DE LOS REVCOM (REVCOM.US):

UNA DECLARACIÓN,
UN LLAMAMIENTO A QUE SE ORGANICE AHORA
PARA UNA REVOLUCIÓN REAL

Vamos a lo básico: ¡Necesitamos una revolución, y nada menos!

A toda persona que ya no soporte este mundo tal como está … que esté harta del trato a tantas personas como si fueran menos que humanos … que reconozca que la supuesta “libertad y justicia para todos” es una mentira cruel … que esté justamente enfurecido porque la injusticia y la desigualdad siguen, y siguen, y siguen, a pesar de las falsas promesas y palabras almibaradas de aquellos que están en el poder (o aquellos que aspiran a conseguirlo) … a toda persona que se angustie ante el rumbo por el cual se encaminan las cosas y el hecho de que ser joven ahora implica carecer de un futuro digno, o de plano de un futuro … a toda persona que haya soñado alguna vez con algo mucho mejor, o alguna vez se haya preguntado si eso es posible … a toda persona que anhele un mundo sin opresión, explotación, pobreza y destrucción ambiental … a toda persona con corazón para luchar por algo por lo que realmente vale la pena luchar: Tú tienes que ser parte de esta revolución.

Esta revolución no sólo es “una buena idea” — en realidad es posible.

¿Es esto de verdad? ¿Andamos en serio, y podemos cumplir? SÍ. No estamos aquí para repetir babosadas que sean “populares” o para propagar las mentiras que nos dicen constantemente los de arriba y sus portavoces en los medios y por ahí. Estamos aquí para llevar la verdad. Así que lo siguiente son algunas verdades básicas las cuales tenemos que entender y según las cuales debemos vivir.

1. El sistema bajo el cual vivimos, el sistema del capitalismo-imperialismo, destruye vidas y pulveriza espíritus. Es la fuente de un sinfín de horrores para la mayoría de las personas en Estados Unidos y todo el mundo, y cada vez más amenaza a la existencia misma de la humanidad. Las fuerzas armadas estadounidenses no están cumpliendo un “servicio honorable” — y no son una fuerza “dura y valiente” a la cual la gente debe respetar. Hacen lo mismo alrededor del mundo, a una escala masiva, que la policía hace aquí: matando cobardemente y aterrorizando a la gente al servicio de los opresores más grandes del mundo, los gobernantes de Estados Unidos. Además, son una causa importante de la destrucción del medio ambiente.

Se trata de una verdad dura pero básica: para las masas de personas, y en última instancia para la humanidad en su conjunto, no existe ningún futuro, o ningún futuro que valga la pena vivir, bajo este sistema.

Pero sí existe un camino hacia un mundo y hacia un futuro que vale la pena vivir, por el cual vale la pena luchar ahora mismo: una revoluciónuna revolución real, y no entretenerse con uno que otro ajuste que deja el sistema intacto y en el poder mientras unos pocos se benefician. Una revolución implica una fuerza de millones de personas, de muchos diferentes sectores de la sociedad y organizadas para una lucha total para derrocar este sistema y reemplazarlo por un sistema económico y político radicalmente diferente y mucho mejor, un sistema socialista, que se base en satisfacer las necesidades de la gente y en llevar adelante la lucha por un mundo comunista donde por fin se ponga fin, por todas partes, a la explotación, la opresión y la destrucción del medio ambiente que están integradas en este sistema del capitalismo-imperialismo. Cualquier cosa menos que esta revolución no lidiará para nada con la raíz de todos los problemas ni conducirá hacia la verdadera solución.

2. No siempre son posibles las revoluciones sino por lo general solamente son posibles en momentos y circunstancias poco comunes, especialmente en un país poderoso como Estados Unidos. La actualidad presenta uno de estos momentos y circunstancias poco comunes. Este sistema está metido en verdaderos problemas, se encuentra enredado en crisis y conflictos por los cuales no tiene soluciones fáciles ni duraderas. En todas partes de Estados Unidos, el funcionamiento de este sistema ha generado profundas divisiones que no se pueden resolver bajo este sistema. La sociedad está desgarrándose. Aquellos que gobiernan están trabados en un combate feroz entre sí mismos y no pueden mantener las cosas a flote de la manera en que lo han hecho en el pasado. Aunque hay muchas cosas malas relacionadas con esta situación y es posible que ésta podría llevar a algo realmente terrible, también es posible que podríamos arrancarle algo realmente positivo — una revolución, para poner fin a este sistema y hacer nacer algo mucho mejor.

Hemos visto el potencial para la revolución manifestado poderosamente en el verano de 2020 cuando millones de personas, de todas las razas y géneros, en todas partes de Estados Unidos y en todo el mundo, se alzaron hombro a hombro contra la opresión racista y el asesinato policial. Hemos visto este potencial en los brotes de rebelión de masas de mujeres, en países por todo el mundo, negándose a conformarse con el abuso y la degradación. También se revela este potencial en la profunda angustia la que expresan científicos así como millones de personas comunes, en torno a la crisis climática cada vez peor y el peligro que encierra para el futuro de la humanidad — una crisis que este sistema no puede resolver, sino que sólo puede agravar. Sin embargo, con todo esto, ahora mismo sólo un pequeño número de personas hemos reconocido la necesidad de esta revolución y estamos actuando para conseguir que se dé. Así que hay trabajo crucial que hay que hacer ahora para convencer a las personas a que entiendan la necesidad de una revolución y a que actúen para hacerla realidad — para convertir el potencial para la revolución en un movimiento poderoso y en una fuerza organizada para una revolución real.

3. Para que esta revolución se haga realidad, necesitamos dirección con el método científico, la estrategia y el programa capaces de arrojar una luz en medio de la locura y el caos que este sistema crea sin cesar y capaces de forjar un camino hacia adelante para salir de esta locura hacia el mundo radicalmente nuevo que necesitamos. Y CONTAMOS CON ESA DIRECCIÓN — EN BOB AVAKIAN (BA). BA es el arquitecto de un nuevo marco general para la liberación de todos los oprimidos y para la emancipación de toda la humanidad: el nuevo comunismo. Somos seguidores de BA. Y tú también tienes que convertirte en seguidor de BA. Nunca ha existido un líder así en Estados Unidos y no existe ningún otro líder parecido en el mundo ahora. No podemos darnos el lujo de no seguir a esta dirección si alguna vez quisiéramos lograr liberarnos y poner fin a esta locura.

4. Necesitamos cambiar urgentemente la situación en la que para nada hay suficientes personas que estén enteradas de esta revolución y participen en ella. Necesitamos que en todas partes se conozcan esta revolución y su dirección. Necesitamos retar y luchar seriamente con las personas a nuestro alrededor, y con gente por todo el país, a que hagan algo que, sí, requiere corazón de verdad y tendrá un verdadero efecto positivo: ser parte de esta revolución y seguir a esta dirección revolucionaria. Necesitamos organizar a cada vez más personas en las filas de la revolución.

Organizar a las personas en esta revolución implica difundir el mensaje de la revolución a personas de todo tipo —no solo donde haya protestas y rebeliones contra la opresión y la injusticia, sino en todas partes— difundir el mensaje de la revolución y juntar personas (en vivo y virtualmente) para bregar sobre por qué hace falta una revolución real, lo que dicha revolución supone y qué tipo de sociedad se propone. Esto ayudará a las personas que están empezando a conocer la revolución a que ellas mismas se conviertan en organizadores para esta revolución y que recluten a cada vez más personas para que hagan lo mismo. Sobre esta base, y por medio de la acción colectiva de crecientes filas de la revolución en la forma de una fuerza cada vez más poderosa, será posible atraer y organizar a las cantidades de personas necesarias, y acumular la fuerza necesaria, para estar en la posición de hacer lo que hay que hacer.

Necesitamos luchar duro con las personas para que asuman la orientación y la estrategia, los valores y los objetivos, para esta revolución y para que se dediquen a trabajar por esta revolución, a la vez que unamos a crecientes cantidades de personas para luchar contra los abusos, la brutalidad y la destrucción perpetrados por este sistema, y por medio de todo eso conseguir que miles y luego millones de personas estén preparadas y fortalecidas para deshacerse de este sistema que causa tanto infierno para la gente. Tenemos que esgrimir esta creciente fuerza revolucionaria para hacer frente a este sistema y sus ejecutores asesinos y para cambiar todo el “terreno” (la situación política, social y cultural y la “atmósfera”) en toda la sociedad, para debilitar el control que este sistema tiene sobre la gente, conseguir que más gente deje de hacer cosas que fortalezcan y den legitimidad a este sistema, y crear las mejores condiciones posibles para que esta revolución triunfe.

Para volver a lo básico: necesitamos una revolución — una revolución real. No podemos darnos el lujo de desperdiciar estos momentos y circunstancias poco comunes que podrían madurarse en una verdadera oportunidad para hacer una revolución. No podemos darnos el lujo de desperdiciar la dirección poco común y valiosa que tenemos para esta revolución. Tenemos que poner manos a la obra, construir el movimiento y las fuerzas organizadas para la revolución en todo Estados Unidos, y trabajar juntos incansablemente para esta revolución, para hacer preparativos enérgicos para la situación en la que sea posible hacer caer este sistema y hacer nacer algo mucho mejor.

Para obtener más de las herramientas y del conocimiento que necesitas para ser parte de esta revolución, y para poner manos a la obra para impulsar esta revolución, conéctate con aquellos que ya están en representación de esta revolución en este momento, conviértete en parte de los Clubs Revolución en todo el país, visita nuestro sitio web revcom.us con regularidad y ve El Show RNL — ¡Revolución, y Nada Menos! todas las semanas en inglés.

El Show RNL— ¡Revolución, y Nada Menos!
Twitter/Facebook/Instagram: @TheRevcoms    |    www.revcom.us

Para explorar esto más a fondo, también hay una versión larga de esta declaración, que puedes obtener directamente a las personas las que están en representación de esta revolución que están en los vecindarios y en otros lugares, y puedes visitar revcom.us.

Si quieres conocer más sobre esto, ahora mismo, sigue leyendo: aquí van más conocimientos sobre estas verdades básicas. >>

Descargue las versiones del folleto (pdf)

Versión básica
Versión extendida

 

UNA DECLARACIÓN, UN LLAMAMIENTO A QUE SE ORGANICE AHORA PARA UNA REVOLUCIÓN REAL

 

Sea un contribuidor recurrente y haga un donativo a Revcom.us — ¡Difunda BA y la revolución en este momento sin precedentes!

Gracias en gran parte a las generosas contribuciones económicas de los lectores, acabamos de poner en marcha una importante reconstrucción de la tecnología que impulsa el sitio web revcom.us.

La implementación de esta nueva tecnología proporciona una base para que revcom.us esté al centro de solucionar un problema con mucho en juego para la humanidad en este momento. Ese problema es: Tenemos —con la dirección de Bob Avakian (BA)— la visión, la estrategia y la dirección para la revolución real que la humanidad necesita tan desesperadamente. Pero lo que no tenemos son los miles de personas ahora que puedan atraer y activar a millones en el movimiento para la revolución en este momento poco común de la historia en que una revolución real es posible.

Ahora es necesario dar un nuevo salto en la recaudación de fondos para que revcom.us utilice la nueva tecnología y amplíe urgentemente el alcance e impacto del sitio. Ello, a su vez, requiere una comunidad ampliada en constante expansión, de contribuidores económicos recurrentes. ¡Únase a esa comunidad hoy mismo comprometiéndose a contribuir cada mes a revcom.us y a luchar con otros para que también hagan lo mismo!

SEA UN CONTRIBUIDOR RECURRENTE MENSUAL