La teoría y la realidad... Conocer el mundo y cambiarlo

De Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, Una entrevista a Bob Avakian

Nota de la redacción: A principios de 2012 en el transcurso de varios días, A. Brooks le hizo una entrevista a fondo a Bob Avakian (BA). (Esta entrevista, intitulado Lo que la humanidad necesita: La revolución, y la nueva síntesis del comunismo, está disponible en revcom.us).

Brooks, —un revolucionario de la nueva generación, quien se ha inspirado por la dirección y la obra de Bob Avakian y la nueva síntesis del comunismo que éstas han forjado— es el autor de “Dios: El fascista original” (una serie de artículos publicada en Revolución en 2005, que está disponible en revcom.us).  (Bob Avakian cita pasajes de estos artículos al principio de su libro ¡Fuera con todos los dioses! Desencadenando la mente y cambiando radicalmente el mundo, JB Books, 2009). Volvemos a postear secciones de esta entrevista que tienen mucha relevancia para la situación actual — en particular como una crítica a la práctica demasiado común de mentiras, calumnias y propagación de rumores sin principios que forman parte de la cultura popular en estos días, inclusive entre las personas que se autodenominan “anarquistas”... “de izquierda”... “progresistas”... “woke” (concienciadas).

En esta entrevista de hace 10 años, BA denunció esta forma altamente destructiva de evitar la lucha de principios sobre diferencias — y, en oposición a esto, enfatizó los tipos de normas y métodos que hay que aplicar para que se tenga una lucha de principios y con sentido sobre diferencias y para llegar a tener una comprensión científica de lo que las diferentes ideologías y programas representan en realidad, y hacia dónde conducirán en realidad. Queremos llamar la atención especialmente a la sección de esta entrevista “La cultura, los principios, las normas que necesitamos”, por su relevancia particular y muy directa respecto a lo que están pasando hoy.

What Humanity Needs - Cover - Spanish

 

Lo que la humanidad necesita   

Brooks: Bien, para continuar con algo de lo que comentabas, quisiera entrarle un poco más a lo de la importancia de la teoría y la línea, entre otras cosas, porque considero que a veces la nueva generación no le presta suficiente atención a este tema. Es decir, claro, no se trata solamente de la nueva generación. Pero, al volver a leer tu autobiografía2, algo que explicas es que en el momento álgido de los años 60 se manifestaban toda clase de líneas y programas, se planteaban toda clase de análisis acerca del problema y de la solución. Hablas mucho en la autobiografía acerca de la importancia de la teoría y la línea, de la manera de navegar por todo eso y resulta claro que tienen importancia las polémicas, para refutar las líneas incorrectas. Es obvio que todo eso cobra mucho más importancia al agudizarse la situación y al despertar muchas personas a la política para determinar cuál es el problema y cuál es la solución.

Por eso, me preguntaba, en el marco de la situación actual en que hay un hervidero de acontecimientos en el mundo y en ocasiones las personas están alzando la cabeza —y tal como señala la declaración del PCR “Sobre la estrategia para la revolución”, están cuestionando y oponiendo resistencia a lo que aceptan en tiempos normales—, en dicho contexto, ¿cómo ves la importancia de la línea y la teoría, y de las polémicas?

BA: Bueno, la teoría es importante en un sentido amplio y global, y es importante de manera continua. La teoría es lo que lleva a captar, de una manera u otra, la realidad, o partes de la realidad. La pregunta siempre es: ¿Es la teoría, en el sentido más amplio, y en el sentido más profundo, un reflejo correcto de la realidad, o no lo es? Bien, ya sabes, todo el mundo tiene sus teorías. Hasta “el ciudadano y la ciudadana de a pie” tienen teorías sobre toda suerte de cosas. Luego otras personas que son intelectuales, de tiempo más completo se podría decir —las personas que trabajan con las ideas de manera más continua— tienen teorías más desarrolladas sobre muchas cosas diferentes, teorías que tratan particularidades o que tratan el mundo, la naturaleza, la existencia en general. De ahí que la pregunta no es, ¿va a haber teoría o no? La pregunta es, ¿qué teoría habrá, y si la teoría, en sus aspectos principales —aunque no en cada detallito, pero en sus aspectos principales y en maneras esenciales— de verdad corresponde a la realidad? Otra forma de decirlo es, ¿es científica?

No envolvamos la ciencia en el misterio. La ciencia significa que uno sondea e investiga la realidad, haciendo experimentos, acumulando datos y todo eso, y luego, procediendo desde esa realidad y aplicando los métodos y la lógica del pensamiento racional, uno lucha para identificar los patrones en los datos, etcétera, que ya ha recabado acerca de la realidad. Si uno lo enfoca correctamente, se esfuerza para llegar a una síntesis acertada de la realidad la cual ha investigado. De ahí mide sus conclusiones ante la realidad objetiva para determinar si coinciden con ella, si lo que resumen y predicen sobre la realidad se confirma en la realidad. De ese modo se han dado los grandes saltos en la ciencia — trátese de la esfera de la biología, como el entendimiento de la evolución, o de los orígenes del universo (o el universo conocido) como la teoría del big bang, o de lo que sea. Eso es el proceso que se lleva a cabo, y lo que se pregunta es: ¿es científico? Es decir, ¿en lo esencial y en lo principal, corresponde a la realidad?

En particular, para las personas que buscan cambiar el mundo —lo que en realidad buscan todos los científicos de una manera u otra, pero especialmente cuando uno busca cambiar las cosas en la esfera política, cuando busca cambiar la sociedad en grande— no sólo se pregunta si corresponde a la realidad, aunque eso es fundamental, sino si ¿se puede llevar a cambiar el mundo en lo concreto, y si se aplica concretamente a cambiar el mundo? De ahí, en ese proceso, ¿se está acumulando más materia prima, por decirlo así, de la cual aprender más para desarrollar más lo que uno entiende científicamente sobre cosas particulares y en general?

Pues, así es lo del papel de la teoría y la línea en general. La pregunta es, repito: ¿Es científica — en la manera que acabo de comentar, no una idea mística sobre la ciencia, de que sólo lo podrían comprender un grupito de personas extrañas que se llaman “científicos”? Bueno, un aparte: no son extraños todos los científicos, claro está. Si, algunos son extraños, pero muchos son extraños de formas positivas, de formas creativas. Pero, no son más que seres humanos que bregan con diferentes aspectos de la realidad. Ahora bien, en cierto sentido, hay una “cualidad enrarecida” en cualquier esfera particular, o cualquier materia, de la ciencia. Uno necesita sumergirse en esas esferas para poder aprender de ellas. Pero no son misteriosas, no son mágicas, no son cosas de las cuales las personas no pueden aprender. Puede que algunas personas, por una combinación de razones, tengan mayor aptitud o se abran más rápidamente que otras para lidiar con diferentes dimensiones de la realidad y de comprender esa parte de la realidad de manera científica. Pero eso no tiene nada de místico ni mágico.

La teoría se propone explicar la realidad, y de nuevo la pregunta es: ¿es científica — refleja la realidad correctamente, en sus aspectos principales y en maneras esenciales? Ahora bien, la teoría no puede ser inmutable, porque la realidad cambia constantemente. Es uno de los principales rasgos de la realidad. Por eso la teoría tiene que desarrollarse continuamente, incluso cuando es correcta en lo fundamental. Por ejemplo, a pesar de tantas peroratas de los fundamentalistas religiosos para negarla, la teoría de la evolución no solamente está bien establecida, es uno de los análisis más firme y fundamentalmente establecidos en toda la ciencia. Darwin dio el salto inicial para sintetizar la teoría de la evolución — otras personas estaban en camino de comprender ciertos aspectos de la evolución, pero Darwin fue quien los sistematizó y dio el salto en el conocimiento de los seres humanos sobre lo que es la evolución, la evolución de la vida, que incluye la evolución de los seres humanos. Aún así, había muchas cosas que Darwin no entendía. Los fundamentalistas religiosos siempre tratan de aprovechar eso diciendo: “Ya ven, dicen que Darwin se equivocó”. No. Así es como se desarrolla toda ciencia. Lo que Darwin descubrió, o sistematizó, sigue siendo verdad en lo fundamental. Sin embargo, siempre hay nuevos descubrimientos y análisis — por ejemplo, el campo de la genética, y otras cosas que no existían en aquel tiempo en que Darwin vivía y sistematizó, sintetizó la teoría de la evolución3.

Pero de eso se trata la teoría — se propone explicar la realidad. La pregunta es, y la línea divisoria básica en un sentido importante es: ¿explica la realidad correctamente, en sus rasgos principales y según ciertas líneas esenciales, o no la explica? Y de ahí, ¿cómo se aplica para transformar la realidad, y qué se aprende en el proceso continuo de ir de la teoría a la práctica y a la teoría de nuevo? No sólo en una esfera limitada, en el reducido sentido de lo que se puede aprender de cualquier actividad particular, sino en el sentido amplio, de aprender de todas las esferas de la actividad humana. Pues, eso es una cosa sobre la teoría.

_______________

2. Bob Avakian, From Ike to Mao and Beyond: My Journey from Mainstream America to Revolutionary Communist, A Memoir by Bob Avakian (Insight Press, Chicago, 2005). Hay pasajes en español en revcom.us/avakian-es/index.html. [volver]

3. Nota de BA: Para una exposición completa, viva y accesible de la teoría de la evolución, una refutación de los ataques “creacionistas” contra la teoría y el hecho científicamente establecido de la evolución y una discusión de las cuestiones decisivas de concepción del mundo y método, y la relación de todo eso con la lucha para la emancipación de los oprimidos y en última instancia de toda la humanidad, vea Ardea Skybreak, La ciencia de la evolución y el mito del creacionismo: Saber qué es real y por qué importa (Editorial Tadrui, Bogotá, 2006). Hay pasajes en español: revcom.us/es/s/evolution_s.htm. [volver]