Organizarse para una revolución real:

7 puntos clave

A todos los que no soportan este mundo, tal como está, es necesario desafiarlos a que sean parte de la revolución que es la salida de esta locura. Y la gente necesita saber que existe una estrategia concreta para hacer esta revolución, basada en los puntos clave de la “base” y la “hoja de ruta” para esta revolución en la obra del líder revolucionario Bob Avakian: “Algo terrible, o algo verdaderamente emancipador”. Lo siguiente son medios básicos para llevar a cabo esta estrategia, de modo que las fuerzas actualmente pequeñas para la revolución que se necesita con urgencia puedan hacer crecer sus números y fuerzas, rápidamente de una manera concentrada, y convertirse en la fuerza poderosa que se necesita para dirigir esta revolución. Difundir y popularizar estos Puntos Clave también es una parte importante de llevar a cabo esta estrategia. 

1   Se expone y se explica, en los siguientes términos básicos, por qué éstos son “tiempos poco comunes” en los que la revolución se vuelve (más) posible, incluso en un país poderoso como Estados Unidos:

La brutal y asesina supremacía blanca, supremacía masculina y otras relaciones opresivas, la crisis cada vez más profunda en la sociedad y el mundo en general, incluidas las guerras constantes y la destrucción continua del medio ambiente: no es posible resolver todo esto en última instancia, de una manera positiva, dentro de los límites del sistema que gobierna en Estados Unidos y domina en el mundo en su conjunto — el sistema del capitalismo-imperialismo. Bajo el gobierno de este sistema, todo esto simplemente se agravará. Las divisiones crecientes al interior de Estados Unidos ahora, de arriba a abajo, suponen que aquellos que han gobernado en este país durante tanto tiempo (la clase dominante capitalista-imperialista) ya no pueden gobernar, como una “fuerza unificada”, de la manera “normal” en que la gente ha sido condicionada a aceptar — con un sistema de gobierno que tiene un caparazón externo de “democracia” para encubrir el hecho de que es en realidad una dictadura capitalista en su núcleo, que se apoya en lo fundamental en la fuerza armada de las instituciones de “violencia oficial”, la policía y las fuerzas armadas. Debido a los grandes cambios en Estados Unidos y en el mundo en general, una parte de la clase dominante, representada por el Partido Republicano, se ha vuelto fascista: ya no creen en lo que han sido las “normas” del gobierno capitalista “democrático” en este país, ni se sienten obligadas por éstas. Y el otro sector de la clase dominante, representada por el Partido Demócrata, no tiene ninguna respuesta concreta a esta situación — excepto procurar mantener la “forma habitual” en que el dominio opresivo de este sistema se ha impuesto a lo largo de cientos de años, a la vez que los fascistas están decididos a hacer pedazos esas “normas” y gobernar con medios más abierta y agresivamente opresivas, sin el tradicional disfraz de la supuesta “democracia para todos”.

Sólo es posible resolver la crisis y las profundas divisiones en la sociedad con medios radicales, de un tipo u otro — ya sea medios radicalmente reaccionarios, mortíferamente opresivos y destructivos o medios revolucionarios radicalmente emancipadores. Y es muy posible que esta resolución pueda darse, de una forma u otra, en los próximos pocos años. Esta situación poco común, con la profundización y la agudización de los conflictos entre los poderes gobernantes y en la sociedad en general, proporciona una base más sólida y mayores oportunidades para romper el control de este sistema sobre las masas de personas. En una situación así, es posible que las cosas que llevan décadas básicamente sin cambiar, cambien radicalmente en un lapso de tiempo muy corto. Es importante no desperdiciar este momento poco común — es necesario aprovecharlo a fin de tener una verdadera oportunidad de hacer nacer una resolución revolucionaria verdaderamente emancipadora, y no estar sometidos a una resolución terrible, reaccionaria, asesinamente opresiva y destructiva.

2   Con el reconocimiento de estos momentos poco comunes en que la revolución se vuelve (más) posible: utilizar las fuerzas para la revolución ahora para tener un impacto en las masas de personas, en todas las partes de la sociedad —llevando a la gente el mensaje de la revolución, especialmente con formas cortas, poderosas y populares, tanto en línea como “en la vida real”— explicando por qué esta revolución es necesaria, y es posible, y cómo ser parte del trabajo para hacerla realidad. De formas contundentes y convincentes, llevar a cabo una lucha feroz contra las formas de pensar que mantienen a la gente encadenada a este sistema, ganándose a números crecientes de personas para que rompan con todo eso, y a la vez también movilizar a las masas de personas para que luchen contra las injusticias y los atropellos que se cometen continuamente bajo este sistema y ponerse de pie contra las fuerzas que perpetran e imponen estas injusticias y atropellos. Difundir por todas partes la inspiradora visión de qué tanto mejor podría ser la vida, para la gran mayoría de la gente, si millones de personas se pusieran a apoyar esta revolución y la llevaran a cabo — haciendo que fuera posible la reestructuración de toda la sociedad sobre una base completamente diferente, con un sistema económico radicalmente diferente (modo de producción) y relaciones emancipadoras radicalmente diferentes entre las personas, como se explica muy concretamente en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, de la autoría de Bob Avakian.

3   Con “Algo terrible, o algo verdaderamente emancipador” como la guía básica, y utilizando El Show RNL — ¡Revolución, y Nada Menos! de YouTube y el sitio web revcom.us como recursos clave, organizar a las personas que se sienten atraídas por esto para que breguen con por qué es necesaria una revolución real, qué supone semejante revolución y qué tipo de sociedad se propone. Activarlas en el proceso de hacer trabajo de construcción para la revolución, de una manera organizada — al ser parte de llevar a cabo el punto 2. Darles formas a las personas en las partes del país donde la revolución aún no tiene una presencia organizada para vincularse con otros y formar parte de esta revolución.

4   Mediante este proceso, acumular las fuerzas de la revolución, primero de cientos de personas, en zonas por todo el país, y forjarlas como una fuerza organizada. Desarrollar y formar a líderes revolucionarios, a partir del método y enfoque científico del nuevo comunismo desarrollado por Bob Avakian.

5   Movilizar a estas fuerzas organizadas para repetir los puntos 1 a 4 a una escala cada vez mayor — alcanzando a números mucho más grandes de personas, en todas las partes de la sociedad, organizando a miles de personas en el proceso de hacer trabajo de construcción para esta revolución, a la vez que se desarrolla y forma a números crecientes de líderes revolucionarios de alto nivel. Tener un impacto poderoso a la sociedad en su conjunto, despertando e influenciando a millones de personas hacia la revolución. Tener claramente en cuenta, popularizar constantemente y actuar según el entendimiento de que:

Todo depende de gestar un pueblo revolucionario, de entre los más amargamente oprimidos, y de todas las partes de la sociedad, que primero cuente con miles y luego con millones de personas, como una poderosa fuerza revolucionaria, organizada desde el principio y de forma consecuente con una perspectiva que abarca todo el país, impactando a toda la sociedad y cambiando los términos de la manera en que las masas de personas ven las cosas y la forma en que cada institución tiene que responder. Todo debe centrarse ahora en realmente hacer nacer y organizar esta fuerza revolucionaria.

6   Una vez creada esta fuerza revolucionaria, con un núcleo continuamente creciente de líderes revolucionarios probados y templados, y la crisis en la sociedad y las divisiones, de arriba a abajo, estén llegando a un punto de ruptura: en ese momento, todo se centraría en cómo organizar y utilizar concretamente esta fuerza revolucionaria a fin de luchar para ganar — para derrotar concretamente a las fuerzas que están procurando aplastar la revolución. Esto significará llevar a cabo el enfoque básico de la manera en que se podría hacer esto que se establece en “Algo terrible, o algo verdaderamente emancipador”.

7   Popularizar continuamente estos Puntos Clave, y a la vez llevarlos a cabo activamente y, al hacerlo, activar a cada vez más personas, de una manera organizada.

Anuncio de la campaña de recaudación de fondos de verano de revcom.us

Tu apoyo económico para revcom.us literalmente puede importar con un mundo de diferencia.

El líder revolucionario Bob Avakian (BA) ha analizado que éste es uno de esos momentos poco comunes en los que la revolución y la meta de un mundo totalmente diferente se vuelven más posibles — y revcom.us juega un papel crucial en la preparación del terreno para la revolución.

Éste es el único sitio web que arroja luz sobre la realidad más profunda que hay detrás de lo que la gente enfrenta y conecta la gente con la alternativa revolucionaria; es el único sitio web que destaca, y entrena a la gente en, la obra y la dirección de BA.

Tu apoyo económico lo hace posible.