Algunas observaciones: que estamos construyendo un movimiento para la revolución

Nosotros —es decir, todos los que deseamos trabajar por la revolución y emancipar a la humanidad— debemos gestar un movimiento para una revolución REAL. Necesitamos a un número creciente de seguidores de Bob Avakian (BA), difundiendo en todos los rincones de la sociedad sus adelantos en la ciencia, la estrategia y la dirección para una revolución real, y su visión de una sociedad radicalmente nueva en el camino a la verdadera emancipación. Necesitamos a un movimiento que esté esforzándose por llegar a una situación en la que realmente se podría hacer una revolución de manera concreta — y no como un objetivo abstracto y distante, sino como algo por lo que se esté trabajando con urgencia. Necesitamos a un movimiento que distribuya en masa y esté arraigado en la estrategia que se presenta en CÓMO PODEMOS GANAR — Cómo en concreto podemos hacer una revolución (CPG). Y necesitamos una progresión geométrica sostenida en todo esto, donde se aliste a números cada vez más grandes de personas y se les dé un trabajo con sentido para construir un movimiento para una revolución real y donde el movimiento esté comenzando a crecer a pasos agigantados, y que mediante ese proceso ejerza un impacto cada vez mayor en toda la sociedad.

A raíz de la publicación del artículo “El nuevo comunismo podría cambiarlo todo, si...”, este sitio web ha comenzado a centrarse más claramente en ese objetivo. A continuación se presentan algunos principios importantes y lecciones iniciales con el propósito de desarrollar esto más y hacer verdaderos adelantos.

537couldchangeEverything-es.jpg

 

The New Communism cover

 

Constitution for the New Socialist Republic in North America cover

 

HWCW-image-es.jpg

 

El mensaje central

En todo lo que hacemos, realmente se debe remachar de forma poderosa la “intolerabilidad” total de este sistema y los monstruosos crímenes y atrocidades que continuamente comete, en Estados Unidos y en todo el mundo, junto con el hecho de que ya no sigue siendo necesario vivir bajo tal sistema; que no es posible reformar este sistema, que para transformar la sociedad a fin de realizar en toda su extensión los 5 Altos y abolir y superar todas las relaciones de explotación y opresión, en todo el mundo se requiere una revolución real, como se subraya en CPG, la que no quiere decir hacer algunos cambios menores dentro de este sistema sino el verdadero derrocamiento, sí, el derrocamiento, de este sistema, al realmente derrotar a sus fuerzas armadas de opresión y represión, cuando se hayan creado las condiciones necesarias (una situación revolucionaria y un pueblo revolucionario que cuente con millones de personas) (como se establece en CPG), al desmantelar las instituciones de este sistema y al construir una sociedad completamente nueva sobre una base económica y política radicalmente diferente; que esto es algo hacia lo que debemos estar trabajando activamente (continuamente debemos incorporar a las personas nuevas en avances geométricos), de ahora en adelante; que se podría reemplazar a este sistema de capitalismo-imperialismo con un sistema mucho mejor —un sistema que es verdaderamente emancipador— tal como se plasma en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte; y que existe la base, en el nuevo comunismo y en la dirección de BA, para hacer todo esto una realidad.

Así es nuestro mensaje central. Deberíamos dirigir con éste y continuamente volver a él con todos. El establecimiento de términos de esta forma atrae a las personas que tienen seriedad, que visceralmente odian cómo son las cosas.

El énfasis en el PORQUÉ: La importancia de los 5 ALTOS

Se debe explicar, con agitación contundente sobre los 5 Altos, la primera parte del mensaje central: realmente se debe recalcar de forma poderosa la “intolerabilidad” total de este sistema y los monstruosos crímenes y atrocidades que continuamente comete, en Estados Unidos y en todo el mundo, junto con el hecho de que ya NO se puede componer el SISTEMA — que no es posible reformarlo y que ya no es necesario vivir bajo semejante sistema. Esos 5 Altos, que aparecen constantemente en este sitio web, son:

¡ALTO — a la genocida persecución, encarcelación en masa, brutalidad y asesinato policial de negros, latinos y otra gente de color!

¡ALTO — a la patriarcal denigración, deshumanización y subyugación de todas las mujeres por todos lados y toda la opresión por razones de género u orientación sexual!

¡ALTO — a las guerras de imperio, ejércitos de ocupación y crímenes contra la humanidad!

¡ALTO — a la satanización, criminalización y deportación de los inmigrantes y a la militarización de la frontera!

¡ALTO — a la destrucción del planeta por parte del capitalismo-imperialismo!

Necesitamos una agitación que denuncia con fuerza a las atrocidades en torno a uno o todos estos “ALTOS”, que haga que la gente SIENTA qué tan intolerable e innecesario lo es que las personas estén sometidas a esto, y que luego va directamente al “mensaje central”.

Los 5 ALTOS no se limitan a algunas cosas por las que estamos indignadas. Cada uno es una concentración importante de contradicciones en este sistema: las atrocidades continuas y horribles que torturan y sofocan a la humanidad y las cuales NO es posible eliminar con reformas. Deberíamos exhibir carteles del sitio web que explican uno o todos los 5 ALTOS, con el mensaje de la revolución. Tiene que expresarse lo siguiente: “tenemos que poner fin a esto y eso requiere una revolución y estamos aquí para alistarlos a ustedes ahora en las filas de la revolución”. No podemos dejarnos llevar por explicaciones profundas o hablar sobre las cosas de una manera académica; necesitamos una agitación contundente que sea convincente en su simplicidad radical y que atraiga a las personas y que las incorpore cada vez más en las filas de la revolución.

CÓMO PODEMOS GANAR: La estrategia PARA la revolución y un documento de trabajo

CÓMO PODEMOS GANAR es un documento de trabajo: una base y guía para expresar vivamente la necesidad y base de la revolución y para organizar concretamente a la gente en esta revolución. Esto no es solo algo que debemos entender firmemente como un punto básico de orientación, sino que es algo que debemos estar aplicando activamente en la práctica, bregando más con los medios y forjando los medios para, de manera consecuente, hacer un trabajo que realmente organice a la gente en la revolución sobre la base correcta, y al hacerlo así, que siente las bases para continuamente aumentar las filas de la revolución, no solo de a uno o dos, sino en términos de masas de personas, y mediante saltos geométricos continuos.

CPG es la estrategia para la revolución. Está escrito para las masas de personas y está escrito para que ellas lo asuman y se organicen en torno a él y con él, influencien a la sociedad en su conjunto. CPG es la forma central para integrar y dirigir a muchos otros para preparar el terreno, preparar a las masas y preparar a la dirección para la revolución: “prepararse para el momento en que sea posible liderar a millones de personas para acometer la revolución, con todo, con una verdadera posibilidad de ganar”. La propagación de la realidad de que tenemos una estrategia ES parte de nuestra estrategia: ésta es lo que nos capacite para atraer y activar a miles de personas a que tomen acciones ahora para llevar a cabo esos “tres a preparar” y esto es lo que fundamentalmente les dará la oportunidad a millones de personas para ganar cuando se dé la hora cuando SEA POSIBLE dirigir a las personas a intentar hacer la revolución.

De nuevo, CPG es un documento de trabajo. Es una declaración concentrada de lo que se debe aplicar, con las principales cosas que debemos estar haciendo y cómo se relacionan entre sí. Está escrito con MUCHÍSIMA precisión y matices, lo que se ve con cada vez mayor claridad con repetido estudio y aplicación. CPG está escrito para las crecientes filas de personas potenciales en el movimiento para la revolución, para orientarlas, entrenarlas y dirigirlas. Es crucial volver constantemente a la orientación en las partes en negritas en particular.

CPG contiene el medidor con el que debemos dirigir a las personas a juzgar nuestro progreso:

Todo lo anterior tiene por objeto algo muy definido — una situación revolucionaria: en la que el sistema y sus poderes gobernantes estén en una crisis seria y que grandes partes de la sociedad vean la violencia que utilizan para reforzar el presente sistema por lo que es: asesina e ilegítima. En la que se profundicen y agudicen muchísimo los conflictos entre las fuerzas gobernantes — y las masas populares no les respondan siguiendo detrás de un bando u otro de los gobernantes opresores, sino que les respondan sacando provecho de tal situación para acumular fuerzas para la revolución. En la que millones y millones de personas se nieguen a aceptar la antigua forma de gobierno — y estén dispuestos y decididos a jugárselo el todo por el todo para hacer caer el presente sistema y hacer nacer una sociedad y gobierno nuevos que se basen en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte. Dicho momento es el indicado para jugárselo el todo por el todo para triunfar. Es necesario que nosotros trabajemos enérgicamente y nos preparemos ahora para lo anterior.

Esta distribución en masa para popularizar, aplicar y acumular fuerzas para la revolución no es un esfuerzo para una sola ocasión — sino que algo que estamos haciendo de manera continua, todo el tiempo, hasta que hagamos la revolución.

Organizar, organizar, organizar para la REVOLUCIÓN: alistar activamente a la gente AHORA

Deberíamos decir directamente: “Estamos aquí para alistarlos en las filas de la revolución y ponerlos a trabajar para la revolución. Tenemos un plan de batalla sobre cómo vamos a alcanzarla”. Deberíamos ponerlo en claro para la gente: “En este momento no tenemos a esos millones de personas — esta estrategia es la manera de conseguirlas. Si usted realmente odia esta mierda, si realmente quiere hacer algo, pues necesita estar con esto”. Debemos ir a las personas con esta orientación — y no “dar respuestas a todas las preguntas”. Sabemos lo que no tenemos en este momento: los muchos miles de personas que podrían atraer y activar a los millones de personas necesarias para una revolución. Por otro lado, lo que SÍ tenemos es un plan y una visión concretos para hacer la revolución, con la dirección para desarrollar eso y una organización al cual usted puede ingresar, como parte de llegar a ser uno de los miles de personas que están trabajando para atraer y activar a esos millones de personas Y ADEMÁS ser capaz de dirigir eso hacia algo bueno. La pregunta es ¿qué es lo que USTED va a hacer?

Esto encerrará una intensa lucha contra las formas de pensar del sistema durante todo el proceso, pero eso no debe convertirse en un proceso educativo interminable (y sin rumbo). ¿Usted quiere una revolución o está dispuesto a hacer las paces con esta mierda, consciente de que esta mierda pulveriza a miles de millones de personas todos los días? Ser capaz de poner fin a esto —de realmente hacer una revolución y alcanzar un mundo completamente nuevo— pues, todo esto depende de las personas como usted que se están acercando y están integrándose, y están asumiendo este plan de batalla.

Tenemos que remitir a la gente al último párrafo de CPG:

Para todo lo anterior es necesario ganar a millones de personas hacia la revolución en el período que conduzca a la maduración de una situación revolucionaria. La oportunidad de derrotarlos, cuando llegue la hora —la oportunidad de deshacerse del presente sistema y hacer nacer algo mucho mejor— está íntegramente relacionada con lo que nosotros hacemos ahora. Es necesario que todo aquel que tenga sed de un mundo radicalmente diferente, sin explotación y opresión y sin todo el innecesario sufrimiento causado por el presente sistema, trabaje ya con una prendida determinación de hacer que lo anterior ocurra, de modo que nosotros tengamos una verdadera oportunidad de ganar.

Importa muchísimo alistar a las personas ahora. Mientras más tengamos a las fuerzas organizadas de la revolución, más podremos afectar el terreno. Mientras trabajemos estratégicamente para toda la cosa, también tenemos en mente objetivos particulares que preparen para eso — preparar el terreno, es decir, llegar al punto en el que se pueda hacer que las cosas se muevan en sentidos que sean más favorables a la revolución; al punto en el que todas las otras fuerzas en la sociedad tengan que responder a lo que nosotros estamos haciendo. A la altura de intentar impactar a toda la sociedad, habrá una diferencia entre unas pocas personas en una manifestación que intentan influenciar a 300 personas, y unas 300 personas que influencian a 3.000 personas.

No será que “un buen día, muy lejos en el futuro, vayamos a cambiar el terreno político” — pero en un sentido continuo esto es lo que estamos haciendo, todo el tiempo, donde sea que vayamos. Transformar la manera en que bloques enteros de personas vean lo que es políticamente tolerable o intolerable, deseable o indeseable, e imposible o muy definitivamente posible y necesario — para que podamos preparar el terreno para la revolución. Para retomar CÓMO PODEMOS GANAR y su manera de explicar los “3 A Preparar”:

Mientras nosotros esperamos las necesarias condiciones para jugárselo el todo por el todo para hacer una revolución, es necesario que la aceleremos y llevemos a cabo enérgicamente los “3 A Preparar”: A preparar el terreno, a preparar al pueblo y a preparar a la vanguardia — a prepararse para el momento en que sea posible liderar a millones de personas para acometer la revolución, con todo, con una verdadera posibilidad de ganar. Tenemos que Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución — protestar contra las injusticias y atropellos del presente sistema y oponerles resistencia, y ganar gente a desafiar y repudiar el presente sistema putrefacto y sus maneras de pensar, y a hacer suyos el punto de vista y los valores, y la estrategia y el programa de la revolución, acumular fuerzas para esta revolución, y derrotar los esfuerzos de los poderes gobernantes de pulverizar la revolución y su dirección. Ante toda “sacudida” en la sociedad —toda crisis, todo ultraje nuevo, cuando muchas personas cuestionen y opongan resistencia a lo que por lo normal aceptan— es necesario que aprovechemos esto para impulsar la revolución y expandir sus fuerzas organizadas. Es necesario que nos opongamos y desbaratemos a las maniobras de los poderes gobernantes para aislar, “cercar”, brutalizar, encarcelar en masa y reprimir de manera sanguinaria a las personas que llevan la vida más dura bajo el presente sistema y que más necesitan esta revolución. Es necesario que nosotros los “cerquemos” a ellos — al ver que nazca ola tras ola de personas que se levanten en decidida oposición al presente sistema.

Expulsar al régimen fascista de Trump y Pence: un aspecto crucial de hacer la revolución

Si realmente abordamos las cosas a partir de hacer la revolución y los 3 A Preparar, debe destacarse la importancia crucial de lograr plasmar la misión de Rechazar el Fascismo. El que logremos avanzar o fracasemos en esto tendrá un enorme impacto en la capacidad de hacer la revolución — ¡y en el destino de la humanidad! Este régimen fascista está formando el terreno político de toda la sociedad, y el movimiento para la revolución debe estar en el terreno, COMO la revolución. Deberíamos estar dirigiendo a la gente, con cosas como el discurso de BA ¡EL RÉGIMEN DE TRUMP Y PENCE DEBE MARCHARSE YA! En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista. Un mundo mejor ES posible, a ver las profundas raíces de este régimen en la sociedad de clases y en el capitalismo, con las formas particularmente perversas que asume en Estados Unidos, refutando los argumentos falsos que se oponen a luchar contra esto (o luchan contra esto de una manera que realmente no lucha contra el régimen sino que, al contrario, hace las paces con él), y que todo el tiempo exponemos nuestra perspectiva estratégica completa, como se encarna en CPG... a la vez que continuamente luchamos por la unidad contra el régimen con las personas cuyos puntos de vista sobre estas cuestiones serán muy distintos a los nuestros.

FilmPoster-900-es.jpg

 

De un documento escrito por un camarada dirigente del Partido Comunista Revolucionario. Para leer más, haga clic AQUÍ.

 

Acerca del discurso de BA sobre el régimen fascista de Trump y Pence: “¡Vaya!”

[Este discurso] es una verdadera concentración magistral de los análisis tanto de la coyuntura actual (el fascismo en ascenso) como de las raíces históricas más profundas (¿cómo llegamos a este punto y por qué?), junto con la dirección que se le está dando a qué hacer acerca de todo esto, sin dejar de revelar y proceder con confianza según los objetivos más grandes y más estratégicos del Nuevo Comunismo, mientras a la vez se proporciona una escuela de método y principio, además de un esbozo del camino básico en la práctica para aquellos con los que se puede forjar unidad en la coyuntura actual aunque todavía no comparten (y quizá nunca compartan) esos objetivos comunistas finales. Un modelo del núcleo sólido, con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido. Un modelo de unir a todos los que se pueda unir, sobre la base correcta y con los métodos correctos. Un modelo de firme confianza y certeza basada en la ciencia. Un modelo de decencia, de moralidad, de accesibilidad, de humor y compasión, y sí de esperanza, sin caer en la más mínima pizca de seguidismo o lamesuelas y al contrario, con desarrollar una feroz lucha polémica con las masas de diferentes capas sociales para trabajar sobre esas contradicciones vivas y desafiar y abrir brecha en medio de los obstáculos y los marcos restrictivos y paralizantes de este período. Y lo hace todo en una hora. ¡Vaya! Y luego sigue con las preguntas y respuestas, con todos sus elementos intangibles, contenido, llamativa facilidad científica y vivacidad en toda su extensión ‘a vuelo’ — ¡Vaya una vez más!

Por qué Bob Avakian ES importante — crucialmente importante

Como dice CPG:

Es preciso que estemos en una misión de correr la voz, de dejar que la gente conozca que tenemos la dirección, la ciencia, la estrategia y el programa, y la base para organizar gente para una revolución emancipadora y real. Tenemos a Bob Avakian (BA), el líder de tal revolución y el arquitecto de un nuevo marco para la revolución, la nueva síntesis del comunismo. Tenemos al Partido liderado por BA, el Partido Comunista Revolucionario, con dicha nueva síntesis como base científica para realizar los preparativos para una revolución. Tenemos los Clubs Revolución, donde la gente puede participar y actuar en poderosa representación de la revolución, de manera organizada, a la vez que vaya aprendiendo más sobre la revolución y dé pasos adelante hacia el camino de ingresar al Partido. Tenemos la página web del Partido, revcom.us, y su periódico Revolución, que desenmascaran claramente los crímenes del presente sistema, analizan con ciencia por qué no es posible reformarlo, y dan orientación y dirección para que la gente trabaje de manera unificada por la revolución. Tenemos la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, de la autoría de BA y adoptada por el Comité Central del Partido, que ofrece una abarcadora y concreta visión y “plano” para una sociedad radicalmente nueva y emancipadora. Es necesario que conozcan lo anterior y le entren en serio las personas en los barrios marginados de las ciudades y en las cárceles, las y los alumnos y estudiantes, académicos, artistas, abogados y otros profesionales, las y los jóvenes en los suburbios de las ciudades y las zonas rurales — pues, las personas en todas partes de la sociedad.

Centrémonos en el primer gran punto fuerte ante citado. Cualquiera que vaya en serio por la revolución sabe que ésta requiere dirección. Como dice la biografía oficial de BA, “Bob Avakian (BA) es el arquitecto de un marco completamente nuevo para la emancipación humana, la nueva síntesis del comunismo, llamado popularmente el ‘nuevo comunismo’”. Sobre esa base, BA ha desarrollado la estrategia para cómo ganar y para un tipo de sociedad radicalmente nuevo que podría liberar a la humanidad de sus cadenas. Él dirige al Partido y al movimiento para la revolución, tiene una conexión profunda con las masas de personas, y tiene muchísima humanidad — todo lo cual se manifiesta en sus películas y libros. Esta es una gran ventaja para la revolución.

Y esto —hacer la revolución y emancipar a la humanidad— es el eje de por qué BA importa. Deberíamos decirlo con claridad: “Esto es lo más importante que la gente puede saber y las personas como USTED deben saber de esto y entrarle con seriedad”. El Instituto Bob Avakian está dedicado a hacer llegar esa obra a las personas de todo el mundo. Este Instituto es un gran punto fuerte potencial y debe llegar a ser mucho más dinámico en los meses venideros.

Un gran elemento de lo que tenemos que estar haciendo en este momento es lograr que se difunda muchísimo en la sociedad el discurso de BA sobre el régimen de Trump y Pence. En este momento la reconfiguración fascista de la sociedad es la cuestión más aguda de la sociedad —es una línea divisoria real en torno a la cual hay que atraer a millones de personas en lucha y esta lucha es un aspecto crucial de hacer una revolución— y nadie lo aborda como lo hace BA. Esta película ofrece el análisis más poderoso y más profundo de este régimen y qué hacer al respecto, y abre la puerta a este líder y a todo lo que él ha desarrollado y representa.

Los Clubs Revolución y otros deberían estar dirigiendo a las personas en este momento para asumirla y promoverla de una manera que tenga un impacto en toda la sociedad: ganar a gente para promocionarla mediante presentaciones en las comunidades, universidades e iglesias, organizar presentaciones relámpagas de la película en los muros, promociones de la película y hacer que realmente se difunda en las redes sociales. En estas presentaciones deberíamos estar difundiendo CPG, Lo BAsico y la Nueva Constitución. Las librerías Libros Revolución, los Clubs y El Instituto Bob Avakian pueden poner mesas con el conjunto de la obra de BA y entrar a la biografía con la gente.

Dirigir... y aprender al dirigir

Cada vez que salimos a hacer trabajo sobre esto, en los balances de masas deberíamos incorporar a las personas que participen por primera vez: enseñar a las personas los métodos científicos básicos haciendo balances de cómo lo que hicimos hoy o esta semana contribuyó a preparar el terreno, preparar al pueblo y preparar a la vanguardia, para prepararse para la revolución — prepararse para el momento en que sea posible dirigir a millones de personas a luchar, con todo, con una verdadera posibilidad, de ganar. Qué aprendimos, de cuáles errores debemos aprender y cuáles errores debemos corregir y —de manera muy importante— qué avances hemos hecho, todo lo que tenemos que poner de inmediato en el sitio web para que todo el movimiento nacional para la revolución pueda aprender de ello y se acelere y apresure todo el proceso.

Una parte de esto: al evaluar las preguntas y las formas de pensar de la gente que surgen, y con las que las personas nuevas se toparán al difundir esto, lo siguiente de CPG es el lineamiento crítico:

Si bien muchas personas harán cosas positivas al oponerse a los crímenes del presente sistema, es necesario que nosotros tengamos la orientación hacia todo —que evaluemos todos los programas políticos y todas las fuerzas organizadas en la sociedad, toda forma de cultura, valores y maneras de tratar a la gente— según la manera en que están relacionados con la revolución que necesitamos, para poner fin a toda opresión. Es necesario que nos unamos con la gente dondequiera que podamos y que llevemos lucha con la gente cuandoquiera que sea necesario hacerlo, a fin de hacer avanzar la revolución.

No somos la “gente con las respuestas”. NOSOTROS tenemos que establecer los términos a partir de la ciencia y la confianza estratégica basada en ésta, y no ir tras las cosas de las maneras y con los términos con los que las personas están viendo las cosas en este momento. En todo esto, tenemos que volver a Lo BAsico 3:1. Esta cita es una gran rasura de clarificación y una gran línea divisoria. Si alguien no está por la revolución, que los regresemos a ver los atropellos intolerables e innecesarios perpetrados por este sistema, y al hecho de que no es posible detener estos atropellos (los 5 Altos) mientras sigamos atrapados dentro de este sistema — y que les preguntemos si están de acuerdo o no con eso. “¿Quiere vivir de esta manera o no? Porque TENEMOS una verdadera salida”. Este es el terreno sobre el que debemos pararnos y sobre el cual debemos entrenar a otros a pararse.

En este momento la gente está paralizada por la “epistemología populista”, por la idea de que lo que todos piensan en este momento determina la realidad, y que eso es lo que establece los límites para lo que se puede imaginar. No. La base para la revolución estriba en las “debilidades estratégicas, basadas en sus profundas y determinantes contradicciones” del sistema [CPG]. Desde luego que en este momento la mayoría de las personas no ven esto, pues se les lava el cerebro con las formas de pensar del sistema. Pero en este momento no se puede examinar la forma de pensar de la mayoría de la gente por el prisma de cómo es ahora — hay que mirar lo que implica prepararse para grandes sacudidas al sistema y una crisis revolucionaria, que se forma muy repentinamente, sacuda y despierte a millones de personas de lo que creen que es necesario o posible y donde la influencia de la revolución podría crecer exponencialmente. La cuestión es que nunca alcanzaremos a hacer una revolución si los revolucionarios y las personas que quieren un cambio fundamental no pueden pensar más allá de “en este momento” y no están preparando el terreno, preparando al pueblo y preparando a la vanguardia a lo largo del camino. Cuando la gente nos ataca con toda clase de tonterías, tenemos que refutarlas, de manera sencilla, como “esa forma de pensar del sistema”.

Habrá una lucha constante durante todo el proceso — sobre la forma de pensar del sistema en la gente común... a los ataques y las calumnias del enemigo... a la lucha sobre cuál es el problema y cuál es la solución entre las personas que quieren ver el cambio. La revolución avanza por medio de este proceso — así es cómo cambian las cosas y deberíamos esperar esto y saborear la batalla para poner las cosas en claro. La revolución requiere que se establezcan y se vuelva a establecer los términos a partir de los intereses de la gente y contra los esfuerzos del enemigo de hacer que la gente actúe en contra de sus propios intereses.

¿Qué quiere decir restablecer los términos? He aquí algunos ejemplos: cuando la gente dice: “Estaré ahí cuando llegue la hora de la verdad”, tenemos que decirles que “el momento es ahora — o nunca llegará”. Cuando la gente dice: “el sistema es demasiado poderoso”, tenemos que decirle que “usted no ha estudiado esto, pero nuestra dirección sí lo ha hecho —la estrategia está aquí mismo en CPG— léanla y estúdiela, y luego regrese a conversar”. Cuando la gente dice: “¿qué trae para mí?”, tenemos que decirle: “No se trata de usted, se trata de la humanidad y la recompensa de usted es la emancipación de la humanidad — y si eso no le interesa, pues no haga que yo pierda el tiempo porque estamos viviendo y muriendo como un pueblo futuro con una moralidad completamente diferente a estas necedades capitalistas de perro come perro en las que ellos lo tienen a usted revolcando”. Cuando la gente de la clase media dice: “No se enfrenten ni provoquen a los fascistas”, deberíamos decir: “Sí, claro — pues toda la historia demuestra que si uno los ignora, todo saldrá bien”.

Hay muchísimos ejemplos, y se debería enviar cartas sobre las cosas que la gente plantea. Lo importante es que no se necesitan largas discusiones sino una agitación aguda para establecer y restablecer los términos.

Al mismo tiempo, tenemos lo que necesitan las personas, las que van en serio, para adentrarse más en las cuestiones centrales. Deberíamos llevar en la mochila Lo BAsico y la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte y también deberíamos presentar la película ¡Revolución, y nada menos! (en inglés) y la nueva película de BA, ¡EL RÉGIMEN DE TRUMP Y PENCE DEBE MARCHARSE YA! En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista. Un mundo mejor ES posible (en inglés). Deberíamos remitir a la gente a nuestro sitio web y a El Instituto BA, y popularizarlos.

Necesitamos llevar a la gente lo que tenemos y también decir lo que no tenemos, y que en esto la gente tiene un papel que jugar. Como dice CPG: “Es necesario que se organicen miles de personas en las filas de la revolución ahora, a la vez que se ejerza una influencia sobre millones de personas para que apoyen a esta revolución”. Hoy esto quiere decir que decenas, luego veintenas, luego cientos, crezcan lo más rápido que se pueda hacia esos miles de personas. Y hacer todo esto como parte de un movimiento NACIONAL y acumular gente y fuerzas a partir de ahí — crecer de una minoría a ser capaz de dirigir a una revolución real cuando sea el momento adecuado para esto.

De inmediato, debemos darle a la gente una forma en que pueden participar con sentido en la propagación de esto. Y necesitamos otras formas para que la gente le entre — de manera informal y con invitaciones a la gente a adentrarse más en esto en las librerías y los centros de organización. Deberíamos asistir con la gente a eventos culturales donde se encuentran las personas que odian esta mierda — disfrutar estos eventos y hablar con las personas sobre la posibilidad de salir de esta locura. Deberíamos darles a las personas una forma de reportear su experiencia por medio de las redes sociales, llamadas telefónicas o en persona, maneras de unirse con las personas para llevar esto a sus amigos y círculos, y en su propia vida, encontrando las formas de difundirlo constantemente. ¡De hecho, hay un montón de formas con las que las personas puedan construir esto!

Un movimiento nacional, con todo el mundo en mente

La gente tiene que entender que el movimiento para la revolución es un movimiento nacional, con todo el mundo en mente. Estamos construyendo esto en todo Estados Unidos, y no solo en el lugar donde una persona lo encuentre. Pero lo que hacemos en cada localidad se amplifica por todos lados, a todos, como parte de ese movimiento nacional. De nuevo, como dice CPG: “Es necesario que se organicen miles de personas en las filas de la revolución ahora, a la vez que se ejerza una influencia sobre millones de personas para que apoyen a esta revolución”, y eso es precisamente lo que estamos haciendo, y de lo que usted debe ser parte. En este momento estamos organizando a fuerzas en la revolución para lograr esto, para prepararnos para el enfrentamiento real de millones de personas. Puede iniciarse con veintenas de personas en una ciudad o barrio, pero eso es parte de las personas que están haciendo esto a nivel nacional.

A la luz de todo esto, el sitio web Revcom.us cobra aún más importancia. Como dice CPG: “Tenemos la página web del Partido, revcom.us, y su periódico Revolución, que desenmascaran claramente los crímenes del presente sistema, analizan con ciencia por qué no es posible reformarlo, y dan orientación y dirección para que la gente trabaje de manera unificada por la revolución”. Envíe cartas y sea parte de todo este proceso, contribuyendo en las tres dimensiones. Un elemento muy importante en esto: darle a la gente una idea de sí misma y de su impacto potencial implica que enviar imágenes e informes es muy importante. Tome fotos grupales, imágenes de carteles y formas en que la gente está teniendo impacto, envíe videos de su mejor agitación para que la gente vea que esto está sucediendo en todo Estados Unidos y es posible conectarse con esto y aprender unos de otros —esto es una parte muy importante de las tareas y encargos que las personas asumen que contribuyen a la aceleración de la revolución— que hacen realidad que QUE ESTAMOS HACIENDO ESTO.

Con todo esto en mente, y al fundamentarnos y al volver a fundamentarnos continuamente en CPG, deberíamos tener la capacidad de iniciar una progresión geométrica sostenible de los seguidores de la revolución... ahora. El futuro de la humanidad —y si la humanidad siquiera tendrá un futuro— depende de ello.

BAsics cover front

 

Vamos a lo básico: Necesitamos una revolución. Cualquier otra cosa, en última instancia, es una tontería.

Bueno, esto no quiere decir que no nos unamos a otra gente en toda una variedad de luchas que no tengan por objeto una revolución. No hay duda de que necesitamos hacer esto. Pero es una ridiculez, francamente, presentar cualquier otra solución a estos monumentales y monstruosos problemas e infamias. Y necesitamos tomar la ofensiva y movilizar a una cantidad cada vez mayor de masas para despejar esas tonterías y poner en primera plana la verdadera solución a esto, y responder a las preguntas y, sí, a las acusaciones que se presenten en respuesta a esto, y a la vez profundizar nuestra base científica para hacerlo. Y lo importante es lo siguiente: no solo nosotros tenemos que hacer esto, sino que además tenemos que atraer, desencadenar y dirigir, y posibilitar que cada vez más gente haga esto. Hay que inspirarla, no solo con la idea general de la revolución, sino con un análisis cada vez más profundo, una base sólida científica, de por qué y cómo la revolución sí es la respuesta a todo esto.

—Bob Avakian, Lo BAsico 3:1

Sea un contribuidor recurrente y haga un donativo a Revcom.us — ¡Difunda BA y la revolución en este momento sin precedentes!

Gracias en gran parte a las generosas contribuciones económicas de los lectores, acabamos de poner en marcha una importante reconstrucción de la tecnología que impulsa el sitio web revcom.us.

La implementación de esta nueva tecnología proporciona una base para que revcom.us esté al centro de solucionar un problema con mucho en juego para la humanidad en este momento. Ese problema es: Tenemos —con la dirección de Bob Avakian (BA)— la visión, la estrategia y la dirección para la revolución real que la humanidad necesita tan desesperadamente. Pero lo que no tenemos son los miles de personas ahora que puedan atraer y activar a millones en el movimiento para la revolución en este momento poco común de la historia en que una revolución real es posible.

Ahora es necesario dar un nuevo salto en la recaudación de fondos para que revcom.us utilice la nueva tecnología y amplíe urgentemente el alcance e impacto del sitio. Ello, a su vez, requiere una comunidad ampliada en constante expansión, de contribuidores económicos recurrentes. ¡Únase a esa comunidad hoy mismo comprometiéndose a contribuir cada mes a revcom.us y a luchar con otros para que también hagan lo mismo!

SEA UN CONTRIBUIDOR RECURRENTE MENSUAL