Los pájaros no pueden dar a luz cocodrilos, pero la humanidad puede volar más allá del horizonte

Contradicciones básicas, fuerzas para la revolución y la estrategia del FUbDP

Segunda parte: CONSTRUYENDO EL MOVIMIENTO PARA LA REVOLUCIÓN

Nota de la redacción: La siguiente es la séptima entrega de la segunda parte de un reciente discurso de Bob Avakian. Para la publicación de este discurso, éste ha sido revisado, y se le ha agregado anotaciones. La primera parte del discurso titulada "Revolución y el estado" se puede conseguir en línea en revcom.us.

 

Los pájaros no pueden dar a luz cocodrilos, pero la humanidad puede volar más allá del horizonte

 

Contradicciones básicas, fuerzas para la revolución y la estrategia del FUbDP

La cuestión de la legitimidad nos lleva de regreso a la importancia de reconocer la polarización actual y la necesidad de trabajar por la repolarización para la revolución, con efectividad, sobre una base científica y con la aplicación de métodos científicos vivos.

Las fuerzas más sólidas para la revolución, rompiendo con el dogma y los estereotipos

Teniendo en cuenta lo mencionado, quisiera tocar brevemente la cuestión de las fuerzas para la revolución y la estrategia del Frente Unido bajo la Dirección del Proletariado (FUbDP). Cabe repetir que estos tiempos no son los de Marx. La realidad no corresponde a esa pantalla que los trotskistas superponen a la realidad — la Inglaterra en la década de los 1840 o la Europa Occidental en el siglo 19 en general. Existe la realidad de que lo que representamos sí tiene que ser una revolución proletaria en el sentido de tener sus cimientos en los intereses mayores y fundamentales del proletariado como clase: hacer avanzar la sociedad humana al comunismo y emancipar a toda la humanidad. Pero ésta no es una revolución la cual harán solamente los verdaderos proletarios —aquellos a los que Lenin se refirió como los sectores más hondos y profundos de la clase trabajadora— y de ninguna manera la va a hacer "LA CLASE TRABAJADORA" de alguna manera "clásica" estereotípica. De hecho, la mayoría de las fuerzas que llevarán a cabo más enérgicamente la lucha para tomar el poder —e inclusive aquellos que participan activamente en un mayor grado en el trabajo revolucionario antes de que surjan las condiciones para lanzar la lucha por la toma del poder— con buena probabilidad no serán en su mayoría proletarios en el sentido estricto. No estamos estableciendo, y no debemos establecer, algún tipo de principio y "regla" al respecto —inventando un estereotipo y una convención y superponiéndolo a la realidad en una forma diferente— pero sí es muy probable que las personas que serán los combatientes más activos para esta revolución no sean principalmente proletarios en el sentido estricto, ni ahora ni en el mero momento cuando todo esté en juego, por lo que se refiere a qué clase detentará el poder en la sociedad y qué carácter básico tendrá la sociedad.

La fuerza más sólida para la revolución sin duda incluirá a los sectores "más hondos y profundos" del proletariado, para retomar la frase de Lenin. Incluirá a muchos inmigrantes. Existe un papel específico que necesitamos explorar más por lo que respecta a los jóvenes entre los inmigrantes. Pero también se compondrá y tal vez en su mayoría se compondrá de las masas básicas, particularmente aquellas masas básicas concentradas en los barrios marginales de las ciudades —muchas de las cuales, en un sentido estricto, no son parte de la clase proletaria— que formarán esta fuerza más sólida. Así que todo eso recalca de nuevo por qué tenemos que tener un enfoque científico vivo y un método científico vivo acerca de la transformación de la realidad.

La juventud, "qué hizo que fueran tan buenos" los años 60, y el potencial actual

Con respecto a esas fuerzas para la revolución, también hay un papel particular para la juventud de diferentes capas, entre ellos las capas medias, lo que está relacionado con lo que dije anteriormente sobre la importancia de una revuelta juvenil realmente generalizada — con una dimensión cultural significativa, además de la resistencia política activa. Sobre la juventud, cabe reflexionar más sobre la pregunta: ¿Qué se dio, en Estados Unidos e internacionalmente, "que hizo que fueran tan buenos los jóvenes" en los años 60, incluidos los jóvenes de las capas medias y específicamente los jóvenes blancos de la clase media?

Bueno, hemos usado la frase de prender una lumbre metafórica —o una lumbre política e ideológica— debajo de las capas medias, y eso es precisamente lo que ocurría en aquel entonces. Debido a las "placas tectónicas movedizas" en el mundo y en la sociedad estadounidense en aquel tiempo y la necesidad de la clase dominante así como el impulso alcista de los de abajo de la sociedad, se dio todo un auge de lucha, especialmente entre el pueblo negro en Estados Unidos, que traía sus propias características y ciertas limitaciones particulares, pero también abrumadoramente grandes puntos positivos. Surgió toda una ola de luchas anticoloniales en el tercer mundo, plasmada de forma más concentrada en la guerra popular de resistencia en Vietnam contra el imperialismo yanqui y la manera en que ésta efectivamente le asestó una derrota real — sin verla de manera estrecha pero al tener en cuenta las relaciones internacionales más amplias con las cuales se entretejió. Y ahí estaba China y en particular la Revolución Cultural de China: si bien, para repetir, muchas personas le dieron otra interpretación por medio del prisma de tendencias pequeño burguesas, ultra-democráticas o anarquistas, no obstante, el verdadero contenido e impulso de la Revolución Cultural impactaron poderosa, muy concreta y ampliamente en el mundo, no sólo en los cientos de miles pero también en los millones de jóvenes en Estados Unidos, además de otros países.

Me viene a la mente el libro de Stephen Jay Gould, La vida maravillosa. Creo que fue en ese libro que él habla de que los estudiantes inventaban varias siglas (acrónimos) para representar en abreviatura y recordar la sucesión de diferentes períodos de la historia natural. No me acuerdo de todos los detalles, pero uno de esos acrónimos aludió a la dictadura del proletariado. Eso refleja lo que estaba pasando, de los 60 a los 70, en la cultura en una escala muy amplia: había estudiantes de biología que ocupaban la dictadura del proletariado como parte de una fórmula para memorizar diferentes períodos, caracterizados por el desarrollo de diferentes especies, etcétera. Eso era un reflejo del impacto muy amplio de algo en la sociedad y en particular en la juventud. Influía muy ampliamente en las personas que no eran activistas políticos —que protestaban pero distaban de militar en el núcleo de activistas políticos—; y si se hubiera "aventado" a una toma revolucionaria del poder, esas personas hubieran hecho de todo, de apoyar a participar activamente. Que no se pierda, no se malentienda y no se subestime la importancia de ese hecho.

Aunque no existieran los diferentes elementos que influían en todo ello —los cuales he mencionado breve y parcialmente aquí—, los jóvenes hubieran sentido, como siempre sienten, enajenación, desconfianza y repugnancia contra las autoridades y los de arriba en varias esferas; se hubiera dado algo de revuelta y rebelión y alguna resistencia política; pero no se hubiera desarrollado hasta el grado que efectivamente logró. Ahora bien, déjenme aclarar que eso lo estoy afirmando sólo por la impresión que se me da —y no es un análisis bien y plenamente desarrollado—, pero sí se me hace probable que en los años 60 la situación no hubiera rebasado el marco limitado que conocemos tanto hoy, de no contarse con toda la "mezcla" y "confluencia" (por decirlo así) del tipo de factores al cual he aludido en pocas palabras.

Eso es lo que "hizo que fueran tan buenos los jóvenes" — una fuerza poderosa que contribuyó a desencadenar una enorme cantidad de agitación social positiva dentro de Estados Unidos en particular fue la lucha del pueblo negro, influenciada por su parte por sucesos y luchas internacionales, que a su vez hizo surgir o dio ímpetu a las luchas de otras nacionalidades oprimidas en Estados Unidos e influenció fuertemente el lanzamiento de la lucha de las mujeres, los gays y las lesbianas, y otras personas. No se trata de que todos esos diferentes movimientos hayan sido una extensión directa de la lucha del pueblo negro, pero ésta les dio inspiración; si bien tomaron distintos rumbos, se inspiraron y se impulsaron, concreta y realmente, por esa lucha y también por los sucesos en el mundo más ampliamente.

Bueno, ahora no contamos con esa situación. Las contradicciones y luchas no se van a repetir en la misma manera, y no debemos esperarlo o pensar que podríamos crear una repetición artificial. Aunque pudiéramos, no bastaría, por todas las razones que he mencionado. Las luchas y movimientos de aquel entonces, por poderosos y abrumadoramente positivos que fueran, también tenían limitaciones claras. Todo eso no logró ir lo suficiente lejos por varias razones — entre otras, y de manera muy importante, el hecho de no contar con la vanguardia necesaria para dirigirlo.

Continuará

Anterior

Índice

Siguiente