Revolución #508, 14 de septiembre de 2017 (revcom.us)

Voz del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.

Publicado 15 de septiembre de 2017

Publicado 16 de septiembre de 2017

Publicado 17 de septiembre de 2017

Publicado 18 de septiembre de 2017

 

Permalink: http://revcom.us/a/503/esta-pesadilla-tiene-que-terminar-trump-y-pence-tiene-que-marcharse-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Súmense al movimiento que está protestando día tras día y noche tras noche, sin parar, hasta que se cumpla nuestra DEMANDA:

¡Esta pesadilla tiene que terminar: El régimen de Trump y Pence tiene que marcharse!

8 de novembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

Firme esta convocatoria

 

Una pesadilla:

Los inmigrantes viven bajo el terror — su siguiente paso podría resultar en la detención, la deportación y la separación de sus hijos y seres queridos.

Una pesadilla:

Satanizan, prohíben y expulsan a los musulmanes y refugiados.

Una pesadilla:

Niegan a millones de personas —niños, ancianos, enfermos y pobres— cuidados médicos, asistencia alimenticia, el propio derecho de vivir.

Una pesadilla:

Cosifican y denigran a las mujeres y les niegan el derecho básico de controlar su propia reproducción, a medida que el fascismo cristiano fundamentalista cada día más se codifica en leyes.

Una pesadilla:

Estigmatizan y rechazan a la gente LGBTQ y le niegan derechos civiles ganados hace poco.

Una pesadilla:

El presidente amenaza abiertamente a la gente negra y latina, con las máximas penas, el parar y registrar a nivel nacional y la intensificación de la brutalidad y asesinato policial de nuestros jóvenes, sin restricciones.

Una pesadilla:

Bombardeos, ocupaciones, guerras y el peligro de una guerra nuclear amenazan a la gente por todo el mundo, con el dedo del Donald Trump “Estados Unidos Ante Todo” en el disparador nuclear.

Una pesadilla:

Aporrean la verdad —riegan mentiras y más mentiras— están destruyendo el pensamiento crítico en la educación y el discurso público.

Una pesadilla:

El planeta entero corre peligro debido a un régimen que rechaza la realidad del calentamiento global y eviscera todas las protecciones ambientales.

Una pesadilla:

Paso por paso el régimen está descartando los derechos democráticos básicos, persiguiendo a un grupo tras otro y suprimiendo el disentimiento y la resistencia. Un régimen que desata la violencia de supremacistas blancos, antisemitas y golpeadores fascistas. Este es el fascismo — un cambio cualitativo en la forma de gobernar la sociedad. La historia ha demostrado que hay que parar el fascismo antes de que sea tarde.

ESTA PESADILLA TIENE QUE TERMINAR. Millones sienten esto y se angustian sobre la pregunta de cómo parar este horror implacable. Lo que está en juego es nada menos que el futuro de la humanidad y del mismo planeta.

¿Quiénes pondrán fin a esta pesadilla? Nosotros. Sólo la lucha decidida de millones de personas en acción, juntas, con valor y convicción puede sacar del poder a este régimen.

SÚMENSE A NOSOTROS: Lancémonos a las calles y las plazas públicas por todo Estados Unidos, iniciando un movimiento de protestas que continúe día tras día y noche tras noche. Un movimiento que se esfuerza para crecer de miles a cientos de miles y con el tiempo a millones de personas. Un movimiento decidido a no cesar hasta que se cumpla nuestra demanda:

¡ESTA PESADILLA TIENE QUE TERMINAR: EL RÉGIMEN DE TRUMP Y PENCE TIENE QUE MARCHARSE!

Nuestras acciones reflejan los valores de respeto por toda la humanidad y por el mundo que queremos — en marcado contraste con el odio y la intolerancia del régimen fascista de Trump y Pence.

Nuestra determinación de persistir y no retroceder obligará al mundo entero a prestar atención. Cada fuerza y facción en la estructura del poder se verá obligada a responder a nuestra demanda. Las grietas y divisiones entre los de arriba, que ya son evidentes hoy, se intensificarán y ensancharán. A medida que atraigamos a cada vez más personas a ponerse de pie, todo esto podría llevar a una situación en que este régimen ilegítimo sea sacado del poder.

Corra la voz y organícese. Sea parte de hacer historia. Que no digan que usted se quedó al margen cuando aún había una oportunidad de detener a un régimen que pone en peligro a la humanidad y al mismo planeta. Súmense a nosotros para tomar las calles y las plazas públicas día tras día y noche tras noche. Pongámonos de pie hombro a hombro con convicción y valor, superando el miedo y la incertidumbre, manifestando que:

¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!

¡Esta pesadilla tiene que terminar: El régimen de Trump y Pence tiene que marcharse!

refusefascism.org

RefuseFascism.org es un movimiento de personas con diversas perspectivas, unidas en nuestro reconocimiento de que el Régimen de Trump y Pence representa un peligro catastrófico para la humanidad y el planeta y que es nuestra responsabilidad sacarlos del poder por medio de la protesta no violenta.

 

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/bob_avakian-the-problem-the-solution-and-the-challenges-before-us-en.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/la-libertad-de-expresion-triumpfa-sobre-lo-demas-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

¿La “libertad de expresión” TRIUMPFA sobre lo demás?
Una respuesta a la rectora Carol Christ de la Universidad de California-Berkeley

Sunsara Taylor, con un grupo de articulistas de revcom.us

14 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Berkeley ha salido en la mira de los fascistas. En particular, Ben Shapiro, un defensor intelectual del fascismo, y Milo Yiannopoulos, un provocador francamente fascista, están programados para conferencias en el campus este mes.

En respuesta a la indignación y la controversia, la rectora de la Universidad de California-Berkeley (UCB), Carol Christ, emitió una carta abierta* que exalta el principio de la “libertad de expresión” como un argumento para ofrecer una plataforma “protegida” a estos fascistas. Esta carta está llena del razonamiento que paraliza y confunde a demasiadas personas que deben resistirse y por esta razón, reimprimimos la carta de Christ y refutamos sus argumentos.

Lo que los “sucesos” en Charlottesville hacen, y no hacen, más urgente

» Christ comienza: “Los sucesos en Charlottesville, con su racismo, intolerancia, violencia y caos, hacen que el tema de la libertad de expresión tenga aún más tensión”.

No. Los “sucesos” en Charlottesville, incluido el asesinato a sangre fría de Heather Heyer por un golpeador fascista, ponen de manifiesto tanto que la supremacía blanca sigue siendo la fuerza impulsora que ha estado en la vida política y social de Estados Unidos, como que se ha fortalecido enormemente y se ha vuelto más peligrosa debido a la ascensión al poder de Trump y Pence. Los golpeadores fascistas corean “sangre y tierra”, agitan banderas de la Confederación y portan armas automáticas y cuentan con el púlpito ahuyentador presidencial de un régimen fascista. Todo esto hace aún más urgente la necesidad de luchar contra el fascismo, y su consolidación.

Lo que está a debate es el fascismo, y no la “libertad de expresión”. Rechazar el Fascismo (RefuseFascism.org) ha llamado a sostener masivas protestas y acciones a partir del 4 de noviembre, con el fin de expulsar del poder a este régimen.

Una perversión amargamente irónica de la “libertad de palabra” y una amenaza abierta en su contra

» Christ continúa: “La ley dispone muy claramente” e invoca la I Enmienda para justificar el otorgamiento de una plataforma a los fascistas, y luego advierte: “La universidad tiene la responsabilidad de brindar seguridad y protección a su comunidad y a sus invitados, y dedicaremos los recursos necesarios para lograr ese objetivo”.

Claro, la ley SÍ dispone muy nítidamente: el gobierno no puede suprimir la expresión, pero en ninguna parte dice que las universidades deben pagar a los fascistas miles de dólares y brindarles muchísima seguridad para que puedan movilizar a sus chusmas de linchamiento. Christ está tergiversando la ley. Para colmo, bajo el pretexto de la defensa de la libertad de expresión, la universidad oficialmente ha “bloqueado” el campus a fin de impedir protestas contra estos fascistas. Ha cerrado salones, ha reprogramado clases, pide documentos de identificación. Una fuerza policial “aumentada y altamente visible” controlará este “perímetro” y ya ha solicitado permiso para usar aerosol de pimienta contra los manifestantes. ¡Plataforma para los fascistas, y no para los manifestantes!

Luego, Christ dice: “Si ustedes deciden protestar, háganlo pacíficamente. Ese es su derecho, y lo defenderemos con vigor. No toleraremos la violencia, y responsabilizaremos a cualquiera que participe en ella”. Como sabemos, cuando se trata de definir la violencia, las autoridades tienen una norma muy “flexible” en función de quién está haciendo la protesta. Así que traduzcamos esa última frase del lenguaje de la burocracia: “estos fascistas hablarán, y si ustedes los interrumpen, usaremos el poder del estado para arrestarlos”.

¡No! ¡Los estudiantes y otros tienen el derecho de protestar, y sí, el derecho de acallar esto! Los estudiantes tienen el derecho de convertir a todo el campus en una zona sin fascistas, y no simplemente formar “espacios seguros” en los márgenes mientras que los fascistas ocupan plazas públicas y salas de conferencias.

EL USO DE J.S. MILL POR CHRIST: UNA RACIONALIZACIÓN PARA HORRORES

» Christ centra su argumento en lo que promueve el filósofo John Stuart Mill: la contienda entre ideas, la “expresión pública de muchos puntos de vista muy divergentes”. Ella dice que dos puntos son fundamentales:

Examinemos estas afirmaciones, en comparación con la realidad y la historia.

¿Cuánto tiempo se ha tardado antes de que “la verdad siempre prevalecerá” según la cual los negros no son una raza inferior ni tres quintas partes de un ser humano ni se merecen la esclavización? La mentira de la superioridad blanca justificó el monstruoso crimen de la esclavitud, y esta misma ideología continúa hoy en esta sociedad todavía muy supremacista blanca, ahora turbocargada con un régimen fascista en el poder. Lejos de haber “prevalecido” en la práctica, esta verdad está ahora bajo un violento asalto, justificado por personas como Shapiro y Yiannopoulos.

¿Cuánto tiempo se ha tardado antes de que “la verdad siempre prevalecerá” según la cual las mujeres no son “el segundo sexo” subordinadas a los hombres y destinadas a servirles, únicamente como objetos de placer o servidumbre? Ahí están Trump, el Abusador en Jefe, y Mike Pence, con su moralidad del cuento de la criada y la ascensión de teócratas como Gorsuch a la Corte Suprema. Breitbart, para el que trabajaron tanto Shapiro como Yiannopoulos, orquestó campañas virtuales de tanta violencia contra las mujeres que alzaron la voz, que algunas de ellas tuvieron que contratar seguridad. Lejos de haber prevalecido esta verdad, la Universidad de California-Berkeley está financiando y protegiendo a dos personas que propagan fervientemente la mentira.

¿Cuánto tiempo se ha tardado antes de que “la verdad siempre prevalecerá” según la cual Estados Unidos no es una fuerza para el bien en el mundo, sino que comete crímenes horrendos: el genocidio contra los indígenas; la esclavitud; ocupaciones brutales de Las Filipinas; bombas nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki; masacres de millones de personas en Vietnam e Irak; la instigación de golpes de estado en Irán, Chile, Indonesia, Guatemala, Haití; la práctica de la tortura; la organización de los escuadrones de la muerte y los dictadores de derecha en toda América Latina; y la lista continúa? Aunque esta verdad es innegable a los ojos de cualquier examinador desapasionado de los hechos, sigue siendo no sólo impugnada sino empujada a los márgenes.

Sobre todo esto, recomendamos el reciente discurso de Bob Avakian, El problema, la solución y los retos ante nosotros (en inglés), en que él analiza profundamente cómo, en países como Estados Unidos, se ha mentido sistemáticamente y se ha adoctrinado a la gente con mentiras profundas y absolutas y una concepción del mundo errónea, sobre la historia de Estados Unidos, desde su fundación hasta el presente.

El poder detrás de las mentiras

Se cometen crímenes monstruosos en nombre de estas mentiras, las mismas mentiras para las cuales estos fascistas están recibiendo una plataforma para propagarlas en las universidades. Estas ideas cuentan con el respaldo de poderosas fuerzas reaccionarias, financiamiento de centros de investigación y difusión en sus órganos de propaganda. Como escribimos en nuestra carta abierta [en inglés] a la comunidad de Berkeley, Shapiro se burló de Trayvon Martin con motivo de lo que habría sido su cumpleaños número 21, dijo que la pobreza entre los negros es un resultado de la cultura negra, que a los árabes “les gusta bombardear cosas y vivir en aguas residuales al aire libre”, ser transgénero es una “enfermedad mental” y el aborto es similar al Holocausto. La vil supremacía blanca y odio de Milo contra los musulmanes y los inmigrantes está bien documentada. Aunque no marcharan con las llamas de las antorchas y coros de “los judíos no nos reemplazarán”, como hicieron los nazis en Charlottesville, que no se equivoquen, estos son los golpeadores y gestores del fascismo.

Hay una línea directa entre estas falsedades y las políticas para imponerlas, ahora que el aparato estatal está en manos fascistas: de las políticas de Sessions sobre la imposición de penas obligatorias para encerrar a los jóvenes negros y latinos, o la comisión de “fraude electoral” de Pence diseñada para robarles el derecho al voto a los negros, a las políticas de los fascistas cristianos para eliminar los derechos al aborto y al matrimonio gay, a las amenazas literalmente genocidas de este régimen para una aniquilación total a Corea del Norte e Irán, a su deportación de inmigrantes y a la prohibición a los musulmanes. No se trata simplemente de la “libre expresión de ideas” desconectada de consecuencias sociales perjudiciales.  Se trata de la difusión fuertemente financiada, altamente propagada y fuertemente protegida de las ideas fascistas al servicio de un régimen fascista, en el que aquellos que se atreven a oponerse a esas ideas se ven amenazados por la afilada espada del estado.

Christ se hunde en el relativismo y cambia la verdad por el error

Además: la afirmación de Christ de que “cualquier limitación sobre un argumento, por lo tanto, renuncia a la oportunidad de intercambiar el error por la verdad”, lisa y llanamente no se aplica en el caso de argumentos incontrovertiblemente falsos, zanjados y, por lo tanto, perjudiciales como para seguir propagándolos.

¿De qué manera la “limitación sobre el argumento” a favor del creacionismo “renuncia a la oportunidad de intercambiar el error por la verdad” de la evolución? ¿De qué manera la “limitación sobre el argumento” a favor de la inferioridad de los negros, los árabes o los latinos, o a favor de privarles de derechos a las mujeres o a la gente LGBTQ, “renuncia a la oportunidad de intercambiar el error por la verdad”? Éstos son argumentos patentemente falsos, sin ninguna contribución a la búsqueda de la verdad, a “intercambiar el error por la verdad”.

En la carta de Christ, su “escepticismo extremo acerca del derecho de cualquier autoridad de determinar cuáles opiniones son perjudiciales o aborrecibles” y su temor hacia la “censura”, su relativismo abierto en este caso, ¡son meramente un artilugio para evitar el ejercicio del valor moral de denunciar al fascismo por lo que es: perjudicial y aborrecible! Ella pone el pretexto de que sería objeto de una demanda si no les brindaría a los fascistas una plataforma pagada y protegida. Un memo a Christ: ¡qué importa, carajos, si usted es objeto de una demanda, la gente se está muriendo debido a estas ideas en estos momentos, y de manera exponencial más personas se morirán, a medida que avance el fascismo con este régimen y sus golpeadores intelectuales y callejeros! Y es por eso que Donald Trump Jr. envió un tuit acerca de la visita de Shapiro a Berkeley.

Lo absurdo de la afirmación de Christ se manifiesta claramente contra las opiniones reales en cuestión; por ejemplo, la inferioridad de los árabes, los latinos, los negros, los inmigrantes, las mujeres, las personas LGBTQ, la franca supremacía blanca y la misoginia. ¿Ella hubiera expresado este mismo “escepticismo extremo” cuando bajo el nazismo, estuvieran transportando a los judíos a las cámaras de gas? En realidad, eso es lo que precisamente hicieron tantas personas en su posición en la Alemania nazi, hasta que ya era muy tarde.

La pregunta sencilla para la rectora Christ: ¿La libertad de expresión de los nazis TRIUMPFA sobre el Holocausto de seis millones de judíos y otros?

Cómo Christ no ve lo que es correcto en Mill y luego convierte su error en un absoluto

» Al examinar las afirmaciones de Christ, debemos reconocer que es crucial el argumento general de Mill sobre los defensores apasionados participantes en la contienda entre ideas. De hecho, Bob Avakian ha enfatizado la importancia del punto de Mill en la búsqueda de la verdad, como componente crítico del comunismo nuevo que ha forjado. Sin embargo, el principio de Mill no es “un absoluto”, triumpfando en todas las circunstancias, y de hecho, en lo más fundamental en este caso, su argumento general sobre la contienda entre ideas no subyace a las citadas afirmaciones y racionalizaciones específicas de Christ.

Como se dice en “La controversia de Middlebury: Puntos de orientación” (los estudiantes del Middlebury College impidieron de manera valiente y justa que el supremacista blanco Charles Murray diera una conferencia en el campus), el principio de Mill es críticamente importante para la difusión y evaluación crítica de las ideas poco conocidas y/o impopulares en general, y especialmente en el caso de las ideas que las dominantes fuerzas y relaciones de la sociedad (incluido el aparato estatal gobernante) no favorecen y a las que trabajan enérgicamente para desacreditar, contener o suprimir activamente. En esta sociedad, especialmente con este régimen fascista en el poder, “en realidad, ¿necesitan más plataformas los negadores del cambio climático, los negadores del Holocausto, los nazis y los klanistas, los antiabortistas, los supremacistas blancos, los creacionistas y otros de esa índole… y necesitan más invitaciones cordiales para poder regar sus puntos de vista en las universidades?”

Los intereses de la clase dominante y el poder de clase en esta sociedad capitalista-imperialista, y las ideas dominantes, entre ellas la supremacía blanca, la misoginia y la fea xenofobia, que han estado “entretejidas” en los nervios, músculos y tendones de ese poder en Estados Unidos limitan y condicionan a quiénes lleguen a conocerse ampliamente y tengan plataformas en la sociedad, inclusive en la UCB.

Así funciona un “libre mercado de ideas” en la sociedad capitalista y es un buen ejemplo de por qué en la práctica concreta, ese “mercado”, como el mercado capitalista que le da su metáfora, reproduce las relaciones de poder y dominación, silencia a los que no tienen poder y contribuye a la ignorancia y/o el pensar reaccionario sobre importantes cuestiones políticas y sociales. Ante el financiamiento masivo, los centros de investigación, y el control de los medios de comunicación y del mundo académico, las personas que representan a los desposeídos, en la mayoría de los casos, efectivamente no tienen voz y están marginados a menos que adapten sus ideas a esos intereses dominantes.

Además, es un mito que la libre contienda entre ideas, y la capacidad de las personas de “comparar y contrastar” ideas y participar en el pensamiento crítico, puede darse ÚNICAMENTE por medio de la interacción respetuosa y ordenada. Tal como se dice en “La controversia de Middlebury: Puntos de orientación”: “Definitivamente una protesta correcta puede alentar más discusión y contienda de ideas, y ¡es un mito que esto sólo sirve para ‘suprimir’ las ideas!

CHRIST SOBRE EL MOVIMIENTO PRO LIBERTAD DE EXPRESIÓN: ¡UNA TRAGEDIA Y UNA FARSA!

»  Por último, la mentira escandalosa: Carol Christ describe el famoso Movimiento pro Libertad de Expresión de Berkeley (FSM) como, en esencia, una coalición de “los estudiantes de la derecha y los estudiantes de la izquierda”.

No, señora rectora Christ. Las y los estudiantes que participaron o se inspiraron en la lucha por los derechos civiles en el Sur encabezaron ese movimiento. Los “derechistas” no tenían nada que ver, aparte de oponérsele. Y lo reprimieron personas como usted, que hicieron lo que usted ha amenazado con hacer a aquellos que hoy se oponen al fascismo: llama a que la policía vaya sobre los estudiantes, con su brutalidad y arrestos.


Vídeo de Mario Savio, el “Discurso sobre la máquina”, del 2 de diciembre de 1964, en inglés.

Marx dijo una vez que la historia se repite, la primera vez como tragedia, la segunda como farsa. Aquí la situación es diferente: lejos de ser trágico, el Movimiento pro Libertad de Expresión de 1964 fue un gran avance, ganado a costa de un verdadero sacrificio. Ahora Christ quiere invocar falsa y engañosamente esa misma historia para allanar el camino a lo que sería una tragedia muy real: el avance del fascismo en Estados Unidos.

Los tiempos exigen que retomemos y recuperemos el verdadero espíritu del Movimiento pro Libertad de Expresión, encarnado en la famosa cita de Mario Savio: “Llega un momento cuando el funcionamiento de la máquina es tan detestable, cuando lo aborrecemos tanto, que uno no puede participar, ni siquiera tácitamente, y en vez tiene que tirar su cuerpo en los engranajes, las ruedas y las palancas, en todo el aparato, para pararla. Y tiene que señalarles a los que la manejan, a los dueños de la máquina, que a menos que uno sea libre, se impedirá que la máquina funcione”.


*Lo siguiente es el texto de la carta de la rectora Christ, fechada el 23 de agosto:
[La traducción de esta carta es de Revolución/revcom.us]

Estimados estudiantes, profesores y personal:

Este otoño, el tema de la libertad de expresión volverá a afectar a nuestra comunidad en formas poderosas y complejas. Los sucesos en Charlottesville, con su racismo, intolerancia, violencia y caos, hacen que el tema de la libertad de expresión tenga aún más tensión. La ley dispone muy claramente que las instituciones públicas como la Universidad de California-Berkeley permitan que los conferencistas invitados hablen de acuerdo con las políticas del campus, sin discriminación en cuanto a su punto de vista. Estados Unidos tiene las más fuertes protecciones de libertad de expresión de cualquier democracia liberal; la I Enmienda protege hasta el discurso que la mayoría de nosotros encontraríamos odioso, abominable y aborrecible, y las cortes han defendido constantemente estas protecciones.

Pero el argumento más poderoso a favor de la libertad de expresión no propone una restricción jurídica —según el que debemos permitirla— sino de valor. La expresión pública de muchos puntos de vista muy divergentes es un rasgo fundamental tanto para nuestra democracia como para nuestra misión como universidad. La justificación filosófica que subyace a la libertad de expresión, más poderosamente articulada por John Stuart Mill en su libro Sobre la libertad, se fundamenta en dos suposiciones básicas. La primera es que la verdad tiene tanto poder que siempre prevalecerá; cualquier limitación sobre un argumento, por lo tanto, renuncia a la oportunidad de intercambiar el error por la verdad. La segunda es un escepticismo extremo acerca del derecho de cualquier autoridad de determinar cuáles opiniones son perjudiciales o aborrecibles. Una vez que se embarque en el camino de la censura, se vulnera el discurso propio.

[La Universidad de California de] Berkeley, como se sabe, es la cuna del Movimiento pro Libertad de Expresión, donde los estudiantes de la derecha y los estudiantes de la izquierda se unieron para luchar por el derecho de promover puntos de vista políticos en el campus. Específicamente en estos momentos, es crítico que la comunidad de Berkeley se junte de nuevo para proteger este derecho. Es lo que somos.

Sin embargo, no es fácil defender el derecho a la libertad de expresión para aquellas personas cuyas ideas nos parecen ofensivas. Con frecuencia, tal defensa entra en conflicto con los valores que sostenemos como comunidad: la tolerancia, la inclusión, la razón y la diversidad. Ciertas expresiones protegidas por la Constitución atacan a la identidad misma de grupos particulares de individuos en formas que son profundamente dañinas. No obstante, la respuesta correcta no es el veto del reventador, o lo que algunas personas llaman la negación de plataforma. Denuncie el discurso tóxico por lo que es, no lo calle a gritos, porque al callarlo a gritos, se confabula en la narrativa de que las universidades no están abiertas a toda expresión. Responda al discurso del odio con más discurso.

Todos deseamos un espacio seguro, donde podemos ser nosotros mismos y encontrar apoyo para nuestras identidades. En Berkeley, ustedes tienen el derecho de esperar que la universidad los mantenga físicamente a salvo. Pero, si tratáramos de proteger a los estudiantes contra las ideas que muchos consideran equivocadas, incluso peligrosas, les proporcionaríamos una educación menos valiosa, los prepararíamos menos para el mundo después de la graduación. Debemos demostrar que podemos decidir qué escuchar, que podemos cultivar nuestros propios argumentos y que podemos desarrollar la resiliencia interna, que es la forma más firme de espacio seguro. Estas no son tareas fáciles, y ofreceremos servicios de apoyo para aquellos que los deseen.

En septiembre, unos grupos estudiantiles han invitado a Ben Shapiro y Milo Yiannopoulos a dar conferencias en Berkeley. La universidad tiene la responsabilidad de brindar seguridad y protección a su comunidad y a sus invitados, y dedicaremos los recursos necesarios para lograr ese objetivo. Si ustedes deciden protestar, háganlo pacíficamente. Ese es su derecho, y lo defenderemos con vigor. No toleraremos la violencia, y responsabilizaremos a cualquiera que participe en ella.

Este año, tendremos muchas oportunidades para juntarse como una comunidad de Berkeley en torno al tema de la libertad de expresión; será un año de la libertad de expresión. Ya hemos planeado un panel de estudiantes, un panel del cuerpo docente y varias presentaciones de libros. Bridge USA y el Center for New Media celebrarán una conferencia de un día de duración el 5 de octubre; PEN, la organización internacional de autores, celebrará una convocatoria de discurso libre en Berkeley el 23 de octubre. Estamos planeando una serie de actos en la que las personas con puntos de vista muy divergentes se reunirán en una discusión moderada. La libertad de expresión es nuestro legado, y una vez más tenemos el poder de formar esta narrativa. [regresa]

 

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/507/el-grave-peligro-del-fascismo-cristiano-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Advertencia de un ex fundamentalista cristiano:

El grave peligro del fascismo cristiano

9 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota: El vicepresidente Mike Pence es exactamente la clase de fascista cristiano fundamentalista a que se refiere en el artículo siguiente. El gabinete de Trump está plagado de estos fascistas cristianos, como Betsy DeVos, secretaria de Educación, y Trump ha puesto a otro de estos fascistas cristianos, Neil Gorsuch, en la Corte Suprema. Todo esto es uno de los motivos cruciales por los que ¡todo el régimen fascista de Trump y Pence tiene que marcharse!

*****

Katherine Stewart, autora de The Good News Club: The Christian Right’s Stealth Assault on America’s Children [El Club de las Buenas Noticias: El asalto sigiloso de la derecha cristiana a los niños de Estados Unidos], cita en su libro a Rich Lang, por su parte un ex fundamentalista cristiano que rompió con eso y se convirtió en un pastor cristiano liberal:

Me asombra que la gente no lo entienda, que las ideas vienen con consecuencias...

Cuando renací yo, la fe era algo dentro de uno, algo que se suponía que reflejara por toda la vida. Pero en los años 80, algo sucedió. El Cristianismo Fundamentalista entró de nuevo a la esfera pública con la intención de remodelar el país como una nación cristiana según la definen ellos.

Stewart señala que “en opinión de Lang, el público estadounidense permanece inexcusablemente ignorante sobre la nueva religión en su seno”. Luego vuelve a citar a Lang:

El fundamentalismo es un fenómeno mundial, y ha vuelto con esteroides desde los años setenta y ochenta. Sea el budismo, el hinduismo, el judaísmo, el cristianismo o el islam, todas las formas del fundamentalismo están en aumento...

Y todos quieren atraer a los jóvenes... No es diferente de los nazis que querían empezar con la Juventud Hitleriana. Ahí es donde uno querría empezar si intentara construir un movimiento fascista.

Entonces Stewart comenta: “Él hace una pausa para asegurarse de que le haya escuchado correctamente.” Y cita a Lang:

Esa es la palabra: “fascismo”. A nadie le gusta emplearla en este país. Pero creo que en este país, detrás de las apariencias, esa es precisamente la gran tentación de nuestros tiempos... y hay que llamarla por lo que es: “Fascismo Cristiano”.

Stewart resume las opiniones de Lang de esta manera: “El fundamentalismo moderno, como el fascismo en épocas anteriores, dice él, implica un fuerte sentimiento de persecución, típicamente a manos de liberales impíos o un ‘otro’ religioso; la creencia de que uno pertenece a una raza o grupo nacional puro que es responsable de una grandeza pasada, que sufre una injusta opresión en el presente, y que es el legítimo y justo gobernante del mundo; el impulso de someterse a la autoridad absoluta sin cuestionamientos; y el impulso implacable por el poder y el control. Lang dice que es un tipo de movimiento supremacista que se basa en la religión en lugar de la raza”.

Y luego Stewart cita las siguientes observaciones escalofriantes de Lang:

La gente no tiene ni idea de lo que está pasando...

¿Qué significa que la iglesia conservadora que está creciendo en Estados Unidos es una iglesia que profesa que vivimos en el fin de los tiempos? ¿Qué significa que estamos educando a una generación de niños para creer que son la última generación? ¿Qué va a pasar si seguimos diciéndoles: “No te preocupas por el medio ambiente, y que se estalle la guerra, porque vamos a ser levantados de aquí, y mejor que olvides de amar a tus vecinos, porque sólo van a ser aniquilados”?

 

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/los-rnc-16-y-que-hacer-para-apoyarlos-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Algunas ideas sobre los RNC 16 y qué hacer para apoyarlos

14 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Recibimos las siguientes ideas de un lector que leyó el artículo de revcom.us acerca de lo último sobre los RNC 16: “Al aumentar la represión y las amenazas al disentimiento… Dos manifestantes acusados de delitos graves en Cleveland por quemar la bandera estadounidense en la Convención Nacional Republicana”. Niko y Bo, dos de los RNC 16, enfrentan cargos de delito grave, y su juicio está programado para el 19 de septiembre.

***

Como señala el artículo, hay que defender a estos luchadores, y hay que hacerlo ya. Donde quiera que uno esté, hay cosas que puede hacer:

  1. Difunda el artículo sobre los dos manifestantes que enfrentan cargos de delito grave en Cleveland.
  2. Difunda la declaración del camarada Niko.
  3. Adapte y difunda en su localidad el volante del Club Revolución-Chicago [en inglés].
  4. Vincule este juicio a la necesidad de expulsar al régimen de Trump y Pence, y reparta los materiales para el 4 de noviembre.
  5. Lleve pancartas y cubos para recaudar fondos a los barrios y anime a la gente a hacer una donación y firmar las pancartas.
  6. Si vive lo suficientemente cerca como para asistir al juicio, vaya a Cleveland el próximo fin de semana y permanezca por todo el juicio; conéctese y exprese su apoyo.
  7. Póngase a conseguir tiempo mediático en su localidad para los acusados o para Joey Johnson.
  8. Corra la voz sobre este escandaloso ataque a la libertad de expresión entre los abogados, escuelas de derecho, etc.

Recuerde: Este caso auguró, y ahora concentra, los esfuerzos del régimen de Trump y Pence de aplastar el disentimiento mediante una combinación de arrestos ilegítimos y cargos absurdamente graves, junto con ataques de golpeadores callejeros: este fue el prototipo. Y es necesario luchar contra esto y pararlo.

Además: Estos acusados quemaron la bandera estadounidense y proclamaron que ¡Estados Unidos nunca ha tenido grandeza!, lo que no sólo se puede comprobar, sino que es un debate crucialmente importante —y muy oportuno— en estos momentos. Para fines de distribución, tenga a la mano copias impresas de Lo BAsico 1:1, 1:2, 1:3 y 1:4.

Defendamos a los RNC 16

Libertad para Bo y Niko

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/507/dos-manifestantes-de-rnc-acusados-de-delitos-graves-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Al aumentar la represión y las amenazas al disentimiento…

Dos manifestantes acusados de delitos graves en Cleveland por quemar la bandera estadounidense en la Convención Nacional Republicana

9 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El 19 de septiembre, dos acusados de los RNC 16 tendrán juicio en Cleveland, Ohio. Encaran cargos graves. Los RNC 16 son 16 manifestantes que fueron arrestados por quemar la bandera yanqui el 20 de julio, 2016 durante una justa protesta a la entrada de la Convención Nacional Republicana (RNC por sus siglas en inglés), el mismo día que la RNC escogió a Donald Trump como su candidato. Donald Trump lanzó su campaña bajo las consigna de “Que Estados Unidos vuelva a tener grandeza” y un programa fascista de ley y orden, supremacía blanca, “construir el muro”, hacer de los inmigrantes y musulmanes chivos expiatorios, la misoginia asquerosa y desenfrenadas guerras de agresión.

La manera en que las autoridades y los bravucones fascistas atacaron a estos manifestantes fue un presagio de lo que ha sucedido desde entonces: la agresión física y graves cargos contra quienes ejercen sus derechos fundamentales de protestar, los que incluyen el derecho de expresarse y de quemar la bandera yanqui. Lo que suceda en este caso tiene enormes consecuencias sobre lo que pase en la lucha contra la consolidación fascista del régimen de Trump y Pence y sus secuaces nazis. Hay que defender a quienes han protestado en contra del régimen de Trump y Pence.

“¡Hoy estamos aquí con el pueblo del mundo!”

El 20 de julio, 2016, en una protesta contra la candidatura de Trump justo ante la entrada de la Convención Republicana, Gregory “Joey” Johnson y miembros del Club Revolución declararon: “¡Hoy estamos aquí con el pueblo del mundo!... Donald Trump es un fascista descarado. Hillary Clinton es una demostrada criminal de guerra. No vamos a seguir a ninguno de esos dos líderes... ¿Estados Unidos No. 1? ¿Estados Unidos primero? Siempre ha sido primero en el genocidio, en la esclavitud, en la explotación, la destrucción del medio ambiente, la tortura… Hoy estamos aquí con el pueblo del mundo”. Entonces Joey Johnson, rodeado por un círculo de seguridad del Club Revolución, prendió fuego a la bandera yanqui, y empezaron a corear: “¡1, 2, 3, 4 — esclavitud, genocidio y guerra! ¡5, 6, 7, 8 — Estados Unidos NUNCA tenía grandeza!” (Johnson es el mismísimo del caso histórico de la Suprema Corte de Texas contra Johnson que en 1989 estableció que quemar la bandera constituye la expresión protegida por la Constitución).

Aun antes de prenderle fuego a la bandera, una chusma de policías y bravucones fascistas atacaron salvajemente al círculo de seguridad. Arrestaron a 16 de los manifestantes y les acusaron de delitos graves y menores. Los dos manifestantes que tendrán juicio el 19 de septiembre han sido acusados de cinco delitos graves y dos delitos menores, por lo cual podrían pasar de tres a cuatro años en la prisión. Otros 12 acusados encaran una variedad de cargos de delitos menores.

La respuesta a esta protesta presagió cómo este régimen fascista (aun antes de ascender al poder) trataría a las protestas políticas. Incluyó el uso ilegal y premeditado de la masiva fuerza policial [vea el artículo en inglés], las acusaciones en exceso con el propósito de que los acusados pasen años en la prisión, ASÍ como el papel de bravucones fascistas que agreden a los manifestantes. Todo eso solo por llevar a cabo protestas políticas protegidas por la Constitución.

       

Meses antes de la Convención Republicana, el Servicio Secreto, el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional estuvieron en Cleveland tocando puertas y espiando contra activistas políticos y otros. Miles de policías militarizados (con un presupuesto federal de $50 millones para “intensificadas medidas de seguridad” y equipo para la RNC) de todas partes del país inundaron a Cleveland. Todas estas medidas preventivas con el fin de intimidar a los que iban a la protesta y suprimir a los manifestantes que se atrevieron a asistir.

No solo usaron esa enorme fuerza policial para agredir a los RNC 16 — lo que es más, los bravucones que les atacaron se han declarado “las víctimas”. Durante la quema de la bandera, dos fascistas atacaron a Joey Johnson. Se jactaron de haberlo agredido a patadas y puñetazos en un programa radial de Alex Jones más tarde ese mismo día. (Ver: ¿Quién es Alex Jones e Infowars.com?). No solo NO acusaron a esos bravucones de agredir a Johnson, sino que debido a que alegan que fueron “quemados” al apagar las llamas en la bandera —o sea que estaban infringiendo en el derecho constitucional de quemar la bandera como protesta— ¡la fiscalía acusó a Joey Johnson y otro manifestante de agresión contra estas dos “víctimas”! ¡Estos fascistas admitieron que le agredieron a Johnson y luego se jactaron de haber entablado cargos, pero, así y todo, las autoridades levantaron cargos contra Johnson y el otro manifestante! Ante el apoyo popular y la cobertura mediática, retiraron los cargos fabricados después de seis meses.

En los últimos meses —de Sacramento a Berkeley a Charlottesville— estos ataques extrajudiciales han aumentado, los fascistas llegando para intimidar vestidos y armados de militares, con bates, cuchillos y hasta usando un carro como arma. Con frecuencia, estos fascistas tienen carta blanca de la policía para aterrar y maltratar a quienes están ejerciendo su derecho a la justa protesta.

Mucho en juego y grandes consecuencias

El 29 de noviembre, Donald Trump amenazó: “A nadie se le debe permitir quemar la bandera estadounidense. Si lo hace, tiene que haber consecuencias. Quizás la pérdida de la ciudadanía o un año en la cárcel” Durante los mítines de su campaña electoral, Trump hablaba nostálgicamente de los días cuando a los manifestantes “se les sacaba en camillas”. Y desde que tomó posesión, se han aprobado o están considerando leyes estatales para criminalizar las formas pacíficas de protesta política, incluso conceder inmunidad a choferes que “por accidente” atropellan a manifestantes en las calles o autopistas. La Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés) ha presentado videos en los que exhorta a sus seguidores a atacar a los que se resisten y protestan contra el régimen de Trump y Pence, y en particular a personas que queman la bandera de Estados Unidos.

Aquí tenemos un verdadero caso de libertad de expresión que EL ESTADO está suprimiendo. Manifestantes encaran sentencias penales a partir de cargos falsos tras ser maltratados por la policía y bravucones fascistas. Instigadores fascistas que se salen con la suya tras amenazas y violencia, trabajando íntimamente con la policía. Sin embargo, estos hechos son ocultados mientras que los sabios de la prensa (algunos de los cuales quieren criticar a Trump y a la vez mantienen las críticas y toda la lucha contra Trump dentro de un marco muy limitado y restringido) dirigen nuestra atención a las “amenazas” que representan quienes protestan contra el fascismo y los ataques fascistas contra el pueblo. Al mismo tiempo nos dicen que las personas de la calaña de Ann Coulter, que tienen el respaldo y acceso al régimen fascista en el poder, deben tener carta blanca para vomitar su porquería sobre la gente.

El 20 de julio de 2016 ante la entrada de la RNC, con la quema de la bandera yanqui, hizo sonar la alarma contra lo que se ha convertido en una verdadera pesadilla para la humanidad. Esta audaz (y completamente legal) quema de la bandera denunció la campaña y ahora el régimen de Trump por lo que es: un régimen fascista al que hay que oponerse. Ese día, ante los ojos del mundo, vimos el choque de dos futuros para la humanidad. Los RNC 16 dijeron: “¡Teníamos el derecho [de quemar la bandera estadounidense] e fue justo hacerlo!”

El juicio que se acerca, de cargos graves, y el continuo procesamiento de los RNC 16 son un ataque grave contra el derecho a disentir. Hay mucho en juego en el contexto del régimen de Trump y Pence que se esfuerza para consolidar el fascismo. Y los arrestos y la persecución de los manifestantes tienen el fin de callar e intimidar a todos los que se han movilizado para ponerle fin a esto. No podemos permitir que esto suceda, todos los que estamos horrorizados e indignados por lo que el régimen de Trump y Pence quiere imponer, tenemos que derrotar estos intentos de criminalizar el disentimiento. Además de la importancia de ganar esta batalla en los tribunales, puede fortalecer y dar ánimo a todos los que ansían un mundo mejor.

En el umbral de la coronación de Trump y ante el colosal y salvaje ataque de la policía y los bravucones fascistas, y frente a centenares de periodistas de la prensa internacional, los RNC 16 tomaron posición para con el pueblo del mundo. Hay que defender a estos hermanos y hermanas hermosos y valientes, y no podemos permitir que las autoridades los castiguen por el supuesto delito de decir la verdad. Actuaron en nombre de la humanidad, y ahora se nos convoca a todos nosotros, se nos reta, a hacer lo mismo. Únanse a esta lucha: ¡RETIREN LOS CARGOS CONTRA LOS RNC 16!

 

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/507/los-ataques-fascistas-contra-daca-y-la-resistencia-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Haga clic aquí:

O envíe su cheque, money order o giro postal a:
RCP Publications
Box 3486 Merchandise Mart
Chicago, IL 60654


Léalo aquí
Para imprimir PDF al tamaño de 102 por 152 cm, haga clic aquí.

Los demócratas, junto con el New York Times y el Washington Post, están buscando resolver la crisis con la presidencia de Trump de acuerdo a los términos del sistema actual y al servicio de los intereses de la clase dominante del sistema actual, que representan. Nosotros, las masas de personas, debemos avanzar a todo vapor y millones de nosotros debemos movilizarnos para resolver esto al servicio de nuestrosintereses, al servicio de los intereses de la humanidad, los que son fundamentalmente diferentes y contrarios a los intereses de la clase dominante.

Esto, por supuesto, no significa que la lucha entre los de arriba es irrelevante o no tiene importancia; más bien, la manera de entender y abordar esto (lo que hay que explicar repetidamente a la gente, incluido por medio de la lucha que se necesita y se lleva bien), está en términos de cómo se relaciona con “la lucha desde abajo” y cuáles oportunidades puede ofrecer, para la movilización de masas de personas en torno a la exigencia de que el régimen en su conjunto tiene que largarse, por su naturaleza y acciones fascistas y por lo que está en juego para la humanidad..

Compártalo

UNIR A TODOS LOS QUE SE PUEDE UNIR,
Derrotar el “dividir para conquistar”

No dejen que las fuerzas gobernantes, o cualquier otra fuerza, nos dividan o nos enfrenten los unos a los otros. No caigan en los esquemas de “dividir para conquistar" y en las acciones divisivas, rechacen y dejen atrás las disputas mezquinas y las riñas sectarias — conéctense DE MANERA AMPLIA para UNIR A TODOS LOS QUE SE PUEDE UNIR, desde diferentes perspectivas y puntos de vista, en torno al gran objetivo unificador de expulsar, por medio de una movilización política masiva y sostenida, a este régimen que ya ha hecho tanto daño y que constituye una grave amenaza para la humanidad.

¡Esta pesadilla tiene que terminar: El régimen de Trump y Pence tiene que marcharse!

¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!

Los ataques fascistas contra DACA (Acción Diferida por los Llegados en la Infancia) y la resistencia

14 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Protestas en las calles por todo Estados Unidos denuncian la decisión sobre DACA del régimen de Trump

En respuesta al anuncio del régimen fascista de Trump y Pence de que iba a poner fin al programa de DACA, hubo protestas en las calles por todo Estados Unidos. Entre los manifestantes en varias ciudades participaron muchos valientes “DREAMers” / Soñadores, jóvenes latinos y latinas en DACA amenazados con ser deportados —arrancados ​​de sus familias, amigos, educación y trabajos— si el régimen de Trump y Pence puede llevar a cabo sus planes para poner fin a DACA.

Actualizado 8 de septiembre de 2017

Lea más

 

Vea el video aquí — del protesta del 9 de septiembre en la Ciudad de Nueva York. Video por Video Elephant.

Rechazar el Fascismo habla a la multitud en la Ciudad de Nueva York

El régimen de Trump y Pence clava una daga en el corazón de DACA

El martes 5 de septiembre, el régimen de Trump y Pence puso fin al programa de Acción Diferida por los Llegados en la Infancia (DACA), así imponiéndoles un nuevo nivel de miedo y peligro a millones de personas en Estados Unidos. Inmediatamente después de que Jeff Sessions hizo el anuncio, fuertes protestas estallaron en ciudades por todo el país.

Desde 2012, DACA ha moldeado el estatus migratorio de 800.000 “Dreamers” (Soñadores), inmigrantes indocumentados llevados a Estados Unidos como niños, algunos como bebés. Para la mayoría de los Dreamers, esta sociedad es la única que han conocido. Bajo una orden ejecutiva emitida por Barack Obama, estaban elegibles para permisos renovables de trabajo de dos años para vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos.

Actualizado 8 de septiembre de 2017

Lea más

Los indocumentados en las secuelas del huracán Harvey: Ningún escape de la guerra contra los inmigrantes

...los casi 600.000 inmigrantes indocumentados que vivían en el área de Houston experimentaron el terror en otro nivel. Para ellos, cada decisión sobre cómo sobrevivir a los vientos e inundaciones tenía que evaluarse con la posibilidad de que pudieran topar con la Patrulla Fronteriza o la policía local y ser arrestados y separados de su familia, su hogar, su vida entera.

9 de septiembre de 2017

Lea más

En Nueva York y otras ciudades, manifestantes declaran —
“#DefenderDACA: Los inmigrantes #HereToStay”

>Mil o más manifestantes jóvenes se lanzaron a las calles de la Ciudad de Nueva York el miércoles, 30 de agosto, airados y desafiantes, con la demanda de que el régimen de Trump y Pence no toque DACA. Muchos de los que marcharon eran “Soñadores” (#DREAMers), jóvenes indocumentados traídos a Estados Unidos como niños, que por medio de DACA han recibido permisos de trabajar, números de Seguro Social, y un amparo temporario de la deportación. Terminar DACA pondrá a 800.000 Soñadores en peligro de que los saquen del lugar donde crecieron, los separen de la familia y los amigos, e les interrumpan la educación.

2 de septiembre de 2017

Lea más

Las peligrosas implicaciones del indulto para Joe Arpaio

El 25 de agosto, Donald Trump dio un indulto al ex sheriff del condado de Maricopa en Arizona, Joe Arpaio, quien había sido sentenciado a seis meses por desacato criminal.

Trump y Arpaio han sido fascistas de la misma calaña durante años. Ambos eran fuerzas poderosas detrás del movimiento “birther” que pretendía deslegitimar la presidencia de Barack Obama bajo el pretexto de cuestionar la legitimidad de su certificado de nacimiento, pero cuyo verdadero motivo era mantener que no debe estar un negro en la Casa Blanca. Trump empezó a ser conocido de mala fama por pedir la pena de muerte para Los Cinco del Parque Central, adolescentes negros y latinos intimidados y engañados por la policía para dar confesiones falsas y que fueron falsamente condenados por violación. La mala fama de Arpaio se basó esencialmente en criminalizar a toda la población latina del área de Phoenix, Arizona.

30 de agosto de 2017

Lea más

Trump canaliza Hitler en Youngstown: Ataques fascistas a los inmigrantes

Cualquier persona que duda que el régimen de Trump y Pence sea fascista y sea capaz de cometer crímenes genocidas debe hacer frente al discurso que Trump dio de 25 de julio en Youngstown, Ohio — especialmente lo que dijo sobre los inmigrantes:

…pandillas delictivas extranjeras que han traído narcóticos ilegales, violencia, carnicería horrible a barrios tranquilos por todo nuestro país… Los predadores y extranjeros criminales que envenenan nuestras comunidades con drogas y asedian a jóvenes inocentes, estos jóvenes inocentes hermosos, hermosos, no encontrarán ningún lugar seguro en ninguna parte de nuestro país. Y ustedes han visto algunas de las historias sobre algunos de estos animales…

No quieren usar armas de fuego porque es muy rápido y no causa suficiente dolor. Por lo que agarran a una muchachita linda, de 15, 16, y otras, y las cortan y las despedazan con un cuchillo porque quieren que sufran un dolor insoportable antes de morir.

2 de agosto de 2017

Lea más

 

Entrevista de Michael Slate al dramaturgo Robert Schenkkan
La construcción del muro, una obra de teatro sobre el futuro, ahora
Lea más

 

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/507/los-indocumentados-en-las-secuelas-del-huracan-harvey-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Los indocumentados en las secuelas del huracán Harvey:
Ningún escape de la guerra contra los inmigrantes

9 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

4 de septiembre de 2017. Pasar por el huracán Harvey fue una experiencia aterradora para millones de personas en Houston y sus alrededores. La gente en todas partes tenía miedo de ser víctima de los vendavales feroces; de quedar atrapados en hogares y departamentos que se llenaban de agua, o en coches detenidos de repente y sumergidos; de quedarse sin agua ni comida, haciendo llamadas desesperadas, buscando ayuda y una manera de llevar a la familia a la seguridad de un refugio.

Pero los casi 600.000 inmigrantes indocumentados que vivían en el área de Houston experimentaron el terror en otro nivel. Para ellos, cada decisión sobre cómo sobrevivir a los vientos e inundaciones tenía que evaluarse con la posibilidad de que pudieran topar con la Patrulla Fronteriza o la policía local y ser arrestados y separados de su familia, su hogar, su vida entera.

La Patrulla de Aduanas y Fronteras anunció poco antes de la tormenta que todos sus puntos de control permanecerían abiertos; no habría ninguna pausa en el riesgo de ser deportado incluso en medio del inminente huracán. Los intentos posteriores del alcalde y otros de decirle a la gente que era seguro acudir a los refugios no disminuyeron los temores de la gente. Como resultado muchos inmigrantes se quedaron dentro de hogares que deberían haber abandonado mucho antes. Otros no se trasladaron a los refugios sino a lugares públicos como debajo de los puentes, donde podrían haberse ahogado. En un caso se recibió una llamada: “Por favor, estamos en este lugar. Estamos debajo de esta autopista. Estamos debajo de este lugar. Por favor, ¿pueden venir a ayudarnos?”

Ver a los agentes de ICE y de la policía local patrullando sus barrios en barcos como supuestos salvadores sólo aumentó el temor — ¿es que buscaban a los indocumentados para arrestarlos? Y aquellos que decidieron arriesgarse a llevar a la familia a un refugio a pesar del peligro se preocuparon como todo el mundo de que su casa y todas sus pertenencias fueran destruidas; pero encima de eso se preocuparon de que la vida que han conocido fuera destruida en cualquier momento si se les pidieran “sus papeles” en el refugio. No se sabe cuántos podrían haber perecido como resultado.

Muchos en Houston están regresando a sus casas y departamentos para ver lo que quede de ellos, de sus muebles y de sus otras pertenencias. Calculan el daño y cuentan con recibir ayuda para la reconstrucción de la FEMA (Agencia Federal para la Gestión de Emergencias). Pero a los indocumentados les negarán toda ayuda para reconstrucción.

De hecho, para los indocumentados en Houston, y para los 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, las tormentas se intensifican cada día que este régimen fascista permanezca en el poder.

En junio, los republicanos fascistas que controlan el gobierno de Texas aprobaron la SB4, una ley diseñada para poner fin a las “Ciudades Santuario” y cualquier otro “lugar seguro” donde los indocumentados no tenga el temor constante del arresto y la deportación. SB4 requeriría que las autoridades municipales y la policía cumplieran con ICE, y lo hace un delito negarse a hacerlo. La SB4 de Texas convertiría a cada policía en un agente de inmigración, y cada encuentro con la policía en una posible catástrofe. Esta ley estaba programada para entrar en vigor el 1 de septiembre, pero fue suspendido temporalmente por una orden judicial de un juez federal. Pero el gobernador reaccionario ya ha anunciado que apelará el fallo hasta el Tribunal Supremo si es necesario. Y esta ley es solo el comienzo de los esfuerzos de los fascistas a nivel estatal y nacional para criminalizar todas las “Ciudades Santuario” en todas partes.

Y por encima, Trump acababa de anunciar el fin de DACA, Acción Diferida para los Llegados en la Infancia. Sin DACA, los 800.000 “Dreamers” en todo Estados Unidos —jóvenes indocumentados llevados a Estados Unidos de niño que, a través de DACA, han recibido permisos legales de trabajo y alivio temporal de la deportación—perderán sus permisos de trabajo y corren el riesgo de ser deportados a países que no conocen, donde se habla un idioma diferente, y donde no tendrán los medios para ganarse la vida.

El ataque a la inmigración y a los inmigrantes es una piedra angular de la visión fascista del régimen de Trump y Pence de una sociedad supremacista blanca en la que los inmigrantes sean considerados “depreciables”, “indeseables” y “un peligro para la sociedad”. Este régimen fascista tiene un programa; tiene una estrategia para lograrlo; y cada día avanza en llevarlo a cabo, haciendo un gran daño a la gente en Estados Unidos y alrededor del mundo, y al propio planeta. No se puede permitir que continúe. ¡Hay que detenerlo!

 

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/507/dos-huracanes-deberian-despejar-toda-duda-sobre-la-realidad-del-cambio-climatico-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Expertos en clima dicen que los dos huracanes “deberían despejar toda duda sobre la realidad del cambio climático”

9 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Mientras que la gente en Texas sigue sufriendo la devastación del huracán Harvey y el huracán Irma arrasa el Caribe, tres expertos del clima plantean el interrogante: “¿Qué es el papel de los cambios inducidos por los humanos en estos eventos, y de qué otra manera han aumentado el riesgo nuestras acciones?” Su artículo, titulado: “Harvey e Irma deben eliminar toda duda de que el cambio climático sea real”, salió el 7 de septiembre en línea en la sección PostEverything del sitio web del Washington Post.

Los autores —Michael Mann, profesor de ciencias atmosféricas y director del Centro de la Ciencia de los Sistemas Terrestres en la Universidad Estatal de Pennsylvania; Susan J. Hassol, directora del la empresa Climate Communication LLC; y Thomas C. Peterson, presidente de la Comisión para la Climatología de la Organización Meteorológica Mundial señalan que “Los principios fundamentales de la física y las observadas tendencias del clima quieren decir que ya sabemos algunas de las respuestas— y las hemos sabido por mucho tiempo”.

Esbozan algunas de estas respuestas científicas:

Los huracanes obtienen su energía del agua tibia del océano, y los océanos se están calentando debido a la acumulación de gases que atrapan el calor en la atmósfera, cual acumulación se debe a humanos, principalmente la quema de carbón, petróleo y gas. Los huracanes más fuertes se han hecho más fuertes debido al calentamiento global. En los últimos dos años, hemos presenciado los huracanes más fuertes jamás registrados en el globo, en ambos hemisferios, el Pacífico y ahora, con Irma, el Atlántico.

También sabemos que el aire caliente contiene más humedad, y la cantidad de vapor de agua en la atmósfera ha crecido debido al calentamiento global inducido por los humanos. Hemos medido ese incremento, y sin duda alguna se atribuye al calentamiento global causado por seres humanos. Ese exceso de humedad causa lluvias más intensas, que también se han observado y que se atribuyen a nuestra influencia sobre el clima. Sabemos que se espera que la tasa de precipitación durante los huracanes se aumente en un mundo más caliente, y ahora estamos viviendo esa realidad.

El calentamiento global también significa que el nivel del mar sube, tanto porque el agua del mar se expande a medida que se calienta como porque el hielo en las montañas y en los polos se derrite y termina en los océanos. El incremento del nivel del mar está acelerando, y la marea tormentosa de un huracán avanza encima de mares crecidos para infiltrar aún más al interior de las ciudades costeras.

Las lluvias más torrenciales y los niveles del mar más elevados pueden combinarse para agravar los diluvios durante los grandes huracanes, a medida que la anegación del diluvio que tiene que drenar en el mar no pueda hacerlo tan rápidamente debido a las mareas tormentosas. Lamentablemente, vimos esto pasar en la anegación catastrófica del huracán Harvey.

Como señalan los autores, no es que ya se sepa todo, y hay “enlaces científicos” que todavía están investigando. Por ejemplo, uno de los problemas que los científicos están estudiando es el de qué relación existe entre la lentitud del huracán Harvey —que a veces casi se estancaba y resultó en lluvias torrenciales que rompieron récords con inundaciones catastróficas— y el cambio climático. Los autores escriben:

La ciencia climatológica más avanzada sugiere que semejantes patrones de clima que se estancan podrían deberse a la disminución de velocidad de la corriente en chorro, que por si es consecuencia —mediante los principios de la ciencia atmosférica— de la aceleración del calentamiento del Ártico, lo que hace recordar que los cambios climáticos en regiones alejadas como el Polo Norte pueden afectar de manera muy concreta el clima aquí en los 48 estados contiguos.

Estos enlaces son preliminares, y los científicos los están estudiando enérgicamente. Pero son una indicación de que podía haber sorpresas —y no las bienvenidas— cuando se trata del desenvolvimiento de los efectos del cambio climático.

Los autores recalcan lo grave que es la situación — y la urgencia de tomar acción:

Los efectos del cambio climático han dejado de ser sutiles. Los estamos presenciando hoy mismo frente a las narices. Y si no hacemos nada, irán de mal en peor.

 

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/506/unir-a-todos-los-que-se-puede-unir-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Rechazar el Fascismo/El 4 de noviembre:

UNIR A TODOS LOS QUE SE PUEDE UNIR
Derrotar el "dividir para conquistar"

30 de agosto de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

No dejen que las fuerzas gobernantes, o cualquier otra fuerza, nos dividan o nos enfrenten los unos a los otros. No caigan en los esquemas de "dividir para conquistar" y en las acciones divisivas, rechacen y dejen atrás las disputas mezquinas y las riñas sectarias — conéctense DE MANERA AMPLIA para UNIR A TODOS LOS QUE SE PUEDE UNIR, desde diferentes perspectivas y puntos de vista, en torno al gran objetivo unificador de expulsar, por medio de una movilización política masiva y sostenida, a este régimen que ya ha hecho tanto daño y que constituye una grave amenaza para la humanidad.

¡Esta pesadilla tiene que terminar: El régimen de Trump y Pence tiene que marcharse!

¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!

 

November 4: It Begins

Lea más...

 

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/communism-and-jeffersonian-democracy/ba-cjd-pasaje-mucho-mas-destrabada-de-la-verdad-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Pasaje de

El comunismo y
la democracia jeffersoniana

De Bob Avakian

Lea unos pasajes en español, o lea/escuche/descargue la obra completa en inglés

 

La libertad de conciencia como propiedad privada, "el libre mercado de ideas" — y una búsqueda radicalmente diferente y mucho más destrabada de la verdad

Además, para Jefferson —y esto fue cierto también para James Madison, el principal autor de la Constitución de los Estados Unidos— los derechos como la libertad de expresión y el concepto filosófico fundamental de la libertad de conciencia estaban ligados con la idea de la inviolabilidad de la propiedad privada. Kramnick y Moore señalan algo que también señalé en un corto folleto, “La Constitución de los Estados Unidos: Una visión de libertad según los explotadores”: Madison consideraba que la protección de la propiedad era una de las más esenciales funciones del estado — y es importante subrayar aquí una vez más que para Madison, y en Estados Unidos por casi cien años, una de las más importantes formas de propiedad fueron los seres humanos, los esclavos. El mismo Madison, por supuesto, fue un amo de esclavos y un defensor del sistema esclavista; al mismo tiempo, fue un defensor más general, o “universal”, de los derechos de la propiedad privada. Kramnick y Moore agregan que para Madison así como para Jefferson, “las opiniones y la conciencia son también formas sagradas de la propiedad individual” (The Godless Constitution, p. 103).

Este es un punto sumamente importante, y debemos detenernos y examinarlo brevemente. Esto, por supuesto, está vinculado a la idea que se encierra en la frase que oímos tan a menudo: “el libre mercado de ideas”. Esto tiene la virtud, digamos, de expresarse en términos muy explícitos — es una indicación clara de que esta noción de la conciencia individual y de la expresión de las ideas está vinculada con los conceptos de los principios del mercado, la propiedad privada de las mercancías y, en última instancia, el capitalismo y sus categorías particulares del intercambio de mercancías7.

Vemos que esto se manifiesta de forma muy clara y directa hoy en todas las batallas, no sólo en Estados Unidos (o de otros países en particular), sino a escala internacional, acerca de la “propiedad intelectual”. Y, por supuesto, esto no es simplemente una cuestión de abstracción jurídica, sino algo que impacta radicalmente la vida de un gran número de personas. Esto ocurre, por ejemplo, cuando las grandes compañías agroindustriales con sede en Estados Unidos (o en algún otro país imperialista) desarrollan métodos basados en la ingeniería genética para producir un determinado cultivo, y luego trabajan para imponer esa forma de agricultura a los agricultores, no sólo en Estados Unidos en sí, sino también en otros países, y así trastornar y suplantar las formas tradicionales de producción de alimentos, y de hecho imposibilitan que estos agricultores continúen practicando la agricultura en la forma tradicional, y al contrario los obligan a pagar a la empresa agroindustrial que es dueña de estos “derechos de propiedad intelectual”, con el fin de sembrar de nuevo los cultivos creados con ingeniería genética — para, en efecto, alquilar la capacidad de llevar a cabo dicha reproducción, ya que esto se ha convertido en la “propiedad intelectual” de una gigantesca corporación con sede en un país como Estados Unidos. Así, este proceso ha trastornado y hasta arruinado la vida de millones de personas, y la producción de alimentos en gran escala. De éste y otros ejemplos, podemos ver que no se trata sólo de que un concepto teórico abstracto de las opiniones y la conciencia son formas sagradas de la propiedad individual. Esto tiene enormes consecuencias devastadoras para las masas populares, para millones de personas e incluso cientos de millones de personas —y, al menos indirectamente, miles de millones de personas— en todo el mundo.

Pero abordemos el concepto filosófico del “libre mercado de ideas” y la forma en que contrasta con el punto de vista comunista sobre la búsqueda de la verdad y la contienda entre ideas opuestas como una parte esencial de la búsqueda de la verdad. Aquí examinemos a John Stuart Mill y su concepto de la libertad y en particular la libertad de expresión y el intercambio de ideas8. En cierto sentido, podríamos decir lo siguiente: Mill — sí y no. Desde nuestro punto de vista, desde el punto de vista comunista, es crucial realmente conocer la realidad, y su movimiento y desarrollo, a fin de poder transformarla cada vez más en pro de los intereses de las grandes masas populares y, en última instancia de la humanidad en su conjunto. Además, se necesitan la contienda entre diferentes ideas y diferentes enfoques de conocer la realidad, con el fin de llegar más profundamente a conocer correctamente esa realidad. Y, sí, es muy importante el principio de que las personas deben sentir que tengan la libertad y el aliento para expresar sus ideas y no sentir fuertes presiones cuando sus ideas sean no conformistas o no convencionales, o que vayan contra el statu quo, sea lo que sea ese statu quo. Esto es en realidad un principio importante que hay que entender profundamente y defender y por el que hay que luchar. Al mismo tiempo, sin embargo, desde el punto de vista comunista, todo esto forma parte de un proceso no sólo de unos pocos individuos sino de las masas populares para llegar a la verdad de las cosas, en diferentes esferas particulares y en un sentido más amplio, y para poder actuar de acuerdo con una comprensión científica concreta de la realidad — de la realidad tal como realmente es, por así decirlo (y en su movimiento y cambio). Sin embargo, la noción de que las opiniones y la conciencia individual constituyen propiedad privada o individual en última instancia —y a menudo no tanto en última instancia— se interpone en el camino de ese proceso de buscar la verdad, y plantea un importante obstáculo a dicho proceso.

Comprender la importancia de la “batalla entre las ideas”, y de no suprimir las ideas impopulares o no convencionales, a fin de tener el proceso más rico en la búsqueda de una comprensión de la realidad, y para que la gente en la sociedad sienta que tiene aire para respirar y espacio para ser “diferente” y expresar ideas diferentes: esta es una dimensión crucial de una sociedad del tipo en la cual queremos vivir y en la que las masas populares realmente florecerían; y es también crucial a fin de llegar a la verdad en términos fundamentales. Pero hay una enorme diferencia, una diferencia crucial, entre eso y la noción de que las ideas de cualquier individuo son su propiedad privada y que en efecto, deberían operar en competencia con otras personas y sus ideas — que todo esto debería competir en un “mercado de ideas” para ver quiénes pueden, para decirlo escuetamente, exigir el más alto valor de intercambio. Esto no es lo mismo que determinar cuál en realidad contribuye más a llegar a la verdad, y no es simplemente un reconocimiento de la forma en que la contienda entre ideas ayudará a crear el ambiente adecuado para una sociedad del tipo que queremos, sino que da expresión a la noción de las ideas como mercancías, la competencia para exigir una mayor remuneración, en una u otra forma (aunque esto no siempre sea directamente monetaria). Así que, además, los conceptos y la práctica de los “derechos de propiedad intelectual” son una extensión de la idea de “el libre mercado de ideas”, o están vinculados con dicha idea.

Todo esto se deriva de la noción filosófica de las opiniones y la conciencia como propiedad privada. Y cuando algunas personas guarden sus ideas como propiedad privada, eso perjudicará e impedirá el mayor bien social, al igual que ocurre por lo general en la producción y el intercambio de mercancías. Las personas no expresarán sus ideas si creen que les beneficiará no plantearlas en un momento dado. Todo aquel que está familiarizado, por ejemplo, con los derechos de autor (y las patentes) conoce las formas en que las personas que desarrollan ideas innovadoras las guardan celosamente, por temor a que alguien más se las robe — o, por otro lado, se apresuran a institucionalizarlas como propiedad privada protegida, antes de que otra persona haga lo mismo. Y hay muchas historias en que los individuos han desarrollada ideas creativas, pero que las agarran fuerzas más poderosas, como las empresas, que terminan con los “derechos” sobre dichas ideas. Todo esto es una expresión de una situación donde las personas están en competencia entre sí — y, en últimas instancias, una expresión de una sociedad que tiende a convertir todo, incluidas las ideas, en mercancías y en capital.

Aunque esto no asuma una expresión monetaria ordinaria, el concepto filosófico de que ésta sea mi idea —en contraposición a una idea que es importante en un contexto más amplio y en última instancia para la humanidad— puede causar daño real, y, en un atmósfera de este tipo, en este marco general de las relaciones capitalistas de mercancías, puede haber y, con frecuencia hay, un conflicto real entre el individuo que se beneficia de sus propias ideas, y que la sociedad y la humanidad en su conjunto se beneficien de estas ideas.

Esta perspectiva y el enfoque de las ideas como posesiones personales, o como propiedad privada —como mercancías— tiene influencias y consecuencias negativas no sólo en términos de la manera en que las personas tratan la ideas que desarrollan, sino también en términos de la manera en que ven el intercambio con otras personas en el ámbito de trabajar con las ideas y de bregar con las ideas. Una vez más, aun dejando de lado las consideraciones monetarias directas y más ordinarias, para decirlo en términos un tanto psicológicos, pesa en esto el ego del individuo. ¿Es lo que tiene más importancia lo que en realidad es cierto y si sus ideas contribuyen a que las personas conozcan las cosas, y que sobre esa base, puedan actuar en pro de los intereses fundamentales de la humanidad — o es lo que tiene más importancia el hecho, o la noción, de que algo es su idea? No hay casi nadie, si hay alguien, que no haya experimentado estas presiones o sentimientos estrechos y más egocéntricos — y, sí, es triste decirlo, pero no es de sorprender, esto es así incluso en las filas de los comunistas. Pero, una vez más, todo esto sí hace mucho daño concreto, y obra en contra de los intereses más amplios de la sociedad y la humanidad.

Así que, volviendo a John Stuart Mill, hay una gran diferencia entre el lado positivo de John Stuart Mill, representado en sus argumentos de que las ideas no deben suprimirse por ser impopulares —de que es muy importante que las personas escuchen las ideas expresadas no solamente por aquellos que se les oponen, por tan equilibradamente que nos esforcemos de presentarlas, sino por aquellos que son apasionados defensores de esas ideas— hay una profunda diferencia entre ese principio, que tiene una importante aplicación y es algo que tiene que ser parte del proceso general de la revolución, de transformar radicalmente la sociedad y de avanzar hacia un mundo comunista, y por otro lado la noción del “libre mercado de ideas”. Los conceptos y las realidades de los mercados, de la competencia y relaciones de mercancías, y del capital no deben trabar la contienda entre las ideas, y el desarrollo general de las ideas. Tal como he señalado antes9 , sí tenemos que hablar acerca de las limitaciones, los problemas y los errores en las obras culturales que se produjeron durante la Gran Revolución Cultural Proletaria de China; pero, además de la muy alta calidad artística y del contenido revolucionario de muchas de dichas obras, una de las cosas verdaderamente grandes en la creación de estas obras es que explícitamente —y con mucho entusiasmo de al menos muchos de los participantes— fue un proceso que conscientemente se esforzó por superar las nociones de la propiedad individual de las ideas, inclusive la creación artística. No se trataba de que las personas y su creatividad carecieran de importancia y que no hicieran ninguna contribución en la creación de estas obras, sino que sí tuvieron importancia y lo hicieron como parte de un proceso más amplio, y no lo hicieron en conformidad a la noción de las ideas como propiedad privada — sino en oposición directa a dicha noción.

Ahora, para que quede claro, hay muchas formas en que, con el fin de tener un mejor ambiente y circunstancias para que la creatividad florezca y se exprese —y con el fin de tener una sociedad del tipo en la que las personas puedan florecer cada vez más, de manera individual así como en sus interacciones mutuas—, no sólo es necesario reconocer en un sentido general la iniciativa y la creatividad del individuo, sino ofrecerles el necesario espacio. Tiene que haber una dimensión importante según la cual las personas puede salir en la sociedad y “hacer sus propias cosas”. Le pregunté a un poeta y artista de la palabra hablada, en el curso de una conversación con él: “Si a cada paso te supervisara un cuadro del partido, si estuviera ahí siempre examinando lo que escribes, ¿podrías escribir tus poemas?”. Respondió categórico: “¡De ninguna manera!”. Bueno, hay una clara realidad en eso, y la sociedad y el mundo del tipo que queremos no es uno en que existiera esa forma de “supervisión política” errónea (“vamos a verificar para asegurarnos de que todo esté de acuerdo con la ‘línea del partido’ o con lo que la dirección piense en cada momento determinado”... ¡NO!). Debe haber espacio, tiene que haber espacio, un espacio que se vaya expandiendo para mucha creatividad y, desde luego, para la creatividad no convencional y no conformista, incluida la que va en contra de cualquiera que sean las ideas y “normas” prevalecientes en una sociedad socialista en un momento dado. Pero eso se puede desarrollar a una escala mucho más amplia y de una manera mucho más rica entre más se le destrabe cada vez más del “libre mercado de ideas”, del intercambio de mercancías en el ámbito de las ideas, y de la noción según la cual, en última instancia, las opiniones y la conciencia son formas sagradas de propiedad privada individual.

Sin caer en las teorías posmodernistas de la literatura, etc. —según las cuales, en líneas generales, el texto no tiene ningún significado intrínseco y al contrario, únicamente significa lo que alguien interprete en ella, y que por lo tanto hay multitudes de sentidos, todos los cuales son igualmente legítimos—, es un hecho que con respecto a las obras de arte, con la excepción de las que el artista, de hecho en el sentido literal, crea solamente para sí mismo (las que definitivamente representan una pequeña minoría de dichas obras), el propósito de la mayoría de ellas es de salir al mundo para hacer uno u otro tipo de declaración — como quiera que el artista lo entienda. En general, el objetivo de las obras de arte es de interactuar con las personas y afectar a la gente de diversas maneras. Y eso se puede hacer de manera mucho más plena y rica, a medida que, por un lado, haya mucho espacio para la iniciativa y creatividad del individuo, pero que al mismo tiempo todo esto rompa con estas nociones y prácticas que encarnan el “libre mercado de ideas”, la producción e intercambio de mercancías, y la competencia que acompaña eso — y las ideas que están vinculadas a eso.

Así que, sí, en una sociedad socialista —y en una sociedad comunista— debe haber un reconocimiento de la importancia de la conciencia individual, y del derecho, y fundamentalmente de la necesidad, de que las personas pueden crear varias obras de literatura y arte que encarnan y expresan vivamente diferentes formas particulares de “abordar” la realidad (o una parte de la realidad), los diferentes modos de “la expresión individual”. Hay un papel importante para ello, y debe haber un amplio margen para ello — como algo que es importante en sí y también, en un sentido más profundo, como parte del proceso general de llegar a conocer el mundo de manera cada vez más rica y a seguir transformándolo de acuerdo con los mayores intereses de la humanidad. Todo esto es parte del objetivo de avanzar hacia la época radicalmente nueva del comunismo — y luego seguir avanzando en dicha época. Pero esto es muy distinto a las nociones de la conciencia del individuo y de la creatividad del individuo como propiedad privada —lo que inevitablemente implica estar en conflicto y en competencia con otras expresiones de la propiedad privada— y se expresará mucho más plenamente entre más se mueva más allá de dichas nociones.

Al igual que, en un sentido general y fundamental, el avance hacia el comunismo significa, y debe significar, ir más allá del estrecho horizonte del derecho burgués —más allá de la esfera de la producción e intercambio de mercancías y todas las cosas vinculadas con eso, inclusive en la esfera de las ideas—, debe significar ir más allá del derecho burgués en relación con la individualidad, la conciencia del individuo, las ideas del individuo y la creatividad del individuo. Esto no implica asfixiar o arbitrariamente restringir esto, sino por el contrario, darle mucho mayor expresión, a la vez que se aborda todo esto sobre una base radicalmente nueva y cualitativamente diferente, de romper con los mezquinos principios del “libre mercado de ideas” y de la noción —que sostuvieron Madison y Jefferson— de que las opiniones y la conciencia son formas sagradas de la propiedad individual, y de ir mucho más allá de dichos principios históricamente limitados y, en comparación con lo que ahora se ha hecho posible.

 

7. Como se señaló anteriormente, la producción e intercambio de mercancías en el capitalismo —y esto es un rasgo determinante del capitalismo, lo que la diferencia a las otras formas de la producción e intercambio de mercancías— incluye el intercambio de fuerza de trabajo (la capacidad de trabajo) por salarios, una relación que implica el derecho de los capitalistas de emplear la fuerza de trabajo de los trabajadores asalariados en la producción, y de apropiarse los productos producidos en este proceso. Durante este proceso de producción, por medio del empleo y el uso de la fuerza de trabajo, los trabajadores crean más valor del que se les paga en los salarios: tal es una cualidad única de esta mercancía particular, o sea la fuerza de trabajo, que le permite crear un valor adicional por medio de su uso, y esta plusvalía (lo que los trabajadores producen en el curso de trabajar, más allá del valor igual a sus salarios) es la fuente de las ganancias de los capitalistas y de la capacidad de los capitalistas de invertir a una escala ampliada. [regresa]

8. Se refiere a John Stuart Mill, Sobre la libertad. Una discusión del concepto de la libertad de Mill —y específicamente de sus ideas sobre la contienda entre ideas— se encuentra en mi libro Democracy: Can’t We Do Better Than That? (La democracia: ¿es lo mejor que podemos lograr?) (Banner Press, Nueva York, 1986); véase, en particular, el capítulo 7, “La democracia y la revolución comunista”. [regresa]

9. Véase, por ejemplo, “El arte y la creación artística — el núcleo sólido con mucha elasticidad”, en Bob Avakian, Observations on Art and Culture, Science and Philosophy (Observaciones sobre el arte y la cultura, la ciencia y la filosofía), Insight Press, Chicago, 2005, pp. 103-106. (Hay pasajes del libro en español en revcom.us.) [regresa]

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/communism-and-jeffersonian-democracy/ba-cdj-sociedad-capitalista-democracia-burguesa-y-dictadura-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Pasaje de

El comunismo y
la democracia jeffersoniana

De Bob Avakian

Lea unos pasajes en español, o lea/escuche/descargue la obra completa en inglés

 

Sociedad capitalista, democracia burguesa y dictadura

Todo esto ilustra el hecho esencial de que de lo que se trata es de una dictadura. Hay muchas ideas falsas entre el pueblo —y muchas ideas falsas deliberadamente propagadas— de lo que es la dictadura y de lo que no es. Es común y cunde en la población —y es un resultado de la influencia de los representantes políticos y teóricos burgueses, los portavoces de los medios de comunicación, los comentaristas y los "expertos" y lo demás— que por dictadura se entiende el dominio de un Líder (con la L en mayúscula) todopoderoso y esencialmente maníaco, como un Hitler (o, como por lo común se expresa en estos días, un Stalin o un Mao); o se dice que en una dictadura un pequeño grupo de personas ejercen el poder sin permitir que las masas populares tengan ningún derecho, ninguna libre expresión de ideas, ningún derecho al disentimiento político y así sucesivamente. Por otra parte, se dice que la dictadura no se refiere a una sociedad donde se celebran elecciones con candidatos y partidos que se compiten entre sí y donde se permite que la gente tenga ciertas libertades civiles y derechos humanos (recuerde los argumentos de Robert A. Dahl citados anteriormente). Pero en realidad y como cuestión de análisis científico: una dictadura es un sistema de dominio de clase, un monopolio del poder político, expresado en forma concentrada mediante un monopolio de la fuerza armada para mantener y reforzar ese monopolio del poder político — que se ejerce a fin de conservar y servir al sistema económico subyacente y sus relaciones de producción y las correspondientes relaciones sociales y de clase.

Esa es la esencia de lo que es una dictadura. Una dictadura puede dejar —en el caso de la democracia burguesa, por ejemplo— que las personas voten sobre cuál grupo de la clase dominante ejercerá las funciones de esta dictadura sobre sí mismas. ¡Qué ardid tan brillante! — no sólo ejercen la dictadura sino que hacen que aquellos que están bajo su dominio participen en fomentar y reforzar la ilusión de que no están dominados.

A veces se oye a algunos individuos, incluida alguna gente progresista, que dicen: "Me niego a reconocer que me están gobernando". Bueno, que se niegue a reconocerlo o no, a usted lo están gobernando. Su negativa a reconocerlo sólo le perjudica a usted y a otros que están en la misma situación, porque no se puede cambiar la realidad si se ha negado a aceptar lo que es la realidad. Por mucho que Huey Newton, especialmente en sus primeros años en la dirección del Partido Panteras Negras, contribuyera al desarrollo de un movimiento revolucionario en Estados Unidos (y ayudara a inspirar a las personas que estaban construyendo este tipo de movimiento en otros países también), en lo fundamental se equivocó —y le dio expresión a una idea falsa que, en una u otra forma, tiene mucha influencia en estos días— al decir: "El poder es la capacidad de definir los fenómenos y de hacerlos comportarse como uno desee". No se ejerce el poder teniendo alguna capacidad abstracta de definir los fenómenos de la manera en que usted desee y así hacer que esos fenómenos se comporten de una manera deseada. Se ejerce la influencia política y en lo fundamental se ejerce el poder político reconociendo la realidad esencial de que se trata —en qué está arraigado el poder político existente, qué refuerza y a qué sirve; cuáles son las contradicciones en eso y los potenciales caminos de transformación; y dónde están sus intereses en relación a eso— y actuando en consecuencia.

En los hechos, la democracia burguesa es una forma muy eficaz de la dictadura. Hay que darle crédito a la burguesía: realmente ha descubierto y ha "perfeccionado" algo con mucha astucia por lo que se refiere a la perpetuación de su dominio y sus intereses. Tiene sentido que la burguesía se aferre decidida y obstinadamente a ello, tanto tiempo como sea posible, porque encierra el ejercicio de la dictadura a la vez que permite y fomenta que las personas tengan la sensación de que ellas mismas estén ejerciendo el poder el que de hecho se ejerce sobre ellas mismas.

No obstante, ésta es una dictadura, y cuando quiera que un grupo cualquiera (o a veces un individuo) actúe de manera seria en oposición a los intereses concretos que están dictando, acto seguido sale el filoso lado de esta dictadura. Toda la historia de Estados Unidos en realidad es testimonio de eso. En los tiempos de aguda crisis social y de auge popular de oposición, este fenómeno resulta más claro — despeja más la apariencia externa y camuflaje. Por ejemplo, en los grandes auges de lucha de la década de 1960 y en los primeros años de los años 70 en Estados Unidos, muchas personas se hicieron frente a esta dictadura y comenzaron a tener al menos un sentido de la misma. Recuerdo que yo mismo estaba en situaciones de franca ley marcial, donde la gente no podía congregarse en grupos de más de unos pocos —la policía desbarataba por la fuerza cualquier intento de hacerlo— sobre todo si éste parecía tener algún propósito político opositor; y no se permitía hacer cosas como distribuir abiertamente ninguna literatura política opositora. Bueno, en esas condiciones era mucho más difícil sostener que no hay dictadura en este país.

Por ejemplo, vimos lo que ocurrió en la rebelión de Los Ángeles de 1992. Cuando se sublevaron las masas populares, el gobierno no dijo: "Celebremos una votación para decidir si creemos que su rebelión está justificada o no". Enviaron a la Guardia Nacional y luego al Ejército. ¿Por qué? "Para reestablecer el orden". Desde el punto de vista del funcionamiento de este sistema, fue lógico hacer eso — movilizar a la fuerza militar bruta con la amenaza de utilizarla al por mayor con el fin de reprimir una rebelión que amenazaba a los intereses de la clase dominante y al "orden" que requieren esta clase dominante y este sistema. A la clase dominante no le importaba —o ésta no aceptaba— que esta rebelión fuera justa, que fuera una expresión de furia popular completamente justificada por los años tras años de brutal opresión. La rebelión confundió y suscitó sentimientos contradictorios hasta entre muchas personas que tal vez pudieran haberse identificado con el sentimiento de indignación o al menos haber comprendido dicho sentimiento que llevó a la rebelión —que surgió a raíz de la paliza a Rodney King y más concretamente, la absolución de los policías pescados en vídeo dándole la paliza—, porque la cuestión se planteaba de forma muy aguda: ¿hacia dónde irá esta rebelión? Muchas personas, especialmente la gente blanca de la clase media, tenían el siguiente sentimiento: "Existe caos en las calles... ¿Van a venir a mi casa y prenderle fuego o llevarse mis cosas?" Algunas personas que se consideran progresistas hasta se dejaron  llevar por ello — pero en lo fundamental se dejaron llevar por una lógica que correspondía a las necesidades del sistema. El sistema burgués —cuyo funcionamiento opresor era la causa fundamental de la rebelión en primer lugar— requería que se volviera a establecer el orden mediante la fuerza franca y bruta. En otras palabras, era necesario ejercer agresivamente la dictadura para servir y reforzar los intereses de clase de la clase dominante burguesa (capitalista) y las relaciones sociales y de producción de las cuales la burguesía en sí, a su vez, es en última instancia y fundamentalmente una expresión.

Si uno no quiere ver que se reestablezca el orden de esa manera, tendría que afirmar que más vale tener caos y desorden, cuando menos por un tiempo, que tener el forzoso reestablecimiento y apuntalamiento de la injusticia. Para asumir esa posición —y sostenerla a fondo y de manera profunda—, se necesita un punto de vista radical, rayando en uno revolucionario. Se necesita una comprensión científica de las relaciones y las dinámicas concretas que están en juego y cómo lo que existe, y lo que se está afirmando agresivamente, es el ejercicio concreto de la dictadura —aun con ciertas formas democráticas— al servicio de los intereses de una clase específica, que es en sí la encarnación de específicas relaciones sociales, y sobre todo, de producción y las dinámicas subyacentes de la acumulación capitalista por medio de esas relaciones de producción.

Mientras que esta dictadura tiene el monopolio del poder político —expresado en una forma concentrada como un monopolio de la fuerza armada—, también tiene el monopolio de moldear la opinión pública, a fin de que la manera en que las personas tienden a actuar políticamente concuerde con los intereses de la clase que ejerce el poder político —la dictadura— sobre ellas.

Algo de esto salió en la película Bulworth. En esa película el personaje que representa Warren Beatty, el senador Bulworth, está medio perdido, pero al estar medio perdido se acerca a la verdad — se ha perdido las inhibiciones. Bueno, va a un debate entre los candidatos y ahí están los tipos Jim Lehrer de los medios de comunicación que van a hacerles las preguntas a los candidatos. Empiezan a hacerles las preguntas, pero Bulworth responde: ¡N'ombre, esto es requete-ridículo — la misma gente que nos paga está pagándoles a ustedes para que nos hagan las preguntas! [risas]

Bueno, en términos un tanto populistas, eso es una reflexión básica, si no un análisis rigurosamente científico, de lo que realmente sucede. Ésa es la "misma gente" —en el sentido de la misma clase que ejerce el poder político— que también monopoliza y controla los medios de comunicación y las maneras de moldear la opinión pública de diversas maneras — no sólo en los medios de comunicación pero en un sentido general también en la cultura, incluyendo el "entretenimiento popular" (aunque sí se expresa cierta oposición en el ámbito de la cultura, la abruma enormemente el "mensaje" dominante que se queda de manifiesto en diversas formas al servicio de la clase dominante).

El libro de Dark Ages America tiene una importante sección en la que el autor Morris Berman habla de las mentiras que contó el régimen de Bush al ir a la guerra de Irak. Al leerla, de referencia, apunté la palabra "mentiras" al lado de cada lugar en el que el autor describe estas mentiras: ocupan página tras página tras página. El autor también denuncia cómo los medios de comunicación propagan estas mentiras y atacan vilmente a las personas que procuran refutarlas. Le pregunta retóricamente:

¿Qué opina de la NBC, que despidió a Phil Donahue (además de Peter Arnett, el periodista de guerra de larga trayectoria), el único locutor de una cadena de televisión opuesto a la guerra? ¿O la CNN, que atacó a Scott Ritter, quien había encabezado las inspecciones de armas de la ONU de 1991 a 1998, por ser "un apologista y defensor de Saddam Hussein", porque dijo que aún no se había comprobado el argumento de que Hussein era "una amenaza a Estados Unidos que justificara ir a la guerra"? (Kyra Phillips prácticamente lo llamó un traidor durante la entrevista, y Paula Zahn les dijo a los televidentes de la CNN que él se había "tragado el Kool-Aid de Saddam Hussein".) (Morris Berman, Edad oscura americana. La fase final del imperio, Sexto Piso, 2008; la traducción es responsabilidad de Revolución.)

Bueno, esto concuerda a la perfección con el papel esencial de estos medios de comunicación, el que es moldear y crear opinión pública de modo que cuando las personas piensen y actúen en lo político, están condicionadas a pensar y actuar dentro de los confines y al servicio de los intereses del sistema capitalista imperialista.

Citemos de nuevo a Democracy: Can't We Do Better Than That?:

la cacareada libertad de expresión en los "países democráticos" no es contraria sino complementaria y está incluida dentro del ejercicio concreto de la dictadura de la burguesía; por dos razones básicas: primero, porque la clase dominante tiene un monopolio de los medios para moldear la opinión pública y segundo, porque con su monopolio de las fuerzas armadas puede suprimir, tan violentamente como sea necesario, cualquier expresión de ideas o acciones que desafíe seriamente al orden establecido. Lo que escribieron Marx y Engels en el Manifiesto del Partido Comunista es más cierto que nunca aplicado a la situación actual: "Las ideas dominantes en cualquier época no han sido nunca más que las ideas de la clase dominante". (Bob Avakian, Democracy: Can't We Do Better Than That? [Democracia: ¿Es lo mejor que podemos lograr?], Banner Press, Nueva York, 1986, p. 71)

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/quema-de-la-bandera-estadounidense-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Declaración del camarada Niko, quien enfrenta cargos graves a raíz de la quema de la bandera estadounidense fuera de la Convención Nacional Republicana de 2016

14 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El 20 de julio [de 2016], nos acercamos a las puertas de la Convención Nacional Republicana nazi y quemamos su trapo de imperio manchado de sangre para hacer una declaración audaz a la gente aquí y por todo el mundo, diciendo que hay otro camino — que no vamos a seguir a ninguno de sus líderes, o el fascista Trump o la criminal de guerra Clinton, tomamos parte con la gente del mundo al forjar otro camino, la revolución y el comunismo y la dirección de Bob Avakian.

Ahora el estado contraataca con su represión, dándonos cargos falsos. ¿Por qué? Se lo explico: no quieren que las personas se unan a esta revolución — sobre todo que las nacionalidades oprimidas se adentren en ella y hagan que otros lo hagan asimismo, por lo que quieren que seamos un ejemplo. Particularmente yo siendo un joven negro, no podían soportar eso, así que bajaron la mano de hierro, en un momento cuando la expresión política y el DERECHO al disentimiento disidencia están bajo ataque. Así que en este contexto, este CASO significa mucho para las personas que lo sepan o no. Si se les permite atacarnos [a los revolucionarios] y encarcelarnos por años, ¿para qué le prepara esto a la gente? Y también esta dirección que tienen las masas es preciada y la gente necesita defenderla y no dejarla serle quitada, al mismo tiempo que moviliza más fuerzas. Es por eso que llamo a la gente a defender al RNC 16.

Quiero decir esto sobre la quema de la bandera: puede que les guste a ustedes, o puede que algunos no estén de acuerdo, pero se trata de la expresión política protegida. Pero las personas tienen el derecho a quemar la bandera estadounidense y ese derecho está bajo ataque, y ¿es justo criminalizar a las personas y encarcelarlas por años y años sólo por quemar una bandera?

Defiendo lo que hice. ¡¡Estoy muy orgulloso de lo que logramos al tomar posición al lado del pueblo del mundo!! Denunciando y sonando la alarma sobre el fascismo del régimen de Trump. Tuve la oportunidad de ser parte de eso.

Pero quiero decir esto sobre los riesgos... la cárcel, perderse la vida. Estos son tiempos que nos convocan a estar a la altura. Se requiere la valentía, la convicción y el sacrificio. Hay gente que va a la cárcel, que va a la corte, todo el tiempo por tonterías. Esto es por una razón. Por la gente. Para que la gente se organice en algo que es lo contrario de lo que está pasando. Yo volvería a hacerlo. Al ver esa bandera en llamas, después de los largos años de esclavitud detrás de ella, y los largos años desde entonces, en que se la promueve como un símbolo de la democracia, lo que es una maldita mentira, es un símbolo del imperialismo, de la dominación y del sufrimiento. Cada vez que ondea esa bandera, la gente aquí y en todo el mundo está siendo devastada.

Cuando la quemamos frente a la Convención Nacional Republicana. Esa fue la primera vez que la quemé. Y lo consideré "chévere". Mi único lamento es que no se quemaran más banderas estadounidenses. Sentí que lo que hicimos fue una llamada a movilizarse para la gente del mundo. Hay una fuerza que toma en serio lo de organizarse para una revolución para derrocar el sistema, justo aquí en las entrañas de la bestia, y la gente debe animarse por ello.

He estado aquí en Chicago por cinco meses como voluntario con el Club Revolución. Y veo que hay mucha gente, muchos jóvenes negros, arriesgándose la vida por nada. ¿Por qué no pueden ustedes arriesgarse la vida por mucho más, para emancipar a la humanidad? Por un mundo donde no haya comunidades desoladas y devastadas de personas que se abatan a tiros unas a otras, sino que en lugar transformen la sociedad para que tales cosas no sigan sucediendo. Es por eso que las personas deben unirse a esta revolución ya. No va a ser fácil, va a ser una lucha, pero una lucha que vale la pena. Ustedes tendrán que romper con esos modos viejos de pensar y transformarse, y emprender un viaje por el camino hacia hacerse un comunista revolucionario, un emancipador de la humanidad.

Las personas pueden ser parte de hacer que todo esto suceda. La alternativa es dejar que estos fascistas y supremacistas blancos se organicen y se consoliden, mientras los ayudemos matándonos y dividiéndonos los unos a los otros, y ellos captan a la humanidad.

Una de las razones por las que estoy en Chicago es porque he conseguido este conocimiento de BA sobre cómo el mundo puede ser diferente, y para actuar a partir de ese conocimiento, para movilizar a otros, por lo que estoy feliz de ser parte de esto con la Club Revolución. Si bien me siento frustrado a veces y tengo contradicciones, no hay nada que preferiría hacer. Es por eso que dejé mi casa y mi trabajo para hacer esto. Es un sacrificio que vale la pena. Ahora estamos a punto de ir a Cleveland para este juicio y digo yo: adelante. A derrotar esta maldita cosa.

From a reader:

Some thoughts on the RNC 16 and what to do to support them

September 9, 2017

Read more

Al aumentar la represión y las amenazas al disentimiento...
Dos manifestantes acusados de delitos graves en Cleveland por quemar la bandera estadounidense en la Convención Nacional Republicana

4 de septiembre de 2017
Lea más

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/me-alegro-aun-podemos-contribuir-positivamente-a-la-lucha-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Carta de un preso

“Me alegro poder mostrar que los que estamos encerrados en las ‘Entrañas de la Bestia’ aún podemos contribuir positivamente a La Lucha”

14 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Texas, 08/09/2017

Saludos compañeros y amigos,

Aprecio la información que me dieron de que mi carta (pensamientos) era de algún uso positivo. Especialmente, al punto de la pusieron de afiche en el South Side de Chicago. Espero que se conecte con por lo menos una de las muchas personas que buscan una respuesta.

También me alegro poder demostrar que nosotros que somos encerrados en las “Entrañas de la Bestia” aún podemos contribuir positivamente a la Lucha. Sí, sé que FLRP y Bob Avakian nos han dicho eso desde el día primero. De todos modos, nos eleva el espíritu y nos da ánimos a seguir dándole duro en la Lucha. Y sí, nosotros (los presos) podemos entender y poner en práctica el método y enfoque científicos para lograr un mundo radicalmente diferente y mejor.

A veces, nosotros (presos) nos dejamos llevar por el Drama y los Necedades de este mundo en que vivimos. Pero, tener las Enseñanzas de Bob Avakian y la Filosofía del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos como un fundamento (algo como una red-de-protección). No es necesario recurrir a nuestras prácticas autodestructivas, y eso ¡no lo aguantan las autoridades! Odian que NOSOTROS (presos) nos superemos en una manera que no coincida con su plan/programa general (religión, o delatar unos a otros). Les duele ver un movimiento positivo del cual no lo autorizan ni lo aprueban. Hay muchos GRANDES MENTES y mucha energía inexplotada detrás de “Los Muros”. Yo la veo todos los días, simplemente hay que enfocarla. Hay tanto potencial desaprovechado aquí, ¡sé que NOSOTROS podríamos construir un mundo mejor para que lo hereden las futuras generaciones!

Bueno, las autoridades penitenciarias me tienen ubicado por: Lo BAsico¡Fuera con todos los dioses!La ciencia de la evoluciónCiencia y Revolución, y la Constitución para la Nueva República Socialista

Entiendo la regla de no responder al escrito a los donadores de FLRP. Así que, por favor, diga a todos mis compañeros y amigos ahí ¡GRACIAS! El apoyo silencioso de todos ustedes es el Faro de Luz cuando aquí reinan más las tinieblas. Simplemente saber que no estamos solos, que no nos han olvidado, nos dan la fuerza ¡para seguir batallando en la Lucha!

Los mantendré informados sobre cualquier represalia en mi contra, pero a veces es mejor no hacerle caso y lidiar con ello en casa. ¿Sí me entienden?

EN LA LUCHA,

 

P.D. Otra vez, ¡Gracias a todos ustedes!

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/mexico-un-sismo-mortifero-amplificado-por-el-sistema-asesino-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

México: Un sismo mortífero, amplificado por el sistema asesino

12 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Carta de una lectora:

Justo antes de la medianoche del jueves 7 de septiembre, un enorme sismo de 8.1 o 8.2 en la escala de Richter ocurrió frente a la costa del suroeste de México y de Guatemala. Era el sismo más fuerte registrado en México en un siglo. El domingo en la noche, se reporta que han muerto por lo menos 90 personas por el terremoto y sus consecuencias y sin duda, el número se aumentará. Muchísima gente está afectada por los daños, la mayoría en los estados suroccidentales de Oaxaca y Chiapas. En la Ciudad de México y sus alrededores, a 700 km de distancia del epicentro, un puente de autopista se desplomó y edificios quedaron dañados. Suspendieron las clases en 11 estados.

Sufrió los peores daños la ciudad indígena histórica de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, donde murieron tres docenas de habitantes y por lo menos una tercera parte de los edificios quedaron dañados o destruidos, entre ellos el hospital y el palacio municipal, en esta cabecera municipal con una población de 75 mil personas. (El periódico mexicano La Jornada reportó que en Oaxaca, las comunidades se cooperan para proteger a los damnificados, bloqueando las calles y turnándose para vigilar. Las familiares y los vecinos sacaron a la mayoría de los heridos y muertos a mano antes de llegar los equipos de rescate.)

En Chiapas, el Sistema Estatal de Protección Civil reportó el sábado que más de un millón de personas están afectadas, y el gobernador informó que 40 mil casas sufrieron daños.

En Guatemala, casi 5 mil edificios fueron dañados.

Miles de familias por toda la región permanecen día y noche a plena calle, por el temor justificado de que en las réplicas sus casas ya dañadas se les derrumben por encima. De las más de 700 réplicas ya ocurridas, por lo menos 6 registraron más de 5.0 en la escala de Richter, entre ellas una de 5.6 el 9 de septiembre con epicentro en Oaxaca, que exacerbó el temor.

En medio de esta situación peligrosa, azotó el huracán Katia en la costa este de México el 8 de septiembre, con el saldo de deslizamientos de lodo e inundaciones masivas, y dos muertes. Aunque Katia se disminuyó a una tormenta tropical al moverse tierra adentro, trae diluvios e anegaciones al sur de México y puede retrasar el transporte de víveres para los damnificados.

La costa Pacífica del suroeste de México y de Guatemala colinda con la falla donde chocan dos placas tectónicas, el de Norteamérica y el Cocos, lo que frecuentemente produce sismos, pero éste fue tan grande que hizo subir la falla 10 metros. También la relativamente poca profundidad de este sismo hizo más severos sus efectos.

El movimiento de estas placas masivas que subyacen a la superficie de la Tierra no es predecible con exactitud ni prevenible. Sin embargo, el gran sufrimiento que resulta de semejantes desastres, y la respuesta oficial ante ellos, reflejan el hecho de que, bajo este sistema, la sociedad no se organiza para satisfacer las necesidades de la gente sino sobre la base de los afanes y las necesidades del capitalismo-imperialismo — así como, en un país como México, las necesidades de los grandes capitalistas y los terratenientes en el campo que le sirven y dependen del capitalismo-imperialismo.

La respuesta del gobierno mexicano — y su afán de imponer un control sanguinario

No es posible separar la respuesta del gobierno mexicano al sismo en esta región particular, de su preocupación primordial de imponer su control social y político sanguinario. Oaxaca y Chiapas son unos de los estados mexicanos con más pobreza y más conflictos políticos, con los mayores porcentajes de indígenas. El gobierno mexicano ha estado promoviendo el desarrollo de grandes proyectos de infraestructura, como minas, plantas hidroeléctricas, aeropuertos y autopistas, muchos de ellos como propiedad o bajo el control de conglomerados imperialistas, especialmente de Estados Unidos y China, y en todo México esto está suscitando luchas, muchas de ellas encabezadas por los pueblos indígenas cuyas tierras y sus raíces históricas son objeto de despojo y destrucción. De mano mano con estos sucesos es la privatización del petróleo y de otras industrias anteriormente propiedad del estado, y los correspondientes recortes y la reestructuración de sectores del estado, como el sistema educativo, especialmente en el sur rural.

Tan sólo en 2016, unos policías y soldados acribillaron a sangre fría a seis personas en el pueblo oaxaqueño de Nochixtán, y atacaron y golpearon a otros por todo el estado de Oaxaca y la región, para reprimir la lucha de maestros de la CNTE, un grupo en el sindicato magisterial conocido por su política radical. Chiapas es conocido internacionalmente por un levantamiento campesino principalmente indígena (encabezado por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional) el 1º de enero de 1994, el día en que entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. En 2014, miles de zapatistas y sus simpatizantes se movilizaron después de que unos paramilitares atacaron a una escuela y clínica zapatista y asesinaron a un maestro dirigente, Galeano.

Inmediatamente después del sismo, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto mandó 200 soldados a Juchitán y 100 a la capital oaxaqueña, Oaxaca de Juárez. Ahora ha llegado también la Marina. En Chiapas, movilizaron a más de mil tropas.

       

Peña Nieto anunció tres días de luto nacional mientras se paró encima de un montón de escombros en Juchitán, al mismo tiempo que la gente seguía removiendo escombros en busca de posibles sobrevivientes. Con trabajos pudo disimular su regodeo. Apenas un día antes, su visita a Oaxaca de Juárez se topó con protestas poderosas de parte de maestros inconformes que paralizaron el centro de la ciudad durante cinco horas. Dos camiones fueron quemados, y un helicóptero fue dañado por un cohetón y tuvo que aterrizar. Se reportó que la represión policial de estas protestas dejó un saldo de 40 heridos y 20 detenidos, con posibles desapariciones. También Juchitán es muy conocido por una larga historia de oposición muy combativa al gobierno federal y un baluarte del movimiento magisterial radical.

En agosto, la visita de Peña Nieto al pueblo de Chiapa de Corzo en Chiapas también suscitó protestas muy poderosas por grupos indígenas y maestros. Con la finta de celebrar el "Día Internacional de Pueblos Indígenas", él asistió para promover las Zonas Económicas Especiales que tienen el objetivo de abrir tierras indígenas y ejidales para el desarrollo. Antes de su visita, los dirigentes de barrios indígenas le avisaron que él era una "persona non grata" y advirtieron que el "heroico Chiapa de Corzo no recibe traidores". Un año antes, esta misma comunidad había expulsado en masa a las fuerzas policiales federales y estatales, al grito de "¡Asesinos!", como respuesta a los ataques policiales contra los maestros.

Así que, hasta el mismo día del sismo, al presidente de México le costaba trabajo poner pie en cualquier parte de Oaxaca o Chiapas. Ahora muchos mexicanos en las redes sociales lo tachan de hipócrita por aprovechar el sufrimiento tras el sismo dándose aires del gran salvador para ganarse un "pase" en la zona. Pues, no hay duda, es un maldito hipócrita con un corazón de piedra y una cabeza de serrín pero eso no es lo peor. ¿Qué ocurre, en la historia, cuando mandan que tropas militares se desmanden en zonas indígenas conocidas por su rebeldía, hasta la resistencia armada? La gente debe reconocer el peligro de tratar a las fuerzas armadas como una fuerza "por encima de los conflictos" por el bien de la "nación" (como si la nación fuera una unidad monolítica sin clases).

Efectivamente, recursos a escala masiva tienen que llegar inmediatamente a las zonas que han sufrido una terrible devastación, antes de que se genere una crisis de la salud pública por los muchos miles de personas que se han quedado sin casa, ni comida, ni agua. Pero esos recursos, que incluye la asistencia internacional, deben ser entregados directamente a comunidades locales sin condiciones, cuestiones de afiliación de partido o de cartel, ni nada de "la parte que me toca" a cada oficial en cadena. Hay que denunciar y oponer resistencia a cualquier uso de los militares y la policía para reprimir al pueblo y eso no sólo incumbe a la población de las regiones de más represión.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/507/comentarios-sobre-la-cnrsan-de-un-simpatizante-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Comentarios sobre la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, de un simpatizante

9 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Después de leer por primera vez la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto), decidí volver a leerla para asegurarme de haberla entendido toda. Pasé horas examinando las cifras prorrateadas y pensando sobre la estructura de los organismos gubernamentales para ver si tenían sentido y si verdaderamente reflejaban los principios encarnados en el Preámbulo. Este documento era tan distinto y original que compré ejemplares adicionales para dar a varios amigos y familiares.

En ese período, las conversaciones que había sostenido con ellos sobre el futuro de la sociedad y la importancia de seguir los escritos de Bob Avakian aparentaban no ir a ninguna parte. Algunos amigos míos tenían una larga trayectoria de activismo político. Por un lado, parecía que estábamos de acuerdo en general sobre el motivo (los valores) de nuestra lucha, pero por otro lado hacían preguntas muy exigentes sobre el “resultado” de una revolución las que requerían mejores respuestas que las que yo podía darles. Por ejemplo, muchas preguntas que planteaban tenían que ver con la relación entre el partido revolucionario y el nuevo gobierno. Consideraba que hacía falta aplicar un enfoque nuevo para hacer “reales” estas preguntas y preocupaciones.

El Proyecto de texto, a mi parecer, ayudaría a mis amigos a ver estas cuestiones con otros ojos, y cómo los adelantos pioneros de Avakian —tales como el “núcleo sólido, con mucha elasticidad”— sentaban una base más científica para hacerlo. Para mí, la lectura del documento me obligó a considerar a los principios no como abstracciones, sino como valores que se reflejan en las reglas que rigen la sociedad. Desde la perspectiva de una sociedad justa y revolucionaria, ¿cuáles valores es necesario redactar en las leyes? A partir de eso, ¿cómo se debe gobernar la sociedad —el gobierno, los tribunales, las entidades legislativas, las elecciones— y, quizás de mayor importancia, ¿en qué dirección debe avanzar la sociedad?

Cabría que las personas interesadas en todos los niveles de la sociedad y de todos los sectores sociales exploraran el Proyecto de texto. ¿En qué tipo de sociedad valdría la pena vivir y por cuál tipo de sociedad valdría la pena luchar para crear? ¿Cómo podríamos manejar esa sociedad en beneficio de la humanidad? ¿Qué papel se esperaría que desempeñara cada ciudadano (¡y nos referimos a ustedes y a mí!) en una sociedad así? (Esa es una pregunta que nunca se me había ocurrido hasta que leyera el Proyecto de texto). El documento habla en términos muy concretos sobre la aplicación de principios revolucionarios y es un reto para aquellos que quieren y necesitan un mundo mejor.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/504/el-club-revolucion-sale-a-ver-romeo-y-julieta-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Dos cartas:

El Club Revolución sale a ver Romeo y Julieta

Actualizado el 14 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

4 de septiembre de 2017:

“Mi primera obra de teatro de Shakespeare. ¡Me encantó!”

La obra de teatro Romeo y Julieta fue increíble; no pude parar de sonreírme y pensar sobre ella después. ¡Me encantó totalmente!

Cuando me enteré de los planes de ver una obra de Shakespeare, me encogí de hombros. Nunca comprendí los escritos de Shakespeare. Siempre me alegraba de haber esquivado esta clase en la escuela secundaria porque la percibí como aburrida y dura. Vi este tema como sólo para personas “inteligentes” — ¡no para mí! Siempre tenía un sentimiento de vergüenza cuando la gente hablaba de Shakespeare porque nunca había leído nada de él. Además yo tenía una percepción negativa de los musicales, las obras de teatro y los museos como fastidiosos. Mientras crecía, no me introdujeron a las artes y la cultura — ¡ni siquiera un viaje a la biblioteca pública! La única cultura con que me bombardearon era la televisión y la radio.

Sin embargo, después de reconocer que los seres humanos no pueden vivir sólo de “pan”, y ya que luchamos por un mundo diferente con un enfoque diferente hacia el arte y la cultura, sentí una necesidad de asistir a esta obra. Pero tan pronto como comenzó, ¡me cautivó! Yo estaba pegado a los personajes de principio a fin. Me quedé queriendo más y me ponía una sonrisa enorme por el resto del día. Todavía pienso sobre la obra y deseo verla otra vez. No entendí parte de la terminología utilizada, pero pude seguir la historia. ¡Fue una experiencia maravillosa! Fue definitivamente mucho mejor que la película de Hollywood de Romeo y Julieta.

Esta experiencia me hizo pensar sobre el mundo por el que luchamos. “La esfera del arte y la cultura responde a una necesidad profunda de los seres humanos, quienes por cierto no sólo del ‘pan’ (las necesidades materiales básicas para la vida) vivan”, como está escrito en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte de Bob Avakian. Hay mucha gente entre los oprimidos que nunca ha salido de su comunidad ni ha pasado un rato en cafés, ni ha visitado un museo ni ha visto una obra de teatro.

La Constitución continúa: “[E]n la esfera del arte y la cultura en general, el gobierno… tiene el objetivo de satisfacer las necesidades intelectuales y culturales y servir a los mayores intereses de las masas populares, alentar y apoyar el desarrollo integral de las personas en toda la sociedad y contribuir al desarrollo de las personas en todo el mundo, cuya imaginación, creatividad, iniciativa, talentos y capacidades se inspiren y se desencadenen para crear nuevas relaciones entre las personas y un nuevo mundo en el que los seres humanos puedan florecer de maneras y en dimensiones nunca antes imaginadas, con un espíritu y vínculos de cooperación…”. Este es el mundo por el que luchamos. Este es el mundo que Bob Avakian, líder de la revolución, dirige para crear. Este es el mundo por el que todos debemos esforzarnos.


14 de agosto de 2017:

"Era una locura ver algunos pleitos y cotorreo similares..."

Hay montajes de Romeo y Julieta de Shakespeare en parques en todo Chicago. Una historia que más se atribuye y alude al amor es de hecho una de sus grandes tragedias, con una visión sombría sobre el ciclo de represalias y venganzas y cómo está impregnado en todos los aspectos de la vida de la gente. El Club Revolución salió a ver y experimentar la obra en el Barrio Sur, y para conocer y hablar con la gente que viene a verla. Una advertencia antes de que la obra comenzara explicaba que la obra iba a estar en el lenguaje original del inglés antiguo, pero alentó al público a no dejarse desconcertar sino luchar por entenderla en su contexto. Después de conversar con algunos actores y personas que dirigían la obra, reflexionaban sobre cierta renuencia inicial a montar una tragedia, pero descubrieron que era poderoso montar la obra en los parques de la ciudad y, sí, justo en medio de las comunidades desgarradas por una venganza similar que mata a la gente que no es muy diferente a los personajes de la obra.

Como un centenar de personas vieron la obra: una mezcla de personas que no siempre se ve en esta ciudad segregada: blancos y negros, estudiantes universitarios, familias, gente del barrio y de los suburbios. Para algunos fue la primera vez en ver la obra y otros eran super-entusiastas de Shakespeare. Era una locura ver algunos pleitos y cotorreo similares, así como el anhelo de los personajes en la obra y estar en los barrios con la gente que está atrapada en la misma mierda pero en otro sistema anticuado. Fue una gran actuación y todos estuvimos cautivados, al igual que el público en general.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/el-sherifato-de-florida-emite-potencial-pena-de-muerte-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

El sherifato de Florida emite potencial pena de muerte por órdenes de detención pendientes

14 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El jueves, cuando el huracán Irma empezaba a azotar a Florida, y los funcionarios municipales y los meteorólogos advertían que quienquiera que se encuentrara en la zona de evacuación debía dirigirse a un albergue so pena de perecer, el sheriff Grady Judd del condado de Polk en Florida (al este de Tampa), mandó el siguiente mensaje por Twitter:

"Si usted se presenta en un albergue debido al huracán #Irma y hay una orden de detención para usted, con todo gusto le escoltaremos al albergue seguro que se llama la Cárcel del Condado de Polk", y que "en todo albergue habrá agentes de la policía pidiendo la identificación. No se permitirá entrar a agresores-predadores sexuales".

Cuando se les pidió al gobernador Scott de Florida y al Procurador General Biondi su opinión sobre el comentario del sheriff, rehusaron condenar o revocar la orden del sheriff. El propio Grady no se ha retrocedido.

O sea que los que faltaron al tribunal o han acumulado infracciones que no pueden pagar tienen que escoger entre la cárcel o arriesgarse la vida en una tormenta mortífera. A los que han sido condenados (y ya han cumplido su sentencia) de delitos sexuales —que podrían incluir la exhibición impúdica o alguien de 17 años que tuviera relaciones sexuales con alguien de 15 años— les cerrarán las puertas y les dejarán a la merced de la tormenta. Y aunque al parecer no esté incluido oficialmente en la política del sheriff, no hay duda de que este mensaje amenazador espantará y mantendrá lejos de los albergues a muchos de los 18.000 inmigrantes sin papeles del condado de Polk.

¿Qué porquería fascista es esa?

Quienquiera que necesite albergue debe ser bienvenido —  Y PUNTO.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/detras-del-desastre-natural-del-huracan-en-el-Caribe-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Detrás del desastre "natural" del huracán en el Caribe: Una brutal historia de colonialismo, esclavitud, e invasiones y dominación imperialistas

14 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

"¡El Caribe!" Playas bañadas de sol, cielos y agua azules, hoteles de lujo y un pequeño ejército de lugareños que brindan bebidas y sonrisas a los turistas en el relax al lado de piscinas en lugares como San Martín, las Islas Vírgenes o Barbados.

"¡El Caribe!" Un centro financiero en países como las Islas Caimán, Las Bahamas o Domínica, donde enormes corporaciones establecen sus "sedes" y los ricachones guardan sus activos para no tener que pagar impuestos.

"El Caribe": escena de una devastadora crisis económica, pobreza y miseria en naciones como Puerto Rico, la República Dominicana y Haití.

Cada una de estas imágenes contiene una cierta realidad. Cada una amplifica enormemente la vulnerabilidad de las decenas de miles de personas en El Caribe ante grandes tormentas como Irma, que están cobrando más fuerza y más frecuencia debido al calentamiento global. Y que cada una es un producto —no de las necesidades o deseos de los habitantes de estas islas— sino de la historia de más de 500 años de conquista colonial y dominación imperialista.

La conquista europea

La cadena de islas grandes y pequeñas en el Caribe y sus cercanías fueron conquistadas principalmente por el imperio español a principios de los años 1500. Fue el umbral de la acumulación de capital en Europa, y las grandes potencias buscaban oro y plata para financiar el comercio y la industria que nacía. La conquista y saqueo del Caribe (en ese entonces conocida como las Indias Orientales) fue parte de lo que Carlos Marx, el fundador de la ciencia del comunismo, describió con suma ironía como "los albores de la era de producción capitalista".

En La Española, no solo encontraron oro sino también cientos de miles de arahuacos y taínos, de los cuales Colón dijo:

No tuvieron ningún inconveniente en darnos todo lo que poseían. Al contrario, ofrecen compartirlo con cualquiera [...] No llevan armas, ni las conocen... Sus lanzas son de caña. [...] Serían unos criados magníficos. [...] Con cincuenta hombres los subyugaríamos a todos y con ellos haríamos lo que quisiéramos. [Énfasis agregado]

Y así fue —no solo en La Española sino en todo el Caribe. En las minas, mataron de trabajo a enormes cantidades de arahuacos y otros pueblos autóctonos. Cuando se resistían, la represión era salvaje — un cura escribió que los españoles "no se lo pensaban dos veces antes de apuñalarlos a decenas y veintenas y rebanarlos para probar el filo de sus espadas...".

En pocas generaciones, prácticamente eliminaron a la población autóctona entera, posiblemente de millones de personas, obligándolos a trabajar hasta la muerte, enfermedades y la destrucción de su economía agrícola.

Pero mientras los españoles extraían el oro, en Europa su poder decaía. Cada vez más, las potencias rivales —Gran Bretaña, Francia y Holanda— asaltaban sus barcos y colonias en el Caribe, y con el tiempo se apoderaron de muchas de sus más importantes colonias como Haití (la parte occidental de La Española), Jamaica, Aruba, las Islas Caimán, Martinica y muchas más. Esto sucedió por medio de guerras intensas, en las que la población autóctona sufrió enormemente. Entre 1762 y 1914, la Isla de Santa Lucía cambió de manos siete veces.

A la fecha, varias potencias europeas y Estados Unidos todavía retienen a algunas de esas islas en condición de "territorios de ultramar", "estados libres asociados" y otros términos que intentan ocultar una verdadera relación colonial. En el caso de San Martín, la isla está dividida entre los franceses que dominan un lado y los holandeses que dominan el otro. Además de las ganancias que sacan de estas islas, les sirven también como puntos estratégicos en la importante región del Caribe, que otra vez podría tomar dimensiones principalmente militares en futuras condiciones.

El azúcar y la esclavitud

Con los nuevos gobernantes pusieron en práctica nuevas y salvajes formas de explotación. A medida que iban agotando los yacimientos de oro y exterminando a las poblaciones autóctonas, los ingleses, holandeses y franceses (así como los españoles en las islas que les quedaban) recurrieron a la agricultura para sacar ganancias. Y para eso recurrieron a la esclavitud. Se calcula que secuestraron a cinco millones de personas de África para esclavizarlas en el Caribe.

Uno de los más monumentales crímenes de toda la historia es que todas las potencias europeas y Estados Unidos molieron el tejido y los huesos de generaciones de africanos en el proceso de formar su gran riqueza y poder de hoy — del sistema capitalista-imperialista en su conjunto. Tomemos al Haití francés como un ejemplo del sistema que reinó también en Puerto Rico, Jamaica, Cuba y otras partes: los gobernantes coloniales de Haití importaban hasta 40.000 esclavos al año. Para fines del siglo 18, el 60% del café y el 40% del azúcar que se consumía en Europa, ya provenían de este pequeño país, y por lo tanto era la colonia más valiosa de Francia.

Las condiciones eran brutales: los esclavos que trabajaban bajo el látigo y al sol a plomo, desnutridos y desamparados, maltratados y torturados, ¡tuvieron un promedio de expectativa de vida de 21 años! Esto suscitó una valiente resistencia, la que fue castigada con las más grotescas torturas. Un ex esclavo escribió:

¿Acaso no han colgado a los hombres patas arriba, los han ahogado en sacos, los han crucificado en tablas, los han enterrados vivos, los han amasado en el mortero? ¿Acaso no los han hecho comer su propio excremento? ¿Acaso no los han metido en baldes de jarabe de caña ardiente? ¿Acaso no han metido a hombres y mujeres en barriles revestidos de picos y los han mandado rodando hacia el abismo?

Sin embargo, ante todo esto, los esclavos haitianos siguieron organizando rebeliones hasta que, en 1804, Toussaint L'Ouverture (y después de que él fue asesinado por los franceses, Jean-Jacques Dessalines) encabezaron una guerra revolucionaria que derrotó a una serie de ejércitos europeos y estableció la república independiente de Haití. Esta victoria inspiró a los esclavos en otras partes, y el creciente temor por otras revoluciones fue un factor importante en por qué, entre 1838 y 1863, las potencias europeas decidieron abolir la esclavitud en el Caribe. (Otros factores que contribuyeron a la abolición de la esclavitud fueron la oposición de unos sectores de la gente en Europa, y los cambios económicos que disminuyeron su importancia para la extracción de ganancias capitalistas.)

Después de la esclavitud: La Guerra hispano-estadounidense y el ascenso del imperialismo yanqui

Con el fin de la esclavitud de mediados a fines de los años 1800, las grandes potencias siguieron explotando salvajemente a las naciones del Caribe. Donde existían recursos naturales como bauxita (en Jamaica) o petróleo (en Trinidad), grandes sectores de la población, entre ellos los descendientes de los esclavos y de los sirvientes bajo contrato, fueron a trabajar para enriquecer a los imperialistas, pero ya no como esclavos sino como proletarios "libres".

Las grandes potencias también batallaban —a veces en guerras abiertas, a veces por otros medios, pero siempre con belicosidad— para determinar cuál de ellas iba a dominar y controlar la fuente de tanta riqueza e influencia global.

En 1898, Estados Unidos le declaró guerra a España, y la venció pronto y se apoderó de sus colonias en el Caribe. Los soldados yanquis ocuparon a Cuba, y se apoderaron directamente de Puerto Rico. En 1904, el presidente Theodore Roosevelt, para advertir a sus rivales imperialistas, declaró el "derecho" de Estados Unidos a portarse como "potencia internacional policíaca" en el Caribe, e intimidó a la República Dominicana y otros países del Caribe para que transfirieran el control de sus economías de las potencias europeas al control de Estados Unidos.

Estados Unidos practicaba semejante imperialismo descarado en nombre de "proteger" al Caribe de las potencias extranjeras, y más adelante se declaraba un "buen vecino" del Caribe y de América Latina. De hecho, se subía al escenario mundial como potencia imperialista que rivalizaba contra los imperios de Europa, a costa del sudor de los pueblos del Caribe y otras regiones oprimidas.

Mientras tanto, Estados Unidos desplazaba a rivales y se apoderaba de isla tras isla. En 1902, Estados Unidos declaró que Cuba iba a ser un "territorio protegido" bajo su control, para lo cual estableció una base naval (colonia) en Guantánamo. El pueblo cubano había estado luchando contra España por su independencia, pero cada vez más Estados Unidos enviaba buques de guerra y soldados para reprimir las protestas contra el imperialismo yanqui. La Infantería de Marina yanqui invadió a Cuba en 1906 y se quedó hasta 1909. Otras incursiones ocurrieron en 1912 y en 1917, luego ocupó al país hasta 1933.

En Cuba y en otros países caribeños, la agricultura siguió siendo el principal aspecto de la economía, pero se organizaba cada vez más bajo el mando de los imperialistas, como agricultura para la exportación —plátanos, azúcar, café, cacao— lo que dejó que muchas islas con un sector agrícola próspero y suelo rico dependieran de la importación de alimentos para poder alimentar a sus poblaciones, una salvajada que persiste hasta hoy.

Para los años 1950 en Cuba, Estados Unidos ya controlaba el 80% de los servicios públicos, el 90% de las minas, casi el 100% de las refinerías de petroleo, el 90% del ganado y el 40% de la industria del azúcar. Y convirtió al país en un paraíso para los consorcios de juegos al azar, empresas inmobiliarias, hoteleros y mafiosos. Como resultado, las condiciones para los cubanos eran horrorosas: los trabajadores de los cañaverales enfrentaban condiciones increíblemente opresivas — el trabajo de esclavo se alternaba con períodos de desempleo. Cien mil cubanas fueron explotadas como prostitutas para el turismo del sexo. Los yanquis le dieron respaldo económico y militar a un odiado régimen tras otro para reforzar este esquema opresivo político, económico y social.

Cuando la revolución cubana de 1959 derrocó al cruel régimen de Batista, Estados Unidos impuso un embargo y amenazó a Cuba por décadas, hasta volvió a invadirla en 1961 (Playa Girón) y siguió con sus amenazas de guerra, incluso el potencial de una guerra nuclear mundial durante la Crisis de los Misiles de 1962. Hoy el régimen de Trump y Pence amenaza con renovadas hostilidades contra Cuba.

       

La conquista y colonización de Puerto Rico, Haití, la República Dominicana

En 1898, Estados Unidos también mandó tropas a Puerto Rico y le arrebató la isla a España. Eso marcó el principio de décadas de ocupación militar, explotación y pobreza, supresión cultural y subyugación nacional de Puerto Rico por Estados Unidos. En 1901, la Suprema Corte de Estados Unidos resolvió que Puerto Rico era un "territorio no incorporado", o sea una colonia sin acceso a la estadidad. Un estudio de 1934 determinó que a los trabajadores puertorriqueños en los cañaverales estadounidenses les pagaban un promedio de 12 centavos al día.

En la vecina isla de La Española, Estados Unidos mandó sus soldados a invadir a la República Dominicana en 1905 y 1907 y ocupó al país de 1916 a 1924, arrebatándola del control de Alemania. Estados Unidos puso a la República Dominicana bajo control económico ("supervisión de aduanas") de 1905 a 1940, y en 1930 puso en el poder al cruel tirano Rafael Trujillo y respaldó su asesino dominio durante tres décadas hasta 1961, cuando fue asesinado con la ayuda y bajo la supervisión de la CIA.

El imperialismo yanqui también agobiaba al otro lado de la isla de La Española, al invadir a Haití en 1915, donde impuso su control y lo ocupó hasta 1934. Los ocupantes mataron al menos 19.000 haitianos. Y en 1918, los marines yanquis ayudaron a reprimir un levantamiento popular que dejó 2.000 muertos.

En todos esos países, Estados Unidos impuso nuevas formas de explotación y opresión imperialista. Con frecuencia, una gran cantidad de pequeños agricultores fueron expulsados de las tierras en el interior de estos países a fin de allanar el camino para establecer las plantaciones orientadas a la exportación, una forma de producción que solo requiere un mínimo de trabajadores durante todo el año. Muchos de estos ex campesinos fueron a las ciudades de la costa para buscar trabajo en las industrias que se establecían ahí precisamente para sacar provecho de la desesperación de los campesinos desterrados, a los que forzaron a trabajar duro por poco, simplemente para sobrevivir — por ejemplo, la industria farmacéutica en Puerto Rico y la costurera en Haití (a mediados del siglo 20).

En las últimas décadas, las industrias de servicios dominadas por el imperialismo como el turismo o las "industria bancaria de ultramar" se han expandido rápidamente. Esto también atrajo y obligó a grandes sectores de la población a ir a las ciudades costeras, y estaba relacionado a la eliminación de la agricultura para el consumo local. En el mejor de los casos implicaba trabajos y una ligera estabilidad económica para un sector de la población, al servicio de las necesidades de los europeos y de los estadounidenses, ya sean turistas o ricos evasores de impuestos. Y en el peor de los casos implicaba una despiadada explotación en los cañaverales o en el trabajo en las minas, poco mejor que un esclavo, y luego implicaba que el capital los descartaba al trasladarse a otras partes. En muchos países, esto ha resultado en la formación de enormes tugurios que rodean a las grandes ciudades, donde muchos viven pepenando en los rellenos sanitarios o se ven obligados a trabajar en la peligrosa economía ilegal de la droga.

Todo eso ha conducido al crecimiento de las crisis del endeudamiento, al igual que al progresivo deterioro de la infraestructura nacional física y social y la intensificación de la destrucción del medio ambiente y las amenazas de huracanes cada vez más poderosos. El Caribe es una de las zonas que más depende del turismo en el mundo, lo que está muy vinculado, por ejemplo, a los peligros a la propia existencia de los arrecifes de coral, que sustentan una increíble variedad de vida marítima, debido a los desperdicios que descartan los cruceros de turismo y otros factores. Y como advierten los expertos del clima, basándose en crecientes pruebas científicas, los cambios del clima global —causados en gran parte por la quema masiva de combustibles fósiles y las emisiones de gases del efecto invernadero por el capitalismo-imperialismo— ya están conduciendo a tormentas cada vez mayores y más destructivas y otros "eventos extremos del tiempo". Las subidas del nivel del mar han puesto en peligro las casas y los medios de vida de millones de personas en las islas del Caribe, al igual que en otras zonas de las costas bajas del mundo.

El puño sangriento de Estados Unidos azota a martillazos al Caribe una y otra vez

Estados Unidos jamás ha dejado de mandar sus soldados para imponer su dominio y esclavización de los pueblos del Caribe.

En 1950, unas fuerzas al mando de Estados Unidos aplastaron una rebelión independentista en Puerto Rico. La marina yanqui desalojó a miles de personas de la isla de Vieques, cerca de la costa este de Puerto Rico, la que usaron para prácticas de bombardeo y la dejaron contaminada. Puerto Rico sigue siendo un "estado libre asociado" — o sea, una colonia. Hoy ha debilitado tanto su infraestructura tras años de una crisis de endeudamiento impuesta por el imperialismo yanqui que ahora enfrenta una grave emergencia de cuidado médico. Incluso el roce con el huracán Irma dejó a millones de personas en Puerto Rico sin electricidad, lo que el gobierno ya ha dicho que podría tardar seis meses antes poder funcionar otra vez. Otras 50 mil personas se han quedado sin agua potable.

Después de asesinar a Trujillo en 1961, Estados Unidos una vez más invadió a la República Dominicana en 1965, y mató de 3.000 a 10.000 dominicanos, a fin de aplastar una rebelión armada de masas y poner en el poder a un gobierno pro estadounidense. Los soldados yanquis realizaron registros de casa por casa y dinamitaron edificios enteros en comunidades residenciales, y ocuparon al país por 14 meses más, a la vez que llevaban a cabo bombardeos y dispersaban con la violencia a manifestaciones públicas. Después del fin de la ocupación formal, el régimen de Balaguer respaldado por Estados Unidos llevó a cabo una ola de terror durante los años 1970. Durante esos años se calcula que en promedio una persona desapareció cada 34 horas. Generaciones de dominicanos fueron forzadas a salir y solicitar asilo, y millones de ellos terminaron por vivir en zonas de pobreza concentrada en las entrañas de la bestia, como Washington Heights en la Ciudad de Nueva York.

En Haití en 1957, Estados Unidos ayudó a poner en el poder al bárbaro François "Papa Doc" Duvalier y sus matones, los Tontons Macoute. En 1971, unos buques de la marina estadounidense hicieron guardia en el puerto de la capital para garantizar la transición del poder al hijo de Duvalier, Jean-Claude ("Baby Doc"). En 1991, la CIA organizó un sangriento golpe de estado para destituir al presidente electo Jean-Bertrand Aristide. Estados Unidos despachó soldados a Haití en 1994-1995 y nuevamente en 2004-2005 para mantener su control. Los casi 100 años de dominio bajo el imperialismo estadounidense han dejado a Haití, el país más pobre del hemisferio occidental, sumamente vulnerable ante los desastres naturales. En 2010, un terremoto dejó a cientos de miles de muertos y 1.6 millones de damnificados. Después, una epidemia de cólera dejó a miles de muertos, y en 2016 el huracán Mateo azotó a Haití y causó enormes inundaciones y deslaves que destruyeron a carreteras importantes y aldeas enteras.

Estados Unidos —la CIA en particular— ha intervenido una y otra vez para moldear la política y economía de Jamaica, lo que incluye obligándola a someterse a los colmillos sangrientos del Fondo Monetario Internacional, (IMF) denunciado en el documental de 2001 Life and Debt (Vida y deuda). En octubre de 1983, Estados Unidos invadió a Granada, derrocó al gobierno y puso la isla bajo el control estadounidense. Las Islas Vírgenes, que Estados Unidos le compró a Holanda en 1916, sigue siendo una colonia. En 1989, Estados Unidos mandó 1.000 efectivos de la policía militar, mariscales federales y agentes del FBI a Santa Cruz para aplastar una rebelión suscitada por las penurias de la población a raíz de la devastación del huracán Hugo. Nada de esto agota la letanía de invasiones, golpes de estado y otros medios para estrangular y mantener bajo su control al Caribe.

La realidad del "paraíso" caribeño

Una frase que se ha repetido una y otra vez en los informes de prensa, sobre los estragos que dejó en su secuela el huracán Irma en el Caribe, ha sido "paraíso perdido" — como si no existiera la larga historia de colonialismo, esclavitud, invasiones imperialistas, explotación en plantaciones y maquiladoras, etc. Y como si no hubiera conexiones entre esa historia y la pobreza, la desintegración de la infraestructura social y el distorsionado desarrollo económico del Caribe que hoy obliga a la gente a ir a las zonas vulnerables de la costa y aumenta su dependencia de las potencias extranjeras — una situación que ha creado una situación de extrema vulnerabilidad ante los estragos de estas poderosas tormentas. Una vulnerabilidad que lleva 500 años en desarrollo, y que para superarla ahora, se requerirá un profundo cambio revolucionario en esa región y en el mundo.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/507/protestas-en-las-calles-alrededor-de-estados-unidos-denuncian-la-decision-sobre-daca-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Protestas en las calles por todo Estados Unidos denuncian la decisión sobre DACA del régimen de Trump

Actualizado 14 de septiembre de 2017 | Revolution Newspaper | revcom.us

 

En respuesta al anuncio del régimen fascista de Trump y Pence de que iba a poner fin al programa de DACA, hubo protestas en las calles por todo Estados Unidos. Entre los manifestantes en varias ciudades participaron muchos valientes “DREAMers” / Soñadores, jóvenes latinos y latinas en DACA amenazados con ser deportados —arrancados ​​de sus familias, amigos, educación y trabajos— si el régimen de Trump y Pence puede llevar a cabo sus planes para poner fin a DACA.


9 de septiembre:

Ciudad de Nueva York: Miles en “Mitin por DACA y todos los 11 millones de inmigrantes”

Ver video AQUÍ—9 de septiembre protestas in la ciudad de Nueva York.
Video por Video Elephant

El sábado 9 de septiembre, en la ciudad de Nueva York, tuvo lugar una gran manifestación de inmigrantes y de defensores de los derechos de los inmigrantes. Inicialmente convocada por el Movimiento Cosecha, el “Mitin por DACA y todos los 11 millones de inmigrantes” atrajo a una multitud muy diversa de varios miles de personas para un mitin frente al Hotel Trump Internacional. A medida que crecía, se convirtió en una marcha improvisada por la Avenida del Parque Central Oeste hasta que la policía, por medio de altavoces, amenazó con arrestar a las participantes, y entonces entró en el Parque Central para celebrar un mitin de denuncias. Muchos hablaron, entre ellos un representante de Rechazar el Fascismo que conectó poderosamente esta batalla por DACA y los inmigrantes con la urgencia general de expulsar al régimen de Trump y Pence, y señaló el llamamiento para el 4 de noviembre — se inicia, lo que los manifestantes recibieron calurosamente.


Jueves 7 de septiembre:

La Universidad de Harvard: Maestros y otros arrestados mientras centenares de manifestantes celebran un mitin en protesta por la cancelación de DACA por parte de Trump

De un lector:

Un día después de que varios cientos de estudiantes y simpatizantes habían celebrado un mitin en la Universidad de Harvard en apoyo de DACA, más de 30 personas, entre ellas una docena de maestros de la Universidad de Harvard, la universidad de Babson College, y las Universidades de Massachusetts, Boston y Tufts  fueron arrestados el jueves 7 de septiembre por formar una “cadena humana” que bloqueó la Avenida Massachusetts fuera de la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts durante la hora punta en protesta por el rescindimiento del programa DACA por parte del régimen Trump y Pence. Antes de la detención de los maestros, entre 400 y 500 estudiantes, personal y otros simpatizantes rodearon a la cadena humana de bloqueadores.

Antes de la acción, cientos de manifestantes habían celebrado un mitin en la cercana Universidad de Harvard en el que escucharon a varios oradores, entre ellos el reverendo Jonathan Walton, ministro de la Iglesia Memorial de Harvard, y los maestros de historia de la Universidad de Harvard, Walter Johnson y Kirsten Weld, todos luego arrestados.

Johnson, autor de River of Dark Dreams, Slavery and Empire in the Cotton Kingdom [El río de sueños oscuros: La esclavitud y el imperio en el reino del algodón], leyó una cita de Charles Sumner (un senador estadounidense de Massachusetts antes de la guerra de Secesión y un líder de las fuerzas antiesclavistas en Massachusetts) en la que Sumner condenó al gobierno federal por su apoyo a la esclavitud y defendió la necesidad de la desobediencia civil. El reverendo Walton, recordando al movimiento por los derechos civiles, declaró: “No tienen suficientes cárceles para encerrar a todos nosotros”. Los manifestantes corearon, “Educación, no deportación” y “Hey hey ho ho, Donald Trump has got to go [tiene que marcharse]”.

Se repartieron a todos los manifestantes el Llamamiento de Rechazar el Fascismo: El 4 de noviembre se inicia, así como el folleto con las 7 acusaciones contra el régimen de Trump y Pence, y los estudiantes y otros se inscribieron en el acto para el 4 de noviembre.

 

Queens, Nueva York: Cientos de personas protestan por el fin de DACA

Jueves, 7 de septiembre. Esta noche, unas 250 personas —Dreamers, inmigrantes, latinos y otros— marcharon a través de Queens, un distrito muy diversa de la Ciudad de Nueva York, condenando la terminación de DACA por el régimen de Trump y Pence. Corearon, “Todos somos DACA / We are all DACA”, “Trump, escucha, libramos la lucha”, y “Si no lo conseguimos, a paralizarlo”. También corearon, “Somos los inmigrantes, los requeté poderosos inmigrantes...”. Una de las pancartas: “You may say that I’m a dreamer, but I’m not the only one” [de la canción Imagine de John Lennon: “Puedes decir que soy un soñador, pero no soy el único”]. Otra: “Soy un profesor, no un criminal”.

Organizó la marcha la rama del barrio de Jackson Heights en Queens del grupo de derechos de inmigrantes Make the Road [Se Hace Camino]. Hizo gran esfuerzos para atraer a los inmigrantes —tanto documentados como indocumentados— y la ruta de la marcha atravesó barrios con una alta concentración de inmigrantes recientes de América Latina, principalmente México.

Un número de Dreamers en la marcha expresó su shock profundo y terrible por la terminación de DACA, lanzando en el aire su vida y futuro, y todo lo que habían esperado y por lo que habían trabajado. Al mismo tiempo, los manifestantes sentían que era urgente que lucharan —“No voy a volver a las sombras”— contra este ultraje.

 “Trump y Pence tiene que marcharse” fue ampliamente bienvenida en la marcha, y la mayoría de los manifestantes tomó los folletos de Rechazar el Fascismo que anunciaban el 4 de noviembre. Se corre la voz. Los que participaron en esta marcha representan a importantes sectores de la población que deben ser movilizados para ser parte de los miles, creciendo a ser muchos miles y en última instancia millones, de personas que se tomen las calles y las plazas públicas a partir del 4 de noviembre.


Martes, 5 de septiembre y Miercoles, 6 de septiembre

En Washington, D.C., cientos de personas se reunieron fuera de la Casa Blanca en las horas que precedieron al anuncio del Procurador General de Trump, Jeff Sessions. La gente coreó, cantó, tocó címbalos y tambores, sosteniendo pancartas como “Queremos educación, abajo con la deportación”. Cuando se corrió la voz del anuncio de Sessions, surgieron gritos de “¡Vergüenza!”. La gente marchó al Departamento de Justicia y luego al Hotel Trump Internacional e hizo una sentada.

En la Ciudad de Nueva York, cientos de personas protestaron en la tarde frente a la Torre Trump en Manhattan. Varias docenas de personas —entre ellas Soñadores— se sentaron en medio de la Quinta Avenida para bloquear el tráfico y fueron arrestadas. Una mujer de 30 años, originaria de México, que fue arrestada, dijo: “Trump trata de asustarnos para que nos escondamos, para que retrocedamos. No vamos a retroceder”. Otro manifestante, un joven latino, dijo: “Tendremos que estar en las calles, todos los días, si eso es lo que se requiere. Estaremos aquí todos los días. Ustedes van a tener noticias de nosotros”.

A principios de la noche, miles de personas estaban reunidas en la Plaza Foley en el bajo Manhattan, y se corrió la voz que la gente iba a cruzar el Puente de Brooklyn.

En Los Ángeles por la tarde del martes varios miles de personas manifestaron y marcharon en protesta por el fin de DACA del régimen de Trump y Pence. La multitud era muy diversa, la parte más grande siendo jóvenes latinos. El mitin se inició en La Plaza en la Calle Olivera en la vieja sección mejicana en el centro de la ciudad. La marcha pasó por Union Station, el Centro de Detención de ICE y las calles alrededor del Centro Cívico de Los Ángeles y terminó frente al ayuntamiento. Los manifestantes estaban animados, enojados y desafiantes, coreando por toda la ruta. Coches que pasaban en la calle Alameda sonaron el claxon en apoyo. Rechazar el Fascismo marchó con las pancartas de “El 4 de noviembre se inicia: ¡NO! ¡Esta pesadilla tiene que terminar!” El Club Revolución-Los Ángeles marchó vendiendo el periódico Revolución.

En Denver, cientos de estudiantes de secundaria en varias escuelas salieron de clases en protesta poco después del anuncio. La emisora de radio KUSA informó que muchos de los estudiantes llevaban pancartas que decían “Defender DACA” y “Nuestros sueños no pueden esperar”. Se programaron otros mítines sobre DACA en Colorado Springs, Boulder, Longmont y Glenwood Springs, Colorado.

En San Francisco 1000 personas protestaron en la plaza frente al edificio federal. Según el San Francisco Chronicle, “La multitud desbordó a la calle fuera del edificio federal, bloqueando el tráfico en la Calle Séptima entre las Calles Mission y Market y la Calle Mission entre la Séptima y la Quinta”. Entre aquellos que bloqueaban la calle estaba un grupo de clérigos. Un orador en el mitin dijo, “Deben permitirme quedar porque soy tu amigo, tu hermana, tu hija. Mostrémosles que se han equivocado al decidir a meterse con nosotros “. Al otro lado de la Bahía, varios cientos de personas celebraron un mitin en la Plaza Sproul en la Universidad de California en Berkeley y de ahí marcharon por la Avenida Telegraph.

En Chicago, “miles de manifestantes se tomaron la calle”, según la emisora local de Noticias CBS. Se reunieron en la Plaza Federal en el Loop y marcharon por las calles del centro de la ciudad a las oficinas de ICE y la Torre Trump.

También hubo protestas frente a las oficinas de ICE en Phoenix y Miami.

En Los Ángeles, los manifestantes se están reuniendo en diferentes partes de la ciudad.

Manténganse atentos para las actualizaciones sobre las protestas.

 

Denver Imagen de Twitter @SaysHummingbird

INSPIRING SUPPORT FOR DREAMERS! ✊

RT to show SUPPORT for Denver STUDENTS who have WALKED OUT of school to protest Trump #DACA announcement. pic.twitter.com/FOqoFk2fPy

— The Hummingbird (@SaysHummingbird) September 5, 2017

¡Apoyo inspirador para los Dreamers!
Retuitear para mostrar APOYO para los ESTUDIANTES quienes ABANDONARON las escuelas en protesta contra el anuncio de Trump sobre DACA

 

San Francisco, CA:

 

Los Ángeles, CA:

 

Puente de Brooklyn, Ciudad de Nueva York:

 

Desobediencia Civil, Ciudad de Nueva York:

 

Universidad de Loyola, Chicago:

 

San Francisco, el martes: La desobediencia civil en que clérigos bloquearon la Calle Séptima en apoyo a DACA. Crédito: twitter/@breyeschow

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/bob-avakian-una-pregunta-un-reto-para-paul-krugman-y-todos-aquellos-que-se-preocupan-por-el-futuro-de-la-humanidad-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

14 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

UNA PREGUNTA, UN RETO PARA PAUL KRUGMAN,
Y TODOS AQUELLOS QUE SE PREOCUPAN
POR EL FUTURO DE LA HUMANIDAD

Bob Avakian

 

 

Paul Krugman, economista ganador de un premio Nobel que publica regularmente comentarios en el New York Times, escribió hace poco (en una columna del 11 de septiembre de 2017, “Conspiraciones, corrupción y clima”) que, con Donald Trump en la Casa Blanca, “el gobierno de Estados Unidos está en manos de conservadores ignorantes que se oponen a la ciencia”. Y he aquí la declaración muy seria con la que concluye esta columna:

El resultado final es que ahora nos gobierna gente que se ha alejado por completo no solo de la comunidad científica, sino de la idea científica: la noción de que una evaluación objetiva de la evidencia es la forma de conocer el mundo. Esta ignorancia deliberada es profundamente aterradora. De hecho, podría terminar por destruir la civilización. [énfasis añadido]

Esto pone en relieve la pregunta: si, de hecho, la gente en el poder puede terminar por destruir la civilización (y esto podría ocurrir no sólo por medio de lo que hace en relación con el clima, sino por medio de desatar de manera gratuita una guerra nuclear), ¿no requiere esto que todos aquellos que están preocupados por los intereses fundamentales de la humanidad, por su propio destino y futuro, actúen de unas maneras que de veras están a la altura de esta profunda amenaza existencial?

De hecho, hay gente que así lo está haciendo. La gente que ha reconocido la grave amenaza que plantean aquellos que ahora nos gobiernan, y la urgencia de la situación, y que por lo tanto está decidida a actuar ahora no sólo para oponerse sino para sacar del poder a este régimen de pesadillas. La gente que se ha negado a simplemente esperar que de alguna manera el “funcionamiento normal” de un proceso que ha conducido a estas personas a su posición dominante impida que actúen de acuerdo con su “ignorancia deliberada”, y cosas peores. La gente que se une sobre la base de un Llamamiento de la organización Rechazar el Fascismo con su posición franca:

“¡Esta pesadilla tiene que terminar: El régimen de Trump y Pence tiene que marcharse!
¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!”

Esta gente trabaja incansablemente para crear la base política y organizativa para una movilización masiva y sostenida en todo Estados Unidos, a partir del 4 de noviembre de este año, cuya posición unificadora es la insistencia de que hay que sacar del poder a este régimen en su conjunto, ya. Como explica el folleto especial de Rechazar el Fascismo (RefuseFascism.org) (en inglés): “Los crímenes del régimen de Trump y Pence y cómo ser parte de sacarlos poder”:

Rechazar el Fascismo es un movimiento de personas de varias perspectivas, unidas en nuestro reconocimiento de que Régimen de Trump y Pence representa un peligro catastrófico para la humanidad y el planeta y que es nuestra responsabilidad sacarlos del poder. Esto significa trabajar y organizarnos con toda nuestra creatividad y determinación hacia el 4 de noviembre, cuando muchos miles de personas llenen las calles de ciudades y pueblos, comenzando una lucha que debe continuar día tras día y noche tras noche, llegando a incorporar a millones de personas, exigiendo: ¡Esta pesadilla tiene que terminar: El régimen de Trump y Pence tiene que marcharse!

Extendemos una invitación de bienvenida a los individuos y las organizaciones desde muchos puntos de vista diferentes que comparten nuestra determinación de negarse a aceptar a un Estados Unidos fascista para sumarse y/o asociarse con nosotros en esta gran causa.

Por lo tanto, eso es el punto crucial de orientación y el reto: las personas que sostienen muchos puntos de vista divergentes deben juntarse y actuar políticamente, en lo que es realmente una manera significativa y poderosa, para hacer frente al desastre inminente —de hecho el desastre en marcha— encarnado en este régimen de Trump y Pence, debido a su obstinada oposición al método científico y su absoluto desprecio por la verdad y su repetido aporreamiento de la verdad, debido a su abierta supremacía blanca y misoginia, sus ataques xenófobos e intolerantes contra los inmigrantes, musulmanes y personas LGBT, su descarado patrioterismo tipo “Estados Unidos Ante Todo” y el grave peligro que representa para la existencia humana mediante su enfoque depredador contra el medio ambiente y el blandimiento belicoso del poderío militar, incluida su voluntad expresada y amenazas descaradas de usar armas nucleares.

En “Conspiraciones, corrupción y clima”, Paul Krugman se refiere a los que ahora están en el poder como “conservadores ignorantes que se oponen a la ciencia”; Rechazar Fascismo está de acuerdo en que son “ignorantes” y “se oponen a la ciencia”, pero va más allá al identificarlos no sólo como “conservadores”, sino como fascistas reales. Krugman es un defensor del capitalismo, mientras que yo soy un defensor del comunismo, un nuevo comunismo, que está convencido de que lo que en última instancia y fundamentalmente se requiere para hacer frente a los horrores actuales que enfrentan las masas de la humanidad y la inminente amenaza a la existencia misma de humanidad, es una revolución verdaderamente radical y emancipadora. Pero eso no es la inmediata cuestión y reto que tenemos ante nosotros en este momento actual. Más bien, es hacer frente al grave peligro que representan los que ahora están en el poder, por medio de una acción política no violenta pero masiva y sostenida — la movilización, primero de miles, que crezcan a millones de personas, decididas a quedarse en las calles hasta que este régimen sea sacado del poder. ¿No es cierto que el reconocimiento mutuo de que este régimen "podría terminar por destruir la civilización" nos exija —de todos los que, desde todos esos muchos puntos de vista divergentes, podemos reconocer que esto es lo que está en juego para la humanidad— que actuemos juntos y hagamos todo a nuestro alcance, para gestar la manifestación política masiva que se necesita urgentemente para expulsar a este régimen?

Con este espíritu y con este entendimiento, es crucial que todos —aquellos, como Paul Krugman, con una plataforma prominente desde la cual influir en la opinión pública, así como aquellos que no tienen esa plataforma— que reconocen y se angustian por lo que está en juego para la humanidad, actúen desde su propia perspectiva, para dar un apoyo significativo y, de hecho, participar activamente en el trabajo preparatorio crítico hacia el 4 de noviembre: apoyar públicamente y promover el Llamamiento de  Rechazar el Fascismo, ayudar a abrir brechas en lo que es efectivamente una supresión de esto por parte de los medios de comunicación, hacer donaciones y recaudar fondos, remitir a la gente al sitio web de Rechazar el Fascismo (RefuseFascism.org), y de innumerables otras maneras contribuir a desarrollar la necesaria base política y organizativa para lo que Rechazar el Fascismo llama con mucha razón “esta gran causa”. Pues es la masiva y sostenida movilización política convocada por Rechazar el Fascismo la que realmente representa la perspectiva de forjar un camino positivo en medio de esta situación extremadamente peligrosa y potencialmente desastrosa, y más allá.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/por-que-hay-que-oponer-los-ataques-al-antifa-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Por qué los ataques al Antifa son una vergüenza, y por qué HAY QUE OPONÉRSELES

16 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

4 de septiembre de 2017. Durante la última semana, el “Antifa” ha sido el objeto de un ataque político sostenido y multifacético, incluido de parte de voces liberales y algunas “progresistas”. Estos ataques serían casi irrisoriamente idiotas si no fueran tan peligrosos y mortalmente serios. Estos ataques le hacen eco a Trump, así como a otras fuerzas organizadas. (El “Antifa” se refiere a una gama de grupos antifascistas y antirracistas con diversos puntos de vista, que actúan de diferentes formas para defenderse de los golpeadores fascistas y supremacistas blancos en la calle y en el internet, y para hacerles frente ahí. Unos sectores importantes del Antifa se identifican como anarquistas en algún sentido).

Unos ejemplos de la gama de ataques: a Noam Chomsky, el anti-imperialista progresista y autodenominado “anarquista” —excluido de los grandes medios de comunicación por décadas— de repente lo están citando todos los medios informativos por decir que el Antifa es “un regalo para la derecha”. Chris Hedges, el comentarista “progresista”, le hace eco a temas semejantes. Los demócratas liberales advierten que el Antifa está haciendo que se cuestione la legitimidad del derecho del gobierno al uso exclusivo de la fuerza y la violencia. Un ex escritor de discursos para Donald Rumsfeld usa el Washington Post como vehículo para afirmar enérgicamente la “equivalencia moral” entre el Antifa, y los nazis a quienes se enfrenta. (Rumsfeld, como secretario de “Defensa” de George W. Bush, dirigió la guerra totalmente ilegítima librada sin provocación contra Irak que ha cobrado cientos de miles de vidas y que sigue causando muertes). Nancy Pelosi, la lideresa del Partido Demócrata, se apresuró a denunciarlos, pidiendo arrestos y procesos en su contra.

El fin de semana se culminó este vil espectáculo: un artículo en el sitio web liberal-democrático Politico anunció importantes investigaciones (y sin duda acciones) del FBI y “Seguridad Nacional” en contra del Antifa.

Veamos las cosas en perspectiva para tener mayor claridad.

Punto número uno: La movilización de grupos organizados de golpeadores fanáticos es una parte integral del fascismo

El régimen de Trump y Pence es un régimen fascista.1

El régimen de Trump y Pence paso a paso ha tomado dramáticas medidas draconianas, eliminando derechos democráticos, persiguiendo a grupo tras grupo y suprimiendo el disentimiento y la resistencia. El propio Trump azuza y fomenta el odio y la violencia salvaje en los mítines fascistas de su campaña electoral: “sáquenlos en camilla” y “denles un puñetazo en la cara” en referencia a los manifestantes que protestaban en esos mítines, y sistemáticamente ataca a la prensa por ser “enemigo del pueblo estadounidense”. Trump dio a conocer al mundo entero su apoyo a los fascistas en Charlottesville. Cuando los fascistas marchan con antorchas y coros de consignas racistas, antisemitas, antigay y descaradamente NAZIS, en un país con una brutal historia de supremacía blanca y supremacía masculina, aquellos que se oponen a todo esto deben despertarse, ¡carajo!

En estados como Iowa, grupos de milicianos fascistas como los Guardianes del Juramento —o sea, efectivos “jubilados” militares y del orden público— acuden con armas a los mítines de Trump e incluso a las reuniones públicas de congresistas para intimidar a los oponentes. Los troles de Trump en el Internet practican el “doxing”, es decir publican los datos privados que identifican a los que se oponen a Trump y usan esta información para hostigarlos. Todos pueden —y deben— ver en línea los tres videos de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) de fines de junio y principios de julio que en esencia son propaganda y recursos de reclutamiento para preparar a los partidarios de Trump como tropas de choque (la fuerza paramilitar que emprendía combates en la calle que actuó de brazo ejecutor para la ascensión al poder de Hitler en Alemania). Charles Blow del New York Times lo ha comparado al reclutamiento de un ejército para fines extrajudiciales.

Mientras tanto, los “progresistas” como Aviva Chomsky 2 escriben artículos que atacan al Antifa, con poses “desde la izquierda”, sin siquiera mencionar la palabra fascismo y mencionando de paso el nombre Trump solamente una vez — lo que es lo mismo que escribir en 1933 en Alemania un artículo que condena las tácticas de resistencia de los comunistas, después del ascenso al poder de Hitler — y sin mencionar a Hitler ni a los nazis. Para cualquiera que duda que esto sea el fascismo, con consecuencias monstruosas y grotescas para la humanidad, ya se ha hecho el trabajo — sobre lo que este régimen ya ha hecho y lo que tiene planeado, en sus políticas y en sus leyes. No se trata de ninguna “oscilación del péndulo” hacia una administración republicana más derechista; se trata de un régimen fascista, mismo que ahora tiene por objeto consolidarse, tanto en oposición a la oposición de masas como en oposición a la oposición al interior de la clase dominante.

Es importante que el Antifa —junto con otros grupos e individuos, entre ellos los comunistas revolucionarios— se mantuvieran firmes y respondieran con lucha en Charlottesville. ¿Quiénes de entre los llamados “izquierdistas” y liberales habrían preferido el resultado si no lo hubieran hecho? ¿Más cadáveres en la morgue? ¿Más nombres en la lista de los valientes que ya incluye a Heather Heyer? ¿Más huesos quebrados? Lo que es peor aún: la imagen de una chusma abiertamente racista y fascista que se desmanda sin oposición durante el fin de semana hubiera sido una tremenda victoria política para los fascistas: hubiera desmoralizado a los que se oponen al régimen y hubiera envalentonado a los racistas, misóginos y patrioteros “Estados Unidos Ante Todo” aún más atrasados para que se les sumaran.

A diferencia de eso, Charlottesville se constituyó en un ejemplo inspirador de lo que la gente DEBE hacer en este período. Re-polarizó a la sociedad de una manera muy favorable e incluso algunas fuerzas en la clase dominante abandonaron las instituciones gubernamentales asociadas con Trump. Pero Charlottesville —y la persistente defensa de Trump a la “buena gente” que marchó con insignias nazis y banderas del Ku Klux Klan— también debería haber servido de fuerte llamada de atención. A los que ahora señalan en tono de regaño al Antifa y grupos relacionados: por favor, sáquense la maldita cabeza de la arena. Reconozcan la profundidad y urgencia de lo que está pasando.

¿Qué tiene de malo que una masa de gente se reúna en masa —como sucedió en varias ciudades después de Charlottesville— para impedir que los fascistas hagan sus necedades tras anunciar su intención de volver a hacerlo? Absolutamente nada. Al contrario, en nuestro sitio web hemos comparado esto con aquellos que actuaban decisivamente para impedir que una chusma de linchamiento se reuniera, y esa comparación es precisamente acertada.

Punto número dos: Aún hay tiempo, pero no hay mucho tiempo, para expulsar
a este régimen por medio de la acción política de masas. Pero eso requerirá
romper con las “normas” del dominio democrático-burgués ordinario.

El fascismo no ha consolidado su dominio (para ver más información sobre esto, lea los artículos de revcom.us aquí y los discursos de Rechazar Fascismo en las recientes conferencias de organización aquí y aquí). El régimen de Trump y Pence aún no ha logrado aplastar la oposición del pueblo, superar la oposición de diferentes tipos proveniente de otros sectores de la clase dominante ni imponer su programa en toda su extensión. Aún hay tiempo —y una “ventana de oportunidad”— para expulsar a este régimen por medio de la acción política de masas. Por eso es clave el Llamamiento para el 4 de noviembre de Rechazar el Fascismo. A menos que se aprehenda el momento, tan pronto como sea posible, habrá posibilidades muy grandes de que se cierre la ventana para semejante acción de masas, y el régimen de Trump y Pence logre consolidarse apretando las clavijas en toda su extensión.

Pero semejante acción requerirá que se rompa con “las formas de siempre de hacer las cosas”, con las “normas” de las formas familiares de hacer las cosas. Se requerirá que se rompa con el pensar externado por Peter Beinart, un comentarista liberal-democrático, en su ataque al Antifa:

La percibida legitimidad del Antifa está relacionada a la inversa con la del gobierno. Es por eso que, en la era de Trump, el movimiento está creciendo como nunca antes. A medida que el presidente se burla de las normas liberal-democráticas y las subvierte, los progresistas enfrentan una elección. Pueden volver a comprometerse con las reglas del juego limpio, y tratar de limitar el efecto corrosivo del presidente, aunque frecuentemente fracasen. O, por repugnancia o temor o indignación justificada, pueden tratar de negar a los racistas y a los partidarios de Trump sus derechos políticos. De Middlebury a Berkeley a Portland, el segundo enfoque está en ascenso, especialmente entre los jóvenes. [énfasis agregado]

Un problema: El régimen de Trump y Pence NO juega según las reglas “liberal-democráticas”, según las mencionadas “normas”. Trump comprobó esto repetidamente durante toda su campaña — y durante toda su presidencia hasta la fecha, desconociendo y pisoteando las normas ordenadas “preciadas” de “las formas de siempre de hacer las cosas”, inclusive de parte de los de arriba. A medida que Trump y su régimen asaltan y destruyen esas “normas”, Beinart lo reconoce, pero luego a que “nosotros”, el “movimiento” de oposición, sigamos esas normas. “Las formas de siempre de hacer las cosas” quizás incluyan algo de resistencia, pero al servicio de canalizarla a las elecciones y de esperar hasta 2018 y 2020 — o de protestar contra cada nuevo atropello del régimen fascista mientras éste siga apretando las clavijas. Esto tendrá consecuencias catastróficas. Como declara fuertemente el Llamamiento de Rechazar el Fascismo:

Debemos reconocer que el carácter del fascismo abarca la capacidad de absorber actos separados de resistencia al mismo tiempo que desequilibra constantemente a la oposición al impulsar velozmente su programa. El régimen de Trump y Pence lanzará repetidamente nuevas medidas altamente represivas para finalmente suprimir toda resistencia y rehacer la ley… A MENOS QUE SEAN EXPULSADOS DEL PODER.

En un momento en que se están desintegrando estas normas liberal-democráticas, ante la lucha de la gente, los actos de los fascistas, sus divisiones con otros sectores de la clase dominante y la mayor polarización general en la sociedad, Beinart se propone recuperar esas normas, “conservar el centro”. Bob Avakian analiza toda esta lógica mortal —además de las raíces del fascismo en Estados Unidos y las trampas que cercan el pensar de la gente al enfrentar este peligro— en su nuevo discurso (en inglés) “El problema, la solución y los retos antes nosotros”; recomendamos mucho que nuestros lectores lo escuchen y/o lo lean. 

Beinart eleva el funcionamiento de este sistema —del cual Donald Trump y este régimen fascista son productos— por encima de la monstruosidad que este régimen fascista representa, y subestima gravemente sus horrores, peligros, y consecuencias.

¿Qué aconseja usted, Sr. Beinart, si Trump sí cumpla con todo lo que ha dicho que hará, y si las fuerzas golpeadoras fascistas crezcan, se cohesionen y se envalentonen para actuar con impunidad? Nótense que en cada ciudad, la policía ha consentido a las fuerzas fascistas y las ha escoltado sanos y salvos a sus carros, y después ha atacado a las fuerzas que se oponían a los fascistas. ¿Qué aconseja, Sr. Beinart, cuando el régimen de Trump y Pence borre a millones de negros y latinos de las listas de votantes en nombre de combatir el “fraude electoral” y en efecto orqueste un triunfo electoral aún antes de los comicios? ¿Cuando desobedezca las órdenes judiciales porque contradicen sus acciones ejecutivas? ¿Cuando haga redadas para arrestar a “jóvenes” (y otros) acerca de los cuales usted se inquieta que no reconozcan la legitimidad del gobierno? ¿Cuando emprenda una guerra contra Corea del Norte, Irán o Venezuela, y en redadas encarcele a toda persona que se le oponga, o que persiga a ciertos grupos étnicos? ¿Debemos terminar esta pesadilla, o esperar a ver cómo esto se desenvuelve? Sustituyan “canciller” por “presidente”, y “Hitler” por “Trump” en el párrafo anterior que usted escribió, y eso constituiría un excelente ejemplo de cómo allanaron el camino a los campos de muerte.

No va a haber ningún camino indoloro, fácil, tipo esperar que pase el tiempo y esperar a ver que todo se arregle para lidiar con la situación que enfrentamos: una camarilla fascista emperrada en consolidar un dominio indiscutible, con la erradicación fundamental de todos los derechos democráticos, y medidas genocidas, incluso, quizás, el genocidio literal.3 Lo mejor sería actuar ahora mismo como si no sólo nuestras vidas sino los intereses de la humanidad dependieran de la expulsión de este régimen — porque en efecto así es, ¿entendido? ¡Hay que acordarnos de que Trump tiene el dedo encima del disparador nuclear; Hitler no tenía armas nucleares!

Así ha pasado en la historia de otros regímenes fascistas anteriores, y está pasando igual con el régimen de Trump y Pence. Al mismo tiempo que se topan con obstáculos, buscan imponer diferentes y más opresivas normas para cohesionar la sociedad, pisotear derechos civiles y jurídicos y movilizar a bases sociales fascistas violentas, como lo hace Trump con sus “mítines”. Imponen el fascismo a martillazos desde arriba, así como por medio los golpeadores en la calle. Los críticos progresistas que le temen al Antifa —y en realidad a toda resistencia seria— no enfrentan esta realidad y dinámica — del fascismo. Se enceguecen deliberadamente a sí mismos, y por lo tanto propagan necedades y enceguecen a otros. La dinámica del fascismo en marcha socava el alcance y el espacio para la protesta, y debilita la base para que el pueblo luche y oponga resistencia — ¡al mismo tiempo que los horrores del fascismo se aceleran y se agravan!

Lo que se necesita es lo que Rechazar el Fascismo está llamando a hacer, a partir del 4 de noviembre, las personas de todos los sectores sociales y de muchos diferentes puntos de vista

nos reuniremos en las calles y las plazas públicas de ciudades y pueblos por todo Estados Unidos, al inicio con muchos miles declararemos que este régimen en su conjunto es ilegítimo y que no nos detendremos hasta que se cumpla nuestra demanda sola y única: Esta pesadilla tiene que terminar: ¡El régimen de Trump y Pence tiene que marcharse! 

Nuestra protesta tiene que crecer día tras día y noche tras noche —en que los miles llegan a ser cientos de miles, y de ahí millones— decididos a actuar para ponerle fin al grave peligro que el régimen de Trump y Pence representa para el mundo, exigiendo que este régimen en su conjunto sea sacado del poder.

A esta luz, es importante reconocer que entre más los grupos fascistas merodeen por las calles sin oposición, más fuerza cobren y más se envalentonen para imponer el fascismo, que conlleva esfuerzos de aplastar a la oposición y resistir las actividades de expulsar a este régimen.

Aún hay tiempo para expulsar a este régimen — pero NO LO HABRÁ si las personas se dejan limitar por las mismas reglas que facilitaron el ascenso del régimen. NO LO HABRÁ si —parafraseando a Yeats— “los mejores carecen de toda convicción” (y peor aún, condenan a los que sí actúan de manera justa según sus convicciones), mientras “los peores rebosan de intensidad apasionada”. Esto no se logrará sin sacrificio — los que tanto aluden al movimiento de derechos civiles con tal de reprender a los jóvenes de hoy deben reflexionar seriamente sobre lo que realmente ocurrió en Birmingham, en Selma, y en Filadelfia, Misisipí.

Punto número tres: Es inadmisible cooperar para tratar a cualquiera que
se oponga a los fascistas como equivalente a los fascistas.

Los críticos al Antifa han reprobado la prueba más básica de la política y la moral: la de trazar una línea clara entre los que cometen grandes crímenes (en este caso con el respaldo del estado4) y los que se oponen a esos crímenes. Esta tiene que ser una línea divisoria brillante en cualquier movimiento que tenga esperanza alguna de ponerle alto al monstruo. Para citar una declaración del sitio web de Rechazar el Fascismo:

No dejen que las fuerzas gobernantes, o cualquier otra fuerza, nos dividan o nos enfrenten los unos a los otros. No caigan en los esquemas de “dividir para conquistar” y en las acciones divisivas, rechacen y dejen atrás las disputas mezquinas y las riñas sectarias — conéctense DE MANERA AMPLIA para UNIR A TODOS LOS QUE SE PUEDE UNIR, desde diferentes perspectivas y puntos de vista, en torno al gran objetivo unificador de expulsar, por medio de una movilización política masiva y sostenida, a este régimen que ya ha hecho tanto daño y que constituye una grave amenaza para la humanidad.

De hecho, en respuesta a Noam Chomsky, ¡son precisamente los mecanismos de “dividir para conquistar” que aíslan a unos sectores de la resistencia al fascismo y que concilian con la represión del fascismo contra esos sectores, los que son “un regalo para la derecha”! Vayamos al grano. Las personas que se sumaron a los ataques de la última semana, o que permitieron que fueran utilizadas, están modificando el famoso enunciado de Martin Niemöller5 —que empieza con “primero vinieron por los comunistas, y no dije nada porque no era comunista, luego vinieron por los judíos, etc.”— haciéndolo aún peor: “luego vinieron por el Antifa, y yo me reuní al ataque”. ¡Despiértense, carajo! ¡No hagan esto!

Punto número cuatro: No basta, de hecho, simplemente oponer resistencia
a los secuaces de Trump en las calles y formar redes de solidaridad. Hace falta
un gran movimiento político, que incorpore a todos, del Antifa a Indivisible,
a los demócratas, los liberales, y los republicanos desafectos y disgustados,
que se tomen las calles de una forma decidida, noche tras noche y día tras día,
y que se nieguen a “dejarse desviar”.

Ya es hora de que se reúnan todos los que están asqueados por este régimen de pesadillas, sin importar lo que sea su proyecto de hoy ni su visión para mañana, en torno a lo que bien podría ser una de nuestras últimas mejores oportunidades de TERMINAR ESTA PESADILLA. Ya es hora de organizarnos. Ya es hora de ser parte del 4 de noviembre, de ponernos manos a la obra, de dar todo con tal de expulsar al régimen fascista de Trump y Pence.

La humanidad —en el presente y en el futuro— está contando con nosotros.

 


1. Lo siguiente ha aparecido en www.revcom.us/home-s.htm:

¿Qué ES el fascismo?

El fascismo es cuando la clase burguesa (capitalista-imperialista) ejerza una dictadura abierta, la que gobierna por medio del uso del abierto terror y la violencia, pisotea lo que se supone son derechos civiles y legales, utiliza el poder del estado y moviliza a grupos organizados de golpeadores fanáticos para cometer atrocidades contra las masas populares, particularmente contra los grupos de personas que identifica como “enemigos”, “indeseables” o “peligros para la sociedad”.

Al mismo tiempo, si bien es probable que se movilice rápidamente para hacer cumplir ciertas medidas represivas para consolidar su gobierno, lo que es posible ver estudiando los ejemplos de la Alemania nazi y de la Italia bajo Mussolini, también es probable que un régimen fascista implemente su programa general por etapas y además, trabaje en varios momentos de asegurar a la población o a ciertos sectores de la población de que evitarán los horrores, siempre que aceptan calladamente y no protestan ni se resisten cuando la situación siembre terror entre otros y los pone en la mira de la represión, la deportación, la “conversión”, la prisión o la ejecución. [regresa]

2. “How (Not) to Challenge Racist Violence” [Cómo (no) hacerle frente a la violencia racista], CommonDreams.org, 21 de agosto de 2017. [regresa]

3. Carl Dix ha contado que los fascistas en Charlottesville se les acercaron a él y a otros y les dijeron: “Tenemos un horno para ustedes”. [regresa]

4. Es más claro que el agua —de hecho, fue claro en el momento de los hechos— que los fascistas montaron sus desmanes en Charlottesville con el contubernio consciente de la policía. Sin mencionar, por supuesto, el respaldo que recibieron del mero Número Uno: el Trumpf. [regresa]

5. “Primero vinieron por los comunistas, y no dije nada, porque no era comunista. 

“Luego vinieron por los judíos, y no dije nada, porque no era judío. 

“Entonces vinieron por los sindicalistas, y yo no dije nada, porque no era sindicalista. 

“Entonces vinieron por los católicos, y yo no dije nada, porque yo era protestante. 

“Entonces vinieron a buscarme a mí, y no quedó nadie para hablar por mí”. [regresa]

 

       

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/ataques-vergonzosos-peligrosos-e-malos-al-antifa-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

De Rechazar el Fascismo (refusefascism.org):

Ataques vergonzosos, peligrosos y malos al Antifa

No existe NINGUNA “equivalencia” moral entre aquellos que buscan imponer la supremacía blanca y el fascismo, y aquellos que luchan contra esta pesadilla

16 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Una controversia ha estallado en relación al Antifa, una amplia agrupación de personas que son antifascistas y anti-racistas, muchas de las cuales se asocian con el anarquismo. Después de que los supremacistas blancos y los nazis con antorchas brutalizaron e incluso asesinaron en Charlottesville, Donald Trump argumentó que el Antifa y otros contra-manifestantes eran responsables por igual de la violencia y el odio. En realidad, el Antifa y otros desempeñaron un papel valeroso en la defensa de la gente contra la brutal violencia amenazada y llevada a cabo por los fascistas. Desde ese entonces, los medios de comunicación han informado que el Departamento de Seguridad Nacional ha clasificado las actividades del Antifa como “violencia terrorista interna”. Nancy Pelosi ha pedido la detención y enjuiciamiento de los miembros del Antifa. El alcalde de Berkeley ha pedido que se le clasifiquen como una “pandilla”. Y algunas voces que se hacen llamar de la “izquierda progresista” se han unido a las condenas y al distanciamiento del Antifa.

En este contexto, Rechazar el Fascismo (RefuseFascism.org) quiere enumera los siguientes puntos críticos de orientación:

[1] No existe NINGUNA “equivalencia” moral entre aquellos que buscan imponer la supremacía blanca y el fascismo en la sociedad, y aquellos que luchan contra esta pesadilla. Las fuerzas fascistas, tanto dentro como fuera del gobierno, están tratando de imponer un orden que no sólo fortalece la supremacía blanca, la misoginia y todas las formas de intolerancia, sino que en realidad hace regresar a la sociedad a los días de la supremacía blanca abierta y la segregación del Jim Crow, el semitismo y el nazismo, la misoginia violenta y represiva, la intolerancia anti-LGBTQ, y la destrucción global por medio de guerras y devastación ambiental. Sus actos y retórica corresponden a esta visión y estos objetivos. Todo esto está sucediendo en un contexto del siglo 21, con la toma del poder por parte del régimen de Trump y Pence a fin de promulgar y consolidar esta visión lo más rápido posible. Aquellos que se oponen a estas ideas y objetivos horrorosos están del lado correcto de la historia. Un lado tiene razón. Un lado está mal. No existe ninguna equivalencia.

[2] Para defenderse de la injusticia en este momento, se requiere entender firmemente que los ataques al “Antifa” tienen el propósito de intimidar, suprimir y dividir toda la oposición al fascismo. Hay que oponerse a las amenazas y ataques al Antifa y a cualquier otra persona que se oponga al fascismo, especialmente los intentos del estado de calificarlos de “terroristas” o ponerlos en listas de vigilancia. La penalización de la protesta y de la resistencia es una parte esencial de la consolidación del fascismo, que ya progresa rápidamente bajo el Régimen de Trump y Pence. Dado la horrenda embestida a los musulmanes, las mujeres, los inmigrantes, la gente LGBTQ, los negros, la ciencia, el medio ambiente, las libertades civiles y la gente en todo el mundo por este régimen, es más importante que nunca que la gente tenga el derecho a enfrentarse al fascismo, protestar y oponerse resistencia. Las diferencias en relación a las tácticas, donde existan, no deben dividir a la resistencia del pueblo. El distanciamiento y la efectiva participación en las amenazas y ataques de este régimen fascista, y otras autoridades gubernamentales, no sólo son moralmente ruines, sino que también acomodan y conducen rápidamente a la colaboración con el fascismo. Hemos aprendido de la Alemania nazi que permitir que penalicen a un grupo sólo fortalece el impulso del fascismo, a medida que persiga a un grupo tras otro.

[3] Rechazar el Fascismo no inicia la violencia. Nos oponemos a la violencia contra las personas y entre las personas, pero defendemos el derecho fundamental y legal a la defensa propia. Acogemos y buscamos activamente incorporar a personas que provienen de una gran diversidad de puntos de vista sobre muchas cuestiones importantes, como cuándo y si alguna forma de violencia es siquiera legítima. Esto es un gran punto fuerte, ya que se requerirá que millones de personas trabajen y luchen juntas para detener a un Estados Unidos fascista expulsando al Régimen fascista de Trump y Pence. Los esfuerzos que emprendemos juntos constan de protestas políticas no violentas.

[4] Algunos de “la izquierda” han dicho que las acciones del Antifa y otros que se enfrentan directamente a los golpeadores fascistas son un “regalo para la derecha” porque “provocan y legitiman” la represión y el asalto por parte de los fascistas. Esto está mal. Este argumento se basa en una evaluación errónea del peligro al cual nos enfrentamos. Nos enfrentamos a un régimen fascista que está eviscerando las normas democráticas y los derechos civiles. El azuzamiento de golpeadores fascistas organizados para intimidar y aterrorizar es una parte integral de la consolidación del fascismo. Es una parte clave de cómo apaciguan a la resistencia y la vuelven cómplice. Este proceso está muy avanzado y no es resultado de protestas combativas en su contra, ni es una respuesta a dichas protestas. Este proceso no se detendrá si se detiene la resistencia combativa. Más bien, la imposición en toda su extensión de las formas más brutales y terroristas del fascismo en Estados Unidos continuará avanzando a menos y hasta que millones de personas se unan para sacar del poder al Régimen fascista de Trump y Pence.

[5] No se debe permitir que los argumentos por la equivalencia moral se conviertan en una justificación para que las “buenas personas” se apartan. La parálisis tiene consecuencias de muchísimo alcance. El silencio es complicidad, y no tomar una decisión por temor a salir de los cauces normales y por potencialmente encontrarse con la violencia deja que avancen los horrores del fascismo. Aquellos que verdaderamente aborrecen todas las formas de violencia deben preguntarse sinceramente qué están haciendo para hacer frente a la brutal violencia del fascismo. Permanecer al margen con una actitud de esperar a ver tampoco es una posición moralmente neutral; en realidad es la posición de observar la marcha del fascismo hacia el genocidio y la destrucción del planeta, sin más indignación que un encogimiento de hombros. No hay un espacio perfectamente seguro en el que librar esta lucha. Puede haber seguridad para algunas personas al permanecer en casa y mantenerse ambivalentes, pero eso tiene un gran costo para la humanidad propia.

*****

¡Cada día crece la urgencia de que las personas se reúnan desde una diversidad de perspectivas para negarse a aceptar a un Estados Unidos fascista al expulsar el Régimen Fascista de Trump y Pence! Súmense a nosotros para organizarse —impulsando la más amplia unidad posible— para tomar las calles a partir del 4 de noviembre en un movimiento sostenido que crezca día tras día y noche tras noche, de muchos miles a millones de personas, sin detenerse hasta que se cumpla nuestra exigencia: ¡Esta pesadilla tiene que terminar: El Régimen de Trump y Pence tiene que marcharse!

En estos esfuerzos, debemos Unir a todos los que se puede unir y Derrotar los intentos de “dividir para conquistar”:

No dejen que las fuerzas gobernantes, o cualquier otra fuerza, nos dividan o nos enfrenten los unos a los otros. No caigan en los esquemas de “dividir para conquistar" y en las acciones divisivas, rechacen y dejen atrás las disputas mezquinas y las riñas sectarias — conéctense DE MANERA AMPLIA para UNIR A TODOS LOS QUE SE PUEDE UNIR, desde diferentes perspectivas y puntos de vista, en torno al gran objetivo unificador de expulsar, por medio de una movilización política masiva y sostenida, a este régimen que ya ha hecho tanto daño y que constituye una grave amenaza para la humanidad.

¡Esta pesadilla tiene que terminar: El régimen de Trump y Pence tiene que marcharse!
¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/bob-avakian-hablara-en-la-uc-berkeley-april-de-2018-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Un anuncio importante en mitin de agravios en la UC-Berkeley

BOB AVAKIAN HABLARÁ EN LA UC-BERKELEY, ABRIL DE 2018

16 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Berkeley, California

Se hizo el siguiente anuncio importante durante un mitin de agravios en desafío al ideólogo fascista Ben Shapiro en la Universidad de California-Berkeley (UCB) el 14 de septiembre. Revcom.us convocará una rueda de prensa en la UCB donde se hará este anuncio formalmente en la semana que viene.

Para difusión inmediata:

             Bob Avakian, el revolucionario más radical con vida, el presidente del Partido Comunista Revolucionario, el autor de la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, un ex alumno de la UCB y un participante activo en el Movimiento pro Libertad de Expresión, hablará en el plantel de la UCB en abril de 2018, sobre la libertad de expresión y la revolución comunista; y, como parte de eso, denunciará y refutará las mentiras y distorsiones de la rectora Christ sobre el Movimiento pro Libertad de Expresión.

             Si bien la rectora Christ y la administración universitaria ya han hecho mucho daño al tergiversar y expropiar el Movimiento pro Libertad de Expresión con tal de acomodar y facilitar la difusión de provocaciones fascistas abiertas por parte de tipos como Ben Shapiro y Milo Yiannopolous —a la que de hecho es correcto y justo oponerse e impedir— sería el colmo de la hipocresía y también haría un daño aún mayor al ejercicio de la libertad de expresión, si participaran de cualquier manera en suprimir u obstaculizar que Bob Avakian conferencie en la universidad sobre una revolución comunista emancipadora y la libertad de expresión en relación con eso. Porque, como hemos señalado: “El fascismo ya tiene una plataforma — la plataforma más grande y poderosa en el mundo: ¡la Casa Blanca!”. Es más, el principio que John Stuart Mill expresó, sobre la importancia de la contienda de ideas —un principio cuya importancia básica el mismo Bob Avakian ha enfatizado— es crucial en particular “para la difusión y evaluación crítica de las ideas poco conocidas y/o impopulares en general, y especialmente en el caso de las ideas que las dominantes fuerzas y relaciones de la sociedad (incluido el aparato estatal gobernante) no favorecen y a las que trabajan enérgicamente para desacreditar, contener o suprimir activamente”

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/bob-avakian-un-pais-gobernado-por-supremacistas-blancos-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

16 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Un país gobernado por supremacistas blancos, ¿desde cuándo es eso aceptable?

Bob Avakian

 

 

Jemele Hill, una comentarista de la ESPN, tuiteó que Donald Trump es un supremacista blanco, con lo que la vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, pidió que Hill fuera despedida. (Ella no ha sido despedida, pero tuvo que emitir una disculpa, diciendo que no debería haber implicado a la ESPN en sus comentarios). Y luego Ta-Nehisi Coates hace un amplio y convincente argumento, en el actual número de la revista Atlantic, de que la ideología que define a Trump es la supremacía blanca. Aquí hay que decir firmemente:

¿Qué significa, y qué se requiere que la gente haga, si un supremacista blanco abierto está en funciones en la Casa Blanca, si esta administración (régimen) en su conjunto se basa en la supremacía blanca, si son acertados no sólo los comentarios de Jemele Hill sino el argumento de Ta-Nehisi Coates en su artículo de Atlantic — algo que sí es cierto? ¿Es esto algo que la gente simplemente tiene que aceptar — que los supremacistas blancos abiertos ahora gobiernan a Estados Unidos? ¿Es algo que se puede, o se debe, esperar hasta algunas futuras elecciones (2018 ó 2020) a ver si “se resuelve”? ¡¿Y quién hará que esto “se resuelva” de una manera positiva, si su norma moral y política es que esto está bien, o es algo que la gente simplemente tiene que aceptar, que ahora los supremacistas blancos están gobernando abiertamente a Estados Unidos?!

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/preso-cuatro-poemas-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

De un preso

“Cuatro poemas que expresan mis ideas sobre el estado de la presidencia, la economía y el racismo”.

17 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

California, 18 de agosto de 2017

En paz, camaradas:

Yo quiero mucho a ustedes por sus inestimables contribuciones a la lucha en la sociedad, especialmente en lo relacionado con las entrañas de la bestia. Les mando cuatro poemas que expresan mis ideas sobre el estado de la presidencia, la economía y el racismo. Que estén bien.

XXXXXXXXXXXX

 

CAMPAÑA DE CAMPAÑAS

Un racista presidencial hace campaña

Generaciones del reino blanco tiránico

Arruinar vidas su mayor hazaña

Derechos constitucionales hechos añicos

Entre dos partidos, un circo de contienda

Millones de dólares invertidos en bravuconería

Elegir una sola voz que a proteger pretenda

Una transa equivalente al látigo del esclavista

60

 

REINO DEL CAPITAL

Democracia para la clase dominante solamente

Membresía del blanco vale más que retórica

Racista observante de la ley más que transparente

Sistemas de castas de instalación histórica

Monumentos nacionales simbolizan un pasado blanqueado

Fundado sobre el lomo quemado de esclavos

El ciudadano indígena tratado como excluido

En una sociedad erigida de fosas comunes
43

 

CONTUBERNIO OFICIAL

Grupos de odio blanco con dineros oficiales

Ambos en la trinchera contra la soberanía negra

Caminos mortales llevan a justicieros paramilitares

Campañas políticas administran pobreza mental

Leyes del código negro separan al hombre de la bestia

Reinterpretación de Biblias evidencia inferioridad

Generaciones de ricos en festín de esclavitud

Constitución subliminal con invisible prioridad

44

 

EQUIPO GUBERNAMENTAL MACABRO

Leyes que prenden discordia entre la gente

Delincuentes profesionales con placa de autoridad

Actos diabólicos resumidos de la época de contra-inteligencia

Acusaciones falsas contra todo izquierdista en potencia

Ku Klux Klanistas investidos en la Casa Blanca

Campos de concentración como ventanas al control de población

Trampas ejecutivas para desaparecer a mártires

Estatutos congresionales para erradicar voces radicales

Memorandos transformados en balas del servicio secreto

Una tumba abierta para otra canción moribunda

17

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/466/otras-voces-sobre-trump-y-la-resistencia-es.html#bergdorf

Revolución #508 14 de septiembre de 2017


Warning: file_get_contents(../a/466/otras-voces-sobre-trump-y-la-resistencia-es.html#bergdorf): failed to open stream: No such file or directory in /home/revweb/public_html/quick/508es.php on line 144

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/trump-dakota-del-norte-petroleo-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Sí, este imbécil arrogante y DESPIADADO encabeza un régimen fascista en el país más poderoso del mundo…

17 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

9 de septiembre de 2017. Mientras millones de personas siguen sufriendo a raíz del huracán Harvey y millones de personas en el Caribe fueron asolados por el huracán Irma... y mientras los científicos del clima advierten que las tormentas más grandes y más destructivas como éstas están en aumento debido al cambio climático global causado por gases de efecto invernadero causados por los combustibles fósiles — Donald Trump dio un discurso en una refinería de petróleo en Dakota del Norte y se jactó de haber sacado a Estados Unidos del “asesino de trabajos”, el acuerdo de París sobre el clima, de haber eliminado un montón de regulaciones ambientales, y de facilitar la construcción del oleoducto Dakota Access que trasladará millones de galones de petróleo cada día. Hasta dijo —en una región que sufre una sequía sin precedentes— que él “no sabía que ustedes tenían sequías tan al norte”.

…Ahora ¿qué haremos sobre ESO? ¡El 4 de Noviembre, Se Inicia!"

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/los-democratas-amarran-tratos-con-el-fascista-trump-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Los demócratas amarran tratos con el fascista Trump

“Todos estamos en EL mismo equipo”
— Obama sobre Trump

17 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El 6 de septiembre, el día después de que el régimen fascista de Trump y Pence puso fin a DACA y puso en peligro la vida de 800.000 Dreamers y millones de inmigrantes, los demócratas, liderados por Chuck Schumer y Nancy Piglosi (o sea Puercalosi, también conocida como Pelosi), gustosamente amarraron un trato con Trump, quien dejó a un lado a los republicanos del Congreso, para continuar financiando el gobierno y mandar una miseria en ayuda al Houston destrozado por las inundaciones.

Luego, el jueves 14 de septiembre, los demócratas Schumer y Piglosi cenaron y amararon otro trato con Trump para proteger a los que se benefician de DACA.

Esto no se trataba de un Trump que se haya transformado en “bipartidista” o “normal”.

Y no, Peter Baker del New York Times se equivocó al decir que Trump es “el primer independiente en ocupar la presidencia desde el inicio del sistema actual de dos partidos cuando la guerra de Secesión”. Es el primer presidente fascista, con Trump haciendo añicos las normas tradicionales de gobierno, concentrando el poder en el ejecutivo frente a ambos partidos, y tratando de imponer nuevas normas fascistas — con los demócratas ayudando, respaldando, normalizando y sonriendo en todo el camino.

En cuanto a proteger a los Dreamers, no se ha llegado a ningún acuerdo y no hay garantía alguna de que vaya a hacerlo, y Trump dejó en claro que cualquier acuerdo no incluiría la amnistía ni un camino hacia la ciudadanía. Y eso no es lo peor. Trump insistió —y los demócratas aceptaron— en que haya “un aumento masivo de la seguridad fronteriza”, lo que significa más Migra, más patrullas fronterizas, más justicieros, y más golpizas, arrestos y muertes a lo largo de la frontera con México. El secretario de prensa de Trump también dejó en claro el viernes que el “trato” también resultará en una intensificación de “hacer cumplir la ley dentro de Estados Unidos” — es decir, más redadas de ICE, más familias separadas, más inmigrantes aterrorizados.

Mientras tanto, Schumer se ocupa en dar consejos a Trump sobre cómo tener éxito, y dijo con entusiasmo: “Nosotros le caemos bien; yo le caigo bien al menos”.

La colaboración de los demócratas va mucho más allá de lo vergonzoso y repugnante: es criminal. Y revela mucho sobre por qué no se puede confiar en los demócratas para detener y revertir la monstruosidad que es el régimen fascista de Trump y Pence.

Los acontecimientos de la semana pasada —Trump tratando a los demócratas directamente y socavando a los congresistas republicanos— señalan el continuo tumulto y la lucha aguda dentro de las filas de la clase dominante mientras el régimen de Trump y Pence avanza agresivamente para consolidar el fascismo. Estas batallas ni son sin importancia ni irrelevantes, al comprenderlas y actuar desde el punto de vista de cómo se relacionan con las oportunidades y cómo pueden crear las oportunidades para la lucha de masas “desde abajo” y —lo más importante— para movilizar a la gente para expulsar a todo este régimen fascista, el que constituye una grave amenaza existencial para la humanidad.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/conozcan-dos-manifestantes-que-enfrentaron-cargos-graves-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Conozcan a Niko y Bo, dos manifestantes durante la Convención Nacional Republicana de 2016 que enfrentaron cargos graves

17 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

[Este artículo fue publicado in inglés el 11 de septiembre de 2017, antes de que la corte retiró todos los cargos contra ellos.]

El 19 de septiembre, un juicio fue programada para Niko y Bo, dos de los acusados RNC 16 que enfrentaron graves cargos. Los RNC 16 son 16 manifestantes arrestados por quemar una bandera estadounidense el 20 de julio de 2016 durante una protesta política justa fuera de la entrada de la Convención Nacional Republicana (RNC por las siglas en inglés) el mismo día en que el RNC seleccionó a Donald Trump como su candidato presidencial.

Niko es miembro del Club Revolución. Él se plantó contra el gran surgimiento de asesinatos policiales como Eric Garner y Michael Brown. “Me sentí obligado a actuar y hacer algo pero no sabía qué hacer hasta que entré en una librería de Libros Revolución y conocí a los camaradas que me dijeron que hay una manera completamente diferente en que la sociedad podría ser organizada — el comunismo. Y quería aprender más al respecto, y lo hice y me he mantenido en ese camino revolucionario. Además, asistí al Diálogo [entre Bob Avakian y Cornel West] y al escuchar a BA hablar en el Diálogo, eso que concretamente me hizo decir que me iba dedicar. Eso me ayudó y me inspiró a tomar la decisión. Así que cuando volví a casa dije, sí, me voy a meterme en esto, realmente quiero hacerlo”. Lea más de Niko aquí.

Bo trabaja con el Club Revolución y se describe como un defensor de la nueva síntesis del comunismo desarrollada por Bob Avakian. Bo se alistó en el ejército estadounidense y fue enviado a Irak, primero como parte de la “Operación Libertad Iraquí” en 2003 y más tarde en 2007 como parte del “surgimiento” estadounidense en Irak. Se inscribió a los Marines estadounidenses con la idea de que ayudaría a Estados Unidos a difundir la democracia en partes del mundo donde la democracia no funcionaba. Estas experiencias, ser una parte y presenciar la destrucción masiva y las muertes horribles del pueblo iraquí, han tenido un profundo impacto sobre Bo. Comenzó a buscar respuestas cuando se dio cuenta de que Estados Unidos no estaba allí para ayudar al pueblo en Irak. Fue arrestado cuando las autoridades cerraron el campamento de Ocupar Los Ángeles en 2011. Fue arrestado durante el Día Nacional de Protesta contra el Asesinato Policial y la Brutalidad Policial del 14 de abril de 2015. Allí conoció al Club Revolución. Bo se ofreció como voluntario con el Club Revolución y viajó a la RNC y la DNC (Convención Nacional Demócrata) durante el verano de 2016. Cuando Bo se había alistado en los Marines, creía que era su deber patriótico por el Estados Unidos y se encontró ante la realidad brutal de lo que ha sido y sigue siendo el papel de Estados Unidos — un brutal imperio imperialista que ha saqueado y devastado al mundo y que sigue haciéndolo. Así que la quema de la bandera estadounidense tiene un significado especial para Bo, como parte de su transformación de patriota en internacionalista que toma partido con la gente del mundo. Está orgulloso de haber participado en esta histórica protesta política frente a la RNC. En enero de 2017, se ofreció a ir a Washington D.C. durante la toma de posesión de Trump, y fue arrestado junto con otros 25 por interrumpir la audiencia de confirmación de Jeff Sessions como Procurador General.

 

De un lector:

Algunas ideas sobre los RNC 16 y qué hacer para apoyarlos

14 de septiembre de 2017

Lea más


Al aumentar la represión y las amenazas al disentimiento…
Dos manifestantes acusados de delitos graves en Cleveland por quemar la bandera estadounidense en la Convención Nacional Republicana

9 de septiembre de 2017
Lea más

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/crimen-yanqui-caso-61-los-monumentos-a-la-confederacion-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Crimen Yanqui

Caso #61:
Los monumentos a la Confederación por todo Estados Unidos

17 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Bob Avakian escribió recientemente que una de las tres cosas que tiene “que ocurrir para que haya un cambio duradero y concreto hacia lo mejor: Las personas tienen que reconocer toda la historia propia de Estados Unidos y su papel en el mundo hasta hoy, y las correspondientes consecuencias terribles”. (Ver “3 cosas que tienen que ocurrir para que haya un cambio duradero y concreto hacia lo mejor”).

En ese sentido, y en ese espíritu, “Crimen yanqui” es una serie regular de www.revcom.us. Cada entrega se centrará en uno de los cien peores crímenes de los gobernantes de Estados Unidos, de entre un sinnúmero de sanguinarios crímenes que han cometido por todo el mundo, de la fundación de Estados Unidos a la actualidad.

Crimen Yanqui

La lista completa de los artículos de la serie Crimen Yanqui

 

EL CRIMEN: Hoy, por todo Estados Unidos hay más que 1500 monumentos, estatuas, edificios, carreteras, escuelas, parques y bases militares que honran a líderes, generales y soldados de la Confederación que libraron la guerra de Secesión (1861-65) en defensa de la esclavitud.

La mayoría de los monumentos a la Confederación se construyó entre 1890 y 1920, una vez que terminó el período de la Reconstrucción. Constuyeron cientos de monumentos y estatuas, 189 de ellos en o cerca de palacios de justicia, y casi todos en el Sur. Otro repunte de construcción ocurrió de mediados de los 1950 a fines de los 1960, cuando se dedicaron o volvieron a dedicarse 45 monumentos en todo Estados Unidos.

El Sur llegó a estar salpicado de conmemorativos a la Confederación, especialmente de líderes militares en pleno uniforme militar, con frecuencia montados a caballo. Los favoritos eran los principales generales de la Confederación —Robert E. Lee, “Stonewall” Jackson y Nathan Bedford Forrest— así como el vice presidente de la Confederación, Alexander H. Stephens.

¿Qué representaban esos hombres? Cuando el Sur se secesionó, Alexander Stephens declaró: “Se han establecido los cimientos de nuestro nuevo gobierno, su piedra angular estriba, en la gran verdad de que el negro no es igual al hombre blanco, que la esclavitud —la subordinación a la raza superior— es la condición natural y normal”.

Nathan Bedford Forrest fue un esclavista y el primer líder principal (“grand wizard” [gran mago] en la lengua klanista) del Ku Klux Klan. Dirigió a sus soldados a masacrar a cientos de soldados negros de la Unión que se habían rendido — tanto en las batallas de Fort Pillow como de Brice’s Cross Roads.

Robert E. Lee escribió: “A los negros les va muchísimo mejor aquí que en África, moral, social y físicamente. La dolorosa disciplina que experimentan es necesaria para su formación como una raza”.  “Stonewall” [Muro de piedra] Jackson creía, según un erudito de la Universidad Tecnológica de Virginia, que “el Creador había autorizado la esclavitud, y el hombre no tenía derecho moral a cuestionar la existencia [de la esclavitud]…”.

Jefferson Davis: “Lo reconocemos al negro tal como Dios y el Libro de Dios y las Leyes de Dios, en la naturaleza, nos dicen que lo reconozcamos. Inferior a nosotros, hecho expresamente para la servidumbre”.

Muchos de los monumentos llevan inscripciones embellecidas que conmemoran a los soldados confederados y su causa. En uno en Anderson, Carolina del Norte, está inscrito: “[L]os soldados que se vistieron de gris, y que murieron con Lee, estaban en lo correcto”. Otra inscripción dice que el monumento fue “erigido en memoria de los soldados confederados, y la causa sagrada por la que contendieron…”.

A una ceremonia dedicatoria celebrada en 1901 en el condado de Monroe en el estado de Virginia Occidental, asistieron 10.000 personas, entre ellas funcionarios y empresarios reconocidos. Muchos estaban vestidos de “el gris de la Confederación… [y la] plataforma de los ponentes estaba adornada de banderas de la Confederación”. Los ponentes alabaron a Robert E. Lee como “el hombre más grande de todas las épocas”.

Erigieron los monumentos y estatuas confederados en parques, cementerios, escuelas, carreteras, bases militares, y en terrenos y edificios del gobierno. Hoy existen más de 700 de estos (unos calculan más de 1.000) en 31 estados y el Distrito de Columbia. La mayoría están en el Sur, especialmente en Virginia (96), Georgia (90) y Carolina del Norte (90). Pero también hay monumentos en todo el país, de Arizona y California a Nueva York, del estado de Washington a Washington, D.C., estando en el Edificio Capitolio Federal de Estados Unidos 13 estatuas de confederados.

Además de monumentos, hay 10 bases militares importantes que llevan el nombre de líderes militares de la Confederación; 9 días feriados oficiales en honor a la Confederación en 6 estados; y por lo menos 109 escuelas públicas que llevan el nombre de destacados personajes de la Confederación. También hay carreteras y vías, calles y parques que llevan el nombre de confederados.

El segundo y menor repunte de construcción de monumentos se llevó a cabo en los años 1950 y 1960, durante las luchas por los derechos civiles y la liberación negra. Uno fue un gigantesco monumento (de una altura de 130 metros) en la Montaña Stone en el Parque Estatal de Georgia. Consiste de tres enormes esculturas de Robert E. Lee, Stonewall Jackson y Jefferson Davis a caballo, gravadas en granita en la ladera de una montaña dentro de 30 kilómetros de Atlanta. Recibe cuatro millones de turistas al año. Fue concebido en 1912 y terminado en 1972. Desde 1915, la Montaña Stone ha sido un punto de concentración para el Ku Klux Klan donde queman cruzes y celebran actos de reclutamiento.

LOS CRIMINALES:

En 1894, un grupo de mujeres sureñas formaron el grupo Las Hijas Unidas de la Confederación (UDC, por las siglas en inglés). Por más de un siglo, jugó un papel central en eregir, celebrar y defender los monumentos de la Confederación. La UDC también se encargó de promover la venenosa mitología de “La causa perdida de la Confederación” que idealiza la esclavitud y justifica la Confederación y la supremacía blanca a través de un abanico de medios culturales y educacionales como libros y películas.

Después de que se puso fin a la Reconstrucción en 1877, las clases dominantes del Sur y del entonces más dominante Norte todas apoyaron la construcción de esos monumentos como una manera de unificar el Estados Unidos sobre los cimientos de la conservación de la supremacía blanca y la opresión del pueblo negro después de la abolición de la esclavitud.

Por ejemplo, en 1912 el presidente de Estados Unidos William Howard Taft, en una presentación ante la convención de Las Hijas Unidas de la Confederación, defendió el honor de la causa de la Confederación: “Ningún hijo del Sur y ningún hijo del Norte, con una chispa de orgullo de raza, puede dejar de regocijar ante la herencia común de valentía y sacrificio glorioso que tenemos en la historia de la guerra de Secesión en ambos lados de la guerra de Secesión”.

El presidente Wilson fue miembro de los Hijos de Veteranos de la Confederación, cuyo logo o emblema es la bandera de la Confederación. En 1914, Wilson encabezó la ceremonia dedicatoria para el Memorial a la Confederación en el Cementerio Nacional de Arlington.

Hasta la fecha, poderosas fuerzas en la clase dominante, ahora concentradas en el régimen fascista de Trump y Pence, defienden a esos monumentos y todo lo que representan. El 22 de agosto de 2017, después del ataque de los supremacistas blancos en Charlottesville, Virginia, Trump declaró: “Y por cierto, sí… están tratando de arrebatarnos nuestra historia y nuestra herencia. Eso se ve”. El vicepresidente Pence dijo: “No puedo más que pensar que en vez de derribar los monumentos, como unos quieren hacer, en vez de derribar los monumentos que han embellecido nuestras ciudades por años, deberíamos más bien construir más monumentos”.

LA COARTADA:

Durante la primera oleada de construcción de monumentos a la Confederación, sus partidarios no vieron ninguna necesidad de ocultar el verdadero propósito. En 1913, un orador en la ceremonia dedicatoria a soldados de la Confederación en la Universidad de Carolina del Norte dijo que fue “su valentía y firmeza [que] rescató la vida misma de la raza anglosajona en el Sur”.

Hoy en día, la UDC y otros defensores de los monumentos a la Confederación mantienen que los monumentos recuerdan la historia de Estados Unidos y que sacarlos sería como “borrar” esa historia, y que esos hitos de hormigón existen por razones “de herencia, no de odio”. Dicen que la guerra de Secesión se libró por “los derechos de los estados” y no por la esclavitud. En su portal, la UDC dice que su misión es “honrar la memoria de sus antepasados confederados; proteger, conservar y marcar los lugares hechos históricos por la valentía de la Confederación; archivar y conservar los materiales para una historia acertada de la Guerra entre los Estados; aportar información sobre la participación de las mujeres del Sur por su duradera parsimonia ante la penuria y su devoción patriótica durante y después de la Guerra entre los Estados…”.

EL VERDADERO MOTIVO:

En realidad, se construyeron esos monumentos para defender la esclavitud y la supremacía blanca como parte de imponer el sistema de segregación Jim Crow, una nueva forma de brutal supremacía blanca y opresión del pueblo negro.

Una vez más el pueblo negro quedó encadenado a la tierra —con frecuencia en las mismas plantaciones— bajo el sistema aparcero y con relaciones poco mejores que la esclavitud. 

Se aprobaron leyes que legalizaron la segregación y le robaron al pueblo negro sus derechos básicos. Entre 1890 y 1908, los estados del Sur adoptaron nuevas constituciones y aprobaron leyes para privarles a los negros el derecho a votar. La Corte Suprema legalizó la discriminación y la segregación raciales. Para 1914, toda ciudad del Sur y muchas del Norte habían adoptado leyes de Jim Crow que discriminaban contra los negros. Impusieron las costumbres y reglas de “solo para blancos” en los hoteles, hospitales, baños, restaurantes, fuentes de agua, cementerios, escuelas, sitios de trabajo, y en los buses y trenes. Los estados del Sur aprobaron leyes para impedirles a los negros votar por medio de impuestos para votar, exámenes de alfabetización, y otras medidas. Más de una docena de estados prohibieron el sexo y el matrimonio interraciales.

Un sitio web de recursos para maestros describe el brutal impacto del sistema Jim Crow para millones de negros, década tras década: “Esa frase declarativa —Solo para Blancos— no puede captar suficientemente los límites implícitos ni los códigos sociales y costumbres en vigor durante la era de Jim Crow, ni tampoco puede dar a entender exactamente lo traicionero que era este mundo para los negros del Sur. Un sencillo gesto, un ademán, una expresión, o una pregunta podrían verse como una violacióñ de los límites del Jim Crow. Los hombres y mujeres negros que manifestaban demasiadas aspiraciones, confianza o éxito se volvían objetos de hostigamiento, agresión, incendios, y asesinato”.

Al KKK y los justicieros blancos les respaldaban y daban rienda suelta para imponer todo eso y sembrar terror entre los negros. Según la Equal Justice Iniciative [Iniciativa para la Justicia Equitativa], entre 1877 y 1950 lincharon a 4.084 personas negras.

No todos los estados fuera del Sur impusieron de manera abierta el sistema de segregación Jim Crow, pero los gobernantes de Estados Unidos sí impusieron la supremacía blanca, la segregación, el Jim Crow, y la super explotación y brutal opresión del pueblo negro por otros medios. La construcción y mantenamiento de los monumentos a la Confederación por más de 150 años ha sido una de las maneras que se consolidó la unidad de la clase dominante burguesa, del Norte y del Sur, siendo la supremacía blanca un elemento clave de la cohesión social, política e ideológica y de la estabilidad del capitalismo-imperialismo estadounidense.

Construyeron los monumentos a la Confederación para legitimar la supremacía blanca y el terror de la chusma de linchamiento. En 1930, la publicación oficial de la UDC, The Southern Magazine [La Revista Sureña], deletreó la razón por honrar a la Confederación:

“La siguiente tarea era la de construir un nuevo orden económico, uno sin la esclavitud, pero uno que reconociera la ignorancia, la falta de habilidades, las costumbres vagabundas, y la sensualidad animal del negro [sic]… estas pobres criaturas ignorantes y bárbaras, libres de la retención íntegra de la influencia sureña, fueron convertidos en las herramientas de los vándalos extranjeros blancos del Norte, y se volvieron no solo ociosos, malévolos, ladrones e irrespetuosos, sino también son una amenaza monstruosa para la mujer blanca”.

Como lo ha resumido revcom.us: “Construyeron estas estatuas para clavarles un terror escalofriante en el corazón y los huesos a los que vivieron bajo ese dominio, o los que lo odiaron por simples razones humanas”.

 

Fuentes:

La opresión del pueblo negro y la lucha revolucionaria para acabar con toda la opresión, Bob Avakian, 25 de abril de 2016, revcom.us

La opresión del pueblo negro, los crímenes de este sistema y la revolución que necesitamos, número especial de Revolución/revcom.us, 5 de octubre de 2008

Take the Statues Down [Bajen las esatuas], de Yoni Applebaum, The Atlantic, 13 de agosto de 2017

Lies Across America: What our Historic Sites Get Wrong [Mentiras a través de Estados Unidos: Lo que equivocan nuestros sitios históricos] de James W. Loewen, The New Press, 1999.

Jim Crow Summary and Analysis [Balance y análisis de Jim Crow), www.shmoop.com 

List of monuments and memorials of the Confederate States of America; Lost Cause of the Confederacy, The Battle of Fort Pillow [Lista de monumentos y conmemorativos a los Estados Confederados de América; La causa perdida de la Confederación, la Batalla de Fort Pillow], www.wikipedia.com 

I’ve Studied the history of Confederate Memorials. Here’s what to do about them [He estudiado la historia de los conmemorativos a la Confederación. Esto es lo que debemos hacer con ellos], Fitzhugh Brundage, 18 de agosto de 2017, www.vox.com/the-big-idea 

Equal Justice Initiative [Iniciativa para la Justicia Equitativa], EJI.org

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/508/notas-de-una-protesta-contra-daca-es.html

Revolución #508 14 de septiembre de 2017

Notas de una protesta contra DACA: Una llaga muy abierta, un espíritu combativo y el potencial para el 4 de Noviembre

18 de septiembre de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

En los días después del anuncio del régimen de Trump y Pence de que iba a poner fin al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, o DACA, revcom.us tuvo la oportunidad de hablar con varios recipientes de DACA (“Dreamers”) y sus simpatizantes — algunos inmigrantes y otros no. La mayoría de las conversaciones tuvieron lugar mientras marchábamos por las calles de Queens, Nueva York en una protesta contra la terminación de DACA y en apoyo a los Dreamers.

Se destacaron varios puntos. En primer lugar, la declaración a sangre fría del martes 5 de septiembre que iban a terminar con DACA, fue —y sigue siendo— un shock profundo que literalmente amenaza con destrozar sus vidas, sus familias, sus esperanzas y su futuro. “En ese momento quise llorar por todas esas cosas que he logrado y ahora se ha ido”, me dijo Martin, un Dreamer en los Estados Unidos durante 21 años. “Estaba sin palabras. No sabía qué decir. Yo estaba en shock. Estaba con emociones mixtas. No sabía qué sentir. Yo estaba asustada “, dijo Daniel, otro Dreamer.

“El martes fue un día en que no quise oírlo, nos rompió el corazón a mi esposa y a mí, estábamos muy tristes”, dijo Carlos, un Dreamer de Ecuador, ahora profesor. “Ni siquiera comimos esa noche. Lloramos durante unas dos horas. Realmente necesitábamos DACA para poder trabajar, eso es lo único por el que usamos DACA, para trabajar. Era un día muy oscuro cuando Trump decidió decir que no. Muy muy triste”.

María, latina joven que es ciudadana, dijo: “Estaba muy molesta porque cuando crecía, nunca vi Estados Unidos como es ahora.... Ahora estoy muy preocupada por los inmigrantes. No tengo palabras para [el régimen de Trump y Pence], es realmente horrible ver a alguien intimidar a personas que no pueden defenderse”. Regina, “hija de inmigrantes” del Caribe, dijo que DACA “siempre fue temporal —no una solución— pero cuando lo deshace tan rápidamente, tan dramáticamente, es terrible”.

Estas palabras se pronunciaron con un sentimiento profundo e intenso.

Desafío, determinación y esperanza

Todos expresaron su determinación de luchar para proteger a los Dreamers y revertir la decisión de Trump sobre DACA, incluso después de haber sufrido un golpe tan duro. A menudo parecía impulsado por la esperanza, dado el hecho de que se había logrado lanzar DACA, y lo que ellos sentían que habían logrado cuando se les dio la oportunidad. Pero otro factor era que la gente no se sentía avergonzada o a la defensiva por ser inmigrantes o indocumentados.

Martin expresó mucho de esto: “Soy un Dreamer, también soy mexicano, y soy indocumentado. Terminar con el DACA fue simplemente el racismo desde el principio.... Yo estaba pensando que no hemos hecho nada malo. Hemos aportado a la comunidad. Es de dos sentidos, no de un solo sentido. Los Dreamers trabajamos duro y aportamos a la comunidad. Unos pocos papeles no definen quién soy....

“Nos sentimos traicionados, decepcionados, y yo estaba deprimido. Vamos a caer, pero vamos a recuperarnos, y vamos a luchar. Tenía miedo de salir de las sombras y decir que soy indocumentado, soy un Dreamer y estoy aquí. Pero DACA me dio el valor de salir y decirle a todo el mundo. Soy indocumentado, yo también soy gay, también mexicano, ¡todo! No es fácil ser indocumentado, ser mexicano y ser gay.... DACA me dio la fuerza para salir y ser quien soy....

“Porque al salir de las sombras, no vamos a volver a las sombras. Somos latinos, siempre somos fuertes, siempre superamos todos los obstáculos y este es uno de los obstáculos que tenemos que superar”.

Byron, un Dreamer cuyos padres son de Ecuador: “Estoy aquí por una sola razón: para salvar nuestras vidas. Es difícil ser un inmigrante aquí, porque básicamente al sistema no importamos. Si no tenemos un número [documentación] no somos nadie para el gobierno. Y esa es la realidad y es difícil. Este [tener DACA] es cómo obtenemos comida, así es como sobrevivimos cada día, por eso estamos luchando. Llegué aquí cuando tenía ocho años, básicamente aquí toda mi vida. Estoy en la universidad ahora mismo y trato de abrir mi propio negocio, ese es uno de mis sueños y quiero que ese sueño se realice un día”.

Los dos lados de la esperanza

La gente quiere seguir luchando, pero por lo general lo ve en términos de continuar la protesta, reunir al público, y presionar al Congreso y los funcionarios electos para que sigan con DACA. Parecía que muchos de sus ideas y esperanzas provenían de la creencia de que los latinos y los Dreamers habían hecho “progreso” bajo Obama, de modo que seguir presionando y trabajando dentro de los canales del sistema aún podría funcionar.

“Como les decía a todos, simplemente preséntense en las manifestaciones, demuestren el apoyo para cada acción que realicemos para defender DACA”, dijo Martin. “Somos Dreamers, todavía lucharemos incluso si tenemos que ir en huelga todos los días, comparecer ante el consejo municipal, llamar a todos en el gobierno para que podamos conseguir unas soluciones.... Al igual que la Marcha de las Mujeres con miles de personas marchando por todo el país, siento que si eso pasó con la Marcha de las Mujeres y tuvo un gran impacto con todo el mundo hablando de ello, creo que lo mismo podría pasar con DACA”.

Daniel: “Va a requerir mucho [para revertir este ataque], no sé qué ni cuánto tiempo, pero sé que algo mejor va a salir de esto”. Regina: “La respuesta ha sido increíble. Ha habido mucho apoyo de todo el mundo. Tenemos que luchar por los avances que hemos ganado en el pasado y avanzar aún más”.

Byron: “Pero si el sistema, si el Congreso no lo hace, no sé cómo lo haremos. Todo está en las manos de Dios”. Y sin titubear, continuó: “Todo el mundo tiene que salir a las calles y protestar contra esta crueldad, todavía estoy en shock, básicamente. No sabemos qué hacer. Es por eso que estoy aquí porque estamos oponiendo resistencia. Y seguiré luchando. Si tengo que ir a Washington, iré. Tengo que ir a protestar ante el Congreso para que nos ayuden porque nuestros sueños tienen que hacerse realidad. Queremos un país mejor para todos nosotros. Nos merecemos un país mejor, no para ser el peor, sino para ser el mejor país, y estamos aquí para ayudar”.

El 4 de noviembre y los retos ante nosotros

Los 800.000 Dreamers y los millones de familiares, amigos y otros inmigrantes bajo ataque, satanizados y aterrorizados por este régimen, así como los millones de otros que simpatizan con su situación, constituyen una fuerza clave y muy importante para movilizar en la batalla para el 4 de noviembre. Están experimentando directamente los horrores que este régimen inflige a la humanidad — y expulsar del poder a este régimen fascista es crucial ahora.

Se corrió la voz sobre Rechazar el Fascismo y el 4 de noviembre entre la multitud y había un verdadero interés en “¡El régimen de Trump y Pence tiene que marcharse!” Un Dreamer habló de las semejanzas entre Hitler y Trump:

Creo que [Trump] está abriendo una gran, diría yo, guerra civil, con todo lo que ha hecho desde que comenzó su campaña. Es muy, muy malo contra todos, no sólo contra los latinos o los Dreamers, sino todo el mundo. Creo que va a haber otra guerra debido a su odio, y sí — definitivamente Hitler es Trump. Incluso si no eres un Dreamer, podrías salir a protestar porque hay muchas cosas pasando en Estados Unidos, para nada como antes.

Atraer y desatar a los Dreamers, los inmigrantes y sus simpatizantes para ser un elemento impulsor y dinámico para organizar para el 4 de noviembre plantea grandes retos a aquellos que luchan para expulsar del poder al régimen fascista de Trump y Pence. Al mismo tiempo que continúan marchando y protestando, los Dreamers, sus simpatizantes y un gran número de inmigrantes deben dar el paso a unirse al movimiento para exigir: Esta pesadilla tiene que terminar, El régimen de Trump y Pence tiene que marcharse, En nombre de la humanidad nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista.

Esto requerirá forcejear y luchar mucho con ellos sobre la naturaleza de este régimen, el callejón sin salida de trabajar en los canales normales y la protesta como de costumbre, y sobre la historia y la naturaleza del propio Estados Unidos.

Esto será terreno sumamente contradictorio por todo el camino. Tiene que haber lucha, y hay que organizar a las personas en Rechazar el Fascismo y / o el Club Revolución y tienen que fungir como vínculos y palancas a la comunidad más amplia de los Dreamers y los inmigrantes.

Revcom.us tuvo la oportunidad de hablar con una inmigrante latinoamericana que había llegado a Estados Unidos con sus padres cuando era bebe, ahora es ciudadana y se está participando de voluntaria con Rechazar el Fascismo. Ella estaba profundamente enojada por la terminación de DACA: “Casi no podía hacer mi trabajo. Sentía como si alguien me hubiera apuñalado con un cuchillo en el pecho. Soy ciudadana de Estados Unidos, pero sé lo que es ser un inmigrante. Sé lo que es no tener una oportunidad cuando eres un inmigrante indocumentado. Se trata de la compasión y la empatía para aquellos que están luchando hoy. Así que sentimos el dolor”.

Reconocer los ecos de Hitler fue una de las razones por las que ella trabajaba con Rechazar el Fascismo: “Trump ganó la campaña criticando a los mexicanos. Pero no sólo los mexicanos, sino toda la comunidad latina. Llegó al poder de esa manera y se lo compara con Hitler y nos dirigimos por ese camino... a menos que lo detengamos.... Con esta administración, realmente pero realmente quieren deshacerse de la gente de color.... Cuando considero la historia del pueblo judío, cuando ves el lema “Nunca más”, y ves que sucede de nuevo, quiero que los judíos sepan que sus historias no deben estar en vano.

“Tenemos potencial el 4 de noviembre, pero la gente tiene que participar, no sólo rah, rah, no sólo las palabras”, resumió. “Depende de ellos.... Si captamos su atención a través de la comunicación visual, podemos hacer que se realice, contactar las instituciones religiosas, los lugares de entretenimiento, los bares y captar la atención de la gente”.