Bob Avakian alza la voz contra
SERVIR DE FACHADA PARA ESTE SISTEMA
DE OPRESIÓN

Malcolm X hablaba a menudo, con desdén y coraje, de los “Negros Tío Tom” de su época, comparándolos con los “esclavos de casa” en las plantaciones esclavistas, que vivían en la casa del amo y se identificaban más con el amo que con los “esclavos de campo” (cuando la casa del amo prendía fuego, señaló Malcolm, los esclavos de casa exclamaba: “Amo, ¡nuestra casa se está quemando!”).

Hoy día, este fenómeno se ha vuelto aún más extendido y marcado, incluido en la forma de “personalidades mediáticas” negras burguesas que sirven de fachada para este sistema. Puedes verlos en la MSNBC, o la CNN, en el papel de “presentadores” o “comentaristas invitados” en los “noticieros”, haciéndose pasar por “voces del pueblo” mientras sirven de porristas para el sistema capitalista-imperialista de “su país”, y de portavoces para la clase dominante, especialmente el sector “tradicional” de la clase dominante, representado por el Partido Demócrata.

Este es un sistema que, del principio a la fecha, ha sido y sigue siendo un opresor monstruoso y asesino del pueblo negro, así como de millones, de hecho miles de millones, de otras personas a las que oprime, en Estados Unidos y por el mundo entero.

Este es un Partido Demócrata que, como revcom.us ha señalado agudamente, es “un Partido de Marranadas de los Puercos Policías — su respuesta a la masiva efusión de protesta contra la brutalidad y asesinato policial es dar un respaldo total a más de esta brutalidad y asesinato. ¿Por qué? Porque el Partido Demócrata es un representante e instrumento de este sistema del capitalismo-imperialismo — que se requiere, y no podría prescindir, de esta brutalidad y asesinato por parte de la policía”. Esta es una realidad la cual Biden puso en claro una vez más en su “discurso del Estado de la Unión”, cuando declaró: “La respuesta no es de ‘desfinanciar’ a la policía, es financiar a la policía… financiar a la policía… financiar a la policía”.

Es un Partido Demócrata que trata de “héroes” a los “veteranos” de guerras estadounidenses en lugares como Irak, aunque en realidad la invasión estadounidense de Irak, en 2003, fue “un flagrante crimen de guerra internacional, que puso en marcha acontecimientos que han costado la vida a cientos de miles de personas, han creado millones de refugiados y han desatado una vorágine de muerte y destrucción en esa parte del mundo” — un crimen de guerra internacional flagrante cometido “sobre la base de flagrantes mentiras acerca de que Irak supuestamente poseía ‘armas de destrucción masiva’ y estaba estrechamente vinculado con terroristas fundamentalistas islámicos como Al Qaeda”1.

Este es un Partido Demócrata que constantemente ha sido un defensor agresivo y un instrumento del saqueo imperialista estadounidense de la gente por todo el mundo, y en particular en los países más pobres del mundo, un partido que ahora ha tomado la delantera en cínicamente aprovechar la agresión rusa contra Ucrania para impulsar los intereses del imperialismo estadounidense en su rivalidad con el imperialismo ruso. (Como dije anteriormente: “Por supuesto, este acto de agresión imperialista de parte de Rusia merece condena. Pero especialmente para personas que viven en Estados Unidos —que ostenta, cabe repetir, el récord para semejantes actos de agresión, con mucho— es cuestión de principio básico y de importancia profunda no hacerse eco a las posiciones ni servir a los objetivos de ‘nuestros’ imperialistas, sino que al contrario poner muy en claro nuestra oposición a los objetivos y las acciones de estos imperialistas (estadounidenses), que están utilizando la oposición a la invasión rusa a Ucrania —no para promover ‘la paz’ o ‘el derecho de las naciones a la autodeterminación’—, sino como un mecanismo para promover los intereses del imperialismo estadounidense, en oposición a los imperialistas rusos rivales2.

Ahora bien, a veces algunos de estos fantoches negros burgueses invocan el nombre de Malcolm X, o fingen identificarse con el Partido Pantera Negra, en el intento de establecer su “credibilidad” a fin de ejecutar mejor su rol de movilizar a la gente para apoyar el mismo sistema por el cual Malcolm X y el Partido Pantera Negra expresaban un profundo odio y desdén.

Malcolm denunció agudamente a Estados Unidos como un hipócrita “lobo de colmillos ensangrentados” y celebraba el hecho de que el pueblo vietnamita se hizo frente a los imperialistas franceses —a los cuales Estados Unidos respaldó— y, como dijo Malcolm, “los sacó corriendo” de Vietnam. Si no fuera asesinado y si hubiera vivido para presenciarlo, es casi seguro que Malcolm habría regocijado muchísimo de la manera en que el pueblo vietnamita después sacó corriendo del país a Estados Unidos también.

El Partido Pantera Negra, en sus tiempos de revolucionario, también tomaba posición con el pueblo vietnamita, y con otros pueblos oprimidos del mundo, en oposición a sus opresores imperialistas. Después de todo, Huey Newton, el líder principal del Partido Pantera Negra, no sólo apoyó a los combatientes por la liberación vietnamita sino que en cierto momento se ofreció a mandar a miembros del Partido Pantera Negra a Vietnam para sumarse al combate del pueblo vietnamita contra los invasores imperialistas estadounidenses.

Bueno, no encontrarás nada de este espíritu revolucionario entre esos “rostros negros encumbrados”. Están comprometido de cuerpo y alma con conseguir “su tajada” del “botín” que resulta de la súper-explotación imperialista y los merodeos asesinos de parte de “su país” por todo el mundo — están esforzándose muy profundamente por ganarse su lugar en las instituciones opresivas y represivas de este sistema monstruoso — están tan ocupados tapando los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad del sistema o simplemente pidiendo disculpas por ellos, están tan entusiasmados con subirse al tren en apoyo a “su” imperialismo en su rivalidad con el imperialismo de Rusia, o China, y son muy ansiosos por andar “en la buena compañía” de agentes empapados de sangre de la CIA y las fuerzas armadas y otros agentes de matanzas en masa.

Estos portavoces mediáticos negros burgueses, en su papel de instrumentos y apologistas de este sistema, ni siquiera son nacionalistas burgueses que se precian de sí mismos, y de seguro no son nacionalistas antiimperialistas, ni hablar del tipo de internacionalistas revolucionarios que les hace falta a las masas de personas, en Estados Unidos y por todo el mundo, para servir de verdaderos “modelos ejemplares” y personas que las dirijan en la lucha contra todos los imperialistas, todos los opresores del pueblo, todas las relaciones de opresión y explotación.