad, particularmente las dinámicas y los móviles más profundos y motrices de esa realidad.

II.

De no reconocer que la realidad cambia constantemente Y ADEMÁS que existen otras fuerzas de clase en el mundo que están trabajando para influenciar a la gente de varias maneras directas e indirectas, se perderá el rumbo y la orientación. A menudo, las personas que se han unido y trabajado con nosotros luego caen bajo ataque como resultado de haber dado el paso de trabajar con nosotros. O tienen un sentido de que dar otro paso en unirse con nosotros podría poner en peligro su carrera, o hacer que sea más difícil alcanzar ciertos objetivos suyos cortoplacistas. No tener esto en cuenta implica desconocer el hecho de que en el mundo existe una realidad más grande que cambia constantemente que también está afectando e influenciando a otras personas.

Las masas sí saben mucho sobre la realidad, y tenemos que aprender de eso, pero no nos van a explicar los móviles más profundos de la realidad y a dónde puede ir y tiene que ir. Cuando salimos entre las masas básicas, éstas nos pueden decir mucho sobre lo que tenemos en nuestra contra —entre las masas así como con las autoridades— y sobre cómo funcionan las cosas. Eso puede y debería enriquecer nuestro conocimiento de la realidad — pero al creer que algo es cierto o no porque las masas dicen que es bueno o malo, eso generará muchos problemas y desorientación. Las personas constantemente olvidan el siguiente punto —y constantemente tenemos que conducirlas de regreso al mismo— de que lo que piensan las masas es una parte de la realidad objetiva, pero eso no determina la realidad objetiva. En lugar de seguir los altibajos del estado de ánimo de las masas, tenemos que partir de un enfoque y método más profundo, estratégico y científico. ¿Por qué nos han atacado ciertos oportunistas y contrarrevolucionarios — qué ha sido un frente principal de su ataque? Un argumento pragmático de que nuestra línea “no ha funcionado y no funcionará”. Eso elude la cuestión de lo que quiere decir “funcionar”. Nuestra línea ha “funcionado” para mantener a un partido comunista revolucionario durante todo un período de grandes reveses del movimiento comunista en todo el mundo, y las condiciones para construir un movimiento para la revolución, con un partido comunista revolucionario en su núcleo, han sido muy difíciles, particularmente en un país como Estados Unidos. ¿Ha “funcionado” para darnos una gran base de masas durante un período en que eso no era posible sobre la base correcta, sobre una base que conducirá en serio hacia la revolución que se necesita? No. Desde luego que lo importante no es simplemente continuar como un partido y “mantenerse en el juego”. Lo importante es trabajar, activamente, para construir un movimiento para la revolución; influenciar y cambiar “el terreno político” de una manera más favorable para la revolución; acumular mayores fuerzas para la revolución; prepararse —acelerar mientras se aguarda— para el surgimiento de una situación revolucionaria y un pueblo revolucionario, cuando quiera que eso surja. Pero hacer eso y evaluar cómo nos va con relación a eso, supone y requiere la aplicación del comunismo científico, y no el pragmatismo y el empirismo.

Al mismo tiempo, también tenemos que combatir una tendencia a tener un punto de vista superficial y fundamentalmente erróneo de que estamos basándonos en lo que son unas ideas abstraídas de la realidad — como si nosotros, con nuestro conjunto de ideas, pudiéramos ver que los otros conjuntos de ideas no son lo mismo que nuestro conjunto de ideas, y por lo tanto esos otros conjuntos de ideas son incorrectos. Tal enfoque explica por qué, como señala un informe sobre una discusión de la polémica contra Badiou3, hay personas en nuestras filas que pueden decir cosas como: “¿Por qué es que a alguien le atraería la línea de Badiou?” Eso refleja un enfoque de no ver en serio las cosas en términos de la posición social y las aspiraciones que tal vez exprese la línea de Badiou y por lo tanto no reconocer que tal vez las ideas de esa índole tengan una atracción importante, particularmente en ciertas capas sociales de “la clase media”. Esa forma de pensar no es materialista y no parte de nuestra perspectiva estratégica y del reconocimiento de que esta perspectiva estratégica surge de un análisis y síntesis científicos de una realidad material más profunda. ¿Qué atractivo verán las personas de “Ocupar” en algo que (en referencia a la orientación de Badiou) se mantiene “a distancia del estado”? Porque han chocado de frente con al estado — y su respectiva respuesta la condiciona en gran parte su posición social, y sus aspiraciones espontáneas correspondientes, y una orientación espontánea que corresponde a esas aspiraciones.

El que no reconozcamos esto —o el que no tomemos en cuenta en serio la importancia de partir de un enfoque materialista científico— está relacionado con el hecho de que en algunos casos no escribimos con el público en mente: no tenemos un sentido de “dónde se encuentra” el público, por ejemplo, el público de nuestro sitio web/periódico, algo que al menos una buena parte del público no entiende o no conoce, cómo ve espontáneamente los sucesos y cuestiones que estamos tratando y de ahí cómo tenemos que tratar las cosas a fin de lidiar con estas contradicciones de la mejor manera posible a fin de cambiar a las personas de donde se encuentran ahora hacia el camino a dónde tiene que ir, en términos de su modo de pensar y su sentida necesidad de actuar. Esto ocurre cuando y en la medida que no estemos pensando concretamente acerca de la manera de transformar a las personas y de lidiar con las contradicciones que les pesan y las presionan en ciertas direcciones —la ignorancia en algunos casos, así como las aspiraciones, inclinaciones y prejuicios espontáneos—, pero al contrario estamos tratando todo esto como si fuera simplemente una cuestión de presentar un conjunto de nuestras ideas. Tenemos que explicar las cosas sistemáticamente según nuestro punto de vista y método materialistas científicos: que estamos procurando entender la realidad tal como es en verdad —con su naturaleza contradictoria y en su movimiento y su cambio en lo concreto— a fin de poder transformar la realidad material de cierta manera y tenemos que trabajar constantemente para ir aprendiendo más sobre la realidad. Tenemos que tratar todo esto sistemáticamente desde el marco de nuestros objetivos estratégicos basados en la ciencia, y no ver todo esto por el túnel de esta o aquella cosa particular.

La esencia del problema es el que nuestra orientación sea materialista y dialéctica, y el que trabajemos y luchemos en serio para transformar la necesidad —presentada por la realidad concreta y su carácter cambiante— en libertad, reconociendo dónde está el camino para hacer eso. Con un marco muy reducido, no se verá correctamente los caminos hacia la libertad. De ver solamente un rincón del mundo y de solamente ver las cosas por ese prisma, no se verá cómo será posible cambiar el mundo de la manera en que es necesario cambiarlo.

III.

Una parte importante de la realidad objetiva que tenemos que conocer es nuestro mismo partido, especialmente en el contexto de los fuertes retos ante el partido (y, aún más ampliamente, ante el movimiento comunista internacional en general) y específicamente por lo que se refiere al papel de los individuos con responsabilidades de dirección en el partido. Si los individuos con responsabilidades de dirección no tienen un buen sentido del trabajo del partido, del “estado ideológico” del partido, etcétera, pues tendremos problemas. Una pregunta: ¿qué porcentaje de la gente en el partido de veras entiende lo que dice Marx sobre el tendero y el intelectual democrático? ¿Conocemos la respectiva respuesta? Tenemos que conocer las respuestas a cosas así. ¿Cómo está el estado ideológico del partido? — eso también es una parte de la realidad objetiva que tenemos que conocer.

Incluso con los acontecimientos positivos muy concretos e importantes, la situación objetiva ante nosotros sigue siendo difícil. Sin duda pesa en los camaradas el que nos esté costando trabajo abrirnos paso en términos cualitativos, y que nuestro movimiento siga sufriendo pérdidas en el mundo. Esta es la realidad objetiva y la dinámica que tenemos que reconocer y transformar y si no lográramos abrir paso —si creyéramos que simplemente pudiéramos continuar así y hacer unas pocas cosas buenas—, saldríamos con unos reveses fuertes. Es más, hay gente —inclusive oportunistas y contrarrevolucionarios— que está tratando de destruirnos. En un sentido básico, a esos oportunistas y contrarrevolucionarios los motivan los mismos puntos de vista y aspiraciones pequeño burgueses que los de alguien como Badiou — salvo que los suyos son una versión virulenta que quiere destruirnos, porque las aspiraciones pequeño burguesas particulares de estas personas se basan en que nosotros no existamos y no constituyamos una alternativa concreta —o en efecto una denuncia concreta— a lo que ellas representan, y no representan. Si lo que alguien hace en efecto se basa en la idea de que no se puede cambiar —y en realidad no se debería cambiar— las cosas de ninguna manera fundamental, tal como en el caso en mención de estos oportunistas y contrarrevolucionarios — pero quiere pretender que está a favor de eso, pues se sentirá obligado a destruir a una fuerza que dice que sí es posible hacerlo y además que está trabajando activamente para hacerlo.

En un sentido básico, la concepción del mundo de al menos muchos de estos oportunistas y contrarrevolucionarios no es diferente a muchos otros puntos de vista que ejercen una influencia en sectores de la pequeña burguesía. Pero su particular forma de capital —de pretender estar a favor de algún tipo de cambio social y a la vez no creer, en efecto, en ningún cambio verdaderamente radical ni trabajar por éste— está investida de actividades de promoverse a sí mismos como una “eterna oposición de izquierda” en el sistema existente, lo que incluye la animosidad, la extrema hostilidad, hacia nosotros y una necesidad de ver que nosotros fracasemos y dejemos de existir como lo que objetivamente representamos, inclusive con todas nuestras deficiencias y dificultades: una vanguardia comunista revolucionaria. Otras personas de la pequeña burguesía, inclusive en los casos en que quizá tengan ciertas ideas en común con estos oportunistas y contrarrevolucionarios, no están “investidas” de la misma manera y por lo tanto no tienen la misma animosidad hacia nosotros. Por eso, como señaló el Partido Comunista de China en su polémica contra los revisionistas soviéticos en los años 1960, es posible unirse con muchas personas que no son comunistas pero que tampoco pretenden ser comunistas, a la vez que la unidad con los revisionistas (los falsos comunistas) es imposible.

Así que eso es lo que tenemos ante nosotros —ésta es la situación objetiva y sus varias dimensiones que tenemos que reconocer y transformar— y tenemos que hacer adelantos y avances concretos, no solamente en algún sentido de largo plazo sino en términos más inmediatos. La situación objetiva, aunque podría volverse más favorable, en términos estratégicos también supondría el aumento de los aspectos negativos, como la posibilidad de mayor represión y mayores ataques en nuestra contra en varias formas y desde varias partes. No podemos darnos el lujo de ser pasivos o simplemente seguir con la corriente como si nada, o inclusive simplemente “hacer algunas cosas buenas”. Tenemos que transformar la situación, cualitativamente, ola tras otra, en una situación en la que, a un nivel totalmente diferente, se convenza de esto a un creciente número de personas — entre ellas personas nuevas y frescas, en particular (aunque no solamente) los jóvenes, los que tienen la ventaja de salir a trabajar y luchar por esto de manera infatigable y con gran energía e iniciativa.

Ésta es una evaluación materialista. Es posible dejarse absorber en lo que estamos haciendo en cualquier momento dado y perder de vista el panorama más amplio —tanto los elementos positivos que están surgiendo y desarrollándose, aunque sea de modo contradictorio y todavía frágil, como los elementos negativos— y se puede perder de vista la orientación estratégica más amplia según la que es necesario ver y tratar todo esto.

Para ponernos a la altura de los retos muy concretos y agudos que enfrentamos, es necesario “tocar el piano” bien —manejar bien la relación dialéctica de las cosas, en particular la relación entre las cosas principales y decisivas, por un lado y por otro, las cosas secundarias— manejar correctamente la cuestión de la “utilería en el escenario” y el núcleo sólido y la elasticidad: manejar bien la relación entre las cosas que requieren una atención afinada y calibrada con precisión, y las cosas para las que no solo no se puede prestar una atención tan detallada sino que no se debe hacer eso. Es preciso tener presente que la realidad cambia constantemente y que, en lo que concierne a los “eslabones claves” y la esencial “utilería en el escenario”, no se trata de algo estático sino de algo que quizá experimente cambios — que lo que hoy es un “eslabón clave” o una esencial “utilería en el escenario” que requiere una constante atención calibrada con precisión, quizá mañana no lo sea — y tal vez otras cosas empiecen a ocupar ese papel y requieran esa atención.

Este es un elemento clave del reto: de investigar e interrogar constantemente la realidad, a fin de ver lo que de hecho debería ser el tema principal que se toque en el piano en un momento dado y cómo dejar que los dedos toquen las otras partes sin prestarles el mismo nivel de atención afinada con precisión (para continuar y quizá torturar esta metáfora de “tocar el piano”). Es necesario reconocer los momentos en los que se trate de algo que podría tener un desenlace decisivo en todo el proceso — o hasta en el proceso estratégico general de la revolución. Esto se presenta Y ADEMÁS vuelve a presentarse constantemente — lo que es necesario que nos dediquemos a conocer concretamente y darle una dirección concentrada, a diferencia de las cosas a las cuales en cualquier momento dado no tenemos que prestar tanta atención (o quizá hasta las podamos ignorar en un sentido relativo). Eso siempre está cambiando. No se trata simplemente de que la realidad cambie en un sentido general, pero de que cambien de manera repetida las maneras en que las cosas se presentan de manera concentrada y decisiva.

IV.

Efectivamente tenemos que prestar una importante atención a “Pongamos las cosas en claro” (PLCEC). Las cuestiones que trata PLCEC están empezando a manifestarse ahora porque hay más levantamientos y resistencia, más cuestionamiento e interés en una alternativa, en otro camino. Necesitamos tratar esto de manera sistemática y convincente — trabajar para transformar en algo positivo la opinión negativa que demasiada gente sostiene y la que predomina en general acerca de la historia del movimiento comunista y la sociedad socialista. El hecho de que muchas personas están levantando la frente y contemplando cosas grandes crea condiciones más favorables para hacer esto — pero requiere trabajo y lucha.

Señalé en un informe que alguien de las masas básicas que ha estado en nuestro entorno y en general ha estado apoyando, por un tiempo ya ha cambiado radicalmente su opinión sobre Stalin: medio “se ha volteado” de una posición muy unilateral de oponerse a Stalin (había estado bajo la influencia de la ISO) a la posición —después de leer ¿Conquistar el mundo?4 y de captar la necesidad que enfrentaba Stalin— de que Stalin en verdad no tenía otra alternativa que hacer lo que hizo. Eso, también, es incorrecto; y eso no es lo que se dice en ¿Conquistar el mundo? Tenemos que convencer a las personas de la síntesis correcta acerca de esto — y de la nueva síntesis del comunismo en general.

Pero es un hecho sólido e incontestable que, en general y ahora como un fenómeno general y en este momento abrumador, la gente no tiene ni una pizca de un conocimiento materialista de cosas como ésta. ¿Qué enfrentaba Stalin en concreto y cómo le fue al lidiar con eso — entendido según un punto de vista materialista y según la orientación estratégica de avanzar hacia el comunismo? Llaman la atención los prejuicios que tiene la gente. Muchas personas hablan de modo muy superficial y fácil acerca de Stalin y Mao, repiten las calumnias de que “mataron a millones de su propia gente” sin haber investigado esto en concreto de ninguna manera seria. ¡Y muchas de estas mismas personas consideran que la Biblia es una autoridad moral! Bueno, la Biblia de hecho está llena de figuras que insisten en masacrar a montones de personas, a menudo de las formas más gratuitas, y cometen otros actos verdaderamente horrendos y grotescos — y defienden a estas personas como figuras positivas, hasta iconos — gente como Moisés, por ejemplo.

Al acercarnos a los tiempos de hoy y al ver a Estados Unidos, ¿cuántas personas resultaron muertas durante la guerra de Secesión? Muchísimas. Además, se podría decir que en última instancia Lincoln fue responsable de eso. ¿Por qué es que Lincoln hizo eso — por qué libró la guerra contra la Confederación, en lugar de dejar que ésta se separara? El motivo esencial y básico suyo no era el de poner fin a la esclavitud — el mismo Lincoln puso eso muy en claro. Lo hizo porque las fuerzas de la Confederación estaban tratando de desmantelar la Unión —los Estados Unidos de América— y porque, recalcaba Lincoln, aunque para impedir eso fuera necesario matar a un enorme número de personas en una guerra. Pero resultó que no fuera posible que la Unión triunfara en la guerra sin emancipar a los esclavos en la Confederación y sin permitir que éstos combatieran en el ejército de la Unión, unos combates en los que murieron muchos esclavos emancipados. ¿Deberíamos denunciar a Lincoln como un asesino en serie?

Todavía no estamos aplicando suficiente materialismo cuando tenemos que responder a argumentos de esta clase. Y necesario que lo hagamos.

Tenemos que confrontar, conocer y transformar la realidad material. Tenemos que obrar como materialistas dialécticos, y no como unos guardianes sectarios de un “templo de conocimientos secretos”. No bastará rechazar a Badiou, o a tipos parecidos, por “kautskistas”, como lo hizo alguien en una discusión reciente. Tenemos que hacerlo con sustancia — y presentarlo de manera dinámica. ¿Cómo se debería responder a alguien que dice: “Yo no sé quién es Kautsky ni qué representaba, por lo tanto a mí eso no me significa nada”? Al contrario, la polémica contra Badiou es muy sustanciosa, descuartiza a fondo la línea de Badiou y sus argumentos fatales. La reciente polémica de Raymond Lotta contra Žižek5 también es un ejemplo y modelo positivo — tiene sustancia y un buen método. Tenemos que hacer el trabajo para comprender concretamente los diversos aspectos de la realidad y para convencer a las personas para que la comprendan correctamente. Nosotros —nuestro partido colectivamente y los camaradas en el partido— también tenemos que hacer uso del trabajo que ya se ha hecho y empuñarlo con eficacia. Se ha hecho mucho trabajo mediante PLCEC. Se ha hecho mucho trabajo con relación a las muchas otras dimensiones de la realidad, en la era actual y en la historia. Es necesario que tampoco desperdiciemos ese trabajo — tenemos que empaparnos en lo que se ha descubierto y empuñarlo de una manera dinámica y convincente.

V.

Los camaradas en el partido y las personas a nuestro alrededor deberían estar exigiéndonos respuestas. Los camaradas deberían estar yendo a sus unidades del partido y preguntando: “se presentó tal cosa y no sé cómo responderle” — y exigir colectividad y dirección para manejarlo. ¿Dónde está la efervescencia de ideas? Es obvio que ni de lejos hay suficiente. Pero en lugar de lamentar el hecho de que no existe suficiente efervescencia, tenemos que descubrir por qué y hacer algo al respecto. La dirección fija el “tono” para el partido en su conjunto. La dirección ES decisiva. Claro, las masas hacen la historia — pero aun con buenas aspiraciones, sin la necesaria dirección, no pueden hacer la historia de manera en que tienen que hacerla, de acuerdo a sus propios intereses fundamentales. La dirección tiene una importancia decisiva en todo esto, inclusive al interior del partido, y efectivamente tenemos que dirigir sobre la base de ser unos materialistas y científicos y dirigir con un conocimiento de dónde nos encontramos en el proceso, en el proceso de reconocer y transformar la situación objetiva, la necesidad que enfrentamos y sus diversas manifestaciones importantes — y específicamente los fuertes retos que enfrentamos ahora.

¿Dónde nos encontramos ahora en este proceso y cómo está relacionado eso con lo que representamos? Es necesario que sistemáticamente mantengamos eso a fin de determinar cómo tocar bien el piano y dirigir en el sentido general. Eso quiere decir interrogar constantemente la realidad, mantenerse al tanto de elementos importantes de la realidad y su carácter cambiante, sacarles lecciones más profundas y mantenernos al paso de dichos elementos y su carácter, en los varios aspectos de la situación objetiva y en relación al factor subjetivo (el propio partido), a fin de dirigir correctamente. Si nada más hiciéramos una lista de lo que estamos haciendo o que deberíamos hacer, en cualquier momento dado, e intentáramos dirigir de la mejor manera que pudiéramos, pues eso no resultaría bien. Tenemos que prestar atención a los aspectos importantes de las cosas — pero tenemos que ver y tratar todo esto sobre la base de un conocimiento de la realidad material más profunda y su carácter contradictorio y cambiante, entendiendo y manejando correctamente la relación entre la necesidad y la libertad y en lo fundamental partiendo del nivel de nuestros objetivos revolucionarios estratégicos.

En cada uno y todos los niveles del partido, en cualquier colectividad del partido, se supone que todos alcen la voz y digan si algo es correcto o incorrecto; no importa de dónde surja. Por supuesto que es necesario hacer esto por los conductos correctos y con el espíritu correcto. Y es cierto, es un aspecto fundamental del centralismo democrático, en la epistemología así como en la organización, que cuánto más alto en la “cadena”, más bases hay y más responsabilidad hay para bregar con lo que se está aprendiendo y lo que se está concentrando por medio del trabajo del partido en general y de otras fuentes. Eso es un aspecto de la cuestión, y es importante. Pero, al mismo tiempo, el que algunas personas tengan más responsabilidades de dirección de un nivel superior no implica que otras personas no tengan ninguna responsabilidad. Todos, de todos los niveles del partido, tienen una responsabilidad por la línea del partido y por la dirección de su trabajo en la aplicación de esa línea, a la vez que eso se exprese mediante una división del trabajo y los conductos del partido, los que no son simplemente “horizontales” (entre las personas al mismo nivel de colectividad y responsabilidad) sino también “verticales” (en una cadena de conocimiento y mando, de los niveles inferiores a los superiores, y de regreso a los inferiores). Pero, para repetir, en términos de orientación fundamental, todos tienen una responsabilidad por la revolución y por la línea y el papel del partido, mismo que tiene que ser el núcleo dirigente de ese proceso revolucionario. Y todos deberían esforzarse para responsabilizarse lo más que puedan, y para contribuir lo más que puedan, de formas que concuerdan con los principios del centralismo democrático del partido y las estructuras y los procesos del partido que expresan esos principios. De una manera correspondiente, es necesario que tengamos una iniciativa y efervescencia de ideas mucho mayor y constantemente creciente en todo el partido, a todos los niveles y en el proceso de estire y afloje que dinamiza la cadena de conocimiento y mando del partido.

Aplicar, representar e insistir. Aplicar la línea del partido... representar un modelo de captar y aplicar esta línea... e insistir en que se lleve a cabo esta línea, y ninguna otra, mediante la aplicación del centralismo democrático en sus dimensiones epistemológicas así como organizativas. Y en esto tener el enfoque de un proceso dinámico y progresivo.

 

1. Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian, RCP Publications, 2011. [regresa]

2. From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, A Memoir by Bob Avakian (autobiografía en inglés, Insight Press, 2005). Se puede descargar pasajes en español en revcom.us. [regresa]

3. “Alain Badiou’s ‘Politics of Emancipation’: A Communism Locked Within the Confines of the Bourgeois World”, de Raymond Lotta, Nayi Duniya y K. J. A., Demarcations: Una revista de teoría y polémica comunista, No. 1, verano-otoño de 2009 (en inglés). [regresa]

4. ¿Conquistar el mundo? Deber y destino del proletariado internacional, de Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, publicado como el número 50 de la revista Revolución, RCP Publications, 1982. [regresa]

5. “Vilipendiando el comunismo y acomodándose con el imperialismo: La farsa y la vergüenza del ‘pesimismo sincero’ de Slavoj Žižek”, de Raymond Lotta, Revolución #256, 15 de enero de 2012. [regresa]

 

Permalink: http://revcom.us/a/344/avakian-poniendonos-los-guantes-de-boxeo-y-otros-esenciales-metodos-principios-y-objetivos-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

Poniéndonos los guantes de boxeo — y otros esenciales métodos, principios y objetivos

Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

30 de junio de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota de la redacción: A continuación presentamos algunas observaciones de Bob Avakian, que se distribuyeron originalmente en el Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos (PCR) a principios de 2012. A continuación se publica la tercera parte de la serialización de estas observaciones. Se posteó la primera parte, “Las iniciativas de masas y su relación con nuestros objetivos estratégicos”, el 19 de mayo de 2014, la que se publicó en la edición impresa de Revolución a partir del #339 (19 de mayo de 2014). La segunda parte, “La libertad y la necesidad, y partiendo de una perspectiva estratégica: Unos puntos sobre métodos y dirección”, se posteó el 11 de junio de 2014, la que se publicó en la edición impresa de Revolución a partir del #342 (22 de junio de 2014). Avakian hizo estas observaciones en los momentos en que el movimiento “Ocupar” estaba teniendo un impacto importante, y en general positivo, pero también iba cada vez más en contra de la fuerza represiva del estado, así como sus propias limitaciones. Si bien éste fue un importante elemento particular de la situación general en ese momento, lo que se refleja en estas observaciones de BA, éstas tratan en términos más generales la situación y los retos que enfrentan el PCR y el movimiento comunista en el mundo en su conjunto. Por esa razón y debido a que estas observaciones siguen teniendo relevancia e importancia en ese sentido, se ha decidido publicar estas observaciones. Se han hecho algunas modificaciones, y se han agregado notas, en preparación para su publicación.

 

Tenemos que empezar por retomar la realidad de que el movimiento comunista revolucionario, y nuestro partido específicamente, nos encontramos ante la contradicción bastante aguda de tener que hacer avances y dar saltos importantes y cualitativos, en el futuro cercano, o al no hacerlo sufrir reveses severos, incluso estar en peligro de resultar “fuera del juego” durante cierto periódico histórico, con consecuencias muy, pero muy pesadas para el movimiento comunista y en última instancia para las masas del mundo. Eso es otra manera de formular —y recalcar— lo que dice el Manifiesto1 de nuestro partido, respecto la encrucijada ante los comunistas de hoy: o vanguardia del futuro o residuo del pasado. Tenemos que volver a fundamentarnos en eso, sobria y científicamente, profundizar nuestro enfoque y cimentarnos de nuevo en ello. No es que no existan sucesos objetivos favorables ni prospectos para hacer los avances y saltos necesarios — sino de que hay que aprovechar esa base y crear nuevas condiciones favorables por medio de la lucha, con el fin de dar dichos saltos concretamente.

Me hace recordar un comentario que otra persona dirigente hizo: En este contexto en que se están desarrollando factores contradictorios pero en lo principal favorables, en particular un auge popular y la agudización de la situación objetiva en general, si no hacemos avances, daremos pasos grandes hacia atrás. Si tomamos eso en serio y reconocemos la contradicción aguda que de hecho nos confronta, nos daremos cuenta de que no nos queda un tiempo infinito para dar los saltos necesarios. Si bien no debe cundir el pánico, definitivamente se necesita un sentido de urgencia. Esta orientación tiene que formar una parte importante del fundamento de todo lo que hagamos.

Necesitamos una revolución — Cualquier otra cosa, en última instancia, es una tontería

Estamos haciendo algunas cosas positivas con Lo BAsico2, por ejemplo, y algunos camaradas han reunido a personas a su alrededor sobre esa base — aunque eso también es contradictorio. También los eventos, los diálogos, entre Carl Dix y Cornel West han sido muy positivos — han atraído a muchas personas y han tenido un impacto importante. Existen las dos iniciativas de masas —contra la encarcelación de masa, y contra la pornografía y el patriarcado— y las masas han tomado posición para participar en esas iniciativas. Algunas de las personas avanzadas cerca del partido siguen avanzando. Todo eso está por un lado. Pero también existen lo que podríamos llamar “lo objetivo para nosotros, departamento uno” y “lo objetivo para nosotros, departamento dos”, con los cuales tenemos que lidiar — siendo el segundo “lo objetivo para nosotros” los ataques oportunistas y contrarrevolucionarios en nuestra contra.

Con lo que concierne a ese factor “lo objetivo para nosotros, dos”, no lo estamos reconociendo correctamente, ni hablar de lidiar con ello. Nuestro entendimiento y enfoque acerca de eso están integralmente relacionados con los principios fundamentales concentrados en el punto de “siempre y cuando” (en esencia: siempre y cuando representamos en efecto la revolución y el comunismo, debe ser fácil apreciar y promover correctamente BA y la nueva síntesis que él ha desarrollado). Lo que ese punto de “siempre y cuando” concentra tiene que ver con nuestro mensaje central entero — se podría reformular eso como el mensaje central y la declaración del “por”3: para todo eso es crucial el hecho fundamental de que lo que representamos es la transformación radical del mundo por medio de la revolución y la toma de poder, con la dictadura del proletariado como la transición al comunismo, y la relación de BA y la nueva síntesis con todo eso.

La primera cita del Capítulo 3 de Lo BAsico empieza: “Vamos a lo básico. Necesitamos una revolución. Cualquier otra cosa, en última instancia, es una tontería”.

No partimos suficientemente del reconocimiento de que cualquier otra cosa, en términos fundamentales, es una tontería, pues puras necedades. Me fijé en un informe sobre un joven que se nos acercó durante un período en “Ocupar” pero últimamente lo ha atraído el anarquismo y lo han influenciado las necedades oportunistas y contrarrevolucionarias. Eso ocurre con demasiada frecuencia: las personas se interesan y se nos acercan —o, en algunos casos, se han reclutado jóvenes en particular, pero sobre una base incorrecta y con mucha influencia de una línea revisionista, y de ahí algunos renuncian y se alejan de nosotros— y en algunas instancias se van al campo de la contrarrevolución. Eso resulta tanto de factores objetivos —que incluyen lo que estoy llamando el “factor objetivo, dos”— como de líneas e influencias revisionistas al interior del nuestro propio partido, y por consiguiente nuestra manera de trabajar con las personas. Me hace recordar lo que dijo Lenin, que en el movimiento revolucionario de su tiempo, el anarquismo era a un grado importante la expiación por los pecados del revisionismo en las filas de los comunistas — ese revisionismo, ese destripamiento del corazón revolucionario al comunismo, facilitó el que el anarquismo atrajera a algunas personas. Pero, hablando específicamente de nuestra situación específica, se trata de una combinación de las influencias revisionistas que quedan de nuestra parte y el efecto de los factores objetivos. Dichos factores incluyen la influencia de lo que existe y predomina en la sociedad y en el mundo en general, bajo el dominio de los imperialistas —— siendo un factor muy importante la realidad y los efectos persistentes de la revocación del socialismo y la restauración del capitalismo primero en la Unión Soviética y después en China. Pero también incluye el papel de oportunistas y declarados contrarrevolucionarios.

Eso se ve en algunos informes sobre el trabajo con los estudiantes. Al principio lo que representamos y hacemos atrae a las personas en un sentido general y básico, y después éstas empiezan a captar de lo que se trata, y todo lo que se requiere — y se dan cuenta de lo grueso que es. Se les presenta Lo BAsico, y les atrae lo que concentra, pero de ahí se topan con lo mucho que esto supone, y muchos se alejan, por lo menos en el corto plazo. Es necesario que reconozcamos que eso es parte del proceso. No debemos asustarnos. Debemos permanecer firmemente fundamentados en nuestro entendimiento materialista científico del proceso en conjunto y mantener la orientación de llevar una lucha con las personas para reconocer y aceptar esto. Pero también es necesario que reconozcamos que lo que pasa es que las personas no solo se interesan, sino que se topan con lo grueso que es, se topan con dificultades al promover eso y de ahí se alejan. En la edad del Internet, existe una analogía entre las personas que desertan de nuestras filas, por decirlo así, y los fascistas cristianos en la sociedad en general. Si los fascistas cristianos solamente estuvieran dispersos, solamente unos tantos individuos desperdigados, representarían un problema — pero no llegarían ni tantito a representar el problema que son ahora, al contar con una expresión organizada y coherente y con el fuerte apoyo de sectores de la clase dominante. La analogía es que cuando las personas se alejan, existe un lugar a donde pueden ir que les dará un programa contrarrevolucionario coherente que se opone directamente a nosotros y se dedica a atacarnos, socavarnos y, de ser posible, destruirnos.

Ya es hora de que nos pongamos los guantes de boxeo. Tenemos que darnos cuenta de que este proceso que incluye a los ataques contrarrevolucionarios en nuestra contra no va a desaparecer por sí solo — en nuestro enfoque tenemos que incorporar el reconocimiento de que este proceso es algo objetivo para nosotros, de que es una parte importante de los obstáculos objetivos ante nosotros. Las fuerzas oportunistas y contrarrevolucionarias conscientes —que representan algo objetivo para nosotros— son parte del terreno con el cual tenemos que bregar y lidiar correctamente. Y de hecho no lo estamos haciendo como se debería.

No es cuestión de hacer de eso lo principal. Pero si no incorporamos este entendimiento y no lidiamos con eso —reconociendo que es una parte concreta del “cerco” que nos confronta: las personas y las fuerzas con una orientación activa y apasionada de trabajar para destruirnos e impedir que la gente se nos acerque—, pues pagaremos un precio alto por no reconocer y lidiar con eso. Si no fuera por el Internet, no sería para tanto, aunque seguiría siendo un problema a cierto nivel. Pero el Internet SÍ existe, y provee un medio por el cual las personas que en realidad no representan nada —o al menos no representan nada positivo, en términos de oponerse y luchar concretamente contra este sistema horroroso y ofrecer alguna alternativa concreta— pueden ampliar su influencia, especialmente en la atmósfera cultural pútrida de hoy, y especialmente si se dedican a atacar con bajeza y mezquindad a aquellos que sí están librando una lucha seria contra este sistema y sí trabajan para la revolución. Sí, eso es parte del proceso; pero lidiar con ello, de la manera en que es necesario hacerlo, es NUESTRA parte del proceso. Tenemos que refutar esas porquerías oportunistas y contrarrevolucionarias — con el enfoque correcto, consecuente con nuestra orientación y nuestros objetivos comunistas revolucionarios fundamentales. Eso implica que necesitamos mucho más lucha y polémicas ideológicas “en el campo de batalla” —y sí, “desde la cima de la montaña” al mismo tiempo— para refutar esas porquerías y desenmascarar su bancarrota y su papel de ayudar a la clase dominante en el mantenimiento de este sistema opresor. En general, tenemos que darles duro, polemizando y desenmascarando aquellas cosas que mantienen a las masas en una situación esclavizada y degradada.

Durante más de 10 años, en efecto, hemos dicho, hay que escribir algo sobre los Illuminati, y no ha salido nada. Eso no puede continuar4. Noté que una persona que se nos había acercado pero después se alejó por las calumnias así como el pensar pequeño burgués espontáneo, leyó una declaración de unos anarquistas y dijo: “Es la mejor declaración que he leído”. Debemos encontrar esa declaración y polemizar en su contra, en nuestro periódico entre otros medios. Pongámonos a desmenuzar una declaración de ese tipo, hagámosla pedazos. Porque sí importa —de hecho tiene una profunda importancia en relación a los intereses fundamentales de las masas populares— cuál camino lleva a la emancipación de verdad, y cuál a un callejón sin salida, o algo peor. Tenemos que aprender a hacer polémicas rápidas, cortas y concisas, contundentes. La polémica contra Badiou5 es excelente, muy contundente. Es una aplicación dinámica y convincente de la nueva síntesis del comunismo. Pero no podemos tratar a todo como si estuviéramos escribiendo la polémica contra Badiou. Eso retoma el punto básico: cualquier otra cosa, en última instancia, en efecto es una tontería. Pero no nos basamos en ese entendimiento básico — o al menos para nada lo hacemos de manera sistemático. Tenemos demasiado miedo de obrar de forma contundente. Claro, tenemos que polemizar con principios y de una manera elevada — pero de manera contundente.

Respondiendo a la ignorancia y la arrogancia — con ciencia y contenido

Perdónenme pero es muy mala la cultura de la que se ha imbuido esta generación de jóvenes a un grado importante. Muchos de éstos son arrogantes — francamente sin mucho contenido. No todos, pero un número demasiado grande de estos jóvenes, tienen esa ignorancia y arrogancia de la que habló Mark Twain, cuando dijo: Lo que uno necesita para superarse en Estados Unidos es una combinación perfecta de ignorancia y arrogancia. No hacen preguntas sino aseveraciones nada más. Y me da la fuerte impresión de que nosotros mismos no respondemos de manera contundente— y de hecho, muchas veces todavía asumimos una posición defensiva ante esas necedades, sin tener ninguna razón en absoluto de asumir dicha posición. No se trata de “demoler” a las personas —al menos aquellas que no son oportunistas y contrarrevolucionarios conscientes y dedicados—, pero definitivamente tiene valor administrarles una buena “sacudida”, por medio de una lucha ideológica aguda.

Cuando las personas dicen tonterías que reflejan su ignorancia —como un participante en una protesta que exigió: ¿por qué no está presente Bob Avakian entre las masas que están protestando?—, nuestra gente no responde como deben. Deben estar listos para contestar: “Aún si se supusiera que BA tuviera ganas de estar presente, eso sería extremadamente irresponsable que nuestro partido se lo permitiera”. Y de ahí, en términos básicos, deben explicar por qué. ¿No se podría citar mi autobiografía6 cuando alguien dice, “Por qué no está presente BA”? Ahí está toda una historia del activismo, así como la dirección revolucionaria. Y discutamos el contenido de qué es la dirección comunista concretamente, y qué papel desempeño en relación a eso.

Esas necedades atrasadas que dicen las personas parten del hecho de que no están hablando en serio de cambiar el mundo de manera fundamental — o de que no han reflexionado y forcejeado seriamente con lo que eso significa concretamente. No debemos ser liberales permitiéndoselo. Es justo y apropiado discutir de manera contundente, de deslindar las líneas muy claramente. Si no les parece a las personas, NI MODO. En un informe, leí que alguien se estaba quejando de que Raymond Lotta llevaba una lucha aguda. Eso es parte de luchar por las personas. Por eso, en parte, respondí como lo hice al escuchar de una persona religiosa que atacó a Mao así como a Stalin por “matar a su propia gente”. Además de refutar eso, debemos contestarles: ¿Y de Moisés, qué dicen? ¿Y qué de tantos horrores monstruosos de la Biblia — la violación en masa y masacres, hasta la matanza de infantes, ordenadas y decretadas por el dios de la Biblia y los representantes de ese dios como Moisés? Incluso con las personas con las que debemos y necesitamos unirnos, cuando salen con unas necedades dañinas, debemos denunciarlas y refutarlas, ideológicamente. Pongámonos los guantes de boxeo — a prepararnos para batallar ideológicamente ya.

Un informe cita a otra persona (del movimiento “Ocupar”) que dice: “Bueno, yo he estado pensando en estos interrogantes grandes toda la vida, pues ¿qué tiene de especial BA?” Vale, pues, que responda a unas preguntas:

  • ¿Qué es su análisis de lo que pasó en China tras la muerte de Mao — qué ocurrió y qué contradicciones esenciales abarcó?
  • Más en general, ¿qué es su análisis de las contradicciones que caracterizan la transición del capitalismo al comunismo, y cómo lidiar con dichas contradicciones?
  • ¿Cómo hacer concretamente una revolución de verdad, para deshacerse de todo este sistema y crear todo un sistema radicalmente nuevo?
  • ¿Cómo superar las divisiones entre las personas, que sí existen, y son en muchos casos muy profundas?
  • ¿Qué es el problema y qué la solución — qué es su análisis de esa cuestión básica, si lleva toda la vida pensando en esto?

Estar a la defensiva ante un comentario así — ¿en serio? En nuestro periódico hace falta más de lo siguiente: “He aquí la realidad y he aquí las tonterías” — y si no les parece, ni modo.

Si ese tipo dice que mi declaración (“Reflexión”) sobre “Ocupar” es la gota que colmó el vaso — qué bueno. [Se refiere a alguien que se acercaba, o al parecer se acercaba, al PCR, pero se fue al campo de la contrarrevolución.] Eso refleja el hecho de que mi declaración no simplemente siguió a la cola de “Ocupar” sino que se adentró en cosas en las que hacía falta adentrarse y criticó a cosas a las que hacía falta criticar. Esa declaración no calificó a “Ocupar” de algo hecho un desastre ni nada de eso; al contrario, reconoció su lado positivo y se adentró en las contradicciones materiales que encierra y señaló lo que necesitamos7.

¿Es cierto, o no es cierto, que en última instancia cualquier otra cosa es una tontería? Hay problemas tácticos concretos, y consideraciones tácticas necesarias, al difundir la necesidad de la revolución y lo que es y lo que requiere concretamente la revolución. Sin embargo, tenemos que hablar de lo que una revolución significa concretamente — tenemos que encontrar las mejores y más desarrolladas formas de explicar el punto esencial de que la revolución significa derrocar el capitalismo y reemplazarlo con el socialismo (y de ahí continuar sobre el camino socialista hasta el objetivo final del comunismo). Sí tenemos que tomar en cuenta seriamente las cuestiones tácticas, pero no podemos dejar que los problemas tácticos determinen los términos fundamentales. Y tenemos que decirles a las personas que cualquier otra cosa, en última instancia, es una tontería, como dice Lo BAsico. Y el siguiente párrafo de Lo BAsico (3:1) “lo completa”, dejando en claro que es necesario e importante librar luchas contra ultrajes e injusticias particulares de este sistema —y al hacerlo, unirnos con personas que no están de acuerdo, en ese momento, con la necesidad de una revolución— al mismo tiempo que nosotros actuamos de acuerdo con el entendimiento científico de que solamente se puede eliminar plena y finalmente todos esos ultrajes por medio de la revolución, con el objetivo final del comunismo por todo el mundo. ¿Es eso cierto o no? ¿O es eso solamente nuestra “narrativa”? ¿Nuestra “mantra”? ¿“Lo nuestro” que intentamos imponer, con poca convicción, a la realidad?

¿Qué es el problema en el mundo? ¿Qué es la solución? Tenemos que seguir volviendo a eso, y de ahí tratar el papel que desempeñan diferentes personas y fuerzas sociales en relación a eso. En demasiados casos dejamos que esas otras personas determinen los términos, en vez de conducirlas a volver a los términos concretos. ¿Cuáles son los términos aquí? ¿Quiere decir que no necesitamos dirección? — hablemos de lo que se encontrará al trabajar para cambiar fundamentalmente el mundo y lo que se necesita para hacerlo. Y si existe alguien que en realidad ha surgido como dirigente a un nivel distinto a los demás en el alrededor, es necesario celebrarlo — es muy valioso, si el objetivo en efecto es la emancipación de las masas de la humanidad oprimida, y al final toda la humanidad.

El problema es que, con las personas con las que nos encontramos, y su punto de vista espontáneo, no estamos hablando del mismo proyecto. No me consterna el que los jóvenes con los que nos encontramos, que están empezando a despertar en los movimientos de masas, vean las cosas de maneras que reflejan muchos entendimientos erróneos espontáneos — pero ¿qué es lo que NOSOTROS estamos diciendo y haciendo al respecto? No es cuestión de caer fuerte sobre las personas o maldecirles. Es cuestión de ¿qué es lo que NOSOTROS entendemos, y señalamos, concretamente, sobre lo que se necesita fundamentalmente? Importa si las personas en el partido están leyendo y releyendo la polémica contra Badiou. Hay razones importantes y concretas de por qué se convocó a estudiarla en medio de este brote de lucha, con “Ocupar” y algunas otras cosas. La polémica contra Badiou sigue siendo muy relevante, y es muy sustancial.

No podemos apagar cada incendio calumnioso. Pero debemos tener la orientación y enfoque correctos. Se están desarrollando factores positivos, objetivamente y por medio del trabajo que estamos haciendo, pero no van a llegar a nada bueno teniendo una orientación incorrecta. No podemos darnos el lujo de ver una repetición de la película “El movimiento lo es todo, el objetivo final, nada” — de modo que sea peor que verla otra vez porque, entre otras cosas, habrá personas que se van a ir al campo de la contrarrevolución. No quiero ver ese tipo de repetición, ni ninguna repetición, de “El movimiento lo es todo, el objetivo final, nada”.

La orientación “a las masas” tiene que aplicarse al partido y a las unidades del partido en su conjunto — pero también se aplica a más que solamente las unidades. Tenemos que verlo en conjunto. La dirección del partido, y ciertamente las personas con la responsabilidad particular de hablar por el partido y ser los promotores de la nueva síntesis y de la dirección de BA, tienen que ponerse los guantes de boxeo. La cuestión esencial se concentró en un programa y debate entre Bernard Harcourt y Raymond Lotta — y me alegraba que se le adentraran así: ¿es lo único que se puede hacer la formación de una oposición permanente dentro del sistema existente, mientras que la maquinaria del capitalismo-imperialismo sigue operando en el fondo, aplastando vidas y destruyendo espíritus, para parafrasear la polémica contra Badiou?

Hablando de “Ocupar”, todavía hay mucho chovinismo nacional estadounidense en eso de “Ocupar” — una parte más consciente y otra parte menos consciente. Cuando entramos en la lucha en los años sesenta, no éramos tan arrogantes como lo son demasiados jóvenes hoy, entre ellos muchos de los movimientos de hoy, entre otras razones, porque uno tenía un sentido de responsabilidad para con el pueblo del mundo — uno sentía esa responsabilidad. “Miren a Vietnam, lo que están haciendo en nuestro nombre”. Es muy importante lo que Raymond Lotta señaló sobre comunizar el botín del imperialismo — lo que en última instancia es lo que representa el anarquismo. Eso es lo que “Ocupar” representaría, incluso en su expresión más radical, si se dejara para que siguiera sus propios términos y se llevara a su conclusión lógica: más equidad económica en el marco de ser buenos estadounidenses patrióticos. ¿Nada más debemos hablar de eso en susurros entre nosotros, o debemos discutirlo entre las personas en la sociedad?

No estamos levantándonos en la mañana con ganas de hacer batalla ideológica. Salimos con nuestro juego de herramientas básico, y eso está bien, eso es importante — pero tenemos que ansiar la batalla ideológica. No se trata de diatribas sectarias — y si empieza eso, hay que dejarlo. Las personas dirigentes deben poner el ejemplo. Unidad-lucha-unidad. A avanzar por medio de la lucha — a unirse con las personas, pero a avanzar POR MEDIO DE LUCHA. Debemos ansiar la batalla ideológica — debemos buscar a las personas con quienes emprenderla. Los problemas con esta cuestión están relacionados con por qué nuestra propia gente no habla públicamente de la Revolución Cultural en nuestro partido8 — no la mencionan con las personas y no se les explican. Para que eso se haga —para que se haga correctamente, como se debe hacer—, tendrá que ser que la dirección del partido lo lidere concretamente y ponga el ejemplo. Si ocurre algo importante, convoquen a una reunión en la librería y discútanlo. Si los oportunistas y los contrarrevolucionarios andan regando necedades y confundiendo a las personas, reúnan a las personas y desenmascaren la bancarrota de esa gente — determinen los términos como deben ser, enfocados en el problema y en la solución.

Estaba leyendo un informe sobre la ISO9 — que unas personas jaladas hacia esa tendencia cancelaron una reunión con nosotros porque les estaban influenciando las necedades que promueve la ISO. Debemos estar organizando actividades en las librerías. No hay que complicar las cosas demasiado — vayan al grano: de qué se trata esa ISO y por qué no llevará a nada bueno. ¿Qué es esa “S” —ese “socialismo”— que traen en su nombre: qué significa concretamente, y cómo se logrará según ellos? Diseccionémoslo y desenmascaremos lo que representa en realidad y adónde llevará — y adónde no llevará. O ¿qué hay con el anarquismo y por qué simplemente fortalece el sistema imperante? Si no podemos hacer eso, y hacerlo bien, debemos aprender a hacerlo — RÁPIDAMENTE. Y debemos poner el ejemplo desde la dirección. No respondamos a rumores y calumnias con más rumores y calumnias —no nos rebajemos a tratar las cosas a ese nivel y según esos términos—, respondamos con contenido, tratando las cuestiones esenciales sobre el problema y la solución. No se trata de “riñas sectarias” — y es necesario no dejar que se convierta en eso o que se trate así. Se trata de nada menos que una cuestión de las necesidades e intereses fundamentales de las masas populares oprimidas en el mundo, y en última instancia de toda la humanidad.

El poder estatal: ¿En beneficio de quién, a favor de cuáles objetivos?

Es necesario que haya un ambiente combativo, en el sentido bueno. Creemos en serio en Lo BAsico 3:1, y sabemos lo que es el contenido de esa revolución. “La dictadura del proletariado” (DDP) no es una frase desafortunada (como lo calificó una vez el oportunista Kautsky como parte de sus ataques a Lenin). La dictadura del proletariado es algo formidable y buenísimo. ¿Quieren que los perros policías sigan reprimiendo, golpeando y asesinado a las masas populares — o quieren un poder estatal que sirva a los intereses de las masas populares y las apoye para superar la explotación y la opresión? ¿Para qué ponernos a la defensiva? Sí, ha habido unos problemas en la manera en que se ha ejercido la dictadura del proletariado en la experiencia de la sociedad socialista hasta la fecha — pero principalmente se han logrado algunas cosas muy geniales. Yo no siento para nada que tenga que pedir disculpas. Ya es hora de dejar toda actitud defensiva. No vamos a llegar a nada bueno sin la DDP. No es posible resolver ahora todas esas contradicciones —las divisiones entre las masas, etcétera— dentro de los confines de este sistema, y no se resolverá la situación sin la DDP. Esos son los hechos sencillos, básicos — y cualquier otra cosa, en lo fundamental y en última instancia, sí es una tontería. Hablemos de eso.

No podemos darnos el lujo de volver a desperdiciar cosas y desperdiciar gente. Si lo hacemos, vamos a quedar mucho más atrás. Parte del telón de fondo de las líneas atrasadas con las que se están topando algunas camaradas, y a las que siguen a la cola, es que las personas están empezando a desmoralizarse sobre lo de “Ocupar”. Están descubriendo que hasta eso no es tan fácil. Primero, “ay, qué tanto a todo dar...”. Pero luego les confronta el poder estatal. El poder estatal que se ejerce en beneficio del “uno por ciento”. A ellos uno no les importa para nada — aparte de parar a uno. Si uno persiste en estorbarles el camino, ellos harán mucho más. Algunos lo hemos experimentado — y si uno es principiante, también tiene que aprenderlo. Si las personas no lo están aprendiendo, y si no les estamos retando para que aprendan lo que necesitan aprender, eso es nuestra falta.

Superando los obstáculos, dando saltos y acumulando fuerzas para la revolución

Todo ello se relaciona con nuestra manera de ver esta campaña de recaudar fondos — la de recaudar muchísimo dinero para proyectar BA en Todas Partes, de hacer que eso genere un impacto concreto a nivel de toda la sociedad, que eleve el nivel de la discusión y el debate por la sociedad entera sobre el estado del mundo y lo que se puede y se debe hacer al respecto. Está integralmente relacionado con si esta campaña llegará a ser concretamente lo que tiene que ser — o si se quedará corto. No vamos a tener ningún éxito concreto en eso, y no vamos a dar los saltos críticos en general que necesitamos dar, a menos que las personas dirigentes pongan el ejemplo y lideren con todo lo anterior e insistan en que se haga — aplicando el centralismo democrático. Si alguien recibe un informe que habla de las muchas dificultades con las que los camaradas se están topando —y que quizás también refleje unos problemas en las maneras en que esos camaradas están lidiando con éstas, las maneras en que los están jalando la espontaneidad y lo de seguir a la cola de líneas incorrectas—, pues que lidien con esas contradicciones y hagan que se aprenda de su manera de lidiar con eso.

No podemos desperdiciar ni los logros pequeños. No se puede transformar esta situación general que nos confronta simplemente ganando y reclutando de a dos y dos. Pero ni eso podemos desperdiciar. Tenemos que estar pensando según la perspectiva de ganar y reclutar a masas, en olas. Si no estamos pensando en términos de la masas, ni siquiera conseguiremos de a dos y dos. Pero tampoco podemos despreciar lo de a dos y dos. Algunas personas darán marcha atrás, y algunas incluso se irán al campo de la contrarrevolución — pero tenemos que estar ganando y reclutando a un creciente número de personas, y en olas.

Tenemos que considerar la situación de los camaradas a diferentes niveles y tomar en cuenta con seriedad las cuestiones tácticas, pero no podemos dejar que eso determine en lo fundamental los términos por lo que se refiere a desencadenar y utilizar a las personas de una manera correcta. No podemos mantener este conocimiento que tenemos sobre la historia de nuestro proyecto, sobre la DDP y lo que la transición al comunismo tiene que ser — no podemos mantenerlo oculto entre unas cuantas personas. Tenemos que movilizar todos los factores positivos y la sinergia entre éstos, para difundir esta línea en la sociedad para que contienda a gran escala.

Al llevar a cabo la lucha ideológica —particularmente cuando las personas estén bajo la influencia de necedades y se dejen llevar por éstas—, tenemos que insistir firmemente: no se trata de aquello, se trata de esto. Cualquiera que sea —que desentierren y regurgiten ataques sin principios contra el partido y su dirección o que hablen sobre lo que tiene de malo la sociedad—, una parte importante de llevar lucha con las personas es volver constantemente a la base: “no se trata de aquello, se trata de esto”. De ahí es necesario respaldarlo con contenido. Pero efectivamente tenemos a las personas que pueden respaldarlo y es necesario que otros aprendan de éstas acerca de cómo hacerlo. Estamos muy dispuestos a discutir con alguien todo el día si ese alguien tiene principios y seriedad pero no está convencido — pues, eso está bien, hablaremos y lucharemos con ese alguien todo el día... a menos que éste lo haga sin principios y sin seriedad.

No podemos hacer cosas para organizar a las personas para la revolución y acumular fuerzas para la revolución sobre una base incorrecta, de modo que se establezcan términos incorrectos. Aparte de perder a personas, al menos algunas de éstas se irán al campo de la contrarrevolución. Cuando hacemos las cosas sobre una base incorrecta, damos marcha atrás y nos hacemos daño. Es necesario que tengamos un núcleo que esté muy convencido de lo que representa todo esto — que incluye a las personas que quizás no estén del todo listas para el siguiente salto de ingresar al partido, pero estén muy cerca, y con las que se lleve lucha para que den ese salto crucial adicional. Con éstas, así es la lucha: ¿van a dar ese paso hacia adelante? Los electrones dan vueltas alrededor de ese núcleo sólido, pero los electrones no pueden ser el núcleo.

Comprometidos para “todo el camino”

¿Para QUÉ objetivo hemos estado trabajando, por casi 50 años? ¿Qué hemos estado aprendiendo durante todo estos años? ¿Todos tenemos que repetir los errores del pasado? ¿Los participantes en estos movimientos de hoy en realidad creen que nadie lo haya intentado anteriormente? En los auges de lucha del pasado, no logramos transcurrir todo el camino hasta la revolución —eso es lo que queda por hacerse— y no es necesario repetir cada falta de conocimiento y cada error que cometimos. Y, sí, estamos aquí para enseñarles lo que hemos aprendido. No solamente en términos de este u otro aspecto práctico de un movimiento particular sino en relación a las cuestiones más amplias y los intereses fundamentales de la humanidad.

Leí un comentario de un activista en el movimiento “Ocupar” en Nueva York que decía que el problema con los años sesenta es que la gente se dio por vencida, “pero nosotros estamos comprometidos para todo el camino”. Ahí otra vez lo de la ignorancia y arrogancia, lo que va de la mano con la cultura de tabloides sensacionalistas, de períodos de concentración cortos, del solipsismo e individualismo. ¿De veras se cree que en los años sesenta no hubiera muchas personas muy dedicadas, que se enfrentaron a muchísimas cosas, que hicieron muchos sacrificios durante varios años, con tal de hacer un cambio radical concreto? ¿De veras se cree que nadie se haya comprometido para “todo el camino” verdadero y que nadie haya aprendido nada en el proceso? Lo que pasa con demasiada frecuencia es que las personas se orientan sobre la base de la subjetividad — de cómo vean algo desde una perspectiva limitada o hasta de “cómo les hace sentir”. Por ejemplo, el que se necesite o no la dirección no depende de la experiencia personal de uno o de “cómo le hace sentir”. Se trata de ¿qué están sufriendo las masas populares y qué es la solución para eso? ¿Hay una respuesta? ¿De qué consta la respuesta? Definitivamente no se trata de cómo le hace sentir a uno — cómo le hace sentir a uno depende de lo que uno entiende. Lo que hace falta no son esas tendencias del empirismo y de los individuos que se basan en sus impresiones subjetivas. No, nos hace falta un método y enfoque científicos — el método y enfoque científicos del comunismo, tal como se ha desarrollado mediante la nueva síntesis.

Pensamiento crítico y disciplina — Una unidad de contrarios — Un enfoque científico de conocer y cambiar el mundo

Por lo que se refiere a la vanguardia comunista, el centralismo democrático no es sólo una cuestión de disciplina en un sentido organizativo sino una cuestión de cómo concretamente se llega a conocer y transformar el mundo de las maneras más profundas al servicio de los intereses de la humanidad. No se forma un mejor conocimiento de la realidad si cada quien en un partido elige por su cuenta su propio camino. Hay una lección importante relativa a esto en mi autobiografía, sobre la lucha con los mencheviques al interior de nuestro partido que trataron de llevar a nuestro partido al pantano —al apoyar al golpe de estado revisionista en China tras la muerte de Mao en 1976 y al propagar toda una línea revisionista— y por qué era importante aplicar el c.d. (centralismo democrático), incluso ante el faccionalismo de parte de dichos mencheviques. Es necesario que se repase y reflexione de nuevo sobre esa experiencia y su resumen en la autobiografía. Definitivamente necesitamos mucha iniciativa, mucho pensamiento creativo y crítico, dentro del marco colectivo general correcto y con el espíritu y orientación correctos. Pero uno no va a aprender más por sí solo y definitivamente no va a aprender más al tener un partido dividido en facciones. Las facciones entre los comunistas (o supuestos comunistas) en el tiempo de Lenin eran un remanente de la social democracia, lo que condujo al colapso de la Segunda Internacional compuesta de los partidos supuestamente socialistas y comunistas. La existencia de las facciones era una parte de esa social democracia —en realidad era una forma de la democracia burguesa, en nombre del “socialismo”— la que concretamente prestó servicios al sistema imperialismo existente, en oposición a la auténtica revolución y comunismo. La ruptura con eso y el trabajo en contra de eso por parte de los bolcheviques eran parte de romper con todo lo que condujo al colapso de la Segunda Internacional, la degeneración de casi cada uno de sus partidos en defensores abiertos de “sus” imperialistas en el contexto de la Segunda Guerra Mundial.

¿Es posible abusar de la prohibición de facciones para suprimir la iniciativa y la atmósfera efervescente necesarias en el interior del partido? Por supuesto. Pero la posibilidad de ese abuso no cambia el hecho de que es correcto, y esencial, no tener facciones. Es correcto y esencial, no solo en términos del funcionamiento y la disciplina organizativos, sino en lo aún más fundamental en términos de la epistemología y la disciplina epistemológica, de llegar a tener un conocimiento cada vez más correcto de la realidad y de actuar para transformarla radicalmente en la dirección del comunismo.

El “paradigma partido-estado” es mucho mejor que la dictadura de la burguesía, y mucho mejor que los prejuicios de la pequeña burguesía

No vamos a avanzar si seguimos tanto con eso de la puerta giratoria — en que las personas se nos acercan y apoyan, pero de ahí se alejan, y en algunos casos incluso terminan oponiéndose, sin que reconozcamos eso, ni lo combatamos, correctamente, al ganar a las personas más profundamente luchando firmemente con ellas. Nunca avanzaremos, si no nos metemos en las trincheras ideológicamente ni tenemos ganas de entrar en la lucha ideológica. ¿De veras, no nos sentimos capaces de criticar al anarquismo? Háganme el favor. Solamente hay que hacer unas cuantas preguntas. ¿No somos capaces de responder a los débiles argumentos que hacen los anarquistas? ¡Háganme el favor!

¿Quién le dio un balazo a Lenin en los primeros años de la república soviética y le hirió seriamente en un intento de asesinarlo? Eran unas fuerzas esencialmente anarquistas. ¿Por qué lo hicieron? Porque Lenin veía las cosas desde la perspectiva más amplia y partía de los intereses del proletariado como clase, en el sentido más fundamental, y entendió lo que iba a pasar si se permitía que los términos los determinaran los trabajadores de una u otra fábrica, o de un grupo particular de campesinos, o los marineros de un barco, en sus acciones basadas en sus intereses particulares limitados. Entendió que, si se obraba de esa manera, diferentes sectores de las masas pelearían unas contra otras, en oposición a sus intereses fundamentales, se socavaría y se destruiría el socialismo, y la situación volvería de nuevo a la anarquía de la producción capitalista y la competencia capitalista, y las dinámicas generales del sistema capitalista y todos sus horrores.

El anarquismo es un punto de vista representativo de la pequeña burguesía — y no llevará ni puede llevar a una ruptura radical con el capitalismo ni un avance más allá del capitalismo, más allá de las dinámicas anárquicas de la producción e intercambio de mercancías10. La polémica contra Badiou tiene mucha relevancia al respecto.

En oposición a lo que argumenta gente como Badiou, el “paradigma partido-estado” —el poder estatal, la dictadura del proletariado, dirigida por una vanguardia comunista— es algo muy bueno, muy necesario, siempre y cuando la línea de dicha vanguardia sea correcta. Y es necesario ejercer ese poder estatal, para mantener esa revolución y continuarla. ¿Nos imaginamos que le vaya a encantar a toda la pequeña burguesía en la sociedad socialista que siga la transformación revolucionaria en esa sociedad, que nadie se le vaya a oponer? Mientras exista la base material para la existencia de la pequeña burguesía, inclusive en la sociedad socialista, se manifestará la afirmación del punto de vista y las aspiraciones de la pequeña burguesía. Me acuerdo de unos estudiantes de una universidad en Canadá que, durante el auge de lucha de los años sesenta, hicieron una marcha bajo la bandera: “como la futura clase gerencial, exigimos nuestros derechos”. Eso se va a dar — exprésese así de abiertamente o no. ¿Creen que no exista ese punto de vista en lo de “Ocupar”? Y si bien ese punto de vista básicamente corresponde a la posición material y las aspiraciones correspondientes de la pequeña burguesía, no es solamente en la misma pequeña burguesía que existen los modos de pensar pequeño burgueses — existen también en las personas básicas. La idea de que debemos seguir a la cola de eso es ridícula y es necesario combatirla y superarla sólidamente.

Desde luego que no se trata de que la pequeña burguesía sea lo mismo ni se le debe tratar de la misma manera, que la gran burguesía — es decir, la clase que domina la propiedad de los medios de producción y ejerce la dictadura en la sociedad capitalista. No se trata de que la orientación en la sociedad socialista sea la de ejercer la dictadura sobre la pequeña burguesía. En términos estratégicos, lo importante es, como lo expresó Lenin, convivir con la pequeña burguesía y transformarla, durante el curso de la transición socialista al comunismo; y las respectivas relaciones no son antagónicas en lo fundamental. Sin embargo, una orientación que corresponde a la posición social y las aspiraciones espontáneas de la pequeña burguesía no puede determinar los términos, o no habrá ninguna revolución, ningún socialismo, ninguna transición al comunismo.

Mi “Reflexión” sobre “Ocupar” acogió a “Ocupar” pero de ahí se adentró en las contradicciones profundas y complejas en juego y lo que necesita ocurrir si uno no quiere mantener una sociedad y un mundo caracterizados por profundas desigualdades, opresión y explotación — si uno no quiere que la gente siga sufriendo innecesariamente en este mundo.

Dirigiendo a las personas, comparando y contrastando la revolución con las tonterías

En serio, tenemos que plantear eso de una manera muy firme. Tenemos que agudizar esa orientación. Y tenemos que usar el sitio web revcom.us y nuestro periódico Revolución, para muchas cosas —pero también para polémicas breves, concisas y contundentes. "¿Qué hay de mal con Slavoj Žižek?": es decir, ¿qué tiene de mal su punto de vista? ¿Y Gramsci? ¿No podemos escribir unos párrafos sobre Althusser? ¿Es tan difícil eso? ¿No podemos escribir unos artículos sencillos que provocan a las personas, en el sentido bueno? ¿No podemos hacer eso? Pues las personas aprenden comparando y contrastando las cosas. Aprenden de la práctica, pero también de comparar y contrastar. Estamos defraudando a las personas y estamos defraudando a nosotros mismos cuando no luchamos con ellas y no nos adentramos en las cuestiones que tienen una importancia objetiva — cuestiones que ellas mismas plantean muchas veces en formas un poco distorsionadas (no siempre, pero muchas veces). Eso no es de sorprenderse, porque su modo de ver las cosas, espontáneamente, se filtra por el punto de vista burgués que predomina en la sociedad. Hasta las personas que no hacen eso conscientemente, pero que lo hacen más espontáneamente, aún así —cuando abren la boca para hablar— representan el punto de vista y las aspiraciones de clases que no son el proletariado. El hecho de que ustedes de "Ocupar" están descubriendo que todo es mucho más difícil de lo que habían pensado: hay que preguntarse ¿POR QUÉ es mucho más difícil de lo que habían pensado? No es simplemente porque se les enfrenta un cordón de policías. ¿Por qué está la policía ahí y por qué actúa de la manera en que actúa? ¿Por qué el alcalde Bloomberg puede pedir la presencia de la policía y ustedes no? Aquí operan fuerzas sociales que son mayores y más poderosas, y debajo de esas fuerzas están unas dinámicas, las dinámicas fundamentales de este sistema — que ni siquiera esas fuerzas controlan. ¿No podemos llevar discusiones sobre eso con las personas? ¿Cómo utilizar a los voceros y la dirección para ese fin? — Tenemos que prestar atención a eso. Tenemos que llegar a ser muy buenos para desarrollar en corto tiempo las formas para hacer eso. Si cinco o diez personas llegan a una reunión o una discusión, pues denles algo, algo sustancioso y básico, para ir a llevar discusiones con otros.

Sin tener esa orientación y enfoque básicos, no se dará ninguna batalla seria para recaudar fondos. No llegaremos adonde necesitamos estar sin batallar sobre esas cuestiones con una base correcta. Sí, se recaudarán fondos, pero no será una campaña de recaudación de fondos multifacética y de masas, a menos que la dirijamos con esta orientación. Y no solamente con las masas; pues si uno va a las personas muy adineradas y sigue a la cola de éstas, no servirá de nada. Tenemos que plantear esto directamente ante esas personas y luchar sobre esta base: Si usted contribuye su dinero a una causa como Obama, y no a esta campaña de recaudación de fondos de BA en Todas Partes, eso tendrá malos resultados y malas consecuencias para las masas y para la humanidad. Necesitamos una revolución, una revolución comunista, y lo que usted piensa que sabe sobre esto NO es cierto.

No podemos aceptar que se diga que "Stalin y Mao eran asesinos en serie" y nosotros simplemente no respondemos. Más de unas cuantas personas ocupan una posición privilegiada en Estados Unidos, con el "lujo" de aceptar "veredictos" sobre temas cruciales sin molestarse por conocer la verdad, debido al hecho de que los gobernantes de Estados Unidos y el funcionamiento del sistema han masacrado a la gente en una escala masiva en realidad, y sin hipérbole, han segado la vida de decenas y centenares de millones de personas por todo el mundo. No podemos dejar que las personas acepten las calumnias acerca del comunismo al mismo tiempo que se nieguen a confrontar los crímenes reales y verdaderamente monstruosos de este sistema. Necesitamos tácticas y tacto para llevar la lucha con las personas — pero estratégicamente no podemos permitir que eso pase sin respuesta. No podemos dejar que las personas hablen y hablen acerca de que Gadafi (o quien quiera que ellos hayan identificado como el villano de turno) sea de algún modo la peor persona del mundo. ¿Podemos hablar de la realidad? Necesitamos adentrarnos en esas cuestiones con las personas: desde una posición elevada y basada en principios, y con contenido, pero de manera contundente.

Si no hacemos eso, vamos a retroceder, hacia el abismo. Podemos dar inicio a algunos elementos de lo que estoy diciendo ahora mismo, inclusive con el sitio web y el periódico. ¿No podemos respaldar lo que estamos diciendo?

La simplicidad y la complejidad: Tratar correctamente esta contradicción

Lo BAsico es muy importante —es una herramienta muy valiosa— y necesitamos utilizarlo de maneras mucho más grandes. Pero es una síntesis de cosas mucho mayores. ¿Pensamos que Marx es obsoleto? No, hay mucho que aprender, mucho de importancia, al estudiar a Marx. Cuando habla del tendero y del intelectual democrático, por ejemplo, Marx señala que los dos se ven impelidos hacia los mismos problemas y soluciones — no simplemente las soluciones. Hay mucho que aprender al volver repetidamente a eso. Conocer y presentar el problema de la manera correcta y científica tiene gran importancia — determinar los términos sobre la base correcta y científicamente fundamentada.

El comunismo y la democracia jeffersoniana11 fue escrito con un alto nivel de abstracción, aunque se intentó desmenuzarlo al grado que fuera posible, sin "simplificarlo y rebajarlo a un nivel para bobos". Es una obra importante y definitivamente sirve un propósito muy importante. Pero tenemos que tomar la línea que está ahí y propagarla — popularizarla, sin distorsionarla o diluirla. Y necesitamos otras cosas aparte de esa obra que tratan los mismos temas básicos. Se necesitan textos que sean más cortos, contundentes — ¡zas! ¡zas! Deberíamos entender y tratar correctamente la contradicción simplicidad-complejidad, y no tratarla mal. Es necesario, y muy importante, lidiar con la complejidad de las cosas, y deberíamos llevar lucha con las personas cuando éstas quieren que se simplifiquen las cosas demasiado, con una simplificación excesiva, cuando no quieren hacer el trabajo necesario para conocer a fondo y así poder transformar el mundo de la manera que hay que transformarlo. Pero también necesitamos formas de reducir las cosas a su esencia — cosas que son sencillas en ese sentido. Si una persona dice: "Es más complejo que eso", podemos hablar sobre la complejidad, y eso sí lo hacemos.

Seguro que no deberíamos hacer lo que hacen los oportunistas: vulgarizar las cosas, inclusive acortando y distorsionando las declaraciones de las personas con las que ellos no están de acuerdo, de una manera instrumentalista y carente de principios. Pero no deberíamos sobrecargarnos de la complejidad de las cosas. Existe dicha tendencia — sobrecargarnos al intentar lidiar con la complejidad, hasta el punto en que farfullamos y no vamos al grano. No queremos simplicidad en el sentido de vulgarizar las cosas y lanzar pullas — pero en el sentido de ir a la esencia, de una manera concisa y básica. Es importante sintetizar lo complejo en algo sencillo y básico, con tal de que sea acertado.

¿Quieren que las masas aprendan? — pues déjenlas mirar mientras otra persona lo haga. Ésa es una de las formas principales en que las masas aprenden. Capacitarlas es también dejarles ver cómo se hace algo. Dejarles ver la confrontación entre puntos de vista contrarios. Durante la lucha contra los bundistas (unos oportunistas nacionalistas que se hicieron pasar por comunistas), en aquellos tiempos, algunos de nosotros escribimos unas críticas y todos bregaron con éstas. Y se aprendió mucho.

"No hay nada ahí"

En una parte de mi autobiografía, hablo de un tipo, Robere, que era un dogmatista que intimidaba a mucha gente en aquellos tiempos, al citar de memoria pasajes tomados de Mao y Lenin, y cosas por el estilo. Creó una imagen "mítica" de sí mismo. Pero algunos sabíamos lo suficiente para reconocer que la recitación de memoria de las obras "clásicas" —como de un fanático religioso que repite las sagradas escrituras— no significaba que tenía mucho contenido, ni un método correcto en efecto. Así que, una vez Robere habló ante una manifestación en frente de un palacio de justicia y, al escucharlo, se me ocurrió: "no hay nada ahí" — no había nada de contenido concreto detrás de la fachada supuestamente intimidante. Y no hay nada ahí con esas otras líneas, en términos del problema y la solución. Ése es un punto de orientación importante. Robere no hablaba sobre la realidad, no lidiaba con ésta de una manera correcta y no tenía ninguna "solución" aparte del dogma.

En pocas palabras, con respecto a esas fuerzas oportunistas: estratégicamente, no hay nada ahí. En particular, cuando habla de la solución, no hay nada ahí. Ahora bien, no es lo mismo cuando se habla de personas como Chomsky o Arundhati Roy. Éstas hacen muchas cosas que son positivas. Al contrario de los oportunistas y los contrarrevolucionarios, su orientación y su intención es trabajar de una manera basada en los principios y hacen mucho trabajo bueno particularmente en sus denuncias de muchos crímenes de las fuerzas de opresión por todo el mundo, centrándose mucho en sacar a la luz los crímenes del imperialismo estadounidense y del imperialismo occidental. Pero, en términos fundamentales, y particularmente por lo que se refiere a la solución, no hay nada ahí — no hay en concreto ninguna orientación o programa que pueda llevar en verdad a un mundo radicalmente distinto. Cuando se trata de los oportunistas y los contrarrevolucionarios, definitivamente no hay nada ahí — es decir, no ofrecen nada positivo — solo pueden causar daño. Por otro lado, nosotros tenemos algo — hay algo ahí — porque estamos lidiando con la realidad, estamos forcejeando científicamente con la realidad y luchando para transformarla. Hemos aprendido mucho de esa manera, y claro que tenemos mucho más que aprender — pero tenemos las bases para aprender mucho más al ir adelante.

Combatir el oportunismo y la contrarrevolución: Una parte necesaria de hacer una revolución

No se trata es de preocuparnos excesivamente por los oportunistas y los contrarrevolucionarios. Pero sí tenemos que tomar en cuenta, y contrarrestar activamente, la única cosa que sí pueden lograr hacer: causar daños reales con sus actividades contrarrevolucionarias. Están sacando provecho de la cultura putrefacta que existe generalmente y que sigue dominando en demasiada medida, y están sacando provecho del hecho de que en realidad no están preparándose para enfrentarse a los de arriba; al contrario, pueden actuar y de hecho actúan de maneras que no solamente no amenazan a los de arriba, sino que concretamente están a su servicio. Nosotros sí tenemos que contrarrestar activamente el daño que ellos logran hacer con sus actividades contrarrevolucionarias, particularmente con la tecnología de hoy y en el contexto de la actual cultura putrefacta. Tenemos que confrontar esas necedades de manera contundente y poderosa, aunque no deberíamos preocuparnos excesivamente por éstas, para poder refutar su basura oportunista y contrarrevolucionaria — y tenemos que ofrecer una alternativa positiva, sustanciosa y que eleva las aspiraciones. Repito, no se trata de responderles de la misma manera, de dejarnos rebajar a la cloaca — se trata de responder con contenido, de centrarnos en las cuestiones fundamentales relacionadas al problema y a la solución, con lo que se necesita para transformar concretamente al mundo de una forma emancipadora.

Los "avanzados" que en la situación actual nada más estén "inmunes" a todas esas "tonterías que se dicen", pues, esas personas francamente no existen — o hay muy pocas. Las personas se nos acercan con las influencias e ideas que tienen —ésa es parte de la realidad objetiva con la que lidiamos— y el hecho de que esas personas se topan con tonterías oportunistas y contrarrevolucionarias, y hasta están bajo su influencia, es parte de la realidad objetiva que es necesario que nosotros lleguemos reconocer más acertadamente y con la que tenemos que lidiar con mayor tino — luchando más eficazmente para activar la participación de cada vez más personas en el proceso de dejar atrás esas influencias. Con demasiada frecuencia, ante esas tonterías ponemos respuestas aguadas y fofas. Para repetir, tenemos que responder a eso con contenido, pero no de una manera meramente académica y educativa, en el sentido incorrecto. Hay una batalla que es necesario emprender. Una parte importante de la lucha que tenemos que librar se centra en esta pregunta: ¿qué es lo que importa y en qué deberíamos centrarnos y en qué deberíamos adentrarnos? ¿El sensacionalismo, los chismes, la propagación de rumores y calumnias — o las líneas? Claro que deberían ser las líneas y hasta dónde nos llevan las diferentes líneas. Tenemos que luchar por las personas —lo que significa llevar lucha con éstas en lo ideológico— para poder hacer avances.

El hecho de que algunas personas se acercan y luego se apartan porque nosotros "engrandecemos demasiado a BA" no ocurre en un vacío — ni simplemente debido a la influencia de la clase dominante y las instituciones dominantes y lo que predomina en la sociedad en general. Los oportunistas y los contrarrevolucionarios les riegan necedades y tonterías. Trabajan para influenciar y jalar a las personas que atraemos. "Trabajar para influenciar y jalar" en realidad no expresa bien lo que hacen. Muchas veces se caen encima de las personas, como por el Internet. Algunas veces se trata de actividades contrarrevolucionarias premeditadas. Para usar una metáfora, si unas personas se esconden en los matorrales y arremeten al azar contra usted, y usted se les hace de la vista gorda porque no quiere dejarse arrastrar al nivel de nimiedades, o a la cloaca, usted está cometiendo un error — usted tiene que enfrentarse a eso, sin dejar que lo arrastren a su nivel. Debería darnos vergüenza cuando no respondamos agudamente a eso. No queremos responder de la misma manera que ellos, pero más bien tenemos que señalar la bancarrota ideológica y política que ellos representan — y, en algunos casos, sus francas cochinadas policíacas también, aparte de su bancarrota ideológica y política.

Hace poco volví a leer nuestra respuesta a las "Nueve cartas" de Mike Ely. Esa respuesta es muy buena12. En particular, me impresionaron la denuncia y la refutación del burdo relativismo y agnosticismo de Ely — su intento de socavar el conocimiento de que, aunque claramente los seres humanos no pueden conocer algunas cosas con certeza en algún momento determinado, por otro lado existen muchos conocimientos humanos que tienen una base bien fundada y bien establecida en la realidad, los cuales podemos determinar con gran certeza que son ciertos y no tienen simplemente un vínculo tenue con la realidad, para usar la formulación de Ely. Como parte de nuestra respuesta, en vista de que Ely invocó a Mao —y en realidad lo distorsionó burdamente— a fin de avalar su agnosticismo y relativismo, se le planteó adrede lo siguiente: ¿cree él que tienen un vínculo tenue con la realidad las cosas como el materialismo dialéctico e histórico, la necesidad de la revolución y la toma del poder estatal, la dictadura del proletariado y el socialismo como una transición al comunismo y la continuación de las clases y de la lucha de clases en la sociedad socialista? Y ¿estaría de acuerdo Mao? Si uno parte de la "lógica" oportunista de Mike Ely, pues no habrá ninguna buena respuesta a esas preguntas. Asimismo, nadie le ha hecho rendir cuentas por sus necedades en torno a Nepal — el hecho de que sigue a la cola del revisionismo ahí y sus ataques a nosotros por no seguir a la cola de ese revisionismo. Al parecer, ser oportunista y contrarrevolucionario implica no tener nunca que rendir cuentas por nada — siempre y cuando uno ataque a lo que es auténticamente revolucionario y comunista, algunas personas le darán “chance”, haga usted lo que haga y diga lo que diga. Cuando Ely renunció al partido, su oportunismo y sus ataques contra mi persona y contra el partido representaron principalmente una justificación por haberse claudicado —por haberse capitulado ante el imperialismo y todo lo que éste representa— a la vez que daba mezquinos aires de seguir siendo algún tipo de "comunista" o "revolucionario". Pero aquí viene muy al caso algo que señaló Lenin. Éste dijo que una cosa es cometer un error (aunque capitularse ante el imperialismo, darle la espalda y atacar a lo que en realidad representa la revolución y el comunismo y rebajarse al nivel de traficar con prejuicios ignorantes y burdos sobre el comunismo y la organización comunista, invocando el fantasma del "control del pensamiento" al interior del PCR, etc.... en efecto una basura de los abismos de un J. Edgar Hoover — constituye más que un mero error; pero para seguir con el punto esencial de Lenin), si uno persiste en ese error — y si busca "profundas justificaciones" para éste—, dicho error puede llegar a ser algo verdaderamente monstruoso. Ése es el proceso básico por el cual Ely ha pasado.

Para repetir, lo importante no es preocuparse de manera desproporcionada por esos oportunistas y contrarrevolucionarios, pero sí tomar en serio el hecho de que pueden causar, y causan, daños reales, particularmente en la situación de hoy y con la cultura putrefacta que predomina, lo que incluye a un número exageradamente grande de personas que se dicen representar algún tipo de oposición. Una parte del proceso es que algunas personas que atraemos al principio —particularmente si trabajamos y llevamos la lucha bien con éstas— continuarán dando saltos adelante, mientras que después de cierto punto otras darán pasos atrás. Pero, si en ese proceso las cosas se están definiendo de manera incorrecta, algo está mal. Una parte del problema es que nosotros no nos adentramos en estas cuestiones de manera suficientemente aguda con las personas. En demasiadas ocasiones, tratamos de esquivar las cuestiones o tratarlas con demasiada delicadeza, en lugar de adentrarnos en las cuestiones esenciales directa y agudamente. No deberíamos permitir que perdamos nuestro filo.

Cuando las personas se nos acercan y de ahí empiezan a tener una idea de la enormidad de lo que representamos —de qué tan duro y complejo lo es y la medida en que va contrario a lo que piensa la mayoría de las personas, además de ir en contra del estado—, descubren eso y llegan a una coyuntura. Ahora se trata de una etapa distinta a la de cuando las personas se nos acercaron por primera vez. Sus preguntas ya no son sencillamente las que tenían cuando nos conocieron por primera vez, cuando entraron en el ascensor. Además, las cosas que les inquietan, haciéndoles apartarse de todo esto, no son solamente las cosas objetivas que vienen de la burguesía y de sus instituciones e ideas dominantes — también las influencia lo que dicen esas otras fuerzas, lo que dicen acerca de nuestro partido y BA y, en efecto, todo el proyecto comunista. Esas fuerzas sí luchan por su línea — por llamarla así. Nosotros, por cierto, no podemos darnos el lujo de no luchar por la nuestra. Para confrontar en serio sus necedades, tenemos que analizar, a fondo y agudamente, cuáles son las diferencias —las diferencias reales y sustanciosas que importan— y por qué nuestra línea es correcta y por qué esas otras personas están mal — y por qué en efecto "no hay nada ahí" por lo que se refiere a un análisis del problema y de la solución fundamentales, y por qué en efecto lo demás son necedades.

Al ir aprendiendo acerca del proceso concreto de construir un movimiento para la revolución y de llevar a cabo esa revolución cuando surjan las condiciones indicadas, más complejo y más difícil parece este proceso, en particular al empezar a bregar con esas contradicciones. Pero la realización concreta de una revolución implica y requiere la sistemática aplicación de un método y enfoque científico para identificar y analizar las contradicciones que encierra ese proceso y para desarrollar las formas de transformarlas radicalmente. Nos hemos puesto a trabajar para incidir, de una manera sustanciosa, en esos problemas — y tenemos mucho más trabajo que hacer para resolver estos problemas a medida que avancemos. Tenemos una base, y es necesario que nuevas personas se unan a esto y ayuden a llevar a cabo el trabajo adicional que se requiere. La verdad es que nadie más tiene una base para sostener lo que dicen, porque lo que dicen no corresponde a la realidad. Tenemos que recalcar ese punto.

Es necesario hacer todo esto de una manera muy aguda. En la situación actual y en términos de las fuerzas que están surgiendo entre los movimientos de hoy, estamos lidiando a un grado muy importante con fuerzas que representan la pequeña burguesía. Un movimiento como "Ocupar", aunque ha atraído y ha movilizado a algunas personas de las masa básicas, es mayormente y en esencia un movimiento de la pequeña burguesía, y van a salir líneas, tendencias e influencias que son características de la pequeña burguesía — las personas que ven las cosas desde un punto de vista distinto al punto de vista que representa los intereses del proletariado, en el sentido más fundamental. Con un enfoque científico, podemos ver que así es la situación con la cual estamos tratando, en términos de fenómenos como "Ocupar" — inclusive con sus aspectos positivos muy claros. Tenemos que entender esto y actuar en consecuencia. Y, para repetir, este modo de pensar no se limita a la pequeña burguesía solamente — existe más generalmente en la sociedad. Además está el hecho de que en realidad la población sabe muy poco acerca del comunismo y su historia — y la mayor parte de lo que la población piensa que sabe es incorrecta. Al tomar todo eso en cuenta, debería estar clarísimo por qué es profundamente incorrecta la idea de que deberíamos seguir a la cola de eso, en vez de librar una lucha ideológica, basada en principios pero intensa, contra lo que es incorrecto — contra lo que representa un enfoque erróneo y no científico del problema y de la solución.

Sí, deberíamos discutir y forcejear con las personas acerca de cuestiones como qué rumbo deberían tomar "Ocupar" y otros movimientos que se presentan, como tal. Ésa es parte, inclusive una parte importante, de nuestra responsabilidad, pero no es nuestra responsabilidad principal. Nuestra responsabilidad principal y esencial es la de construir un movimiento para la revolución — y tenemos que abordar todo desde la perspectiva fundamental de cómo se relaciona a ésta.

El problema que algunos camaradas tienen, con relación a los movimientos como "Ocupar", proviene en gran medida del hecho de que no parten sistemáticamente del conocimiento de que no existe ningún antagonismo, pero sí una contradicción muy real, entre lo que esos movimientos como "Ocupar" representan, y el rumbo que es necesario qua tomen las cosas. Tiene que haber unidad-lucha-unidad para resolver las contradicciones en el seno del pueblo — pero si no partimos de la base correcta y del conocimiento correcto basado en la ciencia, no tendremos ninguna posibilidad seria de manejar correctamente las contradicciones muy reales ni la dialéctica unidad-lucha-unidad.

El problema y la solución

Problema y solución. Problema y solución. Problema y solución. Todo gira en torno al problema y a la solución: qué es el problema fundamental en el mundo y qué es la solución. En un sentido fundamental, eso incluye a mí y mi papel. La forma en que realzamos mi dirección, y lo que esa dirección ha hecho nacer y lo que concentra, tiene un significado concreto y una gran importancia — pero solo en el contexto del problema y la solución. No es simplemente un apéndice, un anexo o una nota al pie de eso — pero EXISTE en ese contexto.

Esto se aplica también a las polémicas — en un sentido general y fundamental, éstas deberían centrarse en el problema y la solución y basar las cosas constantemente en el problema y la solución.

Que tengan en mente: "no hay nada ahí". Las polémicas deberían centrarse en gran medida en el hecho de que lo que esas otras fuerzas representan —y particularmente las fuerzas oportunistas y contrarrevolucionarias organizadas— no llevará a nada bueno y en realidad obra en contra lo que se necesita.

Tres puntos breves

Uno: Existe el fenómeno de que cuando una persona se acerca a nuestro partido y a lo que éste representa, y de ahí empieza a promoverlo, las personas que representan la pequeña burguesía desafecta, pero absorta en sí misma, comienzan a clamorear y bramar. Así es fundamentalmente la manera en que tenemos que ver esos ataques — y, de un modo dinámico, explicarlo así a otros, incluidas las personas que esos clamores y bramidos influencian.

Dos: Cada vez que seguimos a la cola, es como un tiro que nos sale por la culata y nos causa un serio revés.

Tres: Nosotros estamos por la revolución y el comunismo. A ustedes los oportunistas no les gusta eso porque, en realidad —en términos del contenido de lo que ustedes plantean— quieren hacer que este sistema "funcione"; su visión y sus aspiraciones en realidad no van más allá del estrecho horizonte de este sistema, para parafrasear a Marx. Expresemos de otro modo los términos para que correspondan a lo que en efecto son. Nuestro partido, y de una manera concentrada BA, representan la dirección que se necesita y la lucha para la revolución, y el estado, la dictadura del proletariado, que es el resultado necesario de esa lucha — y es, a su vez, una transición al objetivo final de un mundo comunista. Por ello las personas, y en particular aquellas que constituyen los representantes políticos y literarios de la pequeña burguesía, reaccionan de esa manera. Quieren hacer que este sistema "funcione", al menos para sí mismos. Eso no es lo que nosotros representamos.

Debemos aprender una lección de la experiencia del Área de la Bahía de San Francisco hace unos años con el grupo STORM. Los camaradas ahí desafortunadamente tenían una marcada tendencia a dejarse intimidar por STORM, porque estos camaradas tenían un enfoque incorrecto: miraban demasiado los fenómenos superficiales y no se basaban en las dinámicas subyacentes de las cosas. Por un tiempo STORM parecía ser “algo bueno”, y como arma se valía de una política de identidad nacionalista, al mismo tiempo que daba aires de ser marxista hasta cierto grado o de alguna manera daba aires de estar contra el sistema. ¿Pero dónde está STORM hoy? ¿¡Y dónde están las personas que se presentaron como sus luminarias —gente como Van Jones— qué hay con él hoy?! Trabaja abiertamente para este sistema. Eso es una especie de salto, pero un salto que, en un sentido real, es una extensión del punto de vista y enfoque de algo como STORM. Aquí no se trata de "rasgos de personalidad" sino de línea — del punto de vista y método y de la orientación estratégica que surge de eso. Claro está que, mientras que existan las diferencias de clases y en particular mientras que haya personas que constituyen los representantes políticos y literarios de la pequeña burguesía, inclusive en las nacionalidades oprimidas, continuarán existiendo encarnaciones diferentes del tipo de fenómeno que STORM representaba. Pero hay que sacar lecciones de la experiencia con STORM — ¡y del hecho de que hoy el mismo STORM ya no existe!

Los avances a corto plazo y el objetivo fundamental de la revolución: Tratar correctamente una contradicción real

Al parecer, Chris Hedges declaró que "Ocupar" es "demasiado grande como para fallar". Eso de plano está mal. "Ocupar", como tal, tendrá cierta duración — y como dije en mi "Reflexión" sobre "Ocupar", puede hacer una contribución significativa a la revolución que se necesita, CUANDO los comunistas revolucionarios lo aborden de manera correcta. "Ocupar" en sí tendrá su propia vida y, como ya ha sucedido, confrontará una serie de retos; y la manera en que responde a esos retos desempeñará un papel importante en la determinación de qué rumbo tome y cómo y de qué maneras pueda seguir teniendo un impacto principalmente positivo. En estos momentos eso se concentra en la posibilidad de un desafío poderoso a las medidas concentradas de la clase dominante para suprimir y dispersar a "Ocupar." Podemos y deberíamos procurar hacer unas cosas importantes con relación a eso, pero lo más importante que deberíamos estar haciendo es acumular fuerzas para la revolución, con relación a este movimiento y de otras formas también. Si no captamos eso seria y profundamente, y si no actuamos en consecuencia, no solo "Ocupar" sino nuestro partido también dejarán de existir o se absorberán en el paisaje político de la sociedad burguesa, para parafrasear la reciente polémica contra Slavoj Žižek13.

¿Hay quién pueda decir que nunca lo ha influenciado la línea de que ha sucedido algo bueno, así que no lo arruinemos al mencionar el núcleo sólido, no le demos vida a la necesidad de la revolución y el objetivo final del comunismo? No, eso ocurre — pero tenemos que estar muy al tanto de eso, reconocerlo y luchar en su contra.

Tenemos que pensar en nuevas formas de hacer el trabajo con los avanzados a nuestro alrededor —de luchar y resolver las cuestiones y hacer unos avances muy necesarios en la activación de nuevas fuerzas, los nuevos iniciadores de la nueva etapa del movimiento comunista— acumular fuerzas para la revolución y reclutar a un creciente número de los avanzados para el partido. Necesitamos hacer avances en cada una de las tres metas de la Campaña general que estamos llevando a cabo: propagar en serio en la sociedad la revolución y el comunismo; hacer que se conozca BA en toda la sociedad y que lo que BA representa sea tema de discusiones y debates sustantivos en toda la sociedad; y atraer e incorporar a olas de nuevos iniciadores de la revolución comunista. Todo esto —y en particular la tercera meta— requiere que se gane a las personas a que tomen partido en concreto y se comprometan plenamente con ESTO. Tenemos que ver que un creciente número de personas lleguen al punto en que quieran salir en la sociedad y enfrentarse a la jauría bramadora. Imbuyamos ese espíritu del Partido Pantera Negra de esos tiempos. Los miembros del PPN creían seriamente que eran la vanguardia y no estaban dispuestos a escuchar ninguna tontería, de nadie, de que no fuera así. Necesitamos tener mucho más de ese espíritu básico. No se trata de atacar a las personas, pero tener un espíritu de tener ganas de llevar la lucha ideológica.

Necesitamos desencadenar y juntar a las personas que se sienten así — darles algo sustancial y ver que salgan en la sociedad a luchar por esto.

No pensamos lo suficiente en términos de luchar por las personas que las líneas incorrectas están influenciando. Vayamos en contra de la espontaneidad — que nos pongamos los guantes de boxeo. Que metámonos en la contienda ideológica, con ganas de entrar al duelo. Si eres una persona dirigente, invita a otras personas, incluidas unas masas avanzadas, a acompañarte cuando hagas esto. Llévate a esas masas que se nos están acercando. Ponte a debatir con esas otras líneas. Refútalas: "Ustedes ni siquiera saben qué es el problema, ni hablar de la solución". Y luego a adentrarse en el contenido. Tenemos una línea desarrollada con mucho contenido. Pero es necesario luchar por ésta. Si se quiere ganar a las masas, es necesario luchar y es necesario tener a unas masas a nuestro lado para que éstas vean las líneas en contienda y cuáles tienen contenido y se basan en la realidad, y cuáles no.

Algunas preguntas básicas

¿Cómo nos aseguramos de que las personas salgan a hacer el trabajo revolucionario de una manera correcta? Una ventaja de Lo BAsico es que el libro permite hacer un trabajo bueno. Pero, como hemos visto, es posible hacer trabajo con Lo BAsico y al mismo tiempo tener una línea incorrecta en contienda seria en ese trabajo. Lo BAsico no es una especie de vacuna contra una línea incorrecta — es un factor que crea condiciones más favorables para que se haga el trabajo de una manera correcta. Con muchos individuos, necesitamos determinar cómo simplificar las cosas sin caer en imprudencias y ver que las personas entren en el caldo y torbellino de lo que está sucediendo en estos momentos.

Presentemos una serie de preguntas muy básicas. ¿Piensa que se va a eliminar este ultraje de la brutalidad policial con un par de plantones? Si no, ¿es tolerable eso? Si no, otra pregunta: ¿qué es lo que se requerirá para eliminar ese ultraje? ¿Piensa que éste es el único ultraje que comete este sistema y cómo se va a lidiar con los demás ultrajes? ¿Cómo encaja lo que estamos haciendo en un movimiento revolucionario para eliminar todo esto? Esta resistencia es muy buena como un comienzo y una parte de lo que es necesario que ocurra, pero no es tan buena nada más como algo en sí, aparte de lo demás. Veamos que las personas vuelvan a lo que saben y tienen una base para saber.

¿Cree en serio que con el mero crecimiento de "Ocupar" día a día que se solucione todo lo que representamos? Las personas en el partido y cerca de nosotros conocen las respuestas, y se las "olvidan". Tenemos que ver que las personas vuelvan constantemente a lo que saben. Existen cuestiones de línea y la fuerza de la espontaneidad.

En situaciones en las que un creciente número de masas está despertándose y está en movimiento político, y nosotros estamos trabajando para relacionarnos a eso, lo que decimos importa más. Y cuanto más eso importe, mayor es la tendencia a bajarle nuestro filo. Cuando se introduce algo como mi declaración sobre “Ocupar”, eso rompe algo de la unidad que existe, a la vez que tiene el potencial de unir a las personas a un nivel más alto. Lo mismo pasa con ALTO al "Parar y Registrar". ¿Se trata de algo lineal estático de cada vez más unidad, o se trata de unidad-división-mayor-unidad, pasando por coyunturas y luchas? Los camaradas, y en particular los camaradas que tienen responsabilidades de dirección, conocen las respuestas. Así que, ¿por qué ocurre que las personas pierden de vista eso y suelen seguir a la cola? Primero, la influencia de que "el movimiento lo es todo; el objetivo final, nada " — y en una parte de su cerebro pesa la idea de que la revolución y el comunismo no sean viables, o que existen en alguna esfera abstracta desligada de lo que está ocurriendo ahora. Segundo, la tendencia pensar: introducir este tema va a trastocar la unidad que ya hemos forjado, ahora que tenemos algo bueno en marcha. Es necesario luchar para salir por el lado correcto, en repetidas rondas de lucha. Es necesario que los camaradas vean sus responsabilidades ante todo como comunistas, y no como unas personas que trabajan en alguna esfera particular.

Debemos usar el sitio web y el periódico para representar las cosas. Hasta un artículo corto, como el que escribí sobre "La empresa estadounidense"14, puede concentrar mucho. Si alguien menciona la actual Constitución de los Estados Unidos, podemos responder con algo como: "eso debería de estar en algún museo" — en lugar de ofrecer argumentos académicos. El efecto de dar respuestas incisivas como ésa es el de cambiar los términos del debate a los que deberían ser. Y de ahí, es posible adentrarse más en el contenido — que esa Constitución representa el pasado, he aquí lo que necesitamos para el futuro — señalando la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto)15. Usemos el sitio web y el periódico para representar ejemplos como ése. El sitio web y el periódico deberían tener más análisis profundos, pero definitivamente se necesitan muchos artículos cortos y penetrantes.

Dirigir sistemáticamente con el método y enfoque correctos

Tenemos que dirigir de manera sistemática con la línea correcta, y más fundamentalmente, el método y el enfoque científicos y correctos. Eso tiene que ser lo que estamos trabajando para alcanzar. Ésa es la norma que tenemos que establecer y a la cual tenemos que aspirar — y nada menos. Y, a la vez que perseveramos para dar saltos en las cosas que hemos identificado como cruciales, es necesario que sigamos mirando las cosas desde otros ángulos y que no caigamos en caminos trillados o rutinas. Tenemos que acatar ciertas cuestiones fundamentales de principio y mantener los ojos firmemente puestos en el premio de los objetivos decisivos, y al mismo tiempo volver repetidamente a examinar las cosas desde otros ángulos.

Sí, tenemos que llegar a estar más centrados en lo que hacemos y en la manera de utilizar nuestras fuerzas, pero lo principal y lo decisivo es de dirigir con la línea correcta, y de ahí determinar cómo llegar a tener las combinaciones y sinergias correctas. No queremos utilizar nada más nuestras fuerzas de una manera sabia — queremos y necesitamos crecer. Queremos que un creciente número de personas vengan aplicando la línea correcta y no alguna otra línea. Es necesario prestar atención a cómo dirigir eso y cómo desarrollar las combinaciones y sinergias correctas para hacer que eso ocurra. Piense en el efecto cuando una persona dirigente acompañe a un camarada en el trabajo y que haga ese trabajo correctamente y luche para avanzar y de ahí evalúe ese trabajo junto con el camarada. Deberíamos incorporar a las masas avanzadas cuando sea apropiado. Las masas aprenden cuando vean las cosas que se hacen correctamente y cuando las vean en contienda con otras cosas. Algunas personas pueden hacer esto bien, y pueden hacerlo muy bien, pero todavía son muy pocas — tenemos que utilizarlas correctamente y combinarlas, correctamente, con miembros básicos del partido y con las personas que empiezan a acercarse y participar, para que otras pueden aprender y desarrollarse.

¿Cómo aprovechamos los puntos fuertes que tenemos y los puntos fuertes de las personas a nuestro alrededor en las mejores combinaciones y sinergias posibles y cómo salir a lugares en el mundo real en los que es posible hacer esto? No podemos solamente llevar a las masas a nuestras librerías — tenemos que hacer eso, pero también tenemos que ir A las masas. Eso va de la mano con lo de simplificar, simplificar, simplificar. La simplicidad radical. Reúna a las personas en grupos y vaya a algunos lugares con alguien que va a establecer los términos de la manera correcta.

Un punto final: Sobre la unidad y la lucha

En vista de que he recalcado tanto la confrontación de líneas contrarias en la que en efecto la contradicción es antagónica —es decir, por lo que se refiere a los oportunistas y los contrarrevolucionarios—, no quiero restarle importancia a la lucha no antagónica, a la lucha con las personas con quienes es también correcto buscar unidad, a la vez que llevar a cabo una lucha ideológica en torno a las grandes cuestiones y cuestiones de principio. La diferencia es que hay muchas personas que no están de acuerdo con nosotros, que son objetivamente representantes de un punto de vista incorrecto, lo que en última instancia conduce las cosas en una dirección que se aleja del lugar a donde es necesario estar, pero ellas mismas no se han convertido en efecto en una apéndice de la clase dominante. No se están proponiendo destruir a nuestro partido. Además, no están formulando sus puntos de desacuerdo con nosotros disfrazándolos de "revolución" o "comunismo". Esto tiene que ver con lo que el Partido Comunista de China puso en claro, en sus polémicas contra los revisionistas soviéticos en los años 1960, de que es posible tener unidad con muchas fuerzas que dicen no ser comunistas, pero no puede haber unidad con los revisionistas: con los falsos comunistas que distorsionan y se oponen al núcleo revolucionario del comunismo, a la vez que atacan a los que defienden y actúan sobre la base del auténtico comunismo revolucionario.

Al prestar atención a la necesidad de contrarrestar, con contenido ideológico, a las fuerzas oportunistas y contrarrevolucionarias que efectivamente se ocupan de emprender ataques sin principios contra nuestro partido y contra BA — es importante no caer en la tendencia a pasar por alto o minar la importancia de interactuar y desarrollar el proceso de unidad-lucha-unidad con lo que objetivamente son representantes no antagónicos de otras clases y capas sociales. Eso sigue siendo muy importante.

 

1. El comunismo: El comienzo de una nueva etapa, Un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, septiembre 2008 (RCP Publications, 2009). [regresa]

2. Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian (RCP Publications, 2011). [regresa]

3. La declaración del “por” se refiere a lo siguiente:

Por Bob Avakian y el trabajo que ha hecho durante varias décadas, de sintetizar las experiencias positivas y negativas de la revolución comunista hasta hoy y de aprender de una amplia gama de experiencias de la humanidad, se ha desarrollado una nueva síntesis del comunismo — existen en realidad una visión y estrategia viables para una sociedad y mundo radicalmente nuevos y mucho mejores, y existe la dirección crucial que se necesita para hacer avanzar la lucha hacia ese objetivo. [regresa]

4. Después de que BA hiciera esas observaciones, Revolución/revcom.us publicó “¡Los 'Illuminati' son un mito! ¡Despiértense y reconozcan el VERDADERO problema!”, #272, 17 de junio de 2012. [regresa]

5. "Alain Badiou's 'Politics of Emancipation': A Communism Locked Within the Confines of the Bourgeois World", (“‘La política de la emancipación’ de Alain Badiou: Un comunismo encerrado en los confines del mundo burgués” (en inglés), de Raymond Lotta, Nayi Duniya y K. J. A., Demarcations: A Journal of Communist Theory and Polemic (Demarcaciones: Una revista de teoría y polémica comunista), en inglés, #1, verano-otoño de 2009. [regresa]

6. From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, A Memoir by Bob Avakian, en inglés (Insight Press, 2005). Se puede descargar pasajes en español en revcom.us. [regresa]

7. “Una reflexión sobre el movimiento 'Ocupar': Un comienzo inspirador... y la necesidad de ir más allá”, Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, Revolución #250, 11 de noviembre de 2011. [regresa]

8. Vea una discusión acerca de la Revolución Cultural al interior del PCR en El comunismo: El comienzo de una nueva etapa, Un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, Parte VI, “Una revolución cultural en el interior del PCR”, a partir de la página 34 del folleto. [regresa]

9. Organización Socialista Internacional. [regresa]

10. Vea un análisis de la fuerza impulsora de la anarquía como la expresión más esencial de la contradicción fundamental del capitalismo en “Sobre la ‘fuerza impulsora de la anarquía’ y la dinámica del cambio — Un agudo debate y urgente polémica: La lucha por un mundo radicalmente diferente y la lucha por un enfoque científico de la realidad”, de Raymond Lotta, Revolución #322, 9 de noviembre de 2013. [regresa]

11. Communism and Jeffersonian Democracy (El comunismo y la democracia jeffersoniana), en inglés, 2008. (RCP Publications, 2008). Se puede descargar en revcom.us y se puede pedir como folleto (RCP Publications, 2008) aquí. Hay pasajes en español aquí. [regresa]

12.  "¿Atascado en el 'horrible presente capitalista' o forjando un camino al futuro comunista? Una respuesta a las Nueve cartas de Mike Ely", de un grupo de escritores del PCR, 2008. [regresa]

13. "Vilipendiando el comunismo y acomodándose con el imperialismo: La farsa y la vergüenza del 'pesimismo sincero' de Slavoj Žižek", de Raymond Lotta, Revolución #256, 15 de enero de 2012. [regresa]

14. "La empresa estadounidense — Propiedad y esclavitud: Nociones peculiares de 'libertad' y profundas contradicciones", de Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, Revolución #252, 11 de diciembre de 2011. [regresa]

15. Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto) (RCP Publications, 2010). [regresa]

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/carta-abierta-de-la-federacion-de-sargentos-malevolos-es.html

Revolución #351 1° de septiembre de 2014

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Haga clic para ampliar:

Descargue la versión en pdf