El asesinato de George Floyd por Derek Chauvin:

“Otro eslabón en la larga cadena de los horrendos crímenes de este sistema”.

El mundo entero observó, y se levantó, contra el brutal asesinato en cámara lenta de George Floyd por el puerco policía de Mineápolis, Derek Chauvin, tras nueve y medio minutos de tortura. Más: a medida que el levantamiento avanzaba, la gente planteaba grandes cuestionamientos sobre toda la historia y la naturaleza de Estados Unidos, con un sistema nacido en el genocidio de los pueblos indígenas que vivían en este territorio y el secuestro y esclavización de millones de seres humanos africanos. La gente se enfrentó a la represión y la brutalidad de los mismos ejecutores de ese sistema, y sacó a la luz del día muchos otros asesinatos policiales de negros, latinos y otra gente de color, y toda la matriz de la encarcelación en masa y el cotidiano terror y represión de la policía contra esas personas.

Ahora hay un juicio. Y debido a que el mundo se levantó, y tan sólo porque el mundo se levantó, hasta ahora se ha presentado un verdadero caso contra este asesino, en que testigo tras testigo ha dado testimonio sobre el horror y la naturaleza innecesaria de lo que le hicieron a George Floyd. Lo que también han dejado salido a la luz hasta ahora es la humanidad de George Floyd y de aquellos que se congregaron para detener este linchamiento de hoy día, y la inhumanidad de esos puercos policías. Éstos ignoraron o se burlaron de los transeúntes que suplicaron por su vida mientras Chauvin lo asfixiaban lentamente hasta que se muriera. Nuestra cobertura del juicio en las últimas semanas (aquí y aquí) trata el caso con más detalle.

Todo esto está muy claro. Y no existe ninguna base legítima para “complicar” y distorsionar lo que pasó. Cualquier cosa que no sea una condena acorde con la gravedad del asesinato sería un ultraje adicional.

No podemos perder de vista el hecho de que incluso con una condena por un delito grave en este caso, el horripilante y totalmente injusto asesinato de George Floyd con nueve minutos y medio de tortura es otro eslabón en la larga cadena de los horrendos crímenes cometidos por este sistema. Y es posible acabar con estos crímenes únicamente acabando con este mismo sistema, por medio de una REVOLUCIÓN, y nada menos.

La segunda semana de testimonios en el juicio de Derek Chauvin
Testigos peritos confirman lo que el mundo vio en los vídeos: Chauvin mató a George Floyd

La primera semana de testimonios pintó una imagen devastadora de un crimen, el cruel asesinato de George Floyd a manos de la policía, con los ojos de los transeúntes que lo presenciaron. Y puso de manifiesto la humanidad de Floyd, especialmente con el testimonio de su novia, Courteney Ross.

La segunda semana se centró en el testimonio de peritos en relación a dos cuestiones: si el uso de la fuerza por parte de la policía en contra de Floyd era legal según las leyes de Minnesota, y si esta fuerza fue la causa de la muerte de Floyd. La policía de Estados Unidos tiene el mandato de parte de las autoridades para ejercer una fuerza brutal, incluida fuerza letal, de forma acostumbrada, y el sistema judicial casi siempre los respalda1,2. En ese contexto, el testimonio de esta semana tendrá probablemente un gran impacto en el resultado del juicio.

Uso de la fuerza por parte de la policía:

Según los lineamientos del Departamento de Policía de Mineápolis (MPD), ¿fue permisible la fuerza que utilizó la policía contra Floyd?

Derek Chauvin y otros dos policías mantuvieron a George Floyd boca abajo en el pavimento, con las manos esposadas fuertemente a la espalda, con la rodilla izquierda de Chauvin en el cuello de Floyd y otro policía encima de la espalda de Floyd, durante 9 minutos y 29 segundos. En gran parte no hay disputa acerca de este hecho3. Pero el abogado de Chauvin, Eric Nelson, sostiene que este uso de la fuerza es legal según las normas del MPD.

Diez testigos de la policía declararon a favor de la fiscalía. El jefe del MPD, Medaria Arradondo, dijo que una vez que Floyd “dejara de resistirse y, ciertamente, una vez que se angustiara y tratara de expresarlo de manera verbal, ... y ya no respondiera, e incluso estuviera inmóvil, continuar aplicando ese nivel de fuerza a una persona que se encuentra boca abajo, esposada por la espalda, eso, eso de ninguna manera o forma es algo que obedece a las normas, no es parte de nuestro entrenamiento”.

Esto contó con respaldo de otros testigos, incluido el sargento Jody Stiger, un perito en el uso de fuerza del notoriamente brutal Departamento de Policía de Los Ángeles: “Estaba en posición de decúbito prono, estaba esposado, no intentaba resistirse, no intentaba agredir a los agentes — ni patadas, puñetazos ni nada por el estilo”.

Nelson replicó señalando que las normas del MPD permiten que los policías brutalicen a la gente de esta manera durante períodos de tiempo, y que todas las normas del MPD permiten que los “agentes de policía en el lugar de los hechos” utilicen su discreción en cuanto a cómo aplicar las normas, dependiendo de la situación. Los testigos por la fiscalía en su mayoría no disputaron esto, pero mantuvieron la posición de que en este caso, se prolongó demasiado, y que después de que Floyd estuviera inconsciente ya no estaba autorizado.

¿Se requería que los policías le dieran atención médica de emergencia una vez que Floyd no respondía?

Todos los policías están formados en reanimación cardiopulmonar (RCP), y el jefe Arradondo testificó que “el acusado violó nuestra política en cuanto a prestar ayuda” en situaciones de emergencia. Nelson alegó que este requisito no se aplicaba porque los policías habían llamado a una ambulancia, pero otros testigos dijeron que la política era clara en cuanto a que se debía prestar ayuda mientras se esperaba a la ambulancia. (Los paramédicos informaron de que Floyd estaba muerto cuando llegaron).

Nelson también argumentó que el grupo “ruidoso, emocionado” y “hostil” de transeúntes que protestaban por el asesinato de Floyd impidió que los policías le practicaran RCP. Obtuvo algo de apoyo en esto de la oficial del MPD que entrena a los agentes en la atención médica; ella dijo que tal multitud hace que semejante atención sea “increíblemente difícil” de practicar. Pero el sargento Stiger señaló lo que es obvio en el vídeo: la llamada “multitud hostil” es en realidad una docena de personas “muy preocupadas”, incluidos cuatro niños y un hombre mayor, quienes no amenazaban a los policías. Asimismo, el argumento de la defensa de que la situación estaba tan “caótica” que los policías no se dieron cuenta de que Floyd necesitaba ayuda se esfuma ante el hecho de que los propios policías le tomaron el pulso a Floyd, comprobaron que no lo tenía y siguieron brutalizándolo.

¿Murió George Floyd como resultado de la fuerza policial?

Esta cuestión fue abordada por varios profesionales médicos de gran experiencia. El Dr. Martin Tobin, neumólogo4 de renombre mundial y médico de cuidados críticos5, guió al jurado a través del vídeo, señalando todos los indicadores de que a Floyd le estaban privando de oxígeno y cómo eso lo mató. Tobin señaló que Floyd se esforzaba por liberar sus pulmones de la presión asfixiante, que luchaba por conseguir aire, que perdía gradualmente la conciencia e incluso el momento en el que falleció. Refutó la afirmación de los policías de que “Si él puede hablar, puede respirar”, señalando que una persona puede hablar hasta que esté al borde de la muerte por asfixia.

La ex jefa de la Oficina Regional de Medicina Forense de Minnesota, la patóloga forense6, Dra. Lindsey Thomas, dio un testimonio similar. Y (al igual que Tobin) también refutó punto por punto los argumentos de la defensa de que Floyd había muerto de una enfermedad cardíaca preexistente o de una sobredosis de drogas. Estos peritos señalaron que una sobredosis de opioides es una muerte “pacífica” y rápida: las víctimas se duermen, entran en coma y mueren.

El Dr. William Smock, cirujano y doctor para escenas de crímenes del departamento de policía de Louisville, Kentucky, lo expresó de esta manera: “Está respirando. Está hablando. No está roncando. Está diciendo: ‘Por favor, por favor, quítense encima de mí. Quiero respirar. No puedo respirar’. Eso no es una sobredosis de fentanilo. Ese es alguien que ruega por respirar”.

Como dijo la Dra. Thomas: “No hay pruebas que sugieran que [George Floyd] hubiera muerto esa noche si no fuera por las interacciones con las fuerzas del orden”.

El último testigo fue el Dr. Andrew Baker, médico forense en jefe del condado de Hennepin, que realizó la autopsia de Floyd. Esa autopsia calificó la muerte de Floyd como homicidio (que en términos médicos significa “muerte a manos de otro”, es decir, de la policía). Y, de una forma confusa, la autopsia declara que “la sujeción, la restricción y la compresión del cuello” mató a Floyd. Pero el informe también menciona el consumo de drogas y otros problemas de salud como “factores contribuyentes”. En su conjunto, la autopsia no dejaba en claro que la fuerza policial causara la muerte de Floyd7.

BAsics-1-24-555-es.jpg

 

Lo BAsico, de los discursos y escritos de Bob Avakian es un libro de citas y ensayos cortos que trata poderosamente las cuestiones de la revolución y la emancipación humana.

“No se puede cambiar el mundo sin conocer lo BAsico”.

Haga su pedido del libro AQUÍ.

Cuando el fiscal le hizo preguntas directas, Baker lo aclaró un poco, reafirmando que la muerte de Floyd fue un homicidio, y diciendo sin tapujos que ni la enfermedad cardíaca ni las drogas fueron “la causa directa” de la muerte de Floyd, y que la fuerza de los policías fue el desencadenante de su muerte. Pero también continuó embrollando estas cuestiones siempre que pudiera, diciendo cosas como que “la aplicación de la ley, la sujeción y la compresión del cuello eran más de lo que el Sr. Floyd podía soportar con esas condiciones cardíacas”. [énfasis agregado] Su testimonio dejó algunos resquicios que la defensa probablemente explotara cuando presente sus argumentos esta semana.

Conclusión:

Los testimonios de la semana pasada presentaron un argumento muy fuerte a favor del hecho de que las acciones de Chauvin fueron ilegales y causaron la muerte de George Floyd. Pero el testimonio de aquellos testigos que son a su vez parte del aparato de las fuerzas del orden también dejó resquicios para que la defensa atacara cuando presente sus argumentos durante esta semana. Y como se ha señalado anteriormente, la balanza en los casos de asesinato policial se inclina muy fuertemente a favor de los policías.

 

1. De unos 15.000 asesinatos por parte de la policía desde 2005, 121 policías han sido acusados de homicidio o asesinato. De éstos, condenaron a 44, a menudo por cargos menores. (New York Times, 24 de septiembre de 2020). [volver]

2. Vea “¡Ventajas para policías! en el sistema de injusticia en este Estados Unidos”. [volver]

3. El abogado de Chauvin ha tratado de sacar provecho del hecho de que en algunos momentos, la rodilla de Chauvin se movió del cuello al hombro durante unos segundos, pero esto en la práctica es un punto trivial. [volver]

4. Un médico especializado en pulmones y el sistema respiratorio. [volver]

5. Un médico de la unidad de cuidados intensivos. [volver]

6. Un patólogo forense es un médico que realiza autopsias para determinar la causa de la muerte. [volver]

7. Baker también señaló que no se encontró drogas en el estómago de Floyd, lo que socava uno de los principales argumentos de la defensa de que Floyd murió como resultado de la ingestión de una gran cantidad de drogas cuando se enfrentó a la policía. [volver]

 

New Year's Statement by Bob Avakian

 

Sea un contribuidor recurrente y haga un donativo a Revcom.us — ¡Difunda BA y la revolución en este momento sin precedentes!

Gracias en gran parte a las generosas contribuciones económicas de los lectores, acabamos de poner en marcha una importante reconstrucción de la tecnología que impulsa el sitio web revcom.us.

La implementación de esta nueva tecnología proporciona una base para que revcom.us esté al centro de solucionar un problema con mucho en juego para la humanidad en este momento. Ese problema es: Tenemos —con la dirección de Bob Avakian (BA)— la visión, la estrategia y la dirección para la revolución real que la humanidad necesita tan desesperadamente. Pero lo que no tenemos son los miles de personas ahora que puedan atraer y activar a millones en el movimiento para la revolución en este momento poco común de la historia en que una revolución real es posible.

Ahora es necesario dar un nuevo salto en la recaudación de fondos para que revcom.us utilice la nueva tecnología y amplíe urgentemente el alcance e impacto del sitio. Ello, a su vez, requiere una comunidad ampliada en constante expansión, de contribuidores económicos recurrentes. ¡Únase a esa comunidad hoy mismo comprometiéndose a contribuir cada mes a revcom.us y a luchar con otros para que también hagan lo mismo!

SEA UN CONTRIBUIDOR RECURRENTE MENSUAL