Los republi-fascistas impulsan oleada de odiosas leyes anti-trans

En docenas de estados a través de Estados Unidos, los republicanos fascistas están impulsando una ola sin precedentes de leyes discriminatorias con el objeto de limitar los derechos de las personas transgénero y las personas LGBTQ en general. La organización Campaña de Derechos Humanos1 informó que al 13 de marzo de 2021, se habían presentado 82 proyectos de ley contra las personas transgénero en las legislaturas de los estados. Esto supera el total de 79 proyectos de ley similares para todo el año 2020, lo que hace que el 2021 sea ya el año con “el número más alto de proyectos de ley contra las personas transgénero en la historia”.

Una cosa que ya está muy clara es que la actual intensificación de los ataques contra las personas transgénero por parte de los fascistas republicanos en varios estados es precisamente eso —una campaña fascista— una que solo puede resultar en que se perjudique más a las personas transgénero y a la sociedad en general. La NBC News informó que los legisladores de muchos estados han estado bajo presiones de un grupo conocido como Alliance Defending Freedom (ADF) [Alianza para la Defensa de la Libertad], un “grupo promotora” fascista cristiana, para redactar estos proyectos de ley y presentar casos judiciales como parte de estos ataques. La ADF se fundó para combatir lo que describen como una tendencia en la que “El sistema legal [estadounidense], que se construyó sobre una base moral y cristiana, había estado actuando progresivamente contra la libertad religiosa, la santidad de la vida humana, la libertad de expresión y el matrimonio y la familia”, es decir, los valores e ideales fascistas cristianos. Aquí van tan sólo algunos ejemplos de las medidas que los fascistas están tratando de convertir en leyes y políticas.

Excluir a los jóvenes trans en los deportes

Muchos de los proyectos de ley tienen como objetivo prohibir que los jóvenes transgénero participen en deportes. Ya este año, más de 25 legislaturas estatales han presentado proyectos de ley en este sentido. En marzo, el gobernador de Misisipí ratificó con su firma una ley que “requiere que las escuelas del estado designen equipos según el género asignado al nacer y prohíbe que los estudiantes atletas transgénero participen en deportes escolares de acuerdo con su identidad de género”. (NBC News2).

Aunque los fascistas a menudo expresan su argumento en términos de “justicia” para las mujeres, estos ataques contra las personas transgénero —y sus objetivos fascistas— no tienen nada que ver con proteger o defender a las muchachas y las mujeres, en los deportes o donde sea, y guardan una estrecha relación con reforzar las opresivas reglas patriarcales y las rígidas normas tradicionales de género que pueden reducirse a: las mujeres se someten a los hombres, en el hogar y en todos los rincones de la sociedad.

Al comentar estos proyectos de ley, la estrella del fútbol y medallista de oro olímpica Megan Rapinoe escribió hace poco: “Estos proyectos de ley son algunos de los ataques políticos más intensos contra las personas LGBTQ en los últimos años. Los deportes se han convertido en otra vía para atacar a los derechos de las personas trans. Estos esfuerzos causan un daño increíble a los jóvenes trans, quienes, como todos los jóvenes en una pandemia global, se sienten aislados y necesitan compasión y apoyo. Incluso antes de que azotara la pandemia, 1 de cada 3 jóvenes transgénero informó haber intentado suicidarse...”. (Washington Post3).

Hay cierta complejidad objetiva en algunos de las cuestiones que han surgido y se han planteado sobre la “equidad” competitiva, especialmente cuando se aplica a las mujeres trans en los deportes, y a niveles de élite y profesionales, y estas cuestiones deben invitar a más reflexión y discusión razonadas. Vea la Nota explicativa abajo. Pero aunque los fascistas a menudo expresan su argumento en términos de “justicia” para las mujeres, estos ataques contra las personas transgénero —y sus objetivos fascistas— no tienen nada que ver con proteger o defender a las muchachas y las mujeres, en los deportes o donde sea, y guardan una estrecha relación con reforzar las opresivas reglas patriarcales y las rígidas normas tradicionales de género que pueden reducirse a: las mujeres se someten a los hombres, en el hogar y en todos los rincones de la sociedad.

Hay que denunciar y desenmascarar este tipo de atropellos con los términos más enérgicos.

Atacan a los profesionales médicos que ayuden a las personas trans

Uno de los recientes ataques fascistas más despreciables contra las personas transgénero es la ley de Arkansas que establece que es ilegal que los médicos provean atención y asesoramiento médicamente recomendados a los jóvenes transgénero. Este se encuentra entre un grupo de proyectos de ley estatales que tienen como objetivo castigar a los jóvenes trans y a sus médicos. El 6 de abril, por ejemplo, los legisladores de Arkansas4, votaron en su inmensa mayoría —venciendo el veto del gobernador Hutchinson, un republicano5— por defender una ley que prohíbe que los médicos provean tratamientos médicos que “afirmen el género” y que les impidan remitir a los jóvenes a estos tratamientos6. Esta es la primera vez que un estado haya aprobado una ley que prohíbe tales procedimientos, pero otros 18 estados ya tienen proyectos de ley similares en consideración este año.

A fines de marzo, legisladores de Carolina7 presentaron un proyecto de ley que convertiría en un delito mayor que los profesionales médicos provean atención relacionada con la transición a menores transgénero. La condena podría resultar en una pena de prisión de hasta 20 años para el proveedor médico. Piénselo: 20 años de prisión por ayudar a los jóvenes, muchos de los cuales están en una angustia tremenda. El proyecto de ley también requeriría que los profesores y el personal de las escuelas les dijeran a los padres de familia si creen que la “percepción de un estudiante de [su] género o sexo es incompatible con el sexo del menor”. En otras palabras, en esencia el proyecto de ley requiere que ante los padres de familia, los profesores “saquen del armario” a los estudiantes que creen que son transgénero. Un proyecto de ley casi idéntico está en consideración en Alabama. Y el 30 de marzo se presentó una propuesta de ley en el Senado y la Cámara de Representantes de Texas8 que penalizaría que un médico en Texas provea tratamiento que afirme el género de personas trans menores de 18 años.

Otros odiosos proyectos de ley y políticas

Esto va junto con una variedad de otras propuestas en muchos estados del país que atacan los derechos de las personas LGBTQ que están categorizadas por la Unión Americana de Libertades Civiles9 como “prohibir atención médica para jóvenes trans”, “restricciones de instalaciones de un solo sexo”, “restricciones a los documentos de identidad”, “exenciones religiosas en atención médica, de adopción y de cuidado adoptivo, escuelas y organizaciones estudiantiles” y “otras exenciones religiosas”.

También se están produciendo ataques mediante otros niveles de entidades gubernamentales y educativas. Por ejemplo, en nombre de la defensa de la “libertad religiosa”, el 10 de marzo los republi-fascistas en el Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos10 presentaron la llamada “Ley de inclusión de proveedores de bienestar infantil”, con el objetivo de reducir significativamente los fondos federales para los estados que impiden que las agencias de adopción y cuidado adoptivo anti-LGBTQ participen en los programas de bienestar infantil.

La Universidad Baylor11 en Texas, la universidad bautista más grande del mundo, mantiene su política que estipula que “se permite agregar al cónyuge de un empleado como dependiente únicamente si el cónyuge es del sexo opuesto”. Baylor remitió las preguntas sobre su política a un abogado del First Liberty Institute, una organización fascista cristiana con sede en Texas, cuyo portavoz dijo: “No hay casi nada más sacrosanto que el derecho de una organización religiosa, como Baylor, de configurar su organización, prestaciones y requisitos en torno a sus creencias religiosas, incluida su definición bíblica de la familia y el matrimonio”.

Esta escalada e intensificación de ataques contra personas transgénero por parte de fascistas republicanos es precisamente eso —una campaña fascista— una nefanda campaña que es extremadamente perjudicial para las personas transgénero y para la sociedad en general, y hay que desenmascararla y denunciarla con los términos más enérgicos.

Nota explicativa: Encierran cierta complejidad objetiva algunas de las cuestiones que se han planteado sobre la “equidad” competitiva, especialmente la cuestión de las mujeres trans en los deportes, y más específicamente si se debería permitir que las personas que se identifican como mujeres ahora pero que fueron asignadas como varones al nacer compitan en deportes femeninos (ya sea que se hayan sometido o no a tratamientos hormonales y/o cirugía de reasignación de género), o si estas atletas trans se beneficiaran inherentemente de ventajas competitivas “injustas” que objetivamente terminarían por socavar los logros y perspectivas deportivos de mujeres natales (aquellas que continúan identificándose con el género o el sexo asignado al nacer).

Algunos de estos problemas se derivan de la posibilidad de que, si los varones hubieran pasado por la pubertad, aunque posteriormente se sometieran a una transformación física de varón a mujer, existirían ciertos atributos físicos que quizá potencialmente “se les traspasaran” provenientes de este proceso de haber pasado por la pubertad como varones (como cambios permanentes en la masa muscular y la estructura ósea relacionados con la testosterona) que pudieran darles ventajas competitivas injustas en muchos deportes. Esto se concentra especialmente en los niveles de élite y profesionales, donde las becas económicas competitivas, los patrocinios y otras formas de apoyo pueden tener un gran impacto en el futuro de los competidores. Estos son temas que requieren un enfoque científico, y deberían invitar a una reflexión y discusión razonada adicional sobre la mejor manera de abordar la defensa de los derechos y el bienestar de las muchachas y mujeres transgénero individuales, y al mismo tiempo continuar luchando contra los continuos obstáculos más amplios y la discriminación experimentada tradicionalmente por las muchachas y mujeres en general y en todo el mundo en el ámbito del deporte, como en las demás dimensiones de la vida, incluso a pesar de algunos avances hechos bajo el Título IX12.

 


1. Breaking: 2021 Becomes Record Year For Anti-Transgender Legislation, Human Rights Campaign, 13 de marzo de 2021. [volver]

2. Mississippi governor signs bill banning trans athletes from school sports, NBC News, 11 de marzo de 2021. [volver]

3. Megan Rapinoe: Bills to ban transgender kids from sports try to solve a problem that doesn’t exist, Washington Post, 28 de marzo de 2021. [volver]

4. Arkansas legislators pass ban on transgender medical treatments for youths, overriding governor’s veto, Washington Post, 6 de abril de 2021. [volver]

5. Asa Hutchinson, el gobernador republicano de Arkansas, vetó esta ley, un veto que la legislatura estatal anuló inmediatamente por un inmenso margen. Dijo sobre la ley: “ese no es el papel del gobierno” y que no transmite “el mensaje de compasión y conservadurismo que debemos tener como partido”. Como ejemplo de qué tan extremas son las cosas, Donald Trump lo descartó de inmediato como un “RINO de peso ligero” o “republicano únicamente de nombre”, y agregó: “Adiós Asa, ese es su fin”. Esto, para un fascista cristiano republicano que hace poco ratificó con su firma un proyecto de ley que prohíbe que los jóvenes trans participen en deportes de mujeres y niñas, y otro que permite las “objeciones de conciencia médica”, una táctica favorita de los fascistas cristianos que dice, en palabras del propio Hutchinson, que “los médicos pueden adjudicarse motivos de conciencia si quieren negar un procedimiento particular”, especialmente para rechazar a los pacientes LGBTQ. [volver]

6. La afirmación de género se refiere a los procedimientos y atención médicos que permiten que una persona desarrolle el género con el que se identifica. [volver]

7. South Carolina Lawmakers File Extreme Anti-LGBTQ Bill That Would Criminalize Medical Professionals Who Provide Essential Care to Transgender Youth, SC United for Justice & Equality. [volver]

8. Texas could follow Arkansas in passing anti-trans health care bill, Chron.com, 30 de marzo de 2021. [volver]

9. Legislation Affecting LGBT Rights Across the Country, ACLU.com, 9 de abril de 2021. [volver]

10. LGBTQ groups mobilize against bill sponsored by Pa. Rep. Kelly targeting same-sex adoptions, Pennsylvania Capital-Star, 24 de marzo de 2021. [volver]

11. Baylor denies health care dependency status to same-sex spouses of university employees, Baylor Lariat, 7 de abril de 2021. [volver]

12. El Título IX es una ley federal que fue aprobada como parte de las Enmiendas de Educación de 1972. Prohíbe la discriminación basada en el género en las escuelas y otras instituciones educativas que reciben fondos federales. [volver]

Sea un contribuidor recurrente y haga un donativo a Revcom.us — ¡Difunda BA y la revolución en este momento sin precedentes!

Gracias en gran parte a las generosas contribuciones económicas de los lectores, acabamos de poner en marcha una importante reconstrucción de la tecnología que impulsa el sitio web revcom.us.

La implementación de esta nueva tecnología proporciona una base para que revcom.us esté al centro de solucionar un problema con mucho en juego para la humanidad en este momento. Ese problema es: Tenemos —con la dirección de Bob Avakian (BA)— la visión, la estrategia y la dirección para la revolución real que la humanidad necesita tan desesperadamente. Pero lo que no tenemos son los miles de personas ahora que puedan atraer y activar a millones en el movimiento para la revolución en este momento poco común de la historia en que una revolución real es posible.

Ahora es necesario dar un nuevo salto en la recaudación de fondos para que revcom.us utilice la nueva tecnología y amplíe urgentemente el alcance e impacto del sitio. Ello, a su vez, requiere una comunidad ampliada en constante expansión, de contribuidores económicos recurrentes. ¡Únase a esa comunidad hoy mismo comprometiéndose a contribuir cada mes a revcom.us y a luchar con otros para que también hagan lo mismo!

SEA UN CONTRIBUIDOR RECURRENTE MENSUAL