Revolución #353, 15 de septiembre de 2014 (revcom.us)

Voz del Partido Comunista Revolucionario, EU

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/un-mensaje-del-partido-comunista-revolucionario-estados-unidos-a-la-marcha-climatica-de-los-pueblos-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Un mensaje del Partido Comunista Revolucionario a la Marcha Climática de los Pueblos

El capitalismo está destruyendo el planeta — ¡Necesitamos la revolución, y nada menos!

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El Partido Comunista Revolucionario (PCR) se ha unido a los esfuerzos para hacer que la Marcha Climática de los Pueblos sea lo más poderosa que sea posible. Avancemos e impulsemos la lucha para arrebatar el planeta del camino de la destrucción que se encuentra.

Nosotros SÍ necesitamos "cambiarlo todo", como la convocatoria de la marcha ha declarado. Pero eso no puede ocurrir bajo este sistema, con su economía, su política y sus prioridades. Para "cambiarlo todo", ¡se requerirá la revolución, y nada menos!

El capitalismo no es ni puede ser un digno guardián del planeta

Necesitamos el entendimiento más científico de los procesos físicos del cambio climático. Pero TAMBIÉN necesitamos el entendimiento más científico de por qué aquellos que están sentados en los salones del poder del mundo no están abordando esta demente trayectoria de las maneras necesarias para detenerls concretamente y revertirla.

Un sistema global de competencia despiadada con fines de lucro entre los capitalistas y los estados-nación no puede satisfacer y no satisfará las necesidades de la humanidad. No puede dejar de hacer guerras y ocupaciones ni salvaguardar la rica diversidad de la vida en este planeta.

El problema es más grande que el "gran petróleo"... más grande que "las corporaciones". El capitalismo-imperialismo es un sistema basado en las ganancias que trata a las personas como objetos de explotación y el mundo natural como algo que saquear y al que dedicar a la producción por las ganancias. Los combustibles fósiles son un elemento fundamental para el funcionamiento rentable de este sistema y sus necesidades estratégicas, incluyendo las fuerzas armadas estadounidenses.

La revolución es la única solución viable

Este número especial de Revolución se centra en la emergencia ambiental frente a la humanidad y los ecosistemas de la tierra. En este número mostramos:

  • las dimensiones de la emergencia...
  • la fuente de sus causas en el sistema capitalista, y por qué es imposible que ese sistema solucione esta crisis...
  • una salida y un camino adelante para la humanidad — una sociedad revolucionaria en la que podamos realmente vivir como los guardianes de la naturaleza, en lugar de saquearlo.

Léalo en línea...

Únicamente la revolución más radical de la historia humana, o sea la revolución comunista que libere a los seres humanos y termine la devastación del planeta, podría hacer frente a la crisis ambiental en la escala y con la urgencia requerida.

Bob Avakian ha desarrollado una visión, un marco y una estrategia para una revolución que pueda emancipar a toda la humanidad y salvaguardar el planeta. La Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto), del PCR, tiene como uno de los principios fundamentales que rijan a la nueva sociedad, “Proteger, conservar y mejorar los ecosistemas y la biodiversidad del planeta para las actuales y futuras generaciones”.

Necesitamos una sociedad y economía nuevas en las que el potencial humano puede florecer y que proporcione los medios para hacer frente a la emergencia ambiental.

No será fácil. Pero ésta es nuestra única oportunidad de alcanzar una sociedad verdaderamente sustentable, y comenzar el proceso de restauración de los ecosistemas del planeta.

Estamos construyendo un movimiento para la revolución

Algunas personas dicen que no podemos "esperar" para una revolución... que la crisis es muy urgente y que está acelerándose. Sí lo es. ¿Pero deberíamos hacer frente a esta emergencia esperando que el capitalismo "entre en la razón", o poniendo fin a un sistema que nos ha llevado a este precipicio?

¡No estamos esperando! Estamos de pie y luchando ahora. Estamos construyendo un movimiento para esta revolución.

Para los que luchan por salvar el planeta, les decimos: Sean fieles a sus convicciones, sean cuales sean las presiones y dificultades. No dejen amainar sus aspiraciones cuando se enfrenten a la magnitud de lo que estamos enfrentando, o cuando la gente que maneja este sistema haga demostraciones de su enorme poderío y crueldad.

Y la revolución estará ahí con ustedes: en medio de batallas importantes, hombro a hombro, llevando nuestra plena perspectiva revolucionaria al torbellino.

Para los que buscan alternativas a esta demencia, conozcan esta revolución y lleguen a ser parte del movimiento para esta revolución. Visiten revcom.us para conocer la nueva síntesis del comunismo de Bob Avakian. Estudien el número especial del periódico Revolución, "¡ESTADO DE EMERGENCIA!: El saqueo de nuestro planeta, la catástrofe ambiental y la verdadera solución revolucionaria”.

Pongamos en marcha un proceso emocionante: que suscite todo tipo de discusión, diálogo y debate... aprendiendo unos de otros... movilizando a millones de personas. Y no se detengan hasta que de veras hayamos cambiado el curso de todo.

 

Permalink: http://revcom.us/a/199/socialist_principles-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Algunos principios claves del desarrollo socialista sustentable

A continuación algunos principios claves del desarrollo socialista sustentable, que salieron como parte de un número especial del periódico Revolución sobre el medio ambiente (#199, 18 de abril de 2010, revcom.us/medio_ambiente). Estos principios, aunque no constituyan una lista exhaustiva, concentran una orientación que permite que la sociedad socialista empiece a enfrentar la emergencia ambiental con una perspectiva global e internacionalista. Al plantear estos principios ante la gente hoy, esperamos abrir un debate y discusión que contribuyan a un entendimiento mayor de lo que enfrentamos... y elevar las vistas sobre lo viable y lo deseable de la revolución comunista.

A. La dimensión internacional y el internacionalismo

El estado socialista tendrá que valerse de sus puntos fuertes y sus recursos para promover la revolución. Debe ser una "base de apoyo" para la revolución mundial. La emancipación de la humanidad lo exige. La conservación del planeta lo exige; para que la humanidad aborde la crisis ambiental en la escala necesaria y con la urgencia necesaria, se requiere un sistema económico y social totalmente diferente, basado en valores totalmente distintos. Para eso, se requiere la revolución socialista y la extensión de esa revolución.

La nueva sociedad socialista priorizará la conservación de los ecosistemas del planeta entero por encima de su propio desarrollo nacional. Fomentará iniciativas internacionales audaces, proporcionándoles apoyo científico, técnico y organizacional, para impedir el colapso general de ecosistemas de arrecifes de coral, selvas tropicales, regiones críticas de sabanas, etcétera.

La nueva sociedad compartirá conocimiento científico y tecnología con el resto del mundo. Contribuirá investigación para ayudar a otras regiones del mundo a abordar varios aspectos de la emergencia ambiental — por ejemplo, ayudar a las poblaciones de los países pobres al nivel del mar a sobrevivir el creciente nivel del mar y las inundaciones que resultan del cambio climático.

Tales iniciativas requerirán la cooperación sin precedentes de científicos y otros al nivel planetario, la interacción de diversas poblaciones y sistemas de gobierno, y la participación de comunidades locales. El estado socialista pretenderá aprender de las experiencias, descubrimientos, observaciones y luchas de la gente por todo el mundo.

Pero, para que dichas iniciativas sean realmente efectivas y duren a largo plazo, es preciso que mayores partes del mundo se zafen del dominio capitalista. El crecimiento y desarrollo capitalista desembocan en la degradación ambiental generalizada. Ante la dislocación económica y la desintegración social, las poblaciones empobrecidas y desesperadas en vastas regiones del mundo recurren a actividades destructivas al medio ambiente a fin de sobrevivir. Guerras civiles, avivadas por los imperialistas, arrasan con recursos de tierra y agua.

Todos esos hechos recalcan por qué la nueva sociedad debe hacer extender la revolución socialista lo más amplio —y lo más rápido— posible.

En sus relaciones internacionales, la nueva sociedad socialista no puede basarse en la explotación y el saqueo.

Una revolución en lo que antes fuera Estados Unidos pondrá un fin a las actuales redes globales de producción manufacturera intensivas en contaminación y en la explotación de mano de obra barata. La estructura de producción y la base de recursos de una nueva economía socialista ya no dependerán de la mano de obra y los materiales de otros países, como los insumos baratos de maquiladoras infernales en México y la importación de petróleo del extranjero. La nueva sociedad proveerá asistencia técnica y financiera para ayudar a limpiar y revertir los daños al medio ambiente en otras partes del mundo causados por las operaciones mineras y energéticas, la agroindustria y silvicultura, y actividades industriales, así como la exportación y el vertido de desechos tóxicos, del antiguo imperio estadounidense.

El nuevo estado socialista desmantelará de inmediato todas sus bases militares y terminará todas las ocupaciones. Reducirá drásticamente la industria militar y empezará a convertir enormes componentes al uso social y productivo.

B. Planificar y regular conscientemente el crecimiento; Proteger y preservar una variedad de ecosistemas para impedir el colapso ambiental y asegurar la salud del planeta para las futuras generaciones

En lugar de la expansión ciega y ambientalmente destructiva típica del capitalismo, una economía socialista sustentable planificará y regulará el crecimiento basado en:

Esta orientación general influirá no solo en la específica mezcla de lo que se produce y cómo se produce en la nueva sociedad socialista, sino también en los niveles de producción, incluyendo las decisiones de restringir o recortar conscientemente el crecimiento de sectores particulares que contribuyen al cambio climático y que dañan los ecosistemas de planeta, y de frenar el uso de ciertos recursos cada vez más escasos.

C. Transformar la estructura de la producción industrial, la agricultura y el transporte

La nueva sociedad socialista emprenderá la transformación de la estructura y el funcionamiento de la economía imperialista actual que tanto destruye el medio ambiente.

D. Distinto tipo de urbe y de estructura social

Dada su posición privilegiada en la división global de trabajo, los países imperialistas se han evolucionado de cierta manera. Sus economías y la ubicación de trabajos y vivienda dependen de altos niveles de movilidad, el complejo automovilístico y cadenas de abastecimiento de larga distancia y derrochadoras de energéticos.

El sistema de producción en una economía socialista sustentable no puede centrarse en este tipo de sistema de abastecimiento y distribución. Debe orientarse hacia un sistema de intercambios entre economías locales y regiones que funcionan como parte de una economía socialista unificada.

Las ciudades tienen que ser más sustentables — con mayor capacidad de producir más para satisfacer las necesidades básicas, incluyendo esfuerzos de desarrollar la producción local de alimentos para la población urbana. Se transformará el consumo enorme y despilfarrador de energéticos asociado con la comercialización parasítica de la ciudad contemporánea — estructuras de oficinas que sirven las inversiones financieras globales, la industria publicitaria, seguros, etc. Se pondrá fin al desarrollo intensivo y especulativo de residencias y comercios que invaden los "espacios verdes" en las zonas fuera de las urbes, los suburbios y los exurbios.

La planificación económica-social se empeñará en conectar empleos creativos que tienen sentido con el espíritu de comunidad, y forjar nuevas relaciones entre el trabajo que hace uno y el lugar donde vive. Pretenderá crear un nuevo "espacio social" en las ciudades, donde las personas pueden interactuar, organizarse políticamente, crear y gozar de la cultura, y relajarse. Al mismo tiempo la planificación debe obrar para eliminar las diferencias entre la urbe y las zonas residenciales y rurales en las afueras — y encontrar nuevas formas de integrar las actividades económicas y sociales de esas regiones colindantes.

E. Luchar contra el consumismo

Una economía socialista sustentable en los antiguos Estados Unidos se esforzará para producir una variedad racional de bienes de consumo. Pero no lo hará como en la "sociedad consumista" (si el resto del mundo tuviera la misma huella ecológica que la persona promedio en Estados Unidos, eso requerirá los recursos de casi cinco Tierras.)

Se acabará con la "comodidad" de tener a los trabajadores indonesios atendiendo la demanda de ropa deportiva o a los campesinos y trabajadores de las plantaciones de Kenia y Jamaica atendiendo los gustos del café caro de las personas en esta sociedad. Se eliminará la "comodidad" del "precio Wal-Mart", basado en la sobreexplotación y el daño al medio ambiente en el extranjero (y también Wal-Mart se eliminará).

Los productos de consumo deben ser funcionales y duraderos (al contrario de la moda actual de "usar una vez y desechar"). La sociedad tomará en cuenta los cambios en la demanda, el gusto y la estética. Pero no habrá la misma obsesión con el consumo, con la necesidad de autodefinirse sobre la base de qué y cuánto consume uno. Eso se manejará con educación y lucha ideológica en la sociedad.

Con la transformación de la vida social —con la creación de un "espacio social" mayor que permite que la interrelación entre las personas tengan más sentido y les dé más sabor a la vida— nuevos valores pueden echar raíces. Cuando la gente se concientice más de la interrelación de la humanidad y la naturaleza y del costo ecológico del "consumismo" imperialista, las actitudes pueden cambiar.

F. Valorar el planeta, cuidar al planeta

Existe un imperativo ecológico de que cuidemos el planeta y lo valoremos. Para sobrevivir, dependemos del mundo natural, de las plantas verdes que producen el oxígeno a las otras especies que nos proporcionan alimento y medicina; no podemos vivir sin agua dulce, tierras ricas en nutrientes y aire limpio. Al mismo tiempo estamos enlazados con el mundo natural: por medio de complejas cadenas evolutivas y redes de ecosistemas por las cuales fluye la energía para que la vida se mantenga.

Existe un imperativo moral de inquietarnos por el planeta y valorarlo. Debemos esforzarnos para cuidar al planeta: proteger y realzar el mundo natural del cual formamos una parte y con el cual siempre interactuamos y lo transformamos. Conocer más nuestras conexiones con el mundo natural y nuestras responsabilidades para con él también nos enriquece como seres humanos.

Es urgente actuar a tiempo: si no protegemos y conservamos los ecosistemas naturales por todo el mundo que se están destruyendo cada vez más rápidamente, si no nos ponemos a frenar el cambio climático, es muy posible que este planeta se vuelva inhabitable para miles de millones de personas, posiblemente hasta toda la humanidad.

* * * * *

Ésta es nuestra orientación. La revolución hace posible vivir una vida digna del ser humano y proteger el medio ambiente. Por eso la revolución socialista y la creación de un nuevo estado socialista en un país o varios países tendrían un impacto increíble sobre el mundo. Establecer incluso un solo nuevo estado socialista —especialmente en un país importante en términos de geografía y población— cambiaría dramáticamente los alineamientos políticos internacionales. Daría esperanza e inspiración a la gente por todo el mundo. Eso intensifica nuestra decisión de hacer esa revolución y llamar a los demás a sumarse y contribuir a este proyecto de la más vital importancia.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/estados-unidos-tiene-que-tomar-la-delantera-en-resolver-la-crisis-climatica-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

¿"Estados Unidos tiene que tomar la delantera" en resolver la crisis climática?  Discúlpanos, pero ¿¡en qué planeta vives!?

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Algunas fuerzas del movimiento ambiental dicen que para hacer frente a la catástrofe climática, "Estados Unidos tiene que tomar la delantera”.

¡Tonterías! Esa línea viene directamente de la clase dominante de Estados Unidos, y sólo puede conducir a una mayor ruina del planeta.

En realidad, desde hace mucho tiempo Estados Unidos ha estado “tomando la delantera” por lo que se refiere al cambio climático, como el mayor destructor del planeta y el mayor productor de gases de efecto invernadero históricamente. Sus fuerzas militares "toma la delantera" como el mayor consumidor institucional de petróleo, con el fin de llevar a cabo sus guerras asesinas por el imperio.

¡Y enormes sectores de los funcionarios y representantes del gobierno de Estados Unidos ni siquiera aceptan la ciencia del cambio climático!

En cuanto al "presidente climático" Barack Obama...

Obama y la clase dominante de Estados Unidos saben que el cambio climático traerá el desastre. Pero sólo pueden hacer frente a esta situación mediante la economía y política del capitalismo-imperialismo. Y no importa lo que pase con el planeta, quieren estar absolutamente seguros de que este sistema sobreviva y siga en el poder. Así que tratan de engañar a la gente con "iniciativas climáticas" mezquinas y discursos engañosos, mientras intensifican la búsqueda de los combustibles fósiles que están destruyendo nuestro planeta.

Cuando la cumbre climática de la ONU se reúna en Nueva York este mes, Estados Unidos seguirá "a la delantera" como opresor y dominador de clase mundial. Sus renovados bombardeos de Irak... su apoyo a Israel en la masacre de los palestinos en Gaza... su encarcelación en masa de los negros y latinos en Estados Unidos.

El que uno apoye lo de que "Estados Unidos tiene que tomar la delantera" implica alinearse a favor de su mutilación y devastación de la población del mundo y del planeta. Decir que "Estados Unidos tiene que tomar la delantera" es como decir que la Alemania nazi debió haber tomado la delantera en la protección de los derechos del pueblo judío.

El mundo que necesitamos no es uno en el que "Estados Unidos tome la delantera", sino uno en el que el imperio estadounidense ya no está.

El capitalismo está destruyendo el planeta — necesitamos la revolución, y nada menos.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/por-que-es-imprescindible-tener-un-partido-de-vanguardia-para-hacer-la-revolucion-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Por qué es imprescindible tener un partido de vanguardia para hacer la revolución

Lenny Wolff | 13 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

¿Por qué se necesita un partido? Y en concreto, ¿por qué se necesita un partido de vanguardia — es decir, un partido al que las personas se dedican la vida, el corazón y la mente, cuerpo y alma, a hacer, liderar y desarrollar la revolución?

En efecto, si lo único que uno quiere hacer es obtener algunas reformas en el sistema actual, no se necesita tal partido. O si uno quiere formar comunidades alternas en la sociedad actual y espera que de alguna manera eso lo cambie todo... bueno, tampoco se necesita una vanguardia para eso.

Pero ¿si uno ha empezado a comprender que no es posible reformar el sistema actual? ¿Qué pasa si uno ha empezado a ver que la gente puede lograr algo mucho mucho mejor —que en concreto podríamos superar el horror y la miseria y la rutina cotidiana aplasta-espíritu— por medio de una revolución, con el objetivo de arrancar de raíz toda explotación y opresión y cambiar la sociedad en general? ¿Y qué pasa si uno ha empezado a conocer que sin una revolución, todas las luchas... todo el trabajo para desarrollar algo nuevo... al final no resultará en nada?

¿Qué, pues?

La revolución es muy compleja (¡!)

De inmediato, uno se topa con algunas preguntas. ¿Qué incluiría tal revolución? Claramente, la gente tendría que cambiar su forma de pensar en una escala masiva. Tendría que haber una estrategia desarrollada para hacer eso. Millones de personas tendrían que aprender a distinguir entre los diferentes caminos hacia adelante que se ofrecen en un momento de crisis política extrema. También tendría que haber una estrategia y doctrina para capacitar a los millones de personas, y a medida que cambie su forma de pensar, para que superen una maquinaria militar extremadamente poderosa y represiva cuando se dé el momento de hacer eso.

Y si se diera una revolución y se tomara el poder, pues, ¿qué? ¿Quién organizaría y dirigiría a cientos de millones de personas con muchos diversos puntos de vista, para construir una sociedad completamente nueva, con un sistema económico nuevo y una estructura política nueva? ¿Quién dirigiría a la gente para superar el chovinismo estadounidense profundamente arraigado y construir la sociedad nueva de modo que NO continuara saqueando a las naciones oprimidas —el "sur global"— y al contrario, hiciera sacrificios para los pueblos del mundo? ¿Y para hacer todo esto de modo que no abandonara el poder... a la vez que se asegurara que ese poder valiera la pena conservar?

Pensemos un minuto acerca de todo eso. La revolución SÍ es posible. Pero es casi lo más complejo que se podría imaginar. ¿De veras, usted cree que todo lo que implica lo de hacer una revolución —lo que incluye las cosas esenciales que ya mencionamos— de veras cree que sólo la podría hacer un amorfo grupo de personas sin estructura y ningún sistema de dirección? ¿Sin un método común que les capacite para analizar científica y acertadamente la realidad y determinar la manera de seguir adelante? ¿Sin una manera de actuar al unísono y con disciplina en los momentos cruciales, cuando todo esté en juego?

La ilusión de que podría haber revoluciones "sin líderes"... de que "la gente " por su cuenta, sin dirección y con todas las contradicciones entre las personas, de alguna manera se liberará de aquellos que la oprimen... tal ilusión ha conducido, hasta con la mejor de las intenciones, a la aplastante derrota y al redoblado horror de parte de los de arriba — últimamente en Egipto. Hay demasiado en juego como para no ver de frente este tema.

Y si uno empieza a ver que se necesitaría tal grupo dirigente, ¿cree que se podría organizar de último minuto? ¿O sería necesario que fuera creciendo en todos los sentidos, echando raíces y activando a gente nueva, sacando mejores lecciones mediante todo sobre la forma de trabajar colectivamente para resolver las cosas y dirigir a la gente a actuar y luchar?

Lo que hace una vanguardia

Si uno piensa en todas esas preguntas, eso lo conducirá a ver la necesidad imprescindible del partido de vanguardia. La vanguardia se dedica a lidiar con los problemas de la revolución en la forma más completa y científica posible y de ahí a actuar al unísono para llevar a cabo las respuestas. El partido utiliza el método científico — a partir de este método y de ir desarrollándolo y afilándolo a la vez. El partido lo utiliza para sintetizar su experiencia y además la de los demás, en la política, así como en otras esferas, en términos muy amplios. El partido trabaja en conjunto, utilizándolo, para desarrollar continuamente su entendimiento, lo corrige cuando sea débil, parcial o falso... para conocer más profundamente la realidad, a la vez que sigue actuando para cambiar la realidad. El partido es el vehículo para dirigir a las masas, y aprender de éstas, y para activar la participación de las personas de entre las masas y capacitarlas, a fin de asumir los papeles conscientes activos en la revolución. Se estructura de modo que pueda hacer todas esas cosas y desencadenar y liderar la máxima iniciativa que sea posible y imbuir la disciplina necesaria para alcanzar la liberación. Y los miembros del partido a voluntad hacen un compromiso de por vida para ser parte de este partido, para actuar con la disciplina que se requiere por las buenas y por las malas, a fin de acelerar una de esas raras ocasiones en que en efecto se podría hacer la revolución... y dirigir a la gente a aprehender esa oportunidad cuando surja.

Sin un partido así, en efecto las masas no tienen nada. Sí, la gente se levantará en lucha — pero, para repetir, la historia ha demostrado una y otra vez que esta lucha, abandonada a su suerte y por sí sola, no puede recorrer todo el camino hacia la revolución... y de nuevo las masas saldrán en marcha atrás. Ya es muy tarde la hora, y sabemos demasiado como para dejar que eso siga ocurriendo.

Con un partido así, las masas populares tienen una oportunidad... una oportunidad concreta... de emanciparse a sí mismas. Y piense en lo que eso implicaría — cuando los miles de millones de personas respiren libremente, trabajando colectivamente para seguir adelante. Los que se unan al partido lo hacen porque entienden eso... y entienden que no hay nada más excelso que su propia vida podría representar salvo construir y fortalecer a tal partido, con el fin de llevar a cabo esa revolución y avanzar más hacia la emancipación.

EXISTE tal partido — y eso supone responsabilidades

Hoy en Estados Unidos, tenemos a un partido así — el Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos. Éste es de veras algo grandioso. Y además tenemos a un líder extraordinario y singular en Bob Avakian, el presidente de este partido, quien ha desarrollado un entendimiento más profundo del comunismo y de la revolución y da dirección práctica a este partido. Eso en sí es valiosísimo — muy valiosísimo. Este partido tiene una línea muy desarrollada sobre la manera de hacer y desarrollar una revolución, basada en ese nuevo entendimiento, retomando y resumiendo científicamente la experiencia de cientos de millones de personas durante décadas de hacer la revolución. Este partido tiene núcleos que están con esta línea y ayudan a desarrollarla y a aplicarla, y tiene personas que entran en el grueso de la lucha y toman partido con las masas y trabajar para dirigirlas.

Pero también estamos forcejeando para superar problemas y debilidades. Estamos corriendo para ponerse a las alturas de los enormes desafíos que enfrentamos. Y, para ser directos, estamos viniendo desde atrás y estamos frente a una situación de vida o muerte. Podríamos hacer grandes avances... pero nosotros, junto con toda la causa del comunismo y la revolución, también podríamos salir seriamente en marcha atrás. El futuro está por escribirse. Hay mucho pero mucho en juego.

Bien, éste no es el momento para que la gente de inclinaciones revolucionarias tome a la ligera la existencia de un partido así. Tampoco es el momento de tomar a la ligera al líder de este partido, Bob Avakian. Un líder como BA —alguien que se ha entregado de alma y corazón a la revolución, quien en efecto ha desarrollado la teoría del comunismo revolucionario a nuevas alturas y quien da dirección práctica al partido— se presenta en muy raras ocasiones. He aquí una dimensión en que se aplica el reto del artículo “Viendo Fruitvale Station con Bob Avakian”: “Hemos de reconocer y apreciar plenamente lo que tenemos en BA, y actuar en consecuencia”.

Por lo que, no. Éste definitivamente no es el momento para que las personas con inclinaciones revolucionarias se queden a un lado y esperen que las cosas mejoren, que le deseen buena suerte al partido. Éste es el momento de pensar profundamente sobre la cuestión de lo que se necesitará para que el partido haga los avances que con urgencia es necesario que haga, ahora mismo, para cumplir con su función. Y éste definitivamente es el momento, sobre la base de todo lo que ustedes han empezado a comprender acerca de la necesidad de la revolución y lo que dicha revolución requiere, para que todos piensen muy profundamente acerca de su propio papel y responsabilidad en ese proceso... en su propio papel en asegurarse que las masas tengan la vanguardia que necesitan para que todo eso, parafraseando a BA en la poderosa conclusión de película ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS!, NO "resulte en nada, ni significa nada".

A atreverse.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/un-conjunto-de-trabajo-revolucionario-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Un conjunto de trabajo revolucionario

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

On the Strategy for Revolution

Lea la declaración

El Partido Comunista Revolucionario tiene una “Estrategia para la revolución”, y una consigna “Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, PARA la revolución”, que captan el proceso entero. Ahora mismo, tenemos lo que llamamos un conjunto de trabajo revolucionario, el que trata unos ejes importantes, al mismo tiempo que nos mantenemos al tanto del desarrollo de formas inesperadas de otras cosas.

¿Qué es un conjunto de trabajo revolucionario? En la música, un conjunto es un grupo de personas que tocan colectivamente. Un conjunto de jazz podría incluir una batería, un piano, un bajo y un saxofón al frente. Un conjunto excelente generalmente tiene al frente a un gran músico, sea hombre o mujer, que lleva la melodía la mayoría del tiempo, establece el tono y la dirección de la pieza, y hace resaltar lo mejor de los demás. Otros instrumentistas van entrelazándose con los otros. Si todos tocaran la misma melodía, la canción no tomará vuelo. Pero si todos simplemente tocaran lo suyo, sin escuchar la totalidad de sonidos ni seguir al líder, la pieza, como obra integral, no irá a ninguna parte.

En el conjunto de trabajo revolucionario del PCR, BA en Todas Partes —la campaña de recaudar muchísimos fondos para difundir la visión y la dirección de Bob Avakian, el líder del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos— está al frente y al centro. ¿Por qué? Porque se trata de la visión y la dirección para un mundo completamente nuevo. Sin éstas, todo —incluido el modo de pensar de las personas— permanecerá atrapado dentro de los límites de las cosas como son. El conjunto supone unir a todo aquel que esté dispuesto o al que sea posible convencer para que tomen una postura decidida contra la encarcelación en masa de las personas negras y latinas, y contra la esclavización y la degradación de la mujer. Aunado al trabajo de conectar a las personas con la obra de Bob Avakian, el segundo instrumentista crucial del conjunto de trabajo revolucionario del PCR es revcom.us/Revolución, y hacer que éste llegue a cientos de miles y luego millones de personas. Al núcleo de este movimiento para la revolución está el Partido Comunista Revolucionario. Si todos los elementos de este conjunto están mezclándose en sintonía —teniendo un impacto en la sociedad, estableciendo diferentes términos para las personas y transformando su modo de pensar y sentir— pues, cuando se den las condiciones que estamos aguardando, pero para las cuales estamos preparándonos activamente, podría haber una seria posibilidad de salir victorioso en una revolución VERDADERA que transformara TODO. Y he aquí otra cosa que usted necesita saber: ¡En este conjunto hay un lugar para USTED!

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/una-promesa-de-resistencia-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Una promesa de resistencia

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Revolución recibió lo siguiente de la Red Parar la Encarcelación en Masa:

 

El Mes de Resistencia en Octubre a la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación ha redactado una Promesa de Resistencia. Difundan la promesa ampliamente por la sociedad, haciéndola llegar a todas las personas posibles.

El primero de octubre, toda persona que odia los horrores de la encarcelación en masa y las consecuencias que trae, debería reunirse en sus escuelas, sus vecindarios, sus lugares de trabajo o en símbolos de los abusos del sistema de justicia penal, y hacer esta promesa. Después, todos tenemos que actuar en consecuencia.

Una promesa de resistencia

¿En qué tipo de sociedad quiere vivir?

Hoy prometemos:

Las vidas negras importan.
Las vidas latinas importan.
La vida de toda persona importa.

* La encarcelación en masa: ¡DECIMOS: NO MÁS!

* El asesinato policial: ¡DECIMOS: NO MÁS!

* La tortura en las prisiones: ¡DECIMOS: NO MÁS!

* La criminalización de generaciones: ¡DECIMOS: NO MÁS!

* Los ataques contra los inmigrantes: ¡DECIMOS: NO MÁS!

NO nos quedaremos en silencio.

¡SÍ opondremos resistencia!

Hasta que sea una realidad que estos horrores vergonzosos... ¡NO EXISTEN MÁS!

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/panelistas-sobre-la-encarcelacion-en-masa-en-la-convencion-el-derecho-para-el-pueblo-del-gremio-nacional-de-abogados-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Panelistas sobre la encarcelación en masa en la Convención El Derecho para el Pueblo, del Gremio Nacional de Abogados

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 


 

El grupo de panelistas celebró el acto "A Impulsar el Movimiento para Parar la Encarcelación en Masa" el 6 de septiembre de 2014 a la Convención del Gremio Nacional de Abogados en Chicago.

Los panelistas: Gregory Koger, activista comunista revolucionario con la Red Parar la Encarcelación en Masa (SMIN), quien acababa de regresar de la lucha en Ferguson; es trabajador paralegal y ex abogado de la cárcel, y pasó 11 años en prisión, entre ellos más de seis años en confinamiento solitario, donde se transformó de miembro de una pandilla a revolucionario. Mark Lewis Taylor, profesor de Teología y Cultura en el Seminario Teológico de Princeton, autor de varios libros, fundador de "Educadores por Mumia Abu-Jamal", un grupo de docentes de diversos niveles de educación, desde 1995 participa en labores de organización de un nuevo juicio en nombre de Abu-Jamal, periodista revolucionario, preso político que ha estado tras las rejas más de 30 años. Brian Orozco, abogado que ha trabajado con presos y sus familias en California e Illinois. Hannibal Salim Ali, de la Red Parar la Encarcelación en Masa, asistió a la reunión de estrategia de la SMIN en abril de 2014 en la Ciudad de Nueva York con el Dr. Cornel West y Carl Dix; pasó muchos años en prisión y es el tío de Anjustine Hunter, que fue asesinado por la policía en Tennessee.

Haga clic aquí para ver el vídeo de YouTube de este acto (en inglés).

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/nueva-york-vigilia-diaria-en-1-police-plaza-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Nueva York: Vigilia diaria en 1 Police Plaza, cuartel general del PDNY — ¡Se necesita su presencia!

 

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

La siguiente la publicó la Red Parar la Encarcelación en Masa:

Nueva York: Vigilia diaria en 1 Police Plaza, cuartel general del PDNY — ¡Se necesita su presencia!

El primer día es viernes, 12 de septiembre, 5 pm – 7 pm; De ahí en adelante: Lunes a viernes, 3 pm – 7 pm
¡Abajo Bratton y “Ventanas rotas”! ¡Justicia para Eric Garner! ¡Acusar a los policías asesinos!

¡Dejar de reprimir a los testigos!

¡Darle todo para el Mes de Resistencia a la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación!

“Ventanas rotas” significa vidas rotas. “Ventanas rotas” significa que hostigan y arrestan a gente de color por poner los pies en los asientos del metro, por fumar mota en público, por vender cigarros al detal, y más. El comisario general de policía de Nueva York, William Bratton, dice haber instituido la teoría policial de “ventanas rotas” de concentrar en personas que cometen delitos menores porque representan el primer paso para que las personas cometan delitos mayores más adelante. ¡Mentira! Las autoridades tuvieron que retroceder ante la oposición amplia y creciente a “Parar y Revisar” (“Stop and Frisk”). Esta es su nueva política de abuso para remplazarla. En realidad, la política policial de “Ventanas rotas” es el primer paso para que DPNY hostigue, golpee y asesine a personas. Estrangularon a Eric Garner por supuestamente vender cigarros al detal. El chota asesino Daniel Panteleo todavía anda libre. Ramsey Orta, el joven que filmó el asesinato policial de Eric Garner fue arrestado y podría quedar en la cárcel.

Únase a una vigilia diaria que empieza el viernes, 12 de septiembre, 5 pm – 7 pm. De ahí en adelante todos los días de lunes a viernes, desde:

Lunes, 15 de septiembre, en 1 Police Plaza de 3pm a 7 pm para exigir:

¡Abajo Bratton y “Ventanas rotas”! ¡Justicia para Eric Garner! ¡Acusar a los policías asesinos! ¡Dejar de reprimir a los testigos! ¡Darle todo para el Mes de Resistencia a la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación!

Si usted rehúsa aceptar el constante hostigamiento, brutalidad y asesino de gente de color a manos del DPNY, hágase presente en la vigilia. Deje que se oiga su voz y sus demandas. ¡Esto tiene que terminar! Traiga a sus amigos, compañeros de trabajo, miembros de su congregación religiosa, miembros del sindicato, vecindarios, colegas profesionales y otros. Escoja un día, deje saber que estará presente y cuéntennoslo. Imagine el impacto de que se junten en 1 Police Plaza familias con fotos de sus seres queridos cuyas vidas fueron robadas por el DPNY. Que se presenten un día los maestros, el otro día los estudiantes, el otro los imanes, los rabinos y los ministros, con cada día tomando impulso. ¡Se necesita su presencia! Imagine el efecto en la sociedad de que día tras día diferentes tipos de personas se junten en 1 Police Plaza para exigir: “¡Abajo Bratton y ‘Ventanas rotas’ ahora!”. Imagine el impacto de noticieros que todos los días hablan de cuán largo tiempo se han juntado en 1 Police Plaza para exigir, “¡Justicia para Eric Garner! ¡Acusar a los policías asesinos!”. Haga que eso cuadre con los preparativos y movilización para el octubre 2014, Mes de Resistencia a la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación. Hágalo cuadrar con afectar a millones de personas en todo el país, cambiar el punto de vista de esas millones sobre la encarcelación en masa, la brutalidad y el asesinato policial, y todos esos ultrajes, y traiga a muchas de esas personas a un movimiento para pararlo todo. También, hágalo parte de movilizar a miles en Nueva York a Union Square, 1 pm, para el Decimonoveno 22 de Octubre Día Nacional de Protesta contra la Brutalidad Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación. Empiece a movilizar a todos que usted conozca para estar presentes en 1 Police Plaza. Haga sus planes. ¡Traiga sus cartelones, banderas y silbatos!

Red Parar la Encarcelación en Masa — Nueva York

 

Permalink: http://revcom.us/a/352/chicago-poniendose-de-pie-en-la-cancha-de-baloncesto-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Chicago:

Poniéndose de pie en la cancha de baloncesto

8 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

De un lector:

El viernes por la noche se celebró un Festival por la Paz en un parque del vecindario del Westside (el Barrio Oeste) de Chicago, donde el 24 de agosto la policía asesinó a Roshad McIntosh y se realizaron durante la semana después una serie de protestas para justicia por Roshad. (Véase "Barrio Oeste de Chicago: Centenares marchan por justicia para Roshad McIntosh y contra TODOS los abusos policiales") El festival fue un llamado por justicia y también una forma de alentar a los jóvenes de la zona a unirse para poner fin a la violencia entre el pueblo.

Se realizó una breve rueda de prensa, en la que la madre de Roshad habló para demandar que se identificara, arrestara y acusara formalmente al policía que asesinó a su hijo. Cuando los medios de comunicación se fueron, la gente se quedaba para relajarse, comer perros calientes (salchichas) y jugar a béisbol y baloncesto. El campo de béisbol había estado cerrado todo el verano, pero ahora, a raíz de las protestas indignadas en la comunidad por justicia —y respirándose el ejemplo de Ferguson, Misuri— el departamento de parques decidió abrir el parque para los jóvenes. 

En el festival, los abogados de First Defense [Primera Defensa], un grupo de ayuda legal que ofrece servicios de un abogado interino gratis a toda persona en cuanto sea arrestada, tenían puesta una mesa para que todos supieran de sus servicios. Estaban también otras personas que habían sido parte del movimiento Ocupar y habían acudido a la protesta a comienzos de la semana. Se distribuyeron el periódico Revolución, tarjetas de mano para el Mes de Resistencia en octubre, la Proclamación del Club Revolución de Chicago y pitos a las personas en el festival.

Un revolucionario estaba pasándola charlando con la gente en el parque, cuando alguien notó que un par de patrulleros policiales había entrado en el parque y que los agentes estaban hostigando a los jóvenes en la cancha de baloncesto.

El revolucionario empezó a dirigirse ahí donde la policía y una persona dijo: “Miren, él va a encargarse del asunto. Yo voy también.” Una multitud se fue a acompañar al revolucionario, mientras otra multitud se acercaba desde el otro lado del parque, algunos sonando los pitos distribuidos anteriormente.

Dentro de poco, los policías, los patrulleros y un hombre joven que éstos habían sacado de la cancha de baloncesto y a quien le pusieron esposas, estaban rodeados por un mar de gente; unas personas hacían sonar los pitos mientras otras se encararon a los policías en sus narices y demandaron saber por qué se habían metido con el hombre joven... y demandaron que lo soltaran. Los abogados de First Defense estaban entre la muchedumbre filmando todo en vídeo y gritándole al pueblo sobre sus derechos.

La versión de la policía, lanzada a gritos en medio del coraje de la multitud, fue que estaban “respondiendo a un llamado de que una persona en una camisa roja y blanca (una descripción aplicable a varias personas en el lugar) tenía un arma de fuego”. Los presentes, muchos de los cuales habían participado en las protestas contra la brutalidad policial durante la semana, no aceptaron eso.

Estaban llegando más policías—más patrulleros con luces azules intermitentes. Estaba llegando más gente también. Un policía, a quien una mujer joven le encaraba en la nariz, desabrochó la funda de su pistola. Otra persona gritó: “¿Qué piensas hacer con eso? ¿Dispararle?” Unas cuantas personas se levantaron las manos y coreaban: “Manos arriba—no dispare.”

La multitud no se rajó. Tampoco actuó como si no pasara nada. Se mantenía unida. Frente a la muchedumbre decidida (e indudablemente pensando en Ferguson) los policías le quitaron las esposas al hombre joven y se retiraron. La gente también se retiró, con el hombre joven sano y salvo entre la multitud.

Mientras la policía salía del parque dando marcha atrás, y la gente comentaba que eso es lo que había que hacer cada vez que la policía persiguiera a los jóvenes, y que eran necesarios más pitos, alguien pidió la pelota y el partido de baloncesto se reanudó.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/apoyo-al-mes-de-resistencia-contra-la-encarcelacion-en-masa-el-terror-policial-la-represion-y-la-criminalizacion-de-una-generacion-en-octubre-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Apoyo al Mes de Resistencia Contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación, en octubre

"Si no resistimos, nuestra comunidad está condenada a morir"

Actualizado el 08/10/2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Las siguientes declaraciones fueron escritas en apoyo al Mes de Resistencia Contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación. Algunas fueron escritas justo después del asesinato policial de Michael Brown, cuando muchas personas iban a Ferguson para unirse a las protestas allá. Lea más declaraciones en la página web StopMassIncarceration.net (en inglés) y en español en revcom.us.

Dr. Boyce Watkins, estudioso, comentarista mediático y activista

La situación de Michael Brown / Ferguson es mucho más grande que Michael Brown y Ferguson. No deberíamos olvidar eso. Una persona, un incidente y una ciudad no le hacen justicia a la magnitud del problema de la brutalidad policial / el encarcelamiento en masa. Por favor únase a Cornel West, Carl Dix, Michelle Alexander y yo en la Red Parar la Encarcelación en Masa. StopMassIncarceration.net.

La iniciativa Parar la Encarcelación en Masa desde hace mucho tiempo se necesita en una sociedad que se enfrenta a uno de los holocaustos más graves de todos los tiempos. Siempre que nos veamos obligados a vivir en un estado policial que está decidido a encarcelar y exterminar a nuestros jóvenes, nuestras familias seguirán resultando destruidas y el tejido de nuestras comunidades seguirá corriendo peligro. La mayoría de los estadounidenses ahora entienden que una nación que eroga más para encarcelar que a educar es una que está empeñada en usar la codicia capitalista como un pretexto para volver a implementar la esclavitud. Eso exige que todos los ciudadanos tomen una posición para poner fin a la tortura, la marginación, el terrorismo y el trauma infligidos sobre el pueblo estadounidense por parte de un sistema que se decidió desde hace mucho tiempo que la vida humana vale menos que el dinero. Por eso apoyo al Mes de Resistencia Contra la Encarcelación en Masa. Si no resistimos, nuestra comunidad está condenada a morir.

* * * * *

Dyna Vargas, Burque Media, Albuquerque, Nuevo México

¡Ferguson, Misuri! Eso debería estar ocurriendo en toda ciudad. Si no está ocurriendo, es algo peligroso para todos nosotros. La policía militarizada ocupa nuestros barrios y comunidades. Cuando la policía de Albuquerque ejecutó a James Boyd, un hombre sin hogar de 38 años de edad, creía que esto era el comienzo de la revolución o del fin del mundo. Lo de permitir eso es dejar que la policía nos aterrorice a todos.

¡RESISTENCIA! Eso es lo máximo que uno puede hacer y hacer otra cosa es un crimen contra la humanidad. Quiero ir a Ferguson, Misuri. Albuquerque tiene que estar presente, pues estamos plagados de policías brutales que aterrorizan y asesinan a personas. En los últimos cuatro años el APD [Departamento de Policía de Albuquerque] ha matado a 28 personas. Los agentes del sherifato y los Alguaciles Federales están matando a la gente en esta zona también. En dos minutos en la televisión, criminalizan al movimiento por la justicia. Pero veo más allá de esas racionalizaciones por el asesinato, incluyendo el asesinato de Mike Brown por la policía de Ferguson. Los manifestantes están luchando contra los gases lacrimógenos, botes de humo, balas de goma y eso es sólo un aspecto de algo más grande.

El Departamento de Justicia [DOJ] está aquí en Albuquerque, Nuevo México. ¡Ya está aquí! ¿Qué pasó? La violencia se ha intensificado. Nada ha cambiado, excepto la gente se inactiva. "El DOJ se encarga de eso." ¡Tonterías! Tenemos que salvarnos a nosotros mismos y nadie más que nosotros mismos puede salvarnos.

Quiero ir a Ferguson, Misuri. Nos hacen falta fondos y patrocinios. Tenemos un mes de actividades previstas para octubre, el Mes de Resistencia, en Albuquerque. Al cuartel general del APD en el centro el 22 de octubre y otras acciones. Nos urge ir a Ferguson ya, pues queremos estar unidos con la gente de Ferguson. Haga una donación económica para ayudarnos a estar presente allá. Gracias.

* * * * *

Juanita Young, la madre de Malcolm Ferguson, asesinado por policía de Nueva York en 2000: Acaba de regresar de Ferguson, Misuri, martes 19 de agosto

Fue sin duda una experiencia, estar en Ferguson, Misuri la semana pasada. ¡La gente finalmente ha tomado una posición! La más de las veces que la policía mata a alguien, hay protesta, pero no con la suficiente potencia, y luego la policía mata a la siguiente persona.... Esta vez Ferguson, Misuri ha dicho basta ya. Yo estoy con ellos al 100%. Tal vez mi hijo siguiera con vida si esto se hubiera dado antes.

Al sistema por lo general le importa nadie y luego mata a la siguiente persona. Ahora no. La gente está diciendo, ¡NO MÁS! El sistema dice que gente se está amotinando y eso tiene que terminar. ¿A quiénes están hablando? Los policías de Ferguson, ¡qué tan ridículos! Donde quiera que protestáramos en Ferguson esta última semana, toda marcha a la cual nos uniéramos, los policías agitaban contra el pueblo y provocaba a la gente y físicamente nos empujaba y amenazaba con arrestar a nosotros. Pero la gente tiene el derecho de hacer lo que está haciendo. Michael Brown, es decir,  el mal que han hecho, pues lo están encubriendo. Estoy orgulloso de St. Louis. ¡Luego, el gobernador despacha a la Guardia Nacional! ¿Qué está haciendo? ¿Qué nos enseña eso?

Cuando Carl Dix habla y dice que la policía ha matado a balazos a un inocente joven de 18 años de edad, arrestan a Carl. ¿Por qué no arrestan al policía que le disparó a Michael Brown? Ese policía tiene que ser acusado, detenido y incluso eso no será el final de la situación, ya que ellos podrían manipular el jurado, por lo que esta lucha tiene que continuar. Que se vayan las familias Vidas Robadas de todo el país a San Luis y Ferguson Lo Antes Posible... las personas deben dar dinero y kilómetros de viajero frecuente para patrocinar eso.

* * * * *

Mark Lewis Taylor, profesor de Teología y Cultura, Religión y Sociedad, Seminario Teológico de Princeton (con fines de identificación):

Ya es hora de que los cristianos y todos los pueblos de fe y conciencia le den nuestro apoyo y participación al Mes de Resistencia Contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación en octubre. El terror de la policía y su militarización, tal como se exhibió brutalmente en Ferguson, Misuri, a raíz de la muerte de Michael Brown, no es nada nuevo. Es una forma de terrorismo de estado desde hace mucho institucionalizada en las cárceles de Estados Unidos, anclada en la historia de esclavitud y linchamientos de Estados Unidos, y en la explotación capitalista. Este terror de estado se recicla en la explotación, la estigmatización y la expulsión de los grupos de inmigrantes, y en siempre nuevas guerras encubiertas y abiertas de Estados Unidos en contra de lo que W.E.B. Du Bois denominaba las "naciones más oscuras".

Desde hace mucho tiempo es necesario decir ¡No! ¡Basta ya! — y oponer resistencia y transformar a las fuerzas del orden en Estados Unidos, detener las injusticias del aparato militar de guerras estadounidense (tales como aquellos que apoyan a Israel en su "politicidio" hoy en Gaza) y poner fin al encarcelamiento en masa en Estados Unidos.

Para lograr eso, se requerirán nuevos enfoques integrales para construir la democracia y el gobierno en Estados Unidos. Ya es el momento de comprometerse con el Mes de Resistencia, a pesar y debido a la disposición de los actuales funcionarios estatales de criminalizar a casi todo aquel de esta generación que se inconforme con el terror de estado descargado sobre los pobres, especialmente sobre los afro-estadounidenses y los latino-estadounidenses, pero con mayor frecuencia, también sobre los asiático-estadounidenses y los árabe-estadounidenses, y en efecto sobre los inconformes blancos también. Como Chris Hedges escribió hace poco al señalar la colaboración de hoy de las elites empresariales y los medios de comunicación con la industria de la vigilancia y las fuerzas paramilitares, "Que se levanten, o se morirán".

Las iglesias y los cristianos deberían estar al frente de este movimiento. ¡Ay, que con demasiada frecuencia son los rezagados en la retaguardia, o sea, cómplices en el peor de los casos, callados en el mejor de los casos. Yo, como un seguidor en el camino de la figura crucificada, Jesús de Nazaret, señalo de nuevo el punto histórico sólido de que si uno estaba entre los crucificados, tal como lo estaba Jesús, pues se estaba un opositor al poder imperial, o se le consideraba en contra del mismo. Roma reservó la crucifixión como el método de matar a los rebeldes, los transgresores de la fuerza del imperio.

Los verdaderos seguidores de Jesús darán un paso adelante en este momento y emprenderán la larga lucha, en acción en el camino de Jesús contra las fuerzas imperiales. Hoy, esto implica la resistencia al terror estatal racializado de Estados Unidos, tanto en las calles de nuestra nación como en las guerras estadounidenses en el extranjero. El terror estatal y todas sus formas, ya sea la encarcelación en masa, la guerra o la policía militarizada, son un abuso flagrante de la justicia, el amor y la dignidad. Que en el mes de octubre de 2014 se dé un nuevo ascenso de las iglesias, de todos los seguidores de Jesús, junto y en colaboración con todos los pueblos de conciencia de todas nuestras tradiciones — para abrir un nuevo camino en Estados Unidos. Una manera de comenzar este esfuerzo es apoyar, donde quiera que uno esté y como quiera que se pueda, al Mes de Resistencia Contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación en octubre.

* * * * *

Pamela Fields, cuyo hijo Donte Jordan fue asesinado por la policía de Long Beach, California, el 10 de noviembre de 2013; su sobrino Dante Parker fue asesinado por la policía de Victorville, California, el 12 de agosto de 2014:

Ferguson, Misuri: ¡Eso tenía que darse! Por todas las comunidades en las que se da el asesinato policial. Es Mike Brown, y también es Donte Jordan, Tyler Woods y tantos otros. Cuando mataron a mi hijo, la gente de Long Beach estaba durmiendo. Ferguson, Misuri, ha demostrado verdaderas agallas, desafío. La situación le llama la atención al presidente, al procurador general, a todos. Hemos perdido toda confianza en las fuerzas del orden. Éstas encubren las cosas. Todos los que conozco no confían en la policía. Mi hijo, Donte Jordan, iba a casa, un hombre de 39 años de edad, y le pegaron 12 tiros los policías de Long Beach. Tenemos que crear conciencia de su asesinato. Tenemos que detener el encubrimiento.

La semana pasada, el 12 de agosto, Dante Parker, mi sobrino, iba montado en una bicicleta. Él tiene una enfermedad del corazón. Él se enfermó. Tuvo que detenerse. Se sentó. Estaba sudando profusamente. Alguien llamó a la policía. La policía llegó. ¡Le aplicaron cargas de una pistola Taser! Y luego ¡lo hicieron en otras 11 ocasiones, para un total de 12! Lo subieron al coche de la policía y los policías colectivamente se pusieron a armar sus mentiras. ¡Se murió!

Ferguson, Misuri: Soy parte de las familias Vidas Robadas, yo nos llamo a nosotros las Mamás Ángeles. Tenemos que ir a Ferguson, Misuri. Estoy lista para ir a Ferguson. Voy a tomar el primer asiento en la primera fila. Estoy lista para ir y quiero llevar conmigo a la mamá de mi sobrino y la esposa de mi sobrino.

* * * * *

Dionne Smith Downs, cuyo hijo James Earl Rivera fue asesinado por la policía de Stockton, California, y agentes del sherifato de Stockton, 2010:

Fuimos a Ferguson y yo estaba allí durante cinco días, del lunes al viernes de la semana pasada. Tengo que volver mañana para este fin de semana en Ferguson, Misuri. ¡La gente de Ferguson me dio el valor de luchar aún más! La policía y los medios de comunicación muestran y hablan de otras cosas, pero no hablan de cómo cuando marchamos y protestamos, lo positivo que era, que el pueblo de Ferguson, la comunidad, nos dieron de comer, nos dieron agua, toallas, paraguas, manzanas, naranjas y nos mantuvieron. ¡Ese policía que mató a Mike Brown debería ir a la cárcel! Pero, ¿saben qué?  A él lo rescatarán y saldrá en libertad, no como cualquiera de nosotros si hubiéramos matado a alguien.

¿Quién vigila a la policía? Mi opinión personal es que ese oficial debería ser acusado de asesinato, debería ser arrestado. Procesado con toda el peso de la ley. Pero lo que pasa es que ¡la policía que mata a nuestros seres queridos cuenta con financiamiento!

Voy a volver a Ferguson este fin de semana para apoyar a la madre. Vi el dictamen de la autopsia y me duele. Dicen, esperen... esperen... que salga su investigación. Eso es demasiado tiempo. Conocemos el dolor de la madre. Lo conocemos y lo sentimos.

Ocurrió hace cuatro años para mí. James Earl Rivera fue asesinado por policías de Stockton. Todavía tengo noches de insomnio. Queremos que cambien leyes a fin de protegernos. ¡Salen en libertad por cada asesinato! Esta situación tiene que terminar. Las leyes nos deberían proteger a nosotros, pero protegen a la policía. Esta situación tiene que terminar. California toma partido con el pueblo de Ferguson y con la madre de Mike Brown. Tenemos que ver que la comunidad se ponga en pie. La gente debería dar fondos porque los medios de comunicación no muestran la verdad, y tenemos que ir a Ferguson para difundir la verdad. Las personas ejercen sus derechos pero las están arrestando por ello. Joey Johnson estuvo en la cárcel y otras personas también y yo estaba allí cuando nos dispararon gases lacrimógenos.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/la-violencia-contra-la-mujer-cada-hora-cada-minuto-cada-15-segundos-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

La violencia contra la mujer — cada hora, cada minuto, cada 15 segundos

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Según la Organización Mundial de la Salud, en 2013 35% de las mujeres en todo el mundo fueron víctimas de la violencia sexual durante su vida.

A nivel mundial, el compañero íntimo comete el 38% de los asesinatos de mujeres.

Se calcula que un millón de niños en todo el mundo, en su mayoría niñas, entran en el comercio sexual cada año.

En EE.UU., entre 20% y 25% de las universitarias sufren la violación o el intento de violación.

En EE.UU., una mujer es golpeada cada 15 segundos.

Según los expertos de la violencia doméstica, más de tres mujeres en EE.UU. pierdan la vida a manos de su pareja cada día.

Desde el incidente en que el jugador de la NFL Ray Rice fue captado en video asaltando a su prometida, más de 600 mujeres han sido asesinadas por su pareja.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/manifestante-de-fin-al-patriarcado-no-dejen-de-luchar-por-los-derechos-al-aborto-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Manifestante de Fin al Patriarcado: No dejen de luchar por los derechos al aborto

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Protest at University of Texas, Austin, August 27

El plantel oeste de la Universidad de Texas, 27 de agosto.

Mi nombre es Adrienne Luendo — tengo 23 años y recientemente gradué de la universidad. Más allá de eso, soy Viajera por la Libertad Pro Derecho al Aborto, y soy una de las cinco personas arrestadas fuera del plantel de la Universidad de Texas en Austin el 27 de agosto.

Protesté porque tengo la responsabilidad de actuar sobre lo que conozco como la verdad. Es necesario parar la clausura de clínicas de aborto por todo el país, porque sin el derecho de decidir por sí misma si tener un hijo y cuándo, la mujer no puede ser libre. Me pesa esta responsabilidad, pero al mismo tiempo, participar en algo por el cual vale la pena vivir y luchar, me da gran alegría y me enorgullece. Protesté porque me da coraje que los universitarios queden silenciados cuando los planteles deben estar hirviendo de debate y disentimiento. Esto es nuestro futuro que está en juego, y podemos hacer mejor que quedarnos al margen. Yo quería retar a los estudiantes, para demostrar que los jóvenes tienen la capacidad y la responsabilidad de cambiar la trayectoria de la historia, lo que significa ponernos en riesgo.

El viernes, 29 de agosto, justo dos días después de nuestra protesta y arresto, el juez Lee Yeakel paró —por ahora— el cierre de las clínicas programado para el 1o de septiembre a lo largo del estado de Texas. ¡Qué a todo dar! Sin embargo, el procurador general Greg Abbott ha apelado esa decisión, y una audiencia está programada para el 12 de septiembre en Nueva Orleans. Además, más de la mitad de las clínicas de aborto en Texas ya fueron cerrados desde hace dos años, parte de un patrón nacional amenazante.

Todo el mundo necesita saber de esta situación y participar en la lucha para cambiar la manera en que la gente piensa, habla y actúa sobre el aborto. “Aborto a solicitud y sin pedir disculpas” es lo que dice Fin al Patriarcado. Aborto es la primera palabra en la consigna. No es una ocurrencia tardía, no está implicando que el aborto debe ser “raro”. Crea la posibilidad de conversaciones sobre porqué hay que quitar las restricciones al aborto, porqué hay que hablar de ello sin tabú, sin vergüenza o estigma. ¡Los estudiantes son los líderes, el futuro de este mundo, y necesitan hablar sobre el aborto en estos términos!

Algunos estudiantes se inspiraron profundamente por nuestra protesta en la Calle Guadalupe porque nunca habían visto ni participado en una protesta. Hicimos sonar la alarma respecto la emergencia sobre los derechos al aborto aquí en Estados Unidos y en el extranjero — coreando hechos, historias, y preguntas. Nos vestimos de todo blanco con manchas de sangre en los pantalones para plasmar la realidad de que cuando el aborto estaba penalizado, 5.000 mujeres morían al año de abortos mal practicados, y en la actualidad 47.000 mujeres mueren al año en todo el mundo de abortos mal practicados.

“¿Cuándo fue la última vez que alguien les dijo que gritara sobre los derechos de la mujer? Sí siente bien tomar posición por las vidas de las mujeres,” gritó ante los estudiantes Sunsara Taylor, iniciadora del movimiento de Fin a la Pornografía y el Patriarcado: La Esclavización y la Degradación de la Mujer. ¡La neta que sí! Los estudiantes y jóvenes han crecido en una cultura que silencia la conversación sobre el aborto por controvertido. Pero no debe haber nada de controvertido en la decisión de una mujer si ser madre y cuándo. Es inmoral obligarle la maternidad contra su voluntad.

Ir a la cárcel era una experiencia terrible. Nos trataron como menos de humanos, nos tomaron las huellas, nos revisaron y nos manosearon constantemente. Pensé en las mujeres que tienen que manejar durante horas hasta la clínica más cercana, batallar para juntar dinero y muchas veces arreglar cuidado de niños, en las mujeres que se inyectan anticonceptivos antes de cruzar la frontera porque conocen la probabilidad de ser violada en el camino, en las vidas robadas por abortos ilegales y mal practicados, las historias incontables de sueños abandonados. Tomé posición con ellas y ¡valía la pena!

Algunos estudiantes y conductores se molestaron porque se les perturbó su vida normal. Pero eso es sólo una pequeña dosis de lo que sería ser una mujer sin acceso a derechos reproductivos. Convoco a los estudiantes a tomar posición con las vidas de las mujeres. Si no quieres que las mujeres del mundo se esclavicen por su sistema reproductivo, si te da coraje que algunos políticos no pararán hasta no abolir el aborto, si estás harto de ser silenciado, si un ser querido tuyo ha practicado un aborto, únete con StopPatriarchy.org. Escucha las historias de las mujeres. Inicia un capítulo donde tú vives. Porque si captas que es inmoral obligar a la mujer la maternidad contra su voluntad, te toca ser algo al respecto.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/sobre-el-dialogo-entre-cornel-west-y-bob-avakian-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

 

Permalink: http://revcom.us/a/350/viendo-fruitvale-station-con-bob-avakian-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Viendo Fruitvale Station con Bob Avakian

Actualizado el 08/02/2015 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Para los que no la conocen, Fruitvale Station es una película muy impactante, conmovedora y dolorosa que retrata el último día en la vida de Oscar Grant. Oscar, un muchacho negro de 22 años, siendo no armado, fue asesinado por la policía del Tránsito Rápido del Área de la Bahía en el Año Nuevo de 2009. Venía de regreso a casa tras celebrar el Año Nuevo, cuando los policías pararon a Oscar y los amigos que lo acompañaban, los hostigaron y los golpearon, sentaron a horcajadas sobre Oscar después de tirarlo boca abajo en el andén del tren y le dieron un tiro en la espalda a quemarropa que lo mató.

Hace poco, vi a Fruitvale Station con Bob Avakian (BA), el presidente del Partido Comunista Revolucionario. En el final de la película, pasan escenas que impactan fuertemente, parten el corazón y dan rabia. El policía que le tira el balazo a Oscar en la espalda; la novia de Oscar que corría en pánico al lugar para descubrir lo que había ocurrido; los seres queridos reunidos en el hospital a la espera desesperada de que él se recuperara, sólo para enterarse de que se había partido para siempre.

Al desenvolverse estas escenas, giré hacia BA. Estaba llorando desconsoladamente. No que le salían lágrimas solamente sino que el llanto lo sacudía. Y siguió llorando lágrimas de angustia y coraje durante varios minutos, mientras pasaban los créditos finales.

Eso me impresionó bastante. BA no conocía personalmente a Oscar Grant. Sin embargo, la tragedia e injusticia de su asesinato le afectó de una manera extremadamente visceral e inmediata. Creo que su reacción revela mucho sobre quién es Bob Avakian, qué es lo que él representa y encarna.

BA en efecto ha estado luchando contra este sistema durante 50 años. Ha sido un comunista revolucionario durante unos 45 años. Ha asumido la responsabilidad de dirigir el Partido Comunista Revolucionario durante casi 40 años. Y durante el curso de las últimas décadas, ha forjado la teoría y profundizado la ciencia para la revolución que la humanidad necesita para liberarse, al mismo tiempo que ha dado dirección práctica al partido y al movimiento que obran para esa revolución. Todo eso no solamente ha requerido enormes esfuerzos sino también enorme riesgo y sacrificio por parte de BA, como bien ha de entender cualquier persona que conozca un poco de la historia de Estados Unidos y/o la historia personal de BA — específicamente, que la historia revela que el gobierno estadounidense siempre reprime de la manera más aferrada y sanguinaria a los líderes revolucionarios. Y durante todas esas décadas, y por medio de todo lo descrito, BA nunca ha perdido ni un comino de su amor y empatía hacia las masas populares, su indignación y odio por todo lo que sufren innecesariamente y su pasión por la revolución para emancipar a las masas por todo el mundo. Ni una fibra de su cuerpo se ha desensibilizado.

Hay mucho más que yo podría decir sobre la experiencia de ver Fruitvale Station con BA, pero quiero centrarme en dos puntos.

Primero, creo que la reacción de BA a esta película da mucho en qué reflexionar y de aprender para los comunistas revolucionarios y para cualquier persona que se inquiete por la humanidad y odie la opresión y la injusticia. Incluso tras todo el trabajo que ha hecho y continúa haciendo BA en la esfera de la teoría, para forjar un entendimiento más profundo de por qué siguen ocurriendo asesinatos policiales como la ejecución de Oscar Grant y un sinfín de otros ultrajes, el contexto mayor en el cual se conectan y la posibilidad de eliminarlos por medio de la revolución; aunque BA ha andado en eso durante décadas; e incluso con todos los horrores que se amontonan con cada segundo que el sistema siga , BA no recurre para nada a esa indiferencia hastiada ni al derrotismo, cuando ocurre algo como el asesinato de Oscar Grant. No reacciona, de ninguna manera, con eso de “Claro, por supuesto, eso casos ocurren todo el tiempo, ¿qué otra cosa esperan?” Al contrario, llora lágrimas de coraje y angustia, tanto porque le parte el corazón que le hayan robado la vida a Oscar como también porque sabe que ultrajes como eso son completamente innecesarios y que la humanidad no tiene que vivir así.

Eso me trae al segundo punto que quiero recalcar aquí — en el cual quisiera dar aún más énfasis, al mismo tiempo que el primer punto es muy importante y muy relacionado. El punto con el que quiero terminar esta carta es: Hemos de reconocer y apreciar plenamente lo que tenemos en BA, y actuar en consecuencia.

Repito: Hemos de reconocer y apreciar plenamente lo que tenemos en BA, y actuar en consecuencia.

Cuando digo “hemos”, el sujeto “nosotros” se dirige a muchas diferentes personas y públicos. Sí, definitivamente me dirijo a los revolucionarios y a los comunistas y a todos los que ya estamos bien familiarizados con BA y lo apoyamos. Pero también al decir “hemos”, me dirijo a los que ahorita —o recientemente— están aprendiendo de este líder revolucionario y conociendo de él — entre ellos, para citar a BA, “Aquellos que el sistema ha desechado, aquellos que el sistema ha tratado como menos que humanos”, que “podrían constituir la columna vertebral y la fuerza motriz de una lucha para eliminar su propia opresión y además eliminar por fin toda opresión y emancipar a toda la humanidad”.

A todas las masas populares, en Estados Unidos y en todas partes del mundo, que sufren una opresión tan cruel minuto tras minuto, día tras día... y a todos aquellos que quizás no la sufren directamente pero anhelan un mundo donde ya no exista, quiero decirles: Si no han oído de Bob Avakian, o apenas supieron de él recientemente, ustedes no tienen la culpa. Pero ustedes, y millones de personas más, necesitan captar lo increíblemente raro y precioso que lo es para el pueblo de este planeta contar con este líder revolucionario y actuar en consecuencia de esa realidad.

BA no solamente es el líder de la revolución, también es un amigo íntimo de las masas populares. Es un líder que ha obrado durante décadas en la esfera de la teoría para desarrollar el método, la estrategia y la visión científicos necesarios para hacer la revolución y gestar un mundo radicalmente diferente en que ya no existan todos los horrores por los cuales la humanidad sufre tan innecesariamente. Sigue desarrollando el método científico avanzado que ha forjado y sigue aplicándolo a todas las cuestiones y obstáculos importantes ante la revolución. Tiene la capacidad de hacer todo eso entendible para el pueblo de una forma que toda persona pueda entender, discutir y aplicar, e inspirarse, sin moderarlo o simplificarlo ni en lo más mínimo. Ha asumido la responsabilidad diaria de dirigir a un partido y a un movimiento para hacer la revolución aquí en Estados Unidos, el país imperialista más poderoso del mundo. Ha dedicado la vida a la emancipación de la humanidad. Y, en el curso de todo eso, ha guardado una conexión profunda y visceral con las masas populares que necesitan más desesperadamente esta revolución.

Un líder como éste se presenta muy, pero muy raramente. Y, al ocurrir, lo peor de lo peor que podamos hacer es no reconocerlo, no actuar en consecuencia, no tomarlo en serio o darlo por sentado. Al contrario, todos nosotros —que incluye los que hemos sabido de BA desde hace décadas, los que están aprendiendo apenas sobre él y lo que él representa o los que se encuentran en medio, y sin importar si uno está de acuerdo con BA en todos los aspectos o no— debemos reconocer de lleno y apreciar lo que BA significa para la gente del mundo. Debemos estudiar, y aprender todo lo que podamos de su increíble obra sobre las cuestiones más importantes de la revolución y la emancipación humana, así como las lecciones sobre quién es él y qué es lo que representa como un líder revolucionario. Debemos captar que no solamente nosotros necesitamos saber de BA, su obra y su visión, y la dirección que está dando a este partido y a este movimiento para la revolución: millones de personas deben saber de todo eso y eso debe impactar en toda la sociedad.

Además, y muy crucialmente, tenemos que confrontar plenamente la realidad de lo que significaría para el pueblo del mundo perder a este líder y debemos tomar con extrema seriedad el hecho de que hay personas y fuerzas —los que oficialmente son las autoridades así como los que están dispuestos a hacerle su trabajo sucio a las autoridades— que odian lo que BA representa y les encantaría más que nada calumniarlo, silenciarlo y arrebatarlo a las masas populares. Y nosotros debemos estar cien por ciento decididos a no permitir que eso ocurra.

Eso significa tomar muy en serio la necesidad de hacer todo lo que podamos para proteger y defender a BA. Significa denunciar y no permitirles ni un milímetro de espacio a los que calumnian a BA y lo atacan personalmente, porque esos ataques y calumnias son parte de crear un ambiente y condiciones tóxicos que facilitarían que las autoridades, o los que les hacen los mandados, le arrebataran BA a la gente del mundo. Proteger y defender a BA y construir un muro a su alrededor también significa retar audaz y fuertemente a los que quizás no sean parte del campo del enemigo, pero quienes se regodean en, o al menos dejan influenciarse por, la arrogancia, cinismo y bajeza y pretenden desestimar sin ni siquiera considerar seriamente lo que BA ha desarrollado; esa arrogancia, bajeza, cinismo y desestimación, independientemente de las intenciones de aquellos que caen en eso, obstaculiza que BA y todo lo que ha desarrollado tenga el alcance y la influencia que urge tener. También crea condiciones más favorables para los que intentan silenciar y aislar a BA y arrebatarlo a las masas.

Hay pocas cosas en la vida más trágicas que una lección crítica que se haya aprendido ya tarde. Y sería una tragedia de verdad si se le arrebatara BA a la gente y la gente dijera después: “Vaya, ojalá que me hubiera dado cuenta antes lo que teníamos en él”.

Pero hay una buena noticia: No es muy tarde. Nosotros, y las masas del planeta, tenemos a BA ahora mismo. Hemos de darnos cuenta, y hacer saber a todos, lo que eso vale.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/alice-walker-gather-esn.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014


Warning: file_get_contents(../a/353/alice-walker-gather-esn.html): failed to open stream: No such file or directory in /home/revweb/public_html/quick/353es.php on line 138

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/informes-desde-ferguson-se-revienta-sesion-del-consejo-municipal-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Informes desde Ferguson
Se revienta sesión del Consejo Municipal; 40 arrestos por exigir justicia para Michael Brown

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Revolución/revcom.us recibió los siguientes informes desde Ferguson:

Una reunión del Consejo Municipal de Ferguson estalla — el paquete “Cálmense” le sale por la culata

Un mes después del asesinato policial de Mike Brown en Ferguson, Misuri, se celebró una reunión del Consejo Municipal la cual cubrieron los medios de comunicación nacionales. Asistieron más de 500 personas. Casi se podía oír un suspiro de alivio en un artículo en el New York Times el día antes de la reunión. Las autoridades locales ofrecieron un paquete de reformas y propuestas de reforma con el fin de enfriar la ira del pueblo sobre el asesinato de Mike Brown y el ultraje de que el policía asesino Darren Wilson todavía esté libre. Pero el Consejo Municipal y sus reformas cosméticas se toparon con un amplio desprecio, y desataron un torrente de profunda amargura en voz alta por los años de abuso y brutalidad a manos de la policía y las autoridades gubernamentales.

Al entrar en la reunión del Consejo Municipal se asomó de inmediato el nuevo, más amable rostro de Ferguson. El público encontró una fuerte presencia policial. Confiscaron las pancartas de revcom.us con las demandas de justicia en torno al asesinato de Mike Brown.

El paquete de reformas del Consejo Municipal incluye una junta de revisión ciudadana de la policía, la contratación de más policías negros en su fuerza policial abrumadoramente blanca, y la modificación de la situación en que el 25% de los ingresos municipales proviene de multas que resultan de órdenes judiciales emitidas por cosas como no comparecer en la corte por una infracción de tránsito, y los jóvenes son las víctimas principales de esto.

La reunión del Consejo Municipal, cuyo propósito era calmar al pueblo y restaurar la legitimidad muy raída, se les salió por la culata. Estalló una gran reserva de ira contra el racismo y el abuso policial. Las personas contaron historias de niños asaltados con gases lacrimógenos y aterrorizados; una madre brutalizada y arrestada delante de niños pequeños los que fueron dejados en el coche cuando la policía llevaron a ella; los hombres jóvenes parados y humillados como de rutina; las personas que acataron los procedimientos y denunciaban los abusos de la policía a las autoridades de la ciudad, despreciadas y tratadas sin respeto.

Un orador dijo que el departamento de policía y las autoridades de la ciudad eran como el Ku Klux Klan. El hedor del racismo abierto, sin pelos en la lengua y del viejo estilo, está fuerte aquí. La ciudad de Ferguson, que es del 67% negra, tiene un alcalde blanco y 4 de los 5 miembros del Consejo son de color blanco. De los 53 policías de Ferguson sólo 3 son negros.

Un orador se encaró directamente con el Consejo Municipal: “Ustedes han perdido la autoridad para gobernar esta comunidad”. Algunos comentarios expresaron la esperanza en estas reformas o, aún más, en la votación para botar a estos miembros del Concejo Municipal. La combinación de la mezquindad de las reformas propuestas, la falta de confianza en las autoridades de la ciudad y del condado, y la realidad de que el policía asesino Darren Wilson sigue libre, todo representaba un nuevo fracaso del sistema al tratar de sofocar la ira popular.

Un representante de la familia de Michael Brown planteó una sencilla pregunta. ¿Por qué no le ha pasado nada al policía asesino, Darren Wilson? ¿Le seguía pagando el Consejo Municipal? Le esquivaron la pregunta, pero se sabe que Wilson no ha sido despedido y está en vacaciones pagadas. La demanda de que acusen y arresten a Darren Wilson fue una demanda central y repetida en los comentarios de la gente y en los gritos del público. El asesinato de Mike, y la poderosa rebelión en consecuencia, ha llevado todo esto a la superficie de una manera valiosísima para los que quieren la justicia y espeluznante para las autoridades.

Un revolucionario dijo que las historias contadas expresaron una verdad profunda e indignarían a cualquier persona en el mundo que tenga una conciencia — lo que se ha descrito como la parte delantera de todo un programa de criminalización y encarcelación en masa; que los jóvenes, demonizados sin cesar y con saña, se han puesto de pie con responsabilidad y coraje afectando a toda la sociedad; que la justicia significa acusar y encarcelar al policía asesino, y podemos hacer avanzar esa lucha aún más al ser parte del Mes de Resistencia para Parar la Encarcelación en Masa.

El día después de esta reunión del Consejo Municipal, presencié de manera personal y de cerca cómo hostigan y criminalizan a los jóvenes de esta área atrapándolos en el sistema de órdenes judiciales y multas, lo que era un gran tema en la reunión del Consejo Municipal y en las “reformas” propuestas.

Yo estaba en la cárcel del condado con unos 40 otros siendo procesados después de ser detenidos en la acción de la autopista 70 de esa tarde (vea el artículo adjunto). La mayoría son jóvenes negros. Tras ser retenidos por varias horas, sacaron de las celdas de detención a todos y los alinearon en la sala común grande. El jefe de guardias de la cárcel explica con detalle que van a procesar y liberar a muchos de nosotros, otros no van a ninguna parte porque tienen órdenes judiciales pendientes. Y de ahí dice que aquellos con órdenes judiciales tendrán que lidiar con los trámites de las órdenes judiciales y multas. Primero tienes que comunicarte con la ciudad que emitió la orden judicial para averiguar cuánto debes allí (y en muchos casos hacerlo para varias ciudades). Luego llamar a los que pueden ayudarte para pagar las multas. Por ejemplo, si has perdido una comparecencia por una parada de tránsito injustificada, antes de poder salir de la cárcel tienes que pagar una adicional “tarifa para retirar la orden judicial” de $50 además de una “tarifa de notificación” de $15 en la ciudad en que te arrestaron. Es común que detienen a las personas por órdenes judiciales y las trasladan de una comisaría de policía a otra en otra ciudad hasta que paguen las multas y se absuelvan de las órdenes judiciales.

Hay una broma corriente pero amarga que dicen los negros en Ferguson: parece que solamente los negros conducen coches por aquí, porque solamente se ven negros en la Corte de Tráfico. Un informe de 2013 del fiscal del estado de Misuri encontró que la policía Ferguson paró y arrestó a los conductores negros con casi el doble de frecuencia que los conductores blancos, pero era menos probable que encontrara contrabando con los conductores negros. Y es probable que ese informe fuera una subestimación.

Un abogado explicó que las multas y órdenes podrían resultar de multas de tráfico ¡pero también de algo como no devolver un DVD de Blockbuster hace años!

En la cárcel, el proceso comienza con la cola ante el teléfono. Pero, espera, antes de usar el teléfono tienes que: llenar un formulario; ir a otro teléfono para que pueda tomar una impresión de voz; ir a otro teléfono en el que introduces un número PIN para verificar que tu impresión de voz coincide. Entonces puedes hacer una llamada.

Dicen a un hermano que ya fue despedido de dos trabajos por su participación en la rebelión que tienen una orden judicial en su contra, por lo que no puede ir a una entrevista de trabajo que él había luchado para arreglar para el día siguiente. Devuelven a la celda de detención a un diabético porque hay una orden judicial que él adivina debe ser por un pequeño hurto de 1992. Un joven estaba angustiado porque no sabe cuándo podrá salir y ver a su hija de 2 días de edad. Un hombre blanco dice que está seguro de que no tiene ninguna orden judicial en San Luis (donde lo han dicho que se emitió una orden en su contra), pero “mi papá que vive allí tiene el mismo nombre”.

Le pregunto a un joven fotógrafo agarrado durante la protesta: ¿Te sientes criminalizado todavía? Él hace referencia a un comentario de la reunión del Consejo Municipal de la noche anterior. Señalando a los guardias de la cárcel, dice “Este es ilegítimo”.

Piensa sobre adónde conduce este proceso. No es accidental y constituye la criminalización de nivel básico. Un hombre negro en la cárcel por protestar comentó la vil ironía en esto: que la educación —el supuesto cauce para la juventud oprimida para salir adelante— es financiada sobre las espaldas de los jóvenes que son maltratados y atrapados en el sistema de justicia racista.

Más de uno de los detenidos comentaron que todas estas detenciones, y todo el proceso de multas y órdenes judiciales que mantiene encerrada a la gente por días y semanas, además de las muchas personas que enfrentan cargos pesados ​​y que tal vez no sean liberadas en absoluto, era parte de una estrategia para romper, o al menos despejar de las calles, a los jóvenes que han estado en las primeras filas de la lucha para obtener la justicia tras el asesinato de Mike Brown.

No se puede permitir que esto ocurra a los combatientes de primera línea cuyas acciones han sonado una llamada a toda la sociedad para espabilarse y levantarse contra la injusticia. Es preciso que se anulen TODOS los cargos contra los detenidos durante la rebelión, y deben poner en libertad a todos de inmediato.

 

Ferguson: 40 personas arrestadas en la autopista 70 exigiendo la justicia para Mike Brown

Ferguson, Misuri. 10 de septiembre de 2014. 40 personas fueron arrestadas en una entrada de la autopista 70 en San Luis. Siguen hirviendo a fuego lento y a veces estallando la indignación y la determinación del pueblo para encontrar la justicia. Organizó esta acción, con el fin de bloquear la autopista, una coalición de fuerzas, muchas de las cuales han trabajado principalmente para enfriar el desafío de la juventud y restringir las protestas callejeras. Aunque no se materializó el bloqueo de la autopista, 250 personas asistieron y expresaron poderosamente su negativa a dar marcha atrás o esperar a que la justicia para Michael Brown viniera del sistema.

La gente se reunió en un cruce que es una entrada y salida de la autopista 70. Había enormes contingentes de la Patrulla de Caminos de Misuri y la Policía del Condado. Asistieron muchos jóvenes que han estado en las calles desde el asesinato de Mike Brown. La gente coreó, “Si no podemos conseguir algo [de justicia], ciérralo”, “No justicia, no paz” y “Acusar, arrestar, mandar al cárcel al policía asesino. Todo el maldito sistema es culpable”. Muchas personas llevaban pancartas de revcom.us con las demandas — “¡Acusar y encarcelar al policía asesino! ¡Botar al jefe de policía! ¡Una cabal explicación de lo que pasó, ahora mismo! ¡Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución!” También exigieron que se despidiera al fiscal del condado de San Luis, Robert P. McCulloch.

Dentro de poco la gente, incluidas muchas mujeres jóvenes, estaba marchando en la calle, enfrentándose a la policía. El enfrentamiento se prolongó durante más de 2 horas, la gente negándose a irse frente a los arrestos de manifestantes que tenían los brazos entrelazados. Las personas realizaron una acción callejera diciendo “Manos arriba, no disparen” y cayéndose como muertas. Y escuadrones de policías asaltaron la multitud y persiguieron a los jóvenes desafiantes hasta los complejos de apartamentos circundantes.

Mientras el enfrentamiento seguía sin tregua, algunos de los manifestantes se dirigieron a la comisaría de policía de Ferguson, donde una multitud de 75 personas se tomó la calle. Inicialmente, la policía mantuvo su distancia, pero luego se posicionaron para atacar a la protesta. La multitud juvenil, principalmente mujeres jóvenes, coreaba: “¡Somos jóvenes, somos fuertes, marchamos toda la noche!”, “Jeje, jojo, al carajo con los policías asesinos!” En lugar de retirarse, se enfrentaron con desafío a la policía y la policía decidió dar marcha atrás.... La tensión continuó hasta 6:20 pm cuando una tormenta descendió sobre Ferguson y dispersó a la multitud.

Tuve la oportunidad de hablar con muchos detenidos en la cárcel. Un joven, uno de “los desafiantes”, me contó su historia. La policía ha matado a tres miembros de su familia, entre ellos su hermano mayor, y le aporrearon la cabeza a su novia enferma. Enfrentamientos humillantes con la policía eran demasiado numerosos para contar. Una noche durante la rebelión, la policía lo agarró y arrestó cuando se negó a dar información acerca de unos jóvenes que la policía buscaba. “Prefiero morir que soplar”. Desde que la rebelión comenzó el 9 de agosto, lo despidieron de dos trabajos. En un caso, fue una explícita represalia política por su papel en la rebelión cuando el patrón vio su foto en las noticias. Ahora no tiene hogar y vive en su coche, en el cual lo atacaron con gas lacrimógeno una noche. Él no tenía la intención de correr el riesgo de ser detenido esta vez, pero cuando la policía agarró a una nueva manifestante joven, me dijo que no podía irse de su lado.

Un joven músico se ha desarraigado esencialmente y se mudó a Ferguson y la Avenida Canfield (donde fue asesinado Mike Brown) después de que comenzó la rebelión. Me habló de la unidad forjada en la rebelión entre las varias organizaciones callejeras, y él dio la alarma sobre las amenazas de la policía de demoler el monumento donde murió Mike (las policías ya lo habían atropellado con la patrulla al menos una vez). No se puede permitir que esto pase, y no se puede dejar sola a la gente en Canfield. En la conversación en la celda de la cárcel, él reveló y denunció la imagen más grande del asesinato y la criminalización de la juventud, y se opuso a la ilusión que mantenían otros de que el capitan negro de la Patrulla de Caminos (Ron Johnson) estaba allí para ayudar. Se anunciaron el Mes de Resistencia Contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación en octubre, y el Día Nacional de Protesta para Parar la Brutalidad Policial el 22 de octubre, los que a él le gustaron. Pero también indicó decididamente que si el gran jurado pronunciara la decisión equivocada antes, no vamos a aguardarnos hasta el 22 de octubre.

El equipo de revolución aquí está diciendo que el octubre mes de resistencia podría hacer del anuncio del gran jurado en Ferguson (el que se espera a principios-mediados de octubre) un día de acción nacional.

Una pequeña mujer y de mediana edad dijo que cuatro policías la agarraron y arrestaron mientras salía de su apartamento. “¿Cómo puedo estar allí ilegalmente (el cargo inicial contra la gente) justo frente a mi casa?” Varios de los arrestados no eran parte de la protesta. Uno de ellos fue un hombre mayor diabético (sus compañeros de celda exigieron y lograron que le dieron comida), y un hombre joven que estaba recogiendo a su hijo en la cercana estación del Metro-Link.

Arrestaron a un número de mujeres jóvenes negras. Además, varias personas blancas estaban en la cárcel, entre ellas un bien conocido pastor que dirige un refugio para indigentes; un joven partidario de Anonymous que llevaba una máscara de Guy Fawkes; un activista progresista mayor en su bicicleta; y un joven fotógrafo.

Por fin soltaron a la mayoría de los detenidos bien entrada la noche. Pero para otros, inclusive 4 personas que enfrentaban cargos de agredir a un policía, y muchos otros mantenidos allí por previos órdenes de arresto, esto era sólo el comienzo.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/lamesuelas-sin-verguenzas-chillan-agitadores-externos-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Lamesuelas sin vergüenzas chillan, "agitadores externos"

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Cuando la gente se tomó las calles de Ferguson, Misuri el mes pasado para exigir justicia tras el asesinato policial de Michael Brown, los "guardianes de la paz", entre ellos los sujetos como Antonio French, regidor de St. Louis y Malik Shabazz y su grupo de dizque "Nuevos Panteras Negras", le dijo a la gente que se fuera a casa y "se calmara" y atacaron a la gente por "encabronarse demasiado o por ser muy confrontacional" con la policía.

De ahí, a los lamesuelas se les ocurrió algo que creían que era MUY inteligente: Atacaron a la gente de fuera de la ciudad como “agitadores externos”. Desde luego que los medios de comunicación de la clase dominante les dieron rienda suelta a estos necios en todas las noticias con esas tonterías.

En efecto, sin embargo, estos lamesuelas no son tan inteligentes. SE ROBARON el número de "agitadores de fuera". Nada más copian y pegan la versión del Ku Klux Klan (KKK), el FBI, los “Consejos de Ciudadanos Blancos” supremacistas blancos y otros odiadores racistas que vomitaban esas porquerías allá en los años 1960. "Agitadores externos" es lo que el KKK y el FBI les llamaban a los voluntarios heroicos, tanto blancos como negros, quienes se apresuraron para ir al Sur a las líneas del frente de la lucha por la libertad.

En aquel entonces había fuerzas conservadoras en el movimiento de derechos civiles que repetían esas necedades sobre "agitadores externos", por un tiempo. En su mayoría experimentaron un cambio de convicción o tuvieron suficiente tino como para cerrar el pico.

Los lamesuelas de hoy son menos inteligentes. Y son más sinvergüenzas.

 

Permalink: http://revcom.us/a/339/avakian-las-iniciativas-de-masas-y-su-relacion-con-nuestros-objetivos-estrategicos-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Las iniciativas de masas y su relación con nuestros objetivos estratégicos

Bob Avakian
Presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

19 de mayo de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota de la redacción: A continuación presentamos algunas observaciones de Bob Avakian, que se distribuyeron originalmente en el Partido Comunista Revolucionario a principios de 2012. Se publican ahora como la primera parte de la serialización de estas observaciones. Avakian hizo estas observaciones en los momentos en que el movimiento "Ocupar" estaba teniendo un impacto importante, y en general positivo, pero también iba cada vez más en contra de la fuerza represiva del estado, así como sus propias limitaciones. Si bien este fue un importante elemento particular de la situación general en ese momento, lo que se refleja en estas observaciones de BA, éstas tratan en términos más generales la situación y los retos que enfrentan el PCR y el movimiento comunista en el mundo en su conjunto. Por esa razón y debido a que estas observaciones siguen teniendo relevancia e importancia en ese sentido, se ha decidido publicar estas observaciones. Además, se incluye, como un anexo al final, un documento más reciente, "Orientación básica acerca de las dos iniciativas de masas (y el conjunto general de trabajo revolucionario)", escrito por Bob Avakian y distribuido en el PCR a principios de este año (2014). Se han hecho algunas modificaciones, y se han agregado notas, en preparación para su publicación.

 

I.

Tenemos que reubicar las dos iniciativas —la que va en contra de la encarcelación en masa, y la que va en contra de la degradación de la mujer— en el contexto del enfoque y los objetivos más amplios encarnados en la Campaña en su conjunto que estamos llevando a cabo, con sus tres metas: poner la revolución y el comunismo concretamente a la orden del día; hacer que se conozca BA en toda la sociedad y que lo que BA representa sea un tema de debate y discusión de fondo en toda la sociedad; y atraer y activar la participación de olas de nuevos iniciadores de la revolución comunista. Al mismo tiempo, tenemos que tener en cuenta que, si bien estas iniciativas de masas forman parte de un enfoque o conjunto estratégico general, no son artimañas para alcanzar las metas de la Campaña. Hay dos errores "reflejos opuestos": el economismo de "el movimiento lo es todo, el objetivo final, nada", que separa estas iniciativas de los objetivos estratégicos más amplios (y más en lo fundamental, reduce la encarcelación en masa al Fin al Parar y Registrar, por ejemplo); o no construir en serio estas iniciativas como movimientos y luchas verdaderamente de masas.

Estas iniciativas de masas forman parte de un enfoque estratégico, pero también tienen una identidad relativa en sí. Son luchas concretas que estamos emprendiendo — ultrajes concretos y concentraciones de importantes contradicciones sociales. Y lo que dijo Marx se aplica en ambos casos: si no se les opone resistencia, eso denigrará a las masas como unos miserables jodidos, incapaces de ponerse en pie por algo mayor. Piense en ese informe que resume una discusión agitada con unas masas básicas acerca de la opresión y la degradación de la mujer — y todas las necedades atrasadas que salieron de la boca de esas masas muy oprimidas, incluidas de las mujeres, sobre la degradación de la mujer, para justificarla e incluso en algunos aspectos para participar en esta. Y estas no son las masas más atrasadas — de hecho, en algunos sentidos estas masas son avanzadas. No se trata sólo de la degradación de las masas oprimidas directamente debido a la degradación de la mujer, pero de arrastrar hacia abajo a las masas en su conjunto. Y lo mismo se aplica a la encarcelación en masa. No se trata sólo de que a las masas de jóvenes de los barrios pobres de las ciudades les cuesta trabajo ponerse de pie en estas condiciones —inclusive el aspecto de la auto-denigración cuando han estado metidos en estas condiciones— sino también los efectos sobre la sociedad en su conjunto. Estos son viles ultrajes, concentraciones agudas de importantes contradicciones sociales, y las masas efectivamente tienen que ponerse en pie en su contra. Es necesario convencer a personas de diversas capas sociales para que se opongan a esto. "Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución" tiene que estar yendo hacia adelante y no que estas cosas arrastren hacia abajo a las personas.

Y, sin ninguna exageración, debemos reconocer y exponer a la gente lo que encierran concretamente estas concentraciones de contradicciones sociales. Lo que está pasando con la encarcelación en masa es una forma de genocidio lento. Eso no es ninguna exageración. La degradación de la mujer que encierran estas dos expresiones —la pornografía y la ofensiva encabezada por los cristianos fascistas a favor de la maternidad obligatoria— tampoco es una exageración. La maternidad obligatoria —la negación del derecho al aborto así como del control de la natalidad— constituye la esclavitud. Es necesario que haya una lucha verdaderamente de masas a las que se convoque en la sociedad en contra de estas cosas.

No vamos a derrocar y eliminar la opresión nacional y la opresión de la mujer en el sistema actual. Pero tampoco somos trotskistas con "demandas transitorias", con el fin de embaucar a las personas de modo que luchen contra el sistema en torno a ciertas reivindicaciones, y luego, cuando se den cuenta de que no pueden obtener estas reivindicaciones bajo este sistema, supuestamente se convencen de la necesidad de algún otro sistema (sea lo que eso signifique en la mente de los trotskistas). Pero eso no quiere decir que no se puede desarrollar una lucha de masas real, y que no es posible cambiar las condiciones políticas e ideológicas en torno a estos ultrajes, que no es posible transformar la conciencia de las masas; y no implica que no se puede poner a la clase dominante a la defensiva en torno a estas cosas. Si trabajamos correctamente en relación con esto —si nuestro enfoque para todo esto se basa en una comprensión y orientación de que todo esto es parte de construir un movimiento para la revolución y que solamente es posible resolver completa y finalmente estas contradicciones por medio de la revolución, a la vez que es necesario que las personas no toleren esto ahora sin luchar en su contra—, pues las personas pueden avanzar, en lugar de salir desmoralizadas.

Por lo tanto, dos puntos: Uno, lo que encierran estas iniciativas de masas son batallas concretas en sí que hay que construir para cambiar el terreno ideológico y político, en términos de quién tiene la iniciativa en esto y cómo las masas se están transformando; y dos, la cuestión de cómo estas iniciativas están relacionadas a todo el sistema opresivo y a la realización de una revolución.

Es necesario que, de nuestra parte, se emprendan estas iniciativas de masas en el marco de "Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución"; tenemos que elevar constantemente las cosas a ese punto de vista y marco. Al mismo tiempo, aunque nosotros partimos de ese marco y tratamos las cosas desde esa perspectiva, es necesario que EFECTIVAMENTE se emprendan estas iniciativas como problemas concretos, como concentraciones concretas de importantes contradicciones sociales. Estos ultrajes NO son tolerables, y es necesario emprender una lucha de masas en muchas formas diferentes a partir del hecho de que no son tolerables. Las masas populares no tienen que soportar todo esto mediante presiones, engaños y malos consejos. Si no tratamos esto con esta orientación, el resultado será "vamos a poner algunas cosas en marcha ", y nada va a cambiar.

Es por eso que sigo volviendo al párrafo de la polémica contra Badiou1 acerca de la maquinaria del capitalismo-imperialismo que sigue operando en el fondo: "Y [con el reformismo] el mundo sigue sin cambiar en lo fundamental. El capitalismo-imperialismo sigue operando en el 'fondo', aplastando vidas y destruyendo espíritus en este molino de explotación. Y los horrores continúan sin cesar". Esas palabras concentran poderosamente la diferencia entre la reforma y la revolución. Ese punto básico de orientación tiene que imbuir la manera en que construimos estas dos iniciativas y la manera en que manejamos la relación entre éstas y los objetivos estratégicos generales que tenemos que tener muy presente y los que tenemos como guía.

Es necesario que veamos cada una de estas iniciativas de masas en sí, pero no perder de vista los principios sólidos fundamentales relativos al panorama general, la situación estratégica general. Y es necesario que expongamos a la gente un argumento convincente de por qué estos ultrajes son intolerables y por qué es necesario construir una lucha de masas en su contra. Si no les damos a las personas una idea de qué tan intolerables son estos ultrajes, no convocamos a la sentida compulsión de luchar en su contra; pero si solamente hacemos eso y no les explicamos el panorama completo, estas personas se desmoralizarán debido a las dificultades y los giros, curvas y vaivenes en la lucha y/o otras fuerzas las cooptarán y las mal encaminarán y no conducirán las cosas en la dirección que tienen que ir, ni en términos de construir concretamente la lucha de masas contra estos ultrajes, ni hablar de la solución fundamental. Si logramos poner algo en marcha, pues otras fuerzas se meterán; si nosotros no exponemos el panorama más amplio, pues la lucha se dejará conducir de nuevo bajo el ala de la burguesía, se desviará y se disipará y/o se saldrá aplastada.

II.

Para recalcar de nuevo: Es necesario luchar contra estos ultrajes — la encarcelación en masa y la denigración de la mujer, y podemos cambiar el terreno en torno a estas cosas. "Ocupar" no ha "ganado" nada, pero sí ha contribuido de manera significativa a cambiar el terreno político. Estas iniciativas de masas tienen, como mínimo, aún más potencial para hacer eso. Estos ultrajes son en realidad tan bárbaros, y forman una parte tan integral de este sistema, como nosotros decimos que lo son. Al mismo tiempo, estoy de acuerdo (con lo planteado por otro camarada dirigente) en que una meta clave del trabajo de nuestros camaradas en estas iniciativas sea la de conducir a la gente hacia los dos pilares angulares del trabajo que estamos realizando2.

Todavía no estamos pensando en términos lo suficientemente grandes acerca de estas iniciativas. Con la encarcelación en masa, estamos hablando de los millones de personas afectadas por ésta y generaciones enteras de jóvenes de los barrios y ghettos de las ciudades. Por un lado, desde la época de la década de 1960, han surgido importantes capas sociales medias de negros — aunque su posición sigue siendo precaria. Por otro lado, la encarcelación en masa concentra lo que este sistema le ha hecho a las masas negras en las comunidades pobres de las ciudades. Esta situación no es mejor que el Jim Crow. Durante la época de la segregación del Jim Crow y el terror del Ku Klux Klan, sí había justificaciones de diversa índole de que esto era necesario y hasta bueno. La encarcelación en masa es algo muy grande. Por otro lado, en el caso de la cuestión de la mujer, estamos hablando de la opresión y la denigración de la mitad de la raza humana.

Estos son los ultrajes en torno a los cuales es necesario convocar a una lucha de masas de verdad. Tenemos que volver constantemente a eso. Y de ahí, a su vez, a un nivel más fundamental, estamos emprendiendo esto porque se trata de dos concentraciones muy importantes de lo que es este sistema y parte del panorama general más amplio de lo que es este sistema — por qué es necesario deshacerse de este sistema. Así es nuestra orientación en torno a estas iniciativas, por eso estamos trabajando por hacer una revolución y por eso estamos conduciendo a la gente hacia las dos piedras angulares. Sin la revolución, continuará la vil opresión y sus muchas formas. Y el mundo irá de mal en peor — ahí están las guerras y la tortura, la pobreza y el hambre, la represión brutal de la gente, la devastación del medio ambiente. Todo esto tiene su origen en el mismo sistema. Y por eso es necesario explicar la cuestión de qué representa nuestro partido. No podemos manejar mal esto en ninguno de los dos sentidos: o en efecto tratar estas iniciativas como artimañas, en torno a las cuales no tenemos ninguna intención concreta de cambiar nada, o tratarlas como cosas en sí y de por sí. Muchas otras personas pueden y deben participar en estas iniciativas de masas, por una diversidad de razones, pero nuestra orientación ha de ser: "Vamos a cambiar la sociedad entera en torno a estas cosas como parte de preparar el terreno y acumular las bases para acometer el paquete entero". Si no nos disponemos a cambiar la sociedad en torno a estas cosas, no estamos emprendiendo estas iniciativas correctamente. Hay una diferencia entre decir que se eliminarán todos estos ultrajes sin hacer una revolución, y decir que se cambiará la sociedad entera, es decir, el terreno político entero, en relación con éstas — lo primero no es cierto, en cuanto al segundo más vale que lo sea. Y luego está la cuestión fundamental de la manera en que nuestro trabajo en relación con todo esto está sentando las bases y acumulando las bases para la revolución.

El cambio de la sociedad en torno a estas cosas —si bien no es lo mismo que hacer una revolución y no debe confundirse con lo de hacer una revolución— sin embargo representa un objetivo real que es necesario emprender y por el que hay que luchar — pero, por nuestra parte, es necesario luchar por este objetivo como una importante parte de acumular las bases para la revolución y de construir el movimiento y acumular fuerzas para la revolución, y crear algo mejor. Es necesario que constantemente estemos volviendo a fortalecer el entendimiento de nuestra propia gente en esto, y esto es lo que las colectividades responsables del partido han de retomar constantemente: ¿cómo nos va en el tratamiento de estos diferentes aspectos y su relación correcta?

III.

En cuanto a la transformación de las personas frente a la noción de una naturaleza humana que no cambia. En varias ocasiones —y por muy buena razón— hemos recalcado lo de que el problema no es la naturaleza humana, el problema es la naturaleza del sistema. Aquí hay una analogía a lo que se dice en la Segunda parte de "Pájaros/Cocodrilos"3: ¿cómo es que la gente logra salir de la auto-denigración, la que SÍ ES real? En particular en lo que respecta a los jóvenes de los barrios y ghettos de las ciudades, cunde esta noción, de manera muy extendida, hasta entre las masas básicas, de que "todos están hechos un desastre". El problema concreto con la situación en la que se encuentran muchos de estos jóvenes en estos momentos —las necedades en las que se han dejado llevar— no se cambiará al decirles que no usen pantalones guangos, que se suban los pantalones y que se pongan respetables. Al contrario. Mediante una aguda lucha en contra de lo que los mantiene abajo y sobre todo a medida que vayan viendo la perspectiva de un mundo totalmente diferente y que para ellos eso llegue a ser algo concreto y viable, PUEDEN transformarse a sí mismos — pero eso es la ÚNICA manera en que es posible que esto suceda en una escala de masas. Así es la única manera en que eso cambiará hacia lo mejor. Para repetir, tenemos que exponer eso con audacia.

Por lo que se refiere a lo que estas dos iniciativas están tratando, obra un elemento de auto-denigración de parte de las masas. Pero, ¿cómo lidiar con eso? Esta es la única forma en que eso va a cambiar — por medio de la construcción de una resistencia de masas contra estos ultrajes y, por nuestra parte en particular, emprender la lucha para ganar a la gente hacia la revolución. En otras palabras, "Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución". Como se ha recalcado, las personas no eligen en el vacío, lo hacen en el contexto de las relaciones sociales en las que están enredadas y las opciones que tienen en esas relaciones. Dichas relaciones no son de su propia elección. Se enfrentan a esas relaciones, no las eligen. En segundo lugar, si las personas sienten por la razón que sea que quieren elegir perjudicarse a sí mismas y a los demás, vamos a llevar una lucha con ellas pero no vamos a echarles la culpa — les vamos a mostrar la raíz de todo esto y les vamos a pedir que luchen en contra de esto4. No existe otra forma, aparte de "Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución", en que esta situación cambie hacia lo mejor en  algún sentido fundamental.

IV.

Un punto sobre la manera en que los responsables de representar públicamente a nuestro partido y su línea se presentan a sí mismos en relación a BA. No queremos "mantras preliminares" (o "mantras" de ningún tipo) "en alabanza a BA". No somos, y no debemos dar la impresión como si fuéramos, una especie de secta religiosa que tiene que empezar todo lo que decimos alabando a nuestro "dios". Lo que queremos, lo que necesitamos, es expresar de una manera dinámica lo que representamos. Lo importante es que tenemos a un partido que se base en ciertas cosas fundamentales. Es necesario que nosotros expongamos eso bien. En términos esenciales, hemos de exponer lo siguiente: tenemos a un partido que se basa en el comunismo tal como BA lo ha desarrollado hacia una nueva síntesis, un partido liderado por BA. Es necesario que nosotros hagamos esto de una manera dinámica, en oposición a las "mantras" de tipo religioso.

No es necesario en absoluto que sea difícil hacer eso. Simplemente es necesario exponerlo de forma natural — de una manera clara y al mismo tiempo convincente. Es necesario exponerlo con audacia y con el contenido esencial — y si a las personas no les gusta... pues, guantes de boxeo — lucha ideológica. Pero es necesario que no demos una impresión como si se tratara o tuviera que tratarse de una especie de "mantra" religiosa. Es necesario que no dejemos que las formas de pensar pequeño burguesas, con su prejuicio contra los líderes, o al menos contra los líderes comunistas en particular, establezcan los términos de lo que hacemos. Pero también es necesario que no nos convirtamos de hecho en una secta, y tácticamente es importante que tomemos en cuenta cómo las cosas afectan a las personas.

¿De dónde parte todo esto y a dónde tiene que ir? ¿Cómo se explica eso, y no otra cosa — cómo se expone eso de la mejor manera — dada la particularidad de la audiencia y la particularidad de las circunstancias? Es necesario que nosotros —no sólo unas pocas personas sino nuestra gente en su conjunto— demos otro salto en términos de la forma de exponer esto, con contenido, de una manera dinámica y convincente.

Si estamos hablando de alguien como Sunsara Taylor, Andy Zee, Carl Dix o Raymond Lotta, por ejemplo, ¿cómo será la síntesis correcta? Las personas deben tener una idea viva de que estas personas sostienen determinado punto de vista —con contenido y dinamismo— que para nada son puros autómatas. Si nuestra gente da una clara impresión de que se basan en una línea desarrollada, en la nueva síntesis y en la dirección de BA, y al mismo tiempo da la impresión de que son personas creativas y dinámicas, y así sucesivamente — pues, eso es lo que necesitamos. Vaya, aquí hay algunas personas que se basan en esta línea y dirección y, vaya, pueden pensar en serio y con agilidad y tienen mucho que decir — eso es lo que debería salir a relucir, eso es lo que va a afianzar el conjunto entero.

Estos dos puntos tienen que salir a relucir de manera prominente: 1. que las personas parten de la nueva síntesis del comunismo y de la dirección de BA — que es el fundamento; y 2. que lo que dicen y la forma en que lo exponen es muy iluminador y hace reflexionar — que no encajan en el estereotipo de un comunista dogmático, no son de una secta, etc., pero por otro lado son individuos que son pensadores dinámicos, creativos y críticos, con un método y enfoque científico. Y, en un sentido general, debe salir a relucir que el 2 se deriva del 1 en un sentido fundamental. Esa es la síntesis correcta —no debe haber siquiera un indicio de la actitud defensiva en todo esto, pero sí tiene que haber la síntesis correcta— y que eso contribuirá a acercar a las personas hacia las piedras angulares.

Debería salir a relucir que: este individuo (una ST, AZ, CD, RL, etc.) es genial porque en lo fundamental ha llegado a sostener esta comprensión y orientación, este comunismo; lo que tiene un contenido específico en el mundo de hoy y el individuo es parte de un partido o está relacionado con un partido que tiene como base la nueva síntesis del comunismo y la dirección que da BA. Esto encarna una síntesis de dos cosas, que deberían reforzarse mutuamente, de una manera positiva: el individuo específico con sus propias experiencias, cualidades positivas, su propia manera de tratar las cosas, como un aspecto, lo que es real; y la base y la dirección que le dan su carácter en su aspecto más fundamental.

V.

Todo esto está relacionado a la interconexión (la relación dialéctica) entre el hecho de que lo que nosotros representamos es la revolución y el comunismo, y que la nueva síntesis y la dirección que ha desarrollado ésta es crucial en relación con todo eso. En términos finales y fundamentales, la gente se molesta sobre mi papel y dirección por la realidad de que estamos trabajando concretamente para hacer una revolución, con el objetivo final de un mundo comunista. El terreno hoy no es lo que era a comienzos de los años 1970, cuando había una gran lucha sobre lo que es el auténtico comunismo. Las personas se desaniman tanto hoy porque no están por la revolución y el comunismo — o todavía no se les ha ganado al respecto. No se puede entender por qué es necesario dedicarle tanta importancia a un individuo, a menos que se entienda qué es lo que hay que hacer —que se necesita una revolución y qué clase de revolución— y qué papel tiene este individuo en relación a eso.

Esto está relacionado con lo que está concentrado en el Capítulo 6 de Lo BAsico5, sobre la responsabilidad y dirección revolucionarias y el papel de los líderes individuales sobresalientes, en relación con el reto de hacer una revolución y avanzar hacia el objetivo final del comunismo. En esos años a fines de los 1960, nosotros sosteníamos: no se puede ser comunista sin ser maoísta. El comunismo se ha desarrollado — si uno no está con Mao, no es un comunista.

Hoy, el comunismo ha avanzado de nuevo, por medio de la nueva síntesis. Es, y debe ser, muy fácil, para nada difícil, presentar ésta, y argumentar a favor de ésta, con contenido y de una manera dinámica y convincente. Inclusive con las personas, o al menos con las personas sinceras, que quizá no estén de acuerdo, que quizá no vean ni estén de acuerdo que la revolución comunista es lo que se necesita — inclusive con tales personas, más vale presentar las cosas de esa manera. El que alguien esté de acuerdo o no esté de acuerdo, es necesario ir a la cuestión fundamental: el que uno esté a favor del comunismo o no, el que deba haber una revolución con el objetivo de la revolución comunista o no. Esas son las condiciones fundamentales que queremos alcanzar. Es necesario ponerse los guantes de boxeo en esencia para llevar la lucha en torno a eso. Problema — solución. Es así de simple con ese punto de partida — si en ese contexto se presentan las cosas de una manera dinámica y se explica el papel de la dirección y líderes individuales y en concreto de mí mismo, tiene sentido, pone las cosas en el marco de los términos adecuados, proporciona el marco adecuado para luchar sobre las cosas.

Retomando las dos iniciativas de masas —y esto se aplica a todo lo que hacemos—, en nuestro enfoque no podemos dejar que se separen estas cosas del comunismo y lo que eso significa. Si las iniciativas de masas se convierten en cosas en sí, en realidad no se construirán de manera tan poderosa, de masas, como es posible y necesario hacerlo, y que definitivamente no contribuirán a la construcción del movimiento para la revolución, de la forma en que es posible y necesario hacerlo. Si hacemos nuestro trabajo correctamente, en relación con estas iniciativas de masas —y en general—, un número creciente de personas comenzarán a ver la necesidad de la revolución y la necesidad del comunismo. Al final de cuentas, cuando las personas no se convenzan de la necesidad de la revolución y el comunismo, no llegaremos a ninguna parte y las masas no se quitarán de encima todas las diferentes maneras en las que son víctimas de opresión, explotación y degradación.

Las personas no entenderán ni apreciarán de fondo a nuestro partido y mi papel en particular si no les vaya convenciendo de ver que necesitamos una revolución y que ésta tiene que ser una revolución comunista. Tenemos que hacer todo nuestro trabajo de modo que explique eso. Se promueve y populariza BA y la nueva síntesis porque se necesitan para hacer frente a los problemas del mundo y resolverlos. Esto está relacionado con la formulación “Por”, la que nuestro partido ha planteado como una declaración concentrada acerca de este tema: “Por Bob Avakian y el trabajo que ha hecho durante varias décadas, de sintetizar las experiencias positivas y negativas de la revolución comunista hasta hoy y de aprender de una amplia gama de experiencias de la humanidad, se ha desarrollado una nueva síntesis del comunismo — existen en realidad una visión y estrategia viables para una sociedad y mundo radicalmente nuevos y mucho mejores, y existe la dirección crucial que se necesita para hacer avanzar la lucha hacia ese objetivo”.

Volvamos a la pregunta básica: ¿qué significa esto para la humanidad? Las personas no tienen que vivir así. He aquí lo que representa el comunismo, y he aquí, en la nueva síntesis, otro salto al mismo. Las personas viven de terribles formas y he aquí una manera que no tengan que hacerlo. No digo que será fácil y no digo que las personas no tendrán que hacer sacrificios, pero no tenemos que vivir así. ¿Por qué no es posible que las personas se entusiasmen acerca de eso? Puedo entender por qué ciertas personas lo atacan y no lo quieren. Pero ¿por qué no es posible que se entusiasmen acerca de esto las personas que trabajen por un mundo diferente? Debemos tener la capacidad de transmitir esto de una manera dinámica: he aquí lo que representamos, por eso estamos emprendiendo esta iniciativa de masas, así como otras cosas importantes que estamos haciendo, y es por eso que somos parte de una fuerza de vanguardia organizada, o que estamos con esa fuerza de vanguardia, que está luchando para hacer de esto una realidad, y para activar la participación de otras personas para hacer lo mismo. La gente debe estar profundamente por todo eso y tener pasión por el mismo, y debe arder por presentarlo a muchos otros; y la presentación de todo eso debería entusiasmar mucho a las personas. No porque uno es una especie de “miembro mentalmente trastornado de una secta”, sino porque la gente podría vivir de una forma mucho mejor que el estercolero en el que mantienen a las personas encadenadas. Si uno se es miembro del partido o simpatizante muy partidario del partido, debería irradiar esto — no de una manera religiosa “beatífica”, pero con una pasión viva, porque esto es un análisis con una fuerte base científica de lo que es, y lo que podría ser, y la manera de cerrar la brecha entre lo uno y lo otro.

Si nos basamos en eso, no tendremos estos problemas recurrentes de salirnos del camino en esto y hasta ponernos a la defensiva cuando no hay por qué estar a la defensiva. El partido y todos aquellos a su alrededor deben estar imbuidos de eso. Sí, lo que nos estamos proponiendo hacer es muy difícil — pero es algo por lo cual tener mucha pasión.

Como el Manifiesto de nuestro partido6 dice, ha habido esta larga noche de tinieblas, desde el surgimiento de las divisiones de clases entre los seres humanos, y todo lo que eso supone. No queremos volver a la sociedad comunal primitiva, que tenía problemas reales. Pero ha habido una larga noche de tinieblas desde entonces, de esclavización, explotación y opresión. Y puede terminar. Podría terminar mal, o podría terminar bien y alcanzar algo completamente diferente y mucho mejor. Por eso estamos luchando — y se trata de una lucha. Si uno se conecta con unas personas que tienen una idea de que el mundo podría ser completamente diferente y mucho mejor — eso habría de ser emocionante.

VI.

En términos de estas iniciativas de masas, para repetir, se trata de la transformación de los términos de toda la sociedad en torno a esto y de movilizar en serio a las masas para que lleven una lucha política contra ciertas formas concentradas de opresión. Es necesario llevar una masiva lucha para hacer eso — a fin de modificar los términos, la forma de pensar de la gente y afectar en concreto quiénes tengan la iniciativa política e ideológica. Al mismo tiempo, en términos de nuestra orientación y enfoque, tenemos que hacer todo esto, desde el mero comienzo y de manera sistemática, como parte de construir el movimiento para la revolución. Tenemos que retomar constantemente nuestra base en esa síntesis — de construir en serio la lucha en torno a estas iniciativas de masas, en contra de estos ultrajes concentrados, a una escala verdaderamente de masas, y al mismo tiempo tenemos que hacerlo como parte de construir el movimiento para la revolución. De parte de los camaradas que participan en estas iniciativas, y de nuestro partido en su conjunto, es necesario que las personas que tienen la responsabilidad de dar dirección, en relación a estas iniciativas y en general, apliquen, representen y luchen de manera sistemática por esta orientación, todo lo que debería ir estableciendo de fondo y en creciente grado los términos y la orientación para las personas a nuestro alrededor y las personas para las cuales crece la atracción de nuestra línea. Tenemos que cambiar la sociedad en torno a estas cuestiones —en términos de las importantes contradicciones sociales que estas iniciativas están tratando— como parte de acumular las bases para hacer un cambio fundamental en toda la sociedad y dar un salto cualitativo en términos de arrancar de raíz las diferentes formas de opresión, en esta sociedad y en última instancia en todo el mundo.

Con respecto a estas iniciativas de masas, constantemente tenemos que ver que estas cosas sigan en camino y que rindan fruto. Tiene que haber una lucha de masas de verdad contra estos ultrajes. Estas cosas son intolerables. Y objetivamente son intolerables para millones y millones de personas. Estos son los asaltos a las masas que van en contra de sus intereses, y es posible convencer a las masas para que vean que esos asaltos son intolerables y por lo tanto con esa conciencia se sienten impelidas a actuar. Tenemos que convencerlas de eso y darle expresión. Tenemos que decir en serio lo que decimos —estas cosas son intolerables— y tenemos que oponerles resistencia y movilizar a amplias masas de personas que consideran que son intolerables y por ello quieren actuar. Y, en cuanto a nuestra orientación fundamental, nosotros tratamos todo esto —y presentamos todo esto a otras personas— como parte de nuestro trabajo para construir las bases para la revolución que se necesita.

VII.

Más sobre el papel de la página web/periódico y polémicas. La página web/periódico tiene que ser una herramienta clave para refutar las líneas que hay que refutar, y tiene que representar cómo hacerlo. Así es la manera en que hay que ver mi declaración sobre “Ocupar”7 — como una herramienta con la cual salir en la sociedad y unirse con las personas y llevar lucha con éstas. Unirse — y llevar lucha.

Nosotros efectivamente necesitamos que las personas estudien a fondo cosas como “Pájaros/Cocodrilos” y toda la complejidad respectiva. No todo ha de ser “corto y conciso”. La polémica sobre Badiou, la polémica en contra de Popper en Hacer la revolución y emancipar a la humanidad8 — esas cosas son muy buenas, y muy importantes. Un creciente número de personas deberían venir conociendo cosas de este tipo, y debería recibir dirección para “estudiarlas con detenimiento”. Ello es muy importante, es esencial. Pero también es necesario tener polémicas concisas, cortas y agudas — y la página web/periódico tiene que ser una fuente y modelo importante de las mismas. Instemos a la gente a utilizar la página web/periódico de esta manera: “Me topé con tal opinión, y no sé cómo responderle”. Utilice la página web/periódico para responderle, y que el proceso avance. Tenemos que representar y dirigir a ver que esto suceda y cobre vida. Y si lo hacemos, las personas querrán utilizar la página web/periódico de esa manera. Si no podemos responder a las cosas con las que las personas se topan, pues deberíamos nada más levantar la sesión y largarnos. Pero nosotros PODEMOS —y deberíamos— responderle utilizando la página web/periódico como recurso y herramienta fundamental para hacerlo.

* * * * *

ANEXO, 2014

Orientación básica acerca de las dos iniciativas de masas (y el conjunto general de trabajo revolucionario)

Claro que es necesario e importante bregar con cuestiones de teoría y línea (inclusive la política para las iniciativas específicas, etc.), y eso tiene un papel claro que desempeñar en el proceso general de hacer una revolución. PERO TAMBIÉN ES IMPORTANTE RECALCAR LO SIGUIENTE: que no compliquemos demasiado las cosas — que no hagamos que las cosas pierdan su camino y se atasquen en la parálisis, cuando hay una necesidad apremiante de que las cosas avancen, y que se hagan avances y adelantos, en la construcción concreta de estas dos iniciativas de masas, como movimientos de masas/luchas de masas, y la promoción del conjunto de nuestro trabajo revolucionario en general, con BA en Todas Partes como punta de lanza. Tiene que ser muy clara la orientación básica que hay que adoptar —y aplicar activamente— acerca de las dos iniciativas de masas (así como BA en Todas Partes y el conjunto general). Nos hace falta una simplicidad radical, aquí y ahora, sin complicar demasiado lo que debería ser muy claro.

A continuación ofrezco la orientación básica para lo que hay que hacer acerca de las dos iniciativas de masas y el conjunto general, y los lineamientos básicos para pasar ahora a hacerlo.

Existe una profunda base en el mundo objetivo —en las contradicciones de este sistema y cómo vienen manifestándose— para estas iniciativas de masas (y el conjunto general). Y existe una base clara y poderosa en el factor subjetivo —es decir, en la línea de nuestro partido— en nuestra línea en general y específicamente en relación con estas iniciativas de masas (y el conjunto en su totalidad).

¿Quiénes deberían formar parte de estas iniciativas masas — con quiénes deberíamos estar trabajando para participar en éstas? Todo el que acepte —o que sea posible convencer para que vea— que lo que estas iniciativas de masas están tratando (en esencia: la encarcelación en masa y todas sus consecuencias, y la denigración de la mujer, sobre todo el eje actual en torno a los ataques al derecho al aborto y hasta el control de la natalidad, y la pornografía y la degradación sexual de las mujeres) es intolerable y es necesario luchar en su contra. Es necesario que eso implique que, en un futuro muy próximo, participen activamente cientos de personas, sobre la marcha, para forjar estas iniciativas, con el objetivo de activar la participación de miles y con el paso del tiempo millones de personas de diversas maneras y a diversos niveles. Es necesario crear la situación y ambiente en que amplios grupos de personas que cumplen con este criterio (de quiénes deberían estar participando) reconozcan y palpen que estas iniciativas de masas les ofrecen un importante lugar y papel y es necesario desarrollar los medios prácticos para facilitar su participación activa y contribuciones concretas a las iniciativas.

Al mismo tiempo, NOSOTROS, como comunistas revolucionarios (y aquellos que a grandes rasgos están de acuerdo con nosotros en esto), deberíamos estar exponiendo, en relación con estas iniciativas de masas así como de una manera general, que estos y otros ultrajes que de hecho constituyen concentraciones de contradicciones sociales importantes, están arraigados en la naturaleza y dinámica fundamental de este sistema y que solamente mediante al revolución comunista es posible terminarlos final y completamente, y crear una sociedad y mundo radicalmente diferente y mucho mejor, trabajando sobre la base de la nueva síntesis del comunismo que se ha desarrollado mediante el trabajo realizado por BA durante muchas décadas.

Mediante la evolución de este proceso y por medio del tratamiento correcto de las contradicciones (las relaciones dialécticas) en juego, de una manera general tienen que crecer y cobrar fuerza tanto las iniciativas de masas —como iniciativas verdaderamente de masas en las que participa un número creciente de personas que cuentan, en cualquier momento dado, con distintos puntos de vista pero quienes en su conjunto están en unidad básica con el reconocimiento de que estos ultrajes son intolerables y es necesario luchar en su contra— como el movimiento para la revolución y el partido como su núcleo dirigente.

DE MUCHÍSIMA IMPORTANCIA: Claro que nosotros deberíamos considerarnos a nosotros mismos entre aquellos que de hecho están indignados por estos ultrajes y se sienten profundamente que éstos son intolerables y es necesario luchar en su contra. El que nosotros —como comunistas revolucionarios, con nuestra base en el punto de vista, método y enfoque científico del comunismo (el materialismo dialéctico) y su desarrollo por medio de la nueva síntesis— entendamos que solamente es posible terminar final y completamente estos ultrajes (y los muchos otros que reconocemos que surgen de la naturaleza y dinámica fundamental de este sistema) mediante la revolución comunista y en última instancia la realización de un mundo comunista, ¡ha de hacer que nos indignemos aún más —y ciertamente no menos— acerca de todo esto y que estemos aún más decididos a luchar en su contra, ahora y de forma progresiva! Todo eso ha de expresarse en todo lo que hacemos. Y, en efecto, una parte muy importante de lo que deberíamos estar haciendo es (como otro camarada dirigente decía) ORGANIZAR Y MOVILIZAR LA FURIA DE LA GENTE. A este respecto, así como en general, tenemos que estar trabajando sistemáticamente —de maneras correctas— para que todo esto sirva a la construcción del movimiento para la revolución, y a la construcción del partido como su núcleo dirigente.

Y ¿qué de BA en Todas Partes? ¿Con quiénes deberíamos estar trabajando para participar en eso? Es posible y necesario activar a todo el que acepte —o que es posible convencer para que vea— que es muy importante que lo que representa BA/la nueva síntesis se convierta en un importante punto de referencia y en tema de discusión y debate en toda la sociedad, para que de diversas maneras participe y contribuya a BA en Todas Partes. Al mismo tiempo, aquellos que somos comunistas revolucionarios, con nuestra base en la nueva síntesis, deberíamos estar exponiendo sistemáticamente, de forma audaz y convincente, nuestro análisis de la importancia de BA en Todas Partes, y su papel como punta de lanza de un conjunto general de trabajo revolucionario, y deberíamos estar trabajando sistemáticamente para construir el movimiento para la revolución, y para convencer a un número creciente de personas para que estén de acuerdo con lo que es en realidad la línea de nuestro partido y que ingresen al partido sobre esa base. En relación dialéctica con eso, también debería crecer progresivamente el número de personas que participen y contribuyan, de diversas maneras, a BA en Todas Partes — entre ellas muchas personas que no están del todo convencidas (o aún no están del todo convencidas) con lo que representa BA/la nueva síntesis del comunismo, pero que están de acuerdo en que amplios sectores de la gente conozcan y discutan y debatan activamente en toda la sociedad esto y las grandes cuestiones que plantea.

Lo importante ahora es tener bases en este análisis esencial, e implementar éste, construir en serio las iniciativas de masas que sean iniciativas de masas de manera objetiva y creciente —y construir BA en Todas Partes, en las formas y al nivel que se requiere construirlo, para que tengan un gran impacto societario concreto— todo ello como parte de un conjunto general, cuyo todo es mayor que la suma de sus partes.

Como se ha recalcado, al ponerse a avanzar esto concretamente, será necesario confrontar y tratar correctamente diversas contradicciones, entre ellas las que son complicadas y difíciles, y habrá una necesidad, y un papel, para retomar constantemente la base y los lineamientos fundamentales que se han dado — y, sin duda, los lineamientos adicionales que tendrán que desarrollarse a la vez que avancen las cosas, partiendo de la citada base esencial. Pero, para recalcar de nuevo: La base y lineamientos fundamentales existen, para ponerse a construir en serio estas iniciativas de masas como movimientos y luchas verdaderamente de masas en torno a estas grietas cruciales —en las que participe un número creciente de personas, con puntos de vista diversos, pero quienes estén unidas en torno al hecho de que son intolerables los ultrajes contra los que estas iniciativas de masas están luchando y es necesario luchar en contra de éstos— y construir BA en Todas Partes sobre la base correcta, a la vez que trabajemos NOSOTROS (y aquellos que están de acuerdo con nosotros en esto en cualquier momento dado), de las maneras correctas, para que todo esto contribuya a la construcción del movimiento general para la revolución, y a la construcción del partido como su núcleo dirigente — al aprender y profundizar nuestra comprensión y nuestra capacidad de tratar las contradicciones que hay que confrontar y resolver mediante lucha, A LA VEZ QUE AVANCEMOS.

En conclusión, permítanme volver al punto de partida y recalcar lo siguiente una vez más: como punto básico de orientación y sobre todo ahora: no deberíamos enredarnos en exageradas complicaciones y parálisis. Una vez más, la simplicidad radical. Es necesario e importante bregar con cuestiones de línea y teoría, y desarrollar conceptos, planes, etc.; sin embargo, es importante no dejar que esto llegue a ser, o se convierta en otros obstáculos autoimpuestos. En este momento nos hacen falta la concepción y los planes que facilitaran en concreto, que ofrecieran los medios y vehículos para aplicar la línea acerca de las dos iniciativas de masas (y el conjunto general, con BA en Todas Partes como la punta de lanza) de una manera activa, de ahora en adelante. Sobre la base de lo que ya he escrito aquí y de lo que concentra, y al retomar y profundizar esto constantemente, A LA VEZ QUE AVANCEMOS... ¡SALGAMOS EN LA SOCIEDAD, AHORA, Y HAGAMOS LO QUE URGE HACER — LO QUE CLAMA HACER!

 

1. Alain Badiou's "Politics of Emancipation": A Communism Locked Within the Confines of the Bourgeois World, de Raymond Lotta, Nayi Duniya y K. J.A, Demarcations, A Journal of Communist Theory and Polemic, No. 1, verano-otoño 2009. [regresa]

2. Estos dos pilares angulares son la promoción y popularización de la dirección de Bob Avakian (BA) y la nueva síntesis del comunismo que él ha desarrollado; y la página web revcom.us/periódico Revolución. [regresa]

3. Bob Avakian, Los pájaros no pueden dar a luz cocodrilos, pero la humanidad puede volar más allá del horizonte (2010-2011). Primera parte: Revolución y el estado. Segunda parte: Construyendo el movimiento para la revolución. [regresa]

4. Se habla de este punto en el siguiente artículo de Bob Avakian, "Sobre lo que uno elige... y cambios radicales", Revolución #254, 25 de diciembre de 2011:

Sobre lo que uno elige... y cambios radicales

En primer lugar, uno no elige en un vacío. Lo hace en el contexto de las relaciones sociales en el que está enredado y las opciones que tiene dentro de dichas relaciones — las que no son de su propia elección. Enfrenta esas relaciones, no las elige.

En segundo lugar, si uno siente, por las razones que sean, que quiere elegir hacerles daño a sí mismo y a otros individuos, nosotros vamos a bregar con usted — pero no le vamos a echar la culpa. Vamos a mostrarle la fuente de todo ello en el sistema y pedir que luche contra el sistema y que se transforme a sí mismo sobre la marcha. El que un joven "elija" vender droga y una mujer "elija" cosificarse a sí misma en lo sexual no quiere decir que han elegido tener esas elecciones. Para que todo ello cambie hacia lo mejor, no existe otro camino salvo luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución. Echarles la culpa a las masas por hacer malas elecciones solamente refuerza las condiciones que las oprimen.

En una palabra, uno efectivamente elige — pero lo hace estando enredado y confinado dentro de relaciones sociales que no son de su elección. Tenemos que gestar diferentes relaciones y condiciones sociales para que las masas populares puedan tener otro actuar y otras relaciones entre sí. En lo fundamental, eso requiere una revolución que tiene por objeto el comunismo. [regresa]

5. Bob Avakian, Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian (RCP Publications, 2011), Capítulo 6, “Responsabilidad y dirección revolucionarias”. [regresa]

6. El comunismo: El comienzo de una nueva etapa, Un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, septiembre 2008 (RCP Publications, 2009). [regresa]

7. “Una reflexión sobre el movimiento ‘Ocupar’: Un comienzo inspirador... y la necesidad de ir más allá”, de Bob Avakian, el presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, Revolución #250, 13 de noviembre de 2011. [regresa]

8. Bob Avakian, “Marxismo como ciencia — Refutación de Karl Popper” en Hacer la revolución y emancipar a la humanidad, Primera parte: “Más allá del estrecho horizonte del derecho burgués“. Esta obra, con la Segunda parte: “Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución“, salió en Revolución, de octubre 2007 a febrero 2008. También se incluye en Revolución y comunismo: Fundamento y orientación estratégicos, un folleto de Revolución, 2008. [regresa]

 

Permalink: http://revcom.us/a/341/avakian-la-libertad-y-la-necesidad-y-partiendo-de-una-perspectiva-estrategica-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

La libertad y la necesidad, y partiendo de una perspectiva estratégica: Unos puntos sobre métodos y dirección

Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

11 de junio de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota de la redacción: A continuación presentamos algunas observaciones de Bob Avakian, que se distribuyeron originalmente en el Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos (PCR) a principios de 2012. A continuación se publica la segunda parte de la serialización de estas observaciones. Se posteó la primera parte, “Las iniciativas de masas y su relación con nuestros objetivos estratégicos”, el 19 de mayo de 2014 y se publicó en la edición impresa de Revolución a partir del #339 (19 de mayo de 2014). Avakian hizo estas observaciones en los momentos en que el movimiento “Ocupar” estaba teniendo un impacto importante, y en general positivo, pero también iba cada vez más en contra de la fuerza represiva del estado, así como sus propias limitaciones. Si bien este fue un importante elemento particular de la situación general en ese momento, algo que se refleja en estas observaciones de BA, éstas tratan en términos más generales la situación y los retos que enfrentan el PCR y el movimiento comunista en el mundo en su conjunto. Por esa razón y debido a que estas observaciones siguen teniendo relevancia e importancia en ese sentido, se ha decidido publicar estas observaciones. Se han hecho algunas modificaciones, y se han agregado notas, en preparación para su publicación.

* * *

I.

Un gran y recurrente problema tiene que ver con la relación entre la libertad y la necesidad. Históricamente, el movimiento comunista y nuestro propio partido han tenido dificultades con este problema. A otro nivel, este se manifestó con relación a “Ocupar” y lo que tuvo en su contra. Se ha topado con la necesidad, particularmente en la forma de la represión del estado burgués, y existe el fenómeno de que en esa situación muchas personas no ven ninguna forma de forjar ninguna libertad — y, al contrario, intentan encontrar alguna forma de trabajar dentro de la necesidad que se ha impuesto de la que no ven ninguna formar de zafarse y hacer avances. Eso es lo que objetivamente está pasando a un grado importante.

De nuevo en el caso de nuestro partido, cuando se celebre un evento exitoso como el 11-4 (el programa del 11 de abril de 2011 con motivo de la publicación de Lo BAsico1), hasta el avance muy real representado por ese evento crea una nueva necesidad. De repente, algunas personas se han acercado que han hecho un compromiso a cierto nivel, y es necesario reconocer que ahora éstas forman parte del panorama, por lo que se refiere a qué hacer para aprovechar la nueva situación y avanzar a partir de la misma. Pero surgirán problemas de no ver que la libertad en esta situación se basa en captar el aspecto principal de esta contradicción y de ahí ponerse a trabajar sobre las cosas. El aspecto principal es que HABÍA un núcleo sólido que efectivamente cohesionó ese evento y le dio una expresión central a lo que representaba ese evento; pero al avanzar a partir de ahí, es necesario volver y llevar otras rondas de conversaciones y lucha con estas personas a partir de continuar poniendo el núcleo sólido y desarrollando la elasticidad sobre esa base.

Pero existe una tendencia recurrente: en lugar de ver la libertad, se siente abrumado por la necesidad. Cuando se han hecho avances y cuando en general existe una situación más avanzada, más personas toman en serio y se interesan en lo que se les dice, y eso genera una nueva necesidad. La presión constante es una presión para adoptar el determinismo — a temer que se pierdan los avances que se han hecho. ¿Se quiere jugar para ganar, o jugar para no perder? A nombre de jugar para ganar, se puede jugar de modo temerario — pero la tendencia errónea mucho mayor es cuando las personas obtengan un avance y luego se vuelvan conservadoras y de ahí pierdan. Empiezan a proteger lo que tienen y empiezan a temer que arriesgar eso a fin de hacer más avances y por ende empiezan a echar por la borda lo que han logrado.

Bueno, tenemos una nueva necesidad — ¿cómo llegamos a este punto? Confrontamos la necesidad y la transformamos. Cuando nos comunicamos con las personas para participar en el programa del 11-4, ¿dijeron todos de inmediato que “¡estupendo!”? No, claro que no, tuvimos que luchar para transformar la necesidad en la libertad. Y de ahí, surge una nueva necesidad. Así que, ¿por qué, en esa situación —o en cualquier otra situación en que se han hecho avances— deberíamos dejar de usar el enfoque de transformar la necesidad en la libertad? Al continuar el trabajo a partir de lo que se ha logrado, es necesario reconocer que los logros en sí generan una nueva necesidad; es necesario anticipar eso y trabajar para sentar las bases para transformar la nueva necesidad en una nueva libertad (misma que conllevará una necesidad).

Otro factor importante que contribuye a la tendencia de someterse a la necesidad es el de perder de vista el objetivo más grande del cual todo esto es una parte. No habrá ninguna toma del poder estatal sobre la base de lo que se logró en el evento del 11-4. Por positivo que fuera, representaba solamente un pequeño componente básico de lo que se tiene que hacer. De tener eso en mente, habrá mayores bases para evitar el determinismo en la siguiente ronda de cosas, porque se sabrá que tenemos que alcanzar una posición completamente nueva. Si eso se pierde de vista, se vuelve más fuerte la presión de jugar para no perder, por ver las cosas en términos más limitados. Las cosas tienen que ir mucho más lejos que cualquier evento particular o cualquier movimiento o lucha particular, por lo que, ¿qué hacemos para hacer que avancen las cosas? Al trabajar sobre esa base, habrá una mayor capacidad de manejar la dialéctica entre el núcleo sólido y la elasticidad. Esto implica una combinación de la dialéctica entre la libertad y la necesidad, y el que constantemente se retome en serio la perspectiva estratégica más amplia y se ubique las cosas en ese contexto, y se determine cómo llevar la lucha para transformar la necesidad en la libertad y hacer que las cosas avancen aún más hacia la meta a la que todo esto tiene que contribuir.

Para dirigir y no constantemente perder la orientación y no dejarse caer, estas son cuestiones clave de ideología y metodología, así como de orientación política acerca de nuestra meta. Al ver las cosas particulares como “cosas en sí”, habrá una tendencia a inclinarse hacia la derecha y a volverse conservador (sería concebible que eso hiciera que se inclinara hacia la “izquierda”, pero eso es menos probable), porque se perderá de vista el motivo más grande de por qué es necesario hacer una ruptura con las cosas al nivel actual que han logrado, hacia algo más grande.

¿De dónde viene la libertad? Viene de un análisis correcto de la realidad objetiva y su carácter contradictorio. Y eso tiene una base material. La espontaneidad no está de nuestro lado, pero sí contamos con la realidad, en los términos más fundamentales. Ahí estriba una buena parte de nuestra libertad — en el reconocimiento de eso. Aquí se me viene a la mente un reciente comentario del actor Johnny Depp acerca de Marlon Brando. Éste, dijo, tenía “el gran don de no preocuparse”. En otras palabras, no le preocupaba, no le abrumaba mucho, lo que otros pensaban de sus actuaciones y cómo consideraban que él debiera hacerlo. He aquí una analogía acerca de constantemente mantener en mente el panorama más amplio. Pienso, por ejemplo, en la reunión del Comité Central de 1977, cuando la lucha con los mencheviques en nuestro partido alcanzó el punto crítico — concentrada en la cuestión de cómo evaluar y qué posición tomar en relación con lo que en efecto fue un golpe de estado revisionista en China tras la muerte de Mao en 1976. Hablo de esto en mi autobiografía2. En esa situación, una buena parte de la libertad surgía del reconocimiento de que, aunque no ganáramos la batalla en esa reunión del Comité Central, quienes luchábamos por la línea revolucionaria y nos oponíamos al golpe de estado revisionista no podíamos perder porque en todo caso teníamos que tomar la posición de oponernos a ese golpe de estado y luchar por ganar a todas las personas que fuera posible a esa posición, aunque eso causara una escisión en el partido o que tuviéramos que dejar al partido y luchar por formar uno nuevo. La cuestión del golpe de estado revisionista en China era una cuestión cardinal de esa magnitud sobre la cual no se podía hacer compromisos. Y aunque esa situación nos presentaba mucha necesidad, al mismo tiempo encarnaba una clara libertad. ¿Por qué? Porque quienes defendíamos y luchábamos por la línea revolucionaria y nos oponíamos al golpe de estado revisionista partíamos de un reconocimiento de la realidad más profunda y de las implicaciones mucho mayores que simplemente lo que iba a ocurrir en esa reunión del Comité Central, o hasta lo que ocurrió en términos de nuestro partido, tal como había existido hasta ese momento. De una u otra forma, el partido iba a ser cualitativamente diferente después de esa reunión del Comité Central — o iba a salir fortalecido como una vanguardia comunista revolucionaria o iba a caer arrastrado hacia la traición revisionista. Nos proporcionó las bases para no someternos a la necesidad lo de reconocer las implicaciones de esos términos y partir de la perspectiva estratégica más amplia de que el partido en efecto tenía que ser una auténtica vanguardia comunista revolucionaria, o al contrario si se transformara en un instrumento del revisionismo, pues no valdría conservarlo ni permanecer en él — y que para reconstituir las fuerzas revolucionarias que quedaban, sería necesario crear algo nuevo.

Lo que se presenta en lo inmediato ante nosotros no debería moldear nuestro pensar y enfoque. ¿Por qué podemos llevar lucha —atrevernos a llevar lucha— con las personas, entre ellas algunas con las cuales hemos tenido cierto nivel de unidad? Porque estamos emprendiendo una lucha por algo más grande, Y ADEMÁS entendemos que esta se basa en una realidad material más profunda. Y aunque las cosas sean más difíciles a corto plazo, la realidad es lo que es — y eso se impondrá. No podemos dejarnos regir y determinar, restringir y confinar, por los altibajos del movimiento de masas o de cualquier lucha o iniciativa en particular, o los cambios y bemoles de la situación en cualquier momento dado. Tenemos que tomar en cuenta estas cosas, pero no podemos someternos a éstas de modo determinista. Tenemos que partir de un análisis y síntesis científicos y materialista-dialécticos de la realidad más profunda y de sus dinámicas contradictorias.

Por eso, la libertad estriba en el reconocimiento de la base material para lo que nos estamos proponiendo hacer, en lo estratégico. Al reconocer eso y al partir de la perspectiva más amplia correspondiente, es posible arrebatar la libertad a la necesidad, por ver las cosas desde la perspectiva de a dónde las cosas tiene que ir en lo fundamental y en última instancia, partiendo de una evaluación científica, materialista y dialéctica de la realidad, particularmente las dinámicas y los móviles más profundos y motrices de esa realidad.

II.

De no reconocer que la realidad cambia constantemente Y ADEMÁS que existen otras fuerzas de clase en el mundo que están trabajando para influenciar a la gente de varias maneras directas e indirectas, se perderá el rumbo y la orientación. A menudo, las personas que se han unido y trabajado con nosotros luego caen bajo ataque como resultado de haber dado el paso de trabajar con nosotros. O tienen un sentido de que dar otro paso en unirse con nosotros podría poner en peligro su carrera, o hacer que sea más difícil alcanzar ciertos objetivos suyos cortoplacistas. No tener esto en cuenta implica desconocer el hecho de que en el mundo existe una realidad más grande que cambia constantemente que también está afectando e influenciando a otras personas.

Las masas sí saben mucho sobre la realidad, y tenemos que aprender de eso, pero no nos van a explicar los móviles más profundos de la realidad y a dónde puede ir y tiene que ir. Cuando salimos entre las masas básicas, éstas nos pueden decir mucho sobre lo que tenemos en nuestra contra —entre las masas así como con las autoridades— y sobre cómo funcionan las cosas. Eso puede y debería enriquecer nuestro conocimiento de la realidad — pero al creer que algo es cierto o no porque las masas dicen que es bueno o malo, eso generará muchos problemas y desorientación. Las personas constantemente olvidan el siguiente punto —y constantemente tenemos que conducirlas de regreso al mismo— de que lo que piensan las masas es una parte de la realidad objetiva, pero eso no determina la realidad objetiva. En lugar de seguir los altibajos del estado de ánimo de las masas, tenemos que partir de un enfoque y método más profundo, estratégico y científico. ¿Por qué nos han atacado ciertos oportunistas y contrarrevolucionarios — qué ha sido un frente principal de su ataque? Un argumento pragmático de que nuestra línea “no ha funcionado y no funcionará”. Eso elude la cuestión de lo que quiere decir “funcionar”. Nuestra línea ha “funcionado” para mantener a un partido comunista revolucionario durante todo un período de grandes reveses del movimiento comunista en todo el mundo, y las condiciones para construir un movimiento para la revolución, con un partido comunista revolucionario en su núcleo, han sido muy difíciles, particularmente en un país como Estados Unidos. ¿Ha “funcionado” para darnos una gran base de masas durante un período en que eso no era posible sobre la base correcta, sobre una base que conducirá en serio hacia la revolución que se necesita? No. Desde luego que lo importante no es simplemente continuar como un partido y “mantenerse en el juego”. Lo importante es trabajar, activamente, para construir un movimiento para la revolución; influenciar y cambiar “el terreno político” de una manera más favorable para la revolución; acumular mayores fuerzas para la revolución; prepararse —acelerar mientras se aguarda— para el surgimiento de una situación revolucionaria y un pueblo revolucionario, cuando quiera que eso surja. Pero hacer eso y evaluar cómo nos va con relación a eso, supone y requiere la aplicación del comunismo científico, y no el pragmatismo y el empirismo.

Al mismo tiempo, también tenemos que combatir una tendencia a tener un punto de vista superficial y fundamentalmente erróneo de que estamos basándonos en lo que son unas ideas abstraídas de la realidad — como si nosotros, con nuestro conjunto de ideas, pudiéramos ver que los otros conjuntos de ideas no son lo mismo que nuestro conjunto de ideas, y por lo tanto esos otros conjuntos de ideas son incorrectos. Tal enfoque explica por qué, como señala un informe sobre una discusión de la polémica contra Badiou3, hay personas en nuestras filas que pueden decir cosas como: “¿Por qué es que a alguien le atraería la línea de Badiou?” Eso refleja un enfoque de no ver en serio las cosas en términos de la posición social y las aspiraciones que tal vez exprese la línea de Badiou y por lo tanto no reconocer que tal vez las ideas de esa índole tengan una atracción importante, particularmente en ciertas capas sociales de “la clase media”. Esa forma de pensar no es materialista y no parte de nuestra perspectiva estratégica y del reconocimiento de que esta perspectiva estratégica surge de un análisis y síntesis científicos de una realidad material más profunda. ¿Qué atractivo verán las personas de “Ocupar” en algo que (en referencia a la orientación de Badiou) se mantiene “a distancia del estado”? Porque han chocado de frente con al estado — y su respectiva respuesta la condiciona en gran parte su posición social, y sus aspiraciones espontáneas correspondientes, y una orientación espontánea que corresponde a esas aspiraciones.

El que no reconozcamos esto —o el que no tomemos en cuenta en serio la importancia de partir de un enfoque materialista científico— está relacionado con el hecho de que en algunos casos no escribimos con el público en mente: no tenemos un sentido de “dónde se encuentra” el público, por ejemplo, el público de nuestro sitio web/periódico, algo que al menos una buena parte del público no entiende o no conoce, cómo ve espontáneamente los sucesos y cuestiones que estamos tratando y de ahí cómo tenemos que tratar las cosas a fin de lidiar con estas contradicciones de la mejor manera posible a fin de cambiar a las personas de donde se encuentran ahora hacia el camino a dónde tiene que ir, en términos de su modo de pensar y su sentida necesidad de actuar. Esto ocurre cuando y en la medida que no estemos pensando concretamente acerca de la manera de transformar a las personas y de lidiar con las contradicciones que les pesan y las presionan en ciertas direcciones —la ignorancia en algunos casos, así como las aspiraciones, inclinaciones y prejuicios espontáneos—, pero al contrario estamos tratando todo esto como si fuera simplemente una cuestión de presentar un conjunto de nuestras ideas. Tenemos que explicar las cosas sistemáticamente según nuestro punto de vista y método materialistas científicos: que estamos procurando entender la realidad tal como es en verdad —con su naturaleza contradictoria y en su movimiento y su cambio en lo concreto— a fin de poder transformar la realidad material de cierta manera y tenemos que trabajar constantemente para ir aprendiendo más sobre la realidad. Tenemos que tratar todo esto sistemáticamente desde el marco de nuestros objetivos estratégicos basados en la ciencia, y no ver todo esto por el túnel de esta o aquella cosa particular.

La esencia del problema es el que nuestra orientación sea materialista y dialéctica, y el que trabajemos y luchemos en serio para transformar la necesidad —presentada por la realidad concreta y su carácter cambiante— en libertad, reconociendo dónde está el camino para hacer eso. Con un marco muy reducido, no se verá correctamente los caminos hacia la libertad. De ver solamente un rincón del mundo y de solamente ver las cosas por ese prisma, no se verá cómo será posible cambiar el mundo de la manera en que es necesario cambiarlo.

III.

Una parte importante de la realidad objetiva que tenemos que conocer es nuestro mismo partido, especialmente en el contexto de los fuertes retos ante el partido (y, aún más ampliamente, ante el movimiento comunista internacional en general) y específicamente por lo que se refiere al papel de los individuos con responsabilidades de dirección en el partido. Si los individuos con responsabilidades de dirección no tienen un buen sentido del trabajo del partido, del “estado ideológico” del partido, etcétera, pues tendremos problemas. Una pregunta: ¿qué porcentaje de la gente en el partido de veras entiende lo que dice Marx sobre el tendero y el intelectual democrático? ¿Conocemos la respectiva respuesta? Tenemos que conocer las respuestas a cosas así. ¿Cómo está el estado ideológico del partido? — eso también es una parte de la realidad objetiva que tenemos que conocer.

Incluso con los acontecimientos positivos muy concretos e importantes, la situación objetiva ante nosotros sigue siendo difícil. Sin duda pesa en los camaradas el que nos esté costando trabajo abrirnos paso en términos cualitativos, y que nuestro movimiento siga sufriendo pérdidas en el mundo. Esta es la realidad objetiva y la dinámica que tenemos que reconocer y transformar y si no lográramos abrir paso —si creyéramos que simplemente pudiéramos continuar así y hacer unas pocas cosas buenas—, saldríamos con unos reveses fuertes. Es más, hay gente —inclusive oportunistas y contrarrevolucionarios— que está tratando de destruirnos. En un sentido básico, a esos oportunistas y contrarrevolucionarios los motivan los mismos puntos de vista y aspiraciones pequeño burgueses que los de alguien como Badiou — salvo que los suyos son una versión virulenta que quiere destruirnos, porque las aspiraciones pequeño burguesas particulares de estas personas se basan en que nosotros no existamos y no constituyamos una alternativa concreta —o en efecto una denuncia concreta— a lo que ellas representan, y no representan. Si lo que alguien hace en efecto se basa en la idea de que no se puede cambiar —y en realidad no se debería cambiar— las cosas de ninguna manera fundamental, tal como en el caso en mención de estos oportunistas y contrarrevolucionarios — pero quiere pretender que está a favor de eso, pues se sentirá obligado a destruir a una fuerza que dice que sí es posible hacerlo y además que está trabajando activamente para hacerlo.

En un sentido básico, la concepción del mundo de al menos muchos de estos oportunistas y contrarrevolucionarios no es diferente a muchos otros puntos de vista que ejercen una influencia en sectores de la pequeña burguesía. Pero su particular forma de capital —de pretender estar a favor de algún tipo de cambio social y a la vez no creer, en efecto, en ningún cambio verdaderamente radical ni trabajar por éste— está investida de actividades de promoverse a sí mismos como una “eterna oposición de izquierda” en el sistema existente, lo que incluye la animosidad, la extrema hostilidad, hacia nosotros y una necesidad de ver que nosotros fracasemos y dejemos de existir como lo que objetivamente representamos, inclusive con todas nuestras deficiencias y dificultades: una vanguardia comunista revolucionaria. Otras personas de la pequeña burguesía, inclusive en los casos en que quizá tengan ciertas ideas en común con estos oportunistas y contrarrevolucionarios, no están “investidas” de la misma manera y por lo tanto no tienen la misma animosidad hacia nosotros. Por eso, como señaló el Partido Comunista de China en su polémica contra los revisionistas soviéticos en los años 1960, es posible unirse con muchas personas que no son comunistas pero que tampoco pretenden ser comunistas, a la vez que la unidad con los revisionistas (los falsos comunistas) es imposible.

Así que eso es lo que tenemos ante nosotros —ésta es la situación objetiva y sus varias dimensiones que tenemos que reconocer y transformar— y tenemos que hacer adelantos y avances concretos, no solamente en algún sentido de largo plazo sino en términos más inmediatos. La situación objetiva, aunque podría volverse más favorable, en términos estratégicos también supondría el aumento de los aspectos negativos, como la posibilidad de mayor represión y mayores ataques en nuestra contra en varias formas y desde varias partes. No podemos darnos el lujo de ser pasivos o simplemente seguir con la corriente como si nada, o inclusive simplemente “hacer algunas cosas buenas”. Tenemos que transformar la situación, cualitativamente, ola tras otra, en una situación en la que, a un nivel totalmente diferente, se convenza de esto a un creciente número de personas — entre ellas personas nuevas y frescas, en particular (aunque no solamente) los jóvenes, los que tienen la ventaja de salir a trabajar y luchar por esto de manera infatigable y con gran energía e iniciativa.

Ésta es una evaluación materialista. Es posible dejarse absorber en lo que estamos haciendo en cualquier momento dado y perder de vista el panorama más amplio —tanto los elementos positivos que están surgiendo y desarrollándose, aunque sea de modo contradictorio y todavía frágil, como los elementos negativos— y se puede perder de vista la orientación estratégica más amplia según la que es necesario ver y tratar todo esto.

Para ponernos a la altura de los retos muy concretos y agudos que enfrentamos, es necesario “tocar el piano” bien —manejar bien la relación dialéctica de las cosas, en particular la relación entre las cosas principales y decisivas, por un lado y por otro, las cosas secundarias— manejar correctamente la cuestión de la “utilería en el escenario” y el núcleo sólido y la elasticidad: manejar bien la relación entre las cosas que requieren una atención afinada y calibrada con precisión, y las cosas para las que no solo no se puede prestar una atención tan detallada sino que no se debe hacer eso. Es preciso tener presente que la realidad cambia constantemente y que, en lo que concierne a los “eslabones claves” y la esencial “utilería en el escenario”, no se trata de algo estático sino de algo que quizá experimente cambios — que lo que hoy es un “eslabón clave” o una esencial “utilería en el escenario” que requiere una constante atención calibrada con precisión, quizá mañana no lo sea — y tal vez otras cosas empiecen a ocupar ese papel y requieran esa atención.

Este es un elemento clave del reto: de investigar e interrogar constantemente la realidad, a fin de ver lo que de hecho debería ser el tema principal que se toque en el piano en un momento dado y cómo dejar que los dedos toquen las otras partes sin prestarles el mismo nivel de atención afinada con precisión (para continuar y quizá torturar esta metáfora de “tocar el piano”). Es necesario reconocer los momentos en los que se trate de algo que podría tener un desenlace decisivo en todo el proceso — o hasta en el proceso estratégico general de la revolución. Esto se presenta Y ADEMÁS vuelve a presentarse constantemente — lo que es necesario que nos dediquemos a conocer concretamente y darle una dirección concentrada, a diferencia de las cosas a las cuales en cualquier momento dado no tenemos que prestar tanta atención (o quizá hasta las podamos ignorar en un sentido relativo). Eso siempre está cambiando. No se trata simplemente de que la realidad cambie en un sentido general, pero de que cambien de manera repetida las maneras en que las cosas se presentan de manera concentrada y decisiva.

IV.

Efectivamente tenemos que prestar una importante atención a “Pongamos las cosas en claro” (PLCEC). Las cuestiones que trata PLCEC están empezando a manifestarse ahora porque hay más levantamientos y resistencia, más cuestionamiento e interés en una alternativa, en otro camino. Necesitamos tratar esto de manera sistemática y convincente — trabajar para transformar en algo positivo la opinión negativa que demasiada gente sostiene y la que predomina en general acerca de la historia del movimiento comunista y la sociedad socialista. El hecho de que muchas personas están levantando la frente y contemplando cosas grandes crea condiciones más favorables para hacer esto — pero requiere trabajo y lucha.

Señalé en un informe que alguien de las masas básicas que ha estado en nuestro entorno y en general ha estado apoyando, por un tiempo ya ha cambiado radicalmente su opinión sobre Stalin: medio “se ha volteado” de una posición muy unilateral de oponerse a Stalin (había estado bajo la influencia de la ISO) a la posición —después de leer ¿Conquistar el mundo?4 y de captar la necesidad que enfrentaba Stalin— de que Stalin en verdad no tenía otra alternativa que hacer lo que hizo. Eso, también, es incorrecto; y eso no es lo que se dice en ¿Conquistar el mundo? Tenemos que convencer a las personas de la síntesis correcta acerca de esto — y de la nueva síntesis del comunismo en general.

Pero es un hecho sólido e incontestable que, en general y ahora como un fenómeno general y en este momento abrumador, la gente no tiene ni una pizca de un conocimiento materialista de cosas como ésta. ¿Qué enfrentaba Stalin en concreto y cómo le fue al lidiar con eso — entendido según un punto de vista materialista y según la orientación estratégica de avanzar hacia el comunismo? Llaman la atención los prejuicios que tiene la gente. Muchas personas hablan de modo muy superficial y fácil acerca de Stalin y Mao, repiten las calumnias de que “mataron a millones de su propia gente” sin haber investigado esto en concreto de ninguna manera seria. ¡Y muchas de estas mismas personas consideran que la Biblia es una autoridad moral! Bueno, la Biblia de hecho está llena de figuras que insisten en masacrar a montones de personas, a menudo de las formas más gratuitas, y cometen otros actos verdaderamente horrendos y grotescos — y defienden a estas personas como figuras positivas, hasta iconos — gente como Moisés, por ejemplo.

Al acercarnos a los tiempos de hoy y al ver a Estados Unidos, ¿cuántas personas resultaron muertas durante la guerra de Secesión? Muchísimas. Además, se podría decir que en última instancia Lincoln fue responsable de eso. ¿Por qué es que Lincoln hizo eso — por qué libró la guerra contra la Confederación, en lugar de dejar que ésta se separara? El motivo esencial y básico suyo no era el de poner fin a la esclavitud — el mismo Lincoln puso eso muy en claro. Lo hizo porque las fuerzas de la Confederación estaban tratando de desmantelar la Unión —los Estados Unidos de América— y porque, recalcaba Lincoln, aunque para impedir eso fuera necesario matar a un enorme número de personas en una guerra. Pero resultó que no fuera posible que la Unión triunfara en la guerra sin emancipar a los esclavos en la Confederación y sin permitir que éstos combatieran en el ejército de la Unión, unos combates en los que murieron muchos esclavos emancipados. ¿Deberíamos denunciar a Lincoln como un asesino en serie?

Todavía no estamos aplicando suficiente materialismo cuando tenemos que responder a argumentos de esta clase. Y necesario que lo hagamos.

Tenemos que confrontar, conocer y transformar la realidad material. Tenemos que obrar como materialistas dialécticos, y no como unos guardianes sectarios de un “templo de conocimientos secretos”. No bastará rechazar a Badiou, o a tipos parecidos, por “kautskistas”, como lo hizo alguien en una discusión reciente. Tenemos que hacerlo con sustancia — y presentarlo de manera dinámica. ¿Cómo se debería responder a alguien que dice: “Yo no sé quién es Kautsky ni qué representaba, por lo tanto a mí eso no me significa nada”? Al contrario, la polémica contra Badiou es muy sustanciosa, descuartiza a fondo la línea de Badiou y sus argumentos fatales. La reciente polémica de Raymond Lotta contra Žižek5 también es un ejemplo y modelo positivo — tiene sustancia y un buen método. Tenemos que hacer el trabajo para comprender concretamente los diversos aspectos de la realidad y para convencer a las personas para que la comprendan correctamente. Nosotros —nuestro partido colectivamente y los camaradas en el partido— también tenemos que hacer uso del trabajo que ya se ha hecho y empuñarlo con eficacia. Se ha hecho mucho trabajo mediante PLCEC. Se ha hecho mucho trabajo con relación a las muchas otras dimensiones de la realidad, en la era actual y en la historia. Es necesario que tampoco desperdiciemos ese trabajo — tenemos que empaparnos en lo que se ha descubierto y empuñarlo de una manera dinámica y convincente.

V.

Los camaradas en el partido y las personas a nuestro alrededor deberían estar exigiéndonos respuestas. Los camaradas deberían estar yendo a sus unidades del partido y preguntando: “se presentó tal cosa y no sé cómo responderle” — y exigir colectividad y dirección para manejarlo. ¿Dónde está la efervescencia de ideas? Es obvio que ni de lejos hay suficiente. Pero en lugar de lamentar el hecho de que no existe suficiente efervescencia, tenemos que descubrir por qué y hacer algo al respecto. La dirección fija el “tono” para el partido en su conjunto. La dirección ES decisiva. Claro, las masas hacen la historia — pero aun con buenas aspiraciones, sin la necesaria dirección, no pueden hacer la historia de manera en que tienen que hacerla, de acuerdo a sus propios intereses fundamentales. La dirección tiene una importancia decisiva en todo esto, inclusive al interior del partido, y efectivamente tenemos que dirigir sobre la base de ser unos materialistas y científicos y dirigir con un conocimiento de dónde nos encontramos en el proceso, en el proceso de reconocer y transformar la situación objetiva, la necesidad que enfrentamos y sus diversas manifestaciones importantes — y específicamente los fuertes retos que enfrentamos ahora.

¿Dónde nos encontramos ahora en este proceso y cómo está relacionado eso con lo que representamos? Es necesario que sistemáticamente mantengamos eso a fin de determinar cómo tocar bien el piano y dirigir en el sentido general. Eso quiere decir interrogar constantemente la realidad, mantenerse al tanto de elementos importantes de la realidad y su carácter cambiante, sacarles lecciones más profundas y mantenernos al paso de dichos elementos y su carácter, en los varios aspectos de la situación objetiva y en relación al factor subjetivo (el propio partido), a fin de dirigir correctamente. Si nada más hiciéramos una lista de lo que estamos haciendo o que deberíamos hacer, en cualquier momento dado, e intentáramos dirigir de la mejor manera que pudiéramos, pues eso no resultaría bien. Tenemos que prestar atención a los aspectos importantes de las cosas — pero tenemos que ver y tratar todo esto sobre la base de un conocimiento de la realidad material más profunda y su carácter contradictorio y cambiante, entendiendo y manejando correctamente la relación entre la necesidad y la libertad y en lo fundamental partiendo del nivel de nuestros objetivos revolucionarios estratégicos.

En cada uno y todos los niveles del partido, en cualquier colectividad del partido, se supone que todos alcen la voz y digan si algo es correcto o incorrecto; no importa de dónde surja. Por supuesto que es necesario hacer esto por los conductos correctos y con el espíritu correcto. Y es cierto, es un aspecto fundamental del centralismo democrático, en la epistemología así como en la organización, que cuánto más alto en la “cadena”, más bases hay y más responsabilidad hay para bregar con lo que se está aprendiendo y lo que se está concentrando por medio del trabajo del partido en general y de otras fuentes. Eso es un aspecto de la cuestión, y es importante. Pero, al mismo tiempo, el que algunas personas tengan más responsabilidades de dirección de un nivel superior no implica que otras personas no tengan ninguna responsabilidad. Todos, de todos los niveles del partido, tienen una responsabilidad por la línea del partido y por la dirección de su trabajo en la aplicación de esa línea, a la vez que eso se exprese mediante una división del trabajo y los conductos del partido, los que no son simplemente “horizontales” (entre las personas al mismo nivel de colectividad y responsabilidad) sino también “verticales” (en una cadena de conocimiento y mando, de los niveles inferiores a los superiores, y de regreso a los inferiores). Pero, para repetir, en términos de orientación fundamental, todos tienen una responsabilidad por la revolución y por la línea y el papel del partido, mismo que tiene que ser el núcleo dirigente de ese proceso revolucionario. Y todos deberían esforzarse para responsabilizarse lo más que puedan, y para contribuir lo más que puedan, de formas que concuerdan con los principios del centralismo democrático del partido y las estructuras y los procesos del partido que expresan esos principios. De una manera correspondiente, es necesario que tengamos una iniciativa y efervescencia de ideas mucho mayor y constantemente creciente en todo el partido, a todos los niveles y en el proceso de estire y afloje que dinamiza la cadena de conocimiento y mando del partido.

Aplicar, representar e insistir. Aplicar la línea del partido... representar un modelo de captar y aplicar esta línea... e insistir en que se lleve a cabo esta línea, y ninguna otra, mediante la aplicación del centralismo democrático en sus dimensiones epistemológicas así como organizativas. Y en esto tener el enfoque de un proceso dinámico y progresivo.

 

1. Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian, RCP Publications, 2011. [regresa]

2. From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, A Memoir by Bob Avakian (autobiografía en inglés, Insight Press, 2005). Se puede descargar pasajes en español en revcom.us. [regresa]

3. “Alain Badiou’s ‘Politics of Emancipation’: A Communism Locked Within the Confines of the Bourgeois World”, de Raymond Lotta, Nayi Duniya y K. J. A., Demarcations: Una revista de teoría y polémica comunista, No. 1, verano-otoño de 2009 (en inglés). [regresa]

4. ¿Conquistar el mundo? Deber y destino del proletariado internacional, de Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, publicado como el número 50 de la revista Revolución, RCP Publications, 1982. [regresa]

5. “Vilipendiando el comunismo y acomodándose con el imperialismo: La farsa y la vergüenza del ‘pesimismo sincero’ de Slavoj Žižek”, de Raymond Lotta, Revolución #256, 15 de enero de 2012. [regresa]

 

Permalink: http://revcom.us/a/344/avakian-poniendonos-los-guantes-de-boxeo-y-otros-esenciales-metodos-principios-y-objetivos-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Poniéndonos los guantes de boxeo — y otros esenciales métodos, principios y objetivos

Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

30 de junio de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota de la redacción: A continuación presentamos algunas observaciones de Bob Avakian, que se distribuyeron originalmente en el Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos (PCR) a principios de 2012. A continuación se publica la tercera parte de la serialización de estas observaciones. Se posteó la primera parte, “Las iniciativas de masas y su relación con nuestros objetivos estratégicos”, el 19 de mayo de 2014, la que se publicó en la edición impresa de Revolución a partir del #339 (19 de mayo de 2014). La segunda parte, “La libertad y la necesidad, y partiendo de una perspectiva estratégica: Unos puntos sobre métodos y dirección”, se posteó el 11 de junio de 2014, la que se publicó en la edición impresa de Revolución a partir del #342 (22 de junio de 2014). Avakian hizo estas observaciones en los momentos en que el movimiento “Ocupar” estaba teniendo un impacto importante, y en general positivo, pero también iba cada vez más en contra de la fuerza represiva del estado, así como sus propias limitaciones. Si bien éste fue un importante elemento particular de la situación general en ese momento, lo que se refleja en estas observaciones de BA, éstas tratan en términos más generales la situación y los retos que enfrentan el PCR y el movimiento comunista en el mundo en su conjunto. Por esa razón y debido a que estas observaciones siguen teniendo relevancia e importancia en ese sentido, se ha decidido publicar estas observaciones. Se han hecho algunas modificaciones, y se han agregado notas, en preparación para su publicación.

 

Tenemos que empezar por retomar la realidad de que el movimiento comunista revolucionario, y nuestro partido específicamente, nos encontramos ante la contradicción bastante aguda de tener que hacer avances y dar saltos importantes y cualitativos, en el futuro cercano, o al no hacerlo sufrir reveses severos, incluso estar en peligro de resultar “fuera del juego” durante cierto periódico histórico, con consecuencias muy, pero muy pesadas para el movimiento comunista y en última instancia para las masas del mundo. Eso es otra manera de formular —y recalcar— lo que dice el Manifiesto1 de nuestro partido, respecto la encrucijada ante los comunistas de hoy: o vanguardia del futuro o residuo del pasado. Tenemos que volver a fundamentarnos en eso, sobria y científicamente, profundizar nuestro enfoque y cimentarnos de nuevo en ello. No es que no existan sucesos objetivos favorables ni prospectos para hacer los avances y saltos necesarios — sino de que hay que aprovechar esa base y crear nuevas condiciones favorables por medio de la lucha, con el fin de dar dichos saltos concretamente.

Me hace recordar un comentario que otra persona dirigente hizo: En este contexto en que se están desarrollando factores contradictorios pero en lo principal favorables, en particular un auge popular y la agudización de la situación objetiva en general, si no hacemos avances, daremos pasos grandes hacia atrás. Si tomamos eso en serio y reconocemos la contradicción aguda que de hecho nos confronta, nos daremos cuenta de que no nos queda un tiempo infinito para dar los saltos necesarios. Si bien no debe cundir el pánico, definitivamente se necesita un sentido de urgencia. Esta orientación tiene que formar una parte importante del fundamento de todo lo que hagamos.

Necesitamos una revolución — Cualquier otra cosa, en última instancia, es una tontería

Estamos haciendo algunas cosas positivas con Lo BAsico2, por ejemplo, y algunos camaradas han reunido a personas a su alrededor sobre esa base — aunque eso también es contradictorio. También los eventos, los diálogos, entre Carl Dix y Cornel West han sido muy positivos — han atraído a muchas personas y han tenido un impacto importante. Existen las dos iniciativas de masas —contra la encarcelación de masa, y contra la pornografía y el patriarcado— y las masas han tomado posición para participar en esas iniciativas. Algunas de las personas avanzadas cerca del partido siguen avanzando. Todo eso está por un lado. Pero también existen lo que podríamos llamar “lo objetivo para nosotros, departamento uno” y “lo objetivo para nosotros, departamento dos”, con los cuales tenemos que lidiar — siendo el segundo “lo objetivo para nosotros” los ataques oportunistas y contrarrevolucionarios en nuestra contra.

Con lo que concierne a ese factor “lo objetivo para nosotros, dos”, no lo estamos reconociendo correctamente, ni hablar de lidiar con ello. Nuestro entendimiento y enfoque acerca de eso están integralmente relacionados con los principios fundamentales concentrados en el punto de “siempre y cuando” (en esencia: siempre y cuando representamos en efecto la revolución y el comunismo, debe ser fácil apreciar y promover correctamente BA y la nueva síntesis que él ha desarrollado). Lo que ese punto de “siempre y cuando” concentra tiene que ver con nuestro mensaje central entero — se podría reformular eso como el mensaje central y la declaración del “por”3: para todo eso es crucial el hecho fundamental de que lo que representamos es la transformación radical del mundo por medio de la revolución y la toma de poder, con la dictadura del proletariado como la transición al comunismo, y la relación de BA y la nueva síntesis con todo eso.

La primera cita del Capítulo 3 de Lo BAsico empieza: “Vamos a lo básico. Necesitamos una revolución. Cualquier otra cosa, en última instancia, es una tontería”.

No partimos suficientemente del reconocimiento de que cualquier otra cosa, en términos fundamentales, es una tontería, pues puras necedades. Me fijé en un informe sobre un joven que se nos acercó durante un período en “Ocupar” pero últimamente lo ha atraído el anarquismo y lo han influenciado las necedades oportunistas y contrarrevolucionarias. Eso ocurre con demasiada frecuencia: las personas se interesan y se nos acercan —o, en algunos casos, se han reclutado jóvenes en particular, pero sobre una base incorrecta y con mucha influencia de una línea revisionista, y de ahí algunos renuncian y se alejan de nosotros— y en algunas instancias se van al campo de la contrarrevolución. Eso resulta tanto de factores objetivos —que incluyen lo que estoy llamando el “factor objetivo, dos”— como de líneas e influencias revisionistas al interior del nuestro propio partido, y por consiguiente nuestra manera de trabajar con las personas. Me hace recordar lo que dijo Lenin, que en el movimiento revolucionario de su tiempo, el anarquismo era a un grado importante la expiación por los pecados del revisionismo en las filas de los comunistas — ese revisionismo, ese destripamiento del corazón revolucionario al comunismo, facilitó el que el anarquismo atrajera a algunas personas. Pero, hablando específicamente de nuestra situación específica, se trata de una combinación de las influencias revisionistas que quedan de nuestra parte y el efecto de los factores objetivos. Dichos factores incluyen la influencia de lo que existe y predomina en la sociedad y en el mundo en general, bajo el dominio de los imperialistas —— siendo un factor muy importante la realidad y los efectos persistentes de la revocación del socialismo y la restauración del capitalismo primero en la Unión Soviética y después en China. Pero también incluye el papel de oportunistas y declarados contrarrevolucionarios.

Eso se ve en algunos informes sobre el trabajo con los estudiantes. Al principio lo que representamos y hacemos atrae a las personas en un sentido general y básico, y después éstas empiezan a captar de lo que se trata, y todo lo que se requiere — y se dan cuenta de lo grueso que es. Se les presenta Lo BAsico, y les atrae lo que concentra, pero de ahí se topan con lo mucho que esto supone, y muchos se alejan, por lo menos en el corto plazo. Es necesario que reconozcamos que eso es parte del proceso. No debemos asustarnos. Debemos permanecer firmemente fundamentados en nuestro entendimiento materialista científico del proceso en conjunto y mantener la orientación de llevar una lucha con las personas para reconocer y aceptar esto. Pero también es necesario que reconozcamos que lo que pasa es que las personas no solo se interesan, sino que se topan con lo grueso que es, se topan con dificultades al promover eso y de ahí se alejan. En la edad del Internet, existe una analogía entre las personas que desertan de nuestras filas, por decirlo así, y los fascistas cristianos en la sociedad en general. Si los fascistas cristianos solamente estuvieran dispersos, solamente unos tantos individuos desperdigados, representarían un problema — pero no llegarían ni tantito a representar el problema que son ahora, al contar con una expresión organizada y coherente y con el fuerte apoyo de sectores de la clase dominante. La analogía es que cuando las personas se alejan, existe un lugar a donde pueden ir que les dará un programa contrarrevolucionario coherente que se opone directamente a nosotros y se dedica a atacarnos, socavarnos y, de ser posible, destruirnos.

Ya es hora de que nos pongamos los guantes de boxeo. Tenemos que darnos cuenta de que este proceso que incluye a los ataques contrarrevolucionarios en nuestra contra no va a desaparecer por sí solo — en nuestro enfoque tenemos que incorporar el reconocimiento de que este proceso es algo objetivo para nosotros, de que es una parte importante de los obstáculos objetivos ante nosotros. Las fuerzas oportunistas y contrarrevolucionarias conscientes —que representan algo objetivo para nosotros— son parte del terreno con el cual tenemos que bregar y lidiar correctamente. Y de hecho no lo estamos haciendo como se debería.

No es cuestión de hacer de eso lo principal. Pero si no incorporamos este entendimiento y no lidiamos con eso —reconociendo que es una parte concreta del “cerco” que nos confronta: las personas y las fuerzas con una orientación activa y apasionada de trabajar para destruirnos e impedir que la gente se nos acerque—, pues pagaremos un precio alto por no reconocer y lidiar con eso. Si no fuera por el Internet, no sería para tanto, aunque seguiría siendo un problema a cierto nivel. Pero el Internet SÍ existe, y provee un medio por el cual las personas que en realidad no representan nada —o al menos no representan nada positivo, en términos de oponerse y luchar concretamente contra este sistema horroroso y ofrecer alguna alternativa concreta— pueden ampliar su influencia, especialmente en la atmósfera cultural pútrida de hoy, y especialmente si se dedican a atacar con bajeza y mezquindad a aquellos que sí están librando una lucha seria contra este sistema y sí trabajan para la revolución. Sí, eso es parte del proceso; pero lidiar con ello, de la manera en que es necesario hacerlo, es NUESTRA parte del proceso. Tenemos que refutar esas porquerías oportunistas y contrarrevolucionarias — con el enfoque correcto, consecuente con nuestra orientación y nuestros objetivos comunistas revolucionarios fundamentales. Eso implica que necesitamos mucho más lucha y polémicas ideológicas “en el campo de batalla” —y sí, “desde la cima de la montaña” al mismo tiempo— para refutar esas porquerías y desenmascarar su bancarrota y su papel de ayudar a la clase dominante en el mantenimiento de este sistema opresor. En general, tenemos que darles duro, polemizando y desenmascarando aquellas cosas que mantienen a las masas en una situación esclavizada y degradada.

Durante más de 10 años, en efecto, hemos dicho, hay que escribir algo sobre los Illuminati, y no ha salido nada. Eso no puede continuar4. Noté que una persona que se nos había acercado pero después se alejó por las calumnias así como el pensar pequeño burgués espontáneo, leyó una declaración de unos anarquistas y dijo: “Es la mejor declaración que he leído”. Debemos encontrar esa declaración y polemizar en su contra, en nuestro periódico entre otros medios. Pongámonos a desmenuzar una declaración de ese tipo, hagámosla pedazos. Porque sí importa —de hecho tiene una profunda importancia en relación a los intereses fundamentales de las masas populares— cuál camino lleva a la emancipación de verdad, y cuál a un callejón sin salida, o algo peor. Tenemos que aprender a hacer polémicas rápidas, cortas y concisas, contundentes. La polémica contra Badiou5 es excelente, muy contundente. Es una aplicación dinámica y convincente de la nueva síntesis del comunismo. Pero no podemos tratar a todo como si estuviéramos escribiendo la polémica contra Badiou. Eso retoma el punto básico: cualquier otra cosa, en última instancia, en efecto es una tontería. Pero no nos basamos en ese entendimiento básico — o al menos para nada lo hacemos de manera sistemático. Tenemos demasiado miedo de obrar de forma contundente. Claro, tenemos que polemizar con principios y de una manera elevada — pero de manera contundente.

Respondiendo a la ignorancia y la arrogancia — con ciencia y contenido

Perdónenme pero es muy mala la cultura de la que se ha imbuido esta generación de jóvenes a un grado importante. Muchos de éstos son arrogantes — francamente sin mucho contenido. No todos, pero un número demasiado grande de estos jóvenes, tienen esa ignorancia y arrogancia de la que habló Mark Twain, cuando dijo: Lo que uno necesita para superarse en Estados Unidos es una combinación perfecta de ignorancia y arrogancia. No hacen preguntas sino aseveraciones nada más. Y me da la fuerte impresión de que nosotros mismos no respondemos de manera contundente— y de hecho, muchas veces todavía asumimos una posición defensiva ante esas necedades, sin tener ninguna razón en absoluto de asumir dicha posición. No se trata de “demoler” a las personas —al menos aquellas que no son oportunistas y contrarrevolucionarios conscientes y dedicados—, pero definitivamente tiene valor administrarles una buena “sacudida”, por medio de una lucha ideológica aguda.

Cuando las personas dicen tonterías que reflejan su ignorancia —como un participante en una protesta que exigió: ¿por qué no está presente Bob Avakian entre las masas que están protestando?—, nuestra gente no responde como deben. Deben estar listos para contestar: “Aún si se supusiera que BA tuviera ganas de estar presente, eso sería extremadamente irresponsable que nuestro partido se lo permitiera”. Y de ahí, en términos básicos, deben explicar por qué. ¿No se podría citar mi autobiografía6 cuando alguien dice, “Por qué no está presente BA”? Ahí está toda una historia del activismo, así como la dirección revolucionaria. Y discutamos el contenido de qué es la dirección comunista concretamente, y qué papel desempeño en relación a eso.

Esas necedades atrasadas que dicen las personas parten del hecho de que no están hablando en serio de cambiar el mundo de manera fundamental — o de que no han reflexionado y forcejeado seriamente con lo que eso significa concretamente. No debemos ser liberales permitiéndoselo. Es justo y apropiado discutir de manera contundente, de deslindar las líneas muy claramente. Si no les parece a las personas, NI MODO. En un informe, leí que alguien se estaba quejando de que Raymond Lotta llevaba una lucha aguda. Eso es parte de luchar por las personas. Por eso, en parte, respondí como lo hice al escuchar de una persona religiosa que atacó a Mao así como a Stalin por “matar a su propia gente”. Además de refutar eso, debemos contestarles: ¿Y de Moisés, qué dicen? ¿Y qué de tantos horrores monstruosos de la Biblia — la violación en masa y masacres, hasta la matanza de infantes, ordenadas y decretadas por el dios de la Biblia y los representantes de ese dios como Moisés? Incluso con las personas con las que debemos y necesitamos unirnos, cuando salen con unas necedades dañinas, debemos denunciarlas y refutarlas, ideológicamente. Pongámonos los guantes de boxeo — a prepararnos para batallar ideológicamente ya.

Un informe cita a otra persona (del movimiento “Ocupar”) que dice: “Bueno, yo he estado pensando en estos interrogantes grandes toda la vida, pues ¿qué tiene de especial BA?” Vale, pues, que responda a unas preguntas:

Estar a la defensiva ante un comentario así — ¿en serio? En nuestro periódico hace falta más de lo siguiente: “He aquí la realidad y he aquí las tonterías” — y si no les parece, ni modo.

Si ese tipo dice que mi declaración (“Reflexión”) sobre “Ocupar” es la gota que colmó el vaso — qué bueno. [Se refiere a alguien que se acercaba, o al parecer se acercaba, al PCR, pero se fue al campo de la contrarrevolución.] Eso refleja el hecho de que mi declaración no simplemente siguió a la cola de “Ocupar” sino que se adentró en cosas en las que hacía falta adentrarse y criticó a cosas a las que hacía falta criticar. Esa declaración no calificó a “Ocupar” de algo hecho un desastre ni nada de eso; al contrario, reconoció su lado positivo y se adentró en las contradicciones materiales que encierra y señaló lo que necesitamos7.

¿Es cierto, o no es cierto, que en última instancia cualquier otra cosa es una tontería? Hay problemas tácticos concretos, y consideraciones tácticas necesarias, al difundir la necesidad de la revolución y lo que es y lo que requiere concretamente la revolución. Sin embargo, tenemos que hablar de lo que una revolución significa concretamente — tenemos que encontrar las mejores y más desarrolladas formas de explicar el punto esencial de que la revolución significa derrocar el capitalismo y reemplazarlo con el socialismo (y de ahí continuar sobre el camino socialista hasta el objetivo final del comunismo). Sí tenemos que tomar en cuenta seriamente las cuestiones tácticas, pero no podemos dejar que los problemas tácticos determinen los términos fundamentales. Y tenemos que decirles a las personas que cualquier otra cosa, en última instancia, es una tontería, como dice Lo BAsico. Y el siguiente párrafo de Lo BAsico (3:1) “lo completa”, dejando en claro que es necesario e importante librar luchas contra ultrajes e injusticias particulares de este sistema —y al hacerlo, unirnos con personas que no están de acuerdo, en ese momento, con la necesidad de una revolución— al mismo tiempo que nosotros actuamos de acuerdo con el entendimiento científico de que solamente se puede eliminar plena y finalmente todos esos ultrajes por medio de la revolución, con el objetivo final del comunismo por todo el mundo. ¿Es eso cierto o no? ¿O es eso solamente nuestra “narrativa”? ¿Nuestra “mantra”? ¿“Lo nuestro” que intentamos imponer, con poca convicción, a la realidad?

¿Qué es el problema en el mundo? ¿Qué es la solución? Tenemos que seguir volviendo a eso, y de ahí tratar el papel que desempeñan diferentes personas y fuerzas sociales en relación a eso. En demasiados casos dejamos que esas otras personas determinen los términos, en vez de conducirlas a volver a los términos concretos. ¿Cuáles son los términos aquí? ¿Quiere decir que no necesitamos dirección? — hablemos de lo que se encontrará al trabajar para cambiar fundamentalmente el mundo y lo que se necesita para hacerlo. Y si existe alguien que en realidad ha surgido como dirigente a un nivel distinto a los demás en el alrededor, es necesario celebrarlo — es muy valioso, si el objetivo en efecto es la emancipación de las masas de la humanidad oprimida, y al final toda la humanidad.

El problema es que, con las personas con las que nos encontramos, y su punto de vista espontáneo, no estamos hablando del mismo proyecto. No me consterna el que los jóvenes con los que nos encontramos, que están empezando a despertar en los movimientos de masas, vean las cosas de maneras que reflejan muchos entendimientos erróneos espontáneos — pero ¿qué es lo que NOSOTROS estamos diciendo y haciendo al respecto? No es cuestión de caer fuerte sobre las personas o maldecirles. Es cuestión de ¿qué es lo que NOSOTROS entendemos, y señalamos, concretamente, sobre lo que se necesita fundamentalmente? Importa si las personas en el partido están leyendo y releyendo la polémica contra Badiou. Hay razones importantes y concretas de por qué se convocó a estudiarla en medio de este brote de lucha, con “Ocupar” y algunas otras cosas. La polémica contra Badiou sigue siendo muy relevante, y es muy sustancial.

No podemos apagar cada incendio calumnioso. Pero debemos tener la orientación y enfoque correctos. Se están desarrollando factores positivos, objetivamente y por medio del trabajo que estamos haciendo, pero no van a llegar a nada bueno teniendo una orientación incorrecta. No podemos darnos el lujo de ver una repetición de la película “El movimiento lo es todo, el objetivo final, nada” — de modo que sea peor que verla otra vez porque, entre otras cosas, habrá personas que se van a ir al campo de la contrarrevolución. No quiero ver ese tipo de repetición, ni ninguna repetición, de “El movimiento lo es todo, el objetivo final, nada”.

La orientación “a las masas” tiene que aplicarse al partido y a las unidades del partido en su conjunto — pero también se aplica a más que solamente las unidades. Tenemos que verlo en conjunto. La dirección del partido, y ciertamente las personas con la responsabilidad particular de hablar por el partido y ser los promotores de la nueva síntesis y de la dirección de BA, tienen que ponerse los guantes de boxeo. La cuestión esencial se concentró en un programa y debate entre Bernard Harcourt y Raymond Lotta — y me alegraba que se le adentraran así: ¿es lo único que se puede hacer la formación de una oposición permanente dentro del sistema existente, mientras que la maquinaria del capitalismo-imperialismo sigue operando en el fondo, aplastando vidas y destruyendo espíritus, para parafrasear la polémica contra Badiou?

Hablando de “Ocupar”, todavía hay mucho chovinismo nacional estadounidense en eso de “Ocupar” — una parte más consciente y otra parte menos consciente. Cuando entramos en la lucha en los años sesenta, no éramos tan arrogantes como lo son demasiados jóvenes hoy, entre ellos muchos de los movimientos de hoy, entre otras razones, porque uno tenía un sentido de responsabilidad para con el pueblo del mundo — uno sentía esa responsabilidad. “Miren a Vietnam, lo que están haciendo en nuestro nombre”. Es muy importante lo que Raymond Lotta señaló sobre comunizar el botín del imperialismo — lo que en última instancia es lo que representa el anarquismo. Eso es lo que “Ocupar” representaría, incluso en su expresión más radical, si se dejara para que siguiera sus propios términos y se llevara a su conclusión lógica: más equidad económica en el marco de ser buenos estadounidenses patrióticos. ¿Nada más debemos hablar de eso en susurros entre nosotros, o debemos discutirlo entre las personas en la sociedad?

No estamos levantándonos en la mañana con ganas de hacer batalla ideológica. Salimos con nuestro juego de herramientas básico, y eso está bien, eso es importante — pero tenemos que ansiar la batalla ideológica. No se trata de diatribas sectarias — y si empieza eso, hay que dejarlo. Las personas dirigentes deben poner el ejemplo. Unidad-lucha-unidad. A avanzar por medio de la lucha — a unirse con las personas, pero a avanzar POR MEDIO DE LUCHA. Debemos ansiar la batalla ideológica — debemos buscar a las personas con quienes emprenderla. Los problemas con esta cuestión están relacionados con por qué nuestra propia gente no habla públicamente de la Revolución Cultural en nuestro partido8 — no la mencionan con las personas y no se les explican. Para que eso se haga —para que se haga correctamente, como se debe hacer—, tendrá que ser que la dirección del partido lo lidere concretamente y ponga el ejemplo. Si ocurre algo importante, convoquen a una reunión en la librería y discútanlo. Si los oportunistas y los contrarrevolucionarios andan regando necedades y confundiendo a las personas, reúnan a las personas y desenmascaren la bancarrota de esa gente — determinen los términos como deben ser, enfocados en el problema y en la solución.

Estaba leyendo un informe sobre la ISO9 — que unas personas jaladas hacia esa tendencia cancelaron una reunión con nosotros porque les estaban influenciando las necedades que promueve la ISO. Debemos estar organizando actividades en las librerías. No hay que complicar las cosas demasiado — vayan al grano: de qué se trata esa ISO y por qué no llevará a nada bueno. ¿Qué es esa “S” —ese “socialismo”— que traen en su nombre: qué significa concretamente, y cómo se logrará según ellos? Diseccionémoslo y desenmascaremos lo que representa en realidad y adónde llevará — y adónde no llevará. O ¿qué hay con el anarquismo y por qué simplemente fortalece el sistema imperante? Si no podemos hacer eso, y hacerlo bien, debemos aprender a hacerlo — RÁPIDAMENTE. Y debemos poner el ejemplo desde la dirección. No respondamos a rumores y calumnias con más rumores y calumnias —no nos rebajemos a tratar las cosas a ese nivel y según esos términos—, respondamos con contenido, tratando las cuestiones esenciales sobre el problema y la solución. No se trata de “riñas sectarias” — y es necesario no dejar que se convierta en eso o que se trate así. Se trata de nada menos que una cuestión de las necesidades e intereses fundamentales de las masas populares oprimidas en el mundo, y en última instancia de toda la humanidad.

El poder estatal: ¿En beneficio de quién, a favor de cuáles objetivos?

Es necesario que haya un ambiente combativo, en el sentido bueno. Creemos en serio en Lo BAsico 3:1, y sabemos lo que es el contenido de esa revolución. “La dictadura del proletariado” (DDP) no es una frase desafortunada (como lo calificó una vez el oportunista Kautsky como parte de sus ataques a Lenin). La dictadura del proletariado es algo formidable y buenísimo. ¿Quieren que los perros policías sigan reprimiendo, golpeando y asesinado a las masas populares — o quieren un poder estatal que sirva a los intereses de las masas populares y las apoye para superar la explotación y la opresión? ¿Para qué ponernos a la defensiva? Sí, ha habido unos problemas en la manera en que se ha ejercido la dictadura del proletariado en la experiencia de la sociedad socialista hasta la fecha — pero principalmente se han logrado algunas cosas muy geniales. Yo no siento para nada que tenga que pedir disculpas. Ya es hora de dejar toda actitud defensiva. No vamos a llegar a nada bueno sin la DDP. No es posible resolver ahora todas esas contradicciones —las divisiones entre las masas, etcétera— dentro de los confines de este sistema, y no se resolverá la situación sin la DDP. Esos son los hechos sencillos, básicos — y cualquier otra cosa, en lo fundamental y en última instancia, sí es una tontería. Hablemos de eso.

No podemos darnos el lujo de volver a desperdiciar cosas y desperdiciar gente. Si lo hacemos, vamos a quedar mucho más atrás. Parte del telón de fondo de las líneas atrasadas con las que se están topando algunas camaradas, y a las que siguen a la cola, es que las personas están empezando a desmoralizarse sobre lo de “Ocupar”. Están descubriendo que hasta eso no es tan fácil. Primero, “ay, qué tanto a todo dar...”. Pero luego les confronta el poder estatal. El poder estatal que se ejerce en beneficio del “uno por ciento”. A ellos uno no les importa para nada — aparte de parar a uno. Si uno persiste en estorbarles el camino, ellos harán mucho más. Algunos lo hemos experimentado — y si uno es principiante, también tiene que aprenderlo. Si las personas no lo están aprendiendo, y si no les estamos retando para que aprendan lo que necesitan aprender, eso es nuestra falta.

Superando los obstáculos, dando saltos y acumulando fuerzas para la revolución

Todo ello se relaciona con nuestra manera de ver esta campaña de recaudar fondos — la de recaudar muchísimo dinero para proyectar BA en Todas Partes, de hacer que eso genere un impacto concreto a nivel de toda la sociedad, que eleve el nivel de la discusión y el debate por la sociedad entera sobre el estado del mundo y lo que se puede y se debe hacer al respecto. Está integralmente relacionado con si esta campaña llegará a ser concretamente lo que tiene que ser — o si se quedará corto. No vamos a tener ningún éxito concreto en eso, y no vamos a dar los saltos críticos en general que necesitamos dar, a menos que las personas dirigentes pongan el ejemplo y lideren con todo lo anterior e insistan en que se haga — aplicando el centralismo democrático. Si alguien recibe un informe que habla de las muchas dificultades con las que los camaradas se están topando —y que quizás también refleje unos problemas en las maneras en que esos camaradas están lidiando con éstas, las maneras en que los están jalando la espontaneidad y lo de seguir a la cola de líneas incorrectas—, pues que lidien con esas contradicciones y hagan que se aprenda de su manera de lidiar con eso.

No podemos desperdiciar ni los logros pequeños. No se puede transformar esta situación general que nos confronta simplemente ganando y reclutando de a dos y dos. Pero ni eso podemos desperdiciar. Tenemos que estar pensando según la perspectiva de ganar y reclutar a masas, en olas. Si no estamos pensando en términos de la masas, ni siquiera conseguiremos de a dos y dos. Pero tampoco podemos despreciar lo de a dos y dos. Algunas personas darán marcha atrás, y algunas incluso se irán al campo de la contrarrevolución — pero tenemos que estar ganando y reclutando a un creciente número de personas, y en olas.

Tenemos que considerar la situación de los camaradas a diferentes niveles y tomar en cuenta con seriedad las cuestiones tácticas, pero no podemos dejar que eso determine en lo fundamental los términos por lo que se refiere a desencadenar y utilizar a las personas de una manera correcta. No podemos mantener este conocimiento que tenemos sobre la historia de nuestro proyecto, sobre la DDP y lo que la transición al comunismo tiene que ser — no podemos mantenerlo oculto entre unas cuantas personas. Tenemos que movilizar todos los factores positivos y la sinergia entre éstos, para difundir esta línea en la sociedad para que contienda a gran escala.

Al llevar a cabo la lucha ideológica —particularmente cuando las personas estén bajo la influencia de necedades y se dejen llevar por éstas—, tenemos que insistir firmemente: no se trata de aquello, se trata de esto. Cualquiera que sea —que desentierren y regurgiten ataques sin principios contra el partido y su dirección o que hablen sobre lo que tiene de malo la sociedad—, una parte importante de llevar lucha con las personas es volver constantemente a la base: “no se trata de aquello, se trata de esto”. De ahí es necesario respaldarlo con contenido. Pero efectivamente tenemos a las personas que pueden respaldarlo y es necesario que otros aprendan de éstas acerca de cómo hacerlo. Estamos muy dispuestos a discutir con alguien todo el día si ese alguien tiene principios y seriedad pero no está convencido — pues, eso está bien, hablaremos y lucharemos con ese alguien todo el día... a menos que éste lo haga sin principios y sin seriedad.

No podemos hacer cosas para organizar a las personas para la revolución y acumular fuerzas para la revolución sobre una base incorrecta, de modo que se establezcan términos incorrectos. Aparte de perder a personas, al menos algunas de éstas se irán al campo de la contrarrevolución. Cuando hacemos las cosas sobre una base incorrecta, damos marcha atrás y nos hacemos daño. Es necesario que tengamos un núcleo que esté muy convencido de lo que representa todo esto — que incluye a las personas que quizás no estén del todo listas para el siguiente salto de ingresar al partido, pero estén muy cerca, y con las que se lleve lucha para que den ese salto crucial adicional. Con éstas, así es la lucha: ¿van a dar ese paso hacia adelante? Los electrones dan vueltas alrededor de ese núcleo sólido, pero los electrones no pueden ser el núcleo.

Comprometidos para “todo el camino”

¿Para QUÉ objetivo hemos estado trabajando, por casi 50 años? ¿Qué hemos estado aprendiendo durante todo estos años? ¿Todos tenemos que repetir los errores del pasado? ¿Los participantes en estos movimientos de hoy en realidad creen que nadie lo haya intentado anteriormente? En los auges de lucha del pasado, no logramos transcurrir todo el camino hasta la revolución —eso es lo que queda por hacerse— y no es necesario repetir cada falta de conocimiento y cada error que cometimos. Y, sí, estamos aquí para enseñarles lo que hemos aprendido. No solamente en términos de este u otro aspecto práctico de un movimiento particular sino en relación a las cuestiones más amplias y los intereses fundamentales de la humanidad.

Leí un comentario de un activista en el movimiento “Ocupar” en Nueva York que decía que el problema con los años sesenta es que la gente se dio por vencida, “pero nosotros estamos comprometidos para todo el camino”. Ahí otra vez lo de la ignorancia y arrogancia, lo que va de la mano con la cultura de tabloides sensacionalistas, de períodos de concentración cortos, del solipsismo e individualismo. ¿De veras se cree que en los años sesenta no hubiera muchas personas muy dedicadas, que se enfrentaron a muchísimas cosas, que hicieron muchos sacrificios durante varios años, con tal de hacer un cambio radical concreto? ¿De veras se cree que nadie se haya comprometido para “todo el camino” verdadero y que nadie haya aprendido nada en el proceso? Lo que pasa con demasiada frecuencia es que las personas se orientan sobre la base de la subjetividad — de cómo vean algo desde una perspectiva limitada o hasta de “cómo les hace sentir”. Por ejemplo, el que se necesite o no la dirección no depende de la experiencia personal de uno o de “cómo le hace sentir”. Se trata de ¿qué están sufriendo las masas populares y qué es la solución para eso? ¿Hay una respuesta? ¿De qué consta la respuesta? Definitivamente no se trata de cómo le hace sentir a uno — cómo le hace sentir a uno depende de lo que uno entiende. Lo que hace falta no son esas tendencias del empirismo y de los individuos que se basan en sus impresiones subjetivas. No, nos hace falta un método y enfoque científicos — el método y enfoque científicos del comunismo, tal como se ha desarrollado mediante la nueva síntesis.

Pensamiento crítico y disciplina — Una unidad de contrarios — Un enfoque científico de conocer y cambiar el mundo

Por lo que se refiere a la vanguardia comunista, el centralismo democrático no es sólo una cuestión de disciplina en un sentido organizativo sino una cuestión de cómo concretamente se llega a conocer y transformar el mundo de las maneras más profundas al servicio de los intereses de la humanidad. No se forma un mejor conocimiento de la realidad si cada quien en un partido elige por su cuenta su propio camino. Hay una lección importante relativa a esto en mi autobiografía, sobre la lucha con los mencheviques al interior de nuestro partido que trataron de llevar a nuestro partido al pantano —al apoyar al golpe de estado revisionista en China tras la muerte de Mao en 1976 y al propagar toda una línea revisionista— y por qué era importante aplicar el c.d. (centralismo democrático), incluso ante el faccionalismo de parte de dichos mencheviques. Es necesario que se repase y reflexione de nuevo sobre esa experiencia y su resumen en la autobiografía. Definitivamente necesitamos mucha iniciativa, mucho pensamiento creativo y crítico, dentro del marco colectivo general correcto y con el espíritu y orientación correctos. Pero uno no va a aprender más por sí solo y definitivamente no va a aprender más al tener un partido dividido en facciones. Las facciones entre los comunistas (o supuestos comunistas) en el tiempo de Lenin eran un remanente de la social democracia, lo que condujo al colapso de la Segunda Internacional compuesta de los partidos supuestamente socialistas y comunistas. La existencia de las facciones era una parte de esa social democracia —en realidad era una forma de la democracia burguesa, en nombre del “socialismo”— la que concretamente prestó servicios al sistema imperialismo existente, en oposición a la auténtica revolución y comunismo. La ruptura con eso y el trabajo en contra de eso por parte de los bolcheviques eran parte de romper con todo lo que condujo al colapso de la Segunda Internacional, la degeneración de casi cada uno de sus partidos en defensores abiertos de “sus” imperialistas en el contexto de la Segunda Guerra Mundial.

¿Es posible abusar de la prohibición de facciones para suprimir la iniciativa y la atmósfera efervescente necesarias en el interior del partido? Por supuesto. Pero la posibilidad de ese abuso no cambia el hecho de que es correcto, y esencial, no tener facciones. Es correcto y esencial, no solo en términos del funcionamiento y la disciplina organizativos, sino en lo aún más fundamental en términos de la epistemología y la disciplina epistemológica, de llegar a tener un conocimiento cada vez más correcto de la realidad y de actuar para transformarla radicalmente en la dirección del comunismo.

El “paradigma partido-estado” es mucho mejor que la dictadura de la burguesía, y mucho mejor que los prejuicios de la pequeña burguesía

No vamos a avanzar si seguimos tanto con eso de la puerta giratoria — en que las personas se nos acercan y apoyan, pero de ahí se alejan, y en algunos casos incluso terminan oponiéndose, sin que reconozcamos eso, ni lo combatamos, correctamente, al ganar a las personas más profundamente luchando firmemente con ellas. Nunca avanzaremos, si no nos metemos en las trincheras ideológicamente ni tenemos ganas de entrar en la lucha ideológica. ¿De veras, no nos sentimos capaces de criticar al anarquismo? Háganme el favor. Solamente hay que hacer unas cuantas preguntas. ¿No somos capaces de responder a los débiles argumentos que hacen los anarquistas? ¡Háganme el favor!

¿Quién le dio un balazo a Lenin en los primeros años de la república soviética y le hirió seriamente en un intento de asesinarlo? Eran unas fuerzas esencialmente anarquistas. ¿Por qué lo hicieron? Porque Lenin veía las cosas desde la perspectiva más amplia y partía de los intereses del proletariado como clase, en el sentido más fundamental, y entendió lo que iba a pasar si se permitía que los términos los determinaran los trabajadores de una u otra fábrica, o de un grupo particular de campesinos, o los marineros de un barco, en sus acciones basadas en sus intereses particulares limitados. Entendió que, si se obraba de esa manera, diferentes sectores de las masas pelearían unas contra otras, en oposición a sus intereses fundamentales, se socavaría y se destruiría el socialismo, y la situación volvería de nuevo a la anarquía de la producción capitalista y la competencia capitalista, y las dinámicas generales del sistema capitalista y todos sus horrores.

El anarquismo es un punto de vista representativo de la pequeña burguesía — y no llevará ni puede llevar a una ruptura radical con el capitalismo ni un avance más allá del capitalismo, más allá de las dinámicas anárquicas de la producción e intercambio de mercancías10. La polémica contra Badiou tiene mucha relevancia al respecto.

En oposición a lo que argumenta gente como Badiou, el “paradigma partido-estado” —el poder estatal, la dictadura del proletariado, dirigida por una vanguardia comunista— es algo muy bueno, muy necesario, siempre y cuando la línea de dicha vanguardia sea correcta. Y es necesario ejercer ese poder estatal, para mantener esa revolución y continuarla. ¿Nos imaginamos que le vaya a encantar a toda la pequeña burguesía en la sociedad socialista que siga la transformación revolucionaria en esa sociedad, que nadie se le vaya a oponer? Mientras exista la base material para la existencia de la pequeña burguesía, inclusive en la sociedad socialista, se manifestará la afirmación del punto de vista y las aspiraciones de la pequeña burguesía. Me acuerdo de unos estudiantes de una universidad en Canadá que, durante el auge de lucha de los años sesenta, hicieron una marcha bajo la bandera: “como la futura clase gerencial, exigimos nuestros derechos”. Eso se va a dar — exprésese así de abiertamente o no. ¿Creen que no exista ese punto de vista en lo de “Ocupar”? Y si bien ese punto de vista básicamente corresponde a la posición material y las aspiraciones correspondientes de la pequeña burguesía, no es solamente en la misma pequeña burguesía que existen los modos de pensar pequeño burgueses — existen también en las personas básicas. La idea de que debemos seguir a la cola de eso es ridícula y es necesario combatirla y superarla sólidamente.

Desde luego que no se trata de que la pequeña burguesía sea lo mismo ni se le debe tratar de la misma manera, que la gran burguesía — es decir, la clase que domina la propiedad de los medios de producción y ejerce la dictadura en la sociedad capitalista. No se trata de que la orientación en la sociedad socialista sea la de ejercer la dictadura sobre la pequeña burguesía. En términos estratégicos, lo importante es, como lo expresó Lenin, convivir con la pequeña burguesía y transformarla, durante el curso de la transición socialista al comunismo; y las respectivas relaciones no son antagónicas en lo fundamental. Sin embargo, una orientación que corresponde a la posición social y las aspiraciones espontáneas de la pequeña burguesía no puede determinar los términos, o no habrá ninguna revolución, ningún socialismo, ninguna transición al comunismo.

Mi “Reflexión” sobre “Ocupar” acogió a “Ocupar” pero de ahí se adentró en las contradicciones profundas y complejas en juego y lo que necesita ocurrir si uno no quiere mantener una sociedad y un mundo caracterizados por profundas desigualdades, opresión y explotación — si uno no quiere que la gente siga sufriendo innecesariamente en este mundo.

Dirigiendo a las personas, comparando y contrastando la revolución con las tonterías

En serio, tenemos que plantear eso de una manera muy firme. Tenemos que agudizar esa orientación. Y tenemos que usar el sitio web revcom.us y nuestro periódico Revolución, para muchas cosas —pero también para polémicas breves, concisas y contundentes. "¿Qué hay de mal con Slavoj Žižek?": es decir, ¿qué tiene de mal su punto de vista? ¿Y Gramsci? ¿No podemos escribir unos párrafos sobre Althusser? ¿Es tan difícil eso? ¿No podemos escribir unos artículos sencillos que provocan a las personas, en el sentido bueno? ¿No podemos hacer eso? Pues las personas aprenden comparando y contrastando las cosas. Aprenden de la práctica, pero también de comparar y contrastar. Estamos defraudando a las personas y estamos defraudando a nosotros mismos cuando no luchamos con ellas y no nos adentramos en las cuestiones que tienen una importancia objetiva — cuestiones que ellas mismas plantean muchas veces en formas un poco distorsionadas (no siempre, pero muchas veces). Eso no es de sorprenderse, porque su modo de ver las cosas, espontáneamente, se filtra por el punto de vista burgués que predomina en la sociedad. Hasta las personas que no hacen eso conscientemente, pero que lo hacen más espontáneamente, aún así —cuando abren la boca para hablar— representan el punto de vista y las aspiraciones de clases que no son el proletariado. El hecho de que ustedes de "Ocupar" están descubriendo que todo es mucho más difícil de lo que habían pensado: hay que preguntarse ¿POR QUÉ es mucho más difícil de lo que habían pensado? No es simplemente porque se les enfrenta un cordón de policías. ¿Por qué está la policía ahí y por qué actúa de la manera en que actúa? ¿Por qué el alcalde Bloomberg puede pedir la presencia de la policía y ustedes no? Aquí operan fuerzas sociales que son mayores y más poderosas, y debajo de esas fuerzas están unas dinámicas, las dinámicas fundamentales de este sistema — que ni siquiera esas fuerzas controlan. ¿No podemos llevar discusiones sobre eso con las personas? ¿Cómo utilizar a los voceros y la dirección para ese fin? — Tenemos que prestar atención a eso. Tenemos que llegar a ser muy buenos para desarrollar en corto tiempo las formas para hacer eso. Si cinco o diez personas llegan a una reunión o una discusión, pues denles algo, algo sustancioso y básico, para ir a llevar discusiones con otros.

Sin tener esa orientación y enfoque básicos, no se dará ninguna batalla seria para recaudar fondos. No llegaremos adonde necesitamos estar sin batallar sobre esas cuestiones con una base correcta. Sí, se recaudarán fondos, pero no será una campaña de recaudación de fondos multifacética y de masas, a menos que la dirijamos con esta orientación. Y no solamente con las masas; pues si uno va a las personas muy adineradas y sigue a la cola de éstas, no servirá de nada. Tenemos que plantear esto directamente ante esas personas y luchar sobre esta base: Si usted contribuye su dinero a una causa como Obama, y no a esta campaña de recaudación de fondos de BA en Todas Partes, eso tendrá malos resultados y malas consecuencias para las masas y para la humanidad. Necesitamos una revolución, una revolución comunista, y lo que usted piensa que sabe sobre esto NO es cierto.

No podemos aceptar que se diga que "Stalin y Mao eran asesinos en serie" y nosotros simplemente no respondemos. Más de unas cuantas personas ocupan una posición privilegiada en Estados Unidos, con el "lujo" de aceptar "veredictos" sobre temas cruciales sin molestarse por conocer la verdad, debido al hecho de que los gobernantes de Estados Unidos y el funcionamiento del sistema han masacrado a la gente en una escala masiva en realidad, y sin hipérbole, han segado la vida de decenas y centenares de millones de personas por todo el mundo. No podemos dejar que las personas acepten las calumnias acerca del comunismo al mismo tiempo que se nieguen a confrontar los crímenes reales y verdaderamente monstruosos de este sistema. Necesitamos tácticas y tacto para llevar la lucha con las personas — pero estratégicamente no podemos permitir que eso pase sin respuesta. No podemos dejar que las personas hablen y hablen acerca de que Gadafi (o quien quiera que ellos hayan identificado como el villano de turno) sea de algún modo la peor persona del mundo. ¿Podemos hablar de la realidad? Necesitamos adentrarnos en esas cuestiones con las personas: desde una posición elevada y basada en principios, y con contenido, pero de manera contundente.

Si no hacemos eso, vamos a retroceder, hacia el abismo. Podemos dar inicio a algunos elementos de lo que estoy diciendo ahora mismo, inclusive con el sitio web y el periódico. ¿No podemos respaldar lo que estamos diciendo?

La simplicidad y la complejidad: Tratar correctamente esta contradicción

Lo BAsico es muy importante —es una herramienta muy valiosa— y necesitamos utilizarlo de maneras mucho más grandes. Pero es una síntesis de cosas mucho mayores. ¿Pensamos que Marx es obsoleto? No, hay mucho que aprender, mucho de importancia, al estudiar a Marx. Cuando habla del tendero y del intelectual democrático, por ejemplo, Marx señala que los dos se ven impelidos hacia los mismos problemas y soluciones — no simplemente las soluciones. Hay mucho que aprender al volver repetidamente a eso. Conocer y presentar el problema de la manera correcta y científica tiene gran importancia — determinar los términos sobre la base correcta y científicamente fundamentada.

El comunismo y la democracia jeffersoniana11 fue escrito con un alto nivel de abstracción, aunque se intentó desmenuzarlo al grado que fuera posible, sin "simplificarlo y rebajarlo a un nivel para bobos". Es una obra importante y definitivamente sirve un propósito muy importante. Pero tenemos que tomar la línea que está ahí y propagarla — popularizarla, sin distorsionarla o diluirla. Y necesitamos otras cosas aparte de esa obra que tratan los mismos temas básicos. Se necesitan textos que sean más cortos, contundentes — ¡zas! ¡zas! Deberíamos entender y tratar correctamente la contradicción simplicidad-complejidad, y no tratarla mal. Es necesario, y muy importante, lidiar con la complejidad de las cosas, y deberíamos llevar lucha con las personas cuando éstas quieren que se simplifiquen las cosas demasiado, con una simplificación excesiva, cuando no quieren hacer el trabajo necesario para conocer a fondo y así poder transformar el mundo de la manera que hay que transformarlo. Pero también necesitamos formas de reducir las cosas a su esencia — cosas que son sencillas en ese sentido. Si una persona dice: "Es más complejo que eso", podemos hablar sobre la complejidad, y eso sí lo hacemos.

Seguro que no deberíamos hacer lo que hacen los oportunistas: vulgarizar las cosas, inclusive acortando y distorsionando las declaraciones de las personas con las que ellos no están de acuerdo, de una manera instrumentalista y carente de principios. Pero no deberíamos sobrecargarnos de la complejidad de las cosas. Existe dicha tendencia — sobrecargarnos al intentar lidiar con la complejidad, hasta el punto en que farfullamos y no vamos al grano. No queremos simplicidad en el sentido de vulgarizar las cosas y lanzar pullas — pero en el sentido de ir a la esencia, de una manera concisa y básica. Es importante sintetizar lo complejo en algo sencillo y básico, con tal de que sea acertado.

¿Quieren que las masas aprendan? — pues déjenlas mirar mientras otra persona lo haga. Ésa es una de las formas principales en que las masas aprenden. Capacitarlas es también dejarles ver cómo se hace algo. Dejarles ver la confrontación entre puntos de vista contrarios. Durante la lucha contra los bundistas (unos oportunistas nacionalistas que se hicieron pasar por comunistas), en aquellos tiempos, algunos de nosotros escribimos unas críticas y todos bregaron con éstas. Y se aprendió mucho.

"No hay nada ahí"

En una parte de mi autobiografía, hablo de un tipo, Robere, que era un dogmatista que intimidaba a mucha gente en aquellos tiempos, al citar de memoria pasajes tomados de Mao y Lenin, y cosas por el estilo. Creó una imagen "mítica" de sí mismo. Pero algunos sabíamos lo suficiente para reconocer que la recitación de memoria de las obras "clásicas" —como de un fanático religioso que repite las sagradas escrituras— no significaba que tenía mucho contenido, ni un método correcto en efecto. Así que, una vez Robere habló ante una manifestación en frente de un palacio de justicia y, al escucharlo, se me ocurrió: "no hay nada ahí" — no había nada de contenido concreto detrás de la fachada supuestamente intimidante. Y no hay nada ahí con esas otras líneas, en términos del problema y la solución. Ése es un punto de orientación importante. Robere no hablaba sobre la realidad, no lidiaba con ésta de una manera correcta y no tenía ninguna "solución" aparte del dogma.

En pocas palabras, con respecto a esas fuerzas oportunistas: estratégicamente, no hay nada ahí. En particular, cuando habla de la solución, no hay nada ahí. Ahora bien, no es lo mismo cuando se habla de personas como Chomsky o Arundhati Roy. Éstas hacen muchas cosas que son positivas. Al contrario de los oportunistas y los contrarrevolucionarios, su orientación y su intención es trabajar de una manera basada en los principios y hacen mucho trabajo bueno particularmente en sus denuncias de muchos crímenes de las fuerzas de opresión por todo el mundo, centrándose mucho en sacar a la luz los crímenes del imperialismo estadounidense y del imperialismo occidental. Pero, en términos fundamentales, y particularmente por lo que se refiere a la solución, no hay nada ahí — no hay en concreto ninguna orientación o programa que pueda llevar en verdad a un mundo radicalmente distinto. Cuando se trata de los oportunistas y los contrarrevolucionarios, definitivamente no hay nada ahí — es decir, no ofrecen nada positivo — solo pueden causar daño. Por otro lado, nosotros tenemos algo — hay algo ahí — porque estamos lidiando con la realidad, estamos forcejeando científicamente con la realidad y luchando para transformarla. Hemos aprendido mucho de esa manera, y claro que tenemos mucho más que aprender — pero tenemos las bases para aprender mucho más al ir adelante.

Combatir el oportunismo y la contrarrevolución: Una parte necesaria de hacer una revolución

No se trata es de preocuparnos excesivamente por los oportunistas y los contrarrevolucionarios. Pero sí tenemos que tomar en cuenta, y contrarrestar activamente, la única cosa que sí pueden lograr hacer: causar daños reales con sus actividades contrarrevolucionarias. Están sacando provecho de la cultura putrefacta que existe generalmente y que sigue dominando en demasiada medida, y están sacando provecho del hecho de que en realidad no están preparándose para enfrentarse a los de arriba; al contrario, pueden actuar y de hecho actúan de maneras que no solamente no amenazan a los de arriba, sino que concretamente están a su servicio. Nosotros sí tenemos que contrarrestar activamente el daño que ellos logran hacer con sus actividades contrarrevolucionarias, particularmente con la tecnología de hoy y en el contexto de la actual cultura putrefacta. Tenemos que confrontar esas necedades de manera contundente y poderosa, aunque no deberíamos preocuparnos excesivamente por éstas, para poder refutar su basura oportunista y contrarrevolucionaria — y tenemos que ofrecer una alternativa positiva, sustanciosa y que eleva las aspiraciones. Repito, no se trata de responderles de la misma manera, de dejarnos rebajar a la cloaca — se trata de responder con contenido, de centrarnos en las cuestiones fundamentales relacionadas al problema y a la solución, con lo que se necesita para transformar concretamente al mundo de una forma emancipadora.

Los "avanzados" que en la situación actual nada más estén "inmunes" a todas esas "tonterías que se dicen", pues, esas personas francamente no existen — o hay muy pocas. Las personas se nos acercan con las influencias e ideas que tienen —ésa es parte de la realidad objetiva con la que lidiamos— y el hecho de que esas personas se topan con tonterías oportunistas y contrarrevolucionarias, y hasta están bajo su influencia, es parte de la realidad objetiva que es necesario que nosotros lleguemos reconocer más acertadamente y con la que tenemos que lidiar con mayor tino — luchando más eficazmente para activar la participación de cada vez más personas en el proceso de dejar atrás esas influencias. Con demasiada frecuencia, ante esas tonterías ponemos respuestas aguadas y fofas. Para repetir, tenemos que responder a eso con contenido, pero no de una manera meramente académica y educativa, en el sentido incorrecto. Hay una batalla que es necesario emprender. Una parte importante de la lucha que tenemos que librar se centra en esta pregunta: ¿qué es lo que importa y en qué deberíamos centrarnos y en qué deberíamos adentrarnos? ¿El sensacionalismo, los chismes, la propagación de rumores y calumnias — o las líneas? Claro que deberían ser las líneas y hasta dónde nos llevan las diferentes líneas. Tenemos que luchar por las personas —lo que significa llevar lucha con éstas en lo ideológico— para poder hacer avances.

El hecho de que algunas personas se acercan y luego se apartan porque nosotros "engrandecemos demasiado a BA" no ocurre en un vacío — ni simplemente debido a la influencia de la clase dominante y las instituciones dominantes y lo que predomina en la sociedad en general. Los oportunistas y los contrarrevolucionarios les riegan necedades y tonterías. Trabajan para influenciar y jalar a las personas que atraemos. "Trabajar para influenciar y jalar" en realidad no expresa bien lo que hacen. Muchas veces se caen encima de las personas, como por el Internet. Algunas veces se trata de actividades contrarrevolucionarias premeditadas. Para usar una metáfora, si unas personas se esconden en los matorrales y arremeten al azar contra usted, y usted se les hace de la vista gorda porque no quiere dejarse arrastrar al nivel de nimiedades, o a la cloaca, usted está cometiendo un error — usted tiene que enfrentarse a eso, sin dejar que lo arrastren a su nivel. Debería darnos vergüenza cuando no respondamos agudamente a eso. No queremos responder de la misma manera que ellos, pero más bien tenemos que señalar la bancarrota ideológica y política que ellos representan — y, en algunos casos, sus francas cochinadas policíacas también, aparte de su bancarrota ideológica y política.

Hace poco volví a leer nuestra respuesta a las "Nueve cartas" de Mike Ely. Esa respuesta es muy buena12. En particular, me impresionaron la denuncia y la refutación del burdo relativismo y agnosticismo de Ely — su intento de socavar el conocimiento de que, aunque claramente los seres humanos no pueden conocer algunas cosas con certeza en algún momento determinado, por otro lado existen muchos conocimientos humanos que tienen una base bien fundada y bien establecida en la realidad, los cuales podemos determinar con gran certeza que son ciertos y no tienen simplemente un vínculo tenue con la realidad, para usar la formulación de Ely. Como parte de nuestra respuesta, en vista de que Ely invocó a Mao —y en realidad lo distorsionó burdamente— a fin de avalar su agnosticismo y relativismo, se le planteó adrede lo siguiente: ¿cree él que tienen un vínculo tenue con la realidad las cosas como el materialismo dialéctico e histórico, la necesidad de la revolución y la toma del poder estatal, la dictadura del proletariado y el socialismo como una transición al comunismo y la continuación de las clases y de la lucha de clases en la sociedad socialista? Y ¿estaría de acuerdo Mao? Si uno parte de la "lógica" oportunista de Mike Ely, pues no habrá ninguna buena respuesta a esas preguntas. Asimismo, nadie le ha hecho rendir cuentas por sus necedades en torno a Nepal — el hecho de que sigue a la cola del revisionismo ahí y sus ataques a nosotros por no seguir a la cola de ese revisionismo. Al parecer, ser oportunista y contrarrevolucionario implica no tener nunca que rendir cuentas por nada — siempre y cuando uno ataque a lo que es auténticamente revolucionario y comunista, algunas personas le darán “chance”, haga usted lo que haga y diga lo que diga. Cuando Ely renunció al partido, su oportunismo y sus ataques contra mi persona y contra el partido representaron principalmente una justificación por haberse claudicado —por haberse capitulado ante el imperialismo y todo lo que éste representa— a la vez que daba mezquinos aires de seguir siendo algún tipo de "comunista" o "revolucionario". Pero aquí viene muy al caso algo que señaló Lenin. Éste dijo que una cosa es cometer un error (aunque capitularse ante el imperialismo, darle la espalda y atacar a lo que en realidad representa la revolución y el comunismo y rebajarse al nivel de traficar con prejuicios ignorantes y burdos sobre el comunismo y la organización comunista, invocando el fantasma del "control del pensamiento" al interior del PCR, etc.... en efecto una basura de los abismos de un J. Edgar Hoover — constituye más que un mero error; pero para seguir con el punto esencial de Lenin), si uno persiste en ese error — y si busca "profundas justificaciones" para éste—, dicho error puede llegar a ser algo verdaderamente monstruoso. Ése es el proceso básico por el cual Ely ha pasado.

Para repetir, lo importante no es preocuparse de manera desproporcionada por esos oportunistas y contrarrevolucionarios, pero sí tomar en serio el hecho de que pueden causar, y causan, daños reales, particularmente en la situación de hoy y con la cultura putrefacta que predomina, lo que incluye a un número exageradamente grande de personas que se dicen representar algún tipo de oposición. Una parte del proceso es que algunas personas que atraemos al principio —particularmente si trabajamos y llevamos la lucha bien con éstas— continuarán dando saltos adelante, mientras que después de cierto punto otras darán pasos atrás. Pero, si en ese proceso las cosas se están definiendo de manera incorrecta, algo está mal. Una parte del problema es que nosotros no nos adentramos en estas cuestiones de manera suficientemente aguda con las personas. En demasiadas ocasiones, tratamos de esquivar las cuestiones o tratarlas con demasiada delicadeza, en lugar de adentrarnos en las cuestiones esenciales directa y agudamente. No deberíamos permitir que perdamos nuestro filo.

Cuando las personas se nos acercan y de ahí empiezan a tener una idea de la enormidad de lo que representamos —de qué tan duro y complejo lo es y la medida en que va contrario a lo que piensa la mayoría de las personas, además de ir en contra del estado—, descubren eso y llegan a una coyuntura. Ahora se trata de una etapa distinta a la de cuando las personas se nos acercaron por primera vez. Sus preguntas ya no son sencillamente las que tenían cuando nos conocieron por primera vez, cuando entraron en el ascensor. Además, las cosas que les inquietan, haciéndoles apartarse de todo esto, no son solamente las cosas objetivas que vienen de la burguesía y de sus instituciones e ideas dominantes — también las influencia lo que dicen esas otras fuerzas, lo que dicen acerca de nuestro partido y BA y, en efecto, todo el proyecto comunista. Esas fuerzas sí luchan por su línea — por llamarla así. Nosotros, por cierto, no podemos darnos el lujo de no luchar por la nuestra. Para confrontar en serio sus necedades, tenemos que analizar, a fondo y agudamente, cuáles son las diferencias —las diferencias reales y sustanciosas que importan— y por qué nuestra línea es correcta y por qué esas otras personas están mal — y por qué en efecto "no hay nada ahí" por lo que se refiere a un análisis del problema y de la solución fundamentales, y por qué en efecto lo demás son necedades.

Al ir aprendiendo acerca del proceso concreto de construir un movimiento para la revolución y de llevar a cabo esa revolución cuando surjan las condiciones indicadas, más complejo y más difícil parece este proceso, en particular al empezar a bregar con esas contradicciones. Pero la realización concreta de una revolución implica y requiere la sistemática aplicación de un método y enfoque científico para identificar y analizar las contradicciones que encierra ese proceso y para desarrollar las formas de transformarlas radicalmente. Nos hemos puesto a trabajar para incidir, de una manera sustanciosa, en esos problemas — y tenemos mucho más trabajo que hacer para resolver estos problemas a medida que avancemos. Tenemos una base, y es necesario que nuevas personas se unan a esto y ayuden a llevar a cabo el trabajo adicional que se requiere. La verdad es que nadie más tiene una base para sostener lo que dicen, porque lo que dicen no corresponde a la realidad. Tenemos que recalcar ese punto.

Es necesario hacer todo esto de una manera muy aguda. En la situación actual y en términos de las fuerzas que están surgiendo entre los movimientos de hoy, estamos lidiando a un grado muy importante con fuerzas que representan la pequeña burguesía. Un movimiento como "Ocupar", aunque ha atraído y ha movilizado a algunas personas de las masa básicas, es mayormente y en esencia un movimiento de la pequeña burguesía, y van a salir líneas, tendencias e influencias que son características de la pequeña burguesía — las personas que ven las cosas desde un punto de vista distinto al punto de vista que representa los intereses del proletariado, en el sentido más fundamental. Con un enfoque científico, podemos ver que así es la situación con la cual estamos tratando, en términos de fenómenos como "Ocupar" — inclusive con sus aspectos positivos muy claros. Tenemos que entender esto y actuar en consecuencia. Y, para repetir, este modo de pensar no se limita a la pequeña burguesía solamente — existe más generalmente en la sociedad. Además está el hecho de que en realidad la población sabe muy poco acerca del comunismo y su historia — y la mayor parte de lo que la población piensa que sabe es incorrecta. Al tomar todo eso en cuenta, debería estar clarísimo por qué es profundamente incorrecta la idea de que deberíamos seguir a la cola de eso, en vez de librar una lucha ideológica, basada en principios pero intensa, contra lo que es incorrecto — contra lo que representa un enfoque erróneo y no científico del problema y de la solución.

Sí, deberíamos discutir y forcejear con las personas acerca de cuestiones como qué rumbo deberían tomar "Ocupar" y otros movimientos que se presentan, como tal. Ésa es parte, inclusive una parte importante, de nuestra responsabilidad, pero no es nuestra responsabilidad principal. Nuestra responsabilidad principal y esencial es la de construir un movimiento para la revolución — y tenemos que abordar todo desde la perspectiva fundamental de cómo se relaciona a ésta.

El problema que algunos camaradas tienen, con relación a los movimientos como "Ocupar", proviene en gran medida del hecho de que no parten sistemáticamente del conocimiento de que no existe ningún antagonismo, pero sí una contradicción muy real, entre lo que esos movimientos como "Ocupar" representan, y el rumbo que es necesario qua tomen las cosas. Tiene que haber unidad-lucha-unidad para resolver las contradicciones en el seno del pueblo — pero si no partimos de la base correcta y del conocimiento correcto basado en la ciencia, no tendremos ninguna posibilidad seria de manejar correctamente las contradicciones muy reales ni la dialéctica unidad-lucha-unidad.

El problema y la solución

Problema y solución. Problema y solución. Problema y solución. Todo gira en torno al problema y a la solución: qué es el problema fundamental en el mundo y qué es la solución. En un sentido fundamental, eso incluye a mí y mi papel. La forma en que realzamos mi dirección, y lo que esa dirección ha hecho nacer y lo que concentra, tiene un significado concreto y una gran importancia — pero solo en el contexto del problema y la solución. No es simplemente un apéndice, un anexo o una nota al pie de eso — pero EXISTE en ese contexto.

Esto se aplica también a las polémicas — en un sentido general y fundamental, éstas deberían centrarse en el problema y la solución y basar las cosas constantemente en el problema y la solución.

Que tengan en mente: "no hay nada ahí". Las polémicas deberían centrarse en gran medida en el hecho de que lo que esas otras fuerzas representan —y particularmente las fuerzas oportunistas y contrarrevolucionarias organizadas— no llevará a nada bueno y en realidad obra en contra lo que se necesita.

Tres puntos breves

Uno: Existe el fenómeno de que cuando una persona se acerca a nuestro partido y a lo que éste representa, y de ahí empieza a promoverlo, las personas que representan la pequeña burguesía desafecta, pero absorta en sí misma, comienzan a clamorear y bramar. Así es fundamentalmente la manera en que tenemos que ver esos ataques — y, de un modo dinámico, explicarlo así a otros, incluidas las personas que esos clamores y bramidos influencian.

Dos: Cada vez que seguimos a la cola, es como un tiro que nos sale por la culata y nos causa un serio revés.

Tres: Nosotros estamos por la revolución y el comunismo. A ustedes los oportunistas no les gusta eso porque, en realidad —en términos del contenido de lo que ustedes plantean— quieren hacer que este sistema "funcione"; su visión y sus aspiraciones en realidad no van más allá del estrecho horizonte de este sistema, para parafrasear a Marx. Expresemos de otro modo los términos para que correspondan a lo que en efecto son. Nuestro partido, y de una manera concentrada BA, representan la dirección que se necesita y la lucha para la revolución, y el estado, la dictadura del proletariado, que es el resultado necesario de esa lucha — y es, a su vez, una transición al objetivo final de un mundo comunista. Por ello las personas, y en particular aquellas que constituyen los representantes políticos y literarios de la pequeña burguesía, reaccionan de esa manera. Quieren hacer que este sistema "funcione", al menos para sí mismos. Eso no es lo que nosotros representamos.

Debemos aprender una lección de la experiencia del Área de la Bahía de San Francisco hace unos años con el grupo STORM. Los camaradas ahí desafortunadamente tenían una marcada tendencia a dejarse intimidar por STORM, porque estos camaradas tenían un enfoque incorrecto: miraban demasiado los fenómenos superficiales y no se basaban en las dinámicas subyacentes de las cosas. Por un tiempo STORM parecía ser “algo bueno”, y como arma se valía de una política de identidad nacionalista, al mismo tiempo que daba aires de ser marxista hasta cierto grado o de alguna manera daba aires de estar contra el sistema. ¿Pero dónde está STORM hoy? ¿¡Y dónde están las personas que se presentaron como sus luminarias —gente como Van Jones— qué hay con él hoy?! Trabaja abiertamente para este sistema. Eso es una especie de salto, pero un salto que, en un sentido real, es una extensión del punto de vista y enfoque de algo como STORM. Aquí no se trata de "rasgos de personalidad" sino de línea — del punto de vista y método y de la orientación estratégica que surge de eso. Claro está que, mientras que existan las diferencias de clases y en particular mientras que haya personas que constituyen los representantes políticos y literarios de la pequeña burguesía, inclusive en las nacionalidades oprimidas, continuarán existiendo encarnaciones diferentes del tipo de fenómeno que STORM representaba. Pero hay que sacar lecciones de la experiencia con STORM — ¡y del hecho de que hoy el mismo STORM ya no existe!

Los avances a corto plazo y el objetivo fundamental de la revolución: Tratar correctamente una contradicción real

Al parecer, Chris Hedges declaró que "Ocupar" es "demasiado grande como para fallar". Eso de plano está mal. "Ocupar", como tal, tendrá cierta duración — y como dije en mi "Reflexión" sobre "Ocupar", puede hacer una contribución significativa a la revolución que se necesita, CUANDO los comunistas revolucionarios lo aborden de manera correcta. "Ocupar" en sí tendrá su propia vida y, como ya ha sucedido, confrontará una serie de retos; y la manera en que responde a esos retos desempeñará un papel importante en la determinación de qué rumbo tome y cómo y de qué maneras pueda seguir teniendo un impacto principalmente positivo. En estos momentos eso se concentra en la posibilidad de un desafío poderoso a las medidas concentradas de la clase dominante para suprimir y dispersar a "Ocupar." Podemos y deberíamos procurar hacer unas cosas importantes con relación a eso, pero lo más importante que deberíamos estar haciendo es acumular fuerzas para la revolución, con relación a este movimiento y de otras formas también. Si no captamos eso seria y profundamente, y si no actuamos en consecuencia, no solo "Ocupar" sino nuestro partido también dejarán de existir o se absorberán en el paisaje político de la sociedad burguesa, para parafrasear la reciente polémica contra Slavoj Žižek13.

¿Hay quién pueda decir que nunca lo ha influenciado la línea de que ha sucedido algo bueno, así que no lo arruinemos al mencionar el núcleo sólido, no le demos vida a la necesidad de la revolución y el objetivo final del comunismo? No, eso ocurre — pero tenemos que estar muy al tanto de eso, reconocerlo y luchar en su contra.

Tenemos que pensar en nuevas formas de hacer el trabajo con los avanzados a nuestro alrededor —de luchar y resolver las cuestiones y hacer unos avances muy necesarios en la activación de nuevas fuerzas, los nuevos iniciadores de la nueva etapa del movimiento comunista— acumular fuerzas para la revolución y reclutar a un creciente número de los avanzados para el partido. Necesitamos hacer avances en cada una de las tres metas de la Campaña general que estamos llevando a cabo: propagar en serio en la sociedad la revolución y el comunismo; hacer que se conozca BA en toda la sociedad y que lo que BA representa sea tema de discusiones y debates sustantivos en toda la sociedad; y atraer e incorporar a olas de nuevos iniciadores de la revolución comunista. Todo esto —y en particular la tercera meta— requiere que se gane a las personas a que tomen partido en concreto y se comprometan plenamente con ESTO. Tenemos que ver que un creciente número de personas lleguen al punto en que quieran salir en la sociedad y enfrentarse a la jauría bramadora. Imbuyamos ese espíritu del Partido Pantera Negra de esos tiempos. Los miembros del PPN creían seriamente que eran la vanguardia y no estaban dispuestos a escuchar ninguna tontería, de nadie, de que no fuera así. Necesitamos tener mucho más de ese espíritu básico. No se trata de atacar a las personas, pero tener un espíritu de tener ganas de llevar la lucha ideológica.

Necesitamos desencadenar y juntar a las personas que se sienten así — darles algo sustancial y ver que salgan en la sociedad a luchar por esto.

No pensamos lo suficiente en términos de luchar por las personas que las líneas incorrectas están influenciando. Vayamos en contra de la espontaneidad — que nos pongamos los guantes de boxeo. Que metámonos en la contienda ideológica, con ganas de entrar al duelo. Si eres una persona dirigente, invita a otras personas, incluidas unas masas avanzadas, a acompañarte cuando hagas esto. Llévate a esas masas que se nos están acercando. Ponte a debatir con esas otras líneas. Refútalas: "Ustedes ni siquiera saben qué es el problema, ni hablar de la solución". Y luego a adentrarse en el contenido. Tenemos una línea desarrollada con mucho contenido. Pero es necesario luchar por ésta. Si se quiere ganar a las masas, es necesario luchar y es necesario tener a unas masas a nuestro lado para que éstas vean las líneas en contienda y cuáles tienen contenido y se basan en la realidad, y cuáles no.

Algunas preguntas básicas

¿Cómo nos aseguramos de que las personas salgan a hacer el trabajo revolucionario de una manera correcta? Una ventaja de Lo BAsico es que el libro permite hacer un trabajo bueno. Pero, como hemos visto, es posible hacer trabajo con Lo BAsico y al mismo tiempo tener una línea incorrecta en contienda seria en ese trabajo. Lo BAsico no es una especie de vacuna contra una línea incorrecta — es un factor que crea condiciones más favorables para que se haga el trabajo de una manera correcta. Con muchos individuos, necesitamos determinar cómo simplificar las cosas sin caer en imprudencias y ver que las personas entren en el caldo y torbellino de lo que está sucediendo en estos momentos.

Presentemos una serie de preguntas muy básicas. ¿Piensa que se va a eliminar este ultraje de la brutalidad policial con un par de plantones? Si no, ¿es tolerable eso? Si no, otra pregunta: ¿qué es lo que se requerirá para eliminar ese ultraje? ¿Piensa que éste es el único ultraje que comete este sistema y cómo se va a lidiar con los demás ultrajes? ¿Cómo encaja lo que estamos haciendo en un movimiento revolucionario para eliminar todo esto? Esta resistencia es muy buena como un comienzo y una parte de lo que es necesario que ocurra, pero no es tan buena nada más como algo en sí, aparte de lo demás. Veamos que las personas vuelvan a lo que saben y tienen una base para saber.

¿Cree en serio que con el mero crecimiento de "Ocupar" día a día que se solucione todo lo que representamos? Las personas en el partido y cerca de nosotros conocen las respuestas, y se las "olvidan". Tenemos que ver que las personas vuelvan constantemente a lo que saben. Existen cuestiones de línea y la fuerza de la espontaneidad.

En situaciones en las que un creciente número de masas está despertándose y está en movimiento político, y nosotros estamos trabajando para relacionarnos a eso, lo que decimos importa más. Y cuanto más eso importe, mayor es la tendencia a bajarle nuestro filo. Cuando se introduce algo como mi declaración sobre “Ocupar”, eso rompe algo de la unidad que existe, a la vez que tiene el potencial de unir a las personas a un nivel más alto. Lo mismo pasa con ALTO al "Parar y Registrar". ¿Se trata de algo lineal estático de cada vez más unidad, o se trata de unidad-división-mayor-unidad, pasando por coyunturas y luchas? Los camaradas, y en particular los camaradas que tienen responsabilidades de dirección, conocen las respuestas. Así que, ¿por qué ocurre que las personas pierden de vista eso y suelen seguir a la cola? Primero, la influencia de que "el movimiento lo es todo; el objetivo final, nada " — y en una parte de su cerebro pesa la idea de que la revolución y el comunismo no sean viables, o que existen en alguna esfera abstracta desligada de lo que está ocurriendo ahora. Segundo, la tendencia pensar: introducir este tema va a trastocar la unidad que ya hemos forjado, ahora que tenemos algo bueno en marcha. Es necesario luchar para salir por el lado correcto, en repetidas rondas de lucha. Es necesario que los camaradas vean sus responsabilidades ante todo como comunistas, y no como unas personas que trabajan en alguna esfera particular.

Debemos usar el sitio web y el periódico para representar las cosas. Hasta un artículo corto, como el que escribí sobre "La empresa estadounidense"14, puede concentrar mucho. Si alguien menciona la actual Constitución de los Estados Unidos, podemos responder con algo como: "eso debería de estar en algún museo" — en lugar de ofrecer argumentos académicos. El efecto de dar respuestas incisivas como ésa es el de cambiar los términos del debate a los que deberían ser. Y de ahí, es posible adentrarse más en el contenido — que esa Constitución representa el pasado, he aquí lo que necesitamos para el futuro — señalando la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto)15. Usemos el sitio web y el periódico para representar ejemplos como ése. El sitio web y el periódico deberían tener más análisis profundos, pero definitivamente se necesitan muchos artículos cortos y penetrantes.

Dirigir sistemáticamente con el método y enfoque correctos

Tenemos que dirigir de manera sistemática con la línea correcta, y más fundamentalmente, el método y el enfoque científicos y correctos. Eso tiene que ser lo que estamos trabajando para alcanzar. Ésa es la norma que tenemos que establecer y a la cual tenemos que aspirar — y nada menos. Y, a la vez que perseveramos para dar saltos en las cosas que hemos identificado como cruciales, es necesario que sigamos mirando las cosas desde otros ángulos y que no caigamos en caminos trillados o rutinas. Tenemos que acatar ciertas cuestiones fundamentales de principio y mantener los ojos firmemente puestos en el premio de los objetivos decisivos, y al mismo tiempo volver repetidamente a examinar las cosas desde otros ángulos.

Sí, tenemos que llegar a estar más centrados en lo que hacemos y en la manera de utilizar nuestras fuerzas, pero lo principal y lo decisivo es de dirigir con la línea correcta, y de ahí determinar cómo llegar a tener las combinaciones y sinergias correctas. No queremos utilizar nada más nuestras fuerzas de una manera sabia — queremos y necesitamos crecer. Queremos que un creciente número de personas vengan aplicando la línea correcta y no alguna otra línea. Es necesario prestar atención a cómo dirigir eso y cómo desarrollar las combinaciones y sinergias correctas para hacer que eso ocurra. Piense en el efecto cuando una persona dirigente acompañe a un camarada en el trabajo y que haga ese trabajo correctamente y luche para avanzar y de ahí evalúe ese trabajo junto con el camarada. Deberíamos incorporar a las masas avanzadas cuando sea apropiado. Las masas aprenden cuando vean las cosas que se hacen correctamente y cuando las vean en contienda con otras cosas. Algunas personas pueden hacer esto bien, y pueden hacerlo muy bien, pero todavía son muy pocas — tenemos que utilizarlas correctamente y combinarlas, correctamente, con miembros básicos del partido y con las personas que empiezan a acercarse y participar, para que otras pueden aprender y desarrollarse.

¿Cómo aprovechamos los puntos fuertes que tenemos y los puntos fuertes de las personas a nuestro alrededor en las mejores combinaciones y sinergias posibles y cómo salir a lugares en el mundo real en los que es posible hacer esto? No podemos solamente llevar a las masas a nuestras librerías — tenemos que hacer eso, pero también tenemos que ir A las masas. Eso va de la mano con lo de simplificar, simplificar, simplificar. La simplicidad radical. Reúna a las personas en grupos y vaya a algunos lugares con alguien que va a establecer los términos de la manera correcta.

Un punto final: Sobre la unidad y la lucha

En vista de que he recalcado tanto la confrontación de líneas contrarias en la que en efecto la contradicción es antagónica —es decir, por lo que se refiere a los oportunistas y los contrarrevolucionarios—, no quiero restarle importancia a la lucha no antagónica, a la lucha con las personas con quienes es también correcto buscar unidad, a la vez que llevar a cabo una lucha ideológica en torno a las grandes cuestiones y cuestiones de principio. La diferencia es que hay muchas personas que no están de acuerdo con nosotros, que son objetivamente representantes de un punto de vista incorrecto, lo que en última instancia conduce las cosas en una dirección que se aleja del lugar a donde es necesario estar, pero ellas mismas no se han convertido en efecto en una apéndice de la clase dominante. No se están proponiendo destruir a nuestro partido. Además, no están formulando sus puntos de desacuerdo con nosotros disfrazándolos de "revolución" o "comunismo". Esto tiene que ver con lo que el Partido Comunista de China puso en claro, en sus polémicas contra los revisionistas soviéticos en los años 1960, de que es posible tener unidad con muchas fuerzas que dicen no ser comunistas, pero no puede haber unidad con los revisionistas: con los falsos comunistas que distorsionan y se oponen al núcleo revolucionario del comunismo, a la vez que atacan a los que defienden y actúan sobre la base del auténtico comunismo revolucionario.

Al prestar atención a la necesidad de contrarrestar, con contenido ideológico, a las fuerzas oportunistas y contrarrevolucionarias que efectivamente se ocupan de emprender ataques sin principios contra nuestro partido y contra BA — es importante no caer en la tendencia a pasar por alto o minar la importancia de interactuar y desarrollar el proceso de unidad-lucha-unidad con lo que objetivamente son representantes no antagónicos de otras clases y capas sociales. Eso sigue siendo muy importante.

 

1. El comunismo: El comienzo de una nueva etapa, Un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, septiembre 2008 (RCP Publications, 2009). [regresa]

2. Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian (RCP Publications, 2011). [regresa]

3. La declaración del “por” se refiere a lo siguiente:

Por Bob Avakian y el trabajo que ha hecho durante varias décadas, de sintetizar las experiencias positivas y negativas de la revolución comunista hasta hoy y de aprender de una amplia gama de experiencias de la humanidad, se ha desarrollado una nueva síntesis del comunismo — existen en realidad una visión y estrategia viables para una sociedad y mundo radicalmente nuevos y mucho mejores, y existe la dirección crucial que se necesita para hacer avanzar la lucha hacia ese objetivo. [regresa]

4. Después de que BA hiciera esas observaciones, Revolución/revcom.us publicó “¡Los 'Illuminati' son un mito! ¡Despiértense y reconozcan el VERDADERO problema!”, #272, 17 de junio de 2012. [regresa]

5. "Alain Badiou's 'Politics of Emancipation': A Communism Locked Within the Confines of the Bourgeois World", (“‘La política de la emancipación’ de Alain Badiou: Un comunismo encerrado en los confines del mundo burgués” (en inglés), de Raymond Lotta, Nayi Duniya y K. J. A., Demarcations: A Journal of Communist Theory and Polemic (Demarcaciones: Una revista de teoría y polémica comunista), en inglés, #1, verano-otoño de 2009. [regresa]

6. From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, A Memoir by Bob Avakian, en inglés (Insight Press, 2005). Se puede descargar pasajes en español en revcom.us. [regresa]

7. “Una reflexión sobre el movimiento 'Ocupar': Un comienzo inspirador... y la necesidad de ir más allá”, Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, Revolución #250, 11 de noviembre de 2011. [regresa]

8. Vea una discusión acerca de la Revolución Cultural al interior del PCR en El comunismo: El comienzo de una nueva etapa, Un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, Parte VI, “Una revolución cultural en el interior del PCR”, a partir de la página 34 del folleto. [regresa]

9. Organización Socialista Internacional. [regresa]

10. Vea un análisis de la fuerza impulsora de la anarquía como la expresión más esencial de la contradicción fundamental del capitalismo en “Sobre la ‘fuerza impulsora de la anarquía’ y la dinámica del cambio — Un agudo debate y urgente polémica: La lucha por un mundo radicalmente diferente y la lucha por un enfoque científico de la realidad”, de Raymond Lotta, Revolución #322, 9 de noviembre de 2013. [regresa]

11. Communism and Jeffersonian Democracy (El comunismo y la democracia jeffersoniana), en inglés, 2008. (RCP Publications, 2008). Se puede descargar en revcom.us y se puede pedir como folleto (RCP Publications, 2008) aquí. Hay pasajes en español aquí. [regresa]

12.  "¿Atascado en el 'horrible presente capitalista' o forjando un camino al futuro comunista? Una respuesta a las Nueve cartas de Mike Ely", de un grupo de escritores del PCR, 2008. [regresa]

13. "Vilipendiando el comunismo y acomodándose con el imperialismo: La farsa y la vergüenza del 'pesimismo sincero' de Slavoj Žižek", de Raymond Lotta, Revolución #256, 15 de enero de 2012. [regresa]

14. "La empresa estadounidense — Propiedad y esclavitud: Nociones peculiares de 'libertad' y profundas contradicciones", de Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, Revolución #252, 11 de diciembre de 2011. [regresa]

15. Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto) (RCP Publications, 2010). [regresa]

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/carta-de-un-ex-prisionero-contribuyendo-a-la-campana-1000-anos-1000-para-ba-en-todas-partes-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Carta de un ex prisionero: Contribuyendo a la campaña 1000 años — $1000 para BA en Todas Partes

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

En los años entre 1965 al 1978, comencé a entender la verdad sobre EE.UU. La información provino de lecturas de musulmanes negros y de los Panteras Negras. Por cierto, conocí personalmente a Fred Hampton, Mark Clark y a Bobby Rush. Pero estaba profundamente ligado a otra forma de vida que resultó en muchos años de prisión. En 1978 fui enjuiciado y condenado a 90 años al sistema penal XX. Yo considero esto como el comienzo de la educación en la escuela de la vida y fueron muchas las lecciones que aprendí.

El 18 de marzo del 1978, mandaron para procesar a 120 hombres al centro de recepción y diagnostico de la prisión XX. Inmediatamente me di cuenta que 70 de los 120 hombres eran negros. Después nos bajaron del autobús como ganado al matadero, nos pusieron en fila y nos quitaron las cadenas. Un capitán apareció y comenzó una cátedra de intimidación. Lo primero que dijo fue, "ustedes muchachos negros de la YY no mandan un carajo aquí. Si se involucran en actividades pandilleras, lo averiguaremos". Enfatizó que esto se aplicaba especialmente a los que tenían condenas largas. Entonces dijo que alzaran la mano los que pasarían 50 años o más ahí. Así lo hicimos y de 120, 70 eran negros.

Entonces ordenó que los 70 dieran un paso hacia adelante y uno a uno se paró frente a ellos, mirándolos a los ojos para ver a quiénes podía intimidar con su mirada. Lo pudo con algunos, pero no conmigo, así que me fichó. Pidió mi nombre y cuántos años de condena. Después de contestarle, me dice: "Yo soy el Capitán ZZ y te quebraremos en 5 años o te devolveremos a YY en un ataúd de pino". Le ordena a otro guardia que me lleve al barbero a que me recorte el afro y me deje el coco pelón. Me negué y me ordenaron a la celda que ahora la llaman segregación. Se me acercó el próximo día y me dijo que estaría allí hasta que decidiera peluquearme. 69 días más tarde me dijeron que saliera porque tenía una visita pero que primero me bañara y me cambiara de ropa. Mi madre había recibido una orden judicial que viniera a visitarme. Esta fue mi introducción a esta correccional. Pero hay mucho más.

Déjame proseguir y contar cómo fue que conocí al P.C.R. [Partido Comunista Revolucionario]. Un día domingo en una reunión me senté al lado de una persona y le pedí su opinión sobre este nuevo presidente negro. La respuesta fue: "Soy una persona política, pero soy revolucionario". No recuerdo exactamente qué pasó, pero sí recuerdo haber comprador el DVD [de Bob Avakian, el presidente del Partido Comunista Revolucionario, de la charla filmada] REVOLUCIÓN: por qué es necesaria, por qué es posible, qué es.

Después de este DVD fascinante, vino una gran cantidad de literatura revolucionaria, a partir de la autobiografía de Bob Avakian [From Ike to Mao and Beyond, My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, a memoir by Bob Avakian], el Libro rojo [Citas del presidente Mao Tsetung], Mumia Abu-Jamal, ¡Revolución — Nada menos! [Habla BA: ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS! Bob Avakian en vivo, un discurso filmado de Bob Avakian de 2012], Lo que la humanidad necesita [Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian, por A. Brooks, el texto de una entrevista a BA hecha por un revolucionario de la nueva generación]. Yo podría continuar pero basta decir que me han iluminado completamente el PCR, sus metas y la visión de Bob Avakian. De toda la literatura que leí durante mi encarcelamiento, de haber tenido Lo BAsico [Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian] me hubiera abierto la mente en cuanto a lo que realmente pasa dentro de este sistema capitalista. Por cierto, es mi Libro de referencia personal. Parte de la razón proviene de lo que Lo BAsico ha impartido en mí.

Estoy contribuyendo un dólar por cada año de mi encarcelamiento al proyecto 1000 años — $1000 para BA en Todas Partes iniciado por BA en Todas Partes. Parte de mi contribución irá al Fondo de Literatura Revolucionaria para Presas y Presos para mandar Lo BAsico a las y los prisioneros — para que se iluminen como yo.

 

Donar para cambiar radicalmente al mundo.

DONAR a la campaña BA en Todas Partes!

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/preguntas-para-la-comunidad-creativa-por-la-paz-que-crimen israeli-no-lo-justificarian-ustedes-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Preguntas para la "Comunidad Creativa por la Paz"

¿QUÉ crimen israelí NO lo justificarían ustedes?

Alan Goodman | 15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

¡NUNCA JAMÁS!: ¡Nunca jamás traficar con el Holocausto a fin de justificar el GENOCIDIO yanqui-israelí contra el pueblo palestino!

Discurso del articulista de revcom.us, Alan Goodman, en el acto en la Ciudad de Nueva York el 14 de agosto de 2014, "A detener los crímenes de guerra israelíes en curso contra el pueblo de la Gaza" (vídeo en inglés).

 

August 2014. Area in Gaza City devastated by Israeli airstrikes. AP photo

Agosto de 2014. Una área en la Ciudad de Gaza devastada por ataques aéreos israelíes. Foto: AP

 

Número especial sobre Israel
¿Bastión de ilustración O matón para el imperialismo?:
El caso de ISRAEL

#213, 10 de octubre de 2010 revcom.us/israeli-es

Tengo dos preguntas para la Creative Community for Peace (CCFP, Comunidad Creativa por la Paz). Publicaron un anuncio (en inglés) en el NY Times (13/9/14) titulado “Un compromiso para la Paz y la Justicia”. Dicho anuncio no tiene nada que ver con la paz, mucho menos la justicia. A pesar de tal título, el anuncio, como lo describe el director de la CCFP, es una “demostración de apoyo de Hollywood a Israel”. A pesar del título, no es más que una aprobación incondicional de la matanza israelí contra el pueblo de Gaza. Es una declaración totalmente reaccionaria.

He aquí mis dos preguntas a los firmantes...

Una: ¿QUÉ crimen de lesa humanidad que cometa Israel —masacrar a niños en escuelas, hacer añicos a hospitales, dejar sin techo a cientos de miles de personas, desposeer a una pueblo de su tierra, crear un ambiente de pogromos contra ese pueblo, y PROMETER ABIERTAMENTE INFLIGIRLES UN “HOLOCAUSTO MAYOR”— ustedes no lo justificarían (o incluso bendecirían) pretextando los misiles inefectivos de Hamas?

Dos: ¿Se aplican los principios morales básicos todo el tiempo? ¿O sólo cuando sirven lo que ustedes perciben como sus intereses y su programa? ¿Son aceptables los holocaustos y el genocidio cuando sirven los intereses de los que gobiernan Estados Unidos e Israel?

Cada gran crimen histórico descansaba sobre una “racionalización”. Hitler tenía la suya. Israel la tiene (la que ustedes repiten en su anuncio). Pero si era inmoral que los nazis infligieran un Holocausto a los judíos (un gran crimen histórico), ¿cómo eso justifica el holocausto genocida israelí contra el pueblo palestino?

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/strategic-approach/the-strategic-approach-to-revolution-and-its-relation-to-basic-questions-of-epistemology-and-method-en.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

 

Permalink: http://revcom.us/a/351/un-comentario-sobre-los-sucesos-en-siria-e-irak-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Un comentario sobre los sucesos en Siria e Irak

1° de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Cualquier ideología o conjunto de creencias que no tolera la crítica y que denuncia como “herejes” a las personas que no estén de acuerdo, y que asesina o intenta silenciar de otras formas a las personas que no estén de acuerdo, es una ideología cobarde y ruin, y con la que nadie debería tener nada que ver...

Hoy los representantes de Estados Unidos expresan asombro e indignación ante tales tácticas. Pero fundamentalmente, para Estados Unidos y otros imperialistas, apoyar o no a ese tipo de fascismo fundamentalista es una cuestión de conveniencia — su único criterio es si conviene o no a sus intereses, tal como los ven en una determinada situación. Piense en la Arabia Saudita, ¡donde Estados Unidos le ha suministrado una masiva cantidad de armamento y apoyo político para reforzar un estado religioso reaccionario que va hasta el extremo de prohibir que las mujeres tengan el derecho de manejar! Y, aunque ellos no lo mencionan hoy, fíjese en el hecho de que Estados Unidos financió y dio apoyo militar a Osama bin-Laden y otras fuerzas similares en Afganistán durante los años 1980, cuando hacerlo correspondió a sus intereses.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/aviso-a-las-y-los-lectores-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Aviso a las y los lectores:

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

A partir del 15 de septiembre, la edición impresa del periódico Revolución saldrá cada dos semanas. Este es un paso importante en dos sentidos: en primer lugar, para que revcom.us satisfaga mejor las necesidades de nuestro público, ahora de decenas de miles de personas al mes, pero que necesita crecer a cientos de miles de personas en el próximo período. Y en segundo lugar, para que la edición impresa desempeñe un papel nuevo y diferente en la sociedad, lo que incluye su papel esencial de introducir y conducir a la gente hacia revcom.us.

Revcom.us responderá cada vez más en tiempo real a los principales sucesos, y cada semana saldrá una nueva edición electrónica de Revolución.

Revcom.us es el hogar de Revolución, la voz del Partido Comunista Revolucionario. Todas las semanas, revcom.us promueve y populariza la obra de Bob Avakian (BA) e introduce miles a este líder revolucionario. Presenta informes y cartas de todos los avances en la construcción del movimiento para la revolución. Y habla de cómo entender científicamente y actuar para cambiar radicalmente el mundo. Es fundamental para la realización de la estrategia de hacer la revolución del PCR, entre otras cosas, como un vehículo fundamental para organizar y acumular fuerzas para la revolución.

En las últimas semanas, las y los lectores han tenido una idea del papel que esta página web puede jugar al hablar a decenas de miles de personas, en su cobertura de la férrea lucha por la Justicia para Michael Brown en Ferguson, Misuri, y más allá. En revcom.us la gente no sólo conocía las voces de la gente de Ferguson, pero de una manera concentrada podían ver los intereses de las diferentes fuerzas de clase en juego. Revcom.us publicó cobertura del Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto. Y mientras la gente leía acerca del brutal asalto de Israel contra la Gaza, podía ver las conexiones concretas entre estos diferentes acontecimientos en el mundo. Y con un nuevo énfasis en el material gráfico, audio, video, carteles compartibles y otros contenidos accesibles, es necesario que revcom.us crezca la accesibilidad para las personas de todas las clases sociales, entre ellas aquellos que normalmente están excluidos del contenido electrónico.

Con este cambio de nuestro calendario de publicación impresa, se transformará la edición impresa quincenal. En una forma concentrada y con mucho más material gráfico, activamente promoverá y popularizará la dirección y la obra de BA y del Partido Comunista Revolucionario y presentará artículos importantes, editoriales, entrevistas y cartas que hablan de los acontecimientos del día, informan sobre el movimiento para la revolución y responden a cuestiones esenciales de la revolución.

La edición impresa puede y debe lograr entrar en los barrios y las universidades. En las semanas por venir, será una forma importante para conectarse con miles de personas y propagar el Diálogo entre Cornel West y Bob Avakian el 15 de noviembre en la Iglesia Riverside en la Ciudad de Nueva York. Y en coyunturas importantes, tal como la venidera Marcha Climática de los Pueblos el 21 de septiembre, podrá conectarse con decenas de miles de personas.

Para las y los lectores que no tienen acceso al Internet y confían en la edición impresa como su conexión con BA, el partido y el movimiento para la revolución, especialmente las y los presos, será necesario desarrollar formas para hacer circular artículos largos y sobre todo las nuevas obras de BA que tal vez no se publiquen en el periódico.

Por el mayor énfasis en revcom.us y las transformaciones del estilo y el contenido de la edición impresa de Revolución, se necesitará una amplia gama de voluntarios: diseñadores, fotógrafos, videoeditores, diseñadores web, traductores y mucho más, además de plantear la necesidad de recolectar fondos sustanciales nuevos. ¡Participe!

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/lleva-la-revolucion-a-las-universidades-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Cómo:

Lleva la revolución a las universidades

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Hoy se está dando un espíritu más rebelde en las universidades, y hace falta que el PCR y todo el movimiento para la revolución se conecten mucho más profundamente con ese espíritu. ¿Cómo hacerlo? He aquí una sugerencia para un primer paso crucial, para emprenderlo inmediatamente:

Organicémonos y revisemos sistemáticamente los muchos vínculos diferentes en las universidades que SÍ tienen el Partido y el movimiento — las personas que le han entrado a cierto grado a la obra de BA, que han participado en diferentes iniciativas en las que participa el Partido, los que han apoyado o han comprado libros en librerías Libros Revolución. A esas personas planteémosles el problema: los estudiantes están empezando a alzar la frente y desafiar la situación. ¿Cómo conectar mucho más nuestra corriente revolucionaria con la efervescencia y la resistencia que empiezan a hervir ahí? ¿Cómo hacer que se exprese y se plasme en las universidades el Mes de Resistencia contra el Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación —con impacto, incluso si en este momento el Mes no es conocido en una universidad particular— en corto tiempo? Especialmente, ¿cómo dar a conocer el inminente Diálogo entre Cornel West y Bob Avakian en las universidades y hacer que éste atraiga personas con ideas radicales? ¿Cómo conectar el sitio revcom.us y el periódico Revolución con las cosas? ¿Cuáles son las preguntas que hay que tratar, las ideas a las que hay que retar o apoyar (¡o las dos cosas!), las corrientes con las que hay que unirnos y conectarnos? ¿Hay formas para traer a las universidades —a los clubes, clases y dormitorios— personas que pueden representar esta revolución y pueden aprender de los estudiantes y retarlos? ¿Qué papeles pueden desempeñar las personas con quienes estamos hablando?

Al mismo tiempo de hacer eso, resumamos lo que estamos aprendiendo a buena hora pero también tengamos la orientación activa de mover rápidamente con las personas sobre sus ideas, incluso en el acto...

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/mas-sobre-bob-avakian-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/subanse-a-los-autobuses-que-vana-la-marcha-climatica-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Viendo la película Disruption y conversando con gente que irá a la Marcha Climática

Súbanse a los autobuses que van a la Marcha Climática de los Pueblos del 21 de septiembre

 

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Ayer por la tarde, yo estaba en Libros Revolución hablando con unos amigos. Un joven entró y comenzó a chequear los libros. Le pregunté qué le hizo entrar y me dijo que estaba con la Gran Marcha por la Acción Climática. Estaban en nuestra ciudad rumbo a la Marcha Climática de los Pueblos en la Ciudad de Nueva York el 21 de septiembre. Dijo que había buscado a la librería porque él y unos amigos en la Gran Marcha por la Acción Climática estaban pensando que se requiere algo radical para detener la destrucción del medio ambiente. Y él estaba buscando soluciones. Le expliqué que estábamos de acuerdo por completo de que algo radicalmente diferente es necesario, y le presenté a Bob Avakian (BA) y el movimiento para la revolución que estamos construyendo. Nos hablamos durante un rato. Él estaba entusiasta y compró el folleto del PCR sobre la EMERGENCIA Climática [véalo en español en el número especial de Revolución aquí] y una copia del periódico Revolución. Dijo que donde se alojaba su grupo en esta área se iba a presentar la película Disruption [Trastorno] esa noche, la cual produjo el grupo ambientalista 350.org para promover la Marcha Climática de los Pueblos. Nos invitó a nosotros de Libros Revolución a asistir.

Después de que se fue, realizamos una presentación programada de un clip de la película Habla BA: ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS! Después de la película, pregunté si alguien en la librería quería ir a la proyección de Disruption y hablar con estos manifestantes para la acción climática. Todos dijeron que tenían cosas que hacer. Decidí que no importaba lo que tuviera yo por hacer, era menos importante que llevar la revolución a estos combatientes de primera línea en la batalla contra el cambio climático. Así que fui a la película.

Creo que debemos adoptar ese mismo enfoque respecto a la Marcha Climática de los Pueblos. Para al menos algunos de nosotros, nada debe ser más importante que llevar BA y la revolución a la gente en los autobuses que van a la Ciudad de Nueva York. Se puede encontrar información sobre los autobuses en 350.org — haga clic en People’s Climate March y luego Transportation.

La sed de soluciones de parte de muchos de los jóvenes me impactó de inmediato al llegar al lugar para ver la película. Varios de ellos me acogieron calorosamente y me dijeron que ya les había mencionado la revolución el joven que había visitado Libros Revolución. Y querían asegurarse de que hubiera tiempo para hablar con ellos después de la película.

Había alrededor de 40 personas en la presentación, tal vez la mitad jóvenes la mitad mayores. Algunos eran manifestantes, otros eran gente del área. La película argumenta de modo poderoso y convincente que ya hemos viajado muy lejos por el camino hacia el desastre climático y es muy urgente actuar ahora para detenerlo. Y argumenta que se requerirá a millones de personas en las calles para hacerlo. En repetidas ocasiones se remonta a la gigantesca manifestación antinuclear a principios de los años 80 y las enormes manifestaciones por los derechos civiles de los años 60 como el criterio de lo que será necesario para cambiar las cosas hoy en día. Y hace un llamamiento a todos a estar en las calles de la Ciudad de Nueva York el 21 de septiembre para entregar un mensaje igualmente poderoso a la ONU.

Después de la película, se entabló una discusión en la que salió una amplia gama de ideas acerca de lo que se necesita para detener este desastre climático. Un hombre mayor de moveon.org comenzó argumentando que la clave ahora mismo es garantizar que los demócratas mantengan el control del Senado. Otros argumentaron que más personas tienen que cultivar sus propios alimentos. Poco después del principio de la discusión, tomé la palabra y señalé unos puntos. Comencé uniéndome con la urgencia que todos se sentían, y que la película presenta tan claramente: que la destrucción del medio ambiente tiene que terminar ahora mismo. Y precisamente porque tanto está en juego, tenemos que indagar en serio en lo que realmente está causando esta crisis y lo que se necesita para detenerla y echarse en reversa. Expliqué que sólo puede realizar esto una revolución que reemplaza el capitalismo-imperialismo y su competencia feroz y despiadada por las ganancias con un sistema económico basado en satisfacer las necesidades de la gente y en ser dignos cuidadores de la tierra. Dije que estaba de acuerdo de que los brotes masivos de resistencia son muy importantes. Pero argumenté que igualmente importante es lo que estos brotes masivos pretenden lograr. Y en eso la película Disruption se descarrila. La película argumenta —tanto implícita como explícitamente— que si esta manifestación climática en Nueva York es lo suficientemente grande, asustará a los que detentan el poder y cambiarán sus políticas y salvarán el medio ambiente. Pero si uno sólo considera lo que presenta la película misma, está bien claro que esto no es cierto. Sí, tuvo lugar una enorme manifestación antinuclear en los años 80, pero nada cambió fundamentalmente, y hoy EE.UU. sigue usando la energía nuclear hasta los topes y tiene un montón de armas nucleares y plantas nucleares (lo que la película convenientemente NO menciona). Sí, tuvo lugar una masiva marcha encabezada por Martin Luther King en Washington en 1964, pero hoy en día las escuelas en EE.UU. están más segregadas de lo que eran en ese entonces y la vida sigue siendo un infierno para la gran mayoría del pueblo negro — como lo demostraron con creces los recientes acontecimientos en Ferguson, Misuri. No podemos aceptar las soluciones “fáciles” que no nos sacan de nuestra zona de confort o no cuestionan nuestras ilusiones acerca de la naturaleza de este sistema. Tenemos que ser tan decididos para realmente detener este desastre inminente que, mientras nos unimos para luchar contra todos estos ataques contra el medio ambiente, al mismo tiempo estamos dispuestos a indagar y luchar sobre si una revolución es necesaria para solucionar esto.

El poner la necesidad de una revolución sobre la mesa cambió el carácter de la discusión porque las personas ahora consideraron que tenían que responder. Una mujer lo atacó, argumentando que nadie va a escuchar a “la extrema izquierda” y lo que se necesita son comunidades controladas a nivel local en las ciudades. Otro tipo defendió la idea de que se requiere algo radicalmente diferente para solucionar este problema, y definitivamente no es el capitalismo. Otros captaron la necesidad de que todo el mundo se una en la lucha contra el cambio climático. Un hombre argumentó que existe una base espiritual para que la gente “se una al unísono”. Otra mujer enfatizó que estaba muy de acuerdo con la idea de la unidad, que no le gustaba todo el desacuerdo y lucha — y que se debería aceptar a las personas como son.

Cuando la discusión se acercaba a su fin, señalé otro punto. Me preocupaba que el marco de muchos de los comentarios fuera “lo que debemos hacer en Estados Unidos”. Indiqué que EE.UU. tiene el 5 por ciento de la población del mundo pero consume el 25 por ciento de la riqueza del mundo, y que todo enfoque para solucionar el problema climático que deja intacto ese grotesco desequilibrio no producirá nada bueno para la gran mayoría de la humanidad: otra razón por la que necesitamos una revolución total destinada a liberar a toda la humanidad.

Mientras se disolvía la reunión, varias personas me aproximaron para hablar y obtener ejemplares del volante “Marcha Climática de los Pueblos: Un llamado a todos los que quieren ‘cambiarlo todo’” (se puede descargarlo en español e inglés en revcom.us) y el número del periódico Revolución con el Diálogo de Cornel West/BA en la portada (#350-351, y también en revcom.us).

Varias personas querían saber más acerca de esta revolución. Una pareja local, profesores de sociología, van a llevar a un grupo de estudiantes a Nueva York como parte de un proyecto para sondear a los jóvenes y aprender lo que piensan acerca de la crisis climática. Y muchas de sus preguntas tienen que ver con si la gente ve esto como un producto del sistema capitalista. Hablamos de esto y les pregunté si tenían preguntas [en su sondeo] sobre cómo las personas entienden cómo funciona el capitalismo. Expliqué que gran parte de la generación de “Ocupar” tiene un sentido de la existencia de un 1% súper-rico el que es dueño de todo y amasa grandes riquezas de las ganancias corporativas. ¿Pero entienden que, no importa qué tan rico sean, tienen que luchar continuamente para ser aún más ricos o les van a devorar otros capitalistas más agresivos y mezquinos? Eso explica por qué no se puede hacer que los ricos “se comporten de modo amable” ni que el sistema capitalista funcione sobre ninguna otra base sino la de “expandirse o morir”. Esta pareja pensó que esto era una pregunta importante para agregar a su sondeo y me invitaron a visitarlos en la universidad y tal vez hablar en sus clases.

En cierto momento tuvimos que salir de la sala principal y varios jóvenes me pidieron que permaneciera un rato para conversar en una sala más pequeña cerca. Allí indagamos más profundamente en quién es BA y de qué se trata la revolución. La cuestión de la epistemología (¿cómo entendemos qué es la verdad?) era una parte central de nuestra discusión. Los avances de BA sobre la epistemología —con su énfasis en dirigir a las masas para que sean capaces de distinguir entre lo que es y lo que no es verdad acerca del mundo— todo esto era muy atractivo para un número de estos jóvenes. Sobre todo porque se sienten la necesidad de realmente salir y luchar con otros para que dejen de lado un montón de ilusiones y enfrenten la verdad sobre esta crisis climática — para reconocer el hecho de que es preciso forjar algo radicalmente diferente, y que nos queda muy poco tiempo para actuar si vamos a evitar un desastre total para la humanidad. Tienen menos paciencia con eso de “bueno, la mayoría de la gente no está de acuerdo con ustedes” y con las soluciones que equivalen a batallar un incendio forestal con un cubo de agua y una cucharadita. Y ocurrió una lucha aguda con alguien que estaba haciendo muchas afirmaciones acerca de temas sobre que no tenía mucho conocimiento.

En cierto punto tuvimos que terminar. Pero me preguntaron si estaría disponible para reunirse con ellos de nuevo antes de que salieran, y organizar un panel de discusión acerca del problema y la solución. Les dije que claro que sí, y nos mantendremos en contacto para averiguar dónde y cuándo.

Estaban ansiosos por saber del equipo de revolucionarios que han estado en Ferguson desde el inicio de la sublevación allí, y de los Viajeros por la Libertad Pro Derecho al Aborto que han estado en la primera línea luchando por los derechos de la mujer en Texas. También me aseguré de que todos los con quienes hablé obtuvieran información sobre el Diálogo realmente histórico entre Cornel West y BA en la Ciudad de Nueva York el 15 de noviembre Algunos me preguntaron cómo conseguir entradas y una persona dijo ahí mismo que iba a estar en Nueva York en esa fecha, por lo que sin duda iba a asistir.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/no-hay-soluciones-en-estudios-de-genero--una-solucion-para-la-humanidad-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

"No hay soluciones" en Estudios de Género — Una solución para la humanidad

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Comentario de un lector:

Hoy en una de mis clases de Estudios de Género (¡que en realidad es muy interesante!), mi compañero de clase preguntó cuál era la solución si el estado se disipa con tanto éxito la disidencia a través de la inclusión, como "un presidente negro". Mi profesora respondió: "No hay soluciones", y luego la clase había terminado. ¡Ella ni siquiera pretende tener ninguna! Así que ¿la solución es, en efecto, sufrir? Impresionante. Suena genial. ¿¡Dónde ha estado ESE "liderazgo" toda mi vida!? Uf.

Le dije a ese estudiante que ¡la solución era clara! No se trata de que de alguna manera se haya corrompido este sistema; el poder estatal no ha caído en las manos equivocadas: EL SISTEMA FUNCIONA EXACTAMENTE COMO SE DEBE. NECESITAMOS UN PODER ESTATAL RADICALMENTE DIFERENTE, LA DICTADURA DEL PROLETARIADO. Así que, ¿no hay soluciones? Noooo. Por ahí no va. Más bien hay UNA SOLUCIÓN: ¡¡¡LA REVOLUCIÓN!!! ¿Sabes lo que fue su respuesta? "¡Eso es extremo!" Dios mío. ¿¿¿Sabes lo que es extremo??? Decirle a una clase llena de rostros preocupados y crecientes mentes que "no hay soluciones". ¿¿¿¡Sabes lo que es extremo!??? ¡El saldo de muertos del capitalismo! ¡La emergencia de nuestro planeta! ¡La situación de la gran mayoría de la humanidad cuyos sueños están bajo ataque de parte de este sistema!

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/material-basis/la-base-material-y-el-metodo-de-hacer-la-revolucion-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

La base material y el método de hacer la revolución

Bob Avakian
Presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

18 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

A continuación presentamos la traducción del texto de un discurso que dio Bob Avakian, el presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, a principios de este año (2014). Con el fin de poner este discurso a la disposición de un público más amplio, lo que incluye la traducción a varios idiomas, revcom.us recibió autorización de publicar la trascripción de este discurso con las revisiones que se consideran pertinentes en la preparación de su publicación. La traducción es responsabilidad de revcom.us/Revolución.

 

¿Cómo es la base material de esta revolución, la revolución comunista? Para empezar, empecemos con una paráfrasis de lo que dijo Marx que se ha citado muchas veces, y por muy buenas razones. Para parafrasear: lo importante no es lo que las personas están pensando, ni lo que están haciendo, en un momento dado, sino lo que el funcionamiento de este sistema las obligará a confrontar.

Eso es una introducción, y entendido correctamente nos lleva, a bregar con la pregunta — a bregar con el hecho de que son las contradicciones de este sistema y lo que engendran lo que constituye la base material fundamental para esta revolución comunista. Eso no es la manera de pensar de la gente en un momento dado ni cuántas personas están "con ella" en un momento dado. Fíjese que uno sale en la sociedad y la gente dice: "Yo no estoy con ella". O la gente se entusiasma por ella y sale a hablar con la gente y vuelve y dice: "Nadie anda con ella". Bueno, eso es obviamente un problema. No se trata de que esta situación esté bien, y no es como si fuera algo que podemos dejar como está. Obviamente, es necesario cambiar la situación, es necesario transformarla radicalmente, porque es preciso que millones de personas hagan esta revolución, quienes tendrán una conciencia contradictoria, hasta en el momento en que hagan esta revolución. Pero, sin embargo, tiene que haber un núcleo sólido, y no puede haber sólo unas pocas personas. Tiene que ser un creciente núcleo sólido de personas — y en el momento de una revolución, un núcleo sólido de miles y miles y miles de personas que están tratando de manera consciente, y científica, el reto de hacer la revolución, quienes lideren a masas más amplias influenciadas y dirigidas sobre la base de ese enfoque científico de hacer la revolución.

Así que este es un punto fundamental. Es importante en efecto a qué están dispuestas las masas en un momento dado, pero eso no establece el marco para lo que hacemos en un sentido fundamental; y no es el determinante fundamental, digamos, que nos dice si esta revolución es posible o no. La conciencia de si la revolución es posible o no, y que de hecho es posible, estriba en un análisis científico de las contradicciones de este sistema y la dinámica que éstas siguen generando y la forma en que en eso en sí, de manera consciente —quiero decir, de manera continua— se está operando transformaciones continuamente y en lo que tenemos que incidir conscientemente en todo momento, y a la vez siempre estar abiertos a nuevos sucesos, y, vaya, sorpresas o casualidades. Ese es el propósito de los primeros seis párrafos de la Segunda parte de Hacer la revolución y emancipar a la humanidad: Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución lo que voy a analizar más a fondo en otra presentación. Pero por ahora, volvamos a este punto: lo importante no es lo que las personas están pensando o hasta lo que están haciendo en un momento dado, pero lo que el funcionamiento de este sistema las impulsará a confrontar — que son las contradicciones de este sistema las que sientan la base para la revolución por la que estamos trabajando, y mediante el trabajo para influir en esas contradicciones trabajamos por esa revolución.

La contradicción fundamental de este sistema

Así que adentrémonos en esto un poco más. En primer lugar, está la contradicción fundamental del capitalismo (es decir, la contradicción entre la producción social y la apropiación privada/capitalista de lo que se produce) y, como la hemos identificado, la principal forma de movimiento de esa contradicción fundamental, que caracterizamos como la fuerza impulsora de la anarquía. En otras palabras, estamos tratando con un sistema el que, de manera abrumadora en este momento, domina en el mundo, por desgracia — no nos gusta así, lo odiamos. Domina aún más que hace tres o cuatro décadas, cuando existía la China socialista — o, más atrás por un breve lapso, a principios de los años 1950 cuando existía la China socialista y la Unión Soviética todavía era socialista aunque plagada de muchas de sus propias contradicciones. Aun en ese entonces, el sistema imperialista todavía dominaba en el mundo, pero en este momento domina mucho más. Así que se podría decir: "Ah, bueno, las cosas sólo se van hacia atrás — están alejándose de la revolución por la que estamos trabajando, hay menos y menos bases para ella". Bueno, esas son dos afirmaciones diferentes, y es preciso que las desmenucemos.

Primero, en las últimas décadas las cosas sí se han alejado de la revolución por la que estamos trabajando — eso es cierto, el movimiento en el mundo se ha alejado de eso, por diversas razones que se han analizado en otro lugar, y yo no voy a ponerme a analizar a fondo todo eso aquí, o tendríamos que tratar un montón de cosas, y no podríamos centrarnos en las principales cosas que tenemos que tratar. Pero eso es cierto, las cosas han ido en una dirección negativa, por varias décadas — cambios materiales, cambios políticos, hay expresiones ideológicas y en términos de la manera en que las personas están viendo el mundo y lo que les está motivando, o lo que es su moral, lo que les atrae, por ejemplo, el fundamentalismo religioso en oposición al comunismo revolucionario. Todas las cosas de ese tipo han sido negativas, pero eso es distinto a decir que existen menos y menos bases para esta revolución.

Si se concluyera de la primera de esas dos afirmaciones que la segunda es lo que es cierto —si fuera necesario concluir que, en vista de que las cosas han ido en una dirección negativa durante varias décadas, existen cada vez menos bases para la revolución—, verías los fenómenos más superficiales, no insignificantes, pero más superficiales. No, de nuevo no son insignificantes — éstos son fenómenos importantes con los que tenemos que tratar, confrontar científicamente y trabajar para transformar. Pero son la expresión en el actual período de la forma en que las contradicciones están en movimiento y están cambiando. No son lo que sea lo más fundamental y lo que en última instancia establezca el marco, es decir, las propias contradicciones y el movimiento que éstas generen.

Por lo tanto, la contradicción fundamental del capitalismo cada vez más salta a la vista, se expresa más y más agudamente en el mundo, y no menos. Y se manifiesta de algunas maneras muy extrañas, tal vez se podría decir, o hasta se podría decir de una manera perversa. Una expresión de esas es el gran atractivo hoy en el fundamentalismo religioso — el cristiano en algunos lugares, inclusive lugares de África, no sólo en Estados Unidos, por ejemplo, pero también el fundamentalismo islámico en muchas partes del mundo, algunas partes de Asia, África y obviamente, el Medio Oriente, y no sólo el norte de África, también otras partes de África. Esos son fenómenos concretos. Pero, de hecho, son una expresión de la forma en que la contradicción fundamental del capitalismo se desenvuelve concretamente en este momento — y no de una manera favorable, pero no obstante representa una especie de expresión perversa del funcionamiento, del desarrollo, de esa contradicción fundamental.

Todas las cosas como las condiciones materiales que han engendrado esta contradicción fundamental y en particular la fuerza impulsora de la anarquía del capitalismo, en relación dialéctica, en interacción con otras cosas que ocurren, que se desarrollan en el marco de esta contradicción fundamental general —luchas políticas, sucesos culturales, fenómenos ideológicos, como la religión y la promoción de la religión por diversas fuerzas, entre ellas las clases dominantes de los estados imperialistas y de Estados Unidos en sí— están interactuando con el movimiento de esa contradicción fundamental. Pero esa contradicción fundamental, y en particular la fuerza impulsora de la anarquía del capitalismo, de manera continua engendra estas dinámicas y las ha conducido a un momento en el que ahora mismo son muy desfavorables en concreto, pero toda esta situación todavía crea las bases para su transformación radical — no sólo de una manera cualquiera; sí, se podría transformar radicalmente de diferentes maneras, pero existen las bases, y no son unas bases secundarias, e insustanciales (o no sustanciales), sino unas bases muy reales y muy fuertes para transformar las cosas en concreto en la dirección radical de la revolución comunista.

Así que es necesario que volvamos continuamente a eso. De lo contrario, para usar la frase de Lenin, los acontecimientos del día, los virajes de las minucias políticas continuamente zarandean a las personas. Y eso es lo que vemos que ocurre con demasiada frecuencia, no sólo en el caso de los individuos entre las masas en general, sino también entre los comunistas. Los acontecimientos del día, los virajes de las minucias políticas continuamente zarandean a las personas. "Ah, salimos hoy” —y es como Facebook, las personas tienen la ideología Facebook, me entiendes— “y las personas nos dieron su aprobación con el pulgar. ¡Hurra! Tal vez podríamos tener una revolución en algún milenio en un futuro lejano”. O: "Salimos hoy y a nadie le gustaba lo que estábamos haciendo y una bola de burros, nacionalistas o socialdemócratas pequeño burgueses oportunistas, o anarquistas contrarrevolucionarios atacaron a nuestra mesa de literatura, así que supongo que no existen bases para la revolución". Digo, pues, hablo con cierta exageración, pero no tanta. Esta es la forma exageradamente común de ver las cosas, en lugar de ver el mundo material — ver el mundo material y sus contradicciones concretas. ¿Cómo es el sistema que está operando en el mundo material? ¿Cómo es el sistema, por decirlo así, con el cual se organiza la humanidad y la impulsa a relacionarse con el resto de la naturaleza? ¿Y qué son todas las diversas cosas que eso engendra?

Lo que Marx sacó a la luz

Esto se remonta a otro punto fundamental de Marx. O sea, cuando se cita, parece tan obvio, no obstante Marx tuvo que pasar años y años adentrándose a muchísima economía política y aprendiendo de lo que Darwin estaba desarrollando en el campo de la biología, la teoría de la evolución —y estudiando los sucesos políticos y la historia y la filosofía— a fin de pasar por el tamiz todas las apariencias externas para llegar a ese núcleo interno de la contradicción, tal como la han identificado él y el marxismo en general, entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción. Que esa es la contradicción impulsora fundamental, que a su vez engendra y está dialécticamente interrelacionada con otra contradicción entre el modo de producción —la base económica— y la superestructura, que se erige a partir de esa base económica y trabaja para reforzarla.

Ahora, ¿qué significan estas frases? Para que algo ocurra en la sociedad —al reducirlas a su esencia—, es necesario producir y reproducir las necesidades materiales para la vida y lo mismo se aplica en el caso de nuevas generaciones de personas. Vivimos en un país altamente parásito —como ya he señalado, por ejemplo, en Los pájaros no pueden dar a luz cocodrilos, pero la humanidad puede volar más allá del horizonte (en adelante, “Pájaros/Cocodrilos”, para no tener que repetir el título [Primera parte: Revolución y el estado. Segunda parte: Construyendo el movimiento para la revolución])—, pero, ya he señalado que en un país altamente parásito como éste, hay un gran sector de la población que no participa directamente en la producción y reproducción de las necesidades materiales para la vida — y, de hecho, este parasitismo del imperialismo estadounidense, con esta mayor globalización, se ha puesto a transferir una creciente cantidad de la efectiva producción (como se dice, "subcontratarla") a otros países, en particular a los países del tercer mundo, pero en general a otros países en todo el mundo. Y se ha ido disminuyendo el número de personas reales participantes en la producción de las necesidades materiales para la vida en relación a la población total. Así, en una sociedad como ésta, si uno no es parte de esa pequeña parte de la población —un pequeño segmento de la población que se dedica concreta y directamente a producir las necesidades materiales para la vida—, es muy fácil nada más creer que esas cosas de alguna manera aparecen o existen. Como han dicho varias personas aparte de mí, si usted está en un extremo de la cadena alimentaria, el extremo superior de la cadena alimentaria, y los demás están haciendo todas las cosas que contribuyen a eso, es muy fácil no ver todo eso. O me gusta utilizar esta metáfora: Usted está en un edificio que se está pudriendo para adentro, sus cimientos se están pudriendo y al venir bajándose desde las plantas superiores del edificio, a partir de la planta alta del edificio, el edificio se viene pudriéndose piso por piso, pero usted está en el penthouse (ático) en la planta alta, y cree en efecto que el mundo es así, tal como son las cosas en el penthouse. Y, de repente (como a veces se hace en esos viejos dibujos comunistas o lo que sea) se da una erupción desde abajo y así se nos hace recordar que, "Ah, hay algo más aquí, aparte de este penthouse en el que estoy viviendo".

Bien, no digo que en Estados Unidos todos viven en un penthouse — se trata de una metáfora; y las metáforas, al igual que las analogías, tienen sus limitaciones. Pero cuando uno vive en una sociedad altamente parásita como ésta, es fácil no ver —es fácil no notar y desde luego no entender en ningún sentido cualquiera o en un sentido científico— cómo es la base de esta sociedad la que está funcionando, dentro de la que usted está buscando sus sueños, y no ver de dónde proviene hasta la riqueza que está en circulación que permite que distintas personas busquen diversas cosas. Se esconde todo esto, y se esconde en mucho mayor grado cuando uno vive en una sociedad altamente parásita como ésta. Pero en la base de todo esto se encuentra la producción y reproducción de las necesidades materiales para la vida y sobe dicha base las nuevas generaciones, porque las nuevas generaciones no pueden reproducirse sobre ninguna otra base — bien, es posible traerlas al mundo, pero si las personas están muy enfermizas, ni siquiera pueden traer hijos al mundo. O, si lo hacen, será muy alta la tasa de mortalidad infantil, como nosotros presenciamos en gran parte del tercer mundo. Pero es necesario tener las necesidades materiales básicas para la vida a fin de reproducir las nuevas generaciones.

Y eso es lo que Marx señala, se centra en este punto. Bien, piense en todas las formas en que uno se encuentra con otras personas todos los días y cómo piensan —en la medida en que siquiera piensan— acerca de lo que hace girar al mundo, qué es lo que en efecto hace funcionar la sociedad y todas las ideas completamente erróneas que tiene la gente al respecto o lisa y llanamente hasta la ausencia de pensar al respecto, o alguna combinación de pensar un poco y muchísima ignorancia y confusión sobre qué es lo que le permite levantarse por la mañana y dedicarse a sus cosas. ¿Se trata de su determinación individual — o ocurre algo que contribuye a que eso suceda, algo mucho más grande que uno mismo, y se trata de un fenómeno social general, abarca una sociedad entera y, en última instancia, un mundo entero de miles de millones de personas, qué no? (En estos momentos se prepara para transmitir la nueva versión de Cosmos, por lo que tenemos que decir miles de millones de personas en honor a Carl Sagan y el Cosmos original. Pero, de todos modos, miles de millones de personas, para continuar con el tema.) Y todos están participando en estas actividades que están ocultas — y he aquí la segunda observación de Marx, la que es aún más importante, y sin embargo, al mismo tiempo, la más oculta: para que estas cosas ocurran, las personas tienen que entrar en ciertas relaciones de producción las que más o menos, sin pizca de mecanicismo al respecto, corresponden a las fuerzas productivas que existan; y además, de la mano con eso, el hecho de que se están desarrollando constantemente las fuerzas productivas. Las personas son seres pensantes, y en cualquier sociedad piensan acerca de nuevas maneras de hacer las cosas, nuevas formas de organizar las cosas y debido a la fuerza impulsora de la anarquía —como Raymond Lotta señala en el reciente artículo—, en efecto el capitalismo es un sistema muy dinámico, que se ve impelido a transformar continuamente las fuerzas productivas y hasta algunas relaciones de producción en el marco general de las relaciones de producción capitalistas.

Por lo tanto, estas cosas no son estáticas e inmutables, sino que cambian constantemente, y son muy dinámicas, pero siempre cambian a costa de grandes sufrimientos para las masas populares en el mundo, para la gran masa de la humanidad y en última instancia en detrimento de la humanidad en su conjunto. Y lo podemos ver en el medio ambiente, lo podemos ver en la situación de las masas populares, lo podemos ver en la situación de las mujeres, lo podemos ver en la opresión de naciones enteras, lo podemos ver en las guerras — y así sucesivamente, en todas las cosas con las que está tan familiarizado cualquiera que haya estado prestando atención.

Marx y Darwin

Este análisis — ésta es la dinámica que Marx sacó a la luz. Y siempre me llama la atención — escucho a muchas personas esas de diferentes campos, que en términos básicos están llevando a cabo el punto de vista burgués, aun cuando sean de la pequeña burguesía, y hasta algunas de estas personas son progresistas. Escucho sus discusiones o leo artículos o libros, en los que están bregando con todas estas cuestiones, como cuestiones sobre la sociedad: ¿Qué tiene de mal la sociedad? ¿Hay maneras en que se podría cambiar la sociedad? ¿Tiene que haber mucho sufrimiento en el mundo? Etcétera. Hasta en el caso de las personas que están bregando con estas cuestiones desde una posición algo mejor, llama mucho la atención la forma en que de plano yerran completamente del blanco. Y Marx explica este tema, y esas personas hablan de todo y abordan todo salvo el entendimiento marxista básico.

No se trata sólo de que el marxismo sea una "mejor narrativa". Eso sería como el caso de un grupo de biólogos que se reunieran y se pusieran a debatir lo que pasa en el mundo natural, pero ignoraran o descartaran a Darwin. La biología después de Darwin es completa y radicalmente distinta a la biología antes de Darwin, aunque las personas han seguido desarrollando lo que desarrolló Darwin, se está desarrollando constantemente, al igual que en todos los campos del conocimiento donde las personas aplican un enfoque científico. Pero, por analogía, el entendimiento de la sociedad —y, sí, de la filosofía y de la política, pero el entendimiento de la cuestión fundamental de por qué la sociedad funciona de la manera en que lo hace, cómo se puede cambiar, en efecto cómo cambia, cómo se puede operar una transformación radical, qué es la base fundamental de todo eso— Marx sintetizó ese entendimiento. Y, sí, de ahí hemos avanzado y las personas —por ejemplo, Lenin, Mao, Stalin en ciertos sentidos, Engels sin duda— han hecho aportes y yo he seguido trabajando en esto y he seguido desarrollando un mayor entendimiento al respecto. Pero Marx hizo el adelanto inicial y fundamental, y la ciencia de la sociedad y la interacción de los seres humanos en toda la sociedad con el resto de la naturaleza y todo lo que eso genera, lo que incluye todas las ideas que genera en los seres humanos, pues, esa ciencia es tan distinta antes de Marx que la biología antes de Darwin en comparación con después de Darwin. Y cuando escuchamos a las personas, hablan de todo menos eso. O bien ignoran o desestiman, o tergiversan y descartan, este entendimiento fundamental.

Y para ponerse a transformar el mundo en un sentido radical, para conducir a la humanidad a un lugar totalmente diferente, en el que en efecto se transformen y superen todas las cosas que son los horrores cotidianos y las que se dice que constituyen el orden natural de las cosas, pues será necesario partir de un enfoque científico al respecto, tener bases en un conocimiento de las contradicciones y dinámicas concretas que configuran a continuo el escenario y vuelven a configurarlo, y los cambios que se producen constantemente, y los cambios que hacen posible tal transformación — no inevitable pero posible. Y es un hecho que las diferentes fuerzas de clase con un entendimiento más o menos consciente van a estar obrando constantemente en ese mismo escenario y trabajando para afectar esas mismas contradicciones desde su propia perspectiva. No se trata de algo como un laboratorio —bueno, hasta los laboratorios tratan con animales vivos, por ejemplo— vienen ocurriendo muchísimas otras cosas, no se trata de manejar unos entes pasivos, sin más ni más que muchísimas cosas que no cambian las que se puede mover de un lado a otro a fin de hacer una revolución. Se trata de unas dinámicas que cambian constantemente y sobre las que las demás fuerzas en la sociedad —o al menos sus representantes conscientes— están trabajando para afectar y cambiar en una dirección favorable al mundo tal como consideran que debe ser.

Bien, para que quede claro, eso no quiere decir que solamente se trate de una narrativa versus otra narrativa o un interés frente a otro interés en algún sentido no materialista. Sólo hay una resolución de todas estas contradicciones que corresponda a los intereses fundamentales de las masas de la humanidad oprimida y en última instancia de la humanidad en su conjunto. Pero eso no quiere decir que no piensan otras fuerzas de clase... todos los representantes de todas las clases piensan — eso es lo Marx también señala en El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte, de que todos los representantes de todas las clases piensan que lo que están luchando por plasmar en nombre de la clase que representan corresponde a los intereses generales de la sociedad y de la humanidad. Todos ellos piensan así. Es decir, en cierto que hay algunos oportunistas cínicos y de mentalidad mezquina y funcionarios corruptos, y demás. Pero los representantes más ilustrados o de mente amplia de diferentes clases, y si se quiere utilizar ese término, los que trabajan más sinceramente por esos intereses — en realidad piensan que representan los intereses generales de la sociedad y de la humanidad. Ellos piensan que ésta es la mejor manera en que se podría organizar la sociedad.

Pero hay solamente un programa concreto y punto de vista en que eso es cierto en efecto en esta época de la historia humana, y en términos de la forma en que las contradicciones se manifiestan y el rumbo que tienen que seguir a fin de emancipar a los oprimidos —los condenados de la tierra, los oprimidos del mundo— y en última instancia la humanidad como un todo, e ir más allá del momento en que se superen las contradicciones propias del capitalismo y su manera de organizar a los seres humanos para relacionarse con el resto de la naturaleza, y las dinámicas respectivas, y nos pasemos a una época completamente diferente, en términos de las relaciones materiales y en cuanto a la forma de pensar de la gente. Esto es lo que Marx y Engels recalcaban cuando decían que la revolución comunista implica la ruptura más radical con las relaciones de propiedad tradicionales, por lo que no es de extrañar que se trate de la ruptura más radical con las ideas tradicionales. Eso tiene una base material. No sólo se trata de que éstas sean mejores ideas, o una manera más justa en que la sociedad podría organizarse en abstracto, o como un conjunto de ideas. Sí, es más justa. Pero eso tiene una base material.

Y si no nos basamos constantemente — constantemente pesa la espontaneidad en la que se ejerce la influencia de los puntos de vista de otras clases y sus representantes, lo que hace que empecemos a ver el mundo por ese prisma, por esos lentes. Así que se trata de una lucha constante que hay que retomar, y de bregar colectivamente, no sólo como individuos —sí, como individuos, pero sobre todo colectivamente en las filas del partido, y lo que tiene que ser las crecientes filas del partido, las crecientes filas del movimiento para la revolución, las masas más amplias de personas— una constante lucha para retomar y profundizar nuestro entendimiento y nuestra aplicación viva del conocimiento científico, sobre lo que, para repetir, Marx primero abrió paso y lo que desarrolló de una manera cualitativa (con Engels también, pero Marx más que nadie).

Una vez más, al utilizar esa analogía y recalcarla, se hace que el entendimiento de la ciencia de la sociedad y su interacción con el resto de la naturaleza sean tan fundamentalmente distinto a la forma en que se trataba antes de Marx, como lo son las cosas en la esfera de la biología — como lo son las cosas fundamentalmente distintas después de Darwin que antes de Darwin, aunque las personas han seguido trabajando en torno a lo que Darwin desarrolló, y había muchas cosas que Darwin no entendía, entendía parcialmente o hasta entendía incorrectamente, si bien su entendimiento fundamental era cualitativamente correcto y un tremendo adelanto. Lo mismo ocurre en el ámbito de lo que nosotros estamos haciendo. Había cosas que Marx no entendía. Engels, Lenin, Stalin sin duda, incluso Mao —digo incluso Mao, porque él es más reciente—, pero hay cosas que hemos aprendido que ellos no entendían o no entendían correctamente. Así es la naturaleza de ser científico. Y no obstante Marx hizo ese adelanto cualitativo fundamental inicial. Y ese entendimiento básico —sí, tal como ha pasado por un proceso de bregar continuo y constante desarrollo mediante aportes, y a nosotros nos corresponde la responsabilidad de seguir bregando y contribuyendo a su desarrollo— pero ese entendimiento en ese sentido es lo que tenemos que retomar continuamente, en el que tenemos que volver a afianzarnos, desarrollar bases más profundas y aplicar y plasmar la relación dialéctica correcta entre desarrollar las respectivas bases y aplicarlo, sacar lecciones de la experiencia de su aplicación así como de la mucho más amplia experiencia en el mundo, en diferentes ámbitos. Es necesario profundizar nuestro entendimiento de esta ciencia, volver con ese entendimiento más profundo, y así sucesivamente, en una dialéctica en movimiento hacia adelante, tratando con toda la complejidad sin perder la esencia, sin perder los fundamentos, sin perder nuestro conocimiento de los fundamentos, a la vez que seguimos interrogando los fundamentos. Debido a que ésta es una ciencia. Se trata de ser consecuente, sistemática, completa y cabalmente científico.

Y en efecto eso es lo que es el marxismo, lo que es el comunismo. Esto no implica que no cometa errores — no implica que las personas que están trabajando en esto no se dejen influenciar por las limitaciones de su propio entendimiento, por los puntos de vista de otras clases, por sus propios prejuicios y sesgos como personas, o lo que sea. Eso es cierto en cualquier campo de la ciencia. Pero el método científico es lo que nos capacita para que también aprendamos de todo eso, y lo que nos capacita para hacer un balance y profundizar nuestro entendimiento y hacerlo más correcto, en un proceso continuo. Así que eso es muy importante. Tenemos que ser científicos, y específicamente tenemos que aplicar lo que es, de hecho, el método y enfoque científico más completo, sistemático y consecuente, el enfoque del materialismo dialéctico y comunismo — para que quede claro, el comunismo que se base en el materialismo dialéctico.

La contradicción fundamental y otras importantes contradicciones

Ahora, hay algo más que quisiera tratar —para repetir, no intento tratar todos estos puntos a gran profundidad, pero sólo tratarlos como algo para reflexionar— y para recalcar: algo para reflexionar en el sentido activo. Hace poco me enteré de que alguien hizo una muy buena observación sobre el punto en el discurso (ahora una película) ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS!, en la que hacia el final leí en voz alta Lo BAsico 4:10 (cita que voy a retomar en adelante) y dije, la propongo como algo para reflexionar, que las personas forcejeen con esta cita. Y luego, alguien, al mencionar el hecho de que las personas no han retomado y bregado con esa cita, aunque el discurso pidió que lo hicieran, incluyendo a muchos miembros de nuestro partido y personas a su alrededor, dijo: "Se decía que era algo para reflexionar, pero eso no quería decir que lo dejara en la nevera durante un año”. [se ríe] Bueno, se trata de algo para reflexionar, y eso es lo que me propongo hacer aquí, pero también implica que es necesario adentrarse activamente en las cosas — así como sobre la marcha, cavilar sobre las cosas, pero activamente adentrarse en las cosas y bregar con éstas, a título individual y colectivo, de las maneras apropiadas. En ese sentido, creo que algo que también hay que identificar y con lo que las personas tienen que bregar —algo que no siempre se presenta de esta forma directa, de hecho muy a menudo no se presenta de esta forma directa, pero con mucha frecuencia se plantea indirectamente o en formas parciales— es la pregunta: ¿Qué es la relación entre estas otras contradicciones —por ejemplo, la opresión de la mujer, la opresión de las naciones o pueblos oprimidas o la contradicción entre el trabajo manual y el trabajo intelectual o la relación con el medio ambiente— qué es la relación entre esas contradicciones y la contradicción fundamental del capitalismo y su fuerza impulsora de anarquía?

Bien, hay dos formas en que sería posible equivocarse al respecto. La primera sería tener un enfoque muy mecánico, del materialismo mecánico, en lugar de un enfoque materialista dialéctico. En otras palabras, ver las cosas en términos planos y lineales, y no en términos de contradicciones y el movimiento de diferentes contradicciones y la interacción de diferentes contradicciones. Por lo que así podría haber un enfoque mecánico, de no ver esas contradicciones y su movimiento y su interacción y de ponerse a reducir todo, en un sentido vulgar —en el sentido de que todo es equivalente, en un sentido reduccionista, a la contradicción fundamental del capitalismo— lo que conducirá a toda suerte de reformismo y el economismo. La opresión de la mujer —en un sentido lineal, en un sentido reduccionista, simplemente se reduce a la explotación del proletariado y la anarquía y la competencia que engendra la anarquía entre diferentes capitalistas— que hay que reducir la cuestión de la mujer a qué tanto encaje en todo eso de manera limitada. No. Se trata de una contradicción — la contradicción que se desarrolla en torno a la opresión de la mujer y constituye la raíz de la opresión de la mujer, existía antes del capitalismo, existía antes del surgimiento de las grandes sociedades feudales de Europa, por ejemplo, existía al comienzo de la división de la sociedad en amos y esclavos y en explotadores y explotados. Y se ha transformado, ha tomado diferentes formas y, obviamente, ha estado bajo la influencia del modo de producción tal como se ha venido cambiando a lo largo de la historia. Pero también conserva ciertas características y ciertos elementos básicos que no se pueden reducir a ningún modo particular de producción. Y es muy importante entender eso.

Pero, ¿eso implica que la opresión de la mujer no tiene nada que ver con la contradicción fundamental? Fíjese que ése sería el otro error, por otro lado, de no ser dialéctico. Por eso digo que sería una forma de ver todo en pequeños contenedores —en cajas o contenedores— separados entre sí, y tratar cada una de estas contradicciones como algo independiente en sí, y no como cosas que tienen su propia identidad, en términos relativos, que tienen su relativa diferenciación e identidad, y movimiento y desarrollo, como tal, pero como cosas que están completamente separadas con un muro a las demás contradicciones. Bien, veamos una vez más la opresión de la mujer. La opresión de la mujer, como yo recalcaba, es anterior al capitalismo. No la generó el modo de producción capitalista. En muchos sentidos, se transformó, pero ciertamente no se eliminó, cuando empezó a predominar el modo de producción capitalista en muchas sociedades y luego en el mundo en general. Pero ¿eso carece de relación con la contradicción fundamental del capitalismo? No. Porque los cambios que se han operado en los diferentes modos de producción, como el capitalismo, y los cambios que se han operado en las sociedades capitalistas, principalmente por el movimiento de su contradicción fundamental y la fuerza impulsora de la anarquía, en unos sentidos importantes afectan y cambian esta contradicción, en torno a la opresión de la mujer. Y además, se están desenvolviendo las formas en que esta contradicción se manifiesta ahora (la contradicción en torno a la opresión de la mujer, todas las relaciones sociales que esa opresión supone y todas las ideas que toda esa opresión supone) — aunque tienen su propia diferenciación, su relativa identidad y dinámica, son contradicciones en sí, aunque abarca todo eso — se están dando ahora en un más amplio marco y contexto que en lo fundamental se determina por el movimiento de la contradicción fundamental del capitalismo y su fuerza impulsora de la anarquía.

Así es la manera de entenderlo. Estas cosas tienen su especificidad, pero también existen dentro de ese marco más amplio. Y cabe entender las dos partes de eso y ver correctamente la relación entre esas dos partes. Para repetir, no se trata de una relación estática —se trata de una relación cambiante en movimiento—, pero es importante ver las relaciones correctamente.

Y lo mismo puede decirse acerca de la opresión nacional. Lo mismo es cierto en el caso de algo como el medio ambiente. El capitalismo tiene sus propias maneras específicas de tratar el medio ambiente. No se puede reducirlo, todos los cambios en el medio ambiente —en un sentido directo, lineal y reduccionista— a la mera dinámica del modo de producción capitalista. Pero para repetir, se encuentran dentro de ese marco. Por eso, así es la manera en que tenemos que entender la dinámica. Esa dinámica fundamental de la contradicción fundamental del capitalismo y su fuerza impulsora de la anarquía influencian de forma importante esos cambios — y aparte de afectarlos en algún sentido abstracto, los transforman de diversas maneras.

Así es la manera de entender estas cosas y analizarlas. Y así es posible ver por qué tenemos que ponernos a trabajar para incidir en las contradicciones específicas, a la vez que tenemos que entender cómo encajan en el marco general de todo lo que hay que transformar y cómo es la dinámica fundamental que hay que reconocer y transformar a fin de dar pasos concretos para superar esta época en general y de hecho alcanzar el momento en el que la humanidad esté volando más allá de lo que efecto es un horizonte muy estrecho, tanto en el mundo material como en la forma de pensar de las personas acerca del mundo tal como es y cómo podría ser.

Así, para repetir, eso es algo para reflexionar en un sentido activo, que no se guarde en la nevera ni se deje echar a perder. Como dice Mao, para cambiar el mundo, es necesario conocerlo, para conocer el sabor de una pera, es necesario transformarla comiéndola. Por lo tanto, es necesario adentrarse en estas cosas. Y algo como Lo BAsico 4:10 es muy importante —es una cita que concentra muchas cosas—, pero, al igual que todos los elementos de la teoría científica, también es necesario bregar con ella, aplicarla y, sí, enriquecerla. De eso se trata todo esto, en oposición a toda suerte de religiosidad, a toda suerte de dogmatismo, a toda suerte de reformismo mezquino — todas las bases de todas esas cosas, a saber, la forma no materialista y no dialéctica de partir de un conjunto de ideas o narrativas y ver todas las cosas como cosas estáticas, sin cambios y separadas por muros impenetrables entre sí.

El proceso dinámico que necesitamos a fin de cambiar el mundo radicalmente

Todo esto pone de relieve la necesidad de basarnos en lo que es preciso que sea el proceso vivo del partido y de las personas a nuestro alrededor. Es preciso que sea — fíjese, es preciso que emane mucha alegría y diversión, lo que, a propósito, incluye lo muy divertido que es lo de bregar con la teoría y la línea y además, ser científico, lo que es muy divertido. Además, es muy frustrante. No obstante, es muy divertido, aunque tenga toda la frustración. Pero es preciso que también cuente con otros elementos de diversión, que no sean directamente políticos, directamente programáticos o lo que sea. Pero es preciso que este proceso sea continuo y constante, un proceso vivo y dinámico, tanto formal como informalmente, con el espíritu indicado, vía los medios apropiados. Como alguien ha señalado, es muy importante —de hecho, no sólo es muy importante, sino que es un elemento esencial de toda la cosa— que todos nosotros seamos pensadores críticos, sobre todo. Pero hay una diferencia entre eso y simplemente ser mezquino. Fíjese que las personas que constantemente se ponen a desmenuzar todo — que está mal no sólo porque es mezquino sino porque no es científico, algo que retomaré.

¿Qué significa y por qué es importante tener una disciplina epistemológica? ¿Qué significa eso y cómo está relacionado con lo de explorar con un criterio amplio y bregar de manera activa, con ese algo para reflexionar, y la gestación de ideas al interior del partido y a su alrededor, en todos los niveles, de arriba hacia abajo y por todos lados, que tenemos que impulsar constantemente? Y, de nuevo, digo, para basarse en serio en el enfoque científico de esto y en la clase de método, y el espíritu, si se me permite usar ese término, que es el acompañamiento de tal método y enfoque científico y surge de los mismos, pues se trata de un proceso vivo, y en ese sentido es divertido, aunque a menudo es frustrante. Pero en última instancia lo importante no es divertirse —o frustrarse— más bien, lo importante es cambiar el mundo. Pero, por otro lado, el proceso en sí corresponde al rumbo que trabajamos para tomar y tiene que corresponder a ese rumbo, en su espíritu, digamos, y más en lo fundamental en el respectivo método y enfoque. Y eso es algo que tiene que haber en realidad — tiene que haber mucho más transformación. No digo mirar hacia adentro y solamente bregar mucho en las filas pequeñas —muy pequeñísimas en este momento— de la revolución y del partido, pero es algo que tiene que haber al salir al mundo y en ese contexto bregar con dinamismo con amplios sectores de la gente en la sociedad, y también en nuestras propias filas en el proceso de hacerlo.

La tendencia principal del movimiento de masas NO siempre tiene la razón — el combate a la influencia de la espontaneidad y los esfuerzos de cobijarse bajo el ala de la burguesía

Todo esto se plantea de manera objetiva —no en términos, para repetir, de un conjunto de ideas versus otra o una narrativa versus otra, pero de manera objetiva y en términos del método, enfoque y orientación fundamentales— todo esto se plantea en contra de la reificación y la espontaneidad, por un lado y por otro, el determinismo. Bien, por reificación y espontaneidad, lo que explico retoma el tema con el que empecé. Por ejemplo, salió una declaración durante la Revolución Cultural de China, que tuvo una influencia en algunos de nosotros, cuando empezábamos a entrar en la revolución, y la que está mal. Se trata de un lema que se popularizó un tiempo en esa Revolución Cultural y que estuvo mal e hizo cierto daño, y tenemos que volver a verlo, pensar en él y hacer un respectivo balance científico en la medida en que todavía no lo hemos hecho. Se trata de una declaración, que se lanzó en medio de lo que era un acontecimiento muy positivo, la Revolución Cultural de China, con la participación de decenas y en última instancia, cientos de millones de personas que bregaban con las cuestiones de la misma clase con las que estamos bregando aquí, así como la forma en que se aplican a todos los diferentes ámbitos de la sociedad y política y programa, y así sucesivamente. Pero el lema que menciono fue: La corriente principal del movimiento de masas es siempre correcta. [Le hace pedorretas, se ríe] ¡No! En ese momento, la corriente principal de ese movimiento de masas era correcta. Pero por casualidad se daba una convergencia entre dar una muy buena dirección a las masas que iban por el camino de dicha dirección, y de modo positivo debatir y resolver cuestiones de la mano con esa dirección. Pero, como principio general, es lema es totalmente incorrecto.

Piense en su aplicación. Ha habido muchos movimientos de masas —los movimientos fascistas de masas, los movimientos reformistas, social demócratas, que están totalmente dentro de los límites del capitalismo, los movimientos nacionalistas reaccionarias, a diferencia de un nacionalismo más revolucionario— muchos movimientos que no son correctos. No digo que todas las luchas por la reforma necesariamente sean incorrectas, que sean negativas — pero el reforma-ismo como una concepción del mundo y un enfoque, un programa, es muy negativo. Cuando se eleva al nivel de un principio —que el trabajo por reformas dentro de este sistema es lo único que posiblemente podemos hacer y que es preciso que trabajemos para hacerlo—, pues eso es muy negativo, cuando se eleva a ese nivel de una línea o de un principio, por decirlo así. Pero se han dado movimientos de masas de diversa índole — y esto sigue ocurriendo, las ideas que pululan alrededor, que ejercen una influencia sobre las personas hoy con mejores inclinaciones, las personas que se consideran a sí mismas como progresistas, liberales o hasta algunas que se consideran radicales o lo que sea. Al igual que otro lema que salió (sobre todo creo que este lema era — al menos lo promovían en concreto, si no lo iniciaron, muchas fuerzas revisionistas): "El pueblo unido jamás será vencido". Bueno, ese lema no es científico. En primer lugar, el pueblo ha estado unido y derrotado muchas veces, sobre todo cuando no ha tenido una dirección correcta, pero hasta en ciertas ocasiones en las que la han tenido pero la correlación de fuerzas iba en su contra a corto plazo. Eso no quiere decir que la dirección —eso no quiere decir que uno es incorrecto— a veces es posible ser correcto y perder, y a veces se pierde por ser incorrecto. Pero, en primer lugar, en muchas ocasiones el pueblo ha sido "unido", y derrotado, a veces porque se ha unido en torno a algo incorrecto, y a veces porque las otras fuerzas en su contra son más poderosas en un momento dado.

Pero, en segundo lugar, ¿quién es ese "pueblo”? Se sabe que en el pueblo hay diferentes clases. Sin ser reduccionista y estrecho-mecánico —y por tanto, en realidad economista, obrerista— en términos generales, hay diferentes clases en el pueblo y hay representantes que, por conscientemente que lo perciban, en efecto y de manera objetiva actúan (según Marx) como los representantes políticos y literarios de diferentes clases. Y todos están en contienda. Repitiendo, retomando lo que dije anteriormente, démosles a las personas el beneficio de la duda o la mejor interpretación, de que todas proceden de acuerdo al punto de vista de clase que han adoptado, se basan en lo que consideran que son los intereses generales del pueblo, la sociedad o la humanidad. Pero no todos se basan en la ciencia. Y no todos tratan científicamente lo que son los intereses concretos de las masas populares y lo que son las contradicciones que es necesario luchar por resolver a fin de realizar concretamente los intereses de las amplias masas populares y en última instancia, de la humanidad.

Por eso, el "pueblo" contiene una gran cantidad de diferentes fuerzas en contienda y en muchos casos, en efecto no está mal que se una ampliamente ese “pueblo” a favor de ciertas cosas. A menudo eso es muy correcto y muy importante. Pero, no obstante, en esa amplia unidad, hay diferentes fuerzas en contienda en representación de distintos programas en contienda, o para decirlo simplemente, dichas fuerzas trabajan para conducir a la gente y la sociedad por diferentes caminos en el contexto de lo que ya existe o trabajan de alcanzar algo diferente. Pero de ahí la pregunta: ¿qué es ese algo diferente que trabajan para alcanzar, es radicalmente diferente? Además hay representantes políticos y literarios quienes —a grandes rasgos y sin ser mecánico al respecto, y sin ser ridículo— en efecto luchan por los intereses de estas diferentes fuerzas sociales o de clase en la sociedad. El "pueblo" se compone de todo eso.

Lo he dicho antes y lo diré otra vez, si existiera una clase y una fuerza —de nuevo sin tener una perspectiva limitada, mecánica y economista, pero en términos generales— si existiera una clase cuyos representantes políticos y literarios abandonaran la lucha y no lucharan por los intereses de esa clase, en términos generales, en la situación actual de una clase, sería el proletariado y sus representantes políticos y literarios. Porque ésa es la única clase, y sus representantes, que no sólo no tiene la espontaneidad a su favor, sino que tiene que luchar contra una enorme cantidad de espontaneidad del sistema existente y todas las relaciones, ideas, cultura y valores e instituciones, y así sucesivamente, que reflejan y refuerzan ese sistema. Por lo tanto, los comunistas tienen que llevar una lucha constante contra la espontaneidad — lo que también supone luchar contra lo de seguir a la cola de las masas. Pues, para repetir, con un entendimiento científico y no mecánico de esta cuestión, no es cierto que cada grupo social o de clase actúe espontáneamente de acuerdo con sus propios intereses. Y, para repetir, en particular, el proletariado es la única clase en esta situación, bajo el dominio del capital, que no actúa la mayor parte del tiempo según sus propios intereses.

La pequeña burguesía —permítanme decirlo de otra manera, la pequeña burguesía y sus diversos segmentos y capas (porque la pequeña burguesía no es algo uniforme, pero todas estas diferentes capas pequeño burguesas que componen, a grandes rasgos, la clase media, la pequeña burguesía, digamos)— estas personas sí actúan más o menos espontáneamente según sus intereses, debido a que no tienen que hacer rupturas radicales en su forma de pensar o con la sociedad existente, a fin de actuar según sus propios intereses. Es decir, es cierto que las dinámicas del capitalismo y la clase dominante del capitalismo y sus instituciones constantemente socavan y atacan a los intereses de la pequeña burguesía. Pero —aunque, por un lado, el funcionamiento del sistema apuntala en cierta medida los intereses de la pequeña burguesía, pero por otro lado los socava y suprime— como tal, esos intereses no requieren ninguna ruptura radical y no es posible que conduzcan a tal ruptura. Si alguien actúa de la manera más consciente, por lo que se refiere a representar los intereses de la pequeña burguesía, no puede dirigir a ninguna ruptura radical. Por eso, la pequeña burguesía tiene mucha espontaneidad a su favor, la espontaneidad del sistema existente.

Obviamente no tenemos que hablar del caso de la burguesía. Es obvio que ésta tiene el sistema a su favor, a pesar de que el sistema les causa problemas de toda suerte. ¿Por qué? Debido a que el sistema se caracteriza por esta contradicción fundamental y sus dinámicas, y en particular, la fuerza impulsora de la anarquía, y que está plagado de todas estas otras contradicciones las que surgen y están englobadas en la dinámica de la contradicción fundamental del capitalismo y la fuerza de la anarquía y todo lo que eso engendra, tal como se menciona en la parte anterior sobre el análisis de la relación entre otras contradicciones y la contradicción fundamental.

Pero los representantes políticos y literarios del proletariado de manera abrumadora tienen que luchar contra de la espontaneidad de la misma clase y las masas populares, los condenados de la tierra, los oprimidos de la tierra, cuyos intereses representan en lo fundamental, porque esas masas están atrapadas en la red y las dinámicas, digamos, en la viviente red en movimiento y las dinámicas del sistema capitalista y toda la influencia de esas relaciones sociales y la superestructura— la cultura, la ideología, las instituciones políticas de ese sistema. Por eso Marx planteó las "4 todas" — no sólo como una idea, una vez más, pero como una concentración científica de lo que hay que superar con el fin de llevar a cabo concretamente esas dos rupturas radicales y alcanzar un mundo completamente diferente, sin explotación, opresión y divisiones antagónicas y sin relaciones antagónicas entre las personas y sin la destrucción violenta general que resulta y es parte de eso. Marx decía que era necesario superar todas las relaciones económicas, las relaciones de producción, del capitalismo; todas las relaciones sociales engendradas o comprendidas en esa dinámica; las ideas que surgen de esas relaciones sociales; es necesario superar esas relaciones de clase que tienen su origen en esas relaciones económicas, así como las relaciones sociales que son parte de eso, y las ideas que acompañan y refuerzan todo eso. Eso es todo el proceso. Y no hay ninguna clase en esta sociedad y ningún sector de la población que desarrollará eso de forma espontánea, y de manera consciente se inclinaría por eso y trabajaría por eso. De hecho, hasta aquellas personas a las cuales más fundamentalmente les interesa este proceso van a estar constantemente bajo la influencia de la espontaneidad —y por eso también digo el funcionamiento del sistema y la forma en que ese funcionamiento afecta su forma de pensar y acciones espontáneas— esta situación constantemente las va a alejar de este proceso, aunque corresponda a sus propios intereses y aunque espontáneamente también gravitarán hacia este proceso. Así es la naturaleza contradictoria del proceso.

Por lo tanto, la reificación de cualquier tipo, la idea de cualquier tipo de que la tendencia principal del movimiento de masas es siempre correcta —Ah, según se dice, en vista de que alguien sea de un grupo oprimido, ha de saber lo que es correcto, al menos acerca de su propia opresión o de la opresión de su grupo— No, para nada; aquí se trata de una cuestión de la ciencia. Y se trata de lo que Lenin identificó: los constantes esfuerzos de cobijarse bajo el ala de la burguesía. ¿Por qué? ¿Por qué existen estos constantes esfuerzos? Lo he señalado anteriormente y vale la pena reflexionar al respecto un segundo, adentrarnos en el tema de nuevo un tiempo, aunque sea poquito tiempo. Veamos lo que dice Lenin: ¿por qué no simplemente dice la constante presión de cobijarse bajo el ala de la burguesía? ¿Qué palabra utiliza? Los constantes esfuerzos de cobijarse bajo el ala de la burguesía. Y así se ve una y otra vez.

Mandela — ¿quién es Mandela? Hay que reconocerlo. Era muy valiente. Estaba dispuesto a hacer enormes sacrificios. En su propia mente, tomaba en cuenta los intereses del resto de los sudafricanos en general. Pero, se cobijaba bajo el ala de la burguesía. Y no lo hacía por cobardía. Pero, de acuerdo a su propia historia — la que tengo entendido que era su propia versión, es que él y otros con los que él estaba alineado hicieron cálculos de modo que, si no aceptaran este acuerdo que los imperialistas habían fraguado y les estaban presentando, pues se daría una gran ruptura en la sociedad y una gigantesca cantidad de violencia, y la gente sufriría.

Bien, es que constantemente se presentan cosas así, el que uno sea representante consciente de alguna fuerza o de otra —en última instancia, el que represente alguna agrupación social o clase social u otra— o simplemente sea de las masas populares que andan con la corriente de este movimiento. Constantemente se descubre el precio que hay que pagar, por no cobijarse bajo el ala de la burguesía — así como el hecho de que, como Marx y Engels señalaron, las ideas dominantes de cada época, o de cualquier sociedad, son siempre sólo las ideas de la clase dominante. Por eso, esas ideas, esa manera de pensar y las consecuencias políticas, los respectivos resultados programáticos influencian constantemente a las personas en la sociedad. Y una y otra y otra vez, tanto por motivos oportunistas pero hasta en efecto, por motivos sinceros, vemos que las personas ejercen influencia y cobran influencia, y luego la utilizan para acomodarse con el sistema existente — a veces por las más mezquinas, más corruptas y venales ambiciones propias, pero a veces, con aún más desgracia, por una genuina motivación de querer cambiar el mundo de una manera que consideren que disminuirá el sufrimiento de la gente. Pero no reconocen — por no aplicar plenamente la ciencia, y no tienen esa orientación de tratar todo con un método científico, y en efecto no llegan a conocer la verdad fundamental de que, a menos que se haya roto radicalmente con el sistema existente, a menos que haya sido derrocado y a menos que haya sido transformado radicalmente —a menos que hay sido derrocado el sistema existente, a menos que se haya transformado radicalmente la sociedad y en última instancia el mundo de una manera determinada, hacia la eliminación de las "4 todas" que Marx identificó— a menos que se hayan transformado radicalmente las relaciones de producción, las relaciones de clase, las relaciones sociales y las ideas — no se mejorarán las condiciones de las masas de la humanidad y de hecho éstas van a empeorarse, a la vez que el capitalismo seguirá perpetuándose de acuerdo con sus propias dinámicas y su posición dominante en el mundo.

Por lo tanto, vemos lo siguiente: en la historia hay mucho ejemplos de las personas que dirigieron grandes luchas —con ejemplos de heroico sacrificio propio, no sólo por parte de las bases, digamos, sino también por parte de los líderes— y no obstante, no siempre por cobardía, no siempre por una mezquina corrupción venal, pero por una motivación equivocada, que se deriva de una comprensión equivocada basada en un enfoque no científico, en efecto hacen lo que de hecho es volver a cobijarse bajo el ala de la burguesía, dando pasos atrás en el sistema existente. Y veamos la situación de las masas populares en Sudáfrica hoy, las masas populares africanas. Sí, el apartheid se ha ido — y era buena, era justa y se justificaba la lucha para deshacerse del apartheid. Pero si eso se convierte en el punto final de la lucha, pues es sabido lo que ocurre. Las masas populares sufren de manera terrible. Y para colmo, están desmoralizadas porque sufrieron terriblemente bajo el apartheid, pero había una sensación de que tenían que levantarse — una sensación, un sentimiento de que tenían que levantarse en su contra y efectivamente se levantarán en su contra e hicieron sacrificios para deshacerse de él. Pero ahora cunde la desmoralización y confusión porque se han librado de él, pero todavía están sufriendo terriblemente bajo la dominación del imperialismo, y de las clases explotadoras en su propio país en última instancia subordinado al imperialismo.

Y eso se puede ver a lo largo de la historia. Por esto al final de la Revolución Cultural de China, organizaron la campaña en torno a la novela clásica china, A la orilla del agua. Muy pocas personas entendieron de qué carajos trataba esa novela, pero en efecto tuvo mucha importancia. Desafortunadamente, muy pocas personas le prestaban suficiente atención o la entendían. Se lanzó esta campaña cuando Mao hizo unos comentarios acerca de los incentivos, y probablemente un paquete de reformas, que el sistema existente —el emperador— le ofrecía al héroe de A la orilla del agua (creo que éste se llamaba Sung Chiang), quien era alguien que lideró muchos levantamientos campesinos de masas, y en cierto momento le ofrecieron incentivos y emu... emolumentos (o como quiera que se pronuncie esa palabra, ¿cómo se pronuncia la palabra, emolumentos? [se ríe]). Y Sung Chiang los aceptó y volvió a integrarse en las filas del sistema existente, al servicio del emperador. Y he aquí el lema que se planteó: Los individuos como éstos solamente se oponen a los funcionarios corruptos, pero no al emperador. De esa forma metafórica, se decía que hay muchas personas que hacen un esfuerzo, dirigen a personas y hacen sacrificios, se arriesgan —Mandela va a la cárcel durante décadas— pero en última instancia, solamente se oponen a la opresión particularmente atroz del sistema (ultrajes particulares o formas particulares en que el sistema hace que las personas sufran) pero en última instancia, no se inclinan por la abolición del sistema en su conjunto. Y así continúa el horror. Ésa era la esencia de A la orilla del agua — que estuvo mal solamente oponerse a los funcionarios corruptos y no al emperador (eso no quería decir, en el sentido literal, el emperador; significaba el sistema entero, así era la metáfora).

Se ve todo el tiempo — en "Ocupar", en lo que sea. “Las corporaciones tiene una influencia exagerada”. Bueno, por supuesto que sí, porque las corporaciones son una concentración del capital y se trata de un sistema capitalista. Por supuesto que sería así, pero eso no es la esencia del problema. El problema es la naturaleza misma del sistema y su dinámica económica subyacente y su superestructura para reforzar todo eso, incluido el estado con su aparato represivo militar, la policía, los tribunales, las prisiones, las burocracias, el poder administrativo, etc. Hay que reconocer todo eso. Y sin deshacerse de todo eso y sin reemplazarlo con un sistema que funciona de acuerdo con diferentes dinámicas —y, sí, el que se caracteriza por diferentes contradicciones, porque no existe sistema alguno sin contradicciones, inclusive el comunismo, pero es un conjunto cualitativamente diferente de contradicciones económicas, políticas, sociales, culturales, ideológicas— sin hacer eso, lisa y llanamente habrá, quizá de una forma un poco transformada (más bien, con frecuencia una forma transformada), la misma horrorosa opresión y sufrimiento de las masas de la humanidad y tal vez hasta la extinción de la humanidad por la forma destructiva en que interactúa con el medio ambiente, y/o las guerras.

Por lo tanto, ésa es una lección muy fundamental. Y nunca se conseguirá lo correcto yendo con la reificación y siguiendo a la cola de la espontaneidad. De simplemente creer que solamente "las masas en la calle" determinan lo que es correcto e incorrecto — pues, ¿cuántas veces hemos visto eso? Las personas no hacen ningún análisis científico, no hacen ningún esfuerzo de hacer un análisis científico del contenido de lo que está pasando. Trátese de Ucrania ahora, o Venezuela. Jared Leto sale en los premios Oscar de la Academia y alaba a la gente en las calles. Lo siento, Jared, pero es obvio que no sabes un carajo de lo que está pasando. Creo que eres de buen corazón, pero eso no basta. Déjame decirlo así: es necesario que te preocupes de las cosas. Si no te preocupas de las cosas, si no tienes pasión por la condición de la humanidad y el hecho de que las cosas no tienen que ser así, sal de aquí, pues nunca vas a hacer nada bueno. O, más al grano, que formes esa pasión conociendo lo que en efecto pasa en el mundo y prestando atención y preocupándote al respecto. Pero eso no te va a conducir a donde es necesario ir. Se trata de una base —es una parte de la base que necesitas, es esencial— pero no basta. Tienes que ir más allá y ser científico.

Cuando las personas se encuentran en la calle, vaya, vaya, ¿qué hacen? ¿Bajo qué estandarte se les moviliza? ¿Qué es el contenido objetivo y el efecto objetivo de lo que hacen y qué es la conciencia subjetiva con la que lo hacen? ¿Y qué es el entendimiento correcto de la síntesis de esas cosas? A veces en el caso de las personas, lo que hacen objetivamente puede ser muy bueno, y su conciencia subjetiva no es muy buena, y es necesario determinar lo que es lo principal en esa contradicción. Eso es una contradicción, así que ¿qué es lo principal? ¿Qué es lo que define principalmente lo que se encuentra en la calle? En la Rebelión de Los Ángeles de 1992 — ¿se podría encontrar muchas ideas erróneas, subjetivas? Sí. Pero objetivamente, ¿fue principal y abrumadoramente positiva? Sí. Hay momentos en que lo contrario es cierto. La gente está en la calle con buenas intenciones, pero lo que hace es objetivamente malo, va en una dirección equivocada, perjudicial. Es necesario ser un científico vivo y dinámico. Y hablando de dirigir una revolución, olvídelo si uno no se es constantemente científico — no hablo de que no cometa errores o que no tenga limitaciones. Todos tenemos limitaciones. Así es la naturaleza de los seres humanos, quienes interactúan con el resto del mundo. No digo — no se trata de un argumento humanista, de que todos somos simplemente seres humanos con imperfecciones. Digo que los seres humanos tienen limitaciones en lo que pueden entender y cómo pueden actuar en un momento dado, aun cuando se pongan en serio a ser científicos. Pero constantemente tenemos que ponernos —de forma individual, pero sobre todo colectivamente— a bregar con la forma de ser científico, acerca de lo que eso significa en general y también en su aplicación concreta a muchas contradicciones en un momento dado e ir profundizando nuestras bases en eso y en nuestra capacidad de hacerlo cada vez mejor, aun cuando siempre tengamos deficiencias.

Por tanto, si uno se basa en la reificación y la espontaneidad, eso no es bueno. He aquí el punto donde la cosa se cuaje: si en efecto uno piensa en las masas populares y se es científico, no me importa un maldito carajo lo que algún maldito oportunista sale y dice. Quiero decir, me importa si tiene un efecto. Pero yo no voy a dejar que eso afecte cómo voy a abordar esta cuestión. No se trata de alguna proclamación individual de mi parte. Digo, como punto de orientación: que no nos importe un maldito carajo por lo que se refiere a dejarnos intimidar o influenciar por lo que dicen una manada de oportunistas — no me importa para nada cómo se presentan y no me importan con cuántas "credenciales" tratan de arroparse. Es preciso preguntarse, en lo que esas personas se proponen, ¿constituye una mejor representación de los intereses de lo que la humanidad tiene que alcanzar, en comparación a lo que nosotros hacemos? Si es así, pues que le entremos y aprendamos de ella. Si no, pues que no vayamos a la cola de ello y que no nos dejemos intimidar por ello, y vamos a luchar con ello. Y vamos a ponernos a luchar con ganas con ello. Porque es importante, porque hay que tener en cuenta las cuestiones fundamentales de dos cosas: para quién y para qué (bueno, mencioné una cosa, o dos cosas, pero en fin, ¿para quién y para qué?) y ser científico al determinar qué en realidad corresponde a los intereses de quién.

Y si no lo decimos de esa manera, lisa y llanamente vamos a dejarnos zarandear por toda suerte de oportunistas y, para repetir, por los acontecimientos del día, los virajes de las minucias políticas o hasta los grandes cambios en la sociedad. Como señaló Lenin en "La bancarrota de la II Internacional": cualquier gran punto de viraje en el mundo, tal como el estallido de una guerra mundial en dicho caso, instruye y templa a unos y aturde y quebranta a otros. Por eso, es necesario estar preparado — no se puede dejar zarandear por los acontecimientos del día y los virajes de las minucias políticas. Tampoco se puede dejar perder la orientación a causa de los GRANDES cambios monumentales que se dan, tal vez sin mucho aviso o al menos de una manera que no se anticipó. Y la única manera de hacerlo es basarse constantemente en este método y enfoque científico y en el enfoque científico más consecuente, sistemático y exhaustivo y minucioso, el comunismo, basado en el materialismo dialéctico.

Además, de esa manera, por un lado, es posible empezar a entender la necesidad y la base de combatir a la espontaneidad y no caer en la reificación de diferentes sectores de la población o diferentes personas que activen su participación de manera sincera o de otro modo como representantes de diferentes sectores de la población. Capacita para analizar en concreto lo que representan estas personas, movimientos o tendencias y su relación, positiva o negativa, con el rumbo que las cosas tienen que tomar en términos de una transformación radical de todo el mundo mediante la revolución con el objetivo final del comunismo; pero también capacita, por otro lado, digamos, para no caer en el determinismo. Porque al ser científico, se puede entender que el mundo entero se compone de contradicciones y que la sociedad, la sociedad humana en su interacción con el resto de la naturaleza, se caracteriza por ciertas contradicciones fundamentales y decisivas, a saber, las existentes entre las fuerzas y relaciones de producción y entre las relaciones de producción (o la base económica, o el modo de producción) por un lado, y por otro la superestructura de política, ideología y cultura. Y eso se manifiesta de diferentes formas en diferentes sistemas. El capitalismo, para repetir, tiene sus propias formas particulares en las que se manifiestan esas contradicciones básicas, en la contradicción fundamental del capitalismo y su fuerza impulsora de la anarquía y en las demás contradicciones que surgen de ésa o que están comprendidas en ésa, tal como la opresión de la mujer como un ejemplo muy importante (de las otras contradicciones que están comprendidas en la primera).

Por tanto, de actuar sobre esa base, pues uno no sólo ve lo que está en frente, no sólo la necesidad, el que lo identifique como necesidad o no. No sólo ve la dificultad. No sólo ve el atraso de las masas. No sólo ve el poder que la clase dominante y su sistema en efecto aún tienen. Más bien, ve más profundamente y de una forma más viva todas las dinámicas respectivas, todas las dinámicas contradictorias respectivas, inclusive la contradicción fundamental y, para repetir, todo lo que surge de ésta o se comprende en ésta y los caminos que es posible machetear, digamos, que se pueden forjar por medio de lucha sobre la base de esas contradicciones. No hablo de los caminos que se nos presentan, pero de aquellos que existen ahí en potencia por los que es necesario luchar para abrir y por los que es necesario liderar a las personas y por los que de ahí es necesario seguir liderando a las personas. Porque, para repetir, la presión espontánea, los esfuerzos espontáneos de cobijarse bajo el ala de la burguesía — si uno no tiene conciencia de ello al avanzar, pues va a forjar un camino y va a ir marchando hacia adelante, y mirará a su alrededor y todos se habrán ido, [se ríe] y uno se encontrará solito, porque no ha prestado atención al hecho de que la burguesía y la pequeña burguesía y sus representantes políticos y literarios también están trabajando para incidir en estas contradicciones y trabajan para influenciar a las fuerzas las que uno trabaja para liderar sobre la base de estas contradicciones y que uno tiene que liderar sobre la base de estas contradicciones.

No rendir pleitesía... Reconocer la necesidad como contradicción

Por tanto, hay necesidad, pero la necesidad es contradicción. La necesidad no es sólo, "¡ai, carajo!" La necesidad no es sólo problemas. No es sólo dificultades. No es sólo obstáculos. La necesidad es contradicción. Y al entenderla de esa manera, no se cae en el determinismo; y de tener la síntesis correcta, es posible ver cómo, por un lado, la reificación, la espontaneidad, lo de rendir pleitesía a las masas —de sólo ver el movimiento sin el contenido, cuando las personas estén en movimiento— en efecto se refuerza mutuamente con el determinismo. Esas cosas en sí forman una especie de síntesis perversa. Si los comunistas u otras personas que pueden cambiar el mundo no tienen un enfoque científico, aparte de caer en lo de rendir pleitesía a la espontaneidad, y a la reificación, se encontrarán rindiendo pleitesía a la necesidad de un modo determinista. Además, se trata de la orientación de para quién y para qué — pues, he aquí lo que yo les digo a estos malditos oportunistas de diverso pelaje, y a los representantes de la burguesía: Lo siento, pero es que hay un problema. Si yo les rindo pleitesía a ustedes, las masas populares van a volver a salir jodidas, y jodidas una y otra y otra vez. Por eso yo no les puedo rendir pleitesía. No se debe a que yo soy más fortachón que ustedes. No se debe a yo estoy más listo que ustedes. No se debe a que, en alguna esencia mía, yo soy una persona mejor que ustedes, o lo que sea. Pero por este mismo hecho, se debe a que la ciencia me enseña y sigue profundizando mi comprensión de que si rindo pleitesía a eso, pues las masas populares van a permanecer encadenadas en estas condiciones horribles y esclavizadas, oprimidas y explotadas de maneras horrorosas. Tal vez haya algunas nuevas formas, pero siempre formas horrorosas. Y por eso no podemos hacerlo. Y por eso para obtener algo radicalmente diferente, tenemos que luchar contra todo eso. Y por eso tenemos que ser científicos a fin de luchar en serio de la manera en que tenemos que luchar por eso.

Así que ése es el primer punto primordial que quiero comentar en el marco de este tema en general, digamos, de la base material y el método de hacer la revolución. Para decirlo de otro modo, en cierto sentido todo eso se refiere a lo que es la base material de la revolución. Y he empezado a hablar de método, y ahora quiero tratar de forma más directa la cuestión de un método y enfoque científico.

Un método y enfoque científico — El materialismo y la dialéctica

Así que pasemos a hablar más directamente acerca de un método y enfoque científico. Yo ya he mencionado algo de esto, pero quiero repasar algo de esto y al menos identificar algunas cuestiones esenciales al respecto. He dicho que el comunismo es el método y enfoque científico más consecuente, sistemático, completo y cabal. ¿Por qué? ¿Se trata de solamente una afirmación que hacemos? Es decir que los demás son burgueses o pequeño burgueses, así que no son científicos. No. Se trata de los cimientos básicos y el método básico del materialismo y la dialéctica, y su síntesis mutua. El comunismo, el marxismo tal como se desarrolla constantemente como una verdadera ciencia, es más consecuentemente materialista, en el sentido de que tiene el conocimiento más consecuente del hecho de que toda la realidad es la realidad material, que la realidad material es objetiva y no se determina por las ideas de los individuos. O la puede afectar la interacción de las personas sobre la realidad material más amplia, pero la existencia de esa realidad material más amplia no depende de las personas, de sus ideas o de su interacción con dicha realidad; existe en ese sentido, independientemente de las personas y de sus ideas y su respectiva interacción. Y toda la realidad consta de eso —de materia— de cosas que en efecto se mueven y cambian, que interactúan con otras formas de materia y la que los seres conscientes pueden afectar — de la forma más concentrada y más alta (al menos que nosotros sepamos), los seres humanos. (Al menos eso es lo que pasa en este planeta y dejando de lado esa salvedad de menor importancia para nuestros propósitos —sin tratar la cuestión del potencial de vida en otros planetas—, los seres humanos pueden afectar la materia del modo más concentrado y más alto).

Pero, al mismo tiempo, para ser consecuentemente materialista, en efecto también es necesario ser dialéctico: Es necesario entender que la realidad material no sólo existe sino que existe en términos de contradicciones — que las contradicciones constituyen el modo de existencia de las cosas materiales y de la realidad material en general, que la materia existe y se mueve en las contradicciones y por medio de éstas. Las contradicciones dentro de cada cosa, las contradicciones dentro de todo, las contradicciones entre diferentes formas particulares relativamente discretas de materia en movimiento.

Por lo tanto, únicamente con una síntesis de esas dos cosas —únicamente al entender ambos aspectos, el materialismo y la dialéctica (la dialéctica se refiere al análisis de que todo existe en las contradicciones y se desenvuelve por medio de éstas)— únicamente con un entendimiento de estos dos aspectos y con la síntesis correcta de éstos, en efecto es posible ser rigurosamente científico. Eso es así no sólo en lo que subjetivamente uno intenta hacer sino de hecho, en lo de ser más consecuente, sistemática y exhaustivamente científico — lo que no implica, por cierto, que uno siempre se es completamente consecuente, sistemático y completo en términos de ser científico. Eso retoma el punto anterior sobre los seres humanos y sus limitaciones. Pero de esa manera los seres humanos pueden ser más consecuente, sistemática y exhaustivamente científicos, lo que incluye lo de aprender de sus errores.

Por eso lo decimos así. Esto no es sólo una consigna. No es un "na-na, na bu-bu" — "na-na, na bu-bu, nosotros somos más científicos que ustedes". Se basa en la realidad material y en el entendimiento correcto de la realidad material y de su movimiento y desarrollo, y de las fuerzas motrices, digamos, de ese movimiento y desarrollo y del entrelazamiento de los dos aspectos de que todo lo que existe es materia y que toda la materia existe como contradicciones, en movimiento sobre la base de las contradicciones y que interactúa con otra materia que se compone de contradicciones. Así es la materia. No se trata de que lo nosotros digamos que lo es, o que Dios la creó de esa manera. Así es la materia, así es el entendimiento que hemos formado. Y el marxismo lo ha forjado a un nivel superior y más sintetizado.

La nueva síntesis

Bien, sobre esa base quisiera hablar un poco de la aplicación de la nueva síntesis a esta cuestión. No voy a tratar de repasar todo lo que representa la nueva síntesis — lo que es tema para otra discusión. Pero la nueva síntesis sí representa una base más profunda, una síntesis más completa — una base más profunda y una síntesis más completa del método científico del materialismo dialéctico y por lo tanto, o como una expresión de éste, un método y enfoque más cabalmente científico. Representa el reconocimiento y la ruptura con ciertos aspectos de un materialismo mecánico y de la reificación y hasta de la metafísica que han tenido una influencia secundaria pero no insignificante en el movimiento comunista a lo largo de su historia — por ejemplo, de tratar las cosas según la noción de "la verdad de clase”, o sea, la idea de que existe una verdad de la clase o clases oprimidas y en ésta nosotros nos basamos, a diferencia de entender que existe la realidad material y hay un enfoque científico de la realidad material y que nosotros podemos aprender de todas las fuentes de las cuales podamos aprender, a la vez que vayamos sintetizando lo que venimos aprendiendo con la aplicación consecuente del materialismo dialéctico — a la sociedad, a la naturaleza y a la interrelación, la interacción, entre la naturaleza y la sociedad y entre los seres humanos que componen la sociedad.

En otras palabras, he recalcado mucho hasta ahora, con razón muy necesariamente, la ruptura radical representada por el comunismo. Está la analogía de Darwin: que el conocimiento de la sociedad y de los seres humanos que componen la sociedad, y de sus relaciones sociales —y de todas sus relaciones económicas, sociales, políticas, culturales y de otra índole— y la interacción de todo eso con la naturaleza, es tan radicalmente diferente después de Marx como lo es la biología después de Darwin. Eso es muy cierto y muy importante, y es esencial que nosotros lo tomemos como base. Al mismo tiempo, eso no quiere decir que no se puede aprender nada de las personas que vivieron en épocas anteriores y que expresan un punto de vista de las clases en última instancia distintas al proletariado, o que no se puede aprender nada de las personas que viven en el mundo de hoy. Eso no es lo mismo. Decir que la biología es radicalmente distinta después de Darwin no quiere decir que no se puede aprender nada, ni de alguien que se oponía a Darwin. Pero supone un marco totalmente diferente, y un método y enfoque completamente diferente —para decirlo un tanto burdamente, una caja de herramientas distinta— o un método y enfoque más desarrollado, cualitativamente más desarrollado para ponerse a aprender de todo, inclusive de las ideas de las personas que están en lo incorrecto en lo principal.

Por lo tanto, con este entendimiento correcto (y esto es algo que recalca la nueva síntesis del comunismo que he desarrollado, más que anteriormente — no es que no existía, estaba ahí en Mao, estaba ahí en Lenin, estaba ahí en Marx) se puede aprender de las personas con puntos de vista opuestos y de las personas que en esencia y en general están en lo incorrecto o están equivocadas en su aspecto principal. Esto es algo a lo que la nueva síntesis ha dado más énfasis: digamos, la síntesis correcta del reconocimiento de la ruptura radical representada por el comunismo y, al mismo tiempo, el método y enfoque, basado en esa ruptura radical, de ponerse a aprender de todo. No ir a la cola y adaptar (digo, adoptar) las ideas, las ideas erróneas, de otras personas, pero tener un enfoque de aprender de la realidad de una manera científica.

¿Qué es la ciencia, qué es el método científico?

¿Qué significa eso? ¿Qué es la ciencia? La ciencia quiere decir, en primer lugar, basarse en la realidad, en la realidad material —en entender que la realidad consta de materia en movimiento. Pero también quiere decir interactuar con la realidad material más amplia, acumular pruebas sobre la base de esa interacción— no de una manera aleatoria pero con ciertas hipótesis en mente, que se entiende que son provisionales, son hipótesis, no son teorías completamente desarrolladas, son hipótesis, pero interactúan con el resto de la realidad material a fin de acumular pruebas en relación con algo que se investiga. Y de ahí, aprender de muchas fuentes diferentes, sintetizar e identificar los patrones en esa parte de la realidad que se investiga y explora, y acumular pruebas al respecto — sintetizarlo todo a un nivel superior y de ahí sacar las conclusiones apropiadas. De ahí volver a la realidad para ponerlo a prueba, para ver si lo que se ha sintetizado corresponde concreta y correctamente a la realidad, si predice correctamente lo que ocurrirá y no ocurrirá en la realidad — no en un sentido limitado pero que en el sentido esencial, y en el sentido general, predice correctamente lo que ocurrirá y no ocurrirá en la realidad, lo que puede ocurrir y no puede ocurrir en la realidad. Y de ahí se trata de un proceso continuo. No es un proceso para una sola ocasión... es un proceso en curso el que, no obstante, pasa por etapas cualitativas. Para sintetizar, es un salto cualitativo. Constituye otro salto cualitativo llevarlo de vuelta a la realidad y verificarlo en comparación con la realidad y sacarle conclusiones. En esencia, eso es lo que Mao describe en "Sobre la práctica": el salto del conocimiento sensorial al conocimiento racional, el conocimiento sintetizado, y luego de vuelta a la práctica y más acumulación, y así sucesivamente.

Así que eso es lo que quiere decir ser científico en cualquier ámbito, en cualquier actividad humana o en cualquier ámbito de actividad y conocimiento, y eso es lo que quiere decir en general ser científico. Y eso es lo que tenemos que ir haciendo — la importancia de esto es algo que la nueva síntesis está expresando de manera sintetizada y concentrada. De que en eso nosotros nos basamos. No en las modas. No en las tendencias espontáneas. No en el capital que alguien puede acumular a fin de decir que representa la verdad. Pero en el enfoque científico.

Se ha señalado —y creo que se trata de algo muy importante— que sin un método y enfoque científico, uno es vulnerable a que los fenómenos de cualquier tipo, y las fuerzas de cualquier tipo, las tendencias de cualquier tipo, los oportunistas de cualquier tipo, los charlatanes de cualquier tipo lo despisten, engañen y zarandeen — debido a que uno no tiene bases para poner a prueba si lo que se dice es cierto o no. Uno nada más sigue lo que parece tener aceptación o lo que la mayoría de las personas piensan o creen en un momento dado o qué tanta autoridad tiene o parece tener alguien, a favor de un conjunto particular de ideas. No habrá manera de distinguir lo que es cierto y no lo es y uno estará sujeto a los vaivenes de la situación y a que constantemente lo conduzcan a uno por la nariz como un borrego y, obviamente, por malos caminos. O aunque tengan buenas intenciones las personas quienes influencian a uno, pero no son científicas, no van a conducirlo a uno a donde tiene que ir, en términos de lo que la humanidad necesita y lo que es posible para la humanidad en este momento de su desarrollo histórico — no digo un proceso de historia metafísico ordenado por Dios o dirigido por el universo, pero a donde la historia ha llegado concretamente mediante la interacción entre la necesidad y la casualidad, y las fuerzas y dinámicas subyacentes y las acciones conscientes que las personas ejercen sobre esas cosas —éste es el punto que hemos alcanzado y éste es el punto que es posible alcanzar. Y no es posible alcanzar ese punto sin ser científico y si uno está subordinado a la dirección e influencia de personas que no aplican ciencia.

O uno tampoco va a alcanzar ese punto si deja que gente que no aplica ciencia dirija e influencie a las personas y no refuta y con el tiempo no vencer concretamente estos enfoques no científicos — de una manera buena, y no de una manera dogmática o chillona, pero de una manera muy sustantiva, basada en los principios pero fuerte, cuando sea necesario, y muchas veces es necesario. Vencerlos en el sentido de poner al descubierto lo que tienen de incorrecto y convencer a las personas de modo que los abandonen — no porque es un concurso de egos o son diferentes personas con diferentes narrativas, o diferentes agrupaciones sociales divorciadas de las masas populares, pero por lo que la ciencia enseña acerca de lo que son los intereses y las necesidades de las amplias masas populares en el mundo, y en última instancia, de la humanidad, y lo que es posible en estos momentos.

Constantemente buscar la verdad y llevar adelante la revolución comunista

Bien, sólo quiero referirme a algunas otras cosas que tienen que ver con la nueva síntesis y de ahí pasar a un par de puntos más particulares. Una de las cosas esenciales de la nueva síntesis es, por un lado, la importancia y la insistencia en constantemente buscar la verdad — en otras palabras, otra forma de decirlo es ser consecuentemente científico. No buscarla según narrativas, no buscarla sobre la base de la "verdad de clase" —o diferentes verdades o narrativas de diferentes grupos de identidad— pero ser científico a fin de conocer la realidad material de la manera en que he venido comentando. Pero hay más. Cuando Mike Ely publicó sus "Nueve cartas", dijo (y estoy parafraseando): Bueno, si entramos en un ambiente universitario y decimos, bueno, tenemos una nueva idea radical, buscamos la verdad, ¿considerará alguien que eso es impresionante? Y que era necesario que nosotros dijéramos, en primer lugar, que sí — dado que eso es radicalmente distinto a lo que opera y a lo que impera en las universidades, inclusive entre las llamadas personas progresistas. Cunden todo ese relativismo y todas esas necedades posmodernistas que rechazan la realidad objetiva y la verdad objetiva, e identifican la verdad como sólo una cuestión de relaciones de poder, narrativas, paradigmas o lo que sea. Así que, sí, en primer lugar.

Pero en lo más fundamental, lo que encierra la nueva síntesis es, en efecto y de manera muy importante, buscar la verdad constantemente —en otras palabras, ser consecuentemente científico—, y también la síntesis de eso o la aplicación de eso, digamos, para desarrollar concretamente la lucha revolucionaria hacia el objetivo final del comunismo. Sí, tenemos que ser científicos, pero de lo que se trata es de la aplicación de eso a fin de alcanzar el objetivo del comunismo. Pero además, hay algo muy importante que creo que no se entiende bien, lo que quedaría corto: lo que la nueva síntesis se propone, que es un avance más allá del previo análisis del comunismo (y cuando se dice que es un avance, eso no quiere decir que nunca hubo nada de eso, que nunca hubo ningún elemento de eso; significa que constituye una mayor síntesis) y lo que constituye, es un entendimiento de la relación concreta, la relación dialéctica —que significa que es una relación contradictoria, pero también la síntesis que se puede forjar— entre el proceso de buscar la verdad y hacer avanzar la lucha por el comunismo.

Por eso, como digo en la conversación con unos camaradas sobre la epistemología, es necesario en cierto sentido, digamos, que abracemos las verdades bochornosas, las que nos hacen encoger. Porque, si no lo hacemos, implica que no vamos a ser consecuentemente científicos y no vamos a adentrarnos con suficiente profundidad en la realidad como para poder transformarla hacia el objetivo del comunismo. No se trata de que nos gusten las verdades que nos hacen encoger, sino de que, si esas verdades están ahí y si son ciertas, si son un reflejo acertado de la realidad, tenemos que "abrazarlas", por decirlo así. Tenemos que reconocerlas y hacer que el proceso de conocerlas sea una parte del método y enfoque científico, y del cuerpo cumulativo de conocimiento obtenido mediante la ciencia, que nos capacita para desarrollar la lucha por transformar el mundo hacia el objetivo del comunismo.

Así que ése es un punto muy importante de la epistemología. No simplemente se trata de que, bien, busquemos la verdad, sino de que sí, tenemos que buscar la verdad constantemente —en otras palabras, tenemos que ser consecuentemente científicos— y además entender que únicamente al hacerlo así y al obtener el conocimiento más profundo y, digamos, el más rico conocimiento de la realidad y toda su naturaleza fundamental, y también su carácter contradictorio general y el movimiento y el desarrollo y el cambio y la transformación, será posible que alcancemos en concreto el comunismo, y lideremos a las masas populares y la lucha para tomar y mantenernos en el camino de ir al comunismo y no cobijarnos bajo el ala de la burguesía y no aceptar los emolumentos (o como quiera que se llamen) e incentivos y volver al rebaño del emperador, para usar esa metáfora.

Núcleo sólido y elasticidad

Además, otro punto muy importante que es un elemento esencial de la nueva síntesis en cuestiones de epistemología, es el núcleo sólido y la elasticidad tales como se aplican a la epistemología, tales como se aplican al método y enfoque, tales como se aplican a ser científico. Lo señalé en el discurso Dictadura y democracia, y la transición socialista al comunismo, de que ese núcleo sólido y elasticidad se aplica al método y enfoque. En pocas palabras, ¿cómo? En otras palabras, dije anteriormente, al tratar el método científico: cuando uno sale a investigar el mundo, acumular evidencia y experiencia sobre el mundo y de ahí sintetizar todo eso, es necesario avanzar de acuerdo a algo. No se puede avanzar sin ningún entendimiento en absoluto. Es necesario avanzar según ciertas hipótesis. Bien, dichas hipótesis, a su vez, tienen que ser no sólo narrativas que uno ha inventado o ideas brillantes, sino que en sí tienen que tomarse, extraerse de todo este proceso científico en curso y del mejor entendimiento que el método y enfoque científico ha contribuido en cualquier campo, o en general, a la acumulación del conocimiento de la humanidad. Por lo tanto, todo eso constituye el núcleo sólido — avanzar sobre la base de lo que se ha determinado científicamente hasta ese momento.

Pero de ahí, al mismo tiempo, uno reconoce, cuando sale a hacer eso, que —retomando el punto de Lenin— la teoría es gris, pero el árbol de la vida es eternamente verde. No se refería a que la teoría no era importante. Lo que quería decir era que la teoría siempre es la mejor aproximación que se podría hacer de la realidad —si es una teoría correcta— y, como dijo Lenin, sin la teoría revolucionaria tampoco puede haber movimiento revolucionario. Así que Lenin no decía, ah, vaya teoría, es gris, nos hará falta un poco de verdor de la vida. Decía que la teoría es muy importante, pero la vida siempre es más rica y la vida siempre cambia, ¿la vida está llena de qué? De contradicciones. Existe la realidad material, y existe como contradicción — contradicciones que están en movimiento, cambian, interactúan. Por eso siempre hay más que aprender. Pero no se aprende al decir que nada es verdad, o no podemos conocer nada. Pues, eso no es cierto, eso no es científico. Podemos acumular y en efecto acumulamos conocimiento correcto. Lo que no se refiere a un conocimiento absolutamente correcto, absoluto, pero a un conocimiento esencialmente correcto —es decir, un conocimiento correcto en su principal aspecto— un conocimiento esencialmente correcto de la realidad material. Y aplicamos eso y avanzamos sobre esa base para aprender más y en el curso de eso quizás empecemos a cuestionar parte de esa base sobre la cual avanzamos.

Eso es lo que implica salir al gran océano y no permanecer en un pequeño remolino, un poco de agua estancada. Es necesario estar dispuesto a salir al gran mundo y entender la relación dialéctica entre el núcleo sólido y la elasticidad tal como se aplica a conocer y cambiar el mundo —tal como se aplica a la epistemología y la aplicación de esa epistemología a cambiar el mundo— y tal como se aplica a la relación entre lo que se entiende correctamente, al menos en los principales aspectos, que es cierto acerca de la realidad y hasta lo que se aprende al respecto a la vez que se sale a seguir aplicándolo y seguir cambiando la realidad. Así que eso también es muy importante.

Es fácil perder su orientación cuando se descubra que algo que pensaba que era cierto no es cierto, al menos en parte. De ahí es fácil caer en el relativismo o en el agnosticismo —¿cómo podemos saber?— pero eso no es científico. La ciencia nos enseña —el método y enfoque de la ciencia y del materialismo dialéctico sobre todo, de la forma más concentrada, nos enseñan— que aprenderemos algunas cosas acerca de lo que creemos que es la verdad las que pondrán en tela de juicio algo de eso, quizá la totalidad o una parte específica de eso. Eso es parte del proceso científico, que no debe causar desorientación. No debe causar desmoralización. Es parte del proceso científico por medio del cual obtenemos un conocimiento más profundo a fin de hacer transformaciones más fundamentales hacia el objetivo del comunismo.

El núcleo sólido y la elasticidad — La disciplina epistemológica y el pensamiento crítico

Ahora quiero tratar un aspecto más particular de esta cuestión, una aplicación más particular de esta cuestión. ¿Y qué de la aplicación epistemológica del núcleo sólido y elasticidad en el propio partido y en la aplicación de su dinámica o dialéctica de teoría-práctica-teoría? Ya mencioné el discurso, de hace casi diez años más o menos, Dictadura y democracia, y la transición socialista al comunismo. Y ahí señalo que en toda la vida, y en todo lo que se hace, siempre hay núcleo sólido y elasticidad. Por ejemplo, cuando se celebra una reunión —se cita este ejemplo en ese discurso, Dictadura y democracia, y la transición socialista al comunismo—, cuando se celebra una reunión, es necesario tener cierta base sólida para la reunión. En otras palabras, es necesario tener una orden del día o agenda. Es necesario tener cierta estructura y enfoque, que no se base en alguna determinación arbitraria, pero ¿en qué se basa? Se basa en examinar la realidad material y sus contradicciones y en identificar cuáles son las más importantes contradicciones en las que centrarse en esta reunión en particular en este momento particular, en el contexto de todo lo que hay que hacer, trátese del partido y de aquellos que éste dirige, en el contexto de la construcción general del movimiento para la revolución y la construcción del partido como su núcleo dirigente. Por tanto, hay personas responsables de establecer una agenda, eso es parte del núcleo sólido. Y la agenda es parte del núcleo sólido.

Bien, como también se analiza en ese discurso, si no hay orden del día o no hay estructura para la reunión y todos hablan de todo, pues ocurren dos cosas. No se logra lo que es necesario lograr. No se obtiene un rico conocimiento de la realidad con el fin de poder actuar para transformarla y dirigir a las personas para transformarla, por el rumbo en el que tiene que darse a fin de emancipar a los oprimidos y en última instancia a toda la humanidad. Y por otro lado, de todos modos alguien termina por imponer sus ideas. Toda la anarquía de ningún núcleo sólido, ninguna centralidad, digamos, ningún centralismo, ninguna dirección — bueno, de todos modos alguien termina por dirigir y es casi siempre la persona equivocada. De hecho, tal método tarde o temprano será garantía de que se obtengan resultados erróneos.

Por eso, hay un núcleo dirigente, y una agenda y una estructura. Para dirigir bien ahí, es necesario — digamos que alguien empiece a hablar de algo fuera de la agenda, hay que decir: "Espéreme, no hablamos de aquello, hablamos de esto y por una buena razón; la suya es una cuestión importante, o tal vez no lo sea, pero si lo es, la trataremos en otro momento o bien más adelante en esta reunión o en otra reunión o en otra forma, pero tenemos cosas que hacer aquí". Después de todo, el objetivo es conocer el mundo, ¿con el fin de hacer qué? Con el fin de transformarlo de una manera revolucionaria hacia la meta del comunismo. Eso es lo que hacemos, todo lo que hacemos tiene que ver con eso. Me refiero a todo cuando actuemos como un partido o dirijamos un movimiento — no digo que todas las ocasiones en que comemos tienen que estar directamente relacionadas con la construcción del movimiento para la revolución, y que es necesario que lo que se come —sea una zanahoria, una manzana, un bistec u otra cosa— se determine en un sentido reduccionista de uno-a-uno según su contribución o manera de contribuir a la construcción del movimiento para la revolución y a la construcción del partido como su núcleo dirigente [se ríe]. Más bien, hablo en un sentido general de que eso es lo que hacemos. Y las cosas contribuyen directamente a eso, como las reuniones u otras actividades —incluidas las manifestaciones, luchas ideológicas y programas que se organicen— todas esas cosas contribuyen a eso o deberían contribuir a eso. Todas esas cosas necesitan el núcleo sólido.

Y de ahí el núcleo sólido necesita elasticidad de modo que, dado el tema que se ocupa, digamos que en una reunión, se deje que las personas hablen con amplitud sobre los temas. Si hay demasiada restricción, pues no habrá el proceso indicado —digamos, el proceso rico— que se necesita para llegar concretamente a conocer la verdad más profunda. Y, como en toda realidad material, los límites son relativos. Por ello, alguien puede hablar principalmente sobre el tema, pero puede cruzar el límite y hablar un poco de otra cosa. En la dirección de estas personas, en la dirección de este proceso, es necesario saber cómo tratar esas contradicciones, y quienes no dirigen también tienen que hacer su mejor esfuerzo para relacionarse correctamente a esas contradicciones. Así que se contribuye principalmente al tema que se ocupa y principalmente no lo lleva y lo enrumba hacia otro tema; pero, por otro lado, no se le restringe tan fuertemente que ni siquiera se reconozca que, en vista de que los límites en la naturaleza y la sociedad y en toda actividad humana son relativos y condicionales y no absolutos, es imposible hablar estrictamente sobre algo sin también, en ciertos aspectos secundarios, hablar de otras cosas. Y también hay que tener flexibilidad. Uno abre una reunión con una agenda, pero se presenta algo que no está en el orden del día — en el papel de dirección uno tiene que decidir, y en forma colectiva el grupo tiene que decidir, bueno, ¿este algo que se ha presentado tiene más importancia que lo que estaba a la orden del día, o no?

Por lo tanto, se necesita una disciplina epistemológica. ¿Por qué? ¿Solamente se trata de organización, de disciplina? No. También se trata de la epistemología. El núcleo sólido y la elasticidad tratan sobre todo de una cuestión epistemológica. Se remonta a lo que yo decía acerca de la ciencia. No proceder sobre la base de ningún núcleo sólido. No proceder sobre la base de ningún entendimiento. Hay que proceder sobre la base de cierto núcleo sólido, cierto entendimiento, y luego salir al verde árbol de la vida, la riqueza de la vida, el carácter contradictorio y el movimiento de la vida. Y eso es cierto en todo lo que se haga, hasta en una reunión. Pero si todos simplemente hablaran de lo que quisieran hablar en una reunión y no se centraran en el tema que se ocupan, sin intentar mantenerse disciplinado y centrado, no se aprendería nada bueno, y de hecho se interferiría con el proceso colectivo de aprendizaje de las personas. Y si un partido se compone de personas las que siguen sus propias ideas cada quien por su cuenta, en lugar de lo que el partido ha resumido como su mejor entendimiento cumulativo con una base científica, pues disminuirá y no aumentará su conocimiento de las cosas. Se socavará el proceso de aprendizaje y acciones para transformar el mundo y de aprender más para mejor transformar el mundo. Esa es la parte del núcleo sólido.

Bien, ¿qué pasa con la otra parte, la elasticidad? ¿Eso quiere decir que —por ejemplo, en el caso de que aparezca un fenómeno, algo salga en el periódico de nuestro partido— lo que se supone que hay que hacer es averiguar: "Bueno, yo personalmente no creo en serio que eso es correcto, pero voy a mostrar disciplina, por lo que simplemente voy a encontrar una manera de convencerme de que es correcto, porque se supone que lo es". No. Eso no es científico. Bien, hay estructuras, hay cauces, hay procedimientos cuando uno no cree que algo sea correcto. Uno no sale con opiniones de forma individualista, y dice nada más: "Bueno, yo no me gusta eso, por lo que voy a empezar a decirles a todos los con quienes hablo que eso está mal". Pero se supone que uno deba pensar de manera crítica. Ésa es una parte crucial de la ciencia. Sí, había un lema que se planteó al inicio de la Revolución Cultural al interior de nuestro partido: Ten la humildad de dejar que te dirijan — que es un problema el que la gente no lo haga. Pero, ¿qué se le agregó a ese lema? Sin un atisbo de servilismo. Ten la humildad de dejar que te dirijan, sin un atisbo de servilismo. Ambas partes. Eso también está relacionado con el núcleo sólido y la elasticidad. Es otra expresión del mismo fenómeno general, el mismo fenómeno básico, que necesitamos que la gente piense de manera creativa. Necesitamos gestar ideas. Necesitamos que la gente piense de manera crítica, hasta sobre lo que el partido dice que es cierto en un momento dado — pero de la forma correcta, con el espíritu correcto, con la epistemología correcta, con un enfoque científico y por medio de los cauces y procedimientos correctos. Y necesitamos que la gente tome la iniciativa para pensar y explorar y desarrollar ideas sobre cosas que el partido no ha explorado científicamente y para hacer que eso sea una parte — para aportar eso, de la forma correcta, al proceso colectivo del partido de conocer y entender la realidad, conocer la realidad y transformar la realidad en una dirección revolucionaria en un proceso continuo.

Por lo tanto, se necesita el núcleo sólido, se necesita esa disciplina epistemológica. Si no hay eso, no se aprenderá más pero menos y se irá socavando la capacidad de conocer y transformar el mundo, de dirigir a las masas populares, a un número creciente de personas, para que se conviertan en parte del movimiento revolucionario de conocer y transformar el mundo en una dirección revolucionaria por medio de un proceso continuo. Por otro lado, si uno se muestra servil, si no toma ninguna iniciativa — si no reconoce que el núcleo sólido concentrado en la línea del partido en un momento dado es un núcleo sólido, pero no constituye todo de lo que implica el proceso de conocer y cambiar el mundo, y si no toma la iniciativa de pensar acerca de las cosas que el partido ha dicho y las cosas que ni siquiera ha tratado, y no toma iniciativa de investigarlas, explorarlas y, sí, cuestionarlas de la manera correcta — pues, el proceso también va a resultar socavado y cortocircuitado, y va a salir en marcha atrás y refrenada nuestra capacidad de conocer y transformar el mundo, en concordancia con el objetivo de emancipar a los oprimidos del mundo y en última instancia a toda la humanidad. Por lo tanto, hay que tener ambos aspectos. Eso es algo con lo que es preciso que breguemos.

Contra la "epistemología populista"

Ahora, algo muy importante que se ha planteado, en términos de cómo se aplica al interior del partido, y además en un sentido mucho más amplio, es la necesidad de llevar mucha lucha en el ámbito ideológico y en las polémicas que se han escrito como una forma concentrada de lucha, contra lo que se ha identificado como la "epistemología populista". Ésta se refiere a la idea de que lo que es cierto — que es casi como esas cínicas cosas burguesas de las encuestas. O sea, si uno quiere determinar lo que hay que hacer, levanta una encuesta. En realidad no es lo que hace la burguesía. George Bush lo dejó claro durante los preparativos previos a la guerra de Irak: no le hago caso a los grupos de enfoque, no le hago caso a las encuestas, no me importa el que la mayoría de las personas se opongan a lo que hago, actúo al servicio de los intereses del sistema imperiali... Es decir, actúo al servicio de los intereses, de los intereses nacionales de los Estados Unidos de América y su gran democracia.

Pero eso en realidad no es la manera en que obra la burguesía. Pero ellos sí levantan encuestas, algo que les enseña un poco acerca de lo que la gente piensa, porque tienen que encontrar la manera de hacer que las personas acaten las reglas, y de manipularlas, y maniobrarlas para que sigan las reglas o acepten pasivamente lo que hacen. Pero también lo hacen para influenciar la forma de pensar de la gente — que es uno de los principales objetivos de las encuestas, si no el objetivo principal. Pero en realidad nadie procede según las encuestas. Pero, para repetir, si alguien cayera en eso, serían los comunistas. Por todas las razones que he mencionado, no se trata sólo de que ésta sea una idea mala en abstracto —se supone que seamos una vanguardia, y que no sigamos a la cola—, pero por todas las razones que he mencionado hasta este punto, en términos de la epistemología y el método científico, y lo que es el objetivo, lo que es el objetivo fundamental, y lo que va a conducir a que las masas populares efectivamente.... Fíjese, no me importa su maldita camarilla de poca monta, me entiendes, ni el que su pequeña camarilla consiga unas cuantas posiciones más y forje una pequeña parte del vecindario, como su pequeño capital. Eso no me importa un carajo, debido a que las masas populares, inclusive aquellos que se encuentran en ese barrio, ni hablar de aquellos que se encuentran en el mundo en su conjunto, van a salir jodidas al establecer el marco de las cosas de esa forma.... Digo que sí me importa, un tema que trataré — pero no se pueden establecer los términos y no podemos basarnos en lo que impera entre las masas populares, o lo que tal vez tenga influencia o lo que quizá influencie a las personas en una dirección dada en un momento dado. Tenemos que basarnos en lo que podemos determinar con la ciencia que es fundamentalmente necesario y está en concordancia con los intereses fundamentales de las masas de la humanidad y en última instancia, de la humanidad en su conjunto, a fin de hacer avanzar una revolución en todo el mundo y alcanzar el comunismo; y sin eso, las grandes masas de la humanidad sufrirán terriblemente e incluso podrían dejar de existir. Eso se determina científicamente, y tenemos que seguir retomando la determinación científica y el método y enfoque que conducen a ésta. Y de ahí procedemos científicamente a analizar y evaluar todo sobre la base de su contribución a eso o si no lo hace. No quién domina, cuáles ideas de quién son populares, qué piensa la mayoría de las personas, en qué está metida la mayoría de las personas, qué piensa mucha gente que está de moda, qué piensa la mayoría de las personas que va a corresponder a sus intereses individuales, bla, bla, bla. No nos basamos en eso.

Para repetir, retomemos Lo BAsico 4:11. ¿Qué dice ahí? "Lo que piensa la gente es una parte de la realidad objetiva, pero lo que piensa la gente no determina la realidad objetiva”. Esta cita es sumamente importante. Una vez más, trata la naturaleza contradictoria de esta cuestión. ¿Podemos ignorar, es que carece de importancia, lo que la gente piensa en un momento dado? Claro que no. Pero sobre todo tenemos que entender esta cuestión porque es necesario transformarla por todas las razones que he señalado y debido a lo que esta espontaneidad va a conducir a las personas a pensar y por dónde las va a conducir al dejarlas sin la dirección que solamente una fuerza comunista con bases científicas puede dar. Nadie más puede hacerlo. No digo que ninguna otra persona puede hacer algo positivo, que ninguna otra persona puede contribuir algo a este proceso o que no podemos aprender nada de otras personas que no tienen ese punto de vista y enfoque y método. Eso es incorrecto. Tenemos que aprender de otras personas — éstas pueden aportar cosas positivas, a veces hasta pueden hacer las cosas mejor que nosotros en un momento dado. Pero eso no implica que pueden conducir a las personas y la lucha a donde tiene que ir.

Por tanto, tenemos que entender lo que las personas piensan, que incluye la manera en que están bajo ciertas influencias —la manera en que los oportunistas las manipulan en determinado momento— pero tenemos que entender eso sobre todo porque sabemos que vamos a tener que transformar esa situación. Pues, si el pensar de las personas ya estuviera en consonancia con la necesidad de la revolución comunista y por lo tanto la entendieran a fondo y estuvieran dispuestas a hacer sacrificios por ella, pues, nos encontraríamos en una posición distinta. Pero además, es imposible que se dé de forma espontánea, por todas las razones de la realidad material, lo que incluye muy esencialmente la sociedad en la que todavía vivimos, en la que las personas están encadenadas y restringidas, y la manera de pensar que impera en la sociedad así como los efectos de las relaciones fundamentales de la sociedad y de todas las relaciones sociales y la cultura y las instituciones y estructuras políticas.

Por eso, lo que piensan la mayoría de las personas — o sea, la tendencia principal del movimiento de masas no siempre es correcta, el pueblo unido puede ser derrotado y lo que la mayoría de las personas piensa no es la verdad. Ahora, algunas personas dicen: "Bueno, puede que no sea la verdad, pero es el equivalente funcional de la verdad" — aunque no utilicen esta expresión, en esencia eso es lo que quieren decir. En otras palabras, "Está bien, quizá objetivamente la mayoría de las personas piense que hay un dios, y nosotros sabemos que no lo hay, pero no se puede ir a decirle eso a las personas, porque si uno trata de hacerlo, las personas lisa y llanamente van a volverse en su contra". Bien, tenemos que saber cómo aplicar correctamente la unidad-lucha-unidad. Tenemos que saber unirnos correctamente con las personas en las situaciones en las que podamos hacerlo de una manera que sí contribuya al movimiento general para la revolución y sí cuente con la participación de las personas en lucha contra la injusticia, con muchas perspectivas diferentes, con muchos entendimientos diferentes. Por lo tanto, todo eso es muy importante. Pero eso no quiere decir que sigamos a la cola de sus ideas o que nos acomodemos a sus ideas simplemente porque más gente esté de acuerdo con esas personas acerca de diversas cosas —por ejemplo la religión— que está de acuerdo con nosotros en este momento. En el momento — fíjese que en el momento que hagamos la revolución, más personas, entre ellas, probablemente, más gente en las filas activas de la revolución, tendrán desacuerdos con nosotros acerca de la religión que aquellos que estarán de acuerdo con nosotros. Ésa es la naturaleza contradictoria de lo que hacemos. Pero eso no implica que nos acomodemos a eso en el sentido de estar en acuerdo, obviamente, o hasta simplemente no luchar en su contra. Se necesita un núcleo sólido de personas que ha roto con eso y en efecto ha adoptado un entendimiento liberador de ser científico en la manera de abordar todo esto.

Por eso, no pasamos por alto lo que las personas piensan. Lo que las personas piensan es una parte de la realidad objetiva que tenemos que trabajar para afectar y transformar. Así es la primera parte de lo que dice Lo BAsico 4:11. Pero lo que las personas piensan no determina la realidad objetiva. Lo que las personas piensan no determina sus intereses en un momento dado, o en general. Así que eso es muy importante. Por lo tanto, es preciso que retomemos una y otra vez la cita Lo BAsico 4:11, y breguemos con la misma, tanto en términos de entenderla —la contradicción con la que la cita forcejea y la que sintetiza— como en términos de su aplicación a muchas cosas diferentes.

La "línea de masas"

En este contexto, quiero tratar unos cuantos puntos más. En este discurso, en cierta medida me he puesto a criticar a ciertas formulaciones de Mao [se ríe]. Bien, permítame poner algo muy en claro, por muchas razones diferentes. Ha salido una andanada de ataques que dicen que la nueva síntesis descarta todo el pensamiento comunista anterior, que reemplaza todo lo anterior, diciendo que ha reemplazado todo lo anterior y que todo lo anterior ya no es relevante ni aplicable. Eso es completamente erróneo. Eso sería como decir que las personas que han estudiado la genética en el campo de la biología y la han aplicado a la evolución, estuvieran diciendo que Darwin ya no es aplicable. Darwin no sabía nada acerca de la genética, no existía el campo de la genética cuando Darwin hacía su trabajo y vivía. Pero la gente en la genética dice, éste es un avance más allá de lo que Darwin entendía, y tal vez algunas ideas particulares de Darwin no sean del todo correctas a la luz de la genética y otras cosas que hemos aprendido — pero el núcleo de lo que Darwin desarrolló es nuestra base, dado que tiene una base científica y es correcta en su núcleo y en su esencia. Lo mismo puede decirse de todo el comunismo hasta este momento, antes de la nueva síntesis. Tiene la misma relación. Pero como mayor síntesis — una nueva síntesis implica mayor síntesis, principalmente una continuación, pero también algunas rupturas, algunas rupturas importantes.

Bien, algo con lo que eso tiene que ver es esta cuestión general de la epistemología populista — y cómo Mao caracterizaba la "línea de masas". Él la caracterizó de diferentes maneras, pero el núcleo o modo esencial en el que la caracterizaba y analizaba fue lo siguiente: tomar las ideas dispersas y no sistemáticas de las masas y concentrarlas y sintetizarlas y desarrollar la línea y política sobre esa base y de ahí regresarlas a las masas en la forma de línea y política y de ahí dirigir a las masas a llevarlas a cabo. Bueno, ¿eso constituye una epistemología fundamentalmente correcta y un enfoque fundamentalmente correcto basado en la epistemología? No. Y de hecho, ni siquiera es lo que Mao hizo, en algunos de los importantes puntos de viaje en la revolución china.

Por ejemplo, Mao no determinó que tenían que ir al campo y lanzar una guerra popular en el campo, en lugar de construir el movimiento en las ciudades y luego lanzar insurrecciones urbanas — no determinó eso principal, o esencialmente, mediante la sistematización de las ideas dispersas de las masas. Lo hizo al hacer una evaluación científica de las contradicciones en la sociedad y de la fuerza relativa de las distintas fuerzas y dónde se concentraba la fuerza de las diversas fuerzas — y ésa es la manera en que desarrolló ese enfoque estratégico general de cercar las ciudades desde el campo y hacer una revolución de nueva democracia por medio de la guerra popular prolongada en esas circunstancias.

Asimismo, Mao no desarrolló la política de un frente unido contra Japón por medio de ese proceso de la línea de masas que describí — y creo que lo describí de manera correcta. Sí, las masas tenían sentimientos de que debían luchar contra Japón, porque Japón había invadido a China y ocupaba a China y emprendía una brutal opresión horrenda a partir de esa ocupación. Así que existían sentimientos, pero Mao fundamental y esencialmente determinó ese cambio de política, que era un cambio importante, volviendo a analizar las contradicciones, en China y en el mundo, y de ahí procediendo sobre esa base.

Mao no desarrolló la política que condujo a la Revolución Cultural de China a partir de esa aplicación de la "línea de masas". Sí, los sentimientos de las masas eran parte de lo que él analizaba, de la misma manera en que las ideas de las personas son parte de la realidad objetiva. Pero él analizó las contradicciones en la sociedad socialista de China y en términos más amplios, la forma en que se perfilaban en China en ese momento y sobre esa base desarrolló el entendimiento — captó la necesidad de una forma diferente de lucha contra la restauración capitalista a lo que habían realizado con anterioridad y encontró la forma, como él decía, en la Revolución Cultural. En parte tomaba de lo que las masas hacían, pero mucho más esencial y fundamentalmente analizó las contradicciones de manera científica.

Digo eso porque este concepto de la "línea de masas" es algo que nos ha influenciado a todos — esta “línea de masas” en general influenciaba a todos los que somos veteranos que empezamos a militar durante esos tiempos. Y en parte lo que suscitó este cuestionamiento es que nos encontramos, cuando intentamos incorporar esta "línea de masas" en nuestros documentos —en la Constitución del partido u otras cosas—, nos dimos cuenta de que teníamos que forzarla, teníamos que estirarla y torcerla tanto que ya no era en efecto la "línea de masas" que Mao había desarrollado. Diríamos, "Tenemos que aplicar la ciencia del comunismo a las ideas de las masas..." — pero no obstante no pudimos hacer que funcionara, porque en realidad no constituye la forma de determinar las cuestiones esenciales de línea y política. Es parte de lo que hay que tomar en cuenta, pero no es el enfoque y método fundamental por medio del cual hay que hacerlo.

La venenosa influencia del relativismo, y la epistemología que necesitamos

Bien, al aproximarme a una conclusión, para esta exposición particular, quiero retomar de nuevo la cuestión del relativismo. Este posmodernismo en las universidades y la influencia general del relativismo han tenido un efecto muy venenoso sobre varias generaciones ya, en especial sobre los intelectuales y sobre el mundo académico en Estados Unidos, pero también en términos más generales. Es decir, una buena parte de este relativismo no sólo vino de Estados Unidos — una buena parte del mismo vino de otros lugares como Francia, y otros lugares donde la gente estaba formulándolo. Pero en el ámbito de academia se ha adoptado de manera muy amplia —y ahí ha imperado de manera importante y ha tenido una gran influencia—, en particular sobre lo que se supone que sean las personas y fuerzas más progresistas en la intelectualidad y en la academia, y sectores de las mismas.

A mi parecer —y es preciso explorar más este tema— este relativismo tiene una cierta resonancia, o tiene un cierto paralelo, digamos, pero también tiene una cierta influencia proveniente del campo de la física. Trato este tema un poco en el artículo "Las 'crisis en física', las crisis en filosofía y en política", que está en el primer número de Demarcations. Pero me parece — de nuevo se trata de algo que hay que explorar más a fondo, pero voy a decirlo al menos de manera provisional— que lo que ha ocurrido en el campo de la física, con los esfuerzos de reconciliar lo que revela la mecánica cuántica en términos de la realidad muy micro, los pequeñísimos elementos y partículas de la realidad, por un lado, y por otro las grandes tendencias que Einstein señalaba en términos de la relatividad, y demás — que ha sido muy difícil conciliar o sintetizar esas cosas y, en mi opinión, por eso una buena parte de la física ha caído en la metafísica. Por lo que algunas personas se han quedado en decir —algunos de los puntos de probabilidad en la física de cómo el observador entra en escena, y la ubicación de una partícula, dependen en parte del observador— que eso ha llevado a la tendencia filosófica a decir y ha fortalecido esta tendencia a decir que en realidad nada existe independientemente del observador o que en realidad no puede haber ningún conocimiento que no dependa del observador; en otras palabras, que no existe ninguna realidad que se puede llegar a conocer que sea independiente del observador. Y ese planteamiento empieza a extenderse, me parece, al ámbito filosófico y de hecho ha generado, o reforzado, un cierto relativismo.

Y de ahí —sin apartarnos demasiado del tema— está el tema general de los diferentes universos, que en algunos sentidos casi se ha convertido en ciencia ficción. Bien, yo no soy un experto en la física, por lo que no trato de "juzgar" o hacer juicios desinformados acerca de lo que para mí siguen siendo ámbitos oscuros de la física y son cosas que requieren un alto nivel de abstracción con el fin de ser científicas. Por lo tanto, yo no trato de emitir un juicio sobre ese tema. Pero, he visto algunas formas en que se habla de este tema en términos más populares que casi se parecen a la ciencia ficción —todos estos diferentes universos— lo que sí refuerza, una vez más, la idea de que la realidad material no es objetiva, pero que depende del observador.

No creo que eso sea la principal fuente o causa del relativismo desenfrenado que pulula entre los intelectuales y en el mundo académico y su influencia sobre la gente que tiene una educación universitaria, especialmente en las artes liberales y demás. Pero yo creo que sí ha contribuido a este fenómeno. Y podríamos examinar más profundamente, en otra ocasión, las diversas fuentes que creo que han sido mayores — más importantes en términos de influenciar y reforzar el relativismo, como las derrotas políticas, la revocación de muchas cosas que se desarrollaron a lo largo de los años 1960 y el hecho de que, ante todo, el movimiento de los años 1960 en Estados Unidos no condujo a una verdadera revolución, pero también los mayores retrocesos, por lo que se refiere a la revocación del socialismo y la restauración del capitalismo en China. Creo que todo eso ha reforzado mucho agnosticismo y relativismo y ha dado mucho más agua al molino de las personas que promueven el relativismo y el agnosticismo, etcétera, entre los intelectuales.

Por razones materiales concretas, las personas de las capas sociales medias, incluidos los intelectuales en particular, se encuentran un espacio cómodo en el relativismo. Es esa espesura, la espesura de la complejidad — en efecto la vida es compleja, pero observé en cierto momento que "La vida es gris, no es negro o blanco" es una de las expresiones favoritas de la intelectualidad pequeño burguesa. Y, al ampliar esa observación, esa grisura es la nébeda (hierba gatera) en la que a esos intelectuales pequeño burgueses les encanta revolcarse. O sea, su concepción de la grisura — por supuesto, hay áreas de gris. Lenin dijo que la teoría es gris, pero el árbol de la vida es eternamente verde — y él quería decir lo que sí quiso decir y no quería decir lo que no quiso decir, lo que mencioné anteriormente. Pero, sí, hay complejidad, y lo he señalado muchas veces, porque es muy importante: Nosotros tenemos que estudiar y forcejear, digamos, con la complejidad de las cosas con el fin de llegar a tener la síntesis más rica, más profunda y más científicamente correcta. Pero hacer eso distinto a querer ir al escondite — tal como ha dicho otro camarada dirigente, ir a esconderse en la espesura de la complejidad como una forma de languidecer y revolcarse en la parálisis.

El intelectual pequeño burgués, por una razón, se inclina fuertemente a favor del relativismo y le tiene un cierto amor. Pues, si no se puede determinar concretamente lo que es verdad, pues en realidad no es necesario hacer nada, o en realidad tampoco se puede actuar con certeza porque en realidad no se puede saber. Por lo tanto, tal como otro camarada dirigente ha descrito dicha orientación, "Lo mejor que se puede hacer —y estoy muy contento de que sea así— lo mejor que se puede hacer acerca de cambiar el mundo es no hacer nada en absoluto". Por lo tanto, por ciertas razones, razones materiales las que podemos comprender científicamente, eso tiene un atractivo en la pequeña burguesía, y en particular el intelectual más democrático en oposición a la variante del tendero de la pequeña burguesía.

Pero eso sólo recalca aún más la importancia de la lucha contra el relativismo de este tipo —de las polémicas y la lucha sin tregua en su contra— porque es venenoso y conduce a la parálisis y conduce a la gente a aceptar toda suerte de horrores en el mundo. Y su acompañante, la política de identidad, hace lo mismo. "Bueno, sí, creo que lo de Trayvon Martin es terrible, pero es algo del cual se preocupan los negros, y no soy negro, por lo que no hay nada que yo pueda hacer al respecto". Esa clase de cosas es otra forma de promover parálisis —así como promover las relaciones de mercancías y "poseer" la opresión— la noción de que distintos grupos de identidad que son el objetivo directo o la víctima directa de la forma particular de opresión son los dueños de la opresión. ¿A dónde conduce todo eso? A que el mundo siga tal como está, como dijimos en la polémica contra Alain Badiou, para parafrasear: y el mundo sigue sin cambiar, y la maquinaria del imperialismo sigue operando en el fondo, aplastando vidas y destruyendo espíritus,

A manera de concluir y para completar esta exposición particular del tema del relativismo, quisiera volver a esa cita, Lo BAsico 4:10, mencionada al final de la película ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS! y decir que es preciso que la saquemos de la nevera y la comamos en serio. Como dijo Mao, para conocer una pera, es necesario transformarla comiéndola. Y ésta es una declaración muy concentrada que, para repetir, voy a exponer principalmente aquí y en general como algo para reflexionar — pero en un sentido activo, que se saque de la nevera y que se coma: "Para que la humanidad avance más allá de un estado en que ‘no hay razón como la del bastón’ —y en que en última instancia la situación se reduce a las relaciones de poder bruto—, se requerirá, como elemento fundamental de este avance, un enfoque hacia el conocimiento de las cosas (una epistemología) que reconoce que la realidad y la verdad existen objetivamente y no cambian en conformidad con (ni dependen de) diferentes ‘narrativas’ y cuánta ‘autoridad’ tenga una idea (o ‘narrativa’) ni de cuánto poder y fuerza se pueda ejercer en nombre de cualquier idea o ‘narrativa’ particular en cualquier momento dado”.

Bien, esa cita concentra muchísimo y es importante desmenuzarla y dividirla en sus distintos elementos y de ahí sintetizarla — ése es el proceso que tiene que acompañarla. Y, por un tiempito, en un sentido para estimular más la mente y de ahí terminar. En primer lugar, ¿esta cita dice que, para llegar al comunismo e ir más allá, esta epistemología es lo único que hace falta? No. Hay que aplicar esta epistemología. Para cambiar el mundo material, hay que aplicarla concretamente. Es necesario alcanzar las "4 todas" y hay que derrotar y desmantelar todo el poder estatal y lo demás que se entrepongan en el camino de las “4 todas” y que refuerza las actuales condiciones horrorosas que encarna el sistema actual, el sistema dominante de opresión, explotación y saqueo que existe en el mundo ahora. Pero no se puede hacer eso sin basarse en una epistemología que es una epistemología materialista y reconoce que la realidad material y la verdad sobre la realidad material son objetivas y no cambian según sean las ideas de individuos o grupos o de sus narrativas, o lo que sea, ni dependen de esas ideas de individuos o grupos o de sus narrativas. Por lo tanto, eso es lo primero que hay que desmenuzar en serio. ¿Es eso cierto, y por qué es cierto? ¿Es cierto que no se puede ir más allá de todo eso sin tener esa clase de epistemología materialista — que sin aplicar el materialismo dialéctico de una manera consecuentemente científica para conocer y cambiar el mundo, no es posible ir más allá de todo eso, lo que encarna y plantea la frase “no hay razón como la del bastón” y todo lo que ese bastón refuerce? De ser así, ¿por qué es que eso es cierto? Si no es cierto, ¿por qué no?

Y de ahí la segunda parte de la cita. Sin esa clase de epistemología, sin una epistemología materialista dialéctica científica, para dirigir la lucha para avanzar más allá de toda esta situación y vencer todas las fuerzas y los obstáculos que se entrepongan en el camino para impedir eso, pues, ¿por qué es cierto que una epistemología basada en el relativismo —en la política de identidad, en una verdad que depende del observador, etc.— conducirá en última instancia, y a veces no tan en última instancia, a las relaciones de poder brutas, a la contienda y a la contestación en las que el bastón será el máximo árbitro y sólo habrá razón como la del bastón?

Por lo que voy a concluir con esas palabras a manera de exponer de nuevo algo para reflexionar — y recalcar la exposición activa y la necesidad de adentrarse activamente en lo que se ha expuesto como algo para reflexionar.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/awtwns-anexionar-territorios-y-cortar-cabezas--cuales-son-en-realidad-los-valores-de-occidente-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar

Anexionar territorios y cortar cabezas — ¿Cuáles son, en realidad, los valores de Occidente?

18 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

8 de septiembre de 2014. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. El presidente estadounidense Barack Obama y el primer ministro británico David Cameron han utilizado los sucesos en Ucrania y la decapitación de dos rehenes por el Estado Islámico (El Da’ash) para mostrarse como luchadores por ciertos principios morales y no como depredadores que combaten a otros depredadores.

¿Qué valores realmente representan Estados Unidos, Reino Unido y otras potencias imperialistas? ¿Qué diferencia de sus enemigos a estos dos hombres, sus gobiernos y los países que representan?

¿Cuándo está mal la anexión?

En la cumbre de la OTAN en septiembre en Gales, Obama criticó duramente la “incursión” de Rusia en Ucrania como “inaceptable”. Cameron denunció la “agresión” rusa. El secretario general de la OTAN Anders Fogh Rasmussen le hizo un llamado a Rusia a “acabar con su autodeclarada e ilegal anexión de Crimea”.

¿Entonces por qué es “aceptable” que Estados Unidos y Reino Unido hayan invadido y ocupado a Irak? ¿O que estas dos potencias más la OTAN hayan invadido a Afganistán, al cual han ocupado hasta el día de hoy? ¿O el haber enviado sus fuerzas aéreas y sus fuerzas especiales a derrocar al régimen en Libia? ¿Acaso estos no son crímenes de guerra cuyas desastrosas consecuencias —desde el punto de vista de los intereses de la humanidad— se siguen intensificando?

En cuanto a la “anexión”, ¿qué sería de Estados Unidos y Reino Unido sin ella? Reino Unido anexionó a Irlanda y todavía ocupa al norte de Irlanda. Después de una “incursión” estadounidense por su frontera norte, en un acto de “anexión autodeclarada”, le robaron a México gran parte de lo que hoy es el occidente de Estados Unidos. Después Estados Unidos invadió y se apoderó de las Filipinas y Cuba, y con el tiempo anexionó a Guam y Puerto Rico.

Luego de lograr todo esto durante el periodo de su “construcción de nación”, Estados Unidos y Reino Unido aceptaron otras anexiones reaccionarias cuando se ajustaba a sus intereses — por ejemplo, la anexión de Timor por Indonesia y la anexión de Sahara occidental por Marruecos. Esos apoderamientos ilegales fueron condenados por la ONU, pero no hubo amenazas de la OTAN ni sanciones de la “comunidad internacional” contra quienes los perpetraron, porque estos regímenes eran importantes para la dominación del mundo por Occidente. ¿Por qué aplican a Rusia un rasero diferente, si no es por ser un rival?

Y por supuesto, cuando se trata de anexiones e incursiones ¿qué hay de Israel? La ONU declaró que la anexión en 1968 de Jerusalén y los Altos del Golán por Israel era ilegal, y el gobierno estadounidense estuvo de acuerdo, pero si fuera cierto que, como Obama le advierte a Rusia, tales “acciones tienen consecuencias”, ¿dónde están las consecuencias para Israel?

Justo después del reciente cese el fuego en Gaza (un territorio que Israel también anexionó y ocupó, y que sigue tratando como un territorio conquistado en donde tiene la última palabra — ¡al estilo Putin!), el gobierno israelí anunció la apropiación de 400 hectáreas en Cisjordania, al sur de Belén. Diez familias palestinas viven en esta tierra, cubierta con sus olivares. El departamento de Estado de Estados Unidos dijo: “Desde hace tiempo hemos dejado en claro nuestra oposición a la continua actividad de colonización”.

Pero ¿cuáles son las “consecuencias”, por ejemplo las sanciones? Obama prometió que no habrá recortes en la ayuda militar a Israel, y el Congreso ya ha aprobado su solicitud de 3.100 millones de dólares para 2015.

¿Cuándo se le debe llamar atrocidad a una atrocidad?

“Está es una matanza bárbara y despreciable”, bramó Cameron sobre la decapitación del periodista independiente estadounidense, James Foley. “Ningún Dios justo respaldaría lo que ellos hicieron ayer, y lo que hacen todos los días”, dijo Obama, enfrentando al fundamentalismo religioso con una promesa de venganza planteada en términos religiosos.

Pero parece que lo malo de decapitar gente depende de quién lo haga.

Durante el tiempo que Foley fue tenido como rehén, desde su captura en noviembre de 2012 hasta su asesinato en agosto de 2014, Arabia Saudita decapitó a 113 personas, incluyendo a 17 personas en las dos semanas anteriores a la muerte de Foley. (Esto fue señalado en primer lugar por el sitio web Private Eye utilizando estadísticas de Amnistía Internacional). Los delitos castigados con la pena capital en Arabia Saudita incluyen robo a mano armada, adulterio, apostasía, violación, brujería y hechicería y sedición.

¿Dónde están las “consecuencias”? Cuando Obama se reunió por tercera vez con el rey de Arabia Saudita Abdulá en marzo pasado, conversaron sobre Irán y Siria. Es de suponer que Obama no le dijo al monarca medieval que su dios es injusto. “Nuestros objetivos estratégicos están mucho más alineados que en divergencia”, fue todo lo que un funcionario estadounidense le dijo al New York Times sobre el contenido de esa conversación. En 2010 el gobierno de Obama le vendió a Abdulá el cargamento de armas más grande de todos los tiempos (por un valor de 60.000 millones de dólares).

Arabia Saudita le proporcionó una fachada islamista a la primera invasión de Estados Unidos a Irak, y Obama necesita el respaldo de esos corta-cabezas (y los del Ejército Libre de Siria, la “oposición moderada” favorita de Occidente que también decapita prisioneros) para su coalición contra el Estado Islámico.

Estados Unidos no necesita cortar cabezas con espadas. Tiene aviones no tripulados (drones) y otras aeronaves que pueden enviar para “decapitar”, algunas veces literalmente, a quienes percibe como enemigos. Obama has pasado su tiempo en el cargo achicharrando gente y volándolos en pedazos por medio de ataques con drones en Paquistán, Yemen, Somalia y ahora Irak. Según el Buró de Periodismo Investigativo con sede en la City University de Londres, una década de bombardeos estadounidenses ha dejado por lo menos a 2.500 paquistaníes muertos, incluyendo a muchos cientos de personas reconocidas como civiles. Habitualmente los drones atacan casas, carros, colegios, mercados y reuniones religiosas y sociales.

Obama alardea de sus drones, hace bromas sobre amenazar a la gente con ellos y ha tratado de convertirlos en su firma, el símbolo que lo diferencia de sus predecesores cuando se trata de la política exterior —su propia afilada espada “quirúrgica”. Como si la autoridad moral estuviera a altura de avión crucero.

Ya que en internet no es que se encuentren muchos videos de ataques aéreos estadounidenses, ésta es una descripción de lo que hacen: “Sahib Jin, un vecino de 25 años de edad, fue uno de los primeros en llegar a la casa del novio después del bombardeo. Los cuerpos, algunos hechos pedazos, estaban por todos lados en los dos patios y en el huerto. Había carne humana colgando de los árboles. El torso de una mujer estaba enganchado en un almendro”. Una boda en 2002 en la provincia de Uruzgán, Afganistán, que terminó con los sobrevivientes “recogiendo partes humanas en baldes”. En 2009, bajo el gobierno de Obama, los aviones de guerra estadounidenses mataron a 147 personas en la aldea de Granai. (Calotta Gall, The Wrong Enemy, 2014)

Pero no toda masacre estadounidense es de alta tecnología. Gall, reportera del New York Times, también sacó a la luz la historia de Dilawar, un taxista afgani arrestado por pasar delante de una base militar estadounidense, que fue encadenado al techo y golpeado durante cinco días hasta matarlo. La autopsia reveló que habían “hecho papilla” las piernas de Dilawar. El mismo equipo de “interrogadores” fue apostado en Abu Ghraib, una de las cárceles militares y centros de tortura estadounidenses de la que surgieron el actual jefe y otros líderes de Estado Islámico.

Cualquiera que siga las noticias de Estados Unidos sabe que la ejecución por inyección letal puede ser incluso más bárbara que cortar cabezas. En los últimos meses dos hombres fueron básicamente torturados hasta la muerte, sometidos a un “dolor insoportable”, uno durante 43 minutos y el otro por una hora y 40 minutos. No es menos medieval mantener a 2.3 millones de personas en la cárcel, por lo general pasando años e inclusive décadas “sepultados”, como recientemente lo planteara Amnistía Internacional. ¿Qué vale la vida, especialmente la vida de personas no blancas, en Estados Unidos? La policía local ha asesinado a muchos centenares de personas en la última década, y el gobierno de Obama todavía dice que no puede dar estadísticas al respecto. ¿No enseña esto lo que se necesita saber de los “valores de Occidente”?

Los islamistas decapitaron al periodista Foley con fines políticos y para enviar un mensaje político. Estados Unidos así como los gobiernos imperialistas y otros gobiernos reaccionarios del mundo asesinan por las mismas razones, en el extranjero y en sus respectivos territorios. No existe acto de violencia por fuera de su alcance —la única pregunta es qué les conviene, en un momento dado, a sus intereses explotadores y a su poder político opresivo.

Obama dijo: “Una cosa en la que todos estamos de acuerdo es que un grupo como el EIIL [Estado Islámico de Irak y el Levante] no tiene cabida en el siglo 21”. Eso es cierto. Y también es cierto que todos los Estados imperialistas, incluyendo Estados Unidos y sus rivales, y todo el sistema capitalista imperialista mundial que ha generado al fundamentalismo religioso, no son menos anticuados, y no son los adalides de los valores “humanitarios” sino los adalides mundiales de los crímenes contra la humanidad.

 

El Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar es un servicio de Un Mundo Que Ganar, una publicación política y teórica inspirada por la formación del Movimiento Revolucionario Internacionalista, el centro embrionario de los partidos y organizaciones marxista-leninista-maoístas.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/awtwns-lecturas-internacionales-exigen-libertad-y-reconocimiento-para-edward-snowden-es.html

Revolución #353 15 de septiembre de 2014

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar

Lecturas internacionales exigen "libertad y reconocimiento" para Edward Snowden

18 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

8 de septiembre de 2014. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. A iniciativa del Festival Internacional de Literatura de Berlín (ILB por sus siglas en alemán), se organizaron lecturas en apoyo a Edward Snowden en universidades, bibliotecas, librerías, teatros, esquinas y otros lugares por todo el mundo el 8 de septiembre.

Se llevaron a cabo eventos en Austria, Colombia, Francia, Alemania (47 eventos), Grecia, Islandia, Italia, Nueva Zelanda, Noruega, Suecia, Serbia, Eslovaquia, Eslovenia, Sudáfrica (organizado por la sección sudafricana del PEN, la organización de escritores), Reino Unido (Gales), Estados Unidos y otros países, muchos simultáneamente (a las 17:00 UTC). Algunos fueron transmitidos en directo por radio o por internet.

El llamado a esta denuncia global exalta a Snowden por la filtración de archivos secretos de seguridad nacional de Estados Unidos que revelaron el grado de espionaje que hace el gobierno estadounidense a millones o quizás miles de millones de personas. Exige que Estados Unidos retire las acusaciones legales contra él y que los Estados miembros de la Unión Europea le otorguen asilo inmediatamente por lo menos hasta cuando las retiren y por el tiempo que él lo necesite. Pidieron que se tenga en cuenta a Snowden para el Premio Nóbel de Paz.

La larga lista de escritores, poetas, dramaturgos y otros intelectuales que firmaron el llamado incluye a destacadas figuras y otros de todos los continentes.

En algunos de los eventos hicieron las lecturas unos autores reconocidos, como la ganadora del Premio Nóbel la novelista Elfriede Jelinek en Drosing, Austria, y la novelista británica Marina Warner que leyó fragmentos de textos de Snowden en la librería Shakespeare and Company en París. El profesorado de la Universidad de Rostock (Alemania) pidió que se galardone a Snowden con un doctorado honorario. Las divisiones de Maestría de Bellas Artes y de Honores [para estudiantes destacados] de la Universidad de Massachusetts y otra universidad de Boston proporcionaron una plataforma para 33 escritores, académicos y estudiantes. Una lectura en San Francisco fue patrocinada por las organizaciones contra la guerra Code Pink y El Mundo No Puede Esperar. (literaturfestival.com).

 

El Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar es un servicio de Un Mundo Que Ganar, una publicación política y teórica inspirada por la formación del Movimiento Revolucionario Internacionalista, el centro embrionario de los partidos y organizaciones marxista-leninista-maoístas.