Revolución #483, 22 de marzo de 2017 (revcom.us)

Voz del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.

 

Permalink: http://revcom.us/a/483/snumqg-editorial-introduccion-a-un-snumqg-transformado-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar

Editorial:
Introducción a un SNUMQG transformado

22 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Bob Avakian

Bob Avakian, Presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

14 de marzo de 2017. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. Con gran alegría, la redacción anuncia la transformación del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar en una herramienta más completa para la revolución, sobre la base de la nueva síntesis del comunismo de Bob Avakian.

El Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar cobró vida en enero de 2003, en una coyuntura crítica cuando bajo el estandarte de su "guerra contra el terror" mundial, los imperialistas encabezados por Estados Unidos habían lanzado y estaban expandiendo lo que en realidad era una guerra por el imperio. Después de invadir a Afganistán, se preparaban para invadir a Irak. Era una época en la que una poderosa guerra popular avanzaba pujante en Nepal, liderada por unos revolucionarios que eran participantes en el Movimiento Revolucionario Internacionalista. El MRI reunió a los comunistas de todo el mundo quienes, a raíz de la derrota de la revolución en China después de la muerte de Mao Tsetung, se juntaron provenientes de los cinco continentes para fortalecer la lucha por deshacerse del sistema capitalista por medio de la revolución.

El Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar se inspiró en el MRI, que se basó en el marxismo-leninismo-maoísmo (MLM). Durante los años transcurridos desde ese entonces, el servicio noticioso desenmascaraba incansablemente los crímenes de los imperialistas en muchos rincones del mundo, ponía al descubierto historias de resistencia popular contra la opresión, analizaba que en última instancia toda opresión estaba arraigada en el sistema del capitalismo-imperialismo y señalaba la necesidad de la solución, la revolución.

Estos últimos catorce años han presenciado acontecimientos importantes, como el colapso de MRI mismo. Algunas de las fuerzas previamente unidas en el MRI ahora se oponen agudamente entre sí, y además el entendimiento previo del comunismo revolucionario en sí “se ha dividido en dos”, para repetir la frase de Mao Zedong. Una corriente del viejo maoísmo se ha ido a dar a una liquidación socialdemócrata de los principios revolucionarios fundamentales del marxismo, expresada trágicamente en la capitulación de la dirección maoísta en Nepal y el fin de la guerra revolucionaria ahí. Otros del movimiento MLM anterior están atrapados en una defensa dogmática, cuasi-religiosa de fórmulas "maoístas" estériles que están igualmente desprovistas de contenido revolucionario. En oposición a lo anterior, la nueva síntesis del comunismo de Bob Avakian ha nacido en pleno flor: ha rescatado el núcleo científico del comunismo a la vez que ha criticado y repudiado a aquellos aspectos secundarios del anterior entendimiento y acciones de los comunistas que de hecho han ido en contra de la naturaleza liberadora del comunismo. El resultado es que ahora tenemos un marco cualitativamente más científico para conocer el mundo y cambiarlo por medio de la revolución, que viene cobrando adherentes de entre las fuerzas que anteriormente eran parte de MRI, así como de entre otras fuerzas más recientemente atraídas hacia el comunismo. (Para obtener más información sobre el MRI, su historia, su colapso y la división del maoísmo en dos, véase El comunismo: El comienzo de una nueva etapa — Un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, y Carta a los Partidos y las Organizaciones Participantes del Movimiento Revolucionario Internacionalista, del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos).

¡Y cómo el mundo clama por una revolución! En todas partes se ha intensificado la desigualdad, las mujeres se enfrentan a la intensificación violenta del patriarcado y la degradación, y han abandonado a Estados enteros en partes del tercer mundo por "fallidos" y los dejan pudrirse. La re-consolidación del dominio reaccionario hizo desvanecer las esperanzas de millones de personas en todo el mundo las cuales alcanzaron nuevas alturas cuando los dictadores respaldados por Estados Unidos fueron derribados por los levantamientos de masas de la "Primavera Árabe". La guerra ha abierto llagas muy desgarradoras en el Medio Oriente mientras los imperialistas occidentales y sus aliados locales combaten con los yihadistas islámicos reaccionarios, lo que atrapa a las masas en un torbellino de terror y desesperanza. Millones de personas han sido expulsados de sus hogares y miles de personas se ahogan en intentos desesperados de cruzar el mar Mediterráneo para salvarse, a la vez que los pocos que lo logren se enfrentan a muros cada vez más altos erigidos por estos mismos imperialistas para mantenerlos fuera, los muros físicos así como los muros del odio que azuzan en su contra. Ahora, después de años de normalizar crecientes niveles de chovinismo nacionalista, racismo y misoginia, las dinámicas del actual sistema han impulsado al fascista Donald Trump al puesto de comandante en jefe del imperialismo estadounidense. A su vez, esto está dando un gran impulso a los movimientos fascistas que han venido abriendo brechas como roedores en la política tradicional de Europa — en Austria, Hungría y Polonia, y ahora en Holanda, Francia, Alemania y otros lugares. Además, en las naciones oprimidas, el surgimiento de "hombres fuertes" como Modi de la India, Erdogan de Turquía, Duterte en Las Filipinas y otros, cuenta la misma historia: el orden de la post Segunda Guerra Mundial se está deshilachando rápidamente.

La cuestión más fundamental que enfrenta hoy la humanidad es si este gran tumulto abrirá paso al establecimiento de regímenes mucho más represores y reaccionarios que los actuales, con una intensificación sin precedentes de la opresión y la desigualdad, el fomento de guerras y el hambre, la catástrofe ambiental así como cosas potencialmente mucho peores, o si será posible capacitar a los oprimidos para ponerse en pie, con la dirección de un núcleo de revolucionarios conscientes, y para desmantelar los aparatos de Estado existentes en partes importantes del mundo y para establecer nuevos poderes de Estado radicalmente nuevos que comiencen a deshacerse de toda opresión y explotación. Esto está muy relacionado con qué tan bien se podría armar hoy a cientos y miles de personas con un enfoque científico de la realidad y podrían actuar sobre esa base. Hoy esto significa transformar el Servicio Noticioso UMQG en uno que esté firmemente basado en el comunismo nuevo de Avakian, una tarea que con orgullo vienen haciendo suya los comunistas que han sido la fuerza impulsora en el servicio durante años — una tarea a la que se pide que ustedes se unan, de innumerables maneras: repostear, distribuir y debatir el servicio, escribir, reportearse y escribir cartas para el servicio, por indicar sólo unos pocos.

Se necesitan artículos que pongan al desnudo que la fuente de la opresión de todo tipo en todo país en lo fundamental está arraigada en el sistema capitalista-imperialista, ya sea mediante el análisis del golpe de Estado en Turquía, del experimento fallido de Syriza en Grecia, del ascenso del fascismo en Estados Unidos y Europa, etc.

El servicio noticioso necesita un análisis que pone al descubierto las grandes grietas que están atravesando y partiendo todas las sociedades divididas en clases y que impelen a millones de personas a cuestionar y oponer resistencia, a fin de contribuir a que cada vez más personas de el salto de ser luchadores en un frente contra la opresión capitalista a ser luchadores en todos los frentes. Para tomar un solo ejemplo, tiene que resaltar las muchas maneras diferentes en que las fuerzas valientes se están saliendo de los cauces normales para oponer resistencia a las medidas draconianas que se están adoptando contra los migrantes, poniendo de manifiesto que es el sistema capitalista-imperialista el que está impulsando la inmigración y apretando las clavijas contra los migrantes. Tiene que contribuir a establecer una poderosa corriente internacionalista en torno a este problema candente —mostrar por qué y cómo es esencial el "mundo entero ante todo", en lugar de "¿qué significa esto para mí y mi país?"— de modo que puentee las fronteras entre las personas, a fin de cambiar no sólo lo que las personas piensan sino su manera de pensar, para capacitarlas en la línea y la perspectiva comunistas. O, en relación con el patriarcado, para sacar a la luz por qué no se puede romper todos los eslabones de la cadena de la opresión capitalista salvo uno, por qué es que al dejar la supremacía masculina sin refutar, se abrirá rápidamente la puerta al fortalecimiento de toda forma de división y desigualdad. Todo esto es parte del proceso de "luchar contra el poder y transformar al pueblo, para la revolución" — y de no menos importancia, de hacer nacer una nueva generación de líderes revolucionarios en este proceso, que puede usar este servicio noticioso para ayudar a identificar y unir a más fuerzas revolucionarias dondequiera que estén.

Es crítico poner al desnudo el sistema y sus instituciones y estructuras, pero también es vital plantear la solución, un poder de Estado de nuevo tipo y una nueva forma de organizar la sociedad y la economía para satisfacer las necesidades de la gente en el más amplio y más liberador sentido y paso a paso capacitar a la gente para poder hacer la transición, por medio de la revolución, a un mundo completamente nuevo de la humanidad floreciente, armada con un pensamiento crítico, sin los grilletes de las clases, del patriarcado y de todas las divisiones y desigualdades sociales. Para ello necesitamos criticar y refutar el veredicto reaccionario sobre la revolución y el socialismo. De lo contrario, nuestra crítica al sistema existente pierde fuerza y propósito. Además, a partir del balance de la nueva síntesis acerca de las experiencias socialistas del siglo 20, necesitamos mostrar la necesidad, la posibilidad y la deseabilidad de la nueva concepción de la sociedad socialista de Avakian — que no sólo satisfaga las necesidades básicas de la gente sino que sea una sociedad vibrante caracterizada por un florecimiento sin precedentes de la vida intelectual y cultural.

Sin el comunismo nuevo de BA y el entendimiento que se ha desarrollado sobre la base de su enfoque y método, inclusive para aquellos que tienen elementos vitales de entendimiento acerca de lo completamente putrefacto que es en realidad todo lo que existe, cuesta trabajo entender que el mundo no tiene por qué ser así, que el potencial de una forma radicalmente diferente de vivir para toda la humanidad yace trabada en la red de contradicciones de hoy que rigen a la sociedad, y atrapa a la humanidad oprimida en las relaciones de perro-come-perro y amenazan con causar desastres sin precedentes. El entendimiento visionario de Avakian acerca del objetivo del comunismo muestra que eso no sólo es posible, sino que es una necesidad urgente, que claman por la acción en este momento.

Con este entendimiento como fundamento sólido del servicio noticioso, sus páginas estarán abiertas a otros que, desde diferentes perspectivas y enfoques, saquen a la luz del día las historias aún ocultas de resistencia y oposición al orden imperante, arrojen luz sobre los crímenes del sistema y cómo funciona, revelen la complejidad de las fuerzas en acción y hagan todo esto de una manera que impela a otros a acudir a este sitio como un eje vibrante de análisis crítico y debate. Para que de veras el servicio llegue a ser un arma para la revolución en partes cada vez mayores del mundo, hace falta que se compartan los artículos, se necesitan cartas cartas y correspondencia, hace falta traducir artículos importantes a diferentes idiomas, etc. Para desarrollar este trabajo, el servicio noticioso romperá con su formato semanal que ha estado más orientado a la época de los medios impresos y, en su lugar, se centrará en la publicación de artículos en la red que le sigan en el mero momento a los grandes acontecimientos en el mundo. Necesitamos los aportes de todos aquellos que puedan ayudar, para que el alcance ahora tan limitado de nuestros artículos, limitado por nuestras capacidades actuales, pueda comenzar a satisfacer más las necesidades de lo que necesariamente tiene que ser un proceso revolucionario mundial.

Hay que decir con claridad unas duras verdades desde el principio: el peso de las fuerzas que luchan por la revolución comunista en todo el mundo palidece en comparación con los inmensos retos que tenemos ante nosotros. Por otro lado, una verdad aún más importante que nunca antes en la historia es que existe un entendimiento más claro y más científico de la fuente de la opresión y de lo que se necesita para deshacerse de ella. Sobre esta base, el Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar puede y debe llegar a ser una poderosa herramienta al servicio de todos aquellos que anhelan el fin a la opresión y la explotación, que atrae y capacita a miles e influencia a millones de personas en muchos países en todo el mundo, que acelera el día en que la humanidad pueda liberarse de los grilletes que lo han encadenado durante demasiado tiempo.

       

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/483/que-hay-detras-del-furor-sobre-rusia-y-trump-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

¿Qué hay detrás del furor sobre Rusia y Trump... y cuáles son los intereses del pueblo?

21 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

In the name of humanity, we refuse to accept a fascist America
A tuitearlo

¿Qué hay detrás del intensificado furor —en el gobierno, los medios de comunicación y la sociedad— sobre las posibles conexiones entre Donald Trump y sus asesores cercanos y Rusia — antes, durante y después de las elecciones? ¿Y qué de los intereses del pueblo?

¿Que está pasando?

Se ha acusado a Rusia de entrometerse en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, entre otras cosas facilitando la publicación de correos electrónicos bochornosos pirateados del Comité Nacional Demócrata, y así afectando el resultado. Puede que sea cierto. También es posible que personas clave en la campaña de Trump se confabularan con Rusia en hacerlo, lo que sería aún más grave y políticamente explosivo. Además (y más grave aún), es posible que los rusos tengan información comprometedora sobre Trump (como afirmó un “dossier” del cual se informó ampliamente) que podría darles palanca en sus tratos con él.

Aun si ninguno de los cargos de interferencia de parte de Rusia o de colaboración de parte de Trump resultan ser verdaderos, parece que existen agudas diferencias en la clase dominante acerca de la actitud y postura de Trump hacia Rusia, las que reflejan o concentran diferencias sobre la estrategia global de Estados Unidos, incluido con respecto a sus alianzas, y con respecto a Europa, China y el Medio Oriente (y, más ampliamente, los países de mayoría musulmana).

Pero ¿qué actitud debe tener el pueblo —especialmente los millones de personas que odian a Trump y lo que representa— acerca de este furor sobre Rusia y Trump?

En primer lugar, tenemos que entender que estos son conflictos entre los gobernantes sobre cómo promover sus intereses imperialistas y mantener su sistema encima de un mundo de explotación y opresión — ¡NO sobre lo que es mejor para la humanidad!

No hay nada en ningún lado de esta batalla dentro de la clase dominante sobre las conexiones y políticas de Trump respecto a Rusia que representa, en modo alguno, en absoluto, los intereses de la humanidad.

       

Para los siete mil millones de habitantes de la Tierra, ¿qué han sido las consecuencias del orden mundial dominado por Estados Unidos que surgió de la derrota de Alemania y Japón en la II Guerra Mundial? El conjunto de alianzas dirigidas por Estados Unidos que permitió e impuso una era de explotación inhumana sin precedentes, desde las minas de Sudáfrica hasta las maquiladoras de Asia y las plantaciones de América Latina, defendidas por escuadrones de la muerte e invasiones.

¿Qué pasó cuando se fortaleció el imperialismo estadounidense después de la caída de la Unión Soviética en la década de los 1990? Resultó en nuevas alturas de explotación mundial, degradación humana, guerras sin fin y destrucción ambiental.

¿Y qué serían las consecuencias para esos siete mil millones de personas de un orden nuevo de Trump y Pence?

Por otra parte, debemos reconocer que los conflictos sobre estos intereses reaccionarios podrían alimentar o incluso incitar una crisis en la clase dominante, que les podría costar grandes problemas resolver. Tal crisis podría interactuar con la lucha de millones de personas desde abajo para posiblemente conducir a otras fuerzas en la clase dominante a destituir al régimen de Trump y Pence.

Pero a menos que la lucha de los millones de los de abajo sea dirigida y basada en general según el punto de vista de que el régimen de Trump y Pence tiene que largarse por el bien de la humanidad, porque es fascista, pues aunque de alguna manera se destituyera a Trump, no resolvería el problema ante nosotros. De hecho, es posible que nos encontremos aún peor que antes, con un régimen esencialmente fascista que tenga una política exterior distinta para perseguir los intereses imperialistas de los gobernantes.

Sin embargo, si tales conflictos en la cúpula se agudizaran en un momento en que millones de personas ESTÁN en las calles exigiendo la expulsión del régimen porque es fascista, entonces habría una mayor posibilidad del éxito verdadero.

Esto no quiere decir que las personas que ven la necesidad de expulsar al régimen de Trump y Pence, o las que están indignadas por el rumbo vertiginoso de este régimen, deban quedarse de brazos cruzados esperando que maduren esos conflictos dentro de la clase dominante. No es necesario que tales conflictos se intensifiquen primero para que sea posible expulsar al régimen. Puede ser que la lucha que venga de las masas populares, que exija la eliminación del régimen de Trump y Pence debido a su carácter fascista, se desarrolle poderosamente primero. Entonces esto, junto con los conflictos entre los gobernantes sobre cómo el régimen de Trump y Pence hubiera lidiado con tal agitación, y junto con las diferencias sobre la política exterior, podrían obligar a las fuerzas de la clase dominante a decidir que sus intereses requieran la destitución del régimen de Trump y Pence (aunque todavía maniobren dentro de eso, en aras de sus propios intereses).

Al navegar por este territorio volátil, es esencial permanecer arraigados en la realidad básica, y encontrar los medios para llevar a la gente esa realidad básica: la necesidad de expulsar al régimen de Trump y Pence porque es fascista y es un grave peligro para toda la humanidad.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/483/al-saliente-procurador-federal-zachary-fardon-al-dejar-su-cargo-en-chicago-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

Al saliente procurador federal Zachary Fardon al dejar su cargo en Chicago:

Adiós… y ¡VÁYASE AL CARAJO!

21 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Trump le dijo al procurador federal principal para la región de Chicago, Zachary Fardon, que renunciara. Fardon se soltó a decir lo que opina de verdad que se deba hacer en Chicago. ¿Qué verdades soltó?

Oy, oy, oy, píntele al cerdo con lápiz de labios, oy, oy, oy.

Los funcionarios del sindicato policial y blogueros policiales aplaudieron, “creíamos que quizás él estuviera en nuestra contra pero ahora sabemos que en realidad es uno de nosotros”. Trump no se dio cuenta qué sirviente tan leal tenía con ese procurador. Fardon, como procurador nombrado por Obama, se expresó de salida con el fin de contrariar al informe revelador de Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) sobre el Departamento de Policía de Chicago (DPCh) y de atacar hasta las reformas débiles que el DPCh supuestamente debe instituir.

Fardon participó en el informe del DOJ respecto al DPCh racista y brutal. Y si bien él dice apoyar sus conclusiones, sus palabras salientes encomian a la policía, atribuyendo cualquier problema a una que otra manzana podrida, una cultura arraigada y la falta de entrenamiento. Pues, ¿cómo se imaginan Fardon y semejantes personas que esa cultura racista y brutal se arraigó durante décadas? Porque entrenan a la policía a hacerlo, y eso corresponde a su papel que es ocupar comunidades enteras y reprimirlas.

Han salido muchas denuncias en los últimos años que muestran cómo han arrollado con todo esfuerzo de “cambiar la cultura” desde dentro del departamento. Code of Silence [Código de Silencio] documenta las amenazas intensas contra dos policías y sus familias porque durante años ellos venían pidiendo que las autoridades policiales intervinieran en un “chanchullo extorsionista” dirigido por los cerdos policías en un multifamiliar público en Chicago. También, despidieron a un policía con 25 años de servicio, un investigador superior en la veeduría independiente (IPRA), porque se negó a cambiar un informe que dijo que la balacera que mató a LaQuan McDonald no fue una “buena” balacera. La policía mató a McDonald en 2014.

Efectivamente, los policías son altamente entrenados — entrenados a matar, a considerar a los negros como “una plaga” (según las palabras del ex comandante policial Burge), a incriminar, a acusar falsamente, a dar testi‑MENTIRAS. Además, los respaldan las cortes, los fiscales del municipio y el gobierno a cada nivel. Fardon dice que trabajó cientos de horas sobre el caso de los más o menos ocho otros policías en el lugar del asesinato de LaQuan McDonald —los cerdos policías que encubrieron y falsificaron la evidencia— pero no logró acusar a ninguno de ellos. Pues, ¡váyase al carajo, Fardon!

Fardon se queja de que los policías andaban con demasiada cautela después de la divulgación del video del asesinato policial de LaQuan McDonald, por temor de ser el próximo policial grabado en video. ¡Chilló que la policía ya no puede parar a las personas sin hacer un informe! Eso fue un ataque contra un acuerdo entre la ACLU (Unión Estadounidense por las Libertades Civiles) y el DPCh en aras de parar la etiquetación racial desenfrenada, que era aún más generalizada que la práctica controvertida del parar y registrar de la Ciudad de Nueva York. Por ejemplo, la ACLU concluyó en 2014: “Los agentes del DPCh pararon y registraron a más de 700 personas en la calle, incidentes que no resultaron en el decomiso de ninguna arma ni en un solo arresto” [nuestro énfasis]. La ACLU respondió a la carta de Fardon: “El Sr. Fardon desconoce el impacto y el daño concretos de esos incidentes… a menudo eran invasivos… los agentes meten mano en la ropa de una persona — y entrometidas, en que paran repetidamente a la misma persona. Pararon y registraron a estas personas regularmente sin suficiente motivo constitucional…” Fardon desconoce que por ley la policía no tiene ningún derecho de parar a una persona sin sospecha fundada ni de obligar a las personas a detenerse y hablar con ellos. Ahora, para colmo, Fardon recomendó que se violara el derecho de libertad de expresión de la I Enmienda, al instar a espiar fuertemente en las redes sociales y usarlo para enjuiciar a los jóvenes por lo que dicen en línea. Pues, ¡váyase al carajo, Fardon!

BAsics 1:13

Una de las cosas más escalofriantes que dice Fardon mientras finge preocuparse por los programas para ayudar a los jóvenes en las comunidades urbanas marginadas es cuando los muchachos de solamente 10, 11 ó 12 años de edad lleguen a afiliarse con una pandilla, en tal caso: “Una vez ocurrido, ya es tarde; su futuro está sellado”. Piensen en la clase de sujeto tan frío que dice eso acerca de muchachos. Las calles no sellan el futuro de estos muchachos; lo sella antes de que nazcan un sistema que no les ofrece ningún futuro en absoluto y así les dice de un millón de formas. Por esto, otra vez, váyase al carajo, Fardon (Vea BA sobre No más generaciones de nuestra juventud…).

Algo más: Fardon pide combinar todos los esfuerzos de los organismos federales como la DEA, el FBI y el ATF en una fuerza de tarea para ir sobre la violencia en las calles. Si usted quiere ver cómo se ve esto, lea sobre la operación encubierta racista del ATF en la región de Chicago, donde hostigan despiadadamente a un ex preso negro para que él se comprometa a atacar a una casa donde una pandilla guarda droga. Pues, una vez más, ¡váyase al carajo, Fardon!

¡Y este era el procurador nombrado por el demócrata liberal Obama! Es muy difícil distinguir entre el llamado de Fardon para más policías, juicios y castigos, y lo que el régimen de Trump y Pence tiene planeado para el pueblo negro. El Fardon saliente está lanzando una embestida contra las reformas muy débiles que recomienda el informe del DOJ y la ACLU. La única diferencia entre Fardon y un nombrado de Trump quizá sea la opinión de Fardon de que no es buena idea meter la Guardia Nacional para encerrar con barricadas a comunidades enteras porque se verá como una declaración de guerra contra la población. Más bien, quiere inundar las comunidades con entes policiales y federales que combinan sus recursos y dejarlos aterrorizar a la población con impunidad. Oy, oy, oy.

Por lo que, a Zachary Fardon, con motivo de su salida de Chicago, le decimos atentamente: ¡VÁYASE AL CARAJO!

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/483/la-gira-nacional-expulsar-al-regimen-de-trump-y-pence-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

La Gira Nacional “Expulsar al Régimen de Trump y Pence”
¡NO! En nombre de la humanidad, nos negamos a aceptar a un Estados Unidos fascista

21 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

“El régimen de Trump y Pence es un Régimen Fascista. Ni insulto ni exageración sino eso es lo que es. Para el futuro de la humanidad y del planeta, nosotros, el pueblo, debemos expulsar a este régimen….

“El fascismo tiene rumbo e impulso. Criminaliza el disentimiento pieza por pieza. Aporrea la verdad. Sataniza y singulariza a un grupo tras otro, en una trayectoria que lleva a horrores reales. Todo esto ya ha empezado bajo el Régimen de Trump. La historia ha demostrado que hay que parar el fascismo antes de que sea tarde”.

RefuseFascism.org  / Rechazar el Fascismo está organizando a la gente de todo Estados Unidos para que asuma el reto de expulsar al régimen fascista de Trump y Pence antes de que sea muy tarde. Una parte clave del plan de RefuseFascism es la Gira Nacional Expulsar al Régimen de Trump y Pence. Los organizadores salieron de Nueva York el 26 de febrero en una furgoneta rumbo al Sur y Texas — áreas en que se disputan de forma patente dos futuros para Estados Unidos y el mundo.

La Gira se dirigirá a lugares de mayor contención donde las líneas divisorias se manifiestan agudamente. La Gira llegará a las universidades y los pueblos pequeños que quieren organizarse para poner fin al fascismo. Esta Gira será un factor dinámico en el terreno nacional, mucha gente siguiendo su progreso, sabiendo de su impacto, sacando inspiración y redoblando sus propios esfuerzos. Mientras la gente se resiste a los ultrajes del régimen de Trump y Pence en todo Estados Unidos, mientras se construye Rechazar el Fascismo en las grandes ciudades y las universidades, la Gira puede galvanizar los corazones y las mentes de las personas que quieren decir ¡NO! al régimen fascista de Trump y Pence y expulsarlo del poder.

La Gira llega a las universidades y convoca a los estudiantes a mítines en la plaza. Se reúne y trabaja con personas que han seguido Rechazar el Fascismo por las redes sociales. Cuando llegue a los puntos calientes en las primeras líneas de la lucha contra los varios aspectos del programa fascista de Trump, la Gira se conecta con individuos y grupos que se han estado resistiendo... organizaciones religiosas, grupos estudiantiles, activistas de derechos de inmigrantes, nuevos grupos anti-Trump, y otros.

La Oficina Nacional trabajará con los que encuentren la Gira directamente, o que se enteren de ella y se comuniquen con ella, para que organicen a aún más personas para que estas sean organizadores. La Gira no sólo servirá para inspirar a la gente alrededor de Estados Unidos, sino que será una máquina de siembra para construir la organización y el movimiento para hacer la historia al expulsar a este régimen.

RefuseFascism.org cuenta con fotos, informes y lecciones de la Gira durante su travesía para que la gente de todo Estados Unidos pueda seguirla, invitarla a su localidad y unirse a sus esfuerzos. Mediante la cobertura que genera en las redes sociales y los medios de comunicación, la Gira proyectará su mensaje a la sociedad.

Hay varias maneras importantes en que se puede ayudar a hacer de esta Gira un éxito:

tour@refusefascism.org
646-851-6739

 

Día 5 — de Charlotte, Carolina del Norte a Atlanta, Georgia:

Charlotte, Carolina del Norte: No hay nada más positivo que decir ¡NO! ahora mismo

5 de marzo de 2017 de Refuse Fascism / Rechazar el Fascismo

¡Hola a todos!

Los voluntarios de la Gira Nacional Rechazar el Fascismo nos despertamos temprano esta mañana para viajar de Greensboro a Charlotte, Carolina del Norte, donde asistimos a una reunión organizativa y una reunión de despedida en una cafetería. Activistas de Indivisible y de MoveOn.org que han organizado los Martes de Resistirse a Trump en Charlotte, unos estudiantes universitarios, un estudiante de secundaria, gente de un colectivo comunista, y una activista de Greenpeace que fue arrestada por protestar por la audiencia de Rex Tillerson (la conocimos primero en el tribunal en el D.C. porque dos de nuestros miembros de la Gira fueron arrestados por protestar por la audiencia de confirmación de Jeff Sessions). La reunión comenzó en “un estilo muy del sur”, como dijo un activista de Charlotte. Un reverendo, que también trabaja de profesor y está afiliado a la NAACP [Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color], dirigió una oración sobre la importancia de la igualdad y los derechos para todas las personas. Muchas personas asistieron y quedamos muy impresionados por el gran entusiasmo de la gente, por su poderoso sentido de urgencia y por su constante participación durante toda la reunión y después.

Un voluntario comenzó con una presentación sobre el Llamamiento a la Acción, haciendo hincapié en ejemplos de la manifestación del fascismo en el régimen de Trump y Pence y aprovechando la emoción y la disposición del público a trabajar de inmediato. Después de que otra voluntaria dio una presentación convincente para recaudar fondos, lo siguió inmediatamente un activista de la comunidad que se puso de pie para enfatizar la necesidad del apoyo financiero para nuestra comida, transporte y materiales. A algunos miembros de la Gira el ambiente de la reunión les evocó un servicio religioso; todos los asistentes se aprobaron abiertamente lo que presentamos, aplaudieron y afirmaron con la cabeza, y participaron libremente para aportar sus propias ideas, preocupaciones y metas.

Hablamos sobre las implicaciones del fascismo para Estados Unidos en términos generales, pero también tratamos unas cuestiones que se relacionan específicamente a Carolina del Norte. El estado recibió una amplia cobertura de los medios de comunicación y estaba bajo juego de personas razonables en todo el mundo por privarles a nuestros hermanos transgéneros, especialmente a los niños pequeños en las escuelas, el derecho humano de usar el baño que corresponde a su género. Después de que el ex presidente Obama anuló esta acción horriblemente cruel del estado, Trump no perdió tiempo en su primer mes en revocar esta moción y despojar la protección a un grupo entero de personas que son absolutamente, indiscutiblemente merecedores de igualdad y seguridad. También discutimos la supresión de votantes y el movimiento para modificar de modo ilegítimo los límites de los distritos para votar para beneficiar a la derecha.

Un interrogante importante del reverendo surgió durante la reunión. Comentó que si bien el amplio mensaje de ¡NO! es potente y útil, puede ser muy negativo. Preguntó, dado que tanto promovemos tanto la negativa, ¿a qué estamos exactamente diciendo “sí”? Está implícitamente claro que, al negar al fascismo el ascenso al poder a que aspiran, promovemos los derechos humanos, el amor y la igualdad. Un voluntario de la Gira dio a nuestra audiencia una respuesta increíblemente emotiva y muy significativa: “Imagínense que todos en la Alemania nazi se pusieron de pie y dijeran ¡NO!, y detuvieran el Holocausto antes de que comenzara. Piensen en el movimiento abolicionista. No recordamos a los abolicionistas como gente que dijo “sí” a ninguna esclavitud. Dijeron ¡NO! No aceptaremos esto. ¡No hay nada más positivo que decir ¡NO! en este momento”.

Uno de los mayores resultados de esta reunión fue la organización concreta que pudimos realizar. Cada uno de los voluntarios compartió su propia historia y luego la vinculó con un plan de acción directo que la gente de Charlotte podría tomar para unirse al movimiento para expulsar al régimen. En realidad pudimos crear un núcleo de Rechazar el Fascismo en el acto en Charlotte al interactuar muy personalmente con el público. Una voluntaria pidió a cada persona que tuviera interés en unirse a la nueva rama que levantara la mano, y entonces preguntó quién podría ser el anfitrión de la primera reunión. Cuando nos fuimos, la nueva rama se creó y había planeado una conferencia telefónica con la oficina nacional de Rechazar el Fascismo para la mañana siguiente.

Además de este logro, inspiramos a dos personas a unirse a nosotros en la Gira. También el grupo discutió la idea de que la rama en Charlotte organizara un evento de recaudación de fondos con el objetivo de recaudar dinero para un espectacular ¡NO! en la ciudad. Recibimos donativos y distribuimos más materiales que en cualquier otra reunión. Después, todos los voluntarios entablemos conversaciones más íntimas con los asistentes, recopilando información detallada sobre lo que los atrajo a nuestro movimiento y qué puede ayudarles a avanzar desde aquí. Una vez que volvimos a la carretera, recibimos un texto de dos mujeres que asistieron a la reunión con fotos de carteles que habían puesto por toda la ciudad después de salir de la reunión en la cafetería. Nos animó el espíritu de todos los organizadores en Charlotte que conocimos, y estamos orgullosos de haber podido inspirarlos hacia una acción concreta y rápida para impactar a millones de otros ahora. Los dejamos con una comprensión de la necesidad de trabajar ahora para quitarles el poder porque el fascismo avanza a un ritmo rápido, buscando activamente toda oportunidad para desmantelar los derechos democráticos y humanos.

Pasamos la tarde camino a Atlanta, donde varios anfitriones amables nos acogieron y saludaron. Todos celebramos una cena colectiva en un restaurante nepalés cercano, y discutimos los últimos acontecimientos en Atlanta, las próximas protestas, y todas las reuniones y eventos que hemos planeado, los que incluyen una fiesta de bienvenida a la Gira que estamos esperando mañana. La comida y la conversación fueron maravillosas, y pudimos comenzar a prepararnos para nuestra entrevista de radio, una sesión de entrenamiento para activistas, un taller de enseñanza con Sunsara Taylor, y los otros planes que tenemos para nuestra estancia en Atlanta. Estamos muy agradecidos a los maravillosos activistas en Charlotte y nuestros anfitriones de la rama de Atlanta de Rechazar el Fascismo por su hospitalidad, el apoyo de la Gira, y la pasión por organizar y difundir el mensaje unificador del ¡NO! Juntos, las ramas actuales y las nuevas que iniciemos en las ciudades que visitamos en la Gira guiarán a los organizadores a reclutar más líderes para educar a toda la nación y al mundo sobre lo que es el fascismo y por qué no se puede negar que está presente en este régimen inaceptable y horripilante de Trump y Pence. Estas son las personas que llevarán millones a las calles para rechazar. ¡Con su increíble dedicación y fervor impulsándonos, vamos a organizar, vamos a movilizar, y vamos a expulsar a estos fascistas!

Siga la Gira todos los días en refusefascism.org

 

       

 

Permalink: http://revcom.us/a/483/las-mentiras-y-tonterias-ilegitimas-de-scott-pruitt-sobre-el-dioxido-de-carbono-y-el-cambio-climatico-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

Las mentiras y tonterías ilegítimas de Scott Pruitt sobre el dióxido de carbono y el cambio climático

20 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

La semana pasada, Scott Pruitt, el jefe de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por las siglas en inglés) nombrado por Trump, afirmó que el dióxido de carbono no es una causa principal del calentamiento global. En una entrevista en el programa de televisión Squawk Box del canal CNBC, Pruitt dijo: “Creo que medir con precisión la actividad humana sobre el clima es un reto muy difícil y hay un tremendo desacuerdo sobre el grado del impacto. Por lo tanto, no, no estoy de acuerdo en que sea un principal contribuyente al calentamiento global que vemos”.

“No se les puede encomendar el planeta”, un corto de la película Revolución: por qué es necesaria, por qué es posible, qué, una charla filmada de Bob Avakian. Conozca BA, haga clic aquí

Primero, Pruitt miente. que es un reto medir el impacto de la actividad humana sobre el clima, pero los científicos lo hacen con cada vez mayor precisión. Y entre los climatólogos que han estudiado “la actividad humana sobre el clima”, hay un 97 por ciento de acuerdo, una unanimidad básica o lo que los científicos consideran un consenso, que no sólo el cambio climático se produce como resultado de la actividad humana, sino que está claro que su causa es la quema de combustibles fósiles y otras actividades humanas que producen CO2 y otros gases de efecto invernadero.1

Y en segundo lugar, ¿por qué creeríamos a usted, Pruitt? ¿Usted que tiene absolutamente cero conocimiento y experiencia para determinar esto? ¿En vez de creer a los miles de climatólogos que han estudiado esta cuestión desde muchos ángulos, durante décadas, y han concluido que el cambio climático causado por el hombre es real, la evidencia del cual es abrumadora? ¿De dónde viene su autoridad o legitimidad para hablar como un experto en esto, cuando toda su carrera y posición ha sido como un lacayo de los conglomerados de combustibles fósiles, cuando usted ha copiado servilmente los memorandos escritos por las compañías de energía en sus comunicados de prensa, compañías que pueden ganar millones de dólares, con el descarado fin de tapar esfuerzos para destrozar las normas sobre el clima y el agua limpia que darían una cierta protección a la gente y la naturaleza?

¿Y qué tiene usted con que respaldar su conclusión? ¿Qué evidencia puede aportar para explicar lo que el planeta está experimentando? Cuéntenos, ¿cómo explicaría la causa del aumento del nivel del mar y la desaparición de las islas y costas en todo el mundo? ¿Cómo explicaría el derretimiento y el encogimiento de las masas de hielo polar del Ártico y Groenlandia que se mide año tras año?2 ¿Cómo explicaría que los récords de temperatura promedio mundial se batieron en 2016 y antes en 2015 y 2014? ¿Y de los 17 años más calurosos de la tierra en la historia registrada, 16 han ocurrido desde el año 2000?3 ¿Y que estas temperaturas están aumentando en estrecho paralelo con el aumento de los niveles de dióxido de carbono medidos independientemente por 40 sitios por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA)?4 ¿O el hecho de que el efecto invernadero —la relación entre los niveles de ciertos gases como el CO2 en la atmósfera con el calentamiento de la Tierra— es un hecho científico bien establecido que se ha entendido desde finales de los 1800?5,6

¿Cómo, Pruitt, explica usted las tormentas cada vez más graves que han destruido la vida de la gente, como aquellas alimentadas por los océanos cálidos que mataron a miles y desplazaron a millones de personas en las inundaciones de 2010 en Pakistán o los huracanes más poderosos de la historia registrada en los últimos años, como Haiyan en Filipinas en que 10.000 personas se ahogaron o se arrastraron al mar?7 ¿O los estudios recientes que documentan que el calentamiento disminuye el oxígeno en los mares, amenazando con interrumpir la vida oceánica crítica para toda la vida en este planeta?8

La idea de que cualquiera le crea a usted —o a lunáticos como Trump que niega la realidad y afirma que el cambio climático es un engaño— y la confusión y mentiras que usted divulga de que la producción de gases de efecto invernadero por parte de la producción de energía capitalista no tiene relación con el calentamiento global, serian de risa si no fueran tan peligrosas. Usted quiere que no creamos montañas de evidencia, miles de estudios científicos y una realidad patente. La verdad es que sí, la actividad humana— y su producción de gases de efecto invernadero junto con otras actividades— está calentando el planeta, cambiando el clima y ayudando a destruir la base de gran parte del mundo natural de la Tierra, así como la base para que los seres humanos sigamos existiendo en este planeta.

       

Número especial de <em>Revolución</em> reside en la emergencia ambiental

El enfoque de este número especial de Revolución reside en la emergencia ambiental que enfrenta a toda la humanidad y los ecosistemas de la tierra. En este número de Revolución demostramos:

Lea más...

Un régimen que otorgaría a un hombre como Pruitt la autoridad para dirigir una agencia gubernamental que supuestamente tiene toda su razón de ser la protección de la naturaleza y la seguridad y la salud de la gente es un régimen totalmente ilegítimo. El hecho de que el presidente de el país supuestamente “lo más avanzado” del mundo nombraría a un hombre así, y que ese presidente mismo afirmaría que el cambio climático es un engaño, demuestran, junto con muchas otras cosas, la completa ilegitimidad de este régimen. ¿Y qué dice de este sistema capitalista-imperialista que, debido a su impulso inexorable por las ganancias y su dinámica competitiva de expandir-o-morir, ahora haya generado un “Trump” y se precipite a empeorar las cosas?

Este régimen está decidido a eliminar los programas que investigan o monitorean el cambio climático. Planea erosionar o eliminar programas enteros y secciones de organismos gubernamentales que limitarían el cambio climático. Está en una misión para eliminar las protecciones y límites sobre el saqueo del medio ambiente mediante la eliminación de todo tipo de normas y reglas. Este régimen ha lanzado una salvaje guerra total contra el mundo natural en aras de un ilimitado e irrestricto festín y saqueo por parte de los monopolios capitalistas de Estados Unidos. Si se permite que se desarrolle plenamente, se garantizará y se intensificará aún más la erosión acelerada de los ecosistemas. Pondrá a la humanidad —especialmente los más pobres y oprimidos de la humanidad que han hecho lo menos para causarla— en la mira de la eco-catástrofe.

La cábala de Trump y Pence no sólo niega el cambio climático y su conexión con la actividad humana, sino que se esfuerza para paralizar la capacidad de la gente para evitar una catástrofe abrumadora de que ya estamos experimentando los comienzos, lo que debe sonar otra alarma aguda —junto con todos los otros ultrajes que este régimen comete— de que hay que expulsar del poder a este régimen fascista a la mayor brevedad posible.


1. Climate Change 2014 Synthesis Report Summary for Policymakers, IPCC [Resumen del Informe de Síntesis del Cambio Climático 2014 para los encargados de formular políticas] [regresa]

2.  Arctic Sea Ice & News Analysis, National Snow & Ice Data Center [Banquisas árticas y análisis de noticias, Centro Nacional de Datos sobre nieve y hielo] [regresa]

3. “Earth Sets a Record Temperature for Third Straight Year,” [“La Tierra establece una temperatura récord por tercer año consecutivo”, New York Times, 8 de enero de 2017 [regresa]

4. Carbon dioxide levels rose at record pace for 2nd straight year  [Los niveles de dióxido de carbono subieron a un ritmo récord por segundo año consecutivo], NOAA [regresa]

5. What Is the Greenhouse Effect? [¿Qué es el efecto invernadero?] Livescience.com [regresa]

6. Greenhouse effect [Efecto invernadero], Wikipedia [regresa]

7. “Los costos humanos del cambio climático”, www.revcom.us [regresa]

8. “It’s official: the oceans are losing oxygen, posing growing threats to marine life”  [“Es oficial: los océanos están perdiendo oxígeno, planteando amenazas crecientes a la vida marina”, Washington Post, 15 de febrero de 2017 [regresa]

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/483/el-presupuesto-de-trump-es-una-cagada-fascista-y-racista-que-pone-en-peligro-al-planeta-entero-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

El presupuesto de “Estados Unidos primero” de Trump es como el propio Trump: ¡¡una cagada fascista y racista que pone en peligro al planeta entero!!

22 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El régimen de Trump y Pence dio a conocer su primer presupuesto el 16 de marzo, titulado “America First: A Budget Blueprint for Make America Great Again” [Estados Unidos primero: un plan presupuestal para hacer que Estados Unidos vuelva a tener grandeza], el que tiene una introducción de Trump en que escribe que el presupuesto estadounidense es “una de las formas más importantes en que el gobierno federal establece las prioridades”. De hecho, dos cifras básicas del presupuesto dejan claras “las prioridades” del régimen de Trump y Pence: un aumento de 54.000 millones de dólares para las fuerzas militares — y correspondientes recortes de 54.000 millones de dólares; recortes que amenazan todos los aspectos de la vida de los de abajo en esta sociedad, especialmente los negros, latinos, pueblos indígenas y otros oprimidos, así como las mujeres, y aceleran la destrucción del medio ambiente.

El aumento de $ 54.000 millones en gastos militares es una parte clave de la promesa de Trump de poner “Estados Unidos primero”, un eslogan fascista de los años 1940 que Trump revivió en su discurso inaugural hitleriano y que ahora se ha sellado en la portada de su presupuesto. Trump y su régimen han dejado claro que pretenden amenazar agresivamente al mundo entero con el brutal poderío y guerra yanqui, lo que incluye el uso de armas nucleares. El director de la Oficina de Gestión y Presupuesto de Trump, Mike Mulvaney, dijo: “Este es un presupuesto de poder duro, y hecho de forma deliberada. El presidente quiere enviar un mensaje muy claro a nuestros aliados y a nuestros potenciales adversarios de que ésta es una administración de poder fuerte”.

A la vez que el régimen de Trump y Pence pone el mundo en su mira, se moviliza rápida y decisivamente para transformar en el fascismo la forma de gobierno en Estados Unidos. El gasto interno que el presupuesto de Trump planea es parte de esto. Los aumentos grandes en el gasto interno se dedican a expandir y desencadenar dramáticamente a los agentes armados de la ley y el orden, más fondos para intensificar la represión contra los inmigrantes por medio de: construir el muro fronterizo entre Estados Unidos y México; contratar a 1.500 policías más para el Departamento de Seguridad Nacional dedicados a “hacer cumplir las leyes de inmigración”; construir más centros de detención para inmigrantes; y más. Incluye también un mayor gasto para las agencias policiales a nivel local.

Los crueles recortes se dirigen al pueblo

Pero para el resto del gobierno: recortes draconianos — contra los organismos y programas gubernamentales en todos los departamentos, recortes que tendrán consecuencias crueles y devastadoras en la vida de decenas de millones de personas, especialmente los pobres, los ancianos, las mujeres, y la gente oprimida negra, latina, indígena y de otras nacionalidades que ya viven en el borde de la ruina en el presente sistema. Los recortes desalmados también implicarán más sufrimiento para la gente pobre blanca, inclusive en los mismos lugares donde muchos fueron engañados y votaron por Trump, como los Apalaches.

Estos recortes en el presupuesto van junto con otras medidas que viene adoptando el Congreso, como el desmantelamiento de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio establecida bajo Obama que se calcula que resultará en que 14 millones de personas pierdan toda clase de seguro médico en el próximo año, entre ellas los que habían recibido el Medicaid (el programa gubernamental de asistencia médica para gente de bajos ingresos). Una vez más, va a impactar a los pobres, los oprimidos y las mujeres más duro; por ejemplo, el Medicaid cubre la mitad de los nacimientos en Estados Unidos. El régimen de Trump y Pence también pretenden quitarle fondos a Planned Parenthood / Planificación Familiar, lo cual es un grave ataque al derecho de las mujeres al aborto y al control de la natalidad, pero también a muchos otros servicios de salud, especialmente para los millones de mujeres pobres, negras, latinas y de otros grupos oprimidos.

Los recortes presupuestarios de Trump también tienen el fin de debilitar o eliminar totalmente investigaciones y programas cruciales relacionados con el cambio climático y otro trabajo científico, así como el arte y los medios no comerciales.

El presupuesto de Trump cortará $ 1.200 millones de fondos para programas de horario postescolar en que participan más de 2 millones de niños. Arriba, niños en un programa así en Kentucky en 2012. El presupuesto de Trump cortará $ 1.200 millones de fondos para programas de horario postescolar en que participan más de 2 millones de niños. Arriba, niños en un programa así en Kentucky en 2012. (Foto: AP)

 

Una familia hace compras en Lafayette, Indiana con cheques de WIC, el programa para Mujeres, Bebés y Niños con que puede comprar varios alimentos que satisfacen ciertas reglas. El presupuesto de Trump recortará los fundos del Programa de Nutrición Especial de WIC. (Foto: AP)
Una familia hace compras en Lafayette, Indiana con cheques de WIC, el programa para Mujeres, Bebés y Niños con que puede comprar varios alimentos que satisfacen ciertas reglas. El presupuesto de Trump recortará los fundos del Programa de Nutrición Especial de WIC. (Foto: AP)

En el presente sistema de capitalismo-imperialismo, no existe ningún “derecho a comer” o “derecho a la vivienda” o “derecho a la atención médica”. Si una persona no puede ganar un sueldo al ser explotada rentablemente o encontrar otra forma de mantenerse, le dejan con hambre, sin hogar, o privada de la atención médica, no importa la gravedad de la necesidad. Si bien esto sí pasó bajo Obama, los funcionarios de su administración solían expresar la retórica de una preocupación por las personas en situaciones desesperadas y alguna forma de reconocimiento oficial de que existía la desigualdad y la discriminación en la sociedad que afectaban a las minorías y las mujeres. Y adoptaron algunas medidas para proporcionar un nivel mínimo de una “red de seguridad social” para los pobres, por inadecuada que fuera.

Ahora, los recortes en los programas internos que manda el presupuesto de Trump señalan un enfoque muy distinto. He aquí sólo unos de los recortes de Trump:

Sigue casi sin fin la lista de cortes mezquinos y crueles que afectarán lo más y en formas horribles a los más oprimidos de la sociedad. Y van de la mano con las medidas del régimen de Trump y Pence para reafirmar la abierta supremacía blanca como la “norma” en la sociedad, como parte de su agenda fascista en general.

Eliminar las restricciones contra la rapaz destrucción ambiental

Bajo Obama, si bien el sistema capitalista continuó con la destrucción ambiental como la masiva emisión de gases de efecto invernadero de la quema de combustibles fósiles que está llevando al globo hacia una catástrofe climática, se oía retórica sobre la necesidad de lidiar con el calentamiento global y unas medidas secundarias para promulgar algunos límites a las emisiones y para firmar acuerdos climáticos internacionales. Ahora, el presupuesto de Trump esencialmente destripa la Agencia de Protección Ambiental (EPA) con un recorte de fondos del 30%. Estos recortes afectarán los supuestos deberes de la EPA como la limpieza de la contaminación por plomo, lo que resultará en más personas envenenadas y dañadas neurológicamente como los niños en Flint, Michigan. Y los recortes afectarán los programas relacionados con el cambio climático como el de monitorear las emisiones de metano de la industria de petróleo y gas. Los recortes en otros organismos bajo el presupuesto de Trump tiene el fin esencialmente de terminar las investigaciones gubernamentales sobre el cambio climático. Si se permite que estos recortes se realicen, constituirán una pesadilla total para el planeta y el bienestar humano en un momento en que segmentos del mundo natural ya se están derrumbando.

       

Otro recorte en el presupuesto de Trump lanza un ataque a la salud del pueblo y a la investigación científica: un recorte del 20% en los fondos para los Institutos Nacionales de Salud (NIH), un organismo que apoya la investigación sobre el cáncer, la enfermedad de Alzheimer y otros problemas médicos que afectan a muchísimas personas aquí y en todo el mundo. El vicerrector de política científica de la Universidad de California en San Francisco, una institución líder de investigación médica que hace importante trabajo financiado por los NIH, calificó los recortes como “tremendamente estremecedores”.

Matar el arte y los medios públicos

Si bien las relaciones supremacistas blancas y patriarcales siempre han caracterizado el capitalismo-imperialismo estadounidense, Obama y el sector de la clase dominante asociada con los demócratas aseveran que defienden, y en cierta medida manifiestan, el “multiculturalismo”, la “inclusividad” y la secularidad liberal que están bajo embestido total de parte de los fascistas de Trump y Pence que promueven y movilizan abiertamente a una base social fascista en torno a una rabiosa celebración de “Estados Unidos primero”, del poderío militar estadounidense y una actitud violentamente represiva hacia todos aquellos que no “se encajan” en la nueva norma de fascismo cristiano blanco que intentan imponer sobre la sociedad, o que no se someten a esa norma.

En el presupuesto de Trump, una de las formas en que se expresa lo anterior es la eliminación completa de la Fundación Nacional para las Artes y la Fundación Nacional para las Humanidades y la eliminación de los fondos para la Corporación de Difusión Pública (CPB). Los fascistas de Trump y Pence describen tales programas de cultura y medios públicos como “derrochadores”. Pero la razón fundamental por la que están bajo ataque es que los fascistas los ven como vehículos de otros sectores de la clase dominante con los que tienen algunos conflictos agudos, al mismo tiempo que comparten los objetivos generales de proteger y extender el imperio estadounidense. Y los fascistas quieren aplastar estas instituciones y áreas en la sociedad donde artistas, cineastas y otros progresistas y radicales han tenido un espacio limitado, pero todavía importante, para hacer su trabajo y llegar al público.

Una monstruosidad inexorable fascista

Algunos puntos de orientación estratégica para el período entrante
Lea esto

Estos salvajes recortes en los programas sociales, la protección del medio ambiente, las artes y medios públicos, etc. son sin precedentes. Y el régimen de Trump y Pence quieren deliberadamente que generen el shock, como parte de la lógica de esta monstruosidad inexorable fascista. Para avanzar su programa y lo que ven como la única solución a las profundas y urgentes contradicciones y peligros que enfrenta el capitalismo-imperialismo estadounidense, tienen la necesidad de aplastar lo que antes se consideraban las “normas” de la sociedad.

Como dice “Algunos puntos de orientación estratégica para el período entrante” del Comité Central, Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos:

La imposición de diferentes y más opresivas normas aglutinadoras en la sociedad, los ataques intensificados, violentos y vilmente crueles contra sectores de la población, la trituración de los derechos civiles y legales, y la movilización de bases sociales fascistas violentas requieren, contribuyen y son parte de esa dinámica e impulso de la monstruosidad inexorable fascista. Precisamente debido a esta dinámica, esta monstruosidad inexorable fascista en marcha está socavando el alcance y el espacio para la protesta y hasta el disentimiento, y constantemente debilita la base para que las masas populares luchen y resistan — ¡al mismo tiempo que se aceleran y agravan los horrores del fascismo!

Por las razones antemencionadas, ¡cabe EXPULSAR al régimen fascista antes de que se consolide! ¡Así es la NECESIDAD del momento!

 

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/science/39ba-ciencia...revolucion-es-necesario-que-los-comunistas-sean-comunistas-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

The Science...Actual Revolution title image


Haga clic aquí
para leer la obra completa en inglés.

Nota de la redacción: A continuación presentamos un pasaje en español de la nueva obra de Bob Avakian, EL COMUNISMO NUEVO (en inglés). Además de los pasajes que ya se han posteado en www.revcom.us, de cuando en cuando publicaremos otros pasajes en www.revcom.us y en el periódico Revolución. Que estos pasajes sirvan para alentar e inspirar el mayor estudio de la obra en su conjunto, la que ya está a la venta en forma de libro de Insight Press. Además, se puede descargar el pdf del avance en inglés de este libro, unos pasajes y el índice en español aquí, y el texto completo de la Primera parte en español aquí y el texto completo de la Segunda parte en español aquí.

Este pasaje es de la sección titulada "IV. La dirección que necesitamos".

 

Pasaje de la sección:
Es necesario que los comunistas sean comunistas

Esto plantea otro punto del que hablé al principio de la Revolución Cultural al interior del PCR. Se trata del fenómeno que, como lo expresé en ese entonces, la mayor parte del tiempo la mayoría de los comunistas no son comunistas. ¡Obviamente este es un problema! ¿Qué quiero decir con eso? Que todas las presiones de vivir en un mundo que obviamente no es comunista y que impele poderosamente las cosas en la dirección opuesta, en relación al funcionamiento del sistema, las maneras de pensar que promueve y la influencia de todo eso en la sociedad afectan fuertemente a las personas, inclusive aquellos que sinceramente se consideran comunistas y quieren serlo. Y parece que para los comunistas, al vivir en el actual mundo de relaciones burguesas, muchas veces es muy difícil, en su forma de pensar, de ir más allá de la esfera del derecho burgués; de ir más allá de pensar que lo único que necesitamos hacer, o lo más importante que tenemos que hacer, es mejorar la democracia; de ir más allá de pensar que solo se necesita más igualdad; de ir más allá de pensar que, por ejemplo en un país como China (este fue un gran tema para los revisionistas en ese país), dado que China ha sido pisoteada durante siglos por todas estas otras potencias en el mundo, lo que se necesita, y lo que debe ser el objetivo básico, es edificar China como un país poderoso para que así pueda tomarse el lugar que se merece en el mundo —lo que de ahí incide fuertemente en que las cosas vayan por el camino del capitalismo, porque eso parece ser un tipo de "atajo" para edificar el país como una potencia que contienda con los demás poderosos países del mundo— y esto desplaza la orientación de pensar en el mundo entero y cómo ir más allá de la opresión y la explotación de las masas populares en todo el mundo. Otra forma del derecho burgués es simplemente pensar en términos de "mi nación, mi pueblo, mi país" en oposición, al menos objetivamente, a las demás naciones, pueblos y países. ¿Dónde se queda mi nación, mi pueblo, mi país con relación a las demás personas? Se convierte en una contienda de relaciones de mercancías al nivel de nación contra nación, o pueblo contra pueblo, o país contra país.

Para muchos comunistas ha sido muy difícil ir más allá de toda esa forma de pensar y, por otro lado, tratar las cosas con la orientación de: sí, hacemos la revolución en países particulares, sí, tenemos que luchar contra las desigualdades que están incrustadas en el presente sistema, en las naciones y países y entre los mismos; pero el objetivo es ir mucho más allá de eso. El objetivo es llegar a un mundo radicalmente diferente donde hayamos superado todas las cosas que constantemente generan la desigualdad, la opresión y la explotación, todas las cosas que se concentran en esa formulación de las "4 Todas". Muchos comunistas —o muchas personas que se autodenominan comunistas— han olvidado las "4 Todas". Solo se ocupan de la lucha inmediata y lo que pueden hacer para mejorar las cosas aquí y allá en un marco determinado, en particular el marco del país particular en que están. En varias ocasiones, he hecho referencia a la polémica en Demarcations #4, "Ajith — Un retrato del residuo del pasado". También he aludido a otra importante polémica contra Ajith, escrita por la OCR, México, ¿Comunismo o nacionalismo?, que también está en Demarcations #4. Estas polémicas se adentran profundamente en la diferencia entre ser un comunista de verdad y trabajar hacia las "4 Todas", y trabajar por algo menor que eso, incluso a nombre del comunismo.

Lo que todo esto señala es que hace falta seguir luchando por que los comunistas en realidad sean comunistas, que se guíen por lo que en verdad es el comunismo: la aplicación del método y enfoque científico del comunismo, teniendo como objetivo lo que está concentrado en las "4 Todas", por todo el mundo, y no ver las cosas en términos de algo de corto plazo, más limitado y reducido. En otras palabras, los comunistas, también, tienen que luchar continuamente para zafarse de los límites, para ir más allá del estrecho horizonte del derecho burgués, en términos de su orientación y enfoque básico. Esta lucha está en marcha, y seguirá en marcha, porque no se da en un vacío — se da en un mundo en que las relaciones burguesas y el derecho burgués constantemente afirman su influencia sobre las personas, en la manera en que funciona el presente sistema y su manera de condicionar y "propagandizar" el modo de pensar y actuar de las personas.

Índice

Introducción y orientación

Víctimas necias del engaño ajeno y propio

I. Método y enfoque, el comunismo como una ciencia

El materialismo versus el idealismo
Materialismo dialéctico
Mediante cuál modo de producción
Las contradicciones y dinámicas básicas del capitalismo
La nueva síntesis del comunismo
La base para una revolución
Epistemología y moral, la verdad objetiva y necedades relativistas
El yo y un enfoque "consumista" de las ideas
¿De qué se tratará tu vida? — Elevar la vista de la gente

II. El socialismo y el avance al comunismo:
Un mundo radicalmente diferente que podría haber, un camino hacia la verdadera emancipación

Las "4 Todas"
Más allá del estrecho horizonte del derecho burgués
El socialismo como un sistema económico y un sistema político — y una transición al comunismo
El internacionalismo
Abundancia, revolución y el avance al comunismo — Un análisis materialista dialéctico
La importancia del "concepto del paracaídas" — En este mero momento, y aún más a raíz de una revolución concreta
La Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte
   núcleo sólido con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido
Emancipadores de la humanidad

III. El enfoque estratégico de una revolución concreta

Un enfoque estratégico general
Acelerar mientras se aguarda
Fuerzas para la revolución
La separación entre el movimiento comunista y el movimiento laboral, fuerzas impulsoras para una revolución
Liberación nacional y revolución proletaria
La importancia estratégica de la lucha por la emancipación de la mujer
El frente unido bajo la dirección del proletariado
La juventud, los estudiantes y la intelectualidad
La lucha contra los modos de pensar pequeño burgueses, al mantener la orientación estratégica correcta
Los "dos máximos"
Los "5 Altos"
Las dos piedras angulares
El internacionalismo — El derrotismo revolucionario
El internacionalismo y una dimensión internacional
El internacionalismo — Forjar otro camino
La popularización de la estrategia
Orientación fundamental

IV. La dirección que necesitamos

El papel decisivo de la dirección
Un núcleo dirigente de intelectuales — y las contradicciones inherentes
Una "pirámide" de otro tipo
La Revolución Cultural al interior del PCR
Es necesario que los comunistas sean comunistas
Una relación fundamentalmente antagónica — y las respectivas implicaciones cruciales
El fortalecimiento del partido — de manera cualitativa así como cuantitativa
Formas de organización revolucionaria, y el "Ohio"
Estadistas, y comandantes estratégicos
Métodos de dirección, la ciencia y el "arte" de dirigir
Trabajar hacia atrás desde "Sobre la posibilidad" —
   Otra aplicación del "núcleo sólido con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido"

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/481/la-prohibicion-contra-musulmanas-2.0-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

¡No a la prohibición! ¡No al muro! Contra la prohibición de los musulmanes 2.0

Actualizado 15 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El jueves 16 de marzo, el régimen de Trump y Pence pondrá en vigor la prohibición de los musulmanes 2.0, a siete semanas de que contra la orden ejecutiva de Donald Trump del 27 de enero que prohibía la entrada de los inmigrantes y refugiados musulmanes hubo protestas furiosas y de ahí los tribunales federales la suspendieron. Justo después de que las cortes bloquearon la primera prohibición, Stephen Miller, el principal asesor de política de Trump, declaró que no iban a retroceder de su objetivo, que “se trata de diferencias menores y técnicas, principalmente. En lo fundamental, todavía será la misma política básica...”.

Esta nueva prohibición, al igual que la anterior, es una terrible injusticia, y un importante paso hacia la consolidación de una forma fascista de gobierno en Estados Unidos. Augura una postura militar más abiertamente agresiva y un gran salto para forjar una población fascista en Estados Unidos.

La “nueva” prohibición

La orden de Trump del 6 de marzo no sólo impedirá que millones de musulmanes emigren o huyen a Estados Unidos, o hasta lo visiten, sino que también dejará abierta la posibilidad de incluir a muchos más países en la prohibición, así como de poner bajo sospecha a los musulmanes que han vivido en los Estados Unidos durante décadas, entre ellos los que son ciudadanos.

Donald Trump prometió una prohibición contra la entrada de los musulmanes a Estados Unidos. Le pidió a su asesor cercano Rudolph Giuliani que elaborara semejante prohibición de los musulmanes y que, según Giuliani, encontrara “la manera correcta de hacerlo por ley”. Todo lo relacionado con esta nueva prohibición todavía refleja ese enfoque. Todavía es una prohibición de los musulmanes. David Cole, el director jurídico de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), dijo que la nueva prohibición “aún constituye la discriminación religiosa bajo el disfraz-pretexto de seguridad nacional. Y aún es inconstitucional”. Poco después del anuncio, cientos de manifestantes se reunieron frente a la Casa Blanca y se han celebrado acciones en ciudades y universidades. (Lea el artículo sobre las protestas, “¡PROTESTA! 16 DE MARZO: ¡No a la prohibición! ¡No al muro! Contra la prohibición de los musulmanes 2.0”).

La orden prohibirá la entrada a Estados Unidos de las personas provenientes de los países que se han transformado en un infierno insoportable. El gobierno de Estados Unidos es más responsable que cualquier otra fuerza en el mundo de las condiciones ambientales, militares y económicas que obligan a las personas a huir de sus hogares en esos países. La satanización y prohibición de la entrada a las víctimas de lo que Estados Unidos ha hecho en esta región son un obsceno crimen contra la humanidad.

¿POR QUÉ sale esta prohibición ahora?

Muchos comentaristas, entre ellos los conservadores como el Instituto Cato, han señalado que los refugiados e inmigrantes de esos países no han sido acusados de ningún acto “terrorista” en el suelo de Estados Unidos en los últimos 15 años. Así que ¿por qué la prohibición?

En primer lugar, sea lo que sea la intención de la prohibición, está claro que augura un cambio importante en la postura hacia los muchos países de mayoría musulmana en el mundo. Steve Bannon, el consejero principal de Trump, dijo claramente en un discurso de 2014 en el Vaticano que vio el conflicto entre el “occidente” (o sea, los países imperialistas de Europa y Estados Unidos en particular) y los movimientos yihadistas fundamentalistas islámicos como una continuación y tal vez una concentración que ocurre una vez cada cientos de años, de un choque histórico y determinante de civilizaciones, entre el lado judeo-CRISTIANO como flor de la civilización y el lado islámico como su enemigo y amenaza mortal1.

Trump hasta ha abandonado la posición del belicista fascista George W. Bush, así como la de Obama “A ver quién mato con un avión no tripulado esta semana”, los que se cuidaron de distinguir entre los yihadistas y la mayoría de los musulmanes (lea “Asesinato por un avión no tripulado”).

 De hecho, la presente prohibición dice que todos los que viven en los países de una mayoría musulmana son culpables hasta que se demuestre lo contrario, lo que tiene implicaciones sumamente graves en el caso de Trump que ya ha acelerado las acciones militares estadounidenses en el Medio Oriente, que hizo un nauseabundo espectáculo durante su discurso ante el Congreso con la viuda de un criminal de guerra Navy SEAL2 y a propósito ha preguntado: “Si tenemos armas nucleares, ¿por qué no podemos usarlas?”. (Y en el caso de aquellos que sostienen que la prohibición es contradictoria porque no toma en cuenta a los otros países de mayoría musulmana de los que han provenido personas que han cometido actos terroristas en Estados Unidos… pues, tengan cuidado con lo que deseen o pidan). Así que, para repetir, sea lo que sea la verdadera intención de la prohibición, tendrá el efecto de dar un mensaje a todos en Estados Unidos y en todo el mundo en su conjunto que Estados Unidos considera a todo aquel de un país de mayoría musulmana como un enemigo potencial, así como de aumentar el número de personas que se identifican con las fuerzas yihadistas reaccionarias y las apoyen en esos países; y es muy posible que eso sea la intención, con el preciso fin de agravar la dinámica.

Forjar un pueblo fascista

El segundo propósito de la prohibición es forjar un pueblo fascista — azuzar a los partidarios de hueso colorado de Trump quienes ya odian a los musulmanes (y a los inmigrantes en general) y entrenar la gente en general para que acepte estos ultrajes, siempre y cuando no le afecten directamente. La gente como Hitler necesitaba y utilizaba tanto un núcleo de seguidores fanáticos como los “buenos alemanes” que se hacían de la vista gorda y fingían que no veían nada, o lo veían pero no hacían nada.

Recuerde las palabras de Martin Niemöller, un pastor alemán encarcelado por Hitler de 1937 a 1945:

“Primero vinieron por los comunistas, y yo no dije nada, porque yo no era comunista.

“Luego vinieron a buscar a los judíos, y no dije nada, porque yo no era judío.

“Luego vinieron por los sindicalistas, y yo no dije nada, porque yo no era un sindicalista.

“Entonces vinieron por los católicos, y yo no dije nada, porque yo era protestante.

“Entonces vinieron a buscarme a mí, y no quedó nadie para hablar por mí”.

Ahora, en Estados Unidos, vienen por los inmigrantes, y por los musulmanes. La cita de Niemöller recalca la urgencia de tomar acción contra esta prohibición y echarla al suelo —porque es extremadamente indignante, injusta y ominosa en sí Y ADEMÁS porque es un paso hacia la consolidación de la victoria electoral y toma de posesión completamente ilegítimas de Trump en un régimen completamente fascista.

La nueva orden ejecutiva

Una concatenación de distintas fuerzas respondió a la orden inicial. Surgió una indignación importante e inspiradora de personas de muchos sectores sociales y perspectivas, que ven en la satanización de los musulmanes algo que es totalmente intolerable según los valores que consideran fundacionales. Y, al mismo tiempo, unos sectores de la clase dominante tienen inquietudes reales porque consideran esta política en particular, y aún más todo el programa que sirve, como algo muy peligroso para la estabilidad e intereses económicos, políticos, culturales y militares del imperio estadounidense. En ese contexto, y en el de la patente inconstitucionalidad de discriminar contra una religión, las cortes bloquearon la prohibición.

En parte y a cierto nivel, la nueva prohibición es una maniobra para sanear algunas de las partes más obvia y abiertamente inconstitucionales de la orden inicial. En particular, la primera orden prohibía a los residentes permanentes por ley (los titulares de una “tarjeta verde”) volver a Estados Unidos después de visitar a su país de origen; la nueva orden exime a estas personas de tal prohibición. La orden inicial generó escenas en los aeropuertos en que las personas con permiso legal para entrar o volver a Estados Unidos fueron detenidas horas tras horas, estaban sometidas a condiciones crueles y degradantes, mientras las autoridades no les ofrecían ninguna información a sus familiares y amigos. La primera orden se aplicó a siete países; la nueva a sólo seis (Ahora Irak está excluido de la lista). Y la primera orden incluía una excepción esencialmente explícita que priorizaba la entrada de los inmigrantes cristianos de los países prohibidos. La nueva orden no dice eso, aunque sí incluye un lenguaje vago que permite que los funcionarios estadounidenses, a su “discreción”, pasen por alto la prohibición incluso en el caso de los inmigrantes de estos seis países — tal lenguaje obviamente deja muy abierta la puerta para la entrada de los cristianos pero de los musulmanes.

En ciertos sentidos, la nueva orden “subcontrata” la prohibición. Les dice a las personas que tienen una visa —por ahora— que pueden entrar o volver a Estados Unidos. Pero bloquea a las personas que han solicitado una visa para visitar a familiares y amigos o para ir a Estados Unidos por una amplia gama de razones. Sigue promoviendo y aplicando una xenofobia racista. Sigue prohibiendo a los inmigrantes de seis países predominantemente musulmanes durante 90 días, con la premisa subyacente de que todos están bajo sospecha de terrorismo a menos que puedan “demostrar” lo contrario. Lo anterior pese al hecho de que la inmensa mayoría de estos inmigrantes y refugiados no tienen ninguna relación con ningún grupo terrorista, y en muchos casos de hecho están huyendo del Estados Islámico, el Talibán u otras fuerzas fundamentalistas islámicas.

Por ahora, la nueva prohibición se aplica a las personas de los seis países de mayoría musulmana, pero estipula que “el secretario de Estado, el procurador general o el secretario de Seguridad Nacional también pueden presentar al presidente los nombres de países adicionales para los cuales cualquiera de éstos recomiende otras restricciones o limitaciones por ley que estime necesarias para la seguridad o el bienestar de Estados Unidos”. Esto plantea el peligro real de que esta orden inicial sea sólo el primer paso en una prohibición más amplia contra los musulmanes.

La orden también sienta las bases para atacar a los musulmanes que ya están en Estados Unidos, entre ellos los residentes permanentes y ciudadanos. Por ejemplo, la orden alega que a “cientos de personas que nacieron en el extranjero han sido de por delitos relacionados con el terrorismo” en Estados Unidos, y menciona específicamente el caso de “un originario de Somalia quien había sido traído a Estados Unidos de niño refugiado y quien más tarde se convirtió en un ciudadano naturalizado” (énfasis añadido) — y que luego, supuestamente, participó en un complot terrorista. La orden incluye esta estipulación con el propósito de decir que todos los musulmanes están bajo sospecha, sin importar cuánto tiempo hayan estado en Estados Unidos. Y que, para colmo, considera que los niños refugiados son “terroristas potenciales”.

Y para recalcar lo anterior, la orden pide que se emitan informes periódicos para el público estadounidense acerca de todos los “ciudadanos extranjeros... quienes han sido acusados de delitos relacionados con el terrorismo estando en Estados Unidos”, “que han sido radicalizados después de entrar a Estados Unidos” o que están involucrados en “la violencia de género contra las mujeres, como los llamados ‘asesinatos de honor’”. Este programa tiene la obvia intención de satanizar a todos los musulmanes y de azuzar un odio y ataques racistas en su contra — ataques que ya van en aumento. (Y tenemos que agregar que es pura hipocresía increíble que Donald Trump, esa cloaca abierta de la cultura de la violación, el presidente “agarrador de conchas” de un país en que una de cada tres mujeres ya es la víctima de una agresión sexual, ¡se haga pasar por defensor de las mujeres contra el crimen basado en el género!).

El 16 de marzo: Un momento crítico

El procurador general de Hawai’i ha solicitado que la corte bloqueara la nueva prohibición. Más de una docena de otros estados han hecho lo mismo o han tomado la posición de que sus casos contra la previa prohibición siguen en vigor contra la nueva. Los grupos de derechos del inmigrante y de libertades civiles han argumentado de modo convincente contra la prohibición ante la corte.

La prohibición que es inconstitucional. Omar Jadwat, director del Proyecto para los Derechos de los Inmigrantes de la ACLU, dijo: “La única manera de realmente corregir la prohibición contra los musulmanes es que no exista la prohibición de los musulmanes. Por el contrario, el presidente Trump de nuevo se ha comprometido a la discriminación religiosa y puede esperar la continua desaprobación tanto de las cortes como del pueblo”.

Pero en esta nueva prohibición, el régimen de Trump y Pence ha afinado el lenguaje de modo que quizá sea más difícil luchar contra la prohibición en las cortes y para tratar de aplacar las objeciones de algunas fuerzas en la clase dominante como la industria de la informática (que objetó fuertemente que se prohibiera que las personas con visas entraran o volvieran a Estados Unidos). Además, si las cortes bloquearan la ejecución de la prohibición en parte o en total, ¿quién puede garantizar que Trump lo respete? Después de que la Corte de Apelaciones del IX Circuito suspendió la ejecución de la prohibición original de Trump, el consejero de política de la Casa Blanca, Stephen Miller, hizo una serie de presentaciones de alto perfil en los noticieros dominicales de las cadenas nacionales. En respuesta a la decisión de la Corte de Apelaciones, Miller le dijo al Noticiero Fox: “en este caso, los poderes del presidente están fuera de toda duda”. Y: “No tenemos una supremacía judicial en Estados Unidos”. De inmediato, Trump tuiteó: “Felicitaciones a Stephen Miller, por representarme esta mañana en los diversos programas dominicales mañaneros. ¡Un gran trabajo!” Si ocurriera alguna clase de “incidente de seguridad nacional”, real o no, este régimen bien podría usarlo como pretexto para simplemente ignorar y desestimar cualquier orden de la corte, bajo el pretexto de “proteger al pueblo estadounidense”.

Todo lo anterior indica la gran urgencia de la necesidad de oponer resistencia a la Prohibición de los Musulmanes 2.0 y de expulsar al régimen fascista de Trump y Pence en nombre de la humanidad.


1. En esta presentación, Bannon muy claramente expone una perspectiva de “guerra santa” del “capitalismo judeocristiano” contra el islam, remontándose a las guerras religiosas del pasado y sobre la marcha, acusa al “secularismo” de minar la “fuerza” del Occidente. Se puede leer el discurso entero en inglés aquí.

Para tener una idea al respecto, lea la siguiente pregunta y respuesta de esa presentación:

Entrevistador: Una de mis preguntas tiene que ver con cómo el Occidente debería responder al islam radical. ¿Cómo, específicamente, deberíamos nosotros como Occidente responder al yihadismo sin perder nuestra propia alma? Dado que podemos ganar la guerra y perdernos a nosotros al mismo tiempo. ¿Cómo es que el Occidente deba responder al islam radical y no perderse en el proceso?

Bannon: Desde una perspectiva, pues puede que sea un poco más militante que otras. Creo que definitivamente se necesitará un aspecto que es [ininteligible]. Creo que hay que adoptar una postura muy pero muy agresiva contra el islam radical. Y me doy cuenta de que hay otros aspectos que no son tan militantes y no son tan agresivos, lo que está bien.

Si repasamos la larga historia de la lucha del Occidente judeocristiano contra el islam [nota de la redacción: dice, “islam”, punto, y no el “islam radical”], creo que nuestros antepasados mantuvieron su postura y creo que hicieron lo correcto. Creo que la mantuvieron fuera del mundo, ya sea en Viena, Tours u otros lugares... Se nos legó la gran institución que lo es la iglesia del Occidente.

Además, yo pido que están presentes en el público hoy, en vista de que en verdad ustedes son los motores, los conductores, los agitadores y los líderes de pensamiento en la Iglesia Católica hoy, piensen, cuando la gente de aquí a 500 años vaya a pensar en lo de hoy, piensen en las acciones que ustedes han tomado, y creo que todos los que están asociados con la iglesia y que están asociados con el Occidente judeocristiano que creen en los puntales de eso y creen en los preceptos de eso y quieren ver que se legue a las futuras generaciones tales como se legó a nosotros, sobre todo en vista de que ustedes se encuentran en una ciudad como Roma, y en un lugar como el Vaticano, que vean lo que nos han legado, y se pregunten, ¿a partir de hoy a 500 años, qué es lo que las personas van a decir de mí? ¿Qué van a decir sobre lo que hice en los comienzos de esta crisis?

Dado que se trata de una crisis, y no va a desaparecer. No tienen por qué aceptar mi palabra. Lo único que tienen que hacer es leer las noticias todos los días, vean lo que se aproxima, vean lo que sale en Twitter, lo que sale en Facebook, vean lo que está en la CNN, lo que está en la BBC. Vean lo que pasa y verán que estamos en una guerra de inmensas proporciones. Es muy fácil que manipulen nuestros instintos más bajos, y no podemos permitirlo. Pero nuestros antepasados tampoco lo hicieron. Y lograron evitarlo y lograron derrotarlo, y pudieron legarnos una iglesia y una civilización que de veras es la flor de la humanidad, por lo que creo que nos incumbe a todos hacer lo que yo digo es escuchar su fuero íntimo, de contemplar en serio lo que nuestro papel es en esta batalla ante nosotros. [regresa]

2. Este “héroe” participó en una redada que mató a diez niños de menos de 13 años de edad, así como a otros no combatientes. [regresa]

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/482/de-militantes-del-club-revolucion-chicago-mas-que-mi-cuerpo-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

De militantes del Club Revolución, Chicago:

Más que mi cuerpo

11 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Hace unos días, el Club Revolución se encontraba en Englewood, un barrio en el lado sur de Chicago, dando a conocer la declaración: “Del Comité Central del Partido Comunista Revolucionario a TODA le gente: LO QUE EL RÉGIMEN DE TRUMP Y PENCE IMPLICARA PARA EL PUEBLO NEGRO — Y LO QUE HAY QUE HACER AL RESPECTO ¡YA!"

Mujer joven con pancarta “más que mi cuerpo”
Mujer joven con pancarta en la que estaba escrito “más que mi cuerpo”.

“¡Las mujeres no son putas, perras, sacos de boxeo, reproductoras ni objetos sexuales! ¡Las mujeres son seres humanos completos!”

Más información sobre el
CLUB REVOLUCIÓN

Cuando ya estábamos de regreso vimos a una joven que caminaba por la calle con una pequeña pancarta colorida en la que estaba escrito “más que mi cuerpo”. Nos llamó la atención enseguida y le preguntamos de qué se trataba. Dijo que todas las chicas de su secundaria habían hecho pancartas similares y que las llevaban por todas partes durante el día, así como después de la escuela porque estaban cansadas de ser tratadas como objetos sexuales. Le dijimos que esto era realmente impresionante y de lo importante que era lo que estaban haciendo, especialmente a la luz del asalto feroz y odia-mujeres del régimen Trump y Pence contra la mujer.

Ella nos dijo en qué escuela estaba, era una escuela en el lado oeste que atrae a estudiantes de toda la ciudad, a millas de donde la conocimos. Decidimos que este era un lugar al que teníamos que ir, para llevarles a esos estudiantes el mensaje de la revolución y de expulsar al régimen fascista Trump y Pence y trabajar para movilizar y organizar a cuantos sea posible para que hagan suya eso y que lo impulsen.

En el Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo, llegamos a la escuela poco antes de que terminaran las clases. Llevábamos una manta colorida que decía: “¡Las mujeres no son putas, perras, sacos de boxeo, reproductoras ni objetos sexuales! ¡Las mujeres son seres humanos completos!”, un megáfono y folletos para la celebración del Día Internacional de la Mujer en Chicago, y la declaración del Comité Central mencionada anteriormente.

Incluso antes de que sonara la campana, un administrador y alguien de seguridad salieron a averiguar quiénes éramos y por qué estábamos allí. Cuando les dijimos que era el Día Internacional de la Mujer y de haber visto a una estudiante de la escuela con una pancarta unos días antes, nos dieron la bienvenida y nos dirigieron hacia la puerta por donde salen los estudiantes. Dijeron que sabían de la protesta en el centro por “El día sin mujer”.

Nos pusimos en la puerta y uno de nosotros comenzó a hacer agitación por el megáfono acerca de cómo nos enteramos de las chicas con los letreros “Más que mi cuerpo” y lo importante que es, sobre el Día Internacional de la Mujer, sobre el Club Revolución y Nuestros Puntos de Atención y la urgente necesidad de expulsar al régimen Trump y Pence.

Los estudiantes estaban alegres de vernos y asombrados de que habíamos visto a la estudiante en el sur con su cartel y que decidimos que lo que estaban haciendo era tan importante que tuvimos que ir a su escuela. Una joven nos dijo que todo empezó cuando un joven le estaba faltando el respeto a una de las chicas, diciéndole que no se veía lo suficientemente bien como para tener relaciones sexuales. Ella empezó a enviar mensajes de texto e hizo correr la voz a los cuatro vientos, y todas las chicas hicieron y portaron las pancartas. Estas jóvenes con las que hablamos estaban muy orgullosas de lo que habían hecho. Nos dijeron que había mucha controversia en la escuela el día que portaban las pancartas. Unos jóvenes demostraron saber un montón de porquerías chauvinistas muy feas, pero otros se solidarizaron con ellas.

A medida que distribuíamos folletos hablábamos con los estudiantes sobre la necesidad de actuar para expulsar al régimen Trump y Pence, que no tenemos mucho tiempo, , sobre lo que Trump/Pence está haciendo con el medio ambiente, con los negros, etc. no sabemos cuánto tiempo tenemos antes de que apreten las clavijas con todo el paquete fascista Teníamos una hoja para apuntar información para que los que iban apurados pudieran mantenerse en contacto con el Club Revolución. Al día siguiente nos enteramos que algunos de los estudiantes estuvieron en la protesta contra la inauguración de Trump y estaban hablando entre ellos sobre el volante que habían conseguido para el programa del Día Internacional de la Mujer.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/482/algunos-puntos-de-orientacion-estrategica-para-el-periodo-entrante-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

 

Permalink: http://revcom.us/a/482/skybreak-un-estadista-comunista-en-representacion-de-la-direccion-comunista-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

Pasaje de CIENCIA Y REVOLUCIÓN, Sobre la importancia de la ciencia y la aplicación de la ciencia a la sociedad, la nueva síntesis del comunismo y la dirección de Bob Avakian, Una entrevista a Ardea Skybreak

Un estadista comunista, en representación de la dirección comunista

18 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

En la primera parte de 2015, durante varios días, Revolución le hizo una amplia entrevista a Ardea Skybreak, una científica con formación profesional en ecología y biología evolutiva y una defensora de la nueva síntesis del comunismo desarrollada por Bob Avakian. Skybreak es la autora del libro, entre otras obras, La ciencia de la evolución y el mito del creacionismo: Saber qué es real y por qué importa, y De pasos primitivos y saltos futuros, Un ensayo sobre el surgimiento de los seres humanos, la fuente de la opresión de la mujer y el camino a la emancipación. La entrevista salió por primera vez en inglés en www.revcom.us, y ahora el texto completo en español del libro de la entrevista también está en revcom.us.

El siguiente pasaje de la entrevista, “Un estadista comunista, en representación de la dirección comunista”, es un texto que “urge leer y repasar” para todos aquellos que se interesan en hacer una revolución y hacer nacer un mundo radicalmente diferente y mucho mejor.

Pregunta: Creo que eso es un punto muy importante, que se relaciona con algo que dijiste hace un minuto, de que en ese Diálogo1, a tu parecer impactaba la calidad de estadista de BA. Explícanoslo un poco más, por favor, ya que es un punto muy importante, y anteriormente dijiste que te dio la impresión, al presenciar ese Diálogo, al experimentarlo, de que éste es el líder de la revolución, éste es alguien capaz de dirigir la sociedad futura. A ver si quieres hablar un poco más al respecto.

AS: Efectivamente, entre otras razones me impactó el aspecto del estadista, también, porque creo que vivimos en un período complicado, que hay muchos retos en este período para hacer avances concretos en la lucha revolucionaria, manejar la lucha concreta — últimamente se da una expresión de “luchar contra el poder, y transformar el pueblo, para la revolución” tal como lo que no se ha visto desde hace un tiempo, en particular en torno a los asesinatos por policías. Mira, BA dirige el trabajo del Partido Comunista Revolucionario, y estoy segura de que no hay ninguna iniciativa del Partido Comunista Revolucionario que no lleve el sello de la dirección de BA y de la máxima dirección del partido, respecto a la manera en que se desenvuelve. Como se ve en la diversidad de temas que este partido trata, y como se refleja en la página web revcom.us, hay muchas contradicciones muy difíciles a las que hay que hacer frente. Y eso sólo da un pequeño vistazo de lo que abarca dicha dirección.

Creo que la mayoría de la gente no tiene ni la menor idea de lo que se trata la dirección revolucionaria. Mucha gente piensa que un líder de la revolución es una especie de líder “activista”, como el que dirige una manifestación, lo que yo califico de dirección táctica. Pero, la dirección revolucionaria general no simplemente dirige lo táctico. Claro que se necesita dirección táctica en varias dimensiones, pues no quisiera despreciarla. Hace mucha falta el tipo de persona que hable por altoparlante durante una manifestación, por ejemplo, y ayuda a los presentes a entender mejor para qué luchan, y los dirige, aun tácticamente, en las calles, por ejemplo durante una protesta. Al mismo tiempo, hay que reconocer un punto importante, de que el líder de una revolución, el líder de una nueva sociedad, tiene que ser un estadista en todas las esferas, y tiene que ser más bien un comandante estratégico de la revolución en conjunto. Recientemente se planteó una formulación de que un líder comunista —no sólo la dirección máxima, sino cada uno de los comunistas revolucionarios— tiene que considerarse y luchar para ser un líder estratégico de la revolución, “un comandante estratégico de la revolución, y no solamente un líder táctico, y no solamente un filósofo estratégico”. Eso es muy importante. En otras palabras, si uno va a dirigir una revolución, dirigir la conquista del poder estatal y ser líder de una nueva sociedad —lo que quiero decir por estadista—, tiene que reconocer plenamente y forcejear con la complejidad del proyecto y sus muchos niveles y capas diferentes, y las muchas contradicciones diferentes entre las personas. Habrá que bregar con el hecho de no tener una libertad total en un momento dado, pero de tratar de mover las cosas en cierta dirección. Uno trata de mantenerse fiel a sus principios y promoverlos abiertamente, pero al mismo tiempo las personas a las que uno dirige muchas veces no entienden, por lo menos no captan con nada de profundidad, lo que uno plantea al dirigirlas, o que tienden a distorsionar lo que uno plantea por no entenderlo bien o por la influencia de otros programas, otros puntos de vista y otros métodos.

Por lo que la dirección estratégica es una tarea sumamente compleja, y en parte por esa razón tantos científicos naturales tampoco tienen idea al abordar transformaciones sociales, como mencioné anteriormente, y ¡de repente se les olvida todo, al parecer, que habían aprendido jamás sobre métodos científicos básicos! También eso se debe a que muchas personas tienen una idea completamente equivocada de lo que efectivamente constituye dirección general en el campo social, especialmente en lo que concierne al cambio revolucionario. Una buena parte del tiempo creen, al parecer, que un líder político es simplemente una persona con un altoparlante en una manifestación. Pero eso es dirección táctica, no es dirección del tipo comandante estratégico general capaz de guiar una transformación radical general concreta de toda la sociedad por medio de hacer una revolución y construir una sociedad de tipo completamente nuevo sobre la base de una economía fundamentalmente diferente, con todo en el cual eso encierre. La dirección multifacética de ese tipo es una tarea mucho más compleja, y la mayoría de las personas hoy francamente tiene poca o ninguna idea de lo que abarca.

También hay una cuestión de públicos — se podría decir que hay muchos públicos diferentes. Uno no puede ser representante de todas las personas. En realidad uno está tratando de satisfacer los intereses objetivos del proletariado internacional, por lo que quiere decir que —no es cuestión de un proletario individual— existe una clase internacional de personas por todo el mundo que no son propietarios de los medios de producción, que no tienen ninguna posibilidad de manejar la sociedad bajo este sistema, que en realidad sólo pueden venderse a sí mismos, en pocas palabras, bajo este sistema capitalista imperialista. Conviene más a sus intereses —sépanlo o no los proletarios individuales— como una clase, le conviene más que a cualquier otra clase avanzar en el camino hacia el comunismo y superar todas esas diferencias de clase y relaciones de explotación y opresión. Pero ¿ésta será la única clase que participe en este proceso? No. La clase dominante capitalista imperialista es un segmento muy pequeño de la sociedad mundial, o de cualquier sociedad determinada, pero efectivamente existen todas esas otras fuerzas que tienen un pie plantado en un sistema al mismo tiempo que quizás el otro pie aspire a algo mejor. Esas capas “intermediarias” tienden a no tomar una posición muy firme, ¡tienden a dar la vuelta de una posición a otra en cualquier día dado! Encima de eso no se le da preparación científica a casi nadie, por lo que casi nadie intenta aplicar ningún tipo de método sistemático y riguroso para tratar con los problemas. Por lo que la gente sostiene toda una gama de ideas y emprende toda una gama de acciones. Bob Avakian ha hablado del reto de “ir al borde de ser descuartizado”, con respecto a llegar a la toma revolucionaria del poder estatal, así como a construir una nueva sociedad — habrá personas de tantos tipos distintos que vayan en diferentes direcciones, con ideas diferentes y opuestas, etc.

Por otra razón hace falta la ciencia. ¿Cómo vamos a saber qué es lo mejor para la sociedad? ¿Cómo vamos a saber qué es lo mejor para la mayoría de la humanidad? Los capitalistas imperialistas proceden a base de qué es mejor para su sistema. No se trata simplemente de la avaricia de corporaciones nada más. Va mucho más allá de eso. Tienen un sistema que mantener, un sistema basado en las ganancias, y podríamos hablar sobre la contradicción fundamental del capitalismo-imperialismo, quizás valga la pena tocarlo un poco. Pues lo importante es que ellos tratan de mantener a flote su sistema, pero no entienden — ni siquiera los que manejan esta sociedad muchas veces conocen las leyes subyacentes de su propio sistema. Pero si proponemos engendrar una sociedad de un tipo completamente nuevo, que satisfaga más plenamente los intereses y necesidades objetivos de la inmensa mayoría de la humanidad, tenemos mucho trabajo que hacer, tenemos que combatir muchas ideas equivocadas y anticientíficas y muchos prejuicios. Tenemos que lidiar con esa diversidad de puntos de vista y opiniones y todas las diferentes direcciones en las que las personas se inclinan, y al mismo tiempo no soltar las riendas del mismo proceso. He aquí el papel del comandante estratégico. Si tenemos confianza en nuestro enfoque científico, podemos decir con bastante certeza que es posible determinar qué beneficia a los intereses objetivos de la mayoría de la humanidad, y qué se requiere para avanzar por ese rumbo. Es como si uno montara a caballo. Sujeta las riendas en las manos, pues no va a permitir que el caballo corra por donde se le dé la gana — siendo el caballo en este caso el proceso, y no el pueblo, sino el proceso, me entiendes, el proceso revolucionario. Pero si el jinete le aprieta mucho las riendas al caballo, y le jala mucho la cabeza, el freno le corta la boca, y si no le afloja las riendas, pues ese caballo va a pararse en seco, o corcovear, sea como sea no va a ser parte de avanzar libremente y hacer avanzar el proceso.

Por lo que siempre se da una tensión —se necesita, como lo ha recalcado Bob Avakian, “mucha elasticidad, sobre la base del núcleo sólido” no simplemente porque las capas medias van a “corcovear” y causarnos problemas, como algunas personas sostienen erróneamente, de que van a estar resentidas, de modo que habrá que darles un hueso de vez en cuando, para que no se nos opongan. ¡No! Esa actitud sería asquerosa. La verdadera razón por la que hay que tener integrada y permitir cierta elasticidad genuina, sobre la base del núcleo sólido, es porque la sociedad la necesita, el proceso la necesita. El mismo proceso revolucionario necesita respirar, la sociedad revolucionaria necesita respirar, al contrario no servirá para nada. El proceso de llegar a la conquista revolucionaria del poder estatal, así como de ahí el proceso de construir una nueva sociedad, necesitan respirar. Si tratamos de controlarlo todo apretando mucho, con mucha rigidez —aunque por casualidad tengamos la razón en lo que hacemos en un momento dado— si apretamos mucho y aplicamos mucho control, pues el proceso lisa y llanamente servirá para desmoralizar y decepcionar a la gente, y no prepararemos a las personas con las herramientas científicas para que determinen y forjen el proceso por su cuenta, y terminaremos con una sociedad represiva, una sociedad rígida y un proceso rígido.

Bob Avakian capta eso muy bien, porque es un científico lo suficientemente bueno como para entender la tensión material que existe, objetivamente, entre lo que se llama el núcleo sólido, la certeza, los elementos de los cuales se puede estar seguro, con respecto a lo que está mal en la sociedad actual y lo que hace falta en una sociedad futura para beneficiar a la humanidad, al mismo tiempo que entiende la necesidad de guiar el proceso de manera que abarque e incorpore la diversidad más amplia posible de ideas y enfoques de diferentes capas populares en la sociedad.

No sé si lo explico con suficiente claridad, pero él sí lo ha expresado muy bien en muchos de sus escritos y discursos, y yo recomiendo que las personas se adentren en este aspecto general del núcleo sólido con mucha elasticidad sobre la base del núcleo sólido. Es muy importante captar esa última parte — sobre la base del núcleo sólido. No es posible dar con la elasticidad apropiada sin contar con el núcleo sólido. No queramos terminar como el que trata de poner orden en una jaula de grillos, en que todo y todos vaya cada quien por su lado. Sí hace falta un núcleo sólido. De hecho, entre más captemos bien, captemos científica y rigurosamente, ese núcleo sólido, esa teoría científica central, ese conocimiento y experiencia acumulados centrales y esa certeza central, más sería posible  desencadenar y alentar efectivamente la elasticidad e iniciativa amplias en la población, tanto en el proceso revolucionario actual como en la sociedad socialista futura, también en relación con el tipo de disentimiento y efervescencia social amplia que sea capaz de contribuir activamente al avance de la sociedad en una dirección positiva.

Pregunta: Algo que se planteó en lo que decías es que existe una unidad, existe una conexión entre lo que dices sobre el enfoque del núcleo sólido con mucha elasticidad, en el proceso de hacer la revolución para llegar a una sociedad futura rumbo al comunismo, así como de ahí en esa misma sociedad futura — existe una conexión entre ese enfoque durante todo el proceso de hacer la revolución y llegar al comunismo y tu comentario de que ese Diálogo daba una idea de BA como líder de una sociedad futura. También el comentario que hiciste anteriormente, de ¿por qué BA iba a hacer ese Diálogo con Cornel West, si no aplicara y pusiera ese ejemplo de ese enfoque de núcleo sólido con mucha elasticidad? De ahí yo quería que exploráramos más el hecho de que BA, en ese Diálogo y en el conjunto de su obra, no se muerde la lengua, pone las cartas sobre la mesa respecto a su conocimiento de la ciencia y de la realidad, no intenta esquivar o suavizar los desacuerdos, ni con Cornel West, al mismo tiempo que reconoce muchísimo la unidad que tienen, y la unidad que hay que forjar ampliamente. Su enfoque es que una persona como Cornel West — tiene muchas observaciones buenas, puede contribuir mucho a todo ese proceso revolucionario, al mismo tiempo que ellos muy claramente expresan sus diferencias. Por lo que, ¿quieres decir más sobre la aplicación del núcleo sólido con mucha elasticidad por BA en su manera de relacionarse con Cornel West en este Diálogo?

AS: Bueno, creo que se ve la aplicación y el ejemplo del “núcleo sólido con mucha elasticidad sobre la base del núcleo sólido” en lo que BA hace, tanto con relación a Cornel West por un lado, y también, como yo decía antes, con relación al público —o los públicos, en plural, porque ese público representaba muchas diferentes capas sociales y diferentes puntos de vista— y lo que se ve es, se ve la certeza basada en experiencia y conocimiento. Miremos las ciencias naturales: si surgiera alguien que es el más avanzado en su campo de la ciencia, o en un desarrollo particular de las ciencias naturales, en un momento dado —alguien quien es muy avanzado y muy visionario y que efectivamente así desempeñe un papel dirigente— sería ridículo que saliera y fingiera no saber lo que sí sabe, o que no luchara con las personas, que no les ofreciera la evidencia que ha acumulado y analizado, durante décadas, concretamente en este caso. ¿Verdad? Así que al mismo tiempo que él trabaja con Cornel West, no se muerde la lengua porque, en primer lugar, él respeta a las personas tanto que no les rinde pleitesía, no les es condescendiente, no finge no saber lo que sí sabe. Las únicas personas a las que no respeta son los explotadores y opresores a la cima de la sociedad. Pero respeta a las personas, hasta a las personas que quizá tengan desacuerdos con él en sentidos importantes, tanto como para ser honesto y explorar las diferencias con principios e integridad en vez de ser condescendiente o rendirles pleitesía o fingir estar de acuerdo más de lo que sí está.

Él va a decir las cosas por su nombre. Va a decirle a la gente, también al público... sabe que ese público guarda muchos diferentes puntos de vista e ideas erróneas las que son perjudiciales, en su opinión. Como muchas de esas ideas religiosas que impiden que las personas conozcan la realidad tal como es en concreto, y que reconozcan cómo podría cambiarse. Su posición definitivamente no es neutral — sobre la religión, él no dice sin más ni más, miren, por ahí no voy, pero no importa pues todo está bien, ándenle, a creer lo que se les dé la gana. No lo dice, para nada. Al contrario, en serio él lucha con el público, va directo al grano — les dice, tienen que abandonar algo de esas cosas religiosas, porque en realidad hacen daño; nublan su conocimiento de la realidad tal como es; y por lo tanto, en los hechos hacen que cueste trabajo vislumbrar el camino adelante y averiguar cómo transformar la sociedad en una dirección positiva. Pues ¡que lo dejen! Él lo dice a un público de personas que son, en su mayoría, religiosas, especialmente entre las más oprimidas — las mismas personas que son más importantes para el proceso revolucionario y que más necesitan activarse para emprender ese proceso. Él tiene suficiente respeto y suficiente confianza estratégica en las personas, como para decir las cosas por su nombre.

Ahora bien, en la situación en que trabaja con Cornel, trabaja con un intelectual desarrollado que también tiene mucha experiencia en la vida, que por su cuenta ha estudiado muchas diferentes cosas y analizado muchas diferentes filosofías. BA respeta también ese proceso. Pero no obstante va a decir las cosas por su nombre, y va a poner la evidencia. ¿Qué es lo que la Biblia dice, de verdad? ¿Qué es el papel de la religión? ¡A discutir se ha dicho!

Algunas personas quizá digan, Pues yo no necesito escuchar todo eso, porque yo ya no creo en Dios. Pues , necesitas escuchar todo eso, y ¿sabes por qué? Porque una u otra religión influencia profundamente a miles de millones de personas en el planeta, y éstas perciben toda la realidad a través del prisma, del lente, de su religión particular. Eso es el marco, es el marco teórico, se podría decir, que aplican la mayoría de las personas en este planeta para conocer el mundo, y lo que tiene de malo, y lo que se podría o no se podría hacer al respecto. La religión es una cuestión muy grande, en Estados Unidos y por todo el mundo. Por lo que Bob Avakian, por un lado, en el Diálogo, lucha con Cornel, pero con un buen método, un buen método cálido, porque son dos personas que sí se respetan uno al otro, y sí se estiman uno al otro, pero que simplemente van a decir honestamente uno al otro y a los públicos, dónde tiene diferencias importantes. Por los principios y la integridad que tienen, son capaces de expresar y aclarar esas diferencias importantes, para que por su cuenta los públicos tengan mejores posibilidades de bregar con esas cuestiones, cuando regresen a casa y de manera continua.

Al mismo tiempo, creo que Bob Avakian pone el ejemplo de lo de la elasticidad: Mira, este proceso revolucionario es un proceso muy rico y complejo y diverso, que sí tiene que abarcar a una amplia variedad de personas. De hecho, uno de los puntos que Bob Avakian ha señalado repetidamente es que, a la hora de la revolución y la toma concreta del poder estatal, la mayoría de las personas participantes en la revolución ¡aún tendrán creencias religiosas! En un país como Estados Unidos, no hay duda de que eso sea cierto. La mayoría de las personas no habrán dejado su religión — aunque hayan decidido sumarse y ser parte de la lucha para la revolución y para el socialismo en diferentes formas, la mayoría aún no habrán roto completamente con todo eso. Y eso es solamente un ejemplo de tener un conocimiento científico materialista de la realidad, de conocer qué tan compleja que lo es, qué tan complejo que lo es el proceso. Pero no nos pondremos a engañar a las personas que están en desacuerdo con nosotros escondiendo nuestras posiciones de modo que nos acompañen en el proceso revolucionario. No, eso no lo debemos hacer. Más bien, como comunistas revolucionarios, seremos honestos sobre dichos desacuerdos. Pero si queremos de corazón transformar la sociedad en aras de beneficiar a la humanidad, también reconoceremos que el proceso al que sostenemos que es necesario, y al cual ayudamos a darle dirección estratégica, tiene que ser capaz de abarcar una gran diversidad de personas, y no todos van a ser del mismo parecer que nosotros sobre varias cuestiones diferentes e importantes. Además, eso será cierto por todo el camino, lo que incluye el surgimiento de mayor lucha de las personas contra el enemigo común, la toma del poder y la construcción de nuevas instituciones y organismos de una nueva sociedad.

En vista de que él capta todo eso, Bob Avakian también puede abrazar y tenerle mucha calidez a alguien como Cornel West (y creo que éste le corresponde a BA en esos sentimientos), y a la vez plantear con mucha claridad la importancia de discutir las diferencias y explicar por qué se necesita adoptar un método y un enfoque sistemáticamente científicos si queremos de verdad cambiar la sociedad hacia lo mejor. Por lo que sí, él le dice a la gente sin pelos en la lengua por qué debe dejar la religión —todas las religiones— pues éstas son obstáculos que impiden avanzar. Es un hecho que fueron los seres humanos los que inventaron hace mucho todas las religiones en el mundo, para explicar lo que aún no entendían y satisfacer necesidades que ahora se podrían trascender. Por todo el mundo la gente inventaba diferentes conjuntos de creencias sobrenaturales con tal de llenar las lagunas en su conocimiento de las cosas, tanto en el mundo natural como en el social, y como un mecanismo para lidiar con cosas como la muerte y la pérdida. Al faltarles el conocimiento científico como para entender que toda vida evoluciona, y que hay evidencia clara de que los mismos seres humanos simplemente evolucionaron de una larga serie de especies preexistentes, pues ¡probablemente querrán meter un poder sobrenatural superior de algún tipo para explicar nuestros orígenes! [se ríe] Toda religión en el mundo comparte ciertas características semejantes. Al mismo tiempo, cada una tiene sus diferentes mitos de la creación, y semejantes particularidades. También tienen sus diferentes libros sagrados, profetas, etc. Bob Avakian dice, Ándale, abramos la Biblia e investiguemos lo que ésta dice. Un revolucionario dogmático hubiera dicho, Bueno, yo no creo en dios, y creo que la religión perjudica, así que ni siquiera voy a hacerle caso. En lugar de eso, BA dice, la religión es un problema muy importante en el mundo, es una cuestión muy importante, miles de millones de personas creen en algún dios o una religión de algún tipo, por eso tenemos que tratarla. E hizo tarea; hizo el trabajo. Leyó la Biblia, en su totalidad. Conoce la Biblia. A diferencia de muchas personas, él puede decir lo que ésta contiene. También puede decir lo que sostienen esas fuerzas religiosas. Puede hablar de algo de la historia de cómo los seres humanos inventaron muchas de esas religiones. También puede hablar sobre por qué algunas personas se motivaban para tener una conciencia moral a base de cosas que aprendieron en la iglesia, mezquita, templo o lo que sea. Al mismo tiempo, él puede demostrar, científicamente, el daño que se produce al aferrarse a la religión. Y que no es necesario hacer eso. Uno puede dejar todo eso a un lado. Puede simplemente abandonarlo. Uno puede dejar atrás esas antiguas formas de pensar, y puede adoptar una filosofía y un método científico acerca de transformar el mundo en beneficio de toda la humanidad, que están llenos de vida, llenos de alegría, llenos de espíritu, llenos de arte y cultura, que no tienen nada de muerto o frío, pero que no vienen en compañía de todos esos adornos religiosos y sobrenaturales y todo lo antiguo que los acompaña.


1. El “Diálogo” se refiere a un evento celebrado en noviembre de 2014 en la histórica iglesia Riverside en la Ciudad de Nueva York, al cual asistieron 1.900 personas: REVOLUCIÓN Y RELIGIÓN: La lucha por la emancipación y el papel de la religión — Un Diálogo entre Cornel West y Bob Avakian. [regresa]

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/482/miles-de-personas-marchan-en-washington-dc-en-defensa-de-los-derechos-de-los-pueblos-indigenas-y-en-oposicion-al-oleoducto-dakota-access-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

Miles de personas marchan en Washington, D.C. en defensa de los derechos de los pueblos indígenas y en oposición al oleoducto Dakota Access

“¡Ciudad por ciudad! ¡Bloque por bloque! ¡Debemos respaldar a Standing Rock!”

17 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Thousands of people filled the streets of D.C. standing with the struggle at Standing Rock.
Miles de personas llenaron las calles de Washington, D.C. en apoyo de lucha en Standing Rock. (Foto: @collinrees / Twitter)

Protesters defied wind, rain and hail, and the fascist Trump regime.Los manifestantes desafiaron el viento, la lluvia y el granizo, y el régimen fascista de Trump. (Foto: @tommiesunshine / Twitter)

In front of Trump Hotel in D.C., marchers chant "Trump must go!" Frente al Hotel Trump en el D.C., los manifestantes corean “¡Trump debe irse!” (Foto: @aku_matu / Twitter)

Coreando “¡Ciudad por ciudad! ¡Bloque por bloque! ¡Debemos respaldar a Standing Rock!”, miles de personas de todo Estados Unidos marcharon en Washington, D.C a la Casa Blanca para oponerse al oleoducto Dakota Access y defender los derechos de los pueblos indígenas. La marcha desafió al régimen de Trump así como al frío, viento y granizo intensos. Fue el eje de cuatro días de protesta, un concierto y otros eventos en el D.C. La gente llevó enormes marionetas como un “oleoducto” de forma de una serpiente negra con “NO AL OLEODUCTO” inscrito en ella, y estandartes y banderas de muchas tribus indígenas.

Durante el año pasado y más, la batalla de la tribu de Standing Rock en las Dakotas contra un oleoducto de $ 4 mil millones ha sido un epicentro de la batalla por la supervivencia de los pueblos indígenas y la defensa del medio ambiente. Miles de personas, de todas partes del mundo, se unieron a la resistencia en Standing Rock. Participaron más de doscientas tribus nativas, la mayor reunión de tribus nativas en resistencia en la historia de Estados Unidos. La marcha en el D.C. incluyó un contingente de unas 200 personas de la tribu sioux de Standing Rock.

Bajo la administración de Obama, arrestaron a casi un millar de personas simplemente por oponer resistencia al oleoducto, muchas de ellas brutalizadas por policías militarizados y mercenarios privados que trabajaban para la compañía de oleoductos. Al mismo tiempo, ante la indignación mundial por el insulto, los daños y el peligro de un oleoducto masivo que infringe los derechos de los pueblos indígenas, la administración Obama suspendió temporalmente la construcción justo antes de las últimas elecciones. Pero solo cuatro días después de la toma de posesión de Trump, uno de los primeros actos de su régimen fue el de eliminar todos los obstáculos gubernamentales al oleoducto. (Ver “Orden de Trump da luz verde al oleoducto Dakota Access”). Y el 7 de febrero, detuvieron a 77 personas en Standing Rock, algunas bajo graves cargos penales.

Defender a los pueblos indígenas y el medio ambiente en la era de Trump

En el período desde que Trump asumió el cargo, y en las acciones en el D.C., los activistas en la batalla de Standing Rock han expuesto las conexiones entre la batalla de Standing Rock, los crímenes históricos y actuales del presente sistema y la crisis particular que el régimen de Trump representa. La ruta de la marcha pasó por delante de la puerta del hotel de Trump en el D.C., donde los manifestantes montaron un tipi y corearon: “¡Donald Trump tiene que irse!”

Kristina Elote de la Nación Apache Jicarilla en Nuevo México llevaba una enorme gorra de “Hacer que Estados Unidos vuelva a ser grandioso” con una decoración especial: dijo a los periodistas: “Vi la gorra por todas partes y la odié. Quería hacer algo al respecto, así que puse una flecha a través de ella”.

En un discurso cerca de la Casa Blanca el viernes, el presidente de los sioux de Standing Rock, David Archambault II, dijo: “Muchas tribus de todo este país y las naciones indígenas de todo el mundo se forcejean con este mismo problema: el espíritu imperialista y conquistador está tan profundamente arraigado en la sociedad occidental y capitalista que cientos de años más tarde, nuestro gobierno utiliza los mismos argumentos para negar la seguridad y el bienestar de poblaciones enteras. No sólo desprecian a las personas de origen diferente, sino que no respetan los derechos de tratados de los americanos originales.

“Estamos en territorio oscuro y desconocido. Cada día se emiten amenazas muy concretas a nuestra forma de vida y nuestra libertad, y hacemos frente a un verdadero desmantelamiento de nuestro país tal como lo conocemos”.

Y dijo: “Compañeros estadounidenses; aliados — estoy con ustedes. Espero que entiendan que esta es la manera que mis compañeros indígenas nos hemos sentido durante siglos. Ahora estamos todos en el mismo barco. Nos enfrentamos a un régimen que no tiene ningún respeto por los valores estadounidenses, y que no vacila en desafiar la ley para beneficiar a las payasadas inmaduras de un líder desquiciado y sus amigos adinerados.

“Estamos aquí para resistirnos al odio y al miedo. En todo el país vemos protestas y marchas. Es obvio que estamos en un punto de inflexión donde inevitablemente debemos defender lo justo. Nunca antes en el Territorio Indio hemos experimentado el nivel de conciencia pública y fuerza en diversos números que vemos ahora. Hemos llegado a un momento crítico en el que los ciudadanos se dan cuenta de que debemos defender el núcleo de la humanidad”.

Entrevistado poco después de su arresto en Standing Rock el 7 de febrero, Chase Iron Eyes —que ha estado en la primera línea de la resistencia en Standing Rock y es un iniciador de Refuse Fascism / Rechazar el Fascismo— le dijo a Carl Dix: “[e]stá claro que Trump representa los intereses del estado corporativo. Efectivamente, se sabía desde el comienzo que era el fascismo, en su forma verdaderamente moderna. Y Standing Rock va a ser uno de los epicentros, como lo fue cada aeropuerto durante la prohibición contra los musulmanes, como probablemente otra reserva india vaya a ser cuando traten de construir el muro. Hay algunas naciones indígenas que van a decir, no, no van a construir un muro aquí.”. (Ver “Sobre la batalla en Standing Rock y oponer resistencia a Trump: ‘Todo el país va a tener que ponerse de pie y correr riesgos’”).

La resistencia al pisoteo de los derechos de los pueblos indígenas y la destrucción del medio ambiente se ha extendido en los últimos meses. Las personas indígenas y otros, incluidos veteranos del campamento de Standing Rock, se resisten al oleoducto Trans-Pecos en Texas, el oleoducto Bayou Bridge en Luisiana y el oleoducto Sabal Trail que transportaría gas natural de Alabama a Florida central. Estos oleoductos amenazan la seguridad del agua de millones de personas, son pesadillas ambientales y contribuyen a llenar el aire con aún más productos de combustibles fósiles, así intensificando el cambio climático mortal.

Hay grupos de personas que siguen acampados en el área de Standing Rock, y al mismo tiempo los activistas han pedido que se difunda la lucha por todo Estados Unidos. Ha habido protestas en ciudades y universidades alrededor del país, entre ellas una marcha de 2.000 personas en Los Ángeles el 5 de febrero.

La resistencia heroica en Standing Rock y más allá arroja una luz brillante sobre el crimen histórico y actual del genocidio y el robo de las tierras de los pueblos indígenas que es parte de los cimientos de lo que los gobernantes estadounidenses llaman “la tierra de los libres”. El régimen de Trump y Pence está empeñado en llevar las cosas a un estado completamente diferente y mucho peor. En sus primeros días en el cargo, comenzaron a destruir las muy mínimas restricciones a la devastación ambiental y a despreciar las demandas justas de los pueblos indígenas. Pretenden cohesionar la sociedad estadounidense en base de la supremacía blanca más extrema y abierta. Y, aun más allá de todo eso, se apuran a imponer la represión fascista. La resistencia y el apoyo a Standing Rock deben propagarse y estar más decididos. Y lo más importante, por el bien de la humanidad, hay que expulsar a este régimen antes de que pueda consolidar plenamente su control de las riendas del poder.

       

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/482/40-muchachas-muertas-en-guatemala-en-un-incendio-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

40 muchachas muertas en Guatemala en un incendio en un albergue administrado por el gobierno

17 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Miles de guatemaltecos protestan frente al Palacio Nacional en la Ciudad de Guatemala el 12 de marzo, clamando justicia para las 40 niñas que murieron quemadas en un albergue administrado por el gobierno.
Miles de guatemaltecos protestan frente al Palacio Nacional en la Ciudad de Guatemala el 12 de marzo, clamando justicia para las 40 niñas que murieron quemadas en un albergue administrado por el gobierno. (AP foto)

Una procesión fúnebre para una de las muchachas que perecieron en el incendio en el albergue para niños cerca de la Ciudad de Guatemala. Una procesión fúnebre para una de las muchachas que perecieron en el incendio en el albergue para niños cerca de la Ciudad de Guatemala. (AP foto)

Al menos 40 adolescentes entre 13 y 17 años de edad murieron quemadas el 8 de marzo —Día Internacional de la Mujer— atrapadas dentro de un abarrotado albergue administrado por el gobierno en Guatemala. El albergue alojaba a niños pobres, abusados, incluidos los abusados sexualmente, y huérfanos, junto con jóvenes liberados de detención sin un lugar donde vivir. El albergue tenía capacidad, según unos informes, de 500 jóvenes pero tenía casi 800 muchachos y muchachas. Al Jazeera informó que UNICEF y el fiscal de derechos humanos habían pedido que clausuraran el albergue el año pasado después de unas denuncias de hacinamiento así como de abuso físico y sexual.

El día antes del incendio, un grupo de mujeres jóvenes se habían rebelado contra las condiciones intolerables, y unas 40 de ellas habían intentado escapar. Una de las sobrevivientes le dijo a su padre que las muchachas dijeron que escaparon en protesta por haber sido violadas (Washington Post). Se desplegó a la policía antidisturbios y capturaron a todas las jóvenes. Encerraron a 52 de las manifestantes en un pequeño cuarto el día antes del incendio.

Según informes, la mañana siguiente se incendiaron colchones en el albergue para continuar la protesta, pero las 52 jóvenes permanecieron encerradas en el pequeño cuarto; y las autoridades no abrieron las puertas hasta un buen rato después de que se prendió el incendio. La madre de una de las víctimas dijo que las autoridades no hicieron nada para sacar a las chicas, a pesar de que chillaban. Diecinueve de las jóvenes murieron en ese cuarto, y al menos 21 otras murieron después de llegar al hospital con graves quemaduras.

“Guatemala está llena de violencia. Están violando y matando a las muchachas de los pobres”.

La pobreza intensa y la violencia sistémica que plagan a Guatemala son el resultado directo de los monstruosos crímenes cometidos por el imperialismo estadounidense y sus lacayos en los años ochenta y su continua dominación militar, política y económica hasta nuestros días. (Ver “Crimen Yanqui: Caso # 95: El carnicero de Reagan comete el genocidio en Guatemala”). Guatemala tiene la peor tasa de desnutrición en toda América Latina; el 70 por ciento de los niños menores de 10 años viven en la pobreza.

Otra consecuencia directa es el horror del crimen generalizado contra las mujeres en la sociedad guatemalteca. Guatemala tiene la tercera tasa más alta de femicidio en el mundo. Y sólo el cuatro por ciento de los asesinatos de mujeres resultan en una condena. El Washington Post citó a la madre de una de las jóvenes que sobrevivieron al incendio: “Guatemala está llena de violencia. Están violando y matando a las muchachas de los pobres”. Estas condiciones, junto con el entrelazamiento de la violencia estatal y la violencia generalizada de las pandillas, le han hecho imposible sobrevivir allí a un gran número de personas.

Como resultado, desde 2014 10 millones de refugiados de Guatemala, El Salvador y Honduras han llegado a la frontera mexicana en busca de asilo huyendo de las condiciones impuestas por este sistema. Y ahora, la guerra de “Estados Unidos primero” del régimen de Trump y Pence contra los inmigrantes se dirige a los refugiados de Centroamérica quienes, según la ley, Estados Unidos debe aceptar. Y ahora el régimen está formulando planes para separar a las madres refugiadas de sus hijos, a fin de “enviar un mensaje” (sus palabras) de que sí, este monstruo imperialista ha prendido fuego a sus países — y encima hemos cerrado las puertas y no hay escapatoria.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/482/cancer-cervical-prevenible-pero-bajo-el-capitalismo-no-lo-es-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

Cáncer cervical: Prevenible, pero bajo el capitalismo no lo es

12 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Cada año, diagnostican a más de 500.000 mujeres en el mundo con el cáncer cervical (cáncer del cuello uterino), y la mitad de ellas mueren de la enfermedad. En Estados Unidos, aproximadamente 13 mil mujeres al año son diagnosticadas con el cáncer cervical, y cerca de 4 mil mueren de la enfermedad.

Según estadísticas de 2012, más o menos 84 por ciento de los casos de cáncer cervical ocurren en los países subdesarrollados. La incidencia más alta del cáncer cervical se encontraba en África, América Latina y el Caribe, y la más baja en América del Norte. El país con el mayor índice del cáncer cervical era Malawi, seguido por Mozambique. El cáncer cervical es la cuarta causa principal de muerte por cáncer a nivel mundial, y la primera causa importante de muerte por cáncer en África (Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer). Las dimensiones de este gravísimo problema de salud a nivel internacional reflejan lo disparejo del desarrollo mundial, pero agravado por la dominación y explotación del tercer mundo por los países ricos e imperialistas.

Esta situación no sólo es horrible, es totalmente innecesaria. El cáncer cervical es el segundo cáncer más común a nivel mundial, pero es altamente prevenible. Puede y debe ser fácilmente prevenible. Pero en el mundo actual, así como es ahora, incluso en Estados Unidos, no lo es.

La mayoría de los casos de cáncer cervical los causa infecciones sexualmente trasmitidas con el virus del papiloma humano (VPH), por el cual existe una vacuna, Gardasil. Pruebas, como la de Papanicolauo, pueden detectar anormalidades precancerosas en el cuello uterino en una etapa temprana, cuando se las puede tratar más fácilmente. También pueden determinar si se necesita un monitoreo más riguroso. Por eso la prueba es la primera línea en la prevención del cáncer cervical. Sin embargo, la enfermedad persiste porque muchas mujeres no reciben pruebas regulares, debido principalmente a las relaciones sociales y económicas dominantes en el mundo de hoy.

Veamos, por ejemplo, la situación en Estados Unidos donde a las mujeres, especialmente a las de bajos ingresos y minorías, se les dificulta recibir la prueba de Papanicolauo de manera regular, por razones como: falta de seguro médico; poco o ningún acceso a la atención médica a bajo costo, poca educación sobre la salud; incapacidad de salir del trabajo para ir al doctor; y falta de centros de salud adecuados en sus comunidades. La situación está para empeorarse si se le permita a Trump mantenerse en el poder. Ha prometido quitarle fondos federales a Planned Parenthood (Planificación Familiar) — que provee 270.000 pruebas de Papanicolauo al año. Prepara para eliminar el Obamacare, lo que dejará a más personas sin seguro médico, especialmente negros, latinos y otras minorías.

Además, hay una oposición ideológica tóxica a la prueba y el tratamiento del cáncer cervical promovida por los fascistas cristianos — que ahora están enraizados en la Casa Blanca. Cuando se anunció en 2005 que la vacuna Gardasil es 100 por ciento efectiva en la prevención de las principales cepas bacterianas que causan el cáncer cervical, Tony Perkins, presidente de Family Research Council (Consejo de Investigación Familiar), un grupo cabildero cristiano fascista, dijo, “Nos preocupa que esta vacuna se promueva a un sector de la población que debe recibir un mensaje sobre la abstinencia. Comunica el mensaje equivocado”. Son los fascistas cristianos anti-científicos y patriarcales que desde hace décadas se empeñan a arrebatar los derechos al aborto y a los anticonceptivos; a eliminar la educación sexual; propagar la MENTIRA de que el feto sea un bebé y que la mujer sea incubadora; que predican que el sexo es sólo para procrearse y que es pecado tener el sexo fuera del matrimonio. Quieren cerrar Planned Parenthood por motivos al estilo de la Edad de Tinieblas. Esos enemigos de las mujeres son culpables de contribuir a las condiciones que no permiten que las mujeres reciban la prueba de Papanicolauo y no reciben la vacuna que podría salvarles la vida.

Debido a todo eso, son menos las mujeres con acceso a pruebas tempranas, y son más las mujeres que mueren del cáncer cervical. Según la Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia para la Investigación y Calidad de la Salud), casi la mitad de las mujeres recientemente diagnosticadas con el cáncer cervical no recibieron una prueba de Papanicolauo durante los cinco años anteriores (Washington Post, 2 de mayo de 2011).

El Dr. John Farley, un oncólogo ginecólogo y profesor en la Escuela de Medicina de la Universidad Creighton en St. Joseph’s Hospital and Medical Center en Arizona, dice, “Tenemos una vacuna capaz de eliminar, como polio, el cáncer cervical, y es actualmente disponible, pero sólo el 40 por ciento de las muchachas de la edad de 13 a 17 años han sido vacunadas. Es un fracaso épico de nuestro sistema de atención médica en su cuidado a mujeres en general y a minorías específicamente” (CNN.com, 25 de enero de 2017).

Un estudio nuevo: Tasas más altas de mortandad y una mayor brecha entre las mujeres blancas y las negras

Un nuevo estudio publicado en la revista Cancer hace hincapié en que esta situación es de vida y muerte. Revela que la tasa de mortandad por el cáncer cervical en Estados Unidos es muy mayor que lo que se estimaba antes y que la diferencia entre la tasa de mortandad de mujeres negras comparada con la de mujeres blancas es bastante mayor (New York Times, 23 de enero de 2017).

Mujeres negras mueren de la enfermedad a una tasa comparable con mujeres en muchos países pobres del tercer mundo, y estudios anteriores ya habían observado la disparidad racial en las tasas de cáncer cervical. Pero se creía que la brecha en Estados Unidos venía reduciéndose porque las tasas de mortandad por cáncer para mujeres negras se disminuían. Sin embargo, la manera en que evaluaban la tasa en el pasado comparaba el número de mujeres que murieron de la enfermedad con la población general en riesgo — que incluía a mujeres que se habían sometido a una histerectomía (se les había extirpado el útero, y por lo tanto no estarían en riesgo del cáncer cervical). Es una diferencia importante: alrededor del 20 por ciento de mujeres en Estados Unidos se han sometido a una histerectomía, con tasas más altas para mujeres negras que las blancas.

       

Este nuevo análisis, que excluía a mujeres con histerectomías, ahora calcula la tasa de mortandad de mujeres negras en un poco más de 10 de cada 100.000 — comparado con el cálculo anterior de 5.7 por 100.000. Y para mujeres blancas, calcula la tasa en un 4.7 por 100.000 — comparado con el anterior de 3 por 100.000 (un 77 por ciento más mortífero para mujeres negras y un 44 por ciento más mortífero para mujeres blancas que se pensaba anteriormente).

El cáncer cervical es prevenible, pero bajo el capitalismo no lo es

Por lo que tenemos que preguntar, ¿qué del sistema económico y político del capitalismo crea una situación donde tantas mujeres mueren del cáncer cervical siendo una enfermedad altamente prevenible?

En este país, la atención médica —uno de las cosas más básicas que permiten al ser humano mantenerse vivo y tener una vida digna— NO es un derecho. Proveer atención médica a la población debe ser la responsabilidad de cualquier gobierno, o cualquier sociedad. Pero hoy día unos 28 millones de personas aún no cuentan con seguro médico. Es más, se prevé que si Trump elimina a Obamacare, se le agregará más de 20 millones de personas a esa cifra. Un estudio de la revista American Journal of Public Health en 2009 encontró que cerca de 45 mil muertes al año en Estados Unidos se pueden atribuir a la falta de seguro médico.

Cualquier sociedad debe priorizar la atención médica para el pueblo, con cuidado y compasión. Hay muchos doctores, enfermeros y otros trabajadores que se dedican a salvar vidas y dar a los pacientes el mejor tratamiento médico que puedan. Hay personas, como las con Médicos sin Fronteras, que se arriesgan la vida viajando adonde Estados Unidos libra guerras imperialistas para tratar de salvarle la vida a la gente. Pero lo que estas personas se esfuerzan para hacer se topa con el propio sistema médico estadounidense — que es completamente entretejido con la propiedad privada, y control de los medios de producción, y la organización de la economía en general. El economista político Raymond Lotta cuenta de que la pregunta que hizo una persona al experto sobre la salud de CNN Sanjay Gupta: “¿No tendría sentido enfocarse en el cuidado preventivo, en la salud concreta de la gente como la primera prioridad?”, y Gupta contestó, “Desde un punto de vista médico y ético, sí tendría sentido dar más énfasis a la atención médica preventiva. Pero desde la hoja de balance, no tiene”. En cada aspecto de la atención médica —seguro médico, hospitales, farmacias, doctores, etcétera— las ganancias lo determinan todo, antes que la salud y las necesidades del pueblo.

Pues bien, imaginémonos si las redes hospitalarias estadounidenses —de las cuales muchas son propiedad de enormes corporaciones— de hecho trataran de hacer algo respecto la alta tasa de cáncer cervical, especialmente entre mujeres negras y otras mujeres de color.

Pongamos que una de esas redes o cadenas hospitalarias contratara a suficientes doctores, enfermeros y otra personal para que los pacientes recibieran el cuidado que necesitan. Que proveyera pruebas para el cáncer cervical sin cobrar, que fuera a la comunidad haciéndolo muy accesible para que las personas no tuvieran que viajar al hospital. Que hiciera una promoción extendida, —especialmente en comunidades pobres, negras y Latinas— proveyendo educación sanitaria sobre la prevención del cáncer cervical y la importancia de la detección y prevención temprana. Que proveyera los servicios sin cobrar o a bajo costo para que incluso las personas sin seguro médico pudieran recibir pruebas y tratamiento, y diera subsidios y tratara de negociar con farmacias. Que hiciera esfuerzos para contrarrestar activamente la supremacía blanca, el patriarcado y el pensamiento religiosos oscurantista y anticientífico que tan frecuentemente influyen en decisiones de todo tipo relacionadas con el cuidado al paciente e investigación médica. Esos son los pasos iniciales de tipo que se necesitan para lidiar con las cosas que dificultan a tantas mujeres recibir las pruebas, las diagnosis y el tratamiento para el cáncer cervical — que resultan en que tantas mujeres mueren del cáncer cervical.

Bueno, en muy poco tiempo esa red hospitalaria se vería obligada a cerrar. ¿Por qué? Porque si bien todas esas medidas hacen falta para ayudar a resolver este problema — requieren muchos fondos, no generan ganancias. Por lo tanto este hospital no podría competir con otras redes hospitalarias. También eso se opondría al pensamiento político e ideológico dominante en la sociedad y sería atacado — especialmente por fascistas cristianos, que incluyen poderosas fuerzas en el gobierno que exigirían que le quitaran fondos.

Esos hospitales todavía serían sujetos a las leyes del capitalismo, de ganancias al mando; todavía funcionaría en un mundo donde la supremacía blanca y el patriarcado corren por cada vena de la sociedad. Todavía funcionaría en un sistema capitalista que considera todo eso una “industria de atención médica” en vez de “atención médica”, y como cualquier otro sector de la economía, sirve a la inversión, es negocio — no sirve a las necesidades sociales ni una responsabilidad social.

De hecho, hay doctores, enfermeros y otros que tratan de hacer algo de lo que se describió arriba. Pero el problema es más grande que un solo hospital, una compañía farmacéutica codiciosa, o laboratorio de investigación médica avaro. Requerirá una revolución para poner fin al sistema capitalista, que produce las leyes económicas que requieren que las cosas funcionen así, con las ganancias al mando.

De hecho, las cosas no tienen que ser así. Podrían ser radicalmente diferente en el estado hecho posible por una revolución y visualizado en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, escrito por Bob Avakian. Para leer cómo es posible, haga clic aquí.

Las personas se mueren de tantas formas distintas debido a la misma naturaleza del capitalismo.
Nos hace falta un mundo todo nuevo.
Nos hace falta una revolución.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/482/los-ataques-antisemitas-se-propagan-en-el-clima-toxico-del-regimen-trump-y-pence-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

Los ataques antisemitas se propagan en el clima tóxico del régimen Trump y Pence

12 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

En las últimas siete semanas, se ha crecido una alarmante ola de amenazas y ataques contra instituciones judías en Estados Unidos. En 45 días hubo 90 amenazas de bomba, la mayoría contra centros comunitarios judíos, pero más recientemente también contra escuelas judías, forzando evacuaciones y registros de los edificios, y se difunde un temor primordial entre la gente judía por ellos y sus hijos.

A menudo, la amenaza se transmite por una voz distorsionada por computadora — la voz del Pato Donald pero evocando el horror del Holocausto nazi durante la Segunda Guerra Mundial, cuando demonizaron, encarcelaron, torturaron y luego asesinaron a millones de judíos. A veces la voz dice algo como: “En poco tiempo, se mascará a un gran número de judíos”.

Además, se han producido numerosos incidentes en los que se dibujan suásticas nazis y otros grafitis racistas y antisemitas en el muro de instituciones judías o en comunidades principalmente judías. Y recientemente hubo profanaciones a gran escala de cementerios judíos en San Luis, Filadelfia y Rochester en los que derribaron cientos de lápidas.

Hasta el momento, esta ola de ataques no ha resultado en lesiones o muertes (aunque hay que señalar que en los últimos años ha habido ataques contra centros judíos en los que resultaron heridos o muertos). Pero estos ataques contra el pueblo judío aterrorizan a las comunidades judías y envalentonan a las fuerzas fascistas que tienen un programa concreto de destruir o expulsar a sectores del pueblo que consideran “impuros”, “criminales”, etc.

Trump se niega a condenar el antisemitismo

Trump ha hecho todo lo posible para evitar hablar en contra de estos ataques específicos o para oponerse al antisemitismo. Incluso en el Día Internacional del Recuerdo del Holocausto (27 de enero de 2017, cuando esta ola de ataques estaba en marcha), la declaración oficial de Trump habló genéricamente sobre el Holocausto. Se refirió al “horror infligido a la gente inocente”, pero no mencionó a los judíos que eran los principales blancos y víctimas del Holocausto.

En la conferencia de prensa de Trump del 16 de febrero, un reportero de un grupo mediático en línea trató de preguntarle a Trump qué piensa hacer respecto a las amenazas contra los centros judíos. Trump lo atacó, diciendo que la pregunta era “repulsiva” y que el reportero había “mentido”, y le dijo que se sentara. Y Trump se declaró “la persona menos antisemita que ustedes hayan visto en toda su vida”.

En medio de la creciente indignación por los ataques y la negativa de Trump a condenarlos, abrió su discurso ante una sesión conjunta del Congreso el 28 de febrero diciendo: “Las recientes amenazas contra los centros comunitarios judíos y el vandalismo de los cementerios judíos, así como los disparos en Kansas City de la semana pasada, nos recuerdan que si bien podemos ser una nación dividida en cuestión de la política, somos un país que está unido en condenar el odio y el mal en todas sus formas feísimas”.

Con “los disparos en Kansas City de la semana pasada”, Trump se refería al asesinato de Srinivas Kuchibhotla cerca de Kansas City. Aquí Trump —quien ha incitado a todo tipo de odio racista, xenófobo, misógino— sólo condenó “el odio” y “el mal”. No condenó el racismo blanco xenófobo expresado por el asesino que gritó, “Fuera de mi país” justo antes de asesinar a Kuchibhotla. Amigos y familiares de los dos hombres han denunciado repetidamente a Trump por crear un ambiente que resultó en este ataque.

Tampoco Trump condenó explícitamente el antisemitismo propiamente. Es poco probable que fuera un error, dado que Trump no mencionó la gente judía en una declaración del Día del Recuerdo del Holocausto, y el furor que siguió. A decir de todos, el discurso de Trump en la sesión conjunta del Congreso fue escrito cuidadosamente y leído mediante un teleprompter, lo que hace que la omisión de cualquier mención del antisemitismo sea aún más significativa.

El antisemitismo: parte del paquete fascista Trump y Pence

Al tratar de captar por qué sucede esto —y qué hacer al respecto— debemos basarnos en la realidad básica de que la inauguración de Donald Trump fue la llegada al poder de un régimen fascista. Como decimos en “¿Qué ES el fascismo?”, “El fascismo es cuando la clase burguesa (capitalista-imperialista) ejerza una dictadura abierta, la que gobierna por medio del uso del abierto terror y la violencia, pisotea lo que se supone son derechos civiles y legales, utiliza el poder del estado y moviliza a grupos organizados de golpeadores fanáticos para cometer atrocidades contra las masas populares, particularmente contra los grupos de personas que identifica como ‘enemigos’, ‘indeseables’ o ‘peligros para la sociedad’”.

Históricamente, el antisemitismo ha estado profundamente entretejido en la ideología fascista, que ve al pueblo judío como una élite cosmopolita, desarraigada de nación alguna, tratando de dominar el mundo mediante la manipulación de las finanzas internacionales. Y el antisemitismo se conecta firmemente con el nacionalismo fascista de Steve Bannon, el “estratega principal” de Trump. (Para la historia, y la refutación, de las mentiras, mitos y prejuicios detrás del antisemitismo, y a cuyos intereses han servido históricamente, véase “Revolución responde a la pregunta sobre la naturaleza del Holocausto”).

Por lo general, las figuras del régimen no expresan esta locura antisemita abiertamente. Pero que la promuevan, y entrenan y animan a la gente con esta perspectiva venenosa. Un ejemplo destacado: Justo antes de las elecciones, Trump publicó un anuncio televisivo que atacó lo que dijo que eran “aquellos que controlan las palancas del poder en Washington... intereses especiales mundiales... [que] se asocian con estas personas que no tienen en mente su bienestar”. El anuncio los atacó por ser “responsables de las decisiones económicas que han robado a nuestra clase obrera, despojado a nuestro país de su riqueza...”. Incluyó imágenes del multimillonario George Soros, un magnate judío de fondos de cobertura; Janet Yellen, presidenta judía de la Reserva Federal; y el CEO judío de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein.

Además, el régimen de Trump tiene fuertes vínculos con toda una cloaca de fuerzas abiertamente antisemitas. Steve Bannon se ha jactado de hacer de su Breitbart News Service “la plataforma para la derecha alternativa”. La derecha alternativa es un movimiento racista, supremacista blanco, misógino con un fuerte núcleo neonazi. Richard Spencer, una de las figuras más importantes de la derecha alternativa, celebró la elección de Trump en un mitin marcado por alusiones aduladoras a la Alemania nazi y terminó con personas dando el saludo nazi de brazo extendido “Sieg Heil” y gritando “Heil Trump, Heil la victoria”. Y Bannon se responsabiliza de hacer que estos nazis entren en la corriente principal de la política estadounidense.

Estos crecientes ataques antisemitas son otra clara señal de la fea y peligrosa dirección en que este régimen está llevando la sociedad — rápidamente— y de la urgente necesidad de expulsarlo antes de que tenga éxito.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/482/crimen-yanqui-66-la-guerra-contra-las-drogas-1970-hasta-el-presente-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

Crimen Yanqui

Caso #66: La “guerra contra las drogas”: 1970 hasta el presente

12 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Bob Avakian escribió recientemente que una de las tres cosas que tiene “que ocurrir para que haya un cambio duradero y concreto hacia lo mejor: Las personas tienen que reconocer toda la historia propia de Estados Unidos y su papel en el mundo hasta hoy, y las correspondientes consecuencias terribles”. (Ver “3 cosas que tienen que ocurrir para que haya un cambio duradero y concreto hacia lo mejor“).

En ese sentido, y en ese espíritu, “Crimen yanqui” es una serie regular de www.revcom.us. Cada entrega se centrará en uno de los cien peores crímenes de los gobernantes de Estados Unidos, de entre un sinnúmero de sanguinarios crímenes que han cometido por todo el mundo, de la fundación de Estados Unidos a la actualidad.

American Crime

La lista completa de los artículos de la serie Crimen Yanqui

 

EL CRIMEN: El primero en pedir una “guerra contra las drogas” fue el presidente Nixon en 1971. El presidente Ronald Reagan la lanzó en serio en 1982, y desde entonces todos los presidentes han hecho lo mismo. Han justificado esta “guerra” en nombre de combatir el “crimen creciente”, de proteger a la gente de los “caudillos narcotraficantes” y de las “pandillas narcotraficantes” y/o poner fin al “flagelo” de las drogas y de la drogadicción.

Washington DC raid, 1989
Durante los años 1980 y 1990, la “guerra contra las drogas” sirvió de justificación para la enorme expansión de las unidades tácticas militares (SWAT) y la militarización de las fuerzas policiales locales. La policía con frecuencia sembraba terror en barrios enteros, principalmente de los negros y pobres, tumbando puertas y encañonando a los vecinos con rifles de asalto y otra artillería. Arriba, policías federales invaden una residencia en Washington, D.C., 1989 (Foto: AP)

En 1982, Reagan lanzó oficialmente esta “guerra”, y la convirtió en un foco central de su administración (1981-89). Se dispararon los presupuestos de la policía, la Agencia de Control de Drogas (DEA por las siglas en inglés) y otros organismos policiales. Por ejemplo, entre 1981-91, el presupuesto de la DEA creció de $86 millones a $1.026 millones, mientras que el del FBI aumentó de $38 millones a $181 millones. Mientras tanto redujeron drásticamente los presupuestos para el tratamiento de la drogadicción, la educación y la prevención.

Los medios de comunicación atizaron la histeria sobre la difusión de una nueva droga, la cocaína “crack”, y difamaron y atacaron a las comunidades negras donde la droga se usaba. Las palabras de código racistas y los estereotipos despectivos como “putas de crack”, “estafadores del welfare” y “pandilleros” comenzaron a propagarse por los medios de comunicación.

En 1986, el Congreso aprobó la draconiana Ley Contra el Abuso de Drogas que cambió el foco del sistema penal, de la rehabilitación al castigo. Bajo esta ley, las penas por la más barata cocaína crack eran 100 veces más severas que para la cocaína en polvo, asegurando que las personas de color y los pobres fueran encerrados con mucha más frecuencia y por mucho más tiempo que los blancos.

Esta guerra no se trataba de reducir la delincuencia; se trataba de intensificar el control social.

Durante los años 1990, el gobierno de Bill Clinton, con el apoyo activo de Hillary Clinton, intensificó la guerra general del sistema contra los oprimidos con la Ley de Control de Crímenes Violentos y Aplicación de las Leyes de 1994 y otras medidas. Continuaron e intensificaron la “guerra contra las drogas”, lo que incluyó el “desmantelamiento del welfare como lo conocíamos”. Esto arrastró a millones de personas, especialmente a los negros y los latinos, a la pobreza desesperada, y efectivamente obligaron a los jóvenes a meterse en el narcotráfico como su único medio de sobrevivir. Para el colmo, el sistema acusó a estos jóvenes de ser “súper-depredadores”, y los encarceló.

La “guerra contra las drogas” continuó sin cambios sustanciales bajo los presidentes George W. Bush y Barack Obama.

Las masas han pagado duro por esta “guerra contra las drogas” (y otras medidas racistas y draconianas) que han arruinado la vida a millones de personas, especialmente a los negros y a los latinos.

La “guerra contra las drogas” ha contribuido enormemente a más de cuadruplicar el encarcelamiento durante estas décadas — de 474.000 presos en 1980 a 2.3 millones hoy. Si bien la mayoría de los presos en las prisiones federales y estatales en un momento dado en las últimas décadas no están encarcelados por delitos de drogas, los delitos de drogas (en su mayoría posesión de drogas no violenta) han representado casi un tercio del total de admisiones cada año. Los negros han sido las principales víctimas de esta “guerra”, y los efectos han sido “devastadores”. Según el Brookings Institute: “Los negros son de 3 a 4 veces más probables de ser arrestados por delitos de drogas, a pesar de que no son más propensos que los blancos a usar o vender drogas. Peor aún, los negros tienen aproximadamente nueve veces más probabilidades de ser admitidos en una prisión estatal por un delito de drogas”. (Vea las fuentes abajo.) Hoy más de 745.000 hombres negros están en prisiones, y Estados Unidos tiene la mayor tasa de encarcelamiento en el mundo.

En la década de los 1990, la posesión de marihuana representaba cerca del 80% de las detenciones por drogas. Estudio tras estudio muestra que la tasa de consumo de drogas entre blancos y negros es casi idéntica (ambos menos del 7,5%), sin embargo un informe de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) del 2013 mostró que un negro era casi cuatro veces más propensos a ser arrestados por posesión de marihuana que un blanco.

Hoy en día, una de cada 100 mujeres negras está en la prisión. Los negros constituyen alrededor del 13% de la población estadounidense, sin embargo los jóvenes negros constituyen el 26% de los arrestos juveniles, el 44% de los jóvenes detenidos, el 46% de los jóvenes con cargos graves y el 58% de los jóvenes detenidos en prisiones estatales. Hoy en día, hay más hombres negros bajo el control y la supervisión del sistema de justicia penal (ya sea encerrados, en libertad condicional o bajo algún tipo de control pos encarcelamiento) que había hombres negros esclavizados en 1850.

Durante los años 1980 y 1990, la “guerra contra las drogas” fue una justificación para la enorme expansión de las unidades tácticas militares (SWAT) y la militarización de las fuerzas policiales locales. La policía con frecuencia sembraba terror en barrios enteros, especialmente de los negros y pobres, tumbando puertas y encañonando a los vecinos con rifles de asalto y otra artillería. En abril de 1987, el Departamento de Policía de Los Ángeles llevó a cabo “Operation Hammer” (Operación Martillo): 1.000 policías invadieron el barrio Sur Central de Los Ángeles y detuvieron a más de 1.450 personas en un fin de semana.

A millones de personas les han despojado de sus derechos legales fundamentales, en parte debido a la “guerra contra las drogas”. La autora Michelle Alexander escribe:

Un juicio en pleno sobre la culpabilidad o la inocencia es raro; muchas personas ni siquiera se reúnen con un abogado; el gobierno rutinariamente paga y coacciona a testigos; la policía con regularidad detiene y registra a la gente sin razón alguna; las penas para muchos crímenes son tan severas que la gente inocente se declara culpable para evitar las duras penas obligatorias; aun a los niños de 14 años los envían a la prisión de adultos. Se pueden encontrar con facilidad las reglas del derecho y del procedimiento, tales como “culpable más allá de toda duda razonable” o “causa probable” o “sospecha razonable”, en los juicios y los libros de texto de derecho, pero son mucho más difíciles de encontrar en la vida real. (The New Jim Crow [El nuevo Jim Crow], capítulo 2).

       

A medida que han cerrado las fábricas en los ghettos y barrios, este sistema no ha respondido con mejor educación y nuevas oportunidades para estos jóvenes. En vez, ha permitido que las drogas inunden los barrios pobres, incluso con la participación activa de la CIA durante los años 1980. A muchos jóvenes de estos barrios solo se les han canalizados hacia el narcotráfico — lo cual también les pone en una situación más vulnerable al constante hostigamiento, las detenciones, la encarcelación y el aislamiento social. Las tasas de encarcelamiento han explotado a tal punto que pasar entre la vida loca de la calle y la vida dura de la prisión ha llegado a ser un modo de vida dominante en muchos barrios oprimidos — toda una vida de represión.

Lea más...

Descargar el PDF para imprimir: doble carta | cuatro cartas

Como resultado, el “código de las calles” se arraigó más profundamente: las reglas de supervivencia de sálvese quien pueda que nacen de la economía ilegal. Esta mentalidad establece los términos para la juventud de los barrios, con la consiguiente violencia horrenda de “negros contra negros” y la violencia entre los jóvenes negros y latinos. Los políticos y los “expertos” en los grandes medios de comunicación deploran esta carnicería, pero usualmente la usan como un pretexto para demonizar aún más a la juventud negra en particular, hasta inventar una categoría de “súper depredadores salvajes” y una justificación para el terror y represión policial (así absolviendo el sistema por esta pesadilla).

Todo lo anterior ha resultado en la situación en que el pueblo negro ahora hace frente a un lento genocidio. La llamada “guerra contra las drogas” ha desempeñado un papel central en este crimen monstruoso e histórico.

LOS CRIMINALES

El presidente Richard Nixon: El primero en lanzar una “guerra contra las drogas” en 1971 como parte de tratar de suprimir la turbulencia social y política masiva en ese momento. Le explicó su razonamiento a H.R. Haldeman, uno de sus asesores: “...uno tiene que reconocer el hecho de que todo el problema en realidad son los negros. La clave es idear un sistema que reconozca esto pero que no aparezca hacerlo”.

El presidente Ronald Reagan: Él y su esposa Nancy Reagan encabezaron la primera gran oleada de esta “guerra”, y fueron pioneros en el uso generalizado de palabras de código racistas como “reina del welfare” y “depredadores” para atizar el resentimiento y la ira en contra de los negros pobres. Nancy Reagan lanzó su campaña de “solo di NO” como parte de esta guerra, incluyendo el espectáculo propagandístico de 1989 en el que se tomó fotos con un equipo SWAT de Los Ángeles tumbando una puerta en el barrio Sur Central, un ataque que resultó en el arresto de 14 personas, y la incautación de un gramo de crack.

El presidente Bill Clinton y Hillary Clinton: Intensificaron mucho la guerra contra las masas en general, de la cual la “guerra contra las drogas” fue una parte, aumentando la brutalidad y asesinato policial y la encarcelación en masa — casi duplicando la población carcelaria. La Ley del Crimen de 1994 que firmó Clinton es parte de eso. Amplió la pena de muerte, alentó a los estados a prolongar las penas de prisión, incluyendo con penas obligatorias de por vida (las leyes de tres strikes), eliminó los fondos federales para la educación de los presos y asignó $9,7 mil millones para construir más prisiones. Los Clinton abogaron por la política de “un strike y fuera” que desalojó a los inquilinos de la vivienda pública si ellos o incluso sus invitados fueran acusados de cualquier delito relacionado con drogas u otra actividad criminal dentro o fuera del multifamiliar. El enorme crecimiento de los desamparados hoy en día que ocupan cuadras enteras de los centros municipales, como en Los Ángeles, recuerdan mucho a los barrios marginales de Sudáfrica, y eso se puede atribuir directamente a estas políticas de la era de Clinton.

La CIA: desempeñó un papel directo en la “epidemia del crack” durante la década de los años 1980 en particular, ayudando a inundar los barrios pobres de cocaína. Las acciones de la CIA estaban vinculadas a las guerras de Reagan en Centroamérica, que también destruyeron a millones de vidas allá, y cuyos estragos se siguen sintiendo hasta hoy. Esta conexión asesina la documentó el difunto periodista Gary Webb en su libro The Dark Alliance [La alianza oscura].

La Corte Suprema de Estados Unidos: A lo largo de las décadas, la Corte Suprema aprobó y confirmó muchas leyes que intensificaron esta guerra contra el pueblo, como las leyes de sentencias mínimas obligatorias y las leyes que formalmente eran “ciegas al color” pero que en realidad se dirigían a los negros y otras personas de color. La Suprema Corte siempre defendía las leyes duras de sentencias mínimas obligatorias de los condenados por drogas. Por ejemplo, en 1982, aprobó una condena de 40 años de prisión por posesión e intento de vender 9 onzas de marihuana.

El Departamento de Justicia, el FBI, la policía y los departamentos de sheriff en todo Estados Unidos (todos los encargados de imponer el cumplimiento de la ley); y el establishment político (el Congreso, los demócratas y los republicanos, etc.) todos apoyaron y fueron cómplices en esta “guerra contra las drogas”.

LAS COARTADAS: Richard Nixon dijo primero que el abuso de la droga era “una grave amenaza nacional”, y luego que era el “enemigo público No. 1”. La “guerra contra las drogas” se justificó por la necesidad de eliminar a los narco-traficantes y capos de la droga para reducir el consumo de la droga y los delitos violentos, especialmente en los barrios negros y latinos. Y que era necesaria, especialmente, para contener la epidemia de crack que asolaba a estas comunidades.

EL VERDADERO MOTIVO: A partir de Nixon, esta “guerra contra las drogas” constituyó un frente clave en la decisión estratégica de la clase dominante de librar una campaña de contrainsurgencia contra las masas del pueblo negro, especialmente dirigida contra los jóvenes de los barrios pobres, y más tarde contra los latinos.

Nixon en secreto se lo explicó con detalles a sus principales asesores. Uno de ellos, John Ehrlichman, dijo en una entrevista de 1994: “La campaña de Nixon en 1968, y luego la Casa Blanca de Nixon, tenían dos enemigos: la izquierda antiguerra y el pueblo negro.... Sabíamos que no podíamos declararlo ilegal estar contra la guerra o ser negro, pero al conseguir que el público asociara a los hippies con la marihuana y a los negros con la heroína, y luego criminalizar ambos de manera intensa, podríamos trastornar a esas comunidades. Podríamos arrestar a sus líderes, allanar sus casas, disolver sus reuniones y vilipendiarlos noche tras noche en las noticias. ¿Sabíamos que estábamos mintiendo sobre las drogas? Por supuesto que lo sabíamos”.

Así que, desde el principio, la “guerra contra las drogas” y otras medidas racistas y represivas estaban encaminadas a prevenir el tipo de levantamiento y rebelión de masas que estalló tan poderosamente durante los años 1960. A medida que las condiciones se han vuelto aún más angustiosas para las masas populares negras y latinas en las décadas posteriores debido al funcionamiento del imperialismo capitalista global, los gobernantes de este sistema —tanto demócratas como republicanos— han continuado e intensificado el enfoque básico iniciado por Nixon, compartiendo su temor ante el latente potencial revolucionario en aquellos que este sistema ha descartado y para quienes no tiene futuro.

Fuentes:

Un alto funcionario del gobierno admitió: La ‘guerra contra las drogas’ SÍ ES una guerra contra el pueblo”, Revolución, 20 de abril de 2016

Michelle Alexander, The New Jim Crow: Mass Incarceration in the Age of Colorblindness [El nuevo Jim Crow: Encarcelamiento en masa en la era de la ceguera al color], The New Press, 2010

Antonio Moore, “The Black Male Incarceration Problem Is Real and It’s Catastrophic” [El problema de la encarcelación masculina negra es real y es catastrófico], The Huffington Post, 9 de abril de 2015

Guerra contra las drogas”, Wikipedia

The Exponential Growth Of American Incarceration, In Three Graphs” [El crecimiento exponencial del encarcelamiento estadounidense, en tres gráficos, ThinkProgress, 29 de mayo de 2014

Jonathan Rothwell, “Drug offenders in American prisons: The critical distinction between stock and flow” [Delincuentes con drogas en prisiones estadounidenses: La distinción crítica entre stock y flujo], Brookings, 25 de noviembre de 2015

 “Cómo la CIA creó la epidemia de crack”, Obrero Revolucionario, 15 de septiembre de 1996

El papel de la CIA en la epidemia de crack”, Obrero Revolucionario, 22 de diciembre, 1996

La conexión de la CIA con el crack, Entrevista de Revolución a Gary Webb”, 30 de octubre de 2014

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/381/el-informe-del-departamento-de-justicia-encubren-el-asesinato-de-michael-brown-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

El informe del Departamento de Justicia

Encubren el asesinato de Michael Brown a manos de la policía

6 de abril de 2015, introducción nueva 18 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota de la redacción: Hace dos años y medio, un policía blanco en Ferguson, Misuri asesinó a sangre fría a Michael Brown, un joven negro de 18 años de edad. En Ferguson y en todo Estados Unidos mucha gente se levantó expresando su veredicto sobre este brutal asesinato policial de un hombre negro que no tenía un arma. No obstante, el fiscal del condado de St. Louis y luego el Departamento de Justicia de Estados Unidos se negaron a presentar cargos contra el cerdo policial que cometió este crimen atroz, Darren Wilson. Recientemente se estrenó un nuevo documental sobre Mike Brown y su asesinato, Stranger Fruit. No hemos visto la película, pero según se informa, los sucesos que precedieron el asesinato de Mike Brown son más complicados que lo que se sabía anteriormente. Se ha salido un clip de video inédito de una cámara de vigilancia que muestra a Mike Brown en una tienda unas horas antes de su asesinato. Muchos medios de comunicación han presentado e informado sobre este clip. Después del asesinato se había emitido otro clip de video de vigilancia de la misma tienda como parte de la campaña para satanizar a Mike Brown y justificar la absolución del policía. El fiscal del condado de St. Louis descartó de manera arrogante el nuevo video, llamándolo “no relevante”, y siguió satanizando a Michael Brown. A la luz de estos acontecimientos, volvemos a postear el siguiente artículo que salió en revcom.us después de que el Departamento de Justicia publicó su informe que sostuvo descaradamente que no existía una base para presentar cargos contra el policía asesino Wilson.

 

Hace poco el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) hizo público un informe que concluye de manera ultrajante que no había ninguna base para levantar cargos federales contra Darren Wilson, el policía que asesinó a Michael Brown en Ferguson, Misuri. Otro informe sobre Ferguson que el DOJ hizo público más o menos al mismo tiempo reconoce que el Departamento de Policía de Ferguson lleva años maltratando y ensañándose con los negros, y que existe un odio racista muy arraigado entre los policías de Ferguson y los funcionarios de la ciudad en general, y un sistema de robo y extorsión legalizados que mantenía empobrecida a gran parte de la población negra de Ferguson y las ciudades circundantes, además de hacer que las personas pasaran la vida entrando y saliendo de la cárcel.

Pero nos dicen que ese odio racista omnipresente no tuvo nada que ver con la muerte de Michael Brown. El informe sobre Michael Brown dice que Brown, que no traía arma, intentó agarrar el arma de Wilson y luego se abalanzó contra él, lo que hizo que Wilson “temiera que le iba a matar”.  Ahora, racistas, reaccionarios, idiotas y cobardes de toda calaña han aprovechado para sembrar confusión y desmoralización acerca de lo que ocurrió en Ferguson y para desmovilizar el poderoso movimiento contra el asesinato policial que surgió durante el verano y el otoño de 2014. Un titular reciente del Washington Post chilló: “’Manos arriba, no disparen’ se basó en una mentira”.

¡Mentiras! Wilson disparó contra Michael Brown y lo persiguió por la calle. Michael tenía las manos arriba y le suplicó a Wilson que no le disparara. Wilson le metió varias balas a Michael, y una le clavó en el cerebro.

¡Las personas que estaban en el lugar vieron eso y así lo dijeron al mundo! ¡Por más que los informes del gobierno o las audiencias de un gran jurado aleguen y “legitimen” la confusión, por más que el noticiero Fox o la CNN repitan mentiras en un bucle mediático incesante, no pueden cambiar esta verdad!

Dorian Johnson, el amigo de Michael que estuvo con él cuando Wilson los paró, dijo que vio que Michael Brown se detuvo y se volteó con las manos en el aire. Dijo oír que Brown dijo “No traigo pistola” o “No tengo arma” antes de que Wilson le abriera fuego. En el momento del asesinato de Brown, dos trabajadores blancos de la construcción se levantaron los brazos al aire para demostrar lo que Brown hacía y una persona los grabó mientras decían: “No era ninguna amenaza” y “Tenía las manos en el aire, carajo”.

El Departamento de INjusticia, al igual que el gran jurado en Ferguson, decidió hacer caso omiso de todo eso en nombre de lo que, según éstos, fuera “plausible” entre la cadena de mentiras y justificaciones del asesinato que Darren Wilson les ofreció. El informe afirma que Michael Brown era de alguna manera el “agresor” contra el policía armado que le perseguía, y que Wilson actuó de forma “razonable” cuando disparó 12 veces contra Michael, pegándole 6 ó 8 veces.

Se descartó el testimonio de todas las personas que vieron a Michael con las manos arriba. Se descartó el testimonio de una mujer que dijo que le oyó a Michael Brown decir una y otra vez: “No hice nada”. Según el informe, una mujer que comenta que Michael “parecía tener miedo” no podría ser “creíble”. Las personas que vieron a Michael Brown con las manos arriba, y con las manos extendidas, y que dijeron que Michael estaba “caminando” o “tambaleándose” hacia Wilson, y no abalanzándose hacia Wilson como éste afirmó: esos testimonios también se descartaron.

Sí, hay una conspiración para que siempre salgan impunes los policías.

Un corto de la charla filmada de Bob Avakian, Revolución: por qué es necesaria, por qué es posible, qué es, pronunciada en 2003. Bob Avakian es el presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos. Vea la película completa en http://revolutiontalk.net. Éntrele a Bob Avakian aquí.

Dorian Johnson, acribillado de preguntas sin fin y amenazado con cargos de perjurio, puso la decisión del DOJ en una buena perspectiva: “No acusarle significa no justicia. Duele pensar que se puede matar a una persona y, fíjese, el asesino luego sale libre. La lucha no termina aquí. No apruebo la violencia en ningún nivel, pero como dije, comprendo la ira. Siento la misma ira que ellos sienten”.

He aquí la verdad de lo que ocurrió. Wilson le disparó a Michael Brown en la mano cuando Michael se le acercó a su patrullero. Con el arma encañonada, Wilson se abalanzó hacia Michael y Dorian. Cuando Michael Brown se volvió hacia Wilson, con los brazos y las manos arriba, Wilson disparó varias balas de alto calibre. Dos balas le penetraron el pulmón derecho; otra le destrozó la mandíbula. Luego Wilson le metió un tiro fríamente en el cerebro de Michael y lo mató.

El asesinato de Michael Brown fue lisa y llanamente un homicidio cometido por la policía, y las decididas protestas eran más que justas. “¡MANOS ARRIBA, NO DISPARE!” es de hecho una consigna muy apropiada y poderosa para la resistencia de masas que hay que movilizar en contra del ultraje de la brutalidad y asesinato policiales y todas las respectivas consecuencias.

La versión de Wilson, o el cuento del cerdo

La versión que Darren Wilson le dio al gran jurado estaba llena de lagunas obvias, incompatibilidades y mentiras descaradas. Pero éste no solamente no cuestionó a Wilson, sino que aceptó su versión como la verdad con la cual toda otra versión se comparaba.

• “Los moretones” en la cara de Wilson, por los supuestos golpes que Michael Brown le dio, resultaron ser solo un pequeño corte en el labio y, al parecer, un grano o un verdugón en el cuello por atrás.

• No se encontró ninguna huella digital de Michael Brown en el arma de Wilson, aunque supuestamente hubo una “pelea de vida o muerte” por agarrarla. No se encontró ninguna huella digital de Brown en ninguna parte de la puerta del SUV de Wilson, ni en el cinturón de herramientas que incluye la funda del revólver de Wilson. Hasta el informe del DOJ dice: “Ningún testigo ocular corrobora [confirma] directamente la versión de Wilson de que Brown intentó conseguir el control del revólver...”

• Wilson afirmó que pidió refuerzos por radio al salir del vehículo, con el arma desenfundada, para empezar su persecución mortal a Michael Brown. No existe ninguna documentación de eso. Wilson afirma que en un descuido cambió su radio a un canal que solo recibe mensajes, pero “no respondió” a las llamadas urgentes del despachador policial. El informe del DOJ dice que la coartada de Wilson para este intervalo de dos minutos cuando baleó a Michael Brown “carece de pruebas definitivas... pero es plausible”.

• Wilson afirmó (y el informe del DOJ repite) que no disparó contra Michael desde atrás, pero el informe dice también que Brown sufrió dos heridas en el brazo derecho posterior. El informe dice que como el brazo puede girar, es posible que un disparo contra Michael Brown desde el frente le hubiera entrado por el lado posterior del brazo.

• Wilson afirma que Brown “se abalanzó” contra él, y eso le hizo temer que le iba a matar. Michael Brown, al acercarse a Wilson, tenía dos heridas de bala en el pecho derecho; y esas balas penetraron el pulmón y rompieron varios huesos. Brown sangraba profusamente y sufría dolores intensos por otras heridas, inclusive por una bala que le penetró la frente y salió por la mandíbula derecha.

Éstas son algunas de las incompatibilidades más flagrantes a las cuales Wilson nunca tuvo que responder. Pero ni siquiera se trata de lo peor. Wilson dejó el lugar del asesinato contra el asesoramiento de su sargento mientras otros policías llegaban, unos momentos después de balearlo. Fue al Departamento de Policía de Ferguson, donde sabía que su prometida, Barbara Spradling, estaba de turno. Se lavó las manos y él mismo colocó su revólver en la bolsa de evidencia.

David Klinger, de la Universidad de Misuri-San Luis, le dijo al Washington Post: “¿Un oficial de la policía que conduce a sí mismo de regreso a la comisaría? Equivocado. ¿Un oficial de la policía que registra su propia arma como evidencia? Equivocado. No siguieron los procedimientos de investigación adecuados”. Un manual de 2013 del DOJ dice que cuando procesan las escenas de un crimen, los investigadores “no permiten que el sospechoso utilice las instalaciones del sanitario ni cambie su apariencia, lo que incluye cepillarse el cabello o lavarse las manos”. La realidad es que desde el principio, nunca consideraban a Wilson como un sospechoso.

Aunque Wilson, su oficial superior ni su prometida siguieron las normas más básicas de investigación policial, el informe oficial del DOJ dice que las explicaciones de Wilson son “creíbles”.

Wilson le contó su versión a Spradling antes de que llegaran otros policías. El que los dos agentes se decidieran entre sí en ese momento fue la versión que Wilson repitió en los interrogatorios posteriores. Según el dicho: “Ésa es su versión y él la acata”. El DOJ admite que Spradling tiene un “posible sesgo” en este caso (qué eufemismo si lo hubiera), pero todavía considera como “creíble” su testimonio aunque se basa totalmente en lo que Wilson le dijo cuando estaban juntos justo después de que Wilson mató a balazos a Michael Brown y a pesar de su negligencia al permitir que Wilson se lavara las manos y así eliminara la evidencia.

Todo esto es lo que se conoce como “salir impune después de matar”. Y lo aprobó el “Departamento de Justicia” del gobierno federal de Estados Unidos. ¿Cómo es posible que alguien crea esas tonterías? ¡Que nadie acepte el veredicto de ese informe!

El tiro de gracia

El informe del DOJ dice que las pruebas tienen que demostrar que Darren Wilson actuó de manera “deliberada” y “poco razonable” cuando baleó y mató a Michael Brown. Dice que hay que justificar cada ocasión en que Wilson accione su arma.

El disparo que mató a Michael Brown entró por el vértice (la coronilla) del cráneo. Michael Brown era de la misma estatura aproximadamente que la de Wilson, 1.93 m, lo que significa que Brown o se agachaba de dolor por las múltiples heridas de bala y extenso sangrado o estaba a gatas —hay testimonio que confirma ambas posibilidades— cuando Brown le dio “el tiro de gracia” en la nuca a Michael Brown.

Si no es “deliberado” y “poco razonable” el acto pegarle una bala en la coronilla a un hombre mal herido y agachado o a cuatro patas, pues ¿qué carajos es? Esta decisión del DOJ no sólo deja que Wilson salga impune por el asesinato de Michael Brown, sino que es una licencia para matar para todos los cerdos policías en Estados Unidos.

“Manos arriba, no disparen” es una consigna acertada y justa. Que la defendamos y sigamos coreando a voz en cuello y con orgullo. Se concentra lo que le pasó a Michael Brown y lo que ha pasado en cada ciudad grande y pequeña de Estados Unidos. Y que aquellos que se dejan embaucar o influenciar por la línea de argumentación del informe del DOJ se pregunten: en el caso altamente improbable de que cada palabra que Darren Wilson les dijo a los “investigadores” fuera acertada, pues ¿eso justificaría el asesinato de Michael Brown?

Si alguien supuestamente roba un paquete de cigarrillos, según dicen Wilson y el DOJ que lo hizo Mike Brown, ¿eso significa que él se merece morir a balazos en la calle? Si a un policía no le gusta cómo se ve la cara de alguien, sobre todo si, digamos, es una cara negra, ¿es aceptable, es razonable, que el policía tema por su vida y pueda usar ese supuesto miedo como justificación para matar a la persona negra? Si un joven está agachado o está a gatas y sangra profusamente por múltiples heridas de bala, ¿se justifica el que la persona le dispare en la cabeza y afirme que el joven “se abalanzaba” en su contra? ¿Justifican el asesinato policial de un joven con las manos arriba las declaraciones odiosas, racistas y obviamente interesadas de Wilson acerca del supuesto estado de ánimo y apariencia de Michael Brown, de que Brown “se parecía a un demonio”, que hacía “la mueca más agresiva e intensa” que Wilson jamás hubiera visto, etc., declaraciones el informe del DOJ acepta sin cuestionamiento ni comentario?

He aquí una cuestión básica de la moral. Es inmoral e injusto el que la policía siga matando a balazos a los jóvenes negros y latinos. Es inmoral e injusto el que cualquier lastimera “justificación” que inventan los policías asesinos, de que “se movió la mano hacia la cintura”; “llevaba un objeto brillante en la mano”; “hizo un movimiento repentino”; “intentó agarrar mi arma”, sea suficiente para impedir que se les acuse de todo cargo. Es inmoral y vergonzoso el que cualquiera se deje influenciar o acepte en todo sentido estas excusas gastadas y trilladas.

Un sistema jurídico que justifica esos asesinatos y permite que no se aplique el castigo respectivo es ilegítimo y no merece ningún respeto.

No habrá ninguna justicia de parte del Departamento de Justicia

Como escribimos cuando se público el informe del DOJ:

En esencia, el Departamento de Justicia dijo que Michael Brown era culpable de causar su propia muerte. ¡¡¡NO!!! Una vez más, no hubo ningún juicio para encontrar y corroborar en concreto la verdad. Una vez más, intentó pasar por alto el hecho básico de que Michael Brown no traía ningún arma. Una vez más, hizo caso omiso del racista testimonio de Wilson ante el gran jurado que comparó a Michael Brown con un "demonio". Una vez más, tomó como cierto el argumento altamente dudoso de que Michael Brown, al que el policía Wilson ya le había pegado varios tiros, de alguna manera se precipitó sobre el policía que lo mató.

¿Por qué lo habrían encubierto? Bueno, piense en lo siguiente: si el Departamento de Justicia en efecto hubiera dicho que la privación de la vida a un joven hombre negro sin el debido proceso fuera un delito, por el que Darren Wilson tuviera que ser juzgado, ¿no es cierto que eso habría armado un escandalazo aún mayor entre los de arriba, mismos que ya se desquitan los unos a los otros? ¿Y qué habría hecho eso para todo su programa de reprimir a las comunidades negras y latinas, mismo que se basa en la violencia por parte de la policía? Este informe fue un "acuerdo de compromiso", a fin de hacer que la gente piense que se hará algo, y a la vez que sigue apoyando cien por ciento a la policía... y para poner a la gente a la defensiva.

Éste no es para nada el momento para “calmar” la lucha que estalló tan espléndidamente en 2014. Éste es el momento de que esta resistencia cobre aún más fuerza. Éste es el momento de decir “¡No más que el sistema dé luz verde a los policías asesinos!”

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/469/chispas-de-indignacion-y-protesta-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

Chispas de indignación y protesta contra el régimen fascista de Trump y Pence

Actualizado 2 de deciembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Un régimen fascista que representa un peligro sin precedentes para la humanidad ha asumido las riendas del poder en Estados Unidos. Desde el discurso inaugural y cada día desde ese entonces, el régimen de Trump y Pence ha implementado nuevos ultrajes — y seguramente tienen más cosas en ciernes. En este momento las diferentes fuerzas de la clase dominante o bien lo apoyan con entusiasmo o se conforman mientras ofrecen, a lo mucho, unas modificaciones menores.

Como dijeron Carl Dix, Sunsara Taylor y Andy Zee —tres personas que iniciaron refusefascism.org— en su carta del 25 de enero: “Eso NO quiere decir que se haya cerrado la posibilidad de destituir a este régimen por medio de acciones verdaderamente masivas, ni que lo único que le quede a la gente es trabajar en proyectos locales o esperar que más adelante el péndulo oscile de nuevo hacia algo mejor — mientras Trump y Pence lleven a cabo cosas verdaderamente monstruosas y pongan en peligro al planeta entero. Para nada. Precisamente porque este régimen es fascista y es un cambio cualitativo al “funcionamiento normal” del sistema, y además porque millones de personas —y con toda razón— lo consideran totalmente ilegítimo, es grande la posibilidad de que estalle una crisis en cualquier momento…”

También notaron: “Así que nos encontramos ante una nueva coyuntura. El régimen está en el poder y están actuando velozmente. Al mismo tiempo, millones de personas han expresado su oposición y muchas buscan una manera de luchar. Durante las próximas semanas, revcom.us publicará cobertura sobre el régimen y la resistencia al mismo con la misma intensidad y nivel de análisis que hemos hecho desde las elecciones”.

Hay millones de personas que odian lo que este régimen fascista representa, y parte de esta indignación continúa surgiendo en diferentes formas de resistencia, como se ve aquí. Hay muchos en diferentes ámbitos —academia, ciencias, artes y entretenimiento, periodismo y otros— que han estado levantando sus voces contra Trump y Pence y sus ultrajes fascistas. Lean esas voces aquí. Es crucial comprender que estas chispas y voces representan una reserva mucho más grande de angustia e indignación amplias de oposición al régimen fascista.

Animamos a los lectores de Revolución / revcom.us a que nos envíen noticias e informes, fotos y videos de las formas en que la gente se resiste (envíe a: revolution.reports@yahoo.com).


"This is not Normal" (Esto no es normal), en inglés.

Unas protestas recientes...



El quemador de banderas Gregory "Joey" Johnson habla en San Francisco, 10 de diciembre de 2016, en inglés.

Protest of Dakota Access Pipeline at Standing Rock, December 10, Los Angeles.Protesta contra el oleoducto Dakota Access Pipeline en Standing Rock, 10 de diciembre, Los Ángeles. Foto: Especial para revcom.us

Boston student walkout, December 5
Huelga de estudiantes en Boston, 5 de diciembre. Foto: Twitter / campuslately

Texas students join thousands to protest neo-Nazi Richard Spencer, December 6Cientos de estudiantes de la Universidad de Texas A & M con pancartas y banderas caseras se unió a miles de otros para protestar contra el neonazi (alias, "ultraderechista") Richard Spencer, 6 de diciembre. (Foto: AP)

December 7--Japanese American community groups led a protest in the Little Tokyo neighborhood of Los Angeles to oppose Trump's threats against Muslims and immigrants.
7 de diciembre, grupos de la comunidad japonesa-americana encabezaron una protesta en el barrio Little Tokyo (el "Pequeño Tokio") de Los Ángeles para oponerse a las amenazas de Trump contra los musulmanes y los inmigrantes. Foto: Twitter / @josie_huang

Chispas anteriores de indignación y protesta

El sábado 10 de diciembre, en San Francisco, 500 personas marcharon en la lluvia para entregar el mensaje “¡Esto no es normal!” La acción se inició por personas que nunca habían organizado una protesta antes. La marcha incluyó una amplia gama: personas de la comunidad LGBT, trabajadores de tecnología, estudiantes, artistas, feministas y otros. El Club Revolución lideró muchas consignas gritadas por la marcha, tales como “¡No vamos a conciliar! ¡No nos vamos a acomodar! ¡No vamos a colaborar!” y leyó en voz alta la declaración “En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista” de la plataforma del mitin. Joey Johnson, revolucionario comunista y notorio quemador de la bandera, habló de lo mucho que está en juego para la humanidad en detener a los fascistas, y señaló la amenaza de Trump para encarcelar y despojar de la ciudadanía a los que queman la bandera estadounidense como una concentración del programa fascista.

El mismo día, en Los Ángeles, miles de personas de muchos sectores de la vida convergen en el centro de la ciudad para exigir que detengan completamente el oleoducto el Dakota Access Pipeline (DAPL). El DAPL amenaza la fuente de agua para el pueblo sioux de Standing Rock y los sitios que son importantes para su cultura, y si se completara agregaría significativamente al cambio climático global que pone en peligro el planeta. Más de 600 ejemplares del periódico Revolución se distribuyeron a lo largo de la marcha, y cientos de personas llevaron pancartas que decían: “En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista”.

El lunes 5 de diciembre, cientos de estudiantes de secundaria y universitarios de Boston salieron de clases y se reunieron en Boston Commons. Según el Boston Globe, los estudiantes entregaron una lista de demandas al gobernador de Massachusetts y al alcalde de Boston “para proteger a las minorías y los inmigrantes, apoyar la educación pública y denunciar a los nacionalistas blancos que se han animado desde de la victoria de Trump”.

Trump ha amenazado con deportar inmediatamente a millones de inmigrantes y cancelar los aplazamientos temporales de Obama de las deportaciones de jóvenes indocumentados. En respuesta, los estudiantes de todo Estados Unidos están organizando y actuando por medio de huelgas, manifestaciones y campañas de peticiones para exigir que sus escuelas se conviertan en “recintos santuarios” que protejan a los inmigrantes indocumentados, así como a las personas LGBT y otras que el gobierno y las turbas fascistas podrían atacar. (Vea, en ingles, “Students Across the County Demand Sanctuary Campuses: Schools Should Be Safe Zones from Fascist Attacks—No Matter What“).

El 6 de diciembre, en la Universidad de Texas A & M, la visita del líder neo-nazi Richard Spencer al campus se recibió con protesta justa por cientos de estudiantes y cientos de otros de Houston, Austin y otras ciudades de Texas. Esta escuela se conoce como una de las más conservadoras universidades estatales del país, así que esta protesta ruidosa de miles fue muy significante. (Vea, en ingles, “Thousands Protest Neo-Nazi Richard Spencer at Texas A&M“).

El 7 de diciembre, el aniversario del ataque de 1941 a Pearl Harbor que inició la guerra entre Estados Unidos y Japón, un número de organizaciones de la comunidad japonesa-americana en Los Ángeles encabezó una protesta en el barrio de Little Tokyo (Pequeño Tokio) contra el ataque de Trump a los inmigrantes y los musulmanes. Compararon las palabras y amenazas de Trump con el vilipendio, las redadas masivas y la encarcelación en campos de concentración a personas de descendencia japonesa durante la Segunda Guerra Mundial. Había llamados para que Little Tokyo fuera un santuario para los atacados por Trump, y para que la gente ponga “sus cuerpos” entre ellos y las autoridades.

El grupo judío IfNotNow (SiNoAhora), que se organizó en 2014 para oponerse a la terrible guerra israelí apoyada por Estados Unidos contra los palestinos en la Franja de Gaza, ha estado protestando contra Richard Bannon, el supremacista blanco y antisemita neo-Nazi que es el “estratega principal” de Trump. El 8 de diciembre, IfNotNow en la Ciudad de Nueva York publicó en su página de Facebook: “Esta mañana, entregamos rosas blancas a la Conferencia de Presidentes de las Principales Organizaciones Judías Estadounidenses y exigimos que se unieran a nuestro llamado a #FireBannon (Despedir a Bannon). La rosa blanca fue un símbolo de la resistencia no violenta contra el régimen Nazi para los estudiantes de la Universidad de Múnich, y ahora la reclamamos como nuestro símbolo — para demostrar nuestra resistencia al odio patrocinado por el estado, como #JewishResistance“.

El 10 de diciembre, 200 personas marcharon alrededor del estadio M & T Bank en Baltimore en protesta por Trump que estuvo presente en el partido de fútbol entre los equipos de la Universidad del Ejército y la de la Marina. El Baltimore Sun dijo que los manifestantes coreaban “Sin odio, sin miedo, los inmigrantes son bienvenidos” y “Rechazamos al presidente electo” y llevaron pancartas como “Resistirse” y “Hacer que los fascistas se escondan otra vez”.

El viernes, 9 de diciembre, en los premios anuales de la Asociación Internacional del Documental (IDA, por las siglas en inglés) celebrado en el Teatro Paramount en Los Ángeles, el escritor y productor de TV Norman Lear dijo desde el escenario que Estados Unidos está entrando en “un momento muy peligroso” con la elección de Trump, que plantea “graves obligaciones”: “Si, por ejemplo, él o su administración en cualquier forma amenazan los derechos de libertad de expresión de nuestros documentalistas, la IDA y cada partidario en esta sala deben —y harán, estoy seguro— consolidarnos y luchar al máximo”. Según Hollywood Reporter, “Estaba claro que los sentimientos sobre este tema se sentían fuertemente en toda la sala, un miembro del publico gritando, ‘¡Es un fascista!’ durante el discurso de Lear”.

Estimulado por el acenso de Trump, un sitio web llamado “Professors Watchlist” [Lista de profesores bajo observación] ha publicado los nombres de profesores que acusan de “propaganda izquierdista” — más de 200 nombres hasta ahora. Este tipo de cacería fascista en los campus sólo se volverá más extrema si se permite que el régimen de Trump reforzar su control del poder. Cuando dos profesores de la Universidad de Notre Dame aparecieron en la lista, más de 100 miembros de la Facultad en el campus tomaron una postura contra la caza de brujas con una carta abierta pidiendo que la Professors Watchlist agregara sus nombres para reafirmar “nuestros valores y renovar nuestro compromiso con el trabajo de enseñar a los estudiantes a pensar clara e independientemente y sin miedo”. Consulte la página “Voices of Conscience and Resistance in the Time of Trump-Pence” en www.revcom.us para leer, en inglés, esta declaración y otras voces de resistencia, las que incluyen a profesores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), Cornel West, el columnista del New York Times Charles Blow y otros; y consulte la página “Voces de conciencia y resistencia en tiempos de Trump y Pence” para unas traducciones al español.

Hay varias convocatorias de protestas en Washington, DC, a la medida que se acerca la fecha de la inauguración de Trump. El 10 de diciembre, Shaun King —articulista del New York Daily News y comentarista con un público grande en las redes sociales— posteó un tuit en que dijo: “Muchas personas me preguntan si la gente debe obstruir las calles de DC para impedir la ceremonia de inauguración. Por principios básicos, SÍ”. Unos días antes, el cineasta Michael Moore escribió: “Perturben la inauguración. La Mayoría ha hablado — ¡por casi 2,7 millones votos y contando! El silencio no es una opción”.

Actualización: El 12 de diciembre, hubo protestas en varias ciudades alrededor de Estados Unidos en respuesta a un llamamiento de “Women y Allies” (Mujeres y Aliados) para “entregar el mensaje en una sola voz que estamos decididos a hacer frente a cualquier acción de gobierno que sirva para reducir los derechos de las mujeres y otros grupos vulnerables”. Vea, en inglés. “‘Women and Allies’ Actions Oppose Trump-Pence Attacks.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/483/un-espectacular-contra-trump-en-phoenix-arizona-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

Un alboroto y amenazas en Phoenix, Arizona sobre un espectacular contra Trump:

“Tuve la oportunidad de tener una plataforma para decir algo, y aproveché esa oportunidad”

22 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

De un lector:

Un espectacular en Phoenix, Arizona

El 17 de marzo, la artista Karen Fiorito con la ayuda de Hugh Gran montó dos espectaculares en la cuadra No. 1000 de la Avenida Grand en Phoenix, Arizona, justo a tiempo para el evento de 4 días “Art Detour” [Desvío de Arte] en el centro de Phoenix. Un lado del espectacular representa cinco manos de todas las razas que deletrean en lenguaje de señas U N I T Y [UNIDAD], y el otro lado tiene el rostro de Trump con dos signos del dólar al estilo de esvásticas que se parecen banderas nazis, junto con dos hongos nucleares que explotan detrás de Trump.

La Limited Liability Corporation [Sociedad de Responsabilidad Limitada], una organización en Phoenix que apoya el arte y los artistas, dio a Karen Fiorito una plataforma para hacer una declaración sobre el régimen de Trump. Cuando se le preguntó a ella por qué hizo las piezas, le explicó al canal Fox 10 Arizona: “Tuve la oportunidad de tener una plataforma para decir algo, y aproveché esa oportunidad, y asumo toda la responsabilidad por ello”, y “Hay un montón de tensión en el aire en este momento, y trato de expresarla para muchas personas que sienten que no tienen voz en este momento”. Ella abundó aún el tema, “Siento que nos dirigimos por un camino de destrucción”, … “Así que esa es mi expresión y creo que tengo el derecho de decirlo, y ellos me creen”.

Su página de Facebook, “Karen Fiorito’s Art Page”, así como la página de Facebook de un negocio de Phoenix “Kooky Kraft Shop” que ayudó a compartir las imágenes de los espectaculares, ahora se encuentran bajo ataque por parte de los partidarios de Trump. Se puede leer amenazas de muerte y otras formas de acoso en las páginas de Facebook de los dos.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/484/un-taller-de-discusion-de-rechazar-el-fascismo-es.html

Revolución #483 22 de marzo de 2017

Un taller de discusión de Rechazar el Fascismo

Qué es el fascismo… Las implicaciones para la humanidad de que el régimen de Trump y Pence es fascista y, Por qué hay que expulsarlo.

Una presentación de Andy Zee

Consejo Consultivo de Rechazar el Fascismo

 

Actualizado 30 de marzo de 2017/Publicado originalmente 26 de Marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

A continuación presentamos nuestra traducción de una trascripción de una presentación de Andy Zee, del Consejo Consultivo de Rechazar el Fascismo (RefuseFascism.org), de un taller de discusión del 17 de marzo en la Ciudad de Nueva York. Se le ha hecho leves cambios en preparación para su publicación.

Video de la presentación de Andy Zee en inglés.

Preguntas y Respuestas despues de la presentación

 

Gracias y bienvenido al público de la transmisión en vivo y del video. Esta noche voy a tomarme un tiempo para hablar a fondo sobre el Llamamiento a la Acción de Rechazar el Fascismo. Después, tendremos una discusión y de ahí el capítulo local tiene planeado hacer unas discusiones en grupos más reducidos, que no se transmitirán en vivo.

Mi intención es que la presente presentación ayude a entender más a fondo lo que nos confronta con el régimen de Trump y Pence y lo que tenemos que hacer para pararlo. Debe animar a más conferencias informales, diálogos, salones, foros, videos cortos en YouTube, así como planes y esfuerzos organizativos para desarrollar las formas y recursos para expulsar al régimen. Pues, empecemos.

Un Llamamiento a la Acción:

¡NO! ¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista! ¡A expulsar al régimen de Trump y Pence!

El régimen de Trump y Pence es un Régimen Fascista. Ni insulto ni exageración sino eso es lo que es. Para el futuro de la humanidad y del planeta, nosotros, el pueblo, debemos expulsar a este régimen.

Donald Trump y Mike Pence han reunido una camarilla sanguinaria que ya expone posiciones y toma iniciativas que demuestran que tienen la firme intención de triturar las normas políticas y sociales, con consecuencias catastróficas. Trump tiene el dedo encima del disparador nuclear, por lo que el régimen de Trump y Pence es más peligroso para el mundo que ni Hitler.

Así empieza el Llamamiento a la Acción de Rechazar el Fascismo. Hoy vamos a adentrarnos en el significado y la importancia de este Llamamiento a la Acción.

El Llamamiento, tras presentar el argumento sobre cómo y por qué es fascista el régimen de Trump y Pence y qué significa este fascismo, incluido por qué es un grave peligro para la humanidad; muestra el proceso por el cual el fascismo se desarrolla; manifiesta de manera contundente por qué la gente no debe normalizar ni colaborar con un régimen fascista; y concluye con cuatro objetivos y tareas amplios para detenerlo expulsando al régimen. Por lo que voy a adentrarme en el Llamamiento para abordar el fascismo del régimen de Trump y Pence; el proceso por el cual se desenvuelve, el peligro de la normalización, la conciliación y la colaboración; y el programa de Rechazar el Fascismo resumido a audaces brochazos en los cuatro objetivos en la conclusión del Llamamiento.

El primero de estos objetivos es que NUESTRA MISIÓN ÚNICA Y UNIFICADORA DEBE SER: A EXPULSAR AL RÉGIMEN DE TRUMP Y PENCE,

Hoy contestaremos la pregunta: ¿Por qué es que EXPULSAR AL RÉGIMEN es la misión y el objetivo unificadores de Rechazar el Fascismo?

Y ¿por qué esto tiene que llegar a ser el objetivo de los millones de personas que se angustian por lo que hace la administración de Trump y Pence… de los millones que se lanzaron a la calle en la protesta más numerosa en la historia de Estados Unidos el 21 de enero, el día después de la inauguración de Trump?

¿Por qué el ¡NO! y el Llamamiento a la Acción de Rechazar el Fascismo son una guía clave para entender qué es lo que confronta a la humanidad con el régimen de Trump y Pence y un marco amplio de orientación y principios para detener este régimen fascista llegando a realizar el objetivo único de sacar del poder a Trump y Pence? El Llamamiento plantea claramente sin pelos en la lengua lo que está en juego si nosotros no lo logramos.

La respuesta corta al PORQUÉ es porque están trayendo el fascismo. Ni insulto ni exageración sino eso es lo que es. Y el fascismo cuando se consolide plenamente, permite poco o ningún remedio para el cambio.

Una anécdota de Atlantic Monthly:

Stephanie Delgado-García había trabajado de voluntaria en la campaña de Clinton en Pensilvania and fue a votar con sus padres, antes inmigrantes indocumentados. Sacó una foto de su mamá con un botón pro-Hillary en la casilla de votación. “Siento que perdí a mi país esa noche”, dijo. “Ahí era un hombre que en esencia le dijo a la población estadounidense que el Estados Unidos que yo creí que tuviera grandeza de hecho no servía, por haber posibilitado mi historia”, dijo.

Stephanie no está sola en su sensación de pérdida. Para ella es algo personal, pero la causa y la solución son sociales. Una semana después de las elecciones, estuve en una reunión de almuerzo en Harlem, y un señor de edad del vecindario dijo que no podía salir de la casa durante tres días después de las elecciones, y no miró ni habló con ninguna otra persona durante una semana completa hasta ese almuerzo en un restaurante local. Los profesionales de la salud mental reportan un aumento del número de personas que buscan ayuda por la trauma de los comicios.

Pero eso ni es lo peor. En Phoenix, Arizona, Guadalupe García de Rayos, que llegó a Estados Unidos a la edad de 14 años y ha vivido aquí durante 22 años y ahora tiene 36 años y es madre de dos hijos, fue arrestada dentro de la oficina de migración cuando fue a presentarse, tal como lo había hecho cada mes durante seis años. Los agentes del ICE (la Migra) tuvieron que abrir paso a fuerzas entre 100 defensores de derechos de los inmigrantes que se movilizaron para defender a los inmigrantes. Usaron sus cuerpos para bloquear la furgoneta, pero logró pasar, se llevaron a Guadalupe a la frontera y la deportaron a México.

Ahora millones de familias viven en el terror. Los indígenas que defienden sus tierras tribales en Standing Rock, Dakota del Norte —que batallan en pleno invierno para impedir que un derrame de petróleo envenene el agua del Río Misuri— y que mediante su lucha heroica y justa inspiraron a miles de personas a unírseles, fueron reprimidos por el régimen de Trump y Pence, con la aprobación del oleoducto DAPL.

Además, algo que es importante entender es que, envalentonado por el nuevo régimen fascista de Trump y Pence, el gobierno del estado de Dakota del Norte aprobó una ley draconiana que básicamente permite que un conductor arrolle a los manifestantes que bloquean un camino en la desobediencia civil no violenta. Otros trece estados aprobaron semejantes leyes, entre ellos Arizona, donde ahora el estado puede incautar la casa, el carro, cualquier patrimonio que tenga uno, si uno participa en una protesta política que la policía califica de un motín, antes de que lo declaren culpable de ningún delito. ESO ES UN AVANCE DEL FUTURO EL QUE SERÁ LA VIDA BAJO EL FASCISMO.

Sí, el fascismo puede darse en Estados Unidos. Ya empezó. Un régimen fascista está en el poder. Con el Partido Republicano en control de ambas cámaras del Congreso y de la mayoría de las legislaturas y gobernadores de los estados, y pronto posiblemente con un control dominante de la Suprema Corte, el peligro es de verdad. Tengamos claro que el Partido Republicano ha sido un partido fascista durante mucho tiempo ya. Además, como discutiremos cuando nos adentremos al Llamamiento de Rechazar el Fascismo, los demócratas normalizarán y colaborarán con el régimen porque, según ellos, mantener el sistema en marcha es más importante que lo que este régimen significará para las masas populares y para el futuro de la humanidad.

Es justa la angustia que sienten las personas. Son justas las acciones de millones de ellas. Pero, si no saben lo que confrontan, la naturaleza de la bestia que confrontamos, pues sus acciones no estarán a la altura de lo necesario.

Al tratar un cáncer con meros analgésicos sin eliminar las células que están mutando y destruyendo el cuerpo, pues destruirá el cuerpo. Nos encontramos ante un cáncer político. Hay que sacarlo del poder.

LAS PERSONAS ACTÚAN A BASE DE LO QUE ENTIENDEN. La CLAVE para abrir la posibilidad de Expulsar el régimen de Trump y Pence es la manera en que las personas entienden la realidad que confrontamos. Si entendemos la necesidad que nos presenta esta forma fascista draconiana de gobernar, pues, las masas, con dirección, pueden sacar fuerzas de voluntad y encontrar las formas de actuar para sacar del poder a este cáncer.

El Llamamiento de Rechazar el Fascismo es el análisis más agudo del cambio que ha ocurrido con la ascensión al poder del régimen de Trump y Pence. No hay otro análisis que identifique el problema como el fascismo tan aguda y concisamente, y no hay otro análisis que ofrezca un camino adelante que esté a la altura de la amenaza ante a la humanidad.

El Llamamiento es controvertido. No es lo que la mayoría de las personas ya piensa o ya hace — aunque hemos visto que el Llamamiento resuena fuertemente con lo que las personas si saben sobre el régimen de Trump y Pence. Y refleja un enfoque diferente al concepto que tiene la mayoría de las personas sobre cómo construir un movimiento.

El típico “modo de pensar y proceder del movimiento” es que uno averigua los temas en torno a los que la mayoría de la gente ya quiere protestar, y convoca a una protesta. Repetidamente. No importa si su protesta de verdad trata con el problema ante las personas o si las llevará a mejor entender ese problema, o si las capacitará para ver más claramente qué remediaría o solucionaría el problema.

Lo que quiero recalcar es que si meramente les decimos a las personas lo que ya saben, las dejaremos a ellas y la terrible situación en que ya están, en el mismísimo lugar donde ya están.

Lo que hacemos con este Llamamiento es conectarnos con la inmensa reserva de las personas que sienten, como una vez cantó Eddy Grant, que “en lo más hondo de mi corazón, aborrezco” lo que este régimen representa, y que se han puesto de pie, que siguen protestando, y lo que lleva a ellas y a millones de personas más a ver la naturaleza de la bestia que confrontamos, y por lo tanto, lo que hay que hacer.

Volvamos al LLAMAMIENTO y veamos lo que dice sobre el régimen fascista:

¡NO! ¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!

¡A expulsar al régimen de Trump y Pence!

El régimen de Trump y Pence es un Régimen Fascista. Ni insulto ni exageración sino eso es lo que es. Para el futuro de la humanidad y del planeta, nosotros, el pueblo, debemos expulsar a este régimen.

Donald Trump y Mike Pence han reunido una camarilla sanguinaria que ya expone posiciones y toma iniciativas que demuestran que tienen la firme intención de triturar las normas políticas y sociales, con consecuencias catastróficas. Trump tiene el dedo encima del disparador nuclear, por lo que el régimen de Trump y Pence es más peligroso para el mundo que ni Hitler.

Aquí hacemos una pausa — TRUMP es aún MÁS peligroso que ni Hitler… Trump ha dicho… si tenemos armas nucleares, ¿por qué no las usamos? Ha dicho, “que sea una carrera armamentista nuclear”… este en un momento en que se han tensado extremadamente las tensiones en todo el mundo, desde el Medio Oriente hasta Corea del Norte.

Su consejero de estrategia, Stephen Bannon, al cual Trump nombró al comité principal que trata asuntos de seguridad nacional, el Consejo de Seguridad Nacional, quien se identifica a sí mismo como un nacionalista económico — con su plataforma de la “Alt-Right” (la derecha alternativa), Breitbart… dejemos de eufemismos, él es un FASCISTA con un programa que le hace eco muy íntimamente al Partido Nazi, prevé una guerra que podría durar décadas entre la Civilización Judeo-Cristiana y el Islam, es decir una guerra del norte BLANCO, apenas disfrazada.

Sí, Trump es más peligroso. Hitler sólo podría soñar con semejante armamento.

El Llamamiento agrega:

El fascismo tiene rumbo e impulso. Criminaliza el disentimiento pieza por pieza. Aporrea la verdad. Sataniza y singulariza a un grupo tras otro, en una trayectoria que lleva a horrores reales. Todo esto ya ha empezado bajo el Régimen de Trump. La historia ha demostrado que hay que parar el fascismo antes de que sea tarde.

… (Voy a omitir un párrafo)

En las primeras semanas del régimen de Trump y Pence, han empezado a subvertir la separación de poderes y la separación entre la Religión y el Estado, han clamado por una nueva carrera armamentista nuclear, han satanizado a la prensa y han desechado el mismo concepto de la verdad reemplazándola con sus propios “hechos alternativos” inventados. Ya se puede decir de Trump y Pence que “primero vinieron por” los musulmanes, luego los mexicanos, luego todos los refugiados, luego las mujeres, luego los negros y latinos, las personas LGBTQ, el medio ambiente y todo aquel que no se conforme o no se someta a su visión y plan para una nación unida en torno a la supremacía blanca y una forma política del fundamentalismo cristiano que con razón se puede llamar fascismo cristiano.

Tres puntos:

[1] El fascismo tiene rumbo e impulso. Criminaliza el disentimiento pieza por pieza. Aporrea la verdad. He hablado de algo de esto pero debemos tener claro que hay un método en esta locura: destruir toda credibilidad en lo que es objetivamente cierto, hacer de todo una cuestión de opinión y de narrativa, crear una narrativa de un sector agraviado de la población — o sea, los verdaderos estadounidenses (entiéndase por ellos los blancos quienes apoyan al movimiento fascista de Trump de Estados Unidos Primero, y aquellos de otros grupos que es posible impeler a luchar y morir por defender la visión de Trump sobre Estados Unidos, y a la vez que satanizan y se preparan para una guerra contra todos los “OTROS” grupos en la población) y HACER CUMPLIR esto, al [a] criminalizar el disentimiento, lo que incluye hacer que el estado (o sea, la policía) encierre personas o les haga cosas peores por lo que ha sido, al menos formalmente hasta ahora, un derecho protegido a la libertad de expresión; y [b] movilizar a sus chusmas para golpear a otros y “sacarlos en camilla”. No nos engañemos: el asesinato de un hombre de la India en un bar después del trabajo en Kansas nos dice que esto ya está sucediendo y es un aviso de lo que está por venir.

[2] El Llamamiento dice: “…‘primero vinieron por’ los musulmanes, luego los mexicanos, luego todos los refugiados e inmigrantes…”.

YA HAN EMPEZADO ESTO. Las comunidades están aterrorizadas... Las familias están destrozadas. Pero esto es una locura con un objetivo: satanizar, obligar a muchos a vivir en los márgenes de la sociedad con un miedo constante y, más fundamentalmente, hacer que huyan millones de personas, si no de hecho sacarlos a la fuerza... Y al mismo tiempo, alistar a la población entera en una moral y etos de complicidad de no decir nada o de colaborar.

Ya hay antecedentes del pasado... “Si ve algo, diga algo”. Las deportaciones en masa, tres millones de deportados bajo Obama... pero, el programa de Trump y Pence va más allá.

Que tengamos claridad sobre otro método en la locura — para que podamos entender la manera en que el fascismo reconfigura la sociedad entera. Tenga en cuenta la progresión paso a paso: “Primero vinieron por los musulmanes... luego los mexicanos”. Qué es lo que sucede: primero, a los “indeseables”, es decir “indeseables” a los ojos de los fascistas, los satanizan, los obligan a esconderse, los encierran y los corren, si no les pasa algo peor. De ahí, los demás que apoyan esto se convierten en parte del problema — son cómplices y allanan el camino para que la sociedad entera sea parte del orden fascista. Y tres, todo esto prepara a la población para la agresión y la guerra contra los pueblos de todo el mundo a fin de establecer el imperio estadounidense de una manera diferente a la que ha sido la forma dominante en que Estados Unidos ha hecho las cosas hasta hoy.

[3] Ese párrafo concluye con la visión de “una nación unida en torno a la supremacía blanca y una forma política del fundamentalismo cristiano que con razón se puede llamar fascismo cristiano”.

Ahora bien, se podría pensar que Donald Trump, un vil depredador sexual de toda la vida, y el movimiento fundamentalista cristiano, están completamente opuestos entre sí. Pero, lo que comparten es una visión completamente misógina de la mujer — una visión y unas prácticas horribles que cosifican, degradan, controlan, brutalizan y les roban a las mujeres no solo la capacidad de llevar una vida plena como personas, sino incluso la propia vida.

Por lo tanto, tenemos que entender las raíces de lo que se ha aglutinado en el régimen de Trump y Pence.

Lo que enfrentamos no simplemente es otra administración republicana sumamente represora y reaccionaria, ni tampoco principalmente un vil narcisista con una cuenta de twitter y una manada de multimillonarios racistas a su alrededor, sino un régimen que ha reunido a lo que ha venido desarrollándose —los movimientos fascistas, el Ku Klux Klan y las milicias supremacistas blancas, y los movimientos del Partido del Té que coinciden con un enorme movimiento fascista cristiano— que han venido echando raíces dentro y fuera de las estructuras del poder desde hace unas décadas ya, que han sido aglutinados bajo el régimen de Trump y Pence que codificará —es decir cimentará— en ley un Estados Unidos fascista y cambiará la vida como la hemos conocido hasta ahora de maneras que no nos podemos imaginar. Donald Trump se ha convertido en el vehículo hacia el poder político para una amplia gama fea de movimientos fascistas que han venido creciendo con sus distintos medios de comunicación, cultura, armas y milicias, además de estar integrados en las fuerzas armadas y especialmente en múltiples formaciones de las fuerzas especiales.

Stephen Bannon ha dicho que Estados Unidos no es solo una nación con una economía, sino que al corazón fundamental de lo que “nosotros creemos” está lo siguiente: “Somos una nación con una cultura y una razón de ser”. Y, esta cultura es blanca, cristiana en contra de las demás. Por esto, la inmigración es un elemento fundamental para el inicio del régimen fascista de Trump y Pence. Y debemos tener claridad de que ellos trabajarán para alistar a los negros y a los inmigrantes en el Estados Unidos fascista como agentes armados de este horrible programa, en Estados Unidos y en todo el mundo, al hacer de éstas las únicas opciones con las cuales evitar la miseria, el encarcelamiento o la deportación, o cosas peores.

Puede ser que el fascismo cristiano y Donald Trump no se cuadren a la perfección, pero no es necesario que lo hagan.

Para leer un análisis a fondo de todo este proceso, les recomiendo que le entren a “La verdad sobre la conspiración derechista… y por qué Clinton y los demócratas no son la respuesta”, de la autoría de Bob Avakian, el líder del Partido Comunista Revolucionario que ha desarrollado una nueva síntesis del comunismo.

Todo esto se confluye en el siguiente párrafo del Llamamiento, que concentra los rasgos más determinantes del fascismo... y como tal conecta las cosas de las que he venido hablado:

El fascismo no es simplemente un burdo conjunto de políticas reaccionarias horripilantes. Es un cambio cualitativo en la forma de gobernar la sociedad. El fascismo fomenta y se apoya en el nacionalismo xenofóbico, el racismo, la misoginia y el agresivo restablecimiento de los “valores tradicionales” opresivos. Durante su campaña electoral, Trump alentó y traficó con la amenaza y el uso de la violencia para apuntalar un movimiento y subir al poder. En su discurso inaugural juró lealtad sólo a dicho movimiento. Lo crucial es entender que una vez en el poder, en esencia el fascismo elimina los derechos democráticos tradicionales.

El régimen de Trump y Pence ha juntado bajo el estandarte de “Que Estados Unidos Vuelva a Tener Grandeza” todos los siguientes elementos: el racismo, la xenofobia (el temor y el odio por otros), el odio por las mujeres y por las personas de géneros diferentes, el restablecimiento de los valores tradicionales… pero lo que es esencial entender es que esto engendrará una enorme miseria en las masas populares en Estados Unidos y en todo el mundo, y además, lo más importante que hay que entender es que cuando el fascismo elimine en lo fundamental lo que eran los derechos democráticos —el derecho al disentimiento, por ejemplo— y deje de encubrir la represión que por lo común se ejerce contra las fuerzas de oposición en la sociedad — lo que el fascismo descarte respecto a los derechos tradicionales hará que sea inconmensurablemente más difícil luchar por un futuro mejor de cualquier tipo. En la mayoría de los países donde se ha consolidado completamente el fascismo, lo único que lo ha sacado es una fuerza externa, como la derrota en una guerra.

Así que he tomado un momento para hablar a fondo sobre las secciones del Llamamiento que describen sucintamente el fascismo. Dicho con otras palabras, el fascismo es un cambio cualitativo en la manera de gobernar una sociedad capitalista/imperialista, lo que incluye cuáles han sido las normas sociales — o sea, qué han sido hasta entonces los valores, la moral y las maneras acostumbradas según los cuales las personas se han relacionado entre sí y con diferentes grupos en la sociedad. La ética trumpista de intimidar y de “a los vencedores pertenece el botín” — en la forma en que los hombres depredadores como él ven a las mujeres, en la forma en que los blancos se relacionan contra los demás o en su doctrina de guerra, la cual en realidad es un descarado colonialismo sin tapujos, y cito Mein Trumpf: “a los vencedores pertenece el botín”.

El fascismo significa la efectiva eliminación de los derechos democráticos básicos, incluido el derecho al disentimiento. Es cierto que desde la fundación de Estados Unidos y a un ritmo creciente en la actualidad, para sectores enteros de la población estos supuestos derechos han sido severamente limitados y restringidos (en 2016, 2.3 millones de personas seguían presos y tres millones de personas fueron deportados por Obama), pero el fascismo, lo que Trump y Pence están preparándose para imponer sobre la sociedad, estará a alturas completamente nuevas.

Para lograr esos objetivos, el fascismo utiliza la violencia de las chusmas y del estado para satanizar, atacar, destruir y dividir a las personas. El fascismo hace que la sociedad entera sea cómplice en crímenes atroces e inmorales. Toda una sociedad de lo que se han llamado acertadamente “los buenos alemanes” en referencia a los millones de alemanes que se hicieron de la vista gorda cuando los nazis detuvieron en redadas y masacraron primero a los comunistas y a los radicales, y después a los gitanos, y luego a las personas con discapacidades, y luego a los judíos.

Y el Llamamiento a la Acción de Rechazar el Fascismo no solo deja muy en claro cómo es la esencia del fascismo, lo que acabábamos de ver, sino que también establece la clase de lucha que se necesita.

Por lo tanto, voy a volver a un párrafo crucial de una parte anterior del Llamamiento que omití:

Después de decir,

El fascismo tiene rumbo e impulso. Criminaliza el disentimiento pieza por pieza. Aporrea la verdad. Sataniza y singulariza a un grupo tras otro, en una trayectoria que lleva a horrores reales. Todo esto ya ha empezado bajo el Régimen de Trump. La historia ha demostrado que hay que parar el fascismo antes de que sea tarde.

…el siguiente párrafo dice:

Millones de personas, indignadas con este régimen, se tomaron las calles en un rechazo contundente a Trump el día después de la inauguración. Siguen las protestas y la resistencia contra los múltiples ataques al pueblo por la administración de Trump y Pence. Es preciso que éstas se amplíen, se profundicen y cobren más determinación. Esta resistencia se justifica y se necesita, pero no es suficiente. Debemos reconocer que el carácter del fascismo abarca la capacidad de absorber actos separados de resistencia al mismo tiempo que desequilibra constantemente a la oposición al impulsar velozmente su programa. El régimen de Trump y Pence lanzará repetidamente nuevas medidas altamente represivas para finalmente suprimir toda resistencia y rehacer la ley… A MENOS QUE SEAN EXPULSADOS DEL PODER.

Este es un párrafo fundamental del Llamamiento. Quiero recalcar Dos Puntos:

[1] Millones de personas se tomaron las calles y millones de personas todavía están angustiados sobre lo que significa este régimen para el futuro y quieren actuar. Y hay miles de personas que siguen actuando.

Cabe que todo aquel que guarda al pueblo en su corazón, que reconoce el peligro de este régimen, aplauda y defienda los justos actos de resistencia y de protesta. Esta resistencia tiene que ampliarse, profundizarse y volverse más resuelta. Rechazar el Fascismo debería de unirse con esta resistencia, conversar y trabajar con otros, así como a veces convocar a sus propias acciones para que la resistencia vaya incorporando a muchos más, para que llegue a los sectores de la población que aún no se han activado — por esta razón, entre otras, la Gira Rechazar el Fascismo, que en este momento se encuentra en Texas en el festival SXSW, está recorriendo Estados Unidos y por qué necesitamos más giras así, y es necesario que las protestas se vuelvan más resueltas. Si el futuro dependiera de lo que las personas hacen en este momento, lo que es cierto, pues nuestras acciones deberían reflejarlo. La determinación no solo se trata de las tácticas que se aplican en una protesta, sino del serio compromiso de oponer resistencia hasta que se obtengan la victoria.

El Llamamiento continúa:Esta resistencia se justifica y se necesita, pero no es suficiente”. Y explica por qué:

…el carácter del fascismo abarca la capacidad de absorber actos separados de resistencia al mismo tiempo que desequilibra constantemente a la oposición al impulsar velozmente su programa. El régimen de Trump y Pence lanzará repetidamente nuevas medidas altamente represivas para finalmente suprimir toda resistencia y rehacer la ley… A MENOS QUE SEAN EXPULSADOS DEL PODER.

Esto identifica un análisis crucial según el cual, aunque se retiren o bloqueen parcialmente medidas específicas, aunque Trump envíe tuits bonitos y lee de un teleprompter por una noche… aunque haya victorias parciales en un frente u otro… siempre que el régimen tenga el poder en las manos, pueden actuar muy rápidamente para cambiar las reglas. Consideren la manera en que despidieron sumariamente a todos los procuradores federales de la administración de Obama, diciéndoles la mañana del viernes que desocuparan sus oficinas antes del fin del día, no importa que no hubiera un sustituto ni que estuviera pendiente un importante caso; o la manera en que despidieron a la procuradora general interina cuando desafió a Trump: todas estas acciones muestran por qué y cómo pueden cambiar las reglas en un instante. Por ahora, están “obedeciendo” con renuencia y solamente en líneas generales las decisiones que suspendieron la Prohibición de Viajar [desde los países de mayoría musulmana], aunque definitivamente tienen la intención de que hacer que sea ley.

Stephen Miller, ex miembro del equipo del procurador general Sessions y ahora consejero importante de Trump —y al cual, de paso, recomendó y protegió David Horowitz, un fascista reaccionario cuyo trabajo de vida ha sido hacer purgas en las universidades del pensamiento crítico y progresista— dijo:  “El resultado final de esto, sin embargo, es que nuestros oponentes, los medios de comunicación y el mundo entero pronto verán, cuando comencemos a tomar nuevas medidas, que los poderes del presidente para proteger a nuestro país son muy sustanciales y no se van a cuestionar” (énfasis agregado).

Si ustedes no entienden que lo que enfrentamos no es simplemente otra administración republicana muy represora y reaccionaria sino un emergente régimen fascista, pues lucharán en la retaguardia — solamente en reacción a lo que el régimen de Trump y Pence haga, y desviarán a la gente hacia lo que terminará en un desastre.

Si no entienden la naturaleza de lo que enfrentamos, se dejarán llevar por otras soluciones más fáciles que no sean lo que se necesita para que la gente detenga esto y por qué para detener a este régimen, se requiere que se movilice a la gente para Expulsar al Régimen.

Al contrario. Esperarán a ver qué pase, o trabajarán por las próximas elecciones, o simplemente tratarán de crear un espacio seguro, un enclave para escapar y esperar a sobrevivir, en contradicción con la realidad; o emprenderán la buena batalla y hasta considerarán esto como una gran oportunidad para “construir su movimiento” en contra de uno u otro abuso o hasta en contra de muchos abusos… HASTA QUE UN BUEN DÍA EL RÉGIMEN DE TRUMP Y PENCE CIERRE LA PUERTA DE UN GOLPE.

El RÉGIMEN DE TRUMP Y PENCE ESTÁ EN EL PODER, lo tiene un significado real y mucho peligro. Han azuzado a una base social y tienen al Partido Republi-fascista en el poder en el Congreso y una mayoría en las legislaturas de los estados. En vista de tal situación, ¿por qué decimos que todavía es posible DETENERLOS? Que es Posible Expulsarlos. Porque existe una VENTANA DE OPORTUNIDAD para que nosotros actuemos AHORA. Esa ventana está abierta, no totalmente, pero sí está abierta, pero se podría cerrar a fuerzas aplastando y apagando mucho más completamente la posibilidad de detener el programa fascista.

Veamos la siguiente sección del Llamamiento:

No normalicen… No se acomoden… No se concilien…

No colaboren…

Hay un método en la locura de Trump que le hace eco a Hitler. El fascismo avanza por etapas, mediante ultrajes, conmoción e intimidación, seguidos de períodos breves de normalización en que la gente se acomoda a la nueva situación que el régimen ha impuesto.

Después de las elecciones, Obama dijo de Trump: “Ahora todos alentamos a que él tenga éxito”. ¡NO! Si Trump tiene éxito, la humanidad pierde. Bernie Sanders dice que trabajará con Trump sobre empleos u otros temas en los que concuerden. ¡NO! El trabajo con los fascistas normaliza el camino al horror.

No se trata simplemente de otro columpio del péndulo, de demócrata a republicano, sino de un régimen que está actuando para establecer un orden fascista bajo el estandarte de “Estados Unidos primero”. Es una tontería actuar como si las elecciones en 2018 o en 2020 fueran una manera de hacerle frente al presente régimen, lo que revela una falta de entendimiento de lo rápida, febril y profundamente que este régimen cambiará las reglas, consolidará su reino, destruirá vidas y quebrará espíritus.

No se puede “esperar a ver qué pase”. Aquellos que vivieron en la Alemania nazi y se quedaron al margen mientras Hitler satanizó, criminalizó y al último detuvo en redadas a un grupo tras otro, se convirtieron en vergonzosos colaboradores con crímenes monstruosos.

You cannot wait and see with fascists.

Analicemos esto:

» EL FASCISMO TIENE UNA TRAYECTORIA, que se trata de un fuerte reordenamiento y reconfiguración de la sociedad si bien sigue en el marco del sistema del capitalismo e imperialismo y por el objetivo de fortalecer dicho sistema según la perspectiva de una facción, la cual en sí es conflictiva; ellos están divididos y luchan entre sí a la vez que de manera más fundamental actúan con apremio para ejecutar su programa; es una facción fascista conflictiva de un sector poderoso de la clase dominante que ahora controla las tres ramas del gobierno federal y la mayoría de los gobiernos de los estados y, como vimos en las elecciones, tienen una enorme base en las fuerzas policiales, la patrulla fronteriza y una influencia importante en el aparato de inteligencia y las fuerzas armadas.

No obstante, es sumamente importante reconocer que, si bien han capturado la presidencia y han establecido un régimen de golpeadores vampirescos, para lograr ejecutar toda su agenda, para implementar toda su visión y programa fascista, no cuentan con una cancha de juego despejada. Tendrán que librar una pelea… y lo están haciendo… tendrán que tomar la iniciativa a diario a la vez que crean nuevos problemas para sí mismos mientras siguen su marcha inexorable. Es importante sacar lecciones de la historia y de lo que ellos han dicho y están haciendo, de que el régimen desarrollará su programa por etapas pero con un ritmo y método generales de implacable conmoción y pavor. La locura encierra un método. Pero, de mayor importancia, tenemos que entender que se trata de una lucha que el régimen de Trump y Pence tiene que librar en oposición a:

» La lucha al interior de las filas de los gobernantes… Ellos tienen que atacar a sus contrincantes agrupados principal, aunque no solamente, en el Partido Demócrata… y para los demócratas, tal como deja muy claro la sección que acabo de leer, mantener el sistema es más importante que detener el fascismo. Se trata de una aguda lucha: Recuerden la consigna “Métanla a la cárcel” [en referencia a Hillary Clinton] o, quizá se encargue “la gente partidaria de la II Enmienda”…

» El régimen fascista, mientras trabaja para destruir las anteriores relaciones y normas mundiales, por otro lado lo hace en una situación de acontecimientos mundiales reales que están fuera de su control. Hay muchos otros jugadores en la cancha.

» Hasta los desastres naturales pueden tener un impacto (por ejemplo, el huracán Katrina), pero inclusive las acciones de otras fuerzas que no estén en el poder, es decir, de las fuerzas reaccionarias (como el Estado Islámico), a la justa lucha de la gente en todo el mundo (como la Primavera Árabe).

» Además, lo que es decisivo y central que en Rechazar el Fascismo nosotros entendamos, pero en verdad que entiendan todos los que quieren ver el fin de este régimen, es que el régimen fascista de Trump y Pence tiene que implementar su agenda completa con relación a la población de Estados Unidos (y del mundo); y además en relación a lo que las personas hagan y no hagan respecto a las medidas que están tomando y en respuesta a su régimen. La dirección con la que cuentan las personas en sus acciones, lo que nosotros las dirigimos a hacer, para poder entender cuál es el problema que enfrentan y cómo responder, determinará muchísimo el que el régimen tenga la capacidad o no de obligar a la gente a seguir sus edictos, y cómo distrae, soborna y divide a la gente.

Todos los sectores de la sociedad estarán “en el campo” difundiendo programas y puntos de vista distintos y estarán impulsando planes de acción distintos.

Este es el terreno, la cancha, el campo, con el que el régimen tiene que contender, y es el campo en el que nosotros estamos actuando —trabajando para dirigir a las personas a entender en un sentido muy básico el problema y a actuar de una manera que podría ganar— expulsando a este régimen fascista.

Para retomar el Llamamiento:

El fascismo avanza por etapas, mediante ultrajes, conmoción e intimidación, seguidos de períodos breves de normalización en que la gente se acomoda a la nueva situación que el régimen ha impuesto.

Voy a leer solamente el texto en negritas…

El trabajo con los fascistas normaliza el camino al horror.

No se trata simplemente de otro columpio del péndulo, de demócrata a republicano, sino de un régimen que está actuando para establecer un orden fascista bajo el estandarte de “Estados Unidos primero”.

No se puede “esperar a ver qué pase”.

De nuevo Obama llevó la batuta en la desmovilización y desarme ideológicos de las personas. En realidad, por la misma razón subyacente que motiva las acciones de una facción de los gobernantes, los republicanos, para adoptar un programa plenamente fascista, Obama y los demócratas no podían satisfacer ni iban a satisfacer las necesidades reales de las personas que piensan que los demócratas representan sus intereses. Por eso todavía no hay trabajo para masas de personas, por eso Obama deportó a tres millones de personas y por eso la encarcelación en masa seguía a niveles genocidas. Hay fuerzas e imperativos más grandes de su sistema e imperio que lo motivan. Además, hay sujetos como Bernie Sanders, y otros, que quieren sentarse a la mesa para trabajar con los fascistas, de nuevo por sobornos y trabajos. ¿Estaba bien trabajar en la reconstrucción de las fábricas y la infraestructura de Alemania a principios de los años 1930? Sí que Hitler creó trabajos, ¿pero a qué costo para la humanidad?

No me alcanza el tiempo para analizar a fondo los medios de comunicación —es decir, todas las maneras y razones que motivan los ataques de Trump en su contra— en lo fundamental, como ya señalé, para crear una población que no puede pensar de manera crítica, que acepta la narrativa que determine el régimen, al mismo tiempo que el régimen crea una nueva realidad de que algún día HAY que aceptar. Y aunque los medios de comunicación manifiestan cierta resistencia, incluidos unos pocos hilos reales de principio, lo normal es tratar esto como si fuera simplemente más política partidaria —con un idiota de un lado que no puede resistirse a despotricar en persona o por Twitter—, mientras los medios de comunicación siguen desarmando a la población para que no se entienda la realidad de lo que pasa.

Tiene que haber una inconformidad total con este régimen. Punto. Los científicos ya están descargando febrilmente datos científicos para que un régimen que niega la ciencia no destruya años de conocimiento humano al mismo tiempo que actúan rápidamente para revertir hasta las medidas extremadamente insuficientes adoptadas en las últimas décadas para proteger el medio ambiente.

Por último, sobre la sección que alerta contra la normalización que conduce a la colaboración… que quede claro que se trata de una pendiente resbaladiza que se acelera muy rápidamente, y cuanto más este régimen siga en el poder, tanto más resbaladizo y más empinado y más rápido y más difícil será frenarse y desviarse del camino de cooperar con un régimen que es ilegítimo, inmoral y una amenaza mortal para la humanidad y el planeta.

Para retomar, de nuevo, el Llamamiento:

Aquellos que vivieron en la Alemania nazi y se quedaron al margen mientras Hitler satanizó, criminalizó y al último detuvo en redadas a un grupo tras otro, se convirtieron en vergonzosos colaboradores con crímenes monstruosos.

Aquí el LLAMAMIENTO a la Acción dice:

Todo esto es lo que hace que el régimen de Trump y Pence sea ilegítimo y una grave amenaza para la gente de todo el mundo. Por lo tanto, resolvemos:

[1] Nuestra misión única y unificadora debe ser: A expulsar al régimen de Trump y Pence.

[2] Debemos manifestar el poder del ¡NO! en todas partes: en afiches, vallas publicitarias, redes sociales y noticias. Que resuene el ¡NO! ¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!

[3] A todo ultraje de este régimen hay que responder con una resistencia cada vez mayor.

[4] Debemos ORGANIZARNOS: trabajar con toda nuestra creatividad y determinación hacia el momento en que sea posible movilizar a millones de personas para inundar las calles de las ciudades y los pueblos día tras día y noche tras noche, declarando ilegítimo al régimen entero — Exigiendo, Sin Parar, Hasta que el Régimen de Trump y Pence Sea Expulsado del Poder.

He venido hablando de la misión única y unificadora de Expulsar al Régimen a lo largo de esta presentación y diré unas cosas más al llegar al cuarto punto acerca de organizarnos para una situación del calibre necesario para expulsar al régimen. Primero, quiero hablar del segundo punto: Debemos manifestar el poder del ¡NO! en todas partes: en afiches, vallas publicitarias, redes sociales y noticias. Que resuene el ¡NO! ¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista! Y además, en este contexto la importancia de difundir ampliamente este Llamamiento a la Acción.

Al hacer que el ¡NO! se conozca por todas partes en Estados Unidos… y al hacer llegar el Llamamiento a donde sea que la gente esté cuestionando, esté angustiada, esté poniéndose de pie, respondiendo con lucha, oponiendo resistencia a Trump y Pence… haciendo que se discuta y debata en los medios de comunicación y en las redes sociales… en los foros en las universidades, en las asambleas populares en las plazas y palacios de los municipios, así como en las aulas y en las instituciones religiosas…. Cuando SE COMBINA toda esa difusión del ¡NO! y del Llamamiento con la actividad de organización, organizando a la gente para que se incorpore a Rechazar el Fascismo, lo que incluye unirse con luchas, como dije anteriormente, o también cuando Rechazar el Fascismo mismo convoque a una resistencia y movilizaciones de masas específicas… todo esto contribuye a elevar la conciencia de amplios sectores de la sociedad, a cambiar la manera de pensar de la gente, aunque al principio sea la introducción de un análisis nuevo, diferente y más acertado del problema y de la salida… todo esto contribuye a esa misión única y unificadora de EXPULSAR AL REGIMEN DE TRUMP Y PENCE porque nos negamos a aceptar a un Estados Unidos fascista — no solo para los que viven en Estados Unidos, sino en nombre de la humanidad.

Todo esto… junto con las cosas que están fuera de nuestro control, los sucesos que ocurren a diario en el mundo, algunas de las cosas las que hace el régimen de Trump y la resistencia que suscita las acciones del régimen — así como las cosas que ellos no inician o nosotros no iniciamos pero a las que todas las fuerzas tienen que responder… todo esto es parte del proceso del cambio… cómo las personas ven el problema ante nosotros —lo que piensan— y por lo tanto, lo que consideran que sea necesario y posible de hacer.

Una vez más, las personas actúan de acuerdo a lo que entienden, lo que es especialmente cierto cuando enfrentan situaciones extremas. Además, necesitan dirección — necesitan a unas personas que entienden el problema y la salida y que ACTÚAN y Dirigen según lo que entienden.

He dado el ejemplo de un incendio. Digamos que uno está en un edificio en llamas, o afuera de un edificio que está en llamas, pero no sabe nada al respecto, de incendios digo, ni de las propiedades del fuego, pues uno podría cometer un error grave. Uno simplemente podría empezar a recorrer el interior del edificio sin saber que la mayoría de las muertes en incendios se deben a la inhalación de humo.

Pero si uno fuera un bombero profesional o había aprendido algo acerca de incendios, sabría que lo primero que se tiene que hacer es encontrar agua, mojar un trapo para cubrirse la cara y la nariz y poner trapos similares en la cara de otras personas que están atrapadas en el fuego y luego salir gateando, por debajo del nivel del humo ya que este sube. Porque la mayoría de las personas mueren de inhalación, se asfixia. Y claro, uno tendría que estar alerta para asegurarse de que el techo en llamas no le cayera, o que el piso no se derrumbara. Pues, estas son algunas de las cosas que habría que saber. Pero si uno tuviera experiencia en esto, tendría una oportunidad de salvar a la gente atrapada en una situación desesperada. Pero si no sabe lo que enfrenta, podría cometer un error grave o huir asustado al tiempo que hay personas que podría rescatar.

Eso, por analogía. Ahora mismo las personas están actuando contra lo que está haciendo el régimen de Trump y Pence. Odian su carácter despreciable. Por otro lado, millones de estas personas, masas de estas personas todavía no entienden los cambios cualitativos que este régimen va a traer y por qué únicamente al expulsarlo se podría pararlo en seco. Y por eso es que las personas sí protestan, pero por eso nosotros estamos en una lucha para hacer que la gente entienda lo que se enfrenta y por lo tanto, por qué tenemos que hacer preparativos hasta el momento en el que millones de personas sí quieran actuar de modo que puedan expulsar a este régimen.

Esto recalca por qué es que tenemos que adentrarnos más en el contenido del Llamamiento y hacerlo con los interrogantes que nos plantean. Ahora quiero hablar de uno de estos interrogantes — de que no es aceptable hacer una comparación entre Trump y Hitler, un tema sobre el cual Sunsara Taylor escribió en revcom.us en el artículo: “Por qué la comparación entre Trump y Hitler no sólo es correcta sino muy instructiva y muy necesaria. (Recomiendo el articulo y que visiten revcom.us a diario.) Fue un reaccionario, Tucker Carlson, quien le dijo esto a ella, pero lo escuchamos todo el tiempo de parte de las personas que quieren luchar contra Trump. Qué es lo que dicen:

» No digan eso porque alejará a algunas personas — no importa que sea una analogía importante que aclara lo que enfrentamos y lo que está en juego. Pero, ¿por qué es que aleja a las personas?

» ¿Por qué les incomoda? ¿Por qué? ¿Cómo es su manera de pensar a raíz de su incomodidad y corresponde su manera de pensar a la realidad — a lo que el régimen de Trump y Pence de hecho es y de hecho hará? ¿Le conviene al paciente que el médico no le diga la verdad sobre la enfermedad que padece y que no lo integre en la lucha contra la enfermedad? No, no le conviene.

» La comparación con Hitler obliga a las personas a ver la enormidad del horroroso futuro que esto podría traer… es inconcebible, no concuerda con su experiencia, no es el tema en que las buenas personas de la CNN y de la MSNBC y su cuenta de Facebook las están dirigiendo a pensar. El rechazo de la realidad conduce a la parálisis y/o a la complicidad.

» Y/o, algunas personas que empiezan a ver la verdad que enfrentamos —el fascismo— no quieren reconocer la lógica de adonde esto conducirá o lo que deben de hacer ante semejante horror — los cambios que deben hacer en su vida y trabajo para poder detener esto. Si uno espera hasta que las cosas de veras se empeoren tanto, antes de trastornar la vida o de actuar, bien podría ser muy tarde.

» Y/o aquellos que conocen un poco, o hasta mucho de la historia, a veces se dejan obsesionar por el sorprendente hecho de que no estamos en Alemania, éste no es el año 1933 y que el desarrollo del fascismo en Estados Unidos se está dando aquí y ahora y no antaño y allá… O sea, no son capaces de ir a la esencia de lo que es el fascismo o poner las cosas en perspectiva a fin de ver el panorama más amplio.

Una vez hecho eso, es posible ver lo acertados y espeluznantes que son los paralelos entre Hitler y Trump y Pence… y de lo mucho que hay que aprender de la analogía y de la historia.

El fascismo se ha venido desarrollando en Estados Unidos desde hace décadas, y ahora se está aglutinando en este régimen. Es cierto, el fascismo llega a Estados Unidos envuelto en la bandera estadounidense, bajo la consigna de Estados Unidos primero, y con la Biblia en la mano… (una vez más, recomiendo que lean, de BA, “La verdad sobre la conspiración derechista… y por qué Clinton y los demócratas no son la respuesta” y La guerra civil que se perfila y la repolarización para la revolución en la época actual).

Ya hablé sobre el tercer punto del programa de cuatro partes que está al final del Llamamiento: A todo ultraje de este régimen hay que responder con una resistencia cada vez mayor.

He aquí unos cuantos comentarios sobre el cuarto punto; para repetirlo:

Debemos ORGANIZARNOS: trabajar con toda nuestra creatividad y determinación hacia el momento en que sea posible movilizar a millones de personas para inundar las calles de las ciudades y los pueblos día tras día y noche tras noche, declarando ilegítimo al régimen entero — Exigiendo, Sin Parar, Hasta que el Régimen de Trump y Pence Sea Expulsado del Poder.

Si ocurriera esto, se transformaría dramáticamente todo el paisaje político, cada facción al interior de la estructura del poder establecido se vería obligada a responder — y todo eso podría llevar a una situación en que este régimen fascista sea sacado de funciones.

Eso es lo que tenemos por objetivo. La clave está en comprender la necesidad que enfrentamos y, sobre esa base, organizar, organizar, organizar — activar a las personas que ven esto, trabajar y luchar juntos, para desarrollar los planes que puedan unirse con las muchísimas personas que anhelan que desaparezca esta pesadilla del régimen fascista de Trump y Pence, para encontrar los caminos y los saltos para construir la lucha, en última instancia, de los millones de personas que tengan la determinación de no detenerse hasta que se haya ganado la batalla, de que millones de personas se tomen las calles y creen una crisis política tan grande que se encuentren los medios y los métodos para sacar del poder a este régimen.

Cabe tener este objetivo claramente en nuestra mira —difundiendo el ¡NO!, uniéndonos con las luchas que ya están en marcha— ayudando a hacer que sean más amplias, más profundas y más resueltas, organizando a las personas y juntando fondos para que los organizadores puedan contar con el tiempo libre, de modo que se puede pagar por los letreros, calcomanías y espectaculares, forjando la capacidad de organización para realmente llegar a los millones de personas a los cuales hay que llegar y activar en una gran lucha para sacar al régimen.

Únanse a Rechazar el Fascismo, rechacen la política del odio y la crueldad, del racismo y de la misoginia, de la xenofobia y de la guerra por el imperio en contra de otros pueblos en todo el mundo, piensen y rechacen las necedades anticientíficas y vacuas de este régimen — de las mentiras de Trump, al futuro represor de la interpretación textual de la Biblia de Mike Pence. Firmen y circulen el Llamamiento… y como dice la conclusión del Llamamiento a la Acción de Rechazar el Fascismo:

Que no digan que no removimos cielo y tierra para expulsar a este régimen. El presente debe ser un momento en la historia en que millones de personas toman posición, juntas, con convicción y coraje, superando el miedo y la incertidumbre, para oponer resistencia y decir ¡NO! No sólo para nosotros, sino en nombre de la humanidad.

¡A expulsar al régimen de Trump y Pence!