Revolución #442, 8 de junio de 2016 (revcom.us)

Voz del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.

 

Permalink: http://revcom.us/avakian-es/ba-la-tan-cacareada-democracia-bajo-el-presente-sistema-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

8 de junio de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

 

La tan cacareada democracia bajo el presente sistema es una farsa y cosas peores — fomenta la ilusión de que expresa “la voluntad del pueblo”, pero en realidad incorpora a las personas en la “legitimación” del dominio de una rapaz y asesina clase de capitalista-imperialistas, que domina y moldea el proceso electoral, y en general la toma de decisiones políticas, y cuyo dominio en realidad es una dictadura que en lo fundamental se basa en la fuerza y violencia brutalmente opresivas.

Bob Avakian
Presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos


Compartir estas imágenes – Haga clic en una imagen para ampliar o descargarla

 

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/science/ba-ciencia...revolucion-pasaje-3-acelerar-mientras-se-aguarda.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

The Science...Actual Revolution title image

Pasaje de la sección:
III. El enfoque estratégico de una revolución concreta


Haga clic aquí
para leer la obra completa en inglés.

Nota de la redacción: A continuación presentamos un pasaje en español de la nueva obra de Bob Avakian, EL COMUNISMO NUEVO (en inglés). Además de los pasajes que ya se han posteado en www.revcom.us, de cuando en cuando publicaremos otros pasajes en www.revcom.us y en el periódico Revolución. Que estos pasajes sirvan para alentar e inspirar el mayor estudio de la obra en su conjunto, la que ya está a la venta en forma de libro de Insight Press. Además, se puede descargar el pdf del avance en inglés de este libro y pasajes y el índice en español aquí.

Este pasaje es del Capítulo III, "El enfoque estratégico de una revolución concreta", de la sección titulada "Acelerar mientras se aguarda".

Acelerar mientras se aguarda

Ahora, obviamente no sólo hemos adoptado eso, sino que lo hemos adaptado; no libramos una lucha militar en estos momentos y no esperamos cambios en la situación internacional de la misma manera que fue el caso en China — aceleramos mientras se aguarda el desarrollo de las cosas hacia una situación revolucionaria, lo que obviamente implica toda la dimensión internacional, por las razones que discutí anteriormente referente al hecho de que, en últimas instancias, el sistema mundial es lo decisivo. Pero el significado de esto se relaciona a los “tres a preparar” que hemos venido popularizando —trabajamos para preparar el terreno (sentar las bases es otra forma de decirlo), para preparar a las masas populares y para preparar a la vanguardia— y el aspecto de acelerar se refiere a que, en el contexto de todas las contradicciones objetivas ante nosotros, trabajamos para acelerar el desarrollo de las cosas hacia una situación revolucionaria concreta. Eso se concentra en la formulación de los “tres a preparar”, de modo que si se desarrolla una situación revolucionaria, o cuando se desarrolle, estemos en la mejor posición posible para jugárnoslo el todo por el todo en ese momento. Vamos acelerando mientras se aguarda. No simplemente se aguarda la llegada de “un buen día” cuando podamos empezar a dedicarnos seriamente a hablar con la gente acerca de la revolución, o cuando podamos dejar de usar la palabra simplemente por decirla como hacen los demás y podamos empezar a usarla “en verdad”, signifique eso lo que signifique — algo que, repito, sería criminal.

Pero, mientras aceleramos, aguardamos. Aguardar es parte de la formulación, es parte de la contradicción, es parte de la estrategia. ¿Por qué aguardamos? ¿A qué aguardamos? No aguardamos a que llegue Godot. No aguardamos a que intervenga algún deus ex machina (una fuerza parecida a un dios, que es externa a las contradicciones del mundo material) para crear, ay, por fin, una base para hacer la revolución. Ni siquiera esperamos o aguardamos a que “el gran dios, las masas” salgan para crearnos una situación revolucionaria — “Ah, cuando las masas estén listas, pues todo será perfecto; éstas van a querer una revolución, y nos vendrán todas y nos dirán: ‘Por favor, diríjanos para hacer una revolución’”. Si pensamos que eso va a ocurrir, pues vamos a estar muy decepcionados. Se puede pensar: “Simplemente no es justo, hemos estado en las calles desde 1996 con el Día Nacional de Protesta contra la brutalidad policial, la represión y la criminalización de una generación. Ahora muchas personas hablan de la brutalidad y el asesinato policiales, pero no todos se nos acercan para decir, ‘Diríjanos por favor’ porque hemos estado aquí por 20 años. Simplemente no es justo”. Bueno, ni modo. Las cosas no funcionan así. Y si pensamos que lo que va a pasar en una revolución —que por fin todos van a acercarse y decir: “Por favor, diríjannos, porque ustedes han estado aquí hablando sobre la revolución desde que no sabemos cuándo”—, pues, olvídelo. Así que no aguardamos algo de esa naturaleza. Pero aguardamos mientras aceleramos. ¿Por qué? Tal vez esto suene, como se dice, contrario al sentido común, como que se contradice a sí mismo en un sentido malo, pero no es así. ¿Por qué aguardamos? Porque en realidad vamos en serio para hacer una revolución. Es el mismo principio que Mao recalcó en la situación de China, en la lucha contra Japón. En China se decía: “Tenemos que librar una guerra total contra los japoneses ahora — no podemos sólo llevar a cabo acciones desde una posición estratégicamente defensiva, tenemos que tomar la ofensiva”. Y Mao dijo: si hacemos eso, nos van a aplastar. Al leer los escritos militares de Mao sobre la resistencia contra Japón, se verá eso una y otra vez: No podemos tomar la ofensiva estratégica inmediata contra Japón, no tenemos la base ni las fuerzas para hacerlo en este momento. Si hacemos eso, nos van a aplastar. Así que si vamos en serio para derrotar a Japón, habrá que luchar a la defensiva estratégica durante una etapa entera para poder llegar al punto en que sea posible tomar la ofensiva. Si se trata de simplemente arremeterse y lanzarse a la ofensiva inmediata, nos van a aplastar, porque nuestras fuerzas todavía son pocas y débiles en comparación con esa poderosa fuerza colosal que todavía lo es Japón.

Así que aguardar es parte de tener seriedad, siempre y cuando se combine con acelerar. ¿Por qué no simplemente dar el salto y lanzar algunas acciones que nos hagan sentir bien ahora mismo? Existe una atracción, una tentación, que nos jala en esa dirección si vamos con seriedad acerca de esto. Pero si hiciéramos eso, sería porque en realidad no vamos en serio para hacer una revolución. Si simplemente lo iniciáramos de esa manera, nos aplastarían, con horribles consecuencias para la revolución y para las masas populares que de hecho con tanta urgencia necesitan esta revolución.

Bueno, fíjese, en “Sobre la posibilidad” se plantea un punto —y quiero recalcarlo porque es importante no malinterpretarlo y vulgarizarlo de una manera social-pacifista (socialista en nombre pero pacifista en contenido)— si se lee “Sobre la posibilidad”, y es el caso también con la Constitución para la Nueva República Socialista, se trata de una declaración escrita con mucho detenimiento y mucha precisión, y no es una especie de ejercicio intelectual, sino dado que trata muchas diferentes contradicciones, incluida la existencia del enemigo y lo que ese enemigo hará si uno actúa o habla con necedades. En un pasaje, “Sobre la posibilidad” recalca algo que también está en el documento “Puntos esenciales de orientación revolucionaria — en oposición a los alardes y poses infantiles y las tergiversaciones de la revolución”:49 Si intentamos implementar una estrategia como la guerra de guerrilla urbana —si intentamos emprender una lucha armada con el fin de hacer caer el presente sistema cuando no existen las condiciones para hacerlo—, pues, eso será una estrategia que solo terminará sustituyendo a las masas populares, porque no activará y no podrá activar a las masas populares, y sólo nos aislará y aplastará antes de que podamos atraer la participación de las masas populares en tal lucha armada. Al mismo tiempo, “Sobre la posibilidad” recalca deliberadamente que tal caso es distinto a que las masas populares se levanten espontáneamente en contra de sus opresores o se defiendan en una situación determinada. Cualquier persona que tenga una orientación buena debería tener las bases de entender por qué están justificados esos actos de la gente. (Parafraseo lo escrito en el documento “Sobre la posibilidad de la revolución”, en que todo se expone con mucha precisión, y las personas pueden y deberían estudiar ese documento con detenimiento.) No se puede recurrir al hecho de que en estos momentos no podemos pasar a la forma de lucha que se usó en China para oponer resistencia a Japón — no se puede recurrir a eso para decir, cada vez que las masas populares se levanten: bueno, ésa no es la estrategia correcta.

Tuve una experiencia directa con eso, en otra época. Me acuerdo que se dio una situación en San Francisco, en los años 1960, en que los cerdos policías irrumpieron en la oficina del Partido Pantera Negra (PPN) en San Francisco y acribillaron la oficina. Frente a eso la gente de los vecindarios aledaños —centenares, tal vez miles de personas— tomaron las calles e hicieron una rebelión; pero los Panteras Negras le dijeron a la gente que desocuparan las calles y asistieran a una reunión más tarde. Cuando hablé con los líderes de los Panteras y objeté, diciendo que su respuesta estaba mal, ellos la justificaron, diciendo: “Esa rebelión fue una forma de lucha espontánea y nosotros no representamos la espontaneidad.” Bueno, ¿saben qué? Cientos, hasta miles de personas estaban en rebelión en las calles — pero solo 25 personas llegaron a la reunión. No tenía sentido. Eso no se hace cuando las masas populares se alzan. ¿Me entienden? Eso no se hace.

Ese punto es distinto al principio importante de que nuestra propia acción no puede sustituir a las masas populares. Si actuamos como una fuerza que pretende sustituir a las masas populares, o si seguimos una estrategia que hace que sea fácil contenernos y matarnos antes de que siquiera se pueda activar la participación de las masas populares en nuestra lucha, pues lo que hacemos es incorrecto. Es preciso tener las condiciones indicadas, las condiciones necesarias. Fíjese, las personas que necesitan con urgencia una revolución, ni siquiera van a apoyar algo que causa que les caigan cosas gruesas, a menos que estén convencidas de que es muy necesario y vale el sacrificio. Ahora, para ser claro, no se trata de una fórmula para ir a la cola de las masas — se trata de la importancia de ser científico. Así que, aguardarse —repito, tal vez esto suene, como se dice, contrario al sentido común, o una ironía— pero aguardar es parte de tener seriedad, si se combina con acelerar. Pero tenemos que captar lo que significa, y lo que no significa, decir que ahora no es el momento de tomar la ofensiva. No lo es — pero hay una diferencia entre nosotros, como fuerza consciente de vanguardia, y las acciones espontáneas de las masas; y es preciso tener la capacidad de reconocer y tratar esa contradicción de una manera correcta, y no de la manera en que lo hizo el PPN en esa situación de otra época, porque ellos mataron la lucha de las masas en esa situación. Así que quiero recalcar ese punto.

Algunos dirán: “Ah, ustedes nada más aguardan”, lo que tergiversa nuestra orientación estratégica. No, no nada más aguardamos. Aceleramos mientras se aguarda, pero el aspecto de aguardar es parte de un enfoque estratégico y serio. Aquí uso una analogía —para quienquiera que escuche, uso una analogía, porque se trata de un camino distinto, una estrategia distinta, distintas formas de lucha, etc.— es análogo a por qué Mao dijo que no podemos tomar la ofensiva inmediata. Tenemos que esforzarnos contra los límites de la situación objetiva y transformarla al mayor grado posible en cada punto; pero si intentamos hacer caso omiso de las condiciones objetivas, o simplemente desconocerlas arbitraria e intencionadamente, y actuar como si imperaran unas condiciones completamente distintas, cuando no es así, pues ése es el camino al aplastamiento. Eso también es traicionar a las masas populares. Por lo que lo importante es acelerar mientras se aguarda.

En este momento no tengo tiempo para adentrarme en todo esto, pero sí quiero recomendar, como se ha hecho anteriormente, que lean los primeros seis párrafos de la Segunda parte de Hacer la revolución y emancipar a la humanidad50, sobre esta misma cuestión de acelerar mientras se aguarda y lo que significa, y de entender correctamente la relación entre lo que hacemos y el desarrollo de la situación objetiva — cómo trabajamos para transformar la situación objetiva en la mayor medida posible, y tan rápidamente que sea posible, mientras, al mismo tiempo, reconocemos que existen fuerzas mayores en operación. Están las contradicciones del sistema mismo, y hay diferentes fuerzas de clase —la clase dominante y las diferentes fuerzas de la clase media, etc.— que también trabajan para cambiar las condiciones objetivas de acuerdo a la manera en que ven sus intereses. Todo eso es parte de lo que trabajamos para afectar — pero trabajamos hacia un objetivo muy específico: llegar al momento en que sea posible y correcto jugárselo el todo por el todo para tomar el poder. Aquí no voy a entrar en mayores detalles, porque no tenemos tiempo ahora, pero les insto mucho a volver a esos seis párrafos al comienzo de la Segunda parte de Hacer la revolución y emancipar a la humanidad y a forcejear con éstos, porque están integralmente relacionados con la orientación correcta y el enfoque estratégico de acelerar mientras se aguarda.

Señalaré lo siguiente — una analogía con algo que dijo Lenin que se discute a comienzos de la Segunda parte de Hacer y emancipar: Lenin analizó que en los países imperialistas, el imperialismo ha utilizado su botín para sobornar a ciertos sectores de la clase obrera; y dijo: nadie puede decir con certeza qué posición esos sectores más "aburguesados" y más acomodados de la clase obrera tomarán cuando ocurra la revolución. Nadie puede decir precisamente, insistió — veremos cuando surja ese momento en concreto. En esos seis párrafos, esta formulación —“nadie puede decir precisamente”— se usa específicamente para precisar que no se sabe, al trabajar en torno a las cosas, hacia dónde irá todo al final. Ese punto también se señala en la declaración sobre la estrategia (“Sobre la estrategia para la revolución”51): no se sabe a qué llevarán las “sacudidas” en la sociedad. Los levantamientos de las masas, por ejemplo — no se sabe de qué caldo sería posible que éstos llegaran a ser parte. Pero lo que se sabe es que en cada situación hay que trabajar para hacer avanzar las cosas tan lejos como sea posible, tan rápido como sea posible, hacia el objetivo de la revolución, y como resultado en cada situación consolidar las fuerzas para la revolución al máximo grado posible, de modo que así se hayan hecho avances y, como dice la declaración sobre la estrategia, se encuentre en un plano más alto desde el cual desarrollar más trabajo hacia el objetivo de la revolución.

Bueno, mencioné anteriormente que me asombra constantemente las maneras en que se puede tergiversar las cosas para convertirlas en revisionismo. Al usar una formulación para explicar y concentrar algo para las personas, se distorsiona para que signifique otra cosa distinta. Se informó que, en una discusión sobre este punto (de que nadie puede decir precisamente hacia dónde irán las cosas en el trabajo para hacer avanzar las cosas hacia la revolución), de hecho una persona lo interpretó así: “Bueno, nadie puede decir, así que básicamente salimos no más a hacer lo que podamos, y no podemos decir en realidad si eso llevará a algo”. ¡No! Eso no es lo que significa. El significado es todo lo contrario. Nadie puede decir de antemano que existen “x” límites a qué tan lejos las cosas pueden ir. Este es el punto que se recalca. Es muy frustrante, tengo que decirlo, que, al parecer, las cosas se reformulen para constituirse en el revisionismo, demasiadas veces —para convertirse en una receta para someterse a las condiciones objetivas— cuando el tema es cómo trabajar para transformar las condiciones objetivas al máximo posible, y no, de antemano, o en momento alguno, poner límites arbitrarios a dónde todo podría ir. No sabemos donde todo podría ir, porque ocurren demasiadas cosas en el mundo y no podemos calcular todo eso perfectamente en cualquier momento dado. No se sabe hacia dónde todas esas cosas irán. Una cosa lleva a otra — interactúa con otra — lleva a otra — y quizás va por ciertos caminos y después ya no va más... y luego tal vez vaya. De eso se trata: no deberíamos poner límites arbitrarios a qué tan lejos irá algo en un momento dado, a la vez que no deberíamos simplemente adelantarnos prematuramente a los acontecimientos en cualquier momento dado. Esa es otra contradicción que tenemos que manejar correctamente.

Es difícil navegar estas aguas. Fíjense, la mitología griega habla de Escila, un peñasco peligroso, y Caribdis, un remolino igualmente peligroso; había poca distancia entre los dos y los barcos tenían que navegar por entre ese angosto estrecho. Si navegara demasiado para un lado, se chocaría con el terreno pedregoso y se naufragaría; si navegara demasiado para el otro lado, se caería en el remolino. Bueno, tenemos que hacer frente a muchas cosas. Quiero decir, ni el uno ni el otro caso — ¡no queremos terminar en ninguno de dichos casos! Al hacer la revolución, hay que navegar por cosas de esa índole todo el tiempo, y no siempre se hará de la mejor manera posible, pero tenemos que esforzarnos por manejarla de la mejor manera que podamos, no sólo individualmente, sino colectivamente, llevando lucha mutuamente, de las maneras apropiadas, por los canales apropiados, con el espíritu apropiado, para poder aprender a hacerlo mejor — aprender de nuestros errores, pero también aprender de nuestros avances y proseguir sobre esa base.


49. “Puntos esenciales de orientación revolucionaria — en oposición a los alardes y poses infantiles y las tergiversaciones de la revolución”, Revolución #102, 23 de septiembre de 2007. Se puede descargar en revcom.us y también se incluye en Revolución y comunismo: Fundamento y orientación estratégicos, un folleto de Revolución, 1º de mayo de 2008. [regresa]

50. Hacer la revolución y emancipar a la humanidad, Segunda parte: “Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución”, se inicia con los siguientes seis párrafos:

“El qué hacerismo enriquecido”

Acelerar mientras que se aguarda — no someterse a la necesidad

Ahora quiero hablar sobre el “qué hacerismo enriquecido” y su papel en forjar un movimiento revolucionario y comunista. Quiero empezar con un repaso de unos puntos importantes relacionados a la orientación y enfoque estratégico generales de “acelerar mientras que se aguarda” el desarrollo de una situación revolucionaria en un país como Estados Unidos.

Anteriormente, hablé del punto de vista y enfoque revisionista del “realismo determinista”*** que, entre otras cosas, implica un enfoque pasivo acerca de la realidad objetiva (o la necesidad objetiva), que ve el factor objetivo como algo puramente objetivo —y puramente “externo”, por así decirlo— y no capta la relación dialéctica viva entre los factores objetivo y subjetivo y la capacidad de éste (el factor subjetivo — las acciones conscientes de la gente) de afectar y transformar al primero (el factor objetivo — las condiciones objetivas). Mejor dicho, ese “realismo determinista” no capta la orientación esencial, y la posibilidad, de transformar la necesidad en libertad. No capta, por lo menos no capta plenamente, el aspecto contradictorio de toda la realidad, lo que incluye la necesidad ante la cual uno se encuentra en todo momento. Por lo tanto, una de las características esenciales del “realismo determinista” es que descarta como “voluntarismo” cualquier comprensión dialéctica de la relación entre los factores objetivo y subjetivo, y ve las cosas de una manera muy lineal, no diferenciada, esencialmente uniforme y sin contradicción, en vez de verlas de una manera viva y dinámica y en su movimiento y cambio.

Pero claro, es necesario no caer en el voluntarismo. Y hay muchas maneras diferentes mediante las cuales se puede expresar ese voluntarismo, que llevan a varios tipos de errores y desviaciones (por lo general “ultraizquierdistas”), por así decirlo —entre ellos en la forma de ceder a los impulsos infantiles o aventureristas—, todo lo cual también es muy dañino. Pero —particularmente en una situación prolongada o alargada en la cual las condiciones objetivas para la revolución (o sea, para la lucha total por tomar el poder) todavía no han surgido— sin lugar a dudas el mayor peligro, que esa situación objetiva refuerza, es ese tipo de realismo determinista que no capta correctamente la relación dialéctica entre los factores objetivo y subjetivo, y los ve como estáticos, no dialécticos e inalterables.

Es cierto que no podemos, solo por nuestra voluntad o aun nuestras acciones, transformar las condiciones objetivas de una manera cualitativa — en una situación revolucionaria. Eso no lo podemos hacer simplemente con nuestras acciones o nuestra respuesta a las condiciones objetivas mediante nuestra iniciativa consciente. Por otro lado, una vez más una frase de Lenin tiene aplicación importante en este caso. Con respecto a la aristocracia obrera —los sectores de la clase obrera en los países imperialistas sobornados, no en pequeño grado, con el botín de la explotación y saqueo imperialistas del mundo entero, y en particular de las colonias— Lenin dijo que nadie puede decir con certeza qué posición tomarán esos sectores “aburguesados” de la clase obrera en el momento de la revolución —cuáles estarán del lado de la revolución en el momento de la verdad y cuáles estarán del lado de la contrarrevolución—, nadie puede decir precisamente cómo se va a desenvolver todo eso, insistió Lenin. Al aplicar ese mismo principio, podemos decir que nadie puede decir precisamente lo que la iniciativa consciente de los revolucionarios podría ser capaz de producir, al repercutir en la situación objetiva en un momento dado — en parte porque nadie puede predecir todas las otras cosas que todas las diferentes fuerzas del mundo van a hacer. En un momento dado nadie puede entender todo eso. Podemos identificar tendencias y patrones, pero también existe el papel del accidente tanto como de la causalidad. También está el hecho de que aunque los cambios en lo que es lo objetivo para nosotros no se darán enteramente, y quizás ni siquiera principalmente, debido a nuestro “trabajo” para afectar las condiciones objetivas (en un sentido directo, uno a uno), sin embargo nuestro “trabajo” para afectarlas puede generar ciertos cambios dentro de un marco dado de condiciones objetivas y además —en conjunción con una “mezcla” y como parte de la misma, junto con muchos otros elementos, como las otras fuerzas que afectan la situación objetiva desde sus propios puntos de vista— eso podría, en ciertas circunstancias, ser parte de la combinación de factores que llevan a un cambio cualitativo. Y, repito, es importante recalcar que nadie puede saber exactamente cómo se desenvolverá todo eso.

La revolución no se hace por medio de “fórmulas” ni actuando de acuerdo a unas nociones e ideas preconcebidas estereotípicas — es un proceso mucho más vivo, rico y complejo que eso. Pero es una característica esencial del revisionismo (el falso comunismo que ha reemplazado a una orientación revolucionaria con una orientación gradualista y, en última instancia, reformista) decidir y declarar que hasta que intervenga una deus ex machina —un FACTOR EXTERNO parecido a un dios—, no puede haber ningún cambio esencial en las condiciones objetivas y que lo máximo que podemos hacer, en todo momento, es aceptar el marco dado y trabajar dentro de éste, en vez de (como lo hemos formulado muy correctamente) esforzarnos constantemente contra los límites del marco objetivo y procurar transformar las condiciones objetivas al máximo grado posible en todo momento, mientras nos mantenemos siempre tensos ante la posibilidad de que diferentes factores se combinen y produzcan (o creen la posibilidad de producir) una cualitativa y concreta ruptura o salto en la situación objetiva.

Así que esto es un punto básico de orientación en la aplicación del materialismo y la dialéctica al proceso de acelerar mientras que se aguarda el surgimiento de una situación revolucionaria. No se trata simplemente que, en un sentido moral abstracto, sea mejor acelerar y no solo aguardar —aunque, claro, sí lo es— pero esto tiene que ver con una concepción dinámica del movimiento y desarrollo de la realidad material y de la interpenetración de diferentes contradicciones y la verdad de que, como Lenin recalcó, todos los límites en la naturaleza y la sociedad, aunque sean concretos, son condicionales y relativos, y no absolutos. (Mao también recalcó ese mismo principio básico al señalar que dado que la variedad de las cosas es inconmensurable y las cosas están interrelacionadas, lo que es universal en un contexto es particular en otro contexto). La aplicación de este principio al tema en cuestión subraya que solo en el sentido relativo, y no absoluto, las condiciones objetivas son “objetivas” para nosotros — lo son, pero no en el sentido absoluto. Y, además de eso, lo que es externo en una situación dada puede pasar a ser interno, como resultado del movimiento —y los cambios producidos por el movimiento— de las contradicciones. Por lo tanto, si uno ve las cosas de una manera lineal, por ende sólo va a ver las posibilidades que están directamente en frente — es como si uno se tiene puestas las anteojeras. Por otro lado, si uno ve las cosas con un enfoque correcto, dialéctico materialista, reconoce que pueden suceder muchas cosas no esperadas y siempre tiene que mantenerse tenso ante esas posibilidades mientras trabaja sistemáticamente por transformar la necesidad en libertad. Repito, ése es un punto básico de orientación.

***La primera parte, “Más allá del estrecho horizonte del derecho burgués”, que se puede descargar en revcom.us, y “El marxismo como ciencia — En oposición al materialismo mecánico, el idealismo y la religiosidad”, una entrega de la Primera parte, en Revolución #109, 18 de noviembre de 2007, hablan del tema del “realismo determinista”. [regresa]

51. “Una declaración del Partido Comunista Revolucionario: Sobre la estrategia para la revolución”, Revolución #224 en línea, 12 de febrero de 2011. Se puede descargar en www.revcom.us y además se encuentra en Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian (Chicago: RCP Publications, 2011). Se puede pedir el libro Lo BAsico en www.revcom.us. [regresa]

 

Índice

Introducción y orientación

Víctimas necias del engaño ajeno y propio

I. Método y enfoque, el comunismo como una ciencia

El materialismo versus el idealismo
Materialismo dialéctico
Mediante cuál modo de producción
Las contradicciones y dinámicas básicas del capitalismo
La nueva síntesis del comunismo
La base para una revolución
Epistemología y moral, la verdad objetiva y necedades relativistas
El yo y un enfoque "consumista" de las ideas
¿De qué se tratará tu vida? — Elevar la vista de la gente

II. El socialismo y el avance al comunismo:
Un mundo radicalmente diferente que podría haber, un camino hacia la verdadera emancipación

Las "4 Todas"
Más allá del estrecho horizonte del derecho burgués
El socialismo como un sistema económico y un sistema político — y una transición al comunismo
El internacionalismo
Abundancia, revolución y el avance al comunismo — Un análisis materialista dialéctico
La importancia del "concepto del paracaídas" — En este mero momento, y aún más a raíz de una revolución concreta
La Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte
   núcleo sólido con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido
Emancipadores de la humanidad

III. El enfoque estratégico de una revolución concreta

Un enfoque estratégico general
Acelerar mientras se aguarda
Fuerzas para la revolución
La separación entre el movimiento comunista y el movimiento laboral, fuerzas impulsoras para una revolución
Liberación nacional y revolución proletaria
La importancia estratégica de la lucha por la emancipación de la mujer
El frente unido bajo la dirección del proletariado
La juventud, los estudiantes y la intelectualidad
La lucha contra los modos de pensar pequeño burgueses, al mantener la orientación estratégica correcta
Los "dos máximos"
Los "5 Altos"
Las dos piedras angulares
El internacionalismo — El derrotismo revolucionario
El internacionalismo y una dimensión internacional
El internacionalismo — Forjar otro camino
La popularización de la estrategia
Orientación fundamental

IV. La dirección que necesitamos

El papel decisivo de la dirección
Un núcleo dirigente de intelectuales — y las contradicciones inherentes
Una "pirámide" de otro tipo
La Revolución Cultural al interior del PCR
Es necesario que los comunistas sean comunistas
Una relación fundamentalmente antagónica — y las respectivas implicaciones cruciales
El fortalecimiento del partido — de manera cualitativa así como cuantitativa
Formas de organización revolucionaria, y el "Ohio"
Estadistas, y comandantes estratégicos
Métodos de dirección, la ciencia y el "arte" de dirigir
Trabajar hacia atrás desde "Sobre la posibilidad" —
   Otra aplicación del "núcleo sólido con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido"

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/442/pregunta-quien-puede-ser-miembro-del-partido-comunista-revolucionario-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

Preguntas y respuestas sobre lo de organizarse para una revolución concreta

8 de junio de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Pregunta: ¿Quién puede ser miembro del Partido Comunista Revolucionario?

CONSTITUCIÓN del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

Léalo aquí

Respuesta: Es crucial seguir construyendo y fortaleciendo al Partido en los preparativos para la revolución concreta que se necesita con urgencia. Cualquiera que ayude a construir el movimiento para la revolución que el Partido lidera, que anhele y esté dispuesto a dedicar la vida a luchar por un mundo radicalmente diferente, sin toda forma de explotación y opresión, y que considere que está de acuerdo con los objetivos, los métodos y los principios del Partido, puede y debe hacer una solicitud para ser miembro del Partido. Dicha solicitud conducirá a un proceso de discusión sistemática de la línea del Partido, basada en las Seis Resoluciones del Comité Central del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, 1º de enero del 2016 (en revcom.us), las responsabilidades de los miembros del Partido establecidas en la Constitución del Partido y otras cuestiones importantes, lo que será la base para determinar si el individuo que hace la solicitud está, de hecho, listo para ser miembro del Partido, o si se requiere un proceso adicional de trabajo y discusión con dicho individuo antes de su aceptación como miembro del Partido.

Lea también...

Responsabilizarse por la línea del partido, al más alto nivel   Lea más

Clyde Young, sobre conocer y unirse al Partido Comunista Revolucionario  Lea más

Entrevista a un ex preso:

» Primera parte: Rompiendo con la vida de pandillero Entrándole en la revolución REAL   Lea más
» Segunda parte: La ciencia, la teoría revolucionaria y entrándole a Bob Avakian   Lea más
» Tercera parte: Que no arriesgues la vida por estupideces... Conéctate de veras con la revolución   Lea más

Por qué es imprescindible tener un partido de vanguardia para hacer la revolución   Lea más

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/442/clyde-young-sobre-conocer-y-unirse-al-partido-comunista-revolucionario-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

Clyde Young, sobre conocer y unirse al Partido Comunista Revolucionario

8 de junio de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Clyde Young creció como un joven callejero negro a principios de los años 1960. En una entrevista realizada en 1990, habló acerca de convertirse en un revolucionario, y encontrar al Partido Comunista Revolucionario. En el momento de su muerte en 2014, Clyde Young fue miembro del Comité Central del Partido. Los siguientes extractos de la entrevista tratan específicamente del encuentro de Clyde Young con el PCR y cómo llegó a unirse a la línea y dirección del PCR. Lea la entrevista completa aquí.

 

Clyde Young

Clyde Young en la cárcel, Michigan City, Indiana, a fines de los años 1960.

Cuando yo estaba preso a principios de los años 70 había un grupo llamado SLA. Era un grupo de ex convictos y su línea política era la guerrilla urbana. Secuestraron a Patty Hearst y eso llegó a ser un gran incidente nacional e internacional. Así que los revolucionarios de la cárcel andábamos estudiando qué decían acerca de eso todos los grupos radicales. Bueno, todos los presuntos revolucionarios lo condenaban, decían que era horrible haber secuestrado a Patty Hearst y criticaban al SLA.

Bueno, en la cárcel muchas veces no se podían conseguir periódicos revolucionarios por la censura, pero por casualidad cayó en mis manos un ejemplar de Revolución —el periódico de la Unión Revolucionaria, la organización que después formó el PCR— que le dedicó todo un artículo a ese tema. A esas alturas yo estaba hasta la coronilla con todo lo que decía la gente de la izquierda, con su análisis. Pero la forma de analizar el problema [de] la Unión Revolucionaria me llamó mucho la atención porque era completamente distinta, no se me olvidará nunca. La UR tenía fuertes diferencias con la orientación estratégica y las tácticas del SLA, pero lejos de condenarlo, la UR apuntaba primero que todo contra los imperialistas y apoyaba el afán de querer encontrar la forma de hacer caer el imperialismo lo más pronto posible. Sacaron a flote mucha información sobre los Hearst, toda su historia; eso fue excelente. Y por otra parte expresaba la crítica de que esa no era la estrategia correcta para hacer la revolución en Estados Unidos.

En esa época, la idea de la guerrilla urbana era muy popular. Mucha gente revolucionaria pensaba que en Estados Unidos la revolución se debía hacer igual que en el tercer mundo, adoptando el mismo camino de liberar territorios, pero aquí serían urbanos. Bueno, ese artículo de la UR fue la primera vez que vi una tentativa de expresar cuál sería la estrategia correcta para la revolución y la lucha armada en un país imperialista avanzado como Estados Unidos.

***

[Pregunta:] ¿Causó controversia entre tus amigos que Bob Avakian, el Presidente del PCR, no sea negro?

¡Uff! ¡Cómo no! Pero me acuerdo cuando toqué para mi familia y a otros amigos una cinta del discurso del 1º de Mayo que él dio en 1979. Y lo que recuerdo es que los dejó boquiabiertos, que hablara tan claro de cosas que han sentido toda la vida, pero que lo decía de una forma que no lo habían oído nunca. Y he oído de gente que lee Balas, el libro plateado de citas del Presidente, y queda muy impresionada por lo que dice y luego mira la foto y ve que no es negro y no entienden cómo puede decir cosas tan poderosas. Hace años oí algo gracioso, que un negro que oyó una cinta del Presidente o leyó algo de él preguntó si no lo “había criado una familia negra pobre”.

Bueno, eso pasa y tenemos que luchar con los revolucionarios que se dejan llevar por el nacionalismo en cosas así. Por una parte no es raro que los oprimidos tengan preguntas como esas. Después de todo, la opresión de naciones y pueblos enteros es un soporte fundamental de este sistema imperialista. H. Rap Brown decía que “la violencia es tan estadounidense como el pastel de manzana” y yo agregaría que el “racismo y la supremacía blanca también son tan amerikkkanos como el pastel de manzana”.

Pero déjame decirte una cosa: a lo largo de los años he luchado con mucha gente sobre esta cuestión y nunca he estado a la defensiva porque nuestro Presidente sea blanco. No hay la menor razón de ponerse a la defensiva por eso. Ha sido una desventaja que no haya podido trabajar abiertamente, para que lo vean, aunque su voz y su dirección se sienten constantemente. Pero el hecho de no verlo públicamente porque está exiliado demuestra lo serios que somos: lo serios que somos sobre meter nuestro gol y ganar en serio.

En uno de sus artículos recientes —“Algunas ideas” y “Más ideas” [la revista Revolución #57, 1988]— el Presidente comenta, parafraseando a Mao, que lo más significativo de Lenin no fue “su perspicacia política ni su juicio táctico y estratégico, ni siquiera sus importantes avances a la ciencia revolucionaria...[sino] que Lenin TRABAJABA DE TODO CORAZÓN POR LAS MASAS, por los oprimidos”. A nivel personal, yo he tenido la oportunidad de trabajar con el Presidente en varias ocasiones, por ejemplo en multifamiliares cuando él podía hacer cosas así más libremente, y puedo decir sin exageración —y estoy seguro de que otros camaradas harían lo mismo— de que nuestro Presidente también trabaja de todo corazón por las masas, por los oprimidos, y no solo de Estados Unidos sino de todo el mundo. Y este camarada está completamente embriagado con la revolución. Su dirección ha sido decisiva en varios puntos de viraje importantes en el movimiento revolucionario en Estados Unidos —desde los años 60— y es crucial hoy y para el futuro. Como hemos dicho, nuestra ideología es el marxismo-leninismo-maoísmo, nuestra vanguardia es el PCR y nuestro líder es el Presidente Avakian.

Sé que hoy muchos jóvenes, en especial jóvenes negros, están buscando dirección en Malcolm X, el Partido Pantera Negra, etc., y no es sorprendente; no es negativo que muchos que están empezando a entrar a la política traten de aprender del legado revolucionario de los 60. También me parece que mucha gente piensa que necesitamos otro Partido Pantera Negra u otro Malcolm X. Bueno, hoy hay líderes nacionalistas revolucionarios y a medida que se agudice la situación seguramente surgirán nuevos líderes revolucionarios de la lucha de los negros, y sería muy bueno. Pero lo que NUESTRA gente, los oprimidos de TODAS las nacionalidades realmente necesitan —lo que ya tenemos en nuestro Presidente y en nuestro Partido— es una DIRECCIÓN COMUNISTA REVOLUCIONARIA/INTERNACIONALISTA PROLETARIA. Mao dijo que sin un partido, sin un partido basado en el marxismo-leninismo-maoísmo, ¡las masas no tienen nada! Bueno, esa clase de partido ya existe y los proletarios de todas las nacionalidades tienen que entrar a él, ayudar a construirlo y ayudar a preparar la revolución total. ¡Y eso no es pantalla!

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/442/una-respuesta-revolucionaria-al-discurso-anti-trump-de-hillary-clinton-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

No — ¡NO ES NUESTRO IMPERIO!
Una respuesta revolucionaria al discurso anti-Trump de Hillary Clinton

8 de junio de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El 2 de junio, Hillary Clinton se presentó en San Diego, sitio de una de las mayores flotas navales del mundo y de una enorme comunidad de militares estadounidenses jubilados. Tres días después del “Día de los Caídos”, el día en que Estados Unidos celebra sus guerras de conquista y saqueo, pasadas y presentes, y glorifica a los que combatieron en ellas, Clinton presentó sus argumentos de por qué ella, y no Donald Trump, debe ser la comandante-en-jefe del imperio estadounidense y sus armas de destrucción masiva sin paralelo.

El verdadero 'American Idol': Las elecciones como audiciones El consentimiento de quién es el que cuenta en realidad y cómo se toman las decisiones en los hechos

El público de 250 personas fue seleccionado con cuidado, en su mayoría militares: asesinos y ex-asesinos del imperio. Pero más allá del público presente y el lugar, y todo ese simbolismo, el discurso se dirigió a dos públicos: al público en general y, más importante aún, a la clase dominante.

Primero y ante todo, el discurso se dirigió a los que en realidad deciden los términos de lo que ocurre en las elecciones, especialmente las elecciones presidenciales — las personas que Bob Avakian ha identificado con precisión como “esa pequeña parte del ‘pueblo estadounidense’ que domina la economía y por lo tanto la política, los medios de comunicación y en general los mecanismos para moldear la opinión pública, y las demás esferas de la vida pública: la clase dominante capitalista imperialista y sus representantes literarios y políticos”. (Ver “El verdadero ‘American Idol’: Las elecciones como audiciones — El consentimiento de quién es el que cuenta en realidad y cómo se toman las decisiones en los hechos” de Bob Avakian en revcom.us).

En ese artículo, Bob Avakian analiza la relación entre la “audición” de los candidatos presidenciales ante el público en general, así como su audición ante la clase dominante. ¿Qué es esa relación? Una parte de obtener la aprobación de los que en realidad tienen la última palabra es demostrar que uno puede convencer al público en general. Pero aún más importante, los candidatos presidenciales tienen que demostrar que pueden convencerlo con un mensaje que sirva a los intereses de esa clase dominante capitalista-imperialista.

Con ese fin, Hillary Clinton presentó los argumentos de por qué ella, y no Trump, es la candidata más despiadada, de sangre fría, calculadora y seria para administrar un imperio global que se sienta encima de un mundo de miserables fábricas de superexplotación y barrios de condiciones escuálidas. Y que ella es la mejor opción para orquestar toda una gama de violencia global para mantener ese imperio, especialmente en un momento de crisis.

Y presentó sus argumentos en términos hábilmente elaboradas, diseñadas para convencer a las personas que no forman parte de la clase dominante —en Estados Unidos (e incluso más allá)— para que se identifiquen no con los intereses de la humanidad sino con los intereses de una clase dominante que explota y oprime a la gran mayoría de la humanidad.

¿Quiénes SON los “aliados” de Estados Unidos?

Hillary graphic
¿Por qué votar por Donald Trump, que nada más promete "eliminar con bombas" al Medio Oriente... cuando se tiene la opción de votar por Hillary Clinton, una criminal de guerra comprobada?

El papel de Hillary Clinton fue único en impulsar el bombardeo yanqui/OTAN a Libia en 2011. Cuando Hillary Clinton se enteró de la muerte de Gadafi, se rió de manera macabra: "Venimos, vimos, se murió".

Haga clic en el imagen para ampliar

Clinton enfatizó mucho su experiencia como secretaria de Estado, y sus habilidades diplomáticas. Insistió en que ella, en lugar de un demente bocazas como Trump, sería más eficaz en asegurarse de que “Moscú y Pekín” no sean capaces de igualar “nuestras alianzas alrededor del mundo”. Clinton declaró, “La red de aliados de Estados Unidos es parte de lo que nos hace excepcional. Y nuestros aliados responden a nuestros intereses todos los días”.

Pero ¿qué son esas alianzas alrededor del mundo? Y ¿cómo es que “responden todos los días” a los intereses de los gobernantes de Estados Unidos?

En todos los rincones del mundo, “la red de aliados de Estados Unidos” se compone de brutales regímenes manchados de sangre. En el Medio Oriente, la “alianza” comienza con Israel, un país construido sobre el cada vez más intenso genocidio contra los palestinos. Un país que dos veces en los últimos diez años, con el respaldo de Estados Unidos, ha llevado a cabo horrendas matanzas unilaterales que mataron a miles de personas en la Franja de Gaza en Palestina. Clinton se ha diferenciado de Obama (y de Trump) al ser mucho más pro-Israel.

Y cuando Clinton insiste en que ella tiene una historia de forjar estas alianzas, dice la verdad.

Durante el mandato de Clinton como secretaria de Estado, Estados Unidos dirigió al brutal régimen represivo en Myanmar (Birmania) hacia una alianza más estrecha con la “red de aliados” estadounidense. Myanmar comparte una larga frontera con China y los gobernantes estadounidenses lo vio como un eslabón clave para rodear y aislar China. Actualmente los grupos de derechos humanos condenan Myanmar universalmente por la brutal limpieza étnica de la minoría rohinyá, el creciente tráfico sexual, el extendido uso de trabajo forzado y trabajo infantil, y de la tortura, la violación en grupo sistemática por parte de los militares, y el terror generalizado contra los disidentes. Clinton llamó la emergente alianza entre Estados Unidos y el régimen de Myanmar un modelo de “el papel único que Estados Unidos puede y debe desempeñar en el mundo como paladín de la dignidad y la democracia”, y “Estados Unidos en nuestro mejor momento” (de Hard Choices: A Memoir [Decisiones difíciles: Una autobiografía], de Hillary Clinton).

El Departamento de Estado de Hillary Clinton jugó un papel clave en legitimar el golpe militar de 2009 que derrocó a un gobierno electo en Honduras que se llevaba bien con la Venezuela de Hugo Chávez en contra de los intereses de Estados Unidos. A raíz del golpe de estado, golpearon, amenazaron, encarcelaron y asesinaron a los disidentes y organizadores sindicales. Anularon las restricciones del “desarrollo” que sirve el capitalismo-imperialismo estadounidense. En 2009, las fábricas hondureñas de miserables condiciones y sueldos eran el tercer exportador del mundo de ropa y textiles al mercado estadounidense, empleando a unos 100.000 trabajadores, la mayoría mujeres, que ganaban menos de $ 45 a la semana. Clinton confirmó su apoyo al golpe tan recientemente como el 13 de abril de este año en el programa Democracy Now!.

Israel... Myanmar... Honduras... todos son ejemplos de “aliados” que “responden todos los días” a los intereses del imperio estadounidense. Y Hillary Clinton con razón puede responsabilizarse de un papel clave en forjar esas alianzas.

En cuanto a la “diplomacia” que Hillary Clinton promueve como una alternativa sensata a la locura de Trump, se trata de una diplomacia de asesinato en masa. La ex secretaria de Estado bajo Bill Clinton, Madeleine Albright, lo explicó cuando dijo que “valía la pena” matar a 500.000 niños en Irak mediante sanciones que impedían que el país obtuviera alimentos y medicinas — cuando eso sirvió a los intereses del imperio de Estados Unidos. Y Hillary Clinton se jactó de su propio papel en la imposición de sanciones contra Irán, las que impactaron más duro, a propósito, a los más marginados y pobres en ese país.

“Hillary, la halcón”

Hablemos en claro. Hillary Clinton no está solamente presentándose como una persona que puede forjar alianzas con opresores brutales, o como una persona con un historial de matar a civiles inocentes mediante sanciones “diplomáticas”. Ella es y se presenta como una probada y reincidente criminal de guerra.

Hillary Clinton jugó un papel singular en ejercer presión por el bombardeo de Libia por parte de Estados Unidos y la OTAN que derrocó al régimen de Muamar Gadafi que había sido una espina en el costado de Estados Unidos y el Occidente. El resultado: Libia está en ruinas, desgarrada por reaccionarios señores de guerra y un caldo de cultivo para el Estado Islámico. La ONU calcula que unos 400.000 libios han huido de sus hogares desde que Estados Unidos y sus aliados de la OTAN derrocaron a Gadafi. Cuando le llegó a Hillary Clinton la noticia de que Gadafi estaba muerto, ella se rió de modo macabro y se regodeó “Vinimos, vimos, él murió” — invocando las palabras imperiales de Julio Cesar de quien se dice que había celebrado una victoria sobre un rival diciendo, “Vine, vi, vencí”.

No es una aberración. En un extenso resumen del historial de Hillary Clinton, un artículo en el New York Times Magazine le ha explicado lo que usted debe esperar si Hillary Clinton es la próxima presidenta: “A pesar de todas sus bravuconerías sobre bombardear al Estado Islámico hasta hacerle añicos, ni Donald J. Trump ni el senador Ted Cruz de Texas ha demostrado que se acerque ni un poco al apetito que Clinton tiene de involucrarse militarmente en asuntos exteriores” (nuestro énfasis). (“How Hillary Clinton Became a Hawk” [Cómo Hillary Clinton se convirtió en una halcón], 21 de abril de 2016)

Todo lo que hacen está dentro del marco de mantener su imperio

En su discurso del 2 de junio, Hillary Clinton —casi de paso— se opuso a la satanización de los musulmanes y los mexicanos de parte de Trump.

¿Pero señaló Clinton la realidad de que Trump lo tiene totalmente patas arriba? ¿Que Estados Unidos conquistó la mitad de México, en gran parte para expandir la esclavitud, y que el capitalismo basado en Estados Unidos ha convertido gran parte de lo que queda de México en fábricas de superexplotación, granjas corporativas y enormes barrios escuálidos? ¿Mencionó siquiera que sería un horror para los derechos humanos acorralar a millones de personas, arrancarlas de sus hijos y deportarlas? ¿Denunció a Trump por sus ataques contra los musulmanes, ataques que evocan comparaciones ominosas con la retórica de Hitler acerca de los judíos?

No. A cambio, se quejó porque la retórica de Trump “enajena a los mismos países que necesitamos”. En otras palabras, el problema de Trump no es que su veneno racista y fascista es obsceno e intolerable. Se nos enseña a pensar que el problema es que todo eso obstaculiza el reclutar los países y fuerzas reaccionarios para que luchen, maten y mueran para avanzar los intereses del imperio estadounidense — en las áreas del mundo con grandes poblaciones musulmanas y en México donde el gobierno desempeña un papel indispensable para servir y defender esos intereses.

Clinton intentaba convencer a los gobernantes a escoger a ella. Y al mismo tiempo, también engañaba a la gente horrorizada por los ataques de Trump contra los inmigrantes y los musulmanes, haciendo que esa gente pensara en términos de qué es lo mejor para el imperio estadounidense, y no a partir de los intereses de la humanidad.

¿Por qué debería CUALQUIERA tener el dedo sobre los “códigos nucleares”?

En un punto clave en su discurso —algo que recibió mucha atención en los principales medios de comunicación— Hillary Clinton despotricó contra Donald Trump por no ser lo suficientemente responsable para tener los códigos que lanzarían una guerra nuclear.

Espere. Oprima el botón de pausa. Piense acerca de cómo este sistema y sus operativos manipulan la forma en que uno piensa. Clinton está planteando que la pregunta es cuál de los representantes de la clase dominante estadounidense es el que debería tener esos códigos.

La verdadera pregunta será: ¡¿Por qué carajo debería cualquier representante de la clase dominante de Estados Unidos ser capaz, con sólo oprimir un botón, de condenar a millones de personas a la destrucción nuclear y tal vez desencadenar una guerra nuclear que podría poner en peligro a la humanidad?!

¿A quiénes te refieres cuando hablas de “NOSOTROS”?

OK, demos a Hillary Clinton lo que le es debido. Ella es una criminal de guerra belicista de sangre fría para el imperio de Estados Unidos. Pero ese NO ES NUESTRO IMPERIO. Ese es un imperio que esclaviza a los niños que trabajan en las plantaciones de cacao en África, quema viva a las trabajadoras en fábricas de condiciones terribles en Bangladesh, y envenena a los trabajadores agrícolas en México en las granjas de empresas agrícolas de Estados Unidos.

Es urgente que las personas DEJEN DE PENSAR COMO ESTADOUNIDENSES Y EMPIECEN A PENSAR EN LA HUMANIDAD.

Cuando Hillary Clinton, o cualquier representante de la clase dominante de Estados Unidos, empieza a hablar de “nuestra” seguridad y “nuestros” intereses... la respuesta de cualquiera con suficiente sentido común como para entender lo que esto significa y con el temple moral para mantenerse firme con sus principios tiene que ser: “¡¿A quiénes te refieres cuando dices ‘NOSOTROS’, maldita cabrona?!” Este no es nuestro imperio. TUS intereses NO SON LOS NUESTROS. Malcolm X tenía toda la razón: No somos estadounidenses, y tenemos suficiente sentido común como para saberlo. Y tomamos partido con la humanidad, no con los criminales de guerra que gobiernan Estados Unidos.

Los términos de estas elecciones —esta “opción” entre un demente fascista y una probada, reincidente y orgullosa criminal de guerra— subrayan qué tan crítico es que las personas NO sean timadas por el sistema y todo su engaño de las elecciones. Y qué tan urgente es lo de organizarse, ahora, para la revolución — para derrumbar este sistema monstruoso lo más pronto posible.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/442/el-viaje-de-obama-a-asia-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

El viaje de Obama a Asia:

El lobo al que le chorrea sangre de los colmillos ofrece la paz y se prepara para la guerra

8 de junio de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

¿Cual país incinera y masacra a literalmente millones de personas por el dominio y el imperio, y décadas después elogia a sí mismo por regresar al lugar de sus monumentales crímenes, no para redimirse sino para pronunciar unas cuantas perogrulladas sobre la paz, abrazar a unos cuantos supervivientes y colocar una o dos coronas — todo para servir la actual contención militar con otras potencias con la posibilidad de masacrar aún más personas que antes?

Respuesta: Estados Unidos bajo el presidente “de la paz” Barack Obama.

Prueba número uno: el viaje de Obama del 22 al 27 de mayo en Asia.

Al mismo tiempo que Obama viajaba a través de Asia, predicando la moralidad, la paz y la reconciliación, poderosos buques de guerra estadounidenses cargados de armas de destrucción masiva navegaban las aguas tensas del mar de la China Meridional, desafiando y jugando al gato y el ratón con los aviones y barcos de guerra chinos.

La primera escala de Obama era en Vietnam. En 1961, Estados Unidos invadió este país, del tamaño de California, que está a una distancia de unos 12.000 kilómetros de Estados Unidos y jamás había hecho nada que se podría considerar aun remotamente como un acto agresivo contra Estados Unidos. Estados Unidos llevó a cabo una campaña de asesinato en masa y terror de 14 años, bombardeando, quemando, masacrando y envenenando hasta la muerte a tres millones de vietnamitas.


Un destructor de misiles guiados estadounidense, parte del Grupo de Ataque del portaaviones John C. Stennis, operando en el mar de la China Meridional. Foto: Departamento de Defensa

¿Se disculpó Obama por este horror? ¿En serio? Tapó y hasta justificó los crímenes de guerra de Estados Unidos: los dos países tenían una “historia difícil” y se vieron “empujados al conflicto” como si ambos tuvieran la culpa. Había “dolor y sacrificios en ambos lados”, dijo, como si 58.000 estadounidenses igualaran a los 3 millones de vietnamitas cuyo país entero fue incendiado por el napalm, bombardeado de forma masiva y envenenado. Y para colmo, según él, Estados Unidos se basó en el principio: “Las grandes naciones no deben intimidar a los más pequeños”.

Luego, el 27 de mayo, Obama se hizo el primer presidente de Estados Unidos para poner un pie en Hiroshima, Japón. ¿Llegó para disculparse en nombre de Estados Unidos por haber incinerado e irradiado a la muerte a más de 200.000 personas allí y en Nagasaki? ¿Por desatar el horror nuclear sobre la humanidad, siendo el primer y único país que ha usado las armas nucleares? ¿Por justificar esta masacre con la mentira descarada de que fuera necesaria para evitar una invasión aún más sangrienta? ¿Pedir disculpas? ¡Ponte serio!

Obama habló como si el arma nuclear estadounidense se hubiera caído por sí solo. Comenzó su discurso en Hiroshima con, “la muerte cayó del cielo y el mundo cambió”. Le echó toda la culpa por la guerra a Japón. Luego rindió supuesto homenaje a las víctimas, abrazó a unos pocos supervivientes y depositó una ofrenda floral en el Memorial de la Paz de Hiroshima. Por supuesto, ¡incluso aquí tenía que resaltar al puñado de prisioneros de guerra estadounidenses que murieron por la bomba! Y entonces, con una cara seria y sincera, se comprometió a trabajar por un mundo libre de armas nucleares, todo esto con el dedo sobre el arsenal nuclear más mortal del mundo, y lo más importante, mientras ha ordenado que se gastara $ 1 millón de millones (sí, lo has leído bien, ¡$ 1 millón de millones!) para ampliar y modernizar el arsenal nuclear de Estados Unidos. La hipocresía es asombrosa. Continúa aún más si tenemos en cuenta que ha cortado menos armas nucleares del arsenal que cualquier presidente en los últimos 25 años, incluso George W. Bush.

Todo esto garantizaría a Obama un lugar en el salón de fama de los sinvergüenzas, los mentirosos, los hipócritas y los asesinos en masa, pero lo peor aún está por venir. Todos sus pretextos y justificaciones por los crímenes del pasado eran parte de preparativos para los crímenes por venir.

Al mismo tiempo que Obama viajaba a través de Asia, predicando la moralidad, la paz y la reconciliación, poderosos buques de guerra estadounidenses cargados de armas de destrucción masiva navegaban las aguas tensas del mar de la China Meridional, desafiando y jugando al gato y el ratón con los aviones y barcos de guerra chinos. Obama no mencionó a China en sus discursos en Vietnam e Hiroshima. Pero esto indica lo que en verdad se trató su viaje: fortalecer las alianzas y el poderío militar para hacer frente y contener China agresivamente, con la violencia y la guerra si es necesario.

¿Por qué diablos están buques de guerra estadounidenses en el mar de la China Meridional?

El mar del la China Meridional es al borde suroeste del Océano Pacífico y lo vincula con el Océano Índico. Es una de las rutas comerciales y de transporte más claves del mundo, a través del cual unos $ 5 millón de millones en bienes se transportan cada año. Y debajo de estas aguas yacen potencialmente enormes reservas de petróleo y gas natural.

China, Taiwán, Filipinas, Malasia, Indonesia y Vietnam colindan con el Mar de la China Meridional y todos tienen reivindicaciones territoriales en competencia con los demás. En los últimos años, China se ha movilizado agresivamente en la zona, expandiendo varios arrecifes y bancos de arena hasta ser islas que China declara suyas. (China ha añadido más de 13 kilómetros cuadrados de terreno para construir estas islas desde 2013). Algunas son básicamente bases militares, con pistas de aterrizaje, y China afirma que tiene el derecho de controlar la navegación en las aguas cercanas.

Perdón, pero la última vez que verificamos, el mar de la China Meridional no era el maldito lago Michigan o incluso el Golfo de México. ¡El mar de la China Meridional se encuentra a medio mundo de distancia de Estados Unidos! Estados Unidos no tiene ningún derecho sobre esa zona que pueda ser considerado legítimo de ningún modo — pero sí tiene enormes intereses económicos (cada año, $ 1.2 millón de millones de dólares de productos de comercio estadounidense pasan por el mar de la China Meridional), y una parte crucial del dominio mundial estadounidense es su control global del comercio y navegación mundiales. Así que Estados Unidos afirma que tiene la “libertad marítima” para enviar sus buques de guerra (y proyectar su poderío militar) a esencialmente todo rincón del mundo, incluyendo el mar de la China Meridional. Estados Unidos “continuará volando, navegando y operando donde quiera que el derecho internacional lo permita”, declaró Obama en febrero.

Estados Unidos ha desafiado abiertamente los derechos que China reivindica. Estados Unidos envía frecuentemente buques de guerra —a menudo con militares de alto rango y líderes políticos a bordo— por estas aguas para insistir en que China no pueda dictar las condiciones de navegación, y envía aviones militares por este espacio aéreo como una demostración del dominio estadounidense. Naves estadounidenses en la zona están a su vez bajo la vigilancia de buques de guerra chinos, y China emite declaraciones declarando que estas maniobras de Estados Unidos son básicamente provocaciones peligrosas.

La Segunda Guerra Mundial y la actualidad: ¿La naturaleza humana? ¿O un sistema de expandirse-o-morir?

En Hiroshima, Obama echó la culpa a Japón por iniciar de la Segunda Guerra Mundial y dijo que esa guerra “surgió del mismo bajo instinto de dominación o conquista que había causado conflictos entre las tribus más simples”. Esto es sólo una excusa de mierda y un encubrimiento. No se trataba del instinto humano, ni siquiera “malas políticas”. La Segunda Guerra Mundial surgió de un SISTEMA — el imperialismo.

En Hiroshima, Obama echó la culpa a Japón por iniciar de la Segunda Guerra Mundial y dijo que esa guerra “surgió del mismo bajo instinto de dominación o conquista que había causado conflictos entre las tribus más simples, un viejo patrón amplificado por las nuevas capacidades y sin nuevas restricciones”.

Esto es sólo una excusa de mierda y un encubrimiento de los horrores del capitalismo-imperialismo. La Segunda Guerra Mundial no derivó de la naturaleza humana. Se desarrolló como resultado de una batalla entre las grandes potencias capitalistas imperialistas del mundo en ese momento para ver cuál dominaría e impondría los términos en todo el mundo — si bien incluyó guerras de autodefensa por parte de la entonces socialista Unión Soviética en contra de la invasión imperialista así como guerras progresistas de defensa nacional en las colonias y naciones oprimidas, especialmente la heroica batalla de China contra la invasión imperialista japonesa, en la que los comunistas jugaron un papel crítico, bajo la dirección revolucionaria de Mao Zedong.


Hiroshima después de que Estados Unidos lanzó la bomba atómica.

No se trataba del instinto humano, ni siquiera “malas políticas”. La Segunda Guerra Mundial surgió de un SISTEMA — el imperialismo. El imperialismo es un sistema en el que enormes bloques de capital dominan la vida económica y explotan a miles de millones de personas en todo el planeta... en el que las más poderosas naciones capitalistas-imperialistas dividen el mundo y sus pueblos en “esferas de influencia” y luchan entre sí sobre cómo organizar y dividir ese saqueo... cual lucha ha provocado docenas de horribles guerras genocidas contra las naciones y los pueblos oprimidos de Asia, África y América Latina, y en momentos clave ha estallado en masivas guerras mundiales entre los imperialistas en la que decenas de millones de personas han perecido. Es una expresión a escala mundial, en la política y la guerra, de la competencia expandirse-o-morir que está en el meollo del capitalismo.

La Segunda Guerra Mundial se llevó a cabo en un contexto de una grave crisis económica mundial, erupciones políticas masivas, intentos de revolución y golpes fascistas. La anterior división del mundo que resultó de la Primera Guerra Mundial le parecía una camisa de fuerza a cada potencia imperialista, y cada una de estas vio la Segunda Guerra Mundial como una manera de escaparse de esa camisa de fuerza. Libraron la guerra para perseguir el dominio mundial, una parte siendo el ataque del Alemania de Hitler contra la entonces socialista Unión Soviética para subyugarla bajo el dominio imperialista alemán. (De hecho, la Unión Soviética se llevó la peor parte de la guerra, ¡perdiendo a entre 20 y 28 millones de personas! Para más información sobre la Unión Soviética, y la historia de la revolución en ese país, ver la entrevista a Raymond Lotta, “No sabes lo que crees que “sabes” sobre... La revolución comunista y el VERDADERO camino a la emancipación: Su historia y nuestro futuro”). Estados Unidos, que había elaborado planes para “el orden posguerra” aun antes de que la guerra hubiera comenzado, maniobró y salió de ella como el “jefe número uno” del campo imperialista, cual posición sigue ocupando hoy en día, en el proceso desplazando Gran Bretaña, y derrotando y subordinando Alemania y Japón.

Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob AvakianImperialismo quiere decir enormes monopolios e instituciones financieras que controlan las economías y sistemas políticos —y la vida de la gente— no solamente en un país sino en todo el mundo. Imperialismo quiere decir explotadores parasíticos que oprimen a centenares de millones de personas, condenándolas a incalculable miseria; financistas parasíticos capaces de hacer pasar hambre a millones simplemente presionando una tecla de una computadora y trasladando de esa manera grandes cantidades de riqueza de un lugar a otro. Imperialismo quiere decir guerra —guerra para suprimir la resistencia y rebelión de los oprimidos, y guerra entre los estados imperialistas rivales—, quiere decir la capacidad de líderes de estos estados de condenar a la humanidad a increíble devastación, quizás hasta la aniquilación total al oprimir un botón.

El imperialismo es el capitalismo en la etapa en que sus contradicciones básicas han alcanzado un nivel extremadamente explosivo. Pero el imperialismo también significa que habrá revolución —el levantamiento de los oprimidos para derrotar a sus explotadores y atormentadores— y que esta revolución será una lucha mundial para barrer a ese monstruo global, el imperialismo.

Bob Avakian, Lo BAsico 1:6

El uso de la bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki, una decisión estratégica por parte de Estados Unidos, reforzó y ​​representó esto: forzó Japón a estar bajo sus talones y, muy importante, envió el mensaje de que Estados Unidos estaba dispuesto a infligir la brutalidad y sufrimiento sin precedentes como “jefe número uno” de un sistema salvaje, y que iba a luchar desesperadamente para mantener esa posición dominante. Lo demostró unos pocos años después, en 1950, con su guerra contra Corea del Norte, en la que fuerzas encabezadas por Estados Unidos ¡mataron a tres millones de norcoreanos y destruyeron a todos salvo dos de los edificios modernos en el país!... y en la que personas clave en la clase dominante de Estados Unidos contemplaron volver a usar las armas nucleares contra China que en ese momento era un poder estatal revolucionario dirigido por Mao Zedong. (Par más información, vea Entrevista a Raymond Lotta).

Sus terribles crímenes contra Vietnam y otros países de Indochina como Laos y Camboya en la década los años 1950, 1960 y principios de los 1970 siguieron llenando ese océano de sangre y lágrimas creado por los imperialistas. El viaje “pacifico” de Obama es simplemente esa contienda en forma distinta bajo circunstancias distintas. Hoy en día el imperialismo de Estados Unidos lucha para mantenerse en la cima contra un nuevo y creciente rival, China. Se restauró el capitalismo allí después de la muerte de Mao en 1976 (a pesar de que China todavía se llama “comunista”), y como resultado ahora China también se ve impulsada para ampliar su alcance económico, político y militar. Mientras que Estados Unidos se ha centrado en el Medio Oriente, China ha hecho acuerdos y ha invertido miles de millones de dólares en el Medio Oriente, Asia Central, África y América Latina. Y ha tomado medidas militares para fortalecer su dominio en sus alrededores inmediatos, concentrado en el mar de la China Meridional, lo que ha puesto China en conflicto con Estados Unidos, y una vez más se libra la contienda, en particular, sobre la región Asia-Pacífico.

El viaje de Obama y su estrategia de “pivote a Asia”

Este choque es intenso y potencialmente explosivo porque los gobernantes de Estados Unidos, y Obama en particular, consideran la región Asia-Pacífico como la clave para la supervivencia de Estados Unidos como potencia imperialista dominante. El escritor de la revista Atlántic, Jeffrey Goldberg, entrevistó extensamente a Obama y resumió el punto de vista de Obama de esta manera:

Durante años, el “pivote a Asia” ha sido una prioridad fundamental suya. El futuro económico de Estados Unidos se encuentra en Asia, según él, y el reto que plantea el ascenso de China requiere una atención constante. Desde sus primeros días en el cargo, Obama se ha centrado en la reconstrucción de los lazos a veces raídos entre Estados Unidos y sus socios de tratado en Asia, y él está perpetuamente a la caza de oportunidades para atraer otras naciones asiáticas hacia la órbita de Estados Unidos. Su dramática apertura a Myanmar fue una de esas oportunidades; Vietnam y toda la constelación de países del Sudeste Asiático temerosos de la dominación china presentaron otras.

Obama y Estados Unidos están decididos a desplegar el poderío militar para realizar esto. Es por eso que desde que ha tomado el cargo, Obama ha visitado 10 veces a Asia, y se ha esforzado para fortalecer las relaciones con los países de la región. Es por eso que, aunque Estados Unidos y China se ponen de acuerdo y negocian a veces cuando sirve a sus intereses, los militares de Estados Unidos han construido una cadena de bases aéreas y puertos militares para cercar a China. Esta es una gran razón por la que Obama ha luchado por concretar la Asociación Trans-Pacífico, la que establecería nuevos términos a favor de Estados Unidos sobre el comercio y la inversión en negocios, entre Estados Unidos y 11 naciones del Pacífico — y excluiría China.

Obama considera la región Asia-Pacífico como la clave para la supervivencia de Estados Unidos como potencia imperialista dominante, y su viaje a Asia era parte de la rivalidad intensa y potencialmente explosiva de los Estados Unidos con China. Mientras hablaba de paz en público, a puerta cerrada Estados Unidos negociaba acuerdos militares y estratégicos con Vietnam y Japón y otras potencias mundiales.

Y China lleva a cabo sus operaciones en el mar de la China Meridional, emprendiendo una gran acumulación de fuerzas militares, lo que incluye construir la marina de guerra más grande que ningún otro país asiático, alinear los aliados, y proponer su propia Área de Libre Comercio Asia-Pacífico.

Predican la paz mientras afilan las espadas

El viaje a Asia de Obama era parte de esta rivalidad estratégica. Mientras hablaba de paz en público, a puerta cerrada Estados Unidos negociaba acuerdos militares y estratégicos con Vietnam y Japón y otras potencias mundiales. Obama levantó una prohibición de hace 41 años de vender armas estadounidenses a Vietnam y, según se informa, negociaba con Vietnam para volver a hacer disponible a las fuerzas militares estadounidenses el enorme puerto de aguas profundas del mar de la China Meridional en Cam Ranh Bay, antaño una base de operaciones para los bombardeos estadounidenses contra el pueblo vietnamita.

Su visita a Hiroshima tenía por objeto, en parte, reforzar el apoyo popular a la campaña del primer ministro de Japón, Shinzo Abe, para aumentar la fuerza militar de Japón (que incluye 47 toneladas de plutonio, suficientes para miles de armas nucleares) y tal vez romper la prohibición de enviar sus fuerzas armadas a otros países.


Ante el telón de fondo de Hiroshima, Obama y el primer ministro japonés Abe robustecen su colaboración militar contra China. Foto: AP

Y después de hablar de la paz y el despertar moral en Japón, Obama se reunió con los países imperialistas del Grupo de los Siete (G7) (Estados Unidos, Italia, Canadá, Francia, Gran Bretaña, Alemania y Japón) que criticaron duramente la reivindicación de derechos territoriales de parte de China en el Pacífico Occidental.

Piénselo: Obama y toda la prensa estadounidense le decían a usted que la lección básica de este viaje era que Estados Unidos lucha por la paz y defiende la paz, que Estados Unidos lidera a todo el mundo al sacar lecciones del pasado para que las naciones y los pueblos cooperen. Obama, y ​​todos los medios de comunicación, hicieron todo lo posible para entrenarle a usted a considerar Estados Unidos como una fuerza que tal vez cometa errores de vez en cuando pero que sobre todo es una fuerza del bien. Ocultaron y justificaron los enormes crímenes de guerra realizados en aras del imperio... y para colmo, ¡hicieron todo esto para servir su VERDADERO objetivo: alinear las fuerzas para un posible conflicto con China que podría resultar en crímenes aún más enormes que los que ya han cometido!

Siete décadas después de la Segunda Guerra Mundial, y una vez más se disputa el control de la región Asia-Pacífico — la humanidad no puede tolerarlo

¿Qué nos dice que siete décadas después de la Segunda Guerra Mundial y los monumentales crímenes de guerra en Hiroshima y Nagasaki, y cuatro décadas después de los monumentales crímenes de guerra en Vietnam, que las tensiones entre las potencias rivales en la región Asia-Pacífico se intensifican de nuevo, y los gobernantes de Estados Unidos vuelven a forjar sus alianzas, fortalecer sus fuerzas militares y desarrollar sus arsenales nucleares, una vez más amenazando con hundir a la humanidad en una pesadilla de la muerte y el sufrimiento?

Dos cosas: una, que tal sistema no es digno de gobernar y poner en peligro la Tierra por un día más, y que debe ser derrocado mediante la revolución en la mayor brevedad posible. Dos, que los que gobiernan este sistema hacen frente a gran inestabilidad y amenazas, y son impulsados a implementar políticas que podrían causar trastornos y sacudidas en las sociedades que gobiernan, y que de esas condiciones podrían surgir verdaderas oportunidades para la revolución — SI los revolucionarios están preparados para trabajar en ellas y aprovecharlas.

 

                       Una declaración del Partido Comunista Revolucionario SOBRE LA ESTRATEGIA PARA LA REVOLUCIÓN

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/442/prisioneros-responden-a-la-cita-de-bob-avakian-sobre-la-yihad-islamica-fundamentalista-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

Prisioneros responden a la cita de Bob Avakian sobre la yihad islámica fundamentalista

El yihadismo islámico fundamentalista: NO una alternativa radical... sólo otra forma de atroz opresión

8 de junio de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

A principios de este año, revcom.us publicó una cita de Bob Avakian sobre la yihad islámica fundamentalista (abajo). Varios presos nos han enviado sus reflexiones y respuestas a esta cita. Sus comentarios reflejan diferentes puntos de vista y perspectivas. Las opiniones expresadas aquí son las de los autores y no de revcom.us/Revolución. Agradecemos mucho recibir estas cartas y alentamos a los presos y presas y a otros a continuar enviando correspondencia.

Este sistema del capitalismo-imperialismo se ha construido sobre la base de la esclavitud y la supremacía blanca y atrocidades de diverso tipo, y sigue perpetrándolas, contra el pueblo negro, otros pueblos oprimidos y las masas de la humanidad en todo el mundo, lo que incluye la mitad de la humanidad que es del sexo femenino. Algunas personas afirman que la respuesta a esta situación es el islam, y en particular la yihad islámica fundamentalista. Pero eso no es la respuesta —no es una alternativa radical a este sistema y sus monstruosos crímenes— es, a su vez, otra forma de esclavitud, opresión y atrocidades contra las mujeres y las masas populares en general. La respuesta es una revolución concreta —una revolución verdaderamente radical y emancipadora— la revolución comunista, para eliminar, por fin, toda opresión, en todas partes.

 

“La opresión que sustituye por la opresión es en sí la opresión”

BA tiene toda la razón al decir que la opresión que sustituye por la opresión es en sí la opresión:

La opresión no es lo que necesita el mundo. La gente tiene un derecho inherente a la libertad. La libertad para expresarse al máximo. Libertad para ayudar y apoyar el uno al otro al máximo. La libertad para crecer, aprender, cambiar. El mundo cambia constantemente, y tenemos que estar en sintonía con ese cambio para lograr el mejor resultado. Hay que sustituir formas de pensar anticuadas e inferiores por un espíritu igualitario para que todos tengan lo que necesitan para vivir una vida de plenitud y satisfacción. La codicia nunca se sacia. Privarle a la gente la oportunidad de una vida decente sólo le roba a uno su propia decencia.

Ya es hora de despertarse.

Ya es hora para la revolución.

—un preso en Massachusetts

***

“Otra forma de esclavitud, opresión y atrocidades contra las mujeres y las masas populares en general”

Para aquellos que buscan desesperadamente una salida de esta pesadilla que es el sistema capitalista-imperialista — especialmente aquellos que han sido históricamente los más oprimidos por dicho sistema, los negros y otras minorías, las mujeres, etc. que son vistos y tratados como menos que humanos, como objetos para ser explotados, o como meras reproductoras. Para aquellos que dicen o siquiera consideran que la solución para escapar de dicha pesadilla es la yihad islámica fundamentalista, quiero decirles que los están engañando. Porque como ha dicho BA, “...no es una alternativa radical a este sistema y sus monstruosos crímenes— es, a su vez, otra forma de esclavitud, opresión y atrocidades contra las mujeres y las masas populares en general”.

La única manera de escapar de esta pesadilla que es este sistema de capitalismo-imperialismo, sin entrar en otra pesadilla de forma distinta, es entrarle al movimiento para la revolución; con el objetivo final de un mundo comunista libre de toda forma de opresión. Un buen punto de partida es leer Revolución y las obras de BA. Los invito a que caminemos juntos por ese camino.

—un preso en California

***

¿Qué tienen en común el capitalismo estadounidense, el sionismo y la yihad islámica?

¿Qué tienen en común el capitalismo estadounidense, el sionismo y la yihad islámica? La respuesta sencilla: ¡LA DEVASTACIÓN! Salvo el hecho de que tanto el sionismo como la yihad islámica cuentan con el capitalismo estadounidense como la razón, en parte, por su existencia, los tres (3) se dedican a la destrucción de toda forma de resistencia y oposición a su filosofía acerca de cómo creen que el mundo debe funcionar. ¡El capitalismo estadounidense, el sionismo y la yihad islámica todos se basan en la devastación de la Humanidad! Los tres (3) programas no pueden tener ningún resultado alternativo.

El capitalismo estadounidense creó el cauce escuela-a-prisión que ha secuestrado, enjaulado y mantenido cautivos a millones de nosotros atrapados en las garras de su mecanismo de Destrucción. La yihad islámica y su interpretación fundamentalista radical del Corán crearon un sistema de creencia que piensa que su dios aprueba el arrojar ácido en la cara de las muchachas o matarlas simplemente porque no quieren ser analfabetas. El sionismo, en su afán ridículo de dar lugar a alguna versión de una supuesta tierra santa dada a ellos por su dios, ha creado una política de desalojar a un pueblo entero de sus hogares y tierras por cualquier medida que considere adecuado, principalmente la de matar y bombardear.

—un preso de California

***

“La yihad islámica fundamentalista no es la solución a ninguna de las cuestiones al meollo de este sistema”

Primer punto: Estoy totalmente de acuerdo con la afirmación de que la ciencia y la verdad son distorsionadas y torcidas, reducidas a lo que sea útil en el impulso demente por las ganancias. Yo diría que la religión organizada juega un papel más grande, aunque por muchas de las mismas razones por las que otros intentan suprimir el progreso. Es en su mejor interés mantener a la gente ignorante y supersticiosa, inconsciente de las muchas realidades que solamente el avance científico puede presentar. Por supuesto los yihadistas islámicos fundamentalistas temen la búsqueda sin trabas de la verdad, porque si el pueblo llegara a abrir los ojos, el dinero, el poder y la influencia que disfrutan las religiones principales del mundo desaparecerían rápidamente... La yihad islámica fundamentalista no es la solución a ninguna de las cuestiones al meollo del presente sistema porque es solamente otra faceta del mismo. Hasta que no haya un cambio real y revolucionario, el pensamiento radical y el reemplazo sistemático, la opresión siempre seguirá siendo un pilar fundamental de todo gobierno que sustituya a otro.

—un preso de Indiana

***

“Tenía que forcejear con todo lo que me habían enseñado previamente para llegar a la Verdad”

Siendo el producto de un hogar islámico e integrante de una organización cuasi-islámica..., yo tenía mucho que pensar con respecto a este tema. Tenía que forcejear con todo lo que me habían enseñado previamente para llegar a la Verdad. Lo siguiente es cómo comprendo la declaración de BA. Es cierto; este sistema del capitalismo-imperialismo amerikkkano sigue oprimiendo, suprimiendo y deprimiendo a la gente negra, asiática, y la gente menos afluente en todo el mundo. También es cierto que la yihad islámica fundamentalista no puede, por definición, servir como una revolución emancipadora, porque el Islam es por su propia auto-identificación una religión.

Para sobreentender plenamente esta última frase y por qué “religeon” es relevante, hay que apreciar la Verdad de la religeon: el prefijo “re” significa “hacer de nuevo”. “Ligeon” es de “ligeo” o “ligare” del latín que significa “atar, amarrar, o impedir”. Esto no coincide con lo que es una verdadera revolución. De hecho, se opone directamente a la revolución. Es un método reaccionario para redistribuir el poder a aquellos a quienes se les tomó que no elimina las líneas de clase a través de la manifestación de la verdadera Igualdad, sino que al contrario no hace más que pasar de un sistema de castas a otro con aún más exigencias de obediencia a una institución poderosa cuya cabeza no se puede ver ni tocar.

—un preso en Wisconsin

***

“Estoy de acuerdo 100% con el presidente”

En respuesta al tema suya: El yihadismo islámico fundamentalista, estoy de acuerdo 100% con el presidente; la yihad islámica es nada más que otra forma de opresión brutal disimulada bajo el manto de tonterías ridículas.


A DONAR YA

Muy a menudo trato de averiguar la razón por su atracción gravitatoria sobre la mente de tantas personas (en todo el mundo) y, por mucho que lo intente, parece que su lógica siempre me evade — ¿dónde está la razón? ¿Cuál es la atracción? Recibí un entendimiento a través de su artículo donde menciona “el hambre reaccionario”, esto es 100% acertado; esta marca de islam es una línea reaccionaria, presentada como la respuesta a la agresión capitalista / imperialista occidental.

Como dijo BA, la humanidad necesita la ciencia para obtener una clara comprensión de cómo funciona la sociedad. También es necesario un enfoque científico para obtener una idea de quién establece el orden social que dicta las relaciones sociales, lo que hace que tantos miles de millones de personas vivan una forma despreciable de existencia. De hecho, la yihad islámica fundamentalista permite que la el monstruo-maquina imperialista fascista —en respuesta a su violencia lunática— intensifique aún más la supresión de los derechos básicos de la gente, bajo el pretexto de la lucha contra el terrorismo. La propia ignorancia de la gente se utiliza en su contra, así que sacrifica sus libertades fundamentales con la promesa de una “llamada” seguridad, la que constantemente se queda corto en reducir la violencia terrorista, lo cual es tan impredecible como el viento. Fue Adolfo Hitler quien dijo, “¡Qué buena fortuna para aquellos en el poder que la gente no piensa!”. Puedo repetir esta declaración para aplicar a diversos contextos: 1) En LoBasico 4:1 dice: “Los oprimidos que sean incapaces o no estén dispuestos a reconocer la realidad tal como es, están condenados a permanecer esclavizados y oprimidos”. Al seguir cualquier marca de religión, las personas como consecuencia son desviadas del enfoque científico de la vida muy necesario — lo que desenterraría la verdad y desatar la estrategia del Realismo; el Realismo, según BA, es la disposición de enfrentar los hechos y lidiar con ellos en la práctica. El hecho es que el terrorismo no se limita sólo a las células terroristas, también hay Estados / Países terroristas. Si las personas lo examinaran imparcialmente, podrían identificar estos Estados / Países. Este es un ejemplo del enfoque científico.

—un preso en Florida

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/442/respuesta-a-la-publicacion-de-las-pruebas-en-la-revision-de-la-policia-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

DECLARACIÓN DEL CLUB REVOLUCIÓN, CHICAGO
Respuesta a la publicación de las pruebas en la revisión de la policía de la IPRA

¡ALTO AL TERROR POLICIAL! YA ES HORA DE ORGANIZARSE PARA UNA REVOLUCIÓN CONCRETA — A LA MAYOR BREVEDAD POSIBLE

5 de junio de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

En Chicago, desde hace años nos vienen diciendo que la IPRA (la tal llamada Autoridad Independiente que Investiga a la Policía, también conocida como el cubo de la basura) investiga los tiroteos y brutalidad policiales. Desde hace años la IPRA viene ocultando pruebas de la brutalidad y asesinato policial del Departamento de Policía de Chicago. La respuesta de la IPRA a meses de indignación y protestas ha sido la de hacer público pruebas de más de 100 casos, algunos desde hace cinco años. Incluso la manera en que lo hizo fue desalmada: ¡el viernes por la tarde cuando el alcalde no estaba en la ciudad! En los próximos días habrá más revelaciones, pero por ahora hay cuatro cosas que es necesario decir:

1. Todo eso demuestra una vez más que el Departamento de Policía de Chicago es un ejército de ocupación al estilo Gestapo que siembra terror en las comunidades de los oprimidos, encubre sus crímenes y se sale con la suya. Año tras año salen impunes por estos crímenes, incluyendo asesinato tras asesinato. De hecho, son los mismos que la policía maltrata que terminan acusados y encerrados. Veamos sólo un caso: una furgoneta que trasladaba supuestos “ladrones” quedó acribillada de 75 balas, una persona murió y dos resultaron heridos. El investigador de la IPRA declaró que eso constituyó el uso excesivo de la fuerza, y por eso lo despidieron. ¡¡¡¡El caso sigue siendo investigado cuatro años después!!!! No se trata de “casos atrasados” como alega la alcaldía, sino el encubrimiento sistemático.

2. NADA de esto se hubiera dado a conocer si la gente no se hubiera lanzado a las calles para armar un escándalo en protesta por el hecho de que desde que son muy jovencitos los jóvenes negros y latinos llevan en la espalda un blanco, maltratados y considerados sospechosos. En Ferguson los jóvenes dijeron BASTA YA y se rebelaron contra la violencia policial y el asesinato de Mike Brown. Las protestas que sacudieron a Chicago tras la publicación del video del asesinato a balazos en la calle de Laquan McDonald como si fuera un perro — eso es lo que le obligó a la ciudad a dar a conocer el material sobre esos casos. Ante esta situación sólo hay una única “demanda razonable” — ACUSAR, CONDENAR Y APRESAR A ESTOS POLICÍAS BRUTALES. TODO EL MALDITO SISTEMA ES CULPABLE, CARAJO.

El Club Revolución en De Pie en Octubre

Únase con el
Club Revolución aquí

3. “El papel de la policía no es de servir y proteger a la gente, es para servir y proteger el sistema que gobierna sobre la gente. De reforzar las relaciones de explotación y opresión, las condiciones de pobreza, miseria y degradación que el sistema ha impuesto sobre la gente y está determinado a mantenerla allí...”. (Bob Avakian, Lo BAsico 1:24) Por eso es que la policía sigue matando y maltratando con impunidad aquí y por todo Estados Unidos. Ninguna reforma o transparencia puede “reparar” a la policía porque el sistema necesita que mantenga “la ley y el orden que refuerza toda esta opresión y locura”. Hasta que aprendamos esta lección, el pueblo seguirá siendo engañado por los gobernantes de este sistema.

4. Los días que este sistema pueda seguir haciendo eso tienen que terminar. El Partido Comunista Revolucionario viene organizando AHORA con el fin de derrocar el presente sistema a la mayor brevedad posible. Se prepara para liderar una revolución concreta a fin de hacer nacer una sociedad radicalmente nueva y mejor: la Nueva República Socialista en América del Norte. El PCR cuenta con la estrategia y la dirección en Bob Avakian — lo que falta es usted. Únase a nosotros, póngase de pie y aprenda más sobre esto mientras trabaja con el Club Revolución y visite Revcom.us para conectarse con la revolución.

Club Revolución, Chicago 312-804-9121 Revclub.chi@gmail.com

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/442/muhammad-ali-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

Muhammad Ali 1942–2016

4 de junio de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Muhammad Ali murió el 3 de junio. Desde el principio Ali inyectó un soplo de descaro y desafío en el mundo de los deportes. Fue un gran campeón, ingenioso, elegante y valiente en lo que es, bajo este sistema, una esfera brutal, corrupta y deshumanizante. Pero, sobre todo, se debe apreciarlo por su oposición desafiante y sumamente importante al gobierno de Estados Unidos y su guerra en Vietnam, negándose no sólo a unirse a su ejército sanguinario sino que también negándose a ver a los vietnamitas como su enemigo. Al contrario, declaró: “No, yo no voy a ir 10,000 millas lejos de mi casa para ayudar a asesinar y quemar otra pobre nación simplemente para continuar la dominación de los blancos esclavistas sobre las personas más oscuras en el mundo entero. Este es el día en que tales males deben llegar a su fin. Se me ha advertido que tomar esta postura pondrá mi prestigio en peligro y me costaría millones de dólares que debería recibir como el campeón. Pero lo he dicho una vez y lo diré otra vez. El verdadero enemigo de mi pueblo está aquí”.

Como castigo, lo despojaron de su título y no lo permitieron boxear. Y fue sólo a través de largas batallas legales que Muhammad Ali derrotó las tentativas del gobierno de Estados Unidos de encarcelarlo por cinco años, y finalmente recuperó el derecho a boxear profesionalmente y volvió a ganar su campeonato a pesar de ser forzado a alejarse del ring por más de tres años. Sin embargo, este sacrificio sin duda valía la pena, porque inspiró y envalentonó a la gente por todo el mundo, así como a lo largo de los Estados Unidos —desde los barrios oprimidos hasta las universidades y mucho más allá— y ayudó a desmentir las pretensiones morales del imperialismo estadounidense. Es por esa postura que miles de millones de personas en todo el mundo marcan su deceso.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/442/el-milagro-mexicano-de-la-transubstanciacion-bajo-el-imperialismo-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

El milagro mexicano de la transubstanciación bajo el imperialismo: Cómo los huesos de los campesinos mexicanos se convierten en el brócoli que se sirve en las mesas en Estados Unidos

8 de junio de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Farm workers at a U.S.-owned lettuce plantation, Guanajuato, Mexico, March 2008. (AP photo)
Debido a la necesidad constante de satisfacer las exigencias del mercado de Estados Unidos, la capa freática en la región de Guanajuato se ha agotado y pozos de la zona se han secado. Los agricultores bombean agua de niveles cada vez más profundos en la tierra para regar estos cultivos, sacando agua que ha estado allí por 10.000 a 35.000 años y la que está contaminada con arsénico y fluoruro que son tóxicos para los humanos. Arriba, trabajadores agrícolas en una plantación de lechuga de propiedad estadounidense en Guanajuato, México, marzo de 2008. (Foto: AP)

Pregunta: ¿Qué es la relación entre el brócoli fresco que cenan la mayoría de los estadounidenses y los huesos doloridos y los dientes ennegrecidos de los aldeanos en México?

La respuesta se empieza a dar en el estado de Guanajuato, una región seca en el centro de México. Aunque seca, esta región cultiva 70.000 toneladas de brócoli al año, casi en su totalidad para la exportación. Y el brócoli necesita agua para crecer. Debido a la necesidad constante de regar estos cultivos y satisfacer las exigencias del mercado de Estados Unidos, la capa freática en la región se ha agotado y pozos de la zona se han secado. Los agricultores bombean agua de niveles cada vez más profundos en la tierra para regar estos cultivos, sacando agua que ha estado allí por 10.000 a 35.000 años y la que está contaminada con arsénico y fluoruro que son tóxicos para los humanos.

Un artículo reciente del New York Times describió el pequeño pueblo de San Antonio de Lourdes, a menos de treinta minutos de estos campos exuberantes (“Prosperous Mexican Farms Suck Up Water, Leaving Villages High and Dry” [Granjas prosperas de México acaparan el agua, dejan los pueblos en lo seco], Elisabeth Malkin, 19 de mayo). Allí, los aldeanos se congregan en torno a un nuevo depósito de agua para orar desesperadamente que venga la lluvia para llenarlo. Su pozo ya secado, el depósito es la única fuente de agua para sus magras cosechas de maíz y frijoles, su alimento principal. Muchos de los residentes tienen los dientes ennegrecidos y sufren de un fuerte dolor en las articulaciones, un hombre de 39 años de edad estando prácticamente paralizado por el dolor en sus pies. Muchas personas en el pueblo padecen de enfermedades renales, entre estas una joven de sólo 16 años. Una mujer de 51 años de edad cuyos riñones ya no funcionan desde hace un año habló de sus seis hijos que se han ido a Estados Unidos para encontrar trabajo y enviarle dinero para sus tratamientos de diálisis: “Trabajan para curarme”, dijo. Pero han muerto recientemente otras tres personas de la aldea que padecieron la enfermedad de los riñones.

Esto nos lleva a otra pregunta: ¿Cómo desarrolló esta situación? En cierto nivel, para entender realmente lo que está causando este envenenamiento de la gente tenemos que volver más de 160 años, a la guerra de Estados Unidos contra México. Estados Unidos invadió el país, le robó un tercio de su territorio, y puso bajo su dominio la parte que no robó.

Pero aun así, durante gran parte del siglo 20 México tenía una economía basada en la agricultura y fue capaz de alimentarse a sí misma con la agricultura a pequeña escala. Pero cada vez más el capital de Estados Unidos comenzó a invadir la agricultura mexicana, estableciendo grandes granjas comerciales para la exportación, sobre todo en el norte.

En 1992 este proceso se aceleró mucho cuando México modificó la cláusula en su Constitución que había declarado que toda la tierra, el agua y los derechos minerales eran propiedad del pueblo mexicano. Esta nueva enmienda permitió que inversionistas extranjeros compraran las pequeñas propiedades rurales. Conglomerados grandes en Estados Unidos compraron tierras en todo el país y establecieron granjas para la agricultura de exportación. Se abolió la agencia gubernamental (Conasupo) que antes compraba los productos agrícolas de los campesinos, y se restringió el crédito para los pequeños agricultores.

Luego, con la aplicación en 1994 del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), esto se intensificó. Bajo los términos del acuerdo, el gobierno mexicano se vio obligado a recortar los subsidios agrícolas en maíz, frijoles, azúcar y leche que había protegido a los agricultores locales, lo que abrió el mercado para el maíz y otros productos agrícolas cultivado en Estados Unidos, que el gobierno de Estados Unidos subvenciona fuertemente y por lo tanto son mucho más baratos que los que los agricultores locales en México pueden cultivar.

Con las enormes cantidades de maíz y frijol de Estados Unidos que inundan el mercado en México, no hay manera que los pequeños agricultores puedan competir. Las ganancias se las llevan la agroindustria de Estados Unidos, mientras que los campesinos como los que viven en San Antonio de Lourdes resultan expulsados de sus tierras, en busca de otra forma de sobrevivir. Cuando se negociaba el tratado TLC, un alto funcionario del Departamento de Agricultura de México dijo: “La posibilidad de expulsar a 15 millones de mexicanos de sus tierras se consideró aceptable, una consecuencia indeseable pero necesaria para la modernización del aparato productivo rural”.

Está claro que el “libre comercio” bajo el imperialismo significa la libre explotación de las personas y los recursos y moldear la economía de un país como México para satisfacer las necesidades de los grandes intereses financieros en Estados Unidos, permitiendo una mayor penetración y control por parte de Estados Unidos

Así que las personas desarraigadas del campo se ven obligadas a vivir en los enormes barrios pobres que rodean la Ciudad de México, o hacer el viaje peligroso y a menudo espeluznante para tratar de cruzar la frontera a Estados Unidos. Otros están explotados cruelmente por las grandes granjas industriales que producen alimentos para el mercado de Estados Unidos. Viven en campos infestados de ratas, cercados con vallas de alambre de púa, y se ven obligados a endeudarse en las tiendas de la compañía para comprar las necesidades básicas para la supervivencia con los magros salarios que reciben. (Ver “Product of Mexico” [Producto de México],” Los Angeles Times, 7 de diciembre de 2014). Los que se quedan en los pueblos han visto sus comunidades agotadas y envenenadas, la capacidad productiva del país puesta al servicio del mercado de Estados Unidos, y enormes ganancias para los conglomerados agrícolas en Estados Unidos

México se ha transformado de un país autosuficiente en alimentos en un estado de dependencia alimentaria. Ahora, para alimentarse, México tiene que importar $ 10,1 mil millones de maíz, trigo y otros productos, mientras que la totalidad de su base agrícola se ha reconfigurado para alimentar a la gente de Estados Unidos y poner las verduras y frutas frescas en sus mesas — $ 12.7 mil millones de tomates, melones, lechugas, brócoli y otras verduras y frutas frescas y congeladas. Ese es el precio de las verduras frescas bajo el imperialismo.

Un precio que no se puede tolerar... y un mundo que se debe transformar radicalmente.

Si te puedes imaginar un mundo sin Estados Unidos —sin todo lo que representa Estados Unidos y lo que hace en el mundo— pues, ya has dado grandes pasos y has comenzado a tener por lo menos una vislumbre de un mundo completamente nuevo. Si te puedes imaginar un mundo sin ningún imperialismo, explotación, opresión —y toda la filosofía que lo justifica— un mundo sin división de clases o sin diferentes naciones, y todas las ideas estrechas, egoístas, anticuadas que lo defienden; si te puedes imaginar todo eso, pues, tienes las bases para el internacionalismo proletario. Y una vez que has levantado la vista hacia todo esto, ¿cómo no vas a sentirte obligado a tomar parte activa en la lucha histórico-mundial para hacerlo realidad; por qué te contentarías con menos?

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/442/awtwns-cuanto-tiempo-mas-se-permitira-que-continuen-las-masacres-en-el-mar-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar:

¿Cuánto tiempo más se permitirá que continúen las masacres en el mar?

8 de junio de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Refugees jump in the water right before their boat overturns off the Libyan coast. Since January this year the majority of people crossing the Mediterranean are from sub-Saharan Africa where wars, poverty, and repressive regimes are the driving factors pushing them out of their own countries. (Italian navy via AP Photo, file)
A fines de mayo, murieron ahogados al menos 800 migrantes en el Mediterráneo en solo tres días. Estas muertes son el resultado de decisiones políticas. Cualquier cifra de migrantes ahogados se considera aceptable para que la inmigración en masa no siga amenazando el orden en Europa. Al parecer, el objetivo de esas frías intervenciones de rescate es para salvar la legitimidad moral de los gobiernos europeos y de Occidente en general. Sí, salvan a algunas personas, pero no se puede dejar de enfatizar que la situación existente hace que sea inevitable una masacre tras otra en el mar. Arriba: unos refugiados se echan al agua justo antes del naufragio de su embarcación cerca de la costa de Libia, 25 de mayo de 2016. (Marina Italiana vía foto de archivo de la AP)

30 de mayo de 2016. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. “Lo de esta semana fue una masacre”, dijo una vocera de la oenegé Save the Children, luego de que al menos 800 migrantes murieran ahogados en el Mediterráneo en solo tres días.

Las razones y las responsabilidades fueron múltiples. Las embarcaciones que los llevaban eran trampas mortales. Pero incluso ahora, después de una insoportable tragedia tras otra en las aguas del Mediterráneo central, las potencias europeas se niegan a iniciar una sistemática operación de búsqueda y rescate. Embarcaciones de oenegés, busques de carga que van de paso, la marina italiana y unos cuantos barcos militares de la Unión Europea (UE) han recogido a miles de refugiados, pero los principales esfuerzos de Occidente siguen criminalmente enfocados en la Operación Sofía, diseñada y equipada para interceptar y arrestar traficantes, destruir sus botes e impedir más inmigración, y no para salvar personas.

El que los miles de personas que han dejado Libia hayan sido rescatados en el Mediterráneo central se debe a que tanta gente ha venido emprendiendo el cruce que hasta el esfuerzo más pasajero e improvisado puede recoger a algunos de ellos. Al parecer, el objetivo de esas frías intervenciones de rescate es para salvar la legitimidad moral de los gobiernos europeos y de Occidente en general. Sí, salvan a algunas personas, pero no se puede dejar de enfatizar que la situación existente hace que sea inevitable una masacre tras otra en el mar. Estas muertes son el resultado de decisiones políticas. Cualquier cifra de migrantes ahogados se considera aceptable para que la inmigración en masa no siga amenazando el orden en Europa.

Además, esta indiferencia por la humanidad se demuestra en la forma en que tratan a los refugiados que sobreviven. Sería a lo sumo una leve exageración decir que la UE ha convertido al gobierno griego en un subcontratista penitenciario. La tenaz resistencia de los refugiados en Idomeni, en la frontera con Bulgaria, quienes exigen que los admitan en la UE, es una vergüenza política para la UE. La policía griega ha arrasado el poblado de carpas y por autobús ha transportado a sus habitantes a refugios temporales en bases militares y otras instituciones. La razón oficial es que el campamento no es apto para que ahí vivan personas. Pero informes iniciales de oenegés indican que las autoridades han destruido, y no reemplazado, las redes que se logró establecer en Idomeni para suministrar mínima asistencia sanitaria, médica, educativa y de otros tipos.

Save the Children dice que los nuevos campamentos del gobierno en el norte de Grecia carecen de baños adecuados. Adultos y niños no reciben suficiente agua, ni alimentos para más de una comida al día, ni los más básicos artículos de higiene. La oenegé también advierte del peligro que corren los niños que viajan solos, ahora que las autoridades han destruido las redes y relaciones informales que existían (parece que ni siquiera había un registro de la gente ni a dónde la enviaban), y que corren los hijos que resultaron separados de sus padres por el afán del gobierno griego de evacuar Idomeni. Es innegable que esta movida pretendía poner a la gente fuera de la vista y bajo control, con un interés por el bienestar de la gente igual al de los navíos militares occidentales en el Mediterráneo.

Las opciones políticas en juego fueron aún más evidentes con el establecimiento de un gobierno títere en Libia respaldado por Occidente, cuyo propósito, entre otros, es convertir al país en una muralla que impida que la gente pase a Europa, un proyecto aún más criminal que inútil. Se supone que este “gobierno” de papel autoriza a los barcos de la OTAN a hacer incursiones por la costa libia, apoderarse de puertos y destruir barcos de pesca y otras embarcaciones que consideran potenciales medios para contrabandear personas que, en particular Reino Unido, califica como una amenaza a la seguridad de Europa. Estas medidas podrían incluir operaciones armadas europeas en suelo libio — luego de años de intervención militar yanqui y europea, con un pretexto tras otro, con el fin de reestructurar bajo la dominación de Occidente a un país destruido por la interferencia de Occidente.

Es cierto que a los contrabandistas no les importa la vida humana — no más que, digamos, los capitalistas financieros que invierten en compañías de tabaco, los fabricantes de armas en el corazón de las economías de Occidente, las grandes marcas de ropa de Occidente cuyas fabricas maquiladoras en Bangla Desh son trampas mortales aún más grandes o cualquiera de los dueños y representantes políticos del capital financiero que destruye al planeta y sus habitantes. Cualquiera que sea la responsabilidad de estos oportunistas de pacotilla, ese no es el problema fundamental.

El problema fundamental es un sistema imperialista globalizado de explotación económica y dominación política que hace que arriesgar la vida sea la opción más racional para mucha gente de los países dominados por este sistema. ¿Qué nos dice eso sobre la forma en que está organizado el mundo cuando mucha gente de Eritrea, Gambia, Ghana y Nigeria, de donde provienen la mayoría de los ahogados de esta semana, está tan desesperada como la gente de países destruidos por la guerra como Siria?

La reacción de las potencias europeas a esta “crisis” es hacer que su prioridad sea impedir la entrada de gente — utilizar su policía y sus fuerzas militares para reforzar el actual orden mundial en un momento en que la crisis de los “migrantes” muestra qué tan inaceptable e insostenible que es el reparto del mundo hoy.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/442/crimen-yanqui-caso-94-faluya-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

Crimen Yanqui

Caso #94:
Noviembre 2004 — Crimen de guerra en Faluya

8 de junio de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Crimen yanqui es una serie regular de www.revcom.us. Cada entrega se centrará en uno de los cien peores crímenes de los gobernantes de Estados Unidos, de entre un sinnúmero de sanguinarios crímenes que han cometido por todo el mundo, de la fundación de Estados Unidos a la actualidad.

American Crime

La lista completa de los artículos de la serie Crimen Yanqui

 

EL CRIMEN: La madrugada del 8 de noviembre del 2004, Estados Unidos lanzó la “Operation Phantom Fury” [Operación Furia Fantasma] — un ataque masivo por aire y tierra contra Faluya.

En las semanas antes, el ejército estadounidense había bloqueado toda entrada y salida de Faluya, ciudad de 300.000 habitantes. Infantes de la Marina y efectivos del Ejército estadounidenses dispararon miles de proyectiles de artillería, cientos de cohetes, bombas y misiles, y casi 100.000 proyectiles de metralletas y cañones contra la densamente atestada ciudad. Un sargento de la infantería de la Marina advirtió: “Desencadenaremos los perros del infierno, los desencadenaremos... Ni saben lo que les espera  — ¡llega el infierno! Si hay civiles adentro, pues están en el lugar equivocado en el momento equivocado”.

El 8 de noviembre, “Parece que el cielo sobre Faluya está explotando”, informó un periódico, mientras desataron el masivo bombardeo. Entre los proyectiles estaban bombas de racimo y el fósforo blanco, una bomba incendiaria química que puede quemar la piel y la carne hasta el hueso. Al principio los funcionarios estadounidenses lo negaron, pero después tuvieron que admitir que sí usaron esas armas, armas que son ilegales bajo la ley internacional, y cuyo uso constituye un crimen de guerra.

Luego lanzaron un ataque terrestre con buldóceres blindados que destruyeron todas las calles principales, y soldados disparaban contra todo lo que se moviera, avanzando “casa por casa, de cuarto en cuarto, desatando muerte y destrucción contra esa anciana y orgullosa ‘Ciudad de Mezquitas’”, informó el Guardian. Para el 16 de noviembre, los infantes de Marina controlaron la mayor parte de la ciudad.

Fallujah, Iraq, November 2004. Photo: AP
Faluya, Irak, noviembre de 2004. Foto: AP

Los reporteros que entraron después describieron Faluya como “un desierto”, “una ruina total”, donde gatos y perros desesperados se cebaban de los cadáveres en las calles. Murieron por lo menos 2.000 iraquíes —que Estados Unidos califican de “insurgentes”— y unos 800 o más civiles. La otrora ciudad atestada quedó vacía y quebrada, 60% de sus edificios dañados o destruidos: “36.000 hogares, 9,000 tiendas, 65 mezquitas, 60 escuelas, las dos estaciones de tren, uno de los dos puentes, dos centrales eléctricas, tres plantas de tratamiento de agua y el total de instalaciones sanitarias y la red telefónica”, según el Comité de Compensación de Faluya.

Unas 200.000 personas se encontraron forzadas a salir de la ciudad —primero por el bloqueo, después porque les cortaron el agua y alimentos, luego por las amenazas de invadir, y finalmente por el ataque mismo— para terminar dispersadas alrededor del Irak central desgarrado por la guerra, a menudo en grandes ciudades de carpas improvisadas donde ya había brotes de enfermedades como la tifoidea.

LOS CRIMINALES: El presidente George W. Bush, que les dijo a sus generales: “¡A darles una tunda! ¡A los que quieran parar la marcha de la democracia los perseguiremos y los mataremos! ¡Tenemos que ser más duros que el diablo! Eso de Vietnam, ni se asemeja...”.

El vicepresidente Dick Cheney, que dijo que la invasión y ocupación de Irak fue “una de las campañas militares más extraordinarias jamás realizada”. Donald Rumsfeld, el ministro de “Defensa” de Bush, que dijo que la destrucción de Faluya no “pararía hasta ser total”. Los generales Richard F. Natonski, Keith Stalder y James Mattis, que comandaron las fuerzas estadounidenses.

El gobierno iraquí interino escogido por Estados Unidos, que autorizó el ataque.

LA COARTADA: Estados Unidos alegó que estaba liberando al pueblo de Faluya de las garras de un grupo de terroristas extranjeros, y que tenía mucho cuidado para proteger a la población civil.

EL VERDADERO MOTIVO: Aplastar a las fuerzas sunitas que eran aliadas del gobierno de Saddam Hussein y que combatían contra la ocupación yanqui. Para castigar colectivamente al pueblo de Faluya y sembrar terror entre los seis millones de sunitas de Irak, y para servir de “lección objetiva”, como lo explicó un exoficial del Ejército, sobre el poderío de Estados Unidos y el hecho de que está dispuesto a utilizarlo en contra de cualquiera, en esa región y más allá.

REINCIDENTE: Después de la Operación Furia Fantasma, los militares yanquis alegaron que le habían “roto la espalda” a la resistencia contra Estados Unidos. Pero no fue así, y desde ese entonces han trabajado con el gobierno reaccionario de Irak para volver a ocupar Faluya que ahora está bajo el control del Estado Islámico. Actualmente otro asalto sanguinario es inminente, esta vez respaldado por Estados Unidos y los gobiernos de Irán e Irak. Los grupos de derechos humanos han informado que el constante sitio de la ciudad ha recortado drásticamente los comestibles y que por lo menos 50.000 personas padecen hambre y la amenaza de morir.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/442/crimen-yanqui-caso-95-el-carnicero-de-reagan-comete-el-genocidio-en-guatemala-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

Crimen Yanqui

Caso # 95: El carnicero de Reagan comete el genocidio en Guatemala

8 de junio de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Crimen yanqui es una serie regular de www.revcom.us. Cada entrega se centrará en uno de los cien peores crímenes de los gobernantes de Estados Unidos, de entre un sinnúmero de sanguinarios crímenes que han cometido por todo el mundo, de la fundación de Estados Unidos a la actualidad.

Crimen Yanqui

La lista completa de los artículos de la serie Crimen Yanqui

 

Ixil indigenous women outside the court the day after a judge ordered the suspension of the genocide trial against Guatemala's former dictator General Efrain Rios Montt and General Jose Mauricio Rodriguez Sanchez, April 19, 2013.
Mujeres indígenas ixiles fuera del tribunal el día después de que un juez ordenó la suspensión del juicio por genocidio contra el ex dictador de Guatemala el general Efraín Ríos Montt y el general José Mauricio Rodríguez Sánchez, 19 de abril de 2013. Foto: AP

EL CRIMEN: A principios de 1980, tras un golpe de estado del general José Efraín Rios Montt respaldado por Estados Unidos, el ejército guatemalteco destruyó sistemáticamente más de 600 aldeas indígenas mayas en las tierras altas del país. Setenta y cinco mil personas, en su inmensa mayoría mayas, se sacrificaron bajo el gobierno de Ríos Montt en este país pequeño y pobre de América Central. Los soldados les arrancaron el corazón a los niños, los cadáveres aún calientes, y los apilaron sobre una mesa para que lo vieran sus padres.

LOS CRIMINALES: Dos Comisiones de la Verdad —una patrocinada por la Iglesia Católica Romana y la otra por las Naciones Unidas— documentaron matanzas generalizadas, violaciones, tortura y actos de genocidio bajo el mandato de Ríos Montt. En 2013 enjuiciaron y condenaron de genocidio a Ríos Montt en la Ciudad de Guatemala, en particular por el asesinato de 1.771 indígenas Ixil. Un tribunal superior, compuesto en gran parte de aliados políticos de Ríos Montt, anuló su condena.

Estados Unidos nunca ha tenido que rendir cuentas para su papel de ninguna forma. La CIA entrenó, aconsejó y ayudó a dirigir a las fuerzas guatemaltecas que llevaron a cabo estas matanzas y les proporcionó “asistencia técnica”: equipo de comunicaciones, computadoras y armas especiales. Boinas Verdes instruyeron a los oficiales del Ejército de Guatemala en la Escuela de las Américas estadounidense en Panamá. Y cuando el genocidio en Guatemala amenazó con poner de relieve la naturaleza de Estados Unidos y su aliado, Estados Unidos subcontrató gran parte del trabajo sucio a Israel, cual país suministró el transporte a aldeas remotas, aviones de combate, entrenamiento militar, “asesores” y 10.000 rifles de asalto Galil.

Todo lo que hizo Ríos Montt lo orquestó, acogió, aprobó y respaldó Estados Unidos — con gusto morboso de parte del presidente Ronald Reagan. Al mismo tiempo que las masacres llegaban a ser un escándalo internacional, Reagan declaró que Ríos Montt fue “un hombre de gran integridad personal y compromiso”. Dijo que los activistas de derechos humanos difamaban a Ríos Montt. Reagan nunca fue llevado a juicio por su participación en estos y otros crímenes de lesa humanidad. En su lugar, lo promueven como uno de los presidentes estadounidenses más honrados y venerados de los tiempos modernos — elogiado por demócratas y republicanos por igual.

Ríos Montt era un favorito de los líderes de los fascistas cristianos en Estados Unidos —Pat Robertson y Jerry Falwell— quienes apoyaron enérgicamente a Reagan en su respaldo de la dictadura militar de Montt. Ríos Montt se hizo un ministro en la Iglesia Evangélica/Pentecostal de la Palabra con sede en California después de abandonar la Iglesia Católica en 1978. Robertson alabó a la “dirección ilustrada” de Montt y afirmó que el dictador insistió en “la honestidad en el gobierno”. Una semana después de que Montt tomó el poder, Robertson viajó a Guatemala para darle su primera entrevista que salió televisada en el programa The 700 Club de la Christian Broadcasting Network [Red Cristiana de Emisión]. Robertson estuvo en Guatemala tres días después del golpe y afirmó que la gente “bailaba de alegría en las calles, cumpliendo las palabras de [la Biblia].... Cuando los justos son las autoridades, el pueblo se alegra”.

LA COARTADA: Reagan afirmó que Rios Montt “enfrentaba un desafío brutal de guerrilleros armados y respaldados por otros de afuera de Guatemala”. Reagan llamó esta masacre genocida un esfuerzo para “restaurar la democracia y abordar las causas a raíz de esta insurgencia violenta” y “mejorar la calidad de vida de todos los guatemaltecos y para promover la justicia social”.

Los fascistas cristianos en Estados Unidos presentaron una coartada alternativa: Un pastor de la iglesia con sede en California a la que pertenecía Ríos Montt le dijo a un grupo que investigaba las atrocidades, “El ejército [de Guatemala] no masacra a los indios. Masacra a demonios, y los indios son poseídos por el demonio; son comunistas”.

EL MOTIVO: Después de emerger como potencia imperialista a finales de la década de 1800, Estados Unidos esclavizó a los pueblos de América Central, como Guatemala, en plantaciones y fábricas miserables. Estados Unidos declaró que América Central y México era su propio “patio trasero” para explotar y dominar política y militarmente mientras competía con opresores rivales.

El genocidio en Guatemala respaldado por Estados Unidos tenía como objetivo aplastar una insurgencia popular contra un régimen brutalmente opresivo, cual insurgencia podía amenazar la dominación estadounidense sobre Guatemala. Y era aún más urgente para los gobernantes de Estados Unidos debido a la influencia de su rival potencia imperialista, la Unión Soviética, en Guatemala y en las otras insurgencias en América Central, en un período en que las dos superpotencias imperialistas libraban una lucha furiosa y muy intensa por la dominación del mundo, lo que en ese momento amenazó con la verdadera posibilidad de una guerra mundial. En esta situación, Estados Unidos utilizó la tortura y el genocidio.

EL REINCIDENTE: En 1954 Estados Unidos orquestó un golpe de estado en Guatemala que derrocó al presidente elegido, Jacobo Árbenz, porque su gobierno había nacionalizado las tierras ociosas en manos de la United Fruit —una corporación estadounidense— para distribuirlas a los campesinos. A finales de 1960, el Pentágono tenía hasta 1.000 soldados de las fuerzas especiales en Guatemala, llevando a cabo una contrainsurgencia masiva contra las guerrillas antigubernamentales. Formaron escuadrones de la muerte a instancia del jefe de la misión militar estadounidense en Guatemala. Durante décadas, los espasmos monstruosos de violencia patrocinados por el gobierno acabaron con la vida de 200.000 personas, más del 80 por ciento de ellas agricultores campesinos indígenas mayas.

Otros levantamientos populares en la década de 1980 contra los brutales regímenes centroamericanos también fueron ahogados en sangre por los imperialistas estadounidenses y los escuadrones de la muerte y terroristas patrocinados por Estados Unidos. En El Salvador, los regímenes respaldados por Estados Unidos de Roberto d’Aubuisson y José Napoleón Duarte mataron a más de 75.000 personas. Nicaragua sufrió cerca de 50.000 bajas durante la década de 1980 cuando las fuerzas militares contrarrevolucionarias, las “Contras”, financiadas en secreto por Reagan, lanzaron ataques terroristas con el fin de derrocar al gobierno sandinista que había derrocado al dictador pro Estados Unidos Anastasio Somoza en 1979.

Estos crímenes de lesa humanidad forman el telón de fondo de la desesperada situación actual en América Central que impulsa a la gente a arriesgar su vida para escapar de las condiciones infernales “hechas en Estados Unidos”.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/442/se-buscan-voluntarios-investigar-o-escribir-para-la-serie-crimen-yanqui-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

 

Permalink: http://revcom.us/a/442/lo-que-significa-ser-un-voluntario-para-revcom-es.html

Revolución #442 8 de junio de 2016

revcom.us

Lo que significa ser un voluntario para revcom.us

8 de junio de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

1. Voluntarios para revcom están básicamente de acuerdo con lo siguiente:

La humanidad necesita la revolución y el comunismo
Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución

2. Los voluntarios para revcom trabajan, ya sea por unas horas a la semana o mucho más, y mientras aprenden más sobre esto, para avanzar los objetivos planteados en la Resolución 4 de las “Seis Resoluciones del Comité Central del Partido Comunista Revolucionario” del 1º de enero de 2016:

Cuarta Resolución:

El principal vehículo por medio del cual el Partido dirige el constante trabajo político e ideológico de hacer preparativos para una revolución es su página web, REVCOM.US — la “segunda piedra angular” del trabajo de nuestro Partido.

La página web da constante orientación y dirección, tanto a largo plazo como “al momento”. Abarca las obras esenciales de Bob Avakian así como el periódico del Partido, REVOLUCIÓN. Analiza los acontecimientos en el mundo y descubre las dinámicas y contradicciones subyacentes en tales acontecimientos, la manera en que se basan en la naturaleza y dinámicas fundamentales del sistema capitalista-imperialista y la manera en que están relacionadas con la lucha por derrocar e ir más allá de este sistema; incluye informes sobre el trabajo del Partido en las luchas de masas en torno a importantes contradicciones sociales, documentos y artículos esenciales del Partido sobre la importancia de construir el Partido como el núcleo dirigente de la revolución que se necesita. En esta página web, el periódico desempeña un papel en particular.

Como BA ha señalado:

WWW.REVCOM.US/PERIÓDICO REVOLUCIÓN ofrece una imagen viva y análisis científico de importantes acontecimientos en la sociedad y en el mundo: por qué se dan, cómo están relacionados entre sí distintos sucesos y acontecimientos, cómo todo eso está relacionado con el sistema bajo el que vivimos, dónde se encuentran los intereses del pueblo en relación a todo eso, cómo la revolución en efecto es la solución a todo eso y qué son las metas de la revolución, cómo distintos puntos de vista y programas están relacionados, de manera positiva o negativa, a la revolución que hace falta, y las formas en que las personas pueden activarse y se activan, para prepararse para esa revolución. Revcom.us/Revolución es la guía, eje y herramienta esencial para activar, orientar, formar y organizar a miles, e influenciar a millones de personas, en la lucha contra el poder, y la transformación del pueblo, para la revolución... acelerando y haciendo los preparativos para el momento cuando sea posible jugársela el todo por el todo, con una posibilidad concreta de ganar.

Esta página web ya es poderosa — pero REVCOM.US de veras tiene que convertirse en una página web que alcance y se dirija a millones de personas, dándoles una guía para conocer y actuar para transformar radicalmente el mundo, así como dándoles dirección a aquellos que ya estén convencidos o atraídos hacia la revolución.

3. Los voluntarios defienden estos principios, viven según ellos y luchan por ellos:

1 Nosotros nos basamos en los más elevados intereses de la humanidad —la revolución y el comunismo— y nos esforzamos por representarlos. No toleramos que se use la revolución en busca del beneficio personal.

2 Nosotros luchamos por un mundo en el que TODAS las cadenas resulten rotas. Las mujeres, los hombres y las personas de género diferente son iguales y camaradas. No toleramos el abuso físico o verbal contra las mujeres ni el tratarlas como objetos sexuales, ni toleramos los insultos o “bromas” sobre el género u orientación sexual de las personas.

3 Nosotros luchamos por un mundo sin fronteras, y por la igualdad entre diferentes pueblos, culturas e idiomas. No toleramos los insultos, “bromas” o nombres despectivos sobre la raza, nacionalidad o idioma de una persona.

4 Nosotros tomamos partido con los más oprimidos y nunca perdimos de vista su potencial de emancipar a la humanidad — ni nuestra propia responsabilidad de dirigirlos para hacerlo. Trabajamos por ganar a gente de todos los orígenes sociales a que participe en la revolución, y no toleramos la venganza entre las personas.

5 Nosotros buscamos y luchamos por la verdad sin importar qué tan poco popular sea, a la vez que escuchamos y aprendemos de las observaciones, percepciones y críticas de otros.

6 Nosotros trabajamos por un derrocamiento concreto del presente sistema y un camino mucho mejor que deje atrás los destructivos y brutales conflictos que existen hoy entre las personas. Dado que tenemos seriedad, en esta etapa no iniciamos la violencia y nos oponemos a toda violencia contra la gente y entre las personas.

4. Los voluntarios para revcom.us trabajan por la liberación de toda la humanidad, y como tal toman en serio las tareas para las que se han ofrecido, trabajando de modo colectivo con otros, terminando las tareas a tiempo y sacando las lecciones con un enfoque científico.

5. Los voluntarios para revcom.us toman muy en serio la protección del sitio web, su papel en la sociedad, y la dirección de Bob Avakian y aquellos que son responsables de representarle a él y los responsables de revcom.us. Los voluntarios no beben ni consumen drogas mientras trabajan en el periódico o sitio web, o cuando salen para correr la voz acerca de la página web. Los voluntarios no llevan armas ni ninguna sustancia ilegal a las oficinas del sitio web.