Pasar al contenido principal

Sobre Oppenheimer y la decisión de Estados Unidos de soltar la bomba atómica

Algunos puntos relevantes de contexto y análisis históricos

La nueva película del galardonado cineasta Christopher Nolan, Oppenheimer, se estrenará en los cines el 21 de julio. La película es una dramatización de la vida de Robert Oppenheimer, un físico teórico que en 1942 fue el principal científico a cargo de desarrollar la bomba atómica como parte del Proyecto Manhattan del gobierno de Estados Unidos.

El Proyecto Manhattan desarrolló y produjo dos bombas nucleares, cuyos nombres en clave eran Little Boy y Fat Man [Muchacho Pequeño y Hombre Gordo]. Estados Unidos lanzó la primera bomba atómica sobre Hiroshima, Japón el 6 de agosto de 1945, y la segunda sobre Nagasaki, Japón el 9 de agosto de 1945. Esto ocurrió al final de la Segunda Guerra Mundial cuando los imperialistas estadounidenses estaban a punto de derrotar a los imperialistas japoneses en la guerra en Asia y el Pacífico.

Las estimaciones del número de personas que murieron inmediatamente en estos bombardeos varían de 110.000 a 210.0001, y los efectos en muchas más durarían décadas: muchos de los sobrevivientes enfrentarían leucemia, cáncer u otros efectos secundarios terribles de la radiación. Constituyó un crimen sin precedentes contra la humanidad.

mushroom cloud over Hiroshima

 

El hongo nuclear sobre Hiroshima.   

Muchas personas verán esta película sobre Oppenheimer, y seguramente habrá mucha discusión y controversia. Revcom.us publicará más sobre la película y su impacto después de su estreno el 21 de julio. Esta película podría ser un fenómeno cultural, especialmente en un momento en que ha aumentado la posibilidad de una guerra nuclear, e instamos a nuestros lectores a verla cuando salga y entren activamente en el debate y la discusión sobre la película. Vean, Carta de los Revcom de Nueva York.

Dado el tema de la película, aquí hay algunos puntos básicos sobre el lanzamiento de las bombas por parte de Estados Unidos:

1. La incineración nuclear de Hiroshima y Nagasaki se entiende mejor no como el final de la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico, sino la apertura de la Guerra Fría2 entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Estados Unidos soltó las armas atómicas como una “declaración”, como advertencia y amenaza, dirigida a la entonces socialista Unión Soviética, un acto que el historiador Gar Alperovitz ha llamado “diplomacia atómica”3.

Además fue un mensaje para el resto del mundo. Estados Unidos había salido de la Segunda Guerra Mundial como el principal gánster imperialista, y Estados Unidos le estaba diciendo al mundo “no se metan con nosotros”, ya ven lo que les espera.

La evidencia muestra que los japoneses ya habían indicado a través de los canales diplomáticos su disposición a rendirse. Hubo poco valor militar directo en destruir Hiroshima y Nagasaki, dos objetivos en gran parte civiles; y los expertos militares de Estados Unidos estudiaron meticulosa, y obscenamente, los espantosos patrones y efectos de la destrucción inmediata para su aplicación en el futuro. Este es un crimen contra la humanidad a gran escala, indeciblemente cruel y de alta tecnología... para el cual ningún gobierno ni presidente de Estados Unidos, demócrata o republicano, se ha disculpado.

2. Parece que Oppenheimer no se había arrepentido de los bombardeos. Pero estaba particularmente preocupado por el desarrollo inminente de la bomba de hidrógeno aún más poderosa y destructiva y el amenazante peligro de un holocausto nuclear. Por esto, junto con sus simpatías progresistas y su “culpa por asociación” con aquellos que se llamaron a sí mismos comunistas, fue perseguido durante el periodo del macartismo4, especialmente cuando la administración Truman lanzó sus agresivas políticas y programas contrarrevolucionarios de “contención” dirigidos contra la Unión Soviética y las luchas radicales y revolucionarias.

3. Los científicos que trabajaron en el Proyecto Manhattan respaldaron en gran medida una causa de derrotar a Hitler y lo que vieron como una “amenaza nazi-fascista para la civilización humana”. Pero como señaló uno de los académicos entrevistados para el documental de MSNBC que acompaña a la película, terminaron desarrollando la tecnología y el arma que podrían destruir la civilización, y las pusieron en las manos del gobierno de Estados Unidos. Contra lo que podría describirse como sus “mejores intenciones”, eran herramientas de los imperativos y los objetivos estratégicos del imperialismo estadounidense y el avance del imperio estadounidense — en particular, el objetivo imperialista de Estados Unidos de forjar un “siglo estadounidense” hegemónico, en el que Estados Unidos sería una potencia mundial incomparable — política, militar y económicamente.

LoBasico 1-3 Spanish

 

4. La línea dominante de los radicales y progresistas, incluida y especialmente la posición del Partido Comunista revisionista5 de Estados Unidos, era que la Segunda Guerra Mundial era, en su aspecto definitorio y principal, una guerra antifascista, confrontando la democracia y el fascismo. Y dirigieron a las personas bajo su influencia a respaldar incuestionablemente a los gobernantes estadounidenses.

Pero la característica definitoria y el aspecto principal de la Segunda Guerra Mundial era que era una guerra interimperialista entre dos bloques de grandes potencias imperialistas (Alemania, Japón, Italia, por un lado; Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, por el otro) que luchaban por la dominación global y por el control sobre colonias y neocolonias en África, Asia, Medio Oriente y América Latina. Durante la Segunda Guerra Mundial, la Unión Soviética, el primer y único estado socialista del mundo en ese momento, libraba una guerra justa por su defensa y supervivencia (aunque en gran parte como una guerra “patriótica”) contra el imperialismo alemán.

Bob Avakian ha analizado este período en varios escritos (ver, por ejemplo: Avanzar el movimiento revolucionario mundial: Cuestiones de orientación estratégica, 1984); y se analiza la naturaleza de la Segunda Guerra Mundial en el Capítulo 2 de America in Decline (1984) de Raymond Lotta.

5. En el laboratorio secreto en Los Alamos, Nuevo México (sitio del Proyecto Manhattan), el agrupamiento, cooperación y esprit de corps de los físicos, la provisión de financiamiento y tecnología masivos y el “liderazgo” de Oppenheimer y el teniente general Leslie Richard Groves, un oficial del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos que dirigió el Proyecto Manhattan — todo esto contribuyó al enorme y rápido desarrollo de esta arma monstruosa, un arma en el servicio del imperio estadounidense, un arma que llegaría a representar una amenaza existencial para la humanidad. Estos científicos se desconectaron de las implicaciones políticas y morales. Algunos de los involucrados expresaron grandes arrepentimientos después, algunos se involucraron en los esfuerzos de paz de la posguerra, y algunos de ellos padecieron el acoso del macartismo.

****

Instamos a nuestros lectores no solo a ver Oppenheimer, sino que también escribirnos y compartir con nosotros sus discusiones y debates con las personas, incluso mientras salgan del teatro.

_______________

NOTAS:

1. Bulletin of Atomic Scientists, 4 de Agosto de 2020 [volver]

2. Con el final de la Segunda Guerra Mundial, los imperialistas estadounidenses vieron a la Unión Soviética socialista como el principal obstáculo para el “siglo estadounidense”. Estados Unidos llevó a cabo políticas y medidas y fortaleció regímenes y alianzas para presionar, aislar y amenazar a la Unión Soviética (y también a China después de la victoria de su revolución en 1949). La Unión Soviética respondió de varias maneras. No se libró una guerra “caliente” militar directa entre Estados Unidos y la Unión Soviética, sino una “guerra fría” entre Estados Unidos y sus aliados, por un lado, y la Unión Soviética y sus aliados, por el otro, la que implicó lucha ideológica, acumulación de armas, incluidos arsenales nucleares, posicionamiento global y tensiones geopolíticas. A mediados de la década de 1950, se restauró el capitalismo en la Unión Soviética, a pesar de que la Unión Soviética seguía llamándose “socialista”; y la Guerra Fría ahora tuvo lugar entre estas dos grandes potencias imperialistas y sus aliados, con el peligro de una guerra nuclear entre ellos siempre presente. En 1991, la Unión Soviética colapsó y la Guerra Fría llegó a su fin. [volver]

3. Gar Alperovitz, The Decision to Use the Atomic Bomb (1996) [volver]

4. Las audiencias de McCarthy de la década de 1950 (llamadas así por el rabioso senador anticomunista, Joseph McCarthy) las convocó el Congreso para “investigar” a figuras destacadas de la industria del entretenimiento, la cultura, la política, el gobierno y otros ámbitos. Se les exigió que declararan si “alguna vez habían sido miembros del Partido Comunista” y que delataran a amigos y socios. Si no cooperaban, los que comparecían ante las audiencias se enfrentaban a cargos penales y a la “lista negra” (impedidos de mantener un trabajo). [volver]

5. Revisionismo: ideas y programas que afirman ser en nombre del comunismo o el socialismo pero que en realidad sacan o revisan el corazón revolucionario del comunismo y mantienen las cosas dentro del marco y los límites de las relaciones capitalistas y el dominio político capitalista. [volver]

DONATIVOS para revcom.us. 
DONATIVOS para la revolución.

Del genocidio en Gaza, a la creciente amenaza de una guerra mundial entre potencias nucleares, a la creciente devastación ambiental…, el sistema capitalista-imperialista que nos gobierna es un horror para miles de millones de personas por todo el mundo y está desgarrando el tejido de la vida sobre la Tierra. Ahora, la batalla total al interior de la clase dominante estadounidense, entre republicanos fascistas y demócratas criminales de guerra, está llegando a un desenlace —probablemente durante, o antes de, las venideras elecciones—, desgarrando a la sociedad como nunca antes había ocurrido desde la Guerra Civil.

Bob Avakian (BA), líder revolucionario y autor del nuevo comunismo, ha desarrollado una estrategia para hacer los preparativos para la revolución y para hacerla. Ha analizado científicamente que el presente es un momento poco común en el que una revolución real se ha vuelto más posible, y ha expuesto la visión panorámica, la base sólida y el plano concreto para “lo que sigue” en la Constitución para la Nueva República Socialista en América del Norte.

El sitio web revcom.us sigue y aplica esa dirección y es esencial para todo esto. Posteamos nuevos materiales de BA y seleccionamos el conjunto de su obra. Aplicamos la ciencia que él ha desarrollado para analizar y poner al descubierto cada acontecimiento clave en la sociedad, cada semana. Revcom.us postea la dirección oportuna de BA para los revcom (comunistas revolucionarios), incluidos sus despachos en las redes sociales que desglosan esto para la gente cada semana y a veces con más frecuencia. Actuamos como un eje que guía y conecta para el creciente movimiento revcom a nivel nacional: no sólo muestra lo que se está haciendo, sino aborda lo que está bien y lo que está mal y aprende rápidamente — y recluta gente nueva para lo que tiene que ser una fuerza en rápido crecimiento.

Digámoslo así: ¡no habrá revolución a menos que este sitio web no sólo “siga en marcha” sino que pase a alturas completamente nuevas!

Así que, ¿qué deberíamos dar para que 2024 sea nuestro año — un año de revolución?
¡Todo lo que puedas!
¡HAZ DONATIVOS AHORA a revcom.us y conéctate con BA y los revcom!

Tus donativos contribuyen a:

  • Promover a BA en las redes sociales y Las Entrevistas con Bob Avakian en El Show RNL — ¡Revolución, Nada Menos!
  • Fortalecer revcom.us como un sitio web accesible, seguro y robusto, capaz de ponerse a las alturas de las demandas extraordinarias de navegar en las tormentas y prepararse para la revolución en este año crucial sin precedentes.
  • Costear el trabajo para que los revolucionarios viajen a “puntos candentes” nacionales, donde contradicciones extremas están desgarrando el tejido de este país y creando la posibilidad de arrancar una revolución real a esta situación que se intensifica.
  • Ampliar el alcance y la cobertura de revcom.us
  • Imprimir y distribuir materiales clave de Revcom, incluida la Declaración y la Proclama.