Posts by issue number/Posteos por número de la edición

 

Articles in this issue (scroll down or click to read article below):

  • Una guía para esta edición de Revolución Lo que hay que conocer y explorar esta semana sobre el mundo y la revolución:  En esta edición 10 de agosto de 2022
  • ALGO TERRIBLE, O ALGO VERDADERAMENTE EMANCIPADOR: Crisis profunda, divisiones crecientes, la inminente posibilidad de una guerra civil — y la revolución que se necesita con urgencia

    Una base necesaria, una hoja de ruta básica para esta revolución

  • Organizarse para una revolución real: 7 puntos clave
  • BOB AVAKIAN: UN LÍDER RADICALMENTE DIFERENTE — UN MARCO COMPLETAMENTE NUEVO PARA LA EMANCIPACIÓN HUMANA

    Bob Avakian (BA) es el pensador y líder político más importante en el mundo de hoy.

  • Cuando las personas caen en necedades, hay que cantársela derecho: Se necesita dar una aguda lucha de principios

    De Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian

  • La cultura, los principios, las normas que necesitamos

    De Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian

  • La importancia de la línea... y de las polémicas

    De Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian

  • La teoría y la realidad... Conocer el mundo y cambiarlo

    De Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian

  • Un enfoque científico de la sociedad, y de cambiar la sociedad

    De Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian

  • Pasajes de:

    Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian
  • Alzan la voz

    Declaraciones en respuesta a los ataques contra De Pie Por el Derecho al Aborto y las peligrosas tergiversaciones y calumnias contra Bob Avakian y los Revcom

    Esta semana: “... ellos van tras Bob Avakian porque él le está diciendo a la gente lo que se halla detrás de la cortina” ...

  • Lo que hay que aprender —y lo que NO hay que aprender— del referéndum de Kansas sobre el aborto Cuatro puntos de orientación
  • VIDEO EN INGLÉS:

    Un eje de la estrategia para la revolución: La lucha para transformar la manera de pensar de la gente
  • Estados Unidos "conmemora" su bombardeo nuclear a Hiroshima... Jugando a quién es menos cobarde con China... y Rusia
  • 1 de cada 3 personas abatidas por la policía huían, a pie o en carro, de sus asesinos
  • El proyecto de ley sobre el clima de Manchin y los demócratas — Tonterías de proporciones “históricas”
  • Un memo al New York Times:

    Sí, ES “difícil trazar nuevos rumbos en política exterior”… ¡CUANDO USTEDES SON GÁNGSTERES IMPERIALISTAS!
  • VIDEO EN INGLÉS:

    Andy Zee le entrevista al activista político Jim Fouratt
  • VIDEO EN INGLÉS:

    Freddie McGee, padre de Freddie Latrice Wilson, lee su respuesta a los ataques contra Bob Avakian
  • VIDEO EN INGLÉS:

    Rafael Kadaris habla sobre el proyecto de ley sobre el clima de los demócratas: TONTERÍAS de proporciones históricas
  • VIDEO EN INGLÉS:

    Roosevelt, miembro del Club Revolución-Chicago lee su declaración de apoyo a Bob Avakian
  • La propagación de la viruela del mono: La desigualdad global y la vil locura del imperialismo
  • ALERTAS del Comité Internacional de Emergencia para Liberar a los Prisioneros Políticos en Irán AHORA (CIE) - 8 de agosto de 2022

    YA ESTÁ DISPONIBLE: Revista Ms. con el Llamamiento de Emergencia para Liberar a los Prisioneros Políticos en Irán
  • Traducido de Counterpunch

    ¿Por qué la “izquierda” tacha de “rojillos” a De Pie Por el Derecho al Aborto en víspera de la destrucción fascista?
  • Del Movimiento del Nuevo Comunismo de Afganistán (JAKNA):

    ¡La lucha por la liberación de las mujeres en Afganistán y la necesidad de derrocar al Emirato Islámico del Talibán!
  • HAGA UN DONATIVO AHORA para impulsar la Campaña de Recaudación de Fondos a cruzar de la meta
  • ARTICLE:

    Una guía para esta edición de Revolución

    Lo que hay que conocer y explorar esta semana

    sobre el mundo y la revolución: 

    En esta edición 10 de agosto de 2022

    Una lucha crucial en defensa de los principios y de la dirección basada en esos principios

    Hay una lucha que continúa ardiendo con profundas implicaciones para todo el rumbo de las cosas en esta sociedad. Esta semana, otra plataforma de noticias virtuales, VICE, lanzó un ataque contra Rise Up 4 Abortion Rights (RU4AR; De Pie Por el Derecho al Aborto), con una concentración particular en el hecho de que algunos de los miembros de RU4AR siguen al autor del nuevo comunismo y líder revolucionario, Bob Avakian (BA). Si eso suena familiar, se debe a que el artículo de VICE repite las acusaciones sin principios, infundadas y muy peligrosas contra Bob Avakian que previamente sacaron medios tan aparentemente dispares como el Daily Beast más o menos tradicional, The Intercept (que se autoproclama “progresista”) y el Daily Caller (un sitio fascista abierto iniciado por Tucker Carlson). Si bien el artículo de VICE le da algo de espacio a algunas de las refutaciones provenientes de Sunsara Taylor, quien es seguidora de BA, así como de las lideresas de RU4AR, Lori Sokol y Merle Hoffman (que no son seguidoras de BA), también detalla una serie de acusaciones anónimas provenientes de aquellos que afirman que habían dejado RU4AR y hasta desenterró un ataque realmente asqueroso y, sí, completamente inventado, infundado y totalmente inverificable que se remota a 1979. Y a lo largo del artículo de VICE, el único tema que se repite con ahínco es el de “culto”.

    “Por extraño que parezca”, a ninguno de estos reporteros de ninguna de estas fuentes mediáticas se le ocurrió incluir citas propias del mismo BA provenientes de artículos que responden específicamente a las acusaciones de “culto”, dos de los cuales se publicaron en el último año y medio. (“Bob Avakian responde a acusaciones de ‘culto’: IGNORANCIA, Y COBARDÍA”; “Bob Avakian habla de ‘Culto?: una acusación ridícula, ignorante e irresponsable. Estamos aplicando un método y enfoque científico para conocer, y transformar, el mundo a fin de emancipar a la humanidad”).

    La lucha en contra de estos ataques

    Este aluvión de ataques es un extremo de la lucha. Aquí hay que decir que han salido refutaciones excelentes y exhaustivas contra las principales líneas de ataque, tanto de parte de RU4AR como de parte de los revcom, incluida Sunsara Taylor. (Para algunas de estas respuestas, lea aquí, aquí, aquí, aquí y aquí).

    Al mismo tiempo, hay, y tiene que haber, otro lado de la lucha: el lado de las personas que, desde una variedad de perspectivas, ven el peligro envuelto en la campaña de difamaciones y calumnias y que sienten la necesidad de tomar una posición en contra de los atacantes. Algo está creciendo aquí a lo que hay que alentar, darle dirección y organizar. La semana pasada posteamos una ronda inicial de tales declaraciones; esta semana estamos publicando otras declaraciones, de una gama más amplia de fuentes y con una gama más amplia de inquietudes. Esto tiene que crecer.

    En este escrito, queremos resaltar algo que una persona escribió la semana pasada: “[E]s importante empaparnos en el conocimiento del movimiento de Bob Avakian y apoyar a este líder. Y protegerlo a toda costa. A protegerlo a toda costa. Porque ellos ya han matado a bastantes de nuestros líderes. Así que tenemos que formar una fuerte red alrededor de él y protegerlo”. Este es un sentimiento correcto e importante. Una gran manera de tejer esa red ahora es difundiendo estas declaraciones. Otra manera importante es tomar una posición, con sus propias palabras y a su manera, en contra de las mentiras y cosas peores que se están difundiendo y compartirlas en revcom.us y en las redes sociales.

    La lucha crucial sobre métodos, principios y normas

    Hay otra lucha ligada a esto: una lucha sobre la manera en que pensamos sobre la realidad y la manera en que desmenuzamos las verdaderas diferencias que inevitablemente surgen en la lucha por la revolución. En este sentido, queremos llamar la atención de todos sobre “Bob Avakian sobre métodos, principios y normas”, un pasaje de una entrevista de hace 10 años, Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian. En esta entrevista, BA analiza lo que significa aplicar la ciencia para conocer y transformar la sociedad y, lo que tiene mucha importancia, lo que significa tener un debate y una lucha basados en principios sobre diferentes análisis y posiciones políticos... y qué pasa cuando se desechan o se ignoran los principios. Estas son cuestiones por las que hay que librar una verdadera lucha, ahora mismo; nadie puede hacerse a un lado. En este artículo de BA, su método es tan estimulante como lo son las conclusiones que él saca — léalo, difúndalo y discútalo. Representa un contraste marcado con una buena parte de lo que en esta sociedad inunda a la gente.

    Librar esta lucha —por los métodos, principios y normas que posibilitarán que las personas lleguen a conocer a la verdad y que impedirá que los gobernantes revuelvan mierdas y luego utilicen el estigma y las divisiones que han fomentado para llevar a cabo cosas realmente asquerosas— tiene que ser una parte crítica de lo que estamos haciendo. Y es valiosísimo y necesario adentrarse en este artículo — leerlo y volver a leerlo, reflexionar sobre él, hablar sobre él con camaradas y amigos, difundirlo entre otros.

    La lucha sobre dirección y los tiempos en que vivimos

    Esta lucha sobre dirección no es una circunstancia fortuita. Ocurre en un momento y lugar específicos, algo que se analiza a gran profundidad en el discurso sumamente importante de Bob Avakian, Algo terrible O algo verdaderamente emancipador: Crisis profunda, divisiones crecientes, la inminente posibilidad de una guerra civil — y la revolución que se necesita con urgencia, Una base necesaria, una hoja de ruta básica para esta revolución. Este es un momento con mucho en juego para todos, un momento en el que este imperio se encuentra en serios líos en todo el mundo, en el que se están desmoronando las viejas formas de gobernar que la gente ha sido condicionada a aceptar y en que son muy inmediatas las posibilidades de que algo aún más horrible surge de esta situación O de que en realidad se arranque de esta situación algo “verdaderamente emancipador”, de maneras que realmente no tienen precedentes. En este momento, el peligro de que esta dirección —BA— se conecte con cantidades mucho más amplias de personas es algo que persigue no solo a los oportunistas, sino también a sectores poderosos de ambos lados de la clase dominante.

    No es accidente que el punto álgido de esta lucha en particular haya sido la batalla en torno al derecho al aborto. La anulación de Roe contra Wade, y todo lo que eso concentra, no es simplemente una contradicción momentáneamente muy aguda. Es una contradicción que tiene un efecto continuo y decisivo en todo el rumbo de las cosas, incluidas las perspectivas de algo terrible, o de arrancar algo verdaderamente positivo y emancipador a raíz de las contradicciones que se intensifican continuamente. Esto es así debido a la naturaleza fundamental de lo que esto concentra — sí, la cuestión muy real de la esclavización de las mujeres... o una lucha en contra de esto que puede ser de crucial importancia para la verdadera emancipación de ellas, y para la emancipación de las masas de personas en general. Esto sería cierto, aunque la revocación de Roe contra Wade no estuviera acompañado, como seguramente lo estará, no solo de continuos ataques al derecho al aborto, en cualquier lugar/en todas partes de Estados Unidos, sino también de muy probables ataques a los derechos de las personas LGBTQ, así como otras dimensiones de este inexorable monstruo fascista en marcha y en escalada y la parálisis efectiva de los demócratas frente a él.

    Para aquellos que ahora están emprendiendo el ataque, la gran “ofensa” del movimiento RU4AR —y de los revcom dentro de él—, es que se conectaron y continuaron conectándose tan ampliamente como pudieran con los verdaderos términos de las cosas: que ésta era una lucha contra la esclavización femenina y contra la opresión de las mujeres, y no una noción vaga de “autonomía corporal”… que las personas necesitan decir la pura verdad sobre las implicaciones de esto y arriesgar algo a fin de hacer sonar la alarma y despertar a otros… que en esta lucha se necesita a una amplia gama de personas y de fuerzas políticas… y que se necesita hacer frente a la bestia fascista a la que otras personas le dan la espalda o a la que niegan, y se necesita alzar la voz contra la conciliación de los demócratas con esa monstruosidad, oponérsele y dejarla atrás.

    En esta edición, destacamos acontecimientos importantes en esta lucha: el referéndum en Kansas que defiende el derecho al aborto y la ley aprobada tres días después en Indiana que evisceró tal derecho, y la batalla sobre lo que eso implica; y un muy buen segmento de El Show RNL — ¡Revolución, y Nada Menos! en YouTube que destaca una acción audaz realizada en Los Ángeles por RU4AR.

    También destacamos nuevamente El Show RNL. Instamos a nuestro lectorado a repasar el comentario de Andy Zee en inglés del último episodio del show y luego a volver a ver el show entero (en inglés) con eso en mente. Luego trabaje para difundirlo, uniéndose a otras personas de ser posible, para encontrar formas creativas de hacer crecer el público.

    Finalmente, además de otros artículos importantes, les llamamos la atención sobre una redada escandalosa y siniestra (próximamente en español) que se realizó contra la organización nacionalista negra Partido Socialista del Pueblo Africano y la Organización Uhuru en St. Louis y St. Petersburg la semana pasada.

    Esta edición contiene lo siguiente:

    Algo terrible o algo verdaderamente emancipador: Crisis profunda, divisiones crecientes, la inminente posibilidad de una guerra civil — y la revolución que se necesita con urgencia, Una base necesaria, una hoja de ruta básica para esta revolución

    Organizarse para una revolución real: 7 puntos clave

    Bob Avakian: Un líder radicalmente diferente — un marco completamente nuevo para la emancipación humana

    * Bob Avakian sobre métodos, principios y normas, pasajes de Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian

    * En contra de los ataques a Bob Avakian, los revcom y De Pie Por el Derecho al Aborto

    *  La lucha por el derecho al aborto

    *  El Show RNL

    * FBI Raid on the African People’s Socialist Party: A Chilling “Message,” an Act of State Repression (próximamente en español)

    Estados Unidos conmemora su bombardeo a Hiroshima... Jugando a quién es menos cobarde con China... y Rusia

    * El proyecto de ley sobre el clima de Manchin y los demócratas — Tonterías de proporciones “históricas”

    * Un memo al New York Times: Sí, ES “difícil trazar nuevos rumbos en política exterior”… ¡CUANDO USTEDES SON GÁNGSTERES IMPERIALISTAS!

    * 1 de cada 3 personas abatidas por la policía huían, a pie o en carro, de sus asesinos

    * Member of Angola 3 Dies at Age 75 Long Live the Spirit of Albert Woodfox, Inspiring Political Prisoner!  (próximamente en español)

    * More Thoughts on Bill Russell—Determined to Fight Against Racism.  (próximamente en español)

    * The Spread of Monkeypox: Global Inequality and the Vicious Insanity of Imperialism  (próximamente en español)

    * People Righteously Resist Attack on Berkeley’s Historic People’s Park—Beating Back Attempts to Convert to Dorms

    * Check It Out: The Film Blue Bayou

    * Brianna Marie Grier Has a Mental Health Episode… Pigs Arrive… She Ends Up Dead

    Haga un donativo a la campaña de recaudación de fondos de verano de revcom.us — a recaudar 20 mil dólares para mediados de agosto

  • ARTICLE:

    ALGO TERRIBLE, O ALGO VERDADERAMENTE EMANCIPADOR:

    Crisis profunda, divisiones crecientes, la inminente posibilidad de una guerra civil — y la revolución que se necesita con urgencia

    Una base necesaria, una hoja de ruta básica para esta revolución

    En el transcurso de este discurso, me referiré y me adentraré más a unos puntos centrales que se desarrollan en dos documentos muy importantes que se destacan en nuestro sitio web revcom.us: Una Declaración, un Llamamiento a que se organice ahora para una revolución real; y un artículo mío, en complemento a esa “Declaración y Llamamiento”: Este es un momento poco común en que la revolución se vuelve posible — Por qué es así, y cómo aprovechar esta oportunidad poco común. Así que, para todos los que le están entrando a este discurso, todos los que se preocupan por las preguntas cruciales las que está comentando, también es importante leer (o volver) y adentrarse a fondo en esos documentos también — y tanto acudir regularmente a revcom.us como ver el show semanal de YouTube ¡Revolución, y Nada Menos!, los cuales ilustran claramente por qué se necesita con urgencia una revolución real, y por qué es posible, cuáles son los objetivos de esta revolución y cómo ser parte de los preparativos para esta revolución. De lo que hablaré aquí es, como dice el título, una base necesaria y una hoja de ruta básica para esta revolución.

    Otro punto: voy a decir lo que hay que decir sobre cómo son las cosas, por qué son así, hacia dónde se encaminan las cosas y qué hay que hacer para cambiar esta situación radicalmente en un sentido positivo — y, como parte de eso, voy a decir sin rodeos ciertas verdades que seguramente van a ofender a algunas personas. Hago eso porque hay mucho en juego en todo esto, y (para referirme a una estrofa de Bob Dylan) ya se está haciendo tarde y no queda tiempo para hablar falsamente ahora. Pero no hago esto en el sentido de que las personas están envueltas tan profundamente en formas de pensar y de actuar que sirven a perpetuar su propia opresión y degradación, y también las de los demás, que no pueden romper con ellas. No. Hago esto precisamente porque entiendo que las masas de personas no solo necesitan, pero además pueden romper a fondo con todo eso — que pueden cambiarse radicalmente a sí mismas como parte, y en el proceso, de cambiar radicalmente el mundo, en un sentido emancipador.

    Así que, entrémosle.

    Bob Avakian

     

    BOB AVAKIAN:
    UN LÍDER RADICALMENTE DIFERENTE — UN MARCO COMPLETAMENTE NUEVO PARA LA EMANCIPACIÓN HUMANA

    Conozca más sobre Bob Avakian y el nuevo comunismo
    UNA DECLARACIÓN, UN LLAMAMIENTO A QUE SE ORGANICE AHORA PARA UNA REVOLUCIÓN REAL

     

    Cover of THIS IS A RARE TIME WHEN REVOLUTION BECOMES POSSIBLE— WHY THAT IS SO,  AND HOW TO SEIZE ON THIS RARE OPPORTUNITY

     

    Aquí va el meollo del asunto: muchas personas —incluido alguien como Martin Luther King— han argumentado que intentar llevar a cabo una revolución para derrocar este sistema es suicida, particularmente para los negros en Estados Unidos — cuando, de hecho, el pueblo negro, y masas de otros oprimidos y explotados, necesitan profunda y desesperadamente esta revolución. La realidad es que tal revolución puede triunfar, pero esto es posible, particularmente contra poderosas fuerzas gobernantes, como en Estados Unidos, únicamente en momentos y circunstancias poco comunes. Y aquí va una verdad muy importante: éste es uno de esos momentos y circunstancias poco comunes.

    Es importante no desperdiciar, despilfarrar, desaprovechar este momento poco común. Más bien, es necesario prepararnos activamente para una revolución y trabajar vigorosa y sistemáticamente para una revolución —ahora, y de manera continua— para acumular las fuerzas científicamente orientadas y poderosamente organizadas para esta revolución, y preparar el terreno para ésta.

    Y por eso los comunistas revolucionarios decimos:

    A toda persona que ya no soporte este mundo tal como está … que esté harta del trato a tantas personas como si fueran menos que humanos … que reconozca que la supuesta “libertad y justicia para todos” es una mentira cruel … que esté justamente enfurecido porque la injusticia y la desigualdad siguen, y siguen, y siguen, a pesar de las falsas promesas y palabras almibaradas de aquellos que están en el poder (o aquellos que aspiran a conseguirlo) … a toda persona que se angustie ante el rumbo por el cual se encaminan las cosas y el hecho de que ser joven ahora implica carecer de un futuro digno, o de plano de un futuro … a toda persona que haya soñado alguna vez con algo mucho mejor, o alguna vez se haya preguntado si eso es posible … a toda persona que anhele un mundo sin opresión, explotación, pobreza y destrucción ambiental … a toda persona con corazón para luchar por algo por lo que realmente vale la pena luchar: Tú tienes que ser parte de esta revolución.

    Nos referimos a una revolución real, y no a tantear y regatear con algunos cambios que dejan este sistema en pie y en el poder, mientras que solo un pequeño número de personas se benefician. Como deja muy claro la “Declaración y Llamamiento”:

    Una revolución implica una fuerza de millones de personas, de muchos diferentes sectores de la sociedad y organizadas para una lucha total para derrocar este sistema y reemplazarlo por un sistema económico y político radicalmente diferente y mucho mejor, un sistema socialista, que se base en satisfacer las necesidades de la gente y en llevar adelante la lucha por un mundo comunista donde por fin se ponga fin, por todas partes, a la explotación, la opresión y la destrucción del medio ambiente que están integradas en este sistema del capitalismo-imperialismo. Cualquier cosa menos que esta revolución no lidiará para nada con la raíz de todos los problemas ni conducirá hacia la verdadera solución. [Énfasis añadido.]

    Así que adentrémonos más a fondo en por qué éste es uno de esos momentos y circunstancias poco comunes en que esta revolución es posible, y lo que hay que hacer para que haya una verdadera oportunidad de que esta revolución realmente triunfe.

    Primero, que tengamos claridad sobre las siguientes VERDADES BÁSICAS:

    Vivimos bajo un sistema: — el sistema del capitalismo-imperialismo (el capitalismo es un sistema económico y político de explotación y opresión, y el imperialismo se refiere a la naturaleza mundial de este sistema).

    Es este sistema el que es la causa básica del tremendo sufrimiento al que está sometida la gente en todo el mundo; y este sistema representa una amenaza creciente a la existencia misma de la humanidad, en la manera en que este sistema está destruyendo rápidamente el medio ambiente global y en el peligro de una guerra entre las potencias capitalistas-imperialistas con armamento nuclear, como Estados Unidos y China.

    Todo esto es la realidad y nadie puede escapar a esta realidad. O la cambiamos radicalmente, de manera positiva, o todo cambiará de manera muy negativa.

    Para que quede muy claro una vez más: cambiarla de manera positiva significa hacer una revolución — una revolución real, para derrocar este sistema del capitalismo-imperialismo y reemplazarlo por un sistema radicalmente diferente y emancipador. Porque también es una verdad básica que: en el mundo de hoy, para cambiar en lo fundamental la sociedad, es necesario tomar el poder — derrocar el poder estatal existente y establecer un nuevo poder estatal.

    Y aquí va otra verdad muy importante de la “Declaración y Llamamiento”:

    Hemos visto el potencial para la revolución manifestado poderosamente en el verano de 2020 cuando millones de personas, de todas las razas y géneros, en todas partes de Estados Unidos y en todo el mundo, se alzaron hombro a hombro contra la opresión racista y el asesinato policial. Hemos visto este potencial en los brotes de rebelión de masas de mujeres, en países por todo el mundo, negándose a conformarse con el abuso y la degradación. También se revela este potencial en la profunda angustia la que expresan científicos así como millones de personas comunes, en torno a la crisis climática cada vez peor y el peligro que encierra para el futuro de la humanidad — una crisis que este sistema no puede resolver, sino que sólo puede agravar.

    Como también hemos visto, cuando millones de personas sí se toman las calles —y especialmente cuando no solamente expresan sus sentimientos por un día o dos, y luego vuelven a casa, y las cosas vuelven rápidamente a la “normalidad”, pero cuando lo hacen con una verdadera determinación y de una manera sostenida—, eso puede cambiar el “ambiente y alineamiento político” en la sociedad en su conjunto, impeliendo a todos los sectores de la sociedad, y a todas las instituciones gobernantes importantes, a responderle. Para citar una vez más un ejemplo poderoso, tal fue el caso del levantamiento masivo en el verano de 2020.

    Pero, por muy importante que sea, cuando millones de personas se tomen las calles, incluso de manera combativa y sostenida, eso en sí y de por sí no puede conducir a un cambio fundamental — algo que puede ocurrir únicamente si de hecho se hace que caiga el sistema contra el que se están rebelando.

    Se han dado muchas situaciones en diferentes países donde una enorme parte de la sociedad se ha rebelado, lo que incluye ocupar las calles durante semanas y meses, pero las instituciones gobernantes, y en particular la policía y las fuerzas armadas, no “se vinieron a pedazos” y la gente no estaba preparada para llevar la lucha al siguiente nivel — y por eso, no se dio ningún cambio fundamental. También se han dado resultados desastrosos cuando personas que se levantan en una revuelta de masas han creído erróneamente que, simplemente porque su causa es justa, las fuerzas armadas del sistema existente se simpatizarán y se le unirán — cuando en realidad esas fuerzas armadas continuaron en su papel como ejecutores violentos del sistema existente y, tarde o temprano, actuaron para reprimir por la fuerza al pueblo.

    No. Es necesario derrocar el sistema opresivo existente es necesario que por fin una fuerza revolucionaria organizada haga añicos, derrote y desmantele las instituciones de supresión violenta de este sistema. Ello es lo que se necesita para que las cosas vayan más allá de las protestas de masas, por combativas y decididas que sean, y se conviertan en una revolución real.

    En referencia específicamente a Estados Unidos, inclusive en una situación en la que millones de personas están tomándose las calles, de manera sostenida, en decidida rebelión contra la opresión y la injusticia, e incluso cuando algunos de entre las fuerzas armadas de este sistema simpaticen y se identifiquen con esta rebelión, es muy poco probable que eso, en sí, lleve a que esas fuerzas armadas se escindan y una parte importante de ellas se sumen a las personas que están sublevándose en ese sentido. (Esto es aún más cierto en el caso de la policía, cuyas filas están llenas de brutos duros de derecha).

    Es un hecho que uno de los objetivos de la revolución —y lo que sería una parte necesaria de la estrategia de las fuerzas revolucionarias— sería ganarse a partes importantes de las fuerzas armadas que al inicio se oponen a la revolución. Pero la posibilidad de que eso ocurra, y la forma en que podría consumarse, dependerían de la manera en la que se desenvolviera de hecho el proceso revolucionario.

    En adelante, hacia el fin de este discurso, comentaré este tema de manera más directa y examinaré algunos aspectos esenciales de la doctrina y enfoque estratégico que las fuerzas revolucionarias tendrían que aplicar a fin de tener una verdadera oportunidad de ganar, cuando se hubieran gestado las condiciones necesarias para la lucha revolucionaria total — incluido el enfoque de ganarnos a fuerzas provenientes del bando contrario, en el curso de esa lucha total. Y, como parte de eso, comentaré la manera en que, en una verdadera guerra civil, librada entre sectores opuestos de la sociedad, las cosas podrían desarrollarse de tal manera que las fuerzas armadas que habían sido la columna vertebral del poder estatal, al imponer el sistema capitalista-imperialista existente, se escindirían en el contexto de semejante guerra civil — y cuáles serían las implicaciones de ello para llevar la revolución a un desenlace triunfante.

    Pero, antes de eso, es importante adentrarse en esta pregunta fundamental: ¿Cuáles son las condiciones necesarias para una revolución? En términos básicos, son:

    Una crisis en la sociedad y en el gobierno que sea tan profunda y que trastorne tanto “la manera acostumbrada de hacer las cosas”, que aquellos que nos han gobernado, durante tanto tiempo, ya no puedan hacerlo de la forma “normal” la que, por su condicionamiento, la gente acepte.

    Un pueblo revolucionario que cuente con millones y millones de personas, cuya “lealtad” a este sistema se haya roto, y su determinación de luchar por una sociedad más justa sea más grande que su temor por la represión violenta de este sistema.

    Una fuerza revolucionaria organizada —conformada por cantidades cada vez más grandes de personas, de entre los más oprimidos pero también de muchas otras partes de la sociedad— una fuerza que se base en el enfoque más científico para impulsar y luego llevar a cabo una revolución y que trabaje sistemáticamente por aplicar ese enfoque, y a la cual masas de personas recurran cada vez más para que las dirija a fin de realizar el cambio radical que se necesita con urgencia.

    Para adentrarnos más a fondo en esto, comencemos por centrarnos en la primera de estas condiciones.

    Hay cierta experiencia histórica importante de la que aprender — situaciones en las que una clase dominante ya no podía gobernar de la “manera acostumbrada” que la gente había sido condicionada a aceptar, y surgió una verdadera posibilidad de poner fin al sistema existente, incluso un sistema que había estado tan poderosamente atrincherado que desde hace mucho tiempo semejante cambio profundo había parecido imposible. Esto ha ocurrido especialmente cuando la clase dominante, o un sector de la clase dominante, de ese sistema ya no cree en lo que habían sido las “normas aglutinantes” —el conjunto regulador de creencias y procesos— de ese sistema, y las abandona más o menos abiertamente.

    Un ejemplo de ese tipo de cosas —lo que conllevó un cambio importante, aunque no fue causado por una revolución real— es el colapso de la Unión Soviética en los años 1989-1991. La Unión Soviética fue el primer estado socialista en el mundo, creado por medio de la Revolución Rusa de 1917. Sin embargo, la verdad es que en los hechos el capitalismo había sido restaurado en la Unión Soviética, a mediados de la década de 1950 — aunque durante algún tiempo siguió manteniendo la fachada de “socialismo”. Pero luego, en la década de 1980, se instituyeron “reformas” las que empezaron a hacer deshilachar todo eso, y por fin algunos sectores de la clase dominante abandonaron la apariencia del socialismo, y el país experimentó una transformación hacia una sociedad abiertamente capitalista, y hasta descartó su identidad externa como la “URSS” (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). El mismo tipo de cosas ocurrió en algunos países de Europa del Este que habían estado bajo el dominio efectivo de la Unión Soviética — países donde se dieron levantamientos masivos, las estructuras gobernantes se vinieron a pedazos y el resultado fue un cambio del capitalismo disfrazado al capitalismo abierto — un cambio importante, aunque no fuera una revolución real.

    Esto, una vez más, es parte de un fenómeno más general en que un cambio importante, e incluso una revolución real, puede volverse posible (o más posible) no simplemente cuando haya una profunda crisis en la sociedad, y no solo cuando las fuerzas dominantes estén fuertemente divididas, pero cuando de hecho se vengan a pedazos, y la vieja forma de gobernar ya no pueda sostenerse. Otro ejemplo de este tipo de cosas es la creación de la propia Unión Soviética, producto de la Revolución Rusa. Eso ocurrió durante la Primera Guerra Mundial, en la que millones de rusos murieron y las masas de personas en general sufrieron tremendas penurias. En esa situación crítica, las fuerzas gobernantes de ese país se escindieron, lo que resultó primero en el derrocamiento del gobierno de los monarcas absolutos (los zares) desde hace mucho atrincherado, pero con la creación de una oportunidad para una revolución la cual derrocó a las clases explotadoras en su conjunto, entre ellas las fuerzas burguesas que intentaban consolidar un gobierno capitalista sin los zares.

    O, veamos otro ejemplo importante, en esta ocasión de la historia de Estados Unidos: ¿Por qué tantos negros (casi doscientos mil) se sumaron al Ejército de la Unión en los combates contra la Confederación esclavista del Sur durante la Guerra Civil en la década de 1860? Porque Estados Unidos, y quienes lo gobernaban, se habían escindido, y masas de negros podían intuir que, en esa situación, existía una verdadera posibilidad de poner fin a su condición de esclavización, lo que sí ocurrió como consecuencia de esa Guerra Civil.

    ¿Cómo se aplica este tipo de cosas a Estados Unidos ahora? Como a diario se está evidenciando más, existen divisiones profundas y cada vez más profundas, no solo en Estados Unidos en general sino también entre los poderes gobernantes de este sistema. Y, como me adentraré en más detalle en adelante, una parte de esos poderes gobernantes, representada por el Partido Republicano, ya no cree en lo que han sido las “normas aglutinantes” del gobierno capitalista “democrático” en Estados Unidos, ni se siente obligada por dichas normas. Eso está conduciendo, y conducirá cada vez más, a crecientes divisiones y choques amargos en toda la sociedad, así como en la “cima”. Todas las instituciones gobernantes de este sistema se verán cada vez más afectadas por esta situación. La polarización continuará agudizándose, en que las fuerzas agrupadas y encabezadas por el Partido Republicano se vuelven aún más agresivas al insistir en imponer, incluso por medios violentos, su visión de lo que “hace que Estados Unidos tenga grandeza”, con todos los horrores muy reales, por encima de todos los horrores, que eso supone.

    Todo esto en sí tendrá efectos contradictorios — algunos de ellos definitivamente negativos, pero otros de ellos positivos o con potencial positivo. Y, a medida que esta situación se desenvuelva, esta verdad profunda se demostrará con cada vez más fuerza: la crisis y las divisiones profundas en la sociedad únicamente podrán resolverse por medios radicales, de un tipo u otro — ya sea por medios radicalmente reaccionarios, asesinamente opresivos y destructivos o por medios revolucionarios radicalmente emancipadores.

    Con todo eso, lo que se necesita con urgencia, lo que es posible —y por lo hay que trabajar de manera activa e incansable, para que de veras se dé un desenlace positivo en todo esto— es un alineamiento fundamentalmente diferente en Estados Unidos en su conjunto: una Repolarización la que favorezca, y active a las fuerzas necesarias para, una revolución — una revolución real para derrocar este sistema, y crear un sistema radicalmente diferente y mucho mejor.

    Pero, ¿por qué y cómo podría ser posible hacer surgir tal repolarización para una revolución real?

    Esto se debe a algo que es muy diferente, en un sentido muy profundo, a lo que ha sido, durante generaciones, la “situación acostumbrada” en Estados Unidos. Comenté la manera en que ha ocurrido esto, en lo siguiente de “Momento poco común”:

    Aunque “la democracia, con libertad y justicia para todos” es una mentira cruel, esta mentira ha sido crucial para que los gobernantes de este país mantengan la articulación de las cosas bajo este sistema — y especialmente para conseguir que las personas que están oprimidas bajo este sistema crean en la posibilidad de hacer que este sistema sea más justo. Por eso, ambos partidos de la clase dominante en general estaban de acuerdo, durante mucho tiempo, en trabajar dentro del mismo marco para gobernar a este país — estaban de acuerdo en aceptar los resultados de las elecciones y en llevar a cabo “la transferencia pacífica del poder” entre los diferentes representantes de este mismo sistema, ya sean demócratas o republicanos.

    Con las condiciones cambiantes en este país, y en el mundo en su conjunto, durante el tiempo transcurrido desde el fin de la Segunda Guerra Mundial (hace 75 años), ha sido necesario que la clase dominante, para mantener “el orden y la estabilidad” en este país, hiciera ciertas concesiones a la lucha contra la supremacía blanca, la supremacía masculina y algunas otras relaciones opresivas, mientras que al mismo tiempo insistiera en que todo eso fuera parte de “crear una unión más perfecta” y “perfeccionar aún más la gran democracia que siempre ha existido en este Estados Unidos”. Esto también ha sido necesario para que los gobernantes de este país continúen promocionándolo como “el líder del mundo libre”, que ellos dicen que es necesario que siga siendo la potencia dominante en el mundo — pero que, en realidad, es la potencia más opresiva y destructiva, que saquea a las masas de personas así como a la Tierra.

    Pero un sector de la clase capitalista gobernante, representado por el Partido Republicano, siempre se ha resistido incluso a dar estas concesiones parciales a la lucha contra la opresión, y ha llegado a convencerse de que ahora estos cambios han ido muy lejos, que amenazan con destruir lo que ha mantenido la articulación de este país y lo que le ha permitido dominar al mundo.

    Los republicanos se han convertido en un partido fascista —un partido basado en la abierta y agresiva supremacía blanca, supremacía masculina y otras relaciones opresivas— un partido convencido de que es el único que se merece gobernar, que actúa para manipular las elecciones y suprimir los votos con el fin de conseguir y aferrarse al poder, que se niega a aceptar los resultados de las elecciones que no gana, que está decidido a destripar y pervertir el “estado de derecho”, pisotear los derechos de la gente y adoptar lo que constituye una dictadura capitalista indisimulada, que está listo a utilizar la violencia no sólo contra las masas de personas sino también contra sus rivales en la clase dominante.

    Estos republicanos han movilizado a un sector importante de la población que cree, con una pasión intensa e irracional, que hay que defender e imponer firmemente la supremacía blanca, la supremacía masculina y otras relaciones opresivas (así como el desenfrenado saqueo del medio ambiente). Esa gente ha sido impulsada hasta entrar en un estado de demencia cruel, al abrazar todo tipo de teorías conspirativas lunáticas, junto con un fundamentalismo cristiano enloquecido, como respuesta a la amenaza que ven a su posición de privilegio (u “ordenada por dios”) y su insistencia en que algunas concesiones adicionales a la lucha contra la opresión destruirán lo que ha “hecho que Estados Unidos tenga grandeza”.

    A diario, y en mil sentidos, la realidad clama por que no se conviva con esta demencia fascista — ¡y porque nadie quiera hacerlo! No hay manera en que ninguna persona decente quiera vivir en la sociedad, y en el mundo, que estos fascistas están decididos a crear, que están dispuestos a matar para crear.

    Como escribí en mi Declaración de Año Nuevo, de enero de 2021:

    Biden y los demócratas no pueden “hacer que se unifique el país”, como dicen falsamente, porque no puede darse ninguna “conciliación” con estos fascistas — cuyas “quejas” se derivan del resentimiento fanático contra cualquier limitación a la supremacía blanca, la supremacía masculina, la xenofobia (el odio por los extranjeros), el chovinismo pro estadounidense rabioso y el saqueo irrestricto del medio ambiente, y que se expresan cada vez más en términos literalmente lunáticos. ¡No puede darse ninguna “conciliación” con esto, salvo de acuerdo a los términos de estos fascistas, con todas las terribles implicaciones y consecuencias de hacerlo!

    Al principio de su campaña para la presidencia, Biden se jactaba de que, como senador, ¡podía trabajar con los segregacionistas supremacistas blancos del Sur! Ahora, todavía está tratando de trabajar con los descarados supremacistas blancos y francos fascistas del Partido Republicano. Pero, por mucho que él lo intente, ellos no están dispuestos a trabajar con él — excepto bajo sus propios términos.

    Las cosas no son como eran en el pasado, y la realidad es la siguiente: no es posible limar las divisiones profundas, al interior de la clase dominante, y en la sociedad en general — únicamente se volverán más profundas y agudas, más encarnizadas y antagónicas. Aquí va la verdad fundamental que hay que entender clara y profundamente:

    No es posible resolver estas divisiones… en el marco que ha existido, y que ha mantenido la articulación de las cosas, durante casi 150 años, desde poco después del fin de la Guerra Civil de Estados Unidos que condujo a la abolición de la esclavitud — no es posible resolverlas sobre la base de la “democracia” capitalista que ha sido la forma “normal” de gobierno capitalista (dictadura) durante tanto tiempo.

    Y:

    Esta situación poco común, con la profundización y la agudización de los conflictos entre los poderes gobernantes, y en la sociedad en general, pone una base más fuerte y oportunidades más grandes para romper el control de este sistema sobre las masas de personas.

    Es extremadamente importante comprender lo siguiente de manera profunda:

    A medida que se desarrolle esta situación, y la clase dominante tenga cada vez menos capacidad de gobernar según la anterior manera de hacerlo, es posible que se vuelvan cada vez más agitadas y caóticas la sociedad y la vida cotidiana de las masas de personas, de diferentes partes de la sociedad, con frecuentes “trastornos” de la manera “normal” en que las cosas han existido.

    Y a medida que la “manera normal” en que se ha gobernado a la sociedad deje de mantener la articulación de las cosas —y la sociedad esté desgarrándose cada vez más—, es posible que esto haga flaquear la creencia de la gente en que “la manera en que siempre han sido las cosas” es la única manera en que las cosas pueden ser. Puede hacer que haya más receptividad en la población a cuestionar —en un sentido real puede obligar a la gente a cuestionar— la manera en que han sido las cosas, y si tienen que seguir siendo así. Y es mucho más probable que esto ocurra si las fuerzas revolucionarias están en la sociedad entre las personas arrojando una luz sobre la realidad más profunda de lo que está ocurriendo, y por qué, y explicando que SÍ QUE EXISTE una alternativa a vivir así.

    Esta es una parte crucial de la manera en que se podría gestar una situación revolucionaria — una situación en la que sea posible en realidad hacer caer este sistema.

    Por otro lado, “dejadas las cosas tal como están” —es decir, si el actual carácter y dinámicas de todo esto se mantienen en el mismo curso en el que se encuentran ahora—, esta situación, las divisiones que la caracterizan y el desenlace resultante de ella casi con certeza van a volverse aún más terriblemente negativos. Así que, es necesario cambiar todo eso radicalmente, en lo que es un lapso de tiempo relativamente corto y “comprimido” — no simplemente de semanas o meses, pero tampoco de décadas. Si las cosas aún no se hubieran hecho erupción por completo anteriormente, es muy probable que las elecciones presidenciales programadas para 2024 sean un punto focal crítico y un punto de viraje, por lo cual los republicanos fascistas intentarán ganar y consolidar a martillazos el poder sobre la sociedad, y poner fin a cualquier posibilidad de una futura “transferencia del poder” que se les saliera de las manos.

    Con la continuación de la Gran Mentira por parte de los republicanos de que las últimas elecciones presidenciales (de 2020) le fueron robadas a Trump, sus maniobras para suprimir votos y su orientación general de que, en cualquier caso, con respecto a las elecciones presidenciales de 2024 (suponiendo que se celebren), el único desenlace aceptable es que ellos sean declarados y confirmados como ganadores — todo eso ha dejado en claro que ellos no permitirán ninguna “transferencia pacífica del poder” en el gobierno, a menos que resulte en su llegada al poder. Cantidades crecientes de personas de orientación fascista en Estados Unidos están preparadas para usar la violencia al perseguir su perversa noción de “hacer que Estados Unidos vuelva a tener grandeza” — y la dirigencia republicana está lista para valerse de eso, si no pueden llegar al poder de otra forma. Los funcionarios electos republicanos, entre ellos los miembros del Congreso, ya están azuzando sentimientos a favor de semejante violencia y ya están apoyando a las turbas fascistas que han tomado parte en esta violencia.

    En la situación de las elecciones presidenciales de 2020, fue posible derrotar y sacar a Trump por medio de esas elecciones, y fue importante hacerlo, como una acción táctica para impedir una consolidación más extensa del gobierno fascista en ese mismo momento. No obstante, incluso con esa derrota electoral, Trump y sus partidarios casi lograron dar un golpe de estado que hubiera resultado en su permanencia en el poder, en desafió al resultado de las elecciones y a la “transferencia pacífica del poder” de un sector de la clase dominante a otro. Y las cosas han avanzado, y siguen avanzando rápidamente, más allá de la situación que existía con esas elecciones de 2020 y en sus secuelas inmediatas.

    Además, el proceso electoral de este sistema en sí va en contra del tipo de cambio fundamental que ahora se necesita con urgencia. Entre otras cosas, reduce los horizontes de las personas, restringiendo las “opciones realistas” a lo que es posible dentro de los límites de este sistema y condicionando a las personas a ver y abordar las cosas según los términos de este sistema. Continuar votando por los demócratas e intentar, por medio del proceso electoral, impedir una exitosa toma y consolidación del poder por los republi-fascistas, muy probablemente fracasará y, en lo más fundamental, contribuirá a que las cosas continúen por el camino desastroso en el que se encuentran ahora, con terribles consecuencias para los miles de millones de personas sobre este planeta — para la humanidad en su conjunto.

    Como enfaticé en mi Declaración de Año Nuevo:

    La derrota electoral del régimen de Trump y Pence sólo “gana cierto tiempo” — tanto en relación al peligro inminente constituido en el fascismo que este régimen representa, como más fundamentalmente en términos de la crisis potencialmente existencial que la humanidad está enfrentando cada vez más a consecuencia de estar atada a las dinámicas de este sistema del capitalismo-imperialismo. Pero, en términos esenciales, el tiempo no juega a favor de la lucha para un futuro mejor para la humanidad.

    Corre el tiempo, y con él el impulso actual de las cosas hacia un desenlace desastroso. Es importante no desperdiciar el tiempo que aún existe en lo que serían, especialmente ahora, maniobras insignificantes en el marco de este sistema y sus elecciones. Es necesario aprovechar este tiempo, con la urgencia necesaria, para impulsar las cosas hacia la única resolución que pueda evitar ese desastre, y arrancar algo verdaderamente positivo a todo esto: una revolución real.

    A lo largo del resto de este discurso, voy a comentar más detalladamente lo que se necesita hacer para que exista la base para realmente hacer esta revolución; y hacia el fin de este discurso, pasaré directamente a examinar la orientación básica para librar la lucha total por una revolución, con una verdadera oportunidad de ganar. Pero en esta parte es necesario enfatizar una verdad crucial: todo depende de gestar un pueblo revolucionario, de entre los más amargamente oprimidos, y de todas las partes de la sociedad, que primero cuente con miles y luego con millones de personas, como una poderosa fuerza revolucionaria, organizada desde el principio y de forma consecuente con una perspectiva que abarca todo el país, impactando a toda la sociedad y cambiando los términos de la manera en que las masas de personas ven las cosas y la forma en que cada institución tiene que responder. Todo debe centrarse ahora en realmente hacer nacer y organizar esta fuerza revolucionaria.

    La forma básica de hacer esto se explaya en la “Declaración y Llamamiento”. En primer lugar:

    Necesitamos cambiar urgentemente la situación en la que para nada hay suficientes personas que estén enteradas de esta revolución y participen en ella. Necesitamos que en todas partes se conozcan esta revolución y su dirección. Necesitamos retar y luchar seriamente con las personas a nuestro alrededor, y con gente por todo el país, a que hagan algo que, sí, requiere corazón de verdad y tendrá un verdadero efecto positivo: ser parte de esta revolución y seguir a esta dirección revolucionaria. Necesitamos organizar a cada vez más personas en las filas de la revolución.

    Así que, ¿qué quiere decir ponernos a trabajar ahora para organizar a las personas en esta revolución? Como explica la “Declaración y Llamamiento”:

    Organizar a las personas en esta revolución implica difundir el mensaje de la revolución a personas de todo tipo —no solo donde haya protestas y rebeliones contra la opresión y la injusticia, sino en todas partes— difundir el mensaje de la revolución y juntar personas (en vivo y virtualmente) para bregar sobre por qué hace falta una revolución real, lo que dicha revolución supone y qué tipo de sociedad se propone. Esto ayudará a las personas que están empezando a conocer la revolución a que ellas mismas se conviertan en organizadores para esta revolución y que recluten a cada vez más personas para que hagan lo mismo. Sobre esta base, y por medio de la acción colectiva de crecientes filas de la revolución en la forma de una fuerza cada vez más poderosa, será posible atraer y organizar a las cantidades de personas necesarias, y acumular la fuerza necesaria, para estar en la posición de hacer lo que hay que hacer.

    Necesitamos luchar duro con las personas para que asuman la orientación y la estrategia, los valores y los objetivos, para esta revolución y para que se dediquen a trabajar por esta revolución, a la vez que unamos a crecientes cantidades de personas para luchar contra los abusos, la brutalidad y la destrucción perpetrados por este sistema, y por medio de todo eso conseguir que miles y luego millones de personas estén preparadas y fortalecidas para deshacerse de este sistema que causa tanto infierno para la gente. Tenemos que esgrimir esta creciente fuerza revolucionaria para hacer frente a este sistema y sus ejecutores asesinos y para cambiar todo el “terreno” (la situación política, social y cultural y la “atmósfera”) en toda la sociedad, para debilitar el control que este sistema tiene sobre la gente, conseguir que más gente deje de hacer cosas que fortalezcan y den legitimidad a este sistema, y crear las mejores condiciones posibles para que esta revolución triunfe.

    Aunado a eso, hay que aplicar de manera consecuente la siguiente comprensión y enfoque básico:

    Un principio y método importante al organizar gente en la revolución es el entendimiento de que, si bien la revolución requiere un compromiso serio, el nivel de compromiso, en cualquier momento dado, “en esencia corresponde a cuáles aspiraciones han sido despertadas o han sido desarrolladas en las personas, y se basan en esas aspiraciones, y a lo que están llegando a comprender que se requiere en relación con eso”, y este compromiso “debe partir de lo que se ha ganado a las personas mismas a reconocer (sí, las que se ha ganado por medio de lucha, incluso a veces lucha aguda) como una contribución necesaria y esencial a la revolución”. La gente puede empezar con las tareas básicas que puede hacer sin dificultad y tener la confianza para hacerlas, las que contribuyen realmente a construir la revolución, y puede aprender a asumir más responsabilidad conforme tenga más experiencia y profundice su entendimiento. Lo importante es que son parte del proceso de construir la revolución, al lado de otras. Hay que tener claramente en mente estos principios y métodos y aplicarlos durante todas las etapas de la participación de la gente en la revolución, para capacitar el continuo desarrollo de su entendimiento y compromiso.

    (Lo anterior es de la Segunda parte de mi discurso Por qué nos hace falta una revolución real y cómo concretamente podemos hacer la revolución.)

    Como deja en claro la “Declaración y Llamamiento”, para ganarnos a las masas de personas hacia la revolución, es necesario emprender una tremenda cantidad de lucha, no solo contra el sistema que es la fuente de los horrores a los que la gente está sometida continuamente, sino también contra las maneras de pensar y de actuar entre las personas que de hecho “internalizan”, y sirven a perpetuar, este sistema y las maneras de pensar que éste promueve, con sus relaciones monstruosamente opresivas y valores putrefactos — maneras de pensar y de actuar que obran en contra de la repolarización que se necesita con urgencia para tener una verdadera oportunidad de aprovechar esta oportunidad poco común de hacer una revolución.

    En Esperanza para la humanidad — sobre una base científica, señalé la caracterización de la polarización actual hecha por el ex congresista republicano fascista Steve King — de que se habla mucho de otra guerra civil y que uno de los bandos (el fascista) está fuertemente armado (con 8 millones de millones de balas) mientras que el otro bando (“concienciado”) no puede decidir cuál baño usar. Aunque esa caracterización encierra cierta distorsión real y una clara calumnia contra las personas trans, hay una observación demente, y demasiada verdad, en este comentario de parte de ese King fascista. Y, si esta polarización permanece esencialmente sin cambios, tendrá implicaciones aún peores, a medida que las cosas se desarrollen y se intensifiquen aún más.

    Muy relacionada con eso y como expresión de eso, se tiene la realidad de que hoy, en particular entre las clases medias, las cosas siguen demasiado en concordancia con las palabras del poeta Yeats: Los mejores carecen de toda convicción, mientras que los peores están llenos de intensidad apasionada. Son los fascistas los que han declarado “¡esto es guerra!” — quienes sienten de manera visceral que la forma en que están encaminadas las cosas les es completamente intolerable, es una amenaza existencial a una forma de vida y a un país del que ellos creen que es digno formar parte. Y, en sus mentes dementes, el gobierno (o el gobierno que está en manos de los demócratas, o que está fuertemente influenciado por los demócratas) está trabajando para hacer que sigan las cosas por este rumbo y, por lo tanto, es completamente ilegítimo. Al mismo tiempo, entre lo que se puede llamar con razón “las personas decentes”, aquellas que se oponen a estos fascistas, existe una cantidad exageradamente grande de indiferencia, ignorancia y de hacer caso omiso —o incluso de seguir negando— respecto a lo que está pasando, en una cantidad exageradamente grande de casos resultan arrullados por una sensación somnífera de que la manera en que avanzan las cosas favorece la manera en que ellos quieren que avancen las cosas, o al menos que “las cosas se resolverán” de una manera que esté de acuerdo con sus inclinaciones. O, en la medida en que se reconozca que eso no es cierto (por ejemplo, con la aceleración de la crisis ambiental), esto ha llevado en demasiados casos al derrotismo, al cinismo y a la pasividad.

    Pero el problema abarca mucho más que eso. Como también señalé en Esperanza para la humanidad:

    [O]tro elemento de esto que no podemos pasar por alto es que, si bien una buena parte de lo que King describe se aplica de cierta manera demente, en particular a las personas progresistas o a las personas de clase media llamadas “concienciadas”, existe otro tipo de problema con respecto a las personas oprimidas más básicas, y en particular a los jóvenes — un gran problema de que sus armas ahora están apuntadas los unos a los otros entre sí…. esto es algo que hay que transformar radicalmente al construir un movimiento para una revolución real.

    En adelante, diré más al respecto. Pero en esta parte es importante llamar la atención sobre lo que ha sido, al menos hasta ahora, el trato “blando” a aquellos que participaron en el motín del 6 de enero de 2021 en el Capitolio y la intentona de golpe de estado de Trump — los cargos leves y las condenas indulgentes que se han rendido en los casos judiciales sobre esto, así como el hecho de que no ha habido ninguna acción para impugnar a Trump y otras figuras políticas fascistas importantes. Esto trae a la mente la forma en que se manejaron las cosas en Alemania, con el ascenso del movimiento fascista NAZI allá, encabezado por Hitler. En la década de 1920, Hitler encabezó lo que se denominó el “Beer Hall Putsch” [golpe de la cervecería] — un torpe intento de llegar al poder mediante un golpe de estado mal organizado que carecía de la planeación y el apoyo necesarios. Pero Hitler en particular recibió un trato con mucha indulgencia, y este “Beer Hall Putsch” en efecto se convirtió en un ensayo general para la posterior toma y consolidación del poder por parte de los NAZIs, el aplastamiento de toda oposición efectiva y todas las posteriores horribles atrocidades de los NAZIs. (El paralelo se refleja en lo que algunas personas han dicho hoy para describir la intentona de golpe de estado de Trump y sus partidarios después de las elecciones de 2020, y en particular el asalto al Capitolio el 6 de enero: “¿Cómo se le llama un golpe de estado fallido? ¡Un ensayo general!”)

    Mientras tanto, ¿cómo está la situación “al otro lado de la divisoria” y, en particular, entre las personas que se dicen “concienciadas”? Cabe decir sin rodeos que la “concienciación” se está convirtiendo en una broma — una broma de mal gusto. La consigna que los revcom han lanzado, “Crees que estás concienciado, pero caminas dormido en una pesadilla”, captura algo muy importante. Pero cabe agregar que esta “concienciación”, con su evasión y desviación de la verdadera lucha que hay que librar, y su sustitución de “cambio de palabras” y “cultura de la cancelación” en lugar de esta lucha, en realidad está contribuyendo y fomentando esta pesadilla.

    Un ejemplo ridículo, y escandaloso, de eso es la tergiversación por parte de la ACLU [Unión Estadounidense por las Libertades Civiles] de un pronunciamiento de la anterior jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg sobre el derecho al aborto de las mujeres: de hecho, ¡la ACLU reemplazó “mujer” por “persona” (y “ella” por “ellos”)! Eso es parte de un fenómeno más amplio que, en representación de los derechos trans, en realidad fomenta conceptos en el sentido de borrar a las mujeres. Pero borrar retóricamente el concepto de mujer no borra ni puede borrar la realidad de la existencia, y de la horrorosa opresión, de miles de millones de mujeres en este mundo real. Lo que hace en realidad es socavar la lucha masiva y militante que se necesita con urgencia contra los crecientes ataques y la sujeción más fuerte de las cadenas de la opresión a la mitad de la humanidad que es femenina.

    Si la ACLU, y otros, que han hecho cosas buenas en el pasado, continúan por este camino, socavarán gran parte del bien que han hecho, y una buena parte de lo que todavía podrían hacer, y lo que hace falta que hagan.

    ¿Estas personas “concienciadas” y “progresistas” realmente creen que un enfoque de cambiar términos (sustantivos, pronombres, etc.) efectivamente conducirá a cambiar el mundo de una manera positiva?

    ¿Realmente creen que decir que la opresión es “agencia” la hace menos opresiva (por ejemplo, cuando las mujeres están envueltas en la prostitución y la pornografía, calificar eso de “agencia” hace que sea algo distinto a la horrorosa opresión a la que están sometidas esas mujeres, y lo que perjudica muchísimo a todas las mujeres)?

    ¿Realmente piensan que tener más “inclusión” de los oprimidos en las instituciones dominantes y en las estructuras de poder de este sistema del capitalismo-imperialismo cambiará en efecto la naturaleza fundamental y horriblemente opresiva de este sistema? (El Primer Presidente Negro... Primera Vicepresidenta... Primer Asiático… Primer Latinx… Primer Gay… Primer Trans… Primer… ¡PERO EL MISMO SISTEMA! )

    ¿O es el problema más profundo que trabajar por un cambio que en realidad conduciría a poner fin a la opresión sea algo que estas personas “progresistas” y “concienciadas” simplemente hayan abandonado, o en el que nunca hayan pensado en serio?

    Con respecto a la “gente concienciada” —y en particular toda la onda de “la cultura de la cancelación”— es necesario decir: Se está brutalizando y tratando con saña a las masas de personas, el mundo está ardiendo (literal y figurativamente) y estás preocupado por cambiar los rostros de quienes presiden estos horrores, y desprecias a las personas si no usan los sustantivos y pronombres que apruebas, o que en algún otro sentido violan los estándares de la “concienciación” que se mutan constantemente.

    Esto está ligado a la discusión en Breakthroughs (Abriendo Brechas) acerca de una cierta actitud y enfoque —“darse ínfulas con miras a intimidar a la gente”— que criticó duramente Mao Zedong (el líder de la revolución china, y de lo que fue un estado socialista revolucionario en China hasta su muerte en 1976, cuyo “libro rojo” de citas lo leyeron ampliamente personas por todo el mundo, incluidos negros, jóvenes de todas las nacionalidades y otros en Estados Unidos). “Darse ínfulas con miras a intimidar a la gente”, aclaró Mao, es inútil contra el enemigo y hace un daño real en el seno del pueblo. Como señalé en Breakthroughs (Abriendo Brechas):

    Esta política de identidad, y en particular los alardes que con tanta frecuencia la acompañan, únicamente será “útil” entre las personas que se dejarán intimidar por esto, y de hecho tal intimidación hace mucho daño. Eso es lo que Mao quería decir cuando dijo que esto es muy perjudicial entre las personas. Intimidar a la gente en lugar de ganársela a una comprensión científica de la realidad, y a lo que hay que hacer al respecto, únicamente puede perjudicar a la gente, y es absolutamente inútil frente a los que tienen el poder real.

    Aunado a eso, cabe decir que hay demasiada gente absorta en la “cultura del trauma” — en la que cualquier insulto o afrenta, o desafío a sus preciadas creencias, se trata como un trauma real, y cualquier trauma real que se sufra se convierte en una motivación para volverse hacia adentro a fin de centrarse en el “autocuidado” individual.

    En Esperanza para la humanidad, enfaticé lo siguiente:

    Es muy real el trauma que resulta de sufrir directamente formas horrorosas de opresión y degradación, y que nadie lo niegue o le reste importancia — pero, en lugar de que un individuo “se vuelve para sus adentros”, hay que transformar esto en ira y determinación a ser parte de una lucha colectiva para poner fin a todas las atrocidades, en todas partes, cuya fuente y causa fundamental es este sistema del capitalismo-imperialismo.

    Pero, aunado a la “cultura del trauma” —y voy a alzar la voz contra esto, aunque pueda “superponerse” con algo de lo que afirman los fascistas, desde un ángulo completamente opuesto y con objetivos completamente opuestos—, ocurre con demasiada frecuencia que, a pesar de las referencias a menudo infundadas, ridículas e incluso caricaturescas a lo “rudo” de esto y aquello, ¡en demasiados casos se está animando y condicionando a las personas para que sean “llorones blandos”!

    Aquí tengo que decir: Basta de “las personas concienciadas” que actúan como si en realidad los oprimidos (o, como suelen decir, los “marginados”) fueran seres frágiles que necesitan constantemente la protección de “espacios seguros”, para que no se desmoronen ante la mera aparición de un fenómeno “desencadenante”. Y ¡¿desde cuándo se supone que las universidades y otras instituciones sean lugares en que uno está “seguro” — no solo contra la violencia física de un tipo u otro, y contra agresiones verbales abiertamente amenazadoras o claramente degradantes, sino también contra las ideas, declaraciones y demás que simplemente hacen que uno se sienta incómodo?! ¿Cómo vas a “cambiar el mundo” si corres peligro de desmoronarte por cosas como esa? Una vez más, de Esperanza para la humanidad:

    [E]n cualquier lucha real para lidiar con cualquier opresión real, frente a los poderosos ejecutores de esa opresión, tendremos que enfrentar la posibilidad de un verdadero sacrificio, incluida la posibilidad de ataques físicos. Y si uno cree que puede crear pequeños enclaves seguros, y que de alguna manera esto conducirá a algún tipo de cambio significativo en la sociedad, pues tiene muchas ilusiones y delirios.

    Para complicar el problema, esto suele ir acompañado de esfuerzos por marginar y silenciar a otros que, de acuerdo con este esquema de cosas, ocupan un estatus de “privilegiado” y no “marginado”.

    Todo esto es una expresión de aspiraciones extremadamente reducidas — con una marcada tendencia a identificar al “enemigo” como las personas que quizás tengan más “privilegios”, y no al sistema del capitalismo-imperialismo, sus relaciones fundamentales y sus instituciones de autoridad y poder, que encarnan y refuerzan la terrible explotación y opresión a que están sometidas las masas de personas en Estados Unidos, y literalmente miles de millones de personas en todo el mundo.

    Aquí volvemos una vez más a lo que señaló Mao acerca de darse ínfulas con miras a intimidar a la gente — que eso es inútil contra el enemigo real y hace un daño real entre las personas.

    Todo esto representa la influencia de fuerzas que actúan según una perspectiva y aspiraciones burguesas (o pequeño-burguesas) — las que aspiran a un nuevo arreglo que les proporcione a ellas (y tal vez a algunas otras como ellas) una mejor posición dentro de este horrible sistema de opresión, e intentan meter la oposición a la injusticia en el marco y al servicio de este objetivo.

    Así que, una vez más, con todo eso en mente, y con respecto a la sociedad en general, lo que se necesita de manera urgente y profunda es una repolarización — para la revolución: ganarnos a números crecientes de personas para que dejen de apoyar a cualquiera de los lados de la división entre los poderes gobernantes que están procurando mantener e imponer este sistema, de una forma u otra, de modo que se alejen de aquellos que promueven ilusiones mortales y metas interesadas que representan no-soluciones tipo callejón sin salida para las masas de personas.

    Esto vuelve a la primera de las tres condiciones para la revolución —las profundas divisiones entre los poderes gobernantes—, y más particularmente a que, con la cada vez mayor profundización y agudización de los conflictos entre las fuerzas gobernantes, masas de personas no responden a esa situación pasando a apoyar a uno u otro lado de los gobernantes opresores — no actúan de formas que contribuyan a perpetuar y reforzar el dominio opresivo de este sistema—, pero más bien aprovechan esta situación para acumular fuerzas para la revolución.

    Es cierto que existen muchas cosas muy malas conectadas con la polarización actual y con toda la trayectoria en la que están encaminadas las cosas, y esto podría conducir a algo realmente terrible; pero también es cierto, y de una profunda importancia, que es posible que le arranquemos algo realmente positivo — una revolución, para poner fin a este sistema y crear algo mucho mejor. Pero, una vez más, esto requiere que se reconozca la situación, y la trayectoria actual de las cosas, por lo que son — y además requiere que se responda de una manera y a un nivel que estén a la altura de esto, que estén de acuerdo con la profundidad de lo que está en juego — actuando para cambiar las cosas, con urgencia, hacia el objetivo de deshacernos de todo este sistema y de reemplazarlo por algo radicalmente diferente y mucho mejor.

    La realidad ahora es que el sector fascista de la clase dominante, representado y concentrado en el Partido Republicano, está activa y agresivamente metida en maniobras “de dos puntas” para plasmar y consolidar un gobierno fascista. Estas “dos puntas” son: corromper y controlar el proceso electoral y las instituciones gubernamentales centrales; y la amenaza y el uso de la violencia, incluso mediante la movilización de turbas violentas. Estos fascistas se apoyan, por ahora, principalmente en la primera punta, pero con la segunda (la violencia) como “acompañamiento” a ésta — lo que podría convertirse en su principal medio, de resultarles necesario. En cualquier caso, si lo logran, todo el poder del gobierno —incluido el poder ejecutivo de la presidencia, los tribunales y el aparato jurídico, las cárceles, así como la policía y las fuerzas armadas— se ejercerá para aplastar a cualquier oposición efectiva al gobierno fascista e imponer a la fuerza su programa de “restaurar” la “grandeza” mitológica de Estados Unidos sobre la base de la supremacía blanca agresiva, la supremacía masculina cruda y brutal y la supresión de las personas LGBT, la xenofobia (el odio y persecución a los extranjeros e inmigrantes, particularmente aquellos que provienen de lo que Trump describió infamemente como “los países pozos de mierda”), la afirmación forzosa y ostentación chovinista del dominio estadounidense y “la superioridad de la civilización occidental”, junto con el rechazo deliberado a la ciencia y el método científico, especialmente en los casos en que interferiría con el saqueo irrestricto del medio ambiente, así como de la gente.

    Dada la naturaleza, los objetivos y las acciones de los fascistas, existe la verdadera posibilidad de una guerra civil real. Pero dada la naturaleza, los objetivos y las acciones del sector “tradicional” de la clase dominante (representado por el Partido Demócrata y los medios de comunicación como la MSNBC, el New York Times y la CNN), y dada la situación actual con aquellos, que provienen de diferentes partes de la sociedad, que tienden a apoyar, y políticamente seguir a la cola, a este sector “tradicional” de la clase dominante, es posible que los fascistas puedan hacerse del poder y consolidarlo sin una guerra civil, pero con todas las terribles consecuencias que resultarían de semejante consolidación fascista del poder. O, como se enfatiza en la “Declaración y Llamamiento”, en lo que equivaldría a una guerra civil unilateral, estos fascistas podrían llevar a cabo una matanza contra los que odian, incluidos los negros y otras personas de color, los “inmigrantes ilegales”, las “mujeres revoltosas” y aquellas que no se conforman con las “normas” y relaciones sexuales y de género “tradicionales”.

    En todo caso, es una realidad mortalmente seria que estos fascistas están decididos a aplastar —tan violentamente como sea necesario— a cualquiera y cualquier cosa, en cualquier lugar de la sociedad, que se interponga en el camino de implementar sus horrorosos objetivos.

    Esto le da un énfasis especial a lo que dice la “Declaración y Llamamiento” inmediatamente después de esto:

    Hace falta cambiar radicalmente esta situación, al grado en que haya masas de personas preparadas para derrotar a estos fascistas y a hacerlo como parte de deshacerse de este sistema entero, que ha engendrado a estos fascistas, junto con todos los demás horrores que perpetra continuamente.

    Los demócratas nunca lucharán, y nunca podrán luchar, contra estos fascistas de la forma en que hace falta que se haga, porque eso requiere abordar la verdadera naturaleza de este sistema, y sacar a relucir el hecho de que estos fascistas, por grotescos que sean, de hecho son una expresión grotesca del mismo sistema del que los demócratas mismos son una expresión y por el que éstos están trabajando para perpetuar. En lo más fundamental: el propósito y el objetivo no pueden ser simplemente derrotar a estos fascistas, como un fin en sí, con la orientación de hacer que de alguna manera las cosas vuelvan a la forma “normal” en que este horroroso sistema del capitalismo-imperialismo ha operado durante más de un siglo.

    Esta no es la época de la Guerra Civil en la década de 1860, cuando el objetivo de quienes luchaban contra la injusticia era abolir la esclavitud y —en términos de quienes gobernaban la sociedad— el único desenlace positivo posible era la consolidación y el fortalecimiento del gobierno de la clase capitalista en ascenso centrado en el Norte. Esa época desde hace mucho tiempo dejó de existir. Y este sistema del capitalismo, que se ha desarrollado y transformado en un sistema de explotación y opresión mundial, en el capitalismo-imperialismo, desde hace mucho tiempo se ha vuelto anticuado — yendo mucho más allá de su fecha de caducidad, mucho más allá de cualquier circunstancia en la que pudiera desempeñar un papel positivo. Es necesario que el objetivo ahora sea precisamente deshacerse de todo este sistema del capitalismo-imperialismo.

    El carácter de una nueva guerra civil tendría rasgos significativamente distintos a la anterior guerra civil de 1861-1865, en la que una parte geográfica de Estados Unidos, la Confederación esclavista en el Sur, intentó separarse y formar un país separado en ese territorio. Hoy, las fuerzas del fascismo en la población también están concentradas en el Sur, así como en las zonas rurales de todo el país; pero, en el Sur y en todo el país, están estrechamente conectadas, geográficamente, con sectores de la población que se oponen a este fascismo. Cualquier guerra civil nueva se libraría entre fuerzas opuestas que estarían muy cerca las unas a las otras —en un sentido real estarían entrelazadas geográficamente— en todo el país. Esto tendría ventajas y desventajas para las personas que se encuentran en el lado positivo de una guerra civil de este tipo, y sería necesario que esto lo tomen en cuenta semejantes personas en su enfoque de combatir en esa guerra civil.

    (La imagen de “estados rojos / estados azules” [o sea, republicanos y demócratas], que se presenta constantemente en los grandes medios de comunicación, es muy engañosa en términos de las divisiones geográficas y políticas en Estados Unidos. No presenta una imagen acertada de la concentración de la población — de cuáles sectores de la gente en realidad están concentrados dónde y en qué cantidades, dentro de los estados existentes. De particular importancia, resta importancia a la concentración de personas en este país en general en las zonas urbanas, incluidos los suburbios alrededor de las comunidades pobres urbanas, y a la concentración de masas de oprimidos especialmente en esas comunidades pobres urbanas. Resta importancia a la fuerte oposición a los fascistas que existe entre grandes cantidades de personas en las zonas urbanas. Con esa presentación tradicional de las cosas, se propone reforzar la sensación de que la única posibilidad es la continuación de este sistema del capitalismo-imperialismo, y la única opción es elegir entre los dos partidos que representan a la clase dominante de este sistema: el Partido Republicano “rojo” o el Partido Demócrata “azul”. Y, de paso, estando el color rojo históricamente asociado con el comunismo, ¡la “apropiación” de este color en asociación con el Partido Republicano fascista es una abominación!)

    La polarización actual, incluso por el lado positivo, entre aquellos que se oponen a los fascistas, no es lo que se necesita, y no estará a la altura del desafío profundo y urgente de estos tiempos. Por las razones comentadas en este discurso, no puede darse una derrota real y duradera a estos fascistas bajo los términos de los demócratas, bajo los términos de lo que han sido, durante generaciones, las “normas” del gobierno capitalista “democrático” en este país. En lo fundamental, no puede darse una solución a esta situación, bajo este sistema, que corresponderá a los intereses de las masas de personas, en Estados Unidos pero también en el mundo en general. Una vez más, lo que se necesita con urgencia es una polarización muy distinta a la que existe hoy —una repolarización— para la revolución.

    Y, también una vez más —sin hablar en absolutos al respecto— existe un marco de tiempo limitado dentro del cual será necesario alcanzar esta repolarización. Si las cosas continúan como están, con la ofensiva fascista del Partido Republicano y su base que se está volviendo aún más agresiva y poderosa, pues es muy probable que triunfe su “ofensiva de dos puntas”, que ellos utilicen los cambios que están impuestos por los gobiernos de los estados y partes esenciales del gobierno federal, en particular los tribunales, para recuperar y consolidar el control del país en su conjunto, avanzar con saña para implementar su programa fascista y suprimir a la fuerza, tan violentamente como sea necesario, a cualquier oposición.

    Hay que entender claramente la urgencia de esta situación —y la urgente necesidad de una repolarización, para la revolución— y transmitirla con contundencia a las masas de personas. Es necesario hacerlo de una manera convincente, sin exageraciones (y no hay necesidad de exageraciones para describir la situación crítica y lo urgente de lo que está en juego). Si bien es de crucial importancia unirse con la gente en levantarse contra las terribles injusticias y atropellos que constantemente perpetra este sistema, y además dar vida continuamente a la posibilidad de una alternativa radicalmente diferente y emancipadora, una vez más es necesario enfatizar: es necesario librar una lucha incansable para arrancar las personas a las maneras de pensar y de actuar, que de hecho las mantienen encadenadas a este sistema y contribuyen a perpetuar este sistema, de una forma u otra.

    El fatalismo, y el derrotismo —la creencia de que no es posible hacer nada para cambiar la terrible situación y el nefando futuro que enfrenta la humanidad, que no es posible realizar ningún cambio radical positivo— pues hay que vencer esta manera de pensar en , hay que superarla tanto mediante lucha aguda como al dar vida y popularizar la posibilidad de un mundo radicalmente diferente y mejor, por medio de la revolución, que se base en un enfoque científico, materialista y en un entendimiento del mundo real y la verdadera posibilidad de su transformación radical positiva. En general —y sobre todo en términos de las masas básicas, los amargamente oprimidos que tienen que convertirse en la columna vertebral de esta revolución— hay que llevar a cabo, únicamente es posible plasmar, la necesaria superación de ese derrotismo, y realizar la repolarización, mediante una poderosa combinación de feroz lucha ideológica entre las personas, para ganarnos a crecientes cantidades de personas a una comprensión científica de la situación que enfrentamos y la verdadera solución a esta situación, junto con una resistencia decidida contra este sistema opresor — todo lo cual hay que dirigir de modo que contribuya a acumular las fuerzas y a crear el alineamiento político necesario para la revolución.

    Si bien las masas de personas necesitan con urgencia esta revolución, también es muy cierto que, en este momento, la gran mayoría de ellas está pensando de muchas maneras equivocadas. Para poner las cosas en claro sin rodeos, ¡no saben ni mierda y tienen la cabeza metida en el culo! Hace falta cambiar esta situación radicalmente — y es posible hacerlo, pero únicamente por medio de una tremenda cantidad de lucha aguda. Como he dicho antes (en “Momento poco común”):

    Les corresponde a todos los que reconocen la profunda necesidad para una revolución —y la posibilidad poco común en un momento como éste de realmente hacer una revolución— librar una lucha infatigable, y a veces feroz, para ganar a cada vez más personas a que hagan una ruptura radical con los términos restrictivos y degradantes de este sistema, y que adopten y actúen según la orientación y motivación revolucionaria que se establece en la “Declaración y Llamamiento”.

    En lugar de “quedarse en su carril” y “meterse en el yo”, mientras este sistema avanza para aplastar aún más decisivamente cualquier esperanza de un mundo en el que valga la pena vivir, es necesario que las personas vean el panorama más amplio, se centren en los intereses más excelsos de la humanidad y en la posibilidad de un mundo mucho mejor — y actúen para hacerlo realidad.

    En lugar de encontrar excusas para aceptar las cosas tal como han sido, manteniéndose alejados de la revolución (o incluso hablando mal de ella), es necesario que las personas se conecten con esta revolución, y que no desperdicien la oportunidad poco común de formar parte de crear algo mucho mejor.

    En lugar de arremeterse con actos individuales de frustración, o de intentar enfrentarse a este sistema con fuerzas pequeñas y aisladas que no tienen ninguna posibilidad de triunfar, las personas tienen que verter su rabia, y su odio por la injusticia, en construir un movimiento de millones de personas que podría tener una verdadera oportunidad de derrotar a este sistema y hacer una revolución real.

    En lugar de pelearse y matarse entre sí, lo que las personas tienen que hacer ahora es unirse para defenderse unos a otros — oponerse a toda la violencia injusta, y no lanzar ataques contra nadie, pero al mismo tiempo no dejar que la policía o los golpeadores fascistas “civiles” brutalicen y maten a la gente de forma gratuita. Y las personas tienen que hacer esto como parte de acumular fuerzas para la revolución.

    En lugar de soltar bajezas y comentarios criticones los unos a los otros, y estar divididas por “identidades”, es necesario que las personas trabajen para unificar a todos, de todas las partes de la sociedad, quienes es posible unificar en la lucha en contra de la opresión y la injusticia, con el objetivo de poner fin a este sistema que es la fuente de esta opresión e injusticia.

    En lugar de ser una cola del burro demócrata —con sus esfuerzos por mantener en marcha este sistema monstruoso, y lidiar con el creciente peligro fascista, apoyándose en los “procedimientos normales” de este sistema y los fútiles esfuerzos por “curar las divisiones” que se están profundizando día a día—, es necesario que las personas trabajen para la revolución que se necesita con urgencia, y lidien con el peligro fascista como parte de hacer eso.

    Recorre una buena parte de la situación actual el problema del individualismo —“de ocuparse del yo” sin importar el efecto en otras personas y en la humanidad en su conjunto—, el que se alienta y se manifiesta en formas extremas en esta sociedad en particular en este momento, y a menudo se combina y se entrelaza con la ausencia de una esperanza para algo mejor en este mundo. Una vez más, de Esperanza para la humanidad — sobre una base científica:

    La ausencia de una verdadera esperanza de conseguir una vida mejor en este mundo es una gruesa cadena que pesa, asfixia y deja profundas cicatrices a las masas de la humanidad, incluidos los jóvenes que están concentrados en los ghettos y barrios de Estados Unidos así como en las hacinadas prisiones-cámaras de tortura. Y el individualismo extremo promovido en toda esta sociedad, la fascinación obsesiva con “el yo”, ha reforzado el grueso tope a las aspiraciones de la gente, ofuscando su capacidad de reconocer la posibilidad de un mundo radicalmente diferente y mejor, más allá de los límites estrechos y restrictivos de este sistema, con todos sus horrores muy reales.

    Junto con otras tendencias negativas, existe la manera en que las personas tienen la sensación de que el mundo está jodido sin posibilidad de remedio y que las cosas seguirán yendo hacia el infierno, la que las lleva a tratar de obtener lo que pueden para sí mismas ahora, antes de que sea muy tarde. Así que la gente necesita esperanza — no necesita hipérbole, pero más bien necesita una verdadera esperanza que se basa en un método y enfoque científico de conocer el mundo tal como está y la posibilidad de cambiarlo, en la manera en que es posible cambiarlo, para hacer nacer un cambio radicalmente diferente y mucho mejor, por medio de una revolución real. Necesitan la visión panorámica con una fundamentación científica, y el plano concreto, para una sociedad radicalmente diferente y emancipadora que se establece en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, de mi autoría.

    Necesitan el enfoque fundamental de conocer la realidad, y la base y posibilidad de cambiarla radicalmente, que se concentra en lo siguiente:

    [L]os sistemas que caracterizan las sociedades en las cuales la gente vive… se han evolucionado históricamente. Esto significa que los cambios en la sociedad humana se basan, y únicamente pueden basarse, en la transformación de lo que ya existe en esa sociedad, en la base de las fuerzas de producción que se han desarrollado en cualquier momento dado [la tierra y materia prima, fábricas y otras instalaciones de producción, y las personas, con sus conocimientos y destrezas].

    E incluso los cambios revolucionarios —un salto radical de un sistema a otro— sólo pueden darse sobre la base de transformar lo que existe. No es posible hacerlo ingeniando ideas o nociones sobre cómo “debería” ser la sociedad, si esas ideas o nociones carecen de una base en la realidad existente.

    Lo crucialmente importante que entender es que la base ahora existe para que los miles de millones de personas sobre este planeta tengan posibilidades de tener los medios para una vida digna que merecen los seres humanos — una vida que se enriquezca continuamente, no solamente en el sentido material sino en lo social, lo intelectual y lo cultural. Pero, al mismo tiempo, la forma en que se ha desarrollado la sociedad humana bajo la dominación de este sistema del capitalismo-imperialismo ha creado un mundo altamente “desequilibrado”, donde miles de millones de personas en el mundo viven en condiciones horrorosas de opresión y miseria, en que millones de niños en el tercer mundo mueren cada año de inanición y enfermedades prevenibles….

    Son las fuerzas productivas las que se han desarrollado bajo el sistema capitalista-imperialista las que de hecho ponen la base material para avanzar más allá de todo esto. Pero, al mismo tiempo, es este sistema, con su modo de producción basado en las relaciones explotadoras de producción, el que es la barrera directa contra hacer esto una realidad — constituye una cadena sobre las masas de personas por todo el mundo, y sobre la humanidad en general.

    Lo anterior es del artículo Por qué el mundo está hecho tan tremendo desastre, y lo que se puede hacer para cambiar la situación radicalmente — Un entendimiento científico básico. Como señalé en ese artículo: la resolución de esta monumental contradicción entre lo que ahora son las condiciones de las masas de la humanidad, y lo que es realmente posible —la única resolución que corresponda a los intereses de esas masas y, en última instancia, a toda la humanidad— se dará por medio de la revolución para derrocar este sistema y reemplazarlo por un sistema socialista en el camino hacia un mundo comunista. Es crucial llevar este entendimiento fundamental a las personas, para que realmente tengan esperanza, sobre una base científica.

    Pero el hecho es que aparte de una ausencia de esperanza entre muchas personas, hay una ausencia de buscar una comprensión de por qué el mundo está hecho tan tremendo desastre, y si es posible hacer algo para realmente cambiarlo. Hay que refutar eso fuerte y profundamente, mediante la promoción de un amplio debate en torno a estos asuntos literalmente de vida o muerte, y una tremenda cantidad de lucha sobre la gran pregunta: ¿cuál es el problema fundamental que enfrenta la humanidad y cuál es la solución? — o, dicho en términos básicos, reforma versus revolución, trabajar dentro de este sistema, o derrocarlo y reemplazarlo por un sistema radicalmente diferente. Es necesario adentrarse vigorosamente en este tema y debatirlo y resolverlo mediante lucha entre las personas en todas las partes de la sociedad — incluidos estudiantes, académicos y otros intelectuales, personas de las artes y las profesiones, así como personas con solamente una educación formal limitada — todos los cuales es posible y necesario interesar de modo que exploren con seriedad estas cuestiones vitales y urgentes.

    Volviendo a la actual ausencia de buscar: en muchos casos esto está ligado al individualismo ensimismado, ya sea ciega y casualmente indiferente o virulentamente venenoso. Una vez más de Esperanza para la humanidad:

    El individualismo es un factor significativo y un “elemento unificador” en muchas de las tendencias negativas que juegan un papel importante en impedir que las personas reconozcan la realidad y la profundidad de los horrores que continuamente causa este sistema — y que ​​reconozcan la urgente necesidad de actuar, junto con otros, para abolir y arrancar de raíz todo esto, en su fuente misma.

    Y:

    [E]l terrible sufrimiento de las masas de la humanidad y los retos urgentes que enfrenta la humanidad en su conjunto como resultado de la escalada de destrucción del medio ambiente por este sistema del capitalismo-imperialismo, así como la posibilidad de una conflagración nuclear que continúa asomándose como una amenaza existencial sobre la humanidad — pues, no es posible abordar todo eso con seriedad, y ni hablar de realmente resolverlo, mientras cada individuo persiga sus intereses particulares, y de hecho, cuando las personas actúen de esta manera, eso constituye un obstáculo importante a la consecución de la solución necesaria.

    Este individualismo, a su vez, se basa, en una medida muy importante, en el parasitismo — vivir en el Estados Unidos que se encuentra en la cima de la cadena alimentaria imperialista, que se beneficia de la explotación y la miseria de millones y miles de millones de personas en todo el mundo. Esto se aplica no solo al sector de personas de este país que está muy acomodado, sino también a la gran cantidad de personas que luchan por sobrevivir al día, a la semana o al mes: para aquellas en particular hay una especie de combinación tóxica de tener que luchar y pepenar para lograr sobrevivir y, al mismo tiempo, se benefician en cierto grado del parasitismo imperialista. El efecto de todo esto es hacer que parezca posible, y / o que parezca necesario, ignorar lo que está pasando en el mundo más amplio. Pero, en realidad, no se puede ignorar, y cada vez más, no se ignorará lo que está pasando en ese mundo más amplio, y no se puede evitar las consecuencias de no enfrentar lo que está pasando y transformarlo radicalmente.

    Sí, es cierto: YOLO [siglas en inglés por “sólo se vive una vez"]. Pero, en vista de que solo se vive una vez, hay que hacer que valga la pena — algo mucho más grande que uno mismo — ser parte de una revolución histórica para liberar a todos los oprimidos, y hacer nacer un nuevo día para toda la humanidad, con horizontes de libertad completamente nuevos y vida con sentido para los seres humanos, muchísimo más allá de lo que es posible ahora, cuando todavía estamos obligados a vivir bajo esta monstruosidad de un sistema que niega una vida digna para miles de millones de personas sobre este planeta y no ofrece un futuro digno, o ningún futuro en absoluto, para las nuevas generaciones.

    Es necesario impugnar al individualismo parásito de manera directa, aguda y profunda, ya que es un obstáculo importante que impide que las personas busquen conocer las respuestas a la crisis profunda y acelerada y a la catástrofe potencial que las personas, no solo en Estados Unidos sino en el mundo como un todo, enfrentan (lo reconozcan o no). Y este individualismo impide que las personas actúen en colectivo, como una fuerza revolucionaria, para arrancar algo positivo a toda esta locura en curso.

    En términos inmediatos así como en términos estratégicos generales, lo que está muy ligado a impugnar este individualismo parásito es emprender una lucha sustantiva, decidida e implacable contra el chovinismo pro estadounidense — la repugnante noción de que Estados Unidos y los estadounidenses son mejores y más importantes que los demás. Como he señalado anteriormente, éste es un veneno que infecta a la gente en general en Estados Unidos, incluso entre los amargamente oprimidos; y no se puede conseguir una resolución revolucionaria y positiva para el rumbo actual de las cosas a menos que las masas de personas rompan con este chovinismo pro estadounidense. Una de las manifestaciones principales, y más feas, de este chovinismo pro estadounidense es el asqueroso apoyo, incluso entre grandes cantidades de personas “progresistas” y “concienciadas”, a las fuerzas armadas de Estados Unidos —con todo ese nauseabundo “gracias por vuestro servicio”— un “servicio” que se compone de horrorosos crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad para imponer los intereses y objetivos de la fuerza social más explotadora, opresiva y destructiva en el mundo: el imperialismo capitalista estadounidense. Combatir esto, y convencer a la gente de modo que lo rechace y repudie —entre todos los sectores de la sociedad— es crucial ahora, y tiene implicaciones estratégicas claras, para hacer los preparativos y luego llevar a cabo la revolución que se necesita con urgencia.

    Así que, hace falta despertar a sacudidas a la gente a la realidad, a la realidad de este sistema del capitalismo-imperialismo, a la realidad de hacia dónde se encaminan las cosas en este momento, con terribles consecuencias si las cosas continúan en este sentido — y además a la realidad de la posibilidad, y de la urgente necesidad, de arrancar algo positivo a esto, mediante una revolución real.

    Otra dimensión importante de la lucha directa y dura que hay que emprender con las personas, incluidas los amargamente oprimidos, se aborda en lo siguiente de la Tercera parte de mi Declaración de Año Nuevo:

    Dada la fuerte conexión entre el patriarcado militante y el fascismo, no es sorprendente que algunos hombres negros y latinos (aunque claramente una minoría de ellos) se hayan sentido atraídos hacia apoyar a Trump, a pesar de la supremacía blanca abierta de Trump. (Esto incluye a algunos de éstos que son o han sido prominentes en la música rap. Aunque ha habido fuerzas y elementos positivos en el rap y el hip hop en general, lo que se ha promovido cada vez más es una cultura que está llena de una degradación misógina de mujeres, por no decir dominada por dicha degradación, así como una admiración por el tipo de gangsterismo “buscavidas” que es una de las “cualidades” que definen a Trump.) Tampoco es sorprendente que incluso cantidades importantes de mujeres (principalmente mujeres blancas, pero también algunas latinas y otras mujeres de color) se hayan sentido atraídas hacia este fascismo, ya que, lamentablemente, es muy común el fenómeno de los oprimidos que se aferran a las “cadenas de la tradición” que los oprimen.

    Es necesario dar una lucha decidida contra las necedades “machistas” de parte de demasiados hombres negros y latinos — una “mentalidad guerrera” del tipo equivocado, que también es típica en demasiados hombres amerindios, a su propia manera particular, con su orgullo totalmente inoportuno, y francamente perverso, al ser parte de las mismas fuerzas armadas de Estados Unidos que llevaron a cabo el genocidio contra estos pueblos originarios de las Américas. También hay que dar una aguda lucha contra las formas en las que, en la otra mitad de la humanidad, que es femenina, el fenómeno en que los oprimidos actúan en formas que las oprimen abarca aferrarse a la tradición religiosa patriarcal altamente opresiva, e incluso toma la forma de regodearse agresivamente y hacer alardes de lo que objetivamente es una muy degradante “sexualización” y cosificación del sexo. Esto se promueve activamente entre las mujeres negras y latinas — y es una clara tendencia negativa en la cultura popular, incluido el hip hop. También cabe mencionar que, por sorprendente que pueda parecer al examinarla de manera superficial, esta hipersexualización autodegradante a menudo va de la mano con su “reflejo opuesto”: el oscurantismo religioso — una forma fundamentalista de religión que bloquea, ofusca la luz de la razón. También existe un fenómeno similar entre los pandilleros, donde el pandillerismo y otros actos de degradación y autodegradación se combinan con un pesado oscurantismo religioso, de una forma u otra.

    A un grado demasiado grande, la “educación” que reciben las masas de personas básicas —y en particular la “educación” que tiende a “echar raíces” en ellas— proviene de las instituciones religiosas y la promoción de la religión oscurantista. Este es un problema real, una parte importante de por qué demasiados oprimidos básicos se prestan al modo de pensar anticientífico, incluidas a las descabelladas teorías conspirativas.

    Este “impulso religioso” sigue ejerciendo una influencia importante —es un fenómeno importante— entre muchas personas de la clase media negra también, incluidas muchas personas que adquieren una educación más “cosmopolita”, incluso en las universidades más “elitistas”.

    Todo esto se promueve y refuerza mediante la noción continuamente propagada de que la identidad misma de los negros de alguna manera está indisolublemente ligada a la religión y a las instituciones religiosas, en particular a la Iglesia Negra cristiana (la idea de que esta religión y la identidad negra están tan fuerte y esencialmente entretejidas, que no es posible separarlas) y que, sin la religión y la Iglesia Negra, el pueblo negro no podría sobrevivir, ni prosperar, en el Estados Unidos racista. Pero, para las masas de negros, es imposible “prosperar” en este monstruoso sistemay la mera supervivencia, cuando siguen bajo una terrible opresión, tormento, tortura y repetida brutalización y asesinato, bajo este sistema, no puede ser, y no es, lo mejor que se puede esperar, o alcanzar.

    Es cierto que, si bien el cristianismo en particular fue impuesto a los negros por el sistema esclavista, la Iglesia Negra a veces, y en cierta medida, ha jugado un papel positivo en la lucha de los negros; pero también es cierto que ha impuesto restricciones muy definidas a esta lucha, canalizándola y encerrándola dentro de los límites de este mismo sistema que es la fuente de la opresión y el sufrimiento a que han estado sometidos los negros a lo largo de la historia de Estados Unidos.

    Como otra dimensión de este problema, especialmente con la socavación y de hecho el evisceramiento de las escuelas públicas, en particular en las comunidades pobres urbanas, en el ámbito del atletismo —uno de los pocos campos en los que unos pocos negros básicos pueden obtener riqueza y prestigio—, es que de hecho un número importante de atletas negros ahora pasan por escuelas fundamentalistas cristianas privadas para recibir su “educación” básica (de hecho, educación errónea). Y luego, aunque toman posiciones en apoyo de las luchas contra la injusticia, muchos de estos atletas también utilizan su “plataforma” para promover el oscurantismo religioso con el que han sido adoctrinados — lo que contribuye a la situación en la que las masas de personas, que están influenciadas por estas figuras prominentes, son vulnerables a todo tipo de tergiversaciones de la realidad.

    Hemos sido testigos de declaraciones y acciones de celebridades negras influyentes, tanto en los deportes como en las artes, que reflejan y fomentan formas de pensar anticientíficas, incluido difundir desinformación sobre las vacunas contra Covid y disuadir a las personas de vacunarse, mientras los negros (y otras personas de color) están muriendo a tasas más altas que otros por la Covid, y se ha demostrado que las vacunas son seguras, sanas y muy eficaces contra enfermedades graves y la muerte por la Covid. Esta diseminación de desinformación anticientífica es muy nociva, tanto por sus efectos inmediatos como en términos estratégicos.

    Sí, es cierto que, en la historia de Estados Unidos, los negros han sido víctimas de horrorosos experimentos médicos, y todavía hoy son objeto de discriminación y, en ocasiones, de un trato indiferente e incluso dañino, en el ámbito de la atención de la salud. Y, sí, es cierto que los negros han estado, y siguen estando, sometidos a una opresión cruel y, a menudo, asesina a manos de las autoridades gubernamentales. Pero todo eso también es cierto para los amerindios. Sin embargo, éstos tienen una tasa mucho más alta de vacunación contra la Covid. Lo que al parecer no ocurre entre los amerindios, al menos no como un factor importante, es el fenómeno de personas prominentes e influyentes que diseminan desinformación anticientífica sobre las vacunas y activamente desalientan que la gente se vacune.

    Con respecto a las vacunas, y a lidiar con la Covid en general, como en el caso de todos los problemas sociales y sus soluciones, lo que se necesita es un enfoque científico basado en la evidencia.

    Además del gran daño que le hace a las personas que están más golpeadas por la Covid, y a los esfuerzos globales para “superar y vencer” a esta pandemia de la Covid, otro efecto muy perjudicial de esta desinformación anticientífica contra las vacunas es que se presta directamente a caer en el juego de los fascistas supremacistas blancos, quienes se han apresurado a reconocer, alabar y promover este fenómeno. Como he dicho sobre eso:

    Qué situación más terrible en que algunas personas negras y otras personas oprimidas de hecho se encuentren del mismo lado ¡con aquellos fascistas que las consideran subhumanas inferiores y quieren negarles derechos básicos, encarcelarlas para siempre, o de plano exterminarlas!

    En una importante medida, esta diseminación de desinformación dañina, e incluso asesina, es también una expresión del individualismo desenfrenado — la noción de que “es mi derecho, y una expresión de mi libertad personal, hacer lo que me da la gana, y que no se permita que ninguna autoridad la restrinja”. Como también he señalado:

    Ello es una idiotez — ¡una idiotez muy dañina! La libertad individual no es absoluta — como reconocen casi todas las personas cuando se les presenta en términos que no contradicen su individualismo. Por ejemplo, pocas personas sostendrán que alguien debe tener la libertad de manejar a 160 km por hora en una zona escolar cuando los niños están cruzando la calle. Y cualquier persona razonable estaría de acuerdo que no es aceptable que los supremacistas blancos linchen a los negros — o que la policía mate a los negros sin motivo —lisa y llanamente porque se les dé la gana— simplemente porque lo consideren una expresión de su “libertad individual” (y su “elección personal”)….

    Sería imposible vivir en cualquier sociedad en que fuera absoluta la “libertad individual” (o la “elección personal”). La pregunta es: ¿Las expresiones de libertad individual, o los límites a la libertad individual, son buenos o malos — sirven para crear una sociedad mejor, o peor?

    Por parte de al menos algunas de estas celebridades negras, esta diseminación irresponsable de idioteces anticientíficas también es parte de la autopromoción — es una expresión de la cultura dominante en general, en que semejantes opiniones “cambian de marca” y se convierten en “mi verdad” y se presentan como lo mismo que los hechos (tan buenos como los hechos, o tal vez incluso mejores), y la gente busca acumular a seguidores soltando opiniones, incluidas muchas opiniones que están descabelladamente en conflicto con la realidad.

    Pero, una vez más, la influencia de la religión, y especialmente la religión oscurantista crudamente anticientífica, también es un factor importante en estas posiciones dañinas adoptadas por algunas celebridades negras influyentes. En ausencia y especialmente en oposición a un enfoque científico, las personas se quedan a tientas en la oscuridad, incapaces de determinar lo que realmente representan diferentes fuerzas y hacia dónde conducirán diferentes caminos. Cualquier rebelión en estas circunstancias es rebelarse a ciegas, es creer que estás respondiendo a las cosas que te oprimen (y a otros como tú), cuando de hecho resultas cayendo en el juego de los opresores más despiadados y, en última instancia, todo el sistema de opresión, y de hecho resultas fortaleciéndolos.

    El oscurantismo religioso que se ha generalizado demasiado entre las masas básicas es otra cadena de opresión sobre ellas, contra la que hay que luchar vigorosa y decididamente.

    Y, si bien es necesario reconocer que hay muchas personas religiosas que desempeñan un papel positivo en la lucha contra muchas injusticias y formas de opresión, y es importante unirse con ellas en esta lucha, también es importante luchar contra la perspectiva religiosa en general. ¿Por qué? Porque poner fin a la injusticia y la opresión, y arrancar de raíz la base para todo esto, requiere una revolución dirigida por una fuerza poderosa y creciente de personas que se basan en un método y enfoque científico, en particular el método y enfoque científico del nuevo comunismo.

    Lo que se dice en el libro Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian, es una verdad fundamental — y existe la necesidad de recalcar sin tregua esta verdad: “Los oprimidos que sean incapaces o no estén dispuestos a reconocer la realidad tal como es, están condenados a permanecer esclavizados y oprimidos”. (Lo BAsico 4:1) Y la perspectiva y enfoque religioso —con su creencia equivocada en el papel fundamentalmente decisivo de seres y fuerzas sobrenaturales inexistentes— es un obstáculo a la aplicación de un método consecuentemente científico para enfrentar la realidad tal como está en los hechos, y transformarla de una manera emancipadora.

    Para poner las cosas en términos deliberadamente provocativos: ya es hora de dejar atrás “todo eso de dios” — lo que nunca conducirá a nadie a liberarse. Necesitamos mucho menos de ese “rollo sobre dios” y mucho más discurso, y acción, para la revolución — una revolución real.

    Quizá algunas personas no quieran que yo diga todo esto, pero no obstante lo voy a decir, porque no estoy aquí para complacer a nadie, o para hacer que la gente se sienta mejor acerca de su posición esclavizada y degradada — estoy aquí para llevarle un método y enfoque científico para hacer una revolución, con el fin de liberarse a sí misma y a toda la humanidad, y estoy aquí para decirle la verdad sobre todo lo que se interpone en el camino de ello.

    Y una gran razón por la que digo lo que digo, sin importar que agrade a algunas personas o no, es porque los negros, que durante tanto tiempo han estado sometidos a la más horrorosa opresión bajo este sistema, pueden y deben jugar un papel decisivo y tremendamente poderoso en la realización de la revolución que no sólo pondrá fin a su opresión, sino que también asestará un golpe poderoso para poner fin a toda opresión, de todos, en todas partes. Como he dicho antes:

    Existe el potencial de que algo de una hermosura inaudita surja de una incalificable fealdad: de que el pueblo negro juegue un papel crucial para, por fin, deshacerse de este sistema que no sólo lo ha explotado sino que por tanto tiempo y de tantas formas lo ha deshumanizado, aterrorizado y atormentado —deshacerse de todo este sistema de la única manera posible— luchando por emancipar a la humanidad, para poner fin a la larga noche en que la humanidad ha estado dividida en amos y esclavos, y en que las masas de la humanidad han sido azotadas, golpeadas, violadas, masacradas, encadenadas y amortajadas en ignorancia y miseria.

    Pero esto solo puede darse a medida que crecientes cantidades de negros, junto con otros, adopten un punto de vista, método y enfoque científico, y no religioso.

    Así que, ¿digo que no hay lugar en esta revolución para las personas que siguen sosteniendo creencias religiosas? No. Es un hecho objetivo, que es necesario entender, que muchas personas que participan en esta revolución seguirán sosteniendo creencias religiosas, de un tipo u otro — y por supuesto, hay que darles la bienvenida, en las amplias filas de la revolución, a las personas religiosas que quieran ser parte de esta revolución. El acto de deshacerse de las creencias religiosas por parte de las masas de personas tiene que ser un acto consciente y voluntario, que se desenvolverá al ritmo del desarrollo general del proceso revolucionario y la transformación de la sociedad y del mundo, hacia el objetivo de poner fin a toda opresión y explotación, toda división de la sociedad en amos y esclavos. Pero, una vez más, es necesario tener una fuerza dirigente, y una fuerza creciente de la revolución que sea un núcleo sólido / núcleo duro basado en un punto de vista, método y enfoque científico, y no religioso, y es necesario tener una lucha con un espíritu de generosidad pero consecuente, determinada, convincente, que se libra de manera amplia — la que plantea agudamente la necesidad de que la gente adopte el punto de vista, método y enfoque científico del nuevo comunismo, en oposición a todo lo que sea un obstáculo para eso, incluida la creencia en dioses u otras fuerzas sobrenaturales que en realidad no existen, y la tradición religiosa que defiende las relaciones opresivas.

    Aquí va otra verdad profunda: a pesar de todas las formas en que las gruesas cadenas de cientos y miles de años de tradición opresiva pesan sobre las masas de personas —y colocan una pesada carga particularmente sobre la mitad de la humanidad que es femenina—, existe un profundo anhelo de liberarse de todo ello, lo que, además de conducir a esperanzas imaginarias de salvación sobrenatural, también estalla en una furia desenfrenada en este mundo real. Y hay que convocar a esa furia en toda su extensión, darle una expresión científica y revolucionaria —con vistas hacia la emancipación de todos los oprimidos y explotados del mundo, y en última instancia de toda la humanidad— con el fin de luchar contra la fuente fundamental de todo el sufrimiento: este sistema del capitalismo-imperialismo, con su supremacía masculina patriarcal asfixiante y brutal, junto con todos sus otros ultrajes. Esto adquiere un sentido aún más poderoso y una importancia urgente en la situación actual de Estados Unidos (y en otros países), donde la afirmación forzosa de la misoginia cruda (odio por las mujeres) y la subyugación patriarcal de las mujeres es cada vez más flagrante y desenfrenada, centrada a un grado importante ahora en la escalada de acciones para seguir quitándoles aún más a las mujeres un control sobre su propia vida y su propio cuerpo, con los crecientes ataques al derecho al aborto, y hasta al control de la natalidad. En este mero momento, es necesario asumir ampliamente esta consigna y este llamamiento y transformarla en una fuerza material poderosa: ¡Romper las cadenas, Desencadenar la furia de las mujeres como una fuerza poderosa para la revolución!

    En relación a todo eso, estas observaciones mías, de hace ya varios años, no solo tienen una gran importancia en general y en todo momento, pero también son especialmente importantes ahora:

    Los fundamentalistas religiosos de todo tipo a propósito hacen proselitismo en la cárcel y lanzan un mensaje ideológico muy fuerte…. Para nada es cierto que las personas “pierdan la religión” únicamente al reemplazarla con otra religión en alguna forma. Pero tiene que haber otra explicación del mundo y la existencia y por qué está como está, y cómo podría ser diferente…. Si quieres conseguir que la gente rompa con porquerías —no sólo con las cosas por las cuales terminan en el bote, sino las necedades en las que se meten, en la sociedad—, hay que tener un núcleo ideológico sólido muy fuerte que llevarles…. [T]iene que ser coherente y sistemático. Tiene que dar una explicación del mundo — y en nuestro caso sí podemos explicarlo de una manera científica. Esa es una ventaja que tiene el comunismo en comparación con la religión, aunque la religión tiene ciertas ventajas a corto plazo…. Pero nosotros tenemos la ventaja de realmente tener la capacidad de explicar la realidad de modo que tenga sentido para la gente. Eso es algo muy poderoso.

    No debemos subestimar la importancia de hacer mucho trabajo ideológico, no sólo con los presos sino en general, para realmente ayudar a la gente a ver el mundo de una forma totalmente diferente — tal y como está en realidad: de tomar las piezas de este rompecabezas que están fuera de lugar y no encajan — es como ver la realidad con un caleidoscopio raro, tal como la mayoría de las personas la ven. Y todas estas diferentes ideologías y programas burgueses y reaccionarios, y otras cosas, incluidas varias creencias religiosas, las interpretan de manera errónea. Pero la ideología comunista y su aplicación al mundo es una manera de tomar la realidad y hacer que tenga sentido para la gente.

    Al mismo tiempo, ganarnos a la gente básica, y en particular a los jóvenes, hacia la revolución también requiere hacer avances críticos adicionales en lo que he llamado la “cuestión de George Jackson” — el problema planteado agudamente por George Jackson, un prisionero que se convirtió en un revolucionario militante asociado con el Partido Pantera Negra durante el auge de lucha de la década de 1960, y que bregaba a fondo con la cuestión de la posibilidad revolucionaria, antes de ser asesinado por las autoridades. Para un esclavo que no espera vivir más allá del mañana, dijo Jackson, la idea del cambio gradual, y de una revolución en cierto futuro lejano, no tiene sentido ni atractivo.

    Esto adquiere un significado particular y especial en un momento poco común como el actual, un momento en el que la revolución en realidad podría ser posible, específicamente no en un futuro lejano y vago, pero en medio del torbellino de acontecimientos y conflictos cada vez más agudos que están dándose en este mismo momento.

    Aquí, de nuevo, se trata de la cuestión decisiva de qué tanto se acumulen las fuerzas organizadas de la revolución y qué tanto éstas tengan un impacto en todo esto, por el camino de la revolución que se necesita con tanta urgencia.

    Para atraer a las masas de personas, y en particular a los jóvenes básicos, la revolución tiene que convertirse en una fuerza creciente, organizada, disciplinada, audaz e intrépida que, por medio de su método con una fundamentación científica, su visión panorámica, su programa y objetivos emancipadores, y sus acciones, es un polo cada vez más poderoso que atraerá a estos jóvenes — y a los luchadores para la revolución desde todos los sectores de la sociedad.

    Hay muchísimo por hacer, y con urgencia, lo que requiere una verdadera valentía y corazón, al trabajar para esta revolución: difundir poderosamente el mensaje sobre esta revolución, desafiar a las personas para que le entren en esta revolución, reclutarlas y organizarlas en esta revolución — yendo en contra de todas las necedades y rompiendo con toda la mierda en la que la gente está envuelta que va en contra de sus propios intereses reales — haciendo el trabajo que hay que hacer para transformar la manera de pensar de la gente, y sus acciones — tomando posición contra las fuerzas que están oprimiendo a la gente, emprendiendo la lucha que hay que librar contra las atrocidades de este sistema — haciendo todo eso para prepararse, y para tener la base, para librar la lucha total para finalmente derrocar este sistema, tan pronto como se hayan gestado las condiciones necesarias para ello.

    Y, a medida que la revolución crezca de esta manera: hay muchísimo por hacer, y con urgencia, lo que requiere verdadera audacia y corazón, para hacer frente a los fascistas, y a cualquier otra fuerza opresora, en sus acciones para amenazar e intimidar, brutalizar e incluso matar gente. Déjenme aclarar que no llamo a lanzar ataques no provocados e injustificados a nadie; pero existen un derecho, y una necesidad —y existe la responsabilidad— de defender a las personas que están oprimidas y brutalizadas bajo este sistema, y a aquellos que representan y defienden lo que es justo, y los que están bajo ataque debido a eso.

    En los seis Puntos de Atención para la Revolución —los que son los principios básicos en los que se basan y por los que luchan los Clubs Revolución, una forma esencial de organización para esta revolución— el último punto es lo siguiente:

    Nosotros trabajamos por un derrocamiento concreto del presente sistema y un camino mucho mejor que deje atrás los destructivos y brutales conflictos que existen hoy entre las personas. Dado que tenemos seriedad, en esta etapa no iniciamos la violencia y nos oponemos a toda violencia contra la gente y entre las personas.

    Sí, esto es algo muy serio: acometer un derrocamiento concreto de este sistema y un futuro mucho mejor. Y, sí, una buena parte de esto es superar la forma en que las personas que ya están jodidas, en tantos sentidos, por este sistema, resultan envueltas en otra forma adicional en que este sistema las joden: peleándose y matándose entre sí. Eso tiene que terminar.

    Pero no es necesario que simplemente se detenga. Las personas que han resultado envueltas en todo eso tienen que convertirse en parte de algo realmente positivo — necesitan convertirse en parte de las fuerzas para la revolución que se necesita ahora con tanta urgencia.

    La frustración y la ira que tantas personas sienten, especialmente tantos jóvenes básicos, porque pueden sentir que la vida bajo este sistema no les ofrece nada bueno — que, desde el momento en que nacen, están encerrados y rodeados por fuerzas que los consideran y los tratan como objetos ajenos de temor y odio — y que aquellos que tienen el poder los ven como escoria que no se merecen nada más que una patada en el culo y una bala en la nuca — pues, es necesario recanalizar esta frustración y enojo hacia la lucha contra el sistema que los trata de esta manera, y les ha robado a ellos, y a tantas personas como ellos en todo el mundo, una vida digna y un futuro digno, o cualquier futuro en absoluto.

    Una vez más, hay muchas cosas que exigen, con urgencia, gran valor y audacia para hacer lo que hay que hacer: ser parte de levantarse contra este sistema y prepararse para ir hasta el final con la revolución tan pronto como sea el momento indicado — y, como una parte importante de eso, apoyar, y defender, a las personas que constantemente están sometidas a ataques injustos contra sus derechos y su propio ser.

    Se dan ataques continuos contra personas y movimientos que se rebelan contra la opresión racista.

    Se dan amenazas, y ataques físicos, contra los funcionarios y proveedores de atención médica, los funcionarios de gobiernos locales (¡y sus familias!), así como contra los empleados en las tiendas, etc., cuando promueven e implementan las medidas tan necesarias que salvan vidas, como las mascarillas y los mandatos de vacunación para hacer frente a la continua pandemia de la Covid. Se dan ataques a los miembros de las juntas escolares por adoptar estas medidas básicas de salud y también por cosas como aprobar la enseñanza de alguna verdad sobre la supremacía blanca que siempre ha existido en Estados Unidos, o permitir derechos para las personas trans.

    Se dan amenazas, hostigamiento y ataques contra las mujeres que solicitan abortos, y contra las clínicas y el personal médico que trabajan para proveer esos abortos, junto con la embestida cada vez más grande al derecho al aborto por parte del partido republicano-fascista, y por parte de aquellos que éste ha colocado en los tribunales.

    Se dan ataques brutales y a menudo asesinos contra personas LGBT.

    Se dan acciones continuas, inclusive la amenaza o el uso de la violencia, para una vez más impedir que los negros y otros oprimidos siquiera ejerzan lo que se supone que son derechos básicos, como el voto. (Con un método y enfoque científico, es posible, así como importante, oponerse activamente a los intentos de negar a las personas el derecho al voto y, al mismo tiempo, convencer a las personas de que tengan que canalizar sus esfuerzos, no a votar por representantes de este sistema que las está oprimiendo, pero más bien hacia trabajar para acumular las bases para derrocar todo este sistema.)

    Hay que oponerse poderosamente a todos estos ataques contra las personas y sus derechos, y hay que proteger y defender activamente a las personas que están del lado bueno de esto, en los casos en que sufren embates de amenazas e incluso ataques físicos directos.

    Se tiene que impedir que la policía brutalice y de plano mate a sangre fría a la gente. Recordemos lo que dijeron algunas personas que presenciaron, e incluso grabaron, la cruel ejecución a cámara lenta de George Floyd: se angustiaban sobre si debieran haber hecho más, si debieran haber actuado para detener ese escandaloso asesinato de un hombre negro indefenso. Ahora, una vez más, lo que señalo concuerda con el punto 6 de los seis Puntos de Atención para la Revolución — y, en lo que digo aquí, no llamo a lanzar ningún ataque contra nadie. Pero no existe ningún derecho para ninguna persona, inclusive la policía, a simplemente matar a alguien — y existe un derecho y deber de defender y proteger la gente contra los ataques injustos a sus derechos, y a su propia vida.

    Imagínese si, en estos diferentes tipos de situaciones, hubiera una fuerza de revolucionarios con núcleo sólido, incluidos los jóvenes básicos, cuya presencia en una formación disciplinada y organizada dejara en claro que no se iban a tolerar ataques injustos a las personas. Pero es necesario que esto no simplemente se imagine — hay que desarrollarlo como una parte importante del proceso general de prepararse para una revolución, y acumular fuerzas organizadas para ella.

    Hay que emprender este proceso de manera seria y científica — sin intentar, en ningún momento dado, hacer lo que aún no existe una base para hacer, pero con un trabajo activo para crear las condiciones en las que lo que antes no era posible, se vuelva posible, a medida que las filas organizadas de la revolución sigan creciendo y fortaleciéndose como una fuerza disciplinada. Emprendido de esta manera, este proceso puede tener un efecto cada vez más dinámico — con “reverberaciones” e impacto mucho más allá de la situación inmediata, atrayendo a más personas a esta revolución... lo que, a su vez, hará que sea posible ejercer un impacto aún más grande.... y atraer a fuerzas aún más grandes.

    Todo esto es una parte importante del enfoque general que he explayado en el curso de este discurso, que pondrá condiciones para que sigan creciendo las que hoy son las pequeñas fuerzas organizadas de esta revolución —cada vez más a pasos agigantados— en fuerzas numéricas y en fuerza organizada e impacto sobre la sociedad en su conjunto. Es necesario retar a cada vez más personas y posibilitar que se conviertan en parte de este proceso.

    Esto señala otra dimensión importante de trabajar para la revolución — y oponerse a los fascistas como parte de hacer eso: es necesario poner al descubierto agudamente y oponérsele —y luchar para superar política y prácticamente— la realidad de que para los supremacistas blancos y los fascistas en general, la II Enmienda, el “derecho de portar armas”, ha sido defendida regularmente y ha contado con el aval de la ley y los tribunales, y con el apoyo de la policía y otras instituciones del estado; mientras que para el pueblo negro, otros oprimidos y, en general, aquellos que se oponen a la opresión y la injusticia de este sistema, se ha dado una activa oposición y supresión al “derecho de portar armas”, incluso en defensa propia.

    Esto se pone gráficamente en claro en el libro de Carol Anderson que se centra en la II Enmienda — The Second: Race and Guns in a Fatally Unequal America [La Segunda Enmienda: raza y armas en un Estados Unidos fatalmente desigual]. Este libro contiene (¡aún más!) denuncias contundentes a la violencia depravada que ha sufrido el pueblo negro a lo largo de la historia de Estados Unidos, y comenta que el “derecho de portar armas” nunca se ha aplicado al pueblo negro, pero que ha existido el perverso “derecho de matar” a los negros, por parte de los de arriba y los blancos racistas en general. ¡No se puede permitir que esto continúe!

    Y es necesario librar una decidida lucha no solo en torno a lo que representa “la II Enmienda”, sino también en torno a las múltiples formas en que el enfoque de los derechos supuestamente garantizados para las personas se aplica de una manera muy desigual, de modo que los oprimidos, y aquellos que actúan contra las relaciones opresivas de este sistema, se topan constantemente con ataques, “límites” o la privación y supresión directa de sus derechos. Al librar esta lucha, es importante reconocer y, en la medida de lo posible, aprovechar esta contradicción: en realidad, bajo este sistema del capitalismo-imperialismo, los derechos y libertades se determinan, y se limitan, de acuerdo con lo que sirve a los intereses de este sistema y a su clase dominante; pero, constantemente se nos dice que, bajo este sistema, existe “libertad y justicia para todos”, y los gobernantes de este sistema, o al menos algunos de ellos, sienten que es importante mantener este mito. Una vez más, en la medida de lo posible, hay que aprovechar esta contradicción, librando la lucha para derrotar los intentos de los ejecutores de este sistema de violar lo que se supone que son derechos básicos, en sus acciones para suprimir a las personas que se levantan en contra de este sistema y su profunda injusticia.

    Pero, en lo más fundamental, hay que librar esta lucha con plena conciencia, una comprensión con fundamentación científica, de la naturaleza esencial de este sistema, con la orientación y el objetivo de trabajar hacia el derrocamiento de este sistema y hacia el desmantelamiento de sus relaciones e instituciones de cruel explotación, y opresión y represión empapadas de sangre.

    Una vez más, para hacer todo esto una realidad, a medida que se lleve esta revolución a cantidades cada vez más grandes de jóvenes, y otros, y se les rete a entrar en ella, será necesario luchar, duro, con ellos para deshacerse de las maneras de pensar y de actuar que mantienen este sistema en marcha. Las personas necesitan remediar su manera de pensar, sacándose la cabeza del culo y adoptando el método y enfoque científico del nuevo comunismo para conocer la realidad, y transformar la realidad de una manera fundamental, por medio de la revolución. Eso implica no simplemente que se ocupen de sus propios asuntos, o de los asuntos de aquellos con los que pueden identificarse de una manera estrecha (quienquiera que sea), pero más bien implica que se conviertan en revolucionarios en el sentido más completo —en comunistas revolucionarios, en emancipadores de toda la humanidad— convirtiéndose en parte de las fuerzas organizadas y disciplinadas para esta revolución, y nada menos.

    Como decimos, “a toda persona con corazón para luchar por algo por lo que realmente vale la pena luchar: Tú tienes que ser parte de esta revolución”.

    Así que, sobre la base de todo lo que se ha dicho hasta ahora, y al pasar a la conclusión de este discurso, cabe volver, revisar y desarrollar brevemente algunos aspectos esenciales de estas grandes preguntas: ¿Por qué éste es uno de esos momentos y circunstancias poco comunes en los que la revolución se vuelve posible, incluso en un país poderoso como Estados Unidos, y cómo aprovechar esta oportunidad poco común para de veras hacer esta revolución?

    * Se agudiza el conflicto en la cima, y a través del país, en que la sociedad y las “normas imperantes” de este sistema están desgarrándose, impulsado especialmente por la implacable ofensiva de las fuerzas fascistas. Sí, como deja en claro la “Declaración y Llamamiento”, hay muchas cosas malas conectadas con esto, y podría conducir a algo realmente terrible; pero, si crecientes fuerzas revolucionarias organizadas aprovechan y trabajan correctamente para incidir en la situación, con la guía del método y enfoque científico del nuevo comunismo, también es posible que podamos arrancar algo realmente positivo a todo esto — una revolución, para poner fin a este sistema y crear algo mucho mejor.

    * Hacer nacer un pueblo revolucionario que cuente con millones de personas —con una fuerza organizada de miles de personas en el núcleo, que dirija a esos millones— es el objetivo central y el enfoque necesario del trabajo revolucionario ahora, en prepararse para acometer una revolución total, con una verdadera oportunidad de ganar, tan pronto como se hayan gestado las condiciones para ello.

    Y aquí va otro requisito muy importante en todo esto. Para que exista la fuerza necesaria de miles, capaz de dirigir a millones de personas — y más particularmente para derrotar la brutal represión que seguramente caerá sobre una fuerza revolucionaria en firme desarrollo, incluida la capacidad de reemplazar a los líderes que son asesinados o encarcelados por la fuerza represiva del poder estatal existente:

    [D]esarrollar un gran núcleo de líderes experimentados y probados es una cuestión de importancia estratégica —no solo unas “decenas” sino al menos cientos de tales líderes, en todos los niveles— con una firme base en la línea, sobre todo en el método y enfoque científico [del nuevo comunismo], y capaces, sobre esa base, de tomar la iniciativa para dirigir, incluso en situaciones en las que se agudicen las contradicciones y se intensifique la represión y hasta se den intentos de represión violenta por los de arriba, a lo largo del proceso de hacer avanzar los “tres a preparar” [preparar el terreno, preparar al pueblo, preparar a la dirección de vanguardia para la revolución]; y luego, cuando surjan las condiciones, este núcleo de líderes probados debe tener la capacidad de dar dirección a miles, y a su vez a millones de personas, para luchar con todo, de una manera unificada, por la toma del poder. El que se desarrolle tal grupo de cuadros dirigentes o no —de unos cientos por lo menos— será un factor que incidirá de manera significativa en si todo el trabajo que estamos haciendo ahora realmente está en preparación para la revolución o no, y si habrá una verdadera posibilidad de ganar cuando llegue el momento.

    (Ese es un punto crucial que he enfatizado en el libro El Nuevo Comunismo, Cuarta parte, “La dirección que necesitamos”).

    Hay que desarrollar a cientos de tales líderes en el crisol de intensa lucha en el tumultuoso tiempo que tenemos ante nosotros, como una parte crucial para atraer e incorporar a los miles para dirigir a los millones de personas. Y, a medida que se desarrolla el trabajo de prepararse para la revolución, hay que forjar a estos cientos, junto con los miles a los que están dirigiendo, en una fuerza de vanguardia disciplinada, capaz de dirigir el proceso revolucionario general de preparar y luego, cuando sea el momento indicado, llevar a cabo la lucha total por la toma del poder.

    * Transformar al pueblo es decisivo para que todo esto tenga un desenlace positivo — y, para hacerlo, es crucial, es fundamental transformar la manera de pensar de masas de personas.

    * Al mismo tiempo, es muy importante luchar contra el poder —impulsando una resistencia poderosa y masiva a las continuas atrocidades de este sistema— y además defender activamente, y oponerse a las acciones para intimidar, y atacar, a aquellos que están perseguidos por los ejecutores “oficiales” de este sistema opresivo y fuerzas fascistas “civiles”.

    * La cosa central, más decisiva: todo esto tiene que ser para la revolución: que se lleven a cabo preparativos, y se posicione para tener una verdadera oportunidad de ganar, una lucha total por la revolución, tan pronto que se gesten las condiciones para ello.

    Una vez más: todo depende de hacer nacer un pueblo revolucionario, de entre los más amargamente oprimidos, y de todas las partes de la sociedad, que primero cuente con miles y luego con millones de personas, como una poderosa fuerza revolucionaria, organizada desde el principio y de manera consecuente con una perspectiva a nivel de todo el país, impactando a toda la sociedad y cambiando los términos respecto a la manera en que masas de personas ven las cosas y la manera en que cada institución tiene que responder. Es necesario que todo se centre ahora específicamente en activar y organizar a esta fuerza revolucionaria.

    Y luego, una vez que nazca esta fuerza revolucionaria, todo se centrará en cómo luchar concretamente para ganar.

    En ese momento, sería necesario movilizar a esa fuerza de millones de personas y esgrimirla de una manera tal que dejara en claro que se propone emprender un cambio revolucionario total — que no dará marcha atrás con este objetivo y no aceptará nada menos. De esta manera, constituiría un polo poderoso que atraería y activaría a cantidades aún más amplias de personas de todas las partes de la sociedad — y presentaría un claro reto y llamamiento a las personas en todas partes de la sociedad, incluidas en todas las instituciones existentes de este sistema, para pasar al lado de esta revolución.

    Y además, por medio del torbellino de este intenso proceso, sería necesario realizar un trabajo concreto para organizar, entrenar y formar a las fuerzas de combate iniciales para la revolución, y a su vez activa y vigorosamente combatir y derrotar los esfuerzos por suprimir esto violentamente.

    Aquí, nuevamente, va algo que es crucial de entender, algo que es un sello distintivo de un enfoque científico serio para luchar para ganar, cuando llegue el momento indicado: no importa qué tanto haya cambiado la situación en la sociedad en general, y no importa qué tanto incluso las instituciones más poderosas de represión violenta de este sistema hayan resultado afectadas por este proceso, en que muy probablemente se den grandes escisiones en ellas, la revolución todavía se enfrentará a poderosas fuerzas armadas de la contrarrevolución, de entre sectores de las instituciones oficiales, junto con “fuerzas civiles” fascistas alineadas con ellos. Y sería extremadamente improbable que, particularmente en la fase inicial, las fuerzas de combate revolucionarias pudieran enfrentar y derrotar a semejantes fuerzas armadas de la contrarrevolución haciendo frente directa y frontalmente a nada que se aproxima al poderío total de éstas. Por eso, en la doctrina y orientación estratégica que se han desarrollado para que las fuerzas revolucionarias tengan la capacidad de combatir y ganar, cuando se dé el momento indicado, se enfatiza:

    [L]as fuerzas revolucionarias tendrían que combatir únicamente bajo términos favorables y evitar enfrentamientos decisivos, que determinarían el desenlace de toda la cosa, hasta que la correlación de fuerzas se haya cambiado de manera aplastante a favor de la revolución.

    Esta doctrina y orientación estratégica se analizan con cierta profundidad y se explican con más detalle en mi discurso Por qué nos hace falta una revolución real y cómo concretamente podríamos hacer la revolución, con reflexiones adicionales proporcionadas en mi artículo Una revolución real — Una verdadera oportunidad de ganar, Seguir desarrollando la estrategia para la revolución, que se pueden encontrar en revcom.us. Esto sienta las bases básicas de cómo, cuando se hayan gestado las condiciones necesarias, una fuerza revolucionaria, que al movilizar a masas de personas, de hecho podría abordar el derrocamiento de este sistema de una manera tal que neutralice materialmente y con el tiempo supere lo que casi con certeza, al principio, sería el poderío abrumador de las fuerzas armadas que busquen derrotar y pulverizar este intento de toma revolucionaria del poder. Aborda cómo sería posible, cuando se haya madurado la situación revolucionaria, organizar y entrenar a las fuerzas de combate revolucionarias, con la columna vertebral extraída especialmente de los jóvenes que han sido ganados de manera sólida hacia esta revolución, y proveerles de los medios para enfrentar y derrotar a las fuerzas de la contrarrevolución en enfrentamientos, al principio en pequeña escala, que serían favorables para las fuerzas revolucionarias — y cómo, sobre esa base y en el transcurso de hacer eso, podrían cobrar fuerza y ganarse a cantidades cada vez más grandes de aquellos que habían formado parte de las fuerzas contrarrevolucionarias, y de ahí, al final, derrotar a las fuerzas que queden de la contrarrevolución.

    Al mismo tiempo, el desarrollo de esta doctrina básica y enfoque estratégico es un proceso continuo. Y a lo largo de este período de preparar el terreno, preparar a las masas de personas y preparar a las fuerzas dirigentes para esta revolución, es necesario desarrollar continuamente y hacer que sean “más operativos” en su concepción esta doctrina básica y enfoque estratégico para la lucha total —es decir, es necesario que se elabore aún más y se concrete aún más, particularmente en términos de lo que constituirán las vías reales hacia la victoria— y, derivado de eso y sirviendo a eso, cuáles deberían ser la naturaleza y características específicas de los enfrentamientos con el otro lado, particularmente en las fases iniciales, y (en la medida de lo posible) en general.

    Como se mencionó anteriormente, un factor importante con respecto a todo esto es la verdadera posibilidad de una guerra civil entre sectores opuestos de la sociedad, y la manera en que esto podría impactar a las instituciones esenciales del poder estatal de este sistema. Si estallara una guerra civil de este tipo —o incluso si las crecientes divisiones en la sociedad se encaminaran más directamente hacia una guerra civil de este tipo—, eso podría ejercer un efecto profundo en esas instituciones, con la verdadera perspectiva de escisiones en éstas e incluso la desintegración de semejantes instituciones, de modo que algunas partes tomaran partido con los fascistas y otras partes tomaran partido con el lado opuesto a los fascistas.

    Esta posibilidad es algo que la doctrina básica y el enfoque estratégico de las fuerzas de combate revolucionarias tendrían que tomar en cuenta y abarcar. Pero, para que las fuerzas revolucionarias se ganen, e incorporen a sus filas, a cantidades importantes de personas de entre las instituciones gobernantes y represivas de este sistema, y además para hacerlo de una manera que realmente mantenga el carácter emancipador de las fuerzas revolucionarias, y para fortalecerlas sobre esa base, sería necesario templar y endurecer a las filas revolucionarias, no sólo en términos de su capacidad de combate, sino en términos de su orientación ideológica y política fundamental, como luchadores por la emancipación de la humanidad.

    Aquí, una vez más, viene al caso el siguiente punto muy importante:

    Esta no es la época de la Guerra Civil en la década de 1860, cuando el objetivo de quienes luchaban contra la injusticia era abolir la esclavitud…. Es necesario que el objetivo ahora sea precisamente deshacerse de todo este sistema del capitalismo-imperialismo que ha engendrado estos fascistas, junto con todos los demás horrores que perpetra continuamente, en Estados Unidos y por todo el mundo.

    Así que, en el caso, y en el contexto, de una nueva guerra civil, el enfoque de las fuerzas revolucionarias, dirigidas por el nuevo comunismo, sería realizar el trabajo político necesario, en combinación con combates reales, para desarrollar y transformar semejante guerra civil en una revolución para plasmar el objetivo de deshacerse de todo este sistema y reemplazarlo por un sistema radicalmente diferente y emancipador basado en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte.

    Sobre todo, en este momento, esto recalca aún más la importancia crucial de trabajar activa, audaz e incansablemente por la necesaria repolarización política en la sociedad en su conjunto, y entre todos los sectores de la sociedad, en un sentido favorable para una revolución hasta el final.

    En este mismo sentido, también es necesario tener en cuenta la manera en que una revolución en Estados Unidos tendría importantes dimensiones e interconexiones internacionales. En primer lugar, esta revolución, por supuesto, no estaría limitada por el territorio y las fronteras actuales de Estados Unidos, que se han forjado mediante guerras de conquista y genocidio. Esta revolución inevitablemente será influenciada por lo que está pasando y, a su vez, influenciará de manera importante lo que está pasando, en los países al sur (y al norte), con los que Estados Unidos tiene una historia de estar estrechamente interconectado, y que en muchos casos los ha dominado y saqueado.

    Y de manera más general, en algunos sentidos diferentes fuerzas verán esta revolución y responderán a ella, mucho más allá de las fronteras actuales de Estados Unidos. Una lucha en serio por la revolución en este país —en Estados Unidos— tendría el efecto de un poderoso terremoto político, enviando ondas de choque sísmicas por todo el mundo. Es cierto que una reacción a semejante situación sería que los gobiernos y fuerzas opresivos en todo el mundo la vieran como una fuerte amenaza a su posición y objetivos, y existe una verdadera posibilidad de que algunas de estas fuerzas actuaran para ayudar, o unirse, a los esfuerzos para aplastar semejante revolución. Al mismo tiempo, semejante revolución despertaría a sacudidas y asestaría un poderoso choque positivo a literalmente miles de millones de personas en todas partes, haciendo añicos la sensación de que no es posible ninguna alternativa a este terrible mundo. En general, es casi seguro que contribuiría, de manera muy importante, a una repolarización a escala global.

    Las fuerzas dirigentes de esta revolución tendrían que tomar en cuenta todo eso, como parte importante de su orientación y objetivos estratégicos.

    En todo esto, y en todo lo que he comentado en el transcurso de este discurso, sobresale el siguiente principio fundamental: la revolución es un asunto muy serio, y hay que abordarla con seriedad y de manera consecuentemente científica.

    A manera de conclusión: todos los que realmente quieren ver que se cambie el mundo, de una manera profundamente positiva y emancipadora, y todos los que piensan en si ello es realmente posible, o desean que sea posible, tienen que explorar con seriedad lo que se ha comentado aquí, adoptar la orientación, método y enfoque científico revolucionario del nuevo comunismo; formar parte de las fuerzas organizadas para esta revolución, y trabajar incansablemente para acumular estas fuerzas organizadas, cuyo objetivo es nada menos que la emancipación de todos los oprimidos, en todas partes y, en última instancia, de toda la humanidad, de los horrores de este sistema y de cualquier forma en que las personas son explotadas, oprimidas, degradadas y tratadas como si fueran menos que humanos.

    Para volver a esta verdad crucial y urgente:

    Éste es uno de esos momentos y circunstancias poco comunes en que la revolución llega a ser posible, no sólo debido a que este sistema es siempre un horror, sino debido a que sólo es posible resolver la crisis y las profundas divisiones de la sociedad con medios radicales, de un tipo u otro — ya sea medios radicalmente reaccionarios, mortíferamente opresivos y destructivos o medios revolucionarios radicalmente emancipadores.

    Hay que responder a un gran reto, y hay que llevar a cabo una tremenda cantidad de trabajo y lucha, con una determinación y audacia con fundamentación científica, a fin de hacer posible la resolución revolucionaria emancipadora.

    No hay ninguna garantía de lograr todo esto, pero existe una verdadera posibilidad. Y lo que hacemos —lo que todos aquellos que quieren ver un mundo y un futuro en el que valga la pena vivir, en que los seres humanos en todas partes realmente puedan florecer en la plenitud de su humanidad— lo que todos nosotros hacemos puede importar enormemente en lo que será el desenlace de todo esto.

    Existe la posibilidad, existe el reto.

    Atrévete a formar parte de las fuerzas para esta histórica revolución. Atrévete a trabajar con determinación para hacer que sea una realidad. Atrévete a luchar, atrévete a ganar.

    Announcing New work by BA, SOMETHING TERRIBLE, OR SOMETHING TRULY EMANCIPATING: download pdf

     

    Bob Avakian

     

    BOB AVAKIAN:
    UN LÍDER RADICALMENTE DIFERENTE — UN MARCO COMPLETAMENTE NUEVO PARA LA EMANCIPACIÓN HUMANA

    Conozca más sobre Bob Avakian y el nuevo comunismo

    UNA DECLARACIÓN, UN LLAMAMIENTO A QUE SE ORGANICE AHORA PARA UNA REVOLUCIÓN REAL

     


    Cover of THIS IS A RARE TIME WHEN REVOLUTION BECOMES POSSIBLE— WHY THAT IS SO,  AND HOW TO SEIZE ON THIS RARE OPPORTUNITY

     

  • ARTICLE:

    Organizarse para una revolución real:

    7 puntos clave

    A todos los que no soportan este mundo, tal como está, es necesario desafiarlos a que sean parte de la revolución que es la salida de esta locura. Y la gente necesita saber que existe una estrategia concreta para hacer esta revolución, basada en los puntos clave de la “base” y la “hoja de ruta” para esta revolución en la obra del líder revolucionario Bob Avakian: “Algo terrible, o algo verdaderamente emancipador”. Lo siguiente son medios básicos para llevar a cabo esta estrategia, de modo que las fuerzas actualmente pequeñas para la revolución que se necesita con urgencia puedan hacer crecer sus números y fuerzas, rápidamente de una manera concentrada, y convertirse en la fuerza poderosa que se necesita para dirigir esta revolución. Difundir y popularizar estos Puntos Clave también es una parte importante de llevar a cabo esta estrategia. 

    1   Se expone y se explica, en los siguientes términos básicos, por qué éstos son “tiempos poco comunes” en los que la revolución se vuelve (más) posible, incluso en un país poderoso como Estados Unidos:

    La brutal y asesina supremacía blanca, supremacía masculina y otras relaciones opresivas, la crisis cada vez más profunda en la sociedad y el mundo en general, incluidas las guerras constantes y la destrucción continua del medio ambiente: no es posible resolver todo esto en última instancia, de una manera positiva, dentro de los límites del sistema que gobierna en Estados Unidos y domina en el mundo en su conjunto — el sistema del capitalismo-imperialismo. Bajo el gobierno de este sistema, todo esto simplemente se agravará. Las divisiones crecientes al interior de Estados Unidos ahora, de arriba a abajo, suponen que aquellos que han gobernado en este país durante tanto tiempo (la clase dominante capitalista-imperialista) ya no pueden gobernar, como una “fuerza unificada”, de la manera “normal” en que la gente ha sido condicionada a aceptar — con un sistema de gobierno que tiene un caparazón externo de “democracia” para encubrir el hecho de que es en realidad una dictadura capitalista en su núcleo, que se apoya en lo fundamental en la fuerza armada de las instituciones de “violencia oficial”, la policía y las fuerzas armadas. Debido a los grandes cambios en Estados Unidos y en el mundo en general, una parte de la clase dominante, representada por el Partido Republicano, se ha vuelto fascista: ya no creen en lo que han sido las “normas” del gobierno capitalista “democrático” en este país, ni se sienten obligadas por éstas. Y el otro sector de la clase dominante, representada por el Partido Demócrata, no tiene ninguna respuesta concreta a esta situación — excepto procurar mantener la “forma habitual” en que el dominio opresivo de este sistema se ha impuesto a lo largo de cientos de años, a la vez que los fascistas están decididos a hacer pedazos esas “normas” y gobernar con medios más abierta y agresivamente opresivas, sin el tradicional disfraz de la supuesta “democracia para todos”.

    Sólo es posible resolver la crisis y las profundas divisiones en la sociedad con medios radicales, de un tipo u otro — ya sea medios radicalmente reaccionarios, mortíferamente opresivos y destructivos o medios revolucionarios radicalmente emancipadores. Y es muy posible que esta resolución pueda darse, de una forma u otra, en los próximos pocos años. Esta situación poco común, con la profundización y la agudización de los conflictos entre los poderes gobernantes y en la sociedad en general, proporciona una base más sólida y mayores oportunidades para romper el control de este sistema sobre las masas de personas. En una situación así, es posible que las cosas que llevan décadas básicamente sin cambiar, cambien radicalmente en un lapso de tiempo muy corto. Es importante no desperdiciar este momento poco común — es necesario aprovecharlo a fin de tener una verdadera oportunidad de hacer nacer una resolución revolucionaria verdaderamente emancipadora, y no estar sometidos a una resolución terrible, reaccionaria, asesinamente opresiva y destructiva.

    2   Con el reconocimiento de estos momentos poco comunes en que la revolución se vuelve (más) posible: utilizar las fuerzas para la revolución ahora para tener un impacto en las masas de personas, en todas las partes de la sociedad —llevando a la gente el mensaje de la revolución, especialmente con formas cortas, poderosas y populares, tanto en línea como “en la vida real”— explicando por qué esta revolución es necesaria, y es posible, y cómo ser parte del trabajo para hacerla realidad. De formas contundentes y convincentes, llevar a cabo una lucha feroz contra las formas de pensar que mantienen a la gente encadenada a este sistema, ganándose a números crecientes de personas para que rompan con todo eso, y a la vez también movilizar a las masas de personas para que luchen contra las injusticias y los atropellos que se cometen continuamente bajo este sistema y ponerse de pie contra las fuerzas que perpetran e imponen estas injusticias y atropellos. Difundir por todas partes la inspiradora visión de qué tanto mejor podría ser la vida, para la gran mayoría de la gente, si millones de personas se pusieran a apoyar esta revolución y la llevaran a cabo — haciendo que fuera posible la reestructuración de toda la sociedad sobre una base completamente diferente, con un sistema económico radicalmente diferente (modo de producción) y relaciones emancipadoras radicalmente diferentes entre las personas, como se explica muy concretamente en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, de la autoría de Bob Avakian.

    3   Con “Algo terrible, o algo verdaderamente emancipador” como la guía básica, y utilizando El Show RNL — ¡Revolución, y Nada Menos! de YouTube y el sitio web revcom.us como recursos clave, organizar a las personas que se sienten atraídas por esto para que breguen con por qué es necesaria una revolución real, qué supone semejante revolución y qué tipo de sociedad se propone. Activarlas en el proceso de hacer trabajo de construcción para la revolución, de una manera organizada — al ser parte de llevar a cabo el punto 2. Darles formas a las personas en las partes del país donde la revolución aún no tiene una presencia organizada para vincularse con otros y formar parte de esta revolución.

    4   Mediante este proceso, acumular las fuerzas de la revolución, primero de cientos de personas, en zonas por todo el país, y forjarlas como una fuerza organizada. Desarrollar y formar a líderes revolucionarios, a partir del método y enfoque científico del nuevo comunismo desarrollado por Bob Avakian.

    5   Movilizar a estas fuerzas organizadas para repetir los puntos 1 a 4 a una escala cada vez mayor — alcanzando a números mucho más grandes de personas, en todas las partes de la sociedad, organizando a miles de personas en el proceso de hacer trabajo de construcción para esta revolución, a la vez que se desarrolla y forma a números crecientes de líderes revolucionarios de alto nivel. Tener un impacto poderoso a la sociedad en su conjunto, despertando e influenciando a millones de personas hacia la revolución. Tener claramente en cuenta, popularizar constantemente y actuar según el entendimiento de que:

    Todo depende de gestar un pueblo revolucionario, de entre los más amargamente oprimidos, y de todas las partes de la sociedad, que primero cuente con miles y luego con millones de personas, como una poderosa fuerza revolucionaria, organizada desde el principio y de forma consecuente con una perspectiva que abarca todo el país, impactando a toda la sociedad y cambiando los términos de la manera en que las masas de personas ven las cosas y la forma en que cada institución tiene que responder. Todo debe centrarse ahora en realmente hacer nacer y organizar esta fuerza revolucionaria.

    6   Una vez creada esta fuerza revolucionaria, con un núcleo continuamente creciente de líderes revolucionarios probados y templados, y la crisis en la sociedad y las divisiones, de arriba a abajo, estén llegando a un punto de ruptura: en ese momento, todo se centraría en cómo organizar y utilizar concretamente esta fuerza revolucionaria a fin de luchar para ganar — para derrotar concretamente a las fuerzas que están procurando aplastar la revolución. Esto significará llevar a cabo el enfoque básico de la manera en que se podría hacer esto que se establece en “Algo terrible, o algo verdaderamente emancipador”.

    7   Popularizar continuamente estos Puntos Clave, y a la vez llevarlos a cabo activamente y, al hacerlo, activar a cada vez más personas, de una manera organizada.

  • ARTICLE:

    BOB AVAKIAN: UN LÍDER RADICALMENTE DIFERENTE — UN MARCO COMPLETAMENTE NUEVO PARA LA EMANCIPACIÓN HUMANA

    Bob Avakian (BA) es el pensador y líder político más importante en el mundo de hoy.

    Bob Avakian es completamente diferente a ese sinfín de políticos burgueses los que nos presentan como “líderes”, cuyo objetivo es mantener una variedad u otra de este sistema del capitalismo-imperialismo, fundado y perpetuado por medio de la explotación cruel que literalmente roba vidas, la opresión asesina y la destrucción masiva en todas partes del mundo. BA es un revolucionario que se basa en el entendimiento científico de que hay que derrocar finalmente a este sistema mediante una lucha organizada con la participación de millones de personas, y reemplazarlo por un sistema orientado a satisfacer las necesidades más fundamentales de la humanidad y que es capaz de hacerlo, un sistema que capacite a la humanidad para convertirse en dignos guardianes de la Tierra.

    Bob Avakian es el arquitecto de un marco completamente nuevo para la emancipación humana, la nueva síntesis del comunismo, a la cual se refiere popularmente como el “nuevo comunismo”.

    BA es el autor de la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, una aplicación inspiradora del nuevo comunismo — una visión abarcadora y un plano concreto para una nueva sociedad socialista, cuyo objetivo fundamental es crear un mundo sin clases ni diferencias de clase, un mundo sin explotación y opresión y sin las divisiones y antagonismos destructivos entre las personas: un mundo comunista.

    Ardea Skybreak, una científica con formación profesional en la ecología y la biología evolutiva, y una seguidora de Bob Avakian, habla de la importancia de lo que él ha desarrollado:

    Bob Avakian… a partir de décadas del duro trabajo [ha venido desarrollando] un conjunto general de trabajo… la teoría para hacer avanzar la ciencia del comunismo, para hacer avanzar la ciencia de la revolución, para explicar más profundamente el origen de los problemas, qué es la estrategia para salir de esta locura, qué métodos y enfoques son necesarios para mantenerse en el camino y de hecho para construir un mundo mejor, para construir una sociedad en la que la mayoría de los seres humanos querrían vivir. (De: Ciencia y revolución, Sobre la importancia de la ciencia y la aplicación de la ciencia a la sociedad, la nueva síntesis del comunismo y la dirección de Bob Avakian, Una Entrevista a Ardea Skybreak)

    BA es un líder que está firmemente convencido, sobre la base de un método y enfoque consecuentemente científico, de que el objetivo debe ser nada menos que una revolución total, y quien al mismo tiempo ha enfatizado:

    el nuevo comunismo repudia cabalmente, y está decidido a arrancar de raíz en el movimiento comunista, la venenosa noción, y la práctica, de que “el fin justifica los medios”. Es un principio central del nuevo comunismo que los “medios” de este movimiento tienen que provenir de (y corresponder con) los “fines” fundamentales de abolir toda explotación y opresión mediante una revolución que se dirija sobre una base científica. (De: Breakthroughs [Abriendo brechas]: El avance histórico hecho por Marx, y el nuevo avance histórico del nuevo comunismo, Un resumen básico)

    Como un líder revolucionario, BA también encarna esta combinación poco común: alguien que ha logrado desarrollar la teoría científica de un calibre mundial, al mismo tiempo que tiene un entendimiento profundo y una conexión visceral para con los más oprimidos, y una capacidad altamente desarrollada de “desmenuzar” la teoría compleja y hacerla accesible a un amplio público.

    Un líder como este nunca ha existido antes en la historia de Estados Unidos, y esta dirección es de enorme importancia para la emancipación de toda la humanidad.

    Lo que urge mucho ahora es que un número de personas que crece continuamente —miles, y al final millones— se conviertan en seguidores conscientes y activos de BA, construyan el movimiento revolucionario, basado en el nuevo comunismo, al cual BA da esta dirección sin precedentes.

    Constitution for the New Socialist Republic in North America cover

     

    BA es el autor de la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, una aplicación inspiradora del nuevo comunismo — una visión abarcadora y un plano concreto para una nueva sociedad socialista, cuyo objetivo fundamental es crear un mundo sin clases ni diferencias de clase, un mundo sin explotación y opresión y sin las divisiones y antagonismos destructivos entre las personas: un mundo comunista.

    Para descargar el pdf y leerlo, haga clic aquí.

  • ARTICLE:

    Cuando las personas caen en necedades, hay que cantársela derecho: Se necesita dar una aguda lucha de principios

    De Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian

    Nota de la redacción: A principios de 2012 en el transcurso de varios días, A. Brooks le hizo una entrevista a fondo a Bob Avakian (BA). (Esta entrevista, intitulado Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, está disponible en revcom.us).

    Brooks, —un revolucionario de la nueva generación, quien se ha inspirado por la dirección y la obra de Bob Avakian y la nueva síntesis del comunismo que éstas han forjado— es el autor de “Dios: El fascista original” (una serie de artículos publicada en Revolución en 2005, que está disponible en revcom.us).  (Bob Avakian cita pasajes de estos artículos al principio de su libro ¡Fuera con todos los dioses! Desencadenando la mente y cambiando radicalmente el mundo, JB Books, 2009). Volvemos a postear secciones de esta entrevista que tienen mucha relevancia para la situación actual — en particular como una crítica a la práctica demasiado común de mentiras, calumnias y propagación de rumores sin principios que forman parte de la cultura popular en estos días, inclusive entre las personas que se autodenominan “anarquistas”... “de izquierda”... “progresistas”... “woke” (concienciadas).

    En esta entrevista de hace 10 años, BA denunció esta forma altamente destructiva de evitar la lucha de principios sobre diferencias — y, en oposición a esto, enfatizó los tipos de normas y métodos que hay que aplicar para que se tenga una lucha de principios y con sentido sobre diferencias y para llegar a tener una comprensión científica de lo que las diferentes ideologías y programas representan en realidad, y hacia dónde conducirán en realidad. Queremos llamar la atención especialmente a la sección de esta entrevista “La cultura, los principios, las normas que necesitamos”, por su relevancia particular y muy directa respecto a lo que están pasando hoy.

    What Humanity Needs - Cover - Spanish

     

    Lo que la humanidad necesita   

    Brooks: Entiendo que en el curso de tu propio desarrollo en un comunista revolucionario y tu relación con otras personas en ese proceso, el papel de la lucha ha tenido mucha importancia — que las personas llevaban la lucha contigo durante tu desarrollo y de que posteriormente tú, en diferentes momentos, llevabas una lucha muy aguda con otras personas.

    BA: [se ríe] Es cierto. Durante mi desarrollo, hubo personas que lucharon conmigo — algunas que lucharon de manera correcta, otras de manera incorrecta, algunas que principalmente lucharon de manera correcta, y otras principalmente de manera incorrecta. Pero todo eso formó parte del proceso por el que aprendí — de pasar por ese proceso de bregar y forcejear profundamente con estas cosas porque si tú entiendes que importa, trae consecuencias concretas en lo que va a suceder para las masas del pueblo, y no sólo para ti. Le entras a esto — y me reí porque definitivamente había personas que lucharon conmigo, a veces muy agudamente. Si te vas a ofender cuando la discusión se agudiza, y vas a pensar de las personas que están luchando contigo, “me están oprimiendo porque retan fuertemente mis ideas, y no me dan espacio para pensar”, pues no vas a aprender lo que podrías aprender. Ahora bien, debemos usar buenos métodos con las personas, no debemos “asaltarlas” y ponerlas contra la pared, hablando ideológicamente. Sin embargo, a veces la lucha muy aguda tiene su papel y es necesaria.

    Cuando las personas caen en necedades, hay que cantársela derecho. Ahora bien, no basta con eso. Debes enseñarles el porqué. Debes hablarles del contenido. Debes explicarles qué es incorrecto. Pero esa idea de que todo tiene que ser exageradamente cortés — eso es parte de la idea relativista de que hay que considerar igualmente válidas las ideas de todo el mundo. Pues no. No es cuestión de la persona sino de las ideas. No es que una persona valga menos que otra, sino es cuestión de si las ideas son correctas o incorrectas. Si son incorrectas, y si perjudican, hay que criticarlas tajantemente. Sin despreciar a las personas. Sin ponerse antagónico — a menos que lo que ellas representan sea algo muy fundamentalmente antagónico a los intereses de las masas del pueblo, y neceen, terqueen en ello. Pero entre el pueblo, como quien dice, hay que luchar sobre las ideas erróneas. Cuando las personas plantean ideas que son muy erróneas, y terquean y necean en ellas, hay que luchar con ellas tajantemente. Cuando las personas dicen cosas sin ninguna base para decirlas, sin haber investigado, hay que decirles: no sabes de qué estás hablando.

    Especialmente en la cultura actual, como comenté anteriormente, hay todo ese amarillismo. Por el Internet reina el chisme, lo bajo. Las personas se esconden detrás del seudo anonimato del Internet para atacar a otras personas vilmente — sin nada de principios, sin elevar la discusión al nivel debido. A propósito, digo “seudo anonimato” porque el estado puede averiguar quién eres al momento que quiera. Bueno, si no estás retando al estado, a lo mejor no tienes de qué preocuparte. Pero, si uno se imagina que es anónimo por el internet — que recapacite. Ponte que podrás esconderte de otras personas por un ratito, pero tenlo por seguro que si eres muy activo en el Internet, el estado es más que capaz de averiguar quién eres, si le interesa. En todo caso, para no desviar mucho sobre el tema, se trata de: se retoma de Mark Twain lo que he citado varias veces, porque viene tanto al caso [se ríe]. Dijo, lo que uno necesita para superarse en Estados Unidos es una combinación perfecta de la ignorancia y la arrogancia. Eso es tristemente común.

    La ignorancia es una cosa. Analicemos esa palabra. Quiere decir simplemente que no sabes. Por sí sola, la palabra no es un insulto. “Estúpido” es otra cosa: quiere decir que no puedes pensar, aunque te den información. Pero ignorante sólo quiere decir que no sabes. Por sí sola, no tiene nada de malo. Pero, si quieres juzgar siendo ignorante, e insistes en ideas en virtud de tu ignorancia, ahí viene al caso lo que dijo Mark Twain: la combinación de la ignorancia y la arrogancia — la arrogancia basada en la ignorancia. “No me he molestado para conocer lo que tú representas, pero sé que no tiene nada de bueno”. Ese modo de pensar es demasiado común en la cultura actual — y hay que decirle sus verdades. Ponte las pilas. Son cosas que importan.

    Si alguien dice —sea nuestro partido u otros— que cree que entiende el problema fundamental ante la humanidad y su solución; si decimos que el problema es el sistema capitalista imperialista, y la solución es la revolución comunista para crear un mundo totalmente diferente sin explotación y opresión, sin conflictos antagónicos entre los seres humanos o entre la humanidad y el resto de la naturaleza; si alguna gente dice eso, obviamente eso es un asunto de suma importancia. Eso es una cuestión bien seria. Importa muchísimo para las masas de la humanidad. Si tienen razón las personas que lo dicen, eso es un asunto de la mayor importancia; y si no tienen razón, igual. Pero tú tienes la responsabilidad, si estás entrando en eso por primera vez y no conoces mucho de ello —o sea, no sabes por haber entrado apenas—, que no te dejes desviar por lo que “los demás” comentan al respecto. Si vas en serio —y esto es algo serio— éntrale y conócelo. Esa es tu responsabilidad.

    Esa es la responsabilidad que asumimos, en aquellos tiempos, cuando enfrentamos los acontecimientos tremendos en el mundo, en aquellos años de los 60. No solamente las personas que llegaron a ser comunistas asumieron esa orientación seria, sino muchas más personas, ampliamente. En el movimiento de los años 60, hubo otra cultura, una cultura mejor a la que prevalece hoy en día. No es que no haya habido oportunistas — las personas sin principios que obraban bajo cuerda, y las personas interesadas en su beneficio personal que atacaron a otras de formas inescrupulosas y las que hicieron daño al movimiento en general. Por supuesto que eso existía. Mientras existan las diferencias de clase, mientras persistan divisiones entre el pueblo que sean opresivas y mientras persista la ideología correspondiente, siempre tendremos un revoltijo y no faltarán esas porquerías. Pero, permíteme decir: en los años 60 se le oponía a todo eso muy amplia y tajantemente, de que las personas comprendían que el asunto era de tremenda importancia para el pueblo del mundo. Estaba en marcha la guerra en Vietnam. Tu gobierno, si eras norteamericano, estaba librando esa guerra horrenda — que masacraba a la gente, incendiaba aldeas, lanzaba napalm (gelatina incendiaria) sobre niñitos, bombardeaba presas e inundaban a regiones enteras, y mataban a millones de personas, sin exagerar, en el transcurso de la década de esa guerra. Uno sentía la responsabilidad de oponérsele, de hacer todo lo que pudiera para pararla, reuniéndose con otros para oponerle una resistencia política generalizada. Por eso reinaba una especie de cultura distinta entre las cantidades muy grandes de personas que se sentían profundamente enajenadas y decididas a oponerse no solamente a ciertas políticas, no solamente en torno a ciertas quejas particulares y limitadas, sino contra todo el sistema, o contra toda “la estructura del poder”, como se le llamaba, y todo el “etos”, toda la filosofía y la cultura prevaleciente, que la acompañaban.

    Y era muy positivo que el comunismo estaba en ese caldo de cultivo. También elevaba la vista de las personas. Muchas se sentían atraídas hacia ello, en vez de quedarse atascadas en el intento de hacer funcionar este sistema para el beneficio popular — lo que es imposible y también termina, francamente, por volver a unas personas contra otras. Si te limitas a los confines de este sistema, terminarás en conflicto y en contienda con otros individuos y otros sectores del pueblo. Tendrás que competir para “tu parte” o para que atiendan a las quejas de tu grupo de identidad particular, por encima de aquel grupo de identidad, y así sucesivamente. Sin embargo, durante el auge bastante amplio y radical de los años 60, las personas elevaban la vista. Hoy, tenemos que luchar para que eso se dé — y eso definitivamente es una lucha.

    ¿Cómo va a ser la cultura? ¿Y la moral? ¿Cómo abordarán las personas la cuestión de qué representan diferentes individuos y grupos, y a dónde llevarían las cosas? ¿La abordarán a base de bajezas, de lo más mezquino en lo cual las personas pueden centrarse? ¿O lo harán a base de lo que esos individuos efectivamente representan, lo que dicen concretamente que es el problema, y la solución? Veamos eso, comparemos eso con otras ideas sobre cuál es el problema y cuál es la solución — adentrémonos en eso, y luchemos para comprender qué es correcto en la realidad y qué es incorrecto.

  • ARTICLE:

    La cultura, los principios, las normas que necesitamos

    De Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian

    Nota de la redacción: A principios de 2012 en el transcurso de varios días, A. Brooks le hizo una entrevista a fondo a Bob Avakian (BA). (Esta entrevista, intitulado Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, está disponible en revcom.us).

    Brooks, —un revolucionario de la nueva generación, quien se ha inspirado por la dirección y la obra de Bob Avakian y la nueva síntesis del comunismo que éstas han forjado— es el autor de “Dios: El fascista original” (una serie de artículos publicada en Revolución en 2005, que está disponible en revcom.us).  (Bob Avakian cita pasajes de estos artículos al principio de su libro ¡Fuera con todos los dioses! Desencadenando la mente y cambiando radicalmente el mundo, JB Books, 2009). Volvemos a postear secciones de esta entrevista que tienen mucha relevancia para la situación actual — en particular como una crítica a la práctica demasiado común de mentiras, calumnias y propagación de rumores sin principios que forman parte de la cultura popular en estos días, inclusive entre las personas que se autodenominan “anarquistas”... “de izquierda”... “progresistas”... “woke” (concienciadas).

    En esta entrevista de hace 10 años, BA denunció esta forma altamente destructiva de evitar la lucha de principios sobre diferencias — y, en oposición a esto, enfatizó los tipos de normas y métodos que hay que aplicar para que se tenga una lucha de principios y con sentido sobre diferencias y para llegar a tener una comprensión científica de lo que las diferentes ideologías y programas representan en realidad, y hacia dónde conducirán en realidad. Queremos llamar la atención especialmente a la sección de esta entrevista “La cultura, los principios, las normas que necesitamos”, por su relevancia particular y muy directa respecto a lo que están pasando hoy.

    What Humanity Needs - Cover - Spanish

     

    Lo que la humanidad necesita   

    Brooks: En tu opinión, ¿cuál es la responsabilidad — de las fuerzas revolucionarias en particular, pero más ampliamente, de toda persona que busca seriamente o incluso se pregunta sobre la posibilidad de que el mundo sea diferente? ¿No hay una responsabilidad de establecer nuevas normas, en oposición a esa vil cultura de chismes y calumnias, de establecer las normas de las que tú hablas, en las que las personas parten de lo que concretamente se necesita para cambiar el mundo? ¿Cómo calificarías la responsabilidad de la gente respecto a eso?

    BA: Bueno, repito, la gente tiene que luchar para centrar la discusión en lo siguiente: ¿cómo vamos a conocer el mundo y cambiarlo concretamente? Si eso es nuestro objetivo, si eso es lo que realmente tenemos ganas de hacer, pues vamos a proceder de la necesidad de captar bien lo que las diferentes personas y grupos representan en la realidad, y a dónde eso llevaría concretamente. ¿Cuál es su línea, y cuáles son las implicaciones y consecuencias si esa línea se pone en práctica y si el pueblo se moviliza sobre la base de esa línea, y no otra? Para hacer que eso sea lo central, se requiere lucha.

    También se requiere lucha para establecer lo siguiente como norma: Que no queremos nada de eso —ese amarillismo, ese vil chismorreo, la siembra de rumores y calumnias y murmuraciones personales y cosas por el estilo— aquí no cabe nada de eso. Estamos para algo serio, estamos para tratar de hacer un nuevo mundo, y las demás cosas son parte del mundo viejo que queremos eliminar. Si alguien tiene una crítica de otra persona, que la presente a la altura de las cosas que realmente importan.

    También, elevémoslo a un nivel en que podrán entenderlo las personas, más allá de las que están en conflicto. Si yo dijera, “me golpeaste y de todos modos eres un imbécil”, ¿cómo pueden saber la verdad las personas que no estaban presentes, que no están directamente involucradas? De todos modos, ¿realmente deben centrar su atención ahí? Podrías darle vueltas y vueltas, y nunca sacar la verdad, en primer lugar. En segundo lugar, y lo que es fundamental, ahí no es donde se debe centrar la atención. Si tenemos diferencias políticas, rebajarnos a ese nivel no las va a resolver — y las personas no van a distinguir lo correcto de lo incorrecto.

    Es más, no va a elevar la discusión al nivel necesario —al contrario, la bajará y la desviará de lo que hay que tratar — si al plantear francamente sus ideas y objetivos un individuo o un grupo, uno no les responde tratando el contenido de esas ideas sino “les contesta” acusándolos de arrogancia por haberlas planteado, o las descarta por ser un “culto” o les reclama: “¿Quiénes son ustedes para decir que saben cuál es el problema y qué hay que hacer?” En cambio, se debe centrar en: ¿Qué es lo que ese individuo o grupo representa, y qué es lo que representa ese otro individuo o grupo — y cuál de esas posiciones realmente corresponde a la realidad y a los intereses de la humanidad, si es que alguna así corresponde, y cuál no? O ¿cuáles posiciones no más llegan a medio camino y dan marcha atrás, y cuáles realmente podrán abrir paso y llegar hasta donde necesitamos llegar?

    Las personas necesitan insistir en que se centren en esos interrogantes. También hay un punto relacionado e importante sobre el método. ¿Cómo se debe abordar las polémicas, el contraste de puntos de vista opuestos? Por ejemplo, escribimos una larga polémica contra la filosofía política de Alain Badiou, su autonombrada política de la emancipación — una política que no va más allá de ser la política de conformarse con el mundo tal como es, dentro de los confines del mundo burgués. Cuando digo “escribimos”, me refiero a la polémica escrita en Demarcations, una revista teórica electrónica que plantea las perspectivas de nuestro partido, el Partido Comunista Revolucionario4. Las personas que escribieron esa polémica trabajaron muy duro para hacerlo. Leyeron mucho de lo que Badiou ha escrito, y aplicaron el método de refutar los mejores argumentos del mismo Badiou sobre lo que para él es la esencia del asunto, sin golpes bajos. Si lees esa polémica, te das cuentas que no critica toda su filosofía sino su filosofía política y su orientación política, se adentra profundamente en lo que él mismo dice al respecto, y demuestra por qué es erróneo —de una manera en que las personas serias pueden adentrarse y captarlo— en oposición a la manera de golpear bajo, de recortar lo que el contrincante dice, tergiversándolo en el proceso, y cosas por el estilo. En vez de eso, examinemos concretamente lo que una persona dice, la mejor representación que ella misma presenta de lo que defiende, y de ahí examinemos si es correcto o incorrecto, y a cuáles intereses beneficia concretamente. Esas son las normas que las personas deben tratar de poner en práctica — y en las cuales deben insistir.

    Es más, las personas deben saber que no solamente hacen mucho daño las murmuraciones y las calumnias personales, las “quejas personales” y toda esa porquería, en el sentido de desviar la atención hacia lo más bajo y no centrarse en los grandes interrogantes que efectivamente afectan si el mundo continuará tal como es, o si se va a cambiar radicalmente y cómo hacerlo; sino que al mismo tiempo ayuda mucho a las fuerzas represivas del sistema actual. Les da mucha leña, y crea una atmósfera en que pueden meter agentes y aprovechar toda esa atmósfera para provocar muchos líos entre las personas.

    Se han dado muchas experiencias tristes de ese tipo. Por ejemplo, se desarrollaron diferencias políticas dentro del Partido Pantera Negra en cierto punto, en particular a fines de los años 60 y principios de los años 70. Se dio una división entre las personas agrupadas con Huey Newton por un lado y Eldridge Cleaver por el otro. Tuvieron importantes diferencias. Pero en demasiadas ocasiones, en vez de discutir esas diferencias a la altura de ¿qué dice el uno sobre el problema ante la revolución y qué dice el otro? —y ¿cuál es correcto, o si los dos están en lo correcto en parte y en lo incorrecto en parte, o son incorrectos los dos?— en vez de centrarse en eso, se enturbiaba la cosa con riñas personales, y se lanzaron ataques personales. Eso creó un terreno abonado para la policía política — el FBI, las fuerzas represivas del estado. Pusieron a uno contra el otro, incluso maniobraron para que unos atacaran a otros físicamente, que se pelearan entre sí, mientras el estado quedó retebien diciendo: “Miren, no tenemos nada que ver, se pelean entre sí no más — para que vean que esos revolucionarios no son nada buenos, pelean unos contra otros”.

    Ese ambiente no sólo se desvía de un conocimiento correcto de las cosas e impide llegar a su esencia, sino también desmoraliza a las masas del pueblo esperanzadas de un cambio radical, al mismo tiempo que fomenta condiciones favorables para la operación de las fuerzas del orden actual, fuerzas no sólo opresivas sino de plano asesinas. No es una exageración mía ni hipérbole — aquellas son asesinas a escala generalizada. Si no lo crees, investiga y date cuenta de lo que han cometido por todo el mundo, así como dentro del mismo Estados Unidos. Hay millones y millones de personas, sin exagerar, a las cuales han asesinado o esclavizado, o han corrido de sus tierras y acorralado en campos de concentración, dentro de lo que hoy es el mismo Estados Unidos, así como en todas las otras regiones del mundo.

    Eso es lo que enfrentamos. Y fomentar un ambiente que rebaja todo a un nivel mezquino y nimio —dando rienda suelta a las quejas personales o narrativas personales, en vez de centrarse en los interrogantes importantes— eso sólo ayuda a las fuerzas verdaderamente asesinas del estado represivo, sea o no la intención de las personas. Posiblemente algunas personas lo hacen conscientemente, ayudan al estado deliberadamente —o por ser agentes directos del estado o por corromperse tanto por su propia concepción del mundo nimia que estarían dispuestas a hacerlo a sabiendas de que ayudarán al estado— o lo hacen sin saber, pero da lo mismo.

    Así que tiene que darse una lucha. Las personas tienen que decir: Eso, no. Elevemos la vista. Ese no es el nivel en que se tiene que discutir las cosas. Este no es el nivel en que se debe criticar y luchar. Es más, ésta no es la manera en que vamos a distinguir entre lo correcto y lo incorrecto. Al caer al nivel de esas narrativas personales y chismes, pues los que no están directamente involucrados probablemente no logran entender bien lo que sucedió. Pero podrían distinguir entre lo que representan diferentes personas, lo que dicen que es el problema y lo que dicen que es la solución. Hay que centrar la atención de las personas ahí. Se tiene que insistir: No, no vamos a caer en esa cloaca, y no vamos a caer en el juego del enemigo, de esa clase dominante que es una bola de gángsteres asesinos a nivel mundial —repito que no es exageración ni hipérbole— no vamos a caer en su juego dejando las cosas en ese nivel. Vamos a luchar en la cultura en general para decirle a las personas: Salgamos de esa cloaca, entremos en la esfera del futuro de la humanidad; y sobre eso sí, luchemos agudamente pero con principios — acerca del contenido y esencia de lo que la humanidad enfrenta y el contenido y esencia de lo que tenemos que hacer para solucionarlo.

    _______________

    4. Raymond Lotta, Nayi Duniya y K.J.A., “Alain Badiou’s ‘Politics of Emancipation’: A Communism Locked within the Confines of the Bourgeois World” (“‘La política de la emancipación’ de Alain Badiou: Un comunismo encerrado en los confines del mundo burgués”), Demarcations: A Journal of Communist Theory and Polemic (Una revista de teoría y polémica comunista), en inglés, #1, verano-otoño 2009 y #2, verano-otoño 2012, demarcations-journal.org. Hay pasajes en español en revcom.us. [volver]

  • ARTICLE:

    La importancia de la línea... y de las polémicas

    De Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian

    Nota de la redacción: A principios de 2012 en el transcurso de varios días, A. Brooks le hizo una entrevista a fondo a Bob Avakian (BA). (Esta entrevista, intitulado Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, está disponible en revcom.us).

    Brooks, —un revolucionario de la nueva generación, quien se ha inspirado por la dirección y la obra de Bob Avakian y la nueva síntesis del comunismo que éstas han forjado— es el autor de “Dios: El fascista original” (una serie de artículos publicada en Revolución en 2005, que está disponible en revcom.us).  (Bob Avakian cita pasajes de estos artículos al principio de su libro ¡Fuera con todos los dioses! Desencadenando la mente y cambiando radicalmente el mundo, JB Books, 2009). Volvemos a postear secciones de esta entrevista que tienen mucha relevancia para la situación actual — en particular como una crítica a la práctica demasiado común de mentiras, calumnias y propagación de rumores sin principios que forman parte de la cultura popular en estos días, inclusive entre las personas que se autodenominan “anarquistas”... “de izquierda”... “progresistas”... “woke” (concienciadas).

    En esta entrevista de hace 10 años, BA denunció esta forma altamente destructiva de evitar la lucha de principios sobre diferencias — y, en oposición a esto, enfatizó los tipos de normas y métodos que hay que aplicar para que se tenga una lucha de principios y con sentido sobre diferencias y para llegar a tener una comprensión científica de lo que las diferentes ideologías y programas representan en realidad, y hacia dónde conducirán en realidad. Queremos llamar la atención especialmente a la sección de esta entrevista “La cultura, los principios, las normas que necesitamos”, por su relevancia particular y muy directa respecto a lo que están pasando hoy.

    What Humanity Needs - Cover - Spanish

     

    Lo que la humanidad necesita   

    BA continúa: Ahora bien, sobre la cuestión de la línea y las polémicas. La línea es la aplicación a la realidad de una concepción del mundo y un método. Es sondear la realidad y juntar y sintetizar las lecciones que se sacan de sondear la realidad. La línea puede ser correcta o incorrecta. Para decirlo de otro modo, la línea es una expresión, en primer lugar, de la concepción del mundo y el método de uno, y de cómo uno aborda la realidad — y todo el mundo lo hace, con una concepción del mundo u otra. La religión es una concepción del mundo. La idea de que todos cuiden lo suyo y que se jodan los demás, también es una concepción del mundo.

    También existe el método. ¿Es científico el método, o es algo diferente? ¿Es subjetivo? Por ejemplo, ¿se trata de, “Bueno, eso podría ser cierto para ti, pero no es cierto para mí”? Volvamos a lo de dios. “Quizás dios no existe para ti, pero sí existe para mí”. Para nada. O dios existe para todos, o de plano no existe. O tu dios es algo muy personal, un asunto de tus sentimientos personales, y por lo tanto podemos dejar de tomarlo en cuenta, como una forma de poder o fuerza sobrenatural. Lo que las personas normalmente quieren decir con dios no es algo meramente personal a un individuo — sino algo trascendental, una existencia “por encima del resto de la realidad”, que fundamentalmente y en última instancia determina la existencia y cómo va, y lo que le pasa a las personas. Por eso, ese tipo de relativismo —“tú tienes tu verdad, y yo tengo la mía”— no vale. Tú tendrás tus preferencias, y yo las mías, pero eso es muy diferente a la verdad. La verdad es un reflejo correcto de la realidad objetiva, por lo menos en sus líneas principales y sus rasgos esenciales.

    Ahora bien, la línea es un reflejo de la concepción del mundo y el método, y su aplicación programática, por decirlo así — en otras palabras, lo que uno se empeña a hacer según su concepción del mundo y su metodología o que surge de las mismas. Volviendo a la formulación que he usado varias veces aquí: ¿cuál es el problema en el mundo, y cuál es la solución? ¿Qué es lo que la humanidad enfrenta —para invocar a Richard Pryor, por qué estamos en la situación en la que estamos hoy día— y hay algo que se puede hacer para cambiarla, y si es así, qué tan fundamentalmente es posible cambiarla? Esa es la aplicación de la concepción del mundo y el método a los problemas de la sociedad, a los problemas de la existencia humana, por decirlo así. Pues así es la línea.

    Bien, las personas aprenden al llevárseles la línea —en particular una línea correcta, es decir, un conocimiento científico y fundamentalmente correcto de la realidad— y luego al estudiar esa línea, analizarla y desmenuzarla y luchar con ella. Tal vez vean que algunos aspectos de ésta son incorrectos, aunque es correcta en lo esencial, pero la estudian y analizan profundamente. Las personas también aprenden muchísimo —ahí es donde entra el papel de las polémicas— comparando diferentes líneas en contienda entre sí. Si los individuos, o grupos, tienen análisis fundamentalmente opuestos de cuál es el problema y cuál la solución, de ahí que las personas pueden aprender entrándole a ese debate, comparando y contrastando las líneas opuestas — especialmente si se debaten las cosas a un nivel elevado, en que realmente se revela su esencia. De no centrarse en los pormenores y especialmente no en lo personal, lo nimio (que tanto ocurre en la cultura de hoy, con todo ese amarillismo y chismorreo, y todo eso) sino centrarse en elevar la vista hacia las grandes cuestiones: ¿eso refleja correctamente la realidad, en lo esencial, o no? Cuando uno ve dos puntos de vista opuestos en contienda, especialmente si se pugnan sobre los principios —donde las personas discuten en serio el contenido de lo que dice otra persona o grupo, y lo refutan o tratan de refutarlo— al conocer dicha contienda, es posible aprender en formas que no se aprendería de otro modo. Eso es un elemento crucial en el aprendizaje. Sin eso, se pueden presentar ciertas ideas a las personas y las pueden comparar con la realidad —y sí, pueden aprender mucho— pero pueden aprender aún más cuando, además, se da una contienda entre ideas opuestas, y cuando las polémicas se centran en los aspectos esenciales de esas ideas opuestas.

    Si uno entiende que la línea es una aplicación de una concepción del mundo y un método a fin de declarar lo que hay que hacer —de ¿cuál es el problema y cómo solucionarlo?— pues entiende que la línea importa muchísimo. Si el problema es que las personas son egoístas, pues la solución tiene que ver con la realización de algo para cambiar eso o no hay solución porque no se puede cambiarlo. Bueno, eso traería consecuencias fuertes. Pero, si el problema es la naturaleza del sistema —las relaciones fundamentales de explotación y opresión de este sistema, y las ideas que las acompañan y las refuerzan— y si la manera de cambiar eso es abolir y arrancar de raíz este sistema y transformar esas relaciones, y transformar el modo de pensar y la concepción del mundo de las personas, pues eso lleva a un entendimiento bien diferente de lo que hay que hacer. Así que, la línea importa muchísimo.

    Las líneas, y la contienda entre líneas opuestas, no son simplemente una especie de riñas sectarias — y no se deben reducir a riñas sectarias, ni hablar de vendettas personales o quejas personales, sino que deberían centrarse en la manera en que uno llega a entender el mundo, lo que uno entiende sobre el mundo, y lo que eso le lleva a uno a creer acerca de lo que hay que hacer. Al ver las cosas en ese nivel y al capacitar a la gente para que vea cuáles son las diferencias y a dónde conducen las unas y las otras, pues eso ofrece una base mucho más rica para que las personas serias —aquellas que tienen fuertes ganas de conocer el mundo y además, de cambiarlo— desmenucen estas cosas y lleguen a entenderlas más acertadamente. No digo que lo hagan por sí solas, sino que aborden las diferencias con otras personas y pasen colectivamente con esas personas por el proceso de pasar estas diferencias por el tamiz y de diferenciarlas.

  • ARTICLE:

    La teoría y la realidad... Conocer el mundo y cambiarlo

    De Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian

    Nota de la redacción: A principios de 2012 en el transcurso de varios días, A. Brooks le hizo una entrevista a fondo a Bob Avakian (BA). (Esta entrevista, intitulado Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, está disponible en revcom.us).

    Brooks, —un revolucionario de la nueva generación, quien se ha inspirado por la dirección y la obra de Bob Avakian y la nueva síntesis del comunismo que éstas han forjado— es el autor de “Dios: El fascista original” (una serie de artículos publicada en Revolución en 2005, que está disponible en revcom.us).  (Bob Avakian cita pasajes de estos artículos al principio de su libro ¡Fuera con todos los dioses! Desencadenando la mente y cambiando radicalmente el mundo, JB Books, 2009). Volvemos a postear secciones de esta entrevista que tienen mucha relevancia para la situación actual — en particular como una crítica a la práctica demasiado común de mentiras, calumnias y propagación de rumores sin principios que forman parte de la cultura popular en estos días, inclusive entre las personas que se autodenominan “anarquistas”... “de izquierda”... “progresistas”... “woke” (concienciadas).

    En esta entrevista de hace 10 años, BA denunció esta forma altamente destructiva de evitar la lucha de principios sobre diferencias — y, en oposición a esto, enfatizó los tipos de normas y métodos que hay que aplicar para que se tenga una lucha de principios y con sentido sobre diferencias y para llegar a tener una comprensión científica de lo que las diferentes ideologías y programas representan en realidad, y hacia dónde conducirán en realidad. Queremos llamar la atención especialmente a la sección de esta entrevista “La cultura, los principios, las normas que necesitamos”, por su relevancia particular y muy directa respecto a lo que están pasando hoy.

    What Humanity Needs - Cover - Spanish

     

    Lo que la humanidad necesita   

    Brooks: Bien, para continuar con algo de lo que comentabas, quisiera entrarle un poco más a lo de la importancia de la teoría y la línea, entre otras cosas, porque considero que a veces la nueva generación no le presta suficiente atención a este tema. Es decir, claro, no se trata solamente de la nueva generación. Pero, al volver a leer tu autobiografía2, algo que explicas es que en el momento álgido de los años 60 se manifestaban toda clase de líneas y programas, se planteaban toda clase de análisis acerca del problema y de la solución. Hablas mucho en la autobiografía acerca de la importancia de la teoría y la línea, de la manera de navegar por todo eso y resulta claro que tienen importancia las polémicas, para refutar las líneas incorrectas. Es obvio que todo eso cobra mucho más importancia al agudizarse la situación y al despertar muchas personas a la política para determinar cuál es el problema y cuál es la solución.

    Por eso, me preguntaba, en el marco de la situación actual en que hay un hervidero de acontecimientos en el mundo y en ocasiones las personas están alzando la cabeza —y tal como señala la declaración del PCR “Sobre la estrategia para la revolución”, están cuestionando y oponiendo resistencia a lo que aceptan en tiempos normales—, en dicho contexto, ¿cómo ves la importancia de la línea y la teoría, y de las polémicas?

    BA: Bueno, la teoría es importante en un sentido amplio y global, y es importante de manera continua. La teoría es lo que lleva a captar, de una manera u otra, la realidad, o partes de la realidad. La pregunta siempre es: ¿Es la teoría, en el sentido más amplio, y en el sentido más profundo, un reflejo correcto de la realidad, o no lo es? Bien, ya sabes, todo el mundo tiene sus teorías. Hasta “el ciudadano y la ciudadana de a pie” tienen teorías sobre toda suerte de cosas. Luego otras personas que son intelectuales, de tiempo más completo se podría decir —las personas que trabajan con las ideas de manera más continua— tienen teorías más desarrolladas sobre muchas cosas diferentes, teorías que tratan particularidades o que tratan el mundo, la naturaleza, la existencia en general. De ahí que la pregunta no es, ¿va a haber teoría o no? La pregunta es, ¿qué teoría habrá, y si la teoría, en sus aspectos principales —aunque no en cada detallito, pero en sus aspectos principales y en maneras esenciales— de verdad corresponde a la realidad? Otra forma de decirlo es, ¿es científica?

    No envolvamos la ciencia en el misterio. La ciencia significa que uno sondea e investiga la realidad, haciendo experimentos, acumulando datos y todo eso, y luego, procediendo desde esa realidad y aplicando los métodos y la lógica del pensamiento racional, uno lucha para identificar los patrones en los datos, etcétera, que ya ha recabado acerca de la realidad. Si uno lo enfoca correctamente, se esfuerza para llegar a una síntesis acertada de la realidad la cual ha investigado. De ahí mide sus conclusiones ante la realidad objetiva para determinar si coinciden con ella, si lo que resumen y predicen sobre la realidad se confirma en la realidad. De ese modo se han dado los grandes saltos en la ciencia — trátese de la esfera de la biología, como el entendimiento de la evolución, o de los orígenes del universo (o el universo conocido) como la teoría del big bang, o de lo que sea. Eso es el proceso que se lleva a cabo, y lo que se pregunta es: ¿es científico? Es decir, ¿en lo esencial y en lo principal, corresponde a la realidad?

    En particular, para las personas que buscan cambiar el mundo —lo que en realidad buscan todos los científicos de una manera u otra, pero especialmente cuando uno busca cambiar las cosas en la esfera política, cuando busca cambiar la sociedad en grande— no sólo se pregunta si corresponde a la realidad, aunque eso es fundamental, sino si ¿se puede llevar a cambiar el mundo en lo concreto, y si se aplica concretamente a cambiar el mundo? De ahí, en ese proceso, ¿se está acumulando más materia prima, por decirlo así, de la cual aprender más para desarrollar más lo que uno entiende científicamente sobre cosas particulares y en general?

    Pues, así es lo del papel de la teoría y la línea en general. La pregunta es, repito: ¿Es científica — en la manera que acabo de comentar, no una idea mística sobre la ciencia, de que sólo lo podrían comprender un grupito de personas extrañas que se llaman “científicos”? Bueno, un aparte: no son extraños todos los científicos, claro está. Si, algunos son extraños, pero muchos son extraños de formas positivas, de formas creativas. Pero, no son más que seres humanos que bregan con diferentes aspectos de la realidad. Ahora bien, en cierto sentido, hay una “cualidad enrarecida” en cualquier esfera particular, o cualquier materia, de la ciencia. Uno necesita sumergirse en esas esferas para poder aprender de ellas. Pero no son misteriosas, no son mágicas, no son cosas de las cuales las personas no pueden aprender. Puede que algunas personas, por una combinación de razones, tengan mayor aptitud o se abran más rápidamente que otras para lidiar con diferentes dimensiones de la realidad y de comprender esa parte de la realidad de manera científica. Pero eso no tiene nada de místico ni mágico.

    La teoría se propone explicar la realidad, y de nuevo la pregunta es: ¿es científica — refleja la realidad correctamente, en sus aspectos principales y en maneras esenciales? Ahora bien, la teoría no puede ser inmutable, porque la realidad cambia constantemente. Es uno de los principales rasgos de la realidad. Por eso la teoría tiene que desarrollarse continuamente, incluso cuando es correcta en lo fundamental. Por ejemplo, a pesar de tantas peroratas de los fundamentalistas religiosos para negarla, la teoría de la evolución no solamente está bien establecida, es uno de los análisis más firme y fundamentalmente establecidos en toda la ciencia. Darwin dio el salto inicial para sintetizar la teoría de la evolución — otras personas estaban en camino de comprender ciertos aspectos de la evolución, pero Darwin fue quien los sistematizó y dio el salto en el conocimiento de los seres humanos sobre lo que es la evolución, la evolución de la vida, que incluye la evolución de los seres humanos. Aún así, había muchas cosas que Darwin no entendía. Los fundamentalistas religiosos siempre tratan de aprovechar eso diciendo: “Ya ven, dicen que Darwin se equivocó”. No. Así es como se desarrolla toda ciencia. Lo que Darwin descubrió, o sistematizó, sigue siendo verdad en lo fundamental. Sin embargo, siempre hay nuevos descubrimientos y análisis — por ejemplo, el campo de la genética, y otras cosas que no existían en aquel tiempo en que Darwin vivía y sistematizó, sintetizó la teoría de la evolución3.

    Pero de eso se trata la teoría — se propone explicar la realidad. La pregunta es, y la línea divisoria básica en un sentido importante es: ¿explica la realidad correctamente, en sus rasgos principales y según ciertas líneas esenciales, o no la explica? Y de ahí, ¿cómo se aplica para transformar la realidad, y qué se aprende en el proceso continuo de ir de la teoría a la práctica y a la teoría de nuevo? No sólo en una esfera limitada, en el reducido sentido de lo que se puede aprender de cualquier actividad particular, sino en el sentido amplio, de aprender de todas las esferas de la actividad humana. Pues, eso es una cosa sobre la teoría.

    _______________

    2. Bob Avakian, From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, A Memoir by Bob Avakian (Insight Press, Chicago, 2005). Hay pasajes en español en revcom.us/avakian-es/index.html. [volver]

    3. Nota de BA: Para una exposición completa, viva y accesible de la teoría de la evolución, una refutación de los ataques “creacionistas” contra la teoría y el hecho científicamente establecido de la evolución y una discusión de las cuestiones decisivas de concepción del mundo y método, y la relación de todo eso con la lucha para la emancipación de los oprimidos y en última instancia de toda la humanidad, vea Ardea Skybreak, La ciencia de la evolución y el mito del creacionismo: Saber qué es real y por qué importa (Editorial Tadrui, Bogotá, 2006). Hay pasajes en español: revcom.us/es/s/evolution_s.htm. [volver]

  • ARTICLE:

    Un enfoque científico de la sociedad, y de cambiar la sociedad

    De Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian

    Nota de la redacción: A principios de 2012 en el transcurso de varios días, A. Brooks le hizo una entrevista a fondo a Bob Avakian (BA). (Esta entrevista, intitulado Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, está disponible en revcom.us).

    Brooks, —un revolucionario de la nueva generación, quien se ha inspirado por la dirección y la obra de Bob Avakian y la nueva síntesis del comunismo que éstas han forjado— es el autor de “Dios: El fascista original” (una serie de artículos publicada en Revolución en 2005, que está disponible en revcom.us).  (Bob Avakian cita pasajes de estos artículos al principio de su libro ¡Fuera con todos los dioses! Desencadenando la mente y cambiando radicalmente el mundo, JB Books, 2009). Volvemos a postear secciones de esta entrevista que tienen mucha relevancia para la situación actual — en particular como una crítica a la práctica demasiado común de mentiras, calumnias y propagación de rumores sin principios que forman parte de la cultura popular en estos días, inclusive entre las personas que se autodenominan “anarquistas”... “de izquierda”... “progresistas”... “woke” (concienciadas).

    En esta entrevista de hace 10 años, BA denunció esta forma altamente destructiva de evitar la lucha de principios sobre diferencias — y, en oposición a esto, enfatizó los tipos de normas y métodos que hay que aplicar para que se tenga una lucha de principios y con sentido sobre diferencias y para llegar a tener una comprensión científica de lo que las diferentes ideologías y programas representan en realidad, y hacia dónde conducirán en realidad. Queremos llamar la atención especialmente a la sección de esta entrevista “La cultura, los principios, las normas que necesitamos”, por su relevancia particular y muy directa respecto a lo que están pasando hoy.

    What Humanity Needs - Cover - Spanish

     

    Lo que la humanidad necesita   

    BA continúa: Algunas personas piensan —incluso lo han planteado, hasta de parte de algunos científicos naturales erróneamente— que no podría haber un enfoque científico de la sociedad. Bueno, y ¿por qué no? La sociedad consiste solamente de formas particulares de materia en movimiento — en este caso, las personas, que se interactúan entre sí e interactúan con el resto de la naturaleza. ¿Por qué esa esfera estaría cerrada a la ciencia, más que cualquier otra esfera de materia en movimiento que existe? Tratándose de los planetas, o microbios, o bacterias, o lo que sea: todo se puede someter al análisis científico, y en todas esas esferas se pueden dar saltos, aunque los seres humanos nunca conocerán todito sobre cualquier aspecto particular de la realidad, ni hablar de toda la realidad, por una parte porque existe tantísima realidad y está cambiando constantemente y por otra parte porque las capacidades humanas están limitadas en ciertas formas, aun contando con la tecnología y su desarrollo constante. No obstante, hay mucho que se puede aprender y en muchas esferas es posible aprender, sistematizar y sintetizar las dinámicas esenciales y los rasgos fundamentales de la realidad.

    Al mismo tiempo, algunas personas creen que es posible entrar en la esfera política, por ejemplo, sin tener un enfoque científico, sin necesidad de teoría. Pero eso es completamente erróneo. En cuanto intente uno cambiar concretamente algo en la esfera política —o por lo menos en cuanto intente cambiar concretamente un aspecto importante de la sociedad— se topa con lo complicado que es, y con lo dura de la resistencia que oponen las fuerzas del viejo orden, que obrarán para mantener ese orden y aplastar toda resistencia a ello. Así que todo eso lo confronta a uno, por un lado, y por otro lado uno enfrenta todas las diferentes contradicciones que existen entre el pueblo, que a veces se ponen bien complejas — las necesidades y atracciones que impulsan a las personas en diferentes direcciones, y lo que espontáneamente atrae, por lo general, a personas en diferentes sectores sociales, y por qué. Se requiere la ciencia para entender todo eso. ¿Cómo efectivamente superar las divisiones entre las personas en el curso de forjar un movimiento para la revolución — al luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución? ¿Cómo hacerle frente a las fuerzas bien establecidas, atrincheradas y poderosas del viejo orden y vencerlas? Estas cuestiones requieren trabajo continuo — y requieren la ciencia. Requieren la aplicación del método científico, y no la subjetividad —no conformarse con lo que uno quisiera que fuera la verdad— o no conformarse con aceptar sin más ni más lo que “todo el mundo sabe”, lo que a veces acierta, pero muchas veces yerra. “Todo el mundo sabe que dios existe” — bueno, no todo el mundo, pero la gran mayoría de las personas lo “saben”. Pero no es cierto. El hecho de que “todo el mundo lo sabe” no mejora el asunto —lo empeora— porque es incorrecto. Y podríamos citar muchos otros ejemplos.

    Si uno es científico, no se basa en “lo que todo el mundo sabe”. Uno procede por indagar, investigar —y sí, en el proceso cambiar— la realidad, y de ahí sistematizar lo que se puede aprender: ¿cuáles son los patrones; cuál es la esencia de lo que uno está aprendiendo; qué une las cosas; qué diferencia unas cosas de otras — por ejemplo, cómo es distinta esta planta a aquella, cómo las plantas se interactúan entre sí; cómo interactúa esta planta con ese insecto? Todo ese proceso es válido en las “ciencias naturales”. Y se aplica igualmente en las “ciencias sociales”, en la ciencia de entender y cambiar la sociedad y a los seres humanos —incluyendo el punto de vista y los valores de los seres humanos— que constituyen la sociedad. Es posible cambiarlos — y de hecho, se cambian constantemente. Por ejemplo —y veo que eso es algo que otras personas han comentado en discusiones— veamos un cambio básico como la introducción del caballo en la cultura de muchos indígenas norteamericanos: cambió por completo su estilo de vida, y su modo de pensar. Eso es sólo uno de docenas, o cientos, o miles de ejemplos que se podrían dar, entre ellos muchos del mundo moderno.

  • ARTICLE:

    Pasajes de:

    Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian

    Nota de la redacción: A principios de 2012 en el transcurso de varios días, A. Brooks le hizo una entrevista a fondo a Bob Avakian (BA). (Esta entrevista, intitulado Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, está disponible en revcom.us).

    Brooks, —un revolucionario de la nueva generación, quien se ha inspirado por la dirección y la obra de Bob Avakian y la nueva síntesis del comunismo que éstas han forjado— es el autor de “Dios: El fascista original” (una serie de artículos publicada en Revolución en 2005, que está disponible en revcom.us).  (Bob Avakian cita pasajes de estos artículos al principio de su libro ¡Fuera con todos los dioses! Desencadenando la mente y cambiando radicalmente el mundo, JB Books, 2009). Volvemos a postear secciones de esta entrevista que tienen mucha relevancia para la situación actual — en particular como una crítica a la práctica demasiado común de mentiras, calumnias y propagación de rumores sin principios que forman parte de la cultura popular en estos días, inclusive entre las personas que se autodenominan “anarquistas”... “de izquierda”... “progresistas”... “woke” (concienciadas).

    En esta entrevista de hace 10 años, BA denunció esta forma altamente destructiva de evitar la lucha de principios sobre diferencias — y, en oposición a esto, enfatizó los tipos de normas y métodos que hay que aplicar para que se tenga una lucha de principios y con sentido sobre diferencias y para llegar a tener una comprensión científica de lo que las diferentes ideologías y programas representan en realidad, y hacia dónde conducirán en realidad. Queremos llamar la atención especialmente a la sección de esta entrevista “La cultura, los principios, las normas que necesitamos”, por su relevancia particular y muy directa respecto a lo que están pasando hoy.

    What Humanity Needs - Cover - Spanish

     

    Lo que la humanidad necesita   

    La teoría y la realidad... Conocer el mundo y cambiarlo

    Brooks: Bien, para continuar con algo de lo que comentabas, quisiera entrarle un poco más a lo de la importancia de la teoría y la línea, entre otras cosas, porque considero que a veces la nueva generación no le presta suficiente atención a este tema. Es decir, claro, no se trata solamente de la nueva generación. Pero, al volver a leer tu autobiografía2, algo que explicas es que en el momento álgido de los años 60 se manifestaban toda clase de líneas y programas, se planteaban toda clase de análisis acerca del problema y de la solución. Hablas mucho en la autobiografía acerca de la importancia de la teoría y la línea, de la manera de navegar por todo eso y resulta claro que tienen importancia las polémicas, para refutar las líneas incorrectas. Es obvio que todo eso cobra mucho más importancia al agudizarse la situación y al despertar muchas personas a la política para determinar cuál es el problema y cuál es la solución.

    Por eso, me preguntaba, en el marco de la situación actual en que hay un hervidero de acontecimientos en el mundo y en ocasiones las personas están alzando la cabeza —y tal como señala la declaración del PCR “Sobre la estrategia para la revolución”, están cuestionando y oponiendo resistencia a lo que aceptan en tiempos normales—, en dicho contexto, ¿cómo ves la importancia de la línea y la teoría, y de las polémicas?

    BA: Bueno, la teoría es importante en un sentido amplio y global, y es importante de manera continua. La teoría es lo que lleva a captar, de una manera u otra, la realidad, o partes de la realidad. La pregunta siempre es: ¿Es la teoría, en el sentido más amplio, y en el sentido más profundo, un reflejo correcto de la realidad, o no lo es? Bien, ya sabes, todo el mundo tiene sus teorías. Hasta “el ciudadano y la ciudadana de a pie” tienen teorías sobre toda suerte de cosas. Luego otras personas que son intelectuales, de tiempo más completo se podría decir —las personas que trabajan con las ideas de manera más continua— tienen teorías más desarrolladas sobre muchas cosas diferentes, teorías que tratan particularidades o que tratan el mundo, la naturaleza, la existencia en general. De ahí que la pregunta no es, ¿va a haber teoría o no? La pregunta es, ¿qué teoría habrá, y si la teoría, en sus aspectos principales —aunque no en cada detallito, pero en sus aspectos principales y en maneras esenciales— de verdad corresponde a la realidad? Otra forma de decirlo es, ¿es científica?

    No envolvamos la ciencia en el misterio. La ciencia significa que uno sondea e investiga la realidad, haciendo experimentos, acumulando datos y todo eso, y luego, procediendo desde esa realidad y aplicando los métodos y la lógica del pensamiento racional, uno lucha para identificar los patrones en los datos, etcétera, que ya ha recabado acerca de la realidad. Si uno lo enfoca correctamente, se esfuerza para llegar a una síntesis acertada de la realidad la cual ha investigado. De ahí mide sus conclusiones ante la realidad objetiva para determinar si coinciden con ella, si lo que resumen y predicen sobre la realidad se confirma en la realidad. De ese modo se han dado los grandes saltos en la ciencia — trátese de la esfera de la biología, como el entendimiento de la evolución, o de los orígenes del universo (o el universo conocido) como la teoría del big bang, o de lo que sea. Eso es el proceso que se lleva a cabo, y lo que se pregunta es: ¿es científico? Es decir, ¿en lo esencial y en lo principal, corresponde a la realidad?

    En particular, para las personas que buscan cambiar el mundo —lo que en realidad buscan todos los científicos de una manera u otra, pero especialmente cuando uno busca cambiar las cosas en la esfera política, cuando busca cambiar la sociedad en grande— no sólo se pregunta si corresponde a la realidad, aunque eso es fundamental, sino si ¿se puede llevar a cambiar el mundo en lo concreto, y si se aplica concretamente a cambiar el mundo? De ahí, en ese proceso, ¿se está acumulando más materia prima, por decirlo así, de la cual aprender más para desarrollar más lo que uno entiende científicamente sobre cosas particulares y en general?

    Pues, así es lo del papel de la teoría y la línea en general. La pregunta es, repito: ¿Es científica — en la manera que acabo de comentar, no una idea mística sobre la ciencia, de que sólo lo podrían comprender un grupito de personas extrañas que se llaman “científicos”? Bueno, un aparte: no son extraños todos los científicos, claro está. Si, algunos son extraños, pero muchos son extraños de formas positivas, de formas creativas. Pero, no son más que seres humanos que bregan con diferentes aspectos de la realidad. Ahora bien, en cierto sentido, hay una “cualidad enrarecida” en cualquier esfera particular, o cualquier materia, de la ciencia. Uno necesita sumergirse en esas esferas para poder aprender de ellas. Pero no son misteriosas, no son mágicas, no son cosas de las cuales las personas no pueden aprender. Puede que algunas personas, por una combinación de razones, tengan mayor aptitud o se abran más rápidamente que otras para lidiar con diferentes dimensiones de la realidad y de comprender esa parte de la realidad de manera científica. Pero eso no tiene nada de místico ni mágico.

    La teoría se propone explicar la realidad, y de nuevo la pregunta es: ¿es científica — refleja la realidad correctamente, en sus aspectos principales y en maneras esenciales? Ahora bien, la teoría no puede ser inmutable, porque la realidad cambia constantemente. Es uno de los principales rasgos de la realidad. Por eso la teoría tiene que desarrollarse continuamente, incluso cuando es correcta en lo fundamental. Por ejemplo, a pesar de tantas peroratas de los fundamentalistas religiosos para negarla, la teoría de la evolución no solamente está bien establecida, es uno de los análisis más firme y fundamentalmente establecidos en toda la ciencia. Darwin dio el salto inicial para sintetizar la teoría de la evolución — otras personas estaban en camino de comprender ciertos aspectos de la evolución, pero Darwin fue quien los sistematizó y dio el salto en el conocimiento de los seres humanos sobre lo que es la evolución, la evolución de la vida, que incluye la evolución de los seres humanos. Aún así, había muchas cosas que Darwin no entendía. Los fundamentalistas religiosos siempre tratan de aprovechar eso diciendo: “Ya ven, dicen que Darwin se equivocó”. No. Así es como se desarrolla toda ciencia. Lo que Darwin descubrió, o sistematizó, sigue siendo verdad en lo fundamental. Sin embargo, siempre hay nuevos descubrimientos y análisis — por ejemplo, el campo de la genética, y otras cosas que no existían en aquel tiempo en que Darwin vivía y sistematizó, sintetizó la teoría de la evolución3.

    Pero de eso se trata la teoría — se propone explicar la realidad. La pregunta es, y la línea divisoria básica en un sentido importante es: ¿explica la realidad correctamente, en sus rasgos principales y según ciertas líneas esenciales, o no la explica? Y de ahí, ¿cómo se aplica para transformar la realidad, y qué se aprende en el proceso continuo de ir de la teoría a la práctica y a la teoría de nuevo? No sólo en una esfera limitada, en el reducido sentido de lo que se puede aprender de cualquier actividad particular, sino en el sentido amplio, de aprender de todas las esferas de la actividad humana. Pues, eso es una cosa sobre la teoría.

    Un enfoque científico de la sociedad, y de cambiar la sociedad

    BA continúa: Algunas personas piensan —incluso lo han planteado, hasta de parte de algunos científicos naturales erróneamente— que no podría haber un enfoque científico de la sociedad. Bueno, y ¿por qué no? La sociedad consiste solamente de formas particulares de materia en movimiento — en este caso, las personas, que se interactúan entre sí e interactúan con el resto de la naturaleza. ¿Por qué esa esfera estaría cerrada a la ciencia, más que cualquier otra esfera de materia en movimiento que existe? Tratándose de los planetas, o microbios, o bacterias, o lo que sea: todo se puede someter al análisis científico, y en todas esas esferas se pueden dar saltos, aunque los seres humanos nunca conocerán todito sobre cualquier aspecto particular de la realidad, ni hablar de toda la realidad, por una parte porque existe tantísima realidad y está cambiando constantemente y por otra parte porque las capacidades humanas están limitadas en ciertas formas, aun contando con la tecnología y su desarrollo constante. No obstante, hay mucho que se puede aprender y en muchas esferas es posible aprender, sistematizar y sintetizar las dinámicas esenciales y los rasgos fundamentales de la realidad.

    Al mismo tiempo, algunas personas creen que es posible entrar en la esfera política, por ejemplo, sin tener un enfoque científico, sin necesidad de teoría. Pero eso es completamente erróneo. En cuanto intente uno cambiar concretamente algo en la esfera política —o por lo menos en cuanto intente cambiar concretamente un aspecto importante de la sociedad— se topa con lo complicado que es, y con lo dura de la resistencia que oponen las fuerzas del viejo orden, que obrarán para mantener ese orden y aplastar toda resistencia a ello. Así que todo eso lo confronta a uno, por un lado, y por otro lado uno enfrenta todas las diferentes contradicciones que existen entre el pueblo, que a veces se ponen bien complejas — las necesidades y atracciones que impulsan a las personas en diferentes direcciones, y lo que espontáneamente atrae, por lo general, a personas en diferentes sectores sociales, y por qué. Se requiere la ciencia para entender todo eso. ¿Cómo efectivamente superar las divisiones entre las personas en el curso de forjar un movimiento para la revolución — al luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución? ¿Cómo hacerle frente a las fuerzas bien establecidas, atrincheradas y poderosas del viejo orden y vencerlas? Estas cuestiones requieren trabajo continuo — y requieren la ciencia. Requieren la aplicación del método científico, y no la subjetividad —no conformarse con lo que uno quisiera que fuera la verdad— o no conformarse con aceptar sin más ni más lo que “todo el mundo sabe”, lo que a veces acierta, pero muchas veces yerra. “Todo el mundo sabe que dios existe” — bueno, no todo el mundo, pero la gran mayoría de las personas lo “saben”. Pero no es cierto. El hecho de que “todo el mundo lo sabe” no mejora el asunto —lo empeora— porque es incorrecto. Y podríamos citar muchos otros ejemplos.

    Si uno es científico, no se basa en “lo que todo el mundo sabe”. Uno procede por indagar, investigar —y sí, en el proceso cambiar— la realidad, y de ahí sistematizar lo que se puede aprender: ¿cuáles son los patrones; cuál es la esencia de lo que uno está aprendiendo; qué une las cosas; qué diferencia unas cosas de otras — por ejemplo, cómo es distinta esta planta a aquella, cómo las plantas se interactúan entre sí; cómo interactúa esta planta con ese insecto? Todo ese proceso es válido en las “ciencias naturales”. Y se aplica igualmente en las “ciencias sociales”, en la ciencia de entender y cambiar la sociedad y a los seres humanos —incluyendo el punto de vista y los valores de los seres humanos— que constituyen la sociedad. Es posible cambiarlos — y de hecho, se cambian constantemente. Por ejemplo —y veo que eso es algo que otras personas han comentado en discusiones— veamos un cambio básico como la introducción del caballo en la cultura de muchos indígenas norteamericanos: cambió por completo su estilo de vida, y su modo de pensar. Eso es sólo uno de docenas, o cientos, o miles de ejemplos que se podrían dar, entre ellos muchos del mundo moderno.

    La importancia de la línea... y de las polémicas

    BA continúa: Ahora bien, sobre la cuestión de la línea y las polémicas. La línea es la aplicación a la realidad de una concepción del mundo y un método. Es sondear la realidad y juntar y sintetizar las lecciones que se sacan de sondear la realidad. La línea puede ser correcta o incorrecta. Para decirlo de otro modo, la línea es una expresión, en primer lugar, de la concepción del mundo y el método de uno, y de cómo uno aborda la realidad — y todo el mundo lo hace, con una concepción del mundo u otra. La religión es una concepción del mundo. La idea de que todos cuiden lo suyo y que se jodan los demás, también es una concepción del mundo.

    También existe el método. ¿Es científico el método, o es algo diferente? ¿Es subjetivo? Por ejemplo, ¿se trata de, “Bueno, eso podría ser cierto para ti, pero no es cierto para mí”? Volvamos a lo de dios. “Quizás dios no existe para ti, pero sí existe para mí”. Para nada. O dios existe para todos, o de plano no existe. O tu dios es algo muy personal, un asunto de tus sentimientos personales, y por lo tanto podemos dejar de tomarlo en cuenta, como una forma de poder o fuerza sobrenatural. Lo que las personas normalmente quieren decir con dios no es algo meramente personal a un individuo — sino algo trascendental, una existencia “por encima del resto de la realidad”, que fundamentalmente y en última instancia determina la existencia y cómo va, y lo que le pasa a las personas. Por eso, ese tipo de relativismo —“tú tienes tu verdad, y yo tengo la mía”— no vale. Tú tendrás tus preferencias, y yo las mías, pero eso es muy diferente a la verdad. La verdad es un reflejo correcto de la realidad objetiva, por lo menos en sus líneas principales y sus rasgos esenciales.

    Ahora bien, la línea es un reflejo de la concepción del mundo y el método, y su aplicación programática, por decirlo así — en otras palabras, lo que uno se empeña a hacer según su concepción del mundo y su metodología o que surge de las mismas. Volviendo a la formulación que he usado varias veces aquí: ¿cuál es el problema en el mundo, y cuál es la solución? ¿Qué es lo que la humanidad enfrenta —para invocar a Richard Pryor, por qué estamos en la situación en la que estamos hoy día— y hay algo que se puede hacer para cambiarla, y si es así, qué tan fundamentalmente es posible cambiarla? Esa es la aplicación de la concepción del mundo y el método a los problemas de la sociedad, a los problemas de la existencia humana, por decirlo así. Pues así es la línea.

    Bien, las personas aprenden al llevárseles la línea —en particular una línea correcta, es decir, un conocimiento científico y fundamentalmente correcto de la realidad— y luego al estudiar esa línea, analizarla y desmenuzarla y luchar con ella. Tal vez vean que algunos aspectos de ésta son incorrectos, aunque es correcta en lo esencial, pero la estudian y analizan profundamente. Las personas también aprenden muchísimo —ahí es donde entra el papel de las polémicas— comparando diferentes líneas en contienda entre sí. Si los individuos, o grupos, tienen análisis fundamentalmente opuestos de cuál es el problema y cuál la solución, de ahí que las personas pueden aprender entrándole a ese debate, comparando y contrastando las líneas opuestas — especialmente si se debaten las cosas a un nivel elevado, en que realmente se revela su esencia. De no centrarse en los pormenores y especialmente no en lo personal, lo nimio (que tanto ocurre en la cultura de hoy, con todo ese amarillismo y chismorreo, y todo eso) sino centrarse en elevar la vista hacia las grandes cuestiones: ¿eso refleja correctamente la realidad, en lo esencial, o no? Cuando uno ve dos puntos de vista opuestos en contienda, especialmente si se pugnan sobre los principios —donde las personas discuten en serio el contenido de lo que dice otra persona o grupo, y lo refutan o tratan de refutarlo— al conocer dicha contienda, es posible aprender en formas que no se aprendería de otro modo. Eso es un elemento crucial en el aprendizaje. Sin eso, se pueden presentar ciertas ideas a las personas y las pueden comparar con la realidad —y sí, pueden aprender mucho— pero pueden aprender aún más cuando, además, se da una contienda entre ideas opuestas, y cuando las polémicas se centran en los aspectos esenciales de esas ideas opuestas.

    Si uno entiende que la línea es una aplicación de una concepción del mundo y un método a fin de declarar lo que hay que hacer —de ¿cuál es el problema y cómo solucionarlo?— pues entiende que la línea importa muchísimo. Si el problema es que las personas son egoístas, pues la solución tiene que ver con la realización de algo para cambiar eso o no hay solución porque no se puede cambiarlo. Bueno, eso traería consecuencias fuertes. Pero, si el problema es la naturaleza del sistema —las relaciones fundamentales de explotación y opresión de este sistema, y las ideas que las acompañan y las refuerzan— y si la manera de cambiar eso es abolir y arrancar de raíz este sistema y transformar esas relaciones, y transformar el modo de pensar y la concepción del mundo de las personas, pues eso lleva a un entendimiento bien diferente de lo que hay que hacer. Así que, la línea importa muchísimo.

    Las líneas, y la contienda entre líneas opuestas, no son simplemente una especie de riñas sectarias — y no se deben reducir a riñas sectarias, ni hablar de vendettas personales o quejas personales, sino que deberían centrarse en la manera en que uno llega a entender el mundo, lo que uno entiende sobre el mundo, y lo que eso le lleva a uno a creer acerca de lo que hay que hacer. Al ver las cosas en ese nivel y al capacitar a la gente para que vea cuáles son las diferencias y a dónde conducen las unas y las otras, pues eso ofrece una base mucho más rica para que las personas serias —aquellas que tienen fuertes ganas de conocer el mundo y además, de cambiarlo— desmenucen estas cosas y lleguen a entenderlas más acertadamente. No digo que lo hagan por sí solas, sino que aborden las diferencias con otras personas y pasen colectivamente con esas personas por el proceso de pasar estas diferencias por el tamiz y de diferenciarlas.

    Cuando las personas caen en necedades, hay que cantársela derecho: Se necesita dar una aguda lucha de principios

    Brooks: Entiendo que en el curso de tu propio desarrollo en un comunista revolucionario y tu relación con otras personas en ese proceso, el papel de la lucha ha tenido mucha importancia — que las personas llevaban la lucha contigo durante tu desarrollo y de que posteriormente tú, en diferentes momentos, llevabas una lucha muy aguda con otras personas.

    BA: [se ríe] Es cierto. Durante mi desarrollo, hubo personas que lucharon conmigo — algunas que lucharon de manera correcta, otras de manera incorrecta, algunas que principalmente lucharon de manera correcta, y otras principalmente de manera incorrecta. Pero todo eso formó parte del proceso por el que aprendí — de pasar por ese proceso de bregar y forcejear profundamente con estas cosas porque si tú entiendes que importa, trae consecuencias concretas en lo que va a suceder para las masas del pueblo, y no sólo para ti. Le entras a esto — y me reí porque definitivamente había personas que lucharon conmigo, a veces muy agudamente. Si te vas a ofender cuando la discusión se agudiza, y vas a pensar de las personas que están luchando contigo, “me están oprimiendo porque retan fuertemente mis ideas, y no me dan espacio para pensar”, pues no vas a aprender lo que podrías aprender. Ahora bien, debemos usar buenos métodos con las personas, no debemos “asaltarlas” y ponerlas contra la pared, hablando ideológicamente. Sin embargo, a veces la lucha muy aguda tiene su papel y es necesaria.

    Cuando las personas caen en necedades, hay que cantársela derecho. Ahora bien, no basta con eso. Debes enseñarles el porqué. Debes hablarles del contenido. Debes explicarles qué es incorrecto. Pero esa idea de que todo tiene que ser exageradamente cortés — eso es parte de la idea relativista de que hay que considerar igualmente válidas las ideas de todo el mundo. Pues no. No es cuestión de la persona sino de las ideas. No es que una persona valga menos que otra, sino es cuestión de si las ideas son correctas o incorrectas. Si son incorrectas, y si perjudican, hay que criticarlas tajantemente. Sin despreciar a las personas. Sin ponerse antagónico — a menos que lo que ellas representan sea algo muy fundamentalmente antagónico a los intereses de las masas del pueblo, y neceen, terqueen en ello. Pero entre el pueblo, como quien dice, hay que luchar sobre las ideas erróneas. Cuando las personas plantean ideas que son muy erróneas, y terquean y necean en ellas, hay que luchar con ellas tajantemente. Cuando las personas dicen cosas sin ninguna base para decirlas, sin haber investigado, hay que decirles: no sabes de qué estás hablando.

    Especialmente en la cultura actual, como comenté anteriormente, hay todo ese amarillismo. Por el Internet reina el chisme, lo bajo. Las personas se esconden detrás del seudo anonimato del Internet para atacar a otras personas vilmente — sin nada de principios, sin elevar la discusión al nivel debido. A propósito, digo “seudo anonimato” porque el estado puede averiguar quién eres al momento que quiera. Bueno, si no estás retando al estado, a lo mejor no tienes de qué preocuparte. Pero, si uno se imagina que es anónimo por el internet — que recapacite. Ponte que podrás esconderte de otras personas por un ratito, pero tenlo por seguro que si eres muy activo en el Internet, el estado es más que capaz de averiguar quién eres, si le interesa. En todo caso, para no desviar mucho sobre el tema, se trata de: se retoma de Mark Twain lo que he citado varias veces, porque viene tanto al caso [se ríe]. Dijo, lo que uno necesita para superarse en Estados Unidos es una combinación perfecta de la ignorancia y la arrogancia. Eso es tristemente común.

    La ignorancia es una cosa. Analicemos esa palabra. Quiere decir simplemente que no sabes. Por sí sola, la palabra no es un insulto. “Estúpido” es otra cosa: quiere decir que no puedes pensar, aunque te den información. Pero ignorante sólo quiere decir que no sabes. Por sí sola, no tiene nada de malo. Pero, si quieres juzgar siendo ignorante, e insistes en ideas en virtud de tu ignorancia, ahí viene al caso lo que dijo Mark Twain: la combinación de la ignorancia y la arrogancia — la arrogancia basada en la ignorancia. “No me he molestado para conocer lo que tú representas, pero sé que no tiene nada de bueno”. Ese modo de pensar es demasiado común en la cultura actual — y hay que decirle sus verdades. Ponte las pilas. Son cosas que importan.

    Si alguien dice —sea nuestro partido u otros— que cree que entiende el problema fundamental ante la humanidad y su solución; si decimos que el problema es el sistema capitalista imperialista, y la solución es la revolución comunista para crear un mundo totalmente diferente sin explotación y opresión, sin conflictos antagónicos entre los seres humanos o entre la humanidad y el resto de la naturaleza; si alguna gente dice eso, obviamente eso es un asunto de suma importancia. Eso es una cuestión bien seria. Importa muchísimo para las masas de la humanidad. Si tienen razón las personas que lo dicen, eso es un asunto de la mayor importancia; y si no tienen razón, igual. Pero tú tienes la responsabilidad, si estás entrando en eso por primera vez y no conoces mucho de ello —o sea, no sabes por haber entrado apenas—, que no te dejes desviar por lo que “los demás” comentan al respecto. Si vas en serio —y esto es algo serio— éntrale y conócelo. Esa es tu responsabilidad.

    Esa es la responsabilidad que asumimos, en aquellos tiempos, cuando enfrentamos los acontecimientos tremendos en el mundo, en aquellos años de los 60. No solamente las personas que llegaron a ser comunistas asumieron esa orientación seria, sino muchas más personas, ampliamente. En el movimiento de los años 60, hubo otra cultura, una cultura mejor a la que prevalece hoy en día. No es que no haya habido oportunistas — las personas sin principios que obraban bajo cuerda, y las personas interesadas en su beneficio personal que atacaron a otras de formas inescrupulosas y las que hicieron daño al movimiento en general. Por supuesto que eso existía. Mientras existan las diferencias de clase, mientras persistan divisiones entre el pueblo que sean opresivas y mientras persista la ideología correspondiente, siempre tendremos un revoltijo y no faltarán esas porquerías. Pero, permíteme decir: en los años 60 se le oponía a todo eso muy amplia y tajantemente, de que las personas comprendían que el asunto era de tremenda importancia para el pueblo del mundo. Estaba en marcha la guerra en Vietnam. Tu gobierno, si eras norteamericano, estaba librando esa guerra horrenda — que masacraba a la gente, incendiaba aldeas, lanzaba napalm (gelatina incendiaria) sobre niñitos, bombardeaba presas e inundaban a regiones enteras, y mataban a millones de personas, sin exagerar, en el transcurso de la década de esa guerra. Uno sentía la responsabilidad de oponérsele, de hacer todo lo que pudiera para pararla, reuniéndose con otros para oponerle una resistencia política generalizada. Por eso reinaba una especie de cultura distinta entre las cantidades muy grandes de personas que se sentían profundamente enajenadas y decididas a oponerse no solamente a ciertas políticas, no solamente en torno a ciertas quejas particulares y limitadas, sino contra todo el sistema, o contra toda “la estructura del poder”, como se le llamaba, y todo el “etos”, toda la filosofía y la cultura prevaleciente, que la acompañaban.

    Y era muy positivo que el comunismo estaba en ese caldo de cultivo. También elevaba la vista de las personas. Muchas se sentían atraídas hacia ello, en vez de quedarse atascadas en el intento de hacer funcionar este sistema para el beneficio popular — lo que es imposible y también termina, francamente, por volver a unas personas contra otras. Si te limitas a los confines de este sistema, terminarás en conflicto y en contienda con otros individuos y otros sectores del pueblo. Tendrás que competir para “tu parte” o para que atiendan a las quejas de tu grupo de identidad particular, por encima de aquel grupo de identidad, y así sucesivamente. Sin embargo, durante el auge bastante amplio y radical de los años 60, las personas elevaban la vista. Hoy, tenemos que luchar para que eso se dé — y eso definitivamente es una lucha.

    ¿Cómo va a ser la cultura? ¿Y la moral? ¿Cómo abordarán las personas la cuestión de qué representan diferentes individuos y grupos, y a dónde llevarían las cosas? ¿La abordarán a base de bajezas, de lo más mezquino en lo cual las personas pueden centrarse? ¿O lo harán a base de lo que esos individuos efectivamente representan, lo que dicen concretamente que es el problema, y la solución? Veamos eso, comparemos eso con otras ideas sobre cuál es el problema y cuál es la solución — adentrémonos en eso, y luchemos para comprender qué es correcto en la realidad y qué es incorrecto.

    La cultura, los principios, las normas que necesitamos

    Brooks: En tu opinión, ¿cuál es la responsabilidad — de las fuerzas revolucionarias en particular, pero más ampliamente, de toda persona que busca seriamente o incluso se pregunta sobre la posibilidad de que el mundo sea diferente? ¿No hay una responsabilidad de establecer nuevas normas, en oposición a esa vil cultura de chismes y calumnias, de establecer las normas de las que tú hablas, en las que las personas parten de lo que concretamente se necesita para cambiar el mundo? ¿Cómo calificarías la responsabilidad de la gente respecto a eso?

    BA: Bueno, repito, la gente tiene que luchar para centrar la discusión en lo siguiente: ¿cómo vamos a conocer el mundo y cambiarlo concretamente? Si eso es nuestro objetivo, si eso es lo que realmente tenemos ganas de hacer, pues vamos a proceder de la necesidad de captar bien lo que las diferentes personas y grupos representan en la realidad, y a dónde eso llevaría concretamente. ¿Cuál es su línea, y cuáles son las implicaciones y consecuencias si esa línea se pone en práctica y si el pueblo se moviliza sobre la base de esa línea, y no otra? Para hacer que eso sea lo central, se requiere lucha.

    También se requiere lucha para establecer lo siguiente como norma: Que no queremos nada de eso —ese amarillismo, ese vil chismorreo, la siembra de rumores y calumnias y murmuraciones personales y cosas por el estilo— aquí no cabe nada de eso. Estamos para algo serio, estamos para tratar de hacer un nuevo mundo, y las demás cosas son parte del mundo viejo que queremos eliminar. Si alguien tiene una crítica de otra persona, que la presente a la altura de las cosas que realmente importan.

    También, elevémoslo a un nivel en que podrán entenderlo las personas, más allá de las que están en conflicto. Si yo dijera, “me golpeaste y de todos modos eres un imbécil”, ¿cómo pueden saber la verdad las personas que no estaban presentes, que no están directamente involucradas? De todos modos, ¿realmente deben centrar su atención ahí? Podrías darle vueltas y vueltas, y nunca sacar la verdad, en primer lugar. En segundo lugar, y lo que es fundamental, ahí no es donde se debe centrar la atención. Si tenemos diferencias políticas, rebajarnos a ese nivel no las va a resolver — y las personas no van a distinguir lo correcto de lo incorrecto.

    Es más, no va a elevar la discusión al nivel necesario —al contrario, la bajará y la desviará de lo que hay que tratar — si al plantear francamente sus ideas y objetivos un individuo o un grupo, uno no les responde tratando el contenido de esas ideas sino “les contesta” acusándolos de arrogancia por haberlas planteado, o las descarta por ser un “culto” o les reclama: “¿Quiénes son ustedes para decir que saben cuál es el problema y qué hay que hacer?” En cambio, se debe centrar en: ¿Qué es lo que ese individuo o grupo representa, y qué es lo que representa ese otro individuo o grupo — y cuál de esas posiciones realmente corresponde a la realidad y a los intereses de la humanidad, si es que alguna así corresponde, y cuál no? O ¿cuáles posiciones no más llegan a medio camino y dan marcha atrás, y cuáles realmente podrán abrir paso y llegar hasta donde necesitamos llegar?

    Las personas necesitan insistir en que se centren en esos interrogantes. También hay un punto relacionado e importante sobre el método. ¿Cómo se debe abordar las polémicas, el contraste de puntos de vista opuestos? Por ejemplo, escribimos una larga polémica contra la filosofía política de Alain Badiou, su autonombrada política de la emancipación — una política que no va más allá de ser la política de conformarse con el mundo tal como es, dentro de los confines del mundo burgués. Cuando digo “escribimos”, me refiero a la polémica escrita en Demarcations, una revista teórica electrónica que plantea las perspectivas de nuestro partido, el Partido Comunista Revolucionario4. Las personas que escribieron esa polémica trabajaron muy duro para hacerlo. Leyeron mucho de lo que Badiou ha escrito, y aplicaron el método de refutar los mejores argumentos del mismo Badiou sobre lo que para él es la esencia del asunto, sin golpes bajos. Si lees esa polémica, te das cuentas que no critica toda su filosofía sino su filosofía política y su orientación política, se adentra profundamente en lo que él mismo dice al respecto, y demuestra por qué es erróneo —de una manera en que las personas serias pueden adentrarse y captarlo— en oposición a la manera de golpear bajo, de recortar lo que el contrincante dice, tergiversándolo en el proceso, y cosas por el estilo. En vez de eso, examinemos concretamente lo que una persona dice, la mejor representación que ella misma presenta de lo que defiende, y de ahí examinemos si es correcto o incorrecto, y a cuáles intereses beneficia concretamente. Esas son las normas que las personas deben tratar de poner en práctica — y en las cuales deben insistir.

    Es más, las personas deben saber que no solamente hacen mucho daño las murmuraciones y las calumnias personales, las “quejas personales” y toda esa porquería, en el sentido de desviar la atención hacia lo más bajo y no centrarse en los grandes interrogantes que efectivamente afectan si el mundo continuará tal como es, o si se va a cambiar radicalmente y cómo hacerlo; sino que al mismo tiempo ayuda mucho a las fuerzas represivas del sistema actual. Les da mucha leña, y crea una atmósfera en que pueden meter agentes y aprovechar toda esa atmósfera para provocar muchos líos entre las personas.

    Se han dado muchas experiencias tristes de ese tipo. Por ejemplo, se desarrollaron diferencias políticas dentro del Partido Pantera Negra en cierto punto, en particular a fines de los años 60 y principios de los años 70. Se dio una división entre las personas agrupadas con Huey Newton por un lado y Eldridge Cleaver por el otro. Tuvieron importantes diferencias. Pero en demasiadas ocasiones, en vez de discutir esas diferencias a la altura de ¿qué dice el uno sobre el problema ante la revolución y qué dice el otro? —y ¿cuál es correcto, o si los dos están en lo correcto en parte y en lo incorrecto en parte, o son incorrectos los dos?— en vez de centrarse en eso, se enturbiaba la cosa con riñas personales, y se lanzaron ataques personales. Eso creó un terreno abonado para la policía política — el FBI, las fuerzas represivas del estado. Pusieron a uno contra el otro, incluso maniobraron para que unos atacaran a otros físicamente, que se pelearan entre sí, mientras el estado quedó retebien diciendo: “Miren, no tenemos nada que ver, se pelean entre sí no más — para que vean que esos revolucionarios no son nada buenos, pelean unos contra otros”.

    Ese ambiente no sólo se desvía de un conocimiento correcto de las cosas e impide llegar a su esencia, sino también desmoraliza a las masas del pueblo esperanzadas de un cambio radical, al mismo tiempo que fomenta condiciones favorables para la operación de las fuerzas del orden actual, fuerzas no sólo opresivas sino de plano asesinas. No es una exageración mía ni hipérbole — aquellas son asesinas a escala generalizada. Si no lo crees, investiga y date cuenta de lo que han cometido por todo el mundo, así como dentro del mismo Estados Unidos. Hay millones y millones de personas, sin exagerar, a las cuales han asesinado o esclavizado, o han corrido de sus tierras y acorralado en campos de concentración, dentro de lo que hoy es el mismo Estados Unidos, así como en todas las otras regiones del mundo.

    Eso es lo que enfrentamos. Y fomentar un ambiente que rebaja todo a un nivel mezquino y nimio —dando rienda suelta a las quejas personales o narrativas personales, en vez de centrarse en los interrogantes importantes— eso sólo ayuda a las fuerzas verdaderamente asesinas del estado represivo, sea o no la intención de las personas. Posiblemente algunas personas lo hacen conscientemente, ayudan al estado deliberadamente —o por ser agentes directos del estado o por corromperse tanto por su propia concepción del mundo nimia que estarían dispuestas a hacerlo a sabiendas de que ayudarán al estado— o lo hacen sin saber, pero da lo mismo.

    Así que tiene que darse una lucha. Las personas tienen que decir: Eso, no. Elevemos la vista. Ese no es el nivel en que se tiene que discutir las cosas. Este no es el nivel en que se debe criticar y luchar. Es más, ésta no es la manera en que vamos a distinguir entre lo correcto y lo incorrecto. Al caer al nivel de esas narrativas personales y chismes, pues los que no están directamente involucrados probablemente no logran entender bien lo que sucedió. Pero podrían distinguir entre lo que representan diferentes personas, lo que dicen que es el problema y lo que dicen que es la solución. Hay que centrar la atención de las personas ahí. Se tiene que insistir: No, no vamos a caer en esa cloaca, y no vamos a caer en el juego del enemigo, de esa clase dominante que es una bola de gángsteres asesinos a nivel mundial —repito que no es exageración ni hipérbole— no vamos a caer en su juego dejando las cosas en ese nivel. Vamos a luchar en la cultura en general para decirle a las personas: Salgamos de esa cloaca, entremos en la esfera del futuro de la humanidad; y sobre eso sí, luchemos agudamente pero con principios — acerca del contenido y esencia de lo que la humanidad enfrenta y el contenido y esencia de lo que tenemos que hacer para solucionarlo.

    _______________

    2. Bob Avakian, From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, A Memoir by Bob Avakian (Insight Press, Chicago, 2005). Hay pasajes en español en revcom.us/avakian-es/index.html. [volver]

    3. Nota de BA: Para una exposición completa, viva y accesible de la teoría de la evolución, una refutación de los ataques “creacionistas” contra la teoría y el hecho científicamente establecido de la evolución y una discusión de las cuestiones decisivas de concepción del mundo y método, y la relación de todo eso con la lucha para la emancipación de los oprimidos y en última instancia de toda la humanidad, vea Ardea Skybreak, La ciencia de la evolución y el mito del creacionismo: Saber qué es real y por qué importa (Editorial Tadrui, Bogotá, 2006). Hay pasajes en español: revcom.us/es/s/evolution_s.htm. [volver]

    4. Raymond Lotta, Nayi Duniya y K.J.A., “Alain Badiou’s ‘Politics of Emancipation’: A Communism Locked within the Confines of the Bourgeois World” (“‘La política de la emancipación’ de Alain Badiou: Un comunismo encerrado en los confines del mundo burgués”), Demarcations: A Journal of Communist Theory and Polemic (Una revista de teoría y polémica comunista), en inglés, #1, verano-otoño 2009 y #2, verano-otoño 2012, demarcations-journal.org. Hay pasajes en español en revcom.us. [volver]

  • ARTICLE:

    Alzan la voz

    Declaraciones en respuesta a los ataques contra De Pie Por el Derecho al Aborto y las peligrosas tergiversaciones y calumnias contra Bob Avakian y los Revcom

    Esta semana: “... ellos van tras Bob Avakian porque él le está diciendo a la gente lo que se halla detrás de la cortina” ...

    Actualizado

    Nota de la redacción: A continuación presentamos algunas declaraciones que fueron entregadas a los Revcom o fueron enviadas a este sitio, o fueron enviadas a De Pie Por el Derecho al Aborto que nos dio permiso de postearlas. Estas declaraciones son muy oportunas y necesarias frente a las difamatorias mentiras y ataques lanzados por varias fuerzas oportunistas y medios de comunicación contra RU4AR (De Pie Por el Derecho al Aborto; De Pie), sobre el papel de los Revcom y Sunsara Taylor en RU4AR, y que especialmente persiguen a Bob Avakian con calumnias sin principios y mentiras peligrosas. Seguiremos posteando otras declaraciones de contenido parecido, y cualesquiera declaraciones que RU4AR reciba y postee contra estos ataques.

     


    De D. Ocean, practicante del sector salud

    “Cuando Bob Avakian y los RevCom adoptan una posición de principios y despejan las tonterías, cuando muestran que este ataque a las mujeres y la anulación de Roe contra Wade es un ataque fascista, cuando muestran que el Partido Demócrata es conciliador con estos fascistas (al negarse a movilizar a la gente), cuando en contraste con ceder y claudicar, RU4AR moviliza a miles de mujeres jóvenes... es en este punto que estas fuerzas van tras Bob Avakian porque él le está diciendo a la gente lo que se halla detrás de la cortina”.

    Siga leyendo

    Cuando Bob Avakian y los RevCom adoptan una posición de principios y despejan las tonterías, cuando muestran que este ataque a las mujeres y la anulación de Roe contra Wade es un ataque fascista, cuando muestran que el Partido Demócrata es conciliador con estos fascistas (al negarse a movilizar a la gente), cuando en contraste con ceder y claudicar, RU4AR moviliza a miles de mujeres jóvenes... es en este punto que estas fuerzas van tras Bob Avakian porque él le está diciendo a la gente lo que se halla detrás de la cortina. Ataques despiadados contra Sunsara Taylor... ¡porque ella TOMÓ UNA POSTURA! Cuando se inició Rise Up 4 Abortion Rights [De Pie Por el Derecho al Aborto; RU4AR; De Pie], Sunsara Taylor y otros de RevCom lo dejaron en claro: tenemos que golpear esto y tenemos que golpearlo duro y movilizar a las masas para luchar para asegurarse de que las cosas no lleguen a donde han llegado, con la anulación de Roe y los nuevos horrores que están ocurriendo ahora. Las fuerzas que lanzaron este ataque no tienen otra respuesta que fingir que estos ataques no son tan graves como lo son. Su programa es... ruin.

    ¿De qué lado estás?

    Pero además: esto es contrarrevolución. Se están difundiendo acusaciones de malversación de fondos. Es un intento de desacreditar, de deslegitimar, de crear sospechas. Esto puede hacer daño al crear desconfianza entre las personas que no conoce lo real. Es un viejo juego pero puede ser efectivo. En lugar de un movimiento de solidaridad, ¡veamos la manera en que las fuerzas que difunden mentiras sobre BA y los RevCom se han rebajado al nivel de Alex Jones! Veamos la realidad, las fuerzas que difunden esta desinformación DESPRECIAN la idea misma de la revolución — al extremo de que envidian al mezquino locutor Alex Jones y quieren ser él... difundiendo mentiras, calumnias y desinformación. Más que vergonzoso... ¿intentar destruir protestas legítimas? ¡Eso es lo que hace el fascismo!

    ¿Desde cuándo los cultos luchan por liberar a las mujeres, a los negros, a las personas LGBTQ, y luchan contra el capitalismo y la guerra imperialista? — describa un culto que se dedica a eso

    Y debido a que la gente por ahí en la sociedad puede ser perezosa y no hará “una verificación de los hechos”, esta necia acusación de “culto” puede calar entre algunas personas. Basta con soltar “CULTO” y debido a que la gente no practica la ciencia, eso también puede cobrar vuelo. La cuestión no es si lo que dice BA es cierto, o no, y a dónde llevará si se promueve y sigue. Por supuesto, ninguno de los “líderes” de este montaje capitalista burgués (o estos “autoproclamados líderes del movimiento feminista” que lanzan acusaciones infundadas) apoya a Bob Avakian... prefieren que la gente lo abandone. Ahora sus portavoces —incluso algunos de los llamados “periodistas progresistas”— trabajan para alejar a la gente de Bob Avakian antes de que sus ideas se propaguen, antes de que las nuevas ideas de BA tengan la oportunidad de prenderse. Eso SÍ es lo que está ocurriendo en este caso. De ninguna manera debemos permitir esto.

    ¿Por qué Malcolm X colocó a los dirigentes del Partido Republicano y del Partido Demócrata en la misma familia canina (zorros y lobos), y por qué es eso relevante hoy?

    Esto es peligroso. Las fuerzas que están detrás de estas mentiras y calumnias lo saben. Saben lo de COINTELPRO. Saben lo de Malcolm X. Lo que le pasó a Malcolm cuando dijo que los republicanos y además el Partido Demócrata — están metidos en el mismo juego. Sabemos lo que pasó y no se puede permitir que eso ocurra ahora. Es calumnia, es difamación, pero yo digo que escuchen y lean a BA. Examinen los hechos. Examinen el enfoque de principios de él. ¿Es cierto lo que dice BA? ¿O no? De eso se trata la cuestión. ¿No estás de acuerdo? Si es así, dilo. El debate es bienvenido, lo sé por los años de experiencia con los RevCom. Pero tanto si estás de acuerdo con la necesidad de la revolución, como si no, estos ataques contrarrevolucionarios deben ser desenmascarados y denunciados; TODOS realmente necesitan tomar una posición básica contra este atropello.

    D. Ocean
    Practicante del sector salud


    De Gloria Pinex, luchadora por la justicia y madre de Darius Pinex, asesinado por la policía de Chicago

    Darius Pinex

     

    Darius Pinex   

    Conozco a BA personalmente. La primera vez que le oí hablar me enamoré de él. Y no sé por qué alguien no querría escuchar a alguien que aterriza en la verdad de las cosas. No sé quién no querría la verdad. Todo lo que está relacionado con la opresión, él lo aborda. Aborda las bases de la brutalidad policial, de las mujeres oprimidas... sí, lo hace mucho. Todas esas tonterías que dicen es absolutamente absurdo. No es Bobby, no es su carácter.


    Posteado originalmente en RiseUp4AbortionRights.org

    Carol Downer, directora ejecutiva de los Centros de Salud de la Mujer Feminista y feroz defensora de los derechos reproductivos durante toda su vida

    “...Antes de intentar difamar y desechar a De Pie Por el Derecho al Aborto con acusaciones graves (pero no comprobadas) de ser un culto y una estafa piramidal que desvía el dinero de los movimientos de justicia social y racial, tienen que buscar las experiencias de feministas no comunistas que han trabajado con el Partido Comunista Revolucionario (PCR), como yo. Como activista antirracista desde 1965, y activista feminista a favor del derecho al aborto desde 1969, tengo experiencia de primera mano con el PCR desde los años 1970 que refuta estas acusaciones...”.

    Siga leyendo

    TESTIGA

    A: 23 organizadores de base pro-aborto que denuncian a RiseUp4 Abortion Rights [De Pie Por el Derecho al Aborto; RU4AR].

    Hago esta declaración a título individual. Mis relatos sobre el trabajo que la Federación de Centros de Salud de la Mujer Feminista (FWHC) ha realizado con el PCR se dan únicamente con el propósito de dar un testimonio presencial a fin de darles una imagen más completa del PCR y para refutar directamente muchas, si no todas, las acusaciones que ustedes hicieron.

    Antes de intentar difamar y desechar a De Pie Por el Derecho al Aborto con acusaciones graves (pero no comprobadas) de ser un culto y una estafa piramidal que desvía el dinero de los movimientos de justicia social y racial, tienen que buscar las experiencias de feministas no comunistas que han trabajado con el Partido Comunista Revolucionario (PCR), como yo. Como activista antirracista desde 1965, y activista feminista a favor del derecho al aborto desde 1969, tengo experiencia de primera mano con el PCR desde los años 1970 que refuta estas acusaciones. Como directora ejecutiva de los Centros de Salud de la Mujer Feminista (FWHC), hemos trabajado con el PCR y con sus diversos comités ad hoc en muchas ocasiones y en muchos temas de justicia social.

    He observado que el PCR crea a menudo grupos de base ad hoc para luchar en torno a diversos temas, como los abusos policiales, el derecho al aborto y la represión de los opositores al régimen iraní. Los no comunistas son bienvenidos a trabajar en estos grupos o a colaborar estrechamente con ellos. El PCR comparte su literatura y fomenta el debate, pero no hay ninguna presión para adoptar el comunismo o las enseñanzas de Bob Avakian. He leído muchos de los escritos de Bob Avakian, le he oído hablar y he visto sus discursos filmados. Los encuentro interesantes y reflexivos.

    Los FWHC, que se fundaron a principios de los años 1970, también incorporaron cuestiones que no estaban directamente relacionadas con el funcionamiento de nuestros centros de salud para mujeres. Nadie nos acusó de “apropiarnos” de esos temas, como el parto en casa, la esterilización forzada, los abusos policiales y la violencia antimusulmana. Y, en lo que respecta a ser una estafa piramidal, el PCR patrocinó durante muchos años a Rechazar y Resistir, que escoltó a las clientas de abortos a través de fuertes piquetes semanales en la clínica Eve de El Monte, California, y más tarde en la clínica FPA de la avenida Westmoreland. Está claro que esto no les ha rendido beneficios económicos.

    En 1979, fui miembro del Comité para Devolver al Cha. Yo, y Rebecca Chalker, también de los FWHC, viajamos con el Comité a Irán. Los FWHC también trabajaron con los comités del PCR que luchaban contra los abusos de la policía y escoltaban en las clínicas de aborto. Las actividades de estos grupos ad hoc se financiaban en su mayoría con donativos procedentes de la venta del periódico del PCR. No vi evidencia de grandes donativos por parte de nadie. Tras el cierre de nuestro centro de salud en Los Ángeles, me uní a Sunsara Taylor en Texas en la gira de Alto al Patriarcado. Dormimos en el suelo del motel y cocinamos nuestra propia comida.

    Bob Avakian cree que se necesita una revolución comunista y que sus esfuerzos dedicados la harán posible. En consecuencia, los miembros del PCR dedican cada minuto después de las horas de trabajo para hacerla realidad. Creo que las mujeres que trabajan juntas pueden llegar a conseguir la igualdad, y la sociedad igualitaria resultante revolucionará al mundo.

    He conocido personalmente a muchos miembros del PCR desde hace años. Definitivamente no se comportan como alguien que pertenece a un culto. Son activistas políticos educados y pensantes que trabajan hacia el establecimiento de una sociedad comunista, y les gusta el enfoque de Avakian. Se ocupan de varios temas porque se sienten fuertemente comprometidos con los derechos de los pobres y de la clase obrera, y con los derechos de las mujeres, y creen que trabajar en torno a los temas específicos contribuye hacia una revolución. No “se apropian” de estos temas porque sean populares o para sacarles provecho.

    Dejen de intentar que la gente no se asocie a RU4AR porque no están de acuerdo con las tácticas que ustedes consideran “teatrales” que alarman a la gente sobre el aborto. Siempre he creído que es contraproducente utilizar imágenes de perchas; no obstante, muchos defensores del derecho al aborto consideran que el espectro de los “abortos de callejón” es un argumento de peso para mantener el aborto legal. Si echáramos a todos los que acuden a una manifestación o fundan un grupo pro aborto debido a estas diferencias tan discutibles, tendríamos un movimiento muy pequeño.

    De Pie Por el Derecho al Aborto ha atraído indiscutiblemente mucha atención pública. Su concentración en su indignación puede hacer que algunas personas se sientan incómodas, pero recuerden que la acción audaz puede formar parte del éxito de la protesta e incluso de la toma del poder.

    Puede que ustedes respeten los derechos de la libertad de expresión, pero hay muchas personas en nuestro país que no la respetan. Muchos equiparan “comunismo” con “no americano” y quieren perseguir y proscribir a los comunistas. Su ataque infundado ha posibilitado que supuestos periodistas oportunistas creen una tormenta de críticas contra el PCR y De Pie Por el Derecho al Aborto. ¿Será que les preocupa que los filántropos ricos que apoyan financieramente los esfuerzos de base como el suyo tengan miedo de asociarse con un movimiento que incluye a grupos comunistas?

    La serie de decisiones de la Corte Suprema de Estados Unidos en junio de 2022 presagia una tendencia hacia el fascismo abierto en este país. Esas decisiones revelan el plan general de la clase dominante para mantener la supremacía blanca occidental y la industrialización desenfrenada mediante la destrucción de los derechos sexuales y reproductivos, la eliminación de la reglamentación federal sobre los combustibles fósiles, el desencadenamiento de la violencia con armas de fuego y el fomento de los abusos policiales contra quienes protestan, especialmente la gente pobre y de color. Les pido que sigan con su valioso trabajo y que sean inclusiv@s a todos los que trabajan por el objetivo común de proteger nuestro medio ambiente, nuestros derechos sexuales y reproductivos y una sociedad más igualitaria.

    Carol Downer 
    Feroz defensora de los derechos reproductivos durante toda la vida


    Posteado originalmente en RiseUp4AbortionRights.org

    Jim Fouratt, activista por los derechos de las personas gay que participó en la Rebelión de Stonewall, actor y ex promotor de centros nocturnos

    “Estos ataques contra De Pie Por el Derecho al Aborto son muy parecidos a los ataques que ocurrieron en los años 1960 y 1970 bajo el programa Cointelpro del FBI.

    Y están ocurriendo hoy, me parece, debido al éxito de Sunsara Taylor y del movimiento RU4AR con los revcom”.

    Siga leyendo

    Siendo de la tercera edad, soy un contemporáneo de Bob Avakian. Yo estaba en San Francisco durante los tiempos del Partido Pantera Negra. Me acuerdo de las personas blancas que se pusieron de pie y apoyaron al Partido Pantera Negra y sus programas. Bob Avakian era un joven y estaba ahí. Así que estoy enterado de Bob Avakian desde hace muchísimo tiempo. También yo era la primera persona gay a la que le permitieron dar un discurso en un mitin de izquierda, estaba en la Universidad Yale en defensa de Bobby Seale. Aunque éramos los últimos para hablar, era la primera vez que una persona abiertamente gay o lesbiana se hizo visible y habló desde el punto de vista de su orientación sexual.

    Cointelpro [el programa de contrainteligencia del FBI que espiaba, desbarataba y tendía trampas a revolucionarios y activistas durante los años 1960 y 1970] hizo estragos en mi vida. El objetivo del FBI era perseguir a aquellos que consideraba como jóvenes que eran líderes potenciales. Como la historia de Fred Hampton en Chicago: La policía lo asesinó porque podía haberse convertido en el próximo importante Malcolm X, o Martin Luther King. Me pusieron en la mira a mí porque yo podía hablar. La mayoría de las personas gay y lesbianas no lo hicieron porque eran invisibles. No contaban con protecciones bajo la ley y sus empleos, etc. Y eran objetos del hostigamiento policial de todo tipo.

    Me sumé a De Pie Por el Derecho al Aborto porque estaban haciendo presencia en oposición a los actos de la Corte Suprema para revocar Roe desde el principio, con sus pancartas verdes y sus pañuelos verdes. Todavía me los pongo. Yo veía que era importante buscar unidad sobre el tema del derecho de las mujeres de decidir y el derecho de las mujeres de controlar su propio cuerpo. Esto incluye a las personas trans o a las personas que se identifican como personas trans. Soy dueño de mi cuerpo. Tú eras dueñ@ de tu cuerpo. Ningún gobierno, ninguna religión, debe tocarlo. Eso es lo que me trajo a De Pie Por el Derecho al Aborto.

    Estos ataques contra De Pie Por el Derecho al Aborto son muy parecidos a los ataques que ocurrieron en los años 1960 y 1970 bajo el programa Cointelpro del FBI.

    Y están ocurriendo hoy, me parece, debido al éxito de Sunsara Taylor y del movimiento RU4AR con los revcom.

    No todos nosotros tenemos que estar de acuerdo en torno a muchos temas, pero nos reunimos porque sentimos unidad sobre el derecho al aborto. Como dije cuando hablé en una protesta por De Pie Por el Derecho al Aborto en febrero en frente de la Catedral San Patricio en Manhattan, si quieres discrepar conmigo sobre alguna persona o la historia o lo que sea, pues vayamos a discutirlo por allá al otro lado. Pero hoy estamos aquí para luchar contra la Iglesia Católica Romana y otras instituciones que controlan nuestras vidas ahora. (Enfaticé que no todos los católicos romanos son malas personas.)

    Pues, busqué y leí todos los escritos de Bob Avakian. Conocí el nombre, sabía algunas cosas, pero no conocía su política actual. Les digo, si ustedes no han hecho eso, y están haciendo acusaciones de este tipo, sus actos son muy estúpidos y peligrosos. Es una cultura al estilo anti intelectual. Lean las ideas. Discútanlas. Eso es la dialéctica. Así aprendemos a hablar y a escuchar el uno al otro.

    Quisiera darte las gracias, Sunsara Taylor, por todo el trabajo que hiciste. De Pie estaba presente en el principio, vinculándose con l@s activist@s del pasado de las mujeres que dedicaron 20 o 30 años asegurándose de que Roe se mantuviera en vigor. Me acuerdo de cómo era cuando las mujeres no podían conseguir un aborto legal. Me acuerdo del impacto que tenía sobre las personas pobres de diferentes razas y diferentes orientaciones sexuales. La idea de que tilden de “homofóbico” a De Pie Por el Derecho al Aborto me parece extraño. Tengo una larga historia de estar presente en las primeras filas de luchar por los derechos civiles de personas lesbianas y gay y bisexuales y trans en nuestro avance. Así que, les doy las gracias a todos los que participaron en De Pie, entre ellos Sunsara y otros revcom. Que avancemos adelante y ya. Esas pancartas verdes estaban en todas partes de Washington, D.C., cuando anularon Roe. Yo estaba enfermo en ese momento, pero yo veía y yo pensaba, no pueden evitar que salgan en los medios porque nosotros, y todos los jóvenes y todos nosotros los viejitos que nos reunimos para tratar de parar a la Corte Suprema, ¡no nos hemos dado por vencidos!


    Roosevelt — miembro del Club Revolución-Chicago

    Video en inglés

    A lo largo de los años he visto y escuchado a muchos líderes que han tratado de diagnosticar los numerosos problemas que aquejan a la comunidad de los Pobres. Desde 1999 uno en particular apareció en mi radar, ¡Bob Avakian ha estado más en sintonía y consciente de las verdaderas soluciones que se necesitan para superar estos problemas que existían durante demasiado tiempo! ¡Otros han salido con sus ideas de encajarse dentro del mismo maldito Sistema que ha causado dolor y sufrimiento en todo el planeta! Suena a una locura pero es cierto.

    Siga leyendo

    ¡En realidad Bob Avakian ha venido luchando contra este Sistema del Capitalismo e Imperialismo desde los años 1960! Y nunca ha cedido a la corrupción que ha seducido a muchos otros de modo que se alejaran del objetivo de luchar por el pueblo y ha publicado varios libros para iluminar a las masas sobre una verdadera vía de derrotar a este Sistema y sus títeres. Visita www.revcom.us para obtener una enciclopedia completa de los libros de B.A.

    Un verdadero líder que se niega a hacer como tantos otros es muy poco común, y debe ser escuchado, y no ignorado. Se tiene a aquellos que lo escuchan, toman lo que dice y tratan de reformularlo para hacerlo suyo. Lo que deberían hacer es lo correcto pues ya saben que B.A. es el Arquitecto del Nuevo Comunismo y como dije antes un número de grandes “Verdaderos libros” sobre el tema de la Revolución, y la emancipación de la humanidad. Cuando tenemos a un líder entre nosotros con este tipo de información deberíamos hacerlo nuestro.

    He escuchado a otros y esto es cierto, y he escuchado a Bob Avakian, y este es mi líder.


    Hermano Raymond, fundador de Brothers Standing Together [Hermanos De Pie Juntos]

    He trabajado con el Club Revolución durante muchos años y nunca he oído a BA intentar engañar o despistar a nadie. A ellos no les gusta el hecho de que BA es un pensador. Tiene una gran mente y las personas quieren saber lo que él está pensando. Así que, por lo tanto, hay personas que malinterpretan y tratan de decir que él tiene un “culto”. Él no tiene un culto, tiene un grupo de pensadores como él que están organizados y crean estrategias para dirigir a las masas en la rebelión contra la violencia y la Brutalidad Policial. Así que eso es lo que pasa y eso es el BA que yo conozco. Cualquier otra cosa que esas personas hayan dicho no es más que mentira.

     


    Una activista que se inquieta

    Soy una persona que se activó en los primeros días de impulsar la Coalición 22 de Octubre para Parar la Brutalidad Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación. La Coalición 22 de Octubre se formó a fines de los años 1990 para luchar contra la brutalidad policial, y muchos pero muchos diferentes grupos y personas se reunieron, movilizando apoyo y protestando juntos con familias con hijos cuyas vidas fueron robadas por el asesinato policial — hasta publicaron un libro que documentaba los muchos casos de las personas muertas a manos de la policía. Durante más de quince años, trabajamos juntos con O22, con impacto.

    Siga leyendo

    ¡La dirección de Bob Avakian y los Revcom era clave para esta lucha contra la brutalidad policial! Porque antes de que forjáramos la Coalición 22 de Octubre, no vi a nadie que estuviera luchando contra la brutalidad policial. No hubo nadie a escala nacional. O22 era la primera en forjar de manera amplia esta lucha. Incluso fui con la Coalición 22 de Octubre a Washington, D.C. y desplegué una manta en las escalinatas del Capitolio estadounidense y me acuerdo de Al Sharpton como uno que de los muchos que hablaron ese día contra las 41 balas que los policías tiraron al cuerpo de Amadou Diallo. Y eso sigue ocurriendo, con las más de sesenta balas que la policía le metió a Jayland Walker al asesinarlo.

    Creo que es importante que todos nos unamos ahora — ¡para luchar por el derecho al aborto! El de que ataquen a De Pie Por el Derecho al Aborto por faltarles el respeto al pueblo negro y a la gente de color al decir la consigna “La maternidad obligatoria constituye la esclavitud femenina” está mal y va en contra de toda la historia estadounidense y las muchas maneras y formas en que la gente es esclavizada, entre ellas el hecho de que ahora vivimos en la época del Nuevo Jim Crow. Como negros, sabemos que durante generaciones las mujeres negras eran violadas y los demás se hicieron de la vista gorda. Así que es muy correcto e importante plantear la consigna “La maternidad obligatoria constituye la esclavitud femenina” en nuestra batalla para que nosotras, como mujeres de hoy, tengamos el derecho al aborto.


    Posteado originalmente en RiseUp4AbortionRights.org

    Coalición de Boston por el Primero de Mayo [BMDC]

    “[Ellos] dan prioridad a atacar la presencia de los RevCom en De Pie Por el Derecho al Aborto. El gobierno y los patrones han utilizado durante muchas décadas los ataques anticomunistas como mecanismo para intentar destruir los movimientos sociales que defienden los derechos de la gente trabajadora y los oprimidos... Martin Luther King Jr. fue etiquetado de “comunista” por el director del FBI, J. Edgar Hoover y posteriormente fue asesinado”.

    Siga leyendo

    La BMDC denuncia el ataque contra RU4AR

    acordada el 3 de julio de 2022

    La Coalición de Boston por el Primero de Mayo [BMDC] ha estado envuelta en las luchas del pueblo trabajador desde 2006 y comenzó a prepararse para la lucha por la defensa de Roe contra Wade este pasado invierno. Incluso en el otoño de 2021, nos horrorizó ver que las fuerzas que apoyan al Partido Demócrata y especialmente las fuerzas que apoyan a la Marcha de las Mujeres no vieron la necesidad de movilizar esfuerzos masivos y visibles de amplia base en defensa del derecho al aborto. Durante ese período, nos las arreglamos para conectarnos con De Pie Por el Derecho al Aborto, que estaba haciendo sonar la alarma y movilizando a docenas, cientos y más tarde miles de jóvenes, a nivel local y nacional, en esfuerzos por despertar al resto del país en torno al verdadero peligro que se avecinaba, ¡mientras tantos otros en la izquierda estaban durmiendo al volante!

    El ataque a gran escala se dirige actualmente contra las mujeres, las personas trans y las menores de edad. Pero la Corte Suprema ha abierto la puerta a la eliminación de todos los derechos no previstos por los “padres fundadores”, que ¡excluyeron a las mujeres y a los afroamericanos de la Constitución! La anulación de Roe contra Wade exige la más amplia unidad de fuerzas que estén dispuestas a luchar contra el monstruo reaccionario sistémico que pretende suprimir y negar los derechos legítimos de la gente trabajadora y de los oprimidos.

    Lamentablemente, después de todos estos meses, ahora vemos que el grupo, NYC for Abortion Rights, está iniciando una campaña pública contra De Pie Por el Derecho al Aborto. Afirman que quieren un movimiento “fuerte y unido” pero persiguen una política de dividir y debilitar el movimiento. Exigen que RU4AR “se aleje de los espacios pro-aborto”, ¡como si tuvieran derecho a excluir a una organización del movimiento! ¿Es ésta la forma de construir un movimiento social? Esto parece totalmente juvenil y algo que se esperaría ver en una escuela secundaria.

    NYC for Abortion Rights y otros dan prioridad a atacar la presencia de los RevCom en De Pie Por el Derecho al Aborto. El gobierno y los patrones han utilizado durante muchas décadas los ataques anticomunistas como mecanismo para intentar destruir los movimientos sociales que defienden los derechos de la gente trabajadora y los oprimidos. Ya sea la lucha por el sufragio femenino, el surgimiento de los sindicatos, el movimiento por los derechos civiles, el movimiento antiguerra, el movimiento por el derecho al aborto, el movimiento ecologista, etc., los reaccionarios siempre han utilizado esta herramienta para destruir nuestras luchas. Martin Luther King Jr. fue etiquetado de “comunista” por el director del FBI, J. Edgar Hoover y posteriormente fue asesinado. La popularización de estas herramientas de esta caja de herramientas reaccionaria supone una amenaza existencial para el movimiento hoy en día, al igual que ocurrió en el pasado.

    NYC for Abortion Rights y otros denuncian la actividad de los miembros de RU4AR, que “llevan pantalones blancos pintados con sangre simulada, hacen simulacros de muerte y utilizan imágenes de perchas”. Promueven el “aborto seguro autogestionado” y el “aborto con medicamentos como herramienta post-Roe”. Parece que esta gente conoce poco la historia del movimiento de masas que consiguió el derecho al aborto. En la época de Roe contra Wade, miles de mujeres se habían muerto debido a abortos autogestionados con perchas y por proveedores de abortos de callejón que no estaban capacitados para practicar medicina. Sí, en el futuro veremos el regreso de los abortos con perchas y en callejones. Sí, las mujeres se han muerto y se morirán en el futuro a pesar de las proclamas del ala acomodada del movimiento por el derecho al aborto, porque los que rechazan los “simulacros de muerte” están rechazando la realidad de las mujeres que viven en la pobreza.

    De hecho, la esclavitud fue declarada legal por la Corte Suprema de Estados Unidos, pero los abolicionistas siguieron luchando hasta que fuera derrocada. La segregación fue legalizada en una decisión de la Corte Suprema hasta que la segregación del Jim Crow fuera derrocada por el movimiento de los derechos civiles. La batalla por la restauración de Roe contra Wade y por el Aborto a Solicitud Sin Pedir Disculpas no ha hecho más que empezar y NYC for Abortion Rights y otros quieren rendirse sin disparar un solo tiro político. El Partido Demócrata nos ha estado diciendo que podemos votar para salir de esta crisis. El actual gobierno de “mayoría moderada” en Washington tal vez tenga buenas razones para celebrar esta campaña en contra de RU4AR.

    NYC for Abortion Rights y otros están molestos porque “RU4AR compara frecuentemente las prohibiciones del aborto con la “esclavización femenina”. Desgraciadamente, el papel de “ama de casa” o de “descalza, encinta y en la cocina” es donde los reaccionarios quieren meter a las mujeres. Es el deber del movimiento señalar esto aunque desagrade a algunas personas. Las acusaciones de que De Pie Por el Derecho al Aborto es homofóbica o de que hace mal uso de los fondos son pura y dura mentira. RU4AR ha hecho mucho con un presupuesto muy reducido. La reaccionaria Corte Suprema que pretende empujarnos hacia abajo a todos no tendrá la última palabra en las batallas que se avecinan en torno al derecho al aborto.

    La BMDC repudia estos ataques divisivos y reafirma la necesidad de construir un movimiento fuerte y unido que desarrolle una cultura de construcción de movimientos que busque dar la bienvenida a todas las corrientes a la mesa de organización en esfuerzos por organizar acciones conjuntas decididas por todas las organizaciones participantes. Repudiamos la noción de un movimiento que sigue un culto de personalidades en la forma de NYC for Abortion Rights y aquellos que buscan dividirnos y debilitar nuestra capacidad de luchar contra los ataques que provienen del gobierno y de los reaccionarios que quieren llevarnos a todos de vuelta al peonaje, la pobreza y la atomización política al estilo del siglo 19.


    Del Hermano B En Las Calles, educador, California

    “Hay algo que se llama la verdad objetiva — y la gente será tomada por tonta si se niega a darse cuenta de que hay gente que SÍ dice la verdad (y habrá fuerzas con las que eso no es de su agrado y quieren bloquearlo). Y eso incluye la verdad sobre cuál es el problema y cuál es la solución —nadie, aparte de Bob Avakian, grita “Revolución, y Nada Menos”— con verdadero contenido, y durante muchas décadas”.

    Siga leyendo

    Bob Avakian un líder de “culto”. He escuchado este tipo de comentarios durante mucho tiempo, y cada vez que surge, qué revelan sobre sí mismas estas fuerzas que difunden esta acusación: ninguna investigación... absolutamente ninguna investigación seria de nada de lo que ha escrito Bob Avakian. Muéstrame dónde, en cualquier cosa que Bob Avakian haya escrito, o en sus discursos, donde diga que su obra no debe ser escrutada. La gente no debe ser intelectualmente perezosa y tragarse esta cháchara sobre “culto”. Hay algo que se llama la verdad objetiva — y la gente será tomada por tonta si se niega a darse cuenta de que hay gente que SÍ dice la verdad (y habrá fuerzas con las que eso no es de su agrado y quieran bloquearlo). Y eso incluye la verdad sobre cuál es el problema y cuál es la solución —nadie, aparte de Bob Avakian, grita “Revolución, y Nada Menos”— con verdadero contenido, y durante muchas décadas.

    La gente debería preguntarse a sí misma ¿qué es la “realidad objetiva”? ¿Cómo solucionar el problema de desmantelar este sistema capitalista-imperialista? Eso es distinto a juzgar a la gente por su ascendencia o promover la idea de que hay muchas versiones diferentes de la realidad. Oímos hablar de las micro-agresiones y éstas son reales, pero ¿y qué de las macro-agresiones que nos unen a todos, y de un líder revolucionario que habla de todo eso? Estos ataques incluyen la acusación de que ¡De Pie Por el Derecho al Aborto y Revcom son una estafa piramidal! Acusación vil y sin principios. Pues bien, si tu “política de identidad” no está ligada a desmantelar este sistema, pues estás barajando las sillas del Titanic, y en el caso de algunas personas, esto también significa ahora unirse al campo de la contrarrevolución. Bob Avakian ha impulsado una línea científica firme durante mucho tiempo. Es correcto que los que la entienden se apoyen en ella, y para los que nunca han explorado con seriedad a Bob Avakian: infórmense de lo que dice Bob Avakian sobre la realidad objetiva, sobre el problema y sobre la solución, y sobre los principios que deben guiar la lucha revolucionaria.

    Hermano B En Las Calles 
    Educador, California


    Posteado originalmente en RiseUp4AbortionRights.org

    Fran Luck, presentadora y productora de La Alegría de la Resistencia, Emisora Radiofónica Feminista en la WBAI 99.5 FM en la ciudad de Nueva York

    “Cuando [los movimientos] realmente están despegando y obteniendo algo de poder y reconocimiento, todo un grupo de personas más aferradas al establecimiento... a menudo atacan de manera muy despiadada y difamatoria... Es un patrón muy peligroso y debe ser combatido y debe ser desenmascarado. Estoy muy orgulloso de que De Pie Por el Derecho al Aborto le está haciendo frente”.

    Siga leyendo

    Los grandes movimientos no se inician en los despachos de los políticos. Se inician con masas de gente en las calles. Luego, después de que ocurre algún tipo de disrupción, los políticos se deshacen de ella y la convierten en una especie de legislación la que generalmente diluyen. Así es la manera en que se hace el llamado “progreso”.

    He venido siguiendo los ataques incrementales contra el aborto durante los 20 años que llevamos al aire. Pero tan pronto como entramos en este capítulo de los ataques, busqué a personas que saldrían a esas calles y comenzarían a poner el grito en el cielo. No pude encontrar a nadie, excepto Rise Up 4 Abortion Rights [De Pie Por el Derecho al Aborto], que estuvo en las calles de inmediato y se estaba movilizando de manera excelente. Yo estaba muy emocionada por eso. No vi a ninguno de los otros grupos feministas y estoy en contacto con muchos de ellos porque muchos de ellos han salido en el programa radiofónico que produzco. Ellos no estaban ahí. Rise Up 4 Abortion Rights estuvo ahí. Las multitudes que se estaban congregando estaban saliendo en los noticieros. Las diferentes consignas que estaban usando estaban saliendo en los noticieros. Simplemente pensaba que era realmente excelente, así que estaba muy feliz de firmar la declaración. Estaba muy feliz de unirme con ellos.

    Ahora, cuando escuché acerca de estos ataques, fue un sentimiento muy familiar. Fue como: Aí no, aquí vamos de nuevo. Había visto este tipo de ataques en otros movimientos. Los había visto en el movimiento por la vivienda. Los había visto en el movimiento feminista en los primeros días, cuando los radicales iniciaron el movimiento feminista. A menudo, las mujeres asociadas con la Izquierda, las mujeres que estaban concienciando o consultando su propia experiencia, estaban escribiendo una historia completamente nueva para las mujeres. Eso es a mediados de los años 1960. Estas mujeres realmente lo difundieron por todas partes. Hubo grupos de concientización en pueblos y ciudades de todo el país. Y luego, ¿qué crees que pasó? Mucha gente, generalmente mujeres que estaban muy envueltas con el sistema, comenzaron a sentir que, “Ah, este movimiento realmente está logrando algo. Tal vez sea hora de que nos hagamos cargo. Esa gente loca que lo inició, bueno, eran buenos para iniciar cosas, pero no podemos dejar que las manejen, las van a arruinar. Necesitamos conseguir que se tenga bajo control. Necesitamos combinarlo quizás con las instituciones existentes. Necesitamos diluirlo antes de que se vuelva demasiado disruptivo para el status quo”. Esa es una historia que se ha contado con demasiada frecuencia. De hecho, puedes leer en The Power of History, un ensayo de Kathie Sarahchild de Redstockings, si quieres saber más sobre esa toma de control del movimiento feminista y la manera en que medio fue desviado hacia el Partido Demócrata. Eso no significa que los radicales no continuaron luchando —todavía están luchando—, pero esa fue una lección muy grande. En ese momento, el movimiento feminista radical fue atacado de muchas maneras. Muchos de los líderes fueron expulsados de los grupos que habían iniciado.

    Ves este tipo de cosas suceder una y otra vez. Los radicales tienden a tener más visión porque tienen una visión más amplia. La palabra radical realmente significa llegar a la raíz de las cosas, examinar las causas más profundas de las cosas. Por lo tanto, los radicales son muy creativos sobre lo que están haciendo. Por otro lado, las personas que están haciendo una especie incremental de un tema a la vez y no tienen mucha visión más allá de eso, bueno, son buenos para cooptar lo que están haciendo los radicales. Pero no son buenos para sostener movimientos que tienen una verdadera visión. Así que, tan pronto como yo viera estos ataques contra Rise Up 4 Abortion Rights, dije aquí vamos de nuevo. Y les pido a las personas que quizás no hayan visto esto antes, que estén fuertemente sobre aviso sobre esto, porque tiende a repetirse en muchos movimientos. Cuando realmente están despegando y obteniendo algo de poder y reconocimiento, todo un grupo de personas más aferradas al establecimiento entran y comienzan a atacar y a menudo atacan de manera muy despiadada y difamatoria. De esas maneras van a deslegitimar a esos movimientos radicales a los ojos de la gente. A veces es una guerra territorial. A veces son personas que quizás no sean liberales clásicos, pueden afirmar que también tienen raíces socialistas, pero su socialismo es un socialismo muy al estilo del establecimiento si realmente lo examinas. Así que quería transmitirles esto a todos ustedes. Es un patrón muy peligroso y debe ser combatido y debe ser desenmascarado. Estoy muy orgulloso de que De Pie Por el Derecho al Aborto le está haciendo frente.

    Este no es un movimiento transfóbico. Tienen razón al usar la palabra mujer en gran parte de las consignas. La palabra mujer no debe desaparecer y no está en contradicción con apoyar a todas las personas de género no conforme. Así que eso es básicamente lo que quiero decir. Les apoyo mucho. He publicado varios tuits que se han circulado. He trabajado junto a Sunsara en la emisora radiofónica WBAI. Una vez más, les agradezco. Adelante. Tenemos que estar en esas calles. Es necesario romper con la actividad como de costumbre mientras las mujeres no tengan sus derechos. Necesitamos tener eso como un motivo inspirador continuo y debemos perseverar con él, ¡así que gracias a todos!


    Posteado originalmente en RiseUp4AbortionRights.org

    Pam Laskin, poeta, autora, editora, profesora del City College de Nueva York

    “Como miembro activa con De Pie Por el Derecho al Aborto y admiradora de la pasión, la integridad, el trabajo duro y el compromiso de una de sus líderes, Sunsara Taylor, me ha horrorizado leer el reciente ataque perpetrado en contra de Bob Avakian, los Revcom y —en particular— contra una institución, RU4AR, tan comprometida con garantizar la salud y la seguridad de la libertad reproductiva de las mujeres”.

    Siga leyendo

    La siguiente es una copia de la carta que Pam Laskin envió a la editora del artículo de ataque publicado en The Intercept que ataca a De Pie Por el Derecho al Aborto, así como a Bob Avakian, a Sunsara Taylor y a los Revcom.

    Estimada Sra. Renner,

    Como miembro activa con De Pie Por el Derecho al Aborto y admiradora de la pasión, la integridad, el trabajo duro y el compromiso de una de sus líderes, Sunsara Taylor, me ha horrorizado leer el reciente ataque perpetrado en contra de Bob Avakian, los Revcom y —en particular— contra una institución, RU4AR, tan comprometida con garantizar la salud y la seguridad de la libertad reproductiva de las mujeres.

    He asistido a muchas de las concentraciones organizadas por este grupo, y su compromiso honesto y transparente con esta causa es digno de reverencia, no de ser atacado. Lo que me llamó la atención en una de las primeras concentraciones —en marzo, antes de que la Corte Suprema emitiera su decisión, es la voluntad de Sunsara, una portavoz, de unir fuerzas con todas las demás organizaciones que marchaban para defender este derecho sagrado. Aunque RU4AR tiene una postura particular (que usted atacó de forma ingenua y despectiva), ella se dio cuenta de que era fundamental inspirar la revolución como catalizador para revocar esta decisión, al tiempo que colaboraba con cualquier otro grupo que persiguiera el mismo objetivo.

    Supongo que usted nunca la ha oído hablar ni se ha molestado en entrevistarla, porque —si lo hubiera hecho—, nunca habría emprendido un asalto verbal contra sus objetivos. Una nueva nación de jóvenes está uniendo fuerzas con este grupo porque se sienten inspirados por el poderoso mensaje de ella.

    En estos terribles tiempos políticos, en los que la verdad es una mercancía y nuestra retórica actual se basa en la mentira, usted, —como periodista— ¿no querría investigar a fondo su artículo, para que no perpetuara la negatividad, mentiras y el peligro de nuestro mundo actual?

    Debería darle vergüenza no hacer lo contrario.

    Firmado:

    Pamela L. Laskin 
    Directora, Poetry Outreach 
    Profesora, El City College de Nueva York


    Posteado originalmente en RiseUp4AbortionRights.org

    Rachael Wachstein, luchadora antifascista que trabajó con Rechazar el Fascismo

    “Mientras la extrema derecha reúne a grupos dispares, desde evangélicos agita-biblias hasta supremacistas blancos amantes de las armas, la izquierda y los progresistas prefieren luchar entre sí. Cuando atacan a los Revcom porque no les gustan sus tácticas o su forma de organizarse, están acelerando la toma de posesión autoritaria y fascista de nuestro país”.

    Siga leyendo

    Mientras la extrema derecha reúne a grupos dispares, desde evangélicos agita-biblias hasta supremacistas blancos amantes de las armas, la izquierda y los progresistas prefieren luchar entre sí. Cuando atacan a los Revcom porque no les gustan sus tácticas o su forma de organizarse, están acelerando la toma de posesión autoritaria y fascista de nuestro país. No estáis levando la buena lucha cuando gastáis vuestro tiempo y energía en derribar a los de vuestro propio bando. ¡Dejad esas necedades de ser más santos que los demás! Si no te gusta cómo se organiza el grupo, eres libre de hacerlo a tu manera. Se trata de todos manos a la obra, pues. Hay un lugar para todos los que somos necesarios si tendremos una oportunidad de sobrevivir a la oleada fascista que seguramente se intensificará de cara a las elecciones de 2024, las que podemos garantizar que no serán libres ni justas. Lo que se necesita ahora es un frente unido del pueblo. Tenemos que entrelazar los brazos y hacerles retroceder. Es una vergüenza para cualquiera que nos distraiga de esta misión común. Puedes tener razón y quedarte solo o puedes ver nuestra causa común y unir los brazos para resistir. La próxima vez que quieras arremeterte contra los Revcom porque no están haciendo lo que tú harías, tal vez debieras tomar esa energía y dirigirla contra las verdaderas fuerzas del fascismo cristiano que están tomando nuestro país por asalto.


    Posteado originalmente en RiseUp4AbortionRights.org

    Jóvenes del Área de la Bahía de San Francisco con De Pie Por el Derecho al Aborto

    “Ya no es el momento de empezar a pelear dentro de este “movimiento”. Quizá no todos tengamos las mismas ideologías, pero todos estamos luchando por los derechos de las mujeres y de todas las personas que pueden dar a luz”.

    Siga leyendo
    Declaración sobre las acusaciones contra RU4AR 
    A cuenta de los jóvenes del Área de la Bahía de San Francisco que han trabajado con RU4AR desde abril de 2022.

    ¿Motivación/objetivos?

    Trabajamos para que el mayor número de personas esté en las calles con nosotros. Las mujeres y todos los que ayudaron a luchar en Argentina ganaron su derecho al aborto y otros cuidados de salud esenciales mediante protestas con masas de gente. El simple hecho de votar por los demócratas y decir que se está a favor del aborto no es suficiente. La Corte Suprema de Estados Unidos [SCOTUS] ya ha declarado que el matrimonio entre personas del mismo género y el derecho a los anticonceptivos son los próximos en ser cortados.

    ¿Imágenes gráficas/violentas?

    El uso de imágenes que incluyen pantalones ensangrentados, perchas, etc. se basa en las mujeres que resultaron gravemente heridas o murieron por la falta de un aborto seguro y legal. Esta es la realidad de lo que ocurrirá. El argumento de que ahora hay alternativas como las píldoras abortivas o que la gente puede simplemente viajar no es válido. No todos tienen el dinero o las circunstancias — para tomar un avión a otro estado para abortar, o para comprar una píldora abortiva. Es extremadamente importante destacar y reconocer el hecho de que este problema afecta de manera desproporcionada a las personas negras, latinx, de bajos ingresos y otras personas más oprimidas.

    ¿Fondos/Donativos?

    Cuando haces un donativo a la sección De Pie Por el Derecho al Aborto del Área de la Bahía de San Francisco, el dinero se canaliza a la impresión y creación de nuestros carteles, pegatinas, pancartas y otros artículos utilizados en las protestas. Muchas de nuestras pancartas son hechas por nosotros (los jóvenes) en nuestro tiempo libre, y a veces incluso tan sólo horas antes de las protestas. Para crearlas, tenemos que invertir en tela, pintura, plantillas, etc. Para hacernos oír, necesitamos megáfonos y baterías para ellos.

    Para concluir

    En definitiva, debemos permanecer unidos en esta lucha. Ya no es el momento de empezar a pelear dentro de este “movimiento”. Quizá no todos tengamos las mismas ideologías, pero todos estamos luchando por los derechos de las mujeres y de todas las personas que pueden dar a luz.


    Posteado originalmente en RiseUp4AbortionRights.org

    Nina Felshin, curadora de arte contemporáneo, escritora y activista.

    “El ataque a RU4AR es totalmente malicioso, chocante y aterrador...”

    Siga leyendo

    El ataque a RU4AR es totalmente malicioso, chocante y aterrador. Uno sólo puede preguntarse cuáles otras armas macartistas se utilizarán para atacar al PCR y a otras voces disidentes de la izquierda... Me parece que los financiadores de los firmantes probablemente les han tendido una trampa para hacer esto, ¿no? El ataque es tan transparentemente estúpido —pero no obstante peligroso— y parece obvio que el verdadero objetivo del ataque es el PCR...

    A los estadounidenses se les enseña quién es el enemigo — y siempre son aquellos que se niegan a dejarse engañar por la narrativa de Estados Unidos, incluyendo a China, Rusia, Siria, Venezuela, Irán, Cuba y Nicaragua; los periodistas independientes y las organizaciones como el PCR. Ahora, quizás más que nunca, el comunismo —y el socialismo— se ha convertido de nuevo en una amenaza. La trama se complica.


    Posteado originalmente en RiseUp4AbortionRights.org

    Peter Switzer, activista, videógrafo, editor

    “¿Va a permitir el Intercept artículos de ataque del tipo McCarthy como el que McMackey ha sacado sin hacer ningún tipo de reportaje y sólo rumores vagos de oídas de otros que realmente no saben mucho, si es que saben algo, sobre De Pie Por el Derecho al Aborto, o los RevCom, o Bob Avakian? ¿Qué tanto saben sobre CoIntelPro o las audiencias de McCarthy?”

    Siga leyendo

    Lo siguiente es una copia de la carta que Peter Switzer envió a The Intercept en respuesta a su correo electrónico a la membresía (a veces cita su carta). Switzer comenta el artículo de ataque que publicaron que ataca a De Pie Por el Derecho al Aborto, así como a Bob Avakian, Sunsara y los Revcom.

    22 de julio de 2022

    Oigan, Intercept:

    Ciertamente no están ayudando a la democracia a “sobrevivir” de ninguna manera... eso es un hecho, algo de lo que al parecer les hace mucha falta a ustedes por ahí.

    Tendrán que perder al no “periodista” Robert Mackey, que se dedica a la difamación, a tirar lodo y a soltar mentiritas engañosas antes de que se me ocurra volver a leer su trapo calumnioso.

    ¿Va a permitir el Intercept artículos de ataque del tipo McCarthy como el que McMackey ha sacado sin hacer ningún tipo de reportaje y sólo rumores vagos de oídas de otros que realmente no saben mucho, si es que saben algo, sobre De Pie Por el Derecho al Aborto, o los RevCom, o Bob Avakian? ¿Qué tanto saben sobre CoIntelPro o las audiencias de McCarthy?

    — ¿“Abalanzarse”?

    — ¿De veras?

    Qué broma, tan gastada, tan trillada, tan pura tontería. RU4AR estaba organizando y agitando en las calles SIN “cámaras” allá en enero de 2022, directamente en Washington, D.C. mucho antes de que las “cámaras” salieran ahí, y todavía están organizando acciones y protestas en las calles hoy. ¿Dónde diablos estaban ustedes? ¿Dónde estaba McMackey?

    RU4AR organizó la mayoría de las acciones en las calles de todo el país, por eso estaban/están allí en la mayoría de ellas, con el micrófono. Imagina ese hecho...

    Incluso se criticó ignorantemente a RU4AR por adoptar el verde como el color de la resistencia por el derecho al aborto cuando empezaron. Hay una razón por la que RU4AR eligió el verde del que la mayoría de los demás no tenían ni idea. Y vaya que se criticó a RU4AR por “cooptar” eso también cuando la gente se dio cuenta, un color, ¡“cooptar” un color! Todas las acusaciones de “cooptación” son una maldita broma, eso sería dolorosamente graciosísimo si no fuera tan triste y directamente contrarrevolucionario.

    La misma gente que no sabía dónde o por qué se eligió el verde, ahora se viste de verde DEBIDO A la previsión y comprensión de RU4AR, en diciembre/enero, de seguir a las mujeres de Argentina y Colombia, donde el derecho al aborto fue ganado en las calles, por el pueblo. Incluso sus compañer@s en el Congreso ahora se visten de verde (foto de abajo) algo visto mientras Chu habló en las escalinatas de la cámara. Los demócratas no se vestían de verde antes de que RU4AR lo adoptara y popularizara aquí. Está claro que RU4AR influyó en muchos otros grupos de esta manera en los Estados Unidos, y en otros lugares, como era su intención.

    Mackey es ridículo. El llamado “periodismo” pútrido e inconexo desprovisto de hechos de Mackey pertenece al retrete, en el mejor de los casos.

    Del correo electrónico de recaudación de fondos de The Intercept:

    — “El periodismo jugará un papel clave en la lucha para restaurar la cordura en la Corte Suprema”.

    El “periodismo” de The Intercept ciertamente no lo hará.

    — “Nos corresponde a nosotros explicar el impacto de estas decisiones, iluminar las fuerzas que las desencadenaron y exigir acciones de aquellos con el poder para frenar los excesos de la corte y remediar el daño”.

    ¿Se les ha ocurrido a McMackey o al Intercept a lo que RU4AR realmente está convocando?

    ¿Acaso lo saben ahora, casi ocho meses después?

    Si alguien por allá se creyera de verdad sólo la mitad del contenido de este correo electrónico que ha enviado junto con su búsqueda de dinero “abundante”, pues dejaría de publicar lo que es la peor representación de “periodismo” que ofrece el Internet.

    No leeré ni aceptaré más historias o correos electrónicos de su sitio que es peor que bazofia lo que de alguna manera ustedes etiquetan de sitio de “periodismo de investigación tenaz” en ningún momento en el futuro. Me doy de baja de suscriptor hoy mismo.

    Sé realista, o lárguense.

    ¡De Pie!

    Peter Switzer


    Posteado originalmente en RiseUp4AbortionRights.org

    Un profesional del sector médico, después de leer la refutación de Sunsara Taylor al artículo de Robert Mackey en The Intercept

    “Es importante detallar la total falta de integridad periodística, tanto de Mackey como del personal editorial [del Intercept]. Ilustra los métodos trumpianos de ‘argumentación’ que él empleó con fines extremadamente peligrosos, en este caso dirigidos por periodistas “progresistas” contra algunas de las únicas fuerzas organizadas que movilizaron protestas y resistencia”.

    Siga leyendo

    Cuando lo revisé esta mañana, el Intercept todavía tenía la historia original [del ataque a De Pie Por el Derecho al Aborto y a los Revcom] en un lugar destacado (en medio de la página, una de las historias principales en la sección de “política”) sin una refutación impresa. El artículo de Sunsara estaba muy bien armado. Es importante detallar la total falta de integridad periodística, tanto de Mackey como del personal editorial. Ilustra los métodos trumpianos de “argumentación” que él empleó con fines extremadamente peligrosos, en este caso dirigidos por periodistas “progresistas” contra algunas de las únicas fuerzas organizadas que movilizaron protestas y resistencia.

    MUCHA gente debería ver el trabajo de seguir presionando para que el Intercept publique la refutación como una exigencia justa dada la vergonzosa falta de normas periodísticas en el artículo de Mackey, y si no lo hacen pronto, encontrar formas de hacer esta situación un tema de controversia entre las personas que por lo general leerían el Intercept podría desempeñar un papel importante, especialmente la vinculación de su artículo a los otros ataques sin principios publicados alrededor de la misma época y con un contenido notablemente similar, como el artículo “Detrás de la semana de ataques virtuales...” [escrito por los revcom y posteado en Revcom.us]. Y hacerlo con el objetivo de poner al desnudo los pútridos valores y la empobrecida visión y programa políticos de los que estos ataques surgen y a los que estos ataques sirven, y de demostrar a modo de contraste qué tanto importa tratar de entender la naturaleza de este ataque al derecho al aborto y los objetivos de quienes lo impulsan, ¡un análisis científico que muestra el camino para combatir estos atropellos hoy en día y que no le da la espalda a lo que se necesita para atajar de raíz el origen de estos horrores regeneradores!

    La sección [en la refutación de Sunsara] “Cancelar a Bob Avakian a fin de borrar la revolución” me pareció especialmente poderosa. Se inicia por abordar directamente por qué estas acusaciones de “culto” no sólo son descaradas y no tienen nada que ver con la información o el discurso honesto, sino que tienen el efecto de poner “fuera de lugar” a cualquier exploración de la obra de BA acerca estas cuestiones cruciales de la naturaleza básica de este sistema, de que existe un camino más allá de todos los horrores de este sistema por medio de la revolución, lo que la hace posible y lo que caracteriza a la sociedad radicalmente diferente que lo reemplazaría —todas las que son cuestiones de importancia crítica, algo que debería querer —debería estar ante el reto de explorar— cualquier lector del Intercept que honestamente reconoce la magnitud de las crisis y los crímenes de este sistema. También creo que es útil enumerar las formas en que la acusación de “culto” manipula a la gente, las etiquetas que se les fijan (“Todos saben que los cultos son espeluznantes, descerebrados y peligrosos. Todos saben que son depredadores”.). Pone al descubierto lo que la gente piensa, posibilita que se le critique directamente y posibilita que se hagan pedazos las acusaciones huecas y toda la carga de insinuaciones.


    De un fotógrafo que cubrió el levantamiento de Ferguson, el veredicto de Stockley y el Levantamiento de la Vida de los Negros Importa en 2020

    Esto es algo que de todos modos ha venido circulando en mi mente. He tenido que lidiar con esto desde que sucedió. Algunas otras personas y yo —tuvimos que defender el trabajo del PCR, Ferguson, Rechazar el Fascismo, De Pie Por el Derecho al Aborto— tuvimos que defender todo eso. Y eso es algo que está en curso.

    Siga leyendo

    En primer lugar, quiero decir que me sentía totalmente insultado — y eso es lo que sentía al respecto. Me sentía totalmente insultado de que alguien dijera que he estado trabajando con un culto todos estos años. Porque al trabajar con el PCR y al seguir la dirección de BA, quien yo creo que es el pensador líder en el mundo en este momento, no digo que estoy de acuerdo con todo lo que él dice, pero diré que es el pensador líder en el mundo que está forjando hacia adelante la estrategia de liberación para toda la humanidad. Trabajar con el PCR y seguir la dirección de BA no ha hecho más que poner a prueba mi pensar, me ha hecho estirar mi pensar —mi imaginación— para bregar, para comprender diferentes situaciones complejas que tenemos en el mundo de hoy. Mi mente se ha estirado, se ha puesto a prueba hasta el límite al tratar de comprender situaciones complejas como pensar cómo es posible una revolución.

    Si esto fuera un culto, un culto se basa en ciertos principios religiosos inalterables. No hay religiosidad en este movimiento. BA y el PCR, personas concretas como Sunsara Taylor y Andy Zee dieron la voz de alarma sobre el embate inminente, el surgimiento del fascismo, en los Estados Unidos antes de que ninguna otra persona lo viera. Ser capaz de ver el advenimiento del fascismo antes de que ninguna otra persona lo hiciera y luego comenzar a preparar a la gente para ello — pues, felicito al PCR y a Bob Avakian por hacerlo. Y llamar a la gente a que saliera a las calles para detener la revocación de Roe contra Wade, el derecho al aborto fue, a mi parecer, algo notable. Y creo que BA y el PCR merecen elogios por ello.

    Creo que lo que la gente debe hacer a pesar de este embate de gran parte de la llamada izquierda, luego el llamado movimiento “Woke” (concienciado) que está lleno de la política de identidad. La gente, como dice BA — la gente necesita ser científica. La gente necesita explorar estas cuestiones sobre el día de hoy, sobre lo que está pasando. Particularmente en cuanto a la estrategia para hacer retroceder la Decisión de la Corte Suprema contra el derecho al aborto. BA y el PCR han sido fundamentales para señalar la forma de abordar este problema: las calles.

    Un culto no habría hecho todo eso. Un culto es la filosofía de la religión. El PCR, BA, es la filosofía del crecimiento. De analizar la vida, y la situación objetiva a medida que se van desarrollando. Así que, al final, digo como BA: ¿nos dirigimos hacia un fin horroroso o la humanidad está encaminada hacia un futuro mucho mejor?


    Declaración en respuesta a los ataques a Bob Avakian de parte de Freddie J. McGee, padre de Freddie Latrice Wilson, baleado 18 veces por la policía de Chicago.

    Alguien que trata de ayudarle a usted voluntariamente, que trata de salvarlo. Y parece que a ustedes no les importa. Tienen que criticar a la persona que intenta ayudarles. Si quieren usar un ejemplo reciente se tiene a Martin Luther King, él estaba a favor de los justos. Trataba de apoyar al pueblo. Fue asesinado porque estaba tratando de decirle la verdad a la gente, estaba tratando de unir a la gente. Y lo mataron por ello. Todavía tenemos a alguien como Bob Avakian que se arriesga la vida, toma su tiempo tratando de ayudar a la gente.

    Siga leyendo
    Freddie Latrice Wilson

     

    Freddie Latrice Wilson   

    Stevie Wonder puede ver esta mierda... Soy hombre, pero veo lo que siente una mujer en relación a sus derechos. Tiene toda la razón, una mujer tiene derecho de decir si va a tener un bebé. Está muy mal que hay personas que tengan el poder de decirle a la gente la manera de llevar su vida. Y tener a alguien lo suficientemente fuerte como para ponerse de pie y apoyarnos — debería haber más personas en el mundo de hoy que apoyan a Bob Avakian y a la revolución. Cualquiera que se preocupe por la gente.


    De un cineasta negro

    Dicen que el PCR está trabajando en pos de “sus propios intereses”. Lo cual está en pos de los intereses de la Revolución, quien está a favor de los intereses de todos. Cuando uno se vuelve demasiado efectivo, ahí viene el golpe.

     


    Un partidario de Bob Avakian

    Estamos hablando del Líder Bob Avakian, el líder del PCR. Un líder muy carismático. Un líder muy directo. Se adelanta a su tiempo, da en el clavo con su análisis nacido del Partido Pantera Negra. Muy comprometido con lo que hace, y lo hace como nadie.

    Siga leyendo

    Si se le mira y se le juzga por la tez blanca, hay que mirar un poco más a fondo porque es mucho más que tez blanca. Hay que mirar las circunstancias que le dieron origen y lo que ha representado durante todos estos años y lo que sigue representando.

    Bob Avakian es un líder muy grande y dará lo mejor de sí mismo, tanto si lo apoyas como si no. Está comprometido con el movimiento. Está comprometido a asegurarse de que tengamos un mundo mejor en que vivir y está comprometido a deshacerse de la opresión.

    Fíjese, cuando se habla de deshacerse de la opresión, vive en un mundo que es como un cilindro de cristal. Van a lanzar ladrillos a una persona que baja la tapadera, o que pone al descubierto sus actos. Y Bob Avakian lo ha hecho como nadie. Ha puesto al desnudo sus actos y ellos no lo aprecian en absoluto.

    Así que, naturalmente, tratarán de lanzar sus dardos y atacarlo a cualquier nivel y en cualquier punto que puedan. Tratan de hurgar, picar y encontrar un punto débil en su manto, pero él no tiene ninguno. Él sabe que la única manera de vencer a este sistema es de desmantelar este sistema y romper este sistema y liberarse de este sistema. Y crear un nuevo sistema que esté por encima de la opresión de todas las personas. Quiere un mundo en el que todas las personas puedan existir libres de la opresión y libres de aplastarse unas a otras para llegar a la cima como lo hace el capitalista-imperialista.

    Nadie ha esclarecido este movimiento como Bob Avakian. Aprendí MUCHÍSIMO bajo mi corta estancia y estudiando bajo la revolución sobre la forma en que este sistema opera y las cosas que ellos hacen que son maníacas. Francamente maníacas y desviadas en su naturaleza para socavar a un pueblo que ya ha sido pisoteado.

    Conocemos los trucos de COINTELPRO — dividir para conquistar. Conocemos la historia. Sabemos la manera en que mataron a Fred Hampton, a Mark Clark, a los distintos líderes del Partido Pantera Negra. Y no sólo la manera en que mataron a los líderes del Partido Pantera Negra — las formas en que actuaron contra todas las organizaciones políticas de esa época para desmantelar, desbaratar y destruir esos movimientos. Así que tenemos la historia de eso.

    Y Bob Avakian no se ha callado al respecto. No se ha cerrado la boca. No se ha doblegado ni ha lamido botas como lo hacen muchos otros líderes para complacer al gobierno. Hay que respetar a un hombre así. HACE FALTA respetar a un hombre así.

    Yo mismo estaba desconfiado a primera vista de entrar en el movimiento. Pero cuando empecé a leer el material y a empaparme en el material y a hacer mis estudios con el PCR, descubrí que el hombre simplemente estaba desenmascarando a una nación burguesa capitalista-imperialista muy perversa y malvada que pisotea y tritura los huesos de los menos afortunados. ¿Cómo se construyó sobre los cuerpos aplastados de los demás? Y esta nación lo ha hecho como ninguna otra nación.

    Esta nación, si alguna vez se lleva a juicio por los crímenes — por los crímenes que ha cometido contra los indígenas, por los crímenes que ha cometido tan sólo contra el pueblo afroamericano. Si fueran llevados a juicio tan sólo por ESOS crímenes, tendrían bastante que pagar. Pero no obstante, Bob Avakian pone al descubierto que se tiene un proceso continuado — ellos no se han rendido, ellos no han cedido en su forma de hacer las cosas, en su forma de operar.

    Así que es importante empaparnos en el conocimiento del movimiento de Bob Avakian y apoyar a este líder. Y protegerlo a toda costa. A protegerlo a toda costa. Porque ellos ya han matado a bastantes de nuestros líderes. Así que tenemos que formar una fuerte red alrededor de él y protegerlo. Gracias.

    Me llamo Hannibal Salim Ali y soy partidario de Bob Avakian.

    BOB AVAKIAN: UN LÍDER RADICALMENTE DIFERENTE — UN MARCO COMPLETAMENTE NUEVO PARA LA EMANCIPACIÓN HUMANA

     

  • ARTICLE:

    Lo que hay que aprender —y lo que NO hay que aprender— del referéndum de Kansas sobre el aborto

    Cuatro puntos de orientación

    Kansas abortion-rights activists hold rally outside statehouse, Topeka

     

    30 de julio, Topeka, Kansas. Cientos de personas ocuparon la sede del Gobierno del Estado de Kansas para protestar contra una enmienda que establece explícitamente que las mujeres no tendrían el derecho constitucional al aborto. Muchas mujeres dieron un paso al frente para contar sus propias historias personales, incluida una mujer que dijo que necesitaba un aborto cuando salió de una relación abusiva. Ese mismo día, en Lawrence, Kansas, 60 personas se reunieron delante del juzgado del condado de Douglas para marchar hacia el centro y protestar contra la enmienda. (Luego, el 2 de agosto, la enmienda fue derrotada en las urnas).    Crédito: Twitter @RosieRiveterDFW

    El martes 2 de agosto los votantes de Kansas rechazaron por aplastante mayoría un anteproyecto de enmienda a la constitución del estado que habría abierto el camino a prohibiciones extremas contra el aborto. Esto es algo bueno. Significa que, al menos por ahora, las mujeres de todo Kansas y al menos algunos de los estados circundantes —en los que hace poco se prohibió el aborto cuando la Corte Suprema anuló las protecciones del aborto en todo Estados Unidos— podrán acceder a los abortos en Kansas. Pero es crucial que quienes apoyan el derecho fundamental de las mujeres al aborto saquen las lecciones correctas de esta experiencia y no las lecciones equivocadas. Teniendo esto en cuenta, aquí van cuatro puntos cruciales de orientación:

    1 Existe una enorme reserva de potencial furia, compromiso y determinación entre muchos millones de mujeres y otras personas en toda la sociedad para luchar por el derecho al aborto y la liberación de la mujer.

    Muchos millones de personas en toda esta sociedad están profundamente furiosas y aterrorizadas por el creciente asalto al aborto y el odio por las mujeres que lo impulsa. La energía y la pasión con las que muchas mujeres y otras personas hicieron campaña contra la enmienda de Kansas nos da una idea de la profundidad de la furia, la energía y el compromiso que sería posible desencadenar, y que se debería desencadenar con urgencia, en una lucha masiva en las calles para ganarnos de nuevo el derecho legal al aborto en todo el país.

    2 “Argumentos taimados” —que ocultan la manera en que la lucha por el derecho al aborto concentra la cuestión de si las mujeres serán esclavizadas o emancipadas— ayudan a los odiamujeres y a los fascistas.

    La revista The Economist resumió de forma concisa el enfoque adoptado por las fuerzas dominantes del Partido Demócrata y el establecimiento pro derecho a decidir:

    La campaña pro derecho a decidir triunfó gracias a una estrategia inteligente. En lugar de lemas explícitamente en torno al aborto, enfatizó hizo la libertad personal y la privacidad. El anverso del principal folleto distribuido por Kansans for Constitutional Freedom [Personas de Kansas a favor de la Libertad Constitucional], el grupo que se opone a la enmienda y que se autotituló astutamente, se limitaba a decir “depende de nosotros mantener la libertad de la gente de Kansas”. Los anuncios de televisión instaban a los televidentes a “decir no a más control gubernamental”. Ashley All, de Kansans for Constitutional Freedom, el principal grupo que se oponía a la enmienda, dice que esos mensajes resonaron en un amplio grupo de votantes. “No sólo los progresistas”, explica All, sino también los conservadores y los libertarios “que simplemente no quieren que el gobierno se meta en sus asuntos”.

    ¡No! Una enorme parte de las razones por las que los fanáticos fascistas cristianos han logrado apoderarse de cada vez más terreno político, capturando cada vez más palancas del poder estatal hasta la Corte Suprema, y ahora están anulando las protecciones del aborto y prohibiendo el aborto en un número cada vez mayor de estados en todo Estados Unidos, es precisamente porque el Partido Demócrata y el “movimiento” pro derecho a decidir que ha sido subordinado servilmente a él, han evitado durante décadas hacerles frente frontalmente y alzarla voz en su contra por esclavizar a las mujeres.

    Lo que se necesita, por el contrario, es una lucha a todo pulmón para que todas las mujeres tengan acceso en toda circunstancia que elijan al ABORTO LEGAL A SOLICITUD Y SIN PEDIR DISCULPAS. Tenemos que decir la verdad de que la maternidad obligatoria es la esclavización femenina y desencadenar la furia de las mujeres y de otros que se preocupan por la justicia para luchar con todo a nuestro alcance con un reconocimiento de lo que está en juego.

    3 La lucha en torno al aborto no es momentánea ni superficial. No se trata tan sólo de quién saldrá ganando en uno que otro ciclo electoral. Está profundamente arraigada en la opresión de las mujeres y en la familia patriarcal, y éstas están profundamente arraigadas en el sistema del capitalismo-imperialismo bajo el que vivimos.

    El período en que estaba en vigor Roe contra Wade, la decisión de la Corte Suprema que despenalizó el aborto en todo Estados Unidos en 1973 y que fue anulada el pasado mes de junio, coincidió con cambios muy profundos en la posición social de las mujeres en toda la sociedad y con cambios profundos en la familia como institución. Debido tanto a los grandes cambios económicos en el mundo y en Estados Unidos, como a la feroz lucha de las mujeres por su liberación, las mujeres se han incorporado a la vida pública y al trabajo de una manera inaudita hace unas pocas generaciones. Nada de esto habría sido posible sin el acceso al aborto y al control de la natalidad.

    Sin embargo, como escribió Bob Avakian en su Declaración de Año Nuevo de 2021:

    [E]s imposible eliminar la supremacía masculina dentro de los límites de este sistema. Esto es cierto porque la supremacía masculina ha estado entretejida profundamente en la trama de esta sociedad, y porque este sistema se basa en las relaciones de mercancías y explotación capitalistas —las cosas se producen para intercambiar (vender), mediante un proceso en el que trabajan masas de personas, a cambio de un sueldo o salario, para generar ganancias acumuladas por los capitalistas que contratan a esas personas y controlan su trabajo—, un sistema en el que la unidad familiar patriarcal sigue siendo un componente y requisito económico y social esencial, aunque está sometida a tensiones crecientes. Y el sector fascista de la clase dominante, durante varias décadas ya, ha llevado a cabo un ataque implacable a los derechos constitucionales, y ha movilizado a su base social de fanáticos fundamentalistas religiosos, para ejercer de manera forzosa y a menudo violenta la opresión patriarcal “tradicional” — con el asalto contra el derecho al aborto, e incluso al control de la natalidad, un gran eje de este intento de esclavizar en lo esencial a las mujeres. [las negritas al final son mías]

    Esto debería contribuir a aclarar por qué el asalto fanático al derecho al aborto ha sido tan feroz como lo ha sido durante décadas: con bombardeos de clínicas, asesinatos de médicos, el hostigamiento y avergonzamiento de millones de mujeres delante de las puertas de las clínicas. Explica por qué no han permanecido en los márgenes, sino que se han encumbrado dentro del Partido Republicano y luego se han apoderado cada vez más de importantes palancas del poder estatal. Y arroja luz sobre por qué perder un referéndum electoral de vez en cuando no los aplacará ni hará que desvíen de su objetivo.

    También señala por qué, en última instancia, para poner fin a la opresión de las mujeres y derrotar completamente este ataque fascista cristiano contra el aborto que está tan profundamente arraigado en esta sociedad, se requerirá una revolución total. Y por qué, incluso sin semejante revolución, millones de personas necesitan salir de los límites mortales de las elecciones de este sistema para librar una resistencia y lucha masivas y políticas para hacer retroceder este asalto.

    4 Se avecina una resolución radical para las mujeres. Será una parte decisiva de la lucha por el futuro en general. El que sea esclavizadora o emancipadora dependerá de lo que nosotros hagamos.

    Sean cuales fueren los reveses temporales o las derrotas locales que los odiamujeres fascistas cristianos sufran en el camino —y seamos claros que ahora, en un estado tras otro, principalmente están teniendo éxito en prohibir el aborto—, no van a ceder hasta que sean derrotados decisivamente, algo que se puede ver en el hecho de que, unos pocos días después de la votación en Kansas, Indiana aprobó una ley extremadamente represiva contra el aborto, lo que efectivamente eliminó ahí el derecho al aborto. En su Declaración de Año Nuevo, Bob Avakian citó una obra suya anterior:

    La cuestión general de la posición y el papel de la mujer en la sociedad se presenta cada día más agudamente en las extremas circunstancias de hoy — esto es un polvorín en Estados Unidos hoy. No se puede concebir la resolución de todo esto salvo de la manera más radical y mediante formas extremadamente violentas. La cuestión que pende es: ¿será una resolución radical reaccionaria o una resolución radical revolucionaria, implicará reforzar las cadenas de esclavitud o destruir los eslabones más decisivos de esas cadenas y abrir la posibilidad de realizar la eliminación completa de todas las formas de dicha esclavitud?

    Ya es hora de que todos los que se preocupan por las mujeres y por la justicia en general desechen las ilusiones y se preparen para la lucha. Que se zafen de los límites mortales de las elecciones de este sistema y de los términos claudicantes de los demócratas y del llamado “movimiento”. Que se desencadene la furia de las mujeres como una poderosa fuerza que se ponga de pie contra esta marea fascista y exija el aborto legal a solicitud y sin pedir disculpas en todo el país. Que se unan todos los que se puede unir en esta lucha desde muchas perspectivas diferentes, de pie juntos tal como está luchando De Pie Por el Derecho al Aborto. Y, que crecientes cantidades de personas alcen la vista y libren esta lucha como una parte organizada del movimiento para la revolución para que podamos romper verdadera y finalmente todas las cadenas.

  • ARTICLE:

    VIDEO EN INGLÉS:

    Un eje de la estrategia para la revolución: La lucha para transformar la manera de pensar de la gente

    Un eje de la estrategia para la revolución: La lucha para transformar la manera de pensar de la gente
    Un corto de El Show RNL — ¡Revolución, y Nada Menos!, episodio #113
  • ARTICLE:

    Estados Unidos "conmemora" su bombardeo nuclear a Hiroshima...

    Jugando a quién es menos cobarde con China... y Rusia

    Este mes hace setenta y siete años Estados Unidos se convirtió en el primer —y único— país que ha utilizado armas nucleares, lanzando bombas atómicas sobre Hiroshima (6 de agosto) y Nagasaki, Japón (9 de agosto), masacrando entre 210.000 y 220.000 personas, en su inmensa mayoría civiles1.

    Estados Unidos está “conmemorando” este horrible aniversario jugando a quién es menos cobarde2 —con China en la región de Asia-Pacífico y con Rusia en Ucrania— aumentando la amenaza y el peligro de una guerra nuclear, ya sea iniciada de manera deliberada, accidentalmente o por un error de cálculo3.

    mushroomcloud.jpg

     

    El hongo nuclear sobre Hiroshima.   

    Pelosi va a Taiwán — Una escalada estadounidense contra su rival imperialista China

    Los días 2 y 3 de agosto, la lideresa del Partido Demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, fue a la isla de Taiwán, la funcionaria estadounidense de mayor rango que lo ha hecho en 25 años. Con esta visita, intensificó agresivamente la ya extremadamente peligrosa rivalidad imperialista de expandirse-o-morir entre Estados Unidos y China sobre cuál será el explotador dominante en la región de Asia-Pacífico, y en el mundo. Y lo hizo sabiendo muy bien que sería visto por los gobernantes de China —que son capitalista-imperialistas 4 en competencia global con Estados Unidos— como un acto de agresión contra ellos y de interferencia en los asuntos “internos” de China. En otras palabras, ¡una gran —y peligrosa— provocación, contra un rival con poderosas armas nucleares!

    Taiwán se encuentra a 112 millas / 180 kilómetros de distancia de la costa de China (a unas 6.500 millas / 10.000 kilómetros de la costa oeste de Estados Unidos). Los gobernantes capitalistas de China han seguido insistiendo en que Taiwán es parte de su territorio soberano, dados los vínculos históricos, a pesar de que ahora se gobierna de forma independiente5. Desde 1979, de facto y de manera informal, Estados Unidos ha reconocido esta insistencia de China, en vista de que ha establecido estrechas relaciones con los gobernantes capitalistas de China. Taiwán es estratégicamente vital, debido a su ubicación en un importante centro de fabricación y en una de las rutas comerciales más transitadas del mundo. Está altamente militarizado con armas suministradas por Estados Unidos, y su estatus disputado es un peligroso detonante potencial para una guerra grande.

    Estados Unidos está armando y reforzando cada vez más a Taiwán como parte de “contener” a China, para disuadirla de cualquier posible intento de invadir y absorber a Taiwán en su territorio, y como un esfuerzo por mantener la dominación de Estados Unidos en la región de Asia-Pacífico ante el imperialismo chino en ascenso y los desafíos que éste plantea al imperio estadounidense. China ha declarado cada vez más su intención de “reunificar” a Taiwán con China, como parte de sus intensificados esfuerzos por proyectar su poder económico, político y militar en toda la región de Asia-Pacífico. Durante y después de la visita de Pelosi, China llevó a cabo grandes ejercicios militares y demostraciones de fuerza.

    Incluso dentro de la clase dominante estadounidense hay voces que expresan su preocupación por el rumbo de todo esto. El columnista del New York Times y rabioso animador del dominio global de Estados Unidos, Thomas Friedman, denunció el viaje de Pelosi como “totalmente temerario, peligroso e irresponsable”. Un ex funcionario de Obama resumió: “Esta es una situación excepcionalmente peligrosa, quizás más que la de Ucrania… Los riesgos de una escalada son inmediatos y sustanciales”6. El comentarista de la CNN Fareed Zakaria, experto en seguridad nacional de Estados Unidos, la calificó de “una crisis espeluznante que podría desembocar en un conflicto militar”. [Énfasis añadido].

    Al mismo tiempo, sigue existiendo un consenso general dentro de los círculos gobernantes de Estados Unidos —incluso entre los que expresan su preocupación por el viaje de Pelosi— de que China representa el peligro más grande para el dominio mundial estadounidense y que Estados Unidos debe intensificar sus esfuerzos para debilitar, frenar y contener a China.

    Mientras que el secretario de Estado de Estados Unidos, Blinken, le echó la culpa a China por la escalada de tensiones7, los medios de comunicación estadounidenses casi ni mencionaron que se han posicionado cuatro buques de guerra estadounidenses al este de Taiwán, entre ellos el portaaviones nuclear USS Ronald Reagan... o que Estados Unidos lanzó ejercicios militares con sus aliados Indonesia, Australia y Japón el mismo día en que China comenzó sus ejercicios... o que los imperialistas estadounidenses erogan 801 mil millones de dólares al año en sus propias fuerzas armadas, más del doble de lo que eroga China8.

    Los medios de comunicación convencionales estadounidenses son órganos de propaganda de este sistema, una parte esencial del sistema capitalista-imperialista — en este caso, avivando el chovinismo pro estadounidense y lavándole el cerebro a la gente para que apoye a Estados Unidos y a “nuestros” imperialistas en sus batallas con sus rivales.

    LoBasico 1-3 Spanish

     

    Y mientras tanto, de vuelta a Ucrania...

    Esta aguda escalada de la rivalidad entre Estados Unidos y China está ocurriendo mientras la guerra de sustitutos de Estados Unidos y la OTAN con Rusia en Ucrania avanza de manera pulverizadora. Rusia está tratando de apoderarse firmemente de grandes zonas del este de Ucrania, y Estados Unidos y sus aliados siguen inundando a Ucrania con armamento pesado: hasta ahora más de 51.000 millones de dólares tan sólo por parte de Estados Unidos.

    (Para obtener un análisis más profundo de la guerra en Ucrania, vea estos y otros artículos de Bob Avakian: “La guerra en Ucrania y los intereses de la humanidad: Un enfoque revolucionario científico contra la confusión nociva y los delirios chovinistas. Bob Avakian responde a las personas que deberían tener mejor criterio (y tal vez alguna vez lo tuvieran)”, “Una tercera guerra mundial e idioteces peligrosas”, “Ucrania: Una tercera guerra mundial es el verdadero peligro, y no una repetición de la Segunda Guerra Mundial”; así como otra cobertura en revcom.us como: “Mientras Estados Unidos enfrenta reveses en Ucrania: Muertes, duplicidad, divisiones en la clase dominante... y el peligro de cosas aún peores”).

    Este conflicto, también, tiene el potencial de una escalada impredecible y muy peligrosa, incluso el conflicto nuclear — ¡y los imperialistas y sus portavoces son bien conscientes del hecho! Como el mismísimo Friedman mencionado anteriormente comentó: “Esta guerra en Ucrania PARA NADA ha terminado, PARA NADA es estable, PARA NADA está desprovista de peligrosas sorpresas que pueden brotar de repente en cualquier día dado”. A continuación señala que entre los círculos gobernantes de Estados Unidos existe una creciente y “profunda desconfianza” hacia el presidente ucraniano Zelensky, hacia sus acciones y sus intenciones, lo que contradice la retórica pública de Estados Unidos que lo glorifica y lo alaba. Dadas las conexiones de Friedman con la clase dominante, esta especulación tiene una base real. Y esto pone aún más de relieve los peligros cuando Estados Unidos y la OTAN siguen armando y apoyando a Zelensky, quien ha trabajado incansablemente para atraer a Estados Unidos y la OTAN hacia un conflicto más grande y más directo con Rusia. Friedman teme que con esta política arriesgada, Estados Unidos podría verse “sumido en conflictos indirectos con una Rusia con armas nucleares y una China con armas nucleares al mismo tiempo9.

    ¡Todo esto es “jugar a quién es menos cobarde” con esteroides, intensificando el peligro de una Tercera Guerra Mundial, y es extremadamente peligroso para toda la humanidad!

    Toda la retórica de los medios de comunicación de Estados Unidos que se hace eco a los comentarios de Nancy Pelosi sobre darle a Taiwán “una opción entre la democracia y la autocracia”, y los temas retóricos similares en la guerra de sustitutos de Estados Unidos con Rusia en Ucrania, son necedades engañosas y mortíferas. (Vea “El descarado chovinismo pro estadounidense: ‘Antiautoritarismo’ como ‘tapadera’ para apoyar al imperialismo estadounidense”, de Bob Avakian).

    Lo BAsico 1-31 Spanish

     

    Ya es hora, ya ha pasado la hora, de barrer este monstruoso sistema genocida del planeta por medio de una revolución real — y esta revolución es más posible ahora, en las entrañas mismas de la bestia, Estados Unidos. Para obtener más información sobre POR QUÉ eso es cierto, y la hoja de ruta para hacerlo realidad, explore la dirección científica y emancipadora de Bob Avakian, comenzando con Algo terrible, o algo verdaderamente emancipador: Crisis profunda, divisiones crecientes, la inminente posibilidad de una guerra civil — y la revolución que se necesita con urgencia, Una base necesaria, una hoja de ruta básica para esta revolución.

    El Partido Republicano es fascista

    El Partido Demócrata también es una máquina de masivos crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad

    ¡NO es POSIBLE reformar este sistema — HAY que derrocarlo!

    _______________

    NOTAS:

    1. Vea el artículo de la serie Crimen Yanqui en revcom.us: 6 y 9 de agosto de 1945 — La incineración nuclear de Hiroshima y Nagasaki. [volver]

    2. “Nuclear chicken” (un juego entre gallinas con armas nucleares, o jugar a quién es menos cobarde) es un término que se utiliza mucho en los medios de comunicación y análisis políticos convencionales. Al explicar el término, el historiador Lawrence Wittner citó al matemático y filósofo Bertrand Russell, quien sugirió durante la guerra fría que los dos bandos estaban involucrados en una versión descabellada del juego callejero de “la gallina”, un juego para demostrar quién es menos cobarde: “[Russell dijo] que el juego se volvía ‘increíblemente peligroso’ y ‘absurdo’ cuando lo juegan funcionarios gubernamentales ‘que arriesgan no sólo su propia vida sino la vida de muchos cientos de millones de seres humanos’. Russell advirtió que ‘llegará el momento en que ninguno de los bandos pueda aguantar al grito burlón de “¡Gallina!” del otro bando’. Cuando llegue ese momento, ‘los estadistas de ambos bandos sumirán al mundo en la destrucción’”. [volver]

    3. “Creo que las tensiones van en escalada, y estamos más cerca de una guerra nuclear de lo que nunca hemos estado. Y necesitamos reconocerlo”, dijo Ira Helfand, ex presidente de los Médicos Internacionales para la Prevención de la Guerra Nuclear, en Democracy Now! el 4 de agosto de 2022. “Fíjese que la canción que tocó antes en el programa, ‘No crees que estemos en la víspera de la destrucción’, pues ese es el problema. No lo creemos, porque es una realidad tan horrible a la que nos enfrentamos. Pero será mejor que empecemos a creerlo, porque es cierto”. El jefe de las Naciones Unidas también advirtió la semana pasada que las grandes potencias nucleares del mundo habían puesto a la humanidad “a un error de cálculo de distancia de la aniquilación nuclear”. [volver]

    4. Bajo la dirección de Mao Zedong, China fue un país socialista revolucionario desde 1949 hasta 1976. Tras la muerte de Mao en 1976, un violento golpe de estado capitalista derrocó el socialismo y restauró el capitalismo. Los nuevos gobernantes han seguido autodenominándose “socialistas” y “comunistas”, pero China es ahora una potencia capitalista-imperialista en contienda con Estados Unidos y con otras potencias imperialistas a nivel mundial. Para obtener más información sobre la historia de la revolución en China y toda la primera etapa de revoluciones comunistas, vea el número especial de Revolución en revcom.us: No sabes lo que crees que “sabes” sobre… La revolución comunista y el VERDADERO camino a la emancipación: Su historia y nuestro futuro. [volver]

    5. Taiwán fue parte de China hasta 1949. Cuando las fuerzas revolucionarias dirigidas por Mao Zedong llegaron al poder en la China continental, las fuerzas contrarrevolucionarias pro estadounidenses huyeron a Taiwán y se apoderaron de él, declarándose el “verdadero” gobierno chino. Mientras China seguía siendo un país socialista (1949-1976), mantenía que Taiwán era legalmente parte de China; esta posición fue reconocida por la mayoría de los países del mundo. Tras el derrocamiento del socialismo en China, los nuevos gobernantes capitalistas han seguido reclamando a Taiwán. Taiwán está altamente militarizado con armamento suministrado por Estados Unidos, y su estatus en contienda es un peligroso detonante potencial para una guerra grande. [volver]

    6. New York Times, 2 de agosto de 2022. [volver]

    7. Blinken dijo: “No hay justificación para esta respuesta militar extrema, desproporcionada y escaladora... ahora, han llevado los actos peligrosos a nuevas alturas”. (Reuters, 5 de agosto de 2022) [volver]

    8. U.S. Seeks to Reassure Asian Allies as China’s Military Grows Bolder [Estados Unidos busca tranquilizar a sus aliados asiáticos a medida que el ejército chino se vuelve más audaz], New York Times, 5 de agosto de 2022. [volver]

    9. ”Why Pelosi’s Visit to Taiwan Is Utterly Reckless [Por qué la visita de Pelosi a Taiwán es totalmente temerario], New York Times, 1º de agosto de 2022. [volver]

  • ARTICLE:

    1 de cada 3 personas abatidas por la policía huían, a pie o en carro, de sus asesinos

    “Si una persona huye, no hay razón para perseguirla, cazarla como un animal y balearla y matarla”

    — Paula McGowan, cuyo hijo Ronell Foster, padre de dos hijos, fue asesinado mientras huía de un policía en Vallejo, California, quien lo había parado por ir montado en su bicicleta sin una luz.

    Los cerdos policías en Estados Unidos no sólo han asesinado a más de 1.000 personas cada año desde 2015; los hallazgos basados en investigaciones realizadas por Mapping Police Violence (MPV) muestran que casi un tercio de los muertos en cada uno de esos años huían a pie o en carro de los cerdos cuando éstos los asesinaron.

    Dos de estos asesinatos ocurrieron hace poco. En Akron, Ohio, el 27 de junio, los cerdos persiguieron y balearon más de 60 veces a Jayland Walker, que iba sin arma, después de un “control de tráfico”. El 4 de julio, un cerdo de San Bernardino, California, salió de un carro no señalizado, inmediatamente sacó su arma y le disparó a Robert Adams mientras éste corría en la dirección opuesta.

    Jayland Walker

     

    Jayland Walker   

    Desde 2015 la policía ha asesinado a más de 2.500 personas mientras huían, lo que es casi un asesinato por día, según los hallazgos de Mapping Police Violence. Un tercio de los que fueron asesinados mientras huían de la policía eran negros, aunque las personas negras sólo constituyen el 13 por ciento de la población.

    La vida de las personas asesinadas por la policía fue robada a sus seres queridos: padres e hijos, hermanos y hermanas, compañeros cercanos, esposos, esposas y amigos. Tan solo en 2021:

    • Adam Toledo, 13, asesinado el 29 de marzo de 2021. Los cerdos de Chicago persiguieron a Adam, le ordenaron que se detuviera y mostrara las manos. En el video se detiene y levanta las manos mientras un policía lo mata a balazos.
    Chicago cops shooting Adam Toledo with his hands up.

     

    Cámara corporal muestra a los agentes de policía baleando a Adam Toledo que tiene las manos levantadas.   

    • La policía detuvo a Daunte Wright, 20, en un suburbio de Minneapolis el 11 de abril por tener un ambientador en su espejo retrovisor. Poco tiempo después, Daunte estaba muerto, y la cerda que le disparó afirmó que pensaba que había sacado su pistola Táser, no un revólver.
    Daunte Wright

     

    El 11 de abril de 2021, Daunte Wright, 20, fue baleado y asesinado por la policía durante un control de tráfico en Brooklyn Center, Minnesota.   

    • Andrew Brown Jr., 42, fue asesinado por la policía en Elizabeth City, Carolina del Norte. Unos cerdos detuvieron a Brown para entregarle una orden de arresto por vender drogas, comenzaron a disparar a ráfagas mientras él estaba sentado con las manos en el volante de su coche, y luego le pegaron un tiro fatal a la parte posterior de la cabeza mientras Brown intentaba huir para ponerse a salvo.
    Andrew Brown with his kids

     

    Andrew Brown Jr.   

    • Fanta Bility, 8, Sharon Hill, Pensilvania. Los policías dispararon contra un carro fuera de un partido de fútbol de la escuela secundaria porque pensaron erróneamente que alguien en el coche les disparó. Los cerdos alcanzaron a cuatro transeúntes — Fanta salió muerta, y su hermana y otras dos personas resultaron heridas.
    Fanta Bility from twitter

     

    Fanta Bility, asesinada por la policía.    Foto: Twitter

    A pesar de las protestas de masas y el aumento de la indignación pública en los últimos años por la epidemia de asesinatos policiales, no se está exigiendo más responsabilidad a los cerdos ahora por sus crímenes que en el pasado. En los últimos siete años, sólo ha habido cargos penales en 50 casos de las 2.500 instancias de personas asesinadas mientras huían. Y sólo se ha condenado a nueve cerdos. En algunos casos, demandas civiles han otorgado millones de dólares a las familias que han perdido a sus seres queridos asesinados, como si eso los hubiera hecho callar.

    Para poner fin realmente al asesinato y la brutalidad de los cerdos, va a ser necesaria una revolución real para poner fin al sistema que requiere el terror policial. Como ha dicho Bob Avakian:

    Hay que trabajar activa, consciente y científicamente para esta revolución. Y una gran parte de este proceso es luchar ahora contra la supremacía blanca institucionalizada y el terror policial, así como contra las otras formas en que este sistema oprime, degrada y masacra a las masas de personas, en todas partes del mundo, a la vez que saquea el medio ambiente — impulsando estas luchas tan poderosamente como sea posible, vinculándolas sobre la base del reconocimiento de que todas tienen una fuente común en este sistema del capitalismo-imperialismo, y forjando la base para hacer caer este sistema por medio de una revolución real. (de “La policía y las prisiones: Ilusiones reformistas y la solución revolucionaria”, de Bob Avakian)

    Lo BAsico 1-24

     

  • ARTICLE:

    El proyecto de ley sobre el clima de Manchin y los demócratas — Tonterías de proporciones “históricas”

    The Dave Johnston coal-fired power plant silhouetted against the morning sun in Glenrock, Wyoming.

     

    En julio de 2022, la Corte Suprema prohibió que la EPA [Agencia para la Protección del Medio Ambiente] redactara normas extensísimas que rijan las emisiones de dióxido de carbono de las centrales eléctricas. En la imagen, la central eléctrica a carbón Dave Johnston en Glenrock, Wyoming, el principal estado productor de carbón en Estados Unidos desde 1986.     Foto: AP

    1º de agosto de 2022. La semana pasada, los demócratas en el Senado anunciaron que habían llegado a un acuerdo entre sí para seguir adelante con un proyecto de ley de $369 mil millones para supuestamente abordar la crisis climática, parte de un paquete legislativo más grande de más de $700 mil millones conocido como “Ley de Reducción de la Inflación”. Hace tan solo un mes, se corrió la voz de que el proyecto de ley climático de Biden, ya muy reducido desde que lo planteó por primera vez como parte de una propuesta de gasto de $4 mil millones, estaba en un punto muerto debido a la oposición de un senador, Joe Manchin de Virginia Occidental. Pero, según se informa, el demócrata de mayor peso del Senado, Schumer, y Manchin llegaron a un acuerdo, y Manchin dio la luz verde clave.

    Como se resume brevemente en un artículo del New York Times, el proyecto de ley incluye “…utilizar miles de millones de dólares en incentivos fiscales para impulsar las industrias eólica, solar, geotérmica, de baterías y otras industrias de energías limpias durante la próxima década. Las empresas recibirían incentivos económicos para mantener abiertas las plantas nucleares que podrían haberse cerrado, o para capturar las emisiones de las instalaciones industriales y enterrarlas bajo tierra antes de que puedan calentar el planeta. Los compradores de automóviles con ingresos por debajo de cierto nivel recibirían un crédito fiscal de $7.500 para comprar un vehículo eléctrico nuevo y $4.000 para un e-vehículo usado. Los estadounidenses recibirían reembolsos para instalar bombas de calor y hacer que sus hogares sean más eficientes energéticamente”.

    Los demócratas y los grandes medios de comunicación aclaman esto como un paso “histórico” y “ambicioso” para abordar la crisis climática que amenaza a la humanidad y a toda la vida en el planeta, junto con un coro de aprobación de algunos “ambientalistas” como Bill McKibben, quien lo considera un “triunfo”.

    En realidad, este proyecto de ley es un boludo de tonterías de proporciones históricas. Ni siquiera cabe leer la “letra menuda”: el proyecto de ley incluye “concesiones” que Manchin aparentemente exigió para poder darle su sello de aprobación. Según el acuerdo entre Schumer y Manchin, se aflojarán las normas existentes sobre la excavación de petróleo y gas, y el gobierno federal abrirá nuevas concesiones para excavar en lugares como el Golfo de México y Alaska. Como tuiteó Brett Hartl del Centro para la Diversidad Biológica, lo que inyecta algo de realidad en la conversación: “Este acuerdo es una catástrofe total. Su mandato de nuevos arrendamientos para la extracción de petróleo en el Golfo de México y la ensenada de Cook en Alaska conducirá a una mayor contaminación climática, cuando todavía estamos en una Emergencia Climática”.

    Tweet URL

    Centro para la Diversidad Biológica @CenterForBioDiv: Atención @POTUS [Presidente de los Estados Unidos]: Este acuerdo es una catástrofe total. Su mandato de nuevos arrendamientos para la extracción de petróleo en el Golfo de México y la ensenada de Cook en Alaska conducirá a una mayor contaminación climática, cuando todavía estamos en una Emergencia Climática”. @Brett_Hartl

    Lo que es aún más fundamental, como señala un artículo de Guardian: “El proyecto de ley no incluye ningún mecanismo específico para eliminar paso a paso los combustibles fósiles, la causa principal de la crisis climática y, de hecho, busca amarrar su uso en las próximas décadas debido a un compromiso alcanzado con Manchin”. Esto se da frente a la cruda realidad de que para comenzar a lidiar concretamente con la crisis climática, lo que se necesita con urgencia es dejar sin tocar los combustibles fósiles que ahora están bajo tierra. Lo que tiene que estar al frente de la transformación radical de la economía y la sociedad que se necesita para abordar seriamente el cambio climático debe ser la desfosilización, tomar medidas radicales para alejarse de una sociedad basada en los combustibles fósiles. En cambio, lo que ofrece el “histórico” proyecto de ley climática son varias formas en que se perpetuarán la producción y el uso de combustibles fósiles.

    Basta pensar en la obscenidad y el absurdo de este momento de la historia: un planeta en llamas es rehén de la lógica basada en las ganancias del sistema, el capitalismo-imperialismo, que es la causa del calentamiento global y de los cálculos políticos de un político imbécil y el Partido Demócrata que lo mima.

    También cabe tener en cuenta que el monto en dólares de este proyecto de ley sobre el clima, como señala el artículo de Guardian, “equivale a mucho menos, incluso a lo largo de 10 años, de lo que Estados Unidos eroga al año para sus fuerzas armadas”. Se trata de las fuerzas armadas de un imperio que tiene unas 700 bases en más de 70 países, mucho más que cualquier otro país, mismas que, en las últimas décadas, han sido el consumidor institucional individual más grande de petróleo en el mundo10.

    La insistencia de Biden y de los demócratas de peso, junto con aquellos que siguen su batuta, en que este proyecto de ley hará volver a Estados Unidos a su posición de “líder climático” mundial es un intento siniestro de engañar a la gente del mundo — en un momento en que lo que se necesita con urgencia es que las personas hagan frente a las realidades de una crisis climática que se precipita velozmente hacia la catástrofe... y a lo que realmente se necesita para actuar sobre esto de una manera que tenga una posibilidad real de salvar el planeta, y que esté al servicio de los intereses de la humanidad. (Vea: A 50 años del primer Día de la Tierra: Reflexiones sobre la catástrofe que es el capitalismo-imperialismo, de Raymond Lotta; y la página de recursos sobre la emergencia climática de revcom.us: El capitalismo-imperialismo está destruyendo el planeta… Únicamente la revolución le ofrece a la humanidad una verdadera oportunidad para salvarlo.)

    La hora ya es tarde… desechemos las ilusiones. La revolución es, en realidad, la forma más realista de avanzar hacia adelante y, ahora mismo, nos encontramos en un momento en que revolución se vuelve más posible.

    Spanish Something Terrible or Something Truly Emancipating - Square, wo "NEW"

     

    _______________

    NOTAS:

    1. Oliver Belcher, Patrick Bigger, Ben Neimark, Cara Kennelly. “Hidden carbon costs of the ‘everywhere war’: Logistics, geopolitical ecology, and the carbon boot-print of the US military”. Transactions of the Institute of British Geographers, 2019; DOI:10.1111/tran.12319; y Jangira Lewis, “US Military Pollution: The World's Biggest Climate Change Enabler”, Earth.org, 12 de noviembre de 2021. [volver]

  • ARTICLE:

    Un memo al New York Times:

    Sí, ES “difícil trazar nuevos rumbos en política exterior”…

    ¡CUANDO USTEDES SON GÁNGSTERES IMPERIALISTAS!

    Cuando Trump fue presidente, él fue a Arabia Saudita, hizo su “danza de las espadas” con la familia real y puso en marcha 18.5 mil millones de dólares en venta de armamento, lo que incluye lo que se usó en la guerra liderada por Arabia Saudita en Yemen que han asesinado a cientos de miles de civiles. En 2018, él corrió a cubrir al príncipe heredero saudí Mohammed Bin Salman (MBS) después de que MBS ordenara el asesinato y desmembramiento del periodista disidente saudí Jamal Khashoggi.

    Eldery man stands in front of his home destroyed by Saudi Arabia airstrikes in Yemen.

     

    Un anciano yemení se para frente a su casa y su vecindario destruidos por un ataque aéreo saudí.     Foto: ICRC/Ahmad Al Basha

    Durante su campaña presidencial, Biden denunció a Trump por eso, y se comprometió a tratar a MBS como un “paria”. Pero una vez elegido, Biden fue a Arabia Saudita, chocó puños con el príncipe asesino y continuó con el respaldo de Estados Unidos a la guerra de Yemen. Esto se debió en parte a la solicitud de apoyo a los saudíes, el mayor productor de petróleo del mundo, para extraer del suelo y suministrar más petróleo y mantener los precios bajos, especialmente porque la guerra de sustitutos en Ucrania entre Rusia y la alianza de la OTAN dominada por Estados Unidos está aumentando los precios del petróleo, alimentando los temores de recesión en las economías mundiales y fomentando el descontento interno.

    Biden exchanges fistbump with Saudi Crown Prince Mohammed bin Salman.

     

    Foto: AP

    Cuando Trump era presidente, amenazó a Irán, designó a los Guardianes de la Revolución (una rama de las fuerzas armadas de Irán) como “terroristas” y asesinó a uno de sus más altos comandantes. Se retiró de las negociaciones cuyo propósito era poner fin al programa de desarrollo de armas nucleares de Irán e impuso sanciones económicas nuevas e inclusive más devastadoras. Esto intensificó en gran medida el peligro de una gran guerra en el Medio Oriente, con todo el sufrimiento que tal guerra traería a la gente de toda la región.

    Mientras que Biden… también dice que las fuerzas armadas de Irán son “terroristas”, trabaja para forjar una alianza entre Israel y Arabia Saudita contra Irán, declaró que Estados Unidos iba a usar la fuerza militar si fuera necesario para impedir que Irán desarrollara armas nucleares, e impuso más sanciones económicas lo que ha causado un sufrimiento masivo entre los iraníes.

    Cuando Trump fue presidente, lanzó comentarios belicosos y racistas sobre China, y hasta calificó al COVID-19 como “la gripe china”. La administración de Trump designó a China como la principal amenaza para los Estados Unidos.

    Mientras que Biden… tiene a sus buques de guerra estadounidenses jugando a quién es menos cobarde con la marina china frente a la costa china, amenaza con ir a la guerra sobre Taiwán11, y está escalando aranceles y otras formas de guerra económica contra China. Biden también identifica a China como la principal amenaza al poder estadounidense global.

    Al observar algo de esto, un artículo reciente del New York Times concluyó que la “orientación [de Biden] hacia las prioridades estratégicas es sorprendentemente consecuente con las políticas de la administración de Trump.” (“Sobre la política exterior de Estados Unidos, el nuevo jefe se parece mucho al anterior”, 24 de julio de 2022.)

    ¡Bueno, es obvio!

    El New York Times hace que esto se parezca a un misterio asombroso: dos presidentes tan diferentes que hacen llamamientos diferentes a los votantes, pero que en gran medida llevan a cabo las mismas políticas exteriores. El New York Times pontifica que esto muestra “qué tan difícil lo es en Washington trazar nuevos rumbos en política exterior” y se pregunta si esto tiene que ver con los impulsos conflictuantes de los “votantes” y las “corporaciones” o con el “pensamiento grupal” en el establecimiento de la política exterior. Citan a un ex funcionario de Trump que dice: “La continuidad es la norma, incluso entre presidentes tan diferentes como Trump y Biden”.

    Lo BAsico 3-8

     

    ¡Se trata del capitalismo-imperialismo, estúpido!

    Pero la fuente de esta “continuidad” no es misteriosa: ¡se trata del sistema, estúpido! ¡El sistema del capitalismo-imperialismo, su funcionamiento e imperativos!

    El imperialismo estadounidense enfrenta grandes desafíos a nivel mundial. Su posición de dominación indiscutible se está erosionando. Las potencias imperialistas rivales (especialmente China y Rusia) están tratando cada vez más de forjar sus propias “esferas de influencia”… algo que Estados Unidos considera intolerable12. El artículo del New York Times da a entender esto y señala que: “Tanto la administración de Trump como la de Biden han tenido que lidiar con la cuestión de cómo mantener el dominio global de Estados Unidos en un momento en que parece que esté en declive. China ha ascendido como contrapeso y Rusia se ha vuelto más audaz”. [Énfasis añadido.]

    En otras palabras, la necesidad y el impulso de mantener el “dominio global” de los Estados Unidos es el marco real dentro del cual los líderes políticos, tanto demócratas como republi-fascistas, del imperio más poderoso de la historia mundial evalúan y determinan sus “opciones de política exterior”. No se trata de una tontería sobre lo que quieren los “votantes” o cuál corporación está deslizando unos pocos millones de dólares en el fondo de campaña de quién. Y, sobre la base de vivir en el país imperialista “perro número uno” que entrega el botín del imperio a las personas en esta sociedad, inclusive entre los oprimidos, los gobernantes e intelectuales del sistema son capaces de atraer a las personas hacia este mismo marco horrible. ¡Y buscan entrenar a la gente para que piense que los intereses de aquellos que están en los Estados Unidos corresponden a ayudar a “sus” gobernantes a dominar el resto del mundo!

    La razón de esta compulsión imperialista de dominar el mundo corresponde en última instancia al “modo de producción”, a la forma históricamente desarrollada en la que la sociedad está organizada para producir los bienes y servicios que la mantienen en marcha. Rebasa el ámbito de este artículo abordar este tema más a fondo, pero recomendamos muchísimo el discurso de Bob Avakian (BA), Por qué nos hace falta una revolución real y cómo concretamente podemos hacer la revolución, especialmente la sección sobre Guerras de imperio, ejércitos de ocupación y crímenes contra la humanidad” y Por qué el mundo está hecho tan tremendo desastre,

    Y lo que se puede hacer para cambiar la situación radicalmente — Un entendimiento científico básico, en que él describe:

    En el mundo hoy, el sistema dominante de explotación es el capitalismo, que se ha convertido en el capitalismo-imperialismo, un sistema mundial que no sólo explota a decenas de millones de trabajadores asalariados en Estados Unidos sino que explota aún más cruelmente a cientos de millones de personas, entre ellas más de 150 millones de niños, en una inmensa red de maquiladoras, minas y granjas, en particular en el tercer mundo (Latinoamérica, África, el Medio Oriente y Asia).

    Son estas redes de explotación y opresión, los mercados para estos productos, las fuentes de materias primas como los minerales preciosos y las rutas comerciales los que las potencias imperialistas son impelidas “dominar” —en competencia con otras potencias imperialistas rivales— con medios económicos, diplomáticos, políticos, y, en última instancia, militares, que extraen valor y botines de esta dominación. Esto juega un papel en su propia estabilidad interna y además desarrolla aún más su fuerza militar con el fin de expandir aún más su dominio. La situación relega a los perdedores a una posición inferior, o incluso los hace hundirse.

    En términos de la constelación específica de desafíos que enfrenta al imperio de Estados Unidos, al parecer hay un acuerdo relativamente amplio entre sus gobernantes, desde Obama hasta Trump y Biden, en que China es la principal amenaza para Estados Unidos, y la importancia de continuar construyendo y promoviendo una alianza entre Arabia Saudita e Israel en la zona estratégicamente importante del Medio Oriente.

    Sin embargo, también hay diferencias reales: por ejemplo, ¿cuántos dulces y cuántos palos usar contra Irán? ¿Cuántos esfuerzos invertir en Europa? ¿Cómo es el papel de las instituciones multilaterales como la OTAN en Europa? ¿Es posible que China y Rusia se dividan entre sí, en lugar de formar un bloque imperialista rival contra Estados Unidos?

    Estas no son diferencias sobre si hacerlo, sino sobre cómo alcanzar el mismo objetivo jodido: mantener el dominio de los Estados Unidos. Es crucial aumentar la cantidad de personas que repudien con razón este marco y sistema a fin de allanar el terreno para una revolución real que tiene la vista puesta en la emancipación de toda la humanidad y el rescate del planeta mismo.

    De Por qué nos hace falta una revolución real y cómo concretamente podemos hacer la revolución, de Bob Avakian:

    Con el desarrollo del capitalismo durante varios siglos anteriores, la producción y el intercambio de mercancías se han extendido enormemente, y se ha convertido en la forma generalizada en que se lleva a cabo la producción (y el intercambio). (Al pensarlo, todas las cosas o casi todas las cosas que uno utiliza, no son algo que uno fabrica — más bien uno intercambia algo, es decir el dinero, para poder comprar cosas de otra fuente. Y la gente en todo el mundo está haciendo esto en este momento; esto es lo que el capitalismo ha masificado.) Y el capitalismo ha vinculado las cosas más y más estrechamente, bajo su dominación, en un sistema mundial general. Pero este sistema del imperialismo capitalista se caracteriza por divisiones profundas: entre diferentes clases y grupos de personas en cada país; entre un número reducido de países capitalista-imperialistas y los países bajo la dominación de estos imperialistas, especialmente en el tercer mundo (Latinoamérica, África, el Medio Oriente y Asia); y las divisiones entre los países imperialistas mismos, cuya rivalidad se ha centrado, a un grado importante, en su contienda por el control de colonias y de personas a las cuales explotar en el tercer mundo. (Y cuando durante un tiempo en el siglo pasado existían países socialistas, primero en la Unión Soviética y luego también en China, hubo conflicto entre las potencias imperialistas y esos países socialistas, a los cuales los imperialistas trataban de aislar, sofocar y destruir.) Todo eso llevó a dos guerras mundiales en el siglo pasado, en las que se murieron decenas de millones de personas, entre ellas enormes números de civiles. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945, las divisiones que caracterizan al mundo, dentro del marco general de la dominación del sistema capitalista-imperialista, han llevado a guerras continuas: guerras en las que las potencias imperialistas han soltado una violencia masiva contra las personas que luchaban para liberarse del imperialismo en los países en el tercer mundo —tales como la guerra de Vietnam, donde Estados Unidos masacró a unos millones de vietnamitas y contaminó una buena parte del suelo de ese país con armas químicas (crímenes de guerra y contra la humanidad que los imperialistas estadounidenses han continuado perpetrando en todas partes del mundo, como hoy en el país mesooriental de Yemen, donde, a causa de los bombardeos y otras acciones de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, con el respaldo, suministro de armas y ayuda de Estados Unidos, un millón de personas, incluidos muchísimos niños, están sufriendo, y muchos están muriendo, de la terrible enfermedad de cólera, y ocho millones de personas, más de una cuarta parte de la población, enfrentan la inanición)— y hay guerras entre diferentes fuerzas opresoras, como las guerras en que las potencias imperialistas se pelean entre sí no directamente sino por medio de “sustitutos”, como la guerra que ha devastado a Siria durante los últimos años, donde Estados Unidos y Rusia han respaldado, armado y ayudado a diferentes facciones. Si bien se ha evitado hasta ahora otra guerra imperialista —la que podría llevar a una destrucción y muerte a una escala masiva, especialmente con los arsenales de armas nucleares en las manos de Estados Unidos, Rusia, China y algunos otros países, y la que incluso podría causar la extinción de la raza humana— siempre que el sistema capitalista-imperialista siga dominando al mundo, y continúen existiendo las profundas divisiones que esto encarna e impone, pues pesa el peligro de una guerra mucho más devastadora que nada que la humanidad haya sufrido anteriormente.

    _______________

    NOTAS:

    1. Taiwán, una isla frente a la costa de China, fue parte de China hasta 1949. Cuando las fuerzas revolucionarias dirigidas por Mao Zedong llegaron al poder en el continente, las fuerzas contrarrevolucionarias pro-estadounidenses huyeron a Taiwán y se apoderaron de ella, declarándose el gobierno chino “real”. Si bien China todavía era un país socialista (1949-1976), mantuvo que Taiwán era legalmente parte de China; posición que fue reconocida por la mayor parte del mundo. Después de la muerte de Mao en 1976, el socialismo fue derrocado en China. Los nuevos gobernantes capitalistas han seguido reclamando a Taiwán. Taiwán está altamente militarizado con armas suministradas por los Estados Unidos, y su status en disputa es un peligroso punto de inflamación potencial para una gran guerra. [volver]

    2. Como lo expresó sin rodeos un documento de investigación del Congreso en 2021: “Por décadas los Estados Unidos ha disfrutado de una superioridad indiscutible o dominante en todos los dominios operativos. Por lo general, podíamos desplegar nuestras fuerzas dónde nosotros quisiéramos, reunirlas donde nosotros quisiéramos y operar tal como quisiéramos. Hoy, todos los dominios están en disputa…” [Énfasis añadido]. [volver]

  • ARTICLE:

    VIDEO EN INGLÉS:

    Andy Zee le entrevista al activista político Jim Fouratt

    Andy Zee le entrevista al activista político Jim Fouratt
  • ARTICLE:

    VIDEO EN INGLÉS:

    Freddie McGee, padre de Freddie Latrice Wilson, lee su respuesta a los ataques contra Bob Avakian

    Freddie McGee, padre de Freddie Latrice Wilson, lee su respuesta a los ataques contra Bob Avakian
  • ARTICLE:

    VIDEO EN INGLÉS:

    Rafael Kadaris habla sobre el proyecto de ley sobre el clima de los demócratas: TONTERÍAS de proporciones históricas

    Rafael Kadaris habla sobre el proyecto de ley sobre el clima de los demócratas: TONTERÍAS de proporciones históricas
    Un corto de El Show RNL — ¡Revolución, y Nada Menos!, episodio #113
  • ARTICLE:

    VIDEO EN INGLÉS:

    Roosevelt, miembro del Club Revolución-Chicago lee su declaración de apoyo a Bob Avakian

    Roosevelt, miembro del Club Revolución-Chicago lee su declaración de apoyo a Bob Avakian
  • ARTICLE:

    La propagación de la viruela del mono:
    La desigualdad global y la vil locura del imperialismo

    Carta de un lector

    El mes pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que la viruela del mono es una emergencia sanitaria mundial. Y esta semana, por fin el gobierno de Estados Unidos declaró que la viruela del mono es una emergencia sanitaria. Los casos de esta enfermedad extremadamente dolorosa y contagiosa están aumentando en todo el mundo. Se ha extendido a 85 países. Al cierre de esta edición, se han registrado más de 7.500 casos en Estados Unidos, más que en cualquier otro país fuera de África, y el número de casos en Estados Unidos se ha multiplicado por 10 en menos de un mes.

    World map of monkeypox spread

     

    Mapa de la propagación de la viruela del mono, al 6 de agosto, a 88 países y más de 28.000 casos. Los círculos corresponden al número de personas infectadas. Los círculos azules son países de África que tienen casos históricamente notificados. Los círculos anaranjados son países en los que no se han notificado casos históricamente.     Source: CDC

    Esto no tenía por qué ocurrir así. Existe una vacuna bien conocida (la vacuna contra la viruela) que en años anteriores, se guardaba en reservas masivas de millones de dosis en todo el mundo — y que también es eficaz contra la viruela del mono. Pero durante décadas la enfermedad existió casi exclusivamente en África, no la estudiaban los científicos fuera de África y aunque el continente africano tuvo miles de casos y cientos de muertes, NO obtuvo vacunas para la viruela del mono ni las medicinas para tratarla. Esta es una expresión más contundente de la amarga realidad de que para el sistema global del capitalismo-imperialismo, la vida de la gente en África no significa nada. (Otra expresión contundente: dos años después de desarrollar la vacuna contra Covid, menos del 19,8% de los habitantes de África están vacunados contra Covid).

    La viruela del mono, que se podía haber contenido en África, y así se podía haber reducido en gran medida su propagación, se está extendiendo ahora por todo el mundo.

    Activists in Montreal demand government agencies stop the spread of monkeypox

     

     El lunes 1º de agosto, un grupo de activistas y defensores de la causa de todo el mundo tomaron por asalto el escenario de la Conferencia Internacional sobre el Sida en Montreal, Canadá durante una sesión especial sobre el brote mundial de viruela del mono, con la exigencia de acciones inmediatas por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las Naciones Unidas (ONU) y las agencias gubernamentales estadounidenses, incluidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), a fin de detener la propagación mundial de esta enfermedad.     Prep4All

    La causa de la viruela del mono es un virus que es un pariente muy cercano del virus de la viruela, por lo que las mismas vacunas funcionan para ambos males. Pero la viruela del mono sólo mata a un 1% de las personas que infecta, y no es tan contagiosa como enfermedades como Covid o gripe. Mientras tanto, la viruela fue una de las enfermedades más mortíferas conocidas por la humanidad: tan sólo en el siglo 20 murieron de ella 300 millones de personas. El 30% de las personas que contrajeron la viruela murieron.

    La viruela fue completamente eliminada por campañas mundiales de salud pública en 197711. Durante décadas se mantuvieron reservas masivas de la vacuna contra la viruela, hasta el presente. Estas reservas, que llegaron a ser de muchos millones de dosis, no se utilizaron para combatir la viruela del mono en África, sino que al contrario se permitió que se caducaran.

    Hasta donde podíamos investigar, nunca se consideró seriamente la posibilidad de utilizar estas reservas para detener la viruela del mono en África. Joe Osmundson, profesor de microbiología, dijo en Democracy Now!:

    El gobierno de Estados Unidos dejó que 28 millones de dosis de la vacuna moderna contra la viruela, JYNNEOS, se caducaran y se tiraran de las reservas nacionales, en lugar de utilizarlas en las regiones endémicas, desde El Congo hasta Nigeria, donde por lo común la gente está contrayendo la viruela del mono. Estuve en un webinario con el jefe del CDC de Nigeria que se rio cuando le pregunté: “¿Qué contramedidas tienen? ¿Tienen vacunas? ¿Tienen tratamiento?”. No tienen nada12.

    La viruela del mono, que llevaba décadas infectando a la gente en el campo en varios países africanos, primero dio un salto a las ciudades de África y luego dio otro salto internacional, especialmente a Estados Unidos y Europa. Los científicos no tienen claro por qué la enfermedad dio este salto en el momento en que lo hizo. Pero ahora se está propagando rápidamente. Y además, se está propagando principalmente entre los hombres gay, y en gran medida por medio de las relaciones sexuales (la enfermedad puede propagarse de otras formas, inclusive por medio de otro tipo de contacto directo entre las personas como utensilios y ropa de cama infectados). La viruela del mono no se propaga tan fácilmente como Covid, y es posible detenerla EN EL CASO DE QUE esté disponible una vacuna. Pero las dosis de las vacunas no han estado disponibles en cantidades remotamente suficientes para lo que se requiere para detener la enfermedad13.

    La viruela del mono se ha extendido en Estados Unidos y Europa, sin suficientes vacunas y con difíciles restricciones al uso de los medicamentos disponibles para tratamiento y pruebas. Las autoridades de salud pública no han actuado con urgencia y determinación para solucionar estos problemas. Los activistas en Estados Unidos e internacionales han exigido una respuesta de emergencia. Además, el hecho de que esta enfermedad haya venido propagándose entre los hombres gay (el noventa y ocho por ciento de los casos en Estados Unidos son de hombres gay, aunque cualquiera puede contraerla, por ejemplo mediante cosas como ropa de cama o utensilios) ha suscitado feos ataques contra las personas gay por parte de los políticos fascistas, y ha hecho que se cunda aún más la venenosa atmósfera política de hoy.

    Lo que sale a relucir en todo esto es el demente horror en el que se basa el sistema capitalista-imperialista, y que se intensifica cada día que sigue existiendo. El sistema es incapaz de brindar atención médica a las personas que más la necesitan, incluso en países ricos como Estados Unidos. Cuanto antes acabemos con este sistema, mejor.

    _______________

    NOTAS:

    1. El virus de la viruela hoy sólo existe en los laboratorios gubernamentales de Estados Unidos y Rusia. (Algunas personas especulan que otros gobiernos han conservado secretamente el virus de la viruela). Tanto Estados Unidos como Rusia dicen que conservan el virus con fines defensivos contra el uso de la viruela como arma. [volver]

    2. “‘Immense Frustration’: Monkeypox Spreads Amid Slow U.S. Response, Few Vaccines; WHO Declares Emergency” [“Inmensa frustración”: La viruela del mono se propaga en medio de la lenta respuesta de Estados Unidos, pocas vacunas; OMS declara emergencia], Democracy Now!, 25 de julio de 2022. [volver]

    3. A lo largo de la última década, el gobierno de Estados Unidos dejó que millones de dosis de vacunas contra la viruela se caducaran y se retiraran de las reservas nacionales. Esto ocurría en un momento, en 2017, en el que la viruela del mono se extendía a zonas más urbanas de Nigeria y se propagaba por contacto de persona a persona. Los investigadores sanitarios afirman que la disponibilidad de vacunas, así como el rastreo de contactos, podrían haber contenido la propagación y haber impedido la actual emergencia mundial. En lugar de reemplazar las dosis que iban a caducarse, Estados Unidos optó por esperar a que se desarrollara y aprobara una vacuna liofilizada [congelada en seco] con una vida útil más larga. Así que a medida que la enfermedad empezó a extenderse dentro de Estados Unidos, sólo había unas 400.000 dosis disponibles. [volver]

  • ARTICLE:

    ALERTAS del Comité Internacional de Emergencia para Liberar a los Prisioneros Políticos en Irán AHORA (CIE) - 8 de agosto de 2022

    YA ESTÁ DISPONIBLE: Revista Ms. con el Llamamiento de Emergencia para Liberar a los Prisioneros Políticos en Irán

    Ms. Magazine's 50th Anniversary edition Publish Iran Appeal

     

    Forro de la revista Ms. ¡Ya está en los quioscos de periódicos! El Llamamiento de Emergencia del CIE aparece en la edición de verano de la revista Ms., en las páginas 40 y 41. ¡Obtenga su ejemplar AHORA y compártalo ampliamente!   

    Imagínense al régimen misógino de la República Islámica de Irán (RII) retorciéndose cuando vean lo siguiente en la edición del 50 aniversario de la revista Ms.: “¡Nunca subestimen la fuerza de la ira de las mujeres!”.

    Publicar el Llamamiento de Emergencia en este momento, con su poderoso contenido político y firmantes de renombre mundial, es la mejor manera de impactar el terreno político internacional y crear una amplia conciencia y apoyo para todos los prisioneros políticos en Irán. Su postura de basarse en los intereses de la humanidad, y no en los intereses de cualquier gobierno reaccionario, y enfatizar la “responsabilidad especial” que tiene la gente en Estados Unidos de oponerse a la vil represión de la RII al tiempo de oponerse activamente a “cualquier movimiento de guerra del gobierno de Estados Unidos que podría traer un sufrimiento aún más insoportable al pueblo de Irán” tiene aún más importancia ahora dada la situación actual en Irán y en el mundo...

    ¡Alentamos a la gente a obtener un ejemplar de la revista para llevarlo a sus aulas y compartirlo! O pida que su librería favorita exhiba el anuncio. ¡O llévelo consigo para mostrárselo a la gente en eventos, protestas y manifestaciones! ¡Muchas gracias a las docenas de donantes, en Estados Unidos, Europa, Canadá, de la diáspora iraní y en otros lugares cuya generosidad posibilitó su publicación!


    Destacados poetas y escritores de África, América Latina y Europa apoyan el Llamamiento de Emergencia

    Durante el tiempo que salían los anuncios para liberar a los prisioneros políticos en Irán en línea en Ms., docenas de artistas de África, América Latina y Europa firmaron el Llamamiento de Emergencia para Liberar a los Prisioneros Políticos en Irán Ahora. Entre los firmantes figuran Nimrod Bena, poeta, escritor, editor y filósofo de Chad, Kayo Chingonyi; escritor, editor, locutor de Zambia; Hilde Susan Jaegtnes, poeta, escritora de ficción, guionista, actriz y compositora (Noruega); Martín Barea Mattos, poeta y director del festival internacional de poesía “Mundial Poético” en Montevideo, Uruguay; Oscar “Puky” Gutiérrez Peña, poeta, gestor cultural y editor (Bolivia); más de una docena de escritores y artistas colombianos, incluidos Luis Villa y Angela Briceño; y las poetas chilenas Eugenia Brito Astrosa y Amanda Durán.

    Para obtener una lista completa de firmantes, visite el sitio web del CIE. Para que sus amigos y colegas sumen sus voces a este Llamamiento de Emergencia, comparta este enlace. O imprima esta página para que la gente la firme.


    ¡Bella ahora! en el Festival de Berlín, sábado 13 de agosto

    La canción de Shekib Mosadeq y Miles Solay, “inspirada en la lucha por la liberación de todos los prisioneros políticos en la República Islámica de Irán y en Afganistán”, se interpretará en directo en un festival de música en Berlín este fin de semana.

    Berlin Music Festival August 13, 2022 - Bella Now!

     


    Call to protest IRI President Raisi's September visit to the United Nations

     

    Convocatoria a protestar contra la visita septembrina del presidente Raisi de la RII a las Naciones Unidas
    _________________

    Campaña para Liberar a los Prisioneros Políticos en Irán
    @IranCfppi: ¡Protestemos contra la presencia de Ebrahim Raisi, el asesino presidente de la RII, en la Asamblea General de la ONU! 
    wp.me/p9yWrK-30z 

    Raisi es uno de los integrantes más importantes del régimen que han dado la orden de matar gente. 
    Es necesario protestar contra la presencia del presidente y presionar a los gobiernos y las organizaciones internacionales a fin de impedir la presencia de representantes del régimen islámico en el extranjero.   

    El presidente de la RII, Raisi, planea una visita en septiembre a las Naciones Unidas

    El CIE recibió una convocatoria a manifestaciones en septiembre de la Campaña para Liberar a los Prisioneros Políticos en Irán con sede en el Reino Unido.

    Estén atentos a lo último sobre esta convocatoria de la CIE. ¡En los próximos días, asegúrese de consultar el sitio web/planes de la CIE o el sitio web/eventos de la CIE para conocer los futuros planes!

  • ARTICLE:

    Traducido de Counterpunch

    ¿Por qué la “izquierda” tacha de “rojillos” a De Pie Por el Derecho al Aborto en víspera de la destrucción fascista?

    Nota de la redacción: Este artículo de Paul Street, historiador y autor, salió originalmente en inglés en Counterpunch.org el 1º de agosto. Revcom.us se responsabiliza de esta traducción al español.

    Rise Up 4 Abortion Rights leads people across Brooklyn Bridge May 26, 2022 to stop overturning Roe v Wade

     

    De Pie Por el Derecho al Aborto dirige a las personas a cruzar el puente de Brooklyn el 26 de mayo de 2022 para impedir la anulación de Roe contra Wade.     Foto: riseup4abortionrights.org

    No hay nada nuevo en la historia de los Estados Unidos sobre la satanización calumniosa de aquellos que dan un paso al frente y luchan para hacer un mundo mejor desde abajo hacia arriba. Desde al menos los Molly Maguires (década de 1870) y los Mártires de Haymarket (década de 1880) hasta el ascenso de las Actividades Antiamericanas de la Cámara de Representantes a fines de la década de 1930, el terror de McCarthy en la década de 1950 y la infame guerra de COINTELPRO del FBI contra los líderes negros y de la Nueva Izquierda durante las décadas de 1960 y 1970 hasta la descripción de Donald Trump de los manifestantes por George Floyd como “terroristas radicales de Izquierda que quieren destruir a nuestro país”, aquellos que lideran la lucha por el progreso han sido desde hace mucho tiempo objeto de difamaciones que alientan y justifican la represión.

    Acusaciones difamatorias de “rojillo”  y acusación de “culto”

    No obstante, es chocante y un poco extraño en 2022 ver una yihad anticomunista lanzada desde “la izquierda” (vea más abajo) contra una organización que ha estado luchando para defender algo comúnmente identificado con el liberalismo dominante: el derecho al aborto.

    Me refiero a los recientes ataques contra Rise Up 4 Abortion Rights (RU4AR; De Pie Por el Aborto; De Pie), la organización que ha liderado la lucha contra la guerra fascista cristiana contra el derecho de las mujeres a controlar su propia vida reproductiva. Cada una de las acusaciones formuladas contra la organización es falsa y calumniosa, incluidas las afirmaciones absurdas e infundadas de malversación financiera, anti-transgenerismo, anti-gay, indiferencia ante la necesidad de servicios de aborto e indiferencia ante la difícil situación de las personas envueltas en el horror de la prostitución (lo que algunos progresistas liberales llaman ofensivamente “trabajo sexual”).

    Ninguna de las afirmaciones falsas hechas contra RU4AR es más provocativa y escalofriante que la afirmación de que no es más que un “grupo de fachada” del Partido Comunista Revolucionario (PCR), que a su vez se describe como “un culto” bajo el hechizo de Bob Avakian.

    La “evidencia” de esta acusación consta de los hechos de que una de las tres cofundadoras del grupo, Sunsara Taylor, es una lideresa abierta del PCR y seguidora de Avakian, y que los miembros del PCR (“revcom”) han sido visibles y vocales en las manifestaciones de RU4AR.

    La afirmación de “fachada comunista” es un insulto ridículo a Taylor, quien no hace ningún esfuerzo por ocultar su política. Es una afrenta aún más grande para las otras dos estimadas fundadoras feministas de RU4AR, ninguna de las cuales es comunista revolucionaria y ambas son capaces de elegir aliados del movimiento con los ojos abiertos: la legendaria fundadora del Choices Women’s Medical Center [Centro Médico de Opciones para las Mujeres] Merle Hoffman y Lori Sokol, directora ejecutiva de Women’s e-News [e-Noticias de la Mujer].

    Las acusaciones de “rojillo” y de culto son injustamente ofensivas también para las decenas de miles de ciudadanos activos y preocupados que han hecho suyos los llamados de RU4AR a la acción de masas y la desobediencia civil porque los llamados coinciden con su sentido de lo que se requiere en la batalla contra la esclavización femenina que es la maternidad forzada.

    ¿Es realmente sorprendente y problemático que los revcom hayan seguido a Taylor hacia RU4AR? De acuerdo con los escritos y discursos de Avakian durante décadas, el PCR ha colocado durante mucho tiempo y correctamente la lucha contra el patriarcado (junto con las luchas contra la supremacía blanca y contra el fundamentalismo cristiano) al centro de su lucha por una revolución socialista. Sería extraño que los revcom no hubieran hecho suya correctamente la lucha de RU4AR por el derecho al aborto.

    La acusación de “culto” tiene sus raíces en una calumniosa identificación del liderazgo con la devoción servil a un solo individuo. ¿Los odiadores “de izquierda” contra RU4AR creen que JPMorgan Chase es un “culto de Jamie Dimon”? ¿Honestamente creen que los miembros del PCR continuarían siguiendo a Avakian si él se convirtiera en un nacionalista cristiano, partidario de Marine Le Pen, negacionista del cambio climático y/o rastafari que afirma que las vacunas contra el covid son “obra del diablo”? (Uno puede estar de acuerdo o en desacuerdo con la política y las teorías de Avakian, pero cualquiera que haya tenido algún contacto serio con el PCR marxista-leninista-maoísta sabe que la acusación de “culto” es ridícula y contraria al llamado consecuente de Avakian a que la gente estudie, se organice y se una ampliamente a través de líneas sectarias e ideológicas.)

    Lo que hicieron los “feministas socialistas” y otros “repros de base” el día después de la caída de Roe

    Quizás lo más curioso y aleccionador del ataque es que se ha dado inicial y principalmente desde “la izquierda”. Los atacantes anticomunistas al frente con sus acusaciones de “rojillo” han sido las revistas liberales y progresistas Jezebel y The Intercept, y 23 grupos “repros [derechos reproductivos] de base” liderados por el autodenominado “colectivo socialista-feminista interseccional” New York for Abortion Rights [Ciudad de Nueva York por el Derecho al Aborto] (NYC4AR).

    Aquí hay algo para reflexionar: un día después de que la Corte Suprema de Estados Unidos hiciera añicos el derecho constitucional de las mujeres al aborto en el fallo Dobbs contra Jackson, NYC4AR no produjo ni difundió ninguna crítica a la decisión y ni un llamado a la resistencia de masas. No. Sacó y difundió un posteo elaborado en Instagram con todas las acusaciones ridículas e infundadas mencionadas anteriormente. Llamaba a clausurar a RU4AR, el único grupo que ha convocado a la gente a las calles para exigir el aborto legal a nivel nacional durante los últimos ocho meses, desde que la Corte Suprema conoció por primera vez los argumentos orales sobre Dobbs.

    Así es la manera en que NYC“4AR” respondió al deshilachamiento de Roe contra Wade.

    De verdad.

    Aquí van los nombres de los grupos que firmaron el posteo de odio de NYC“4AR”, emitido un día después de Dobbs: Colectivo por la Justicia Reproductiva; Unidos Contra el Racismo y el Fascismo (Nueva York); Financiar el aborto, no a la policía; Collages Feministas (Nueva York); Grita Tu Aborto; Ayuda Mutua del Parque Washington Square; Conejitos de Hebilla (Texas); Mujeres en Resistencia (Nueva York/Nueva Jersey); Frente de Acceso al Aborto; Fondo de Libertad Reproductiva (Nueva Hampshire); El Fondo Jane (Massachusetts); Coalición de Derechos Reproductivos (Charlotte, Carolina del Norte); Tigres Por el Derecho a Decidir (Texas); Fondo de Aborto de Chicago; Fondo de Acción del Instituto Nacional de Salud Reproductiva; SWOP [Proyecto de Divulgación de Trabajador@s Sexuales] Brooklyn; Marcha Popular de Brooklyn; Partería Adelante; Activistas por el SMA [Aborto autogestionado]; Coalición Religiosa de Nuevo México Por el Derecho a Decidir Reproductivo; Red de Información de Mujeres de Nueva York (WIN-NY); Grupo de Trabajo Feminista Socialista de los Socialistas Democráticos de Estados Unidos de Chicago [DSA].

    Piénselo: Se anuló Roe y un día después, 23 grupos “repros de base” (muchos respaldados por corporaciones e instituciones financieras financiadas por corporaciones), incluida una parte del capítulo de Chicago de DSA, se ven con sus nombres adheridos a un ataque al estilo de COINTELPRO contra el grupo que lideró una campaña de protestas a nivel nacional durante seis meses bajo el lema “Post-Roe, No, maldita sea!”, un ataque emitido por un grupo que de hecho se llama a sí mismo un “colectivo feminista socialista”.

    ¿Qué hiciste el día después de la caída de Roe, mi querido lector? Los miembros de RU4AR encabezaron mítines frente a la Corte con el coro “¡Que no siga en pie esta decisión, aborto legal a nivel nacional!” Literalmente, desde el momento en que se emitió el fallo, llamaron a revocarla y a que la administración y el Congreso de Biden usaran sus poderes para legalizar el aborto y hacerlo disponible en todos los estados del país.

    ¡Qué “culto comunista” de ellos!

    El ataque en Instagram, troleando contra RU4AR a través de Internet (mediante la magia siniestra de los hashtags) como blanco sobre arroz, es seguramente uno de los episodios más sórdidos en la historia de lo que pasa por “la izquierda” en los Estados Unidos del siglo 21. Se llama hacer el trabajo de la derecha desde “el lado de babor”.

    La derecha fascista apreció los artículos de ataque. La campaña de calumnias de los odiadores de “izquierda” contra RU4AR fue hecha suya por el neonazi Daily Caller y el zine de estado policial fascista Law Enforcement Today.

    Otros interesados han incluido el sensacionalista pop-cultural Daily Beast y el fanzine masculinista de “cultura de varones” MEL Magazine, que orgullosamente incluye una sección audaz sobre “Vergas”.

    Sin dejarse intimidar por la alianza con la extrema derecha, el estreameador socialista de Twitch” y “demócrata progresista” Hasan Piker, quien últimamente ha difundido repetidamente la afirmación vil y tarada de que RU4AR es un “grupo de odio anti-trans”, en tiempos recientes ha diseminado ataques de “rojillo” y avergonzamiento por “culto” contra RU4AR.

    Al igual que COINTELPRO: fomentar divisiones entre progresistas y delatar a revolucionarios y radicales, al montarles trampas para la represión de los fascistas dentro y fuera del estado.

    En vísperas de la consolidación fascista

    Este ataque es especialmente temerario e insidioso debido al momento histórico en el que se desarrolla. Como RU4AR ha insistido en todo momento, la decisión de Dobbs es un ariete judicial al frente de una ofensiva fascista multifacética con el propósito de destripar lo que quede de la democracia burguesa y el estado de derecho en los Estados Unidos. La campaña difamatoria de “izquierda” contra RU4AR ocurre en medio del ataque sistémico más inaceptable contra la democracia estadounidense desde la Guerra Civil. Este es un momento peligroso sin precedentes, en que el centro liberal y moderado es incapaz de mantenerse. Los republifascistas están marchando hacia adelante a través del Estados Unidos “rojo” [republicano] y se preparan para tomar el poder nacional en las tres ramas en los próximos dos años y medio. El país está saturado de rifles de asalto y otras armas de fuego letales, peligrosamente concentrados en las manos de una derecha decidida y paranoica. Los ataques tales como los ataques lanzados hace poco contra RU4AR caen en la mano represiva del estado y la derecha. Ponen en riesgo vidas.

    ¿Así dedican sus energías en este momento los medios informativos, grupos e individuos liberales y de “izquierda” como el NYC4AR “feminista socialista”, los 23 grupos “repro”, el Grupo de Trabajo Feminista Socialista de los DSA de Chicago, Jezebel, The Intercept y Hasan Piker? ¿En serio?

    Diez explicaciones

    Lo que me lleva a la pregunta del millón: ¿POR QUÉ? ¿Qué demonios impelería a los escritores y “activistas” liberales y de “izquierda” a lanzar una yihad anticomunista contra una organización que ha estado luchando ferozmente para defender y expandir el derecho al aborto?

    Aquí van diez razones básicas:

    +1. Compromiso ideológico, organizativo, financiero y político con estrategias internas de cabildeo elitista y campañas electorales de los grandes partidos políticos: los mismos enfoques fallidos y de arriba hacia abajo que RU4AR denuncia correctamente como insuficientes e inadecuados, de hecho como complicidad. Detrás de este compromiso yacen temores de larga data de la clase profesional y liberal y su desconfianza de las masas y el cordón umbilical financiero que vincula a muchas ONG “repro” y “pro derecho a decir” con fundaciones corporativas cautivas que están vinculadas al Partido Demócrata imperialista y corporativo neoliberal, es decir, al ala vagamente liberal de la clase dominante, que no tiene interés en la misión de RU4AR de prender a las masas a marchar para desbaratar la actividad (gobierno) como de costumbre en las calles y plazas públicas. Como me dice un(a) activista líder de RU4AR en Chicago: “El compromiso de nuestros atacantes de ‘izquierda’ con un statu quo que se está pasando a la contrarrevolución” significa “perseguir a aquellos que se atreven a hacer frente al statu quo (De Pie) y hasta llamar a su derrocamiento (Revcom)”.

    +2. Furia por haber sido denunciados por su rendición anticipada ante la anulación de Roe contra Wade. Como me dijo el(la) activista de Chicago la semana pasada: “Su tesis era ‘No podemos organizarnos para impedir que SCOTUS [Corte Suprema de Estados Unidos] haga lo que sea que vaya a hacer, solo podemos confiar en los demócratas’. De Pie tenía una narrativa muy diferente:

    ‘Ganamos el derecho al aborto mediante la lucha de masas, eso es lo que sacudirá a los poderes de arriba para que den un paso atrás en su asalto de odio a las mujeres. ¡Hagan preguntas sobre la legitimidad de sus instituciones! De Pie DESMINTIÓ toda la narrativa de los grupos ‘repros’ y pro derecho a decidir. Estuvo en el terreno desde el principio organizando a decenas de miles de personas para tratar de salvar a Roe, a partir del enero pasado”.

    Por cierto. Si los grupos pro derecho a decidir de “izquierda” se hubieran unido a RU4AR, bien podrían haber ayudado a rescatar a Roe o al menos limitar significativamente el daño.

    +3. Envidia. RU4AR ha desafiado el apaciguamiento del establecimiento “pro derecho a decidir” con gran talento y entusiasmo. Gracias en gran parte a las destrezas y la experiencia de sus voluntarios afiliados a revcom, RU4AR supo y sabe cómo organizar y montar acciones y mítines poderosos que llaman la atención. Demostró estas destrezas de manera militante, avergonzando tanto de palabra como de hecho a los “activistas pro aborto” que eligieron la sumisión, la pasividad y la política electoral cínica y la recaudación de fondos en lugar de una seria resistencia en el medio año previo a la revocación de Roe.

    +4. Protección territorial: Temor de perder membresía y terreno de donativos a una organización nueva, militante y que llamaba la atención que emprendió correctamente acciones provocadoras directas junto con un reclutamiento popular dedicado para movilizar la oposición popular de masas al surgimiento de la era post-Roe que ahora nos está encima.

    +5. Ciberanzuelos: la salaz propagación de conspiraciones atrae a los ojos y a los suscriptores. Acusar a RU4AR de “secuestrar” una causa liberal legítima al servicio de un misterioso “culto comunista” es un objeto brillante y brilloso, irresistible para algunos escritores y editores, inclusive o especialmente en algunos medios de “izquierda”.

    +6. Ignorancia histórica y experiencial. Tal vez esto sea demasiado amable (probablemente lo sea), pero la era de McCarthy y COINTELPRO son recuerdos lejanos para la mayoría de las personas menores de 70 años. Me parece posible que algunos, si no muchos, de los odiadores a RU4AR tengan poca o ninguna idea de que están entrando en algunas ondas históricas muy feas al participar en una caza de brujas anticomunista. Para no exagerar con la línea de “perdónalos porque no saben lo que hacen”, pero es probable que también hayan tenido relativamente poca o ninguna exposición a pensadores y activistas marxista-leninistas serios como Avakian, Taylor y los revcom, algo que los hace propensos a narrativas al estilo paranoico sobre “comunistas debajo de tu cama”.

    +7. No captan el terrible momento histórico. Los “activistas pro aborto de base” y los “socialistas democráticos” que atacan a RU4AR no entienden y en algunos casos desaprueban la observación de RU4AR y el PCR de que ahora nos enfrentamos a un sector fascista de la clase dominante que está creciendo y está en posición de volver al poder literalmente con venganza. Esta negación e indiferencia hacia el fascismo es parte de por qué no ven ningún problema en unirse temerariamente a la derecha (por ejemplo, el Daily Caller y Law Enforcement Times) para denunciar a los comunistas dentro del movimiento por el derecho al aborto.

    +8. Falsa incapacidad “socialista” de comprender la necesidad de la revolución. La gente del PCR dentro y fuera de RU4AR de manera consecuente y (en la opinión cuidadosamente considerada de este autor) justamente denuncian el compromiso lamentablemente dócil de los “socialistas democráticos” con el reformismo incremental y económico — y su negativa a romper con el sistema subyacente y los partidos del capitalismo-imperialismo. Es cuestionable si los odiadores “socialistas” a RU4AR siquiera captan la crítica. Como me dice el/la activista de De Pie antes mencionado(a): “Los DSA están tan acomodados en el statu quo imperialista de los Estados Unidos y tan embarrados en la ‘lucha por una tajada más grande’ del botín del imperio que no pueden ver ninguna necesidad, ni hablar de posibilidad, de una revolución real. (No estoy seguro de que a ellos les importe o sepan ni menos entiendan la crítica a la socialdemocracia de parte del PCR y Avakian). Están demasiado ocupados siendo ‘realistas’ y así es su postura hacia la pérdida de Roe: ellos se están portando ‘realistas’ y De Pie es solo ‘exhibicionista’, en su pensar. Y ahora su posición no- o anti-revolucionaria se ha pasado a la contrarrevolución activa”.

    +9. Identitarismo somnoliento “woke” (concienciado) por encima de todo: la afirmación completamente falsa de que RU4AR es anti-transgénero está íntimamente relacionada con la idea absurda de que se está “excluyendo” a las personas transgénero (que representan un minúsculo porcentaje de los embarazos) cuando RU4AR hace la observación obviamente correcta de que la guerra fascista cristiana contra el derecho al aborto es fundamentalmente una campaña patriarcal para profundizar la opresión y el control de las mujeres y las niñas. Eso es otro ejemplo de “Olimpiadas de opresión”, un giro nocivo en la política de identidad burguesa que afirma que “los hombres trans están más oprimidos que las mujeres y las niñas, por lo que tenemos que centrar ahí nuestra política”.

    +10. Deseo de apropiarse de las tácticas de RU4AR y absorberlas en la pésima estrategia interna de arriba hacia abajo de los demócratas. Algunas fuerzas tradicionales “pro derecho a decir” ahora, después de Roe, está agitando el pañuelo verde, el símbolo latinoamericano del derecho al aborto popularizado en los Estados Unidos por RU4AR. También están resultando arrestados frente a la Corte Suprema, al igual que los activistas de RU4AR antes de la decisión de Dobbs. El truco tradicional aquí es tomar estas tácticas efectivas sin admitir que fueron obra pionera de una organización militante que incluía —¡qué horror!— a activistas comunistas y a una cofundadora comunista (Sunsara Taylor). Los grupos oenegeístas del establecimiento que ahora se visten de verde y participan en la desobediencia civil están tratando de asociar engañosamente su enfoque de “no hay nada que podamos hacer, vote por los demócratas sin importar quién” con un símbolo de resistencia real. Están tratando de tapar la claudicación del Partido Demócrata ante este asalto fascista a los derechos civiles y humanos básicos de las mujeres y las niñas.

    Tal es la “lógica” grotesca y torturada detrás del lamentable espectáculo del vergonzoso ataque neo-macartista de “izquierda” contra la organización líder de derechos al aborto del país tras la decisión de Dobbs —una organización que no se habría formado si los grupos “pro derecho de decidir” afiliados al Partido Demócrata no hubieran decidido rendirse por adelantado— por favor consulte el llamativo editorial de Karen Attiah en el Washington Post “‘The Art of Losing the Abortion War,’ for Our Dear American Leaders” [“El arte de perder la guerra en torno al aborto’, para nuestros queridos líderes estadounidenses”) — al fin de Roe contra Wade.

    El último libro de Paul Street es This Happened Here: Amerikaners, Neoliberals, and the Trumping of America (Londres: Routledge, 2022).

     

  • ARTICLE:

    Del Movimiento del Nuevo Comunismo de Afganistán (JAKNA):

    ¡La lucha por la liberación de las mujeres en Afganistán y la necesidad de derrocar al Emirato Islámico del Talibán!

    Nota de la redacción: A continuación presentamos una traducción no oficial por voluntarios de revcom.us a partir de la versión en persa de una declaración del Movimiento del Nuevo Comunismo de Afganistán (JAKNA). La declaración llama a realizar acciones el domingo 14 de agosto, aniversario del restablecimiento del poder del Talibán, en solidaridad con la lucha de las mujeres afganas.

    Hace un año se izó en Afganistán la bandera reaccionaria del Emirato Islámico del Talibán. El mundo entero, desde los fascistas cristianos del Partido Republicano de Estados Unidos hasta el Partido Demócrata, desde la Unión Europea hasta Pakistán, Irán y Qatar, China, Rusia e India, pusieron una alfombra roja para el Talibán o se hicieron de la vista gorda ante sus crímenes del pasado. El destino de millones de personas en Afganistán fue sacrificado para que los fundamentalistas islámicos antipopulares y antimujeres pudieran llegar al poder. Esto llevó al poder a las mismas fuerzas que los imperialistas de la OTAN juraron aniquilar cuando invadieron al país [en 2001], con bombardeos y matanzas, con la promesa de que iban a traer “la libertad para las mujeres de Afganistán”.

    Uno de los primeros actos reaccionarios del grupo terrorista Talibán al llegar al poder fue excluir a las mujeres de todos los ámbitos sociales, incluidos los lugares de trabajo y los centros educativos. El Talibán también les privó a las mujeres del derecho a elegir su propia ropa, lo que provocó protestas generalizadas y que las mujeres salieran a la calle con gritos de furia rebelde. Desde el primer día, las mujeres de Afganistán se plantaron de cara al Talibán y alzaron la voz: “¡No a los reaccionarios! ¡O muerte o libertad!”.

    El Talibán, al igual que otros fundamentalistas islámicos, empezó a aplicar la ley sharia encarcelando a las mujeres y esclavizándolas dentro de la fortaleza de las leyes religiosas fundamentalistas. Esto se hizo con el fin de reconstruir las antiguas relaciones patriarcales, engrilletando los pies de las mujeres a fin de reorganizar la sociedad a la imagen del propio Talibán lo más rápido posible. Lo que ocurrió en Afganistán en un año —lo que se impuso a las mujeres— no ha sido otra cosa que un programa organizado para esclavizarlas.

    Ninguna persona decente debería permanecer callada y hacerse de la vista gorda ante esta esclavización. Nadie debería unirse al Talibán y a sus ideas misóginas. ¡Nadie debería hacerse ilusiones de que es posible influenciar la ideología y la mentalidad del Talibán de la edad de las tinieblas, con súplicas por mezquinas concesiones para las mujeres y el pueblo de Afganistán!

    Los múltiples niveles de esclavización de las mujeres en Afganistán por parte de los islamistas están en consonancia con la esclavización de cada vez más mujeres que se produce a nivel mundial. Hoy, somos testigos de los ataques a los derechos y la libertad de las mujeres en el Medio Oriente y el norte de África y el subcontinente indio, en Afganistán, Irán, Irak, Yemen y Turquía. Incluso vemos a los fundamentalistas/fascistas cristianos prohibiendo el aborto en Europa y Estados Unidos, en El Salvador, Polonia y Ghana. Por otro lado, también vemos la expansión y promoción sin precedentes de la industria del sexo y la esclavitud sexual de las mujeres en los cuatro rincones del mundo. Todas estas son expresiones de los diferentes aspectos del horror y la suciedad que el sistema capitalista inflige a las mujeres. A pesar de todo este horror, las mujeres están en las primeras líneas de la resistencia en contra de los reaccionarios y el patriarcado. Desde el movimiento de protesta contra el hiyab obligatorio en Irán, hasta el movimiento contra los asesinatos por honor en Turquía, pasando por el movimiento por derecho al aborto en Estados Unidos, hasta Chile, muchas personas están alzando la voz “¡No a los reaccionarios! ¡O libertad o muerte!”.

    A impulsar la lucha de las mujeres de Afganistán al unísono con la lucha de las mujeres por sus derechos y la justicia en todo el mundo contra la esclavitud y el patriarcado.

    Queremos enfatizar que en este momento, la opresión de las mujeres en muchas partes del mundo está jugando el papel de una falla sísmica fundamental para la revolución. A pesar de las diferencias de las dinámicas regionales, todas operan dentro del mismo marco económico global imperialista-capitalista.

    Es necesario y esencial comprender que la opresión histórica de las mujeres, que se agrava día a día, se debe a la conexión directa entre los sistemas sociales y de clase, con el modo de producción al mando. Este funcionamiento impone el desastre del sufrimiento innecesario, la miseria insoportable y el horror a miles de millones de personas en todo el mundo.

    Por lo tanto, para eliminar toda la opresión, no sólo tenemos que prestar mucha atención a las contradicciones particulares, como la opresión de las mujeres, sino que al mismo tiempo debemos comprender la necesidad de reemplazar el sistema económico, o modo de producción, por un sistema que permita cambios en la sociedad.

    Esta necesidad no puede plasmarse sin una revolución en la superestructura política. “La revolución comunista y nada menos” es necesaria para los oprimidos y explotados de todo el mundo, incluidas las mujeres.

    La solución a los problemas de las mujeres en Afganistán no puede plasmarse con políticas de identidad, desde dentro de los estrechos límites del reformismo, o exigiendo pequeños cambios, sino únicamente con una revolución, que requiere organizar y elevar la comprensión de las masas de mujeres respecto a la necesidad de la revolución. Las valientes manifestaciones de mujeres en las calles de Kabul y otras provincias en el último año fueron importantes e inspiradoras, pero no pueden conducir a un cambio fundamental y permanecerán dentro del marco de este sistema.

    El remedio inmediato que proponen las políticas de identidad o la concentración en ciertas reivindicaciones menores desvía la visión de las mujeres que están enojadas con el patriarcado y su conexión con el sistema capitalista. Este sistema es incapaz de eliminar la causa raíz del problema.

    Mientras tanto, las mujeres activistas en Afganistán siguen atrapadas entre los dos sistemas anticuados del imperialismo y el fundamentalismo islámico, solicitando apoyo a los imperialistas (o a la llamada comunidad internacional) al tiempo que se reúnen y negocian con el Talibán. Pero ninguna de estas fuerzas puede liberarlas de la opresión.

    La situación de las mujeres en Afganistán en el último año —y durante los últimos 20 años— demuestra que no se puede liberar a las mujeres de la opresión poniendo unas pocas demandas específicas. Por el contrario, la liberación de las mujeres debe ser una parte urgente de una estrategia general de revolución a nivel nacional y mundial. En este momento, la opresión de las mujeres en Afganistán tiene el mayor potencial para aglutinar la rebelión contra el Talibán y todos los demás tipos de conceptos y tradiciones yihadíes e islamistas o patriarcales.

    Somos seguidores de la Nueva Síntesis del Comunismo desarrollada por Bob Avakian. En JAKNA vemos la opresión de las mujeres en el contexto general de un análisis científico de todas las contradicciones que existen en la sociedad afgana.

    Tenemos claridad respecto a la necesidad de desencadenar la furia de las mujeres en Afganistán contra el dominio del Talibán y yihadí, contra el patriarcado y el sistema imperialista-capitalista a fin de hacer una revolución comunista. Con motivo de este primer aniversario del ascenso reaccionario del Talibán islámico, Afganistán necesita más que nunca un movimiento de “rebelión de las mujeres”. Este movimiento puede y debe contribuir a derrocar al régimen del Talibán como parte de allanar el camino hacia la construcción de una sociedad nueva y emancipadora.

    Las mujeres rebeldes de Afganistán se enfrentan cara a cara al Talibán terrorista y gritan “¡No a los reaccionarios! Muerte o liberación”. Las mujeres en las filas de este movimiento tienen que convertirse en “comandantes estratégicas de la revolución comunista”.

    A todos los que odian la esclavización de las mujeres por el Talibán y por otros patriarcas islamistas en Afganistán o en cualquier otra parte del mundo:

    A todos los que están hartos de vivir en esta sociedad de pesadilla:

    Únase a nosotros en acciones de solidaridad el 14 de agosto en todo el mundo.

    Únase a las filas de los amantes de la libertad, de los hombres y mujeres revolucionarios y comunistas. ¡Unámonos mano a mano y hombro a hombro para luchar por un mundo sin discriminación, opresión y capital, un mundo sin patriarcado, explotación y humillación!

    ¡Abajo el Emirato Islámico del Talibán!

    ¡Abajo los imperialistas: Estados Unidos, Rusia, China y la OTAN!

    ¡Viva el movimiento de liberación de las mujeres!

    ¡Viva la revolución comunista!

    — Movimiento del Nuevo Comunismo de Afganistán (JAKNA), 7 de agosto de 2022

  • ARTICLE:

    HAGA UN DONATIVO AHORA para impulsar la Campaña de Recaudación de Fondos a cruzar de la meta

    Estimados Lectores:

    Las generosas contribuciones, grandes y pequeñas, pues TODAS hacen que haya un mundo de diferencia, han hecho que la campaña de recaudación de fondos de verano de revcom.us esté al alcance de nuestra meta de 20 mil dólares (lea las cartas de los lectores sobre por qué hicieron donativos). ¡Gracias!

    Si aún no ha hecho un donativo, este es el momento de impulsar esta campaña hasta cruzar la meta antes de nuestra fecha límite del 20 de agosto. Si ya ha hecho un donativo, ¡gracias de nuevo! Asegúrese de decirles a sus amigos que hizo un donativo y anímelos a unirse a usted (puede usar esta plantilla básica para “solicitar donativos).

    Hacer donativos, y conectarse con otras personas para que hagan donativos es una parte crítica de la base para que este sitio web contribuya a organizar a las personas en el movimiento para una revolución real en un momento en que, como dice Bob Avakian, la humanidad se enfrenta a dos posibilidades: ALGO TERRIBLE O ALGO VERDADERAMENTE EMANCIPADOR. Su donativo hace posible mantener y expandir la misión de revcom.us de organizar a la gente para una revolución real.

    ¡HAGA UN DONATIVO AHORA para ayudar a impulsar la Campaña de Recaudación de Fondos de Verano a cruzar la meta!