De la sección “Un nuevo marco teórico para una nueva etapa de la revolución comunista”

Un pasaje de CIENCIA Y REVOLUTION

Sobre la importancia de la ciencia y la aplicación de la ciencia a la sociedad, la nueva síntesis del comunismo y la dirección de Bob Avakian
Una entrevista a Ardea Skybreak

 

En la primera parte de 2015, durante varios días, Revolución le hizo una amplia entrevista a Ardea Skybreak, una científica con formación profesional en ecología y biología evolutiva y una defensora de la nueva síntesis del comunismo desarrollada por Bob Avakian. Skybreak es la autora del libro, entre otras obras, La ciencia de la evolución y el mito del creacionismo: Saber qué es real y por qué importa, y de Pasos primitivos y saltos futuros, Un ensayo sobre el surgimiento de los seres humanos, la fuente de la opresión de la mujer y el camino a la emancipación. Un pasaje de esta entrevista, “Ardea Skybreak, acerca de asistir al Diálogo entre Bob Avakian y Cornel West”, se publicó el febrero de 2015. En el marzo se publicaron dos pasajes más (“Una exploradora, una pensadora crítica, una seguidora de BA: Conocer el mundo, y cambiarlo hacia lo mejor, al servicio de los intereses de la humanidad” y “Algunas gracias que hay que decir en voz alta”). He aquí otro pasaje de esta entrevista. Se puede descargar una traducción al español de la entrevista completa en formato PDF aquí. Un libro de la entrevista completa en inglés está disponible de Insight Press.

Science and Revolution

 

CIENCIA Y REVOLUCIÓN

Sobre la importancia de la ciencia y la aplicación de la ciencia a la sociedad, la nueva síntesis del comunismo y la dirección de Bob Avakian
Una entrevista a Ardea Skybreak

Descargue la entrevista completa en español en forma de pdf AQUÍ.

Pida el libro en inglés a Insight Press AQUÍ.

 

Pregunta: Bueno. Pues creo que podríamos ampliar el tema tras hablar sobre el Diálogo. Pero antes, yo quisiera hacer eco a lo que dijiste al recomendar mucho que las personas visiten la página web revcom.us, que echen un vistazo al Diálogo y le pongan mucha atención y que vean la película del Diálogo cuando salga. Creo que tu frase de que hubo magia en el aire es una frase muy apropiada para describirlo. Así que quisiera hacerte eco a esa recomendación tuya. Pues pero para ampliar más el tema, ¿podrías hablar de una manera más general sobre el contenido y la importancia de la obra, el método y la dirección de Bob Avakian, a tu parecer? ¿Qué es su importancia en el mundo? También cómo se relaciona con lo que hemos venido comentando sobre un enfoque científico de conocer y cambiar el mundo por medio de la revolución.

AS: Bueno, creo que se trata del teórico revolucionario más avanzado que esté vivo en el mundo de hoy, la persona que más ha adelantado el desarrollo de la ciencia de la revolución que fue iniciada por Marx en los finales del siglo 1800 y que fue desarrollada más durante diferentes períodos por Lenin y Mao en particular. Con el paso del tiempo, y en cada etapa, cosas nuevas muy importantes fueron aprendidas y aplicadas. Hubo algunos nuevos adelantos teóricos importantes así como avances en la práctica. Pero creo firmemente que la obra de Bob Avakian en este período viene abriendo paso, en realidad, a una nueva etapa del comunismo. Eso es verdad por razones objetivas así como subjetivas, a mi parecer. Déjame explicar lo que quiero decir. En primer lugar, se han desarrollado nuevos cambios materiales en el mundo, lo que incluye desde el tiempo de Mao, y el trabajo teórico que ha hecho BA es capaz de reconocer, abarcar y tratar esos cambios objetivos. El mundo no se queda sin moverse y no vivimos en el mismísimo mundo en el que vivió Marx, o Lenin, o hasta Mao, por lo que la ciencia de la revolución tiene que seguir siendo dinámica y ser capaz de desarrollarse continuamente, en relación con esos cambios continuos en la situación objetiva, entre otras cosas. Pero yo creo, entre otras razones, que la obra de BA va abriendo paso a una nueva etapa del comunismo no simplemente por los cambios mundiales continuos en la situación objetiva sino por los adelantos pioneros que BA ha venido haciendo con respecto a lo que llamáramos el lado subjetivo de la ecuación — en otras palabras, el conjunto de su desarrollo de una nueva síntesis del comunismo y el método y enfoque radicalmente diferente que él aplica a los problemas de hacer avanzar la revolución, tanto en Estados Unidos como a nivel mundial, que representa, a mi parecer, un avance muy importante en el desarrollo de la misma ciencia, lo que contrasta marcadamente con los varios tipos de métodos y enfoques erróneos que han plagado una buena parte del llamado movimiento comunista internacional durante mucho tiempo.

HomePgBA-ButtonHi-es.jpg

 

La obra teórica de BA ha analizado a fondo, ha escudriñado y ha reconfigurado la experiencia del pasado de forma que de hecho desenvuelve unos componentes teóricos nuevos jamás vistos, entre otras cosas en relación al proceso concreto de construir movimientos revolucionarios — al identificar algunos de los métodos y principios centrales y mucho más sistemáticamente científicos, los que deben aplicarse para hacerlo correctamente (no sólo en Estados Unidos, sino en otros tipos de países), las cosas centrales que hay que tener en cuenta en todo el camino a la revolución, a la toma del poder; y al desenvolver, también en algunas maneras nuevas importantes, algunos de los métodos y principios que deben aplicarse al enfoque de conquistar el poder concretamente y de ahí continuar para construir una nueva sociedad socialista de manera que no sólo constituya en los hechos una sociedad en la que la mayoría de la gente quisiera vivir, sino también una que tendría una mejor posibilidad que semejantes sociedades anteriores de evitar que se desvíe y dé marcha atrás, hacia el capitalismo en vez de hacia adelante al comunismo.

Pero, ésta es parte del dilema, ésta es lo que me frustra: ¡la mayoría de la gente hoy no entiende nada de eso! No capta la importancia, a escala mundial literalmente, de lo que la nueva síntesis del comunismo de BA viene gestando respecto a las nuevas posibilidades para la humanidad. La gente no la capta a menos que efectivamente se adentre en estas cuestiones un poco más seriamente y empiece a bregar de hecho más científicamente con lo que pasa en el mundo y lo que concretamente hace falta.

Pregunta: ¿Qué cuestiones?

AS: Bueno, repito, la importancia de lo que Bob Avakian ha desarrollado en relación a los acontecimientos objetivos en el mundo y a los puntos de vista muy equivocados y problemas de método que prevalecen hoy entre la mayoría de los llamados comunistas. Repito, se dio lo que se ha llamado “la primera ola” de revoluciones socialistas, que duró hasta los finales de los años 1970, cuando el capitalismo fue restaurado en China y el mundo quedó otra vez desprovisto de una sociedad socialista auténtica. Marx inició con pujanza la primera etapa en los finales del siglo 1800 con su trabajo teórico materialista histórico innovador sobre las contradicciones de clase durante toda la historia y sobre los rasgos particulares de las sociedades capitalistas y la necesidad y la base para que las revoluciones rebasen eso, encaminándose hacia el socialismo y el comunismo, en última instancia a escala mundial. En 1871 ocurrió la experiencia de la Comuna de París, que era importante, como tentativa preliminar en la que las fuerzas proletarias tomaron el poder en París, y lo conservaron brevemente, pero en los hechos no era posible consolidarlo durante mucho tiempo — aún no se había formulado el concepto, la estrategia, y la visión de lo que hacía falta para llevarlo más adelante. Obviamente, la revolución rusa de 1917 fue capaz no solamente de conquistar el poder sino también consolidarlo, y de ahí avanzar para establecer el socialismo y construir la Unión Soviética como un estado socialista durante varias décadas, antes de que fuera revertido y el capitalismo fuera restaurado ahí en los años cincuenta. De ahí la revolución china, desde la conquista del poder a nivel nacional ahí en 1949, hasta los fines de los setentas, pudo hacer adelantar aún más el proceso, antes de que también fuera revertida. Por lo que es importante aprender de todo eso, tanto de los avances como de las deficiencias.

Lenin, que dirigió la revolución que creó la Unión Soviética, era un teórico muy importante que, entre muchos otros adelantos teóricos importantes, desenvolvió un conocimiento concreto de la evolución del capitalismo al imperialismo, a un sistema mundial. Esos eran cambios objetivos importantes en el mundo en aquel entonces, y algunos de los avances teóricos de Lenin abarcaron en concreto esos cambios y los trataron en algunas maneras muy importantes, que no trataré de explicar más en este contexto. Más tarde, ya para el tiempo de la revolución china, Mao hizo aún más avances, desenvolviendo mucho conocimiento nuevo de las cosas, por ejemplo cómo iniciarse en el camino revolucionario en un país del tercer mundo bajo el dominio del imperialismo extranjero, y qué implicaba librar concretamente la guerra popular prolongada en ese tipo de país durante un período de tiempo, para culminar en la conquista del poder a nivel nacional. Mao hizo algunas de sus más grandes contribuciones después de la toma del poder, durante varios años, en el curso de analizar las experiencias positivas y negativas de la Unión Soviética, y en relación a los retos que enfrentaron durante el trabajo de crear una sociedad socialista en China. Los adelantos teóricos de Mao durante esos años abarcan el análisis —el análisis muy importante— de qué eran los remanentes sociales e ideológicos, los vestigios, de la vieja sociedad que aún ejercían una influencia importante en la nueva sociedad socialista, y por lo tanto su reconocimiento de la necesidad de encontrar los medios apropiados para “continuar la revolución” aún en una sociedad socialista. Eso era algo nuevo, que anteriormente no se entendió ni se anticipó, y representó un avance crítico en la ciencia del comunismo que continúa desarrollándose —una lección clave la que los comunistas tienen que aprender, y aprender bien, no sólo en China en ese entonces sino en todas partes del mundo, y una que será imprescindible tener en cuenta en todas las sociedades socialistas futuras. Como parte de eso, Mao desarrolló conceptos teóricos críticamente importantes sobre las relaciones de clases bajo el socialismo, entre éstas el hecho de que, como él popularizó con una frase famosa, en la sociedad socialista, “no se comprende donde está la burguesía. Está justamente dentro del Partido Comunista”. Eso es algo que Mao analizó en cierto momento en el desarrollo de la sociedad socialista, y él desencadenó al pueblo a librar una Revolución Cultural, incluso bajo el socialismo, para hacer avanzar más las cosas. Tal revolución fue muy importante, y BA ha valorado profundamente esos saltos y adelantos importantes que Mao dio, y los ha analizado a fondo, los ha incorporado en la nueva síntesis que ha venido desarrollando desde ese entonces. A pesar de todos los importantes avances y contribuciones teóricos y prácticos de Mao y a pesar de los asombrosos logros del socialismo en China en el curso de unas pocas décadas, el hecho de que la revolución ahí fue, efectivamente, revertida, a finales de los setentas y que el capitalismo fue restaurado, de hecho le dio gran ímpetus al reconocimiento de la necesidad de hacer análisis científicos rigurosos de lo que pasó ahí y de desarrollar el marco teórico científico del comunismo aún más, con el fin de manejar las cosas aún mejor la próxima vez. Y eso es precisamente lo que BA se propuso a hacer, y la nueva síntesis que él ha desarrollado es, en gran medida, el fruto del trabajo que ha hecho para satisfacer esa necesidad.

Repito, hoy ya no hay países socialistas en el mundo. Eso no quiere decir que no haya revolucionarios o personas que hablan del comunismo y del socialismo en diferentes partes del mundo, en diferentes países, que hasta libran guerras populares en algunos lugares — o personas que lo han hecho en las décadas recientes. Pero, francamente, la situación internacional está hecha un desastre. El movimiento comunista internacional es, en gran parte, un desastre. Eso se debe a algunas líneas y diferencias de línea muy, muy problemáticas en el movimiento internacional — algunos errores muy fundamentales que se han cometido en una dirección u otra, sobre los cuales BA ha hablado. Él viene contribuyendo a deslindar las cosas. Pero, francamente, la mayor parte de lo que a grandes brochazos ha sido el movimiento comunista internacional de la vieja escuela, no lo aprecia. Él es muy controvertido en esos círculos. Las personas difieren mucho de él, porque hay esas tendencias y corrientes muy equivocadas en diferentes países que se alejan del camino revolucionario y del camino hacia el auténtico socialismo y comunismo, tendencias de las cuales algunos individuos y organizaciones están investidos mucho y al parecer, a las cuales se aferran mucho. Pues, algunas personas hasta piensan que él ni siquiera tiene el derecho de hablar sobre estos temas porque no es de un país tercermundista, es un hombre blanco de un país imperialista. Esa manera de pensar es patéticamente estrecha y mezquina. Pero se arraiga no solamente en el nacionalismo estrecho (aunque ciertamente eso es un factor), sino también en la desvaloración de la ciencia y de la teoría en general, la que hoy es tan extendida en todas partes.

Por el lado más positivo, quisiera recomendar de nuevo que las personas accedan a las polémicas escritas por revolucionarios en México, la OCR, por medio de la página web revcom.us, y otras obras escritas por otros que polemizan contra algunas de esas tendencias erróneas en el movimiento comunista internacional hoy y defienden la nueva síntesis del comunismo de BA en oposición a eso. Repito, las personas deben acceder a la revista teórica electrónica Demarcations en revcom.us. Esas polémicas señalan correctamente el hecho de que, por un lado, hay esas tendencias dogmáticas... Voy a mencionar brevemente lo siguiente: por un lado hay esas tendencias en el movimiento internacional que representan tendencias dogmáticas, que insisten que uno sólo tiene que “aferrarse a los fundamentos” rígidamente, quienes actúan como si no hubiera nada nuevo que aprender (¡!), a pesar de la evidencia clara de que el mundo sigue cambiando en muchas maneras importantes a las cuales hay que tener en cuenta, y a pesar de que obviamente hay una gran necesidad de analizar la experiencia acumulada del pasado para aprender mejor cómo evitar reveses cruciales y cómo tener más éxito al hacer revoluciones y construir sociedades socialistas. Parece obvio, ¿no crees? Pero no son pocos los tipos dogmáticos mecánicos en el mundo que tratan la revolución y el comunismo más como fuera una religión que una ciencia y por lo tanto en efecto se niegan a examinar y adentrarse en esos tipos de cuestiones. Por otro lado, el otro tipo de tendencia dice, en resumidas cuentas, “Bueno, hubo problemas en el movimiento comunista internacional y se cometieron errores en el pasado, así que tenemos que aflojar las riendas y tener mucho más elasticidad y todo saldrá bien” — pero en esencia no hacen más que dar vueltas y ¡redescubrir la democracia burguesa!, que digamos. De una vez hubieran de apuntarse, firmar un documento de inscripción, con tal de obtener un poco más de libertades democráticas burguesas, mientras ¡dejan el mundo, esencialmente, igual! Esa tendencia tiene muy poco que ver con romper concretamente con el marco capitalista en un sentido fundamental — muchas veces parece intentar simplemente promover el desarrollo económico de países tercermundistas dentro de ese marco capitalista global, y quizás extraer unas pocas libertades más, especialmente para las capas medias en las ciudades. Pero en efecto nada de eso tiene en cuenta lo suficiente las contradicciones centrales concretas en esos países, los cambios objetivos que han venido ocurriendo y qué es lo que en concreto las amplias masas de esos países necesitan, para romper de lleno con el marco abrumadoramente opresivo y explotador bajo el cual viven.

Mira, entiendo que en esta entrevista no se puede tratar todo eso en detalle. Simplemente quería señalar que, hoy, sobre el movimiento comunista internacional, pues, no existe en realidad un solo movimiento comunista internacional. Hay revolucionarios y comunistas en diferentes partes del mundo, y desde la pérdida del socialismo en China, en una muy grande medida han estado en caos. De hecho, fue gracias a Bob Avakian que se haya planteado siquiera un análisis coherente en el tiempo del golpe de estado en China y la restauración del capitalismo. Él analizó lo que de hecho había pasado ahí, qué puso las cosas de nuevo en el camino capitalista. Ayudó a forjar un análisis más a fondo de lo que es la manera correcta de desenvolver la revolución y el socialismo en el mundo de hoy día. Pero no fue el caso que todos decidieran ponerse de pie a aplaudir y aceptar la situación — o se le hizo caso omiso, o se ha disputado mucho, y eso sigue siendo el caso, hasta la fecha. Así que francamente, es un problema grande en el mundo el de que ni siquiera hay mucha discusión seria y forcejeo sustantivo con los avances teóricos de la ciencia del comunismo representados en la nueva síntesis de BA. Y sería mejor si se forjara más unidad sobre esa base y fundamento en desarrollo.

Pregunta: Por lo que, una parte importante de lo que dices es que el trabajo que Avakian ha hecho ha forjado concretamente un nuevo marco teórico para una nueva etapa de la revolución comunista, ha hecho avanzar la ciencia de revolución en la realidad.

AS: Eso es exactamente lo que digo. Creo que es muy claro lo mucho que hace falta eso, tanto en Estados Unidos como a escala internacional, dado lo que está pasando con el mundo y con la gente del mundo, y lo mucho que hace falta el cambio revolucionario. Pero hay tanta confusión y desorden. Y hay gente... mira, se ha intentado desarrollar revoluciones en décadas recientes en el Perú y Nepal, para dar dos ejemplos notables. En ambos casos hubo gente muy dedicada que hizo grandes sacrificios y luchó durante años para hacer revoluciones en esos países, pero se salieron del camino por completo. Lo importante es que no tenían que terminar así... No digo que haya garantías de que permanecieran en el camino, y ciertamente los revolucionarios enfrentaron unas condiciones muy difíciles en ambos países. Hubo muchos problemas espinosos que se tenían que resolver para que esas revoluciones tuvieran una posibilidad de ganar. Pero lo importante es que hubo mucha oposición innecesaria a adentrarse en algunas luchas teóricas cruciales las que se tenían que librar, para de hecho iluminar, para arrojar luz sobre algunos problemas con los que se toparon las luchas revolucionarias al cambiarse las condiciones en el mundo — las condiciones en las ciudades del tercer mundo, las condiciones en el campo del tercer mundo. Por ejemplo, hubiera tenido muchísima relevancia explorar la cuestión general de aplicar el núcleo sólido, con mucha elasticidad basada en el núcleo sólido, a esas situaciones particulares, en los países de ese tipo. Pero en estos días los revolucionarios de diferentes partes del mundo no captan bien ese tipo de principio global, y ni siquiera lo examinan ni lo ponderan mucho. Al contrario, como ya dije, lo que se encuentra son, o tendencias a seguir el dogmatismo rígido y a aplicar principios estáticos, duros y controladores, de manera negativa; o tendencias a echar por la borda todo al aflojar tanto las riendas, en parte para consentir a las capas medias de algunos de esos países y sus intereses — en esencia fomentar lo que se parece mucho a la democracia burguesa. Aunque se le llame socialismo o comunismo, no lo es.

Así que hace falta mucha discusión y forcejeo a nivel mundial sobre algunas de esas cosas. Yo sí creo, desde mi perspectiva científica, que lo que Avakian ha hecho es... lo que él ha desarrollado, concretamente... en torno a un número de cuestiones clave, pues él ha desarrollado concretamente unas ideas y manera de pensar muy nuevas: sobre el camino a la revolución, sobre la conquista del poder, sobre la naturaleza de la nueva sociedad la que hay que construir. En todas estas dimensiones, ha forjado unas ideas y manera de pensar muy nuevas, ha identificado unas señales de advertencia y problemas que evitar, y en particular lo ha hecho señalando los errores filosóficos y metodológicos típicos en los cuales las personas tienden a caer, y al demostrar las implicaciones del hecho de que al no abordar las situaciones con los métodos correctos, para nada es posible que resulten avances verdaderamente positivos. Lo ha demostrado, a base de mucha evidencia concreta, y ha analizado muchos ejemplos históricos para descubrir patrones y enseñar hasta dónde esos errores de método podrían llevar las cosas.

En cualquier campo de ciencia, cuando surgen personas que desarrollan ideas y maneras de pensar auténticamente nuevas y análisis y síntesis verdaderamente visionarios, y que critican los viejos modos de pensar, viejos métodos, viejos enfoques, desafortunadamente las más de las veces, por lo menos durante un tiempo, no se entiende su obra, ésta es objeto de burlas e injurias, o de plano se desconoce. La historia de la ciencia —de toda la ciencia— está repleta de ejemplos. Y en efecto eso es una lástima... constituye una pérdida para la humanidad. A mi parecer, cada minuto que pase en que no se discuta con seriedad la nueva síntesis del comunismo de BA y no se forcejee con ella, es otro minuto perdido en la lucha por emancipar a la humanidad de los horrores de este mundo capitalista imperialista.

En este momento poco común cuando la revolución se vuelva posible…
HAGA UN DONATIVO —y sea parte— de la campaña de otoño e invierno para recaudar $30.000 para revcom.us

Una meta inmediata ahora: $5 mil para el Martes de Dar, 30 de noviembre

En este momento, debemos ampliar nuestro alcance a las decenas de miles de personas que aún no saben, y que hace falta que sepan, de esta revolución y de la dirección que tenemos en Bob Avakian.

No hay ningún sitio web como revcom.us en el mundo actual… donde las personas en Estados Unidos y a nivel internacional pueden conocer y conectarse con la dirección que tenemos en BA… donde las personas pueden encontrar un análisis científico vivo de los acontecimientos importantes en la sociedad y en el mundo, su relación con el sistema bajo el cual vivimos, cuáles son los intereses de la humanidad, cómo la revolución es la única solución y las formas en que las personas pueden actuar y están actuando para hacer los preparativos en camino a esa revolución. Nuestro sitio bilingüe alcanza a miles de hispanoparlantes por todo el mundo.

Para financiar este sitio, y avanzar aún más lejos, este otoño e invierno estamos recaudando $30.000. Apoyar de manera financiera a esta campaña es una manera crucial de ser parte de este movimiento para la revolución. Formas de participar:

  • Haga el donativo más grande que pueda, y sea un contribuidor recurrente.
  • Comuníquese con las personas que conoce y pídales que hagan donativos para Revcom.us.