De la sección "El fortalecimiento del Partido — de manera cualitativa así como cuantitativa"

Pasaje de
EL NUEVO COMUNISMO

Excerpt from The New Communism by Bob Avakian

A continuación presentamos un pasaje de la obra de Bob Avakian, El Nuevo Comunismo. Aparte de los pasajes que ya se han posteado en revcom.us, de cuando en cuando publicaremos otros pasajes en revcom.us. Que estos pasajes sirvan para alentar e inspirar el mayor estudio de la obra en su conjunto, la que está disponible en su totalidad en español aquí, y está a la venta en forma de libro en inglés de Insight Press.

The New Communism cover
The New Communism cover

Este pasaje es de la sección titulada "IV. La dirección que necesitamos".

Así que, con todo lo que he dicho sobre el carácter contradictorio de este Partido, de hecho hay una gran necesidad de fortalecer a este Partido, tanto cuantitativa como cualitativamente — con un creciente número de personas, y se necesita que un creciente número de personas ingresen a este Partido y se sumen a la lucha para hacer una mayor ruptura para ponerlo en el camino revolucionario, y que hagan que esté mucho más consecuentemente en el camino revolucionario. Existe esa necesidad —lo diré sin pelos en la lengua— tenemos esa necesidad muy real y muy grande. Hace falta esgrimir Lo BAsico como un “manual” para la revolución, la revolución comunista, de manera consecuente. Hace falta utilizar la película del Diálogo con Cornel West y la de ¡REVOLUCIÓN, Y NADA MENOS! Hace falta utilizar el sitio web revcom.us de manera sistemática, y no simplemente como algún tipo de “guía” exclusiva para los comunistas o como un lugar donde se puede encontrar información interesante, sino como un medio esencial para influenciar y dar dirección a las amplias masas populares, y también al Partido y a las filas del movimiento revolucionario en cualquier momento dado. Se está desarrollando el sitio web con ese propósito en mente — para construir el movimiento revolucionario y para continuamente atraer a nuevas personas hacia ese movimiento y a ingresar al mismo, con la meta de una revolución real y un mundo radicalmente diferente. Eso es lo que se dice sobre el mismo sitio web al examinarlo en sí. Está también la importancia de la edición impresa del periódico para aquellas personas, presos y otros, que no tienen acceso al Internet —que no pueden acceder al sitio web como tal—, pero pueden recibir el periódico, aunque se interfiera mucho en su recepción. La Entrevista a Ardea Skybreak, así como el Esbozo sobre la nueva síntesis del comunismo, y Demarcations66 — éstos también son importantes recursos que hay que retomar repetidas veces, para que las personas realmente se desarrollen como comunistas, y hay que popularizarlos y utilizarlos ampliamente.

Pienso que muchos de nosotros, si no todos, hemos tenido esta experiencia: una de las maneras en que uno más aprende, y se desarrolla como comunista, es al ver la contienda entre líneas opuestas. En muchas instancias, no tenemos claridad sobre las cosas — ¿de qué se tratan estas diferencias? Además, salen planteadas agudamente en las polémicas, y reconocemos cuáles son las cuestiones a debate, de qué se trata la contienda y por qué esto importa. Esto es algo que Lenin resalta en ¿Qué hacer?67 En esta obra Lenin se acuerda de una discusión que tuvo con un representante de la tendencia economista en Rusia (la tendencia economista sostenía que la manera de construir el movimiento socialista era de concentrarse en dirigir la lucha sindical y otras luchas cotidianas de la clase trabajadora, y que de alguna manera a raíz de eso se podría acercarse al socialismo). Lenin polemizó fuertemente contra esa tendencia economista — dejó muy en claro por qué era incorrecta y que nunca iba a conducir a una revolución que tomara el camino del socialismo. En oposición a eso, como ya mencioné, Lenin insistió que los comunistas tienen que ser tribunos del pueblo — ir a todos los sectores de la población, denunciar el sistema en amplios términos y mostrar la necesidad de la revolución comunista. Argumentó de manera convincente que los proletarios nunca van a llegar a una posición de ver la necesidad de la revolución y del comunismo si esto se aborda desde la perspectiva del reducido ámbito de su propia experiencia y de su propia lucha inmediata. Así que estas eran perspectivas muy claramente opuestas — por un lado, la de Lenin, y por otro lado la corriente economista. No obstante, en ese ensayo (¿Qué hacer?), Lenin relata que hablaba con algún economista y parecían estar de acuerdo en todo — pero en cierto momento de la conversación, surgió una cuestión sobre la cual se dieron cuenta de que estaban en fuerte desacuerdo, ¡y luego se dieron cuenta que no estaban de acuerdo en nada! Y esta no es una experiencia singular. Ya se sabe cómo es —todo suena bien— todos están a favor de las mismas cosas. Pero luego, en cierto momento, resulta evidente, al presentar las cosas de manera aguda, que no están de acuerdo y que no están a favor de las mismas cosas en absoluto.

Sin embargo, en ciertas ocasiones las disputas en realidad no tratan nada de importancia. Especialmente entre varias corrientes oportunistas, como los trotskistas, sus disputas son insignificantes, o representan cosas peores, porque todas tratan del idealismo, son una contienda de ideas en la propia cabeza de estas corrientes que en realidad no tratan ni reflejan correctamente el mundo real. Por lo tanto, entre ellas hay una constante tendencia a escindirse, escindirse y escindirse, porque si el mundo real no es la prueba de sus ideas, pues siempre es posible encontrar algo sobre lo que tener desacuerdos — y créanme, los intelectuales hacen eso de manera muy buena, especialmente si no vuelven a la verdadera realidad. Bien, déjenme volver a subrayar que no soy anti-intelectual, pero reconozco las contradicciones que existen en el mundo, inclusive entre los intelectuales. De hecho, me considero un intelectual, y, como he recalcado, las masas necesitan a los intelectuales revolucionarios y comunistas. No obstante, si uno está divorciado del mundo real, si sus ideas no están en concordancia con el mundo real y si el mundo real no es la prueba definitiva de sus ideas, siempre puede encontrar unas cosas sobre las que tener desacuerdos que nunca es posible resolver, y por eso, habrá una escisión tras otra. Así que las polémicas y escisiones de ese tipo son inútiles, y algo peor que eso.

Pero son muy importantes las luchas y polémicas que se llevan a cabo sobre las cosas sustantivas que tienen que ver con el mundo real, porque así se descubre si las personas en realidad están de acuerdo, o si en realidad hablan de cosas completamente diferentes y medios completamente diferentes para abordarlas, y es posible ver con mayor claridad qué tanto esto importa en términos de cambiar —o no cambiar— el mundo. Esto sucede una y otra vez. Por esto Demarcations tiene tanta importancia. Las diferentes polémicas contra Ajith tienen mucha importancia. Ajith escribió todo un largo documento, de unas cien páginas, con el título Contra el avakianismo68. Bien, varias diferentes personas, entre ellas unos comunistas de diferentes países, escribieron repuestas sustantivas a ese documento y una buena parte de estas se ha publicado en Demarcations. Es muy importante adentrarse en estas cosas: ¿qué se está diciendo a manera de oponerse a la nueva síntesis del comunismo? ¿qué es correcto en oposición a ese ataque contra la nueva síntesis? ¿y por qué es correcta esta nueva síntesis? No debemos actuar como si fuéramos lo que se nos acusa de ser. Se dice que somos una secta. Bien, si lo que alguien dice no tiene fundamento, eso es lo que va a ser. Va por ahí hablando de esta nueva síntesis, etc., pero, y qué tal si alguien pregunta: “Bueno, ¿qué es la nueva síntesis?” “Ah, bien, eso es otra cosa — yo no sé lo que es, simplemente sé que tengo que hablar sobre ella”. Huelga decir que eso no es muy convincente; ni no nos va a llevar a donde tenemos que ir.

Así que las cosas como Demarcations, la Entrevista a Ardea Skybreak, el Esbozo sobre la nueva síntesis del comunismo — estas son cosas muy importantes y sustantivas que hay que volver a estudiar repetidamente. Por casualidad disfruto leer polémicas, porque me gusta ver que se presenten y contrapongan las líneas de manera aguda. Y aunque al principio cuesta trabajo, hay que luchar por entender estas cosas, porque en realidad es una cuestión de vida o muerte, en última instancia. De verdad tienen muchísimo que ver con si las masas realmente van a salir de esta pesadilla o no.

Al mismo tiempo — he aquí otro punto que es importante enfatizar, y se enfatiza en la Entrevista a Ardea Skybreak: si bien queremos luchar, y tenemos que luchar, para ganar a las personas a que sean comunistas, no se trata de un proceso de “todo o nada, de un solo golpe”, y no se debería abordar así. Se señala en esa Entrevista: hay un lugar para todos aquellos que no pueden tolerar el actual mundo tal como es y que quieren trabajar por un mundo radicalmente diferente — hay un lugar, y tiene que haber un lugar, para ser parte de este movimiento para la revolución y para contribuir al mismo, a la vez que se vaya aprendiendo más sobre él. Como se plantea en esa Entrevista: uno no tiene que pasar de inmediato de cero a 100 km/h, y tampoco deberíamos insistir que la gente lo haga. No deberíamos hacerles esas exigencias a las personas, y no deberíamos corretearlas, mantenerlas ocupadas todo el tiempo, sin nunca tener ninguna conversación ni lucha sobre lo que representa todo esto — lo que desafortunadamente es una tendencia demasiado común. No se trata de que no haya muchas cosas muy urgentes — como dijo Mao, tantas tareas claman por hacerse. Tenemos tan pocas fuerzas y tanto que tenemos que hacer. Pero eso no es el enfoque correcto, y no resolveremos el problema ni haremos adelantos, si correteamos a las personas y las trabajamos hasta el hartazgo, o si esperamos que sean revolucionarios 24/7 en la primera semana en que empiezan a participar. Tiene que haber un proceso, y tenemos que dirigir a las personas por este proceso — que, sí, supone lucha, a veces una lucha muy aguda, pero tiene que dejar espacio por el hecho de que es un proceso, y que la gente tiene que bregar por entender las contradicciones. Tenemos que dirigir a las personas en este proceso de bregar por entender las contradicciones, y no esperar a que avancen hacia adelante a un ritmo vertiginoso, en línea recta — y definitivamente no debemos mantener las personas ocupadas en cualquier cosa así no más, sin ningún tiempo para realmente adentrarse en lo que es todo esto. Por esa razón, entre otras, la gente no se queda — si solo la ponemos a hacer, hacer, hacer, hacer y hacer, y nunca nos adentramos juntos en las cuestiones más profundas de qué es esto, por qué existe una base para esto y cómo actuamos estratégicamente y por lo tanto, por qué no debemos dejarnos desorientar por las curvas, giros y vaivenes temporales, o los flujos y reflujos de la lucha, ya que tenemos una fundamentación más profunda y una comprensión más profunda de cuál es la base para todo esto, y aquí va cómo vamos a trabajar sobre esto. Si no dedicamos el tiempo para adentrarse en eso, y para luchar con la gente sobre eso, ésta continuamente va a alejarse y esfumarse, porque venimos poniéndole incesantes exigencias, y la gente viene topándose con obstáculos y no entiende el proceso más grande —y sí complejo—, y por lo tanto espera que las cosas avancen en línea recta, y no tiene una base para hacerle frente a la situación cuando eso no ocurra.

Es preciso que tengamos la combinación correcta, la síntesis correcta. Solíamos tener esa formulación de luchar todo el día contra los de arriba y conversar sobre importantes cuestiones toda la noche. Quizás hoy, como algunas personas han dado a entender, sea lo contrario: tal vez sea en la noche principalmente cuando se da la resistencia (“luchar contra el poder”), y durante el día se habla de grandes cuestiones de teoría, y estrategia, etc. Pero inclusive en tal caso, tiene que haber cierto ritmo y compás, en el sentido en que hay que permitir que las personas pasen por un proceso, al tiempo que luchamos con ellas para que sigan avanzando en ese proceso, pero sin esperar a que simplemente le entren acelerando de cero a 100, en línea recta.

Así que ese punto de la Entrevista a Ardea Skybreak —y, reitero, la Entrevista entera— es un recurso muy importante para los miembros del Partido, y los que están cerca del Partido en cualquier momento dado, pero también para las personas que se están acercando por primera vez, y hasta las personas en la sociedad mucho más amplia que ni siquiera saben nada del comunismo — y lo que sí “saben” es totalmente incorrecto. Por eso, también tiene tanta importancia el número especial del periódico Revolución sobre el comunismo, su historia y la relación que tiene con el futuro de la humanidad, el número especial con la Entrevista a Raymond Lotta (“No sabes lo que crees que ‘sabes’ sobre… La revolución comunista y el VERDADERO camino a la emancipación: Su historia y nuestro futuro”). Es muy importante empaparse en eso, y popularizarlo y utilizarlo ampliamente con la gente.

 

66. Como se indica en su sitio web, Demarcations: A Journal of Communist Theory and Polemic (Una revista de teoría y polémica comunista), “propone plantear, defender y desarrollar más el marco teórico para el comienzo de una nueva etapa de la revolución comunista en el mundo contemporáneo”. Esta revista promueve los puntos de vista del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos. Se puede descargar en demarcations-journal.org (para leerla en español, haga clic en “All Translations”). [regresa]

67. V.I Lenin, ¿Qué hacer? 1902. [regresa]

68. En julio de 2013, Ajith, el secretario de lo que en ese entonces era el Partido Comunista de India (ml) Naxalbari, un partido maoísta en India, publicó una polémica titulada “Contra el avakianismo”. Apareció en Naxalbari, la revista teórica de ese partido. [regresa]

 


Índice

Introducción y orientación

Víctimas necias del engaño ajeno y propio

Primera parte. Método y enfoque, el comunismo como una ciencia

El materialismo versus el idealismo
Materialismo dialéctico
Con cuál modo de producción
Las contradicciones y dinámicas básicas del capitalismo
La nueva síntesis del comunismo
La base para una revolución
La epistemología y la moral, la verdad objetiva y necedades relativistas
El yo y un enfoque “consumista” de las ideas
¿De qué se tratará tu vida? — Elevar la vista de la gente

Segunda parte. El socialismo y el avance al comunismo:
Un mundo radicalmente diferente que podría haber, un camino hacia la verdadera emancipación

Las “4 Todas”

Más allá del estrecho horizonte del derecho burgués
El socialismo como un sistema económico y un sistema político — y una transición al comunismo
El internacionalismo
Abundancia, revolución y el avance al comunismo — Un análisis materialista dialéctico
La importancia del “concepto del paracaídas” — En este mero momento, y aún más a raíz de una revolución real
La Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte
   Núcleo sólido con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido
Emancipadores de la humanidad

 

Tercera parte. El enfoque estratégico de una revolución real

Un solo enfoque estratégico general
Acelerar mientras se aguarda
Fuerzas para la revolución
La separación entre el movimiento comunista y el movimiento laboral, fuerzas impulsoras para una revolución
Liberación nacional y revolución proletaria
La importancia estratégica de la lucha por la emancipación de las mujeres
El Frente Unido bajo la Dirección del Proletariado
La juventud, los estudiantes y la intelectualidad
La lucha contra los modos de pensar pequeño burgueses, al mantener la orientación estratégica correcta
Los "dos máximos"
Los "5 Altos"
Las dos piedras angulares
De nuevo “Sobre la posibilidad de la revolución”
El internacionalismo — El derrotismo revolucionario
El internacionalismo y una dimensión internacional
El internacionalismo — Forjar otro camino
La popularización de la estrategia
Orientación fundamental

Cuarta parte. La dirección que necesitamos

El papel decisivo de la dirección
Un núcleo dirigente de intelectuales — y las contradicciones que esto supone
Una "pirámide" de otro tipo
La Revolución Cultural al interior del PCR
Es necesario que los comunistas sean comunistas
Una relación fundamentalmente antagónica — y las implicaciones cruciales de eso
El fortalecimiento del Partido — de manera cualitativa así como cuantitativa
Formas de organización revolucionaria, y el "Ohio"
Estadistas, y comandantes estratégicos
Métodos de dirección, la ciencia y el "arte" de dirigir
Trabajar desde "Sobre la posibilidad" hacia atrás —
   Otra aplicación del "núcleo sólido con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido"