De la sección "Formas de organización revolucionaria, y el 'Ohio'"

Pasaje de
EL NUEVO COMUNISMO

Excerpt from The New Communism by Bob Avakian

A continuación presentamos un pasaje de la obra de Bob Avakian, El Nuevo Comunismo. Aparte de los pasajes que ya se han posteado en revcom.us, de cuando en cuando publicaremos otros pasajes en revcom.us. Que estos pasajes sirvan para alentar e inspirar el mayor estudio de la obra en su conjunto, la que está disponible en su totalidad en español aquí, y está a la venta en forma de libro en inglés de Insight Press.

The New Communism cover
The New Communism cover

Este pasaje es de la sección titulada "IV. La dirección que necesitamos".

Además del Partido, que es la forma de organización más importante de las masas, en relación con su necesidad fundamental de tener una revolución cuyo objetivo final es un mundo comunista, hay otras importantes formas de organización revolucionaria. Están los Clubs Revolución, que son una forma importante de organización revolucionaria básica de las masas, en particular cuando son nuevas en la revolución. Ahora, otra vez, si la gente entra en esto y permanece en el mismo lugar, y de alguna manera encuentra un nicho, un pequeño lugar para descansar, por años y años, pues eso es un problema — eso significa que no estamos haciendo lo que tenemos que hacer. No todos van a avanzar hacia adelante. Algunas personas van a conocer más sobre esto y van a decidir que no quieren participar, porque no quieren dedicar su vida a esto, aunque se solidaricen. Al mismo tiempo, muchas personas deberían estar dando pasos hacia adelante. Pero, en particular para la gente que empieza a participar, los Clubs Revolución encarnan una forma mediante la que puede participar en la revolución de una manera organizada, a la vez que vayan conociendo más sobre esto.

Una organización de este tipo tiene un papel importante en cuanto a “ser representante” por la revolución: propagar esta revolución de manera osada, ser un “polo de atracción”, atraer a un número creciente de personas al entorno de la revolución y a entrar en sus filas, y popularizar la dirección de esta revolución (el Partido y BA). Los Clubs Revolución tienen un papel que podríamos llamar una “cinta transportadora” hacia el Partido. Bien, eso puede ser una metáfora un tanto imprecisa, pero lo que da a entender es que los Clubs Revolución deben proporcionarle a la gente una forma de explorar y entender las contradicciones con las que están topando, a la vez que participan, de una manera organizada, en la revolución, y que muchos de ellos se acerquen al Partido y lleguen al punto en que quieran, y deban, ingresar al Partido y contribuir a la revolución de esa manera, y a ese nivel, que es un nivel aún más elevado que algo como los Clubs Revolución.

Así que aquí surge una pregunta sobre los Clubs Revolución: ¿Cómo se aplica el “núcleo sólido con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido” a la construcción de los Clubs Revolución, con sus dos consignas principales: “La humanidad necesita la revolución y el comunismo” y “Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución”?

Ahora, además de los Clubs Revolución, es necesario que tengamos una orientación dinámica y creativa sobre el surgimiento o desarrollo de otras formas de organización revolucionaria entre las masas. Esto no quiere decir que los Clubs Revolución no tengan importancia — sí tienen mucha importancia. Pero no debemos tener un enfoque estereotipado de las cosas. En medio de los levantamientos que se dan, y de que la gente se ponga de pie, y en medio de nuestro trabajo y lucha con la gente, es posible que la gente nos indique otras formas de organización, o que por su parte trabaje para crear otras formas de organización, que son expresiones de la misma línea revolucionaria básica; y, a diferencia de tener un enfoque rígido sobre esto —como si todo tuviera que ser de una sola manera, y como si de alguna manera el desarrollo de nuevas formas de organización revolucionaria fuera un problema—, debemos tener una orientación abierta y creativa hacia el desarrollo de diferentes formas de organización revolucionaria en medio del desenvolvimiento de las cosas, al tiempo que seguimos reconociendo y dándole expresión a la importancia de los Clubs Revolución. He aquí lo importante: es necesario que lo guíe todo esto, en un sentido fundamental, la misma línea general y el mismo objetivo estratégico — en otras palabras, el mismo núcleo sólido.

Esto me lleva a lo que llamamos el “Ohio”. Esto es una metáfora que desarrollamos algunos de los que somos fanáticos del fútbol americano. Antaño, vimos la banda para desfiles de la Universidad del Estado de Ohio ejecutando un número durante el medio tiempo del partido. Deletreaban la palabra “Ohio” (y todavía lo hacen): empiezan con la letra “O”, y de manera individual y formados en una línea los miembros de la banda van marchando y formando la letra “O”, después los que hacían parte de la “O” pasan a formar la letra “H”, luego hacen lo mismo con la “I”, y finalmente con la última “O”. Entretanto, otras personas nuevas llegan y empiezan a formar la primera “O” — y así sucesivamente. Si analizan cómo deletrean la palabra “Ohio”, siempre hay personas en cada punto, en cada una de las letras, pero no siempre es toda la misma gente en el mismo lugar. Se mueven continuamente de una letra a la siguiente. Así que adoptamos esto como una metáfora del proceso que tiene que haber, donde las cosas tienen, en cualquier momento dado, una identidad específica, mientras las personas transitan de una cosa a otra. En otras palabras, un movimiento revolucionario en cualquier momento dado tiene una identidad, al igual que la tiene este “Ohio”, cuando la gente avanza de una letra a otra del “Ohio”, y no siempre es que la misma gente permanezca en el mismo lugar. La gente debe ir avanzando de un punto al siguiente. (De lo contrario, si la banda deletreara la palabra “Ohio”, y el primer grupo de gente no siguiera a la siguiente letra, no podrían formar toda la palabra — simplemente habría un gran desorden).

Bien, podría parecer un poco tonto sacar conclusiones de cosas como la presentación de una banda en los partidos de fútbol, pero eso simplemente ilustra el principio de que sí podemos y debemos tomar cosas de diferentes partes de la vida. Además, de hecho esto es una metáfora útil: ilustra el hecho de que existe una necesidad, y una identidad, de formas organizadas por medio de las cuales la gente puede participar y contribuir a la revolución, a la vez que sigue aprendiendo y está en movimiento, pero además muestra que esto se convertirá en su opuesto si, en un sentido general, la gente solamente va hasta cierto punto y ahí se estanca en el mismo lugar. Lo importante es que muchos vayan transitando por este proceso y vayan avanzando cada vez más por el camino de ingresar al Partido; y hay que trabajar y luchar con ellas, con esa orientación y con ese objetivo en mente ― ayudándoles a avanzar hasta el punto en que cumplan con los criterios y los lineamientos para estar en el Partido, y sobre esa base ingresen al Partido y sigan desarrollándose, y contribuyendo, en el contexto de estar en el Partido.

Ahora, de nuevo, algunas personas pueden llegar a entender más claramente de qué se trata todo esto y decir: “Bien, no quiero dedicar mi vida a eso, quiero alejarme y hacer otra cosa, o ser un simpatizante a un nivel y compromiso menores”. Bien, debemos encontrar las formas de trabajar con la gente de esa manera, en la medida en que podamos. Pero muchas personas deberían estar avanzando, a la vez que este movimiento, y las formas organizadas como los Clubs Revolución, tienen su propia identidad.

Los mismos principios básicos se aplican a la gente que está en el Partido. Ya hice referencia al punto que se enfatiza en la Entrevista a Ardea Skybreak — que no sirve cuando las personas estén en el Partido durante años y décadas y sigan en el mismo nivel. Si uno ha estado en el Partido por mucho tiempo, y simplemente sigue en el mismo nivel básico que cuando entró —haciendo lo mismo que hizo hace años—, pues ¡hay algo muy malo! ¿Dónde está el “Ohio” en su aplicación a eso? Esto es otro principio y otra contradicción con los que tenemos que forcejear.


Índice

Introducción y orientación

Víctimas necias del engaño ajeno y propio

Primera parte. Método y enfoque, el comunismo como una ciencia

El materialismo versus el idealismo
Materialismo dialéctico
Con cuál modo de producción
Las contradicciones y dinámicas básicas del capitalismo
La nueva síntesis del comunismo
La base para una revolución
La epistemología y la moral, la verdad objetiva y necedades relativistas
El yo y un enfoque “consumista” de las ideas
¿De qué se tratará tu vida? — Elevar la vista de la gente

Segunda parte. El socialismo y el avance al comunismo:
Un mundo radicalmente diferente que podría haber, un camino hacia la verdadera emancipación

Las “4 Todas”

Más allá del estrecho horizonte del derecho burgués
El socialismo como un sistema económico y un sistema político — y una transición al comunismo
El internacionalismo
Abundancia, revolución y el avance al comunismo — Un análisis materialista dialéctico
La importancia del “concepto del paracaídas” — En este mero momento, y aún más a raíz de una revolución real
La Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte
   Núcleo sólido con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido
Emancipadores de la humanidad

 

Tercera parte. El enfoque estratégico de una revolución real

Un solo enfoque estratégico general
Acelerar mientras se aguarda
Fuerzas para la revolución
La separación entre el movimiento comunista y el movimiento laboral, fuerzas impulsoras para una revolución
Liberación nacional y revolución proletaria
La importancia estratégica de la lucha por la emancipación de las mujeres
El Frente Unido bajo la Dirección del Proletariado
La juventud, los estudiantes y la intelectualidad
La lucha contra los modos de pensar pequeño burgueses, al mantener la orientación estratégica correcta
Los "dos máximos"
Los "5 Altos"
Las dos piedras angulares
De nuevo “Sobre la posibilidad de la revolución”
El internacionalismo — El derrotismo revolucionario
El internacionalismo y una dimensión internacional
El internacionalismo — Forjar otro camino
La popularización de la estrategia
Orientación fundamental

Cuarta parte. La dirección que necesitamos

El papel decisivo de la dirección
Un núcleo dirigente de intelectuales — y las contradicciones que esto supone
Una "pirámide" de otro tipo
La Revolución Cultural al interior del PCR
Es necesario que los comunistas sean comunistas
Una relación fundamentalmente antagónica — y las implicaciones cruciales de eso
El fortalecimiento del Partido — de manera cualitativa así como cuantitativa
Formas de organización revolucionaria, y el "Ohio"
Estadistas, y comandantes estratégicos
Métodos de dirección, la ciencia y el "arte" de dirigir
Trabajar desde "Sobre la posibilidad" hacia atrás —
   Otra aplicación del "núcleo sólido con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido"