29 de septiembre de 2021:

Comentarios de apertura de Andy Zee con motivo del 60º aniversario de la publicación de Los condenados de la tierra
en Libros Revolución-Nueva York

Nota de la redacción: Andy Zee dio su presentación después de los comentarios de Cornel West. El video del evento completo, inclusive la presentación de Cornel West, está disponible en YouTube.

Gracias, Cornel. Lo que estamos haciendo esta noche es dar la bienvenida a una nueva generación para que lea esta obra clásica de Frantz Fanon, que hace 60 años llamaba apasionadamente a los pueblos de África a levantarse para expulsar y deshacerse de la colonización por parte de las potencias europeas, y, seríamos negligentes si, al mismo tiempo, no aprendiéramos de lo positivo y, al mismo tiempo, examináramos críticamente lo que escribió Fanon, tanto en sus tiempos como, especialmente, hoy cuando el mundo necesita urgentemente una revolución para deshacerse del azote del imperialismo. Ya es tarde para el futuro de la humanidad, así que mi énfasis principal será un examen crítico con vistas a lo que hay que hacer ahora. Espero que mantengamos un diálogo animado y de principios de unidad y lucha.

También quiero darle las gracias a Grove Press por haber sacado esta nueva edición; al Festival del Libro de Brooklyn; y a todos los asistentes aquí en Libros Revolución (dentro y fuera de la librería), así como a aquellos que están viendo la transmisión en vivo.

***

Vídeo del evento en inglés.

Al volver a leer Los condenados de la tierra de Frantz Fanon, me impresionó el fuego del odio implacable de Fanon por lo que el colonialismo europeo le había hecho al propio ser de los pueblos y los países de África. El costo psíquico vívidamente retratado por Fanon en los cuerpos, las mentes y el espíritu son puñales. Fanon estaba en una misión de hacer sonar la alarma y despertar naciones y pueblos.

Lo que más destaca en Los condenados de la tierra es el análisis de Fanon de la manera en que la degradación, la supremacía blanca y el terror infligidos por el colonialismo impactaron en la mentalidad de los oprimidos. Escribe:

“En las regiones coloniales… el gendarme y el soldado, por su presencia inmediata, sus intervenciones directas y frecuentes, mantienen el contacto con el colonizado y le aconsejan, a golpes de culata o incendiando sus poblados, que no se mueva. El intermediario del poder utiliza un lenguaje de pura violencia”.

Fanon también fustiga a la clase dominante, a la burguesía nacional local subordinada y servil a los imperialistas colonizadores. De manera contundente pone al descubierto y revela que éstos no dirigirán la lucha por la liberación ni se puede confiar en ellos para hacerlo. Fanon fue un defensor y participante activo en la lucha revolucionaria en Argelia.

Por estas y otras razones, Fanon tuvo un impacto positivo en decenas de miles de jóvenes combativos que despertaron a la vida política en los años 1960, atrayéndolos hacia la revolución. Es una parte importante de esa época y, como tal, hay que estudiarlo hoy, aprendiendo tanto de sus aportes positivos como de sus deficiencias, para seguir adelante.

***

Al mismo tiempo, en retrospectiva —y desde el punto de vista de lo que se ha aprendido en las décadas posteriores, y específicamente mediante el trabajo que Bob Avakian ha hecho para desarrollar el nuevo comunismo—, es posible —y necesario— sacar la conclusión que hay algunas importantes deficiencias en Los condenados de la tierra de Fanon que pueden conducir a verdaderos problemas. 

Quiero llamar la atención sobre dos cuestiones de principio fundamental.

Fanon sostiene:

El hombre colonizado se libera en y por la violencia. Esta praxis ilumina al agente porque le indica los medios y el fin...”

Praxis significa práctica. Para Fanon, es por la violencia que se deshace de la mentalidad colonial, y es por la violencia que se determina el objetivo.

No es que no exista la idea de que librar de hecho lucha, incluida lucha armada, contra el opresor, si dicha lucha forma parte de un enfoque general correcto, puede contribuir a deshacerse del “temor supersticioso” hacia la fuerza opresora que ha gobernado y degradado a los oprimidos.

Pero la violencia contra los opresores no es, o no debería ser, el propósito (o el fin en sí mismo) de librar la lucha revolucionaria. El propósito, el objetivo es —es necesario que sea— algo mucho más excelso y profundo:

poner fin al sistema opresor, poner fin a toda opresión y explotación, emancipar a todos los oprimidos y, en definitiva, a toda la humanidad.

Y es necesario ejercer la violencia, que la experiencia histórica y la aplicación del método científico demuestran que es necesaria, para alcanzar este objetivo y propósito fundamental, de una forma coherente con este objetivo y propósito y como una expresión de este objetivo y propósito — y no como algo que esté en contradicción y en conflicto con él, ni algo que es un propósito en sí.

Aunado a esto, Fanon dice, lo que Cornel West cita en su nueva Introducción como la definición misma de la descolonización “‘Los últimos serán los primeros’. La descolonización es la comprobación de esa frase”.

NO. Es necesario que el objetivo de la lucha por la liberación no sea “los últimos serán los primeros”, sino al contrario llegar al momento en que por todo el mundo, ya no existan aquellos que son los primeros y aquellos que son los últimos. Es necesario que el objetivo sea llegar a un mundo comunista, con la hazaña de superar TODAS las clases y diferencias de clase; TODAS las relaciones de explotación esclavizantes que provienen del modo de producción capitalista-imperialista; TODAS las relaciones sociales que corresponden a esas relaciones de producción; y TODAS las ideas que reflejan y refuerzan esas relaciones de explotación y opresión por todo el mundo. Estas “4 Todas”, desarrolladas por primera vez por Marx, constituyen un sello distintivo y un principio fundamental del nuevo comunismo. Sin éstas, estaríamos de vuelta a toda la desigualdad y los horrores del sistema que hoy sufren miles de millones de personas.

Si nuestro objetivo es eliminar todas las formas de explotación y opresión por todo el mundo, es necesario que examinemos críticamente la manera en que Fanon aborda la relación entre el nacionalismo y el internacionalismo. En esencia, Fanon considera que el nacionalismo es una condición previa para el internacionalismo, con un internacionalismo reducido a una expresión de apoyo a la lucha de otra nación por su independencia.

En este sentido, un avance importante del nuevo comunismo es el análisis de que, en un sentido global y fundamental, la dimensión internacional es principal y decisiva. ¿Por qué? Porque el imperialismo es un sistema internacional. Lo que ocurre en la vida económica, política e ideológica de cualquier país se determina más por las dinámicas de lo que pasa en el mundo en su conjunto que por las dinámicas internas de ese país. Emprender la lucha revolucionaria en un país específico tiene sus propias características y dinámicas. Pero éstas son secundarias frente a la realidad material de que estas revoluciones se dan como parte de un proceso más amplio a nivel mundial. Esta es una razón más por la que nuestro objetivo tiene que ser la emancipación de toda la humanidad.

Al continuar con nuestra tarea de esta noche de discutir la relevancia de Los condenados de la tierra para la revolución y la liberación de hoy, quiero recurrir a la nueva introducción escrita por Cornel.

Esta nueva introducción expone algunos puntos pertinentes, como la influencia de Fanon en la lucha revolucionaria anticolonial de los años 1950 y principios de los 1960 — donde Cornel escribe que Fanon expone “un análisis impulsado por el imperio de una supremacía blanca bélica que impregna las propias almas de los sujetos coloniales, así como configura cada esfera de la sociedad colonial”.

Al mismo tiempo, hay afirmaciones que me parecen erróneas y perjudiciales, tanto en el contexto histórico como para lo que se necesita urgentemente y lo que es posible en el mundo de hoy.

Para empezar, aquí van las dos primeras frases de la nueva introducción:

“Frantz Fanon es el más grandioso intelectual revolucionario de mediados del siglo 20. También es el más relevante para el siglo 21”.

Con la primera frase, es necesario que discrepemos respetuosamente, pero con firmeza. El más grandioso intelectual revolucionario de mediados del siglo 20 (y hasta su muerte en 1976) fue Mao Zedong y, sí, Mao fue un intelectual revolucionario, y un líder revolucionario tanto teórico como práctico.

Fue Mao el que, a mediados del siglo 20 (en 1949), dirigió el largo proceso de la revolución china hasta la victoria, con la emancipación a cientos de millones de chinos de siglos de horrible e inhumana opresión y explotación por parte de los explotadores y opresores imperialistas e “internos”, y luego dirigió la continuación de esta revolución, a la vez que brindaba inspiración a miles de millones de oprimidos por todo el mundo, incluidos los negros en Estados Unidos, cuya lucha contra su opresión Mao apoyó fuertemente. En el curso de hacerlo, Mao desarrolló las líneas teóricas, políticas y estratégicas, así como ideológicas, que pusieron al descubierto científicamente las características de la opresión colonial, y su relación con el sistema general del capitalismo-imperialismo, no sólo en China, sino en los países colonizados (y neo colonizados) en general, y además proporcionó una importante orientación y guía para la lucha revolucionaria en esos países, con una relevancia importante para la lucha revolucionaria en el mundo en su conjunto, inclusive en los países imperialistas como Estados Unidos. Y, sí, Mao también se refirió al problema de la “mentalidad colonial” entre los oprimidos de los países del tercer mundo — por ejemplo, se tiene su comentario típicamente terrenal de que “¡en cuanto un extranjero se tira un pedo por acá, siempre hay un chino que dice que huele bien!”.

Tras la victoria inicial de la revolución china, y con el avance por el camino de la construcción y transformación socialista durante varias décadas, Mao continuó haciendo avances en la teoría científica de la revolución, incluida su contribución más crucial: la base para el peligro de la restauración del capitalismo después del triunfo de la revolución — un análisis que, desgraciadamente, se confirmó después de la muerte de Mao.

Hay más cosas que decir sobre las contribuciones de Mao, y hemos preparado un breve escrito del que he sacado esta presentación, que ustedes pueden conseguir en el mostrador o con un representante de Libros Revolución esta noche.

En cuanto a la segunda frase de la introducción de Cornel, de que Fanon es también el intelectual revolucionario más relevante para el siglo 21, aquí también es necesario que discrepemos respetuosamente, pero con fuerza. Un artículo en nuestro sitio web revcom.us afirma simple y claramente, sobre una base científica:

“Bob Avakian (BA) es el pensador y líder político más importante en el mundo de hoy”.

Bob Avakian es un intelectual revolucionario al más alto nivel, que ha desarrollado un nuevo avance en el comunismo: una nueva síntesis, conocida popularmente como el nuevo comunismo. Al desarrollar el nuevo comunismo, BA, con un enfoque científico crítico, ha sacado lecciones de la experiencia principalmente positiva, pero también de los errores secundarios, y en algunos casos graves, del movimiento comunista, y de la experiencia de la lucha revolucionaria en general (incluida una lectura temprana de Fanon) y de una amplia gama de actividades humanas. El resultado correspondiente es que se ha puesto el comunismo sobre una base científica aún más firme, con un enfoque y método aún más consecuentemente científico, y con una orientación aún más profundamente internacionalista, lo que incluye al criticar y dejar atrás ciertas tendencias secundarias pero importantes en Mao que iban en contra de su orientación internacionalista general.

Una de las expresiones más importantes del nuevo comunismo es la decidida lucha que BA ha emprendido para arrancar de raíz en el movimiento comunista la venenosa noción de que “el fin justifica los medios” (que cualquier medio está justificado si el objetivo es, o se proclama, justo). En oposición a eso, BA insiste en que es necesario que los medios utilizados en la lucha revolucionaria estén en consonancia con este objetivo emancipador y sean una expresión de dicho objetivo. BA enfatiza repetidamente que el propósito de esta revolución no es la venganza, y que el objetivo fundamental no es “los últimos serán los primeros, y los primeros, los últimos”, sino que es la emancipación de la humanidad — la creación de un mundo en el que ya no habrá aquellos que son los “primeros” ni (muchos) otros que son los “últimos”.

Además, ha desarrollado una estrategia real para hacer y ganar una revolución en Estados Unidos. Es autor de una Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte — la que es una visión panorámica y un plano concreto para una sociedad radicalmente nueva y emancipadora. Estos son aportes sin precedentes a la revolución.

Por último, cabe volver a la siguiente afirmación en la conclusión de la introducción de Cornel:

“Frantz Fanon es uno de los pocos grandes intelectuales revolucionarios que siempre conectó lo psíquico y lo político, lo existencial y lo económico, lo espiritual y lo social”.

Una vez más, como intelectual revolucionario, teórico y líder revolucionario práctico, mucho más que cualquier otro individuo hoy en día —e incluso más allá de lo que es cierto respecto a los grandes líderes anteriores del movimiento comunista—, Bob Avakian ha conectado lo económico, lo político, lo social, así como lo cultural, y sí lo existencial, y (en el sentido correcto) lo espiritual y lo psíquico, en una síntesis integral que se basa en un método y enfoque científico cabalmente dialéctico y materialista.

Así que, una vez más, es necesario que insistamos respetuosamente —pero con firmeza— en que, particularmente en términos de las necesidades urgentes de estos tiempos, aunque hay cosas de las cuales aprender en lo mejor de lo que representa y ha aportado Fanon, así como de lo que es negativo, más allá de eso, la síntesis más avanzada y científicamente fundamentada del pensamiento revolucionario en general, el más importante conjunto de obras de un revolucionario intelectual, teórico y práctico — es lo que BA ha desarrollado, y hasta ahora sigue desarrollando. Hay un breve escrito que hemos preparado que explica estas críticas con mayor profundidad, que está disponible en el mostrador y con los voluntarios de Libros Revolución.

Demasiadas pocas personas han oído hablar de Bob Avakian, y aún menos han explorado con seriedad el trabajo crucial que él ha hecho y sigue haciendo. Este es un grave problema que todos nosotros tenemos una importante responsabilidad de cambiar, de modo que sea posible transformar en un sentido positivo la situación profunda, e incluso existencial, a la que se enfrentan las masas de personas en el mundo y la humanidad en su conjunto. Eso es esencial si queremos salir de los horrores de este sistema y realmente liberarnos.

Sea un contribuidor recurrente y haga un donativo a Revcom.us — ¡Difunda BA y la revolución en este momento sin precedentes!

Gracias en gran parte a las generosas contribuciones económicas de los lectores, acabamos de poner en marcha una importante reconstrucción de la tecnología que impulsa el sitio web revcom.us.

La implementación de esta nueva tecnología proporciona una base para que revcom.us esté al centro de solucionar un problema con mucho en juego para la humanidad en este momento. Ese problema es: Tenemos —con la dirección de Bob Avakian (BA)— la visión, la estrategia y la dirección para la revolución real que la humanidad necesita tan desesperadamente. Pero lo que no tenemos son los miles de personas ahora que puedan atraer y activar a millones en el movimiento para la revolución en este momento poco común de la historia en que una revolución real es posible.

Ahora es necesario dar un nuevo salto en la recaudación de fondos para que revcom.us utilice la nueva tecnología y amplíe urgentemente el alcance e impacto del sitio. Ello, a su vez, requiere una comunidad ampliada en constante expansión, de contribuidores económicos recurrentes. ¡Únase a esa comunidad hoy mismo comprometiéndose a contribuir cada mes a revcom.us y a luchar con otros para que también hagan lo mismo!

SEA UN CONTRIBUIDOR RECURRENTE MENSUAL