Continuando sobre Ice Cube y el espejismo del empoderamiento económico de los negros

Escuche el podcast en inglés:
ES POSIBLE ELIMINAR LA OPRESIÓN RACIAL —
PERO NO SE PUEDE HACER BAJO ESTE SISTEMA
Bob Avakian

En mi artículo Las peligrosas necedades de Ice Cube, o… el mito del empoderamiento económico de los negros y la realidad del racismo genocida de Trump, cito la estadística de que cuando se firmó la Proclamación de Emancipación en 1863, los negros poseían el 0,5 por ciento de la riqueza del país, y que hoy, más de 150 años después, la proporción casi no ha cambiado, a menos del 2 por ciento.

Al encontrar este hecho revelador y aleccionador, algunas personas se preguntan: Pues, ¿por qué no podría darle vuelta a esta situación una masiva inyección de capital de inversión en la comunidad negra, como promueve el Contrato con el Estados Unidos Negro de Ice Cube y las promesas del llamado “Plan Platino” de Trump?

Aquí va la respuesta corta: a) el tipo de inversión que Ice Cube solicita no va a ocurrir en semejante escala; y b) incluso en la medida en que habría cierto aumento de inversiones de capital, ello no llevaría ni podría llevar a superar las condiciones opresivas —y, para las masas, desesperadas— a las que están sometidas bajo este sistema capitalista-imperialista. Lo siguiente analiza esto más a fondo.

1) Los grandes cambios en el mundo y en la economía estadounidense en los últimos 50 años han afectado profundamente la forma en que el pueblo negro está “insertada” en la estructura y relaciones económicas de la sociedad estadounidense. El afán de los capitalistas de conseguir las mayores ganancias posibles, impulsados por la competencia, y además la creciente capacidad de los capitalistas de hacer inversiones en todo el mundo — han llevado a la desaparición de muchos empleos industriales en las comunidades marginadas urbanas de Estados Unidos. Estos trabajos en las manufacturas habían sido una fuente de cierto empleo estable para los trabajadores negros. Pero las fábricas han estado reubicadas hacia los suburbios... y mucho más masivamente hacia otras partes del mundo, especialmente en países del “sur global”, o del tercer mundo.

La realidad de la inversión de capital es la explotación para acumular ganancias. Los capitalistas compiten entre sí por ganancias y participaciones del mercado. Las compañías automotrices, empresas tecnológicas líder como Apple, persiguen las mayores ganancias posibles y hacen inversiones en formas eficientes/eficaces en costos para generar ganancias. Y las ganancias se basan en última instancia en la explotación de los trabajadores asalariados: aquellos que, para poder sobrevivir y tener los medios para que sus familias sobrevivan, deben vender su capacidad de trabajo a los empleadores capitalistas... cuando haya trabajo disponible. Este es un sistema global de explotación: que abarca plantas de suministro de refacciones en México, maquiladoras de prendas de vestir en China y Bangla Desh, o las minas en las que trabajan niños en El Congo.

La globalización y la automatización han contribuido a una situación en la que los negros padecen índices de desempleo crónicamente altos. Donde muchos jóvenes negros, especialmente los que son arrastrados al horrible vórtice de la encarcelación en masa, resultan “desconectados” de la economía formal del trabajo asalariado... y entran y salen de empleos o están permanentemente privados de ellos. Donde muchos jóvenes negros tienen que dedicarse a chanchullos en “formas de trabajo criminalizadas” para poder sobrevivir.

2) A medida que el capitalismo-imperialismo se ha venido globalizando más, Estados Unidos también se ha convertido en una economía más “postindustrial”. Las grandes ciudades de Estados Unidos, donde vive un gran número de personas negras, han presenciado un enorme aumento de las inversiones en bienes raíces, en servicios financieros, en parques de oficinas, en complejos médico-educativos de alta gama, en “espacios de consumismo” para gente acomodada y en la gentrificación impulsada por las ganancias.

El capital fluye hacia estos sectores: atraído por la atracción magnética de los lugares donde las ganancias son mayores y además por las necesidades estratégicas del imperio de Estados Unidos de tener sus centros financieros de comando y control en ciudades como Nueva York, Los Ángeles y Chicago.

Ahora sale en escena Ice Cube y solicita inversiones masivas de capital en la comunidad negra. Pero aquí está el quid: el gran capital no consigue una “ventaja competitiva” haciendo inversiones en viviendas dignas y atención médica en las comunidades marginadas de las ciudades — o en mejorar las condiciones de vida de las amplias masas de personas. Este no es un sistema que delibere a principios del año: “De acuerdo, ¿cómo podemos crear más trabajos bien remunerados y con sentido para los negros?”

La dura realidad es... desde el ángulo del capital que genera ganancias, grandes sectores de la población negra ahora son una “población sobrante”, especialmente entre los jóvenes y menos educados. Ya no son necesarios. Ciertamente no se debe a que se hayan satisfecho grandes necesidades sociales, o a que no existan habilidades y talentos... sino porque ya no es posible explotarlos de manera rentable.

3) Una y otra vez, cuando las administraciones republicanas y demócratas por igual se han propuesto crear “empresas” o “zonas de oportunidades” en las comunidades negras... cuando el gobierno ha ofrecido exenciones fiscales, “incentivos de desarrollo” y subsidios para canalizar el capital hacia las comunidades negras en deterioro... los resultados han sido predecible y dolorosamente los mismos.

Unas pocas personas se han beneficiado — mientras que las condiciones fundamentales de vida de la gente básica siguen siendo el empobrecimiento y el control punitivo.

Estos programas gubernamentales y las inversiones privadas respaldadas por el gobierno no han puesto fin a la segregación y la discriminación en hipotecas para los negros... o a la pobreza infantil... o al desempleo de dos dígitos para los trabajadores jóvenes... o a los desalojos en masa y la encarcelación en masa. Ni podrían lograrlo...

* Para llevar a cabo este tipo de cambios, se necesitaría un reordenamiento completo y total de las prioridades y una reasignación radical y masiva de los recursos, algo que entra en conflicto con la lógica “impulsada por las ganancias” del capital.

* Para llevar a cabo este tipo de cambios, se requeriría la transformación completa y total de las instituciones sociales de Estados Unidos según han evolucionado y según el Estados Unidos capitalista-imperialista funciona como una sociedad supremacista blanca dividida en clases en la que rige la producción para sacar ganancias. Una estructura social que encierra a los negros en una desigualdad salvaje.

En resumen, para cambiar estas condiciones opresivas, se requiere un cambio de todo... hacer la revolución para derrocar este sistema y crear una sociedad y mundo en que la explotación y la opresión ya no existan.

Como dice Bob Avakian en Breakthroughs (Abriendo Brechas): El avance histórico hecho por Marx, y el nuevo avance histórico del nuevo comunismo, Un resumen básico:

[A]l hablar de la movilidad social que frecuentemente se menciona como uno de los geniales rasgos de la sociedad capitalista, [Marx] señaló en otra obra importante suya, los Grundrisse, que los individuos pueden cambiar de posición social y de clase en una sociedad como esta, pero las masas de personas sólo pueden escaparse a las relaciones de producción y a las relaciones sociales opresivas por medios revolucionarios — al derrotar y abolir el sistema que se funda en esas relaciones y las encarna

Una última nota en relación a los negocios de los negros. Los empresarios negros quizá vean, en la comunidad negra, un “mercado” potencialmente lucrativo con una base de clientes más “leales”. Pero estos capitalistas negros no tienen bajo su mando los recursos para hacer inversiones en gran escala. Y como capitalistas, tienen que competir con las empresas dominantes tales como Walmart y Amazon, y muchos de ellos no tienen posibilidades de sobrevivir en la batalla competitiva con semejantes empresas — con sus extensas líneas de suministro globales basadas en la explotación despiadada en todo el mundo.

Así que estas son las razones esenciales por las que el “empoderamiento económico de los negros” es un espejismo. Y por qué el Contrato con el Estados Unidos Negro es otra de toda la letanía de falsas promesas y engaños reciclados.

 

BA-potential-white-on-black-es.png

 

Tu apoyo económico para revcom.us hace que haya un mundo de diferencia.

El líder revolucionario Bob Avakian (BA) ha analizado que éste es uno de esos momentos poco comunes en los que la revolución y la meta de un mundo totalmente diferente se vuelven más posibles — y revcom.us juega un papel crucial en la preparación del terreno para la revolución.

Éste es el único sitio web que arroja luz sobre la realidad más profunda que hay detrás de lo que la gente enfrenta, y conecta la gente con la alternativa revolucionaria; es el único sitio web que destaca la obra y la dirección de BA.

Tu apoyo económico lo hace posible.