Crimen Yanqui Caso #33: El linchamiento de Willie James Howard, de 15, en 1944 por dar una tarjeta de navidad a una muchacha blanca

Bob Avakian escribe que una de las tres cosas que tiene “que ocurrir para que haya un cambio duradero y concreto hacia lo mejor: Las personas tienen que reconocer toda la historia propia de Estados Unidos y su papel en el mundo hasta hoy, y las correspondientes consecuencias terribles”. (Ver "3 cosas que tienen que ocurrir para que haya un cambio duradero y concreto hacia lo mejor").

En ese sentido, y en ese espíritu, “Crimen yanqui” es una serie regular de www.revcom.us. Cada entrega se centrará en uno de los cien peores crímenes de los gobernantes de Estados Unidos, de entre un sinnúmero de sanguinarios crímenes que han cometido por todo el mundo, de la fundación de Estados Unidos a la actualidad.

La lista completa de los artículos de la serie Crimen Yanqui

WillieJamesHowardGrave-600.jpg

 

EL CRIMEN

En diciembre de 1943, Willie James Howard, un joven negro de 15 años de edad, estaba en el décimo grado de secundaria en Live Oak, Florida, y trabajaba en la tienda local “todo a un dólar”. Con motivo de la navidad, Willie James les dio tarjetas a todos sus compañeros de trabajo, incluida una muchacha blanca de 15 años de edad llamada Cynthia Goff. Firmó la tarjeta a Cynthia “con A” [amor].

Al parecer, Willie James escuchó que Cynthia estaba molesta por recibir la tarjeta. El día de Año Nuevo, entregó una segunda nota de explicación, diciendo: “Sé que no les caemos bien a ustedes, pero no los odiamos a ustedes. Queremos ser sus amigos, pero no nos dejan... Desearía que estuviéramos en [un] estado del norte. Supongo que me consideras un atrevido. Escribe una nota de lo que piensas de mí, bueno o malo... Me encanta tu nombre. Me encanta tu voz, para un S.H. [Cariño] pues eres mi elegida”.

Cynthia mostró la nota a su padre, A. Phillip Goff, ex legislador estatal. El 2 de enero, Goff y otros dos hombres blancos, S.B. McCullers y Reg H. Scott llegaron en auto hasta la casa de Willie James Howard. El padre de Willie, James, se había ido a trabajar a la compañía maderera. La madre de Willie, Lula, dijo en una declaración jurada que proporcionó más tarde que cuando su hijo llegó a casa, Goff lo agarró y le ordenó que lo acompañara. Según Lula Howard, “traté de alejarlo, y también seguí rogando y preguntando qué había hecho Willie. Para entonces, el señor Goff había sacado un revólver de algún lugar de su persona y me lo había apuntado. Arrastró a Willie al coche, se subió al auto con los otros hombres blancos y se marchó...”

Los tres hombres blancos con su joven cautivo luego fueron a donde trabajaba el padre de Willie, James Howard, y también lo obligaron a subir al auto. Luego Goff y sus amigos llevaron a Willie James y su padre a las orillas del río Suwannee. Según un testimonio que James Howard le dio a un abogado más tarde, Goff y otros ataron las manos y los pies de su hijo Willie y lo obligaron a pararse a la orilla del río. Luego, los hombres blancos le dieron a Willie una “opción”: morir a tiros o saltar al río. Willie, con las manos y los pies atados, saltó a las frías aguas del Suwannee y se ahogó.

A la mañana siguiente, el alguacil le dijo al dueño negro de servicios fúnebres del pueblo que recuperara el cuerpo de Willie James Howard del río. El cuerpo fue enterrado de inmediato en una tumba sin marcas en el cementerio de Eastside “únicamente para personas de color”. Goff le dio una declaración al sheriff negando que él y sus dos amigos hubieran matado al joven negro.

Temiendo por su vida, James y Lula Howard y su familia huyeron de Live Oak unos días después de que lincharon a Willie James y se mudaron a Orlando. Una mujer que estaba en Live Oak en ese momento recordó décadas más tarde: “Nos enteramos en la escuela al día siguiente. Fue tan aterrador, pero eso fue en la década de 1940. Pensamos que el Ku Klux Klan venía a buscarnos al resto de nosotros”.

Un abogado que estaba de visita en Live Oak en ese momento se enteró del linchamiento y lo llamó a la atención de la NAACP [Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color]. La NAACP exigió que el gobernador de Florida, Spessard Holland, iniciara una investigación completa.

El gran jurado no presentó ninguna acusación en contra de Goff y sus cómplices. El Departamento de Justicia federal se negó a intervenir. Nunca castigaron a nadie por el linchamiento de Willie James Howard, de 15 años de edad.

Bob Avakian, “Emmett Till y Jim Crow: El pueblo negro vivía bajo una pena de muerte”

Un corto de la charla filmada de Bob Avakian, Revolución: por qué es necesaria, por qué es posible, qué es. Vea la charla completa en revolutiontalk.net.

LOS CRIMINALES

A. Phillip Goff, ex legislador del estado de Florida, S.B. McCullers y Reg H. Scott, los tres hombres blancos que llevaron a cabo el linchamiento.

El gran jurado de Live Oak, que no presentó ninguna acusación por el linchamiento de Willie James Howard.

El gobernador de Florida Spessard Holland, quien respondió a la solicitud de la NAACP por una investigación completa del linchamiento de Willie James Howard, enviándole la negación de toda responsabilidad por parte de Goff y advirtiendo sobre “las dificultades particulares en juego donde habrá testimonio de tres hombres blancos y probablemente la muchacha en contra del testimonio de un hombre negro”.

El Departamento de Justicia federal, que se negó a actuar en torno a las solicitudes de una investigación y la presentación de cargos por el linchamiento de Willie James Howard.

BA-potential-white-on-black-es.png

 

LA COARTADA

Phillip Goff admitió que él y sus amigos habían llevado a Willie James y su padre a las orillas del río y habían atado los pies al joven. Afirmó que habían deseado que el padre le azotara al hijo “por su maldad”, por haberle escrito la carta a su hija. Pero, dijo Goff, el muchacho saltó al río para evitar un azote. En otras palabras, este linchador afirmó que Willie James Howard se había suicidado.

EL VERDADERO MOTIVO

Los linchamientos de Willie James Howard y de miles de personas más son parte de la realidad de la sociedad estadounidense. Incluso después de que terminó la esclavitud formal mediante la Guerra Civil, los horrores de la opresión continuaron para los negros en nuevas formas, y los linchamientos y sus efectos fueron una cierta concentración de lo que enfrentaban las masas de afroamericanos. Durante décadas bajo la franca segregación conocida como el Jim Crow en el Sur, cada persona negra en el Sur enfrentó la amenaza de que en cualquier momento podría ser asesinada brutalmente por cualquier cosa que hiciera que pudiera “ofender” a algunas personas blancas, o por nada en absoluto salvo el color de su piel, y nada les sucedería a los homicidas. Esta fue una forma clave en que se reforzaron la supremacía blanca y la subyugación de los negros.

No es simplemente que los blancos que llevaron a cabo estos linchamientos fueran monstruos racistas. Estos asesinatos y otras atrocidades estuvieron arraigados en todo un sistema en Estados Unidos y sirvieron para mantenerlo en pie. Este es un sistema que no podía haber existido sin, primero, la esclavitud y, luego, la casi esclavitud de millones de negros, un sistema con la supremacía blanca incorporada en sus cimientos. Y la segregación y la discriminación contra los negros y otras personas oprimidas continúan hasta hoy, desde los empleos y la educación hasta la vivienda, la atención médica y todas partes de la sociedad, y esto sigue contando con el respaldo de la violencia y la brutalidad oficial y extraoficial.

En Los linchamientos en Estados Unidos: Enfrentando el legado del terror racial, la Iniciativa de Igualdad de Justicia documenta más de 4.000 linchamientos de negros entre 1877 y 1950 en tan solo 12 estados del Sur. Este número representa únicamente el número de muertes por linchamientos conocidos; muchas, tal vez la mayoría, no se denunciaron o se encubrieron.

El asesinato de Willie James Howard, 15, ocurrió 11 años antes de la tortura y el linchamiento de Emmett Till, de 14 años de edad. Willie James fue linchado por unos hombres blancos indignados porque un joven negro le escribió una tarjeta de navidad a una muchacha blanca. Emmett fue linchando por unos hombres blancos indignados porque un joven negro le silbaba a una mujer blanca.

 

Otros linchamientos navideños

Según el sitio web thiscruelwar.wordpress.com, ocurrieron más de 70 linchamientos de negros en la semana del 19 al 25 de diciembre, desde 1877 hasta 1950. Como indica el compilador de la lista, este número está incompleto debido a los linchamientos no reportados y bases de datos inadecuadas.

Entre los linchamientos que ocurrieron el propio día de navidad están los siguientes:

* 1901, Prairie Blossom, Texas: J.N. Clinton, un reverendo negro y un agricultor, asesinado a tiros en la puerta de su propia casa.

* 1906, condado de Kemper, Misisipí: Después de que un agente de la policía fue asesinado poco antes de navidad, George Simpson, un hombre negro presuntamente “sospechoso”, fue linchado. Luego, una turba blanca linchó a los dos hijos de Simpson. Continuaron los asesinatos de negros por patrullas de justicieros racistas, incluido el linchamiento de Colvin Nicholson en navidad, descrito por un periódico en ese entonces como “uno de los más brutales, que han ocurrido desde los días de la Reconstrucción”.

* 1928, Jackson, Luisiana: En una supuesta disputa sobre un perro de caza que pertenecía al dueño de una plantación, un grupo de hombres blancos atacó a la familia de Bob Taylor, un arrendatario negro en la plantación. Mataron a las hijas de Taylor de 15 y 20 años de edad e hirieron a otra hermana y a su madre.

Fuentes:

* “El linchamiento de Willie James Howard”, del sitio web para el programa PBS Freedom Never Dies [La libertad nunca muere].

* “A 60 años, un grito de justicia a raíz de un asesinato en Florida: Un adolescente negro a quien le gustaba una muchacha blanca fue tomada a punta de pistola y ahogada en el río Suwannee”, de Audra D.S. Burch, Baltimore Sun, 10 de diciembre de 2006.

* “Antes de la muerte de Emmett Till, Willie James Howard, 15, fue asesinado en Florida”, de Tonyaa J. Weathersbee, The Root, 29 de agosto de 2015.

* “Episodio 7: Linchamientos de navidad”, el podcast de The Color Line Murders [Los asesinatos por el color de la tez].

* “Tres linchamientos del día de navidad”, thiscruelwar.wordpress.com

Los linchamientos en Estados Unidos: Enfrentando el legado del terror racial, la Iniciativa de Igualdad de Justicia.

* “Emmett Till y los linchamientos, del pasado y del presente”, revcom.us, un pasaje de la charla de 2003, Revolución: por qué es necesario, por qué es posible, qué es, de Bob Avakian.

Sea un contribuidor recurrente y haga un donativo a Revcom.us — ¡Difunda BA y la revolución en este momento sin precedentes!

Gracias en gran parte a las generosas contribuciones económicas de los lectores, acabamos de poner en marcha una importante reconstrucción de la tecnología que impulsa el sitio web revcom.us.

La implementación de esta nueva tecnología proporciona una base para que revcom.us esté al centro de solucionar un problema con mucho en juego para la humanidad en este momento. Ese problema es: Tenemos —con la dirección de Bob Avakian (BA)— la visión, la estrategia y la dirección para la revolución real que la humanidad necesita tan desesperadamente. Pero lo que no tenemos son los miles de personas ahora que puedan atraer y activar a millones en el movimiento para la revolución en este momento poco común de la historia en que una revolución real es posible.

Ahora es necesario dar un nuevo salto en la recaudación de fondos para que revcom.us utilice la nueva tecnología y amplíe urgentemente el alcance e impacto del sitio. Ello, a su vez, requiere una comunidad ampliada en constante expansión, de contribuidores económicos recurrentes. ¡Únase a esa comunidad hoy mismo comprometiéndose a contribuir cada mes a revcom.us y a luchar con otros para que también hagan lo mismo!

SEA UN CONTRIBUIDOR RECURRENTE MENSUAL