Emmett Till y los linchamientos, del pasado y del presente

Una parte de Revolución: por qué es necesaria, por qué es posible, qué es de Bob Avakian

Esta parte es de la sección del discurso titulada "Emmett Till y las leyes racistas Jim Crow: cada persona negra vivía bajo una pena de muerte". Vea este corto y otra sección pertinente titulada "Venden postales del ahorcado" y otros cortos en revolutiontalk.net.

Entonces tenemos la historia de Emmett Till. Emmett Till nació y creció en Chicago. En 1955, cuando recién había cumplido los 14 años, fue al estado de Misisipí a visitar a parientes ahí. Su madre le advirtió y le enseñó sobre lo que iba a hallar en Misisipí, lo que un joven negro como él podía esperar, lo que tenía que hacer y no hacer para poder mantenerse vivo. Y consideren el hecho de que una madre tiene que enseñarle así a su hijo simplemente para ir a visitar a parientes. Pero Emmett Till estaba lleno de vida. Era joven. Pero un día mientras que estaba en Money, Misisipí, cometió el error fatal de silbarle a una blanca mientras que ella iba saliendo de la tienda que era propiedad de su esposo. A los días el dueño de la tienda y su cuñado llegaron de noche armados y se llevaron a Emmett Till. Los vecinos vieron que lo golpearon cuando se lo llevaban. Sus parientes comenzaron a buscar su cuerpo por las orillas de los ríos y bajo los puentes donde la gente negra siempre va a buscar cuando este tipo de cosas sucede, como dijo su tío. Considérenlo, consideren lo que eso significa donde la gente negra siempre va a buscar cuando este tipo de cosas sucede. Considera lo que esto te está diciendo acerca de este país. Emmett Till, su cadáver sí se encontró en el río, había sido golpeado y baleado, golpeado de tal manera que era irreconocible incluso por su madre. Un niño de 14 años linchado. ¿Y por qué? Por haberle silbado a una blanca.

En un acto de tremenda valentía y conciencia su madre, Mamie Till, puso su cadáver ante todo el mundo para que fueran testigo en Chicago y no quiso que hicieran presentable que lo maquillaran para que todo el mundo pudiera ver lo que le habían hecho. Su cadáver fue visto por decenas de miles de gente negra en Chicago.

La historia de lo que le pasó a Emmett Till suscitó gran ira entre los negros por todo el país y fue un shock para la gente blanca en el país y se convirtió en una noticia internacional de indignación.

Pero en Misisipí los blancos empezaron a defender a los hombres que se habían llevado a Emmett Till y lo habían matado brutalmente. Los pusieron en juicio solamente por la indignación que se dio a través del país y por todo el mundo. Aumentaron las amenazas de muerte y terror contra los negros en esa zona donde ocurrió el linchamiento, para impedir que dijeran lo que sabían y que manifestaran su repudio. En la corte que estaba segregada, los blancos ocupaban todos los asientos y a los pocos negros que les permitieron entrar los hicieron pararse atrás, tras una hora de deliberaciones un jurado de puros hombres blancos halló a los asesinos de Emmett Till no culpables. Sus abogados incluso acusaron a la madre y a la NAACP de haber inventado esta historia de linchamiento. Dijeron que estaba vivo en la ciudad de Detroit según esos abogados. A poco tiempo de que fueron exonerados de ese crimen los dos asesinos vendieron la historia a una revista nacional, hablando de los detalles de cómo fue asesinado Emmett Till. Pero nada les ocurrió a ellos. A pesar de una inmensa campaña que pidió al gobierno federal que enjuiciara a estos hombres, el gobierno se negó. ¿Suena familiar?

Dwight D. Eisenhower, que era presidente de los Estados Unidos en aquel tiempo, jamás respondió al telegrama que le mandó la madre de Emmett Till. J. Edgar Hoover, que era el director de la FBI, llamó a este linchamiento un "presunto asesinato" y puso mucha más atención a investigar el involucramiento de los comunistas en protestar contra este linchamiento que jamás le puso al linchamiento en sí mismo. Pero el linchamiento de Emmett Till se volvió un toque de clarín para los negros. Gente se rebeló que jamás se había rebelado ni había hecho nada antes, dijo la madre.

Al hablar de estos linchamientos, no estoy exagerando nada. De hecho, no he dicho algunos de los detalles más asquerosos cuando hablo de estos linchamientos porque hay un límite de aguante de lo que se puede contar o escuchar. Y éstos no son los llamados incidentes aislados como siempre tratan de decirnos cada vez que se les denuncian la brutalidad y asesinato, su manera de encubrir los verdaderos asesinatos, los crímenes de este sistema y sus gobernantes. Miles de negros fueron linchados en aquellos tiempos. Y toda la gente negra vivía con el terror constante de esto.

Escuchan a esta declaración del autor de un libro acerca de los linchamientos. Él dice: "Es dudable que cualquier hombre negro que crecía en el Sur rural durante el período de 1900 a 1940 no fuera traumatizado por el terror de ser linchado". ¿Qué está diciendo con esto? Nada menos que esto: Que no hay negro que creció en el Sur en este período que estuviera libre de este temor. Cada hombre negro era perseguido y traumatizado por este temor. Considera lo que eso significa y piensa en cómo afectó a los negros en su totalidad. Un sociólogo que estudió la vida de los negros en Misisipí en 1930 aprendió qué tan profundamente cundía el temor al linchamiento en la mente de la gente negra, de los más jóvenes a los más viejos. Y en un programa de la PBS, un canal independiente, acerca del sistema de segregación en el Sur llamado Jim Crow, las leyes racistas en el Sur, citó a un psicólogo que dijo que cada negro, cada persona negra que vivía en el Sur bajo Jim Crow estaba viviendo bajo una pena de muerte. Quizás se pudiera llevar a cabo, o no, pero siempre, siempre estaba presente. La gente negra podía ser asesinada por lo que sea que hiciera si quizás ofendiera a un blanco. Pero los blancos que llevaban a cabo estos asesinatos jamás iban a confrontar castigo. Un hombre podía ser linchado por mirar a una mujer blanca que según la opinión de un blanco, quizás era impropio, y a los blancos jamás se les castigaría. O un hombre negro podía ser linchado por no decirle a un joven blanco o un niño blanco "Señor" o no quitarse la vereda para abrir campo a la gente blanca, o por cualquier razón o la razón que sea. Y esto está relacionado a las indignidades a que tenían que sufrir los negros. Esta experiencia de linchamientos y sus efectos en las masas negras puede decirse que representa y concentra la experiencia del pueblo negro en su totalidad mucho después de que había acabado la esclavitud formal en los 1860.

Frederick Douglass era un esclavo que después de que logró su libertad, dedicó su vida a luchar contra la opresión de la gente negra y otras injusticias. Invitado una vez a hablar en una celebración de las fiestas patrias del 4 de julio [de 1852], Douglass puso bien claro que el 4 de julio no es nada para celebrar y que los Estados Unidos es culpable de grandes crímenes. Esto es lo que dijo: "¿Qué, para un esclavo estadounidense, es el 4 de julio? Yo respondo: un día que le hace ver más que todos los días del año la grave injusticia y crueldad de que es víctima constante. Para él, su celebración es un fraude. Su inflada libertad de que se jactan, una licencia impía. Su grandeza nacional, vanidad hinchada. Sus gritos de regocijo, vacíos e inhumanos. Su denuncia de tiranos, insolencia. Sus gritos de libertad e igualdad, burlas irónicas. Sus oraciones e himnos, sus sermones y días de dar gracias con aire de religioso y solemnidad son para él meras palabras altisonantes, fraude, engaño, impiedad e hipocresía. Un raído velo para ocultar crímenes que deshonrarían a una nación de salvajes....

"En esta fecha, no hay una nación en la tierra más culpable de acciones más chocantes y sanguinarias que el pueblo de los Estados Unidos en este instante". Y también Douglass añadió que Estados Unidos culpará a otros de ser salvajes, pero en realidad no tiene igual cuando se trata de esto. Dijo: "Para la barbaridad repugnante e hipocresía desvergonzada, Estados Unidos reina sin rival".

Como va el dicho, palabras más verdaderas pocas veces se han mencionado. Douglass dijo esto mientras que la esclavitud estaba en vigor en los Estados Unidos. Pero sus comentarios se pueden aplicar por igual aún cuando había acabado la esclavitud. Y durante todo este tiempo, mientras todos estos linchamientos y actos de increíble crueldad se estaban llevando a cabo, con toda la opresión que estos representan y refuerzan, todo este tiempo, aquellos que gobernaban este país, aquellos que se negaban a hacer algo para detener estos linchamientos y otros actos de terror y atrocidades, aquellos que son responsables por estos y otros crímenes bárbaros, todo este tiempo jamás dejaron de proclamar: "Este es el mejor de todos los países en el mundo... que este es el más grandioso país que ha habido... que este es el líder del mundo libre... que este es la patria de la libertad y democracia".

No se trata solamente de que muchos blancos participaran como bestias depravadas o de que algunos eran diablos aunque hubiera aparentado a ser así muchas veces en la historia de este país. La cosa más profunda es de que todos estos horrores se le dio la forma y fueron alentados por y sirvieron para mantener en vigor a todo un sistema, un sistema que no pudieran haber existido sin primero la esclavitud y después las condiciones semejantes a la esclavitud. Y la segregación y el terror que estaban centrados en el Sur mientras que a la gran mayoría de la gente negra vivían ahí mantenidos atados de una u otra forma al Sur rural y en plantaciones propiedad de blancos. La supremacía blanca es parte de los cimientos, la fundación de este país. Es algo de lo que este sistema y aquellos que lo gobiernan no pueden deshacerse aunque quisieran hacerlo. Y no quieren hacerlo. Y esto ha continuado hasta el presente. A pesar de todo lo que dicen falsamente hoy en día de que esto es una sociedad ajena al color de la piel, la segregación y discriminación continúan contra la gente negra y otra gente de color. Cada vez de que hay un estudio o una encuesta para determinar esto, muestra e indica siempre que esa segregación y represión existen en viviendas, trabajo, escuelas, en cuidado salubre, en todas las partes de la sociedad. Y esto continúa siendo respaldado con brutalidad y violencia.

La última vez que hablé públicamente en este país, en 1979, me desvié de una gira para ir a Chester, Carolina del Sur porque la gente allí estaba en rebelión debido a que un joven negro en el año 1979 había sido linchado por tener una novia blanca. Y más reciente, y sí en Texas, estuvo el horror de lo que se le hizo a James Byrd, un hombre negro al que lo agarró unos blancos, lo amarraron a la defensa de una camioneta y lo arrastraron hasta que se le cortó la cabeza y su cuerpo fue descuartizado.

Y esto sigue en vigor en éste, el mejor de todos los países. Pero hoy es más que nada la policía la que abiertamente como policías llevan a cabo brutalidad y terror contra los jóvenes negros y gente negra en general. Aplicando al presente lo que dijo ese autor acerca de linchamiento, se puede decir esto: que es dudable que hay un joven negro que crece en los Estados Unidos hoy, sea en el Sur o en el Norte, que no tenga un verdadero temor de ser brutalizado o incluso asesinado por la policía. Y otra vez, esto impacta en toda la gente negra. Otro libro acerca del linchamiento de los negros en el Sur menciona esto. Considérenlo: los padres negros aprenden a temer más por algunos hijos que por otros. Aquellos hijos hoscos, rebeldes, que tienen una actitud, que son descuidados, que no habían aprendido el arte de darla apariencia de conocer su sitio. Ellos estaban en más peligro. Y trágicamente, los padres no tienen otra opción salvo tratar de impedir que su hijo, especialmente, muestre estas cualidades como seguridad de sí mismo, curiosidad, ambición — que podría ser interpretado por insolencia o arrogancia por parte de algún blanco. Aun así, el autor dice, hay solamente tanto que pueden hacer los padres para tratar de prevenir un desastre. Cualquier circunstancia de mala suerte puede en un instante poner a un hombre negro en peligro mortífero.

Y hoy podemos ver la misma cosa. Y nuestro partido está trabajando en los multifamiliares y una de las cosas que más nos ha partido el alma es de como las madres negras en los multifamiliares se preocupan desde temprano por si los hijos que han dado a luz empezaran a dar señales de ser hombres grandes. Porque en ese caso les va a caer encima todo lo que les pasa a los hombres negros grandes. Considera lo que eso implica, que una madre tiene que preocuparse de un hijo cuando tiene dos años de edad de que va a crecer y a ser muy fuerte y que quizás la policía lo vea como una amenaza y luego lo balee y mate brutalmente.

¿Qué tipo de sociedad, qué tipo de sistema, es éste?