Leonard Peltier necesita tratamiento médico urgente

Autoridades carcelarias le niegan permiso
para ir a la Clínica Mayo

Obrero Revolucionario #985, 6 de diciembre, 1998

Las autoridades penales le siguen negando tratamiento médico a Leonard Peltier, quien sufre de un problema de salud muy grave. Desde 1996 padece un serio mal de la mandíbula: no puede abrir ni cerrar la boca, toma alimentos por una pequeña abertura entre los dientes, no puede masticar y sufre dolores insoportables.

Ramsey Clark, uno de sus abogados, informa que debido a esa situación Leonard no puede recibir tratamiento para dos abscesos que tiene en las muelas. Sin tratamiento, la infección podría entrar al sistema sanguíneo y causarle la muerte.

Las autoridades del Centro Médico Federal de Springfield dijeron que tenía cáncer, lo operaron dos veces y le pusieron fuertes dosis de radiación.

Una declaración de prensa del Comité de Defensa de Leonard Peltier describe el "tratamiento" que recibió en 1996: "Casi se muere durante la cirugía por la pérdida de sangre; cayó en coma por 14 horas. Poco después de darlo de alta, lo metieron al calabozo, lleno de cucarachas y hormigas. Tuvo que permanecer en una celda de dos metros cuadrados 23 horas al día; carecía de los materiales necesarios para escribir y tampoco le permitían llamar por teléfono. En esa situación, los médicos lo convencieron de que sin radiaciones iba a morir. No le diagnosticaron cáncer, pero le aplicaron dicho tratamiento cinco días consecutivos, lo cual lo debilitó mucho. La cirugía no lo ayudó y la mandíbula está peor. Por razones obvias, Leonard no se somete a más `tratamiento' en [el penal de] Springfield".

Según sus partidarios, otro médico revisó el informe y concluyó que la radiación que recibió no es la recomendada para cáncer. Las autoridades no permiten que otro médico lo trate. Leonard se niega a dar consentimiento para que lo traten otra vez porque, en tal caso, las autoridades pueden decidir quién lo trate. Un médico de la renombrada Clínica Mayo hizo una solicitud ante el Buró de Cárceles pero hasta ahora no ha recibido permiso para tratarlo.

Su salud se sigue deteriorando. Por eso, el Comité de Defensa está movilizando apoyo para exigir que lo trate la Clínica Mayo. Las autoridades penales recibieron muchas cartas y telegramas de protesta durante el verano y en ese entonces le dijeron "extraoficialmente" que lo iban a trasladar para tratarlo. Sin embargo, pasaron varios meses y no hicieron nada. Así que Leonard demandó a la prisión por "castigos crueles y excepcionales", pero el 14 de octubre rechazaron la demanda con el burdo pretexto de que "negligencia y falta de tratamiento médico no son castigos crueles y excepcionales". El Comité de Defensa exhorta a los abogados a ayudar en la demanda; urge porque la ley establece un límite de tiempo.

A comienzos de los 70, Leonard Peltier se unió al Movimiento Indígena Americano (AIM), que con su política revolucionaria organizó a las masas, y se conectó con los jóvenes y con los grupos tradicionalistas de las reservas. En 1973, el pueblo de las reservas de Pine Ridge y Rosebud (en el estado de South Dakota) se alzó contra la represión del gobierno. Centenares de personas ocuparon los edificios de Wounded Knee. Los bloquearon GOON (Guardianes de la Nación Oglala, la policía tribal, pero la sigla también significa "guaruras"), alguaciles federales, equipos antimotín, el ejército, tanquetas y francotiradores. Los tiroteos duraron dos meses y le dieron fama mundial a AIM.

Después de un "arreglo", el FBI inundó la zona de agentes y desató una campaña asesina. En los tres años después de la ocupación de Wounded Knee, más de 60 militantes y simpatizantes de AIM murieron violentamente en Pine Ridge o cerca. El 26 de julio de 1975, hubo un tiroteo en el campamento de AIM y murieron dos agentes del FBI; acusaron a Leonard y dos compañeros de homicidio. Un jurado blanco declaró inocentes a los compañeros y en un memorando de 1976 el FBI urgió lanzar "todo el peso judicial del gobierno federal... contra Leonard Peltier". Inventaron pruebas e intimidaron a los testigos. Lo condenaron de homicidio y lo sentenciaron a dos cadenas perpetuas. Los tribunales han rechazado todas las apelaciones de Peltier. Hace cuatro años, entabló una petición de clemencia ante el presidente Clinton.

Leonard siempre ha dicho que es inocente del homicidio. Nunca ha renunciado a sus creencias políticas; ha seguido condenando desde la cárcel las injusticias contra los amerindios y otros oprimidos.

El Comité de Defensa de Leonard Peltier convoca protestas y desobediencia civil a nivel mundial el 19 de diciembre para exigir clemencia y libertad para Peltier. Ha sacado un nuevo cartel que tiene una foto de Peltier y los nombres de 55 personas asesinadas por las autoridades de Pine Ridge; dice: "Las guerras contra los indios no se han acabado" y "íLibertad para Leonard Peltier y todos los presos políticos!". Se pueden hacer pedidos o recibir más información a través del Comité de Defensa de Leonard Peltier, P.O. Box 583, Lawrence, Kansas, 66044. Teléfono: 785-842-5774; Fax: 785-842-5796; E-mail: lpdc@idir.net. (Véase en el OR No. 968 más información sobre el caso de Peltier.)

El Comité de Defensa pide a todos exigir que Leonard Peltier reciba tratamiento médico y que le dejen usar el teléfono ante las siguientes autoridades: Ms. Kathleen Hawk, Director, Bureau of Prisons, 320 First Street, Washington, DC 20534, FAX: 202-514-6878; Warden Booker, Leavenworth Federal Prison, PO Box 1000, Leavenworth, KS 66048, 913-682-8700. Y pedir clemencia: U.S. Pardon Attorney Roger C. Adams, 500 First Street N.W. Suite 400, Ref: Leonard Peltier #89637-132, Washington D.C. 20530, 202-616-6070; Presidente Bill Clinton, 1600 Pennsylvania Ave. N.W., Washington DC 20500, 202-456-1111.


Este artículo se puede encontrar en español e inglés en La Neta del Obrero Revolucionario en:
http://rwor.org
Cartas: Box 3486, Merchandise Mart, Chicago, IL 60654
Teléfono: 773-227-4066 Fax: 773-227-4497
(Por ahora el OR/RW Online no se comunica por correo electrónico.)