Revolución #355, 29 de septiembre de 2014 (revcom.us)

Voz del Partido Comunista Revolucionario, EU

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/una-promesa-de-resistencia-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Una promesa de resistencia

15 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Revolución recibió lo siguiente de la Red Parar la Encarcelación en Masa:

 

El Mes de Resistencia en Octubre a la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación ha redactado una Promesa de Resistencia. Difundan la promesa ampliamente por la sociedad, haciéndola llegar a todas las personas posibles.

El primero de octubre, toda persona que odia los horrores de la encarcelación en masa y las consecuencias que trae, debería reunirse en sus escuelas, sus vecindarios, sus lugares de trabajo o en símbolos de los abusos del sistema de justicia penal, y hacer esta promesa. Después, todos tenemos que actuar en consecuencia.

Una promesa de resistencia

¿En qué tipo de sociedad quiere vivir?

Hoy prometemos:

Las vidas negras importan.
Las vidas latinas importan.
La vida de toda persona importa.

* La encarcelación en masa: ¡DECIMOS: NO MÁS!

* El asesinato policial: ¡DECIMOS: NO MÁS!

* La tortura en las prisiones: ¡DECIMOS: NO MÁS!

* La criminalización de generaciones: ¡DECIMOS: NO MÁS!

* Los ataques contra los inmigrantes: ¡DECIMOS: NO MÁS!

NO nos quedaremos en silencio.

¡SÍ opondremos resistencia!

Hasta que sea una realidad que estos horrores vergonzosos... ¡NO EXISTEN MÁS!

 

Permalink: http://revcom.us/a/336/un-llamamiento-para-un-mes-de-resistencia-contra-la-encarcelacion-en-masa-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

De la página web de la Red Parar la Encarcelación en Masa:

¡NOSOTROS DECIMOS NO MÁS!
¡Un Llamamiento para un Mes de Resistencia contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación!

14 de abril de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Durante dos generaciones, a las y los jóvenes negros y latinos en Estados Unidos los han encerrados tras rejas en números jamás vistos en ninguna parte del mundo en ninguna otra época. Más de dos millones de personas de todas las nacionalidades quedan penando en la prisión, o sea, diez veces más presos que hace 50 años. ¡Estados Unidos tiene el 5% de la población del mundo pero el 25% de la población encarcelada! Más del 60% de las y los presos en Estados Unidos son negros o latinos. El 32% de los hombres negros de 20 a 29 años de edad están en la prisión o bajo algún tipo de libertad condicional en cualquier día dado. Más de 80 mil presos están en aislamiento solitario en condiciones tipificadas en el mundo como la tortura.

La encarcelación de mujeres ha aumentado en más del 800% durante los últimos 30 años. Éstas, y los presos cuya orientación sexual no es “de la corriente dominante” o cuyo género no está “en conformidad” —lesbiana, gay, bisexual, transgénero e intersexual— sufren el maltrato y abuso extremadamente salvaje y abusivo, incluyendo muy comúnmente la violación. Además de eso ha surgido un programa a gran escala de procesar en las cortes penales a los inmigrantes indocumentados, un hecho oculto a la vista pública. Debido a la devastación de sus tierras natales, estos inmigrantes se ven obligados a venir a Estados Unidos para trabajar sin documentos, y hoy día los están criminalizando. Estados Unidos reprende a otros países por violar los derechos humanos, pero su sistema de “injusticia criminal” estrangula la vida de decenas de millones de personas. Las cortes, los policías, las prisiones y la migra cooperan en su conjunto en la imposición de la encarcelación en masa. Este programa abarca aspectos genocidas y una lógica genocida, y ha estado cobrando fuerza. Todo eso es intolerable y, a menos que se le ponga fin, ¡se volverá mucho peor!

La encarcelación en masa se ha intensificado junto con la criminalización de pueblos enteros; una situación en la cual todo afroamericano o latino es un sospechoso permanente: la policía y los justicieros vigilantes racistas lo tratan de culpable hasta que compruebe su inocencia, si es que sobreviva para comprobarla. Esa situación afecta de manera concentrada a la juventud, empezando con la presencia de la policía en las escuelas, que arresta a niños por actos que antes hubieran terminado con una visita al director (si eso), y encaminan a los jóvenes por una trayectoria que lleva de la escuela a la prisión. Las y los jóvenes negros y latinos traen una diana en la espalda en esta sociedad. Literalmente decenas de millones de vidas han sido trastornadas o sufrido cosas peores, tanto las víctimas directas como sus familiares y comunidades. Han encarcelado a las personas que heroicamente oponían resistencia a estas y otras injusticias, algunas de éstas durante décadas. Estos presos políticos tienen que salir libres.

La malignidad de la encarcelación en masa no resultó de ninguna epidemia repentina del crimen. Tampoco surgió porque las personas hayan optado por malos caminos en su vida personal. Al contrario, se desembocó de los cálculos políticos fríos del sistema como respuesta a la lucha generalizada y heroica por los derechos del pueblo negro y de otras minorías durante los años 1960 y 1970, y también como respuesta a los enormes cambios económicos y sociales los que resultaron de la producción globalizada. Este cáncer de la encarcelación en masa ha sido, desde el principio, nada más que una nueva segregación Jim Crow en lugar de la antigua. Al igual que el antiguo Jim Crow, reforzó, y se nutrió de las raíces muy arraigadas del racismo con el cual la esclavitud conllevó. Al igual que el antiguo Jim Crow, ha sido, desde el principio, injustificable y completamente inmoral e ilegítimo.

Esta situación tiene que terminar, ¡YA! No en la próxima generación, ni en diez años, ni en algún momento en algún futuro prometido que jamás llega. ¡YA!

Pero no terminará hasta que millones de personas de todas las nacionalidades se pongan de pie y digan NO MÁS, con determinación contundente. La historia de Estados Unidos así como todo país demuestra que sin lucha, no se dará ningún cambio positivo, pero con lucha este tipo de cambio sí se vuelve posible.

No basta oponerse a todo eso en la privacidad de la conciencia de cada quien ni en la compañía de personas con ideas afines. No basta maldecirlo, para después aceptar que no se puede hacer nada. Si usted lleva la vida bajo esta amenaza, TIENE que actuar. Si entiende lo malo que es eso y lo mucho que devasta la vida de tantos millones de personas, TIENE que actuar.

YA es hora de actuar. La gente empieza a despertarse y moverse. La resistencia ha comenzado: los presos en prisiones y centros de detención se ponen en huelga de hambre heroicamente, y estallan protestas contra los asesinatos por policías y justicieros vigilantes racistas. Los prisioneros en el aislamiento solitario en California pactaron el cese de hostilidades raciales al solidarizarse prisioneros negros, latinos y blancos para oponer resistencia a la tortura del aislamiento. Hay que llevar todo eso a un nivel mayor. Hacemos el llamamiento para un gran Mes de Resistencia contra la Encarcelación en Masa en octubre de 2014; un Mes que tenga un impacto en toda la sociedad; un Mes que abra los ojos a millones de personas hacia la necesidad de terminar este nuevo Jim Crow.

En octubre de 2014, nuestra resistencia a la encarcelación en masa debe reverberar por todo Estados Unidos y por todo el mundo. Que se movilicen poderosas manifestaciones por todo Estados Unidos el 22 de octubre, el Día Nacional para Parar la Brutalidad Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación. Durante el mes de octubre, que se organicen mesas redondas y conferencias en planteles universitarios y en comunidades; conciertos a gran escala y otras expresiones culturales; la efervescencia en las comunidades de fe, y más, todo con el objetivo de llevar este movimiento para PARAR la encarcelación en masa a un nivel mucho mayor. Que el mes de octubre de 2014 sea un mes en que quede claro que miles y miles de personas están dispuestos a ponerse de pie y alzar la voz hoy y despertar y movilizar a millones. Debe ser el principio del fin de la encarcelación en masa en Estados Unidos. Hacia ese objetivo:

 

Entre los signatarios iniciales figuran:

Stop Mass Incarceration Network
Cornel West, author, educator, voice of conscience
Carl Dix, Revolutionary Communist Party
Noam Chomsky, Professor (ret.), MIT*
Marjorie Cohn, Professor, Thomas Jefferson School of Law
Robin D.G. Kelley, Distinguished Professor of History, UCLA*
Carl Hart, Professor, Author of "High Price"
Colin Dayan, Professor, Vanderbilt University
Henry A. Giroux, McMaster University Chair for Scholarship in the Public Interest
Efia Nwangaza, Malcolm X Center/Radio Station WMXP*
Ulis C. Williams, Olympic Gold Medalist, 4 x 400m Relay, 1964 Summer Games in Tokyo
Aleta Alston-Toure, New Jim Crow Movement/Free Marissa Now*
Pam Africa, International Concerned Family and Friends of Mumia Abu Jamal
Cephus "Uncle Bobby" Johnson - uncle of Oscar Grant, killed by Bay Area Rapid Transit (BART)
     Police New Years Day, 2009
Stephen Rohde, Interfaith Communities United for Justice and Peace (ICUJP)*
Debra Sweet, Director, World Can't Wait
Medea Benjamin, Co-founder, CODEPINK*
John L. Burris, lawyer
Marilyn S. McMahon, California Prison Focus*
Juanita Young, mother of Malcolm Ferguson - killed in 2000 by NYPD
Iris Baez, mother of Anthony Baez - killed in 1994 by NYPD
Dionne Smith Downs and Carey Downs, parents of James Earl Rivera Jr. - killed in 2010
     by Stockton Police
Collette Flanagan, Founder of Mothers Against Police Brutality, mother of Clinton Allen - killed
     by Dallas Police in 2013
Gloria Leiva, mother of Dante Pomar - killed in 2004 by NYPD
Gilda Baker, Mother of Diallo Neal, Killed by California Highway Patrol in 2005
Kenneth Chamberlain, Jr., son of Kenneth Chamberlain, Sr. - killed by White Plains (NY)
     Police, 2013
Miles Solay, OuterNational
Denis O'Hearn, Professor of Sociology, Binghamton University and author of Nothing but
     an Unfinished Song: Bobby Sands, the Irish Hunger Striker Who Ignited a Generation

Blase Bonpane, Ph.D. Director, Office of the Americas*
Marie Martin, retired nurse and teacher, relative in solitary confinement in CA prison
Margarita McAuliffe, Founder, Texas Moms United For Domestic Peace*
F. Luis Barrios, professor, John Jay College, IFCO - Pastors for Peace
Cynthia McKinney
Jim Vrettos, professor, John Jay College of Criminal Justice*
Marvin X, poet, playwright, essayist, Black Bird Press News*
Rev. Jerome McCorry, The Adam Project*
Rev. Stephen A. Phelps, former Interim Senior Minister, The Riverside Church* New York
Rev. Frank Wulf, United University Church*
Ray Hill, 30 years Producer and Host of "The Prison Show", KPFT, Houston, TX
Obidike Kamau, 15 years Host and Producer, "Self-Determination", KPFT 90.1 FM, Houston, TX
Rabbi Michael Lerner, editor *Tikkun: a quarterly Jewish and Interfaith Critique of Politics,
     Culture and Society*
Dahlia Wasfi M.D.
Rev. Richard Meri Ka Ra Byrd, KRST Unity Center*
Rev. Darrel Meyers, Minister (ret.) Presbyterian Church (USA)*
Dorsey O. Blake, Presiding Minister of the Church of All Peoples*
Mary Ratcliff, Editor, San Francisco Bay View National Black Newspaper*
Grace Dyrness, ICUJP*
Jim Lafferty, Executive Director, Los Angeles Chapter, National Lawyers Guild
Rafael C. Angulo, USC School of Social Work*
Rael Nidess M.D.
Dread Scott, Artist
Manuel Olivera, Actor
Alaudin Ullah, Actor
Elizabeth Forsythe Haily, novelist and playwright, ICUJP*
Lynne Stewart & Ralph Poynter
Mike Holman, Executive Director, Prisoners Revolutionary Literature Fund*
Andres Thomas Conteris, Nonviolence International*
Dr. James Cockroft, Ph.D
Rev. Jerald Stinson, Interfaith Communities United For Justice and Peace*
King Downing, Human Rights-Racial Justice Center*
Iskander Kourkjian-Mowad, #Justice4Cecily*
Afua Ampoma, Recovering and Rebuilding, Inc.
"Cye" Harold Sheppard Jr., Advancing the Ancester Coalition (ATAC)*
Vernellia R. Randall, Emeritus Professor of Law, University of Dayton
Paul Von Blum, Senior Lecturer, African-American and Communication Studies, UCLA*
David B. Rankin, Esq., Rankin and Taylor*
Tarak Kauff, Veterans For Peace* National Board Member
Bonnie Kerness, American Friends Service Committee,* Newark NJ
Mary Phillips, Lehman College*, Bronx NY
Erin Adair, Oberlin Abolition Network*, Oberlin
Amanda Morales, Welfare Warriors* Milwaukee
People's Organization for Progress, New York Chapter
Albuquerque Center for Peace and Justice
Justice For Families, Portland, OR
Global Kindness Revolution and Sagewriters
Racial Justice Now!

* Afiliación provista solamente a título informativo.

 

* * *

Para apoyar y recibir más información para hacer del mes de octubre de 2014 un Mes de Resistencia, vea en inglés “Apoye el Llamamiento para un Mes de Resistencia a la Encarcelación en Masa”.

Lea más en www.stopmassincarceration.net (en inglés).

Lea más sobre la reunión para iniciar el Mes de Resistencia en “Publican Llamamiento para un Mes de Resistencia contra la Encarcelación en Masa el mes de octubre de 2014; Activistas reunidos en Nueva York formulan planes para decir NO MÁS a la encarcelación en masa”.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/alice-walker-gather-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Lo siguiente salió en la página web de Alice Walker.

Month of Resistance NYC Alicewalkersgarden

 

Júntense

©2014 por Alice Walker
Para Carl Dix y Cornel West

Todavía es duro pensar
que millones de nosotros vimos morir a Eric Garner.
Murió con lo que parecía media docena
de policías
fuertemente equipados
parados junto a su cuerpo, torciéndolo y golpeándolo
especialmente en su cabeza
y cuello.
Era un hombre corpulento. Debieron sentirse
como torpes enanos
mientras lo arrastraban. 

Al ver el video
recordaba el primer linchamiento
del que, casi involuntariamente, supe:
ocurrió en mi pequeño pueblo
con aserradero antes que trajeran las vacas
y jóvenes blancas
en adornadas camionetas
se volvieran reinas de lecherías.
Era igual un hombre enorme
a quien conocían mis padres,
lo atacó también una turba
de hombre blancos (con túnicas y capuchas blancas)
y lo mataron a golpes con
sus “dos por cuatro”.

Debo haber sido una bebita
que de pasada oí a mis padres hablar
perplejos sobre algo que
llamaban “dos por cuatro”.

Después construyendo una casa
yo encontraría el peso,
la solidez de esta longitud variable
de madera y empezaría a entender.

¿Cuál es el odio hacia el alto hombre negro
o el pequeño hombre negro
o el mediano hombre negro
el hombre pardo
el hombre rojo
de todos los tamaños
que impulsa la mentalidad de la turba
de linchadores blancos?

Siempre pensé que era envidia
del genuino coraje para sobrevivir
y continuamente rechazar la conformidad
lo bastante como para cantar y bailar
y hacer discursos o decir en tan extrañas
formas:
¡Ustedes no son
mis dueños!
Piensen en cuántos negros
dijeron: “Cracker*, tú no eres
mi dueño”,
aun siendo esclavos. Piensen
en cómo la turba linchadora autorizada
hace tanto tiempo
desgarró el cuerpo de Nat Turner
en cuartos
lo despellejaron
e hicieron “monederos”
de su “cuero”.

¿Quiénes son estos seres?

Ahora empezamos a hacernos
la pregunta crucial.

Si es natural ser negro
o rojo o pardo
y es hermoso resistir
la opresión
y si es espléndido ser de color
y andar libremente,
entonces ¿dónde reside
el problema?

¿Quiénes son estas gentes
que matan nuestros hijos en la noche
y matan nuestros hermanos a plena luz del día?
¿Rechazan verse en nosotros
como nos hemos forzado, por siglos,
a vernos en ellos?
Tal vez seamos más diferentes
de lo que pensábamos.
¿Y esto nos asusta?
¿Y qué hay, digamos,
de aquellos nuestros
que actúan en connivencia?
Júntense.
Vengan a ver la calma
que hay ahora
en los rotos corazones
de la gente.

Es la quieta fuerza de la comprensión,
de la percepción
del sentido
de nuestra antigua
y perfecta
contrariedad,
de lo que ahora debe entenderse
y hacerse para honrarnos
y apreciarnos,
no importa quiénes
hoy puedan ser
los “jefes”.

Nuestra pasión y amor
por nosotros mismos
que debe finalmente
unirnos
y liberarnos. Mientras dejamos descansar
a nuestros sacrificados amados
en nuestro profundo
y amplio cariño:
inmenso, siempre móvil
y sagrado como el mar.

 

*Cracker: por el chasquido, “crack”,  que producía el látigo de los que conducían a los esclavos. 

 


alicewalkersgarden.com
Reimpreso con permiso.

¡A toda máquina por el Mes de Resistencia Contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación! Súmese a diario a la vigilia a partir del viernes 12 de septiembre, 5 a 7 pm. Lea más.

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/instamos-a-que-vengan-a-ferguson-misuri-del-10-al-13 de-octubre-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Instamos a que vengan a Ferguson, Misuri, del 10 al 13 de octubre

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Manos Arriba Unidas, Organización por Lucha Negra y una coalición de organizaciones locales y nacionales que exigen justicia para Mike Brown y el fin a la violencia policial y la discriminación racial han lanzado un llamamiento. Instan a la gente de todo Estados Unidos a que viaje a Ferguson del 10 al 13 de octubre para participar en eventos y marchas para tomar partido con los que han estado en las calles durante las últimas siete semanas que luchan por la justicia. La marcha principal está programada para el sábado 11 de octubre en el centro de St. Louis. Se trata de algo muy importante, y un llamamiento muy importante.

Ferguson, August 30, 2014

Protesta contra el asesinato policial de Michael Brown en Ferguson, Misuri, 30 de agosto de 2014.

Instamos a todo aquel que entiende que el asesinato de Mike Brown y el asalto militar posterior sobre las personas son ultrajes escandalosos, a que responda a este llamamiento y venga a Ferguson. Su participación en esta lucha para obtener la justicia importará muchísimo en el fortalecimiento de la gente en el frente de batalla aquí en Ferguson y en otras partes de Estados Unidos. Envíe una delegación de su escuela, iglesia o vecindario. Los padres y las familias de los seres queridos asesinados por la policía deben prestar sus voces. Organice una caravana de coches. ¡Venga en un autobús o tren! Si no puede hacerlo, envíe una pancarta al pueblo de Ferguson firmada por todos los que están de pie con la lucha, pero que no pueden estar allí en persona.

Usted también está invitado a formar parte del contingente "Revolución, y nada menos" en la marcha. Usted también está invitado a participar en el contingente "ALTO a la encarcelación en masa" para propagar el 22 de octubre, el Día Nacional de Protesta para Parar la Brutalidad Policial y el Mes de Resistencia en octubre.

Este llamamiento a la gente de todo Estados Unidos para ir a Ferguson del 10 al 13 octubre llega en un momento crucial de esta batalla. Todo aquel que quiera ver el fin de la brutalidad policial y la brutalidad que el asesinato de Mike Brown ha sacado a la luz debería ser parte de hacer avanzar la lucha frente a los esfuerzos de los más altos niveles del gobierno para reprimir y desbaratarla.

La gente, especialmente los desafiantes de Ferguson, se han puesto en pie heroicamente... para protestar por este asesinato policial, y se niegan a dar marcha atrás en las narices de tanques, gas lacrimógeno, perros policía y balas de goma. Más de 200 personas que protestaban por el asesinato de Mike Brown han sido arrestadas. Ahora mismo el 24 de septiembre, después de que la ofrenda en memoria de Mike Brown fue incendiada en las primeras horas de la mañana, la ira se desbordó: las personas no sólo reconstruyeron la ofrenda sino indignadas se tomaron las calles.

El sistema continúa trabajando de acuerdo a la forma en que se diseñó... se niega una vez más a acusar al asesino cerdo policía. Su plan ha sido la de desgastar a la gente, calumniar a Mike Brown una y otra vez y emplear tácticas para confundir, desmoralizar y dividir a la gente y encubrir este asesinato con el fin de sentar las bases para permitir que Darren Wilson, el cerdo policía que asesinó a Mike Brown siga en libertad. El mandato del gran jurado se ha ampliado hasta enero.

Hay mucho en juego en esta lucha por la justicia. Si el sistema se ve impulsado a retroceder y ceder a las exigencias de la gente, eso tendrá un enorme impacto en la lucha contra el terrorismo de la policía en todo Estados Unidos... y también fortalecerá objetivamente a la gente en pie de lucha en todo Estados Unidos durante el Mes de Resistencia Contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación, en octubre. Asimismo, si se permite que el sistema se salga con la suya en este asesinato y triunfe sobre una lucha que ha inspirado a la gente de todo el mundo... eso también dará un mensaje, que la vida de los negros no importa.

Mes de Resistencia en octubre

La Red Parar la Encarcelación en Masa nacional apoya completamente el llamamiento a sostener protestas del 10 al 13 de octubre en Ferguson para exigir justicia para Mike Brown y un fin a la violencia y etiquetación racial de parte de la policía.

El capítulo recién formado en Ferguson de la Red Parar la Encarcelación en Masa también está llamando a las siguientes protestas:

9 de octubre, 5 pm: Protesta en frente de la corte y de la comisaría de policía, 222 S. Florissant Rd., Ferguson. A exigir que las autoridades retiren TODOS los cargos contra las personas detenidas durante la rebelión después de que Mike Brown fue asesinado en agosto. Una de las primeras audiencias de manifestantes arrestados está programada para el tribunal penal a las 6 pm.

22 de octubre, 5 pm: Mitin / marcha. Se reunirán en Canfield Drive (9300 W. Florissant). La marcha irá a los Apartamentos Canfield donde Michael Brown fue asesinado por la policía y de ahí por la comunidad de Ferguson a la comisaría de policía en la 222 S. Florissant Rd.

 

Permalink: http://revcom.us/a/354/hay-una-epidemia-de-asesinatos-policiales--59-vidas-robadas-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Hay una epidemia de asesinatos policiales: 60 vidas robadas del 17 de julio al 17 de agosto

25 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Un grupo de voluntarios de Revolución / revcom.us compila estadísticas sobre asesinatos policiales desde que Eric Garner, 43, un hombre negro, fue asesinado por la policía en Staten Island, Nueva York, con una llave de estrangulamiento el 17 de julio de 2014. Lo que el grupo ha establecido hasta ahora es que a un mes en Estados Unidos, la policía asesinó a 60 personas, casi dos al día. Esa cifra es increíble e indignante, y demuestra que, EFECTIVAMENTE, hay una epidemia de asesinatos policiales en Estados Unidos.

La Coalición Malcom X Grassroots y otros han hecho un valioso trabajo de denunciar esta situación. El grupo de revcom.us continúa documentando las vidas robadas por la policía desde el 17 de julio y pide que las y los lectores contribuyan a este trabajo. Envíen los casos de asesinatos policiales de los que conocen a revolution.reports@yahoo.com. Es necesario que el mundo conozca de esta situación Y ADEMÁS la gente tiene que ser parte de poner FIN a esta epidemia de asesinatos policiales.

* * * * *

1) 17 de julio, ERIC GARNER, Ciudad de Nueva York: 43 años de edad, hombre negro asesinado por estrangulamiento por el Departamento de Policía de Nueva York. (New York Daily News, 17 de julio)

2) 17 de julio, MISTY HOLT-SING, Stockton, California: mujer de 41 años de edad, tenida de rehén en un atraco a un banco, muerta a balazos por la policía. (Associated Press, 17 de julio)

3) 17 de julio, GILBERT RENTERÍA JR., Stockton, California: Latino de 30 años de edad asesinado a balazos después de un presunto robo de un banco y una persecución a alta velocidad. (Associated Press, 18 de julio)

4) 17 de julio, ALEX GREGORY MARTÍNEZ, Stockton, California: Latino de 27 años de edad asesinado a balazos después de un presunto robo de un banco y una persecución a alta velocidad. (Associated Press, 18 de julio)

5) 17 de julio, JUSTIN DAVIS, Germantown, Maryland: 24 años de edad, veterano suicida con trastorno de estrés postraumático, sentado en un coche con un rifle, asesinado a balazos por tres policías. (The Commercial Appeal, 18 de julio)

6) 18 de julio, KENNETH JOHNSON, North Las Vegas, Nevada: 34 años de edad, hombre asesinado a tiros después de huir de un control rutinario de tráfico en una moto y blandir un arma de juguete. (FOX5VEGAS, 18 de julio)

7) 20 de julio, RICHARD DUNCALF, Kent, Washington: hombre de 28 años de edad, baleado varias veces por cinco policías en un presunto tiroteo después de una persecución [presunto delito no especificado]. (Seattle Times, 22 de julio)

8) 22 de julio, JOAQUÍN CIBRIÁN, La Joya, Texas: Latino de 29 años de edad, sospechoso de asesinato, baleado y asesinado después de que la casa en la que estaba fue embestida por un vehículo blindado y gas lacrimógenos. (News.msn.com, 22 de julio)

9) 24 de julio, LORI KNOWLES, Condado de Henry, Georgia: mujer de 37 años de edad, baleada por la policía en su casa. (Atlanta-Journal Constitution, 25 de julio)

10) 25 de julio, LUIS JOBEL, Los Ángeles, California: Latino de 33 años de edad asesinado a balazos después de informes de que alguien supuestamente robaba en propiedad ajena y tiraba piedras. (NBC Los Angeles, 25 de julio)

11) 25 de julio, NICHOLAS LISTER, Millcreek, Utah: 31 años de edad, hombre blanco después de una disputa doméstica en su apartamento. (Salt Lake City Tribune, 25 de julio)

12) 27 de julio, ROBERT HENDERSON, Huntington, Virginia del Oeste: Hombre blanco de 37 años de edad, asesinado a tiros por la policía después de una disputa en un bar y de hacer un “gesto amenazante”. (Associated Press, 27 de julio)

13) 28 de julio, STEVEN ISBY, Chicago, Illinois: 53 años de edad, sospechoso de robo. (CBS News, 28 de julio)

14) 28 de julio, CHARLES MOZDIR, Ciudad de Nueva York: 32 años de edad, sospechoso de pederastia asesinado a balazos por la policía en Greenwich Village durante un intento de detención. (CNN, 28 de julio)

15) 29 de julio, JOSH EDWARDS, Condado de Christian, Colorado: 25 años de edad, asesinado a balazos por la policía al intentar entregarle una orden judicial. (Herald-Review.com, 30 de julio)

16) 30 de julio, RICHARD NELSON: Waikiki Beach, Oahu, Hawai’i: 52 años de edad, asesinado a balazos después de supuestamente embestir a un autobús, fue visto bebiendo en su coche y conduciendo de forma errática. (HawaiiNews Now, 30 de julio)

17) 1º de agosto, DANIEL PIERRE, Winslow Township, Nueva Jersey: 42 años de edad, asesinado por la policía en su casa remolque. (ABC News Channel 6, 1º de agosto)

18) 1º de agosto, ANTHONY CALLOWAY, Condado de Fulton, Georgia: 27 años de edad, hombre negro baleado por un agente del Sherifato del Condado de Fulton. (WSB-TV News Channel 2, 1º de agosto)

19) 1º de agosto, FRANK AL MENDOZA, Los Ángeles, California: Transeúnte latino de 54 años de edad, baleado por la policía en una situación de rehenes en su casa. (Los Angeles Times, 1º de agosto)

20) 2 de agosto, CEDRIC OSCAR RAMÍREZ, Los Ángeles, California: 24 años de edad, latino asesinado por un agente del Sherifato del Condado de Los Ángeles después de presuntamente tomar rehenes en su casa. (Los Angeles Times, 2 de agosto)

21) 3 de agosto, OMAR OBREGO, Los Ángeles, California: 37 años de edad, latino, golpeado por la policía de Los Ángeles después de un control de tráfico, murió 12 horas después. (Los Angeles Times, 12 de agosto)

22) 3 de agosto, MARK LANZA, Phoenix, Arizona: 23 años de edad, hombre asesinado a tiros por la policía, sospechoso de un robo. (The Arizona Republic, 4 de agosto)

23) 3 de agosto, JACOREY CALHOUN, Oakland, California: 23 años de edad, hombre negro asesinado a balazos por un agente del Sherifato del Condado de Alameda después de control de tráfico. (KTVU.com Canal 2, 3 de agosto)

24) 3 de agosto, RYAN SWEARINGEN, Ft. Madison, Iowa: hombre blanco de 27 años de edad, asesinado a tiros por la policía después de presuntamente cortar neumáticos de automóviles. (WQAD TV, 3 de agosto)

25) 3 de agosto, YEE VANG, Minneapolis / St. Paul, Minnesota: hombre asiático-americano de 20 años de edad, asesinado a tiros por la policía después de un supuesto secuestro de coche. (WCCO Channel 4, 3 de agosto)

26) 2 de agosto, STEVE MATTHEW DOLL, Stockton, California: 40 años de edad, baleado por la policía después de una persecución de coche. (The Recordnet.com, 19 de agosto)

27) 3 de agosto, VINCENT HINES, Condado de Harris, Texas: hombre de 58 años de edad, baleado por los agentes del Sherifato del Condado de Harris después de presuntamente robar un banco. (Houston.com, 6 de agosto)

28) 4 de agosto, MARÍA RODRÍGUEZ, Bakersfield, California: 42 años de edad, latina asesinada a tiros por agentes del Departamento de Policía de Bakersfield después de presuntamente apuntarles con un rifle de aire comprimido. (ABC News, 4 de agosto)

29) 4 de agosto, MANUEL FLORES, Albuquerque, Nuevo México: 28 años de edad, latino, asesinado a tiros por un alguacil del Condado de San Bernardino después de un accidente de coche. (KOAT TV, Albuquerque, 5 de agosto)

30) 5 de agosto, DONYALE ROWE, Cincinnati, Ohio: de 37 años de edad, hombre negro baleado por la policía de Cincinnati después de una supuesta violación de tráfico. (Cincinnati.com, 5 de agosto)

31) 5 de agosto, JOHN CRAWFORD, Beavercreek, Ohio: 22 años de edad, hombre negro asesinado a tiros por la policía en WalMart, mientras sostiene una pistola de aire comprimido. (New York Daily News, 7 de agosto)

32) 5 de agosto, JEREMY LAKE, Tulsa, Oklahoma: 19 años de edad, hombre negro, asesinado a tiros por el padre blanco de su novia, que es un policía, después de una discusión en frente de su casa. (CBS News.com, 9 de agosto)

33) 6 de agosto, JAMES PICKARD, JR., Pearl City, Hawaií: hombre de 51 años de edad quien disparó varias veces, asesinado por el Departamento de Policía de Honolulu tras el presunto robo de un coche. (KHON 2 TV, 6 de agosto)

34) 7 de agosto, REGAN WAGNER, Longview, Texas: 23 años de edad, hombre blanco asesinado a manos de la policía después de un control de tráfico. (News-Journal.com, 9 de agosto)

35) 7 de agosto, JOSÉ REYES-TORRES, Folsom, California: Latino de 20 años de edad, asesinado a balazos por policías después de presuntamente hacerles frente con un cuchillo. (KCRATV.com, 10 de agosto)

36) 8 de agosto, AUSTIN DAVID UNCLES, Denver, Colorado: 26 años de edad, hombre blanco baleado por agentes de la Patrulla de Caminos de Colorado que iban sobre él por un presunto robo de automóviles. (ABC 7 News Denver, 13 de agosto)

37) 8 de agosto, HOMBRE NO IDENTIFICADO, edad desconocida, Detroit, Michigan: Asesinado a tiros después de un control de tráfico de rutina. (62 WWJ TV CBS, 8 de agosto)

38) 8 de agosto, JUSTIN WAYNE HIGGINS, Fort Smith, Arkansas: 23 años de edad, hombre blanco asesinado a tiros por agentes del Departamento de Policía de Fort Smith después de una supuesta situación de rehenes. (SouthwestTimesRecord.com, 10 de agosto)

39) 9 de agosto, JOSÉ PAULINO, JR., Tamaqua, Pensilvania: 38 años de edad, latino asesinado por descargas de una pistola Taser por la policía de Tamaqua. (PA Homepage, el 9 de agosto)

40) 9 de agosto, MICHAEL BROWN, Ferguson, Misuri: 18 años de edad, hombre negro, baleado varias veces por el oficial de policía Darren Wilson, del Departamento de Policía de Ferguson mientras tenía las manos arriba. (New York Times, 20 de agosto)

41) 9 de agosto, JOSEPH PENDERGHEST, Springfield Township, Pensilvania: hombre de 40 años de edad, baleado por la policía del estado de Pensilvania después de un accidente de auto. (WGAL.com News 8, 10 de agosto)

42) 9 de agosto, ALBERTO MORALES CORNELIO, Walnut Park, California: Latino de 41 años de edad asesinado a balazos por la policía. (Eyewitness News ABC 7 Los Angeles, 9 de agosto)

43) 11 de agosto, TORREZ HARRIS, Canton, Misisipí: 52 años de edad, hombre negro baleado en una lavandería por la policía después de que presuntamente le disparó a su hijastra en una discusión familiar. (WAPT News, del centro de Misisipí, 12 de agosto)

44) 11 de agosto, EDDIE DAVIS, DeKalb, Texas: 67 años de edad, hombre negro, asesinado a tiros por la policía de DeKalb en su casa. (arklatexhomepage.com, 11 de agosto)

45) 11 de agosto, JOSÉ MANUEL GONZÁLEZ, Dallas, Texas: 18 años de edad, latino, víctima de descargas de pistola Taser y disparos de la policía de Dallas en su casa; más tarde murió en el hospital. (Fox News, Dallas, 11 de agosto)

46) 11 de agosto, EZELL FORD, Los Ángeles, California: 24 años de edad, hombre negro con un historial de enfermedad mental, asesinado a tiros por la policía de Los Ángeles mientras yacía en el suelo. (Washington Post, 15 de agosto)

47) 12 de agosto, RONALD PIFER, Fairfield Township, Michigan: 54 años de edad, hombre asesinado a tiros por agentes del Sherifato del Condado de Lenawee que fueron a su casa para hacer cumplir una orden de la corte para la hospitalización. (Michigan Live, 12 de agosto)

48) 12 de agosto, GABRIEL LÓPEZ-GONZÁLEZ, San Fernando, California: 22 años de edad, latino, asesinado a tiros por agentes del Departamento de Policía de San Fernando. (NBC News, Los Ángeles, 13 de agosto)

49) 1º de agosto, JAMES DE VITO, Suffern, Nueva York: 59 años de edad, asesinados a manos de policía de Nueva York fuera de servicio, que conducía borracho y que iba en sentido contrario, en una colisión frontal. (ABC News, Nueva York, 17 de septiembre)

50) 13 de agosto, REAGAN JONES, Muscle Shoals, Alabama: 35 años de edad, con antecedentes de enfermedad mental, baleado por la policía. (Alabama.com, 14 de agosto)

51) 13 de agosto, HOMBRE NO IDENTIFICADO, Houston, Texas: Asesinado a tiros por la policía de Houston. (Houston Chronicle, 13 de agosto)

52) 13 de agosto, MICHELLE CUSSEAUX, Phoenix, Arizona: 50 años de edad, mujer negra asesinada a tiros por la policía de Phoenix después de que su familia llamó a la policía para llevarla a un centro de salud mental. (Arizona Republic, 23 de agosto)

53) 13 de agosto, JACINTO ZAVALA, Greeley, Colorado: 21 años de edad, ex combatiente, latino, con antecedentes de trastorno de estrés postraumático, asesinado a tiros por la policía. (NBC News 9, Colorado. 13 de agosto)

54) 14 de agosto, DIANA SHOWMAN, San José, California: 19 años de edad, asesinada a tiros por agentes del Departamento de Policía de San José después de que ella supuestamente le apuntó con un taladro a la policía. (San Jose Mercury News, 14 de agosto)

55) 14 de agosto, SONNY WAGNER, Newton, Kansas: hombre de 52 años de edad, baleado por la policía de Newton en respuesta a un reporte de violencia doméstica. (KAKE News, 15 de agosto)

56) 14 de agosto, DANTE PARKER, Victorville, California: 36 años de edad, hombre negro asesinado con una pistola Taser por agentes del Sherifato del Condado de San Bernardino. (Newsone.com, 15 de agosto)

57) 14 de agosto, ALVIN CURTIS JENNING, Davenport, Iowa: hombre de 61 años de edad, baleado varias veces por la policía tras una disputa doméstica. (WQAD 8 News, 14 de agosto)

58) 17 de agosto, LEVON LEROY LOVE, San Antonio, Texas: hombre de 44 años de edad, encontrado desmayado en su coche, asesinado por descargas de pistola Taser por la policía tras negarse a ir con los paramédicos. (San Antonio-Express News, 19 de agosto)

59) 17 de agosto, STEVEN R. PIIRAINEN, México, Maine: 52 años de edad, hombre blanco, baleado por la policía de Maine después el presunto robo de un camión. (WMTW Channel 8 TV, 19 de agosto)

60) 3 de agosto, JUSTIN ARMSTRONG, Pinetop, Arizona: Hombre (nacionalidad desconocida) de 28 años de edad, sospechoso de un tiroteo, asesinado a balazos en el estacionamiento de un casino.

¡¡¡NO MÁS!!! ¡¡¡NO MÁS!!! ¡¡¡NO MÁS!!!

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/el-reverendo-jerome-mccorry-sobre-la-batalla-por-la-justicia-para-john-crawford-y-el-mes-de-resistencia-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

El reverendo Jerome McCorry sobre la batalla por la justicia para John Crawford y el Mes de Resistencia

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Lo siguiente es una reciente entrevista de Revolución/revcom.us al reverendo Jerome McCorry, quien ha dirigido la iniciativa para un fin de semana coordinado a nivel nacional de sermones contra la encarcelación en masa durante el Mes de Resistencia Contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación, en octubre.

 

Revolución: ¿Por qué cree usted que sea tan importante el Mes de Resistencia en octubre?

Rvdo. Jerome McCorry: Creo que muchísimas personas tienen que ser parte del Mes. El hecho de que dos millones y medio de personas están encarcelados en Estados Unidos es un ultraje total. Contamos con la mayor población carcelaria. En el mundo. No hay duda. Tenemos una guerra invisible que se llama la guerra contra las drogas dirigida de modo desproporcionado contra los negros, como todo lo demás. Así que cuando nos fijamos en esos números, y el hecho de que tenemos en las prisiones a la mayor cantidad de personas en el mundo, es una cantidad desproporcionada.

Hay un problema real aquí. Y los estadounidenses realmente deben indignarse. Cuando nos fijamos en los números, en las causas, se ve una guerra injusta contra los estadounidenses pobres que se disfraza como una guerra contra las drogas, y deberíamos preocuparnos.

Tenemos que cambiar el curso de esta situación. Aunque tengamos que obtener una resolución de la ONU. Tenemos que hacer que participen otras naciones. No somos una isla. Nosotros en Estados Unidos nos presentamos y nos promocionamos al mundo como la nación más grande. Y no estoy muy seguro de que he aceptado esa situación.

Revolución: En particular, es una plaga sobre la juventud negra y latina...

Rvdo. McCorry: Correcto. es una plaga sobre las comunidades negras y latinas. Claramente se dirige contra esas poblaciones. Está claro que es algo que todos los estadounidenses tienen que abordar.

Revolución: Usted fue uno de los principales iniciadores de la Iniciativa Basada en la Fe para la Red Parar la Encarcelación en Masa. ¿Puede hablar al respecto?

Rvdo. McCorry: Sí, absolutamente. Nos hemos coordinado con iglesias por todo Estados Unidos, y también sinagogas, templos, mezquitas; les pedimos que participen en un movimiento que pondría fin a la clase de ultrajes que ya enfrentamos. Cuando se habla de poner fin a la encarcelación en masa no se habla solamente de las personas encarceladas. Se trata del perfil racial, el terror y abuso, la brutalidad policial. Y el maltrato en la prisión.

Creemos que es necesario dar una respuesta de parte de la comunidad espiritual, que dirija un movimiento muy similar al movimiento de derechos civiles de la década de los años 1950 y principios de los años 60. Mientras activamos a la comunidad de fe en estos esfuerzos de parar estos ultrajes, la criminalización de esta generación — queremos mensajes de esperanza, mensajes de amor, destinados a poner fin a la encarcelación en masa. Nuestras instituciones religiosas juegan un papel muy importante en la educación de la gente, por lo que éstas son oportunidades en octubre en las que la gente puede participar.

Hemos preparado reuniones de respuesta mutua, letanías, ideas y temas para sermones, y les pedimos participar a congregaciones en todo Estados Unidos, más de 500 congregaciones. Les piden que prediquen y enseñen para poner fin a estos ultrajes. Y les pedimos que participen en los esfuerzos de poner fin a la encarcelación en masa y cosas correspondientes. Específicamente la criminalización de esta generación.

Revolución: ¿Puede hablar de la lucha que usted y otros en Ohio han librado en torno al brutal asesinato policial de John Crawford, y ahora la negativa del gran jurado a acusar al policía asesino?

Rvdo. McCorry: Claro que sí. Ya que por fin ha salido el video, todo el mundo lo puede ver... el 8 de agosto, un hombre joven está en un Walmart y lleva en la mano un producto de la tienda. Camina por la tienda. No constituye ninguna amenaza para nadie. Un joven que habla por el teléfono. Los policías entraron y abrieron fuego antes de siquiera dar una orden o de otra manera comunicarse con este joven.

Después de la decisión del gran jurado me preguntaron si estaba decepcionado de que no levantaran cargos. Preguntarme si estaba decepcionado significa que yo habría esperado otro resultado. Por desgracia, el estado de ánimo y el modo de pensar en Estados Unidos es que no se acuse a la policía, casi no importa lo que hagan. Así lo hacen una y otra y otra vez. Duele mucho cuando la gente piensa que no hay ninguna justicia cuando son víctimas de las fuerzas del orden.

Así que cuando este jurado en Ohio no acusa a estos policías, significa desafortunadamente que podemos esperar más de estas situaciones en Estados Unidos. Nuestros más profundos pensamientos y oraciones están con la familia Crawford. Pero estos son los tipos de injusticias que tenemos que combatir todos los días.

Revolución: Las instituciones religiosas que van a participar en los “Sermones dominicales” durante los dos primeros fines de semana de octubre — éstos representan a personas e instituciones con influencia en varias comunidades. ¿Cómo ve usted que esto afectará a la sociedad y las ideas de la gente sobre la encarcelación en masa y la criminalización?

Rvdo. McCorry: Cuando hay tantos grupos y organizaciones religiosos, y somos muy afortunados de tener una importante respuesta de la comunidad judía, una respuesta importante en la comunidad musulmana y las iglesias cristianas han participado de manera nueva e importante. Este es un esfuerzo para integrar a las instituciones de la fe en lo que debe suceder. Se trata de educar, y de permitir que la gente entienda lo que tratan estos ultrajes.

A todos nos han enseñado a respetar la autoridad — y en especial las fuerzas del orden. Muy a menudo las personas no quieren cuestionarlas. Y los hechos demuestran que, por desgracia, estamos en guerra con las fuerzas del orden. Lo que quiero decir es, han declarado la guerra contra el pueblo de Estados Unidos. Creemos que la comunidad de la fe tiene una enorme responsabilidad de hacer frente a lo que está pasando.

Y cuando hablo de una guerra, me refiero a una guerra social. Me refiero al hecho de que hay una cierta demografía que ha sido el blanco de los ataques. Las personas de color han sido objetivo de la injusta y desigual aplicación de la ley, y del perfil, y esa clase de cosas. Así que, la comunidad de la iglesia, la comunidad de la fe, debería abordar esa clase de temas. La respuesta ha sido muy fuerte, y es irónico que un número de clérigos hayan dicho, “entendemos que hay un problema, pero no estamos seguros de lo que deberíamos predicar”. Creo que aun en nuestras instituciones de educación donde formamos a nuestros clérigos, nuestros seminarios, nuestras universidades cristianas, tenemos que enseñar una nueva teología, una verdadera teología de la liberación.

Necesitamos estudiar una teología de la liberación mientras empezamos a juntarnos. Que empecemos a enseñar la tolerancia y la comprensión en nuestras iglesias, enseñanza que diga que debemos participar en un movimiento por la justicia, no importan los antecedentes de alguien, de dónde pensamos que proviene. Y no creo que lo hayamos hecho bien. Y por eso pensamos trabajar con la comunidad de la fe aun después de octubre en estos esfuerzos por detener la encarcelación en masa y poner fin a estos ultrajes.

Revolución: El Mes de Resistencia espera ir más allá de simplemente un día de protesta, por importante que pueda ser, para cambiar la situación en la sociedad...

Rvdo. McCorry: No hay ninguna duda. Le digo a la gente en mis viajes, a las congregaciones, que éste es el comienzo de un movimiento cuyo momento ha llegado. Creo que el mes de octubre de 2014 será un gran comienzo de un nuevo día, y un nuevo movimiento en Estados Unidos. Y hará más que juntarnos. Al combatir este tipo de injusticias, la gente dice a menudo: “Bueno, usted es anti-policía”. Y les digo, no soy anti-policía y no creo que ninguno de nosotros que representamos los esfuerzos de la comunidad de la fe sea anti-policía. Estamos a favor de lo justo. Y estar a favor de lo justo quiere decir que hay que hacer la acción correctiva. Y se exige el poder del pueblo para realizarla.

Desde luego que el mes de octubre de 2014 absolutamente ha de utilizarse como punto de partida, y no un punto final.

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/llevando-el-aislamiento-solitario-a-las-universidades-como-parte-del-mes-de-resistencia-en-octubre-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Llevando el aislamiento solitario a las universidades como parte del Mes de Resistencia en octubre

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

In the summer of 2013, The Stop Mass Incarceration Network, Bay Area displayed a life-sized replica of a SHU cell in downtown San Francisco to build support for the California prisoners' hunger strike

En el verano de 2013, la Red Parar la Encarcelación en Masa-Área de la Bahía de San Francisco exhibió una réplica de tamaño natural de una celda de la SHU (Unidad de Vivienda de Seguridad) en el centro de San Francisco para juntar apoyo para la huelga de hambre de las y los presos de California  que iba a iniciarse el 8 de julio de ese año. Las SHU de California mantienen a casi 4 mil presos en aislamiento solitario, algunos de éstos durante décadas. Durante dos días de exhibición, una gran diversidad de personas, como familias enteras y algunos turistas de otras partes del mundo, conocieron esta celda. Unos ex presos contaron sus experiencias y expresaron apoyo a la huelga de hambre. Los visitantes se fueron con un nuevo conocimiento de por qué los presos iban a hacer la huelga de hambre y muchos se apuntaron para colaborar y mantenerse en comunicación y se llevaron materiales para propagar la noticia de la huelga. Foto: Especial para Revolución

Un organizador de Los Ángeles de la Red Parar la Encarcelación en Masa informó que los estudiantes están organizando muchas actividades para el Mes de Resistencia contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación. Ocurrirán en universidades alrededor del país, entre ellas varias universidades élites. Están programados paneles, sesiones de enseñanza, protestas, salidas de clases y actos creativos de resistencia. En Harvard, Yale, Columbia, la Universidad de Nueva York, Brandeis, Tufts, Suffolk, Rutgers, las Universidades de California en Los Ángeles y Riverside, y la Universidad del Sur de California, los estudiantes montarán en cada universidad durante el Mes de Resistencia una “SHU simulada”.

La SHU, siglas en inglés de la Unidad de Vivienda de Seguridad, es la mazmorra de aislamiento en las prisiones de esta nación. Cada año meten a 20.000 a 80.000 presos en las SHU de Estados Unidos, forzándolos a soportar condiciones deshumanizantes que equivalen a la tortura.

Drawing by a prisoner at Pelican Bay

Dibujo de un preso de la SHU de la Prisión Estatal Pelican Bay, California, que retrata a un preso mantenido desnudo y atado de pies y manos. Foto: Pelican Bay Prison Express

Si uno acaba en la SHU, está en una celda pequeña, sin ventanas, por 23 horas del día, sin ningún contacto directo con otro ser humano, ni siquiera un guardia. Puede o no tener acceso a materiales de lectura. Sólo tiene una hora fuera de la celda, solito, en un pequeño espacio bajo techo. Jamás ve el sol ni una brizna de césped. Al salir de la celda, le esposan y ponen grilletes, las manos a la cintura y los tobillos encadenados.

Los estudiantes de estas universidades quieren sacarles de sus zonas de confort a sus compañeros de clase y obligarlos a reconocer los crímenes de lesa humanidad que están ocurriendo detrás de los muros, y arrojar luz sobre la realidad de la encarcelación en masa y toda su brutalidad. Los estudiantes llevarán a cabo acciones en áreas muy visibles de la universidad, trazando con cinta rectángulos de unos 2 por 3 metros para representar las dimensiones de una celda de la SHU. 23 voluntarios pasarán una hora cada uno en este espacio confinado, la última hora dejada libre para representar la hora en que permiten al preso a salir de la celda. En semejantes acciones previas, los estudiantes compartieron lo que se sentían estando confinados por una hora en esta pequeña área sin contacto humano, comparándolo con la terrible tortura y deshumanización que los presos experimentan pasando literalmente años y décadas en la SHU.

Los estudiantes están explorando otras formas de ampliar estas acciones de la SHU simulada y cómo tener un impacto aún más grande en las universidades. Se debe apoyar, avanzar y divulgar estas acciones audaces y creativas de los estudiantes. El Mes de Resistencia Contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación en octubre debe servir de un gigantesco ALTO que enfrente a la sociedad estadounidense, día tras día, para que no se la pueda encubrir, borrar, pasar por alto, neutralizar o suprimir.

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/la-historia-de-joshua-golpeado-y-encerrado-en-la-prision-de-tortura-de-rikers-island-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

La historia de Joshua:

Golpeado y encerrado en la prisión de tortura de Rikers Island

Li Onesto | 29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Es completamente intolerable, y nadie debe insensibilizarse a los hechos: 2.2 millones de personas están tras las rejas de mazmorras por todo EEUU, la mayoría negros o latinos; miles de personas arrasadas tras décadas de una guerra contra las drogas diseñada para criminalizar y encerrar generaciones enteras de jóvenes; todo eso es un elemento crítico de un programa de genocidio lento que fácilmente podría convertirse en genocidio rápido.

Rikers Island en la Ciudad de Nueva York es una de las prisiones más grandes en EEUU. Concentra ese horror de la encarcelación en masa. Recientemente ha salido a la luz todo tipo de historia de terror de ahí. A un prisionero ahí que había sido diagnosticado con un problema de salud mental lo encerraron a propósito en una celda donde la temperatura subió arriba de 38 grados centígrados y ¡lo dejaron ahí hasta que se murió, literalmente horneado! El New York Times reveló un informe secreto que detalló 129 casos de presos “gravemente lesionados” en altercados con guardias en Rikers Island durante 11 meses en 2013. Y en la mayoría de dichos casos, ¡los presos fueron golpeados siendo esposados! Setenta y siete por ciento de las personas golpeadas habían sido diagnosticadas con problemas de salud mental. A ninguno de los guardias que participaron en esos incidentes lo han acusado de cargos criminales — ni siquiera cargos administrativos.

Recientemente tuve la oportunidad de ir a Rikers y hablar con un joven negro que ha sufrido los horrores de la encarcelación en masa. He aquí su historia.

***

Joshua Richardson

Joshua Richardson

Terry Hubbard, que promueve activamente el Mes de Resistencia Contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación en octubre, ha estado luchando para que no sigan golpeando en la prisión a su hijo de 23 años, Joshua Richardson, que fue diagnosticado con una enfermedad mental. A principios de septiembre lo golpearon el personal en el Centro Psiquiátrico de Nueva York Central, donde estuvo encarcelado, en Marcy, Nueva York.

Terry supo de ello semanas más tarde, cuando su hijo le llamó. De ahí parecía que lo “desaparecieron” — Terry y su abogado no pudieron localizarlo. Después supieron que lo habían trasladado de nuevo a Rikers Island.

El 24 de septiembre, fui a Rikers con Terry para visitar a Joshua, porque él quería que yo, como reportera, escuchara su historia. Esperamos durante horas hasta que por fin nos permiten entrar en la sala de visitas. Entra Joshua caminando con bastón, obviamente con dolor. Cuando Terry me presenta, me da un abrazo y de ahí le da a su mamá un abrazo largo y cariñoso. Nos sentamos y Joshua me cuenta lo que sucedió:

Esta historia comienza el miércoles, 3 de septiembre, 21 días antes de esta entrevista.

Joshua está en el comedor cenando. Tiene mucha hambre y nota que otro preso tiene una pieza de pollo que no va a comer. Joshua se lo pide. El otro le dice que sí, así que Joshua se le acerca para tomarlo. Pero uno de los Ayudantes de Tratamiento [TA, mismos que en esencia trabajan de guardias] lo para y dice que no puede hacerlo. Joshua se lo cuestiona, que ¿por qué no? El TA se enfurece — no se debe cuestionar nada de lo que ellos digan. Se acerca más TA, y cuando Joshua sigue respondiendo, todos se le caen encima. Rápidamente lo someten a golpes. Hacen que una enfermera le administre una inyección. Pero Joshua no se queda dormido, por lo que la enfermera se acerca para administrarle otra inyección. Joshua dice: “¿Por qué me va a inyectar otra vez? No opongo resistencia”. Pero de todos modos, la enfermera la administra otra inyección. El TA le arranca la ropa para dejarlo en cueros. Lo amarran a una cama de restricción, se lo llevan a un cuarto lateral, lo meten aventándolo y ahí lo abandonan.

Al siguiente día varios TA entran al cuarto, y cuando Joshua se para, todos se le avientan, lo empujan contra el muro y empiezan a golpearlo. No puede recordar todo que lo pasó después porque le inyectaron DOS VECES para sedarlo mientras seguían pegándolo. Lo que sí recuerda es que lo golpearon una vez tras otra con el puño cerrado, le pisaron fuertemente las manos y los pies, le dieron patadas en las rodillas, las canillas, los pies y la cabeza. Joshua se acuerda de que un TA le dijo, “Nosotros mandamos aquí, no tú”. Otro dijo, “Quiten de mi sección a este maldito negrito, súbanlo a un autobús y mándenlo de regreso hasta de donde carajos vino”. Otro dijo entre risas: “Ya ha de haber aprendido la lección”.

Eso pasó el miércoles y tras esa golpiza dejan a Joshua en ese cuarto lateral hasta el lunes 8 de septiembre. Ese día lo llevan a otro cuarto, básicamente lo meten en aislamiento solitario hasta el 19 de septiembre, cuando entra un TA y le dice, “Párate, te van a trasladar”. Lo suben a un autobús — no le permiten ni siquiera traer nada de sus pertinencias. Joshua dice que le robaron sus cartas, documentos judiciales, recibos de giros postales y documentos de su libertad condicional. Su mamá acababa de darle $20 para comprar en la tienda de presos, y también se lo robaron.

ADEMÁS durante todo ese tiempo —desde la golpiza el 4 de septiembre hasta que llegué a Rikers— Joshua NO recibe NINGÚN tratamiento médico. En Rikers solamente le sacan unos rayos X.

Me enseña sus lesiones que todavía le duelen mucho después de 20 días. Me enseña su dedito al que lo pisaron feo. Aún está bien hinchado y chueco. Me enseña varios moretones y chipotes en la cabeza. Dice que le duelen feo las rodillas y que por un lado donde está su estómago, “está abollado”. Le duelen tanto la rodilla y el tobillo que se le dificulta caminar.

Le había pasado antes — apenas hace seis meses lo golpearon los guardias aquí en Rikers. Le pido que me lo cuente.

Dice que ese día estaba en el baño solo cuando entraron los “tortugas — guardias vestidos de equipo de ninjas para control de motines. Lo acusaron de haber estado en una pelea y lo ordenaron a que pusiera las manos atrás de la espalda. Joshua dice que el baño es uno de los lugares en la prisión donde no hay cámaras — per eso trató de salir del baño para que las cámaras grabaran lo que los guardias le hicieran. En eso seis de esos “tortugas” lo atacaron despiadadamente. Al tratar de defenderse él, le rociaron Mace en la cara y derechito a la boca. Joshua se acuerda que uno dijo, “Maten a ese hijo de puta”. Lo golpearon, después lo llevaron esposado al lugar de procesamiento inicial, lo metieron a empujones a la regadera, y ahí lo dejaron.

Muy pronto se acaba el tiempo de la visita — sólo permiten a la familia y los amigos una hora. Otra vez nos abrazamos, y Terry tiene lágrimas en los ojos — es tan preocupada, cree que posiblemente matan a su hijo en Rikers.

***

La historia de Joshua NO es ninguna aberración. Ese tipo de brutalidad está siendo infligido a cientos de presos en Rikers y decenas de miles de otros en las mazmorras de todo el país. A los presos con enfermedades mentales les toca una crueldad especial. Como a muchos otros presos con enfermedades mentales, a Joshua le han NEGADO servicios medicales en la prisión. Supuestamente lo trasladaron de Rikers al Centro Psiquiátrico Central de Nueva York para ser evaluado. Pero, como me dijo, “Las condiciones ahí son casi igualitas a estar en la prisión”, and que durante todo el tiempo que estaba ahí, ¡le negaron su medicina!

Como si no fuera suficiente, también existe la tortura del aislamiento, en el cual encierran a unos 80.000 presos en pequeñas celdas de hormigón sin ventanas, en un aislamiento casi total durante 22 a 24 horas al día, sin contacto humano alguno.

La brutalidad que se inflige tras las rejas dice mucho sobre el propósito de todo este sistema penal estadounidense, y concentra la injusticia de la encarcelación en masa en Estados Unidos.

El Mes de Resistencia Contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación en octubre debe ser como un gigante señal de alto en las narices de la sociedad estadounidense, día tras día, para que no lo puedan encubrir, borrar, esquivar, neutralizar ni suprimir.

Como dice el final de la Promesa de Resistencia para el Mes de Resistencia,

* La encarcelación en masa: ¡DECIMOS: NO MÁS!

* El asesinato policial: ¡DECIMOS: NO MÁS!

* La tortura en las prisiones: ¡DECIMOS: NO MÁS!

* La criminalización de generaciones: ¡DECIMOS: NO MÁS!

* Los ataques contra los inmigrantes: ¡DECIMOS: NO MÁS!

NO nos quedaremos en silencio.

¡SÍ opondremos resistencia!

Hasta que sea una realidad que estos horrores vergonzosos... ¡NO EXISTEN MÁS!

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/el-gran-jurado-sobre-el-asesinato-de-michael-brown-vehiculo-para-un-encubrimiento-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

El gran jurado sobre el asesinato de Michael Brown — vehículo para un encubrimiento
¡YA NO! ¡BASTA! ¡NO MÁS!

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

De un lector

Rebuilding the memorial to Michael Brown

En la madrugada del 23 de septiembre, alguien o algún grupo prendió candela a la ofrenda en el lugar donde Michael Brown fue asesinado por la policía. Anteriormente, la policía de Ferguson dejó que uno de sus perros meara sobre la ofrenda y luego la arrollaron con su coche. Muchos miembros de la comunidad consideran que la policía la atacaron de nuevo. Crecía la indignación y las personas rápidamente la volvieron a crear. Foto: Especial para Revolución/revcom.us

El cerdo policía Darren Wilson ejecutó en público a Mike Brown, el que no llevaba ninguna arma, por la tarde del 9 de agosto en medio de un complejo de apartamentos suburbano frente a varios testigos oculares, y celulares que grabaron y documentaron aspectos claves del incidente, en Ferguson, Misuri. El policía le pegó balas con su arma varias veces mientras Mike tenía las manos arriba en señal universal de rendición. Se requirió un levantamiento popular para obligar a la policía a siquiera identificar al asesino. A 51 días todavía no han arrestado a Darren Wilson. ¿Qué demonios?

Mientras tanto, han arrestado a más de 200 personas que protestaban el asesinato policial, acusando de delitos graves a más de 35 de ellas, según informes.

¡BASTA YA! EXIGIMOS QUE DETENGAN INMEDIATAMENTE A WILSON Y DESPIDAN AL JEFE DE POLICÍA QUE PRESIDIÓ EL DEPARTAMENTO QUE ENTRENÓ AL ASESINO.

Y UNA COSA MÁS: AL CARAJO CON EL GRAN JURADO, ES UN VEHÍCULO PARA UN ENCUBRIMIENTO.

No nos podemos aguardarnos hasta que el gran jurado decida a levantar o no levantar cargos. Hay demasiado en juego. Si después de que el levantamiento justo en Ferguson despertó al país para darse cuenta no sólo del asesinato de Mike Brown a manos de la policía sino de la epidemia de asesinatos policiales por todo el país... Si después de las reverberaciones y el reconocimiento de que esto podría haber sido cualquiera de los millones de jóvenes negros y latinos... Si después de que la resistencia sacó a la luz el terror policial cotidiano contra la población negra y en especial la juventud, para la cual este sistema no tiene ningún futuro... SI después de Trayvon Martin... Si después de todo esto, sueltan a Darren Wilson — pues servirá de una gran luz verde para una temporada de caza, y una diana en la espalda de todo joven negro y minoritario en esta sociedad.

Una y otra vez, han dictaminado que el asesinato policial a un negro o latino que no tenía ninguna arma es el homicidio justificado. Aunque la policía ha asesinado a miles de personas en sólo la última década, es probable que se pueda contar con los dedos de una mano el número de policías que se han acusado ​​y sentenciado a lo que equivale a un tirón de orejas por un asesinato sancionado por el estado. No se puede saber a ciencia cierta porque ningún organismo oficial mantiene un registro. Los expertos te dirán que es SUMAMENTE PERO SUMAMENTE RARO que acusen a un cerdo asesino policial. El sistema está estructurado para que se salgan con la suya.

No podemos permitir que eso suceda de nuevo. No podemos permitir que la agonía y la rabia sobre lo que pasó a Mike Brown sean una vez más metidas y taponadas en lo normal sofocante de Estados Unidos, donde millones de personas sufren estos horrores en silencio y millones de otras hacen la vista gorda con los brazos cruzados, haciendo caso omiso de la descarada injusticia que se está perpetrando.

Hay un encubrimiento

No existe ninguna investigación... pero sí hay un encubrimiento.

Para empezar, difamaron a Mike Brown.

Luego hizo lo mismo a Dorian Johnson, víctima del trauma de ver a su amigo asesinado a sangre fría ante sus ojos. Lo infamaron y denigraron como un testigo clave del asesinato. Amenazaron con arrestarlo por un viejo orden judicial. ¿Se acuerda del testigo que grabó en video el estrangulamiento hasta la muerte a Eric Garner en la Ciudad de Nueva York, a cual testigo luego arrestaron, mientras que los policías asesinos están de vacaciones pagadas? ¿Se acuerda de cómo ridiculizaron a Rachel Jeantel, un testigo clave que estaba hablando por teléfono con Trayvon cuando lo asesinó el policía aspirante George Zimmerman? Es un patrón muy conocido.

One of the many Ferguson police wearing

Muchos policías de Ferguson llevan puesta una pulsera con “Soy Darren Wilson”. Wilson es el cerdo policía que asesinó a Michael Brown. No nos mientan sobre unos policías asesinos que sean manzanas podridas — el barril entero está podrido.

Los expertos legales dicen que el gran jurado acusaría a un sándwich de jamón si el fiscal le pidiera que lo hiciera. Por lo general es un sello de goma. Pero cuando se trata de un caso de asesinato policial, de repente el gran jurado está “investigando” para decidir si presentará o no un cargo de asesinato — un asesinato a sangre fría en el medio del día frente a muchos testigos. El gran jurado intentará soltar a este cerdo. Mira lo que acaba de pasar en Ohio. El vídeo dentro de un Walmart muestra a John Crawford caminando por la tienda hablando por su teléfono, y de repente se le pegó con balas.

En Ferguson, recientemente extendieron el término de este gran jurado hasta enero de 2015, proveyendo a las autoridades el tiempo máximo para realizar su encubrimiento mientras se esfuercen enérgicamente para reprimir y descarrilar la lucha por la justicia para Mike Brown, incluyendo el intento de dirigirla por canales seguros para el sistema como el empadronamiento de votantes, y la curación.

Para repetir: el gran jurado es una forma de FORJAR concretamente el encubrimiento del asesinato de Mike Brown en procedimientos secretos que supuestamente tengan el sello del funcionamiento del sistema de (IN)justicia.

Recientemente Darren Wilson testificó ante el gran jurado durante cuatro horas. El periódico St. Louis Post-Dispatch citó a un abogado defensor criminal veterano: “Es inusual pero no inaudito que un fiscal invite” al objetivo de una investigación a testificar ante un gran jurado. El abogado defensor dijo que rara vez lo había permitido él: “Yo sólo consideraría permitir que mi cliente testificara en un procedimiento del gran jurado si yo estuviera convencido de que el fiscal que presentaba la evidencia a la (gran jurado) estaba convencido de que su testimonio les ayudaría a llegar a la decisión de no acusarlo”.

Comparar esto con el obstruccionismo de la policía, impidiendo que se publique ninguna información, a fin de permitir la máxima libertad para inventar una “narrativa” a favor del cerdo asesino. Lo único que la policía publicó fue un censurado informe policial y ninguna otra información que no fueran cosas para tratar de satanizar a Mike Brown.

Un experto en obligar la divulgación de documentos policiales en Florida, en Albuquerque, Nuevo México (en relación con una serie de asesinatos policiales), y ahora en Ferguson, dijo a Salon.com que en su opinión, “sí crearon el informe policial del incidente, pero luego lo enterraron”. Según este experto, “Al principio, dijeron a la ACLU [Unión Estadounidense de Libertades Civiles] que existía el informe, pero que no podía hacerlo público bajo la falsa afirmación de que se trataba de un documento de investigación (que no lo es, bajo la ley de Misuri). Sin embargo, es posible que se requiera un juicio, con el pleno descubrimiento de pruebas, para resolver finalmente la cuestión de qué se creó y cuándo. De cualquier manera, sin embargo, la policía no ha acatado a los trámites requeridos, violando tanto sus propias políticas internas como la ley del estado de Misuri”. [El experto, Charlie Grapski, bloguea en Photography Is Not a Crime (PINAC) donde se documenta detalladamente el encubrimiento en Ferguson.]

NO existe la justicia en el Departamento de Justicia

Para aquellos que piensan que el Departamento de Justicia del gobierno federal va a solucionar el problema — ustedes tienen que despertarse. No existe la justicia en el Departamento de Justicia. ¿Has visto alguna justicia acerca del asesinato de Trayvon? (el FBI sigue investigando)... ¿has visto alguna en el asesinato de Sean Bell?... ¿o en Albuquerque, donde el Departamento de Justicia condenó las prácticas de la policía? No puedes, porque no ha habido ninguna. El Departamento de Justicia está allí para enfriar la justa ira de la gente. Mira la forma en que el Departamento de Justicia intervino después de que la reciente reunión del consejo municipal de Ferguson se convirtió en un desastre de relaciones públicas cuando la gente se tomó los micrófonos y, frente a los medios de comunicación, denunciaron los años de insultos racistas que han sufrido a manos de la policía. ¿Y qué pasó? El Departamento de Justicia dijo al consejo municipal que sólo celebrara tres sesiones más (no las cinco programadas), no dejara que las cubrieran los medios de comunicación, y limitara la asistencia a las personas que podían acreditarse como residentes de Ferguson — como si esto fuera un problema y preocupación local.

El Mes de Resistencia — una gran señal de alto ante la sociedad

Para Oscar Grant, Sean Bell, Anthony Baez, Andy Lopez, Trayvon Martin, Jordan Davis y los otros miles de personas cuyas vidas fueron robadas — DECIMOS ¡Ya No! ¡Basta! ¡No Más! Esto es lo que se trata el Mes de Resistencia en octubre — levantar la señal de alto ante la sociedad, que esto tiene que parar, a partir de aquí, a partir de ahora.

Como dijo Carl Dix después de la absolución en el caso de Trayvon Martin: “¡YA ES HORA! Basta ya de este sistema y su cruel opresión del pueblo negro. BASTA YA de su temporada de caza contra los jóvenes negros y latinos.... Este sistema capitalista que surge sobre los cimientos de la esclavitud y el genocidio es hoy un sistema mundial que refuerza una vida de pobreza y miseria sobre innumerables millones de personas. Tenemos que deshacernos de este sistema. Nos hace falta una sociedad y un mundo donde nuestros jóvenes negros y latinos puedan vivir y florecer, donde la mujer no enfrente la violencia y la maternidad obligatoria, donde, a diferencia de librar guerras contra los oprimidos del mundo, la nueva sociedad apoye sus luchas revolucionarias, donde el medio ambiente no es objeto de devastación pero sí cuenta con protección para las generaciones de hoy y del futuro. Dicha clase de mundo podría nacer mediante una revolución”.

Nosotros en el PCR estamos construyendo un movimiento para eliminar este sistema podrido tan pronto como llegue la oportunidad. Tenemos la dirección en Bob Avakian y el partido que él dirige, el Partido Comunista Revolucionario. Hay una estrategia de cómo hacer esta revolución. Mientras que luchamos por la justicia para Mike Brown, para poner fin a la encarcelación en masa, el terror policial y la criminalización de una generación durante el Mes de Resistencia en octubre, tú tienes que aprender acerca de esta revolución, la que puede CAMBIARLO TODO.

 

Permalink: http://revcom.us/a/353/sobre-el-dialogo-entre-cornel-west-y-bob-avakian-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

 

Permalink: http://revcom.us/a/350/viendo-fruitvale-station-con-bob-avakian-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Viendo Fruitvale Station con Bob Avakian

Actualizado el 08/02/2015 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Para los que no la conocen, Fruitvale Station es una película muy impactante, conmovedora y dolorosa que retrata el último día en la vida de Oscar Grant. Oscar, un muchacho negro de 22 años, siendo no armado, fue asesinado por la policía del Tránsito Rápido del Área de la Bahía en el Año Nuevo de 2009. Venía de regreso a casa tras celebrar el Año Nuevo, cuando los policías pararon a Oscar y los amigos que lo acompañaban, los hostigaron y los golpearon, sentaron a horcajadas sobre Oscar después de tirarlo boca abajo en el andén del tren y le dieron un tiro en la espalda a quemarropa que lo mató.

Hace poco, vi a Fruitvale Station con Bob Avakian (BA), el presidente del Partido Comunista Revolucionario. En el final de la película, pasan escenas que impactan fuertemente, parten el corazón y dan rabia. El policía que le tira el balazo a Oscar en la espalda; la novia de Oscar que corría en pánico al lugar para descubrir lo que había ocurrido; los seres queridos reunidos en el hospital a la espera desesperada de que él se recuperara, sólo para enterarse de que se había partido para siempre.

Al desenvolverse estas escenas, giré hacia BA. Estaba llorando desconsoladamente. No que le salían lágrimas solamente sino que el llanto lo sacudía. Y siguió llorando lágrimas de angustia y coraje durante varios minutos, mientras pasaban los créditos finales.

Eso me impresionó bastante. BA no conocía personalmente a Oscar Grant. Sin embargo, la tragedia e injusticia de su asesinato le afectó de una manera extremadamente visceral e inmediata. Creo que su reacción revela mucho sobre quién es Bob Avakian, qué es lo que él representa y encarna.

BA en efecto ha estado luchando contra este sistema durante 50 años. Ha sido un comunista revolucionario durante unos 45 años. Ha asumido la responsabilidad de dirigir el Partido Comunista Revolucionario durante casi 40 años. Y durante el curso de las últimas décadas, ha forjado la teoría y profundizado la ciencia para la revolución que la humanidad necesita para liberarse, al mismo tiempo que ha dado dirección práctica al partido y al movimiento que obran para esa revolución. Todo eso no solamente ha requerido enormes esfuerzos sino también enorme riesgo y sacrificio por parte de BA, como bien ha de entender cualquier persona que conozca un poco de la historia de Estados Unidos y/o la historia personal de BA — específicamente, que la historia revela que el gobierno estadounidense siempre reprime de la manera más aferrada y sanguinaria a los líderes revolucionarios. Y durante todas esas décadas, y por medio de todo lo descrito, BA nunca ha perdido ni un comino de su amor y empatía hacia las masas populares, su indignación y odio por todo lo que sufren innecesariamente y su pasión por la revolución para emancipar a las masas por todo el mundo. Ni una fibra de su cuerpo se ha desensibilizado.

Hay mucho más que yo podría decir sobre la experiencia de ver Fruitvale Station con BA, pero quiero centrarme en dos puntos.

Primero, creo que la reacción de BA a esta película da mucho en qué reflexionar y de aprender para los comunistas revolucionarios y para cualquier persona que se inquiete por la humanidad y odie la opresión y la injusticia. Incluso tras todo el trabajo que ha hecho y continúa haciendo BA en la esfera de la teoría, para forjar un entendimiento más profundo de por qué siguen ocurriendo asesinatos policiales como la ejecución de Oscar Grant y un sinfín de otros ultrajes, el contexto mayor en el cual se conectan y la posibilidad de eliminarlos por medio de la revolución; aunque BA ha andado en eso durante décadas; e incluso con todos los horrores que se amontonan con cada segundo que el sistema siga , BA no recurre para nada a esa indiferencia hastiada ni al derrotismo, cuando ocurre algo como el asesinato de Oscar Grant. No reacciona, de ninguna manera, con eso de “Claro, por supuesto, eso casos ocurren todo el tiempo, ¿qué otra cosa esperan?” Al contrario, llora lágrimas de coraje y angustia, tanto porque le parte el corazón que le hayan robado la vida a Oscar como también porque sabe que ultrajes como eso son completamente innecesarios y que la humanidad no tiene que vivir así.

Eso me trae al segundo punto que quiero recalcar aquí — en el cual quisiera dar aún más énfasis, al mismo tiempo que el primer punto es muy importante y muy relacionado. El punto con el que quiero terminar esta carta es: Hemos de reconocer y apreciar plenamente lo que tenemos en BA, y actuar en consecuencia.

Repito: Hemos de reconocer y apreciar plenamente lo que tenemos en BA, y actuar en consecuencia.

Cuando digo “hemos”, el sujeto “nosotros” se dirige a muchas diferentes personas y públicos. Sí, definitivamente me dirijo a los revolucionarios y a los comunistas y a todos los que ya estamos bien familiarizados con BA y lo apoyamos. Pero también al decir “hemos”, me dirijo a los que ahorita —o recientemente— están aprendiendo de este líder revolucionario y conociendo de él — entre ellos, para citar a BA, “Aquellos que el sistema ha desechado, aquellos que el sistema ha tratado como menos que humanos”, que “podrían constituir la columna vertebral y la fuerza motriz de una lucha para eliminar su propia opresión y además eliminar por fin toda opresión y emancipar a toda la humanidad”.

A todas las masas populares, en Estados Unidos y en todas partes del mundo, que sufren una opresión tan cruel minuto tras minuto, día tras día... y a todos aquellos que quizás no la sufren directamente pero anhelan un mundo donde ya no exista, quiero decirles: Si no han oído de Bob Avakian, o apenas supieron de él recientemente, ustedes no tienen la culpa. Pero ustedes, y millones de personas más, necesitan captar lo increíblemente raro y precioso que lo es para el pueblo de este planeta contar con este líder revolucionario y actuar en consecuencia de esa realidad.

BA no solamente es el líder de la revolución, también es un amigo íntimo de las masas populares. Es un líder que ha obrado durante décadas en la esfera de la teoría para desarrollar el método, la estrategia y la visión científicos necesarios para hacer la revolución y gestar un mundo radicalmente diferente en que ya no existan todos los horrores por los cuales la humanidad sufre tan innecesariamente. Sigue desarrollando el método científico avanzado que ha forjado y sigue aplicándolo a todas las cuestiones y obstáculos importantes ante la revolución. Tiene la capacidad de hacer todo eso entendible para el pueblo de una forma que toda persona pueda entender, discutir y aplicar, e inspirarse, sin moderarlo o simplificarlo ni en lo más mínimo. Ha asumido la responsabilidad diaria de dirigir a un partido y a un movimiento para hacer la revolución aquí en Estados Unidos, el país imperialista más poderoso del mundo. Ha dedicado la vida a la emancipación de la humanidad. Y, en el curso de todo eso, ha guardado una conexión profunda y visceral con las masas populares que necesitan más desesperadamente esta revolución.

Un líder como éste se presenta muy, pero muy raramente. Y, al ocurrir, lo peor de lo peor que podamos hacer es no reconocerlo, no actuar en consecuencia, no tomarlo en serio o darlo por sentado. Al contrario, todos nosotros —que incluye los que hemos sabido de BA desde hace décadas, los que están aprendiendo apenas sobre él y lo que él representa o los que se encuentran en medio, y sin importar si uno está de acuerdo con BA en todos los aspectos o no— debemos reconocer de lleno y apreciar lo que BA significa para la gente del mundo. Debemos estudiar, y aprender todo lo que podamos de su increíble obra sobre las cuestiones más importantes de la revolución y la emancipación humana, así como las lecciones sobre quién es él y qué es lo que representa como un líder revolucionario. Debemos captar que no solamente nosotros necesitamos saber de BA, su obra y su visión, y la dirección que está dando a este partido y a este movimiento para la revolución: millones de personas deben saber de todo eso y eso debe impactar en toda la sociedad.

Además, y muy crucialmente, tenemos que confrontar plenamente la realidad de lo que significaría para el pueblo del mundo perder a este líder y debemos tomar con extrema seriedad el hecho de que hay personas y fuerzas —los que oficialmente son las autoridades así como los que están dispuestos a hacerle su trabajo sucio a las autoridades— que odian lo que BA representa y les encantaría más que nada calumniarlo, silenciarlo y arrebatarlo a las masas populares. Y nosotros debemos estar cien por ciento decididos a no permitir que eso ocurra.

Eso significa tomar muy en serio la necesidad de hacer todo lo que podamos para proteger y defender a BA. Significa denunciar y no permitirles ni un milímetro de espacio a los que calumnian a BA y lo atacan personalmente, porque esos ataques y calumnias son parte de crear un ambiente y condiciones tóxicos que facilitarían que las autoridades, o los que les hacen los mandados, le arrebataran BA a la gente del mundo. Proteger y defender a BA y construir un muro a su alrededor también significa retar audaz y fuertemente a los que quizás no sean parte del campo del enemigo, pero quienes se regodean en, o al menos dejan influenciarse por, la arrogancia, cinismo y bajeza y pretenden desestimar sin ni siquiera considerar seriamente lo que BA ha desarrollado; esa arrogancia, bajeza, cinismo y desestimación, independientemente de las intenciones de aquellos que caen en eso, obstaculiza que BA y todo lo que ha desarrollado tenga el alcance y la influencia que urge tener. También crea condiciones más favorables para los que intentan silenciar y aislar a BA y arrebatarlo a las masas.

Hay pocas cosas en la vida más trágicas que una lección crítica que se haya aprendido ya tarde. Y sería una tragedia de verdad si se le arrebatara BA a la gente y la gente dijera después: “Vaya, ojalá que me hubiera dado cuenta antes lo que teníamos en él”.

Pero hay una buena noticia: No es muy tarde. Nosotros, y las masas del planeta, tenemos a BA ahora mismo. Hemos de darnos cuenta, y hacer saber a todos, lo que eso vale.

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/para-aquellos-que-este-sistema-ha-desechado-no-se-pierda-este-dialogo-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Para aquellos que este sistema ha desechado:
NO SE PIERDA ESTE DIÁLOGO

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Para los que gobiernan este sistema, las personas que viven el peor infierno a diario son desechables, peligrosas. Por lo que se refiere a los que viven el peor infierno que se adentren en las ideas, conozcan y cambien el mundo, este sistema les pone un gran "PROHIBIDO ENTRAR". Pero BA dice: "Aquellos que el sistema ha desechado, aquellos que el sistema ha tratado como menos que humanos” son aquellos que “podrían constituir la columna vertebral y la fuerza motriz de una lucha para eliminar su propia opresión y además eliminar por fin toda opresión y emancipar a toda la humanidad". Este Diálogo entre Cornel West y Bob Avakian sobre la Revolución y la Religión es para todos los que se preocupen por el estado de la humanidad y el planeta. ¡Y sí, eso incluye a USTED! Conéctese con gente como usted, que tal vez nunca haya tenido la oportunidad de siquiera salir de su barrio y mucho menos ir a un histórico evento como este Diálogo. Conéctese con gente que se organiza para este Diálogo. Determine las formas y medios para ir a la iglesia Riverside en Nueva York el 15 de noviembre. NO SE PIERDA ESTE DIÁLOGO.

 

Permalink: http://revcom.us/a/354/tres-ideas-sobre-el-dialogo-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

"¡Carajo!"

Tres ideas sobre el Diálogo

22 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Para revcom.us:

Cuando escuché por primera vez la noticia del Diálogo entre Bob Avakian (BA) y Cornel West (CW), se me ocurrieron tres grandes ideas.

Primero pensaba: "¡Carajo, el que BA vaya a hablar en público es algo muy pero muy formidable! No ha hablado, de esta manera, en un tiempo muy largo, todo lo que encierra tanto un enorme potencial positivo como riesgos muy serios... ¡Se trata de veras de una oportunidad extraordinaria y emocionante!"

El hecho de que BA vaya a hablar en público y la posibilidad de que más de mil personas lo vean hacerlo y que el Diálogo tenga aún más amplias reverberaciones e impacto en la sociedad, en concreto tiene la capacidad de constituir una verdadera transformación de lo que está en juego y de dar un salto en términos de la influencia social y la fuerza organizada del movimiento para la revolución y la respectiva campaña para hacer que mucho más amplios sectores de la gente conozcan BA... y, al mismo tiempo, entra en juego un riesgo real y hay personas quienes con muchas ganas quisieran aprovechar esta oportunidad para hacerle un daño real a BA, así que más vale que demos los saltos en la construcción de un muro a su alrededor. Mi mente no he podido soltar la frase del artículo "Viendo Fruitvale Station con Bob Avakian": "Hemos de reconocer y apreciar plenamente lo que tenemos en BA, y actuar en consecuencia”. Al igual que la explicación más amplia de por qué eso es cierto*.

En segundo lugar, el hecho de que BA y CW van a sostener un diálogo público, y todo el rico y profundo intercambio entre este líder comunista revolucionario y este intelectual radical y cristiano revolucionario —lleno de unidad, lucha, cariño y aprecio mutuo— el intercambio entre los dos oradores puede inspirar muchisisísimo a las personas, despertarlas a las grandes interrogantes y desafiar y transformar la manera en que la gente piensa.

En tercer lugar, el hecho de que BA y CW van a sostener un diálogo sobre estas enormes cuestiones particulares que enfrenta la humanidad y que son tan integrales para el futuro de la humanidad —la revolución y la religión— es un asunto muy pero muy grande que puede inspirar y desafiar concretamente el pensar de la gente y transformar el marco en torno a grandes cuestiones.

Estos tres factores en su conjunto están relacionados con el gran impacto que el Diálogo puede ejercer en la sociedad para transformar lo que está en juego...

Una idea adicional: el hecho de que alguien con la integridad intelectual, el valor moral y el amor por las masas de CW va a sostener un diálogo público con BA hace una gran declaración de que Bob Avakian es alguien que es preciso que las personas se pongan a conocer... si nosotros no reconocemos eso, pues creo que nos estamos perdiendo algo grande.

Y, una pregunta: Habiendo dicho todo eso, y al reflexionar sobre cómo las personas ya han estado trabajando en el Diálogo hasta ahora, me pregunto si el Punto 1 —"¡Carajo, el que BA vaya a hablar en público... nos damos cuenta de lo muy pero muy formidable de eso!”— cuenta con el adecuado reconocimiento, atención y proyección que se merece.

De un revolucionario

 

* Del artículo "Viendo Fruitvale Station con Bob Avakian": “BA no solamente es el líder de la revolución, también es un amigo íntimo de las masas populares. Es un líder que ha obrado durante décadas en la esfera de la teoría para desarrollar el método, la estrategia y la visión científicos necesarios para hacer la revolución y gestar un mundo radicalmente diferente en que ya no existan todos los horrores por los cuales la humanidad sufre tan innecesariamente. Sigue desarrollando el método científico avanzado que ha forjado y sigue aplicándolo a todas las cuestiones y obstáculos importantes ante la revolución. Tiene la capacidad de hacer todo eso entendible para el pueblo, sin moderarlo o simplificarlo ni en lo más mínimo, de una forma que toda persona pueda entender, discutir y aplicar, e inspirarse. Ha asumido la responsabilidad diaria de dirigir a un partido y a un movimiento para hacer la revolución aquí en Estados Unidos, el país imperialista más poderoso del mundo. Ha dedicado la vida a la emancipación de la humanidad. Y, en el curso de todo eso, ha guardado una conexión profunda y visceral con las masas populares que necesitan más desesperadamente esta revolución”. [regresa]

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/west-interview/entrevista-de-cornel-west-a-bob-avakian-octubre-2012-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Entrevista de Cornel West a Bob Avakian en el programa radial Smiley & West, octubre 2012

23 de diciembre de 2012 | Periódico Revolución | revcom.us

 

A comienzos de octubre de 2012, la revolución crepitaba en las ondas radiales porque el programa radial Smiley & West en la PRI (Public Radio International) transmitió en el país una entrevista que Cornel West le hizo hace poco a Bob Avakian.

Esta entrevista es aguda, estimulante, inspiradora y abarca una amplia gama de temas. Cornel West, un prominente intelectual público, conversa con Bob Avakian, el líder de una nueva etapa de la revolución comunista. Es importante no restarle importancia a la amplia difusión de este intercambio en la sociedad y al hacerlo recaudar fondos y de hecho es necesario maximizar de muchísimas formas el alcance y el impacto de esta entrevista.

A continuación presentamos una traducción al español de la entrevista. Recomendamos que las y los lectores que entienden el inglés, escuchen la entrevista original en inglés aquí.

 

Cornel West: ... está con nosotros esta semana mi querido hermano Bob Avakian, el presidente del Partido Comunista Revolucionario. Es un legendario luchador por la libertad. Es un corredor de larga distancia. Es uno de los pocos que salieron de los años 60 quienes no se vendieron. Nunca se rajó. Nunca se rindió —persistió en desarrollar un riguroso análisis científico de las realidades objetivas regidas por un amor revolucionario— porque tiene un amor tan profundo para con los pobres, los oprimidos por todo el mundo. Además, el que estés de acuerdo o no con nuestro hermano, algo que no puedes negar es que él es auténtico. Sin duda alguna. ‘Mano, qué bendición lo es tenerte aquí. Dile “hola” al público.

Bob Avakian: Hola, y muchísimas gracias por la introducción.

CW: De qué. Nada más cuento la verdad. Bien, muy rápidamente, empecemos con tu lectura del momento histórico.

BA: Bueno, ya lo mencionaste un poco... hasta la historia reciente, con los campos de concentración con los japoneses internados ahí y hoy la encarcelación en masa de los jóvenes de los centros urbanos marginados —en particular los jóvenes negros y latinos— el poco comentado fenómeno del desalojo de las masas de mujeres en los centros urbanos marginados. Además, se habla mucho sobre las ejecuciones hipotecarias contra las personas, pero desalojan a un creciente número de mujeres pobres así como encarcelan a un creciente número de mujeres pobres. Estados Unidos tiene la más alta tasa de encarcelación en el mundo en general y de las mujeres en particular. Además, hay guerras, pobreza, una crisis económica. Podríamos continuar —y la represión en general— podríamos hablar sobre muchas cosas. Éste es el mundo en que vivimos, por ejemplo la muerte de diez millones de niños al año en el tercer mundo por desnutrición y enfermedades prevenibles —diez millones de niños al año— más personas que la población de la mayor ciudad en Estados Unidos. Ésta es la realidad que tenemos entre manos. Aparte de ser un horror, esta realidad es totalmente innecesaria. Vivimos en un mundo de enorme abundancia. Pero lo que tenemos es la apropiación privada de estas grandes riquezas producidas por muchas personas, riquezas apropiadas por unos cuantos individuos y riquezas que no benefician a aquellas personas. Por eso, necesitamos una revolución para cambiar radicalmente esta sociedad pero no solamente esta sociedad — el mundo entero. Y de hecho, tenemos que cambiar la manera en que esta sociedad... por mucho que oprima a las personas en Estados Unidos, la clase dominante de esta sociedad se ceba del resto del mundo y se enriquece sobre dicha base, bajo condiciones aún peores que lo peor que se vive en Estados Unidos. Por ende, he aquí nuestra situación y nos encontramos ante unas fuerzas poderosas — las personas que dominan este país. Pues, cualquiera que no reconozca qué tan poderosas que son, pues no es digno de que lo tomemos en serio. Así que digamos eso sin pelos en la lengua. Pero ellos también ocupan la cima de un sistema que se está haciendo erupción desde abajo — un sistema que está acribillada de contradicciones en lo económico. En lo político, dicen que existen libertad y justicia para todos. Pero nosotros sabemos que eso no es cierto. Sabemos que existe una profunda y extendida injusticia. Además, estas contradicciones son la base para poder construir un movimiento para que la humanidad se deshaga de este sistema.

CW: Ajá. Ah, de hecho, como sabes, he tenido maravillosas conversaciones con el hermano Carl Dix...

BA: Claro...

CW: Llamando a [poner un alto al] parar y registrar — el hermano Carl emprendió la lucha...

BA: Otro ultraje...

CW: Ah, Dios mío, claro. Un elemento característico de los comunistas revolucionarios y del partido del que eres líder y fundador, es que éstos tienden a acentuar la supremacía blanca; tienden a acentuar a los pobres y su dignidad, su capacidad de cambiar cosas; pero también un análisis científico de lo que enfrentan. Bien, ¿nos podrías contar en muy pocas palabras su concepto de la revolución en relación, digamos, a Martin Luther King? Éste pidió una revolución; éste pidió una revolución, quería una transferencia del poder de los oligarcas a las personas comunes, reconociendo el horror, la miseria, la pesadilla —pero claro que esto me es importante porque yo soy un cristiano revolucionario— y tú eras un comunista revolucionario. ¿Nos podrías explicar la diferencia según tu entendimiento?

BA: Sí, pues. Permíteme agregar primero, antes de tratar eso, no olvidemos tampoco —ya sé que tú no lo olvidas— la supremacía masculina. Un gran horror en el mundo de hoy es la esclavización de millones de muchachas y mujeres por todo el mundo, aquí mismo en Estados Unidos inclusive, y por el barrio donde esté la gente, en la esclavitud sexual así como otras horrorosas formas de opresión de la mujer, y de las personas gay y otros en esta sociedad — para ver el panorama completo y detallarlo. Sé que tú estás de acuerdo conmigo al respecto...

CW: Definitivamente.

BA: ...pero, hablando de la diferencia, en esencia, en primer lugar, Martin Luther King pedía un cambio no violento. La revolución, cuando él usaba la expresión “revolución”, se refería a una idea del cambio que se obtendría en el marco existente — aunque fuera un cambio radical. Pero de lo que nosotros hablamos es de romper el control de aquellos que gobiernan la sociedad y quienes se ceban de las masas populares en Estados Unidos y por todo el mundo — romper el control de sus organismos de represión violenta sobre las masas populares. Bien, no se trata de correr por todos lados a lo loco y tratar de hacerlo cuando no existan las bases. Para tener una revolución, es necesario tener a millones —y en última instancia a decenas de millones de personas— que estén convencidas de la necesidad de dicha revolución; que no sólo estén hartas y ya no quieran vivir otro día así, pero que estén convencidas de que existe una manera radicalmente diferente en que las personas podrían vivir y que los seres humanos podrían interrelacionarse entre sí y que la sociedad y el mundo podrían ser. Al llegar a ese momento, lo que trabajamos para hacer nacer, dicha conciencia y dicho movimiento y resistencia política contra los crímenes del sistema — al llegar a ese momento, es necesario lidiar con el hecho de que van a aplicar la represión violenta. Esa gente no va a echarse a un lado. No va a decir: “Ah, ustedes tienen razón. Nosotros hemos cometido horribles crímenes por todo el mundo. Le hemos hecho cosas terribles a la gente. Vamos a dejar de hacerlo y echarnos a un lado, para que ustedes puedan construir un mundo mejor”. No. Ellos van a tratar de aplastar por medio de la violencia a cualquier fuerza organizada y a las amplias masas populares que trabajan para gestar ese cambio. Asimismo, será necesario lidiar con los esfuerzos de aplastarla con la violencia. Será necesario derrotar eso. Será necesario derrotar sus instituciones y sus organismos de represión violenta opuestas al pueblo. Será necesario desmantelarlas y reemplazarlas con unas instituciones revolucionarias que sirvan concretamente para radicalizar la sociedad en beneficio de los intereses de la gran mayoría de la gente en el mundo y que en última instancia sirvan a la emancipación de la humanidad en su conjunto de todo este horror bajo el cual vivimos.

CW: Fíjate que recién vimos el primer debate, el que fue un espectáculo que da pena, entre dos candidatos que son incapaces de tratar en serio los asuntos que en realidad afectan a las personas pobres y a las personas trabajadoras. ¿Por qué crees que la sociedad estadounidense, la cultura estadounidense, se ha resistido tanto al tipo de despertar que conduciría a las personas pobres y trabajadoras a caminar derecho, organizarse y participar en unas formas de actividad y resistencia social que cambiarían en lo fundamental la sociedad?

BA: Bueno, las personas postuladas al ejecutivo en jefe y al comandante en jefe de este sistema y sus fuerzas armadas procuran reforzar el mismo sistema y mantener a la fuerza el mismo sistema que causa todas las cosas que mencionaste y en contra de las que es necesario organizar a las personas para oponer resistencia, luchar y con el tiempo eliminar por medio de una revolución. Así que eso explica por qué ellos dicen lo que dicen y hablan acerca de lo que hablan, porque sus intereses son totalmente distintos — y no sólo son distintos, se oponen completamente a los intereses de la gran mayoría de las personas en esta sociedad y sobre todo de las personas que ellos más vilmente tienen bajo su bota. Ello, por una parte. Por otra parte, quiero retomar, no quiero perder de vista un elemento importante de tu pregunta anterior —si me permites, la dimensión filosófica— ¿qué es la diferencia entre un revolucionario cristiano y un revolucionario comunista? ¡Yo sé que queremos hablar de eso! [CW se ríe.] He aquí la diferencia: el comunismo —y considero en especial que es un punto importante que recalcar, es algo que yo he recalcado mucho— sobre una base científica, sondea, investiga y resume lo que se aprende de la realidad y de ahí compara las conclusiones extraídas de eso con la realidad, para que podamos partir de lo que surge en realidad y lo que se puede corroborar en realidad. Ese es nuestro enfoque científico básico. Mi creencia en la revolución y la firme base de nuestro partido en los principios de hacer una revolución no tienen como fundamento la idea de que eso simplemente sería moralmente correcto —si bien nosotros estamos profundamente convencidos de que sí es moralmente correcto— ni simplemente que sería mucho más bonito que el mundo pudiera ser así. Más bien, existe un análisis concreto que nos conduce a ese entendimiento, en todas sus dimensiones, de que el mundo es un gran horror para la gran mayoría de la humanidad —de simplemente pensar en esos diez millones de niños en el tercer mundo, como solamente una expresión concentrada de eso— que eso es un horror pero además, no tiene que ser así. Por eso, no lo basamos en lo que tú ha llamado una “tradición profética” ni una creencia religiosa. Lo basamos en una creencia científica, aunque ésta también incluye una dimensión moral o ética de que no sólo entendemos que el mundo es un horror — también consideramos que es intolerable. Pero también lo basamos en un análisis científico de que no tiene que ser así. De ahí, cuánto más se entienda científicamente que no tiene que ser así, cuánto más se indignará por el hecho de que sigue siendo así y que existen unas fuerzas que insisten en el uso de la violencia y la que usan para mantener este sistema y todas sus consecuencias para la gran mayoría de las personas.

CW: No, claro, claro. Pues, yo sé que la combinación de tal ateo revolucionario y un cristiano revolucionario estimula al público y además, por el hecho de que nosotros todavía tenemos puntos en común por lo que se refiere a nuestro amor por los pobres. Y además de eso, nosotros tenemos una disposición, cada quien por su lado, a vivir y morir por la causa de trabajar para cambiar el mundo en beneficio de los intereses de los oprimidos o de aquellos que Franz Fanon llamaba los condenados de la tierra. Pero es tan difícil adjudicar entre el ateísmo y las palabras de Dios en el siguiente sentido: ¿habrá jamás una especie de acuerdo final entre nosotros? Bueno, es difícil imaginar eso, porque parece que yo estoy tan arraigado en mi propio entendimiento de la tradición profética y arraigado en mi propia concepción del amor de Dios que me conducen a vivir y morir por los pobres. Pero, tu vida ha sido ejemplar, con una disposición de pagar el costo y el precio y de persistir y prevalecer y procurar divulgar ciertas verdades objetivamente y aún sostener lo que yo llamo un amor revolucionario por los pobres. Cuando yo digo que tú tienes un amor revolucionario por los pobres, ¿es esa una descripción acertada?

BA: Bueno, me parece que lo es en parte, sin duda. Si uno no tiene esos sentimientos, lisa y llanamente no puede ser un revolucionario; no puede ser un comunista. Si uno no se indigna por lo que se hace que vivan los pobres y las personas en general en el mundo, si eso no le hace hervir la sangre, por decirlo así, pues nunca podrá ser un revolucionario. Así que, en ese sentido, definitivamente, sí. Además, si uno no arde de un deseo de ponerle fin a todo eso y hacer nacer algo mucho mejor, sobre todo cuando se ve que es posible hacerlo, pues no tiene ningún derecho en absoluto de hablar de ser un revolucionario.

CW: Ajá, claro, a ese tipo de ardor me refiero. Me encanto ese ardor. Tú también remontas al Partido Pantera Negra. Trabajaste con el Huey Newton temprano. Trabajaste con la Unión Revolucionaria en el Área de la Bahía. Tienes una larguísima y rica historia. No obstante, has logrado mantenerlo, conservar tu esperanza y tu imaginación, tu análisis científico, ese maravilloso “núcleo sólido con mucha elasticidad”, ese meollo que aún tiene una flexibilidad, digamos. ¿Cómo explicas que el hermano Avakian sigue siendo una parte de este tren de amor revolucionario?

BA: Bueno, lo comentábamos anteriormente. Si uno ve el mundo tal como es y saca la conclusión que tiene que sacar por estar dispuesto a ver el mundo directamente tal como es y reconoce que no se ha mejorado para la gran mayoría de la humanidad — que sigue empeorándose, fíjate, que destierra a las personas de un lugar y éstas recorren el mundo en una apremiante búsqueda por todo el mundo de una manera de ganarse el sustento, de ir de un país a otro simplemente para poder subsistir y que éstas están sometidas a guerras, a la destrucción ambiental, al horror cuando la policía balacea a cientos de sus propios hijos en la calle todos los años en Estados Unidos. Si uno ve todo eso y sabe que no tiene que ser así — mire toda la abundancia que existe en el mundo, la tecnología, cómo las personas están interconectadas, lo que podría conducir a una vida rica y no digo en lo económico, digo en lo que tú llamarías un sentido espiritual; digo el enriquecimiento de la vida; la calidad de la vida de la gente, que a un nivel completamente diferente se podría satisfacer tanto sus necesidades materiales como sus necesidades culturales e intelectuales; pero no obstante, este sistema las asfixia y las estrangula— ¿por qué querrías vivir bajo eso siquiera un minuto más? ¿Por qué no querrías seguir trabajando y luchando? Además, claro, ¿por qué no tendrías una actitud abierta de aprender a cualquiera y de todo lo que pudieras aprender a fin de poder luchar mejor para hacer esto? Eso es la base más sólida de todo. Ahí vivo yo, digamos, porque he visto el horror y también he visto que no tiene que ser así. En el pasado, se hicieron grandes adelantos en la Unión Soviética y China, para construir una sociedad socialista completamente nueva, para estar en el camino de eliminar esas cosas — y sufrieron reveses y a la larga salieron derrotadas. Por eso, tenemos que estudiar muy profundamente las lecciones, a fin de aprender a hacerlo mejor — tanto en el proceso de luchar como también al llegar a la etapa en que tengamos una nueva sociedad, la manera material de conducir esa sociedad de una manera aún mejor de modo que podamos seguir en el camino y derrotar las iniciativas de aplastar lo que hayamos creado. Por eso, hay que incluir todo eso. ¿Por qué te contentarías con algo menos cuando hayas visto, por una parte, cómo es el horror pero también, por otra, cómo es la posibilidad de algo muy diferente y verdaderamente hermoso?

CW: Considero que a veces los estadounidenses ignoran la medida en que los comunistas en nuestro pasado, si bien de ninguna manera una gran mayoría de éstos —siempre ha habido una pequeña minoría de comunistas en Estados Unidos— pero éstos han jugado un papel importante en las luchas contra la injusticia, las luchas contra la supremacía blanca, la supremacía masculina, las luchas contra el capitalismo, las luchas contra la homofobia. Nos acordamos del movimiento de los Derechos Civiles en el cual varios comunistas tuvieron un papel importante, remontando al movimiento sindical. ¿Cómo es el papel de los comunistas revolucionarios en este momento particular —un especie de momento “Ocupar”, aunque el Movimiento Ocupar tiene que reponerse— cómo es el papel de los comunistas y cómo los comunistas revolucionarios intentarán ofrecer una visión y análisis?

BA: Nosotros tenemos una consigna que condensa nuestro enfoque para construir un movimiento para la revolución: “Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución”. Sus tres partes tienen importancia. Primero, si las personas no se ponen en pie contra su opresión, si constantemente resultan pulverizadas, pues nunca van a poder gestar en verdad un mundo nuevo y jamás van a poder siquiera pensar en las grandes cuestiones que nosotros estamos tratando hoy: ¿cómo el mundo podría ser diferente, por qué está como está y existe una posibilidad de que sea radicalmente diferente y mejor? Por eso, las personas necesitan de una dirección a fin de ponerse en pie y luchar contra las muchas formas de su opresión, y nosotros tenemos que unirse con las personas cuando sí se pongan de pie. Al mismo tiempo, tenemos que, en referencia a la parte de “transformar al pueblo” — la que quiere decir transformar el modo de pensar, la conciencia de la personas, de modo que no sólo entiendan la necesidad de oponer resistencia a este o aquel ultraje sino que entiendan la interconexión de todas esas cosas distintas que causan furia en las personas y contra las que éstas se ponen de pie. Y que entiendan la forma en que todas esas cosas están arraigadas en el mismo sistema capitalista imperialista y en su funcionamiento y la manera en que éste tiene que funcionar y la forma en que su propio funcionamiento aplasta a las personas. Y que al mismo tiempo empiecen a entender la posibilidad de un mundo radicalmente diferente, porque hayan llegado a entender que si bien el sistema funciona así, existe una base para tener una clase completamente distinta de sistema que funcionaría sobre bases distintas, que ponga los intereses del pueblo en primer plano y en lo fundamental como la base de lo que se haga. Eso, sobre lo de transformar al pueblo, a las personas. Se trata de transformar su modo de pensar, de transformar su manera de relacionarse entre sí, de transformar lo que consideran que es posible, de levantar la cabeza para que puedan pensar en las cosas sobre las que por lo general no tienen la oportunidad de considerar. Y de ahí, “¿para qué?” Para la revolución. Pues, si las personas no se ponen en pie y luchan, saldrán aplastadas. Pero si simplemente se ponen en pie y luchan una y otra vez, aún van a resultar atrapadas en la misma situación en que se encuentran. Lo he dicho anteriormente: “Si yo FUERA un predicador y mirara todas las cosas que ocurren en el mundo — ¿cuántas veces sería necesario leer acerca de otra familia cuyo hijo o hija la policía ha matado a balazos? Y todas las lágrimas vertidas y todo el dolor causado por ello. ¿Cuántas veces tiene que haber un Ramarley Graham, un Manuel Díaz en California, un Sean Bell o un Oscar Grant? ¿Cuántas veces es necesario que todo eso ocurra? Yo no quiero estar aquí o que otra persona esté aquí en treinta años que diga: “¿Qué vamos a hacer por el hecho de que la policía mata a balazos a cientos de personas al año en la calle y somete a millones de jóvenes a la encarcelación en masa, a las mujeres a la esclavización en masa o les privan del derecho al aborto y al control de la natalidad?” Yo no quiero ver un mundo en que en unos 30 ó 40 años tengamos que repasar los mismos ultrajes, diciendo, “¿Qué vamos a hacer al respecto?” Tenemos que ir más allá de eso. Por eso, necesitamos una revolución para llegar al punto desde donde podemos ir más allá.

CW: Una característica fascinante del Partido Comunista Revolucionario es la importancia que le da a los artes, la música y la poesía. Has escrito con mucha fuerza sobre el papel de la imaginación. De hecho, sacaste un sencillo del hip hop. [BA se ríe, CW se ríe] Ahora que lo menciono, también me acuerdo de eso. Pero ¿qué papel tiene el arte en relación con el activismo social, la lucha y la interacción revolucionaria con el mundo?

BA: De todos modos, ¿logré explicar el punto sobre el predicador? Éste diría: “¿Cuánto tiempo, Señor Mío?” [CW se ríe] Pero, no quiero tener que seguir diciendo eso, incluso sin eso del “Señor Mío”.

CW: Pero algunos predicadores dicen: “¿Cuánto tiempo, Señor Mío? — Señor, yo soy encomendado para hacer algo al respecto”.

BA: Bien, ahí estamos.

CW: Nos encontramos en las calles con los comunistas revolucionarios, algunos anarquistas, alguna gente progresista y otros. Pero en términos del arte... Aprecio que...

BA: Claro. Simplemente quiero dejarlo en claro, que nosotros sí tenemos unidad, que no queremos tener que seguir diciendo “¿cuánto tiempo?”, aun cuando algunos digamos “Ah Señor” y algunos no.

CW: Correcto.

BA: Ahí está nuestro punto en común, que no tengamos que seguir diciendo eso. Simplemente quería dejarlo en claro. Pero, por lo que se refiere al arte: Sí, porque las personas —de nuevo, invocaré tu tradición— no sólo de pan viven las personas.

CW: Correcto.

BA: Necesitan de sustento intelectual y cultural así como de sustento material. Constantemente crean arte de una que otra clase. Lo importante es, ¿qué contenido tendrá y a qué va a servir? Pero, asimismo, cómo acercarnos a diferentes personas de diferentes tradiciones o diferentes ámbitos del arte, sea la pintura, la música u otras cosas; cómo entender lo que trabajan para hacer, y cómo trabajamos para hacer que se manifiesten las cosas de modo que puedan contribuir a forjar las bases para hacer una revolución de veras y de ahí a tener una nueva sociedad de veras en que la cultura y el arte podrán florecer a un nivel completamente nuevo con muchas expresiones variadas. No existe una sola forma de arte que hay que promover y no sólo existe el arte que es político —en un sentido más directo y explícito— eso es importante. El arte de ese tipo que convoque a las personas hacia las barricadas, y a la lucha política ya, digamos, hablando de las “barricadas” en el sentido metafórico. [CW se ríe] No tergiversemos lo que se dice aquí. En este momento, hablamos de manera metafórica, pero en las calles, en la lucha contra la opresión. Es muy importante el arte que convoca a las personas para hacer eso. Pero también existe muchas otras formas de arte que son más “abstractas”, digamos. Por ejemplo, el jazz y otras cosas, que expresan un estado de ánimo, un sentimiento, un sentir, que también es necesario abrazar como parte de lo que hacemos. Bien, si estas cosas tienen un contenido reaccionario, si convocan a las personas a hacer cosas que perjudican a las masas populares o crean un estado de ánimo que deprime a las personas o las hace sentir que no pueden hacer nada para cambiar su situación, pues tenemos que llevar una lucha al respecto y decir: “No. Que tengamos algo de arte y cultura, que tengamos algo de hip hop. Pero, que no tengamos el hip hop que habla de ‘perras’” — ah, se supone que yo no deba decir esa palabra por radio...

CW: No. La palabra “p” está bien decirla por radio. [se ríe] Ésa sí...

BA: ... “perras y putas” y que humilla a las mujeres y simplemente dice: “Yo voy a conseguir lo mío y no me importa lo que le pase a ninguna otra persona y si tengo que pisotear o hasta balear a otros para enriquecerme, pues hagámoslo. Simplemente voy a promover toda clase de necedades atrasadas...”. Que no tengamos eso. Más bien, que tengamos más “Luchar contra el poder”. Que tengamos más “Que eliminemos la opresión” y no “que saquemos una tajada nuestra de esta opresión”. No digamos “Que le saquemos nuestra tajada” pero sí “Que la eliminemos”. Pero tiene que haber lucha sobre el arte y también es necesario dejar que florezca y se desarrolle el arte. No se puede tratar de exprimirla, quitarle la vida. No se puede tratar de tomar las cosas cuando surjan y someterlas a alguna especie de prueba para ver si están a la altura en algún sentido dogmático y abstracto. Es necesario que florezcan mucho arte y cultura. Ésa es una cosa esencial de la nueva síntesis del comunismo que he estado desarrollando — que es necesario prestar mucha importancia a hacer que se expresen vivamente estas cosas diferentes. Además, nosotros podemos examinarlas, y no sólo nosotros pero las masas populares podrán examinarlas a ver lo que en verdad les inspira hacia las cosas que serían muy positivas y lo que es necesario descartar, porque de hecho las alejan de donde tienen que ir. Así que hay muchas diferentes... sí, creé algo, “All Played Out”...

CW: Era un sencillo bueno, me entiendes.

BA: Pero simplemente desahogaba —expresaba, no deshogaba— pero expresaba mi furia ante muchas cosas que ocurren que la sociedad se traga; la hipocresía de la clase dominante de Estados Unidos y además las cosas atrasadas de las masas populares que, claro, hay que criticar. Además, tenemos un dicho: si la gente habla —bueno, voy a usar la versión “R, restringida” aquí— de necedades, es necesario criticarlas por eso. Eso es una parte de lo que yo hizo en ese sencillo. Pero, fíjate, no soy un artista hiphopero altamente desarrollado. Pero sí existen muchos artistas de ese calibre. Por eso digo que es necesario que más artistas así hagan cosas que contribuyan a la lucha para eliminar la opresión y sus diversas formas. No tiene que decir “Que eliminemos la opresión, ya es hora de parar toda la depresión”. [CW se ríe] No tiene que ser así. Pero puede haber muchas formas distintas en que la gente crea un ambiente y un sentir que inspire a hacer cosas mejores, a ponerse en pie y luchar, y con el tiempo a hacer una revolución.

CW: Por eso, entre otras cosas, hablamos de Lupe Fiasco y el hermano Alí, y Erykah Badu y otros artistas jóvenes que influyen en la generación emergente, digamos. Dos preguntas rápidas: Una, claro, se trata del papel del “Nuevo Jim Crow”, el complejo industrial-carcelario y el hecho de que tantos comunistas revolucionarios conocidos míos denuncian el sistema de justicia criminal injusto y racista. Los presos mismos parecen tener mayor receptividad, al menos a un análisis más amplio del contexto en el que se encuentran. ¿Se trata de una parte del papel de tratar de participar en la transformación de la sociedad — de denunciar el complejo industrial-carcelario, de cerciorarnos, tal como Michelle Alexander, que tengamos una discusión pública sobre el nuevo Jim Crow?

BA: Bueno, sí. Fíjate, en primer lugar —de nuevo, retomando la dimensión moral digamos, y la dimensión política donde se junten— éste es un enorme ultraje. Creo que Michelle Alexander ha hecho una tremenda contribución al sistematizar un conocimiento de qué tan grande lo es este fenómeno y qué papel social desempeña — de que se trata el “Nuevo Jim Crow”. Se trata de la nueva segregación y represión contra el pueblo negro y también contra los latinos. Pero es una parte de la larga historia de la opresión del pueblo negro en Estados Unidos. Y es un escándalo. Y hay que denunciarlo. Es necesario desarrollar una enorme lucha de masas en su contra en la que miles y en última instancia, millones de personas y no sólo negros y latinos — pero tienen que estar en esto aquellos de todas partes que se preocupan de la justicia y de eliminar la injusticia. Desde nuestro punto de vista, nuestro enfoque es el de conocer lo que es... se trata de algo muy fundamental acerca de la larga historia de este país y de la naturaleza fundamental del sistema en Estados Unidos — la opresión del pueblo negro. Por eso nosotros hemos emprendido esta lucha, en torno a este “Nuevo Jim Crow”, esta encarcelación en masa, pues, fíjate, veamos lo que ellos les hacen a los jóvenes. Hablo de los millones y millones de jóvenes que meten en las prisiones y desde joven, les ponen antecedentes; que se les acercan las patrullas, los paran y registran; cuando cuatro o cinco jóvenes cotorrean en una esquina de Los Ángeles, dicen que constituyen una “pandilla” y por lo tanto les privan de sus derechos. Si ocurrieran estas cosas en cualquier otro país, todo el mundo diría: “Qué terrible lo es este país que le hace algo así a un gran sector de la población, en particular los jóvenes”. Por eso es necesario luchar en contra de esto. Desde nuestro punto de vista, esto va a la propia naturaleza de este sistema y por esta razón fundamental, entre otras, es necesario que se deshaga de este sistema. Además, hemos emprendido la lucha de masas contra la denigración de la mujer y algunas formas importantes suyas en que se practica la opresión patriarcal y supremacista masculina contra las mujeres y la pornografía desbocada, vil y masificada que se da y la violencia sexual contra las mujeres así como los ataques, los incesantes ataques constantes, acerca de los que la gente como Obama y otros no hacen nada, en contra del derecho de la mujer a la libertad reproductiva, por ejemplo, de siquiera tener el derecho al aborto o hasta al control de la natalidad a fin de poder determinar si van a tener hijos y si sí, cuándo y en qué condiciones. Por lo tanto, ésa es otra cosa que... se trata de un enorme escándalo. No existe suficiente conciencia al respecto y no existe suficiente lucha al respecto y estas dos cosas, la encarcelación en masa y la denigración generalizada de la mujer y sus respectivas formas — no existe suficiente conciencia, algo que tenemos que salir en la sociedad a cambiar, y no existe el calibre de lucha de masas que tiene que haber y que existiría si la gente entendiera lo que pasa en realidad y lo que representa de hecho. Desde nuestro punto de vista, todo eso es parte de hacer el trabajo hacia la eliminación de este sistema porque todo eso está arraigado en este sistema y es una parte fundamental del mismo — la opresión del pueblo negro y otra gente de color, la opresión de la mujer. No se puede eliminar todo eso bajo este sistema y nosotros tenemos que eliminarlo.

CW: Vaya, espero que contáramos con dos horas simplemente para poder continuar esta conversación. Pues, yo sé, para repetir, que el internacionalismo de tu visión, de la visión del Partido Comunista Revolucionario, es crucial, por eso la cuestión de los aviones no tripulados que ponemos de relieve, claro, en este programa, las bombas que sueltan sobre gente inocente, relacionadas con el imperio estadounidense, relacionadas con las políticas imperiales en el exterior, por una parte pero por otra, claro, los oligarcas de Wall Street que siguen controlando la economía en Estados Unidos. Una pregunta que a menudo hacen los liberales en la conversación del tipo que llevamos es la siguiente: ¿Tiene Estados Unidos la capacidad para la clase de revolución de lo que pides? ¿No ocurriría primero una revolución fascista antes de que haya una revolución comunista? Eso supone que exista más suelo derechista en el país. Por eso, si de hecho ocurriera un choque, sería más fascista que comunista. Por ende, los liberales dicen: “Más vale que ustedes opten por el terreno medio porque nosotros somos lo único que se entrepone entre los pobres y el fascismo”. ¿Cómo les responderás?

BA: Por una parte, creo que eso es un peligro real. Existe un movimiento fascista en Estados Unidos y tiene conexiones en los máximos niveles del gobierno en el Partido Republicano. Cuenta con el aval de poderosas fuerzas en la clase dominante de este país. Por eso, es algo real y es importante no ignorarlo ni subestimarlo. Pero la respuesta no es la de tratar de “mantenerse aferrado al terreno medio” porque siguen dándose cambios en este terreno medio y crecientes virajes hacia la derecha, de modo que, para contrarrestar el fascismo, los liberales terminen por acomodarse en mayor grado con éste. Eso es una receta o una fórmula para el desastre. Lo que tiene que ocurrir es que tenemos que forjar una fuerza de las personas que más sufren bajo este sistema y que cuentan con mayores bases para levantarse en su contra, pero además otras personas de la clase media en general y de otros sectores, entre ellos los estudiantes, la intelectualidad, los profesionales y demás, que quizá no estén convencidos de la necesidad de una revolución o quizá no sientan que su vida la reclama de la misma manera apremiante que en el caso de los de abajo que están atrapados en el infierno cotidiano de esta sociedad, si se quiere usar otra metáfora semejante, atrapados en el infierno cotidiano de esta sociedad....

CW: [se ríe] Ahí viene al caso Malcolm X...

BA: Claro, eso es. Reconozco abiertamente estar en deuda con Malcolm sobre ese punto...

CW: Un musulmán profético [se ríe].

BA: ...atrapados en el infierno cotidiano bajo este sistema. Pero también hay unas personas en la clase media que tal vez no estén en dicha posición, pero que se indignan por muchas injusticias y las cosas que comentas — las guerras, la destrucción ambiental, el uso de los aviones no tripulados con la capacidad de matar a cientos si no miles de civiles, ya, en los países de distintos continentes y ahora, ya, el bombardeo de Libia —sobre el que debió haber surgido más indignación— el bombardeo de Libia por parte de Estados Unidos y la OTAN, las guerras que han continuado en Afganistán y en otros lugares. Muchas personas están preocupadas por estas cosas. Pero a medida que sigan aferradas a la noción de que más vale no decir nada al respecto porque eso podría azuzar a los fascistas, van a dejar que la situación vaya de mal en peor, y de ahí podríamos encontrarnos en una situación en que la forma de gobierno sobre la sociedad asuma una forma abierta y directamente terrorista y fascista. Pero sobre lo que pasa — dos cosas: No vamos a parar todo eso conciliándose con lo mismo ni apoyándonos en otros sectores de la clase dominante quienes no van a oponérsele de la manera en que hay que hacerlo, porque son los representantes del mismo sistema y tienen que finiquitar sus arreglos y acuerdos con estas fuerzas fascistas las que también son parte de la estructura dominante; y en segundo lugar, la respuesta a todo esto es una revolución. La respuesta no es tratar de conservar alguna forma de este sistema que sería un poco menos terrible que el fascismo.

CW: ¿Cuáles grupos en la sociedad estadounidense consideras tú que serían los más receptivos a tu mensaje del cambio revolucionario?

BA: Bueno, tú conoces la respuesta y yo conozco la respuesta. [ambos se ríen]

CW: Ya sé, quiero que la conozcan los hermanos y las hermanas del público.

BA: Ya sé, pues sólo me divertía un poco. Fíjate, tenemos que ver quiénes son las personas que son —otra vez, invoquemos a Malcolm— quienes son las personas atrapadas en las más duras formas del infierno cotidiano bajo este sistema — las personas, no de las capas más burguesas pero sí las masas básicas del pueblo negro, los latinos y otros en los centros urbanos marginados y otros pobres en Estados Unidos, y las personas que han tenido una vida mejor o que han tenido un nivel de vida un poco mejor, tal vez los trabajadores sindicalizados, que ahora se encuentran en una posición inferior o que pierden algo de su posición. Pero, la fuerza básica más sólida de la revolución, en nuestras palabras, son las personas que más sienten el peso de la bota y que están en unas condiciones de pobreza y brutalidad como consecuencia del funcionamiento de este sistema y como consecuencia de la forma en que las obligan a someterse a este sistema. Aquellas personas tienen el interés más fundamental y apremiante de cambiar las cosas de manera radical, y simplemente necesitan que les convenzan de la posibilidad de hacerlo, y a eso es a lo que nosotros nos dedicamos a hacer. Para repetir, es necesario que se transforme su conciencia para que vean el panorama completo de este sistema y sus horrores — no sólo lo que éste les hace sino lo que les hace a las personas en distintas partes de la sociedad y las cosas aún peores que les hace a las personas en otras partes del mundo, sobre todo lo que se llama el tercer mundo. Pero tal será la fuerza más sólida y motriz y de ahí, sobre tal base, tenemos que salir en la sociedad y unir a fuerzas mucho más amplias, como dije, entre los estudiantes, en la intelectualidad en general, en la clase media, claro que entre las mujeres que este sistema oprime, entre los gay y otra gente que este sistema oprime. Tenemos que salir en la sociedad y desarrollar lo que llamamos un amplio frente unido pero bajo la dirección del proletariado, o sea, la clase explotada en esta sociedad sobre cuyo lomo se ha erigido el sistema entero.

CW: Claro pues — el himno nacional negro: “Lift Every Voice...” [Que se eleven todas las voces para cantar]. Tal es la voz de mi querido hermano, el legendario izquierdista, el legendario amante de los pobres y oprimidos, el legendario presidente del Partido Comunista Revolucionario, Bob Avakian. Muchísimos gracias. Espero que hayas inquietado a algunos radioescuchas nuestros, porque necesitamos escuchar las voces de todo el espectro bregando con las cuestiones de la pobreza, el militarismo, el imperio, la supremacía masculina, la homofobia, el antisemitismo, la mentalidad antiárabe y anteislámica. ¿Por qué? Por el amor de la humanidad. Muchísimas gracias, mi querido hermano.

BA: Muchas gracias. Fue un gran placer.

CW: La bendición es mía. La bendición es mía.

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/entrevista-a-un-ex-preso-01-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Entrevista a un ex preso, primera parte:

Rompiendo con la vida de pandillero
Entrándole en la revolución REAL

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

NOTA DE LA REDACCIÓN: A continuación posteamos la primera parte de una entrevista a un ex-preso que mediante el contacto con el periódico Revolución, los escritos de Bob Avakian y la literatura del Partido Comunista Revolucionario, decidió que iba a dedicar su vida a ser emancipador de la humanidad. Se revisó para su publicación. Estamos presentando la entrevista en tres partes. Aquí posteamos la primera parte. Ya posteamos la Segunda parte y la Tercera parte.

 

Revolución: Te volviste revolucionario en la prisión, mientras estabas cumpliendo una pena de 11 años. ¿Puedes hablar sobre el proceso de dejar atrás una mentalidad de pandilla para adoptar otro modo de pensar?

X: Fue mucha lucha, mucha lucha conmigo mismo... fue un proceso de lucha que se daba al mismo tiempo que yo leía más. Estuve metido en la celda y leía simplemente por aburrimiento. Simplemente tomas un libro y empiezas a leer cosas. Y después piensas sobre esas cosas. Piensas sobre el papel que estás desempeñando y cosas así.

Empecé a leer materiales radicales y éstos me atraían. Porque en un nivel, yo siempre odiaba a los policías. Odiaba a los policías porque vi su hipocresía. Así que no me gustaban las autoridades, no me gustaba el gobierno. Eso para mí era una porquería. Miras la televisión y salen esos idiotas y esos politiqueros farsantes y el modo en que hablan sobre los vecindarios, pues, por ejemplo lo que están haciendo para el vecindario. Eso perros de mierda salían en la televisión y se podía reconocer su hipocresía cuando decían: “Pues estamos tratando de estar al servicio de estas personas, de protegerlas y el problema son estos hampones de mierda”. Bueno, no lo dicen así, hablan de una manera pulida sobre la gente, me imagino que les dan algún tipo de capacitación para hablar sobre esas cosas. Y después escuchas a estos políticos que dicen: “un agente tan sobresaliente del orden público” y todas esas ridiculeces. Y piensas que todos están en tu contra, los policías están contra ti, los reporteros de mierda que les entrevistan están en tu contra, los políticos están en tu contra y empiezas a pensar que el mundo entero está en tu contra. Así que quieres hacer cosas malas, simplemente te da ganas de hacer cosas malas.

Pero estás consciente de ciertas cosas y luego empiezas a leer. Por ejemplo, mucha literatura radical que leí provenía de personas que enviaban literatura a los presos, y la que más me gustaba era del Fondo de Literatura Revolucionaria para Presas y Presos(el Fondo). Me enviaba materiales y hablaba sobre los presos. Para ellos, no éramos la escoria de la tierra. Darme cuenta de que había personas que veían a los presos como una fuerza positiva en potencia tuvo un gran impacto sobre mí. En realidad, la opinión que tenían de mí era más positiva que la que tenía yo. En realidad yo pensaba a veces que yo era una mierda. “No valgo para nada. Hago todas estas cosas horribles”. Abrazas eso como una manera de afrontarlo todo. Y luego, pues, descubrir a unas personas que no me ven como un monstruo irredimible, y están luchando contra algo al cual yo también me oponía, al cual desde niño no me había gustado — no me gustaba el gobierno, el sistema. Eso no me gustaba por nada. Así que [lo que decían] me atraía e iba leyendo más, y al leer más materiales, iba tomando conciencia.

La resistencia política me atraía. Pero no me cambió la vida como lo hizo la revolución. Cambió la manera en que pensaba sobre muchas cosas. Yo estaba bregando con mis sentimientos acerca de las cosas, pero no veía ninguna razón por la cual debería cambiarme. En cierto grado me mentía a mí mismo; me decía que podríamos hacer la revolución algún día, uno de esos días. Porque yo tenía esa noción de que no íbamos a cambiar las cosas sin hacer una revolución. Necesitamos una revolución para cambiar todas las cosas de las cuales esas personas estaban hablando. Mucha literatura radical no hablaba de revolución, no de una manera sustancial. Solo hablaba de un cambio gradual o de la resistencia: que las personas se unieran contra este u otro crimen particular que es producto del sistema. Decía que podemos cambiar las cosas, pero en realidad no hablaba fundamentalmente del cómo. ¿Cómo se derrocaría el maldito gobierno y con qué lo reemplazaríamos? ¿Qué es lo que necesitamos para llegar a ese punto? Nadie hablaba de eso. Nadie... todo eso era muy frustrante para mí, así que yo no veía la posibilidad de una revolución. Así fue hasta que mi amigo me mandó la dirección del Fondo en una “cometa”. [Las “cometas” son pequeñas notas pasadas entre los presos.]

Para ser claro, yo había leído a Marx, a Lenin, a Mao y a Engels, y claramente eran revolucionarios; hablaban en serio de hacer una revolución REAL. Pero cuando leí a todos estos “revolucionarios de hoy día”, me parecía que estaban aguando el contenido. En contraste, cuando empecé a leer el periódico Revolución, se hablaba de hacer la revolución de una forma seria y concreta. “Ésta es nuestra estrategia, esto es lo que tenemos que hacer. Tenemos que construir un movimiento. Pero tiene que ser un movimiento PARA la revolución”. Muchas personas hablaban de construir movimientos, pero no hablaban de para qué construir movimientos. Siempre era muy vago. O unas personas hablaban del socialismo, pero no decían cómo iban a llegar al socialismo. El periódico Revolución era distinto. Las obras de BA eran distintas. Empecé a leer todo eso y mi reacción fue “¡Vaya, eso es!” Me inspiró de verdad; era algo para cambiarle la vida a uno. Empecé a pensar más seriamente en todo eso y en todas las cosas que yo había pensado anteriormente, luego empecé a mirar seriamente a qué iba a dedicarme la vida.

Una cosa me quedaba claro — no iba a ser conformista. Incluso cuando yo era menos consciente, sabía que no iba a conformarme, que eso simplemente no me era una opción. Pero cuando entré en BA y en el periódico Revolución, “vi la luz” pero también hice muchas preguntas. No abracé nada sin cuestionarlo. Al principio, yo les escribía muchas preguntas. Y al leer continuamente más obras de BA, encontré las respuestas.

En definitivo, el comunismo me atraía. Había otras personas que se llamaban comunistas pero su línea era ridícula. Se basaban en muchas ilusiones de que la resistencia en el tercer mundo iba a desarrollarse espontáneamente para llegar a ser el tipo de conciencia necesaria para una revolución. Por otro lado, consideraban las dificultades de hacer una revolución en Estados Unidos y concluían que no era posible hacer una revolución aquí. Eso no le cambiaría la vida a uno. No había nada en lo que decían y pensaban que hacía que quisiera dedicarme la vida a la revolución. Si vas a estar siguiendo ilusiones o... no quiero ser parte de ninguna cultura de resistencia. “Bueno, llevé mi vida y opuse resistencia, así que puedo dormir bien de noche”. ¡Al carajo eso! Si voy a cambiarme la vida, pues tiene que ser porque pienso que en realidad vamos a cambiar las cosas. Quiero hacer contribuciones concretas, cambiar las cosas concretamente y no simplemente hacer cosas para sentirme bien de mí mismo. Quiero hacer una revolución, carajo.

Al leer más literatura y compararla y contrastarla con BA, empecé a darme cuenta: “Bien, si en verdad vamos a hacer una revolución, tenemos que entrarle a BA” Cuando leí el periódico por primera vez, leí “tenemos a este líder BA, tenemos este periódico, tenemos a este Partido con estos principios que podríamos construir”. Eso no me impresionó mucho en ese momento, no lo capté en realidad, pero al adentrarme más en esto, al leer más, pues en cierto momento sí lo capté. Un día simplemente estaba pensando y se me ocurrió: “¡Carajo! Ésta es una cosa tan valiosa”. Me acuerdo de haber leído a BA y él decía que el Partido es una cosa valiosa, y mi reacción fue, “bueno, sale vale”. Pero no me puse en la onda en realidad hasta que lo pensé más. “Fíjate, nosotros sí tenemos a este Partido y a todas estas personas que están actuando de apoyo a este Partido, para construir este Partido pero con el propósito de hacer una revolución. Y existe un Partido que dirige todo eso”. Pensé que eso era muy poderoso y de ahí me adentré en la estrategia. Eso fue algo que me afectó muchísimo, leer “Sobre la estrategia para la revolución”. Cuanto más lo pensaba, más podía ver que esa estrategia correspondía a la realidad objetiva.

Revolución: Una cosa que dijiste al principio fue que odiabas a la policía. ¿Qué experiencias tenías con la policía? ¿Cómo se desarrolló ese profundo odio por la policía?

X: En mi vecindario los policías eran los malos. Al crecer como muchos de nosotros y al ver a los policías como los malos, pero si lo piensas bien eso está muy jodido, porque las personas que terminas por admirar son los pandilleros. Los pandilleros eran las únicas personas a quienes veía en una relación abiertamente antagónica con los perros policías. Me parecía que no simplemente se conformaban con las cosas como son. Digo que “me parecía”, porque en realidad sí se conforman. No obedecen las reglas ni trabajan, pero aún así, están metidos en esas otras necedades. Sacan dinero de la miseria por su alrededor, con la venta de drogas y otras necedades, pero son temidos o tienen dinero y en este sistema, eso es lo que cuenta. No es de sorprenderse que muchos niños piensen: “Quiero ser como ese tipo”. Luego ves que los perros policías los joden y reaccionas: “cabrones de mierda”.

Pero también, cuando yo era jovencito, mi papá me enseñaba cosas sobre la policía. Mi papá vino de México a principios de los años 1970 y vio algo de la cultura “jipi”, los tiempos radicales, y él hablaba bien de esos tiempos, decía sobre los jípis: “esos tipos eran geniales”. Y odiaba a los policías. Mi papá odiaba a los policías y me enseñaba cosas. “Estos perros jodidos están jodiendo a la gente de aquí y no tienen ninguna maldita razón”. Porque veíamos que los policías jodían a los vendedores ambulantes. Jodían a todos. Y mi papá decía: “¿Por qué están jodiendo a ese hombre que solo está tratando de ganarse un dólar o lo que sea?”

Además, tuve una experiencia en que los policías agarraron por el cuello a mi hermanito cuando éste tenía unos cinco años. Él estaba tirando piedras contra los hijos del vecino y alguien llamó a la policía. Los policías llegaron y llevaron a mi hermano al callejón de atrás y mi hermano regresó llorando y se fue a pedir disculpas al vecino. Al principio, mi hermano no quería decirme lo que había pasado. Después de un tiempo, me lo dijo, y estaba llorando al contármelo. El perro policía lo había agarrado por el cuello y lo aplastó contra la pared y le insultaba y le amenazaba. Mi hermano tenía cinco años. Otro vecino me dijo después: “Oye, ‘mano, ese perro le agarró a su hermanito por el cuello”.

Revolución: ¿Cuántos años tenías tú cuando eso ocurrió?

X: Tenía unos nueve o diez años. Pero yo protegía mucho a mi hermano. Y eso me jodió bien gacho porque no podía hacer nada. Yo era un muchachito pero tenía tanta rabia. Yo pensaba, “esos perros malditos, esos cabrones de mierda” y no había nada que podía hacer.

Pero después, al tener más años, tuve experiencias más directas con los policías. Vi lo que eran y cómo trataban a uno. Si eres negro o latino, y joven, vas a tener experiencias directas con los perros policías. Siempre estábamos a la guardia contra ellos.

Yo tenía innumerables encuentros con ellos y veía que jodían a otras personas también. Yo siempre tenía roces con la policía porque íbamos pasándola y estábamos constantemente en la calle. Estás en la pandilla y ellos saben que no estás haciendo nada bueno. Así que se te acercan y quieren que salgues o quieren que disperses o lo que sea, quieren joderte y eso lo hacen constantemente. Te agarran en la calle aunque saben que no hay nada de que pueden acusarte. Pero nos agarraban por cualquier pretexto, sea para actualizar sus fotos de los pandilleros o cualquier cosa. Después nos abandonaban en el vecindario de alguna pandilla rival y tendíamos que caminar por los vecindarios de otras pandillas, y la policía esperaba que éstas nos mataran o algo así.

Había una cosa en que yo pensaba mucho al crecer y tener más conciencia sobre las cosas que los policías hacían. Estaba la “unidad antipandillas” y ésta colgaba un tablero en el cual incluía los nombres de las pandillas más activas de la zona; era una lista del número uno hasta el número diez de las pandillas más activas en esa división policial. Los policías hacían que te sentaras enfrente de ese tablero y tú estarías leyéndolo, y si eres pandillero y miras el tablero y no ves en la lista tu vecindario, pues tu reacción era: “al carajo eso”. O ves que tu vecindario no está entre los primeros, o peor, que tus rivales ocupan un lugar por encima de tu pandilla, bueno, quieres hacer que tu pandilla sea el primero y quieres que tus rivales vean eso. Los policías hacían sentarse enfrente del tablero a todos, a todos lo pandilleros que habían agarrado; los hacían sentarse enfrente de este tablero antes de empezar a procesarlos. Así que lo verías y esos tipos pandilleros saldrían de ahí con deseos de entrar en competencia para decidir quién estaba haciendo las necedades más estúpidas... matándose entre sí y todas las necedades estúpidas que hacemos estando en una pandilla. Así que, sí, básicamente yo odiaba a los perros policías.

Revolución: Dijiste que llegaste a entender que no tiene sentido que los jóvenes pelean entre sí, pero no siempre lo veías de esa manera. ¿Puedes hablar sobre eso?

X: Sí. Cuando estás creciendo y ves que ellos son tus amigos, tus amigos más íntimos, terminas uniéndote a ellos en la pandilla. Llegas a ser un pandillero chiquitín. Eres uno de los pandilleros chiquitines y estás en la calle haciendo cosas malas. Tienes un amigo que conoces de la escuela y luego cuando se juntan, todavía son amigos pero ahora están en la pandilla juntos y quieres que los demás amigos tuyos entren en la pandilla y, luego, de repente todos son parte de esa pandilla local. Todo parece muy divertido, como un juego al principio, te unes a la pandilla porque ofrece diversión en medio de una vida que de otra manera sería monótona y sin sentido, pero luego alguien resulta muerto y todo se vuelve muy serio. Esos amigos que tú quieres terminan muertos, estás en la misma pandilla y algo se espera de ti cuando eso ocurra. Es que tu amigo acaba de ser asesinado y tú odias a las personas que lo hicieron. Solo quieres matarlos y en realidad no te importa quién fuera. Si pudieras, te encantaría matar a la persona responsable, pero en realidad no te importa si matas a un amigo suyo. Recuerdo una vez, después de que un amigo mío murió asesinado, fuimos a su casa y su padre nos dijo... él está llorando, toda la familia está llorando, y nos dice: “Solo quiero que lloren los del otro lado... Quiero que ustedes se aseguren de que haya gente llorando por el otro lado también, de la misma manera que mi familia está llorando”. Eres parte de esa vida y no sabes que es el sistema el que causa todas esas necedades. No sabes esto, así que respondes: “claro que sí, no se preocupe usted. Por eso estamos aquí, eso es lo que vamos a hacer. Vamos a asegurarnos de que lloren también los cabrones del otro lado”. Así que eso llega a ser una gran parte de tu vida, como si fuera todo lo que eres y todo lo que te importa. Todos tus esfuerzos son para la pandilla, para el vecindario — del cual en realidad ni siquiera eres el dueño ni lo controlas. Y los perros policías entran en el vecindario. Dices que es tu vecindario pero no puedes hacer que la policía no entre.

Revolución: ¿Por qué la idea del vecindario es tan atractiva y está cargada de tanto significado, a pesar de que tú no eres el dueño ni controlas el lugar? A veces ocurre que en tres cuadras, cinco pandillas están peleándose literalmente por una esquina. Pero aún así tiene una coherencia. Así que, ¿cuál es la lógica y qué es lo que mantiene todo eso unido? ¿Por qué está cargado de tanto significado?

X: Es más que simplemente pelear por un territorio; yo diría incluso que esa esquina ni siquiera es la razón por la cual están peleando en realidad. No existe mucho en el mundo que en realidad tú puedes sentir que es tuyo, pero tampoco existe mucho en el mundo que en realidad puede hacerte sentir bien de ti mismo. Cuando estás en la pandilla, sí tienes cierto nivel de control sobre el territorio, y hay cierto respeto y temor que viene de ejercer el poco poder que sí tienes en la pandilla. La gente te teme, la gente te respeta. Tú sientes que no eres simplemente algo que no sirve. En esta sociedad, tu valor está en lo que tienes; y hay todos esos jóvenes que en realidad no tienen nada, pero lo que sí tienen es el hecho de que la gente los teme porque tienen algún control sobre el territorio que llaman su vecindario. Los vendedores de droga, cárguense armas o no, tienen que pagarte la cuota si no pertenecen a tu pandilla y quieren vender en tu vecindario. En realidad nadie que vive ahí tiene alguna chance realista de desafiarte y eso te hace sentir bastante fuerte. Te hace sentir que después de todo, tal vez no carezcas de valor. Pero, por otro lado, están las demás pandillas y tienes roces con esos jóvenes y terminas en peleas. Ellos están pasando por lo mismo que tú y les moldean las mismas fuerzas y condiciones que han moldeado a ti y a tus amigos. Tú te crees el muy cabrón, pero ellos también se creen cabrones. La pandilla rival, pasando en carro por tu vecindario en el proceso de demostrar que son, como dice BA, el “más fortachón cabrón de mierda con una pierna rota” de ahí, es una amenaza a tu manera de vivir, pues en efecto te están diciendo: “tú no eres nada”.

Con la mentalidad de pandilla, no puedes permitir eso, ya has invertido demasiado en ella; la pandilla te da una razón de ser y un sentido de valía. Si faltas éstos, ¿qué tienes? No ves de dónde viene todo lo jodido. No ves que puedes cambiar las cosas. No ves la posibilidad de hacer algo distinto. Así que, no tienes más que [la pandilla] y te aferras a ésta por más que puedas y ésta se convierte en todo lo que es tu vida. Muchas personas van a la prisión y siguen pensando de esa manera. Están encarcelados y siguen representando. “Representaré mi vecindario... estando en la prisión de por vida”.

Revolución: ¿Cómo fue el proceso en que te distanciaste para ver la situación con cierta perspectiva? Hablaste de llegar a ver que era como si hubieran matado a dos pájaros con un tiro.

X: Sí, así fue. Digamos que te acusan de haber asesinado a una persona. Primero, la víctima no les importa un carajo porque era una persona como tú. No les importa un carajo esa persona. Ahora enfrentas una pena de cadena perpetua. Es como que acababan de matar a dos pájaros de un tiro. Les encanta que actuemos así. Encima de eso, pueden decir aún que es por esa razón que es necesaria la policía. “Por eso tenemos que enviar a más policía ahí” y tener a más perros policías patrullando estos vecindarios.

Revolución: ¿Qué sentiste al darte cuenta de eso?

X: Sentí que me estaban manipulando, que yo estaba dejando que esos perros me utilizaran. Yo estaba haciéndoles su jueguito. Estaba haciendo que todo les fuera más fácil. Yo les estaba ayudando. Les estaba ayudando lo mejor que podía. [Se ríe]

Cuando eres joven, alguien podría decirte: “Mira pues, ustedes no hacen más que matarse entre sí y luego esos perros policías te llevan a la prisión”. Muchas personas reconocerían que ésta es la realidad, pero responden: “Sí, es un poco estúpido, pero así es, es lo que hacemos. Lo hacemos para el vecindario y todo eso”. Eso es lo único que te importa en realidad, es tu mundo: la vida de pandilla. Es lo único que te importa. Así que en un nivel sabes que te están manipulando, pero en realidad no te importa porque no ves ninguna alternativa que te ofrezca una razón de ser y un sentido de valía. Mucho de esto se relaciona al hecho de que no ves que el sistema es ilegitimo. Piensas que ellos son quienes gobiernan y ellos pueden hacer todas esas cosas jodidas; ellos lanzan las guerras y nos joden a nosotros, pero ellos tienen el poder, así que no hay razón como la del bastón. [Se ríe.]

Revolución: ¿Qué te hizo, inclusive en ese nivel, poder distanciarte un poco y mirar la situación desde afuera? ¿Qué hizo que alcanzaras ese nivel de conocimiento?

X: Solo pensando en la situación. Nunca he hablado con nadie involucrado en esto que no podía captarlo en algún nivel — si es que estaba dispuesto a discutirlo en serio. Si le dijera: “Bueno, tome un minuto para pensar en eso”, esa persona se daría cuenta en un nivel. Todos estos tipos han lidiado con esta mierda por toda la vida, han tenido muchas experiencias directas con la policía. Los agarran y los meten en la cárcel esos perros policías que se piensan superiores, esos malditos tribunales deciden su futuro, lo mantienen encarcelados gran parte de la vida; y algunos jamás podrán ver el mundo fuera de esas murallas. Toda esa herramienta represiva funciona en su contra, y ¿por qué? Porque esos tipos adoptaron los valores que este sistema fomenta y están imitando, en las esquinas, los crímenes y el modo de pensar sobre esos crímenes de quienes los gobiernan, los mismos que cometen crímenes en escala masiva por todo el mundo. Tomando un minuto para pensarlo, es difícil descartar la realidad de esto.

Revolución: Así que en un nivel podías ver que “nos están manipulando”, pero, como dijiste, aún así muchas personas lo aceptan. Entonces, ¿qué provocó que rompieras más profundamente con ese modo de pensar?

X: Algo que tenía impacto y me hizo empezar a cambiar más profundamente mi modo de pensar es que empecé a prestar más atención a los sucesos mundiales. Hablé de la hipocresía de los perros policías, los políticos y los medios de comunicación. La manera en que menospreciaban a la gente de mi comunidad. Después yo prestaba atención a la política internacional y los sucesos que ocurrían en el mundo y reconocía el mismo patrón, la misma hipocresía acerca de la gente en otras partes del mundo. Usaban diferentes términos, pero la esencia era la misma. “Esta falta de democracia, esos países atrasados, no podemos obligarlos a aceptar la democracia. No sabrían qué hacer con esa democracia”, toda esa mierda. “Nuestros hombres y mujeres están haciendo el mejor trabajo posible con estos pueblos atrasados”. Es básicamente lo mismo que dicen acerca de nosotros. “La policía está haciendo el mejor trabajo posible con estos jóvenes aquí”.

Pero, por otro lado, tenía que entrarme en la literatura radical para verlo en realidad, para que me encabronara en realidad. Porque eso hizo que empezara a culpar al sistema por la muerte de mis amigos. Muchos amigos míos murieron debido a cosas de pandilla. Yo rabiaba contra el sistema por lo que les hace a estos jóvenes, porque les priva de cualquier razón de ser. Todo lo que ven, pues, es como dice BA en el discurso ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS!, y eso me afecta cuando lo escucho: esos jóvenes, lo único que sienten, la única razón de ser que tienen está en la maldita esquina que no es suya ni la controlan. Cuando escucho eso, tengo que contenerme las lágrimas porque yo sé exactamente de lo que habla. Ése soy yo y ésas son tantas personas que conozco, mis amigos, y eso es lo único que sienten y no saben de dónde viene. Piensan que lo saben, pero no lo saben. Así que mi odio por el sistema empezó a ser más personal, cuanto más cuenta me daba de dónde venía todo eso, y todos los amigos que yo había perdido y todas las necedades que yo había hecho.

Pero también fue un proceso de recuperar mi humanidad, porque en ese entonces yo pensaba que había perdido mi humanidad. Me sentí un desalmado, que la gente no me importaba un carajo. Porque sentí que yo no le importaba un carajo a la gente. Así que no me importaba la sociedad y reconocí que todo estaba jodido, pero yo me decía que mientras la sociedad siga siendo una jodidera y el mundo en que tenemos que vivir sigue siendo una jodidera, voy a ser un caso perdido. No voy a vivir según las reglas.

Revolución: ¿Puedes identificar ciertos puntos de viraje que cambiaron tu modo de pensar en la prisión? Hablamos de ver la situación con cierta perspectiva y ver cómo manipulaban a las masas, pero había otras rupturas también durante este proceso. ¿Puedes identificar unos puntos de viraje?

X: Toparme con otros presos que también leían literatura radical definitivamente era un puntos de viraje. Fue algo que tenía un impacto sobre mí, como: “Caramba, no soy el único”. Recuerdo que encontré a una persona, y estábamos muy de acuerdo y hablamos de la revolución, pero no sabíamos en realidad cómo se podría hacer una revolución o si en verdad existía la posibilidad de una revolución. Podíamos hablar de eso entre nosotros, pero en realidad no captábamos que era cierto.

También, al leer cosas que criticaban el capitalismo. Empiezas a entender: “Vaya, esos tipos hacen todo simplemente para sacar ganancias”. Y eso me parecía tan obvio, tan obviamente el caso. ¿Cómo era posible dejar escapar el hecho de que todo se hacía para sacar ganancias? Hacer esta conexión era tan fácil. Una vez que lo lees, y una persona te lo explica un poco mejor, estás: “sí, claro”. Así que yo quería leer más sobre eso.

Incluso antes de que me volviera revolucionario, sucedió la Rebelión de Los Ángeles. Me acuerdo que pensé: “¡Carajo! Podríamos hacer algo”. Algunos respondieron: “No, pues, solo incendiamos algunos lugares y nunca hacemos nada y por eso no es posible cambiarlo”. Para mí, no tenía ese efecto. Mi reacción fue: “si eso estuviera más organizado, podríamos hacerlo mejor, podríamos cambiar algo en verdad”. Pero no pensé en una auténtica revolución, porque no tenía claridad en lo que sería una revolución. Yo pensaba que sería como: “expulsemos a esos cabrones de mierda y nosotros nos quedaremos a cargo”. Pero no lo entendí; no entendí cómo lo haríamos ni qué haríamos si estuviéramos en el poder. Pasaron otros sucesos inspiradores como ése. O me enteré de otros lugares que estaban oponiendo resistencia o descubrí que otros pueblos se habían levantado para luchar contra el sistema como en Vietnam. Me decía: “Vaya, pues, Estados Unidos fue derrotado en Vietnam; esa pequeña islita en realidad derrotó a los cabrones de las fuerzas armadas de Estados Unidos”. Eso me inspiraba y yo pensaba: “carajo, es posible hacer algo”.

Otro punto de viraje fue cuando los presos se unieron para luchar políticamente contra las condiciones injustas; yo me decía: “bueno, esto tiene algo con que se puede conectar”. Una vez, terminé en la mazmorra con un amigo mío que tenía ideas muy afines, e hicimos una protesta política contra las condiciones atroces ahí. En la mazmorra, de plano estás amarado, dependes de los perros carceleros para todo. No puedes hacer nada, estás metido en la celda todo el día. En realidad no hay nada que puedes hacer. Pero había formas de protesta política que los presos podían adoptar para demostrar su unidad. Pero si participaran en acciones de solidaridad que no les gustaron [a las autoridades], la respuesta sería severa e inhumana. Por ejemplo, tienen equipos de extracción que vienen y te rocían por completo con gas pimienta; son enormes botes que vacían en la celda. Luego sacan de la celda cualquier cosa que no esté soldado al suelo. Al final, no teníamos colchones ni nada; no había papel higiénico, nada. Solo teníamos calzoncillos y estábamos descalzos, no teníamos nada. Quitan todo lo que sea posible quitar. A algunos les quitaron los calzoncillos, de modo que se quedaban sentados juntos, uno al lado del otro, en cueros, y no había de otra, había que sentarse así juntos. Después pasaron ráfagas de aire helado por la rejilla de ventilación, mientras estábamos ahí sin ropa ni cobijas. Los perros carceleros estaban furiosos, pero se daban cuenta de que a nosotros no nos importaba un carajo y estábamos dispuestos a aguantar toda esa mierda simplemente para demostrarles que no íbamos a aceptar su constante trato inhumano e ilegal.

Revolution: ¿Contra qué estaban protestando?

X: Protestábamos contra el hecho de que nos quitan las pertenencias de forma ilegal y arbitraria. Nuestra respuesta era: “si le van a hacer eso a una persona, pues lo harán a todos. Pues, está bien, que nos dejen a todos sin nada”. Sabíamos que de todos modos íbamos a terminar así. Sabíamos que iban a quitar nuestras pertenencias y nos dejarían con nada. Pero queríamos demostrarles que estábamos dispuestos a aceptar eso. Si continuaban seleccionando a las personas al azar e injustamente, íbamos a unirnos todos y tendrían que tratar así a todos nosotros. Así que lo hicimos. En consecuencia, se calmaron por un rato y ya no nos quitaban las cosas. Pero yo les decía a las personas: “dejarán de hacerlo pero después van a comenzar de nuevo”. Así que teníamos que seguir oponiendo resistencia. No podíamos quedarnos satisfechos, diciendo: “Bueno, sí, tuvimos esa protesta y ahora nos sentimos bien y todo se acabó”. Porque no habíamos cambiado nada, todavía no habíamos cambiado nada. Pero vi que esos tipos estaban dispuestos a hacer todo esto. Soportar todo ese trato de mierda por algo que, en un nivel, era una cosa menor.

Yo empezaba a conocer más sobre el sistema y el capitalismo y a ver a los perros policías como una fuerza represiva, y no que “solo hacían su trabajo” como dijo un tipo, “el perro ese solo hacen su trabajo, tío”. Al carajo eso, su trabajo es reprimir a las personas. Así que vi que colectivamente, si nos unimos, podemos hacer algo incluso dentro de estas celdas, podemos dar una lucha. Podríamos empezar a aprender a luchar. Vi las posibilidades, empecé a ver las posibilidades. Luego leí cosas como George Jackson y empecé a reconocer la influencia mutua que podría ocurrir entre la prisión y la gente afuera, porque las calles estaban en tumulto cuando George Jackson empezaba a conocer las cosas políticamente. Así que existe una influencia mutua, no todo es separado... existe una interrelación. Vi que los presos podían tener una influencia y esa influencia mutua podría empezar. No estamos totalmente aislados y hay cosas que podemos hacer. Inclusive, al oponer más resistencia, esa resistencia podría formar parte de una lucha de clases en general que ocurra en un lugar diferente, o fuera de las murallas de la prisión.

Revolución: Así que estabas leyendo diferentes líneas y tendencias políticas y ¿cómo descubriste el periódico Revolución?

X: Fue una coincidencia afortunada porque el amigo con quien estuve en la mazmorra, habíamos estado hablando de cómo unirnos, y que ese tipo de resistencia política estaba relacionado con abrirle la mente de la gente a ideas más radicales. Empezamos a ver que las personas están más abiertas a escuchar estas ideas en medio de una lucha. Cuando todo es pasivo y aburrido, las personas en la prisión solo quieren tener una novela o algo así, y leen cualquier cosa. Así que estábamos diciendo que la lucha crea una situación más favorable.

Los dos salimos de la mazmorra más o menos al mismo tiempo y él se suscribió a Revolución. Así que él me mandó una “cometa” y me dijo: “oye, escriba a esta dirección y pida que te envíen el periódico Revolución. Te va a gustar”. Así que escribí y recibí una suscripción subsidiada del Fondo. Yo empezaba a leerlo pero tenía muchas preguntas.

Revolución: ¿Qué tipo de preguntas?

X: De todo tipo. Por ejemplo, ¿cómo la haríamos concretamente? ¿Cómo haríamos una revolución? ¿Qué es el comunismo? ¿No es malo el comunismo? Pues, me habían influenciado otras personas que odiaban el comunismo más que odiaban el capitalismo. Así que yo quería leerlo. Y [el periódico] seguía hablando de la realidad objetiva y qué es la verdad objetivamente y decía: “está bien, descubramos lo que es la verdad objetiva”. Así que yo tenía ciertos puntos de desacuerdo porque había oído que el comunismo es malo y autoritario y totalitario y todo eso. Mientras empecé a investigarlo, llegó un nuevo vecino que ya llevaba un rato leyendo Revolución y él tenía un montón de literatura que el Fondo ya le había enviado.

Así que empecé a hablar con ese tipo y me mostró la Constitución del Partido y el Manifiesto del Partido. Tenía la autobiografía [la autobiografía de Avakian: From Ike to Mao and Beyond: My Journey From Mainstream America to Revolutionary Communist]. Yo me quedé leyendo todos los materiales que él tenía. “Bueno, préstame otro, préstame otro”. Y esos materiales daban las respuestas a muchas de mis preguntas. Yo le escribía al Fondo y le mostraba [a mi vecino] las cartas que escribí para demostrarle mis inquietudes y él luchaba conmigo acerca de lo que yo estaba leyendo y en dónde estaba equivocado. Había unas preguntas a las que él no podía contestar, porque él estaba luchando para aprender también. Ése es el problema cuando no hay colectividad, pero lo descubrimos cuando nos juntamos.

Yo también leía otra literatura radical que hablaba sobre el capitalismo. Empecé a leer al Che y todas esas diferentes ideas acerca de cómo emprender una revolución. Y en realidad no me convencía ni la una o la otra. Pero cuanto más leía el periódico Revolución, más pensaba seriamente en lo que decía. Una cosa que leí era “Sobre la estrategia para la revolución”.

Revolución: ¿Por qué ese texto tuvo un impacto, qué dices?

X: Porque partía de mirar honestamente las contradicciones. Buscaba resolver las contradicciones de qué hacemos, qué deberíamos hacer cuando no es una situación revolucionaria. En muchas cosas que leí, las respuestas eran: “Tenemos que emprender la revolución ahora”. Por ejemplo, la línea del Che Guevara era que hay que iniciar la guerra de guerrillas y eso creará las condiciones para la revolución. Pero si tomas un minutito para pensar sobre eso en un país como Estados Unidos, pues eso no va a suceder. Lo que va a suceder es que te van a aislar, te van a matar y se acaba la revolución. Y todo va a seguir como antes. Pero la Declaración sobre la Estrategia reconoció que no existe una situación revolucionario en este momento, pero existen todas estas contradicciones que este sistema no puede resolver, así que hay algo que podemos hacer: acelerar mientras se aguarda. Tenemos que acelerar mientras aguardamos las crisis que surjan de las contradicciones del sistema mismo. Lo que podemos hacer es trabajo revolucionario en una situación no revolucionaria y seguir trabajando para influir en esas contradicciones. Aprendí algo de ¿Qué hacer?, en que Lenin decía que cada vez que hay siquiera una protesta rudimentaria, tenemos que estar ahí y ésa es la manera de acumular fuerzas, pero es complicada y no es fácil. Siempre cuando leía Revolución o la obra de BA, él tomaba eso en cuenta. No hacía caso omiso de las dificultades ni miraba solamente el lado bueno. “Sí, podemos hacer esto, podemos hacer el otro... y algún día el pueblo se levantará”. No decía estupideces como ésa. Decía: “Bueno, mire usted la situación, ¿cómo está la situación? Esto es lo que confrontamos, éstos son los obstáculos”. Pensé: “Bueno, aquí lo está tomando en serio”. No era como esos otros grupos que dicen estar hablando de la revolución, pero no toman en cuenta muchos obstáculos o pasan por alto el potencial. Cuando te adentras en la obra de BA, puedes ver que ésta es más científica. Él toma en cuenta concretamente todos los obstáculos y forcejea con la cuestión de cómo superarlos y qué podríamos hacer. Con la estrategia, al pensarla más, empecé a ver que “bueno, hay cosas que podemos hacer”. Yo todavía no tenía mucha claridad en cómo hacer esas cosas concretamente. ¿Cómo lo derrocaríamos? Aceleramos mientras se aguarda, pero ¿qué hacemos cuando surja la crisis revolucionaria? Pero había lo suficiente ahí para que yo viera la posibilidad de la revolución.

Después, cuando leí "Sobre la posibilidad de la revolución” en el folleto Revolución y comunismo: Fundamento y orientación estratégicos, mi reacción fue: “N’ombre, esos tipos toman la revolución en serio. Quieren una revolución en verdad, están trabajando en realidad para una revolución”. Resultaba claro que forcejean con la cuestión de cómo acometer el poder y ganar, eso fue un factor muy grande para mí, porque si vas en serio, vas a forcejear con esa cuestión. En verdad te hará desvelar. No descartarás la idea de forcejear con ésta; algunos dirán que “es arrogante hacerlo”. No, nos proponemos tomar el poder y no ocultamos eso porque eso es necesario.

En contraste, había grupos que, a mi parecer, estaban bien contentos con solo tener una cultura de resistencia. “Lo mejor que puedes hacer es simplemente oponer resistencia”. O, podemos hablar de la revolución, pero no lanzar un esfuerzo serio por hacerla. Yo no quería ser parte de eso. No quiero dedicarme la vida a un callejón sin salida. Al carajo eso. Pero si se trata de un movimiento que en realidad está consciente de la necesidad de hacer la revolución, tomándola en serio, y trabajando en cómo construimos el movimiento para la revolución... pero con el objetivo de hacer la revolución... me convencí simplemente al leer mucho la línea del Partido y las obras de BA. Pensé: “Es magnífico, si en realidad la gente trabaja en esto. Espero que la gente lo haga en verdad y que lo tome en serio”. Mi plan era que tan pronto saliera en libertad condicional, iba a ir a Libros Revolución, voy a conocer a esa gente. [Se ríe]

 

Publicamos la entrevista en tres partes. Vea también Segunda parte: La ciencia, la teoría revolucionaria y entrándole a Bob Avakian y Tercera parte: Que no arriesgues la vida por estupideces... Conéctate de veras con la revolución.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/entrevista-a-un-ex-preso-02-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Entrevista a un ex preso, segunda parte:

La ciencia, la teoría revolucionaria y entrándole a Bob Avakian

Actualizado 1 de noviembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

NOTA DE LA REDACCIÓN: A continuación posteamos la segunda parte de una entrevista a un ex-preso que mediante el contacto con el periódico Revolución, los escritos de Bob Avakian y la literatura del Partido Comunista Revolucionario, decidió que iba a dedicar su vida a ser emancipador de la humanidad. Se revisó para su publicación. Estamos presentando la entrevista en tres partes. Aquí posteamos la segunda parte. Ya posteamos la Primera parte y la Tercera parte.

 

Revolución: Me has contado de otras rupturas, ambas políticas e ideológicas que tuviste que hacer también. Mencionaste todas las preguntas que tenías. Pero hubieron otras cosas como el nacionalismo, tu punto de vista sobre la opresión de la mujer... hubieron diferentes rupturas en tu trayectoria y preguntas que tenías. ¿Puedes hablar más sobre eso?

X: Continuaba cambiando mi forma de pensar y haciendo más rupturas al ver que las cosas que odiaba surgían de una misma fuente. Yo veía las cosas en una forma nacionalista: están jodiendo a "mi gente", "mi gente" pasó por esto. Pero también dije, carajo, ¿qué fue lo que le pasó a la gente negra? Y ¿qué es lo que le están haciendo? Y a la gente indígena, ¿qué están viviendo y qué le están haciendo? ¿Y a las mujeres? Yo vi muchas cosas en mí que tenía que romper en cuanto a la manera en que trataba a las mujeres y en la manera en que las veía. Cuando empiezas a pensar sobre la opresión y la discriminación, tienes que confrontar, ¿estás contra la opresión o estás BIEN con la opresión en algunos casos? ¿Está BIEN que "mi gente" no sea jodida, pero está BIEN que el mismo sistema joda a otra gente? Y siendo así, ¿qué es lo que quiero? ¿Quiero ser parte de ese sistema? ¿Quiero estar con los de arriba de ese sistema y joder a los demás?

Mi respuesta fue, "NO. Eso no es lo que quiero. Quiero ponerle fin a la opresión". Pero ¿cómo hacerlo? Entre más lo consideraba, tuve que mirarlo en una forma más amplia. No puedo mirarlo en una forma tan estrecha que solamente pienso en mi gente y en lo que me está pasando a mí. Deveramente comencé a odiar la opresión. Antes estaba lleno de odio contra la gente que no debía odiar. Entonces encontré mi humanidad. Recobré mi humanidad al levantar la vista.

Comencé a pasar por ese proceso antes de pensar en la revolución. Pero cuando comencé a entrarle a eso de la revolución, di un salto. Pero no tan grande porque aún había muchas cosas con las cuales no había roto. Y aún hay cosas con las cuales tengo que romper, pero ahora estoy más consciente de ellas. Y sigue siendo una lucha y un proceso. Pero sí ocurrió un verdadero salto cuando le entré a algunas de las cosas que surgieron de Lo BAsico, "No puedes romper todas las cadenas, menos una". El proceso por el cual pasé y las preguntas que me tuve que hacer sobre si yo estaba bien con toda esta mierda.

Por ejemplo, en la cárcel existe mucha homofobia. Es un insulto o un chiste si le llamas gay a alguien. Pensé sobre esto y llegué a la conclusión que esto es algo muy jodido. Y lanzar lucha con los prisioneros allí y es como, "Espérate un momento, ¿qué carajo hace este tipo defendiendo a los gays"? [se ríe] ¿Qué pasa contigo?” Yo le contestaba: "No me gusta la opresión, no me gusta la discriminación, no me gusta joder con la gente solamente porque es diferente".

A veces surgía la cuestión del matrimonio, "Está bien, déjenlos hacer lo que quieran, pero ¿lo de casarse?" Y yo decía, “¿Están tratando de casarse contigo? No tienes que casarte con nadie si no quieres”. [se ríe] A veces cuando yo decía eso, otros prisioneros se reían y decían, "Entiendo el argumento". Yo le decía a la gente, "¿Qué te están haciendo a ti? ¿Por qué te sientes tan ofendido por lo que hace otra gente? ¿Por qué te duele tanto? No debe afectarte tanto".

Revolución: Dijiste que tuviste que luchar para recobrar tu humanidad y cuando le entraste a la revolución, diste un salto. ¿Qué quieres decir con eso?

X: Empecé a sentir por la gente. Empiezas a hacer unas conexiones. Y empiezas a pensar sobre la realidad detrás de las cosas, no solamente de las palabras. Recuerdo cuando niño ver comerciales en la televisión, "contribuyan dinero para darles de comer a los niños". Yo veía eso y decía, eso está jodido. Y empecé a pensar sobre eso porque al crecer me quitaron ese cuestionamiento. Cuando era niño yo pensaba, "Hay tanta gente rica y tanta gente pobre, ¿por qué no le quitan la riqueza a los ricos y les dan de comer a los pobres?” Solamente era un niño. Estaba en la escuela primaria cuando pensaba así. Pero el sistema te quita ese cuestionamiento. Empiezas a pensar que hay una necesidad permanente, de que las cosas son como son. Pero cuando empecé a entrarle más a la revolución y la gente hablaba sobre todo el sufrimiento en el mundo, recordaba a esas imágenes: los niños se morían de hambre, niños con vientres hinchados por la malnutrición y no porque comieron mucho, los niños se morían de diarrea y todas las cosas horribles que le pasan a la gente.

Por lo tanto, comencé a pensar más y a recobrar mi humanidad. Empecé a sentir amor por la gente. Era amor por la gente y odio por el sistema porque comencé a entender de dónde proviene todo este sufrimiento. Solamente porque un cabrón rico no puede hacer dinero, este niño no puede comer, no puede tener medicamento, no puede tener un sistema sanitario. Y el motivo era porque alguien no podía hacer dinero, no podía hacer ganancias de eso. Así que no se hizo. Lo que me tomó fue el pensarlo, en la realidad de todo esto. Traté de pensar sobre esto lo más posible, del sufrimiento que deveramente vivía la gente. Recuerdo que una vez leí sobre niños que inhalaban pintura para quitarse el hambre. Recuerdo yo mismo inhalando pegamento o pintura, no porque tenía hambre, sino para drogarme.

Entre más me concientizaba sobre el sistema, más lo odiaba y más amor sentí por la gente. Estaba cambiando porque pensaba que no tenía sentimientos, pero eso no era cierto. Quería negar los sentimientos lo más posible para no sentir toda esta mierda... no sé ni cómo describirlo. Creo que lo hice tratando de escapar de algo, de no tener corazón, de ser el fuerte, como si decir, "No me importa un carajo". Así fingía que no me importaba o trataba de que no me importara.

Pero entonces aprendí a que me importara. Empecé a aprender a sentir por la gente y a odiar la opresión. Fue ahí donde comencé a hacer conexiones, tenía que hacer rupturas donde quiera que pudiera identificar la opresión. ¿Qué carajo? ¿Qué estoy pensando? No debo odiar a gente porque es gay. No debo odiar a las mujeres por ser femeninas. Comencé a ver a las mujeres como seres humanos, pensaba, oye, ésa es un ser humano.

Entre más me radicalizaba, más odiaba al sistema y trataba de identificar la opresión y discriminación dondequiera que la veía. Comencé a odiarla. Comencé a ver la necesidad de romper con la forma en que pensaba entre más me cuestionaba a mí mismo y a mi forma de pensar. Es difícil mirarse a uno mismo y ver todas las cosas que tienes que cambiar en ti. Porque hay gente con la tendencia a decir que están bien con su forma de ser: "No quiero cuestionar, voy a defender cualquier punto de vista que tengo ahora sin deveramente tratar de entenderlo, y tratar de buscar justificación en las formas en que somos". Es algo difícil reconocer que has estado equivocado sobre algo. No solamente equivocado, sino horriblemente equivocado, y luego tener que cambiar, pero reconociendo la necesidad de cambiar.

Revolución: Eso es lo que te iba preguntar, ¿cuál fue la necesidad? No cambiabas porque querías mejorar tu condición en sí. Por lo que, ¿cuál era la necesidad?

X: La necesidad fue la revolución. Vi la necesidad para la revolución. ¿Qué cambio voy a sostener si todavía me aferro a esta otra mierda? Si yo quería cambiar el mundo en serio, había una necesidad de que yo me cambiara a mí mismo. Yo no podía decir: “Cambiemos esto pero sigamos jodiendo con la gente de allá”. Moralmente no era correcto pensar de esa manera. No era que esto simplemente no iba a funcionar para una revolución, pero que existía un contexto para esto — si quieres una revolución, no puedes ser así, no puedes aferrarte a ese modo de pensar o a estos hábitos viejos, tienes que cambiarlos.

Y mientras más seguro me sintiera sobre la revolución, más estuviera dispuesto a hacer sacrificios y a cambiarme a mí mismo porque tenía que haber algo más que sentirme bien conmigo mismo. Cuando violaba la ley, eso me hacía sentir bien. No te voy a mentir — me sentía bien cuando estaba jodiendo con la ley. Era emocionante violar la jodida ley y hacer todas las cosas estúpidas que estaba haciendo. Pero tuve que romper con todo eso porque eso no iba a ayudar a la revolución. Eso implicaría entregarme al enemigo. Así que tuve que empezar a reconocer todo esto y tuve que empezar a ser menos egoísta, reconociendo y viendo todo lo que tenía que cambiar en mí mismo y preguntarme: ¿cómo es que eso contribuye a la revolución? Quizás me haga sentir bien, pero no ayuda a la revolución, refuerza formas viejas de pensar.

Revolución: De la misma manera, como dijiste anteriormente, al ver el contenido de todo eso, ¿no es cierto que ese “sentirte bien” andaba a la par con el “no sentirte bien”?

X: Sí, era como, ¿qué era lo que yo hacía? ¿Qué rol desempeñaba yo cuando reforzaba y extendía toda esa mierda? Así que era algo que tenía que abandonar. Eso no fue fácil. Porque como dije, durante toda mi vida, el único propósito que tenía era la vida de pandillero. Era lo único que me importaba, que me encantaba hacer. Haciendo cosas locas era la única cosa que me hacía sentir bien y tuve que renunciar a ella. Ya no podía tratarse de eso. Se había convertido en mi razón de ser. Era por lo que estaba dispuesto a luchar y por morir. Y también tenía a tantos amigos que habían muerto por ello. Antes era, “carajo no, no murieron sin motivo, murieron por el vecindario, y no voy a defraudarlos”.

Pero lo jodido es que sí murieron sin motivo. Cuando tomas en cuenta el resto del mundo, murieron por algo muy, pero muy insignificante. La gente no lo considera insignificante porque hay muertes, pero cuando lo miras desde una perspectiva más amplia, murieron por algo muy insignificante. Cuando levantas la vista y ves cómo pudiera ser este mundo, cómo deveramente pudiera cambiar, es como que, “carajo, murieron por nada”.

Entre más reconociera las razones por las cuales la gente actuaba de esa manera y lo que estaba emulando o copiando cuando actuaba así — vi que estas son cosas las que moldea el sistema. Empiezas a ver que es el sistema el que obliga a la gente a actuar de esta forma. Por eso comencé a ver las conexiones y a culpar al sistema por todo esto. Culpé al sistema por la muerte de todos mis amigos. Y pensaba, “lo que hace esto es este jodido sistema”.

Mi sobrino fue asesinado durante el tiempo que estuve encarcelado. Ya tenía un sentido de la causa de eso, pero todavía sentía que quería venganza. Pero al mismo tiempo luchaba por entender que el sistema causa todo eso. Eso fue una de las cosas con las que tuve que luchar — ¿quién tiene la culpa?

Cuando identificaba al sistema mi batalla contra él se convertía en algo más personal porque afectaba a toda esta gente que yo quería, a todos mis amigos. Recuerdo el dolor que estas guerras insignificantes les causó a sus familias. Me hizo odiar al sistema aún más. Entre más pensaba sobre el sistema, más pensaba sobre todo de lo que el sistema era culpable. Y entre más odiaba al sistema, más quería luchar contra él. Como cuando era pandillero y estaba dispuesto a morir, estaba dispuesto a hacer sacrificios. Ahora miro al sistema y quiero hacer sacrificios para ponerle fin y que realmente son sacrificios que significan algo. Comencé a ver la necesidad de sacrificar mis propios deseos por lo que contribuyera a la revolución.

Revolución: Hablaste sobre la seriedad en lo que leías en el periódico Revolución y de BA — podías ver que lo que trabajan para hacer es de hacer una revolución. Pero había otras cosas de las cuales escribiste mientras estabas adentro sobre el trabajo de BA. Estabas bregando con cuestiones grandes sobre la teoría revolucionaria, sobre la nueva síntesis del comunismo. ¿Puedes hablar más de las cosas sobre las cuales bregabas?

X: Eso es algo que se aprende al hacer las cosas científicamente y al reconocer la ciencia. Y eso tuvo que venir a través de la lucha leyendo otras cosas también. Como expliqué, comparando y contrastando y sumergiéndome dentro de lo que era realidad. No quería aceptar algo sin haberlo cuestionado. Había mucho que no comprendía, así que lo cuestionaba — ¿por qué es o no es esto cierto?

Por ejemplo, BA hizo una crítica a un concepto filosófico postulado por Marx llamado “La negación de la negación”. Cuando leí esa crítica, pensé, ¿por qué es que no es cierta la negación de la negación? Fue bastante difícil leer a Marx, pero también emocionante leerlo porque hablaba sobre una forma diferente que el mundo podía ser e identificaba dónde está la fuente para ese cambio e identificaba al comunismo como una ciencia , una forma de entender la sociedad científicamente. Así que me agradaba leer a Marx y pensaba, “¿Quién carajo va a criticar a Marx? Aquí está BA diciendo que la negación de la negación no es verdad. ¿Por qué carajo no?” [se ríe]

Pero comencé a ver que no siempre era así. La Unión Soviética y China demostraron cómo la cosa no es un proceso tan lineal. El socialismo no niega al capitalismo porque aún quedan muchas contradicciones. Todavía hay mucho movimiento. Las cosas no son tan fáciles.

O cuando BA habla sobre la realidad objetiva y la verdad, ¿qué es la verdad? No importa quién hable con la verdad. Si vamos a proseguir científicamente y si estamos dispuestos a lanzarnos hacia la revolución, tenemos que reconocerlo. Esa verdad no va a surgir de solamente un sector de la gente, o de las personas con puntos de vista iguales. Como si fuese a estar de acuerdo contigo porque estás por el comunismo, y voy a estar en desacuerdo con aquél porque está a favor del capitalismo, aunque posiblemente dé con un punto que sea cierto y es algo sobre lo cual tengamos que llevar lucha. Eso fue una de las cosas.

Y pues, BA habló sobre el escenario mundial y lo decisivo que era, y que toda esta mierda que pasa en el mundo ejerce un efecto. La cosa no se limita a un solo país y a lo que puedes hacer en un solo país sin considerar al mundo en su conjunto y lo que vas a confrontar. Estas son cosas que hay que considerar seriamente cuando se piensa sobre la revolución. Las tienes que tomar e incorporar en tu enfoque y en la teoría que estás empuñando.

Leía otras cosas que no me convencían. No estaban basadas en la ciencia, o ignoraban muchas de estas cosas. ¿Cómo carajo vamos a hacer la revolución de esa manera?

No estaba encontrando esto en ningún lugar excepto en BA y en el periódico Revolución. Me sumergí en todo eso. Trataba de entenderlo. Trataba de averiguar, ¿por qué era cierto? ¿Por qué no era cierto? Y entre más lo hacía, más me convencía, “Claro, es un hecho innegable”. Hasta que llegaba al punto donde no podía cuestionarlo más. En ese momento, me decía, Carajo, déjame ver qué otra cosa puedo cuestionar”. [se ríe]

Pero de ahí tuve que reconocer que, “Bien, ¿por qué pensaba de esta manera? ¿Qué estaba mal con mi enfoque? ¿De dónde procedía yo?”

Yo había leído alguna literatura anarquista y dudaba de los líderes. Antes pensaba, “n’ombre, ¿quién es este tipo blanco?” Y “¿Qué carajo lo hace tan especial?” Y eso porque el periódico Revolución hablaba sobre BA y yo estaba juzgándolo antes de conocer el contenido. Al entrarle más, me decía, “Oye, éste es un hombre blanco muy formidable”. [se ríe]

Por lo que me cuestionaba a mí mismo, “¿por qué pensaba de esta forma? ¿De dónde procedía?” Y reconocí esa estrechez de mi pensar, ese nacionalismo, simplemente errores en pensar cómo en realidad íbamos a hacer una revolución.

Sí reconocí la necesidad de tener líderes. Por eso es que la literatura anarquista no me atraía tanto. Anteriormente me gustaban algunos anarquistas. Leía a Emma Goldman y pensaba, “Carajo, ella es genial”. Pero pensaba, “Carajo, de veras necesitamos líderes debido a los diferentes niveles de entendimiento sobre cómo avanzar hacia adelante y alguien tiene que tomar la responsabilidad de dirigir”. Por eso la literatura anarquista no me atraía. Era muy irrealista. Como dijo BA en el discurso "La base material y el método para hacer una revolución", Ten la humildad de dejar que te dirijan, sin un atisbo de servilismo. Eso es un reto.

Revolución: ¿Qué quieres decir con eso?

X: Hay trabajo que tienes que hacer. Tienes que tomar responsabilidad por ti mismo, y si estás equivocado, tienes que reconocerlo. No hay lugar para la arrogancia en esto, ni para el egoísmo o el ego. Pues, ¿para qué carajo estás luchando? Tienes que tirar esa mierda por la ventana. Si te basas en el deseo de hacer la revolución, pues tienes que preguntarte, “¿Para quién y para qué?”

Por lo que no constituye tanto sacrificio abandonar todo eso ni reconocer que esa es una ruptura que necesito hacer. Así que me alegro que alguien me haya señalado eso. Pero aún hay más que tienes que hacer. Tienes que entrarle profundamente al “¿por qué no?” Como, ¿por qué es que estoy equivocado? A entrarle profundamente. Hay trabajo que hacer y no puedes ser servil al respecto”. “Está bien, ¿cuál es la línea? Está bien, ¿cuál es la línea en cuanto a esto? Está bien, le voy a seguir”. No. ¿Por qué? ¿Por qué es correcta? ¿Por qué no?

Revolución: Hablaste anteriormente de que te atraían Marx, Lenin y Mao y la seriedad con la cual bregabas con los escritos de BA. ¿Qué te impulsó a decir, “Sí de veras estamos por hacer cambios fundamentales, tenemos que ir a esta teoría”?

X: Unos pocos de nosotros en una ocasión tratamos de tener un grupo de estudio, pero transfirieron a algunos antes de deveramente iniciarlo. Pero cuando hablamos de formarlo, hablamos de que tenemos que entender las cosas más a fondo para poder empuñarla, para poder utilizarla y para poder explicársela a otros. Se me olvida quién lo dijo, pero hay una famosa cita, “Si no crees en nada, cualquiera puede engañarte". Yo miraba la historia y me decía, “Mira a toda la gente que quiso levantarse contra algo, pero los líderes los llevaron por el camino equivocado. Y es que esa gente no bregaba con la línea. No comprendían hasta dónde llegarían con eso”. Pensaban, “Está bien, esos son los opresores, vámonos, levantémonos contra ellos y con eso basta”.

Pero eso no basta. Pues, si la línea no es correcta, podría conducir derecho a la misma situación y la gente terminará por desmoralizarse. Observas un poco a la historia y ves que vuelve a pasar lo mismo una y otra vez. Por lo que la gente empieza a pensar, “Para nada podemos cambiar las cosas, así es la vida”. Y se vuelve a la desmoralización y las cosas continúan como antes. Pero eso es incorrecto porque las cosas sí pueden cambiar. Lo que pasó fue que hiciste las cosas mal. Trataste algo que no iba a funcionar y que iba a dejar al sistema intacto. No te fijaste la mira en hacer un cambio fundamental. No tratasteis de comprender todo científicamente ni entender por qué es el mundo como es. Pensaste que solo se debía a unos gobernantes malos, pero se debe a que hay un sistema jodido. Y después cuando sacaste del poder a los malos gobernantes, mantuviste el mismo sistema, y te distes cuenta que las cosas continuaban jodidas. Decides, “Ah, de todos modos no puedes cambiar nada”. Así que tienes que bregar más con la teoría. Deveramente tienes que entenderla.

Y, de ahí comencé a ver aún más la importancia, cuando comencé a entrarle a Revolución y comencé a aprender más sobre cómo China fue derrocada. Había esos seguidores del camino capitalista y trabajaban para llevar las cosas hacia atrás y había diferentes líneas en contienda. Algunas de las líneas que promovían esos capitalistas sonaban muy lógicas para muchas personas que no forcejean con esto. “Bien, estas son las industrias más rentables, así que centrémonos en eso”. Por lo que eso crea más desigualdad, pero sonaba bien para muchas personas.

O cuando las personas hablaban sobre el Medio Oriente y reconocían que Estados Unidos quería su petróleo. Algunos decían, “Dejen que esa gente extraiga su petróleo y lo vendan y hagan lo que quieran”. Pero eso sólo mantiene intacto al sistema y para nada vas a crear cambio. Si lo hicieran, continuaría la miseria allí, nada habría cambiado, y luego dirías, “Caramba, no se puede hacer nada”.

Por lo que hay que reconocer que tienes que romper con esas relaciones. Entre más entiendas eso, más entiendes la importancia de la teoría si en serio vas a hacer la revolución.

A veces, no es fácil, “Oye, no me gusta bregar con todo eso, me abruma”. Pero todavía quieres cambiar al mundo y piensas, “Carajo, tengo que hacerlo. Lo tengo que hacer. Tengo que entrarle a esto”. Traté de bregar con la teoría lo más posible. Recuerdo que me había inspirado Mao. Comencé a leer las notas del Tomo 1 de las Obras Escogidas. Puedes ver qué tanto él lucha por mantener la revolución en el camino y asegurarse que siga hasta la revolución, sin aceptar nada menos. Es una lucha constante por mantener una línea revolucionaria al mando de todo. Podría desviarse muy fácilmente de eso.

Por lo que es necesario bregar con la teoría para mantener las cosas sobre el camino revolucionario, no bajar la vista a nada menos que esto, pero puede que no sea fácil hacerlo porque siempre estamos confrontando dificultades y obstáculos y eso puede abrumar a las personas. Pero si reconoces que todo podría ser mucho mejor, pues, “Al carajo, hagamos todo lo que podamos para asegurarnos que triunfemos y sigamos hacia el comunismo”.

 

Publicamos la entrevista en tres partes. Vea también Primera parte: Rompiendo con la vida de pandillero Entrándole en la revolución REAL y Tercera parte: Que no arriesgues la vida por estupideces... Conéctate de veras con la revolución.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/entrevista-a-un-ex-preso-03-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Entrevista a un ex preso, tercera parte:

Que no arriesgues la vida por estupideces...
Conéctate de veras con la revolución

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

NOTA DE LA REDACCIÓN: A continuación posteamos la tercera parte de una entrevista a un ex-preso que mediante el contacto con el periódico Revolución, los escritos de Bob Avakian y la literatura del Partido Comunista Revolucionario, decidió que iba a dedicar su vida a ser emancipador de la humanidad. Se revisó para su publicación. Estamos presentando la entrevista en tres partes. Aquí posteamos el tercera parte. Ya posteamos la Primera parte y la Segunda parte.

Revolución:Además de forcejear a fondo con la teoría revolucionaria, forcejeaste con la cuestión de cómo podrías contribuir aunque estabas encarcelado. ¿Puedes hablar sobre eso?

X: Estaba tratando de resolver cómo construir el movimiento para la revolución dentro de la prisión. Yo trataba de forcejear con presos de todo tipo, luchar con presos de todo tipo. Había algunos que me alegraba de que me topara con ellos, pues tenían ideas más revolucionarias o pensaban más acerca de esas cosas. Y había algunos que eran muy atrasados. Pero yo trataba de luchar con ellos. Investigaba cómo llevar concretamente una lucha así. Pero eso fue el problema de no tener colectividad, porque siempre me frustraba porque no sabía cómo hacerlo. Estaba leyendo y aprendiendo muchas cosas, pero no sabía como llevar una lucha con las personas. Pero yo sabía que tenía que resolver cómo "esforzarme contra los límites". Aunque no lo entendía muy bien, tenía que hacer el intento. Pues eso trataba algo muy real.

Así que yo me preguntaba: "Bueno, ¿cómo me esfuerzo contra estos límites? ¿Cómo puedo transformar la situación al máximo posible dentro de estos límites, pero siempre planteando de de la revolución?"

Había muchos obstáculos, pero yo bregaba con éstos constantemente. Estaba tratando de ver cómo yo podría construir un movimiento para la revolución. Siempre mencioné el comunismo y por qué era necesario. Bregaba con toda la mierda que estaba pasando en el mundo. A veces no sabía cómo hacerlo y trataba de identificar simplemente las cosas que la persona en particular odiaba o algo que le estaba pasando o algo que nos pasaba a todos en la prisión para hacer que los presos quisieran ver el comunismo.

Pero me di cuenta de que ésa no era la manera de hacerlo. Hay que hacer que los presos piensen en cosas más grandes. Hay que llamarles la atención a todos sobre los horrores que están pasando en el mundo, para que en realidad puedan querer ver una revolución. No se puede decirles: "Necesitamos una revolución porque están validando1 a demasiadas personas”. El motivo tiene que ser más grande que eso. [Se ríe] Eso sería suficiente, pensando en la encarcelación en masa, para que las personas quieran hacer la revolución, pero tiene que ser más grande que eso. Los presos necesitan identificarse con todos los oprimidos del mundo, no simplemente con los presos.

Yo estaba tratando de esforzarme contra los límites. Trataba de hacer eso respecto a las huelgas de hambre, también. Trataba de llevarles la revolución, trataba de hacer que se metieran en ésta, que la esgrimieran, mientras nos preparamos para las huelgas de hambre y hacerle frente al estado. En cuanto a las huelgas de hambre, más personas empezaban a volverse más abiertas a la revolución. En medio de la lucha, más personas preguntaban cómo se podría ir más adelante. "¿Qué otra cosa deberíamos hacer? ¿Qué otra cosa podemos hacer?" Empezaban a debatir las tácticas, pero también estaban más abiertos a las ideas revolucionarias. No mucho, pero más de lo usual. Puedes ver cómo todo se interrelaciona — Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución, y cómo es que tenemos que esforzarnos continuamente para que la lucha gire en torno a eso. Así que veía en esas preguntas oportunidades para esforzarse contra los límites.

Revolución:Habla de las huelgas de hambre. ¿Cómo sentiste al ser parte de eso?

X: ¡Me inspiraban! La prisión está llegando a ser cada vez más represiva. Algunos presos en aislamiento solitario han estado aislados por décadas sin contacto humano. Pero varios presos las apoyaron también, porque muchas personas entran y salen de la SHU (Unidad de Vivienda de Seguridad). Es como una cárcel dentro de la cárcel, pero no está separada totalmente del resto de la prisión. Es una realidad que te pende sobre la cabeza, la posibilidad de que tú puedes ser el próximo que vayas a la SHU — que ése podría ser tú. Así que los presos en el pabellón general empezamos a apoyar la huelga de hambre, empezamos a entrar en la lucha.

Me pareció algo muy significativo que los presos opusieran resistencia y lucharan, que se unieran. Esa unidad de las diferentes razas, cuando el entorno es tan racista, existe tanto maldito racismo en la prisión, carajo. Pero las diferentes razas se unieron. Era algo que llamaba la atención sobre las pésimas condiciones en la prisión, pero también daba el ejemplo de que, sin importar donde estás, hay cosas que puedes hacer.

Al mismo tiempo, tenemos que reconocer contra qué nos enfrentamos y hay que alzar las miras para ver que la lucha que se está haciendo podría contribuir a la lucha más general. Me acuerdo que pensaba en los presos en la Bahía de Guantánamo y que deberíamos unirnos a su lucha. Pensaba en la importancia que eso podría tener. "Qué carajo es esto, los presos de Estados Unidos están uniéndose a los presos en la Bahía de Guantánamo".

En la SHU, las personas se sienten muy aisladas, totalmente separadas de los demás. Así que tenemos que apoyarles. Tenemos que demostrar nuestro apoyo para los presos validados, que están atrapados ahí. No simplemente porque éstos podrían ser nosotros, sino porque es justo. Porque lo que les está pasando no es correcto. Pero, repito, al mismo tiempo, tenemos que hacer que se gire en torno a algo más grande. El que te des cuenta o no, estás enfrentándote a las fuerzas represivas del estado capitalista. Tal vez no eres muy consciente de ello, pero a ése nos estamos enfrentando. Así que yo trataba de decirles a las personas: hay que hacer que se trate de algo más grande si quieres captar contra qué estás luchando y reconocerlo por lo que es.

Revolución: Al hablarles a las personas que ahora están leyendo esto en la prisión, ¿qué papel piensas que los presos pueden y necesitan desempeñar en la revolución?

X: Necesitan hacer suyos la revolución y el comunismo. Necesitan hacer suyas estas metas. Y tienen que descubrir lo que puedan hacer, dondequiera que estén, para luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución — y hacer lo que puedan dentro de los confines de la prisión. Porque no son un caso perdido. Todavía pueden contribuir. Pueden entrarle a BA y ayudar a que otros le entren a BA, hacer que otras personas forcejeen con todas estas grandes cuestiones.

Otra forma en que los presos pueden hacer una importante contribución es escribiendo cartas al Fondo [Fondo de Literatura Revolucionaria para Presas y Presos] y al periódico Revolución.

Cuando estuve en prisión, una vez abrí el periódico y vi que en la calle la gente estaba usando una pancarta que tenía un pasaje de una de mis cartas. Me dije: "¿¿¿Que qué???" Empecé a darme cuenta de que se puede hacer contribuciones simplemente al escribir cartas. Pude hablar a todo un sector de la población mediante las páginas de Revolución, no solamente a mi compañero de celda o al tipo en la celda de al lado. Eso es muy importante, debido a las conversaciones que ocurren entre los que están dentro de las prisiones y los que están fuera. Yo era una persona de las que el sistema hubiera dicho: "A este bruto no se le puede enseñar nada" o "Hay que aguarle todo el contenido para que lo entienda". Pero sí recibí una educación con sentido en la prisión, porque estaba aprendiendo cosas fundamentales acerca de cómo funciona el mundo, por qué las cosas son como son y lo que podemos hacer para cambiarlas. Y después, al escribir cartas al periódico Revolución, pude retar a otros usando lo que yo había empezado a conocer.

Me sorprendí ver que se usaba una de mis cartas para retar a los jóvenes que están atrapados en lo mismo en que estaba atrapada la mayoría de los presos antes de ir a la prisión. Hay que hacer mucho más de eso para conectarse con esos jóvenes antes de que queden atrapados en el juego de este sistema y antes de que esos perros policías y el sistema que representan les roben la vida. Los presos tienen un papel muy importante que desempeñar y una obligación de hablarles a estos jóvenes. Nosotros sabemos lo que éstos están experimentando y sabemos hacia dónde van. Pero si te has metido en la revolución, también sabes que la vida de esos jóvenes podría dedicarse a algo radicalmente distinto. Podrían ser los sepultureros de este sistema y los emancipadores de la humanidad.

Además, si personas de todas las capas sociales ven que los presos están dando pasos hacia la revolución, eso podría suscitar mucha inspiración: si incluso los presos con recursos tan limitados están encontrando formas de contribuir a esto, pues, ¿por qué no puedo hacerlo yo? Así se puede cambiar el modo de pensar de las personas: los que este sistema siempre llama monstruos en realidad son capaces de un tremendo amor por la humanidad. Y lo que es monstruoso es este sistema.

Hay otro nivel, también, en que los presos deberían estar planteando sus preguntas y sus desacuerdos. Pueden compartir preguntas que tal vez otros tengan quienes no escriben cartas a Revolución, pero de las que todos pueden aprender. Además, al hacer sus preguntas pueden ofrecer otras observaciones acerca de las contradicciones importantes con las que los presos están lidiando o sobre las que están pensando, de las que el movimiento para la revolución tal vez no se haya dado cuenta. O incluso si estás equivocado en algo que planteas y una persona te escribe con una respuesta, tu pregunta hace que la persona que te contesta siga trabajando para desarrollar la línea, y eso puede contribuir a avances de toda clase. Lo más profundo que sea nuestro conocimiento, lo más preparados estaremos para hacer la revolución. Así que hacer esas preguntas es importante, al estar forcejeando con todo esto... y que des a conocer tus preguntas para que podamos ponernos a trabajar en contestarlas y contribuir a aumentar el nivel de conciencia del movimiento en su conjunto.

Si más presos reconocen esto y encuentran las maneras de escribir y conectarse con la línea, puedes tener un impacto muy positivo.

Revolución: Me dijiste que llevabas luchas agudas con muchas personas acerca de la revolución. ¿Qué dirías a las personas encarceladas a quienes les atrae la revolución, pero que tal vez no estén seguras de que podrían vencer la idea de que nadie esté de acuerdo? Eso lo confrontan también las personas fuera de la prisión.

X: Bueno, si vas a partir de la idea de que "nadie quiere saber esto", no vas a cambiar nada. Hay que entender que las personas pueden empezar a captar esas cosas, como dije, en medio de una lucha, o cuando les confronta el funcionamiento general del sistema, y el papel que la lucha política e ideológica puede tener. Porque a veces vas a sentir que estás solo. Porque así yo me sentía muchas veces. No podía encontrar ni siquiera a una persona que estuviera de acuerdo conmigo. Pero también reconozco que existe una base para cambiar el modo de pensar de las personas, porque éstas van a confrontar situaciones diferentes. La realidad no es estática. No es algo que no cambia. Nada es permanente. Esas personas van a confrontar diferentes situaciones, inclusive la necesidad de luchar. Y tú tendrás que jugar un papel en eso.

Si asumes ese papel, es entonces cuando tú entras para alzarles las miras. Y no serás el único que lo haga. Otros presos también lo están haciendo. Tú tienes que hacerte parte de eso y asumir ese papel. Cuantas más personas hacen eso, mejores serán nuestras posibilidades de abrir brecha y crear un movimiento serio que se transforme en una fuerte fuerza material para cambiar al mundo. No carece de importancia que los presos se conecten con eso, pero tú tienes que asumir ese papel. Eso demuestra también que, si tú puedes hacerlo, estando encarcelado, ¿por qué no lo pueden hacer otras personas que no tienen esas limitaciones?

Tienes una responsabilidad. Si reconoces todos los horrores que este sistema causa, tienes una responsabilidad de hacer todo lo posible para contribuir a la revolución.

Los presos pueden dar el ejemplo de que las personas pueden cambiar. Si tú puedes transformarte, ¿quién más? Antes hablé de mis circunstancias y de todas las transformaciones que hice, en mi punto de vista y la manera en que vivo. No era fácil. Requirió una lucha. Había momentos cuando me consideraba la escoria de la tierra, un monstruo irredimible; y había momentos cuando incluso yo lo creía. Pero es posible transformarse. Puedes transformar todo eso al entrar en esto. BA dice: "Nunca restarle la gran importancia a la ideología".

Estuve hablando con otro revolucionario acerca de la idea de estar dispuesto. Muchas personas dicen: “Estoy dispuesto, estoy dispuesto". ¿Estás dispuesto a hacer qué? ¿A qué vas a disponerte? Necesitas estar dispuesto a hacer la revolución. Si, para ti, estar dispuesto es tener valentía, ¿qué requiere más valentía que entrarle en esto y representar la revolución? No bajas las miras. ¡No tengas aspiraciones tan bajas! Levanta las aspiraciones. Levanta las aspiraciones y representa algo más grande. Eso requiere sacrificios. Sí, requiere sacrificios. Pero si estás dispuesto, estás dispuesto a sacrificar.

Revolución: ¿Cuáles eran las mayores cuestiones políticas e ideológicas sobre las cuales llevabas lucha con las personas en la prisión?

X: Lo principal que me decían los presos era que no se puede hacer la revolución. No veían esa posibilidad. "Te matarán. No puedes hacer una revolución en Estados Unidos". No había grandes desacuerdos al presentarles lo que está mal en el mundo y que existe una mejor manera de gobernar la sociedad. Había desacuerdo, pero no tanto como pensarías. Más que nada, lo que decían era: "No puedes hacer eso. Te matarán. No es posible. La gente está hecha un desastre. No le importan esas cosas. Solo le importa hacer dinero y hacer todas estas estupideces. Suena bien, pero nunca funcionará ”.

Yo trataba de decirles que nada sigue siendo lo mismo para siempre. Pues solo al echar un vistazo a la historia, puedes ver eso. Nada sigue siendo lo mismo para siempre. Y en realidad se han dado revoluciones que iban en esa dirección. Pero ellos siempre decían: "Sí, pero en Estados Unidos no. Aquí no. Tal vez verías eso en el tercer mundo, pero en Estados Unidos no”. Yo les decía que existen contradicciones que el sistema no puede resolver. Por ejemplo, necesitan hablar de la paz, pero tienen que continuamente librar guerras. Necesitan hablar de la democracia, pero tienen que continuamente demostrar su verdadera cara en la forma de la represión. Además, no hay garantías de que podrán seguir haciendo eso para siempre, que nunca confrontarían una situación de la cual no podrían salir.

Les decía: "Y cada vez que hay una lucha y las personas están dispuestas a oponer resistencia, en esos momentos tenemos que hacer este tipo de trabajo, tenemos que llevarles la revolución, para que sepan que existe otro camino. Para que pueda surgir algo de ese levantamiento. Y así es también en la sociedad fuera de estas prisiones".

Las personas necesitan saber de dónde viene la fuente de todo eso, y hay que llevar eso a ellas para que lo vean. Como dice BA, la cuestión clave no es lo que las personas piensan en un determinado momento, sino lo que estarán obligadas a confrontar. Y si no haces nada, casi garantizas que irán por un rumbo jodido. Así que tienes que estar ahí con ellas conectándolas con esto. Estas crisis son inevitables en el capitalismo, de una manera u otra, pero lo que resulta de esa crisis depende de ti, de nosotros, de lo que hacemos ahora y en ese momento dado.

Siempre mencionaban la religión y luchábamos en torno a eso. Yo les decía: "Si confías en un hombre invisible y empiezas a preguntarte por qué un hombre invisible haga esto o aquello, nunca vas a entender nada. No vas a saber nada acerca de la verdad. Tienes que ver y conocer el mundo material, y no confiar en cosas que no se ven y luego partir de eso, como especular qué va a querer dios, qué pensaría dios, por qué dios haría esto. No vas a comprender nada de ese modo". Yo hacía referencia al Libro rojo de Mao, que dice: "El idealismo y la metafísica son las cosas más fáciles del mundo porque permiten a la gente que disparate a gusto, sin basarse en la realidad objetiva ni someterse a la prueba de ésta. En cambio, el materialismo y la dialéctica requieren esfuerzos". Yo les decía eso y hacía referencia a BA tantas veces que podía.

También, en el nivel ideológico, los presos tienen que dejar atrás ese egotismo. Existe una mentalidad de "no se pueden meter con nosotros". Pero no es cierto. Existe en la calle, también, pues todos dicen: "A mí me importa un carajo, pues soy muy cabrón" y "Nadie puede meterse aquí para hacer esas cosas de mierda". Pero los perros policías andan por nuestras comunidades como Pedro por su casa, y es lo mismo en la prisión también. Los presos piensan que esos perros carceleros no los joden, pero sí lo hacen. Yo les decía los presos: "Estos perros hacen cualquier cosa que les dé la gana, carajo". Los presos decían: "No, no es así". Y yo: "Sí, lo es". Yo decía: "Vete no más al maldito patio, carajo, tienes que ponerte en cueros, darte la vuelta y abrir las nalgas".

Porque eso es lo que hacen, simplemente para que puedas salir al patio. Es un proceso humillante. Te quedas humillado. Pero los presos se niegan a verlo así. "N’ombre, simplemente es así es, simplemente es así”. El caso es que hicieron que aceptaras esa humillación para mantenerte en tu lugar, para que aceptaras ese papel particular en que tú eres el gobernado y ellos son los de arriba que dominan todo. Y eso es precisamente lo que quieren: que tú cumples sin pensarlo. Si lo pensaras, ¿qué cosa más degradante podría haber? Miras las cosas en el contexto más amplio. ¿Como es posible que no lo veas? Y eso es lo que estos perros guardias están haciendo.

Así que no es cierto que seamos unos cabrones que no permiten que esos perros nos jodan. Fíjate lo que nos hacen. Fíjate cómo nos tratan a diario. Así que tenemos que juntarnos, tenemos que juntarnos y ver la necesidad de luchar contra eso.

Revolución: Y, para decir verdad, es ahí donde descubrimos nuestra fuerza. Es totalmente al contrario de lo que las personas piensan en términos de: "No, no se meten con nosotros, no joden a nosotros". Bueno, sí les joden. Pero en realidad, ¿dénde está su fuerza, no simplemente en el nivel individual, pero colectivamente?

X: Sí, sí, precisamente eso. Lo de ser objetivo, de aprender a reconocer la realidad objetiva, todo eso no se basa en lo que la gente piensa. Tuve esa discusión con una persona sobre esa cuestión en particular. Pues esa persona dijo algo ridículo acerca del registro en que te hacen desnudar. Le dije: "No, lo hacen por esta razón". Y él se enojó y me dijo: "Tal vez para ti, pero no para mí". Respondí "N’ombre. [Se ríe.] Tu opinión no importa. Es una verdad objetiva el hecho de que tienes que desnudarte por completo, tienes que dar una vuelta y abrir las malditas nalgas para esos perros guardias simplemente para salir fuera, y eso lo haces a diario. Cada vez que quieres salir para afuera, tienes que pasar eso".

Y él me dijo: "Es que tú quieres verlo de esa manera". Y yo: "No, eso es lo que ocurre concretamente". Todos tenemos que hacer eso, todos tenemos que aprender a reconocer la verdad objetiva que existe independientemente de lo que una persona piensa o independientemente de cómo tú quieres verlo. A veces se dice: "Depende de cómo quieres verlo". No, [se ríe] tal vez eso te ayuda a soportarlo, pero no te va a ayudar a cambiarlo o desafiarlo. De todos modos eso todavía te va a pasar.

Revolución: Hablamos antes sobre las huelgas de hambre. ¿Puedes hablar más acerca de cómo ves la importancia del llamamiento a poner fin a las hostilidades entre las diferentes nacionalidades en las prisiones?

X: Fue muy importante que se hizo eso. Cuando consideras la historia de toda esa violencia entre estos grupos que ha pasado por décadas, el hecho de que salió ese llamamiento es muy significativo. Cuando has estado en la prisión y ves toda esa mierda, y después ves que dicen: "Bueno, ya es hora de poner fin a todas estas riñas intestinas", pues es algo tan significativo. No sé si las personas captan eso por completo.

Cuando enfrentas al estado, hay que echar todo lo que estorba en la basura. Cuanto más seriamente te metes en la lucha y a superar concretamente todas esas necedades, tendrás que confrontar la necesidad de hacerlo. Todos los presos que comienzan a pensar sobre lo que tenemos que hacer para luchar contra los ultrajes que nos obligan a sufrir, responden: "Pues, sí, pero siempre estamos peleándonos... Pues, sí, si solamente pudiéramos unirnos, pero eso nunca va a pasar. Tal vez cuando dejemos de pelear entre nosotros, pero hasta ese entonces no se puede". Muchos presos nos dicen eso.

Pero cuando los presos actúan concretamente para cambiar eso, pues fíjate, es algo muy significativo. Tal vez las personas pensaban: "Nunca vamos a poder cambiar eso," pero reconocían la necesidad de hacerlo. Y cuando eso cambia, pueden ver la posibilidad. ¿Qué otra cosa podemos hacer? ¿De qué más somos capaces? Cuando todos esos miles de presos se unen, de todas las razas, y estamos unidos en torno a la misma causa, es algo muy significativo. Yo sé que muchos presos pensaban que jamás iban a ver algo como eso en la vida.

Y ahora, los presos tienen que trabajar para mantenerse firmes en eso, porque se trata de un salto tan significativo. Si fracasara, carajo qué tan triste sería. Un fracaso beneficiaría a los intereses de los perros carceleros, los mismos contra quienes están luchando. Beneficiaría sus intereses, les encantaría a los perros carceleros, les encantaría al CDC [Departamento de Correccionales de California]. Así que los presos tienen que mantenerse firmes.

Revolución: En tu opinión, ¿en qué aspectos se necesita profundizar el conocimiento de las personas para lograr que mantengan [esta unidad]... profundizar su conocimiento, pero también profundizar cómo se relacionan las diferentes nacionalidades, para que [esta unidad] se fortalezca y se extienda?

X: Es mucho lo que hay que superar. Ocurren muchas marranadas que no se deben tolerar. No se debería dejar pasar ninguna cosa que debilite la unidad, sin desafiarla. Además, para forjar una seria unidad, hay que eliminar todos esos estorbos que impiden que las personas se interactúen en un sentido más general. Eso pasa demasiado. "No puedes hacer esto con los negros, no puedes jugar a la pelota con los negros". Por ejemplo, no podemos comer después de los negros. Por ejemplo, si una persona negra prepara una comida, no podemos tocarla.

Hay que identificar y examinar todas esas cosas: ¿socava eso la unidad que estamos tratando de crear? Si eres negro, pensarías: "Este tipo ni siquiera quiere comer después de mí", y luego, "Pues, al carajo él". Eso refuerza la división, no ayuda a vencerla. Hay presos que quieren interactuar más con gente de otras razas, pero no pueden hacerlo. Hay que darles rienda suelta para hacer trabajo político entre las diferentes razas. Si unos presos de diferentes nacionalidades quieren juntarse para un grupo de estudio o lo que sea, deberían tener la posibilidad de hacerlo. Estamos tratando de entender las cosas sobre una base más sólida; y ser revolucionario no es una cosa de negros, no es una cosa de mexicanos, es una cosa internacionalista.

Por ejemplo, tenemos tantos presos que están atraídos a las ideas más radicales, pero se encuentran muy limitados. No los limitan los perros carceleros —y aquí ésta la ironía, aquí ésta la contradicción— no son los carceleros, son los propios presos que no permiten que se haga todo el trabajo político que es posible hacer entre los presos. Beneficiaría al movimiento de los presos en general si se promoviera el trabajo político que cruza las barreras de raza y nacionalidad. Si una persona adopta el cristianismo, si cree en un hombre invisible mitológico, carajo, está exento de las reglas de la prisión. Pero no te darán una exención de las reglas si te conectas con la revolución. ¿Bueno, de qué carajo estás hablando? Eso es algo que hay que superar, algo que beneficiaría al movimiento de los presos en general, junto con todo lo que trataban de lograr con esas huelgas de hambre.

Revolución: También está la cuestión de aprender de las culturas del otro. Los latinos piensan que los negros son ruidosos y huelen mal y... pues, cosas por el estilo. Y los negros piensan que los latinos vinieron acá y les quitaron sus trabajos, o las otras cosas que dicen. Existen tantas ideas racistas entre sí mismos, todas esas divisiones entre las personas. Se basa en mucha ignorancia.

X: Sí, todas esas divisiones las promueve el sistema, pero las personas no ven eso espontáneamente. Tenemos que luchar en torno a eso. Por eso es importante permitir esta interacción, para que las personas aprendan las unas de las otras. Pero también hay que leer la historia y hay que estudiar la teoría comunista para ver de dónde viene todo eso: ¿dónde está la fuente, qué papel estás jugando al reforzar eso, al promover esos puntos de vista racistas? ¿A quién estás ayudando? Pues desde luego no estás ayudando a ti mismo.

Les diría a la gente: "Has adoptado esos puntos de vista, pero ¿de quiénes son?"

Yo escuchaba opiniones racistas de toda clase. Me acuerdo de un tipo negro que hablaba sobre cuando llegaron los mexicanos: "Todos estos lugares pertenecían antes a negros, ahora son todos mexicanos y ves a taquerías por dondequiera, carajo". Y luego los mexicanos hablaban sobre los negros y decían las mismas porquerías que generalmente se escucha de los blancos. ¿Qué ideología es ésa? Estás adoptando la supremacía blanca. Con todas esas opiniones racistas que estás adoptando, estás adoptando la supremacía blanca. Algunos decían: "Pues odio a los blancos también". Así que les preguntaba: "¿Qué críticas tienes de los blancos?" Pero las críticas no eran tan desarrolladas. Tendrían todas esas opiniones racistas desarrolladas acerca de las demás razas, pero no sobre los blancos. Porque estaban adoptando ciertas opiniones que no salieron de la nada. Las sacaron de alguna parte: de la supremacía blanca.

Les decía a las personas que, al hablar de su propia cultura, decían: "Sí, pero hacemos esta cosa jodida y esta otra, y no podemos hacer esta cosa buena ni la otra". Yo les preguntaba: “¿Quién puede?" Y decían: "Los blancos, pues, ellos hacen esto y aquello". Yo les respondía: "No te das cuenta, pero eso es supremacía blanca". Ellos decían: "N’ombre". Yo: "Sí, es supremacía blanca." Ellos: "No, no lo es". Y yo: "Hombre, si crees que la raza blanca es superior, [se ríe] pues eso es supremacía blanca".

Las cosas son así debido a un sistema. Se debe a cómo la historia se ha desarrollado, no porque tú seas inferior biológicamente. Muchas personas necesitan superar ese complejo de inferioridad. Han adoptado ese papel del inferior que se les asignó: "Ésta es simplemente la condición en que nos encontramos”. Dicen: "Los blancos son inteligentes, hacen esto y aquello. Por eso tienen todas esas cosas". No. Existe un sistema y esclavizan a las personas, por eso ellos tienen esas cosas. Algunos blancos, no todos, tienen esas cosas. [Se ríe]

Y es ahí donde se complica, porque algunos negros son más ricos que algunos blancos. Algunos mexicanos son más ricos que algunos blancos. Pero ellos son parte de una clase. Tenemos el caso de ese mexicano que es más rico que Bill Gates — Carlos Slim. Él ha monopolizado las comunicaciones en México. Y hay personas en la prisión que piensan que eso está muy bien. Piensan que NOSOTROS los mexicanos estamos haciendo bien porque tenemos ese tipo que es más rico que Bill Gates, pero eso no es motivo para sentir orgullo. ¿De qué carajo estás hablando? La gente todavía vive en la miseria. Fíjate en toda la pobreza. El simple hecho de que algunos se enriquecen mientras los demás siguen siendo pobres no es un logro positivo. Las personas dicen: "Pues sí, estamos progresando y estamos en un mejor lugar, o cosas por el estilo". Es como la cuestión de que tenemos un presidente negro, pero ¿cuáles son las condiciones de los negros? Todavía tenemos la encarcelación en masa. Tienes un presidente negro, pero eso refuerza la idea de que cualquier persona puede llegar a lo más alto, cuando no es cierto. Refuerza la idea falsa de que el racismo no existe, que debido a que tenemos un presidente negro ya no hay racismo. Ésa es una maldita mentira.

Revolución: ¿Qué dirías a las personas, tanto a los encarcelados como a las personas ampliamente, acerca de por qué deberían entrarle en Lo BAsico, el manual para la revolución?

X: Bueno, yo les diría que deberían entrarle a BA en general. Pero ese libro Lo BAsico por sí solo contiene décadas, décadas de trabajo de aplicar el enfoque científico. Hay muchísimo ahí. Lo puedes utilizar en serio como un arma ideológica para superar todos los obstáculos que tenemos que superar. Muchas cosas que las personas confrontan, puedes encontrar una referencia en Lo BAsico, para que puedas forcejear y luchar con esas personas e identificar el problema. Cosas como el nacionalismo y cualquier situación en que se bajan las aspiraciones. Ese libro responde a fondo a muchas cuestiones básicas.

Puedes encontrar respuestas en otras obras de BA, pero tal vez no vas a encontrar otra cosa en esa obra. Pero en este libro de por sí vas a encontrar muchas cosas de todas esas diferentes obras. Por ejemplo, cuando el joven dice: "Estoy de acuerdo con todo... Si yo invento algo, quiero recibir más por ello". No es posible andar con una biblioteca entera de las obras de BA, pero puedes andar con Lo BAsico y usar éste. Como dice el libro: "No se puede cambiar el mundo sin conocer lo BAsico". Deberías entrarle a todas sus obras, pero este es un lugar muy bueno para comenzar. Te da muchísimos primeros fundamentos cuando lees este libro y forcejeas con lo que dice.

Revolución: ¿Qué dirías a los jóvenes que tienen toda esa furia, como dijiste al comienzo, y toda esa experiencia en la vida de que les joden continuamente y los denigran y les dicen de mil maneras que no valen ni un carajo, que tienen toda esa furia y todo ese deseo de rebelarse pero lo hacen según los términos de este sistema... qué les dirías en términos de a qué deberían dedicarse la vida?

X: Les diría que tienen que dedicar la vida a la revolución... tienen que conectarse con la revolución, porque tu vida o va a representar algo o va a representar nada. En este sistema, tu vida no va a representar ni carajo. Vas a andar caminando con una diana en la espalda, y con la prisión como la opción más probable, por no hacer nada. Pero puedes hacer que tu vida sea dedicada a cambiar todo eso, en lugar de dedicarla a agarrar más que tenga el ajeno. De veras, una persona me dijo una vez que él quería ser el mejor pez que escarba para comer en el fondo del mar: "Estoy en el fondo de la sociedad, pero por lo menos tengo más que las demás personas aquí". ¿Por qué carajo quieres tener aspiraciones tan bajas? ¿Por qué carajo haces el juego de ellos? No dejas que el sistema te manipula. No se maten entre sí por cosas que no tienen sentido. Conéctate con la revolución, sé parte de los emancipadores de la humanidad. Responde al llamado en Lo BAsico 3:162. No es fácil, hay sacrificios que hacer, pero tu vida podría representar muchísimo más que esas cosas mezquinas que piensas que te hacen parecer peligroso o muy cabrón, pero no te llevan a nada bueno y mientras tanto solo estás metido en el juego de los de arriba.

Si se invitara a esos jóvenes y éstos empezaran a participar en la revolución, sería una cosa muy, pero muy tremenda. Sería una pesadilla para los que gobiernan este sistema si esos jóvenes alzaran las aspiraciones más allá de esa competencia de perro-come-perro al nivel micro. Ahora están manipulando a esos jóvenes. Tienen todas esas malditas prisiones donde no hacen más que almacenarlos. Simplemente siguen echándolos ahí y esos malditos imperialistas están contentos con esa situación. "Está bien. Ya lidiamos con eso. Estamos lidiando con la situación". Básicamente piensan que pueden sacar a esos jóvenes fuera de la ecuación. "A cualquiera que quiera oponer resistencia, lo vamos a encerrar. Los tenemos encerrados".

Pero si los jóvenes dedicaran la vida a la revolución, eso sería una pesadilla para los que gobiernan este sistema y sería tan significativo para la gente en todo el mundo. Esos jóvenes no reconocen eso, no reconocen su potencial y lo que podrían hacer si se unieran para ser parte de esto.

Tenemos que decirles a los jóvenes que están metidos en todas esas necedades, "Disponte a hacer algo. Si quieres estar dispuesto, disponte a algo. No hagas lo que ellos quieren que hagas. No te arriesgues la vida por estupideces. Si estás dispuesto a pelearse entre sí, deberías luchar por algo que en realidad valga la pena. Obviamente no estás contento con las cosas como son; si no, estarías siguiendo las reglas. Si en realidad quieres ser rebelde, sé un rebelde verdadero, rebélate contra este sistema que te tiene en esta situación, que te puso en esta situación en primer lugar. No te rebelas de una manera que mantenga intacto a este sistema y que perpetúe lo que este sistema le hace a la gente por todo el mundo”.

 

1. Validar es catalogar a una persona como pandillero y colocarla en aislamiento solitario en la SHU (Unidad de Vivienda de Seguridad). [regresa]

2. Un llamado a quienes el sistema ha desechado

Aquí hablo no solo a los presos sino a todos aquellos que viven su vida al filo de la desesperación, ya sea que hallen trabajo o no; a los que no tienen trabajo ni techo; a los que el sistema y sus capataces tratan ni más ni menos que basura humana.

Eleven la vista por encima de la humillación y la locura, la mugre y la desmoralización, por encima de la batalla individual por sobrevivir y “ser alguien” según la definición de los imperialistas — de los criminales más espantosos, más monstruosos de lo que jamás haya inventado la mitología o haya encerrado ninguna cárcel. Sean parte de los salvadores de la humanidad: los sepultureros de este sistema y los portadores de la futura sociedad comunista.

No digo esto por hablar ni por querer dármelas de poeta: para conquistar todo esto hay grandes tareas que cumplir, grandes luchas que realizar y grandes sacrificios que hacer. Pero hay un mundo que salvar —y que ganar— y en ese proceso, aquellos que este sistema ha dicho que no valen nada, pueden importar muchísimo. Representan una gran fuerza de reserva que se debe convertir en una fuerza activa para la revolución proletaria. [regresa]

 

Publicamos la entrevista en tres partes. Vea también Primera parte: Rompiendo con la vida de pandillero Entrándole en la revolución REAL y Segunda parte: La ciencia, la teoría revolucionaria y entrándole a Bob Avakian .

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/discurso-de-obama-en-la-cumbre-climatica-de-la-onu-otra-demostracion-de-por-que-este-sistema-no-es-capaz-de-salvar-el-planeta-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Discurso de Obama en la cumbre climática de la ONU: Otra demostración de por qué este sistema no es capaz de salvar el planeta

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El presidente Obama habló en la cumbre climática de la ONU en Nueva York el 23 de septiembre. La crisis climática se está acelerando y amenaza con salirse de control. Estados Unidos es el mayor contribuyente al cambio climático, con mucho, históricamente, así que ¿qué hizo Obama? Trató de engañar a la gente haciéndole creer que ¡Estados Unidos ya es el líder mundial en la lucha contra el cambio climático y presionar a China para que tome más medidas! El discurso de Obama es una demostración más de por qué este sistema no es capaz de salvar el planeta y por qué Obama es parte del problema, y no de la solución.

Obama hizo referencia a la Marcha Climática de los Pueblos para dar respaldo a sus mezquinas medidas sobre el clima y sobre todo sus nuevas propuestas normas de la EPA (Agencia de Protección Ambiental) para reducir las emisiones de carbono. Afirmó que estas normas muestran la seriedad de Estados Unidos al liderar al mundo. Como dijimos en el artículo "Las normas de Obama sobre la contaminación... rumbo a la destrucción de la Tierra”:

"Pero la verdad es 1) lo que estas normas se proponen llevar a cabo es insignificante en comparación con la actual crisis ambiental que enfrenta la humanidad; 2) es casi seguro que hasta estas normas serán objeto de recursos en los tribunales y en el Congreso y en el ámbito estatal y poderosas fuerzas de la clase dominante se oponen a dicha normativa; y 3) la medida de Obama es parte de continuar con todo un programa de energía que está destruyendo la Tierra, y no se aleja del mismo”.

Además, bajo Obama, Estados Unidos ha ampliado enormemente la explotación de petróleo y gas, de manera que ahora es un líder mundial en la extracción de combustibles fósiles. Contar con Estados Unidos para liderar sobre el cambio climático es como esperar que los nazis hubieran liderado en la protección de los derechos de los judíos. (Ver “¿‘Estados Unidos tiene que tomar la delantera’ en resolver la crisis climática? Discúlpanos, pero ¿¡en qué planeta vives!?”)

Mientras Obama hablaba sobre las grandes cosas que Estados Unidos está haciendo y su intención de hacer más en materia de cambio climático, nuevos estudios en las revistas científicas Nature Geoscience y Nature Climate Change mostraron que el año pasado, más contaminación de carbono se vertió en el aire que nunca. Los estudios demuestran que los contaminadores de carbono líder del mundo —es decir, China, Estados Unidos y la India— dieron saltos en las emisiones de carbono, y ningún otro país siquiera está cerca de esos aumentos.

Después de tratar de dar la apariencia de salvador climático, Obama regresó a la ONU al día siguiente para presionar por su bombardeo imperialista brutal e injusto a Siria.

El discurso de Obama sobre el clima en la ONU demuestra una vez más que Estados Unidos y otras potencias imperialistas sólo pueden actuar sobre los peligros del cambio climático dentro de la economía y política de su sistema, y que estas conversaciones sobre el clima son solamente otra forma para promover sus intereses imperialistas, lo que incluye impulsar su rivalidad entre grandes potencias frente a los competidores. Nada de esto tiene nada que ver con salvar el planeta. En cambio, se trata de salvar y promover los intereses del sistema que está destruyendo el planeta.

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/cientos-de-miles-de-personas-se-suman-a-la-marcha-climatica-de-los-pueblos-en-la-ciudad-de-nueva-york-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Cientos de miles de personas se suman a la Marcha Climática de los Pueblos en la Ciudad de Nueva York

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

 

View shown of whole people's climate march from above

Foto: AP

En respuesta a la crisis climática, de 300.000 a 400.000 personas se tomaron las calles el 21 de septiembre en la Ciudad de Nueva York dos días antes de la Cumbre sobre el Cambio Climático de la ONU de los líderes mundiales. La Marcha Climática de los Pueblos es la marcha más grande de su tipo en la historia y representa un potencial punto de viraje. El lema de la marcha de "cambiarlo todo" significaba diferentes cosas para diferentes personas. Hubo muchos puntos de vista en contienda en la marcha sobre la causa y la solución a la crisis, pero la marcha mostró un profundo sentimiento entre millones de personas de que las acciones de los de arriba del mundo no están a la altura de lo que se necesita y que si el planeta se va a salvar, le toca al pueblo. Después de la marcha, hay un momento para aprovechar, un reto para los revolucionarios a trabajar sistemáticamente con las personas para conectarse con la lucha para salvar el planeta junto con la construcción de un movimiento para lo que constituye la única posibilidad de salvar al planeta, una revolución.

kids with climate change affects us most banner from slide show

Foto: AP

Encabezaron la marcha unos jóvenes que representaban los pueblos indígenas y las personas del sur global, o sea, los que menos han contribuido al cambio climático, pero los que más sufren. Los más pobres del planeta sufrirán indescriptiblemente más si las cosas siguen como están, por la sequía, inundaciones, aumento del nivel del mar, la falta de alimentos, el desplazamiento en masa de poblaciones enteras y el aumento de los conflictos. Una cantidad récord de jóvenes y estudiantes hicieron acto de presencia para la marcha. Los estudiantes acudieron de cientos de diferentes escuelas y según un estimado, 50.000 estudiantes participaron en la marcha.

picture of Revcom contingent

Foto: Especial para revcom.us

El Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos organizó el contingente "El capitalismo está destruyendo el planeta, necesitamos la revolución, y nada menos” (derecha), que tuvo un buen impacto con una gran pancarta y llamativos coros sobre la fuente y la solución revolucionaria a la emergencia. Únicamente el derrocamiento del capitalismo y de ahí, la transformación más radical y profunda del sistema económico y social del capitalismo y sus valores puede capacitar a la humanidad para hacer frente a la crisis climática. Se explica cómo sería esa transformación y cómo funcionaría un poder estatal radicalmente diferente y nuevo en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto), del PCR, Estados Unidos. Únicamente con una economía socialista sustentable y una sociedad liberadora, sería posible movilizar el conocimiento y el potencial creativo del pueblo y destinar los necesarios recursos a lidiar en concreto y resolver esta crisis climática, al grado y con la urgencia requeridos.

Bangladesh flooded during monsoon season.

Bangla Desh inundado durante la temporada de monzones. Foto: AP

El cambio climático ya está causando tormentas más extremas y la elevación del nivel del mar. Los científicos dicen que la crisis climática se está acelerando hacia una catástrofe que azotará peor a las personas más pobres del planeta. El cambio climático lo causa la acumulación en la atmósfera de la Tierra de los gases de efecto invernadero por la quema de combustibles fósiles, la deforestación y otras prácticas impulsadas por el sistema capitalista.

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/protesta-sur-centro-los-angeles-si-usted-esta-harto-de-los-policias-asesinos-fuera-de-sus-casas-a-las-calles-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Protesta, Sur Centro Los Ángeles: "Si usted está harto de los policías asesinos — ¡fuera de sus casas, a las calles!"

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

De un lector:

El 20 de septiembre, la gente de nuevo se tomó las calles en el barrio donde Ezell Ford y Omar Abrego fueron asesinados por agentes de la División Newton del Departamento de Policía de Los Ángeles en agosto. Cerca de 50 personas marcharon por kilómetros por Sur Centro y exigían justicia y llamaban a otros a salir a las calles (incluyendo de forma explícita, con el coro: "Si estás harto de los policías asesinos — ¡fuera de sus casas, a las calles!").

South Central LA March on September 20 against police murder

Sur Centro Los Ángeles: el 20 de septiembre, las personas se tomaron las calles en protesta por los asesinatos policiales de Ezell Ford y Omar Abrego en agosto. Foto: Especial para revcom.us.

En frente de la División de Newton, la gente alzaba la voz, coreaban y lloraban de amargura y furia, delante de una fila de cerdos policías quienes sonreían y se reían por el horrible sufrimiento que las personas les lanzaban en las narices. Tkeyah Boyd, cuyo novio Tyler Damon Woods fue asesinado por la policía de Long Beach en 2013 a la edad de 19, le gritó y exigió a la policía: “Tengo un hijo de dos años de edad, ¿qué se supone que debo hacer? ¡Díganme lo que debo hacer!” Un joven furioso contó cómo la policía mató a su primo que era ciego y tenía un hermano gemelo, y cómo esos gemelos se apoyaban el uno en el otro y se ayudaban mutuamente. Las personas exigieron la detención y encarcelamiento de los policías que mataron a Ezell y Omar, y un alto a los asesinatos cometidos por la policía.

Se presentó al frente un joven que había sido arrestado por sonar un silbato contra la policía. Ceebo Tha Rapper, que ha estado en la mira de la policía por su video "Al carajo la policía" en honor a Ezell Ford, explicó que los silbatos son una forma con la que la gente se está protegiendo a sí misma de la policía y denunció a la policía por hostigar a este joven, y desafió a los policías a que lo arrestaran ahora por sonar un silbato, mientras decenas de personas sonaban sus silbatos tan fuertemente como pudieran. En la marcha de regreso por Sur Centro, la gente sonaba los silbatos por todo el camino, al coro de "¡Yo hermano / hermana, te vamos a proteger, sonamos el silbato cuando los cerdos policías ataquen!"

Cuando la marcha llegó al punto de partida en la 65 y Broadway, la gente se paró en la intersección e inmediatamente los cerdos policías decidieron que ya era hora de hacer que la gente volviera en su lugar. Cuando la gente no abandonaba la intersección, se presentaron un montón de coches de policía y decenas de cerdos policías llenaron las calles, vestidos de equipo antimotín, armados con gases lacrimógenos y pistolas de balas de goma, y corrían en formación para bloquear las calles y empujar a la gente hacia atrás. La gente retrocedía de la calle principal y hacia el barrio, pero no se salió de la calle y algunas personas comenzaron a salir de sus casas y participar. La gente sonaba los silbatos y se negaba a dar marcha atrás. Por fin la policía se retiró, y en ese momento, una mujer comenzó un corear con alegría: "¡Lárguense!"

En la marcha del 20 de septiembre contra los asesinatos policiales de Ezell Ford y Omar Abrego, se lanzó el llamado a unirse al Mes de Resistencia en octubre. Foto: Especial para revcom.us.

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/el-criminal-de-guerra-numero-uno-del-mundo-declara-que-esta-listo-para-dirigir-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

¡El criminal de guerra #1 del mundo declara que está listo para dirigir!

Larry Everest | 29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

The Stink Tank by Mr. Fish

El hedor del tanque, de Mr. Fish

El 24 de septiembre, el presidente estadounidense Barack Obama se paró ante el mundo y declaró que estaba listo para dirigir. Ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, Obama denunció el "cáncer del extremismo violento" en el Medio Oriente, y "la agresión rusa", y exigió que otros países frenaran su contaminación. "En esta encrucijada, les puedo prometer que los Estados Unidos de América no se distraiga o se disuada de lo que debe hacerse".

¿Agresión? ¿Extremismo violento? ¿Devastación ambiental? ¡Estados Unidos ya es el líder de todo eso y mucho más! Obama bien podía haber estado empapado de la sangre de civiles mutilados y el hedor de las explosiones de los misiles y bombas soltados sobre Siria justo el día antes de que hablara.

Estados Unidos ha sido el poder dominante en el mundo durante los últimos 70 años, la más amenazante época y trayectoria de la humanidad en la historia registrada.

Estados Unidos de América engendró, y ¡usó!, armas nucleares. Tendió los tentáculos de explotación del capitalismo-imperialismo en toda la Tierra, esclavizando a miles de millones de personas, azuzando nuevas rivalidades, devastando el planeta. Ha contribuido más que ningún otro país a la crisis climática global. Ha estrangulado al Medio Oriente mediante las tiranías religiosas, la limpieza étnica de Palestina por Israel y más de 30 años de agresiones económicas, políticas y militares constantes en Irak.

No hay fuerza demasiado reaccionaria, atrasada o depravada con la que Estados Unidos se alíe cuando eso beneficie sus intereses. En la década de 1980, armó y financió a Osama bin Laden y otros yihadistas reaccionarios en Afganistán. Desde la década de 1940 ha apoyado hasta el cogote a los monarcas fundamentalistas de Arabia Saudita, que de rutina realizan ejecuciones públicas, inclusive decapitaciones. Ahora Estados Unidos está contemplando hacer tratos con los mulás ensangrentados gobernantes de Irán. Declara que cualquier colección de gángsteres haya articulado como representantes del "mundo libre".

En su propio territorio, Estados Unidos ha desatado un genocidio lento (un "Nuevo Jim Crow") contra los negros y otros pueblos oprimidos. Preside crueles salvajes ataques a las mujeres y sus derechos básicos. Y mientras que una epidemia de asesinatos policiales hace estragos, Obama tuvo el descaro de hablar de Ferguson y luego decirle al mundo que Estados Unidos era un modelo, ya que "ha trabajado de manera constante para hacer frente a nuestros problemas y hacer que nuestra unión sea más perfecta".

En este momento el imperio global estadounidense, lo que Obama llama "el sistema internacional", se enfrenta a una serie de desafíos sin precedentes de parte de diversas fuerzas, con los cuales le está costando trabajo lidiar. Por eso, Obama denunció la agresión rusa en Ucrania, en China por no cumplir con las "reglas del camino" dictadas por Estados Unidos en la región de Asia y el Pacífico y declaró una guerra sin fin contra el EI y el fanatismo religioso.

El imperialismo estadounidense no ha traído nada salvo sufrimiento y muerte al mundo. Ahora el último llamado de Obama a hacer "lo que debe hacerse" tiene que ver con mantener al mundo tal como es, con todos sus horrores y en una trayectoria hacia la catástrofe ambiental. Él y el sistema que él representa no son dignos para dirigir nada. Ya se les acabó el tiempo. Ya es hora de trabajar por la revolución.

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/estados-unidos-a-quien-llaman-barbaros-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Estados Unidos: ¿A quién llaman bárbaros?

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Un tema constante en los medios informativos de Estados Unidos y otros órganos de propaganda es que la gente en el Medio Oriente son fanáticos religiosos no civilizados o bárbaros sedientos de sangre, y que sean cual fueren las boberías que cometa Estados Unidos, está haciendo todo lo posible para ayudarles.

En "Iraq: The Outlaw State” [Irak: El Estado fuera de la ley], Max Rodenbeck escribe: "La violencia constante y temible ha contribuido enormemente a los líos de Irak".

Presenta las decapitaciones por el EI (o EIIS, EIIL o Da’ash, el reaccionario grupo yihadista Estado Islámico de Irak y Siria) de esta manera:

En resumen, el país que es ahora Irak, si bien por desgracia no sea así, tal vez, por mucho más tiempo en su actual forma, no es ajeno a lo morboso y lo macabro. Los mongoles, como es sabido, construyeron pirámides con cráneos cuando saquearon y arrasaron a Bagdad en 1258 y de nuevo en 1401. En Irak en la década de 1920 Gran Bretaña introdujo métodos nuevos, más baratos de mantener bajo control a los rebeldes locales, como las armas químicas y los bombardeos aéreos "de terror". La República del Miedo de tres décadas de duración de Saddam Hussein, con su gaseamiento a los kurdos, torturas grotescas y masacres en masa de disidentes, hizo que los posteriores carceleros estadounidenses en Abu Ghraib se parecieran a “unos aficionados totales y absolutos”. [http://www.nybooks.com/articles/archives/2014/sep/25/iraq.outlaw-state]

¿Qué es lo que se deja FUERA de esta lista, únicamente en lo que respecta a Irak? Únicamente la muerte de más de 700.000 personas de ambos bandos en la guerra de 1980-1988 entre Irán e Irak avivada por Estados Unidos. Únicamente los 500.000 niños muertos entre 1990 y 2003 como resultado de las sanciones de Estados Unidos y de la ONU en Irak. Únicamente los 600.000 a 1 millón de personas que han muerto y los 4.5 millones de personas expulsadas de sus hogares como consecuencia de la guerra y la ocupación de 2003-2011 de Estados Unidos, que instauró a los fundamentalistas chiítas reaccionarios y directamente azuzó al fundamentalismo religioso y la limpieza étnica sectaria. En otras palabras, lo que se ha dejado fuera es la verdadera historia de los crímenes de Estados Unidos: los crímenes que hacen que los demás invasores, conquistadores y tiranos se parezcan a "aficionados totales y absolutos".

Estas omisiones y descaradas mentiras están entrenando a la gente a la forma de pensar acerca de las guerras interminables que Estados Unidos está librando en el Medio Oriente: ¡de que son necesarias y por el bien, que los enemigos de Estados Unidos son el mal y que más vale que la gente apoye los crímenes imperialistas más brutales en la región!

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/awtwns-los-objetivos-tras-la-nueva-guerra-estadounidense-en-el-medio-oriente-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar

Los objetivos tras la nueva guerra estadounidense en el Medio Oriente

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

15 de septiembre de 2014. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. El presidente George W. Bush aprovechó el ataque al World Trade Center [las torres gemelas] el 11 de septiembre de 2001 como una oportunidad de demostrar la invencibilidad militar de su país. En vísperas de la invasión a Irak en 2003, dio una entusiasta bienvenida a las perspectivas de guerra, gruñendo “¡hagámosle!”, incapaz de prever que tras nueve años de ocupación Estados Unidos no lograría sus metas, el fortalecimiento de su control sobre el Medio Oriente.

La atmósfera fue diferente el 11 de septiembre de este año cuando Barack Obama anunció una nueva guerra liderada por Estados Unidos en Irak. Esta vez fueron los islamistas los que gruñeron “¡hagámosle!” con las decapitaciones que indican la determinación del Estado Islámico (también llamado EIIS, EIIL o Da’ash) de levantar su bandera negra en directa oposición a las barras y estrellas estadounidenses y su principal socio menor la bandera británica.

Esta vez no estaba la cuestión de guerra de relámpago del tipo “conmoción y temor” que Bush prometió llevaría a una victoria fácil y rápida. A cambio, la misma administración de Obama parece en conmoción, obligada a mostrar y desplegar su poderío militar en lo que se reconoce como un salto a lo desconocido donde no hay buenas opciones.

Sin embargo, incluso entendiendo, a cierto nivel, los riesgos involucrados esta vez, y admitiendo inicialmente que Estados Unidos no tenía una estrategia real, de todas formas Obama lanzó esta nueva guerra. Había pocas opciones: comparado con los ataques de Al Qaeda a lo que Obama, al igual que Bush, llama “la patria”, hoy el ejército del EI es un desafío mucho más grande a la actual configuración del Medio Oriente y al tipo de reconfiguración de esa región que satisfarían los intereses del imperio estadounidense.

A juzgar por el discurso de Obama, el plan es empezar primero bombardeándolos y baleándolos y luego ver qué se puede hacer. Su nueva “estrategia” de cuatro partes, elaborada a las carreras, es más un deseo que un plan.

Obama dijo que el objetivo de Estados Unidos es “degradar y en últimas destruir a EIIL”. Su jefe del estado mayor lo planteó algo diferente: “Éxito es un EIIL que no amenace más a nuestros amigos en la región, que no amenace más a Estados Unidos, un EIIL que no pueda acumular seguidores o amenazar a los musulmanes en Siria, Irak u otras partes”.

Otros observadores han señalado que debilitar o incluso destruir un ejército enemigo no se considera por lo general como una definición de los objetivos políticos de una guerra, que abarcan no solo lo que hay que derrotar sino lo que esta derrota se supone que logra. En este caso, el énfasis parece estar más en “degradar” —contener y debilitar— al EI que eliminar al fundamentalismo islámico y mucho menos definir cómo Estados Unidos y sus aliados esperan lidiar con las condiciones económicas, sociales y políticas que explican el extraordinario auge del EI y del islam yihadista en general.

Obama anunció “un esfuerzo continuo e implacable para eliminarlos [al EI] donde sea que estén, usando nuestra fuerza aérea y nuestro respaldo a fuerzas colaboradoras en tierra”, agregando que “esta estrategia de eliminar a los terroristas que nos amenazan, a la vez que simultáneamente se respalda a nuestros socios en las líneas de frente, es la que hemos seguido exitosamente en Yemen y Somalia por años”.

“Por años” podría ser una predicción realista de la duración de la nueva guerra de Obama, pero lo único que esta “estrategia” ha podido hacer en Yemen y Somalia es mantener triunfantes a los islamistas, hasta ahora, y ni siquiera ha “degradado” sus fuerzas de forma concluyente. Lejos de haber sido “contenido”, el fundamentalismo islámico ha crecido y se ha expandido exponencialmente.

Estados Unidos parece estar obligado a aceptar los riesgos porque el EI se ha convertido en la amenaza más concentrada y agresiva a su dominación del Medio Oriente y más allá. Pero lo que define los objetivos fundamentales de guerra de Washington es el perpetuar esa dominación, y no el mismo EI o el desastre que representa para los pueblos de la región. Cuestiones como la forma en que Estados Unidos pretende salir triunfante, o si es o no siquiera posible, no deben distraernos de la cuestión más fundamental: lo que Estados Unidos necesita lograr mientras trata de lidiar con las contradicciones y complejidades que lo hacen renuente a entrar en un conflicto frontal con el EI en primer lugar. Después de todo, si el fundamentalismo islámico en sí mismo fuera la preocupación principal de Estados Unidos, y no la dominación de la región, no hubiera tumbado a Saddam Hussein ni tuviera como blanco a Bashar al-Assad.

Cualquiera que sea la convergencia de intereses que pueda haber ahora entre Estados Unidos y los regímenes sirio e iraní, no han desaparecido los factores que llevaron a Estados Unidos a conspirar contra estos y amenazarlos. Probablemente Washington continuará buscando alcanzar sus metas, como crear divisiones y realineamientos favorables en las clases dominantes de estos países, bajo las cambiantes condiciones y en vista de sus intereses generales en la región.

El “elefante en la sala” es Israel, un activo estadounidense que es más indispensable que nunca y que sin embargo representa una contradicción para Estados Unidos en medio de su búsqueda de aliados en Medio Oriente para la Gaza-ficación de Irak y el reemplazo de los cilindros-bomba de Assad contra las comunidades sunitas por drones [aviones no tripulados] y bombarderos estadounidenses. El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, le ordenó al régimen egipcio llegar a Al Azar, la más alta institución religiosa sunita del mundo, para que bendiga la coalición con el protector de Israel, pero no hay garantía de que eso no desacredite a las autoridades del viejo orden y los regímenes que necesitan esas credenciales religiosas y no ayude a los yihadistas a impulsar un nuevo orden político y religioso. Estados Unidos puede considerar que tiene que aceptar el riesgo de mayor inestabilidad y tratar de jalar como sea a Egipto, Jordania, Líbano, Argelia y las monarquías del Golfo a esta coalición, no solo por su desesperada necesidad a corto plazo de golpear al EI sino también porque el islamismo yihadí que el EI representa es ya un inmenso peligro para todos estos Estados dependientes de Estados Unidos.

La nueva guerra de Obama equivale a confesar que el estatus quo no es una opción. En este sentido, su gobierno no está tan lejos de la concepción de la administración Bush de la necesidad de “secar el pantano que produce mosquitos” (los yihadistas), un proyecto para la reconfiguración del Medio Oriente que Bush trató de lanzar con la invasión de Irak de 2003, con desastrosas consecuencias, incluyendo el auge del EI.

Los planes y metas anunciados públicamente de Estados Unidos y sus aliados (las ex potencias coloniales y aún aspirantes a serlo, Francia y el Reino Unido) seguramente no representan la totalidad de su pensamiento y objetivos. Pero son suficientes para dar un vistazo de los horrores que tienen guardados para el pueblo de Irak, Siria y quizás más ampliamente.

Pretenden empezar con una campaña aérea acelerada — Estados Unidos ya ha lanzado más de 150 ataques con drones y de otro tipo, y Francia tiene sus aviones de combate Rafale en los cielos iraquíes en busca de blancos. Ya que el EI se ha atrincherado en ciudades medianas y grandes como Raqqa en Siria, y Tikrit, Haditha, Faluya y Mosul (con una población de casi 2 millones) en Irak, esto hace aún más probable que muchos civiles sean asesinados.

El segundo componente de su estrategia es apuntalar a los peshmerga del Gobierno Regional Kurdo, que abandonaron a los yazidíes, turcomanos y asirios al EI, y a cambio se concentraron en quitarle Kirkuk, la provincia rica en petróleo, al gobierno central. Pero incluso proteger a los kurdos no es uno de los objetivos de guerra de Estados Unidos. En general Estados Unidos y sus aliados no les están dando armamento pesado, lo que molestaría a Turquía, y acabarían como carne de cañón en el juego más grande en Irak y la región. Proteger a las minorías étnicas y religiosas siempre ha sido un pretexto totalmente falso para la intervención colonial y neocolonial.

El “socio” de Obama en Bagdad, el tercer componente, es Haider al Abadi, el nuevo primer ministro puesto por Estados Unidos que reemplazó al anterior primer ministro, Nouri al-Maliki, también puesto (y luego descartado) por Estados Unidos. Abadi declaró que sus fuerzas armadas ya no van a “bombardear indiscriminadamente” como lo han estado haciendo en Faluya, donde se dice que las masacres de Bagdad han llevado a muchos habitantes a aceptar al EI. Esta parece ser una confesión de lo que ha estado sucediendo hasta ahora. Pero incluso después de esto, el principal hospital de Faluya ha sido bombardeado de nuevo, con más bajas civiles.

Abadi, al igual que Maliki, es producto del partido fundamentalista chiíta Dawa (históricamente pro-Irán), y las milicias chiítas son sus únicas tropas confiables. Obama ha empezado enviando equipos de 12 soldados de Estados Unidos a dirigir al ejército iraquí (inclusive el New York Times los llama “asesores” entre comillas, evocando a los “asesores” estadounidenses en Vietnam).

Estados Unidos se ha hecho el de la vista gorda ante la limpieza étnica que expulsó a muchos sunitas de Bagdad cuando la ciudad estaba bajo su ocupación, y la ofensiva que se avecina probablemente verá más limpiezas étnicas en una escala más grande, como ya ha sido el caso durante las últimas semanas. Esto también, emana de los verdaderos objetivos de guerra de Estados Unidos, que no incluyen salvar la vida de nadie.

El cuarto y más importante componente, si Estados Unidos ataca al EI en Siria, debe tener “socios en las líneas de frente” allá, un “yunque” contra el que el martillo de los ataques aéreos liderados por Estados Unidos pueda aplastar a las fuerzas del EI. Sin esto, dicen algunos expertos militares, las propuestas de Obama serían tácticas en busca de una estrategia. Ese papel lo jugará una futura fuerza armada compuesta por soldados suplidos por la “oposición” siria. Pero lo cierto es que ahora esta oposición es casi totalmente islámica, diferenciándose del EI y entre ellos sobre todo por tener respaldo de Turquía, Arabia Saudita o Qatar, etc., y basarse cada vez más en el mismo tipo de políticas religiosas sectarias y tácticas de terror (incluyendo cortar cabezas) como el EI.

Una cosa parece segura: el choque entre Estados Unidos y el EI es un torbellino que arrastrará al amplio Medio Oriente a una serie de conflictos despiadados, complejos y prolongados. Millones de personas probablemente van a sufrir aún más horrorosamente a manos de las fuerzas reaccionarias, cada cual buscando sus propios intereses por la fuerza de las armas. Casi con seguridad la situación no se reducirá a dos bandos claramente definidos sino que estará caracterizada por alineamientos contradictorios y cambiantes entre enemigos mortales. A medida que todas las contradicciones de la región se agudicen grandemente, es probable que el choque entre las potencias occidentales y el islamismo se convierta en un factor aún más importante.

Si bien el EI ha creado grandes problemas para las potencias dominantes y puede asestarle verdaderos golpes a Estados Unidos., el sectarismo religioso encarrilado necesariamente por la meta de un Estado basado en la fe, está creando una cruel espiral de divisiones y masacres mutuas entre las masas populares cuyos verdaderos intereses residen en unirse contra los imperialistas y su sistema global. Lo hemos visto en Irak, donde el sectarismo religioso sunita-chiíta ha saboteado la lucha contra la ocupación y permanece como un factor con el que cuenta Estados Unidos para mantener a Irak y Siria bajo su bota, con o sin ocupación.

No tiene sentido tratar de descubrir quién es peor, Estados Unidos y sus socios y clientes que representan un viejo orden inaceptable, por una parte, o los islamistas que buscan un nuevo orden inaceptable, por la otra. La situación es terrible y nunca cambiará mientras el pueblo se sienta obligado a escoger entre uno o el otro.

 

El Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar es un servicio de Un Mundo Que Ganar, una publicación política y teórica inspirada por la formación del Movimiento Revolucionario Internacionalista, el centro embrionario de los partidos y organizaciones marxista-leninista-maoístas.

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/saludos-a-las-y-los-alumnos-de-secundaria-de-denver-por-los-paros-contra-la-censura-de-la-historia-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Saludos a las y los alumnos de secundaria de Denver por los paros contra la censura de la historia

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

¡Saludos a los miles de alumnos de al menos nueve escuelas secundarias de la región de Denver, Colorado, que han organizado cuatro días de paros en olas en protesta por los esfuerzos de la junta escolar de cambiar las clases de historia para prohibir la enseñanza de la historia de la resistencia de las personas a la autoridad del gobierno en Estados Unidos!

Los miembros conservadores de la junta escolar recién elegidos han llamado a reformar el plan de estudios para "promover la ciudadanía, patriotismo, elementos esenciales y beneficios del sistema de libre mercado" y "respeto a la autoridad", y para evitar cualquier material que "aliente o apruebe el desorden civil, conflicto social o desconocimiento de la ley".

Cientos de alumnos se formaron en filas sobre puentes peatonales en la autopista o de pie sobre las calles, coreando "Se trata de la historia del mundo, y no la historia de los blancos" y "No censuren mi educación".

Students protest at a busy intersection in Denver suburb of Littleton, September 25.

Estudiantes protestan en una concurrida intersección en el suburbio de Denver Littleton, 25 de septiembre. Foto: AP

 

Al parecer, la experiencia ha sido una verdadera revelación para las y los estudiantes, la mayoría de los cuales son de tez blanca. "La gente piensa que debido a que somos adolescentes, que no conocemos cosas, pero vamos a casa y investigamos cosas", dijo un alumno de último año. "Si ellos no nos enseñan desobediencia civil, nos enseñaremos a nosotros mismos".

A medida que los paros se han extendido (aparentemente organizados principalmente mediante Facebook y otras redes sociales), los alumnos también han tomado una posición en apoyo de los maestros contra los esfuerzos de la junta escolar para vincular los aumentos de paga para los maestros a un "sistema basado en la evaluación". Eso supondría centrarse en los resultados de las pruebas, y no de si los maestros en realidad están enseñando a los estudiantes a pensar críticamente.

Unos padres de familia simpatizantes han llevado cartulina, rotuladores y botellas de agua, o han firmado notas para permitir que sus hijos puedan faltar a clase para protestar. Y ahora corre la voz de que recorren correos electrónicos entre los padres de familia que piden que ellos también protesten. Mientras tanto, los alumnos dicen que están planeando un paro de todo el distrito para la semana entrante.

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/material-basis/la-base-material-y-el-metodo-de-hacer-la-revolucion-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

La base material y el método de hacer la revolución

Bob Avakian
Presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

18 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

A continuación presentamos la traducción del texto de un discurso que dio Bob Avakian, el presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, a principios de este año (2014). Con el fin de poner este discurso a la disposición de un público más amplio, lo que incluye la traducción a varios idiomas, revcom.us recibió autorización de publicar la trascripción de este discurso con las revisiones que se consideran pertinentes en la preparación de su publicación. La traducción es responsabilidad de revcom.us/Revolución.

 

¿Cómo es la base material de esta revolución, la revolución comunista? Para empezar, empecemos con una paráfrasis de lo que dijo Marx que se ha citado muchas veces, y por muy buenas razones. Para parafrasear: lo importante no es lo que las personas están pensando, ni lo que están haciendo, en un momento dado, sino lo que el funcionamiento de este sistema las obligará a confrontar.

Eso es una introducción, y entendido correctamente nos lleva, a bregar con la pregunta — a bregar con el hecho de que son las contradicciones de este sistema y lo que engendran lo que constituye la base material fundamental para esta revolución comunista. Eso no es la manera de pensar de la gente en un momento dado ni cuántas personas están "con ella" en un momento dado. Fíjese que uno sale en la sociedad y la gente dice: "Yo no estoy con ella". O la gente se entusiasma por ella y sale a hablar con la gente y vuelve y dice: "Nadie anda con ella". Bueno, eso es obviamente un problema. No se trata de que esta situación esté bien, y no es como si fuera algo que podemos dejar como está. Obviamente, es necesario cambiar la situación, es necesario transformarla radicalmente, porque es preciso que millones de personas hagan esta revolución, quienes tendrán una conciencia contradictoria, hasta en el momento en que hagan esta revolución. Pero, sin embargo, tiene que haber un núcleo sólido, y no puede haber sólo unas pocas personas. Tiene que ser un creciente núcleo sólido de personas — y en el momento de una revolución, un núcleo sólido de miles y miles y miles de personas que están tratando de manera consciente, y científica, el reto de hacer la revolución, quienes lideren a masas más amplias influenciadas y dirigidas sobre la base de ese enfoque científico de hacer la revolución.

Así que este es un punto fundamental. Es importante en efecto a qué están dispuestas las masas en un momento dado, pero eso no establece el marco para lo que hacemos en un sentido fundamental; y no es el determinante fundamental, digamos, que nos dice si esta revolución es posible o no. La conciencia de si la revolución es posible o no, y que de hecho es posible, estriba en un análisis científico de las contradicciones de este sistema y la dinámica que éstas siguen generando y la forma en que en eso en sí, de manera consciente —quiero decir, de manera continua— se está operando transformaciones continuamente y en lo que tenemos que incidir conscientemente en todo momento, y a la vez siempre estar abiertos a nuevos sucesos, y, vaya, sorpresas o casualidades. Ese es el propósito de los primeros seis párrafos de la Segunda parte de Hacer la revolución y emancipar a la humanidad: Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución lo que voy a analizar más a fondo en otra presentación. Pero por ahora, volvamos a este punto: lo importante no es lo que las personas están pensando o hasta lo que están haciendo en un momento dado, pero lo que el funcionamiento de este sistema las impulsará a confrontar — que son las contradicciones de este sistema las que sientan la base para la revolución por la que estamos trabajando, y mediante el trabajo para influir en esas contradicciones trabajamos por esa revolución.

La contradicción fundamental de este sistema

Así que adentrémonos en esto un poco más. En primer lugar, está la contradicción fundamental del capitalismo (es decir, la contradicción entre la producción social y la apropiación privada/capitalista de lo que se produce) y, como la hemos identificado, la principal forma de movimiento de esa contradicción fundamental, que caracterizamos como la fuerza impulsora de la anarquía. En otras palabras, estamos tratando con un sistema el que, de manera abrumadora en este momento, domina en el mundo, por desgracia — no nos gusta así, lo odiamos. Domina aún más que hace tres o cuatro décadas, cuando existía la China socialista — o, más atrás por un breve lapso, a principios de los años 1950 cuando existía la China socialista y la Unión Soviética todavía era socialista aunque plagada de muchas de sus propias contradicciones. Aun en ese entonces, el sistema imperialista todavía dominaba en el mundo, pero en este momento domina mucho más. Así que se podría decir: "Ah, bueno, las cosas sólo se van hacia atrás — están alejándose de la revolución por la que estamos trabajando, hay menos y menos bases para ella". Bueno, esas son dos afirmaciones diferentes, y es preciso que las desmenucemos.

Primero, en las últimas décadas las cosas sí se han alejado de la revolución por la que estamos trabajando — eso es cierto, el movimiento en el mundo se ha alejado de eso, por diversas razones que se han analizado en otro lugar, y yo no voy a ponerme a analizar a fondo todo eso aquí, o tendríamos que tratar un montón de cosas, y no podríamos centrarnos en las principales cosas que tenemos que tratar. Pero eso es cierto, las cosas han ido en una dirección negativa, por varias décadas — cambios materiales, cambios políticos, hay expresiones ideológicas y en términos de la manera en que las personas están viendo el mundo y lo que les está motivando, o lo que es su moral, lo que les atrae, por ejemplo, el fundamentalismo religioso en oposición al comunismo revolucionario. Todas las cosas de ese tipo han sido negativas, pero eso es distinto a decir que existen menos y menos bases para esta revolución.

Si se concluyera de la primera de esas dos afirmaciones que la segunda es lo que es cierto —si fuera necesario concluir que, en vista de que las cosas han ido en una dirección negativa durante varias décadas, existen cada vez menos bases para la revolución—, verías los fenómenos más superficiales, no insignificantes, pero más superficiales. No, de nuevo no son insignificantes — éstos son fenómenos importantes con los que tenemos que tratar, confrontar científicamente y trabajar para transformar. Pero son la expresión en el actual período de la forma en que las contradicciones están en movimiento y están cambiando. No son lo que sea lo más fundamental y lo que en última instancia establezca el marco, es decir, las propias contradicciones y el movimiento que éstas generen.

Por lo tanto, la contradicción fundamental del capitalismo cada vez más salta a la vista, se expresa más y más agudamente en el mundo, y no menos. Y se manifiesta de algunas maneras muy extrañas, tal vez se podría decir, o hasta se podría decir de una manera perversa. Una expresión de esas es el gran atractivo hoy en el fundamentalismo religioso — el cristiano en algunos lugares, inclusive lugares de África, no sólo en Estados Unidos, por ejemplo, pero también el fundamentalismo islámico en muchas partes del mundo, algunas partes de Asia, África y obviamente, el Medio Oriente, y no sólo el norte de África, también otras partes de África. Esos son fenómenos concretos. Pero, de hecho, son una expresión de la forma en que la contradicción fundamental del capitalismo se desenvuelve concretamente en este momento — y no de una manera favorable, pero no obstante representa una especie de expresión perversa del funcionamiento, del desarrollo, de esa contradicción fundamental.

Todas las cosas como las condiciones materiales que han engendrado esta contradicción fundamental y en particular la fuerza impulsora de la anarquía del capitalismo, en relación dialéctica, en interacción con otras cosas que ocurren, que se desarrollan en el marco de esta contradicción fundamental general —luchas políticas, sucesos culturales, fenómenos ideológicos, como la religión y la promoción de la religión por diversas fuerzas, entre ellas las clases dominantes de los estados imperialistas y de Estados Unidos en sí— están interactuando con el movimiento de esa contradicción fundamental. Pero esa contradicción fundamental, y en particular la fuerza impulsora de la anarquía del capitalismo, de manera continua engendra estas dinámicas y las ha conducido a un momento en el que ahora mismo son muy desfavorables en concreto, pero toda esta situación todavía crea las bases para su transformación radical — no sólo de una manera cualquiera; sí, se podría transformar radicalmente de diferentes maneras, pero existen las bases, y no son unas bases secundarias, e insustanciales (o no sustanciales), sino unas bases muy reales y muy fuertes para transformar las cosas en concreto en la dirección radical de la revolución comunista.

Así que es necesario que volvamos continuamente a eso. De lo contrario, para usar la frase de Lenin, los acontecimientos del día, los virajes de las minucias políticas continuamente zarandean a las personas. Y eso es lo que vemos que ocurre con demasiada frecuencia, no sólo en el caso de los individuos entre las masas en general, sino también entre los comunistas. Los acontecimientos del día, los virajes de las minucias políticas continuamente zarandean a las personas. "Ah, salimos hoy” —y es como Facebook, las personas tienen la ideología Facebook, me entiendes— “y las personas nos dieron su aprobación con el pulgar. ¡Hurra! Tal vez podríamos tener una revolución en algún milenio en un futuro lejano”. O: "Salimos hoy y a nadie le gustaba lo que estábamos haciendo y una bola de burros, nacionalistas o socialdemócratas pequeño burgueses oportunistas, o anarquistas contrarrevolucionarios atacaron a nuestra mesa de literatura, así que supongo que no existen bases para la revolución". Digo, pues, hablo con cierta exageración, pero no tanta. Esta es la forma exageradamente común de ver las cosas, en lugar de ver el mundo material — ver el mundo material y sus contradicciones concretas. ¿Cómo es el sistema que está operando en el mundo material? ¿Cómo es el sistema, por decirlo así, con el cual se organiza la humanidad y la impulsa a relacionarse con el resto de la naturaleza? ¿Y qué son todas las diversas cosas que eso engendra?

Lo que Marx sacó a la luz

Esto se remonta a otro punto fundamental de Marx. O sea, cuando se cita, parece tan obvio, no obstante Marx tuvo que pasar años y años adentrándose a muchísima economía política y aprendiendo de lo que Darwin estaba desarrollando en el campo de la biología, la teoría de la evolución —y estudiando los sucesos políticos y la historia y la filosofía— a fin de pasar por el tamiz todas las apariencias externas para llegar a ese núcleo interno de la contradicción, tal como la han identificado él y el marxismo en general, entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción. Que esa es la contradicción impulsora fundamental, que a su vez engendra y está dialécticamente interrelacionada con otra contradicción entre el modo de producción —la base económica— y la superestructura, que se erige a partir de esa base económica y trabaja para reforzarla.

Ahora, ¿qué significan estas frases? Para que algo ocurra en la sociedad —al reducirlas a su esencia—, es necesario producir y reproducir las necesidades materiales para la vida y lo mismo se aplica en el caso de nuevas generaciones de personas. Vivimos en un país altamente parásito —como ya he señalado, por ejemplo, en Los pájaros no pueden dar a luz cocodrilos, pero la humanidad puede volar más allá del horizonte (en adelante, “Pájaros/Cocodrilos”, para no tener que repetir el título [Primera parte: Revolución y el estado. Segunda parte: Construyendo el movimiento para la revolución])—, pero, ya he señalado que en un país altamente parásito como éste, hay un gran sector de la población que no participa directamente en la producción y reproducción de las necesidades materiales para la vida — y, de hecho, este parasitismo del imperialismo estadounidense, con esta mayor globalización, se ha puesto a transferir una creciente cantidad de la efectiva producción (como se dice, "subcontratarla") a otros países, en particular a los países del tercer mundo, pero en general a otros países en todo el mundo. Y se ha ido disminuyendo el número de personas reales participantes en la producción de las necesidades materiales para la vida en relación a la población total. Así, en una sociedad como ésta, si uno no es parte de esa pequeña parte de la población —un pequeño segmento de la población que se dedica concreta y directamente a producir las necesidades materiales para la vida—, es muy fácil nada más creer que esas cosas de alguna manera aparecen o existen. Como han dicho varias personas aparte de mí, si usted está en un extremo de la cadena alimentaria, el extremo superior de la cadena alimentaria, y los demás están haciendo todas las cosas que contribuyen a eso, es muy fácil no ver todo eso. O me gusta utilizar esta metáfora: Usted está en un edificio que se está pudriendo para adentro, sus cimientos se están pudriendo y al venir bajándose desde las plantas superiores del edificio, a partir de la planta alta del edificio, el edificio se viene pudriéndose piso por piso, pero usted está en el penthouse (ático) en la planta alta, y cree en efecto que el mundo es así, tal como son las cosas en el penthouse. Y, de repente (como a veces se hace en esos viejos dibujos comunistas o lo que sea) se da una erupción desde abajo y así se nos hace recordar que, "Ah, hay algo más aquí, aparte de este penthouse en el que estoy viviendo".

Bien, no digo que en Estados Unidos todos viven en un penthouse — se trata de una metáfora; y las metáforas, al igual que las analogías, tienen sus limitaciones. Pero cuando uno vive en una sociedad altamente parásita como ésta, es fácil no ver —es fácil no notar y desde luego no entender en ningún sentido cualquiera o en un sentido científico— cómo es la base de esta sociedad la que está funcionando, dentro de la que usted está buscando sus sueños, y no ver de dónde proviene hasta la riqueza que está en circulación que permite que distintas personas busquen diversas cosas. Se esconde todo esto, y se esconde en mucho mayor grado cuando uno vive en una sociedad altamente parásita como ésta. Pero en la base de todo esto se encuentra la producción y reproducción de las necesidades materiales para la vida y sobe dicha base las nuevas generaciones, porque las nuevas generaciones no pueden reproducirse sobre ninguna otra base — bien, es posible traerlas al mundo, pero si las personas están muy enfermizas, ni siquiera pueden traer hijos al mundo. O, si lo hacen, será muy alta la tasa de mortalidad infantil, como nosotros presenciamos en gran parte del tercer mundo. Pero es necesario tener las necesidades materiales básicas para la vida a fin de reproducir las nuevas generaciones.

Y eso es lo que Marx señala, se centra en este punto. Bien, piense en todas las formas en que uno se encuentra con otras personas todos los días y cómo piensan —en la medida en que siquiera piensan— acerca de lo que hace girar al mundo, qué es lo que en efecto hace funcionar la sociedad y todas las ideas completamente erróneas que tiene la gente al respecto o lisa y llanamente hasta la ausencia de pensar al respecto, o alguna combinación de pensar un poco y muchísima ignorancia y confusión sobre qué es lo que le permite levantarse por la mañana y dedicarse a sus cosas. ¿Se trata de su determinación individual — o ocurre algo que contribuye a que eso suceda, algo mucho más grande que uno mismo, y se trata de un fenómeno social general, abarca una sociedad entera y, en última instancia, un mundo entero de miles de millones de personas, qué no? (En estos momentos se prepara para transmitir la nueva versión de Cosmos, por lo que tenemos que decir miles de millones de personas en honor a Carl Sagan y el Cosmos original. Pero, de todos modos, miles de millones de personas, para continuar con el tema.) Y todos están participando en estas actividades que están ocultas — y he aquí la segunda observación de Marx, la que es aún más importante, y sin embargo, al mismo tiempo, la más oculta: para que estas cosas ocurran, las personas tienen que entrar en ciertas relaciones de producción las que más o menos, sin pizca de mecanicismo al respecto, corresponden a las fuerzas productivas que existan; y además, de la mano con eso, el hecho de que se están desarrollando constantemente las fuerzas productivas. Las personas son seres pensantes, y en cualquier sociedad piensan acerca de nuevas maneras de hacer las cosas, nuevas formas de organizar las cosas y debido a la fuerza impulsora de la anarquía —como Raymond Lotta señala en el reciente artículo—, en efecto el capitalismo es un sistema muy dinámico, que se ve impelido a transformar continuamente las fuerzas productivas y hasta algunas relaciones de producción en el marco general de las relaciones de producción capitalistas.

Por lo tanto, estas cosas no son estáticas e inmutables, sino que cambian constantemente, y son muy dinámicas, pero siempre cambian a costa de grandes sufrimientos para las masas populares en el mundo, para la gran masa de la humanidad y en última instancia en detrimento de la humanidad en su conjunto. Y lo podemos ver en el medio ambiente, lo podemos ver en la situación de las masas populares, lo podemos ver en la situación de las mujeres, lo podemos ver en la opresión de naciones enteras, lo podemos ver en las guerras — y así sucesivamente, en todas las cosas con las que está tan familiarizado cualquiera que haya estado prestando atención.

Marx y Darwin

Este análisis — ésta es la dinámica que Marx sacó a la luz. Y siempre me llama la atención — escucho a muchas personas esas de diferentes campos, que en términos básicos están llevando a cabo el punto de vista burgués, aun cuando sean de la pequeña burguesía, y hasta algunas de estas personas son progresistas. Escucho sus discusiones o leo artículos o libros, en los que están bregando con todas estas cuestiones, como cuestiones sobre la sociedad: ¿Qué tiene de mal la sociedad? ¿Hay maneras en que se podría cambiar la sociedad? ¿Tiene que haber mucho sufrimiento en el mundo? Etcétera. Hasta en el caso de las personas que están bregando con estas cuestiones desde una posición algo mejor, llama mucho la atención la forma en que de plano yerran completamente del blanco. Y Marx explica este tema, y esas personas hablan de todo y abordan todo salvo el entendimiento marxista básico.

No se trata sólo de que el marxismo sea una "mejor narrativa". Eso sería como el caso de un grupo de biólogos que se reunieran y se pusieran a debatir lo que pasa en el mundo natural, pero ignoraran o descartaran a Darwin. La biología después de Darwin es completa y radicalmente distinta a la biología antes de Darwin, aunque las personas han seguido desarrollando lo que desarrolló Darwin, se está desarrollando constantemente, al igual que en todos los campos del conocimiento donde las personas aplican un enfoque científico. Pero, por analogía, el entendimiento de la sociedad —y, sí, de la filosofía y de la política, pero el entendimiento de la cuestión fundamental de por qué la sociedad funciona de la manera en que lo hace, cómo se puede cambiar, en efecto cómo cambia, cómo se puede operar una transformación radical, qué es la base fundamental de todo eso— Marx sintetizó ese entendimiento. Y, sí, de ahí hemos avanzado y las personas —por ejemplo, Lenin, Mao, Stalin en ciertos sentidos, Engels sin duda— han hecho aportes y yo he seguido trabajando en esto y he seguido desarrollando un mayor entendimiento al respecto. Pero Marx hizo el adelanto inicial y fundamental, y la ciencia de la sociedad y la interacción de los seres humanos en toda la sociedad con el resto de la naturaleza y todo lo que eso genera, lo que incluye todas las ideas que genera en los seres humanos, pues, esa ciencia es tan distinta antes de Marx que la biología antes de Darwin en comparación con después de Darwin. Y cuando escuchamos a las personas, hablan de todo menos eso. O bien ignoran o desestiman, o tergiversan y descartan, este entendimiento fundamental.

Y para ponerse a transformar el mundo en un sentido radical, para conducir a la humanidad a un lugar totalmente diferente, en el que en efecto se transformen y superen todas las cosas que son los horrores cotidianos y las que se dice que constituyen el orden natural de las cosas, pues será necesario partir de un enfoque científico al respecto, tener bases en un conocimiento de las contradicciones y dinámicas concretas que configuran a continuo el escenario y vuelven a configurarlo, y los cambios que se producen constantemente, y los cambios que hacen posible tal transformación — no inevitable pero posible. Y es un hecho que las diferentes fuerzas de clase con un entendimiento más o menos consciente van a estar obrando constantemente en ese mismo escenario y trabajando para afectar esas mismas contradicciones desde su propia perspectiva. No se trata de algo como un laboratorio —bueno, hasta los laboratorios tratan con animales vivos, por ejemplo— vienen ocurriendo muchísimas otras cosas, no se trata de manejar unos entes pasivos, sin más ni más que muchísimas cosas que no cambian las que se puede mover de un lado a otro a fin de hacer una revolución. Se trata de unas dinámicas que cambian constantemente y sobre las que las demás fuerzas en la sociedad —o al menos sus representantes conscientes— están trabajando para afectar y cambiar en una dirección favorable al mundo tal como consideran que debe ser.

Bien, para que quede claro, eso no quiere decir que solamente se trate de una narrativa versus otra narrativa o un interés frente a otro interés en algún sentido no materialista. Sólo hay una resolución de todas estas contradicciones que corresponda a los intereses fundamentales de las masas de la humanidad oprimida y en última instancia de la humanidad en su conjunto. Pero eso no quiere decir que no piensan otras fuerzas de clase... todos los representantes de todas las clases piensan — eso es lo Marx también señala en El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte, de que todos los representantes de todas las clases piensan que lo que están luchando por plasmar en nombre de la clase que representan corresponde a los intereses generales de la sociedad y de la humanidad. Todos ellos piensan así. Es decir, en cierto que hay algunos oportunistas cínicos y de mentalidad mezquina y funcionarios corruptos, y demás. Pero los representantes más ilustrados o de mente amplia de diferentes clases, y si se quiere utilizar ese término, los que trabajan más sinceramente por esos intereses — en realidad piensan que representan los intereses generales de la sociedad y de la humanidad. Ellos piensan que ésta es la mejor manera en que se podría organizar la sociedad.

Pero hay solamente un programa concreto y punto de vista en que eso es cierto en efecto en esta época de la historia humana, y en términos de la forma en que las contradicciones se manifiestan y el rumbo que tienen que seguir a fin de emancipar a los oprimidos —los condenados de la tierra, los oprimidos del mundo— y en última instancia la humanidad como un todo, e ir más allá del momento en que se superen las contradicciones propias del capitalismo y su manera de organizar a los seres humanos para relacionarse con el resto de la naturaleza, y las dinámicas respectivas, y nos pasemos a una época completamente diferente, en términos de las relaciones materiales y en cuanto a la forma de pensar de la gente. Esto es lo que Marx y Engels recalcaban cuando decían que la revolución comunista implica la ruptura más radical con las relaciones de propiedad tradicionales, por lo que no es de extrañar que se trate de la ruptura más radical con las ideas tradicionales. Eso tiene una base material. No sólo se trata de que éstas sean mejores ideas, o una manera más justa en que la sociedad podría organizarse en abstracto, o como un conjunto de ideas. Sí, es más justa. Pero eso tiene una base material.

Y si no nos basamos constantemente — constantemente pesa la espontaneidad en la que se ejerce la influencia de los puntos de vista de otras clases y sus representantes, lo que hace que empecemos a ver el mundo por ese prisma, por esos lentes. Así que se trata de una lucha constante que hay que retomar, y de bregar colectivamente, no sólo como individuos —sí, como individuos, pero sobre todo colectivamente en las filas del partido, y lo que tiene que ser las crecientes filas del partido, las crecientes filas del movimiento para la revolución, las masas más amplias de personas— una constante lucha para retomar y profundizar nuestro entendimiento y nuestra aplicación viva del conocimiento científico, sobre lo que, para repetir, Marx primero abrió paso y lo que desarrolló de una manera cualitativa (con Engels también, pero Marx más que nadie).

Una vez más, al utilizar esa analogía y recalcarla, se hace que el entendimiento de la ciencia de la sociedad y su interacción con el resto de la naturaleza sean tan fundamentalmente distinto a la forma en que se trataba antes de Marx, como lo son las cosas en la esfera de la biología — como lo son las cosas fundamentalmente distintas después de Darwin que antes de Darwin, aunque las personas han seguido trabajando en torno a lo que Darwin desarrolló, y había muchas cosas que Darwin no entendía, entendía parcialmente o hasta entendía incorrectamente, si bien su entendimiento fundamental era cualitativamente correcto y un tremendo adelanto. Lo mismo ocurre en el ámbito de lo que nosotros estamos haciendo. Había cosas que Marx no entendía. Engels, Lenin, Stalin sin duda, incluso Mao —digo incluso Mao, porque él es más reciente—, pero hay cosas que hemos aprendido que ellos no entendían o no entendían correctamente. Así es la naturaleza de ser científico. Y no obstante Marx hizo ese adelanto cualitativo fundamental inicial. Y ese entendimiento básico —sí, tal como ha pasado por un proceso de bregar continuo y constante desarrollo mediante aportes, y a nosotros nos corresponde la responsabilidad de seguir bregando y contribuyendo a su desarrollo— pero ese entendimiento en ese sentido es lo que tenemos que retomar continuamente, en el que tenemos que volver a afianzarnos, desarrollar bases más profundas y aplicar y plasmar la relación dialéctica correcta entre desarrollar las respectivas bases y aplicarlo, sacar lecciones de la experiencia de su aplicación así como de la mucho más amplia experiencia en el mundo, en diferentes ámbitos. Es necesario profundizar nuestro entendimiento de esta ciencia, volver con ese entendimiento más profundo, y así sucesivamente, en una dialéctica en movimiento hacia adelante, tratando con toda la complejidad sin perder la esencia, sin perder los fundamentos, sin perder nuestro conocimiento de los fundamentos, a la vez que seguimos interrogando los fundamentos. Debido a que ésta es una ciencia. Se trata de ser consecuente, sistemática, completa y cabalmente científico.

Y en efecto eso es lo que es el marxismo, lo que es el comunismo. Esto no implica que no cometa errores — no implica que las personas que están trabajando en esto no se dejen influenciar por las limitaciones de su propio entendimiento, por los puntos de vista de otras clases, por sus propios prejuicios y sesgos como personas, o lo que sea. Eso es cierto en cualquier campo de la ciencia. Pero el método científico es lo que nos capacita para que también aprendamos de todo eso, y lo que nos capacita para hacer un balance y profundizar nuestro entendimiento y hacerlo más correcto, en un proceso continuo. Así que eso es muy importante. Tenemos que ser científicos, y específicamente tenemos que aplicar lo que es, de hecho, el método y enfoque científico más completo, sistemático y consecuente, el enfoque del materialismo dialéctico y comunismo — para que quede claro, el comunismo que se base en el materialismo dialéctico.

La contradicción fundamental y otras importantes contradicciones

Ahora, hay algo más que quisiera tratar —para repetir, no intento tratar todos estos puntos a gran profundidad, pero sólo tratarlos como algo para reflexionar— y para recalcar: algo para reflexionar en el sentido activo. Hace poco me enteré de que alguien hizo una muy buena observación sobre el punto en el discurso (ahora una película) ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS!, en la que hacia el final leí en voz alta Lo BAsico 4:10 (cita que voy a retomar en adelante) y dije, la propongo como algo para reflexionar, que las personas forcejeen con esta cita. Y luego, alguien, al mencionar el hecho de que las personas no han retomado y bregado con esa cita, aunque el discurso pidió que lo hicieran, incluyendo a muchos miembros de nuestro partido y personas a su alrededor, dijo: "Se decía que era algo para reflexionar, pero eso no quería decir que lo dejara en la nevera durante un año”. [se ríe] Bueno, se trata de algo para reflexionar, y eso es lo que me propongo hacer aquí, pero también implica que es necesario adentrarse activamente en las cosas — así como sobre la marcha, cavilar sobre las cosas, pero activamente adentrarse en las cosas y bregar con éstas, a título individual y colectivo, de las maneras apropiadas. En ese sentido, creo que algo que también hay que identificar y con lo que las personas tienen que bregar —algo que no siempre se presenta de esta forma directa, de hecho muy a menudo no se presenta de esta forma directa, pero con mucha frecuencia se plantea indirectamente o en formas parciales— es la pregunta: ¿Qué es la relación entre estas otras contradicciones —por ejemplo, la opresión de la mujer, la opresión de las naciones o pueblos oprimidas o la contradicción entre el trabajo manual y el trabajo intelectual o la relación con el medio ambiente— qué es la relación entre esas contradicciones y la contradicción fundamental del capitalismo y su fuerza impulsora de anarquía?

Bien, hay dos formas en que sería posible equivocarse al respecto. La primera sería tener un enfoque muy mecánico, del materialismo mecánico, en lugar de un enfoque materialista dialéctico. En otras palabras, ver las cosas en términos planos y lineales, y no en términos de contradicciones y el movimiento de diferentes contradicciones y la interacción de diferentes contradicciones. Por lo que así podría haber un enfoque mecánico, de no ver esas contradicciones y su movimiento y su interacción y de ponerse a reducir todo, en un sentido vulgar —en el sentido de que todo es equivalente, en un sentido reduccionista, a la contradicción fundamental del capitalismo— lo que conducirá a toda suerte de reformismo y el economismo. La opresión de la mujer —en un sentido lineal, en un sentido reduccionista, simplemente se reduce a la explotación del proletariado y la anarquía y la competencia que engendra la anarquía entre diferentes capitalistas— que hay que reducir la cuestión de la mujer a qué tanto encaje en todo eso de manera limitada. No. Se trata de una contradicción — la contradicción que se desarrolla en torno a la opresión de la mujer y constituye la raíz de la opresión de la mujer, existía antes del capitalismo, existía antes del surgimiento de las grandes sociedades feudales de Europa, por ejemplo, existía al comienzo de la división de la sociedad en amos y esclavos y en explotadores y explotados. Y se ha transformado, ha tomado diferentes formas y, obviamente, ha estado bajo la influencia del modo de producción tal como se ha venido cambiando a lo largo de la historia. Pero también conserva ciertas características y ciertos elementos básicos que no se pueden reducir a ningún modo particular de producción. Y es muy importante entender eso.

Pero, ¿eso implica que la opresión de la mujer no tiene nada que ver con la contradicción fundamental? Fíjese que ése sería el otro error, por otro lado, de no ser dialéctico. Por eso digo que sería una forma de ver todo en pequeños contenedores —en cajas o contenedores— separados entre sí, y tratar cada una de estas contradicciones como algo independiente en sí, y no como cosas que tienen su propia identidad, en términos relativos, que tienen su relativa diferenciación e identidad, y movimiento y desarrollo, como tal, pero como cosas que están completamente separadas con un muro a las demás contradicciones. Bien, veamos una vez más la opresión de la mujer. La opresión de la mujer, como yo recalcaba, es anterior al capitalismo. No la generó el modo de producción capitalista. En muchos sentidos, se transformó, pero ciertamente no se eliminó, cuando empezó a predominar el modo de producción capitalista en muchas sociedades y luego en el mundo en general. Pero ¿eso carece de relación con la contradicción fundamental del capitalismo? No. Porque los cambios que se han operado en los diferentes modos de producción, como el capitalismo, y los cambios que se han operado en las sociedades capitalistas, principalmente por el movimiento de su contradicción fundamental y la fuerza impulsora de la anarquía, en unos sentidos importantes afectan y cambian esta contradicción, en torno a la opresión de la mujer. Y además, se están desenvolviendo las formas en que esta contradicción se manifiesta ahora (la contradicción en torno a la opresión de la mujer, todas las relaciones sociales que esa opresión supone y todas las ideas que toda esa opresión supone) — aunque tienen su propia diferenciación, su relativa identidad y dinámica, son contradicciones en sí, aunque abarca todo eso — se están dando ahora en un más amplio marco y contexto que en lo fundamental se determina por el movimiento de la contradicción fundamental del capitalismo y su fuerza impulsora de la anarquía.

Así es la manera de entenderlo. Estas cosas tienen su especificidad, pero también existen dentro de ese marco más amplio. Y cabe entender las dos partes de eso y ver correctamente la relación entre esas dos partes. Para repetir, no se trata de una relación estática —se trata de una relación cambiante en movimiento—, pero es importante ver las relaciones correctamente.

Y lo mismo puede decirse acerca de la opresión nacional. Lo mismo es cierto en el caso de algo como el medio ambiente. El capitalismo tiene sus propias maneras específicas de tratar el medio ambiente. No se puede reducirlo, todos los cambios en el medio ambiente —en un sentido directo, lineal y reduccionista— a la mera dinámica del modo de producción capitalista. Pero para repetir, se encuentran dentro de ese marco. Por eso, así es la manera en que tenemos que entender la dinámica. Esa dinámica fundamental de la contradicción fundamental del capitalismo y su fuerza impulsora de la anarquía influencian de forma importante esos cambios — y aparte de afectarlos en algún sentido abstracto, los transforman de diversas maneras.

Así es la manera de entender estas cosas y analizarlas. Y así es posible ver por qué tenemos que ponernos a trabajar para incidir en las contradicciones específicas, a la vez que tenemos que entender cómo encajan en el marco general de todo lo que hay que transformar y cómo es la dinámica fundamental que hay que reconocer y transformar a fin de dar pasos concretos para superar esta época en general y de hecho alcanzar el momento en el que la humanidad esté volando más allá de lo que efecto es un horizonte muy estrecho, tanto en el mundo material como en la forma de pensar de las personas acerca del mundo tal como es y cómo podría ser.

Así, para repetir, eso es algo para reflexionar en un sentido activo, que no se guarde en la nevera ni se deje echar a perder. Como dice Mao, para cambiar el mundo, es necesario conocerlo, para conocer el sabor de una pera, es necesario transformarla comiéndola. Por lo tanto, es necesario adentrarse en estas cosas. Y algo como Lo BAsico 4:10 es muy importante —es una cita que concentra muchas cosas—, pero, al igual que todos los elementos de la teoría científica, también es necesario bregar con ella, aplicarla y, sí, enriquecerla. De eso se trata todo esto, en oposición a toda suerte de religiosidad, a toda suerte de dogmatismo, a toda suerte de reformismo mezquino — todas las bases de todas esas cosas, a saber, la forma no materialista y no dialéctica de partir de un conjunto de ideas o narrativas y ver todas las cosas como cosas estáticas, sin cambios y separadas por muros impenetrables entre sí.

El proceso dinámico que necesitamos a fin de cambiar el mundo radicalmente

Todo esto pone de relieve la necesidad de basarnos en lo que es preciso que sea el proceso vivo del partido y de las personas a nuestro alrededor. Es preciso que sea — fíjese, es preciso que emane mucha alegría y diversión, lo que, a propósito, incluye lo muy divertido que es lo de bregar con la teoría y la línea y además, ser científico, lo que es muy divertido. Además, es muy frustrante. No obstante, es muy divertido, aunque tenga toda la frustración. Pero es preciso que también cuente con otros elementos de diversión, que no sean directamente políticos, directamente programáticos o lo que sea. Pero es preciso que este proceso sea continuo y constante, un proceso vivo y dinámico, tanto formal como informalmente, con el espíritu indicado, vía los medios apropiados. Como alguien ha señalado, es muy importante —de hecho, no sólo es muy importante, sino que es un elemento esencial de toda la cosa— que todos nosotros seamos pensadores críticos, sobre todo. Pero hay una diferencia entre eso y simplemente ser mezquino. Fíjese que las personas que constantemente se ponen a desmenuzar todo — que está mal no sólo porque es mezquino sino porque no es científico, algo que retomaré.

¿Qué significa y por qué es importante tener una disciplina epistemológica? ¿Qué significa eso y cómo está relacionado con lo de explorar con un criterio amplio y bregar de manera activa, con ese algo para reflexionar, y la gestación de ideas al interior del partido y a su alrededor, en todos los niveles, de arriba hacia abajo y por todos lados, que tenemos que impulsar constantemente? Y, de nuevo, digo, para basarse en serio en el enfoque científico de esto y en la clase de método, y el espíritu, si se me permite usar ese término, que es el acompañamiento de tal método y enfoque científico y surge de los mismos, pues se trata de un proceso vivo, y en ese sentido es divertido, aunque a menudo es frustrante. Pero en última instancia lo importante no es divertirse —o frustrarse— más bien, lo importante es cambiar el mundo. Pero, por otro lado, el proceso en sí corresponde al rumbo que trabajamos para tomar y tiene que corresponder a ese rumbo, en su espíritu, digamos, y más en lo fundamental en el respectivo método y enfoque. Y eso es algo que tiene que haber en realidad — tiene que haber mucho más transformación. No digo mirar hacia adentro y solamente bregar mucho en las filas pequeñas —muy pequeñísimas en este momento— de la revolución y del partido, pero es algo que tiene que haber al salir al mundo y en ese contexto bregar con dinamismo con amplios sectores de la gente en la sociedad, y también en nuestras propias filas en el proceso de hacerlo.

La tendencia principal del movimiento de masas NO siempre tiene la razón — el combate a la influencia de la espontaneidad y los esfuerzos de cobijarse bajo el ala de la burguesía

Todo esto se plantea de manera objetiva —no en términos, para repetir, de un conjunto de ideas versus otra o una narrativa versus otra, pero de manera objetiva y en términos del método, enfoque y orientación fundamentales— todo esto se plantea en contra de la reificación y la espontaneidad, por un lado y por otro, el determinismo. Bien, por reificación y espontaneidad, lo que explico retoma el tema con el que empecé. Por ejemplo, salió una declaración durante la Revolución Cultural de China, que tuvo una influencia en algunos de nosotros, cuando empezábamos a entrar en la revolución, y la que está mal. Se trata de un lema que se popularizó un tiempo en esa Revolución Cultural y que estuvo mal e hizo cierto daño, y tenemos que volver a verlo, pensar en él y hacer un respectivo balance científico en la medida en que todavía no lo hemos hecho. Se trata de una declaración, que se lanzó en medio de lo que era un acontecimiento muy positivo, la Revolución Cultural de China, con la participación de decenas y en última instancia, cientos de millones de personas que bregaban con las cuestiones de la misma clase con las que estamos bregando aquí, así como la forma en que se aplican a todos los diferentes ámbitos de la sociedad y política y programa, y así sucesivamente. Pero el lema que menciono fue: La corriente principal del movimiento de masas es siempre correcta. [Le hace pedorretas, se ríe] ¡No! En ese momento, la corriente principal de ese movimiento de masas era correcta. Pero por casualidad se daba una convergencia entre dar una muy buena dirección a las masas que iban por el camino de dicha dirección, y de modo positivo debatir y resolver cuestiones de la mano con esa dirección. Pero, como principio general, es lema es totalmente incorrecto.

Piense en su aplicación. Ha habido muchos movimientos de masas —los movimientos fascistas de masas, los movimientos reformistas, social demócratas, que están totalmente dentro de los límites del capitalismo, los movimientos nacionalistas reaccionarias, a diferencia de un nacionalismo más revolucionario— muchos movimientos que no son correctos. No digo que todas las luchas por la reforma necesariamente sean incorrectas, que sean negativas — pero el reforma-ismo como una concepción del mundo y un enfoque, un programa, es muy negativo. Cuando se eleva al nivel de un principio —que el trabajo por reformas dentro de este sistema es lo único que posiblemente podemos hacer y que es preciso que trabajemos para hacerlo—, pues eso es muy negativo, cuando se eleva a ese nivel de una línea o de un principio, por decirlo así. Pero se han dado movimientos de masas de diversa índole — y esto sigue ocurriendo, las ideas que pululan alrededor, que ejercen una influencia sobre las personas hoy con mejores inclinaciones, las personas que se consideran a sí mismas como progresistas, liberales o hasta algunas que se consideran radicales o lo que sea. Al igual que otro lema que salió (sobre todo creo que este lema era — al menos lo promovían en concreto, si no lo iniciaron, muchas fuerzas revisionistas): "El pueblo unido jamás será vencido". Bueno, ese lema no es científico. En primer lugar, el pueblo ha estado unido y derrotado muchas veces, sobre todo cuando no ha tenido una dirección correcta, pero hasta en ciertas ocasiones en las que la han tenido pero la correlación de fuerzas iba en su contra a corto plazo. Eso no quiere decir que la dirección —eso no quiere decir que uno es incorrecto— a veces es posible ser correcto y perder, y a veces se pierde por ser incorrecto. Pero, en primer lugar, en muchas ocasiones el pueblo ha sido "unido", y derrotado, a veces porque se ha unido en torno a algo incorrecto, y a veces porque las otras fuerzas en su contra son más poderosas en un momento dado.

Pero, en segundo lugar, ¿quién es ese "pueblo”? Se sabe que en el pueblo hay diferentes clases. Sin ser reduccionista y estrecho-mecánico —y por tanto, en realidad economista, obrerista— en términos generales, hay diferentes clases en el pueblo y hay representantes que, por conscientemente que lo perciban, en efecto y de manera objetiva actúan (según Marx) como los representantes políticos y literarios de diferentes clases. Y todos están en contienda. Repitiendo, retomando lo que dije anteriormente, démosles a las personas el beneficio de la duda o la mejor interpretación, de que todas proceden de acuerdo al punto de vista de clase que han adoptado, se basan en lo que consideran que son los intereses generales del pueblo, la sociedad o la humanidad. Pero no todos se basan en la ciencia. Y no todos tratan científicamente lo que son los intereses concretos de las masas populares y lo que son las contradicciones que es necesario luchar por resolver a fin de realizar concretamente los intereses de las amplias masas populares y en última instancia, de la humanidad.

Por eso, el "pueblo" contiene una gran cantidad de diferentes fuerzas en contienda y en muchos casos, en efecto no está mal que se una ampliamente ese “pueblo” a favor de ciertas cosas. A menudo eso es muy correcto y muy importante. Pero, no obstante, en esa amplia unidad, hay diferentes fuerzas en contienda en representación de distintos programas en contienda, o para decirlo simplemente, dichas fuerzas trabajan para conducir a la gente y la sociedad por diferentes caminos en el contexto de lo que ya existe o trabajan de alcanzar algo diferente. Pero de ahí la pregunta: ¿qué es ese algo diferente que trabajan para alcanzar, es radicalmente diferente? Además hay representantes políticos y literarios quienes —a grandes rasgos y sin ser mecánico al respecto, y sin ser ridículo— en efecto luchan por los intereses de estas diferentes fuerzas sociales o de clase en la sociedad. El "pueblo" se compone de todo eso.

Lo he dicho antes y lo diré otra vez, si existiera una clase y una fuerza —de nuevo sin tener una perspectiva limitada, mecánica y economista, pero en términos generales— si existiera una clase cuyos representantes políticos y literarios abandonaran la lucha y no lucharan por los intereses de esa clase, en términos generales, en la situación actual de una clase, sería el proletariado y sus representantes políticos y literarios. Porque ésa es la única clase, y sus representantes, que no sólo no tiene la espontaneidad a su favor, sino que tiene que luchar contra una enorme cantidad de espontaneidad del sistema existente y todas las relaciones, ideas, cultura y valores e instituciones, y así sucesivamente, que reflejan y refuerzan ese sistema. Por lo tanto, los comunistas tienen que llevar una lucha constante contra la espontaneidad — lo que también supone luchar contra lo de seguir a la cola de las masas. Pues, para repetir, con un entendimiento científico y no mecánico de esta cuestión, no es cierto que cada grupo social o de clase actúe espontáneamente de acuerdo con sus propios intereses. Y, para repetir, en particular, el proletariado es la única clase en esta situación, bajo el dominio del capital, que no actúa la mayor parte del tiempo según sus propios intereses.

La pequeña burguesía —permítanme decirlo de otra manera, la pequeña burguesía y sus diversos segmentos y capas (porque la pequeña burguesía no es algo uniforme, pero todas estas diferentes capas pequeño burguesas que componen, a grandes rasgos, la clase media, la pequeña burguesía, digamos)— estas personas sí actúan más o menos espontáneamente según sus intereses, debido a que no tienen que hacer rupturas radicales en su forma de pensar o con la sociedad existente, a fin de actuar según sus propios intereses. Es decir, es cierto que las dinámicas del capitalismo y la clase dominante del capitalismo y sus instituciones constantemente socavan y atacan a los intereses de la pequeña burguesía. Pero —aunque, por un lado, el funcionamiento del sistema apuntala en cierta medida los intereses de la pequeña burguesía, pero por otro lado los socava y suprime— como tal, esos intereses no requieren ninguna ruptura radical y no es posible que conduzcan a tal ruptura. Si alguien actúa de la manera más consciente, por lo que se refiere a representar los intereses de la pequeña burguesía, no puede dirigir a ninguna ruptura radical. Por eso, la pequeña burguesía tiene mucha espontaneidad a su favor, la espontaneidad del sistema existente.

Obviamente no tenemos que hablar del caso de la burguesía. Es obvio que ésta tiene el sistema a su favor, a pesar de que el sistema les causa problemas de toda suerte. ¿Por qué? Debido a que el sistema se caracteriza por esta contradicción fundamental y sus dinámicas, y en particular, la fuerza impulsora de la anarquía, y que está plagado de todas estas otras contradicciones las que surgen y están englobadas en la dinámica de la contradicción fundamental del capitalismo y la fuerza de la anarquía y todo lo que eso engendra, tal como se menciona en la parte anterior sobre el análisis de la relación entre otras contradicciones y la contradicción fundamental.

Pero los representantes políticos y literarios del proletariado de manera abrumadora tienen que luchar contra de la espontaneidad de la misma clase y las masas populares, los condenados de la tierra, los oprimidos de la tierra, cuyos intereses representan en lo fundamental, porque esas masas están atrapadas en la red y las dinámicas, digamos, en la viviente red en movimiento y las dinámicas del sistema capitalista y toda la influencia de esas relaciones sociales y la superestructura— la cultura, la ideología, las instituciones políticas de ese sistema. Por eso Marx planteó las "4 todas" — no sólo como una idea, una vez más, pero como una concentración científica de lo que hay que superar con el fin de llevar a cabo concretamente esas dos rupturas radicales y alcanzar un mundo completamente diferente, sin explotación, opresión y divisiones antagónicas y sin relaciones antagónicas entre las personas y sin la destrucción violenta general que resulta y es parte de eso. Marx decía que era necesario superar todas las relaciones económicas, las relaciones de producción, del capitalismo; todas las relaciones sociales engendradas o comprendidas en esa dinámica; las ideas que surgen de esas relaciones sociales; es necesario superar esas relaciones de clase que tienen su origen en esas relaciones económicas, así como las relaciones sociales que son parte de eso, y las ideas que acompañan y refuerzan todo eso. Eso es todo el proceso. Y no hay ninguna clase en esta sociedad y ningún sector de la población que desarrollará eso de forma espontánea, y de manera consciente se inclinaría por eso y trabajaría por eso. De hecho, hasta aquellas personas a las cuales más fundamentalmente les interesa este proceso van a estar constantemente bajo la influencia de la espontaneidad —y por eso también digo el funcionamiento del sistema y la forma en que ese funcionamiento afecta su forma de pensar y acciones espontáneas— esta situación constantemente las va a alejar de este proceso, aunque corresponda a sus propios intereses y aunque espontáneamente también gravitarán hacia este proceso. Así es la naturaleza contradictoria del proceso.

Por lo tanto, la reificación de cualquier tipo, la idea de cualquier tipo de que la tendencia principal del movimiento de masas es siempre correcta —Ah, según se dice, en vista de que alguien sea de un grupo oprimido, ha de saber lo que es correcto, al menos acerca de su propia opresión o de la opresión de su grupo— No, para nada; aquí se trata de una cuestión de la ciencia. Y se trata de lo que Lenin identificó: los constantes esfuerzos de cobijarse bajo el ala de la burguesía. ¿Por qué? ¿Por qué existen estos constantes esfuerzos? Lo he señalado anteriormente y vale la pena reflexionar al respecto un segundo, adentrarnos en el tema de nuevo un tiempo, aunque sea poquito tiempo. Veamos lo que dice Lenin: ¿por qué no simplemente dice la constante presión de cobijarse bajo el ala de la burguesía? ¿Qué palabra utiliza? Los constantes esfuerzos de cobijarse bajo el ala de la burguesía. Y así se ve una y otra vez.

Mandela — ¿quién es Mandela? Hay que reconocerlo. Era muy valiente. Estaba dispuesto a hacer enormes sacrificios. En su propia mente, tomaba en cuenta los intereses del resto de los sudafricanos en general. Pero, se cobijaba bajo el ala de la burguesía. Y no lo hacía por cobardía. Pero, de acuerdo a su propia historia — la que tengo entendido que era su propia versión, es que él y otros con los que él estaba alineado hicieron cálculos de modo que, si no aceptaran este acuerdo que los imperialistas habían fraguado y les estaban presentando, pues se daría una gran ruptura en la sociedad y una gigantesca cantidad de violencia, y la gente sufriría.

Bien, es que constantemente se presentan cosas así, el que uno sea representante consciente de alguna fuerza o de otra —en última instancia, el que represente alguna agrupación social o clase social u otra— o simplemente sea de las masas populares que andan con la corriente de este movimiento. Constantemente se descubre el precio que hay que pagar, por no cobijarse bajo el ala de la burguesía — así como el hecho de que, como Marx y Engels señalaron, las ideas dominantes de cada época, o de cualquier sociedad, son siempre sólo las ideas de la clase dominante. Por eso, esas ideas, esa manera de pensar y las consecuencias políticas, los respectivos resultados programáticos influencian constantemente a las personas en la sociedad. Y una y otra y otra vez, tanto por motivos oportunistas pero hasta en efecto, por motivos sinceros, vemos que las personas ejercen influencia y cobran influencia, y luego la utilizan para acomodarse con el sistema existente — a veces por las más mezquinas, más corruptas y venales ambiciones propias, pero a veces, con aún más desgracia, por una genuina motivación de querer cambiar el mundo de una manera que consideren que disminuirá el sufrimiento de la gente. Pero no reconocen — por no aplicar plenamente la ciencia, y no tienen esa orientación de tratar todo con un método científico, y en efecto no llegan a conocer la verdad fundamental de que, a menos que se haya roto radicalmente con el sistema existente, a menos que haya sido derrocado y a menos que haya sido transformado radicalmente —a menos que hay sido derrocado el sistema existente, a menos que se haya transformado radicalmente la sociedad y en última instancia el mundo de una manera determinada, hacia la eliminación de las "4 todas" que Marx identificó— a menos que se hayan transformado radicalmente las relaciones de producción, las relaciones de clase, las relaciones sociales y las ideas — no se mejorarán las condiciones de las masas de la humanidad y de hecho éstas van a empeorarse, a la vez que el capitalismo seguirá perpetuándose de acuerdo con sus propias dinámicas y su posición dominante en el mundo.

Por lo tanto, vemos lo siguiente: en la historia hay mucho ejemplos de las personas que dirigieron grandes luchas —con ejemplos de heroico sacrificio propio, no sólo por parte de las bases, digamos, sino también por parte de los líderes— y no obstante, no siempre por cobardía, no siempre por una mezquina corrupción venal, pero por una motivación equivocada, que se deriva de una comprensión equivocada basada en un enfoque no científico, en efecto hacen lo que de hecho es volver a cobijarse bajo el ala de la burguesía, dando pasos atrás en el sistema existente. Y veamos la situación de las masas populares en Sudáfrica hoy, las masas populares africanas. Sí, el apartheid se ha ido — y era buena, era justa y se justificaba la lucha para deshacerse del apartheid. Pero si eso se convierte en el punto final de la lucha, pues es sabido lo que ocurre. Las masas populares sufren de manera terrible. Y para colmo, están desmoralizadas porque sufrieron terriblemente bajo el apartheid, pero había una sensación de que tenían que levantarse — una sensación, un sentimiento de que tenían que levantarse en su contra y efectivamente se levantarán en su contra e hicieron sacrificios para deshacerse de él. Pero ahora cunde la desmoralización y confusión porque se han librado de él, pero todavía están sufriendo terriblemente bajo la dominación del imperialismo, y de las clases explotadoras en su propio país en última instancia subordinado al imperialismo.

Y eso se puede ver a lo largo de la historia. Por esto al final de la Revolución Cultural de China, organizaron la campaña en torno a la novela clásica china, A la orilla del agua. Muy pocas personas entendieron de qué carajos trataba esa novela, pero en efecto tuvo mucha importancia. Desafortunadamente, muy pocas personas le prestaban suficiente atención o la entendían. Se lanzó esta campaña cuando Mao hizo unos comentarios acerca de los incentivos, y probablemente un paquete de reformas, que el sistema existente —el emperador— le ofrecía al héroe de A la orilla del agua (creo que éste se llamaba Sung Chiang), quien era alguien que lideró muchos levantamientos campesinos de masas, y en cierto momento le ofrecieron incentivos y emu... emolumentos (o como quiera que se pronuncie esa palabra, ¿cómo se pronuncia la palabra, emolumentos? [se ríe]). Y Sung Chiang los aceptó y volvió a integrarse en las filas del sistema existente, al servicio del emperador. Y he aquí el lema que se planteó: Los individuos como éstos solamente se oponen a los funcionarios corruptos, pero no al emperador. De esa forma metafórica, se decía que hay muchas personas que hacen un esfuerzo, dirigen a personas y hacen sacrificios, se arriesgan —Mandela va a la cárcel durante décadas— pero en última instancia, solamente se oponen a la opresión particularmente atroz del sistema (ultrajes particulares o formas particulares en que el sistema hace que las personas sufran) pero en última instancia, no se inclinan por la abolición del sistema en su conjunto. Y así continúa el horror. Ésa era la esencia de A la orilla del agua — que estuvo mal solamente oponerse a los funcionarios corruptos y no al emperador (eso no quería decir, en el sentido literal, el emperador; significaba el sistema entero, así era la metáfora).

Se ve todo el tiempo — en "Ocupar", en lo que sea. “Las corporaciones tiene una influencia exagerada”. Bueno, por supuesto que sí, porque las corporaciones son una concentración del capital y se trata de un sistema capitalista. Por supuesto que sería así, pero eso no es la esencia del problema. El problema es la naturaleza misma del sistema y su dinámica económica subyacente y su superestructura para reforzar todo eso, incluido el estado con su aparato represivo militar, la policía, los tribunales, las prisiones, las burocracias, el poder administrativo, etc. Hay que reconocer todo eso. Y sin deshacerse de todo eso y sin reemplazarlo con un sistema que funciona de acuerdo con diferentes dinámicas —y, sí, el que se caracteriza por diferentes contradicciones, porque no existe sistema alguno sin contradicciones, inclusive el comunismo, pero es un conjunto cualitativamente diferente de contradicciones económicas, políticas, sociales, culturales, ideológicas— sin hacer eso, lisa y llanamente habrá, quizá de una forma un poco transformada (más bien, con frecuencia una forma transformada), la misma horrorosa opresión y sufrimiento de las masas de la humanidad y tal vez hasta la extinción de la humanidad por la forma destructiva en que interactúa con el medio ambiente, y/o las guerras.

Por lo tanto, ésa es una lección muy fundamental. Y nunca se conseguirá lo correcto yendo con la reificación y siguiendo a la cola de la espontaneidad. De simplemente creer que solamente "las masas en la calle" determinan lo que es correcto e incorrecto — pues, ¿cuántas veces hemos visto eso? Las personas no hacen ningún análisis científico, no hacen ningún esfuerzo de hacer un análisis científico del contenido de lo que está pasando. Trátese de Ucrania ahora, o Venezuela. Jared Leto sale en los premios Oscar de la Academia y alaba a la gente en las calles. Lo siento, Jared, pero es obvio que no sabes un carajo de lo que está pasando. Creo que eres de buen corazón, pero eso no basta. Déjame decirlo así: es necesario que te preocupes de las cosas. Si no te preocupas de las cosas, si no tienes pasión por la condición de la humanidad y el hecho de que las cosas no tienen que ser así, sal de aquí, pues nunca vas a hacer nada bueno. O, más al grano, que formes esa pasión conociendo lo que en efecto pasa en el mundo y prestando atención y preocupándote al respecto. Pero eso no te va a conducir a donde es necesario ir. Se trata de una base —es una parte de la base que necesitas, es esencial— pero no basta. Tienes que ir más allá y ser científico.

Cuando las personas se encuentran en la calle, vaya, vaya, ¿qué hacen? ¿Bajo qué estandarte se les moviliza? ¿Qué es el contenido objetivo y el efecto objetivo de lo que hacen y qué es la conciencia subjetiva con la que lo hacen? ¿Y qué es el entendimiento correcto de la síntesis de esas cosas? A veces en el caso de las personas, lo que hacen objetivamente puede ser muy bueno, y su conciencia subjetiva no es muy buena, y es necesario determinar lo que es lo principal en esa contradicción. Eso es una contradicción, así que ¿qué es lo principal? ¿Qué es lo que define principalmente lo que se encuentra en la calle? En la Rebelión de Los Ángeles de 1992 — ¿se podría encontrar muchas ideas erróneas, subjetivas? Sí. Pero objetivamente, ¿fue principal y abrumadoramente positiva? Sí. Hay momentos en que lo contrario es cierto. La gente está en la calle con buenas intenciones, pero lo que hace es objetivamente malo, va en una dirección equivocada, perjudicial. Es necesario ser un científico vivo y dinámico. Y hablando de dirigir una revolución, olvídelo si uno no se es constantemente científico — no hablo de que no cometa errores o que no tenga limitaciones. Todos tenemos limitaciones. Así es la naturaleza de los seres humanos, quienes interactúan con el resto del mundo. No digo — no se trata de un argumento humanista, de que todos somos simplemente seres humanos con imperfecciones. Digo que los seres humanos tienen limitaciones en lo que pueden entender y cómo pueden actuar en un momento dado, aun cuando se pongan en serio a ser científicos. Pero constantemente tenemos que ponernos —de forma individual, pero sobre todo colectivamente— a bregar con la forma de ser científico, acerca de lo que eso significa en general y también en su aplicación concreta a muchas contradicciones en un momento dado e ir profundizando nuestras bases en eso y en nuestra capacidad de hacerlo cada vez mejor, aun cuando siempre tengamos deficiencias.

Por tanto, si uno se basa en la reificación y la espontaneidad, eso no es bueno. He aquí el punto donde la cosa se cuaje: si en efecto uno piensa en las masas populares y se es científico, no me importa un maldito carajo lo que algún maldito oportunista sale y dice. Quiero decir, me importa si tiene un efecto. Pero yo no voy a dejar que eso afecte cómo voy a abordar esta cuestión. No se trata de alguna proclamación individual de mi parte. Digo, como punto de orientación: que no nos importe un maldito carajo por lo que se refiere a dejarnos intimidar o influenciar por lo que dicen una manada de oportunistas — no me importa para nada cómo se presentan y no me importan con cuántas "credenciales" tratan de arroparse. Es preciso preguntarse, en lo que esas personas se proponen, ¿constituye una mejor representación de los intereses de lo que la humanidad tiene que alcanzar, en comparación a lo que nosotros hacemos? Si es así, pues que le entremos y aprendamos de ella. Si no, pues que no vayamos a la cola de ello y que no nos dejemos intimidar por ello, y vamos a luchar con ello. Y vamos a ponernos a luchar con ganas con ello. Porque es importante, porque hay que tener en cuenta las cuestiones fundamentales de dos cosas: para quién y para qué (bueno, mencioné una cosa, o dos cosas, pero en fin, ¿para quién y para qué?) y ser científico al determinar qué en realidad corresponde a los intereses de quién.

Y si no lo decimos de esa manera, lisa y llanamente vamos a dejarnos zarandear por toda suerte de oportunistas y, para repetir, por los acontecimientos del día, los virajes de las minucias políticas o hasta los grandes cambios en la sociedad. Como señaló Lenin en "La bancarrota de la II Internacional": cualquier gran punto de viraje en el mundo, tal como el estallido de una guerra mundial en dicho caso, instruye y templa a unos y aturde y quebranta a otros. Por eso, es necesario estar preparado — no se puede dejar zarandear por los acontecimientos del día y los virajes de las minucias políticas. Tampoco se puede dejar perder la orientación a causa de los GRANDES cambios monumentales que se dan, tal vez sin mucho aviso o al menos de una manera que no se anticipó. Y la única manera de hacerlo es basarse constantemente en este método y enfoque científico y en el enfoque científico más consecuente, sistemático y exhaustivo y minucioso, el comunismo, basado en el materialismo dialéctico.

Además, de esa manera, por un lado, es posible empezar a entender la necesidad y la base de combatir a la espontaneidad y no caer en la reificación de diferentes sectores de la población o diferentes personas que activen su participación de manera sincera o de otro modo como representantes de diferentes sectores de la población. Capacita para analizar en concreto lo que representan estas personas, movimientos o tendencias y su relación, positiva o negativa, con el rumbo que las cosas tienen que tomar en términos de una transformación radical de todo el mundo mediante la revolución con el objetivo final del comunismo; pero también capacita, por otro lado, digamos, para no caer en el determinismo. Porque al ser científico, se puede entender que el mundo entero se compone de contradicciones y que la sociedad, la sociedad humana en su interacción con el resto de la naturaleza, se caracteriza por ciertas contradicciones fundamentales y decisivas, a saber, las existentes entre las fuerzas y relaciones de producción y entre las relaciones de producción (o la base económica, o el modo de producción) por un lado, y por otro la superestructura de política, ideología y cultura. Y eso se manifiesta de diferentes formas en diferentes sistemas. El capitalismo, para repetir, tiene sus propias formas particulares en las que se manifiestan esas contradicciones básicas, en la contradicción fundamental del capitalismo y su fuerza impulsora de la anarquía y en las demás contradicciones que surgen de ésa o que están comprendidas en ésa, tal como la opresión de la mujer como un ejemplo muy importante (de las otras contradicciones que están comprendidas en la primera).

Por tanto, de actuar sobre esa base, pues uno no sólo ve lo que está en frente, no sólo la necesidad, el que lo identifique como necesidad o no. No sólo ve la dificultad. No sólo ve el atraso de las masas. No sólo ve el poder que la clase dominante y su sistema en efecto aún tienen. Más bien, ve más profundamente y de una forma más viva todas las dinámicas respectivas, todas las dinámicas contradictorias respectivas, inclusive la contradicción fundamental y, para repetir, todo lo que surge de ésta o se comprende en ésta y los caminos que es posible machetear, digamos, que se pueden forjar por medio de lucha sobre la base de esas contradicciones. No hablo de los caminos que se nos presentan, pero de aquellos que existen ahí en potencia por los que es necesario luchar para abrir y por los que es necesario liderar a las personas y por los que de ahí es necesario seguir liderando a las personas. Porque, para repetir, la presión espontánea, los esfuerzos espontáneos de cobijarse bajo el ala de la burguesía — si uno no tiene conciencia de ello al avanzar, pues va a forjar un camino y va a ir marchando hacia adelante, y mirará a su alrededor y todos se habrán ido, [se ríe] y uno se encontrará solito, porque no ha prestado atención al hecho de que la burguesía y la pequeña burguesía y sus representantes políticos y literarios también están trabajando para incidir en estas contradicciones y trabajan para influenciar a las fuerzas las que uno trabaja para liderar sobre la base de estas contradicciones y que uno tiene que liderar sobre la base de estas contradicciones.

No rendir pleitesía... Reconocer la necesidad como contradicción

Por tanto, hay necesidad, pero la necesidad es contradicción. La necesidad no es sólo, "¡ai, carajo!" La necesidad no es sólo problemas. No es sólo dificultades. No es sólo obstáculos. La necesidad es contradicción. Y al entenderla de esa manera, no se cae en el determinismo; y de tener la síntesis correcta, es posible ver cómo, por un lado, la reificación, la espontaneidad, lo de rendir pleitesía a las masas —de sólo ver el movimiento sin el contenido, cuando las personas estén en movimiento— en efecto se refuerza mutuamente con el determinismo. Esas cosas en sí forman una especie de síntesis perversa. Si los comunistas u otras personas que pueden cambiar el mundo no tienen un enfoque científico, aparte de caer en lo de rendir pleitesía a la espontaneidad, y a la reificación, se encontrarán rindiendo pleitesía a la necesidad de un modo determinista. Además, se trata de la orientación de para quién y para qué — pues, he aquí lo que yo les digo a estos malditos oportunistas de diverso pelaje, y a los representantes de la burguesía: Lo siento, pero es que hay un problema. Si yo les rindo pleitesía a ustedes, las masas populares van a volver a salir jodidas, y jodidas una y otra y otra vez. Por eso yo no les puedo rendir pleitesía. No se debe a que yo soy más fortachón que ustedes. No se debe a yo estoy más listo que ustedes. No se debe a que, en alguna esencia mía, yo soy una persona mejor que ustedes, o lo que sea. Pero por este mismo hecho, se debe a que la ciencia me enseña y sigue profundizando mi comprensión de que si rindo pleitesía a eso, pues las masas populares van a permanecer encadenadas en estas condiciones horribles y esclavizadas, oprimidas y explotadas de maneras horrorosas. Tal vez haya algunas nuevas formas, pero siempre formas horrorosas. Y por eso no podemos hacerlo. Y por eso para obtener algo radicalmente diferente, tenemos que luchar contra todo eso. Y por eso tenemos que ser científicos a fin de luchar en serio de la manera en que tenemos que luchar por eso.

Así que ése es el primer punto primordial que quiero comentar en el marco de este tema en general, digamos, de la base material y el método de hacer la revolución. Para decirlo de otro modo, en cierto sentido todo eso se refiere a lo que es la base material de la revolución. Y he empezado a hablar de método, y ahora quiero tratar de forma más directa la cuestión de un método y enfoque científico.

Un método y enfoque científico — El materialismo y la dialéctica

Así que pasemos a hablar más directamente acerca de un método y enfoque científico. Yo ya he mencionado algo de esto, pero quiero repasar algo de esto y al menos identificar algunas cuestiones esenciales al respecto. He dicho que el comunismo es el método y enfoque científico más consecuente, sistemático, completo y cabal. ¿Por qué? ¿Se trata de solamente una afirmación que hacemos? Es decir que los demás son burgueses o pequeño burgueses, así que no son científicos. No. Se trata de los cimientos básicos y el método básico del materialismo y la dialéctica, y su síntesis mutua. El comunismo, el marxismo tal como se desarrolla constantemente como una verdadera ciencia, es más consecuentemente materialista, en el sentido de que tiene el conocimiento más consecuente del hecho de que toda la realidad es la realidad material, que la realidad material es objetiva y no se determina por las ideas de los individuos. O la puede afectar la interacción de las personas sobre la realidad material más amplia, pero la existencia de esa realidad material más amplia no depende de las personas, de sus ideas o de su interacción con dicha realidad; existe en ese sentido, independientemente de las personas y de sus ideas y su respectiva interacción. Y toda la realidad consta de eso —de materia— de cosas que en efecto se mueven y cambian, que interactúan con otras formas de materia y la que los seres conscientes pueden afectar — de la forma más concentrada y más alta (al menos que nosotros sepamos), los seres humanos. (Al menos eso es lo que pasa en este planeta y dejando de lado esa salvedad de menor importancia para nuestros propósitos —sin tratar la cuestión del potencial de vida en otros planetas—, los seres humanos pueden afectar la materia del modo más concentrado y más alto).

Pero, al mismo tiempo, para ser consecuentemente materialista, en efecto también es necesario ser dialéctico: Es necesario entender que la realidad material no sólo existe sino que existe en términos de contradicciones — que las contradicciones constituyen el modo de existencia de las cosas materiales y de la realidad material en general, que la materia existe y se mueve en las contradicciones y por medio de éstas. Las contradicciones dentro de cada cosa, las contradicciones dentro de todo, las contradicciones entre diferentes formas particulares relativamente discretas de materia en movimiento.

Por lo tanto, únicamente con una síntesis de esas dos cosas —únicamente al entender ambos aspectos, el materialismo y la dialéctica (la dialéctica se refiere al análisis de que todo existe en las contradicciones y se desenvuelve por medio de éstas)— únicamente con un entendimiento de estos dos aspectos y con la síntesis correcta de éstos, en efecto es posible ser rigurosamente científico. Eso es así no sólo en lo que subjetivamente uno intenta hacer sino de hecho, en lo de ser más consecuente, sistemática y exhaustivamente científico — lo que no implica, por cierto, que uno siempre se es completamente consecuente, sistemático y completo en términos de ser científico. Eso retoma el punto anterior sobre los seres humanos y sus limitaciones. Pero de esa manera los seres humanos pueden ser más consecuente, sistemática y exhaustivamente científicos, lo que incluye lo de aprender de sus errores.

Por eso lo decimos así. Esto no es sólo una consigna. No es un "na-na, na bu-bu" — "na-na, na bu-bu, nosotros somos más científicos que ustedes". Se basa en la realidad material y en el entendimiento correcto de la realidad material y de su movimiento y desarrollo, y de las fuerzas motrices, digamos, de ese movimiento y desarrollo y del entrelazamiento de los dos aspectos de que todo lo que existe es materia y que toda la materia existe como contradicciones, en movimiento sobre la base de las contradicciones y que interactúa con otra materia que se compone de contradicciones. Así es la materia. No se trata de que lo nosotros digamos que lo es, o que Dios la creó de esa manera. Así es la materia, así es el entendimiento que hemos formado. Y el marxismo lo ha forjado a un nivel superior y más sintetizado.

La nueva síntesis

Bien, sobre esa base quisiera hablar un poco de la aplicación de la nueva síntesis a esta cuestión. No voy a tratar de repasar todo lo que representa la nueva síntesis — lo que es tema para otra discusión. Pero la nueva síntesis sí representa una base más profunda, una síntesis más completa — una base más profunda y una síntesis más completa del método científico del materialismo dialéctico y por lo tanto, o como una expresión de éste, un método y enfoque más cabalmente científico. Representa el reconocimiento y la ruptura con ciertos aspectos de un materialismo mecánico y de la reificación y hasta de la metafísica que han tenido una influencia secundaria pero no insignificante en el movimiento comunista a lo largo de su historia — por ejemplo, de tratar las cosas según la noción de "la verdad de clase”, o sea, la idea de que existe una verdad de la clase o clases oprimidas y en ésta nosotros nos basamos, a diferencia de entender que existe la realidad material y hay un enfoque científico de la realidad material y que nosotros podemos aprender de todas las fuentes de las cuales podamos aprender, a la vez que vayamos sintetizando lo que venimos aprendiendo con la aplicación consecuente del materialismo dialéctico — a la sociedad, a la naturaleza y a la interrelación, la interacción, entre la naturaleza y la sociedad y entre los seres humanos que componen la sociedad.

En otras palabras, he recalcado mucho hasta ahora, con razón muy necesariamente, la ruptura radical representada por el comunismo. Está la analogía de Darwin: que el conocimiento de la sociedad y de los seres humanos que componen la sociedad, y de sus relaciones sociales —y de todas sus relaciones económicas, sociales, políticas, culturales y de otra índole— y la interacción de todo eso con la naturaleza, es tan radicalmente diferente después de Marx como lo es la biología después de Darwin. Eso es muy cierto y muy importante, y es esencial que nosotros lo tomemos como base. Al mismo tiempo, eso no quiere decir que no se puede aprender nada de las personas que vivieron en épocas anteriores y que expresan un punto de vista de las clases en última instancia distintas al proletariado, o que no se puede aprender nada de las personas que viven en el mundo de hoy. Eso no es lo mismo. Decir que la biología es radicalmente distinta después de Darwin no quiere decir que no se puede aprender nada, ni de alguien que se oponía a Darwin. Pero supone un marco totalmente diferente, y un método y enfoque completamente diferente —para decirlo un tanto burdamente, una caja de herramientas distinta— o un método y enfoque más desarrollado, cualitativamente más desarrollado para ponerse a aprender de todo, inclusive de las ideas de las personas que están en lo incorrecto en lo principal.

Por lo tanto, con este entendimiento correcto (y esto es algo que recalca la nueva síntesis del comunismo que he desarrollado, más que anteriormente — no es que no existía, estaba ahí en Mao, estaba ahí en Lenin, estaba ahí en Marx) se puede aprender de las personas con puntos de vista opuestos y de las personas que en esencia y en general están en lo incorrecto o están equivocadas en su aspecto principal. Esto es algo a lo que la nueva síntesis ha dado más énfasis: digamos, la síntesis correcta del reconocimiento de la ruptura radical representada por el comunismo y, al mismo tiempo, el método y enfoque, basado en esa ruptura radical, de ponerse a aprender de todo. No ir a la cola y adaptar (digo, adoptar) las ideas, las ideas erróneas, de otras personas, pero tener un enfoque de aprender de la realidad de una manera científica.

¿Qué es la ciencia, qué es el método científico?

¿Qué significa eso? ¿Qué es la ciencia? La ciencia quiere decir, en primer lugar, basarse en la realidad, en la realidad material —en entender que la realidad consta de materia en movimiento. Pero también quiere decir interactuar con la realidad material más amplia, acumular pruebas sobre la base de esa interacción— no de una manera aleatoria pero con ciertas hipótesis en mente, que se entiende que son provisionales, son hipótesis, no son teorías completamente desarrolladas, son hipótesis, pero interactúan con el resto de la realidad material a fin de acumular pruebas en relación con algo que se investiga. Y de ahí, aprender de muchas fuentes diferentes, sintetizar e identificar los patrones en esa parte de la realidad que se investiga y explora, y acumular pruebas al respecto — sintetizarlo todo a un nivel superior y de ahí sacar las conclusiones apropiadas. De ahí volver a la realidad para ponerlo a prueba, para ver si lo que se ha sintetizado corresponde concreta y correctamente a la realidad, si predice correctamente lo que ocurrirá y no ocurrirá en la realidad — no en un sentido limitado pero que en el sentido esencial, y en el sentido general, predice correctamente lo que ocurrirá y no ocurrirá en la realidad, lo que puede ocurrir y no puede ocurrir en la realidad. Y de ahí se trata de un proceso continuo. No es un proceso para una sola ocasión... es un proceso en curso el que, no obstante, pasa por etapas cualitativas. Para sintetizar, es un salto cualitativo. Constituye otro salto cualitativo llevarlo de vuelta a la realidad y verificarlo en comparación con la realidad y sacarle conclusiones. En esencia, eso es lo que Mao describe en "Sobre la práctica": el salto del conocimiento sensorial al conocimiento racional, el conocimiento sintetizado, y luego de vuelta a la práctica y más acumulación, y así sucesivamente.

Así que eso es lo que quiere decir ser científico en cualquier ámbito, en cualquier actividad humana o en cualquier ámbito de actividad y conocimiento, y eso es lo que quiere decir en general ser científico. Y eso es lo que tenemos que ir haciendo — la importancia de esto es algo que la nueva síntesis está expresando de manera sintetizada y concentrada. De que en eso nosotros nos basamos. No en las modas. No en las tendencias espontáneas. No en el capital que alguien puede acumular a fin de decir que representa la verdad. Pero en el enfoque científico.

Se ha señalado —y creo que se trata de algo muy importante— que sin un método y enfoque científico, uno es vulnerable a que los fenómenos de cualquier tipo, y las fuerzas de cualquier tipo, las tendencias de cualquier tipo, los oportunistas de cualquier tipo, los charlatanes de cualquier tipo lo despisten, engañen y zarandeen — debido a que uno no tiene bases para poner a prueba si lo que se dice es cierto o no. Uno nada más sigue lo que parece tener aceptación o lo que la mayoría de las personas piensan o creen en un momento dado o qué tanta autoridad tiene o parece tener alguien, a favor de un conjunto particular de ideas. No habrá manera de distinguir lo que es cierto y no lo es y uno estará sujeto a los vaivenes de la situación y a que constantemente lo conduzcan a uno por la nariz como un borrego y, obviamente, por malos caminos. O aunque tengan buenas intenciones las personas quienes influencian a uno, pero no son científicas, no van a conducirlo a uno a donde tiene que ir, en términos de lo que la humanidad necesita y lo que es posible para la humanidad en este momento de su desarrollo histórico — no digo un proceso de historia metafísico ordenado por Dios o dirigido por el universo, pero a donde la historia ha llegado concretamente mediante la interacción entre la necesidad y la casualidad, y las fuerzas y dinámicas subyacentes y las acciones conscientes que las personas ejercen sobre esas cosas —éste es el punto que hemos alcanzado y éste es el punto que es posible alcanzar. Y no es posible alcanzar ese punto sin ser científico y si uno está subordinado a la dirección e influencia de personas que no aplican ciencia.

O uno tampoco va a alcanzar ese punto si deja que gente que no aplica ciencia dirija e influencie a las personas y no refuta y con el tiempo no vencer concretamente estos enfoques no científicos — de una manera buena, y no de una manera dogmática o chillona, pero de una manera muy sustantiva, basada en los principios pero fuerte, cuando sea necesario, y muchas veces es necesario. Vencerlos en el sentido de poner al descubierto lo que tienen de incorrecto y convencer a las personas de modo que los abandonen — no porque es un concurso de egos o son diferentes personas con diferentes narrativas, o diferentes agrupaciones sociales divorciadas de las masas populares, pero por lo que la ciencia enseña acerca de lo que son los intereses y las necesidades de las amplias masas populares en el mundo, y en última instancia, de la humanidad, y lo que es posible en estos momentos.

Constantemente buscar la verdad y llevar adelante la revolución comunista

Bien, sólo quiero referirme a algunas otras cosas que tienen que ver con la nueva síntesis y de ahí pasar a un par de puntos más particulares. Una de las cosas esenciales de la nueva síntesis es, por un lado, la importancia y la insistencia en constantemente buscar la verdad — en otras palabras, otra forma de decirlo es ser consecuentemente científico. No buscarla según narrativas, no buscarla sobre la base de la "verdad de clase" —o diferentes verdades o narrativas de diferentes grupos de identidad— pero ser científico a fin de conocer la realidad material de la manera en que he venido comentando. Pero hay más. Cuando Mike Ely publicó sus "Nueve cartas", dijo (y estoy parafraseando): Bueno, si entramos en un ambiente universitario y decimos, bueno, tenemos una nueva idea radical, buscamos la verdad, ¿considerará alguien que eso es impresionante? Y que era necesario que nosotros dijéramos, en primer lugar, que sí — dado que eso es radicalmente distinto a lo que opera y a lo que impera en las universidades, inclusive entre las llamadas personas progresistas. Cunden todo ese relativismo y todas esas necedades posmodernistas que rechazan la realidad objetiva y la verdad objetiva, e identifican la verdad como sólo una cuestión de relaciones de poder, narrativas, paradigmas o lo que sea. Así que, sí, en primer lugar.

Pero en lo más fundamental, lo que encierra la nueva síntesis es, en efecto y de manera muy importante, buscar la verdad constantemente —en otras palabras, ser consecuentemente científico—, y también la síntesis de eso o la aplicación de eso, digamos, para desarrollar concretamente la lucha revolucionaria hacia el objetivo final del comunismo. Sí, tenemos que ser científicos, pero de lo que se trata es de la aplicación de eso a fin de alcanzar el objetivo del comunismo. Pero además, hay algo muy importante que creo que no se entiende bien, lo que quedaría corto: lo que la nueva síntesis se propone, que es un avance más allá del previo análisis del comunismo (y cuando se dice que es un avance, eso no quiere decir que nunca hubo nada de eso, que nunca hubo ningún elemento de eso; significa que constituye una mayor síntesis) y lo que constituye, es un entendimiento de la relación concreta, la relación dialéctica —que significa que es una relación contradictoria, pero también la síntesis que se puede forjar— entre el proceso de buscar la verdad y hacer avanzar la lucha por el comunismo.

Por eso, como digo en la conversación con unos camaradas sobre la epistemología, es necesario en cierto sentido, digamos, que abracemos las verdades bochornosas, las que nos hacen encoger. Porque, si no lo hacemos, implica que no vamos a ser consecuentemente científicos y no vamos a adentrarnos con suficiente profundidad en la realidad como para poder transformarla hacia el objetivo del comunismo. No se trata de que nos gusten las verdades que nos hacen encoger, sino de que, si esas verdades están ahí y si son ciertas, si son un reflejo acertado de la realidad, tenemos que "abrazarlas", por decirlo así. Tenemos que reconocerlas y hacer que el proceso de conocerlas sea una parte del método y enfoque científico, y del cuerpo cumulativo de conocimiento obtenido mediante la ciencia, que nos capacita para desarrollar la lucha por transformar el mundo hacia el objetivo del comunismo.

Así que ése es un punto muy importante de la epistemología. No simplemente se trata de que, bien, busquemos la verdad, sino de que sí, tenemos que buscar la verdad constantemente —en otras palabras, tenemos que ser consecuentemente científicos— y además entender que únicamente al hacerlo así y al obtener el conocimiento más profundo y, digamos, el más rico conocimiento de la realidad y toda su naturaleza fundamental, y también su carácter contradictorio general y el movimiento y el desarrollo y el cambio y la transformación, será posible que alcancemos en concreto el comunismo, y lideremos a las masas populares y la lucha para tomar y mantenernos en el camino de ir al comunismo y no cobijarnos bajo el ala de la burguesía y no aceptar los emolumentos (o como quiera que se llamen) e incentivos y volver al rebaño del emperador, para usar esa metáfora.

Núcleo sólido y elasticidad

Además, otro punto muy importante que es un elemento esencial de la nueva síntesis en cuestiones de epistemología, es el núcleo sólido y la elasticidad tales como se aplican a la epistemología, tales como se aplican al método y enfoque, tales como se aplican a ser científico. Lo señalé en el discurso Dictadura y democracia, y la transición socialista al comunismo, de que ese núcleo sólido y elasticidad se aplica al método y enfoque. En pocas palabras, ¿cómo? En otras palabras, dije anteriormente, al tratar el método científico: cuando uno sale a investigar el mundo, acumular evidencia y experiencia sobre el mundo y de ahí sintetizar todo eso, es necesario avanzar de acuerdo a algo. No se puede avanzar sin ningún entendimiento en absoluto. Es necesario avanzar según ciertas hipótesis. Bien, dichas hipótesis, a su vez, tienen que ser no sólo narrativas que uno ha inventado o ideas brillantes, sino que en sí tienen que tomarse, extraerse de todo este proceso científico en curso y del mejor entendimiento que el método y enfoque científico ha contribuido en cualquier campo, o en general, a la acumulación del conocimiento de la humanidad. Por lo tanto, todo eso constituye el núcleo sólido — avanzar sobre la base de lo que se ha determinado científicamente hasta ese momento.

Pero de ahí, al mismo tiempo, uno reconoce, cuando sale a hacer eso, que —retomando el punto de Lenin— la teoría es gris, pero el árbol de la vida es eternamente verde. No se refería a que la teoría no era importante. Lo que quería decir era que la teoría siempre es la mejor aproximación que se podría hacer de la realidad —si es una teoría correcta— y, como dijo Lenin, sin la teoría revolucionaria tampoco puede haber movimiento revolucionario. Así que Lenin no decía, ah, vaya teoría, es gris, nos hará falta un poco de verdor de la vida. Decía que la teoría es muy importante, pero la vida siempre es más rica y la vida siempre cambia, ¿la vida está llena de qué? De contradicciones. Existe la realidad material, y existe como contradicción — contradicciones que están en movimiento, cambian, interactúan. Por eso siempre hay más que aprender. Pero no se aprende al decir que nada es verdad, o no podemos conocer nada. Pues, eso no es cierto, eso no es científico. Podemos acumular y en efecto acumulamos conocimiento correcto. Lo que no se refiere a un conocimiento absolutamente correcto, absoluto, pero a un conocimiento esencialmente correcto —es decir, un conocimiento correcto en su principal aspecto— un conocimiento esencialmente correcto de la realidad material. Y aplicamos eso y avanzamos sobre esa base para aprender más y en el curso de eso quizás empecemos a cuestionar parte de esa base sobre la cual avanzamos.

Eso es lo que implica salir al gran océano y no permanecer en un pequeño remolino, un poco de agua estancada. Es necesario estar dispuesto a salir al gran mundo y entender la relación dialéctica entre el núcleo sólido y la elasticidad tal como se aplica a conocer y cambiar el mundo —tal como se aplica a la epistemología y la aplicación de esa epistemología a cambiar el mundo— y tal como se aplica a la relación entre lo que se entiende correctamente, al menos en los principales aspectos, que es cierto acerca de la realidad y hasta lo que se aprende al respecto a la vez que se sale a seguir aplicándolo y seguir cambiando la realidad. Así que eso también es muy importante.

Es fácil perder su orientación cuando se descubra que algo que pensaba que era cierto no es cierto, al menos en parte. De ahí es fácil caer en el relativismo o en el agnosticismo —¿cómo podemos saber?— pero eso no es científico. La ciencia nos enseña —el método y enfoque de la ciencia y del materialismo dialéctico sobre todo, de la forma más concentrada, nos enseñan— que aprenderemos algunas cosas acerca de lo que creemos que es la verdad las que pondrán en tela de juicio algo de eso, quizá la totalidad o una parte específica de eso. Eso es parte del proceso científico, que no debe causar desorientación. No debe causar desmoralización. Es parte del proceso científico por medio del cual obtenemos un conocimiento más profundo a fin de hacer transformaciones más fundamentales hacia el objetivo del comunismo.

El núcleo sólido y la elasticidad — La disciplina epistemológica y el pensamiento crítico

Ahora quiero tratar un aspecto más particular de esta cuestión, una aplicación más particular de esta cuestión. ¿Y qué de la aplicación epistemológica del núcleo sólido y elasticidad en el propio partido y en la aplicación de su dinámica o dialéctica de teoría-práctica-teoría? Ya mencioné el discurso, de hace casi diez años más o menos, Dictadura y democracia, y la transición socialista al comunismo. Y ahí señalo que en toda la vida, y en todo lo que se hace, siempre hay núcleo sólido y elasticidad. Por ejemplo, cuando se celebra una reunión —se cita este ejemplo en ese discurso, Dictadura y democracia, y la transición socialista al comunismo—, cuando se celebra una reunión, es necesario tener cierta base sólida para la reunión. En otras palabras, es necesario tener una orden del día o agenda. Es necesario tener cierta estructura y enfoque, que no se base en alguna determinación arbitraria, pero ¿en qué se basa? Se basa en examinar la realidad material y sus contradicciones y en identificar cuáles son las más importantes contradicciones en las que centrarse en esta reunión en particular en este momento particular, en el contexto de todo lo que hay que hacer, trátese del partido y de aquellos que éste dirige, en el contexto de la construcción general del movimiento para la revolución y la construcción del partido como su núcleo dirigente. Por tanto, hay personas responsables de establecer una agenda, eso es parte del núcleo sólido. Y la agenda es parte del núcleo sólido.

Bien, como también se analiza en ese discurso, si no hay orden del día o no hay estructura para la reunión y todos hablan de todo, pues ocurren dos cosas. No se logra lo que es necesario lograr. No se obtiene un rico conocimiento de la realidad con el fin de poder actuar para transformarla y dirigir a las personas para transformarla, por el rumbo en el que tiene que darse a fin de emancipar a los oprimidos y en última instancia a toda la humanidad. Y por otro lado, de todos modos alguien termina por imponer sus ideas. Toda la anarquía de ningún núcleo sólido, ninguna centralidad, digamos, ningún centralismo, ninguna dirección — bueno, de todos modos alguien termina por dirigir y es casi siempre la persona equivocada. De hecho, tal método tarde o temprano será garantía de que se obtengan resultados erróneos.

Por eso, hay un núcleo dirigente, y una agenda y una estructura. Para dirigir bien ahí, es necesario — digamos que alguien empiece a hablar de algo fuera de la agenda, hay que decir: "Espéreme, no hablamos de aquello, hablamos de esto y por una buena razón; la suya es una cuestión importante, o tal vez no lo sea, pero si lo es, la trataremos en otro momento o bien más adelante en esta reunión o en otra reunión o en otra forma, pero tenemos cosas que hacer aquí". Después de todo, el objetivo es conocer el mundo, ¿con el fin de hacer qué? Con el fin de transformarlo de una manera revolucionaria hacia la meta del comunismo. Eso es lo que hacemos, todo lo que hacemos tiene que ver con eso. Me refiero a todo cuando actuemos como un partido o dirijamos un movimiento — no digo que todas las ocasiones en que comemos tienen que estar directamente relacionadas con la construcción del movimiento para la revolución, y que es necesario que lo que se come —sea una zanahoria, una manzana, un bistec u otra cosa— se determine en un sentido reduccionista de uno-a-uno según su contribución o manera de contribuir a la construcción del movimiento para la revolución y a la construcción del partido como su núcleo dirigente [se ríe]. Más bien, hablo en un sentido general de que eso es lo que hacemos. Y las cosas contribuyen directamente a eso, como las reuniones u otras actividades —incluidas las manifestaciones, luchas ideológicas y programas que se organicen— todas esas cosas contribuyen a eso o deberían contribuir a eso. Todas esas cosas necesitan el núcleo sólido.

Y de ahí el núcleo sólido necesita elasticidad de modo que, dado el tema que se ocupa, digamos que en una reunión, se deje que las personas hablen con amplitud sobre los temas. Si hay demasiada restricción, pues no habrá el proceso indicado —digamos, el proceso rico— que se necesita para llegar concretamente a conocer la verdad más profunda. Y, como en toda realidad material, los límites son relativos. Por ello, alguien puede hablar principalmente sobre el tema, pero puede cruzar el límite y hablar un poco de otra cosa. En la dirección de estas personas, en la dirección de este proceso, es necesario saber cómo tratar esas contradicciones, y quienes no dirigen también tienen que hacer su mejor esfuerzo para relacionarse correctamente a esas contradicciones. Así que se contribuye principalmente al tema que se ocupa y principalmente no lo lleva y lo enrumba hacia otro tema; pero, por otro lado, no se le restringe tan fuertemente que ni siquiera se reconozca que, en vista de que los límites en la naturaleza y la sociedad y en toda actividad humana son relativos y condicionales y no absolutos, es imposible hablar estrictamente sobre algo sin también, en ciertos aspectos secundarios, hablar de otras cosas. Y también hay que tener flexibilidad. Uno abre una reunión con una agenda, pero se presenta algo que no está en el orden del día — en el papel de dirección uno tiene que decidir, y en forma colectiva el grupo tiene que decidir, bueno, ¿este algo que se ha presentado tiene más importancia que lo que estaba a la orden del día, o no?

Por lo tanto, se necesita una disciplina epistemológica. ¿Por qué? ¿Solamente se trata de organización, de disciplina? No. También se trata de la epistemología. El núcleo sólido y la elasticidad tratan sobre todo de una cuestión epistemológica. Se remonta a lo que yo decía acerca de la ciencia. No proceder sobre la base de ningún núcleo sólido. No proceder sobre la base de ningún entendimiento. Hay que proceder sobre la base de cierto núcleo sólido, cierto entendimiento, y luego salir al verde árbol de la vida, la riqueza de la vida, el carácter contradictorio y el movimiento de la vida. Y eso es cierto en todo lo que se haga, hasta en una reunión. Pero si todos simplemente hablaran de lo que quisieran hablar en una reunión y no se centraran en el tema que se ocupan, sin intentar mantenerse disciplinado y centrado, no se aprendería nada bueno, y de hecho se interferiría con el proceso colectivo de aprendizaje de las personas. Y si un partido se compone de personas las que siguen sus propias ideas cada quien por su cuenta, en lugar de lo que el partido ha resumido como su mejor entendimiento cumulativo con una base científica, pues disminuirá y no aumentará su conocimiento de las cosas. Se socavará el proceso de aprendizaje y acciones para transformar el mundo y de aprender más para mejor transformar el mundo. Esa es la parte del núcleo sólido.

Bien, ¿qué pasa con la otra parte, la elasticidad? ¿Eso quiere decir que —por ejemplo, en el caso de que aparezca un fenómeno, algo salga en el periódico de nuestro partido— lo que se supone que hay que hacer es averiguar: "Bueno, yo personalmente no creo en serio que eso es correcto, pero voy a mostrar disciplina, por lo que simplemente voy a encontrar una manera de convencerme de que es correcto, porque se supone que lo es". No. Eso no es científico. Bien, hay estructuras, hay cauces, hay procedimientos cuando uno no cree que algo sea correcto. Uno no sale con opiniones de forma individualista, y dice nada más: "Bueno, yo no me gusta eso, por lo que voy a empezar a decirles a todos los con quienes hablo que eso está mal". Pero se supone que uno deba pensar de manera crítica. Ésa es una parte crucial de la ciencia. Sí, había un lema que se planteó al inicio de la Revolución Cultural al interior de nuestro partido: Ten la humildad de dejar que te dirijan — que es un problema el que la gente no lo haga. Pero, ¿qué se le agregó a ese lema? Sin un atisbo de servilismo. Ten la humildad de dejar que te dirijan, sin un atisbo de servilismo. Ambas partes. Eso también está relacionado con el núcleo sólido y la elasticidad. Es otra expresión del mismo fenómeno general, el mismo fenómeno básico, que necesitamos que la gente piense de manera creativa. Necesitamos gestar ideas. Necesitamos que la gente piense de manera crítica, hasta sobre lo que el partido dice que es cierto en un momento dado — pero de la forma correcta, con el espíritu correcto, con la epistemología correcta, con un enfoque científico y por medio de los cauces y procedimientos correctos. Y necesitamos que la gente tome la iniciativa para pensar y explorar y desarrollar ideas sobre cosas que el partido no ha explorado científicamente y para hacer que eso sea una parte — para aportar eso, de la forma correcta, al proceso colectivo del partido de conocer y entender la realidad, conocer la realidad y transformar la realidad en una dirección revolucionaria en un proceso continuo.

Por lo tanto, se necesita el núcleo sólido, se necesita esa disciplina epistemológica. Si no hay eso, no se aprenderá más pero menos y se irá socavando la capacidad de conocer y transformar el mundo, de dirigir a las masas populares, a un número creciente de personas, para que se conviertan en parte del movimiento revolucionario de conocer y transformar el mundo en una dirección revolucionaria por medio de un proceso continuo. Por otro lado, si uno se muestra servil, si no toma ninguna iniciativa — si no reconoce que el núcleo sólido concentrado en la línea del partido en un momento dado es un núcleo sólido, pero no constituye todo de lo que implica el proceso de conocer y cambiar el mundo, y si no toma la iniciativa de pensar acerca de las cosas que el partido ha dicho y las cosas que ni siquiera ha tratado, y no toma iniciativa de investigarlas, explorarlas y, sí, cuestionarlas de la manera correcta — pues, el proceso también va a resultar socavado y cortocircuitado, y va a salir en marcha atrás y refrenada nuestra capacidad de conocer y transformar el mundo, en concordancia con el objetivo de emancipar a los oprimidos del mundo y en última instancia a toda la humanidad. Por lo tanto, hay que tener ambos aspectos. Eso es algo con lo que es preciso que breguemos.

Contra la "epistemología populista"

Ahora, algo muy importante que se ha planteado, en términos de cómo se aplica al interior del partido, y además en un sentido mucho más amplio, es la necesidad de llevar mucha lucha en el ámbito ideológico y en las polémicas que se han escrito como una forma concentrada de lucha, contra lo que se ha identificado como la "epistemología populista". Ésta se refiere a la idea de que lo que es cierto — que es casi como esas cínicas cosas burguesas de las encuestas. O sea, si uno quiere determinar lo que hay que hacer, levanta una encuesta. En realidad no es lo que hace la burguesía. George Bush lo dejó claro durante los preparativos previos a la guerra de Irak: no le hago caso a los grupos de enfoque, no le hago caso a las encuestas, no me importa el que la mayoría de las personas se opongan a lo que hago, actúo al servicio de los intereses del sistema imperiali... Es decir, actúo al servicio de los intereses, de los intereses nacionales de los Estados Unidos de América y su gran democracia.

Pero eso en realidad no es la manera en que obra la burguesía. Pero ellos sí levantan encuestas, algo que les enseña un poco acerca de lo que la gente piensa, porque tienen que encontrar la manera de hacer que las personas acaten las reglas, y de manipularlas, y maniobrarlas para que sigan las reglas o acepten pasivamente lo que hacen. Pero también lo hacen para influenciar la forma de pensar de la gente — que es uno de los principales objetivos de las encuestas, si no el objetivo principal. Pero en realidad nadie procede según las encuestas. Pero, para repetir, si alguien cayera en eso, serían los comunistas. Por todas las razones que he mencionado, no se trata sólo de que ésta sea una idea mala en abstracto —se supone que seamos una vanguardia, y que no sigamos a la cola—, pero por todas las razones que he mencionado hasta este punto, en términos de la epistemología y el método científico, y lo que es el objetivo, lo que es el objetivo fundamental, y lo que va a conducir a que las masas populares efectivamente.... Fíjese, no me importa su maldita camarilla de poca monta, me entiendes, ni el que su pequeña camarilla consiga unas cuantas posiciones más y forje una pequeña parte del vecindario, como su pequeño capital. Eso no me importa un carajo, debido a que las masas populares, inclusive aquellos que se encuentran en ese barrio, ni hablar de aquellos que se encuentran en el mundo en su conjunto, van a salir jodidas al establecer el marco de las cosas de esa forma.... Digo que sí me importa, un tema que trataré — pero no se pueden establecer los términos y no podemos basarnos en lo que impera entre las masas populares, o lo que tal vez tenga influencia o lo que quizá influencie a las personas en una dirección dada en un momento dado. Tenemos que basarnos en lo que podemos determinar con la ciencia que es fundamentalmente necesario y está en concordancia con los intereses fundamentales de las masas de la humanidad y en última instancia, de la humanidad en su conjunto, a fin de hacer avanzar una revolución en todo el mundo y alcanzar el comunismo; y sin eso, las grandes masas de la humanidad sufrirán terriblemente e incluso podrían dejar de existir. Eso se determina científicamente, y tenemos que seguir retomando la determinación científica y el método y enfoque que conducen a ésta. Y de ahí procedemos científicamente a analizar y evaluar todo sobre la base de su contribución a eso o si no lo hace. No quién domina, cuáles ideas de quién son populares, qué piensa la mayoría de las personas, en qué está metida la mayoría de las personas, qué piensa mucha gente que está de moda, qué piensa la mayoría de las personas que va a corresponder a sus intereses individuales, bla, bla, bla. No nos basamos en eso.

Para repetir, retomemos Lo BAsico 4:11. ¿Qué dice ahí? "Lo que piensa la gente es una parte de la realidad objetiva, pero lo que piensa la gente no determina la realidad objetiva”. Esta cita es sumamente importante. Una vez más, trata la naturaleza contradictoria de esta cuestión. ¿Podemos ignorar, es que carece de importancia, lo que la gente piensa en un momento dado? Claro que no. Pero sobre todo tenemos que entender esta cuestión porque es necesario transformarla por todas las razones que he señalado y debido a lo que esta espontaneidad va a conducir a las personas a pensar y por dónde las va a conducir al dejarlas sin la dirección que solamente una fuerza comunista con bases científicas puede dar. Nadie más puede hacerlo. No digo que ninguna otra persona puede hacer algo positivo, que ninguna otra persona puede contribuir algo a este proceso o que no podemos aprender nada de otras personas que no tienen ese punto de vista y enfoque y método. Eso es incorrecto. Tenemos que aprender de otras personas — éstas pueden aportar cosas positivas, a veces hasta pueden hacer las cosas mejor que nosotros en un momento dado. Pero eso no implica que pueden conducir a las personas y la lucha a donde tiene que ir.

Por tanto, tenemos que entender lo que las personas piensan, que incluye la manera en que están bajo ciertas influencias —la manera en que los oportunistas las manipulan en determinado momento— pero tenemos que entender eso sobre todo porque sabemos que vamos a tener que transformar esa situación. Pues, si el pensar de las personas ya estuviera en consonancia con la necesidad de la revolución comunista y por lo tanto la entendieran a fondo y estuvieran dispuestas a hacer sacrificios por ella, pues, nos encontraríamos en una posición distinta. Pero además, es imposible que se dé de forma espontánea, por todas las razones de la realidad material, lo que incluye muy esencialmente la sociedad en la que todavía vivimos, en la que las personas están encadenadas y restringidas, y la manera de pensar que impera en la sociedad así como los efectos de las relaciones fundamentales de la sociedad y de todas las relaciones sociales y la cultura y las instituciones y estructuras políticas.

Por eso, lo que piensan la mayoría de las personas — o sea, la tendencia principal del movimiento de masas no siempre es correcta, el pueblo unido puede ser derrotado y lo que la mayoría de las personas piensa no es la verdad. Ahora, algunas personas dicen: "Bueno, puede que no sea la verdad, pero es el equivalente funcional de la verdad" — aunque no utilicen esta expresión, en esencia eso es lo que quieren decir. En otras palabras, "Está bien, quizá objetivamente la mayoría de las personas piense que hay un dios, y nosotros sabemos que no lo hay, pero no se puede ir a decirle eso a las personas, porque si uno trata de hacerlo, las personas lisa y llanamente van a volverse en su contra". Bien, tenemos que saber cómo aplicar correctamente la unidad-lucha-unidad. Tenemos que saber unirnos correctamente con las personas en las situaciones en las que podamos hacerlo de una manera que sí contribuya al movimiento general para la revolución y sí cuente con la participación de las personas en lucha contra la injusticia, con muchas perspectivas diferentes, con muchos entendimientos diferentes. Por lo tanto, todo eso es muy importante. Pero eso no quiere decir que sigamos a la cola de sus ideas o que nos acomodemos a sus ideas simplemente porque más gente esté de acuerdo con esas personas acerca de diversas cosas —por ejemplo la religión— que está de acuerdo con nosotros en este momento. En el momento — fíjese que en el momento que hagamos la revolución, más personas, entre ellas, probablemente, más gente en las filas activas de la revolución, tendrán desacuerdos con nosotros acerca de la religión que aquellos que estarán de acuerdo con nosotros. Ésa es la naturaleza contradictoria de lo que hacemos. Pero eso no implica que nos acomodemos a eso en el sentido de estar en acuerdo, obviamente, o hasta simplemente no luchar en su contra. Se necesita un núcleo sólido de personas que ha roto con eso y en efecto ha adoptado un entendimiento liberador de ser científico en la manera de abordar todo esto.

Por eso, no pasamos por alto lo que las personas piensan. Lo que las personas piensan es una parte de la realidad objetiva que tenemos que trabajar para afectar y transformar. Así es la primera parte de lo que dice Lo BAsico 4:11. Pero lo que las personas piensan no determina la realidad objetiva. Lo que las personas piensan no determina sus intereses en un momento dado, o en general. Así que eso es muy importante. Por lo tanto, es preciso que retomemos una y otra vez la cita Lo BAsico 4:11, y breguemos con la misma, tanto en términos de entenderla —la contradicción con la que la cita forcejea y la que sintetiza— como en términos de su aplicación a muchas cosas diferentes.

La "línea de masas"

En este contexto, quiero tratar unos cuantos puntos más. En este discurso, en cierta medida me he puesto a criticar a ciertas formulaciones de Mao [se ríe]. Bien, permítame poner algo muy en claro, por muchas razones diferentes. Ha salido una andanada de ataques que dicen que la nueva síntesis descarta todo el pensamiento comunista anterior, que reemplaza todo lo anterior, diciendo que ha reemplazado todo lo anterior y que todo lo anterior ya no es relevante ni aplicable. Eso es completamente erróneo. Eso sería como decir que las personas que han estudiado la genética en el campo de la biología y la han aplicado a la evolución, estuvieran diciendo que Darwin ya no es aplicable. Darwin no sabía nada acerca de la genética, no existía el campo de la genética cuando Darwin hacía su trabajo y vivía. Pero la gente en la genética dice, éste es un avance más allá de lo que Darwin entendía, y tal vez algunas ideas particulares de Darwin no sean del todo correctas a la luz de la genética y otras cosas que hemos aprendido — pero el núcleo de lo que Darwin desarrolló es nuestra base, dado que tiene una base científica y es correcta en su núcleo y en su esencia. Lo mismo puede decirse de todo el comunismo hasta este momento, antes de la nueva síntesis. Tiene la misma relación. Pero como mayor síntesis — una nueva síntesis implica mayor síntesis, principalmente una continuación, pero también algunas rupturas, algunas rupturas importantes.

Bien, algo con lo que eso tiene que ver es esta cuestión general de la epistemología populista — y cómo Mao caracterizaba la "línea de masas". Él la caracterizó de diferentes maneras, pero el núcleo o modo esencial en el que la caracterizaba y analizaba fue lo siguiente: tomar las ideas dispersas y no sistemáticas de las masas y concentrarlas y sintetizarlas y desarrollar la línea y política sobre esa base y de ahí regresarlas a las masas en la forma de línea y política y de ahí dirigir a las masas a llevarlas a cabo. Bueno, ¿eso constituye una epistemología fundamentalmente correcta y un enfoque fundamentalmente correcto basado en la epistemología? No. Y de hecho, ni siquiera es lo que Mao hizo, en algunos de los importantes puntos de viaje en la revolución china.

Por ejemplo, Mao no determinó que tenían que ir al campo y lanzar una guerra popular en el campo, en lugar de construir el movimiento en las ciudades y luego lanzar insurrecciones urbanas — no determinó eso principal, o esencialmente, mediante la sistematización de las ideas dispersas de las masas. Lo hizo al hacer una evaluación científica de las contradicciones en la sociedad y de la fuerza relativa de las distintas fuerzas y dónde se concentraba la fuerza de las diversas fuerzas — y ésa es la manera en que desarrolló ese enfoque estratégico general de cercar las ciudades desde el campo y hacer una revolución de nueva democracia por medio de la guerra popular prolongada en esas circunstancias.

Asimismo, Mao no desarrolló la política de un frente unido contra Japón por medio de ese proceso de la línea de masas que describí — y creo que lo describí de manera correcta. Sí, las masas tenían sentimientos de que debían luchar contra Japón, porque Japón había invadido a China y ocupaba a China y emprendía una brutal opresión horrenda a partir de esa ocupación. Así que existían sentimientos, pero Mao fundamental y esencialmente determinó ese cambio de política, que era un cambio importante, volviendo a analizar las contradicciones, en China y en el mundo, y de ahí procediendo sobre esa base.

Mao no desarrolló la política que condujo a la Revolución Cultural de China a partir de esa aplicación de la "línea de masas". Sí, los sentimientos de las masas eran parte de lo que él analizaba, de la misma manera en que las ideas de las personas son parte de la realidad objetiva. Pero él analizó las contradicciones en la sociedad socialista de China y en términos más amplios, la forma en que se perfilaban en China en ese momento y sobre esa base desarrolló el entendimiento — captó la necesidad de una forma diferente de lucha contra la restauración capitalista a lo que habían realizado con anterioridad y encontró la forma, como él decía, en la Revolución Cultural. En parte tomaba de lo que las masas hacían, pero mucho más esencial y fundamentalmente analizó las contradicciones de manera científica.

Digo eso porque este concepto de la "línea de masas" es algo que nos ha influenciado a todos — esta “línea de masas” en general influenciaba a todos los que somos veteranos que empezamos a militar durante esos tiempos. Y en parte lo que suscitó este cuestionamiento es que nos encontramos, cuando intentamos incorporar esta "línea de masas" en nuestros documentos —en la Constitución del partido u otras cosas—, nos dimos cuenta de que teníamos que forzarla, teníamos que estirarla y torcerla tanto que ya no era en efecto la "línea de masas" que Mao había desarrollado. Diríamos, "Tenemos que aplicar la ciencia del comunismo a las ideas de las masas..." — pero no obstante no pudimos hacer que funcionara, porque en realidad no constituye la forma de determinar las cuestiones esenciales de línea y política. Es parte de lo que hay que tomar en cuenta, pero no es el enfoque y método fundamental por medio del cual hay que hacerlo.

La venenosa influencia del relativismo, y la epistemología que necesitamos

Bien, al aproximarme a una conclusión, para esta exposición particular, quiero retomar de nuevo la cuestión del relativismo. Este posmodernismo en las universidades y la influencia general del relativismo han tenido un efecto muy venenoso sobre varias generaciones ya, en especial sobre los intelectuales y sobre el mundo académico en Estados Unidos, pero también en términos más generales. Es decir, una buena parte de este relativismo no sólo vino de Estados Unidos — una buena parte del mismo vino de otros lugares como Francia, y otros lugares donde la gente estaba formulándolo. Pero en el ámbito de academia se ha adoptado de manera muy amplia —y ahí ha imperado de manera importante y ha tenido una gran influencia—, en particular sobre lo que se supone que sean las personas y fuerzas más progresistas en la intelectualidad y en la academia, y sectores de las mismas.

A mi parecer —y es preciso explorar más este tema— este relativismo tiene una cierta resonancia, o tiene un cierto paralelo, digamos, pero también tiene una cierta influencia proveniente del campo de la física. Trato este tema un poco en el artículo "Las 'crisis en física', las crisis en filosofía y en política", que está en el primer número de Demarcations. Pero me parece — de nuevo se trata de algo que hay que explorar más a fondo, pero voy a decirlo al menos de manera provisional— que lo que ha ocurrido en el campo de la física, con los esfuerzos de reconciliar lo que revela la mecánica cuántica en términos de la realidad muy micro, los pequeñísimos elementos y partículas de la realidad, por un lado, y por otro las grandes tendencias que Einstein señalaba en términos de la relatividad, y demás — que ha sido muy difícil conciliar o sintetizar esas cosas y, en mi opinión, por eso una buena parte de la física ha caído en la metafísica. Por lo que algunas personas se han quedado en decir —algunos de los puntos de probabilidad en la física de cómo el observador entra en escena, y la ubicación de una partícula, dependen en parte del observador— que eso ha llevado a la tendencia filosófica a decir y ha fortalecido esta tendencia a decir que en realidad nada existe independientemente del observador o que en realidad no puede haber ningún conocimiento que no dependa del observador; en otras palabras, que no existe ninguna realidad que se puede llegar a conocer que sea independiente del observador. Y ese planteamiento empieza a extenderse, me parece, al ámbito filosófico y de hecho ha generado, o reforzado, un cierto relativismo.

Y de ahí —sin apartarnos demasiado del tema— está el tema general de los diferentes universos, que en algunos sentidos casi se ha convertido en ciencia ficción. Bien, yo no soy un experto en la física, por lo que no trato de "juzgar" o hacer juicios desinformados acerca de lo que para mí siguen siendo ámbitos oscuros de la física y son cosas que requieren un alto nivel de abstracción con el fin de ser científicas. Por lo tanto, yo no trato de emitir un juicio sobre ese tema. Pero, he visto algunas formas en que se habla de este tema en términos más populares que casi se parecen a la ciencia ficción —todos estos diferentes universos— lo que sí refuerza, una vez más, la idea de que la realidad material no es objetiva, pero que depende del observador.

No creo que eso sea la principal fuente o causa del relativismo desenfrenado que pulula entre los intelectuales y en el mundo académico y su influencia sobre la gente que tiene una educación universitaria, especialmente en las artes liberales y demás. Pero yo creo que sí ha contribuido a este fenómeno. Y podríamos examinar más profundamente, en otra ocasión, las diversas fuentes que creo que han sido mayores — más importantes en términos de influenciar y reforzar el relativismo, como las derrotas políticas, la revocación de muchas cosas que se desarrollaron a lo largo de los años 1960 y el hecho de que, ante todo, el movimiento de los años 1960 en Estados Unidos no condujo a una verdadera revolución, pero también los mayores retrocesos, por lo que se refiere a la revocación del socialismo y la restauración del capitalismo en China. Creo que todo eso ha reforzado mucho agnosticismo y relativismo y ha dado mucho más agua al molino de las personas que promueven el relativismo y el agnosticismo, etcétera, entre los intelectuales.

Por razones materiales concretas, las personas de las capas sociales medias, incluidos los intelectuales en particular, se encuentran un espacio cómodo en el relativismo. Es esa espesura, la espesura de la complejidad — en efecto la vida es compleja, pero observé en cierto momento que "La vida es gris, no es negro o blanco" es una de las expresiones favoritas de la intelectualidad pequeño burguesa. Y, al ampliar esa observación, esa grisura es la nébeda (hierba gatera) en la que a esos intelectuales pequeño burgueses les encanta revolcarse. O sea, su concepción de la grisura — por supuesto, hay áreas de gris. Lenin dijo que la teoría es gris, pero el árbol de la vida es eternamente verde — y él quería decir lo que sí quiso decir y no quería decir lo que no quiso decir, lo que mencioné anteriormente. Pero, sí, hay complejidad, y lo he señalado muchas veces, porque es muy importante: Nosotros tenemos que estudiar y forcejear, digamos, con la complejidad de las cosas con el fin de llegar a tener la síntesis más rica, más profunda y más científicamente correcta. Pero hacer eso distinto a querer ir al escondite — tal como ha dicho otro camarada dirigente, ir a esconderse en la espesura de la complejidad como una forma de languidecer y revolcarse en la parálisis.

El intelectual pequeño burgués, por una razón, se inclina fuertemente a favor del relativismo y le tiene un cierto amor. Pues, si no se puede determinar concretamente lo que es verdad, pues en realidad no es necesario hacer nada, o en realidad tampoco se puede actuar con certeza porque en realidad no se puede saber. Por lo tanto, tal como otro camarada dirigente ha descrito dicha orientación, "Lo mejor que se puede hacer —y estoy muy contento de que sea así— lo mejor que se puede hacer acerca de cambiar el mundo es no hacer nada en absoluto". Por lo tanto, por ciertas razones, razones materiales las que podemos comprender científicamente, eso tiene un atractivo en la pequeña burguesía, y en particular el intelectual más democrático en oposición a la variante del tendero de la pequeña burguesía.

Pero eso sólo recalca aún más la importancia de la lucha contra el relativismo de este tipo —de las polémicas y la lucha sin tregua en su contra— porque es venenoso y conduce a la parálisis y conduce a la gente a aceptar toda suerte de horrores en el mundo. Y su acompañante, la política de identidad, hace lo mismo. "Bueno, sí, creo que lo de Trayvon Martin es terrible, pero es algo del cual se preocupan los negros, y no soy negro, por lo que no hay nada que yo pueda hacer al respecto". Esa clase de cosas es otra forma de promover parálisis —así como promover las relaciones de mercancías y "poseer" la opresión— la noción de que distintos grupos de identidad que son el objetivo directo o la víctima directa de la forma particular de opresión son los dueños de la opresión. ¿A dónde conduce todo eso? A que el mundo siga tal como está, como dijimos en la polémica contra Alain Badiou, para parafrasear: y el mundo sigue sin cambiar, y la maquinaria del imperialismo sigue operando en el fondo, aplastando vidas y destruyendo espíritus,

A manera de concluir y para completar esta exposición particular del tema del relativismo, quisiera volver a esa cita, Lo BAsico 4:10, mencionada al final de la película ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS! y decir que es preciso que la saquemos de la nevera y la comamos en serio. Como dijo Mao, para conocer una pera, es necesario transformarla comiéndola. Y ésta es una declaración muy concentrada que, para repetir, voy a exponer principalmente aquí y en general como algo para reflexionar — pero en un sentido activo, que se saque de la nevera y que se coma: "Para que la humanidad avance más allá de un estado en que ‘no hay razón como la del bastón’ —y en que en última instancia la situación se reduce a las relaciones de poder bruto—, se requerirá, como elemento fundamental de este avance, un enfoque hacia el conocimiento de las cosas (una epistemología) que reconoce que la realidad y la verdad existen objetivamente y no cambian en conformidad con (ni dependen de) diferentes ‘narrativas’ y cuánta ‘autoridad’ tenga una idea (o ‘narrativa’) ni de cuánto poder y fuerza se pueda ejercer en nombre de cualquier idea o ‘narrativa’ particular en cualquier momento dado”.

Bien, esa cita concentra muchísimo y es importante desmenuzarla y dividirla en sus distintos elementos y de ahí sintetizarla — ése es el proceso que tiene que acompañarla. Y, por un tiempito, en un sentido para estimular más la mente y de ahí terminar. En primer lugar, ¿esta cita dice que, para llegar al comunismo e ir más allá, esta epistemología es lo único que hace falta? No. Hay que aplicar esta epistemología. Para cambiar el mundo material, hay que aplicarla concretamente. Es necesario alcanzar las "4 todas" y hay que derrotar y desmantelar todo el poder estatal y lo demás que se entrepongan en el camino de las “4 todas” y que refuerza las actuales condiciones horrorosas que encarna el sistema actual, el sistema dominante de opresión, explotación y saqueo que existe en el mundo ahora. Pero no se puede hacer eso sin basarse en una epistemología que es una epistemología materialista y reconoce que la realidad material y la verdad sobre la realidad material son objetivas y no cambian según sean las ideas de individuos o grupos o de sus narrativas, o lo que sea, ni dependen de esas ideas de individuos o grupos o de sus narrativas. Por lo tanto, eso es lo primero que hay que desmenuzar en serio. ¿Es eso cierto, y por qué es cierto? ¿Es cierto que no se puede ir más allá de todo eso sin tener esa clase de epistemología materialista — que sin aplicar el materialismo dialéctico de una manera consecuentemente científica para conocer y cambiar el mundo, no es posible ir más allá de todo eso, lo que encarna y plantea la frase “no hay razón como la del bastón” y todo lo que ese bastón refuerce? De ser así, ¿por qué es que eso es cierto? Si no es cierto, ¿por qué no?

Y de ahí la segunda parte de la cita. Sin esa clase de epistemología, sin una epistemología materialista dialéctica científica, para dirigir la lucha para avanzar más allá de toda esta situación y vencer todas las fuerzas y los obstáculos que se entrepongan en el camino para impedir eso, pues, ¿por qué es cierto que una epistemología basada en el relativismo —en la política de identidad, en una verdad que depende del observador, etc.— conducirá en última instancia, y a veces no tan en última instancia, a las relaciones de poder brutas, a la contienda y a la contestación en las que el bastón será el máximo árbitro y sólo habrá razón como la del bastón?

Por lo que voy a concluir con esas palabras a manera de exponer de nuevo algo para reflexionar — y recalcar la exposición activa y la necesidad de adentrarse activamente en lo que se ha expuesto como algo para reflexionar.

 

Permalink: http://revcom.us/avakian/strategic-approach/the-strategic-approach-to-revolution-and-its-relation-to-basic-questions-of-epistemology-and-method-en.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

 

Permalink: http://revcom.us/a/354/el-abuso-de-la-mujer-por-la-sociedad-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

 

El abuso de la mujer por la sociedad: Un día, una sección, del New York Times

22 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

De lectores

¿Usted cree que la violencia y la brutalidad contra las mujeres y la brutalidad patriarcal contra los niños es un problema de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL)? ¿O un problema concentrado entre atletas negros? Nadie debe recibir un pase sobre la brutalidad contra las mujeres, pero ¡mire a su alrededor! Ahora mismo estamos hojeando una sola sección del New York Times de hoy (20 de septiembre de 2014). Hay un artículo de primera plana acerca del "punto ciego" de la NFL en cuanto a la "violencia doméstica". No me digas.

Pero vayamos unas cuantas páginas más adelante.

En Florida, una mujer de 28 años de edad, que durante seis años intentó huir de su padre o conseguir protección jurídica contra él, el que la maltrataba y amenazaba, fue asesinada, según la policía por el padre, que no sólo la mató, pero mató a los seis hijos de ella y luego se suicidó. Los organismos oficiales supuestamente encargados de la protección de las mujeres y los niños tenían montones de quejas y súplicas de la víctima en sus escritorios cuando ella murió.

La página siguiente: un artículo sobre cómo las mujeres en el Servicio Forestal de Estados Unidos presentaron una demanda legal por sufrir abuso sexual por parte de compañeros de trabajo y que los altos funcionarios del organismo no sólo no toman medidas al respecto, pero tomaron represalias contra las mujeres por denunciar las agresiones. Una de las demandantes alega que su supervisor le puso en una llave de presa y trató de violarla. Después de la presentación de la queja, ella fue despedida. El Servicio Forestal, según el New York Times, está "revisando las quejas".

Unas páginas más adelante, un titular: "Problema de asaltos sexuales en la ciencia". El artículo documenta que el 26% de las científicas femeninas encuestadas habían sido agredidas sexualmente durante el trabajo de campo. La autora del artículo señala que esos ataques son por lo general de parte de los compañeros de trabajo y que una encuesta reveló que "los autores materiales eran en su mayoría de mayor jerarquía profesional en el equipo de investigación".

Y ni siquiera estamos hablando de la situación en los campus de Estados Unidos, donde la cultura de pornificación, un etos de privilegio masculino y el sistema legal han creado una situación en la que una de cada cinco mujeres será violada o asaltada sexualmente durante sus años en la universidad.

Ahora Barack Obama ha posteado un YouTube, acompañado de personas que probablemente tienen buenas intenciones, diciendo "Depende de nosotros" detener la violencia contra las mujeres. Tal vez alguien debería preguntarse: ¿qué maldito derecho tiene de hablar el comandante en jefe de lo que es posiblemente el lugar más peligroso para una mujer en Estados Unidos, en las fuerzas armadas, acerca de la violencia contra las mujeres? Un estudio de 2013 del Pentágono halló que recibió 5.061 denuncias en las fuerzas armadas de casos de asalto sexual (abrumadoramente por hombres contra mujeres, tanto militares como civiles), pero más de la mitad de las mujeres en las fuerzas armadas dicen que no presentarían cargos por temor a represalias. Y de los miles de denuncias de agresión, sólo 484 fueron a juicio, 376 resultaron en condenas, y con el tiempo el noventa por ciento de las víctimas de asalto fueron involuntariamente dadas de alta.

Y más allá de eso, Obama es el presidente del país que se sienta encima de un mundo de opresión de las mujeres.

TODA mujer en esta sociedad, y en todo el mundo, vive a la sombra de la amenaza de la violencia. No se puede "elegir" su manera de salir de esta situación. Y por mucho que tengamos que desafiar a la degradación de las mujeres, y unirse con la gente que la desafían, la violencia y la brutalidad contra las mujeres están tan profundamente arraigada en todos los aspectos de la cultura de esta sociedad que las actividades para resolver el problema partecita por partecita es como trabajar para secar el mar con un gotero.

¡Eso no significa que tengamos que vivir así! Los hombres no nacen con un gen o deseo inherente de maltratar a las mujeres. Queremos remitir a las y los lectores al artículo "Reflexiones acerca de ‘#YesAllWomen’”, de T. Redtree y, en particular, la siguiente historia la autora comparte:

La sociedad podría ser radicalmente distinta. Como un joven estudiante de secundaria en los años 1970, yo tenía la oportunidad de escuchar a una oradora hablar de su viaje a la China revolucionaria. Contó que las mujeres podían caminar en las calles de noche sin miedo de una agresión. Tengo que admitir que no podía creerlo. Tenía que hacer mi propia investigación, la cual confirmaba que muchos otros que habían viajado a ese país habían encontrado lo mismo que la oradora. Pero además, me di cuenta de que yo ni siquiera podía entender plenamente cómo se sintiera algo así. Ahora que se ha restaurado el capitalismo en China, ésta tiene el mercado de pornografía de más rápido crecimiento del mundo. Pero aprendí en ese entonces que la subordinación de la mujer no era la naturaleza humana — era la naturaleza del sistema. Yo, como decenas de miles de otros, empecé a hacer la pregunta: ¿Qué clase de sistema es éste y por qué es que alguien deba aceptarlo como la mejor situación que podría existir?

¡Necesitamos una revolución! ¡Necesitamos un poder estatal nuevo y radicalmente distinto! Lea más sobre el tema en la Edición de muestra de ¡A romper TODAS las cadenas! Bob Avakian sobre la emancipación de la mujer y la revolución comunista, que se puede descargar en revcom.us.

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/desencadenando-la-furia-de-la-mujer-en-la-celebracion-del-viaje-por-la-libertad-pro-derecho-al-aborto-en-los-angeles-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Informe de viajera/o en la celebración angelina del Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto

Desencadenando la furia de la mujer en la celebración del Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto en Los Ángeles

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

De un/a lector/a:

El 14 de septiembre, Libros Revolución de Los Ángeles realizó una celebración para darles la bienvenida y honrar a los Viajeros por la Libertad Pro Derecho al Aborto y escuchar su informe sobre una histórica batalla de un mes que se centró en impedir el cierre de las clínicas de aborto en Texas y en: 1) Lanzar una contraofensiva nacional contra los ataques en contra del derecho al aborto; 2) Cambiar los términos de la lucha en torno al aborto, porque los ataques al aborto nunca han tenido que ver con los bebés — se trata del control de la mujer; 3) Apoyarnos en nosotros mismos para cambiar el curso de estos ataques contra el aborto y continuar la lucha hasta derrotar la guerra contra la mujer.

Otro viajero por la libertad y yo relatamos lo que nos venimos a la mente cuando decidimos ser arrestados como parte de la resistencia que opusimos durante el Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto:

Nos imaginamos cómo serían nuestras vidas en el peor de los casos — de 6 meses a 2 años en la cárcel, no terminar la universidad, y ser repudiados por los padres. Pero después de imaginarnos cómo sería la vida de las mujeres —los miles de mujeres forzadas a auto-inducir [abortos] y los millones de otras forzadas a ser madres—, nos dimos cuenta de que existía una necesidad objetiva para que nos arriesgáramos nuestras vidas-nuestros cuerpos. Partiendo de la realidad de que CUANDO EL ABORTO ES ILEGAL MUEREN MUJERES, se desató plenamente nuestra determinación de reintroducir en la imagen a la mujer. A sabiendas de que estábamos recordando a la humanidad que las mujeres son plenos seres humanos, y sus vidas y sueños valen más que los blastocistos, embriones y fetos, eso de estar esposados nos era la experiencia más liberadora de la vida.

Nuestro informe tocó la fibra sensible a un montón de gente: algunos estaban tan conmovidos por nuestra justa rebeldía que lloraron, diciendo que más “personas tienen que tomar parte en esto”, y otros opinaron que las acciones de los viajeros recordaron a los individuos que inspiraron al movimiento de los años 60.

Me tocó la fibra sensible a mí cuando una de mis camaradas reveló que el Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto le dio una plataforma para contar, por la primera vez en su vida, su historia de un aborto antes de Roe v. Wade. Dijo que contarlo le hizo “sentirme más ligera”.

Un viajero que había participado en el viaje del año pasado dijo que los dos viajes no tenían comparación. Él explicó de modo cómico que Fin al Patriarcado le dio innumerables momentos de “¡Carajo!” porque los integrantes jamás temían hablar de la revolución ni enfrentarse directamente y “SIN PEDIR DISCULPAS” al patriarcado.

Sunsara Taylor dijo que algunos nos odiamos y otros nos amamos, por la misma razón — nuestra negativa a comprometer la vida de las mujeres, la que concentra nuestro método y enfoque de principios durante el viaje. El hecho de que algunos partidarios del derecho al aborto nos despreciaron tomó a muchos por sorpresa. La calumnia, la que consistía en ataques sin escrúpulos a Bob Avakian, las acusaciones de racismo —hasta sexismo—, los ataques ad hominem contra Sunsara, e incluso el llamarnos “putas” por no pedir permiso a ciertos autoproclamados organizadores en Texas antes de llegar para luchar por la vida de las mujeres, demuestran que la frase “la guerra contra la mujer” no constituye una hipérbole. Estos ataques realmente sacaron a la luz la gran necesidad de conectar todo, de embestir contra el patriarcado como una institución y luchar no sólo para que el aborto sea muy asequible, sino para romper todas las cadenas que esclavizan a la mujer, y romper con la cultura que perpetúa la opresión y degradación de la mujer.

Carol Downer, co-fundadora de los Feminist Women's Health Centers [Centros Feministas de Salud de la Mujer] y miembra del Consejo Asesor del Viaje por la Libertad Pro Derecho al Aborto, hizo hincapié en la importancia de reintroducir en el cuadro a la mujer. Eso resumió nuestros objetivos y el hecho de que este viaje fue uno de los mejores momentos de su vida (lea “No One Has to Ask Permission to Fight For Women's Equality” de Carol Downer [Nadie tiene que pedir permiso para luchar por la libertad de la mujer]).

Otra camarada expuso la grave situación que hacen frente las mujeres en Brownsville (un lugar en el sur de Texas con ninguna clínica). Dijo que las mujeres con quienes habló lagrimeaban cuando les preguntaba acerca de la violación y la violencia sexual que el 80 por ciento de las mujeres enfrentan al cruzar la frontera. Además, esta camarada también recalcó la importancia de distribuir el compendio de Bob Avakian ¡A romper TODAS las cadenas! y les pidió a todos en el público a leer y forcejear con esa obra.

Esta celebración fue un modelo de zafarse de cómo es la cultura que revuelve el estómago. Hubo discusiones de la importancia esencial de desencadenar la furia de la mujer, y de lo que se necesita para poner fin a esta degradación, la que se manifiesta por todo el planeta. Estas conversaciones son las que deberíamos entablar en la sociedad. De esto debería consistir nuestra cultura — las personas reuniéndose, forcejeando con la teoría, hablando sobre BA, leyendo poesía y, por supuesto, comiendo buena comida y divirtiéndose.

 

Permalink: http://revcom.us/a/354/todo-va-para-liberarnos--el-bosque-y-los-arboles-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

TODO va para liberarnos:

El bosque y los árboles

22 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

A la redacción:

Fui a una reunión esta semana para la promoción del Diálogo entre Bob Avakian y Cornel West que se llevará a cabo el 15 de noviembre. La reunión empezó con una presentación corta muy buena sobre la importancia de este Diálogo y de ahí las personas se pusieron a platicar en grupos sobre cómo promoverlo. Se sentía un ambiente bien animado. Pero de eso no estoy escribiendo en esta carta.

Estoy escribiendo sobre una conversación que tuve con un amigo justo antes de la reunión, cuando los asistentes estábamos juntándonos. Este camarada me dijo que había asistido a una reunión grande de cientos de estudiantes contra el asesinato policial y la encarcelación en masa. Que en esa reunión habló sobre el Mes de Resistencia Contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación, y dio un buen análisis de eso, pero que no mencionó el Diálogo hasta el final cuando se le estaba acabando el tiempo. Se sentía mal por eso y me pidió un consejo.

Le dije honestamente que parecía que él estaba perdiendo de vista la relación de las cosas en la realidad. Si tienes en cuenta la realidad, no debe ser tan difícil. Le dije, si yo estuviera en esa reunión, aunque sólo me tocara hablar unos minutos con las personas, les diría que yo estaba aquí para hablar de LIBERARNOS de los horrores los que el sistema no puede erradicar. Que estoy hablando de TERMINAR esta porquería, y estoy hablando de la emancipación, y si TÚ quieres liberarte, estoy aquí para reclutarte a un movimiento para hacerlo. Ahora mismo este movimiento está obrando para dar un salto gigante, y como parte de eso, está emprendiendo dos cosas importantísimas este otoño.

Una cosa importante es trabajar con cientos, hasta miles, de otras personas en todo Estados Unidos para hacer del venidero mes de octubre un mes completo de resistencia a este sistema genocida de la segregación del “Nuevo Jim Crow”, para cambiar la manera misma en que la gente piensa, habla y actúa sobre estas cuestiones y para movernos concretamente para PONER FIN a todo eso. Y de ahí, inmediatamente después, que estamos construyendo un importante Diálogo el 15 de noviembre entre Bob Avakian y Cornel West sobre “Revolución y Religión: La lucha por la emancipación y el papel de la religión”.

De ahí podrías hablar sobre el Mes — y podría ser algo muy sencillo, algo como el artículo corto que recién salió en la página de inicio de la Red Parar la Encarcelación en Masa (en inglés) de que este mes va a ser como una enorme señal de ALTO ante la sociedad. Me aseguraría de dejarles saber cómo pueden conectarse, y que hay espacio para ellos, comoquiera que deseen actuar. Incluso podrías dirigirles a decir en voz alta la parte oral de la Promesa (la que está también en la página de inicio de la Red).

De ahí, luego luego, retomas lo del Diálogo. De que muchas personas saben de Cornel West, pero aun así se podría decir algo sobre él — lo único y lo inestimable del papel que él tiene al luchar por una vida justa y con sentido, y luchando para la gente, en contra de la cultura y los valores dominantes de esta sociedad. De ahí podrías decir que no hay suficientes personas que sepan de Bob Avakian —todavía— pero que eso tiene que cambiar y cambiará. Pues BA es el líder que concretamente ha desarrollado una estrategia para la REVOLUCIÓN aquí mismo en Estados Unidos como parte de una revolución mundial Y ADEMÁS un plan para una sociedad nueva en la que se terminen estos ultrajes horribles y construyamos una sociedad nueva donde TODA la gente pueda florecer y ser libre. Y de eso se trata este Diálogo: ¿Podemos ser libres? ¿Podemos deshacernos concretamente de este monstruoso estilo de vida, que no es salvo un camino de muerte? ¿Podemos llegar a un mundo diferente? Vas a escuchar a BA —alguien que ha hecho el trabajo sobre este tema a alturas completamente nuevas, que ha desarrollado la ciencia de la revolución y ha ido mucho más allá de lo que se ha hecho anteriormente y ha estado dirigiendo a un partido construido sobre dicha base— en diálogo con Cornel West, que desde su propio punto de vista también ha estado en las primeras filas, con intrepidez diciendo la verdad y tomando posición con las masas populares sin conformarse jamás. Vas a ver a dos personas que tienen el mismo amor inagotable por las masas del pueblo. Yo les diría a las personas que definitivamente lean en revcom.us la traducción de la entrevista radial de Cornel a BA para tener una prueba de lo que este Diálogo profundizará mucho. Y les dices que no hay nada como ver a BA en vivo y en persona, que NO se lo quieran perder si se interesan tanto en ser libres.

Podrías decir que vamos a hacer nacer el amor para defender a estos líderes contra todos los ataques que sabemos que el sistema lanza contra los líderes que sí dirigen al pueblo a ponerse de pie, especialmente al conseguir un público y seguidores, ataques que están sucediendo desde ahora mismo. Si estás hablando a personas de las que el sistema ha desechado y despreciado, podrías recalcar que este Diálogo es para TI, que tú estarás BIENVENIDO ahí y que nosotros trabajaremos contigo para asegurar que puedas asistir — porque tienes un papel crucial y un papel especial que jugar en toda esta revolución de la que estamos hablando y que necesitas conocer este líder. Y podrías decirles a las personas que necesitan mantenerse enchufadas a revcom.us para estar al tanto, en tiempo real. Y que de nuevo, estás aquí para reclutar a las personas a un movimiento que no se conforma con menos que un modo completamente diferente de vivir.

Ahora bien, es posible que no te alcance el tiempo para decir todo eso. O que te alcanza tiempo y libertad para hacer hasta más. Pero como sea que comuniques ese punto importante sobre lo que se necesita fundamentalmente —liberarnos, revolución— y quien eres y que hay algo que las personas pueden y deben hacer ahora mismo para dar un gran salto hacia ese objetivo. Y que comuniques estas dos cosas importantes que son parte de ese gran salto. Y si te han invitado a hablar como representante de una organización específica —como Parar la Encarcelación en Masa, la meta de la cual constituye su nivel de unidad— ponlo claro que “hablando por ti personalmente” tú estás con la revolución hasta la liberación y que tú consideras que luchar para parar este terrible programa genocida es una parte íntegra de hacer eso, y que las personas necesitan hacer planes para este Diálogo y llevarlo a la gente.

No debe ser tan difícil — y no lo es. Pero nos enmarañamos cuando perdamos de vista la relación básica en la realidad de las diferentes cosas que estamos haciendo. Los árboles no nos dejan ver el bosque, por lo cual empezamos a tratar a cada árbol como algo alejado de lo demás. Pero en realidad, un árbol es parte de un eco-sistema mayor. Y todo lo que pesa sobre la gente, contra lo cual la gente quiere y necesita luchar, surge de —o por lo menos se mantiene, se fortalece y se impulsa por— un sistema social, un sistema social OPRESIVO. Todo lo que hacemos tiene que ver con dirigir a la gente a liberarse de ese sistema, todo es parte de un plan para hacer eso — liberarnos, por medio de la revolución. Eso significa unirse con el pueblo en resistencia y aumentar esa resistencia. Significa demostrar, como lo hacemos, que sí hay una salida de esta locura y esta opresión innecesaria. Y si estás haciendo eso —si estás “viviendo ahí”—, pues vas a captar a la vez lo importante que es que este Mes de Resistencia movilice la resistencia de decenas, hasta cientos, de miles de personas, Y ADEMÁS lo crucial, lo importante y lo impactante potencialmente, de este Diálogo en noviembre — la oportunidad única de escuchar a BA en vivo y en persona y en Diálogo con Cornel West, una oportunidad muy rara que absolutamente no hay que perderse.

 

Permalink: http://revcom.us/a/282/nosotros-decimos-necedades-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Nosotros decimos: ¡Necedades!

18 de octubre de 2012 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Lo siguiente fue escrito por dos jóvenes revolucionarios:

¿Podemos hablar del mundo? Más de mil millones de personas viven en barrios bajos y ciudades miseria. A lo largo del siglo pasado, Estados Unidos, para hablar solamente de la mayor superpotencia mundial, ha asesinado, torturado y desterrado de su patria a decenas de millones de personas civiles. Mantiene en la cárcel a casi 2.4 millones de personas, en su mayoría negros y latinos, y al mismo tiempo hace romperse el lomo, aterroriza, detiene y deporta a millones de inmigrantes que cruzan la línea porque Estados Unidos ha hecho insoportable la vida en sus países de origen. Cada año millones de mujeres en todo el mundo son víctimas de violaciones, golpizas y el tráfico de mujeres como esclavas sexuales. Decenas de miles de niños mueren cada día del hambre y de enfermedades prevenibles. El propio planeta se encuentra ante la amenaza de una literal extinción, debido a una emergencia ambiental multifacética. Y todo eso no llega a ser ni la mitad del problema. Ni por asomo.

Si alguien quiere alegar que lo dicho arriba no es la verdad, que la humanidad no puede lograr más que esto o que es posible remediar esos problemas con unos pocos ajustes: por favor explíquese. ¡Y buena suerte! Si no, debe abordar lo siguiente de una manera seria, profunda y honesta:

Existe una persona en este planeta que ha dedicado la vida a poner fin a dichos horrores y a innumerables otros que la humanidad enfrenta. Durante las últimas décadas, esta persona —Bob Avakian, el presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos— ha emprendido un análisis exhaustivo, consecuente y cada vez más a fondo de por qué el mundo es como es y cómo podría ser radicalmente diferente. Sobre la base del trabajo que Avakian ha realizado a lo largo de esas décadas para sacar un balance de las experiencias positivas y negativas de la revolución comunista hasta la fecha, además de muchos otros campos de empeño humano, ha forjado una nueva síntesis del comunismo. Gracias a Avakian y al trabajo que ha hecho, existe una visión, y concretamente una Constitución, para una sociedad socialista totalmente distinta y muchísimo mejor, encaminada hacia un mundo comunista libre de toda explotación y opresión. Gracias a Avakian y al trabajo que ha hecho, existe una estrategia, y concretamente una declaración sobre la estrategia, sobre la manera de hacer una revolución y alcanzar tal sociedad y tal mundo. Gracias a Avakian y al trabajo que ha hecho, existen un Partido y un movimiento, los cuales él dirige, que trabajan cada día para acelerar y prepararse para el surgimiento de condiciones en el futuro que posibiliten una revolución.

Cabe repetir: Todo eso objetivamente exige que cualquier persona, que anhele un mundo distinto a la pesadilla en que la humanidad está atrapada actualmente, le entre de manera seria, profunda y honesta. Y de hecho, como se ha evidenciado muy poderosamente en las páginas del periódico Revolución, cada vez más personas de todas las capas sociales y todos los ámbitos han estado descubriendo a Avakian y han abordado su análisis, transformándose de formas poderosas y emocionantes como resultado, y contribuyendo a propagar la obra y visión de Avakian por toda la sociedad. Sin embargo, sigue siendo el caso que demasiadas personas, incluidas muchas que se consideran radicales y progresistas y dicen que quieren cambiar el mundo, han decidido descartar a Avakian y su obra sin siquiera aparentar haberlo abordado.

En ningún otro campo se aceptaría eso. Si una médica pasara décadas estudiando incansablemente el cáncer y, sobre esa base, anunciara que descubrió una cura... si un astrónomo hiciera algún avance sin precedentes en comprender el origen y el desarrollo del universo... si un músico innovara un estilo, sonido o técnica totalmente nueva... si una entrenadora de deportistas inventara una nueva estrategia de ataque o de defensa... y las personas, incluidas aquellas quienes se dicen entusiastas de esos diferentes campos, reaccionan diciendo: "No tengo que investigar eso más. Ya sé lo que necesito saber" — tal reacción suscitaría un torrente de burlas. Pero por alguna razón, esa actitud de rechazar sin conocer el tema se considera una respuesta totalmente válida y aceptable a los grandes adelantos históricos que abren el camino para que la humanidad entera se emancipe de condiciones de miseria y sufrimiento increíbles.

Nosotros decimos: Necedades.

En Lo que la humanidad necesita: Revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian, Avakian señala:

"Cuando las personas caen en necedades, hay que cantárselas derecho. Ahora bien, no se debe limitarse a eso y nada más. Se debe mostrarles por qué son necedades. Se debe decirles lo esencial. Se debe explicarles qué tiene de incorrecto. Pero esta idea de que hay que hacerlo con supercortesía, eso va de la mano con la noción relativista de que se deben considerar todas las ideas como igualmente válidas. Bueno, no. No es una cuestión de la persona, sino de las ideas. No es que una persona importe menos que otra persona, sino que es una cuestión de si las ideas son correctas o incorrectas. Si las ideas son incorrectas, y si hacen daño, hay que cantárselas claras. No de una manera que le quite mérito a la persona. No de una manera antagónica... a menos que esa persona represente algo que es en verdad fundamentalmente antagónico a los intereses de las masas, y esté cerrándose en banda. Pero en el seno del pueblo, para decirlo así, hay que luchar sobre las ideas incorrectas. Cuando las personas plantean diferentes nociones que son muy incorrectas y están cerrándose en banda, hay que luchar agudamente con ellas. Y cuando las personas dicen cosas que carecen de fundamento, que ellas no han investigado en realidad, hay que decirles: no saben de qué están hablando".

En ese espíritu, y con esa orientación, veamos algunas de las formas comunes en que se expresa esa actitud de rechazar sin conocer, y también algunos de los alegatos y argumentos subyacentes:

No tengo que abordar lo que dice Avakian. Ya sé lo que necesito saber".

Nosotros decimos: Necedades.

¿Ya sabe lo que necesita saber? Pues, entonces: ¿Qué análisis tiene del sistema en que vivimos, sus leyes, dinámica y contradicciones fundamentales, sus acciones por todo el mundo y la interconexión entre éstas, y los grandes cambios mundiales creados por la evolución de ese sistema durante las últimas décadas? ¿Qué se requerirá para eliminar este sistema y arrancar totalmente de raíz las divisiones y desigualdades mundiales que existen entre los que trabajan con las manos y los que trabajan con las ideas, entre los hombres y las mujeres, entre personas de diferentes nacionalidades y entre las naciones? ¿En realidad tenemos que hacer una revolución? Si es así, por qué es necesaria la revolución, qué clase de revolución necesitamos, con qué estrategia y...cuando hayan surgido las condiciones necesarias, ¿cómo podríamos triunfar sobre el estado más poderoso, más despiadado y más represivo de la historia universal? ¿Cuáles son las principales fuerzas motrices, los obstáculos que hay que transformar y las cuestiones con las que hay que forcejear en el proceso de hacer una revolución? ¿Cómo se debe emprender la construcción de una nueva sociedad socialista entera y asegurar que esta sea una transición hacia un sistema mundial del comunismo? ¿Qué papel puede y debe desempeñar el disentimiento en una sociedad socialista? ¿Qué pasó en realidad en China y Rusia durante su época auténticamente socialista? ¿”Fracasó” el comunismo en esos países, o fue derrotado? ¿En qué aspectos eran tremendamente positivas esas revoluciones socialistas, y qué es lo que hay que hacer de una forma distinta la próxima vez que hagamos la revolución?

Como "usted ya sabe lo que necesita saber", ¿qué respuesta tiene a todas esas preguntas? ¿Acaso habrá pensado en esas cuestiones?

Avakian ha pasado más de tres décadas estudiando esas y muchas otras cuestiones, y desarrollando una nueva síntesis del comunismo que las solucione de forma concreta. Ha hecho eso al mismo tiempo que ha sacado amplias lecciones de muchas diferentes esferas, incluidas la ciencia, el arte y la cultura. Ha examinado a fondo la rica historia de las anteriores revoluciones socialistas: sus grandes logros y, sí, sus puntos débiles. Como resultado de ese trabajo y de aprender continuamente de las masas mismas y de las continuas luchas que han surgido, ha forjado una salida a los horrores del sistema capitalista imperialista. Si a usted le importa en realidad el futuro de la humanidad, pues tiene la responsabilidad de entrarle en su obra y conocerla. Tiene la responsabilidad de examinar para sí mismo si esa obra ofrece en realidad las soluciones que decimos que ofrece.

"El comunismo es una idea bonita en el papel... pero no funciona".

Nosotros decimos: Necedades.

Primero que todo: El capitalismo, ¿dónde ha funcionado jamás? ¿Puede usted señalar siquiera un día en que el capitalismo no haya significado la brutal explotación de las masas en aras de las ganancias? ¿Puede nombrar una potencia capitalista imperialista que no haya estado encima de un sistema mundial de opresión que ha conducido a la destrucción al por mayor del planeta y sus recursos? Y hablemos pues de este país —el mero "USA" [Estados Unidos]— que ha librado más guerras asesinas de terror que cualquier nación de la historia, que se fundó en una historia de genocidio contra los pueblos indígenas y en siglos de la esclavitud, que hoy tiene a más hombres negros encerrados en condiciones carcelarias tortuosas de los que tenía como esclavos en el pasado, y que encarcela a más mujeres que cualquier país en la historia del mundo. Así que repetimos: ¿dónde ha funcionado jamás el capitalismo? ¿Aunque sea por un minuto?

¿Y sabe qué? ¡Ese mismísimo sistema capitalista de destrucción, tortura y asesinato es también mentiroso! ¡Ese sistema capitalista le ha echado mentira tras mentira acerca de la historia del socialismo y comunismo! ¿Sabía usted, por ejemplo, que debido a la revolución socialista en China, la tasa de alfabetismo subió del 15 por ciento al 80 por ciento en menos de 30 años? ¿Que la China socialista logró eliminar la prostitución en unos cuantos años y eliminar el estigma de las mujeres víctimas del tráfico sexual y, además, eliminar el horrible vendaje de pies que se había practicado por generaciones?

¿Que antes de la revolución socialista de 1949, hambrunas catastróficas causaban periódicamente la muerte de muchos millones de campesinos en China, y que incluso durante los "tiempos buenos" el hambre y la muerte de inanición eran fenómenos comunes; pero aproximadamente 15 años después de esa revolución, China ya había solucionado el problema del hambre y había suficiente comida para todos? ¿Sabía usted que la Rusia socialista, que surgió de una sociedad atrasada y semifeudal, dio saltos respecto a la emancipación de la mujer que hasta ese entonces jamás se había conseguido en ningún otro país? ¿Qué antes de la revolución socialista de 1917, Rusia se caracterizaba por una opresión tan horrible contra las nacionalidades oprimidas que se le llamaba una "cárcel de naciones", pero después de esa revolución socialista, Rusia le dio prioridad a suministrar recursos a las regiones de minorías y a trabajar para desarraigar las tremendas disparidades entre esas naciones? [Véase el sitio web de “Set the Record Straight” [Pongamos las cosas en claro], thisiscommunism.org en inglés] ¿Sabía usted que la Gran Revolución Cultural Proletaria de China fue en realidad un movimiento de cientos de millones de personas que querían impedir la traición contra la revolución y, en lugar de eso, llevar adelante la misión emancipadora y transformadora de esa revolución a toda esfera de la sociedad?

¿Y sabe qué otra cosa? Avakian no solo ha investigado a fondo la verdadera historia de Rusia y China y ha sacado a la luz la realidad de que eran sociedades increíblemente emancipadoras que en verdad trabajaron en pos de un mundo libre de explotación y opresión. Ha demostrado también por qué esas revoluciones fueron derrotadas y cómo hacer las cosas mejor e ir más lejos la próxima vez. Mientras defiende el carácter casi enteramente positiva de esas sociedades, también tiene críticas de esa experiencia y ha hecho importantes rupturas en campos que incluyen la epistemología, la estrategia, el internacionalismo y la naturaleza de la sociedad socialista: ello, como parte de desarrollar una nueva síntesis del comunismo que abre camino para que hagamos todo mejor en la próxima etapa de la revolución comunista.

"¿Qué se cree Avakian para decir que tiene la solución a los problemas del mundo?"

Nosotros decimos: Necedades.

¿Qué se cree Avakian para decir que tiene la solución a los problemas del mundo? Él es una persona que efectivamente tiene la solución a los problemas del mundo. Es una persona que ha estudiado esas cuestiones con esmero. Éntrele usted a esa obra con honestidad y compruébelo usted mismo. Él ha dedicado la vida a investigar muy a fondo qué es el problema que tiene el mundo y qué es la solución. Ha estudiado a fondo Marx, Lenin, Mao y toda la experiencia, en teoría y en la práctica, del movimiento comunista internacional y las sociedades socialistas que han nacido. Ha aprendido de la historia y de la ciencia, del arte y la cultura, la filosofía, y hasta del deporte y la música y la comedia, ¡todo ello para forjar una nueva síntesis del comunismo! Esta nueva síntesis no es simplemente un trabajo de "cortar y pegar"; Avakian ha desarrollado una nueva concepción de lo que se requerirá para liberar a la humanidad y lo que tenemos que hacer para llegar a ese punto. Además, en medio de todo ese proceso, ha estado dirigiendo a un partido revolucionario de vanguardia. ¡Un partido que está forjando un movimiento para la revolución aquí mismo en Estados Unidos! Avakian es también una persona que sigue aprendiendo de muchísimas esferas, sigue dando respuestas a las cuestiones más peliagudas que la revolución enfrenta, mientras plantea nuevas cuestiones sobre las cuales hay que forcejear en el proceso de trabajar para alcanzar un mundo radicalmente distinto. Y es una persona que ha asumido la responsabilidad de dirigir a las masas para que ellas mismas entiendan todo eso.

Pues ahora tenemos una pregunta para usted: ¿Qué se cree usted para decir que Avakian no tiene la solución a los problemas del mundo? ¿Es usted una persona que le ha entrado a fondo a su nueva síntesis y, sobre esa base, puede ofrecer un argumento serio sobre por qué eso no es lo que la humanidad necesita? Si es así, por favor explíquese, porque nosotros somos quienes menos tememos un debate serio y basado en principios en torno a la cuestión de qué es el problema que la humanidad enfrenta y qué es la solución. Y tenemos confianza en que esta nueva síntesis de hecho sí representa la salida de los horrores que el mundo enfrenta.

¿O será que, en vez de eso, usted quiere excluir del debate la misma idea de proponer una solución a los problemas del mundo, acaso sin entrarle a la solución específica planteada aquí y usted espera que nadie le pille en eso?

"Yo no sigo a los líderes".

Nosotros decimos: Necedades.

¿A poco usted simplemente se despertó una mañana y se le ocurrió la idea “no sigo a los líderes" así solito? ¿Se le ocurrió de la nada, sin que nada ni nadie le hiciera pensar así? Pues ¿a usted y a cuántas personas más?

Le tenemos una sorpresa: En este sistema, nunca ha sido, ni es, para usted decidir nada de importancia relacionado al funcionamiento de esta sociedad y este mundo, ni relacionado a las relaciones entre individuos ni grupos, ni las ideas, la cultura y la moral imperantes. ¿A poco usted decidió cómo su comida y su ropa se producirían? ¿Usted decidió que Estados Unidos y otros países imperialistas deberían asesinar en masa y torturar a gente por todo el globo? ¿Usted decidió que una mujer no debería caminar por la calle sin el temor de ser violada? ¿Qué un joven de color no debería caminar por la calle sin el temor de ser asesinado por la policía? ¿Fue suya la decisión de tener (o no tener) un trabajo y qué tipo de trabajo, de ganar (o no ganar) lo suficiente para comer y tener dónde vivir? Si tiene un trabajo: cuando llega ahí ¿es suya la decisión de qué va a hacer y cuál será la mejor manera de contribuir sus conocimientos y habilidades para la mejora de la humanidad? Para no hablar de ¿por cuánto tiempo es el almuerzo? ¿Usted decidió qué se enseña en las escuelas? ¿Qué se toca en la radio? ¿Qué se reporta en los medios? ¿O qué programas presentarán en la televisión?

Despiértese. Usted recibe dirección durante cada segundo de cada día, en cada esfera de su vida. Le dirige un sistema de capitalismo-imperialismo en el cual no se produce ni se hace nada, ni siquiera las necesidades básicas para vivir, a menos que sea rentable. Un sistema en que miles de millones de personas, y grupos enteros, están subyugados brutal y violentamente, y todo el planeta es objeto de despojo. Le dirigen usted y le obligan a usted a aceptar todo eso las personas que gobiernan y refuerzan este sistema, las mismas que moldean las ideas que tienen influencia en la sociedad.

Otra cosa más: Cualquier idea que tenga usted acerca de la situación en el mundo y qué se debe hacer al respecto es una idea que a usted le dirigieron a tener. Si usted piensa que este sistema es lo mejor que pueda obtener la humanidad o que el mundo es tal como es debido a la naturaleza humana... si usted piensa que el mundo está como está por la "voluntad de dios" y que nosotros tenemos que "dejar las cosas para que las solucione el señor"... si usted piensa que el problema es el "sistema bipartidista” y que la solución es un tercer partido... si usted piensa que el problema es el "capitalismo descontrolado" y la solución es "más regulaciones"... si usted piensa que el problema es que Estados Unidos "no está a la altura de sus principios democráticos" y que la solución es "ampliar la democracia”... si usted piensa que el problema son las "jerarquías" y la solución es el "horizontalismo" y los "movimientos sin líderes"... si usted piensa que el problema es que "tanto el capitalismo como el comunismo han fracasado" y que la solución es "algo intermedio entre esos dos sistemas"... pues ninguna de esas ideas es una idea original suya.

No se trata de seguir o no seguir a unos líderes. Se trata de ¿a qué clase de dirección seguirá usted?¿Una dirección que atrapa, embauca y sigue a la zaga de las personas, reduciéndoles las aspiraciones de una manera u otra hasta que acepten este sistema, sus confines y sus formas de pensar, como si nada más fuera posible? ¿O una dirección que eleve las aspiraciones de las personas hacia más allá del horizonte, al retarles, al capacitarlas y al desencadenarlas para conocer a fondo y transformar radicalmente el mundo, y desencadenar a otras personas más para hacer lo mismo? O, para decirlo de otra manera: ¿Será una dirección arraigada en este sistema y que lo refleja, lo perpetúa y lo refuerza, y la que a final de cuentas encierra todo dentro de los confines de este sistema y al servicio de toda la mierda que este sistema le echa encima de la humanidad? ¿O será una dirección radicalmente distinta, dedicada a eliminar este sistema y hacer nacer un mundo totalmente distinto y mucho mejor, una dirección para emancipar a la humanidad?

Y si usted no quiere elegir la primera de esas dos opciones, aquí le tenemos otra pregunta: ¿Cree usted en verdad, honestamente, que sin dirección será posible que millones de personas vean la necesidad de una revolución y, cuando hayan surgido las condiciones futuras para la misma, que hagan en realidad una revolución para derrotar, desmantelar y abolir este estado capitalista imperialista y crear nuevas instituciones para un sistema nuevo y revolucionario?... ¿Que tal nueva sociedad siguiera avanzando de ahí para satisfacer las necesidades materiales, culturales e intelectuales del pueblo a la vez que trabajara para superar las desigualdades y divisiones arraigadas desde hace siglos, asegurando que todo se encaminara por lo general hacia el comunismo mientras permitiera en todo momento el máximo disentimiento y efervescencia? ¿Cree usted que se podría llevar a cabo todas las tareas a nivel de la sociedad entera y que se podría sortear todas las contradicciones que seguramente surgirán en el proceso? ¿Todo ello, de una manera que hace avanzar, en vez de mina, la revolución mundial y que conduce a un planeta sin explotación, opresión o divisiones antagónicas?

¡¿En serio?! ¿Usted piensa que todo eso puede realizarse sin dirección?

Otra vez, regresamos a lo siguiente: El mundo es un horror, lo ha sido por miles de años, y no es necesario que sea así. O el mundo seguirá siendo así, o se cambiará radical y fundamentalmente de una manera que ponga fin al sufrimiento de miles de millones de personas. Cuando una persona haya investigado todo eso con esmero, haya forjado la visión y la estrategia y esté dando la dirección que se necesita para emancipar a la humanidad, cada persona con un corazón y una conciencia tiene la responsabilidad de entrarle.

Como Avakian dice en "Una invitación”:

“Juntos, tomemos un viaje crucial — lleno de unidad y de animada lucha acerca de la fuente del problema y acerca de la solución. Siga sus propias convicciones —de que son intolerables los ultrajes que le conmueven— a su conclusión lógica y esté resuelto a no cejar hasta que sean eliminados dichos ultrajes. Además, si al hacer eso así como al conocer otros ultrajes, y las ideas acerca de la manera en que todo eso se articula y surge de una fuente común —y la manera en que se podría poner fin a todo eso y crear algo mucho mejor— si todo eso lleva en la dirección de ver no sólo la necesidad de una resistencia resuelta y osada sino también la necesidad de la revolución y en lo fundamental el comunismo, pues no le dé la espalda a todo eso debido a que eso le hace salir de su zona de confort, a que eso desafía lo que han sido sus sentidas creencias o debido a prejuicios y calumnias. Al contrario, busque activamente conocer más acerca de esta posible solución. De ahí, actúe en consecuencia”.

 

Permalink: http://revcom.us/a/354/en-un-mundo-de-violacion-y violencia-contra-la-mujer--la-promocion-de-la-revolucion-y-la-direccion-de-bob-avakian-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

En un mundo de violación y violencia contra la mujer, la promoción de la revolución y la dirección de Bob Avakian

25 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota de la redacción: Publicamos la siguiente correspondencia acerca de la experiencia del verano por las lecciones generales de salir ampliamente a todas las corrientes de la sociedad y promover la necesidad de la revolución y la dirección de Bob Avakian y porque trata de maneras importantes la cuestión de la violencia contra la mujer y su origen, cuestiones sobre las cuales hay —o tiene que haber— aún más debate y acción tras el video en que Ray Rice le pega a Janay Palmer y la deja inconsciente.

 

Hace poco, me enteré de un festival de cine en mi ciudad. Varias películas me llamaron la atención, pero le di prioridad a una, la que se centra en dos mujeres que luchan por la justicia. Una es una joven madre llena de cariño y entusiasmo, pero que también sufre horrores casi indescriptibles. Con valor permite que los cineastas documenten su historia de maltrato extremo —secuestro, abuso sexual y tortura física y psicológica y también a su pequeña hija que duraron días— para que el mundo vea lo que pasa con tanta frecuencia a las mujeres a puerta cerrada. La otra mujer es una defensora incansable de las víctimas de la violencia doméstica durante décadas, siendo víctima de maltrato de parte de su esposo cuando era más joven.

La película es espantosa, no sólo porque nos obliga a enfrentar de una manera muy íntima y concreta el vil terror y violencia que se inflige a las mujeres con regularidad (cada 15 segundos una mujer es golpeada en Estados Unidos), sino porque demuestra qué tan sistemáticamente funcionan en su contra las mismas instituciones a las cuales se les han dicho que debieran pedir ayuda: la policía, los tribunales, la ley. En una escena, la policía afirma que no tiene “ningún motivo” para detener ni siquiera interrogar al esposo después de que finalmente le quitaron a esta mujer de su custodia, ¡a pesar del hecho de que cada centímetro de su rostro y cuerpo está hinchado de moretones y está empapado de orines y semen del esposo! Seguimos esta defensora de la mujer por todo el país mientras que consulta y/o lucha con la policía, los fiscales, los peritos en medicina, los trabajadores sociales, los jueces, el FBI y otros. Después de años de esta lucha, por fin logran poner en prisión al hombre que comete este maltrato.

Al mismo tiempo, la fuerza de los personajes y la justicia de su lucha afectan a uno de modo que no sólo se indigna, sino que también se inspira. Todos pueden aprender algo al ver esta película. Arroja luz sobre lo difícil que es que una mujer salga de una relación abusiva, y sobre el valor de las que sí lo hacen. Sin embargo, aun con estos y otros puntos fuertes, en última instancia, la película propone una “solución” que es en realidad perjudicial. En esencia, plantea la necesidad de darles capacitación a los agentes de la ley para que respondan adecuadamente a la violencia doméstica. Además sostiene que el FBI es una fuerza que está más al lado de la mujer que la policía local. Voy a volver a los problemas al respecto en adelante.

Después de la película, se realizó una sesión de preguntas y respuestas con un impresionante panel de personas que han participado en la película, así como líderes feministas importantes. Correctamente, casi todos los que hicieron preguntas elogiaron a los individuos en la película por su coraje y por compartir tanta intimidad. Las preguntas abarcaron muchos temas, desde cómo podían formar confianza para hacer la película, a la diferencias del abuso doméstico en diferentes partes del mundo, a la función de las fuerzas del orden en respuesta a este abuso. En un momento, un panelista y alguien que planteó una pregunta debatieron si existían buenos policías o si todos eran malos. Un tema que surgió varias veces era la injusticia de que todos le preguntaran a la mujer víctima del abuso, “¿Por qué no lo dejas?” Los panelistas se enojaron por esa pregunta ya que responsabiliza a la mujer, en vez de preguntar por qué el hombre le pega. Un panelista explicó en detalle que la misoginia no es un producto de la “naturaleza humana”, hasta explicó que los iroqueses no tenían ningún concepto del patriarcado antes de que los europeos los colonizaran y que el bengalí (un idioma muy antiguo) no tenía pronombres de género porque el género no importaba cuando surgió ese idioma.

Para cuando me dieran la palabra, ya habían salido muchas ideas en la discusión, muchas de ellas observaciones y posiciones muy positivas. Al mismo tiempo, todo aún se limitaba a las condiciones existentes del mundo de hoy. Así que hasta el debate sobre si algunos policías son buenos y si se puede confiar en ellos para ayudar a las mujeres o si todos son malos, se daba a un nivel muy bajo y la visión de las personas en general no se extendía a cómo podríamos poner fin a todo este abuso de una vez por todas, pero al contrario, trataba qué podríamos hacer para que la ley funcionara mejor para las mujeres maltratadas.

Señalé que algo que la película demuestra concretamente es que los muchos obstáculos con los que topan en la búsqueda de la justicia en los tribunales y de parte de la policía y lo que esto enseña es que en esencia, no se trata de que haya policías individuales o no que se preocupen sinceramente por las mujeres, sino de que hay un estado que refuerza cierto estilo de vida. Los tribunales, las leyes, los agentes de ley y orden son parte de ese estado que refuerza un sistema y una sociedad en que la dominación masculina es un elemento integral a todos los niveles. Acepté lo que dijo el panelista quien argumentó que se trata de la naturaleza humana, y agregué que se trata de la naturaleza del sistema, el sistema del capitalismo-imperialismo, el que no puede eliminar el patriarcado. Por todo eso tenemos que eliminar el sistema. Me referí a la descripción horrorosa en la película de la manera en que el hombre solía sujetarle a la mujer por las orejas y orinar en su cara: “Por horrendo que sea eso, se trata de cosas que se pueden encontrar en la pornografía habitual en estos días, junto con todos los otros maltratos que acabábamos de ver”. A manera de conclusión, dije: “Ustedes tienen toda la razón de que no deberíamos preguntarles a las mujeres por qué no dejan a los abusadores. Pero también tenemos que ir más allá de por qué el hombre hizo lo que hizo. En lugar de eso, tenemos que preguntar, ‘¿Por qué aceptamos una sociedad que les enseña a millones y millones de niños varones desde una edad muy temprana que la tortura y la humillación de la mujer es algo excitante y aceptable? ¿Por qué aceptamos una sociedad que les enseña a millones y millones de niñas que su único valor consta en ser sexy o deseada por un hombre y que acepten ese maltrato y denigración — o que no tienen ninguna forma factible para escapar a tal situación? ¿Y por qué CARAJOS aceptamos un mundo en el que 1 de cada 3 mujeres en este planeta experimentará algún tipo de maltrato sexual o físico?’ La pregunta indicada es: ‘¡¿¡Cuándo vamos a hacer la revolución para poner fin a todo esto!?!’”

Se evidenciaba que algunos asistentes en el teatro abarrotado se escandalizaban por lo que dije, pero también que en su mayoría no podían descartarlo. Algunos, incluso el panelista que había defendido el papel de los agentes de la ley “buenos”, aplaudieron con entusiasmo. Otros me evitaron el contacto visual.

La sesión de preguntas y respuestas duró un poco más, seguida de una recepción en la que las personas conversaban entre sí. Me acerqué a muchas personas para hablar de la película y compartir el periódico Revolución. Algunas personas habían resultado muy conmovidas y reflexionaban mucho por lo que yo había dicho durante la sesión de preguntas y respuestas, y me dieron sus datos para conectarse con el movimiento para la revolución.

Al final de la velada, me acerqué a un grupo de mujeres de edad universitaria, y se emocionaron cuando se dieron cuenta de que yo era la misma persona que habían oído hablar de la revolución (el teatro no puso las luces y era difícil ver quién hablaba). Me dijeron que estaban todas en mi ciudad como parte de un programa feminista de prácticas de verano y que todas están en la misma universidad de élite. Su coordinadora de actividades estaba muy entusiasmada por lo que yo había dicho y dijo que sería maravilloso presentar ideas de este tipo a sus estudiantes en prácticas. Le mencioné la película de Bob Avakian, ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS! y sugerí que programáramos una noche para que los estudiantes en prácticas vieran y discutieran una parte de la película. Le encantaba la idea y sacamos nuestras agendas y lo programamos en el acto.

* * * * *

Un par de semanas más tarde, alrededor de una docena de estudiantes de prácticas y su coordinadora se reunieron en Libros Revolución y vimos el segmento de ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS! en el que Bob Avakian (BA) analiza profundamente el “fetichismo de mercancías” (la manera en que las relaciones de explotación entre las personas se ocultan debajo de la que parece ser una relación entre cosas... por ejemplo, cuando alguien se compra un iPhone, entra en una relación con las personas cuya explotación había producido ese teléfono), y las formas en que esta sociedad ha convertido en la norma la profunda y vil misoginia (el odio por las mujeres). Las jóvenes mujeres se quedaron calladas durante la mayor parte del clip, pero cuando BA denuncia —con mucho contenido así como un estilo puntiagudo— a Beyoncé por defender los intereses del imperialismo estadounidense, estallaron en carcajadas e impresión aprobatoria.

Les expliqué sucintamente el contenido del discurso en su conjunto y les hablé sobre BA, el líder del Partido Comunista Revolucionario quien está dirigiendo activamente a las masas para construir un movimiento para la revolución  real y es la persona que ha desarrollado una nueva síntesis de la revolución y el comunismo. De ahí, les dije que con gusto respondería a sus preguntas esa noche, pero antes quería que hablaran y respondieran acerca del contenido de lo que acabábamos de ver.

Lo que surgió primero y desde muchos ángulos fue el tratamiento del “fetichismo de mercancías” por parte de BA. Varias mujeres dijeron que piensan con frecuencia acerca de todo el trabajo y sufrimiento bajo condiciones de extrema explotación que se manifiesta en los móviles y la ropa que llevan y que la mayoría de las personas ni siquiera sabe que eso ocurre. En parte lo consideraban un problema más amplio que hay que analizar, pero en general lo veían en términos individuales, de debatir en su propia conciencia sobre si necesitan toda esa ropa de moda que les gusta comprar en comparación con el sufrimiento que representa esa ropa.

Un par de jóvenes mujeres dijeron que apreciaban lo que BA dijo acerca de la palabra “puta” y la frase “sé hombre” (si usted no ha visto el video, de verdad tiene que verlo), pero insistieron en que: “Hablamos de estos temas todo el tiempo, por lo que ya estamos familiarizadas con ello”. Unos minutos más tarde, otra contradijo esto, admitiendo: “Bueno, supongo que yo lo sabía en cierto sentido, pero tengo que admitir que el otro día le dije a alguien, ‘chúpeme la verga’. Y digo ‘sé hombre’ todo el tiempo. En verdad, nunca pensé sobre estas cuestiones de la manera en que él habla”.

Aquí, también, las estudiantes por lo general pasaron lo que él dijo por el prisma de los actos individuales, y no lo suficiente como comentarios y denuncias de la sociedad más amplia y lo que eso encierra. Por ejemplo, una estudiante explicó que en las residencias estudiantiles hay una lista de palabras que piden que los estudiantes eviten (la que incluye palabras como “puto”). Ella preguntaba si se debía incluir a las palabras “puta” y “sé hombre”. Le señalé que, si bien hay un elemento definitivamente positivo cuando las personas no utilicen tales palabras una vez que llegan a entender que concentran el odio por la mujer u otros sectores oprimidos de la sociedad, yo consideraba que había algo mucho más profundo y grande que BA decía. Las implicaciones de lo que él pone al descubierto no son simplemente que las personas deberían dejar de usar esas palabras (¡aunque desde luego que deberíamos hacerlo!), sino que estas palabras y su misoginia revelan algo muy profundo acerca de la forma general en que esta sociedad trata a la mujer y que tenemos que trabajar para transformar una cultura y una sociedad que pueden convertir tal odio en la norma.

Otra estudiante dijo que a su parecer, la cultura se ha vuelto mucho más misógina y quería saber si eso es cierto, y también quería saber por qué es cierto. A ella le gusta escuchar la música de su madre de los años 1960, como los Beatles y Bob Dylan, y toda esa música fue mucho más positiva que la música de hoy. Le dije que existía la misoginia en ese entonces también pero que ha empeorado, y le pregunté por qué. Dijo que tal vez se deba a que hoy la gente no lucha por el cambio positivo tanto como en los años 1960 y por eso hoy la música ya no lo refleja. Le dije que estaba de acuerdo y que por eso en gran parte BA recalca tanto la necesidad de una revuelta radical en la cultura contra la cultura que revuelve el estómago y la forma en que eso puede representar un estímulo positivo concreto para el cambio que necesitamos.

Una joven mujer negra explicó por qué había reaccionado de manera tan positiva a lo que BA dijo acerca de Beyoncé. Dijo que teme que “Beyoncé se esté apoderando del feminismo”, y que es un peligro cuando una celebridad como ella, la que no necesariamente comprende bien el tema, tiene tanto poder para definirlo. Era una crítica distinta a la que presentó BA, pero fue interesante y varias estudiantes hablaron sobre este tema y todas debatieron si era bueno o malo el que Beyoncé estuviera tan identificada públicamente como feminista. La mayoría opinaron de modo negativo, pero por diversas razones.

Otra mujer negra respondió a la conversación diciendo que no pensaba que era justo el que BA criticara tan fuertemente a elementos de la cultura negra e insistió en que la misoginia existe en todas partes y que ella se sienta molesta que él lo haga porque es blanco. Le pregunté qué pensaba de lo que dijo concretamente en esos ejemplos, y me dijo que estaba de acuerdo pero que cuando él pone tanto énfasis en ésos, da la impresión que los negros son los peores.

Yo no estaba de acuerdo. Le recordé la forma en que criticó a la música country y la película GI Jane y los juegos de video y otros elementos de la cultura. Pero también observé que BA sí plantea un reto especial ante los que este sistema ha desechado y tratado como menos que humanos, no porque son los peores o los más culpables, sino precisamente porque tienen un enorme papel que desempeñar como emancipadores de la humanidad. BA lucha fuertemente con los oprimidos, incluyendo a los negros, para que rechacen las formas de pensar del sistema precisamente porque sin hacer eso, seguirán esclavizados y oprimidos y el mundo entero seguirá tal como es con todos los horrores que eso implica para los miles de millones de personas sobre el planeta.

Recalcaba que urge que ella viera la película entera para entender más plenamente la perspectiva de BA al respecto — incluyendo el que él comienza con la cuestión del asesinato policial y que la opresión del pueblo negro es un elemento esencial de la fundación de Estados Unidos y una importante razón por la que necesitamos una revolución y que desde esa perspectiva él lucha tan duramente, inclusive con fuertes argumentos contra el atraso en los mismos pueblos oprimidos, para dirigir a la gente a volver a dar un paso adelante pero esta vez sobre una base aún más radical y liberadora y a ir hasta el final.

Tuve un intercambio con la joven mujer que en varias ocasiones planteó este tema, pero ella seguía viendo las cosas principalmente en términos de la política de identidad y ¿qué derecho tiene este hombre blanco de hablar acerca de la cultura de los negros y del pueblo negro?, aunque le costaba trabajo refutar lo que él dijo en concreto, una posición que es muy típica entre los jóvenes hoy.

Otras estudiantes hicieron preguntas acerca de la historia del comunismo, y expresaban muchas suposiciones equivocadas y calumnias acerca de esa historia, a la vez que se mostraban muy abiertas al hecho de que quizá estuvieran equivocadas, todo lo que era muy refrescante, y una de ellas compró el número especial de Revolución, “No sabes lo que crees que ‘sabes’ sobre... La revolución comunista y el VERDADERO camino a la emancipación: Su historia y nuestro futuro”, y otras se fueron con otra literatura. Casi todas las estudiantas dejaron una forma de mantenerse en contacto con el movimiento para la revolución.

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/todos-a-la-calle-para-el-mes-de-resistencia-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Todos a la calle para el Mes de Resistencia

Calendario Nacional de Acción

29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

1º de octubre: Día de jurar la Promesa en todas partes

Del 3 al 10 de octubre: Sermones sobre la encarcelación en masa en las instituciones religiosas

Del 6 al 12 de octubre: Paneles y simposios en las escuelas y los barrios

Del 10 al 13:Vayan a Ferguson, Misuri

Del 12 al 18 de octubre: Expresiones culturales contra la encarcelación en masa

13 de octubre: Día No Más Deportaciones

22 de octubre: 19 Día Nacional de Protesta para Parar la Brutalidad Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación

31 de octubre: Día Nacional de Vestirse de Anaranjada

Para más, haga clic aquí: Acción del Mes de Resistencia en su localidad el 1º de octubre y otros días (en inglés).

 

Permalink: http://revcom.us/a/355/carl-dix-todos-a-la-calle-con-motivo-del-mes-de-resistencia-en-octubre-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

¡Todos a la calle con motivo del Mes de Resistencia en octubre!

¿Cuánto tiempo seguirán en libertad los asesinos policías?
¡El gran jurado deja a asesino policía seguir en libertad en Ohio!

Carl Dix | 29 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

25 de septiembre de 2014. Han pasado más de dos meses desde el asesinato policial de Eric Garner, y ¡ninguno de los policías que lo asfixiaron ha sido acusado por ese crimen! Más de seis semanas desde el asesinato policial de Michael Brown, y ¡aún no han procesado al policía asesino! Ahora el gran jurado que revisa la evidencia en el balaceo de la policía a John Crawford en un Walmart de Ohio ¡ha decidido no acusar a ninguno de los policías que lo mataron!

Millones de personas han visto el video del asesinato de Eric Garner, en el que los policías lo asfixian y no hacen caso a sus gritos de que no podía respirar, pero eso no ha sido suficiente para convencer al fiscal de que levante cargos contra los asesinos. Testigo tras testigo ha dicho cómo el policía que mató a Michael Brown lo persiguió, le disparó mientras corría y luego le pegó el tiro mortal después de que Brown se había dado la vuelta y puso las manos arriba. Pero, de nuevo, el policía asesino no ha sido acusado.

Ahora tenemos sueltos en la calle a los policías que mataron a John Crawford. Hay un video de ese asesinato que las autoridades se negaron a divulgar hasta después de que los cerdos asesinos salieron en libertad. Ese video muestra que Crawford llevaba una pistola de perdigones al caminar alrededor de la tienda y hablaba por un teléfono celular. La mayoría de los otros clientes iban pasando a su lado, despreocupados, pero uno llamó al 911 para informar de un hombre que apuntaba una pistola a los clientes. Los policías llegan a la Walmart y a pocos segundos de llegar, ¡lo balean!

LeeCee Johnson, la madre de los hijos de Crawford, que hablaba por teléfono con Crawford, mientras que la situación se desenvolvía, dijo: "[Crawford] dijo: 'No es real’, y la policía empezó a disparar y le decían: ‘Al suelo’, pero él ya estaba en el suelo porque le habían disparado... le oía llorando y gritando. Me siento como que le dispararon como que si ni siquiera era humano". El abogado de la familia de Crawford dijo que la policía "le disparó en el acto".

Estas situaciones son lo que tenemos cuando "se deja que el sistema funcione". ¡Funciona de la misma maldita forma en que siempre ha funcionado, dando cancha libre a los policías que maten a los negros! ¿Cuántas veces nos va a dar una bofetada en la cara, que nos van a decir que la vida de nuestros jóvenes no tienen importancia, que sus agentes del orden pueden asesinar con impunidad? Estas situaciones tienen que terminar, YA. ¡No que estas situaciones vayan mejorando de forma incremental o disminuyendo en los próximos diez años, sino que terminen en ESTE maldito momento!

No necesitamos hablar más acerca de sostener una conversación sobre la raza. Y las investigaciones federales tampoco van a hacer un maldito carajo al respecto. El Departamento de Justicia investiga los casos de asesinato policial o la brutalidad policial a fin de calmar la ira del pueblo. Investigan durante meses o hasta años, y luego casi siempre se niegan a procesar a los brutales, asesinos policías.

Nos toca a nosotros detener esta situación. Para hacer eso, se requerirá hacer la revolución, y nada menos. Deberíamos vivir en un mundo en el que los responsables de la seguridad pública se entrepusieran de modo que una bala les pegara a sí mismos que permitir que mataran o lesionaran a una persona inocente, y que sin duda se requerirá una revolución para crear esa clase de mundo.

Y ahora mismo, nos hace falta una decidida resistencia de masas. Una resistencia que puede levantar un enorme ALTO al asesinato policial, a la encarcelación en masa y a todas sus consecuencias hasta en las narices de la sociedad estadounidense. Y en el Mes de Resistencia en octubre tenemos que dar un gran salto por el camino de levantar ese ALTO.

Todos aquellos que tengan dos dedos de la justicia en el corazón tienen que ser parte de levantar ese ALTO a la encarcelación en masa, al terror policial y a los demás horrores que el sistema de "injusticia" criminal refuerza contra la gente. Tienen que tomar la Promesa de Resistencia el 1º de octubre, reuniéndose en los barrios, en las escuelas o en frente de los odiados símbolos de los abusos del sistema. El 22 de octubre, el Día Nacional de Protesta para Parar la Brutalidad Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación, decenas de miles de personas tienen que tomarse las calles, con los jóvenes que se niegan a seguir aceptando la criminalización y que estén en las primeras filas al lado de aquellos que han perdido a sus seres queridos a manos de la policía. Y durante todo el mes de octubre, hace falta que las personas participen en paneles y simposios en las universidades, eventos culturales y más. El mes de octubre tiene que erigirse en el principio del fin de la encarcelación en masa en Estados Unidos.

 

Permalink: http://revcom.us/a/354/declaraciones-de-los-miembros-del-comite-anfitrion-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

Declaraciones de los miembros del Comité Anfitrión para promover el Diálogo entre Cornel West y Bob Avakian sobre Revolución y Religión

22 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Le doy un fuerte apoyo al Diálogo

Cuando se considera que la religión influencia a la mayoría de la humanidad de una manera u otra, el Diálogo entre Cornel West y Bob Avakian podría ser sumamente importante — particularmente si anima a los líderes religiosos y a sus seguidores a desarrollar una estrategia que desempeñe un papel importante en la lucha por la emancipación. Con eso en mente, le doy un fuerte apoyo al Diálogo.

Richard Brownex Pantera Negra;
un acusado de los 8 de San Francisco

~~~~~

Se trata de dos personas quienes difieren entre sí acerca de cómo resolver nuestra búsqueda de una forma de ser moral... en una discusión que procede de principios

Tanto Cornel West como Bob Avakian afirman que somos personas morales que tenemos la responsabilidad de ver lo que está pasando concretamente en este mundo y decidir qué es correcto y qué es incorrecto, y actuar en consecuencia. Eso es muy distinto a la opinión de las personas cuya fe religiosa se sacude que sin una creencia en Dios, nadie podría probar nada, y no habría normas morales para impedir que las personas anduvieran cometiendo violaciones, homicidios y robos. Como consecuencia, muchas veces las personas se guiarían por piloto automático, actuando de acuerdo a las fuerzas que les incidieran o les dieran una satisfacción en el momento. Irónicamente, como creen que no hay normas objetivas, son incapaces de identificar las fuerzas mayores que les están oprimiendo y no se unen a otros para luchar contra la injusticia. Terminan por culparse a sí mismos por sus problemas, o culpan al individuo o grupo más próximo en su entorno por su sufrimiento y pasan sus días atacándolos, sea físicamente o en el ciberespacio con inútiles “guerras de twitter”. Esa “hostilidad horizontal” sirve para cumplir con el propósito de las fuerzas en la sociedad que oprimen a esas personas. Este Diálogo entre West y Avakian es una discusión importante porque es muy distinta a eso. Se trata de dos personas quienes difieren entre sí acerca de cómo resolver nuestra búsqueda de una forma de ser moral y cómo crear un mundo más justo y más humano, en una discusión que procede de principios. Se puede aprender de esto.

Carol Downer — autora, abogada, cofundadora de la
Federación de Centros Feministas de Salud para las Mujeres

~~~~~

Si de veras queremos un cambio fundamental... veamos las cuestiones fundamentales — "Revolución y Religión" es tan fundamental como lo haya

¿En qué clase de mundo vivimos? Un mundo en el que el asesino de Michael Brown todavía anda en libertad, mientras nos dicen que tengamos una "conversación" sobre la raza, en el que las compañías petroleras se apresuran a apoderarse de los nuevos yacimientos de petróleo que ha dejado al descubierto el deshielo del casquete polar mientras los "líderes mundiales" hacen promesas hipócritas y vacías de detener el calentamiento global, en el que no consideran como algo brutal la carbonización en un instante a familias enteras por aviones no tripulados, en el que el llamado presidente "progresista" es más belicista que los belicistas. En este mundo demente, ¿por qué es que la revolución no esté en boca de todos? ¿Por qué es que no haya millones de personas en lucha por un futuro nuevo, en lugar de debatir los pros y los contras de Hilary Clinton para la presidencia? Hágame el favor. Si de veras queremos un cambio fundamental, tenemos que ver las cuestiones fundamentales — y "Revolución y Religión: La lucha por la emancipación y el papel de la religión" es tan fundamental como lo haya. Le doy la bienvenida, y usted debería hacerlo también.

David Zeiger cineasta

 

Permalink: http://revcom.us/a/352/a-impulsar-el-dialogo-enre-los-que-viven-el-peor-infierno-cada-dia-es.html

Revolución #355 29 de septiembre de 2014

A impulsar el Diálogo entre Cornel West y Bob Avakian entre "los que viven el peor infierno cada día"

8 de septiembre de 2014 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El diálogo entre Cornel West y Bob Avakian sobre "Revolución y Religión" puede conectarse, y tiene que conectarse, con todo aquel que tenga una pizca de preocupación por lo que está sucediendo hoy. Aquellos que tienen un sentido de esto —seamos veteranos de la lucha, los que son nuevos en la lucha o hasta los que empiezan en la lucha— tienen que asumir la responsabilidad de hacer que este diálogo alcance ese potencial. Esto implica impulsarlo en toda la sociedad, en muchos sectores diferentes de personas — de las universidades a aquellos que pierden el sueño por la crisis del medio ambiente, del mundo de la cultura, entre los estudiantes y los jóvenes, y en todas partes.

Revolucion y Religion: La lucha por la emancpación ye el panel de la religión

Al mismo tiempo, tenemos que impulsarlo con urgencia y de manera amplia entre aquellos que viven el infierno todos los días. ¡Y tenemos que empezar AHORA MISMO!

¿Cómo se puede hacer? Podemos empezar de manera muy simple.

Podemos correr la voz por todas partes con volantes y folletos que se puede colgar, en los barrios de los oprimidos — que no sólo lo haga un grupito de personas sino que participen diversas personas de la comunidad en las labores de divulgación, colgándolos en las tiendas y los centros comunitarios, etc. Al hacerlo, pónganse la camiseta ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS! y tengan algunas a la mano para vender a la gente. Donde quiera que vayan, difundan las tarjetas del código QR con la que las personas pueden conectarse en el Internet a la declaración del Año Nuevo de BA “Un llamamiento a la REVOLUCIÓN”, o tocarlo en el acto para aquellos que conozcan y con los que hablen. Tómense un momento para mostrarle a la gente y ver que empiece a leer “Viendo Fruitvale Station con Bob Avakian”.

La gente ha hecho declaraciones, y hará más, sobre por qué va a ir a este diálogo, las que se pueden descargar y que saldrán en este sitio. Podemos empezar a postear estas declaraciones en lugares por los que pasan las personas o donde se congregan.

Podemos, y debemos, propagar la recaudación de fondos por todos lados, con lavados de autos, ventas de tartas y fiestas en casa. Podemos animar a la gente a hacer harones “de morralla revolucionaria”, recaudando dinero a amigos y familiares, y en el transcurso de todo esto, es preciso pasar y discutir la película Habla BA: ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS! Bob Avakian en vivo. Lo mejor es que no todos tienen que hacer todo, pero ¡todos podemos hacer algo!

Tenemos que recaudar dinero para que este evento llegue tan lejos y ampliamente como sea posible. La recaudación de fondos también hace posible que sectores muy amplios de la gente no sólo participen sino que empiecen a conocer lo que BA representa y a conectarse de una manera poderosa con este líder revolucionario. De esta manera, conocerán que serán bienvenidos en esta actividad y habrá respuesta a sus dudas más profundas.

En toda esta actividad, es preciso fortalecer y difundir la campaña 1000 Años — $1000 para BA en Todas Partes: Que la gente escuche que las personas que están en las prisiones o que han estado en la cárcel desafíen a otros a recolectar dinero para correr la voz sobre cómo las personas pueden emanciparse en concreto — ¡eso es lo que este diálogo representa!

Muchas personas que están leyendo este texto también participarán en los preparativos para el Mes de Resistencia contra la Encarcelación en Masa, el Terror Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación en octubre. Eso no es ningún problema, ¡eso es una ventaja! Que hagan ambas cosas a la vez. Si usted está organizando una recaudación de fondos para el diálogo, asegúrese de tener los materiales para el Mes de Resistencia a la mano; si usted ande por ahí sonando el silbato contra la policía y los maltratos que comete, al hacerlo póngase su camiseta ¡REVOLUCIÓN — NADA MENOS! Que lo hagamos de manera sencilla.

Estas son formas radicalmente simples de empezar ahora mismo —esta semana— a difundir el diálogo ampliamente. A medida que creamos un movimiento de masas en el fondo de la sociedad para este diálogo, a medida que usamos esta página para escribir acerca de experiencias, dudas y lecciones de los demás, podemos hacer más cosas, mejor. Pero lo más importante por ahora es: ¡Manos a la obra! Y al hacerlo, dígannos lo que están aprendiendo...