Actualizado el 26/10/2022:

En “espera” la huelga de presos en Alabama, continúa la lucha contra condiciones tipo campo de muerte

Loved ones and supporters of Alabama prisoner's strike rally at Alabama State House.

 

Seres queridos y seguidores de los presos en huelga en Alabama protestan frente al capitolio de Alabama, 14 de octubre.     Foto: screengrab

La huelga de prisioneros en todo el sistema penitenciario de Alabama está “en espera” luego de una manifestación el 14 de octubre por unas 200 personas frente al Capitolio del Estado de Alabama que respalda sus demandas. Esto se produjo después de tres semanas en las que los prisioneros se negaron a trabajar y se mantuvieron en unidad mientras se alimentaban con solo dos pequeños paquetes fríos de “comidas” al día; y fueron privados de atención médica, ropa limpia y acceso a las tiendas penitenciarias para productos nutricionales, de higiene y médicos esenciales. Los seres queridos de hombres y mujeres encarcelados informaron que los carceleros no les estaban entregando los paquetes a los presos y no pueden comunicarse con los prisioneros para verificar su salud y seguridad, y en al menos un caso, pusieron en segregación a un activista preso como castigo por su papel en la huelga.

Diyawn Caldwell, presidenta de Ambos Lados del Muro, cuyo esposo está detenido en Alabama, le dijo a revcom.us: “La huelga no ha terminado, se ha puesto en espera para permitir al gobernador, los legisladores y el Departamento de Correcciones de Alabama (ADOC) la oportunidad de abordar y satisfacer nuestras quejas y demandas. No obstante, si no nos dan la oportunidad de sentarnos con ellos y hacer un esfuerzo colectivo para abordar y tomar algunas acciones concretas para resolver el pliego de demandas, pues los hombres/mujeres en el sistema del ADOC reanudarán la huelga en un momento no revelado”.

* * *

Loved ones and supporters of Alabama prisoner's strike rally at Alabama State House.

 

Seres queridos y seguidores de los presos en huelga en Alabama se reúnen frente al capitolio estatal de Alabama, 14 de octubre.     Foto: Screengrab

Miles de presos a lo largo del estado de Alabama comenzaron la huelga el 26 de septiembre con la exigencia de que “el Departamento de Justicia de Estados Unidos intervenga y que ponga un alto inmediato a la negación sistemática por parte del estado de Alabama a nuestra dignidad y derechos humanos”. Ante la represión de las autoridades y las formas en que el sistema penitenciario (y este sistema capitalista-imperialista en general) opone a las personas unas contra otras, los presos se unieron para exigir un fin a “las leyes sobre condenas obligatorias que llevaron al hacinamiento, numerosas muertes, lesiones físicas graves así como angustia mental para los individuos encarcelados”.

Como hemos informado, las cárceles de Alabama son campos de muerte aplasta-cuerpos y almas, cuyo objetivo es muy desproporcionadamente las personas negras. Los prisioneros están apiñados en cárceles construidas para contener la mitad de las personas que contienen. La comida, el aire y las condiciones de vida no son aptos para la supervivencia humana. Tan sólo en los 30 días del 15 de junio al 15 de julio de este año, por ejemplo, murieron 11 hombres encarcelados en el centro correccional de Donaldson, cerca de Bessemer, Alabama. La mayoría de estas muertes afectaron a hombres más jóvenes que, según sus familiares, no padecían condiciones de salud preexistentes aparte de las lesiones sufridas durante los asaltos en la prisión.

El Montgomery Advertiser informa que un dictamen del Departamento de Justicia de Estados Unidos concluyó que “los usos de la fuerza ocurren con tanta regularidad en las cárceles de Alabama que parece que algunos oficiales están acostumbrados a ese nivel de violencia y lo consideran como algo normal. En resumen, en las prisiones de Alabama, es común el trato cruel a los presos por parte del personal y las técnicas de desescalar se ignoran regularmente”.

Mientras que el 27% de las personas en Alabama son negras, las personas negras representan el 56% de aquellos que están en la prisión, y el 75% de las personas que cumplen una condena perpetua sin derecho a libertad condicional bajo la ley de “tres strikes” de Alabama son negros (vea Mass Incarceration and Unconstitutional Prisons).

Una demanda clave de los prisioneros, sus seres queridos y sus partidarios es un sistema de libertad condicional legítimo. La Junta de Indultos y Libertad Condicional de Alabama (BOPP) recibió 4.232 solicitudes de libertad condicional en el año que finaliza el 30 de septiembre de 2021. Si hubiera seguido sus propias pautas, 3.216 presos habrían sido liberados bajo libertad condicional. Pero la BOPP no está obligada a seguir ni siquiera sus propias pautas. Dejó salir a tan sólo 648 presos. Diyawn Caldwell le dijo a revcom.us que esto crea una situación en la que la percepción entre los presos es que “más personas salen en bolsas para cadáveres que en libertad condicional”.

Loved ones and supporters of Alabama prisoner's strike rally at Alabama State House.

 

Seres queridos y seguidores de los presos en huelga en Alabama se reúnen frente al capitolio del Estado de Alabama, 14 de octubre.     Foto: Screengrab 

Tenemos que estar atentos para asegurarnos de que no haya represalias contra los presos que ejercen su derecho de no trabajar. Diyawn Caldwell enfatizó a revcom.us que: “No hay nada en su papeleo de condena, ni hay nada contractual que dice que se requiere que trabajen”. Por lo tanto, la carga no corresponde a los ciudadanos encarcelados de encargarse de las operaciones diarias de las cárceles, la carga corresponde al estado de Alabama, al gobernador, al comisionado y el ADOC para garantizar que las operaciones diarias se realicen según las pautas, directrices, políticas y procedimientos, mientras acatan los derechos constitucionales de los ciudadanos encarcelados”.

Caldwell agregó: “Continuaremos con nuestros esfuerzos para atraer la atención por medio de las próximas manifestaciones, protestas, asambleas populares y paneles de preguntas y respuestas en el exterior, mientras que los hombres y mujeres permiten que el ADOC trate a nuestros ciudadanos mayores y médicamente encarcelados con el cuidado que necesitan y obtengan el alimento apropiado”.

Los heroicos sacrificios de parte de los presos y la forma en que se enfrentan a la necesidad de transformar su perspectiva señalan la importancia y el peso de una declaración de Bob Avakian (BA), el líder de la revolución. Esa declaración se encuentra en el libro Lo BAsico, el manual para la revolución (que está disponible en línea, incluida una descarga gratuita para teléfonos Android de la edición del libro en inglés). Es de aplicación especial en este momento, y capta mucho sobre la revolución emancipadora que Bob Avakian está liderando y sobre el tipo de líder que es.

Un llamado a quienes el sistema ha desechado

Aquí hablo no solo a los presos sino a todos aquellos que viven su vida al filo de la desesperación, ya sea que hallen trabajo o no; a los que no tienen trabajo ni techo; a los que el sistema y sus capataces tratan ni más ni menos que basura humana.

Eleven la vista por encima de la humillación y la locura, la mugre y la desmoralización, por encima de la batalla individual por sobrevivir y “ser alguien” según la definición de los imperialistas — de los criminales más espantosos, más monstruosos de lo que jamás haya inventado la mitología o haya encerrado ninguna cárcel. Sean parte de los salvadores humanos de la humanidad: los sepultureros de este sistema y los portadores de la futura sociedad comunista.

No digo esto por hablar ni por querer dármelas de poeta: para conquistar todo esto hay grandes tareas que cumplir, grandes luchas que realizar y grandes sacrificios que hacer. Pero hay un mundo que salvar —y que ganar— y en ese proceso aquellos que este sistema ha dicho que no valen nada, pueden importar muchísimo. Representan una gran fuerza de reserva que se debe convertir en una fuerza activa para la revolución proletaria.

Bob Avakian, Lo BAsico 3:16

¡TU APOYO ECONÓMICO IMPORTA MUCHÍSIMO!

¿Harías un donativo generoso a algo que podría importar muchísimo: una campaña de recaudación de fondos para poner la revolución real en el mapa a una escala no vista en décadas, o quizá nunca, en la historia de Estados Unidos?

La crisis climática existencial... la amenaza de una guerra nuclear... el asesinato policial... violaciones y brutalidad contra las mujeres... la horrorosa crisis de los refugiados... este sistema no ofrece buenas respuestas para estas crisis. En una entrevista en El Show RNL — ¡Revolución, y Nada Menos!, Bob Avakian (BA) dice “Ya no podemos darnos el lujo de permitir que estos imperialistas dominen al mundo y determinen el destino de la humanidad. Hay que derrocarlos cuanto antes.

HAGA UN DONATIVO GENEROSO AHORA

Como parte de esta campaña de recaudación de fondos, su donativo ayudará a satisfacer las necesidades continuas de producción de este sitio web, revcom.us. Este sitio web ofrece un análisis único de importantes acontecimientos y tendencias. Es el lugar al que acudir para descubrir por qué se necesita urgentemente una revolución real; por qué es posible esa revolución — especialmente en estos momentos; los objetivos de esta revolución; y cómo participar en los preparativos para ella. Aquí encontrarás importantes obras de Bob Avakian.

Su donativo también dará un impulso inmediato a promover ampliamente en la sociedad las Entrevistas con Bob Avakian “cambiadoras del terreno del juego” en el El Show RNL — ¡Revolución, y Nada Menos! Y también expandirá la producción y promoción de El Show RNL — ¡Revolución, y Nada Menos!, la voz nacional de los Revcom en YouTube.

Además, su donativo apoyará al grupo de líderes revolucionarios templados y a una cohorte de jóvenes revolucionarios comprometidos que se han concentrado en Los Ángeles para desarrollar un modelo de poner la revolución en el mapa que pueda reproducirse y extenderse a nivel nacional.