Revolución #462, 26 de octubre de 2016 (revcom.us)

Voz del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/science/19ba-ciencia...constitucion-para-la-nueva-republica-socialista-pt1-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

The Science...Actual Revolution title image


Haga clic aquí
para leer la obra completa en inglés.

Nota de la redacción: A continuación presentamos un pasaje en español de la nueva obra de Bob Avakian, El comunismo nuevo (en inglés). Además de los pasajes que ya se han posteado en www.revcom.us, de cuando en cuando publicaremos otros pasajes en www.revcom.us y en el periódico Revolución. Que estos pasajes sirvan para alentar e inspirar el mayor estudio de la obra en su conjunto, la que ya está a la venta en forma de libro de Insight Press. Además, se puede descargar el pdf del avance en inglés de este libro y pasajes y el índice en español aquí.

Este pasaje es de la sección titulada "II. El socialismo y el avance al comunismo: Un mundo radicalmente diferente que podría haber, un camino hacia la verdadera emancipación".

Primer pasaje de la sección:
La Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte — núcleo sólido con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido

Este principio del “núcleo sólido con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido” se aplica no sólo al aparato estatal (la policía, las fuerzas armadas, el ejecutivo, etc.) sino al gobierno en general: con respecto a todas las instituciones del gobierno, aparte del núcleo sólido, como se describe aquí, hay elasticidad basada en el núcleo sólido. Tal como señala la Entrevista a Ardea Skybreak, no es cierto que eso no es sino un gran revoltijo, en que la elasticidad no se basa en el núcleo sólido y se extiende por todos lados sin rumbo. Al mismo tiempo, para repetir, no se trata de puro núcleo sólido, en el sentido de que lo único que sucede será lo que decrete el partido. Como botón de muestra, veamos cómo esta Constitución visualiza las elecciones. No sé cuántas personas lo han notado, pero se requirió mucha consideración y trabajo para determinar los porcentajes exactos, muy precisos, de las votaciones que se encuentran en el inicio de la Constitución donde habla de la legislatura al nivel nacional. ¿Qué consideraciones-guía habría y cuáles son los principios-guía aquí? ¿Por qué dice, en relación con las proporciones del proceso electoral, el 20% en lugar del 60%, u otro porcentaje? ¿Por qué opta por esos porcentajes específicos, al hablar de la forma en que habría de elegir a la legislatura nacional? El principio-guía —el que es otro ejemplo del núcleo sólido y la elasticidad basada en el núcleo sólido, y además es otro ejemplo del principio el que en algunos casos se describe como el de estar dispuesto a ir al borde de ser descuartizado (al borde de estar desmembrado en diversas partes), incluso en el socialismo e incluso al luchar para conducir las cosas continuamente por el camino comunista— el principio-guía es que se establecen esos porcentajes de votación de modo que en el caso de que la inmensa mayoría de las personas en la sociedad se volviera en contra de todo lo que nosotros trabajáramos para hacer, que en efecto podrían votar para revertirlo todo. Si nosotros examináramos lo que contiene —y yo estaría dispuesto a apostar que no muchas personas la hayan tratado así y en realidad no la hayan visto así, pero si nosotros examináramos lo que en efecto contiene, está organizada de modo que, en el caso de que una muy grande mayoría de la gente decidiera que ya no quisiera ese sistema, que en efecto podría votar para sacarlo. Pero, por otro lado, sería necesario que muchísimas personas tuvieran ese sentimiento.

¿Por qué dice eso? ¿Nada más para que la pequeña burguesía resultara neutralizada y dejara de quejarse todo el tiempo? No. Dado que se requeriría una mayoría tan grande para revocarlo (para votar por sacar a ese sistema socialista), queda claro que funciona sobre la base del núcleo sólido de lo que todo esto representa; al mismo tiempo, también representa una necesidad y un reto para la vanguardia —el que sí representa el núcleo sólido en un sentido general, si bien no solamente en algún sentido organizativo— representa un reto para la vanguardia al haberlo establecido así, por lo que la vanguardia no nada más puede actuar como si, “Bien, estamos en el poder ahora, podemos hacer lo que nos dé la gana, y a quién le importe cómo lo hagamos y lo que las masas populares piensen al respecto”. No. Es necesario, de hecho, salir a trabajar entre las masas y ganarlas continuamente a esto. Todo lo que está calibrado con detenimiento, en la manera de construir las cosas en esta Constitución, como una expresión y un medio de manejar la contradicción de esa manera, de modo que se mantenga el núcleo sólido, pero de modo que en efecto estemos dispuestos a ir al borde de ser descuartizados, en particular en el caso de que tomemos una medida equivocada, y un gran número de personas en la sociedad no esté conforme con nosotros.

Además, no se crea que eso no podría ocurrir — incluso con las personas que han sufrido terriblemente bajo la vieja sociedad. Sucede ahora. Para repetir, retomo cosas como lo que pasa en Baltimore: la gente se levantó con heroísmo y ahora, ¿qué pasa? Las autoridades utilizan el hecho de que las masas se oponen las unas a las otras, con el fin de reforzar la idea de que la policía tiene que usar su poder brutal para mantener el orden y mantener suprimida toda la locura de la que dicen que las masas son culpables de dejarse llevar. Lo anterior me hace recordar algunas cosas que conozco de allá por mis tiempos en Chicago, donde yo vivía en la década de 1970. Se dio un fenómeno en que participaron algunas grandes empresas inmobiliarias en la región de Chicago (de la calaña con la que Obama se vinculó un poco más tarde, pero aquí pienso en la época de la década de 1970, antes de que Obama llegara), y cuando esas grandes empresas inmobiliarias querían “voltear un barrio”, mismo que había sido principalmente blanco, y querían que la gente huyera del barrio para que pudieran comprar las casas a bajo precio y luego revenderlas a cambio de altas ganancias, esas empresas inmobiliarias trabajaban con la policía. Tenían una unidad al interior de la policía de Chicago con la sola responsabilidad de tratar con las pandillas —y la que se había infiltrado en las pandillas— y que corría la voz por medio de sus contactos: Si ustedes se metieran en tal barrio y crearan un caos y alboroto, nosotros no haríamos nada al respecto. Bueno, muy pronto, incluso los blancos que no tenían un juicio muy malo empacaban sus bártulos y se iban, vendían sus propiedades a bajo precio, porque el barrio se volvió intolerable; y luego permitieron que entraran los negros, hasta los alentaran a comprar esas casas, pero les cobraban un precio mucho más alto que el precio de venta inicial de esas casas. Por lo que, de ese modo, las empresas inmobiliarias hicieron un muy jugoso negociazo. Y además la policía lleva a los miembros de una pandilla, cuando quiera fomentar unas broncas, y los arresta o los levanta en coche, y luego los deja en el barrio de otra pandilla — y de ahí se prende un alboroto. Y de ahí, después de un tiempo, la cosa cobra su propio impulso, y la policía ni siquiera tiene que hacer nada. Bien, la policía todavía hace cosas de ese tipo, no sólo en lugares como Chicago, pero de manera más en general — y lo hace sobre todo cuando las masas se levanten.

Por lo tanto, es necesario hacerle frente a toda esta complejidad en el trabajo para construir un movimiento para la revolución. Y ocurrirán cosas del mismo tipo cuando efectivamente hayamos hecho el gran avance y hayamos establecido un estado socialista y estemos en el camino de la construcción del socialismo y de avanzar hacia el comunismo. Lo que hagamos causará desagrado en algunas fuerzas. Por lo que, éstas, ¿qué van a hacer? Van a tratar de sabotear nuestra economía. Van a tratar de oponer unas personas a otras, así como volverlas en contra del estado socialista. Quizá no salgan abiertamente y digan, “Restauren el capitalismo”, cuando no es popular decirlo. Pero si logran desbaratar las cosas y crean suficiente caos, algunas personas dirán: “Bien, tal vez sí necesitemos de nuevo el viejo sistema, porque al menos en ese entonces teníamos orden, al menos en ese entonces las cosas funcionaban”. Para repetir, las cosas de ese tipo suceden ahora cuando las personas se levanten en lucha. Por lo que las masas no tardan en decir: “Maldita sea, supongo que sí nos hace falta la policía, pues alguien tiene que mantener el orden aquí”. Tenemos que hacerle frente a esa contradicción, por cierto. Eso es nuestra responsabilidad. Cuando el sistema venga fomentando esas barbaridades, o que las masas nada más por su cuenta se dejen atrapar en esas barbaridades, la transformación de esa situación por un camino positivo es nuestra responsabilidad. No podemos actuar de policía en la población —y ciertamente no podemos actuar como la policía del presente estado burgués opresor— pero es nuestra responsabilidad, la de transformar esa situación y, por medio de una enorme cantidad de lucha, ver que las masas populares tomen el camino en el que es necesario que estén. Nunca haremos una revolución sin responsabilizarnos de todo eso, lo que incluye hacer frente a las necesidades de las masas en situaciones de tal clase. Si nosotros no lo hacemos, pues las masas estarán bajo presiones e influencias para que acepten la idea de que, “Tal vez nos haga falta la policía de nuevo aquí, pese a lo mucho que ésta nos haya jodido, brutalizado y matado, porque de plano las cosas están hechas un desastre tan grande sin todo eso”. Si nosotros no nos ocupamos de eso, pues, aun cuando las masas se levanten, van a dejarse atrapar, de nuevo, en el orden opresor del sistema existente. Bien, claramente, lo anterior no es fácil, y no digo que sea fácil — es muy difícil. Pero tenemos que dedicar nuestra atención y hacer el trabajo de determinar cómo manejar esas contradicciones, incluso ahora, porque no podemos dejar que el sistema vuelva a tratar a las masas de esa manera. El sistema vuelve de diversas maneras — regresa con una brutal represión abierta, pero también regresa con formas que hacen que las masas se enfrenten entre sí y empiecen a dudar de sí mismas: “Tal vez estuviéramos en una situación mejor cuando la policía hacía esas barbaridades, tal vez la policía sí tenga que hacer esas barbaridades que hace”. Bueno, la transformación de esa situación es nuestra responsabilidad.

Imagínese, si alcanzáramos una sociedad socialista — pues, habrá contradicciones del mismo tipo: habrá personas tratando de sabotear y socavar nuestra economía y oponiendo las masas unas a otras. Habrá fuerzas en la sociedad en una posición antagónica a lo que nosotros hacemos —o sea, los imperialistas y otros reaccionarios que queden en el mundo, y al interior del país mismo— y éstas tienen mucha capacidad y astucia de encontrar las maneras de volver a la gente en contra de nosotros mediante la creación de penurias en la población. Por lo que algunas personas dicen: “Fíjense, ustedes los revolucionarios me caen bien, pero maldita sea, en la vieja sociedad al menos nosotros podíamos hacer algo para conseguir algo de comer; pero, ahora, con ustedes, su economía es un desastre total. Lo siento, pero tenemos que sacar a ustedes y poner a algunas personas que al menos nos consigan algo de comida y techo”. “Y, por cierto, si hubiera una revolución socialista, tal como ya he señalado, pues nosotros seríamos responsables de las necesidades de la población. No hablo de trabajadores sociales, sino más bien que nosotros seríamos responsables, la vanguardia sería responsable, de dirigir la sociedad para satisfacer las necesidades de la población. Y hay muchas fuerzas que trabajarán para ver que la gente se oponga a nosotros, sosteniendo que nosotros no satisfacemos las necesidades de la gente.

Índice

Introducción y orientación

Víctimas necias del engaño ajeno y propio

I. Método y enfoque, el comunismo como una ciencia

El materialismo versus el idealismo
Materialismo dialéctico
Mediante cuál modo de producción
Las contradicciones y dinámicas básicas del capitalismo
La nueva síntesis del comunismo
La base para una revolución
Epistemología y moral, la verdad objetiva y necedades relativistas
El yo y un enfoque "consumista" de las ideas
¿De qué se tratará tu vida? — Elevar la vista de la gente

II. El socialismo y el avance al comunismo:
Un mundo radicalmente diferente que podría haber, un camino hacia la verdadera emancipación

Las "4 Todas"
Más allá del estrecho horizonte del derecho burgués
El socialismo como un sistema económico y un sistema político — y una transición al comunismo
El internacionalismo
Abundancia, revolución y el avance al comunismo — Un análisis materialista dialéctico
La importancia del "concepto del paracaídas" — En este mero momento, y aún más a raíz de una revolución concreta
La Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte
   núcleo sólido con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido
Emancipadores de la humanidad

III. El enfoque estratégico de una revolución concreta

Un enfoque estratégico general
Acelerar mientras se aguarda
Fuerzas para la revolución
La separación entre el movimiento comunista y el movimiento laboral, fuerzas impulsoras para una revolución
Liberación nacional y revolución proletaria
La importancia estratégica de la lucha por la emancipación de la mujer
El frente unido bajo la dirección del proletariado
La juventud, los estudiantes y la intelectualidad
La lucha contra los modos de pensar pequeño burgueses, al mantener la orientación estratégica correcta
Los "dos máximos"
Los "5 Altos"
Las dos piedras angulares
El internacionalismo — El derrotismo revolucionario
El internacionalismo y una dimensión internacional
El internacionalismo — Forjar otro camino
La popularización de la estrategia
Orientación fundamental

IV. La dirección que necesitamos

El papel decisivo de la dirección
Un núcleo dirigente de intelectuales — y las contradicciones inherentes
Una "pirámide" de otro tipo
La Revolución Cultural al interior del PCR
Es necesario que los comunistas sean comunistas
Una relación fundamentalmente antagónica — y las respectivas implicaciones cruciales
El fortalecimiento del partido — de manera cualitativa así como cuantitativa
Formas de organización revolucionaria, y el "Ohio"
Estadistas, y comandantes estratégicos
Métodos de dirección, la ciencia y el "arte" de dirigir
Trabajar hacia atrás desde "Sobre la posibilidad" —
   Otra aplicación del "núcleo sólido con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido"

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/462/el-fascismo-de-trump-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

Lo que motiva la negativa de Trump a comprometerse a aceptar los resultados de las elecciones

El fascismo de Trump, la negativa de Clinton de denunciarlo y la ilegitimidad del actual sistema entero

23 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El miércoles 19 de octubre en el debate presidencial, Donald Trump se negó a prometer que iba a reconocer los resultados de las elecciones. En los días desde ese entonces, ha habido un alboroto de los medios de comunicación y muchos políticos. "Esto va en contra de lo que hace grande a Estados Unidos", dicen. Cuando intentan explicar los motivos de Trump para lo que es, en muchos sentidos, una declaración sin precedentes, a veces dicen que él es un "narcisista" o que tiene un "temperamento malo", y en el debate, Hillary Clinton llegó a decir que se debe a que él es un mal perdedor y comparó las palabras de Trump en el debate con la forma en que él actuó cuando perdió el premio Emmy por su programa de televisión.

Se trata de algo mucho más profundo que eso, y de algo muy más grueso de lo que dan a entender.

Los elefantes en el salón: El desenfrenado racismo...

En primer lugar, veamos lo que ellos NO dicen. Una buena parte de la argumentación de Donald Trump de que las elecciones están supuestamente amañadas se reduce a la idea de que los negros y los inmigrantes cometerán fraude en las elecciones. Por lo que preguntemos lo siguiente: ¿dónde estaba la pregunta en el debate o la declaración de Clinton que llamaba la atención sobre la realidad de que Trump en los días previos al debate en esencia venía llamando a sus seguidores a impedir que los negros y los inmigrantes votaran al hacerles frente directamente en las urnas? ¿Dónde siquiera se mencionaba eso?

De hecho, ¿dónde durante o después de ese debate siquiera se mencionaba el hecho de que hace poco Trump a propósito llamó a volver a encarcelar a los 5 del Parque Central, a pesar de que las acusaciones falsas contra esos jóvenes negros y latinos eran una tristemente célebre farsa de juicio racista en la que el propio Trump era un jugador importante, y que han sido exonerados de manera convincente?1

La campaña entera de Trump ha normalizado los abiertos y virulentos ataques racistas a los mexicanos y chicanos, los negros, los musulmanes y los inmigrantes, con extremos mucho mayores que en los tiempos de Reagan y Bush padre. Y, por cierto, a pesar de que Obama y Clinton ahora quieren “adjudicarse” el estandarte de Ronald Reagan, éste no sólo llevó a cabo una campaña extremadamente racista, sino que tenía triste fama mientras contaba con vida debido a su agitación y acciones racistas2.

La tibia crítica de Hillary Clinton a Trump en el debate por su "persecución" de diferentes grupos de personas ni empieza a expresar el verdadero veneno que encarnan todos y cada uno de los mítines de Trump, los verdaderos términos reales de la campaña Trump y los verdaderos objetivos respectivos. Y ahora, el que Trump persistiera, existiría la verdadera posibilidad de que unos fascistas supremacistas blancos armados respondieran a su llamamiento a "vigilar" la votación en las grandes ciudades. (Lea "Trump extrema su abierta movilización de los fascistas supremacistas blancos".)

...Y el fascismo

Hay otro elefante en el salón, tan grande como en el primer caso: la campaña entera de Trump ha sido abiertamente fascista, con viles y agresivas expresiones de las tendencias más feas. ¿Dónde estaba y dónde está el político de peso de cualquiera de los principales partidos políticos que está dispuesto a decir que desde el principio, Trump ha venido azuzando un movimiento abiertamente fascista y analizando la respectiva amenaza a dicha luz?

Trump cuestiona las tradiciones de la democracia capitalista estadounidense desde un reaccionario punto de vista de hacer las cosas aún más represivas.

Al contrario. Las elecciones no están "amañadas " en el sentido que insinúa Trump. Éste da a entender que al celebrar las elecciones según las reglas, pues todo estaría bien. Promueve la idea de que el sistema funciona a la perfección, pero que lo han roto las personas corruptas como los Clinton, y que ahora necesitamos a un "hombre fuerte" para que el sistema funcione. Al contrario. El presente sistema nunca ha "funcionado" para hacer nada salvo pulverizar y explotar a miles de millones de personas, desde la esclavitud y el genocidio sobre los que se fundó hasta su imperio en todo el mundo hoy día. Las elecciones en sí tienen el propósito de servir al dominio de los capitalistas imperialistas como una clase.

Pregúntese lo siguiente: si los capitalistas imperialistas NO controlaran las elecciones, pues ¿cómo diablos sería el que un ignorante como Trump recibiera tanto tiempo al aire y publicidad gratis? Ningún otro candidato ni siquiera se le acerca al respecto. ¿Cómo es que Trump vomitara tanta verborrea, en debate tras debate y una entrevista tras otra, sin que lo trituraran, o siquiera lo desafiaran, debido a su racismo, sus mentiras, sus puntos de vista sobre las mujeres y sus ataques a éstas, sus abiertos ataques al estado de derecho, y demás? ¿Qué nos enseña que todos los candidatos de los partidos Republicano y Demócrata lo trataron como "legítimo", cuando desde el principio, para repetir, ha quedado claro que él es un fascista brutal?

Que quede claro: tal vez Donald Trump nutra la imagen de una persona "que dice lo que piensa", pero al pregonar sus delirios fascistas, Trump representa a un sector importante de la clase dominante estadounidense. Para repetir, eso lo refleja la manera en que cada actor político importante del presente sistema todavía lo trata como legítimo y no denunciará su fascismo. Además, lo refleja la presencia de importantes políticos y fuerzas de la clase dominante que se encuentran en el bando de Trump, lo que incluye a gente como Rudolf Giuliani con sus vínculos con las fuerzas de policía y aparato represivo, Mike Pence con sus profundos lazos con los fascistas cristianos, Newt Gingrich con su trayectoria de presidente de la Cámara de Representantes y líder republicano de pesos pesados, el jubilado general Michael Flynn con sus antecedentes de posiciones militares de alto nivel, etc.

Desde hace mucho tiempo estas fuerzas han pregonado la idea de que para mantener unida a la sociedad, hace falta mucho mayor represión. Ellos ven a su alrededor la realidad de que para grandes sectores de la población se viene muriendo el llamado "sueño de la vida estadounidense", es decir la idea de que cada generación al menos llevaría una vida material mejor que sus padres. Por lo tanto ven el potencial para la desilusión, el cuestionamiento y el descontento, lo que no está de su agrado o quieren sacarle provecho para fines reaccionarios. Ven una necesidad y una oportunidad de encauzar el resentimiento de millones de los blancos hacia los negros y latinos y hacia los inmigrantes de color, y le sacan provecho. Ven las amenazas a la hegemonía estadounidense en el mundo (la base efectiva del "sueño" en primer lugar) y ven la necesidad de más militarismo y más represión para apuntalar esa dominación. Ven la forma en que los cambios en la economía vienen socavando las "relaciones tradicionales" e intentan aglutinar a los hombres y las mujeres en torno a la "familia tradicional" y, en el caso de Trump, en torno a las prerrogativas tradicionales de los hombres de victimar abierta y burdamente a las mujeres, de derribar los derechos de la mujer. Ven los derechos jurídicos por los que la gente ha luchado y ven obstáculos. En su opinión, si necesitaran el fascismo para hacer todo eso, que así sería.

¿Qué "alternativa" concreta a Trump ofrece Hillary Clinton?

Donald Trump es un misógino implacable, un racista descarado, un mentiroso compulsivo y sí, a cierto nivel, un maldito imbécil ridículo (aunque todo lo que él representa tiene una lógica fascista muy letal y un muy asqueroso movimiento popular que lo apoya). Él tiene un pasado asqueroso y un presente más asqueroso. Por lo tanto, en cierto sentido, en comparación a él, es relativamente fácil quedar bien. Pero, ¿qué programa concreto pregona Hillary Clinton en "oposición" a Trump? Y ¿cuál es la historia de ella?

Sí, Trump es un rabioso patriotero, tocando el tambor por la superioridad militar de Estados Unidos y su dominación, pero ¿cómo lo denunció y contrarrestó Clinton? ¡Denunció a Trump por ser un peso ligero muy blando como para encabezar el imperio estadounidense! Se burló de Trump como "títere de Putin" porque no es "lo suficientemente duro" contra Rusia. En vista de que él era el anfitrión de El aprendiz mientras ella estaba en la "sala de situaciones" supervisando el asesinato de Osama bin Laden. En vista de que él favorece "dar marcha atrás" y ceder Alepo, y Siria en su conjunto, a Rusia, mientras que ella está lista a escalar la guerra con una zona de exclusión aérea.

Clinton citó a diez sujetos, al parecer ex presidentes y vice presidentes, que han estado a cargo del arsenal nuclear de Estados Unidos, que han dicho "que no le iban a confiar a Donald Trump los códigos nucleares o tener el dedo en el botón nuclear". Pero ¿y qué de los dedos de Clinton? Las autoridades militares ahora advierten que la zona de exclusión aérea que ella propone en Siria podría conducir a una confrontación directa entre Estados Unidos y Rusia, con el potencial para un enfrentamiento nuclear. Y no olvidemos que era un presidente demócrata "liberal" muy pragmático y "sensible", Harry S. Truman, el que es la única persona en la historia que efectivamente utilizó dichas armas de incineración masiva. O que otro liberal con pretensiones intelectuales, John F. Kennedy, se acercó más, con mucho, a encender una guerra nuclear durante la crisis de los misiles en Cuba en 1962. Tal es la alternativa “realista” y "mal menor" del presente sistema a Trump en política exterior.

Clinton se jacta de sus credenciales. Pues bien, ¿cuáles son esas credenciales? Estar hasta el cogote en el primer embargo militar de la administración de Bill Clinton (o sea, las "sanciones") contra Irak, lo que resultó en la muerte de medio millón de niños3. Tomar la iniciativa en la decisión de hacer la guerra contra Libia, lo que llevó a miles de muertes directamente y que hizo que la crisis de refugiados fuera mucho peor, lo que lleva a un sufrimiento incalculable. En otras palabras, ella sostiene que sus credenciales son, y promete que serán, mucho más agresivas en el uso de la fuerza y la violencia de Estados Unidos en todo el mundo.

¿Qué es la alternativa que propone Hillary Clinton, en oposición al violento racismo e instigación contra los inmigrantes de Trump? Ella acepta la necesidad de la seguridad fronteriza. Ella considera que hay que levantar muros en lugares en los que es "apropiado". Y ella lo criticó por la contratación de inmigrantes indocumentados y por perjudicar a los trabajadores estadounidenses. Dijo todo lo anterior mientras no dijo nada sobre la realidad de que la administración de Obama de la que ella era parte y la que todavía apoya, ha deportado a 2.5 millones de personas, más que cualquier otro presidente en la historia de Estados Unidos.

Y ¿qué de las mujeres, un tema sobre el cual seguramente no hay comparación? El programa concreto de Hillary Clinton es fundamentalmente distinto a la asquerosa misoginia de Trump, ¿verdad? Algunas posiciones actuales de Clinton, como el aborto, no son idénticas a las de Trump. Pero ¿ella es una paladín la que "encontró su voz" para las mujeres? Como Sunsara Taylor señaló en Revolución, si bien Hillary Clinton y Michelle Obama fustigan a Trump por abusar de las mujeres, "Al mismo tiempo que Michelle Obama daba su discurso, Arabia Saudita, con el respaldo de Estados Unidos y con armas y demás suministrados por Estados Unidos, bombardeaba y volaban a pedazos a grandes cantidades de civiles en Yemen, entre ellos muchas mujeres y niñas; y la misma Arabia Saudita, un aliado clave de Estados Unidos, encarna la opresión de mujeres y niñas que está entre la más horrenda del mundo.

“Y hay más. La realidad es que el sistema que representan los Obama, los Clinton y los demócratas, así como los republicanos, se apoya de manera fundamental en una red mundial de maquiladoras que explotan brutalmente a masas de personas, de las que un gran número son mujeres y niñas”. (Lea “Las mujeres no son perras, putas ni sacos de boxeo... Las mujeres son plenos seres humanos”, Revolución #461, 19 de octubre de 2016)

En otras palabras, Hillary Clinton es tanto una representante del sistema del capitalismo-imperialismo como lo es Trump. Lo que los separa es que ella representa a un sector de la clase dominante que cree que se necesita un conjunto diferente de "normas aglutinantes" (lo que se acepta como "legítimo") para mantener a Estados Unidos como máximo dominador de un mundo que cambia rápidamente. Estas normas incluyen al menos la apariencia de "inclusividad" y "diversidad", una cierta forma de una red de seguridad social y la pretensión de acatar el estado de derecho (a la vez que seguir minando y triturando el actual estado de derecho y los derechos jurídicos de la gente tal como Obama ha hecho). Clinton y aquellos que ella representa creen que los conceptos tradicionales del bipartidismo son esenciales para mantener al presente monstruoso imperio a flote en un momento de grandes tensiones, presiones y desafíos. Ellos piensan que el programa del partido Republicano y Trump desestabilizaría, debilitaría y pondría en peligro al sistema opresor entero.

Los demócratas y la "pirámide del poder"

Es importante reconocer que Clinton y los demócratas también atraen a una base social que es distinta a la de los republicanos.

En “La pirámide del poder y la lucha por cambiar de base el mundo”, Bob Avakian explica:

¿Quiénes son las personas que los demócratas intenta atraer — no digo que los demócratas representan los intereses de tales personas, sino quiénes son las personas que los demócratas intenta atraer en la base, en el otro lado de esta pirámide, por decirlo así? A la gente que defiende toda suerte de cosas progresistas y a todas las personas que están oprimidas en la sociedad actual. En realidad una buena parte del papel de los demócratas es mantener a todas esas personas confinadas en el proceso electoral, tradicional, burgués y... hacer que vuelvan a dicho proceso cuando se hayan alejado de ese marco — o hayan roto con dicho proceso. Porque esa gente de la base siempre se siente alienada y encabronada ante lo que pasa en las elecciones, por las mismas razones que ya señalé: el partido Demócrata habla de gente común, de los pobres, de los que sufren discriminación, etc., pero siempre los traiciona. Hasta hace uso de la palabra “opresión”, pero de ahí los vende en cada oportunidad — dado que en realidad no representa sus intereses sino que representa los intereses del sistema y de su clase dominante, y desempeña cierto papel de siempre engatusar a los oprimidos, los descontentos y los alienados para que vuelvan al redil electoral. A todos ellos les dice: “Vénganse, vénganse — no es tan malo como parece. No olviden que tienen el voto. Tranquilos. Todo saldrá bien”. Para eso sirven principalmente los demócratas. Pero lo que pasa es que ellos tienen mucho miedo de movilizar en las calles a la base social que atraen, para que voten por ellos. Lo menos que quieren hacer es convocar a las masas populares a las calles para protestar y batallar contra esa fuerza de derecha que viene cobrando fuerza. [corregido]

Por lo anterior, entre otras razones importantes, Clinton y los demócratas NO quieren denunciar directamente a Trump por lo que representa en realidad, o sea, un fascista, y NO quieren armar mucho escándalo en torno a sus amenazas de desatar a unos racistas armados en las urnas. Como señala BA, los demócratas temen que de hacerlo, eso suscitaría y desencadenaría a su base social en confrontaciones con esos fascistas y que por lo tanto “se dejará salir el genio de la botella”. En otras palabras, a medida que las personas empezaran a cuestionar y oponer resistencia a lo que por lo normal aceptan, el movimiento para la revolución podría aprovechar la situación para hacer avanzar la revolución y expandir sus fuerzas organizadas.

       

Es muy importante en la actual situación que toda persona progresista, todo aquel que quiere ver un cambio, que cree que los demócratas son “nuestra única esperanza”, reconozcan el siguiente punto esencial de Lo BAsico 3:11:

Estos políticos derechistas (en general agrupados en el Partido Republicano) pueden movilizar, movilizarán y sí movilizan enérgicamente a esta base social esencialmente fascista... pero, por otro lado, los sectores de la clase dominante que el Partido Demócrata en general representa están muy renuentes a movilizar y en efecto se resisten a movilizar a... la base de personas cuyo voto y apoyo en la arena política burguesa la quieren ganar los demócratas. Este lado (el Partido Demócrata) de la clase dominante generalmente no quiere movilizar a esa base en las calles y de hecho rehuye a la idea de llamar a esa base a las calles, a movilizarla para oponerse a las fuerzas opuestas en la clase dominante y su base social, o en general para luchar por los programas que el mismo Partido Demócrata dice que representa y que en cierta medida trata de implementar....

Como amplificación del punto básico en consideración, es importante reconocer lo siguiente: en el marco del sistema capitalista imperialista y con la dinámica subyacente de este sistema que en lo fundamental determinan las pautas y los límites de la política “oficial” y “aceptable”, el fascismo —o sea, la imposición de una forma de dictadura que se basa abiertamente en la violencia y el terror para mantener el dominio y los imperativos del sistema capitalista imperialista— es una posible resolución de las contradicciones que enfrenta este sistema, una resolución que en cierto momento podría corresponder más o menos a las necesidades imperiosas de este sistema y su clase dominante — mientras que la revolución y el auténtico socialismo que se proponen alcanzar el objetivo final del comunismo por todo el mundo también constituyen una posible resolución de estas contradicciones, ¡pero es una que muy claramente no será aceptable para la clase dominante capitalista imperialista ni compatible con los imperativos de este sistema!

Trump, “la mal menor” Clinton y la ilegitimidad del presente sistema entero

El fascismo de Donald Trump, la negativa de Hillary Clinton a denunciarlo o movilizar una seria oposición en su contra, y la realidad que ambos sujetos representan al mismo sistema asesino, opresor, ponen al desnudo el ruin argumento del “mal menor” y la ilegitimidad del sistema entero.

Tal como argumentamos en “La asesina lógica del mal menor”:

Y respecto al argumento, “Bueno, es cierto, Clinton no es lo que de veras queremos, en realidad ella es muy mala, pero es ‘el mal menor’, y hay solamente dos alternativas realistas —Clinton o Trump— por lo que al no votar por Clinton, usted ayudará a elegir a Trump”, lo que de hecho constituye nada menos que el argumento de que: “Siempre y cuando una persona acepte la lógica y las ‘opciones’ que dicta el presente sistema, tiene que aceptar la lógica y las ‘opciones’ que dicta el presente sistema”. ¿No demuestra poderosamente qué tan completamente ilegítimo que lo es el presente sistema entero el hecho de que el presente sistema ha engendrado a una persona como Trump para ser un candidato “legítimo”, al frente de uno de los dos partidos políticos grandes del presente sistema? Además, ¿no demuestra poderosamente qué tan urgentemente que lo es romper con la lógica y las suposiciones del presente sistema y levantarse contra el presente sistema y aquellos que lo representan, entre ellos Clinton al igual que Trump, el hecho de que Clinton y los demócratas se opondrán a Trump únicamente con argumentos de que ellos son los mejores representantes de este mismo sistema, y que podrán hacer el mejor trabajo para perpetrar sus crímenes? (3 de agosto de 2016)

Lo que va al punto muy esencial recalcado por Bob Avakian:

“La tan cacareada democracia bajo el presente sistema es una farsa y cosas peores — fomenta la ilusión de que expresa ‘la voluntad del pueblo’, pero en realidad incorpora a las personas en la ‘legitimación’ del dominio de una rapaz y asesina clase de capitalista-imperialistas, que domina y moldea el proceso electoral, y en general la toma de decisiones políticas, y cuyo dominio en realidad es una dictadura que en lo fundamental se basa en la fuerza y violencia brutalmente opresivas”. (6 de junio de 2016)

Lo que hay que hacer

Lo anterior recalca la importancia de lo que escribimos en Revolución hace unos días y que hoy ha cobrado renovada urgencia en vista de la alborotadamente imprevisible y muy potencialmente muy convulsiva marcha de los acontecimientos que podrían conducir al 8 de noviembre y más allá.

[E]sta no es una elección de rutina. Augura un potencial muy grande de que estallen una mayor y mucho más profunda crisis en los días por venir y especialmente en torno a las elecciones e inmediatamente después. Los conflictos entre los sectores de la clase dominante, que de por sí ya están agudos, podrían profundizarse y agrietarse más. Una crisis de ese tipo podría actuar de sacudida sobre la población, lo que podría hacer que las personas cambien su manera normal de ver las cosas y podría llevarlas a cuestionar y oponerse a lo que antes aceptaban de costumbre. Tenemos que venir desde atrás para estar listos para aprovechar lo que sí pase para acelerar una REVOLUCIÓN, preparando y organizando a las masas populares para que su respuesta no sea la de cobijarse bajo un lado o el otro de los opresores, sino la de sacar provecho de esta situación para robustecer las fuerzas para una revolución.

Eso quiere decir que hay que reconocer la situación concreta y luchar para llevar las cosas hasta donde sea posible, lo que incluye durante la Gira Organizativa Nacional “A Entrarle a la Revolución”, trabajar para crear una situación revolucionaria, misma que, como dice la declaración del Partido Cómo Podemos GANAR: “En la que millones y millones de personas se nieguen a aceptar la antigua forma de gobierno — y estén dispuestos y decididos a jugárselo el todo por el todo para hacer caer el presente sistema y hacer nacer una sociedad y gobierno nuevos que se basen en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte. Dicho momento es el indicado para jugárselo el todo por el todo para triunfar. Es necesario que nosotros trabajemos enérgicamente y nos preparemos ahora para lo anterior”.

 

1. Lea los antecedentes del caso de los 5 del Parque Central en revcom.us: “Cómo Trump propagó las falsas acusaciones contra los 5 del Parque Central — ¡cinco inocentes! Donald Trump, jefe de la turba de linchamiento”, del 13 de mayo de 2016 y “Los instrumentos de propaganda de la clase dominante... y la farsa del juicio contra los 5 del Parque Central”, del 16 de diciembre de 2012, de Bob Avakian. [regresa]

2. En 1980, Ronald Reagan inició oficialmente su campaña en Filadelfia, Misisipí, en el condado de Neshoba, en un recinto ferial utilizado como lugar de encuentro por el Ku Klux Klan y donde murieron en 1964 los trabajadores de derechos civiles Andrew Goodman, Michael Schwerner y James Chaney. Tal simbolismo caracteriza la manera en que Reagan atrajo y promovió la supremacía blanca sin tener que usar un lenguaje abiertamente racista. Se estableció el tono de la campaña de George H. W. Bush para la presidencia con la famosa publicidad de "Willie Horton" que mostraba a un hombre negro que, mientras estaba de su novena licencia de una cárcel de Massachusetts, fue detenido y acusado de violación. El director de la campaña de Bush se jactó de que no sería necesario decir Horton era negro, dado que debido a la publicidad, "Todas las mujeres de Estados Unidos" iban “a saber cómo es Willie Horton antes del fin de estas elecciones”. [regresa]

3. Lea próximamente los antecedentes en “Crimen Yanqui Caso #76: Las sanciones de Estados Unidos y la ONU contra Irak, ‘un acto legitimado de matanza en masa’”, en revcom.us. [regresa]

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/462/trump-extrema-su-abierta-movilizacion-de-los-fascistas-supremacistas-blancos-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

Trump extrema su abierta movilización de los fascistas supremacistas blancos

23 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Bob Avakian sobre la defensa del derecho a votar... y por qué tener el derecho de hacer algo no es lo mismo que decir que hay que hacerlo

De la película REVOLUCIÓN Y RELIGIÓN: Un  Diálogo entre CORNEL WEST y BOB AVAKIAN (en inglés)

De última hora, 20 de octubre: El artículo que sigue, que denuncia el motivo de las alegaciones de Trump de que las elecciones están “amañadas”, fue posteado en inglés el miércoles 19 por la tarde, antes del debate presidencial en el cual Donald Trump se negó a prometer que iba a reconocer la validez de las elecciones. Si bien tendremos más que decir sobre las implicaciones específicas de eso, el análisis y los puntos abajo siguen siendo sumamente pertinentes en sí mismos, y apenas los han comentado hasta ahora, si eso, en las discusiones sobre el debate de anoche.

Que estemos bien claros sobre lo que Trump verdaderamente dice cuando dice que las “elecciones están amañadas” y de ahí les dice a sus partidarios que vayan a “monitorear” las urnas de ciudades grandes con gran cantidad de votantes negros e inmigrantes. Quiere decir que sus partidarios deban salir a intimidar a los negros e inmigrantes de tez oscura para que no ejerzan lo que es su derecho. Sean cuales sean sus fines con respecto a las elecciones, lo que él propone es movilizar más a una base social supremacista blanca combativa, dispuesta a luchar en contra de los negros, latinos y otra gente de color que ejercen sus derechos, y a favor del fascismo.

Hay que oponerse contundentemente y con verdadera resolución a cualquier intento de hacer eso. Si bien bajo el presente sistema el derecho a votar no es sino un ejercicio en el que las personas eligen a quiénes las van a oprimir, no se puede tolerar ningún intento de privar a una persona de ese derecho debido a su nacionalidad. Eso es especialmente obvio cuando se considera que los negros, y unos blancos también, derramaron sangre y dieron la vida para que los afroamericanos tuvieran el derecho al voto, incluyendo en los años 1960. Aun hoy hay descarados políticos supremacistas blancos que traman para excluir de las papeletas a los negros, latinos y otra gente de color, algo que cuenta con el respaldo de la Corte “Supremacista Blanca”. Que quede señalado: al cierre de esta edición ningún político de peso, demócrata o republicano, ha denunciado este llamamiento a favor de la intimidación y terror supremacistas blancos por lo que es y los términos exigentes que pide. Para nada lo hacen. Solo se quejan lloriqueando de que el sistema “sí es justo”.

Cuando Trump dice que el sistema está “amañado”, eso se conecta con algunas personas. De hecho, el sistema funciona tal como debe de funcionar: mantener a la gente confundida e impotente. La escandalosa ironía de todo lo anterior es que el propio racista, sexista, xenofóbico, adorador del dinero e imbécil Trump es producto y beneficiario de cómo funciona el sistema. Los capitalistas-imperialistas que gobiernan la sociedad son los que determinan y dictan quién tendrá un público... qué es lo que se debatirá... cuáles términos se establecerán. Ellos determinan nuestras alternativas. Pueda que peleen entre sí sobre esas cosas, como lo hacen hoy, pero los términos de la lucha se limitan al marco de lo que es mejor para el presente sistema. Un númetro suficiente de ellos quería que Trump estuviera postulado para ganar la nominación; e inclusive los que no lo hicieron, como los demócratas, nunca denunciaron como absolutamente ilegítimo y reaccionario todo lo que representa Trump. El presente sistema no está “amañado”, en el sentido que Trump lo dice, sino que es ilegítimo, y Trump es la Prueba Material A. Eso garantiza que quienquiera que gane, sea Clinton o Trump, luchará por los intereses del sistema tal como él o ella (y aquellos de su respectivo entorno) perciban dichos intereses. Repetimos, eso no está amañando, sino que es la manera en que funciona el sistema, y por eso hay que derrocarlo.

Como dijimos en un editorial anterior esta semana, estas no son unas elecciones ordinarias, y el llamamiento abierto de Trump a la intimidación y potencial terror supremacistas blancos en las urnas es parte de lo que no las hace así. Y como dice ese editorial:

Augura un potencial muy grande de que estallen una mayor y mucho más profunda crisis en los días por venir y especialmente en torno a las elecciones e inmediatamente después. Los conflictos entre los sectores de la clase dominante, que de por sí ya están agudos, podrían profundizarse y agrietarse más. Una crisis de ese tipo podría ejercer una sacudida sobre  la población, lo que podría hacer que las personas cambien su manera normal de ver las cosas y podría llevarlas a cuestionar y oponerse a lo que antes aceptaban de costumbre. Tenemos que venir desde atrás para estar listos para aprovechar lo que sí pase a fin de acelerar una REVOLUCIÓN, preparando y organizando a las masas populares para que su respuesta no sea la de cobijarse bajo un lado o el otro de los opresores, sino la de sacar provecho de esta situación para robustecer las fuerzas para una revolución.

Eso quiere decir que hay que reconocer la situación concreta y luchar para llevar las cosas hasta donde sea posible, lo que incluye durante la Gira Organizativa Nacional “A Entrarle a la Revolución”, trabajar para crear una situación revolucionaria, misma que, como dice la declaración del Partido CÓMO PODEMOS GANAR: “En la que millones y millones de personas se nieguen a aceptar la antigua forma de gobierno — y estén dispuestos y decididos a jugárselo el todo por el todo para hacer caer el presente sistema y hacer nacer una sociedad y gobierno nuevos que se basen en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte. Dicho momento es el indicado para jugárselo el todo por el todo para triunfar. Es necesario que nosotros trabajemos enérgicamente y nos preparemos ahora para lo anterior”. (De “La crisis de las elecciones y lo mucho que está en juego en noviembre”.)

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/462/bob-avakian-la-realidad-detras-de-la-retorica-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

La realidad detrás de la retórica de "la gran tradición de la democracia estadounidense"

De El comunismo y la democracia jeffersoniana, de Bob Avakian

26 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Desde que Donald Trump declaró que no iba a comprometerse a respetar el resultado de las elecciones, ha surgido una tormenta de críticas. Lo han criticado por violar la tradición de la transición pacífica del poder y por no acatar la voluntad del pueblo — "la tradición que ha hecho que Estados Unidos sea especial", nos dicen.

Hemos hablado en otras partes del verdadero significado y el verdadero problema con el pronunciamiento de Trump. Pero es al menos igualmente necesario comentar el argumento que se viene haciendo contra Trump acerca de "la grandeza de Estados Unidos". El siguiente texto de Bob Avakian, de El comunismo y la democracia jeffersoniana, se adentra muy profundamente en la realidad detrás de tal argumento. La obra en sí ofrece un profundo análisis de por qué decimos que Estados Unidos nunca ha sido grandioso, por qué hay que derrocarlo y algunos elementos cruciales de la clase de sociedad revolucionaria que tiene que reemplazarlo.

Esta obra de Bob Avakian fue publicada por primera vez en inglés en 2008.

 

"Las elites que se compiten entre sí" — y
más allá de las "elites"

Pasajes de la obra en español.

Pedidos de la edición en inglés.

Texto de la obra en inglés en línea.

Audio de la obra en inglés: Primera parte, Segunda parte, Tercera parte

El concepto de "las elites que se compiten entre sí" es un elemento importante de las teorías de la democracia burguesa y cómo ésta es el mejor sistema posible. El argumento básico es que la existencia de elites que se compiten entre sí es crucial para que las personas —y en particular aquellos que no forman parte de las "elites"— ejerzan la iniciativa de poder elegir entre éstas y, por tanto, sean capaces de influenciarlas. Por ejemplo, Robert A. Dahl, en su libro La democracia y sus críticos, habla de lo que él llama una sociedad "MDP" —que significa una sociedad Moderna Dinámica Pluralista— y la manera en que ésta mejor sirva a lo que caracteriza con el término "poliarquía" — la que, según Dahl, supone "un conjunto de instituciones políticas que distinguen la moderna democracia representativa de todos los restantes sistemas políticos, ya se trate de los regímenes no democráticos o de los sistemas democráticos anteriores" (Robert A. Dahl, Democracia y sus críticos, Ediciones Paidós Ibérica, Barcelona, 1992, pp. 301, 264).

Dahl sostiene que:

Ya que la poliarquía suministra una amplia gama de derechos y libertades humanos que ninguna otra alternativa presente en el mundo real puede ofrecer. Le es inherente una vasta y generosa zona de libertad y control, que no puede invadirse en forma profunda o persistente sin destruir la poliarquía misma... Si bien las instituciones de la poliarquía no garantizan que la participación ciudadana sea tan cómoda y vigorosa como podría serlo, en principio, en una pequeña ciudad-Estado, ni que los gobiernos sean controlados de cerca por los ciudadanos o que las políticas que implantan correspondan invariablemente a lo que desea la mayoría, lo cierto es que vuelve en extremo improbable que un gobierno tome, durante mucho tiempo, medidas públicas que violentan a la mayoría. Más aún, dichas instituciones vuelven infrecuente que sus gobiernos impongan políticas objetadas por una cantidad sustancial de ciudadanos, que tratarán empeñosamente de suprimirlas recurriendo a los derechos y oportunidades de que disponen. Si el control ciudadano sobre las decisiones colectivas es más anémico que el firme control que deberían ejercer para que el sueño de la democracia participativa se realice alguna vez, por otro lado la capacidad de los ciudadanos para vetar la reelección de los funcionarios o sus medidas es un arma poderosa, a menudo esgrimida, para impedirles adoptar políticas objetables a juicio de muchos. (Democracia y sus críticos, p. 269).

Bueno, veamos las cosas en el mundo real que existe en verdad. [risas] Tomemos lo que Dahl ha dicho aquí, que expresa una afirmación bastante común de lo que es en realidad la democracia burguesa, y veamos cómo se compara con este mundo real — y lo que representa en realidad. Comencemos con la afirmación, que recalca fuertemente Dahl, de que en tal sociedad se "vuelve en extremo improbable que un gobierno tome, durante mucho tiempo, medidas públicas que violentan a la mayoría" y que "Más aún, dichas instituciones vuelven infrecuente que sus gobiernos impongan políticas objetadas por una cantidad sustancial de ciudadanos, que tratarán empeñosamente de suprimirlas recurriendo a los derechos y oportunidades de que disponen".

En este sentido, no puedo dejar de parafrasear a Lenin, a fin de decir que quizá Dahl desee que hubiera una ley contra reír en público (y por todo lo que sabemos, el régimen de Bush todavía llegue a satisfacer tal deseo). En caso contrario, en referencia a importantes sucesos de la actualidad y específicamente a los millones y decenas de millones de personas que, al "empeñosamente recurrir a los derechos y oportunidades de que disponen", han tratado de impedir y poner fin a la invasión y ocupación de Irak por Estados Unidos y muchas otras políticas del gobierno de Bush a las que se opone y además detesta profundamente un segmento muy importante de la población de Estados Unidos —probablemente la mayoría—, si se repitiera la declaración de Dahl entre esas personas, es muy probable que se ahogaría en un maremoto de risa amarga.

Qué ocurre —y no ocurre— mediante las elecciones...
lo que es —y lo que no es— la actividad política con sentido

No se trata de la mera experiencia en este período inmediato, sino de la experiencia en toda la historia de este país la que ha demostrado una y otra vez las siguientes verdades esenciales:

  1. En Estados Unidos existe una clase dominante que tiene intereses que son muy diferentes a los de las masas de los ciudadanos y en lo fundamental se les oponen.
  2. En realidad, esta clase dominante ejerce una dictadura —es decir, un monopolio del poder político respaldado por un monopolio del poderío armado y concentrado en el último monopolio sobre el resto de la sociedad— y aquellos que en cualquier momento dado estén administrando esa dictadura seguirán aplicando las políticas que están resueltos a llevar a cabo, incluso ante la maciza oposición popular, a menos que y hasta que los intereses más amplios de la clase dominante exijan que se modifique o incluso se abandone una política particular — o hasta que la clase dominante sea derrocada.
  3. Las elecciones no ofrecen una vía para la realización del deseo de las masas populares de ver que cambien estas políticas y acciones del gobierno — aunque en determinadas circunstancias, la resistencia política de masas puede contribuir de manera importante a obligar al gobierno a cambiar sus políticas, especialmente si esto tiene lugar en un contexto más amplio en que estas políticas se estén topando con verdaderos problemas y, entre otras cosas, estén suscitando mayores divisiones al interior de la propia clase dominante.

Si volvemos unas pocas décadas atrás, podemos ver cómo la experiencia en torno a Vietnam da un ejemplo concentrado de todo esto. Como he señalado antes, hubo dos elecciones en relación con Vietnam que encerraban una importante contienda e "introspección", en particular entre las personas que se oponían fuertemente a la guerra de Vietnam, y que ilustran el punto básico que estoy recalcando — y que refutan las nociones que Dahl está planteando.

En primer lugar, se celebraron las elecciones de 1964 cuando Estados Unidos comenzaba a escalar de manera importante su "participación" en Vietnam. Para inyectarle a este punto un elemento personal —si bien es algo que toca un fenómeno más general—, éstas fueron unas de las dos elecciones para la presidencia de Estados Unidos en las que voté. Fueron las primeras elecciones en las que yo estaba en edad de votar, y después de debatirlo para mis adentros un poco, decidí votar a favor de Lyndon Johnson en las elecciones de 1964 (voté a favor de Eldridge Cleaver en 1968, pero ésa era una historia muy distinta). En el momento de las elecciones de 1964, se dio un debate muy intenso en el "movimiento" acerca de si votar o no — es decir, si votar o no a favor de Johnson. Éste salía a favor de los derechos civiles, de hacer concesiones a la lucha popular en torno a eso, y al mismo tiempo, si bien como presidente estaba llevando a cabo una escalada de la guerra de Vietnam, no hablaba abiertamente haciendo uso de los términos locos y extremos de su rival, el candidato republicano Barry Goldwater. Éste tuvo fama —o algunos dirían infamia— por su declaración, en el momento de su nominación en la Convención Republicana de 1964, de que el extremismo en defensa de la libertad no es vicio, y que la moderación en búsqueda de la justicia no es virtud. Por supuesto, Goldwater concebía la libertad y la justicia en términos burgueses e imperialistas y consideraba la resistencia del pueblo vietnamita a la dominación de Estados Unidos como un vicio — una violación y injerencia en la libertad y justicia imperialista. Así que Goldwater estaba hablando en términos extremos sobre Vietnam — bombardeando a Vietnam para volverlo a la Edad de Piedra o en un lenguaje similar. Muchas personas en el amplio movimiento de ese momento argumentaban que, con todo esto en mente, había que votar a favor de Johnson —que era absolutamente esencial en términos de Vietnam, así como otras cuestiones claves, votar a favor de Johnson— y eso me influenció a mí, junto con muchos otros, y por fin eso me persuadió. Así que fuimos a las urnas y nos tapamos las narices, como suele hacer la gente en estos días, y votamos a favor del demócrata, Lyndon Johnson.

Bueno, después de las elecciones —en las cuales Johnson había hecho campaña con anuncios sobre el peligro extremo de lo que Goldwater haría en Vietnam— el mismo Johnson empezó la enorme escalada de la guerra de Vietnam, tanto en términos de bombardeos de ese país y en términos de iniciar el proceso de envío de ola tras ola de tropas de Estados Unidos a Vietnam (que, a fines de los años 60, ya alcanzaba el nivel de 500.000). Y, por supuesto, aquellos de nosotros que nos habíamos dejado persuadir y embaucar para que votáramos a favor de Johnson nos sentimos amargamente traicionados por esto. Eso ofreció una lección muy profunda.

En el momento en que se dieron las elecciones en 1972 (y he hablado un poco de esto en mis memorias)1, una vez más, incluso dentro de la Unión Revolucionaria (la UR, el precursor de nuestro partido), así como en términos más amplios entre los que se oponían a la guerra de Vietnam, se dio un gran debate y lucha acerca de si era necesario apoyar al "candidato contra la guerra" George McGovern — o, para decirlo de otra manera, de si era necesario votar en contra de Nixon. Dentro de la propia UR, se argumentó que era "nuestro deber internacionalista para con el pueblo vietnamita" votar a favor de McGovern y echar a Nixon, porque de lo contrario, Nixon escalaría de nuevo la guerra en Vietnam, pero al contrario McGovern pondría fin a la guerra.

Bueno, al final, yo (y la dirección de Unión Revolucionaria en general) no aceptamos eso. Sí examinamos la cuestión en serio — no simplemente asumimos un enfoque dogmático. Recuerdo que pasamos muchas noches bregando con la pregunta: ¿Se trata de un conjunto particular de circunstancias que exija una excepción al enfoque general de no apoyar, ni siquiera taparse las narices ni votar a favor, los candidatos electorales burgueses? Pero llegué a la conclusión —sobre la base de mucha intensa reflexión y forcejeo con otros— de que, no, apoyar a McGovern no era "nuestro deber internacionalista para con el pueblo vietnamita", que al contrario, nuestro deber internacionalista mejor se serviría continuando la construcción de la resistencia de masas contra la guerra y las políticas generales del gobierno —y, en lo más fundamental, la oposición al sistema en su conjunto— lo que es lo que nos propusimos hacer.

Pero muchas personas sí se dejaron envolver en el proyecto de McGovern. Podría ser muy interesante para aquellos de ustedes que no estuvieron allí en ese momento (o que aún no estaban políticamente conscientes y activos) ver película de la Convención Demócrata de 1972, si es posible conseguirla. Ahí Jerry Rubin y mucha otra "gente del movimiento", quienes recibían la bienvenida de parte del regazo mortífero de la política burguesa "de la corriente mayoritaria" y, concretamente, del Partido Demócrata — para volver a sus sofocantes confines. De hecho, algunos de ellos se sentían cierta sensación de alivio al creer que, después de años de luchar por cambiar las cosas desde fuera de dichos confines —junto con todas las dificultades, sacrificios y, sí, peligros reales acompañantes— tal vez podría haber un cauce desde el cual cambiar las cosas "desde adentro". Pero, por supuesto, lo que ocurrió en realidad es que Nixon aplastó a McGovern en las elecciones. A través de los mecanismos de la política electoral burguesa y la dinámica de la política burguesa en un sentido más general, más o menos se arreglaron las cosas de esta manera. Sin entrar en mucho detalle aquí, cabe señalar que McGovern apenas había empezado su campaña, después de la Convención Demócrata, cuando se denunció que su compañero de campaña (nominado para la vice presidencia) Thomas Eagleton había sido un "enfermo mental", tal como se imaginaba en la población en ese momento. Resultó que en cierto momento Eagleton había pedido ayuda psiquiátrica y eso lo hizo "no apto" para ser vice presidente ni el número dos como jefe de estado. Así que tuvieron que sustituirlo con Sargento Shriver (del clan Kennedy). Y en términos más generales, toda la campaña de McGovern fue una debacle, desde el principio. Nixon terminó por ganar casi todos los estados en las elecciones presidenciales de ese año.

Eso desmoralizó a muchas personas — en esencia porque habían aceptado y se habían encerrado dentro de los términos de la política electoral burguesa. Sin embargo, unos meses después de las elecciones de 1972, Nixon se vio obligado a firmar un "acuerdo de paz" sobre Vietnam. Si bien eso se dio en el contexto de factores internacionales más grandes —incluida la contienda entre Estados Unidos y la Unión Soviética (lo que en ese entonces era un país social-imperialista: socialista de nombre e imperialista de hecho), así como el papel internacional de China en ese momento, en el que era entonces un país socialista pero que adoptaba determinadas medidas tácticas, incluyendo una "apertura hacia el oeste", como parte de hacer frente a la amenaza muy real de un ataque por parte de la Unión Soviética—, Nixon se vio obligado a firmar ese "acuerdo de paz", en un grado importante debido a que continuaba la lucha del pueblo vietnamita y en Estados Unidos se desarrollaba una enorme oposición popular a la agresión contra Vietnam.

Este acuerdo condujo, en primer lugar, a la retirada de las tropas estadounidenses de Vietnam —y a un intento de Nixon de llevar a cabo la "vietnamización" (de hacer que el ejército del gobierno sudvietnamita dependiente de Estados Unidos combatiera con más firmeza en la guerra, con el apoyo de la fuerza aérea estadounidense)— y luego condujo, sólo un par de años más tarde, a la derrota final y muy bienvenida del imperialismo estadounidense y su gobierno títere en Vietnam del Sur. Todos ustedes han visto las escenas de personas en la arrebatiña para subirse a los helicópteros en el techo de la embajada estadounidense en 1975, mientras que las tropas del Frente de Liberación Nacional (el llamado "Vietcong") derribaban los portones de esa embajada.

Ahora, la importante lección proveniente de lo que discutimos aquí es de que en ninguno de los dos casos —ni en 1964 ni en 1972— es que las elecciones generaron los cambios decisivos que se dieron. Muy por el contrario. En 1964 la gente votó en masa por alguien que supuestamente no iba a escalar la guerra de Vietnam — y quien luego escaló esa guerra en una enorme escala. En 1972 mucha gente votó contra Nixon porque él iba a escalar aún más la guerra — pero él se vio obligado a retirar las tropas estadounidenses, y eso llevó a la derrota definitiva de Estados Unidos y su gobierno títere en Vietnam del Sur.

En ambos casos, la persuasiva presión y la aparente lógica de que era crucial votar por un demócrata —o al menos votar en contra del republicano— con el fin de evitar desastres reales, no se confirmó para nada en realidad. Ello, por una razón muy básica: en realidad las elecciones no son la dinámica por medio de la cual se toman las decisiones esenciales sobre las políticas del gobierno y el rumbo de la sociedad — en realidad los votos de la población en las elecciones no son las fuerzas que impulsan los cambios de un tipo u otro. Eso es lo que se ilustra dramáticamente al examinar —y, en particular, al examinar científicamente— estas dos elecciones, que en efecto signaron el principio y el fin de la fuerte ingerencia de Estados Unidos en Vietnam (las elecciones de 1964 hacia el principio y las elecciones de 1972 hacia el final).

Por lo tanto, que lancemos un reto: que alguien explique cómo taparse las narices y votar a favor del demócrata (o votar con entusiasmo a favor del demócrata) en unas o ambas elecciones esas condujera a los cambios de un tipo u otro o fueran responsables de los mismos — los cambios negativos en 1964 con la escalada de la guerra de Vietnam por parte de Estados Unidos y ocho años más tarde con el cambio positivo de parte del imperialismo de Estados Unidos en camino a su derrota decisiva en su intento de imponer su dominación sobre Vietnam mediante la devastación general de ese país y la masacre de millones de sus habitantes. No, nada de eso sucedió mediante las elecciones, porque en realidad las elecciones no constituyen la base ni el vehículo por medio del cual en realidad se operen cambios importantes de uno u otro tipo en la sociedad (y en el mundo).

Es obvio que todo esto tiene mucha relevancia ahora, cuando existe un odio generalizado, en ciertas formas sin precedentes por su magnitud y en algunos sentidos por su profundidad, por todo el régimen relacionado con George W. Bush, pero a las personas les cuesta mucho trabajo romper con la noción que el único camino posible para cambiar la marcha de los sucesos es dejarse embaucar una vez más por la dinámica de la política burguesa — que se creó para servir y sólo puede servir a los intereses de la clase dominante y que no ha proporcionado ni proporciona los medios y canales por medio de los cuales se podría llevar a cabo los cambios a favor de los intereses del pueblo.

A la luz de todo eso, podemos ver el error fundamental que se refleja en la afirmación de Dahl de que "la capacidad de los ciudadanos para vetar la reelección de los funcionarios o sus medidas es un arma poderosa, a menudo esgrimida, para impedirles adoptar políticas objetables a juicio de muchos". De hecho, las formas por medio de las cuales esto sucede es un enorme auge de lucha y resistencia en combinación con otros factores — incluyendo la resistencia, la lucha y la revolución en otras partes del mundo así como otras contradicciones que enfrentan los imperialistas, incluso sin una revolución para derrocarlos. Ésa es la base sobre la cual se impide que los funcionarios impongan políticas objetables a juicio de un gran número de personas, y los mecanismos por medio de los cuales se da eso.

¿Es realmente cierto que las personas solamente pueden ser peones de las elites?

Y aquí llegamos a la cuestión fundamental: Lo que [Robert A.] Dahl defiende como una "buena sociedad" —o, tal como la gente como él lo ve, la mejor sociedad posible— es aquella en la que el papel de las masas populares, de los ciudadanos, se reduce a actuar como un "freno" a las elites quienes en realidad toman las decisiones políticas. Ésta es otra expresión de la noción de que el mejor sistema político posible es aquel en el que no hay ninguna elite supuestamente monolítica y uniforme, sino que las elites se compiten entre sí, y la "libertad" de las masas populares —incluida la conservación de sus derechos humanos y libertades— en última instancia reside en su capacidad de elegir entre las elites que se compiten entre sí y tal vez maniobrar entre éstas. Según esta suposición, eso de alguna manera, en particular por medio de las elecciones, llevará a las elites a competirse entre sí por el apoyo del pueblo de modo que de alguna manera se exprese la voluntad del pueblo al fijar el rumbo de la sociedad, en la medida en que realmente sea posible en una sociedad moderna y compleja.

Bueno, para refutar eso más a fondo, para demostrar lo que representa en realidad —y para dejar en claro que es posible tener un tipo de sociedad radicalmente diferente y mucho mejor, en la que el papel del pueblo es en realidad el de tomar las decisiones, a través de un proceso general que se lleva a cabo en una forma cualitativamente diferente y en una dimensión mucho mayor que cualquiera que los gobernantes y los teóricos políticos del capitalismo (y las anteriores formas de la sociedad en general) hayan practicado o hasta concebido—, comencemos con lo siguiente, abordando la naturaleza y papel esencial de las elecciones como la máxima expresión de la democracia en la sociedad burguesa:

Para decirlo en una oración: las elecciones son controladas por la burguesía; no son de ningún modo el medio por el cual se toman las decisiones básicas; y se efectúan con el propósito primario de legitimar el sistema, y las políticas y las acciones de la clase dominante —dándoles la fachada de un "mandato popular"— y de canalizar, confinar y controlar la actividad política de las masas populares. (Bob Avakian, Democracy: Can't We Do Better Than That? [Democracia: ¿Es lo mejor que podemos lograr?], Banner Press, Nueva York, 1986, p. 68)

Para ilustrar esto más —y recalcar más lo que tiene de incorrecto la noción de influenciar a las elites que se compiten entre sí en una manera que beneficie al pueblo—, veamos un argumento similar que hizo Malcolm X. Por mucho que yo ame a Malcolm, es necesario señalar las limitaciones de su punto de vista y enfoque al respecto — que de fondo se derivan del hecho de que él no había asumido el punto de vista científico materialista y dialéctico del comunismo (aunque su desarrollo estaba en evolución cuando resultó asesinado). En un discurso que, en esos días, escuché una y otra vez y que aún disfruto en muchos sentidos, "El voto o la bala", Malcolm arma todo un argumento acerca de cómo los negros no deben depender servil y lealmente a los demócratas. Con su típica agudeza y mordaz ingenio, habla de cómo los demócratas y los republicanos son de la misma variedad —ambos son caninos, ambos de misma familia que el perro: uno es un lobo y el otro es un zorro— y ambos están en su contra de usted. Pero al final, lo que propone Malcolm es un recurso conocido: sostiene que los negros, en particular, no deben ser meramente una cola de los demócratas —quienes simplemente dan por sentado el apoyo de los negros y nunca hacen nada por ellos— pero al contrario los negros deberían formar un bloque de electores y recompensar o castigar a los que actúan o que no actúan en formas que beneficien a los negros.

Malcolm habla de que, en el momento en que se convirtió en presidente, tras el asesinato de Kennedy, Lyndon Johnson volvió en avión a Washington, D.C., y lo primero que hizo, al aterrizar su avión, fue buscar a su amigo Richard [Ricardito] Russell. Como lo cuenta Malcolm, Johnson "se baja del avión y ¿qué hace? Dice: '¿Dónde está Ricardito?' Ahora bien, ¿quién es Ricardito? Bueno, ese gastado racista, segregacionista sureño, supremacista blanco Richard Russell. No, ese tipo es simplemente muy astuto, pues su mejor amigo sigue siendo el viejo Ricardito". [risas]

No debemos confiar en esos demócratas, insiste Malcolm. Y sigue hablando de que algunas personas afirman que Johnson puede manejar a los segregacionistas sureños porque él es de Texas y los conoce. Bueno, dice Malcolm, si ése es el argumento, ¿qué hay de Eastland —un senador que fue uno de los más descarados segregacionistas del Sur— ése conoce aún mejor a los sureños. ¿¡Por qué no tenemos a Eastland por presidente!?

Sí, con mucha agudeza Malcolm descuartiza esta idea de confiar en los demócratas — es genial escucharlo, ahora inclusive. Pero luego, al final, ¿qué dice? Bueno, sostiene, si los negros forman un bloque, pues los republicanos tendrán que pedir nuestro apoyo y los demócratas también tendrán que pedir nuestro apoyo, y apoyaremos a quien haga más por nosotros.

Pero, ¿cuál es la verdadera dinámica cuando se ha intentado hacer esto? Los demócratas piden su apoyo, usted les hace un montón de exigencias e insiste: "Ahora, si no hacen esto y no hacen aquello y no hacen eso otro a favor de nuestros intereses, pues...pues..." [risas] ¿Qué hará usted? ¿Votará por los republicanos? Fíjese que eso es muy cierto, ahí están el lobo y el zorro, y uno de ellos finge estar a su favor y el otro ni siquiera finge estar a su favor, tal como Malcolm explicó. Pero ésas son sus opciones, siempre y cuando usted juegue según las reglas del juego que ellos han creado. Por eso, ¿qué influencia realmente tiene usted sobre este juego? Si el papel del Partido Demócrata es el de hablar, al menos en algunas ocasiones, de modo que hace que uno crea que tal vez al aplicarles suficiente presión, pueda hacer que ellos adopten algunas de las cosas que usted cree que son muy importantes —y si intenta presionarlos para que en realidad hagan eso debido a su amenaza de votar a favor de los republicanos— bueno, pues, ellos se reirán a carcajadas ya sea abiertamente o a puertas cerradas, porque saben que usted no pueden salir y votar por los republicanos, quienes ni siquiera fingen estar a favor de lo que a usted le es importante.

Por lo tanto, incluso bajo esos términos y a ese nivel, usted no tiene ninguna influencia sobre ellos. Ellos los tienen a usted —usted no los tienen a ellos— siempre y cuando usted esté considerando que las cosas se concentren y se expresen únicamente (o de su mejor manera posible) dentro de estos confines, sí, muy mortíferos de las elecciones burguesas (y la política burguesa en general). Únicamente al zafarse de dichos confines es posible en realidad empezar a influenciar las cosas de una manera importante — al enfrentarse a la operación general de esta maquinaria, al zafarse de la misma y al desafiarla de una manera seria.

Lo siguiente de Democracy: Can't We Do Better Than That? contribuye a un balance sintetizado de los puntos cruciales que están en consideración acá:

Muchas dirán: ¿cómo es posible que el sistema político de un país democrático como Estados Unidos "sirva para mantener el dominio de la burguesía sobre el proletariado" cuando todos tienen el derecho de elegir a los dirigentes políticos mediante elecciones? La respuesta es que en tales sociedades las elecciones y el "proceso democrático" en su conjunto son un engaño; más que un engaño, son una pantalla y más aún un instrumento por medio del cual la clase dominante, explotadora y opresora lleva a cabo la dominación sobre los explotados y oprimidos. (Democracy: Can't We Do Better Than That?, p. 68)

Con el fin de tener una fundamentación más profunda y sólida para entender correctamente esta cuestión y para reconocer más plenamente cómo las apologías de la democracia burguesa, como la de Robert A. Dahl, representan fundamentales distorsiones de la realidad, es crucial volver una vez más a la cuestión del punto de vista y el método — a la importancia decisiva del materialismo dialéctico y, por otro lado, la llamativa falta de materialismo (y la falta de dialéctica basada en el materialismo) en los puntos de vista y análisis democrático burgueses.

Una de las verdades más elementales que el materialismo dialéctico pone de manifiesto es que la superestructura política e ideológica/cultural de cualquier sociedad —y esto sin duda incluye a Estados Unidos— corresponde y en lo fundamental sólo puede corresponder al carácter de la base económica de esa sociedad — en otras palabras, a las relaciones sociales subyacentes y, sobre todo, las relaciones de producción subyacentes y a las relaciones de clase y a las formas de explotación y dominación que están arraigadas en esas relaciones de producción. En una sociedad capitalista, tal como Estados Unidos, la clase capitalista predomina en la propiedad de los medios más importantes de producción; al mismo tiempo, existe un gran grupo de personas —la clase obrera o el proletariado— que se cuenta en millones y millones de personas en Estados Unidos hoy, que no posee medios de producción y por tanto sólo puede vivir en la medida en que dicho grupo trabaje para la clase capitalista y que ésta lo explote, clase que monopoliza la propiedad de los medios de producción; a la vez que otras personas son propietarios de una pequeña cantidad de los medios de producción y tal vez empleen a unas pocas personas, por lo que constituyen una parte de la clase media (o pequeña burguesía)2. Si la superestructura —y en particular los procesos políticos, las instituciones, las políticas y demás— entra en cualquier tipo de conflicto serio con la dinámica de la base económica capitalista subyacente y su proceso de acumulación, de ahí el funcionamiento general de la sociedad se verá seriamente trastornado y, a menos que uno esté preparado para seguir hasta su conclusión final —en otras palabras, hasta el derrocamiento del sistema—, se verá obligado a retroceder de eso y ajustar las cosas (adoptar o aceptar políticas) de modo que la superestructura una vez más vuelva a estar en sintonía con la naturaleza y funcionamiento fundamentales de la base económica subyacente y el proceso general de acumulación capitalista (tal como se lleva a cabo y toma forma no sólo en el país en particular sino hoy más que nunca a escala internacional).

Entender todo eso es crucial para comprender cómo y por qué las cosas suceden en la sociedad (y en el mundo) de la manera en que lo hacen, lo que incluye cómo y por qué los políticos actúan de la manera en que lo hacen.

¿Por qué es que, en repetidas ocasiones, hasta las personas que en alguna medida tienen mejor criterio al parecer son incapaces de evitar, una y otra vez, votar por los políticos que prometen una cosa y hacen otra y en realidad nunca actúan en aras de los intereses fundamentales del pueblo? Esto me recuerda la experiencia de "Charlie Brown con Lucy" en la caricatura "Peanuts" (Snoopy, Rabanitos o Carlitos): la escena en que Lucy va a sujetar el balón para que Charlie Brown (Carlitos) lo patee, y al último minuto ella mueve el balón y él hace una sonora patada al aire sin hacer contacto. Una y otra vez él sigue dejándose engañar así y ella sigue haciéndolo. Muchísimas personas que se han metido en la política establecida de una u otra manera han tenido esta clase de experiencia — en repetidas ocasiones. Recuerde, durante "el espectáculo ambulante" de los candidatos demócratas antes de las últimas elecciones presidenciales en 2004, Dennis Kucinich y Al Sharpton expresaron algo de lo que la gente quería escuchar, pero la revista Time declaró a inicios del proceso que, aunque a menudo Sharpton contaba con la mejor respuesta popular, no fue un candidato serio. ¿Por qué no fue un candidato serio, sobre todo si contaba con la mejor respuesta popular? Bueno, Sharpton no es un revolucionario, pero hasta lo que Sharpton dijo durante ese espectáculo ambulante (por sincero que pudiera haber sido o no) estaba fuera de lo aceptable de lo que el Partido Demócrata podía buscar en serio y en concreto, incluso en unas elecciones, mucho menos lo que en realidad podía hacer en la gestión del gobierno.

Desde el principio, los representantes conscientes de la clase dominante estaban muy conscientes de todo esto. Sharpton, cualquiera que fuesen sus intenciones individuales, objetivamente llevó a cabo una función de atraer de nuevo a la gente hacia el marco electoral burgués, en particular a las personas con muchas inclinaciones progresistas que estaban (y aún hoy están) muy inconformes —o hasta profundamente consternadas— por el rumbo general de la situación. En realidad, Sharpton expresaba y defendía la orientación de las "elites que se compiten entre sí". Por ejemplo, al tiempo que se entrevistaba en uno de los principales canales de noticias, Sharpton sostuvo explícitamente que el papel de las masas es influir en lo que las elites hacen. Sin embargo, "no era un candidato serio", ni lo era Kucinich, porque lo que estaban planteando, por limitado que fuera en términos de un cambio real, no tenía nada que ver con lo que la dinámica concreta del sistema engendraba o requería.

Así que se llegó a tener a Kerry como el candidato demócrata, y todos sabemos de qué se trataba eso. Eso es el mismo número de "Lucy y Charlie Brown", una y otra vez. Quizá esta vez ellos en realidad sujetarán el balón... No, esta vez ellos harán lo que siempre hacen, otra vez dejándole a uno en la depre, cuando de nuevo hacen lo que hacen — y no lo que ellos le animan a uno a imaginar que harán. Así es su función — es decir, la que está en conformidad con el funcionamiento concreto de la base económica a la cual estos políticos, en un sentido general y fundamental, tienen que ajustarse y a la que tienen que servir. Mediante mucha complejidad y lucha, la política y las políticas de las campañas y la gestión del gobierno se determinan entre aquellos que representan a la clase dominante capitalista y el sistema capitalista, cuyas dinámicas fundamentales moldean todo esto y sientan sus términos y límites básicos3.

En relación con todo esto, es crucial comprender que lo que caracteriza el sistema político en Estados Unidos —y en las democracias burguesas en general— es un monopolio del poder político de parte de un grupo de personas (que, sí, ocupan una posición de elite), y no un monopolio del poder político de parte de unas elites que de alguna forma están desligadas de la base económica subyacente, pero en lo más esencial son una expresión de relaciones específicas de dominación de clase y, fundamentalmente, de específicas relaciones de producción explotadoras. Los representantes políticos de los partidos políticos establecidos (los partidos Demócrata y Republicano en Estados Unidos) son en un sentido fundamental y general la expresión, en la superestructura política-ideológica, de las relaciones subyacentes de producción del capitalismo y de la dinámica de acumulación capitalista, en particular, la manera en que se toma forma y actúa en esta era del imperialismo capitalista altamente globalizado. Son la expresión, en el ámbito político, del monopolio de la propiedad sobre los medios de producción por parte de la clase capitalista — la que, mediante ese control sobre la economía, también ejerce un monopolio del poder político, expresado en una forma fundamental y concentrada como el monopolio de la fuerza armada "legítima", el control de las fuerzas armadas y la policía establecidas del país, junto con el control de los tribunales, las burocracias y las instituciones y procesos de gobierno en su conjunto.

Esta realidad fundamental —de que todo esto está arraigado en las relaciones de producción subyacentes y en el proceso de acumulación del sistema capitalista imperialista— es la razón fundamental por la cual las "elites políticas" no tienen la libertad de actuar de la manera que harán —de la manera que ellas mismas tal vez quisieran— y, en un sentido básico y general, no pueden tomar decisiones basadas en la "presión desde las masas" que se ejerce sobre ellas. Si bien, frente a una enorme oposición política y resistencia —especialmente en sus manifestaciones fuera del marco y procesos políticos establecidos y en oposición a los mismos—, a corto plazo pueden verse obligados a hacer determinadas concesiones, de ahí obrarán para revertir eso a corto plazo o con el tiempo y en todo caso no tienen la libertad de actuar en una forma que sea contraria a los intereses fundamentales de clase que representan y a las relaciones de producción en las que se basan esos intereses de clase.

Para repetir, por todo esto, para decirlo simplemente, ellos actúan de la manera que actúan — en repetidas ocasiones. Por eso, dicen una cosa y hacen otra. Por eso, ellos hacen que uno vote en su favor y luego le "venden" a uno todo el tiempo. Por ello, durante muchos años, los demócratas no han tenido ninguna "madera" para oponerse a lo que el régimen de Bush ha estado insistiendo en hacer. Lo que existe y se expresa en el sistema político es, ante todo y en esencia, un monopolio del poder político, no para unas "elites sin raíces" que flotan libremente en el aire sino para una clase. Y cuando o en la medida en que las "elites políticas" "se compiten entre sí" en realidad, lo hacen en lo más fundamental según los términos de esa clase y del sistema en el cual esa clase domina, y a fin de ganarse la aprobación y el apoyo de esa clase dominante (o de ciertos sectores de la misma). Esa clase dominante fundamentalmente y en última instancia —inclusive mediante la lucha en sus propias filas— determina lo que serán los parámetros y los límites de la política "aceptable", quiénes serán los candidatos que se compiten entre sí y qué políticas llevarán a cabo en los hechos.

Es importante hacer hincapié en el aspecto de la lucha en las filas de esta clase dominante porque es necesario tener un conocimiento vivo, científico —dialéctico así como materialista— y no burdo, dogmático y mecánico al respecto. Como he señalado en un artículo que salió en el periódico de nuestro partido, Revolución, en 20054, no existe un solo "comité de la clase dominante" en sesión permanente que decide todas estas cosas. En particular en un país imperialista grande y complejo como Estados Unidos, que opera según los principios de gobierno democrático-burgués, la situación es mucho más compleja que eso, y se toman las decisiones mediante procesos mucho más complejos. Pero, en términos fundamentales, los intereses de la clase dominante capitalista imperialista determinan el carácter y los límites de la toma de decisiones políticas, incluido el proceso electoral y las funciones concretas que sirve. Para repetir, es crucial captar profundamente eso a fin de comprender por qué los políticos actúan de la manera que actúan y, en oposición a eso, cuáles son los mecanismos concretos para llevar a cabo el cambio social y político, aunque no haya una revolución — y, a la larga, para hacer una revolución con el fin de cambiar cualitativa y radicalmente todo el carácter de la sociedad y tener esa clase de impacto cualitativo y radical sobre el mundo en su conjunto.

 


1. Bob Avakian, From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, Insight Press, Chicago, 2005. [regresa]

2. Aquí cabría referirse a lo siguiente, que habla de las características esenciales de la base económica (las relaciones de producción), en general y específicamente en la sociedad capitalista:

Las relaciones de producción, en cualquier sistema económico, constan, en primer lugar, del sistema de propiedad de los medios de producción (la tierra y la materia prima, la maquinaria y la tecnología en general, etc.). Además de este sistema de propiedad, y en correspondencia esencial al mismo, están las relaciones entre las personas en el proceso de producción (la "división del trabajo" en la sociedad en su conjunto) y el sistema de distribución de la riqueza que se produce. Veamos el ejemplo de la sociedad capitalista: un pequeño grupo, la clase capitalista, acapara la propiedad de los medios de producción, mientras la mayoría posee pocos medios de producción o ninguno; la "división del trabajo" en la sociedad, o sea, los diferentes papeles que distintos grupos de personas juegan en el proceso general de producción, que incluye la profunda división entre los que realizan el trabajo intelectual y los que realizan el trabajo manual (en suma, la contradicción mental/manual), corresponde a las relaciones de propiedad (y carencia de propiedad) de los medios de producción; y la distribución de la riqueza que se produce también corresponde a eso, de manera que la riqueza acumulada por los capitalistas coincide, en un sentido básico, con el capital que poseen (los medios de producción que son de su propiedad o están bajo su control) y su papel como explotadores de la fuerza de trabajo (es decir, la capacidad de trabajar) de otros, quienes no poseen medios de producción; mientras los que no son grandes capitalistas pero tal vez posean una cantidad limitada de medios de producción y/o han acumulado más conocimientos y destrezas, reciben una porción de la riqueza en conformidad con eso; y los de abajo de la sociedad encuentran que su reducida parte de la distribución de la riqueza social se determina por el hecho de que no poseen medios de producción y no han podido adquirir muchos conocimientos y destrezas más allá de lo básico. No es sorprendente que estas relaciones y divisiones —altamente desiguales— en la sociedad sigan reproduciéndose e incluso tiendan a acentuarse a través del funcionamiento del sistema capitalista, el proceso continuo de acumulación capitalista y las relaciones sociales, la política, y la ideología y la cultura que corresponden esencialmente a la naturaleza básica y el funcionamiento de este sistema y que lo refuerzan y defienden. Y sobre todo en el mundo actual, este funcionamiento del sistema capitalista sucede no solamente en países capitalistas específicos sino sobre todo a escala mundial. (Bob Avakian, ¡Fuera con todos los dioses! Desencadenando la mente y cambiando radicalmente el mundo, JB Books, Chicago, 2009, nota al pie de la página, pp. 169-170). [regresa]

3. Si bien el discurso del cual se toma este texto, que se dio en 2006, y que por lo tanto, no habla de la actual campaña presidencial/elecciones de 2008, los principios y análisis básicos discutidos aquí se aplican a las elecciones y política burguesas en general, y el "fenómeno Obama" en las elecciones de 2008 es una ilustración y confirmación gráfica y muy concentrada de estos principios y análisis. [regresa]

4. Ver "El 'ELLOS' no existe — pero se está dando una cierta dinámica — La dinámica interna de la clase dominante y el reto para los revolucionarios", Revolución #7, 26 de junio de 2005; ver también Bob Avakian, La guerra civil que se perfila y la repolarización para la revolución en la época actual, RCP Publications, Chicago, 2005, que también se puede conseguir en revcom.us. [regresa]

 

Permalink: http://revcom.us/a/462/hillary-clinton-no-puede-ser-un-paladin-de-las-mujeres-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

Por qué Hillary Clinton nunca ha sido, no es hoy y no puede ser un paladín de las mujeres

Sunsara Taylor

26 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

A todos aquellos que escucharon y aplaudieron porque Hillary Clinton por fin habló con firmeza sobre el aborto durante el reciente debate presidencial contra Trump:

1. ¿Por qué diablos ha llevado tanto tiempo? Hillary ha pasado décadas predicando el mantra defensivo de que el aborto debe ser “seguro, legal y poco frecuente”. Eso de “poco frecuente” se basa en la MENTIRA de que hay algo malo, vergonzoso, hasta “pecaminoso” en al aborto. ¡No! Los fetos NO son bebés, el aborto NO es el asesinato, y las mujeres NO son incubadoras. No hay nada inmoral en el aborto y debe estar disponible cuandoquiera que sea necesario, para las mujeres que lo deseen por cualquier razón, sin vergüenza ni disculpas. Lo que sí es inmoral es obligar a las mujeres a tener hijos contra su voluntad — es una forma de esclavizar a las mujeres. Sin embargo, desde hace décadas, Hillary Clinton —y el Partido Demócrata en su conjunto— ha concedido la autoridad moral a los fascistas cristianos que les privarían a las mujeres del derecho al aborto, ha predicado “respeto” por el movimiento anti-aborto y sus perspectivas y posiciones esclavizantes, ha capitulado una y otra vez mientras que adoptan leyes y restricciones contra el aborto y cierran las clínicas de aborto en todo Estados Unidos, y ha sumado su peso a las montañas de vergüenza que se apilan sobre las mujeres que optan por hacerse un aborto, con la idea que el aborto debe ser “poco frecuente”. Un solo debate en que Hillary habla con firmeza sobre el derecho al aborto sin disculparse o estar a la defensiva no significa borrón y cuenta nueva, no compensa por las décadas de daño durante las cuales ella ha tenido un papel directo en causar ese daño.

2. No importa qué tan diferentes sean sus posiciones políticas sobre el aborto —y sobre las mujeres en general— que las posiciones de Donald Trump y las otras variedades de fascistas estadounidenses, ella nunca se ha opuesto firmemente y nunca se opondrá firmemente a ellos ni ha librado la lucha necesaria para derrotarlos. El historial del Partido Demócrata en las últimas décadas ha sido uno de capitulación y una actitud defensiva frente al implacable asalto jurídico, ideológico y terrorista contra el derecho al aborto y los proveedores de aborto. Hillary y los demócratas quedaron en silencio cuando un hombre armado fascista cristiano asesinó al Dr. George Tiller, un proveedor heroico de abortos tardíos, en su iglesia hace siete años. Quedaron en silencio cuando una clínica en Wyoming fue objeto del vandalismo tan grave en 2014 que no ha podido volver a abrir. Hillary quedó en silencio cuando se adoptó casi todas las más de 200 leyes que cerraron decenas de clínicas de aborto entre 2011 y 2013.

Hay una razón por este silencio. La razón es que no importa qué tan sincera sea su creencia en el derecho de la mujer al aborto, ellos representan y presiden el sistema de capitalismo-imperialismo estadounidense, y sobre todo valoran y desean la conservación y la estabilidad de dicho sistema. Saben que el ala fascista cristiano de la clase dominante y su base social de millones de personas no se detendrán ante nada con el fin de penalizar por completo todas las formas de aborto y control de la natalidad. Saben que la derrota de este movimiento fascista requerirá no sólo unas pocas palabras calmantes de algunos políticos, sino una lucha masiva y feroz por parte de millones de personas en las calles, y en la cultura y en la sociedad en su conjunto. Saben que tal lucha sería profundamente desestabilizadora para su sistema y su imperio. Se compenetraría con los muchos otros ultrajes y crímenes que son partes integrantes del presente sistema e inspiraría a la gente a oponerse resistencia contra estos: el terror y asesinato policial, los aviones sin tripulación y las guerras por el imperio, la destrucción del medio ambiente, y la demonización y deportaciones masivas de inmigrantes. Y saben que sería difícil contener esta lucha y mantenerla dentro de los límites del presente sistema. El patriarcado y la opresión de la mujer están entretejidos en los cimientos y funcionamiento mismos del capitalismo-imperialismo y para realmente poner fin a todo ello —las desenfrenadas violaciones de mujeres en toda la sociedad pero especialmente en el ejército y en las fuerzas policiales y los pasillos del poder; el culto a la maternidad y el avergonzar a las mujeres que se desvían del papel doméstico; el odio y la vergüenza que imponen sobre las mujeres que disfrutan del sexo; la venganza y la humillación hacia las mujeres en la pornografía y los clubes de striptease y la esclavitud sexual proyectadas por toda la sociedad; y más; así como todos los demás crímenes del presente sistema— se requeriría que se arranque de raíz el presente sistema y se construya una sociedad y mundo totalmente nuevos. Se requeriría una revolución concreta.

Por lo tanto, el tipo de lucha masiva de parte de millones de personas en Estados Unidos para derrotar el programa fascista cristiano es un genio que Hillary y los demócratas, en calidad de gobernantes del presente sistema, NO quieren dejar salir de la botella. Temen la agitación que esto causaría —y la dinámica que se puede poner en marcha— aún más que temen el fascismo de Trump y otros.

3. ¿Necesita usted más pruebas de que Hillary Clinton no será ni puede ser la campeona que las mujeres necesitan — ni siquiera con relación a la cuestión del aborto? Basta con mirar a lo que ella hizo el día siguiente después del debate. Se sentó y bromeó junto con Donald Trump —el hombre que se jacta de la agresión sexual en los términos más groseros y humillantes, el hombre que prometió “castigar” a las mujeres que tienen abortos, y que utilizó el último debate para difundir a millones de personas en todo el mundo las mentiras más viles y vergonzosas sobre el aborto— en un foro católico. Rezó con Trump en privado y le dijo: “Donald, no importa lo que pase, tenemos que trabajar juntos después”. Entonces, ella y Trump se sentaron junto a cada lado del cardenal Timothy Dolan. ¿Quién es este “gran unificador” Dolan? ¿Quién era este hombre elegido para unir a los dos candidatos? Timothy Dolan se opone tan brutalmente al derecho de la mujer de decidir por sí misma cuándo y si va a tener un hijo que él no sólo se opone a todo tipo de aborto bajo todas las circunstancias, sino que él personalmente dirigió el movimiento de obispos católicos a nivel nacional para violar la ley y negarse a permitir que las mujeres seculares empleadas en los hospitales y otras instituciones católicos obtengan la cobertura del control de la natalidad en el seguro de salud. En serio. Esta cena, en la que ella quedó bien con Trump y buscó el terreno común con él bajo los términos establecidos por este intolerante arzofascista Dolan, revela más que un minuto de palabras a favor del aborto después de 30 años de la capitulación cobarde. Hillary no es, no puede ser, ni va a ser un paladín de los derechos al aborto. Dejen de engañarse a ustedes mismos.

4. HAY una manera de hacer retroceder el creciente ataque al derecho del aborto para las mujeres — y hay una manera de romper TODAS las cadenas que atan a las mujeres. No va a suceder y no puede suceder por medio de votar por los demócratas. Pero puede suceder por medio de construir una resistencia política masiva contra cada asalto contra el aborto —en la cultura, en las leyes y en el acoso y el terror en la calle— por medio de promover y luchar por la realización del eslogan: ¡Aborto a solicitud y sin pedir disculpas! Y, sobre todo, por medio de vincular esto con el movimiento —y de fortalecer el movimiento— para derrocar el presente sistema de capitalismo-imperialismo a la mayor brevedad posible.

El líder que necesitamos se llama Bob Avakian (BA). Como parte de dirigir la revolución en su conjunto que es necesario para emancipar a toda la humanidad, BA ha luchado durante décadas para denunciar y revelar la salvaje inmoralidad de aquellos que privan el derecho al aborto, las raíces profundas de este patriarcado en los miles de años de las cadenas de la tradición, cómo todo esto está entretejido en el sistema de capitalismo-imperialismo y requerido por el mismo, el tipo de lucha feroz necesaria para hacer retroceder estos ataques y la contribución profundamente liberadora que esto puede —y debe— hacer a la lucha para poner fin a la esclavitud y explotación de todo tipo, en todas partes del mundo por medio de una revolución concreta. Bob Avakian y el Partido que dirige, el Partido Comunista Revolucionario, no tienen miedo de la agitación que se requerirá para hacer retroceder a este ataque fascista porque no tienen ningún interés en la preservación del presente sistema ni en ninguno de los crímenes de lesa humanidad que ese sistema comete a escala mundial cada hora. Más bien, BA —y el movimiento para la revolución que dirige— arden con la determinación de desencadenar la furia de la mujer como una fuerza poderosa para la revolución. Decididos a dirigir a los hombres a hacer suya esta lucha sobre la base de una comprensión profunda de que es imposible romper todas las cadenas menos una. Decididos a crear por medio de la revolución un mundo libre de la explotación y la opresión en todas sus formas.

Si usted está horrorizad@ por la misoginia y crueldad abiertas hacia las mujeres que se ven abiertamente incorporadas en la campaña de Trump, no se conforme con el “menor” pero mal verdaderamente monstruoso de los demócratas. Únase en resistirse a estos crímenes y en aprender, explorar, difundir y ser parte de la revolución concreta para lograr un mundo completamente diferente y mucho mejor. Hágalo hoy. Y comience con esto: CÓMO PODEMOS GANAR — Cómo en concreto podemos hacer una revolución.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/462/los-crimenes-de-guerra-estadounidenses-en-yemen-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

Los crímenes de guerra estadounidenses en Yemen

26 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El sábado 8 de octubre, centenares de personas se reunieron en la capital de Yemen, Saná, para llorar la muerte del padre de un funcionario en el gobierno respaldado por el movimiento houthi y elementos del antiguo régimen. Estas son fuerzas que Arabia Saudita y sus aliados, incluido Estados Unidos, han atacado durante los últimos 18 meses.

Consecuencias del bombardeo saudí de la sala funeraria, Saná, 8 de octubre
Consecuencias del bombardeo saudí de la sala funeraria, Saná, 8 de octubre. (Foto: AP)

De repente, aviones de combate saudíes atacaron la sala de recepción funeraria varias veces, masacrando a más de 140 asistentes. Hirieron a otros 600, entre ellos figuras principales houthis y otros funcionarios.

“Había más de 800 personas en el edificio, entre ellas ancianos y niños,” un sobreviviente dijo a los periodistas. “Súbitamente escuchamos el sonido de aeronaves, y después vino el bombardeo. La primera bomba atravesó el techo y estalló, y destruyó nada más el sótano. Yo estaba herido y desconcertado. El calor me hizo sentir que me estaba quemando. Me levanté y corrí hacia la puerta, por donde venía la gente que presentía para rescatarnos. En ese momento, cayó la segunda bomba sobre las personas que venían para socorrernos”. (Salim Saleh Rowaishan, citado por Democracy Now!, 10 de octubre)

“Cuando llegué allí, había más de 50 cadáveres quemados,” afirmó un testigo citado por Human Rights Watch, “en muchos casos todavía se podía verle los rasgos, pero la mitad del cuerpo le había desaparecido, la mitad de la cabeza le había desaparecida, pero los otros, era muy, muy difícil saber quiénes eran”.

Esto no era una base ni un aeródromo militar. Estos no eran combatientes. Era un funeral. ¡Haberlo atacado fue un crimen de guerra!

Los saudíes inicialmente afirmaron que no sabían nada del ataque, pero luego dijeron que iban a hacer una investigación sobre “informes sobre el bombardeo lamentable y doloroso”.

¿“Lamentable”? ¿“Doloroso”? La matanza en el funeral en Saná no fue ninguna excepción; fue una concentración irrefutable y condenable de cómo los saudíes han librado la guerra reaccionaria, respaldada por Estados Unidos, que lanzaron en marzo de 2015.

La guerra reaccionaria en Yemen

Yemen se encuentra en las garras infernales de una guerra civil reaccionaria, alimentada por las potencias reaccionarias regionales y mundiales.

Yemen mapMap: revcom.us

Yemen es un país empobrecido, relativamente pequeño y en gran parte rural. Es una sociedad que todavía se caracteriza en gran medida por las relaciones feudales. Sin embargo, por su historia y ubicación Yemen es importante estratégicamente tanto para el imperialismo Estados Unidos como para el gobierno fundamentalista islámico del Reino de Arabia Saudita. Yemen está en la desembocadura del mar Rojo, lo que conduce al canal de Suez, por el cual enormes cantidades de petróleo y comercio mundiales pasan; comparte una frontera con Arabia Saudita y está cerca del noreste de África.

Durante 33 años, hasta 2011, el déspota pro-U.S. y pro-saudí, Ali Abdullah Saleh, gobernó Yemen. En 2011, cuando los levantamientos de la “Primavera Árabe” sacudían la región, en Yemen el odio por el régimen de Saleh hizo estallar protestas masivas a nivel nacional. Estados Unidos decidió que Saleh ha llegado a ser una carga y lo obligó a abandonar. Pero el estado de Yemen, en particular los militares, se mantuvo intacto. Con el respaldo de Estados Unidos, Arabia Saudita y otros estados del Golfo, se instaló al mayor general Abd Rabbuh Mansur Hadi, en el cargo del jefe de estado a principios de 2012. Hadi no era diferente o mejor que Saleh, y la agitación continuó en Yemen.

En agosto de 2014 una combinación de combatientes houthis y elementos del ejército de Yemen todavía leales a Saleh tomaron el control de Saná, la capital del país. La mayoría de los houthis (llamado así por el líder de su alzamiento de 2004 contra el régimen de Saleh) viven en el norte y son miembros de la rama zaidi del islam chiíta. Los zaidis representan alrededor de un tercio de la población de Yemen. Las autoridades religiosas zaidis —los imanes— gobernaron Yemen del Norte durante siglos hasta principios de la década de 1960. Los houthis luchan bajo la bandera islamista reaccionaria de Ansar Allah (Partisanos de Dios) y a ellos se les han acusado ​​de masacres y el asesinato indiscriminado. Tienen el apoyo político y algunos vínculos con la reaccionaria República Islámica de Irán. En febrero de 2015, las fuerzas houthis y las de Saleh se hicieron cargo del gobierno central, forzando al presidente Hadi al exilio en Arabia Saudita.

Arabia Saudita consideró estos acontecimientos una grave amenaza para sus intereses, incluida su contención con Irán. Con el respaldo de Estados Unidos, los saudíes formaron una alianza militar con otros estados de la región y, el 26 de marzo de 2015, esta alianza lanzó una campaña de bombardeo salvaje contra las fuerzas houthis y las de Saleh con el objetivo de restaurar al poder a su títere Hadi.

La guerra del terror saudí

Los saudíes han librado una guerra de terror desde el aire, y una guerra de inanición mediante el bloqueo naval y aéreo. A lo largo de esta campaña bárbara, han bombardeado repetidamente objetivos civiles: hospitales, fábricas de papitas, vecindarios y escuelas. La ONU informa que desde que comenzó la campaña aérea de Arabia Saudita, 4.125 civiles han muerto y 7.207 han resultado heridos, sobre todo por bombas saudíes hechas, por lo general, en Estados Unidos. Un padre yemení escribió acerca de sus hijos, “dormimos con miedo, nos despertamos con miedo”. (New York Times, 11 de octubre).

Y ahora tratan de lavarse las manos de toda esta sangre y estos crímenes monstruosos con palabras como “doloroso” y “lamentable”.

Estados Unidos — hasta el cuello en sangre yemení

Después de la matanza del funeral del 8 de octubre, el gobierno de Estados Unidos se hizo pasar por un espectador inocente, preocupado por el comportamiento de uno de sus amigos. Un portavoz de la Casa Blanca dijo que Estados Unidos estaba “profundamente preocupado” por los bombardeos y ataques “preocupantes” saudíes contra los civiles yemeníes. Prometió que el gobierno de Obama iba a revisar el apoyo estadounidense a la guerra saudí y que estaba “preparado para ajustar nuestro apoyo a fin de alinearlo mejor con los principios, valores e intereses de Estados Unidos”. Dijo que Estados Unidos no ha dado a los saudíes un “cheque en blanco”.

En realidad, Estados Unidos ha estado hasta el cuello en esta guerra desde el principio y hasta el cuello en la sangre yemení. Cualesquiera que sean sus diferencias con el régimen de Arabia Saudita —y sí hay diferencias concretas y tensiones agudas— ese país sigue siendo una pieza clave en el imperio global de Estados Unidos. Los gobernantes de Estados Unidos se ven obligados a apoyar a Arabia Saudita. Y lo han hecho.

Estados Unidos ha vendido a Arabia Saudita $ 110 mil millones en armas bajo el presidente “anti-guerra” Barack Obama. Ha armado y apoyado la brutal y criminal guerra saudí de bombardeos contra los houthis durante los últimos 18 meses. Los saudíes pilotean aviones de fabricación estadounidense, lanzan bombas de fabricación estadounidense, son reabastecidos de combustible por petroleros aéreos estadounidenses (más de 5.700 veces según el último recuento) y reciben ayuda técnica y de inteligencia de Estados Unidos, incluido de un equipo de personal militar enviado por el Pentágono a Arabia Saudita para ayudar a planificar su guerra aérea.

¡Por eso se encontraron fragmentos de una bomba hecha en Estados Unidos en el lugar de la matanza del funeral del 8 de octubre en Saná!

Estados Unidos ha mantenido este apoyo, lo que incluye la venta reciente de $ 1.15 mil millones adicionales en armas adicionales a los saudíes, incluso después de repetidas y bien conocidas matanzas de civiles de parte de los sauditas. Y lo hizo después de que abogados del gobierno advirtieron a la administración de Obama que se podría considerarlo un co-beligerante en la guerra según el derecho internacional e involucrado en crímenes de guerra.

Estos son los “principios, valores e intereses” a que Estados Unidos se dedica en todo el mundo.

Los misiles de crucero estadounidenses: No defienden “la libertad de navegación”, sino que imponen un bloqueo que les causa la hambruna a millones de personas

Los gobernantes de Estados Unidos han actuado entre bastidores durante la guerra salvaje de Arabia Saudita. Hasta ahora.

A primeras horas del jueves 13 de octubre, cinco días después de la matanza en el funeral, un destructor de Estados Unidos que operaba por las costas de Yemen disparó tres misiles de crucero que destruyeron lo que Estados Unidos aseveró que eran estaciones de radar bajo el control houthi. La Marina de Estados Unidos afirmó que se trataba de la “autodefensa” en represalia por el lanzamiento de varios misiles a otro buque de guerra de Estados Unidos que navegaba por las costas de Yemen en los días previos. Los misiles no dieron al barco, los houthis niegan haber lanzado ningún misil contra barcos estadounidenses, y Estados Unidos no produjo ninguna evidencia de que lo hayan hecho.

Después funcionarios del Pentágono actuaron como si este ataque, aprobado por el presidente Obama, no tenía nada que ver con la guerra de 18 meses entre Arabia Saudita y facciones lideradas por los houthis en Yemen. Afirmaron que Estados Unidos no buscaba “un papel más amplio en el conflicto”, y que el ataque estadounidense con misiles en Yemen fue simplemente para proteger a “nuestro personal, nuestros barcos, y nuestra libertad de navegación en este pasaje marítimo importante” como si los barcos hubieran estado en patrullas de rutina.

Pero de ninguna manera fueron patrullas de rutina. La semana antes de los ataques, Estados Unidos habían enviado estos buques de guerra a la costa de Yemen porque alguien —según se informa fuerzas houthis— le dio y casi hundió un barco de los Emiratos Árabes Unidos. ¿Por qué estaba un barco del EAU en la zona? Era parte de un bloqueo marítimo y aéreo que la coalición liderada por Arabia Saudita ha impuesto a Yemen desde el comienzo de la guerra.

¡Yemen es un país que importa el 70 por ciento de su combustible, el 90 por ciento de sus alimentos, y el 100 por ciento de sus medicamentos! La coalición encabezada por Arabia Saudita, la que incluye Egipto y otros estados del Golfo, ha estrangulado y provocado hambre en esta población ya empobrecida y vulnerable mediante un bloqueo que, según la ONU, ha cortado el 85 por ciento de las importaciones, incluidos medicinas, agua, combustible y, sí, alimentos. Los saudíes han bombardeado incluso campos de aviación principales y puentes para impedir que suministros entraran a Yemen, especialmente en las zonas controladas por los houthis.

Alrededor del 80% de las personas en Yemen están en necesidad desesperada de las necesidades básicas debido a la pobreza extrema a largo plazo drásticamente empeorada por ataques de Arabia Saudita y los combates entre otras fuerzas reaccionarias. La chica de arriba es uno de los nueve millones de niños en todo Yemen que luchan para conseguir el acceso al agua potable.
Alrededor del 80% de las personas en Yemen están en necesidad desesperada de las necesidades básicas debido a la pobreza extrema a largo plazo drásticamente empeorada por ataques de Arabia Saudita y los combates entre otras fuerzas reaccionarias. La chica de arriba es uno de los nueve millones de niños en todo Yemen que luchan para conseguir el acceso al agua potable. (Foto: @UNICEF/Twitter)

Este bloqueo ha tenido consecuencias nefastas para la población de Yemen: la mitad de la población —unos 14 millones de personas— ya sufre el hambre o la desnutrición. De los aproximadamente 28 millones de personas en Yemen, el 80 por ciento —más de 22 millones de yemeníes— necesitan desesperadamente la ayuda humanitaria. Se han salido graves advertencias de que el Yemen se encuentra al borde de la hambruna y el colapso. ¡Provocar la inanición y castigar a una población entera es un monumental crimen de guerra!

El “espectador inocente”, Estados Unidos, ha respaldado lo anterior desde el principio. ¡La Marina de Estados Unidos, que asevera que simplemente defiende “la libertad de navegación”, no ha insistido en que la ayuda alimentaria y médica, que llegan en barco, fuera permitido penetrar el bloqueo naval de Arabia Saudita y entregar la ayuda necesaria! Precisamente lo contrario. De hecho, a principios de la guerra, Estados Unidos impidió que un barco iraní llegar a Yemen, alegando que llevaba armas. En otras palabras, Estados Unidos no ha protegido “la libertad de navegación” para todos, sino que apoya y refuerza el bloqueo de Yemen encabezado por Arabia Saudita.

Ahora Estados Unidos despliega buques de guerra a la costa de Yemen para proteger a los buques que llevan a cabo este bloqueo criminal. Y Estados Unidos atacó instalaciones de los houthis. Esto constituye el apoyo militar directo —y por primera vez la participación militar directa— en el bloqueo criminal y guerra saudíes. (Y estos misiles de crucero estadounidenses sirvieron de un mensaje más amplio: Nadie puede atacar con impunidad a las fuerzas navales de Estados Unidos).

¿Qué diablos hace la Armada de Estados Unidos en el mar Rojo en primer lugar?
El imperialismo — no la “autodefensa”

Estados Unidos está facilitando directamente las matanzas aéreas de parte de Arabia Saudita y la inanición en masa del pueblo de Yemen — y ahora dispara misiles de crucero en directo apoyo de la guerra saudí en aras de sus intereses reaccionarios. ¿Por qué?

Los gobernantes reaccionarios de Arabia Saudita luchan desesperadamente para mantener su sumamente opresiva y absoluta monarquía fundamentalista islámica. Los han sacudido los cambios en la economía mundial y el mercado mundial de petróleo, así como los levantamientos y agitaciones de la “Primavera Árabe” de 2011. Se encuentran enredados en una serie de conflictos con la reaccionaria República Islámica de Irán y el aumento de la influencia iraní en Siria, Irak, Líbano y Palestina. Los preocupan que las arenas rápidamente movedizas de las alianzas regionales dejen a su régimen en una situación más precaria. Por todas partes han intentado financiar, armar y restaurar a tiranos con quienes pudieran tratar. Con el respaldo de Estados Unidos, organizaron una iniciativa de la Liga Árabe —con el apoyo de Egipto, Jordania y los Estados del Golfo— para formar una fuerza de respuesta militar de 40.000 hombres para combatir la influencia iraní en la región.

Los saudíes están cada vez más nerviosos por la erosión del poder de Estados Unidos en la región porque los gobernantes de Estados Unidos no han podido reestructurar y fortalecer el orden regional dominado por Estados Unidos, inclusive en Afganistán e Irak. El acuerdo nuclear entre Estados Unidos e Irán, al que los saudíes se opusieron vehementemente, así como la posibilidad de una victoria de parte de Rusia y Assad en la guerra de Siria, así como la continua fragmentación de Irak, han aumentado los temores de Arabia Saudita e intensificado su feroz rivalidad regional con la República Islámica de Irán. Y por mucho tiempo Arabia Saudita ha considerado Yemen, con que comparte su frontera sur, importante para su propia estabilidad y seguridad.

Por todas estas razones, los saudíes han estado determinados a aplastar el levantamiento de las fuerzas houthis y de Saleh, cual levantamiento podría dar a Irán más influencia en la región (aunque no parece que Irán está dando mucho apoyo militar a los houthis, y posiblemente ninguno). Estas tensiones y preocupaciones se reflejaron en la “reorganización” de 2015 dentro de la monarquía saudí y la familia real, que al parecer ha puesto a cargo a defensores de la acción más agresiva por parte de Arabia Saudita. (New York Times, 30 de abril de 2015)

Por su parte, los imperialistas estadounidenses maniobran y luchan desesperadamente para mantener su dominio general regional y mundial de un mundo de explotación y opresión (y hay conflictos agudos en sus propias filas sobre cómo hacerlo, lo que incluye cómo lidiar con Arabia Saudita). Arabia Saudita —el mayor exportador de petróleo del mundo con las reservas de petróleo más grandes del planeta y enormes reservas de dinero en efectivo— ha constituido un pilar crucial del imperio Estados Unidos desde los años 1940. Así que Estados Unidos está decidido a mantener la estabilidad de Arabia Saudita y quiere asegurarles a los saudíes que —después de su acuerdo nuclear con Irán, y a pesar de los conflictos y tensiones actuales sobre otras cuestiones— Estados Unidos seguirá respaldando al reino saudí.

Esto también significa dejarlo claro a Irán que Estados Unidos está decidido a seguir siendo la potencia dominante en la región — lo que incluye luchar contra acciones y medidas iraníes que podrían erosionar esa dominación. Uno de esos intereses es mundial: mantener la posición de Estados Unidos como garante (dominador) militar del comercio y la navegación, en este caso por el golfo Pérsico, el mar Arábigo y el canal de Suez — arterias principales del comercio mundial. Por ejemplo, alrededor del 30 por ciento del petróleo del mundo transportado en barcos fluye a través del golfo Pérsico y más de ocho por ciento a través del canal de Suez. Además, a Estados Unidos le preocupa mucho la creciente intervención y asertividad militares de Rusia en la región —particularmente en Siria— lo que aumenta la importancia de su alianza con Arabia Saudita. (Para más sobre el tema, vea: “Obama y el imperialismo estadounidense: Arrastrando a Yemen aún más profundo en el infierno”, Revolución / revcom.us, 12 de mayo de 2015).

Los gobernantes de Estados Unidos están detrás de los horrendos crímenes de lesa humanidad en Yemen, crímenes que siguen en curso. Respaldan y facilitan la matanza en Yemen por parte de Arabia Saudita, y ahora refuerzan de forma directa y militar un bloqueo bárbaro con el fin de causarle la inanición a la población civil.

¡ALTO A LAS GUERRAS POR IMPERIO, EJÉRCITOS DE OCUPACIÓN Y CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD!

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/461/gran-acto-de-lanzamiento-de-el-comunismo-nuevo-de-bob-avakian-en-harlem-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

Vea el acto de lanzamiento de EL COMUNISMO NUEVO de Bob Avakian

Con: Cornel West y Carl Dix, y el moderador Andy Zee

PEDIDOS DEL LIBRO AQUÍ

Sunsara Taylor and Noche Diaz read excerpts from THE NEW COMMUNISM at the book lauch in Harlem October 8
Sunsara Taylor y Noche Díaz leen unos pasajes de EL COMUNISMO NUEVO en el acto de lanzamiento en Harlem el 8 de octubre.


Carl Dix dio un discurso apasionado sobre el nuevo libro y el propio Bob Avakian. Le dio al público un sentido del trabajo de BA a lo largo de las décadas — el contenido de ese trabajo (como se concentra en EL COMUNISMO NUEVO) y lo que lo motivó para hacer ese trabajo.


Cornel West, que parte de su punto de vista de cristiano revolucionario, habló sobre la integridad y la importancia de la dirección de BA y su relación con todo el "profundo compromiso [de la gente negra] para tratar de comprender esta civilización capitalista en profunda decadencia y declive generalizado".


Annie Day habló sobre el trabajo de El Instituto Bob Avakian.


(De la izquierda a la derecha) Carl Dix y Cornel West se centraron en particular en la moral y la dirección, entre otros temas, sobre la Revolución Cultural al interior del PCR. Andy Zee (derecha) era el moderador.


Andy Zee clausuró el acto con un reto al público: "La hoja de ruta, la ciencia, el marco para conocer y cambiar el mundo y las contradicciones por las que la humanidad tendrá que transitar para emanciparse y cómo transitarlas, ya están en sus manos si ustedes se adentran en este libro. Y le entran a BA y se conectan con el partido y el movimiento para la revolución que él dirige. ¿Ustedes estarán ahí?"


Más de 260 personas asistieron al acto de lanzamiento del libro en Harlem el 8 de octubre.

Gran acto de lanzamiento de EL COMUNISMO NUEVO de Bob Avakian en Harlem

19 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El 8 de octubre, se lanzó al mundo el pionero libro nuevo de Bob Avakian EL COMUNISMO NUEVO. Más de 260 personas asistieron al evento en la Biblioteca Schomburg, el centro histórico para la cultura negra en Harlem, Nueva York, para escuchar a Cornel West, Carl Dix y Andy Zee, y otros, darle la bienvenida a este libro en el mundo. Al final del evento, muy pocas personas se fueron; y las que se quedaron habían entrado en algo muy especial y, para muchos, muy nuevo.

El comunismo — Hoy

La gente estaba muy atenta mientras Sunsara Taylor y Noche Díaz leyeron pasajes de la obra nueva. Las lecturas —que se pueden ver con el programa entero en línea en el video de la transmisión en vivo por Livestream— abarcaron varias partes del libro, representando tanto el alcance como el avance científico de la obra y la dirección de BA, así como su humanidad, su integridad, su sentido del humor y su entendimiento para con la gente.

Carl Dix dio un discurso apasionado sobre el nuevo libro y el propio Bob Avakian. Le dio al público un sentido del trabajo de BA a lo largo de las décadas — el contenido de ese trabajo (como se concentra en EL COMUNISMO NUEVO) y lo que lo motivó para hacer ese trabajo. Habló de manera conmovedora de la relación entre BA y las masas, especialmente los de abajo en la sociedad, y habló acerca del carácter valiente de su liderazgo. Trazó a grandes rasgos cómo la nueva síntesis resultó de una interrogación durante décadas de la realidad. “El núcleo del análisis científico de cómo hacer una revolución y emancipar a la humanidad elaborado por Marx, Lenin y Mao continúa en lo que BA ha desarrollado, pero él ha identificado y roto con algunos aspectos no científicos secundarios pero importantes que habían estado en el comunismo tal como se había entendido previamente y que frenaban su avance”, dijo Dix. “Tal como ha dicho nuestro Partido, ser un comunista hoy significa ser un seguidor de BA. Eso es importantísimo —se ha rescatado la ciencia de la emancipación humana y se ha avanzado a otro nivel— y es importante que apreciemos lo importantísimo que lo es”. Dix se adentró profundamente en el trabajo que BA ha hecho acerca del liderazgo y la manera en que ese liderazgo es a la vez absolutamente necesario y está entretejido con las contradicciones — el tema de la Cuarta parte de EL COMUNISMO NUEVO. También habló de una dimensión personal, al explicar el lanzamiento de la Revolución Cultural al interior del PCR por parte de BA con el fin de hacer una ruptura y encauzarlo de nuevo al camino revolucionario.

Integridad, compromiso y análisis

Cornel West, que parte de su punto de vista de cristiano revolucionario, habló sobre la integridad y la importancia de la dirección de BA y su relación con todo el “profundo compromiso [de la gente negra] para tratar de comprender esta civilización capitalista en profunda decadencia y declive generalizado”.

West continuó: “Lo que me encanta de este texto en particular son tres cosas. Uno, hay una integridad revolucionaria. Y vivimos en una civilización capitalista que abarca todas las razas, todas las clases, toda orientación sexual, toda frontera nacional, en la que todo está a la venta y todos están a la venta...”. Habló del internacionalismo revolucionario que es el fundamento de toda la obra. Y concluyó con los “5 Altos”:

Y en su análisis —y luego me sentaré— él señala cinco diferentes altos. Me encanta esta sección de este texto. Me encanta cuando dice que mi gente son todas las personas. Eso lo aprendí yo en la escuela dominical, él lo aprendió en el partido comunista, pero eso está bien. Mi gente de todo tipo, no me importa quiénes sean. Pero los cinco altos — él siempre coloca la lucha contra la supremacía blanca al centro, lo que no es cierto para la mayoría de los izquierdistas estadounidenses. Ciertamente no es cierto para la mayoría de los socialistas estadounidenses. En segundo lugar, la centralidad de la cuestión del género, las brutales formas del patriarcado que no se pueden separar de esa supremacía blanca. En tercer lugar, el imperio — las invasiones, las dominaciones... Y en cuarto lugar, el planeta —no solo el calentamiento global— es una catástrofe ecológica que impacta todos los días debido principalmente a la avaricia corporativa y las élites que dirigen una civilización capitalista que atraviesa las fronteras nacionales — eso es lo que se encuentra en este texto. Y por último pero no menos importante, la preocupación por nuestros queridos hermanos y hermanas inmigrantes y usarlos como chivos expiatorios, las deportaciones bajo los presidentes neoliberales sin importar su color. El esfuerzo de [no] perder de vista su humanidad. ¿Cómo unir a todos estos de modo que haya un frente unido? Y eso es en parte lo que él pide, y yo como cristiano revolucionario en nombre de Jesús seré parte de ese frente unido, aunque tengamos diferencias. Es por eso me gusta este texto. Es por eso que es importante.

Annie Day habló sobre el trabajo de El Instituto Bob Avakian, que se dedica a conservar, proyectar y promover las obras y la visión de Bob Avakian, con el objetivo de llegar al más amplio público posible. Ella presentó una visión de un período muy dinámico a raíz de la publicación de EL COMUNISMO NUEVO, y le dio al público “tres tareas” al salir del evento: donar fondos para correr la voz sobre EL COMUNISMO NUEVO muy ampliamente en la sociedad, como un programa de subvenciones del libro para las personas que llevan la vida el filo de la desesperanza; invitar a los oradores de El Instituto Bob Avakian a escuelas, grupos religiosos, organizaciones comunitarias, clubes de lectura, sindicatos, etc.; y adentrarse en esta obra por su cuenta, lo que incluye asistir a las discusiones de la obra.

Lo que siguió fue una profunda conversación entre Carl y Cornel, moderada por Andy Zee de Libros Revolución en Harlem (librería que, junto con El Instituto Bob Avakian, sirvió de co-patrocinador de la celebración). Se centraron en particular en la moral y la dirección — conversando, entre otros temas, acerca de la discusión de BA en el libro sobre la Revolución Cultural al interior del PCR que Avakian dirige.

       

“¿Ustedes estarán aquí?”

Andy Zee pronunció la despedida. Dijo:

Empezamos la tarde con una pregunta y respuesta que Bob Avakian plantea en la introducción de EL COMUNISMO NUEVO. Fue una pregunta que la gente de Baltimore planteó a los revolucionarios a raíz de la justa rebelión que le siguió al asesinato policial de Freddy Gray. La gente les preguntó: “¿Ustedes estarán aquí? Hemos visto a muchos grupos ir y venir y mucha cháchara, pero ¿ustedes estarán aquí?” Además, BA habla de una mujer de esas mismas calles que dijo: “Tengo inquietudes porque comienzo a tener esperanzas”. BA contestó: Si no respondemos a eso con la determinación de cumplir y tomar la responsabilidad de estar ahí, no solo para esa mujer y de ninguna manera solo para nosotros mismos, sino para la emancipación de la humanidad, pues “más vale que empaquemos nuestras cosas y nos larguemos”. Pero todos ustedes siguen aquí, muy entrada esta tarde del sábado. Y nosotros también.

Esta es una responsabilidad muy grande que no quepa en una tarde, aunque hay que hacer de esta tarde el primer paso para ser un emancipador de la humanidad — o el primer paso de ustedes para aprender por qué el mundo es el horror que lo es en efecto, aprender a ser científicos, aprender a hacerle frente a la realidad tal y como es, aprender a buscar la verdad, aprender a ir al meollo de por qué hay tanto sufrimiento en el mundo actual y por qué a estas alturas de la historia todos estos ultrajes que el mundo enfrenta son ciento por ciento innecesarios.

Adentrarse en el porqué y el cómo se podría transformar radicalmente al mundo por medio de una revolución concreta para que la humanidad entera pudiera vivir y florecer en un mundo en el cual las personas ya no estén divididas en ricos y pobres, amos y esclavos, gobernantes y gobernados. Que dejen de pelear y matarse entre sí sino que trabajen colectivamente por el bien común. Que ya no estén confinadas en la ignorancia sino que de manera consciente conozcan y cambien el mundo. Y que dejen de destruir la Tierra sino que actúen como sus guardianes.

Lo anterior es posible. La hoja de ruta, la ciencia, el marco para conocer y cambiar el mundo y las contradicciones por las que la humanidad tendrá que transitar para emanciparse y cómo transitarlas, ya están en sus manos si ustedes se adentran en este libro. Y le entran a BA y se conectan con el partido y el movimiento para la revolución que él dirige. ¿Ustedes estarán ahí? [Desde el público, un grito: ¡Sí!]

Después del acto, se celebró una sesión sumamente animada en el lobby, con un estire y afloje del público sobre las cuestiones y temas suscitados por el acto y muchos se conectaban con las organizaciones que son esenciales para el movimiento para la revolución. Se vendieron 80 ejemplares del libro y muchas personas más se fueron decididas a que iban a adquirirlo. Luego, aunque el acto había durado más de tres horas, entre 70 y 100 personas querían seguir con la discusión, y se fueron a la librería Libros Revolución para una sesión de preguntas y respuestas con Carl, Cornel y Andy, misma que duró hasta las 6:30 p.m. (y después de eso, hubo aún más forcejeo).

Lo que llama la atención de todo lo anterior era el poder potencial de la nueva síntesis del comunismo de BA para transformar a la gente y, mediante una revolución, al mundo. Como dice Ardea Skybreak en su entrevista en el libro Ciencia y revolución, al hablar sobre la importancia de que esa visión empiece recorrer toda la sociedad, y se discuta y la gente la haga suya: “Lo hemos visto antes, lo hemos visto en períodos anteriores de auge revolucionario. La gente se mejora. La gente se vuelve más inteligente. La gente eleva más la vista. Sueña en grande, y actúa de acuerdo con esos sueños mayores. Es hermoso. En realidad, BA nos da las herramientas para lograr mucho de eso”.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/461/tres-cosas-que-se-puede-hacer-para-poner-el-comunismo-nuevo-ante-toda-la-sociedad-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

Tres cosas que se puede hacer para poner
EL COMUNISMO NUEVO
ante toda la sociedad

19 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota de la redacción: Se distribuyó lo siguiente durante el Lanzamiento del pionero libro nuevo de Bob Avakian, EL COMUNISMO NUEVO, en la Ciudad de Nueva York.

Si usted se inspiró por lo que escuchó y se sintió hoy... Si las lecturas del nuevo libro de Bob Avakian, EL COMUNISMO NUEVO lo provocaron, desafiaron y conmovieron... Si usted consideraba que la discusión que le siguió es lo que es necesario que traten todos en todas partes... he aquí TRES cosas que se puede hacer para ser parte de diseminarlo por toda la sociedad, así como explorarlo por su cuenta.

1Invite a un orador de El Instituto Bob Avakian a su escuela, clase, club de lectura, iglesia o asociación profesional, o a una reunión para recaudar fondos que usted organiza. Preséntelo a grupos de personas que necesitan enterarse de la nueva síntesis del comunismo y explorarla — y abra un gran debate sobre el análisis de BA acerca de la fuente del problema en el sistema del capitalismo-imperialismo y lo que se requerirá para una revolución concreta y una sociedad radicalmente diferente en el camino hacia la emancipación de toda la humanidad. Estos defensores apasionados de la nueva síntesis del comunismo pueden responder a las preguntas más grandes de las personas y desafiarlas con la realidad concentrada en la obra de BA, con una magnanimidad intelectual y generosidad de espíritu, lo que puede ser parte de abrir un debate muy diferente, muy necesario y muy refrescante en la sociedad.

2Contribuya y ayude a recaudar fondos para que EL COMUNISMO NUEVO alcance a todas partes. Este libro es para cualquiera que se preocupe por el estado del mundo y la condición de la humanidad y que se agoniza sobre si el cambio fundamental es efectivamente posible. Piense en los millones de personas cuya sangre arde cuando se enteren de otro asesinato policial... cuyo corazón duele por la muerte y miseria en masa de los refugiados que huyen de las tierras devastadas por la guerra pero terminan por ahogarse en las profundidades del mar... que se asusten hasta la médula por la demente velocidad de la destrucción del medio ambiente... pero que no saben que existe una salida. Todas esas personas tienen que enterarse de EL COMUNISMO NUEVO y tienen que contar con la oportunidad de explorarlo — los estudiantes, los maestros y profesores, los artistas, los profesionales, los trabajadores agrícolas, los activistas... todos.

Además de la amplia promoción y publicidad para alcanzar a toda la sociedad, El Instituto BA lanza un programa para recaudar fondos para poner este libro en las manos de aquellos que viven las más duras formas del infierno cotidiano bajo el presente sistema. Contribuya a subvencionar ejemplares de EL COMUNISMO NUEVO para distribuirse por $5 a los que acaban de salir de la prisión, que viven en los multifamiliares públicos y en todas partes donde el mero intento de sobrevivir otro día es una batalla, pero que necesitan conectarse con los adelantos científicos y el conocimiento revolucionario de este libro.

Como escribió un miembro del Club Revolución de un barrio marginado: “[EL COMUNISMO NUEVO] muestra que puede haber una sociedad mejor que el capitalismo. Y eso me hace apreciarlo aún más porque siendo yo un hombre negro que creció en esta sociedad, siempre ha sido muy pero muy difícil para mí. El libro me da una manera de entender que tenemos que hacer una nueva sociedad y esperanza. Anhelo compartir este libro con todos”.

Sea parte de la difusión de esa esperanza.

3Explore EL COMUNISMO NUEVO profundamente con otras personas. Este libro es un abarcador documento de importancia histórico-mundial. Al mismo tiempo, ofrece una base y orientación estratégica en relación con “la ciencia, la estrategia, la dirección de una revolución concreta, y una sociedad radicalmente nueva en el camino a la verdadera emancipación”. Una vez al mes, durante los próximos cinco meses, Libros Revolución será el anfitrión de una discusión de cada sección del libro. Reúnase con otros, aproveche la oportunidad singular de entrar en el estire y afloje con un seguidor de Bob Avakian el que se ha adentrado a fondo en EL COMUNISMO NUEVO. Trabaje con el método y enfoque científico al centro de la nueva síntesis del comunismo y aplíquese—de modo colectivo— a las cuestiones y necesidades más grandes ante la humanidad.

En la Ciudad de Nueva York: Estas discusiones se iniciaron el jueves 13 de octubre y se celebrarán el segundo jueves de cada mes durante los próximos cinco meses. Asista a la discusión después de leer la sección relevante y esté listo a discutirla. Traiga sus preguntas y reflexiones. (La librería Libros Revolución de Nueva York se única en 437 Malcolm X Blvd. / Lenox Avenida esq. calle 132).

Próximamente se posteará información sobre las discusiones en otras ciudades.

Para comunicarse con El Instituto Bob Avakian, acceda a www.TheBobAvakianInstitute.org y haga clic en "Contact us" (en inglés).


Haga su cheque, money order o giro postal a nombre de The Bob Avakian Institute

Se puede enviar su contribución por correo postal a:
The Bob Avakian Institute, 1016 W. Jackson Boulevard, Chicago, IL 60607

Se puede pagar por tarjeta de crédito en línea en:
www.TheBobAvakianInstitute.org

Apreciaremos muchísimo todo lo que usted nos regale. Por favor tenga en cuenta que The Bob Avakian Institute (El Instituto Bob Avakian) no es una entidad exenta de impuestos, y las donaciones al mismo no son deducibles de los impuestos.

Si usted es residente de uno de estos estados: Georgia, Michigan y Washington, D.C., no se puede aceptar contribuciones en línea de residentes de esos estados. Disculpen las molestias. En este momento, El Instituto Bob Avakian puede pedir activamente donaciones solamente de residentes de los siguientes estados: Arizona, California, Florida, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Massachusetts, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Ohio, Texas, Vermont, Washington y Wyoming. Apreciaremos muchísimo todos los regalos (donaciones) provenientes de esos estados. Las personas que viven en esos mismos estados también pueden hacer donaciones en línea. Los residentes de otros estados pueden hacer donaciones a RCP Publications.

Vea el lanzamiento de EL COMUNISMO NUEVO de Bob Avakian

Con: Cornel West y Carl Dix, y el moderador Andy Zee

Bob Avakian

A la venta: HAGA SU PEDIDO AQUÍ

SOBRE EL LIBRO AQUÍ

LO QUE SE DICE ACERCA DEL LIBRO AQUÍ

Se puede descargar aquí, en inglés, el pdf del avance de esta importante obra. Para leer el Índice y pasajes en español, haga clic aquí

Conozca BA AQUÍ

       

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/462/presos-sobre-el-comunismo-nuevo-ba-y-ardea-skybreak-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

Pres@s sobre EL COMUNISMO NUEVO, BA y Ardea Skybreak

26 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

 

De un preso en California:

Por favor, envíenme la versión en rústica [de EL COMUNISMO NUEVO] y yo seguro les escribo pronto en lo que respecta a su solicitud. Sin embargo, que conste creo que el discurso está muy grueso, ofrece un buen repaso general del comunismo, sus errores, reveses y triunfos y el estado actual de las cosas hoy. Pero de mayor importancia, el libro y la nueva síntesis en general son un gran lugar al cual acudir en cuanto a cómo nos ponemos a retarnos a nosotros mismos y retar a otros a enfrentar y desmantelar al capitalismo estadounidense y construir una "nueva etapa" del socialismo científico a nivel internacional.

Como he dicho anteriormente, CIENCIA Y REVOLUCIÓN, el libro de Skybreak, es tan vital y ella claramente usa la nueva síntesis y su comprensión científica para clavar una poderosa daga en las entrañas del monstruo y sé qué tan importante lo es para ella y el partido promover el liderazgo de B-A y eso lo creo con razón... Pero también creo que su voz es igual de urgente, si no tan gruesa. Pero enseña muchísimo sobre quién y qué es el partido. Por lo que voy haciendo gran alharaca sobre B-A y Skybreak a todos los que escuchen.


De un preso:

Quisiera comenzar por darles las gracias al Sr. Bob Avakian y a los voluntarios del Fondo. Agradezco que el Fondo haya vuelto a comunicarse conmigo. Que ustedes tomaron un tiempo de su día para ayudar a correr la voz y ayudar a elevar a los que pudieran sentirse abandonados por su gente o que están en busca de una mejor forma de vida.

Mediante la lectura de artículos y libros puedo entender el punto de vista de ustedes. Lo cual me impelió a querer conocer más y ayudar lo más que yo pueda. Para tomar la literatura que aprendo y compartirla con otros.

Una buena parte de mis problemas es la gente, y lo que quiero decir cuando digo la gente, es que las personas están perdidas y no tienen idea de lo que pasa a su alrededor. Más bien prefieren pasar el tiempo sentadas y echar la culpa a otros por sus problemas y no hacen nada y cómo puedo echarles la culpa, pues anteriormente yo estaba así. Hasta que me encontré con un hermano llamado XXX. Que me decía todo acerca de la revolución. De ahí supe que compartimos muchas de las mismas ideas.

Así que para aquellos que esperan el momento de representar algo, quisiera ayudar. Para hacerlo, necesitaré toda la literatura que yo pueda recibir. Por lo que, para nombrar algunos títulos, 1. Constitución del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, 2. Seis Resoluciones del Comité Central del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, 3. Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, 4. Ciencia y Revolución, 5. Habla BA: ¡REVOLUCIÓN, Y NADA MENOS!, 6. A romper TODAS las cadenas.

También estoy en camino a casa


De un preso negro:

¡¡Amor insurreccional!! ... Uno de mis camaradas acaba de arrojarme el número de 15 de agosto de 2016 de Revolución y me impresiona mucho la nueva obra de BA: EL COMUNISMO NUEVO. Yo mismo bregaba con las ideas de venganza, pero BA me puso esas necedades en la perspectiva correcta, además de un par de otros puntos.... ¡¡Las publicaciones del PCR vienen conectándose PUM PUM PUM como una maldita marejada!! Aquí se necesitan con urgencia suscripciones a Revolución, así como libros, tales como Lo BAsico y otras publicaciones. Durante años, yo me oponía con obstinación a BA. Pero ahora estoy obligado a entrar en la línea que él promueve y ponerme MUY EN SERIO SOBRE LA REVOLUCIÓN. Ayúdenme, ayuden a los jóvenes a efectuar un CAMBIO.


Pasaje de una carta de un preso en California, 16 de agosto de 2016:

Voy a seguir dejando que otros conozcan que es muy importante conseguir un ejemplar del libro a fin de entender por qué necesitamos el comunismo, y también lo importante que lo es destruir el sistema capitalista. He compartido mi fotocopia con otros 3 revolucionarios que seguro ya les han escrito para pedir su propio ejemplar. Como saben, los nuevoafrikanos dentro de esta diáspora carcelaria practicamos el socialismo científico como nuestra concepción del mundo, y, al hacerlo, hemos sentado las bases para que otros le sigan. Puedo ver cambiar la transformación de los valores y las ideas de la gente en torno a esta práctica, y sólo puede aumentar a medida que se desarrolla el conocimiento de la destrucción del capitalismo. Espero con interés escuchar con regularidad de ustedes los voluntarios, y trataré de enviar más artículos para que ustedes los pongan en su sitio web.

En lucha, desde California


De un preso:

Espero que todos en el Partido estén bien. Recuerdo cuando yo soñaba con conseguir libertad bajo palabra e ingresar al Partido, pero ahora mi sueño se aproxima a materializarse en la realidad. Cuando me pongan en libertad, una de mis prioridades es la de trabajar con el Partido, porque de no ser por una miembro del Partido como Ardea Skybreak, yo no estaría tan avanzado en la ciencia y la evolución como lo estoy hoy.

Y sé que si un hombre mayor como yo puede aprender sobre la evolución y la ciencia, ¿imagínese lo que un niño pequeño en un barrio maginado de una ciudad podría aprender durante su vida? Pues fíjese, para mí, el barco ya ha partido. Pero mi legado es un legado altruista, lo que es el de enseñar a un joven niño de un barrio maginado de una ciudad algo acerca de la evolución y la biología y que ese niño pase a ser un científico o un médico, etc. En tal momento, se habrá cumplido bien mi misión.

Además, por favor, ¿podrían enviarme Ciencia y Revolución? Y una vez más gracias a la Seño’ Skybreak por cambiar mi vida enseñándome tanto. A la hora de la Revolución, que la Seño’ Skybreak esté a cargo de la educación científica.


Pasaje de una carta de un preso en Indiana, 14 de septiembre de 2016:

Al Fondo de Literatura Revolucionaria para Presas y Presos...

Saludos, Camarada. Te escribo para agradecer que yo haya recibido el libro Lo BAsico de Bob Avakian que me has enviado y quiero darte las gracias por ese regalo. Como yo ya tenía un ejemplar del libro, ya conocía la gran joya que lo es. La lectura del punto de vista del Sr. Avakian sobre algunos de los temas más importantes de nuestro tiempo me ha dado mucho conocimiento sobre el mundo en el que vivimos. Al igual que todos ustedes, yo también reconozco las contradicciones inherentes a la actual sociedad capitalista y la necesidad de organizarnos para llevar a cabo un cambio revolucionario en la naturaleza de nuestras condiciones. Como preso nuevoafrikano que lleva los últimos veinticinco años en prisión, condenado injustamente por intento de asesinato de un cerdo (policía), definitivamente puedo conectarme con el mensaje y el buen trabajo que ustedes hacen allá fuera. Después de leer Lo BAsico, yo me comuniqué contigo por primera vez y comencé a recibir su periódico mensual "Revolución", el que me ha abierto los ojos a la comunidad grande y diverso de activistas allá fuera que trabajan para prepararse para el día en el que la gente esté lista para una verdadera revolución. Siendo un activista preso de mente consciente, naturalmente yo estaba emocionado y quería unirme al lado de todos mis camaradas con el fin de hacer mi parte. Sin embargo, me doy cuenta que no tengo que esperar hasta que me pongan en libertad en los próximos años a fin de entrar en acción. ¿Por qué no educar y organizar a aquellos a mi alrededor para que despierten y se den cuenta de sus condiciones y del poder que tenemos para efectuar el cambio?

Con la fuerza para crecer en la cárcel en los últimos años por medio de un serio y profundo examen de la conciencia, he podido transformar mi modo de pensar de delincuente de poca monta a un modo de pensar de conciencia social. A este nuevo estado de ánimo lo acompaña un deseo de desafiar las condiciones de mi encierro. Durante los últimos años he estado en constante contradicción con los cerdos que manejan este campo de esclavos y toda la administración no tiene nada salvo desprecio por mí....

Año tras año nos vienen despojando de todo programa y oportunidad de importancia, los que han reemplazado por programas y oportunidades superficiales que si bien se ven bien en el papel, no nos ofrecen nada útil en el ámbito de capacitación laboral para el mercado. Aunque me doy cuenta de que su organización no predica en absoluto la participación en el sistema, la realidad es que la gente de aquí está tan programada que es difícil de hacer que vean al sistema como ilegítimo. Y si siquiera mencionas la posibilidad de acabar con ese sistema, te miran como si estuvieras loco. Primero tenemos que poner a la luz las contradicciones y de ahí demostrar por qué dichas contradicciones existen y explicar que la única manera de deshacernos de esas contradicciones es de deshacernos de nuestro opresor. Por eso es que hago el trabajo que hago porque mi misión es la de liberar nuestras mentes de las cadenas que las encierran en las condiciones parecidas a la esclavitud en las que se encuentran. Para hacerlo con efectividad, aparte de la dedicación de mi parte, se requiere el apoyo de la comunidad allá fuera de la que yo soy una parte, de la comunidad revolución. Es con este propósito en mente que espero que podamos construir una relación más allá de ser yo solamente una persona en su lista de correo. Quisiera intercambiar correspondencia con aquellos entre ustedes que están dispuestos a compartir y ofrecer la información que puedo usar para ayudar a educar a mis compañeros de prisión. También necesito ayuda para correr la voz sobre los abusos que ocurren detrás de estos muros, pues si los pongo al descubierto, ellos [los carceleros] no podrán seguir cometiéndolos con tanto descaro.

A continuación encontrarás una lista de otros libros que me interesan, puesto que me pediste que yo te enviara una. Al igual que con toda la literatura que leo, hay libros que yo hago circular para que otros también puedan recibir el conocimiento. Una cosa más antes de terminar. ¿Tienes algunos números atrasados de Revolución con el afiche “Alto al terror y asesinato policial” y los rostros de algunas de las personas asesinadas por la policía? Si es así, quisiera un ejemplar del mismo si a ti no te molesta. Gracias una vez más por todo y espero tener noticias de todos ustedes pronto.


 

 

Permalink: http://revcom.us/a/416/ardea-skybreak-ciencia-y-revolucion-es.html#toc13

Revolución #462 26 de octubre de 2016


Warning: file_get_contents(../a/416/ardea-skybreak-ciencia-y-revolucion-es.html#toc13): failed to open stream: No such file or directory in /home/revweb/public_html/quick/462es.php on line 145

 

Permalink: http://revcom.us/a/462/crimen-yanqui-77-cristobal-colon-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

Crimen Yanqui

Caso #77: Cristóbal Colón trajo el genocidio y la esclavitud al "Nuevo Mundo"; por eso Estados Unidos lo celebra

26 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Bob Avakian escribió recientemente que una de las tres cosas que tiene “que ocurrir para que haya un cambio duradero y concreto hacia lo mejor: Las personas tienen que reconocer toda la historia propia de Estados Unidos y su papel en el mundo hasta hoy, y las correspondientes consecuencias terribles”. (Ver “3 cosas que tienen que ocurrir para que haya un cambio duradero y concreto hacia lo mejor“).

En ese sentido, y en ese espíritu, “Crimen yanqui” es una serie regular de www.revcom.us. Cada entrega se centrará en uno de los cien peores crímenes de los gobernantes de Estados Unidos, de entre un sinnúmero de sanguinarios crímenes que han cometido por todo el mundo, de la fundación de Estados Unidos a la actualidad.

American Crime

La lista completa de los artículos de la serie Crimen Yanqui

 

Spaniards killing women and children and feeding their remains to dogs. Illustration based on eyewitness account by Bartolomé de las Casas, in his book published in the 16th Century.
En la imagen, los españoles matan a unas mujeres y niños y dan de comer los restos a sus perros. Tomada de un relato presencial de Bartolomé de las Casas, en su libro publicado en el siglo 16.

EL CRIMEN: El 12 de octubre de 1492, Cristóbal Colón, un navegador italiano a sueldo de España, desembarcó en lo que hoy se conoce como las Islas Bermúdez. En Estados Unidos a Colón lo celebran como la persona que “descubrió” al “Nuevo Mundo”, haciendo posible que los que le siguieran, mediante trabajo duro, construyeran la mayor potencia del mundo de hoy, como quisieran hacernos creer con la proclamación del “Día de Colón” como fiesta nacional.

Colón no “descubrió” a las Américas, pues dichas tierras ya estaban ocupadas desde hace 13.000 años por diversos pueblos indígenas. Lo que sí trajo fue la conquista y la esclavización, y desencadenó uno de los genocidios más horripilante y masivos en la historia de la humanidad.

Colón buscaba una ruta más corta a las Indias Orientales (el sur y sudeste de Asia) en busca de oro y otros seres humanos a los cuales explotar y convertir a la cristiandad y al principio creía que eso es lo que había descubierto.

A él y su tripulación los recibieron indígenas arahuacos, que nadaron hacia sus barcos para darles la bienvenida. Se calcula que en ese entonces unos 250.000 arahuacos vivían en la vecina isla que Colón llamó “La Española” (lo que es hoy Haití y la República Dominicana) y en Cuba. Los arahuacos vivían en aldeas agrícolas comunales, no tenían caballos, aperos de hierro, ni prisiones ni presos. Colón escribió: “Son tan ingenuos y generosos con sus posesiones que nadie que no les hubiera visto se lo creería. Cuando se pide algo que tienen, nunca se niegan a darlo. Al contrario, se ofrecen a compartirlo con cualquiera”.

Pero Colon ya hacía sus propios cálculos desde el primer encuentro: “No tuvieron ningún inconveniente en darnos todo lo que poseían. [...] Eran de fuerte constitución, con cuerpos bien hechos y hermosos rasgos. [...] No llevan armas, ni las conocen... No tienen hierro. Sus lanzas son de caña. [...] Serían unos criados magníficos. [...] Con cincuenta hombres los subyugaríamos a todos y con ellos haríamos lo que quisiéramos”.

De inmediato tomó cautivo a varios arahuacos y exigió que lo llevaran a la fuente del oro que llevaban en sus pequeñitos adornos. El rey y la reina españoles lo contrataron precisamente para que encontrara oro. A cambio, Colón iba a recibir un 10% de toda la riqueza que les llevaba, y lo iban a designar como gobernador de los territorios colonizados. Poco después Colón viajó a Cuba y después a La Española, donde “los destellos de oro visibles en los ríos y la máscara de oro que un jefe indígena local ofreció a Colón provocaron visiones delirantes de oro sin fin”, dice Howard Zinn en La otra historia de los Estados Unidos: Desde 1492 hasta hoy.

       

En La Española los españoles construyeron un fuerte (posteriormente los arahuacos mataron a los 39 marineros que se quedaron para buscar oro). Mientras tanto, Colón se llevó a 15 arahuacos capturados a España. Los presentó ante el rey y la reina como prueba, junto con exageradas alegaciones sobre enormes minas de oro, de que deberían darle apoyo para volver a viajar con más naves y más soldados. Colón prometió que iba a volver con “cuanto oro necesitasen... y cuantos esclavos pidiesen”.

En 1493, Colón volvió al Caribe con 17 naves y más de 1.200 hombres. Desde su base en La Española, Colón despachó expediciones de isla en isla, capturaba a indígenas y buscaba minas de oro. Al no encontrarlas y al tener que abastecer las naves para el viaje de regreso, en 1495 Colón despachó una expedición que según Zinn: “realizaron una gran incursión en busca de esclavos, capturaron a mil quinientos hombres, mujeres y niños arahuacos, les retuvieron en corrales vigilados por españoles y perros, para luego escoger los mejores quinientos especímenes y cargarlos en naves”. Doscientos perecieron en la travesía, y vendieron los que sobrevivieran en España para el uso de los artesanos o como sirvientes.

Pero debido a que tantos esclavos se morían en cautiverio y con la obligación de cumplir con su promesa de oro para la corona y la iglesia, en Haití obligaron a todas las personas mayores de 14 años a trabajar en las minas de oro hasta el agotamiento. Se calcula que en cosa de ocho meses se murió casi un tercio de la población. Cada persona era responsable de colectar un dedal de oro en polvo cada tres meses, una tarea casi imposible, en vista de que el único oro que había era destellos visibles en algunos ríos. Unas 10.000 personas se murieron de sangrado cuando les cortaron las manos y las amarraron a su cuello por no haber cumplido con la cuota. Otros se fugaron pero fueron alcanzados por perros y luego asesinados.

Una vez que los españoles se dieron cuenta que no había yacimientos de oro, esclavizaron a los indígenas para que trabajaran en las enormes encomiendas (plantaciones) feudales hasta la muerte.

Los arahuacos intentaron organizar una resistencia, pero no pudieron en contra de los españoles. A los arahuacos capturados los ahorcaban o los quemaban, lo cual provocó un suicidio en masa de los arahuacos, entre ellos a los bebes que las madres envenenaban a propósito para que no fueran víctimas de torturas. En dos años, la mitad de los 250.000 indígenas de Haití se habían muerto. Para 1515, sólo quedaban 50.000 arahuacos; para 1550, sólo quedaban 500. Así empezó el masivo genocidio de los pueblos indígenas en las Américas cometido por las potencias europeas y sus colonizadores colonos, iniciado por Cristóbal Colón y su “descubrimiento”.

Las atrocidades cometidas por los españoles fueron tan espeluznantes que son difíciles de imaginar. Bartolomé de Las Casas, un ex esclavista que llegó a ser el arzobispo de Chiapas, describió lo que vio en su libro Historia de las Indias. Los españoles“no se lo pensaban dos veces antes de apuñalarlos a docenas y cortarles para probar el afilado de sus espadas... Dos de estos supuestos cristianos se encontraron un día con dos chicos indígenas, cada uno con un loro, les quitaron los loros y para su mayor disfrute, cortaron las cabezas a los chicos". Las Casas termina: "He presenciado las crueldades y barbarie que cometieron tales que no tienen igual en la historia. Mis ojos han visto estos actos tan extraños a la naturaleza humana, y ahora tiemblo mientras escribo”.

Los criminales:

Cristóbal Colón: Éste emprendió cuatro viajes hacia las Indias Occidentales, y fue el primero en cometer actos de salvajismo, esclavización y genocidio en el nuevo mundo. Entre sus muchos crímenes, supervisó la venta de niñas indígenas en la esclavitud sexual; sus hombres las preferían de 9 y 10 años de edad. Obligó a los indígenas a trabajar en las minas de oro hasta la muerte o el agotamiento y mataba a los que se opusieran. La ley católica prohibía la esclavización de los cristianos y por eso Colón no quiso bautizar a los habitantes de La Española. Cuando los españoles no tenían carne para sus perros, mataban a bebés arahuacos para tener con que darles de comer.

En el tercer viaje de 1498, Colón desembarcó en la isla de Trinidad y exploró la costa norte de Sudamérica, antes de regresar a la colonia española La Española. La reputación de Colón y sus dos hermanos era tan atroz que en 1500 el gobernador los arrestó y regresó a España encadenados. Pero debido a que Colón les ayudaba tanto al rey y a la reina de España, los dejaron en libertad.

El rey Fernando y la reina Isabel de España: Al seguir financiando los crímenes de Colón, facilitaron el que siguieran expandiéndose el salvajismo, la explotación y la esclavización. Para ellos fue un negocio rentable, pero eso no es todo. Servía a las metas de la iglesia católica, que era la conversión de más seres humanos en cristianos, en oposición al islam, en el mundo entero.

El Papa Alejandro VI y la iglesia católica: En 1493, el Papa Alejandro VI emitió una bula papal (decreto) —inter caetera— que proclamó el pleno apoyo de la iglesia católica a Colón y a los reyes de España por todo lo que hacían en el nuevo mundo. La inter caetera les confería posesión autorizada del nuevo mundo —“dominio”— a Fernando e Isabel. Las instrucciones eran que debían “civilizar” a todo “salvaje” con que se encontraran. En 1515 los conquistadores españoles emitieron un ultimátum a todos los pueblos indígenas con que se encontraran en el nuevo mundo, a que “reconozcáis a la Iglesia por Señora y Superiora del universo mundo”, o si no:

tomaré vuestras personas y las de vuestras mujeres e hijos y los haré esclavos y como tales los venderé y dispondré de ellos como su Alteza mandare, y os tomaré vuestros bienes, y os haré todos los males y daños que pudiere...

La coartada:

Los gobernantes españoles y la iglesia católica justificaron sus expediciones al “nuevo mundo” diciendo que eran expresiones de la “voluntad de Dios”, a fin de convertir a los “salvajes” en cristianos. Como dijo Colón: “Es así que el Dios eterno, Nuestro Señor, da victoria a los que siguen Su camino frente a lo que aparenta ser imposible”.

El verdadero motivo:

La meta de las expediciones fue la de encontrar nuevas fuentes de riqueza, especialmente oro, y a personas a las que pudieran esclavizar para producir bienes para un mercado emergente. En la competencia con los turcos otomanos, que acababan de cerrarles el camino hacia Asia, la iglesia católica y las potencias europeas bajo su influencia buscaban nuevas rutas a nuevos mercados y nuevas fuentes de oro y otras riquezas. Colón ofreció la promesa de que había otra ruta hacia esas riquezas cruzando el mar hacia el oeste. La respuesta a una oración era de haber encontrado a un continente de personas todavía no descubierto por otras potencias rivales, a quienes pudieran conquistar, dominar, explorar y convertir en cristianos.

Los reincidentes:

El imperio español llegó a extenderse por todo el Caribe, la mitad de Sudamérica, la mayor parte de Centroamérica y una buena parte de México y Norteamérica. Mientras tanto, en 1501-1502 una expedición portuguesa de colonización navegó por la costa de Sudamérica, por lo que hoy se llama la bahía de Río de Janeiro, Brasil. Esos son el germen y los cimientos, sembrados por Colón, los que posteriormente desarrollaron e impulsaron las colonizaciones de los ingleses y franceses que llegaron a formar lo que hoy es Estados Unidos de América. El genocidio de los indígenas empezó antes de la fundación oficial de Estados Unidos y continuó después. Lo mismo pasó con la esclavización y la matanza de muchos millones de africanos a quienes primero llevaron a Virginia en 1619 y sobre cuyo lomo se produjo la riqueza de Estados Unidos y de muchas otras partes del mundo.

Fuentes:

Howard Zinn, La otra historia de los Estados Unidos (México: Siglo Editores XXI, 1999).

Bartolomé de las Casas, Historia de las Indias, escrita en 1527-1561, publicada por Biblioteca Ayacucho, Caracas, 1986.

Eric Kasum, “Columbus Day? True Legacy: Cruelty and Slavery”, Huffington Post, 15 de octubre de 2015.

Charles C. Mann, 1491: New Revelations of the Americas Before Columbus, Vintage Books, 2006.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/460/como-funciona-el-presente-sistema-y-por-que-hay-que-derrocarlo-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

Cómo funciona el presente sistema — y por qué hay que derrocarlo

12 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

“Las personas tienen que adentrarse con seriedad y ciencia en la manera en que el presente sistema del capitalismo-imdperialismo funciona en los hechos, y los correspondientes resultados concretos en el mundo”.

— Bob Avakian, “3 cosas que tienen que ocurrir para que haya un cambio duradero y concreto hacia lo mejor

Mire con los ojos abiertos al mundo: las guerras por el imperio y por un lugar en el imperio, que matan a millones de personas y reducen a polvo a decenas de millones personas más... los negros, latinos y amerindios sufren discriminación a cada paso, sometidos a la denigración, la encarcelación en masa y el asesinato a manos de la policía... las mujeres, la mitad de la humanidad, soportan opresión y denigración en todas partes del mundo, su cuerpo constituye una zona de batalla en una cultura de la violación, dominación y cosificación... millones y millones de inmigrantes desplazados, satanizados y obligados a vivir a las sombras — o a morir en el mar o el desierto... y para colmo, la acelerada destrucción del medio ambiente. Ponen a los jóvenes, por todo el mundo, los unos contra los otros en conflictos criminales o en la lucha por uno u otro fundamentalismo demente. Eso es una locura.

Esos horrores no son casuales o fortuitos sino que están integrados en el sistema económico y político bajo el que vivimos, el capitalismo-imperialismo. Aquellos que gobiernan al sistema están muy interesados en mantener estos horrores en marcha y en provocar más. Además, aunque quisieran resolver esos problemas insoportables, no lo podrían hacer. Se necesita una revolución, y nada menos que una revolución.

Lo que hace el presente sistema

El capitalismo es un “modo de producción”, la manera específica en que la sociedad está organizada para producir y distribuir las necesidades para la vida. Miles de millones de personas en todo el mundo trabajan colectivamente para producir esas necesidades. Sin embargo, los medios para producir esa riqueza son de propiedad privada y los controla una clase dominante mucho más pequeña, la de los capitalistas imperialistas. Esos capitalistas explotan a los miles de millones de personas en el planeta que no poseen tales medios y tienen que intercambiar su capacidad de trabajar por un salario o buscar a duras penas otra forma de sobrevivir. Los capitalistas establecen el marco para la sociedad entera, la que incluye a los cientos de millones de personas “en las capas medias” que tal vez tengan una pequeña empresa o trabajen de profesional, gerente, maestro, etc. Y esos capitalistas compiten entre sí, en una lucha despiadada de expandirse-o-hundirse para mantenerse en la cima.

Sobre la base de dicha propiedad y control sobre la riqueza, la clase capitalista-imperialista domina la política, la cultura y las ideas, y construye una masiva máquina de represión y poderío militar para mantener su dominio. Usan la fuerza —dictan— sobre aquellos que no aceptan ese marco. Y luchan entre sí sobre cómo gobernar.

El capitalismo es la causa central de las formas crueles de opresión a las cuales las personas se enfrentan en la actualidad. Veamos un solo ejemplo fundamental: el ascenso del capitalismo, tanto en Estados Unidos como a nivel internacional, impulsó el secuestro, asesinato y centenaria esclavitud de millones y millones de africanos. La esclavitud había existido antes, pero nunca con el febril impulso asesino creado por el capitalismo. Sobre la base de ese horrendo crimen, los gobernantes desarrollaron toda una red de opresivas instituciones políticas y relaciones sociales (relaciones entre los diferentes grupos de personas) apuntaladas por viles ideas racistas para reforzar y justificar esa opresión. Estas se integraron profundamente en todo el tejido social. A medida que las necesidades e intereses del capitalismo-imperialismo hayan cambiado a lo largo de las décadas con el concomitante cambio de las formas de explotación y opresión, se ha vuelto a hilar los hilos opresivos de ese tejido... pero nunca se han roto... y el sistema ha seguido manteniendo esa opresión.

Para poner fin a dicha opresión se requeriría (y se requerirá) de una masiva revolucionarización y reestructuración de todo — no sólo de la política y del sistema de “justicia penal”, sino de la educación, la salud, la vivienda, la cultura, las maneras en que las personas se ven y se relacionan entre sí, y las maneras en que se asignan los recursos y se determina y se lleva a cabo la producción. Todo eso constituiría un nivel de trastorno el que representara una amenaza muy grande para el propio funcionamiento del presente sistema y su implacable afán de ganancias. Lo anterior se vio en las dos grandes luchas contra esta opresión: la guerra de Secesión que eliminó la esclavitud abierta y la lucha de liberación negra de la década de 1960. Después de esos enormes auges de trastorno y levantamiento, se dio un muy corto e inicial período de reformas — y luego el sistema brutalmente suprimió, reprimió y encauzó a las masas populares de regreso a los confines del presente sistema. Se eliminaron algunas formas de opresión... pero algunas nuevas, algunas aun peores, surgieron en su lugar.

Ese mismo principio se aplica a todo problema candente que enfrenta la humanidad. Los cambios convulsivos que se requieren  para resolver esos horrores, TODOS LOS CUALES SE PODRÍAN RESOLVER en un marco social diferente con un modo de producción diferente, pondrían en peligro el funcionamiento del sistema.

       

Por qué el presente sistema no puede resolver esos problemas

De aún más importancia: los capitalistas no podrían resolver esos problemas, aunque quisieran hacerlo. El capitalismo “funciona” y sólo puede funcionar por medio de la competencia de un capitalista, o un bloque de capitales, contra otro. La producción puede estar, y por lo general está, altamente organizada en unidades de producción individuales; pero se da una batalla anárquica a muerte en la competencia del mercado.

Es necesario que todo capitalista persiga siempre más ganancias, lleve a cabo la producción de manera cada vez más eficiente y barata, a una escala cada vez más grande y más tecnológicamente avanzada, y que explote a los trabajadores bajo su mando tan profunda y despiadadamente como sea posible. Si no, otro capitalista aprovechará la oportunidad y lo destruirá. Supongamos que General Motors le dijera a Toyota y Volkswagen: “Vamos a reducir nuestro crecimiento a fin de salvar los ecosistemas del planeta y vamos a abandonar el mercado chino”. Bueno, ¡adiós a GM como una unidad rentable de capital! La producción para sacar ganancias, la competencia para expandirse en busca de mayores ganancias, es lo que impulsa el presente sistema. Hay “reglas del juego”. En lo fundamental, no se trata de avaricia corporativa o de unas personas equivocadas que toman las decisiones políticas equivocadas, sino de la naturaleza interna del sistema.

Esa coacción de expandirse o hundirse ha impulsado todos los crímenes del capitalismo. Impulsa y moldea todos los cambios en la manera en que la gente trabaja y lleva la vida cotidiana. Pero es ciega, sin el control de la sociedad. Los capitalistas invierten en la mecanización de la agricultura y cambian la producción de la subsistencia campesina a las exportaciones para el mercado mundial... y cientos de millones de campesinos resultan en la ruina, expulsados de la tierra hacia los barrios marginados del mundo entero. Los capitalistas trasladan la producción a zonas empobrecidas del mundo a fin de obtener mayores ganancias y ventajas sobre sus rivales... y la gente en los barrios marginados de Estados Unidos resulta abandonada y encerrada, y a su paso hace metástasis como un cáncer un sistema entero de encarcelación en masa y represión policial.

Hoy, con el desarrollo del capitalismo en el sistema mundial del imperialismo, la dinámica tiburonesca se desenvuelve a una escala política mundial, lo que incluye la constante rivalidad entre las diferentes potencias imperialistas y en las guerras por defender o expandir el imperio. Por ejemplo, ¿por qué es que Estados Unidos y otras potencias luchan continuamente por dominar al Medio Oriente, dejando millones de muertos y millones más que huyen para salvarse? Debido a que, según los cálculos que son a la vez horribles y absolutamente necesarios en el marco de expandirse o hundirse bajo el sistema del capitalismo, si una potencia no domina, otra potencia lo hará.

El meollo del asunto es lo siguiente: aunque de alguna manera un grupo de capitalistas imperialistas se dejara convencer, contra todos sus intereses fundamentales, de modo que aceptara la agitación social necesaria para abolir y transformar la opresión que caracteriza y domina la presente sociedad; e aunque se podría convencer a esos capitalistas de modo que reasignaran los recursos necesariamente masivos en un intento de resolver esos problemas... de manera muy inmediata dicho grupo se toparía con la propia manera en que funciona el presente sistema: comer o ser comido. Dicho grupo de capitalistas saldría aplastado, en lo económico y, si es que siquiera alcanzara tal objetivo, en lo político. Ante la posibilidad de su propia extinción como capital contra la certeza de las extinciones de poblaciones enteras o incluso una buena parte de la vida en este planeta, las propias leyes del presente sistema, es decir las “reglas del juego”, siempre impulsarán el capital, de modo que éste opte por su propia supervivencia. Y si un bloque de capitales de alguna manera no lo hiciera, ellos mismos se vendrían abajo, y otro bloque se elevaría a la cima.

Así es cómo funciona el sistema económico y político bajo el cual vivimos. Por esas razones, para que la humanidad respire libremente, es absolutamente necesario nada menos que una revolución contra el capitalismo-imperialismo, misma que derrote y desmantele las instituciones de represión violenta que el capitalismo-imperialismo despliega para su protección y expansión.

Como dice BA en EL COMUNISMO NUEVO:

[E]n última instancia, el modo de producción sienta las bases y pone los límites para el cambio, por lo que se refiere a la manera de tratar cualquier problema social, como la opresión de la mujer, la opresión del pueblo negro o de los latinos, la contradicción entre el trabajo intelectual y el trabajo manual, la situación con el medio ambiente, o la situación de los inmigrantes, etc. Aunque todas esas cosas tienen una realidad y dinámicas propias, y no se pueden reducir al sistema económico, todos ocurren en el marco y en las dinámicas fundamentales de dicho sistema económico; y dicho sistema económico, dicho modo de producción sienta las bases y establece los límites fundamentales del cambio con respecto a todas esas cuestiones sociales. Por lo que, para deshacerse de todas estas diferentes formas de opresión, es necesario tratarlas en sí, pero también es necesario cambiar en lo fundamental el sistema económico a fin de contar con la capacidad de poder llevar a cabo esos cambios en términos fundamentales. En otras palabras: Es necesario tener un sistema económico que no impida hacer esos cambios y que por el contrario no sólo los permita sino que siente una base favorable para hacerlos.

 

Lecturas adicionales:

"Convertirse previamente en capital"... y poner fin al capitalismo

Pasaje de EL COMUNISMO NUEVO: “Mediante cuál modo de producción

El "Esto lo cambia todo" de Naomi Klein contra Hacerle frente concretamente a la crisis climática

Todos hablan de la desigualdad — Hablemos del sistema que la causa
Una lección desde Bangla Desh

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/462/snumqg-ninos-sirios-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar:

Refugee camp for Syrians in Cappadocia, Turkey, 2014
Campamento de refugiados para sirios, Capadocia, Turquía, 2014. (Foto: Fabio Sola Penna)

About 3,500 people, mostly Afghan, have been living for months in the Elliniko camp in Athens, Greece, consisting of an old airport terminal and two Olympic stadiums which are no longer in use.
Unas 3.500 personas, en su mayoría afganis, llevan meses viviendo en el campamento Elliniko, Atenas, Grecia, compuesto de una antigua terminal aérea y dos estadios olímpicos ya abandonados. (Foto: Pierre-Yves Bernard / Médicos sin Fronteras)

An unauthorized camp for refugees trying to get to Britain has sprung up in Calais, France. It is called the "Jungle" by the authorities, who provide no services and frequently raid the camp and destroy dweillings.
Ha brotado un campamento no autorizado para los refugiados que intentan ir a Inglaterra. Las autoridades lo llaman la “Selva”, no proporcionan servicios y con frecuencia incursionan en el campamento y destruyen los albergues. (Foto: Malachy Browne/Flickr)

Niños sirios: una pregunta que se responde sola

26 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

3 de octubre de 2016. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. Estados Unidos, Reino Unido y Francia han usado los horribles ataques a civiles en la zona oriental de Alepo para conseguir un triunfo propagandístico contra sus rivales rusos y el régimen de Bashar Al-Assad en Siria. Los bombardeos contra civiles son sin duda un crimen de guerra, como ellos alegan, y aunque esta zona es un bastión de los combatientes fundamentalistas islámicos, como alega Rusia, atrocidades como esa revelan que ambos bandos son asesinos atroces. Pero pese a toda la cháchara de Occidente sobre los niños de Alepo —las imágenes de niñitos heridos y desesperados que deberían conmover a cualquiera—, ¿qué pasa cuando esos mismos niños u otros como ellos, en Siria y otros países donde el sufrimiento de los niños ha alcanzado enormes proporciones, tratan de escapar del horror?

¿Muestra Occidente preocupación alguna por el trato que les dan a los refugiados en los desastrosos campamentos en Turquía y Grecia, que los refugiados sienten que han sido hechos deliberadamente para que sufran allí como castigo por salir de Siria, y para disuadir a otros de unírseles?

¿Por qué las potencias de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se niegan a utilizar sus recursos navales para realizar operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo? ¿Por qué han abandonado esas operaciones, salvo los guardacostas italianos y un guardacostas griego a los que han despojado de su eficacia por los recortes que ha impuesto la Unión Europea, haciendo que haya vidas que dependan de los esfuerzos de los pescadores y los voluntarios de oenegés?

¿Qué hay de los casi mil niños no acompañados —niños que han perdido a sus padres o terminaron separados de ellos— que tratan de sobrevivir en Calais, Francia, en un campamento al que las crueles autoridades del mundo les gusta llamar “la selva”, aunque sus habitantes se ayudan muchísimo entre sí a pesar de las difíciles circunstancias? Hasta el momento las autoridades francesas se han negado a dar ayuda a estos niños, ni hablar de todos los niños y adultos que desesperadamente la necesitan, en una flagrante violación a la ley francesa y el derecho internacional. El gobierno británico se ha lavado las manos con el destino de estos niños, a pesar de que muchos de ellos tienen familia en Reino Unido y por lo tanto bajo la ley tienen derecho al asilo. Para Estados Unidos esto es problema de Europa.

¿Será que la falsa “preocupación” de Occidente por los niños sirios no es sino un arma más en su contienda con rivales reaccionarios?

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/462/la-gira-nacional-esta-en-chicago-a-entrarle-a-la-revolucion-ya-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

23 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

La Gira Nacional está en Chicago

¡A ENTRARLE A LA REVOLUCIÓN YA!

MITIN el sábado 29 de octubre, 1 pm

En el Parque Grant en la esquina noreste de Michigan y Congress (cerca de la estatua del amerindio montado a caballo — en caso de lluvia, llame para averiguar el lugar del mitin bajo techo).

 

En la escalinata del Juzgado del Condado de Cook, 18 de octubre de 2016
En la escalinata del Juzgado del Condado de Cook, 18 de octubre de 2016. Foto: Especial para revcom.us

El presente sistema maltrata, oprime y mata a personas en todo el mundo. El presente sistema encierra a generaciones de jóvenes negros, latinos y otros de color, brutalizándolos, encarcelándolos, hasta cegándoles la vida — o creando las condiciones para que se peleen entre sí cuando deberían pelear contra el VERDADERO enemigo. El presente sistema enseña a los varones a despreciar y brutalizar a las mujeres, cuando la furia de la mujer tiene que ser desencadenada para la revolución. El presente sistema libra guerras injustas, destruye el medio ambiente, y desarraiga y persigue a los millones de inmigrantes.

Hay que DERROCAR el presente sistema.

Mire las elecciones del presente sistema, y sus candidatos que no son más que gángsteres que se pelean entre sí sobre quién va a gobernar el imperio. No importa quién gane, no significará nada para el pueblo sino aún más de lo mismo. A menos que y hasta que NOSOTROS nos organicemos para fortalecernos, y atraer a otros. Tenemos que aprovecharnos de los conflictos entre los gobernantes y prepararnos para una revolución CONCRETA para derrocarlos.

Tenemos que hacer la revolución para DERROCAR el presente sistema. A Entrarle a la Revolución — Gira Nacional Organizativa Revolucionaria está en Chicago para reclutar a USTED en la Revolución. No pierda a los Revcoms el 29 de octubre — los que tienen un conocimiento concreto de POR QUÉ necesitamos nada menos que una revolución... de lo que esa revolución haría... de cómo podríamos hacer tal revolución a la mayor brevedad posible..., y del papel de USTED en ella.

“Aquellos que el sistema ha desechado, aquellos que el sistema ha tratado como menos que humanos, podrían constituir la columna vertebral y la fuerza motriz de una lucha para eliminar su propia opresión y además eliminar por fin toda opresión y emancipar a toda la humanidad”.
-Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario

¡ESTADOS UNIDOS NUNCA FUE GRANDIOSO!
¡HAY QUE DERROCAR, Y NO VOTAR POR, EL PRESENTE SISTEMA!
¡DEJAR DE MATARSE UNOS A OTROS! ¡EMPEZAR A LUCHAR CONTRA EL VERDADERO ENEMIGO!

Más información: Club Revolución de Chicago,
312-804-9121, correo electrónico: revclub.chi@gmail.com

 

¿Harto de tratar de ser el cabrón más bravo entre los que tienen la pierna rota?
Vea a Bob Avakian, el líder de la revolución (video en inglés):

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/462/alerta-sobre-el-22-de-octubre-desde-chicago-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

ALERTA sobre el 22 de Octubre desde Chicago

23 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Tweets de Sunsara Taylor:

Sunsara Taylor
@SunsaraTaylor

("Hoy en Chicago arrestan brutalmente a 4 personas en la protesta pacífica para poner fin al asesinato POLICIAL, cual protesta tenía un permiso.")

("Esta es una copia del permiso para usar 2 carriles de la Avenida Michigan. Aun así, ¡arrestaron a 4 personas! ¡ALTO AL ASESINATO POLICIAL!")

("La policía arrestó ilegalmente a las personas en una marcha con un permiso para poner fin al asesinato POLICIAL pero no vamos a parar ")

("En #O22 @Prisonspeaks se explica todo: la tortura, el asesinato, el #CPD [Departamento de Policía de Chicago] tiene las manos manchadas de sangre. ¡Esto tiene que parar!")

NOTA: Las actualizaciones se publicarán aquí a medida que estén disponibles.

Alerta sobre el 22 de Octubre desde Chicago a mediados de la tarde: La policía arrestó a Noche Díaz y otros tres. Oradores poderosos en un pequeño mitin inicial incluyeron a: Carl Dix, un iniciador del mitin del 22 de Octubre, y representante del PCR, Noche Díaz del Club Revolución, LaToya Howell (madre de Justus Howell, de 17 años, asesinado por la policía de Zion, Illinois), Gloria Pinex (madre de Darius Pinex, asesinado por la policía de Chicago), y Mark Clements, un hombre que Jon Burge, comandante de la Policía de Chicago, había torturado. Las personas se sumaron a la marcha desde las calles, y los manifestantes salieron a las calles. La ciudad de Chicago había concedido un permiso para dos carriles de tráfico, y los manifestantes sostenían una copia ampliada —tamaño póster— del permiso para mostrar a la policía y los medios de comunicación. Aun así, la policía en bicicletas y en coches empujó repetidas veces a la gente cuando entraba en la zona permitida. La policía les arrancó la pancarta de vidas robadas de las manos a los manifestantes, arrastró a manifestantes a la calle, los tiró al suelo, se montó sobre ellos y los arrestó. La marcha continuó, marchando por el centro de Chicago, impactando a cientos de personas frente a la presencia intimidante de la policía. Más noticias por venir.

MENSAJE DE LOS DETENIDOS DESDE DENTRO DE LA FURGONETA POLICIAL:

Los manifestantes detenidos enviaron este mensaje desde el interior de la furgoneta policial:

La policía de Chicago atacó brutalmente a los manifestantes y al Club Revolución al O22 — el día nacional de protesta contra el asesinato y brutalidad policial. Los manifestantes tenían un permiso para la Marcha. La policía se dirigió hacia ciertas personas, las golpeó con porras, las tiró al suelo, las torció brutalmente y las tiró en la furgoneta policial. Urge denunciar enérgicamente este motín policial y seguir saliendo a las calles para luchar contra el asesinato policial y todos los crímenes de lesa humanidad de parte del presente sistema. Éntrenle a la revolución. Alto al Asesinato Policial. Acusar y condenar a los policías asesinos y enviarlos a la cárcel. Todo el maldito sistema es culpable. Nos negamos a permanecer en silencio frente al brutal asesinato policial en todo Estados Unidos. La revolución es lo que necesitamos para liberar a la gente de todo el mundo.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/462/sunsara-taylor-la-gira-organizativa-nacional-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

Campaña y Gira Organizadora Nacional "A Entrarle a la Revolución" de 2016-2017:

10 días en Chicago... un verdadero comienzo

Sunsara Taylor

26 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Revolution tour
Lea más

“¿En serio?” Los ojos de la joven se abrieron como platos, “¿Ustedes van a viajar por todo Estados Unidos... por un año? Eso es increíble”. Había escuchado con atención mientras el Club Revolución marchaba hacia la protesta contra la brutalidad policial y explicaba que únicamente una revolución podría poner fin a todas las atrocidades y horrores causados por el presente sistema: asesinato tras asesinato por la policía, la violencia y la violación contra las mujeres, los ataques venenosos a los inmigrantes, las guerras por el imperio y la destrucción del medio ambiente. Pero cuando se enteró del alcance y la audacia de lo que se propone la Campaña y Gira Organizadora Nacional "A Entrarle a la Revolución" de 2016-2017, es decir, de recorrer todo Estados Unidos y alistar y organizar a miles de personas nuevas en la revolución con el fin de prepararse para el momento cuando sea posible dirigir a millones a derrocar al sistema entero, ella de verdad le puso atención y quiso conocer más. La misma explicación le iluminó la cara a un joven hermano del ghetto del barrio sur de Chicago. Dijo: “Es cierto. No se puede hacer una revolución en una sola ciudad”.

La Campaña y Gira Organizadora Nacional "A Entrarle a la Revolución" de 2016-2017 se ha tomado las calles de Chicago. Donde quiera que vayamos, vamos proyectando audazmente la realidad de que “¡Estados Unidos NUNCA ha sido grandioso! ¡Tenemos que derrocar, y no votar por, el presente sistema!” Que una revolución concreta pondrá fin a los horrores que miles de millones de personas sobre nuestro planeta están obligados a soportar. Y USTEDES tienen un papel que desempeñar en esta revolución AHORA MISMO.

Sí, nos referimos a una revolución concreta, y tenemos una estrategia

Mucha gente asiente con la cabeza cuando escucha la palabra revolución, al menos en los barrios de los oprimidos y en las protestas contra el asesinato policial. Sin embargo, cuando explicamos lo que en serio queremos decir: el derrocamiento total del presente sistema, el desmantelamiento de sus estructuras e instituciones de gobierno, la derrota de sus fuerzas militares y policiales y la construcción de una sociedad radicalmente nueva y un poder de estado revolucionario en transición a un mundo comunista, eso es a la vez atrayente y muy serio. Por un lado, muchas personas tienen un profundo sentido de que unas pocas reformas no van a producir el cambio que se necesita. Por otro lado, les cuesta trabajo imaginar siquiera tener la fuerza suficiente para efectivamente derrotar al presente sistema.

Ha sido crucial, desde el principio, dejar en claro que nosotros tenemos una estrategia para ganar, y empezar a expresarla vivamente desde el principio. Por eso las personas se han conmovido tanto al enterarse de que nosotros no sólo conversamos con ellas en ese momento, sino que vamos a viajar y activar a los miles de personas que pueden influenciar a millones, y contar con una capacitación para dirigir a millones en la lucha sin cuartel por el poder cuando las respectivas condiciones maduren.

En las calles más duras de Chicago

Una tarde, en el barrio sur (South Side) de Chicago, el Club planeaba conducir en una furgoneta con un sistema de sonido por hora y pico con el anuncio de que los revolucionarios iban a estar en una esquina muy transitada en un momento determinado. Apenas habían recorrido una cuadra por el barrio antes de que vieran a la policía jodiendo a dos jóvenes negros. El Club se arrimó en su furgoneta y se plantó, de pie en formación disciplinada vigilando y asegurándose de que los derechos de estos jóvenes no fueran violados de manera ilegal. Los cerdos policías no querían la atención y retrocedieron.

How We Can Win

How We Can Win

How We Can Win

Lea el texto completo CÓMO PODEMOS GANAR Cómo en concreto podemos hacer una revolución AQUI

Los jóvenes estaban aliviados, inspirados e intrigados. Los revolucionarios les retaron a entrar en la revolución. Los jóvenes dejaron en claro que apoyaban lo que los revolucionarios hacían, pero decían sin rodeos que no sabían lo que iba a significar unirse a la revolución y, “¿Qué quieren que hagamos, subirnos a su furgoneta en este momento?” El Club respondió que la esencia de la cuestión no era si desearan subirse a la furgoneta en efecto en ese instante, sino si ellos se relacionaran con la revolución. Más tarde resumimos que debíamos haber dicho nada más, “Sí, ¿por qué diablos no? ¿Qué posiblemente podrían andar haciendo en este momento que es más importante que entrar en la lucha para poner fin no sólo de su propia opresión sino a toda la opresión?”

Desde ese entonces, adoptamos ese enfoque más fuerte con varios otros jóvenes, con buenos resultados, ganándolos a participar en el acto, aunque sólo sea de formas incipientes. Ayer por la noche, por ejemplo, un joven que había venido acompañándonos un rato nos dijo: “De verdad tengo que considerar profundamente si seré parte del Club Revolución o no. No quiero hacerlo a menos que yo esté seguro”. “Así es”, le respondimos, “Más vale pensar muy profundamente sobre esto, pero lo mejor es hacer que sea rápido y es mejor que tomes la decisión correcta. Sinceramente, ¿qué posiblemente podría ser más importante que tú hicieras en este momento salvo hacer el trabajo necesario para entrar en la revolución la que podría acabar con la opresión y la explotación de todos los siete mil millones de personas en el planeta?” Nos quedamos en silencio mientras los segundos pasaban largos y él reflexionaba. “No se me ocurre nada”, respondió por fin, por lo que caminamos por la calle y nos sentamos en un McDonald’s. Muy entrada la tarde, él comentó: “Ustedes de veras han cambiado mi forma de pensar. Ahora pienso en todo el mundo, y no nada más sobre el dinero y mí mismo”.

De nuevo durante nuestra primera tarde en el barrio sur, en tan sólo las dos horas siguientes, el Club Revolución tuvo que plantarse dos veces más, ya que seguían topándose con situaciones en que los policías jodían a los negros. En cada ocasión, todos a los alrededores palpaban el poder de esta autoridad revolucionaria.

¡Dejen de matarse entre sí, y empiecen a luchar contra el verdadero enemigo y a hacer una revolución!

Llama la atención que en los barrios, casi todos, la primera vez que nos ven, dan por sentado que estamos presentes para “detener la violencia”. Cuando el Club por fin se estableció en la esquina con sus pancartas y megáfono, un gran grupo de estudiantes de secundaria caminaban por ahí y nos rodearon. “¡Déjennos decir algo, déjennos decir algo!”, clamaban y tomaban el micrófono. Cuando les preguntamos qué querían decir, exclamaron: “¡Alto a la violencia! ¡Alto a la violencia!”

Bob Avakian, "Un mundo mejor es posible", de la charla filmada REVOLUCIÓN: por qué es necesaria, por qué es posible, qué es. Este corto de la charla habla de los carceleros que obligaron a los presos a pelearse entre sí como gladiadores en la prisión estatal Corcoran, California.

Claro que es positivo el que muchos jóvenes de estos barrios deseen detener la violencia. Hablamos con un grupo de jóvenes amigos que han asistido a cinco entierros en los últimos meses. Pero nos ha costado trabajo diferenciarnos del movimiento “detener la violencia”. Queremos que nuestra gente deje de matarse entre sí y tenemos que explicarlo profunda y fuertemente con la gente, pero sabemos que eso sólo puede suceder, y sólo contribuirá a algo mayor, si es parte de unirse a la lucha para poner fin al presente sistema. Resonó muy hondo con ellos el vídeo del discurso de Bob Avakian de 2003 en el que él reta a los jóvenes a reconocer que cuando andan “regulando su esquina” en el barrio, el sistema los viene manipulando. Una y otra vez los jóvenes comentaron: “Él habla precisamente acerca de nosotros y lo que tenemos que hacer”.

Un chico joven, mientras empezaba a comprender en serio el objetivo por lo que nosotros luchábamos, nos dijo que creía que lo más importante para sacar a los otros jóvenes como él de la mentalidad pandillera sería darles un sentido de propósito mayor. Él se inspiraba, y creía que iba a ser posible inspirar a otros, siendo parte de algo tan liberador como una revolución.

Agitar, contender y elevar las aspiraciones de la gente

Un hombre mayor que se había detenido por ahí y se había portado muy amistoso cuando montamos nuestro puesto por primera vez, había comenzado a beber y esta vez cuando él se nos acercó, se puso a discutir muy fuerte. Estaba enojado con los blancos y los “extranjeros que ni siquiera hablan inglés”. Le respondimos muy fuerte: “¿Tienes alguna idea de por qué la gente viene a Estados Unidos desde otros países?” Hicimos agitación sobre las guerras y la dominación, los golpes de estado y escuadrones de la muerte, la explotación y empobrecimiento que Estados Unidos y otras potencias imperialistas infligen sobre otros países y cómo todo eso hace que la gente no pueda sobrevivir en sus tierras natales. Además, la gente huye de sus hogares desesperadamente y alguna gente viene a Estados Unidos, donde termina por tener que trabajar casi como esclavos en los campos, las cocinas, las empacadoras de carne y el trabajo de jornalero, muchos de ellos sin derechos, una vida a las sombras, cazados y luego separados de sus familias por las deportaciones en gran escala.

Una mujer de más lejos en la esquina se acercaba, asintiendo con la cabeza vigorosamente. El tipo que bebía seguía discutiendo fuerte pero viró su argumento por otro lado. “¡Exactamente!”, insistió, “¡Y de todos modos ¡ésta es una tierra de indígenas!” Un chico joven del barrio que había salido a estar junto a los revolucionarios claramente no había sabido todo esto y nuestra agitación lo conmovió visiblemente. Por lo que él intervino para recanalizar la ira del hombre mayor. En referencia a su declaración acerca de los indígenas, dijo: “Tienes razón, tú podrías hacer algo que importara si recorriera la calle diciéndole eso a la gente”. El chico tenía un buen estilo, lo que dejaba que el hombre mayor se salvara las apariencias, a la vez que luchaba con él a fin de sacarle lo mejor.

Una mujer joven que también había salido a sumarse a nosotros se percató de la pancarta que llevábamos que decía: “¡Las mujeres NO son putas, perras, sacos de boxeo, objetos sexuales o reproductoras! Las mujeres son plenos seres humanos”. Le pregunté por qué le gustaba, y me dijo que a las mujeres casi nunca les llaman por sus nombres y les faltan mucho el respeto. Dije que estaba de acuerdo pero no lo dejé allí no más, retomaba sus puntos, pero también hacía agitación sobre la forma en que se celebra y se bromea sobre la cultura del proxenetismo, de la esclavización brutal y venta de mujeres, de que todos saben lo que significa que los hombres califican a las mujeres por números como si su único valor es ser denigrada como un objeto sexual, qué tan degradante lo es el que los hombres se reúnen y se jactan de que se salen con la suya en su uso de los cuerpos de las mujeres, la manera en que las mujeres son objeto de golpizas e insultos, las formas en que las mujeres sufren violaciones y manoseos y las maneras en que las avergüenzan cuando tienen relaciones sexuales o si gozan en el acto sexual o si no quieren tener un bebé.

Era importante que a ella le gustara la consigna, pero no bastaba dejar las cosas así no más. La agitación y su respectivo contenido y convicción tuvieron un fuerte impacto sobre ella, y de nuevo expresaban nuestra moral y autoridad revolucionaria. Al levantar la vista, me di cuenta de que otra mujer se había acercado durante la conversación desde más allá sobre la calle.

Los primeros diez días... intensos y ricos en lecciones

En los diez días intensos que hemos estado aquí en Chicago, hemos hablado con una asamblea de estudiantes negros de secundaria con muchísimos que ya han pasado tiempo en la prisión... Nos hemos conectado con cientos de personas fuera de la Corte del Condado de Cook que están atrapados en el sistema de injusticia criminal... Hemos pasado tiempo propagando la revolución y participando en una profunda discusión con estudiantes de la Universidad de Chicago... Hemos estado en las devastadas calles de South Shore y Englewood... Hemos hablado en un micrófono abierto... Nos sentamos con las personas y empezamos a trabajar para alistarlas en el Club Revolución (en discusiones sobre la primera cita de cada capítulo de Lo BAsico y los Puntos de Atención para la Revolución), y mucho más.

Ayudamos a dirigir una protesta desafiante en las calles con motivo del 22 de octubre, el Día Nacional de Protesta para Parar la Brutalidad Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación. Noche Díaz, uno de los miembros de la Gira Nacional, fue brutalmente arrestado junto con otras tres personas. No sólo no dejamos que lo anterior nos impidiera seguir marchando y haciendo que se oyera poderosamente nuestra resistencia, sino que tenemos planes de aprovechar este asalto policial indignante para movilizar a más personas para enterarse de esta Gira y unírsele, e insistir que se retiren todos los cargos en contra de nuestra gente.

En todo lo que hacemos, nos basamos en el análisis y enfoque científicos del folleto “CÓMO PODEMOS GANAR Cómo en concreto podemos hacer una revolución. Nos adentramos en todo eso con las personas, las movilizamos para difundirlo y organizamos a la gente para actuar en torno a él.

Al mismo tiempo, ha sido necesario, y sigue siendo necesario, que todos los que ya forman parte del Club y el movimiento para la revolución sigan profundizando su comprensión científica de por qué es que únicamente una revolución comunista puede resolver los problemas que enfrenta la humanidad. No sólo para “desmenuzarlo para los demás” sino para comprender con firmeza por nuestra cuenta por qué no es posible reformar el presente sistema de una manera fundamental y científica. Lo anterior se trata muy profundamente en EL COMUNISMO NUEVO de Bob Avakian así como en artículos como “Cómo funciona el presente sistema — y por qué hay que derrocarlo“, y hay que bregar con lo mismo mucho más profundamente y de manera continua.

Mitin “A Entrarle a la Revolución” el 29 de octubre

El sábado 29 de octubre reuniremos a personas de toda la ciudad para tomar partido con esta revolución y dar un gran salto hacia adelante, desde donde cada persona se encuentre, a su nivel de participación, comprensión y partidismo con esta revolución. El mitin tratará el tema “¡Estados Unidos NUNCA ha sido grandioso! ¡Tenemos que derrocar, y no votar por, el presente sistema!”

En el trabajo de conectarnos con muchos diversos sectores de la población, ponemos especial atención a activar a las y los jóvenes de las calles más duras de Chicago: movilizarlos para que dejen de luchar y matarse entre sí y al contrario, tomen partido juntos a medida que le entren y hagan suya la lucha contra el verdadero enemigo, la lucha por hacer una revolución y alcanzar un mundo mucho mejor. En preparación, el jueves 27 de octubre por la noche, celebraremos un Acto Organizativo “A Entrarle a la Revolución” en la Universidad de Chicago. Pronto diremos más acerca de las universidades.

Para repetir, nos encontramos en las etapas iniciales de la Gira. Seguimos aprendiendo, los brotes de nueva organización y fuerzas revolucionarias que hemos comenzado a hacer nacer son muy pequeños y todavía muy frágiles, y todavía no sabemos para nada lo suficiente acerca de lo que se necesitará para sostenerlos y expandirlos cualitativamente. No obstante, ya hemos comenzado, y es un verdadero comienzo. Que ustedes esperen recibir muchas más noticias de nosotros en los días, semanas y meses por venir.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/462/dia-nacional-de-protesta-2016-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

 

Permalink: http://revcom.us/a/463/oponerse-a-la-prohibicion-contra-el-comunista-revolucionario-noche-diaz-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

¡Oponerse a la prohibición contra el comunista revolucionario Noche Díaz por parte de la Universidad de Chicago y la policía de Chicago!

29 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

¡A tuitear esto!

¡A tuitear esto!

"¡Apoyo a mi hermano Noche Díaz y a mis camaradas en Chicago, arrestados y golpeados por la policía de Chicago! ¡Tienen un derecho a dar testimonio por la justicia y merecen un tratamiento humano!"

—Cornel West, 27/10/2016

Envíe email al presidente de la Universidad de Chicago para exigir que permita que la Gira Organizativa Nacional "A Entrarle a la Revolución" esté en la Universidad, que se retiren los cargos contra Noche Díaz y que la Universidad se responsabilice de toda lesión sufrida por aquellos que llevan este mensaje de la revolución a la Universidad.

Robert J. Zimmer
La Universidad de Chicago
5801 South Ellis Ave., Ste 501
Chicago, IL 60637
president@uchicago.edu

 

(trae más lógica que tus candidatos)


Para saber cómo apoyar la Gira Organizativa Nacional "A Entrarle a la Revolución" en Chicago con el apoyo económico o legal o para ayudar a crear la opinión pública, llame: (312) 502-7485 o envíe correo electrónico a GetIntoTheRevolution@gmail.com.

La prensa puede contactar: jessiedavis60@gmail.com

 

La Universidad de Chicago y la policía de Chicago le han prohibido la entrada a Noche Díaz en la Universidad bajo amenaza de arresto. Esto es ilegítimo y no se acatará. Noche Díaz hablará en la Universidad el martes 1° de noviembre y usted debe estar presente — para escuchar lo que la Universidad intenta suprimir y para respaldar a Noche.

3:00 pm, martes, 1 de noviembre
Lugar por anunciar
Venga para escuchar a Noche Díaz en la Universidad de Chicago
Opóngase a la prohibición por parte de la Universidad y la policía de Chicago para decidir quiénes y cuáles ideas usted puede escuchar y debatir

La Universidad de Chicago ha hecho titulares en todo Estados Unidos este año por promover la expresión libre y abierta. Afirmaron que no permitirían que los estudiantes “se protegieran” de ninguna idea. Sin embargo, el 26 de octubre, la Universidad de Chicago y la policía de Chicago agredieron violentamente y arrestaron a Noche Díaz, miembro de la Gira Organizativa Nacional “A Entrarle en la Revolución”, por dar un discurso revolucionario en una cafetería universitaria. Un estudiante atacó a Noche y a otro RevCom, pero fue Noche y otros RevCom a quienes la policía atacó, lesionó y arrestó a petición de la administración universitaria.

No contentas con enviar a una joven al hospital después de que la policía le dio puñetazos y codazos en el pecho por encima del corazón y en ambos hombros... no contentas con detener violentamente a Noche Díaz quien estaba saliendo pacíficamente del edificio por su cuenta... no contentas con acusar a Noche de cargos que conllevan un año en la cárcel..., la Universidad de Chicago y la policía de Chicago anunciaron una prohibición permanente contra Noche Díaz y amenazaron con arrestarlo si volviera a poner pie en la propiedad de la Universidad de Chicago.

¿Qué dijo Noche Díaz? Denunció los crímenes del sistema bajo el cual vivimos: el asesinato policial de personas negras, latinas y otros de color; las guerras y ataques con aviones no tripulados contra civiles por parte de Estados Unidos en el Medio Oriente; la violencia contra las mujeres y la degradación de ellas; los ataques contra los inmigrantes; la destrucción del medio ambiente. Y retó a los estudiantes a entrarle a EL COMUNISMO NUEVO que Bob Avakian ha elaborado, a entrarle a la revolución que puede emancipar a toda la humanidad. ¡Los estudiantes tienen que oír este mensaje!

La prohibición contra Noche Díaz, bajo amenaza de arresto, por la expresión pacífica en la Universidad es completamente ilegítima. Es una amenaza intimidante a todo el mundo para que “permanezca dentro de los límites” en su pensamiento, su trabajo académico y su vida; “Piense, discuta y actúe sobre lo que quiera”, dice el mensaje, “siempre que no desafíe las suposiciones fundamentales del sistema de capitalismo-imperialismo que gobierna sobre usted y miles de millones de personas en todo el mundo por medio de la fuerza brutal y asesina”.

¡NO deje que esto pase! La Universidad y la policía de Chicago vienen enviando un mensaje con el fin de enfriar, intimidar y silenciar. Venga para escuchar lo que Noche Díaz va a decir y sea parte de enviar un mensaje distinto, que no vamos a dejar que silencien a las voces revolucionarias.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/463/la-ejecucion-policial-de-deborah-danner-es.html

Revolución #462 26 de octubre de 2016

Crónica de un asesinato policial anunciado:

La ejecución policial de Deborah Danner y el asqueroso sistema detrás de la misma

29 de octubre de 2016 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Deborah Danner previó la posibilidad de que ella y otros como ella puedan ser asesinados por la policía. Pero no pudo impedirlo.

Deborah Danner fue una mujer negra de 66 años de edad. Fue inteligente, elocuente, con una buena formación académica —  y sufría de esquizofrenia. El martes 18 de octubre tuvo una crisis, lo que había pasado antes. Sólo necesitaba un poco de comprensión y un poco de ayuda.

Lo BAsico 2:16 afiche
Descargue el afiche: PDF | JPG

Varias personas entendieron y trataron de conseguirle ayuda. Un vecino llamó al número de emergencia, 911. Su hermana trataba de trasladarla al hospital.

Entonces llegó la policía de la Ciudad de Nueva York. Sabían que ella padecía una enfermedad mental — se había pedido a la policía a venir al apartamento de ella en el Bronx cuatro veces antes. Y sabían que su familia estaba tratando de conseguir tratamiento para ella. Pero la policía no le dio ni comprensión ni ayuda. Le dieron dos balas en el pecho, matándola. La única excusa mentirosa que se les ocurrió para justificar el asesinato: esta anciana había “amenazado” con un bate de béisbol a dos policías armados.

¿Qué dice este innecesario asesinato policial de una enferma mental sobre toda esta sociedad y sistema? ¿Qué dice cuando este tipo de asesinato policial sucede una y otra y otra vez, década tras década tras década? ¿Y qué dice cuando el presente sistema lo justifica una y otra vez?

“Viviendo con la esquizofrenia”

Antes de su asesinato, Deborah Danner escribió de manera conmovedora en “Viviendo con esquizofrenia” sobre la manera en que el presente sistema trata a aquellos que sufren de enfermedades mentales:

Aquellos que no sufren piensan mal de nosotros que sí sufrimos. Nos tratan con recelo como mentirosos y que no se puede confiar que nos controlaremos nosotros mismos. Nos piden a aceptar menos que [nuestros] derechos naturales a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.

He perdido varios puestos de trabajo debido al estigma — trabajos en que tenía éxito... El aspecto más triste de este tipo de marginación de los enfermos mentales es el hecho de que muchos siguen sin tratamiento (los enfermos mentales encarcelados, los enfermos mentales sin hogar) y sufren terriblemente. Todos somos conscientes de la situación de los enfermos mentales sin hogar; los vemos en nuestras calles cada día — algunos en crisis y fuera de control, algunos sufriendo en silencio.

Deborah Danner también escribió del tratamiento de los enfermos mentales a manos de la policía:

Todos somos bien conscientes de las noticias demasiado frecuentes sobre los enfermos mentales que se topan con las fuerzas del orden en lugar de profesionales de salud mental y terminan muertos. Todos debemos ser conscientes de que estas circunstancias representan problemas muy pero muy graves que es preciso abordar.

Refiriéndose al asesinato policial de 1984 en Nueva York de Eleanor Bumpurs, ella continúa:

Hace muchos años, aquí en Nueva York, a una mujer con sobrepeso, Gompers [Bumpurs], la policía la mató con una escopeta porque la consideraron una “amenaza a la seguridad” de varios hombres adultos que también eran agentes de policía. Utilizaron la fuerza letal para someterla porque no estaban entrenados suficientemente en cómo lidiar con los enfermos mentales en crisis. No fue un incidente aislado.*

30 años después del asesinato policial de Eleanor Bumpurs

No vivimos en la Edad Media, cuando la humanidad no tenía conocimiento de las causas de la enfermedad mental y las crisis nerviosas. Vivimos en un período de avances científicos sin precedentes, cuando hay una creciente comprensión de la enfermedad mental y los verdaderos tratamientos disponibles.

Muchos familiares, trabajadores sociales y profesionales de la salud se preocupan y hacen desesperadamente lo que pueden por estos seres humanos que el sistema ha abandonado y, en muchos casos, ha dañado.

Pero, ¿cómo ha respondido el presente sistema, 30 años después del asesinato policial de Eleanor Bumpurs?

Según se informa, uno de cada cinco adultos sufre de algún tipo de enfermedad mental en cualquier año en Estados Unidos, así como millones de niños. Pero nunca ha existido los servicios adecuados para los millones de personas con enfermedades mentales en esta sociedad. Y ahora, durante las últimas décadas, mientras que ha aumentado nuestro conocimiento acerca de la enfermedad mental, el gobierno ha dedicado cada vez menos recursos para hacer frente a este creciente problema horrible. En su lugar, el presente sistema ha cerrado las instituciones que tenían la responsabilidad de cuidar a los enfermos mentales — echando a la calle a muchos miles de personas con enfermedades mentales. Y no han surgido esfuerzos concretos para revertir este proceso.

Ya en la década de 1970 se volvía cada vez más evidente que el cierre y de los hospitales mentales estatales estaba ocasionando un gran aumento en el número de personas con enfermedades mentales que terminaban en las cárceles y prisiones. Después de más de 40 años, ahora es aún más el caso, la población reclusa total habiendo pasado de menos de 200.000 presos en 1975 a más de dos millones hoy, entre ellos más de 350.000 con enfermedades mentales.

¿Qué dice sobre el presente sistema el hecho de que hay más personas con enfermedades mentales en las prisiones y cárceles que las que reciben tratamiento?

¿O que los encargados de “servir y proteger” al pueblo asesinan repetidamente a los que necesitan tal tratamiento? ¿Que los enfermos mentales tienen la probabilidad de morir a manos de la policía 16 veces mayor que otras personas? ¿Que vivimos en una sociedad en la que uno de cada cuatro encuentros mortales con la policía tiene que ver con un enfermo mental?

Un sistema en el que estos asesinatos son parte de una epidemia más amplia de la brutalidad, terror y asesinato policial que se dirige en especial a gente negra, latina y amerindia —Deborah Danner, por ejemplo— porque el presente sistema no puede explotarlos de manera rentable y por lo tanto no tiene ningún futuro para ellos.

¿Quiénes y qué pondrán fin a este horror, y abordarán de modo humano el problema de la enfermedad mental?

Ahora en Estados Unidos millones de personas con enfermedades mentales tienen que sufrir innecesariamente, sin tratamiento, echadas a la calle, encerradas tras las rejas. En solo los primeros seis meses de 2015, la policía mató a 125 personas con enfermedades mentales. ¿Quiénes y qué pondrán fin a este horror, y abordarán de modo humano el problema de la enfermedad mental? No este sistema capitalista. No lo ha hecho, y no puede hacerlo.

Abordar de forma concreta el problema de la enfermedad mental y satisfacer esta necesidad social chocaría directamente con la manera en que este sistema funciona, donde las inversiones tienen, y deben tener, el objetivo de sacar ganancias. Esta —la maximización de las ganancias— es lo que impulsa el presente sistema, NO el satisfacer las necesidades de las personas. Y este funcionamiento del sistema capitalista dicta lo que el gobierno puede y no puede hacer, donde va a gastar el dinero, y donde no. Es por esto que, aunque lo quisieran, los gobernantes de este sistema nunca podrían abordar concretamente el problema de la enfermedad mental. Y la era de intensificada competencia global ha exigido un capitalismo “más competitivo y más voraz” y el recorte de todo tipo de servicios sociales — incluido el cuidado de la salud.

Revolución, y Nada Menos

¿Qué se requerirá para crear una sociedad en la que las personas con enfermedades mentales puedan vivir en comunidades compasivas? ¿Una en la que el estado respalde y proporcione recursos a iniciativas que capacitan a la gente para contribuir plenamente a la sociedad? ¿Una sociedad en la que los Deborah Danner del mundo son miembros valiosos de la sociedad, tratados con amor, la compasión y comprensión?

Se requerirá una revolución concreta, y nada menos. Una revolución en la que millones de personas, dirigidas por los revcoms, enfrenten y derroten a las violentas fuerzas de represión del presente sistema y se tomen el poder estatal. De ahí, se pueda crear una sociedad completamente nueva, con una economía radicalmente diferente sobre la base de criterios completamente diferentes, con una dinámica completamente diferente, un sistema político completamente diferente, y una moral completamente diferente. El plan científico para esta sociedad existe en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, escrita por Bob Avakian.

Como dice la declaración del Club Revolución de Nueva York:

Una y otra y otra vez, el presente sistema y sus cerdos policías asesinan a personas inocentes. Eric Garner... Philando Castile... Alton Sterling... Keith Lamont Scott... y ahora Deborah Danner, una mujer que sufría una crisis psiquiátrica, a quien, como a demasiados enfermos mentales antes de ella, la policía abatió a tiros cuando la compasión y la ayuda son lo que se requieren. El asesinato policial y la supremacía blanca son elementos integrantes del presente sistema, un sistema que hay que derrocar a la mayor brevedad posible, ¡lo que es posible! Ya es hora de organizarse para una revolución concreta.

Únanse con esta revolución ahora. Aquí está la manera de hacerlo.

 

________________________________________

* Eleanor Bumpurs estaba cuatro meses de atraso en su renta mensual de $ 98.65. Las autoridades de vivienda trataban de desalojarla. La policía fue a su apartamento, a sabiendas de que ella estaba una enferma mental, y rompió la puerta. Los policías afirmaron que Eleanor Bumpurs agitaba un cuchillo, por lo que le dispararon dos veces con una escopeta, matándola. [regresa]