Crimen Yanqui Caso #41: COINTELPRO — El FBI pone en la mira a la Nueva Izquierda, 1964-1971

Bob Avakian escribe que una de las tres cosas que tiene “que ocurrir para que haya un cambio duradero y concreto hacia lo mejor: Las personas tienen que reconocer toda la historia propia de Estados Unidos y su papel en el mundo hasta hoy, y las correspondientes consecuencias terribles”. (Ver "3 cosas que tienen que ocurrir para que haya un cambio duradero y concreto hacia lo mejor").

En ese sentido, y en ese espíritu, “Crimen yanqui” es una serie regular de www.revcom.us. Cada entrega se centrará en uno de los cien peores crímenes de los gobernantes de Estados Unidos, de entre un sinnúmero de sanguinarios crímenes que han cometido por todo el mundo, de la fundación de Estados Unidos a la actualidad.

La lista completa de los artículos de la serie Crimen Yanqui

BAsics cover front

Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian   

Nota de la redacción: En esta cita, Bob Avakian habla de los años 1960.

Los campos de batalla estaban claramente deslindados: entre los manifestantes contra la guerra y los estrategas de guerra del Pentágono; entre los Panteras Negras y J. Edgar Hoover; entre los negros, latinos, asiáticos e indígenas por un lado y el gobierno por el otro; entre las mujeres que se rebelaban contra su papel “tradicional” y los viejos hombres ricos de la clase dominante; entre la juventud con su nueva música en el sentido más amplio y los predicadores y curas que los acusaban de ser discípulos del diablo y destructores de la civilización. En esos tiempos tumultuosos, los que se rebelaban contra el orden imperante y las relaciones y tradiciones dominantes encontraron cada día más causa común y forjaron una poderosa unidad. Cada día más obtuvieron —y se merecieron— la iniciativa tanto moral como política, mientras que la clase dominante se atrincheraba y se desquitaba para defender su posición dominante, pero cada día más se le escapaba, y muy merecidamente, su autoridad moral y política.

—Bob Avakian, Lo BAsico 5:6

EL CRIMEN:

Desde 1956 hasta 1971, el FBI administró un programa encubierto e ilegal en Estados Unidos de perseguir a los oponentes políticos del sistema. El programa COINTELPRO (siglas derivadas de COUNTER INTELligence PROgram) se usó para infiltrar, hostigar, alterar, difamar, y asesinar o destruir a individuos y organizaciones. COINTELPRO inicialmente se dirigió a los movimientos negros de derechos civiles y de liberación. 1 (Ver, Crimen Yanqui: Caso #42: COINTELPRO — el FBI pone en la mira a la lucha por la libertad negra, 1956-1971).

Desde 1964-1971, COINTELPRO persiguió a activistas estudiantiles y al movimiento contra la guerra de Vietnam, conocido como la Nueva Izquierda. 2 Los agentes de COINTELPRO trabajaron con la policía local y los “escuadrones rojos” para indicar a las personas para arrestarlas. Se usaron trucos sucios para tratar de fomentar disputas y dividir a organizaciones políticas. El FBI coordinó redadas con la policía local y ataques a manifestaciones, golpeando y asesinando a manifestantes no violentos. 3

Tres eventos importantes llevaron a la decisión de Hoover de instituir COINTELPRO contra la Nueva Izquierda:

1. En otoño de 1964, el Movimiento de Libertad de Expresión en la Universidad de California en Berkeley capturó la imaginación de los estudiantes de todo Estados Unidos y resultó en protestas en universidades en contra del ROTC (Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva, que preparó a universitarios para entrar en el ejército), la CIA, y la participación de las universidades en la investigación militar y de defensa;

2. Con la escalada estadounidense de la Guerra en Vietnam en 1965, el SDS (Estudiantes por una Sociedad Democrática) se expandió, 4 y para 1967 el SDS se había llegado a ser una fuerza importante en los varios campus junto a otras organizaciones como el Comité del Día de Vietnam en U.C. Berkeley. Se estimó que el SDS tenía más de 30.000 miembros activos en 250 campus;

3. En abril de 1968, los estudiantes de la Universidad de Columbia en la Ciudad de Nueva York se declararon en huelga en oposición al racismo institucional, al apoyo de la universidad a la máquina de guerra yanqui, y a la suspensión y expulsión de activistas estudiantiles de la universidad. Paralizaron la Universidad de Columbia. Se convocó a la policía para aplastar la huelga.

OaklandstoptheDraft-1967-AP_6710210151-600px.jpg

 

La Semana “Parar la Conscripción Militar Obligatoria”: “Del disentimiento a la resistencia”, Oakland CA, 1967  (Foto: AP)
Lea más.     

El 9 de mayo de 1968, un mes después de la huelga en la Universidad de Columbia, Hoover emitió un memorando para instituir COINTELPRO con el fin de interrumpir, atacar y destruir la Nueva Izquierda. 5

Entre sus tácticas: Redactar folletos que calumnian a la izquierda, fomentar conflictos entre diferentes grupos, trabajar con la policía local para arrestar activistas por usar marihuana, enviar cartas anónimas a padres de estudiantes y administradores universitarios que los advirtieron de lo que supuestamente estaban haciendo sus hijos y estudiantes, advertir a la policía sobre cafés anti-guerra que iban a abrir cerca de bases militares, y usar desinformación y burlas para calumniar las publicaciones y actividades de la Nueva Izquierda. Todas estas tácticas secretas de COINTELPRO tenían como objetivo impedir que la Nueva Izquierda ejerciera sus derechos de la Primera Enmienda, impedir sus esfuerzos para hablar, enseñar, escribir y publicar, reunirse, protestar, y unirse a la lucha de liberación negra y otras luchas por la liberación nacional. 6

Para 1970, el FBI junto con la Unidad de Información Interdivisional del Procurador General Ramsey Clark, emitió más de 40.000 informes de inteligencia acerca del “desorden civil y trastornos en el campus” sobre más de 10.000 estudiantes. 7

El FBI junto con el Departamento de Justicia y la policía local arrestaron a activistas políticos por diversos cargos.

Frank Donner, un experto de la ACLU (Unión de Libertades Civiles de los Estados Unidos) en vigilancia y contrainteligencia políticas señaló en 1971 que “El arresto por marihuana se ha convertido en una sanción punitiva contra el disentimiento político, y la amenaza de ser procesado (por cargos de drogas) es un método favorito de ‘enganchar’ informantes estudiantiles”. 8 Por ejemplo, dos cerdos clandestinos arrestaron a John Sinclair, jefe del Partido Pantera Blanca (un grupo antirracista y anticapitalista que se organizó entre jóvenes blancos), en un concierto de rock por fumar marihuana. ¡Recibió una sentencia de nueve años y medio! Además, se sabía bien en el movimiento que la policía pondría marihuana ellos mismos para incriminar y arrestar a activistas políticos.

El FBI y la policía local persiguieron a los líderes del movimiento con arrestos por cargos falsos de conspiración que generaron juicios prolongados que les costaron mucho dinero y tiempo. Dos importantes juicios de conspiración fueron los 8 de Chicago 8 y los 7 de Oakland en respuesta a las protestas masivas contra la Guerra de Vietnam en esas dos ciudades. 9 Estos dos juicios establecieron un nuevo criterio para la manera de responder a la represión del gobierno contra el movimiento y sus líderes: los acusados y sus abogados se pronunciaron de modo militante, luchando a la ofensiva contra el gobierno en el juicio, y elevando el movimiento anti-guerra a un nuevo nivel.

Arrestos por profanar la bandera estadounidense eran otra forma de perseguir a los activistas. La ACLU informó sobre al menos 100 casos con relación a la bandera para el mayo de 1971. “Escuadrones rojos de la policía que trabajaban en colusión con agentes de COINTELPRO del FBI persiguieron a manifestantes que incorporaron la bandera en su ropa, la modificaron para incluir signos de la paz o símbolos del movimiento, la quemaron, o la exhibieron al revés”. 10 (Bob Avakian escribe en su autobiografía que pasó 30 días en la cárcel por falsas acusaciones de haber profanado la bandera en una manifestación de Liberar a Huey (Huey Newton, líder del Partido Pantera Negra) frente al juzgado de Oakland, California 11 ).

El FBI atacó la “underground press” (la prensa radical izquierdista), 12 y usaron COINTELPRO para atacar al SDS. 13

BAsics cover front

Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian   

Cuando un monopolio del poder político —y, de una manera concentrada, el monopolio de la fuerza armada “legítima”— está en manos de un grupo de la sociedad, y ese grupo excluye a otras personas de tener ese monopolio de poder y fuerza, pues esto es una dictadura del grupo —o clase— en el poder, no importa si ese grupo en el poder permite que los que excluye del poder, y que domina en los hechos, participen en elecciones para escoger entre diferentes representantes de la clase dominante, como ocurre en Estados Unidos y varios otros países. El dominio político en Estados Unidos, no importa si hay una tiranía abierta e indisimulada o no, es y siempre ha sido una dictadura burguesa, una dictadura de la clase dominante capitalista (o antes de la derrota y abolición del sistema de esclavitud en Estados Unidos, por medio de la guerra de Secesión, existía una dictadura de las clases dominantes: los esclavistas y los capitalistas, o la burguesía).

—Bob Avakian, Lo BAsico 1:23

Agentes provocadores: El FBI infiltró con agentes clandestinos a organizaciones para fomentar actos de violencia que permitirían a las autoridades atacar a esas organizaciones. Estos agentes son conocidos como “agentes provocadores”.

En el caso de “Los 28 de Camden”, se los absolvieron de todos los cargos de haber allanado la oficina del Servicio Selectivo (el organismo encargado del reclutamiento obligatorio para el ejército) de Nueva Jersey en un intento de destruir los archivos de reclutas. Los absolvieron después de que se sacó a la luz que el testigo estrella de la fiscalía admitió que el FBI lo había ordenado infiltrarse en el grupo, proponer tal acción, y suministrar las herramientas de robo utilizadas en el allanamiento. 14

El historiador Ward Churchill escribe que uno de los agentes provocadores más conocidos fue Thomas Tongyai, pagado por el FBI para entrar en universidades en el oeste del estado de Nueva York para “alentar a los estudiantes a matar policías, fabricar bombas y explotar edificios”. 15

Alfred Burnett, agente clandestino en el empleo del FBI, “convenció a Larry Eugene Ward a plantar una bomba en una oficina de propiedades inmobiliarias en Seattle la mañana del 15 de mayo de 1970. Le pagó $ 75 a Ward, le proporcionó la bomba, y le dio transporte a la escena del bombardeo. Ward, veintidós años de edad, un veterano herido dos veces y condecorado tres veces por su servicio en Vietnam, fue asesinado a tiros por la policía de Seattle mientras supuestamente huía después del atentado, aunque no llevaba un arma, estaba de pie y acorralado por patrullas policiales”. 16

Atacar a los que apoyaban al Partido Pantera Negra: El FBI estaba muy preocupado por las coaliciones que se estaban formando entre el SDS y el Partido Pantera Negra, que según el FBI “representarían una amenaza formidable”, y estaba dispuesto a impedirlas utilizando tácticas del COINTELPRO, las que incluían enviar cartas falsas destinadas a avivar animosidad entre las dos organizaciones.

Una carta que el FBI envió al PPN en Newark, Nueva Jersey comenzó con “Queridos gatitos”, fue firmada por el SDS, y ridiculizó a los cuadros del PPN: “Acabo de leer el número del 10/10/70 de su periódico, en particular las páginas 3, 4 y 5 y me quedé muy impresionado por el Ejército popular. Una mujer, un niño y un anciano. Vaya, sí que ustedes son muy duros. Ustedes son una broma. Qué clase de vanguardia para el negro oprimido”.

Jean Seberg: Las tácticas de COINTELPRO se usaron para atacar y evitar que personas influyentes apoyaran abierta y económicamente al Partido Pantera Negra, una de estas siendo la actriz Jean Seberg.

Un memorando del FBI que aprobó la persecución de Seberg declaró: “Jean Seberg ha sido partidaria económica del PPN y debería ser neutralizada. Su actual embarazo por (nombre tachado) mientras todavía casada ofrece una oportunidad para tal acción”. Basada en una nota del FBI a columnistas de chismes, Joyce Haber escribió sobre esto en el Los Angeles Times, sin nombrar específicamente a Seberg pero el daño ya estaba hecho. El artículo de Haber causó que Seberg sufriera un aborto espontáneo y que luego se suicidara. 17

Bob Avakian: En su autobiografía, From Ike to Mao and Beyond, Bob Avakian (BA), presidente del Partido Comunista Revolucionario, escribe que era un blanco de vigilancia. En una manifestación, el jefe del escuadrón rojo de la policía de Berkeley se le acercó y le dijo que él y la Unión Revolucionaria (la UR, que BA desempeñó una parte central en fundar) estaban bajo vigilancia. Escribe que cuando estaba en Chicago para la Convención de Nueva Política, volvió a su automóvil parar encontrar a un tipo “obviamente del escuadrón rojo de Chicago o del FBI” en un auto detrás del suyo “escribiendo algo”. Un descubrimiento que resultó de una solicitud bajo la Ley por la Libertad de Información (FOIA por las siglas en inglés) reveló que la Cámara de Representantes hizo “todo un informe e investigación sobre la UR”. Otra solicitud bajo la FOIA reveló que BA estaba bajo vigilancia en Maywood, un suburbio de Chicago, Illinois, y que el FBI había hecho un esquema del interior de su casa que “indicó las ventanas por las que alguien podría ver varias cosas que pasaba en la casa”. Este esquema fue semejante a él que usó el FBI y la policía de Chicago para asesinar a Fred Hampton, líder del Partido Pantera Negra de Chicago . 18 19

From Ike to Mao and Beyond cover

From Ike to Mao and Beyond—My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, a memoir by Bob Avakian   

Lea
pasajes de la autobiografía en español.

Escuche 
las lecturas de Bob Avakian de su autobiografía (en inglés).

Pida
el libro a Insight-Press.com.

LOS CRIMINALES

J. Edgar Hoover, director del FBI: Hoover fue un anticomunista de hueso colorado que instituyó COINTELPRO.

El FBI: William C. Sullivan, el subdirector del FBI, tomó “muy en serio” la ocupación estudiantil en la Universidad de Columbia. El FBI llegó a considerar a la Nueva Izquierda como un blanco contra el cual “todo vale”. 20

El gobierno de Estados Unidos: El gobierno estadounidense inició una serie de juicios de conspiración en contra de la Nueva Izquierda. Ejemplos: La administración del presidente Lyndon Johnson acusó al Dr. Benjamin Spock y al Rev. William Sloan Coffin de conspirar para aconsejar a las reclutas a evadir el servicio militar obligatorio. La administración de Richard Nixon procesó a líderes anti-guerra prominentes como los 8 de Chicago y el Frente de Liberación de Seattle (los 7 de Seattle, en 1970) por conspiración de incitar a un motín. El gobierno acusó a Daniel Ellsberg bajo la Ley de Espionaje de 1917 por robo y conspiración porque había filtrado documentos ultrasecretos del Pentágono en 1971 que sacaron a la luz las mentiras y engaño que usó Estados Unidos en la Guerra de Vietnam. Acusaron de conspiración a los 8 de Gainsville, líderes de Veteranos Contra la Guerra de Vietnam (VVAW por las siglas en inglés), por haber interrumpido la Convención Nacional Republicana de 1972 en Miami Beach, Florida.

LA COARTADA

COINTELPRO fue una operación encubierta y secreta de que nadie fuera del FBI debía saber. Por lo tanto, no requería ningún fundamento público.

Sin embargo, Hoover estaba tan preocupado por el movimiento estudiantil que estaba recorriendo los campus que escribió una carta pública en septiembre de 1970 a los estudiantes universitarios que intentaba convencerlos a dejar de unirse a las protestas masivas que estaban sacudiendo los campus y todo Estados Unidos.

Hoover aplaudió a los estudiantes por ser la “generación más educada, más sofisticada, y más aplomada de nuestra historia” y elogió su deseo de hacer que Estados Unidos fuera “un país mejor” y su derecho a querer hacer el cambio. “No hay nada malo con el disentimiento estudiantil o las demandas de los estudiantes por cambios en la sociedad o su exhibición de infelicidad por aspectos de nuestra política nacional”, escribió. Pero los previno contra la violencia, la ilegalidad y aquellos que han “perdido la fe en Estados Unidos”, alegando que estos solo querían el caos, “la violencia y la destrucción” y que “no tenían un plan racional e inteligente para el futuro”. De ahí, les ofreció a los estudiantes consejos del FBI para evitar ser atraídos a actividades “extremistas” (con la implicación de que los estudiantes deberían delatar a los activistas). 21

Bob Avakian: “Libérese de la Gran Falsedad Tautológica”

EL VERDADERO MOTIVO

James Patrick Davis, quien tiene amplios lazos con el FBI, escribe que en una reunión entre el presidente Lyndon Johnson y J. Edgar Hoover el 28 de abril de 1965:

Johnson expresó una ansiedad extraordinaria por el movimiento de la Nueva Izquierda y lo que estaba haciendo al país. Le dijo a Hoover que, de acuerdo con los informes de inteligencia que había recibido, los norvietnamitas y los chinos rojos sentían que con el tiempo la agitación intensificada en Estados Unidos contra la guerra crearía una traumática crisis nacional que llevaría a un colapso total de la ley y el orden. Por lo tanto... sería necesario retirar a las tropas estadounidenses de Vietnam para restaurar la tranquilidad nacional interna. En pocas palabras, el presidente consideró que el movimiento de la Nueva Izquierda dio aliento a los enemigos de Estados Unidos. 22

El propósito de COINTELPRO fue escrito en una nota de J. Edgar Hoover al FBI sobre cómo usarlo contra la Nueva Izquierda:

Nuestra nación está experimentando una era de perturbación y violencia causada en gran medida por varios individuos generalmente conectados con la Nueva Izquierda. Algunos de estos activistas alientan una revolución en Estados Unidos y piden la derrota de Estados Unidos en Vietnam. Continua y falsamente alegan la brutalidad policial y no vacilan en utilizar actos ilegales para promover sus llamadas causas. La Nueva Izquierda ha atacado vil y calumniosamente en muchas ocasiones al Director y al Buró en un intento de obstaculizar nuestra investigación de ella y para expulsarnos de los campus universitarios. Con esto en mente, es nuestra recomendación que se diseñe un nuevo Programa de Contrainteligencia para neutralizar a la Nueva Izquierda y los Activistas Claves. Los Activistas Claves son aquellos individuos que son las fuerzas impulsoras detrás de la Nueva Izquierda y contra quienes hemos intensificado nuestras investigaciones. 

El objetivo de este programa es denunciar, interrumpir y neutralizar las actividades de este grupo y las personas relacionadas al mismo. 23


Bibliografía escogida

Libros

Churchill, Ward y Vander Wall, Jim, The COINTELPRO Papers [Los documentos de COINTELPRO], South End Press, 1990

Cunningham, David, There’s Something Happening Here: The New Left, The Klan, and FBI Counterintelligence [Algo está pasando aquí: La Nueva Izquierda, el Klan, y la Contrainteligencia del FBI], University of California Press, 2004.

Friedman, John S., ed., The Secret Histories: An Anthology [Las historias secretas: una antología], Picador, 2005

Jefferies-Jones, Rhodri, We Know All About You: The Story of Surveillance in Britain and America [Sabemos todo acerca de tú: La historia de la vigilancia en Gran Bretaña y Estados Unidos], Oxford University Press, 2017

Artículos

COINTELPRO, FBI Counterintelligence, Covert Operations, Black Bag Jobs, Church Committee”, The Freedom Archives

CONINTELPRO: The Untold American Story”, Paul Wolf, Civil Liberties Defense Center

Counterintelligence: A Documentary Look at America’s Secret Police”, Vol. 1, by the National Lawyers Guild, 1980

Lección importante sobre cochinadas políticas: Cómo el COINTELPRO del FBI puso en la mira a grupos radicales”, Revolución, 24 de agosto de 2014

COINTELPRO, Wikipedia inglés

 


1. Solo se descubrió este programa secreto a principios de la década de 1970 cuando unos activistas allanaron la oficina del FBI en Media, Pensilvania e hicieron públicos los documentos que encontraron. La noche del 8 de marzo de 1971, cuando el país prestaba atención a la primera pelea por el campeonato mundial de peso pesado entre Muhammad Ali y Joe Frazer, ocho activistas antiguerra allanaron una oficina del FBI en Media, Pensilvania cerca de Filadelfia y se llevaron miles de documentos. Entre el material robado estaban archivos secretos de los historiales de miles de ciudadanos. Buena parte eran chismes maliciosos sobre cosas como “anormalidades sexuales y mezcla de razas”, dos de los temas favoritos de J. Edgar Hoover. Betty Medsger del Washington Post recibió algunos de los archivos, y fue la primera que escribió sobre esto. Ella se dio cuenta la palabra “COINTELPRO”, pero no sabía qué significaba. El reportero Carl Stern de NBC averiguó lo que significaba la palabra y logró obtener más documentos a través de la Ley de Libertad de Información que desenmascararon la magnitud del alcance de COINTELPRO.  [regresa]

2. La “Nueva Izquierda” fue un movimiento político y cultural amplio y diverso que surgió durante la década de 1960, principalmente entre jóvenes y estudiantes en Estados Unidos y Europa. Fue impulsado por y se centró en el apoyo a los derechos civiles para los negros y las luchas de liberación, la oposición a la guerra de Estados Unidos en Vietnam y más tarde a las luchas de liberación de mujeres y homosexuales. Se le dijo la “Nueva Izquierda” porque en muchos sentidos se desarrolló por separado o en oposición a la “vieja izquierda” de los años 30 y 40 en particular, vinculada al revisionista Partido Comunista de Estados Unidos.  [regresa]

3. Los más notables de los que los policías locales junto con el FBI asesinaron fueron:

• El ataque a manifestantes estudiantiles ocurrió en Kent State University en Ohio el 4 de mayo de 1970, cuando guardias nacionales abrieron fuego contra una multitud que protestaba por la invasión estadounidense de Camboya, matando a cuatro: Allison Krause, Jeffrey Miller, Sandra Scheuer y William Schroeder, e hiriendo a nueve más (algunos de los muertos y heridos siendo transeúntes y no manifestantes);

• James Rector, muerto a tiros durante las protestas del Parque del Pueblo en Berkeley en mayo de 1969, estaba en el techo de un edificio cerca del parque. (Para más información sobre la lucha del Parque del Pueblo, vea la autobiografía de Bob Avakian, From Ike to Mao and Beyond, págs. 199-201, en inglés,);

• La policía estatal de Carolina del Sur asesinaron a tiros sin previo aviso a Samuel Hammond, Delano Middleton y Henry Smith e hirió a 28 otros durante una manifestación pacífica en febrero de 1968 en la Universidad Estatal de Carolina del Sur en Orangeburg;

• La policía mató a tiros a Willie Ernest Grimes durante manifestaciones en la Universidad Estatal Agrícola y Mecánica de Carolina del Norte el 21 de mayo de 1969;

• Patrulleros de carreteras de Misisipí dispararon a un dormitorio de la Universidad Estatal en Jackson, dejando muertos a Phillip Gibbs y James Earl Green, e hiriendo a 12 más, 15 de mayo de 1969.

(Todo lo anterior se documenta en el libro, The COINTELPRO Papers de Ward Churchill y Jim Vander Wall, págs. 220-221).  [regresa]

4.En su autobiografía, págs. 193-198, Bob Avakian describe sus encuentros con SDS cuando se fundó como una organización con el fin de hacer que Estados Unidos “cumpla con los principios proclamados de la democracia” en 1960, pero la que luego se volvió más “radicalizada con diversas corrientes revolucionarias” a fines de la década de 1960.  [regresa]

5. El día siguiente, Hoover enumeró las tácticas:

1. Preparar folletos “diseñados para contrarrestar la impresión de que SDS y otros grupos hablan por la mayoría de los estudiantes” y colocar “fotos peyorativas” de los líderes estudiantiles en los folletos.

2. Aprovechar los “conflictos o animosidades personales existentes entre los líderes de la Nueva Izquierda”

3. Dar las “impresiones de que ciertos líderes de la Nueva Izquierda son informantes del FBI u otros organismos de la ley”.”

4. Usar artículos para mostrar la “depravación de los líderes y miembros de la Nueva Izquierda”, p.ej. el uso de drogas y el sexo libre. Enviar tales artículos a padres, donantes ricos y funcionarios universitarios.

5. Alertar a las autoridades locales de quién en la Nueva Izquierda fuma marihuana para que los arresten por consumo de drogas ilegales.

6. Enviar cartas anónimas a los padres de un miembro de la Nueva Izquierda, a los vecinos de los padres y a los empleadores de los padres, cartas que describen las actividades del miembro de la Nueva Izquierda.

7. Enviar cartas anónimas a los funcionarios de la universidad, a los legisladores y al Consejo de Regentes, en las que se describen las actividades de los profesores y los estudiantes de posgrado que asisten en la enseñanza que son parte del Movimiento de la Nueva Izquierda.

8. Utilizar la prensa dispuesta a cooperar para informar que las actividades de los estudiantes constituyen “una minoría de los estudiantes y no representan la convicción de la mayoría”.”

9. Explotar cualquier hostilidad entre las organizaciones clave: SDS, Partido Socialista de los Trabajadores (SWP), Alianza de Socialistas Jóvenes (YSA), y Partido Laboral Progresista (PLP).

10. Alertar a la prensa y las fuerzas policiales locales sobre cafés de la Nueva Izquierda que se abren cerca de bases militares para influenciar en los miembros de las fuerzas armadas.

11. Utilizar caricaturas, fotografías, y cartas anónimas que tendrán el efecto de ridiculizar a la Nueva Izquierda. Ridiculizar es una de las armas más potentes que podemos usar en su contra.

12. Aprovechar “oportunidades para confundir e interrumpir las actividades de la Nueva Izquierda con la desinformación. Por ejemplo, cuando se programan eventos, se podría enviar a varios individuos notificación de que el evento se ha cancelado o pospuesto”.”

    Churchill y Vander Wall, págs. 183-184.  [regresa]

6. Friedman, John S., ed., The Secret Histories: An Anthology [Las historias secretas: una antología], Picador, Nueva York, 2005, págs. 239-246.  [regresa]

7. Churchill y Vander Wall, p. 183.  [regresa]

8. Churchill y Vander Wall, p. 191.  [regresa]

9. Los 8 de Chicago eran una variedad de líderes antiguerra que participaron en las masivas manifestaciones de una semana durante la Convención Demócrata de Chicago en 1968 que culminaron con miles de ataques por parte de los policías de Chicago, la guardia nacional y otros policías federales. En su libro, There’s Something Happening Here [Algo está pasando aquí], David Cunningham escribe: “Al final de la semana, más de 1,000 manifestantes resultaron heridos (incluidos muchos en los medios), 668 fueron arrestados y Dean Johnson, un adolescente sioux, fue muerto a tiros... Una cuenta oficial de la semana, el ‘Informe Walker’ describió las actividades (de los policías) como un ‘disturbio policial espontáneo’”. A los 8 de Chicago los acusaron bajo la Ley Antidisturbios de 1968 “por conspirar para cruzar líneas estatales con la intención de provocar un motín”. Seis de los acusados eran conocidos líderes del movimiento: el pacifista David Dellinger, el presidente del Partido Pantera Negra Bobby Seale, los líderes de SDS Tom Hayden y Rennie Davis, y los líderes “Yippies” Jerry Rubin y Abbie Hoffman. Los otros dos acusados eran miembros poco conocidos de SDS, John Froines y Lee Weiner. Separaron el caso de Seale de los otros siete y lo amordazaron y lo ataron durante su juicio cuando exigió que se respetaran sus derechos de la Primera Enmienda. Lo condenaron a 4 años de prisión por desacato al tribunal, pero posteriormente el fallo fue revocado. El juicio de los siete restantes duró meses. Los declararon inocentes de los cargos de conspiración, pero culpables de otros cargos. El juez federal Julius Hoffman también presentó 175 cargos de desacato contra ellos, incluidos sus abogados: William Kunstler y Leonard Weinglass. Los acusados recibieron una sentencia de 5 años de prisión y $5,000 de multas, más un tiempo adicional de cárcel por desacato. Apelaron las condenas sobre los cargos reales y los cargos por desacato, que más tarde fueron anulados.

El 7 de Oakland fueron líderes políticos del Área de la Bahía de San Francisco. Los arrestaron y los juzgaron por “conspiración” por La Semana de Detener el Servicio Militar Obligatorio / Stop The Draft Week, en octubre de 1967 para cerrar el Centro de Inducción de Oakland (donde los reclutas ingresaron al ejército para la Guerra de Vietnam). Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, escribe en sus memorias From Ike to Mao and Beyond sobre el significado de Stop the Draft Week, que a pesar de que esta acción militante de una semana en realidad no cerró el centro, “esto en realidad se convirtió en algo mucho mayor y tuvo un impacto muy poderoso en términos de convocar a la oposición a la guerra de Vietnam y elevar la oposición a un nivel más serio “. (Ver From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, A Memoir by Bob Avakian, Insight Press, Chicago, 2005, págs. 159-161, en inglés.) El gobierno, al quedar afectado por la protesta, contraatacó a algunos de los líderes de Stop the Draft Week. El juicio duró 11 semanas y los siete fueron absueltos.  [regresa]

10. Churchill y Vander Wall, p. 191.  [regresa]

11. From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, A Memoir by Bob Avakian, Insight Press, Chicago, 2005. (Nota: La Corte Suprema dictaminó posteriormente que la quema de la bandera es libertad de expresión protegida por la constitución, en el caso Texas v. Johnson de 1989, cuando a Joey Johnson, partidario del Partido Comunista Revolucionario, lo arrestaron y lo condenaron por quemar la bandera en la Convención Nacional Republicano en 1984 en Dallas, Texas).  [regresa]

12. Según una nota del FBI del 9 de septiembre de 1968, tomó una acción bajo COINTELPRO para interrumpir Liberation News Service (LNS — Servicio Noticioso Liberación) en la región de Nueva Inglaterra, enviando una carta anónima firmada por “un ex miembro del personal” tratando de fomentar una división entre las oficinas de LNS en Massachusetts y Nueva York; afirmó que uno de los fundadores de LNS “sufría la megalomanía”. Churchill y Vander Wall, p. 194  [regresa]

13. Un memorando del FBI, fechado el 19 de septiembre de 1968, declara: “... previamente hemos preparado un folleto que da un mal imagen al SDS. El folleto muestra a ciertos líderes de Princeton SDS como simios. Newark ha sugerido que, de los 150 panfletos suministrados, 120 de estos sean enviados a un conservador abierto (un miembro de la Sociedad John Birch) con la expectativa de que los distribuya en una reunión del Club Conservador en la Universidad de Princeton... Se recomienda hacer un reparto en grande del folleto para que lo reciban sectores más amplios y representativos de la población estudiantil de Princeton”. Churchill y Vander Wall, p. 200.  [regresa]

14. Churchill y Vander Wall, p. 223.  [regresa]

15. Churchill y Vander Wall, p. 222.  [regresa]

16. Churchill y Vander Wall, p. 223.  [regresa]

17. Churchill y Vander Wall, págs. 216-219.  [regresa]

18. From Ike to Mao and Beyond, Insight Press, Chicago, 2005, p. 164 y págs. 324-325. Ver también Bob Avakian (BA) – La biografía oficial, en particular “Primera parte: SUS EXPERIENCIAS FORMATIVAS, LAS COYUNTURAS CRÍTICAS, SU DIRECCIÓN DECISIVA”.  [regresa]

19.Una tabla de “Grupos adicionales apuntados por COINTELPRO-Nueva izquierda” enumera a la Unión Revolucionaria (RU) como uno de los aproximadamente 200 grupos de Nueva Izquierda que el FBI puso bajo vigilancia. (Something Is Happening Here, David Cunningham, págs. 279-284).  [regresa]

20. Spying on America: The FBI’s Domestic Counterintelligence Program (Espiando a América: El Programa de Contrainteligencia Doméstica del FBI), James Kirkpatrick Davis, Praeger Publishers, 1992, p. 130.  [regresa]

21.“An Open Letter to College Students” (Carta abierta a estudiantes universitarios), de John Edgar Hoover, Director del Buró Federal de Investigaciones, Departamento de Justicia de los Estados Unidos, 21 de septiembre de 1970. La carta decía:

Como un estudiante universitario de 1970, usted pertenece a la generación mejor educada, más sofisticada y más equilibrada de nuestra historia.

La gran mayoría de ustedes, estoy convencido, aman sinceramente a Estados Unidos y quieren que sea un país mejor. Tienen ideas propias, y eso es bueno.

Ven cosas malas en nuestra sociedad que los adultos quizás hemos minimizado o pasado por alto. Ustedes son de criterio abierto y franco y odian la hipocresía. Eso también es bueno.

No hay nada malo con el disentimiento estudiantil ni las demandas estudiantiles por cambios en la sociedad ni la manifestación del descontento estudiantil en cuanto a aspectos de nuestra política nacional. La opinión de los estudiantes es un aspecto legítimo de la opinión pública en nuestra sociedad.

Pero hay motivos reales de preocupación por el extremismo que condujo a la violencia, la anarquía y la falta de respeto a los derechos de los demás en muchos campus universitarios durante el año pasado.

Los extremistas son una pequeña minoría de la población estudiantil y catedrática que han perdido la fe en Estados Unidos. Se burlan de la bandera, se burlan de las instituciones estadounidenses, buscan destruir nuestra sociedad. No están interesados en una reforma genuina. Aprovechan las tensiones, los conflictos y, con frecuencia, las frustraciones legítimas de los estudiantes para promover el caos en el campus. No tienen un plan racional e inteligente del futuro ni para la universidad ni para la nación.

Los extremistas son de amplia variedad: adherentes de los Estudiantes por una Sociedad Democrática (SDS), incluido el Weatherman; miembros de la Alianza de Socialistas Jóvenes (YSA), el grupo juvenil trotskista; la Liga de Liberación de los Trabajadores Jóvenes del Partido Comunista (YWLL). O pueden estar asociados con el Comité de Movilización de Estudiantes para Terminar la Guerra en Vietnam (SMC), un grupo antiguerra dominado por los trotskistas.

Muchos no están asociados con ningún grupo nacional. El punto clave no es de identificar a los extremistas sino aprender a reconocer y comprender la mentalidad del extremismo que cree en la violencia y la destrucción.

De acuerdo con nuestra experiencia en el FBI, lo siguiente son algunas de las formas en que los extremistas intentarán atraerlo a sus actividades:

1. Lo animarán a que pierda el respeto por los padres y la generación anterior...

2. Intentarán convencerle de que la universidad es “irrelevante” y una “herramienta del Establecimiento...”.

3. Le pedirán que abandone el sentido común básico...

4. Tratarán de envolverle en un ambiente de negativismo, pesimismo y alienación hacia sí mismo, la escuela, la Nación....

5. Le alentarán a faltarle el respeto a la ley y odiar al oficial de la ley...

6. dirán que cualquier acción es honorable y correcta si es de motivación “sincera” o “idealista”...

7. Le pedirán que crea que usted, como estudiante y ciudadano, es impotente por medios democráticos para efectuar cambios en nuestra sociedad... Le animarán a tirar ladrillos y piedras en lugar de argumentos lógicos a aquellos que no están de acuerdo con su punto de vista.[regresa]

22. Davis, p. 132.  [regresa]

23. Churchill and Vander Wall, pp. 183-184.  [regresa]

Sea un contribuidor recurrente y haga un donativo a Revcom.us — ¡Difunda BA y la revolución en este momento sin precedentes!

Gracias en gran parte a las generosas contribuciones económicas de los lectores, acabamos de poner en marcha una importante reconstrucción de la tecnología que impulsa el sitio web revcom.us.

La implementación de esta nueva tecnología proporciona una base para que revcom.us esté al centro de solucionar un problema con mucho en juego para la humanidad en este momento. Ese problema es: Tenemos —con la dirección de Bob Avakian (BA)— la visión, la estrategia y la dirección para la revolución real que la humanidad necesita tan desesperadamente. Pero lo que no tenemos son los miles de personas ahora que puedan atraer y activar a millones en el movimiento para la revolución en este momento poco común de la historia en que una revolución real es posible.

Ahora es necesario dar un nuevo salto en la recaudación de fondos para que revcom.us utilice la nueva tecnología y amplíe urgentemente el alcance e impacto del sitio. Ello, a su vez, requiere una comunidad ampliada en constante expansión, de contribuidores económicos recurrentes. ¡Únase a esa comunidad hoy mismo comprometiéndose a contribuir cada mes a revcom.us y a luchar con otros para que también hagan lo mismo!

SEA UN CONTRIBUIDOR RECURRENTE MENSUAL