"Vivir en la casa de Tony Soprano"
Cuarta parte, Forjar otro camino

Nota de la Redacción: A continuación publicamos pasajes de una versión editada de una charla que dio Bob Avakian a un grupo de simpatizantes en el otoño del año pasado. Esta es la cuarta de una serie de pasajes que publicaremos. Agregamos los subtítulos y notas de pie de página.

 

"Vivir en la casa de Tony Soprano"

Esto me lleva a una formulación que me encanta porque capta gran parte de la esencia de la situación. Poco después del 11 de septiembre de 2001, alguien dijo o escribió que vivir en Estados Unidos es como vivir en la casa de Tony Soprano. Uno sabe o intuye que sus bienes tienen que ver con lo que hace el señor de la casa en el mundo. Pero no quiere examinar la situación a fondo porque podría trastornarlo todo, tanto sus bienes como lo que da por sentado en la vida.

Esto capta un elemento importante, en general y específicamente en cuanto a lo que le ata las manos a mucha gente que debería oponerse con vigor y resolución a los atropellos que está perpetrando en su nombre este gobierno, esta clase dominante y el núcleo que detenta el poder en este momento.

Cuando se propuso esa analogía, o metáfora, de "vivir en la casa de Tony Soprano" (o cuando la oí), poco después del 11 de septiembre del 2001, me pareció muy oportuna y pertinente. Pero el 11 de septiembre fue un anuncio brusco de que habrá que pagar un alto precio por vivir en la casa de Tony Soprano, por aceptar unas relaciones mundiales profundamente desiguales, y el sufrimiento incalificable que este gobierno y este sistema imponen a los pueblos del mundo para mantener el sistema y seguir distribuyendo "bienes" a ciertos sectores de la población aquí en la "casa": "bienes" en el sentido económico y en el sentido de cierta estabilidad y cierta democracia (democracia burguesa) en Estados Unidos. Ahora todo esto está siendo sacudido. Uno no solo recibe bienes por "vivir en la casa de Tony Soprano"; también aparecen "desconocidos" en el patio de noche. "Ahí están". El mundo ha cambiado. No es lo mismo que "vivir en la casa de Tony Soprano" hace una década.

Esto no implica que todos los habitantes de la "casa de Tony Soprano" vivieran bien. Mucha gente de Estados Unidos no vive bien en lo más mínimo. Tampoco implica que nadie supiera lo que pasa en el mundo, lo que "Tony Soprano" hace a los pueblos de todo el mundo. De hecho, una de las ironías es que mucha gente estaba enterada de esto hasta cierto punto, pero cuando la situación se agudiza a veces algunos quieren olvidar lo que saben. Por eso tenemos que bregar con ellos con firmeza sobre esto.

Esto es algo que mencioné hace poco en una de las 7 Charlas,1 y es importante subrayarlo: hay un punto donde, por así decirlo, la epistemología y la moral se encuentran.

Hay un punto donde uno tiene que decir: no es aceptable no querer mirar algo, o no creerlo, porque incomoda.

Y: no es aceptable creer algo porque tranquiliza.

En última instancia, especialmente en el mundo actual, hacer esto es una forma de complicidad, y debemos abordar esto con quienes lo hacen.

Además, esa orientación no dará el resultado deseado. Si uno sigue esa lógica hasta su conclusión, terminará muy mal: reforzará ambos "sectores históricamente anticuados" y acabará oponiéndose a lo que necesita el mundo.

Necesitamos un mundo distinto, que no conste de unas pocas casas de Tony Soprano rodeadas por un mar sin fin de seres humanos que viven oprimidos y en la miseria con gobiernos abiertamente tiránicos; donde el poder, la riqueza y los privilegios de un puñado dependen de la explotación y el sufrimiento de los muchos (y donde, incluso en la "casa de Tony Soprano", a muchos los tratan como parientes de segunda categoría o sirvientes despreciados). Ese mundo no puede continuar. No se debe permitir que tal mundo continúe.

Incluso antes de que una persona adopte la cosmovisión y el programa comunista para eliminar esto completamente, hay que tratar de que adopte la posición general de que necesitamos un mundo distinto. Podemos debatir cómo debe ser y qué debemos hacer para plasmarlo en realidad, pero no cabe duda de que la dinámica en que estamos encaminados llevará a un desastre para la humanidad, inclusive para los que tratan de esconderse, de una u otra forma, con la esperanza de que si siguen pasivos, no los tocará.

1 Los archivos de audio de las 7 Charlas (con la conclusión y la sesión de preguntas y respuestas) están en la internet (en inglés) en bobavakian.net y revcom.us. [regresa]