NO EXISTE NINGUNA "NECESIDAD PERMANENTE" DE QUE LA SITUACIÓN SEA ASÍ

ES POSIBLE FORJAR UN MUNDO RADICALMENTE DIFERENTE Y MEJOR POR MEDIO DE LA REVOLUCIÓN

Nota de la redacción: Bob Avakian planteó los siguientes puntos en una reciente discusión con otros camaradas. Este texto fue revisado en preparación para su publicación.

Una de las declaraciones más importantes del Manifiesto de nuestro Partido (El comunismo: El comienzo de una nueva etapa) es la cita de Marx: "Una vez se ha penetrado en la conexión de las cosas, se viene abajo toda la fe teórica en la necesidad permanente del actual orden de cosas, se viene abajo antes de que dicho estado de cosas se desmorone prácticamente". Esto no se trata solamente de la teoría abstracta — tiene un efecto más amplio. Esa fe pesa sobre las personas que no están conformes con cómo son las cosas — les pesa una fe en la "necesidad permanente del actual orden de cosas". Vez tras vez se nos presenta el hecho de que la gente no puede ver más allá de cómo son las cosas ahora.

Esto tiene que ver con la importancia de bregar constantemente acerca de cómo sería una situación revolucionaria y cómo concretamente se podría hacer una revolución. "Salir al mundo — como una vanguardia del futuro" habla de explorar cómo sería una situación revolucionaria1. Tenemos que darle a la gente un sentido muy vivo de lo que queremos decir con lo de "acelerar mientras se aguarda" el surgimiento de una situación revolucionaria. Y eso está conectado con el punto de que lo que estamos haciendo es forjar un movimiento para la revolución y dar a conocer a la gente nuestras ideas de cómo sería esa revolución.

La cuestión de tener fe en la necesidad permanente del actual orden de cosas —y la incapacidad de ver más allá de ese orden— se presentó con El Mundo No Puede Esperar cuando se preguntaba: "¿Qué tendría de bueno sacar corriendo al régimen de Bush?" Pues, piense en la dinámica de la pirámide2 en ese contexto: ¿qué habrían tenido que hacer los demócratas si hubiera un millón de personas que exigían "sacar corriendo al régimen de Bush"? Si incluso hubiera millones de personas hoy que exigían en las calles que los demócratas no "se rajaran" ante lo que representan los republicanos, incluso eso cambiaría la dinámica; los demócratas tendrían que hacer unos ajustes tácticos para lidiar con eso y los ajustes crearían más necesidad y más libertad con que los revolucionarios tendrían que lidiar. Tenemos que sacar a la gente de eso de tener fe en la necesidad permanente del actual orden de cosas.

Esto tiene que ver con la idea de publicar una constitución para el futuro estado socialista3. Tiene que ver con el discurso de Raymond Lotta4. En muchas dimensiones estamos refutando precisamente esta fe en la necesidad permanente del actual orden de cosas. Esto también ocurre con las iniciativas en el proletariado y otras masas básicas que proyectan una autoridad alternativa mientras desafían las acciones ilegítimas y abusivas de la autoridad actual. Y se da lo mismo con lo que hacemos acerca de la cuestión de la mujer, y la moral y la cultura — porque lo que hacemos al popularizar y al forjar en serio un movimiento donde la gente vive según nuestra moral es nada menos que proyectar una autoridad alternativa en la esfera de la ideología. Todas estas iniciativas están diciendo que el mundo no tiene que ser así; son canales diferentes para llevar a la gente a bregar con la realidad que el mundo de hecho NO tiene que ser así.

Nosotros SÍ ESTAMOS forjando un movimiento para la revolución

Una gran parte de transformar al pueblo es, efectivamente, una conciencia y moral diferente, pero también que la gente experimente el desmoronamiento en su propio entendimiento de la "necesidad permanente del orden actual de cosas" y la posibilidad de algo totalmente diferente. Repito que esto tiene que ver con la manera en que hablamos con las personas: nosotros SÍ ESTAMOS FORJANDO un movimiento para la revolución —y no les estamos preguntando: "¿Sería una buena idea tener una revolución?"— después de lo que dan todas las razones de por qué no lo sería o por qué no podemos tenerla, y eso establece el tono y las condiciones para lo que sigue. No. No pasamos por alto esas cuestiones — hablamos con las personas al respecto pero les decimos: "Vale, hemos aquí a esos puntos suyos y hemos pensado acerca de ellos y les tenemos respuestas que podemos explorar — pero nosotros SÍ ESTAMOS FORJANDO un movimiento para la revolución y así es cómo sería esa revolución y así es la manera en que todo lo que hacemos contribuye a esta revolución".

Esa declaración de Marx es muy profunda — y no es exclusivamente para los intelectuales. Debido al uso de la frase "toda la fe teórica", se podría cometer el error de creer que se aplica solamente a las personas que trabajan con los niveles complejos de la teoría. Pero en el mundo actual, esta fe (de que no se puede cambiar el mundo en lo fundamental) se ha "filtrado hacia abajo" y es una de las cosas principales que pesa sobre la gente. Así que esto es un hilo que tiene que recorrer mucho más esta campaña que estamos llevando a cabo este año para cambiar concretamente el rumbo general de las cosas ahora, de forma muy radical, cuyo eje es el mensaje y llamamiento publicado por nuestro partido, "La revolución que necesitamos… La dirección que tenemos"5. Lo que guía lo que estamos haciendo ahora está lejos del espíritu, contenido y sentimiento básico de lo que Marx dice ahí. Y esto es una de las cosas que más pesa sobre la gente. Existen maneras en la práctica así como en la teoría de que tenemos que empezar a despejar la fe en esta "necesidad permanente" además de batallar sobre cuál moral atrae a la gente.

Esto tiene muchísimo que ver con lo de "acelerar mientras se aguarda". Si su concepción de la revolución es que un buen día el mundo de alguna manera va a ser radicalmente diferente y que en ese momento haremos algo para cambiarlo radicalmente… No. Eso no sucederá — pero eso no es lo que estamos haciendo. Tenemos que elevar nuestras aspiraciones y dirigir de manera consecuente con el análisis de que el mundo NO tiene que ser así y que nosotros SÍ ESTAMOS forjando un movimiento para la revolución. En este momento, no se está planteando esto, al menos no de una manera consecuente y convincente, a los avanzados a nuestro alrededor —quienes aún son poquísimos— eso no es lo que les está llegando. Todo eso de "la revolución es real" —la revolución hecha palpable— eso tiene que ver con todo lo que trato aquí. Forjar en realidad un movimiento para la revolución y llevar eso a primera plana.

Lo que se desprende de esa cita es que Marx sacó a la luz no solamente las conexiones internas del capitalismo mismo sino también su conexión interna con otros sistemas y mostró sobre esa base que no existía ninguna necesidad para el capitalismo ni otros sistemas de explotación. Mostró que este sistema tiene una evolución histórica. Señaló que los teóricos burgueses hablan de todo tipo de cambio en las relaciones capitalistas, pero siempre dan por sentado que esas relaciones son el punto más alto y final del desarrollo humano. Pero eso no es la única manera de hacer las cosas, especialmente en el mundo actual — hay una manera mucho mejor. Eso es lo que se recalca en la charla Revolución en el DVD, de cómo podemos llevar a cabo toda esta producción complicada sin los imperialistas y llevarla a cabo mejor6.

Pero todo lo que se dice se ve filtrado a través de las relaciones de producción establecidas y la superestructura que se levanta sobre esa base económica. Mire la experiencia de la persona que escribió al periódico sobre la sección "Imagina" de la charla sobre la revolución: como no la vio primero en el contexto de la charla completa, la interpretó como otra "promesa de un político". Luego vio la charla completa y la entendió de una manera completamente diferente7.

Todo eso tiene muchísimo que ver con si estamos forjando un movimiento para la revolución y una sociedad radicalmente diferente o si simplemente estamos ocupándonos de cositas de poca monta. No vamos a lograrlo sin que esta orientación imbuya e informe todo lo que hacemos. Además vemos el fenómeno de las personas nuevas que se han unido a esto quienes se topan con oposición y se alejan, y aunque nuestros camaradas sí tienen problemas de asumir un enfoque de "todo o nada" con tales personas, lo que señalo aquí va aún más al grano8. De hecho el desmoronamiento concreto del sistema existente es imposible en la práctica si no se ha logrado hacerlo antes en la teoría, o sea, en la conciencia de muchas personas. Se tiene que comunicar esto de manera mucho más constante en todo lo que hacemos — no solamente en los discursos o artículos sino en el conjunto general del trabajo que hacemos, eso es lo que debemos plantear ante la gente: NO EXISTE ninguna necesidad permanente del actual orden de cosas.

Nunca habrá ningún esfuerzo de hacer la revolución, ningún esfuerzo real, sin bregar constantemente sobre cómo podría manifestarse cuando, con los cambios y saltos cualitativos necesarios en la situación objetiva, llegue a ser real lo que señala "Sobre la posibilidad"9. No se puede transformar la situación de manera progresista mediante esta base económica capitalista; para "ir más allá de General Motors", será necesario deshacerse del poder estatal existente. No digo que siempre deberíamos dar un discurso en este sentido cada vez que hablemos, pero esto debe imbuir y guiar lo que estamos haciendo y lo que estamos llevando a la gente.

Además, cuando sí existe un importante núcleo que ya no tiene fe en la necesidad permanente de estas condiciones, este núcleo podrá llevar mucho mejor los debates y la interacción con las amplias masas. Pueden explicar a las personas que se acerquen y se incorporen que, efectivamente, encontrarán mucha oposición en la sociedad, pero eso sólo se debe a que existe una superestructura (existe un aparato general para "crear opinión pública" y moldear la "cultura popular") cuya influencia hace que las personas piensen que no exista ninguna otra manera de vivir salvo ésta — y en realidad eso no es cierto.

Esto es lo que significa forjar un movimiento PARA LA REVOLUCIÓN. Sí, luchar contra el poder, pero eso es la parte de "para la revolución"10. Es necesario decirle a la gente lo que dije: "Estamos forjando este movimiento para la revolución y usted debe ser parte de esto, pero no vamos a levantar una encuesta acerca de si la gente considera si eso es posible… tenemos mucho que decir acerca de eso… pero mientras tanto estamos forjando esto otro".

Emancipadores de la humanidad

¿Qué es de hecho la nueva síntesis?11 Su eje es el núcleo sólido y la elasticidad. En una charla que di hace unos años alguien me preguntó: "¿De qué manera usted lo haría mejor que la Unión Soviética o la China bajo Mao?" Una de las cosas que le dije es: "No creo en seguir a la cola de las personas porque están oprimidas — nos hacen falta emancipadores de la humanidad". Cuando exista una situación cualitativamente diferente a la que tenemos ahora —cuando se haya eliminado el sistema actual y se haya creado el nuevo sistema socialista—, sería necesario tener un ejército, la columna vertebral de un estado concreto, que defienda el nuevo sistema y ese ejército estaría compuesto en gran parte por personas muy básicas. Pero tenemos que capacitarlas de modo que capten que, como parte de eso, van a tener que estar en la sociedad protegiendo los derechos de las personas que se opongan a este nuevo sistema y tendrán que defender el derecho de esas personas de plantear esa oposición, aunque a la vez también tendrían que parar a las personas que en realidad están haciendo esfuerzos para destrozar el poder estatal que tenemos. Dije que eso supondrá lucha con las masas, pero a todos los niveles tenemos que atraer e incorporar a las personas que entiendan así lo que estamos haciendo. La Constitución del nuevo sistema socialista va a delinear los derechos del pueblo y este aparato estatal va a proteger los derechos de las personas que no estén de acuerdo, siempre y cuando no organicen activa y concretamente para derrocar ese aparato estatal. Ahí viene al caso lo que Lenin señaló: siempre que existan clases, una va a dominar, y "mejor yo que ustedes" — o sea, mejor la dictadura del proletariado que la dictadura de la burguesía (la clase capitalista).

¿Pero qué es esa dictadura del proletariado? AMBOS aspectos de esto tienen importancia — el núcleo sólido y la elasticidad. No habría ninguna General Motors en la sociedad socialista, tampoco un FBI ni un LAPD (Departamento de Policía de Los Ángeles). Se abolirán semejantes instituciones y —a menos que acepten abolirse a sí mismas por voluntad propia— tendrían que ser abolidas por la fuerza bajo una futura dictadura del proletariado. ¡Quizás se les daría 24 horas para disolverse!... pero sí que tendrían que ser disueltas. Las instituciones revolucionarias reemplazarían a las viejas instituciones opresivas y reaccionarias... y sí, estamos trabajando para eso — para el momento cuando se dé un cambio cualitativo en la situación objetiva, cuando hayan surgido una situación revolucionaria y un pueblo revolucionario en sus millones y millones. Y cuando se realice esa revolución, cuando se cree un nuevo poder estatal revolucionario, no simplemente existiría un nuevo ejército, sino que ese nuevo ejército se guiaría por principios muy diferentes. Habría una cultura en tal ejército, que sin duda no sería (como en el himno de la infantería de la marina imperialista): "De las salas de Moctezuma a las orillas de Trípoli" — ¡eso simplemente no va a ser lo que guía el nuevo aparato estatal! Basta ya de General Motors y basta ya de los marines. Los principios de los cuales estamos hablando aquí y la razón por la cual estamos saliendo para ganar a las personas a ser emancipadores de la humanidad, es que de hecho éstas van a ser la columna vertebral del nuevo estado.

Eso tiene muchísimo que ver con lo de la "necesidad permanente". Tiene que ver con la "naturaleza humana" y con el hecho de que, al igual de que no existe ninguna "necesidad permanente" del actual orden de cosas, tampoco existe ninguna "naturaleza humana que no cambia y no se puede cambiar".

La gente dice: "O sea, ¿me están diciendo que esos jóvenes que andan por allí vendiendo droga y matándose unos a otros y que están metidos en muchas otras vainas pueden ser la columna vertebral de este poder estatal revolucionario del futuro?" Sí — pero no lo podrán hacer donde están ahora, ni tampoco lo podrán hacer sin lucha. No siempre vendían droga y se mataban unos a otros y todas esas vainas — y no tienen que estar metidos en todo eso en el futuro. Pregúntese: ¿cómo es que de niños preciosos se pasan a ser supuestos "monstruos irredimibles" en unos pocos años? Se debe al sistema y a lo que éste le hace a la gente — y no a una "naturaleza humana que no cambia y no se puede cambiar".

Estamos hablando de un camino completamente diferente y mejor que podemos forjar... si es que ganáramos.

Sí, estamos hablando de condiciones que todavía no existen, y nuestros enemigos a propósito pueden sacar las cosas de contexto y tergiversar esto. Así que más vale aprender a comunicar esto bien porque la gente sí tiene que forcejear con las posibilidades de esas futuras condiciones como parte de tener esta visión en la sociedad. Que inspiremos a la gente — que haya muchas expresiones de una cultura radicalmente diferente y que escribamos unos himnos nuevos para la gente —unos que tienen un mensaje radicalmente distinto a eso de una fuerza imperialista que saquea, masacra, invade y ocupa— "De las salas de Moctezuma a las orillas de Trípoli"... NO. ¿Cómo dirigir e inspirar a la gente a vivir y morir? Debemos decirles a aquellos que quieren un nuevo mundo pero no quieren todo eso de alentar, proteger y escuchar el disentimiento — o que no entienden la necesidad de todo eso: "Si quieren un nuevo mundo en que la policía no mata a los niños y no se dan todas estas atrocidades, pues nos tenemos que estar prestos a entrarle hasta el final. No deberíamos desear que ningún grupo de personas sea blanco de esas atrocidades. Nuestro objetivo debe ser un mundo radicalmente diferente en que se ha enterrado todo eso en el pasado".

Notas

1. Se refiere al siguiente pasaje de "Salir al mundo — como una vanguardia del futuro" (hay pasajes de esta charla en línea en http://revcom.us/chair_s.htm), una charla de Bob Avakian de 2008:

"Ahora quisiera hablar de lo que se podría llamar: más sobre —o más trabajo que hacerse sobre— una situación revolucionaria (y sus diversos componentes), particularmente en un país como éste. Lo que señalo aquí es la importancia de bregar continuamente con las cuestiones: ¿Cómo sería tal situación revolucionaria en realidad? ¿De qué podría surgir? ¿Cuáles factores podrían convergir para establecer la base necesaria para tal situación revolucionaria?

"Es importantísimo estar volviendo continuamente a tales cuestiones y bregando con ellas. A la vez también es importante recalcar que no se debe abordar esto de una manera idealista — inventar una situación y luego tratar de imponerla de manera apriorista sobre la realidad. Al contrario, se trata de explorar constantemente, escudriñar debajo de la superficie a fin de identificar tendencias y fuerzas en un país en particular y en la situación mundial en general que podrían llegar a ser parte del 'ambiente' de una situación revolucionaria o contribuir a él, y es necesario hacer todo eso; y es importante hacer eso no solamente antes del surgimiento concreto de una situación revolucionaria sino mucho antes de que los rasgos específicos de esa situación lleguen a manifestarse de manera inmediata y clara. Mucho antes de eso y de manera repetida es necesario estar bregando, de nuevo en la esfera de concepción estratégica, con los aspectos objetivos y subjetivos de tal situación revolucionaria: cómo se podría concebir la concatenación de los factores objetivos para generar los elementos objetivos de una situación revolucionaria y además qué posición tendría que tener la vanguardia de la revolución, es decir, su influencia así como sus lazos organizados con diferentes sectores de las masas, a fin de aprehender tal situación — y lo que la vanguardia tendría que hacer en tal situación a fin de hacerla madurar completamente y luego dirigir al pueblo en sus millones a librar la lucha concreta para tomar el poder. Eso es otra expresión de cómo la teoría o la concepción estratégica 'se adelanta' a la práctica. Pero, a la vez, sería necesario e importante tener en cuenta y seguir reconociendo un principio decisivo que Lenin recalcó —que en el momento mismo, la vida es mucho más rica que la forma en que se concibe por adelantado y en este sentido, como recalcó Lenin, la teoría es gris mientras que el árbol de la vida es verde— y en consecuencia mientras que siguen desenvolviéndose las contradicciones de la vida real —por ejemplo, mediante el papel del accidente y la contingencia en relación dialéctica con la necesidad y la causalidad—, es necesario estar volviendo continuamente a la concepción de cómo sería una situación revolucionaria y a bregar con ella y con cuáles exigencias su desarrollo ejercerá sobre el factor subjetivo (el partido de vanguardia).

"Lo que se pide no son conjeturas inútiles —ni, repito, apriorismo idealista—, sino un forcejeo continuo con lo que en última instancia estamos tratando de alcanzar por lo que respecta a dar el primer gran salto, vencer la primera gran cuesta y cómo eso informa e influencia lo que estamos haciendo ahora, aunque nuestro trabajo en este período es cualitativamente distinto al trabajo que los revolucionarios estarían haciendo después del surgimiento concreto de una situación revolucionaria. Esto es otra manera de decir: ¿qué es el eslabón viviente en cuestión? — en este caso, en particular, al nivel de la concepción estratégica y su relación con la práctica en cualquier momento dado.

"También se puede enfatizar y se debe enfatizar que no bregar con esto de la manera en que he venido hablando es otra forma de seguir a la cola de la espontaneidad y conducirá en la dirección del 'gradualismo' —mejor dicho el revisionismo— y de acomodarse y claudicar al mundo tal como es, tal como lo dominan y lo gobiernan el imperialismo y las clases reaccionarias". [regresa]

2. Vea una discusión de la dinámica de la pirámide en la más reciente charla de Bob Avakian, "Contradicciones todavía por resolver, fuerzas que impulsan la revolución" en línea en http://revcom.us/avakian/driving/driving_toc-es.html, específicamente la sección "La validez e importancia continua del 'análisis de la pirámide'" bajo "I. Una vez más sobre la guerra civil que se perfila... y la repolarización para la revolución". [regresa]

3. Hace poco Bob Avakian planteó la idea, en la dirección del partido, de encomendar que algunos camaradas redacten una constitución de un futuro estado socialista, como forma de darle peso y vida a la manera en que se aplicaría la nueva síntesis para gobernar concretamente una sociedad que sería un sistema radicalmente nuevo en sí además de una sociedad en transición al comunismo. [regresa]

4. Se refiere al discurso "Todo lo que te han dicho sobre el comunismo es falso — El capitalismo es un fracaso, ¡La revolución es la solución!" que Raymond Lotta dio en varias universidades en 2009-2010. [regresa]

5. Vea en Revolución #170, 19 de julio de 2009, este mensaje y llamamiento. Este número también contiene el editorial que detalla los objetivos de la campaña:

"Primero, tenemos la intención de propagar seriamente la revolución en esta sociedad de modo que millones de personas en este país y alrededor del mundo lleguen a saber de ESTA revolución.

"Segundo, tenemos la intención de hacer que el nombre de Bob Avakian, el Presidente de nuestro Partido y el líder de esta revolución, llegue a ser muy conocido — alguien conocido a través de la sociedad, y que una creciente cantidad de personas chequeen, estudien y apoyen su trabajo, su pensamiento y su dirección.

"Y, tercero, como se señala en la reciente charla del Presidente Avakian, Cavilaciones y forcejeos, nuestro objetivo es atraer y formar un núcleo de 'personas que lo consideran su misión, y que se guían por la visión y la línea del Partido, de salir a la sociedad y luchar en serio por esta línea, ganarse a otras personas hacia ella, organizarlas en el movimiento revolucionario y luchar por que ellas se conviertan en comunistas y luego que ingresen al Partido una vez que hayan dado ese salto a ser comunistas'". [regresa]

6. Se refiere a un pasaje de la charla Revolución: por qué es necesaria, por qué es posible, qué es, en que Bob Avakian dice: "El capitalismo, especialmente ahora que ha llegado a la etapa del imperialismo, controla, domina, manipula y destroza la vida de gente a través del mundo. Muchas veces escuchamos a estos imperialistas y sus portavoces decir cosas así: 'Bueno, ustedes dicen que estamos explotando a la gente, pero sin nosotros no habría trabajos'. Vienen con esto, especialmente cuando sale a la luz del día que le están pagando una miseria a la gente en países a través del tercer mundo. No. La verdad es que sin estos imperialistas, aún habría gente capaz de trabajar, gente capaz de planificar y dirigir una economía. Aún habría recursos naturales y riquezas potenciales para la gente de esos países, cuando controle su sociedad y la rehaga en una forma radical a través de la revolución. Pero entonces lo que no habría es capital, no habría capitalismo, no habría imperialismo, explotando y robando a la gente y saqueando sus países. Y las masas del pueblo en todas partes del mundo estarían mucho mejor. No se puede convertir este sistema en algo que no es. Mientras que este sistema gobierne, mientras que esté en vigor, todo lo que hace, todas las formas en que hace sufrir a la gente por todo el mundo, ha de seguir y empeorar. Porque es la única manera que puede operar este sistema". (Sesión 2, "Un mundo imperialista chueco", 38:40) [regresa]

7. Se refiere a una carta de un lector que salió en Revolución #190, 31 de enero de 2009, "La charla Revolución: 'Una herramienta valiosa, poco común y enorme'". [regresa]

8. El enfoque de "todo o nada" objeto de esta crítica es uno que exige un alto nivel de actividad y compromiso de quien quiera se interese en la revolución, el comunismo y el partido, en lugar de encontrar las formas de modo que las personas chequeen las cosas y participen al nivel que corresponde a su actual entendimiento del mundo y su sentido de cómo cambiarlo en un momento dado, "dándoles aire para respirar" y espacio en que aprender mediante su propia experiencia, a la vez que haya lucha con ellas sobre estas cuestiones — lucha que se lleva a cabo de una manera viviente y no dogmática que abarque aprender y además dirigir. [regresa]

9. Se refiere a "Sobre la posibilidad de la revolución", que salió por primera vez en Revolución #102, 23 de septiembre de 2007 y que se reimprimió en el folleto de Revolución, Revolución y comunismo: Fundamento y orientación estratégicos (1º de mayo de 2008), pp. 80-89. [regresa]

10. El lema "Luchar contra el poder, y transformar al pueblo, para la revolución" encarna una parte básica del enfoque estratégico del partido para forjar un movimiento revolucionario. Vea una discusión de este lema en la charla de Bob Avakian "Hacer la revolución y emancipar a la humanidad", en particular, "Parte 2: Todo lo que hacemos tiene que ver con la revolución". [regresa]

11. Se pueden encontrar discusiones de peso sobre la nueva síntesis en "Una nueva concepción de la revolución y el comunismo: ¿QUÉ ES LA NUEVA SÍNTESIS DE BOB AVAKIAN?" (una charla pronunciada en la primavera de 2008 que se halla en línea en revcom.us) y en una sección de la charla de Bob Avakian "Hacer la revolución y emancipar a la humanidad" que se puede encontrar en formato Pdf en línea en http://revcom.us/i/188/188new_synthesis-es.pdf). Busque en línea en revcom.us otras obras de Bob Avakian. [regresa]