Las iniciativas de masas y su relación con nuestros objetivos estratégicos

Bob Avakian

Nota de la redacción: A continuación presentamos algunas observaciones de Bob Avakian, que se distribuyeron originalmente en el Partido Comunista Revolucionario a principios de 2012. Se publican ahora como la primera parte de la serialización de estas observaciones. Avakian hizo estas observaciones en los momentos en que el movimiento "Ocupar" estaba teniendo un impacto importante, y en general positivo, pero también iba cada vez más en contra de la fuerza represiva del estado, así como sus propias limitaciones. Si bien este fue un importante elemento particular de la situación general en ese momento, lo que se refleja en estas observaciones de BA, éstas tratan en términos más generales la situación y los retos que enfrentan el PCR y el movimiento comunista en el mundo en su conjunto. Por esa razón y debido a que estas observaciones siguen teniendo relevancia e importancia en ese sentido, se ha decidido publicar estas observaciones. Además, se incluye, como un anexo al final, un documento más reciente, "Orientación básica acerca de las dos iniciativas de masas (y el conjunto general de trabajo revolucionario)", escrito por Bob Avakian y distribuido en el PCR a principios de este año (2014). Se han hecho algunas modificaciones, y se han agregado notas, en preparación para su publicación.

I.

Tenemos que reubicar las dos iniciativas —la que va en contra de la encarcelación en masa, y la que va en contra de la degradación de la mujer— en el contexto del enfoque y los objetivos más amplios encarnados en la Campaña en su conjunto que estamos llevando a cabo, con sus tres metas: poner la revolución y el comunismo concretamente a la orden del día; hacer que se conozca BA en toda la sociedad y que lo que BA representa sea un tema de debate y discusión de fondo en toda la sociedad; y atraer y activar la participación de olas de nuevos iniciadores de la revolución comunista. Al mismo tiempo, tenemos que tener en cuenta que, si bien estas iniciativas de masas forman parte de un enfoque o conjunto estratégico general, no son artimañas para alcanzar las metas de la Campaña. Hay dos errores "reflejos opuestos": el economismo de "el movimiento lo es todo, el objetivo final, nada", que separa estas iniciativas de los objetivos estratégicos más amplios (y más en lo fundamental, reduce la encarcelación en masa al Fin al Parar y Registrar, por ejemplo); o no construir en serio estas iniciativas como movimientos y luchas verdaderamente de masas.

Estas iniciativas de masas forman parte de un enfoque estratégico, pero también tienen una identidad relativa en sí. Son luchas concretas que estamos emprendiendo — ultrajes concretos y concentraciones de importantes contradicciones sociales. Y lo que dijo Marx se aplica en ambos casos: si no se les opone resistencia, eso denigrará a las masas como unos miserables jodidos, incapaces de ponerse en pie por algo mayor. Piense en ese informe que resume una discusión agitada con unas masas básicas acerca de la opresión y la degradación de la mujer — y todas las necedades atrasadas que salieron de la boca de esas masas muy oprimidas, incluidas de las mujeres, sobre la degradación de la mujer, para justificarla e incluso en algunos aspectos para participar en esta. Y estas no son las masas más atrasadas — de hecho, en algunos sentidos estas masas son avanzadas. No se trata sólo de la degradación de las masas oprimidas directamente debido a la degradación de la mujer, pero de arrastrar hacia abajo a las masas en su conjunto. Y lo mismo se aplica a la encarcelación en masa. No se trata sólo de que a las masas de jóvenes de los barrios pobres de las ciudades les cuesta trabajo ponerse de pie en estas condiciones —inclusive el aspecto de la auto-denigración cuando han estado metidos en estas condiciones— sino también los efectos sobre la sociedad en su conjunto. Estos son viles ultrajes, concentraciones agudas de importantes contradicciones sociales, y las masas efectivamente tienen que ponerse en pie en su contra. Es necesario convencer a personas de diversas capas sociales para que se opongan a esto. "Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución" tiene que estar yendo hacia adelante y no que estas cosas arrastren hacia abajo a las personas.

Y, sin ninguna exageración, debemos reconocer y exponer a la gente lo que encierran concretamente estas concentraciones de contradicciones sociales. Lo que está pasando con la encarcelación en masa es una forma de genocidio lento. Eso no es ninguna exageración. La degradación de la mujer que encierran estas dos expresiones —la pornografía y la ofensiva encabezada por los cristianos fascistas a favor de la maternidad obligatoria— tampoco es una exageración. La maternidad obligatoria —la negación del derecho al aborto así como del control de la natalidad— constituye la esclavitud. Es necesario que haya una lucha verdaderamente de masas a las que se convoque en la sociedad en contra de estas cosas.

No vamos a derrocar y eliminar la opresión nacional y la opresión de la mujer en el sistema actual. Pero tampoco somos trotskistas con "demandas transitorias", con el fin de embaucar a las personas de modo que luchen contra el sistema en torno a ciertas reivindicaciones, y luego, cuando se den cuenta de que no pueden obtener estas reivindicaciones bajo este sistema, supuestamente se convencen de la necesidad de algún otro sistema (sea lo que eso signifique en la mente de los trotskistas). Pero eso no quiere decir que no se puede desarrollar una lucha de masas real, y que no es posible cambiar las condiciones políticas e ideológicas en torno a estos ultrajes, que no es posible transformar la conciencia de las masas; y no implica que no se puede poner a la clase dominante a la defensiva en torno a estas cosas. Si trabajamos correctamente en relación con esto —si nuestro enfoque para todo esto se basa en una comprensión y orientación de que todo esto es parte de construir un movimiento para la revolución y que solamente es posible resolver completa y finalmente estas contradicciones por medio de la revolución, a la vez que es necesario que las personas no toleren esto ahora sin luchar en su contra—, pues las personas pueden avanzar, en lugar de salir desmoralizadas.

Por lo tanto, dos puntos: Uno, lo que encierran estas iniciativas de masas son batallas concretas en sí que hay que construir para cambiar el terreno ideológico y político, en términos de quién tiene la iniciativa en esto y cómo las masas se están transformando; y dos, la cuestión de cómo estas iniciativas están relacionadas a todo el sistema opresivo y a la realización de una revolución.

Es necesario que, de nuestra parte, se emprendan estas iniciativas de masas en el marco de "Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución"; tenemos que elevar constantemente las cosas a ese punto de vista y marco. Al mismo tiempo, aunque nosotros partimos de ese marco y tratamos las cosas desde esa perspectiva, es necesario que EFECTIVAMENTE se emprendan estas iniciativas como problemas concretos, como concentraciones concretas de importantes contradicciones sociales. Estos ultrajes NO son tolerables, y es necesario emprender una lucha de masas en muchas formas diferentes a partir del hecho de que no son tolerables. Las masas populares no tienen que soportar todo esto mediante presiones, engaños y malos consejos. Si no tratamos esto con esta orientación, el resultado será "vamos a poner algunas cosas en marcha ", y nada va a cambiar.

Es por eso que sigo volviendo al párrafo de la polémica contra Badiou1 acerca de la maquinaria del capitalismo-imperialismo que sigue operando en el fondo: "Y [con el reformismo] el mundo sigue sin cambiar en lo fundamental. El capitalismo-imperialismo sigue operando en el 'fondo', aplastando vidas y destruyendo espíritus en este molino de explotación. Y los horrores continúan sin cesar". Esas palabras concentran poderosamente la diferencia entre la reforma y la revolución. Ese punto básico de orientación tiene que imbuir la manera en que construimos estas dos iniciativas y la manera en que manejamos la relación entre éstas y los objetivos estratégicos generales que tenemos que tener muy presente y los que tenemos como guía.

Es necesario que veamos cada una de estas iniciativas de masas en sí, pero no perder de vista los principios sólidos fundamentales relativos al panorama general, la situación estratégica general. Y es necesario que expongamos a la gente un argumento convincente de por qué estos ultrajes son intolerables y por qué es necesario construir una lucha de masas en su contra. Si no les damos a las personas una idea de qué tan intolerables son estos ultrajes, no convocamos a la sentida compulsión de luchar en su contra; pero si solamente hacemos eso y no les explicamos el panorama completo, estas personas se desmoralizarán debido a las dificultades y los giros, curvas y vaivenes en la lucha y/o otras fuerzas las cooptarán y las mal encaminarán y no conducirán las cosas en la dirección que tienen que ir, ni en términos de construir concretamente la lucha de masas contra estos ultrajes, ni hablar de la solución fundamental. Si logramos poner algo en marcha, pues otras fuerzas se meterán; si nosotros no exponemos el panorama más amplio, pues la lucha se dejará conducir de nuevo bajo el ala de la burguesía, se desviará y se disipará y/o se saldrá aplastada.

II.

Para recalcar de nuevo: Es necesario luchar contra estos ultrajes — la encarcelación en masa y la denigración de la mujer, y podemos cambiar el terreno en torno a estas cosas. "Ocupar" no ha "ganado" nada, pero sí ha contribuido de manera significativa a cambiar el terreno político. Estas iniciativas de masas tienen, como mínimo, aún más potencial para hacer eso. Estos ultrajes son en realidad tan bárbaros, y forman una parte tan integral de este sistema, como nosotros decimos que lo son. Al mismo tiempo, estoy de acuerdo (con lo planteado por otro camarada dirigente) en que una meta clave del trabajo de nuestros camaradas en estas iniciativas sea la de conducir a la gente hacia los dos pilares angulares del trabajo que estamos realizando2.

Todavía no estamos pensando en términos lo suficientemente grandes acerca de estas iniciativas. Con la encarcelación en masa, estamos hablando de los millones de personas afectadas por ésta y generaciones enteras de jóvenes de los barrios y ghettos de las ciudades. Por un lado, desde la época de la década de 1960, han surgido importantes capas sociales medias de negros — aunque su posición sigue siendo precaria. Por otro lado, la encarcelación en masa concentra lo que este sistema le ha hecho a las masas negras en las comunidades pobres de las ciudades. Esta situación no es mejor que el Jim Crow. Durante la época de la segregación del Jim Crow y el terror del Ku Klux Klan, sí había justificaciones de diversa índole de que esto era necesario y hasta bueno. La encarcelación en masa es algo muy grande. Por otro lado, en el caso de la cuestión de la mujer, estamos hablando de la opresión y la denigración de la mitad de la raza humana.

Estos son los ultrajes en torno a los cuales es necesario convocar a una lucha de masas de verdad. Tenemos que volver constantemente a eso. Y de ahí, a su vez, a un nivel más fundamental, estamos emprendiendo esto porque se trata de dos concentraciones muy importantes de lo que es este sistema y parte del panorama general más amplio de lo que es este sistema — por qué es necesario deshacerse de este sistema. Así es nuestra orientación en torno a estas iniciativas, por eso estamos trabajando por hacer una revolución y por eso estamos conduciendo a la gente hacia las dos piedras angulares. Sin la revolución, continuará la vil opresión y sus muchas formas. Y el mundo irá de mal en peor — ahí están las guerras y la tortura, la pobreza y el hambre, la represión brutal de la gente, la devastación del medio ambiente. Todo esto tiene su origen en el mismo sistema. Y por eso es necesario explicar la cuestión de qué representa nuestro partido. No podemos manejar mal esto en ninguno de los dos sentidos: o en efecto tratar estas iniciativas como artimañas, en torno a las cuales no tenemos ninguna intención concreta de cambiar nada, o tratarlas como cosas en sí y de por sí. Muchas otras personas pueden y deben participar en estas iniciativas de masas, por una diversidad de razones, pero nuestra orientación ha de ser: "Vamos a cambiar la sociedad entera en torno a estas cosas como parte de preparar el terreno y acumular las bases para acometer el paquete entero". Si no nos disponemos a cambiar la sociedad en torno a estas cosas, no estamos emprendiendo estas iniciativas correctamente. Hay una diferencia entre decir que se eliminarán todos estos ultrajes sin hacer una revolución, y decir que se cambiará la sociedad entera, es decir, el terreno político entero, en relación con éstas — lo primero no es cierto, en cuanto al segundo más vale que lo sea. Y luego está la cuestión fundamental de la manera en que nuestro trabajo en relación con todo esto está sentando las bases y acumulando las bases para la revolución.

El cambio de la sociedad en torno a estas cosas —si bien no es lo mismo que hacer una revolución y no debe confundirse con lo de hacer una revolución— sin embargo representa un objetivo real que es necesario emprender y por el que hay que luchar — pero, por nuestra parte, es necesario luchar por este objetivo como una importante parte de acumular las bases para la revolución y de construir el movimiento y acumular fuerzas para la revolución, y crear algo mejor. Es necesario que constantemente estemos volviendo a fortalecer el entendimiento de nuestra propia gente en esto, y esto es lo que las colectividades responsables del partido han de retomar constantemente: ¿cómo nos va en el tratamiento de estos diferentes aspectos y su relación correcta?

III.

En cuanto a la transformación de las personas frente a la noción de una naturaleza humana que no cambia. En varias ocasiones —y por muy buena razón— hemos recalcado lo de que el problema no es la naturaleza humana, el problema es la naturaleza del sistema. Aquí hay una analogía a lo que se dice en la Segunda parte de "Pájaros/Cocodrilos"3: ¿cómo es que la gente logra salir de la auto-denigración, la que SÍ ES real? En particular en lo que respecta a los jóvenes de los barrios y ghettos de las ciudades, cunde esta noción, de manera muy extendida, hasta entre las masas básicas, de que "todos están hechos un desastre". El problema concreto con la situación en la que se encuentran muchos de estos jóvenes en estos momentos —las necedades en las que se han dejado llevar— no se cambiará al decirles que no usen pantalones guangos, que se suban los pantalones y que se pongan respetables. Al contrario. Mediante una aguda lucha en contra de lo que los mantiene abajo y sobre todo a medida que vayan viendo la perspectiva de un mundo totalmente diferente y que para ellos eso llegue a ser algo concreto y viable, PUEDEN transformarse a sí mismos — pero eso es la ÚNICA manera en que es posible que esto suceda en una escala de masas. Así es la única manera en que eso cambiará hacia lo mejor. Para repetir, tenemos que exponer eso con audacia.

Por lo que se refiere a lo que estas dos iniciativas están tratando, obra un elemento de auto-denigración de parte de las masas. Pero, ¿cómo lidiar con eso? Esta es la única forma en que eso va a cambiar — por medio de la construcción de una resistencia de masas contra estos ultrajes y, por nuestra parte en particular, emprender la lucha para ganar a la gente hacia la revolución. En otras palabras, "Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución". Como se ha recalcado, las personas no eligen en el vacío, lo hacen en el contexto de las relaciones sociales en las que están enredadas y las opciones que tienen en esas relaciones. Dichas relaciones no son de su propia elección. Se enfrentan a esas relaciones, no las eligen. En segundo lugar, si las personas sienten por la razón que sea que quieren elegir perjudicarse a sí mismas y a los demás, vamos a llevar una lucha con ellas pero no vamos a echarles la culpa — les vamos a mostrar la raíz de todo esto y les vamos a pedir que luchen en contra de esto4. No existe otra forma, aparte de "Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución", en que esta situación cambie hacia lo mejor en algún sentido fundamental.

IV.

Un punto sobre la manera en que los responsables de representar públicamente a nuestro partido y su línea se presentan a sí mismos en relación a BA. No queremos "mantras preliminares" (o "mantras" de ningún tipo) "en alabanza a BA". No somos, y no debemos dar la impresión como si fuéramos, una especie de secta religiosa que tiene que empezar todo lo que decimos alabando a nuestro "dios". Lo que queremos, lo que necesitamos, es expresar de una manera dinámica lo que representamos. Lo importante es que tenemos a un partido que se base en ciertas cosas fundamentales. Es necesario que nosotros expongamos eso bien. En términos esenciales, hemos de exponer lo siguiente: tenemos a un partido que se basa en el comunismo tal como BA lo ha desarrollado hacia una nueva síntesis, un partido liderado por BA. Es necesario que nosotros hagamos esto de una manera dinámica, en oposición a las "mantras" de tipo religioso.

No es necesario en absoluto que sea difícil hacer eso. Simplemente es necesario exponerlo de forma natural — de una manera clara y al mismo tiempo convincente. Es necesario exponerlo con audacia y con el contenido esencial — y si a las personas no les gusta… pues, guantes de boxeo — lucha ideológica. Pero es necesario que no demos una impresión como si se tratara o tuviera que tratarse de una especie de "mantra" religiosa. Es necesario que no dejemos que las formas de pensar pequeño burguesas, con su prejuicio contra los líderes, o al menos contra los líderes comunistas en particular, establezcan los términos de lo que hacemos. Pero también es necesario que no nos convirtamos de hecho en una secta, y tácticamente es importante que tomemos en cuenta cómo las cosas afectan a las personas.

¿De dónde parte todo esto y a dónde tiene que ir? ¿Cómo se explica eso, y no otra cosa — cómo se expone eso de la mejor manera — dada la particularidad de la audiencia y la particularidad de las circunstancias? Es necesario que nosotros —no sólo unas pocas personas sino nuestra gente en su conjunto— demos otro salto en términos de la forma de exponer esto, con contenido, de una manera dinámica y convincente.

Si estamos hablando de alguien como Sunsara Taylor, Andy Zee, Carl Dix o Raymond Lotta, por ejemplo, ¿cómo será la síntesis correcta? Las personas deben tener una idea viva de que estas personas sostienen determinado punto de vista —con contenido y dinamismo— que para nada son puros autómatas. Si nuestra gente da una clara impresión de que se basan en una línea desarrollada, en la nueva síntesis y en la dirección de BA, y al mismo tiempo da la impresión de que son personas creativas y dinámicas, y así sucesivamente — pues, eso es lo que necesitamos. Vaya, aquí hay algunas personas que se basan en esta línea y dirección y, vaya, pueden pensar en serio y con agilidad y tienen mucho que decir — eso es lo que debería salir a relucir, eso es lo que va a afianzar el conjunto entero.

Estos dos puntos tienen que salir a relucir de manera prominente: 1. que las personas parten de la nueva síntesis del comunismo y de la dirección de BA — que es el fundamento; y 2. que lo que dicen y la forma en que lo exponen es muy iluminador y hace reflexionar — que no encajan en el estereotipo de un comunista dogmático, no son de una secta, etc., pero por otro lado son individuos que son pensadores dinámicos, creativos y críticos, con un método y enfoque científico. Y, en un sentido general, debe salir a relucir que el 2 se deriva del 1 en un sentido fundamental. Esa es la síntesis correcta —no debe haber siquiera un indicio de la actitud defensiva en todo esto, pero sí tiene que haber la síntesis correcta— y que eso contribuirá a acercar a las personas hacia las piedras angulares.

Debería salir a relucir que: este individuo (una ST, AZ, CD, RL, etc.) es genial porque en lo fundamental ha llegado a sostener esta comprensión y orientación, este comunismo; lo que tiene un contenido específico en el mundo de hoy y el individuo es parte de un partido o está relacionado con un partido que tiene como base la nueva síntesis del comunismo y la dirección que da BA. Esto encarna una síntesis de dos cosas, que deberían reforzarse mutuamente, de una manera positiva: el individuo específico con sus propias experiencias, cualidades positivas, su propia manera de tratar las cosas, como un aspecto, lo que es real; y la base y la dirección que le dan su carácter en su aspecto más fundamental.

V.

Todo esto está relacionado a la interconexión (la relación dialéctica) entre el hecho de que lo que nosotros representamos es la revolución y el comunismo, y que la nueva síntesis y la dirección que ha desarrollado ésta es crucial en relación con todo eso. En términos finales y fundamentales, la gente se molesta sobre mi papel y dirección por la realidad de que estamos trabajando concretamente para hacer una revolución, con el objetivo final de un mundo comunista. El terreno hoy no es lo que era a comienzos de los años 1970, cuando había una gran lucha sobre lo que es el auténtico comunismo. Las personas se desaniman tanto hoy porque no están por la revolución y el comunismo — o todavía no se les ha ganado al respecto. No se puede entender por qué es necesario dedicarle tanta importancia a un individuo, a menos que se entienda qué es lo que hay que hacer —que se necesita una revolución y qué clase de revolución— y qué papel tiene este individuo en relación a eso.

Esto está relacionado con lo que está concentrado en el Capítulo 6 de Lo BAsico5, sobre la responsabilidad y dirección revolucionarias y el papel de los líderes individuales sobresalientes, en relación con el reto de hacer una revolución y avanzar hacia el objetivo final del comunismo. En esos años a fines de los 1960, nosotros sosteníamos: no se puede ser comunista sin ser maoísta. El comunismo se ha desarrollado — si uno no está con Mao, no es un comunista.

Hoy, el comunismo ha avanzado de nuevo, por medio de la nueva síntesis. Es, y debe ser, muy fácil, para nada difícil, presentar ésta, y argumentar a favor de ésta, con contenido y de una manera dinámica y convincente. Inclusive con las personas, o al menos con las personas sinceras, que quizá no estén de acuerdo, que quizá no vean ni estén de acuerdo que la revolución comunista es lo que se necesita — inclusive con tales personas, más vale presentar las cosas de esa manera. El que alguien esté de acuerdo o no esté de acuerdo, es necesario ir a la cuestión fundamental: el que uno esté a favor del comunismo o no, el que deba haber una revolución con el objetivo de la revolución comunista o no. Esas son las condiciones fundamentales que queremos alcanzar. Es necesario ponerse los guantes de boxeo en esencia para llevar la lucha en torno a eso. Problema — solución. Es así de simple con ese punto de partida — si en ese contexto se presentan las cosas de una manera dinámica y se explica el papel de la dirección y líderes individuales y en concreto de mí mismo, tiene sentido, pone las cosas en el marco de los términos adecuados, proporciona el marco adecuado para luchar sobre las cosas.

Retomando las dos iniciativas de masas —y esto se aplica a todo lo que hacemos—, en nuestro enfoque no podemos dejar que se separen estas cosas del comunismo y lo que eso significa. Si las iniciativas de masas se convierten en cosas en sí, en realidad no se construirán de manera tan poderosa, de masas, como es posible y necesario hacerlo, y que definitivamente no contribuirán a la construcción del movimiento para la revolución, de la forma en que es posible y necesario hacerlo. Si hacemos nuestro trabajo correctamente, en relación con estas iniciativas de masas —y en general—, un número creciente de personas comenzarán a ver la necesidad de la revolución y la necesidad del comunismo. Al final de cuentas, cuando las personas no se convenzan de la necesidad de la revolución y el comunismo, no llegaremos a ninguna parte y las masas no se quitarán de encima todas las diferentes maneras en las que son víctimas de opresión, explotación y degradación.

Las personas no entenderán ni apreciarán de fondo a nuestro partido y mi papel en particular si no les vaya convenciendo de ver que necesitamos una revolución y que ésta tiene que ser una revolución comunista. Tenemos que hacer todo nuestro trabajo de modo que explique eso. Se promueve y populariza BA y la nueva síntesis porque se necesitan para hacer frente a los problemas del mundo y resolverlos. Esto está relacionado con la formulación “Por”, la que nuestro partido ha planteado como una declaración concentrada acerca de este tema: “Por Bob Avakian y el trabajo que ha hecho durante varias décadas, de sintetizar las experiencias positivas y negativas de la revolución comunista hasta hoy y de aprender de una amplia gama de experiencias de la humanidad, se ha desarrollado una nueva síntesis del comunismo — existen en realidad una visión y estrategia viables para una sociedad y mundo radicalmente nuevos y mucho mejores, y existe la dirección crucial que se necesita para hacer avanzar la lucha hacia ese objetivo”.

Volvamos a la pregunta básica: ¿qué significa esto para la humanidad? Las personas no tienen que vivir así. He aquí lo que representa el comunismo, y he aquí, en la nueva síntesis, otro salto al mismo. Las personas viven de terribles formas y he aquí una manera que no tengan que hacerlo. No digo que será fácil y no digo que las personas no tendrán que hacer sacrificios, pero no tenemos que vivir así. ¿Por qué no es posible que las personas se entusiasmen acerca de eso? Puedo entender por qué ciertas personas lo atacan y no lo quieren. Pero ¿por qué no es posible que se entusiasmen acerca de esto las personas que trabajen por un mundo diferente? Debemos tener la capacidad de transmitir esto de una manera dinámica: he aquí lo que representamos, por eso estamos emprendiendo esta iniciativa de masas, así como otras cosas importantes que estamos haciendo, y es por eso que somos parte de una fuerza de vanguardia organizada, o que estamos con esa fuerza de vanguardia, que está luchando para hacer de esto una realidad, y para activar la participación de otras personas para hacer lo mismo. La gente debe estar profundamente por todo eso y tener pasión por el mismo, y debe arder por presentarlo a muchos otros; y la presentación de todo eso debería entusiasmar mucho a las personas. No porque uno es una especie de “miembro mentalmente trastornado de una secta”, sino porque la gente podría vivir de una forma mucho mejor que el estercolero en el que mantienen a las personas encadenadas. Si uno se es miembro del partido o simpatizante muy partidario del partido, debería irradiar esto — no de una manera religiosa “beatífica”, pero con una pasión viva, porque esto es un análisis con una fuerte base científica de lo que es, y lo que podría ser, y la manera de cerrar la brecha entre lo uno y lo otro.

Si nos basamos en eso, no tendremos estos problemas recurrentes de salirnos del camino en esto y hasta ponernos a la defensiva cuando no hay por qué estar a la defensiva. El partido y todos aquellos a su alrededor deben estar imbuidos de eso. Sí, lo que nos estamos proponiendo hacer es muy difícil — pero es algo por lo cual tener mucha pasión.

Como el Manifiesto de nuestro partido6 dice, ha habido esta larga noche de tinieblas, desde el surgimiento de las divisiones de clases entre los seres humanos, y todo lo que eso supone. No queremos volver a la sociedad comunal primitiva, que tenía problemas reales. Pero ha habido una larga noche de tinieblas desde entonces, de esclavización, explotación y opresión. Y puede terminar. Podría terminar mal, o podría terminar bien y alcanzar algo completamente diferente y mucho mejor. Por eso estamos luchando — y se trata de una lucha. Si uno se conecta con unas personas que tienen una idea de que el mundo podría ser completamente diferente y mucho mejor — eso habría de ser emocionante.

VI.

En términos de estas iniciativas de masas, para repetir, se trata de la transformación de los términos de toda la sociedad en torno a esto y de movilizar en serio a las masas para que lleven una lucha política contra ciertas formas concentradas de opresión. Es necesario llevar una masiva lucha para hacer eso — a fin de modificar los términos, la forma de pensar de la gente y afectar en concreto quiénes tengan la iniciativa política e ideológica. Al mismo tiempo, en términos de nuestra orientación y enfoque, tenemos que hacer todo esto, desde el mero comienzo y de manera sistemática, como parte de construir el movimiento para la revolución. Tenemos que retomar constantemente nuestra base en esa síntesis — de construir en serio la lucha en torno a estas iniciativas de masas, en contra de estos ultrajes concentrados, a una escala verdaderamente de masas, y al mismo tiempo tenemos que hacerlo como parte de construir el movimiento para la revolución. De parte de los camaradas que participan en estas iniciativas, y de nuestro partido en su conjunto, es necesario que las personas que tienen la responsabilidad de dar dirección, en relación a estas iniciativas y en general, apliquen, representen y luchen de manera sistemática por esta orientación, todo lo que debería ir estableciendo de fondo y en creciente grado los términos y la orientación para las personas a nuestro alrededor y las personas para las cuales crece la atracción de nuestra línea. Tenemos que cambiar la sociedad en torno a estas cuestiones —en términos de las importantes contradicciones sociales que estas iniciativas están tratando— como parte de acumular las bases para hacer un cambio fundamental en toda la sociedad y dar un salto cualitativo en términos de arrancar de raíz las diferentes formas de opresión, en esta sociedad y en última instancia en todo el mundo.

Con respecto a estas iniciativas de masas, constantemente tenemos que ver que estas cosas sigan en camino y que rindan fruto. Tiene que haber una lucha de masas de verdad contra estos ultrajes. Estas cosas son intolerables. Y objetivamente son intolerables para millones y millones de personas. Estos son los asaltos a las masas que van en contra de sus intereses, y es posible convencer a las masas para que vean que esos asaltos son intolerables y por lo tanto con esa conciencia se sienten impelidas a actuar. Tenemos que convencerlas de eso y darle expresión. Tenemos que decir en serio lo que decimos —estas cosas son intolerables— y tenemos que oponerles resistencia y movilizar a amplias masas de personas que consideran que son intolerables y por ello quieren actuar. Y, en cuanto a nuestra orientación fundamental, nosotros tratamos todo esto —y presentamos todo esto a otras personas— como parte de nuestro trabajo para construir las bases para la revolución que se necesita.

VII.

Más sobre el papel de la página web/periódico y polémicas. La página web/periódico tiene que ser una herramienta clave para refutar las líneas que hay que refutar, y tiene que representar cómo hacerlo. Así es la manera en que hay que ver mi declaración sobre “Ocupar”7 — como una herramienta con la cual salir en la sociedad y unirse con las personas y llevar lucha con éstas. Unirse — y llevar lucha.

Nosotros efectivamente necesitamos que las personas estudien a fondo cosas como “Pájaros/Cocodrilos” y toda la complejidad respectiva. No todo ha de ser “corto y conciso”. La polémica sobre Badiou, la polémica en contra de Popper en Hacer la revolución y emancipar a la humanidad8 — esas cosas son muy buenas, y muy importantes. Un creciente número de personas deberían venir conociendo cosas de este tipo, y debería recibir dirección para “estudiarlas con detenimiento”. Ello es muy importante, es esencial. Pero también es necesario tener polémicas concisas, cortas y agudas — y la página web/periódico tiene que ser una fuente y modelo importante de las mismas. Instemos a la gente a utilizar la página web/periódico de esta manera: “Me topé con tal opinión, y no sé cómo responderle”. Utilice la página web/periódico para responderle, y que el proceso avance. Tenemos que representar y dirigir a ver que esto suceda y cobre vida. Y si lo hacemos, las personas querrán utilizar la página web/periódico de esa manera. Si no podemos responder a las cosas con las que las personas se topan, pues deberíamos nada más levantar la sesión y largarnos. Pero nosotros PODEMOS —y deberíamos— responderle utilizando la página web/periódico como recurso y herramienta fundamental para hacerlo.

* * * * *

ANEXO, 2014

Orientación básica acerca de las dos iniciativas de masas (y el conjunto general de trabajo revolucionario)

Claro que es necesario e importante bregar con cuestiones de teoría y línea (inclusive la política para las iniciativas específicas, etc.), y eso tiene un papel claro que desempeñar en el proceso general de hacer una revolución. PERO TAMBIÉN ES IMPORTANTE RECALCAR LO SIGUIENTE: que no compliquemos demasiado las cosas — que no hagamos que las cosas pierdan su camino y se atasquen en la parálisis, cuando hay una necesidad apremiante de que las cosas avancen, y que se hagan avances y adelantos, en la construcción concreta de estas dos iniciativas de masas, como movimientos de masas/luchas de masas, y la promoción del conjunto de nuestro trabajo revolucionario en general, con BA en Todas Partes como punta de lanza. Tiene que ser muy clara la orientación básica que hay que adoptar —y aplicar activamente— acerca de las dos iniciativas de masas (así como BA en Todas Partes y el conjunto general). Nos hace falta una simplicidad radical, aquí y ahora, sin complicar demasiado lo que debería ser muy claro.

A continuación ofrezco la orientación básica para lo que hay que hacer acerca de las dos iniciativas de masas y el conjunto general, y los lineamientos básicos para pasar ahora a hacerlo.

Existe una profunda base en el mundo objetivo —en las contradicciones de este sistema y cómo vienen manifestándose— para estas iniciativas de masas (y el conjunto general). Y existe una base clara y poderosa en el factor subjetivo —es decir, en la línea de nuestro partido— en nuestra línea en general y específicamente en relación con estas iniciativas de masas (y el conjunto en su totalidad).

¿Quiénes deberían formar parte de estas iniciativas masas — con quiénes deberíamos estar trabajando para participar en éstas? Todo el que acepte —o que sea posible convencer para que vea— que lo que estas iniciativas de masas están tratando (en esencia: la encarcelación en masa y todas sus consecuencias, y la denigración de la mujer, sobre todo el eje actual en torno a los ataques al derecho al aborto y hasta el control de la natalidad, y la pornografía y la degradación sexual de las mujeres) es intolerable y es necesario luchar en su contra. Es necesario que eso implique que, en un futuro muy próximo, participen activamente cientos de personas, sobre la marcha, para forjar estas iniciativas, con el objetivo de activar la participación de miles y con el paso del tiempo millones de personas de diversas maneras y a diversos niveles. Es necesario crear la situación y ambiente en que amplios grupos de personas que cumplen con este criterio (de quiénes deberían estar participando) reconozcan y palpen que estas iniciativas de masas les ofrecen un importante lugar y papel y es necesario desarrollar los medios prácticos para facilitar su participación activa y contribuciones concretas a las iniciativas.

Al mismo tiempo, NOSOTROS, como comunistas revolucionarios (y aquellos que a grandes rasgos están de acuerdo con nosotros en esto), deberíamos estar exponiendo, en relación con estas iniciativas de masas así como de una manera general, que estos y otros ultrajes que de hecho constituyen concentraciones de contradicciones sociales importantes, están arraigados en la naturaleza y dinámica fundamental de este sistema y que solamente mediante al revolución comunista es posible terminarlos final y completamente, y crear una sociedad y mundo radicalmente diferente y mucho mejor, trabajando sobre la base de la nueva síntesis del comunismo que se ha desarrollado mediante el trabajo realizado por BA durante muchas décadas.

Mediante la evolución de este proceso y por medio del tratamiento correcto de las contradicciones (las relaciones dialécticas) en juego, de una manera general tienen que crecer y cobrar fuerza tanto las iniciativas de masas —como iniciativas verdaderamente de masas en las que participa un número creciente de personas que cuentan, en cualquier momento dado, con distintos puntos de vista pero quienes en su conjunto están en unidad básica con el reconocimiento de que estos ultrajes son intolerables y es necesario luchar en su contra— como el movimiento para la revolución y el partido como su núcleo dirigente.

DE MUCHÍSIMA IMPORTANCIA: Claro que nosotros deberíamos considerarnos a nosotros mismos entre aquellos que de hecho están indignados por estos ultrajes y se sienten profundamente que éstos son intolerables y es necesario luchar en su contra. El que nosotros —como comunistas revolucionarios, con nuestra base en el punto de vista, método y enfoque científico del comunismo (el materialismo dialéctico) y su desarrollo por medio de la nueva síntesis— entendamos que solamente es posible terminar final y completamente estos ultrajes (y los muchos otros que reconocemos que surgen de la naturaleza y dinámica fundamental de este sistema) mediante la revolución comunista y en última instancia la realización de un mundo comunista, ¡ha de hacer que nos indignemos aún más —y ciertamente no menos— acerca de todo esto y que estemos aún más decididos a luchar en su contra, ahora y de forma progresiva! Todo eso ha de expresarse en todo lo que hacemos. Y, en efecto, una parte muy importante de lo que deberíamos estar haciendo es (como otro camarada dirigente decía) ORGANIZAR Y MOVILIZAR LA FURIA DE LA GENTE. A este respecto, así como en general, tenemos que estar trabajando sistemáticamente —de maneras correctas— para que todo esto sirva a la construcción del movimiento para la revolución, y a la construcción del partido como su núcleo dirigente.

Y ¿qué de BA en Todas Partes? ¿Con quiénes deberíamos estar trabajando para participar en eso? Es posible y necesario activar a todo el que acepte —o que es posible convencer para que vea— que es muy importante que lo que representa BA/la nueva síntesis se convierta en un importante punto de referencia y en tema de discusión y debate en toda la sociedad, para que de diversas maneras participe y contribuya a BA en Todas Partes. Al mismo tiempo, aquellos que somos comunistas revolucionarios, con nuestra base en la nueva síntesis, deberíamos estar exponiendo sistemáticamente, de forma audaz y convincente, nuestro análisis de la importancia de BA en Todas Partes, y su papel como punta de lanza de un conjunto general de trabajo revolucionario, y deberíamos estar trabajando sistemáticamente para construir el movimiento para la revolución, y para convencer a un número creciente de personas para que estén de acuerdo con lo que es en realidad la línea de nuestro partido y que ingresen al partido sobre esa base. En relación dialéctica con eso, también debería crecer progresivamente el número de personas que participen y contribuyan, de diversas maneras, a BA en Todas Partes — entre ellas muchas personas que no están del todo convencidas (o aún no están del todo convencidas) con lo que representa BA/la nueva síntesis del comunismo, pero que están de acuerdo en que amplios sectores de la gente conozcan y discutan y debatan activamente en toda la sociedad esto y las grandes cuestiones que plantea.

Lo importante ahora es tener bases en este análisis esencial, e implementar éste, construir en serio las iniciativas de masas que sean iniciativas de masas de manera objetiva y creciente —y construir BA en Todas Partes, en las formas y al nivel que se requiere construirlo, para que tengan un gran impacto societario concreto— todo ello como parte de un conjunto general, cuyo todo es mayor que la suma de sus partes.

Como se ha recalcado, al ponerse a avanzar esto concretamente, será necesario confrontar y tratar correctamente diversas contradicciones, entre ellas las que son complicadas y difíciles, y habrá una necesidad, y un papel, para retomar constantemente la base y los lineamientos fundamentales que se han dado — y, sin duda, los lineamientos adicionales que tendrán que desarrollarse a la vez que avancen las cosas, partiendo de la citada base esencial. Pero, para recalcar de nuevo: La base y lineamientos fundamentales existen, para ponerse a construir en serio estas iniciativas de masas como movimientos y luchas verdaderamente de masas en torno a estas grietas cruciales —en las que participe un número creciente de personas, con puntos de vista diversos, pero quienes estén unidas en torno al hecho de que son intolerables los ultrajes contra los que estas iniciativas de masas están luchando y es necesario luchar en contra de éstos— y construir BA en Todas Partes sobre la base correcta, a la vez que trabajemos NOSOTROS (y aquellos que están de acuerdo con nosotros en esto en cualquier momento dado), de las maneras correctas, para que todo esto contribuya a la construcción del movimiento general para la revolución, y a la construcción del partido como su núcleo dirigente — al aprender y profundizar nuestra comprensión y nuestra capacidad de tratar las contradicciones que hay que confrontar y resolver mediante lucha, A LA VEZ QUE AVANCEMOS.

En conclusión, permítanme volver al punto de partida y recalcar lo siguiente una vez más: como punto básico de orientación y sobre todo ahora: no deberíamos enredarnos en exageradas complicaciones y parálisis. Una vez más, la simplicidad radical. Es necesario e importante bregar con cuestiones de línea y teoría, y desarrollar conceptos, planes, etc.; sin embargo, es importante no dejar que esto llegue a ser, o se convierta en otros obstáculos autoimpuestos. En este momento nos hacen falta la concepción y los planes que facilitaran en concreto, que ofrecieran los medios y vehículos para aplicar la línea acerca de las dos iniciativas de masas (y el conjunto general, con BA en Todas Partes como la punta de lanza) de una manera activa, de ahora en adelante. Sobre la base de lo que ya he escrito aquí y de lo que concentra, y al retomar y profundizar esto constantemente, A LA VEZ QUE AVANCEMOS... ¡SALGAMOS EN LA SOCIEDAD, AHORA, Y HAGAMOS LO QUE URGE HACER — LO QUE CLAMA HACER!

 

1. Alain Badiou's "Politics of Emancipation": A Communism Locked Within the Confines of the Bourgeois World, de Raymond Lotta, Nayi Duniya y K. J.A, Demarcations, A Journal of Communist Theory and Polemic, No. 1, verano-otoño 2009. [regresa]

2. Estos dos pilares angulares son la promoción y popularización de la dirección de Bob Avakian (BA) y la nueva síntesis del comunismo que él ha desarrollado; y la página web revcom.us/periódico Revolución. [regresa]

3. Bob Avakian, Los pájaros no pueden dar a luz cocodrilos, pero la humanidad puede volar más allá del horizonte (2010-2011). Primera parte: Revolución y el estado. Segunda parte: Construyendo el movimiento para la revolución. [regresa]

4. Se habla de este punto en el siguiente artículo de Bob Avakian, "Sobre lo que uno elige... y cambios radicales", Revolución #254, 25 de diciembre de 2011:

Sobre lo que uno elige... y cambios radicales

En primer lugar, uno no elige en un vacío. Lo hace en el contexto de las relaciones sociales en el que está enredado y las opciones que tiene dentro de dichas relaciones — las que no son de su propia elección. Enfrenta esas relaciones, no las elige.

En segundo lugar, si uno siente, por las razones que sean, que quiere elegir hacerles daño a sí mismo y a otros individuos, nosotros vamos a bregar con usted — pero no le vamos a echar la culpa. Vamos a mostrarle la fuente de todo ello en el sistema y pedir que luche contra el sistema y que se transforme a sí mismo sobre la marcha. El que un joven "elija" vender droga y una mujer "elija" cosificarse a sí misma en lo sexual no quiere decir que han elegido tener esas elecciones. Para que todo ello cambie hacia lo mejor, no existe otro camino salvo luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución. Echarles la culpa a las masas por hacer malas elecciones solamente refuerza las condiciones que las oprimen.

En una palabra, uno efectivamente elige — pero lo hace estando enredado y confinado dentro de relaciones sociales que no son de su elección. Tenemos que gestar diferentes relaciones y condiciones sociales para que las masas populares puedan tener otro actuar y otras relaciones entre sí. En lo fundamental, eso requiere una revolución que tiene por objeto el comunismo. [regresa]

5. Bob Avakian, Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian (RCP Publications, 2011), Capítulo 6, “Responsabilidad y dirección revolucionarias”. [regresa]

6. El comunismo: El comienzo de una nueva etapa, Un manifiesto del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, septiembre 2008 (RCP Publications, 2009). [regresa]

7. “Una reflexión sobre el movimiento ‘Ocupar’: Un comienzo inspirador… y la necesidad de ir más allá”, de Bob Avakian, el presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, Revolución #250, 13 de noviembre de 2011. [regresa]

8. Bob Avakian, “Marxismo como ciencia — Refutación de Karl Popper” en Hacer la revolución y emancipar a la humanidad, Primera parte: “Más allá del estrecho horizonte del derecho burgués“. Esta obra, con la Segunda parte: “Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución“, salió en Revolución, de octubre 2007 a febrero 2008. También se incluye en Revolución y comunismo: Fundamento y orientación estratégicos, un folleto de Revolución, 2008. [regresa]