¿Cómo lidiaría una sociedad socialista revolucionaria con la emergencia ambiental?

Pasajes de la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte

La Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte es una aplicación visionaria y concreta de la nueva síntesis del comunismo, escrita por el arquitecto de ese nuevo comunismo, Bob Avakian. Es un “plano” para el día después de que una revolución haya establecido un estado socialista. Aunque los siguientes pasajes hablan de aspectos cruciales del enfoque del nuevo gobierno socialista respecto al medio ambiente —de la economía y las relaciones internacionales al arte y la cultura, la ciencia y la educación, y más —, la orientación de ser “guardianes de la Tierra” recorre toda la cosa.

Constitution for the New Socialist Republic in North America cover

 

Estos no son los puntos y promesas de la plataforma de algún partido burgués. Para hacer cualquiera de estas cosas, se requeriría una revolución real. Como explica “Explicación preliminar: Sobre la naturaleza, el propósito y el papel de la presente Constitución”:

Para forjar este nuevo estado socialista, sería necesario derrotar, desmantelar y abolir completamente el estado capitalista imperialista de los Estados Unidos de América; lo que sólo se podría lograr tras el desarrollo de una crisis profunda y aguda en la sociedad y el surgimiento de un pueblo revolucionario de millones y millones de personas, que cuente con el liderazgo de una vanguardia comunista revolucionaria y que esté consciente de la necesidad del cambio revolucionario y esté decidido a luchar por él. Obrar hacia ese objetivo —acelerar mientras se aguarda el surgimiento de esas condiciones necesarias, manteniendo firmemente en mente el objetivo de la revolución y en última instancia el comunismo— es la orientación estratégica del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos. Como una parte importante de poner en práctica esta orientación estratégica y plasmarla en la realidad, publicamos la presente “Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte (Proyecto de texto)”: como una contribución a un proceso en el cual cada vez más personas contemplen y breguen en serio con las cuestiones de si pudiese haber, y cómo y en qué forma, una verdadera alternativa al sistema capitalista imperialista actual y al sufrimiento y las depredaciones indecibles que impone a la gran mayoría de los habitantes del mundo, a toda la humanidad, así como al medio ambiente y las redes de especies interrelacionadas que habitan esta tierra; para dar una idea más concreta del carácter, la estructura y el funcionamiento básicos de la sociedad socialista y su gobierno aquí visualizados, y sus principios-guía y objetivos subyacentes; y capacitar a las personas para que vean, de forma resumida y aguda, lo que es en realidad la diferencia radical entre la sociedad y el gobierno aquí planteados y el sistema capitalista imperialista que hoy reina en este país y domina todo el mundo con tan terribles consecuencias.

Publicamos estos pasajes en un momento en que realmente se están acelerando el saqueo capitalista-imperialista del planeta y la destrucción de las redes de vida. Estos pasajes plantean la única salida real de esto. Pero estos son parte de una visión más amplia y un plano encarnado en la Constitución, lo que instamos a nuestros lectores a explorar profundamente.

****

La presente Constitución (Proyecto de texto) ha sido escrita con el futuro en mente. Tiene la intención de plantear un modelo básico, y los principios y las pautas fundamentales, para el carácter y el funcionamiento de una sociedad y un gobierno radicalmente diferentes a los ya existentes: la Nueva República Socialista en América del Norte, un estado socialista que encarnaría, institucionalizaría y fomentaría relaciones y valores radicalmente diferentes entre las personas; un estado socialista cuyo objetivo final y fundamental sería lograr, junto con la lucha revolucionaria por todo el mundo, la emancipación de toda la humanidad y el inicio de una época completamente nueva en la historia humana —el comunismo— mediante la abolición final de todas las relaciones explotadoras y opresivas entre los seres humanos y de los conflictos antagónicos destructivos que surgen de esas relaciones.

De la Explicación preliminar (p. i)

----------------

A. La economía.

1. Se exponen el carácter y los objetivos básicos respecto a la economía y su desarrollo en el Artículo IV. Aquí es importante recalcar que el desarrollo de la economía, según lineamientos socialistas, es la base para llevar a cabo las funciones del gobierno y los asuntos del estado en beneficio de los intereses de las amplias masas populares en la Nueva República Socialista en América del Norte y en el mundo en conjunto. El objetivo fundamental es llevar a cabo el desarrollo de la economía y la transformación de las relaciones económicas y las relaciones en la sociedad y el mundo en general de tal manera que se eliminen y se desarraiguen todos los aspectos de la explotación y la opresión y de modo que finalmente los medios de producción (a diferencia de los artículos de uso y consumo personal) lleguen a ser la propiedad y recurso común de la sociedad en su conjunto y en última instancia de toda la humanidad, según el hecho de que fundamentalmente estos medios de producción y la riqueza producida en general son el resultado del trabajo tanto intelectual como físico del pueblo en todo el mundo. Con la realización del comunismo en todo el mundo, los medios de producción serán la propiedad directa del pueblo en conjunto, o sea, sin la necesidad de un estado ni la mediación de un estado (aunque, para repetir, aún existirá la necesidad de un gobierno y un papel del mismo con relación a la economía así como otros aspectos de la sociedad, según lo tratado en el Preámbulo de la presente Constitución). En un país socialista concreto, antes de alcanzar la meta del comunismo a nivel mundial —siendo ello el caso en particular en las primeras etapas de la transición socialista al comunismo, en el momento al que corresponden ahora la Nueva República Socialista en América del Norte y la Constitución que encarna los principios de esta República—, la propiedad de los medios de producción por parte de la sociedad se expresará principal y esencialmente por medio del estado socialista y su papel cada vez más predominante en la propiedad de los medios de producción y en la economía socialista en general, aunque el propio estado se esté transformando a sí mismo continuamente en conformidad con la realización del comunismo y en esa dirección.

Del Artículo I, Sección 2 (pp. 18-19)

----------------

B. El medio ambiente.

1. En el desarrollo de la economía socialista y en el funcionamiento general del gobierno en la Nueva República Socialista en América del Norte y en sus relaciones internacionales, no sólo habrá de observarse y aplicarse firmemente la orientación y los principios fundamentales del internacionalismo proletario sino que todo eso tendrá una importancia especial y urgente en lo que concierne al medio ambiente. Además de los daños ocasionados al medio ambiente en los anteriores períodos de la historia y en una dimensión mucho mayor, la dinámica fundamental y la operación general del sistema capitalista imperialista en esta era —de manera importante las guerras y otra destrucción masiva que este sistema repetidamente engendra y constantemente causa—, han creado una crisis ambiental que constituye una verdadera y cada vez más severa emergencia y mientras que el sistema capitalista imperialista siga dominando el mundo o ejerciendo una influencia y fuerza importante sobre el mundo, se agravará y se exacerbará constantemente esta emergencia.

La fundación de la Nueva República Socialista en América del Norte por medio de la derrota del estado imperialista de los Estados Unidos de América, aunque no podría haber sucedido sin desencadenar más actos de violencia y destrucción por parte de dicho estado imperialista anticuado, no obstante representa un paso verdaderamente gigantesco hacia la emancipación de la humanidad y en lo que concierne a la capacidad de confrontar y lidiar de manera más directa y completa con la emergencia ambiental crítica que amenaza a la humanidad y a otras especies y ecosistemas (las complejas redes de formas de vida que se interactúan y se interrelacionan entre sí) sobre esta Tierra. En pleno reconocimiento de ello, en el desarrollo de la economía socialista, en todas las esferas del gobierno y actividad social y en las relaciones internacionales la Nueva República Socialista en América del Norte se dedicará —y destinará la iniciativa, los conocimientos, la energía y la creatividad de las masas populares que conforman y son la columna vertebral de esta República— a lidiar con esta emergencia ambiental en sus diversas dimensiones y buscará las formas de hacerlo por medio de la creciente cooperación y actividades en común con los científicos y con personas de todas las profesiones y sectores sociales por todo el planeta, en lucha y en unión con otros en la lucha para superar las barreras las cuales la operación del sistema capitalista imperialista y el funcionamiento de los estados imperialistas y otros estados reaccionarios levantan contra dichos esfuerzos.

2. En el período antes de la revolución que condujera a la fundación de la Nueva República Socialista en América del Norte, el Partido Comunista Revolucionario (en lo que entonces eran los Estados Unidos de América imperialistas) publicó un número especial de su periódico Revolución (#199, 6 de abril de 2010) el que analizó la magnitud, la profundidad y la urgencia de la crisis ambiental en ese entonces y los elementos y principios fundamentales de un programa para lidiar con esta crisis. Una de las características distintivas de la Nueva República Socialista en América del Norte es su determinación de aplicar los principios establecidos en ese momento por el Partido Comunista Revolucionario y lo que se ha aprendido desde entonces con los nuevos acontecimientos en la crisis ambiental y en el mundo en general a fin de contribuir todo lo que pueda a resolver esta crisis ambiental y al mayor grado que sea posible revertir sus múltiples efectos terribles, y de anunciar el comienzo de una nueva era en que los seres humanos y su sociedad verdaderamente podrán encargarse de la Tierra y cuidarla.

Del Artículo I, Sección 2 (pp. 21-23)

----------------

Artículo IV. La economía y el desarrollo económico en la Nueva República Socialista en América del Norte.

Sección 1.

La economía de la Nueva República Socialista en América del Norte es una economía socialista planificada bajo la dirección del estado y dirigida por el Partido Comunista Revolucionario, en conformidad con los principios y disposiciones establecidos en el Artículo I, Sección 2 y en otras partes de la presente Constitución. La producción social y el desarrollo económico se guían y se evalúan según tres criterios globales:

1. Avanzar la revolución mundial a fin de arrancar de raíz toda explotación y opresión y emancipar a toda la humanidad;

2. Satisfacer las necesidades sociales, crear una riqueza material común que contribuya al desarrollo general de la sociedad y de los individuos que la conforman, y superar las grandes divisiones entre el trabajo intelectual y el trabajo manual, la ciudad y el campo, las diferentes regiones y nacionalidades, y el hombre y la mujer;

3. Proteger, conservar y mejorar los ecosistemas y la biodiversidad del planeta para las actuales y futuras generaciones.

Sección 2.

La producción socialista se basa en las relaciones y valores del trabajo colectivo para el bienestar común y para los intereses de la humanidad del mundo y promueve esas relaciones y valores. Las relaciones socialistas de producción habrán de capacitar a las masas populares para que cada vez más dominen colectivamente los procesos económicos. Según esta orientación y estos objetivos, se prohíbe la explotación del trabajo de los seres humanos y la compra-venta de la mano de obra, a excepción de los casos en que se permita y se disponga por un tiempo limitado a manera de transición y en pequeña escala en el marco general del desarrollo económico socialista y en concordancia con la planificación socialista para concretar tal desarrollo.

Sección 3.

Para desarrollar la economía de acuerdo a lineamientos socialistas, se necesita poner la política revolucionaria al mando de los asuntos económicos. Para alcanzar las metas y resolver los problemas de producción, el estado tiene que movilizar la actividad consciente del pueblo según los principios y los objetivos establecidos aquí y en otras partes de la presente Constitución. Tiene que alentar la iniciativa y la creatividad a fin de promover el interés público.

Sección 4.

1. Una economía socialista opera según los principios del “desarrollo sustentable socialista”. Asume “la perspectiva de largo plazo” de lo que se necesita para beneficiar a la humanidad y el planeta. Organiza y regula la producción y el crecimiento a partir de un conocimiento de los límites naturales y la red interconectada de ecosistemas. Hace hincapié en las fuentes renovables y seguras de energéticos.

2. El estado de la Nueva República Socialista en América del Norte reconoce responsabilidades internacionalistas especiales de compartir conocimientos y tecnología, asignar recursos y promover iniciativas para proteger el medio ambiente global, y ayudar a las personas en otras partes del mundo, sobre todo el tercer mundo, a lidiar con los daños causados por la expoliación y saqueo ambiental del imperialismo.

pp. 81-83

----------------

Sección 5. El sistema de propiedad estatal-pública es la base de la nueva economía socialista.

1. Esta forma de propiedad encierra los más altos intereses del proletariado y de las masas populares y la revolución que encarna esos intereses. Permite que la sociedad consciente y colectivamente utilice y desarrolle las fuerzas productivas sociales a fin de transformar la sociedad y el mundo y de capacitar a la humanidad para verdaderamente encargarse del planeta y cuidarlo....

3. Se protegerán y se administrarán como “bienes públicos” la tierra, el agua, los bosques, los minerales y otros recursos naturales. Éstos recaen en el marco de la propiedad estatal-publica. La propiedad estatal-socialista reconoce su responsabilidad de conservar los “ámbitos comunes”, o sea la atmósfera, los mares, la flora y fauna silvestre y demás, para toda la humanidad y para el futuro.

pp. 83-85

----------------

A diferencia de cómo el estado capitalista imperialista sirve e impone los intereses de un pequeño grupo dominante de explotadores, la Nueva República Socialista en América del Norte, continuando con la dirección del Partido Comunista Revolucionario, toma como base y punto de partida los intereses fundamentales de aquellos que fueron explotados y oprimidos de la manera más despiadada bajo el viejo sistema y las masas populares en general, y les proporciona los medios para que desempeñen un papel cada vez mayor en el ejercicio del poder político y el funcionamiento de la sociedad conforme a dichos intereses, a fin de continuar la lucha para transformar la sociedad, con la meta de arrancar de raíz y por fin eliminar todas las relaciones opresivas y explotadoras entre los seres humanos, y los conflictos antagónicos y destructivos a que dan origen.

Todo eso es un proceso y un objetivo que en lo fundamental y en el análisis final, sólo se podrán lograr a escala global con el avance al comunismo por todo el mundo. La orientación y los principios de este estado, encarnados en la presente Constitución, son internacionalistas: si bien presta la debida atención a satisfacer, sobre una base cada vez más amplia, las necesidades materiales, intelectuales y culturales de los habitantes en este estado y a fomentar la mayor transformación de esta sociedad para seguir arrancando de raíz las desigualdades sociales y los aspectos que queden de explotación y opresión, el estado socialista debe darle la prioridad fundamental al avance de la lucha revolucionaria y el objetivo final del comunismo por todo el mundo y adoptar y llevar a cabo políticas y acciones que concuerden con esta orientación internacionalista y la pongan en práctica.

Del Preámbulo, p. 2

 

Lea también:

    Sea un contribuidor recurrente y haga un donativo a Revcom.us — ¡Difunda BA y la revolución en este momento sin precedentes!

    Gracias en gran parte a las generosas contribuciones económicas de los lectores, acabamos de poner en marcha una importante reconstrucción de la tecnología que impulsa el sitio web revcom.us.

    La implementación de esta nueva tecnología proporciona una base para que revcom.us esté al centro de solucionar un problema con mucho en juego para la humanidad en este momento. Ese problema es: Tenemos —con la dirección de Bob Avakian (BA)— la visión, la estrategia y la dirección para la revolución real que la humanidad necesita tan desesperadamente. Pero lo que no tenemos son los miles de personas ahora que puedan atraer y activar a millones en el movimiento para la revolución en este momento poco común de la historia en que una revolución real es posible.

    Ahora es necesario dar un nuevo salto en la recaudación de fondos para que revcom.us utilice la nueva tecnología y amplíe urgentemente el alcance e impacto del sitio. Ello, a su vez, requiere una comunidad ampliada en constante expansión, de contribuidores económicos recurrentes. ¡Únase a esa comunidad hoy mismo comprometiéndose a contribuir cada mes a revcom.us y a luchar con otros para que también hagan lo mismo!

    SEA UN CONTRIBUIDOR RECURRENTE MENSUAL