Nos mintieron… y se engañaron a sí mismos

Octava parte, Forjar otro camino

Nota de la Redacción: A continuación publicamos pasajes de una versión editada de una charla que dio Bob Avakian a un grupo de simpatizantes en el otoño del año pasado. Esta es la octava de una serie de pasajes que publicaremos. Agregamos los subtítulos y notas de pie de página.

Nos mintieron… y se engañaron a sí mismos

Algo que es importante captar, y que creo que es un lema, o formulación, que se debe popularizar es: si examinamos lo que hicieron en Irak, los pretextos que dieron y lo que ha pasado allá, se puede resumir en gran parte así: Nos mintieron y se engañaron a sí mismos. Este es un aspecto importante de lo que pasó. Se dejaron embaucar por su propia propaganda. Su manera de ver el mundo… pensaban que es así. Pensaron que podían hacer lo que un funcionario del gobierno de Bush le dijo al corresponsal Ron Suskind: seguir creando su propia realidad como si ningún otro factor y ninguna otra persona tuviera nada que ver con el desarrollo de la realidad.1

Al oír a un vocero imperialista hace poco, no pude menos que soltar: "No entienden cómo funciona su propio sistema". Esto es importante. No entienden la naturaleza de la sociedad estadounidense ni cuáles son sus cimientos. Realmente creen lo de los "mercados libres". O lo creen en gran medida, porque también hay mucho instrumentalismo. Pero lo creen en gran parte, y no entienden lo que el sistema causa y suscita en el mundo. Lo entienden parcialmente; no sería correcto o sería una simplificación excesiva decir que no lo entienden en absoluto. Pero en el sentido esencial y fundamental, no entienden cómo funciona, cuáles son las dinámicas subyacentes ni lo que causa. Por eso creen que pueden meterse y hacer lo que han hecho en Irak, y que todo mundo les dará la bienvenida… con flores y demás. En gran medida creían esto. Bueno, a veces no saben qué creen ellos y qué es lo que quieren que nosotros creamos. Las dos cosas están muy entrelazadas y a veces son idénticas en su manera de ver la situación. Pero en gran medida creen su propia propaganda: de veras se engañaron a sí mismos y no entienden cómo funciona su propio sistema.

Tampoco entienden el desequilibrio del mundo: la gran disparidad y polarización del mundo, donde está concentrada una tremenda riqueza y poder en las manos de un puñado de personas, y un puñado de países, mientras que en la mayor parte del mundo, y en el mundo en su totalidad, la gran mayoría de la población lucha, muchas veces sin lograrlo, para subsistir y vive sometida a una explotación y opresión mortíferas. Sí, los imperialistas entienden que hay desequilibrio, y lo toman en cuenta en sus designios, pero no tienen ni la intención ni la capacidad de eliminar ese desequilibrio. Además, no entienden por qué existe, cuáles son las causas ni por qué surge continuamente, a veces en formas más extremas.


Notas

1. "Faith, Certainty and the Presidency of George W. Bush", Ron Suskind, New York Times Sunday Magazine, 17 de octubre de 2004. Tiene la siguiente cita de un alto asesor de Bush: "Ahora este es un imperio y por medio de nuestras acciones creamos nuestra propia realidad. Mientras la están estudiando tan cuidadosamente, por medio de nuestras acciones volveremos a crear más realidades, que pueden estudiar también, y así se ordenarán. Somos los actores de la historia… y ustedes, todos ustedes, no pueden más que estudiar nuestras acciones". [Regresa]