PENCE DEFIENDE EL RACISMO DE TRUMP

Hace poco, en el debate con Kamala Harris, Mike Pence, el vicepresidente y brazo derecho de Trump, dio una respuesta ridícula cuando se reveló, una vez más, que Trump ha apoyado y alentado abiertamente a los supremacistas blancos. Hablando de Charlottesville, Virginia —donde en 2017 los supremacistas blancos atacaron a los manifestantes antirracistas y mataron a una de ellos, Heather Heyer—, Trump se refirió a estos supremacistas blancos como “gente muy buena”. ¿Y cómo han respondido algunos trumpistas, incluido Mike Pence? Dicen que Trump no se refería a los NAZIs y al Ku Klux Klan (KKK), sino sólo a la gente que estaba ahí, en Charlottesville, defendiendo las estatuas a los líderes y soldados de la Confederación esclavista. Pues, esas estatuas son precisamente monumentos a la esclavitud y a la supremacía blanca. ¿Y qué son las personas las que defienden monumentos a la esclavitud y la supremacía blanca? Obviamente, son supremacistas blancos. Así que lo que Pence sostiene equivale simplemente a decir: “Trump no defiende a los supremacistas blancos como el KKK y los NAZIs... ¡sólo defiende a los supremacistas blancos amantes de la Confederación!”

Claramente Trump sí apoya y alienta activamente a los supremacistas blancos y la violencia supremacista blanca. ¿Y qué es alguien que hace esto? Un supremacista blanco. Sí, Trump es un supremacista blanco — es, de hecho, un racista genocida*.

 


* Para leer denuncias adicionales a Trump como un racista genocida, vea Donald Trump — RACISTA GENOCIDA, de Bob Avakian, que está disponible, como una serie de artículos y para descargar como folleto, en revcom.us. [volver]

Lea todas las entregas de esta nueva serie de Bob Avakian