Revolución #485, 5 de abril de 2017 (revcom.us)

Voz del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos

Esta página se usa para imprimir rápidamente todo un número, y es posible que unos enlaces no funcionen y algunas imágenes no aparezcan. En el permalink del artículo encontrarás esos enlaces e imágenes.

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/basta-ya-enough-10-dias-de-resistencia-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

5 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Contra algunas de las políticas más odiosas del régimen de Trump y Pence, se han programado varias manifestaciones importantes a partir de la segunda quincena de abril: la Marcha por la Ciencia del 22 de abril, la Marcha del Clima del Pueblo del 29 de abril y las protestas del 1º de Mayo contra los ataques a los inmigrantes. En un comunicado del 2 de abril, Rechazar el Fascismo respaldó estas manifestaciones y convocó a contingentes populares en que marchen miles de personas bajo el lema “¡NO! ¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista! ¡Expulsar al régimen de Trump y Pence!

A continuación, el texto del comunicado:

¡Basta Ya!/Enough! 10 días de resistencia:

¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!
¡Expulsar al régimen de Trump y Pence!

 

No! In the Name of Humanity, We Refuse to Accept a FAscist America - refusefascism.org

Los 10 DÍAS, del 22 de abril al 1o de mayo, el fin de los primeros 100 días del régimen de Trump y Pence, pueden —y deben— ser un gran salto en un movimiento para sacar del poder a este régimen fascista. Lo que está en juego es nada menos que el futuro de la humanidad y del planeta.

En el transcurso de 10 DÍAS, cientos de miles de personas se lanzarán a las calles en protestas importantes y justas en Washington, D.C. y en ciudades por todo Estados Unidos en contra de tres frentes centrales del programa reaccionario del régimen de Trump y Pence. Rechazar el Fascismo (RefuseFascism.org) respalda estas protestas y convoca al pueblo a asistir y movilizar para ellas.

22 de abril Marcha por la Ciencia
29 de abril Marcha del Pueblo por el Clima
1º de mayo Protestas contra los ataques a los inmigrantes

Estos 10 DÍAS deben activar la participación de personas desde todo sector social en Estados Unidos y a nivel internacional que ACTÚEN en conjunto, poniéndose de pie y lanzándose a las calles imbuidas del espíritu de ¡Basta Ya!/Enough!, y haciéndolo con la convicción moral y la pasión de tomar posición con la diversidad de gente en Estados Unidos y por el mundo entero.

22 de abril: Tomar posición con los científicos ante el rechazo y los ataques del régimen de Trump y Pence a la ciencia — la que es el método por medio del cual la humanidad puede conocer la realidad, y que es esencial para el progreso. 29 de abril: Ponerse de pie contra la Devastación del Clima y del Medio Ambiente por el Régimen de Trump y Pence; la que, sin exagerar, pone en peligro la vida en la tierra; y el 1º de mayo, personas de todas las nacionalidades deben reunirse en protestas para Poner Alto a la Satanización, los Ataques y la Deportación de los Inmigrantes, ataques en el odioso y reaccionario centro del fascismo estilo nazi lo que Trump y Pence y todo su régimen perpetran.

Rechazar el Fascismo convoca a las personas a organizar y unirse a contingentes populares de muchos miles de personas bajo la bandera de: ¡NO! ¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista! ¡Expulsar el régimen de Trump y Pence!

Tengámoslo bien claro. El régimen de Trump y Pence —todo el conjunto— cada puesto del gabinete, cada orden ejecutiva, cada tuit es un eslabón en la cadena de un gobierno y una concepción del mundo fascistas, bajo el estandarte de “Estados Unidos Primero” el que están encajando a martillazos. Cada familia inmigrante desgarrada... cada refugiado devuelto a un país asolado por la guerra... cada oleoducto aprobado... cada rio contaminado... cada rechazo de la ciencia comprobada, de los hechos establecidos, de la verdad en sí, ya están matando a gente y segarán millones de vidas más. Esto es veneno para el aire, el agua, la tierra, y la conciencia del mundo.

Millones de personas aborrecen esto, y hay una resistencia justa. Pero el de que vayamos a poder poner alto o no al grave peligro que representa el régimen de Trump y Pence para la humanidad requiere que reconozcamos y actuemos de acuerdo al entendimiento de que la historia ha mostrado que hay que detener el fascismo antes de que sea tarde.

El fascismo no es simplemente un burdo conjunto de políticas reaccionarias horripilantes. Es un cambio cualitativo en la forma de gobernar la sociedad. Lo crucial es entender que una vez que se consolide, en esencia el fascismo elimina los derechos democráticos tradicionales. Aunque paráramos una u otra medida, este régimen lanzará repetidamente nuevas medidas altamente represivas para finalmente suprimir toda resistencia y rehacer la ley... A MENOS QUE SEAN EXPULSADOS DEL PODER.

Hay que organizar a miles de personas y desencadenar su creatividad y determinación, para que en este mes de abril, se dé un avance decisivo en la lucha para poner alto a este régimen fascista expulsándolo. La gente debe ver el ¡NO! en todas partes y darse cuenta de que hay una organización que trabaja hacia el momento en que millones de personas actúen hombro a hombro, inundando las calles de las ciudades y los pueblos día tras día y noche tras noche, declarando ilegítimo al régimen entero — Exigiendo, Sin Parar, Hasta que el Régimen de Trump y Pence sea Expulsado del Poder.

El presente debe ser un momento en la historia en que millones de personas toman posición, juntas, con convicción y valor, superando el miedo y la incertidumbre, para oponer resistencia y decir ¡NO! Nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista, no sólo para nosotros, sino en nombre de la humanidad.

 

Cómo participar:

No! In the Name of Humanity, We Refuse to Accept a FAscist America - refusefascism.org

• Visite la página web para apuntarse en un contingente en su región, o para organizar uno.

• Organice una reunión informal para hacer letreros.

• Corra la voz por las redes sociales, usando #NoFascistUSA.

• Llámenos si necesita ayuda.

Done fondos por medio de la página web.

• Ofrézcase de voluntario de otras maneras.

Para comunicarse con la Sede Nacional:
917-407-1286
info@refusefascism.org
@RefuseFascism
Facebook.com/RefuseFascism
www.RefuseFascism.org

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/rechazar-el-fascismo-anuncio-de-la-segunda-etapa-de-la-gira-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Hemos recibido el siguiente anuncio de RefuseFascism.org:

ANUNCIO DE LA SEGUNDA ETAPA: La Gira Nacional "Expulsar al Régimen de Trump y Pence" — a las universidades del Noreste

5 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

¡NO! En nombre de la humanidad, nos negamos a aceptar a un Estados Unidos fascista
Se lanza el 5 de abril y sigue por el mes de abril

 “El régimen de Trump y Pence es un Régimen Fascista. Ni insulto ni exageración sino eso es lo que es. Para el futuro de la humanidad y del planeta, nosotros, el pueblo, debemos expulsar a este régimen....

“El fascismo no es simplemente un burdo conjunto de políticas reaccionarias horripilantes. Es un cambio cualitativo en la forma de gobernar la sociedad. El fascismo fomenta y se apoya en el nacionalismo xenofóbico, el racismo, la misoginia y el agresivo restablecimiento de los “valores tradicionales” opresivos. Durante su campaña electoral, Trump alentó y traficó con la amenaza y el uso de la violencia para apuntalar un movimiento y subir al poder. En su discurso inaugural juró lealtad sólo a dicho movimiento. Lo crucial es entender que una vez en el poder, en esencia el fascismo elimina los derechos democráticos tradicionales”.

El régimen de Trump y Pence se está esforzando para consolidar rápidamente su firme control de las riendas del poder mientras reestructura la sociedad de forma brutal. Durante el mes de abril una amplia gama de fuerzas está organizando eventos importantes que prometen llevar a la calle en protesta a cientos de miles de personas en un período concentrado de 10 días, del sábado 22 de abril al lunes 1º de mayo. Lo que pase en el mes de abril bien puede ser crucial para sacar del cargo al régimen fascista de Trump y Pence, antes de que sea muy tarde.

Los organizadores salen de Nueva York en una furgoneta rumbo a las universidades del Noreste donde una nueva generación se ha encontrado impulsada a la vida política. Esta gira estará en una misión para organizar y trabajar con muchas organizaciones estudiantiles e individuos para formar contingentes estudiantiles en las manifestaciones.

*22 de abril — La Marcha por la Ciencia. Científicos y otros que apoyan la ciencia en todo Estados Unidos han convocado una gran marcha en Washington, D.C. para el 22 de abril, con protestas satélites en 427 lugares por todo el mundo, 315 de estas en Estados Unidos.

*29 de abril — La Marcha del Pueblo por el Clima, Trabajos y Justicia que pone un énfasis en las políticas y acciones de Trump y Pence que ponen en peligro el medio ambiente de todo el planeta. Washington, D.C.

*1º de mayo — Muchas organizaciones, entre estas organizaciones de derechos para los inmigrantes, sindicatos y grupos estudiantiles, han convocado marchas y huelgas de protesta en ciudades por todo Estados Unidos bajo el tema general de oposición a los ataques a los inmigrantes.

La Gira llega a las universidades y convoca a los estudiantes a mítines en la plaza. La Gira se conecta con individuos y grupos estudiantiles que ya se han metido en la resistencia desde las elecciones —así como con aquellos que todavía no lo han hecho— para colaborar para celebrar programas y reuniones.

Acabamos de completar la primera etapa de la Gira que salió de Nueva York y viajó por la Costa Este y de ahí al oeste hacia Austin, Texas y el festival South by Southwest, terminando la etapa en El Paso, Texas. (Lean nuestros informes en inglés aquí y uno de los informes en español aquí).

La Gira será un factor dinámico en el terreno nacional, mucha gente siguiendo su progreso, sabiendo de su impacto, sacando inspiración y redoblando sus propios esfuerzos. No sólo inspirará a la gente por todo Estados Unidos, sino que servirá como sembradora para construir la organización y el movimiento entre los estudiantes para que asuman la responsabilidad y hagan la historia al expulsar a este régimen.

Hay varias maneras importantes en que se puede ayudar a hacer de esta Gira un éxito:

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/tres-maneras-en-que-el-new-york-times-engana-feo-al-lectorado-en-una-sola-frase-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

¿"Nuestro sistema funciona"?
¡Tres maneras en que el New York Times engaña feo al lectorado en una sola frase!

5 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

¡A tuitear esto!

“Por lo que, en un momento en que muchos empezaban a cuestionar la vitalidad de la democracia estadounidense, el fracaso del Sr. Ryan demostró a los estadounidenses que nuestro sistema funciona”.

Así resumió el comité editorial del New York Times la incapacidad del régimen de Trump y Pence de revocar la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA, o “Obamacare”) el 24 de marzo (“Paul Ryan, Brought Down to Size”; Paul Ryan, reducido de estatura, 27 de marzo). La primera parte de su frase es cierta, aunque omite mucho: muchas personas no sólo están cuestionando “la vitalidad de la democracia estadounidense” sino que se angustia mucho al respecto. Cada día trae un nuevo asalto del régimen de Trump y Pence contra el pueblo y el planeta, una nueva movida para la reconfiguración fascista del gobierno y la sociedad estadounidenses. Pero la segunda parte (que contiene el verdadero objetivo de la frase, así como del editorial) —la parte donde aseguran a sus lectores que el actual sistema, con sus controles y contrapesos y la supuesta sensibilidad a la opinión pública, está funcionando para detener a Trump— no es más que una mentira.

De hecho, la incapacidad de revocar la ACA no demuestra nada parecido. Pero, estimados directores del New York Times, su resumen —esta sola frase— nos demuestra tres diferentes maneras en que ustedes están arrullando y adormeciendo a las personas en un momento en que el régimen trumpista no sólo continúa su marcha sanguinaria para consolidar el fascismo sino que se prepara para nuevas ofensivas. Analicémoslas.

La primera manera: Fracasó la campaña de Trump, Ryan y los republicanos de revocar Obamacare únicamente porque votaron en su contra 28 miembros del “Freedom Caucus”, una camarilla republicana de extrema derecha. Esta ley hubiera arrebatada la cobertura médica a 24 millones de personas y aumentado mucho los pagos para muchas más, ¡y según estos fascistas, era demasiado liberal! Creían que no hacía lo suficiente para destripar a Medicaid y otros beneficios de salud. (El jefe del Freedom Caucus, Mark Meadows, ha sugerido cortar $34 mil millones de Medicare y Medicaid para costear, entre otras cosas, el muro trumpista con México). Los supremacistas blancos fascistas en esta camarilla se oponen a los gastos gubernamentales para la atención médica u otros programas de protección social porque infringen la “libertad” del gran capital de explotar a la gente y porque muchas personas negras y de otras nacionalidades oprimidas de hecho reciben algo de atención médica por el Medicaid, y según aquellos, por eso se debe de cortar por completo.

En otras palabras, Trump fracasó en esta ocasión en la revocación de Obamacare porque estos 28 republicanos insistieron en una posición hasta más cruel, más de extrema derecha y más fascista que los fascistas Trump, Pence y Bannon en la Casa Blanca. O sea, ¿los “controles y contrapesos” del sistema contra el fascismo son los ultra-fascistas? De hecho, es típico de los regímenes fascistas el que, por lo menos en sus primeras etapas, diferentes sectores de los que tratan de imponer el fascismo se rivalizan por posiciones y ventajas, al mismo tiempo que principalmente se unen en aras de aplastar a la oposición, tanto de las masas como de otros sectores de la clase dominante.

La segunda manera: Por el tono triunfal del editorial, el lectorado hubiera creído que “nuestro sistema” haya detenido a Trump en general. En realidad, la monstruosidad inexorable ha continuado su marcha, con saña. El día de su derrota respecto al cuidado de salud, el régimen trumpista aprobó la construcción del oleoducto Keystone XL mata-medio ambiente. La siguiente semana arrancó con la irrupción de agentes de la migra en una casa en Chicago tirando balazos, e hirieron a un hombre latino. Más tarde ese día, el procurador general Jeff Sessions amenazó con “tomar todas las medidas legales para arrebatarles” los fondos federales a las ciudades santuario en las que la policía y los sherifatos no colaboran plenamente con los agentes migratorios para cazar, encarcelar y deportar a los inmigrantes.

Mientras tanto, la Agencia de Protección Ambiental de Trump se negó a prohibir una pesticida peligrosa, y la nominación de Neil Gorsuch —un fascista cristiano certificado— a la Suprema Corte avanzó con el apoyo de algunos demócratas y probablemente tendrá éxito, con consecuencias devastadoras para el pueblo.

De ahí, el 30 de marzo, el Senado aprobó un nuevo ataque contra Planned Parenthood y los derechos básicos de la mujer, en la forma de un proyecto de ley avalado por Trump que ahora permitiera que los estados bloquearan los fondos para clínicas de planificación familiar que practican abortos. Ese mismo día, Trump declaró que Somalia era una “zona de hostilidades activas”, lo que significa que las fuerzas militares estadounidenses básicamente pueden atacar a voluntad, sin importar si el blanco plantea una amenaza directa a Estados Unidos, aunque probablemente resulte en bajas civiles. Esto ocurre después de que el régimen trumpista ya masacró a unos 200 civiles en Irak el 16 de marzo, a cientos más en Siria el 17 de marzo, y ha intensificado las tensiones y amenazado una escalada militar contra Corea del Norte — con consecuencias potencialmente catastróficas.

De hecho, el 28 de marzo, el mismo día que el New York Times publicó su editorial de que “el sistema funciona”, el régimen de Trump y Pence aniquiló la privacidad en el internet y abrió la puerta para una vigilancia oficial más generalizada. Revocaron las restricciones de la Agencia de Protección Ambiental sobre la quema del carbón, las emisiones del gas metano y las centrales eléctricas, mientras abrieron más terrenos públicos para la minería del carbón, que es devastadora para el medio ambiente. Trump y el procurador general Sessions invitaron a los representantes nacionales del Orden Fraternal de Policías, y aseguraron a estos opresores asesinos que tendrán un respaldo de un “100 por ciento” de la Casa Blanca y le hicieron más amenazas al pueblo negro en Chicago. Además, el estratega en jefe de Trump, Steve Bannon, se reunió con los republicanos para reagruparse en su batalla para recortar los gastos del cuidado médico y para revocar o destripar Obamacare.

La tercera manera: En esencia, el New York Times trata a Trump como simplemente otro presidente sujeto a las mismas consideraciones como los demás presidentes. Trump, según ese razonamiento, es “normal” después de todo. De nuevo, el New York Times se equivoca — se equivoca severamente. Se trata del fascismo, y no es la democracia burguesa de siempre, y no consolida el poder sin sobresaltos, según algún plan maestro. Avanza a trompicones y sacudidas, mediante reveses y contraofensivas.

Un ejemplo de la Alemania nazi lo ilustra. Adolfo Hitler subió al poder por primera vez a principios de 1933. Poco después, el parlamento alemán —el Reichstag— fue incendiado. Hitler lo aprovechó para atribuirse poderes de emergencia y limitar severamente los derechos del pueblo. No obstante, casi un año después, en diciembre de 1933, las cortes alemanas exoneraron a Georgi Dimitrov y a otros tres comunistas a los cuales Hitler había acusado de prender el incendio en el Reichstag. Esto fue un revés importante para Hitler, pero ¡hubiera sido suicida concluir que esto lo pusiera a la defensiva y que pronto él sería irrelevante! De hecho, seis meses después, Hitler lanzó grandes ofensivas sanguinarias contra los centros de oposición ubicados en los partidos conservadores alemanes en la coalición hitleriana y también elementos del mismo partido nazi.

El New York Times SÍ revela sin querer cierta verdad sobre una cosa...

Pero el New York Times revela sin querer cierta verdad sobre una cosa: al tratar con Donald Trump, el sistema de democracia burguesa —la dictadura de la clase dominante capitalista-imperialista— está funcionando normalmente. En este momento, la clase dominante se preocupa más por canalizar a los millones de personas las cuales se sienten conmocionadas, indignadas y angustiadas por Trump y sí, “están cuestionando” la naturaleza del sistema política estadounidense, hacia actividades dentro de los confines de su sistema. En otras palabras, el New York Times y otros representantes liberales o demócratas de la clase dominante temen más que las masas populares se salgan de su control de lo que le temen al fascismo trumpista. No quieren nada que posiblemente ponga en tela de juicio la legitimidad del actual sistema o que le permita al pueblo sentir el potencial de su propia fuerza al salirse de los trillados cauces de costumbre. Y eso a pesar de las amenazas sin precedente, hasta existenciales, que plantea para la humanidad y el planeta.

es posible detener esta amenaza fascista y sacar del poder a Trump y Pence, pero únicamente si millones de personas rechazan las promesas e ilusiones falsas del tipo que ofrecen el New York Times y otros representantes del sistema, y que al contrario, se toman las calles, actúan fuera de los cauces normales y exigen: “¡NO! ¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!”. Hay una ventana de oportunidad en que actuar antes de que se consolide el régimen de Trump y Pence, y urge actuar AHORA. Rechazar el Fascismo ha convocado a la gente a sumarse a las importantes marchas antitrumpistas el 22 de abril y el 29 de abril y el 1º de mayo, y a organizarlas como parte de expulsar a este régimen fascista. Hay un lugar en este esfuerzo para toda persona que quiera oponerse a Trump.

La historia y la humanidad cuentan con nosotros.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/para-que-luchas-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

¿Para que luchas?

fascist hydra meme

5 de de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El conflicto sobre Rusia entre diferentes bloques al interior de la estructura de poder estadounidense podría ser una parte de lo que conduce a una crisis seria. Sí, ellos están peleando — sobre la mejor forma de reforzar la dominación y el saqueo al pueblo y al planeta. ¿De verdad quieres luchar bajo esos términos? ¿De modo que tu consigna más bien sea: “En nombre de la dominación estadounidense, impugnen al presidente títere ruso?”. Pues si lo haces así, terminarás por entregar este movimiento naciente pero creciente de regreso a las mismísimas fuerzas sociales, sistema y perspectiva de “Estados Unidos primero” de lo que surgió todo este desastre.

Solamente la consigna “¡NO! ¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!” expresa los intereses y las aspiraciones fundamentales del pueblo del mundo, y sí, de cientos de millones de personas en Estados Unidos.

Esas dos consignas darían resultados muy diferentes y llevarían a mundos muy diferentes. La una o la otra establecerá los términos en nuestro movimiento. Pero, ¿cuál será?

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/la-marcha-por-la-ciencia-del-22-de-abril-contra-los-ataques-a-la-ciencia-de-parte-del-regimen-de-trump-y-pence-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

La Marcha POR la Ciencia del 22 de abril contra los ATAQUES a la ciencia de parte del régimen de Trump y Pence

2 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El régimen de Trump y Pence ataca la ciencia como una parte clave de su agenda fascista. En una respuesta importante, muchos miles de científicos y otros van a marchar el 22 de abril en defensa de la ciencia y los científicos, y la integridad del propio proceso científico. Además de una gran marcha en Washington, D.C., habrá más de 400 marchas satélite sobre el tema en ciudades por todo Estados Unidos y el mundo.

Los ataques del régimen de Trump y Pence están generalizados y con blancos específicos, impulsados por una agenda ideológica y política y al servicio de tal agenda. Aquí están sólo unos pocos de estos ataques:

* Trump firmó un orden ejecutivo para eliminar las pequeñas medidas que Estados Unidos había implementado para limitar la emisión de gases de efecto invernadero, la causa principal del calentamiento climático global que conduce al planeta hacia una catástrofe ambiental.

* Poco después de las elecciones, el equipo de transición de Trump pidió listas de los funcionarios gubernamentales que habían trabajado sobre el calentamiento global. Bien pareció una recabación de nombres para una caza de brujas.

*El régimen —repleto de personas que, como su jefe, rechazan la realidad científica del cambio climático— se ha iniciado el amordazamiento oficial de los científicos gubernamentales. Aunque la desproporcionada parte del impacto del calentamiento global afectará a las masas de la humanidad en tercer mundo, una parte importante de la investigación al respecto ha sido financiado y realizado en Estados Unidos.

* El régimen ha vuelto a otorgar permisos para los oleoductos Dakota Access y Keystone XL. Ambos habían perfilado como centros de la batalla para proteger el medio ambiente y el planeta.

* Por limitadas que fueran las medidas del acuerdo de Paris de 2015 sobre el calentamiento global en la restricción y reducción de los factores que contribuyen al calentamiento global, este régimen está amenazando con salirse del mismo, lo que suscita incertidumbre y la posibilidad del colapso total del tratado y el marco sobre el clima.

* Trump y Pence también pretenden recortar dramáticamente los presupuestos de importantes instituciones científicas y de salud pública, como los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y otros organismos de investigación científica que no tienen que ver de forma directa con la producción de armas.

* El enfoque profundamente anti-ciencia de este régimen señala aún más censura de los hallazgos, la supresión de fondos y la restricción del papel de la ciencia en la política pública cuando entre en contradicción con su agenda o los intereses corporativos.

* La prohibición de los musulmanes y los ataques a los inmigrantes también han afectado a la comunidad científica, la cual en Estados Unidos consta de manera desproporcionada de personas nacidas en el extranjero.

Junto con los ataques a la ciencia en ámbitos como la salud pública y el medio ambiente, el dominio de la extremadamente anti-científica agenda ideológica fascista cristiana es profundamente peligroso. Uno de los frentes principales de su ataque a la ciencia va contra el hecho de la evolución —que muestra que toda la vida en el planeta Tierra ha evolucionado de ancestros comunes durante al menos 3.5 mil millones de años— porque contradice directamente su interpretación textual de la Biblia de los fascistas cristianos, quienes han librado campañas bien financiadas y engañosas para socavar e incluso prohibir la enseñanza de la evolución en las escuelas, a pesar de que la evolución es uno de los hechos más bien establecidos y comprobados en la historia de la ciencia, y han convocado a fuerzas políticas para promover el creacionismo bíblico como una ciencia. Betsy DeVos, la secretaria de Educación de Trump, es una fascista cristiana que ha estado profundamente comprometida a imponer esta concepción del mundo a la sociedad. Ahora, con sus manos en las palancas de la educación, estas fuerzas pueden hacer un gran daño, negándoles a generaciones de niños la ciencia de la evolución y el método científico.

¿Por qué es que esto importa, no sólo para la educación científica sino para la emancipación de la humanidad? Todos necesitan entender los hechos básicos de la evolución, así como los elementos esenciales del método científico. Ardea Skybreak captura esto en su libro La ciencia de la evolución y el mito del creacionismo: Saber qué es real y por qué importa:

Cuando privan a los individuos de un enfoque científico de la realidad en su conjunto, les quitan una apreciación completa de la belleza y riqueza del mundo natural, así como de los medios para conocer la dinámica del cambio no solamente de la naturaleza, sino también de la sociedad humana.

Los ataques de este régimen a la ciencia se dan en el contexto más amplio de un asalto generalizado contra la noción misma de la verdad. Trump se ha vuelto infame por simplemente inventar tonterías, alegar cosas que sirven a sus intereses y agenda cuando le conviene. Ha calificado de “noticias falsas” cualquier realidad o hechos opuestos a su agenda o que critican a él, y sus secuaces como Kellyanne Conway han calificado su ficción y narrativas de “hechos alternativos”. ¡NO! Aquello, por definición, es un oxímoron. Este asalto total contra la realidad y la verdad tiene precedentes en la trayectoria fascista y la base social que los republicanos representan — como por ejemplo los medios de comunicación como Noticias Fox o la anterior administración republicana de George W. Bush. Pero Trump representa un salto cualitativo más allá de todo que ha pasado anteriormente.

Todo esto constituye el telón de fondo, contexto, objetivo y factor impulsor para la Marcha por la Ciencia del 22 de abril. La misión de la marcha dice que el 22 de abril será una “celebración de la ciencia” y contribuirá a romper las barreras para que la gente pueda hacer ciencia y acceder a la ciencia. E incluye un claro llamado a actuar (nuestra traducción):

Frente a una tendencia alarmante a descreditar el consenso científico y restringir el descubrimiento científico, podríamos preguntar: ¿podemos darnos el lujo de no alzar la voz en su defensa?

Las personas que valoran la ciencia han permanecido en silencio durante demasiado tiempo frente a las políticas que ignoran la evidencia científica y ponen en peligro tanto la vida humana como el futuro de nuestro mundo. Las nuevas políticas amenazan con restringir aún más la capacidad de los científicos de investigar y comunicar sus hallazgos. Nos enfrentamos a un futuro posible en que la gente no sólo ignora la evidencia científica, sino que trata de eliminarla por completo. Permanecer en silencio es un lujo el que ya no podemos darnos. Debemos mantenernos unidos y apoyar la ciencia.

Esta postura es muy positiva y, a pesar de que la declaración de la misión no menciona explícitamente el régimen de Trump y Pence, todos entienden de qué se trata esta marcha — como la Marcha de las Mujeres del día después de la toma de posesión de Trump. La misión de la marcha asimismo tiene una orientación aguda general sobre la epistemología científica (cómo las personas adquieren el conocimiento y cómo saben que algo es verdad, y el método científico que se necesita para hacerlo). Y en términos básicos procede de acuerdo a la perspectiva del mundo y del dominio público del conocimiento humano, en lugar del estrecho interés nacional de Estados Unidos de “hacer que Estados Unidos tenga grandeza”. La misión de esta marcha, que ya es mundial, termina con: “Debemos sacar la ciencia de los laboratorios y revistas y compartirla con el mundo” (énfasis añadido).

La entrevista a Ardea Skybreak, Ciencia y revolución: Sobre la importancia de la ciencia y la aplicación de la ciencia a la sociedad, la nueva síntesis del comunismo y la dirección de Bob Avakian, desmitifica y le da vida a la importancia de la ciencia, mostrando por qué la ciencia se aplica a toda la realidad natural y social. En la entrevista, Skybreak declara que la ciencia es “...una herramienta muy poderosa. Es un método y un enfoque que nos permite poder decir qué es la verdad, qué corresponde a la realidad tal como en realidad es.... La ciencia es un proceso basado en la evidencia.... La ciencia nos permite confrontar e identificar los problemas, reconocerlos y encontrar la manera de solucionarlos, en lugar de huir de ellos…. Sin ciencia estamos a la merced de ser manipulados, o de tener nuestra forma de pensar manipulada y de no ser capaces de distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, entre lo cierto y lo falso”.

En pocas palabras, ¡la ciencia importa! El 22 de abril, tenemos que defenderla.

Lee esto para un tratamiento más extenso de la Marcha por la Ciencia, incluido la manera en que se inició y las lecciones para sacar de ello; cómo la marcha se relaciona con la batalla crucial para expulsar al régimen fascista y crear un mundo mejor; y la necesidad, pertinencia y oportunidad concretas para llevar la obra y la dirección de Bob Avakian (BA) a un sector de la gente que se encuentra impulsado a la vida política.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/la-marcha-por-la-ciencia-del-22-de-abril-por-que-importa-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

La Marcha por la Ciencia del 22 de abril —
Por qué importa

3 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Los científicos y otros que defienden la ciencia tienen programada una marcha para el 22 de abril en protesta por los ataques a la ciencia y la verdad, y en apoyo del papel de la ciencia en el gobierno y la política pública, y por la misma integridad del propio proceso científico. Además de una gran marcha en Washington, D.C., habrá más de 400 marchas satélite sobre el tema en ciudades por todo Estados Unidos y el mundo. La mayoría de las principales organizaciones científicas respaldan la marcha, convocando a sus miembros a manifestarse. Se anticipa la participación de decenas de miles, si no cientos de miles, de personas el 22 en todo Estados Unidos — y en todo el mundo.

La marcha se originó y ha cobrado ímpetu y apoyo en respuesta a los ataques del régimen de Trump y Pence a la ciencia, ataques generalizados y con blancos específicos, impulsados por una agenda ideológica y política y al servicio de tal agenda.

En este artículo, analizamos algunos de los frentes clave de estos ataques a la ciencia, por qué importa defender la ciencia, cómo se originó la marcha, cuáles lecciones podemos sacar de esta experiencia, y cómo esto puede contribuir a la lucha más grande que se necesita. Vamos a seguir cubriendo esto, e invitamos a las y los lectores a enviarnos sus ideas y percepciones, y déjennos saber si quieren ofrecerse de voluntarios para ayudar a cubrir las marchas, o de otras formas.

I. Los ataques del régimen a la ciencia, por qué importan — y la lucha en su contra

Poco después de la toma de posesión, el equipo de transición de Trump pidió listas de empleados y contratistas del Departamento de Energía que habían asistido a reuniones sobre el calentamiento global. Bien pareció una recabación de nombres para una caza de brujas, en el contexto más amplio de la negación del calentamiento global por Trump durante toda su campaña, los ataques a la Agencia de Protección Ambiental (EPA por las siglas en inglés) y las amenazas de recortar sus fondos y una campaña intensificada de las fuerzas derechistas fascistas contra los científicos climáticos. Los científicos empezaron a hacer copias de respaldo de sus datos y a tomar otras medidas para conservar las investigaciones y hallazgos importantes acumulados durante décadas, al mismo tiempo que el régimen se inició el amordazamiento oficial de los científicos gubernamentales. Aunque la desproporcionada parte del impacto del calentamiento global afectará a las masas de la humanidad en las naciones oprimidas, conocidas como el tercer mundo, una parte importante de la investigación al respecto cuenta con financiación y se realiza en Estados Unidos, el país, hasta hace poco, que ha sido la fuente más grande de las emisiones de los gases de efecto invernadero, los que causan el calentamiento global. Se trata de una amenaza catastrófica con consecuencias planetarias para miles de millones de personas potencialmente afectadas por la elevación del nivel del mar, el aumento del número y la intensidad de las hambrunas, sequías y huracanes, y el agotamiento general de los recursos de agua dulce como el deshielo de los glaciares. Basado en una ideología profundamente anti-ciencia y anti-medio ambiente, el régimen ha vuelto a otorgar permisos para que los oleoductos Dakota Access y Keystone vuelvan a emprender la construcción —ambos oleoductos se había perfilado como centros de la batalla para proteger el medio ambiente y el planeta— al mismo tiempo que está recortando el presupuesto de la EPA y ha nombrado como su jefe a alguien que rechaza el mero hecho de que el planeta se está calentando debido a los gases de efecto invernadero. Por limitadas que fueran las medidas del acuerdo de Paris de 2015 sobre el calentamiento global en la restricción y reducción de los factores que contribuyen al calentamiento global, este régimen está amenazando con salirse del mismo, lo que suscita incertidumbre y la posibilidad del colapso total del tratado y el marco sobre el clima.

El régimen de Trump y Pence también ha recortado dramáticamente los presupuestos de importantes instituciones científicas y de salud pública, como los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y otros organismos de investigación científica que no tienen que ver de forma directa con la producción de armas. El enfoque profundamente anti-ciencia de este régimen se manifestará en aún más censura de los hallazgos, el amordazamiento de los científicos, la supresión de fondos y la restricción del papel de la ciencia en la política pública cuando entre en contradicción con su agenda o los intereses corporativos. Y lo anterior es solo un vistazo de los ataques generalizados a la ciencia que el régimen ya ha iniciado. Su prohibición de los musulmanes y sus ataques a los inmigrantes también han afectado a la comunidad científica, la cual en Estados Unidos consta de manera desproporcionada de personas nacidas en el extranjero — y además los científicos han emprendido una resistencia a estos ataques, haciendo declaraciones públicas contra estos ataques y pidiendo más inclusión y diversidad en general. Revolución/revcom.us ha venido cubriendo y seguirá cubriendo estos ataques, y alentamos a nuestros lectores a comunicarse con nosotros sobre el tema, informándonos de tales ataques.

Junto con los ataques a la ciencia en ámbitos como la salud pública y el medio ambiente, el dominio de la extremadamente anti-científica agenda ideológica fascista cristiana es profundamente peligroso. Uno de los frentes principales del ataque fascista a la ciencia va contra el hecho de la evolución —de que toda la vida en el planeta Tierra ha evolucionado de ancestros comunes durante al menos 3.5 mil millones de años— porque contradice directamente su interpretación textual de la Biblia. Estos fascistas cristianos promotores de la interpretación textual de la Biblia han librado campañas bien financiadas y engañosas para socavar e incluso prohibir la enseñanza de la evolución en las escuelas, a pesar de que la evolución es uno de los hechos más bien establecidos y comprobados en la historia de la ciencia, y han convocado a fuerzas políticas para promover el creacionismo bíblico como una ciencia. Betsy DeVos, la nueva secretaria de Educación de Trump, es una fascista cristiana que ha estado profundamente comprometida a imponer esta concepción del mundo a la sociedad. Ahora, con sus manos en las palancas de la educación, estas fuerzas pueden hacer un gran daño, negándoles a generaciones de niños la ciencia de la evolución y el método científico.

¿Por qué es que esto importa, no sólo para la educación científica sino para la emancipación de la humanidad? Todos necesitan entender los hechos básicos de la evolución, así como los elementos esenciales del método científico. Ardea Skybreak captura esto en su libro La ciencia de la evolución y el mito del creacionismo: Saber qué es real y por qué importa:

Cuando privan a los individuos de un enfoque científico de la realidad en su conjunto, les quitan una apreciación completa de la belleza y riqueza del mundo natural, así como de los medios para conocer la dinámica del cambio no solamente de la naturaleza, sino también de la sociedad humana.

Los ataques de este régimen a la ciencia se dan en el contexto más amplio de un asalto generalizado contra la noción misma de la verdad como la correspondencia con la realidad (vea “Los ‘hechos alternativos’ de Donald Trump contra la verdad”). Trump se ha vuelto infame por simplemente inventar tonterías, alegar cosas que sirven a sus intereses y agenda cuando le conviene. Ha calificado de “noticias falsas” cualquier realidad o hechos opuestos a su agenda o que critican a él, y sus secuaces como Kellyanne Conway han calificado su ficción y narrativas de “hechos alternativos”. ¡NO! Aquello, por definición, es un oxímoron. Si bien este asalto total contra la realidad y la verdad tiene precedentes en la trayectoria fascista y la base social que los republicanos representan —como por ejemplo los medios de comunicación como Noticias Fox o la anterior administración republicana de George W. Bush— Trump representa un salto cualitativo más allá de todo que ha pasado anteriormente.

Marchas programas para todo Estados Unidos al 27 de marzo de 2017. (Para agrandar el mapa, haga clic el mapa) Mapa de La Marcha por la Ciencia

 

Todo esto constituye el telón de fondo, contexto, objetivo y factor impulsor para la Marcha por la Ciencia del 22 de abril. Al poner en primer plano la “celebración de la ciencia”, al romper las barreras para que la gente pueda hacer ciencia y acceder a la ciencia, la misión de la marcha incluye un claro llamado a actuar (nuestra traducción):

Frente a una tendencia alarmante a descreditar el consenso científico y restringir el descubrimiento científico, podríamos preguntar: ¿podemos darnos el lujo de no alzar la voz en su defensa?

Las personas que valoran la ciencia han permanecido en silencio durante demasiado tiempo frente a las políticas que ignoran la evidencia científica y ponen en peligro tanto la vida humana como el futuro de nuestro mundo. Las nuevas políticas amenazan con restringir aún más la capacidad de los científicos de investigar y comunicar sus hallazgos. Nos enfrentamos a un futuro posible en que la gente no sólo ignora la evidencia científica, sino que trata de eliminarla por completo. Permanecer en silencio es un lujo el que ya no podemos darnos. Debemos mantenernos unidos y apoyar la ciencia.

Esta postura es positiva y, a pesar de que no menciona explícitamente el régimen de Trump y Pence en la declaración de misión, todos entienden de qué se trata esta marcha. En este sentido se parece a la Marcha de las Mujeres del día después de la toma de posesión de Trump. Asimismo, un elemento muy positivo de la misión de la marcha es su orientación aguda general sobre la epistemología científica (cómo las personas adquieren el conocimiento y cómo saben que algo es verdad, y el método científico que se necesita para hacerlo), en términos básicos procede de acuerdo a la perspectiva del mundo y del dominio público del conocimiento humano, en lugar del estrecho interés nacional de Estados Unidos de “hacer que Estados Unidos tenga grandeza”. La misión de esta marcha, que ya es mundial, termina con: “Debemos sacar la ciencia de los laboratorios y revistas y compartirla con el mundo” (énfasis añadido).

Este es un sentimiento positivo. ¡La ciencia importa!

La entrevista a Ardea Skybreak, Ciencia y revolución: Sobre la importancia de la ciencia y la aplicación de la ciencia a la sociedad, la nueva síntesis del comunismo y la dirección de Bob Avakian, desmitifica y le da vida a la importancia de la ciencia, mostrando por qué la ciencia se aplica a toda la realidad natural y social. En la entrevista, Skybreak declara que la ciencia es “...una herramienta muy poderosa. Es un método y un enfoque que nos permite poder decir qué es la verdad, qué corresponde a la realidad tal como en realidad es.... La ciencia es un proceso basado en la evidencia.... La ciencia nos permite confrontar e identificar los problemas, reconocerlos y encontrar la manera de solucionarlos, en lugar de huir de ellos…. Sin ciencia estamos a la merced de ser manipulados, o de tener nuestra forma de pensar manipulada y de no ser capaces de distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, entre lo cierto y lo falso”.

II. Una breve nota sobre los orígenes de la Marcha por la Ciencia — y las lecciones que hay que sacar

Los orígenes de esta marcha revelan tanto los amplios sectores de personas que detestan lo que representa este régimen — como la rápida movilización que puede materializarse, si se actúa de manera decisiva sobre las contradicciones sociales y la necesidad sentida, de modo científico y de acuerdo con los intereses de las masas populares.

Según informes de prensa, Jonathan Berman, investigador postdoctoral de la Universidad de Texas, estaba cada vez más horrorizado por los ataques de este régimen a la ciencia, especialmente los informes iniciales sobre el amordazamiento de los científicos del clima gubernamentales, y comenzaba a considerar la situación como inadmisible a medida que iba conociendo más. Las protestas de masas del día después de la toma de posesión, la Marcha de las Mujeres, lo inspiraron. Al confrontar la necesidad de algo similar con relación a los ataques a la ciencia, la tomó de corazón y actuó al respecto. Aquí se ve lo que se hace posible —la iniciativa, la creatividad y el desafío de las personas— una vez que se convenzan de la necesidad de actuar. Como señala la declaración del Comité Central del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, “Algunos puntos de orientación estratégica para el período entrante”: “Esto es lo que se necesita, a una escala masiva y creciente”.

Berman estableció una página de Facebook, y pronto se le unió otra co-iniciadora de la marcha, la investigadora de salud pública, Caroline Weinberg. Según las noticias, la membrecía de la página de Facebook creció de 200 la primera noche a 300.000 la noche siguiente. Un factor positivo fue la certeza del llamamiento inicial que emitieron (nuestra traducción):

Aunque esto se iniciará con una marcha, esperamos utilizar esto como punto de partida para tomar una posición por la ciencia en la política. Recortar fuertemente los fondos y restringir el que los científicos comuniquen sus hallazgos (¡de investigaciones financiadas con impuestos!) al público es absurdo y no se puede permitir como política. Esta es una cuestión no partidista que va mucho más allá de las personas en los campos de STEM y debe preocupar a cualquier persona que valora la investigación empírica y la ciencia.

Hay ciertas cosas que aceptamos como hechos sin alternativas. La Tierra se está calentando más debido a la acción humana. La diversidad de vida surgió por medio de la evolución. Los políticos que desvalorizan la erudición se arriesgan a tomar decisiones que no reflejen la realidad y hay que hacer que rindan cuentas. Un gobierno estadounidense que ignora la ciencia a fin de perseguir agendas ideológicas pone en peligro al mundo. (énfasis añadido)

Esto es un ejemplo de cómo fuerzas pequeñas que actúan en torno a contradicciones profundas con la certeza científica pueden hacer algo con gran impacto y hacer que se materialicen las fuerzas necesarias para hacer lo que se necesita.

III. La importancia de la marcha — para la crucial batalla política para expulsar a este régimen fascista, y para crear un mundo mejor

Políticamente en este momento, esta marcha de los científicos y de aquellos que defienden la ciencia es significativa. Si bien no se presenta esta protesta, ni explícita ni oficialmente, como una protesta anti-Trump, esto es el sentimiento que impulsa su entusiasmo y organización. Al recalcar la necesidad de ACTUAR y de manifestarse en las calles, y de proceder, como orientación general, de acuerdo a los intereses del mundo, este sector de la población que está actuando de modo que rompa con las normas convencionales —“los científicos en las calles”—, tiene el potencial de contribuir a inspirar a otros, y a la resistencia de masas que se necesita para expulsar a este régimen.

Desde muy temprano se ha brotado un debate sobre si esta marcha es algo bueno o no — y este debate continúa.

En un artículo de opinión del New York Times, Robert Young dice que la marcha es una mala idea, que “…tratar de recrear la Marcha de las Mujeres claramente política solo serviría para reforzar la narrativa de los conservadores escépticos de que los científicos son un grupo de presión que politiza sus datos, investigaciones y hallazgos para sus propios fines”. Young es un profesor de geología costera de la Universidad de Carolina Occidental, y contó su experiencia de estar bajo ataque de los escépticos del calentamiento global, empresarios de bienes raíces y otros por sus investigaciones que consideraban desfavorables, a pesar de ser meticulosas, y que él teme la creciente polarización.

Varios científicos respondieron casi inmediatamente, lo cual causó mayor interés y le dio más ímpetu a la marcha, a la vez que reforzaba el argumento de que esta marcha SÍ es una muy buena idea.

Por ejemplo, sin referirse directamente a Young, Rush Holt, el presidente de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS, por las siglas en inglés), respondió a esta controversia en un poderoso editorial en la revista Science. Después de criticar la prohibición a los musulmanes por impedir lo que se necesita para que florezca la ciencia, agrega que “lo más perturbador” es “que se tomen decisiones políticas sobre la base de aseveraciones ideológicas en vez de basarse en los hechos que se pueden verificar. Ver a funcionarios públicos citar ‘hechos alternativos’ deja pasmados a los científicos” (énfasis añadido). Esto es importante porque la ciencia es un proceso que se basa en la evidencia. Además, al tratar las inquietudes de los científicos ante su entrada al terreno político, Holt dice:

Tomar acción es el mejor camino cuando la ciencia está bajo amenaza o cuando la ciencia puede iluminar asuntos públicos. Los científicos no se deben engañar con la idea errónea de que la política es sucia en comparación con la empresa científica, y que por lo tanto deben evitar la lucha. Los científicos tampoco deben pensar que al quedarse al margen y al dejar que los hechos hablen por sí mismos, permiten que la razón prevalezca y que se marchiten los proponentes de políticas erróneas.

Un científico debe hacer grandes esfuerzos para evitar que la ideología, el sesgo o el pensamiento ilusorio contaminen la recabación o análisis de la evidencia — es decir, uno debe evitar la politización de la ciencia. Pero decir que lo contrario es cierto es una falacia. Uno no necesita evitar —de hecho, no debe evitar— la aplicación de la ciencia pertinente en las situaciones políticas o sociales donde puede ayudar a resolver problemas. La necesidad de mantener la pureza de la majestuosa empresa científica no debería utilizarse como un pretexto para la inacción. (énfasis añadido)

Por lo general, este llamamiento a la acción de entre los científicos y de aquellos que defienden la ciencia puede contribuir al movimiento que se necesita para expulsar a este régimen. Es algo que hay que apoyar y fortalecer por lo que es, y aquellos que participan en la batalla política para expulsar a este régimen fascista deben popularizar con osadía la posición de ¡NO! ¡En nombre de la humanidad, nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!, planteando el argumento de que es urgente y NECESARIO expulsar a este régimen, ayudando a la gente a sacar conclusiones sobre el carácter cualitativo de que es parte de una forma específica de gobernar (el fascismo) que lo mantiene unido — recalcando la naturaleza global de todo esto, y la necesidad de derrotarlo como un régimen. La proyección de las acciones de los científicos a otros sectores sociales también puede contribuir a activar y movilizar a la gente hacia la NECESIDAD/POSIBILIDAD de expulsar a este régimen, es un factor que cambia el estado de ánimo.

Otros científicos, en respuesta al artículo de Young, tomaron de la historia de otros científicos en la vida pública —como Albert Einstein que alzó la voz contra las armas nucleares— y llamaron a un ambiente como el de los años 1960 cuando los científicos estaban mucho más en el ojo del público y en la plaza pública.

Al considerar el más amplio panorama, se ve que este fermento político e intelectual entre los científicos y aquellos que defienden la ciencia es algo muy bueno — con el potencial de contribuir a que se abra una brecha y cree un buen ambiente en el cual florezcan muchos interrogantes más profundos de que la gente necesita la ciencia para evaluar: por ejemplo: ¿cómo es que nos encontramos en esta situación con un régimen fascista que está librando una embestida total contra la ciencia y el pueblo?; ¿qué es lo que esto tiene que ver con el sistema del capitalismo-imperialismo bajo el cual vivimos?; ¿se puede aplicar la ciencia a la sociedad para determinar eso?; ¿qué clase de cambio —y hasta qué clase de revolución— se necesita para crear un mundo digno de la humanidad y en el que la humanidad misma podría ser un guardián digno de la Tierra?; ¿y qué se requerirá en la ciencia y la dirección?

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/484/la-marcha-popular-sobre-el-clima-del-29-de-abril-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

La Marcha del Pueblo por el Clima del 29 de abril: “Nos resistiremos a los ataques contra nuestro pueblo, nuestras comunidades y nuestro planeta”

26 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Docenas de grupos ambientalistas y de justicia ambiental se unieron a grupos de fe, sindicatos y otros para organizar una marcha por el clima, los empleos y la justicia el 29 de abril en Washington, DC. Se realizarán marchas relacionadas en todo el país. La marcha es una continuación del “Movimiento Climático de los Pueblos” que llevó a 400.000 personas a las calles de Nueva York en septiembre de 2014 en respuesta a la crisis climática. Y tiene lugar una semana después de la marcha en pro de la ciencia que tendrá lugar en el D.C. y otras ciudades alrededor del país y el mundo el 22 de abril.

El llamamiento a la marcha declara:

En el día 100 de la Administración de Trump, estaremos en las calles de Washington D.C. para demostrar al mundo y a nuestros líderes que nos vamos a resistir los ataques a nuestro pueblo, nuestras comunidades y nuestro planeta.

Nos reuniremos de todo Estados Unidos para fortalecer nuestro movimiento. Manifestaremos nuestro poder y resistencia ante las puertas de la Casa Blanca. Llevaremos nuestras soluciones a la crisis climática y los problemas que afectan a nuestras comunidades a nuestros líderes en el Congreso para exigir la acción.

La marcha exige la acción y soluciones a la crisis climática arraigadas en la justicia racial y social, la protección del aire, agua y tierra limpios, y un mundo en paz. Es muy importante que hayan unido las demandas para proteger el medio ambiente con aquellas para un fin inmediato de los ataques contra los inmigrantes, las comunidades de color y los pueblos indígenas y para proteger los derechos fundamentales de la libertad de prensa, de expresión y de protesta.

La Marcha Climática de los Pueblos del 21 de septiembre de 2014

La Marcha Climática de los Pueblos del 21 de septiembre de 2014. La pancarta dice “El capitalismo destruya el planeta… ¡Nos hace falta la revolución, y nada menos! Foto: Especial para revcom.us/Revolución

Este llamamiento sale cuando el régimen de Trump y Pence ha lanzado una brutal guerra total contra el medio ambiente en un momento de peligro ambiental planetario. El presupuesto de Trump exige una evisceración masiva del 31 por ciento del presupuesto de la Agencia de Protección Ambiental que profundamente retrasará las protecciones e investigaciones climáticas, dañará en gran medida los esfuerzos para proteger el aire, el agua y la tierra y restringirá la ciencia ambiental. El mismo día que esto se anunció, los científicos de los arrecifes de coral informaron que vastas secciones de la Gran Barrera de Coral de la costa de Australia —quizás el ecosistema oceánico más rico de la Tierra— ya están muertas, destruidas por el calentamiento de los océanos y la contaminación por dióxido de carbono.

El régimen fascista de Trump y Pence y sus partidarios en el Congreso ya han matado una regla que impidió que las compañías de carbón vertieran desperdicios en arroyos, han debilitado las reglas sobre el agua limpia, han terminado el monitoreo de las emisiones de metano de la industria de petróleo y gas, y han prometido eliminar los estándares de eficiencia de combustible para vehículos nuevos. Están en marcha medidas para permitir la matanza de los cachorros de oso y de lobo en las reservas naturales, y para socavar la Ley de Especies en Peligro que ha ayudado a detener la extinción de las especies amenazadas en Estados Unidos, probablemente cientos de ellas. Han silenciado a funcionarios, han borrado información de organismos gubernamentales encargados con la protección del medio ambiente y las tierras públicas. Están en una misión para eliminar toda regulación que limite la capacidad de las empresas capitalistas para saquear el mundo natural. Y todo esto se suma a una consolidación general fascista de la sociedad que amenaza a los pueblos oprimidos y a toda la humanidad.

La marcha del 29 de abril es una bienvenida convocación a la gente a que se tomen las calles para detener esta daga dirigida al corazón de nuestro planeta y su pueblo — y hay que vincularla y hacerla parte del fortalecimiento de la lucha muy urgente para expulsar al régimen fascista de Trump y Pence.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/no-dejes-que-los-jones-te-embauquen-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

No dejes que los Jones te embauquen

5 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Don't let the Joneses get you down
Alex Jones - fascist radio host

El fascista locutor de radio Alex Jones es tanto un “asesor” como un lacayo de Trump, y no tan incidentalmente, es el cabecilla del ataque contra los que quemaron la bandera estadounidense bajo el lema de “Estados Unidos nunca ha tenido grandeza” durante la Convención Nacional Republicano. Alex Jones, por medio de su demagogia paranoica, azuza a las bases sociales reaccionarias de Trump y las pone a la ofensiva.

Van Jones

Van Jones es el “representante del movimiento” sano y seguro designado por la CNN. Este Jones se babeó sobre el homenaje de Trump a esa viuda de un criminal de guerra en su discurso ante el Congreso, y en la televisión busca puntos en común con los trumpistas impenitentes. Van Jones, por medio de su normalización de Trump y del trumpismo, adormece política e ideológicamente a aquellos que se le oponen al régimen.

Quizás parezca que estos Jones sean tan diferentes como la noche al día; en realidad, los dos contribuyen al mismo objetivo: la consolidación de un Estados Unidos fascista.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/snumqg-parar-los-masivos-ataques-terroristas-en-irak-y-siria-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar:

¡Parar los masivos ataques terroristas de la coalición encabezada por Estados Unidos en Irak y Siria!

5 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

El 17 de marzo de 2017, el Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar (SNUMQG) anunció su transformación en una herramienta más completa para la revolución basada en la nueva síntesis del comunismo de Bob Avakian. Lea el editorial del SNUMQG aquí: “Editorial: Introducción a un SNUMQG transformado”.

 

27 de marzo de 2017. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. Estados Unidos y su coalición han llevado a cabo intensificados ataques terroristas en Irak y en Siria, matando unos 1.000 civiles desde principios de marzo, según el grupo de observación, con base en Reino Unido, Airwars.org.

Airstrike of a mosque in Syria
El 16 de marzo, mientras cientos de personas del pueblo de Al-Jineh, Siria, se congregaban en una mezquita recién-construida para las oraciones vespertinas, el Comando Central estadounidense arrasó el edificio mediante un ataque aéreo, dejó 46 muertos y atrapó a muchos más en los escombros.

Aunque no se han verificado todas estas muertes, en muchos casos la organización comprobó declaraciones de testigos y listas de víctimas por nombre y edad. Estos niños y adultos son individuos reales cuyas vidas fueron segadas por asesinos movidos por fines políticos — como las cuatro personas asesinadas en el ataque en el distrito de Westminster, Londres, que las autoridades británicas maliciosamente están usando para justificar mayor terrorismo de Reino Unido como parte de la coalición dirigida por Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses justifican el asesinato de civiles árabes por las necesidades de la guerra. Pero esas muertes son el resultado directo de los objetivos reaccionarios en esta guerra, que no son de liberar al pueblo sino de impedir una amenaza reaccionaria contra la dominación de Occidente, lo que incluye castigar y masacrar masas de personas.

De manera importante, estas matanzas en masa también han sido documentadas por organizaciones como el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y los rescatistas de los Cascos Blancos, cuyos previos informes sobre la matanza de civiles por ataques aéreos de los regímenes ruso y sirio fueron utilizados por Estados Unidos y otros gobiernos de Occidente, para acusar a sus rivales de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Por otro lado, al 24 de marzo, cuando el mismo gobierno iraquí dependiente de Estados Unidos pidió un alto a este mortal ataque de aviones no tripulados (drones) y bombarderos, el gobierno estadounidense negó que hubiesen ocurrido estas muertes de civiles y sigue negándose a cambiar sus tácticas.

La más reciente ola de matanzas en masa salió a la luz por primera vez en los medios informativos del Occidente con un ataque aéreo realizado por Estados Unidos contra la aldea de al-Jina en la provincia occidental de Alepo el 16 de marzo. Por lo menos 46 personas fueron asesinadas por ataques aéreos que dieron con una concurrida mezquita cuando daban clases de religión. Según el Washington Post, dos aviones no tripulados estadounidenses lanzaron seis misiles Hellfire y luego arrojaron una bomba de 226 kilos. Las fotos mostraban los fragmentos claramente identificables de los misiles estadounidenses y el edificio destruido. El 22 de marzo, ataques aéreos dieron con una panadería y un mercado adyacente en al-Thani en la provincia de Raqa, y mataron a docenas de panaderos y otros civiles.

Luego, en lo que se ha descrito como el peor ataque aéreo de civiles desde que Estados Unidos aporreó a Irak durante su invasión de 2003, las aeronaves de la coalición de Estados Unidos atacaron el barrio al Jadida en la ciudad de Mosul, donde las fuerzas encabezadas por Estados Unidos recientemente habían expulsado al fundamentalista islámico Estado Islámico (EI) [Daesh o ISIS]. A una semana del ataque del 17 de marzo, han recuperado más de 200 cuerpos bajo los escombros, y se espera que la cifra sea mucho más alta. Se encontró una cuantiosa cantidad de cuerpos en un gran sótano donde la gente se refugiaba del enfrentamiento. Se cree que muchos otros quedaron enterrados bajo otros edificios cercanos.

La tácita y algunas veces explícita racionalización por esta pérdida de vidas en una escala tan grande es que de otra manera no se podría derrotar al EI. A primera vista este es un enfermizo argumento cuya suposición implícita es que la vida de los árabes vale menos que la de las personas como “nosotros”, personas de los países de Occidente a las que les dicen que deben respaldar a sus gobernantes imperialistas que las “mantienen seguras”. Lo que también oculta este argumento es que esas guerras se definen y se realizan según sus objetivos políticos —y la inaceptable muerte en masa de civiles en esta guerra surge de los objetivos reaccionarios de ambas partes.

El proyecto del EI, una dictadura religiosa al servicio de nuevos y viejos explotadores que se sienten trabados por el actual estatu quo dominado por Occidente, requiere tratar a la gente de los países de Occidente, pero también a la gente de Medio Oriente a la que buscan gobernar como si fuera simplemente ganado que se puede masacrar. Su proyecto va contra los intereses fundamentales de las masas populares, y en últimas no puede basarse en el apoyo consciente y voluntario para su causa. El acribillamiento de personas que buscaban escapar de zonas bajo ataques encabezados por Estados Unidos, y el uso de civiles como escudos humanos y otras tácticas que desprecian la vida de civiles, se rigen por sus objetivos políticos e ideológicos.

Esto no es menos cierto para la coalición encabezada por Estados Unidos que combate contra el EI. Estados Unidos, ante todo, quiere mantener su intolerable dominación política y económica de la región, lo que en primer lugar creó las condiciones para el auge del fundamentalismo islámico. La vida de la gente de Irak y Siria no significa nada para Estados Unidos porque los objetivos del proyecto estadounidense no incluyen la seguridad de estos u otros pueblos, mucho menos su bienestar y emancipación de la humillación nacional y el atraso que han impuesto.

Esto es verdad no solo estratégicamente sino de maneras tácticas muy específicas. Estados Unidos ha conformado una inestable coalición cuyos miembros compiten entre sí y hasta con Estados Unidos por un papel más significativo en el control de los pueblos de la región, aunque en ciertas ocasiones le hacen el trabajo sucio a Estados Unidos. A pesar de la presencia de cientos de miles de civiles en Mosul, por ejemplo, ninguna parte de esta coalición prevé tácticas serias para evitar la muerte de civiles, que se supone debe ser un prerrequisito para librar una guerra según las normas de guerra internacionales. Estas normas son a lo sumo ocasional palabrería vacía pagada para tratar de diferenciar entre las fuerzas pro-Occidente y el EI. Al mismo tiempo, una importante razón por la que Estados Unidos está intensificando sus ataques aéreos en Irak y Siria tiene que ver sus objetivos políticos y las necesidades que emanan de eso. Estados Unidos enfrenta un complejo panorama político en el que necesita el respaldo tanto de Turquía, como de los kurdos que están en la mira del régimen turco, por no hablar de fuerzas que se inclinan por la misma República Islámica de Irán que Estados Unidos también considera un obstáculo para sus intereses, junto con los frágiles e inestables alineamientos con Rusia y Turquía. En este contexto, el mayor despliegue del poderío aéreo es un medio para restablecer el control estadounidense sobre el campo de batalla sin volver a enviar a cientos de miles de tropas estadounidenses, aun cuando esa cantidad de tropas está aumentando.

Cualesquiera que sean los resultados militares inmediatos logrados por Estados Unidos y sus aliados en Mosul y Raqa, es muy probable que esta situación conduzca a más, y no menos, yihadismo islámico. Después de todo, el fundamentalista sunita EI surgió de la agresión y otros crímenes de Estados Unidos en Irak: el extremo costo humano de la guerra de Irán-Irak impulsada por Estados Unidos, la muerte de cientos de miles de civiles y otros como resultado de las sanciones destinadas a derribar el régimen de Saddam Hussein, y después la invasión de Estados Unidos y la resultante ocupación. Durante la ocupación y desde ese entonces, Estados Unidos cínicamente financió y armó a las fuerzas chiítas y sunitas para que libren guerras de limpieza entre sí, lo que ha generado hoy la dominación chiíta de Bagdad y el gobierno iraquí respaldados por Estados Unidos. Además de las consecuencias políticas de las acciones de Estados Unidos y sus aliados en Irak y Siria, entre estas los ataques a los oponentes más laicos de Occidente, estas últimas atrocidades también han mostrado la hipocresía y el verdadero contenido de los valores de Occidente en cuyo nombre se cometieron. Luego los islamistas reaccionarios se aprovecharon de esto para falsamente afirmar que su ideología y objetivos sociales son la única alternativa.

Forjar otro camino

Forjar otro camino es una versión revisada de un discurso de Bob Avakian, presidente del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, ante un grupo de simpatizantes del Partido, en 2006. Es un recurso de rigor para entender a fondo lo que es en efecto “la guerra contra el terror” de Estados Unidos y cómo gestar una fuerza positiva en el mundo en oposición al imperialismo occidental y a la yihad islámica.

Lea aquí el discurso completo

Bajo el régimen de Obama, Estados Unidos intensificó sus crímenes de guerra desde el aire en Libia, Somalia, Siria, Irak, Yemen, Pakistán y Afganistán. Lo que está pasando ahora, bajo Trump, es lo que se puede esperar de un hombre cuyas promesas de campaña incluyen la eliminación de toda restricción a los ataques aéreos y “asesinar a las familias de los ‘terroristas’”. No obstante, algunos entre los imperialistas y sus consejeros están conscientes de que estos ataques contra civiles fortalecerán el atractivo de los islamistas y pueden producir resultados en contra de Estados Unidos y los intereses de Occidente, como se puede ver en un reciente informe del Grupo de Crisis Internacional. Aun así, no tienen otra más efectiva carta qué jugar que utilizar su fuerza militar para infligir terror en masa y demostrar así su capacidad de imponer un castigo colectivo sobre poblaciones enteras.

Lo que está en juego aquí es más que una sola campaña o incluso una sola guerra. Esta es la dinámica de lo que Bob Avakian ha llamado “los dos sectores anticuados”: por “un lado, el imperialismo, y por el otro lado, el reaccionario yihadismo fundamentalista islámico, y la manera en que estas dos fuerzas de hecho se oponen, a la vez que se refuerzan mutuamente, con el muy negativo efecto que esto ejerce en el mundo. Esta es una situación en la que cuanto más los imperialistas hagan lo que hacen, tanto más crean una base fértil para el fundamentalismo islámico”. (Para conocer más al respecto, véase: Forjar otro camino, de Bob Avakian.)

La gente de todos los países debe oponerse a la campaña de terror que Estados Unidos está encabezando en Irak y Siria para contrarrestar y derrotar a sus rivales explotadores y opresores, y a los crímenes de todos los bandos contra el pueblo. Hay que vincular esto con la construcción de la lucha para la revolución en los países imperialistas así como en los países que oprimen, la que es la única manera en que se puede romper esta dinámica y liberar a la humanidad de esta horrible situación.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/un-nuevo-ataque-grande-contra-planificacion-familiar-y-el-derecho-al-aborto-de-la-mujer-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Un nuevo ataque grande contra Planificación Familiar y el derecho al aborto de la mujer

5 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Por increíble que parezca, en el siglo 21 algunas personas —entre ellas personas en posiciones de poder y autoridad— están decididas a obligar a las mujeres a parir, no importa la situación, los sentimientos ni el mejor criterio de esas mujeres mismas. Se trata de una manera de esclavizar a la mujer bajo los dictados de un opresivo sistema patriarcal de supremacía masculina; y de eso se trata en concreto lo que representan los crueles fanáticos decididos a privarle a la mujer del derecho al aborto.

Bob Avakian publicó esta declaración un año antes de la elección del régimen de Trump y Pence, y su certeza se confirma a diario.

Las mujeres son plenos seres humanos

El régimen de Trump y Pence quiere bloquear todo financiamiento federal destinado a Planned Parenthood / Planificación Familiar. Se dio un gran y peligroso paso hacia ese objetivo esta semana con el voto en el Senado para anular una norma que había impedido que los estados bloquearan fondos para clínicas familiares que también proveen abortos. No se trata de bloquear algún financiamiento general que el gobierno le proporciona a Planificación Familiar, sino de bloquear el reembolso de los gastos por servicios médicos con fondos de Medicaid y Title X. Es decir, impediría que Planificación Familiar sea reembolsada por los servicios prestados a los pacientes como hace cualquier compañía de seguros cuando le reembolsa a un médico. El régimen también dio a conocer un supuesto compromiso, que si Planificación Familiar dejaría de ofrecer servicios de aborto no le bloquearía los fondos, el mensaje siendo que el desfinanciamiento está directamente relacionado con el aborto.

Usted probablemente sabe que Planificación Familiar realiza abortos para mujeres, y probablemente también sabe que las leyes existentes ya impiden que se usen fondos del gobierno para pagar por ese servicio.

Algunas cosas que tal vez NO sepa:

Qué podría ser el resultado:

Texas es una base del ala de las fuerzas cristianas fascistas de la extrema derecha y se convirtió en Zona Cero durante la guerra contra las mujeres hace unos seis años. En el 2011, el estado recortó su presupuesto de salud reproductiva en dos tercios e impidió que las clínicas de Planificación Familiar recibieran fondos estatales para proporcionar atención sanitaria. Muchas clínicas tuvieron que cerrar, y —al menos en parte debido a esto, aunque hubo otros factores— la cantidad de mujeres que murieron debido a causas relacionadas con el embarazo duplicó entre 2011-2014 en comparación con el período de 2007-2010.

Desde la fundación de Estados Unidos, el patriarcado, la familia nuclear y la opresión de las mujeres han sido parte del tejido del capitalismo estadounidense y de su sociedad. Y hoy día el régimen de Trump y Pence no solo continua el mismo, sino que lleva la lucha para mantener a las mujeres “en su lugar” a nuevas y extremas alturas y para mantener este tipo de orden patriarcal.

¿Qué tipo de sistema relega a las mujeres y familias, especialmente las más pobres, a valerse por sí mismas porque les cortaron los últimos peldaños de atención médica disponibles?

¿Qué tipo de sistema tronca la vida a las mujeres al penalizar el aborto y el control de la natalidad, arrastrándole a las mujeres cada vez más hacia la edad del oscurantismo?

Además... ¿Qué tipo de sistema instala como su comandante en jefe a alguien que personifica descaradamente la cultura de la violación, la venganza, la degradación y la violencia contra las mujeres, que se jacta de sus agresiones sexuales contra las mujeres? ¿Y que tiene un segundo al mando que viene del ala más extrema de los fascistas cristianos que se les podría llamar con razón los talibanes estadounidenses? Un régimen que reduce a las mujeres a objetos que los hombres deben poseer, usar y controlar.

Y hay más... porque todo esto se basa en redes globales de saqueo y explotación.

Hay que oponerse a los ataques contra Planificación Familiar, y auñ más, hay que expulsar a todo el régimen responsable de esos ataques, y a mucho más. Este es un régimen que representa un sistema que no debe ser conservado — y que se puede eliminar por medio de una revolución concreta.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/484/carl-dix-dice-dejen-esa-locura-y-entrenle-a-la-revolucion-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Los negros se matan unos a otros en Chicago

Carl Dix dice:
Dejen esa locura y éntrenle a la revolución

1º de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

En el South Shore en cosa de 12 horas, siete personas murieron a balazos en un radio de cuatro cuadras. ¡Chicago, maldita sea! Es una maldita locura. ¡Dejen de hacer lo que el enemigo quiere que hagan! El actual sistema ha creado las condiciones y los valores que hacen que nuestra gente se esté destruyendo a sí misma. Trump está planeando apretar las clavijas a la gente negra de una manera mucho peor de lo que ustedes puedan imaginar. Ustedes están ayudando a que eso suceda.

Tienen que dejar esto y empezar a vivir y morir por algo que de veras vale la pena luchar. Su vida tiene que ver con algo mucho mejor: hacer una revolución y deshacerse del VERDADERO enemigo.

En Bob Avakian, tenemos a un liderazgo como ningún otro para esta revolución. Tienen que entrarle a la visión y al plan que él ha trazado para la manera en que se podría ganar una revolución y crear un mundo sin toda esta pesadilla de la opresión en Estados Unidos y en todo el mundo.

¿De qué se tratará su vida? ¿Hacer que les den respeto en una situación jodida, o ponerle fin a esa situación jodida, no sólo para sí mismos sino para toda la humanidad, de la única manera posible: por medio de una revolución? Por esto, de veras, vale la pena vivir y luchar y sí incluso morir.

Conéctense con la oficina del Club Revolución en el South Shore:

1857 E. 71st St., Chicago. Horario: 3 pm - 7 pm, martes-domingo (no abre el lunes)
312-804-9121 Revclub.chi@gmail.com

 

 

       

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/484/carl-dix-farrakhan-dice-que-se-puede-hacer-un-trato-con-trump-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Farrakhan dice que se puede hacer un trato con Trump; nosotros decimos, ¡Expulsar a ese fascista y a derrocar al maldito sistema!

Carl Dix

28 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Louis Farrakhan, líder de la Nación del Islam, concluyó su discurso de apertura del acto anual Día de los Salvadores de la Nación del Islam así: “Ustedes [los negros] tienen miedo porque no ven la mano de Dios en la presidencia de Donald Trump… Dios lo puso ahí para desmantelar esta casa”. ¡La casa que Trump supuestamente desmantelará es el dominio del mundo por los blancos!

Anteriormente en su discurso, Farrakhan dijo: “Tengan cuidado en cómo ustedes [refiriéndose a los negros] hablan del presidente — hablo, pero soy respetuoso… porque si algo le pasa al Sr. Trump, esa gente [sus seguidores blancos] van a desmandarse, e imagínense sobre quién se desmandarán primero — sobre nosotros [los negros]”. También dijo que ya es hora de que los negros se separen de los blancos. “Ellos [los blancos] no les van a dar suficientes empleos a ustedes, y nunca les van a conceder la justicia. Pero con el presidente Trump, quizá se podría hacer un trato cuando el castigo de Dios se vuelva tan severo”. Farrakhan hasta dijo que Jim Brown tuvo razón al reunirse con Trump porque Trump es un hombre poderoso y Brown es lo suficientemente inteligente como hacer un trato con él.

¡Tonterías! Cuando Farrakhan dice que dios puso a Trump en la Casa Blanca para desmantelar la supremacía blanca mundial, es como si dijera un líder sionista de la comunidad judía en aquellos tiempos que ¡dios puso a Adolfo Hitler al mando de Alemania para obligar a los judíos a huir a Palestina!1 Dios no puso a Hitler al mando —eso lo hicieron los imperialistas en Alemania— y los judíos terminaron asesinados. La clase dominante estadounidense SÍ puso a Trump en la Casa Blanca. Está en una misión, pero no es una misión de dios — lo que sería imposible, ya que dios no existe en primer lugar. Es una misión de imponer en Estados Unidos una forma fascista de gobernar.

El régimen de Trump y Pence ya ha empezado a satanizar y singularizar a un grupo tras otro. Trump afirma que la verdad es lo que él diga que sea. Ataca a los medios de comunicación y amenaza a los que lo critican. Es muy claro hacia dónde va. Su objetivo es reestablecer la supremacía blanca abierta; hacer que Estados Unidos se desmande por todo el mundo; meter a las mujeres “en su lugar” a golpes: perseguir a musulmanes, inmigrantes, y gente gay y transexual; y quitar derechos legales y políticos por completo. El régimen de Trump y Pence es fascista, y hay que expulsarlo antes de que sea tarde.

Los “consejos” de Farrakhan recomiendan que los negros traicionen a otros pueblos oprimidos que están recibiendo los latigazos del programa de Trump, dejándolas solas. También deja desarmado al pueblo negro ante el martillo del régimen de Trump y Pence que les caerá por encima y les tiende una trampa que termina en matanza.

Si usted no se le opone a esto y no se moviliza para pararlo, aprenderá–o se verá obligado–a aceptarlo.

¿Qué tipo de trato se puede hacer con un sujeto con una misión de este tipo? Lo que dice Farrakhan es que el pueblo negro debe aspirar a su tajada del pastel en Estados Unidos, haciendo un trato con Trump para controlar sus propias comunidades. Y que para poder hacer ese trato, hay que llevarse bien con él, quedándose al margen y calladitos cuando la embestida fascista de Trump singulariza a otros pueblos oprimidos porque si uno se le opone, lo atacan también. Además, eso podría desbaratar cualquier trato que uno podría arreglar con ese hombre poderoso.

Además, Farrakhan promueve estas necedades en un momento en que muchísimas personas están impulsadas a la vida política, que se resisten en maneras en las que no lo hicieron antes y hacen preguntas grandes sobre por qué las cosas son como son, y qué se puede hacer al respecto. Hay un potencial para construir un movimiento del tipo que se necesita para acabar ya de una vez con el horror que Estados Unidos inflige al mundo, y Farrakhan aconseja a los negros a quedarse al margen y buscar una oportunidad de hacer un trato jugoso y conseguir su tajada.

Yo sé que algunos seguidores de Farrakhan dirán que no soy justo con el reverendo porque él tiene en mente más de lo que dijo en su discurso; que él no revela todo “porque no hay que permitir que el enemigo conozca el plan completo”. Les contesto que un líder que tiene un “plan oculto” aprovechará ese plan para cabalgar sobre el lomo de las masas populares. El Partido Comunista Revolucionario (PCR) tiene un plan — de hacer la revolución y deshacerse del presente sistema y de la explotación y opresión que éste refuerza sobre la humanidad. Propaga su plan entre las masas para que puedan hacerlo suyo, ejercerlo y cambiar la historia.

Como dice Bob Avakian, el líder del PCR:

Existe el potencial de que algo de una hermosura inaudita surja de una incalificable fealdad: de que el pueblo negro juegue un papel crucial para, por fin, deshacerse de este sistema que no sólo lo ha explotado sino que por tanto tiempo y de tantas formas lo ha deshumanizado, aterrorizado y atormentado — deshacerse de todo este sistema de la única manera posible — luchando por emancipar a la humanidad, para poner fin a la larga noche en que la humanidad ha estado dividida en amos y esclavos, y en que las masas de la humanidad han sido azotadas, golpeadas, violadas, masacradas, encadenadas y amortajadas en ignorancia y miseria.

Se trata de dos puntos de vista diametralmente opuestos. Buscar una oportunidad de conseguir lo suyo agarrando una tajada de la explotación y el saqueo del sistema, o formar parte de los emancipadores de la humanidad y actuar para acabar con toda la explotación y opresión.

El régimen de Trump y Pence tiene un programa para el pueblo negro: desatar a la policía a matar y golpear a aún más personas, llenar aún más las cárceles, repartir unos pocos empleos para sobornar a unos para que se conviertan en capataces de la represión del régimen, y hacer uso de sus lacayos para espiar, confundir, dividir y aplastar a cualquier persona que le diga NO a todo lo anterior. Se proponen a aplastar la lucha del pueblo negro contra su opresión, de una vez por todas. No se hará ningún trato con este régimen que logre nada bueno para el pueblo negro. Hablar de quizás hacer un trato con Trump “cuando el castigo de Dios se vuelva severo” no es más que inscribirse en el programa trumpista cuando uno calcule que puede sacarle la mayor tajada. Eso sería un programa de colaborar en la opresión de las masas del pueblo negro.

El pueblo negro debe reunirse con personas de todo tipo para sacar a este régimen del poder. Y en la expulsión del régimen, el objetivo no es de hacer que las cosas vuelvan a cómo estaban antes, porque antes para nada estaban bien. Miles de millones por todo el mundo, y millones de personas en Estados Unidos sufrían innecesariamente. La lucha por expulsar al régimen que depara horrores aún mayores para la humanidad debe ser librada como una parte de hacer nacer una revolución concreta que acabe con el sufrimiento que el presente sistema inflige a la humanidad, de una vez por todas.


1. A propósito, la analogía también es apropiada porque Farrakhan juega un papel hoy similar al que jugaron los sionistas en ese entonces: le dijeron a su gente que no luchara contra toda la opresión sino que se vendiera al imperialismo como opresores de otros. Y hoy Israel, con lujo de violencia, sirve a Estados Unidos en el trabajo sucio de oprimido no sólo al Medio Oriente sino al mundo entero.[regresa]

 

       

 

Permalink: http://revcom.us/a/484/steve-harvey-rompe-su-propio-record-de-lamer-suelas-y-arrastrarse-por-el-suelo-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Steve Harvey rompe su propio récord de lamer suelas y arrastrarse por el suelo

Carl Dix

29 de marzo de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Steve Harvey es un payaso, y no en el buen sentido de la palabra. No le bastaba hacer su viaje personal a Trump Tower para besar el anillo de Donald Trump. Ahora aconseja a otros que imiten su comportamiento de lamesuelas hacia Trump. Al responder a un video del rapero Snoop Dogg que satirizó, en palabras de Snoop, “Ese maldito payaso en la Casa Blanca”, el consejo de Harvey a Snoop y a otros fue: “Hay que respetar al presidente”.

Dado el punto de vista avaricioso y misógino en los putrefactos “libros de consejos” que Steve Harvey ha escrito, Harvey a lo mejor SÍ admira y respeta a Trump. Pero nadie que se preocupe por la humanidad debe respetar a ese fascista.

¿Por qué razón respetaría uno a un hombre que se jactó de agarrar a las mujeres por sus genitales; ha abogado por una prohibición musulmana; ha prometido construir un muro en la frontera con México y deportar aún más de los 2,5 millones de inmigrantes deportados bajo Obama; ha prometido desatar completamente a los policías —policías que se han capturado en video asesinando negros una y otra vez— y llamó a Black Lives Matter / La Vida de los Negros Importa una organización terrorista?

¿Es posible que Harvey quisiera decir que la gente debería respetar la presidencia, y no el hombre? A eso yo digo que los presidentes estadounidenses desde la fundación del país han presidido horror tras horror perpetrado sobre la humanidad: el robo de la tierra y el genocidio de los habitantes indígenas; la esclavización de los negros y su continua explotación y opresión brutal; guerras de conquista que comenzaron en América Central y el Caribe y se expandieron por todo el mundo; y en la actualidad la devastación del medio ambiente de nuestro planeta, y los aviones no tripulados matando a hombres, mujeres y niños en el Medio Oriente, Asia y África.

Harvey agregó que Snoop y otros deben tener cuidado de lo que digan sobre Trump porque la gente de Trump puede usar el gobierno para agarrar su dinero o perseguirlos bajo el pretexto de que han incitado a otra persona a atacar a Trump. Harvey está culpando a Snoop por adelantado. Y sostiene que Snoop y otros deben mantener la boca cerrada, la cabeza baja y las nalgas cubiertas mientras que el régimen fascista de Trump ataca a los musulmanes y latinos; mientras que amenaza enviar a los federales para “arreglar” la carnicería en Chicago; mientras que califica “enemigos del pueblo” a los medios de comunicación que no informarán sobre sus mentiras como si fueran la verdad, y más.

Tengo una pregunta para Steve Harvey: ¿Cómo funcionó eso en la Alemania nazi?

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/un-debate-con-mucho-en-juego-trump-contra-el-estado-profundo-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Un debate con mucho en juego:
¿Trump contra el “estado profundo”? ¿O una batalla de la clase dominante sobre la toma fascista del poder por Trump?

2 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Una sola misió unificadora ¡A expulsar al régimen de Trump y Pence!

Desde que tomó el poder, el régimen de Trump y Pence ha desencadenado casi a diario una guerra relámpago de medidas extremadamente reaccionarias con el fin de consolidar rápidamente su reino fascista y reconfigurar radicalmente el gobierno y la sociedad estadounidenses y amenazar al mundo de maneras horrendas.

En respuesta, los críticos y oponentes de Trump en el gobierno y la clase dominante, principalmente agrupados en torno a los demócratas, han respondido con una oleada de acusaciones, investigaciones y revelaciones periodísticas, frecuentemente impulsadas por filtraciones de información clasificada. Estas han frustrado algunas de las movidas de Trump (por ejemplo, al obligar la renuncia de Mike Flynn, al que Trump había nombrado como el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca). Las investigaciones en marcha del FBI y del Congreso sobre la posible interferencia de Rusia en las elecciones estadounidenses y la posible confabulación del régimen trumpista han dejado a la administración bajo una sombra, como dijo un congresista republicano. El New York Times informó el 16 de marzo de un nivel “sin precedentes” de filtraciones y “conflictos institucionales abiertos”.

La camarilla trumpista ha contraatacado, en parte condenando estas filtraciones, investigaciones y cobertura periodística crítica como intentos de parte de un “estado profundo” no electo de frustrar la voluntad de las personas que eligieron legítimamente a Trump a la presidencia. Este concepto, principalmente asociado con los críticos radicales a las acciones estadounidenses por todo el mundo, sostiene en general que existe un “estado profundo” al interior del gobierno compuesto de burócratas de carrera que trabajan en secreto en instituciones poderosas como la CIA, la NSA, el Departamento del Estado y las fuerzas armadas, que ejercen un poder no controlado por los funcionarios elegidos.

Un debate con mucho en juego sobre el “estado profundo”

Muchos otros de los que se oponen a Trump, desde diferentes puntos de vista y con diferentes objetivos, han intervenido en el debate sobre el “estado profundo” — ¿existe? ¿Qué tiene que ver o no con parar a Trump? En este momento contienden diferentes campos entre los liberales y progresistas, que están profundamente equivocados y causan una profunda parálisis en un momento en que urge que millones de personas actúen decisivamente contra el peligro sin precedentes que representa el régimen de Trump y Pence para la humanidad y el planeta.

Algunos liberales creen que el torrente de filtraciones y la oposición desde altos niveles a Trump no provengan de un “estado profundo” sino de los contrapesos institucionales tradicionales y legítimos de la democracia, que dejarán a Trump como un incidente “fugaz” e insignificante en la historia estadounidense.

Otros apoyan a la CIA, el Pentágono y otras alas del supuesto “estado profundo” como la mejor esperanza para parar a Trump. El fundador de la página web “Talking Points Memo” y el bloguero Josh Marshall escribe: “Esperemos que sí haya un estado profundo, y si lo hay, que tengan las cosas bajo control”. Al parecer, para las personas como Marshall, no merecen atención los estragos incalculables de los crímenes de guerra cometidos por estas instituciones por el mundo entero en pro de los intereses del capitalismo-imperialismo estadounidense.

Otros más critican a los organismos de inteligencia del “estado profundo” por filtrar afirmaciones y denuncias secretas no verificadas, lo que consideran un peligro igual o hasta peor para la humanidad y una mayor amenaza para la “democracia” que Trump y Pence. Por ejemplo, el periodista Glenn Greenwald tuiteó: “Presidencia de Trump es un peligro. Abuso de poderes de espionaje por CIA/Estado Profundo para subvertir al gobierno electo es un peligro”.

No existe un “estado profundo” pero sí existe una dictadura de la clase dominante capitalista

Los muy reales fenómenos de recabación clandestina de inteligencia, asaltos políticos o campañas propagandísticas impulsadas por filtraciones desde altos niveles, las que los medios de comunicación repiten, e intereses reaccionarios profundamente atrincherados no comprueban la existencia de un “estado profundo” que domine encubiertamente los sectores elegidos del estado. Los crímenes mencionados y los muchos otros crímenes atroces cometidos por el gobierno estadounidense son actos de una dictadura de la clase dominante capitalista-imperialista, que abarca todas las ramas del estado y del gobierno — elegidas y no elegidas. El objetivo y propósito de este estado es de promover los intereses de la clase burguesa y mantener y asegurar el funcionamiento del sistema capitalista-imperialista desde el cual este estado ha surgido y sobre el cual descansa.

Las elecciones y los mecanismos de la democracia no cambian la esencia dictatorial de este estado. Como lo puso concisamente el líder comunista revolucionario Bob Avakian, “La esencia de lo que existe en Estados Unidos no es la democracia, sino el capitalismo-imperialismo y las estructuras políticas que lo imponen. Lo que Estados Unidos lleva al resto del mundo no es democracia, sino imperialismo y las estructuras políticas que lo imponen”.

Es el estado, lisa y llanamente, el que ha cometido todos los crímenes, desde las guerras genocidas para exterminar a los indígenas, a la expansión y la defensa de la esclavitud y la opresión actual del pueblo negro, hasta las guerras actuales que en los últimos 30 años de “paz” han matado a millones y millones de seres humanos. Mistificar este hecho distorsiona lo que estos conflictos representan en realidad.

No se trata del estado profundo contra Trump, sino de una batalla al interior de la clase dominante sobre la forma de dictadura burguesa

Esta dictadura capitalista-imperialista puede tomar diferentes formas:

La democracia burguesa liberal, como la que Clinton y Obama representan, y el fascismo, como el que el régimen de Trump y Pence representa, son diferentes formas de la dictadura de la burguesía, es decir, de la clase capitalista-imperialista, en el ejercicio de su dominio y el reforzamiento de su sistema…

A la vez, el fascismo es una forma aún más grotesca y abiertamente sanguinaria del mismo sistema, que representa horrores para la humanidad y el planeta, más allá de lo que el presente sistema ya inflige en cada momento. Esta relación de ser cualitativamente diferentes, a la vez que comparten una esencia común, se considera “una unidad de opuestos”.

(“Algunos puntos de orientación estratégica para el período entrante”, Comité Central, Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos)

La intensa batalla que ocurre hoy en los niveles más altos del gobierno estadounidense y la estructura de poder no enfrenta los intereses populistas elegidos con los intereses atrincherados en Washington, D.C. — o sea, Trump contra el “estado profundo”. Lo que ocurre hoy es una batalla intensa entre diferentes facciones de la clase dominante burguesa en torno a qué FORMA debe tener su dictadura, y cómo mejor aglutinar y gobernar la sociedad estadounidense y promover los intereses del imperialismo estadounidense ante enormes retos. Esta batalla se provocó por la toma de las palancas clave del poder estatal por Trump y Pence y sus esfuerzos de reconfigurar rápida y drásticamente las normas aglutinadoras de la sociedad estadounidense y convertir al estado capitalista-imperialista opresivo existente en una dictadura fascista terrorista abierta.

       

En esta batalla también pesan diferencias concretas entre sectores de la clase dominante sobre cómo Estados Unidos debe perseguir sus intereses imperialistas a nivel mundial (y no si debe hacerlo); qué tipos de “pegamento” ideológico pueden aglutinar a una sociedad en una profunda crisis multifacética económica, política y social; a qué grado se debe desechar hasta la pretensión de derechos democráticos (que en primer lugar el capitalismo siempre limita y coarta, y frecuentemente viola); y de no menos importancia, cómo zanjar las disputas entre estas facciones.

El régimen se propone centralizar fuertemente el poder en manos del núcleo fascista en torno a Trump en la Casa Blanca, atacando, recortando, hasta destripando otros centros institucionales del poder, así como con ataques a otros oponentes. Consideran esto como un combate intenso que tienen que ganar más o menos rápidamente. “Si ustedes creen que les van a devolver su país sin pelear, están muy equivocados”, le dijo el estratega principal de Trump, Steve Bannon, a la Conservative Political Action Conference (Conferencia de Acción Política Conservadora) en febrero. “Todos los días — a diario, va a haber una pelea”. Por estas transformaciones extremas, no es de sorprenderse que se hayan soltado mucha tormenta política y lucha aguda al interior de la estructura de poder.

El New York Times reporta: “El Sr. Trump, al parecer en un intento de marginar casi por completo a los organismos de inteligencia, el Departamento del Estado y otros organismos formuladores de política, puede haber provocado un conflicto, la intensificación del cual estamos viendo en el número creciente de filtraciones… Los esfuerzos del Sr. Trump de consolidar el poder alejado de esos organismos y bajo su propia autoridad también hacen que éstos luchen por mantener lo que consideran su papel crucial en la gobernanza”.

Lo anterior es el contexto para los ataques de los fascistas trumpistas contra el supuesto “estado profundo”. Cuando se le preguntó sobre el “estado profundo”, el secretario de prensa de Trump, Sean Spicer, habló de personas “atrincheradas en el gobierno” desde la administración de Obama que quieren continuar “ese programa”. El trumpista y ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich dijo: “Hay un estado permanente de burocracias masivas que hacen lo que se les dé la gana y hacen filtraciones deliberadas para atacar al presidente”. Sean Hannity de Fox News dijo que hay “remanentes del estado profundo pro-Obama incrustados como balanos en la burocracia federal… emperrados en destruir al presidente Trump”.

No se trata de llamados a terminar los crímenes sanguinarios de la CIA, la NSA, el FBI u otras ramas del gobierno, mucho menos a desmantelar esos pilares de la dictadura capitalista-imperialista. Llaman a librar una guerra contra el estado liberal burgués y las normas actuales de gobernar, y a reestructurarlos radicalmente en conformidad al fascismo. El hecho de que no señalan a uno u otro funcionario o departamento sino a un “estado profundo” demuestra lo profundas, lo transcendentales y lo radicales que son las transformaciones que el programa fascista trumpista conlleva.

Como resume la declaración, “Algunos puntos de orientación estratégica para el período entrante”, del Comité Central de Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos (la cual es crucial estudiar en su totalidad), respecto el régimen fascista de Trump y Pence:

Cuando los organismos judiciales y de inteligencia han levantado obstáculos a este programa o no se han plegado a sus exigencias, este régimen también los ha atacado, reivindicando la supremacía incondicional del poder ejecutivo en oposición al “sistema de controles y contrapesos” entre las diferentes ramas del gobierno, lo que es un principio fundamental de la Constitución estadounidense, e incluso al interior de la rama ejecutiva, reivindicando la dominación incuestionable del núcleo duro de los fascistas en la cúpula, incluido respecto a otras fuerzas burguesas al interior del estado…

Para imponer este programa fascista en la sociedad, se necesita atacar y reemplazar las normas e instituciones de la democracia burguesa, especialmente las que les planteen obstáculos, como la prensa, el poder judicial y otros sectores de la clase dominante.

La urgencia de reconocer el peligro fascista — y de actuar en consecuencia

La actual tormenta política y las divisiones al interior de la clase dominante estadounidense reflejan el hecho de que el régimen de Trump y Pence todavía no ha podido consolidar plenamente el fascismo, y aún existe una ventana de oportunidad limitada para que millones de personas actúen para sacar a este régimen del poder por medio de la lucha y la resistencia políticas masivas.

Pero las personas no actuarán con la valentía, la claridad y la urgencia necesarias para forzar la expulsión concreta de este régimen si continúan pensando que los controles y contrapesos del sistema pronto le cortarán las alas a Trump, guardan esperanzas de que les salven un “estado profundo” imaginario (o instituciones de la clase dominante empapadas de sangre) o no logran entender la escalada de horrores que traerá el régimen de Trump y Pence al pueblo por todo el mundo, hasta más allá y por encima de los crímenes estadounidenses del pasado.

Para el bien de toda la humanidad —y su futuro—, la gente debe desechar estas ilusiones y actuar con la determinación necesaria para parar al régimen de Trump y Pence.

 

 (Para más sobre la dinámica entre los conflictos al interior de la clase dominante y la lucha política de masas, vea “¿Qué hay detrás del furor sobre Rusia y Trump... y cuáles son los intereses del pueblo?”).

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/la-postura-irlandesa-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

2.000 personas llenan la Iglesia Riverside con motivo del Día de San Patricio en Nueva York

"Irish Stand" / "La postura irlandesa" alza la voz contra la amenaza fascista que representa Trump para la humanidad

3 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Poco después de las elecciones estadounidenses, el senador irlandés Aodhán Ó Ríordáin, pronunció un poderoso discurso en el Seanad (la legislatura irlandesa) en que denunció a Donald Trump como un fascista. Enfatizó: “No uso la palabra fascista a la ligera. ¿Qué otra cosa se llamaría a alguien que amenaza con encarcelar a sus oponentes? ¿Qué otra cosa se llamaría a alguien que amenaza con no permitir que personas de cierta fe entren en su país? ¿Qué se diría, o qué llamaría a alguien que amenaza con deportar a 10 millones de personas, o qué se diría sobre alguien que dice que los medios de comunicación están amañados, que el sistema judicial está amañado, que el sistema político está amañado, y luego gana unas elecciones?” De ahí denunció a los líderes políticos irlandeses que enfatizaron la importancia del comercio y los intereses económicos entre Irlanda y Estados Unidos más que la amenaza fascista a la humanidad que representa la presidencia de Trump. Millones de personas vieron su discurso. (Vea el clip en inglés de su discurso en  "Voices of Conscience and Resistance in the Time of Trump/Pence.")

La respuesta profunda que recibió, incluso de un amplio sector de irlandeses-americanos, alimentó un evento muy poderoso que tuvo lugar en la Ciudad de Nueva York en la Iglesia Riverside con motivo del Día de San Patricio. Casi 2.000 personas llenaron la iglesia para un evento llamado Irish Stand / La postura irlandesa. Reunió a líderes de diferentes grupos religiosos —un imán de Queens, Nueva York; una lideresa de Voces Judías por la Paz; el ministro cristiano de la Iglesia de Riverside— así como destacados escritores, músicos y funcionarios electos irlandeses (y una carta del alcalde Bill de Blasio), y un grupo diverso de activistas y oradores, alzaron la voz contra la intolerancia, la xenofobia y el odio anti-musulmán azuzados por el régimen de Trump, y para recaudar fondos para la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU).

El imán Shamsi Ali detalló la oleada de crímenes de odio e intolerancia dirigida a los musulmanes y a los inmigrantes desde la campaña de Donald Trump y las elecciones. A personas surasiáticas y árabes se les han apuñalado y asesinado a tiros, golpeado, acosado y satanizado. Un representante de Make the Road [Se Hace Camino], un grupo pro justicia social con un base en latinos y otros inmigrantes, leyó una carta conmovedora de unos inmigrantes indocumentados en Irlanda dirigida a los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos que expresó su dolor compartido de perder las celebraciones, los funerales y la mera compañía de sus familias. El constante temor de la deportación — de botas derrumbándole la puerta o de un intolerante conductor de autobús que les denuncie, y de verse obligado a soportar abusos en el trabajo sin recurso legal.

Uno de los temas más importantes de la noche fue la necesidad de que las personas que no están directamente bajo ataque en este momento defiendan a las que sí. Una y otra vez, los oradores irlandeses e irlandeses-americanos hablaron de la desesperación y el hambre que obligaron a sus padres, abuelos o bisabuelos a emigrar de Irlanda y cómo, una vez en las costas estadounidenses, sufrieron una discriminación brutal por su forma de hablar, por ser diferentes. Condenaron la hipocresía desalmada y la crueldad de aquellos irlandeses que han estado dispuestos a comprar su aceptación en la sociedad estadounidense uniéndose a los esfuerzos para erigir un muro de intolerancia y racismo contra los negros, musulmanes, latinos y otros. Un cómico irlandés-americano confesó sentirse un poco avergonzado cada año por el “orgullo blanco que mancha” la mayoría de las celebraciones del Día de San Patricio, un fuerte contraste con la moralidad y la postura que se forjaron en la iglesia esa noche.

Una oradora de Voces Judías por la Paz polemizó en contra de la noción de que cada grupo de la sociedad debiera sentarse de brazos cruzados y sólo preocuparse por proteger a los suyos. Invocando el horrendo crimen del Holocausto, enfatizó que “Nunca más” debe significar “¡Nunca más para nadie!”. Una productora filipina-americana de cine, Marissa Aroy, recordó la horrenda inhumanidad que encontraron los primeros inmigrantes filipinos en Estados Unidos, que ellos —como los negros— no podían casarse fuera de su raza. Su voz se quebró al contar que ella, una hija de una pareja de raza mixta, nació sólo seis años después de que anularon las leyes anti-mestizaje y que se enamoró y se casó con un hombre irlandés hace sólo unos años. Al reconocer lo profundamente que esto ha importado en su vida, pero también el hecho de que para tantos inmigrantes aún no tienen ese derecho, ella insistió, “¿No es hermoso ser capaz de amar y ser amado?... ¿Es un lujo? ¡No! ¡Es un derecho!” Junto con los discursos y lecturas, se presentaron canciones y poemas interpretados por músicos de varias partes del mundo, aportando otro nivel de espíritu internacionalista a la noche.

Que una gran diversidad de oradores se haya unido y que se existiera tanto sed de oír esta postura presentada por una amplia gama de personas —muchas de ellas, pero no todas, siendo irlandesas— demuestra algo muy importante acerca de cuán profundamente la gente siente la inmoralidad de los atroces ataques de Trump contra los inmigrantes y musulmanes. También se celebró y se forjó una moralidad muy poderosa que valora la diversidad y la humanidad de personas de diferentes partes del mundo y diferentes creencias religiosas en oposición directa al temor, odio e intolerancia azuzados por el régimen de Trump. Y se expresaron tanto la sed para entender como el temor, y se plantearon preguntas acerca de por qué está sucediendo esto y lo que debe hacerse para detenerlo.

Al mismo tiempo, fue llamativo que a pesar de ser inspirados por el poderoso discurso que Aodhán Ó Ríordáin dio en enero —el que no sólo denunció a Trump como un fascista, sino que desglosó varias dimensiones clave de lo que eso significa—, sólo dos de las decenas de oradores mencionaron esa palabra durante toda la noche. Y esos dos no abundaron en su uso de esa palabra, sino que se centraron en aspectos particulares de los ataques de Trump a la gente. Varios oradores hicieron hincapié en la necesidad de seguir protestando, y un representante de la NYCLU (la Unión de Nueva York por las Libertades Civiles) hizo hincapié en su compromiso de luchar en los tribunales contra los ataques contra los inmigrantes y de protestar por los ataques contra Planned Parenthood / Planificación Familiar — todo lo cual es crítico pero todavía no reconoce el punto indicado en el Llamamiento a la Acción de RefuseFascism.org de que: “Debemos reconocer que el carácter del fascismo abarca la capacidad de absorber actos separados de resistencia al mismo tiempo que desequilibra constantemente a la oposición al impulsar velozmente su programa. El régimen de Trump y Pence lanzará repetidamente nuevas medidas altamente represivas para finalmente suprimir toda resistencia y rehacer la ley… A MENOS QUE SEAN EXPULSADOS DEL PODER”.

Además, si bien se presentaron agudas denuncias contra los horrores que enfrentaron los inmigrantes irlandeses cuando llegaron por primera vez a Estados Unidos y cómo es similar a lo que los inmigrantes árabes, latinoamericanos y musulmanes enfrentan hoy en día, también se promovió mucha mitología sobre “el verdadero carácter de Estados Unidos” como una tierra de “libertad e igualdad para todos”. Si bien es importante que las personas que sinceramente creen así en relación a Estados Unidos se opongan a Trump y su abierta promoción de la descarada supremacía blanca e intolerancia, al mismo tiempo no es la verdad. La verdad es que Estados Unidos nunca tenía grandeza, siempre ha sido una tierra de supremacía blanca y explotación brutal no sólo de la gente dentro de Estados Unidos sino en todo el mundo. Si bien captar esta verdad no debe ser una línea divisoria en la lucha contra el régimen de Trump y Pence, es importante que un creciente número de personas lo reconozca y entienda. Reconocer esta verdad no niega, sino que en realidad nos permite comprender aún más profundamente, el salto y peligro cualitativos que representan Trump y Pence, precisamente porque se basan en una historia y cimientos genocidas.

Estas deficiencias de la noche no cambian el hecho de que en su carácter abrumadoramente principal fue una muy positiva noche y postura adoptada por miles de personas, directamente en contra del papel que están jugando muchos irlandeses-americanos como parte del régimen fascista de Trump y Pence (entre ellos, Mike Pence, Sean Spicer y Paul Ryan). Pero sí señalan áreas en que la comprensión de la gente tiene que profundizarse y transformarse — rápidamente.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/snumqg-resena-de-una-exhibicion-revolucion-arte-ruso-1917-1932-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar:

Reseña de una exhibición:
REVOLUCIÓN — Arte ruso 1917-1932

Una exposición en la Real Academia de Artes en Londres, hasta el 17 de abril de 2017.

3 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

14 de marzo de 2017. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. Por Sam Albert. ¿Por qué una exposición de obras de arte de hace un siglo puede ser tan emocionante y provocadora y a la vez tan completamente fresca? Seguramente por el tema de la exposición, el arte producido durante una explosión nunca antes vista de creatividad tras la Revolución rusa de 1917, así como por el hecho de que ninguna muestra reciente ha reflejado tan bien la impresionante variedad de estilos, técnicas, géneros y medios en las artes visuales soviéticas en sus comienzos.

Aunque las artes en Rusia se habían propagado con la misma efervescencia inspirando al resto de Europa en la década previa a la revolución, este raudal de trabajo innovador y de alta calidad no se puede separar de todo el proceso revolucionario y del ferviente deseo de muchos artistas de contribuirá a eso. Muchos de ellos compartían el espíritu que marcó esa época, un espíritu de dedicación al cambio radical, de abnegación hasta en los días más difíciles, la determinación de servirle al bien común y a la emancipación de la humanidad que envolvió a la sociedad soviética.

Siendo Rusia un país sumamente atrasado este avanzado arte fue tanto más extraordinario. Hasta 1861, podemos recordar gran parte de la población como siervos, campesinos que prácticamente eran la propiedad de la nobleza terrateniente. Viviendo en una ignorancia brutalmente impuesta, y agotados a la edad de 40 años, los campesinos y trabajadores que salían de los pueblos eran considerados peligrosos y a veces arrestados por el simple hecho de saber leer.

La revolución levantó de la noche a la mañana la censura y la vigilancia policial zarista. Inmediatamente, el Ministerio de Educación e Ilustración del gobierno revolucionario empezó a respaldar el arte, encomendó trabajos artísticos, organizó exhibiciones y subsidió publicaciones en medio del auge de una miríada de tendencias y escuelas artísticas contendientes. Envió coloridos trenes cargados de obras de arte, filmes y proyectores, muestras de fotografía y artes gráficas, pósteres y otros materiales —artistas, educadores y activistas políticos— a los más remotos y oprimidos rincones del antiguo imperio ruso. Con el respaldo del nuevo Estado revolucionario, cuyos funcionarios incluían a los artistas mismos, los artistas dieron rienda suelta a su creatividad como parte esencial de la transformación que convirtió a la atrasada y ultrarreaccionaria Rusia en el país socialmente más avanzado del mundo en esa época.

Toda esto fue parte de un enorme esfuerzo para eliminar el abismo que separaba a la relativamente pequeña clase educada, de la inmensa mayoría de la gente, cercenada del conocimiento científico, la cultura, la política y el amplio mundo de las ideas en general, por medio de la represión e incluso más por el lugar que ocupaban en la sociedad como bestias de carga, por sus restringidas experiencias, por su formación y costumbres religiosas. Mientras se les permitía y alentaba a estas masas en la parte de abajo de la sociedad levantar sus miras, se alentaba, organizaba y financiaba también a los artistas para que desempeñaran un papel de dirección en el extraordinario fermento social. Por primera vez en la historia, fueron libres de llevar su cultura y su trabajo a los más pisoteados de la sociedad, unírseles, aprender de ellos y entrenarlos para apreciar y hacer arte. Con la revolución, la sociedad entera escapó de su prisión.

Lo que hace tan especial la muestra de la Real Academia de Artes es que les permite a sus visitantes ver y sentir cómo fue este proceso de transformación revolucionaria —lo que hizo de la Unión Soviética “el lugar para vivir”, considerada un modelo por inmensos millones de personas de todo el mundo, y también un lugar y una época en que muchos visitantes, quizás para su sorpresa, desearían vivir hoy.

La Real Academia es uno de los muchos museos de todo el mundo que han escogido marcar el centenario de la Revolución Rusa, entre estos el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA). Sin embargo, a diferencia de esa y otras muestras, la mayoría de las 200 piezas en la exhibición de la Real Academia se extrajeron de museos rusos y colecciones privadas, algo que en buena medida jamás se había visto en el extranjero. Además de todo tipo de pinturas, algunos clásicos óleos sobre lienzo y otros en piezas de madera y casi todo lo inimaginable, también presenta escultura, modelos arquitectónicos y los particulares materiales con los que artistas soviéticos lograron adelantos de talla mundial, tales como fotos, foto montajes (un tipo de Photoshop a mano), artes gráficas (piezas de arte de gran nivel y modestos artículos como cupones de racionamiento), el diseño de casas y productos de fabricación industrial, tipografía y cortos de película.

Estas obras están bien En contextualizadas según su época, sin darle a la muestra una impresión excesivamente histórica y textual por encima de lo visual. Vemos y sentimos una parte de las enormes penurias que, paradójicamente, fueron el escenario de tal creatividad sostenida. No obstante, la razón de estas penurias no siempre se explica de manera suficiente. Una compleja guerra civil, que empezó poco después de la Revolución de Octubre y duró cinco años, impulsada por ocho ejércitos invasores que buscaban aplastar la revolución antes de que se propagara, aniquiló y mutiló a muchos millones de personas, en gran parte civiles. Esta destrucción y un bloqueo comercial causaron un colapso económico que mató a muchos más. Los retos que enfrentó el joven Estado socialista se expresan de manera viva en La defensa de Petrogrado, de Alexander Deineka, una poderosa composición figurativa (estilizada y no estrictamente una obra realista) que brinda un panorama de hombres y mujeres del común en armas defendiendo su revolución, el aún más estilizado Caballería roja, de Kazimir Malevich, la famosa obra abstracta geométrica Golpear a los blancos [ejércitos contrarrevolucionarios] con la cuña roja, de El Lisitski, y la obra igualmente abstracta del innovador artista multimedia Alexander Rodchenko. La realista Naturaleza muerta con arenque, de Kuzmá Petrov-Vodkin, una mesa cuidadosamente arreglada, dos papas, un pequeño trozo de pan y un pez muy seco y delgado, nos transporta a un momento de hambre tan severo que todo artículo de papel debía protegerse de las hambrientas ratas.

Vemos también celebraciones del espíritu de la época, como el vivo color en las obras de Vasily Kandinsky, uno de los primeros pintores abstractos del mundo, que se convirtió en educador y líder político soviético en las artes, y la obra de ensueño de Marc Chagall, otro exitoso artista que regresó a Rusia después de la revolución para ayudar a dirigir el trabajo cultural y educativo. Su obra, El paseo, una brillante declaración de amor a su esposa con motivo de su matrimonio, transmite el embriagador sentimiento de libertad que sentían los judíos soviéticos, liberados de las aldeas y pequeños poblados y profesiones en los que estaban confinados, su cultura antes reprimida ahora recibía el respaldo del Estado. Igual de poderosas son muchas de las piezas realizadas durante la industrialización del país que se inició en 1928 con el primer Plan Quinquenal. Esta fue la primera vez en la historia del mundo que, en vez de ser gobernada por las necesidades de los capitalistas que exprimen la vida a los trabajadores y a la sociedad en una inhumana competencia por mayores ganancias, la economía de un país avanzó de manera planificada para satisfacer las necesidades físicas, culturales y otras, de las masas populares.

Esta parte de la exhibición resalta el grado en que el gran salto en la industrialización de Rusia se logró gracias a hombres y mujeres que sudaban hasta la última gota en su trabajo. Sin embargo, esta exhibición excelente en términos generales, tiende a considerar la industrialización sin ver el contexto y el contenido. La Revolución Rusa llegó en medio de una guerra mundial, la matanza más masiva de la historia hasta ese momento, que encabezaron potencias capitalistas-imperialistas en su contienda por repartirse el mundo. Luego el Estado socialista enfrentó la amenaza de otra guerra mundial y una invasión mucho más devastadora.

La gráficamente impresionante, Fábrica de pasta de tomate, de Ekaterina Zernova, el espíritu libre de mujeres jóvenes en Hilanderas, de Alexander Deineka, y las muchas obras que realzan a las brigadas de choque de trabajadores que se ofrecían de voluntarios para los trabajos más arduos y con poco descanso, se logra percibir no solo la transformación económica de un país atrasado, algo importante para que la revolución sobreviviera y triunfara, sino también, de ciertas maneras, la transformación de su gente. Mujeres y hombres no solo trabajaban para comer, conscientemente empezaban a hacerse responsables de su propia emancipación y la de los oprimidos y explotados del mundo entero. Ninguna generación anterior a ellos fue libre de soñar tan alto y luchar por esos sueños. Las pinturas menos realistas expresan la misma idea. Fantasía, de Petrov-Vodkin, muestra un campesino descalzo sobre un caballo rojo, galopando resueltamente hacia adelante a toda velocidad y al mismo tiempo mirando hacia atrás, contemplando la vida del pueblo y el mundo que dejaba atrás.

El arte soviético inicial estaba mucho más conectado con Occidente en general, influenciado por este e influyendo fuertemente en él durante las muchas décadas venideras. Los movimientos de arte vanguardista soviético fueron parte de una ruptura total con la cultura del pasado, algo que buscaron muchos intelectuales de Occidente —una tentativa de rechazo radical del anterior arte y la literatura en los años anteriores a la Primera Guerra Mundial y especialmente tras la guerra. Los adelantos soviéticos en los nuevos medios y formas del arte le dieron un mayor ímpetu a este acontecimiento en todas partes. Sin embargo, el contenido importa — ¿innovación con qué objetivos? Por ejemplo, comparen al pionero del cine estadounidense D. W. Griffith, con los cineastas soviéticos Sergei Eisenstein y Dziga Vertov. En ambos casos, hicieron historia con películas técnicamente innovadoras con agendas políticas y sociales, en ambos casos recibieron la colaboración del Estado (El nacimiento de una nación, de Griffith, fue la primera película que se proyectó en la Casa Blanca). Pero Griffith celebraba y servía a la fétida continuidad del viejo mundo, específicamente al auge del Ku Klux Klan y su meta de mantener al pueblo negro en condiciones no muy diferentes a las de los siervos rusos, mientras que los cineastas soviéticos querían revolucionar la producción cinematográfica para ayudar a derribar el viejo orden y crear un mundo libre de explotación y opresión.

Además, vean el papel y la representación de la mujer. Hay aquí un marcado contraste entre artistas soviéticos y sus contemporáneos vanguardistas de Occidente. Para comenzar, esta exposición de arte muestra a muchas mujeres artistas, en una época en la que muy pocas mujeres podían convertirse en artistas profesionales en los países capitalistas. Y estas pocas artistas eran más conocidas como, por lo menos en su época, “la amante de fulano de tal” que por su trabajo. A diferencia de la Unión Soviética, a las mujeres de Occidente se les negaba el derecho al divorcio, al aborto, al voto, a la vida política, a una vida social independiente, a carreras en la mayoría de las profesiones y hasta sus propias chequeras hasta décadas más tarde. A finales del siglo 19 y en buena parte del 20, en el arte europeo, los artistas más radicales en su experimentación y estilística formal no obstante no rompieron con la anticuada visión patriarcal en el contenido de su trabajo. Sus pinturas y fotos consideraban el cuerpo de la mujer como el objeto para el placer del hombre, mercancías eróticas, y no los cuerpos de verdaderos seres humanos. Inclusive cuando estos artistas simpatizaban con la revolución, por lo general no conectaban su arte con el proyecto de desarrollar una liberadora cultura revolucionaria como parte de una revolucionarización de las relaciones humanas y del modo de pensar de la gente.

Las obras en la exposición no reflejan adecuadamente la manera en que la Revolución Rusa conscientemente lidió con la cuestión de acabar con el patriarcado, aunque el entonces movimiento comunista aún no comprendió a profundidad el potencial de la lucha por la liberación de la mujer como impulsora de un completo cambio social. Sin embargo, estas pinturas de mujeres trabajadoras, campesinas, agitadoras y atletas son una bocanada de aire fresco. En Mujer deportista con un peso, de Alexander Samokjalov, una persona fuerte, independiente y vibrante, representa un importante avance en la era pre-revolucionaria cuando los deportes estaban restringidos a las clases altas y era impensable que hubiese mujeres atletas.

La muestra de la Real Academia, por supuesto, no puede escapar al tan dominante anticomunismo de hoy, aunque esta introducción principalmente objetiva del arte soviético se ha ganado la ira de algunos críticos. Los textos en la pared y especialmente la guía del visitante contienen algunos infundados e irreflexivos ataques contra la sociedad y el arte soviéticos que sobresalen por sí solos ya que la misma exposición proporciona mucha evidencia visual que prueba lo contrario. Después de proclamar, “Una revolución que lo cambió todo. Una época en que las posibilidades parecían infinitas y el arte prosperó en todo medio”, el encabezado de la página web advierte, “pero ese optimismo no iba a durar mucho”.

La muestra concluye que las luces de la escena artística visual soviética se apagaron en 1932, cuando el Partido Comunista adoptó la línea de que el estilo artístico llamado realismo socialista debía predominar en las artes visuales. Aunque esta fecha límite parece arbitrariamente temprana y demasiado absoluta, las luces definitivamente se bajaron durante esa década. Nos han hecho creer que la causa fue un simple capricho de un líder bastante poderoso, Stalin. La tácita pero inequívoca implicación es que la oscuridad es el ineludible resultado de todo cambio revolucionario en el poder estatal, y especialmente en el socialismo. Si bien quizá una exposición de arte no sea idónea para explorar exhaustivamente las cuestiones en juego, que se tienen que analizar en sí y a profundidad debido a los prejuicios y desinformación que inevitablemente traen los visitantes, esto es muy engañoso. El efecto es echar agua fría sobre la emoción de los visitantes por este arte y la experiencia que representaba.

La exposición misma demuestra que el socialismo, la efervescencia artística y la grandeza no son incompatibles. De hecho el establecimiento del Estado socialista revolucionario fue la condición previa del arte que celebra. No es lógicamente consecuente echar la culpa a las políticas del Estado socialista por el negativo giro en las artes que se inició a mediados de los años 1930, sin reconocer el florecimiento de las artes soviéticas antes de esa década. Particularmente, no es cierto como argumenta el texto del catálogo, que las artes florecieron en la Unión Soviética en los primeros años porque la revolución estaba bajo tantos ataques que su dirección comunista estaba muy ocupada como para interferir en el arte. La evidencia en la muestra misma le quita pesa a esta visión. El nuevo Estado revolucionario dedicó una enorme importancia y recursos al arte como parte de emancipar a una población que la necesitaba muchísimo, inclusive cuando más escasearon los recursos. No solo fue el arte soviético —el Museo de Arte Moderno Occidental en Moscú, que abrió sus puertas en 1923, fue el primer museo de arte del siglo 20 en el mundo, mucho antes que en los países capitalistas “avanzados”.

No obstante, hay mucho más que eso. Sin el socialismo y sin avanzar hacia la abolición de las clases, es imposible que los seres humanos florezcan totalmente, de manera individual o colectiva. Al mismo tiempo, esto no puede darse sin amplias discusiones y debates, disentimiento, etc., en la sociedad, que suponen derechos individuales y libertad de expresión, lo que incluye libertad artística.

En el desarrollo de lo que hoy ha sido llamado el “comunismo nuevo”, Bob Avakian ha estudiado y analizado profundamente la experiencia socialista en la Unión Soviética y en la China de Mao. Avakian concluye que el tipo de diversidad, efervescencia y debate, que hace tan impresionante esta exposición, así como el disentimiento y una contienda más general sobre la concepción del mundo y los valores, son indispensables para el proceso por el que la gente se cambia a sí misma y cambia el mundo. Sin ese enfoque en la política, la cultura, las ciencias y otras áreas del conocimiento y pensamiento humano, no es posible investigar a fondo ni comprender cada vez más la realidad, y cambiarla, lo que incluye transformar el modo de pensar de la gente. Todo arte, no importa qué estilo o género, desde el más realista al más puramente abstracto, es una forma de interactuar con la realidad.

       

En los primeros años de la sociedad soviética había confusión sobre el “arte proletario”. Lenin, que murió en 1924, se opuso a la idea de que una u otra forma o estilo particular de arte podía ser inherentemente revolucionario. Luchó contra la afirmación de que podía existir toda una nueva cultura particular a los trabajadores, así como luchó contra la visión de que no hay una realidad cognoscible aparte de la manera de verla. Mucha gente —no solo los líderes políticos sino también los suprematistas y constructivistas, las principales tendencias radicales entre los artistas— erróneamente argumentaron que el arte debía servir a propósitos puramente políticos y utilitarios. Al identificar el arte “proletario” como un arte principalmente sobre trabajadores y campesinos, estas posiciones incorrectamente impulsaron un arte totalmente instrumentalizado, y al mismo tiempo tendían a limitar el objetivo de la revolución proletaria.

Ese objetivo no es de servirle estrechamente a “los trabajadores” o a “los trabajadores y los campesinos”, sino abolir todas las clases, las explotadoras relaciones económicas que caracterizan a las clases, las opresivas relaciones sociales que dominan sobre esa base y las ideas atrasadas y opresivas que surgen de las sociedades basadas en la explotación y la opresión y ayudan a perpetuarlas. Eso es el comunismo, la emancipación de toda la humanidad. La común y terca afirmación de que ciertas formas de arte eran inherentemente revolucionarias, y la confusión sobre la necesidad de un cambio revolucionario real en el contenido del arte así como del conjunto de relaciones sociales, y no simplemente cambios en la forma, fue un problema compartido también por los movimientos artísticos vanguardistas en los países capitalistas.

Esto no lo entendió lo suficientemente bien el movimiento comunista bajo el liderato de Stalin. Esta exhibición omite un punto obvio: el período que marcó la llegada al poder de los nazis, cuyo programa exigía la invasión de la Unión Soviética y el robo de sus recursos en un plan de lograr dominar entre las potencias imperialistas, y el desvanecimiento de las esperanzas soviéticas de que una revolución en Alemania iba a acudir en su ayuda. Esta fue una situación que había que enfrentar. Stalin lideró para defender la revolución, como lo continuó haciendo hasta su muerte en 1953. Sin embargo, en general hubo importantes problemas, y no solo en las artes, en la forma en que los comunistas dirigidos por Stalin entendieron esos retos y en consecuencia la manera de lidiar con ellos.

En una entrevista sobre esta cuestión, Avakian dice, “entre más sentía Stalin que tenían que acelerar el proceso a una velocidad vertiginosa a fin de industrializar y armar al país en una forma pesada para ser capaces de superar la amenaza militar, cuanto menos aire había para respirar y espacio para experimentar, para la crítica, para el disentimiento, para que el pueblo pusiera a prueba las cosas en diferentes direcciones y viera cómo todo eso podría ser parte del proceso, y para que las masas participaran en los debates, forcejeo y identificación de cuál es el camino adelante para salir de todo esto. Y no solo EL CAMINO (en mayúsculas) como si hubiera solamente un camino, sino muchos senderos diferentes todos los cuales a la larga tienen que conducir o encontrar su camino y ser dirigidos hacia el objetivo que se tiene, y se puede encontrar muchos diferentes senderos para llegar a dicho objetivo. Yo no creo que se pueda avanzar a través de esos procesos de los que estoy hablando por una vía angosta y recta. Considero que Stalin no entendió eso o que lo perdía de vista cada vez más”.

El proyecto de texto Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte, de la autoría de Avakian, es un propuesto plano concreto para un Estado y una sociedad de nuevo tipo en los que la gente de hoy quisiera vivir. Para esta reseña es particularmente relevante la sección sobre el “núcleo sólido con mucha elasticidad” en la página 5, las políticas específicas sobre las artes se exponen en las páginas 41-44.

Hasta los más rabiosos anticomunistas les costaría trabajo argumentar convincentemente que el capitalismo, que durante muchas décadas ya ha dominado Rusia, ha solucionado los problemas que la gente del país se propuso solucionar hace un siglo, para sí misma y para la humanidad. El contraste entre los grandes avances hacia la liberación de la humanidad que representó el socialismo, tan poderosamente visibles en este fascinante, rico y vivo arte, y el mundo en que vivimos hoy, parece ser lo que más impresiona a los visitantes sobre esta exposición. En sus conversaciones mientras se van, muchos revelan una mente llena de preguntas sobre el arte, la sociedad y la experiencia y posibilidad de la revolución en los cínicos, terribles y tenebrosos tiempos de hoy.

Muchos no pueden dejar de pensar acerca de “el derecho al futuro”, como lo han llamado algunos artistas hoy que se niegan a aceptar la opresión y la destrucción de la gente y la Tierra, y se atreven a considerar la posibilidad de lo que los artistas soviéticos llamaron “un nuevo planeta”. Estos artistas —y muchos, muchos otros— se están rebelando contra la cultura dominante de hoy y están trabajando para producir algo muy diferente. Una de las razones del impacto de esta exposición es que el papel que jugaron el arte y los artistas en la primera exitosa revolución socialista del mundo parece ser muy relevante hoy. Y la nueva concepción del socialismo y del comunismo de Avakian sienta bases sin precedentes para conocer y actuar en torno a la importancia de liberar los ámbitos de las artes y la cultura y la relación recíproca entre estos y la liberación de la humanidad.

(Véase, “No sabes lo que crees que ‘sabes’ sobre… La revolución comunista y el VERDADERO camino a la emancipación: Su historia y nuestro futuro”.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/snumqg-india-ultrajante-cadena-perpetua-contra-el-revolucionario-gn-saibaba-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar:

India: Ultrajante cadena perpetua contra el revolucionario G. N. Saibaba

3 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

14 de marzo de 2017. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. El dedicado activista revolucionario y académico de la Universidad de Nueva Delhi, G. N. Saibaba y cinco personas más que fueron condenadas por “conspiración criminal y librar una guerra contra la nación” han sido sentenciadas a cadena perpetua por un tribunal del estado indio de Maharashtra. En una declaración del 7 de marzo un juez fue al extremo de decir, “aunque es un discapacitado físico, está mentalmente capacitado” y esa “cadena perpetua no es suficiente castigo para el acusado”.

Saibaba fue secretario adjunto del Frente Democrático Revolucionario y convocante del Foro contra la Guerra sobre el Pueblo, que se opone a una campaña de contrainsurgencia del gobierno que ha matado a miles de adivasi (pueblos tribales). Además, él ha organizado misiones de investigación de la violencia estatal en zonas rurales.

No desconoce los calabozos de India, pues esta es la tercera vez que Saibaba ha sido encarcelado por su valiente denuncia de la violencia estatal contra los más pobres del país y por sus supuestos vínculos con el Partido Comunista de la India (maoísta). Durante su último encarcelamiento, le privaron de la asistencia médica que necesitaba, ya que está paralizado de la cintura hacía abajo, y le privaron de los medicamentos que requiere. Pasó catorce meses en aislamiento, y todo esto contribuyó a un serio deterioro físico.

Muchas organizaciones de derechos e intelectuales sostuvieron importantes manifestaciones contra su encarcelamiento, pues lo consideraron una deliberada amenaza contra la libertad de expresión y de libre asociación. Entre ellos la muy conocida autora Arundhati Roy, quien señaló que con el tipo de “evidencia” que el Estado presentaba contra Saibaba, el gobierno indio podía arrestar a quien quiera y detenerlo indefinidamente — algo que ha sucedido con muchos activistas que han sido acusados, no por sus acciones, sino por sus supuestas asociaciones. Por ello, la misma Roy fue acusada de desacato al tribunal por una lacerante denuncia suya sobre los hipócritas fallos del tribunal.

Como las pruebas contra Saibaba eran realmente escasas, la Suprema Corte india lo liberó en 2015 y nuevamente en 2016 por motivos médicos, afirmando que el tribunal de menor instancia lo había hostigado injustamente. Lo han interrogado repetidas veces, han saqueado su casa en varias ocasiones, y fue despedido de su cargo en la universidad. No obstante, el gobierno indio encabezado por el primer ministro Narendra Modi parece totalmente empeñado en silenciarlo y poner a otros como él sobre aviso de que les podría suceder lo mismo.

El abogado y la esposa de Saibaba están llamando a la gente a oponerse a esta ultrajante sentencia y a luchar por su liberación y han apelado contra el veredicto a un tribunal superior.

 

       

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/snumqg-los-pueblos-del-mundo-tienen-que-levantarse-contra-la-amenaza-global-de-un-estados-unidos-fascista-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar:

Los pueblos del mundo tienen que levantarse contra la amenaza global de un Estados Unidos fascista

3 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

What Is Fascism?

14 de marzo de 2017. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. Tras la instalación en el poder de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos y las furiosas manifestaciones de masas en Estados Unidos y por todo el mundo, el Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar urge a sus lectores a seguir los sitios web del periódico Revolución www.revcom.us y de www.refusefacism.org tan de cerca como sea posible. Bajo el grito de batalla, “¡En nombre de la humanidad, nos negamos a aceptar a un Estados Unidos fascista!”, estos sitios han resaltado:

“Con el ritmo vertiginoso y agresivo de las mentiras, amenazas y viles ataques del régimen de Trump contra agrupaciones enteras de personas en Estados Unidos y en todo el mundo — y sobre el planeta mismo, es esencial entender los siguientes dos puntos:

“Uno, que este régimen es realmente fascista y como tal representa una amenaza letal y hay que derrotarlo. Y dos, que hay millones y decenas de millones de personas que potencialmente es posible movilizar para luchar contra él y a que hay que dirigir para salir de los confines de la política de costumbre (lo que incluye la protesta de costumbre) a efectivamente DESTITUIR a esta horrenda monstruosidad”.

El régimen de Trump es xenófobo, misógino, racista, cruel y es mucho más que eso —es fascista. Como revcom.us explica:

“El fascismo es cuando la clase burguesa (capitalista-imperialista) ejerza una dictadura abierta, la que gobierna por medio del uso del abierto terror y la violencia, pisotea lo que se supone son derechos civiles y legales, utiliza el poder del estado y moviliza a grupos organizados de golpeadores fanáticos para cometer atrocidades contra las masas populares, particularmente contra los grupos de personas que identifica como ‘enemigos’, ‘indeseables’ o ‘peligros para la sociedad’”.

El régimen de Trump es un producto del sistema del capitalismo-imperialismo, y está reforzando los horrores diarios característicos de ese sistema a niveles completamente nuevos: contra los inmigrantes, musulmanes, mujeres, negros, mexicanos, homosexuales y otros grupos minoritarios. Está introduciendo a la fuerza un gobierno abiertamente supremacista blanco, dejando rápidamente a un lado las normas democráticas liberales prevalecientes de antes. Está redoblando la intervención de Estados Unidos en el Medio Oriente y en otras partes del mundo, para colmo amenaza con nuevas guerras además de las que continúan desde Obama y Bush, y ha alardeado abiertamente de utilizar armas nucleares, está restringiendo brutalmente el pensamiento crítico y atacando el propio concepto de verdad. La clase dominante de Estados Unidos —algunos miembros a regañadientes, otros con mucho entusiasmo— está aceptando todo esto o como mucho ofreciendo mezquinas enmiendas.

La situación es extremadamente seria para el planeta y su gente, y lo que pasa y qué hacer al respecto se han convertido en temas con los que millones de personas están bregando en todo el mundo. Como escribieron Carl Dix, Sunsara Taylor y Andy Zee, las tres personas que iniciaron refusefacism.org, en una carta abierta del 25 de enero, sobre la situación en Estados Unidos:

“Con cada día que pasa, llevan a cabo un nuevo ultraje, sea con reaccionarias y represivas órdenes ejecutivas o nombramientos o proyectos de ley, amenazas de guerra o la re-legalización de la tortura, o la afirmación, casi igual de peligrosa, de que sean ciertos sus ‘hechos alternativos’ (es decir, sus mentiras). Seguramente tienen más, y peores, cosas en ciernes.

“Precisamente porque este régimen es fascista y es un cambio cualitativo al ‘funcionamiento normal’ del sistema, y además porque millones de personas —y con toda razón— lo consideran totalmente ilegítimo, es grande la posibilidad de que estalle una crisis en cualquier momento.

“Podría darse algún nuevo ultraje — que los fascistas trumpistas ataquen a un sector u otro de la población, lo que haga nacer una resistencia e impulse a la gente hacia las calles según una dinámica tipo reguero de pólvora. Podría darse un conflicto en la clase dominante debido a que un sector de los de arriba estime que alguna movida de Trump sea demasiado arriesgada, lo que constituya una amenaza demasiado grande al funcionamiento del orden establecido y a lo que consideren sus intereses imperialistas. Todos debemos tener lo anterior en mente y permanecer tensos y alertas para poder sacar provecho de los indicios de semejantes posibilidades que haya”.

Para tomar solo un ejemplo de lo que una iniciativa aparentemente pequeña puede lograr en esta tensa situación, una marcha de varios miles de personas en Manchester, una de las muchas por todo el Reino Unido el 30 de enero, incluyendo 200 mil personas fuera de la oficina de la primera ministra Theresa May en Downing Street, contra la complicidad de su gobierno con Donald Trump, fue lanzada 48 horas antes por un joven que dijo haberse inspirado por este tuit de Estados Unidos:

“Recuerdo que estaba sentado en mi clase de historia, pensado, ‘Si hubiese vivido en esa época…’ Estamos vivos hoy. Lo que sea que estemos haciendo es lo que hubiéramos hecho”.

Esta referencia a la época nazi —y la falta de suficiente resistencia para detenerla— ha resonado profunda y ampliamente por todo el mundo, con la instauración o el auge de movimientos fascistas similares en más y más lugares. No podemos subestimar la poderosa repercusión de las manifestaciones en diferentes partes del mundo contra la ascensión de este régimen fascista en la potencia más poderosa y más peligrosa en la historia.

Gente de toda Europa y todo el mundo debe ir a revcom.us y refusefacism.org para seguir de cerca los acontecimientos e impulsar las manifestaciones más poderosas posibles en sus países en este momento e informar al respecto a refusefacism.org, revcom.us o aworldtowinns@yahoo.co.uk.

Para entender las raíces y la dinámica de todo esto, adéntrense en estos dos artículos de Bob Avakian:

“La verdad sobre la conspiración derechista… y por qué Clinton y los demócratas no son la respuesta”

“Los fascistas y la destrucción de la ‘República de Weimar’... y qué la va a reemplazar”

 

       

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/con-una-rafaga-de-balas-el-ice-irrumpe-en-una-casa-en-chicago-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Con una ráfaga de balas, el ICE irrumpe en una casa en Chicago llena de niños dormidos
Los agentes “nos apuntaron las pistolas en la cara... le pegaron un tiro a mi papá”

3 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

De unos lectores:

Press conference about Chicago ICE raid

Rueda de prensa, Chicago, 28 de marzo. Foto: Twitter/@4danlopez

El 27 de marzo a las 6:30 am, agentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) irrumpieron a la fuerza en una casa en el lado noroeste de Chicago. Abrieron fuego a Felix Torres, de 30 años de edad, un residente de Chicago. Su hija, Carmen Torres, dormía en el sótano de la casa con su esposo y su hija de un año de edad cuando los agentes irrumpieron por la puerta principal. Carmen dijo que “nos apuntaron las pistolas en la cara... le pegaron un tiro a mi papá”.

Según el abogado de la familia, Thomas Hallock, a Felix Torres “le pego tiros de inmediato, o casi de inmediato, cuando él abrió su puerta para ver lo que pasaba con la conmoción fuera de su residencia”. A Torres lo trasladaron al hospital en estado grave. El ICE dijo que Torres no fue la persona a quien buscaba para arrestar. Los agentes del ICE dicen que Torres tenía un arma. El abogado de Torres dijo: “La familia del hombre insiste en que estaba sin arma y no hizo nada malo”.

“Es una mentira cuando dicen que sostenía una pistola”, dijo Carmen Torres. “Le pegaron un tiro a mi papá. Le dispararon, y no sé por qué. Ni siquiera tuvimos tiempo de vestirnos o llevar la leche para el bebé”. Al menos ocho miembros de la familia estaban en la casa durante la redada, incluidos sus dos sobrinos de nueve años y cinco meses. Todos los hijos de Félix Torres nacieron en Estados Unidos, y el propio Félix, originario de México, había tenido una tarjeta verde (la condición de residencia legal permanente) durante muchos años. Esta redada esencialmente refleja la extensión del terror del ICE a cualquiera que sea latino o de piel oscuro, inmigrante o no.

El activista y concejal de Chicago, Carlos Ramírez-Rosa, convocó una rueda de prensa y emitió una declaración en la que dijo: “La redada del ICE, con una ráfaga de balas, en una casa del lado noroeste llena de niños dormidos es exactamente la razón por la cual la Ciudad de Chicago debería negarse a colaborar con el ICE. El ICE viola de modo rutinario los derechos constitucionales de los estadounidenses. Esta redada con una ráfaga de balas de parte del ICE me profundiza la decisión de organizar a mi comunidad para que podamos mantenernos a salvo, los unos a otros, de la amenaza que representa el ICE”.

Otro concejal de Chicago, Gilbert Villegas, dijo: “Vamos a tener que hablar con el CPD [Departamento de Policía de Chicago] para averiguar si se trataba de un esfuerzo coordinado, porque de ser así de alguna forma, nos hace preocuparnos por ser una cuidad santuario ¿Es este nuestro futuro en Chicago con Donald Trump como presidente?” En una palabra: ¡SI!

La ofensiva fascista de Trump y Pence contra los inmigrantes y los refugiados, con los ataques estilo Gestapo del ICE, avanza como un buldócer con cada vez más terror y brutalidad, incluso en las ciudades santuarios. Han desatado y van a reforzar el ICE y otros organismos de seguridad. Los inmigrantes indocumentados ya viven en un estado de terror, y a los inmigrantes en general les obligan constantemente a justificar su presencia.

¡DEBEN DETENERSE estas redadas del ICE! ¡Cada persona con conciencia debe ponerse de pie y decir ¡NO! a estas redadas fascistas estilo Gestapo contra las casas de inmigrantes. A todo intento de acosar, encerrar e intimidar a los inmigrantes hay que responder con la resistencia decidida ¡YA!

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/francia-poniendo-los-intereses-de-la-humanidad-en-primer-lugar-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Del Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar:

Francia: Poniendo los intereses de la humanidad en primer lugar

3 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

In one day in June, 1,000 refugees trying to cross the Mediterranean Sea in unsafe dinghys to reach Europe were rescued at sea by Médecins Sans Frontières (Doctors Without Borders) and Sea Watch humanitarian groups.

En un día de junio de 2016, mil refugiados que intentaban cruzar el mar Mediterráneo en balsas para alcanzar a Europa fueron rescatados en alta mar por Médicos Sin Fronteras (MSF) y grupos humanitarios de Sea Watch (Vigilantes del Mar). Foto: MSF

14 de marzo de 2017. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. Cedric Herrou, de 37 años, un olivarero se embarcó en una misión. Manejando su camioneta por carreteras y pueblos secundarios, y a lo largo de las vías del tren en Roya, Francia, contigua a Italia, él ha recogido refugiados, a veces jóvenes y niños, que han atravesado la frontera. Es el más destacado entre la gente dentro y en los alrededores de la ciudad de Niza, entre algunos individuos que actúan por un espontáneo impulso moral y otros miembros de redes ligeramente organizadas, que algunas veces actúan de forma clandestina y otros bajo el foco de los medios, y que han desafiado las leyes que prohíben ayudar a personas que el gobierno considera “ilegales”. 

Por hacer esto, Herrou ha sido arrestado tres veces hasta el momento. El 10 de febrero, tras manifestaciones en respaldo suyo y de otros “criminales de la solidaridad” en Niza, París y donde sea, fue condenado a pagar una fianza de 3.000 euros, suspendida a menos que, o hasta que, lo vuelvan a arrestar. Aunque el tribunal rechazó la solicitud de la fiscalía de enviar a Cedric a prisión, dictaminó que ayudar a personas en peligro inminente, que es una obligación legal bajo la ley francesa, es ilegal cuando se trata de ciertas personas. En varias ocasiones, policía armada se ha llevado a niños inmigrantes que él ha recogido y los ha botado en la frontera italiana. Este es un caso de abandono infantil ilegal, argumenta Herrou; sin embargo los tribunales lo han castigado a él y no a las autoridades detrás de éstos. 

Nadie, ni siquiera los más inhumanos funcionarios, pueden negar que la mayoría de los refugiados africanos atrapados en la frontera franco-italiana, acucurrados en las rocas entre la carretera y el océano, o hacinados en campamentos bajo supervisión policial, necesitan ayuda desesperadamente. 

Son algunos de los afortunados que sobrevivieron a la travesía por el Mediterráneo, donde miles se han ahogado. Si fueron rescatados de un naufragio, se lo deben principalmente a las oenegés y a las embarcaciones civiles y no a los gobiernos europeos que oficialmente abandonaron las operaciones de búsqueda y rescate. Si lograron llegar a la isla italiana de Lampedusa, es porque pescadores y voluntarios los habrán llevado hasta la costa. Su determinación los ha conducido, desde que iniciaron su camino, desde Eritrea, Sudán, Gambia y Nigeria y por la península italiana, pero muchos no hubiesen sobrevivido sin la ayuda de otros seres humanos, ante todo entre sí, y otros extraños. 

En un juicio anterior, Herrou le dijo a una concentración de cientos de partidarios: “Si tenemos que romper la ley para ayudar a la gente, hagámoslo. Nuestro papel es ayudar a la gente a superar el peligro, y el peligro es esta frontera” (5 de enero de 2017, Guardian). 

Previos intentos de dar un ejemplo no han terminado bien para las autoridades. A finales de 2015, una mujer fue condenada a pagar una alta fianza por transportar a personas sin papeles. Cuando ella escuchó en el radio de su auto que la policía estaba bloqueando a los africanos de la principal estación del tren en Niza, se apresuró hacia allá, invitó a gente a subirse a su auto y los condujo hasta una estación menos vigilada. Se hicieron grandes contribuciones de la noche a la mañana para pagar su fianza. 

Esta gente tampoco está aislada. En una encuesta realizada por el diario local, Nice Matin, los lectores escogieron a Herrou como la “persona del año” de la Riviera francesa. Esta es una notable contracorriente en el ambiente político dominante. Niza fue una de las primeras ciudades en prohibir la vestimenta musulmana en sus playas tras un horroroso ataque terrorista islámico el año pasado. La región ha sido un baluarte de la derecha y la ultraderecha, en un país donde los partidos de derecha e “izquierda” que alternadamente han gobernado, en gran medida están compitiendo con categóricos fascistas en la promoción de veneno nacionalista y antiinmigrante. En una respuesta publicada en ese periódico, el más alto funcionario local denunció furiosamente a Herrou por “poner el peligro nuestro país”, “insultar a la policía” y “ayudar a posibles terroristas”. 

¿A favor o en contra de los inmigrantes y refugiados?, se está convirtiendo en una de las cuestiones más importantes de nuestra época. Cuando algunas personas ven a una familia de refugiados luchando por un camino, en peligro de terminar arrollada por un auto o ir muriendo poco a poco, se detienen y los llevan más lejos de la frontera, o a su casa para pasar la noche. Otros llaman a la policía. Este no es simplemente un asunto a lo largo de las fronteras. En París, gobernado por el partido socialista, las autoridades han ordenado que los voluntarios dejaran de distribuir comida para los refugiados que se agrupan en las calles. Han levantado barricadas para que las tiendas de campaña y bolsas de dormir donadas por las oenegés no se puedan utilizar para dormir bajo puentes. Hace un siglo y un cuarto el escritor Anatole France, señaló: “La ley, en su majestuosa igualdad, prohíbe a los ricos tanto como a los pobres dormir bajo los puentes, mendigar en las calles y robar pan”. Eso es literalmente cierto en la democracia capitalista en Francia hoy, donde el Estado, cuyo propósito es reforzar un intolerable estatus quo, prohíbe y castiga una moralidad basada en algo que no sea la de vivir al servicio de estrechos intereses individuales y nacionales. 

Además, el actual ultraje y muchas manifestaciones contra la policía que golpeó y violó a Theo, un joven negro de un suburbio obrero de París, no están aislados de la campaña estatal que busca bloquear la entrada de inmigrantes provenientes de países aplastados por el orden mundial de hoy. Son ejemplos de “el pueblo francés primero”, una ideología y política que considera ciertos orígenes nacionales como un problema o hasta un crimen, y busca redefinir y organizar más la sociedad según criterios étnicos y religiosos. El amante de Trump y fascista Frente Nacional ha promovido abiertamente este lema; sin embargo esta visión ha sido legitimada por todos los partidos de importancia. Millones de personas, sin importar su procedencia, son consideradas una amenaza para las sociedades que se han engordado sobre la base de un sistema mundial de explotación y opresión. 

Ahora, en los tiempos de Trump, gobiernos y movimientos políticos están abandonando la delgada capa de los valores y la moral que afirman respaldar, y que en general ha adormecido a las personas cuya vida de una u otra manera es cómoda en los países donde se concentra la riqueza producida por la gente del planeta. En algún momento la sociedad francesa podría dividirse: a favor o en contra de los extranjeros que se entiende están agrupados en las fronteras y gente en la propia sociedad que es considerada menos que verdaderamente “francesa”. 

Cuando la gente pone sus intereses en riesgo por lo que concibe como los más amplios intereses de la justicia y la humanidad, sin importar cuáles sean sus ideas sobre la naturaleza del sistema que enfrentan y las causas y soluciones, su rechazo a aceptar una de las más grandes injusticias de nuestros tiempos es una inmensa contribución, y no solo para los a los que ayudan. Los pone en conflicto con criminales gobiernos que son responsables de esta situación y cuya solución es criminalizar a las víctimas. Esto puede contribuir a impulsar un desafío a la legitimidad del orden político y económico cuyos intereses están en oposición a los intereses de la humanidad. 

Es extremadamente importante que más gente se indigne y esté resuelta a actuar en este momento, y que esté dispuesta a seguir esa indignación a su conclusión lógica, en su modo de pensar y comprensión, para que sus acciones puedan volverse más sostenidas y resueltas a medida que vayan comprendiendo el alcance y la profundidad del problema y la solución.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/crimen-yanqui-caso-65-la-primera-guerra-de-tripoli-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Crimen Yanqui

Caso #65: La Primera Guerra de Trípoli, 1801-1805

5 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Bob Avakian escribió recientemente que una de las tres cosas que tiene “que ocurrir para que haya un cambio duradero y concreto hacia lo mejor: Las personas tienen que reconocer toda la historia propia de Estados Unidos y su papel en el mundo hasta hoy, y las correspondientes consecuencias terribles”. (Ver “3 cosas que tienen que ocurrir para que haya un cambio duradero y concreto hacia lo mejor“).

En ese sentido, y en ese espíritu, “Crimen yanqui” es una serie regular de www.revcom.us. Cada entrega se centrará en uno de los cien peores crímenes de los gobernantes de Estados Unidos, de entre un sinnúmero de sanguinarios crímenes que han cometido por todo el mundo, de la fundación de Estados Unidos a la actualidad.

American Crime

La lista completa de los artículos de la serie Crimen Yanqui

EL CRIMEN: En 1801, el presidente Thomas Jefferson despachó a la Marina y al cuerpo de Infantes de Marina a bloquear y luego invadir Trípoli (entonces parte del imperio Otomano, ahora conocido como Libia), lanzando así la primera Guerra de Trípoli que culminó en 1805 con la brutal Batalla de Derna. Jefferson lo hizo en nombre de combatir la “piratería” y defender el “libre” comercio, después de que el líder musulmán de Trípoli, Yusuf Karamanli, había renunciado el tratado de 1797 con Estados Unidos y exigido que se le pagara $225.000 de inmediato más $20.000 al año por el permiso de descargar y cargar bienes de Estados Unidos en puertos de Trípoli.

Jefferson declaró que Estados Unidos le mandó al gobernante de Trípoli la respuesta “vía escuadrón”, desplegando buques de guerra a la costa norte de África para bloquear el puerto de Trípoli, donde estalló la batalla naval entre Estados Unidos y las naves de Trípoli. En 1803, después de que la fragata estadounidense USS Philadelphia naufragó cuando perseguía un barco de Trípoli y la tripulación entera de 307 fue tomada de rehén, Jefferson envió cinco fragatas, incluyendo la USS Constitución junto con los infantes de Marina para “someter, saquear y premiarse con todos los buques, la mercancía y los efectos” en Trípoli.

En 1804, Estados Unidos intentó destituir a Karamanli, reemplazándolo en el trono con su hermano Hamet, entonces exiliado en Egipto. Buques de guerra de Estados Unidos bombardearon a Trípoli. El teniente del ejército de Estados Unidos, William Eaton, encabezó una pequeña fuerza compuesta de infantes de Marina y unos 500 mercenarios árabes y griegos que atravesó atravesar el desierto desde Alexandria, Egipto hasta el puerto de Derne (ahora conocido como Derna), la segunda ciudad más grande de Libia.

La batalla de Derna fue brutal y feroz. La fuerza mercenaria, dirigida por los estadounidenses, dejó 800 muertos y 1.200 heridos, mientras que ellos solo sufrieron un puñado de bajas en la toma de la fortaleza de Derna — e izaron la bandera yanqui en señal de triunfo y de mantenerla en alto en la batalla contra las tropas de Karmanli. 

Enseguida, las fuerzas de Eaton emprendieron marcha hacia el puerto de Trípoli, amenazando con causar aún más víctimas. Luego, Yusuf Karmanli decidió aceptar un nuevo pacto para poner fin a las hostilidades contra Estados Unidos y devolver todos los ciudadanos estadounidenses en cautivo a cambio de un nuevo acuerdo para que Estados Unidos pague $60.000.

Esta fue la primera vez que una bandera estadounidense fue plantada en terreno al otro lado del océano Atlántico, también fue la primera guerra de Estados Unidos fuera del continente americano y fue el primer cambio político impuesto a fuerza por los yanquis en esa parte del mundo. Desde entonces se ha aclamado esta primera Guerra de Trípoli como una acción justa y heroica, consagrada en el himno de los infantes de Marina “De los salones de Moctezuma a las orillas de Trípoli” y profundamente arraigada en el espíritu militar de Estados Unidos.

       

“La Battalla de Derna” de Charles Waterhouse

LOS CRIMINALES: El principal criminal fue el presidente Thomas Jefferson, el comandante y jefe de esa guerra. Jefferson usó la guerra para aumentar el tamaño de la Marina y de los infantes de Marina, desplegando buques de guerra a Trípoli y declarando que solo se podía alcanzar “la paz” en el Medio Oriente “por medio de la guerra”.

Otros criminales fueron Samuel Barron, el comodoro de Estados Unidos en el Mediterráneo, quien dirigió el bloqueo naval de Trípoli; el capitán de la Marina Edward Preble que comandó la ampliada fuerza de la Marina y los infantes de Marina; y el teniente del ejército William Eaton y el primer teniente del cuerpo de la Marina, el teniente Presley Neville O’Bannon, quien dirigió el ataque asesino en la batalla en Derna.

LA COARTADA: Thomas Jefferson dijo que la renuncia de Trípoli del Tratado de 1797 y su demanda de un pago, eran: “sin fundamento e insolentes”, y por eso tuvo que mandar la Marina de guerra y a los infantes de Marina para detener la piratería contra barcos mercantes estadounidenses que operan a lo largo de la costa berberisco (el norte de África, en particular, Argel, Trípoli y Túnez) y para proteger los intereses económicos estadounidenses y a las tripulaciones de los buques mercantes.

Según la prensa, la Guerra de Trípoli de 1801-1805 y la batalla de Derna fueron grandes victorias de Estados Unidos. El Louisville Courier-Journal escribiría más tarde sobre el nuevo héroe de Estados Unidos, William Eaton, “Oficial de Kentucky primero en llevar las barras y las estrellas a la victoria en un país extranjero”.

EL VERDADERO MOTIVO: Jefferson insistió en que las demandas de Trípoli eran “sin fundamento e insolentas”. En realidad, la piratería, por recompensa o un tributo, eran comunes en la costa berberisca de África del norte (Argelia, Marruecos, Túnez y Trípoli) desde los años 1500, y los años 1800 los gobernantes de los países del norte de África pedían que los países que atravesaban sus aguas pagaran, como una forma de recaudación de aranceles para estos países por la mercancía que entraba en estos y el imperio Otomano del cual eran parte.

Por muchos años, el comercio de Norteamerica estaba seguro porque Gran Bretaña pagaba sin falta. Sin embargo, después de la Revolución Americana de 1776, Los buques estadounidenses ya no estaban protegidos por los pagos británicos. El nuevo gobierno estadounidense accedió a seguir con los pagos y luego comenzó a negociar tratados con los países del norte de África. Como parte de los acuerdos, Estados Unidos se comprometió a pagos de tributo a estos países. En 1797 Estados Unidos y Yusuf Karamanli acordaron en el Acuerdo de Paz y Amistad entre Estados Unidos de América y el Bey y los Sujetos de Trípoli de Berbería, que fue negociado por Thomas Jefferson y Benjamin Franklin. Karamanli creía que Estados Unidos le debía $6.000 por el tratado.

Pero fue Estados Unidos que al parecer no se acogió al tratado, y en 1801 Estados Unidos todavía no había pagado los $6.000. Esto y otras consideraciones llevaron a Karamanli a repudiar el tratado de 1797 y a exigir una cantidad de inmediato de $225.000 más $20.000 al año.

Jefferson se aprovechó de la situación para actuar agresivamente y librar una guerra afuera del continente por primera vez y por varias razones.

El período entre 1798 y 1808 fue uno de enorme crecimiento económico en Estados Unidos, debido en gran parte a la invención de la desmotadora de algodón en 1793 y la expansión de la esclavitud. Esto resultó en un enorme aumento de exportaciones, particularmente el algodón y el trigo, a otras partes del mundo que eran transportadas en buques mercantiles. Entre 1793 y 1801, como resultado del comercio internacional de bienes y esclavos, el valor de exportaciones y ganancias en Estados Unidos creció cinco veces. Para 1807, el valor de exportaciones estadounidenses creció a más de $108 millones, más de cinco veces más que el de 1790.

Según un erudito, el comercio en el Mediterráneo era de tanta importancia para Estados Unidos que los piratas y los estados berberiscos se volvieron en “una verdadera molestia”. Por ejemplo, los pagos en rescate y tributo a los estados berberiscos subieron a tal punto que respondía por el 20% del gasto anual del gobierno estadounidense en 1800. Al contemplar entre si pagar tributos o ir a la guerra, Jefferson consideró esto como un desafío a su derecho de vender y comprar en el mundo: “Si queremos que nuestro comercio sea libre y que no sea aislado, debemos dejarles saber a estas naciones que tenemos una energía, lo que en la actualidad no creen”. (En 1784, cuando era ministro en Francia, Jefferson ya estaba contemplando construir una marina de guerra, incluyendo para desplegarla en el norte de África. “¿Por qué no desarrollar una marina... y decidir a favor de la guerra?”, dijo. “No podemos comenzar con una causa mejor ni un enemigo más débil”.)

Esta Primera Guerra de Trípoli era parte del consagrado y autoproclamado “derecho” a ejercer su poderío militar en toda parte del mundo — con consecuencias devastadoras para la humanidad.

BIBLIOGRAFÍA SELECCIONADA

“American invasions, Canada to Afghanistan 1775 to 2014”, Dr. Rocky M. Mirza, iUniverse, 2010

Batalla de Derna (1805)”, Wikipedia

“First Barbary War (1801-1805”)”, adaptación de The American Heritage Encyclopedia of American History, por John Mack F. Faragher, Henry Holt y Co., 1998

“HIGH CRIMES AND MISDEMEANORS: Avast! How the US Built a Navy, Sent In the Marines, and Faced Down the Barbary Pirates”, de Christopher L. Miller

“Piracy and Maritime Crime: Historical and Modern Case Studies”, de Bruce A. Elleman, Andrew Forbes y David Rosenberg, Naval War College Press, 2010; vea el capítulo de Thomas F Turner, “President Thomas Jefferson and the Barbary Pirates”.

“The Economic Growth of the U.S., 1790-1860”, de Douglas C. North, Prentice Hall, 1961

“The First Barbary War”, Monticello.org

“War and Commercial Independence, 1790-1815 (Resumen)”, Gale Encyclopedia of U.S. Economic History, Thomson Gale publisher, 1999

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/fascistas-en-la-casa-blanca-y-crimenes-de-odio-en-las-calles-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

“¡Ahora ustedes viven en Trumplandia!”
Fascistas en la Casa Blanca y crímenes de odio en las calles

04 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

America was never great!

¡A tuitear esto!

El asesinato de Timothy Caughman por un supremacista blanco en la Ciudad de Nueva York es sólo el más reciente crimen motivado por el odio en los últimos meses. La supremacía blanca, la xenofobia y el militarismo de “Estados Unidos primero” que salen de la Casa Blanca envalentonan a los matones racistas e intolerantes para que envíen a los negros, inmigrantes, musulmanes y judíos, mujeres, la comunidad LGBTQ y más, el mensaje de que: No están bienvenidos, y no están a salvo, en el “gran Estados Unidos” de Trump.

Ha ocurrido un salto en el número de crímenes motivados por el odio en todo Estados Unidos desde la elección de Trump. Y en un tercio o más de los incidentes, los perpetradores se conectaron su ataque directamente con Trump y sus políticas. El 15 de marzo, un hombre en Arizona gritó insultos raciales a una pareja interracial en un estacionamiento, y les disparó con una pistola. El 16 de marzo, se dejaron letreros racistas y anti-inmigrantes en un edificio de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP) en Spokane, Washington, uno de ellos diciendo “refugiados no bienvenidos” y otro una advertencia sobre el “genocidio blanco”. El 17 de marzo, en Lakeland, Florida, se amenazó a una pareja interracial con un niño con “Lárguense o muéranse” y la palabra racista “n-----” escritos en su porche delantero.

La retórica anti-musulmana y las políticas del régimen de Trump y Pence han puesto en peligro la vida de millones de personas. Aquí hay algunos titulares de prensa: “La policía de Tampa declaró que el incendio en la mezquita fue un delito de odio”. “Mujeres musulmanas informan que hombres gritando apoyo al presidente electo se les quitaron el hijab”. “Se dio un puñetazo a un director de cine de Bangladesh durante una manifestación contra el odio en California”. “Un hombre intentó incendiar una tienda en la Florida porque creía que los propietarios eran musulmanes”.

Trump también continúa calumniando a todos los inmigrantes indocumentados como traficantes de drogas y criminales violentos. Su régimen anunció recientemente la creación de una nueva oficina gubernamental para documentar y dar a conocer los delitos cometidos por inmigrantes indocumentados. El columnista del Miami Herald, Andrés Oppenheimer, lo llama apropiadamente “la Oficina de Propaganda Anti-Inmigrante”. Esto sin duda desatará más hostigamiento, más delitos de odio, más intimidación, más discriminación hacia cualquier persona que parezca un inmigrante.

Los ataques contra la comunidad LGBTQ también han aumentado dramáticamente. ¡Ahora vives en el país de Trump!, chilló un asaltante anti-gay después de gritar insultos a una pareja gay y estrellar su scooter contra la bicicleta montado por uno de ellos en Key West, Florida. El 28 de febrero, a una pareja gay caminando en Nueva York la enfrentó un hombre que le llamó “m---cón” a uno de ellos y dijo que eran una “vergüenza”. El sospechoso agarró un palo y le golpeó el muslo a uno de los hombres. El 12 de marzo, se rompió una ventana de cristal de colores en una iglesia de Nueva Orleans que apoya a las personas transgénero. Y el 13 de marzo, se vandalizó un centro comunitario LGBT en Washington, DC, un miembro del personal atacado. Los ataques contra esta comunidad se producen casi diariamente.

Los ataques antisemitas también están en aumento. El 24 de febrero, la sede en Nueva York de la Liga Anti-Difamación recibió una amenaza anónima de bomba. El 26 de febrero, han sido objetos de vandalismo docenas de lápidas en un cementerio judío de Filadelfia. El 28 de febrero, alguien disparó a través de una ventana de una sinagoga en Indiana. Y el 2 de marzo, sufrieron actos de vandalismo una docena de lápidas en un cementerio judío en Rochester, Nueva York. Mientras tanto, Trump sólo ha renunciado de manera más pro forma y superficial el apoyo que tiene entre los neonazis reaccionarios, y ha evitado condenar el “antisemitismo”, incluso en su discurso en el Día Internacional del Recuerdo del Holocausto.

Los crímenes motivados por el odio han sido parte integrante de la historia de Estados Unidos durante siglos. Pero un elemento crucial del fascismo, como hemos analizado aquí en revcom.us, es que “gobierna por medio del uso del abierto terror y la violencia, pisotea lo que se supone son derechos civiles y legales, utiliza el poder del estado y moviliza a grupos organizados de golpeadores fanáticos para cometer atrocidades contra las masas populares, particularmente contra los grupos de personas que identifica como ‘enemigos’, ‘indeseables’ o ‘peligros para la sociedad’”.

¡En nombre de la humanidad, nos negamos a aceptar a un Estados Unidos fascista! ¡Expulsar el régimen de Trump y Pence!

****

Para más información, en inglés, sobre el auge de crímenes de odio en Estados Unidos, vea “Hate in America: A list of hatred, bigotry and abuse since the election,” [El odio en Estados Unidos: Una lista del odio, intolerancia y abuso desde las elecciones], del personal de slate.com.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/skybreak-una-apreciacion-cientifica-el-mundo-de-hoy-es-un-horror-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Pasaje de CIENCIA Y REVOLUCIÓN, Sobre la importancia de la ciencia y la aplicación de la ciencia a la sociedad, la nueva síntesis del comunismo y la dirección de Bob Avakian, Una entrevista a Ardea Skybreak

Una apreciación científica: El mundo de hoy es un horror para la mayoría de la humanidad, y es posible cambiarlo radicalmente

5 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota de la redacción:
En la primera parte de 2015, durante varios días, Revolución le hizo una amplia entrevista a Ardea Skybreak, una científica con formación profesional en ecología y biología evolutiva y una defensora de la nueva síntesis del comunismo desarrollada por Bob Avakian. Skybreak es la autora del libro, entre otras obras, La ciencia de la evolución y el mito del creacionismo: Saber qué es real y por qué importa, y De pasos primitivos y saltos futuros, Un ensayo sobre el surgimiento de los seres humanos, la fuente de la opresión de la mujer y el camino a la emancipación. La entrevista fue publicada por primera vez en www.revcom.us. [Para la versión completa en forma de pdf, haga clic aquí y la versión en inglés en forma de libro está aquí.]

Pregunta: Bueno, continuemos sobre esta idea de aplicar la ciencia para entender por qué el mundo es así como es y cómo podría ser diferente, y lo que se podría hacer al respecto. Al ver el estado del mundo en este momento, en dos sentidos — uno, en un sentido más general, en términos de las condiciones en las que se encuentra la inmensa mayoría de la humanidad en este momento, el estado del mundo en un sentido más amplio, pero de ahí, pues al enfocarse en una dimensión particular de eso, obviamente ha sido muy alentador durante los últimos meses el surgimiento de cosas que no hemos visto en esta sociedad en Estados Unidos desde hace un buen tiempo, en términos de una resistencia generalizada a esta epidemia de asesinato policial y brutalidad policial, concentrada en los asesinatos de Michael Brown y Eric Garner y las decisiones de los grandes jurados de no acusar a los asesinos, por lo que decenas y decenas de miles de personas se lanzaron a las calles, interrumpiendo las actividades de siempre, y de ahí millones de personas en Estados Unidos y en el mundo han confrontado toda esa situación — pues de ahí ¿cómo aplicaríamos la ciencia, tanto a la particularidad del momento actual para entenderlo, pero también a captarlo en un marco más amplio, como decías, ¿por qué el mundo es así como es y cómo podría ser diferente?

AS: Bueno, para empezar, yo diría, de acuerdo, apliquemos la ciencia a determinar, en primer lugar, dónde se encuentra la humanidad, qué es el estado del mundo, qué es el estado de esta sociedad en la que vivimos. Muchas personas, entre ellas, BA, han dicho que el mundo, como es, es un horror. ¿Verdad? Ahora bien, lo dicen muchas personas, entre ellas BA, que en general aprecian mucho lo bello del mundo. Por mi parte, formada como bióloga, en las ciencias naturales, veo la belleza en todas partes del mundo natural, y entre las personas, en la gran diversidad y riqueza de la experiencia humana y todas las diferentes expresiones culturales y la gran variedad de la vida, que incluye la vida social. Hay gran belleza. Al mismo tiempo, no es posible negar que el mundo sea un horror para la mayoría de la humanidad en este momento de la historia.

Ahora, consideremos la cuestión del sufrimiento humano. No sería científico imaginarse que se pudiera eliminar por completo el sufrimiento humano. Siempre se sufrirá la pérdida, siempre habrá la muerte, siempre habrá tristeza, siempre habrá ciertas formas de enfermedad o de catástrofes que perjudican al ser humano. No creo que se pudiera decir nunca que llegaríamos al punto en que no haya sufrimiento humano; eso sería un mundo completamente idealizado y una ilusión falsa. Lo que sí se podría decir es que es posible llegar a un mundo que no se caracterice por tanto sufrimiento innecesario.

Pues, la realidad del mundo de hoy — mira esta sociedad, lo que acabas de decir, todos esos asesinatos policiales. Ya no lo puedo aguantar — y ¡ya no lo voy a aguantar! Prácticamente todos los días sin falta se oye de otra persona más, por lo general una persona negra o latina, varón, sin arma, acribillada en la calle por policías, y ¡éstos salen impunes! Por lo común, las autoridades lo aprueban, una y otra vez, porque la necesidad de que ocurran semejantes cosas es una parte integral de su sistema, para mantener su orden, requieren una represión de ese tipo para que su sistema siga funcionando con relativa normalidad. ¡Vaya sistema!

Además, hay tantas cosas en el mundo que están mal. El estatus de la mujer en Estados Unidos y por todo el mundo — el hecho de que las mujeres no reciben un trato de pleno ser humano, que son objeto de degradación y deshumanización constantes, reciben un trato de juguete, de objeto sexual, de algo menos que un pleno ser humano, de violaciones y golpes constantes. Lo he dicho antes: no importa si a ti no te pasa eso — cada vez que cualquier mujer en cualquier parte del mundo sufre una violación, golpes, la pornificación y de otras maneras deshumanización y degradación, todas las mujeres sufren degradación y deshumanización en todas partes.

Quisiera repetir que en serio siento que...como dijo BA en el reciente diálogo con Cornel West en la Iglesia Riverside... los jóvenes que mueren acribillados por la policía — ¡son nuestros jóvenes! Eso es lo que siento, de corazón. Y simplemente es intolerable esa pérdida de la vida humana, esa pérdida del potencial humano, que se desperdicia debido al funcionamiento de este sistema.

También es intolerable esta situación en que hay guerras sin fin. No es posible dejarlo atrás en este sistema: estas guerras del imperialismo, estos ejércitos de ocupación, este horrible sufrimiento el que sufre la gente en aras de los intereses de una clase capitalista, una pequeñísima parte de la humanidad que saca beneficio de eso.

Y ¿qué de la escala planetaria? ¡La crisis ambiental es de verdad, compañeros! Se debe entenderlo como toda una emergencia global. Pues, la Tierra es algo aparte, puede seguir sin nosotros, pero se restringirá severamente, y muy pronto, la capacidad del ser humano de vivir sobre este planeta, si no dejamos de despojarlo completamente y degradarlo constantemente. Y la razón principal por la que no podemos solucionar nada de eso, ni con suficiente rapidez ni en escala adecuada, es el sistema dominante que rige, la forma dominante de organización social que rige. Se necesita una revolución concreta para desmantelar completamente la organización de la sociedad y su actual configuración, y reemplazarla con una forma completamente nueva de organización que haría mucho progreso hacia la eliminación de estos problemas.

Veamos, también, el supuesto problema de migración. ¿Por qué hay diferentes países en primer lugar? Fíjate. ¿Por qué tenemos banderas e himnos nacionales, y por qué tenemos fronteras? ¿Por qué existen poblaciones enteras que tienen que vivir bajo la bota, sin una vida digna, pero que simplemente quieren trabajar y ser miembros productivos de la sociedad? Fíjate en todos los migrantes que se vienen a Estados Unidos que viven bajo la bota, que sufren la brutalidad y la desgarradora separación de familias, la encarcelación, la deportación o hasta la muerte a balazos en la frontera. Para ti, ¿eso es aceptable? ¡A mí, para nada! ¿A propósito, qué es lo que hace que los estadounidenses sean mejores que los demás? A mí, personalmente, no soporto la bandera estadounidense ni el himno nacional ni el juramento de la bandera estadounidense, ni ningún símbolo de tal suerte que proclamen que un país o una población de una parte del mundo sea mejor que los demás. Eso se llama “patrioterismo” o “chovinismo nacional” — ese modo de pensar de plano es feo y repugnante, y ¡debemos decir lo que es y rechazarlo! Todos debemos pensar más bien como ciudadanos del mundo y no como estadounidenses. Pero vemos que las personas se paran en las escuelas y los eventos deportivos — se paran por la bandera y el himno, ponen la mano sobre el pecho y quizás hasta cantan, y muchas veces lo hacen las personas las que oprime y denigra a diario ¡el mismo sistema al cual rinden homenaje!

Ya es hora de poner fin a esas cosas. ¡Que se pongan a pensar en lo que hacen, a qué rinden homenaje! La gente necesita pensar más sobre eso, y educarse sobre la verdadera naturaleza de este sistema. Estos asesinatos policiales, por ejemplo: no son una casualidad. Han ocurrido desde hace cuándo. Ocurren a una escala horripilante. Y siguen ocurriendo porque la raíz de ese problema se encuentra en los propios cimientos de este sistema.

Lo único bueno de este período reciente, lo que llamas este “momento”, es que ha surgido algo nuevo y hermoso, de que el pueblo se pone de pie y opone resistencia en formas que no hemos visto desde hace mucho tiempo. Eso es algo hermoso — los jóvenes y otros que se pusieron de pie en Ferguson, con gran valentía, y dijeron: ¡NO! Ya no aguantamos más. Y las personas que se movilizaron en torno al asesinato policial de Eric Garner. Efectivamente, participaron sectores amplios del pueblo, más allá de los más oprimidos que sufren más directamente la bota represora de la policía. También participaron personas de las capas medias, incluidos algunos blancos, que dijeron: No queremos vivir en una sociedad en la que estas cosas siguen ocurriendo. Pues eso es algo bueno, aunque hace falta mucho más resistencia de tal tipo. Una resistencia de tal tipo es muy, pero muy importante, y debe crecer y extenderse. Una de las cosas las que un conocimiento y análisis científico enseñan es que la protesta es muy buena y muy importante. Lo que se ha llamado “luchar contra el poder” es muy importante. Aumenta la fuerza del pueblo. Advierte a las autoridades que sus crímenes tendrán respuesta, que la gente ya no lo tolerará. Y eso es una parte muy importante de lo que tiene que ocurrir. Pero también tiene que ir más allá. ¿Por qué? Porque un análisis científico también dará evidencia clara de que la misma estructura de este sistema, el núcleo de su desarrollo y de su misma base, seguirá regenerando problemas de tal tipo, abusos de tal tipo, ultrajes e injusticias de tal tipo, una y otra vez, siempre y cuando se permita que siga en pie este mismo sistema capitalista.

A veces hablamos de las contradicciones imposibles de resolver del capitalismo. Si uno analiza estas situaciones por medio de la ciencia, capta cada vez más que este sistema no puede componerse por sí solo, que en lo fundamental no es capaz de corregir estos abusos. No puede acabar, en última instancia, con los asesinatos policiales de personas negras y latinas en esta sociedad. No puede acabar con el reino de sus capataces, la brutalidad de sus capataces, que reprime a un sector entero de la población. Por eso BA recalca todo el tiempo que tienes que entender que Estados Unidos, este sistema, fue construido a base de la esclavitud. No es cuestión de lo que pasa ahora solamente, origina en los mismos principios de Estados Unidos, país que se inició, se desarrolló, desde su misma fundación, a base de la esclavitud (y el genocidio de los pueblos indígenas), y todo lo que surgió de ese inicio sangriento continúa hoy y es una causa raíz directa de por qué los capataces uniformados, los defensores de este sistema capitalista, de costumbre matan a balazos a jóvenes no armados en las calles. Existe una conexión directa. La ciencia demuestra que esa conexión es concreta y objetiva, no es simplemente una opinión subjetiva de un individuo o una especulación sin fundamento. Para hacer semejante afirmación, se requiere evidencia concreta — y esa evidencia sí existe.

Es lo mismo con la cuestión de la opresión de la mujer. Es otra de esas contradicciones que el sistema existente no es capaz de resolver en lo fundamental. No puede, en última instancia, resolver ese problema, que está, según lo demuestra la ciencia, profundamente arraigado en las estructuras fundamentales de este sistema capitalista, así como de previos sistemas opresivos y explotadores desde un pasado muy, muy lejano. Pues sí, hay algunas mujeres, pocas, hay unos grupos de mujeres a los cuales les permiten subir la escalera social, como quien dice, bajo el capitalismo. Lo mismo se puede decir del pueblo negro — se permite a algunos a superar, a entrar en la clase media profesional o hasta se vuelven completamente burguesas, y es posible elegir a algunos funcionarios negros a altos cargos, hasta hay un presidente negro en esta actualidad. Pero nada de eso cambia nada en lo fundamental sobre la opresión profunda e implacable que se descarga sobre la inmensa mayoría de las personas negras en Estados Unidos, y también de otras personas de color. Pasa lo mismo con la mujer. Textualmente a la mitad de la humanidad, en otras palabras, a las mujeres, las mantienen en una posición inferior, en muchas formas, en Estados Unidos y por todo el mundo, y nada de eso cambia simplemente porque hay una que otra ejecutiva empresarial femenina o una representante gubernamental o unas burguesas acaudaladas. Nada de eso cambia el estatus y la experiencia de constante degradación y deshumanización de la inmensa mayoría de las mujeres en Estados Unidos y por todo el mundo.

Las guerras por el imperio son otra de las contradicciones imposibles de resolver de este sistema. En última instancia, no importa si de vez en cuando siquiera unos pocos políticos individuales u otros representantes de la clase dominante estén dispuestos a expresar oposición, hasta sinceramente, a una u otra guerra de agresión imperialista. Esta clase dominante va a continuar librando guerras por el imperio para extender, defender y consolidar su sistema imperialista. Y volverán a hacerlo una y otra vez. ¿Por qué? Porque las dinámicas subyacentes de su sistema impulsan ese proceso, quiéralo o no cualquier político u otra figura particular de la clase dominante. ¿Lo ves? La misma maquinaria de este sistema macabro repetidamente requiere semejantes guerras, para su constante mantenimiento, expansión y consolidación.

Por eso tenemos que reconocer el hecho de que lo que llamamos la opresión nacional, la opresión de pueblos minoritarios, y la opresión de la mujer, las guerras por el imperio y los ejércitos de ocupación — nada de eso puede resolverse, en última instancia, bajo este sistema. La ciencia puede analizar por qué nada de eso puede resolverse en lo fundamental bajo las estructuras del capitalismo-imperialismo. BA ha trabajado mucho durante décadas para analizar este tema e ilustrar concreta y profundamente por qué no es posible reformar este sistema, por qué no es posible componerlo con uno que otro arreglo, por qué hace falta una revolución concreta, en vez de trabajar por retocarlo aquí y allá.

Lo mismo se aplica en el caso del medio ambiente, el medio ambiente global. Aunque se diera el caso de que varios capitalistas y otras figuras de la clase dominante, como representantes gubernamentales en Estados Unidos u otros países, se convencieran personalmente de que existe una emergencia ecológica a nivel planetario, y que hace falta dar pasos concretos para salvar el medio ambiente planetario y evitar toda esa degradación que causa problemas críticos por todo el mundo — aunque algunos (o muchos) individuos de la clase dominante personalmente llegaran a convencerse y aunque intentaran instituir algunas reformas aquí y allá, ¡pronto se toparían con las limitaciones y obstáculos de su propio sistema! El sistema capitalista imperialista simplemente no tiene la organización y la estructura tales que permitan transformaciones radicales de tal tipo que se requiere concretamente para resolver la crisis ecológica global. Debido a las estructuras subyacentes y las “reglas de funcionamiento” de su sistema agresivamente competitivo e impulsado por las ganancias, los capitalistas simplemente no son capaces, no tienen la base material, para resolver concretamente este problema ambiental planetario, con suficiente alcance y escala, bajo el sistema actual.

Es muy importante entender todo eso, y cabe repetir, requiere ciencia para entender profundamente que no es posible simplemente “convencer” a los gobernantes a que cambien, porque ellos mismos se dejan llevar completamente por las reglas y maquinaria de su propio sistema, quiéranlo o no. La maquinaria del sistema capitalista imperialista tiene reglas básicas de funcionamiento, “reglas” que en última instancia no es posible cambiar sin cambiar el tipo de sistema bajo el cual vivimos. Si no reconocemos eso… si consideramos que la manera de cambiar el mundo… si creemos, por ejemplo, que se puede evitar que los policías maten a jóvenes negros no armados simplemente haciendo unas cuantas “reformas”, como ponerles cámaras corporales a los policías, o mejorar su entrenamiento, pues nos va a tocar un amargo desencanto, porque este sistema seguirá regenerando esta forma de terror y opresión. No le queda de otra.

Se da lo mismo con todas esas otras situaciones. Si creemos que simplemente al empoderar (darles poder) a algunas mujeres o muchachas, en unas instancias y unos lugares, eso quitará el peso de la opresión sistemática de la mujer en Estados Unidos y por todo el mundo, pues nos engañamos. Si creemos que al simplemente expresar la voluntad del pueblo de no librar la guerra, eso bastará para poner alto a todas estas guerras por el imperio, pues de igual manera nos engañamos. Y si creemos que al convencer a los capitalistas de que dejen de degradar tanto el medio ambiente, eso aumentaría las ganancias, o de que sus hijos y sus nietos sufrirán si no salvamos este planeta… si creemos que eso sea suficiente para resolver la crisis ambiental global, pues de nuevo nos engañamos.

¿Protestar? Definitivamente. La protesta es muy importante. Es muy importante que las masas populares, en Estados Unidos y en todas partes del mundo, expresen contundentemente que ya no tolerarán y ya no serán cómplices ni aceptarán más esos abusos e injusticias atroces. Es importante decir: NO, ya no lo aguantaremos. Como he dicho, eso es parte de forjar la fuerza del pueblo. Pero tenemos que ir más allá y entender que hay contradicciones inherentes a las estructuras de las economías y a la política bajo determinados sistemas, y que bajo un sistema capitalista, de plano no es posible que los capitalistas resuelvan dichas contradicciones subyacentes — las enjambres de estas contradicciones que causan horribles injusticias y abusos. Hace falta una economía diferente, hace falta una ideología diferente, hace falta una diferente concepción del mundo, hace falta diferentes objetivos sociales. Hace falta que diferentes fuerzas suban al escenario para implementar eso. Hace falta el poder estatal. La gente tiene que organizarse para una revolución concreta. Bueno, solamente en el curso de esta entrevista, no puedo detallar todos los patrones que comprueban que el sistema es incapaz de resolver esas contradicciones subyacentes, pero existe evidencia acumulada, entre ella mucha en la extensa obra de BA, que se ha desarrollado durante décadas, más de 40 años. El trabajo se ha hecho, el trabajo es profundo y de fondo, es científico, es metódico y sistemático. La gente debe examinarlo críticamente, explorarlo, estudiarlo. Que nadie descarte esta obra no más por no más. Esta obra analiza los problemas raíces subyacentes y las soluciones correspondientes.

No más voy a decir una cosa, y de ahí me callo por ahora sobre este punto [se ríe]. Uno de los aspectos más alentadores de la ciencia, también, es que demuestra el potencial del cambio positivo, cómo podríamos cambiar las cosas de unas maneras muy buenas. Sin la ciencia, uno da vueltas por la vida, topándose con problemas, quizás resolviendo uno que otro pequeño problema, mientras surgen más problemas, y en líneas generales uno no sabe ni qué hace. Pero, con la ciencia, puede determinar sistemáticamente no sólo la raíz de los problemas, sino también qué es la base para el cambio positivo. Una de las cosas las que la gente no capta muchas veces es que la base para la transformación revolucionaria de una sociedad, de un sistema social, el lugar en el que se encuentra, de hecho se halla en las mismas contradicciones del sistema. De hecho, en aquellas mismas contradicciones de las cuales acabo de hablar — las muy grandes, las que este sistema es incapaz de resolver, las que en última instancia no puede resolver. El hecho de que no pueden resolver estos problemas tan grandes y que siguen pisoteando y exprimiendo a las personas en diferentes maneras, crea las condiciones concretas que las impulsan en esa dirección... crea la base para que las personas puedan trabajar para influir en esas contradicciones, para activar a gente, a miles, a millones de personas, para empezar a forjar la capacidad de organizarse para una revolución concreta y construir una nueva sociedad sobre una base completamente diferente. Obviamente eso no resolverá todos los problemas de la noche a la mañana. Pero muchísimos problemas grandes sí se podrían resolver en una medida grande, gracias a la ciencia, y gracias a la iniciativa consciente de la gente que se organiza colectivamente para una revolución concreta.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/skybreak-la-nueva-sintesis-del-comunismo-el-nucleo-solido-y-la-elasticidad-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Pasaje de CIENCIA Y REVOLUCIÓN, Sobre la importancia de la ciencia y la aplicación de la ciencia a la sociedad, la nueva síntesis del comunismo y la dirección de Bob Avakian, Una entrevista a Ardea Skybreak

La nueva síntesis del comunismo, el núcleo sólido y la elasticidad

3 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nota de la redacción:
En la primera parte de 2015, durante varios días, Revolución le hizo una amplia entrevista a Ardea Skybreak, una científica con formación profesional en ecología y biología evolutiva y una defensora de la nueva síntesis del comunismo desarrollada por Bob Avakian. Skybreak es la autora del libro, entre otras obras, La ciencia de la evolución y el mito del creacionismo: Saber qué es real y por qué importa, y De pasos primitivos y saltos futuros, Un ensayo sobre el surgimiento de los seres humanos, la fuente de la opresión de la mujer y el camino a la emancipación. La entrevista fue publicada por primera vez en www.revcom.us. [Para la versión completa en forma de pdf, haga clic aquí y la versión en inglés en forma de libro está aquí.]

Pregunta: Bueno, definitivamente pronto vamos a adentrarnos más directamente a la nueva síntesis del comunismo que BA ha desarrollado, la que mencionaste. Pero respecto al método que BA demuestra en toda su obra, que incluye ese Diálogo, algo que acabas de decir me trajo a la mente la relación entre lo que dijiste sobre buscar constantemente la verdad y otra dimensión clave de esta nueva síntesis del comunismo, o sea el enfoque del núcleo sólido con mucha elasticidad. Pues, ¿quieres hablar también de cómo este Diálogo era un ejemplo de aplicar el núcleo sólido con mucha elasticidad?

AS: Pues, creo que esa relación entre el núcleo sólido, y mucha elasticidad sobre la base de ese núcleo sólido, es una característica esencial de toda la obra de Bob Avakian, de toda la nueva síntesis. Se ve en todo lo que él haga y escriba y comente, y se veía en el Diálogo. Pues, algo con lo que podemos contar en Bob Avakian es que él nos diga lo que su análisis y síntesis más desarrollados y avanzados lo han llevado a entender. Él lo compartirá con el mundo entero sin renuencia, independientemente de qué tan popular o impopular lo sea, y lo va a comprobar con hechos. Toda persona que quiera conocer la evidencia puede leer sus obras e investigar cómo sacó ciertas cosas, ciertas conclusiones sobre la naturaleza del sistema y el camino adelante, y cosas al estilo. Pero una de las cosas que él ha captado, en el curso de adentrarse a fondo en la experiencia de la primera ola de revoluciones socialistas, y las experiencias positivas y negativas del pasado, es que ha llegado a apreciar aún más profundamente la necesidad de un método científico que no sea ni muy rígido ni muy espontáneo. [se ríe]

La ciencia buena no simplemente sale al mundo cargando un gran signo de interrogación sin ningún tipo de teoría desarrollada. Para hacer avanzar la ciencia, uno sale al mundo con un marco de ciertos análisis que se han acumulado con el transcurso del tiempo. Hace su mejor análisis y síntesis posible en cualquier momento dado. Y de ahí lo pone a prueba ante la realidad. Eso es lo que hacen los científicos. Y en el curso de hacerlo, uno descubre que algunas de las cosas que pensaba que eran ciertas sí efectivamente son muy ciertas —uno capta ciertos patrones que quizás esperaba ver— y también con frecuencia se topa con algunas sorpresas, aprende algunas cosas inesperadas, se da cuenta de que se había equivocado en algunas instancias, y también aprende de eso. Eso permite que haga un análisis y síntesis aún más avanzados. Y prosigue de ahí. Así avanza el conocimiento científico bueno. En mi opinión, Bob Avakian pone un ejemplo de eso en todo lo que hace. Por eso creo que no hay nadie a su altura en la aplicación de un enfoque científico sistemáticamente bueno a los temas de la sociedad y la transformación positiva de la sociedad.

Lo que vimos durante el Diálogo — vemos a una persona que es de verdad un estadista. La gente dice, a veces: “Pues, necesitamos cambiar las cosas, pero hace falta liderazgo”. ¿Quieren liderazgo? — ahí está. Ahí está el liderazgo que no titubea. Ahí está el liderazgo que tiene la confianza forjada a base de los análisis y síntesis de la experiencia internacional, y la experiencia de Estados Unidos, y la experiencia del movimiento comunista y los movimientos revolucionarios, de toda la experiencia de la historia humana, de estudiarla y analizarla durante décadas. Tiene mucho en su haber, y no duda en comunicar a la gente lo que él ha aprendido, de una manera muy coherente. Eso es liderazgo, y eso es el núcleo sólido de su liderazgo.

Al mismo tiempo, eso es una parte esencial de su análisis científico de que el comunismo y la transformación de la sociedad — que no se trata de una religión, de un dogma, de un catecismo, de un paquete de preceptos o reglas, ni de los Diez Mandamientos. Es una ciencia dinámica que siempre debe estar dispuesta a aprender de algunos nuevos ángulos y nueva experiencia y nueva información, la presentación de nuevos datos, que podrían reforzar y substanciar aún más lo que ya entendíamos, y también cuestionar algunos aspectos de la misma y permitir que desarrollemos más ese conocimiento. No se trata de un proceso estático. La ciencia es un proceso muy dinámico, entendida correctamente. Por lo que algo que vemos es… ¿por qué él se toma la molestia tan siquiera de hacer algo como el Diálogo? ¿Por qué se dirige a un público tan diverso? No es como si fuera comunista la mayoría del público. La mayoría no estaba convencida de todo — él no predica a los conversos. Repito, no se trata de una religión. Él lleva ciencia a la gente, y llama a que las personas le entren, le apliquen algunas de sus propias experiencias y ofrezcan nuevas observaciones para profundizar más la verdad y profundizar más los análisis.

Pero no comete el error opuesto el que a veces hace la gente. Por un lado, existe el error del dogmatismo y un enfoque religioso — de actuar como si el comunismo, a diferencia de ser una ciencia, fuera un conjunto de preceptos o un catecismo a recitar y que sea así de rígido. No. La vida real, la naturaleza real, y la sociedad humana real, ¡cuentan con tantísimo dinamismo que no es posible embutirlas en semejantes preceptos secos y cubículos pequeños! Pero el error epistemológico opuesto que las personas pueden cometer es el de actuar como si no fuera posible conocer nada a ciencia cierta, que nunca haya nada cierto. Actuar como si, simplemente porque es correcto cuestionarlo todo, uno nunca pudiera estar seguro de nada, como si no hubiera nada en el cual uno pueda basarse para seguir adelante, para aprender más — argumentar, en líneas generales, por pura elasticidad todo el tiempo, para que no haya nada de núcleo sólido que forme ninguna base de nada. Es como lo que prevalece en muchos círculos universitarios actualmente: muchísimo relativismo filosófico, por lo que personas en efecto le dicen a uno: “Bueno, existe tu verdad y existe mi verdad, todos tenemos nuestras verdades, y tú tendrás tu narrativa y yo la mía, quién podría decir qué es correcto y qué no lo es”. Para mí, semejante relativismo extremo no es solamente ridículo sino inadmisible.

Si uno nunca ha contado con ninguna certeza científica en torno a nada, va a caer en muchos desastres y no va a avanzar. Por ejemplo, en las ciencias naturales, si uno quiere resolver un enorme problema ambiental, o curar una enfermedad grave, o mandar una sonda al espacio para explorar el Marte, o lo que sea, más le vale partir de una base de cierto núcleo sólido de certeza científica, lo más que sepa, al mismo tiempo que reconoce que quizás no sean perfectos algunos aspectos de su conocimiento y enfoque. De hecho, uno casi siempre podría predecir que aprenderá algunas cosas nuevas que pongan en duda unos aspectos de su conocimiento y enfoque. Pero más vale partir desde un andamiaje o plantilla inicial que conlleva cierto núcleo de certeza, de certeza científica, que se haya forjado al paso de tiempo por medio de acumular experiencia histórica y la respectiva síntesis científica y el “triaje” [priorización] de dicha experiencia histórica. Eso nos permite decir, pues bien, vamos a salir al mundo aplicando esas hipótesis y teorías científicas, y vamos a ponerlas a prueba y desarrollarlas aún más y sin duda aprender muchas cosas nuevas en el camino. Pero si no se parte de cierta certeza científica, con algún núcleo sólido para plantear en el mundo, no se logrará nada. Si creemos que no existe nada en que basarnos con confianza... ¡pues, más vale que flotemos en un vacío! Si nos pusiéramos a investigar cómo curar el cáncer u otra terrible enfermedad, podríamos darnos por sentado que nuestro conocimiento probablemente tenga defectos y deficiencias en un momento dado, pero más vale que estemos dispuestos a aplicar el mejor conocimiento acumulado hasta la fecha y valernos de ello como una base para experimentar más y transformar la realidad, y de ahí seguir resumiendo y analizando más con el fin de posibilitar aún mayores avances hacia una resolución de los problemas.

Bob Avakian pone el ejemplo de un enfoque científico de ese tipo. No dice que todo lo del pasado haya sido perfecto. Ni que todo en su propio conocimiento sea perfecto. Tampoco que no se cometerán errores en el futuro. Nunca nos dice eso. Nos dice que tenemos que aprender a aplicar un método y enfoque científicos para poder analizar sistemáticamente y distinguir lo que es verdad, a lo que no lo es, hasta dónde más podamos en cualquier momento dado de la historia y de manera continua.

Y, por supuesto, si uno habla de la transformación social, tiene que ligar su método científico a una conciencia moral. Tiene que proceder concretamente desde ciertos objetivos hacia atrás. Si se es un científico natural, quizás su objetivo es determinar los efectos de la deforestación sobre una selva tropical o algo del estilo. Si se es un científico social y es un comunista revolucionario, su objetivo es encaminarse concretamente hacia un mundo mejor, un mundo que trascienda las diferencias de clase y logre lo que se ha llamado las “4 Todas”. Éstas se refieren a un planteamiento de Marx en el que dice que llegar al objetivo del comunismo requiere de la abolición de todas las diferencias de clase, de todas las relaciones de producción en que éstas descansan, de todas las relaciones sociales que acompañan esas relaciones de producción y la revolucionarización de todas las ideas que surgen de esas relaciones sociales. Uno está encaminado en ese rumbo de una sociedad comunista, y va conociendo algunas de las contradicciones las que abarca el proceso de conquistar el poder, el proceso de construir una nueva sociedad socialista sobre una base económica completamente diferente y con objetivos diferentes y al fomentar y luchar por relaciones sociales diferentes. Uno está encaminado en cierta dirección.

Así que, hoy en día, un comunista revolucionario debería proceder hacia atrás desde ese objetivo de largo plazo de generar una sociedad de tipo que sea verdaderamente emancipador para la mayoría de la humanidad. Constantemente, es necesario que volvamos a hacer verificaciones: ¿El trabajo va conduciéndose en la dirección correcta? ¿Se encamina hacia esos objetivos declarados, en vez de ir en otro sentido? Es posible que el trabajo vaya por unos caminos incorrectos, y ojalá que lo reconozcamos a tiempo como para corregir el rumbo y aprender de esos errores. Cualquier científico bueno te dirá que también es posible aprender mucho de los errores y de los caminos equivocados, siempre y cuando se aplique sistemáticamente métodos científicos a los análisis y resumen. Pero si no se aplican métodos científicos sistemáticos, es mucho más probable que los errores y caminos equivocados causen devastación.

Bob Avakian ha dicho que todas las verdades son buenas para el proletariado, que todo lo que efectivamente es cierto puede ayudarnos a llegar al comunismo. Y eso es cierto, efectivamente. Podemos aprender. En el Diálogo, se ve que él lucha con el público para que entienda eso. Sabe que habla con un público que sostiene muchas ideas equivocadas, muchos prejuicios — es un público lleno de personas que son inteligentes pero saben poco sobre la forma en que la sociedad se estructura y se organiza, o qué se requiere concretamente para rehacer la sociedad sobre una base mucho más positiva. Hay muy poca ciencia, hay muy poco materialismo en la sociedad de hoy. No me importa qué tanto estudio tenga la gente, la mayoría no sabe nada, francamente, a la hora de conocer la sociedad y cómo transformarla. No dudo en decirlo. Y Bob Avakian pone el ejemplo del núcleo sólido, en el que dice, Mira, tengo décadas en esto, he venido aplicando métodos científicos. Hay mucho que he aprendido, hay mucho que puedo compartir con ustedes sobre cómo este sistema está construido, sobre estos ultrajes como los asesinatos policiales y todos esos otros ultrajes. ¿Por qué ocurren? ¿Por qué siguen ocurriendo? ¿Por qué seguirán ocurriendo hasta que acabemos con este sistema?

Él tiene mucho material del núcleo sólido, mucha certeza científica que puede aplicar. Al mismo tiempo, abre los brazos muy ampliamente, para unir a personas de muchas diferentes perspectivas y para abarcar observaciones y experiencias amplias, que en este caso incluyen su relación muy cariñosa y productiva con Cornel West, quien procede desde una epistemología filosófica diferente, pero se inquieta por muchos de las mismas cuestiones.

Hay mucho que podemos aprender de estos marcos diversos, pero hay que desmenuzarlos y hay que canalizarlos y dirigirlos. La elasticidad no debe ser un revoltijo espontáneo. Es necesario volver constantemente a juntar el núcleo sólido con la elasticidad a fin de dirigir y canalizar ésta. Un buen científico sí trabaja para dirigir y canalizar las cosas en direcciones positivas con el fin de resolver problemas. Y eso es parte de lo que se ve — se ve en el curso del Diálogo. Hay mucha confianza y certeza de un científico que ha hecho mucho trabajo, y que sabe que su obra es muy avanzada, y que sabe que muchos de sus críticos ni siquiera se han adentrado de forma sustantiva en ese material. Y al mismo tiempo, abre los brazos muy ampliamente, alentando el pensamiento crítico y el proceso de aprender de muchas diferentes experiencias en el pasado y el presente, todo al efecto de dirigir en una dirección que de hecho sería bueno para la mayoría de la humanidad.

Otra cosa que podríamos sacar del Diálogo, hablando del ejemplo que puso Bob Avakian, fue un sentir de la sociedad del tipo que él sostiene que sea necesario crear. Creo que las personas se sorprenden, muchas veces, cuando leen una obra de Bob Avakian o de alguna forma saben de él. Muchas veces guardan todo tipo de prejuicios sociales, ideas equivocadas y estereotipos, de que los comunistas son unos dogmáticos secos y sin humor, pero luego encuentran a Bob Avakian y descubren que él es completamente diferente a lo que esperaban. Eso se debe precisamente al tipo de método y enfoque científicos que él aplica a la transformación de la sociedad y al trabajo hacia el objetivo de emancipar a toda la humanidad. Es muy dinámico, y tiene una enorme generosidad del espíritu. Y es una persona muy divertida. Eso es algo que siempre dice la gente — que ¡yo no sabía que era una persona tan divertida! Al mismo tiempo, él tiene una profunda seriedad, una profunda y total seriedad sobre lo que hace. Y su rabia, su coraje, su indignación por las injusticias de la sociedad, la profundidad con la que palpa cada uno de esos asesinatos policiales de jóvenes negros, por ejemplo, pues no se trata de que él dé aires sino que lo siente de corazón. Todos mencionan eso — de que su indignación es muy genuina, su seriedad y determinación de deshacerse de todo eso es muy genuina. Al mismo tiempo, puede combinar esa profunda y total seriedad y ciencia con un enfoque que es dinámico, generoso y lleno del humor, que abarca la vida y todas sus muchas dimensiones. Ese hecho, me parece, dice algo sobre el tipo de mundo que sostiene que hay que crear, y los métodos para hacerlo.

 

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/un-ataque-aereo-estadounidense-mata-a-230-personas-en-mosul-irak-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

Un ataque aéreo estadounidense mata a 230 personas en Mosul, Irak

5 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Nos acurrucamos todos en una habitación del fondo de la casa; éramos 18, tres familias. Pero cuando la casa de al lado fue bombardeada, se nos cayó encima, justo en la habitación en la que estábamos escondidos. Murieron mi hijo Yusef, de nueve años, y mi hija Shahad, de tres, así como mi hermano Mahmoud, su esposa Manaya, Aws, su hijo de nueve años, y mi sobrina Hanan. Ésta tenía abrazada a su hija de cinco meses que, gracias a Dios, sobrevivió.

Informe de Amnistía Internacional sobre el ataque aéreo a Mosul del
17 de marzo de 2017 por parte de Estados Unidos y su coalición

La indignación está creciendo alrededor del mundo al salir más detalles sobre la horrible —y criminal— matanza de más de 200 civiles inocentes, la mayoría mujeres y niños, por los masivos ataques aéreos de Estados Unidos y su coalición dentro de la ciudad de Mosul el 17 de marzo. Las noticias iraquíes informaron que 230 iraquíes murieron en el ataque ese día el mayor número de muertes civiles de un ataque militar estadounidense en décadas.

Como siempre, el mando de las fuerzas de Estados Unidos y la coalición negó la responsabilidad de la carnicería. Al principio afirmaron que las muertes no fueron el resultado del bombardeo, sino de trampas explosivas puestas por las fuerzas del Estado Islámico. Pero cuando los trabajadores de rescate, periodistas y grupos de derechos humanos como Amnistía Internacional (AI) entraron en la zona para examinar los barrios destruidos, los relatos de los iraquíes que sobrevivieron el horror pintaron un cuadro diferente. Según los testigos y supervivientes, no había duda de que las bombas caídas de los aviones causaron la devastación, el gran número de muertos y la destrucción de 50 casas — no explosivos dejados en los hogares.

No fue sino hasta 11 días después de la masacre que el comandante general de Estados Unidos admitió que “existía al menos una posibilidad” de que Estados Unidos fuera responsable de las bajas civiles.

Según la BBC, más de 286.000 civiles residentes de Mosul se han visto obligados a huir de sus hogares desde el inicio en octubre del asalto de la coalición estadounidense para expulsar de Mosul a las fuerzas del Estado Islámico. Pero cientos de miles de personas más han acatado las repetidas instrucciones del gobierno iraquí para permanecer hasta que lleguen las tropas.

Imagínese las consecuencias humanas de lo que hace este monstruo imperialista estadounidense en Irak, Siria y muchos otros países de la región; y el hecho de que el “daño colateral” —la muerte de iraquíes inocentes— no significa nada para estos morbosos.

Un reportero del New York Times describió “un panorama de destrucción en el barrio Jidideh de Mosul tan vasto que un residente lo comparó con la destrucción de Hiroshima, Japón, donde Estados Unidos lanzó una bomba atómica en la Segunda Guerra Mundial”. El periodista continuó: “Un brazo carbonizado, envuelto en un pedazo de tela roja, se asomó de los escombros; los trabajadores de rescate en overoles rojos y con máscaras para evitar el hedor, algunos con un rifle sobre el hombro, revisaron los restos en busca de cadáveres”.

El 28 de enero Trump firmó un memorando de seguridad nacional dando a los militares 30 días para idear un plan para derrotar al Estado Islámico. Dijo que quería que el plan incluyera “relajar las reglas de combate”, de acuerdo con la política extranjera militar super-agresiva de su régimen fascista. Y al mismo tiempo los militares estadounidenses están intensificando sus operaciones tanto en Irak como en Siria. El régimen de Trump y Pence ha enviado cientos de fuerzas adicionales al asalto a Mosul y 500 tropas terrestres adicionales a Siria, ambos lugares donde se concentran los combatientes del Estado Islámico. Y el ejército estadounidense informa que en cada semana del marzo se han lanzado sobre Mosul la increíble cantidad de 500 de las llamadas municiones “guiadas con precisión”.

Amnistía Internacional (AI) dijo que el hecho de que dijeron a los residentes a permanecer en sus casas significaba que la coalición sabía que los ataques aéreos probablemente resultarían en bajas civiles. Y AI dijo explícitamente que toda falta de tomar las medidas adecuadas para evitar la muerte de civiles “viol[a] así, abiertamente, elderecho internacional humanitario” y constituiría crímenes de guerra.

“El derecho internacional humanitario (también conocido como ‘leyes de la guerra’)”, dije AI, “exige a las partes beligerantes en un conflicto tomar todas las precauciones posibles para reducir al mínimo los daños a civiles, y no lanzar ataques que puedan causarles daños desproporcionados, es decir, que éstos no sean excesivos en comparación con el beneficio militar concreto y directo que se prevé”.

Este récord para bajas civiles en un día, esta masacre liderada por Estados Unidos en Mosul, es aún más evidencia de que la agenda global del régimen fascista de Trump y Pence es una verdadera amenaza para la humanidad y HAY QUE EXPULSARLO.

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/no-al-bombardeo-estadounidense-de-siria-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

A Trump no le importan un bledo los niños y bebés

¡NO AL BOMBARDEO ESTADOUNIDENSE DE SIRIA!

7 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

¿Ahora Donald Trump se preocupa por “los niños inocentes, los bebés inocentes”? ¿El mismo Donald Trump que arranca a los niños y bebés inocentes de los brazos de sus padres inmigrantes cuando los agentes de ICE los arrebatan y deportan? ¿El mismo Donald Trump que condenó a inocentes niños y bebés refugiados al infierno tratando de bloquear su ingreso a Estados Unidos? Trump dice que las fotos horribles de los niños en Siria muertos por el gas lo conmovieron, pero ¿dónde estaba su conmoción al ver la foto del cadáver de un niño refugiado en una playa del mediterráneo? ¿El mismo Donald Trump que genera un clima de terror y violencia contra los padres e inocentes niños y bebés musulmanes? ¡Qué mentira enfermiza y putrefacta!

Pero eso es lo que este mentiroso fascista sacó para justificar el aprovechar del momento para actuar como el “hombre fuerte” lanzando un ataque masivo de misiles de crucero a una base militar siria: supuestamente el gobierno estadounidense estaba indignado por el presunto ataque del gobierno sirio del 4 de abril contra un pueblo controlado por las fuerzas anti-Assad, un ataque, según se informa, con armas químicas incluido el gas nervioso sarín. Más de 80 personas murieron.

Bien podría ser cierto que el régimen reaccionario de Assad realizó un ataque con armas químicas. Sería un crimen monstruoso, al igual que cualquier uso de armas de destrucción masiva y asesinato de civiles. Pero comparado con los imperialistas estadounidenses, Assad es un matón callejero de poca monta. Estados Unidos es el único país que jamás ha lanzado armas nucleares, incinerando instantáneamente a más de 150.000 personas en Hiroshima y Nagasaki. Estados Unidos asesinó quemados con napalm, en una escala masiva, a los vietnamitas. Y el propio secretario de Defensa de Trump, James Mattis, ordenó el uso del fósforo blanco —un arma química tan caliente que derrite la piel y los ojos— durante el asalto estadounidense de 2004 contra Faluya en Irak.

En solo el último mes los imperialistas estadounidenses han asesinado a cientos de civiles inocentes, incluidos niños y bebés, en Irak y Siria. Y mientras el régimen de Trump y Pence lloran lágrimas de cocodrilo sobre los bebés en Siria, se prepara para aumentar su apoyo a la salvaje guerra aérea y bloqueo que Arabia Saudita impone sobre Yemen, lo que ha llevado a unos 14 millones de personas al borde de la inanición.

Por lo tanto, los gobernantes estadounidenses no tienen ningún maldito derecho a siquiera abrir la boca, ni mucho menos lanzar ataques militares. ¡Deben cerrarse la boca, carajo, sobre el asesinato en masa y las armas de destrucción masiva!

A estos imperialistas no les importan un bledo las mujeres, los niños, los bebés — ningún ser humano. Luchan por los intereses imperialistas reaccionarios, a saber, mantener su dominio del Medio Oriente, lo que les ha sido un horror de siete décadas para los cientos de millones de personas que viven allí. Es por eso que el mismo día que Trump lanzó los misiles, la sanguinaria Hillary Clinton —que el presente sistema ofrece como la supuesta “alternativa” a Trump— pidió ataques militares contra Siria.

No conocemos todos los hechos de lo que Assad puede o no haber hecho, ni cuáles serán las próximas acciones del régimen de Trump y Pence. Lo que sí podemos saber es que absolutamente nada buena para la gente en cualquier parte resultará de la agresión estadounidense. Basta con considerar los últimos 15 años: guerras, invasiones, ocupaciones y ataques estadounidenses en la región han resultado en un sufrimiento inimaginable para millones de personas. ¡Los gobernantes estadounidenses no tienen ni un ápice de auténtica preocupación por la vida de las personas —  ni por el uso de armas bárbaras!

Las acciones de Estados Unidos no están en el interés del pueblo, alrededor del mundo ni en el propio Estados Unidos. ¡Hay que condenar y oponerse activamente a esta agresión!

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/lector-no-tenemos-causa-comun-con-trump-en-atacar-a-siria-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

De un lector:

NO tenemos causa común con Trump en atacar a Siria — ¡Estamos del lado de la humanidad!

7 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

Revcom.us recibió esta carta de un lector indignado — instamos a otros seguidores de revcom.us a corresponder también.

Me desperté esta mañana sintiendo el horrendo lío en que está este mundo, viendo las imágenes de personas, niños, asesinados en Siria. Los informes dicen que fue un ataque de gas venenoso. Ya fuera o no, me enfureció verlo.

Pero de ahí el día empeoró aún más. Hillary Clinton pidió al Hitler de Estados Unidos a ... ¿puede usted adivinar? ... ¡bombardear a Siria aún más! Y los medios de comunicación como el New York Times y CNN hablaron de la posibilidad de que Trump lanzara un ataque como si fuera un presidente “normal”. Siria es una de esas partes del mundo atrapadas en medio del conflicto que aturde la mente entre los gánsteres imperialistas globales y los teócratas de la época del oscurantismo — y ahora la prensa liberal y los demócratas nos dicen todo lo que tenemos causa común con el Estados Unidos fascista de Trump. Nos dicen que nuestros intereses son, después de todo, “intereses estadounidenses”. El mismo Estaos Unido que es la razón principal por la que este mundo es el desastre que es.

Se enfurece tanto a uno que la humanidad se encuentre en el peligro tan intenso en este momento porque unos matones y gánsteres reptiles tienen las riendas del poder, y otros matones y gánsteres de la clase dominante de este país no son capaces, o no están dispuestos, para detenerlo. Y en cambio quieren que consideremos el fascismo como normal, supuestamente porque “Assad es peor”.

¿De veras? Hace sólo unas semanas, el 16 de marzo, Trump ordenó un ataque aéreo estadounidense que destrozó por completo una mezquita recién construida en Al-Jineh, Siria durante las oraciones vespertinas, matando a por lo menos 46 personas. Al día siguiente, el 17 de marzo, una serie de bombardeos estadounidenses contra Mosul, Irak mató a más de 200 civiles. Mientras escribo esta carta, CNN informa sobre los misiles estadounidenses lanzados contra Siria esta noche. Trump dijo durante su campaña que iba a “bombardear como el infierno” a las personas en el Medio Oriente.

Los yihadistas islámicos que se oponen a Estados Unidos son una pesadilla absoluta. Assad y los gobernantes brutales como él son una pesadilla, al igual que Rusia y otros poderes que lo respaldan. Sin embargo, argumentar que se debe estar de lado de Estados Unidos, y especialmente del régimen fascista de Trump y Pence, para lidiar con esto es, para decirlo cortésmente, absolutamente repugnante. Argumentar que existe algún terreno común con el fascismo es “normalizar” y ayudar con las detenciones y asaltos a los inmigrantes, las mujeres, las “otras” religiones y sexualidades, la guetoización y represión del pueblo negro, la devastación del medio ambiente, y la represión y el derrumbe total del “estado de derecho” y toda capacidad de luchar por un cambio positivo frente a todo esto.

Los problemas que este sistema tiene en su saqueo del mundo no son nuestros problemas. Que logremos un mundo libre de esto.

Y en este momento, ¡que expulsemos a este régimen fascista de Trump y Pence antes de que sea demasiado tarde!

 

 

Permalink: http://revcom.us/a/485/comunicado-1-del-club-revolucion-en-chicago-es.html

Revolución #485 5 de abril de 2017

¡Mensaje!
Del Club Revolución Chicago

Dos caminos: Trapear nuestra propia sangre y cooperar con los cerdos policías, o hacer una revolución

8 de abril de 2017 | Periódico Revolución | revcom.us

 

En respuesta a la poderosa declaración de Carl Dix sobre los recientes asesinatos horrendos en South Shore, “Carl Dix dice: Dejen esa locura y éntrenle a la revolución”, un llamado activista comunitario dijo: “¡No necesitamos ninguna maldita revolución, necesitamos personas que realmente se preocupen por la gente negra en la comunidad negra para que esta gente se organice de la manera correcta!”. Entonces este activista salió y limpió la sangre de las personas asesinadas. En primer lugar, las masas de gente negra han necesitado la revolución por muchísimo tiempo: de hecho, por 400 años. Pero dejemos eso de lado por ahora.

¿Qué quiere decir este activista con “organizar de la manera correcta”? Este llamado activista anti-brutalidad policial que “se preocupa por los negros” dijo que la policía debería “encontrar a esos asesinos y encerrarlos por toda la vida”. ¿Cómo ha funcionado eso para los negros cuando la policía recibe luz verde para cazar a nuestros jóvenes y luego encerrar a las personas por la vida? SABEMOS lo que eso quiere decir: abaten a tiros a las personas; las condenan bajo cargos falsos; y todo lo demás. ¿¿Cree usted que el PRESENTE sistema va a darle justicia a alguien?? Llamar a la policía para “encontrar a esos asesinos” significa darle a la policía una carta blanca para hacer todo eso y significa que ¡usted queda automáticamente descalificado para tener credibilidad alguna cuando habla de preocuparse por los negros!

El consejo de este activista comunitario se reduce a decir: no luchar para liberarse, no pelear para liberar a la humanidad, no averiguar cómo acabar con la opresión, no entrarle al liderazgo que provee la dirección para sacarnos de esto lío. Dejar que el presente sistema siga derramando la sangre de la gente y que nuestra gente siga derramándose la sangre los unos a los otros. Lo mejor que podemos hacer es limpiarla.

Mira, mi gente. Necesitamos una revolución CONCRETA. Y tenemos la dirección que necesitamos para hacer y ganar esa revolución, Bob Avakian. Lo que se necesita, como dijo Carl Dix, es “entrarle a la visión y al plan que él ha trazado para la manera en que se podría ganar una revolución y crear un mundo sin toda esta pesadilla de la opresión en Estados Unidos y en todo el mundo”.

Se plantean dos caminos. Uno te mantiene dentro de los confines mortales del presente sistema. El otro es el camino para derribar ese maldito sistema.

Revolution Club Chicago
1857 E. 71st Street
Chicago, Illinois 60649
(312) 804-9121
Revclub.chi@gmail.com
facebook.com/revcomchi
www.revcom.us