Declaración de Bob Avakian con motivo de la muerte de Willie "Mobile" Shaw

Bob Avakian
Bob Avakian

La muerte de Willie "Mobile" Shaw es una pérdida terrible y dolorosa. Willie quería que su vida contara para algo: algo más que la locura asesina y la mentalidad de "me jodes o te jodo" en que este sistema enreda a la gente de mil formas todos los días. Se unió a la revolución, se hizo comunista y dedicó su vida a la liberación de toda la gente oprimida por este sistema; no solamente la gente de una sola raza ni de un solo barrio, sino hombres y mujeres de todas las razas, naciones e idiomas de todas partes del mundo. Willie no conoció a la mayoría de ellos, pero llegó a entender que compartían un destino común y podrían crear un futuro mucho mejor. La vida de Willie comprueba que los que este sistema podrido trata siempre de pisotear, pueden ponerse de pie; los que trata como si no fueran humanos, pueden ser los emancipadores de toda la humanidad.

Wille Mobile Shaw

Willie "Mobile" Shaw

Willie nunca les dio la espalda a los que aún no llegaban a entender el mundo como él lo entendía: como es en realidad; nunca perdió la esperanza de acercarlos a la lucha para crear un mundo radicalmente diferente y mucho mejor. Willie trajo a la revolución un gran corazón, una gran experiencia y una gran sabiduría de esa experiencia. Yo me considero muy afortunado de haber conocido a Willie y haber platicado con él. Me hacía muchas preguntas y me ayudó a aprender muchas cosas. Willie me dijo a mí: "Tú eres la única esperanza que tenemos". Yo me he grabado esas palabras en el corazón y siento un gran compromiso de hacerles honor. Pero Willie, y todas las personas del mundo como Willie, son los que a mí me dan esperanza: ellos representan la esperanza de la humanidad de un mundo mejor. Toda la experiencia de Willie, y su muerte tan prematura, reclaman la revolución. En su vida tan corta, experimentó transformaciones y superó muchos obstáculos para enarbolar la causa de liberar la humanidad; todo esto subraya la posibilidad de la revolución. Aunque nos duele la pérdida de Willie, guardemos en el corazón y aprendamos todo lo que podamos del bello ser humano que era Willie "Mobile" Shaw, y del firme compromiso con la revolución y el comunismo con que hizo que su vida contara lo más posible.